I I CURSO INTERNACIONAL DE ESPECIALIZACIÓN PARA INSTRUCTORES DE DERECHOS HUMANOS EN USO DE LA FUERZA, TIRO DE PRESERVACIÓN DE LA VIDA, TÉCNICAS Y TECNOLOGÍAS MENOS

LETALES

La conducta ética en las intervenciones policiales Cap. Efrain L. Gutierrez Moscoso Sumario: I. Introducción. II. Componentes de la conducta ética. III. La influencia jerárquica en la ética policial. IV. Conducta ética en las intervenciones policiales. V. Conclusiones. VI. Bibliografía I. Introducción Los policías del Estado plurinacional boliviano, desempeñamos funciones esencialmente de prevención y auxilio , basamos nuestro trabajo en la misión descrita en el articulo 251 de nuestra Constitución política, “[…] la DEFENSA DE LA SOCIEDAD, LA CONSERVACION DEL ORDEN PUBLICO Y EL CUMPLIMIENTO DE LAS LEYES EN TODO EL TERRITORIO NACIONAL”1, para este cometido de manera preventiva o ante cualquier alteración que atente contra la seguridad de las personas, la pacifica convivencia social nuestras acciones serán intervenciones policiales orientadas a la protección y/o restitución de los derechos que pudieron afectarse. Las intervenciones policiales tienen un componente esencial de personalidad dado por la conducta ética del funcionario encargado de hacer cumplir la ley (F.E.H.C.L.) 2 que la ejecuta, por lo tanto existirá entonces una capacidad racional y critica por parte del policía interviniente, reforzado por un amplio sentido de madurez emocional y honestidad al
1 2

Constitución Política del Estado Plurinacional de Bolivia, Art. 251

La abreviación (F.E.H.C.L.) se encuentra descrita en el Código de Conducta para los Funcionarios Encargados de hacer cumplir la ley. (aprobado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en su resolución 34/169 del 17 de diciembre de 1979). Su redacción clara, directa y sencilla ha permitido reorientar la función policial en todas las regiones del mundo, documento que ha establecido que la expresión "funcionarios encargados de hacer cumplir la ley o F.E.H.C.L." incluyendo a todos los agentes de la ley, ya sean nombrados o elegidos, que ejercen funciones de policía, especialmente las facultades de arresto o detención.

C.II respecto de las facultades que el Estado le ha otorgado y las limitaciones que la norma le prescriben en su accionar. la tercera parte describirá como la conducta ética va a influir ya sea de manera positiva o negativa en las intervenciones policiales. pero donde quedan los referentes inherentes a los valores ético morales que posee. el numeral 18 de los Principios básicos sobre el empleo de la fuerza y uso de las armas de fuego que dice al respecto: Los gobiernos y los organismos encargados de hacer cumplir la ley procurarán que todos los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley sean seleccionados mediante procedimientos adecuados. II. como se puede evaluar este aspecto sin equivocarse al momento de seleccionar a los que mañana serán los que protejan los derechos de los ciudadanos. en la cuarta parte realizaremos un análisis critico personal del trabajo policial realizado sin el afán de ir en desmedro de todos los policías.E.L. . en la primera destacaremos cuales son los componentes que confluyen hacia la conducta ética de manera integral describiendo la concepción propia del policía al respecto de la conducta ética y su interrelación con el trabajo cotidiano.3 3 Principios Básicos sobre el Empleo de la Fuerza y de Armas de Fuego por los Funcionarios Encargados de Hacer Cumplir la Ley. Componentes de la conducta ética Todo policía debe ser sujeto de un proceso de selección con la finalidad de reunir los requisitos cognitivos y habilidades físicas que sean aptas para la función a desempeñar. mas al contrario solamente con la finalidad de buscar un punto de partida para generar un cambio de actitud y compromiso personal. psicológicas y físicas apropiadas para el ejercicio eficaz de sus funciones y reciban capacitación profesional continua y completa. Adoptados por el Octavo Congreso de las Naciones Unidas sobre Prevención del Delito y Tratamiento del Delincuente. en la segunda veremos cual es la importancia de la influencia jerárquica en el desempeño ético conductual del policía subalterno. Tales aptitudes para el ejercicio de esas funciones serán objeto de examen periódico.H. posean aptitudes éticas. quedando claro que solamente obrando así se podrá conseguir un objetivo legal y legitimando la actuación del F. El presente ensayo ha sido desarrollado en cuatro partes.

conocer sobre la verdadera etapa de consolidación de valores morales y la estructura social sobre la que creció tomando en cuenta que existen varios parámetros que pueden ser un indicador de sus verdaderas motivaciones para ser policía lo que vendría a constituir la ética personal del que en un futuro será F. el individuo que actúa según su ética personal.E. Servir y proteger. puede verse confrontado con una <ética de grupo> establecida o quizás opuesta.H. psicológicas y físicas que debe poseer un policía para desarrollar a cabalidad el trabajo de servicio a la sociedad. es de mucho riesgo que no se realice un estudio social de los aspirantes a policías como un pre-requisito para la postulación. Como puede entonces un policía nuevo afrontar esta posición que daña su percepción personal del respeto a los demás será un factor de integración o separación del grupo mayoritario el hecho que no se comparta este tipo de practicas policiales durante las intervenciones. o mas difícil aun será la situación de denunciar estos hechos que colocan la imagen institucional en desmedro ante la sociedad que día a día pierde mas la confianza en su servidor de protección. Otro constitutivo de la conducta ética se da por la interferencia de los demás sobre el policía novato que quiere poner en práctica sus conocimientos frescos y con carácter especializado “En este sentido. 4 Cees de Roover. 164 .L. podemos inferir cual la importancia de las aptitudes ético. en contraposición con los estereotipos que se siguen viendo donde el uso indiscriminado de la fuerza como prevalencia ante un estado de alteración de la seguridad y el orden publico son medios eficaces para su resolución. y con la consiguiente presión para que la acepte o la rechace”4. tomando en cuenta que los últimos estudios en unidades de pregrado policial se adquieren conocimientos sólidos de cultura de protección y respeto a los derechos humanos. celebrado en La Habana (Cuba) del 27 de agosto al 7 de septiembre de 1990. tomando en cuenta que es integral. por lo tanto se tiene que enfatizar el aspecto de corrosión que puede existir al interior de la policía. pg.III Si analizamos el texto citado supra.C.

Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley podrán usar la fuerza sólo cuando sea estrictamente necesario y en la medida que lo requiera el desempeño de sus tareas. de 17 de diciembre de 1979 . en particular. ni invocar la orden de un superior o circunstancias especiales. Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley asegurarán la plena protección de la salud de las personas bajo su custodia y. como un documento que nos demuestra como podemos los policías ser profesionales al servicio de la sociedad y utilizar la fuerza solo cuando se hayan agotado todas las medidas de persuasión. inhumanos o degradantes. Adoptado por la Asamblea General en su resolución 34/169. 2. amenaza a la seguridad nacional. inhumanos o degradantes.IV Ante estos hechos surge entonces nuestro “Código de conducta para funcionarios encargados de hacer cumplir la ley”5. instigar o tolerar ningún acto de tortura u otros tratos o penas crueles. En el desempeño de sus tareas. para lo cual los artículos inherentes a este tema sobre las intervenciones policiales nos fijan como presupuestos que: Art. y la necesidad de protección del estado que nosotros podemos garantizar. o cualquier otra emergencia pública. 3. los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley respetarán y protegerán la dignidad humana y mantendrán y defenderán los derechos humanos de todas las personas. Ningún funcionario encargado de hacer cumplir la ley podrá infligir. Art. Art. Como se puede entender que existan hechos que vayan en deslumbre de nuestra imagen como policías. como estado de guerra o amenaza de guerra. como justificación de la tortura u otros tratos o penas crueles. inestabilidad política interna. 6. 5. Art. será porque al presente el policía no ha concebido lo que es la dignidad del ser humano. tomarán medidas inmediatas para proporcionar atención médica cuando se precise. en tanto cree que las facultades coercitivas para la aplicación de la ley también le otorga licencia para entrar en la errónea creencia que todas sus acciones son correctas lo que no le 5 Código de conducta para funcionarios encargados de hacer cumplir la ley.

pg. hasta hechos de tortura como medio alternativo para obtener la verdad en las investigaciones policiales lo cual es atentatorio contra el derechos a la vida. 2 . la integridad física y a la seguridad. relacionado con el excesivo trabajo en el área social y bajo permanente presión. interés en el trabajo y la superación personal. especialmente en aquellas profesiones de riesgo y que están en constante interacción con personas que sufren” 6 enfermedad conocida como el síndrome de Burnout. por lo tanto será importante entonces no cerrar los ojos ante un posible hecho que pueda justificar un mal desempeño policial y que requiere de una investigación inmediata III. Entonces se puede justificar solo por desconocimiento los malos procedimientos policiales o tiene que ver con “La complejidad del medio laboral actual está incrementando los cuadros clínicos asociados reactivamente al estrés. Presencia del síndrome de Burnout en poblaciones vulnerables de Carabineros de Chile. donde se han realizado algunos estudios en policías de otros países encontrando cierto desgaste cognitivo.V permite admitir una equivocación en su procedimiento. La influencia jerárquica en la ética policial Como se puede argumentar que los mandos superiores de la Policia boliviana no están priorizando en la institución un cambio de imagen cuya principal estrategia se oriente hacia el cambio de actitud de parte del policía hacia la sociedad. asimismo la concepción de fuerza esta supeditada al empleo de un elemento de defensa que recae en un bastón policial como parte de su equipo y no por la verbalización como primera y mejor alternativa en la resolución de casos. estos y muchas acciones son las que han sido reincidentes en la labor de prevención y protección policial. será que dentro de la institución no se manejan a cabalidad los conceptos de respeto de las libertades y garantías 6 Daniel Briones Mella. pudiendo constituirse desde simples empujones en las intervenciones convencionales. pero que no tiene la misma dignidad desde la perspectiva del policía que interviene. en muchos casos también pasando por la omisión de socorro que un eventual infractor a la norma pueda necesitar por carecer de supuesto valor la vida de esta persona que requiere un pronto soporte vital. Llegar desde la legitima defensa hasta el uso irracional de la fuerza constituyen hechos que constriñen la integridad física.

pero no existe al interior nuestro ejemplos que realmente permitan a los policías subalternos en sus cotidianas actividades de cada unidad policial utilizarlos para luego irradiar este cambio en el trato con la sociedad. con todos los principios inherentes a este. La conducta ética en las intervenciones policiales Dentro de las nuevas tendencias en educación policial. entonces en primera instancia el emprendimiento debe realizarse con procesos de transformación tendientes a la cultura del respeto del policía al policía. de manera tal que sean profesionales. seguros y ante todo en respeto a los derechos y garantías reconocidos por el Estado boliviano en . con respeto. esencialmente en lo que respecta a la capacitación especializada. ya que la capacitación apoya al personal subalterno. es así que a la fecha se ha publicado “El manual de técnicas básicas de intervención en el contexto de los derechos humanos”. donde se respete la función por la que ese policía fue preparado y no donde se cree un peldaño que divida a los policías por su grado o condición social. pero lealtad que vaya en pro de los buenos hábitos de conducta y no que vayan a socapar actos de violación de derechos humanos y corrupción en general. de lo contrario se continuara con esta falsa cultura de protección d derechos humanos. pero mientras no exista el marco del respeto mutuo dentro de la institución. Lo citado supra es generador de resentimiento.VI constitucionales porque el policía todavía es victima de una opresión de parte del personal que se encuentra en función de mando jerárquico o de funciones y solamente se quiere hacer ver a la sociedad que los cuadros policiales se capacitan en esta materia de derechos humanos. educación. IV. para que tenga su efecto multiplicador. con una serie de propuestas alternativas a los métodos convencionales de aplicación de la ley. mas no como policía sino como ser humano. hipocresía. entonces estos conocimientos son como hojas que se las lleva el viento. el mismo que tiene por objetivo normar aspectos básicos al respecto de las actuaciones de carácter policial. con el objeto de optimizar los procedimientos policiales. han surgido los Derechos humanos aplicados a la función policial. falta de lealtad entre policías. por lo tanto se deberá proponer que la conducta ética sea vista como un parámetro del cambio de conducta que sea irradiado primero por los mandos superiores e intermedios.

se denota que existe realmente un aspecto de fondo mas que de forma que tiene mucho que ver con lo que es la actitud y predisposición para trabajar a favor de la sociedad y no como hasta hoy se viene suscitando favoreciéndonos de la sociedad.L. pero que no tengan en si una mala intención por parte del efectivo policial. Rosario Pérez Ponce. mas allá de ser simplemente omisiones a algunos protocolos de seguridad no observados.VII materia de derechos humanos. la corrupción. sin improvisar criterios de legalidad y objetividad ante una inminente transgresión a la norma. donde se demuestre que realmente si existen procedimientos vinculados a la no utilización de la fuerza ilegal por parte de los F. pero de manera responsable mejorar esos procesos de enseñanza que se requieren hoy en el mundo actual. Wilder Chambi Valeriano.7 Entre tantos escritos al respecto de nuestras intervenciones policiales en general y lo mas probable la forma como nos conciben muchas personas. donde las personas están mas interesadas en un policía con conocimientos sólidos y técnicas 7 Juan Ramón Quintana. en contraposición con los comentarios. 9 . por lo tanto si bien existe este nueva tendencia de los derechos humanos como un estudio preeminente a una nueva dinámica de trabajo. Policía y democracia en Bolivia: una política institucional pendiente Pg. Emergente de este criterio surge también la necesidad de ver porque las costumbres tan enraizadas como el poder discrecional del policía a mas de ocultar las deficiencias en los procedimientos empleados buscan con un fuerte grito un cambio trascendental en el proceso de formación del futuro servidor y servidora a la ley.E. Milenka Ramos Ayaviri. con mas profesionalización. la politización. Loreta Tellería Escobar. René Pucho Alejo. Dilma Isnado Chavez. su cultura autoritaria.C.H. el abuso de poder y la informalidad en los métodos de trabajo. ante tanta critica realizada por los escritores e investigadores tal es el caso de Juan Ramón de la Quintana quien refiere que: El común denominador de los estudios interdisciplinarios sobre la policía da cuenta de sus anomalías organizacionales. David Atahuichi Quispe. hasta conseguir este objetivo buscado y propuesto por la mayor parte de los policías debemos seguir combatiendo las malas costumbres y hábitos en el accionar policial.

pero que no dejan de ser latentes en nuestra verde olivo. entonces si se puede vislumbrar un criterio de ética policial. como por la falta de compromiso personal. desencadenando lógicamente en una violación a los derechos de los ciudadanos. por lo tanto tenemos las mismas necesidades de protección del Estado boliviano. Entonces reflexionar sobre como se debe apoyar la labor policial es recaer en el aspecto de la concienciación desde el punto departida que todos somos seres humanos y ciudadanos. quedando muchos otros dentro de la cifra negra como hechos no conocidos por factores que ayudan a su no publicación. entendida como las buenas practicas en la labor policial en beneficio de la sociedad. que con el uso del garrote y el grito a voz en cuello. que siembra el terror mas no la confianza. necesaria y proporcional. muchos procesos que por si solos han ido marcando fallas en lo que concierne a la conducta ética por parte de algunos de nuestros miembros. a realizar acciones atentatorias contra la integridad física de las personas ocasionalmente intervenidas por cualquier motivo. .H. Esta falta de ética esta dada primero por el desconocimiento de los procedimientos y las formas de intervención policial que regulan el trabajo en si. nobles y honestos con la función que desempeñamos. por lo que cabe recalcar este es uno de los motivos que impulsa al F.L.E. entendiéndose que se requiere de policías buenos e incorruptibles. V. en verdad es muy preocupante como se puede continuar trabajando desde la óptica de que cualquier infracción a la norma vigente es un riesgo contra la seguridad del policía.VIII profesionales. pero por sobre todo nosotros somos los especialistas en brindar esta seguridad y confianza en el ciudadano que requiere de nuestra labor. la carencia de valores y el respeto hacia los demás.C. desde la verbalización hasta el uso de la fuerza potencialmente letal. Conclusiones A lo largo del presente trabajo queda claro que ha existido dentro de nuestra institución policial boliviana. los cuales son visibles cuando se encuentran frente a la opinión publica porque son denunciados. asumiéndola como una ofensa personal. porque en muchas oportunidades hemos tenido que soslayar acontecimientos que pudieron haberse solucionado de manera pacifica si se habría procedido de acuerdo al uso gradual y racional de la fuerza legal.

1998 . propugnando el “servir y proteger” como lema institucional en aras de la protección al pueblo como nuestra suprema ley pero con la imposibilidad de alcanzar ese anhelo promisorio sin el compromiso de todos. sino como regentes del buen accionar.IX Así también porque a la fecha no se ha podido realizar una verdadera investigación científica relacionada con algunas enfermedades que se presentan en sectores como los policías donde se ha encontrado cuadros en funcionarios policiales de otros países como el chileno relacionados al Síndrome de Burnout que podría ser una causa mediata del porque el policía tiende a ser reactivo y a veces parece no tener empatía sobre el sufrimiento de las personas a las que presta servicio. mas al contrario busque hacerlo en merito a los requerimientos de necesidad de la sociedad. Rover. no como entes de protección. Cees de. Principios Básicos sobre el Empleo de la Fuerza y de Armas de Fuego por los Funcionarios Encargados de Hacer Cumplir la Ley. Adoptados por el Octavo Congreso de las Naciones Unidas sobre Prevención del Delito y Tratamiento del Delincuente.H. Por lo tanto la nueva tendencia de derechos humanos como materia pro positivista. 2004 Código de conducta para funcionarios encargados de hacer cumplir la ley.C. Ginebra.S. Bibliografía Constitución Política del Estado.P. crear una cultura superior donde la recompensa del policía sea la satisfacción del deber cumplido como primer estimulo en el trabajo desarrollado y posteriormente exista el pleno reconocimiento por parte de nuestros comandantes. VI. La Paz. podría entonces a partir de esta premisa buscar mas referentes que puedan aportar una causa que pueda ser origen de muchos desagravios por parte de los F. busca un cambio de actitud que se logre de manera unificada. donde el policía no busque la comodidad de su servicio. Adoptado por la Asamblea General en su resolución 34/169. Editorial. U.L. Comité internacional de la Cruz Roja. donde prime el bienestar social y no el personal.E. Bolivia. Servir y Proteger. de 17 de diciembre de 1979. en contra de la sociedad y generar que se pueda realizar apoyo profesional para mejorar las condiciones de salud mental y física del policía profesional. ed. celebrado en La Habana (Cuba) del 27 de agosto al 7 de septiembre de 1990.

número 24.cl Quintana. Taborga Juan Ramón. Policía y democracia en Bolivia: una política institucional pendiente. et al.cienciaytrabajo.. D. La Paz.R. año 9. Bolivia. Julio de 2003 . ©FUNDACIÓN PIEB.X Briones. Mella Daniel. Ciencia & Trabajo. Presencia del síndrome de Burnout en poblaciones vulnerables de Carabineros de Chile. abril-junio 2007 www.