You are on page 1of 39

La ciudad como espacio

inclusivo

www.culturamapocho.cl
La ciudad

Una ciudad es una comunidad de asentamiento


base, sedentario, permanente, que no produce
todos los alimentos que necesita, de mayor
tamaño que el resto de los asentamientos de su
propia sociedad, que se caracteriza por la
ubicación de lugares de encuentro, de espacios
sociales singulares de carácter político y/o ideológico,
donde se realizan prácticas sociales que involucran a
otras comunidades, fundamentalmente a las
comunidades no urbanas de su territorio (la calle es
el paradigma como lugar de encuentro y circulación
en la ciudad).
La ciudad

Creación cultural, propia del ser humano.


La ciudad (*)

• El modelo urbano aparece con la revolución


neolítica.
• La ciudad neolítica se convierte en modelo de
convivencia. En ella se encuentra la industria
y el mercado, y gracias a estas actividades
puede crecer, tanto en extensión como en
población (poca población en general, aunque
Roma, ya en la época histórica, llegó al millón
de habitantes).
(*) Santiago Pastrana
La ciudad

• Las primeras civilizaciones urbanas


aparecen hace unos 5000 años en siete
regiones diferentes.
• Es de destacar que en todas estas zonas hay
un denominador común: las primeras
ciudades se sitúan en una llanura aluvial y
con buenas posibilidades para la agricultura,
lo que demuestra la enorme dependencia del
entorno inmediato de la ciudad antigua.
La ciudad

• Las ciudades egipcias se organizan en torno a


una avenida central, mientras que las
mesopotámicas se fortifican y se construyen sobre
elevaciones.
• Las ciudades cretenses son precursoras de las
griegas. No estaban fortificadas, ya que por su
insularidad se sentían protegidas. En cambio las
ciudades del Peloponeso sí tenían murallas.
• En estas urbes aparece una plaza central en la
que tiene lugar la vida pública.
La ciudad

• La ciudad clásica, griega y romana, en su forma y


estructura, depende de la concepción que sobre el
ámbito urbano tienen la cultura que las crea. A
pesar de todo, tienden hacia la regularidad
geométrica, frecuentemente ortogonal.

Trazado hipodámico (Hipodamo


de Mileto) con plano ortogonal
(calles rectilíneas, con forma de
damero).
La ciudad

• La ciudad romana es heredera directa de la


griega, pero tuvo un desarrollo gradual e
ininterrumpido durante todo el Imperio.
Tienen, como las griegas, un plano
ortogonal, lugares públicos donde se reúne
el pueblo para tomar las decisiones
políticas y en donde divertirse, templos y
palacios.
La ciudad

La ciudad
romana
de
Emerita
Augusta
(actual
Mérida,
España),
fundada
en 25 a.
C.
La ciudad

• Además, la ciudad romana desarrolla su propia


morfología. Los romanos tratarán de hacer del
entorno urbano un lugar digno para vivir, por lo
que son necesarios: el alcantarillado, el
transporte de agua (acueductos), las fuentes, los
puentes, las termas, los baños, el pavimento, el
servicio de incendios y de policía, los mercados y
todo aquello que es necesario para que viva la
gente lejos del campo y con todos los
refinamientos posibles para mejorar la salud
pública.
La ciudad

• La ciudad medieval cristiana responde a un


modelo de relación social, heredado de
Roma y Grecia. Tienden a la regularidad
geométrica y a adaptarse a la topografía, si
bien la poca exactitud con que se
construyeron les da cierta disconformidad.
• Las ciudades cristianas no eran demasiado
grandes, unos 15.000 habitantes, y no
tenían una desvinculación mayor del
campo: muchos de sus pobladores se
dedicaban a tareas agrícolas.
La ciudad

• En la Baja Edad Media se amurallarán la


mayoría de las ciudades. Todas las ciudades
tenían que estar fortificadas, y las que no lo
estaban se cercaron por motivos fiscales, para
mantener su fuero y para controlar la percepción
de los impuestos.
• Uno de los lugares fundamentales de la ciudad
es el mercado, que no era permanente y se
situaba en alguno de los espacios abiertos: una
plaza, una puerta de entrada, o el cementerio, si
no había plazas dedicadas a tal fin.
La ciudad

• Durante la Edad Moderna se crean los estados


nacionales y la monarquía absoluta. Esto
implica la extensión del régimen jurídico a todo
el territorio, si bien no a todas las clases
sociales.
• Por esta época nace el capitalismo mercantil.
• Todo esto supone una nueva concepción de la
ciudad como un lugar donde relacionarse y
un punto organizador del espacio regional. La
ciudad es el centro del mercado sobre la que
confluyen las mercancías, pero pierden poder
político y las influencias que tuvieron en la
Edad Media.
La ciudad

• El espíritu racionalista de la Edad Moderna


tiende a regularizar las calles y a ensancharlas.
En España se crean las plazas mayores: grandes
espacios en el centro de las ciudades.
• Estas plazas acogen a los edificios municipales
más representativos de la ciudad. Además, sirven
como mercado, lugar de fiestas y ejecuciones
públicas, o simplemente como centro de relación
social.
La ciudad
• En la América española se crearán ciudades nuevas, las
que tienen una plaza mayor -como las españolas-, pero
planeada desde el principio.
• Estas plazas tienen las mismas funciones que las de la
península, pero, además, son plazas de armas, debido al
carácter fuertemente militar de la sociedad indiana.
La ciudad

• Durante el Barroco la ciudad tiende a cambiar


radicalmente. Se acometen operaciones de cirugía
urbana: ensanchamiento de calles, creación de
perspectivas, salones, arboledas, paseos, etc.
• La ciudad refleja la grandeza del Estado y la
monarquía, y se señalan diversos edificios
emblemáticos creando espacios y puntos de vista
que los destaquen.
La ciudad

• Durante el siglo XIX la ciudad cambia


radicalmente, se hace industrial y burguesa; y
crece hasta dimensiones insospechadas, gracias
al transporte.
• La ciudad contemporánea gravita sobre dos ideas
básicas: la concentración del mercado en torno a
la creación de un centro urbano y la reunión de la
fuerza de trabajo y los consumidores.
La ciudad

• El prototipo de ciudad es París, y la reforma de


Haussmann el modelo de actuación en todo el
mundo: una ciudad ordenada, en la que estén
presentes los supuestos higienistas de los
ilustrados. Pero, además, esta ciudad está
construida con criterios policiales, ya que se
propone un plano que permite la represión de las
manifestaciones revolucionarias.
La ciudad

• Alrededor del centro urbano y en torno al


ferrocarril aparece la industria urbana, que
caracteriza a la ciudad del siglo XIX. Pero las
necesidades de espacio y los problemas de la
contaminación terminan por expulsar esta
actividad de las urbes, en favor de la función
residencial y terciaria.
• Con la explosión demográfica y la urbanización
de la sociedad industrial, las ciudades crecen
hasta límites insospechados poco antes.
La ciudad (*)

• Hacia la mitad del siglo XX la forma de la ciudad,


que nació de un movimiento de concentración, de
agrupación y de delimitación, se desarticuló: se
diseminó y pulverizó en el territorio en
innumerables fragmentos sólo integrados por una
amplia red vial.
• De la ciudad simétrica y predecible, de la que sus
habitantes tenían una imagen global, se pasó a
una ciudad inestable de la que no existen mapas
personales que le garanticen a sus habitantes el
total conocimiento de la ciudad.
(*) Federico Medina Cano
La ciudad inclusiva

• Ciudad educadora. Aproximaciones


contextuales y conceptuales. Juan Carlos
Jurado Jurado. Universidad EAFIT (Escuela de
Administración, Finanzas e Instituto Tecnológico),
Colombia. En Revista Iberoamericana de
Educación, 2003.
• Esbozos para una pedagogía urbana
pertinente a los desarrollos educativos en las
ciudades. Eusebio Nájera Martínez. Polis,
Revista de la Universidad Bolivariana, Número
20, 2008.
La ciudad inclusiva

Hoy embarga a las


personas el sentimiento
de que la ciudad no es
"una" sola, pues en ella
conviven sus complejas
diversidades y
contracciones, y que la
ciudad ha perdido cierto
aire doméstico
La ciudad inclusiva

• Se asiste, pues, a una desgarradora tensión entre lo


tradicional y lo moderno, dado el generalizado
sentimiento de estar viviendo una enorme presión entre
unos supuestos valores que dieron cohesión y estabilidad
al cuerpo social y las propuestas de modernidad,
internacionalización y globalización de la cultura.
La ciudad inclusiva

• Se trata de una urbe fragmentada a raíz de la explosión


de su centro histórico en medio de una vertiginosa
urbanización de dimensiones metropolitanas, más visible
a partir de los años setenta. Así, la pérdida de
centralidad del sello histórico de la ciudad, que suponía
la hegemonía de unas formas de vida patriarcales de
procedencia campesina, da lugar a muchos centros, a
muchas formas de habitar lo urbano, sin conservar como
antes "un estilo" cultural. Esto supone la fragmentación
de los grupos sociales y sus identidades atomizadas, y la
proliferación de una población urbana y migrante más
heterogénea.
La ciudad inclusiva

La figura muestra un modelo temporal en cuatro fases, que se refiere a la redistribución de crecimiento urbano del centro
hacia la periferia. La primera representa un patrón monocéntrico que atrae una alta concentración social y económica en el
centro urbano, el cual registra el más alto crecimiento demográfico; este ha sido el origen de la mayor parte de las áreas
metropolitanas. La segunda representa el inicio del proceso de suburbanización: el crecimiento demográfico en el centro
disminuye y la población se desplaza hacia la periferia, que empieza a mostrar un alto crecimiento. En la tercera fase, el
centro urbano registra un crecimiento negativo debido a la salida de población, mientras que una periferia interna muestra
un crecimiento promedio, y la periferia externa inicia un crecimiento acelerado. En la última fase, crecimientos negativos
persisten en las áreas centrales, y los más altos incrementos suceden en las zonas periféricas; la expansión urbana
incorpora polos de crecimiento conformando así una estructura policéntrica. Esta última fase tiene rasgos característicos
de la actual expansión metropolitana de las principales mega-ciudades de América Latina.

Adrián Guillermo Aguilar, Megaciudades y periferias expandidas, UNAM, 2002.


El patrimonio cultural

Patrimonio (definiciones)
• m. Conjunto de bienes que una persona ha
heredado de sus ascendientes.
• Bienes propios de una persona o
institución.
• der. Conjunto de bienes pertenecientes a
una persona natural o jurídica, o afectos a
un fin, y que son susceptibles de estimación
económica.
El patrimonio cultural *

• Una primera distinción que se hace es


entre el patrimonio natural y el
cultural.

(*) Consejo de Monumentos Nacionales


El patrimonio cultural

• El patrimonio natural está constituido por la


variedad de paisajes que conforman la flora y
fauna de un territorio. La UNESCO lo define como
aquellos monumentos naturales, formaciones
geológicas, lugares y paisajes naturales, que
tienen un valor relevante desde el punto de vista
estético, científico y/o medioambiental. El
patrimonio natural lo constituyen las reservas de
la biosfera, los monumentos naturales, las reservas
y parques nacionales, y los santuarios de la
naturaleza.
El patrimonio cultural

• El patrimonio cultural está formado por los


bienes culturales que la historia le ha legado a una
nación y por aquellos que en el presente se crean y
a los que la sociedad les otorga una especial
importancia histórica, científica, simbólica o
estética. Es la herencia recibida de los
antepasados, y que viene a ser el testimonio de su
existencia, de su visión de mundo, de sus formas de
vida y de su manera de ser, y es también el legado
que se deja a las generaciones futuras.
El patrimonio cultural

• El Patrimonio Cultural se divide en dos


tipos, Tangible e Intangible.

• El patrimonio tangible es la expresión de


las culturas a través de grandes
realizaciones materiales. A su vez, el
patrimonio tangible se puede clasificar en
Mueble e Inmueble.
El patrimonio cultural

• El patrimonio tangible mueble comprende los


objetos arqueológicos, históricos, artísticos,
etnográficos, tecnológicos, religiosos y aquellos de
origen artesanal o folklórico que constituyen
colecciones importantes para las ciencias, la
historia del arte y la conservación de la diversidad
cultural del país.
El patrimonio cultural

• Entre ellos (patrimonio tangible mueble) cabe


mencionar las obras de arte, libros
manuscritos, documentos, artefactos históricos,
grabaciones, fotografías, películas, documentos
audiovisuales, artesanías y otros objetos de
carácter arqueológico, histórico, científico y
artístico.
• Se estima que en Chile existen más de dos
millones de objetos o piezas museables, los que
se encuentran principalmente en museos,
archivos y bibliotecas del Estado.
El patrimonio cultural

• El patrimonio tangible inmueble está


constituido por los lugares, sitios,
edificaciones, obras de ingeniería,
centros industriales, conjuntos
arquitectónicos, zonas típicas y
monumentos de interés o valor
relevante desde el punto de vista
arquitectónico, arqueológico,
histórico, artístico o científico,
reconocidos y registrados como tales.
El patrimonio cultural

• Estos bienes culturales inmuebles son obras o


producciones humanas que no pueden ser
trasladadas de un lugar a otro, ya sea porque son
estructuras (por ejemplo, un edificio), o porque
están en inseparable relación con el terreno (por
ejemplo, un sitio arqueológico). La identificación
del patrimonio arquitectónico y urbano de Chile ha
sido realizada, en gran parte, por estudios
universitarios. Sólo una parte de él goza de
protección legal, mediante la aplicación de la
legislación de Monumentos Nacionales (Decreto
Ley No 651 de 1925, y Ley No 17.288 de 1970).
El patrimonio cultural

• El patrimonio intangible está constituido


por aquella parte invisible que reside en
espíritu mismo de las culturas. El
patrimonio cultural no se limita a las
creaciones materiales. Existen sociedades
que han concentrado su saber y sus
técnicas, así como la memoria de sus
antepasados, en la tradición oral.
El patrimonio cultural

• La noción de patrimonio intangible o inmaterial


prácticamente coincide con la de cultura, entendida
en sentido amplio como "el conjunto de rasgos
distintivos, espirituales y materiales, intelectuales
y afectivos que caracterizan una sociedad o un
grupo social" y que, "más allá de las artes y de las
letras", engloba los "modos de vida, los derechos
fundamentales del ser humano, los sistemas de
valores, las tradiciones y las creencias" A esta
definición hay que añadir lo que explica su
naturaleza dinámica, la capacidad de
transformación que la anima, y los intercambios
interculturales en que participa.
El patrimonio cultural

• El patrimonio intangible está constituido,


entre otros elementos, por la poesía, los
ritos, los modos de vida, la medicina
tradicional, la religiosidad popular y las
tecnologías tradicionales de nuestra tierra.
El patrimonio cultural

• Integran la cultura popular las diferentes


lenguas, los modismos regionales y locales,
la música y los instrumentos musicales
tradicionales, las danzas religiosas y los
bailes festivos, los trajes que identifican a
cada región de Chile, la cocina chilena, los
mitos y leyendas; las adivinanzas y
canciones de cuna; los cantos de amor y
villancicos; losa dichos, juegos infantiles y
creencias mágicas.
El patrimonio cultural

• Bolita
• Nombres que son refranes: “Lucas Gómez,
Tú te lo traes y tú te lo comes”. Refrán con
que se moteja a1 que trae algo de comer y
que, él mismo, empieza a comérselo.
• Adivinanza intencionada: “Mujer con
hombre, bien pueden; hombre con hombre
también; mujer con mujer no pueden, ni en
que vuelvan a nacer”...