LOPE DE VEGA Semblanza

. . . . . infancia Lugares donde residió estudios amores oficios

Nació Lope de Vega en Madrid el 25 de noviembre de 1562. El padre de Lope, Félix de Vega Carpio, era bordador de oficio, oriundo de Carriedo (Santander). Éste, siguiendo los pasos de una mujer abandonó a su familia y se escapó a Madrid; pero allí le siguió su esposa, Francisca Fernández Flores, quien consiguió separarle de su rival. De esta reconciliación nacería Lope. La familia se estableció en Madrid, en la calle Mayor, punto de encuentro de artesanos y comerciantes. De los primeros años del poeta las noticias que se tienen son pocas. Se sabe que su padre murió cuando Lope tenía dieciséis años y que su madre lo haría once años más tarde. No se conocen apenas detalles de los primeros estudios que siguió, aunque parece que Lope asistió al “estudio” que dirigía en Madrid Vicente Espinel, notable poeta y autor famoso de una de las novelas picarescas más difundidas en la época , Vida del Escudero Marcos de Obregón. Entró luego en el Colegio de los Jesuitas y algunos investigadores suponen que cursó estudios en la universidad de Alcalá durante cuatro años (1577-1582). Lope abandonó sus estudios, sin embargo, se entregó por entero a sus dos pasiones: el amor y la literatura. Pronto se enamoró perdidamente de Elena Osorio, hija de un actor de teatro llamado Jerónimo Velázquez y a quien Lope denominaría en sus poemas “Filis”. Lope, como habría de ser consustancial en él, volcó su amor en sus poesías y las difundió a los cuatro vientos. Elena estaba casada por lo que la insdiscreción del poeta levantó la ira de su familia y provocó la ruptura de la relación. Despechado Lope y celoso, difundió unas composiciones altamente ofensivas contra los Velázquez. Éstos se querellaron y después de un proceso escandaloso Lope fue encarcelado y condenado a ocho años de destierro de la corte, bajo pena de muerte si no cumplía la sentencia. A pesar de la gravedad del castigo, Lope violó el destierro nada menos que para raptar a una mujer principal, Isabel de Urbina. Para mitigar el escándalo, la familia de Isabel aceptó el matrimonio de ambos. Dos semanas más tarde, Lope dejaba a su mujer y se alistaba en “La Invencible” como voluntario. Vuelto a España, después del fracaso de la expedición, recogió a su esposa y se instaló en Valencia, quizá porque en ese tiempo la ciudad gozaba de mucha actividad editorial y florecía por entonces una notable escuela dramática. Lo cierto es que de la etapa valenciana data su mayor dedicación al género teatral. En 1590 expiró el plazo del destierro y Lope decidió trasladarse a Toledo, donde se acomodó como secretario del duque de Alba. El cargo le duró cinco años, la mayor parte de los cuales los pasó en la residencia ducal de Alba de Tormes. De esta época es La Arcadia, una novela pastoril en la que Lope cuenta los amores del duque. La paz de Lope se ve turbada por la muerte de su esposa (1594). Un año después, se trasladó de nuevo a Madrid. A poco de llegar a Madrid, en 1596, Lope fue procesado por amancebamiento con una hermosa viuda, Antonia Trillo. Y en 1598, contrajo matrimonio por interés con Juana de Gaurdo, hija de un rico carnicero que abastecía los mercados de Madrid. La dote de Juana era cuantiosa, pero Lope no pudo disfrutar de ella por la avaricia de su suegro.

LOPE DE VEGA
Entretanto, la pasión amorosa volvió a sacudir a Lope en la persona de Micaela de Luján, comedianta de oficio, mujer bellísima aunque de escasa formación, a quien Lope recordó en sus versos con el nombre de “Camila Lucinda”. Lope dio cinco hijos a Micaela. De hecho vivió maritalmente con ella, mientras Juana de Guardo soportaba pacientemente las extralimitaciones del poeta. La popularidad, escandalosa por supuesto, que alcanzaron los amores de Lope se debió como en anteriores ocasiones a los versos del propio poeta. La pasión por Micaela debió de enfriarse hacia 1610, fecha en la que desaparece de los versos y de la vida del poeta. En 1613 fallece su esposa Juana de Guardo, después de ser atendida amorosamente por Lope, durante los achaques que precedieron a su muerte. Por estos años, el poeta cae en una profunda crisis espiritual y es entonces cuando decide ordenarse sacerdote. En mayo de 1614, cantó su primera misa en el convento de las Carmelitas Descalzas donde poco antes se había enterrado a su esposa. Pero el hábito sacerdotal no pudo impedir que Lope se viera envuelto en otro capítulo amoroso. Corría el año 1616 cuando Lope se enamoró ciegamente de Marta Nevares Santoyo, “Amarilis” o “Marcia Leonarda” en los versos que inevitablemente le había de cantar. Marta tenía veintiséis años y estaba casada desde los trece contra su voluntad con un hombre de negocios. Como en otras ocasiones, Lope informaba a las gentes de sus amores a través de sus versos de incontenible pasión. Tuvo Marta una hija, y al fin el marido se dio por enterado de lo que era conocido por todo Madrid. Hubo pleitos y demandas de divorcio, pero todo al fin se esfumó ante la repentina muerte del marido. Marta se fue entonces a vivir con Lope y los hijos habidos en sus anteriores amores. Pronto, las desventuras comenzaron a precipitarse sobre la vida de Lope. Marta, enferma de los ojos desde hacía algún tiempo, se quedó ciega y en 1628 murió. La muerte del poeta aconteció unos años más tarde, en 1635.

Extraído de Historia de la Literatura Española (vol. II) de Juan Luis Alborg

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful