You are on page 1of 8

MODIFICACIONES AL RECURSO DE CASACIÓN INTRODUCIDAS POR LA LEY Nº 29364 La referida ley, publicada 28 de mayo de 2009, reformuló el recurso de casación

a través de la modificación de los artículos 384, 386, 387, 388, 391, 392, 393, 394, 396, 400, 401, 403 y 511 del Código Procesal Civil, y la incorporación al mismo del artículo 392-A. Las siguientes son las principales modificaciones: 1. Fines de la casación.

El artículo 384 derogado establecía como fines de la casación los siguientes: La correcta aplicación e interpretación del derecho objetivo (lo que se conoce como función “nomofiláctica”), y La unificación de la jurisprudencia nacional por la Corte Suprema de Justicia (lo que se conoce como función uniformadora). En los casos previstos en la Ley General de Arbitraje, el recurso de casación tiene por finalidad la revisión de las resoluciones de las Cortes Superiores, para una correcta aplicación de las causales de anulación del laudo arbitral y de las causales de reconocimiento y ejecución de laudos extranjeros (este texto, introducido por la Ley General de Arbitraje, se ha eliminado).

-

-

Ahora, con la modificación, se establecen como fines de la casación: La adecuada aplicación del derecho objetivo al caso concreto (lo que se conoce como función “dikelógica”), y La uniformidad de la jurisprudencia nacional por la Corte Suprema de Justicia.

-

Como es de verse, mediante la modificación del artículo 384, se consagra de “lege data” la denominada función “dikelógica”, es decir, la búsqueda de la justicia en el caso

2 concreto. Ahora. en tanto que el órgano casatorio únicamente puede conocer el derecho. lo que. revisar el material probatorio. Esta modificación sobre las nuevas finalidades del recurso (vale la pena señalar que no es buena técnica legislativa definir ni las instituciones ni los fines de éstas. inspirado en la finalidad esencial de la casación. en efecto. se señala expresamente que el recurso persigue un objetivo jurisdiccional. se desnaturaliza para reorientarse hacia una función “dikelógica” (búsqueda de la justicia en el caso concreto). en sustancia. lo que realiza a partir de los hechos dados por probados y no probados por las instancias inferiores (esto es así aún en . a la Jurisprudencia). Esta tesitura importa una modificación sustancial al espíritu de la casación. pues al referirse a la adecuada aplicación del derecho objetivo al caso concreto. el texto actual establece como finalidad del mismo la correcta aplicación del derecho al caso concreto. que son las dos finalidades clásicas (y primordiales) del recurso de casación. la diferencia entre instancias de mérito y la casación radica en que el órgano jurisdiccional que conoce como instancia de mérito está autorizado para conocer los hechos y el derecho. Como es sabido. Esto pone en evidencia la ventaja que tenía la norma derogada frente a la actual. que es lo que se conoce como función “nomofilática”) y a la función uniformadora de la jurisprudencia. que consiste en el control de la legalidad objetiva y defensa de la ley (función “nomofiláctica”). y es el verdadero fin y razón de ser del recurso de casación. El texto anterior. dejando de lado en la ley positiva las finalidades anteriormente previstas (que entonces quedan reservadas a la Doctrina y. porque a la larga esto impide el desarrollo doctrinario y jurisprudencial de las mismas) ha ampliado la perspectiva de los fines del recurso. hacía referencia a la función de defensa de la ley (su correcta aplicación o interpretación. sólo puede corregir errores de derecho -de iure-. lo que implicará la relativización de las formalidades y tecnicismos en el análisis de la procedencia y el fondo del recurso. inclusive. ya que. para lo cual además será necesario analizar los hechos y quizá. esto es. porque el control de la legalidad que preconizaba la anterior está por encima de cualesquiera intereses particulares. por lo que la defensa de la ley ya no es un fin en sí mismo sino que está condicionada a la justicia en el caso concreto (función “dikelógica”). no lo distinguiría de una tercera instancia. la función contralora de la casación. quizá. a fin de resolver en justicia el conflicto individualizado. cuyo objetivo es jurisdiccional.

Resoluciones contra las que procede el Recurso de Casación El artículo 385. los tipos de resolución contra los que se puede presentar el recurso. Finalmente. más . respecto a la supresión de la referencia a los laudos arbitrales. se interpone el recurso de casación contra las sentencias y los autos expedidos por las Salas Superiores que. sino sólo como instancia). 2. concordante con las circunstancias o condiciones del caso. Las resoluciones que la ley señale. La nueva orientación se hace patente en la modificación de la terminología empleada en cuanto al adjetivo “adecuada” en lugar de “correcta” aplicación del derecho objetivo. que indicaba las resoluciones contra las que procedía el recurso de casación. Se ha sustituido la expresión “en revisión” por la de “órganos de segundo grado”. para denotar que deben de haberse agotado previamente dos instancias de mérito (para que se cumpla con la garantía constitucional de la “pluralidad de la instancia” –artículo 139. por cuanto el primero importa una aplicación de la ley más flexible (“adecuar” es sinónimo de “acomodar o ajustar” una cosa a otra”). forman parte de los requisitos de admisibilidad del nuevo artículo 387.en sede de instancia. se busca unificar los fines de la casación para todo tipo de procesos.3 los casos en que -revocando la resolución recurrida. De acuerdo al primer inciso del artículo 387 actual. expedidas en revisión por las Cortes Autos que pongan fin al proceso expedidos en revisión por las Cortes Superiores. porque tampoco en estos casos actúa como instancia de mérito. La norma derogada establecía que las resoluciones contra las que procedía este recurso eran las siguientes: Sentencias Superiores. ha sido derogado. ponen fin al proceso.6 de la Constitucióno. en tanto que el adjetivo “correcta” es inelástico por definición. Con la modificación. como órganos de segundo grado.

como una causal de género con relación a aquellas especies. Hay que recordar que el recurso de casación fue concebido en el Perú como un medio destinado a corregir errores in iudicando (cuando la afectación se produce sobre la norma objeto de la decisión. afectando el derecho al debido proceso y a la tutela jurisdiccional efectiva).4 precisamente. o la infracción de las formas esenciales para la eficacia y validez de los actos procesales. o Apartamiento inmotivado del precedente judicial. respecto de la norma derogada que enunciaba tres causales específicas. Causales El artículo 386 ha sido objeto de una modificación de mayor importancia. Bajo esta concepción. 3. lo que no excluye la posibilidad que se presenten situaciones de . Contravención de las normas que garantizan el derecho a un debido proceso. ahora se encuentran - Con la reforma. X del Título Preliminar del Código Procesal Civil). el texto anterior establecía que las causales para interponer el recurso de casación eran las siguientes: Aplicación indebida o interpretación errónea de una norma de derecho material. las causales establecidas de esta manera: - Infracción normativa que incida directamente sobre la decisión contenida en la resolución impugnada. Inaplicación de norma de derecho material o de la doctrina jurisprudencial. sea ésta sustantiva o procesal) y errores in procedendo (cuando el error se produce respecto al procedimiento con el que se adoptó la decisión. con el principio de la “doble instancia”. Por “Infracción normativa” debe entenderse.que consagra el artículo. Aplicación indebida del control difuso. así como la doctrina jurisprudencial.

abreviado. al haberse sustituido las causales específicas del art. bloqueaba irracionalmente el acceso a la Corte Suprema como producto de una disquisición que sólo debía pertenecer al plano teórico. que pudo haberse reducido con estas modificaciones cualitativas. inicialmente. como el principio de doble conformidad (o “doble conforme”. Sin embargo.5 “infracción normativa” que antes no estaban reguladas y que son pasibles de ser recurridas. de ejecución-. entre los cuales estaba. por lo que al no haberse acogido esta propuesta. al haberse reemplazado su finalidad “nomofiláctica” (consagrada anteriormente en la norma positiva) por la “dikelógica”. de conocimiento. La idea de la reforma en este aspecto fue erradicar la interpretación formalista que. el texto definitivo de la ley vigente desnaturalizó la reforma y los objetivos de ésta. así. por un lado. se basó en un proyecto que incluía “filtros” para limitar el uso indiscriminado del recurso. persiste el problema cuantitativo. que son intrascendentes para efectos del fallo. sobre todo teniendo en cuenta la novedad introducida ahora por artículo 392-A (una suerte de certiorari). con esta “reforma” (en peor) tenderán a incrementarse por la “flexibilización” del mismo en la ley actual. En suma. Aquí hay que mencionar que esta modificación. es difícil imaginar casos que escapen. Por otro lado. conceder el recurso aún en casos en que no se cumplieran todos los requisitos de procedibilidad. así como también se desecharon las modificaciones que se habían propuesto para restringir su uso en función al tipo de proceso –sumarísimo. fundamentalmente. en muchos casos. conforme al cual la Sala Suprema puede elegir de modo excepcional el proceso que encaje en la finalidad de la casación y. es acertado exigir que se demuestre. a las causales específicas que se antes se preveían. en cuyo caso la última no es recurrible). recursos que. 386 por la denominada “infracción normativa”. causal genérica que dará lugar a todo tipo de . además de la “infracción normativa”. Ambos controles (que constituían reformas fundamentales del recurso) se dejaron de lado en la ley aprobada. por así llamarlas. atacar la proliferación indiscriminada del recurso como medio de dilatar el resultado final del proceso. que importa que las decisiones de primera y segunda instancia coincidan en su sentido. el efecto o incidencia que ésta tuvo en el resultado. y que la interposición del recurso no suspenda la ejecución de la resolución impugnada (en aras del plazo razonable y a efectos de evitar el uso abusivo de este recurso como un medio de dilatar el proceso). y por otro. en la práctica. en estricto. dado que hay “infracciones”.

con lo cual. . aún cuando el recurrente deba relacionar tal infracción normativa con la decisión contenida en ella. es decir la pretensión impugnativa (y no “impugnatoria”. en cuanto a las normas procesales infringidas. bastará ahora con invocar que la sentencia o resolución que ponga fin al proceso infringe una determinada norma. También hay que señalar que el texto modificado del artículo 388 establece que el pedido casatorio. El primero procede ante una infracción al debido proceso y/o a la tutela jurisdiccional efectiva en el procedimiento. Con esta reforma en peor se ha ampliado de modo significativo el número de resoluciones que podrán ser impugnadas mediante el recurso (cuya naturaleza extraordinaria se relativiza más). se decreta la nulidad de lo actuado y se reenvía el proceso al órgano que cometió el vicio. se entiende que es anulatorio el principal y subordinado el revocatorio. de modo abierto y general. éstas debieran ser las que garanticen el derecho al debido proceso. o las que contemplaran alguna formalidad esencial para la validez de los actos procesales. En cambio.6 abusos. El segundo procede ante una infracción a normas materiales o procesales que hayan sido objeto de la decisión. conforme al artículo 388. antes se exigía que. De este modo. por cuanto. de ser fundado. actualmente el recurso de casación procede ante cualquier infracción normativa. la infracción normativa puede estar referida tanto a normas de derecho material como de derecho procesal. sobre todo al haberse dejado de lado los “filtros” que se propusieron como parte importantísima de la reforma del recurso. para que proceda. la cual es subsanada por la propia Corte Suprema (de acuerdo al texto actual del artículo 396). existe el riesgo de que deje de constituir un recurso extraordinario para convertirse en una instancia más. señalando cómo incide directamente en el pronunciamiento. sigue siendo anulatorio o revocatorio. ante el cual. En el nuevo texto del artículo 386. a los que nos hemos referido en el párrafo anterior.Si la pretensión impugnativa contiene ambos pedidos. que no es palabra castellana). dado que la finalidad de la casación se centra ahora en la adecuada aplicación del derecho objetivo al caso concreto.

Por otro lado se señala que la vinculación de los órganos jurisdiccionales con el precedente judicial establecido según el nuevo mecanismo del actual artículo 400 puede ser descartada en la medida que su apartamiento se motive. simplemente letra muerta. que reemplaza al de los “plenos jurisdiccionales” que establecía la norma derogada y que nunca se realizaron. Sin embargo. no se describa adecuadamente la causal Cuando casatoria. 400. Procedencia del recurso de casación El nuevo artículo 388 establece los requisitos de procedencia del recurso de casación. imponiéndosele como única condición que considere que con la tramitación del recurso se cumplirá con alguna de las . conforme al artículo 392: Cuando el impugnante dejó consentir la resolución de primera instancia que le fue adversa y que es confirmada por el superior. en caso de emplear esta facultad extraordinaria. se pondrá en práctica o terminará siendo. el artículo 392-A establece que aunque la resolución impugnada no cumpliera con algún requisito previsto en el artículo 388. por el contrario. - Cuando no se demuestre que la infracción normativa tuvo incidencia directa en la decisión. y Si no se indica si el pedido casatorio es anulatorio o revocatorio. de acuerdo con el nuevo texto del art. lo que de cierta manera puede afectar la utilidad de este mecanismo. supone una decisión jurisdiccional tomada a instancias de la Sala Suprema Civil por el pleno de los magistrados supremos. 4. como el anterior. el recurso es improcedente en los siguientes casos. la Corte puede concederlo excepcionalmente si considera que al resolverlo cumplirá con alguno de los fines previstos en el artículo 384. se entiende que es anulatorio el principal y subordinado el revocatorio). Esto implica que ahora la Corte Suprema puede decidir conceder un recurso de casación no obstante que éste no reúna los requisitos de procedencia establecidos en el artículo 388. Habría que ver si este mecanismo. se incorpora una nueva causal consistente en el apartamiento inmotivado del precedente judicial que. la Corte debe motivar las razones de la procedencia.7 Por último. precisando si es parcial o total la nulidad o en qué debe consistir la actuación de la Sala si es revocatorio (si contiene ambos pedidos.

cuando lo propio era hacerlo a través del recurso de queja de derecho. cuyo uso puede dar lugar a abusos.8 finalidades de la casación. que es la razón de ser de la misma. El texto anterior establecía que quien verificaba los requisitos de admisibilidad era el Juez Superior. cabe preguntarse qué importancia puede tener esta “novedosa” facultad de la Corte Suprema. ha sido para peor. sin importar su improcedencia. Esto es algo así como un certiorari atípico. al haberse variado los fines de la casación conforme al nuevo artículo 384 (lege data). tanto porque de “lege data” se deja de lado la función nomofilática de la casación. incomprensiblemente. 5. cuando al ejercerla irá en busca de la justicia del caso concreto y no de la correcta observancia y aplicación del derecho. a pesar de la opinión en contra de algunos jueces supremos. ejecución inmediata de la resolución recurrida. resulta que la función dikelógica consagrada en la norma prevalecerá sobre la función nomofiláctica. y más ampliamente. es a Corte Suprema la que verifica el cumplimiento tanto de los requisitos de admisibilidad como de procedencia. la Corte Suprema aceptaba sin cuestionamientos esta tesitura. sin embargo. entre ellos el Dr. que es la verdadera razón de ser del recurso y que. Con la reforma (artículos 387. ha sido dejada de lado en dicho artículo. que es verdadero fin de la casación. Sin embargo. sobre cuando se ha flexibilizado peligrosamente el recurso al haberse sustituido las causales específicas por una genérica (“infracción normativa”) y haberse incorporado el artículo 392-A. De ahí que se haya eliminado el recurso de queja contra la resolución que declara inadmisible o improcedente el recurso de casación (aquí vale la siguiente digresión: anteriormente. era frecuente que el recurrente impugnara esa resolución mediante un nuevo recurso de casación.2 y 391). cuanto porque la reforma no ha incorporado ninguno de los tres filtros que se propusieron (“doble conforme”. la reforma de la casación y del recurso que la hace posible. Así las cosas. cuando la Corte Superior denegaba el recurso. del orden jurídico. que consagra una suerte de “certitiori” atípico. . Jorge Carrión Lugo). por el cual la Corte de Casación puede establecer qué recursos merecen ser tramitados de acuerdo a su relevancia. En conclusión. Calificación del Recurso de Casación Otra modificación de cierta importancia es la relativa a la calificación del recurso. y limitación del recurso a cierta clase de procesos) para impedir la multiplicación indiscriminada del mismo. otra novedad es que ahora se puede presentar el recurso directamente ante la Corte Suprema.