You are on page 1of 2

UN PAÍS RARÍSIMO Joaquín Córdova Rivas “…hay tribus de psicópatas recorriendo el país; hay gente que enloqueció por

desprotección social, por maldad o por causa de la droga. Durante años hemos vivido muy cómodamente con 50 millones de mexicanos pobres y nunca nos hemos volteado a decirles, ¿necesitarán algo? O sí, pero no masivamente”. Lolita Bosch, entrevistada por Cecilia Boullosa para la Revista Ñ. La mal llamada sociedad civil es esa parte de la ciudadanía que no se identifica con los funcionarios gubernamentales ni con las cúpulas de los partidos políticos, es esa que crece porque no se siente representada por nadie, ni por los supuestos “representantes populares”; que se siente desprotegida, burlada y explotada por una clase política que sólo responde a los intereses de unos cuantos. Es esa que termina creando sus propias formas de asimilar la frustración, el enojo, de compartir las desgracias que ningún medio de comunicación alcanza a cubrir o quiere decir públicamente, la que le da visibilidad a las víctimas, la que no se resigna a que las agresiones y las muertes sean en vano. Este texto comienza con las palabras de la escritora Lolita Bosch, nacida en 1970 en Barcelona pero habitante de nuestro país desde hace más de 20 años, tan identificada está que se asume como mexicana y que después del “descubrimiento” de las fosas clandestinas en Tamaulipas crea un espacio en internet que sirve para recoger las traumáticas experiencias de esta “guerra” a la que no se le ve fin. Las más de 100 mil visitas al sitio www.nuestraaparenterendicion.blogspot.com es una muestra más de que nuestros canales de comunicación institucionalizados están secuestrados por la violencia, no por nada México está catalogado como uno de los países más peligrosos para ejercer el periodismo. NUESTRA APARENTE RENDICIÓN no es solo un espacio, es parte de una extensa red de denuncia que también “funcionan como plataformas de debate, información y homenaje a los muertos por el crimen organizado […] Son 51 autores de 14 países de Hispanoamérica, desde Argentina hasta Puerto Rico. Los invitamos a que contaran en textos de ficción o periodísticos cómo los había afectado la violencia extrema en su intimidad. En el fondo, queremos que nos ayuden a pensar lo que nos está pasando y cuál puede ser nuestro futuro. Desde hace cinco años, cuando el presidente Calderón le declaró la guerra al narcotráfico, México se ha convertido en un país rarísimo”. El movimiento social que tiene como parte más visible a Javier Sicilia, que concentra numerosos y continuados agravios, que resume una indignante historia de impunidades y desvergüenzas, no es el único esfuerzo para entender y procesar lo que nos está pasando, alrededor existen numerosos intentos que son ignorados por las cúpulas que todo lo quieren controlar para que no les hagan daño; los políticos, los grandes empresarios, los jerarcas religiosos, que solo se indignan y muestran algo de sorpresa cuando el monstruo que crearon se vuelve en su contra. Pero la violencia sigue escalando hasta extremos difíciles de creer: "El nivel ritual del asesinato, casi estético, es espeluznante. Ya no importa la muerte sino la tortura. Primero

con los decapitados, luego con los desmembramientos en vida y ahora con la tortura a niños frente a sus padres. México es un país ritual y esto no es una lucha política sino una lucha por dinero y entre personas que van muy drogadas, con drogas muy puras". Y ¿qué mejor droga que el poder sin límites aparentes, que la impunidad galopante que los protege de sufrir las consecuencias de sus acciones y omisiones, que les permite acumular riqueza sin el menor asomo de solidaridad o ética?