Directores Javier Pradera / Fernando Savater

DE RAZÓN PRÁCTICA

Septiembre 2004 Precio 8€

N.º 145

ULRICH BECK El metajuego de la política cosmopolita
J. A. LASCURAÍN
¿Que les corten la cabeza?

FRANCISCO LAPORTA Las dos vías
para la reforma de la Constitución
ALMODÓVAR
La ‘infame turba’ VICENTE MOLINA FOIX

FERNANDO PEREGRÍN
El pensamiento ecológico

Septiembre 2004

El triunfo de la abstención en la Unión Europea

BELÉN BARREIRO

DE RAZÓN PRÁCTICA
Dirección

S U M A R I O
número

JAVIER PRADERA FERNANDO SAVATER
Edita

145

septiembre 

PROMOTORA GENERAL DE REVISTAS, SA
Director general

ALFONSO ESTÉVEZ
Director adjunto

ULRICH BECK

4 14 24 34 42 48 54 58 63 68 74 79

EL METAJUEGO DE LA POLÍTICA COSMOPOLITA

JOSÉ MANUEL SOBRINO
Coordinación editorial

NURIA CLAVER
Diseño

MARICHU BUITRAGO

FRANCISCO LAPORTA

LAS DOS VÍAS PARA LA REFORMA DE LA CONSTITUCIÓN

FERNANDO PEREGRÍN

EL PENSAMIENTO ECOLÓGICO

JUAN ANTONIO LASCURAÍN
QUICO GAZETLU (Madrid, 1953) obtuvo su licenciatura en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando y fue profesor en el Centro Español de Nuevas Profesiones de Madrid. Sus pinturas y dibujos, de suelta y vigorosa pincelada, recrean una amplia variedad de motivos clásicos: desnudos, hojas y flores, bodegones, retratos y paisajes. Destaca su composición Las cuatro estaciones que puede contemplarse en la parroquia de Nuestra Señora de Ermitagaña, en Navarra.
Caricaturas

¿QUE LES CORTEN LA CABEZA?

IGNACIO SOTELO

ESTADO Y NACIÓN EN UN MUNDO GLOBAL

PEP SUBIRÓS

ENTRE ÁFRICA Y NORTEAMÉRICA Globalización, espacio público, ‘apartheid’

LOREDANO

Semblanza Vicente Molina Foix

Almodóvar y la ‘infame turba’

Política Belén Barreiro
Pedro Almodóvar

El triunfo de la abstención en la Unión Europea

Correo electrónico: claves@progresa.es Internet: www.claves.progresa.es Correspondencia: PROGRESA. FUENCARRAL, 6; 2ª PLANTA. 28004 MADRID. TELÉFONO 915 38 61 04. FAX 915 22 22 91. Publicidad: GDM. GRAN VÍA, 32; 7ª. 28013 MADRID. TELÉFONO 915 36 55 00. Impresión: VÍA GRÁFICA. ISSN: 1130-3689 Depósito Legal: M. 10.162/1990.

Ensayo Frans van den Broek

Por un multiculturalismo marxista-lennonista

Historia Enrique Moradiellos

1939: Victoria absoluta y derrota total

Esta revista es miembro de ARCE (Asociación de Revistas Culturales Españolas)

Esta revista es miembro de la Asociación de Revistas de Información
Para petición de suscripciones y números atrasados dirigirse a: Progresa. Fuencarral, 6; 4ª. planta. 28004 Madrid. Tel. 915 38 61 04 Fax 915 22 22

Ética Mercè Rius

El futuro de la naturaleza humana

Casa de citas Felipe Colavidas

Arquitectura y habitabilidad en Rafael Sánchez Ferlosio

EL METAJUEGO DE LA POLÍTICA COSMOPOLITA
ULRICH BECK
Nueva Teoría Crítica con intención cosmopolita

De pronto, a comienzos del tercer milenio, el futuro de la humanidad aparece abierto. Las perspectivas, paradojas y consecuencias de esa situación se pueden desarrollar, aclarar y dilucidar mediante el concepto de metajuego de la política mundial. Metajuego significa: la antigua política mundial, que aplica reglas, y la nueva política mundial, que las cambia, están entreveradas, son –por lo que respecta a actores, estrategias y alianzas– absolutamente inseparables. Comprender que a la media luz de la moribunda época nacional y de la naciente época cosmopolita la actuación política obedece a dos guiones completamente diferentes pero al mismo tiempo entretejidos, que en la escena mundial, pues, y según la perspectiva que se adopte, dos elencos de actores diferentes protagonizan obras distintas que al entretejerse provocan un sinfín de paradojas en el drama político (sea el establecido o el alternativo, el obstruccionista o el aperturista); comprender todo esto, por mucha que sea la precisión con que pueda demostrarse, provoca confusión en las mentes y en la realidad. Esta confusión de categorías, guiones, obras y actores, este reescribir las obras teatrales de la política mundial mientras están representándose, son reales y caracterizan la esencia del metajuego1. Los sistemas de reglas en el juego de la
1Fue Helmuth Plessner quien convirtió el concepto de juego en un concepto central de la política con su crítica a la típica actitud alemana de hacer política con el alma llorosa: “Al alemán no le gusta meterse en política porque no se atreve a jugar” (1931, pág. 104; 22). Con el concepto de juego, Plessner dice sí a la sociedad y a la opinión pública y las enfrenta al idilio de la comunidad (precisamente para que aumenten las “posibilidades de jugar” [pág. 38]). Para Plessner, el espacio de juego representa el espacio público de las posibilidades estratégicas de acción. Estas posibilidades son más objetivas que la realidad, que al fin y al cabo –como observa Robert Musil– sólo es una hipótesis aún no desmentida. Plessner destaca la apertura histórica de lo político: “En esta relación de indeterminación respecto a sí mismo el ser humano se comprende como poder y se descubre a sí mismo [...] como una

política mundial pueden dividirse en instituciones y organizaciones. Instituciones son las reglas de base y de fondo vigentes para el ejercicio del poder y el dominio, o sea, preceptos formales e informales de conducta que sirven para posibilitar o pretextar determinadas formas de praxis política (nacional e internacional). Instituciones del juego de poder del Estado nacional son, por ejemplo, el control estatal sobre un territorio delimitado, el reconocimiento y la diplomacia internacionales, el monopolio de los medios para ejercer la violencia, la soberanía del derecho (así como las seguridades del Estado del bienestar, los derechos civiles y políticos fundamentales, etc.). Mientras que las instituciones fijan las normas y formas básicas, o sea, el marco categorial de la actuación política, las organizaciones se refieren a actores específicos que disponen de un número determinado de miembros, de recursos financieros y espaciales y de un determinado estatus legal. Enumero muy someramente tres organizaciones del me-

pregunta abierta para toda su vida. Lo que el ser humano se niega a sí mismo en esta renuncia lo recupera como capacidad de poder hacer. Las numerosas posibilidades que gana con ello le marcan a la vez el límite que lo separa de las otras infinitas maneras posibles de entenderse y concebirse a sí mismo (posibilidades que, por lo tanto, se pierde)” (Plessner, 1931, pág. 188). El juego, cuyo tema es la contención de las contingencias, consiste en jugar alternativamente con ellas. Sin embargo, para Plessner el sistema de reglas de las convenciones prevalece frente a las oportunidades extraordinarias del juego político, que desbordan todos los límites. Plessner analiza la diplomacia, que refrena mediante pactos la contingencia salvaje del juego político desatado: “Diplomacia por su parte significa el juego de la amenaza y la intimidación, de la astucia y la capacidad de convencer, del actuar y negociar, significa los métodos y artes para acrecentar el poder, interna y necesariamente unidos a las artes de defenderlo y justificarlo y al juego de las argumentaciones y de dar sentido al sinsentido” (pág. 99). Ante esta “posibilidad de un a priori político” que casi roza ya lo apolítico, y da vueltas “a la política como necesidad humana” (pág. 142, 1931) utilizo la metáfora del juego en el sentido de un metajuego, esto es en el sentido de un juego de la política en que lo que está en juego son los fundamentos y reglas fundamentales del poder y el dominio en el tránsito de la Primera a la Segunda Modernidad.

tajuego: Estados, actores de la economía mundial y actores de la sociedad civil global. Según las controversias teóricas más importantes actualmente, el juego entre instituciones y organizaciones puede definirse y descifrarse a partir de dos lógicas de actuación que James March y Johan Olsen llaman la lógica de las consecuencias esperadas y la lógica de la adecuación. Según la lógica de las consecuencias, la actuación política sigue un cálculo de conducta racional que obedece la máxima de maximizar una proposición dada cuyas ventajas no están claras. Ejemplos de ella son la teoría de juegos clásica y la economía neoclásica. En cambio, la lógica de la adecuación entiende las acciones políticas como un producto del poder, los roles y las identidades que estimulan la conducta adecuada en situaciones dadas (March/Olsen, 1989; Krasner, 1999) La teoría del metajuego es transversal a la lógica de las consecuencias esperadas y a la lógica de la conducta adecuada, pues sigue la lógica del cambio de reglas, esto es: el antiguo orden institucional nacional-estatal-internacional no es ningún dato ontológico sino que siempre está en juego. La relación de instituciones y organizaciones se revoluciona. Las instituciones no marcan el espacio y el marco dentro del cual las organizaciones hacen política; más bien son las organizaciones (por ejemplo, los actores económicos mundiales) las que escapan de la cápsula institucional y dejan al descubierto los “a priori nacionales” de la actuación política2. El metajuego que cambia las reglas de la política mundial significa una segunda
2 En el ámbito de la política mundial, “metajuego” significa, pensándolo en términos generales, “modernización reflexiva” (Beck/Giddens/Lash, 1996; Beck, 1993; Beck/Bonss, 2001). La idea teórica común es la interferencia de consecuencias accesorias, que suprimen las instituciones y fronteras básicas de la Primera Modernidad forzando una metapolítica que vuelva a estipular las reglas fundamentales y el trazado plural de las fronteras de la convivencia. Por lo tanto, el juego de poder

4

CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA Nº 145

No está claro todavía cuáles son las nuevas jugadas ni cuáles los nuevos objetivos del juego.El antiguo juego ya no es posible Great Transformation (Polanyi. surgen un espacio y un marco de acción nuevos: la política se deslimita y desestataliza. Si el nuevo juego fuera el ajedrez. irrumpe en la realidad la pregunta de hasta qué punto los fundamentos mismos del poder estatal se convierten en objeto de estrategias de poder políticas y económicas a nivel mundial. en el que ambos jugadores disponían del mismo número de fichas y jugadas. Con el metajuego reflexivo. contradicciones y conflictos nuevos. incalculable. Hay un tema que resulta clave. ya que. 1944). como el “desorden doble” que a veces se califica de nueva Edad Media. reglas desconocidas. ¿Qué significa esto? 3 “Lo que tenemos entonces no es una rígida camisa de fuerza sino un campo de juego nuevo y más complejo. el nuevo juego de poder no se dicta sólo desde uno de los bandos. sobre todo. que revierten en una serie de posibilidades de acción y frenos a la misma que siempre adquiere nuevas figuras. Por ejemplo. que tiene muchos nombres (como. Nº 145 CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA ■ 5 . no obstante. por ejemplo. ya no es posible solo. significa que hay diferencias escandalosas y curiosas polivalencias en la cualidad estratégica de las fichas y las jugadas. pasando por multitud de posibilidades diversas). transformador de las reglas de poder. se trataba de comerse todas las fichas del contrincante. paradójico. Éstos son algunos de los escenarios más probables. Se trataba de un juego sencillo. con las estrategias y tácticas de los jugadores y sus “sombras del futuro” epistemológicas. los antiguos y los nuevos actores aún tienen que encontrar o inventar ellos mismos (definirlos y construirlos) sus roles y recursos en la cancha global. El juego de la globalización política está completamente abierto en múltiples aspectos. pero esto tampoco es seguro ni cosa hecha. parecido grosso modo al juego de damas. se trataría de hacer jaque mate al rey. una transformación de segundo orden: la Gran Transformación del orden centrado en el Estado en torno a las reglas del poder también está dominado por las consecuencias accesorias. los actores económicos mundiales actúan económicamente (no políticamente) pero superan la axiomática política del Estado nacional como consecuencia accesoria de sus decisiones inversoras transnacionales (véanse más adelante los capítulos III/13. 35. cosa que ya no vale para el nuevo juego sin nombre del poder y el dominio. este juego se caracteriza por ofrecer una multitud de resultados alternativos o “equilibrios múltiples” (desde un gobierno mundial al caos. Y las diferencias entre ellos son enormes” (Cerny. En el de damas. “sociedad industrial nacional”. pág. “Estado nacional”. nuevos recursos. el antiguo juego. por ejemplo. Algunas formas de globalismo desequilibrado o de hegemonía de sectores de mercados financieros y cooperaciones La globalización significa dos cosas: se abre un nuevo juego en el que las reglas y los conceptos fundamentales del antiguo ya no son reales. es un juego pendular que se repite infinitamente. suprafronterizo. per se. IV y V). La consecuencia es que aparecen jugadores adicionales. En cualquier caso. “capitalismo nacional” o también “Estado del bienestar nacional”). Los Estados ya no constituyen la única arena de la actuación colectiva en el sentido de marcar el espacio y las reglas de juego de la actuación política (incluidas las de las irrenunciables instituciones sociales donde se toman y ejecutan las decisiones colectivas). De hecho. El escenario exclusivo en el que los Estados nacionales y el sistema de las relaciones internacionales entre Estados determinaban el espacio de la actuación política colectiva se rompe desde dentro y desde fuera y es paulatinamente sustituido por un juego de metapoder más complejo. subpolítico y mundial cuyo resultado está abierto3. aunque aún haya quien siga jugándolo. 2000). que las fichas del capital tengan una movilidad nueva. Pero esto significa que es la globalización y no “el Estado” quien define y transforma las arenas de la actuación colectiva. nuevos papeles. Con la globalización. Pero. Es más. En el antiguo juego cada ficha jugaba de una única manera. semejante a la del caballo o la torre del ajedrez. En el antiguo juego de la política “Estado (del bienestar) nacional” el objetivo era la transversales o multinacionales también se cuentan entre ellas.

de una ficha y una tirada. El núcleo del contrapoder era la huelga organizada: los trabajadores dejaban de trabajar. Todos los demás están condenados a conformarse con ellas. ni las formas de organización específicas y los papeles de los que actúan. ¿Es así todavía o sólo en determinadas circunstancias o relaciones de poder y no en otras? ¿Quién decide lo que vale o no? La política. por ejemplo. es decir. pues. llevada radicalmente al final. El contrapoder de la sociedad civil global. Hay que dar la vuelta a la premisa marxiana: no es el ser lo que determina la conciencia. en el futuro. en que la política se recluye a sí misma en la férrea cápsula de las reglas del juego de damas nacional. Pero la superioridad del capital consiste esencialmente en que los Estados no le van detrás. tenían que ser miembros de alguna organización para poder hacer huelga. Podemos comprobarlo de la mano de un ejemplo ocurrido en Alemania el verano de 2001. insistir en el punto de vista de que el metajuego político mundial 6 es y seguirá siendo un juego de damas nacional. en el hecho de que los trabajadores alemanes les han quitado trabajo a los eslovacos. Todos los demás disponen. El júbilo de los “partidos trabajadores” y los sindicatos se debía al éxito de haberlo evitado. se reescriben.EL METAJUEGO DE L A POLÍTICA COSMOPOLITA mayor seguridad posible para todos. Éstos son los costes de aferrarse a las reglas del antiguo juego de damas (costes. ¿Están estas reglas todavía en vigor o hace mucho que se aplica la difusa regla de la “soberanía limitada” siguiente: en caso de “limpiezas étnicas” o graves violaciones de los derechos humanos de sus ciudadanos. La agenda neoliberal es el intento de institucionalizar los beneficios del capital. En el antiguo juego “capital” contra “trabajo” las relaciones entre poder y contrapoder se pensaban según la dialéctica del amo y el esclavo. Los empresarios exigían “abrir” la tabla salarial (hacia abajo. VW había amenazado con producir el nuevo VW Mini-Van en Eslovaquia o en la India. Los límites de este contrapoder los marcaba. las relaciones laborales y salariales caen en una espiral descendente). por ejemplo. que los trabajadores tuvieran trabajo y el correspondiente contrato. adopta la figura del consumidor político. todos alabaron el nuevo modelo como un ejemplo extensible a otros sectores. esta superioridad del poder del capital surgido del juego nacional de damas. VW. la alternancia. La perspectiva del capital. cuánta desigualdad social se puede. Una forma de contemplar el mundo escéptica y realista (y al mismo tiempo cosmopolita). Esta forma de dialéctica del amo y el esclavo sigue existiendo pero está cada vez más desvirtuada por la nueva movilidad suprafronteriza del capital. en la media luz de la doble contingencia: ni las antiguas instituciones básicas y reglas de juego. Quien se aferre a la antigua dogmática del juego de damas (por ejemplo. se entiende). quería hacer trabajar más a sus nuevos trabajadores pero pagándoles menos. se debe tolerar? En el antiguo juego nacional-internacional dominaban las reglas del derecho internacional. o la regla de que tras cada tirada le toca el turno al contrincante. El poder del neoliberalismo reside en la desigualdad radical a la hora de decidir quién puede vulnerar las reglas y quién no. entre otras cosas. el fetiche de la “soberanía”) será suprimido y arrollado sin que se le permita siquiera quejarse. sino que es la conciencia de la nueva situación en que se halla la acción (la mirada cosmopolita) la que maximiza las oportunidades de acción de los jugadores en el metajuego de la política mundial. Schröder (el canciller federal socialdemócrata) y los empresarios. ¡Todos se mostraron entusiasmados!: los sindicatos. Pero eso también significa que. Además. el papel del contrapoder a este capital que revienta reglas no corresponde a los Estados. se revela como extremadamente costoso: nubla la mirada e impide percatarse de las nuevas jugadas y las nuevas fuentes de poder. ¿Cuánta diferencia cultural. Resulta que lo que es bueno para el capital es lo mejor para todos. ¿Sigue siendo así? El objetivo político de la “era socialdemócrata” (Ralf Dahrendorf. para los Estados que ponen condiciones al cambio a una mirada cosmopolita). En otras palabras: el nacionalismo metodológico. Ambas definiciones son requisitos para el éxito. El supuesto es: la maximización del poder del capital es finalmente el mejor camino al socialismo. No obstante. Cambiar las reglas es y seguirá siendo el privilegio revolucionario del capital. La altura desde la que les da miedo caer a los trabajadores ante esta globalización es especialmente grande en los Estados ricos del bienestar. 1970) consistía en alcanzar un alto grado de igualdad social sobre el telón de fondo de la homogeneidad nacional. unos beneficios históricamente momentáneos y fruto de la movilidad política mundial del mismo. están fijados sino que surgen. como contrapartida les amenazaba el cierre (lock-out). Nadie piensa en la solidaridad suprafronteriza. todo Estado tiene que contar con “intervenciones humanitarias” de la comunidad de Estados fundadas en los derechos cosmopolitas y humanos? ¿Pueden los jefes de gobierno. Sólo la crítica de la ortodoxia del Estado nacional y la aparición de nuevas categorías que guíen la mirada cosmopolita dan paso a nuevas oportunidades de poder. cae en una media luz curiosa. no está claro: depende de circunstancias contingentes y de los objetivos y alternativas de la política en general. Eso se llama “flexibilidad” (sin rodeos: en condiciones de competencia global. Su contrapoder emana de que puede rehusar la compra CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA Nº 145 ■ . que era la base del contrapoder del capital. ministros o embajadores que hayan violado en sus países los derechos cosmopolitas de sus conciudadanos confiar aún en su inmunidad diplomática o es de esperar que se les detenga y lleve ante un tribunal en los países que visiten? En el antiguo juego había determinadas reglas de juego limpio: quien saca un seis no tira o tira doble. empírica y políticamente. o sea. la sociedad civil global y el capital en la misma medida. En efecto. La capacidad de seducción de esta ideología neoliberal no está. se estipulan con el juego en marcha. La promesa es que todos seremos más ricos y que finalmente también los pobres se beneficiarán. Por eso el Estado (social) es superfluo. sino a la sociedad civil global y su pluralidad de actores. en el cambio de las épocas. Hasta dónde. un consorcio rentable. ¿Quién es entonces el contrapoder. cosa que comportaba que en el interior del Estado se podía hacer lo que se quisiese con los propios ciudadanos. por un salario y unas prestaciones sociales considerablemente menores. La mirada nacional de la política (y del nacionalismo metodológico de la ciencia política) consolida esta superioridad en el juego. en desatar los egoísmos o en maximizar la competencia sino en prometer la justicia global. la agenda neoliberal insiste al mismo tiempo en que el capital tenga dos fichas y dos jugadas en el nuevo metajuego. La gracia del argumento del metajuego es que las oportunidades de acción de los jugadores dependen esencialmente de cómo se definan ellos y cómo redefinan lo político. en Alemania se deberá trabajar más. sigue sin estar dilucidada teórica. incluso durante el fin de semana. en cambio. igual que hasta ahora. El contrapoder del esclavo –el trabajador– estaba en que podía reservarse su fuerza de trabajo. Hay una vía óptima para transformar la propia posición de poder (posiblemente incluso el mundo de la política): un cambio de mirada. El consumidor está más allá de la dialéctica del amo y el esclavo. se postula a sí misma como absoluta y autónoma y así da al espacio estratégico de poder y de posibilidades de la economía clásica la forma política de un poder subpolítico mundial. el contrincante del capital globalizado? El contrapoder de la sociedad civil global Para la conciencia pública y para muchos investigadores. la posibilidad de que en el metajuego las reglas de ganancia-pérdida o pérdida-pérdida se conviertan en reglas de ganancia-ganancia de las que puedan beneficiarse el Estado.

Los defensores y actores de la sociedad civil global son sin duda irrenunciables en el juego global de los poderes y contrapoderes. en cambio. es cómo liberar a las ideas. temporales o materiales. que haya una gran oferta de productos y bienes de servicio entre los que el consumidor pueda elegir. Desde su punto de vista. que van desde la política de la teoría de sistemas (Luhmann) hasta los teóricos (¡no los actores!) de la sociedad civil antiestado. transnacionales. distorsionan esta cuestión. para evitar discutir la falsa alternativa entre política estatal y política de la sociedad civil en la era global. Al “arma de la no-compra” no puede ponérsele límites locales. Precisamente con estas condiciones. este contrapoder del consumidor político debe organizarse: sin actores abogatorios. con la tradición del maquiavelismo republicano. Primero. Con todo. más bien. No obstante. El medio de presión de producir en otros países donde los consumidores aún sean buenos y se traguen todo lo que se les ponga por delante es un instrumento totalmente inútil. puede convertirse en un arma dañina. pasando por la antipolítica de los posmodernos y la autosupresión neoliberal del Estado. Bien conectado y movilizado con vistas a un objetivo. Para los particulares. El requisito es y seguirá siendo el dinero. Por acertado que sea despojarse de la fijación nacional porque el Estado ya no es el actor del sistema internacional sino un actor entre otros. influyó sobre los padres de la Constitución norteamericana y su concepto de libertad y soberanía políticas. de manera que es difícil de organizar: necesita de la premeditada dramaturgia de los medios públicos de comunicación. el consumidor no conoce ninguna de estas ataduras territoriales. pues contrastantes coaliciones de pensamiento apolítico. Yo conecto. No todos los consumidores son trabajadores y esto es lo que hace tan peligroso su contrapoder. o sea. libre. apenas desplegado hasta ahora. pertenecientes a la sociedad civil. no se puede hacer frente a las protestas de los consumidores de un país yéndose a otros países sin mutilarse a uno mismo. pierde. el consumidor está globalizado y. Aquí es válida la ley de la decadencia del poder del Estado nacional: quien en el metajuego global sólo juega con las cartas nacionales. para el poder del capital. la sociedad civil tome el poder. es muy deseado por los consorcios. por ejemplo. Todo lo cual pone límites inmanentes al contrapoder de los consumidores. como demuestra Pocock en su libro The Machiavellian Moment [El momento maquiavélico] (1975). pero la abstracción de la transformación de los fundamentos del Estado y la política induce a hacerse la gran ilusión de un mundo libre de cadenas económicas y culturales dispuesto extrapolíticamente a una nueva paz. es necesario distinguir claramente entre centrarse en el Estado y centrarse en el Estado nacional. Para los intereses del capital es fatal que no haya ninguna contraestrategia para el creciente contrapoder de los consumidores: ni siquiera los todopoderosos consorcios pueden despedir a sus consumidores. El nuevo humanismo de la sociedad civil permite extraer la vaga conclusión de que las contradicciones. en pensar. desaparecen los costes subjetivos de castigar con la no-compra organizada este producto de este consorcio. pues: ¿cómo se puede y se debe abrir y reconfigurar el concepto y la forma organizativa del Estado a la vista de los desafíos de la globalización económica y cultural? ¿Cómo es posible una autotransformación cosmopolita del Estado? Preguntado de otra manera: ¿quiénes son los “príncipes democráticos” de la Segunda Modernidad en el sentido de un maquiavelismo cosmopolita?4 La respuesta es: el príncipe cosmopolita es un actor colectivo. la huelga es arriesgada. Maquiavelo tuvo que pensar esta visión de las cosas enfrentándose a las formas premodernas de lo apolítico. esta conclusión pertenece a la galería genealógica de lo apolítico. A la vista de lo cual es esencial comprender que el metajuego sólo puede pasar de ser un juego de pérdida-pérdida a un juego de ganancia-ganancia modificando la política estatal (la teoría política y la teoría del Estado). el consumidor sin ataduras. Mientras que el contrapoder de los trabajadores –conforme a la dialéctica del amo y el esclavo– está ligado a relaciones de interacción y contrato directas y espacio-temporales. La sociedad mundial que existe objetivamente es la sociedad de consumo. es decir. no comprar determinados productos y desaprobar de esta manera la política de los consorcios no tiene ningún riesgo. que se autodenominan “modernizadores” y llevan a efecto la agenda neoliberal? No: tan apolítico es que la sociedad civil global pueda sustituir al Estado en la renovación de la política estatal como nuevo y aún no ensayado que. podrían civilizarse a escala global gracias a las nuevas esperanzas que transmite el compromiso de la sociedad civil. sería erróneo que pagasen justos por pecadores y al criticar la mirada fija en lo nacional perdiésemos de vista la posible capacidad de acción y autotransformación del Estado en la era global. El boicot de los compradores apela a los que no son miembros de nada. las balicen la “destrucción creadora” de Schumpeter o quizá serán los actores de Greenpeace y Amnistía Internacional los nuevos David que lleven la contraria a los Goliat? ¿O pasarán por tales los héroes del diseño del Estado del bienestar. En este sentido. transnacionalmente organizado. la cuestión de las reglas todos-ganan de la política mundial. Para Maquiavelo (1986). en particular para la imposición de valores y normas globales. Es necesario invertir la perspectiva. Cosa que suscita la pregunta siguiente: ¿cómo es posible la transnacionalización de los Estados? La respuesta no es que la globalización de la economía dicte la política de la globalización. ya en marcha. por decirlo así. El poder presupone el contrapoder y sólo puede lograrse jugando con el contrapoder. de la escenificación de una política Nº 145 CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA ■ simbólica y se desinfla si la atención del público es insuficiente. Hoy. y para ello dispone de diversas opciones estratégicas que se diferencian entre sí –y esto es central– según permanezcan en el marco del antiguo juego de damas nacional o rompan con él. A diferencia de los trabajadores. que. La cuestión clave tanto para la estabilización de la sociedad civil global como para la movilidad mundial del capital como para la renovación de la democracia. el poder es poder inserido e inscrito en la sociedad. pues. El consumo no conoce fronteras: ni las de la producción ni las de la adquisición. La transformación del Estado Ningún camino puede saltarse la redefinición de la política estatal. A una simbiosis semejante entre sociedad civil y Estado la llamo Estado cosmopolita. más bien es que la política reaccione a los desafíos de la globalización. crisis y consecuencias accesorias de la Segunda Gran Transformación. Segundo. los consumidores ni son ni quieren ser miembros. Las protestas de consumidores son. Pero ¿cuál? ¿Serán los jefes de los consorcios los nuevos príncipes que glo- 4 No hay que confundir la cuestión del maquiavelismo cosmpolita que planteo en este libro con la secreta prescripción de un absolutismo despreciativo con los seres humanos. Necesita algunas condiciones: como. el contrapoder de los consumidores se trunca. El juego de metapoder consiste. 7 . sólo puede entenderse y practicarse adecuadamente discerniendo su génesis y dinámica sociales. locales y contractuales. como se supone mayoritariamente. Sin capacidad de compra no hay poder de los consumidores.ULRI C H BEC K siempre y en cualquier lugar. como tal. Los príncipes democráticos de la era global que buscamos serían los renovadores cosmopolitas del Estado. que haya pluralidad de posibilidades de compra y consumo. hacer y estudiar el Estado como contingente y políticamente mutable. Tampoco resulta servirse de la solidaridad nacional de unos contra otros. Los límites de la organizabilidad son también los límites del contrapoder de los consumidores. como tales. contrarrestado siempre por éste en un proceso estratégico de interacción basado en un orden institucional. teorías e instituciones del Estado de sus miopías nacionales y abrirlas a la época cosmopolita. el poder es tan íntimamente republicano que ambos conceptos resultan sinónimos. La cuestión clave es.

etc. la OMC. Nace la política del “Estado (solapadamente) astuto” (Shalini Randeria. entonces queda prisionero del mismo y busca la “nueva razón de Estado” (Klaus-Dieter Wolf. por encima de las fronteras. el fin del monopolio estatal de la violencia en una civilización en la que al final todo puede convertirse en un misil en manos de fanáticos resueltos. ahora son amenazas transnacionales de criminales y redes subestatales las que desafían a los Estados del mundo entero. o sea. que tienen una unidad territorial y nacional. como consecuencia de lo cual invalidan de un plumazo la gramática nacional de la milicia y la guerra. El metajuego posibilita a todos un doble juego mediante el intercambio de papeles: se le endosan la responsabilidad del fracaso y la política de la píldora amarga al contrincante respectivo. Sólo si los Estados consiguen igualar la movilidad del capital y redefinir y reorganizar sus posiciones de poder y sus jugadas podrá frenarse internacionalmente el desmoronamiento del poder y la autoridad del Estado e incluso darle la vuelta. destacan su neutralidad científica e imponen de esta manera. Grupos terroristas como nuevos actores globales Con las horribles imágenes de Nueva York y Washington el 11 de septiembre de 2001 globalizadas mediáticamente. descentralizadamente. Así. Los jefes de gobierno. Mientras. Hay gobernantes por todo el mundo que atacan públicamente al nuevo “imperialismo de los derechos humanos” y se vanaglorian de las “diferencias culturales”. que esta clase de terrorismo transnacional no se circunscribe al terrorismo islamista sino que puede vincularse a todos los objetivos. esto es. esto es. las organizaciones no gubernamentales (ONG). y las nuevas redes terroristas transnacionales que operan desterritorializadamente. pero la transnacionalización también puede romper con la axiomática nacional y ser un primer paso en la formación de un Estado o liga de Estados cosmopolita. cosa que no es en principio nueva pero sí omnipresente ahora como experiencia clave. como antes en el ámbito cultural.. Antaño. Quizás así se consiga driblar a la propia oposición vía Europa. pueden achacar su debilidad cara a cara a los nuevos poderes mundiales. 2001): se niega el propio poder para poder jugarlo mejor y se traspasa la responsabilidad de las consecuencias de las propias decisiones o la falta de ellas al otro bando o al nuevo cheque en blanco para no hacer nada de la globalización. etc. por una parte. por encima de cualquier frontera. o sea. 8 pero para ellas esta misión global es a la vez un instrumento para competir por los comederos de “problemas globales” de los que ellos mismos se nutren.. Hay que diferenciar dos tipos de autotransformación transnacional de los Estados: las estrategias de transnacionalización inauténticas y las auténticas. Si hasta ahora la mirada militar se dirigía a sus iguales.EL METAJUEGO DE L A POLÍTICA COSMOPOLITA también es válida esta premisa: el contrapoder de los Estados resulta de la transnacionalización y cosmopolitización de los mismos. Los terroristas suicidas extraen una enorme fuerza destructiva de la renuncia premeditada a su propia vida. las alianzas entre la Organización Mundial de Comercio (OMC) y los Estados particulares pueden servir para ganar soberanía puertas adentro contra. Esto significa. los grupos terroristas se han consolidado de sopetón como nuevos actores globales en competencia con los Estados. 1999). Los símbolos de paz de la sociedad civil pueden transformarse en instrumentos del infierno. por ejemplo. Es en este último caso cuando hablo de transnacionalización auténtica. a organizaciones militares de otros Estados nacionales y a su defensa. esto es. como dóciles conversos de lo nuevo. Las ONG proclaman y luchan por los derechos humanos (por la autolegitimación de los mismos). Por otra parte. ideologías y fundamentalismos posibles. la OMC. De modo que. la economía y la sociedad civil. su política exterior-interior mundial contra gobiernos electos. las reivindicaciones participativas de la sociedad civil. del derecho a la diversidad cultural. Las redes terroristas son en cierto modo “ONG de la violencia”. El que perpetra atentados terroCLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA Nº 145 ■ . para justificar ante sus electores –y a la vez eludir– la responsabilidad de su inactividad. la OTAN. hoy vivimos en el militar la muerte de las distancias. los terroristas intentaban salvar su vida después de cometer un delito. Greenpeace y Amnistía Internacional denuncian públicamente las crisis que afectan al medio ambiente y las violaciones de los derechos humanos perpetradas por los Estados. hay que distinguir entre el terrorismo de los movimientos de liberación nacional. Los actores de la OMC juran su antiguo papel de expertos. pero después la utilizan como arma en la lucha interior para eliminar la oposición política y la libertad de expresión. tanto local como transnacionalmente. la diana de las ONG terroristas es el monopolio estatal de la violencia. La transnacionalización puede ser una jugada del antiguo juego del Estado nacional. Operan como las ONG de la sociedad civil: desterritorializadamente. por ejemplo. por ejemplo.

los Estados poderosos pueden ir construyendo imágenes del enemigo. sin razones concretas. la inexistencia de estructuras estatales que funcionen. de manera que estimulan la diplomacia y obligan a escapar del pensamiento de los bandos y alianzas. permite: primero. a una individualización de la guerra. autoinculpación y autoextinción. aunque reaccionen con flexibilidad a las sucesivas imágenes del enemigo terrorista. por así decir. Lo que determina quién es el (próximo) enemigo y quién tiene que contar con acciones militares no es la declaración de guerra de un Estado sino el juicio arbitrario del Estado amenazado. Dan poder a los Estados y los servicios secretos para hacer una política de desdemocratización. la nanotecnología y la robótica. Puesto que no conoce freno económico o moral alguno. El acto suicida y el terrorista suicida son singulares en sentido estricto. finalmente. Se trata de desarrollar con una base científica tecnologías que puedan difundirse con facilidad y revolucionarse continuamente a sí mismas. la multiplicación exponencial de los peligros terroristas merced a los avances técnicos. Igual que los consorcios producen sin dependencias locales. segundo. el peligro del terrorismo impulsa la promiscuidad del poder. el juez mundial. son estos mismos los que se dan poderes para vencer el “peligro de la humanidad”. En su lugar aparecen coaliciones antiterroristas que. y libertad y democracia en minúscula. la deslegalización no sólo de las relaciones internacionales y los enemigos terroristas sino también del propio Estado de derecho y de las democracias extranjeras. Y éste es sólo un ejemplo entre otros muchos posibles. la declaración universal de guerra contra Estados que no hayan atacado previamente. siempre tienen que volver a formarse. a los que “tiran de los hilos”. ¿Qué objetivo tiene la “guerra contra el terrorismo”? Los objetivos conceptualmente indefinidos (como la aniquilación del “mal”. o. Así. la contraimagen más radical del Homo oeconomicus. amenazara premeditadamente a determinadas poblaciones. cuarto. el presidente estadounidense Bush ha desarrollado una nueva doctrina militar que apela al derecho de autodefensa para justificar intervenciones armadas contra los Estados que amenacen a 5 Este cambio de rumbo rompe con la praxis que había introducido el presidente de Estados Unidos Bill Clinton. tercero. cualquiera. Palestina. que necesitan de determinados materiales y recursos –como uranio apto para uso armamentístico– o costosos laboratorios). si no se le pone pronto un cerrojo internacional efectivo. Hasta ahora el derecho ha hecho unas distinciones muy tajantes al respecto. parece dar una licencia para cazar terroristas poco menos que ilimitada incluso a ejércitos y Estados democráticos. y encima con el asentimiento de la arrolladora mayoría de una población democráticamente experimen9 . Con las tecnologías del futuro. Estados Unidos. estamos abriendo una “nueva caja de Pandora” (Bill Joy). la técnica genética. Hay una serie de condiciones que acrecientan el poder de las acciones terroristas: la vulnerabilidad de nuestra civilización. el ciudadano tendría que demostrar que no es peligroso. China. ni es necesaria ninguna autoridad estatal que lo declare culpable. El poder político de percibir los riesgos de la civilización Así pues. Israel. Esta flexibilización del concepto de enemigo desestatalizado. Se dice que los Estados son esenciales para la creación de redes terroristas transnacionales. En efecto. una bomba atómica genética en miniatura. a los mecenas estatales de los terroristas. el jurado y el que ejecuta la sentencia. todos tendrían que avenirse a ser controlados “por seguridad”. Por lo tanto. de modo que escapen a la posibilidad de que los Estados las controlen y monopolicen (a diferencia de lo que ocurre en el Nº 145 CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA ■ caso de las armas atómicas y químico-biológicas. del terrorismo en sus raíces) no conocen límites. y. Ni el suicida puede cometer dos veces un atentado suicida. pues los gobiernos tendrían que unirse con otros gobiernos contra sus ciudadanos para conjurar los peligros que vendrían de éstos. Estados Unidos no es sólo la víctima del ataque terrorista sino también –y a escala global– el sheriff. la independencia de los tribunales y la validez incondicional de los derechos humanos. la imagen de un enemigo desestatalizado invalida las alianzas militarpolíticas más consolidadas (como la OTAN). pues en estas condiciones al final cualquier particular resultaría sospechoso de ser un terrorista potencial. Washington ha llegado hasta el punto de no excluir lo impensable: ser el primero en golpear a los Estados sospechosos de terrorismo con las llamadas “miniarmas atómicas”. el juicio del presidente de los Estados Unidos de que estos criminales amenazan “la civilización”. sin excesivos derroches.). desterritorializado. Las diferencias fundamentales entre guerra y paz. el humus de las actividades terroristas? Posiblemente la imputación a Estados y hombres que dan las órdenes desde la sombra siga teniendo su origen en un pensamiento militar. el fiscal. ataque y defensa quedan suprimidas. sino individuos contra Estados. La potenciación de los individuos frente a los Estados también podría abrir la caja de Pandora política: no solamente caerían los muros que actualmente separan a ejército y sociedad civil sino también los que separan a inocentes y culpables. mientras que estamos en el umbral de una individualización de la guerra: ya no “guerrean” Estados contra Estados. Según su razonamiento de que los terroristas no actúan aislados5 sino apoyados por Estados “malos”. Alemania. la “alianza antiterrorista” quiere atrapar a los presuntos “hombres en la sombra”. Más bien ha empezado a erigir (con el poder político de la percepción de la amenaza terrorista) Estados vigilantes transnacionales en los que seguridad y ejército se escriben en mayúscula. la individualización de la guerra llevaría finalmente a la muerte de la democracia. se desvanecen. Por lo demás. La sospecha de terrorismo radicaliza y flexibiliza la construcción de imágenes del enemigo. no tienen ningún posible punto final. Sin embargo. o sea. sospechosos y no sospechosos. Así. el uso universal de la violencia armada con vistas a la “defensa interior” (caso de Estados Unidos y también de Rusia. Buena muestra del poder de la percepción del riesgo es que incluso dentro de las democracias desarrolladas hay derechos civiles y políticos fundamentales que de pronto resultan revocables (y revocados). La manipulación genética. podría generar genéticamente una plaga que pensada para largos períodos de incubación. etc. la presencia mediática global del peligro terrorista. India. pero si la individualización de la guerra nos amenazara. ya que la imagen del enemigo a que éstas se orientan es la de un enemigo estatal. La diferencia con las armas atómicas y las biológicas es notoria. Tal singularidad queda sellada con la simultaneidad de acto. el presidente estadounidense Bush no ha aprovechado el moment of decision para atreverse a embarcarse en un sistema estatal cosmopolita. es bien notoria la ley de que las percepciones globales del riesgo abren espacio a nuevas oportunidades transnacionales de poder. las tecnologías de la comunicación y la inteligencia artificial –encima fusionadas entre sí– burlan el monopolio estatal de la violencia y abren la puerta. La pregunta clave es quién define lo que es un “terrorista transnacional”. Por lo tanto. Las construcciones de imágenes terroristas del enemigo “matan” la pluralidad de la sociedad y de las racionalidades de los expertos. la disposición de los mismos a autoextinguirse. todo en uno. la normalización e institucionalización del “Estado de excepción” en el interior y en el exterior. es vehículo de la atrocidad más absoluta. pero ¿no será precisamente la falta de Estado. Por eso. Él estableció que hay que atribuir las actividades terroristas a individuos y no a Estados. Pero al ejecutarse los criminales a sí mismos las causalidades se pierden. por eso vienen a ser una potenciación general.ULRI C H BEC K ristas es. mejor dicho.

La gestación del contrapoder político está extraordinariamente condicionada. llevado a su extremo. la pregunta crucial que el metajuego. los gerentes. abriendo así un nuevo espacio de experiencias que es a la vez global. que en la mesa quede vacío el asiento de un “jugador”? La respuesta que intento dar es que los jugadores no son jugadores: es el metajuego el que los convierte en tales. etc. pero. los gobiernos. Pero para la percepción global de peligros ecológicos y económicos es atinado además proponer algo así como la ley de la valencia política contrastante de los riesgos financieros globales y los riesgos globales de la civilización: los riesgos económicos globales son individualizables y favorecen la renacionalización. el Estado y la sociedad civil globales serán de un tipo completamente diferente? ¿Es posible. tan unánime como rápidamente. tanto del estatal como del emanado de la sociedad civil. los accionistas? ¿Se trata de actores individuales. No es ya que las oportunidades de poder de los jugadores. como afirmaba Foucault. no necesita en absoluto existir como unidad de acción: no tiene que sentarse a la mesa de juego para hacer valer su poder. Los “problemas globales” –los derechos humanos. Cambio de paradigma de la legitimidad La pregunta de las preguntas. por lo que funda (¡en ciertas circunstancias!) contextos de sentido y acción cosmopolitas. se manifiestan en millones de “destinos particulares”. los riesgos ecológicos de la civilización. que actúe “nadie”. y eso es precisamente lo que aumenta el poder de los actores económicos mundiales. Los riesgos financieros globales –como muestra. Esta acción militar punto-verde no sólo escapa a las categorías de guerra y paz. la evitación de la catástrofe climática. partidos y la población (que. Queda claro: la percepción global de los riesgos globales de la civilización provoca una reflexividad política que resquebraja la ortodoxia nacional. Al mismo tiempo. por ejemplo. Posiblemente pueda universalizarse que quien sale a la calle contra la globalización económica lucha por la globalización de los derechos humanos. o sea. “El capital” es una manera de expresar la suma de acciones no coordinadas de empresas particulares. actores cooperativos? ¿O los grupos y agregados sociológicos que se sirvan de las llamadas estrategias de acción del capital. Estado y sociedad civil globales. la protección del medio ambiente. simplificando de forma inadmisible su multiplicidad interior y los contrastes evidentes entre los mismos? ¿A quién se refiere. 10 cuando habla “de la economía”? ¿A las empresas particulares? ¿Al “capital”. etc. Ante la alternativa entre seguridad y libertad. es que contrapoder. lanza sobre la mesa es: ¿quién o qué decide la legitimidad del cambio de las reglas del juego? La transformación de las reglas del juego ¿transcurre sobre los fundamentos de legitimación del juego de damas nacional o son las fuentes nacionales de legitimidad del poder y el dominio las que se ponen en juego en el metajuego? ¿Quién aboga por qué? ¿Quién juega al cambio de posiciones y presuponiendo qué? Parece natural pensar que la respuesta a estas cuestiones clave sale de las respectivas CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA Nº 145 ■ . en temas policiales y militares los derechos de soberanía nacionales se sacrifican (más o menos unilateralmente) a las necesidades de la cooperación transnacional en el combate contra el terrorismo militante. “del Estado”. parlamentos. que no tiene que organizarse como conjunto para poner en juego su poder ante los Estados. ¿no es una grosera y deliberada violación del deber científico de proceder con esmero? ¿No alude demasiado generalmente a los diversos grupos y grupúsculos. En otras palabras: rige una lógica interaccionista de la constitución social recíproca como compañero o contrincante en el juego. “sin oposición”. por decirlo así. a su inmanente jugar con y contra también le amenazan o le afectan las “adquisiciones hostiles” y los riesgos de la globalización. compiten y se bloquean recíprocamente) se deciden. constituirse políticamente en el campo de acción global contra todas las resistencias. por ejemplo. si no. La globalización. sus recursos y su espacio de acción estén interrelacionados. la capacidad de acción transnacional de los Estados surge bajo el signo de un consenso forzoso que sólo admite la contestación y la resistencia como variaciones del asentimiento. El capital es sumamente heterogéneo. Este “nadie” puede ocupar un sitio en la mesa del metajuego político mundial. Por el contrario. abre el espacio político de acción y posibilita el cambio a la mirada cosmopolita. organizarse. no lo hay. la crisis asiática de los años 1997-1998– sumen a grupos enteros de población en el desempleo y la pobreza. en este sentido. flujos financieros y organizaciones supranacionales (OMC. Y ahí se observa una inédita asimetría de disenso y consenso en el espacio nacional y transnacional: mientras en el espacio nacional la política configuradora –muy deplorada– se enarena en “los entrelazamientos de la política” (Scharpf). La debilidad del ejercicio del contrapoder. la lucha contra la pobreza y por la justicia– abren nuevas fuentes de legitimidad. ya que primero tiene que definirse. “Globalidad” quiere decir.EL METAJUEGO DE L A POLÍTICA COSMOPOLITA tada. a la restricción de libertades fundamentales. articulación. como engrasada por el asentimiento general. dado que afectan a la propiedad privada y a las oportunidades de ganarse la vida. los derechos de autodeterminación sindicales. La especial fortaleza del capital es. orientarse. FMI. los Estados lo cubren. movilización y organización ganan (o pierden) en la confrontación recíproca de su identidad y capacidad de acción. por el contrario. “de la sociedad civil global”. a causa de la política como consecuencia accesoria. Dicho de otro modo: en el espacio de experiencia de la globalidad nace una ley peculiar: la ley de la insuprimible inmanencia del estar en contra. los Estados deben desembarazarse de su ortodoxia nacional y orga- nizarse colectivamente (por ejemplo en la Unión Europea) para abrir un espacio transnacional a su poder y su papel en el juego. por lo tanto. De la lógica del metajuego se sigue una específica asimetría de poder de capacidad estratégica entre capital. individual y local. también se lleva a cabo. ¿Quiénes son los “jugadores”? El discurso de las perspectivas de acción “del capital”. es que los actores sólo se realizan a través de sus jugadas: en virtud de su autointerpretación. una legitimidad extrademocrática y extraestatal que se funda a sí misma: el asentimiento sustituye al voto. la desaparición del antiguo juego de damas “Estado nacional”. Las acciones como la siguiente van en aumento: los Estados de la OTAN acuerdan una acción armada conjunta para extinguir el fuego de la guerra civil étnica en Macedonia. de intervención militar y trabajo social.). “El” capital. en otras palabras. En cambio. precisamente a la inversa. como tal. la globalidad de los peligros civilizatorios llama la atención sobre el sentido cotidiano de una comunidad de destino cosmopolita. darse cuenta de que la civilización está autoamenazada y de que el planeta es finito: una constatación que supera el antagonismo de los pueblos y los Estados y crea un cerrado espacio de acción de significaciones vinculantes intersubjetivamente. No obstante. Lo mismo puede decirse (como hemos mostrado) de la percepción del peligro terrorista. devora a sus enemigos: quien está contra ella está por ella (por otra globalización). son cosmopolitizables. actores colectivos. la “clase”. Los jugadores deben constituirse políticamente y organizarse en el juego como parte del juego. cosa que puede decirse tanto de la globalización de la sociedad civil como de la transnacionalización de los Estados. pues. Esta cosmopolitización de los riesgos de la civilización es un punto de partida central para las estrategias abogatorias de los movimientos de la sociedad civil. una suma cuyos resultados –en el sentido de la política como consecuencia accesoria– presionan más o menos imprevista o involuntariamente a los Estados e impulsan.

212). pues. no obstante. el Estado europeo que se halle en la cima de la cultura” (pág. y abre paso a las intervenciones del “humanismo militar” (como pudo verse en la guerra de Kosovo en 1999)6. Esto no significa que el régimen cosmopolita se forme y consolide mediante la reivindicación directamente imperialista de un poder mundial moral-militareconómico (por ejemplo. Precisamente la inversión de proyecto y realidad parece ser una estrategia especialmente efectiva para hacer alcanzable lo inalcanzable. consagrada por el derecho internacional. puede comprender que éste es el objetivo más inmediato de la humanidad. Sólo el alemán –decía Fichte– podía querer este papel espiritual cosmopolita “pues es el alemán el que ha dado inicio a la ciencia y la ha plasmado en su lengua. Immanuel Kant en su tratado Sobre la paz perpetua) se mezclan con las exigencias de las grandes potencias y se convierten en fuente de legitimación para una retórica global-hegemónica del “nuevo juego” (de lo que encontramos ejemplos de muy diversa índole en la historia). 420. El cosmopolitismo inauténtico instrumentaliza la retórica cosmopolita –de la paz. En el terreno de la filosofía. El hecho es. Noam Chomsky (2000) dio una conferencia en la que lanzó una áspera crítica ideológica a la OTAN y a los complejos militar-industriales norteamericanos por su posición en la guerra de Kosovo. de lo que se sigue –¡lógicamente!– que el cosmopolitismo tiene que extenderse patrióticamente por todo el mundo. Con el título Military humanism. presupone el patriotismo. fundada en la cosa. Este fin es el único fin patriótico posible. es a menudo difícil de conseguir. La exhortación a la justicia y a los derechos humanos se convierte en la espada a esgrimir contra países extranjeros. se sigue con la implacable agudeza del oportunista relampagueo espiritual que la esencia alemana sanará al mundo. Afirmar que se ha alcanzado el objetivo es un medio para imponerlo.). que piensa el orden supranacional de poder como el orden de poder interNº 145 CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA ■ nacional. Johann Gottlieb Fichte ejemplifica el escándalo de la presuntuosidad de lo nacional. Una autolegitimación del orden global. De ahí que pueda y deba hablarse de cosmopolitismo inauténtico y/o simbólico cuando el derecho universal. 229). Sólo la miopía del nacionalismo metodológico. Por eso. sobrenatural e infranqueable de la legitimidad del antiguo sistema de reglas nacional-internacional) juegan al nuevo gran juego de poder suponiendo que cualquier orden –también futuro– tendrá que corresponder en último término a la legitimidad del orden-juego de damas nacional. Der Patriotismus und sein Gegenteil. diálogo– instaura un espacio de poder que reclama el relleno de la fundación militar (misiones de las Naciones Unidas. también lo capacitan para sancionar la pretensión de los Estados particulares de monopolizar la violencia. Las dificultades de distinguir entre cosmopolitismo auténtico e inauténtico provienen en gran medida de que para hacer realidad el régimen cosmopolita hay que suponer su existencia. es decir. que lleva adelante la imposición global de los derechos humanos como misión nacional de una potencia mundial. Pero precisamente esta claridad. con lo que se le escapa el peligro real que aflora en el concepto “humanismo militar”. desde la liberación del instinto racional y la purificación del egoísmo. por ejemplo. un orden internacional derivado de la legitimidad del Estado nacional. de los derechos humanos. las reglas nacionales del juego de damas traspasan su legitimidad a la próxima “piel de cebolla”: las instituciones supranacionales. 1990. Fichte atribuyó al pueblo alemán un papel precursor del cosmopolitismo porque los logros de este pueblo en el terreno de la ciencia lo predestinaban para ello como a ningún otro. Es más bien al contrario: la validez de un régimen cosmopolita –paz. citado según Coulmas. que el metajuego incluye la posibilidad de un cambio de paradigma de la legitimidad. pág. Pero la consecuencia inmediata de esto sería que el metajuego de la política mundial estaría bajo el signo de un malentendido grandioso. ¿Cómo se puede representar una legitimidad cosmopolita que conduce a crisis y guerras. a la sangrienta refutación de sí misma? ¿Quién para las consecuencias accesorias de un principio moral cosmopolita que dice paz y hace posible la guerra? ¿Qué significa “paz” si ésta universaliza la posibilidad de la guerra? Aquí se puede reconocer la media luz en que se mueve el metajuego y la media luz que él mismo emite. Al hacerlo. conforme a la razón filosófica o al positivismo jurídico. a cualquier otra nación el patriotismo tiene que resultarle egocéntrico. Las nuevas reglas y las fuentes de las que beben surgirán de. pues el cambio de legitimidad supera la soberanía del Estado nacional. en un artículo para la Süddeutsche Zeitung. de la justicia global– con fines nacional-hegemónicos. También aporta algunos detalles históricos: “¿Cuál es la patria del europeo cristiano verdaderamente culto? En general. pág. que los muchos que exigen el régimen cosmopolita se unan. La globalidad sólo puede gestarse si se supone como real a pesar de que sigan subsistiendo en el mundo los 7 Fichte. etc. Cosmopolitismo inauténtico instrumentalizado con fines nacionales fue la política de Stalin que privó de su autonomía a la Interna6 Acuñé el concepto “humanismo militar”. puede pretender que la transformación de las reglas del juego del poder tenga que efectuarse en el marco del antiguo ordenjuego de damas nacional. en cambio. Es de suponer que en la nación que ha tenido la fuerza de crear la ciencia residirá también la grandiosa capacidad de dominar la creación. Los partidarios del orden-juego de damas nacional (atrapados por la fe en la validez secular. como sostiene Peter Coulmas. Son la cohesión y la consonancia de la autolegitimación moral. a partir de ahora. de los contrastes generados por una lógica de la interacción. define: “Cosmopolitismo es la voluntad dominante de conseguir el objetivo de la existencia del género humano en el género humano. Europa. ya que la extraordinaria legitimidad del derecho cosmopolita hace muy seductora su instrumentalización nacional-imperial. El nacionalismo metodológico presupone un Estado nacional constante y absoluto como fuente de legitimidad de las normas y organizaciones supranacionales. Sólo el alemán puede querer algo así. por ejemplo. las exigencias morales trascendentales (como las resalta. ambicioso y hostil al resto del género humano”7. el que permite al alemán. según la metáfora de la cebolla. a saber. Aquí se ve claramente que la distinción y contraposición de mirada nacional y mirada cosmopolita no sólo abren nuevos espacios de acción y nuevas fuentes de poder sino que además ponen en claro qué es en definitiva lo que se está jugando en el metajuego: los fundamentos de legitimación de lo político por antonomasia. Para ellos. en pro de su nación. por lo que respecta a sus fundamentos de legitimación. Y también es un indicio crucial de cosmopolitismo inauténtico el retorno de la figura medieval de la “guerra justa”. queda excluida. dicen algunos contrincantes: la cosmopolítica dispone de fuentes autónomas de legitimación. Estados Unidos). 1806-1807. inspirado por la guerra de Kosovo. en cada época en particular. Patriotismo es la voluntad de conseguir este fin antes que en ningún otro sitio en aquella nación cuyos miembros somos nosotros y que a partir de ella el éxito se extienda al género entero” (pág. En este sentido. económica y militar las que fundamentan –o al menos aspiran a hacerlo– el régimen cosmopolita y.ULRI C H BEC K perspectivas de acción de los jugadores. justicia. que más allá de la mirada nacional surge el nuevo peligro de un amparo militar global a los derechos humanos que supera los límites entre guerra y paz. En el sentido del maquiavelismo republicano es necesario hacer una distinción clara entre cosmopolitismo auténtico y cosmopolitismo inauténtico. OTAN. Puesto que la nación de la cultura sólo es Alemania. pues sólo él. El cosmopolitismo. o sea. En el escrito de 1806 citado. 28. sea pragmática. una conjunción de derechos humanos y dominio que en caso de conflicto imponga estos derechos humanos a las reglas del juego (de damas) nacional. el “gran” pensador Fichte ofrece muchos ejemplos relevantes de cómo los razonamientos oportunistas pueden tentar al pensamiento. Un ejemplo totalmente distinto es Estados Unidos. a saber. que está en posesión de la ciencia y que gracias a ella entiende el tiempo. el orden global es. sin embargo. en caso de conflicto. cional Comunista y la convirtió en el largo brazo de los intereses nacionales de la Unión Soviética. abarcar a toda la humanidad. Pero aquí es donde la metáfora del juego llega a sus límites. No. sigue nostálgicamente apegado a la lógica militar del nacionalismo metodológico. 11 .

¿Hay en el “cosmopolitismo” posiciones en contra que aparecen a medida que éste va imponiéndose? Y ¿cómo son posibles? Ninguno de los compañeros de juego o de los contrincantes puede nunca vencer solo: necesita aliarse.EL METAJUEGO DE L A POLÍTICA COSMOPOLITA contrastes entre naciones. En este sentido. al retorno de la metafísica al centro de las ciencias sociales empíricas. el Estado y la sociedad civil. se deshacen “en la boca como hongos podridos” (Hugo von Hofmannstahl. llamadas telefónicas internacionales. un objetivo de las estrategias del capital es fusionar capital con Estado para descubrir nuevas fuentes de legitimidad en la figura del Estado neoliberal. Sin embargo. La agenda de la sociedad civil. Por eso es importante no confundir los espacios de posibilidad objetivos de la globalización económica o política con las jugadas reales. los autores enumeran los indicadores que han manejado: contactos personales suprafronterizos medidos según el transporte internacional. sondeara sus espacios de acción y posibilidades de poder y los hiciera lo más fuertes posible? Así se invierte la prioridad de realidad y posibilidad: hay que conocer las jugadas posibles para poder entender las reales.. La lógica alude a un argumento como-si: ¿qué pasaría si el capital fuese todo lo móvil posible?. por lo tanto. 56-65) se lee: “Todos hablan de globalización pero nadie ha intentado medir su dimensión [. 1999). Con la retórica del “cosmopolitismo” se enfrentan movimientos hegemónicos y contrahegemónicos. Finalmente. el concepto de estrategia queda libre de sus ataduras a objetivos e intenciones de actores particulares (colectivos o individuales). paradojas). alternatividad y oposición. regiones. contando no sólo su número de usuarios. El discurso de la globalización induce ciertamente al sólo-teoría. o sea. con la empiria de la globalización. este índice se desvirtúa y acaba siendo ficticio por un lado. o sea. ¿Qué países son los más globalizados? ¿Son más desiguales o más corruptos?”.. El historiador y el sociólogo tienen que especular siempre con posibilidades irrealizadas para poder compararlas con las realizadas: “Para penetrar las causalidades reales. Así. lo político. es decir. a medida que la importancia de los consorcios transnacionales crece. Max Weber concibe la contingencia histórica y política como “posibilidad objetiva”. de autolegitimación. De esta manera el metajuego de la política mundial manifiesta sus propias. y. de los movimientos activistas de la sociedad civil y de las perspectivas del Estado. En el artículo “Das Messen A continuación. “estrategia” es un concepto de un espacio de posibilidad real que. como una constelación estratégica de actores más o menos colectivos que. ¿qué pasaría si el Estado abandonara los límites de lo nacional y se convirtiera –por lo que respecta a su manera de entenderse a sí mismo y su marco institucional– en un Estado cosmopolita. el comercio internacional mide el tráfico e intercambio entre diversas naciones. en la lógica de las perspectivas del capital. sino también el de sus visitantes y navegantes. parte de la base de que el Estado nacional es el criterio comparativo relevante a nivel macroeconómico y el dispositivo institucional “natural” para proveer bienes colectivos. Para ilustrarlo con otro ejemplo. de los flujos de capital. Lo que aquí nos interesa es el hecho llamativo de que en el ejemplo al que acabamos de referirnos la concepción de los índices empíricos presupone la distinción “nacional-internacional”. religiones. enero-febrero de 2001. idearon y calcularon índices de integración económica. En este estatus híbrido del Ya-no y el Aún-no. contradicciones. es decir. En este sentido. ¿Empiria ciega? der Globalisierung” (Foreign Policy.] al menos hasta ahora. etc. el Homo oeconomicus no conoce las ataduras del Estado nacional. La lógica del cambio de reglas significa que el juego político del poder y el dominio se convierte en el juego de la doble contingencia: ya no se puede contar con el sistema de reglas del antiguo juego de damas (incluidos sus fundamentos de legitimación) y no hay ninguno nuevo en vigor. el objetivo de la sociedad civil global y sus actores es desarrollar y desplegar la unión de sociedad civil y Estado. Pero entre el discurso de la “estructura” y el de la “anarquía” cabe el discurso de las “estrategias”. o sea. inmanentes. 287. “Estrategia” significa la relación interactiva de cambio y oposición en una política mundial que se abre y se cierra y cuya dinámica interna se caracteriza por la reciprocidad de las perspectivas de acción del capital. También midieron la World Wide Web. Así puede rebatirse la fácil objeción de que al preguntar por la lógica de las perspectivas de acción y sus interdependencias uno estaría inmunizándose contra los sucesos y las objeciones empíricos. sigue la lógica de la mirada nacional. cumplen y cambian reglas y cuyas posiciones. En este sentido. 1999. 12 se abre a los elencos de actores que interaccionan entre multitud de conflictos. recursos y participación en el poder se definen y modifican recíprocamente. No hay que confundir lógica de juego con el transcurso empírico. la idea de dar forma de sociedad civil al Estado cosmopolita aspira a imaginar y hacer realidad una multiplicidad combativa y un orden posnacional o hasta posglobal. mediante el metajuego. págs. pág. Pero también ocurre a la inversa: la relación entre espacio de posibilidad y empiria de la globalización se distorsiona a menudo mediante falsos indicadores. (Kritische Studien. por ejemplo. Inquirieron los movimientos de bienes y servicios investigando cómo evolucionaba en cada economía nacional la participación en el comercio internacional. por otra. De esta manera se pasa sistemáticamente por alto lo más específico: la transnacionalización de la producción. En cambio. etc. El resultado son unos índices que inducen fácilmente a malas interpretaciones. La agenda neoliberal se envuelve con un aura de autorregulación. correo internacional. 2000). de las formas de vida. El índice de globalización que hemos expuesto analiza la complejidad de las fuerzas que impulsan la integración de los seres humanos y las economías de todo el mundo. 1998) El lenguaje del juego nos enseña por qué tiene que accederse conceptualmente a lo posible: para no cometer el error de entender lo real como la única realidad posible. ciertas palabras abstractas que se reproducen a sí mismas. La forma de aliarse y los objetivos del Estado neoliberal instrumentalizan el Estado (y la teoría del Estado) para la optimización y legitimación de los intereses del capital por todo el mundo. Y viceversa: la sólo-empiria de la actuación política desconoce la contingencia de la actuación política y. si estimulara a los contrincantes. También el concepto clave de estrategia adquiere un sentido especial en el marco de referencia teórico del metajuego. así como Held y otros. Aquí no discutiremos los detalles de estos resultados (sobre la empiria profesional de la globalización véanse los clásicos Beisheim y otros. lo que se mide como comercio “internacional” es sustituido por un comercio intra-empresas: las inversiones y flujos de capital y servicios que circulan de un país a otro dentro de redes de empresas no pasan ninguna frontera nacional. a la inversa. una forma cosmopolita de estatalidad. tampoco se trata de “comercio” internacional porque los bienes no se “venden” ni se “compran” sino que sólo se desplazan y recombinan de un lado a otro CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA Nº 145 ■ . La conexión entre la economía y la mirada del Estado nacional es ambivalente: por una parte. construyamos causalidades irreales”. se envuelve con el aura de la moral global y pugna por un nuevo Gran Mito de la globalización radical-democrática. citado según Palonen. bandos y situaciones. etc. Por otro lado. interaccionando. dicho simplificadamente. es decir. la recogida de datos estadísticos se basa en el concepto del Estado nacional. la teoría del metajuego tiene que desarrollarse como una determinada lógica de juego. ni las jugadas sueltas del mismo con mezclarse en la lógica de las perspectivas de acción particulares y sus interdependencias (conflictos. como “estructuras” y “sistemas”. por el contrario. Así pues.

. Francfort del Meno. 1999. es decir. Frankfurter Allgemeine Zeitung. Die Neue Staaträson – zwischenstaatliche Kooperation als Demokratieproblem in der Weltgesellschaft. Kiepenheuer & Witsch. B. Westdeutscher Verlag. Global Transformation. M. J. Randeria. I. cast. T. Londres/ Nueva York. pág. G. ■ [Este texto es un extracto del capítulo I del libro Poder y contrapoder en la era global. “En total –éste es el balance de Edgar Grande y Thomas Risse– los resultados empíricos sobre el debate de la globalización presentados hasta ahora pueden resumirse en: primero.. Giddens. III. E. cast. H. Suhrkamp.. 10. págs. U. P. nº 30. Patriotische Dialoge. Universidad de Munich. Polity Press. Francfort del Meno. 1981. Weltbürger.. Politische Vierteljahresschrift. Konzeptionelle Anforderungen an die politikwissenschaftliche Analyse von Globalisierungsprozessen”. vol. Die Erfindung des Politischen. la presión de la globalización tiene efectos muy diversos en la capacidad de acción y la autonomía de los Estados nacionales. y Zürn. los propios consorcios tienen un interés estratégico en no dejar que les vean las cartas. Madrid. Voigt. y Scharpf. hipocresía organizada. Local Refractions of Global Governance: Legal Plurality. 2004]. [1931]. vol. C.. 1990. con lo que desprovee de mirada crítica a los análisis de la ciencia y la teoría políticas. Mostrarlas a la mirada nacional de la estadística oficial sería mostrarlas a la mirada de la hacienda estatal. La nueva economía política mundial. Madrid. 1998). Segundo. Geheimer Artikel zum Ewigen Frieden. “Bridging the Gap. F. Al mismo tiempo. “Theorie reflexiver Modernisierung”. Pocock. Colonia/Berlín. A. nº 2.. y Perration. 1997). y Bonss. 2003). Dahrendorf. Polanyi. Es difícil concluir de la lógica del juego las jugadas y aún más raro que. Paidós. pág. Barcelona. Stuttgart. La democracia y sus enemigos y Un nuevo mundo feliz . R. Zu einer Theorie reflexiver Modernisierung. (comps. G. pues maniobran “translegalmente”. Reclam.. K. 1998. cast. Beck. y Lau.: Modernización reflexiva. I. 8 Ulrich Beck es director del Instituto de Sociología de la Universidad de Munich. U. 21-35. 1996 (trad. Nomos.: El momento maquiavélico. Opladen/Wiesbaden. Edward Elgar. XI. Exploiting Constitutional Change. en Zapf. McGrew. Espasa-Calpe.. Nomos. 1999. Sovereignty. Free Press. Im Zeitalter der Globalisierung? Thesen und Daten zur gesellschaftlichen und politischen Denationalisierung. D. en muchos campos la presión que parte de la globalización es menor de lo que generalmente se supone.. Wolf. Incluso en la política económica y financiera perviven espacios de decisión significativos que éstos pueden aprovechar para alcanzar –tanto o más que antes– objetivos sociales prioritarios. von. edición de Fichte. N. ya que les permite hacer un doble juego en lo referente a precios e impuestos y. Zurich. R. Politische Vierteljahresschrift. 135-234. alem. si las estadísticas al final aciertan con total exactitud es una pregunta que no puede aclararse empíricamente sino que exige una crítica de la empiria de la mirada nacional. la diversidad de reacciones de los sistemas políticos nacionales muestra que la globalización económica no barre sin más las instituciones históricamente adultas.. Baden-Baden. Chomsky. V. “Politische Steurung. ¿Qué es la globalización?. 244). J. Luhmann. G. Barcelona.. Held. 13 Nº 145 CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA ■ . en Palan. La distinción entre la lógica del juego y las jugadas del juego es esencial para teóricos y empíricos. B.. tesis de habilitación inédita. Die Modernisierung der Moderne. Der Brief von Lord Chandos. Cheltenham. en Beck.. N. 2002). Baden-Baden. March. Princeton University Press. 1975 (trad. 2000 (trad.: Carta de Lord Chandos y otros textos en prosa. Routledge. S. Der neue militärische Humanismus: Lektionen aus dem Kosovo. Nótese bien que la mirada nacional impide ver la realidad oculta de la transnacionalización (oculta por la lógica premeditada-estratégica del metajuego). Hay que partir de la base de que entre más de un tercio y la mitad del comercio mundial tiene lugar en la forma no-comercio-intra-empresas. Quien aduce datos empíricos para refutar que en la era global se abren espacios de posibilidad para la actuación estatal subsume más bien la actuación estatal en un concepto de Estado ahistórico y abstracto. J. Soziologie transnationaler Konzerne. Evidentemente la mirada del Estado nacional también se critica dentro de la ciencia económica (véanse Voigt.). Endymion. W. Grande. 2000. pág. cast. Cuarto.].. D. 1964. y Lash. “Manche Experimente sollten wir nur auf dem Mond wagen”. 1989). un cambio empírico-metódico de mirada: cambiar el paradigma del nacionalismo metodológico por el del cosmopolitismo metodológico8. de determinadas jugadas se concluya la inexistencia de la lógica del juego.. Krasner. Scharpf.. F. Hofmannsthal. 1806. 1986 (trad. Ein Streitgespräch”.. 229.. Princeton.... 4-21. M. Cerny.)... finalmente. como la seguridad social y el pleno empleo” (2000. K. 2001). Maquiavelo.. Suhrkamp. vol. J. 1997 (trad. es extraordinariamente difícil captar empírica y estadísticamente este comercio-directo suprafronterizo dentro de los espacios económicos y de dominio transnacional de los consorcios.. N. Princeton University Press. Beisheim. 2000 (trad. 2002. 1999 (trad. Reinbek. Pozuelo de Alarcón. Organized Hypocrisy. cast.. Suhrkamp. págs. 235-267. desde la perspectiva de los consorcios empresariales. Cambridge.: Soberanía. 2001). cast. N..ULRI C H BEC K sobre el mapa transnacional de los consorcios (sobre el que los enclaves y fronteras nacionales tienen un significado estratégico). 1999). 1999 y Hellwig. 8ª ed. págs. H. S. Pero lo que vale para las empresas. U..: La gran transformación. S. 13 de junio de 2000. 1999. nº 4.. “Macht und menschliche Natur”.: El nuevo humanismo militar: lecciones de Kosovo. Siglo xxi. Fichte. Paidós. Princeton. S. The Great Transformation. Paidós. sino que en muchos campos de la política internacional –por ejemplo en la política medioambiental y de derechos humanos– los actores que operan transnacionalmente reclaman regulaciones estatales más fuertes y cooperación internacional [. vale también para los Estados: la confirmación empírica de la antigua política ni refuta el argumento de que quien siga jugando el antiguo juego será arrollado ni el de que la transnacionalización y cosmopolitización sea una opción de acción válida para los Estados. J.. Ahora bien. 2002).. como consecuencia. de la globalización no sólo sale una llamada al ‘menos Estado’ y ya está. Además. Zeitschrift für Internationale Beziehung. “Zu einer Theorie des sozialen Konflikts”. Palonen. Tercero. Joy. Beck. Theorien des sozialen Wandels. Das Webersche Moment: zur Kontingenz des Politischen. Berlín. The Machiavellian Moment. Bonss. 2001. Il Principe / Der Fürst. International Institutions. Stuttgart. Tecnos. W. edic. Goldblatt. págs. P. Reflexive Modernisierung-Eine Kontroverse. pagar cada vez menos impuestos en sus llamadas patrias. Suhrkamp. Rediscovering Institutions: The Organizational Basis of Politics. BIBLIOGRAFÍA Beck. Alba. Der Patriotismus und sein Gegenteil. Mass. Barcelona. 1989. 1991. Kant. vol. (comps. W. Suhrkamp. Beacon.: Francfort del Meno. the Post-colonial State and NGOs in India.: El príncipe. y Risse. Geschichte einer Menschheitssehnsucht. 2000. Rowohlt. Boston. Madrid. Nueva York. G. Werke in Zwölf Bänden. 621-634. págs.. 1989. (comp. y Olsen. W. U. Suhrkamp. en Woke. Reclam. Autor de La sociedad del riesgo. Francfort del Meno. 1999. Plessner. en la zona gris de la (i)legalidad. Coulmas. Francfort del Meno. J. W. D.).). K. «Structuring the Political Arena». Global Political Economy. 1944. ya que este no-comercio-intra-consorcios se sustrae al control y la detección exteriores (Köhler. 32. Köhler. “Die Handlungsfähigkeit des Staates am Ende des zwanzigsten Jahrhunderts”. D. Francfort del Main. 2001.. The Political and Economic Origins of Our Time. (comp. 1970. tesina inédita.. cast. P. Eine empirische Untersuchung der “inneren Globalisierung”. Esta posibilidad de burlar los controles nacionales (sean los de las aduanas o los de la estadística oficial) es lo principal. A. 1993. a la inversa. en Gesammelte Schriften.

. el Congreso. podrá aprobar la reforma’’. Los artículos 167 y 168 serían. será sometida a referéndum para su ratificación cuando así lo soliciten. Sin embargo. ‘‘2. peor. Los proyectos de reforma constitucional deberán ser aprobados por una mayoría de tres quintos de cada una de las cámaras. Aprobada la reforma por las Cortes Generales. son las normas que definen precisamente al poder constituyente. al Capítulo Segundo. desde esta perspectiva. por mayoría de dos tercios. el procedimiento P. lógicamente. de arbitraria. pues. el tenor de esa disposición se entiende con toda precisión si en lugar de ‘‘Título Preliminar’’. que presentará un texto que será votado por el Congreso y el Senado’’. puede llevar a cabo la revisión total de la Constitución o una parcial que afecte al Título Preliminar. Si no hubiera acuerdo entre ambas.LAS DOS VÍAS PARA LA REFORMA DE LA CONSTITUCIÓN FRANCISCO LAPORTA 1. En estas páginas voy a tratar de elaborar con más El artículo 167 establece que: “1. el artículo 168 estipula que: “1. puede afrontar y que no tienen más límites textuales que los títulos y secciones mencionados como objeto del procedimiento extraordinario de revisión del 168. “El órgano O. Sección 1ª del Título I. salvo si se incluyera en una revisión total de la Constitución. que podría hacerse mediante la aplicación del procedimiento previsto en el artículo 167 para reformarlo o derogarlo1. mediante puede revisar el articulo 1”. 1 precisión aquella idea y a complementar sus posibles carencias con una propuesta ulterior basada en una exégesis nueva del artículo 168 que ofrece una lectura distinta del mismo y evita la mayoría de los problemas que plantea el sistema español de reforma de la Constitución. Sección 1ª del Título I. . hasta nombrar uno por uno todos los artículos del Título CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA Nº 145 ■ 14 . en los que no figura ese mismo artículo.’’etcétera. como quiera que se trata de normas que confieren pode- res para crear o modificar preceptos constitucionales. por ello. mediante puede revisar el artículo 2”. el artículo 167 sí contemplaría la reforma del 168. Las Cámaras elegidas deberán ratificar la decisión y proceder al estudio del nuevo texto constitucional. que son las normas superiores del sistema. una décima parte de los miembros de cualquiera de las cámaras”. a la que más tarde volveré con detenimiento.. las normas que configuran la norma básica del ordenamiento jurídico español. esta manera de ver las cosas ha sido tachada de puramente formalista o. sustituimos estas expresiones por cada uno de los artículos que los integran. en cambio. ‘‘3. mediante el procedimiento P. Dejando a un lado la noción de “revisión total de la Constitución”. Por su parte. y. Y ya empieza por crear problemas el que sean dos en lugar de una. De no lograrse la aprobación mediante el procedimiento del apartado anterior. El País 19 de mayo de 2004) propuse que para iniciar el camino de las reformas constitucionales que se estaban anunciando sería necesario proceder antes a encontrar un gran acuerdo de las fuerzas parlamentarias destinado a limitar o circunscribir la extremada rigidez y complejidad del artículo 168 de la Constitución. que es lo que cualquiera podría esperar. Vamos a ver. mediante puede revisar el artículo 16”. Después veremos por qué. que es el objeto de mi preocupación prioritaria. el procedimiento P. si ésta es una posición tan plausible. que deberá ser aprobado por mayoría de dos tercios de ambas Cámaras’’. El paso hacia una mayor flexibilidad constitucional o hacia la redefinición de los límites del procedimiento más rígido no debería encontrar la oposición de nadie.y así sucesivamente. podría ser reformulado entonces como una norma de competencia del siguiente tenor: “El órgano O. Este otro procedimiento tampoco es fácil ni flexible. Esta disposición de reforma de la C tiene un significado inmediato. Pero esto lo voy a dejar a un lado. dentro de los 15 días siguientes a su aprobación. pues ella no sería sino una de las reformas constitucionales puntuales que. Cuando se propusiere la revisión total de la Constitución o una parcial que afecte al Título Preliminar. Sugería entonces. nuestra norma fundamental. quizá un poco abruptamente. Todo parte de que la simple lectura de ambas disposiciones revela que el artículo 168 no contempla en su literalidad la revisión de sí mismo. pues ninguno de los objetivos que aquella rigidez perseguía en 1978 corre hoy peligro alguno ni deja de estar muy bien protegido con el procedimiento ordinario de reforma. para empezar. mediante puede revisar el artículo 15”. ignora el sentido implícito en el procedimiento extraordinario de reforma. Aprobada la reforma por las Cortes Generales. será sometida a referéndum para su ratificación”. Las disposiciones de reforma constitucional son normas de competencia o normas que confieren poderes. que no es otro que la convicción de que la única manera de no traicionar o defraudar la Constitución es que el artículo 168 se reforme a sí mismo.. el procedimiento P. al Capítulo Segundo. ‘‘3. ‘‘Capítulo Segundo Sección 1ª. de acuerdo con su tenor literal. o al Título II. “El órgano O. se procederá a la aprobación del principio por mayoría de dos tercios de cada cámara y a la disolución inmediata de las Cortes.. El artículo 168. el procedimiento P. o al Título II”. de una norma cuya función es ser el asiento de todo el sistema. se dice. “El órgano O. Semejante reformulación arrojaría entonces como resultado algo como esto: “El órgano O. Hace algunas semanas (‘Rigor mortis’. ‘‘2. pero su rigidez es menor y puede alumbrar una reforma constitucional mediante un consenso amplio de las fuerzas políticas representadas en las Cortes Generales. se intentará obtenerlo mediante la creación de una comisión de composición paritaria de diputados y senadores. De ellas se ha afirmado. pues. y es casi unánime la opinión doctrinal de que el artículo 168 es una disposición engorrosa e innecesaria. y siempre que el texto hubiere obtenido el voto favorable de la mayoría absoluta del Senado.

.. Afectar a esos títulos o preceptos significaría entonces que toda revisión de cualquier artículo de la Constitución cuyo cambio de tenor literal tuviera alguna repercusión sobre los artículos contenidos en el Título Nº 145 CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA ■ Preliminar. significación o alcance que tienen los contenidos en los títulos y secciones mencionados en el artículo 168 tendrían que ser reformados así por ese artículo. mediante e procedimiento.etc. algún autor ha mencionado el artículo 53... el Capítulo Segundo. y del Título II. Modificar tal artículo “afectaría” a los derechos fundamentales. cierto tipo de vaguedad en las expresiones supone prácticamente la imposibilidad de sentar un significado preciso para un texto legal. Vemos así claramente que siguiendo este método no encontraríamos nunca ninguna formulación que dijera que ése órgano. Creemos que esta- mos buscando el significado de la letra de la Constitución y lo que estamos haciendo en realidad es proyectar sobre una fórmula lingüística indefinida aquel significado que está más de acuerdo con nuestra previa convicción. sino los argumentos que damos para adscribirle uno de sus potencialmente infinitos significados... para revisarlo o reformarlo no habría más remedio que acudir al artículo 167. presentaré en la primera parte algunas razones en favor de una interpretación restrictiva de “afectar a. Dependiendo de esos argumentos. somos partidarios de una mayor flexibilidad.”. A mi juicio. Como veremos un poco más tarde. por el contrario. por ejemplo. también ese artículo sería revisable sólo por el 168.... un significado de “afectar a. Sección 1ª del Título I. y apunta también a todos aquellos extremos que de un modo u otro puedan influir o repercutir en esos preceptos.” será para nosotros más plausible que otro.. sino también a la fuerza. puede revisar el artículo 168 mismo. este razonamiento se sustenta sólo en la extremada vaguedad de la expresión “afectar a. Es aquel que afirma que el significado del tenor literal de la expresión “una (revisión) parcial que afecte a. Por mi parte. Podrían mencionarse otros muchos ejemplos a los que este argumento podría aplicarse: todos aquellos preceptos constitucionales cuya modificación pudiera “afectar” no sólo al tenor literal. si preferimos proteger con una extrema rigidez esos títulos y secciones pensaremos que el significado de “afectar a” va más allá de la mera alteración del texto de sus preceptos e incluye cualquiera otra que repercuta en ellos.. si. va mucho más allá de la mera mención de los preceptos constitucionales que se contienen en esos títulos y secciones. títulos y secciones. atribuiremos a “afectar a” un alcance restringido a la modificación de su tenor literal o incluso más restringido todavía. y ésa puede ser la conclusión provisional.”. del Capítulo Segundo. también debería ser revisado por el procedimiento del 168. apelaré en la segunda a otras razones para una interpretación aún más restrictiva. Es decir. El problema del tenor literal Hay. por tanto. Por tanto. y. un argumento que parecería disentir de la disección que acabo de realizar. para evitar sus dificultades. que a muchos resultará 15 . sin embargo. Así. En este caso.”.Preliminar. que no es la expresión “afectar a” la que nos suministra la premisa. que exige para la regulación de los derechos fundamentales leyes orgánicas que respeten su contenido esencial y los protege mediante el recurso de inconstitucionalidad y el recurso de amparo.

pues.L AS DOS VÍ AS PARA L A REF ORMA D E L A C ON S T I T U C I ÓN sorprendente. se ha podido afirmar que estaba claro que la intención del constituyente era la de hacer casi intangibles las partes de la Constitución que menciona el artículo 168. lógicamente. Los argumentos críticos con la idea de intención CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA Nº 145 ■ No parece. como tiende a suceder en el derecho moderno con todas las normas que introducen regímenes de excepción. Y a esos efectos. y las de ámbito temporal no se aplicarán a supuestos ni en momentos distintos de los comprendidos expresamente en ellas” (la cursiva es mía). Y se obtendrían. aunque no entró a argumentarla. también en el derecho español. este punto de vista arrastra a casi toda la Constitución hacia el procedimiento rígido y deja sin efecto alguno el procedimiento normal de reforma. algunos más. Pero la idea tan generalmente asumida de que hemos de tener presente “lo que quiso el constituyente” para interpretar los preceptos de la Constitución resulta muy dudosa. como consecuencia deductiva de algunos preceptos de la Constitución. también dio por fundada esa opción.. pues. la literalidad del artículo 168 remitiría a los preceptos contenidos en los títulos y secciones a que ese artículo hace referencia explícita. sus disposiciones están usualmente unidas entre sí por algún tipo de relación formal o material. casi todos pensamos que el artículo 13. Del artículo 168 se obtendrían deductivamente todos aquellos microartículos que antes he enumerado mediante la reformulación de su referencia. más allá del tenor literal de esa disposición constitucional. la pregunta ahora es la siguiente: ¿Cabe encontrar. lógicamente. porque la expresión “afectar a. La Constitución implícita Para que. Debe recordarse también que esta acepción tan amplia y controvertible del verbo “afectar” no ha prosperado en materia de reforma constitucional. por ejemplo. ni la mayoría de edad.. y puede decirse que la modificación de cualquier disposición “afecta a” las demás en ese sentido amplísimo de la palabra afectar. cruzar los umbrales de la literalidad y explorar los terrenos de la que llamaré Constitución implícita. que los no ciudadanos y los menores de edad no lo tienen. ni la sanción de las leyes.’’ los artículos que figuren en esa lista. Pero el argumento bien podría haber sido éste: tratándose como se trata de una cláusula que establece un procedimiento excepcional de revisión (en contraste con el procedimiento ordinario de reforma). Para empezar. deberes y libertades de los ciudadanos regulados en el Título I. y que precisamente por ello su intención tuvo que haber sido precisamente que ese mismo artículo fuera casi tan intangible como ellas. se ignoró completamente cuando se procedió a la reforma ordinaria por la vía del 167 del artículo 13. De hecho. Más allá de la consideración literal de los textos.2 no estaba entre los protegidos por el 168 y era 16 susceptible de una reforma ordinaria. Los cuerpos legales suelen tener cierta sistemática interna. Llevado hasta sus últimas consecuencias. Es un proceder tan usual en el derecho como en la vida cotidiana. es decir. las excepcionales. y se hacía hasta con una mención explícita del mismo.. O. Si de acuerdo con el artículo 86. debemos. porque afecta a la Corona. a los derechos. pocos pensaron en modificarlo mediante el procedimiento del 168 invocando el argumento de que “afectaba” –como así lo hacía con toda claridad de acuerdo con ese significado amplio– al alcance de ese artículo 23. conduce a la inutilidad absoluta del decreto-ley. que mantiene en el artículo 4. es preciso poner de manifiesto que una interpretación demasiado amplia de la cláusula “una (revisión) parcial que afecte a.2 del Código Civil esta directriz: “Las leyes penales. Según ello. lo que hacemos al apelar a ella es proceder a introducir en el razonamiento algunas de nuestras opiniones para sacarlas después en la conclusión como si se tratara efectivamente de una inferencia a partir de premisas objetivas que se encuentran en la Constitución. Pues bien. sin embargo. pues es difícil imaginar alguno cuyo contenido no afectase a algún derecho contenido en.” nos conduce al absurdo. Es Constitución implícita todo aquel cuerpo de normas constitucionales que pueden ser inferidas racionalmente a partir de las disposiciones explícitas de la Constitución. en principio y si se acepta que su referencia es una lista de artículos de la Constitución. con toda seguridad. porque afecta a la protección de los derechos. el célebre caso Rumasa. Y así sucesivamente.1 los decretos-leyes “no podrán afectar al ordenamiento de las instituciones básicas del Estado.. es lógico que sea interpretada restricitivamente.. fundamento octavo. puede apelarse como argumento para hallar una disposición implícita –según se dice– a la intención del constituyente como criterio de interpretación. no se podría. Las primeras disposiciones constitucionales implícitas que cabe contemplar son todas aquellas que son consecuencias deductivas de normas explícitas en el texto. uno que afirme que el artículo 168 sólo puede ser reformado por su propio procedimiento? Yo creo que no.. en la relación de microdisposiciones de reforma constitucional que obtenemos mediante el procedimiento de reducir el significado del 168 a esas referencias no encontraríamos nunca una que dispusiera que el artículo 168 ha de ser reformado por sí mismo. Esto quiere decir solamente que esa interpretación restrictiva de la letra del artículo no permite obtener de él ningún enunciado que diga eso.” en un precepto tan excepcional no puede significar otra cosa que ‘‘modificar el texto de.. y por lo que respecta a nuestro problema. lo que es lo mismo. Guiados de una elemental sensatez. aunque no se halle literalmente recogido en el texto constitucional explícito. al régimen de las comunidades autónomas ni al derecho electoral general”. ‘‘dijo el Tribunal’’. Si existe la Constitución implícita –como yo creo que existe– es posible que .”. y. A partir de toda norma cabe deducir. pero que para mí tiene una gran plausibilidad. ese artículo que exige la autorreforma forme parte de la Constitución implícita. modificar la disciplina del recurso de amparo.2 de la Constitución como consecuencia de las disposiciones del llamado Tratado de Maastricht. porque afecta a los derechos electorales. al que se consultó al respecto.. En la Constitución implícita habitarían también las intenciones del poder constituyente en forma de reglas o principios tácitos que nos obligarían de algún modo en nuestra lectura de los textos explícitos. Y si es así. que la idea de q el artículo 168 tiene que ser reformado por su propio procedimiento tiene que sustentarse en razones distintas a esa interpretación de su tenor literal. Seguramente. encontremos un asiento a la pretensión de que el artículo 168 sólo puede ser reformado por el procedimiento que él mismo establece y no por otro. Esto ya lo vio el Tribunal Constitucional en la sentencia 111/1983. Pero no veo cómo la autorreforma del 168 pueda ser una consecuencia deductiva de ese precepto. tan irrazonable mantenerse en la idea que antes he presentado de que. El Tribunal Constitucional. de la norma que dice que los ciudadanos mayores de edad tienen derecho a voto se infiere. una serie de consecuencias: por ejemplo. “el otorgamiento al verbo ‘afectar’ de un contenido literal amplísimo. En ese artículo se precisaba quiénes eran los titulares de los derechos de sufragio activo y pasivo reconocidos en el artículo 23 (que está en esa sección protegida con la máxima rigidez).

incluso a construcciones teóricas. Una norma que prohibiera la entrada de perros en un restaurante tendría así una expresión textual. de aquellas afirmaciones que tratan de colegir qué hubiera sucedido si las cosas hubieran o no hubieran sido de una manera distinta a como son o han sido. incluso contradictorios. no podemos saber quiénes han emitido la norma. Se trata. Sin negar que toda norma jurídica tenga una justificación subyacente en la forma de un propósito. y ello lleva consigo que para atribuirles significado hayan de estar presentes las actitudes morales y políticas de quienes los emiten o leen. Se dice precisamente que la formulación de las normas jurídicas como reglas lleva consigo la obligación de atenerse a su formulación lingüística y a su alcance semántico expreso. El problema de este argumento es doble. ante la imposibilidad de lidiar con los dos problemas anteriores. Eso es. un fin o una razón de ser. pero en el ordenamiento no aparece ninguna norma que atribuya a nadie la competencia para convocarlo. además. no tendríamos ningún problema en aceptar que entrara en el restaurante alegando que el propósito de la norma no le atañe. Por ejemplo. como los valores o los principios (el principio de intangibilidad. como las asambleas parlamentarias o los pueblos. Eso –se ha argumentado convincentemente– nos permite ir más allá del texto y decidir sobre un caso no sólo en base al texto. Ni siquiera podemos suponer que se trata de la intención de la mayoría. la cuestión es cómo identificar claramente ese propósito o fin a partir sólo del texto literal que tenemos delante. que están más allá de su tenor literal. si todo intérprete o decisor pudiera ignorar esa formulación lingüística y aplicar la justificación subyacente. pueden concebirse como dispuestas en estratos jerárquicos y con múltiples relaciones recíprocas. pues. Tal norma. quieren. la norma cuyo contenido es la realización de esa acción es inaplicable y. o si no se contemplara ningún procedimiento para discutir la cuestión. o una norma que ordena el internamiento de menores delincuentes en instituciones especiales que el ordenamiento no ha previsto ni creado. no. sin correr graves riesgos de mixtificaciones y engaños. Por otra parte. por tanto. quizá. Los entes colectivos. como lo son los textos constitucionales. Y se supone en este razonamiento que es preciso rellenar esa laguna técnica con una norma que razonablemente la colme. Se trata de descubrir por debajo del texto de la disposición su justificación subyacente. posiciones muy distintas y lecturas muy variadas de los preceptos que se obtienen a partir de esos procedimientos. ¿qué queda entonces de la noción de “intención del constituyente”? En definitiva. sin duda. que sería esa prohibición. aparece el problema del grado de abstracción con el que se describen las presuntas intenciones del constituyente. Tales propósitos pueden ser muy variados.FRANC I SC O LAPORTA del constituyente son relativamente sencillos y han sido claramente establecidos. funciona en el vacío. Pero el hecho de que el artículo 168 no se mencione a sí mismo co17 . por último. aun en el supuesto de que halláramos tal enunciado. Pero ¿hemos de desarrollar las mismas actitudes Nº 145 CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA ■ de los constituyentes o hemos de adaptar esas cláusulas a las circunstancias y cambios de cada momento? Y si es esto último. es necesariamente ineficaz. por ende. ● La tercera crítica se dirige contra quienes. Partiré del siguiente. o si no existieran las cámaras. Toda disposición legal puede tener en su trasfondo un variado elenco de justificaciones que. sino también tomando en cuenta esa justificación subyacente: por ejemplo. pues en ella hay. pues. una norma prescribe que un órgano sea convocado periódicamente. ● En primer lugar. Y. Semejante argumentación se hunde irremediablemente en las peligrosas aguas de los llamados condicionales contrafácticos. desean o tienen intenciones. ● Y. y cuando nos encontramos con textos en los que han puesto mano muchos autores. por ejemplo). se ha pretendido también que el hecho de que el artículo 168 no se mencione a sí mismo como objeto de la reforma es sencillamente una laguna técnica. o si no estuviera previsto un procedimiento de ratificación. en el caso del perro-guía de un invidente. de lo contrario. Se daría si no pudiera iniciarse el procedimiento de reforma. de conjeturas muy endebles sobre lo que otros habrían hecho de estar en nuestro lugar. es decir. no son susceptibles de esa antropomorfización que tiende a sugerir que piensan. lo que trata de hacer otra vía para caminar desde el texto constitucional a la Constitución implícita y que nos puede servir por ello para ir más allá de la mera literalidad de la norma del artículo 168. la razón de ser de la regla misma desaparecería. La estructura de la laguna técnica es clara: existe la obligación de realizar una acción sometida a condiciones normativas necesarias que no se dan en el sistema jurídico. aunque pudiera atañerle la literalidad de la misma. Para calibrar el peso de este argumento es preciso tener una idea clara del concepto de ‘‘laguna técnica’’. De esta forma. ● En segundo lugar. Cuando se trata de normas emitidas por un órgano colectivo o normas producto de un consenso o de un refrendo no podemos hablar de la ‘‘intención’’ de alguien como si estuviéramos haciendo referencia a un hablante individual. Pero por ello mismo es preferible huir de metáforas y exigir de quien las usa que nos muestre la construcción y los ingredientes en que descansa su manera de interpretar el texto. perfectamente limpio y entrenado. pertenecería a la Constitución implícita como un medio o instrumento para hacer posible la aplicabilidad de otros preceptos constitucionales explícitos. Hallar cuál de esas justificaciones se expresa en un enunc normativo susceptible de ser incluido en la llamada Constitución implícita es una tarea más difícil de llevar a cabo con fundamento que de proclamar. y una justificación subyacente: por ejemplo. por último. quedaría todavía la cuestión de si su mera existencia e identificación autoriza a ir más allá del texto literal de la disposición para incluir en su interp y aplicación esa justificación subyacente. lo que se llama ‘‘intención del constituyente’’ no es sino una suerte de metáfora para llamar la atención hacia el problema de que cuando nos las tenemos que ver con una disposición constitucional su texto no suele ofrecer un significado preciso y hemos de acudir para interpretarlo a otros ingredientes. no se puede saber qué intenciones subyacen a un texto si lo que tenemos por intenciones son los propósitos de quienes redactan o aprueban ese texto. pretenden descubrir la intención que el constituyente “habría tenido” si se le hubiera planteado el problema que enfrentamos hoy. Las disposiciones constitucionales están llenas de cláusulas y regulaciones de una gran intensidad semántica. los propósitos que cabe suponer bajo su tenor literal son por fuerza extremadamente heterogéneos. mantener ciertos estándares de sanidad o procurar la tranquilidad de la clientela. creo que suficientemente aceptado: Una laguna técnica es la inexistencia en el sistema de una norma que es condición necesaria para la aplicabilidad o eficacia de otra que sí está explicita en el sistema jurídico. ¿Se da una situación semejante en lo que respecta al artículo 168? Claramente. Eso son lagunas técnicas. Todo texto normativo –se dice– tiene una justificación o un propósito subyacente. si es que puede afirmarse que ‘‘alguien’’ la ha emitido.

El balance entre principios que se mencionan en 2 resulta en una nueva regla que establece que está prohibido usar la competencia constituyente de forma que se produzca ese estado de cosas. ni hay tampoco disposición alguna que sea una consecuencia deductiva de otras. Por tanto. Pero no es fácil decir qué clase de daño o beneficio indebido se produciría por la derogación o reforma del artículo 168. reformando el artículo 168 mediante el procedimiento ordinario previsto en el artículo 167. por lo que a nosotros respecta. entre otras. La noción de fraude de Constitución Ahora me parece que estamos mejor pertrechados para hacer frente a la idea de que. Pero presenta unos problemas que no es juicioso ignorar. Podríamos. La reforma es un medio para producir el estado de cosas dañoso. argucia o atajo para conseguir lo que se desea. El precepto puede aplicarse sin ningún problema. En cuanto a la existencia de una norma o precepto constitucional implícito. Las apelaciones a la intención del constituyente o la idea de laguna técnica no son convincentes. Porque lo que parece de mayor interés ahora es el otro elemento nuevo: se trata de la aparición de los principios como ingrediente determinante de la configuración teórica del concepto de fraude o desvia- regla explícita que prohíba producir esa reforma.. 2. podría haber sin embargo. Sólo la idea de propósito o justificación subyacente ha aparecido como más plausible. aunque no existan reglas explícitas que prohíban usar las competencias del 167 para modificar el 168. algún o algunos principios que se verían ignorados al producir una reforma constitucional semejante. parece que no puede hablarse de fraude en esta acepción del concepto. una primera reacción instintiva muy común es imaginarse la solución como una estratagema de leguleyos para evadir las mayores exigencias de ese artículo. hay normas de principio o principios constitucionales que cumplen. se incurriría en “fraude de Constitución”. podríamos también pensar en extraer a partir de ellos esa regla que prohibiera el CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA Nº 145 ■ . en cuyo caso se incurriría en una petición de principio porque se habría incorporado la conclusión a las premisas 2 y 3. Como consecuencia de dicha reforma se produce un cierto estado de cosas que. en efecto. Utilizando la definición del Código Civil podemos considerar fraude realizar actos al amparo del texto de una norma que persigan resultados prohibidos por el ordenamiento jurídico o contrarios a él. Y ello porque podemos ir un poco más allá de esa idea intuitiva de ‘‘fraude’’ que tanto se usa y que comporta simplemente la idea de engaño. y no hay que está prohibida por alguna norma. sin embargo. Hay fraude de ley o desviación del poder de reforma constitucional cuando: 1. 4. una mayor volatilidad de algunos derechos fundamentales. El primero es la idea de producir un daño no justificado o un beneficio indebido. por ejemplo. En toda Constitución moderna. Si pudiéramos identificar tales principios. la función de dar sentido y fundamentar las reglas de conducta o de competencia. que puede producirse un cierto daño si se procede a aliviar la rigidez de la reforma de ciertos títulos y secciones de la Constitución. de la aparición de los principios constitucionales. además de normas con la forma de normas reguladoras de la conducta. Pero la noción de fraude tiene unos perfiles estudiados y no cabe perderlos de vista. produce un daño injustificado o un beneficio indebido. la vía mencionada de reforma del 168. Y en ese caso. 3. como base de fundamentación de esas dos normas. hemos visto también las dificultades con que tropezábamos para afirmar su existencia.L AS DOS VÍ AS PARA L A REF ORMA D E L A C ON S T I T U C I ÓN mo objeto de reforma constitucional reforzada no es condición necesaria para la aplicabilidad de su tenor literal en ningún c ni para la llamada ‘‘revisión total’’ de la Constitución ni para la revisión parcial. Y así. ampararse en el 167 para hacer algo prohibido . En virtud de ello.. el primer estadio del fraude sería realizar un acto al amparo del texto de una regla que sea contrario a otra regla explícita del propio ordenamiento. En este concepto de fraude de Constitución hay dos elementos nuevos que tienen interés. Aceptemos. exista o no exista esa mención. porque ello podría tener como consecuencia. la reforma constitucional así realizada debe considerarse contraria a la Constitución. A no ser que se considere que la derogación misma es un daño por- ción de poder. En el caso del fraude de Constitución sería fraudulento ampararse en una disposición constitucional para realizar un acto prohibido por otra disposición constitucional. Existe una regla que permite a un cierto órgano usar una de sus competencias para realizar una acción que produce una reforma de la Constitución. no puede hablarse de laguna técnica. Cuando a muchos se les plantea.¿por qué otra disposición? Como hemos visto que no hay tal disposición constitucional explícita que prohíba tal proceder. acudir a una 18 concepción más elaborada de la noción de fraude de ley como equivalente a desviación de poder referida a los actos del poder constituyente y que podría ser reformulada en los siguientes términos. no obstante. Y. de acuerdo con el balance entre los principios que justifican la permisión anterior y otros principios de la Constitución. En nuestro caso. Aceptémoslo para dejar discurrir el argumento.

y así el concepto de montón tendría una clara referencia real y podríamos conocer perfectamente cuándo estábamos y cuándo no estábamos en presencia de un montón de trigo. lo que nos llevaría a no poder afirm tampoco que cuando hay dos millones d granos hay un montón. por ello. tampoco hace un montón. en cambio. Mi conclusión será que es un precepto semánticamente imposible de aplicar y empíricamente innecesario. que elaborar una teoría de la reforma constitucional que no nos empuje a esa disyuntiva. La paradoja surge porque. De otro modo. ¿qué sucede si le sustraemos un grano? Nada relevante. todo este género de construcciones son muy poco convincentes. sino que se pretende implícito en él.. y de ahí que la concepción semántica de la vaguedad mantenga que pertenece a la naturaleza misma de un predicado vago el que no se pueda trazar una línea divisoria entre las cosas a las que se aplica y las cosas a las que no se aplica. casi todo el resto de los títulos y preceptos constitucionales “afecta a” los mencionados en el 168. es decir. evidentemente. esto no es así. Si. Entonces. utilizar aproximaciones comparativas y decir. Uno puede sentir la tentación de proceder a un ejercicio de abstracción y pensar algo así como un presunto principio de mayor rigidez referido al 168 mismo. pues una regla puede encontrar sentido o fundamento en principios muy variados. que los principios son insaciables. sino los aspectos semánticos y epistemológicos del mismo. dos millones de granos. la interpretamos extensivamente. quizá. por ejemplo. a apelar a un principio que tampoco está explicitado en el texto. 2. Cuando nos las tenemos que ver con un principio explícito. pero temo que esto es otra vez una petición de principio. . que la reforma rígida tiene que reformarse rígidamente. Las reflexiones que van a continuación están destinadas a presentarlo de un modo que facilite su comprensión y aplicabilidad y pueda concitar un mínimo acuerdo sobre su alcance. Para llegar a ello tengo que empezar por ocuparme un poco más detenidamente de la vaguedad en el lenguaje. esperemos.FRANC I SC O LAPORTA ejercicio de las competencias de reforma en esos términos. y así hasta que nos encontremos con uno o dos granos y tengamos que seguir usando la expresión montón. Pero ahora no interesan esos aspectos lógicos del problema. Los actos del poder constituyente mismo no pueden ser controlados por instancia constitucional alguna. que hay una cantidad potencialmente ilimitada de situaciones que dan lugar a normas que se derivan de ellos. el haber puesto en circulación un rompecabezas lingüístico que ha dado en llamarse la paradoja del sorites (del griego soros. Lo cierto es que cuando los principios constitucionales que se pretende utilizar no están explicitados en la Constitución. Lamentablemente. todo el razonamiento parece tener su fundamento en el aire y su conclusión no parece sino el producto de una convicción tomada de antemano. pues podemos seguir utilizando el concepto de montón. incierto e innumerable. como hemos visto que puede encontrar justificación en propósitos muy variados.” restrictivamente. se trataría de ver cuándo podemos hablar de la existencia de un montón de trigo. Tenemos. pues se trata de una manera oscura y disfrazada de afirmar que existe una norma que exige que la reforma del 168 se haga por sus propios procedimientos. Pero la construcción se hace ya prácticamente ingobernable si estamos ante reglas que no se dan explícitamente ni se deducen como consecuencia implícita de otras y nos atrevemos. no podemos. amontonar). Y aunque no hemos dado con ninguna fórmula satisfactoria que nos explique por qué. Podremos. Trataré de poner de manifiesto que se trata de una disposición abstrusa a la que sólo dando una determinada interpretación deja de plantear incógnitas y aporías. a) La paradoja del sorites Se atribuye a Eubulides de Mileto. pues. además. Si estamos en presencia de una realidad para l que no dudamos en emplear la expresión montón de trigo.. un contemporáneo de Aristóteles. soreites: montón. La quimera de la revisión total de la Constitución El texto del artículo 168 que ahora nos interesa puede reformularse así: “El órgano O. evidentemente. puede llevar a cabo la revisión total de la Constitución”. porque no se menciona a sí mismo. mediante el procedimiento P. como hemos visto. la argumentación que conduce a la paradoja. Enigmas y peripecias del artículo 168 de la Constitución: hacia un nuevo entendimiento de su texto Pues bien. podremos reformarlo por el procedimiento previsto en el artículo 167. sí podemos hacerlo. desde las reglas constitucionales explícitas hacia los principios. abriendo así paso a la noción de fraude de Constitución. que es precisamente lo que se trata de demostrar. Y cuando el recorrido se hace al revés. su texto y sus incógnitas. Y mientras tanto podemos concluir que reformar el 168 mediante el procedimiento Nº 145 CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA ■ previsto en el 167 no es necesariamente un fraude de Constitución. Y la argumentación inversa es igualmente paradójica. Según las lecturas clásicas del problema. como una mera referencia a la lista de títulos y artículos que menciona expresamente el artículo 168. 842 granos) a partir del cual pudiera hablarse o dejar de hablarse de montón. por ejemplo. Esta segunda parte está dedicada a ello. Los estoicos mantuvieron que tenía que haber un número exacto de granos de trigo (pongamos. esto produce cierto malestar. es decir. En el caso que nos ocupa de la arraigada intuición que parece empujar a la gente a pensar. es decir. Hasta el punto de que se dice. hablar de ‘‘montón’’. 19 Vamos a proceder ahora a analizar el contenido del artículo 168. el camino que lleva del principio mismo a cada una de las posibles reglas a las que da sentido y justifica es ya tortuoso. y lo llamo imposible porque es difícil imaginar ningún control constitucional o jurídico que pudiera formular con razonable precisión los criterios para establecer el uso de “afectar a” en esos momentos de reforma o revisión constitucional. Las soluciones intermedias nos fuerzan a un casuismo imposible en el que hemos de sopesar si cada reforma constitucional de un precepto afecta o no afecta a los allí mencionados. pues. tampoco. no se trata precisamente de un precepto rotundo en su significado y claramente aplicable. y ello determinaría la inoperancia del propio artículo 167. también hacemos inferencias inciertas. como puede ser el principio de interdicción de la arbitrariedad de los poderes públicos. Pero ¿qué principios pueden ser esos? Por más que me esfuerzo no logro dar con ninguno que lleve consigo o implique la exigencia de la autorreforma. Si hay sólo un grano. Pienso que es hora ya de hacerlo. y si hay. por ejemplo. y así sucesivamente. Si le sustraemos otro grano. Hasta tanto no se realice. quizá por una asociación inconsciente de ideas. nuestra construcción tendría que ser muy rigurosa y convincente. Si interpretamos la expresión “afectar a. si le añadimos a ese grano otro grano. lo que voy a emprender ahora es una tarea sencilla de demolición de semejante enunciado normativo. si cuando hay un grano no podemos hablar d montón porque un grano no hace montón.

L AS DOS VÍ AS PARA L A REF ORMA D E L A C ON S T I T U C I ÓN que algo se acerca más o menos a un montón. Se propone un principio de revisión constitucional. lo que determina de un modo fatal que. para los que habla de revisión de la Constitución. Pero si recordamos que las disposiciones de reforma constitucional son las normas que dibujan ante nosotros a la superior autoridad jurídica del ordenamiento. y cuándo nos encontramos ante una reforma parcial. Esto no es sólo un juego preciosista. pues nuestros mecanismos cognitivos no tienen la finura necesaria. el artículo 168 nos obsequia con otros dos enigmas cuya solución puede arrojar alguna luz sobre nuestras perplejidades. Capítulo Segundo. en cuyo caso se aplicaría el artículo 168. Trastornos de consenso Pero más allá de las aporías a que nos conduce la noción de revisión total de la Constitución. y. Ingenuidad de nuestros constituyentes. Pero lo que se ha mostrado una quimera lingüística. sino algo mucho más importante. El segundo lo encontramos al constatar que la Constitución utiliza vocablos diferentes para referirse a los productos del artículo 167. de los que ahora hablaremos.. exceptuando los consabidos Título Preliminar. Parece evidente que dicha sociedad tenderá a ignorar las limitaciones del sistema jurídico del que quiere prescindir y se embarcará en un proceso constituyente creador que no tenga en cuenta tales limitaciones. y tanto el 168 puede invadir el ámbito de aplicación del 167. quiere prescindir del sistema 20 jurídico y constitucional anterior como algunos animales se desprenden de su vieja piel. Y cabe llamar la atención hacia el hecho de que esa actitud interna ha de proyectarse precisamente. Todavía no sabemos si es que “reforma” es algo diferente de “revisión” constitucional. en efecto. se corresponde con una perspectiva de naturaleza conceptual que no es ocioso recordar. sobre la regla o las reglas básicas del sistema. porque presume un grado de determinación en el lenguaje que es un puro espejismo. de acuerdo con el cual la existencia de los sistemas jurídicos pende de una suerte de compromiso interior con sus normas más importantes. nadie dudaría en afirmar que una reforma que incluyera toda la Constitución sería total y que una reforma que sólo incluyera uno o dos artículos sería parcial. Las Cortes lo aprueban por dos tercios de cada cámara y se disuelven por imperativo constitucional. se muestra todavía más como tal cuando pensamos en la situación sociológica y política de una comunidad que está en trance de llevar a cabo una revisión “total” de su Constitución. pero no lo sabemos ni lo podemos saber. y por tanto. No pensemos siquiera en una situación revolucionaria. de principio de revisión se entiende. puede que tenga algo que ver con nuestros problemas. ¿es total o parcial? Pues es lamentable. es decir. y por qué introducir una expresión tan enigmática? Vamos a ver la respuesta a esos enigmas y con ella una sorprendente interpretación nueva de todo este artículo. sino en una transición pacífica que. puesto que son las que proveen a la creación y modificación de normas constitucionales. Ello CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA Nº 145 ■ . y a los resultados del artículo 168. llámese revolución. La gran paradoja del artículo 168 es que nos viene a decir algo como esto: cuando a nadie le importe ya el artículo 168. Pues. si se aduce que una revisión de algunos preceptos es en realidad una revisión total. Pero ¿cuál es esa diferencia. Esta diferencia entre reforma y revisión ha llamado poco la atención. se somete a referéndum para su ratificación. pero sucede que la noción de ‘‘revisión total de la Constitución’’ cae de plano en el rompecabezas del sorites. Si una sociedad quiere producir un cambio radical en su sistema jurídico. discontinuidad legal o transición pacífica. los respectivos alcances de los artículos 167 y 168 simplemente no pueden ser determinados recíprocamente. ¿Hay diferencias semánticas atendibles entre lo que es una “reforma” de la Constitución y lo que es una “revisión”de la Constitución? ¿Qué significa esto de la “aprobación del principio”? ¿De qué principio se trata? Recordemos el complejo procedimiento que esta disposición establece para llevar a cabo esa “revisión” de la Constitución: 1. Si la sociedad española pretendiera una revisión “total” de su Constitución nadie esperaría que tuviera una intensa deferencia precisamente hacia el artículo 168. Sección 1ª del Título I y el Título II. Las cámaras elegidas a continuación ratifican la decisión y proceden a estudiar el nuevo texto constitucional. no se daría ya en esa situación de revisión “total” de la Constitución. 3. hacia las disposiciones de reforma constitucional. exactamente igual: hay una amplia gama de situaciones en las que no podemos saber si se trata de un montón o no se trata de un montón. El primero se encuentra en una expresión extraña del primer párrafo de su texto sobre la que pocas veces se ha llamado la atención: la expresión aprobación del principio. así que será necesario hacer un ejercicio de arqueología de textos. Ruego al lector que disculpe esta pequeña erudición. pero no podemos establecer un momento real en el que se pase de un montón a un no-montón. además. pues supone que. de forma que la interpretación de una reforma de esa naturaleza se hace imposible porque no disponemos de criterios semánticos para decidir entre una cosa o la otra. sin embargo. b) La imposibilidad histórica y conceptual. Aprobado ese texto por una cierta mayoría. si lo que se aduce es que se trata sólo de una reforma parcial. Cuando nos encontramos en semejante situación histórica es ilusorio suponer que la sociedad en cuestión prestará gran atención a los procedimientos de reforma previstos en su vieja piel constitucional. dice así: “Cuando se propusiere la revisión total de la Constitución o una parcial que afecte a. para los que acude a la expresión “reforma constitucional”. Y por lo que respecta a la epistemología. 2.. se aplicará el artículo 168. Pero si modificamos 15 artículos más. y ante todo. El texto del artículo 168. en cuyo caso procede utilizar el artículo 167. resulte en muchos casos imposible saber cuándo nos encontramos ante una revisión total. eso significa necesariamente que ha dejado de tener hacia ese sistema esa actitud de aceptación interna que es necesaria precisamente para que podamos hablar de la existencia de un sistema jurídico. Y si juzgamos a la vista de este procedimiento parece que ese llamado principio es algo distinto del nuevo texto constitucional. aunque en un artículo se habla de “proyecto de reforma” y en el otro se habla de “principio”. sobre aquellas reglas que son usadas como métodos de identificación del derecho vigente y como vehículos de sistematización y ordenación del mismo. por lo que respecta a esta cláusula de reforma constitucional. entonces cabe pensar que la desaparición en la sociedad de la aceptación interna del sistema se dirigirá especialmente hacia las disposiciones que configuran su autoridad superior. como el 167 puede invadir el ámbito de aplicación del 168. Más bien cabría conjeturar que no le haría el más mínimo caso. y perdone el lector la irritante repetición de su fórmula. Y esto. sin embargo. Ese punto de vista interno. Los orígenes de la cuestión se encuentran en la pequeña historia de la discusión constitucional. se procederá a la aprobación del principio por mayoría de dos tercios de cada cámara y a la disolución inmediata de las Cortes”.

595). pág. con toda coherencia. entre otras razones porque el representante de Alianza Popular. y siempre que el texto hubiera obtenido el voto favorable de la mayoría absoluta en el Senado. Se propuso añadir al artículo que ya había sido aprobado en la ponencia un artículo nuevo y diferenciado en el que se contemplaba separadamente un procedimiento rígido. de que cuando se vaya a una revisión total se apruebe la decisión de iniciar un proyecto de nueva Constitución. En el primero de ellos se trata de buscar un texto común que incorpore las pretensiones de las partes en desacuerdo pero con una formulación diferente de aquellas que se sugieren por ellas. De no lograrse la aprobación mediante el procedimiento del apartado anterior. E inmediatamente después de ellos venía el antiguo número 3. por mayoría de dos tercios. Se trata. (Nuevo). Pues bien. se intentará obtenerlo mediante la creación de una comisión mixta. ya no hay una revisión “parcial”. Además. pero no diferenciada de las propuestas de las partes. Veamos cómo sucedió. El resultado en términos de técnica normativa suele ser la mala calidad. Cualquier cosa que esto significara no cabe la menor duda de que era el leitmotiv que animaba a ese grupo. que aspiraba a una sobreprotección de ciertos aspectos del texto constitucional. entre otras cos que. vedizas del sorites porque podemos saber perfectamente qué es una revisión total (epígrafe 4). pág. el Congreso. integrada por diputados y senadores. 41). mostraba un sorprendente entusiasmo por los referenda. Si no hubiera acuerdo entre ambas. tres nuevos epígrafes intercalados al primitivo artículo 158 del anteproyecto. Como consecuencia de esos tiras y aflojas. (Nuevo). cuando fueren de carácter parcial. será sometida a referéndum para su ratificación” (Constitución Española. Se entenderá que es revisión total la que afecte a más de la mitad de los artículos de la Constitución o a un título completo de la misma” (Tomo I. Con objeto de procurar un acercamiento a la posición de Alianza Popular se descoyuntó la coherente formulación de su voto particular y se sacaron de contexto sus expresiones para trasladarlas literalmente a un nuevo precepto que. el Grupo de Alianza Popular había introducido además una especie de coda al artículo siguiente (el 159 del anteproyecto) que ponía de manifiesto cuál era el sentido de su extremada propensión a la rigidez. pero que arroja resultados mejores en términos de técnica normativa. pero perdió todas las votaciones. sin embargo. se decía así: “1. determinó que cuando la ponencia emitió su informe articulado aparecieran. con el que se puede estar o no de acuerdo en cuanto al fondo. Se entenderá que es de aplicación el apartado 3 de este artículo cuando la reforma afecte a un título completo de la Constitución o así lo determine el Tribunal Constitucional’’. para ser sometidos a la discusión de pleno. El segundo método consiste simplemente en tomar los textos propuestos por las partes en desacuerdo y ensamblarlos en una formulación más larga y compleja.. Cuando se publica el anteproyecto de Constitución elaborado por la ponencia no figura en él más que un único procedimiento de reforma constitucional. Y así. Fraga Iribarne. el llamado ‘‘consenso’’ constitucional tamb nos depara algunos trastornos. Trabajos parlamentarios. Y en la defensa de este voto en 21 . y “revisión total”. Porque en este voto particular. Por de pronto desaparecen las arenas moNº 145 CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA ■ Durante el debate en la Comisión de Asuntos Constitucionales y Libertades Públicas del Congreso no se lograba acercar posiciones. Tomo I. Aprobada la reforma por las Cortes Generales. Las cámaras elegidas deberán ratificar la decisión y proceder al estudio del nuevo texto constitucional que deberá ser aprobado por la mayoría absoluta de ambas cámaras’’. y a la disolución inmediata de las Cortes’’. expresiones como “revisión”. sin embargo. exactamente el día 20 de junio de 1978 y en la forma de una enmiendas verbal. mientras que los demás grupos tendían a cuestionar la necesidad de acudir a la consulta popular en materia de reformas constitucionales menores. Pero ¿cómo llegó? El arte de “consensuar” (para usar el modismo que se ha impuesto) puede ejercerse con dos métodos diferentes. Aprobada la reforma por las Cortes Generales. ‘‘5. ‘‘3. Y así hubiera seguido siéndolo si en la discusión interna de la ponencia no se hubiera producido un desacuerdo importante con el Grupo Parlamentario de Alianza Popular. En el texto del que era en ese anteproyecto artículo 158. que dio lugar al voto particular que acabamos de ver. a cuyos efectos lo más idóneo es que surjan para ello unas auténticas Cortes Constituyentes. Su tenor era el siguiente: “3. se procederá a la aprobación del principio por la mayoría de dos tercios de cada cámara y a la disolución inmediata de las Cortes’’. sino que se distingue perfectamente entre “reforma constitucional”. ‘‘3. creando así formalmente dos disposiciones de reforma constitucional residenciadas en dos preceptos distintos. ‘‘2. que serán las encargadas de elaborar y discutir el “nuevo texto constitucional”. (Nuevo). pág. Éste deberá ser aprobado por mayoría absoluta de ambas cámaras y sometido a referéndum’’. o un proyecto de nuevo o nuevos títulos completos. las aporías en que nos hemos visto sumergidos no se presentan casi en absoluto. se ha despejado el enigma aquel del significado de la “aprobación del principio”.FRANC I SC O LAPORTA nos pondrá de manifiesto.” aterrizaron en un nuevo texto y produjeron esa extraordinaria confusión que estamos viendo y que hace a la disposición intratable. Las nuevas cámaras elegidas deberán ratificar la decisión y proceder al estudio del nuevo texto constitucional. Como puede fácilmente comprobarse. aunque suele producir textos de cierta abstracción y vaguedad. ‘‘2.. Cuando se propusiere la revisión total se procederá a la aprobación del principio por la mayoría de los dos tercios de cada cámara.. de composición proporcional. deberán ser aprobadas por la mayoría de los dos tercios de cada cámara y sometidas a referéndum’’. los conflictos entre preceptos y las interpretaciones controvertidas.” más de la mitad de los artículos o a títulos completos. Cuando se propusiere la revisión total o en parte sustancial de la Constitución. al lado de sus grandes ventajas. que es aquello que tiene carácter parcial y se refiere a uno o varios artículos de la Constitución. podrá aprobar la reforma’’. ahora número 6: ‘‘6. “aprobación del principio” o “afectar a. ofrecía a su exégesis un contexto diferente y extraño. Y. Ese desacuerdo se expresó con toda claridad en un voto particular cuyo tenor literal vale la pena reproducir: “1. será sometida a referéndum para su ratificación” (Tomo I. Ya empezamos a ver una posible solución de los enigmas. en el caso que nos ocupa se optó por este segundo método. Pero entonces llegó el consenso. ‘‘4. Cuando se discutió su voto particular en forma de enmienda en el pleno del Congreso. Es un camino difícil y creador. el núcleo básico del procedimiento del que resultaría ser artículo 167 de la Constitución aparecía como único procedimiento de reforma. 35). que es lo que “afecta a.. ‘‘4. por último. Los proyectos de reforma constitucional deberán ser aprobados por una mayoría de tres quintos en cada una de las cámaras. Ese desacuerdo en las discusiones internas de los ponentes. que procurará presentar un texto que será votado por el Congreso y el Senado’’. “por aceptación de la propuesta contenida en el voto particular del Grupo de Alianza Popular”. Su texto decía así: “La unidad política de España y su integridad territorial son inmodificables”. el Grupo de Alianza Popular mantuvo su voto particular. Las propuestas de reforma constitucional. incluso hasta en el debate del pleno del Congreso.

había dicho su representante. Y la expresión “afectar a. A lo largo de esta legislatura se van a poner de manifiesto: para reformar aspectos importantes y controvertidos de nuestra realidad política. La mezcla consensuada de textos había determinado que la expresión “afectar a. ‘‘2. Y enseguida vemos que si lo concebimos así ese precepto deja de ser un problema intratable y queda meridianamente claro: cuando se trate de una revisión total o de una revisión de alguno de esos títulos o secciones completos (como algo distinto de una reforma) se propondrá así a las Cortes por quien tenga la iniciativa. como lo puede ser la remodelación de la disciplina constitucional del Senado. que nos ha desafiado desde el principio de esta reflexión. al Capítulo Segundo. 1739). Sr. Sección 1ª del Título I o al Título II”. inicialmente referida a títulos completos de la Constitución. es decir. 1). que deberá ser aprobado por mayoría de dos tercios de ambas cámaras’’. pero como pocos se habían percatado del modo en que se había llegado a esa fórmula. creemos necesario embarcarnos en un procedimiento engorroso y difícil. Sección 1ª del Título I.” ve circunscrita su congénita vaguedad a su referencia a la Constitución o a esos títulos y secciones considerados en su totalidad.. concebida como algo diferente a la “reforma”. puede proponerse que la expresión “revisión” de la Constitución... De acuerdo con esta nueva perspectiva. por supuesto. Lo reproduzco literalmente porque. de reforma constitucional que se aprobaban entonces: “Leyendo el voto particular de Alianza Popular. o al Título II. Sin embargo. será en todo caso sometido a referéndum. acabó en un texto para el nuevo artículo que sometía todas esas preocupaciones a un procedimiento muy rígido. de ser aprobado por una mayoría de dos tercios de ambas cámaras. Pero ello. Pero con ello esa expresión. pág. esa es la única significación que cabe atribuir a la famosa expresión que se intercaló simplemente a partir del texto de aquellos votos particulares que son el origen de la disposición. como antes he dicho. Con esa exégesis se disuelven de un modo sorprendente todos aquellos problemas que nos planteaba el artículo 168. Al margen de la presunta “intención” de los constituyentes. Carro dijo algo que vale la pena recordar: “Algún ilustre diputado y ponente constitucional ha llegado a decirme que no se podía aceptar esta enmienda. al aparecer como artículo 162 en el texto del proyecto aprobado por el pleno del Congreso el día 21 de julio de 1978. Aprobada la reforma por las Cortes Generales. el diputado Cisneros afirmase. es decir. vamos a hacer uso del procedimiento “sencillo”. se procederá a la aprobación del principio por mayoría de dos tercios de cada cámara. el Grupo de Unión de Centro Democrático era entonces el principal adalid del principio monárquico. al leer la historia de la discusión aparece ante nosotros una nueva posibilidad de abordar el problema: la de establecer un significado definido para la expresión “afectar a. no se acababa de encontrar una interpretación plausible de su tenor literal. la decisión global de llevar a cabo una revisión tan decisiva.L AS DOS VÍ AS PARA L A REF ORMA D E L A C ON S T I T U C I ÓN el pleno.. A nadie extrañará ahora que. La “aprobación del principio” no es sino la decisión de emprender una revisión global de ese carácter.]sinceramente creemos el Grupo de Unión de Centro Democrático que las fórmulas diseñadas hoy por esos dos preceptos no suponen un desvío sensible del sistema que allí se dibujaba” (II. Las indagaciones histórico-políticas que acabo de hacer nos proveen. 2605). en el punto referente a las libertades públicas todas las cautelas son pocas”. No creo que haga falta demasiada intuición para conjeturar que.. creo. de una explicación de la aparición de esas expresiones enigmáticas en la fórmula del artículo 168. perdía su contexto de significación y se transformaba en un problema.. apareciera ahora textualmente para referirse a esos títulos o secciones. no es relevante ni en este ni en ningún caso. y. lo que se había hecho era sustituir aquella propuesta de la revisión que “afecte un título completo de la Constitución” por una revisión “parcial” que “afecte al Título Preliminar. que tengo delante. Cuando se propusiere la revisión total de la Constitución o una parcial que afecte al Título Preliminar. la Constitución obliga a convocar nuevas Cortes en la función de auténticas Cortes Constituyentes que han de ratificar la decisión y deben iniciar la elaboración y el estudio del nuevo texto constitucional que. Era literalmente el mismo texto. alteración fácil y que nadie discute. esta paradoja puede ser evitada con una nueva lectura de dichos preceptos articulada como teoría de la reforma consCLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA Nº 145 ■ . Ahora me parece que estamos en condiciones de añadir a esa explicación histórica externa una justificación interna para conferirles un significado determinado.”. no por casualidad. pág. y que también hay otro grupo parlamentario al que le gustaría hacer inmodificable la Monarquía” (Tomo II. se había limitado el alcance de esa revisión a los títulos o secciones de la Constitución que cada grupo consideraba esenciales. Por su parte. con la sola intercalación de los títulos y secciones nominales de la revisión parcial y un pequeño ¡endurecimiento! en la proporción de diputados y senadores que habrían de aprobarlo en las Cortes convocadas al efecto: se pasaba de la mayoría absoluta a los dos tercios. pág.. Las cámaras elegidas deberán ratificar la decisión y proceder al estudio del nuevo texto constitucional. y para dar un pequeño retoque en el precepto constitucional que establece la línea de sucesión a la Corona (artículo 57. Podemos ahora utilizar esta historia para despejar las incógnitas. el Grupo Parlamentario de Alianza Popular quería reforzar la unidad “indisoluble” de la nación española y la defensa militar de su integridad territorial que se contenían en el Título Preliminar. Y en efecto. y que no se podía aceptar porque hay un grupo parlamentario al que le gustaría hacer inmodificables las libertades fundamentales. en nombre de Unión de Centro Democrático. si las dos cámaras aprueban el principio. Zapatero Gómez. arroja una gran luz sobre el posible significado de la cláusula. para defender los artículos 22 Y tanto que no. será sometida a referéndum para su ratificación” (Tomo II. La propuesta de consenso que se hizo. En realidad.. 2506). ‘‘3. y a la disolución inmediata de las Cortes’’. Dos soluciones a los problemas interpretativos de la reforma constitucional En este trabajo he tratado de argumentar que la lectura convencional de las dos grandes disposiciones de reforma constitucional que aparecen en la Constitución de 1978 lleva a conclusiones poco satisfactorias. nos encontraremos enseguida que el nuevo procedimiento de “revisión parcial” incluye precisamente esas tres cosas. He escrito en cursiva los enunciados que se reproducen textualmente del voto particular de Alianza Popular. el Grupo Socialista era el que se inclinaba a sobreproteger los derechos fundamentales (“. que. sin embargo. al Capítulo Segundo. permanecerá intocado hasta la Constitución. en la que figura como artículo 168: “1.. para justificar que aceptaba un endurecimiento del procedimiento de reforma de algunos títulos de la Constitución).[. sea entendida como un proceso que se propone la modificación total de la misma o la modificación de los títulos o secciones completos que menciona. En realidad.” en el sentido de referirla a los títulos o secciones completas mencionadas por el artículo 168. y que tuvo éxito. con esa enmienda..

Mis colegas de la Universidad Autónoma han ejercido sobre él su aguda y estimulante crítica. Clarendon Press. corresponde hacer justicia. como lo podría ser el abandono del principio monárquico en favor de la forma republicana de gobierno o para garantizar que si se emprende esa mutación se hace mediante un proceso tan profundo de transformación constitucional que demanda la convocatoria de Cortes Constituyentes y una gran llamada al pueblo. Madrid. 1998. Simpson (ed. ● Un acercamiento a los ingredientes conceptuales y empíricos de los cambios de norma fundamental puede verse en Finnis: ‘Revolutions and Continuity in Law’. Mi reformulación es mucho menos precisa y sofisticada que la suya. Blackwell Publishers. 1985. ● Como ejemplo de la crítica dominante al artículo 168 puede verse Pedro de Vega: La reforma constitucional y la problemática del poder constituyente. Les doy las gracias por ello]. Sobre todo teniendo en cuenta que para hacer pequeñas mejoras en alguno de los textos de su “lista” de preceptos (como la que ahora se propone sobre la línea de sucesión a la Corona) tenemos que hacer extrañas contorsiones políticas y constitucionales (esperar al final de la legislatura para que parezca que hay dos Cortes Generales consecutivas. Tecnos. 1991. Si perseguimos el otro hilo conductor aparecería ante nosotros con claridad la sugerencia de que. pero de las que aquí no voy a ocuparme. es lo que hoy tenemos entre manos. Endicott: Vagueness in Law. naturalmente. Nº 145 CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA ■ en realidad. Nota bibliográfica Debo advertir que si esta nota bibliográfica no se publicase junto al texto correría el peligro de ser acusado de plagio. Porque. Claredon Press. para que. sencillamente. R. Esa nueva lectura puede tener un doble hilo conductor. Playing by the Rules. en Bob Hale y Crispin Wright (eds. ya que ninguna de ellas configura una de las hipótesis de gran “revisión” para las que tiene sentido la rigidez del artículo 168.). W. unida a las mutaciones históricas que ha experimentado la sociedad española y su percepción de la política. incluida la que afecta a la ordenación sucesoria de la Corona. Ahora. José Juan Moreso otra vez. ● La idea de justificación subyacente la tomo de Frederick Schauer. y Timothy A. Milano. Madrid. que le debemos a Fernando Sainz Moreno. ● Sobre la noción de fraude de ley utilizo explícita y descaradamente la construcción de Manuel Atienza y Juan Ruiz Manero: Ilícitos atípicos. cuya mayor extensión y contenido técnico obligan a su publicación en una revista especializada. O. Y aunque no voy a entrar en ellas. En algunas ocasiones. y entre ellos el artículo 168 mismo. Es un camino difícil y poco satisfactorio. 2000. Oxford. sin embargo. y si las he presentado sin mencionar su autoría ha sido por mostrar el hilo argumental limpio de toda referencia doctrinal o autorizada. B. en A. Laporta es catedrático de Filosofía del Derecho en la Universidad Autónoma de Madrid. Ninguna de esas cosas. 23 . Si no la menciono aquí no significa que no sea valiosa. 1998. Trabajos parlamentarios. me parece. A Companion to the Philosophy of Languaje. Si andamos el camino que nos sugiere el primero de esos hilos conductores y mantenemos que la referencia del artículo 168 es la “lista” de preceptos constitucionales que menciona explícitamente y nada más que ella. ● Sobre la paradoja del sorites. Francisco J. votos particulares y enmiendas a los proyectos constitucionales la he extraído del indispensable Constitución española. sino simplemente que no se ocupa tan directamente de los ingredientes del problema que me han servido de base para realizar mi lectura. M. en razones de prudencia y oportunidad. El primero es establecer con cierto rigor formal la referencia de ambas disposiciones a los preceptos a que alcanzan. 1973.). 244. El segundo itinerario es la propuesta de un nuevo entendimiento del artículo 168 como un mecanismo extraordinario de convocatoria histórica de unas Cortes Constituyentes que pongan mano en la tarea de revisar in toto títulos y secciones cruciales de nuestra Constitución: sus ejes fundamentales. New York. Sé que hay más literatura secundaria en torno a este problema. el principio monárquico o la declaración de derechos. Giuffré. que resiste bien el paso del tiempo. Trotta. Oxford Essays in Jurisprudence. las ideas son casi literalmente las expresadas p ellos. ■ [El presente texto es una presentación resumida y más accesible de un trabajo académico en curso. Se publicó por la Cortes Generales en 1992. pueden ser realizadas por el procedimiento del artículo 167. pienso que la razonable dificultad del procedimiento de reforma “ordinaria” del artículo 167. Oxford. ● Sobre lagunas técnicas utilizo a Riccardo Guastini: Teoría e dogmatica delle fonti. ● La arqueología textual de las discusiones. se sustente por sí mismo y se ofrezca claramente a la crítica y la contraargumentación. Hasta tal punto soy deudor de ideas y argumentos con amigos y colegas que si no lo reconociera estaría haciendo un ejercicio ilegítimo de apropiación. esta disposición ofrece lo mejor de sí misma cuando es pensada para impedir una mutación histórica de nuestro perfil político-constitucional. 2000. etcétera) que no me parece que tengan asiento tan simple en la razón de ser de los preceptos de reforma. si puede. 223 a 233 págs. Oxford University Press. que sería así susceptible de ser “reformado” mediante el procedimiento del 167. Al margen de la incomodidad intelectual que nos produzca. Centro de Estudios Constitucionales. puesto que todas esas reformas. pág. no tenemos que utilizar en absoluto el artículo 168 para llevar a cabo las reformas que se proponen. Madrid. el que se proceda a hacer tal modificación es una decisión política que ha de basarse. ● Sobre la intención del constituyente incorporo en muchos casos literalmente la aportación de José Juan Moreso: La indeterminación del derecho y la interpretación de la Constitución. 1997. Oxford. Sainsbury & Tomothy Williamson: Sorites. podrían aconsejar acudir a ese procedimiento para desactivar el cerrojo que supone el artículo 168. aunque creo que no la traiciona en sus rasgos fundamentales. entonces la conclusión es que la referencia del artículo 167 será la “lista” de los demás preceptos constitucionales. 2ª edición. Second series.FRANC I SC O LAPORTA titucional.

códigos. ¿Dónde está el águila? Desapareció. es necesario algunas veces indagar en las fuentes principales. aunque su uso generalizado se lo debemos al mineralogista ruso Vladimir Vernadsky. Ni los historiadores ni tratadistas de las ideas ni de las culturas han prestado. esto es. núm. Este famoso y poético panegírico del ecologismo sagrado se debe a la pluma e inspiración del escritor Ted Perry. 259-310. búsqueda. Dyson: ‘‘What a World!’’ New York Review of Books. en una palabra. la debida atención al desarrollo y evolución del pensamiento medioambiental y su influjo en la historia de las ideologías y el devenir de las sociedades2. en las sociedades de cazadores-recolectores. al Presidente estadounidense Franklin Pierce– fechada en 1854) del jefe indio Seattle. Citado por David R Keller y Frank B. Poco a poco. págs. The Real Chief Seattle was not a Spiritual Ecologist. El término ecología fue introducido en 1866 por el zoólogo alemán Ernst Haeckel en un tratado sobre morfología. y tenía clara denotación de disciplina o disciplinas científicas4. incluyendo. tanto orgánico como inorgánico.: William S. el nacionalismo y el darwinismo social influyeron poderosamente en los ideólogos de la Alemania nazi. págs. The Journal of the History of Biology. A él se debe también el célebre dicho “la ontogenia recapitula la filogenia. and Ecology’’. Golley. marzo-abril de 1999). que publicó en 1926 un texto titulado precisamente La biosfera. 50. les dio dominio sobre ella y sobre el piel roja. 18. magias. editores: 24 CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA Nº 145 ■ . Y. 2 del estudio de la Tierra y de la vida en ella. y las ideologías y propuestas políticas y sociales de las organizaciones ecologistas y los gurús de los movimientos cívicos “verdes”. Quarterly Review of Biology. para entender la importancia de los actuales movimientos cívicos y las ONG de ecologistas y partidos “verdes” que los lideran. Stauffer. 8. asociación de causas y 1 Fragmento del poema (otras versiones lo convierten en carta al Gran Padre Blanco –esto es. 15 de mayo de 2003. etcétera. deudores en gran medida de la literatura medioambiental romántica. Skeptical Inquierer. Darwin. Anchor Books. 1879. the Roots of Ecology. Robert C. reglas y leyes sobre la estructura social y su relación con los recursos naturales. el pensamiento sobre el medio ambiente local estaba constituido por conocimientos intuitivos en forma de reglas básicas de supervivencia que se formaron en el curso de la evolución de nuestro cerebro: identificación de pautas y regularidades de la naturaleza. desarrollo –e importación de otras culturas– de técnicas de producción de alimentos y cobijos. 5 Conferencia inaugural en la Universidad de Jena. Termina la vida y empieza la supervivencia1.” Sus ideas sobre el racismo. 3 Freeman J. 1979. No obstante. incluyendo tabúes alimentarios. saberes empíricos y complejidad: forrajeo óptimo. etcétera. (1985). 1957. Este término fue acuñado en 1875 por el geólogo austriaco Eduard Suess para designar la pequeña capa esférica que se apoya en la litosfera y en la que se desarrolla la vida. Es seguro que existió tal jefe indio. 32. que lo incluyó en el guión de un documental sobre el medio ambiente de 1971 (Cf. núm 16. hasta ahora. ecología es el estudio de todas esas complejas interrelaciones a las que se refería Darwin en su idea de la lucha por la supervivencia”5. en el que hace de este concepto central el nudo unificador Recomiendo la lectura de dos textos básicos sobre la historiografía de las ideas sociales y científicas sobre el medio ambiente: Donald Woster: Natures’s Economy. pero que nunca pronunció estas palabras ni otras contenidas en el supuesto poema o carta. En sus inicios.(1983) y núm. N. o los Sokokomish. expectación de sucesos por inducción. Las culturas surgieron de la interacción entre el individuo y los grupos sociales entre sí y con su entorno local. de la tribu de los Duwamisch (o los Suquamisch. que se formen y modifiquen sinapsis y estructuras. y Frank Egerton: ‘‘The History of Ecology: Achievements and Opportunities’’. Introducción El medio ambiente condicionó la evolución de nuestro cerebro. sobre todo. 103-143. de las que manan sus distintas ideas y concepciones del hombre y su hábitat planetario o biosfera. sus relaciones amistosas e inamistosas con aquellos animales y plantas con los que está en contacto directo o indirecto. curanderías y religiones. aciertos y errores de las pruebas experimentales. un elemento básico de nuestra supervivencia y bienestar y del desarrollo de las distintas culturas. 4 Haeckel acuñó también los términos “filum” (ignorado aún por la Real Academia) y filogenia.EL PENSAMIENTO ECOLÓGICO Ciencia. mitos y leyendas. Abruzzi. proponiendo que éste debía ser multidisciplinar y cuantitativo3. de uso común en biología. se doman los caballos salvajes. principalmente en las etapas tempranas de nuestra vida. El pensamiento sobre nuestro medio ambiente próximo y nuestra relación con él ha sido siempre. que por algún designio especial. efectos. se saturan los rincones secretos de los bosques con el aliento de tantos hombres y se atiborra el paisaje de exuberantes colinas con cables parlantes. Fuentes principales del pensamiento ecológico moderno El pensamiento sobre el medio ambiente se alimenta y se apoya en tres grandes fuentes de conocimiento: la empresa científica. inspirados por la fuerza del Dios que los trajo a esta Tierra y. vol. ética y mitología FERNANDO PEREGRÍN GUTIÉRREZ Pero ustedes caminarán hacia su destrucción rodeados de gloria. según las distintas versiones). ‘‘Haeckel. El siguiente texto de Haeckel se puede considerar como la primera definición moderna de la ecología como ciencia: “Entendemos por ecología el corpus de conocimientos relativos a la economía de la naturaleza. el pensamiento medioambiental adquirió diversos niveles de abstracción. las creencias y sentimientos sobre los valores éticos y estéticos de la naturaleza. cultivados y domesticados. Su plasticidad hace que se configure. Ese destino es un misterio para nosotros. la investigación de todas las relaciones del animal con su ambiente. núm. pues no entendemos por qué se exterminan los búfalos. en respuesta al mundo exterior. pues. taxonomía y evolución de los animales. ¿Dónde está el matorral? Destruido. más o menos remotas..

7 Para conocer una visión patinada de nostalgia y sentimentalismo. afirmó en el mismo discurso antes citado que “en la historia natural se ha tratado a la ecología de los animales con bastante inexactitud”)7. Georg Evelyn Hutchinson. un tanto posterior a los antes citados. así como su hermano Howard. también maestro de otro pionero de las ciencias medioambientales en Estados Unidos. y se autodenominan environmentalists (nombre con que. La moderna ciencia del medio ambiente es bastante nueva. quien propugnó que los caracteres adquiridos eran heredables. 2000. Jean-Babtiste Lamark. de influencia francesa. Thomas Malthus. Escrito por Eugen P. precursores de los actuales ecologistas) en vez de ecologists. quien junto con Alfred Russel Wallace introdujo el concepto científico de evolución.Sucede. 2). uno de los iniciadores de la zoo-geografía. De las dos acepciones del término ecologista. a 8 Aunque no fue un naturalista. no sin cierta razón. Alexander von Humboldt. Raymond Lindeman. uno de los pilares actuales de las ciencias biológicas y medioambientales8. Athens. utilizan en la actualidad las expresiones environmentalism y environmental sciences. y principalmente. término introducido por sir Arthur Tansley en 1935. Fundamentals of Ecology. Dayton y Enric Sala: ‘‘Natural History. tuvieron como mentor –este último incluso fue alumno suyo en Yale– al que se considera uno de los creadores de la ecología científica moderna. que hoy día el término ecología y sus derivados han sido usurpados. dibujos y ejemplares disecados (Haeckel. hubo grandes naturalistas que contribuyeron. por ejemplo. en lugar de ecologista. secuestrados. economista político. autor de un célebre ensayo sobre la población y los alimentos. También se usa la denominación de ecólogo. ninguna es aplicable a un experto o profesional académico de las ciencias y técnicas medioambientales. etcétera). sobre todo en el medio académico anglosajón. Organizaciones No Gubernamentales (ONG) y partidos políticos “verdes”. creencias. tuvo gran influencia en Darwin a la hora de formular éste su teoría sobre la selección natural. Un antecedente muy claro de la actual cien- cia de la ecología es la historia natural. como siempre. amantes de la naturaleza y diletantes coleccionistas de datos. iniciador de la geografía de las plantas. aficionados con espíritu estético y artístico. al posterior desarrollo de la ecología como ciencia. empero. Carl von Linné (o Carolus Linnaeus). entre la segunda mitad del siglo xviii y primer tercio del xix (muchas veces desde posiciones precientíficas: creacionistas. La definición de ecólogo que da el DRAE es ambigua a este respecto. del papel que la historia natural puede desempeñar en la moderna ciencia ecológica. La ecología como ciencia The Philosophy of Ecology: From Science to Synthesis. The University of Georgia Press. véase Paul K. En el DRAE. Eugen. no figuran las entradas “ambientalista” y “medioambientalista”. a los que consideraban. Charles Darwin. 2001. Scientia Marina. teleológicas. la British Ecological Society data de 1913. the sense of wonder. 6 Algo semejante está ocurriendo en España. por los movimientos sociales. quien propuso una naturaleza en perfecto equilibrio. influida por el pensamiento del biólogo español Ramón Margalef (“el naturalista está mas cerca del poeta y del artista que del técnico o del ingeniero”). por así decirlo. 65 (Suppl. Lógicamente. Entre los principales. pues todas las interacciones entre organismos y el medio ambiente estaban reguladas con precisión mecánica. tuvo gran influjo en la incorporación a la ciencia de la ecología de las entidades denominadas ecosistemas. Nº 145 CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA ■ 25 . a una cosmovisión basada en un conjunto de valores. poco atento a la terminología de las ciencias naturales. Georges de Buffon. y el primer texto académico de relevancia es de 1953. por lo que los científicos y técnicos. precisamente. pese a que los primeros proponentes de la ecología como ciencia minusvaloraron la labor de muchos naturalistas. sentimientos y actitudes políticas y sociales que muchas veces tienen poco que ver con la ciencia6. GA. por las consabidas connotaciones de este término que se usa en nuestro tiempo presente para designar a un adepto a una ideología. Odum. se designaba a los pioneros de los movimientos conservacionistas y medioambientales. donde los científicos y técnicos hablan de ciencias medioambientales y rara vez de ecología por las consabidas conno- taciones de este vocablo. La primera sociedad profesional. creativity and progress in ecology’’.

diciembre de 2003). Por ejemplo. cit. nos hallamos con grandes lagunas de información. En la actualidad. Uno de los temas más controvertidos es el de las llamadas entidades ecológicas y su estatus dentro del realismo científico (incluso el llamado “moderado”). No debe extrañarnos. apoyándose en los trabajos de Rosalind Franklin y otros. tocante a este aspecto. un reduccionismo metodológico parcial. Dyson. (Véase. La segunda. Plant Succession: An Analysis of the Development of Vegetation.. Cambridge. que sacralizan nuestro ecosistema planetario y lo relacionan o con planes divinos y providencialistas (creacionismo y diseño inteligente) o propugnan una tidades ecológicas. la misma que mantiene la temperatura y la química de nuestro cuerpo dentro de unas constantes”. en su formulación original). datos de observaciones escasos y poco fiables y superficialidad de muchas de las teorías. Hay un dicho popular entre los expertos que dice que la ecología tiene pocos. op. sin apenas principios unificadores entre estos conocimientos. MA. 10 David R. la química. y el posmoderno’’. 14 David R. Golley. la hipótesis Gaia se basa en la simbiosis. pese a que los avances realmente importantes en el conocimiento de la vida y su relación con su entorno se han realizado aplicando siempre algún tipo de reduccionismo metodológico y explicativo16. fundamental para la epistemología. Reproducido por David R. En la actualidad. la biología molecular y la biología de los organismos para explicar ciertos fenómenos. 13 El concepto de Gaia –la diosa Tierra para los griegos– fue propuesto por el científico de la atmósfera James Lovelock a mediados de la década de los 60. Como vemos. La primera (o “autoecología”) se centra en el análisis de los componentes de las en12 Frederic E. Para Lovelock lo que hace de Gaia un organismo es la “homeostasis” o autoregulación. Keller y Frank B. Revista de Libros. según su propia explicación (Cf. pues. núm. op. 1 de abril de 2004). Por lo tanto. si es que tiene alguno. cit. op. Tal vez sea algo exagerado pero coincide bastante con la opinión del físico Freeman Dyson. firmado por más de 60 científicos estadounidenses de gran prestigio –entre ellos. saberes empíricos. dadas sus limitaciones explicativas. 1991). Evelyn Hutchinson (1978). el feo. con más o menos dependencia de acontecimientos históricos. 15 ¿A qué espera la Real Academia Española para incorporar este término. la consideración de ciertas comunidades bióticas como organismos (o superorganismos). llamar reduccionista a un científico o experto en problemas medioambientales es un insulto y una descalificación. la geología. ‘‘En torno al darwinismo: el bueno. Para los ecologistas. A pesar de la seriedad de los planteamientos de Margulis. sobre todo en materias medioambientales. y como una ciencia de síntesis que se apoya en la física. Clements. a su diccionario? 16 Los detractores del reduccionismo en biología se quedaron mudos cuando. que expertos honrados y bien formados e informados puedan estar en profundo desacuerdo sobre los hechos”. y con palabras llanas. Técnicamente. que considera a toda la biosfera como un superorganismo con vida y entidad propias (para algunos movimientos ecologistas no se trata de una hipótesis sin verificar y muy discutible sino que la dan por cierta y hablan del “paradigma de Gaia”)13. Golley. aunque algunas propiedadesdel todo no lo son de ninguna de sus partes. discusión que ha perdido gran parte de su significado epistemológico para convertirse en querella ideológica y política15. cit. Clements. La ciencia de la ecología planetaria es aún joven y está subdesarrollada.E L PE N SAMIE NTO ECOLÓGICO quien se debe el concepto de “dinámica trófica” (o cadena alimentaria) en los ecosistemas. Keller y Frank B. y los seudofilósofos de la new age. Tabla 1 Holismo mal entendido Holismo científico (“emergentismo”) Ontología: La unidad básica es el todo. se orienta hacia el estudio de las relaciones entre las entidades dentro de un sistema ecológico en vez de sobre las propias entidades14. op. Brevemente. 20 premios Nobel– acusando a la Administración Busch de falsificar y ocultar importantes conocimientos científicos. un tanto conceptual y simplista. inductivos y descriptivos y análisis de casos únicos. No es infrecuente que los datos y hechos se encuentren contaminados y condicionados por intereses políticos y presupuestos ideológicos9. se debe a G.: Nature. 427. a propósito de las ciencias medioambientales11. frente a la competitiva del neodarwinismo: Laureano Castro Nogueira y Miguel Ángel Toro Ibáñez. Epistemología: El conocimiento de las partes es necesario aunque no suficiente para entender o explicar el todo 26 CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA Nº 145 ■ . tales como el informe de junio de 2003 de la Environmental Protection Agency (EPA) –una de las instituciones reguladoras en materias medioambientales más importantes y reputadas del mundo– sobre el cambio climático (Cf. op. es altamente improbable que se asiente como teoría aceptada por la comunidad científica. que es independiente de las partes Epistemología: El conocimiento de las partes ni es necesario ni suficiente para entender o explicar el todo. los adoradores de dioses y divinidades diversas. Golley. Su desarrollo formal lo hizo en colaboración con Lynn Margulis. 663. el debate atañe no sólo a los conocimientos propiamente dichos (hechos y teorías) sino que es de carácter más fundamental. “La biosfera es lo más complicado a lo que tenemos que enfrentarnos los humanos. Para Margulis. que dio origen a la llamada escuela ecológica “clementsiana”12. 84. a propósito de la doctora Margulis y su particular y extrema versión de la hipótesis de Gaia y de su visión cooperativa de la evolución.. James Watson y Francis Crik.). Gollev. las ciencias medioambientales son un conjunto de disciplinas con mayor o menor desarrollo teórico y formal. núm. 11 Freeman J. cit. Esta seriedad contrasta con las esotéricas o espiritualistas especulaciones de los ecologistas extremos. Ontología: El todo depende de las partes. Mas lo que realmente ha sorprendido ha sido el manifiesto de este pasado mes de marzo de la Union of Concerned Scientists (UCS). ¿es una metáfora o la definición de una entidad real con existencia propia. Un caso extremo de esta escuela de pensamiento ecológico es la controvertida y muy especulativa hipótesis de Gaia.: Connie Barlow. “la sabiduría del organismo. Muy relacionada con esta dualidad de escuelas de pensamiento ecológico se halla la controversia sobre el reduccionismo y el holismo. el reduccionismo ontológico afirma que todas las entidaespecie de religiosidad muy próxima al paganismo clásico o al misticismo panteísta y pampsiquista oriental. Keller y Frank B. principios científicos pero está llena de conceptos10. como pueden ser un árbol o un elefante? Esta visión de la ecología en la que prima la colectividad frente al individuo se la debemos a Frederic E. pues afecta a las bases gnoseológicas de estas ciencias (ontología. MIT Press. también llamada “sinecología” (synecology. una visión cooperativa de la evolución frente a la de la lucha por la vida del neodarwinismo. La ecología surgió para el estudio de todas las formas de vida que han existido en la Tierra y de todas las relaciones medioambientales en las que estén presentes seres vivos. Esta clasificación. la posición que más aciertos (y consenso entre los científicos y expertos más prestigiosos de la biología y de la ecología científica) está cosechando se basa en el reduccionismo ontológico. origen de la genética molecular (Véase David R. descubrieron la estructura del ADN. en 1953. epistemología y metodología) y a sus relaciones 9 Se sabe que los datos oficiales de muchos países están manipulados por razones políticas o son de poco valor técnico y estadístico. cit. Keller y Frank B. From Gaia to Selfisch Genes. y el rechazo del reduccionismo epistemológico extremo. el malo. uno de los científicos de mayor prestigio en la actualidad. se habla de dos escuelas: la “merológica” y la “holológica”. con las ciencias sociales y humanas.

Revista de Libros. Cierto que el conocimiento empírico y tradicional sobre su medio de subsistencia que han desarrollado algunas culturas antiguas. E. bien sea parcial o global. El metodológico sostiene que los sistemas. cuando nos hemos estado refiriendo principalmente a la ecología científica. o la homeostasis como sabiduría intrínseca de la vida. firmado por el autor. aunque en la actualidad el posible perjuicio es cada vez más grave y global. Además. están formadas por los mismos componentes. unidad del conocimiento sobre ella y unidad del espíritu humano con el de la naturaleza23. este caso permite confirmarnos en nuestra idea de la inmadurez de las ciencias medioambientales y el desacuerdo entre expertos sobre la interpretación y fiabilidad de los datos estadísticos. Taurus. Hay mucho de mito y de leyenda en esta versión sacralizada (o indicativa de una pro20 Espasa Hoy. Belmont. Teoría estética. todas las leyes y entidades de una disciplina científica pueden deducirse de las de nivel jerárquico inferior. en la Tabla número 1 se recogen los distintos significados del término holismo. aún lo es más cuando queremos investigar la historia de los valores éticos y estéticos que las distintas culturas han asignado a la naturaleza y a la relación del ser humano con ella21. He aquí. el debate 17 Algunos ejemplos son la “autopoeisis” (Maturana y Valera) o la autocatálisis o las “propensidades” ascendentes (Ulanowicz) como principios independientes de las leyes de la materia inerte. mezclen sin ton ni son hechos y datos con valores e ideologías. 2003. junio de 2004). y ésta. Adorno a la hora de disertar sobre los valores estéticos de la naturaleza.). 18 Antonio Fernández-Rañada. 2003. (La traducción del título. cit. el reduccionismo epistemológico extremo (o fuerte) afirma que. Schelling. invocando el carácter multidisciplinar tan deseable y necesario en los estudios medioambientales. en su nivel más elemental. 21 Naturaleza es un término polisémico. núm. Esta postura más acertada y fiable que se acaba de exponer se puede denominar también como holismo científico o afirmación de la emergencia de entidades y leyes basadas en la complejidad de los sistemas (“emergentismo”). el relativismo cultural extremo de ciertos antropólogos y ecologistas les lleva a inventarse unos conocimientos ecológicos tradicionales que igualan o superan a los que nos están proporcionando las modernas disciplinas medioambientales. La versión extrema de esta idea de sabiduría esencial la encontramos en el eslógan ecologista Nature knows best (la naturalesa es más sabia. y que los ecologistas nos quieren presentar como ejemplos de sabiduría ecológica innata puede ser de gran utilidad. la invisible Naturaleza. Lewotin. resulta poco afortunada. Cf. uno de los principales exponentes de esta corriente filosófica: “La Naturaleza debe ser la Mente hecha visible. Incluye un prólogo a la edición española. Adorno. enero de 2004. funda sabiduría ecológica mística. la Mente. En adelante. aparecerán otras acepciones más o menos metafísicamente esencialistas o sacras. cit. pero sin duda muchas de sus prácticas medioambientales eran y son tan equivocadas como las de todas las demás culturas. las de los indios norteamericanos) que en la cultura occidental. confusión entre significación estadística y explicativa o causal. salvo quizá que el alcance del daño al medio ambiente estaba limitado localmente y en proporción al poder destructivo de sus medios tecnológicos22. objetividad. negando la existencia en los seres vivos de otros componentes (sean de naturaleza vitalista o de algún otro origen fundado en una supuesta metafísica específica de la biología o de la ecología) distintos de los de la materia inorgánica17. o esotérica e intuitiva) de la relación de la especie humana con su entorno. esto es. formen un baturrillo de ciencia. por muy complejos que sean. surgido de la publicación de su libro El ecologista escéptico20. Generalmente se acepta por muchos ecologistas de forma acrítica que la naturaleza y la religión están o han estado más íntimamente ligadas en muchas de las llamadas culturas indígenas (principalmente. 85. conclusiones injustificadas del tipo post-hoc. Otra importante enseñanza del “caso Lomborg” es la facilidad con que la escasez y debilidad de las series estadísticas de dichos datos medioambientales permite que muchos técnicos y activistas ecológicos se dejan atrapar –incluido el propio Lomborg– por las arenas movedizas de los errores y falacias propios de los razonamientos estadísticos. op. Finalmente. etcétera. se pueden estudiar por partes. Johannes. se considera que las filosofías orientales propician una actitud más respetuosa del hombre hacia la naturaleza e incluso lo integran total y armónicamente en el espíritu universal y cósmico que suponen es la esencia o espíritu de la naturaleza. Wadsworth/Thomson Learning. CA. un intento de explicar la biología según la dialéctica materialista del marxismo clásico. ética y política19. ‘‘Lomborg y los ecologistas: querellas poco académicas’’. Analizando dicho debate. muestras inadecuadas. o TEK) está llena de retórica barata y de ocultación de la realidad. La literatura medioambiental romántica se nutre principalmente de la naturphilosophie del idealismo alemán. Madrid. Las agresiones al entorno natural no son exclusivas de la moderna civilización industrial y tecnológica de Occidente. Margulis).: Fernando Peregrín Gutiérrez. en el que da cuenta detallada de la polémica surgida de la publicación del original en inglés. cuya visión del hombre y la naturaleza se basaba en la unidad metafísica: unidad de la propia naturaleza.FE R N A NDO PEREG RÍ N G UTI ÉRREZ des de la naturaleza. en principio. Un ejemplo muy reciente de esta situación lo encontramos en el llamado “caso Lomborg”. The skeptical environmentalist. Letras Libres. en la abso- 22 R. de la química y la física18. el holismo es una excusa para que muchos ecologistas. observamos claramente la facilidad con que acaban politizándose las disputas de origen fundamentalmente técnico. 1980). En muchos de estos textos. sustitución de la regla por su excepción (tipo accidente y accidente inverso). o lo que es lo mismo. como sistemas complejos con propiedades emergentes) o se generaliza por inducción a partir de casos particulares (case studies). Keller y Frank B. Cf. su significado ha sido el conjunto de procesos que son competencia de las ciencias naturales. Los escasos –aunque prestigiosos algunos de ellos– defensores de estas ideas se encuentran hoy día principalmente en ciertos grupos reducidos del ámbito académico estadounidense (Richard Levins y Richard C. Golley. tan frecuentes e importantes en las ciencias del medio ambiente: analogías débiles. Reproducido por Donald VanDeVeer y Christine Pierce. (Lovelock. como se hace en ecología teórica cuando se plantean y analizan matemáticamente modelos de ecosistemas concretos (o parte de ellos. Nº 145 CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA ■ 27 . insuficientes o sesgadas. op. Espasa Calpe. 23 Aunque rara vez se cita en la literatura ecológica actual a Theodor W. Ejemplo cabal de este pensamiento es la siguiente cita debida a Friedrich W. los cuales siguen leyes universales en sus interacciones. J.: nota 31).: Theodor W. Keller y Frank B. es interesante leer su crítica a la teoría estética de la belleza natural de Hegel y del idealismo alemán (Cf. Reproducido por David R. Muy frecuentemente. Hasta ahora. Se seleccionan los hechos que interesan a la leyenda arcádica y se omiten aquellos que demuestran que el llamado expolio de la naturaleza no es privativo de la moderna cultura occidental sino que ninguna otra está exenta de prácticas extintivas y destructivas del medio ambiente. editores: The Environmental Ethics and Policy Book (tercera edición). por las razones aducidas más arriba en este mismo artículo. Traditional Ecological Knowledge. Asimismo. La literatura ecológica sobre el denominado conocimiento ecológico tradicional (traditional ecological knowledge. o metafóricas y literarias. Como resumen. Dialectics and Reductionism in Ecology. 19 Frente al debate entre holismo y reduccionismo se presenta la opción de la llamada ecología dialéctica. paradigmas y otras cosas de la ciencia’’. Véase David R. como sería el caso de poder inferir toda la biología a partir de la biología molecular. Valores estéticos y romanticismo medioambiental Si resulta difícil rastrear la evolución de la ecología como ciencia. Golley. ‘‘Reduccionismo.

cit. también como él. tenía su propio espíritu y su consciencia). en Cumbria. Routledge. su consideración de “padre de los parques nacionales”). editores. P. sean de carácter sagrado o de esoterismo panteísta o pampsiquista. pensador y escritor de origen ruso. y. Tertium Organum (1911). Su obra más conocida. “trascendentalista”. impulsó políticamente la necesidad de crear parques nacionales para la protección de entornos naturales de características medioambientales especiales. etcétera. sus industrias y su pujante desarrollo urbano. libre de basura. además. además de naturalista y escritor en defensa de la naturaleza. fue un éxito de ventas en Estados Unidos. quedó mejor expresado en su ensayo Succession of Forest Trees. según la terminología del marxismo clásico) de la belleza y la limpieza del 28 entorno natural cercano –la pulcritud. basada ya enteramente en el conocimiento científico y técnico. vecino y amigo de Waldo Emerson y. Reproducido en: Environmental Pragmatism. Más adelante tendremos ocasión de explicar brevemente la idiosincrasia de este movimiento ecológico. Gurdejieff. Leopold sostuvo una concepción organicista de la Tierra. las montañas. Ralph Waldo Emerson (1803-1882). una ética para la relación de los humanos con el medio ambiente. fruto de lo que los ecologistas llaman “una cosmovisión ecológica moderna”. Ouspensnky (1878-1947). son órganos o par- Con el paso del conservacionismo al activismo ecológico empieza a tomar fuerza la idea de formular una filosofía. Se caracteriza dicha corriente literaria medioambiental por el rechazo de la filosofía materialista y la instrumentación y subyugación de la naturaleza durante la revolución industrial. en línea con el conservacionismo clásico. que fue funcionario del US Forest Service y evolucionó desde la propugnación y organización de programas de erradicación entusiasta de todos los depredadores. especie de embrión de las actuales ONG ecologistas. 27 Bryan G. fue fundador del Sierra Club (1892). los ríos. En muchos de estos ensayos aparecen esbozados o se discuten con detalle algunos de los principales problemas que surgen al tratar de formular una ética medioambiental basada en una serie de valores de los que se puedan derivar programas de acciones políticas y sociales. En pleno crecimiento exponencial de la revolución industrial. los cuales acabaron formando parte de su célebre libro póstumo A Sand County Almanac. 26 Término acuñado por Arne Naess. sin que aparezcan aún de forma clara ni la inquietud ni la preocupación por el medio ambiente global. Henry David Thoreau (1817-1862). Pues. un escocés afincado en California durante los 46 últimos años de su vida. entendida en el sentido de las doctrinas de Ouspensky. cómo debe resolverse el problema de una Naturaleza externa”. 1996. otro poeta americano. del primer parque nacional estadounidense. Valores y éticas del ecologismo tión medioambiental responsable. ha sido uno de los precursores del sincretismo religioso y de la mística de la new age. finalmente. En el pensamiento ecologista actual. Leopold lo expresa así27: “Hay una concepción mecanicista de la Tierra como nuestra proveedora física y como lugar que nos hace de soporte.. de “mi patio trasero” (“not in my back yard”)–. el de Yosemite (por ello. también “trascendentalista”. en tiempos del presidente Theodore Roosevelt. Es peculiaridad común de esta literatura romántica sobre el medio ambiente su defensa de los valores estéticos de la naturaleza salvaje e incontaminada aún por la acción del hombre. en línea con las especulaciones seudofilosóficas de la new age (Cf.E L PE N SAMIE NTO ECOLÓGICO luta identidad de la Mente dentro de nosotros y la Naturaleza fuera de nosotros. Su gran influencia sobre el pensamiento de los movimientos ecologistas modernos se debe a sus artículos publicados originalmente en revistas tales como American Forest. que mezcló el platonismo con ideas o creencias hinduistas. The Constancy of Leopold’s Land Ethic. extremista y fundamentalista. Fue inspirador directo y principal de la creación. creía. el concepto de ges- 24 Bryan G. CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA Nº 145 ■ . Londres. Surge. Inglaterra. de quien nos ocuparemos más adelante como fundador del Sierra Club. Walt Whitman (1819-1892). la atmósfera. opuesta al mecanicismo25. Norton. es muy frecuente encontrar concepciones vitalistas (o neovitalistas) de la biosfera. una postura filosófica de raíces vitalistas. ante todo. surge el rechazo del materialismo y de la instrumentación y subyugación de la naturaleza al progreso tecnológico y económico (un prometedor desarrollo social exaltado con gran optimismo por muchos pensadores cuando terminaba el siglo xix) que para estos escritores es consecuencia directa de la industrialización. autor de Leaves of Grass y When Lilacs Last in the Dooryard Bloom’d (de Memories of Lincoln). op. partidario de un vitalismo esotérico como fuente de la consciencia y las funciones vitales de los organismos vivos (la Tierra. filosofía que inspira su ensayo Nature (1836) en el cual desarrolló su idea de “unidad mística de la naturaleza”. El paso del conservacionismo medioambiental a la implantación de los modernos movimientos cívicos ecológicos y a las organizaciones y partidos que los controlan es bastante impreciso. uno de cuyos primeros teóricos fue el estadounidense Aldo Leopold (1886-1948). John Muir (18381914). cuya obra más conocida es Walden or the Life in de Woods (1854).. el citado escritor John Muir. publicado póstumamente en el libro titulado Excursions. Andrew Light y Eric Katz. representa un mojón importante en el camino del conservacionismo al ecologismo actual. G. sobre todo en la llamada ecología profunda (deep ecology)26. 25 D. el poeta inglés del paisaje de Lake District. Asimismo. la sacralización neopanteísta de la naturaleza y la recuperación de los mitos del buen salvaje y de la Arcadia perdida. Es.] A esta concepción se opone otra: el mundo es un organismo vivo y la tierra. si bien su pensamiento ecológico. [. budistas y de pensadores persas de la antigüedad para formar un sistema filosófico que llamó “trascendentalismo”. poeta y filósofo americano.: nota número 13). Norton. I. una postura conservacionista (conservadora y burguesa. Para algunos historiadores de estos movimientos ecológicos. Junto con su mentor. Journal of Forestry y Journal of Wildlife Management. hasta la defensa igualmente activa del derecho a existir de todos los miembros de la comunidad terrestre24. Algunos de los principales representantes de esta literatura fueron William Wordsworth (1770-1850).

que consiste en que de lo que es no se puede inferir lo que debe ser. en vez de estudiar y citar los escritos de Aldo Leopold.” (Cf. propia de la ortodoxia cristiana. que Moore se inclinara a pensar que muy probablemente era imposible asignarle un valor intrínseco a cosa alguna (sólo excluía las experiencias. The Closing Circle. escribió que “decir que un cierto valor es ‘intrínseco’ significa. Generalmente.: J. Life after Newton: An Ecological Metaphysic. ninguna otra especie posee en su cerebro funciones altamente jerárquicas de pensamiento abstracto capaces de la autorreflexión y de la institución de éticas. Nueva York. en general) es un debate estéril y.. porque así se acabarán arreglando todas las dificultades ecológicas y los abusos y agresiones contra los ecosistemas. E. el remedio debe ser también esencialmente religioso. depende sólo de la naturaleza intrínseca de la cosa en cuestión. sin que pueda aportar nada a la práctica cotidiana del estudio y resolución de problemas medioambientales. cit. si existieran por si mismas. Además. nunca cuestionó su derecho a hacerlo. puramente metafísico. dependen del buen estado del medio ambiente. En su libro Philosophical Studies. Básicamente porque la especie humana es la única que tiene una consciencia capaz de crear éticas y actuar conforme o en contra de sus preceptos30. Reproducido por Donald VanDeVeer y Christine Pierce.” Lynn White. el hecho de que la naturaleza haya producido una especie ética. proponente de una ética basada en el monismo ecocéntrico. esa visión ecocéntrica es una base muy frágil y discutible para fundamentar una ética del hombre y del medio ambiente. técnicos o activistas políticos. El nudo gordiano de la ética ecológica Nature and Human Concern. “nuestra presente ciencia y nuestra presente tecnología están ambas tan teñidas de la arrogancia hacia la naturaleza. Dewey. y hasta su supervivencia como especie. 2001. Por mucho que se quiera extender la consciencia a otras especies. Reproducido por Andrew Light y Eric Katz. Bantam. 33 La interpretación del pensamiento ecológico de Aldo Leopold que realiza Callicott. la razón es que los partidarios de la ecología profunda y los teóricos más importantes de las organizaciones ecologistas. 35 Christopher Beishaw. que podían ser valiosas aunque se experimentaran en el aislamiento total)34. pues dicha escuela de pensamiento filosófico no tiene respuesta para la descripción y explicación científica del mundo y de las cosas que hay en él. o incluso a la propia naturaleza como un todo (Nature knows best)31. se considera a G. recurrir a Hume y a su distinción entre cualidades primarias y secundarias de los entes (deudora de la tradición empirista). cit. el pluralismo del pragmatismo clásico norteamericano es incompatible con una ética unitaria. con la predictibilidad. no la elegida. Mead . cit. que no es posible esperar que den por si solas soluciones a nuestra actual crisis ecológica. basada en valores intrínsecos de la biota y de la tierra que la acoge y sostiene. op. En resumidas cuentas. conduce a una ética necesariamente antropocéntrica. en aislamiento absoluto. la discusión sobre la existencia de valores intrínsecos en la naturaleza animada e inanimada (o en el cosmos. Montreal & Kingston. cit. basada en valores instrumentales en vez de intrínsecos de las entidades de la ecología33. op. de la cual aquella dependía32. en su sentido más general y laxo. El mecanicismo se confunde frecuentemente con el determinismo. forma parte integrante del ecosistema global o biosfera. Keller y Frank B. sirvieran para proteger la vida humana y de la demás vida en la Tierra. Man and Technology. juzgaríamos entonces que su existencia era buena. Baird Callicott. J. nos dio una receta práctica para decidir qué cosas tienen un valor intrínseco. El pragmatismo de Aldo Leopold –influjo de Arthur Twining Hadley. dadas estas premisas. a largo término. Ulanovicz. y en la elección de una de ellas como base sólida en la que fundamentar dicha ética. su bienestar y hasta su supervivencia– a una rígida axiología y a una imprecisa teleología de la biosfera. 31 Barry Commoner. El pragmatismo. op. que se considera antropocéntrica. 1971. 29 La tradición judeo-cristiana de considerar a la especie humana como la elegida por su dios ha sido muy criticada por numerosos escritores ecologistas. Debemos también a Moore la denuncia de la llamada falacia naturalista. Aparentemente. la naturaleza no es amoral. podemos leer que. cada parte con una función definida”. se exprese así: “En último extremo. y la salud y bienestar razonable de los seres humanos. Leído esto. Para ello. que todo se debe supeditar –incluyendo la especie humana. Royce. 30 Es curioso que uno de los teóricos más importantes del ecocentrismo extremo. En sentido más específico que le dan muchos teóricos y pensadores ecologistas. que no hay camino directo ni relación lógica Nº 145 CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA ■ 29 . Baird Callicott. muy pocas veces se destaca en los libros y ensayos de los ecologistas actuales la componente pragmática del pensamiento ecológico de Leopold. Este autor distingue entre valor inherente de una cosa –que corresponde más o menos con la clásica definición de Moore– y la valoración como intrínseca de esa cosa por un observador humano. Bair Callicott. es bastante evidente y trivial: la especie humana es una más de las que comparten la Tierra. ya sean teóricos. Homo sapiens.. por ejemplo. siempre que las modificaciones fuesen consistentes con el conocimiento medioambiental (gestión responsable e inteligente del medio ambiente) y que.. y con la respuesta de los órganos visuales y su consecuente procesado neurológico de los distintos seres vivos que reciben el reflejo35. Así. Sin embargo. op. el color no es más que un fenómeno físico que tiene que ver con las longitudes de onda de las radiaciones electromagnéticas incidentes y reflejadas.. para bien o para mal.. muchas veces. los seres humanos iban a alterar la biota. op. precariedades e injusticias que sufren muchos seres humanos. tanto local como global29. Belshaw matiza esta expresión diciendo que “este pensamiento no significa que la naturaleza tenga algún tipo de noción particular que corresponda a la de los valores que tienen los humanos sino que la naturaleza en su conjunto se cuida muy bien de sí misma. el centro del debate sobre la ética ecológica se encuentra en las distintas acepciones y variaciones conceptuales de las expresiones valor instrumental y valor intrínseco. de 1922. 34 Anthony Weston. McGill-Queen’s University Press.FE R N A NDO PEREG RÍ N G UTI ÉRREZ te de órganos. así como el racionalismo ilustrado. muy ligado según este intérprete de Leopold al utilitarismo humano. que la cuestión de si una cosa lo posee. Para muchos ecologistas. La visión ecocéntrica. o lo que es lo mismo. op. Moore como el primer filósofo moderno que abordó con detalle el problema de los llamados valores intrínsecos. Citado por Christopher Belshaw.: Robert E.).” Anteriormente. por contraposición a la tradicional. James. Realmente. cit.” No es de extrañar. Ya que las raíces del problema son en gran medida religiosas. Environmental Philosophy: Reason. Reproducido por David R. etcétera). The Historical Roots of Our Ecological Crisis. “es necesario considerar cuales son las cosas que. la evidencia empírica demuestra que 28 Cf. The Conceptual Foundations of the Land Ethic. Para este influyente escritor ecologista. cit. Tampoco sirve en este debate ontológico sobre esencias y propiedades. se trata del debate entre los que opinan que resolviendo primero las crisis medioambientales se solucionarán los problemas de la humanidad y los que piensan que hay primero que ocuparse de los graves desajustes. que no es raro que recurran a la seudociencia para asentar sus creencias sobre la naturaleza viva e inerte28.. se suelen basar en la interpretación que de ellos hizo J. así como sus críticas al pragmatismo americano (según la tradición clásica enraizada en la filosofía de Peirce. y éste. son las bestias negras de muchos pensadores de los movimientos ecologistas. Norton. Newton y su física. Reproducido por Donald VanDe Veer y Christine Pierce. en su texto de 1902 Principia Ethica.” 32 Bryan G. esto es. puede parecer que Leopold es uno de los iniciadores de la llamada ética ecocéntrica (o biocéntrica). Golley. Beyond Intrinsic Value. típico exponente de la escuela pragmática americana clásica– le llevó al convencimiento de que. se tratan con amplitud y detalle en: Andrew Light y Eric Katz. op. Jr. cit. Así. de un todo coordinado.

se cae en la contradicción de que el valor intrínseco de algo. la tolerancia y la predisposición a llegar a acuerdos lo más convenientes posibles. cit. vieron el gran éxito social y político de los movimientos cívicos “verdes”. parece ser para muchos políticos y activistas “verdes” un mal exclusivo del capitalismo liberal. cuando nos encontramos ante situaciones en las que podemos elegir entre A y B pero no podemos tener A y B a la vez. principalmente en Alemania) han empezado a 37 Julian Simon. núm. pero fue y es simplemente una cuestión de interés por el poder político más que un intento sincero de incorporar en sus programas y planteamientos económicos las tesis y propuestas de los ecologistas. desde luego. social. empero. y que los segundos adoptan posturas pesimistas. cit. la tradición marxista estaba más incapacitada que la liberal para afrontar la crisis de conciencia ecológica que creó en los países de economía de mercado los movimientos sociales de finales de la década de los 60 del siglo pasado. oráculos de los movimientos ecologistas que no se arredran ante estas dificultades conceptuales e intentan formular nuevas teorías de los valores intrínsecos. J. etcétera). y. compatible con nuestro mejor conocimiento científico. y en general los partidos socialistas y socialdemócratas. Es cierto también que de vez en cuando en cuestiones de práctica ecológica Callicott dice cosas bastante sensatas. que se suele asociar el valor instrumental con la simple valoración económica de las cosas o las acciones. 38 John Bellamy Foster. como por ejemplo el economista americano Julian Simon. pues la confianza en el intelecto humano para crear continuamente tecnologías que resuelvan los problemas de escasez de recursos naturales. para serlo. op. muchas veces conflictivas e incluso contradictorias y excluyentes entre si. libre de prejuicios infundados y fundamentalistas. Para algunos. ‘‘Marx’s Ecology: Materialism and Nature’’. debe ser independiente de la subjetividad del que se lo asigna. No puedo explayarme aquí sobre mi convencimiento de que es posible establecer en esos casos una jerarquía de valores mediante el pragmatismo. progresista y ecológico: que los valores instrumentales son intrínsecamente perversos. es absoluta37. op. Mas si así se piensa o se argumenta. la experiencia o el consenso nos indican que son las peores y menos deseables. Sólo cuando los marxistas. sostiene haber resuelto el dilema haciendo desaparecer la clásica dicotomía de los valores en intrínsecos e instrumentales36. cuando no netamente catastrofistas. Baird Callicot. se han visto involucrados en el gobierno (como ha sucedido. olvidando incluir en el argumento la premisa de que el precio no sólo es función de la abundancia o escasez sino del hallazgo de nuevas reservas. la fundamentalmente ecológica.E L PE N SAMIE NTO ECOLÓGICO Se argüirá que la discusión sobre los valores intrínsecos es más una cuestión subjetiva y de sentimientos que objetiva y empírica. debemos buscar y tratar de asentar una ética basada en la claridad de ideas. Adicionalmente. Christopher Belshaw. Es claro que los ecologistas no comparten para nada el optimismo desbordado de Simon y sus seguidores. ya que es típico de muchos economistas argumentar que la escasez indica necesariamente una subida de precios. y que cuando esto no ocurre.: Andrew Light y Eric Katz (varios artículos). En realidad. máxime si tenemos en cuenta la estrecha relación entre subjetividad y enculturación. Can the Supply of Natural Resources Really Be Infinite? Yes! Peproducido por Donald VanDeVeer y Christine Pierce. finalmente. siempre sujeta a la discusión y modificación para respetar un modus vivendi basado en acatar nuestra pluralidad cultural e individual a la vez que nuestra unidad como una especie totalmente dependiente de la biosfera. una guinda de cháchara basada en explicaciones ad hoc de la física cuántica. todos los valores de los entes ecológicos son instrumentales (o utilitarios) y dependientes del contexto (individual. así como del menor consumo debido a su sustitución por productos sintéticos o de distinta naturaleza pero que realizan la misma función. mayo de 2002. ¿Al individuo? ¿A una especie? ¿A una comunidad biológica? ¿A todos y cada uno de los biosistemas o a la biosfera. ligada al progreso y al crecimiento económico. Esta falacia es parte muy importante de la retórica ecologista y de los “verdes”. que expresa con claridad y sin demasiados circunloquios. Ocurre. Tengo para mí que todo esto se reduce a un apriorismo del autodenominado pensamiento social alternativo. Desembocamos así en otra disputa entre expertos en cuestiones medioambientales. son igualmente válidas. este ciclo no tiene un final previsible. 30 CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA Nº 145 ■ . añadiendo unas citas sobre el flujo energético en los biosistemas. que sea capaz de establecer con suficiente precisión y extensión una escala de valores para cada caso particular. y que por tanto. En resumen. mentor del citado y polémico Bjørn Lomborg. Tal vez el más notorio de estos intentos sea el del citado Callicott. cognitivo. Economicismo y análisis coste/beneficio entre hechos y valores. 65. ‘‘Retórica y verdad de la crisis ecológica’’. punto culminante del holismo extremo de muchos ecologistas? ¿Dónde trazamos la frontera entre holismo y reduccionismo a la hora de asignar valores intrínsecos? Hay. véase Manuel Arias Maldonado. del abaratamiento de la puesta en el mercado de dichos recursos. Asimismo. Lo curioso es que en general esta visión de los economistas. Se suele también decir que los primeros son optimistas respecto del ingenio y la tecnología humana para resolver las crisis medioambientales y de recursos básicos y no renovables. aparecen problemas y paradojas cuando se trata de determinar cuáles son las entidades ecológicas a las que se les puede y se les debe asignar valores intrínsecos. es que no hay tal escasez de dichos recursos. Entonces observaron un importante movimiento capaz de producir cantidades notorias de votos e intentaron influir en él. nuestro único hábitat disponible de momento. capitalistas e insolidarios. Los ecologistas acusan a los economistas de recurrir constantemente a los análisis de coste/beneficio y de incurrir con frecuencia en la falacia de la relación directa entre precios y escasez (o abundancia) de los recursos no renovables. En parte. Nueva York. La experiencia nos enseña que los problemas éticos o de valores se presentan más acuciantemente cuando es necesario elegir entre una pluralidad de opciones asociadas a valoraciones distintas. esta segunda observación es cierta. cit. quien mezclando ideas sacadas del darwinismo con las propuestas de Hume sobre objetividad y subjetividad de los observadores y la ya mencionada dualidad de cualidades. 36 Cf. op. obviando aquellas opciones en las que la evidencia empírica y científica. En suma. por egoístas. Monthly Review Press. conservadores. por otro. que insisten en que todo lo natural es intrínsecamente bueno. histórico. baste tal vez con decir que. Lo cual no implica necesariamente caer en el vacío del relativismo ético total. desde un punto de vista naturalista. 2000. pero que desde un punto de vista racional. Revista de Libros. olvidando que el del Estado del marxismo clásico y ortodoxo puede ser –y de hecho lo fue– tan o más agresivo con la naturaleza y esquilmar en igual o mayor medida los recursos no renovables.cit. Es verdad que cuando algunos partidos políticos “verdes”. lo que significaría cambiar de raíz la ideología básica de progreso y desarrollo social de la izquierda38. Es muy difícil reconciliar el concepto tradicional de valor intrínseco con el pluralismo subjetivo. empezaron a interesarse por cuestiones medioambientales. Por un lado está la visión predominantemente economicista y. espigadas de ciertas interpretaciones muy especulativas de la termodinámica de los sistemas disipativos. no cabe recurrir a las ciencias naturales para rechazarlo o minusvalorarlo. No creo que merezca la pena rebatir esta simplicidad. op.

FE R N A NDO PEREG RÍ N G UTI ÉRREZ adoptar posturas más pragmáticas y han visto como inevitable la necesidad del análisis de coste/beneficio. desarrollo y comercialización de sus productos. Salvo pocas y honrosas excepciones. Un ejemplo paradigmático a la vez que patético de esta “guerra de las semillas y de los OGM” lo encontramos en la célebre ecofeminista. ya que sólo unas pocas y muy poderosas empresas de biotecnología habrán sido capaces de superar los obstáculos europeos y de otros países –basados. acabarán teniendo un dominio abrumador del mercado. y en la desmesurada estimación de Ante esta realidad se recurre a grandes generalidades que acaban convirtiéndose en manidos tópicos. la seguridad total. es una rela42 Francisco García Olmedo y Pablo Rodríguez Palenzuela. principalmente Estados Unidos. 41 Se puede conocer una exposición clara y competente de esta cuestión en: Francisco García Olmedo. casi un delito de lesa humanidad42. lo que ha ocasionado moratorias en la UE a veces injustificadas y largos. plantas y animales transgénicos). número 83. dada la situación de una gran parte de la humanidad. Pues. Al rechazo de muchos ecologistas a los OGM. en una interpretación extrema del principio de precaución– a la investigación. que supondría comprometer en mayor o menor medida la biodiversidad del entorno. Tal vez por estas dificultades. Pese a que al parecer –y no tengo razones para dudarlo– es doctora en Física Teórica. por ejemplo. Se podrá argumentar que algunos problemas medioambientales que afectan a la salud se pueden cuantificar evaluando el ahorro sanitario que se consigue previendo las posibles patologías que puedan provocar y su consiguiente alivio o curación. y es imposible seguir sosteniendo ningún tipo de desarrollo39. para ciertas sociedades. Pero cuando numerosas ONG se oponen a las donaciones estadounidenses de grano a países africanos que sufren una tremenda hambruna por la falaz y absurda razón de que. basado en la exageración de los peligros de contaminación genética de cultivos más o menos próximos a aquellos. Pero aquí también hay que introducir costes intangibles como los sacrificios en consumo y confort que. Desarrollo sostenido y OGM industriales (algunas propuestas rozan el “estalinismo ecológico”). aunque no hay acuerdo ni en lo que realmente significa ni en cómo ponerla en práctica. Mas aunque se adopte un utilitarismo moderado por el respeto a los derechos humanos y a ciertas reglas morales básicas sobre el medio ambiente. Esta situación europea. por ser transgénico es perjudicial para la salud. Editorial Debate. ‘‘Hambre y pobreza: mitos y cifras’’. derivado del recelo de la imposición del llamado “monopolio de las semillas” y otros productos asociados –como los pesticidas específicos– por parte de una pocas y demoníacas multinacionales de biotecnología de la agricultura y los alimentos (de las cuales. Sin embargo. ya no es un problema de posible retraso tecnológico sino un grave error. el monopolio será mucho mayor del actual. cosa poco menos que inevitable. la hindú Vandana Shiva. Los límites del crecimiento (1972). que resulta así muy incompleto. Para escapar de este callejón sin aparente salida cabe la solución del crecimiento cero o negativo. Por supuesto que tal análisis es irrealizable desde posturas fundamentalistas basadas en valores intrínsecos arbitrarios y en éticas extremadamente ecocéntricas. lo que condenarían a la pobreza y a la hambruna por los siglos de los siglos a los países pobres y subdesarrollados. el acrecimiento es exponencial. donde el exceso de celo puesto en aplicar a rajatabla el llamado principio de precaución va bastante más allá de lo científicamente razonable para la evaluación de los posibles riesgos. que se basa en intentar poner puertas al campo. repito. Indudablemente. si bien normalmente se propugnan drásticas medidas de control y gran intervención estatal en los procesos económicos e Nº 145 CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA ■ 39 El hito más importante sobre previsiones del futuro del desarrollo de la humanidad es el primer informe del Club De Roma. es un disparate científico que se usa en demasiadas ocasiones falazmente para impedir incluso la investigación sobre la naturaleza y alcance de los propios riesgos medioambientales y de salud de los consumidores que se pueden derivar de productos obtenidos mediante las nuevas biotecnologías41. difíciles y muy costosos procesos para la aprobación de cultivos transgénicos. conllevan muchas de esas medidas. que se produzca la contradicción de que si el crecimiento es sostenido requiere que sea acumulativo. en todos los casos. en general podemos calcular –aunque frecuentemente con grandes desviaciones finales según la magnitud y complejidad del problema– el coste de las acciones orientadas a restaurar y conservar tanto ecosistemas como toda la biosfera. sea cual sea su coste. Mas ello no es óbice para que los ciudadanos estén bien informados de lo que les va a costar. Monsanto es el Lucifer). pues cuando los OGM se acaben implantado y generalizando. Es inevitable. 1997. Cuando esto ocurra. y transcurrida una fracción insignificante del tiempo que la humanidad lleva habitando nuestro planeta. los hipotéticos daños para la salud de los consumidores. los confines del desarrollo. incluso en términos cualitativos. Todos los ecologistas y políticos “verdes” hablan de esta estrategia (que ha acabado contagiado a la izquierda tradicional). que tuvo un enorme impacto en la economía mundial. prolífica escritora de panfletos y líder del International Forum on Globalization. éticamente inaceptable y políticamente inviable. no es fácil muchas veces llevar a cabo el análisis en términos puramente económicos. Estas creencias y planteamientos políticos han calado hondo en la opinión pública de muchos países europeos. en dinero y en comodidades. La alternativa es apostar por que el avance del conocimiento científico y la tecnología que se pueda desarrollar a partir de él nos permitan ampliar sustancial. Como acaece en el caso de los organismos genéticamente modificados (OGM. lo cual es. estos suelen limitarse a intentar dar una vitola de seriedad y prestigio académico a las doctrinas políticas de estas organizaciones “verdes”. La pretensión de exigir la demostración del riesgo nulo. se junta en este caso el de los profetas y propagandistas de los movimientos antiglobalización y “altermundistas”. es muy posible que nos deje en desventaja científica y tecnológica respecto de otros países. Plantas con luz propia: la tercera revolución verde. ¿cómo cuantificar la biodiversidad y sus beneficios? ¿Qué importancia le dan los seres humanos de diferentes culturas a un aire puro y a un entorno estéticamente placentero? ¿O a la conservación de especies en peligro de extinción? Estas y otras tantas preguntas similares tienen difícil respuesta. Pero ésta generalmente es sólo una pequeña parte del análisis. y por motivos de estrategias políticas rara vez las ONG ecologistas y los partidos “verdes” informan de los costes que suponen sus propuestas y programas. por muy reducidos que sean los incrementos anuales. como el llamado desarrollo sostenido. 40 Es frecuente que las organizaciones ecologistas cuenten con científicos y expertos técnicos en nómina o como colaboradores voluntarios. 31 . como acaece con el interés compuesto. Es muy probable que esta estrategia. Revista de Libros. en algunos casos –como el del cambio climático– el problema sea tan grave y acuciante que no quede más remedio que empezar a tomar medidas cuanto antes. Mas de nuevo nos topamos con posturas frecuentemente anticientíficas y seudocientíficas de los teóricos y líderes de los movimientos ecologistas40. acabe produciendo el efecto contrario al que se pretende. noviembre de 2003. se llega a la saturación. aunque siempre limitadamente. forzada por una opinión pública cuyo desconocimiento y credulidad han sido convenientemente manejados para lograr una fe ciega en creencias irracionales y supercherías. esto es.

. lo que puede mover a serios sacrificios a cada generación es el temor a los sufrimientos que producen los primeros zarpazos del proceso que lleve a que nuestro planeta sea inhabitable. Principalmente porque es muy difícil hablar de un sujeto de derecho cuya existencia es puramente hipotética y que carece de la posibilidad de tener deberes para con nosotros. por no decir imposibilidad. Mas de nuevo se presentan los problemas de que. de Jesús Mosterín. Cambridge University Press. reduciendo el sufrimiento y promoviendo el placer y la felicidad de la mayor cantidad de seres posibles. Reproducido por Donald VanDe Veer y Christine Pierce. Véase también. sino para muchos otros del Sur de Asia. Teoría de la justicia. Si a esto añadimos la dificultad. Reproducido por Donald VanDe Verr y Christine Pierce. Si difícil resulta teorizar sobre los derechos de las generaciones futuras. cit. tanto desde el punto de vista pragmático (hay diferencias sustanciales de todo tipo entre la conservación de obras de arte y la de las bellezas naturales) como estético (no sabemos los gustos de las futuras generaciones. cuando lo que son en realidad. 1995. 50. The Case for Animal Rights. de los seres humanos de sentir preocupación real –la que justifica privaciones y sacrificios– por generaciones posteriores a la de sus nietos como mucho (piénsese en la gran crisis actual de las tradicionales relaciones familiares en muchas sociedades desarrolladas). Párrafo aparte merece el movimiento ecológico contracultural más ligado a los foros antiglobalización y “altermundistas” y a la new age: la ecología profunda y sus derivados. and Women. Curiosamente. Por su parte. Llama la atención. Cierto que se han hecho propuestas desde el utilitarismo. Los dos tratadistas más conocidos e influyentes son Peter Singer y Tom Reagan48. del mismo autor. Una propuesta interesante es la debida a John Rawls y su “contrato hipotético” basado en “la justicia entre generaciones”. La falta de espacio me impide denunciar otra falacia de los movimientos ecologistas. comparando nuestra preocupación por legar en buen estado nuestro patrimonio artístico y cultural con la preservación de la belleza de la naturaleza45. convenientemente ensamblados y extendidos. Su postura se puede concretar en tres puntos: a) abolición total del uso de animales en la investigación científica. neracionales entre padres. de 1984. op. Es mi deseo equivocarme. entre esos seres y en pie de igualdad con los humanos hay que contar con los animales. tanto intentado justificar el valor de la continuación de la especie humana como apoyándose en posturas estéticas. y sus dogmatismos e ignorancia de los más sencillos principios agrícolas son un peligro público. sin iglesias y con grandes dosis de sincretismo y relativismo cultural posmoderno extremo. el ecofeminismo culpa al patriarcado y al antropocentrismo de todos los males de la biosfera y propone una ética feminista para la ecología. nos ocuparemos brevemente de las posturas que se quieren fundamentar en la moral y la justicia ecológica basada en los derechos.. se reduce casi todo a una negociación más bien virtual46. hijos y nietos que se base en motivos naturales de preocupación por la progenie. cit. basada en la idea de la naturaleza como diosa femenina que nos nutre. FCE. 44 Arne Naess. op. La posición que defiende Singer es la del utilitarismo clásico. ‘‘Animal Liberation at 30’’. Mientras el primero se centra en derechos legales. b) desaparición total del comercio de animales de granja y c) eliminación total de la caza de animales (con armas de fuego o trampas). cit. en general. Self-Realization: An ecological Approach to Being in the World. y posiblemente por muchos años más. meramente complementarias en porcentajes que rondan el 10-15% de la producción total. vol. Reproducido por Donald VanDeVeer y Christine Pierce. Tampoco sabemos con qué conocimientos científicos y medios tecnológicos se contará en un futuro para abordar los problemas ecológicos. no solo para su país. También: Vandana Shiva. Véase también: John Rawls. la facilidad con que se invoca a las generaciones futuras como razón para adoptar posturas ecologistas más o menos extremas. es posible convenir entre padres e hijos una conducta ecológica sensata por el bien de los nietos de unos e hijos de los otros. Reproducido por Donald VanDeVeer y Christine Pierce. Véanse también otros artículos recogidos en este libro así como Christopher Belshaw. cuida y protege44. no debe sorprendernos esta falta de discusión sobre nuestra posteridad. no hay prohibiciones 47 Peter Singer. Deberes y derechos: la posteridad y los animales Para terminar este sucinto repaso a las propuestas de éticas medioambientales. cit. ambas obras editadas por Editorial Debate. op. no dejan de ser especulaciones). una especie de “ludita posmoderna”. en Editorial Ariel. más que en los valores en si.). La ecología profunda (deep ecology o también ecosophy) es tan fundamentalista y dogmática. op. 46 Ernest Partridge: Future Generations. Si pensamos en ello y tenemos la información fiable y precisa que nos proporcione el convencimiento de que existe un riesgo próximo de determinados y concretos peligros. op. al no existir alguna de las partes contratantes. Como ya se ha dicho anteriormente en una nota a pie de página. Ecology. cit. Así. Sobre todo en los países desarrollados. biomasa. Revista de Libros. cit. Pues más que la extinción de la especie humana. a este respecto. sea por motivos comerciales o deportivos. tan mística y esotérica que más que una corriente ecologista de talante básicamente anticientífico es una religión neopanteísta y pampsiquista. Véase también. surge de los escritos de Arne Naess y se basa en un desprecio visceral por el conocimiento racional y empírico de la ciencia. de su sociedad difícilmente harán posible que tengan posteridad. Quizá la primera cláusula del contrato sea: cuando nos vayamos de aquí dejaremos las cosas al menos como estaban. puedan crear una cadena intergeneracional. op. Animal Liberation. 8. Se pueden poner muchas objeciones a estas propuestas. donde se la escucha con devoción y respeto43. más complicado parece el consenso para establecer los derechos de los animales. Pero sí se puede buscar el establecimiento una cadena de contratos ge45 Peter Singer. El llamado movimiento de liberación animal (que tiene origen en las clásicas sociedades protectoras de animales) es muy reciente. que para muchos es una pura entelequia. Reproducido por Donald VanDeVeer y Christine Pierce. Ética Práctica. ‘‘El mito de Vandana Shiva’’. hay muy poca literatura que aborde desde un punto de vista racional y analítico el problema de los derechos de las futuras generaciones (y la que hay es a partir de mediados de los años 70 del siglo pasado). 15 de mayo de 2003. mas me temo que la moratoria nuclear la vamos a pagar muy cara. solar. abril de 2004. y aunque podemos suponer que no serán muy distintas de las nuestras. hacia una ética ecocéntrica y de valores intrínsecos hace que se pueda uno incluso preguntar si es un valor positivo la continuidad de la especie humana. op. la de las llamadas energías renovables alternativas (eólica. 48 Christopher Belshaw.E L PE N SAMIE NTO ECOLÓGICO tivista cognitiva extrema. cuyas pautas reproductoras 43 Francisco García Olmedo. como el ya citado ecofeminismo. solo que en la fórmula de actuar imparcialmente para maximizar el bienestar general de la mayoría. la creciente inclinación teórica de los guías intelectuales ecologistas y de los movimientos y las ONG. Existe una edición anterior. el segundo lo hace en principios morales y en la igualdad del valor inherente de los humanos y los animales. Adicionalmente. Los derechos de los animales (1995) y ¡Vivan los animales! (1998). Madrid. 32 CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA Nº 145 ■ . pues apenas cuenta con algo más de treinta años47. Así se puede intentar establecer unos primeros eslabones de tres generaciones que. Development. Véase también: Tom Reagan. número 88. New York Review of Books. y su sustitución por una arcana sabiduría de nuestro “yo interior y espiritual” y la sapiencia trascendente de la Madre Tierra. 1978. núm. cit.

cit. aunque los gourmets de las carnes rojas no estarán muy de acuerdo) y experimentemos con ellos –produciéndoles el míHay varios ejemplos de lo dicho en Donald VanDe Veer y Christine Pierce. contradictoria e incoherente literatura sobre el debate de los derechos de los animales49. Primavera silenciosa. y llena de retórica sentimental. (verbigracia el uso del DDT y de otros pesticidas cuyos efectos sobre los humanos y el medio ambiente se desconocían) eran erróneas y –a menudo– gravemente peligrosas50. Mérito importante en la aparición de dichos movimientos lo tiene Rachel Carson. y en Christopher Belshaw. una especie de “ecoterrorismo”) por haber hecho de la preocupación por el medio ambiente una componente fundamental de la cultura actual de muchas sociedades. el 22 de abril de 1970. Un ensayo sobre el pensamiento ecológico no debe terminar sin haber incluido una mención de agradecimiento a los movimientos cívicos medioambientales y a ciertas ONG de ecologistas (pese a que algunas han practicado en más de una ocasión.. es lógico que en la escala de valores de nosotros los humanos los que portan nuestros genes estén por encima de los miembros de cualquier otra especie. Fernando Peregrín Gutiérrez es miembro del panel de expertos de la UNEP (ONU) para el Protocolo de Montreal sobre la protección de la capa de ozono atmosférica. Renuncio en este punto a martirizar al lector con más información o análisis de la generalmente farragosa.FE R N A NDO PEREG RÍ N G UTI ÉRREZ ni principios generales. fundamentalista. Para muchos. mejoremos sus condiciones de crianza y sacrificio cuando hayan de servirnos de alimento (también se puede reducir a lo básicamente necesario el consumo de proteínas animales. hubo un antes y un después de esta publicación. . Dejemos la moralina de baratija y procedamos según el sentido común: disfrutemos de los animales. se pueden usar animales para la experimentación siempre que se les haga el menor daño posible y que el beneficio obtenido para los humanos u otros animales sea mayor que la pena o la muerte infringida a los que se usen como cobayas. cit. quien con su libro Silent Spring (1962) abrió los ojos de muchos ciudadanos y del gobierno de Estados Unidos para que vieran que gran parte de las prácticas que se consideraban entonces normales. por lo que habrá que considerar caso por caso. Verbigracia. op. demostró a continuación que ese después era tan importante que iba a cambiar radicalmente la historia del pensamiento ecológico. Editorial Crítica. pongo por caso. colección Dakontos. 49 nimo de sufrimiento posible– para mejorar nuestros fármacos mientras ello sea absolutamente necesario. 2001. La celebración del primer Día de la Tierra. op. si son imprescindibles para investigar sobre medicamentos que puedan evitar dolor e incluso salvar la vida a nuestros nietos. Pues por mucho que amemos a los animales. ■ 50 Rachel Carson.

de medidas de reforma para el cumplimiento íntegro y efectivo de las penas. entre las que destaca la criminalización de nuevos comportamientos relacionados con la pornografía infantil. ● La primera de ellas fue la Ley O medidas concretas en materia de seguridad ciudadana. repudiando el “riguroso encarcelamiento i sin posibilidades de atenuación y flexibilización” (STC 91/2000). introduciendo la pena de localización permanente y rebajando el límite mínimo de la pena de prisión de seis a tres meses. Implícitamente. nuestro Poder Constituyente decidió que este contundente mecanismo penal debía quedar abolido incluso para los delitos más graves. sino que ha endurecido los requisitos de acceso a los permisos de salida. ● La pena de prisión de 40 años ha sido introducida por la Ley Orgánica 7/2003. el aumento de los casos en los que la prisión de extranjeros sin permiso de residencia debe ser sustituida por su expuls y –sólo aquí con el apoyo del entonces principal partido de la oposición– un tratamiento penal más severo de la violencia doméstica.¿QUE LES CORTEN LA CABEZA? JUAN ANTONIO LASCURAÍN SÁNCHEZ La Reina de Corazones El día 1 de octubre de 2004 entrará en vigor la cuarta y última de las reformas penales impulsadas por el Partido Popular durante el año 2003. De hecho. la consideración como delito de conducción temeraria con peligro concreto para la vida o la integridad de las personas de la conducción que se produzca con altas tasas de alcohol en sangre o con un exceso desproporcionado de velocidad. violencia doméstica e integración social de los extranjeros: tiene como contenido penal principal la agravación de las penas en los supuestos de reincidencia y habitualidad. Esta norma. Vista y no vista fue. de modifica● ● A la vista de todas estas novedades CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA Nº145 ■ . de 23 de diciembre. ● Anterior a esta ley orgánica. Frente a tal silencio y aun a riesgo de p inoportuna. esta ley orgánica no sólo ha elevado el límite máximo de cumplimiento de la pena. A lo ha dicho el Tribunal Constitucional. claramente minoritarios. asimismo. y proscribió expresamente la pena de muerte. es. al tercer grado penitenciario y a la libertad condicional. en su tarea de modificación del Código Penal. pero de vigencia posterior. Las severas pegas de legitimidad que suscita esta medida y las reticencias de ciertos sectores de la sociedad. la elevación de las cuantías de defraudación o de beneficio que delimitan el delito de la mera infracción administrativa en la defraudación fiscal y en el abuso de información privilegiada en el mercado bursátil. la cuestión que se desea plantear en este artículo es la siguiente: si 34 este apoyo aparentemente tan sólido a penas tan duras –y eventualmente incluso a la cadena perpetua en sentido estricto o a la pena de muerte– es. Como su nombre indica. a decir de las encuestas. Alguna de las medidas que contempla esta vasta modificación del Código Penal de 1995 evoca el expeditivo modo con el que la Reina de Corazones resolvía los conflictos del País de las Maravillas: “¡Que les corten la cabeza!”. prohibió también la pena de muerte civil que comporta la cadena perpetua: si las penas de privación de libertad han de orientarse a la reinserción social (art. Aprovecha. en segundo lugar. de 25 de noviembre. y la agravación del delito de desórdenes públicos cuando se produzca con ocasión de eventos con asistencia de un gran número de personas. una de estas últimas reformas del Código Penal (CP) ha acercado la pena máxima de prisión (40 años íntegros y efectivos) a la cadena perpetua mediante el acuerdo de los dos grandes partidos estatales (PP y PSOE). que aprovechó la tramitación de la Ley de Arbitraje en el Senado para introducir en el Código Penal los polémicos delitos de convocatoria irregular de referenda y de financiación de partidos políticos disueltos por conductas relacionadas con actividades terroristas. vino pronto acompañada de otras tres. la penalización de ciertas modalidades de facilitación del acceso indebido a servicios de radiodifusión sonora o televisiva. 15). La relegación a la historia de estas dos penas ha sido objeto de un sólido consenso que se ha visto permanente amenazado por la brutalidad de los atentados terroristas. 25. suprimiendo el arresto de fin de semana. del Código Penal. de 30 de junio. por la que se modifica la Ley Orgánica 10/1995. además de emocionalmente explicable. ción de la Ley Orgánica del Poder Judicial y del Código Penal. racionalmente aceptable. que gozó del apoyo parlamentario del Partido Socialista. la extraña gestación de la Ley Orgánica 20/2003. la elevación a delito de ciertos supuestos de maltrato de animales. que afecta a casi doscientos artículos del Código Penal. en fin. la Ley Orgánica 15/2003. Esta norma. ya sin dicho respaldo. reforma el sistema de penas. va de suyo que no cabe en nuestro sistema la prisión de por vida. de 23 de noviembre.2 de la Constitución) y si nadie puede ser sometido a una pena inhumana (art. parecen haber quedado enmudecidas por el horror vivido en Madrid el pasado 11 de marzo. Tal racionalidad no puede ser otra que la que proviene de la eficacia preventiva de tales penas y de su congruencia con los valores fundamentales que hemos adoptado como punto de partida para organizar nuestra sociedad. esta ley orgánica para realizar algunas modificaciones en el catálogo de delitos. Afortunadamente.

234 y 244 CP). Algunas de ellas afectan al principio de legalidad entendido como exigencia de que sea el Parlamento el agente único de las normas penales tras un debate en su seno. en f parece soslayado por la sustitución de la pena de arresto de fin de semana por estancias breves en prisión.2 CE). si es “bueno”: acerca de si esta nueva severidad sirve para lo que dice servir sin ruborizar al sistema constitucional de valores. El mandato de resocialización en la ejecución de las penas privativas de libertad (art. Otras medidas resultan de una dureza desproporcionada. además y sobre todo.1 CP). 65. quisiera ligar la cuestión enunciada acerca de la justificación de la pena de prisión de 40 años con otras tan próximas como diferenciadas. porque su trascendencia.1 CP)1. los malos tratos en el ámbito doméstico o la reincidencia en el delito. laboral y social mucho más intenso. queda lejos de la que supone la previsión de una pena de prisión casi de por vida. como ya se ha señalado. ante problemas tan graves y persistentes como son el terrorismo. 31. por ejemplo. Frente a las legítimas aspiraciones de utilidad en la prevención de los delitos no debe desdeñarse la calificación moral que el modo de prevenir merece. como la expulsión casi forzosa del extranjero sin residencia legal en España en sustitución de una pena de prisión inferior a los seis años (art. 147. 89. 153 CP). 25. pues éste es el trasfondo del efecto severamente agravatorio de la reincidencia (art. En efecto. o no se entienden bien desde la perspectiva de la igualdad. instrumentada sin discusión parlamentaria por la vía de la coNº 145 CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA ■ rrección de errores (BOE núm. la vigencia de los principios constitucionales que demarcan lo que pueden hacer los poderes públicos a través del derecho penal. si no cuestionan. Cuestión de principios 1 A esta expulsión se le añade una prohibición de regreso a España por un periodo de 10 años. porque tienen que ver con la relación entre eficacia y valores. y aquél (la responsabilidad por el hecho ajeno) es el sustrato de la imposición de una pena de multa a la persona jurídica en cuyo nombre o por cuya cuenta actúa el autor del delito (art. que provocan en el condenado un desarraigo familiar. de 16 de marzo). a través de una enmienda en el Senado a la Ley de Arbitraje. Próximas. No se trata de evitar el delito a toda costa (no. No parece que ello fuera así con la punición específica de la convocatoria ilegal de consultas populares (Ley Orgánica 20/2003). 234 y 244. con penas de muerte o de amputación de miembros o con castigos a los familiares de los delincuentes o con tortura 35 .1.1. so pretexto de eficiencia. Queda también cuestionado el elemental principio de que uno sólo puede ser sancionado por lo que él hace y nunca por lo que hacen otros o por su manera de ser (principio de culpabilidad). Se trata de que en el amplio grupo de reformas penales destacan algunas otras que. introducida. 66. frente al texto que había sido aprobado en el Senado y en la votación final del Congreso.penales. diferenciadas. la principal receta que prescriben las últimas modificaciones del Código Penal es la de un sensible endurecimiento de las penas sin suficiente reflexión acerca de si ello es eficaz y. como la indiscriminada elevación a delito de toda falta violenta entre ciertos parientes (art.2 CP). con ser grande.5º CP) y de la habitualidad (arts. rebajan. ni con la reintroducción de los delitos de reiteración de faltas de hurto y de hurto de uso de vehículos (arts.

Harvard University Press. la más impacCLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA Nº 145 ■ 36 . Del valor “seguridad jurídica” y del valor de la democracia como decisión popular surge el principio de legalidad. por eso se enfatiza la protección de la información. a la capacidad de elegir y de materializar planes de vida (de respeto a la libertad de cada uno para elegir los caminos que le lleven a lo que entienda como su enriquecimiento. Una cadena casi perpetua 2 A Theory of Justice. de la autonomía personal. sancionarlas y ejecutar las sanciones. Por ello.¿QUE LES CORTEN L A CABEZA? como medio de investigación). Así. Este breve catálogo de valores fundantes de un criterio democrático de legitimidad supone ya en sí mismo todo un programa de política criminal. resultará que no podrá penarse a nadie sin previo aviso de que la pena era una consecuencia jurídica prevista para su comportamiento. la dignidad de la persona exigirá que sólo pueda sancionarse a alguien por lo que ha hecho en el uso normal de su autonomía: sabiendo lo que hacía. por eso se proscribe la intromisión pública o privada en los asuntos de cada uno y se promueven las condiciones para que cada uno proceda a su realización personal en el modo en el que quiera concebirla. si las leyes son inseguras. La dignidad de la persona inspira el principio de culpabilidad. y el mandato de resocialización. y orientan las normas concretas. como acentúa Rawls. como sabe cualquier persona que haya sufrido la experiencia de vivir amenazado. 239. si –en afirmación ya clásica– el Código Penal es el reverso de la Constitución. Junto a los valores básicos de la libertad. siéndole exigible una conducta inocua al- ternativa. Por eso se postula su participación igual en las decisiones colectivas. de modo que los ciudadanos no tengan que avergonzarse tanto del modo de reaccionar ante el delito como del delito en sí y se vean tentados a pensar que tan malo es el remedio como la enfermedad. y –en lo material– un sistema de respeto a la autonomía de las personas. lo es tanto por los bienes que protege como por el modo de protegerlos. Es finalmente el valor general de la libertad. va de suyo. la expresión y la participación en los asuntos públicos. Ya señalaba Beccaria que la incertidumbre acerca de la conserva- ción de la libertad puede convertirla en inútil3. habrá que convenir que la dignidad de la persona exigirá la abolición de la prisión excesivamente prolongada y. en fin. Cambridge (Massachusetts). Así. Así. sometida como queda al autorrecorte de la propia libertad y al imprevisible acecho de las sombras de un mal. normas abstractas que vertebran el ordenamiento. El derecho penal no sólo manifiesta de un modo especialmente expresivo los valores de una sociedad en las conductas que va a considerar intolerables. las integran y coadyuvan a su determinación. resultará que sólo podremos justificar la pena en la medida en la que constituya un instrumento imprescindible para salvaguardar más libertad que la que restringe. 3 En el capítulo I de De los delitos y las penas. 1971. resultará también que la cuestión relativa a qué comportamientos deben penarse y cómo deben penarse es una cuestión de la organización colectiva tan trascendente que sólo deberán decidirla los representantes directos de los ciudadanos. figura también el de la seguridad como componente esencial de un criterio democrático de legitimidad del derecho y del Estado. de la pena de muerte. Del valor de la igualdad se deriva el principio de igualdad. sino también en el modo de perseguirlas. porque. es porque se erige sobre la idea de la dignidad y la autonomía igual de todos los ciudadanos. por eso se impone la adopción de las decisiones mayoritarias. La discusión en torno a los principios que deben vertebrar el sistema penal ha alcanzado un cierto consenso a partir de los valores de seguridad. Así. la dignidad y la igualdad. Por otro lado porque. la proscripción de las penas inhumanas y degradantes. por supuesto. De entre las reformas del Código Penal de la anterior legislatura. si la autonomía personal es un valor esencial del sistema y la norma penal consiste precisamente en recortar esa libertad mediante la amenaza y la sanción. Así. su sosiego). La seguridad. Las directrices de actuación jurídica que acabo de citar conforman en realidad un catálogo de principios. es también el valor de la dignidad el que impone moralmente al Estado una estrategia penitenciaria que ofrezca al preso mecanismos que posibiliten que su posterior vida en libertad se desarrolle al margen del delito. La vía de penetración de los valores hacia el ordenamiento la constituyen los principios. y como parte esencial de ella la seguridad jurídica. sino de hacerlo de un modo acorde con la identidad valorativa esencial de la sociedad. Por un lado. sin olvidar que la pena de prisión es en sí poco acorde con la naturaleza humana. autonomía personal. tiene una íntima relación con los valores de la libertad y de la dignidad. Así. pág. nuestra libertad es insegura2. de las penas corporales e infamantes y. una vida insegura difícilmente va a poder ser una vida digna. queriendo hacerlo. igualdad y dignidad de la persona que están en la base de un criterio democrático de legitimidad del derecho. Si la democracia es – en lo formal– un régimen de organización política basado sobre la decisión mayoritaria y en el respeto a las minorías. su plenitud. el que informa el principio de proporcionalidad o de intervención penal mínima.

o 40 en lugar de treinta. y un fracaso radical de las instituciones penitenciarias en su estrategia resocializadora. 30 o 40 años sea superior al doble de esta pena limitada. no puede negarse que. La cuestión no es si esta reforma persigue una meta loable.). La cuestión es si son necesarios los tan contundentes medios de que dispone para ello. el cómputo del tiempo en prisión necesario para poder disfrutar de permisos de salida (la cuarta parte de la condena). la pena no es más que una amenaza condicional que trata de intimidar a los que conciben o pueden concebir intenciones delictivas y de reafirmar a los que no las tienen. desde luego. Esta excepción tiene a su vez un límite para los condenados por delitos de terrorismo o cometidos en el seno de organizaciones criminales. que seguiría dispuesto a la comisión de delitos después de muchos años de prisión. So pena de maltratar el sentido común. que es siempre un requisito para la concesión de la libertad condicional para el que no existe previsión alguna de supresión de plazos por cumplimiento de los 70 años (art. No es mucho mejor el panorama frente al terrorismo etarra. del tercer grado penitenciario (la mitad de la condena. La ley que introduce estas reformas expone como motivo principal de la misma “el de lograr una lucha más efectiva contra la criminalidad”. Más allá de la alegría con la que a veces mencionamos las cifras. en el peor de los casos para ellos. A la hora de evaluar la eficacia del fuerte incremento (en 10 años) de unas penas de prisión ya muy prolongadas (de 30 años). Que ante la misma probabilidad de imposición es sensiblemente más disuasoria una pena de 12 años que una de dos es tan obvio como dudoso resulta que haya una diferencia relevante en cuanto a su eficacia de prevención general entre una pena de 30 años y una de 40. 104. el efecto preventivo de una pena aumenta con su gravedad. Tan cierto como lo anterior. Por una parte. cuyos agentes suelen actuar con la esperanza de que. en buena parte de los casos (siempre que el delincuente no sea joven en el momento de la sentencia). a la obvia aspiración de eficacia en la lucha contra el crimen. frente a un terrorista dispuesto a entregar su vida por su causa en lo que él entiende como una inmolación. el efecto de inocuidad hacia fuera queda en parte compensado con la falta de estímulos para no hacer imposible la vida de los func del centro penitenciario o de otros reclusos en quien apenas atisba esperanzas de volver a vivir en libertad o de anticipar la misma por méritos propios. en algunos casos. de cara a justificar 30 años de prisión en lugar de 20. como “la flexibilidad en el cumplimiento de las penas y los beneficios penitenciarios (. lo que sería intolerable es la ausencia de tal finalidad. Por otra parte. Al fin y al cabo. y son más eficaces cuanto mayor sea el mal que prometen y cuanto más probable sea su acaecimiento si la condición se cumple. con una negociación que condicione el abandono de las armas por parte de la organización en la que se integran a la libertad de sus presos. de posibilitar con ello que los ciudadanos puedan vivir confiados en la vigencia de las reglas fundamentales que conforman la sociedad: confiados en un mundo en el que. Bien al contrario. caso de ser detenidos y condenados. robar o defraudar a la Hacienda pública. Sobre el severo endurecimiento punitivo destaca el hecho de que ciertos condenados podrán pasar 40 años dentro de los muros de una prisión. Este nuevo cálculo sobre la pena inicial no limitada. la pena máxima era de 30 años de prisión. y tan acorde con las intuiciones más elementales.. sólo pendiente de la Nº 145 CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA ■ posibilidad de acceso a la libertad condicional por cumplimiento de los 70 años de edad4: “Lasciate ogni speranza. por ejemplo. y las limitaciones que se establecían para su dulcificación se referían sólo al paso a la situación de libertad condicional. que en caso de penas muy elevadas hace ilusorio cualquier acortamiento o dulcificación. una cadena casi perpetua. es obligado en principio. cualquier pena. aunque revisable posteriormente y sustituible por el cómputo sobre la pena limitada si el juez de v Penitenciaria lo considera necesario para la reinserción social del preso. que no podrán acceder al tercer grado antes de cumplir cuatro quintas partes de la condena (antes de los 32 años si la pena era de 40) ni podrán disfrutar de la libertad condicional antes de observar siete octavas partes de la pena (antes de los 35 años sobre una pena de 40). esencial al propio Estado de derecho. Poco poder disuasorio puede desplegar una pena. no cabe matar. es que la intensificación de la prevención no corre paralela a la intensificación d la pena o. y frente a otras alternativas. a la prolongación de la prisión. La pregunta es si lo que ganamos con una mano lo estamos perdiendo con la otra. siquiera sea por la dificultad psicológica de proyectarse vitalmente a tan largo plazo. 37 . frente a la cuarta parte anterior) y de la libertad condicional (las tres cuartas partes de la condena o. Esta evidencia merece s matizada en dos sentidos.JU A N A N TONI O LASC URAÍ N SÁNC HEZ t dos supuestos un condenado cumpla una pena de 40 años de prisión de una forma íntegra –sin acceso a una vida en libertad e la última fase (libertad condicional)– y efectiva (sin disfrutar de permisos de salida ni de las amplias posibilidades de actividad externa que supone el tercer grado penitenciario). Nada puede objetarse.. voi che entrate”. dotando al ordenamiento penal de “una respuesta más contundente” a los delitos más graves e impidiendo que ciertos mecanismos de resocialización del penado. debe tomarse en cuenta además la refracción motivacional que a este tipo de penas oponen cierto tipo de delincuentes. insultar. su largo encarcelamiento se verá interrumpido por el triunfo de sus aspiraciones políticas o.3 del Reglamento Penitenciario). presupone una gran perseverancia en el ánimo criminal del condenado. éstas son tanto más graves cuanto más eficaces sean. precisamente los destinatarios expresos de las mismas. 4 Esta posibilidad puede quedar obturada por la imposibilidad de acceso al tercer grado penitenciario. no va a poner más bombas. Junto a este disminuido efecto de prevención general de la pena (prevención frente a delitos de otros) queda el efecto de prevención especial (frente a otros delitos del penado) que supone su propia estancia en prisión: mientras esté en la cárcel el terrorista no va a atentar contra nadie. las dos terceras partes) se realizará sobre la pena inicial (la que impuso la sentencia antes de l limitación). como enseña el propio Código Penal cuando tipifica los distintos delitos de amenazas. se conviertan en meros instrumentos al servicio de los terroristas y los más graves delincuentes para lograr un fin bien distinto” (exposición de motivos de la Ley Orgánica 7/2003). en virtud de lo que dispone la propia reforma. nos merece la pena el coste de su utilización medido en los mismos valores que pretendemos preservar. Con el nuevo articulado se dispone de un modo ciertamente abigarrado que cuando la pena fijada en la sentencia antes de los límit que se disponen como máximos de 25. Hasta ahora. si se mantiene la probabilidad de aplicación. ésta de los 40 equivale a la mayor parte de la vida adulta de una persona y supondrá. y si en tal caso. Y. El galimatías anterior no debe ocultar el dato principal que aquí deseo subrayar. al menos –dejando la execrable pena de muerte aparte–.

una directriz que apunta a la progresiva supresión y dulcificación de la privación de libertad como contenido de la pena. lo 38 cierto es que su catalogación como principio supone que estamos seguros de la bondad de su intangibilidad y que por ello hemos guardado ya nuestra balanza. el elenco de penas debería ser ampliado hacia arriba en la escala de la gravedad. cosa que se revela harto improbable a la vista de que la concesión de cada beneficio ha requerido siempre un pronóstico razonable de abandono de toda intención delictiva. Barcelona. significa que el punto de partida (por principio) es que nunca se puede torturar y no simplemente que “en principio” no se pueda tortur Pues bien: si la pena íntegra y efectiva de 40 años fuera una pena inhumana. tercer grado penitenciario) o acortamiento (libertad condicional) de la misma. como enemigos. como no personas. pág. Derecho Penal. sería bastante tonto no dirigir el CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA Nº 145 ■ .). y. por todos Cerezo Mir: Estudios sobre la reforma penal española. Madrid. este planteamiento no d de ser prevencionista. en su traslado al derecho penal. supone una frontera irrebasable de la aflictividad de la pena. como proscripción de las penas inhumanas. Si algo nos dicta la experiencia en esta materia no es que las organizaciones terroristas hayan utilizado estos beneficios para sus propios fines. Sea porque estimemos que tal sacrificio es siempre valorativamente negativo. Se referiría a la medición 5 Entre los penalistas es constante y generalmente compartida la afirmación de que las penas de prisión superiores a los 15 años de duración suponen un grave deterioro de la personalidad del penado. familiares y sociales de quienes cumplen penas de prisión. Cfr. bastante menor de la que aparenta. No es ajena a la inconmovibilidad de esta idea. el problema de legitimidad que tiene hoy nuestro ordenamiento penal. a la vez que impugna el punto de partida del prevencionismo penal limitado por ciertos principios de justicia y de humanidad. en cuanto mandato de optimización. pero que sí contribuyen a explicar su conducta. Que la proscripción de la tortura sea un principio. Se trataría de una objeción al propio punto de partida valorativo del que hemos partido como derivado de un criterio democrático de legitimación del derecho: ¿por qué no imponer penas inhumanas cuando ello venga indicado por razones preventivas elementales? Ya he señalado por qué considero que no están aquí en juego razones preventivas elementales. Reppertor. 159 y 170 y sigs. utilitarista. si una pena potencialmente íntegra de 40 años no es una pena inhumana. Como señalaba Alf Ross. no se entiende bien qué se pierde con una serie de medidas que. sino más bien al contrario: que estas instituciones de resocialización son. la asemeja a la pena de muerte. sí que puede convenirse que ese límite parece estar. que son objeto de boicot por las propias organizaciones terroristas y que por su propia lógica hacen que sean muy pocos los casos de regreso a la actividad criminal (y. Asegurado el efecto de prevención general con penas de 30 años de prisión. en todo caso. Y si bien es cierto que no es fácil dibujar esa frontera en abstracto. sino su aplicación al caso concreto. que hace que las penas que decidamos hoy puedan terminar recayendo mañana sobre nosotros mismos. dirigidas a los autores de delitos c en el seno de una organización. daña insoportablemente alguno de los valores esenciales que nos definen como colectivo y sobre los que hemos edificado nuestra convivencia. 673. irredimible por razones puramente preventivas. La cuestión no es sólo si la nueva severidad es útil. El mismo principio en su función de límite. es bastante poco acorde con una naturaleza humana de la que predicamos precisamente la libertad como rasgo más específico. si así fuera.¿QUE LES CORTEN L A CABEZA? Esta última afirmación traslada la reflexión en torno a la racionalidad de la pena de 40 años de prisión a la relativa a la supresión además de toda dulcificación (permisos de salida. Corolario de todo lo anterior es que l eficiencia que se predica de la elevación y el endurecimiento de las penas máximas es. por vulnerar alguno de los principios fundamentales que gobiernan el derecho penal. de la humanidad de la nueva pena. Mir Puig. La segunda no negaría la inhumanidad de la pena pero sí el principio mismo. Negaría que fuera ilegítimo imponer penas inhumanas a delincuentes que han mostrado su radical inhumanidad con la comisión de los delitos más graves. y si según la propia Constitución existen penas inhumanas distintas a la pena de muerte. Debe recordarse ahora que la razón moral básica por la que nunca debe penarse inhumanamente a un ser humano reside en el valor fundamental de la dignidad igual de todas las personas. Tampoco es ajena a la proscripción de las penas inhumanas la duda acerca de si el delincuente es enteramente responsable de su delito. Y el problema. porque son el resultado de una ponderación valorativa en la que hemos decidido que su sacrificio no merece nunca la pena. Cierto es que el juicio sobre la inhum de la pena es un juicio relativo y que desde cierta perspectiva cabe afirmar que la pena de prisión. la inicial utilidad preventiva devendría en inutilidad final en términos de valor. (Tecnos). lo que persiguen fundamentalmente es separar al penado del grupo que le cobijó y que todavía pretende recuperarlo. los autores de los delitos más abominables deberían recibir penas más severas que las que se asignan a otros delitos ya muy graves. y ahora de 40. Vistas así las cosas. que sacrifica la manifestación más elemental de la libertad. la pregunta es más bien la siguiente: desterradas históricamente las penas corporales. sea porque estimemos que lo que es valorativamente útil es el mantenimiento del principio como norma que no admite excepciones. considera que el servicio que debe prestar la pena a la consolidación de la sociedad es la retribución íntegra del delito. ¿en qué consiste entonces una pena inhumana? Al planteamiento anterior se le pueden hacer dos objeciones. Por ello. A los principios los llamamos principios precisamente porque. sino de principios. Porque. sino también si es axiológicamente tolerable. Que en general existen factores distintos a su mala voluntad. Parte general. en la duración que. como muy poco. instituciones de la lucha antiterrorista. El principio de humanización del castigo es así. 1993. La objeción principal a esta desafortunada reforma no es. por ello. cuando menos. págs. sólo por ello sería una pena axiológicamente inaceptable. por la desesperanza que supone y por la destrucción de la personalidad que comporta5. toda pena de prisión. 2002 (6ª ed. sin embargo. que nunca pueden ser despojadas de tal condición para pasar a ser c como no ciudadanos. La primera no cuestiona el principio. Cabe aún sostener las penas más dur desde una perspectiva que. es que es una pena inhumana. salvo colisión con otro principio. por ejemplo. la ignorancia rawlsiana de nuestra posición futura –¿delincuente o víctima?– a la hora de prever los castigos. menos que los del grupo de quienes no han disfrutado de tales beneficios). En realidad. son innegociables.. por ello mismo. La cuestión es si esa severidad. lo corrobora una simple ojeada a las estadísticas relativas al nivel económico y cultural o a los antecedentes vitales. que no justifican la comisión del delito ni disculpan a su agente.

pág. 320. Su mayor debilidad es el cimiento empíricamente refutable sobre el que se edifica la contundente estrategia punitiva: que la prevención requiere una reacción equivalente al delito y en ningún caso una menor. y si por ello se diseña un parsimonioso procedimiento de elaboración de las leyes9. 8 Boletín Oficial de las Cortes Generales. 152. constituye una burla de la institución parlamentaria el someter a discusión el establecimiento de nuevos delitos (convocatoria ilegal de referenda. núm.. 142. no ya en el propio presupuesto de que el sujeto es plenamente responsable. Si. 27 en Claves de Razón Práctica. de hecho. por obvias razones de seguridad jurídica –el de la Ley Orgánica 15/2003 es de casi un año–. ¿qué se hará entonces?. no ya en que rebaja la idea de dignidad humana. fácilmente cognoscibles y fruto de un pleno debate de nuestros parlamentarios. con los nuevos tipos de hurto (art. normalmente muy superior al general de 20 días. como ya se ha señalado. que. 12 de noviembre de 2003. “el más inmediato y elemental sentido que tiene la actividad parlamentaria” es el de “traer a una arena común intereses y convicciones diversas. Lamentable error sustancial que palidece ante el que generó su remedio: con olvido de la mística y de la técnica parlamentaria se decidió obviar el voto de nuestros representantes. que es lo que procura una legitimación última de la pena en la propia libertad del sujeto para no delinquir o para hacerlo y para asumir así el riesgo de la pena. Racionalidad instrumental para medir los efectos preventivos reales de la pena y para no pedir a la misma una eficacia que sólo puede suministrar la actuación social y policial. que las aprueba. Tanta prisa corren y tan ciega es la confianza que se deposita en ellas que no sólo se jibariza su debate. Esta supresión fue tan invo- luntaria como efectivamente aprobada por el Senado7 y por el Congreso8 en la votación final del texto. para no sancionar el delito con los mecanismos que deploramos en el delito. VII Legislatura. 263. En la misma línea de preocupante desapego a la labor parlamentaria debe enmarcarse la reforma del Código Penal operada por la Ley Orgánica 20/2003. que compiten en la dureza de sus reacciones. Ese molesto Parlamento 6 Con cita de Séneca: “Nemo prudens punit quia peccatum est. que o bien deviene inconmovible en razón de la cantidad y la calidad de pena o bien resulta sacrificable a los pies de la adecuada prevención. 5 de noviembre de 2003. acabó sustituyendo éstos en su totalidad. De estos objetivos son de los que se preocupa. financiación de partidos políticos disueltos por conductas r con los delitos de terrorismo) sin propuesta previa ni proyecto. y en el Parlamento. E poso que dejan los modos relatados de reformar el Código Penal es el de que para la mayoría parlamentaria que los impulsa el debate legislativo no es una vía para la mejora y la aceptación social de las normas. en AA. Este prevencionismo radical e ingenuo sitúa la intervención punitiva del Estado en una pendiente deslizante que parece haber apurado ya los m que la Constitución permite para el castigo. Esto es lo que pasó. El rasgo diferencial del retribucionismo no es su olvido de la prevención. eliminando con ello sus segundos párrafos. de 16 de marzo). Los pies de barro de esta teoría radican no ya en que genera cierta tendencia a la asimilación moral entre Estado y delincuente. No se trata de hacer que se hace algo. 145-16. Preocupante era ya el punto de partida de esta amplia reforma del Código Penal. emblemático como ninguno del Estado de derecho. ¿Imponer sin rubor la pena de cadena perpetua? ¿Reformar la Constitución para reinstaurar la pena de muerte? Los fenómenos delictivos de gravedad extraordinaria que sufre nuestra sociedad no deben contrarrestarse con respuestas emotivas o puramente simbólicas. Congreso de los Diputados. El planteamiento de fondo es que la pena fracasa con cada delito. que convertían en delito la reiteración de faltas (cuatro en un año si el montante total superaba el límite general que separa en estas modalidades delictivas el delito de la falta –400 euros–). 244. 234. Astrea. El desmoronamiento moral de la sociedad que ello supondría sería así la primera victoria del modelo que proponen los delincuentes contra los que pretendemos luchar. Derecho. Buenos Aires. párrafo segundo) y de robo y hurto de uso de vehículos (art. 1976. enmendar sin él el texto aprobado y reincluir el delito de reiteración de faltas de hurto y de hurto y uso de vehículos a través de una mera. El periodo de preaviso de la amenaza penal. sino su esencia misma. y por una enmienda en fase ya muy avanzada de tramitación (en la discusión en el Senado) a una ley tan l de las preocupaciones penales como lo es la Ley de Arbitraje. Ed. núm. pág. se 7 Boletín Oficial de las Cortes Generales. 65.1. En ‘La finalidad del castigo’. consistente en escindirla en cuatro proyectos distintos que se tramitaban casi a la par. 145 (g). pág. 167 y 186. Lo que hizo la Ley Orgánica 11/2003 lo deshizo inadvertidamente la Ley Orgánica 15/2003. sino por vía de enmienda. Nº 145 CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA ■ 39 . VII Legislatura. el p de legalidad. Si el primero de los rasgos que llamaba la atención de las reformas penales es el de su dureza. sed ne peccetur”. Lo que la lucha contra el delito exige es racionalidad instrumental y racionalidad valorativa. Es por ello por lo que no debe tener límites hacia arriba y por lo que parece que debería terminar conduciendo a una simetría kantiana entre pena (ojo o diente) y delito (ojo o diente) y al lamento de que la pena de muerte sólo pueda aplicarse una vez al mismo sujeto. también en págs. Si en el futuro se siguen cometiendo delitos muy graves.JU A N A N TONI O LASC URAÍ N SÁNC HEZ derecho penal a la evitación futura de delitos6. pero nunca tan poderosa. La reforma de la cuantía máxima de las penas parece guiada por las ideas de que la anterior pena máxima (30 años) ha fracasado en su intento de prevenir los delitos más graves y de que este fracaso exige una pena más dura. Filosofía y Lenguaje. los elementales objetivos de que las normas penales resultantes sean irretroactivas. Esta estrategia dificultaba el conocimiento del alcance de las modificaciones penales y las sometía al riesgo de la incoherencia: al riesgo de que lo que se hacía con una mano parlamentaria se deshiciera con la otra. incluso contrapuestas. sino que se suprime su previa presentación. el segundo es el poco aprecio que suscitan en el Gobierno. que las promueve. VV.1. si –ojalá que no– se cometen nuevos atentados terroristas. en palabras del profesor Laporta. Senado. pretendiendo sustituir los párrafos primeros de los artículos 234 y 244. que la reacción a ese fracaso ha de ser penal y que esa reacción penal ha de consistir en el e de la pena. para tratar de hallar criterios aceptados por todos o por la mayoría para resolver los posibles conflictos y guiar las conductas”. corrección de errores (BOE núm. La proporcionalidad no es así un límite a la idea de prevención. para no sacrificar nuestros principios y valores en el a mítico de la prevención. párrafo segundo). sino más bien un engorro para la eficacia que se busca en ellas. 9 En ‘El deterioro de las leyes’. pág. Racionalidad valorativa para –valga el símil de cruda actualidad– no torturar para acabar con la tortura. sino su consideración de que ésta sólo puede conseguirse con la retribución proporcional del hecho.

no era la amputación de una pena de gran efecto preventivo y de pocas contraindicaciones. baja el arresto de fin de semana En realidad. que los dichosos 40 años de pena máxima no sólo se imponen contra el principio de proscripción de penas inhumanas. en el cumplimiento de la mitad de la pena impuesta para el acceso al tercer grado de los condenados a más de cinco años de prisión10. sino que se imponen de un día para otro. 328. que sí constituyen requisitos cuyo cumplimiento está en manos del cond Y no deben hacerlo si no se quiere rebajar el valor de la seguridad jurídica desde su significado propio de cumplimiento de una expectativa a la mera evitabilidad de una consecuencia negativa. párrafo 1º. que era una pena que combinaba un bajo efecto desocializador con el importante efecto preventivo que supone la aflicción propia de la privación de libertad no domiciliaria. a pesar de que en buena lógica punitiva responde a un delito leve o a una falta. según la exposición de motivos de la Ley Orgánica 15/2003. cuando sabemos lo que va a pasar en derecho. Las faltas habituales de lesiones. valorándose. de hurto. en comparación con penas más prolongadas de prisión. no estaba siendo “satisfactoria la aplicación práctica del arresto de fin de semana”. para evitar la desocialización del penado y para procu- 10 Es discutible que la disposición transitoria se refiera a esta medida. párrafo 1º. 147. las variables intervinientes en el proceso de clasificación penitenciaria enumeradas en el artículo 102. En efecto.1º. por poner un ejemplo. 146. Un breve ingreso en prisión acarrea la separación de la familia. 389.1. El efecto fuertemente agravatorio de la habitualidad y de la reincidencia es el último de los aspectos de la reforma penal reciente que deseo comentar entre los que orientan el sistema en sentido opuesto al que demarcan los valores y principios constitucionales. unánimemente criticadas por la doctrina. El catálogo de agravios al principio de legalidad tiene aún un último ítem en el expreso mandato de aplicación retroactiva de normas que restringen la libertad. por lo que señalan los principios de proporcionalidad y de resocialización. carece de sentido mantener esta pena por la única razón de evitar ingresos breves en prisión. una conducta de arrepentimiento activo? Suben la reincidencia y las penas breves de prisión. la disposición transitoria única de la Ley Orgánica 7/2003 señala que las nuevas exigencias de acceso a la libertad c y al tercer grado penitenciario –que consisten. La objeción a las penas breves de prisión parte de su intrínseca dureza más allá de su apariencia. 152. No debe serlo. Esto significa. con mayúsculas. la restricción del acceso al tercer grado a los presos que hayan cumplido la mitad de la pena. 310. rar una intervención penal mínima siempre será mejor una pena más leve que una pena más grave de similar eficacia. El problema de una pena de 15 días o de tres meses de prisión es que. el historial delictivo y la integración social del penado”. la estigmatización que comporta en el entorno social la percepción de la estancia en la cárcel y el riesgo d desocialización que supone el contacto con otros penados. ¿Es tolerable denegar el acceso al tercer grado al preso que. laboral y social del penado. 379. favorablemente calificadas. que a su vez se remite a “los requisitos previstos por el Código Penal”. Pero tampoco deben aplicarse a penas que ya se están ejecutando las nuevas exigencias de arrepentimiento activo o de pago de la responsabilidad civil para el acceso al tercer grado o a la libertad con- dicional. comenzando por la inversión de los recursos necesarios para erigir los establecimientos penitenciarios adecuados para su ejecución.4. en virtud de la aprobación de la reforma cor del Código Penal. 11 El art. Ciertamente. habían sido eliminadas del Código y habían sido suplidas en buena parte por el arresto de fin de semana. 289. 226. Si. en claro desmedro de su cognoscibilidad y evitabilidad. sino que desaparece. desde luego.¿QUE LES CORTEN L A CABEZA? redujo a un día en las leyes orgánicas 7/2003. del trato punitivo desproporcionado que ello comporta y de su peculiar potencial desocializador.1. el arresto de fin de semana no baja. por ejemplo. párrafo 2º. para la represión de ciertos hurtos no consideramos necesaria una prisión de seis meses. Constituye por ello una regulación peyorativa de la sanc de privación de libertad que no debe ser aplicada a las penas impuestas por hechos cometidos con posterioridad a su vigencia. hecho que depende del paso del tiempo y no de la voluntad del penado. 158.3 del Reglamento Penitenciario dispone que “(p)ara que un interno que no tenga extinguida la cuarta parte de la condena o condenas pueda ser propuesto para tercer grado. y es sustituido en la mayor parte de los delitos en los que figuraba por penas de prisión inferiores a los seis meses12.2. Nos sentimos jurídicamente seguros. t todas que sólo son suprimibles con la supresión de este tipo de penas y su sustitución “hacia abajo” por penas que no supongan la presencia continuada en prisión. ¿Qué hay tan en contra de las penas breves de prisión? Poco. 72. 11/2003 y 20/2003. sino la sanidad de su sistema aplicativo. 227. reuniendo los demás requisitos legales. que siempre serán preferibles a ingresos inútilmente alargados. 184. es criticable que la reforma haya rebajado la frontera mínima del ingreso en prisión de los seis a los tres meses para compensar la desaparición a su vez poco explicable del arresto de fin de semana. en buena parte o en su totalidad. 526 y 558. 104. 9. la pérdida del puesto de trabajo. tiene unas consecuencias muy graves en la vida familiar. en la satisfacción de la debida indemnización de la víctima. 514. en esencia. deberá transcurrir el tiempo de estudio suficiente para obtener un adecuado conocimiento del mismo y concurrir. desde luego. 386.5 de la Ley Orgánica General Penitenciaria. y no sólo cuando podemos evitar sobre la marcha consecuencias jurídicas de nuestros actos que no estaban previstas cuando los realizamos. aunque podría entenderse que lo hace indirectamente al referirse al art. párrafo 3º. Con ello se desanda lo que estaba muy bien andado desde 1995: las penas cortas de prisión. lo que proc lo que exigía tal enfermedad. le faltaba una semana para el cumplimiento de una cuarta parte de su pena porque esta frontera general11 se acaba de elevar a la mitad de la pena? ¿Debe contrariarse la expectativa del preso de acceder por fin a la libertad condicional tan sólo porque le falta ahora. Si. especialmente.3) es el hecho de que la nueva regulación establece más requisitos para que el cumplimiento de una pena de prisión se cumpla en libertad en parte. 12 Esto es lo que sucede en los arts. con independencia del momento de comisión de los hechos delictivos o de la fecha de la resolución en virtud de la cual se esté cumpliendo la pena”. Tan tajante como el mandato constitucional de “irretroactividad de las disposiciones sancionadoras no favorables o restrictivas de derechos individuales” (art. y de hurto y robo de uso de vehículos de motor (cuatro en el plazo de un año) pasan a considerarse como delito (en los dos últimos caCLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA Nº 145 ■ 40 . en una conducta activa de arrepentimiento– “serán aplicables a las decisiones que se adopten sobre dichas materias desde su entrada en vigor. Por todo ello. 463. en el caso de condenados por delitos de terrorismo o cometidos en el seno de organizaciones criminales.2. No lo hace directamente. y.

A esta crítica en torno a la debilidad moral de la reforma sus agentes oponen básicamente la idea de seguridad. Este criterio se acerca peligrosa e insoportablemente a la idea de la responsabilidad por el carácter. se trata de un robo con fuerza en las cosas. lo que comporta una pena significativamente más severa. La pérd de valores de la normativa penal sería así el precio necesario de la eficacia que la sociedad reclama de las sanciones penales frente a la delincuencia más grave y frente a la delincuencia más frecuente. al que hasta ahora se le imponía una pena de dos a tres años de prisión. Juan Antonio Lascuraín Sánchez es profesor titular de Derecho Penal en la Universidad Autónoma de Madrid. Que el derecho penal debe ser eficaz en un sistema democrático es algo evident a partir de su propia naturaleza coactiva y de la dureza de sus consecuencias. No se trata ni puede tratarse de renunciar a la eficacia penal. pero también nos hacen vivir con vergüenza nuestra condición de miembros de una determinada comunidad política. Una reforma histórica El bucle de la reincidencia se cierra ahora acercando significativamente su regulación a su situación preconstitucional. Nos muestra cómo su efecto fuertemente agravatorio (imposición de una pena superior) fue eliminado por la primera de las grandes reformas del Código Penal que perseguían su adaptación a la Constitución. y tan opuesto al derecho penal del hecho. posibilidad que pugna con el cabal entendimiento del significado del principio de legalidad en un Estado de derecho”. 41 . sin embargo. puede hacer que el juez eleve la pena en un grado. Nº 145 CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA ■ La pequeña historia de la agravante de reincidencia resulta harto expresiva de la orientación de las recientes reformas penales. la extensión de la pena”. la reincidencia consistente en la condena previa por tres delitos similares. Tan rechazable como el criterio anterior es. que lo negaba si se superaba “la gravedad de la culpabilidad” (STS de 6 de abril de 1990). parece inversamente proporcional a su racionalidad en los términos valorativos que esa misma sociedad toma como punto de partida. sino que puede aumentar en f del nivel de socialización del sujeto. se le podrá imponer una pena de tres a cuatro años y medio de prisión a partir de la vigencia de la Ley Orgánica 11/2003. es decir.JU A N A N TONI O LASC URAÍ N SÁNC HEZ sos si el montante total de lo sustraído es superior a 400 euros). Las penas bárbaras pero eficaces quizá nos hagan vivir mejor. De un lado está la idea de que la cuantía de la pena no depende de la culpabilidad por el hecho concreto (de la gravedad de la concreta conducta y de la actitud de su agente hacia ella). de por sí contraria al principio non bis in idem. de lo que se trata –y de lo que trata este artículo– es de conocer cuál es esa eficacia penal. La de constituir el más severo retroceso en muchos años en la consecución de un derecho penal más justo y más humano. la aplicación retroactiva de leyes que inciden en la libertad de los ciudadanos y la reimplantación de la prisión breve como sustitución del arresto de fin de semana caminan en la dirección opuesta a la que había llevado el ordenamiento penal desde la aprobación de la Constitución y en virtud de la aprobación de ésta. Este mismo es. al derecho penal de autor. el que sostiene que el plus punitivo que se asigna al reincidente encuentra su razón de ser. es la consecuencia de ciertos prejuicios latentes que difícilmente estaríamos dispuestos a defender explícitamente. Esta aceptación. para determinar el grado de imposición de la pena y. precisamente por ello. se ha mostrado además como poco eficaz solución en el tratamiento d la profesionalidad o habitualidad delictiva. como ya se ha indicado. que no permitía elevar la pena. Con la agravación por reincidencia pasa en cierto modo como con la pena íntegra y efectiva de 40 años para los terroristas: que su crítica se topa con la comprensión social que suscitan. a la noción de la responsabilidad por la propia conducta que subyace a una concepción democrática de organización de la sociedad. de otro lado. que hasta ahora suponía la imposición de la pena en su mitad superior. La idea de que la pena para el reincidente ha de ser mayor que la pena que se impone por el mismo hecho para el delincuente primario. no en su carácter. No se trata de renunciar a la seguridad. Pero. puesto que conduce a que un solo hecho genere consecuencias punitivas en más de una sola ocasión. dentro de los límites de cada grado. al reincidente. que ni aumenta sin más con el aumento de las penas ni puede sustituir con su potencial fiereza las prestaciones propias de las medidas policiales y sociales. Si. y fue determ i n a n t e p a r a q u e e l Tr i b u n a l Constitucional no apreciara su inconstitucionalidad (STC 150/1991): constituyó un presupuesto de su decisión el que la reincidencia sólo había de ser tenida en cuenta por los tribunales “dentro de unos límites fijados para cada tipo penal concreto y su respectiva sanción. la generación de normas no debatidas o insuficientemente debatidas en el Parlamento. Por su parte. tan caro al antiguo régimen y a ciertos regímenes totalitarios. sin renunciar a los valores que nos conforman como sociedad y que deben ser reafirmados en la administración del castigo: en lo que se pena y en cómo se pena. Este efecto moderadamente agravatorio fue incluso cuestionado por el propio Tribunal Supremo. en su momento sancionados. Resulta así que estos mismos hechos (idem). sino en sus hechos: en el delito o delitos anteriores. Un panorama de “cárcel para nada” se antoja intolerable en un sistema presidido por la idea de libertad. porque el reincidente “no ha tenido suficiente” con las penas que se le impusieron por los delitos anteriores. Y de lo que se trata también –y lo que pretende subrayar este artículo– es de penar civilizadamente. se pasa de una pena máxima de 180 fines de semana a una de tres años de prisión. L reincidencia quedaba así como una circunstancia agravante más. por ejemplo. sino sólo imponer la misma pena en sus dos tercios superiores. Que además el derecho penal debe cambiar para ajustar sus objetivos a las nuevas demandas sociales de libertad y de seguridad en el ejercicio de la libertad es una afirmación que por su evidencia no merece discusión. La exposición de motivos de la Ley Orgánica 8/1983 de Reforma Urgente y Parcial del Código Penal señalaba que “(l)a exasperación del castigo del delito futuro. a ello se une la intolerabilidad de mantener una regla que permite llevar la pena más allá del límite legal de castigo previsto para la concreta figura del delito. En el caso de las lesiones. son de nuevo tomados en consideración a efectos punitivos: son de nuevo (bis) penados. por ejemplo. ■ [Agradezco a Alfonso Ruiz Miguel las inteligentes observaciones que hizo a la versión inicial de este artículo]. el sentido de algunos de los aspectos de la reforma. Es precisamente esta perspectiva valorativa la que debe situar la dimensión histórica de la reforma que reclaman sus impulsores. La pena íntegra y efectiva de 40 años de prisión. por la manera de ser.

La idea de Estado La noción moderna de Estado supone un órgano que concentre todo el poder. En el pensamiento griego el saber político pertenece a la filosofía práctica y la categoría central es la de justicia. en donde se concentra todo el poder de la sociedad civil formada por el conjunto de individuos a los que se les ha despojado de su poder originario. y luego la idea moderna de nación a finales del xviii. en los siglos xvi al xviii. pero también de la destrucción. A este respecto es menester insistir en que el concepto moderno de Estado no sólo antecede al de nación. Confrontados con los crímenes del nacionalsocialismo (el nacionalismo difícilmente podrá librarse de este estigma. el monarca. El poder permite. que han sido despojados del poder originario que tuvieron en el estado natural. se disiCLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA Nº 145 ■ . sino que sin él no hubiera sido posible. El concepto de sociedad. que suele identificarse con la persona del rey. El fundirse la nación con el Estado en el Estado nacional trae consigo el que a veces ambos conceptos. son creaciones específicamente europeas. es decir. Dos ideas deben quedar en el frontispicio de estas consideraciones: la primera. como en Francia. También el concepto de nación es anterior a la modernidad. pero que también se había convertido en su mayor víctima: dos guerras mundiales acabaron por destruirla. coincidiendo. Distinción que conlleva la de gobernados y gobernantes. aunque sea indecoroso identificar nacionalismo con nazismo o socialismo con estalinismo). tal como quiere la teoría contratualista. Téngase en cuenta que hablo de los conceptos moder42 nos de Estado y nación El concepto de Estado se emplea también en un sentido muy amplio. superar el nacionalismo en sus diversas formas parecía la tarea más urgente en una Europa que lo había engendrado. por el lugar de origen. la aparición del Estado moderno coincide con el desarrollo y consolidación de la Monarquía absoluta. distinción que resulta impensable tanto en la antigüedad como en la Edad Media. empeñados ahora en superar el nacionalismo agresivo de las primeras fases de la industrialización capitalista. en primer lugar. temporal o sobrenatural. ab-solutum. la bürgerliche Gesellschaft. es una adquisición de la modernidad. específicamente europeos. de Europa. no queden claramente delimitados. Primero surgió la idea y la realidad del Estado moderno. pretende elevar el saber político al de una ciencia en el sentido moderno. ya que los ciudadanos sin las instituciones. sin un Estado previo no hubiera podido surgir la idea de nación. como en una asam- blea) que supone un poder absoluto. sino el poder. natio. que el nacionalismo que termina por cuajar a lo largo del siglo xix es altamente responsable de la destrucción de Europa en las dos grandes guerras del siglo xx. Se trata de un poder absoluto. con caracteres lingüísticos y culturales propios. El Estado se define así como poder soberano (tanto puede radicar en una sola persona. poder que proviene de haber acumulado el de cada uno de los individuos que forman la sociedad (el poder. La modernidad. así como las instituciones sin los ciudadanos. Al definirse la sociedad civil negativamente.ESTADO Y NACIÓN EN UN MUNDO GLOBAL IGNACIO SOTELO A l término de la II Guerra Mundial se alzaron algunas voces anunciando el “fin de la era del nacionalismo”. de modo que. el espacio de ambos. Estado y nación son dos conceptos que nacen con la modernidad y. el término proviene del latín. o del Estado islámico. enemigos enfrentados en tres contiendas bélicas. en la que esta distinción se acerca a la noción de tiranía. en este sentido. De ahí la ambivalencia que comportan estos conceptos. Que en los años cincuenta se iniciara el proceso de integración europea fue posible gracias a que en una Europa devastada el nacionalismo pasase por sus momentos más bajos. en rasgos generales. grupo social que se remonta a los mismos antepasados: así. y así se habla de la polis como una ciudad-Estado. La segunda. en la universidad medieval los estudiantes se organizaban por naciones. como el socialismo del de Stalin. summa potestas. que la nación y su derivado. como la forma de organización política de una sociedad. uno sin cortapisas que lo limiten. disuelto o desprendido de cualquier otro poder. El concepto de polis incluía tanto al conjunto de los ciudadanos como a las instituciones. pese a que sus contenidos sean distintos. no son más que abstracciones fantasmales. pero en los dos casos. Sólo desde la perspectiva del poder cabe diferenciar el Estado. diferenciar sociedad civil de Estado. originariamente radica en el individuo) para quedar concentrado en uno soberano. por el hecho de verse despojada del poder. La sociedad civil designa al conjunto de los individuos. Sin la existencia previa del Estado no hubiera podido emerger el concepto de nación: la nación surge en una sociedad ya unificada políticamente por el Estado. y sobre todo a lo largo del xix. a la que Bodino llama soberanía. la civic society. el nacionalismo. es decir. y la categoría central no es la justicia. es decir. como es el caso del imperio austro-húngaro. básica en el pensamiento político de la modernidad pero de difícil encaje en la polis. o dentro de un mismo Estado emergen naciones diferentes. sobre todo en Francia y Alemania. De modo que hay que partir de la paradoja de que nación y nacionalismo hayan sido elementos fundamentales de la construcción. en cambio. Con el origen específicamente europeo de la nación está ligado el hecho de que surja como subproducto del Estado.

El poder es la noción que. los conceptos básicos que introduce la perspectiva del poder en la modernidad: el individuo. el poder únicamente aumenta o disminuye según mande sobre más o menos gente o sobre más o menos ámbitos de la vida individual. Este proceso de igualación formal. como el soporte que aguanta la concentración de poder proviniente de la sociedad. El poder es medible. la de individuo. que se concentra todo en el Estado. el Estado. La igualdad se incluye en la noción misma de sociedad civil. únicamente se distingue por la cantidad. la de poder encaja perfectamente en este procedimiento. Tres son. de sexo. la sociedad en su variedad concreta se volatiliza y deja tan sólo como poso una abstracción. Desde el enfoque cuantitativo que es propio del poder. de status. El que todo el poder se concentre en el Estado lleva consigo una igualación. la Nº 145 CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA ■ cuestión que queda pendiente es hacerla realidad más allá de la formalidad del derecho. El concepto cuantitativo de sociedad que impone la lógica del poder comporta una tercera noción. como la categoría central de la convivencia. ya que no elimina las diferencias reales de status social. como mera suma de individuos. más aún. conlleva algunas implicaciones sumamente graves desde el enfoque de la filosofía práctica. la cantidad es su única cualidad: un poder no se diferencia cualitativamente de otro (en la capacidad de imponer la voluntad de uno contra la del otro. formal y jurídica. La implicación más grave de la óptica del poder que introduce la modernidad es que en el proceso general de reducción de todo lo existente a una única dimensión cuantitativa reduce el hombre a la categoría de individuo como mera unidad física. primero. la sociedad como mera suma de individuos. ¿Qué podrá ser el hombre. en fin. anula todas las demás diferencias. y es que ambas pierden cualquier dimensión cualitativa y quedan reducidas a una exclusivamente cuantitativa. La noción de poder. si lo entendemos como individuo? Porque las definiciones que provienen de la filosofía clásica –“animal políti43 . La primera es que la introducción del poder. reduciéndolas a una sola: la relación asimétrica del que manda con el que obedece. Queda así programado en la modernidad el conflicto entre una igualación abstracta. la sociedad. con lo que cumple una función niveladora. con lo que se disuelve el concepto tradicional de lo humano. de sexo. y. aunque sólo sea en abstracto. disuelve las múltiples y muy variadas relaciones que configuran el entramado social. con el resultado de quedar igualados todos los individuos que constituyen la sociedad civil: todos son iguales por verse igualmente desposeídos del poder. es decir. permite diferenciar el Estado de la sociedad y. edad y otras características individuales. segundo. al no permitir otra diferencia que tenerlo o no tenerlo. entendida cuantitativamente. A la idea de sociedad le ocurre lo mismo que le había sucedido a la idea de naturaleza que impuso la modernidad. de riqueza. por tanto. de riqueza.pan las demás diferencias sociales. Proclamada la igualdad en la sociedad civil. de edad. Así como la noción de justicia rehúye un tratamiento cuanti- tativo. manteniendo las desigualdades reales. y el mantenimiento de las desigualdades reales. que completa el doblete Estado/sociedad. Justamente por ello resulta factible la introducción del método cuantitativo al estudio de lo humano. sedimento cuantitativo que queda después de la disolución de la dimensión cualitativa de la sociedad. no cabe establecer diferencias cualitativas entre mejores o peores poderes). la que disuelve la sociedad en una suma de individuos.

La modernidad destruye la base metafísica sobre la que se levantaba la ética material. corrigiendo en este punto básico a Hobbes. a la filosofía de los valores. Al erigirse la libertad en la categoría central. hasta el punto de que no es exagerado afirmar que la modernidad significa el fin de la ética material. es decir. es decir. Hobbes coloca el derecho como expresión de la voluntad soberana del Estado. (“animal político”. sin sacrificar la libertad a la seguridad ni caer en la guerra de todos contra todos. la libertad es el presupuesto de la razón. sirve por lo menos para enjuiciar las diferentes soluciones que vayamos dando a esta cuestión a lo largo de la historia. el individuo está tanto en el origen (contrato social) como al final de un largo proceso de abstracción en el que la sociedad y el Estado aparecen como simples mediaciones. desde luego. En el hombre se ha roto –en este sentido Rousseau lo llama “un animal enfermo”– la línea instintiva que permite al animal reaccionar automáticamente ante un estímulo con una sola respuesta. consiste en un alejamiento continuo de la comunidad de hombres libres e iguales que la filosofía práctica había enunciado como la polis ideal en la que el ser humano sólo podría alcanzar su plenitud. Porque tiene que elegir entre diversas posibilidades (incluso no decidirse por ninguna es una forma de elección. aunque tenga que reconocer que su solución sea inaplicable desde luego a los grandes Estados. si bien impide que perezca en luchas intestinas. por otro lado. la ciencia política tiene ahora que resolver la cuestión de cómo. de una definición de lo humano a partir del individuo radica en la misma noción de individuo. el derecho es la única dimensión de que disponemos para lograr una convivencia pacífica. los resultados en esta dirección han sido bastante magros. como mera unidad física? La dificultad. pero tal vez incluso a los más pequeños. acudiendo a la noción platónica del bien. es decir. la vida en la polis. pese a los muchos esfuerzos por restablecerla. es libertad (es la calidad que lo define). y. Describir el modelo ideal de una convivencia libre. Libertad y poder se presentan como categorías distintas. producto de la visión cuantitativa que impone la lógica del poder. exige un alto de grado de desarrollo social. necesidad de procurarse criterios propios para elegir y darse a sí mismo las pautas y normas de comportamiento. pero ya no entendida. sin por ello renunciar a la propia humanidad. la vida política. es decir. La civilización hace al hombre cada vez más desigual y. que no responden a ninguna forma de automatismo ni nos pueden venir impuestas por una autoridad CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA Nº 145 ■ . El primero. al modo hobbesiano. es decir. La democracia –nos advierte– sólo podría funcionar con espíritus puros como los ángeles. incluyendo todo su contexto social. sino. El individuo como libertad El fallo de Hobbes habría consistido en confundir la libertad con la voluntad de poder realizada. Se trata ahora de rescatar la libertad del poder. tal vez incluso incompatibles. Pero ¿qué podrá significar lo humano. el hombre. ponderar posibilidades y consecuencias. se mantengan la libertad y la igualdad originarias: la una dependería de la otra. de extrañarse de sí mismo. y. como tampoco se cansa de repetir. no se piensa más que en grupo. y la izquierda. La cuestión política básica que plantea la modernidad es cómo construir una convivencia en la que se haya eliminado la guerra y la inseguridad. por utópico que parezca. y puede distinguir entre el bien y el mal. La categoría central de la ciencia política pasa así del poder a la de libertad. Estas dos definiciones de lo humano. que es preciso entender la libertad no como poder. En la comprensión individualista de lo humano. como había sido la doctrina tradicional: porque el hombre es racional. la necesidad de partir de una convivencia previa: no se habla y. sino a la inversa. entendido como individuo. (Obsérvese que con este pensamiento nace la distinción entre la derecha. sin embargo. En el lugar que ocupó la ética en la filosofía práctica. claramente perceptible en la nueva comprensión de la libertad. Rousseau cree haber resuelto en el Contrato social la cuestión central de la modernidad de una forma tan creativa como original. sino que es libre porque tiene que decidir lo que quiere. y de ahí que haya que retrotraer la cuestión de la libertad a un plano anterior: no es libre porque puede hacer lo que desea (libertad igual a poder). que habla y se comunica) suponen un enfoque genérico. La razón no es la condición de la libertad. en rigor. La libertad ya no se concibe como poder. Sabido es que Juan Jacobo Rousseau sustituye la filosofía del poder por una de la libertad. y no a la inversa. como cálculo. El hombre es libre por naturaleza –“libertad natural”– y el despliegue de la civilización. que haya sido inútil el esfuerzo especulativo por conocer las condiciones en las que se realiza la convivencia libre. y “animal que tiene logos”. sería libre de elegir entre ambos. lo que permite distinguirlas. El hombre en cuanto es en último término libertad no puede resignarse a perderla. También para Rousseau. que Rousseau llama civilización. Una vez que se define al hombre como mera voluntad de poder. lo logra al precio de enajenarse. es decir. y la política como el afán de superar la guerra perpetua de todos contra todos que se deriva de esta comprensión del individuo como voluntad de poder. como poder de hacer lo que se quiera. El hombre no es libre si puede hacer lo que quiera. pese a la confusión actual). Y ello porque la libertad decrece en la medida que aumenta la desigualdad. que mantiene en el centro la idea del poder. por tanto.E STADO Y NACIÓN EN UN MUND O GLOBA L co” o “animal racional”– de ningún modo se adaptan a este planteamiento cuantitativo-individualista. por tanto. menos libre. es decir. El ser humano se diferencia de los demás animales precisamente por no saber a ciencia cierta lo que quiere. es decir. En su crítica de la civilización Rousseau recupera la dimensión moral de la convivencia política. yo diría imposibilidad. a la teoría aristotélica de las virtudes. se consiga una convivencia en paz y. cabría alcanzar una convivencia social en libertad. La modernidad. es decir. Pero ello no supone. Son muchas y de envergadura las consecuencias que implica la nueva comprensión de lo humano como individuo. poniendo de manifiesto que no es más libre el que más poder 44 tiene. La derecha argumenta desde el poder y la izquierda desde la libertad. en cuanto individuo. porque no sabe lo que quiere está obligado a reflexionar y pensar previamente: ratio. cuya huella es. de perder la libertad que en principio lo constituye. porque no sabe lo que quiere. Porque el hombre es libre –no le funciona ya la respuesta automática– tiene que ser racional. sino como autonomía: soy libre en tanto que me doy a mí mismo los criterios por los que decido las normas a las que se somete mi actuación. y un largo etcétera. al fin depurada de cualquier connotación teológica. que en este lugar coloca la libertad. el animal que en la polis alcanza la dimensión de lo humano. el hombre está condenado a ser libre) no le queda otro remedio que valorar los esfuerzos que requieren y las consecuencias que comportan las opciones posibles. Dos son los aportes de Rousseau que importan retener. porque tiene que elegir entre distintas opciones sin saber a punto fijo la que más le conviene. Punto de arranque de la filosofía práctica había sido el ser humano entendido en un sentido genérico. sino como autonomía.

justamente. además de la fidelidad a un mismo monarca. diferenciando los pueblos libres. sin embargo. Estado y nación se funden al constituir la nación el soporte social de la soberanía del Estado. por el pueblo y para el pueblo”. una noción cabalmente ética. si no está sometida a un poder extranjero. una voluntad que incluye en su horizonte el bien de los demás. dialéctica que da cuenta del proceso de civilización como la historia de la alienación del ser humano. Esta entidad colectiva capaz de expresar su voluntad es la nación. ya que la democracia sólo funcionaría en una sociedad ideal en la que la mayoría se hubiera previamente convertido en sujetos morales que son. En la convivencia civilizada sólo puede persistir la libertad si se convierte en “libertad moral”. es un concepto revolucionario. La revolución había estallado en Francia. es decir. por lo general. puritano y. pura abstracción a la que se otorga un rango y preeminencia que antecede a la sociedad y desde luego al Estado. El Estado ha supuesto la concentración de todo el poder en la persona del monarca soberano. el concepto revolucionario de nación. El que nos demos juntos las leyes por las que voluntariamente nos regimos. príncipe o señor. Al régimen político en el que los ciudadanos se dan a sí mismos las leyes por las que se gobiernan. en un país rico que dominaba culturalmente a Europa y en el que el Estado había alcanzado el mayor grado de desarrollo. es decir. en cuanto han dejado de ser súbditos. sólo funciona si previamente la mayoría antepone el bien del otro al propio. lo que parece indiscutible es que. acaba a la vez con la mía. Nación. de súbdito de un señor se pasa a ciudadano de una nación. depositario de la soberanía del Estado. mientras que la segunda es una simple suma de egoísmos. se comprende que la idea de nación se presente como la justa reacción a este individualismo abstracto. Se empieza a hablar de la libertad de los pueblos. forman una entidad propia capaz de expresar una voluntad. como pueblo soberano. bajo la férula de otros pueblos. Aquí se inscribe la corrección que conlleva introducir la noción de nación: el conjunto de los ciudadanos. que conviven socialmente conservando la libertad constitutiva de cada uno. En todo caso. Si a esto se suma que las mayores dificultades del pensamiento político de la modernidad se cifran en la noción de individuo. al destruir la libertad de los otros. contraria al bien común. crece la conciencia de ser alemán. noción fuerte de democracia. la libertad de la nación. de los oprimidos. al participar todos en la creación de las leyes. individuos sometidos. sólo es practicable en un mundo en que cada uno haya convertido su “libertad natural” en “liberNº 145 CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA ■ tad moral”. 45 . significa un sujeto colectivo capaz de expresarse (la democracia es la expresión de esta voluntad general) y. ya que en ambos casos sería lo mismo que negar la libertad. La Revolución Francesa rompe el vínculo con el monarca y lo sustituye por uno nuevo con la nación. como forma de identificación integradora. En el siglo xviii todavía se era súbdito de un monarca sin importar dónde se hubiera nacido. Llevar a la convivencia la noción de “libertad natural” significa pervertirla en “voluntad particular” o egoísta que. además. Dos ideas de nación A mitad del siglo xviii empieza a perfilarse un concepto moderno de nación que corrige el individualismo en que había desembocado la centralidad del poder en el Estado. en cuanto tal. Conceptualmente queda claro en qué se distingue la “voluntad general” de la “voluntad de todos”: la primera la puede expresar incluso una minoría que en su horizonte abarque el bien de los demás. luterano. resultaba por completo inadecuado. Esta doble condición interna y externa de la libertad vincula Estado y nación. de modo que no habría una nación libre que no disponga de un Estado propio que a su vez esté organizado democráticamente. está en condiciones de ofrecer al individuo atomizado un hogar en que el puedan cultivarse las diferencias cualitativas. al fin sé quién soy: alemán. La libertad individual sólo podría realizarse si previamente se ha conseguido la libertad del conjunto. Los individuos ya no son abstracciones sino personas con caracteres que comparten con los demás miembros de una misma nación. anglicano. aquella noción utópica de democracia en la que el poder se distribuye entre todos de modo que desaparezca la diferencia entre gobernados y gobernantes que la modernidad había introducido con la noción de poder. aquellos cuya voluntad se identifique con la general. francés. pertenencia que a lo largo del siglo xix terminará por tener más peso que confesarse miembro de una religión. “Vive la nation”¡ grita el pueblo revolucionario al vincularla a la libertad de cada uno en cuanto parte de un conjunto orgánico capaz de expresarse libremente. Pero en la vida política real no es fácil ni operativo mantener esta distinción: todos hablan en nombre del bien común y. La voluntad ya no es una facultad exclusiva del individuo que ha tenido que entregar al soberano como su único depositario. El segundo aporte consiste en distinguir la “libertad natural” propia del estado de naturaleza. sirve de fundamento del Estado democrático en cuanto quiere el bien común y coincide con la voluntad de la república. por la que busco mi bien individual. entendida así como pueblo soberano. es decir. que deciden libremente su destino. todos iguales porque todos han sido igualmente despojados de sus poderes y libertades. en cuanto a cada una se la supone una identidad propia. La nación. La libertad de los individuos se corresponde con la de la nación. por tanto. Una democracia que haya superado la distinción entre gobernantes y gobernados.I G NAC I O SOTELO exterior. La nación. de la “libertad moral” propia del estado de convivencia civilizada. La “libertad natural” trasladada a la convivencia civil significa el fin de la libertad. Mientras en Alemania disminuyen las diferencias entre católico y protestante hasta prácticamente desaparecer en nuestros días. Debilitada la adscripción religiosa. en aquella que renuncia a la “voluntad particular” para alcanzar la “voluntad general”. cada uno apunta a intereses muy particulares. Pero ¿qué ocurre en una Alemania atrasada económicamente y dividida en mil unidades políticas? En estas circunstancias. El nacionalismo alemán surge como reacción a los acontecimientos de Francia. en el primer sentido que imprime la Revolución Francesa. le llamamos democracia en el sentido fuerte de “gobierno del pueblo. por la que sólo desde una perspectiva que incluya el bien de todos los demás puedo percibir el mío. darse en común las normas por las que nos regimos conjuntamente. Se ha señalado a menudo el carácter religioso de algunas formas de nacionalismo. Se era católico. degradando al conjunto de la sociedad a una mera suma de individuos. Lo que en Europa ligaba a las personas. externamente. súbdito de este rey. Conservar la libertad en la convivencia social y política implica. Una nación es libre internamente si ha recupe- rado la soberanía de las manos del monarca. inglés. era la pertenencia a una religión. en la última modernidad la nación ha sustituido a la religión. sino que es propia también del conjunto de ciudadanos. La ética aparece así como el requisito indispensable de la democracia hasta el extremo de hacerla en la práctica inservible. El concepto de “voluntad general”. capaces de expresar una “voluntad general”.

al constituir una comunidad étnica con una misma lengua. hasta el punto de que no faltan los que piensan que la globalización únicamente es un eufemismo para desig- bienestar. cada vez CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA Nº 145 ■ . tendrían los días contados. También en los últimos decenios del xix Herder y la concepción romántica de nación están en el origen del nacionalismo catalán. Los Estados. no como un concepto político. cultura e historia. la globalización ha podido reforzar la tendencia liberalizadora. lengua y cultura. constituyen el tramado de la historia del nacionalismo. tal vez los más llamativos: una tasa de desempleo alta y la crisis del Estado de munismo han favorecido la desregularización. decía ya Cicerón. sino de los dos factores –la revolución científico-tecnológica y la desaparición del bloque comunista– que han facilitado también la globalización. y el del romanticismo germánico. moviliza un espíritu conservador contra la Ilustración (tal es el caso de Herder). que reposa en la idea revolucionaria de que la soberanía radica en el pueblo entendido como el conjunto de los ciudadanos con igualdad de derechos y deberes. pero sobre todo frente a la invasión napoleónica. de Fichte. se vuelve a la distinción entre un concepto de nación cívico. ciertamente. Frente a la tesis de que los Estados en un mundo global habrían perdido buena parte de sus funciones. El renacer del nacionalismo en un mundo global prodigioso abaratamiento de las comunicaciones y de los transportes cada vez más rápidos convierten el planeta en un solo mundo. porque la revolución tecnológica y la desaparición del co- En los años sesenta del siglo pasado. ¿Cuál es el papel del Estado y la nación en un mundo globalizado? Importa tener muy presente que la globalización no explica por sí sola la rápida transformación de los Estados. No son productos de la globalización. Sea lo que fuere. como la defensa y la seguridad interna. sociedades y culturas. como ideología y como movimiento social. como en el resto de Europa. Surge un nuevo concepto de nación. a la vez que el afán de proyectarla indefinidamente en el futuro. Mientras que el Estado sería una comunidad artificial. alentando un nacionalismo eslavo que va a ser una de las causas de la I Guerra Mundial. Competir en un mundo global obliga a alcanzar un grado alto de educación entre la población. Una misma lengua y cultura que sostienen una historia común. sino por poseer la ciudadanía que se deriva de compartir un mismo derecho y unos mismos intereses: ius y utilitas. la nación sería una comunidad natural que la geografía y los caracteres étnicos han configurado a lo largo de los siglos. importa hacer hincapié en las nuevas. tal como se desarrollaron en la modernidad. como pretenden muchos de sus críticos. Estado y nación. el concepto de nación del romanticismo alemán se expandió por el imperio austrohúngaro. El desplome del bloque soviético y el 46 nar la americanización del globo. No es que la globalización sea el origen de la desregularización sino. en un momento en que un nacionalismo –aunque todavía debilitado– no daba señales de desaparecer. son los dos elementos que configuran a un pueblo. no por pertenecer a una nación en su acepción romántica de una misma etnia.E STADO Y NACIÓN EN UN MUND O GLOBA L que. es lo que constituye la nación. De esta distinción proviene la crítica en los noventa del nacionalismo étnico-cultural y el intento de reducirlo a su significado civil. en el que el capital se traslada de un país a otro a gran velocidad. la francesa revolucionaria y la romántica germánica. han dejado de ejercer actividades y competencias que en el pasado parecieron esenciales. se da por descontado que las fronteras nacionales no pueden detener la actual avalancha homogeneizadora de las economías. véanse los Discursos a la nación alemana. Somos ciudadanos de un Estado. Las formas en que se vinculan pero también se rechazan en la segunda mitad del siglo xix estas dos concepciones del nacionalismo. que es lo que se ha llamado “patriotismo constitucional”. sino que es imprescindible remitirse a lo ocurrido en los últimos decenios. Fijemos la atención en dos aspectos. que atribuye a la nación una identidad sempiterna. a la inversa. sino como uno histórico-social. entre ellas la que ha pasado a primer lugar: la educadora. vinculado a la soberanía del Estado. Después de la revolución de 1848. así como a disponer de unas élites de excelencia en ciencia y tecnología. como lo hace la información y los modos de vida americanos.

que las modas. aunque la disolución de la Unión Soviética en buena parte haya también que interpretarla como una forma de descolonización. Que es lo que. el gasto público ha pasado de un 9% del PIB a principios del siglo pasado a un 48% del PIB en 1999. uno de los productos más característicos de la globalización que ha traído consigo. que desaparezcan Estados –la República Democrática Alemana. superado el apartheid. mientras que la población tenga algo que decir en elecciones libres habrá que garantizar a sus ciudadanos una vida digna. saliendo robustecidos del empeño. privados o públicos. continuará ejerciendo o ha de ejercer en el futuro. se inclina a pensar que son los otros los que tienen la culpa de la pérdida de los puestos de trabajo. Los gibraltareños quieren ser independientes de España a toda costa. en España. Si definimos al Estado por las funciones que ha dejado de ejercer. que se unifican sólo frente a los inmigrantes más recientes. Algo así ya se observa en el lejano Oriente: a unos. La globalización. se produce un trasiego continuo de poder. pero que el ejercer éstas o aquéllas variaba con el tiempo. ■ Ignacio Sotelo es catedrático de Sociología. particularmente. como Japón. En los países de la OCDE. porque hace posible que se mantengan pequeños Estados que antes no hubieran tenido una salida económica. El hecho básico es que la globalización favorece los procesos de desintegración de los Estados existentes. pero lo que se disipa en realidad es sólo la noción desfasada de Estado que llevamos en la cabeza. Nadie negará la evidencia de que el nacionalismo más extremo domina hoy la vida norteamericana. y otros quedarán sometidos a intereses foráneos. sí. Llevaba toda la razón Max Weber cuando a principios del siglo pasado se negó a definir al Estado. unos países salieron fortalecidos y otros Nº 145 CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA ■ degradados a la categoría de protectorados. entre otros muchos efectos positivos y negativos. teniendo muy en cuenta que. Corea y Singapur. en vez de eliminarlos. por las funciones que desempeñase. Según la capacidad de acoplarse a circunstancias muy variables que muestren los distintos Estados. la importancia creciente de la cultura “latina”. Ahora el acento recae en las políticas institucionales y microeconómicas. y que unos sabrán hacerlo. A juzgar por lo que hoy ocurre en Estados Unidos. En una primera fase. En 1946 había 74 Estados y hoy ya se acercan a los 200. La otra cara de la movili- dad de los capitales y las empresas multinacionales. a partir del 11-S ya no sólo se discrimina. La paradoja de la que hoy es preciso dar cuenta es que el efecto más contundente de la globalización haya sido el fortalecimiento de la nación en el sentido romántico. y con ella la nueva pujanza del nacionalismo. qué duda cabe de que estamos asistiendo a cambios importantes a los que los Estados tendrán que adaptarse. actitudes o comportamientos de los estadounidenses suelen terminar prevaleciendo en el resto del mundo. sino que se persigue e incluso se ataca físicamente a los ciudadanos de origen árabe. porque sólo el carácter estatal les garantiza una forma de sobrevivencia en el sector de servicios bancarios o comerciales. este aumento inusitado del número de Estados se debió a la descolonización de África y Asia. como hasta entonces era uso. como a Tailandia. sobre todo pequeños Estados. religioso o cultural. En Estados Unidos empieza a preocupar la expansión del español. pero en mayor medida a los que piensan. A su vez. de los que cinco tienen menos de 2. algo que debería preocupar a todos. Exactamente lo contrario de lo que algunos pregonan: que el nacionalismo separatista no encajaría en un mundo globalizado. es decir. Las unidades de producción se reparten por todo el planeta. pero a partir de 1989 al impulso nacionalista que ha prevalecido en la Europa del Este. impuestas por las nuevas estructuras internas y sobre todo por los condicionamientos externos. con el traspaso de la política macroeconómica a los órganos comunitarios los Estados miembros no se quedan sin tareas sino que tienen que concentrarse en otras. Un interés especial tiene el hecho de que en un momento en que se habla de que los Estados están condenados a desaparecer hayan surgido nuevos Estados. facilita los separatismos. Indonesia o Filipinas. protegida de los impactos negativos que provengan del mercado. el de reforzar el nacionalismo. Importa señalar las nuevas funciones que el Estado. gracias a las condiciones que ofrece la globalización. de la rapidez con que expande la información y del abaratamiento de los transportes es la emigración masiva a los países más avanzados.I G NAC I O SOTELO más dependientes del exterior para llevarlas a cabo.5 millones de habitantes y 35 menos de medio millón) porque la globalización –el comercio y las finanzas internacionales– no sólo los hacen viables. antes orgullosa de su internacionalismo. pero van asumiendo otras. Unos se hacen más fuertes y otros más débiles. Las colonias rusas no perdieron este carácter por el hecho de conformar un continuo geográfico con la metrópoli. Como medio de frenar el gasto público y aplicar políticas que contengan la inflación. convencido de que eran muchas más en principio que todas las concebibles. En África del Sur. les ha sentado hasta ahora mejor la globalización que a otros. Después de la automatización. el peso económico del Estado no ha hecho más que crecer. favorece los localismos. Es algo que se debe tener muy presente si se quiere entender lo que está ocurriendo en el mundo y. ya ocurrió en la primera expansión planetaria del capitalismo industrial a finales del siglo xix. es la deslocalización la mayor fuente de desempleo en las naciones más avanzadas. En el país en el que el concepto de ciudadanía no se vinculaba al origen étnico. Por mucho que el liberalismo predique la reducción del Estado. a pesar de la globalización. los esfuerzos se centran en levantar una nación con elementos muy dispares. Ahora bien. Se explica esta proliferación de pequeños Estados (en el mundo existen hoy 85 países de menos de cinco millones de habitantes. los Estados de nuestro entorno han transferido a la Unión Europea las competencias económicas más importantes. la ilustración liberal y la noción revolucionaria de ciudadanía pertenecen al pasado y estaría retornando la hora del nacionalismo étnico más exacerbado. Una parte creciente de la clase trabajadora. parecerá justificado decir que el Estado está a punto de desaparecer. la llegada masiva de inmigrantes provoca un sinfín de temores sobre la permanencia de la propia cultura. Ahora bien. por otro lado. sin faltarles la razón. hasta el punto de desaparecer. 47 . según el grado de desarrollo de la sociedad que represente y el modo de integración en la economía mundial. sino que a muchos de ellos incluso prósperos. En suma. Yugoslavia– no supone que lo haga el Estado como tal. lo que obliga a las clases trabajadoras de los países más ricos a competir con las de los más pobres.

La “supervisión adecuada” se tradujo en la plena libertad y legitimidad. pervive como la metáfora más acabada del actual estado del mundo. Me refiero especialmente a todos aquellos aspectos de la existencia. un papel muy importante. siempre que cada grupo “racial” se mantuviese en su lugar. contra los principales mecanismos políticos y jurídicos que traducen esos valores en derechos efectivos para los individuos. en el conjunto del país. ha empezado ya pero que durará generaciones.ENTRE ÁFRICA Y NORTEAMÉRICA Globalización. compartidos. tanto a escala individual como colectiva. bajo una supervisión adecuada. en cambio. 1 ciudadelas blancas y. esenciales. Un régimen que en términos políticos predicaba la igualdad. claro– sobre las otras. y dar una oportunidad a los miembros de los grupos Nativos y de Color para que. La oportunidad otorgada a los “grupos Nativos y de Color” consistió en la creación de townships negros en los arrabales de las Citado en el libro Blank. Rotterdam. permitir a cada grupo racial desarrollarse de acuerdo con su propia lengua. insuperables. basadas en una supuesta identidad tribal. de los combatientes antiapartheid. de homelands o bantustanes. permitiendo la entrada temporal en la Suráfrica blanca de contingentes de trabajadores para servir como peones y criados. una tarea que. Aumentó. decía literalmente: “El objetivo fundamental del establecimiento de áreas separadas para los diferentes grupos raciales es doble: en primer lugar. en la responsabilidad de las administraciones públicas ante los ciudadanos. En efecto. uno de los resultados de ese régimen de segregación política. y costará mucho tiempo superarlos. Como era previsible. de penetrar a sangre y fuego en los townships y en los homelands cuando estallaba en ellos alguna revuelta o eran refugio. en segundo lugar. y en momentos de crispación sometidos sin contemplaciones a tratamientos de choque. espacio público. del mismo modo que una minoría de negros colaboró con ese régimen). no exclusivo pero sí fundamental. entre diferentes colectivos étnicos que hacían necesario que cada grupo tuviese que desarrollarse de manera autónoma y. real o imaginario. sino también de minas psicológicas y morales. Como también aumentaron hasta adquirir dimensiones patológicas. dejaron de existir. vivir separadamente. Si tuviésemos que buscar un referente. Porque el apartheid sembró todo el país no sólo de armas de fuego. sino apelando a la supuesta existencia de diferencias naturales. donde clausurar y mantener bajo control a la población de color (aunque. la libertad y la democracia. para restablecer en la mejor tradición imperial la vieja doctrina según la cual no todos los seres humanos son acreedores de los mismos derechos y para sostener que esa desigualdad es algo inscrito en las leyes de la naturaleza y/o de la historia. y sigue jugando. la instauración del segregacionismo surafricano nunca se justificó con el argumento de la superioridad de una “raza” –la blanca. económica y cultural fue una imparable agudización y crispación de las relaciones entre las diferentes comunidades étnicas (por más que una minoría de blancos se opuso activamente al apartheid. situadas en regiones baldías y administradas por caciques indígenas corruptos. Apartheid and after. igualdad. Esa ofensiva neoconservadora no ha dudado en recurrir. En esta deriva ha jugado. agredidos militarmente. y confinados fuera del horario laboral en alojamientos segregados). en la eficiencia y equidad de los servicios públicos. el nuevo orden/desorden internacional alentado por la globalización neoliberal se halla en plena deriva hacia un régimen segregacionista de alcance mundial: un mundo dividido entre un puñado de enclaves privilegiados y unas periferias de townships. Contrariamente al proyecto democrático que se está desarrollando desde hace 10 años en Suráfrica. que descansan en la vitalidad del espacio público. asuman la responsabilidad de su propio Gobierno local”1. justicia social…– y. Nada más alejado de la realidad. literalmente.. más bien lo hallaríamos en la Suráfrica de los tiempos del apartheid. un régimen felizmente desaparecido pero que. con éxito notable. agrupar las personas del mismo origen racial en una misma área en términos de propiedad y de ocupación laboral. hasta convertir el país en el más inseguro del mundo. entidades paraestatales formalmente soberanas. por parte del Gobierno racista. accesibles a todos. a todo tipo de argumentos. eso sí. por tanto. sin embargo. social y cultural en profundidad. apartheid PEP SUBIRÓS A menudo hablamos de la globalización como sinónimo de un proceso de generalización del american way of life. de manera que se reduzcan al mínimo los puntos de contacto con gente de otras razas y se reduzca así también la conflictividad racial. Viejos y nuevos dogmas Uno de los principales mecanismos mentales que siempre acaban llevando a la discriminación y a la exclusión es el consistente en elevar unas creencias y/o unos intereses de CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA Nº 145 ■ 48 .. La ley de delimitación territorial de “grupos raciales” (Group Areas Act). homelands y bantustanes abandonados en periodos relativamente tranquilos a los designios invisibles y ciegos de Dios y del mercado. afortunadamente. la ofensiva ideológica neoconservadora desarrollada desde principios de los años ochenta contra los valores democráticos básicos –libertad. la violencia política y más aún la criminalidad ordinaria. unas minas sólo desactivables mediante un cambio económico. cultura y religión. desde los más rancios hasta los más posmodernos. muy particularmente. el miedo y la desconfianza de todos frente a todos. Los espacios y los servicios públicos comunes. promulgada por el Gobierno surafricano en 1951. es decir. 1998.

un sistema perfectamente convencional. De la diversidad no de los individuos. traficantes de drogas. En ambos casos. empezando por la nuestra. casi automáticamente. los musulmanes. pues. de ser. manipuladas. la nacionalidad. no natural. las diferentes tradiciones constituyen compartimientos estancos. los diferentes-adversarios-enemigos se convierten fácilmente. ya sean de base política. en realidad. que sólo “nosotros” –sean quienes sean los miembros de ese “nosotros”– sabemos cómo ser plenamente humanos y que nuestra misión es implantar nuestra cultura y nuestra civilización. el color de la piel. nuestra talla. No se trata. etnicistas. Son casi tan viejos como el ser humano. las preferencias sexuales… En ambos casos. confesionales. las creencias religiosas. los intereses económicos. hasta los diferentes fanatismos (nacionalistas. En el primer caso se rechaza la diversidad en nombre de la unidad. como meros soportes físicos de los rasgos que definen teóricamente el colectivo en el cual lo hemos enjaulado: los africanos (o los negros en general). la globalización hace posible –e inevitable– que sus variantes integristas lleguen a tener un impacto también global: desde seudoteorías de origen académico y plenamente occidental. clasista o gremial al rango de dogma doctrinal universal. Nº 145 CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA ■ lo que se niega es la unidad de la especie en nombre de la diversidad. autosuficientes e incompatibles. Y en tanto que inhumanos y encarnación del Mal. poco inteligentes y perezosos. sin embargo. el establecimiento de diferentes subespecies de humanidad. asimismo. negamos lo que tiene la humanidad de proceso para quedarnos sólo con unas instantáneas retocadas. Reducimos la película de la historia y de la complejidad humana a una fotonovela con un puñado de fotogramas y de frases sueltas. los colombianos. de una unidad promulgada a partir de nuestro propio sistema de medición. casi siempre resulta ser complementario: consiste no sólo en reconocer y admitir la existencia de diferentes maneras de ser humanos. de mecanismos específicos de nuestro tiempo. de algunas de sus expresiones históricas. también. que tanto en 49 . como la del “choque de civilizaciones”. los norteamericanos. de una supuesta superioridad genética o de unas no menos supuestas inexorables leyes del mercado. es que. el consistente en considerar. de vivir. a al- gunas de las cuales. ricos e imperialistas… O cualquier otra tipología igualmente estúpida y perversa. étnica o incluso mercantil. ya sea bajo la forma de una supuesta revelación sobrenatural. En el segundo. Por ejemplo. en objeto legítimo de destrucción. congeladas en el tiempo y en el espacio como realidades estáticas e inmutables. sin necesidad ni capacidad de escuchar ni mucho menos de comprender otras formas de pensar. de un supuesto destino nacional. a lo largo y ancho del mundo. como. una encarnación del Mal. fuera de contexto. por primera vez en la historia. el género. Es decir. a transformar a aquellos que no comulgan con una determinada doctrina en adversarios. es decir. a los adversarios. el derecho a decidir la propia vida o a desplazarse libremente por el planeta. El resultado es. es decir. sino de grupos definidos en función de categorías más o menos arbitrarias. Desde esta perspectiva. integristas. la etnicidad. economicistas…). sino en atribuir un carácter natural e insuperable a estas diferencias. en enemigos. Hay otro mecanismo de división y exclusión aparentemente opuesto a éste pero que.carácter local. obviamente. y a los enemigos. el resultado es siempre la anulación de la singularidad individual. nuestra forma de entender y organizar la vida y la sociedad. que casi siempre dice que los otros no dan la talla. en una caricatura inhumana. por ejemplo. la reducción de los individuos reales y concretos al papel de figurantes estereotipados de nuestra fotonovela. Lo que sí es hoy específico. que de todo tipo los hay) abren el camino que conduce a la deshumanización de aquellos que no forman parte del grupo de elegidos. Las variantes más extremas de estos mecanismos (lo que desde hace unos años venimos denominando como “integrismos” o “fundamentalismos”. las simpatías políticas. reconocemos unos derechos y unos privilegios que negamos a las restantes. religiosa.

pero también de fiesta y de celebración. etcétera. a los servicios públicos. en especial. cooperativo y equilibrado (tales fueron. y por tanto excluyentes para quienes no lo tienen. obviamente. a unos seres humanos contra otros. pero unos inventos que han tenido y siguen teniendo un potencial enorme como factores de cooperación. en el campo de la acción y la gestión política. internacionales. la creación del espacio público y los servicios públicos como dispositivos políticos. su igualdad básica con todos los miembros de la especie humana. la construcción de sistemas mínimamente democráticos de gobierno y de administración de justicia. como lugar de intercambio. muy especialmente. Lo que ocurre. Si durante mucho tiempo el horizonte ideológico políticamente correcto en la mayor parte del planeta había sido el de promover. la disponibilidad a reconocer y comprender (no necesariamente a aceptar e interiorizar. del dinero. en la mayor o menor calidad e importancia– del espacio público como escuela de convivencia. es que hoy esta noción de esfera pública está seriamente tocada. la tendencia. pues. como factores de humanización. de administración pública. despilfarro. es la noción de esfera pública y. es decir. de respeto a la diferencia. sin ensuciarse las manos. sino. de toda posible convivencia cooperativa y enriquecedora) tiene que haber espacios comunes y circuitos de comunicación. en su gran mayoría burócratas y tecnócratas que muy a menudo pretenden gestionar los asuntos públicos como si se tratara de un negocio privado cualquiera. de toda posible comprensión. ineficacia. Y también pasan a ser un arsenal tanto o más letal que las bombas más sofisticadas: como el 11-S demostró claramente. también. nuestra tradición también ha producido algunos de los mejores inventos de la humanidad. de crecimiento y desarrollo de individuos libres y de formas sociales mínimamente justas y equilibradas. que en buena parte hoy estamos destruyendo. de equidad. por lo menos sobre el papel. porque no todos los valores valen lo mismo. en una riqueza colec- tiva. interestatales. sino de encuentro. de conflicto. como escenarios donde todos los individuos tienen. Lo está en el mundo de las ideas y del lenguaje. y muy particularmente. que la degradación de cualquier ser humano nos deshumaniza a todos. accesibles a todo el mundo. como espacio de encuentro –de conflicto pero también de conciliación– entre diferentes actitudes e intereses. que caracteriza las diferentes sociedades y las diferentes culturas se traduce en la existencia o no –y. jurídicos y morales que han hecho posible la aparición de la figura del hombre-ciudadano. es que para que haya reconocimiento y diálogo (condición previa de todo entendimiento. de transformación de la diversidad y libertad individual no sólo en un problema. a pesar de todos sus descarrilamientos. por tanto. de justicia. A reconocer y comprender. como casi todo lo que creamos. Un patrimonio. igualmente. aquello que cuestiona nuestra propia tradición y tal vez nuestros intereses inmediatos. no existe ningún misil más inteligente ni temible que un ser humano desesperado y fanatizado. El grado de libertad. y por tanto de las instituciones teóricamente públicas. Lo está en sus formas de existencia material más ordinarias. de erradicación de la miseria. retroalimentándose unos a otros. de cohesión y de memoria colectiva. Es decir. sometidas a los intereses privados de las grandes corporaciones y a flujos financieros especulativos que provocan catástrofes desde el anonimato. en el Norte como en el Sur. en la existencia o no. inseguridad. por espacios y circuitos privados de carácter comercial. de servicio público. la libertad de movimiento. en su caso. segregado: cada compartimiento gobernado por métodos e intereses privados y el conjunto sometido a los intereses igualmente privados y corporativos de los grandes conglomerados económicos y político-militares. sin embargo.ENTRE ÁFRICA Y NORTEAMÉRICA Oriente como en Occidente. El desprestigio de lo público Sí. en una dimensión mucho más general. división y jerarquía social basadas en alguna supuesta ley natural o sobrenatural (y. al mismo tiempo. en suma. de culto. la legitimidad de la crítica y el respeto a la discrepancia. Claro que en la base de esos mecanismos y de esas estrategias casi siempre hay un conflicto de intereses materiales y políticos (y muy a menudo una explotación económica y/o una opresión política de un grupo social sobre otros). los mismos derechos y deberes: la posibilidad de emancipación individual en relación al origen familiar o étnico de cada uno. Al volcarnos a favor de una globalizaCLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA Nº 145 ■ . de negociación. legitimadoras e indefinidamente reproductoras de las desigualdades sociales) en favor de formas de organización y de relación potencialmente democráticas e igualitarias. la no discriminación por razón del género. A reconocer y entender. es –de manera sólo aparentemente contradictoria– la de consolidar un mundo compartimentado. legitiman muchos de los peores conflictos que ahora mismo ensangrientan el mundo. Uno de esos inventos. como se pone de manifiesto cada día con la creciente sustitución de los espacios y circuitos públicos abiertos. al espacio público. O sea. de la esfera pública como dispositivo esencial de negociación y articulación de la vida social. claro. al menos sobre el papel. los principios que inspiraron la creación de la Organización de las Naciones Unidas). unos derechos humanos y un derecho internacional que permitiesen avanzar hacia un mundo cada vez más democrático. de discusión. corrupción. de intercambio.. como lo están todo tipo de espacios y servicios públicos. de opinión. la irreductible singularidad de cada individuo y. el acceso a la educación y la salud como derechos universales.. al menos formalmente. en ascenso desde hace 20 años bajo el paraguas de la globalización neoliberal. la política como asunto colectivo. la “cosa pública”. No hace falta ser demasiado sabios para darnos cuenta de que la única vacuna contra estas derivas es la abertura material y mental. y no unilaterales. Todo lo que de mejor tiene la tradición occidental está directa o indirectamente vinculado a la esfera pública. Lo está. Entre los muchos retrocesos que en los últimos 20 años se han venido produciendo en este terreno. encubren meras estrategias de poder de sus promotores y. pero no es menos cierto que las propias construcciones ideológicas pasan a ser un instrumento de primer orden para movilizar a unos colectivos sociales contra otros. Lo está. en fin. burocracia. tal vez el más decisivo. de racionalidad y de libertad. sometidos a la lógica del consumo. que en estos mismos 20 años han experimentado una verdadera regresión como dominio cerrado de los profesionales del poder. la de las relaciones intercomunitarias. como auténticos B-52 de la economía y las finanzas. como ahora. así 50 como de desarrollo material. una figura basada en convenciones mutuamente aceptadas y respetadas por los miembros de una comunidad y que implican el arrinconamiento de las formas de organización. hasta su metamorfosis como sinónimos de peligro. El problema. unos inventos sin duda ambivalentes. ninguno más espectacular que la degradación de los propios conceptos de espacio público. de aprendizaje. en la existencia o no de unos servicios públicos que permitan hacer realidad los derechos humanos básicos más allá de las diferencias de nacimiento. de pacto. no todas las actitudes y maneras de hacer y de vivir son equivalentes) aquello que es diferente. Aquí es donde la maltrecha tradición occidental tiene un patrimonio de un valor inmenso.

en Estados Unidos uno puede hallar lo mejor y lo peor de lo que nuestra especie es capaz. privada y privatizadora. es en Norteamérica donde se manifiestan las mejores y las peores secuelas de las formas de vida. con el Dies Irae y un potpurrí de himnos patrióticos y viejas marchas militares como música de fondo. Estados Unidos es la realización práctica de las más diversas utopías europeas de los siglos xvii y xviii. casi blindados. Shopping centers amurallados cuyo interior pretende imitar los espacios públicos tradicionales. La misma Zona Cero en torno al desaparecido World Trade Center se ha convertido en una atracción turística de primera magnitud (amén de un negocio inmobiliario en el que se juegan miles de millones) y el 11-S en un filón inagotable de merchandising. Más allá. sólo parecen manifestarse las peores. re-tribalizadora. En muchos aspectos esenciales. A pesar de todas las declaraciones universales de los derechos humanos. también. Parques temáticos que parecen ciudades y ciudades que quieren parecer parques temáticos. y museos que parecen supermercados –y que cada día lo son realmente más. Viejo y nuevo ‘apartheid’: entre África y Norteamérica En Estados Unidos. de la plena militarización de la política internacional y de la obsesión por las amenazas terroristas. the show goes on. en Las Vegas. Como en África. La utopía mitad ilustrada mitad romántica. los brutales ataques suicidas y homicidas del 11-S no han impedido que la vida económica norteamericana haya recuperado muy pronto. Ha clavado el miedo en el cuerpo y en el alma de la sociedad norteamericana. pero también en Chelsea. en todas partes. mitad anarquista mitad liberal. pues. convencido. ¿Qué show? El show constante. El show de la superabundancia. ultracontaminantes. Lo mejor de África tiene muy poco o nada que ver con nosotros). de que había ido a caer en el lugar más inseguro y peligroso del universo. su peculiar normalidad. En primer lugar. así como el vendaval privatizador. Significaron un recordatorio brutal de las dramáticas realidades que fermentaban en las alcantarillas del fundamentalismo neoliberal. La política democrática moderna se basa en la despolitización de los ciudadanos a escala nacionalestatal y en la negación del derecho de ciudadanía a escala internacional. un barrio tradicionalmente vinculado a la industria y el comercio textil. han sido anulados. y que de manera acelerada se está transformando en una zona más de entretenimiento. pequeños tanques familiares devoradores de combustible. casi del todo. avasallador. de la obsolescencia planificada. (Las consecuencias de esta inconsecuencia. Los hechos del 11-S zarandearon de manera trágica este cóctel de ingenuidad y prepotencia. y plazas y calles reales con vigilantes y videocámaras en cada esquina y en cada puerta. Como en todas partes. de la publicidad omnipresente. de esta autotraición. La utopía puritana de la nueva Jerusalén. Difícilmente podía ser de otro modo. al cabo de poco rato. No se trata sólo de que todos los sistemas y mecanismos de vigilancia de cualquier local público hayan sido significativamente reforzados o de que muchas empresas privadas faciliten a sus empleados equipos de supervivencia frente a eventuales ataques químicos o bacteriológicos. El show. La utopía ilustrada del progreso. en San Francisco. Al mismo tiempo. pero ahora pasa casi lo mismo también en Los Ángeles. Claro está que en Las Vegas o en Orlando hace ya bastante tiempo que todo ello forma parte sustancial del ambiente. de retorno a un estado primigeNº145 CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA ■ nio de la naturaleza humana. claro. de la glorificación de la especulación financiera. se manifiestan en toda su intensidad y agresividad. estamos falseando y corrompiendo nuestro mejor patrimonio. La utopía. y muy particularmente en el retroceso de las formas democráticas de organización social y política en el interior de nuestros propios países “libres” y “avanzados”). en San Francisco. y al mismo tiempo al fortificarnos y armarnos hasta los dientes contra la globalización de los derechos de ciudadanía. en una política antidemocrática. por supuesto. no de las personas. intentando ofrecer la sensación de seguridad que dan los shopping centers. incluidos buena parte de los ciudadanos europeos. Bin Laden ha ganado la partida. Unos simulacros donde la realidad deviene ficción y la ficción. en Nueva York. (De hecho. la realidad es que en los países ricos hacemos todo lo posible para que la mayoría de seres humanos no tengan otros derechos que los de trabajar para alimentar nuestro propio bienestar. no se dejan sentir sólo en nuestras relaciones con los desheredados de la tierra. En cierto modo. en cambio. de la invasión de calles y carreteras perfectamente asfaltadas por vehículos todoterreno. lleno de talleres y almacenes. y a pesar de toda la retórica neoliberal sobre la necesidad y la exigencia de extender las formas democráticas de gobierno por todo el mundo. compartible. (En África. porque no se puede vivir permanentemente 51 . la libertad. feudal. como en una buena comedia musical donde todos los problemas acaban resolviéndose gracias al triunfo de la virtud. en fin. San Francisco.PEP SUBI RÓS ción económica unilateral y unidimensional. Si hasta aquel momento la mentalidad dominante sesteaba en el nirvana de la no-historia. la igualdad y la emancipación individual. sino en todos los ámbitos y órdenes de la vida. los paralelismos entre un espacio y otro son extraordinarios. En Times Square y en SoHo. realidad (como esos omnipresentes programas televisivos que ensalzan las pulsiones más rastreras y alimentan comportamientos sociales que mimetizan esa televisión basura). es decir. en Washington. sin embargo. contra la construcción del mundo como espacio público. desde entonces el país parece haberse instalado en la paranoia de la inseguridad. y de que lo único que le quedaba por hacer al resto del mundo era abrazar los valores de la iniciativa individual y la libre empresa para acercarse lo más deprisa posible al estadio de bienestar y beatitud alcanzado por los norteamericanos. está tan autoconvencida de ser la culminación de los tiempos que no hace mucho acogió con entusiasmo la peregrina idea de que se había llegado al final de la historia. de pensamiento y de acción que siglos ha inventamos los europeos. en Los Ángeles. Washington o Nueva York habrá podido constatar que la atmósfera supura miedo. Un extraterrestre que aterrizara accidentalmente en cualquier ciudad de Estados Unidos y hablase con los indígenas se largaría a toda prisa. del camuflaje de la realidad ordinaria (y la paralela sustitución y privatización de la esfera y el espacio públicos) por la hiperrealidad de unos simulacros donde los problemas y la historia no existen. Y que no se entienda esta afirmación como una expresión de antinorteamericanismo. Cualquier viajero que haya visitado recientemente Los Ángeles. Tiendas y hoteles que parecen museos. mucho miedo. de reducción del Estado a una administración de las cosas. prepotentes. en Nueva York. del despilfarro. con restaurantes y galerías chic a cada paso. del enaltecimiento de la vulgaridad. La cultura hegemónica en Estados Unidos. es donde la crisis del espacio público y de la esfera pública. agresiva y mentirosa. todo ello bien aderezado con una salsa de lamentaciones por la incomprensión que la política internacional norteamericana provoca en la mayor parte del mundo. por más que a menudo tomen la forma de imágenes invertidas). Tanto o más revelador es el hecho de no poder hablar con casi nadie sin que al cabo de pocos minutos aparezca en la conversación el fantasma de la inseguridad y la amenaza de nuevos ataques terroristas. del exceso en todos los órdenes de la vida. de la bulimia consumista. En especial.

muy revelador. que destruyen el tejido económico local tradicional. Por ejemplo. que es mucho. En segundo lugar. por más que el único horizonte sea el de venderse como mano de obra sumisa y barata. la generosidad y la mezquindad. en especial. en fin. a defender los espacios públicos existentes y a crear otros nuevos. Una autoridad y una visión que llegaron a convertirse en unas armas mucho más potentes que la implacable maquinaria militar y policial de apartheid. lo que podamos. a la gremialización que nos empequeñece. a pesar de su desquiciamiento. entre muchos otros hombres y mujeres extraordinarios que resistieron la tentación de deshumanizar y eliminar a sus adversarios explotadores y racistas del mismo modo que éstos habían intentado. ■ [El presente artículo sintetiza las principales ideas expuestas en los dos últimos capítulos del libro Todas las aguas se comunican. especialmente revelador. de libertad de movimiento de las personas como derechos universales. socialmente significativas y eficaces en el intento de construir una vida mejor para todos. contra todas las previsiones. la calle. Ni la inseguridad ni mucho menos el terrorismo juegan en la mayor parte de los países africanos un papel significativo ni en el discurso oficial ni en las conversaciones privadas. sino porque forma parte de la experiencia cotidiana. simultáneamente. sino que bajo diferentes formas los problemas de base son 52 comunes. de relación y de comunicación. CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA Nº145 ■ . si es verdad que el mundo actual está embarcado en un proceso de segregación al estilo del viejo racismo surafricano. Claro que ni los guiones ni las partituras dominantes en nuestros escenarios políticos son los más favorables para que en ellos prosperen caracteres de esta talla. la defensa numantina de nuestros privilegios. para contribuir. o sea. El continente africano es. Si se detiene. el respeto y el desprecio. se hunde en el abismo. de inseguridad. torturados y encarcelados. que nuestra miseria moral y nuestro malestar mental. al derribo de barreras mentales y a la creación de circuitos que nos permitan a todos acceder a los mismos terrenos de juego. con minas que estallan cada día en forma de violencia criminal. también es posible que acabemos saliendo del pozo como desde hace unos años se están saliendo en Suráfrica. No para borrar las diferencias. Breve historia del futuro y Áfricas: el artista y la ciudad. y más importante. por poco que sea. a la lucha diaria por la supervivencia.] Pep Subirós es escritor y filósofo. al mismo tiempo. nuestra angustiada prepotencia y su creciente resentimiento. Japón y un puñado más de países– es notable y. enriquecida por su diversidad. es que en este nuestro mundo globalizado no hay unos que tienen los problemas y otros que tienen (que tenemos) las soluciones. la humillación y la exclusión sistemática de quienes se han equivocado de lugar de nacimiento o de color de la piel. construyeron una autoridad moral y una visión de una sociedad plural y multicolor. es perfectamente paralelo al miedo occidental hacia mundo como espacio común y compartido. sin conseguirlo. la lealtad y la traición. de esta fortaleza e integridad. Bush y la extrema derecha republicana que actualmente controla el Gobierno de Estados Unidos. Autor de La rosa del desierto.ENTRE ÁFRICA Y NORTEAMÉRICA en estado de shock. dignificaron la vida política. Cita en Tombuctú. pero creo que en el fondo se trata de una forma decente de realismo. por supuesto. sometidos a los tratos más brutales. la emigración a algún país del norte deviene la única válvula de escape imaginable para muchos. abanderados de la liberalización comercial. Lo que quiero decir. Porque. pero no es preciso esperar a que aparezcan para que cada uno de nosotros vayamos haciendo. En este contexto. La máquina no puede parar. No porque no haya inseguridad. la capacidad de diálogo y la violencia. Lo permite y nosotros nos hallamos en una situación privilegiada para contribuir a ello. más o menos modestamente. inherente a la pobreza. cuál el efecto? El contraste con la situación en la mayor parte del planeta –salvo Europa. deshumanizarlos y destruirlos a ellos. a toda actitud autosuficiente y excluyente. la inseguridad. de todas sus contradicciones y miserias. sino para estar todos en las mismas condiciones. a oponernos a la privatización indiscriminada. El creciente temor que en los barrios y suburbios acomodados despiertan la plaza. Constituye un elemento permanente del clima y del paisaje. es el enclaustramiento en nosotros mismos y en nuestras fortalezas. Y. hoy más que nunca. El irrealismo. la deshumanización de los adversarios. pero ahora más que nunca: la pobreza material de los desheredados de la tierra brota de la misma fuente que nuestro miedo. o de la felicidad y otros desasosiegos. el coraje y el miedo. pues. de próxima publicación en editorial Laertes. de la inundación desde los países ricos de productos de ínfima calidad. el menosprecio de la vida ajena. en algunos barrios. Hombres y mujeres que en las condiciones más difíciles. Unas formas que hoy empiezan ya a ser visibles entre los niños y los jóvenes. Claro que se trata de otro tipo de inseguridad: la derivada de la falta de inversiones. de lugares de trabajo. la mezcla con extraños. Por otra parte. Y porque así como todas las aguas se comunican. todas las aguas se comunican. Para que todas las aguas puedan realmente comunicarse. como también lo hacen nuestra frenética movilidad y su forzosa inmovilidad. también es este mundo glo- balizado el que nos pone al alcance unas posibilidades infinitas de conocimiento. sentimientos generalizados de angustia. diferentes pero interdependientes. en la televisión pública. porque el sistema lo necesita y lo impone. el amor y el odio. Porque las aguas estancadas se pudren. en este aspecto. hasta tal punto que resulta superfluo hablar del tema. de equipamientos y de servicios. en la universidad. a la enfermedad. pero el apartheid político ya no existe y poco a poco el país está moviéndose hacia formas de vida cada vez más integradas y potencialmente solidarias. confusión de deseos y realidades? Tal vez. con mucho miedo y desconfianza entre los adultos. Con muchas dificultades. la alegría y la tristeza.. de infraestructuras. dispuesta a realizar todos aquellos trabajos sucios y mal pagados que ningún ciudadano de estos países está ya dispuesto a desempeñar. todo se contagia: el placer y el dolor. Siempre se han comunicado. ¿Cuál es la causa. en la misma sociedad.. los servicios públicos. en las escuelas. The show must go on. ¿Wishful thinking. hacia el reconocimiento de los derechos de ciudadanía y. bien al contrario. frente a los productos del Tercer Mundo. en los mismos individuos. así también. de acción. la indecencia. en Malí. de incomprensión. aderezados y alentados con los delirios integristas de George W. a la corta o a la larga. Que permite. o de segunda o séptima mano. Es posible que también nosotros consigamos salir del atolladero si aprendemos la lección de figuras como Nelson Mandela o Walter Sisulu. que las opciones aparentemente más individuales y personales puedan ser. Y todos los problemas también. Como dicen en el país dogón. en fin. el conocimiento y la ignorancia. una resaca que durará aún mucho tiempo. del proteccionismo de estos mismos países ricos. desde el terreno que sea. El actual sistema mundial es un sistema de inseguridades. como dicen en inglés.

de Eloy de la Iglesia (1976). que incluía. algunas (como Camada negra y Sonámbulos. así como otras que de manera sesgada reflejaban la materia oscura de aquella misma realidad sofocada: El desencanto y A un dios desconocido. como los menús de la nouvelle cuisine. dicen los versos completos de Góngora. en el Peñalver. La primera fue un gran éxito de público. el disparate. La otra ópera prima. por desgracia. a CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA Nº 145 ■ . que España fue el último país del mundo. eran dos comedias modestas en su presupuesto y en su propuesta estética. enraizado en nuestra imaginería y. y en el cine una fantasía: la que tenían todos los países occidentales. de Gonzalo Herralde. De hecho. un nuevo jefe de Estado. De repente. y Pepi. un cine largo y estrecho. Los placeres ocultos. Volvamos a la noche de aquel estreno de Pepi. Y sin embargo. e incluyo las antípodas. que ni siquiera todas las lobas presentes sabían llamar por su nombre primordial de golden shower. iniciando un tortuoso camino de desencuentros que sólo el éxito internacional del director rectificó. Luci. El estreno no tuvo focos ni limusinas. tuvo poco público y mucho vilipendio de la crítica seria. escasamente renovadora. y consolidó la llamada comedia madrileña. sino sus dos siguientes películas despertaron en España. La vieja memoria. cuando se estrenó en el cine Peñalver de Madrid su película Pepi. donde los críticos dieron a Almodóvar. de lo underground a lo madrileñamente urbano. ante un público cómodo que prefiere las satisfacciones conocidas al vértigo de lo distinto. en las mejores obras de Colomo. Bom y otras chicas del montón. ¿Qué pasaba en el cine español a finales de 1980? Franco llevaba muerto cinco años. más allá de la estupefacción antropológica causada por la infame turba de acompañantes y groupies (“ser de la noche negra nos lo enseña/infame turba de funestas aves”. Y es cierto que se realizaron en esos años varias películas imposibles bajo la dictadura... cuando sopla el viento galaico-castellano de sus sucesores. salpicaduras de mayor calado. a regañadientes. yo atribuyo al profundo desconocimiento que la crítica especializada y una mayoría del pueblo español pre-crónico-marciano tenían de los códigos de la sexualidad anómala y la terminología gay el poco reguero dejado por aquella provocativa película de Almodóvar. si se me permite la célebre palabra. tardíamente: conviene no olvidar hoy. Luci. que aquella primera película comercial de Almodóvar suponía. de 1979) explícita o metafóricamente referidas a la dictadura franquista. el cine de Almodóvar no ha podido ser más autóctono. o El proceso de Burgos. Mientras los ATS de las clínicas cercanas y las familias de los heridos en accidentes de tráfico ingresados en las Urgencias del hospital de la Princesa –puerta casi con- tigua a la entrada del cine Peñalver– miraban atónitos a las modernas del estreno de Pedro.SEMBLANZA ALMODÓVAR Y LA ‘INFAME TURBA’ VICENTE MOLINA FOIX T odo artista crea su propio paisaje. celtibérico.. los españoles seguimos oliendo. Raza. pues tampoco la irrupción de Almodóvar en el paisaje pudo colmar tanto wishful thinking. Bilbao y Caniche. despedía el tufo de unas emanaciones que aún hoy. Ópera prima. la tradición del sainete costumbrista rebozado con un poco de verbalidad francesa (Eustache. aparte de la golden shower. la de Almodóvar. podrían encontrarse en su filmografía las fórmulas del juguete cómico. mezcladas siempre por él con su peculiar y revulsivo talento para la farmacopea. la noche del 27 de octubre de 1980. de Fernando Trueba. simposios y congresos. de todas formas incongruentes en una sala (hoy clausurada) sin memoria de galas y en una zona del barrio de Salamanca hospitalaria y clínica. la comedieta de costumbres y la astracanada. de Pilar Miró. el de aquel cuerpo pequeño pero mefíticamente fragante. el estatuto de gran cineasta. entre tanto lauro y tanto Oscar. no se mueve con el mismo respeto a las leyes de la probabilidad y la previsibilidad que los estudiosos computan y dictaminan en seminarios. debajo del relativo escándalo paleto que no sólo Pepi. de Chávarri (19761977).. a la espera de ver salir de nuestra cinematografía liberada del yugo fascista las grandes explosiones del nuevo espíritu democrático hecho carne fílmica. de Bigas Luna (1978). Cinco años. el espíritu de Franco.. Bom y otras chicas del montón. por fortuna. Rohmer) y chistes traducidos de Woody Allen. La irrupción de Almodóvar en el cine español tiene fecha y lugar precisos. una oposición política. no. una Constitución votada mayoritariamente. De hecho. en el contexto de sus contemporáneos. El arte. La explosión de esa fantasía sobre el cine y la novela posfranquista que los autores españoles le debían a la buena conciencia progresista internacional no se produjo. en la Fábula de Polifemo y Galatea). De todas esas fórmulas. Buscando película a película. Drove y el propio Trueba. que trataba de poner al día. y aunque sólo por un par de horas.. las dos películas españolas más marcantes (no diré ni mucho menos que las mejores) del año 1980. de Gutiérrez Aragón. de Camino. el cruce de las calles Conde de Peñalver y Juan Bravo vio una pequeña fauna extraña y desaliñada que traía hasta esos lugares sanitarios el primer síntoma de un mal innoto: el tránsito del sueño privado a la luz pública. las cuatro de 1977. una transición. de Uribe. y del CESID. un tiempo suficiente para que el olor de cualquier cadáver ordinario se disipe del todo. donde los vítores de unos hipotéticos fans habrían quedado amortiguados por la sirena de las ambulancias que depositan allí sin parar enfermos graves. dentro de la sala de proyección caía desde la pantalla a las butacas la primera ducha dorada de la historia del cine español. pero antes ha de irrumpir en la estela de la tradición. que cinco años después de ser enterrado con 54 cinco llaves en el sepulcro del Cid. y El crimen de Cuenca.

padres y madres de severa bondad. En el audio del singular paisaje creado por Almodóvar en el cine español hay mucho chiste de astracán. a este respecto. Cito a Unamuno. el humeante tazón desportillado lleno de achicoria o cualquier otro brebaje reconstituyente que ayuda a crecer a esos vástagos de la España negra. sobre todo domésticas. en el caso de Buñuel. ante el estupor de la actriz Silvia Pinal. teatro y novela contemporáneos. y sardónico. ‘castizo’ viene a ser puro y sin mezcla de elemento extraño”. su marido. que no sé si es lectura de cabecera de Pedro: “Se aplica de ordinario el vocablo ‘casta’ a las razas o variedades puras de especies animales. que Pedro cose magistralmente con retales de felpa high tech. de la España eterna. como es sabido. Buñuel y Julio Alejandro eran los dos aragoneses. interrumpió la filmación. pero se conocieron en el exilio mexicano. entre las que se cuentan Nazarín. hacía su gran coguionista Julio Alejandro. Antes de La mala educación. siquiera por su glamourosa connotación de alta peletería.mí me gusta señalar como más específica la de la astracanada. el que sigue haciendo. angorina edwood y terciopelo azul. ni al ajo. íntegra. criadas generosas (de carne y espíritu). lo que no puede decirse del cine de Almodóvar. y así es como se dice de un perro que es ‘de buena casta’. pasiones comarcales. procede retorcidamente del gracejo andaluz y madrileño de los hermanos Quintero y Arniches hasta el retruécano –de un surrealismo soft y absurdo– de los Mihura. El casticismo es la gran lacra del arte español. Se trata. el productor Alatriste. Más o menos. ha dado alguna obra maestra y filmes muy estimables. película también en ese sentido muy seminal. pero ante los demás decía siempre detestar lo típico y lo folclórico de Aragón. sin duda más “cine de tacón” que de tazón. amores pueblerinos. según contó Julio Alejandro meses antes de Nº145 CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA ■ Pedro Almodóvar su muerte. lo cual originariamente equivalía a decir que era de raza pura. Buñuel. Tono y Jorge Llopis. se puso a cantarle a Buñuel. ¿Humor manchego? Almodóvar nunca renuncia a nada genuino. El “cine de tazón” es una manera o repertorio iconográfico poblado de escuálidos adolescentes convalecientes. Buñuel. Lo alambicado es que en el cine de Pedro. hoy manida. una buena parte de nuestro cine. sobre todo la jota. algún que otro tazón hay. tales productos gastronómicos nos han repetido. de un subgénero humorístico de gran prestancia en el teatro español del siglo xx. ¿Hay. embebido en las hipérboles surrealistas de su obra. Julio Alejandro estaba siempre recordándole a su amigo las raíces comunes. consciente o inconscientemente manchego. menos catetas. sin mezcla ni mesticismo alguno. yo recuerdo la escena de las jotas manchegas de La flor de mi secreto. esta jota aragonesa. y bastaría recordar en ese sentido su vinculación a Buñuel y FernánGómez. desde luego./que con esos cojonazos/ me echas en el coño tierra”. Incrédulo. y no las traigo aquí a colación como. incluido. gazpacho. aunque es preciso señalar que la especie. muy baturro”. y un día. “tenía un humor muy recio. Cinematográficamente ha tenido su cristalización en lo que yo llamé en su día “cine de tazón”. dicho a grandes rasgos. con gran encomio. en el rodaje de Simón del desierto. muy popular en la juventud gamberra de ambos: “No me jodas en el suelo/como si fuera una perra. gabanes de posguerra y. ver una película nacional sin tazones ni migas ni represión sexual ya reconfortaba. Nunca. De este modo. y que. y mucha cocina casera con cortinillas de cretona. y yo creo que es por esa arriesgada y muy característica pirueta del cine almodovariano consistente en tomar las esencias de la españolada y diluirlas en el vaso de las neurosis obsesivas más cosmopolitas y desviadas. es que sea castizo. cuya gran película El extraño viaje vimos hace unos meses comentada y reverenciada por Pedro en el programa televisivo Versión española. boatiné. Viridiana y Tristana. sin embargo. pálido de vergüenza. y el resto del equipo mexicano. pierna de cordero y no recuerdo si hasta un morteruelo de fondo en el retorno a las fuentes que hacía Marisa Paredes en la citada La flor de mi secreto. En el momento de la aparición de Almodóvar. como corolario. y para mí constituye el supremo elogio. una película más acendradamente impura que La mala educación? Como ha contado en nume55 . y colaboraron juntos de manera continua y memorable en varias películas.

donde se recoge la “penúltima versión” del guión. se convertía al caer la tarde en una de las aves más vocingleras y rutilantes de aquella bandada que tanto estimuló la noche negra de los garitos de la movida madrileña en la primera mitad de los años ochenta. también en esos giros argumentales. Iniciado el siglo xxi. Madrid. que llevaba entonces por título Las visitas. del prólogo que acompaña la edición de La mala educación (Ocho y Medio. sin quedar plenamente satisfecho del guión resultante. incansable en sus retoques. La mala educación cinematográfica. su vida familiar en un pueblo de Valencia (Paterna) al cual había emigrado la familia. una obsesión y un refugio”. con el tiempo.ALMODÓVAR Y L A ‘INFAME TURBA’ rosas intervenciones públicas el propio cineasta. y donde la infame turba mezcla a los curas con los travestis. Almodóvar desarrolló ese relato. en el que la parte situada en el Madrid de los años ochenta. en una apasionada afirmación de que sólo la mala vida puede redimir la mala educación. 56 CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA Nº XX ■ . naturalmente. los crucifijos con los consoladores. las relaciones con el padre y con la madre…”. y sobre todo en el desenlace. y. numerosos elementos para desembocar en una rebosante película de tazón: el trasfondo de la enseñanza religiosa. la emigración rural. ampliaciones y reescrituras del guión. Almodóvar. la fuerte carga autobiográfica del guión. en forma cinematográfica. A poco que se conozca la vida de Almodóvar resulta evidente. “en el que me vengaba de la educación religiosa que había recibido en un colegio de curas 20 años antes” (tomo esta cita. Es un indicador del talento anticastizo de Almodóvar que el resultado final. de la película estrenada). sea un sofisticado juego de cajas chinas en el que la transubstanciación no se hace en la eucaristía sino en la silicona. 2004). de la que el personaje del director de cine Enrique Goded era una figura descollante. titulado La visita. tenía bastante más extensión. en torno a la famosa movida. cada vez que terminaba una nueva película. por tanto. el sufrimiento infantil de una sensibilidad torcida. con su mezcla de terrorismo espiritual y lujuria de confesionario. en el que se contaba la infancia enfrentada de los dos hermanos. las sotanas con las lentejuelas. humilde oficinista diurno. que. su autor “volvía a esta historia. como las siguientes. En los primeros años noventa. Pedro. el origen de esta última obra suya es un relato escrito por él hacia el año 1973. el microclima de una familia de la clase trabajadora. Las visitas y después La mala educación original contenían. se había convertido en un reto. que difiere en más de un punto. se encontró con ganas de filmar el tocho ya ahora llamado La mala educación. aun- que no a Valencia. ■ Vicente Molina Foix es escritor. también había “un largo prólogo rural. sino a Extremadura. La familia del futuro cineasta emigró desde La Mancha. Autor de las novelas La mujer sin cabeza y El vampiro de la calle Méjico y guionista y director de la película Sagitario.

Los países más participativos tienden a ser aquellos en los que el voto es obligatorio –Bélgica. 1979-2004 80 70 60 50 40 30 20 1979 1984 1989 1994 1999 2004 Participación media para países miembros Alemania Bélgica Italia Luxemburgo Holanda Reino Unido Irlanda Dinamarca Grecia España Portugal Suecia Austria Finlandia Checoslovaquia Estonia Chipre Latvia Lituania Hungría Malta Polonia Eslovenia Eslovaquia Media 43. La participación se sitúa por encima del 50% en otros dos países: Malta e Irlanda. muchos ciudadanos europeos aprovecharon la oportunidad para castigar a sus respectivos Gobiernos. pero no desencadenó la movilización electoral.00 28. como Dinamarca. en las que la participación ha caído en 18 puntos a lo largo de 25 años (véase gráfico 1). Los resultados del 13-J en España Las elecciones del 13-J. Austria.74 37. son muy participativas. Las elecciones en Europa Las elecciones europeas de junio de 2004 registraron la tasa más baja de participación desde los primeros comicios celebrados en 1979.50 nuevas democracias.5% de los ciudadanos europeos acudió a votar en esta ocasión. pues ni siquiera uno de cada dos ciudadanos europeos acudió a votar en esta ocasión. Se observa que la participación varía enormemente: mientras que en Bélgica votaron nueve de cada diez ciudadanos. a las pocas semanas de que 10 nuevas democracias sellasen su incorporación. se disputaban 10 escaños menos que en 1999. batió su récord. expresado por muchos ciudadanos. Así sucedió en el Reino Unido. pues la media para la Europa de los 15 es de 53%.20 41.89 71.78 45. entre otros1.23 46.96 45.34 16. Holanda.94 38.90 61. Francia. pues en ninguna convocatoria había acudido a votar menos de la mitad de los electores registrados. Grecia y Chipre– o lo ha sido. En Europa y en España triunfó la abstención.80 41. cambiaron el rumbo político del país. Los comicios tenían lugar. En España. las tasas de participación están por debajo de la media de los 25 países. como en Italia hasta 1994. El porcentaje de voto al PSOE aumentó en ocho puntos en relación a las europeas de 1999 y en casi un punto con 1 Véase José Ignacio Torreblanca: Claves para entender la abstención en las elecciones europeas. con la victoria del Partido Socialista Obrero Español (PSOE). todos ellos TABLA 1 Participación en las Elecciones Europeas de 2004 Estados miembros Tasa de participación en % Participación en elecciones europeas. Real Instituto Elcano. El 45. como tampoco lo hizo el proceso de negociación del proyecto de Constitución de la Europa de los 25. son todos. países que se han incorporado a la UE en la reciente ampliación. en Eslovaquia lo hizo menos de dos de cada diez. La tabla 1 recoge las tasas de participación en las elecciones de 2004 para los países miembros.05 38. El alto abstencionismo entre los nuevos socios explica por sí mismo la caída de la participación en estos comicios. De los 10 nuevos miembros.10 27. En todos ellos votó el 70% o más de ciudadanos. tres meses después de las elecciones generales que. Hungría y Polonia.POLÍTICA EL TRIUNFO DE LA ABSTENCIÓN EN LA UNIÓN EUROPEA BELÉN BARREIRO L as elecciones europeas. Italia y Alemania.85 62.90 26. en las que. y tres puntos porcentuales por encima de la participación habida en las elecciones de 1999. únicamente las dos democracias más antiguas. los comicios europeos se celebraban el 13 de junio. Chipre y Malta. a excepción de Lituania.80 73. permitió GRÁFICO 1 que el nuevo partido en el Gobierno volviese a situarse como ganador.10 38.00 47. 58 CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA Nº 145 ■ . La abstención de los españoles.37 20. han pasado a la historia como las elecciones de la abstención. en donde las elecciones europeas coincidieron con las presidenciales. Las elecciones europeas coincidieron en Irlanda con la celebración del referéndum sobre la reforma de la Constitución. Los países más abstencionistas. La ampliación no sirvió de estímulo para acercar a los ciudadanos a las urnas. sin embargo. La tasa de participación confirma la tendencia a una desmovilización creciente en elecciones europeas. En los países restantes. aquellos en los que la tasa de participación se sitúa por debajo del 30%. Las elecciones europeas no sólo fueron los comicios de la abstención. como consecuencia de la ampliación. similar a la europea.00 39. lo que supuso una caída de cuatro puntos porcentuales con respecto a la participación en 1999. brindaron resultados satisfactorios para los dos principales partidos (véase tabla 2). en un contexto de transformación para la Unión Europea (UE).47 82.50 90. ocho puntos porcentuales por encima de la tasa para la Europa de los 25. 21-6-2004. sin excepción. así como en otros Estados miembro con menos población. El optimismo hacia la nueva situación política. celebradas entre el 10 y el 13 junio de 2004. En ellas. Luxemburgo.19 41.00 90.

410. en las que el 75% del electorado optó por los dos principales partidos.566 5. Por su lado. AdeTabla  más. IU-EUIA CiU CE CN+EP BNG EH VERDES LV-GV Siglas Votos Votos % Diputados (64) 27 24 4 3 2 2 1 1 PSOE 6. Los socialistas volvieron a ganar en un contexto de normalidad. obtuvo el 5% de los votos y se hizo con dos escaños.77 937. La caída de voto en elecciones europeas refuerza la evidente debilidad de IU. con el 2. La participación. similar a la participación media europea.45 300. que avanzan un punto en esta región.43 677. Se está produciendo. El avance del PSOE se produce en todas las comunidades autónomas salvo en Murcia.060 0.42 138. Los perdedores de las elecciones del 13-J fueron IU y los partidos nacionalistas. una tendencia creciente al bipartidismo en España. La manifestación de esta tendencia en elecciones europeas es reveladora.5 si se toma como elecciones de referencia las últimas generales.621. pues la votación en distrito único no permite en teoría achacar el retroceso electoral a la práctica de voto útil de los ciudadanos de izquierda. con más capacidad para tratar con igualdad a los partidos.17 IU-ICV-EUIA 636. CANNABIS 53. pues doblaron el voto que habían obtenido en anteriores elecciones europeas. La comparación de los resultados de las elecciones europeas de 2004 con respecto a las de 1999 muestra una evolución del voto a los principales partidos similar a la detec- Elecciones europeas de 2004 y 1999 2004 (54) 1999 (64) % Diputados Siglas (54) 25 24 2 2 1 PP PSOE-Prog.66 14.575 1.968 2. mientras que CiU sufrió un descalabro considerable.49 CE 184. únicamente el PNV mejoró sus resultados con respecto a las elecciones de 1999. en cuyo caso el aumento es de 11 puntos. tras las elecciones municipales de mayo de 2003 y las generales del 14-M.221.923 1.13 C. compuesta por los firmantes de la Declaración de Barcelona –CiU. El porcentaje de voto a IU descendió en 1. en la que está integrada Esquerra Republicana de Catalunya (ERC).30 GALEUSCA 790.874 1. El voto al BNG cayó en nueve puntos.294 41. que tan sólo a tres meses de los comicios que le llevaron a la oposición recortó su distancia con los socialistas en tres puntos. Desde las elecciones europeas de 1999. El PP. cayó en 18 puntos porcentuales con respecto a los comicios de 1999 y se situó 16 puntos por debajo de la participación media para el conjunto de elecciones europeas celebradas en España (1987-1999).687 4.477.095 2. pues el sistema electoral adopta una circunscripción única y. Los otros perdedores fueron los partidos nacionalistas. De los tres partidos que integran la coalición.74 7. el avance del PSOE en Cataluña. el 46%. 8. los resultados obtenidos por el PP mostraron la innegable capacidad de movilización de este partido. dejando a la coalición con el peor resultado de su historia electoral. igualmente. lo que en teoría debería haber desincentivado la concentración de voto a favor de los dos grandes. La proporción de ciudadanos que votaron el 13-J descendió en todas las comunidades autónomas. El avance del PSOE y del PP el 13-J quedó reflejado en la mayor concentración de voto jamás producida desde el inicio de la democracia: casi el 85% de los españoles optó por uno de los dos primeros partidos españoles.778 0.20 613. y 59 Nº 145 CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA ■ . aumenta su voto en seis puntos porcentuales en Murcia entre las dos últimas elecciones europeas y gana casi dos puntos si se toma como elección de referencia el 14-M. PNV y BNG–.823 35. La coalición Europa de los Pueblos.094 3.21 LV-GV 66.785 0.35 ARALAR 19.5 puntos en comparación con las anteriores europeas y de 3. entre las que el crecimiento es de ocho puntos. por tanto. Es precisamente en esta comunidad en la que menos creció el voto a los socialistas en las elecciones generales. Las elecciones mostraron que los republicanos siguen en ascenso. tanto si se compara las dos últimas convocatorias europeas.835 0. la menor habida en elecciones españolas. El PSOE logró el 13-J su tercer triunfo electoral en el ámbito estatal en poco más de un año.079 1.197 0.33 1.993 39.458 4.5% del voto. donde se observa un ligero retroceso. Es posible que la paralización del Plan Hidrológico Nacional dé cuenta de los menores rendimientos electorales del PSOE en esta autonomía. perdiendo 12 puntos porcentuales con respecto a los comicios de 1999 y situándose por detrás del PP en Cataluña. El rasgo más destacable de las elecciones del 13-J fue la baja participación. logró un escaño.65 306. La coalición Galeusca. donde el avance socialista es de tres puntos.90 349. Cabe destacar.D. mientras que las ganancias del PP fueron de 1. aunque la comparación de los dos comicios celebrados en 2004 no ofrece un saldo negativo para los socialistas.570 43. por el contrario.09 tada en los comicios del 14-M. La victoria en las europeas permitió zanjar el debate que desde las filas del PP se había abierto a propósito de la influencia del atentado del 11-M en las pasadas elecciones generales. en estas elecciones los partidos nacionalistas han formado coaliciones.16 EdP 380. como si se tiene como elecciones de referencia o bien las autonómicas de 2003. y el 80% lo hizo el 14-M.30 PP 6.43 P.5 puntos. El 79% votó al PSOE y al PP en 2000.S. por tanto. con independencia de su tamaño.315.respecto a las elecciones generales del 14-M.051 5. la concentración del voto se ha ido acentuando considerablemente. o bien las últimas generales.

2004. El proceso de toma de decisiones es complejo y las responsabilidades difusas. a la hora de votar en las elecciones europeas. sino también por el contenido de los acuerdos y decisiones que en ella se adoptan. no es evidente que el euroescepticismo explique la alta abstención del 13-J en Centro de Investigaciones Sociológicas. la abstención mostraría una cierta indiferencia o incluso rechazo de los ciudadanos por las instituciones europeas y los procesos de toma de decisión que en ellas se producen. Los ciudadanos muestran.567. no es en ella en donde se dilucidan las políticas realmente relevantes.564. Esta pauta no hace sino confirmar la mayor tendencia a la desmovilización entre el electorado de izquierda que entre el de derecha. Los europeos saben que su voto no permite ejercer control sobre las decisiones que se adoptan en el marco de las instituciones europeas. en las elecciones europeas los ciudadanos eligen a representantes nacionales para un Parlamento Europeo que no tiene funciones similares a la de los parlamentos nacionales en los sistemas parlamentarios. el 64% considera que España ha salido beneficiada. desde la adhesión de nuestro país a la Unión. se atenúa considerablemente sin llegar nunca a desaparecer. control y caída de un Gobierno. 2 Participación y voto al PSOE y PP en elecciones generales y europeas 90 80 70 60 50 40 30 20 10 0 ▲ Participación Voto PSOE Voto PP ▲ ▲ ▲ ▲ ▲ ▲ ▲ ▲ ▲ ▲ ▲ 3 Según J. cuando los estadounidenses se revelaron contra los británicos porque no admitían pagar impuestos sin tener representación política (‘‘no taxation without representation’’). frente a un 16% que habría votado al PP. los votantes tienen la posibilidad de castigar al partido en el Gobierno. formación. La dimensión europea de la abstención del 13-J en España España 3 . datos de encuesta revelan la mayor presencia de individuos de izquierda que de derecha entre los abstencionistas del 13-J. habría votado al PSOE. actitudes muy favorables a la misma. en la que el voto al PP mantuvo un ligero vínculo con la GRÁFICO 2 participación. Igualmente. las elecciones tienen como principal función permitir a los ciudadanos el control de los Gobiernos. Tres de cada cuatro ciudadanos consideran que las decisiones que se toman en el seno de la Unión Europea afectan sus vidas4. La percepción del ciudadano que no paga impuestos europeos bien puede ser que la UE ni recauda ni tiene suficiente capacidad de gasto. Por el contrario. Entre las siete autonomías más participativas. Se observa cómo. Ann Arbor: The University Of Michigan Press. 4 Centro de Investigaciones Sociológicas. Sin embargo. En este sentido. El gráfico 2 muestra precisamente la evolución de la participación y el voto al PSOE y al PP en elecciones generales y europeas desde 1986 a 2004. Preelectoral Elecciones al Parlamento Europeo. de haber acudido a las urnas. todo parece indicar que el PSOE se vio más perjudicado que el PP por la abstención. 5 Un argumento parecido al que se presenta aquí se encuentra en Cees Van der Eijk y Mark Franklin: Choosing Europe. optando por la abstención o por otra fuerza política. como permitir la Abstención y euroescepticismo Frecuentemente se afirma que los relativamente altos niveles de abstención en elecciones europeas responden al poco entusiasmo de los ciudadanos por el proceso de construcción de la UE. Poselectoral Elecciones al Parlamento Europeo. los ciudadanos centran su atención en los asuntos nacionales y utilizan en todo caso su voto para zanjar cuentas con los políticos de su país. el voto al PSOE mantiene relación con la participación: en aquellas elecciones en las que son menos los ciudadanos que votan. mayo 2004. La importancia de la política fiscal en la construcción y desarrollo de las democracias encuentra su máxima expresión en la revolución americana. mientras que cuando el número de votantes asciende también lo hace el voto a los socialistas (esto ocurre claramente en las elecciones de 1996 y 2004). El descontento de los ciudadanos no se puede manifestar mediante el castigo en las urnas. En mayo de 2004. 2004. tampoco está claro que el euroescepticismo explique la abstención en otros países de la UE. I. El voto no permite el control de la política europea Es posible que las bajas tasas de participación en elecciones europeas respondan al peculiar diseño institucional de la UE5. frente a un 22% que lo habría hecho por los populares2. el 32% declaraba que. Quizás los ciudadanos españoles y europeos se abstengan CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA Nº145 ■ 1986G 1987E 1989E 1989G 1993G 1994E 1996G 1999E 2000G 2004G 2004E 60 . salvo en la década de los ochenta. las encuestas de opinión revelan que los españoles son conscientes de la importancia de las instituciones europeas en cuanto a su capacidad para condicionar la vida nacional. el 77% de los ciudadanos afirma estar a favor de la Unión Europea. El voto en las elecciones europeas no representa un mecanismo de control. Véase la nota a pie de página número 1. Castilla y León.5% del producto interior bruto (PIB) de la Unión.E L TRI UNFO D E L A ABSTENCIÓN EN L A UN I ÓN E U ROP E A únicamente en siete autonomías al menos uno de cada dos ciudadanos acudió a las urnas. cae el voto al PSOE (así sucede en 1994 y 1999). lo cierto es que el presupuesto de la UE no alcanza ni el 1. Al hacer balance de las repercusiones que para nuestro país ha tenido la pertenencia a la Unión Europea. Valencia y Madrid. En las democracias. Entre aquellos que querían votar pero no pudieron hacerlo. el gasto público alcanza el 40% del PIB nacional. El diseño institucional de la UE no permite que el voto sirva como mecanismo de control al Gobierno. a partir sobre todo de la década de los noventa. Sin embargo. por ejemplo. Igualmente. tendencia que sólo en ocasiones. los populares aventajan a los socialistas en seis: Rioja. Pese a situarse como partido ganador. Entre aquellos que optaron por no votar. a partir de los noventa el apoyo electoral a los populares se produce al margen de cómo evolucione la abstención. aquellas en las que la tasa de participación supera el 50%. cuando en España. Torreblanca. un 42% se habría decantado por los socialistas. junio 2004. Estudio 2. Consecuentemente. como sucedió en 1982 y en 2004. Castilla La Mancha. Pese a la creciente e innegable importancia del marco europeo en la vida de los países miembros. por tanto. Cuando los resultados logrados durante una legislatura no resultan satisfactorios. Estudio 2. y que. La UE no sólo es peculiar por su diseño institucional.

el PSOE aparecía como favorito en la gestión de las políticas antiterroristas. Las elecciones del 13-J fueron las terceras. la valoración de lo que estaba haciendo el PP se quedaba por debajo del 5. La izquierda abstencionista: ‘‘somos más. La dimensión nacional de la abstención del 13-J en España 6 Instituto Opina para el Pulsómetro. la preferencia por el PSOE se trasladaba incluso a aquellos ámbitos que los populares presentaban como sus puntos fuertes. y un 75% considera que las decisiones adoptadas en esta sede afectan a los españoles7. por lo general. Así. La cuestión es que. En definitiva. Con todo. un 71% cree que el Parlamento Europeo es importante en la vida de la Unión Europea. De esta forma. y el 65% se considera poco o nada informado al respecto. Muchas elecciones en un año Es bien sabido que la frecuencia de elecciones desincentiva la participación por un simple efecto de saturación. el sesgo de izquierda que ha caracterizado la abstención en España sólo se mitigó en las últimas elecciones generales. es posible que la situación poco favorable a movilizar el voto de castigo sí sirviese de incentivo a la abstención. con la que estaban de acuerdo tres de cada cuatro españoles. del total de elecciones europeas celebradas en España. pero. al no pagar impuestos. Es posible que la tendencia a una mayor desmovilización 10 Centro de Investigaciones Sociológicas. celebradas en un año. los ciudadanos votan menos. a pesar de las actitudes de entusiasmo y reconocimiento que muestran hacia la UE. la ambivalencia de los ciudadanos con respecto a la UE no responde a una disonancia entre actitudes y comportamientos. junio 2004. 2004. la retirada de las tropas de Irak. En países como Estados Unidos. Sin embargo. Además. Con todo. 9 Sigma Dos para El Mundo. En algunas encuestas. 15 puntos por encima del porcentaje que daba el visto bueno a Mariano Rajoy como líder del principal partido de la oposición. mientras que uno de cada dos reconoce que lo relevante en su decisión son los asuntos relacionados con la situación política actual de España. el PSOE se enfrentaba a las elecciones europeas en un contexto que le era enormemente favorable. mayo de 2004. las de 1989 habían sido hasta el 13–J las que presentaban la tasa más baja de participación. Esta inusual frecuencia contri8 Centro de Investigaciones Sociológicas. sin duda. la participación el 13-J estuvo nueve puntos porcentuales por debajo de 1989. votamos menos’’ Las elecciones celebradas en España han mostrado. El 54% de los españoles admite que las noticias relacionadas con la UE le interesan poco o nada. Por tanto. todos los miembros del Ejecutivo. Nº 145 CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA ■ 61 . incluso en contextos de bonanza política. pese a ser aún muy desigualmente conocidos. al margen de su europeísmo. 6-6-2004. Sin embargo. Votar sólo para las europeas Según se observa en el gráfico 2. recibían sin excepción el aprobado en sus primeras semanas de gestión. no entienden bien para qué sirve. En definitiva. mientras que el PP perdió 3. pues apenas había margen para que los ciudadanos ejerciesen el voto de castigo. sin llegar a desaparecer.4 millones votos con respecto a las elecciones generales. frente a un 30% que afirmaba lo mismo con respecto al PP.BELÉN BARREI RO porque sí tienen representación. A mediados de mayo. si votan. justo un mes antes de la convocatoria electoral. Todo indica que en los comicios europeos la capacidad de movilización del PP ha sido de nuevo mayor que la del PSOE. es el propio diseño político europeo el que conduce a los ciudadanos a la abstención en elecciones europeas o. 21-06-2004. en la reducción del paro y en el logro de la estabilidad económica9. Mientras los españoles calificaban con un aprobado alto la labor del Gobierno. Poselectoral Elecciones al Parlamento Europeo. únicamente dos de cada diez ciudadanos afirman que a la hora de decidir su voto en las elecciones al Parlamento Europeo lo que tienen más en cuenta son los temas relacionados con la UE. El entusiasmo con el que los españoles iniciaban la nueva etapa política se trasladaba a las opiniones emitidas a propósito de cuál sería el partido más capaz de representar los intereses españoles en Europa. Además. Barómetro de mayo 2004. Igualmente. No se trata de que los españoles contradigan con su abstencionismo sus actitudes entusiastas. Es más probable que los ciudadanos se movilicen especialmente en elecciones europeas para manifestar su descontento hacia un Gobierno que para mostrar sus simpatías. Las elecciones europeas de 1989 y de 2004 ofrecen un elemento en común: son las únicas que no coinciden con ninguna elección municipal y autonómica. La victoria del PSOE en marzo de 2004 se debió parcialmente a la movilización de electores progresistas que en otras ocasiones se habían abstenido. el voto al PSOE descendió en un millón más. 7 Centro de Investigaciones Sociológicas. y las cuartas en Madrid y Cataluña. Datos de encuesta revelan que el 21% de los ciudadanos no votó porque estaba ya cansado de tantas elecciones10. a tomar en consideración asuntos de política interna. Preelectoral Elecciones al Parlamento Europeo. que la poca importancia atribuida a las elecciones europeas dé cuenta de la escasa información e interés que los ciudadanos manifiestan cuando se les pregunta por las cuestiones europeas.567. el 19% reconoce que las elecciones europeas no le interesan6. y sólo uno de cada diez veía con pesimismo el futuro político de España8. Los españoles se mostraban también optimistas con respecto al futuro del país: únicamente dos de cada diez creía que la economía iba a empeorar. ni el voto permite a los ciudadanos guardar control sobre lo que se decide en la UE ni es evidente para todos que lo que esté en juego en Europa sean las políticas más relevantes. Estudio 2. La decisión más popular había sido. La abstención no fue ‘voto de castigo’ Las elecciones del 13-J se celebraron en España en un contexto de sintonía popular con el Gobierno recién formado tras las elecciones del 14-M. el 65% de los ciudadanos aprobaba la gestión de José Luis Rodríguez Zapatero como presidente del Gobierno. en los que los ciudadanos eligen cargos públicos de muy diferentes niveles. En otras palabras. Algunos datos ilustran la escasa importancia que los ciudadanos españoles atribuyen a las elecciones europeas.564. además. Cuando se les pregunta directamente por las razones de su abstención. los ciudadanos de izquierda muestran una mayor resistencia que los de derecha a acudir a las urnas. algunas de las primeras medidas del nuevo Gobierno socialista lograban un claro respaldo por parte de los ciudadanos. Es posible. el predominio de ciudadanos de izquierda entre los abstencionistas. Un 49% declaraba que el PSOE defendería mejor los intereses de España. buye a explicar la desmovilización habida en estos comicios. Estudio 2.

Sin duda.60% 1. Estudio 2. En las elecciones europeas. CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA Nº 145 ■ .556. pues los españoles no han dejado de manifestar desde la adhesión de nues- 11 Centro de Investigaciones Sociológicas. Sin embargo. mientras que la UE no cuente con una auténtica política fiscal. Igualmente. TABLA 3 Autoposicionamiento ideológico en España (Mayo 2004) Posiciones 1-2 (Izquierda) Posiciones 3-4 Posiciones 5-6 Posiciones 7-8 Posiciones 9-10 (Derecha) No sabe No contesta Total 5. Con todo. sentían cierto entusiasmo. Los ciudadanos progresistas. las valoraciones de los candidatos fueron relativamente positivas: la nota media para Borrell fue de 5. el voto no permite el control de los políticos. El 36% de los ciudadanos se sitúa en posiciones de izquierda. el 32% se posiciona en el centro. Datos de encuesta revelan que el 20% de los ciudadanos se abstuvo por falta de interés en los candidatos y los partidos.00% lebrados en televisión entre los candidatos del PSOE y del PP. Además.312. No está claro que la desmovilización sea siempre una consecuencia directa del escepticismo hacia la integración europea.60% 8. Movilización en campaña Ya fuese por tratarse de elecciones europeas o por la escasa capacidad de atracción de los partidos durante la campaña. y pese a que el 61% de los ciudadanos creía necesaria la existencia de debates. 2004. Poselectoral Elecciones al Parlamento Europeo. Josep Borrell y Jaime Mayor Oreja. Los datos de encuesta muestran con claridad que la izquierda está bastante más poblada que la derecha. 12 Centro de Investigaciones Sociológicas. Finalmente. es posible que la abstención se deba al peculiar diseño de Europa. Otros factores tuvieron una influencia negativa sobre la participación: la saturación por haber votado varias veces en un año. tendrían menos incentivos para coordinarse en pro de la participación. en términos generales. lo cierto es que el 13-J se caracterizó por la escasa movilización electoral. Por ello. mientras que únicamente el 10% se declara de derecha. una muestra clara del poco interés que despertaron las elecciones europeas fue el escaso seguimiento de los debates ce62 Tanto Europa como España registraron las tasas más altas de abstención de su historia en la convocatoria de junio de 2004. más numerosos. A la falta de interés en los candidatos y partidos pudo contribuir el hecho de que los cabeza de lista fuesen políticos que ya tenían una cierta trayectoria en la política nacional. cabe la posibilidad de que los ciudadanos de derecha se coordinen en la acción de votar bajo el razonamiento de ‘‘somos menos y por ello debemos votar todos’’. Conclusiones Fuente: Centro de Investigaciones Sociológicas. sino que no sea más que una muestra de la capacidad de los ciudadanos para entender cuándo y dónde su voto es realmente trascendente. Dicho de otro modo. La tabla 2 da cuenta de ello. no parece que la campaña del 13J resultase movilizadora o relevante para el elector.E L TRI UNFO D E L A ABSTENCIÓN EN L A UN I ÓN E U ROP E A de la izquierda se deba a una menor necesidad de los ciudadanos progresistas de coordinarse a favor de los partidos que sienten más próximos. Pese a tratarse del primer debate celebrado desde 1993.70% 30. Estudio 2.564. Es posible que la experiencia haya provocado en este caso más desidia que entusiasmo. En este sentido. Además. Estudio 2.20% 12. el área más poblada del eje ideológico. están mucho más motivadas a responder a las llamadas de movilización del PP.00% 100. 2004. es posible que la abstención europea no presente mucho misterio. En cualquier caso. mientras que los ciudadanos de izquierda. pues su complejo sistema de toma de decisiones no permite al ciudadano ni atribuir responsabilidades ni pedir cuentas. mientras que las personas conservadoras. los ciudadanos difícilmente van a llegar a percibir que donde se juegan sus intereses reales es en Europa. únicamente el 11% declaró haberlo visto completo11.567.60% 31. pudo no resultar acertada la articulación de la campaña en torno a cuestiones como la guerra de Irak o el efecto de los atentados en las elecciones del 14-M. Los ciudadanos pudieron considerar que los partidos debían renovar sus mensajes. Preelectoral Elecciones al Parlamento Europeo. Ello explicaría por qué los ciudadanos tienden a utilizar su voto en las elecciones europeas para zanjar cuentas con sus políticos nacionales: si las urnas no les permiten controlar la política europea. Es posible que un factor que realmente movilice a los conservadores sea el mero hecho de ser menos y de que sólo de su unión puede nacer su fuerza.20% 10. al menos les ofrecen la posibilidad de manifestar el descontento con los Gobiernos nacionales. las elecciones europeas parecen poner de nuevo de manifiesto en España la mayor tendencia a la abstención en la izquierda que en la derecha. razonen que ‘‘somos más y no es necesario que votemos todos’’. ■ Belén Barreiro es profesora de Ciencia Política en la Universidad Complutense. la abstención en España se pudo ver agudizada con respecto a otros comicios europeos por haberse celebrado en un contexto de bonanza política en la que no cabía castigar a un Gobierno por el que los ciudadanos. tro país su entusiasmo por la pertenencia a la UE. menos capaces de lograr esa coordinación.6 y para Mayor Oreja de 5. sabiendo que son menos. el 67% de los ciudadanos reconocía que la campaña para las elecciones europeas le había interesado menos que la de las elecciones generales. la no coincidencia de la elección europea con elecciones de otro orden o la escasa movilización de los partidos en campaña.

en un inglés súbitamente desmejorado. oh mal de males. el caso es que. Obviamente yo tenía en la sangre algo que compartía con Rembrandt. desde luego. “¿Disculpe?”. A lo que se refería la señora era al ineluctable azoramiento que siempre les ha producido a los holandeses lo de mi apellido holandés en cuerpo y cultura de dudosa procedencia. procurando liberarme de la absurda vergüenza que tuve por no poder decirle a aquella persona a qué etnia pertenecía. el de réprobo. si mal no recuerdo. porque. el de apátrida. por ventura o decisión consciente. de ademanes irreconocibles. de su lengua. crecido en Perú. como quien dice (y emulando todavía a los pedantes). no menos importante. de pelo rubio y rasgos finos y amables. falta de imaginación para adivinar la simple explicación de toda discordancia de la regla en mi caso: un holandés emigrado que se casa con una peruana y tiene hijos que nacen y crecen en la patria de emigración y un buen día emigran a su vez a la patria paternal. me oigo replicar a mi vez. una empleada de mediana edad. Vermeer. respondió la susodicha. y usted me dijo que su madre era peruana. difícilmente clasificable. Esta vez fue ella la que me miró como presa de la disonancia cognitiva. alcancé a responder. sino que tampoco me la había planteado yo mismo ni de casualidad. parecía no pertenecer en realidad a ninguna. Pero el problema con la empleada era el que dije: bajo qué encabezado debía ponerme. El olvido me ha quitado los detalles con que terminó esta entrevista en la oficina de empleo e ignoro qué habrá escrito finalmente en mi ficha de inscripción la amable funcionaria. Desarraigo que en estos tiempos de multiculturalismo equivale a aquel estado al que aspiré alguna vez en mi tierna adolescencia.E N S AYO POR UN MULTICULTURALISMO MARXISTA-LENNONISTA FRANS VAN DEN BROEK E l olvido ha mitigado. debo puntualizar. si se me perdona de nuevo el terminajo. más bien europeo…?”. amado en Perú. con toda probabilidad. era. No ha podido. aunque. y escapado del Perú no podían borrar el ominoso signo de mi pedigrí: mi apellido neerlandés. ¿pero usted qué se siente?” (que haya dicho “usted” es. pues a lo que me refiero es a qué cultura se siente usted que pertenece”. Y esto sí que es intolerable en esta sociedad de la más avanzada tolerancia: algo que no se pueda catalogar claramente. Hugo de Groot. ¿a qué se refiere usted exactamente?”. piadosamente. borrar los contornos principales de tal encuentro: una pulcra oficina del Instituto Nacional de Empleo holandés. No ocupaba. que el resto de la tarde lo pasé en estado de reflexión abotargada. por mi adscripción étnica. en pocas palabras. o. parte de mi ideario o imaginario personal. como parte del cuestionario de inscripción (yo acababa de llegar al país para una estadía más bien prolongada). “Sí. “Eh. Haber nacido en Perú. una suposición). que. indio. Comparto esta experiencia 63 . empero. quizá incluso. “Ajá. bien visto el asunto. Spi- noza o Cruijf. de menor calibre. sinceramente convencido de que había oído mal. que me pregunta. ¿cómo lo explico?… Es que veo que usted tiene un nombre tan holandés. tal vez. No ha dejado de maravillarme su fatalista curiosidad y. Menos aún si dicho apellido iba acompañado de un pasaporte de la Unión Europea. usted es medio holandés. La amable funcionaria hubo de esperar largos segundos de hesitación y reacomodo mental hasta oírme balbucir. por lo tanto. Confieso que la pregunta me cogió completamente desprevenido. con más cautela. sé. suponía que era más bien suramericano que otra cosa. un mestizo. Pero algo no encajaba: incapaz de hablar perfectamente en su lengua. desconocía entonces. Aquello de ser “medio algo” no era tampoco cosa que formara parte de mi habitual manera de considerarme como individuo. pero incompleto. latino. Ésta fue mi segunda disonancia cognitiva durante dicho encuentro. no sé. y poco más. sin embargo. lleno. “Bueno. No era tan sólo que jamás en mi vida me hubiera hecho nadie esta pregunta. como tampoco había desempeñado papel alguno en mi pasado el término“multiculturalismo”. la sensación de “disonancia cognitiva” (como llaman los pedantes al azoramiento) que se apoderó de mí cuando tuve mi primer encuentro oficial con el multiculturalismo. estudiado en Perú. algo así Nº 145 CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA ■ John Lennon y Groucho Marx como que yo había crecido en Perú y. Obviamente pensaba que a un extranjero como yo términos tan técnicos le serían desconocidos. y. ¿de qué grupo étnico se considera usted. de maneras ajenas y de rasgos embrollados. o sea. carajeado y vitoreado en Perú. Referencias a la etnicidad se asociaban en mi experiencia a bamboleantes estudios universitarios o documentales de National Geographic. en hablante correcto.

no me pertenece. cuyas opiniones (metamorfoseadas o no). A saber. A fin de cuentas. Esta proclividad coincide en espíritu –al menos parcialmente– y a veces en letra con una vieja táctica cognitivo-política de la sociedad holandesa. el multiculturalismo es moneda corriente de nuestro imaginario colectivo (siguiendo con los horribles clichés) y se acepta como parte fundamental de lo políticamente correcto. tras este trauma inicial. sino que me refiero también a las interminables encerronas de “toque a toque” a que la población de ciertas zonas se veía obligada debido al toque de queda. Y a esto me refiero. Por lo demás. otro incluso los humanistas (que niegan la religión. acabó CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA Nº 145 ■ . pues. borroneo estas líneas de comentario sobre el poli-tribalismo para proponer un multiculturalismo de inspiración marxista–lennonista. Cualquier historia de los Países Bajos no puede ignorar la importancia que ha tenido para el desarrollo de esta tierra la estrategia mencionada. pero no dejan de tener pastores). Perú acababa de salir de la larga noche de la dictadura militar y remozaba sus precarios y tambaleantes instintos democráticos con un nuevo Gobierno del finado don Belaúnde Terry. poco importan los apellidos de Groucho y de John. otro los de otra denominación (en holandés se acude a sutilezas semántico-ortográficas como la que distingue los gereformeerden de los hervormd. Cada pilar tenía sus propios representantes. sobre todo político. como no fuera por su funcionalidad irónica. una minoría en Holanda. los hábitos mentales sobreviven largo tiempo a las instituciones en que se encarnaban de manera natural. pero. por supuesto. 64 Marxismo-lennonismo Se preguntará el lector que qué quiero decir con la cualificación de “marxista-lennonista”. se cortaba el pelo en el peluquero del pilar correspondiente y. como no fuera más que el referido en el párrafo inicial de este artículo. Razón suficiente. hecha so- bre líneas básicamente religiosopolíticas y en algún caso sólo políticas. El término. La gente. en hermanada jocosidad. todavía existente y de larga y convulsionada historia. ahora resulta que el que esto escribe era multicultural de nacimiento. Pero mi memoria se ha obstinado en volver a él cada vez que la reflexión sobre algún tema. En el pasado no faltaron la violencia y la guerra. tuve que vérmelas con profusión y suerte variada en el terreno vital. y para equilibrar esta visión manida del multiculturalismo sin recurrir a ideas fascistoides lamentablemente cada vez más corrientes. La caricatura mostraba a John Lennon abrazado a Groucho Marx. para acudir a mi habitual corrector del marxismo-lennonismo. cuyos principios o premisas en diverso grado de asentimiento provenían precisamente de aquella rama de la mitología contemporánea llamada marxismo-leninismo. apareció una estupenda caricatura de Carlín (si no me equivoco) que llevaba como lema: “¡Viva el Marxismo-Lennonismo!”. No en vano buscó el controversial Descartes refugio por estos lares. pero prefijadas de manera ligeramente distinta y cuya exacta traducción es imposible en español). Pero no son del todo inocentes. Entonces. sonriendo con algo más que la boca. Y no es raro que el mismo trasfondo se perciba fácilmente en mucha de la literatura producida en torno al tema del multiculturalismo hoy en día. En la carátula del número siguiente de la revista humorística. El furor taxonómico El incidente narrado arriba indica ya uno de los que yo considero principales problemas del multiculturalismo: su tendencia a clasificarlo y esquematizarlo todo hasta lo absurdo. con todo lo que aquello pudo significar de aumento de resacas. por lo menos no siempre con las denotaciones y connotaciones que tiene ahora el manido concepto de lo multicultural. otro pilar lo constituían los judíos. La gente practicaba la endogamia pilar (permítaseme el terminajo). según lo quiero dar a entender. en diciembre de 1980. Lo primero que hay que subrayar es que no pretendo deprecar en contra del multiculturalismo como idea rectora de una sociedad civilizada y armoniosa. o al Lazarillo de Tormes. disminución de la productividad y aumento de embarazos (in)deseados]. en realidad– cuya propia formación (institucional o no). a todas luces palabras provenientes de la misma raíz. Dado que nadie podía salir a la calle. no han sido pocos los intelectuales o colegas que he debido encontrar durante mi ya largo paso por el mundo del bienestar holandés –o de cual- quier país. claro está. Monos y monadas. Un pilar lo constituían. Familias como la mía las ha habido siempre. la estrategia de la “pilarización” (verzuiling). tanto arraigo en el reino de la naranja (mecánica o no). sino actitud vital. votaba por y defería la responsabilidad política en su representante pilar del momento. sobre todo aquellos temas cuya explicación parecía dominada dictatorial y proletariamente por intelectuales de tendencia marxista-leninista. no ha dejado de provocar desarmonías y desencuentros. por ejemplo. amenazaba con anegarse en seriedad e inflexibilidad. Pues bien. Tiene que ver con uno de aquellos recuerdos de misteriosa adherencia e impredecible destino que forman aún el tejido de mi primera juventud peruana. para bien y para mal. como menciona el estudioso de la sociología holandesa Arend Lijphart. y bien podría haber utilizado los de otros epígonos de la actitud vital que invoco como instrumento equilibrador de fijezas argumentales o ideológicas. y es parte del genio político neerlandés el haber podido encontrar y mantener por largo tiempo la fórmula de conveniencia que evite estos excesos y permita a los ciudadanos vivir en paz y comerciar en paz. sino que permeaba todos los ámbitos de la vida social. las fiestas duraban hasta la madrugada. pero me temo que no siempre se las ha llamado multiculturales. los católicos. y es en su ser –que. el descubrimiento de América por un genovés al servicio de España). lo que me parece ha permitido que el multiculturalismo haya tenido. de donde lo de marxismolennonismo. otro pilar los socialistas. Debo advertir al lector que la despilarización de Holanda se ha acelerado desde el fin de Segunda Guerra Mundial. Hoy por hoy.POR UN MULTICULTURALISMO MARXISTA-L E N N O N I S TA con el lector a manera de preámbulo de una reflexión informal sobre el fenómeno del así llamado multiculturalismo con el que. otro los reformados de una denominación. se dice de muchas formas– consecuencia de que ciertas distancias culturales no lo hayan sido tanto como para impedir que un holandés se ayuntara con una peruana e hiciera una familia normal y corriente en la margen occidental de la zona sur de la otrora Pangea. profesional y hasta venal desde mi llegada a Holanda en el año de gracia de 1992 (el de la celebración pomposa de aquel otro gran encuentro multicultural. Con todas sus ventajas. no olvidemos. A decir verdad. por tanto. John Lennon fue asesinado. que negociaban con los de otros pilares a fin de lograr el normal funcionamiento de la sociedad. como también al terrorista verbal Quevedo o a Woddy Allen. compraba su pan en el panadero de su pilar. Hasta la mitad del siglo xx la pilarización no era tan sólo una conveniencia político-religiosa. [Lo de noche no sólo vale como trillada metáfora de oscurantismo civil. que consiste en la división de la sociedad en pilares sociales definidos. debe recalcarse que el marxismo-lennonismo no es ideología sistemática. Podría haber recurrido al Archipestre de Hita. y así. como sabemos.

pero no muy recordada. a los que el Gobierno acude o acudía y que animó a formar subsidiándolos con generosidad. pero del que está más que dispuesta a recibir dinero? Además. en mi humilde y marxista-lennonista opinión. si bien inevitable para la mente humana de cualquier sociedad y harto útil en muchos terrenos. y deferencia para con los propios representantes. etnias o culturas (cualquiera que fuera nuestra clasificación preferida) una serie de notas fijas que definirían inevitablemente el carácter de una cultura o un pueblo. a la manera más tradicional holandesa. si llevada a los extremos. innata y no pocas veces perniciosa proclividad a la clasificación. cuando menos hipotética o metafóricamente. Organización Turca de Trabajadores. Centro Cultural de Surinam. la mayoría de miembros de sus así llamadas “etnias”. Tuve ocasión de tratar con las organizaciones de minorías en este país a través de mi trabajo en el Centro de Ámsterdam para Extranjeros. podría tratarse de un tigre en posesión de rasgos angelicales. En estos pasajes poNº 145 CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA ■ demos ver en acción aquel furor simétrico de que Schopenhauer acusó a Kant con relación a las categorías del entendimiento. Pero por si acaso. a colocar las cosas en su hueco. Las instancias gubernamentales de Holanda. no es inútil recordar. El caso es que clasificamos. Muchas veces se han autoelegido representantes del pueblo. Se argumentará con razón en defensa del pobre Kant que su época era ignorante de culturas ajenas y que su experiencia se limitaba a su ciudad y sus contornos. por lo visto. un término adecuado si se toma la precaución de recordar que más que esencia. y el uso mismo del lenguaje la impone. no hubiésemos reaccionado en nuestro amanecer homínido con inmediata e instintiva desconfianza. que da de algún modo idea de profundidad. por ejemplo. la etnia marroquí. se diría. como hemos visto en el caso del genio de Königsberg. Y la genialidad no protege del vicio. formado una organización –algo muy fácil en Holanda– y accedido a suculentos fondos. para mencionar un ejemplo atinente al público lector. e incluso de barrio. Las personas que representan a dichas minorías no han sido nunca elegidas en consulta con su base. y llevan la estampa nacional a cuestas: Centro Marroquí de Mujeres. de lo que se trata es generalmente de la más burda superficialidad. y nadie está protegido de sus excesos. algo que para un pietista como Kant ha de haber sido objetable y hasta demoniaco llevado a sus extremos. que el gran pensador Kant nos informa de que los negros. Preguntados. son descritos en términos casi incriminatorios como orgullosos y hasta vanos. Al mismo tiempo ha pretendido estimular su integración en la sociedad huésped. mientras no le concierna a la propia vida enmarcada en el propio pilar y no afecte nuestros derechos. como lo demuestra la larga y tortuosa historia del colonialismo. La obsesión categorizante desafía las formaciones académicas más refinadas. Los españoles. provienen con frecuencia de la tradición política marxista o de la actividad religiosa. serán todo lo étnicos que se quiera pero democráticos no han sido jamás. Si ante la rápida aproximación de un objeto de dimensiones aparentemente superiores a la propia. de coloración más bien amarilla-naranja interrumpida por franjas de color negro. ni siquiera saben de su existencia. como dije. según sus fuentes. Estos órganos consultivos existen a nivel nacional o municipal. es probable que ni el que escribe ni el que lee estuviéramos en este momento donde estamos. o pelear. obsesiva. transformado en furor etnológico. sin duda. como era de esperar. aparte de las más elementales. ¿Cómo puede esencializarse algo. Hasta puede aducirse que procura ventaja evolutiva. sin mayores matizaciones o flexibilidad cognitiva (matizaciones siempre teóricamente posibles. sobre todo de otros pilares. pigeon-holing. o correr. Allí encontramos una descripción del carácter de ciertos pueblos basada con toda seguridad casi exclusivamente en lecturas de reportes de viajeros o de libros socioculturales de la época. No es de extrañarse. a los que se confiaba toda decisión de orden político. En los debates filosófico-político suele hablarse de “esencialización” de los pilares o etnias. puede. hoy Kaliningrado por esas veleidades de la historia. Me atrevo a añadir que otro de los hábitos mentales que coadyuvaron a este estado de cosas fue el que mencioné al principio de esta sección: la inmediata. Indiferencia para con lo que hagan otros ciudadanos. imaginativamente. y ocupan dicho lugar sólo en virtud de sus contactos con personas decisorias en la Administración. famosa por sus juergas heliogabálicas donde el consumo etílico superaba los límites biológicamente permitidos de su65 . no impedía al poseedor de la misma emitir juicios como éstos. han coordinado sus tratos con las minorías turcas. a todas luces en pose- sión de moción propia y emitiendo un sonido más bien ronco. intromisión de Kant en la caracterología de las naciones perpetrada en su libro Sobre lo bello y lo sublime. o la estampa continental. Catalogar dicho objeto con premura era cuestión de vida o muerte. por llamarlo de algún modo. La necesidad de clasificar de modo rápido y mecánico es connatural a la naturaleza humana. y lo hacemos con profusión y no poca irresponsabilidad. a realizar de modo mecánico aquello que los angloparlantes llaman. para volver a mi experiencia personal. no han dado trazas de poseer capacidad intelectual alguna. como la Asociación Nacional de Exiliados Sudamericanos. o como dicen los holandeses. Un multiculturalismo ‘pilarizado’ La genialidad tampoco ha salvado a los holandeses. Ante un tigre hambriento no cabía sino correr o tirarle piedras. si bien aceptan con deferencia su interlocución. Argumentos como el evolutivo. lo cual es indicativo de uno de los misterios más indescifrables de la condición humana: la coexistencia de elevados cocientes intelectuales con la estupidez más supina. No vale la pena repetir aquí las descripciones de otras naciones hechas por Kant en este libro. cuyas intenciones para con nosotros podrían haber sido algo menos que sagradas. cabe observar que los órganos de consulta de las minorías. que son las principales. del loco de Turok haciéndonos una broma enfundado en una piel de tigre o incluso de nuestra suegra en un mal día). dado que alguien tiene que hacerlo. Pero es sabido que incluso quienes conviven largo tiempo con culturas foráneas pueden persistir en categorizaciones superficiales. son presa de todas las objeciones de que el biologismo se ha hecho merecedor. Esta tendencia. Recuérdese a este respecto la famosa. degenerar en fijeza cognitiva cuando no simplemente en el absurdo. pero de nada sirve denegarle cierto rol explicativo. a fin de cuentas. La gran capacidad intelectual. empero.FRANS VAN DEN BROEK poseyendo –o poseía de antemano– dos características que hicieron posible esta fórmula social: la indiferencia y la deferencia. que en el momento de escribir este comentario el Parlamento se halle debatiendo el fracaso de las políticas de integración en este tolerante país. marroquíes y surinameñas. como cuando se atribuye a las naciones. no obstante. mediante la creación de nada menos que algo así como pilares. y a la vez esperar de la misma que renuncie a partes que considera vitales de su “visión del mundo” para integrarse en un mundo que considera imperfecto. Puede aducirse que una reacción similar estaba justificada para con otros homínidos u otras tribus.

sus “viscosos tentáculos” por todas partes–. en cambio. Pero todo no dejaba de ser una abstracción no pocas veces grotesca y hasta peligrosa. minutas. es que la confección de estas identidades y el modo de trabajo de las organizaciones encargadas de ayudar a sus portadores es uno de los homenajes más conmovedores que pueda haberse hecho al poder de la palabra y de la literatura posmodernista en estos tiempos. pero sólo una mínima parte en calidad de contratados fijos y con sueldos que hubieran hecho llorar de alegría. por otra parte. y étnicamente marroquíes después. aparte de las fronteras y del apoyo ocasional a su equipo de fútbol durante los mundiales. escolarizada. sí que se realizaban. se concederá entonces que las descripciones de proyectos. no es distinta en muchos e importantes aspectos (más importantes a menudo que el origen nacional) de la gente de segunda generación. las notas. Pues bien. el perfecto equilibrio de hechos científicos y alusiones bibliográficas especializadas con especulaciones aventuradas o gratuitas o simples clichés humanitaristas que elevaban el tono dramático del texto y promovían el involucramiento del lector. debía presentar un plan de prestaciones cada año para justificar el sustancioso subsidio que permitía supuestamente contribuir a la integración de las minorías en este país. o entre la gente del campo y la ciudad. por decir algo. estaban en curso y bellamente resumidos. son graciosamente metidas en el mismo saco por el Gobierno y la práctica totalidad de la sociedad holandesa: todos son extranjeros primero (hasta los de segunda generación). a cualquier médico peruano de cualquier hospital del Estado (y a mí también. de forma mucho menos que democrática. No en vano el escritor Amin Maalouf tituló su libro sobre el problema del multiculturalismo –que recomiendo leer– Identidades asesinas. en cada región). con mayúscula) pugnando por extender. en continuidad con esta magia abstractora de la que acabamos de hablar. que conozco directamente por mi surrealista trabajo para una organización de dicha “etnia”. No es que haya corrido mucha sangre en Holanda. Nada de eso: todos los proyectos. gracias a Dios. como dijera una antropóloga rusa que estudió esta costumbre ritual en la etnia norneerlandesa– son ejemplos tan preclaros de literatura como el Lazarillo. Luego. dicha invasión árabe contribuyó con la religión y la civilización islámi66 ca. Mi tarea consistía en diseñar. pues el resto eran trabajadores subsidiados por el Estado que no costaban nada y hasta aportaban ingresos en la forma de más subsidios para su integración al trabajo. cabe decirlo. algunos de los cuales. para bien o para mal. y sí pertenecían a la susodicha organización. Si las telenovelas han sido incorporadas en narraciones serias de la literatura mundial (piénsese en mi compatriota Vargas Llosa y el uso de la radionovela en La tía Julia y el escribidor). con valores europeos internalizados. están fracturados por divisiones harto conocidas para los estudiosos de cualquier sociedad. o estropeó la original pureza de las religiones aborígenes bereberes. como sabe el respetable. y sea lo que sea lo que esto signifique. de haberlos tenido). Estos últimos saben al menos qué es lo que los une. lo sepan o no los recipiendarios de la supuesta ayuda. recipiendarios de fondos destinados a fines más que políticamente correctos. Financiada por la provincia de Noord-Holland. o El Proceso. sus inevitables diferencias individuales y sociales. Mi sorpresa fue similar a la disonancia cognitiva mencionada en el primer párrafo. los reportes. decenas de ellos. Tomemos el ejemplo de los marroquíes. como dijera un colega mío alguna vez. son ejemplos de un comunismo primitivo rozagante de inocencia y felicidad. Está de más decir que el que escribe se contaba entre estos últimos y que buena parte de los subsidiados eran extranjeros. huelga decirlo. Para darme una mejor idea de los objetivos de la organización tuve que revisar el plan de prestaciones. pero que la adscripción de identidades fijas a poblaciones complejas se haya hecho sin mancharse las manos de sangre simbólica es mucho más que discutible. por ejemplo. aunque de carácter más filosófico y distendido.POR UN MULTICULTURALISMO MARXISTA-L E N N O N I S TA pervivencia y que hubo de deshacerse en medio de un escándalo de fondos evaporados misteriosamente y por la gradual carencia de dictaduras a las que apelar para la propia victimización. a la vez que alegraban los días grises de algunos extranjeros. hasta con cifras y tablas (astuto recurso retórico. los primeros. Si es verdad que los géneros literarios son ilusiones o conveniencias creadas por los estamentos académicos para justificarse a sí mismos –o manifestaciones de un ubicuo y temible Poder (sí. con sus particularidades y hábitos propios. como pude comprobar. informes o evaluaciones que constituyen la vida diaria de las organizaciones no gubernamentales holandesas –el país de las reuniones de trabajo por excelencia. Ya en Holanda. Pero había que ver qué palabras. Suponer que existe algo así como una identidad marroquí es más atrevido que hablar de una identidad “barcelonista” o “madridista”. descripción metafórica perfecta de la burocracia clasificatoria de cualquier país. reporte anónimo de una vida marginal. habiéndose realizado tan sólo una mínima parte de ellos o sólo un esfuerzo esporádico para su realización. investigar la viabilidad y escribir proyectos en el área cultural para los inmigrantes y los refugiados. Una de las organizaciones para las que trabajé dependía directamente para su subsistencia de la verosimilitud con que estaban escritos estos proyectos. todas estas gentes. a través de sus intermediarios autoelegidos. La lengua. generalmente campesinos traídos como mano de obra barata y no pocas veces analfabetos. dicho sea de paso. En otras y más sublunares palabras: todos aquellos proyectos eran fundamentalmente criaturas de palabras. las que. al igual que depende cualquier pieza literaria. Un buen porcentaje de la población habla bereber y posee una cultura bereber (distinta. sus esperanzas y temores divergentes. tampoco se piense que la gente de primera generación. o de las montañas y la costa. Un poder bastante real. no se piense que el mundo marroquí no hace distinción entre la gente del Norte y la del Sur. La organización contaba con más de treinta personas. diría algún Derridaniano). más liberal. dichas abstracciones pilarizantes proveían al Gobierno de Holanda de la tranquilidad mental necesaria. Dependiendo de si uno se considera musulmán o no. No pocas veces me emocionaron las intensas evaluaciones de la situación histórica y actual de los grupos humanos a los que iban destinados los proyectos. El multiculturalismo como género literario Lo que no puede dejar de señalarse. y no son pocos los izquierdistas étnicos que consideran aún la cultura de origen árabe como una invasión imperialista que oprimió al pueblo bereber. las investigaciones. el texto genérico del mundo del bienestar no desestima esta tendencia en absoluto y no pocas veces la suCLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA Nº 145 ■ . La cantidad de proyectos que esta organización supuestamente llevaba a cabo era tan grande que me pregunté si no me había confundido y estaba revisando los planes del Ministerio de Asuntos Sociales. Y así se trata con ellos. Fuera como fuere. con dominio de la lengua neerlandesa que sus padres aún chapurrean después de veinte años de residencia. por otra parte. Pero su existencia tenía una naturaleza similar a la de las identidades que decía proteger y auxiliar: un pie en la realidad y el cuerpazo en el mundo supralunar. discutir.

o indio. en aras de fines superiores a su conservación. la no pocas veces abundancia de tablas estadísticas. en buena medida. o la burla de todas sin necesidad de que me pregunten que a qué etnia pertenezco. o Más color es más bonito (que en traducción no dejan de perder la fabulosa ingenuidad del original y sus muchas connotaciones). Y por último. Si las constituciones modernas consagran la libertad del individuo. lo más importante: el humor y la ironía. Lo de límbico lo digo en doble sentido. concluyó una alocución suya a una dama diciéndole algo así como “y bueno. porque ahora tengo coche y muchas canas. la sorpresiva cita filosófica. aunque también con fines lucrativos y todos tan contentos. Títulos como Llenos de confianza y enfrentando el futuro. y si no lo cree el lector. enturbian. más o menos útiles. que los antiguos ya no operan o no operan ahora. ejercieron una tolerancia religiosa que no consiguieron los europeos hasta siglos después. en verdad. donde como quiere el lugar común convivieron culturas diferentes bajo diferentes regímenes y en diferentes combinaciones. también tengo otros”. respondo. como escribiera Lennon a raiz de la revolución: todos queremos cambiar el mundo. Además. o de la asunción de más de una identidad. Adivino la objeción más eviNº 145 CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA ■ dente: pero se han hecho y se hacen cosas para las minorías. más o menos ancladas en la realidad sublunar con un dedo. Un cacao verde. o marcos conceptuales. abstracciones. y los morales y sesudos objetivos le situarán en ese terreno límbico donde el convencimiento enraíza y la literatura prospera. Es verdad que aún puedo. diríase. estorban. o como quiera llamárselos. Y sin ironía festiva se fosiliza la mente. que examine la no tan lejana historia de los Mongoles. sin embargo. o axiomas. Pues sólo un cínico vería en esto cinismo. pero empecemos por cambiar nosotros mismos. Quizá uno mismo sea peruano. qué duda cabe.FRANS VAN DEN BROEK pera por su simpleza cuasi-infantil aunada a su trasfondo (materialista) científico. Tanto como exterminarnos unos a otros. Y que este universo de palabras soporte un mundo tan extendido en sociedades como estas no ha dejado de fascinarme y de hacerme reflexionar sobre el poder mágico de lo intangible. Humorismo multicultural Estas obras maestras del mundo del bienestar no tienen otra razón de ser que la de la perpetuación de los flujos subsidiantes. o de categorías. se hacen cosas. huelga insistir. Un arte por el arte práctico. Contenta la organización subsidiante y contento el recipiendario. si se me perdona la paradoja. y que más que aclarar. como especie humana. estos son mis principios. pero lo serán menos mientras estemos dispuestos a abandonarlas o mearnos de risa de ellas si fuera necesario. Pero constatar este hecho no elimina la realidad mágico-realista mencionada: las categorías usadas y los proyectos diseñados en este mundo multicultural son. Poder que comparte con las intangibles identidades que son el origen de este artículo. Cada quien debe hacer lo suyo y en cada circunstancia. nos hemos aguantado también. querer romperle la nariz al felón de tercero de media que me jodió mi bicicleta hace treinta años. incluidas las ficciones étnicas. pero no más. ficciones. como aquel compatriota del que habla un artículo de mi otro compatriota. Y sabemos muy bien lo que mentes fosilizadas pueden hacer: pregúntesele a los étnicos aztecas sobre sus jolgorios sacrificiales o a los serbios de Mladic sobre los musulmanes de Sebrenica (y de paso al comandante de los cascos azules holandeses encargados de protegerlos. Porque las identidades. Pero si no le gustan. el étnico de turno. mejor le muestro otros principios. En cierta ocasión Marx. para más señas. feroces conquistadores que. Y en ocasiones. ¿Y qué tiene que ver con todo esto el marxismo-lennonismo? Como dije. Y de esto es de lo que se trata: de la posibilidad de poder cambiar de principios. es más perentoria que la de los guisantes del ultramarino más descuidado (perteneciente a algún turco. o nociones. aunque sean tan válidos como antes. que recibió sonriente regalitos de manos de este último y ni siquiera se atrevió a llevarse al hermano de su traductor bosnio. y quizá la oxigenación que asegura la risa ilumine nuestra mente con nuevas ideas y soluciones a los problemas concretos que plantea el hecho simple y antiguo como la tierra de vivir con vecinos que se cortan el prepucio o llevan turbante o muestran sospechosas mezclas como la mía. para cambiar de actitud simplemente. pero sé íntimamente que en el fondo ya no me importa la bicicleta. u holandés (o todo a la vez). por ejemplo. Se han venido haciendo desde que el hombre es hombre. y acaban su existencia en cualquier polvorienta biblioteca de ONG –en el mejor de los casos– o bajo una ruma indescifrable de papeles en cualquier cajón de cualquier escritorio burocrático. pero la estructura arquitrabada. Groucho–. un pié o una pierna. folklóricos o culturólogos. hacerme monje ortodoxo griego o casarme con Yoko Ono. Lo extraño sería que no se hicieran. pero quizá decida. O la historia de España. Su fecha de caducidad. pero que son completos en su individualidad y unicidad. o de que me vea empujado a incluirme en una identidad prefabricada para acceder a mi derecho de protección ciudadana. el biológico y el fronterizo. Todos sabemos que hay principios universales cuya validez supera la mayor parte de las categorizaciones al uso. 67 . Y no puedo omitir un hecho más que emparenta estas narrativas con la literatura posmoderna: son en su mayor parte hechas por el sólo hecho de hacerlas. por si acaso. claro está). cuando se ve que más que ayudar. el de verdad –o sea. ésta puede tomar también la forma de la elección de la propia identidad. Sin humor no hay flexibilidad. ¿Por qué no iba a ser lo mismo con las identidades y las etnias? Riámonos un poco más marxista-lennonistamente de las culturas y las etnias. Y por nosotros mismos me refiero a todos: europeos. cuya utilidad es más que dudosa y su justificación empírica. ■ Frans Van Den Broek es profesor de Filosofia y Literatura en la Universidad de Amsterdam. como dicen en España. pueden preparar al lector a una melosa fábula ideológica (que también lo son. ni distancia crítica. Algo que hace preguntarse si hubiera hecho lo mismo de tratarse de ingleses o franceses en lugar de musulmanes). casi nula. Vargas Llosa. y pretender hallar fórmulas mágicas de ingeniería social para todas las circunstancias e instancias posibles sólo puede hacer de este proceso un cacao mental. Pues esto es lo que pasa ahora en el reino europeo de lo multicultural: que vivimos de ilusiones. ni relajación creativa. Desde luego. ni ganas de acercarse a nada ni a nadie. pueden ser asesinas. casi seguro). Porque si no va a aceptar la dama seductora de la realidad o la libertad mis requerimientos. Y sé que el valor de la alfalfa depende de si soy cobaya o hiena. generalizaciones y ficciones. aunque can- te espantoso y no la quieran mis amigos. étnicos. De igual modo sabemos que hay principios relativos cuya validez se nos muestra como tal en la vida misma. o Juntos todos podemos.

hay que recordar que cuatro días después del inicio de la sublevación los militares sublevados sólo habían logrado implantar su dominio indiscutido sobre todas las colonias (Marruecos. Esto es evidentísimo. Ariel. 1967. En el orden financiero. Recuérdalo tú y recuérdalo a otros. no era un resultado que estuviera implícito en la división de fuerzas configurada a finales de julio de 1936. el más industrializado (incluyendo la siderometalurgia vasca. en dos grandes zonas separadas entre sí: la zo68 na centro-sur y este peninsular (incluyendo Madrid. ros (más de dos tercios de la producción triguera. muy débil infraestructura industrial (aunque incluía las minas de piritas de Huelva y las minas de hierro marroquíes) e importantes recursos alimenticios agrarios y ganade- 1 Una panorámica clásica de esos “tres días de julio” tan cruciales y determinantes se ofrece en Luis Romero. Tres días de julio: 18. Labor. Castilla la Vieja. todos los recursos monetarios válidos en el extranjero. El mayor problema en este ámbito residía en las dificultades de transporte del llamado “Ejército de África” a la Península (habida cuenta de la falta de flota y aviones para llevarla a cabo). Valencia y toda la costa mediterránea hasta Málaga) y una estrecha y aislada franja norteña (desde Guipúzcoa y Vizcaya.. con una estructura. con ayuda de milicias obreras armadas urgentemente. Así lo hizo explícito Indalecio Prieto. hasta toda Asturias. 4 de la colección La Guerra Civil. Esta ventaja inicial en recursos industriales y financieros por parte de la República hizo creer a algunos de sus dirigentes que la prueba de fuerza planteada por los sublevados podría ganarse. 1. León. absolutamente todos. el área en manos de los militares insurgentes tenía menos población y mayor poblamiento rural (unos diez millones de habitantes). cuando ambos bandos estaban virtualmente empatados y operaban bajo la amenaza de parálisis completa en vista de sus escasos medios materiales para seguir combatiendo y la ausencia de fuentes de suministros militares suficientes para sostener un esfuerzo bélico de envergadura. La guerra es hoy. 50 años después. Tuñón de Lara. 2 Josep M. Sin embargo. La sublevación paso a paso’. Bricall. En palabras de Josep M. Una revisión actualizada se halla en las colaboraciones de Gabriel Cardona y Fernando Fernández Bastarreche en el vol. No obstante.. La relación de fuerzas en 1936 A este respecto. Madrid. la rebelión había sido aplastada por un pequeño sector del Ejército fiel al Gobierno. “los rebeldes les habían arrebatado el mercado de su industria y los productos básicos para esta industria y para el consumo de la población”2. Álava. una guerra industrial. la mayor parte de la patata y legumbres y poco más de la mitad del maíz). en una alocución radiada el 8 de agosto de buscado tinte optimista (por más que la realidad conocida no fuera tan idílica): ‘‘¿De quién pueden estar las mayores posibilidades de triunfo en una guerra? De quien tenga más medios. Todo el poder industrial de España. en el País Vasco. pág.. Cáceres y la mitad de Aragón). Córdoba y Granada) y los archipiélagos de Canarias y Baleares (salvo la isla de Menorca). dedicado a ‘El 18 de julio. todos. los sublevados contaban con la totalidad de las bien preparadas y pertrechadas fuerzas de Marruecos (especialmente el contingente humano de la temible Legión y de las Fuerzas de Regulares Indígenas: “los moros”) y con la mitad de las fuerzas armadas existentes en la propia Península. págs. 1979. Barcelona. 153. están en poder del Gobierno. vol. principalmente. de quien disponga de más elementos. en M. como ya se ha visto. Cádiz. Barcelona y la región catalana. La guerra civil española. equipo y cadena de mando intactas y funcionalmente operativas. 1985. Pues bien: todo el oro de España. Tiene más medios de vencer aquella parte contendiente que disponga de mayores elementos industriales. el líder de la facción moderada del partido socialista.. Barcelona. cuya movilización serviría como medio de pago de los suministros importados del extranjero.5 millones de habitantes y a las principales ciudades). la minería asturiana y la industria textil y química catalana) y el de menores posibilidades agrarias y alimenticias (exceptuando los productos hortofrutícolas de la rica huerta levantina). 19 y 20 de 1936. Barcelona. la República tenía ventaja porque controlaba las sustanciales reservas de oro del Banco de España.. CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA Nº 145 ■ . una amplia zona del oeste y centro peninsular (Navarra..HISTORIA 1939: VICTORIA ABSOLUTA Y DERROTA TOTAL ENRIQUE MORADIELLOS L as razones y causas de la conclusión de la Guerra Civil española con una victoria absoluta y rotunda del bando franquista y la concomitante derrota total y sin paliativos del bando republicano continúa siendo una cuestión palpitante. un reducido núcleo andaluz (en torno a Sevilla. La Mancha. 1986. Galicia. está en nuestras manos3’’. Crítica. Ifni. 358-417 (cita en pág. motivo por el cual su máxima 3 Fragmento del discurso reproducido en Ronald Fraser. menos Oviedo. en tanto que sus enemigos carecían de recursos constantes análogos y sólo disponían de sus posibilidades exportadoras para obtener divisas aplicables a las ineludibles compras exteriores. El territorio decantado finalmente hacia el Gobierno republicano era el más densamente poblado y urbanizado (englobando a unos 14. Desde luego. En términos militares.. Historia 16. además de Badajoz. Bricall: ‘La economía española. 1936-1939’. 365). y la provincia intermedia de Santander)1. ese reparto genérico era especialmente gravoso para los intereses del bando republicano en virtud de su escisión geográfica y la falta de conexión entre áreas industriales y zonas de consumo: ni el carbón asturiano ni el hierro vasco podían abastecer a la industria catalana o levantina ni los productos de ésta podían llegar a los mercados urbanos de la franja norteña leal. Por el contrario.. el Sáhara y Guinea).

dada la ausencia de esos instrumentos coactivos. Y había sido una combinación de esas fuerzas de seguridad leales y milicianos sindicales y partidistas la que había conseguido el aplastamiento de la sublevación en las grandes capitales y centros urbanos. Giral remitía su demanda telegráfica de ayuda militar al nuevo Gabinete del Frente Popular que había asumido el poder en Francia escasamente dos meses antes: “Hemos sido sorprendidos por un peligroso golpe militar. Zaragoza. Las unidades sublevadas fueron disueltas lo mismo que las que no se pronunciaron. Para entonces era evidente que el Gobierno había sufrido la defección de más de la mitad del generalato y de cuatro quintas partes de la oficialidad. la defensa de la legalidad republicana había quedado en manos de milicias sindicales y populares improvisadas y a duras penas mandadas y dirigidas por los escasos mandos militares que se mantuvieron leales. Están además en su poder cuarteles Baleares. 2002. pero parece que sin efecto. Institució Valenciana d’Estudis e Investigació. Ha ocupado también bases navales Cádiz y Ferrol. 184. conspiraciones. Como reconocería después un periodista anarquista barcelonés que participó en los combates al lado de las fuerzas de la Guardia Civil y de la Guardia de Asalto: ‘‘La combinación fue decisiva. muy consciente de su falta de medios y pertrechos bélicos. Se tomaron medidas de movilización de los reemplazos de 1934-1935. habían dejado de existir. Ese mismo día. Sus necesidades máximas de material son las siguientes: doce aviones de transporte. el general Francisco Franco. 1987. Mussolini y Hitler autoridad.Franco. el republicano moderado Diego Martínez Barrio fracasó en su efímero intento de formar un gobierno para mediar con los rebeldes aquella tarde-noche. diez aviones caza y diez aviones reconocimiento. 4 Apenas un mes más tarde. pág. pág.. Reproducida en Enrique Moradiellos: El reñidero de Europa. Citado en Jaime Martínez Parrilla: Las fuerzas armadas francesas ante la Guerra Civil española. dimitió de su cargo el mismo Telegrama del cónsul para el ministro Ciano. Península. Canarias y toda zona protectorado Marruecos. se debe prestar fe a sus indicadas declaraciones4’’. intervención. algunos coroneles y oficiales. viéndose obligado a disolver la casi totalidad de sus unidades por decreto de aquel 19 de julio: “Quedan licenciadas las tropas cuyos cuadros de mando se han colocado frente a la legalidad republicana”. Valladolid. 268-269. Santiago Casares Quiroga. Solicitamos que se ponga en contacto con nosotros inmediatamente para suministrarnos armas y aviones”5. Las dimensiones internacionales de la Guerra Civil española. Valencia. 25 de julio de 1936. pero que eran sospechosas. y. La gravedad de la situación se acentuaba porque. el azañista José Giral tuvo que sustituirlo al frente de un nuevo Gabinete exclusivamente republicano el 19 de julio de 1936. Recientemente (16 de agosto) se ha subordinado la aceptación de oficiales de carrera a una autorización de los partidos del Frente Popular6’’. el agregado militar francés en Madrid. Burgos. salvo una media docena de generales. así como el cuartel Primera División Badajoz. Madrid. págs. Impresión mía y Agregado Militar es que. desde Tetuán. Hostilidad. General Mola ha ocupado sólidamente vertiente Guadarrama (en Madrid) y está momentáneamente posición espera para organizar fuerzas militares voluntariamente allí afluyentes antes de reemprender marcha hacia Madrid. Sevilla. ante la Comisión de la Asamblea Nacional francesa. en la zona republicana las autoridades estaban realmente aterradas por la situación en su fuero interno. A pesar de su combatividad. Me asegura poder resistir por tiempo ilimitado tales posiciones.) General Franco me asegura que con tal material y con fuerzas armadas y armas de que dispone es seguro éxito aunque franceses continúen suministrando armas a sus adversarios con el ritmo actual. teniente coronel Louis-Henri Morel. Ejército. informaría de la situación militar en España a 5 Recogido en la declaración de Léon Blum. socialista y jefe del Gobierno frentepopulista. El 25 de julio. había emprendido sus propias gestiones para hacer posible la empresa mediante el apoyo aéreo italiano y alemán. 1986. Franco solicitaba nuevamente al cónsul italiano en Tánger ese apoyo y daba cuenta de la favorable situación militar presente: ‘‘General Franco declara que de 8 divisiones (militares) regionales españolas. sus superiores en París con notable pesimismo: ‘‘Podemos decir que a principios de agosto los cuadros del antiguo Ejército. 5 están en su poder. 106. esto es: Galicia. Frente a la relativa confianza que transparentaba Franco y que imperaba en la zona sublevada. Barcelona. por último y por exclusión. de su espíritu revolucionario. la CNT sola no habría podido derrotar al Ejército y a 6 Informe del 25 de agosto de 1936. Reproducido en Ismael Saz Campos: Mussolini contra la Segunda República.. Nº 145 CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA ■ 69 . 23 de julio de 1947. Tanto que el jefe del Ejecutivo. dada sinceridad con la cual Franco me ha expuesto siempre la situación. día 18. (.

en unas pocas horas no habría quedado ni uno de nosotros7’’. yo tengo la convicción de que. y un En todo caso. la República pudo congratularse por retener en sus manos casi dos tercios de la minúscula fuerza aérea y algo más de la anticuada flota de guerra. El presidente Manuel Azaña. abriendo así la vía al crucial proceso de internacionalización de la contienda. la Gran Bretaña [por su adhesión al embargo de armas prescrito por la política colectiva de No Intervención]. segundo. Memorias del secretario de Azaña. cuando el asalto republicano en la desembocadura del Ebro desbarata el avance franquista sobre Valencia y da origen a la batalla más larga y cruenta de toda la contienda española (en vísperas de la grave crisis germano-checa que puso a Europa al borde de la guerra general). 11 Ramón Salas Larrazábal: Historia del Ejército Popular de la República.) La discordia en el campo republicano no fue un factor con influencia decisiva en la guerra y.1939: VI C TORI A ABSOLUTA Y DERROTA TOTA L la polícia juntos. creen de buena fe que conseguimos nuestra victoria exclusivamente por la ayuda italiana y alemana. Franco8. las disensiones políticas de los mismos grupos gubernamentales que provocaron una anarquía perniciosa que fue total [favorable] para las operaciones militares de Italia y Alemania en favor de los rebeldes. aunque habían triunfado ampliamente en la España rural y agraria. les obligaba a emprender su conquista mediante verdaderas operaciones bélicas. Y nada en esa situación coyuntural hacía presagiar una 7 Testimonio de Jacinto Borrás. 141. Barcelona. 234-235. ni un armisticio ni una mediación internacional ni una capitulación negociada y condicionada pusieron término al conflicto fratricida. 9 Pedro Sainz Rodríguez.. Y como ningún bando disponía de los medios y el equipo militar necesarios y suficientes para sostener un esfuerzo bélico de envergadura. vol. aun en el caso de que lo hubiera sido. es: un liderazgo y una disciplina superiores en el Ejército. En definitiva. ya en su exilio en Francia desde febrero de 1939. una consecuencia de sus luchas políticas intestinas10’’. 70 CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA Nº 145 ■ . A título de ejemplo relevante. volvió a parecer sumamente improbable dicho final efectivo y tomó cuerpo como posibilidad viable la idea de una mediación internacional o una capitulación negociada para poner término al conflicto: en el verano de 1937. De haber tenido que luchar contra ambos. parece indudable que los factores apunta10 Raymond Carr y Juan Pablo Fusi: España. si bien ésta contribuyó. sólo serviría para demostrar la incapacidad de los dirigentes frentepopulistas para dirigir la acción colectiva de sus masas y la ausencia de suficiente atractivo integrador en sus programas11’’. el general Ramón Salas Larrazábal. discrepa de que el apoyo ítalo-germano a Franco fuera superior en número o calidad a la ayuda soviética a la República e influyera crucialmente en el desenlace de la contienda. Primero. (. Testimonios y recuerdos. págs. Planeta. la imagen de un empate virtual imposible de alterar con la movilización de los recursos propios y endógenos. La guerra total La distribución inicial de fuerzas materiales entre los dos bandos contendientes ofrecía. No obstante la catástrofe que supuso la práctica disolución de su Ejército. 1973. También es cierto que ese balance historiográfico no es unánimemente aceptado por todos los historiadores. ambos de orden internacional) aludidos por Manuel Azaña: Muchos españoles. 1999. 1979. pág. Igualmente importantes fueron el disciplinado ejército africano bajo las órdenes de Franco y el adiestramiento superior de los ejércitos nacionales(. págs. Planeta. págs. periodista de Solidaridad Obrera. la razón fundamental por la que ganamos la guerra fue la actitud diplomática de Inglaterra. Sin embargo. Así. 8 Declaraciones de Azaña a Isidro Fabela. como en todas las guerras. más adelante. y en el verano de 1938. en varias ocasiones durante el despliegue cronológico del conflicto (en virtud de razones internas tanto como exteriores). Reproducidas en Santos Martínez Saura. No discreparía demasiado de ese juicio en sus memorias un dirigente enemigo como era Pedro Sainz Rodríguez. 1. Planeta. Los nacionales fueron mejor ayudados que la República por sus simpatizantes extranjeros en cuanto a suministros de armas: la Legión Cóndor alemana y las tropas y el material italianos compensaron sobradamente la ayuda soviética al Frente Popular. incluyendo la propia capital del Estado (cuyo dominio conllevaba el reconocimiento jurídico internacional). excombatiente en el bando franquista.. en el invierno de 1937-1938. Recogido en Ronald Fraser: Recuérdalo tú y recuérdalo a otros. cuando tiene lugar la única victoria ofensiva republicana con la ocupación efímera de la ciudad de Teruel (en el contexto de una tensión creciente de la entente anglo-francesa ante la anunciada anexión alemana de Austria). esfuerzo militar respaldado por un gobierno de guerra unificado. ambos se vieron obligados a dirigirse de inmediato en demanda de ayuda a las potencias europeas más afines a sus postulados. a mediados de 1939. 14-15. Y se inclina a resaltar como razones prioritarias del triunfo final nacionalista su superior eficacia administrativa y su mayor entusiasmo moral y arraigo popular: ‘‘El Gobierno perdió finalmente la partida porque su influencia sobre el país decayó continuamente a lo largo de la guerra al tiempo que crecía en igual medida la de sus enemigos victoriosos. profesor de literatura. El golpe militar parcialmente fallido devenía así en una verdadera y cruenta guerra civil. aunque pueda alterar el orden de prioridades y el peso de cada factor. El juicio de los historiadores no está muy lejos de compartir y suscribir esas apreciaciones de testigos y protagonistas. XXII y XXIII. representante de México ante la Sociedad de Naciones.. vol. la intervención armada ítalo-germana. Y no fue así al final por varias razones difíciles de aquilatar y ponderar en su medida exacta. Por si fuera poco. Barcelona. cuando las primeras ofensivas republicanas en Brunete y en Belchite demostraron la existencia de una máquina militar con cierta capacidad de ataque y maniobra (con el consecuente desánimo ítalo-germano y las paralelas gestiones anglo-francesas en pro de un armisticio). que tan vital fue en las primeras fases de la guerra. y cuarto. conspirador monárquico y ministro de Educación del primer gobierno de Franco durante la guerra civil. Madrid. cuya marinería se había amotinado contra los oficiales rebeldes y había implantado un bloqueo del estrecho de Gibraltar para evitar el traslado de las decisivas tropas marroquíes al mando del general Franco.. por tanto. el fracaso de los militares sublevados en las partes de España más modernizadas. desorientados por la propaganda anti-inglesa del régimen de Franco. de la dictadura a la democracia. que se opuso a una intervención en España9. 1978. Aunque su estimación se centraba en el primero y tercero de los motivos (significativamente. se observa en el balance apuntado cuarenta años más tarde por Raymond Carr y Juan Pablo Fusi: ¿Por qué ganaron los nacionalistas? La respuesta. al menos. victoria total o una derrota sin paliativos por parte de ninguno de ambos contendientes. Editora Nacional. por orden de importancia. Barcelona. pág. 1. enumeraría con notable perspicacia las razones de la abrumadora derrota republicana (más que los motivos de la victoria total franquista): ‘‘El presidente considera que.53. tercero. los enemigos del Gobierno republicano han sido cuatro.) La disciplina militar de los nacionales era un reflejo de su unidad política: la debilidad militar del Frente Popular.

sin el asfixiante embargo de armas impuesto por la política europea de no intervención y la consecuente inhibición de las grandes potencias democráticas occidentales. La reconfiguración del aparato administrativo del Estado en un sentido fuertemente centralizado para explotar y hacer uso eficaz y planificado de todos los recursos económicos internos o externos del país. un notable estratega norteamericano al analizar las lecciones de la guerra de secesión (1861-1865) y de la guerra franco-prusiana (1870): ‘‘La estrategia adecuada consiste en infligir golpes tan cruciales como sea posible al ejército enemigo y después en causar tanto sufrimiento a la población civil que ésta sólo aspire a la paz a todo precio y así presione a su Gobierno para demandarla13’’. Barcelona. y. algunos años antes. A juzgar por el curso y desenlace de la Guerra Civil. 611-658 (cita en pág. completa y sin paliativos. es harto difícil creer que el bando liderado por el general Franco hubiera podido obtener su rotunda victoria absoluta e incondicional. sin la constante y sistemática ayuda militar. esa cualidad de “guerra total” devastadora sería la principal lección derivada de la gran guerra: ‘‘Nada está más claro que el hecho de que la guerra moderna se convierte en un intento por ahogar la vida nacional (del enemigo). un analista bien informado como era sir Winston Churchill había profetizado que “las guerras de los pueblos serán más terribles que las guerras de los reyes”. En igual sentido se expresaría un militar español pocos años después. para dedicarse a la fabricación de espoletas. gramófonos. Diego en 1929 en una publicación del Ministerio de la Guerra. tanto humanos como materiales. evitar la derrota. págs. al menos. parece evidente que el bando franquista fue superior al bando republicano en la imperiosa necesidad de configurar un Ejército combatiente bien abastecido. diplomática y financiera prestada por la Alemania de Hitler y la Italia de Mussolini. llones de muertos y heridos y donde las capacidades militares estuvieron determinadas por la eficacia institucional. la superior calidad de todos sus cuadros hasta hace nueve meses o posiblemente un año. Sobre el carácter novedoso de la “guerra total” en el siglo xx véase Michael Howard: War in European History. toda la población masculina de la nación. a fin de sostener con vigor el frente de combate y conseguir ulteriormente la victoria sobre el enemigo o. De igual modo. 619). 255-283 (cita en pág. No otra cosa había predicho. alcanzará el máximum de actividad hasta llegar a convertirse la Las profecías de Churchill y del general Sheridan se hicieron amarga realidad durante la gran guerra de 19141918.). los dos bandos combatientes en la contienda civil española tuvieron que hacer frente a tres grandes y graves problemas inducidos por la guerra total en el plano estratégicomilitar. No en vano. Citado en Brian Bond: Guerra y sociedad en Europa. en beneficio del esfuerzo de guerra y de las necesidades del frente de combate. y refrendados por Carr y Fusi en 1979. Y. Hispania (Madrid). es bien revelador el juicio contenido en el siguiente informe confidencial elaborado por el agregado militar británico en España para conocimiento de las autoridades británicas: ‘‘Es casi superfluo recapitular las razones (de la victoria del general Franco). resultan inexcusables a la hora de tratar de explicar y dar cuenta y razón del modo y manera en que terminó la Guerra Civil. Oxford University Press. en segundo lugar.ENRI QUE MORADI ELLOS dos por Azaña en 1939. cap. Total War and Historical Change: Europe. nación entera en una inmensa fábrica de material de guerra15’’. y toda la industria en sus dos ramas principales. en primer lugar. situación material y fortaleza moral. durante años quizá. En este sentido. 1990. Buckingham. Como señalaría el alto mando militar británico con posterioridad a la victoria aliada. subrayando certeramente las enseñanzas derivadas de la reciente movilización general impuesta por el conflicto mundial en todos los países beligerantes. Open University Press. 255). La reconstrucción de un Ejército combatiente regular. angustiarla por todos los medios posibles para obligar al Gobierno enemigo a someterse a sus condiciones14’’. su objetivo final es presionar al conjunto de la población enemiga.. Península. págs. El contexto internacional En efecto. Citado en Roy Jenkins: Churchill. En gran medida. 151.. pág. (. 1914-1945. No en vano. el éxito o fracaso de sus respectivos esfuerzos bélicos dependió de la acertada resolución de estas tres tareas básicas. construir un Estado eficaz para regir la economía de guerra y sostener una retaguardia civil unificada y moralmente comprometida con la causa bélica. ‘Total War in the Twentieth Century’. privaciones materiales demandados por esa cruenta y larga lucha fratricida. 99. Oxford. al igual que había sucedido con los beligerantes de la I Guerra Mundial. nº 187. con mando centralizado y jerarquizado. Madrid. Citada en Hew Strachan. la persistente superioridad material durante toda la guerra de las fuerzas nacionalistas en tierra y en el aire. 13 Declaración del general Sheridan en 1870. 3. 1870-1970. A saber: 1. pág. la suspensión completa de las industrias de paz y la concentración en un solo punto de toda la energía vital de la comunidad”12. con su gravoso efecto en la capacidad militar. Emprendida por la fuerza de la nación en su totalidad.. 14 Nº 145 CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA ■ . 2002. sin duda.) 71 Apreciación hecha por el Estado Mayor del Almirantazgo en 1921. 2. pianos. el aprovechamiento de los recursos económicos y la entidad y fortaleza del “frente interior”: la moral de la retaguardia civil y la disposición popular a asumir y soportar las privaciones y sacrificios exigidos por el esfuerzo de guerra. dada la necesidad de cubrir en lo posible la creciente brecha entre limitadas fuentes de abastecimiento militar y reposición demográfica e ingentes desgastes de material y de hombres exigidos por la Guerra Total: Cesarán de construirse relojes. Citadas en Elena San Román López: ‘Las consecuencias pacíficas de la gran guerra: la movilización industrial’. 7. Ministerio de Defensa. exigirá.. en Arthur Marwick. fusiles y proyectiles. ya a principios del siglo xx. en el ámbito económico-institucional y en el orden político-ideológico. el contexto internacional en el que se libró la contienda española impuso unas condiciones favorables y unos obstáculos insuperables a cada uno de los contendientes. La articulación en la retaguardia de unos fines de guerra comunes y compartidos por la gran mayoría de las fuerzas sociopolíticas representativas de la población civil y susceptibles de inspirar moralmente a esa misma población hasta el punto de justificar los grandes sacrificios de sangre y las hondas 15 Palabras de A. Éstas son. 2001. es altamente improbable que la República hubiera sufrido un desplome interno y una derrota militar tan total. obediencia y disciplina en sus filas y una logística de suministros bélicos constantes y suficientes. metalurgia y química. Clire Emsley y Wendy Simpson (eds. Y esto porque el novedoso concepto y realidad de “guerra total” que iba a imperar en la nueva centuria demandaría de las modernas sociedades industriales y de masas mucho más que las antiguas guerras de otras épocas previas y otras sociedades preindustriales: “No puede ser más que una lucha cruel que. 1987. 1994. con su cosecha de mi12 Discurso en la Cámara de los Comunes en 1901.

pág. Richards. Se trata de la estimación realizada. Porque nuestros errores diplomáticos le han dado el triunfo al adversario mucho antes de que pudiera producirse la derrota militar. todavía sacudidos por la batalla del Ebro y en gran medida lastrados por su escasez de material bélico y sus dificultades de suministros alimenticios. por mencionar sólo a las dimensiones internacionales presentes y operantes en la contienda. funestas y sin duda muy distintas de lo que se pretendía. CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA Nº 145 ■ 72 . y acrecentar la eficacia de su aparato estatal y el aprovechamiento de sus recursos económicos. (…) En el terreno político. decir. 1939-1975 y El reñidero de Europa. (…) 2. (…) 2. Porque la República no se había fijado un fin político. fortalecer la moral de combate de su población civil de retaguardia.] 19 Vicente Rojo: ¡Alerta los pueblos! Estudio político-militar del periodo final de la guerra española. (…) En el orden social y humano. aun simpatizando con la República y prestándole una gran ayuda material (actividad. Franco ha triunfado: 1. Los rojos. 1974. 3. Porque nuestro Gobierno ha sido impotente por las influencias sobre él ejercidas para desarrollar una acción verdaderamente rectora de las actividades del país. A tenor del mismo. que la política de no intervención (la “traición de las democracias” que tanto denunciarían los líderes republicanos) fuera la razón única y exclusiva de la victoria de Franco y de la derrota de la República. México y Checoslovaquia (a la República) nunca se ha equiparado en cantidad o calidad con la de Italia y Alemania (al general Franco). 17 Despacho del 19 de febrero de 1939. “las causas del triunfo de Franco” se debían a un conjunto de razones correlacionadas que atendían a varios frentes distintos: ‘‘En el terreno militar. Reproducido en Enrique Moradiellos: La perfidia de Albión. en la conformación del resultado final de la Guerra C ivil con su victoria absoluta y su derrota total. fueron incapaces de resistir la ofensiva17’’. Todo lo anterior no quiere 16 Informe del mayor E. lo que sí resulta innegable es otra dimensión más compleja y trascendental de esta faceta del asunto. pág. las causas fundamentales de ello deben buscarse en la desfavorable situación internacional. El Gobierno británico y la Guerra Civil española. propio de un pueblo dueño de sus destinos o que aspiraba a serlo. Ariel. “las causas de la derrota roja” eran las siguientes: ‘‘La explicación de la decisiva victoria de Franco reside en la mejor moral de las tropas que luchan por la causa nacionalista. apenas unos meses después de terminada la contienda. Germany and the Spanish Civil War. Governmente Printing Office. Series D. De todos modos. que. Porque lo exigía la ciencia militar. pág. a los invasores ítalo-alemanes. 18 práctica de la política europea de no intervención incidió de manera directa y con resultados diferenciales sobre el esfuerzo de guerra de ambos bandos contendientes y sobre sus ineludibles tareas para hacer frente a la guerra total. con independencia de sus simpatías. Tales medios de adquisición han dañado severamente los recursos financieros de los republicanos 16’’. (…) 3. Cursiva original. Porque hemos carecido de los medios materiales indispensables para el sostenimiento de la lucha. Cursivas nuestras. Siglo xxi. en la traición de los grandes países democráticos de Europa occidental (Francia e Inglaterra) y de la socialdemocracia internacional al pueblo español. Franco ha triunfado: 1. por vías dudosas y generalmente bajo cuerda. C. Washington.1939: VI C TORI A ABSOLUTA Y DERROTA TOTA L Esta inferioridad material (de las tropas republicanas) no sólo es cuantitativa. Cabría discutir el orden de prelación y la importancia respectiva de cada una de esas razones expuestas por el general Rojo con el característico laconismo y contundencia castrense. sus repercusiones en el problema de abastecimiento de armas de las fuerzas republicanas han sido. ni mucho menos. Su balance. Eberhard von Stohrer. 1996. 25 de noviembre de 1938. Barcelona. como hace el comunista italiano Palmiro Togliatti (delegado de la Komintern en la dirección del PCE desde el verano de 1937) en su informe final para las autoridades soviéticas: ‘‘Si bien la ulterior resistencia y la victoria no fueron posibles. 183-193. tiene especial valor testimonial al proceder de quien fuera el antagonista fundamental que tuvo Franco en el plano militar durante la contienda. De ningún modo parece posible o razonable suscribir este tipo de sencillas explicaciones unicausales y unilaterales. Fuera cual fuera el propósito imparcial y benévolo del Acuerdo de No Intervención. de los partidos comunistas. Porque nuestra dirección técnica de la guerra era defectuosa en todo el escalonamiento del mando. jefe del Estado Mayor Central del Ejército Popular de la República y auténtico estratega supremo del bando derrotado. Recogido en la colección documental diplomática alemana Documents on German Foreign Policy. 844. a nuestro juicio. las armas que la República pudo comprar en otras partes han sido pocas. págs. Y en este engarce y conexión dialéctica entre contexto internacional y circunstancias internas se fueron labrando las razones de una victoria total y los motivos de una derrota sin paliativos. vol. Los mitos de la Guerra Civil. Ediciones Península. se vieron refrenados por la actitud de Gran Bretaña. 1980. así como en su gran superioridad en el aire y en su mejor artillería y otro material de guerra. ■ [Este texto corresponde al capítulo 5 del libro 1936. La ayuda material de Rusia. el arte de la guerra. en el insuficiente apoyo político del proletariado de los países capitalistas. Porque ha sabido asegurar una cooperación internacional permanente y pródiga. A juicio del general Rojo. Autor de La España de Franco. 257. Franco ha triunfado: 1. por el general Vicente Rojo Lluch (1894-1966). Frente a ese tipo de argumentaciones cabría subrayar. en todo caso. 1950. tras la ocupación de Cataluña y en vísperas del colapso de la resistencia republicana. La justa ponderación de todos estos factores concurrentes a la hora de explicar el modo y manera de terminación de la Guerra Civil española cuenta con un precedente tentativo muy notable y distinguido. para decir lo mínimo. sobre todo. Otros países. A saber: el hecho de que el contexto internacional conformado por la realidad Palmiro Togliatti: Escritos sobre la guerra de España. Porque ha logrado la superioridad moral en el exterior y en el interior. Brigadas Internacionales…). (…) 3. (…) 2. (…)19’’. por eso mismo. En esa situación. 298. como resultado de la multiplicidad de tipos (de armas). en el apoyo que prestaron los Gobiernos francés e inglés con la política de “no intervención” y sus nefastas consecuencias. Crítica. sino también cualitativa. sorteó o sobrellevó a fin de engrosar su capacidad de acción militar. Madrid. 1918-1945. septiembre 2004. Enrique Moradiellos es profesor de Historia Contemporánea. mayor o menor. Dicho en otras palabras: los condicionamientos del marco internacional plantearon ventajas notorias e impusieron servidumbres sustanciales que cada uno de los bandos utilizó. que tan importante en el desenlace de la guerra como esa persistente inhibición de la entente francobritánica habría sido la sistemática intervención ítalogermana y las limitaciones de la asistencia soviética. Pero apenas cabe dudar que todas ellas tuvieron su parte correspondiente. Barcelona. El material bélico así adquirido tuvo que ser pagado a precios altísimos y utilizado sin la ayuda de instructores cualificados en su funcionamiento. no logró poner fin a la intervención ítalo-alemana ni a la política de no intervención18’’. documento nº 740. El acierto de ese juicio del analista militar británico resulta corroborado por un informe remitido a Berlín por el embajador alemán en España.

Ibíd. pág. Por contra. La regulación normativa de las relaciones interpersonales puede entenderse como una envoltura protectora porosa contra las contingencias a las que se ven expuestos el cuerpo (Leib) vulnerable y la persona en él encarnada. sino por nuestra capacidad de someterlos a reflexión: “Sólo las reflexiones moralmente autorreflexivas. ncluso antes de su publicación conjunta en El futuro de la naturaleza humana. sin embargo. que nuestra condición biológica no se supera a través de los mecanismos de cohesión social. No obstante. 45.” Ibíd. la denominamos libertad ‘‘ontológica’’ por cuanto no emana de las representaciones obrantes en el sujeto afectado. además. 2 “La manipulación de los genes afecta a cuestiones de identidad de la especie. 2002.. sólo de desliz puede hablarse cuando un ferviente seguidor de la ética kantiana apoya sus argumentos en la nocividad de los efectos ocasionados por las mencionadas prácticas. pág. pero el autor la califica además de antropológica3. Se entiende por ésta una forma de convivencia –la llamada. Ante valoraciones como las recién citadas.. enfermedad y vejez). De esta suerte (en un postscriptum) desarma el núcleo.ÉTICA EL FUTURO DE LA NATURALEZA HUMANA Del fracaso de la intención a la lógica de las consecuencias MERCÈ RIUS Jürgen Habermas El futuro de la naturaleza humana ¿Hacia una eugenesia liberal? Paidós. y la autocomprensión del ser humano como perteneciente a una especie también conforma el lecho de nuestras representaciones legales y morales. 120. en un futuro más o menos próximo. al menos entre quienes se interesan especialmente por la ética aplicada. me inclino sin rodeos por la segunda opción. pág. 7 “Dado que. un juicio de ética de la especie”6. me valgo al formularla de su terminología (‘‘moral’’ por un lado. Dicha identi- I dad es histórica. 37. único garante de la independencia individual ante cualquier determinación procedente de otro –médico o padre. como sostuvo anteriormente Adorno. de la exigencia de responsabilidades a los progenitores por acción no menos que por omisión (unas veces acusándolos de haberle manipulado y otras de habérselo negado). A la postre.. En otras palabras. 5 Ibíd. hasta la consecuencia existencial de perder libertad en ello. 51. ya que éste preserva la autonomía de la conciencia de sí mismo también respecto a los modelos teóricos que han contribuido históricamente a formarla. Barcelona. 98. Pero. 114. sin duda. la filosofía de la acción comunicativa salva el escollo de su propia historicidad al defender el carácter simétrico de las relaciones intersubjetivas. ‘‘moral’’–1 que protege al individuo de su debilidad congénita mediante la comprensión de sí mismo en cuanto poseedor de una identidad universalmente compartida: la propia de la especie humana2. ‘‘ética’’ por otro) porque creo que deja traslucir una sospecha análoga: “Una valoración de la moral en total no es ella misma un juicio moral. que se extienden a los presupuestos naturales (y en consecuencia también mentales) de la autocomprensión moral de personas que actúan responsablemente. Ya desde su subtítulo el libro cuestiona determinados usos de las técnicas de manipulación genética pronosticando que. Ibíd. 74 CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA Nº 145 ■ . tales juicios de valor de ética de la especie carecen de la presunta fuerza imperativa de las razones estrictamente morales”4. hoy por hoy. pág. Personalmente. para indicar. antes de abordar el problema de la asimetría inducida por la eugenesia liberal. quizá. la constatación de que las nuevas prácticas biotecnológicas ponen en crisis la moral según hemos venido conociéndola enfrenta inopinadamente al lector a la siguiente alternativa: O esas 3 4 Claro está que el autor ni siquiera insinúa la posibilidad de abandonar su capital teórico. la actividad reflexiva nunca descansa en certeza alguna. derivados de aquélla al fin y al cabo. cabe referirse a la patente incursión del enfoque haber- masiano en el consecuencialismo. la intervención egocéntrica cobra el sentido de una acción comunicativa que podría tener consecuencias existenciales para el adolescente”. aun resultando tal disyuntiva ajena al propio Habermas. Pero. el recelo del autor hacia la biotecnología se debe a que algunas de sus prácticas eliminan dicha simetría. se hallan en el nivel de argumentación correcto. pues ya se nos ha advertido que tales críticas no ceden en absoluto al iusnaturalismo7. libertad en sentido ontológico. el presumible desacuerdo del lector se presentaría a dos niveles. 1 como una respuesta constructiva a las dependencias y necesidades derivadas de la imperfecta dotación orgánica y la permanente fragilidad de la existencia humana (especialmente clara en los periodos de infancia. pág. En fin. por otra parte. Y. de ética de la especie. Más bien ocurre que había inicialmente unas posibilidades cuya pérdida tuvo lugar al margen de toda elección.. 6 Ibíd. prácticas se juzgan inmorales. lo cual respalda la advertencia del autor sobre la innegable validez de su crítica “con independencia de la noción de un orden iusnaturalista u ontológico que pudiera ‘infringirse’ criminalmente”5. En el propio texto alude Habermas con prudencia al suscitado Ibíd. pág.” Ibíd. la cosa se desarrolla hasta convertirse en persona. ya sea éste el teorético. que no ‘‘esencial’’. ya el biológico.. por tanto rechazables. Estos efectos comprenderían desde la autoconciencia de uno como ‘‘anormal’’ por haber estado sujeto a manipulación genética prenatal. las tesis expuestas por Habermas en varias conferencias sobre lo que él denomina ‘‘eugenesia liberal’’ levantaron un notable revuelo que aún colea. podrían acabar con la ‘‘ética de la especie’’. Después de todo. puesto que el individuo modificado antes de nacer ni tan sólo pudo hacerse cargo de las mismas como propias. quizá por vistoso demasiado común a gran parte de las objeciones recibidas.. o es nuestra autocomprensión ética la que debería cambiar.. p. 73. sino un juicio ético.

9 Ibíd. pág. pág. sino que es. El sistema ostenta la capacidad necesaria para engullir o para reciclar todo lo imaginable si llegaran a darse aquellas temidas consecuencias. por ejemplo. autor que se cita en el libro13. Luego todo lo que de Habermas llevamos dicho se entiende aceptablemente a la luz del kantismo.. 49. como cuando asevera un indiscutible valor ‘‘intrínseco’’ del feto: “Nadie duda del valor intrínseco de la vida humana antes del nacimiento. ya no resulte lícito ignorar que nuestra facultad representativa se desarrolla a lo largo de un proceso de socialización. empero. Pero. es por eso mismo verdaderamente libre en sentido práctico”. Ediciones Encuentro.. Jonas se ve impelido a legitimar moralmente la existencia de la especie humana. se la denomine ‘‘sagrada’’ o se rechace esta sacralización de lo que es un fin en sí mismo”14.. I. por tanto. En cambio. que los jóvenes del futuro puedan sentirse muy orgullosos de pertenecer a una familia tan rica que suela encargar sus vástagos al diseñador en vez de a la cigüeña. que determinadas formas de manipulación genética anularían. una cuestión de dignidad.. la anunciada paradoja se desvanece si sabemos interpretarla como prueba de que los argumentos consecuenciales o teleológicos no contribuyen al progreso moral. se muestra contundente al responder a la objeción de orden práctico de que no sabemos si la manipulación genética causará esos hipotéticos efectos sociales. Dicho sea de paso.. Kant: Fundamentación de la metafísica de las costumbres. pues ya conoce algunas críticas sobre su renuncia al deontologismo estricto8. Nº 145 CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA ■ 75 . la moral no concierne únicamente a la supervivencia.. 11 Ibíd. pág. 107. 8 En pocas palabras. No se descarta.. 68. pág..desde el punto de vista teórico. Sólo que el autor se precia Tras acotar en sus justos límites los efectos correspondientes al ámbito de la moralidad. 119. mediante un expediente análogo sortea Habermas el reproche de haber ido a parar al consecuencialismo. impide que se la critique a ella misma en virtud de dichas reglas. a mí sólo me sirven como ejemplo de [. nota 58. La cita no se refiere. ante una consecuencia material. En vez de eso. pues rechaza todo acto que la exponga al peligro de extinción. deberá afrontar el autor una “Rainer Forst ha intentado convencerme con agudos argumentos de que con este tiro me desvío sin necesidad de la senda de la virtud deontológica. vinculada al procedimiento. 61. 96. sino puramente formal. Sentencias de esta laya nos descubren los aspectos más dudosos de su argumentación. No nos hallamos. Jürgen Habermas paradoja relativa a su anterior valoración: “Si son los mismos participantes de una colectividad moral los que generan y reproducen simbólicamente la clasificación de los estatus. Sin embargo. justo al considerarlo.. 10 “Todo ser que no pueda obrar de otra suerte que bajo la idea de la libertad. no se aprecia cómo nadie podría sentir su estatus moral menoscabado por el hecho de que su disposición genética no tuviera un origen natural”11.” Ibíd. incluso por encima de ésta. Si me está permitido confesarlo. ni siquiera si su eficacia técnica real alcanzará hasta el punto en que algún día haga falta planteárnoslo: “No me importa si tales especulaciones expresan chifladuras o pronósticos dignos de tomarse en serio [. Otra cosa es que.]. Pues bien. En otros términos. por socavar éste la ética de la especie. de haber actualizado la ética kantiana mediante el giro lingüístico. antes bien. Al invocar el ‘‘principio de responsabilidad’’ hacia las generaciones futuras. 91. pág. sino cómo se representa el individuo su propia humanidad –por analogía con la solución kantiana a la indemostrable existencia de la libertad 10. la convivencia seguiría siendo posible pese a los trastornos derivados de la revolución biotecnológica. Ello significa que ya no contravendría excepcionalmente la moral incitándola así a pronunciarse (según Kant estableciera).. la sacaría fuera de juego desfacultándola para emitir cualquier juicio al respecto. Ahora bien. Se trata de la simetría exigible en las relaciones humanas lingüístico-morales. y nos sorprende en este sentido con proclamas tan radicales que se desmienten por sí solas. a El principio de responsabilidad. Pero veamos lo que sucede al reformular el tema desde la pragmática del lenguaje: “Si la determinación eugenésica ajena modifica las reglas del lenguaje mismo. 12 Ibíd. Madrid. pág. aún permanece uno que sería fundamental.] un cambio que ya no puede armonizarse con la autocomprensión normativa de personas que viven autodeterminadamente y actúan responsablemente”9. el recurso aquí emplea- do nos recuerda el de Hans Jonas. pág. la cual sí posee un valor intrínseco. se trata para mí de una experiencia habitual siempre que 13 Ibíd. la eugenesia liberal desafía a una valoración de la moral en conjunto”12. En suma. la tradicional ética de los principios afirma que nada se legitima por el mero hecho de existir. 2003. 14 Ibíd. se reafirma en su actitud radical precisamente porque no le preocupa la ontología. Jonas intenta soslayar tal dificultad teórica alegando que con la especie humana desaparecería asimismo de la Tierra la moralidad. después de Hegel.

Se nos estaba proponiendo. que la naturaleza nos ofrece el paradigma de legalidad. 28. aún. ya que en principio no es descartable una nueva intervención médica por voluntad propia. 98. peor aún. que Habermas comprende la representación en términos sociopolíticos. en la medida en que la intervención biotecnológica prenatal introduce en mi biografía una cierta irreversibilidad. no. porque otro ha decidido en mi lugar sin que yo pueda enmendarlo. pero no el antojo de convertirlo en ‘‘algo hecho’’ como si de una cosa se tratase (ni aun tomándolo –se nos ocurre– por una auténtica obra de arte). sublimando mediante el formalismo jurídico las cruentas luchas de poder. ¿no estaremos denunciando la pérdida de lo que nunca tuvimos realmente? ¿Sólo las relaciones en circunstancias tan poco habituales son asimétricas? Más de unos cuantos estamos persuadidos de que el dominio de la asimetría desborda con creces el de la interacción inmoral. acordes con la tesis kantiana de que el derecho prepara el acceso a la moralidad. 16 15 En definitiva.. 27. un derecho subjetivo formal. a lo largo de todo el texto no ceja en utilizar el concepto de intención. Algunas veces. la debilidad de la filosofía habermasiana. págs. 17 Ibíd. pretéritas o futuras. De ahí.. la naturaleza fue obra nada más y nada menos que de las intenciones divinas. por otra parte. con Kant. en Isegoría. La misma escritura habermasiana delata algo de esta mentalidad ancestral aireando ciertas aprensiones: “Ya no podría excluirse que con intervenciones eugenésicas perfeccionadoras hubiera intenciones ajenas. reglas del lenguaje. Ibíd. como “principio objetivo del querer”. pág. 41. el talante retórico de la siguiente pregunta: “La investigación del cerebro nos informa de la fisiología de nuestra conciencia. Tal ascendiente explica que se decida por la falta de simetría 19 20 Ibíd. discursiva) de algo que sólo existía en el acto de ser representado –y. por muchos siglos. según el mencionado ejemplo de la libertad kantiana.. hasta que. pues. 135. pero nunca podrán expulsarse enteramente. como también la regresión a formas de pensamiento mágico (la desgracia propia atribuida al hechizo ajeno) que implicaría el culpabilizar a los progenitores de todo lo que pueda pasarle a una. al asimilar contingencia y naturalidad. si gusta. aunque éstas apunten a la defensa de la sustantividad corpórea. y fijadas genéticamente. la síntesis de la ley universal y necesaria. Ni siquiera el consenso intersubjetivo se hurta a las relaciones de poder. luego. debe cumplirse para Kant en la moralidad de la máxima. ponen de manifesto. la deriva se iniciaría con los pasajes dedicados a celebrar la indisponibilidad de lo natural. su irreductibilidad al conocimiento científico. con una notoria ambigüedad por lo demás. de modo que su intención siempre prevalecerá sobre la mía. pág. De ahí el tópico de que los biotecnólogos juegan a ser Dios. 18 Eduardo Mendieta: ‘El debate sobre el futuro de la especie humana: Habermas critica la eugenesia liberal’. y de la contingencia de su realización por el “principio subjetivo del querer”. pág. Es razonable suponer que el individuo agradecerá la buena intención de evitarle el sufrimiento de una dolencia. la simetría discursiva vino a ser representación sin nadie representado de facto. su representante dialógico. Ciertamente. pág. Produciendo asimetría se atenta contra la dignidad del individuo humano. ¿acaso está pensando Habermas en una naturaleza a la medida del individuo humano (el único que la siente o la existe como azar). págs. esto es. sino. Ahora bien. 21 22 Ibíd. esencialmente. 87. así como la teorización de lo contingente. Y no sólo en el sentido de que nunca recuperaré la posibilidad abortada. Ellas seguirán dando pasto a las citadas y otras formas. En el texto que nos ocupa. se distingue por ser libre? Luego. Tras la huella de Adorno. especialmente si decide someterse a una nueva operación quirúrgica –perdiendo así por segunda vez la innata espontaneidad. del que la conducta moral. le otorga un papel decisivo en el régimen mental del neonato: “Para la resonancia psíquica en el afectado cuenta únicamente la intención de la programación”20.. que para nada se inspira. Sólo que no se acaba de ver por qué los fenómenos naturales habrían de resultar más contingentes que la máxima artificiosidad humana. En resumidas cuentas. El procedimental Habermas parece haberlo atisbado al fin gracias al desarrollo tecnológico. el concepto de intención barajado en el texto. ¿O no convenimos. una alusión a Arendt confirma nuesCLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA Nº 145 ■ 76 . cabe agregar al planteo habermasiano que la persona afectada se verá obligada a actuar reactivamente por más que decida o. reside en “la intencionalidad de la consciencia humana y la normatividad de nuestra acción”22. porque la especificidad cognitiva de la ética. –de un mero requisito procedimental– en sus críticas a la eugenesia. como mucho.. el concepto de intención arrastra no pocas dificultades. el autor entiende por naturalidad la espontaneidad subjetiva. En el texto. que tomaran posesión de la biografía de la persona programada”19. pues no mantiene su célebre apuesta por el artificio jurídico sin contradecirla al mismo tiempo. A mi juicio.. Sin entrar ahora en lo muIbíd. una vez más. una escenificación (llámese. Ya al principio. En cuanto se dispone a emanciparse en lo posible de la autoridad kantiana. 91-114. pág. aun debiendo imitarlo. deja ipso facto de convencerme. 134. 25. Habermas vuelve al modelo teórico que pretendía haber superado con su ética de la acción comunicativa. 116. en la altamente educada reivindicación de los derechos humanos. diríase que intenta reprimir la tentación: “Puesto que no hay ninguna razón moralmente defendible para preferir un sexo determinado. Pero ¿se modifica por ello esa conciencia intuitiva de la autoría y la responsabilidad que acompaña todas nuestras acciones?”21 Pero ¿es que sólo los motivos morales establecen diferencias de valor? ¿Qué significa tal apelación al deber de representarse o no la peculiaridad del propio sexo? Algunas voces críticas lo han considerado una forma de desviar la atención de lo que realmente importa18. de resentimiento filial. Al fin y al cabo. 2002. para la persona afectada no debería representar ninguna diferencia haber venido al mundo como chico o chica”17. en mi opinión el texto hubiera ganado coherencia de haberse decidido el autor a hacer explícito aquello que no cesa de insinuar: la idea de que ‘‘natural’’ quiere decir no supeditado a la intención humana. si no ya moralizada cual si funcionase por máximas?16. Ibíd. como sendos portavoces de la libertad de conciencia.E L FUTURO DE L A NATURALEZA HUMANA le leo. que se neutralizarán. previa calificación moral. Además. al fallarle las Es obvio. un derecho reconocido a la subjetividad en cuanto tal dentro (¿quizá como momento?) de una objetividad que la trascendía. excepto con perversidad calculadora. cho de bueno que pueda tener la experiencia. Rotundamente. de entrada. pero no menos el de simetría. mientras que en su vertiente objetiva la equipara a la contingencia15.

MERC È RI US

tra sospecha de que el ideal comunicativo perseguido por su ética dialógica ya siempre se cifró en un imaginario umbral entre naturaleza y cultura:
“Los seres humanos se sienten con libertad de actuar para empezar algo nuevo porque ya el nacimiento, como línea divisoria entre naturaleza y cultura, marca un nuevo comienzo [...] Únicamente la referencia a esta diferencia entre naturaleza y cultura, entre comienzos indisponibles y prácticas modeladas históricamente, permite al agente las autoatribuciones performativas sin las que no podría entenderse a sí mismo como iniciador de sus acciones y pretensiones”23.

Sólo que esta diferencia se asemeja demasiado a la différance de que se ocupó hace años Derrida, autor, por cierto, alabado en términos generales al final del libro24. Si resultase al cabo que el propio Habermas ha sucumbido al culto de los orígenes, incesantemente diferidos porque no son sino una proyección cultural, entonces la biotecnología habría venido a probarnos que, desde buen principio, la ética habermasiana carecía de fundamento. Sin duda, el autor adopta una actitud nostálgica (le duele el sentido de algo que lo posee sólo un instante, justo el de su desaparición), evocando con ella a sus predecesores, Adorno y Benjamin, incluso en referencia explícita al considerar el posible valor actual del lenguaje religioso, y en el mismo pasaje donde menciona a Derrida. Pero los traiciona indefectiblemente, porque ambos andaban muy lejos de buscar un fundamento para la moral. No constataron en vano el fracaso de la intención, como lo hicieron otros filósofos del siglo xx, mientras que a nuestras alturas sus herederos naturales afectan haberlo olvidado. Para Adorno, tal fracaso lo era de la forma de

23 24

Ibíd., pág. 82. Ibíd., pág. 143.

racionalidad contemporánea, cuyas principales manifestaciones –a saber, la primacía de la intención y el cálculo instrumental de los medios–, si bien en apariencia éticamente opuestas, pertenecían las dos al modelo de razón comunicativa, es decir, el que todavía hoy se empeña en defender su aventajado discípulo. En la actualidad, los interrogantes éticos abiertos por el uso extendido de la biotecnología han borrado definitivamente la tradicional separación entre téchne y prâxis, que se guardó mientras se pudo, en teoría. con el fin de reconciliarlas en la práctica. Cabe señalar que, en los inicios griegos de la filosofía, la “intención” sólo contaba, si acaso, como distorsionadora de la acción ética, al imputársele la disociación entre medios y fines, propia de la téchne mas no de la prâxis. Tratándose de ésta, los medios creaban fines, de manera que no estaba permitido huir a la exterioridad, ni siquiera si la válvula de escape era el agente del acto, como sucedía de obedecer él a su intención en lugar de a la naturaleza de las cosas. No obstante, a partir de Descartes el medro de la intención, vinculado a la defensa de la libertad subjetiva, nos alertó retrospectivamente sobre lo malo del antiguo control ético de la téchne. En efecto, a base de sujetar ésta a los dictados de la razón comunitaria, la prâxis que los encarnaba se convertía a su vez en una simple técnica de adaptación al medio natural y social. Claro que, tras siglos de adicción a la idea de progreso, al parecer tal coyuntura se repite, a juzgar por lo antedicho de que el sistema absorbe sin problemas todo tipo de consecuencias. Pero ahora, paradójicamente, ello se debe a un abuso prolongado del concepto de intención. No queda espacio en lo que sigue para analizar en profundidad el tema de la intención. Me limitaré, pues, a ofrecer

algunas sugerencias acerca de las repercusiones de la biotecnología sobre la práctica médica. En primer lugar voy a reiterar una pregunta que ya se ha vuelto protocolaria, y por lo mismo incontestada en el peor sentido de esta palabra: ¿De veras puede aún hablarse de libre intención o de simetría referidas al trato entre médico y paciente, habida cuenta de que la enfermedad lleva consigo una pérdida de autonomía, amén de que existe en cualquier caso un evidente desequilibrio de poder entre la persona enferma y los profesionales de la salud que le atienden? Curiosamente, el título de profesional de la salud, por el que se optó para denominar a todos los participantes en la labor sanitaria con el propósito moral de evitar la discriminación lingüística, alude a un estado de cosas que queda oculto tras la semántica, en perjuicio de la moralidad ya no respecto a lo que se dice, sino a lo que se hace –cuando los actos performativos no bastan porque se está manipulando a los cuerpos. Profesionales se llaman con toda justicia por responder las instituciones sanitarias a la ya clásica descripción weberiana de la empresa burocrática. También allí los procesos se desarrollan a un ritmo inasequible para el individuo, tanto en la persona del agente como en la del paciente25; y dado que la acción escapa a la

25 “El aparato psicofísico del hombre es aquí completamente adaptado a las exigencias que le plantea el mundo externo, el instrumento, la máquina, en suma, la función. De este modo se despoja al hombre del ritmo que le impone su propia estructura orgánica, y mediante una sistemática descomposición según las funciones de los diversos músculos, y por medio de la creación de una economía de fuerzas llevada hasta el máximo rendimiento, se establece un nuevo ritmo que corresponde a las condiciones del trabajo”. Max Weber: Economía y Sociedad, p. 889, Fondo de Cultura Económica, Madrid, 2002. Añádase, para el caso, “la descomposición según las funciones” del objeto, que es ahora el cuerpo enfermo de otro individuo humano.

medida individual, no puede ser objeto de responsabilidad según se la comprendió en el pasado. De ahí que los profesionales de la salud, como los burócratas, como burócratas, estén condenados a sólo aparentar una ética de la convicción, ya que su deber consiste en adaptarse lo mejor posible a su respectivo lugar en el engranaje. Dicho de otro modo, sin excepciones, debe cumplir cada uno con su ética profesional, que es ante todo una actitud; la de aquel que obra aplicando las normas establecidas como si estuviera convencido de las mismas en conciencia, y aunque no lo esté, no por oponerse a ellas, sino porque no se le alcanza íntegramente el ámbito de su aplicación. Desde luego, en tales circunstancias, no posee mayor validez el cálculo de consecuencias. Antes bien, la urgencia de la práctica hospitalaria, que conlleva la administración automática de ciertos tratamientos preventivos, tiende a tomarse el criterio consecuencial como una especie de principio, invirtiendo así, para infortunio de los pacientes, la reconocida sensatez de la ética consecuencialista. Como se sabe, la reflexión filosófica sobre el particular en ética aplicada se une al esfuerzo contemporáneo de optimizar las dos versiones históricas del normativismo: el deontológico y el teleológico. En dicho intento, la fórmula menos controvertida suele entregar a los principios la decisión última, al menos en caso de conflicto entre consecuencias. No obstante, la situación actual justifica en buena medida la alarma de Habermas, ya que, si descubrimos una temprana conversión de la prâxis en téchne apenas se las hubo distinguido en beneficio de la ética, actualmente la téchne parece imitar a la prâxis (definida, según aquel modelo antiguo, como el uso de unos medios que generan su propia finalidad). ¿O no es lo que
77

Nº 145 CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA

E L FUTURO DE L A NATURALEZA HUMANA

está pasando con las nuevas tecnologías? Volvamos aún a Habermas:
“El deseo de un hijo hace que los padres provoquen una situación en la que disponen libremente, en virtud de un pronóstico, de la continuación de la vida humana prepersonal. Esta instrumentalización es parte inevitable del contexto de acción en el cual se inserta el diagnóstico de preimplantación”26.

el enfoque inicial orientado ampliamente a la racionalidad de los fines se contrae a la de los medios:
“La decisión entre los distintos fines y consecuencias concurrentes y en conflicto puede ser racional con arreglo a valores; en cuyo caso la acción es racional con arreglo a fines sólo en los medios”28.

Luego nos vemos de nuevo abocados a lidiar con la técnica:
“La presencia de una ‘cuestión técnica’ significa siempre lo mismo: la existencia de dudas sobre los medios más racionales”29.

En suma, disponemos de múltiples medios que esbozan toda una gama de fines posibles, o sea, pensables, a raíz, pero no antes, de la acción; y además, sin que la decisión se imponga por sí misma gracias al conocimiento obtenido –tal como se creía en la antigua Grecia. Se deduce, pues, de ello que la técnica no se beneficia moralmente de su asimilación formal a la praxis. Sólo si hubiera para cada intervención un único conjunto de medios posibles y, por tanto, necesarios, podría hablarse de moral. Tal fue la razón de que, ante la pluralidad de medios, Kant desautorizase a las éticas teleológicas. Menos radical en sus conclusiones, Weber admite, sin embargo, el planteamiento; véase cuál sería, a su juicio, la máxima racionalidad relativa a los fines:
“En este caso es admisible la afirmación de que cuando se ha actuado de un modo rigurosamente racional, así y no de otra manera ha debido actuarse (porque por razones ‘técnicas’, los partícipes, en servicio de sus fines –claramente dados–, sólo podían disponer de estos medios y no de otro alguno)”27.

En cambio, nuestra época se caracteriza por la abrumadora proliferación de medios, de la que se siguen innumerables conflictos consecuenciales. Según Weber, tales conflictos suelen dirimirse buscando apoyo en la racionalidad relativa a los valores. Pero, entonces,
26 J. Habermas: El futuro de la naturaleza humana, pág. 126. 27 M. Weber: Economía y Sociedad, pág. 16.

Claro está que la inconmovible fe de Weber en la racionalidad científica no se compadece con nuestros quebraderos de cabeza ante la técnica (médica) transformada en praxis y la praxis (ética) transformada en técnica. Aún así, su obra es un magnífico exponente de la crisis de la modernidad. Le he traído, pues, a colación por tratarse de un pensador que sigue esperando en la razón aun sabiéndola definitivamente quebrada. Coincidiría en ello con Adorno, hasta el punto de que ambos identifican el último reducto donde guarecer a la racionalidad declinante en la lógica de las consecuencias. Ahora bien, ninguno de los dos le concede un específico sentido moral. Adorno la refiere sobre todo al quehacer estético, y para Weber representa un principio metodológico. Respecto al tema que nos ocupa, creo que la lógica de las consecuencias podría servirnos a modo de correctivo, es decir, desempeñando una función meramente limitadora, ajena, por lo demás, a la pretensión de fundamentar éticamente nada de nada. En pro de la brevedad, lo ilustraré con un ejemplo. Constituye un lugar común que la reproducción asistida, por su naturaleza, atenta de

lleno contra la familia burguesa tradicional, dado que aumenta el número de progenitores. Sin embargo, por ahora, ni conocemos ni nos hace falta conocer cuáles serán las consecuencias reales, efectivas, que producirá su difusión supuesto que llegue a darse, ya que sólo se verificarán a posteriori. Quizá Adorno terciaría que, aparte de no poder, no debemos concebir imagen alguna del hombre o de la mujer futuros; pero sí cree que deberíamos ejercitar la fantasía para calcular las probabilidades de una lógica que –en su respectiva versión weberiana–30 afecta a las instituciones (en el ejemplo, la familia), es decir, al orden social legítimamente establecido:
“Un Estado moderno –como complejo de una específica actuación humana en común– subsiste en parte muy considerable de esta forma: porque determinados hombres orientan su acción por la representación de que aquél debe existir o existir de tal o cual forma; es decir, de que poseen validez ordenaciones con ese carácter de estar jurídicamente orientadas”31.

consecuencias. Ya no las acaecidas en el lejano futuro, que no viviremos ni somos hoy por hoy capaces de juzgar y/o sancionar, sino las pensables en simultaneidad con su respectiva causa. De ahí que las llamemos ‘‘lógicas’’; porque la temporalidad computa escasamente mientras se permanezca –según lo hemos extraído de Habermas y Weber– en el puro ámbito de lo representable, como lo es el de las decisiones que sientan precedente normativo. Por desgracia, en nuestra sociedad, la actitud observable para con las nuevas tecnologías más bien consiste en un vergonzoso afán de torcer dichas consecuencias mediante el legalismo jurídico. ■

Dicho sea de paso, la afinidad de las palabras citadas con el trasfondo ideológico habermasiano, sin duda bajo el común signo de Kant, disipan un tanto nuestro asombro al encontrar, en El futuro de la naturaleza humana, apelaciones al ser sagrado de ésta en pie de igualdad con raras alusiones al constitucionalismo; también se vuelve más explicable el gesto de restringir su disgusto a la eugenesia que Habermas tacha de ‘‘liberal’’. En fin, lo que a mí me sugiere la defensa weberiana (o adorniana) de la lógica de las consecuencias es que nunca deberíamos normalizar comportamientos de los que no podamos asumir tales lógicas
“Esto afecta sensiblemente a la capacidad sintética constructiva en la concepción plástica de las instituciones jurídicas, que surgen como productos de una fantasía jurídica no disuelta por la lógica”. Ibíd., pág. 598. 31Ibíd., pág. 13.
30

28

Ibíd., pág. 21. 29 Ibíd., pág. 48.

Mercè Rius es profesora de Filosofía Moral en la Universidad Autónoma de Barcelona.
CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA Nº 145

78

CASA

DE

CITAS

ARQUITECTURA Y HABITABILIDAD EN RAFAEL SÁNCHEZ FERLOSIO
FELIPE COLAVIDAS
alos tiempos –lo sé– para que las jóvenes cabecitas posmodernas tengan en lo concerniente al asunto del saber sustantivo, al menos, la curiosidad y la paciencia, y cuenten además con el preciso bagaje de razón suficiente acumulada como para poder parar mientes en degustar la tan particular escritura ferlosiana: “una prosa de sabiduría babilónica”, en el acertado decir de Félix de Azúa. Prosa, como ya se ha encargado algún erudito de apuntar, tan suculenta en la plural diversidad de sus muchos estratos hipotácticos como armoniosa y sabiamente coordinada en sus frases y oraciones; lo que creo queda suficientemente probado en las citas que aquí ahora recopilo sobre los asuntos singulares de la habitabilidad y la arquitectura. Y sobra decir que estas mismas líneas introductorias, rebosantes de admiración, no son más que, ¡ay!, una mala parodia, un barato remedo formal de esa su riquísima forma de expresión, tan humanamente cargada de razones. Así es, a base de una impecable coordinación de los más incisivos razonamientos subordinados en estricta jerarquía, es notorio que, de aquello que se propone abordar, Ferlosio nos ofrece siempre más intensidad de la que nadie hasta ese momento nos ha dado; o, al menos, eso pienso yo con algunos –bastantes– otros. Algo con lo que de ningún modo quisiera tampoco dar la impresión de estar sentando cátedra, ni emitiendo lo que a primera vista podría parecer un juicio incontrovertible, pues para ello me vería obligado a impostar la posesión de unos conocimientos cualificados en las dos materias –arquitectura y habitabilidad– a las que pertenecen las reflexiones desarrolladas por el autor en esa cadena de citas; y, desde luego, es dolorosamente evidente para mí que carezco de tal magisterio; pues aunque de estos asuntos algo sé yo por oficio, ese saber, la verdad, tampoco es mucho. Además, al obstáculo usual que presenta el dominio de cualquier saber genérico viene a suplementarse en este caso la dificultad intrínseca que le añade la naturaleza múltiple de ambas materias para poder llegar a estar suficientemente seguro de hablar competentemente de lo que a ellas concierne; pues no se trata ya aquí de entender de algo simple y acotado sino de disciplinas, como se sabe, muy plurales que se extienden por “las artes y las ciencias” y en las que inciden diversidad de aspectos y pormenores que comúnmente nos rebasan. Y creo que fue –el precisamente nada apreciado en lo intelectual, e incluso me parece recordar que alguna vez hasta desdeñado por el propio Ferlosio– K.R. Popper quien llegó a decir, a la vez con perspicacia temprana y con verdad verificada, que algunos hombres saben algo, o aun bastante, de algunas cosas muy concretas, pero que todos sin excepción habitamos universos inconmensurables de vastísima ignorancia. Y volviendo a las frescas cabezas adolescentes de ahora, es obvio que son muy superiores en infinidad de cosas a las tan arcaicas nuestras; aunque, en

M

general, de ninguna manera son mejores en lo que específicamente respecta a contar con la instrucción imprescindible (que, mal que bien, nosotros adquirimos vía el obstinado hábito de la “lectura compulsiva” que a las nuevas generaciones les ha sido explícita y arrogantemente negada por el omnipresente universo de la vacua visualidad virtual en que ahora vivimos con tanto orgullo militante como tan penosa inconsciencia) para poder dar las necesarias vueltas intelectuales de tuerca que requiere acercarse tan siquiera a vislumbrar la genuina complejidad cognitiva de las cosas, ni a tener tampoco –ya lo dije al comienzo– la no menos imperiosa presencia de ánimo que propicia la entrada voluntaria en el hondón del trabajoso pensamiento con que abordar su siempre difícil, pero luminoso, discernimiento. Ojalá me equivoque, pero ateniéndome a lo que da de sí mi experiencia docente en dichas materias en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universidad Politécnica de Madrid, estoy tentado de asegurar que, no más allá de la mitad de la tercera línea de la primera cita que más abajo transcribo, la inmensa mayoría –y hablo de más del noventa por ciento– de los estudiantes de hogaño que se hayan dignado iniciar la lectura de estas citas, asqueados de su propio despiste e ignorancia, habrán irremediablemente abandonado ya esos sus misérrimos esfuerzos de saber; y, lo que es más grave y preocupante, la parte de león del grupo que constituye el restante diez por ciento de escogidos que, sin saber muy bien por qué improbables razones, se hubieran decidido sorprendentemente a continuar la leída, habrán encontrado, a pesar de su rango universitario, grandísimas dificultades para poder tan siquiera llegar a entender lo que se les dice. Y en cuanto al profesorado…, con los profesores ya he tenido bastantes problemas, así que sobre ellos no voy a comentar nada. Dicho lo dicho, cabe preguntarse ¿por qué persisto pues en publicar todas estas citas, consciente como soy de la improbabilidad de que, en efecto, se acabe por llevar adelante de forma significativa su lectura? Está claro: lo hago porque, y ya he avisado de mi modesto nivel, nunca he leído nada sobre la habitabilidad de la Tierra y la arquitectura –en lo que constituyen, cada una por su parte, “una de las más nobles ocupaciones de la civilización, arquetipo y cardinal punto de encuentro entre las artes y las ciencias”– que resulte tan incisivo y agudamente clarificador de su complejo despliegue, a la vez, técnico, estético y político, como el ofrecido seguidamente en estos párrafos; expurgados, creo que con algún acierto, del conjunto de una de las obras literarias más conmovedoras y emocionantes que conozco.
Para Paco Alonso que, con insobornable voluntad de ánimo y contumaz diligencia, levanta heroicamente una –como no podía ser de otra manera– escasísima arquitectura –ella sí– excelsa en materialidad y espíritu.

Arquitectura

(Caserón de pueblo.) Aunque no era posible adivinar ni descifrar el porqué de tan insólita organización de puertas y ventanas, se imponía, sin embargo, la certeza de que tenía que haber alguna, pues la fisonomía de la fachada no hablaba ni de azar, ni de rutina, ni de arbitrio, ni de estética, sino que componía el semblante inconfundiblemente intencionado de la razón práctica. [Vendrán más años malos y nos harán más ciegos, Destino, Barcelona 1993, pág. 18]

La despedida pone un marco –umbral, jambas, dintel–, no por imaginario

menos efectivo, al límite que traspasa la partida. Es justamente ese marco imaginario el que se hace sensible y material cuando el buen arquitecto, el que sabe sentir de verdad lo que es la casa, acierta a dar al portal ese ademán materno, protector, esa cálida función de espacio consagrado, que conviene al lugar de la partida y el retorno. La protección del marco no se extiende tan sólo sobre la esperanza de volverse a ver, sino también sobre el temor de no volverse a ver, pues temor y esperanza no son más que el anverso y el reverso de una misma moneda. Si las personas estuviesen siempre totalmente seguras de volverse a ver no necesitarían despedirse; se

despiden, sin duda, para volverse a ver, pero precisamente en la medida en que al mismo tiempo se despiden por si no llegan a volverse a ver. Hasta qué punto el rito protege también el no volverse a ver se manifiesta en la manera en que, cuando efectivamente ocurre la desgracia, la despedida es justamente lo que al instante surge como primer asidero que, palpando a tientas, por así decirlo, en la negrura del desgarramiento, halla la mano del recuerdo, y al que se aferra con el alma entera como al primer sostén, como al punto de referencia cardinal, para la comprensión y aceptación de la tragedia. [La homilía del ratón, El País, Madrid, 1986, pág. 206]
79

Nº 145 CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA

2000.] ¿puede alguien imaginar que la Iglesia romana podría haber seguido 80 vez no ha sido suficientemente valorada la importancia.. arquetípico y cardinal punto de encuentro de las artes y las ciencias. 122] Conviene recordar que las incomprendidas torres de ladrillo de Aragón se erigieron a raíz de un levantamiento de la albañilería contra la arquitectura.. Destino. alternando con los ya retrancados ventanales. a decir verdad. tampoco excluye. 1986. para la fotografía de la pose. el paquete de acciones más importante de esa empresa devoto-folclórica. [. colocando en el aire delicadas maravillas como la linterna de Sant´Ivo alla Sapienza. ¿morfología? CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA Nº 145 ■ . que es la monstruosa mole de San Pedro que inventó para ella Miguel Ángel? [El alma y la vergüenza.. que señalan la pérdida de la fe y su encallamiento en propaganda: los cuernos de un frontón partido son los brazos de un predicador que grita: “¡Pasen y pasen. de Francesco Borromini. prepotentes. ] como bien calculado primor de albañilería de ladrillo. [Campo de Marte. señores. entonces es cuando el barroco. 19986. por un día. en vivo contraste con los enormes cambios padecidos en su función y en su fisonomía1 seguía conservando. pág. de orador sagrado. La Iglesia es en gran parte el templo. Barcelona 1993.. aparecían aquí y allá. Volumen II. dando a la vez a la iluminación el sesgo óptimo para el mayor resalte de la protuberancia de sus músculos. El buen paño en el arca se vende. trae consigo todo el prestigio de una de las más nobles ocupaciones de la civilización. [Ensayos y artículos. infantil solamente en la insensata obstinación con que se empeña en continuar jugando. pág. y con el único fin de acentuar. [El alma y la vergüenza. desconchados. [Mientras no cambien los dioses nada ha cambiado. por ejemplo. ciertamente. circundan todo el tambor del cupulón. 23] siendo lo que hoy es si le hubiese faltado ese imponente ademán de autoridad. sino que aún tuvo que extremar su abuso sobre la buena voluntad de los creyentes y su abnegada predisposición para el acatamiento. pues la ocurrencia de aumentar desde los ciento ochenta a los doscientos cuarenta grados la sección de las parejas de columnas adosadas. los romanos sillares del teatro. 125] ■ Tal ■ No le bastó a Miguel Ángel Buonarroti con dejar bien apisonadas las cabezas y encogidas las entrañas de la entera cristiandad con la gorilácea mole de ese imponente y conminatorio aspaviento de poder que es la basílica de San Pietro in Vaticano. ¿Qué habría sido. el resonante cartelón publicitario o póster propagandístico. por virtud de los propios resabios de su técnica. 129] ■ [. 2000. creo que la singular belleza del santuario del Rocío es. renegridos. fachadas oratorias. Barcelona 2000. 346] rea. y aporta al caso toda la aureola de sus representaciones y figuras. Barcelona. Madrid. formidable número de halterofilia. El mudéjar se complace. Son ademanes enfáticos. Madrid. pero de una manera extraordinariamente más compleja.ARQUI T E C T UR A Y HABITABILIDAD EN RA FA E L S Á N C H E Z FE RLOS I O ■ Ha llegado el momento preanunciado para examinar qué notas o más bien qué connotaciones hacían más valiosos los materiales de “columna vertebral” frente a los de su expresión denotativamente sinónima “espina dorsal”. por lo demás.. gastados. 1992. Alianza. y el gusto de mirarlas se acrecienta –aunque. presentándoles. Destino. acierta a burlar la impostura del Sentido y levantar la pregunta “¿ Y todo esto por qué?”. semejante a un niño sabio. el templo ya no está seguro del tesoro que guarda –como una iglesia románica. indiscutible primer premio en todo concurso mundial de culturismo o titanomanía. Alianza. vociferantes. su nombre primitivo –sin más que haberlo dejado traducir del latín al romancesco– me producía ya desde niño la más profunda sugestión: sobresaliendo apenas. de la arquitectura para la religión.) El peregrino conglomerado constructivo en que al cabo de casi dos milenios había llegado a convertirse lo que. pág. [El alma y la vergüenza. pero aún en su asiento y disposición originarios. pág. en cuanto a mera perduración. el claroscuro. Barcelona. que. 17] ■ [. infinitamente más que lo que sus cien más grandes santos juntos habrían soñado nunca conseguir. Destino. con que decoró los techos de la Capilla Sixtina. en la organización fallera y ultrateatral de las fachadas del barroco jesuita. la amenaza. con el sublime silencio pensativo de sus puertas– y se sale a la puerta de la calle a pregonar sus mercancías. con cualquier ángulo de luz. suasorias. Destino.. a la gran barraca. o sea la arquitectura. Barcelona. y en modo alguno ingenuo. con toda la autoridad de una brocha magistral pero también toda la astucia de un alma pedagógica. ] pertenece ya al gusto espectacular ■ ■ El espíritu apologético se reconoce también en el viraje de la arquitectura religiosa. No le bastó a Miguel Ángel con dejarnos ese aún nunca batido ni igualado record de la que podría llamarse arquitectura muscular. no puede sugerir nada más próximo que la preocupación del culturista por sacarse brillo embadurnándose de grasa. sin embargo. y tanto más siendo entre todas ellas justamente la columna la pieza sustentatoria y estructural por excelencia. a mi juicio decisiva. pág. en jugar con las razones matemáticas. Si los maestros constructores de todas aquellas obras sucesivas apenas parecían haber querido cuidarse de avenirlas las unas 1 O mejor. gesticulantes. contra viento y ma- y artificiero que es propio del barroco. más o menos antiguas o modernas. Destino. que es ya metáfora en la propia anatomía. dramáticos. titánico ejercicio de halterofilia arquitectónica. pág. […] Pero tampoco es ese último rictus conminatorio […] lo que constituye las “veras” del barroco […] El “ascua de veras” del barroco hay que buscarla en el extremo opuesto a estos conflictos. en la enlucida y repintada fachada de un palacio (tal vez barroco. En un sentido estéticamente mejor. ni muchísimo menos. especialmente a partir de Buonarroti. Por lo pronto “columna”. Lo que. pág 181] ■ (Teatro Marcello. por lo poco que puede ya apreciarse en los borrosos clichés de mi memoria) o asomando en las discontinuidades que más abajo ofrecía la dislocada irregularidad de un hemiciclo de casas adosadas. en la ciudad de Roma. con la regla y el compás. al baratillo de la redención!”. tal vez a costa de hacerse algo bastardo– imaginando la rabia y el horror que le producirían al pétreo y aplastante Buonarroti. en los claros del bosque en que el artista ingenioso se deja ser. con mucho. o como la mezquita de Córdoba. increpantes. de la Iglesia romana sin ese monstruoso ejercicio de halterofilia arquitectónica que es la basílica de San Pedro en Vaticano? Miguel Ángel hizo por el catolicismo. [Vendrán más años malos y nos harán más ciegos. a flor de superficie. con la más incondicional apología del creador y su creación. 1 El ejército nacional.

pág. ver reducida –con arreglo a la precedente observación– a unos factores tan contingentes y tan circunstanciales incluso aquella limitada concordancia que el palacio. (Esencialmente. puede entrar un mayor o menor suplemento de gastos y fatigas destinados exclusivamente a satisfacer impulsos antagónicos de emulación con el vecino. al fuero propio de la arquitectura): la de ajustarse a una simple previsión presupuestaria. sino según las conveniencias de planes constructivos del todo independientes y heterónoNº 145 CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA ■ mos. 1992. 1986.. pág. en la isla de Rodas (donde aún hoy perdura con el mismo nombre. Gibraltar no es un lugar de pobladores. no de modo distinto a lo que ocurre con quien. naturaleza pretendía fingirse ante los ojos que las contemplaban. se había visto obligado a respetar. sino de ocupantes. habría que decir “en ocupantes” o “en mera población de ocupantes”. Como instrumento de guerra –que eso es lo que ha sido y sigue siendo–. Los pobladores definen el lugar que pueblan. Madrid. los ocupantes son definidos por el lugar que ocupan. de aquella transacción o compromiso entre la oscura fábrica imperial y los dorados muros pontificios. 1993. Destino. aparecían las reliquias de ennegrecida sillería contra el cobrizo almagre de casas y palacio. [Ensayos y artículos. pues no fue ésta la que lo definió habitándolo. Volumen II. Barcelona. Destino. ciertamente. contestó lo siguiente: “La mejor ciudad es aquella en que los ciudadanos temen más al reproche que a la ley”. aunque me temo que no ya con la misma condición). pág. mientras que un territorio comporta una desvinculación y hasta una divergencia de intereses entre las personas y el espacio en que se hallan asentadas). escandallando la profundidad del alma. por debajo de él. advirtiendo cómo esa por lo demás tan somera concordancia con la estructura propia de la ruina había respondido únicamente a una intención pragmática (y ajena y exterior. lo que distingue esta pequeña pero ilustre ciudad natal de Cleóbulo de cualquier megalópolis.499] ■ ■ […] llegado el turno de la palabra al rodio Cleóbulo de Lindos. 388] Hábitat humano. ni en la estructura ni en los materiales. [Ensayos y artículos. explotando el potencial arquitectónico ya dado en la armazón romana preexistente hasta el alto nivel de rendimiento capaz de satisfacer la reducción de gastos en que el proyecto mismo había fundado sin duda la elección de semejante asentamiento. 1992.. recién inaugurado. se entiende. Mas tampoco hacía falta. desde aquel mismo frente hacia la calle) sugería a la mirada por lo menos un cierto moderado empeño en concertar su planta con la de la osamenta que lo sustentaba. [Ensayos y artículos. la producida por la publicidad. se adelantaban en mayor o menor profundidad. ocupando las plantas superiores del teatro. Destino. 44] Lo que distingue la antigua ciudad de Lindos. para que ya saltase a la vista por sí sola. Más que “en población”. a haces con la cara exterior de los sillares. [El alma y la vergüenza. en efecto. Pero hay que interpretar debidamente el valor de esta impresión. y no ninguna estimación genuinamente arquitectónica de las diversas opciones edilicias–. tanto menos parece que debieron de pararse a tratar de concebir tan siquiera el pensamiento de intentar concordarlas. exteriormente extinta. en tanto que las casas. Éstas se limitaban. Destino. 460] ■ ■ El ABC del 3 de octubre de 1996 recogía una denuncia de UGT contra un centro de la Comunidad Valenciana que estaba retirando de la ventanilla de servicio al público a los gordos y los feos y relegándolos a despachos interiores.] la obsolescencia material. Destino. Es cierto que el palacio (cuya fachada. Barcelona. Destino. a los de quien cimienta su casa sobre peña o la respalda en un cantil de roca verdadera. en este punto. Barcelona. porque se veían como un desdoro para un edifico. extraños a cualquier otra pretensión respecto del teatro que la de aprovecharse de su fortaleza y equivalentes. Difíciles están las cosas para la desterritorialización de Gibraltar. en mayor o menor grado. la fabricación deliberada de productos materialmente efímeros (llegaba a contar de empresas edilicias que levantaban casas tan deleznables que a los veinticinco años había que derribarlas).FELI PE C OLAVI DAS con las otras. no obstante. pág. pág. Barcelona. pág. [La homilía del ratón. 73] ■ Habitabilidad La tierra como hábitat2 es el suelo de la vida. Las cuentas. 2000. y más que en cuanto a magnitudes topográficas. que es lo que atañe directamente a nuestro asunto. en contraste con las casas y tal vez con sus más ambiciosas dimensiones. sin el cual. Volumen II.Volumen II. [El alma y la vergüenza. y a tenor de las propias palabras del autor en la cita precedente. Y como roca viva. seguía el propio tambor de la arquería. 420] comunidad humana. Barcelona. pág. 1992. o sea. Destino. ese lujo ostentatorio que Thornstein Veblen supo ver como sustitutivo de la dominación. y en mucho mayor grado. [El alma y la vergüenza. por lo visto muy bonito. a adosar y adherir de cualquier modo sus cuerpos a la ruina. El salto del número de los habitantes desde el orden de los miles al orden de los ■ [. pág. la extremada e inquietante divergencia que existía entre las piedras del teatro y el rostro de las parasitarias construcciones posteriores.. Barcelona. por consiguiente. no se reduce evidentemente a la mera dimensión. no los planos –el cálculo económico. pero erguida en la sombra todavía. ya sea antigua o moderna. 80] […] la transformación de su hábitat en territorio y de los habitantes en población3. en cuanto al número de los habitantes. 3 2 81 . habían sido el origen y el criterio de aquel parcial aunque ostensible ajuste técnico. por tanto. un auténtico hábitat comporta una incidencia y hasta una identificación entre los intereses personales y los del lugar. El País. tras haber traspasado y apartado cuanto pueda antojársele sobreedificación de la cultura. no con arreglo a nada que la disposición de los sillares les hubiese podido sugerir. o sea. en modo alguno. Barcelona. para que deje de ser un territorio y pasa a ser un hábitat. cree estar tocando finalmente la roca viva de la naturaleza –pues tampoco esa más profunda y acendrada resistencia que la sonda no logra perforar suele ser otra cosa más que ruina fósil de otra cultura más. 295] ■ ■ Gibraltar es un territorio antes que una […] ya en algo tan conveniente y tan sensato como el proyecto de hacerse una casa. con la ya exangüe fábrica de la vetusta ruina. o sea. la tierra como territorio es el solar de la dominación. y. [Vendrán más años malos y nos harán más ciegos. y la obsolescencia simbólica. el arquitecto no habría dispuesto jamás de presupuestos que le permitiesen llevar su arte a mayores esplendores.

Madrid. El País. que por calles o plazas o arrabales: en Sevilla. en fin. y con un signo convencional característico que solamente sirve para ella (una línea dentada que remeda el perfil que en el alzado dibuja la sucesión de las almenas o el que en la planta traza el alternar de retrancados paramentos y adelantados torreones). llevado al extremo de sordidez por la llamada sociedad de consumo. Universidad Politécnica de Madrid. 19] […] de todos modos. sólo el mundo. Barcelona. resulta. la Costanilla de los Desamparados. Destino. por no decir millones. Volumen II. 71] Si el domino de unos hombres sobre otros está inextricablemente en- ■ Felipe Colavidas es arquitecto y profesor titular de Urbanismo en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura. 1992. Barcelona 1993. Destino. Destino. ser precisamente la fundamentación personalista del derecho la que. [Vendrán más años malos y nos harán más ciegos. a todo aquello que el geógrafo acostumbra inscribir bajo el epígrafe Accidentes Naturales. [Ensayos y artículos. Lugares hay. la irreverencia hacia el paisaje –que es la representación mediada de la naturaleza– mal podría comportar y prometer respeto alguno hacia los hombres. estólida y palurda inmediatez de la experiencia más primaria. pág. el Campo de la Verdad. 501] […] a fin de que el paisaje no lo hiciese más la propia palabra que la cosa. 156] ■ […] los antiguos tenían por libertad que el Estado estuviera sujeto a la voluntad de los ciudadanos más bien en los negocios que atañían al interés común de la ciudad. Madrid. pág. no deja de parecerme […] [Ensayos y artículos. a los ríos. El País. pág 76] ■ trelazado con el dominio de la naturaleza. [La homilía del ratón. 576] ■ No obstante. 1992. quien nacía de siervos era siervo–. y la primera diferencia que resaltará a su mirada entre el tráfico callejero de un pueblo y de una gran ciudad será la de que mientras el pueblerino se mueve exclusiva o predominantemente entre conocidos. por el contrario. 561] Por mucho que mis simpatías se vuelvan ardientemente hacia el sentido público de la ciudadanía y de la libertad antigua. equiparándola a las costas. la Alameda de Hércules. y con ellas la condición de hombre libre de todo ciudadano. Barcelona. en tanto que me hace sufrir y sentirme solo el miserable privatismo del ciudadano moderno. Volumen I. Destino. [Campo de Marte. I. hacia aquel individuo a quien importa más la belleza. CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA Nº 145 ■ . pág. defiende las libertades de los hombres frente a los atropellos de la fundamentación territorial. Todo el que escriba o simplemente diga “en un pequeño chalet del extrarradio”. y en Madrid. para detenerse en la más miope. Universalizadas hoy día las fórmulas democráticas. pág. no el bosque o la montaña. en las que predominaba en derecho personal –quien nacía de hidalgos era hidalgo. 1986. pág. 1992. de cualquier clase de sofisticaciones relativizadoras o interpretativas. de modo prácticamente exclusivo. [La homilía del ratón.ARQUI T E C T UR A Y HABITABILIDAD EN RA FA E L S Á N C H E Z FE RLOS I O cientos de miles o al millón. [El alma y la vergüenza. no deberá ignorar que el extrarradio difícilmente llegaría a saberse paraje tan tremendo si le faltase tan tremendo nombre. en cambio. 1986. Volumen I. el mundo de los hombres. seguía siendo el único lugar en donde el sabio tenía un cometido que ejercer. del modo más ascético. en Córdoba. 19986. el metropolitano se mueve. Barcelona. donde uno diría que se pasea más por los nombres mismos. ya que no dejan de representarla ni aun en los mapas privativamente físicos. Destino. pág 83] ■ “Los buenos son los nuestros” es tan malignamente regresiva porque arrasa con su enyosamiento lo único habitable que ha dejado la territorialización universal: un concepto de la bondad desvinculado de toda relatividad de pertenencia. Barcelona 1993. fue justamente la aparición de aquel derecho territorial que se expresó en la bellísima fórmula alemana: “Stadtluft macht frei” (“El aire de la ciudad hace libre”) el que creó las ciudadanías libres de la baja Edad Media 82 ■ ■ ¿Es verdaderamente [la Gran Muralla china] una obra humana? Al menos los cartógrafos no parecen sentirla como tal. a las montañas.49] ■ y las democracias municipales del primer Renacimiento. Y en este punto conviene abstenerse. Barcelona. pág. en las antiguas sociedades estamentales. que tan enfáticamente los consagran. [Vendrán más años malos y nos harán más ciegos. Alianza. pág. 1 El ejército nacional. entre desconocidos –hasta el extremo de que el encuentro fortuito con un conocido se considera una excepción casual. los de hoy se inclinan a entender por libertad que el Estado ejerza el menor grado posible de control sobre la voluntad de los particulares en el ejercicio de su interés privado. El objeto más directo ante los ojos de un observador positivista debe ser lo que pasa en la calle. [Ensayos y artículos. aunque en muy distinto aspecto y en muy modificadas circunstancias. Destino. Madrid. conlleva un innegable cambio cualitativo para el medio en cuanto ámbito público del movimiento ciudadano. el decoro y hasta el lujo de la plaza pública que la decencia del salón de su casa.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful