You are on page 1of 1

22 :ev EV • 29 de mayo al 4 junio de 2011 por las diócesis CAGUAS

Fotoperiodista HMP
Con los ojos llorosos, Padre Kevin se presentó a los presentes como el nuevo sacerdote.

HEIDY Marrero Pérez “Damos fe de que ha sido llamado y escogido entre ral juvenil de la parroquia San José.
los hombres”, testificó el señor Rafael Torres Delgado, jun- Por su parte, el párroco Yamil A. Velázquez resaltó la
h.marrero@elvisitante.net to a su esposa Myrna Rosa Rosado. profundidad teológica y gran capacidad de escucha del
La Diócesis de Caguas fue testigo de la extensión del Quien ahora es llamado Padre Kevin fue descrito como nuevo sacerdote.
ministerio de Cristo cuando, por la imposición de manos un joven entusiasta y prudente. Además, los testigos elo- Monseñor Rubén pronunció la homilía con su estilo
del Obispo Rubén González Medina,CMF, el joven Kevin giaron su compromiso constante con la juventud. particular y en varios momentos del mensaje los feligreses
Rafael Cintrón González recibió el Sacramento del Orden. “Ha sido discípulo y nos ha enseñado a ser discípulos”, le acompañaron cantando alabanzas.
“Este hijo y hermano nuestro Kevin Rafael, asume hoy aseguró la joven Wilmary Fuentes, coordinadora de pasto- El joven escuchó muy atento las palabras de su obispo.
el ministerio presbiteral”, dijo Padre Rubén durante su ho- “Procura que tu vida de presbítero esté siempre apoyada
milía. en la contemplación filial al Corazón Inmaculado de Ma-
Al inicio, los fieles entonaron un cántico inspirado en la ría, modelo del nuevo corazón, modelo del hombre de la
Pascua y acompañados de guitarras, flautas y violines exal- Nueva Alianza. Modelo del presbítero discípulo y misionero
taron la gloria de Dios vivo. A la misma vez, por el pasillo que nuestra Iglesia necesita”, le dijo Padre Rubén.
central de la Catedral Dulce Nombre de Jesús decenas de “A partir de hoy, tu vida sólo le pertenece a Jesucristo,
sacerdotes desfilaban junto al obispo para ser testigos del y en medio de nuestras comunidades estás llamado a ser
acto santo. La Iglesia cagüeña estaba de fiesta ante la orde- hombre de la misericordia y de la compasión, cercano al
nación del nuevo pastor. pueblo y servidor de todos, particularmente de los que su-
Una vez comenzada la ceremonia, el obispo recibió al fren grandes necesidades”, agregó con gran amor paternal.
candidato y mientras la expectativa crecía entre los presen- El momento más emotivo de la noche fue cuando Pa-
tes, escuchó los testimonios que certificaban la encomiable dre Kevin, se acercó al primer banquillo de la catedral a
labor que el diácono Kevin realizó en la parroquia San José saludar a sus familiares. Mientras se abrazaban, el ruido de
de Aibonito. los aplausos llenó el templo y las lágrimas inundaron los
rostros.

El desafío de ser sacerdote hoy día


PADRE KEVIN Cintrón González opciones de vida no están cimentadas en un llamado, sino en la Nada es más agradable que visitar un consultorio, una agencia
necesidad; profesionales que eligen una carrera motivados por una o un restaurante y encontrar allí gente entregada a lo que hace. La
Para El Visitante buena remuneración o por lo accesible del empleo. Iglesia no está exenta de esto: sacerdotes, religiosos y religiosas,
Quizás sea muy atrevido de mi parte comentar sobre este tema Reconozco que hay situaciones difíciles en las que muchas vo- laicos y laicas viviendo su misión con alegría; ¡eso, es de Dios (como
cuando me encuentro a sólo días de haber recibido el sacramento caciones no pueden realizarse y que las personas deben ajustarse dice un joven amigo)! La gente no sólo espera que alguien sea un
del Orden Sacerdotal. Son tantas las emociones y las vivencias que a las circunstancias que mejor le garanticen un modo digno y feliz experto conocedor de su materia, sino a personas que tengan puesto
aún no logro descifrar lo que realmente siento. Sin embargo, sí pue- de vivir. El mundo necesita de maestros, médicos, trabajadores so- el corazón en lo que son y lo que hacen. Especialmente en un mundo
do afirmar con justicia que estoy feliz. ciales, mecánicos y albañiles, pero más que eso, necesita de gente que ha perdido el valor de la vocación, de lo que significa elegir, tra-
que elija convencida en su llamado a realizar esa labor; es ahí donde bajar y servir por aquello que se ama y que brinda identidad.
Recuerdo mis primeros años en la etapa formativa y a la gente
que me decía: “qué bueno porque la Iglesia necesita sacerdotes”. radica la verdadera felicidad. De este modo, no encontraremos tanta En mi experiencia en tantos años de formación y compartien-
Sus deseos eran muy genuinos y hermosos, pero reconocía que gente ejerciendo tareas que en el fondo le hacen sentirse infelices. do en parroquias, he descubierto mi pequeñez ante mis pobrezas,
eso estaba muy distante de lo que realmente me movía a dar una Es por esto que entiendo que ser sacerdote hoy día, es más que pero también la riqueza de tantos sacerdotes, catequistas, ministros,
respuesta. Yo quería ser sacerdote, porque sentía un fuerte llamado una necesidad, es una opción determinante. Soy sacerdote porque jóvenes, servidores del altar, entre tantos, que han sido “casa y es-
a ello, no por la necesidad de la Iglesia. Un llamado al servicio, al quiero ser feliz y mi felicidad será signo del Reino para otros. No hay cuela” para mostrarme el verdadero desafío de lo que primeramente
amor por la gente y por la Iglesia, que me invita a entregarme. Esto mayor desafío para un sacerdote hoy día que éste. significa hoy día ser sacerdote de Cristo: ¡poner el corazón!
me hace pensar en tantas vocaciones frustradas debido a que sus