You are on page 1of 14

1

Universidad del Cauca


Facultad Ciencias de la Salud
Programa de Enfermería

BIOSEGURIDAD

Elaborada por: Fanny Cisneros G.


Enfermera Especialista

1. DEFINICIÓN

Conjunto de medidas y normas preventivas, destinadas a mantener el control de


factores de riesgo laborales procedentes de agentes biológicos, físicos o químicos,
logrando la prevención de impactos nocivos frente a riesgos propios de su
actividad diaria, asegurando que el desarrollo o producto final de dichos
procedimientos no atenten contra la seguridad de los trabajadores de la salud,
pacientes, visitantes y el medio ambiente.

Por tal motivo todas las instituciones de salud deben establecer un PROGRAMA
DE BIOSEGURIDAD.

La implementación de los programas de bioseguridad en los organismos de salud


surgió a partir de los importantes estadíos o hechos por el Centro de Control de
Enfermedades (C.D.C.) de Atlanta (USA), en 1987, a través de un grupo de
expertos quienes estaban preocupados en desarrollar guías para prevenir el V.I.H.
entre el personal de salud, es así como establecen las normas o precauciones
universales destinadas a proteger a toda persona que está en riesgo de infectarse
con sustancias contaminadas con sangre del paciente portador de V.I.H. virus de
la Hepatitis B, virus de la Hepatitis C, entre otros.

Las precauciones universales parten del siguiente principio:


“Todos los pacientes y sus fluidos corporales independientemente del diagnóstico
de ingreso o motivo por el cual haya entrado al hospital o clínica deberán ser
considerados como potencialmente infectantes y se deben tomar las precauciones
necesarias para prevenir que ocurra transmisión”

2. LÍQUIDOS CORPORALES DE PRECAUCIÓN UNIVERSAL


• Sangre
• Semen
• Secreción vaginal
• Leche materna, saliva, lágrimas
• Líquido cefalorraquídeo
• Líquido sinovial
2

• Líquido pleural
• Líquido amniótico
• Líquido peritoneal
• Líquido pericárdico
• Cualquier otro líquido contaminado con sangre

3. UNIDAD VIGILANCIA EPIDEMIOLOGICA Y BIOSEGURIDAD

Esta debe:
1. Dictar normas generales de prevención de riesgo
2. Definir riesgos por cada área o por cada actividad
3. Señalizar puntos críticos o áreas de peligro
4. Destacar características del daño físico o psíquico por omisión de normas
5. Determinar áreas restringidas a personal autorizado
6. Establecer mecanismos de autoevaluación y evaluación externa
7. Llevar a cabo programas de educación continua
8. Exigir a los Jefes el cumplimiento de normas
9. Impedir el inicio de desempeño, sin conocer riesgos inherentes

Los problemas prevenibles más usuales son: infecciones, traumatismos,


enfermedades sistémicas.

El factor más importante de prevención es la ACTITUD que asuma cada individuo


a merced de un proceso educativo frente al riesgo de infección.

Existen varios procedimientos dentro de la rutina de manejo de la prevención


contra la infección:

La limpieza

Constituye el pilar básico e imperativo en cualquier lugar donde deba estar el


hombre sujeto al peligro de contaminación por microorganismos que abundan en
los desechos de todo orden.

La limpieza se define como la eliminación de material orgánico extraño de la


superficie de los objetos, se logra con la acción manual directa o mecánica con el
uso de agua y jabón o soluciones detergentes y algunos germicidas (destruye
microorganismos patógenos). Debe iniciarse por el lavado de las manos con agua
y jabón, debido a que se ha demostrado que son la vía de transmisión de la
mayoría de las infecciones cruzadas y epidemias.

Por la trascendencia de la limpieza dentro de las acciones de prevención, debe ser


reglamentada, supervisada y evaluada permanentemente .
3

Desinfección

Es el proceso mediante el cual se eliminan todos los microorganismos patógenos


en objetos inanimados, con excepción de las esporas bacterianas y bacilos de la
Tuberculosis, Clostridium Botulinium y Tetani.

Desinfectante

Es el producto utilizado para destruir microorganismos en objetos y superficies que


intervienen en el cuidado del usuario.

Antiséptico

Es el compuesto químico utilizado externamente en la piel o alrededor de las


heridas para prevenir la colonización e infección.

La necesidad de desinfección depende del riesgo de infección del instrumento


involucrado con el uso en el cuidado del usuario.

Instrumentos críticos o de alto riesgo, son aquellos que entran en contacto con
tejidos estériles y sistema vascular. Ejemplo: instrumental quirúrgico, catéteres
venosos, urinarios, agujas, prótesis e implantes. Instrumentos semicríticos, son
aquellos que entran en contacto con membranas mucosas o piel intacta. Ejemplo:
endoscopios, termómetros, equipo de anestesia y terapia respiratoria.
Instrumentos no críticos, son aquellos que entran en contacto con la piel intacta.
Ejemplo: ropa.
La desinfección puede hacerse mediante uso del calor (ebullición, hornos a calor
seco y autoclave o calor húmedo) o con agentes químicos tales como: alcohol,
hipoclorito de sodio, glutaraldehido y yodo. El más utilizado actualmente es el
hipoclorito de sodio

Hipoclorito de Sodio
El Cloro es un desinfectante universal, activo contra todos los microorganismos.
En general se usa en forma de Hipoclorito Sódico, excelente desinfectante,
bactericida, virucida. Es inestable y disminuye su eficiencia en presencia de luz,
calor y largo rato de preparación, por lo tanto la presentación comercial indicada
son envases oscuros y no transparentes.

Es ideal para remojar el material usado antes de ser lavado, e inactivar


secreciones corporales. Es altamente corrosivo por lo tanto no debe usarse por
más de 30 minutos, ni repetidas veces en material de acero inoxidable.

Es un líquido económico asequible de gran aplicabilidad y se consigue


comercialmente a una concentración entre 4% y 6%.
4

Requisitos para conseguir una máxima eficacia:


• Preparar la dilución diariamente antes de su empleo
• Utilizar recipientes que no sean metálicos
• Mantener el producto en un lugar fresco y protegido de la luz
• Respetar estrictamente la concentración según necesidad
La cantidad de Cloro requerido para un alto nivel de desinfección depende de la
cantidad de material orgánico presente así:

• Desinfección de material limpio, es decir, sin restos de sangre o líquidos


corporales, se requieren diluciones de hipoclorito entre 0.05% y 0.1% (entre
500 y 1000 partes por millón).

• Desinfección de material contaminado con sangre, pus, etc., se recomienda


concentraciones hasta del 0.5% (5000 partes por millón). A esta
concentración el producto es muy corrosivo, por ello debe vigilarse el
tiempo de inmersión de los objetos y evitar usarlo para la ropa.

• Desinfección de superficies. Areas críticas: 0.5%

• Areas no críticas: 0.25%

• Desinfección de ropa contaminada y de quirófano: 0.1%

Cómo preparar el Hipoclorito

Ejemplo: Hipoclorito comercial al 5% y se desea preparar al 0.5% (5000 ppm).

Un litro = 1000 cc de Hipoclorito al 0.5%

FORMULA

Cd x Vd
V=
Cc

Vd: Volumen deseado


Cd: Concentración deseada
Cc: Concentración conocida

0.5% x 1000 cc
V= = 100 cc
5%

Se debe agregar 100 cc de Hipoclorito de Sodio al 5% a 900 cc de agua para


tener 1000 cc de una disolución al 0.5%.

Glutaraldehido (cidex):
5

Es el compuesto químico más comúnmente utilizado para desinfectar


endoscopios, elementos de terapia respiratoria y anestesia. Glutaraldehido al 2 %
destruye bacteria vegetales en 2 minutos, hongos y virus en 10 minutos,
mycobacterium TBC en 30 minutos, mybobacterias en 60 minutos y esporas en 3
horas. Debe emplearse en habitaciones bien ventiladas, es irritante en ojos y vías
respiratorias. Los elementos y equipos deben lavarse pre y post inmersión en el
desinfectante.

ESTERILIZACION:
Es la completa eliminación o destrucción de toda forma de vida bacteriana, incluyendo
las formas esporuladas. El vapor bajo presión, el calor seco, el oxido de etileno y el
Glutaraldehido constituyen los elementos más utilizados para la esterilización.

Si se aplican las PRECAUCIONES UNIVERSALES, el riesgo de contaminación


para los trabajadores de salud se reducirá notablemente, estas minimizan el riesgo
de transmisión de V.I.H. (SIDA), V.H.B. (Hepatitis B) y con las siguientes:

PRECAUCIONES UNIVERSALES

1. Evitar contacto de piel o mucosa con sangre y otros líquidos de


precaución universal.
Esta precaución es necesaria tenerla en cuenta con TODOS los pacientes y
no solo aquellos que tengan diagnóstico de enfermedad, por lo tanto se de
implementar el uso del EQUIPO DE PROTECCIÓN PERSONAL (E.P.P.),
consiste en el empleo de precauciones de barreras con el objeto de prevenir la
exposición de la piel y mucosas a sangre o líquidos de cualquier paciente o
material potencialmente infeccioso.

El E.P.P. será considerado apropiado solamente si impide que la sangre y otro


material potencialmente infeccioso alcance y pase a través de las ropas, la piel,
los ojos, la boca, y otras membranas mucosas.

2. Lavado de manos.
Lávese las manos con agua y jabón:
a) Inmediatamente si se ha contaminado con sangre o alguno de los líquidos
corporales a los que se aplican las precauciones universales, o con objetos
potencialmente contaminados.

b) Entre clientes.

c) Inmediatamente después de quitarse los guantes, si no existen


instalaciones para lavarse las manos, utilice un antiséptico como alcohol.

3. Uso de guantes.
Use guantes para
6

a) Tocar sangre y líquidos corporales que contengan sangre o superficies


contaminadas con sangre,
b) Al realizar venopunción,
c) Al realizar pinchazos en dedos o talón,
d) Al realizar limpieza de instrumentos y procedimientos de descontaminación.

4. Uso de mascarillas.
Con esta medida se previene la exposición de las membranas mucosas de la
boca, la nariz y los ojos a líquidos potencialmente infectados.

Se indican en: procedimientos en donde se manipulen sangre o líquidos


corporales y/o cuando exista la posibilidad de salpicaduras o expulsión de
líquidos contaminados con sangre.

5. Uso de delantales protectores.


Los delantales protectores deberán ser preferiblemente largos e impermeables.
Están indicados en todo procedimiento donde haya exposición a líquidos de
precaución universal, por ejemplo: drenaje de abscesos, atención de heridas,
partos y punción de cavidades, entre otros.

6. Manejo cuidadoso de elementos corto punzantes


Durante la manipulación, limpieza y desecho de elementos corto punzantes
(agujas, bisturís, otros), el personal de salud deberá tomar rigurosas
precauciones, para prevenir accidentes laborales. La mayoría de las
punciones accidentales ocurren al reenfundar las agujas después de usarlas, o
como resultados de desecharlas inadecuadamente (p.e. en bolsas de basura).

Recomendaciones:
• Desechar las agujas e instrumentos cortantes una vez utilizados, en
recipientes de paredes duras imperforables, los cuales deben estar situados
lo más cerca al sitio de trabajo.
• Si no hay recolector, debe usarse un recipiente rígido (riñonera) para
trasladar el material corto punzante hasta el sitio donde se desecha.
• No desechar elementos corto punzantes en bolsas de basura o cajas que
no sean resistentes a punciones.
• Evitar tapar, doblar o quebrar agujas, láminas de bisturí y otros elementos
corto punzantes una vez utilizados.
• La aguja NO debe ser tocada con las manos para retirarla de la jeringa,
doblarla o desecharla. De igual manera no deben ser recapsuladas para su
desecho, porque la mayoría de los accidentes ocurren durante esta
maniobra.
• Una vez lleno el recolector, se le agrega una solución de Hipoclorito de
Sodio al 0.5% durante 30 minutos para su inactivación, posteriormente se
derrama la solución en el lugar donde se lava el material, se sella el
guardián, se coloca en una bolsa roja para su recolección y posterior
7

incineración. Nunca se debe rebosar el limite señalado en el recolector o


guardián.

7. Restricción de labores en trabajadores de la salud


Cuando el personal de salud presente abrasiones, quemaduras, laceraciones,
dermatitis o cualquier solución de continuidad de la piel de manos y brazos,
deberá mantener cubierta la lesión para evitar el contacto directo con fluidos
corporales y manipulación de objetos contaminados, hasta que exista curación
completa de la herida.

8. Disponer de elementos o aparatos especiales que suplan la respiración boca a


boca.
9. Realizar correctamente el proceso de Limpieza, Desinfección y Esterilización.
10. Aplicar periódicamente las vacunas a trabajadores con riesgo de infección.
11. Disponer desechos en medio seguro

5. FACTORES Y ACTIVIDADES DE RIESGO BIOLÓGICO

1. Admisión de usuarios infectados. El C.D.C. ha protocolizado el método de


aislamiento específico por categorías, se han definido hasta el momento 7 y
para cada una se usan precauciones específicas. Ver Anexo No. 1: Protocolo
para aislamiento de pacientes con riesgo de transmisión de infecciones en el
Hospital.
2. Trabajadores de salud infectados.
3. Visitantes con signos y síntomas de infección.
4. Vectores como artrópodos y roedores.
5. Accidentes durante procedimientos que dejan esparcir microorganismos. Ej.
Rotura de tubos de ensayo y cajas de cultivo.

EL TRAUMA

Es el resultado de imprevisiones del trabajador, por no tomar en cuenta las


precauciones para manejo de instrumentos, equipos, desechos y manejo de los
usuarios o la falta de los elementos de barrera o los medios de protección
necesaria.

7. LA RADIACIÓN

La dosis recibida depende de tiempo de exposición. En general la protección


depende de los siguientes factores: la distancia, espesor de las paredes de
protección, uso del delantal de plomo, anteojos de protección.

La disciplina en la observancia estricta de las normas de autoprotección y


protección del usuario garantiza la inocuidad.
8

8. DESECHOS INTRAHOSPITALARIOS

El objetivo principal de un manejo adecuado de los desechos, es reducir tanto


como sea posible la exposición de riesgos que se derivan del manejo adecuado de
los diferentes tipos de desechos que se generan en las instituciones de salud.

La Resolución 4153 del 26 de Mayo de 1993 de la OMS, reglamenta el manejo,


tratamiento y disposición de los desechos patógenos, y, establece la siguiente
clasificación de los desechos hospitalarios, de acuerdo al riesgo biológico y al
destino final.

Desechos con riesgo biológico

Se caracterizan por albergar microorganismos patógenos o sustancias tóxicas, las


cuales inciden en el proceso salud – enfermedad al entrar en contacto con ellos,
tanto en las personas y medio ambiente.

Se clasifican en tres (3) grupos: infectantes, no infectantes y tóxicos.

• Desechos infectantes
Son aquellos que sirven como fuente de infección. Transportan agentes
infecciosos ocasionando enfermedad a sujetos susceptibles en el momento de
entrar en contacto con ellos.

Estos desechos van en BOLSA ROJA, su destino final es la inactivación del


germen por métodos fisicoquímicos y/o incineración. Estos desechos, según sus
características físicas se clasifican en: desechos sólidos y líquidos.

Desechos sólidos: son aquellos que se generan en gran cantidad en las


instituciones de salud y debido a sus características, composición y origen,
requieren de manejos específicos para evitar propagación de infecciones,
proliferación de insectos y roedores, malos olores y contaminación ambiental.

Los desechos sólidos contaminados con sangre, semen o secreciones vaginales


tales como grasas, algodón, elementos corto punzantes, jeringas, residuos
anatomopatológicos y en general materiales absorbentes, deberán colocarse en
bolsas de color rojo impermeable, impregnado de Cloro a una solución de 1:10 y
posteriormente incinerarse.

Desechos líquidos: como sangre entera, excreciones y secreciones (orina, líquido


amniótico y secreciones respiratorias) deberán depositarse con cuidado en un
lavabo o en un sumidero, conectado directamente con un sistema de alcantarillado
que tenga el tratamiento adecuado. Si el sistema no cuenta con el tratamiento
9

para desinfectar los líquidos potencialmente infectantes, se deberá agregar algún


desinfectante como Hipoclorito e Sodio a la solución antes de tirarla al sumidero.

• Desechos no infectantes
Son residuos que no tienen capacidad de causar enfermedad, se clasifican según
su destino final como reciclable y no reciclable .

Desechos reciclables: son los residuos generalmente no biodegradables y


reutilizables provenientes de áreas sin ningún riesgo tóxico o biológico. Debido a
sus propiedades se pueden volver a utilizar como material prima para otros
elementos. Estos deben ser separados en su sitio de origen, posteriormente
recolectados, almacenados y clasificados mientras se llega a su volumen para su
venta (su destino final es la venta a terceros). Entre otros tenemos el papel,
plástico, vidrio, placas de Rx, los metales, chatarra, etc.

Desechos no reciclables: son desechos que pueden ser o no biodegradables,


provienen de áreas de atención a pacientes infectados o sometidos a algún tipo de
tratamiento como áreas de aislamiento, laboratorios, salas de emergencia, sala de
partos. Comprenden:

• Desechos ordinarios o basuras


• Residuos de alimentos
• Piezas anatomopatológicas
• Materiales hospitalarios desechables: tales como jeringas, agujas, tubos,
sondas, catéteres.
• Material de laboratorio y equipos que por su composición y uso representan
un riesgo biológico y/o tóxico.

Su destino final es la incineración, alcantarillado o relleno sanitario.

• Desechos tóxicos
Son aquellos que por sus propiedades fisicoquímicas, pueden producir daños en
la salud de las personas, animales o en el medio ambiente; por ejemplo: material
radioactivo, sustancias químicas, pilas, etc.

9. CODIFICACIÓN DE COLORES

Para hacer una eficiente disposición de los desechos hospitalarios es necesario


adoptar una codificación de colores de acuerdo al tipo y grado de peligrosidad del
residuo que se esté manejando.

La OMS ha normatizado un código de colores para la selección, disposición,


almacenamiento y disposición final de los desechos, el cual es universalmente
reconocido.
10

NORMAS INTERNACIONALES PARA LA ELIMINACIÓN DE BASURAS POR


MEDIO DE BOLSAS DE COLORES

1. Color verde: desechos ordinarios no reciclables


2. Color rojo: desechos que implican riesgo biológico
3. Color negro: desechos anatomopatológicos
4. Color naranja: depósito de plástico
5. Color blanco: depósito de vidrio
6. Color gris: papel, cartón, similares

10. LAVADO MÉDICO DE LAS MANOS

Equipo: jabón, agua corriente y toallas

Procedimiento Justificación
1. Prepare y valore sus manos
a) Mantenga las uñas cortas • Se evita albergar microorganismos.
b) Quítese las joyas de las manos y • Se facilita la limpieza completa de las
brazos manos y brazos.
c) Revise si tiene erosiones cutáneas • Debe colocarse guantes para evitar
contacto con materiales infectantes.
6. Abra el grifo y regule el flujo de agua: • Previene el contacto y disminuye el
riesgo de contaminación de las
a) Con las manos manos
b) Palanca para la rodilla
c) Pedales
d) Control con el codo

3. Mójese las manos y los antebrazos


bien, manteniéndolos debajo del
chorro de agua

a) Tenga las manos más bajas que • El agua debe ir de la zona menos
los codos, para que el agua fluya contaminada a la más contaminada.
desde los brazos a la punta de los
dedos. • Al aclarar la pasta se eliminan los
b) Aplíquese jabón con las manos. Si microorganismos
es líquido de 2 a 4 cc, si es pasta
frótese con fuerza y aclárela antes
de colocarla de nuevo en la
jabonera.

4. Lávese y aclárese bien las manos


a) Realice movimientos firmes,
friccione con movimientos • La rotación ayuda a la eliminación
circulares para lavar la palma, la de microorganismos.
11

parte posterior y la muñeca de


cada mano. Entrelace los dedos y • El entrecruzar los dedos limpia los
los pulgares y mueva las manos espacios interdigitales.
hacia delante y hacia atrás.
Repítalo durante 15 segundos.
b) Enjuáguese las manos
c) Lávese las manos durante 15
segundos como mínimo

5. Séquese bien las manos y los brazos


a) Séquese las manos
concienzudamente con la toalla de • La piel húmeda se agrieta
papel desde los dedos a los brazos fácilmente
b) Deseche la toalla en el contenedor
apropiado

6. Cierre el grifo
Emplee toallas de papel para tocar los • La toalla previene el contacto con
controles que se manejen con la mano microorganismos presentes en el
grifo

VARIACIÓN EL LAVADO MÉDICO DE MANOS

a) Mantener las manos por encima de los codos durante el lavado. Dejar que el
agua fluya desde la punta de los dedos hasta los codos, de tal modo que las
manos estén más limpias.
b) Aplicar jabón, frotar y enjuagar manteniendo las manos más altas que los
codos.
c) Usar una toalla para secar cuidadosamente cada mano, iniciando desde los
dedos hasta el codo en forma rotativa.

11. COLOCACIÓN Y RETIRO DE GUANTES ESTÉRILES

Equipo: paquete de guantes estériles

Precauciones:
• Utilice los guantes para proteger las manos cuando va a manejar cualquier
sustancia infecciosa como sangre, orina, heces, esputo, va a tener contacto
con herida abierta, mucosas o cuando se pueden introducir microorganismos
en un orificio corporal, y/o cuando se tienen heridas o lesiones en las manos.
• Antes de colocarse los guantes, colóquese la mascarilla si la necesita, lávese
las manos y póngase la bata.
• Cambie los guantes entre clientes.
12

Procedimiento Justificación
1. Abrir el paquete de guantes estériles • Toda humedad en la superficie
a) Colocar el paquete de guantes podría contaminar los guantes
estériles sobre una superficie
limpie y seca
b) Abrir el paquete externo sin
contaminar los guantes, ni la
parte interior del paquete

2. Colocar el primer guante en la mano


dominante
a) Tomar el guante de la mano • Las manos no son estériles. Al
dominante por el doblez (en el tocar solo la superficie interna del
lado palmar) con el pulgar y el aguante se evita contaminar
índice e la mano no dominante.
Tocar solo la superficie interna
del doblez.
b) Introducir la mano dominante • Si el pulgar se mantiene contra la
contra la palma de la mano palma, es menos probable que
durante la introducción. contamine el exterior del guante

3. Colocar el guante en la mano no


dominante
a) Tomar el guante con la mano • Esto ayuda a prevenir la
enguantada estéril, introduciendo contaminación accidental del guante
los dedos enguantados bajo el con la mano desnuda.
doblez, manteniendo el pulgar
enguantado pegado a la palma
de la mano.
b) Tirar cuidadosamente el segundo
guante, extender el pulgar de la
primera mano enguantada tan
lejos como sea posible
c) Ajuste cada guante para que • Contribuye con la comodidad y buen
encaje totalmente y estirar los uso de los guantes.
dobleces deslizando los dedos
por debajo.

4. Retirar y desechar los guantes


usados
a) Lávese las manos enguantadas • Para retirar el material
si es posible contaminado y los
b) Tome el primer guante para microorganismos
retirarlo por su parte palmar y
13

justo por debajo de puño, • Es necesario retirar los guantes sin


teniendo cuidado de tocar solo ensuciar las manos para no
con el guante y no con la piel de contaminarlas
la muñeca o de la mano
c) Retírelo completamente
invirtiéndolo o enrollándolo al
revés, continúe agarrando el
guante con la otra mano
enguantada
d) Coloque dos dedos de la mano
descubierta en la zona interna del
puño del segundo guante y
retírelo volviéndolo del revés y de
tal forma que el primer guante
quede incluido en este último
e) Tírelos en un contenedor
adecuado vueltos al revés
f) Lávese las manos
14

BIBLIOGRAFÍA

COLOMBIA, MINISTERIO DE SALUD. DIRECCIÓN GENERAL DE PROMOCIÓN


Y PREVENCIÓN. Conductas básicas en bioseguridad: manejo integral. Santafé
de Bogotá, D.C., Abril de 1997, 32p

KOZIER, ERB, OLIVIERI. Enfermería fundamental. 4ª edición. Tomo 1.


interamericana, pág. 495 – 515

MALAGÓN LONDOÑO, GUSTAVO. Administración hospitalaria. Tercera


reimpresión. Bogotá: Panamericana, 1994. Capítulo XIII, pág. 190 – 203

DIAZ B., LILIA; ASTAIZA G., MARÍA ESTELA. Protocolo para aislamiento de
pacientes HUSJ. Comité de vigilancia epidemiológica.