You are on page 1of 85

PRINCIPIOS GENERALES PARA LA ORGANIZACIÓN EN LOS

TALLERES DE CARPINTERÍA.

Generalidades

La tecnología es el estudio de los métodos, procedimientos y útiles relacionados con


una rama de la industria. Es también el conjunto de términos técnicos relativos a las
ciencias, artes y oficios.
La mano de obra calificada en un arte u oficio, es todo aquel personal dotado de los
conocimientos, destrezas y habilidades imprescindibles para ejecutar los trabajos
correspondientes a su especialidad.
Organización industrial de nuestro país.
En nuestro país las empresas se subdividen en unidades administrativas que, a su
vez, agrupan a las unidades de producción o fábricas. Las unidades de producción o
fábricas se agrupan atendiendo a diversos factores como son: similitud de tecnología,
volumen e importancia de la producción en la base económica, cantidad de unidades
de producción, entre otras.
Las unidades administrativas constituyen el eslabón intermedio entre la empresa y las
unidades de producción. No obstante algunas por su importancia económica, no se
agrupan en unidades administrativas y funcionan directamente bajo la supervisión de
la empresa.
Cada empresa o rama de la industria está constituida por todas las unidades de
producción de características similares, según el principio de homogeneidad de la
naturaleza de la materia prima que elabora, por la similitud de la tecnología, o por
ambas. Atendiendo a una organización vertical para producir bienes de consumo y
productos intermedios. Esta tipo de organización permite a las empresas mantener
toda una serie de servicios comunes centralizados de medios básicos y person al
técnico especializado, favorece el establecimiento de un régimen de prioridades en la
producción de artículos determinados y determina la planificación del volumen de la
producción, por ejemplo: transporte, mantenimiento técnico, estudios de productos
(estudios de mercados y diseños), moldes y troqueles, fabricación de prototipo, etc.
Tipos de producción
Atendiendo a la cantidad de piezas fabricadas y otras características de la producción
esta se divide en tres tipos fundamentales:
Producción por unidades.
Producción en serie en pequeña escala.
Producción en serie en gran escala o producción en masa.
Flujo de producción
Es la cadencia o velocidad de entrega de la producción final de una fábrica
cualquiera. Está determinada por el aprovechamiento máximo de la capacidad insta-
lada, la continuidad de los procesos de producción y la realización interrumpida de las
operaciones. Cuando uno de estos factores no se logra, varía la cadencia o flujo de
producción y da lugar a lo que se conoce con el nombre de cuello de botella, con la
consiguiente subutilización de la capacidad instalada.

Organización del puesto de trabajo

El puesto o lugar de trabajo puede ser una sección del área del taller, un banco de
trabajo o una máquina con todos los equipos necesarios, herramientas, dispositivos,
materiales y accesorios, que son utilizados por un operario o una brigada para la
ejecución de las tareas de producción.

La organización correcta del lugar de trabajo tiene gran importancia para el logro de
un alto rendimiento. Es preciso disponer las herramientas y accesorios de manera
que puedan ser tomados rápida y cómodamente, para obtener un alto rendimiento en
el trabajo y además es necesario el buen conocimiento de la organización del lugar
de trabajo.

Organización de la producción en los talleres escolares

En los talleres de las escuelas, la producción se organiza bajo la dirección del


profesor. Así se obtienen la más efectiva acción concertada de los alumnos en la
unidad de esfuerzos para el buen funcionamiento del trabajo colectivo, realizando un
proyecto con valor social actual, ya sea un objeto determinado o parte de un artículo,
sobre el cual el alumno trabaja, tanto para adquirir práctica y eficiencia en la
perfección de las aptitudes como para realizar esa parte del proyecto.

Al confeccionar un objeto, hay suficientes razones para exigir al que lo realice, que
aplique normas de Calidad y de acabado, que actúe con un sentido de
responsabilidad y amor al trabajo. De no ser así, traerá corno consecuencia
despilfarro de material, pérdida de tiempo, gasto innecesario de electricidad, etc.
Después de seleccionar, el objeto adecuado, estudiando su utilidad práctica, la
preparación del trabajo envuelve una serie de conocimientos técnicos y prácticos que
se ajustan a los cálculos de un proyecto.

Primero tendremos el dibujo acotado del objeto con todas las piezas que lo forman.
Después se hará un estudio e interpretación del mismo así como el material
empleado y las operaciones que hay que realizar para hacer el modelo o prototipo,
usando el método más práctico en la técnica operatoria. Se debe estudiar el trabajo
que realizará cada máquina a fin de poder mecanizar al máximo todo el proceso de
fabricación del, objeto. Estudiar en cada caso el sistema más rápido de construcción,
sin perjuicio de una perfecta técnica constructiva en todos sus aspectos y, además
los posibles tipos de utensilios (guías, plantillas, etc.) que se deben preparar, para
poder ejecutar m ejor y con mayor rapidez los trabajos, los cuales tendrán que pasar
por distintas fases que deberán coordinarse dentro de la correspondiente carta
tecnológica de ruta y las necesarias cartas tecnológicas de operaciones, hasta
alcanzar el acabado perfecto de la obra.

PUESTO DE TRABAJO

Banco: Es la mesa sobre la cual el carpintero o ebanista realiza la mayoría de sus


trabajos. El banco está formado por una pieza de 8 a 10cm de grueso, sostenido por
cuatro patas robustas, armadas con travesaños. La longitud oscila entre 2 y 2,50.m y
su altura es de 80 a 90 cm.

En el tablero ha de haber una ranura para depositar las herramientas; en la mesa,


varias aberturas en las que se introducen los corchetes y piezas de sostén donde se
apoyan las piezas que han de ser trabajadas.

Elemento importantísimo es la prensa que sirve para sujetar tablas largas y no muy
anchas. Esta operación es eficaz cuando la quijada móvil de la prensa se mantiene
paralela al pie del banco. En caso contrario, al reducirse las superficies de contacto,
las piezas se podrán mover a impulso de la herramienta. Es importante que la quijada
móvil se mantenga siempre lo más paralelamente posible a la pata del banco, pues
esta contribuye a una larga duración del tornillo.

Con frecuencia, es necesario dar cortes en piezas, principalmente en sentido


transversal a la .hebra de la madera. Esta operación no debe hacerse directamente
sobre el banco sino con la ayuda del sobre banco. En el banco también hay una
gaveta, la cual se utiliza para guardar las herramientas que no están en uso.

Nociones de orden, higiene y seguridad industrial.

Orden

El orden es elemento indispensable, tanto para ahorrar tiempo como para conservar
las herramientas en buen estado. Convendrá, adquirir desde el primer momento el
hábito de orden y economía

Caja de herramientas

- Cada operario deberá tener su equipo de herramientas en una caja apropiada o en


la gaveta del banco, donde las guardará, colocando con cuidado especial las de corte
más delicado. Las herramientas que no son de uso común, se pedirán en el pañol
cuando se necesitan, y se devolverán apenas hayan sido usadas. Debe procurarse
tenerlas en buen estado y si alguna ha sufrido desperfectos , se hará constar para que
se proceda a su sustitución o arreglo.

- Cuando por algún motivo haya que ausentarse del taller, se dejaran las
herramientas en la gaveta o cajón, pues de lo contrario, nadie responderá de ellas.

- Si se extraviara alguna herramienta debe comunicarse enseguida al profesor o


responsable, a fin de que se hagan las averiguaciones oportunas.

- Si se tiene alguna duda sobré el empleo de determinada herramienta, debe


acudirse al profesor o al Jefe de sección.

CUIDADO DE LAS MADERAS Y PREFABRICADO


Cuidado esmerado merece todo el material con que se trabaja. Hasta los trozos
pequeños de madera tienen su valor y utilidad. Por tanto:

- Al retirar los, trozos sobrantes de material se procurara, no mezclar los de diversos


tamaños ni colocar los mayores encima o delante de los pequeños.

- Al ir a buscar un trozo de tabla b de listón, no deben utilizarse tablas o listones


grandes, sin ver antes si pueden emplearse otros más pequeños.

- De ser posible, el pino, la caoba, el cedro, etc. Tendrán su lugar apropiado.


-AL tener que preparar piezas de madera, se comenzara por las más largas, para
luego obtener las cortas.

- Con la nota de las dimensiones de la madera a la vista, se combinaran los largos y


anchos, para que no haya desperdicio de material.

- Para guardar los tableros prefabricados, se recomienda tener una estantería con
divisiones verticales, ya que es más práctica para sacar cualquier pieza sin necesidad
de quitar las que se encuentren encima. Además, hay que tener presente que las
piezas de un espesor inferior a 10mm pueden deformarse. A sí por ejemplo, para
piezas de formica y otros materiales que tienen un espesor de 1 a 5mm son
preferibles las estanterías con divisiones horizontales.

CUIDADO CON OTROS MATERIALES

- Al tener que trabajar c on puntillas, lo correcto es depositarlas en una cajita.


- No se dejen Nunca puntillas olvidadas sobre el banco o en el Suelo, pues corren el
peligro de perderse. Este descuido repetido día tras día supone al cabo del año
algunos Kilogramos de puntillas y tornillos perdidos inútilmente.
- Cuidado particular merecen las colas frías. Por tratarse de materiales que se
descomponen con rapidez, procúrese preparar solo lo indispensable para el trabajo.
- Los calentadores eléctricos, los útiles de lim pieza, las herramientas de uso común,
etc., merecen un cuidado muy particular para su debida eficiencia y para la marcha
normal del taller.
- Es conveniente guardar todos estos materiales en un departamento cerrado,
colocados en estanterías y distribuidos por clases y medidas, para apreciar y
controlar mejor la existencia de los materiales y herramientas de uso común.

ATENCIÓN AL TRABAJO

Un operario ha de tener el deseo de superarse día. tras día. Para progresar, hace
falta:

- Espíritu de observación. El carpintero ebanista observará como trabajan los mejores


operarios, para que su trabajo resulte también perfecto . Cuando al observar no
entienda el porque de alguna cosa, debe preguntar a quien le pueda dar una
explicación al respecto, ya sea al maestro o al monitor.
- No basta observar, preguntar y comprender el porque de un trabajo, sino que es
preciso intentar llevarlo a la práctica para, con la repetición, ir adquiriendo destreza en
el oficio.
- Debe prestar suma atención a las instrucciones que le den sus superiores, para
hacer las cosas tal como se le indica. Si creyera que se puede hacer mejor el trabajo
mediante otro procedimiento, debe exponerlo. Si después de planteadas las razones,
le dicen que continué como le habían mandado, hágalo así. Cuando tenga autonomía
para obrar según su parecer, podrá emplear sus métodos.

- Trabajar siempre con optimismo, y procurar encontrar gusto en su trabajo.

- Si durante la realización de un trabajo, advierte que se ha cometido algún error,


avise enseguida no pase adelante pretendiendo encubrir dicho error, ya que las
consecuencias pueden ser graves.

En el cumplimiento de estas observaciones, es donde se aprecia quien es cuidadoso


y tiene verdadero espíritu de responsabilidad.

HIGIENE INDUSTRIAL

La higiene industrial comprende las reglas y prescripciones que deben observar los
obreros para una mayor producción con el mínimo esfuerzo y riesgo, y con las
mejores condiciones para la salud propia y ajena.

Condiciones que deben tener los locales

Los locales deben ser espaciosos, con el fin de dar al operario la sensación .de
holgura. La superficie mínima de pavimento libre por operario ha de ser 2m 2
la altura no será menor de 3 m, y la cubicación media, de 10 m 3, por obrero.
Para evitar caídas, el pavimento será homogéneo y liso, no resbaladizo, pero que
pueda limpiarse. En una planta industrial es necesario que todo el piso tenga el
mismo nivel; para facilitar el transporte con carretillas. En paso de una a otra se hará
con una rampa suave.
Las paredes deberán ser lisas, pintadas con colores claros y de. Un material que
.pueda ser .lavado ó blanqueado.
En todos los locales habrá puertas suficientes para una rápida salida, en caso de
urgencia.
En las zonas peligrosas se colocarán tabiques o mamparas de protección y señales
indicadoras bien claras.

Condiciones ambientales de trabajo

Los factores que más influyen en el bienestar del operario son: aire, temperatura,
humedad, circulación del aire, iluminación y eliminación de ruidos.
Aire. Es necesario respirar siempre aire puro, pues la oxigenación de la sangre
favorece el rendimiento y disminuye la fatiga.
I. Los síntomas principales del aire viciado son: malestar, dolor de cabeza, mareos,
respiración difícil, dolores pecho, (etcétera).
El aire puede quedar viciado por gases, humo o polvo. Este ultimo es el que más
afecta al ramo de la madera y en especial a la carpintería mecánica. El aire, viciado
por el polvo que aspiramos continuamente, ataca el aparato respiratorio y obstruye la
tráquea y los bronquios.
Dado lo perjudicial del aire viciado para la salud de los obreros. Es preciso utilizar
todos los medios posibles para conservarlo puro. Para ello hay que evitar que se
produzca polvo, acoplando extractores en las máquinas que más lo produzcan. Si
esto no es posible, el medio más acertado será la instalación de ventiladores de
succión con campanas apropiadas, los cuales impiden que el polvo se esparza por
todo el taller.
Es necesario que los locales tengan mucha cubicación y ventilación, grandes
ventanales y claraboyas y que permitan la admisión rápida de aire y la expulsión del
polvo.
Temperatura. Es muy importante tener en los locales de trabajo una temperatura
adecuada, pues es uno de los factores que más influyen en el rendimiento. Una
temperatura extremadamente fría o caliente no es favorable ni para la salud ni para el
trabajo.

Aunque es cierto que el cuerpo humano se adapta a otras temperaturas, esta


adaptación requiere en el trabajador una serie de reacciones internas que influyen
desfavorablemente en el bienestar y rendimiento de este. Las temperaturas más
bajas de la normal son; generalmente más soportables que las más altas.
Humedad. No podemos considerar a la temperatura independiente de la humedad,
ya que las dos van ligadas. A nosotros nos interesa conocer el estado higroscópico o
humedad relativa, el cual se mide con el psicrómetro. Para el rendimiento en el
trabajo, la relación que existe entre la temperatura y la humedad, es la siguiente: A
igual temperatura, el mayor grado de humedad perjudica el rendimiento del operario;
y a i igual estado de humedad, la temperatura baja favorecerá el rendimiento del
operario. La razón esta en que la elevada humedad hace más difícil la evaporación y
transpiración del sudor de la sangre.

Movimiento del aire. La temperatura y la humedad de los locales serán distintas


según el aire de la atmósfera esté en reposo o en movimiento.

El intercambio de calor entre el cuerpo y el medio ambiente, que da sensación de frío


o de calor, depende del intercambio del calor por contacto y de la evaporación del
sudor. Estos dos factores de intercambio son provocados por la temperatura, la
humedad y por el aire en movimiento, y no en estado de reposo.
Teniendo en cuenta lo anterior, podemos obtener condiciones atmosféricas óptimas
(con igual humedad y temperatura), según sea a
l circulación del aire. Por ello es
necesario controlar los cambios que se producen en la atmósfera los talleres, para
conservar en todo momento las condiciones atmosféricas más convenientes.

Iluminación. Es esencial para la buena marcha del trabajo y para la conservación de


la vista una buena iluminación. Esta demostrado que cuando el trabajo se realiza con
poca luz, baja el rendimiento y aumenta el numero de accidentes.

Respecto a la iluminación, hay que tener en cuenta dos factores: intensidad y


uniformidad.

No todos los trabajos necesitan la misma intensidad de luz; para ello hay que tener en
cuenta los detalles, la precisión, del trabajo, y el colorido del material con que se
trabaja, ya que el ojo humano, al mirar un objeto, ve únicamente el rayo de reflexión.
Se debe tener presente que la intensidad de iluminación hay que medirla sobre el
plano de trabajo, el cual generalmente estará situado a 80cm del suelo, y que cuando
la instalación es nueva, el calculo hay que hacerlo con un 20% de intensidad mayor,
teniendo en cuenta el coeficiente de depreciación por desgaste de las lámparas.
Además de la intensidad, hay que tener presente la uniformidad de la luz, pues en
caso contrario, el esfuerzo de acomodación a las distintas luces ocasiona fatiga y
malestar a la retina. Aunque no se requiere que todo el local este igualmente
iluminado, será necesaria una uniformidad total en la zona del puesto de trabajo, para
que se originen sombras.
La mejor luz para trabajar es la luz blanca, es decir la luz natural. Por esta razón se
tendrá en cuenta en la construcción de los edificios, que se reciba bien esta luz.
Como no siempre es posible utilizar la luz natural, hay que recurrir forzosamente a la
luz artificial que puede ser utilizada en todos los locales.
La luz artificial se puede obtener de tres maneras:
Directa, indirecta y mixta. En la luz directa, el foco luminoso suele actuar de arriba -
abajo. La luz indirecta es la que se obtiene ordinariamente al proyectar la luz a los
techos, o al colocar focos opacos. La luz mixta es la obtenida simultáneamente
mediante los dos sistemas. En muchos casos, esta es la que da mejores resultados.

Ruidos. En los talleres, a causa de la maquinaria y al trabajo manual, se producen


ruidos sordos o fuertes, ya continuos ya intermitentes, lo cual ocasiona un menor
rendimiento. Para amortiguarlos, se podrán emplear materiales aislantes en las
paredes y techos, planchas de goma debajo de las máquinas, señales luminosas en
lugar de timbres, etcétera.

Los ruidos hacen disminuir la producción, porque debilitan la atención, produciendo


distracciones involuntarias, por lo cual no se notan los defectos o golpes irregulares
que se producen en las máquinas de trabajo.

Cuando ruidos son muy fuertes, habrá que tomar las debidas precauciones para no
lesionar el apa rato auditivo.

Limpieza

La limpieza en los locales de trabajo es de suma importancia, pues con ella se evita
la multiplicación de microbios patógenos y muchos accidentes (caídas y golpes a
causa de resbalones ocasionados por los charcos y grasas, del suelo). Es
conveniente efectuarla todos los días; la mejor hora es al finalizar la jornada de
trabajo: Habrá que limpiar mejor los lugares en que haya más peligro de accidentes.
La limpieza y engrase de motores, máquinas, etcétera, debe hacerse cuando estos
estén parados.
Se procurara que el pavimento este limpio de aceites, grasas y otras sustancias que
lo hagan resbaladizo

POSICIONES Y MOVIMIENTOS AL EJECUTAR LOS TRABAJOS

Aunque el trabajo produce una sensación de cansancio, llamada fatiga, se puede


remediar en parte, haciendo un estudio concienzudo de las posiciones y movimientos
que realiza el operario en su trabajo.

Cuando la fatiga es poca, basta un descanso proporcionado para que desaparezca;


pero si la fatiga es grande, se llega al agotamiento, el cual no desaparece tan
fácilmente.

En el agotamiento aparecen más acusados los dos síntomas principales de la fatiga,


que son: el desequilibrio muscular, originado por la intoxicación del organismo, al no
poder la sangre ni los riñones eliminar los desechos del trabajo de las células, y el
desequilibrio nervioso, originado por un exceso de actividad en las excitaciones y
reacciones, provocando la irritabilidad, falta de coordinación, movimientos indecisos y
la pérdida del sentido.

Fatiga muscular. La fatiga muscular es producida principalmente por el esfuerzo


dinámico de los movimientos y por el esfuerzo estático de la posición del cuerpo
durante el trabajo.

Los principios fundamentales para la economía de los movimientos, de acuerdo con


experiencias obtenidas, son los siguientes:

- Es conveniente que los movimientos de las manos sean simultáneos, simétricos y


en dirección opuesta.

- Siempre que sea posible, se utilizarán las dos, manos para la realización de los
trabajos.
- Hay que aprovechar el peso y l impulso de las herramientas, de los materiales y
aún del mismo cuerpo, al ejecutar el trabajo. Por el contrario, hay que intentar reducir
el peso y el impulso, cuando deban ser vencidos por un esfuerzo muscular.

- Procure liberar las manos de todo trabajo que pueda realizarse por medio de un
aparato de sujeción o de algún mecanismo accionado con el pie.
- El material y las herramientas deben estar siempre en un mismo sitio y en
posición de ser cogidos, y de ser posible, situados frente al trabajador, en círculo,
para tenerlos al alcance de las manos.

- Si es probable, deben combinarse dos o más herramientas en una sola, ya que


al dejar una herramienta y coger otra, se perdería mucho tiempo.

Los dos principios fundamentales sobre el esfuerzo, en relación con la postura que
debe observar el operario son:
- La altura de la mesa de trabajo y la del asiento de cada operario, deben
combinarse de tal forma, que permitan a este trabajar de pie o sentado.
- La postura del operario, al estar de pie o sentado, no deberá ser violenta.
Fatiga nerviosa. Es uno de los problemas difíciles de resolver. Es muy frecuente en
la industria moderna. Los síntomas de la fatiga no ocasionan al principio disminución
en el trabajo, sí una cierta actividad nerviosa, por la cual aumenta el rendimiento;
pero el sistema nervioso se va desgastando lentamente, hasta que por fin, la fatiga
aparece en estado avanzado de agotamiento. Son múltiples las causas que la
producen.
Unas son originadas por las condiciones del trabajo, y otras son completamente
ajenas al mismo. Respecto a estas ultimas, hay que tener en cuenta que el obrero
lleva consigo sus preocupaciones al trabajo, en especial las relacionadas con su
familia, las cuales actúan sobre él mientras está trabajando.

Durante el trabajo, también actúan sobre el sistema nervioso del obrero factores
físicos e intelectuales.
Los principales factores físicos son: trabajo intenso, jornada de trabajo de más de 8 h,
y movimientos excesivamente rápidos.
Los principales factores intelectuales son dos: tra bajo que requiere una atención
continua, y trabajo monótono y repetido que desgana y ocasiona aburrimiento.

SERVICIOS HIGIÉNICOS
Todos los locales de trabajo deben disponer de inodoros y urinarios, provistos de
agua abundante para la limpieza. El número de ellos estará en relación con el
número de trabajadores, de acuerdo con las normas vigentes.
Los suelos y las paredes de los servicios deben ser lisos e impermeables, para que
puedan limpiarse con sustancias desinfectantes. Procure mantener una limpieza
minuciosa y buena ventilación.

Los locales destinados al aseo del personal, como son los lavabos y duchas, deberán
ser amplios y en número suficiente.
Como antes, de comenzar el trabajo el operario tiene que vestirse con la
indumentaria propia del taller, es necesario que haya locales para cambiarse de ropa,
provistos de bancos, perchas y un armario cerrado con llave para cada trabajador.

El descuido de las normas de higiene mencionadas puede ocasionar las


enfermedades profesionales (alteraciones del estado normal de la salud del
trabajador, causadas de un modo directo por el ejercicio de su profesión).

SEGURIDAD INDUSTRIAL

La seguridad industrial tiene por objeto evitar por todos los medios posibles los
accidentes durante el trabajo, es decir, toda lesión corporal que el trabaja dor pueda
experimentar en el desempeño de su labor.
No todos los accidentes tienen la misma gravedad; unos consisten en una simple
herida, y otros llegan hasta a producir la muerte.

CAUSAS DE LOS ACCIDENTES

Son muy complejas, entre las principales se encuentran: causas humanas, causas
materiales y causas por falta de dispositivos protectores.

Causas humanas

Son aquellas cuyo responsable es, en parte, el mismo trabajador. Este tiene a veces
cierta predisposición a sufrir accidentes, que puede ser motivada por las causas
siguientes:

- Falta, de adaptación al ritmo, a la velocidad, a la responsabilidad depositada en él, a


la monotonía, etc., lo cual provoca un desequilibrio nervioso con todas sus
consecuencias.

- Preocupaciones ajenas al trabajo, por las cuales no puede prestar, atención


reposada y clara a las circunstancias que lo rodean exteriormente.

- Exceso de confianza en si mismo, que motiva imprudencias fatales, como por


ejemplo, el prescindir de los aparatos protectores, para demostrar que no teme al
peligro.

- Exceso de temor, pues puede provocar un accidente por verse empujado


inconscientemente a él en los momentos de mayor peligro.

- El cansancio, que produce una disminución en la tensión del organismo,


retardando el movimiento rápido de los músculos y la reacción de los sentidos.

Causas materiales

Son las causas externas como: mala iluminación, espacio reducido, descuido de las
normas higiénicas, etc.

Respecto a las máquinas, actualmente el porcentaje de accidente es mínimo, a causa


de los dispositivos de protección, a los motores acoplados en cada máquina y a un
depurado estudio de las partes móviles de estas.

Causas por falta de dispositivos protectores

Es de suma importancia para la seguridad del trabajador, el procurar que en los sitios
de mayor peligro no falten aparatos protec tores y demás precauciones, con el fin de
evitar accidentes. Dichas precauciones se han adoptado principalmente.

a) En las instalaciones móviles los motores si son grandes deberán estar en lugares
aislados. Si esto no es posible estarán protegidos con barreras o indicadores. Como
el momento de mayor peligro es cuando el trabajador se acerca al motor para ponerlo
en marcha o pararlo, será necesario que los interruptores estén alejados del motor.

b) Todos los motores, transmisiones y máquinas, estarán provistos de


desembragues, para que se pueda parar en un momento dado.

c) Todos los órganos móviles de motores y máquinas, principalmente si son


salientes enganchar al trabajador, y ciertos útiles cortantes que se mueven a gran
velocidad (cuchilla de la tupí, acepilladora, piedra de esmeril, etc.), deben llevar
dispositivos que eviten en lo posible ser tocados por los operarios.

Los trabajos de reparación, engrase y limpieza de las máquinas, se harán al estar la


máquina parada, o al moverse lentamente en caso de no haber peligro. Es importante
que los que trabajan en máquinas lleven las prendas de trabajo ajustadas y sin partes
sueltas u holgadas.
b) En la corriente eléctrica. La corriente eléctrica puede ser causa de accidentes
mortales. Hay que tener pre sente que lo que accidenta o mata en la corriente
eléctrica es la intensidad, y como la misma esta en proporción directa de la tensión e
inversa de la resistencia, las corrientes eléctricas serán tanto más peligrosas, cuanto
mayor sea la tensión y menor la resistencia. No es, pues, de extrañar, que hayan
ocurrido accidentes mortales con la corriente de baja tensión, cuando el contacto ha
sido perfecto o las resistencias débiles.

Los efectos causados por la corriente, al atravesar cuerpo de una persona son:

- La tetanizacion, o estado de contracción permanente del músculo, originada por


las excitacio nes que produce la corriente eléctrica.

- La asfixia, que produce la tetanizacion de los músculos respiratorios, y es causa de


que los centros nerviosos pulmonares, afectados por la corriente, dejen de
reaccionar.

- Las quemaduras, que afectan principalmente los tejidos que presentan mayor
resistencia, como son la piel y los tendones.
- -La contracción ventricular, en la que el corazón, pierde su ritmo normal, porque se
han contraído las fibras cardíacas. Este es uno de los accidentes más graves, ya que
aunque el accidentado no muera al instante, es difícil regular otra vez los
movimientos del corazón.

De lo antes expuesto se deduce el sumo cuidado que hemos de tener en todo lo


relacionado con la corriente eléctrica. Para ello, tomaremos las precauciones
siguientes:

- Los alambres conductores de energía eléctrica estarán perfectamente recubiertos


de aislante, y los de alta tensión estarán siempre fuera del alcance de la mano; si ello
no fuera posible, estarán protegidos con una valla y un rótulo que diga:

No tocar – Peligro de muerte


- Antes de iniciar un trabajo en la corriente eléctrica, hay que desconectar y aislar la
zona de dicho trabajo.
- Nunca se manejaran aparatos eléctricos ni se realizarán reparaciones, aunque sean
pequeñas, con las manos o los pies húmedos, ni sobre planchas metálicas o suelos
húmedos. Lo más prudente es apoyar los pies sobre materias aislantes, como la
madera.

- Las lámparas portátiles estarán provistas de mangos aislantes, y se procurará que


no estén sometidas a una tensión superior a 27 V,

c) En la Protección personal. En algunos casos el trabajador, para salvaguardar su


salud, se verá obligado a colocar en su cuerpo aparatos protectores. Cuando en los
locales de trabajo no sea posible una eliminación satisfactoria de los gases, vapores,
polvo u otras emanaciones nocivas a la salud, los trabajadores irán provistos de
mascaras o caretas respiratorias.
Se Ilevarán anteojos o pantallas protectoras contra toda clase de proyecciones de
partículas sólidas, líquidas o gaseosas, calientes o no, que puedan dañar al
trabajador.
Para evitar contactos peligrosos, por contaminación de productos nocivos, se llevarán
guantes, mandiles, polainas, etcétera, según la clase de trabajo.

d) En los incendios. Lo importante es que no se produzca el incendio de materias


combustibles o de fácil inflamación, y por tanto, hay que evitar toda clase de llamas y
chispas.

En los locales de peligro inmediato, no se puede fumar. Las máquinas que durante su
funcionamiento puedan chispear, como la de afilar, la rectificadora, etc. deben estar
alejadas de lugares peligrosos. Esto se tendrá muy en cuenta en la instalación de
hornos u hogueras. La instalación de la energía eléctrica estará totalmente recubierta
de material aislante. También se prestará atención al calor de los cojinetes, correas,
etc. producido por el roce.
Se observará mucha limpieza principalmente en el caso de las materias inflamables;
los trapos y algodones impregnados en aceite o grasa deberán recogerse en lugares
apartados.

Los edificios serán de un solo piso y de material les incombustibles. Cada local tendrá
las salidas suficientes al exterior, según el número de obreros.

Las puertas de salida de urgencia deben abrir hacia el exterior, y las escaleras de
escape, en caso de que haya plantas altas, estarán construidas de material
incombustible y con barandillas de 90cm de altura.
A pesar de todas las precauciones que hemos enumerado, es necesario que en las
industrias donde exista mayor grado de peligrosidad se disponga de los medios
inmediatos para detener el incendio y apagarlo. Para ello:

- Se tendrán en buen uso varias tomas de agua.


.
- Deben tenerse varios extintores automáticos de mano, para poder apagar el
incendio en su comienzo.

- También se dispondrá de recipientes llenos de arena, cubos, palas, picos, etcétera.

- Por último, para conservar en buen estado todos los medios de extinción, será
conveniente realizar periódicamente simulacros de incendio, con el fin de comprobar
la eficacia de los aparatos y ejercitar al personal

PRIMEROS AUXILIOS A LOS ACCIDENTADOS

Al producirse un accidente, hay que acudir inmediatamente en socorro del


accidentado, pero es necesario saber actuar bien en los primeros momentos. Para
ello se seguirán las normas siguientes:

- Tener serenidad y sangre fría.

- Mandar que llamen a, la enfermera o al médico.

- Colocar al paciente, acostado, con la cabeza algo baja.

- Observar si hay fuerte hemorragia, asfixia u otras lesiones.

- Cuidar que el paciente esté caliente y cómodo.


- Si el paciente ha perdido el sentido, no darle a beber ningún líquido.

- No moverlo del sitio, a no ser que sea absolutamente necesario.


- Ganar la confianza del paciente, y procurar que no vea la lesión. ,

Por supuesto, estos consejos son generales, y en cada caso concreto habrá que
actuar del modo más conveniente.

SERVICIOS SANITARIOS

No hay industria, por pequeña que sea, en la que no se pueda producir un accidente
más o menos grave, Por eso, en todo centro de trabajo tiene que haber un botiquín
con el material necesario para las curas de urgencia, o para las lesiones que, por su
escasa importancia, no requieran la intervención médica.

Cuando un taller tenga muchos trabajadores, o el peligro de accidentes sea muy


frecuente, se dispondrá de una enfermería de urgencia, provista de camillas, aparatos
para la respiración artificial y material adecuado para atender a la victima en los
primeros momentos.
El personal facultativo, técnico y auxiliar del servicio de salud de los centros de
trabajo, se nombrara de acuerdo con los servicios que se deban prestar en los
mismos, siendo Salud Publica responsable de estos nombramientos, siempre, desde
luego, en coordinación con dichos centros y según las posibilidades.
INSTRUMENTOS DE MEDIR
Generalidades
Para efectuar trabajos de taller correctamente es necesario conocer, y aprender a
utilizar los instrumentos de medir.

Cuba, liberada del yugo imperialista, construye el socialismo sobre la base de la


planificación; suprime el caos de varios sistemas de pesas y medidas y adopta el
Sistema Internacional de Unidades.

METRO

El, metro es la unidad principal de longitud del Sistema .Internacional de Unidades.


Fue definido primeramente como la diezmillonésima parte del cuarto del meridiano,
terrestre, definición imprecisa dada la poca exactitud con que podía medirse esta
línea imaginaria en a superficie del globo.

Prácticamente, el metro era la distancia que mediaba, a la temperatura de 0°, entre


dos finísimas ranuras trazadas en una barra de platino iridiado. A partir de ese patrón
internacional, conservado en París, se sacaban copias o patrones nacionales para
cada uno de los países que adoptaban el sistema métrico.
En la Conferencia Internacional de pesos y medidas (celebrada en París en 1960, el
metro se define como 1 650 763, 73 veces la longitud de la onda luminosa emitida
durante el salto de un electrón entre dos niveles del átomo del criptón de masa 86.

El metro es la unidad fundamental del Sistema In ternacional de unidades. Está


dividido en 10 partes iguales o decímetro s, en 100 partes o centímetros y en I 000 o
milímetros.

El metro cuadrado es la unidad de superficie que tiene por símbolo m2 y equivale al


área de un cuadrado cuyo lado mide un metro.

El metro cúbico es la unidad de medida de volumen cuyo símbolo es m3, que es igual
al volumen del cubo cuyo lado mide un metro.

El metro es uno de los instrumentos de medir más importantes en los trabajos de


taller. Se fabrica generalmente de madera o metal y el más común es el metro
plegable, constituido por varias varillas unidas que se pueden plegar.
También se ha generalizado graduar el metro en el sistema inglés de medidas
SISTEMA INGLES DE MEDIDAS

Antes del establecimiento del sistema métrico, las; diversas medidas usadas
presentaban varios inconve nientes. Se empleaban algunas que variaban con cada
provincia y a veces dentro de una misma provincia.
Como las subdivisiones no eran decimales los cálculos los resultaban largos y
difíciles.

El sistema inglés de medidas es impreciso y obsoleto, ya que sus medidas no tienen


una precisión como se puede observar en el Sistema Internacional de Unidades.
Cinta de acero y de tela. Es una tira flexible de acero que puede extenderse de 15 a
30m ornas. La cinta está graduada en metros, centímetros y milímetros. Normalmente
uno de sus extremos esta provisto de una uña o aro para sujetarlo en un clavo o en el
extremo de la tabla.

La cinta de tela esta hecha de tejido solo o de tejido reforzado con metales. Se
encuentra graduada de igual manera que la de acero. Sin embargo, este último tejido
de cinta no es tan exacto ya que es elástico y se encoge con facilidad.

De los dos tipos de cintas, la de acero es mucho más exacta cuando se tiene que
efectuar medidas precisas.

Cinta metálica portátil (cinta de bolsillo). Puede emplearse para medir círculos,
ángulos y formas irre gulares. Por la rigidez de la hoja, que tiene una forma cóncava,
también puede usarse para medir paredes, techos, secciones y aberturas, como si
fuera una regla.

Las cintas de bolsillo se fabrican en una gran va riedad de formas, tamaños y tipos.
Entre algunos de estos tipos se encuentra la "vaivén", que es la que se introduce con
la mano, mientras que otras están .provistas de un arrollamiento automático.
Algunas están diseñadas de tal manera que es posible tomar medidas interiores,
pues solo tiene que .añadirse la anchura de la cinta a la medida que de la misma.

Normalmente su extremo delantero esta provisto de una uña y las divisiones se


encuentran por lo general, en un solo lado de la cinta.
Regla graduada. Se utiliza principalmente para tomar pequeñas medidas o para
realizar trazos breves.

Se construye generalmente de madera, plástico o metal. Las más comunes tienen


una de sus superficies
Pie de rey. Es un instrumento que se utiliza para medir calibres y espesores. Posee
una regla graduada, y acodada, provista de un cursor también acodado, que forma
una boca de abertura regulable en la cual se introduce y ajusta la pieza que se ha de
medir, cuyas dimensiones pueden leerse en la escala de la regla o en un nonio que
indica hasta la quincuagésima parte de un milímetro.

CÓMO EMPLEAR LOS INSTRUMENTOS DE MEDIR

El cuidado y rapidez con que un carpintero ebanista efectúa las medidas y prepara un
trabajo, depende de habilidad que posea en el empleo de los instrumentos de medir.
Un buen operario se conoce por la manera que cuida estos instrumentos. La utilidad
y precisión de los instru mentos de medida pueden perderse por el manejo
descuidado y el mal uso que de ellos se haga.

COMO EMPLEAR EL METRO PLEGABLE

a) Se sostiene el metro con una mano y se van desplegando consecutivamente las


diferentes secciones con la otra mano.

b) Se coloca el metro sobre la superficie que se va a medir. Debe mantenerse


paralela a un borde c uando se miden longitudes, y .perpendicular a un borde cuando
se toman anchuras,

c) Se apoya el extremo del metro en el punto de partida, o se sostiene en esta


posición.

d) Se leen las divisiones del metro de izquierda a derecha, y se cuida que la línea de
la regla coincida con la distancia que se esta midiendo.

CÓMO EMPLEAR LA CINTA DE ACERO.

a) Asegure la uña del extremo de la cinta en el extremo exterior, esquinas o borde del
objeto que se va a medir.

b) Sostenga el carrete con la mano y permita que se desenrolle, mientras se camina


en la direc ción en que debe tomarse la medida.

c) Mantenga la cinta con suficiente tensión para evitar que quede floja. Al mismo
tiempo, dicha Cinta debe mantenerse paralela a la superficie que se está midiendo.
d) Tómese la medida mirando la división de la cinta que coincida con la medición que
se efectúa.

e) Después de efectuadas las medidas se reenrolla la cinta abriendo la palanca de


enrollado y se le hace girar en la dirección de las manecillas del reloj.

Precaución: Debe tenerse mucho cuidado que no se enrede la cinta mientras se


enrolla.

Mantenimiento: La cinta debe permanecer limpia y libre de humedad antes de


enrollarla. Periódicamente deben engrasarse los cojinetes del mecanismo de
enrollado.

CÓMO EMPLEAR LA CINTA DE BOLSILLO TIPO VAIVÉN


Para tomar medidas exteriores:

a) Estire la cinta hasta que sobresalga lo suficiente, del estuche para permitir medir la
distancia necesaria.

b) Enganche el extremo de la cinta sobre el borde izquierdo del objeto que se tiene
que medir.
Nota. El extremo de la cinta a veces se coloca contra otra superficie o se sostiene en
el origen a partir del cual se toman las medidas.

c) Sostenga la regla plana contra la superficie que se esta midiendo. Cuando se


toman medidas longitudinales, la regla se sostiene paralelamente al borde para medir
anchuras, la regla se mantiene vertical con el borde.

d) Se leen las divisiones de izquierda a derecha y se anota la línea sobre la regla


que coincide con el extremo derecho del objeto.

Para tomar medidas interiores:

a) Apoye el extremo de la cinta sobre una esquina o borde de la abertura que se va a


medir.
b) Sostenga la cinta en la posición de origen y hágala llegar hasta el otro borde del
estuche. Debe apoyarse en el lado opuesto de la abertura a medir.

c) Se leen las graduaciones de la regla de izquierda a derecha y se añaden 5cm


(o el ancho del estuche) a esta lectura para obtener la medida interna.
INSTRUMENTOS DE MARCAR Y TRAZAR

Generalidades

Para el carpintero ebanista , es de vital importancia el conocer los instrumentos de


marcar y trazar, así como el uso correcto de cada uno de ellos.

El ebanista se ve obligado, por la variedad de trabajos que realiza, a utilizar una serie
de instrumentos y herramientas en las operaciones de marcar y trazar, así como
diferenciar cada una de estas operaciones y el concepto de las mismas.

Marcar. Cuando es necesario determinar o limitar una distancia en cualquier lugar o


en alguna pieza, s e realiza la operación de marcar. Después que se fije la medida
deseada, se hace una marca con lápiz u otro objeto que deje impreso el límite, de la
distancia medida.

En los trabajos de madera la operación de marcar precede a la de trabar.

Trazar. Cuando hacemos una línea o raya se realiza la operación de trazar. Al unir
mediante una línea la distancia limitada entre dos marcas, s e realiza un trazo.

Lápiz. Existen distintos tipos, según el trabajo que se realice: el carpintero, para
señalar tablas y signos convencionales; el de dibujo, utilizando para superficies bien
lisas y trazos precisos(es el más utilizado por el ebanista); el de color, para el rayado
de los planos.

Punta de trazar. Esta formada por un alambre de acero ron un diámetro de 5 a 8mm,
y se usa, con ayuda de la regla o de la escuadra, para marcar cortes, medidas, etc. El
cono de la punta no debe pasar de 120.

Gramil. Es un instrumento para efectuar cuidadosamente líneas paralelas sobre los


diversos lados de la madera. El ebanista lo emplea para trazar cajas y espigas para
ensambladuras.

Los hay de uno y dos brazos. Se construyen gene ralmente de madera liviana y
resistente .
Regla. Es un instrumento de trazado y verificación. Se utiliza para trazar líneas
rectas, comprobar superficies planas y precisar algunas medidas. La regla graduada
es una pieza de sección rectangular, con cantos rectos y paralelos, los cuales están
graduados en centímetros y milímetros.

La regla graduada es también un tipo de metro, completo o no. Y que su largo puede
variar aproximadamente de O, 25rnma 1, 00 m o más.

Compás. Es un instrumento constituido por dos varillas articuladas en uno de sus


extremos, en forma de ángulo que, más o menos abierto, permite medir y transportar
distancia entre dos puntos. Según las características del trabajo existen diferentes
tipos, como por ejemplo:

Compás de punta seca: No lleva lápiz ni tiralíneas. Se utiliza para transportar


longitudes, trazar arcos y circunferencias.

Compás de grueso o exterior: Es propio para los trabajos de tornería y plantillería


donde se requiere medir y comprobar diámetros exteriores.

Compás de interior: Se utiliza para los trabajos de plantillería y tornería, donde es


necesario medir interiores de coronas, anillos y otras piezas.

Compás de vara: Se utiliza cuando el compás de puntas corriente no puede


realizar el trabajo de trazado o medición necesario por lo limitado de sus
dimensiones. Está compuesto por: tornillos de ajuste, cuerpo, vara, portalápiz y
punzón.

Escuadra. Este instrumento se utiliza para hacer comprobaciones en las caras y


cantos de las piezas de madera, realizar trazos en ángulo recto (900) y para
comprobar piezas unidas a 90° entre si Se fabrica generalmente de metal, aunque a
veces se encuentran escuadras combinadas con el mango de madera y la lengüeta
de metal.
Su tamaño varía entre 150mm y 350mm (6" y 14") de longitud de lengüeta, lugar por
donde se mide la escuadra. El mango aumenta o disminuye proporcionalmente al
tamaño de la lengüeta.

Regularmente las escuadras tienen la lengüeta graduada para cuando sea necesario
medir una pequeña longitud transversal en una pieza, pero no es común utilizarlas
como instrumentos de medida.

Falsa escuadra (escuadra deslizante). Tiene una hoja que puede lijarse a cualquier
ángulo con relación al mango. Las escuadras pueden ser de diferentes tamaños, con
mangos de madera o metal.
Bisel. Es especialmente útil para la preparac ión de cortes en ángulo. Pueda colocarse a
diversos ángulos mediante la ayuda de triángulos , encuadras de ajustar o transportador.
: .

Escuadra combinada de hoja desplazable. Tiene una cabeza ajustable que


puede fijarse a la hoja a cualquier distancia del extremo de la misma. La cabeza (A) está
hecha de metal fundido con bordes que forman 90° y 45° con la hoja. La hoja está
sostenida mediante un muelle con tornillo. La hoja (B) está hecha de acero templado,
moldeado y pulido. La hoja puede quitarse de la cabeza y usarse como regla.

La escuadra de combinación también puede emplearse como escuadra de ingletes


externa o interna, escuadra para efectuar separaciones, plomada y nivel, calibrador de
profundidades o calibrador por marcas.

Escuadra de carpintero. Tiene un cuerpo de 60cm de largo por 5cm de ancho y un


lado menor cuya base es de 4.0cm de longitud por 4cm de ancho. El grueso es de 3rnm,
aproximadamente. Puede ser de acero o de .acero inoxidable, indistintamente. Las
escuadras de este tipo llevan marcadas diferentes escalas y tablas.

Patrones y plantillas . Cuando el trabajo lo requie re el propio ebanista es el encargado de


la confección del patrón o plantilla. Estas pueden fabricarse de cartón, cartulina,
contraplacado o madera.

A las piezas que tengan un perfil simétrico, no es necesario hacerles la plantilla completa;
basta con hacer solo la mitad. Si por alguna circunstancia nos interesara hacerla
completa, dibujaremos sobre una cartulina la mitad del perfil, y doblándola por el eje de
simetría, cortaremos el perfil con el doble grueso de cartulina; así logramos la plantilla
completa y exacta del perfil deseado.

USO DE LOS INSTRUMENTOS DE TRAZAR

Como emplear el gramil.

a) Se gradúa el gramil, midiendo la distancia necesaria entre el clavo y la cabeza


con el metro .

b) Se aprieta el tornillo de orejas y se comprueba la medida por si hay que corregirla.


c) Para marcar una línea se sujeta el gramil de manera que los dedos envuelvan la cabeza
y el pulgar quede apoyado sobre la base del clavo.
d) Se coloca la esquina inferior del brazo sobre la superficie de la madera, de modo que el
clavo se apoye ligeramente sobre la superficie.

e) Se sostiene la cabeza firmemente contra la superficie de la pieza que sirve de guía y se


empieza a trazar en un extremo de la pieza.

l) Se efectúa el trazo empujando el gramil a lo largo de 1.a pieza para que la marca del
clavo quede visible. La presión se distribuye uniformemente sobre la cabeza y el clavo.

Nota. Es aconsejable o necesario tirar del gramil, deslizándolo en la misma dirección que
s e arrastra.
g) El gramil efectúa líneas suaves, pero visibles. Debemos evitar que se produzca mucha
presión sobre el clavo, ya que causaría estrías profundas dentro de la superficie, y dañaría
la veta de la madera,

COMO EMPLEAR EL COMPÁS

a) Para graduar las patas del compás, a una distancia determinada, se coloca la punta de
una de las patas sobre una marca de la escala del metro o regla. Se separan las patas
para que la otra se haga coincidir con la marca de la regla a la distancia deseada.

COMO PREPARAR UNA ESQUINA REDONDEADA

a) El centro del arco debe encontrarse midiendo distancias iguales al radio del arco (A-A)
sobre los lados adyac entes, a partir de la esquina de una tabla.

b) Se trazan las perpendiculares a los puntos (B-B).

c) La intersección de las líneas dan la situación del centro del arco (C).

COMO EMPLEAR LA ESCUADRA

a) Para escuadrar una línea a través de la cara de una tabla se coloca el mango de la
escuadra contra el borde recto de la tabla con la hoja plana sobre la superficie y extendida
a través de la tabla.
b) Se traza una línea a lo largo, del borde exterior de la hoja .

c) Para trazar una línea perpendicular a través del canto, se coloca el mango de la
escuadra por la cara de la pieza.

Nota: Antes de trazar con el lápiz, es importante comprobar que el mango de la escuadra
está bien apoyado contra la cara o canto de la pieza de madera, según el caso.

GRADUACIÓN Y TRAZADO CON LA FALSA ESCUADRA

a) Para colocar esta escuadra a cualquier ángulo, se afloja el tornillo de orejas,


colocando el mango sobre un lado del ángulo y la hoja sobre el otro lado; se fija el mango
con la hoja. El ajuste puede efectuarse con la ayuda de un transportador una escuadra de
acero o un cartabón.

b) Para trasladar el ángulo fijado en una tabla, el mango de la falsa escuadra se apoya
sobre el canto de la pieza de manera que la hoja quede a través de la superficie y se
traza la línea a lo largo del borde de la hoja.

DIFERENTES USOS DE LA ESCUADRA DE COMBINACIÓN

a) Para usar este tipo de escuadra corno regla, se quítala hoja, se coloca en forma plana
sobre la superficie y se traza una línea recta a lo largo del borde.

b) Para obtener pequeñas líneas verticales, se coloca el borde de la hoja a lo largo de la


superficie vertical y se observa la posición de la burbuja que hay dentro del tubo de vidrio
del nivel. Si la superficie es perpendicular, la burbuja se detiene entre las marcas que hay
sobre el tubo de vidrio.

c) Para emplear esta escuadra como nivel horizontal se coloca como se indica.

d) Para emplearla como calibre se fija la cabeza a la anchura deseada, se apoya el lápiz
en el extremo de la hoja y se mueve la escuadra de combinación junto con el lápiz a lo
largo de la tabla.
e) Para comprobar los ángulos rectos interiores y exteriores se ajusta la cabeza, como se
indica.

f) Si se quiere emplear como calibre de profundidad, ge hace sobresalir el extremo de la


hoja a la distancia necesaria.
g) Para obtener ángulos de 45 0, para ingletes, se coloca el lado que forma 45° de la
cabeza contra el borde exterior de la tabla y se marca la línea a lo largo del borde de la
hoja.

USO DEL PATRÓN O PLANTILLA

La operación de trazar es muy importante, porque, cuando se hace bien, facilita el trabajo,
y se evita perdida de tiempo.

El trazado de las superficies se hará de modo que Be economice el máximo de material


pero disponiendo acertadamente las plantillas, para no dejar las piezas con las fibras o
hebras de la madera en sentido transversal. Los lápices que se usan para el trazado,
deberán tener la punta bien afilada, sin exceso de saliente en la mina (para no romperla al
efectuar la presión), ni tan corta que no se pueda ver el trazado.

La posición y el afilado del lápiz son también importantes pues si la posición es


defectuosa, resulta difícil mantener igual separación entre la plantilla y el lápiz.

Si se quiere hacer cierta cantidad de piezas del mismo perfil, bien sea. Recto, curvo, o
mixto, se hace una plantilla que sirva de patrón para trazar todas las piezas de manera
que resulten todas iguales.

Las plantillas de desarrollo son otro tipo de plantilla, que se usan generalmente para
piezas de doble curvatura. Estas se aplican sobre superficies curvas, para curvarlas en
sentido contrario.

HERRAMIENTAS DE CORTE POR DIENTES

5.1 GENERALIDADES

El carpintero ebanista debe procurar estar equipado con diferentes sierras manuales
(serruchos), y o conocerlos , saber la aplicación de los mismos según la operación o
trabajo a realizar. Generalmente, cerca del talón del serrucho hay un número estampado
en la hoja de acero que indica el número de puntos que la sierra tiene por medida lineal.
Siempre hay un diente menos por unidad de rnedida lineal que puntos.

En los serruchos de buena calidad, las hojas están esmeriladas y tienen forma
ahusada desde el asa hasta la punta y desde el borde de corte hasta el borde superior.
Este ahusamiento de los serruchos los hace más ligeros, menos susceptibles de
clavarse o doblarse, y proporciona rigidez, de manera que puedan emplearse sin
vibraciones o pandeos. La superficie de corte produce la suavidad que elimina parte de
la fricción.

Los serruchos se construyen de acero para herramientas o instrumentales, y se


templan para darles la dureza necesaria.

Las partes principales del serrucho son: hoja, punta, talón, mango, dientes y lomo

SERRUCHOS DE CORTES AL TRAVÉS

. Estos serruchos están hechos de diferentes modelos adecuados para cualquier


trabajo de ebanistería. La hoja puede tener desde 50 a 70 cm de longitud. Los tamaños
más empleados son los de 60 ó 70 cm, indis tintamente. Puede decirse que son las
longitudes estándar.
*
Los cortes con serruchos de dientes gruesos son más rápidos y más adecuados para
materiales gruesos; a medida que el paso entre dientes es mayor, no se obstruyen tan
fácilmente, Los serruchos con 7 u 8 puntos por cada 2, 5 cm, son ios más utilizados por
los ebanistas para cortes en general, y para cortes de materiales duros.

Los serruchos para cortes de través para empalmes pueden tener los dientes finos
como, por ejemplo, 10 puntos cada 2, 5 cm y quizás de mas de 55 c m de longitud. Este
tamaño es el más adecuado para hacer cortes precisos a escuadra, en acabados, en
cualquier trabajo de ebanistería. Es muy útil para cortar madera fina y contrachapada.

Los dientes de los serruchos para hacer cortes de través se encuentran colocados
de manera que los puntos sobre dientes alternos están bombeados hacia afuera o hacia
un lado del serrucho; los dientes intermedios. Están inclinados hacia, el otro lado. Esto
evita que el serrucho se embote o doble durante el corte.

SERRUCHOS PARA CORTES AL HILO


Estos serruchos tienen características parecidas a los serruchos para. Cortes de través,
pero si se exa- minan cuidadosamente se puede ver que los dientes
están más inclinados hacia afuera. Los dientes del se- rrucho para cortar al hilo hacen
el trabajo cuando s e empuja hacia delante, mientras que los dientes de los serruchos
para corte de través también cortan cuando se hace retroceder al serrucho. Dichos
dientes se encuentran afilados en ángulo recto para que los filos cortantes tengan la
forma de bordes de cincel. En las figuras 5. 5, 5. 6 y 5. 7 se observan los dientes de un
serrucho para cortar al hilo aumentados. Estos serruchos, normalmente, tienen la hoja
de 65 rm de longitud, con 5, 6 y 7 puntos por cada 2, 5 cm.

SERRUCHOS DE COST ILLA

El serrucho de costilla es un tipo especial, para cortes de través que se emplea en cortes
de precisión.
Se utiliza, especialmente, en ebanistería donde es ne- . cesario hacer cortes cuidadosos.
Sus dientes finos , tienen de 12 a 16 puntos por cada 2, 5 cm. La hoja es delgada con
una costilla a lo largo del borde superior , Los serruchos de 30 a 40 cm de longitud son
los mas empleados por los ebanistas.
SERRUCHOS DE MEDIA COSTILLA

Este serrucho es similar al de costilla, pero se diferencia en que su costilla o refuerzo


de metal solo ocupa, aproximadamente, una tercera parte del lomo de la hoja. Otra
característica es que por la parte del mango la hoja es más ancha que por la punta, igual
que los serruchos de hilar y trozar, mientras que en el de costilla es rectangular.
La forma del serrucho de media costilla permite realizar los cortes de precisión en
madera de mayor grueso

SERRUCHOS DE PUNTA O DE CALAR

Este tipo de serrucho lo emplean los ebanistas con la finalidad de hacer agujeros
circulares para las canales de muebles de adorno e iluminación. La hoja es
cónica en un punto y esmerilada, para que el borde s uperior sea más delgado que el
borde cortante. Los dientes están afilados de tal manera que el serrucho puede
emplearse indistintamente para cortar al hilo o de través.

SIERRA DE ARCO O DE CALAR

La sierra de arco o de calar la emplean los ebanistas para efectuar los cortes en los
extremos de las molduras, para dar impresión de juntas cortadas a inglete, pero con la
ventaja de las juntas al ra s. La estrecha y fina hoja se sostiene en el muelle tensor de
acero con la finalidad de darle tensión suficiente. La hoja puede girar en distintos
ángulos

CAJA DE CORTES A INGLETES

La caja de cortes a ingletes es un dispositivo que sirve de guía un serrucho de


costilla largo para hacer cortes a escuadra y en ángulo sobre pequeñas piezas y
molduras. Es muy usada por los ebanistas para efectuar cortes en molduras y cuadros.

EMPLEO DE LOS DISTINTOS TIPOS DE SERRUCHOS

COMO EMPLEAR EL SERRUCHO PARA CORTES DE TRAVÉS

a) Se coloca la tabla a cortar sobre el caballete o el banco, y se sujeta el serrucho en


la posición indicada.

b) Se empieza el primer corte deslizando suavemente el serrucho sobre el borde de


la tabla hasta que los dientes de este hayan marcado la ranura de corte
en la madera. Se apoya el pulgar con con el lado del serrucho y encima de
los dientes para no cortarse los dedos.
c) No debe sostenerse el serrucho muy bajo para hacer el primer corte. Deje que el
serrucho haya marcado bien el corte, antes de aplicar los sucesivos golpes de
mano.

Precaución: Si los dientes del serrucho son grandes y se aplica demasiada presión
cuando se empieza a aserrar, es posible que el serrucho se doble y salte. . Esto
puede causar cortes peligrosos en los dedos del operario.

d) Una vez que se ha empezado correctamente efectúese largas pasadas del


serrucho haciendo uso de toda la longitud de la hoja; para aserrar se sigue una
línea.

e) Cuando se está cerca del extremo del corte, se sujeta la pieza a aserrar pues de
otra manera el peso de la pieza puede causar rotura y desperdicio del material

CÓMO EMPLEAR EL SERRUCHO PARA CORTES AL HILO.

a) Se selecciona el serrucho de dientes grandes para aserrar al hilo un tablón grueso y


de dientes tinos, si va a aserrarse una tabla delgada.
b) Para empezar el corte se guía con el pulgar y s procede como se indica en la
figura 5. 14.

c) Una vez que se ha marcado el primer corte se aplica mayor presión hacia
abajo. Siempre se, debe aserrar sobre el borde de una línea.

d) .Manténgase el serrucho alineado con el visual. , en un plano vertical y


formando un ángulo de unos 60° con la superficie de la pieza

e) Sí el serrucho tiende a doblarse al cortar, se debe usar una cuna para abrir el
corte.

Se elimina la fricción si se añade un poco de aceite o petróleo a la hoja del


serrucho.
COMO EMPLEAR EL SERRUCHO DE COSTILLA

Este tipo de serrucho es empleado cuando se desean obtener cortes


precisos en molduras y dem ás cortes.
Serrucho de medía costilla s e utiliza también para dar cortes precisos,
pero en madera de mayor grueso.

CÓMO EMPLEAR EL SERRUCHO DE PUNTA O DE CALAR

a) Para aserrar agujeros y curvas irregulares.

b) Cuando las secciones que se tienen que cortar son tan curvadas que no se
puede empezar a aserrar, se hacen agujeros en la madera para que pueda
introducirse el serrucho

COMO EMPLEAR LA SIERRA DE ARCO CALAR

a) Esta sierra se emplea cuando se quieren obtener cortes finos e irregulares

b) Se coloca la hoja de. La sierra en el bastidor de, madera, de forma que los
dientes queden dirigidos hacia el .mango.

Nota. Muchos ebanistas prefieren, colocar la hoja en el bastidor con los dientes dirigidos
en dirección opuesta al mango.
c) Se efectúa el corte. Si los dientes están dirigidos hacia, el mango, la acción
cortante tiene lugar cuando se tira de este (Fig. 5. 21). Si los' dientes están
dirigidos en dirección opuesta, la acción cortante tiene lugar cuando se empuja
el mango. En este raso la mano izquierda tira de la sierra.
COMO EMPLEAR LA CAJA DE INGLETE .

a) Se gradúa la caja de inglete al ángulo deseado, inclinando el nivel. Se giran


las guías a través del cuadrante graduado, hasta que la hoja de la sierra esté
alineada con la deseada graduación del, borde del cuadrante.
b) Se sostiene la madera que se va a cortar firme mente contra el fondo, y el
respaldo; se empieza el corte.

PRINCIPIOS PARA AFILAR LOS SERRUCHOS

El afilado de los serruchos es una operación que requiere gran habilidad y control
muscular. El ope rario que afila los serruchos debe conocer como se emplean estos y la
forma que deben tener los dientes, para que corten correctamente. debe conocer las ca-
racterísticas .de los aceros empleados en los serruchos y las propiedades de aquellos
para s u afilado y acabado.
El afilado de los serruchos es una operación fácil para un especialista; que ha
practicado este trabajo durante algún tiempo, el cual debe tener buena vista, buen
control de los músculos y buena coordinación
entre la vista y la mano.

Una vez afilado el serrucho hay que comprobar que todos los puntos o dientes
tengan. su forma, pues en caso contrario no producirán los resultados deseados. La
uniformidad y forma de los dientes, su tamaño, altura y asentado son también factores
muy importantes para conformar. Un serrucho.

NECESIDAD DE IGUALAR UN SERRUCHO

Todos los dientes de los serruchos deben tener el mismo tamaño y la misma forma,
y todos los puntos deben estar alineados, tanto si, la alineación es recta como si es
ligeramente convexa. En uno u otro caso no tiene importancia en cuanto a la utilidad del
serrucho. Para su buen funcionamiento es necesario que los dientes adyacentes tengan
la misma altura. Los dientes bajos no efectúan trabajo mientras se introducen en la
madera,' hacen que el serrucho s e deslice desigualmente. Hay que alinear los serruchos
para cerciorarse que no existen dientes que tengan demasiada altura, y si es necesario
rebajarlos, con el ob jetivo de igualarlos con aquello s que poseen menor tamaño.
NECESIDAD DE TRISCAR LOS SERRUCHOS

Los dientes de los serruchos necesitan ser triscados, para conseguir que el
serrucho efectué un corte ligeramente más ancho que el grosor de la hoja. La operación
de triscar consiste en doblar parte del diente a un lado y otro alternativamente. Es de
vital importancia, que el triscado sea exacto . Un triscado excesivo hace que el serrucho
corte con una anchura mayor, y Be-necesite efectuar mayor esfuerzo para el corte.
Cuando los dientes se encuentran demasiado triscados, se rompen con facilidad, por lo
cual solo debe triscarse el tercio superior y no todo el diente. Hay que dar el triscado
necesario para suavizar la fricción entre los lados del serrucho y el material que se corte.
FORMA DE LOS DIENTES DE LOS SERRUCHOS

El operario debe tener una idea clara de la forma correcta de los dientes antes de
intentar afilar el serrucho. .

Los dientes para cortar de través tienen la forma adecuada para producir incisiones
y cortar a través de la veta, tanto al empujar como al tirar suavemente: un 75% del corte
se hace al empuje.

Los dientes de los serruchos para cortar al hilo están conformados de manera que
el corte se efectué al empujar el serrucho para que cada diente corte como si fuera
cincel. La parte frontal de los dientes s e encuentra en ángulo recto con la línea de los
bordes cortantes

Si los dientes del Serrucho están afilados por una persona sin experiencia, puede
suceder que queden de, tamaño irregular y de diferente altura. Estos deberán ser
conformados, espaciados de forma uniforme y afilados nuevamente. Después que los
dientes del serrucho hayan sido uniformados en cuanto a tamaño y forma, se alinean
antes de triscarlos.

TRISCADORES

. Los triscadores se emplean para inclinar los dientes de uno y otro lado del serrucho.
Tienen núcleo móvil accionado por mangos que cuando se aprietan, presionan la parte
superior de los diente s contra una superficie angular sobre un yunque. Poseen
calibradores ajustables los cuales regulan la posición del núcleo móvil con relación a la
altura de los dien tes del serrucho. El yunque en algunos triscadores, puede .ser gira-
torio, pues esto permite diferentes ajustes.
MORDAZA.

Las mordazas se emplean para mantener los serruchos rígidos y a si evitar la


vibración mientras se afila. Cuando el operario efectúa un trabajo en un taller donde no
existe equipo especial para afilar los serru chos, puede construir un sujetador del tipo
mordaza.

Si es necesario igualar o reajustar un serrucho, se puede colocar la mordaza en


una pieza de 5X1 -0 cm.
sujeta por espárragos a un borde recto donde se sitúa el serrucho para su afilado. La
posición correcta para colocar la mordaza es, aproximadamente, a la altura del codo.

LIMAS TRIANGULARES .

Las limas para afilar serruchos tienen forma triangular; cónica y delgada. Las mas
empleadas son las de 1 5, 18 y 20 cm. La longitud más usada para' las líneas
extrafinas es la de 10 ó 12 cm. empleadas para serruchos normales y de dientes finos.
Las limas utilizadas para alinear serruchos tienen de 25 a 30 cm., generalmente. Los
mangos para las limas. Son muy. Útiles y de gran importancia para la seguridad del
operario. A menudo se coloca un pequeño corcho en el extremo de las lima pequeñas,
con el fin de proporcionar ai trabajador un mejor control. Los mangos para lima deben
ser seleccionados según el tamaño de la lima, y encajarse adecuadamente. El enrollado
de alambre o ia moldura metálica sobre el mango lo mantiene en su lugar y evita que la
lima gire dentro de el.

MÉTODO PARA AFILAR LOS SERRUCHOS


Al afilar los dientes de un serrucho es importante que la lima se mantenga con el
mismo ángulo o ángulos a !o largo de todo el serrucho con la finalidad de que cada uno
quede igual.

En el caso de serruchos para cortes de través, la lima debe sostenerse en un ángulo de


60° con respecto al lado de la hoja - cuando el serrucho se emplea para maderas
blandas - y de 70° para maderas duras
En los serruchos para cortar al hilo, la lima debe sostenerse a 90° con respecto al
lado de la hoja.
Al afilar los serruchos para cortes de través, la lima debe deslizarse horizontalmente
al lado de la hoja. Esto hace los dientes sean más uniforme en el tamaño. También
puede sostenerse la lima a un ángulo comprendido entre 5° y i 0° con respecto a la
horizontal

Este método hace que la lima se deslice más suavemente, con lo cual se consigue
alargar su vida. Sin embargo, los dientes deben aparecer de diferentes tamaños al ser
observados desde un lado.
Ambos métodos producen buenos resultados, aunque es más difícil dejar los dientes de
manera uniforme,
La uña del diente se obtiene al inclinar la parte superior de la lima, para los
serruchos de cortar al hilo y para .serruchos de cortar a través.

La uña puede variar para adaptarse a diferentes trabajos; cuanto mayor uña tiene el
diente, mas rápidamente corta el serrucho. Sin embargo, con una uña grande los dientes
del serrucho tienden a trabarse y efectuar cortes toscos.

Los dientes inclinados hacia adelante, como en los serruchos para cortar al hilo,
tienen una uña considerable, mientras que los dientes en ángulo recto, como los de los
serruchos para cortar de través, tienen menos uña.

El borde delantero de los dientes cortantes de los s erruchos para cortar al hilo esta a
90°, con respecto al lomo de los serruchos para cortar de través. Puede estar a un
ángulo comprendido entre 15 y 20° de la línea perpendicular al lomo del serrucho.

Al afilar los dientes de un serrucho para cortar de través, la lima debe sostenerse de
manera que afile en la dirección del mango. Cuando se emplea este método, s e aprieta
la lima más firmemente contra el borde posterior cortante del diente. En este caso, el
borde cortante delantero de los dientes 1 y 3, se afilan ligeramente Si se emplea
demasiada presión contra el borde cortante delantero de los dientes 1 y 3., el serrucho
puede vibrar y dé esta manera se acorta la duración del filo del serrucho.

Algunos operarios prefieren afilar hacia la uña sobre el borde cortante delantero de
los dientes 2 y 4., Cuando se emplea este método, la lima debe apoyarse ligeramente
contra el borde posterior de los dientes 3 y 5
Para que un serrucho este. en buenas condiciones es necesario que:

—Todos los dientes alcancen .igual altura.

—Todos estén a igual distancia.


—Estén .alternativamente inclinados uno a la derecha y otro a la izquierda, con igual
inclinación en toda la-hoja.

—-Sea igual, en todos, el ángulo, formado entre dos dientes consecutivos.

MÉTODOS PARA IGUALAR LOS DIENTES DE LOS SERRUCHOS

a) Se coloca la hoja en la tenaza o tornillo de modo que los ángulos entre dientes
estén. A unos 3 cm de los .labios de la mordaza. (Si se dejara a la sierra más
margen libre, al limar rechinarían los dientes con peligró de mellar la lima.
b) Se igualan los dientes del serrucho con una lima plana, la cual se pasa
suavemente por encima de la línea de los dientes, cuidando que de la misma no
sé desvíe uno u otro lado. Si los dientes desiguales fueran muchos se igualan
primero los más salientes; una vez igualados se les da forma con la lima triangular,
para no perder la huella, y luego se .igualan y a todos, hasta que la lima al pasar
por encima toque todos los dientes.

b) Se triscan los dientes, si fuera necesario al pasar cada diente por el triscador.
Antes habrá que graduar el triscador, teniendo en cuenta que la inclinación de los
dientes debe ser un tercio de su altura.

c) con la lima triangular apropiada, se lima de izquierda a derecha, un diente tras


otro, manteniendo la lima siempre en posición horizontal y perpendicular al
serrucho. Procure que la lima ajuste bien al ángulo de los dientes; sin hacer
demasiada pre sión, se pasa dos o tres veces la lima y al hacer el movimiento de
vuelta, s e levanta leve mente, usándola en un solo sentido, de atrás hacia delante.

Observaciones:

— Es importante no alterar el orden de las operaciones: primero triscar, luego limar. Si


se invierte, el filo de los dientes sometidos a la acción del triscador, se desgasta, queda
oblicuo y en la posición menos apta para el corte, que es lo que sucede al afilar después
de triscar.

— Antes de limar hay que asegurarse que la lima este bien sujeto al mango. Si
estuviera floja, jamás se pretenderá introducirla al golpear el extremo con la mano; de
con el dos o tres golpe-cito s sobre, el1 banc o y la lima se asentara en' su lugar.
— Si la lima se embota por llenarse- sus dientes de limaduras, no se debe sacudir
golpeándola, sino que se limpiara con la carda, cuyos alambres limpian bien las
estrías más finas, luego se pasa el cepillo de limas.
— Una vez usada la lima, no la deje abandonada sobre el banco, sino guárdela con
cuidado en el sitio correspondiente, para evitar que se embote con el serrín o polvo.

HERRAMIENTAS DE CORTE POR CUCHILLAS

Por lo regular, las máquinas de cepillar madera, dejan en la superficie pequeñas


ondulaciones que posteriormente, en la terminación del trabajo, hay que eliminar.
Existen además otros muchos trabajos como acoplar puertas, lo mismo en muebles
que en construcción; hacer acopiamiento de dos o mas piezas; alisar la madera en el
acabado de las superficies, etcétera, Las herramientas empleadas para realizar los
trabajosa señalados anteriormente son: el cepillo, el garlopín y la garlopa .

Es necesario conocer las características de cada una de estas herramienta a para.


Poder, en un momento determinado, de acuerdo a la magnitud del trabajo, hacer una
correcta selección.

CEPILLO DE ALISAR
Este cepillo es de 23 cm. de longitud (Nos. 3 y 4) \ con un corte de filo de unos 5 cm. de
anchura. Se ajusta perfectamente a la mano y se emplea para alisar superficies que
necesitan ser planas y exactas.

Generalmente, la cuchilla es plana y recta, con las esquinas ligeramente redondeadas.


Cuando se emplea

de esta manera, el cepillo elimina las irregularidades hasta dejar el mismo grosor en
todas las partes.
El garlopín No 5, tiene 35 cm. de longitud con una cuchilla de 5 cm. de ancho. Se
emplea para trabajos de cepillado en general. La cuchilla a menudo está rectificada
para darle un filo ligeramente convexo. Este tipo de filo es muy eficaz para desbastar
superficies rugosas. .

GARLOPA
La garlopa No. 6, tiene 45 cm. y lleva una cuchilla de 6 cm. Muchos ebanistas la
prefieren para trabajos generales como sustituto del cepillo de juntas, ya que es lo
bastante larga para rectificar los cantos. En los acoplamientos.

CEPILLO DE JUNTAS

Este cepillo No. 8 (garlopa) tiene 60 cm. de longitud con una cuchilla de 6 cm. de
ancho. Como su nombre indica, se emplea para obtener superficies completamente
rectas y hacer acoplamientos en general.

CEPILLO DE CONTRAFIBRA

Existe, además de los mencionados anteriormente, el cepillo de contrafibra, el cual


se construye en diferentes tamaños, desde 9 a 17 cm. de longitud; su cuchilla
normalmente tiene 4 cm. de ancho. Se emplea ampliamente para cepillar el contrahilo y
ajustes pequeños, además, se puede usar con una sola mano, mientras que con la otra
se sostiene la pieza contra un objeto fijo .

PARTES DE UN CEPILLO

La colocación y nombres de las diferentes partes de que consta un cepillo es general


para todos, entre los que se encuentran cepillos de alisar, garlopín, garlopa y el cepillo
de juntas.

El cepillo. Sus partes.


1, cuchilla doble (cuchilla y madrina); 2, cuchilla; 3, madrina; 4, tornillo para el ajuste de
la cuchilla doble; 5, cuña; 6, tornillo de ajuste para la cuña; 7, pieza central completa; 8,
palanca de ajuste "Y"; 9, tuerca de ajuste de la palanca "Y";
10, palanca de ajuste lateral; 11, tornillo para fijar la pieza central; 12. mango; 13, perilla:
14, perno y tuerca para el mango; 15, perno y tuerca para la perilla;
16, base; 17, tornillo de ajuste para la pieza central; 18, palanca de leva.

DESCRIPCIÓN Y FUNCIÓN DE LOS MECANISMOS DE AJUSTE DE LOS CEPILLOS

Los cepillos tienen unos controles para ajustar la abertura del paso, la profundidad
de corte y los movimientos laterales. La función de cada uno de estos controles debe ser
entendida perfectamente para que pueda ser usado en cualquier momento.
AJUSTE DEL PASO O DE LA BOCA

El ajuste del paso en el cepillo, garlopín o garlopa se efectúa al mover el tornillo de


ajuste para la pieza central hacia, adelante o, hacia atrás, deslizándolo sobre el soporte.

En el cepilo de contrahilo este ajuste se efectúa al mover el tornillo y la sección


deslizante del fondo del cepillo, mediante el nivel de ajuste.

Estos controles de ajuste hacen posible variar la distancia entre el filo de la cuchilla y
el borde delantero de la abertura. En la mayoría de los casos, con el ajuste
completamente cerrado, se efectúa un cepillado desigual. Esto debe producir un corte
muy fino sobre madera de fibras onduladas o sinuosas. Para alisados finos, se emplea
un .ajuste cerrado, pero para alisados bastos y sobre maderas resinosas, se trabaja con
el paso abierto, lo cual permite el alisado basto y evitaba obstrucción.

AJUSTE DE LA PROFUNDIDAD ,

El mecanismo para el ajuste de profundidad está formado de un balancín que encaja


en la ranura de rompevirutas. La cuchilla doble se mueve hacía arriba o hacia abajo
mediante el giro del tornillo, hacia la derecha o hacía la izquierda, con lo cual se obtiene
una variación en la profundidad del corte.

AJUSTE LATERAL

El control del ajuste lateral esta remachado en la pieza central. En el extremo inferior
de este control hay Una arandela redonda remachada, la cual se introduce en la ranura
que hay en la hoja de la .cuchilla,, Al accionar esta c ontrol se mueve la cuchilla hacia la
derecha o la izquierda, permitiendo el ajuste del filo del cepillo.

MADRINA
La madrina, cabezal de hierro del Cepillo tiene tres funciones:

—Sirve para reforzar la hoja del cepillo.


—Tiene una ranura en la que encaja la uña de control lateral en forma de Y, la cual
también sirve para regular la profundidad del corte.

—El extremo inferior curvado riza las virutas cuando pasan, a través de la abertura
del cepillo;

El extremo inferior del rompevirutas debe fijarse fuertemente contra la hoja de la


cuchilla, para que las virutas no puedan introducirse entre este y la cuchilla.
El extremo inferior del rompevirutas debe ajustarse a 1, 5 mm del filo de la cuchilla
para que pueda cepillarse la madera blanda.

CÓMO DESMONTAR EL CEPILLO


a) Se levanta la palanca de leva y se quita la tapa. Esto, permite quitar la doble hoja.
b) Para separar el rompevirutas de la cuchilla SE floja e l tornillo y se desliza la uchilla
sobre el rompevirutas hasta que la cabeza del tornillo coincida con el agujero cir-
cular que hay en la cuchilla.

CÓMO AJUSTAR LA ABERTURA DEL CEPILLO

a) Se aflojan los tornillos de fijación se gira el tornillo de ajuste de abertura hacia la


derecha o hacia la izquierda.
b) Después del ajuste se vuelven a apretar los tornillos de fijación. En un cepillo de
base sólida, la abertura puede ser ajustada solamente cuando el tamaño de la
abertura .necesite ser cambiado.

MONTAJE DE LA CUCHÍLLA Y LA M ADRINA

Para juntar la cuchilla y la m adrina:

a) Se pone la madrina sobre el lado plano de ]a cuchilla, en el tornillo en el


ensanche de la ranura.

b) Se corre la madrina hacia atrás.

c) Se !e da la vuelta hasta, quedar paralela con la cuchilla.

AJUSTE DE LA MADRINA

Adelante la madrina hasta que la punta quede un poco atrás del tilo de la cuchilla.
La madrina no debe sobresalir del nivel del fílo.
Para trabajos en general, la madrina debe quedar I ½ mm aproximadamente del filo
de la cuchilla hacia atrás. En maderas nudosas o a contrafibra, la madrina debe
ajustarse lo mas cerca posible del filo.
Después de ajustar el filo convenientemente, sostenga la cuchilla y la madrina con
firmeza y apriete el tornillo, para aprisionar ambas piezas.

MONTAJE DE LA CUCHILLA DOBLE

Coloque la cuchilla doble con el bisel hacia abajo, sobre la pieza .central. Preste
atención de que el rodillo en la palanca de ajuste lateral, el extremo o punto de la
palanca de ajuste y la cabeza del tornillo de ajuste de la cuchilla doble estén
correctamente asentados.

MONTAJE DE LA CUÑA DEL CEPILLO


Coloque la perforación de la cuña en el tornillo y corra la cuña hacia abajo para
ajustaría al tornillo, apriete la palanca de leva hacia abajo. Si la cuchilla esta en su
correcta posición, la leva se cerrara Con facilidad, de, lo contrario afloje un poco el
tornillo de la cuña.

Nota.: La presión de la cuña sobre la doble hoja puede variarse con solo apretar el
tornillo. Esta presión debe ser ajustada para permitir que los ajustes laterales y de
profundidad puedan hacerse con facilidad, y de manera que una vez efectuados estos
ajuste, los mantenga durante todo el trabajo. Si el soporte hace demasiada presión,
puede darse el caso de que se rompa la leva; si hace poca presión, los ajustes no
quedaran fijos. Si la cuchilla no esta firmemente sujeta cuando la. Leva se halle en su
lugar, apriete un poco el tornillo de la cuña.

MANERA DE GRADUAR EL GRUESO DE LA VIRUTA

Póngase el cepillo boca arriba, mire a lo largo de su base y dé vuelta a la tuerca de


ajuste, hasta qué el filo sobresalga casi tanto como el grueso de un cabello.

Para graduar la uniformidad de la viruta, mire a lo largo de su base y mueva la


palanca de ajuste lateral hacia la derecha o la izquierda, hasta que la línea del tilo
quede paralela a la base del cepillo.

AFILADO DE LAS CUCHILLAS DE LOS CEPILLOS


Para obtener los mejores resultados con un cepillo, la cuchilla, debe ser rectificada
y afilada a un ángulo determinado es de vital importancia conocer las ventajas de usar
herramientas afiladas. La mayor dificultad surge cuando usamos un cepillo con cuchilla
sin filo. Las herramientas afiladas son más fáciles de manejar, obteniéndose mayor
precisión y seguridad en el trabajo.
La parte del cepillo que realmente corta es la cuchilla 3a la cual se fabrica de acero
para herramientas.

Las cuchillas deben ser afiladas y asentadas correctamente, el ángulo del bisel
debe estar comprendido entre los 2.5 y 30º, Esto hace que el filo tenga una base de
resistencia considerable.

¿CUÁNDO DEBE AF ILARSE UNA CUCHILLA?

Cuando el filo de una cuchilla presenta muescas, desgaste, o se ha redondeado por


afilados incorrectos la cuchilla debe afilar se nuevamente.

NORMAS GENERALES PARA EL AFILADO EN LA ELECTROESMERILADORA

El afilado de la cuchilla del capillo requiere cierta habilidad y destreza manual. La


posición correcta ante la máquina de afilar y la manipulación de la cuchilla, son: factores
determinantes para., lograr un buen afilado.

El primer paso es ver si el soporte de herramientas esta en la posición adecuada, si


esta separado de la piedra a la distancia justa y si se encuentra, firmemente sujeto en su
posición.

Después, ajuste la pantalla de seguridad sobre-la muela para permitir una buena
visión de la .parte que se esté afilando, y que a la vez sirva de protección al operario
contra las partículas que salen despedidas.

Precaución: Si la electroesmeriladora no está equipada con pantallas protectoras,


deben emplearse gafas provistas de vidrios de seguridad

Ponga la máquina en marcha, apoye la herramienta en el soporte, acercándola


hacia la superficie de la muela en giro y aplique ligera presión para empezar el afilado.
Enfríe la herramienta en .agua, pues se calienta al afilarse.
Precaución: Las herramientas endurecidas pueden perder su temple si se
sobrecalientan, introdúzcalas en agua cada cierto tiempo.

Afile la herramienta en la forma deseada, moviéndola de un lado a otro a travé s de


la superficie de la muela. Este movimiento evita que se hagan ranuras en la muela y se
obtiene una superficie plana en la herramienta.

Precaución: .Mantenga, los dedos, alejados de la muela .cuando gire. También es


motivo de seguridad que el soporte de la herramienta esté cerca de la muela, para evitar
que aquella se deslice en el espacio comprendido entre el soporte y la muela.

ASENTADO DE LA CUCHILLA

Afilada la cuchilla, suele quedarle una rebaba (resalto de materia sobrante), que se
hace desaparecer al pasarla por otra piedra mas fina. Esta operación se llama asentar.
Las piedras de asentar son calizas ó artificiales, se fabrican de diferentes tamaños y
formas. Una piedra muy empleada es la de 2,5 X 20 cm.

Las piedras de. Carburo de silicio y las de aluminio están hechas de abrasivos
artificiales. Se pueden conseguir de grano grueso, mediano y fino. También hay piedras
que tienen grano grueso por un lado y fino por el otro.

Las piedras de asentar deben usarse siempre bañadas en aceite para obtener
mejor filo, afinar mas rápidamente y para que la piedra no se cubra con pequeñas virutas
de metal, las cuáles disminuirían sus cualidades.

NORMAS PARA UN BUEN ASENTADO.

a) Colocar e! bisel de la herramienta bien asentado sobre la piedra.

b) Mover !a hoja a través de la piedra manteniendo un movimiento en forma de "8",


o bien mover la cuchilla a lo largo de la piedra con un ligero movimiento circular. Debe
emplearse toda la superficie de la piedra.

c) Procurar que el ángulo entre la cuchilla y la piedra sea el mismo en todo el


recorrido.

d) Después de asentado el bisel se gira la hoja, manteniéndola plana, y se efectúan


unas cuantas pasadas por el lado liso de la cuchilla .

e) Proseguir el afilado hasta que desaparezcan las rebabas del filo.

f) Procurar que la piedra de asentar s e desgaste uniformemente.


g) Para evitar que el cepillo deje marcas en la madera, las esquinas de la cuchilla
se deben redondear ligeramente.

LABRADO DE SUPERFICIES
Labrar una madera es dejarla bien cepillada por sus caras y cantos, de modo que
resulten superficies completamente planas, con los cantos a escuadra y las medidas
exactas. Para hacer bien esta operación se seguirán las normas siguientes:

a) Examine antes la madera para comprobar la dirección de la veta. Las maderas


duras y con fibras onduladas se rajan al sacar las virutas gruesas. Es preferible dar
pasadas cortas y cortes finos.

b) Dejar bien sujeta la madera que se ha de cepillar, en la prensa, o con un tornillo


o contra el corchete.
c) Sostener el cepillo con la mano izquierda sobre el pomo y con la mano derecha
colocada sobre el mango.

d) Comenzar y terminar el corte, manteniendo el cepillo horizontal a la pieza y


paralelo al borde: ejerza presión en la parte delantera del cepillo al comenzar y en la
parte trasera al terminar. Nunca se comenzara el corte con la punta del cepillo hacia
arriba, ni sé terminará con .la punta hacía abajo, ya que daría por resultado superficies
curvas .

NORMAS PARA EL APLANADO DE SUPERFICIES

a) Se labra una cara, teniendo en cuenta siempre las normas expuestas


anteriormente. Para comprobar sí la superficie está completamente plana se coge una
regla y se aplica de canto sobre la superficie a contraluz; esto se hará, con la regla en
sentido longitudinal, transversal y diagonal. Si la superficie está bien plana, la regla
deberá coincidir en-cualquier dirección; en caso contrario acusará las ondulaciones que
hubiere. En vez de una regla puede emplearse una escuadra. También puede
comprobarse al utilizar las entreguardas. Por este pro cedimiento se advierte enseguida
el alabeo.

b) A continuación se cepilla un canto. Durante las pasadas, la presión será uniforme


sobre ambos extremos del cepillo o de la garlopa, para evitar, que se formen
sinuosidades en la superficie. El cepillo debe sostenerse en ángulo recto con la cara de
la pieza que se trabaje, y sujetarse; se aplica la escuadra para ver los defectos salientes;
se aplica .nuevamente la herramienta hasta dejar e l canto bien plano y en ángulo recto
con la cara. La escuadra nos cerciorara de la exactitud del trabajo.
Nota. .Es importante que al fija la tabla en el tornillo del banco, la cara que se ha
labrado quede al exterior.

c) Una vez labrada en una pieza la cara y el canto, hay que dejarla al ancho y
grueso determinado. Para esto, a partir del canto labrado, se toma sobre la tabla la
distancia que s e desea con el metro; sobre esta distancia se aplica el vástago ¿el gramil,
asegurándolo con el tornillo prisionero; se desliza el gramil a lo largo del canto labrado, y
se marca la línea por ambas caras. Así dispuesto, se labra el nuevo canto igual al
anterior. Con el mismo procedimiento, se traza el grues o con el gramil y se labra la cara
restante.

Nota. Si el sobrante resultara un listón aprovechable,


se corta con el serrucho 1 mm por fuera de la línea; para que luego, al labrar el
canto, no pierda su medida.

APLANADO DE TESTA

Los lugares más delicados para cepillar en una pieza de madera son las testas o
cabezas, puesto que si no se tiene el cuidado necesario se pueden astillar fácilmente y
echarse a perder la pieza.

Las testas o cabezas de las piezas de madera deben cepillarse desde cada lado
hacia el centro.

Advertencia: Si el empuje con el cepillo se prolonga a todo lo ancho del extremo de


la tabla, el extremo opuesto puede astillarse cuando el cepillo pase Sobre él.

CHAFLANES

Se llama chaflán a la cara que resulta en una pieza al rebajar una de sus aristas.

CÓMO EFECTUAR CHAFLANES

a) Marque a la anchura del chaflán, calibrando los dos bordea y los extremos de
una cara a lo largo de la tabla y también la de los bordes y extremos del canto . Estas
medidas se calibran con la ayuda del gramil.

.
b) Fije la tabla firmemente: incline el cepillo y. cepille el canto a favor de la veta,
como si se cepillara un canto de la tabla .

c) Compruebe el chaflán con una falsa escuadra en diferentes lugares a lo largo de


todo el borde de la tabla.

d) Cepille el chaflán en el extremo de la tabla, fijando la tabla en el tornillo de


banco. Tenga en cuenta al cepillar, hacerlo desde los extremos hacia el centro, para
evitar que las fibras exte riores se rompan.

LABRADO DE SUPERFICIES CILINDRICAS

a) Se saca la pieza cuadrada (los cuatro lados ala medida del diámetro deseado),
b) Con una regla , se traza por las cabezas las diagonales para hallar el centro .

c) Con el compás de punta, se traza en ambos extremos la circunferencia y


después , las líneas.

d) Desbaste las cuatro aristas con el cepillo hasta llegar próximo a las líneas. Al
finalizar se habrá obtenido un octógono.

e) Cepille las pequeñas aristas restantes hasta llegar próximo a la circunferencia


trazada en las cabezas. Debe tenerse la precaución de no eliminar el trazo de la
circunferencia al cepillar, pues se corre el riesgo de reducir la medida, y además que la
pieza no quede cilíndrica. Para esto lo más aconsejable es que la cuchilla del cepillo
sobresalga lo necesario.

f) Para eliminar las pequeñas aristas que quedan se puede emplear papel de lija
grueso.

LABRADO DE RANURAS

La ranura es una especie de canal estrecho y largo que se abre en la madera; tiene
múltiples aplicaciones en la carpintería en general.
En la operació n de ranurar a mano, se emplean el acanalador, el cepillo universal y
el cepillo de machihembrar.

LABRADO DE REBAJO
El rebajo es un corte que s e da en el canto de las. Piezas para disminuir su
espesor. Para esta operación la herramienta más apropiada es el guillame y el cepillo
universal.

ABRADO OE SUPERFICIES ARQUEADAS

Para este trabajo se emplean diversas herramientas, según la complejidad que


presente la forma de la Pieza

MÉTODO DE FIJACIÓN DE PIEZAS


GENERALIDADES
En general, se da el nombre de puntilla a una pieza cilíndrica de hierro, larga y
delgada, con cabeza y, punta que se utiliza en los trabajos de ebanistería. Estas pueden
ser de distintos tamaños y gruesos. Usualmente son de acero o de hierro dulce,
obtenidas por troquelado. Estas puntillas se emplean para el acabado de exteriores e
interiores; tienen un vástago de alambre fino y la cabeza es más pequeña que la de
puntillas de otras características. Pueden colocarse por debajo.
de la superficie con un botador, dejando solo un pequeño orificio, el cual puede taparse
en el momento de aplicar el acabado. Las puntillas se utilizan en ebanistería en las unio-
nes de piezas y en el enchape de tableros. Deben clavarse con un martillo, proporcional
a su tamaño. La solidez del ensamble se aumenta al introducirlas algo inclinadas, y al
escogerlas más largas para maderas blancas que para maderas duras.

La resistencia de la puntilla depende de su mayor o menor penetración en la madera


y del modo de clavarla. La unión es más fuerte si la puntilla se clava a través de las
fibras que si se clava en su dirección.

MARTILLO DE OREJAS

Los martillos utilizados por los ebanistas son de orejas. Se fabrican de acero para
herramientas y tienen distintos pesos.
El martillo consta de las partes siguientes: oreja, cabeza, cuello, cara, cuñas, ojo de
la caja, mejilla y mango. Las operaciones más frecuentes del martillo de oreja son
golpear, clavar y sacar puntillas.

Es importante seleccionar adecuadamente el pes o del martillo, de acuerdo con la


operación que se va a realizar, para obtener un buen rendimiento en el trabajo.
EMPLEO DEL MARTILLO
Para golpear o clavar se toma el mango del martillo cerca de su extremo libre. Esto
permitirá golpes más seguros y efectivos; para sacar puntillas, el martillo debe tomarse
por el extremo del mango con las orejas hacia adelante. Las orejas del martillo se
introducen debajo de la puntilla y se tira del mango hasta alcanzar la posición vertical. Si
la cabeza de la puntilla sobresale bastante o hay que efectuar una gran palanca, se
coloca un taco debajo de este para elevarlo lo suficiente y poder tirar del mango .

Los movimientos para usar el martillo deben hacerse con destreza y seguridad para
evitar golpearse las manos, o que las puntillas se doblen. Para clavar puntillas descanse
la cara del martillo sobre esta, luego levántelo con ligero movimiento hacia atrás y golpee
la puntilla para fijarla y determinar la dirección del golpe . Siempre se debe golpear con la
cara del martillo y de modo que su centro haga contacto con la cabeza de la puntilla.

La puntilla de media cabeza o sin cabeza debe ser golpeada aproximadamente


hasta 1 rnm de la superficie de la madera y se terminara de introducir con un botador; de
esta forma se evita dañar la madera con los golpes de martillo.
CLAVADO DE TABLEROS

La introducción de puntillas en ángulo recto en la superficie de la tabla se conoce


con el nombre de clavado en la cara. Este es el mas común de los clavados. Se
emplea para sujeción de tablas.

Las puntillas no deben introducirse muy al extremo de la tabla, pues pueden


astillar la madera. Es preferible alternar las puntillas que clavarlas en línea recta.

CLAVADO EN EL EXTREMO

Este tipo de clavado se hace introduciendo la puntilla en ángulo con la cara o


extremo de la tabla cerca del lugar donde encaja la base. Generalmente en este tipo
de clavado el martillo deja sus marcas alrededor del lugar donde se ha clavado.

CLAVADO EN EL BORDE

Este tipo de clavado se emplea en el revestimiento machihembrado porque


tiende a sujetar la tabla firmemente y la cabeza de la puntilla no se ve sobre la
superficie acabada.

La puntilla se coloca en un ángulo de 50 con la superficie del borde de la tabla;


se clava hasta que la cabeza de la puntilla quede a nivel con la cara de la tabla.
Para fijar la puntilla en su tugar se ladea el martillo hasta que la cara quede en ángulo
recto con la superficie del suelo. Esto hace que el martillo doble la espiga y deje la tabla
firmemente pegada.

REMPLAZO DE LOS MANGOS DE LOS MARTILLOS

Cuando el mango de un martillo se daña o pierde su ajuste en la cabeza, debe


remplazar se aníes de utilizar la herramienta. El uso de un martillo con el mango en mal
estado puede causar' daño a quien lo use o una he rida de gravedad a un compañero.

El primer paso para remplazar el mango de un martillo quitar el mango viejo. Si el


mango esta , firmemente ajustado en La cabeza, serruche el mango viejo cerca de la
misma. Sin embargo, no debe hacerse tan cerca que los dientes del serrucho vayan a
tocar y dañar la cabeza. Para este objeto puede utilizarse también una segueta.

Coloque la cabeza del martillo en el tornillo de banco y taladre un agujero en la parte


del mango que queda, en la cabeza; quite el resto del mismo empujándolo fuera de la
cabeza.
El nuevo mango debe ajustarse sin holgura en la cabeza del martillo., Use una
escofina para conformar el mango al tamaño del agujero de la cabeza. De vez en vez
compruebe el ajuste de la cabeza en el mango y asegúrese de que no quita demasiado
material al nuevo mango. Después de obtener el ajuste correcto, intro dúzcalo
firmemente en la cabeza, golpeando su extre mo con una maceta.

EMBUTIDORES O BOTADORES
Los botadores se emplean para embutir la cabeza de las puntillas debajo de la
superficie de la madera. El agujero que deja puede taparse. Embutir las puntillas y tapar
los agujeros que quedan en la superficie del exterior es de gran importancia, pues las
puntillas que quedan expuestas al aire y humedad se oxidan y afean la superficie. Los
botadores están hechos de acero para herramientas y tienen los extremos endurecidos
para mantener su forma. La parte intermedia es blanda y generalmente moleteada para
que no se resbale de los dedos. La cabeza cuadrada evita que el clavo se doble cuando
se coloca sobre superfi cies inclinadas, y también ayuda a colocar el botador en su lugar
sobre las puntillas.

El extremo tiene forma acopada para que no se deslice de la cabeza de la puntilla.


Los tamaños O, 8, 1, 2, 2, 3 y 3 mm se refieren al diámetro de la copa del botador. Estos
diferentes diámetros deben encajar en un gran numero de puntillas. Para puntillas finas
se aconseja el empleo de botadores de O, 7 a 1,5 m y para puntillas mayores los de 2 a
3 mm.

TENAZAS

Esta herramienta se utiliza para extraer puntillas o para cortarlas. Es de hierro


acerado y esta compuesta de dos puntas unidas por un perno.

Para usarlas se aprisiona la puntilla u objeto que se va a extraer, y se hace palanca


sobre sí mismo. Para que no se dañe la madera, se hace palanca sobre un taco de
madera.

PATA DE CABRA

Las patas de cabra pueden ser rectas de punta y uña o de "cuello de ganso". En
ambos casos, tiene una uña en una punta. El otro extremo tiene forma de cuña de cincel
y esta doblado en un ligero ángulo a la barra
La pata de cabra se utiliza Para aflojar tablones y tablas para sacar puntillas de la
madera. La punta en forma de cuña se inserta en las tablas que van a quitarse, se
aflojan al ejercer presión de palanca sobre el otro extremo de la barra. La uña se utiliza
en la misma forma que el martillo.

HERRAMIENTAS DE CORTE POR PERCUSIÓN


GENERALIDADES
El ebanista debe estar habituado a seleccionar las herramientas de tilo cortante ,
como los formones, escoplos y gubias -. Estas herramientas están hechas de acero de la
mejor calidad, endurecidas y templadas para que sean extremadamente duras y tenaces
y puedan asentarse con el fin de conseguir bordes muy afilados. También debe
acostumbrarse a trabajar con las herramientas en buen estado, pues con el tiempo
obtiene mayor satisfacción en su trabajo.

Todas las herramientas cortantes deben mantenerse afiladas que de esta manera
pueden controlarse más fácil y eficazmente, y si se produc en accidentes, son de menor
gravedad que los producidos por herramientas melladas. Dichas herramientas son de
suma importancia para trabajar la madera, y se emplean para hacer biseles, ranuras,
escopleaduras, rebajos, etcétera. Su buen funcionamiento depende del correcto afilado y
asentado. .
El ángulo de corte debe, además estar en relación con la sección del formón,
escoplo o gubia y con la clase de madera que se va a trabajar: para maderas blandas,
mas agudo su bisel, menos agudo para maderas duras.
El ángulo de relieve, y por tanto el de trabajo, dependen de su uso; cuando se usa
con el mazo, el ángulo será mayor a menor.

FORMONES PARA MADERA


Los formones para madera se fabrican en una gran variedad de tipos y tamaños,
según sus diferentes aplicaciones. Se construyen con los bordes perpendiculares a las
caras o biselados. Los formones con bordes rectos normalmente son mas resistentes
que los de los bordes biselados, pero son mas difíciles de afilar y asentar. Se dividen en
tres grupos de acuerdo con la manera corno se inserta el mango con la cuchilla.

Los formones con la rabera introducida en el mango son útiles para labrar madera.
Los mancos no están diseñados para soportar golpes fuertes.

Los formones con casquillo tienen un casquillo donde se introducen los mangos. Son
mas adecuados para operaciones de cincelado duro.

Cuando los mangos se han astillado a causa de los golpes, deben ser sustituidos
rápidamente. Algunos formones tienen los mangos fijos permanentemente a la hoja.
Estos mangos están hechos de madera y acere . Se fabrican en 3 longitudes de hoja,
de 14, 12 y 9 cm El formón con la hoja de 14 cm se conoce con el nombre de formón
ancho. Los que tienen la hoja de 9 cm se conocen con el nombre de formón para
asentar bisagras.

Los formones se fabrican en los tamaños siguientes: 3, 6, 1,0, 12, 15, 19. 22,
25. 30, 37, 43 y 50 mm, También pueden adquirirse en grupos de 6, 9o 12, de
diferentes-tamaños, en estuches de hule.

MANGOS PARA FORMONES

Los mangos para formones también pueden adquirirse por separado. Están hechos
en tamaños adecuados para encajar en el casquillo del .formón. El casquillo de cuero
tiende a evitar que se astille el mango cuando se golpea con el mazo.,

ESCOPLOS

El escoplo tie ne una hoja estrecha, destinada a escoplear mortajas profundas y


estrechas para uniones de espigas y mortajas. Este trabajo requiere mucha. acción de
palanca con el escoplo para extraer las astillas;, por tal motivo, el escoplo tiene un
espesor extra en el cuerpo para evitar rotura.

Existen otros escoplos de la misma figura que el escoplo de vástago hueco, pero
tienen una hoja muy fuerte y pesada Estos son destinados a trabajos pesa dos de
carpintería.

GUBIAS

Las gubias para madera se fabrican con la rabera introducida en el mango o con
casquillo, según se quieran emplear, para trabajos ligeros o duros.

Están construidas en los mismos tamaños que los escoplos y pueden tener filo
exterior o filo interior.
MAZOS

Los mazos de madera se emplean para golpear los escoplos, gubias, formones, etc.
Están hechos de madera dura. como por ejemplo: júcaro, sabicú, ácana y , otras; se
pueden construir de diferentes tamaños y pe sos, como también de diferentes diámetros,
de acuerdo con el trabado que se vaya a realizar.

MANEJO DEL FORMÓN

Para realizar el trabajo con esta herramienta se


empuja el mango con la mano o se golpea con la mano derecha; si ello no bastara,
con el mazo. Los formones son las herramientas manuales mas peligrosas, pues
pueden herir gravemente, ya por dis tracción o por imprudencia. Su filo es biselado, y
debe cortar como una navaja.

Para que el trabajo del formón sea eficaz:.

—El eje del mango debe coincidir con él de la herramienta y estar bien asegurado.

. —Maneje la herramienta con la mano derecha, mientras la izquierda lo acompaña,


asiéndola por la hoja. Evite asegurar la pieza con la mano izquierda, pues es muy
fácil que se escape la herramienta, y ocasione desagradables consecuencias.

—Los golpes con el martillo sobre el mango la deterioran y rompen fácilmente. Use
con preferencia el mazo.
-—El filo se empuja en dirección contraria al operario, colocando las dos manos detrás
del borde cortante como lo indican las figuras 8. 11 y 8. 12.

TÉCNICA DE CORTE

—La pieza que se ha de trabajar se inmoviliza rígidamente por medio de presilla,


.prensa, etc.

—Observe en la madera la dirección de la fibra. Los cortes longitudinales se harán


según la veta.

—Se llevará el formón con el bisel hacia arriba o hacia abajo, según el trabajo; en el
segundo caso es más fácil dominarlo.

—Al rectificar ranuras, mantenga el bisel hacia arriba. Si-se lleva el formón inclinado
hacia un lado, facilita el trabajo y conserva el corte más tiempo afilado que si se
empuja hacía adelante.

—En el caso de maderas con fibras irregulares, mueva el formón en zigzag, mientras
se hace avanzar.

—Para quitar la madera sobrante, junto a la línea, el formón se usa con el bisel hacia
abajo, para impedir penetraciones profundas en las piezas.

Al hacer entalladuras a través de la, es mejor dar los cortes exteriores con un
serrucho fino. El sobrante se quita con el formón por ambas partes hacia centro,
para impedir astillados en los bordes. Para entalladuras muy anchas, se darán
varios cortes con el serrucho, con el fin de que las astillas sean cortas y .fáciles de
quitar.

Observaciones

—Cuando el trabajo lo permita, ponga la pieza de canto sobre el banco, llevando el


formón verticalmente, pues su mejor visibilidad permite efectuar los cortes con más
precisión.

—Al tener que realizar cortes curvos, se hace uso del serrucho de punta, y después
se utiliza el formón, procurando seguir la veta de la madera.
REBAJOS Y BISELES CON EL FORMÓN

—Sostenga el formón con una mano y emplee la otra mano para guiarlo.

Nota: El formón debe apoyarse en la cara opuesta sobre la superficie donde se acaba de
marcar los curtes sobre superficies planas y convexas. Para recortar superficies
cóncavas, el bisel debe estar sobre la superficie.
- Los cortes deben hacerce empujando el formón a favor de la veta o a través de la
veta.
- Se siguen haciendo cortes ligeros hasta que la pieza tenga el tamaño y la forma
necesaria.

MANEJO DE ESCOPLO

El escoplo se utiliza para practicar aberturas lla madas escopleaduras o cajas en la


madera. La pieza que va empotrada en la escopleaduras se llama espiga. Este trabajo
normalmente se realiza a maquina y si se hace a mano deben seguirse las normas
siguientes:

a) E! marcar de antemano él contorno de la escopleaduras asegura, bien la madera


sobre la superficie del banco.
b) Con la mano izquierda se toma el escoplo por el mango y el bisel hacia el frente, y
con la derecha se coge el mazo, con el que se golpea.

c) El escoplo se clavará poco a poco y con movimientos de vaivén se hará saltar la


madera, avanzando y ahondando hasta alcanzar la profun didad fijada.

d) Debe llevarse el escoplo perpendicular a la p ieza y no oblicuo, siguiendo siempre


la línea dibujada.

OBSERVACIONES

—No sé debe clavar con exceso el escoplo para adelantar más la tarea, sin
levantar el material. Por capas sucesivas. La cara plana ha de apoyarse sobre por
el lado que se escoplea.

—No es posible recortar bien con un escoplo mal afilado. Las cajas abiertas se
escoplean 'la mitad por cada parte.
-Para evitar cortes en el banco y mellas en el afilado de los escoplos, ponga una
tabla debajo de la pieza.

-El mango debe golpearse sin mirar, y ponerse toda la atención en el filo del
escoplo.

EMPLEO DE LAS GUBIAS.

La gubia se emplea de igual forma que el escoplo para recortar.

Para superficies cóncavas se debe seleccionar una gubia afilada interiormente,


y para superficies convexas, una gubia afilada exteriormente.

AFILADO Y ASENTADO DE LAS HERRAMIENTAS DE CORTE POR


PERCUSIÓN

Afilar es rebajar la herramienta que tiene el corte mellado, embotado o gastado.


Deberá afilarse la herramienta:

a) Cuando el filo este mellado.

b) Cuando el filo se haya desgastado; el filo redon deado o abrillantado denota su


embotamiento.
c) Cuando el bisel se haya redondeado por haberlo asentado mal por descuido.

Para afilar los formones y escoplos se toma la herramienta con ambas manos, se
apoya sobre el soporte y se sitúa el bisel hacia la piedra. La hoja se mueve lentamente
de izquierda a derecha, en sentido horizontal; para afilar el bisel a .todo lo ancho y no
hacer ondulaciones en el corte ni en la piedra, se debe mantener una presión uniforme
en la herramienta contra la piedra y vigilar su inclinación. Observe el material que va
siendo rebajado, para evitar desgastes innecesarios de la herramienta.
Si el borde posterior de un formón esta afilado no se necesita asentar mucho el bisel
para obtener el canto afilado.

Para asentar las gubias se empleará una piedra de cantos redondeados que se
adapta mejor a la sección de las gubias diseñadas para ser sostenidas con una mano,
mientras con la otra se sostiene la gubia.

Las piedras para asentar gubias, como se muestra en la figura 8. 30 A y B están


para ser sostenidas con una mano, mientras con la otra se sostiene la gubia.

CUIDADO DE LAS PIEDRAS DE ACEITE


Las piedras nuevas tienen superficies planas. Para mantenerlas en estas
condiciones y prolongar su vida, es de suma importancia que la superficie total de la
piedra se desgaste uniformemente. El asentado de gubias, formones estrechos y otras
herramientas cortantes cuando se realiza en el centro de la piedra puede causar
depresiones eventuales. Dichas depresiones hacen que esta no pueda ser .utilizada
para obtener superficies planas en cuchillas y formones anchos. Si se pasa una piedra
de esmerilar sobre toda la piedra de aceite, la desgasta y deja plana sus superficies.

Si las piedras de aceite se mantienen limpias, libres de polvo y de finas partículas de


metal o virutas, el asentado Se efectúa mas eficazmente. De otra manera, si existen
partículas extrañas puede embotar los poros d e la piedra e impedir el contacto de la hoja
con la misma. Si se limpia la piedra con trapo o estopa y aceite fino antes y después de
usarla, y si se emplea bastante aceite mientras se hace el asentado, la piedra se
mantiene limpia.
Es conveniente mojar c on agua la herramienta a causa del calentamiento que sufre
cuando se afila. Si la herramienta se mantiene demasiado tiempo sobre la muela seca o
con demasiada presión, el filo puede sobrecalentarse y ponerse azul. Si tiene lugar este
sobrecalentamiento, puede perderse el temple del filo. El resultado es que el filo blando
no mantiene su forma.

Las gubias se afilan al asentar el bisel encima de la piedra de afilar y al procurar


moverlas, de manera que el filo quede del perfil deseado, con su correspondiente
chaflán.

ASENTADO DE ESTAS HERRAMIENTAS

Para obtener el filo de los formones y escoplos es necesario eliminar la rebaba


producida por la muela abrasiva. En la figura 8. 28 A se muestra cómo queda el bisel de
la cuchilla cuando se ha afilado.

Al asentar el filo en la piedra de. aceite, la rebaba cercana al filo se transforma en


una superficie lisa, como puede verse en la figura 8. 28 B, y entonces se elimina la
rebaba. ,

El borde posterior del formón debe estar liso y recto para que cuando se asiente la
superficie biselada, el borde resultante quede liso y afilado.

Si el borde posterior de un formón está afilado no se necesita afilar mucho el bisel


para obtener el canto afilado.
Para asentar las gubias se empleará una piedra de cantos redondeados que se
adapta mejor a la sección de las gubias .

CUIDADO DE LAS PIEDRAS DE ACEITE

Las piedras nuevas tiene superficies planas para mantenerlas en estas condiciones y

Prolongar sus vidas, es de suma importancia que la superficie total de la piedra se


des gaste uniformemente. El asentado de gubias formones estrechos y otras
herramientas cortantes cuando se realiza en el centro de la piedra puede causar
depresiones eventuales. Dichas depresiones hacen que estas no pueda ser utilizadas
para obtener superficies planas en cuchillas y formones anchos. Si se pasa una piedra
de esmerilar sobre toda la piedra de aceite, la desgasta y deja plana su superficie.

Si las piedras de aceite se mantienen limpias, libres de polvo y de finas partículas de


metal o virutas, el asentado se efectúa eficazmente. De otra manera, si existen
partículas extrañas puede embotar los poros de la piedra e impedir el contacto de la
hoja con la misma. Si se limpia la piedra con trapo o estopa y aceite fino antes y
después de usarla, y si se emplea bastante aceite mientras se hace el asentado, la
piedra se mantiene limpia.

PULIDO DE SUPERFICIES A MANO

GENERALIDADES
El acabado de la superficie de la madera, es el tratamiento final que se realiza en
todas las piezas de carpintería o ebanistería. Por tanto, puede decirse que es la
culminación del trabajo del carpintero o del ebanista, lo que puede proporcionarle
una verdadera satisfacción cuándo ha ejecutado su obra escrupulosamente.
El acabado de las superficies es hoy una de las preocupaciones más importantes
en el arte de las maderas, y ello se debe a razones técnicas y estéticas. Los ajustes
de las superficies exteriores e interiores en la madera han sido siempre un trabajo
laboratorios para el ebanista. Algunos de estos trabajos se hacen con el cepillo y
con el lijado a mano. Los mejores pulidos de superficies se' logran con una rasqueta
de ebanista y otros instrumentos raspadores. Actualmente estos trabajos se realizan
a mano con limadoras eléctricas portátiles.
Es indispensable pulir Bien las piezas de madera antes d e proceder a
cualquier tratamiento superficial, por ser la base del acabado.
Pulir una pieza es someterla a operaciones que hagan desaparecer todas las
asperezas, astillas y el menor detecto que pueda repercutir en las operaciones
posteriores.
El pulido puede efectuarse bien a mano, mediante el cepillo de pulir, las
cuchillas y el papel de lija, o a máquina, mediante las lijadoras, que pueden ser
portátiles o no.
Las operaciones de pulir no serán siempre iguales, lo cual depende
principalmente de tres factores:
a) La importancia del trabajo.
b) La clase de madera.
c) La clase de tratamiento que debe llevar la misma. .

Así, por ejemplo, no será igual el pulido de una mesa de cocinar que el de un
juego de cuarto; el de una madera de pino, que él de una de caoba; y el de una ma,
dera pintada que el de una barnizada. .
Las superficies que deban tener un acabado fino necesitan ser pulidas antes
de aplicar los barnices. Las maderas de veta atravesada, ondulada o serpenteante
necesitan pulirse con una cuchilla raspadura. Las cuchillas raspadoras, cuando
están suficientemente afiladas y provistas de un mango, deben eliminar las marcas
que deja el cepillo, y producir superficies más lisas que el cepillo de mano.

CUCHILLAS RASPADURAS
La cuchilla raspadora es una pieza rectangular o curvada de acero para
herramientas de un grosor de 1 mm ). Es ligeramente más dura que la hoja de la
sierra.
Las cuchillas raspaduras pueden afilarse mediante una muela abrasiva o una
lima. Debe asentarse para obtener un borde recto o biselado'. El borde con rebaba
sobre el filo en bisel, puede obtenerse más fácilmente que la rebaba sobre el filo
recto. Para obtener esta rebaba sobre el borde afilado de la cuchilla, se emplea un
bruñidor para pulir y doblar el borde. Debe ponerse mucho cuidado en el tratamiento
por calor que se le da a las cuchillas raspaduras pues debe endurecerse bastante
por el acero, para mantener la forma, y ser lo bastante blando para evitar que se
melle cuando se asienta.

El raspador saca las virutas por una acción raspante en lugar de cortante, como
en el caso de los sepillos.
Una cuchilla raspadora puede hacer virutas delga-las sobre superficies de través,
donde el cepillo las levantaría en lugar de cortarlas. El raspador elimina rayas y
estrías en poco tiempo a causa de la forma de la uña o borde con rebaba

Al emplear la cuchilla raspadora, debe moverse en la dirección indicada, la uña


se introduce en la madera.

CUCHILLAS RASPADURAS DE TIPO AZADA


La cuchilla raspadora de tipo azada tiene una articulación en un extremo del
mango, que permite ajus tar la cuchilla a diferentes ángulos.
El principio en que se basa esta cuchilla es parecido al de la cuchilla manual,
excepto que la hoja esta montada en un dispositivo que tiene una tuerca para mover
la cuchilla hacia abajo y un mango para sujetarla. Otro tipo de cuchilla de tipo azada
es. el que tiene las hojas estampadas remplazables de acero duro. .Estas pueden
ser afiladas, pero por su forma estampada no necesitan ser asentadas

RASQUETA DE EBANISTA
La rasqueta de ebanista es más útil para raspar superficies planas. El espesor de la
viruta puede regu larse mediante el tornillo de mariposa La hoja esta firmemente
fijada en el armazón, para qué el borde cortante se mantenga a la distancia justa de
la base de la rasqueta, y así poder sacar la viruta con et espesor necesario. La base
de la rasqueta es bastante corta y no tiene el poder nivelante del cepillo.

La rasqueta de ebanistería se emplea para pulir superficies fijadas sobre el


banco o sobre el mueble.
Los mangos de la rasqueta permiten hacer sufi ciente presión hacia abajo y
facilita r su movimiento. Se pueden hacer virutas más gruesas con la rasqueta de
ebanista que con la cuchilla de raspado.

CEPILLO RASPADOR.
El cepillo raspador es más ancho y largo en la base que la rasqueta de ebanista.
La base puede llevar una tablilla de madera atornillada. La hoja es algo más gruesa
y ancha que la de la rasqueta. El grosor de la viruta puede variarse si ; se cambia el
ángulo de la hoja al ajustar la tuerca cilíndrica. La tuerca fija la hoja en su lugar.

El cepillo raspador, a causa de su base ancha y larga, es adecuado para


rasquetear grandes superficies planas, corno anaqueles y armarios.

LIMAS PARA MADERA


Las limas para madera se emplean para pulir bordes y pequeñas curvas,
difíciles de pulir con otras herramientas. Tienen una gran variedad de
formas cilíndricas , planas, cuadradas, de media caña y triangulares. Las limas para
madera pueden tener diferentes grados de finura detallada y una gran varié-, dad de
longitudes de 10 hasta 35 cm.
El espaciado de los dientes y el ángulo que estos forman con la superficie de la lima
determinan el corte de la misma; cuando el diente de !a lima está en línea paralela,
diagonal a la superficie, esta se conoce corno de talla o corte.

Las limas de cortes simples están clasificadas en bastas, bastardas, entrefinas y


finas. Una lima de doble corte es la que tiene una serie doble de dientes en
diferentes ángulos cada una. Las limas de doble corte se clasifican de la misma
forma.
La escofina tiene la superficie cubierta con dientes en forma triangular, en lugar
de estrías. Se emplea cuando es necesario eliminar una considerable cantidad de
madera, y se usa antes que la lima.

BRUÑIDOR
El bruñidor tiene una hoja en forma ovalada, de unos 4 cm, de longitud. Está
hecho de acero para herramientas; es endurecido y asentado para ob tener una
superficie pulida. Se emplea para obtener filos en las cuchillas de raspado y hasta la
forma de la uña.
CÓMO AFILAR LAS HERRAMIENTAS DE PULIR

CÓMO AFILAR EL BORDE ESCUADRA DE UNA CUCHILLA RASPA DORA


a) Para eliminar el borde desgastado coloque la cuchilla raspadora en el tornillo
del banco y con una lima plana límese el borde cortante de la hoja. Mantenga
la lima perpendicularmente a la cara de la hoja mientras se efectúa el limado.
Con esto se consigue un borde en la cuchilla.
b) Para asentar el filo, coloque el borde cortante plano sobre una piedra de
aceite de grano fino, y al asentarlo aproveche toda la longitud de la piedra.
Mantenga el borde de la hoja perpendicular a las caras, mientras se
efectúa esta operación. Si la cara de la piedra no esta plana, se puede em-
plear su borde.
c) Para asentar lascaras de la cuchilla, esta se coloca plana sobre la piedra de
aceite y se asientan los dos lados de la cuchilla, deslizándolos sobre la piedra.
d) Limpie la piedra de aceite y repita los pasos b) y. c) hasta que el borde afilado
quede listo.
;
COMO BRUÑIR EL BORDE DE UNA CUCHILLA
RASPADORA.
a) Sostenga La hoja plana sobre una superficie de madera limpia y pase el
bruñidor piano sobre li superficie de la .hoja cerca del borde, afila do

b) Coloque la cuchilla en el tornillo de banco,. Pase el bruñidor con fuertes


pasadas de mano sobre el borde de la hoja, manteniendo el bruñidor a 90° de
la cara para la primera pasada.

c) En sucesiva pasadas, incline el bruñidor gradualmente para que al final quede


en un ángulo de 85 Efectué cada pasada a lo largo de todo el borde cortante
de la hoja.
d) Bruña el otro borde de igual manera. El borde bruñido debe tener la forma
que se aprecia en la figura 9. 20. Los cantos (A-A) son IOB bordes que efectúan
el rascado.
CÓMO AFILAR EL BORDE EN BISEL DE UNA CUCHILLA RASPADURA

a) Para eliminar el borde desgastado de la cuchilla coloque una lima plana en el


tornillo de banco,
b) Efectué varias pasadas con la cuchilla a lo larg o de toda la lima, manteniendo
el bisel de la hoja en contacto con la cara de la lima. Continué esta operación
hasta obtener la rebaba.

c) Asiente la hoja de igual manera que la cuchilla de un cepillo.

d) Fije la cuchilla en un tornillo de banco y efec túe pasadas con el bruñidor a


todo lo largo del filo de la. Sostenga el bruñidor cor ambas manos a un
ángulo, Aplique solamente la presión necesaria para iniciar la rebaba.

e) Efectué sucesivas pasadas con el bruñidor, pero variando gradualmente el


ángulo. Aurnente la presión en las ultimas pasadas para que el acero se
doble para formar el borde rascador.
f) S i el borde se ha doblado demasiado o hay algunas pequeñas muescas en
el filo, deben corregirse estas anomalías colocando la punta del bruñidor por
debajo del borde cortante para así poderlo enderezar.

CÓMO A JUSTAR LA CUCHILLA RASPADORA AL SOPORTE

a) Para colocar la cuchilla en su soporte este se sitú a hacia arriba y se introduce la


hoja a través de la ranura. El bisel de la hoja debe quedar al lado del tornillo de
ajuste, con el Filo hacia los tornillos fijadores.
b) Coloque el borde de la cuchilla de modo que quedé al ras con la superficie. Al
situar el soporte sobre una' superficie plana cortante, este se apoya sobre la
madera.

c) Apriete los tornillos fijadores.

d) Apriete el tornillo de ajuste ligeramente.

e) Efectué un corte de prueba con el raspador. Si el corte es demasiado profundo,


afloje todos los tornillos y reajuste La cuchilla según la descripción dada en el
paso b).

Si el corte es demasiado superficial, apriete el tornillo de ajuste. Si desprende


polvo en lugar de virutas, indica que la cuchilla esta desgastada y debe ser
afilada de nuevo. Si la hoja chirría o vibra, hay que reducir la profundidad de
corte. Los tornillos de fijación' y el de ajuste pueden ser también la causa de que
este vibre o chirríe.
f) El ajuste de la cuchilla de un cepillo de rasquetear se efectúa de la misma
manera que el ajuste de la hoja de la rasqueta de ebanista.
CÓMO USAR LA RASQUETA DE EBANISTA

a) Para usar la rasqueta de ebanista, sosténgala con ambas manos, con los
pulgares apoyados firmemente contra la parte posterior de la rasqueta.
Apoye la rasqueta fuertemente contra la superficie de la madera con un ligero
ángulo con la longitud de la tabla;

b) Emplee suficiente presión y haga las pasadas tan largas como sea posible.
Levante la rasqueta de la pieza cada vez que va a efectuar una nueva
pasada.
Nota. Es aconsejable rasquetear en la dirección de la veta de la madera, aunque es
posible hacerlo contra la libra; sin embargo, rasqueteado no debe hacerse a
través del hilo ni a contrahilo. Sobre madera de veta ondulada deben hacerse
pasadas más o menos giratorias para evitar que la madera se despegue.

Los raspadores manuales y los de tipo de azada tienden a seguir el contorno


de la superficie, y pueden emplearse tanto sobre superficies planas como
curvas, Pero debe tenerse mucho cuidado al usar estos tipos de rasqueta,
porque en algunas maderas efectúan el corte de manera más profunda, en
los lugares blandos y bordes, que sobre los lugares duros, lo cual produce
superficies desiguales .

LIJADO A MANO
El papel de lija es uno de los tantos abrasivos que se utilizan en los trabajos en
talleres de ebanistería y carpintería.
Un abrasivo es cualquier material duro o cortante que desgaste los materiales
blandos cuando se frota n entre si. El término abrasivo incluye muelas abrasivas,
piedras de aceite y abrasivos con base flexible, como el papel de lija.
un abrasivo de base flexible se obtiene al pegar pequeñas partículas abrasivas
sobre tela o papel.
Hay abrasivos naturales como el pedernal y el granate, y artificiales como el carburo
de silicio y el oxido de aluminio. Actualmente se utilizan amplia mente los abrasivos
artificiales.
El pedernal es el abrasivo que se emplea de manera general para los papeles
de lija. Cuando el pedernal se tritura, se rompe en pequeños pedazos, los cuales se
pegan posteriormente al papel.
El granate es más duro y resistente que el pedernal. El papel de lija de granate
es mas costoso que el de pedernal, pero mas adecuado y duradero.
6e fabrican distintos tipos de papel de lija; en rollos, para tamboras, y lijadoras de
plato; en bandas. Para lijadoras de cinta; en pliegos, para lijado manual, etcétera.
El papel de lija se clasifica por el tipo y por el grano, de acuerdo con el grueso. Los
hay muy tinos como el-No 4/0 y gruesos como el No 3½.

Los pliegos de papel para el lijado manual miden 200 X 250 mm


aproximadamente.
-El papel de lija se utiliza para darle el acabado final a los trabajos de carpintería
y ebanistería, antes de aplicarles los barnices o pinturas. Antes de lijar una
superficie de madera, esta debe estar bien cepillada.
El papel de lija no es un sustituto de las herra mientas de filo y no debe usarse
hasta que las opera ciones de cepillado hayan terminado. Si hay marcas de cepillo
u otros defectos, deben eliminarse antes de ¡empezar a lijar.
Los papeles de granate se fabrican generalmente en dos tipos: de grano abierto y
de grano cerrado. Los papeles de grano abierto tienen grandes espacios entre las
partículas abrasivas. Estos papeles se emplean para pulir pinturas u otros
acabados, ya que no se embotan fácilmente . En los papeles de grano cerrado, las
partículas abrasivas están muy juntas. Este tipo de papel se emplea normalmente
para lijar madera. El grado de un abrasivo se determina por la fineza del tamiz a
través del cual pasan las partículas abrasivas. Por ejemplo, el papel de granate No.
½ es aquel que pasa a través de un tamiz de 60 agujeros por cada 25 mm lineales,
pero no a través del siguiente tamiz más fino.

COMO EMPLEAR EL ABRASIVO DE BASE FLEXIBLE

A veces es necesario lijar partes internas en la construcción de muebles. Los


métodos adecuados de lijar conservan el papel abrasivo, permiten obtener
superficies adecuadas para revestimientos o acabados y evitan trabajo innecesario,
Una superficie poco lijada es probable que dé un mal acabado.

COMO CORTAR O DOBLAR EL PAPEL ABRASIVO

a) Coloque el pliego Se papel de lija sobre el banco, con el grano hacia abajo.
b) Sostenga el borde de los dientes de un serrucho sobre la línea media deL
papel.
c) Rompa el papel tirando de el contra el borde del serruchó.
d) Coloque las dos partes juntas y rómpalas por la .mitad, siguiendo el mismo
procedimiento. El resultado .dará cuatro partes iguales, con un tamaño
adecuado para sostenerlas con la mano y poder emplearlas.
Nota. Otro método adecuado para cortar el papel es empleando, una escuadra de
acero bien el canto del banco-o una tabla

e) Si el papel de lija se emplea con la mano, sin un bloque como base, se


puede doblar marcando las dos líneas centrales sobre el lado del pape. Los
lados del grano no deben quedar en contacto entre sí.

CÓMO HACER UN BLOQUE PARA LIJAR

a) Corte una pieza de madera de 2, 5 X 9 X 9 cm.


b) Efectué un agujero de 1 cm a través de la pieza, a todo su largo.
c) Asierre a lo largo de la cara de la pieza hasta i, coincidir con el agujero.
d) Doble media hoja de papel de lija de 10X20 cm alrededor de la pieza e
inserte los bordes en la hendidura hecha por el serrucho,
e) Introduzca una pieza cilíndrica de 1 cm. a través del .agujero, para acuñar el
papel en su lugar.
Este tipo de soporte tiene cuatro superficies para lijar con relativamente poco
papel de lija.
Nota. Algunos operarios pretieren una base blanda
en lugar .de un soporte rígido. Si se desea una base blanda, pegue una pieza
de corcho o de hule en la base del soporte. En este caso, el soporte debe
hacerse mas estrecho para que la hoja alcance a cubrir las cuatro caras del
soporte y permitir así sujetarlo en la hendidura.

CÓMO PULIR SUPERFICIES PLANAS Y CURVAS.


Para pulir superficies tanto planas como curvas, se debe utilizar primero un papel
de lija de grano grueso para quitar algunas asperezas que haya dejado el cepillo,
luego utilizar una de grano mediano y después a una de grano fino para completar
el, pulido.

Superficies planas
a) Enrolle un pedazo de lija en un soporte de madera de 2 X 7 X 2, 5 crn o
emplee el soporte descrito anteriormente.
b) Lije: con presión constante y en dirección a la veta de la madera.
c) Redondee las esquinas y los cantos ligeramente. 'De esta forma se completa
el lijado de superfi cies planas.

Superficies curvas.
Para pulir superficies curvas, por ejemplo, molduras, se necesita unas piezas
especiales de madera blanda, que llevan hueca la forma o. perfil de la moldura.
Cuando se tiene que pulir, una moldura nueva, se construye , una pieza especial
para ella. Así muy pronto se tiene una colección de molduras.

Conviene advertir que con la lija se pueden pulir únicamente superficies bien
acabadas.
Si se quiere obtener un trabajo perfecto a las opera ciones de teñido pintado,
barnizado, etc. Se debe preceder siempre de una concie nzuda operación de lijado.

OPERACIONES DE PERFORAR A MANO Y CON MÁQUINAS PORTÁTILES

Con frecuencia es necesario hacer perforaciones en la madera con la .finalidad


de pasar tarugos, tornillos, colocara herrajes y otras . Para ello los Carpinteros
ebanistas utilizan el berbiquí el taladro de mano o el eléctrico, portátil, con las
diferentes barrenas o brocas.
Por tal motivo es importante conocer el uso correcto de c ada una de estas
herramientas y los procedimientos adecuados en las operaciones de perforar.

BERBIQUÍ

EL berbiquí se construye con vario s tipos de mandriles .para sujetar las


diferentes barreras . También se .c onstruyen de manubrio fijo o con retroceso;
estos son los más practico y se conocen como berbiquí de chicharra, por un
mecanismo de trinquete que poseen a continuación del mandril.
El berbiquí de chicharra permite hacer agujeros en lugares donde el manubrio
no puede describir una circunferencia completa, ya que se puede hacer retroceder
en cualquier punto sin que gire hacia atrás la barrena.

BARRENAS PARA MADERA

Las barrenas para madera se fabrican d e acero para herramientas o


instrumental, y tienen forma de espiral. También se fabrican barrenas para madera
de forma helicoidal con cola o rabera especial para berbiquí.

BARRENAS DE ESPIRAL
Se fabrican de varios diá metros y longitudes para poder hacer barrenos 'de
distintos tamaños. EL diámetro de una barrena de espiral esta determinado por la
distancia entre las puntas de sus gavilanes .las mas empleadas oscilan entre 6 y 25
mm.

BARRENAS RE EXPANSIÓN
Las barrenas e xpansivas tienen una cuchilla ajustable que marca el borde exterior
del agujero y levanta la viruta mientras se hace girar. Se fabrican en una gran
variedad de tamaños, con tos que se pueden hacer barrenos de 2, 5 a' 7, 5.cm. de
diámetro,
COLOCAC IÓN DE LA BARRENA EN EL BERBIQUÍ

Para colocar la barrena en el berbiquí se agarra firmemente el mandril con una


mano y con la otra se gira el manubrio hasta que las quijadas se abran lo suficiente
para permitir la entrada de la rabera . Las aristas de la rabera deben coincidir .con
las ranuras de las quijadas del mandril.

Después se gira el manubrio en sentido contrario hasta que la barrena queda


apretada firmemente

PERFORADO VERTICAL Y HORIZINTAL


PERFORADO VERTICAL.

Para hacer un barreno desde la posición vertical u horizontal marque primero el


centro del agujero por la intersección de dos línea en cruz; después haga un
pequeño agujero con un punzón u otra herramienta de punta aguda.

Al comenzar a perforar con la barrera cuide de mantenerla perpendicular a la


superficie (a menos que esté barrenado el agujero en ángulo). Para examinar si
barrera está perforando en anguilo recto con la superficie, muévase hacia atrás un
poco, sujetando el berbiquí con una mano, y mire en otra dirección
aproximadamente en ángulo recto con respecto ala primera dirección de la línea de
visión. También puede utilizar una escuadra para determinar si la barrera está
entrando en línea recta. Para un principiante, es mejor no depender demasiado de
la escuadra, sino desarrolla habilidades al dirigir la vista. Tenga presente que al
inclinar la parte superior del berbiquí hacía un lado u otro, se cambia la dirección del
barreno.
PERFORANDO HORIZONTAL

Para barrenar horizontalmente, presente el gusano de la barrena en el punto


marcado y sujete el cabezal del berbiquí fuertemente sobre el abdomen; esto
permite un buen control sobre la herramienta.

Si el barrero es pasante, dele vueltas al manubrio hasta que la punta del gusano de
la barrena salga por el otro lado de la pieza.

Saque la barrena del hueco para no astillar la madera y comience a barrenar


suavemente por el lado opuesto para terminar el barreno.

PRECAUCIONES AL BARRENAR

a) Evite palanquear la barrena cuando se esta barrenando, pues esto ocasiona


barrenos defectuosos y se corre el riesgo de partirla.

b) Cuando se hace una perforación en una pieza de madera sobre el banco,


tenga cuidado que salga la barrena de una sola vez; invierta la pieza y termine
el agujero por la otra cara, o ponga entre el banco y la pieza un recorte de
madera para proteger el banco.

c) Las barrenas y brocas se conservan limpias y bien afiladas, colocadas en


estuches o paneles donde no tengan roce entre si o con otras herramientas y
protegidas contra la oxidación. A las barrenas de espiral es conveniente ponerles
un pedazo de corcho en el gusano, para protegerlas cuando no se usan.

AFILADO DE LAS BARRENAS


Para afilar una barrena debe procederse con gran cuidado y utilizarse las
herramientas adecuadas para no echarlas a perder. Primero, deben afilarse los ga-
vilanes, y después el filo cortante.

Para afilar los gavilanes, seleccione una lima fina para afilar barrenas. Límense
por el interior para no alternar el diámetro de la barrena, como en la figura 10.11 A.
Los gavilanes son los que cortan la fibra, e impiden que se astille la madera.
Después se afilan los dos biseles, como indica la figura 10.11 B, que son los que
penetran en la madera. .
De un buen afilado depende que:

a) Las paredes del barreno queden limpias y la superficie de la madera sin


astilladuras.

b) La barrena trabaje con más desahogo, evitando recalentamientos.

c) Se realice un menor esfuerzo al barrenar.


Los tres bordes de la barrena que normalmente requieren afilado son: gavilán de la
hoja, borde cortante de la hoja y borde cortante del cuerpo. La barrena de extensión
también puede tener un gavilán en el cuerpo, el cual debe afilarse en igual forma
que el gavilán de una barrena espiral.

Para afilar el borde cortante de la hoja, separe la hoja del cuerpo y sujétela en un
tornillo de banco. Usando una lima para barrenas, lime hacia el borde cortante.
Debe asegurarse que la lima este en contacto con toda la superficie.

Al avanzar el limado, se forma una rebaba a lo largo del borde cortante de la hoja.
Elimínela con una piedra de asentar achaflanada de borde redondo, sujetando la
hoja en una mano, y con la otra la piedra.
TALADROS DE MANO
El taladro de .mano se emplea para taladrar pequeños agujeros enmadera o
metal y consta de las partes siguientes: mango, manivela, perilla, piñones, piñón de
engranaje y mandril.

Los taladros de mano se fabrican de distintos tamaños y generalmente usan


brocas de espigas rectas (cilíndricas) hasta 13 mm. La capacidad del diámetro de
broca admisible determina el tamaño del tala dro. Por tanto, un taladro de 6 mm
admite como máximo una broca de 6 mm y uno de 9mm admite como máximo
.brocas de 9 mm.
Algunos taladros tienen un engranaje de multiplicación, una velocidad
pequeña, con rilas potencia para los taladros grandes y una gran velocidad con
potencia pequeña para pequeños taladros. Ciertos taladros de mano tienen una
cavidad en el mango para guardar las brocas.

BROCAS HELICOIDALES RECTAS

Las brocas helicoidales rectas están hechas de acero al carbono o de acero, de


alta velocidad y se fabrican de muchos tamaños. Pueden conseguirse en
grupos de 1 a 13 mm y escalonadas en milímetros o bien en grupos numerados
del No 1 al 60.
FIJACIÓN DE LA BROCA EN EL MANDRIL.

Para fijar la broca, abra el mandril un poco más que el diámetro de la espiga,
introduzca la broca en el mandril y apriete fuertemente, Para sacar la broca
sostenga el mandril apretado y gire la manivela hacia atrás para aflojar las
quijadas.
FORMAS DE TALADADRAR.

Para taladrar verticalmente, sujete el taladro firmemente y haga presión


uniforme, de modo que no se desvié durante el taladrado. Marque siempre con un
punzón u otra herramienta el lugar donde se va a taladrar antes de comenzar,
para que le sirva de guía a la broca.
Cuando taladre horizontalmente, sostenga el taladro derecho, formando un ángulo
de 90° entre la broca y la superficie a taladrar. Evité el balanceo al taladrar para no
aumentar el diámetro del agujero, ni partir la broca.

TALADRO DE EMPUJE

Los taladros de empuje se emplean para hacer agujeros pequeños para la


fijación de tornillos que aseguran bisagras y otros accesorios de hierro.
El taladro de empuje tiene un mandril especial en el que se pueden fijar brocas de
diferentes tamaños.. Este tipo de broca tiene ranura en el mango y es estriada, con
el extremo afilado para que corte cuando se hace girar tanto en un sentido como
En otro. La rotación del taladro se efectúa mediante un fuerte muelle y un
mecanismo en espiral que hace que el mandril gire en dirección a las agudas del
reloj, cuando se aprieta y en dirección opuesta cuando se afloja.

COLOCACÍÓN DE BROCA EN EL TALADRO DE EMPUJE

Para colocar ,la broca en el mandril, dele varias vueltas para aflojarlo e inserte
la broca lo mas adentro que llegue; haga girar la broca hasta que asiente en el
casquillo, en el fondo del mandril. Después, apriete el mandril para sujetar la
broca, en posición.
TALADRO VERTICAL.
Para taladrar un agujero vertical con este taladro como en la figura 10.24A,
coloque la pieza sobre una superficie plana, y opere el taladro de empuje con
recorridos alternos, hacia arriba y hacia abajo. Si es necesario sujetar la pieza en
posición mientras está siendo taladrada, use, si le es posible, algún medio
mecánico. Si tiene que sujetar la. pieza con la mano, colóquela lo más lejos
posible del sitio donde la broca está taladrando.
TALADRO HORIZONTAL.
Para taladrar agujeros horizontales con el taladro de empuje, asegure la pieza
en un tornillo de banco,

El recorrido hacia adelante y hacia atrás hace girar la broca, avanzando dentro
de la pieza en el re corrido hacia adelante, conforme el taladrado progresa. El dedo
Índice, extendido a lo largo del cuerpo de la herramienta, ayudará a guiar, taladro en
ángulo recto con la pieza.

TALADRO ELÉCTRICO DE MANO


El taladro eléctrico de mano es una herramienta portátil que tiene gran aplicación en
los trabajos de taller, en general. Su tamaño es variable, de acuerdo al diámetro
máximo de la broca admisible, igual que en los taladros mecánicos de mano.

Se pueden emplear para trabajos tales como perforación de agujeros en todo tipo
de madera, metales, en las paredes, etcétera. En muchos taladros eléctricos de
mano el mandril es desmontable, y se pueden adaptar otros accesorios como
ruedas para esmerilar, platos pequeños de lijadoras, pulidoras, cuchillas para
trabajos especiales y sierras perforadas con borde cortante.
Los taladros eléctricos de mano poseen un pequeño motor eléctrico que le imparte
el movimiento giratorio al mandril y un interruptor para ponerlo en marcha, y
detenerlo. Pueden tener distintos tipos de agarraderas, que en ciertos casos facilita
una mayor presión durante el taladrado.
El taladro eléctrico de mano debe mantenerse limpio, bien engrasado, con sus
partes eléctricas en buen estado y debe situarse siempre en-lugares, donde no .
esté expuesto a caídas o desajustes. Estos taladros tienen una llave especial para
abrir el mandril y apre tar la broca. Las brocas deben guardarse cuidadosamente.

OPERACIONES DE ATORNILLAR
Para el carpintero ebanista es importante conócelos diferentes tipos de tornillos y su
correcta colocación según la función que va a realizar. También debe conocer loa
diferentes destornilladores y su racional selección según el tornillo,

TORNILLOS PARA MADERA


Llamados también tornillos autorroscantes o tira fondos son clavos con cabeza
de forma variada, provistos de una rosca en hélice, y entre ambas partes, una
sección cilíndrica. La cabeza tiene una ranura en la que se introduce el
destornillador para enroscarlos. Los hay de hierro, de latón o con baño de latón, de
acero, de cobre, galvanizados, niquelados, cromado s, pavonados, cadmía dos,
etcétera.

Se distinguen cuatro tipos principales de tornillos para madera:

De cabeza plana. Son los mas utilizados. La cabeza puede quedar enrasada o
embutida.
D e cabeza redonda. La cabeza de estos tornillos tiene una sección un tanto
hemisférica y ligeramente ovalada y no suele embutirse, quedando toda ella a la
vista sobre la madera o metal. Tiene análogas funciones que el anterior, pero con
el inconveniente de que sobresale mucho mas.
Se emplea, en los casos en que no se desea llevar a cabo un embutido o
avellanado.

Tornillo de cabeza ovalada. La cabeza de estos


tornillos se diferencian a los anteriores. Está compuesta de dos partes: la inferior,
como en el primero, sirve para embutir, y la superior, queda sobresaliente sobre, el
ras de la madera, formando un ligero bombeado.

Los tornillos de cabeza ovalada se aplican principal mente para la fijación de


herrajes decorativos.

Además de los tornillos mencionados anteriormente existen los tirafondos de doble


rosca los . cuales se utilizan cuando no es posible emplear los corriente y los de
cabeza (Phillips). Estos tornillos han sido adopta dos rápidamente en los trabajos de
producción. Las ranuras especiales, junto con destornilladores apropiados, permiten
que sean introducidos mas rápidamente, y con menos probabilidades de que el
destornillador melle las ranuras.

CALIBRE DE LOS TORNILLOS PARA MADERA


Sus dimensiones son: diámetro según el número de calibre, largo en milímetros.
El diámetro de la cabeza es el doble que el del cuerpo.

POTENCIA SOPORTANTE DE LOS TORNILLOS.

La potencia soportante de un tornillo depende del anclaje de la rosca


introducida en las fibras de la madera; es proporcional a, la superficie del tornillo en
contacto con la madera y la presión ejercida contra la superficie del tornillo por la
madera. Esta presión es producida por la compresión de las libras de madera y
tiende a regresar a su Iugar antes de que el tornillo se desplace en su interior. Los
tornillos tienen mayor superficie que loS clavos, por lo cual al abrirse camino con las
estrías, tienden a agarrarse mejor en la madera que la superficie lisa de los clavos.
CLASES DE TORNILLOS
Para maderas que estén sometidas a grandes esfuerzos o que hayan de
desmontarse repetidas veces, se utilizan los tornillos con tuerca.

El tornillo de cabeza cuadrada es autorroscante. Recibe el nombre de tornillo de


rosca golosa o de rosca de lima. Sujeta con tuerca. Puede ser de cabeza cuadrada,
hexagonal, redonda, etcétera.
. Estos tornillos son conocidos con el nombre de cabeza de carruaje.

DESTORNILLADORES

Los destornilladores se emplean para poner y quitar tornillos. En ebanistería se


usan con mayor fre cuencia para la colocación de herrajes como bisagras, tiradores,
cerraduras, etcétera.

Hay destornillador-es de diferentes tipos y tamaños, siendo los mas comunes


los de punta plana, como el que se ilustra en la figura II. 7. Constan de las partes
siguientes: punta, vástago, regatón y mango.

El tamaño del destornillador lo determina la longitud del vástago, desde el regatón a


la punta.

Hay destornilladores de punta especial, en cruz, conocidos con el nombre de


destornilladores Phillips, que se utilizan para enroscar o, desenroscar tornillos que
tienen la cabeza ranurada en la misma forma.

Se fabrican también destornilladores especiales para usar con berbiquí, loe


cuales constan de una punta con vástago corto y cola de barrara que se ajusta
perfectamente a las quijada te del berbiquí.Existen destornilladores especiales,
como los de carraca con resorte en espiral, a los que pueden in tercambiárseles las
puntas. Este tipo de destornilla dor tiene un mecanismo de resorte y un vástago en
espiral que hace girar la punta cuando se hace presión sobre el mango. También
tiene unos controles que hacen invertir el sentido de rotación de la punta.

MÉTODOS APROPIADOS EN LAS OPERACIONES DE ATORNILLAR

Para atornillar o destornillar sin riesgo de estropear los tornillos ni sufrir accidentes,
debe seleccionarse el destornillador de acuerdo con la cabeza y la ranura del
tornillo. .
UNIÓN DE DOS PIEZAS DE MADERA POR MEDIO DEL TORNILLO

Es necesario emplear el sentido común para selec cionar el tamaño de la broca para
los agujeros de anclaje, porque la diferencia entre el espesor del material determina
la potencia del tornillo para soportar.

Para unir dos piezas, principalmente de madera dura, como se muestra en la.
figura.11.11, se necesita dos agujeros de tamaños diferentes. El tornillo sim-
plemente, pasa a través del agujero en la pieza superior y su rosca agarra en la
pieza inferior.

En este caso, se taladra el agujeró en la tabla superior, de acuerdo al diámetro de


vástago del tornillo hasta marcar con la barrera la tabla inferior Para barrenar la tabla
inferior seleccione una barrena cuya medida de diámetro sea aproximadamente
igual a la raíz de la parte medio roscada del tornillo. Introduzca la broca por el
barreno anterior para que le sirva de guía y haga el otro barreno en la tabla inferior.

Regularmente los tornillos empleados para este •trabajo son los tirafondos de
cabeza plana; los cuales deben quedar al ras de la superficie o embutidos. Para ello
se emplea el avellanador.

Avellane hasta la profundidad necesaria para que el diámetro mayor de la cabeza


del tornillo quede al ras o un poco debajo de la superficie. La figura 11.14 muestra
una forma de determinar' la profundidad correcta de la parte avellanada del agujero.

US0 DEL DESTORNILLADOR


Para que el uso del destornillador sea eficaz, será menester que el ancho de la
punta sea igual al diámetro de la cabeza del tornillo, y que su grueso ajuste
exactamente en el ancho de la ranura del tornillo.

Las hojas y los mangos guardan proporción en ios tamaños con el fin de resistir
cualquier torsión y obtener mayor rendimiento con menor esfuerzo,
Si la punta del destornillador fuera mas ancha que la cabeza del tornillo,
marcaría la madera al final del recorrido como se muestra en la figura 11.15 A. Evite
que la punta del destornillador quede inclinada, pues al girar, se saldría de la ranura
y se dañaría esta.
Si la punta de un destornillador esta redondeada o biselada, se saldrá de la
ranura del tornillo y la da ñará como se muestra en la figura 11. 15C.
Para atornillar, se coge el destornillador por el mango con la mano derecha,
colocándolo bien perpendicular, y con la mano izquierda se acompaña en sentido
de rotación. Para facilitar la penetración del tornillo, principalmente enmaderas
duras, se pone un poco de jabón o cera sobre la rosca del tornillo.

USO DEL DESTORNILLADOR DE CARRACA

a) Ajuste este para que la punta gire en la dirección de las manecillas del reloj
cuando se empuje el mango.

b) Coloque la punta en la ranura del tornillo y empuje el mango totalmente hasta


abajo.

c) Mantenga la punta en la ranura y permita que el mango regrese por la acción


del resorte. Repita esta operación hasta que se haya introducido el tornillo.

INTRODUCCIÓN DE TORNILLOS CON EL BERBIQUÍ

Para introducir tornillos con el berbiquí, coloque el destornillador en la ranura del


tornillo y haga girar el mango del berbiquí.
Precaución: Puesto que con el berbiquí se puede obtener un gran brazo de
potencia, la cabeza del tornillo puede deformarse si es-introducida con fuerza
en madera dura.

RECTIFICADO DE LA PUNTA DE UN DESTORNILLADOR


Para rectificar la punta de un destornillador, primero rectifique los lados, de forma
que la hoja tenga simetría, corno en la figura 11. 17. Después escuadre la punta.
Compruebe la calidad de rectángulo de la punta, haciéndola descansar sobre el
mango de una escuadra, y moviendo el vástago del destornillador hacia la hoja de
la escuadra. Si la hoja y el vástago parecen, estar paralelos, la punta esta en ángulo
recto.
El espesor de la hoja en la punta debe ser tal que permita que la punta del
destornillador entre ajustadamente en la ranura de los tornillos que se vayan a
atornillar.
Con este espesor en la punta y los lados paralelos, o casi paralelos, el
destornillador tiene el mínimo de inclinación a saltar fuera de la ranura cuando se
está atornillando,
Al rectificar la punta del destornillador en la electroesmeriladora, sujete la hoja en un
plano alto sobre la circunferencia de la muela y apoye el vástago en el soporte de
herramienta. Cuando realice esta operación no permita que la punta se caliente de-
masiado, pues puede perder su temple.

OPERACIONES DE ENCOLAR Y PRENSAR

GENERALIDADES

En los trabajos de ebanistería hay que unir entre sí con frecuencia diversas
piezas de madera. El ensamble así obtenido deberá resistir, durante su ela boración
o puesta en obra, los efectos de compresión, tracción, flexión, etc. a que se le deba
someter. Esto se podrá conseguir por medio de colas, puntillas, tornillos, clavijas y
ensambles.

La cola es una pasta fuerte y pegajosa, que se utiliza para unir toda clase de
piezas. Es un producto que hay que usar con gran cuidado; hacer una buena
encoladura es una operación bastante difícil.

Existen tres clases principales de cola: cola de gelatina, cola de caserna y cola de
resinas sintéticas.

COLAS DE GELATINA
Se fabrican generalmente cociendo raeduras y retazos de pieles, huesos y
cartílagos de animales, los cuales al enfriarse, quedan convertidos en una parte
translúcida y resistente, de muy útiles aplicaciones. La cola se fabrica en placas,
perlas o polvo y se emplea disuelta al fuego. Esta clase de cola, llamada
PREPARACIÓN DE LA COLA

Reducida a piezas pequeñas (o si no lo ésta) se sumerge en agua y se deja en


remojo .algún tiempo. De este modo se ablanda y absorbe mucha agua (2 a 3 ve ces
su propio peso). A continuación se pone la cola al fuego (al baño de María) con el
agua que ha absorbido, procurando que la tempera tura no pase de 70°.

Cuando se haya di suelto completamente, se obtendrá un liquido viscoso y


semidenso; si estuviera claro, se dejara calentar más y así perderá agua. Si estu-
viese espeso, se aclarara echándole agua caliente en pequeñas cantidades.

Para que esté en su punto es preciso que se encuentre muy caliente, y caiga en
forma de chorro interrumpido. Para comprobarlo, basta meter en el recipiente un
pincel o brocha, que luego se levanta. Si la cola se escurre -en gotas rápidas y
menudas, es señal de que esta clara; si cae formando un chorrito interrumpido, está
espesa. Estará en su punto, cuando caiga en forma de hilo que se corta a los 4 o 5
cm.
En esta operación es muy cómodo el uso de calentadores eléctricos. El
recipiente se llena en sus tres partes de cola y agua limpia. La proporción de la cola
en la solución vana del 30 al 60%; suele ser de un 30% para el encolado de juntas,
un 45% para los ensambles de espiga y caja, y un 6-0% para la eje cución del
chapeado.

CUIDADO QUE REQUIERE LA CQLA DE GELATINA


Esta cola se calienta al baño Mana para que no pase nunca de los 100° , pues
de lo contrario se altera, sé carboniza, o como se dice vulgarmente, se quema.
La cola se pudre fácilmente en recipientes sucios, por lo, cual es conveniente
limpiar todas las semanas con agua caliente los recipientes y pinceles.

Cuando el recipiente no esta cubierto, se forma en la parte superior de la cola


una capa de moho, que es menester quitar lo antes posible. . '

La cola bien preparada tiene un color dorado, es transparente y fluida, y debe


conservarse en sitio fresco y limpio. Cuanto más translúcida este, de mejor calidad
será. Un calentamiento muy prolongado y un remojo exagerado, reduce la
resistencia de la cola,
Una vez disuelta la cola no debe tener grumos. Los dos mayores enemigos de la
cola son el agua y el calor.

Las costras dé cola, residuos y sobrantes del encolado, no se mezclan nunca


con la cola nueva.

Observaciones
—Aunque las colas fuertes resisten poco el calor y la humedad, tienen la
ventaja de no estropear el filo de las herramientas ni manchar la madera.
Evite mezclar las colas con sustancias extrañas, especialmente las que
contengan grasas, como aceite, aguarrás, petróleo, etcétera.
. —Vigile que no caigan en la cola virutas, serrín tierra, etc. , pues impedirían una
junta perfecta' en las piezas que se van a encolar.

—No deje nunca la brocha dentro del colero, pues al enfriarse la cola,
quedarían los pelos aprisionados en esta, lo cual impediría una buena junta.

COLAS EN FRÍO
Para subsanar los inconvenientes de las colas calientes, hacia el año 1870
aparecieron 'las colas a base de caseína para ser utilizadas en frío. Las colas en frío
comprenden los tipos siguientes: colas de caseína y colas de resinas sintéticas.

COLAS DE CASEÍNA
Antiguamente eran preparadas por los propios ebanistas con queso blanco
(cuajada) y cal. En la actualidad se preparan a base de leche desnatada (caseína
hasta un 60%). Se presentan en forma de polvo, son muy resistentes y soportan
bastante la humedad Algunas de estas colas dejan manchas en la madera. Esto se
debe a los productos que entran en su composición como la cal, amoniaco, sosa,
etcétera.

Hay varias clases de colas de caseína, algunas de las cuales vienen ya


preparadas para su empleo.
PREPARACIÓN Y CUIDADO

Para mezclar y conservar la cola, se utilizan re cipientes esmaltados, de vidrio, o


madera; nunca, se usa cobre ni metal estañado. Se echa primero el agua en el
recipiente y después el polvo en la proporción, que por lo regular es 1:1 y se agita
constantemente.
Hecha la mezcla, se deja reposar unos minutos antes de proceder al encolado.
La cola preparada se solidifica al cabo de un tiempo mas o menos largo, y su
poder adhesivo es nulo. Con el objetivo de evitar perdidas de caseína se prepara la
cantidad necesaria para el trabajo que se tiene de inmediato.

Las colas de caseína, no neutralizadas con la adición de ácidos, tiñen


fuertemente las maderas ricas en taninos Por tanto, vigile que la cola no pase al ex-
terior. El tiempo de fraguado varía de 4 a 8 h en ve rano, y de 10 a, 12 h en invierno.
Esto depende también de la humedad del local,
La temperatura influye en la vida de la cola; en verano dura menos que en
invierno. El ambiente del lugar de trabajo no debe ser en exceso frío ni caliente; La
temperatura de 1 5 a 20 es la mejor para obtener buenos encolados.
Las brochas para cola fría. hay que lavarlas cada vez, apenas se hayan usado."
COLAS DE RESINAS SINTÉTICAS
Las colas de resinas sintéticas son superiores a otras colas, por su resistencia
mecánica y la humedad. En 1920 se patentaron las primeras resinas sintéticas y se
generalizo su uso desde 1947,

Las resinas más conocidas son de dos clases:

Colas sintéticas formofenólicas. Se expenden en polvo, o sea en forma de hojas


parecidas al papel de seda. Se utilizan en caliente o en frío , para la fabricación de
contraplacados p chapas. Estas colas son muy duras y embotan bastante las
herramientas.
-
Colas de urea formal de hído. Se presentan en varias formas; .

—En estado liquido viscoso, casi opaco y de un blanco grisáceo, con tuerte olor
a formol. Se conservan unos tres meses en la oscuridad, a temperatura de 1
5 a 20.
—En polvo se conservan indefinidamente y se emplean en la proporción de dos
partes de caurita (urea-formol) por una de agua.

—En película se utilizan es pecialmente para contraplacados. Para su empleo


es necesario calentarlas a unos100.

—-En espuma se obtienen de la cola líquida o de la cola en polvo. Para su


empleo se les añade un endurecedor especial, más una pequeña cantidad de
caserna, y un poco de harina.
Observaciones sobre las colas de urea formal de ido
—Estas colas tipo casco son muy resistentes. No manchan la madera. Son
impermeables, en al agua hirviendo y, pueden permanecer varios meces
debajo del agua sin perder sus cualidades adhesivas resisten el ataque de
microorganismos. Sin embargo, La misma imperneabilidad hace que los
tintes no penetren en las partes que han quedado impregnadas de cola.

—La mezcla de la cola con el endurecedor debe hacerse en recipientes de


madera, palastro, hoja de lata, vidrio o loza. No deben quedar re si dúos de
productos alcalinos (jabón, sosa, potasa).

—La cola se extiende sobre una-sola de las caras a encolar. Debe darse una
sola capa de cola clara, pues muy espesa produce encolados
defectuosos.

La cantidad de c ola que se necesita para cubrir la superfic 1e a ene" lar oscila entre
150 g para maderas duras y 200 g/n para maderas blandas.

—La duración máxima del apretado no debe exceder de 20 a 25 min. después


del encolado. El tiempo de prensado depende del endurecedor ,y de la
temperatura del ambiente.
PEGAMENTOS PARA MATERIALES PLÁSTICOS

Para aplicar estos pegamentos se deben seguir ciertos pasos: se limpia y deja liso
el soporte que se va revestir de plancha de plástico; se da una mano a cola al
soporte, y cuando esté seco, se va una mano a la plancha y otra al soporte. Una
vez dadas estas capas, se dejan secar 15 o 20 minutos según el ambiente en que
se esté realizando el trabajo. Lo mejor es tantear con la mano y si la cola no está
mordiente, este, será el momento de efectuar el encolado. La plancha de
plástico'8e colocara sobre el soporte con mucho cuidado, ya que una vez hecho el
contacto, es casi ir posible corregirlo. Una vez colocada, se apretara con una
madera desde el centro hacia los bordes, para sacar el aire que pueda haber
quedado al efectuar el encolado.
La cola se aplica en sentido longitudinal y transversal, mediante brocha o espátula.

HERRAMIENTAS DE PRENSAR

. El ebanista para realizar una operación de prensado, debe valerse de las


distintas herramientas que existen para estos fines, y saber seleccionar la ade-
cuada en cada caso.
Entre las herramientas mas usadas tenemos:
Presilla gato o tornillo de acción rápida. Es un instrumento de hierro (de distintos
tamaños) formado por topes uno corredizo, y el otro fijo. Sirve para sujetar piezas
recién encoladas hasta que haya fraguado o secado; su tamaño oscila desde 20
cm hasta 60 cm o más . plancha de plástico se colocará sobre el soporte con
m ucho cuidado, ya que una vez hecho el contacto, es casi imposible corregirlo.
Una vez colocada, se apretara con una madera desde el centro hacia los bordes,
para sacar el aire que pueda haber quedado al efectuar el encolado.

La cola se aplica en sentido longitudinal y transversal, mediante brocha o espátula.

Presilla en forma de G. Es tal vez la que más se usa para trabajos pequeños;
las hay de distintas medidas.

Sargentos de bastidor. Los hay de distintas formas y de varios tamaños; se


utilizan en ara de mayor dimensión. Lleva una mandíbula desliz provista de un
cierre que puede situarse en cualquier punto. Para trabajos en serie, y con el
fin de facilitar el manejo suele fijarse al banco.

Presilla de ángulos ¨Olga¨ . Permite encolar sin preparación especial, los


trabajos en curva, a falsa escuadra, en ángulo, etc.

Presilla para cuadros. Consta de un fleje gra duadle que rodea la armadura
que se ha de encolar y ejerce la presión por medio de un tornillo.

Anillo de presión. Consiste en un alambre de acero. A causa de la elasticidad


del metal, se pueden encolar piezas de pequeñas dimensiones.

Prensa hidráulica. Se utiliza para enchapar superficies mayores y trabajos en


serie.

Hay prensas de varias clases y formas. Por lo general constan de un sólido


bastidor o chasis de hierro con dos plataformas o platos de madera asentadas
en vigas también de hierro (una fija y la otra movible) y un aparato para
accionar la plataforma móvil y prensar.

En la figura 12. 11 se muestra una prensa hidráulica, con un plato de


medidas útiles 240X.110X 60 cm. El plato superior PS fijo; el inferior, móvil; la
palanca de mando (7) sirve para levantar el plato móvil.' Un manómetro (5)
indica la fuerza que desarrolla. El plato inferior esta sostenido por cuatro
tornillos (4) con volantes de contra tuerca que permiten una vez hecha la
prensada, sujetar el plato a la presión debida, •descargando la presión
hidráulica de los cilindros.

Otros modelos tienen la plataforma dispuesta al revés, como los de plataforma


fija, que la tienen en la

parte inferior y encima la móvil, accionadas por medio de un husillo con su


volante a mano. En estas prensas, por regla general, la plataforma móvil esta
constituida por tres plataformas iguales, contiguas y con movimiento
independiente.

Es conveniente poner tacos al trabajar con las presillas o sargentos para evitar
desperfectos en la madera. En la s figuras 12 C y D puede advertirse como el
tornillo demasiado apretado y en posición defectuosa, d eforma la presilla.

NORMAS PARA PROPICIAR EL TRABAJO DE LA MADERA EN EL


ENCOLADO EN PIEZAS

Antes de proceder al encolado de piezas de madera, conviene tener presente


las normas siguientes:

a) Para encolados en general. Primero se deberá observar, mirando a la


testa, la posición que tenían las piezas en el tronco. En el caso de
trabajos finos, se deberán desechar las piezas que pertenezcan a la
albura y escoger de la zona del duramen.

Se deberá eliminar si es posible, la parte que contiene la medula, o al


menos la tangencial, a esta, o haciendo unos cortes previos para eliminar
la medula, y encolar ambas piezas, antes ,deberá invertirse el sentido de
una de ellas. Al efectuar el encolado de las piezas, según la figura 12. 14,
se puede apreciar que la contracción ocurre uniformemente por ambas
partes, pero a veces, la médula supone en especial en madera s
blandas) una zona de poca consistencia, por lo cual conviene eliminarlas.
En a figura 12. 15, corno en la anterior, se indica el modo de encolar dos
medias tablas a una tabla central, una vez descartada la medula, Es muy
notable la diferencia de contracción entre la madera de duramen y la de
albura. Encolada la albura con el duramen, se origina una resalte que
hace imposible un trabajo perfecto.

b) Para encolado de piezas gruesas. Cuando se trata de encolar piezas


gruesas, conviene colocarlas invertidas, poniendo en contacto las dos caras
izquierdas, pues si se realiza el encolado por las dos caras de duramen entre si
es muy fácil que las piezas se curven y se desencolen. Las superficies de las
tablas tienen una cara derecha y otra izquierda; la derecha es la porción más
cercana al corazón, y la izquierda, la más alejada de la médula;

Las figuras estudiadas muestran con alguna exageración los movimientos, a


causa de la merma o contracción. Si se trabaja con maderas secas y de buena
calidad, a veces el ojo humano no percibirá estas desigualdades; pero si no se
pueden ver a simple vista, tacto, y en especial el abrillantado final de las
superficies, nos la mostraran con toda claridad.

Para encolados de tableros macizos sin revestir. Cuando sea necesario


encolar tablas por sus cantos para formar tableros de dimensiones notables,
con las caras a la vista, procure que las mismas sean lo menos anchas posible.
Cuanto mas numerosas sean las uniones, tanto menos se combara el tablero.
No se deben encolar piezas con todas las caras en sentido derecho o
todas en sentido izquierdo, porque ocurrirá que el-tablero se curvara
notablemente, formando una considerable saeta. En este caso siga el sistema
ilustrado en la figura 12. 22, encolando las piezas alternativamente: derecha
con iz quierda. Si se sigue este sistema, las ondulaciones serán mínimas, y
puede aplanarse toda la superficie con un desgaste mín imo del grueso de los
ejes.
Cuando se necesite un tablero de gran superficie, se podrán encolar uno o
varios paneles centrales mas anchos con otros materiales, de modo que
guarden simetría; por razones es téticas, además, las tablas costeras son prefe-
ridas por su veteado mas vivo. Los tableros macizos, por ser muy propensos al
alabeo, debe rán ir encajados en ranuras, o asegurarse con listones mediante
rebajos. En todos los casos se preferirá que la cara derecha vaya hacia afuera,
por su mayor vistosidad, y porque el duramen es menos sensible a las
variedades higrométricas. Un tablero formado por una tabla central
excesivamente ancha, sufrirá una notable, deformación al producirse su
secado y se comprobara y reducirá una buena parte de su espesor al ser
aplanado.
d) Para encolado de tablero con la superficie cubierta. Hemos visto algunos de
los inconvenientes que se derivan de un deficiente encolado de las juntas.
Veamos ahora cómo se procede en el encolado de varias tablas.
Si se encolan cuatro tablas de corazón, las mismas quedan disminuidas
de grueso por la parte de la albura, pero se mejorará mucho el resultado, si se
emplea exclusivamente material de duramen. Así deberá hacerse siempre que
se trate de trabajos de cierta importancia.
En la figura 12.29 se ha representado un tablero formado por tablas
costeras, encoladas de modo que coincidan albura con albura, y duramen con
duramen. Si las tablas son relativamente estrechas ( 7ó 12 cm), la deformación
que s ufren puede ser considerable. El tablero se curva con la cavidad hacia el
interior, o sea, hacia la cara de la albura.