EDUCACIÓN EN TIEMPOS DE CAMBIO talento y filtrar robotización, ganar uchas veces nos hemos capacidades y depurar dogmas.

preguntado hasta que punto somos responsables de la Una agenda de emergencia que tenga como crisis estructural por la que prioridad cualificar la educación, personalizar el atraviesa nuestro país, pero la trabajo pedagógico, explotar los talentos conclusión mediata es un anclados en su suelo que no crezcan creyendo sentido de impotencia que con el tiempo se que son “el futuro” sino el presente continuo de convierte en conformismo en inmovilidad, que la realidad. nos deja un sabor a “buena intención” que cae en el sinsentido. En un entorno lleno de reclamos huecos y altisonantes que responden a intereses Si todo ha cambiado, ¿por que la educación personales o “mini colectivos” que terminan con insiste en fabricar “maquinas de respuestas un silencio alimentado con sueldos que salen de precisas” transcritas al pie de la letra? Nos nuestros bolsillos, y el ideal de “bienestar” preocupa el orden y el civismo, el conocimiento una vez más desaparece cuando TU lo logras y las notas “brillantes” los promedios alcanzar. prominentes y la competitividad lineal entre los tradicionalmente “más aptos”. Vivimos lamentando lo que no podemos hacer, por que está en manos del presidente, de los La sociedad ya no “camina hacia ministros, del congreso o del director del el progreso y la tecnologización” colegio y no aprovechamos nuestra posición hoy, la realidad nos sorprende activa de transformadores, de responsables dando saltos que suponen presenciales e inmediatos del progreso, de una constantemente la desaparición del hombre transformación que nos lleve a un desarrollo como fuerza mecánica de trabajo, la “post palpable, traducida en una generación capaz de industrialización” nos ofrece una revolución resolver problemas, de afrontar los cambios, constante que nos recuerda de forma cruda y crear y recrear estrategias de vida saludable directa que mientras pasan los días nos vamos que puedan ser replicadas por quienes nos haciendo más innecesarios para el proceso de rodean. producción en masa y que la idea de división del trabajo hoy da paso a la especialización de Hoy, que la tecnología está ganando el partido tecnologías que mediante brazos mecánicos con “toneladas” de información que se asumen en pleno la producción. convierten en los informes, monografías, artículos y presentaciones de nuestros alumnos. Y ¿Qué estamos haciendo frente a esto? ¿Qué Debemos exigirnos mucho más que erudición, respuesta le estamos dando? Seguimos creatividad y criticidad, instrumentos contando los índices de desarrollo con cuentas indispensables para no sentirnos de ábaco, que para mayor ironía no pesan en los aparatosamente aplastados por la revolución bolsillos de los que viven en el país, de los que con la que convivimos. producen la “riqueza” que después de enlatada vuelve a robarles sus ínfima ganancia. Tenemos que humanizar la educación y no sólo percatarnos sino asegurarnos de que cada una Reconociendo la “epidemia de desconocimiento” de las cosas que pensamos, queremos y tenemos que nos rodea y la falta de “ejércitos” que que enseñar, sean aprendidas y asumidas como puedan combatirla, estamos en el compromiso parte articulada de la vida de nuestros alumnos, de ser agentes de cambio, que mediante las lo que requiere el continuo compromiso de “vivir “armas modernas” podamos difundir en estado la educación” informal – si es el caso – la necesidad de ganar Walter / 2 de noviembre de 2007/ 8:10 PM

M