You are on page 1of 8

FASOC, Vol. X, No.

2

David R. Mares Los datos indican que entre 1884 y 1976 los estados sudamericanos se involucraron en 105 CIM. Si eliminamos a las dos guerras mundiales y a la guerra de Corea, en los cuales los estados latinoamericanos fueron participantes menores, y si contamos a una disputa con múltiples participantes como un solo conflicto, el número de CIM para Sudamérica cae a 83, a los cuales he agregado a seis para el período 1977-89.iii De estos 89 CIM sólo 3 escalaron a guerras (definidas con un mínimo de 1000 muertos en batalla): la guerra del Chaco 1931-35; Perú-Ecuador 1939-41; y la guerra de las Malvinas 1982. Para México, Centroamérica y el Caribe (de aquí en adelante, Centroamérica), los números relevantes para 1907-89 son 72 CIM y 2 guerras (República Dominicana - Haití 1937, y El Salvador - Honduras 1969).iv Hipótesis I: La guerra fría como un determinante ideológico significante de las disputas militarizadas en América Latina. La guerra fría como una disputa ideológica, representaba un conflicto global entre los partidarios del capitalismo (y la democracia burguesa) y los adherentes del comunismo (y el concepto leninista de la democracia centralista). Esta versión de la guerra fría data de 1918 (la revolución bolchevique se dio en octubre 1917).v Según esta perspectiva ideológica los conflictos internacionales se dieron porque las dos fuerzas buscaban controlar los mismos países y la resolución de la competencia ideológica se creía posible solo con la derrota de uno de los competidores. En la era nuclear una resolución clara parecía ser imposible y el conflicto evolucionó hacia los conflictos de baja intensidad (por ejemplo Cuba, Chile y Nicaragua). La derrota casi total del comunismo que representa el fin de la guerra fría le sugiere a varios analistas que ya no habrá disputas serias en el futuro, lo que promete relaciones internacionales armónicas. Varios analistas en América Latina ven a los conflictos nacionales y regionales como resultado de la competencia ideológica de la

LA GUERRA FRIA EN LOS CONFLICTOS LATINOAMERICANOS: MITOS Y REALIDADES
David R. Maresi Universidad de California El lamentable conflicto entre el Perú y el Ecuador nos demuestra de nuevo que la recurrencia al uso de la fuerza militar para negociar o resolver los conflictos internacionales no se ha desterrado de América Latina. Mientras que los diplomáticos buscan la salida negociada del conflicto, es un buen momento para que los analistas vean de nuevo la historia de los conflictos militarizados en la región. Especular de manera inteligente sobre los efectos del fin de la guerra fría en los conflictos interestatales en América Latina requiere el contraste de las experiencias antes, durante y después de la guerra fría. En este trabajo los datos de los conflictos interestatales militarizados (CIM) para la región son analizados según dos hipótesis que subrayan factores extrarregionales como elementos causales. Estas hipótesis presumen que la guerra fría fue un contribuyente fundamental al conflicto interestatal y a su resolución. Una hipótesis toma la perspectiva ideológica mientras que la otra se enfoca sobre la política del poder. Los datos de la compilación de los CIM analizan 960 disputas internacionales entre 1816 y 1976 en los cuales el uso de la fuerza ha sido amenazado, demostrado o utilizado.ii En América Latina el siglo XIX fue un siglo de guerra mientras las ex-colonias se establecieron internamente e internacionalmente como estado-naciones. Pero desde el fin de esa etapa histórica, la región ha sido más estable. Por lo tanto podemos tomar a 1884 como un parteaguas para Sudamérica y a 1907 para Centroamérica.

El cuadro I analiza los datos de los CIM según la perspectiva ideológica desde el fin de las guerras del siglo XIX. en entroamérica la hipótesis ideológica encuentra apoyo: el instigador incrementó su recurrencia a la fuerza del 50% al 62. Por lo tanto las disputas en el hemisferio llegaron a ser más numerosas y más intensas. dos para Sudamérica [el de la pre-guerra fría (1884-1917. y de 1. El conflicto Este-Oeste penetró al hemisferio dándole a los asuntos locales una importancia exagerada para los líderes de los dos campos ideológicos.1) y el de la guerra fría (1918-1989. El análisis del Cuadro I nos revela algunas sorpresas respecto a la hipótesis ideológica sobre los conflictos militarizados. Los blancos en Sudamérica respondieron con el uso de la fuerza un poco menos en los casos ideológicos (de 41. La diferencia en el comportamiento entre los sud y centroamericanos continúa cuando analizamos los blancos de los CIM.9%) mientras que en Centroamérica el uso de la fuerza se más que duplicó (del 16. si el blanco de la disputa utiliza la fuerza. Tenemos cuatro casos para analizar la hipótesis de guerra fría ideológica. Sin embargo. Además. caso I. En resumen. La hipótesis ideológica respecto al efecto de la guerra fría sobre los CIM es que debieron producirse más CIM latinoamericanos durante la guerra fría (1919-89) que antes.4)]. Los datos analizan cuatro categorías: el promedio de disputas por año. nos revela que una caída en la incidencia de los CIM se relaciona con un incremento en la escalada de un CIM hasta la guerra. Las características del sistema internacional de fuerza nuclear y de bipolaridad sin embargo deberían de resultar en una baja del número de guerras después de 1945.9% de los CIM a 77.La Guerra Fría en los Conflictos Latinoamericanos: guerra fría.91 por año a 0.64 por año a 0. la incidencia de CIM se reduce dramáticamente comparado con la experiencia del período anterior (de 0.77 para Centroamérica). Chaco.9% de los casos. esta correlación es engañosa ya que las cinco guerras (República Dominicana-Haití. . si el instigador de la disputa utiliza la fuerza.2)] y dos para Centroamérica [1907-1917 (caso I. Además el fervor ideológico del período llevaría a uno a esperar que el uso de la fuerza como medio de comunicación jugaría un papel más importante durante las crisis. Sin embargo.9% cayo a 37.3) y el período 1917-1989 (caso I.5%). caso I. durante la guerra fría ideológica para el instigador de un conflicto militarizado en Sudamérica fue menos probable utilizar la fuerza (su incidencia cae de 83. Lo que la hipótesis no demuestra. En cuanto a la guerra. la hipótesis ideológica parece encontrar un apoyo total: tanto en Sudamérica como en Centroamérica no hay guerras entre el fin de las guerras del siglo XIX y la guerra fría ideológica y sí se evidenciaron guerras en este último período.81 para Sudamérica.7% al 35. la hipótesis respecto al impacto de la guerra fría ideológica sobre los CIM latinoamericanos nos indica que el comportamiento de los sud y centroamericanos son muy diferentes durante las crisis militarizadas. Perú-Ecuador. y por la incidencia de la guerra. Además. En vez de encontrar que la guerra fría se asocia con un incremento en el número de disputas militarizadas entre los estados de la región. es que este comportamiento se puede entender bien recurriendo a los factores ideológicos.2%). El Salvador-Honduras y Malvinas) no se relacionaron con las cuestiones ideológicas de la guerra fría.

7% 0.3 1907-17 Centroamérica Caso I.0% 16.2% 18 1. .2 1918-1989 Sudamérica Caso I.2% 3.64 50.77 62.9% 5.0% Caso I.4 1918-89 Centroamérica 31 0.9% 41.5% 37. además de modificaciones hechas por el autor y explicado en el texto. Fuente: Gochman and Maov.9% 58 0.9% 35. No.91 83. Vol. en vez de una amenaza de hacerlo o su mera movilización. Blanco: el porcentaje de las veces que el blanco de un CIM contesta con el uso de sus fuerzas militares. en vez de una amenaza de hacerlo o su mera movilización.7% Instigador: el porcentaje de las veces que el instigador empieza un CIM con el uso de sus fuerzas militares. 2 Cuadro I Conflictos Interestatales Militarizados y la Tesis de La Guerra Fría (Versión Ideológica) Total Por Año Instigador Blanco David R.0% 54 0. Mares Guerra % del total 0. X.FASOC.1 1884-1917 Sudamérica Caso I.81 77.

El estatus unipolar en Sudamérica con una estructura internacional bipolar produce casi la misma tasa de CIM por año que cuando el hemisferio se encuentra en un estatus de multipolaridad (comparar caso II. aún cuando fueron importantes para entender los detalles de la competencia entre Estados Unidos y la Unión Soviética. Para México. tiene más sentido definir la hegemonía norteamericana de un modo más complejo.3 con II. Centroamérica y el Caribe. pero tomó el "Roosevelt Corollary" a la doctrina de Monroe (1904) para eliminar a los rivales en el Caribe. Según la hipótesis de la guerra fría que enfoca la distribución del poder internacional. En el Cuadro II el período de hegemonía norteamericana en un mundo multipolar se denomina 1907-44. Igual que Sudamérica. Para Centroamérica la preponderancia norteamericana data desde el fin de la mediación conjunta con México (1885-1907). La polaridad en el mundo afectará la manera en que la gran potencia interpreta la relación que tiene con la región en que es hegemónica.La Guerra Fría en los Conflictos Latinoamericanos: Hipótesis 2: La bipolaridad de la guerra fría fue una determinante fundamental de las disputas militares en América Latina. Una perspectiva alternativa sobre la guerra fría la ve definido como una época de bipolaridad en la distribución del poder a nivel internacional. "policiar" a la región.1). el período 1945-89 debió ser menos violento comparado con los períodos anteriores. pero refleja estas tres historias. En ese año los ingleses retiraron su flota sudamericana y Estados Unidos empezó a consolidarse como potencia económica. En Centroamérica. el de la hegemonía norteamericana en un mundo multipolar (1919-1944). El "Platt Agreement" de 1901 estableció la hegemonía norteamericana sobre Cuba. fueron secundarias al hecho de que sólo existían dos superpotencias. Los instigadores de las disputas militarizadas utilizan más la fuerza cuando no existe una potencia preponderante en el hemisferio. En otras palabras. Este dato se conforma con una perspectiva de que la preponderancia del poder produce la paz. según esta perspectiva. y el de la hegemonía norteamericana en un mundo bipolar (1945-1989). Por lo tanto tenemos tres períodos a analizar en Sudamérica: el de la ausencia de hegemonía (1884-1918). Según esta perspectiva los aspectos ideológicos e institucionales. La política internacional en el hemisferio occidental se caracterizaba por la unipolaridad. no existe diferencia entre los períodos analizados. Aunque sólo el último elemento forma parte explícita de la tesis de la guerra fría (versión distribución del poder) el argumento general del cual se origina. Por lo tanto deberíamos de encontrar que la ocurrencia de los CIM se disminuyeron durante este período y aquellos que se verificaron se resolvieron sin escalar hacia la guerra. Unipolaridad en el hemisferio se asocia con menos uso de la fuerza para iniciar un . El Cuadro II presenta los datos respecto a los CIM organizados en cinco casos según si los Estados Unidos tenía una posición unipolar (hegemónica) en el hemisferio y si el sistema internacional fuera bipolar. la otra potencia no disputaba con Estados Unidos la administración de los asuntos hemisféricos. Sin un rival en la zona los Estados Unidos podía. el período de hegemonía norteamericana en un mundo bipolar corresponde al período de 1944-1989. sugiere que siendo unipolar en una región no nos indica lo suficiente para entender el comportamiento internacional de un país. El Cuadro II indica que la distribución del poder tanto a nivel internacional como regional no tiene un impacto sistemático sobre la incidencia de las disputas militarizadas en el hemisferio. La preponderancia norteamericana en Sudamérica data de 1919. las grandes potencias interpretan su relación con las potencias menores en términos de su impacto sobre su relación con las otras grandes potencias.

0% 39 0.1 1884-1918 Sudamérica Caso III.5% 42 0. Por un lado una estructura internacional multipolar con una estructura hemisférica unipolar se correlaciona con la ocurrencia de más guerras.9% 0. 2 David R. X.87 61. Sin embargo.5% 38.87 57. dado que la diferencia entre los dos períodos de hegemonía norteamericana.2 1919-1944 Sudamérica Caso III. contexto internacional) Total Por Año Instigador Blanco Guerra % del total Caso III.6% 26.0% 16 0. el período más pacífico en el Cuadro II coincide con la falta de unipolaridad en el hemisferio.0% 68. donde la respuesta de los blancos es opuesta a la que se da en Sudamérica.62 75. La hipótesis II no encuentra apoyo cuando examinamos la experiencia de la guerra. tanto en Sudamérica como en Centroamérica es mínima. Sin embargo. Este resultado está de acuerdo con el argumento que bajo la bipolaridad internacional la potencia hegemónica buscará imponer la estabilidad en su propia región.8% 12.9% 41.5 1945-89 31 0. Vol.2% 3.4% 33 0. Mares conflicto pero no existe un patrón hemisférico para entender si la polaridad internacional tiene un impacto.6% 21.4 1907-1944 Centroamérica Caso III.5% 2. No. Los blancos de los CIM son mucho más listos a responder con la fuerza bajo las condiciones de unipolaridad hemisférica y multipolaridad internacional.6% .FASOC. la diferencia en el comportamiento de los participantes en los CIM bajo las condiciones de multi y bipolaridad hemisférica se debilita con la experiencia de Centroamérica.3 1945-89 Sudamérica Caso III.2% 2.93 78. Este hecho sugiere que cuando el poder dominante en la región se encuentra limitado por la multipolaridad internacional la guerra en la región es más probable.89 83. Cuadro II Conflictos Interestatales Militarizados y la Tesis de la Guerra Fría (Versión de Poder.

manejar. Esta historia.5Centroamérica en una región unipolar y un mundo bipolar Instigador: el porcentaje de las veces que el instigador empieza un CIM con el uso de sus fuerzas militares. en vez de una amenaza de hacerlo o su mera movilización. Después de este análisis. y la experiencia contemporánea del Perú y Ecuador. este análisis demuestra claramente que la guerra fría en sí no tuvo gran impacto sobre la manera en que América Latina se comportó en el ámbito internacional. Podemos concluir que la versión de la guerra fría que enfoca la distribución del poder internacional no nos ayuda a entender el patrón de las disputas militarizadas en América Latina.1 Sudamérica en una región y un mundo multipolar II. Blanco: el porcentaje de las veces que el blanco de un CIM contesta con el uso de sus fuerzas militares. Conclusión No ha faltado razón para disputas internacionales en América Latina. además de modificaciones hechas por el autor y explicado en el texto. Fuente: Gochman and Maov. en su caso. La experiencia Argentina en las Malvinas demuestra el peligro de confiar en la no escalada de un conflicto militarizado. Sin embargo. debe impulsarnos a entender mejor las causas y la dinámica de los CIM en la región. pocos de los CIMs escalaron hasta la guerra.3 Sudamérica en una región unipolar y un mundo multipolar Sudamérica en una región unipolar y un mundo bipolar II. a las disputas internacionales de manera pacífica. Más de 160 de éstas se militarizaron de alguna manera. lo único que queda claro. . El hecho de que tanto Ecuador como Perú son democracias debe de impulsarnos a buscar más allá de la estructura política de los países de la región. Lo que este examen del patrón histórico de los CIM en América Latina sugiere es que el germen de los conflictos militarizados en la región se tiene que buscar a nivel nacional. debe preocuparnos. en vez de una amenaza de hacerlo o su mera movilización. es que debemos de analizar seriamente las historias nacionales para entender mejor como prevenir y. Sin embargo. esta tendencia latinoamericana de recurrir a un CIM aunque no llegar hasta la guerra.4Centroamérica en una región unipolar y un mundo multipolar II.2 II. En la euforia del fin de la guerra fría se llegó a pensar que las relaciones internacionales en América Latina podían ser más fraternales por el simple hecho del fin de un período de bipolaridad.La Guerra Fría en los Conflictos Latinoamericanos: Explicaciones: II. Afortunadamente.

FASOC. en vez de una amenaza de hacerlo o su mera movilización. hubo guerras durante el subperíodo nuclear. y República Dominicana-Haití). y financiado por la John D. Bolivia-Paraguay. Agradezco a los participantes por sus comentarios y asumo toda la responsabilidad por lo que aquí se dice.C. El trabajo se presentó originalmente en el seminario. Mares Cuadro II Conflictos Interestatales Militarizados y la Tesis de la Guerra Fría (Versión de Poder.91 0. en vez de una amenaza de hacerlo o su mera movilización. Para una discusión del banco de datos. Journal of Conflict Resolution 28:4 December 1984. Como no hubo guerras durante el período precursor a la guerra fría ideológica (caso I. Por lo tanto.6% 0. 2 David R. la hipótesis 1 pareciera encontrar apoyo en este punto. Gochman and Zeev Maoz. D. véase a Charles S.63 83.9% 77.0% 5.9% 38. Vol. Este estudio fue financiado por el Institute on Global Conflict and Cooperation de la Universidad de California. Washington. and Catherine T. "Militarized Interstate Disputes. Fuente: Gochman and Maov. tanto en el caso I. Woodrow Wilson Center for International Scholars. 1.3% Instigador: el porcentaje de las veces que el instigador empieza un CIM con el uso de sus fuerzas militares. Profesor de Ciencia Política. Universidad de California.2 como en el I. 2.2% 41.3 (Perú-Ecuador. además de modificaciones hechas por el autor y explicado en el texto. Los datos sobre la incidencia de la guerra deben ser desagregados por la bipolaridad del sistema internacional y por la era nuclear. 1816-1976". X.2 y I. . No Diferenciado) Sudamérica Total Por Año Instigador Blanco Guerra % del total Sin Hegemonía 1884-1918 Hegemonía 1919-1989 31 57 0. San Diego. No. la hipótesis 1 no encuentra apoyo: la ideología de la guerra fría no nos ayuda a entender a los CIM en América Latina. "Redefining National Security" Latin American Program. Sin embargo.3 (Argentina-Gran Bretaña y El Salvador-Honduras). Blanco: el porcentaje de las veces que el blanco de un CIM contesta con el uso de sus fuerzas militares.1). Tres guerras ocurrieron durante el subperíodo de la guerra fría antes de la bipolaridad/era nuclear en los casos I. MacArthur Foundation. Agradezco a Randolph Siverson por proporcionarme los datos del estudio de los CIM y a Steven Bernstein por su asistencia en la investigación.

4. 5. la cual respondió con el uso de la fuerza.La Guerra Fría en los Conflictos Latinoamericanos: 3. la amenaza norteamericana de "ir al cauce" y su "descubrimiento" de la brigada soviética en Cuba se clasificaron como amenazas a la isla. Para Centroamérica se agregaron 14 casos entre 1976-89: Nicaragua y Honduras utilizaron a la fuerza tres veces. pero este último no respondió. los cuales fueron ignorados. . Hay cuatro eventos bilaterales en donde los dos partidos mostraron pero no usaron a la fuerza militar: Chile-Argentina en 1978. hubo dos declaraciones de amenaza a Granada y a Panamá. en las invasiones de Granada y Panamá. las Operaciones Big Pine y Little Pine fueron dos muestras de la fuerza militar de Estados Unidos frente a Nicaragua. la Fuerza Aérea cubana atacó al Guarda Costa Bahamenia. En 1981 Perú y Ecuador usaron la fuerza pero no la escalaron hasta la guerra (definido como 1.000 muertos en batalla) mientras que en la Guerra de las Malvinas. y una muestra de fuerza militar norteamericana en contra de Panamá. Perú-Ecuador en 1978 y 1984. En 1925 la administración del Presidente norteamericano Calvin Coolidge declaro en el Congreso que Estados Unidos podía verse en una guerra con los "bolcheviques" en México que estaban fomentando la revolución en Centroamérica. la Argentina y Gran Bretaña recurrieron a la guerra. Los trabajadores mexicanos ya se habían organizado en Brigadas Rojas para participar en la Revolución Mexicana en 1915. Nicaragua utilizó la fuerza y Costa Rica respondió con una amenaza del uso de la fuerza. Estados Unidos utilizó la fuerza y se le respondió con fuerza. y Colombia-Venezuela en 1987.