You are on page 1of 6

Entrevista con el cineasta Barbet Schroeder Texto y fotografías de Juan Fernando Ospina ¿Usted conoció la obra de Fernando Vallejo

en Francia? Sí, pero no la leí en francés, la leí en español. Ahora, en Francia, dos de sus libros tienen mucho éxito, pero yo los conozco desde antes que salieran allá. ¿Cuándo la conoció? Hace un año. El responsable es mi amigo Luis Ospina. Él me dijo: «Esto es una cosa para usted». ¿Consiguió sus libros en París? No, los conseguí aquí, pues yo vengo a Colombia cada vez que no estoy haciendo una película. La penúltima vez que estuve compré todos los que encontré. Usted vivió en Colombia cuatro años, por la época del Bogotazo. ¿Qué edad tenía? Siete años. Colombia es el país de mi infancia, el país de mi corazón. ¿Vivía en Bogotá? Sí, pero íbamos de vacaciones a Cartagena, a Medellín, a Cali. También estuve muchas veces en los Llanos montando a caballo. ¿A dónde fue luego de salir de Colombia? Viví en París. La mayor parte de mi adolescencia la pasé allí. Fue la época de La Cinemateca, los filmes... sin embargo, el primer filme que yo vi en mi vida lo vi en Bogotá, y me sacaron llorando antes del final. La película era Bambi; después de eso no vi cine por muchos años. ¿Una experiencia traumática? Sí, más traumática que la del 9 de abril. ¿Además de colombiano se siente francés? No, realmente nunca me sentí francés. Soy francés de cultura, pero en Francia nunca me sentí en casa. Era muy horrible el cambio de salir de Colombia y llegar a Europa: todo era frío, la gente no era tan buena; no me gustó tanto. La escuela era de los tiempos de Napoleón, los liceos eran horrorosos. Me sentí como un alien. ¿Cómo surgió el proyecto de Mariposas...? Me gustaban tanto las obras de Bukowski que decidí llamarlo para ver si era posible hacer algo juntos. Conseguir su teléfono fue muy difícil, pero cuando finalmente lo llamé, me contestó: «No me interesa». Entonces le dije: «Ejem, yo...» y él me repitió: «No me interesa y punto». Y me colgó. Luego volví a llamarlo y le dije: «Esto no va a ser cine de Hollywood, lo que quiero hacer es un filme respetando su obra, una película que se vea como suya con mi colaboración y no como una película mía». ¿Bukowski tenía alguna referencia suya? No, ninguna. Además, para él el cine era horroroso; de cualquier tipo. Él nunca iba a cine, lo odiaba. ¿Para esta época él gozaba ya de cierto reconocimiento? No, nada de eso. Vivía en un lugar miserable cerca de East Hollywood, viejo y barato, y subsistía con las regalías del único país donde se estaban vendiendo sus libros; era el segundo año en que le enviaban dinero de Alemania. Realmente él nunca cambió su forma de vida. Su bienestar económico vendría en parte por la película, sólo que ese dinero apenas se le pagó cuando terminamos de editar, es decir, siete años después. ¿Qué hizo que una persona tan apática como Bukowski aceptara su propuesta, comprometiéndose incluso a escribir el guión? ¿El dinero, tal vez? El dinero no era mucho al empezar, aunque para él estaba bastante bien. Lo que pasó fue que nos comprendimos, nos hicimos amigos; esa fue la razón. ¿El personaje que conoció reflejaba lo que leía en sus libros? Sí, era casi como él mismo; sin embargo, algo que nunca aparece en sus libros es que era bastante tímido y sensible, hipersensible, una persona que no haría daño a nadie, ni siquiera a una araña. Esa es la diferencia entre el personaje de ficción y el verdadero. ¿Es cierto que Bukowski escribió un libro en el que contaba todo lo relacionado con la película? Sí, aunque no todo es cierto, como por ejemplo el episodio en Rusia. Él no comprendió bien lo que le conté, dice que yo estuve poniendo mi lengua en la boca de una vieja mujer. Él no entendió esto, pero no importa: es la verdad en un 95%. ¿Cuál es la verdad del episodio en Rusia? Hum... ese fue uno de los intentos por conseguir un millón de dólares para Mariposas..., uno entre muchos. Yo pasé todos esos años buscando el dinero. Uno de los planes fue traficar con

mira. no perdió la inspiración. tenía 40 millones de dólares en una cuenta suiza. y allí fue cuando descubrí que a mi intérprete la excitaba el miedo. Afortunadamente por fin di con una mujer muy vieja. muy religiosa. Lo extraño fue que cuando le descubrieron la leucemia le hicieron un examen para ver cómo estaba su hígado y apareció perfecto. imposible!» ¿Y el casting? ¿Él estuvo de acuerdo con eso? Con Mickey Rourke estuvo bastante de acuerdo. Después le dije que las podía usar en un momento de la película. y menos a mitad del invierno. él nunca cambió. que no fuera a denunciar nada. Este tipo era una fuerza de la naturaleza. Además iba todos los días a apostar a los caballos. finalmente me encontré con la señora. Yo le decía que no había sol dentro del bar. Es decir. Me decía: «¡Mira. Luego bebía un día sí y un día no. Esto era tan notorio. Yo. no funcionó. ¿Quedó contento con la película? La película salió fantástica. Fue un momento muy tenso. La estuve esperando. ahí está un tipo con metralleta. una fuerza increíble. Mi trabajo con Mickey fue casi lo mejor que he hecho. A Bukowski la película le gustó muchísimo. Una historia complicada: tenía una hija fantástica de 16 años y me enamoré de ella. ¿Le tocó vivir el momento en que Bukowski comenzó a recibir dinero? Sí. es de la KGB!». Bukowski dijo: «¡Nunca! ¡Nunca un personaje como él va a dejar media botella. pero no resultaba nada fácil conseguir este servicio. hasta que le propuse que fuera mi intérprete.. En la botella todavía se ve un poco de cerveza.. que está rodeada de palmeras por todos lados. Bueno. era increíble. Me tocó el período en el que comenzó a cuidarse para vivir más. conversan.K. muy interesante. ¿Ahora con Fernando Vallejo no repite un poco lo que fue la experiencia con Bukowski? A mí me gusta mucho esta forma de trabajo. al final de esta toma él le dice: «O. Para él esos eran los mejores momentos para escribir. pero con Faye Dunaway no tanto. Vamos». Le manifesté que si esas eran las gafas del personaje entonces mejor no hacía la película. ríen. Además. Supe que había una señora de unos 40 años que quería salir de allí. que no tiene dinero. a eso de la medianoche. Mickey estaba loco. luego cambió al vino blanco. le gustaba estar asustada. sobre su nuevo jardín y cosas así. Luego pasó al vino rojo y tomaba solamente cuando se ponía el Sol. que no había necesidad de mostrarlo en unas gafas. él tenía algunos trucos para engañar y lo intentó varias veces. que vive en Los Ángeles. Mickey me las enseñó y me dijo muy serio: «Éstas son las gafas del personaje». Nadie entendía que yo hacía este show para poder encontrarme con ella. y así. todas comienzan con el escritor. De esta manera logré que me enseñara todos los lugares secretos de los cristianos. y creo que con esta manera de trabajar se hacen películas más originales. alguna vez perdió 200 dólares y se sintió muy estúpido. Otro. Cuando Mickey Rourke encuentra a Faye Dunaway en el bar. a las que les mandó fundir unas palmeras a cada lado como una manera de contribuir a la imagen del personaje. Así hace sus películas Alain Resnais. Luego salen del bar. totalmente deprimido. Empezó a escribir poemas sobre su BMW. Así que me fui para Moscú con el pretexto de mostrar mi película Los tramposos por primera vez al público ruso. un sacrilegio. él se pone al servicio de un escritor que le guste. Me vi entonces en la necesidad de encontrar una intérprete discreta.diamantes en África. y él se las pone un instante. creía que este tipo vestía camisetas de Hawai y lucía bronceado. También tenía otra idea descabellada: quería usar unas gafas blancas de mujer Christian Dior. Hicimos esto por dos días. aunque a mí me tocó el período en que cambió. que no tiene automóvil. Pone su botella en la barra y sale. Cada vez que los veía se volvía como loca. todo el underground cristiano de Moscú. tenía orgasmos con ello. jugar en los casinos con el tipo que hizo Los tramposos. una mujer rica. a la que seduje diciéndole que me interesaba mucho Cristo. Él tenía una visión del personaje totalmente falsa. Otra tentativa fue la de Rusia. una noche nos tomamos unas doce botellas de vino blanco. parte de una herencia. mas a último momento no pudo asistir porque la policía la tenía vigilada. ¿Y efectivamente era una persona que tenía que beber todo el tiempo? Sí. pero no podía. pero fue un fracaso. que era sobre gente sencilla. me las puse para que viera el efecto que causaban. Cuando lo conocí bebía vodka. hasta el punto de que llegué a decirle que no hacía la película. tenía un recuerdo muy fuerte de ella y no era como Faye. Él no entendió bien lo que le conté sobre la película. beben. En su casa hay unas gafas. pero antes yo había tenido muchísimos problemas con él.. Para él el personaje femenino representaba a la mujer de su vida. El primer día de rodaje todo marchó bien. cuando va a ver a la editora. Es decir. Luego nos fuimos a visitar a la mujer de la herencia en su apartamento. pero hubo algo que le pareció imposible. cuando un ..

me dijeron que la lora se había escapado. de no hacer demasiado ruido y ser totalmente discretos. ¿Está haciendo un documental para cine sobre Vallejo? No. Un domingo mi padre nos llevó a todos a una fiesta liberal. como mi madre. pero creo que fue antes porque luego era difícil pensar en una fiesta liberal. El proyecto se llamaba «Machete». pero el tipo siguió parado con el peso de la nevera. Su crítica se hace desde un punto de vista que no es el clásico. Ayer hablábamos de un proyecto suyo de finales de los años setenta. de ahí que la música colombiana haga parte de mi vida. No puedo vivir y hacer fotos al mismo tiempo. como la de Celine. Para todos nosotros ha sido una sorpresa saber que estaba en Bogotá cuando lo del 9 de abril. pero nunca llegamos a escribir los diálogos. en la calle 16. Los adultos. ¿Era sobre la violencia en Colombia? Trataba de una situación que resultó premonitoria. Toda esta escena la vimos sin sonido. y se encuentra con un infierno de bandas armadas. Cuando salieron de la casa el que parecía ser el jefe comenzó a discutir con uno de los que cargaban. Cuando todo terminó. que era geólogo. unos meses más tarde. hasta hace poco nunca había hecho cámara ni fotografía. sobre las ciudades de las que él habla.escritor tiene el sentido de la palabra los actores ganan mucho. laboratorios y toda la realidad del narco-tráfico pero en el ámbito campesino. Es una crítica más fundamental y más pesimista. de esas superpesadas. mi padre dijo que podíamos salir. mi padre y los vecinos. Luego de unos momentos de discusión muy fuerte el jefe se le acercó y ¡zas!. con instrucciones de no acercarnos a la ventana. ¿Qué finalidad tiene este documental? Es para la televisión. En ese tiempo no se hablaba de estas cosas que ahora son normales. sin equipo humano. máquinas para extraer el opio. De todos modos mi hermana y yo nos asomamos y vimos un grupo que entraba en una casa y salía de ella con una nevera americana. Cuando lo del 9 de abril nos quedamos encerrados en la casa como una semana. haciendo yo solo el sonido y la imagen. Hice el guión con un amigo crítico de cine. No son fetichistas del escritor. . si un diálogo está bien escrito tiene la música del escritor en las palabras y a los actores les va mejor cuando disponen de un buen texto. por ejemplo. Recuerdo que decían cosas por la radio. grande. como sí lo soy yo. darle una vuelta a la ciudad y ver lo que había pasado. la destrucción era impresionante. El guión tenía dos elementos que para aquella época eran ficticios: uno era que la guerrilla hacía parte del negocio al cobrar un impuesto de seguridad y. y menos aún en América. caminó tres pasos y tuvo contracciones durante un tiempo que me pareció una eternidad. en video. Después de estos eventos. Empecé a grabarlo con una cámara digital. La calidad no es perfecta. Como nos habían prohibido mirar por la ventana. Es la historia del hijo que vuelve a ver a su padre. el otro. Me acuerdo mucho de la radio en Colombia. a visitar los lugares de su infancia. Muy pocos directores trabajan así. ¿Qué recuerda de ese día? Vivíamos en el centro. tenían machetes y cosas así. es más. ¿Sabía quién era Gaitán en ese momento? Sabía que era un rojo. algo sobre lo cual me había documentado. aviones que vienen y van. pero no parece de izquierda. porque no soy muy buen camarógrafo. y de allí trajo una lora a la que le enseñó a decir: «Soy de verde vestido. que el dueño se preparaba para producir heroína. porque sólo me enteré a último momento de que él iba a venir a Colombia a inaugurar el Congreso Nacional de Escritores. se mantenía casi todo el tiempo en la selva. Tomar fotos es difícil para mí porque me saca de la vida. le cortó la cabeza con el machete. Un tipo controlaba toda una región donde se cultiva coca y tenía un hijo que estaba en Estados Unidos o en Francia. para quienes quieren conocer algo más del personaje. Pero los niños saben todo lo que pasa: no se les puede esconder nada. La cabeza rodó por el suelo. Yo estaba temeroso de ir tal vez por el color o por las vibraciones que estaban en el aire. Todos llevaban trapos rojos en la cabeza. No tengo idea si antes o después del 9 de abril. en la medida en que viven fuera de las normas generalmente aceptadas. Tuve entonces otra visión fantasmal. estaban muy preocupados y trataban de ocultarnos los sucesos. por lo que parecía completamente irreal. para la gente que conoce a Vallejo y le gustan sus libros. Por esos días del Bogotazo se escucharon más noticias y menos porros. Me asustaba un poco ese color porque es más perturbador que el azul. Por esta razón ya no vale la pena filmarlas. La muchacha que trabajaba en la casa siempre estaba escuchándola. pero soy liberal». ¿Podría considerar a Vallejo y a Bukowski como escritores marginales? Tal vez. Mi padre. sólo les hablamos de esto a nuestros padres quince días después. Traía químicos de Tailandia.

¿En esos momentos ustedes pensaron en abandonar el país? No. En ese tiempo yo no creía que la música fuera tan importante en las películas. Había unas especificaciones para las escenas. Ellos le dijeron que un personaje de la televisión francesa quería hacer una película de propaganda sobre él. con la condición de que siempre apareciera frente a la cámara. aunque no tan precisas como las que hago ahora con los filmes americanos. pero viendo los directores que me gustaban me di cuenta de que sus primeros filmes los habían hecho a los 40 años. ¿Cuál fue su primer proyecto como director? More. a lo cual estuve dispuesto siempre y cuando fuera él quien las presentara. entonces aparenté que estaba realizando una producción para la televisión francesa. Los saurios tenían exceso de alimento. Hay otra historia. Bueno. no era lo que más me interesaba. Sin embargo. Muy pocas veces recorto cosas de los diarios. Estando allí nos pusimos a caminar y unos diez minutos después llegamos a una colina. Incluso en Kampala la electricidad se iba muchas veces porque las turbinas generadoras se atascaban con los . y a los catorce decidí que quería hacer películas. la idea era hacer la historia de una mujer fatal en camiseta. pero no con la exactitud de estos días. ¿En qué momento entró Pink Floyd a hacer la música? Cuando estaba realizando el montaje los Pink Floyd no eran muy conocidos pero me gustaban mucho. sin dinero. Al mismo tiempo. trabajar como productor era como ser un superasistente de todo el itinerario de una película. que tiene que ver con colores también. la idea era que la película comenzara justamente con esa conversación. Era una historia de amor y destrucción. Así aprendí muchísimo. ¿Cómo llegó a él? Por medio de la embajada de Francia en Uganda. Bukowski menciona en su libro que en el documental pueden verse cocodrilos y cadáveres flotando en el río. lo cual era cierto. lleno de gente armada vestida toda de azul. como sí lo haría un periodista interesado en denunciar lo que pasaba. entonces pensé que no tenía mucha prisa en ser director. Este personaje me apasionó por completo. pero cuando lo hago generalmente termino realizando una película sobre el tema. así que fui a preguntarles si querían hacer la música para el filme. pero en realidad era una producción independiente de la que habíamos vendido una hora para la televisión. hechos precisos que conservo grabados en imágenes. pero con éste lograron uno de sus mayores éxitos. otra vez con mi hermana. la última. mucho tiempo después supe la verdad: mi padre había tenido que matar a la lora porque era peligroso poseer un pájaro que decía ser liberal. con música de Pink Floyd. pensaba que era solamente lo que el público escuchaba como trasfondo en las escenas. venía otro camión parecido. no muy lejos de la ciudad. rodada en el otoño de 1968. Estuve listo a grabar cualquiera de las cosas que propusiera. Sin embargo. A ellos les pareció buena la idea y de inmediato nos pusimos a trabajar: tardamos sólo quince días en componerla. ya que éste es un arte de hombres maduros. Del otro lado había una carretera y de repente vimos un camión lleno de gente con banderas rojas y armas. Normalmente ellos demoraban un año en la preparación de un disco. en París. Él quería ponerme a filmar las fábricas e industrias de su país. Después del Bogotazo fuimos a un picnic. todo era una cuestión de colores: una lora verde. Yo deseaba realizar un autorretrato y esa fue la propuesta que le presenté cuando nos encontramos. a diferencia de la música y otras artes. Era algo muy extraño. Ese momento incluso se filmó. pero no resultó técnicamente. Usted sabe que el público americano necesita música como una droga. Frente a Amín Dadá yo quería comprender cómo funcionaba la cabeza de ese tipo. comencé a ver cine de una manera muy seria en La Cinemateca. Cocodrilos sí. pero del lado contrario. la música de More sí fue compuesta para la película. desde que comienza hasta que termina. Luego estuve produciendo películas de Eric Rhomer. ¿Cómo comenzó a hacer cine? Aproximadamente a los doce años de edad. Yo quería hacer películas. Cuando los camiones se encontraron los hombres se bajaron y empezó el tiroteo. Una vez lo hice con Amín Dadá y otra con el caso Von Bülow. grupos rojos.Sin embargo. nosotros dejamos el país dos años más tarde. pues mi objetivo no era mostrar su aspecto negativo. Para mí todos estos recuerdos son muy surreales. grabarla y editarla. Empecé trabajando con Jean Luc Godard como tercer asistente o algo así. otros azules. ahora cuéntenos sobre el episodio Idi Amín. pero cadáveres no. A Idi Amín le gustó mucho la idea de que yo estuviera a su servicio y él fuera casi como el director.

fuera de Kampala. Después de ese día no volví a hablar de nada con Amín. Amín Dadá se volvió una caricatura de todos los directores. Lo más interesante de este caso es que el tipo parecía inocente. y siempre trato de evitar esas situaciones. la que hice para televisión. y finalmente dice que si alguno de los presentes tiene problemas que exponer. pero hay uno que comienza a criticar un poco el régimen. en el que les explica que deben ser muy limpios y lavarse las manos antes de cada operación. Entonces él dijo: «¡Ajá. Un día que fuimos al Ministerio de Información para saber el itinerario de Amín y decidir qué hacer. No le gustó para nada. lo cual es una falta muy grave entre los musulmanes. gente en armas que corría por todas partes.. aunque ridículo. Y así organizó una toma muy ridícula de una pequeña colina. no una copia de nosotros. En París se exhibió durante un año. Como finalmente decidí no omitir nada de la película. como ésta por ejemplo: «Tienen que enseñar al pueblo a amar a su líder. los encerró en un hotel de Kampala y les dio mi número telefónico para que me persuadieran de cortar la película. en especial por la pobreza y los problemas que los aquejan. Lo irónico es que cuando derrocaron a Amín quemaron en la plaza pública de Kampala la copia censurada que él tenía. como un joven elefante salvaje que no sabe lo que está haciendo. Hay otra escena muy importante en la que Idi Amín les habla a los doctores de la Facultad de Medicina. el filósofo cínico. Hubo otra situación bastante terrible por la cual nunca quise cenar con él ni aceptar las mujeres que me ofrecía. Una hora antes había ordenado que mataran al camarógrafo. que era un problema en la sala de edición donde seguramente habían puesto la cinta al revés. pero el pobre que habló esa noche sirvió de alimento para los cocodrilos poco después. ¿Qué era lo que más lo atraía de la obra de Bukowski? Me fascinaba que fuera un personaje muy próximo a Diógenes. Le preguntamos a alguien qué sucedía y nos contó que la noche anterior Amín se había visto por televisión saludando a un líder árabe con la mano izquierda. pues intuía que podría convertirse en una buena escena. horas más tarde. encontramos un gran escándalo. Tampoco le agradó la parte al final de la película en la que yo digo que no olvidemos que esa no es una imagen de África. Hace un gran discurso. pues no me agrada sentir demasiado ese poder. Por último se ríe y dice que le gusta mucho ese tipo de discusión franca. pues él decía que era un líder revolucionario africano. Se ven los ojos que van a matar y se oye su respiración agitada. y fue la mejor. sino una imagen de nosotros los colonizadores imitados por Amín Dadá. lo puede hacer. Yo solía quedarme en mi habitación leyendo los diarios desde el momento en que Amín tomó el poder. Le insistí para que citara a un consejo de ministros.. habla de cosas más divertidas que causan la risa de los asistentes. A mitad de la noche comenzó a llamarme gente llorando con sus niños en el hotel. Lo que me contó sobre una reunión de ministros también es muy impresionante. luego cambia de tema. pues de esa manera encontraba muchas de las preguntas que posteriormente le hacía. Cuando la vio decidió que debían suprimirse algunas cosas. le dije que la culpa no era del camarógrafo. La película tuvo un éxito tremendo. Yo me fijo entonces en la manera como el rostro del dictador se transforma. Eso fue fantástico. como dos minutos. pero cada vez que lo hacía dejaba un registro de lo que había suprimido. como cuando se ve que él le dice al camarógrafo Néstor Almendros que filme un helicóptero y la cámara hace un giro porque el dictador lo ordena.cadáveres que los cocodrilos no se comían. A mí no me gusta el poder de ningún tipo. Era como un . Incluso tengo problemas cuando soy director de cine.. que actúa así por naturaleza. no mucho. Me vi obligado a cortar.. y por eso parecía que saludara con la mano izquierda. Cuando lo vi. Por eso el poder es un horror absoluto. Algunos lo halagan. Luego Amín recibió una copia de la película completa que le enviaron sus amigos del IRA en Irlanda. que le gustó mucho. Amín estaba furioso con el camarógrafo que había hecho esa toma. él optó por convocar a todos los ciudadanos franceses que vivían en Uganda. Las cosas que decía eran increíbles. muy agitada. ¿Qué escenas le preparó Idi Amín? Una donde representamos las alturas del Golán. así que fue el editor!» y lo mandó llamar. esto es lo más importante». Hubo momentos muy cómicos. No le gustó la parte donde se mencionaba que aquella persona que se atrevió a discutirle había muerto una semana después. y la gente la veía como un filme cómico de Chaplin. ¿Qué pasó después con la película? A Idi Amín le mandé una versión un poco más corta. con todo el ejército ugandés. Él me dijo: «Ahora le voy a mostrar cómo deben tomarse las alturas israelíes del Golán».

Cuando me pasó las tres primeras páginas que había escrito tratamos de escenificarlas y daban como para quince minutos. ¿Ha soñado con hacer una película aquí en Colombia? Sí. . Nunca antes leí algo serio y científico que fuera también cómico y divertido. él no conocía nada de escribir para cine. Volvió a trabajar y todo funcionó bien. creen que ir en contra de ellas es mejor que ir con ellas. ¿Hay cierto parecido entre Bukowski y Vallejo? Sí. tiene un ritmo y un sabor tan extraordinarios que cuando lo estoy leyendo y necesito usar el diccionario no lo hago porque el ritmo termina dándome el sentido. Mi sangre es alemana pero no hablo alemán. pero creo que de todos modos son muy diferentes. Sigo pensando en filmar algún día en Colombia. cada página debía durar un minuto. ¿Qué le atrae de la obra de Fernando Vallejo? Su prosa es maravillosa. Estoy seguro de no ser francés sino de cultura y estoy seguro de no ser americano. Le dije que así no se podía. le mostré un guión y él comprendió de inmediato. vivió en Colombia y en Francia. ¿de dónde se considera? Mi pasaporte es suizo y nunca viví en Suiza. no les gusta el sentimentalismo ni las masas. Me quedo solamente con el corazón. todo el tiempo. una cosa maravillosa y completamente única en la literatura. «Machete» era un proyecto concebido para realizarlo aquí. Pero Bukowski nunca escribiría algo como el ensayo sobre Darwin. Además. Mi corazón es colombiano pero no soy parte del país como para decir que soy colombiano. muy cómico y con una extraordinaria humanidad.santo sin dios. claro. leyéndolo me imaginaba que él haría diálogos perfectos para el cine. Nació en Teherán. pero los proyectos son tan complicados que nunca se sabe cuándo van a resultar. Ellos no son convencionales. ¿Participó del proceso de la creación del guión con él? Sí.