IDENTIDAD Y FOTOGRAFÍA: GERÓNIMO HERNÁNDEZ Y LA REVOLUCIÓN MEXICANA

Por Ricardo Cruz García

¿Qué sería de la Revolución Mexicana sin la fotografía? ¿Cómo la concebiríamos sin esas imágenes en blanco y negro, llenas de contrastes? ¿Por qué una imagen puede sintetizar un momento histórico? ¿Quién no identifica rápidamente esta etapa cuando ve a “La Adelita”? ¿Qué podemos saber de su autor, ahora apenas recordado? Las instantáneas de esa época se han vuelto un símbolo que perdura a cien años de su origen, un icono visual que le da identidad a un suceso del pasado porque refleja a una sociedad no sólo en movimiento, sino en conflicto. En 1840 llega a México el daguerrotipo, antecedente de la fotografía. El avance de la tecnología permite que las cámaras salgan del estudio y se dispongan a “tomar” la calle. Para 1889, la prensa de la capital comienza a usar el fotograbado para acompañar sus textos; un año después surge la primera cámara de aficionados creada por Kodak. La disminución del tiempo de exposición necesario para tomar una fotografía y el menor tamaño de las cámaras ofrecen a los fotógrafos la posibilidad de captar a través del lente la realidad mexicana de principios del siglo XX. Las obras de los fotógrafos se convierten en testimonio visual; unas décadas después serán documento histórico, patrimonio de una nación rescatado en archivos como el de Agustín Víctor Casasola resguardado por la Fototeca Nacional en Pachuca, o
1

el de Osuna ubicado en el Archivo General de la Nación, sin olvidar a los periódicos que le dieron espacio en sus páginas a las instantáneas ahora memorables. Francisco Ignacio Madero inicia la Revolución Mexicana el 20 de noviembre de 1910; un año después, el 6 de noviembre de 1911, toma protesta como presidente de la República. Si algo caracterizó al régimen maderista y lo diferenció del encabezado por Porfirio Díaz fue la amplia libertad de expresión; sin embargo, la mayoría de los periódicos (El Imparcial, El Ahuizote, Multicolor, El Mañana, El País, Regeneración, Diario del Hogar, Ojo Parado, La Tribuna, La Prensa, El Noticioso Mexicano) publicados en esta época contribuyeron de manera significativa al debilitamiento del gobierno al convertirse en un elemento más en la pugna por el poder. La prensa de oposición se dedicó a atacar a Madero, hacía mofa de su figura e incluso llamó a derrocarlo o exigió su renuncia. Los periódicos, al venir de una etapa represiva, se desbocaron en una libertad ya sin límites. Madero conocía el poder de la prensa como instrumento político para influir sobre la opinión pública, así lo manifestó desde el inicio de su movimiento al apoyar económica y administrativamente la publicación de los diarios El Antirreeleccionista de Félix Fulgencio Palavicini, El Constitucional, fundado por Rafael Martínez y México Nuevo, cuyo director fue Juan Sánchez Azcona. Ante este panorama, no sólo era lógico, sino necesario que en 1911 el maderismo tuviera un aliado a su gobierno en el ámbito de la prensa. Gustavo Adolfo Madero, como principal accionista de la nueva empresa periodística, reunió

2

32) refiere que Nueva Era se fundó con la ayuda inmediata del hermano del presidente. polémica y enfrentamiento con los enemigos del gobierno. Petra Garza Madero de Romo. 28). Guadalupe Sánchez Azcona (El contenido literario en la obra periodística de Juan Sánchez Azcona. Madero. un medio de comunicación que difundió las actividades de la administración de Madero y del grupo político en el poder. la difusión del arte y la cultura. dice: “En julio de 1911 Gustavo funda el periódico La Nueva Era”. no sólo a través de textos. el único entre los periódicos de su tiempo que se fundó para apoyar y defender fielmente al movimiento encabezado por Madero y a su gobierno. además. Gustavo A. 11/febrero/1965. Miguel Velasco Valdés (Historia del periodismo mexicano (apuntes). intelectuales y amigos.1 un diario que se volvió indispensable para el régimen. p. en su introducción al Epistolario de Gustavo A. Stanley Ross (“Introducción”. publicaron el primer número de Nueva Era. Periódicos y revistas. El 31 de julio de 1911 un equipo de periodistas. un espacio para el periodismo informativo. sus enemigos y la opinión pública. p. Juan Sánchez Azcona juntó a un equipo de viejos compañeros de oficio que lo habían acompañado en otros proyectos editoriales. sino de grabados. De igual manera. el órgano defensor de los ideales revolucionarios. encargado de hacer valer la voz de la Revolución triunfante ante sus partidarios. la nieta de Gustavo Madero. caricaturas y fotografías. Madero subvencionó a 1 El apoyo que Gustavo Madero dio a Nueva Era lo confirman: Diego Arenas Guzmán (“Nueva Era y el Lic. XXVI). fue también el periódico que funcionó como contrapeso a la avasallante oposición y un espacio de réplica. p.el capital y los inversionistas. Todo. Nueva Era. Con esos elementos crearon Nueva Era. 3 . 181). José Vasconcelos contra los estudiantes de la República”. p. Fue. Fuentes para la historia contemporánea de México. “A cambio del compromiso de apoyo incondicional al gobierno constituido”. políticos. debate. escritores.

Jorge Vera Estañol (Historia de la Revolución Mexicana. Begoña Consuelo Hernández.Nueva Era. Cada momento político requiere un periódico político que de modo directo y justo responda a las necesidades de dicho momento. donde –ante la confusión y caos que reinaba en la opinión pública después de la Revolución y los ataques de los periódicos porfiristas y de oposición– le dice: “Pero esto pronto se remediará con la publicación de Nueva Era y no dudo que algunos otros periódicos amigos de la revolución irán surgiendo poco a poco”. y que represente. los intereses del nuevo partido político que lógicamente tiene que emanar del triunfo de la Revolución. Nos proponemos que NUEVA ERA sea el diario genuino del nuevo régimen que se ha iniciado en nuestra Patria. 3 Juan Sánchez Azcona. “Traemos para el combate los mismos ímpetus que antes. como argumento cita una carta abierta de Francisco I. José Vasconcelos. Luis Cabrera. Este órgano será NUEVA ERA. principales promotores del diario y pertenecientes al círculo más cercano a Madero. 31/julio/1911. 2 4 . entre otros. sin traer rencores”. Jesús Urueta. 164. también la de los aspirantes a algún cargo de elección popular postulados por el Partido Constitucional Progresista. más tarde. p. donde Madero fue electo presidente de México. y nuestro periódico coronará pacíficamente la obra revolucionaria como lo hizo México Nuevo. Madero: De activo empresario a enérgico revolucionario (1875-1913).2 Con Juan Sánchez Azcona como director y el gran orador Jesús Urueta como subdirector. 1. Serapio Rendón. Negritas nuestras. Madero a Federico González Garza (30/julio/1911). cuyo objetivo consistió en sostener “los principios de la revolución y defender sus intereses”. aunque su aseveración no es comprobable. Nueva Era. Madero fundó Nueva Era con los 700 mil pesos que recibió del gobierno para pagar los gastos de la Revolución y que lo siguió subsidiando mientras se publicó. Juan Sánchez Azcona. Enrique Bordes Mangel. primeramente. conformado. el editorial del primer número de la Nueva Era expresó: Ha faltado […] un órgano que refleje genuinamente el pensar de los hombres de la Revolución. Rafael Martínez. Roque Estrada. p. Gustavo A.3 En vísperas de los comicios de octubre de 1911. Nueva Era llegó para apuntalar no sólo su candidatura. 217-218) afirma que Gustavo A. Heriberto Frías. por su hermano Gustavo. pp. Jesús Flores Magón y Alfredo Robles Domínguez.

del Partido Católico. si no está respaldada por un consorcio económico o por un grupo político. Querido Moheno –después antimaderista y funcionario del gobierno de Victoriano Huerta–.Con 553 números publicados diariamente durante su corta existencia. el medio tiende a decaer. Nueva Era fue órgano oficial del Constitucional Progresista. extinguirse. Serapio Rendón –asesinado después de la Decena Trágica por oficiales huertistas–. Esto último sucedió con Nueva Era. del gobierno y del partido maderistas se fundó. 73. 5 . Los medios de difusión masiva en México. ya que una vez cubierta su misión –ser vocero del grupo en el poder–. es decir: la Revolución maderista necesitaba de Nueva Era. p. Recordemos la frase “Cada momento político requiere un periódico político”. “En México existe una prensa de facciones. A decir de la investigadora Fátima Fernández Christlieb. y José Quevedo. que terminó el 11 de febrero de 1913. Manuel Bauche Alcalde –transcriptor de las memorias de Francisco Villa–. Jesús María Aguilar y González. La Nación. cualquier publicación termina por sucumbir ante el acecho de ambos”. Nueva Era fue dirigido sucesivamente por: Juan Sánchez Azcona. El periódico de la Revolución. Jesús Urueta. ser absorbido por otro grupo (empresarial o político) o. desarrolló y extinguió a la par que el presidente de México de 1911 a 1913: Nueva Era y Madero van de la mano. Antonio Enríquez. Durante la Revolución mexicana los diarios eran partidistas. última persona al frente del diario. cada periodo gubernamental surgen uno o dos diarios y desaparecen otros tantos creados en el lapso anterior. el periódico sucumbió ante el nuevo 4 Fátima Fernández Christlieb.4 Después de la caída del régimen maderista. simplemente.

complementada eficazmente con ilustraciones y fotograbados de calidad. imposible de encontrar en libros o en otras fuentes de información. p. p.. con alguna fuerza real de poder”. también deseaban ganarse lectores por medio de ofrecer información de interés general (reportajes. 36. lo cual permite apreciar de manera muy diferente la historia de México (y también famosos acontecimientos internacionales. la “historiografía de cada día”. crónicas. Teoría del periodismo. “En el sistema político mexicano no subsiste un medio masivo de información crítico si no realiza una alianza.5 El periodismo es un “método de interpretación de la realidad social”. Lo publicado por los diarios puede trascender el ámbito inmediato del periodismo y convertirse en memoria histórica.régimen de Huerta. un valor que sólo pueden proporcionar los periódicos y que representa. 25. como el hundimiento del “Titanic”). Barcelona: Paidós. literatura. aunque sea estratégica. deportes y secciones de temas especializados como agricultura y educación). moda. Lorenzo Gomis. Los creadores de Nueva Era decidieron que el diario no se enfocara exclusivamente en lo político-ideológico. entrevistas. Cuando estudié Nueva Era tuve la oportunidad de transformarme en un lector de principios del siglo XX y conocer una parte de la vida cotidiana de los capitalinos a través de las noticias e imágenes de hace cien años. El ser tribuna de expresión de grupos determinados “no excluye que los 5 6 Ibid. a decir de Álvaro Matute. 1991.6 una forma de expresión que refleja elementos de la sociedad en que se desarrolla y se ejerce. 6 .

dando una importancia desmesurada al reportage y al interview. pero. como es el del reporter-fotógrafo que. otro tipo de funciones. 8 Respetamos la ortografía original del nombre.9 Los fotógrafos en la Revolución mexicana. los caricaturistas Álvaro Pruneda “Gasolini” y Andrés Audiffred. 9 “Nuestro reporter-fotógrafo”. de las carreras de caballos o de las corridas de toros. White. El Tiempo Ilustrado. entre otros. aunque algunos especialistas escriben Jerónimo en lugar de Gerónimo. complementar los datos. pidiendo más y el periódico anticipándose a sus deseos. de tipos no imaginados por los periodistas de antaño. la crítica literaria y la exposición científica. “Los inicios de Agustín V. 7 7 . y Vicente F. así como el fotógrafo Gerónimo Hernández. los escritores Antonio Mediz Bolio y Jesús Urueta. núm.diarios hayan cumplido. va a todas partes. Alquimia. el público que no tiene tiempo de leer reseñas y cronicones. C. 33. 27. difundir cultura o entretener a los lectores”. se informa de todo con sólo pasar la vista sobre las fotografías hacinadas. como el de publicar noticias. Osuna y Gerónimo Hernández. Escobedo “Ego”. p. Para el caso es lo mismo.8 Desde finales del siglo XIX. Rafael Martínez “Rip-Rip”. p. Consecuencia de esto ha sido la creación de elementos nuevos.7 El periódico contó con un equipo integrado. lograron crear a través de sus imágenes Fátima Fernández Christlieb. B. 17/enero/1909. 46. mayo-agosto de 2006. por los periodistas Heriberto Frías. 1988. Los medios de difusión masiva en México. Hugo Brehme. y cumplan. México: Juan Pablos. corriendo con cámara al hombro y tripié en ristre. en suma: informar de manera gráfica. p. 25. un elemento fundamental para ilustrar la realidad inmediata y describirla a partir de imágenes. con sus películas impresionadas alienta al público presentándole cada detalle de la fiesta oficial o acto académico. captar el instante que crea la noticia. Citado en Daniel Escorza Rodríguez. tal como aparece en Nueva Era. recibe halagos y sufre desprecios. México. Y así. el fotógrafo comenzó a considerarse parte indispensable de la prensa. Casasola como reporter-fotógrafo”. se entromete aquí y allá. […] han muerto los grandes artículos de discusión. Agustín Casasola.

entrevista con Elena Poniatowska. México. cuyo mérito le fue reconocido después de casi cien años. figuras públicas célebres y otros sectores de la sociedad. Samuel Tinoco. “Rafael Sosa y Cía. niños. p. destacó especialmente Gerónimo Hernández.10 Establecida la duda. ninguna tan célebre y erróneamente atribuida como la que 10 Vania Casasola. confiemos en que. 8 . “Los libros de Gustavo Casasola propiciarán en los jóvenes una mejor identidad”. Miguel Uribe. Con esto queda trazado el contexto en que se desarrolló el trabajo de nuestro personaje. Abraham Lupercio. José Mendoza. quien tenía un carácter muy distinto al de su hermano Agustín. es el más seguro autor de la famosa imagen de “La Adelita”. como para mostrarnos ante los ojos de los extranjeros. encargado del departamento de fotografía del periódico. Gerónimo Hernández es el autor de la imagen. Rafael Sosa (dueño del laboratorio fotográfico ubicado en las oficinas de Nueva Era. “Entre las muchas fotografías de prensa descontextualizadas. La Jornada. 4ª.”) y Miguel Casasola.un cuerpo visual capaz de darle identidad a un proceso histórico y a quienes participaron o fueron afectados por éste: jefes militares. Como su fotógrafo oficial. De los maestros de la luz de Nueva Era. soldados y sus mujeres. tanto para mirarnos a nosotros mismos. aunque debemos decir que el diario también contó con la colaboración de los fotógrafos José Almagro. “era un hombre tempestuoso y jalador –según Vania Casasola– que se dedicaba también en sus ratos libres a ser revolucionario”. 12/mayo/2010. como el fotógrafo más importante de Nueva Era. que unas décadas más tarde contribuyó a dar identidad a todo un movimiento armado y a una etapa de la historia de México.

el crédito le fue otorgado a uno de los fotógrafos mexicanos más reconocidos de esa época. mayoagosto de 2006. quien nunca trabajó en dicho diario: Agustín Casasola. Alquimia. núm. Historia gráfica de 11 Miguel Ángel Morales. “La célebre fotografía de Jerónimo Hernández”. y así se difundió a través de la Historia gráfica de la revolución mexicana (Trillas.primero se denominó. quien lo convirtió en órgano oficial del Partido Constitucional Progresista). 68. 27. de Gustavo Casasola.11 “La Adelita” de Gerónimo Hernández Aunque la instantánea se publicó por primera vez el lunes 8 de abril de 1912 en Nueva Era (entonces dirigido por Jesús Urueta. p. 9 . La Soldadera y después de 1987 como La Adelita”. 1960). hacia 1960.

1999). 72.México (INAH. La fotografía de “La Adelita” fue tomada por Gerónimo Hernández posiblemente el sábado 6 de abril de 1912. coordinado por Enrique Florescano. encabezadas por Victoriano Huerta. las instantáneas de Hernández captaron el drama de la despedida y a las mujeres que marcharon junto a los soldados para auxiliarlos en el campo de batalla. la imagen se ha convertido en un símbolo de esta etapa de la historia de México. cuando las tropas federales. como por fotos adquiridas por medio de la donación o la compra. El investigador Miguel Ángel Morales comenta: “Lo que no supo el anónimo redactor del diario es que esa mujer debió pertenecer al carro-cocina. formaba parte de las cocineras que iban en ese tren. Nueva Era publicó tres fotografías bajo el encabezado “Embarque de tropas para el norte”. 12 Ibid. p. sino una cocinera.12 Independientemente de esto. En años recientes se ha propuesto que la mujer de la foto no es en realidad una soldadera. es decir. y Las soldaderas (Conaculta-Era. 1988). salieron en tren rumbo a Coahuila para combatir la revuelta de Pascual Orozco contra el presidente Madero. aunque en un principio haya sido sólo un registro periodístico. 10 . con el archivo de la Fototeca Nacional del INAH. donde se incluyó la imagen en cuestión con el título “Defenderé a mi Juan”. Dos días después. De la estación de Buenavista partió el XV Batallón de Infantería y una batería de artillería.. Pero debemos recordar que el acervo de Casasola está integrado tanto por obras de su autoría. No en balde sus compañeras llevan canastos seguramente con alimentos”.

8/abril/1912 Gerónimo Hernández fungió como representante de Nueva Era ante la Asociación Mexicana de Fotógrafos de Prensa.Embarque de tropas para el norte: “La despedida”. Nueva Era. fundada en 1911 y presidida por 11 . “Defenderé a mi Juan” y “Embarque de artillería”.

Nueva Era publicó algunas fotos que después de muchos años se volvieron un icono visual. en combinación con el fotograbado. al cual asistió Hernández. Las pocas instantáneas conocidas de Gerónimo Hernández destacan por mostrar rostros llenos de expresividad. p. Nueva Era.Agustín Casasola. 12 . Pani. 8/diciembre/1911. Nueva Era confirmó lo que ya era una realidad en la prensa mexicana: “Los periódicos se adaptaron a los gustos del público.13 Una semana después. entre las clases populares supo captar el momento justo en que el semblante de los retratados es sumamente emotivo. entonces subsecretario de Instrucción Pública. sin embargo no se le ha otorgado el reconocimiento que merece. que se inauguró el 8 de diciembre de 1911 por Alberto J. El día de la apertura. 5. asumiendo carácter informativo. el presidente Madero también apreció la exposición. en un salón anexo a la joyería “La Esmeralda”. La asociación también montó. Dicho gremio organizó en octubre de ese año un banquete a Francisco León de la Barra. 13 “Se inaugura hoy la primera exposición de Fotografía Mexicana”. la primera “Exposición de Arte Fotográfico” en México. auxiliar poderoso y hermano carnal de la información”. al grado de permitir asomarnos a su interior e hipnotizarnos con esa mirada que se dirige hacia el infinito y se graba en nuestra memoria.

conocía bien su oficio. El diario maderista fue depositario de periodistas que ya contaban con cierta trayectoria y un gran prestigio. “Nuestro artista fotógrafo”. ya que además se dedicó a reproducir y ampliar obras de otros fotógrafos. En noviembre de 1912 trabajó para el El Intransigente. periódico dirigido por José Ferrel. repórters. aunque es posible que también asistiera a actos sociales. así como semillero de quienes apenas se iniciaban en el oficio. caricaturistas y 13 . editorialistas. entre otros sucesos del ámbito militar. fotografía con el crédito explícito de Gerónimo Hernández para Nueva Era Hernández se encargó en varias ocasiones de cubrir la partida de las tropas hacia el norte o Morelos.“El visitador apostólico al salir de la Basílica”. como le llamaban en Nueva Era. Directores. redactores.

Su paso por Nueva Era no fue casual. resultaron elementos fundamentales para lograr el triunfo definitivo del movimiento iniciado por Madero y se adhirieron al gobierno o a los distintos grupos de poder surgidos años más tarde. doblando la esquina del jardín por la calle frente a Catedral. recordó ese momento: Volví nuevamente a la Plaza. a la fotografía y a la cultura de México.. más bien una consecuencia del pensamiento y el actuar que los caracterizó. para entrar a la del frente de 14 . se dice que Hernández acompañó a Madero con su pesada cámara desde el Castillo de Chapultepec a Palacio Nacional. José González M. ya fuera en el constitucionalismo o con los convencionistas. La mayoría de los hacedores de Nueva Era se enfrentaron a Victoriano Huerta y posteriormente siguieron combatiendo con su pluma a favor de la Revolución. como es el caso de Gerónimo Hernández. no se supo nada más sobre la vida del fotógrafo. y allí me encontré al fotógrafo de mi periódico… Jerónimo Hernández. Después de la Decena Trágica. factores que determinaron el ejercicio de su profesión tiempo después. ya que los integrantes del rotativo figuraron también en las redacciones de importantes publicaciones nacionales y en trascendentes proyectos periodísticos.fotógrafos se unieron a sus filas conscientes de la función que debían desempeñar y con la consigna de hacer un periodismo de calidad. que tomó la célebre fotografía del Señor Madero. Cuando el 9 de febrero de 1913 inició el levantamiento contra Madero. El secretario de redacción diurno de Nueva Era. sin embargo algunos de ellos no han sido debidamente reconocidos por su aporte al periodismo.

llamó a los soldados a regresar a los cuarteles. op. registró la muerte de Bernardo Reyes con una nota acompañada de un grabado del cadáver del general. cit. es símbolo de la “marcha de la lealtad”. a éste tremolando una pequeña bandera nacional…”. que también se reproduce en las portadas de millones de libros de texto de primaria. asimismo. como se llamó a la manifestación que encabezó Madero del Castillo de Chapultepec a Palacio 14 Miguel Ángel Morales. 15 . por A. 73. bandera en Gerónimo Hernández con su cámara fotográfica. Juan O’Gorman la inmortalizó en uno de sus murales.Palacio.14 El 10 de febrero de 1913 Nueva Era informó sobre “los sucesos sangrientos de ayer”. Flores mano. cruzó la ciudad para dirigirse a Palacio Nacional”. y publicó otra famosa foto atribuida también a Gerónimo Hernández: “Bajo una salva de aplausos de los leales y una lluvia de balas de los traidores.. Esta imagen ahora es célebre. el presidente Madero. aseveró que “la opinión pública está de parte del gobierno legítimamente constituido”. p. En esa foto se ve a un papelerillo cerca del Presidente.

10/febrero/1912 Podemos suponer que Gerónimo Hernández –como muchos de sus colegas contemporáneos– estaba consciente del momento histórico del cual era testigo. para demostrar el apoyo del ejército y del pueblo al presidente en su lucha contra los sublevados.Nacional. seguramente sabía que su esfuerzo no sólo se quedaría plasmado en las páginas 16 . escoltado por los cadetes del Colegio Militar –entonces dirigido por el general Felipe Ángeles–. Nueva Era.

fue incendiado y saqueado por simpatizantes de los golpistas. en venganza porque el 9 de febrero. Las crónicas sobre ese momento hablan de una turba que se dirigió a Nueva Era. “una multitud azuzada por la porra maderista”. el edificio de Nueva Era. seguidores del presidente. Miguel Ángel Morales. 15 17 . tanto al poder político. el inmueble de éste último resultó dañado por el ataque. José Juan Tablada registró el 12 de febrero en su diario: “A la una de la tarde el capitán Flores me dice que han quemado las redacciones de Nueva Era y El Diario” (Tablada. fue testigo del amotinamiento.15 dos días después del cuartelazo de Félix Díaz y Bernardo Reyes y la toma de la Ciudadela. sino que pasaría a formar la memoria colectiva de una nación. la gente pide a gritos la muerte de Gustavo Madero y posteriormente incendia las oficinas y talleres del periódico maderista Nueva Era. “Cronología”. defendido por rurales.amarillentas de un periódico. trataron de quemar las oficinas de los diarios opositores: El País. El martes 11 de febrero de 1913. escribió que el 19 de febrero (fecha muy posterior e improbable): “Frente al restaurante ‘Gambrinus’. 86). cit. El Noticioso Mexicano y El Heraldo Independiente. pp. p. frente a Nueva Era. La Tribuna. En esa misma fecha circuló entre el público la última edición del diario maderista. p. Diario. 130-131). el poeta colombiano Miguel Ángel Osorio Benítez. 119-120. ubicada en la esquina de Liverpool y Berlín. Por su parte. porque al siguiente día ya no se imprimió el diario. como al pueblo de México. seguramente por los daños ocasionados. Miguel Ángel Morales. sin embargo consideramos el 11 de febrero de 1913.16 No se sabe con exactitud la fecha del ataque contra Nueva Era. 16 Ese mismo día. Por esos días también fue incendiada la casa de la familia Madero. en represalia por la destrucción de La Tribuna y otras publicaciones” (Miguel Ángel Morales.. sólo así se puede explicar cómo una fotografía que en su momento funcionó como mero registro periodístico. hospedado en un hotel de avenida Juárez. op. mejor conocido por su alias Porfirio Barba Jacob. Sólo un trabajo de gran calidad puede pasar la prueba del tiempo. de un grupo de diez personas que se encaminaron a los talleres de dichos diarios. años después se convierta en una obra de arte histórica que da identidad. ubicado en la esquina de Balderas y Nuevo México (hoy Artículo 123). en La Ciudadela de fuego.

y todo eso se perdió”. 1. y en vandálica y bochornosa exaltación volaron la valiosa maquinaria. que bien pronto era pasto de las llamas. Epistolario.18 17 18 M. p. […] En el incendio perdí importantes papeles y queridos objetos míos. Cuando vieron que el fuego no alcanzaba a destruir la magnífica y flamante rotativa. que había dejado depositados en el edificio del que fuera diario de mi dirección. en Gustavo A.R.P. Los incendiarios fueron los mismos “fifíes” metropolitanos que incendiaron la casa residencia de los padres del Presidente Madero. Apuntes para la historia de la Revolución Mexicana. 20/octubre/1915. Madero. 1991. Madero. p. “Introducción”. 18 . Sánchez Azcona.El desastre del diario fue narrado por un testigo: “Sin tardanza salió de la Ciudadela un grupo de individuos ebrios. Juan Sánchez Azcona relató: Durante la Decena Trágica fue incendiado el edificio de Nueva Era […]. 30. sin que hubiera habido quien tratara de impedir los avances del voraz elemento. El Demócrata. no obstante que uno de los Cuerpos de Bomberos tenía su matriz a muy corta distancia”.17 Por su parte. buscaron petardos de dinamita y de los que se emplean en las minas. “Una sesión memorable”. 318-320. México: Diana. nieta de Gustavo A. el histórico estandarte de México Nuevo y un soberbio retrato autografiado de mi gran maestro Emilio Zola. aseveró: “En sus oficinas había mucha documentación que hubiera sido muy útil para la nación.. pero más tarde fueron incendiadas. J. Entre ellos. Petra Garza Madero de Romo. pp. dirigiéndose al edificio [de Nueva Era].

El atentado contra Nueva Era dejó unas instalaciones en ruinas. en esa región de la capital sólo quedaron calles vacías. después de los destrozos 19 . Ante la ausencia de energía eléctrica y transporte. el periódico alcanzó a imprimir dos números de cuatro planas. numerosos agujeros en sus paredes como marca de los disparos y las ventanas ahumadas. En un clima caótico y a pesar de estar muy cerca del campo de batalla. Tropas huertisas frente a las oficinas del periódico. en la cual se dio a conocer el alzamiento de Díaz y Reyes. y con el fuego cercando la Ciudadela. además de la edición extra del domingo 9 de febrero de 1913.

México: UNAM-Facultad de Filosofía y Letras. Gustavo A. Casasola como reporter-fotógrafo”. Madero: De activo empresario a enérgico revolucionario (1875-1913). Begoña Consuelo. Daniel. volumen I. 2003. Stanley R. Los medios de difusión masiva en México. publicada del 24 agosto al 28 de octubre de 1915. pp. México: Diana. 20 . Gustavo A. A ochenta años de la Decena Trágica. LVIII). Miguel Ángel. después de cien años. aunque sea por medio de estas palabras. Serie sobre el cuartelazo. Todo. Así acabó también su más fiel representante: Nueva Era. 27. p. Morales. “Una sesión memorable” (“La trágica pesadilla huertiana”. 68-75.R. Fuentes para la historia contemporánea de México. 11/febrero/1965. México: Juan Pablos. 1.P. José Vasconcelos contra los estudiantes de la República” (“Cincuenta y… tantos de andar en esto”. Teoría del periodismo. México: Colegio de México. Barcelona: Paidós. 2002. Alquimia. núm. “La célebre fotografía de Jerónimo Hernández”. edición de Antonio Saborit. “Nueva Era y el Lic.Con la Decena Trágica terminó lo que se anunció como una “nueva era” de libertad y democracia. Epistolario. ordenamiento y compilación). Alquimia. las ruinas y el saqueo haya desaparecido gran parte de la obra de Gerónimo Hernández. 28-29. Hernández y Lazo. Cómo se forma el presente. De igual forma. introducción de Petra Garza Madero de Romo. 1991. tesis de Maestría en Historia. 1991. 1988. dan identidad a ese periodo de la historia de México y por ello perviven en nuestra memoria. México: Conaculta. es muy posible que entre el incendio. sus pocas fotografías conocidas. En suma: son dignas de recordarlas. El Demócrata. mayoagosto de 2006.. Gomis. Diego. pp. núm. M. Madero. (introducción. 1965. 25-35. Escorza Rodríguez. 27. Obras consultadas Arenas Guzmán. Fátima. XLIV). Periódicos y revistas. 20/octubre/1915. pp. sin embargo. México. La Ciudadela de fuego. Ross. mayo-agosto de 2006. Lorenzo. Fernández Christlieb. “Los inicios de Agustín V.

“Días sangrientos”. José Juan. 1955. núm. 1957. Diario (1900-1944). p. México. Flores. México: Manuel Porrúa. 10/febrero/1913. 3/julio/1912. Nueva Era. Relatos e historias en México. Sánchez Azcona. Apuntes para la historia de la Revolución Mexicana. febrero de 1913”. Guadalupe. “Tropas llegan para observar los estragos causados a Nueva Era en la Decena Trágica. p. Gerónimo Hernández. 2005. “La célebre fotografía de Jerónimo Hernández”. 21 . México: UNAM-Facultad de Filosofía y Letras. noviembre de 2008. El contenido literario en la obra periodística de Juan Sánchez Azcona. edición de Guillermo Sheridan. 73. p.Ruiz Castañeda. Vera Estañol. tesis de Licenciatura en Lengua y Literaturas Hispánicas. Gerónimo Hernández. mayo-agosto de 2006. Jorge. En Alejandro Rosas. Orígenes y resultados. Historia del periodismo mexicano (apuntes). Nueva Era. Obras IV. El periodismo en México: 500 años de historia. Miguel. 1963. Nueva Era. SINAFO. Gerónimo Hernández. 31/julio/1911-11/febrero/1913. La Revolución Mexicana. Archivo Casasola. México: Editorial Raíces. 1961. 21/febrero/1912. “El señor Presidente aclamado por el pueblo”. 3. En Miguel Ángel Morales. 2. María del Carmen y Luis Reed. “Gerónimo Hernández”. Sánchez Azcona. Alquimia. Periódicos Nueva Era. 27. 5. México: INEHRM. INAH. Velasco Valdés. México. 1. Revista literaria y de información gráfica. A. 66. Juan. México: UNAMInstituto de Investigaciones Filológicas-Centro de Estudios Literarios. 4. México: Porrúa. Fototeca Nacional-INAH Pachuca. 1. Novedades. Tablada. Nueva Biblioteca Mexicana-117. 6. “Embarque de tropas para el norte”. La Adelita. pp. “El visitador apostólico al salir de la Basílica”. México: Edamex-Club Primera Plana. 6/abril/1912. 3. Gerónimo Hernández. El Demócrata. núm. Índice de imágenes 1. 1992. agosto-octubre/1915.