A.S.

Makarenko, educador comunista ruso; comparte mucha de las hipótesis del enfoque tradicional de educación, pero representa un tipo diferente de ciudadano. El "nuevo hombre soviético" por obra de la educación. BIOGRAFIA Antón Semiónovick Makárenko (1888-1939) Nació en Belopole. Ucrania. Hijo de un pintor en un taller ferroviario. Su primera escolaridad provino de un niño vecino suyo, cuando su padre fue trasladado a Krúikov pudo ir a la escuela, acá se pagaba con dinero de cobre era difícil para un jornalero. Makárenko siempre obtuvo cinco puntos en sus calificaciones que era la máxima puntuación. Tenía olfato para la redacción creativa y para la literatura. En 1904- Curso de preparación magisterial. En 1917- Se graduó de un curso avanzado de preparación magisterial, obtuvo la medalla de oro. En 1919- fue director de la escuela de Poltava por 12 meses, luego se le encomendó una institución para delincuentes juveniles. En 1920-1927 dirigió la Colonia Máximo Gorki, en este tiempo desarrollo sus métodos educativos, que apuntaban a producir el ideal comunista del nuevo hombre soviético . En octubre de 1927 acepto la dirección de una colonia dehuérfanos que llamo Comuna Dzerzinski. En julio de 1935 Makarenko se vio famoso como genuino educa soviético, cuyos dor métodos ofrecían un medio promisorio de realizar al nuevo hombre soviético . De 1935 a 1938 viajo, conferenciando sobre sus métodos, levantando el entusiasmo y fomentando la emulsión de los demás maestros. En enero de 1938 publico Problemas de la educación soviética. En abril de 1939, al cabo de dos meses de haber recibido el galardón prestigioso de la Bandera Roja del Trabajo, muere al parecer de un ataque cardiaco en un vagón de ferrocarril camino a Moscú. Características principales del pensamiento educativo de Makárenko. Makárenko proporcionó a Rusia un modelo para la producción del ciudadano de la nueva utopía que el comunismo trataba de establecer.

Sus obras llegan a siete volúmenes, tres han tenido enorme influencia en la Unión Soviética: su relato ético de la Colonia de Gorki " Poema pedagógico", "Banderas en las torres" y "Libro para

los padres". Hoy en toda la Unión Soviética es reverenciado como el padre de la Unión Soviética.

Durante los años treinta y cuarenta, sus ideas fueron la ortodoxia de la Unión Soviética; hoy con la atención mundial a los problemas de la sociedad de masas y de la educación en general, sus ideas siguen siendo atractivas y válidas entre muchos educadores soviéticos.

La esencia de la teoría educativa de Makárenko estriba en su concepto de la primicia de lo colectivo y no de lo individual. La principal preocupación de la educación debe ser la subordinación de la individualidad al bien común.

Para Makarenko la educación es fundamentalmente el proceso mediante el cual cualquier persona, ya desde los primeros años de su vida, llega a valorar tanto la enseñanza como el trabajo; los ve en conexión intima e inseparable, y reconoce que solo surgirá una sociedad realmente buena en el grado en que todo el mundo logre eso. Makarenko no pretendió ser el creador de este punto de vista sino lo atribuyo a la tradición marxista-leninista, y afirmo que solo buscaba una aplicación educativa atinada. En toda la obra de Makarenko hay mucho que descansa en la teorí comunista pero el gran a problema y la gran necesidad es determinar hasta qué punto era consciente y cuanto conocimiento dio por sentado de parte de sus lectores. Con exactitud no podemos decir que Makarenko ideo una teoría y práctica marxista de la educación para ello debemos considerar algunas de las ideas fundamentales de Marx. Carlos Marx (1812-83) Su obra mas importante, el capital . Marx trato de invertir la filosofía hegeliana asignando prioridad al mundo material, aunque tuvo la noción general de que había alguna clase de evolución progresiva. Esta es una evolución del hombre a lasociedad, no la de algún espíritu divino. Marx distinguió tres formas de sociedad- feudal, capitalista y socialista cada una con su modo característico de producción. En su opinión el capitalismo había dividido a los hombres en dos clases los capitalistas, poseedores de los medios de producción y la masa de obreros, el proletariado. Cada vez era ampliada más la brecha entre las dos clases en una serie de crisis continuada entre los obreros subprivilegiados y frustrados y los capitalistas cada vez más acaudalados y cada vez en número decreciente, hasta que los obreros se unan, derroquen el sistema y lo sustituyan por nodo socialista de producción, que al cabo será comunista. Fue el capital lo que guio la interpretación de Lenin, también pertenece al último periodo del pensamiento de Marx y no contiene teoría alguna de educación, ni ninguna indicación de cómo se relaciona la educación con el proceso de llevar a cabo la transición al tercer modo de producción del socialismo.

El Manifiesto comunista insiste en la necesidad de que en el nuevo orden los obreros lleven a cabo una práctica educativa. Lenin coincidía con el razonamiento de Marx sobre que los obreros por si mismos no podían efectuar la transición al socialismo porque necesitaban intelectuales como él. Lenin interpreto seso como estarcido para el partido comunista, que era el instrumento guía del pueblo socialista. Cuando se disipo el humo de la batalla y del desorden los bolcheviques se dedicaron a la tarea de poner en práctica el Estado Socialista utópico y fue la lentitud lo que tanto sulfuraba a Makarenko. Marx tuvo algo que decir sobre la naturaleza del hombre y la naturaleza de la sociedad, que plasmó en lo que ahora se llaman sus Manuscritos económico-filosóficos, que por su procedencia se nombran Manuscritos de Paris. Aquí Marx planteaba doctrina de la alienación o enajenación. "El trabajo enajenado" de dichos manuscritos sostiene que cuanto más s e entrega el hombre a los productos de su trabajo, tanto más externos se vuelven éstos a él y tanto más externo se vuelve el hombre a sí mismo. Esta tragedia y la causa radical de su desdicha bajo el modo capitalista de producción. Incapaz de sostener la participación creativa con el mundo, segregado de los productos de su trabajo, el hombre se ve forzado a buscar un solaz en sus horas libres y se reduce a la única cosa que puede llamar suya: las funciones de su apetito animal, principalmente comer y reproducirse. No debe sorprendernos el hecho de que el proletariado se encuentre en la condición de barbarie continua. El remedio para esto es el comunismo. Es la existencia de esos Manuscritos de Paris, con su provocador concepto de enajenación bajo el modo capitalista de producción, y su solución a través del comunismo, lo que crea el problema histórico. Esto ha tenido profundísimas consecuencias para la formación de una teoría marxista de la educación. Durante la primera década del poder bolchevique, los educadores soviéticos tuvieron que desarrollar su propia teoría y práctica de la educación comunista. El enfoque favorito fue el método proyectivo, ideado por William Heard Kilpatrick, a partir de las teorías de John Dewey. Aunque se abrió una sola Escuela Unificada de los Trabajadores, las escuelas tenían la libertad para experimentar su propio plan de estudios, y en efecto muchas lo hicieron hasta el grado de que en múltiples lugares se quebrantó la educación organizada. Los métodos de educación soviética se tomaron en gran parte de Estados Unidos, además de la teoría experimental deweyana; pero los psicólogos educativos rusos adoptaron cabalmente el movimiento de los exámenes mentales, durante toda esa década, los educadores soviéticos no advirtieron conflicto alguno entre las ideas comunistas por un lado y las teorías y prácticas americanas por el otro. En 1936 hubo un rechazo completo y a fondo de todas las influencias extranjeras en la educación soviética. En 1936, el decreto "Sobre las distorsiones pedagógicas de los Narkomprosov" se desecharon, tanto el plan como los métodos similares, se abolió el examen mental y se decretó que las escuelas volvieran a los métodos de explicar la lección y darla.

Fue en ese punto cuando Makárenko, que se había opuesto aesos enfoques totalmente imitativos y era visto con malos ojos, de pronto no sólo se convirtió en una persona respetable, sino que fue reconocido como el auténtico educador soviético; sus obras recibieron amplia difusión y sus principios fueron llevados a cabo con entusiasmo.

Cuando estudiamos el enfoque makarenkiano a la educación, podemos empezar con una consideración de las colonias en que desarrollo sus teorías. El hecho más sorprendente al parecer en ambos casos, porque solo trabajo en dos, es que estuvieran organizados según delineamientos militares. Los niños se agrupaban en destacamentos, llevaban uniformes y por lo general seguían una disciplina militar, hasta el punto de que los cambios se enunciaran con corneta y redobles de tambor. Se impuso una firme disciplina marcial y los colonos, como se les llamaba, tenían que andar y marchar derechos como lo exigía la ocasión, saludar y devolver saludos y comportarse en todo momento con lo que podría llamarse el decoro militar. Makárenko fué ideando este enfoque mediante el método del ensayo y el error. Cuando pasaron las exigencias de la guerra, Makárenko consideró conveniente mantener esa forma de organización. No hay duda de que como las instituciones educativas principales en que trabajo Makárenko eran orfanatos o colonias, resultaban atípicas, como admitió sin embages, del tipo usual del ambiente educativo. Marx y Engels pretendían eliminar a la familia como la institución fundamental del capitalismo que es, y como primeras medidas para llevar a cabo la política del nuevo gobierno bolchevique había decretado la legalidad del divorcio y el aborto. En cierto sentido en vistas de la política oficial de colectivizar al cabo a todos los niños, la obra de Makarenko venía a ser como un experimento. Negó el propio Makarenko que su teoría fuera limitada simplemente porque se hubiera desarrollado en una situación atípica. Sostenía que los diferentes elementos de sus colonias tenían sus contrapartidas en la sociedad exterior. Para él la educación era un proceso general de toda las instituciones de la sociedad podía pensarse que tenían una influencia educativa en potencia. Para Makarenko incluso la familia podía tener influencia educativa si fuera lo suficientemente grande para actuar como una colectividad. El libro de los padres, debido a una esperanza irreal de colectivizar a todos los niños. Así Makarenko sostenía que las diversas influencias que recibía el niño en el hogar normal, si se tomaban juntas y se organizaban debidamente, podían proporcionar la misma experiencia total que sus colonias tan abarcadoras. Cuando se considerara la teoría makerenkiana de la educación, hay tres palabras que se pueden traducir, según sea el contexto, por educación: ilustración, formación y disciplina. (prosveshchenie, obrazovanie y vospitanie)

El propósito fundamental de la educación para Makárenko era producir al " nuevo hombre soviético", crear a una persona del todo imbuida de la moralidad comunista. Para él las metas de la educación no se debían predeterminar a priori, sino que debían provenir de las necesidades sociales de la propia gente.

Makárenko siempre hizo hincapié en el carácter y la moralidad, más que en los adelantos cognoscitivos e intelectuales como propósitos de la educación, que se lograría mediante la operación conjunta de un plan de disciplina en todas las fases de la vida: instrucción formal en las asignaturas y guía en el pensamiento social y político.

Makárenko rechazo la creencia psicológica contemporánea en las diferencias individuales e incluso se rehusaba a aceptar los registros de los antecedentes de los niños cuando eran puesta bajo su cuidado. Para él, cada niño era visto como una persona que debía ser absorbida en la colectividad de la escuela.

Makárenko definía a la escuela como una colectividad con una meta común, la cual era producir una moralidad comunista, lo que se lograba haciendo de la escuela un sistema bien determinado que conduce al desarrollo de la disciplina.

Makárenko distinguía muy bien entre disciplina y los procesos de premios y castigos. La disciplina tiene una calidad moral bien determinada. Mientras que exige sumisión a lo colectivo, cada persona la debe considerar benéfica tanto para la colectividad como para sí. La tradición colectivista, o régimen actúa como un reforzamiento positivo de la conducta infantil, puesto que en efecto el niño que entra a gusto en el espíritu de la escuela halla recompensas inherentes al propio sistema.

Makárenko se oponía a la coerción física, para el castigo en su forma mas efectiva y apropiada consistía en reestructurar la situación de manera que el transgresor se percatara de lo mucho que se había apartado de las normas colectivas. Ejerciendo la presión grupal y haciendo que todos los niños participaran en tareas conductistas, dio pasos definitivos en el fomento del desarrollo moral.

Para Makárenko el logro de una moralidad comunista es conseguir que cada individuo pase de la colectividad primitiva a la sociedad soviética en general. El problema del desarrollo moral, o como efectuar la transición a una visión más amplia con la correspondiente práctica es universal.

Los casos de éxito de Makarenko quedan en el nivel de la anécdota y del testimonio individual, y en sus obras cita numerosos ejemplos de aquellos alumnos suyos que efectivamente entraron a la vida soviética como buenos ciudadanos. Tampoco trata de encubrir sus falla, también estas se registran. Para Makarenko el carácter laboral de la escuela saldrá del hecho de que el trabajo, tanto el pedagógico como en particular el productivo, será la base de la enseñanza. Para él, el trabajo y la enseñanza académica deben fundirse, el trabajo manual convertirse en parte integral de la vida escolar y la propia escuela se debía organizar como una comunidad productiva, que

produjera y consumiera, basada en los dos principios de la autonomía y la autodeterminación activa. Makarenko extrajo sus nociones de trabajo productivo en la escuela de esa fuente, aunque es difícil determinar cuál era su familiarización con esa gama de ideas. En sus escritos hay elementos conflictivos, dividió la escuela en dos operaciones al parecer excluyentes: la de la enseñanza en el aula y la de la enseñanza social. En todos sus escritos solo presenta una atención ligerísima a la enseñanza y aprendizajes formales, dedicando su interés mas serio a los procedimientos de desarrollar una moralidad comunista. Es lo suficientemente prolijo en algunos aspectos: propone su meta clara en la educación, acepta una visión realista y sin tapujos del mundo y por tanto una teoría correspondiente de la verdad simplista. El vigor educativo fundamental de Makarenko, lo encontramos en su teoría de la colectividad y en sus métodos generales de desarrollo moral mediante un proceso condicionado. La teoría makarenkiana de la educación, a la larga, es encubiertamente coercitiva y desadaptada. Se puede alegar que trabajo en tiempos difíciles pero esto no impide que el sostenga que en realidad desarrollo un método universal aunque disimulo a p esar de las experiencias practicas de un maestro sin arte. Además sus enfoques no parecen demostrar que pueda haber o de hecho tenga lugar un crecimiento gradual en el desarrollo moral a partir de los primeros estudios del egocentrismo y de la presión situacional, hacia los de respeto por la ley y el orden, la manifestación de la consideración por los derechos de los demás, y el entendimiento y hasta preocupación genuina por la prestancia del a justicia. La obra de Makarenko no puede ser pasada por alto, El disfruta ahora en la Unión Soviética de una categoría de venerable padre fundador y sus obras se estudian como innovación importante en el pensamiento educativo occidental. Puesto que se consideran medios para auxiliar en el progreso del hombre hacia la beatitud terrena del comunismo.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful