You are on page 1of 2

El futuro de la administración ¿Es el final de la administración?

Imaginar el futuro de la administración resulta muy difícil, pues ha cambiado muy poco en las últimas décadas; es una tecnología que ha dejado de evolucionar lo cual no es bueno porque la sociedad y lo que rodea es muy dinámico y cambiante con lo que llegan nuevos problemas que afrontar con modelos de gestión que requiera y adaptarla ha esa sociedad. La administración: una tecnología madura Cuando se compara impresionantes cambios que surgieron en los últimos cincuenta años en los diferentes campos de la tecnología, estilos de vida, sociedades, fronteras, etc. La administración parece no haber evolucionado; todavía rigen las jerarquías organizacionales, reglas donde las decisiones toman solo los ejecutivos, hay niveles de mando superior e inferior; quizá la administración moderna tras evolucionar rápidamente durante la primera mitad del siglo XX la tecnología administrativa ha conquistado su cumbre local En ves de seguir evolucionando e innovando se quedó estancado; pues todos los grandes inventos incluidos el de la administración avanzan por un camino que conduce del nacimiento a la madurez y en ocasiones a la senescencia. Tristemente el desarrollo estridente, inventivo de la administración ha quedado muy atrás pues la técnicas concebidas por las personas del siglos XX ya no son iguales para las sociedades de estas épocas y si pensamos en un futuro pues esta queda ya deficiente porque toda ciencia fáctica es dinámico, cambiante y adaptativa a las nuevas realidades que pueden venir ha asentarse en la sociedad en su conjunto y en la administración lo único permanente es el cambio. Esta obliga a la pregunta de si en realidad necesitamos un nuevo modelo administrativo y de ser así hay alguno. Como sabemos la democracia surgió siglos antes de nuestra era en la antigua Grecia; pero aún todavía hay montañas que remontar después de casi dos mil años de antigüedad, seria imperioso pensar que después de apenas un siglo de avances, la gerenc moderna haya ia agotado su potencial evolutivo como también seria una necesidad creer que esa tecnología que nos sirvió durante el siglo XX se también apropiado para las exigencias del siglo XXI. Y a no más sacrificios El aparato gerencial moderno logra que unos seres humanos díscolos, obstinados y libres de espíritu obedezcan las normas y la regalas pero e iniciativa; impone disciplina en la operaciones, pero pone en peligro la adaptabilidad de la organización. Debemos aprender a coordinar loes esfuerzos de los miles de individuos sin crear una jerarquía dominante de supervisores a mantener costos bajo control estrecho pero sin subyugar la imaginación humana y construir organizaciones donde la disciplina y la libertad no sean mutuamente excluyentes.

Vencer los nuevos desafíos Aunque en la práctica la administración quizá no este evolucionando a la misma velocidad de antes, el entorno al cual se enfrenta actualmente es más volátil que nunca; y ya creo una numerosa cantidad de desafíos muy diferente a las anteriores problemas. 1. Una de las que es mas factible apreciar y cada ves mas frecuente es enredos en la digitalización de cualquier cosa que no este anclada al piso amenaza a la compañías. que se ganan la vida gracias a la creación y venta de propiedad intelectual. 2. El internet ha trasladado en muy poco tiempo el poder de negociación. 3. Los ciclos de vida de las estrategias se acortan. 4. Los costos son cada vez más bajos abordando nuevos competidores con el efecto de la globalización. Estas nuevas realidades exigen capacidades organizativas diferentes y gerenciales diferentes para prosperar en un mundo cada ves mas perturbador que te invitan a los nuevos desafíos e innovador de la administración que tendremos que enfrentar en este siglo XXI Limitados por nuestro ADN

La administración moderna no es simplemente un conjunte de herramienta y técnicas útiles: es un paradigma que es una manera de pensar, una forma de ver el mundo, una idea amplia y profundamente generalizada acerca de los tipos de problemas que merecen la pena resolverse; pero que hasta la fecha hemos visto limitado nuestro progreso a causa de un paradigma centrado en la eficiencia y basado en la burocracia El imperativo revolucionario El simple hecho de hablar de revolución especialmente revolución administrativa nos preguntamos como llevaría acabo, quien quedaría arriba en caso de que las reglas y las funciones administrativas se dieran giro; ahora bien en esencia la administración científica implica una revolución mental completa aparate del hombre trabajador, implica también una completa revolución con respecto a sus deberes para con sus colegas y desafíos a los que debe enfrentar los directivos de las empresas del siglo XXI .