You are on page 1of 4

Arturo  Vergara   Miles de Millones Carl Sagan

Carl Sagan empieza su libro haciendo una aclaración sobre el titulo, que aunque simpática, considero innecesaria para las generaciones que no están familiarizadas con lo que en aquel entonces se hubiera llamado un meme. Bastaba con decir que la frase se le atribuyo erróneamente y que el no la dijo, punto. No era necesario explicar todo el contexto ni las corrientes de aquellas épocas (y acúseseme de indiferente o ignorante, no es el caso, es simplemente economía de las palabras y atención de los lectores).

Una vez dicho esto, continua hablando sobre las diferencias que hay entre términos de magnitudes en diferentes partes del mundo (en la versión en inglés, no leí la versión en español, lo lamento). Explica como conforme va pasando el tiempo, las magnitudes se van quedando cortas para los números que siempre van creciendo.

En mi opinión, ya desde el principio del libro, Carl Sagan da con un punto muy importante, que aunque no es explicito ni expresado de esa forma, es esencial para comprender el resto y para ver las cosas con ojos diferentes.

El punto con el que Sagan ha dado, es el cambio y el crecimiento. De manera similar a la ley de Moore, nuestro mundo está en constante crecimiento, y no es cualquier crecimiento, es crecimiento exponencial (el mismo Sagan lo dice). Los números están aumentando tan rápidamente que pronto cambiamos de magnitudes para medir las cosas. No solo la población está creciendo, sino todo lo que conlleva, llámense autos, televisiones, computadoras, lavadoras, refrigeradores, etc.

Estos cambios y crecimiento, son lo que ha orillado a las cosas a salirse de control en nuestro planeta (punto que también toca Sagan en el libro), pero también es lo que nos ha llevado a desarrollar nuevas tecnologías para satisfacer las necesidades del mundo.

Arturo  Vergara  

Me parece muy curioso que esto resulte verdad en ambas direcciones, uno depende del otro y viceversa. El hombre inventa tecnologías impresionantes para que el hombre viva mejor, para mejorar las condiciones de vida y sanear las consecuencias de la rápida expansión de la sociedad. A su vez, las tecnologías nuevas permiten el rápido progreso de la sociedad y su expansión multidireccional y en múltiples aspectos. Viéndolo desde este ángulo y considerando el mundo moderno en el que vivimos, el nombre de la tecnología es “catalizador”, y aquel que se oponga no seria mas que un analfabeta y un retrograda.

Claro ejemplo del tema anterior, y no saliéndonos del ámbito del libro (lo cual es bastante difícil, considerando la amplia gama de temas que trata), es el calentamiento global y el efecto invernadero. Este fenómeno ha sido un vaivén de fuerzas que luchan unas contra otras tanto para desbalancearlo, como para recuperar el control, casi como un valse.

Analicemos la historia del calentamiento global:

Lo que mas probablemente haya dado origen a este fenómeno (o por lo menos la parte mas visible de el mismo), es la industrialización del siglo XIX. Industrialización que no tuvo otro objetivo que no fuera “modernizar” al hombre, y proveerle una vida mas plena (o por lo menos mas fácil de llevar). Con la industrialización del siglo XIX, vinieron otros problemas de contaminación, ya que el principal combustible utilizado por aquellas épocas era el carbón. El hombre tratando de remediarlo, busco nuevas formas de proporcionarle energía a aquellas maravillosas maquinas que ahora existían. He ahí el petróleo.

Consideremos también, que en aquel entonces, no se habían inventado los polímeros que hoy en día utilizamos (bastante obvio, por lo mismo del petróleo). Con la inserción del petróleo en el sector industrial y comercial, vinieron muchos otros problemas de contaminación e incomodidad para el hombre, quien lejos de

Arturo  Vergara   solucionarlos, los empeoró al buscar “soluciones” a aquello, que incluían el deshacerse de manera irresponsable de la basura que se generaba.

Después de algunos años de intentarlo, el hombre decidió que se había cansado de razonar con la sociedad, y prefirió hacerse el ciego ante aquellos problemas. Cuando ya el mundo estaba tan afectado al grado de que si no se hacia algo todos moriríamos, es que el hombre volvió al vaivén de la tecnología vs. la expansión de la sociedad.

Una vez que el hombre volvió a ese vaivén, fue que se desarrollaron muchas de las tecnologías que no tendríamos hoy. Se desarrollaron mejores aerosoles, mejores refrigeradores, mejore automóviles, mejores aviones, etc.

Otra prueba clara de esta dependencia, son los avances que se hacen con las guerras. En pocas palabras (y ya para abandonar el tema), el hombre desarrolla las mejores tecnologías para expandirse lo mas que puede. Resultado de esta tecnología desarrollada, es mas expansión.

El Internet por ejemplo, nació derivado de un protocolo conocido como ARPANET, que se utilizaba por los EE.UU durante la guerra fría como medio de comunicación entre los lideres norte americanos. Esta tecnología eventualmente se transformaría en lo que hoy llamamos Internet.

Un dato curioso para aquellos que no sepan (asumiendo que no solo mi profesor de física lea esto) es que el Internet no es parte del vocabulario en si (como por ejemplo la palabra PC, Mouse, etc.) sino mas bien el nombre de un servicio comparable con el nombre de una empresa, es por eso que se escribe con “I” mayúscula y no minúscula. También es bueno saber que cuando iniciaban las redes de packets, un competidor fuerte del Internet era otra red con protocolos diferentes llamada CompuServe, así que imaginen, si CompuServe hubiera ganado mas exposición que el Internet, hoy diríamos “búscalo en el CompuServe” y no “búscalo en el Internet”.

Arturo  Vergara   Otro tema que trata Carl Sagan en su libro, es el aborto y la polémica que ha surgido alrededor de el.

En lo personal debo decir que el derecho a la vida es indispensable, pero vamos, no llamaría “ser humano” a un montón de células de 2 semanas de edad. Es por eso que estoy a favor del aborto, pero solo hasta las 4 semanas de embarazo.

Si uno lo piensa bien, es mejor para el bebé que viene en camino. Si la madre no tiene los recursos necesarios para mantenerlo, o simplemente el bebé es un error, lo mas probable es que el niño sea mandado a un orfanato o dejado por ahí en algún basurero a morir. Nadie le garantiza a ese niño llevar una buena vida.

Contrasta bastante con el esfuerzo que hacen millones (o miles de millones?) de parejas (muchas de ellas fracasando) por tener un hijo. Realmente es frustrante saber que hay gente no esta dispuesta a cuidar la vida de un ser humano y que no saben apreciar ni valorar el privilegio que se les ha dado.

Conclusión:

El libro de Carl Sagan es bastante ilustrativo sobre muchos temas esenciales para comprender mejor nuestro entorno y nuestro universo. Trata los temas que hoy yo consideraría básicos e indispensables para la vida. Tal vez en un futuro no muy lejano, forme parte de los textos obligatorios para cursar primaria.