You are on page 1of 2

Lengua y Literatura.

Semántica

Análisis: Una nueva etapa de la historia de la crítica literaria vinculada a los estudios de
Beatriz Sarlo.
Teoría literaria planteada por Pozuelo Yvancos.

Relaciones entre Crítica Literaria y sociedad:

• Comienzos del siglo XX: En América latina, en el ámbito de los intelectuales, la crítica
literaria fue muy relevante, tanto que traspasaron esa frontera y se debatió en el ámbito de lo
público. Sobre todo en Argentina con la llamada Reforma Educativa en la que estuvieron
inmersos intelectuales, artistas, la élite estatal, administradores, y público de la clase media
emergente, provocando un intenso debate dentro y fuera de la literatura.

• Mitad del año 1960 y comienzos del '70: El debate sobre los valores estéticos estuvo teñido
políticamente en el escenario de la nueva izquierda (cambios sociales vertiginosos), en los
que los escritores tuvieron que involucrarse.
Impulsados por estos preceptos en los que la disciplina necesitaba algo nuevo, se
relacionaron especialmente con el análisis cultural y los “estudios culturales” surgido como
disciplina en Inglaterra.
Este proceso fue llevado a cabo por un núcleo de académicos (Hoggart, Hall, Williams, en
Cambridge) que no recibieron ni la más mínima atención de los críticos literarios. Aunque
luego, uno de ellos, Raymond Williams, alcanzó notoriedad sólo porque la crítica literaria
no pudo desprenderse más de su relación con las transformaciones culturales que se
observaban.
En el mismo momento, Pierre Bordeau, en norteamérica, planteaba esta misma situación, y
fue tomado por muchos países casi al mismo tiempo, sumando otras disciplinas como la
historia y la antropología, conformando lo que llamaron “giro lingüístico”.

• Fin de siglo XX: El Relativismo llega de la mano de varios problemas surgidos de los
estudios culturales los cuales inician un nuevo modo de ver a la crítica literaria, derivando
por consecuencia en el análisis estructural.
Los problemas mencionados podemos sintetizarlos de esta manera:
-relación entre la literatura y la dimensión simbólica del mundo social, es decir la necesidad
de la creación y la apropiación de nuevos discursos.
-las cualidades específicas del discurso literario,
-el diálogo entre textos literarios y textos sociales.
Estos tópicos se disimularían si se lograra aceptar que la crítica literaria no puede existir sin
otras disciplinas y analizarlos a partiendo de sus valores estéticos.
El Relativismo, los valores varían según los contextos culturales, pero los valores son
relativos para cada cultura.
De esta manera se entró en el relativismo de lleno, de una manera extrema, lo que produjo
sus consecuencias observadas cuando los antirrelativistas de la derecha, acusan de “destruir
la literatura junto con el canon occidental, masculino y blanco”.
Defendiendo esta postura, se trata de resistir a ello, aportando que los textos aun cuando
tengan estructuras particulares, son diferentes y lo social y cultural los amplia, limita y los
convierte en valiosos.
• Actualmente, los valores están en juego, es el gran debate del siglo.
En un mundo globalizado, los valores también lo están. No se puede ignorar la universalidad
de los mismos. Los estudios literarios o los estudios culturales, podrían orientarse para dar
respuesta a nuevas problemáticas surgidas de esta nueva era.
Una nueva herramienta entra en escena, el hipertexto.
La lecto-escritura se ha liberado del papel, se ha vuelto virtual. Estamos frente a un nuevo
desafío.
Los estudios culturales podrían intervenir en auxilio de la crítica, pero nos enfrentamos a
nuevas cuestiones; la cuestión estética y la definición del campo.

Vinculación de las relaciones entre crítica literaria y sociedad con los distintos momentos del
desarrollo de la teoría literaria.

Teniendo en cuenta los distintos momentos enunciados anteriormente podemos decir que:

• En el texto de Pozuelo Ivancos, se menciona que a partir de la segunda mitad del siglo, se
dio a conocer en EE.UU., y en Europa, el neoformalismo francés, estructuralista, por medio
de las publicaciones de Erlich, Ambroggio y Todorov. Dichas publicaciones fueron producto
de tres movimientos independientes, provenientes de los formalistas rusos, del movimiento
New Cristicim norteamericano y el estilístico, los cuales plantearon la posibilidad y
necesidad de contemplar la literatura y sus textos como objetos de una ciencia autónoma y
definir los textos literarios en su funcionamiento específico.