You are on page 1of 3

Proyecto Socio Educativo.

Proyecto Socioeducativo Aprender a Aprender.

1. Justificación.

La sociedad en la que vivimos se muestra cada vez más preocupada con el problema
de la falta de inquietud de los jóvenes para aprender, y no sólo en el ámbito escolar.
Los jóvenes quieren que se les dé todo hecho, no se esfuerzan, y es necesario
enseñarles a aprender; “no debemos darles el pan debemos enseñarles a hacer el
pan”; en definitiva necesitamos desarrollar su competencia de aprender a
aprender. Con ella se adquieren estrategias de búsqueda, obtención, selección y
análisis de información, de resolución de problemas para aplicarlas a todos los
ámbitos de su vida.

A través de esta vía se ofrecen muchas oportunidades para el desarrollo de


cualidades personales, como la iniciativa, el espíritu de superación, la perseverancia
frente a las dificultades, la autonomía y la autocrítica, contribuyendo al aumento de la
confianza en uno mismo y a la mejora de su autoestima, y proporcionándole
habilidades sociales para relacionarse, cooperar, trabajar en equipo, liderar un
proyecto y a organizar los tiempos y las tareas.

2. Hipótesis.

Se parte de la convicción de que existe otra forma de aprender y consecuentemente


mejorar el rendimiento de los alumnos. Este proyecto socioeducativo tiene como
objetivo la implementación de talleres de aprendizaje.

Este proyecto tiene una clara orientación práctica, buscando mejorar las condiciones
del alumno. Si bien el concepto “mejora del aprendizaje” aún no cuenta con una
definición consensuada, algunas aclaraciones ayudarán a establecer este proyecto:
· No es sólo un cambio educativo, éste se puede dar, y de hecho se da, sin
que haya ninguna intencionalidad en el mismo.
· No es una innovación, implica al alumno con todo su entorno. Tanto a los
procesos de enseñanza y aprendizaje como a los aspectos organizativos.
En el desarrollo del proyecto se requiere la secuenciación de diversas etapas, aún
sabiendo que estas etapas se solapan entre sí o incluso se repiten en varias
ocasiones antes de que el ciclo se complete. Así, no podemos hablar de planificación
del proceso de aprendizaje como algo previo, sino que se convierte en una tarea
continua.
De cualquier manera, estas etapas serían básicamente tres:
1. Fase de iniciación. Consiste en la decisión de iniciar los cambios y desarrollar
un compromiso con el proceso. Se tendrá que realizar un diagnóstico del estado
actual del alumno, fijados los ámbitos de mejora y la planificación del proceso.
2. Fase de desarrollo. Las actividades principales son realizar planes de acción
concretos, llevarlos a cabo y mantener el compromiso hacia el proyecto,
comprobar periódicamente el progreso y superar los problemas.
3. Fase de institucionalización. Se trata de conseguir que los cambios dejen de
ser una novedad y se conviertan en la forma habitual de hacer las cosas para el
alumno. Esto no es algo que se produzca de forma automática, ya que en
muchas ocasiones los cambios tienden a desaparecer después del entusiasmo
inicial.
3. Propuestas de Acción.

Atendiendo a las necesidades que presentan nuestro alumnado y los objetivos


propuestos en el presente proyecto, se planifica por ámbitos de actuación. Estos
ámbitos de actuación preferente para intervenir pedagógicamente son:
Ámbito: convivencia
• Seleccionar las normas básicas de convivencia sobre las que se va a hacer
mayor incidencia.
• Difundir estas normas básicas, así como las razones de las mismas y las
sanciones por su incumplimiento.
• Unificar criterios sobre las normas de aprendizaje entre todo el profesorado
• Plantear un seguimiento más exhaustivo del cumplimiento de las normas de
aprendizaje especialmente durante los primeros meses de curso.
• Aplicar estrategias de control en el aula
• Diseñar un Servicio de Mediación.
Ámbito: programación del proceso de enseñanza aprendizaje
• Priorizar las áreas instrumentales y los contenidos procedimentales y
actitudinales. Ponderar valoración de los distintos contenidos.
• Establecer los criterios de evaluación en función de las adaptaciones
necesarias para atender a nuestro alumnado.
• Replantearse los recursos metodológicos.
• Elaborar la programación a partir de la evaluación inicial.
• Elaborar un banco de materiales adaptados a nuestra realidad para ser usados
en las diferentes áreas.
• Aplicar técnicas de aprendizaje cooperativo
• Desarrollar el proyecto de diversificación para el primer ciclo
Ámbito: la acción tutorial
• Las campañas mensuales: Cada mes un tema de fondo, concretado en un
slogan que dinamice las diversas actividades de ese mes, sensibilizando al
alumnado en los valores que queremos resaltar.
• Cuidar las sesiones de “tutoría lectiva” de manera que incidan en el crecimiento
como grupo y en unas relaciones humanas más pacíficas y satisfactorias.
4. Fuentes a consultar.

Las fuentes de donde se extraerán los datos y la bibliografía a consultar son:

.......................
.....
Operaciones estadísticas elaboradas por el INE: Sociedad. Análisis sociales. Indicadores
sociales.
5. Información

Las causas del fracaso escolar que acompaña a muchos alumnos son
muchas y de diversa índole; entre otras, una de las más importantes el hecho de que el
alumno desmotivado ante un aprendizaje concreto, difícilmente lo consolidará e irá
progresivamente aumentando su grado de desinterés y con él cada vez serán mayores
las lagunas y las dificultades para superarlas. Se crea así una cadena de hechos que le
llevan a desentenderse definitivamente de todo aquello que le supone el menor
esfuerzo. Esto se debe en gran medida, a que las enseñanzas están cada vez más
alejadas de su entorno y de la realidad social en la que su vida se desarrolla. Estos
hechos nos mueven a proponer una metodología encaminada a cubrir esas carencias y
que permitan el desarrollo de sus características individuales hasta el nivel que cada
uno pueda alcanzar. Los instrumentos que les permiten alcanzar este objetivo son:
medios de comunicación, Internet y multimedia, películas de video, visitas a centros de
interés,...

No hay aprendizaje sin esfuerzo, pero el aprendizaje es muy difícil cuando el


esfuerzo requerido es tan grande que el alumno, en lugar de disfrutar aprendiendo, lo
percibe como una tortura a la que no está dispuesto a contribuir. Por eso es necesario
intentar que el alumno parta de lo que conoce y le resulta próximo y a partir de ahí
vaya ampliando sus conocimientos y adquiriendo la seguridad y confianza en si mismo
que le permita seguir creciendo como persona, lo que le permitirá un progreso continuo
en todos los aspectos que han de modelar su formación humana y guiar su integración
en la sociedad.

Para lograrlo, el profesorado ha de promover aprendizajes suficientemente


motivadores en torno a problemas de interés para los alumnos, planteando alternativas
que les permitan conseguir los objetivos deseables.

Todas estas circunstancias hacen que el tratamiento de contenidos


seleccionados busquen estrategias de motivación con aprendizajes verdaderamente
significativos, en los que predominen los aspectos procedimentales frente a los
puramente teóricos y conceptuales. Los alumnos desarrollarán una intensa actividad
que contribuirá a la consecución de hábitos de trabajo, de los que carecen, y a un alto
grado de autodisciplina.

El tipo de actividades potenciará el trabajo en grupo y la cooperación, como


estrategia de aprendizaje entre iguales.

.......................
.....