You are on page 1of 2

Culpa, pecado y conversión

CASTILLO J.M., VÍCTIMAS DEL PECADO, TROTTA, MADRID, 2004, 221 PÁGINAS
Dentro de la colección de libros que va escribiendo y ha escrito José María Castillo, Trotta ha editado este interesante y sencillo texto sobre la imagen del pecado en la historia de la Iglesia desde el origen hasta nuestros tiempos. ¿Qué le preocupaba más a Jesús? ¿Por qué mataron a Jesús? ¿Defendía Jesús la culpa? Claro que no, pero es curioso como hemos reinterpretado una espiritualidad que en ciertas ocasiones ha podido sanar y en otras tantas dañar. ¿A qué precio hemos dado forma a la misericordia y el perdón a partir del pecado? El libro, como otros textos del autor, cumple el objetivo de ofrecer una síntesis completa del pecado a partir de la vida histórica de Jesús haciendo un interesante recorrido moral y desgranando ciertas claves necesarias para moldear la idea de pecado en la Iglesia Resulta especialmente interesante para . estudiantes de teología que quieran profundizar en el concepto de pecado pero desde , luego no es una introducción teológica del autor. Es más bien un estudio moral y práctico de la concepción de pecado. Tras presentar de forma concisa, demasiado breve en mi opinión, la figura de Jesús y más adelante de Juan Bautista. Establece algunos paralelos vitales a partir de la espiritualidad de cada uno, sin olvidar que Jesús bebió de la espiritualidad de Juan Bautista. Poco a poco se va vaticinando un mensaje sólido en torno a la imagen de pecado. Jesús mira por las personas y le importa más el ser humano que la ley (así lo manifiesta en diferentes episodios evangélicos). Jesús rompe con su estilo y va gestando una nueva forma de vivir la fe en Dios. El prójimo es la imagen de Dios y la puerta para respetar a Dios y comunicarse con Él. Después de este breve estudio a partir de las actitudes de Jesús, el libro, se centra más en una clave más moral advirtiendo los posibles peligros del cumplimiento (cumplo pero miento). La moral es más general, el moralismo tiene que ver más con el detalle. Es posible que a nuestra Iglesia le pase algo parecido y no deje nacer la semilla de Jesús de Nazaret. La Iglesia ha puesto el acento, durante varios siglos, en el pecado y no en el mensaje evangélico. Quizás en la actualidad todavía quede algo de esto. Más adelante, el texto destaca la concepción de pecado y los contrastes a partir de la cruz, el sufrimiento, el poder, etc. ¿Qué entendemos por pecado desde lo que hemos entendido? Es una parte muy bien hilvanada y bien surtida de imágenes y conceptos a partir del NT, citando a algunos autores como Gnilka o Estrada que presentan estilos bien relacionados y secundados por el autor. En la segunda parte de la obra se va haciendo un contraste desde la imagen de Dios en la historia hasta llegar a Jesús y la creación de la Iglesia. El pecado va denotando distintas formas de entenderse.

A

Página 1

Me ha parecido muy iluminador el capítulo 9. Hay que destacar el continuo contraste con el evangelio que facilita pedagógicamente el paralelo con la vida de Jesús sacando conclusiones a corto plazo. sólo pueden ejercerse por alguien que tenga poder. Pecado como un mal que puede responderse con perdón (imagen de un Dios Padre misericordioso) o con castigo (imagen de un Dios Padre juez). Castillo ofrece una concepción de pecado que pude ayudar a poner nombre a actitudes que rompen con el prójimo y por lo tanto con Dios. por el contenido que da a la concepci n de pecado. La indiferencia al prójimo es el verdadero pecado humano. Finalmente. El pecado que se interpreta como un mal se gestiona desde el poder. La concepción de pecado que se interpreta como tolerar el sufrimiento se gestiona desde la solidaridad. Es de fácil lectura y su estilo va desgranando varias teorías.Cu rsi M parece de vital i portancia el capít lo 5. por condensar un estilo de espiritualidad abierto en el que se deja ver que Jesús se preocupó por el sufrimiento de la gente y por su fidelidad. Ese es el problema de tener una concepción trasnochada del pecado. El acomodarse y no mostrarse sensible es el pecado dañino y actual. al mal que padecen algunos. una obra muy recomendable y completa para trabajar de forma personal e incluso con grupos la concepción de pecado. Esta última imagen va más con la línea y la sensibilidad que tuvo Jesús. para demostrar que el pecado se origina y se provoca en el sufrimiento humano. Tanto el castigo como el perdón. El pecado es la indiferencia a los demás. A Pági 2 . Esta obra hace un repaso por la verdadera teología de Jesús de Nazaret actualizando la idea e imagen de pecado (en mi opinión). En resumen.