LEVIATAN T.

Hobbes En el texto se compara a la naturaleza (como arte divino), con el arte del Hombre, el cual puede producir vida artificial, a tal punto que ha creado a sí mismo un “hombre artificial”, que es el Estado o República, donde la soberanía es su alma artificial que da vida y movimiento a este cuerpo. Los hombres somos iguales en las pasiones pero no en los objetos de las pasiones. Si uno se conoce a sí mismo, puede conocer no solo a un individuo, sino a la humanidad. Parte I Delhombre Capitulo I: De las sensaciones Los pensamientos del hombre son: Singularmente: cada uno de ellos es una representación o apariencia de cierta cualidad o de otro objeto. Dicho objeto actúa sobre los ojos, oídos y otras partes del cuerpo, y por su diversidad de actuación produce diversidad de apariencias. El origen de todo ello es la sensación, todo lo demás deriva de esto. La causa de la sensación es un cuerpo externo u objeto que actúa sobre el órgano propio de cada sensación, dicha acción se adentra por el cuerpo hasta el cerebro y el corazón y causa allí una resistencia, reacción o esfuerzo del corazón para liberarse, esfuerzo que dirigido hacia el exterior parece ser algo externo, esto es a lo que los hombres llaman sensación.Así que las sensaciones, en todos los casos, son fantasía original, causada por la presión. En las escuelas filosóficas de la cristiandad, fundándose sobre ciertos textos de Aristóteles, enseñan otras doctrinas: las cosas emanan ondas, las cuales entran a nosotros generando los sentidos.

Capitulo II: De la imaginación Cuando un objeto se encuentra en reposo, sigue así a menos de que algo lo perturbe, pero cuesta creer el mismo razonamiento a la inversa, es decir que un objeto en movimiento seguirá así a menos que alguien lo detenga. Como el mismo Hombre se encuentra sujeto, después del movimiento, a la pena y al cansancio, piensan que toda cosa tiende a cesar de moverse y procura reposar por cuenta propia. Cuando un objeto se mantiene en movimiento, el obstáculo que encuentra no puede detenerlo en un instante, como cuando cerramos los ojos y uno sigue viendo la imagen, a esto es a lo que los latinos llamaban imaginación, la imagen que en la visión fue creada. Los griegos en cambio la llamaban fantasía, que quiere decir apariencia. Por consiguiente, la imaginación no es otra cosa que sino una sensación que se debilita, y no solo en los hombres, sino que en muchas criaturas vivas, tanto en el sueño como en la vigilia. La sensación decadente la llamamos imaginación, pero cuando se quiere expresar ese decaimiento y significar que la sensación se atenúa, envejece y pasa, la llamamos memoria. Así, imaginación y memoria son una misma cosa, que para diversas consideraciones posee, también, nombres diversos. Memoria: una memoria copiosa o de muchas cosas, se denomina experiencia. La primera es simple imaginación, que es la imagen tal cual fue presentada a los sentidos. La segunda es compuesta, por ejemplo, al tener la imagen de un hombre por un lado, y la de un caballo por otro, componemos en nuestra mente la imagen de un centauro. Ensueños: se le llama a las imaginaciones de los que duermen. Durante el sueño no puede producirse otra imaginación ni otro ensueño sino el que procede de la agitación de las partes internas del cuerpo humano. El ensueño tiene que ser más claro en el silencio de las sensaciones que lo son nuestros pensamientos en el estado de vigilia. Suele ocurrir que resulte difícil distinguir entre ensueño y sensación. Durante el sueño no se piensa lo mismo que en vigilia. Al estar despierto se observa frecuentemente lo absurdo de los sueños, pero no al contrario. Cuando se esta despierto uno sabe que no es sueño, pero al dormir uno se cree estar despierto. En suma, nuestros sueños son el reverso de nuestras imágenes en estado de vigilia.

Apariciones y Visiones: es cuando se deja de observar que estamos durmiendo, cosa que le ocurre fácilmente al Hombre que está lleno de terribles pensamientos y cuya conciencia se halla perturbada y creemos ver imágenes que son solo causa del miedo o perturbación. Entendimiento: la imaginación que se produce en el Hombre por medio de palabras u otros signos voluntarios. Capitulo III: De la consecuencia o serie de imaginaciones Todas las fantasías son movimientos efectuados dentro de nosotros, estos movimientos siguen hallándose, también, conjunto después de las sensaciones. Serie de pensamientos sin orientación: se divide en dos clases: 1° carece de orientación y designio, es inconsecuente, no hay en ella pensamiento apasionado que gobierne y atraiga hacia si mismo a los que le siguen, construyéndose en fin u objeto de algún deseo o de otra pasión.

(Profesor: no termine el trabajo en el tiempo que usted dio, mil disculpas) Camila Reveco, sociología

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful