ASPECTOS ENERGÉTICOS DEL NUEVO RITE Y LA DIRECTIVA 2006/32/CE SOBRE LA EFICIENCIA DEL USO FINAL DE LA ENERGÍA Y LOS SERVICIOS

ENERGÉTICOS.

PONENCIA PARA FORO CLIMA

JORNADAS TÉCNICAS ⎯ CLIMATIZACIÓN 07

30/11/2006

Título:

ASPECTOS ENERGÉTICOS DEL NUEVO RITE Y LA DIRECTIVA 2006/32/CE SOBRE LA EFICIENCIA ENERGÉTICA DEL USO FINAL DE LA ENERGÍA Y LOS SERVICIOS ENERGÉTICOS.

Autor:

Pedro A. Prieto González Edificios).

(Jefe Departamento Doméstico y

Organismo:

Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE).

1.3.2.ASPECTOS ENERGÉTICOS DEL NUEVO RITE Y LA DIRECTIVA 2006/32/CE SOBRE LA EFICIENCIA DEL USO FINAL DE LA ENERGÍA Y LOS SERVICIOS ENERGÉTICOS. Conclusión . Mantenimiento y uso de las instalaciones térmicas 2. Exigencias de eficiencia energética: 2. Montaje 2. La propuesta de nuevo RITE 2.5. Diseño y dimensionado 2.4. El futuro del sector: la Directiva 2006/32/CE 4. Introducción 2. Inspección periódica 3. ÍNDICE 1.

3 Real Decreto 314/2006. Estas exigencias técnicas son de tres tipos: de bienestar térmico e higiene. todos los proyectos de reglamentos técnicos relacionados con productos y con servicios de la Sociedad de la Información antes de ser adoptados en el ordenamiento jurídico nacional). el 1 En esta ponencia se entiende por “nuevo RITE” el contenido del último borrador oficial de este reglamento. de seguridad y de eficiencia energética.idae. ya que el propio Código permite que éste pueda completarse con las exigencias de otras normativas4. previo a su aprobación por Real Decreto. . de Ordenación de la Edificación (LOE). en el “Documento Básico de Ahorro de Energía”. la Comisión Asesora para las Instalaciones Térmicas de los Edificios acordó y encargó al Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE). mediante cinco exigencias básicas en su “DB HE Documento Básico de Ahorro de Energía”. relativa a la eficiencia energética de los edificios.es/index. de 16 de diciembre de 2002.asp?i=es. 5. la denominada “HE2-Rendimiento de las instalaciones térmicas” exige que los edificios dispongan de “instalaciones térmicas apropiadas destinadas a proporcionar el bienestar térmico de sus ocupantes. el 30/11/2006. coordinar una revisión completa del vigente RITE. (La Directiva 98/34/CE establece un procedimiento. 8 y 9 de la Directiva 2002/91/CE. En paralelo con los trabajos de redacción del “Documento Básico de Ahorro de Energía” del CTE. mantenerse y conservarse de forma que se satisfagan una serie de requisitos básicos. Este requisito se desarrolla a su vez en el Código Técnico de la Edificación (CTE)3. de 5 de noviembre. deben proyectarse. que se encuentra disponible al público en el sitio de información 98/34 sobre reglamentos técnicos nacionales de la Comisión Europea. montaje. sino en el vigente Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE). LA PROPUESTA DE NUEVO RITE Los edificios. de acuerdo con la legislación española. 1 1. en armonía con el CTE y que además transpusiera parcialmente la Directiva 2002/91/CE5. construirse. que impone a los Estados miembros la obligación de notificar a la Comisión. 4 Artículo 3. Sin embargo. esta exigencia no se desarrolla. Una de ellas. como así lo establece la LOE2.ASPECTOS ENERGÉTICOS DEL NUEVO RITE Y LA DIRECTIVA 2006/32/CE SOBRE LA EFICIENCIA DEL USO FINAL DE LA ENERGÍA Y LOS SERVICIOS ENERGÉTICOS. El texto completo se puede consultar en la página: http://www. Esta remisión a un reglamento externo al CTE es posible. en febrero del año 2002. como las cuatro restantes. regulando el rendimiento de las mismas y de sus equipos”. junto con los procedimientos para verificar su cumplimiento. La ponencia refleja el estado de la cuestión en el momento de su redacción. climatización y producción de agua caliente sanitaria durante su diseño y dimensionado.2 del CTE. 2 Artículo 3 de la Ley 38/1999. por el que se aprueba el Código Técnico de la Edificación (CTE). 5 Artículos 4. mantenimiento y uso. De acuerdo con lo anterior. Entre ellos el requisito básico de ahorro de energía. en la propuesta de nuevo RITE se desarrollan las exigencias técnicas que deben cumplir las instalaciones de calefacción. Es decir. de 17 de marzo.

El proyectista o el director de la instalación pueden bajo su responsabilidad.RITE no desarrolla únicamente la exigencia energética. adoptar soluciones alternativas. de 16 de julio. Para demostrar que una instalación térmica cumple con las exigencias concretadas en las correspondientes instrucciones técnicas. montaje. La caracterización y cuantificación de estas exigencias técnicas. Es decir. - 6 Ley 21/1992. deberán cumplir las condiciones que el RITE establece. la utilización de sistemas eficientes energéticamente y el aprovechamiento de las energías renovables y residuales. cuya correcta aplicación es suficiente para acreditar el cumplimiento de las exigencias técnicas. mantenedor. se desarrollan en las instrucciones técnicas. siempre que justifiquen documentalmente que la instalación proyectada satisface las exigencias técnicas del RITE porque sus prestaciones son. cada agente que interviene en el proceso (proyectista. flora. ya que tiene un ámbito de aplicación más amplio debido a que se aprueba también como un Reglamento de Seguridad de ámbito estatal6. mediante. al menos. usuario e inspector) tiene su propia instrucción. se dedica una instrucción técnica a cada una de las fases de la instalación. del aire interior y del ambiente acústico junto con una dotación de agua caliente sanitaria que sean aceptables para las personas durante el desarrollo de su actividad. mantenimiento y uso e inspección. de las emisiones de dióxido de carbono. Adoptar soluciones alternativas. . instalador. pasando de las once actuales a cuatro en el nuevo RITE: diseño y dimensionado. Las exigencias de seguridad tienen como finalidad prevenir y reducir a límites aceptables el riesgo de sufrir accidentes y siniestros capaces de producir daños o perjuicios a las personas. fauna. entendidas como aquellas que se apartan parcial o totalmente de las instrucciones técnicas. y previa conformidad de la propiedad. Para justificar el cumplimiento pueden optar por una de estas alternativas: Adoptar soluciones basadas en las instrucciones técnicas. bienes o al medio ambiente. Las exigencias de bienestar e higiene buscan obtener una calidad del ambiente térmico. equivalentes a las que se obtendrían por la aplicación directa de las soluciones basadas en las instrucciones técnicas. como consecuencia. Por último las exigencias de eficiencia energética tratan de conseguir que se reduzca el consumo de energía convencional de las instalaciones térmicas y. de Industria. así como de otros hechos susceptibles de producir en los usuarios molestias o enfermedades. que hemos expresado de forma muy general. los agentes que intervienen en estas instalaciones en la medida en que afecte a su actuación.

además impone la obligación de revisar y actualizar periódicamente. la recuperación de energía y el aprovechamiento de energías residuales. Regulación y control: las instalaciones estarán dotadas de los sistemas de regulación y control necesarios para que se puedan mantener las condiciones de diseño previstas en los locales climatizados. 3. los consumos de energía a las variaciones de la demanda térmica. cuando la instalación satisfaga la demanda de múltiples consumidores. con el objetivo de cubrir con estas energías una parte de las necesidades del edificio. estén lo más cercanas posibles a su régimen de rendimiento máximo.Las exigencias técnicas de eficiencia energética que fija el RITE buscan reducir. ajustando. bien sea en su diseño y dimensionado. al menos cada 5 años. Distribución de calor y frío: los equipos y las conducciones de las instalaciones térmicas deben quedar aislados térmicamente. El RITE. así como interrumpir el servicio. las exigencias de eficiencia energética. Rendimiento Energético: los equipos de generación de calor y frío. como consecuencia. En las cuatro instrucciones técnicas se caracterizan estas exigencias. 5. mediante la utilización de sistemas eficientes energéticamente y el aprovechamiento de las energías renovables y residuales. en especial la energía solar y la biomasa. para las distintas fases de estas instalaciones. en el montaje o bien durante el mantenimiento o su uso. y para permitir el reparto de los gastos de explotación en función del consumo. . para conseguir que los fluidos portadores lleguen a las unidades terminales con temperaturas próximas a las de salida de los equipos de generación. conforme a la evolución de la técnica y la política energética nacional. en cualquier condición de funcionamiento. 2. el consumo de energía convencional de las instalaciones térmicas y. Es esta una tarea que compete a la Comisión Asesora del RITE. así como los destinados al movimiento y transporte de fluidos se seleccionarán para conseguir que sus prestaciones. encargada de realizar las propuestas. las emisiones de gases de efecto invernadero y otros contaminantes atmosféricos. entre distintos usuarios. 4. Utilización de energías renovables: las instalaciones térmicas aprovecharán las energías renovables disponibles. mediante su aplicación. 6. resumiéndose en los siguientes seis apartados: 1. Recuperación de energía: las instalaciones térmicas incorporarán subsistemas que permitan el ahorro. Contabilización de consumos: las instalaciones térmicas deben estar equipadas con sistemas de contabilización para que el usuario conozca su consumo de energía. al mismo tiempo.

en primer lugar. El consumo energético de los servicios de calefacción. Tanto los requisitos energéticos contenidos en el CTE como en la certificación energética afectarán positivamente a las instalaciones térmicas en lo que se refiere a la reducción de su consumo.1. como es una buena integración arquitectónica y la reserva de espacio. INTRODUCCIÓN En este apartado se hace una revisión de los aspectos energéticos más importantes y novedosos en eficiencia energética que figuran en cada una de las cuatro instrucciones técnicas de la propuesta de nuevo RITE. al considerar que lo novedoso de su obligación y su correcta aplicación por el sector profesional requerían una especificación más extensa y detallada. Es decir.2. Aunque esta sección HE-4. esto permite que uno de los aspectos en los que radica el éxito de la medida. interpretándolas desde el nuevo marco normativo que la Directiva 2002/91/CE ha diseñado para el sector edificatorio. En tercer lugar. lo que tendrá como consecuencia un menor consumo energético de estas instalaciones. se ha optado por incorporarlo en el CTE. Además. EXIGENCIAS DE EFICIENCIA ENERGÉTICA 2. poniéndolas en relación con el Documento Básico de Ahorro de Energía del CTE y la Certificación Energética de los Edificios. el CTE impone en su exigencia básica HE-1 una limitación de la demanda energética de calefacción y refrigeración. tenga una mejor aceptación y aplicación por parte de los arquitectos que necesariamente tienen que utilizar el CTE en su ejercicio profesional como proyectistas del edificio. Su valoración debe hacerse desde una perspectiva más amplia que la del RITE. En segundo lugar la exigencia básica HE-3 exige un mayor rendimiento de las instalaciones de iluminación interior. pero que no utilizan habitualmente el RITE. climatización y producción de agua caliente sanitaria representa un porcentaje muy elevado del consumo energético total del edificio. que por el momento tenía mejor encaje en el CTE. la exigencia básica HE-4 introduce la obligación de que una parte de las necesidades energéticas para la producción de agua caliente sanitaria se cubra mediante energía solar térmica. Por último la certificación energética permitirá calificar al edificio en su totalidad. en el vigente reglamento hay una instrucción específica dedicada a la materia. dedicada a la energía solar térmica perfectamente podría haberse desarrollado dentro del RITE. . Así. por lo que una mejora del rendimiento de estas instalaciones por encima de los requisitos mínimos tendrá unas consecuencias muy positivas sobre la calificación global del edificio. lo que permitirá también reducir las cargas internas al ser necesaria una menor potencia instalada en iluminación.

contabilización de consumos.2. mediante la utilización de un método de cálculo y se comparará con el consumo energético de una instalación térmica que cumpla con las exigencias del procedimiento simplificado. Con esto se pretende que en el momento de diseñar la instalación se tenga en cuenta su repercusión en los costes de mantenimiento y en el consumo energético del edificio durante todo su periodo de vida. mantenimiento preventivo y gestión energética de la instalación proyectada. así como hacer la propuesta de programa de gestión energética. corrigiendo la actual desvinculación entre lo proyectado y el uso posterior del edificio y la instalación. Para ello se evaluará el consumo energético de la instalación térmica completa o del subsistema en cuestión. los programas de funcionamiento. cuando la instalación se ponga en servicio. que a su criterio mejor se adecue a la instalación proyectada. 2. Procedimiento simplificado: consistirá en justificar el cumplimiento de los valores límite y soluciones especificadas en esta instrucción técnica para los siguientes aspectos. sin perjuicio de la adaptación que de este manual tenga que realizar la empresa de mantenimiento a la realidad. es decir en la fase de proyecto. al menos. entre otros: generación de calor y frío. Procedimiento alternativo: cuando se adopten soluciones que se aparten parcial o totalmente de lo especificado en esta instrucción técnica siempre que se justifique documentalmente que las prestaciones energéticas de la instalación térmica proyectada son. equivalentes a las que se obtendrían por la aplicación del procedimiento simplificado. DISEÑO Y DIMENSIONADO En el diseño y dimensionado de la instalación. El proyecto debe incorporar un “Manual de Uso y Mantenimiento” que contendrá las instrucciones de manejo y maniobra. Inclusión en el proyecto de un programa de gestión energética y mantenimiento. 1. el proyectista no solo debe proyectar las instalaciones sino que también debe elaborar un programa de mantenimiento preventivo y de funcionamiento. se refuerzan cuatro aspectos que pueden repercutir positivamente en la eficiencia energética en estas instalaciones. Para verificar que la instalación proyectada cumple con las exigencias de eficiencia energética se podrá optar por uno de los dos procedimientos de siguientes: 1. recuperación de energía y aprovechamiento de energías renovables.2. 2. De esta forma. Esto. No limitar la innovación tecnológica. Cuando el consumo de energía primaria y las emisiones de dióxido de carbono de la instalación evaluada sean . control. redes de tuberías y conductos.

000 m2. 3. en los edificios de servicios en los que se prevea una actividad ocupacional y funcional superior a las 4. En los edificios nuevos que dispongan de una instalación de generación de calor o frío cuya potencia térmica nominal a instalar sea mayor que 70 kW y cuya superficie útil total sea mayor que 1. el nuevo exige explícitamente que se documenten y justifiquen más pormenorizadamente las consideraciones energéticas que han llevado a la elección del sistema de climatización y el cumplimiento de los requisitos energéticos del RITE. que una justificación de la equivalencia de las prestaciones obtenidas lo facilite y fomente. y cuya previsión de consumo energético tenga una relación estable entre la energía térmica (calor y frío) y la energía eléctrica consumida a lo largo de todo el periodo de ocupación. en función de su importancia. Las instalaciones térmicas deben ejecutarse sobre la base de una documentación técnica que. medioambiental y económicamente. e) Las bombas de calor. c) La conexión a una red de calefacción y refrigeración urbana cuando ésta exista previamente. como por ejemplo: a) Sistemas de producción de energía. Justificación energética de la elección del sistema. De esta forma se garantiza que la reglamentación no suponga una barrera que retrase la entrada en el mercado de las innovaciones tecnológicas. También se justificará el sistema de climatización y de producción de agua caliente sanitaria elegido desde el punto de vista de la eficiencia energética. . tal y como establece la Directiva 2002/91/CE. renovable y residual utilizadas e incluirá una lista de los equipos consumidores de energía y de sus potencias. al contrario. b) La cogeneración. en función del clima y de las características específicas del edificio y su entorno. será un proyecto o una memoria técnica.000 horas al año.inferiores o iguales que las de la instalación según el procedimiento simplificado se considerará que cumple. En este análisis se deberán considerar y tener en cuenta aquellos sistemas que sean viables técnica. en particular la energía solar térmica y biomasa. En el proyecto de una instalación térmica se deberá incluir una estimación del consumo de energía mensual y anual expresado en energía primaria y emisiones de dióxido de carbono. la justificación anterior incluirá la comparación del sistema de producción de energía elegido con otros alternativos. Frente al actual reglamento. d) La calefacción y refrigeración centralizada. basados en energías renovables. La estimación deberá realizarse mediante un método que la buena práctica haya contrastado y se indicarán las fuentes de energía convencional.

En el nuevo RITE se especifican las siguientes pruebas que la empresa instaladora realizará y documentará relacionadas con la eficiencia energética de la instalación: Comprobación de la eficiencia energética de los equipos de generación de calor y frío en las condiciones de trabajo. o residuales. Lo mismo sucede con las piscinas cubiertas. - - . almacenamiento y utilización de energía solar. una parte de las necesidades energéticas térmicas derivadas de esa demanda se deben cubrir mediante la incorporación en los mismos de sistemas de captación. a partir de ese momento. Comprobación de la eficiencia y la aportación energética de la producción de los sistemas de generación de energía de origen renovable. Cuando los resultados sean satisfactorios se suscribirá el certificado de la instalación que se registrará en el Órgano competente de la Comunidad Autónoma donde radique la instalación. climatizadores y demás equipos en los que se efectúe una transferencia de energía térmica.4. No puede utilizarse energía convencional para el calentamiento de piscinas al aire libre. Aprovechamiento de las energías renovables (energía solar). MONTAJE En la instalación terminada. distribución y las unidades terminales en las condiciones de régimen. 2. Comprobación de las temperaturas y los saltos térmicos de todos los circuitos de generación. autorizada la puesta en servicio de la instalación. Para el calentamiento del agua de piscinas al aire libre sólo podrán utilizarse fuentes de energía renovables. En los tres casos y en relación con el porcentaje a cubrir con energía solar el RITE realiza una remisión a la sección HE 4 “Contribución solar mínima de agua caliente sanitaria” del Código Técnico de la Edificación. Comprobación de los intercambiadores de calor. entendiéndose. bien sobre la instalación en su conjunto o bien sobre sus diferentes partes. Comprobación que los consumos energéticos se hallan dentro de los márgenes previstos en el proyecto o memoria técnica. Comprobación del funcionamiento de los elementos de regulación y control. adecuada a la radiación global de su emplazamiento y a la demanda total de agua caliente del edificio. deben realizarse las comprobaciones y pruebas de puesta en servicio. en la que una parte de las necesidades energéticas del calentamiento del agua se debe cubrir mediante la incorporación de sistemas de captación. En los edificios nuevos o sometidos a reforma con previsión de demanda de agua caliente sanitaria.3. como la energía solar. almacenamiento y utilización de energía solar. que varía entre el 30 % y el 70%.

En las instalaciones de energía solar térmica con superficie de apertura de captación mayor que 20 m2 se realizará un seguimiento periódico del consumo de agua caliente sanitaria y de la contribución solar.4. Por último. en instalaciones de potencia térmica nominal mayor que 70 kW. Programa de gestión energética El programa de gestión energética obliga a la empresa mantenedora a realizar tres acciones: Un análisis y evaluación periódica del rendimiento de los equipos generadores de calor y frío en función de su potencia térmica nominal instalada. en su uso y funcionamiento. Además. la empresa mantenedora realizará un seguimiento de la evolución del consumo de energía y de agua de la instalación térmica - - . MANTENIMIENTO Y USO DE LAS INSTALACIONES El titular o usuario de las instalaciones térmicas es responsable del cumplimiento del RITE desde el momento en que se realiza su recepción provisional. Anualmente el mantenedor realizará un certificado de mantenimiento. recomendando mejoras o modificaciones de la instalación.- Comprobación del funcionamiento y del consumo de los motores eléctricos en las condiciones reales de trabajo. Comprobación de las pérdidas térmicas de distribución de la instalación hidráulica. que las realizará de acuerdo con las instrucciones contenidas en el “Manual de Uso y Mantenimiento”. en lo que se refiere a su uso y mantenimiento. un programa de mantenimiento preventivo y un programa de gestión energética. al Órgano competente de la Comunidad Autónoma. Este manual debe contener las instrucciones de manejo y maniobra de la instalación. 2. que será enviado. Una vez al año se realizará una verificación del cumplimiento de la exigencia que figura en la Sección HE 4 “Contribución solar mínima de agua caliente” del Código Técnico de la Edificación. la empresa mantenedora asesorará al titular. se realice con la máxima eficiencia energética. a través de una empresa de mantenimiento autorizada. así como. que redunden en una mayor eficiencia energética. que contenga los resultados de las operaciones de mantenimiento realizadas. midiendo y registrando los valores. a lo largo de su vida útil. Destacamos de este manual dos de los aspectos más interesantes desde la perspectiva energética: 1. Con esto se pretende asegurar que su funcionamiento. así como los programas de funcionamiento. midiendo y registrando los valores.

No es una novedad en el reglamento. p. limitación de puntas de potencia eléctrica. Directiva 2002/91/CE. evitando poner en marcha simultáneamente varios motores a plena carga y utilización del sistema de enfriamiento gratuito en régimen de verano y de invierno. donde se indica que “La Comunidad Autónoma correspondiente dispondrá cuantas inspecciones sean necesarias con el fin de comprobar y vigilar el cumplimiento de este reglamento. relativa a la eficiencia energética de los edificios. de 13 de septiembre de 1993. p. DO L 273. entre otros. de 16 de diciembre de 2002. INSPECCIÓN PERIÓDICA Uno de las medidas del nuevo RITE que más pueden ayudar a mejorar la eficiencia energética es la obligación de realizar inspecciones periódicas de eficiencia energética.2 – Inspecciones.68 y 69.5. En el caso de instalaciones de potencia térmica nominal mayor que 70 kW comprenderá. en concreto en la ITE 08. 29. Instrucciones de manejo. 2. Programa y régimen especial para los fines de semana y para condiciones especiales de uso del edificio o de condiciones exteriores excepcionales. cinco años. tal como se recoge en la exposición de motivos del Real Decreto 1751/1998 9. Directiva 93/76/CEE. especialmente serán inspeccionadas periódicamente los equipos de calefacción de una potencia nominal superior a 15 kW con objeto de mejorar sus condiciones de funcionamiento y de limitar sus emisiones de dióxido de carbono”. como transposición de los artículos 8 (inspección de las calderas) y 9 (inspección de los sistemas de aire acondicionado) de la directiva 2002/91/CE 7. Programa de paradas intermedias del conjunto o de parte de equipos. por el que se aprueba el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los edificios (RITE) y sus instrucciones técnicas complementarias ITE y se crea la Comisión Asesora para las instalaciones térmicas de los edificios. los siguientes aspectos: Horario de puesta en marcha y parada de la instalación. más bien se trata de endurecer y concretar lo previsto en el vigente RITE. Real Decreto 1751/1998. 7 DO L 1 de 4/1/2003. Orden de puesta en marcha y parada de los equipos. 8 9 . Programa de modificación del régimen de funcionamiento. de 31 de julio. Esta instrucción era a su vez transposición del artículo 6 de la Directiva 93/76/CEE8 . será adecuado a las características de cada instalación con el fin de dar el servicio demandado con el mínimo consumo energético. maniobra y de funcionamiento El programa de funcionamiento. al menos. Esta información se conservará por un plazo de.periódicamente. con el fin de poder detectar posibles desviaciones y tomar las medidas correctoras oportunas. - 2. relativa a la limitación de las emisiones de dióxido de carbono mediante la mejora de la eficacia energética (SAVE). Secuencia de arranque de bombas de circulación.

El efecto global de esta solución deberá ser aproximadamente equivalente al de la primera opción. A partir de esta inspección. Sin embargo. que incluirá una evaluación del rendimiento del sistema y de su capacidad comparada con la demanda de refrigeración del edificio. asesorando a los usuarios sobre la sustitución del sistema. las inspecciones periódicas realizadas de los equipos de calefacción de potencia nominal superior a 15 kW han sido muy reducidas.2. concretándola y ampliándola a los sistemas de aire acondicionado con una potencia de más de 12 kW. Para calderas de una potencia nominal efectiva de más de 20 kW y con más de 15 años de antigüedad. Antes de iniciarse el proceso de revisión del RITE la Comisión Asesora creó un grupo de trabajo para elaborar un procedimiento de “Inspección periódica de los equipos de calefacción con una potencia superior a 15 kW” para desarrollar la ITE 08. Los Estados miembros que elijan esta opción deberán presentar a la Comisión cada dos años un informe sobre la equivalencia de su enfoque. La Directiva 2002/91/CE permite elegir. estaba coordinado por el IDAE y formado por: . la directiva nos dice que se deberá realizar una inspección periódica de los sistemas de aire acondicionado con una potencia nominal efectiva superior a 12 kW. sobre otras modificaciones del sistema de calefacción y sobre soluciones alternativas La segunda opción consiste en establecer las medidas necesarias para asesorar a los usuarios sobre la sustitución de la caldera. en el caso de las calderas. Esta era una de las razones por las que el considerando 7º de la Directiva 2002/91/CE. lo que es de gran importancia para un país como el nuestro donde debido al clima la incidencia en el consumo de energía nacional del parque de instalaciones de aire acondicionado es muy importante. entre dos opciones: La primera consiste en establecer una inspección periódica de las calderas que utilicen combustibles no renovables líquidos o sólidos y tengan una potencia nominal efectiva comprendida entre 20 y 100 kW. otras modificaciones del sistema de calefacción y soluciones alternativas que podrían incluir inspecciones para valorar el rendimiento y capacidad adecuados de la caldera. los expertos asesorarán a los usuarios sobre la sustitución de la caldera. que podrá aplicarse a calderas que utilicen otros combustibles. las mejoras que se puedan aportar o sobre soluciones alternativas. - Por lo que respecta a la inspección de los sistemas de aire acondicionado. que se constituyó en abril del año 2000 y finalizó su propuesta un año después. justificaba la necesidad de un instrumento jurídico complementario que instaurara acciones más concretas. El grupo. En este aspecto refuerza la exigencia de la Directiva 93/76/CEE. que deberá incluir una evaluación del rendimiento de la caldera y de su capacidad comparada con la demanda de calefacción del edificio.por el que se aprueba este RITE. se establecerá una única inspección de todo el sistema de calefacción.

Sin embargo no se llegó a aprobar ya que la Comisión Asesora optó por integrarlo dentro de los trabajos de revisión del RITE. Serán inspeccionados los generadores de calor de potencia térmica nominal instalada igual o mayor que 20 kW y los generadores de frío de potencia térmica nominal instalada mayor que 12 kW. CONAIF. Inspección de los generadores de calor y frío. contados a partir de la fecha de emisión del primer certificado de la instalación. sirviendo sus conclusiones como base para redactar la instrucción IT 4 de Inspección. a fin de verificar el cumplimiento de la exigencia de eficiencia energética. Dirección General de Industria y Energía de Santa Cruz de Tenerife. como mínimo. FEGECA y SEDIGAS. se realizará una inspección de toda la instalación térmica. Ayuntamiento de Madrid. con las siguientes particularidades: 1. sus equipos de generación de calor y frío y las instalaciones solares térmicas. inspección del registro oficial de las operaciones de mantenimiento reglamentarias relacionadas con el generador de calor de frío y de energía solar térmica. que comprenderá. para verificar su realización periódica. Las Comunidades Autónomas podrán realizar estas inspecciones mediante campañas específicas en el territorio de su competencia. las siguientes actuaciones: inspección de todo el sistema relacionado con la exigencia de eficiencia energética regulada en la instrucción técnica de diseño y dimensionado del RITE. ANFEL ATECYR. La inspección comprenderá: análisis y evaluación del rendimiento. El grupo de trabajo elaboró un Borrador de Orden Ministerial por la que se establece un método para las inspecciones periódicas de los equipos de calefacción de más de 15 kW. en particular. y la potencia térmica nominal instalada sea mayor que 20 kW en calor o 12 kW en frío.AMICYF. caso de existir. CNI. . la inspección incluirá la instalación de energía solar. se inspeccionarán periódicamente a lo largo de su vida útil. así como el cumplimiento y adecuación del “Manual de Uso y Mantenimiento” a la instalación existente. En la propuesta de revisión del RITE las instalaciones térmicas y. El procedimiento de inspección afecta tanto a los generadores de calor y frío como a la instalación completa. Inspección de la instalación térmica completa Cuando la instalación térmica de calor o frío tenga más de 15 años de antigüedad. - 2. y comprenderá la evaluación de la contribución solar mínima en la producción de agua caliente sanitaria y calefacción y refrigeración solar.

definidas como aquellas que proporcionan servicios energéticos o de mejora de la eficiencia energética que incluyen también las operaciones de mantenimiento de estas instalaciones. 10 . de 5 de abril de 2006. etc. medioambiental y económica.- inspección del registro oficial de las operaciones de mantenimiento reglamentarias. sobre la eficiencia del uso final de la energía y los servicios energéticos. climatización y producción de agua caliente sanitaria representan un porcentaje muy elevado del consumo de energía de los edificios y están por lo tanto afectadas por el cumplimiento de este objetivo de ahorro energético que fija la nueva Directiva. elaboración de un dictamen con el fin de asesorar al titular de la instalación. Las instalaciones de calefacción. especialmente las empresas de mantenimiento y los titulares de los edificios que deberán adaptarse a las exigencias de este nuevo mercado de servicios energéticos. afrontando cierto grado de riesgo económico ya que el pago de los servicios prestados se basará total o parcialmente en la obtención de las mejoras energéticas previstas y en el cumplimiento de los demás requisitos de rendimiento convenidos por contrato. Aparecen también las figuras del “contrato de rendimiento energético”. que propone un objetivo energético nacional de ahorro del 9% para el noveno año de aplicación de la misma. con la finalidad de que las inversiones en las medidas que se realicen se abonen respecto de un nivel de mejora de la eficiencia energética acordado. Se impulsa. para la instalación térmica completa y comprobación del cumplimiento y la adecuación del “Manual de Uso y Mantenimiento” a la instalación existente. así. “financiación por terceros”. Directiva 2006/32/CE. “garantía de contratos de ahorro de energía”. proponiéndole mejoras o modificaciones de su instalación. Las medidas técnicas estarán justificadas en base a su rentabilidad energética. Y en particular. - 3. el desarrollo del mercado de los “Servicios Energéticos” a través de las “Empresas de Servicios Energéticos”. los distintos agentes que intervienen en este sector. Para ello se desarrollará un método para la medición y la verificación del ahorro de energía y una Autoridad responsable en cada país que vigile el proceso. EL FUTURO DEL SECTOR: LA DIRECTIVA 2006/32/CE En abril de 2006 se publicó la Directiva 2006/32/CE10 sobre la eficiencia del uso final de la energía y los servicios energéticos. La Directiva hace especial hincapié en que las medidas de mejora de la eficiencia energética deberán dar lugar a ahorros de energía que puedan medirse y verificarse o estimarse claramente. Este ahorro energético se podrá conseguir mediante la realización de diferentes medidas de mejora de la eficiencia energética. para mejorar su eficiencia energética y contemplar la incorporación de energía solar.

no solo sobre el tradicional campo del mantenimiento de las instalaciones sino sobre su gestión energética en la línea que la Directiva propone. . acreditación o certificación para estos proveedores de servicios energéticos. Con el fin de garantizar un elevado nivel de competencia en este mercado la Directiva también impulsa el desarrollo de sistemas apropiados de cualificación. Esto afectará al tipo de servicios que prestan las empresas de mantenimiento que deberán ofertar servicios más orientados a garantizar un rendimiento energético adecuado de la instalación basado en valores medibles. 4. CONCLUSIÓN La creación de un mercado de servicios energéticos orientado a mejorar la eficiencia energética del uso final de la energía será una tarea a desarrollar en los próximos años en nuestro país.En este sentido se refuerza el papel de las empresas mantenedoras que deberán tener una participación más activa. como es una mayor contabilización de los consumos energéticos de estas instalaciones y la inspección periódica de la eficiencia energética. El nuevo RITE introduce alguno de los elementos necesarios para el desarrollo de este nuevo mercado. que a la realización de operaciones concretas de mantenimiento. es decir mediante la utilización de estas nuevas figuras que ligan el pago de los servicios a la consecución de resultados energéticos medibles.