Tesina de Grado

Índice 1.- Abstract 1.1 Palabras claves 1.2 English abstract 1.3 English Keywords 2.- Justificación 3.- Esquema de investigación 3.1 Tema 3.2 Problema 3.3 Hipótesis 3.4 Variable independiente 3.5 Variable dependiente 1 3.6 Variable dependiente 2 4.- Objetivos 4.1 Objetivos Generales 4.2 Objetivos específicos 5.- Metodología de la Investigación 6.- Definiciones conceptuales 7.- definiciones operacionales 7.1- Indicadores Introducción Parte I La pareja como vínculo vital ¿Que es la pareja? Evolución histórica de la familia y la pareja Transformaciones de la familia actual Cómo se transformó la pareja Del deseo al código Parejas tradicionales Parejas transicionales Pareja contraculturales o innovadoras Parte II Posmodernidad ¿A qué llamamos posmodernidad? Génesis de la cultura posmoderna ¿Posmodernidad o posmoralidad? Perfil del individuo posmoderno Posmodernidad, cultura de la imagen y del simulacro Posmodernidad, el lugar de los no lugares La noción de pareja y familia en la posmodernidad Conclusión Parte III La clínica ante el desafío actual Psicoanálisis Conductismo

1

Terapia Familiar Sistémica Terapias posmodernas Constructivismo social, narrativas Conclusión: Hacia una nueva mirada del terapeuta Parte IV La Investigación realizada - Método a) Muestra b) Instrumento c) Procedimiento d) Resultados e) Respuestas acerca de pareja f) Respuestas acerca de terapia g) Opiniones promedio sobre la terapia de pareja h) Respuestas acerca de valores/ creencias i) Cruce de Variables j) Discusión- Interpretación de los resultados k) Un caso porteño, algunas conclusiones de mi investigación Conclusión Bibliografía Protocolo de investigación Libro de Códigos Matriz de datos “¿DE QUÉ HABLAMOS CUANDO HABLAMOS DE AMOR?” La noción de pareja en la posmodernidad. Una visión pluralista para el abordaje terapéutico. 1.- Abstract: He de considerar al siguiente trabajo como una investigación de carácter descriptivo-cuantitativo, efectuada con la finalidad de repensar la terapia de pareja, analizando el marco de la posmodernidad en la que ésta se inscribe en nuestros días, indagando en los cambios de creencias que han afectado a los vínculos de pareja. Vivimos en un mundo globalizado, en una época signada por la incertidumbre y por un ritmo vertiginoso de cambios que afectan todos los órdenes de nuestra vida. Inmerso en la posmodernidad, el de la pareja es un terreno en el que se manifiestan profundas modificaciones, con respecto a los viejos modelos de la modernidad. Asimismo, las formas del encuentro entre los sexos y, seguramente, la propia definición de pareja necesitan ser reformuladas. Analizaré la evolución histórica de la noción de pareja, incluyendo los nuevos estilos en que las personas adultas deciden unir sus vidas. La finalidad de este estudio es establecer una comprensión amplia de las problemáticas que pueden originar la consulta terapéutica de la pareja en la época actual, con el fin de repasar aquellos aportes que en los últimos veinte años han resultado novedosos para la intervención clínica, así como contribuir al diseño de otros recursos creativos que permitan ayudar a cada pareja a resolver sus problemas, dentro de su realidad particular y de su propio contexto de desarrollo. 1. 1 Palabras claves: Pareja - posmodernidad –creencias - terapia diversidad - pluralismo – multiplicidad 1.2 English Abstract: I have to consider to the following work like an investigation of descriptive, quantitative and qualitative character, carried out with the purpose of rethink the couple´s therapy, analyzing it inside of post modernity time, where this one is

2

registered nowadays, investigating about the changes on beliefs which have affected the couple bonds. We lived in a global world, a time signed by the uncertainty and signed by a vertiginous rate of changes that affect all the areas of our life. The couple´s land is immersed in the post modernity time where deep modifications are pronounced, about the old models of modernity. Also, the forms of the meeting between sexes and surely, the definition of couple needs to be reformulated. I will analyze the historical evolution about couple notion, including the new styles which the adult people decide to join their lives. The purpose of this investigation, is to establish a large understanding about the problematic which make possible the first therapeutic date from the couple with the purpose of reviewing those contributions that in the last twenty years have been novel for the clinical intervention, as well as contributing to design other creative resources which allow to help to each couple to solve their problems, within their particular reality and within its own context of development. 1.3 English Key words: Pair – post modernity - beliefs - therapy - diversity pluralism - multiplicity 2.- Justificación Hace apenas 50 años, los matrimonios para toda la vida, eran, para la mayoría, la única forma válida para que dos personas decidieran convivir y establecer un proyecto en común. En nuestros días, sin embargo, para los más jóvenes, parecería estar aceptada la idea de que cuando el amor se esfuma, las parejas pueden decidir emprender caminos separados, sin que esto connote un estigma de fracaso ni de disolución del vínculo familiar, en el caso de que tengan hijos. Los divorcios y los nuevos casamientos de los divorciados son un contraste notorio, con respecto al modelo tradicional de pareja “hasta que la muerte los separe”. Tanto se ha profundizado en el tema, que se acuñó un término específico para dar cuenta de la versión que supone en las segundas nupcias, el caso de parejas formadas por padres separados con hijos: las familias ensambladas. Pero estas familias son apenas una de las tantas variantes en las que hoy se puede constituir una pareja. En tiempos en que todas las certezas rectoras de la humanidad, están siendo cuestionadas, las búsquedas y las necesidades reales de los individuos confrontan a la psicología con el desafío de encontrar respuestas comprehensivas y originales para poder satisfacer las consultas que los llevan a la terapia. En ese sentido propongo definir a la “pareja”: como el vínculo amoroso que establecen dos personas adultas entre sí, el cual puede adoptar una diversidad de formas en función del contexto histórico y sociocultural en el que ésta se desenvuelva. Esta definición resulta lo suficientemente abarcativa como para incluir en ella a muy distintas modalidades de unión adulta que, escapando a los patrones clásicos del matrimonio, son igualmente válidas y significativas. Me refiero a situaciones como la convivencia, que, ya sea como un estadio previo a la unión conyugal o como instauración de la pareja definitiva, es uno de los estilos actuales de pareja que ha ganado adeptos y que, hasta tiene su figura legal, con equiparación de derechos de los convivientes respecto a las uniones matrimoniales. Asimismo, la unión civil para personas gays, celebrada por primera vez el año pasado en el registro civil de la Capital Federal, constituye otra modalidad vincular que comienza a ser aceptada y legitimada en nuestra sociedad. Logros considerables, si tenemos en cuenta que en nuestro país, el divorcio vincular no aparece sino hasta 1987, hace apenas 18 años. Contemplemos, igualmente, aquellas situaciones de “matrimonio a distancia” que atraviesan muchas parejas hoy en día, cuando uno de los miembros debe instalarse en otra ciudad o viajar varios meses al año a otros países por cuestiones laborales; estas uniones también presentan su especificidad y dejan de ser situaciones

3

Del deseo al código La fuerza de la ley se construyó entonces para reglamentar y contener la fragilidad del deseo. Según el Código Civil Argentino[8] “los esposos se deben mutuamente fidelidad asistencia y alimentos y deben convivir en una misma casa. Además deberán fijar de común acuerdo el lugar de residencia de la familia”. Es así como la ley fue inscribiendo en nuestra práctica una suerte de costumbres en torno a la conyugalidad. El discurso que sobre la fidelidad, asistencia, alimentos y cohabitación se fue tejiendo construyó las bases de nuestra práctica social marital. El encuentro amoroso entre dos personas tenía que encajar en este formato si pretendía el reconocimiento y la aprobación social. Así es como la pareja ingresó en el marco de lo que Gergen llamó “una gran narración progresiva”.[9] Gergen presenta este concepto citando la investigación de Kelwood (1980) según la cual “las personas hacen uso especial de la narración progresiva en las primeras etapas de la relación, aparentemente invistiendo a la relación con más valor aún y con la promesa de futuro”. Es así como la pareja va construyendo a través de sucesivos “cambios positivos” como el noviazgo, la convivencia, el casamiento, la paternidad, el envejecimiento juntos, los nietos, etc. una identidad que sigue comprometidamente desde su inicio con el riguroso cumplimiento de cada uno de sus paso y consiguientes ritos. A su vez, esta validez narrativa depende fuertemente de la afirmación de los demás. Es así que surgen los confidentes, los testigos de la ceremonia matrimonial, los padrinos y madrinas del bautismo que van legalizando y contextualizando el discurso amoroso. Estas narraciones están a su vez “anidadas” dentro de otras mayores como macro narraciones que las contienen que pertenecen a la historia de pareja de las familias de cada integrante de la pareja, y a su vez a la de la familia de las familias de cada uno constituyendo el genograma de pareja. De acuerdo a estas macro narraciones es posible diferenciar generacionalmente diferentes modelos de pareja construidos en referencia a las anteriores y a su vez constructores de los siguientes. Estos modelos se imponen a cada generación bajo la forma de mandatos. Según Janine Puget [10] “un mandato tiene el significado de delegación según el cual un sujeto ha sido dotado del poder de realizar algo en nombre del otro...Conlleva un premio: ser merecedor de la estima del otro o ser usado manipulado como objeto del deseo del otro”. Más adelante agrega: “tener una pareja desde el deseo del otro conlleva las fantasías de seguir una tradición, la de nuestros antepasados... Las brechas entre generaciones son necesarias para la continuidad no repetitiva de una sociedad”. Dice también que “si bien es posible no ocupar un lugar en una estructura matrimonial, la sociedad tal como es concebida tiene una representación para la pareja, por lo menos en lo que concierne a la continuidad histórica y a la transmisión. Ello se inscribe inconscientemente como imperativo. No tener pareja se torna factor desestabilizador de la ocupación de un lugar como sujeto social”. Esta paradoja entre el deseo y la obligación de ser incluido en la narración progresiva marital hizo que la pareja fuese adquiriendo diferentes formas. Irene Meler [11] las describe como tres modalidades vinculares ordenadas según un eje conceptual tradicionalismo-innovación en forma progresiva. 1 - Parejas tradicionales, en su forma conyugal caracterizadas por una fuerte concentración del poder por parte del hombre y la consiguiente dependencia económica y emocional de la mujer. Existe en ella una división sexual del trabajo absoluta, no interviniendo la mujer en una actividad productiva y sin participación del varón en la crianza. Cuando entran en crisis difícilmente rompan el contrato. Los hombres se retiran de la relación, en ocasiones a través de relaciones paralelas que consideran lícitas aunque no legales. Las mujeres suelen deprimirse y se instalan en la queja. Se trata de una modalidad vincular en vías de desaparición al

4

menos en los medios urbanos en función de los cambios sociales respecto de las relaciones entre los géneros. ésta se sonroje y la reviva aún cuando estén atravesando por un momento crítico. Aparecen las diferencias culturales y se manifiestan las posibles aprobaciones o desaprobaciones por parte de las respectivas familias a la futura unión de la pareja. Todo intento de revisionismo resulta sacrílego. de todos modos. y que queda suspendida en el tiempo ya que empieza y termina en ella misma. tal vez se trate de una modalidad vincular en construcción. como dijimos. dependiente del curso que sigan las políticas de las relaciones sociales entre los géneros sexuales. 2 . Se constituye en una narración fundante de futuras narraciones y su verosimilitud es absolutamente secundaria. Suelen presentar conflicto y muchas veces se disuelven. casi como una fotografía en la que los dos se sienten separados del mundo. Hay una idealización mutua perteneciente al registro del imaginario. Rodolfo Moguilansky y Adolfo Seiguer[13] describen la escena de enamoramiento inicial como una escena única. Hugo Bianchi [12] lo describe como un fenómeno que posee un alto grado de complejidad emocional. El proceso que va desde el noviazgo al matrimonio avanza. Es una escena vista desde afuera mirada desde un observador y es construida por la pareja como un recuerdo encubridor. a la hora del conflicto. Las mujeres manifiestan un hambre de vínculos con un cónyuge más centrado en sus proyectos o intereses personales que en la relación.Parejas contraculturales o innovadoras formadas por mujeres que no aceptan la pasividad frente al marido. temores a la pérdida de las referencias de la identidad del género sexual. ante la pregunta acerca de la escena en que se enamoraron. 3 . Aparecen. Son. Hay una disposición al retorno de aquella época en contradicción con el estado actual y que los trae a la consulta. Es una experiencia repetida en la clínica de parejas que. Presentan a veces dificultades en conectarse con sus niños pequeños.Parejas transicionales. La ilusión de completud a partir del estado de desamparo otorgan cualidades sobreestimadas al objeto. • Del enamoramiento la pareja pasa al noviazgo caracterizado por la confrontación sucesiva de las respectivas narraciones familiares. son las que comienzan suscribiendo un contrato tradicional que va evolucionando paulatinamente hacia la posibilidad de compartir tanto la generación de ingresos como la atención de los niños pero el marido sigue siendo el proveedor económico principal. Suelen representar el rol de proveedoras económicas aunque el ideal de maternidad es manifiesto. Sostienen que esta imagen se construye “a posteriori” al historiar la pareja y pasa a ser parte de sus formulaciones ideales. “La construcción de una escena en la que se representa la completud a partir del otro característica de este aspecto imaginario del enamoramiento y su pesquisa pone de manifiesto no sólo el origen de la relación sino también la permanencia del estado afectivo que caracteriza dicho estado. Aquí se ve la dilución de la división sexual del trabajo generando angustia por la desidentificación. Se sienten despojadas de los emblemas identificatorios tradicionales para su género. Concluye que. en el curso de una narración progresiva en la que es posible diferenciar las siguientes etapas: -El enamoramiento. Expresiones del hombre tales como “yo acá de qué la juego?” o por parte de la mujer “no quiero parecer un macho cansado” son muestras de esta problemática. los más renuentes a una renegociación del contrato conyugal. relativamente inmóvil. Celia Falicov[14] alerta sobre los problemas que pueden introducirse en a 5 . Lo que señala Meler es que escasean las parejas entre iguales.

aunque la pareja se divorcie. religiosas o étnicas seguramente podrían aumentar la probabilidad de desaprobación parental. desde su perspectiva filosófica. El segundo. Para Elina Aguiar y Marta Nusimovich[16].constitución del matrimonio. Lino Guevara habla de la elección de pareja basada en las características deseadas del otro: “Cada participante efectúa una fantástica proyección de cualidades en el otro. nos dará un panorama más específico sobre un determinado grupo poblacional. la falta de apoyo familiar y considera que la aprobación parental es de gran importancia psicológica para la mayoría de los individuos. en primer lugar pretendo realizar una breve descripción de la posmodernidad. En diferentes grados la ilusión de completud está presente y la identidad de cada uno se hace más o menos dependiente de la relación. Cada uno valora en el otro las características de las que carece pero por marcadamente opuestas. Por tal motivo. La falta de permiso para casarse puede tener repercusiones sobre el éxito marital. que fue sujeto de nuestro análisis. “Las diferencias raciales. La unión matrimonial desde un punto de vista sociológico consiste en una unión formal sexual aprobada socialmente de intento permanente y marcado por una serie de obligaciones y derechos. Su peculiaridad reside en colocar al sujeto en la experiencia exogámica. La persona afectada llega a combatir los mismos rasgos que elige. Stanlon 1981 sostiene que el 80% de los que fallan es por falta de permiso para el éxito (fragmento de Paseo por la nubes). Pero ¿a qué me refiero exactamente cuando hablo de posmodernidad? En esta segunda parte de la investigación. el primer matrimonio es una experiencia inaugural y los hijos habidos de ese vínculo inauguran a los padres en la parentalidad. también las teme. especialmente en familias donde se espera continuidad a través de las generaciones y la endogamia es la regla. El primer paso resulta indispensable para comprender las coyunturas actuales que influyen en la clínica de pareja en nuestros días. Para Friedman (1982) las dificultades de ciertas familias para aceptar en su lugar a matrimonios mixtos radica más en procesos emocionales que culturales. La fundación de la conyugalidad y de la parentalidad dejan una marca en cada uno de los cónyuges que atraviesa los posibles matrimonios siguientes y las familias que estos constituyen. analizaré los resultados de mi investigación en un grupo de habitantes de la ciudad de Buenos Aires. concebida como fenómeno social. en un aspecto siguen estando juntos “hasta que la muerte los separe” ya que la parentalidad no desaparece. La fuerza del objeto inaugural conyugal y su conjunción con el objeto inaugural parental hacen que. Meses o años llevan las parejas hasta la convivencia sea esta mediatizada o no por la unión legal. 6 . Adela García[15] recalca la importancia que le atribuye a la diferencia en la relación de pareja cuando se trata de una convivencia con o sin compromiso legal ya que muchas parejas que consulta se muestran sorprendidas por el cambio en la relación a partir de la institucionalización de la misma. “Cada fase del ciclo vital de la pareja se ve afectada por la respuesta de la familia extendida hacia el casamiento”. aunque de alcances acotados. Parte II Posmodernidad ¿A qué llamamos posmodernidad? Hemos hecho referencia a la posmodernidad y a su incidencia en las transformaciones vinculares actuales. dilucidaré esta pregunta mediante una aproximación teórica-descriptiva a este fenómeno y luego.

En palabras de Esther Díaz. profesora de Filosofía de la Universidad de Buenos Aires: “el proyecto de la modernidad apostaba al progreso. lo que queda de la clausura de las ideologías.como así también la caracterización del “hombre posmoderno”. es el de la emancipación de los trabajadores y la lucha por la sociedad sin clases. hasta la crisis del marxismo en los países del Este. Lyotard. Han sido invalidados en el curso de los últimos sesenta años. durante los siglos XVIII. tales como la cultura de la imagen. el desarrollo tecnocientífico. Por otra parte. las conmociones sociales y culturales de los últimos decenios. a saber. desencantada. tiene su origen en la filosofía de Hegel. corresponde preguntarse qué alternativas se abren o cómo es el mundo posmoderno. Según Lyotard. también derribado. que van desde los campos de concentración y las bombas atómicas (donde se observa claramente que no todo lo real es racional). el simulacro y los denominados “no lugares”. se dirigía hacia un mañana mejor. Esta idea está en la base de las grandes filosofías hegemónicas. parecen contradecir los ideales modernos. estos ideales están perdiendo vigencia. el iluminismo. de la ausencia de los grandes proyectos que descansaban en la idea del progreso moderno. debían ser válidos para toda la humanidad. junto a sus expresiones políticas principales. XIX y XX. y las maneras de pensar. Pero hoy. Un tercer “gran relato”. la posmodernidad no sería un proyecto o un ideal más. sino. si se trata de una crisis terminal. el socialismo y aun los populismos. como contrapuesta a la modernidad. la brecha creciente entre la riqueza del Norte y la pobreza del Sur. Y ante este fracaso. es decir. Nuestra época. que no es otra cosa que el sujeto que vive. promete un mundo de bienestar para todos basado en el desarrollo de la ciencia y la industria. preñada de utopías. el surgimiento de candidatos ajenos por sus antecedentes al mundo de la política habla a las claras de la crisis que afronta la política tradicional. el desempleo y la “nueva pobreza” en los países en vías de desarrollo. por el contrario. lo que resta de la crisis de los “grandes relatos”. el positivismo y el marxismo. Estas diferentes maneras de contar una historia universal de la humanidad que conducen a la emancipación de la misma han fracasado. denomina peyorativamente “grandes relatos” [18]a los proyectos o utopías cuya finalidad era legitimar. en terreno político. derivado del positivismo. de origen marxista. obviamente. la cultura posmoderna. por el contrario. del fin de las utopías. las éticas. El mencionado desencanto se produce porque se considera que los ideales de la modernidad no se cumplieron. de los sistemas de ideas que han tenido gran influencia en la sociedad. “a la manera posmoderna”. todos los grandes relatos han entrado en crisis. hoy derribados. Otro de los “grandes relatos”. No obstante. o no. desde el conservadurismo democrático hasta el comunismo. Se creía que la ciencia avanzaba hacia la verdad. También dedico algunos párrafos a la descripción de algunos ejes temáticos propios de la posmodernidad. Génesis de la cultura posmoderna En una primera aproximación. el arte se expandiría como forma de vida y la ética encontraría la universalidad de normas fundamentadas racionalmente. económico y político. todo lo real es racional y todo lo racional es real. La modernidad. Uno de los “grandes relatos”. 7 . pasando por el liberalismo. No fue la ausencia del progreso sino. por su parte. que se corresponde con las sociedades posindustriales. dar unidad y fundamentar las instituciones y las prácticas sociales y políticas. lo que ha hecho posible el estallido de las guerras mundiales. las legislaciones. artístico. de desembaraza de utopías”[17]. por diferentes acontecimientos. menos aun si se entiende que dichos ideales eran universalistas. y considerada negativamente. los totalitarismos tanto de izquierda como de derecha. concientemente. sería la cultura del desencanto. Si es cierto que asistimos al colapso de las filosofías de la modernidad. según la cual la historia humana es concebida como la marcha del espíritu hacia la libertad.

En palabras de Carlos Cerdá: “al hombre posmoderno no le interesa el proyecto histórico y globalizante de la modernidad. En cambio. la posmodernidad se pregunta acerca de lo conveniente (hipotético). Por tal motivo. de la cual. sin medir sus consecuencias. sumada a un individualismo hedonista y narcisista. 1988. sino que también desaparece la trascendencia laica de una vida consagrada a un ideal. No es como antes. Esto se manifiesta en la sociedad de consumo. ¿qué me conviene hacer? La respuesta es hipotética. sigue actuando. la de la economía de libre mercado. o mejorar una nariz. el consumo.. hasta el nivel del egoísmo más atroz. sino el triunfo de una de las que estaba en pugna. ligada al hedonismo y narcisismo propios del hombre posmoderno. pero el proceso en su conjunto parece ahora desprovisto de toda finalidad. cualquiera que éste sea. Así lo explica la ya citada Esther Díaz. que parte del sentimiento. ¿Posmodernidad o posmoralidad? Se ha producido un cambio fundamental en relación a los valores.En ese sentido podríamos interpretar que lo que queda de la clausura de las ideologías. en la “estimulación de necesidades”. Se disuelven los valores absolutos. previendo. vive un tipo de existencialismo hedonista. es que más que nunca antes la consigna es mantenerse joven. negociando.. actuar según lo que desea obtener”. una total falta de interés y compromiso para con el terreno de las ideas. hay en la posmodernidad una nueva significación en torno a los valores. ya no sólo en sentido religioso. Es indiferente con el pasado y sin proyectos para el futuro. la condición posmoderna o “posmodernidad” viene a ser algo así como el sustento. pero sí en contenido. en la cual predomina una nueva moral. el capitalismo duro. As. p. Los antiguos valores “ya no valen”. la elaboración de una sociedad flexible basada en la información y en la estimulación de necesidades. ¿qué debo hacer?. 79: “la modernidad se preguntaba acerca de lo necesario (categórico). en un “proceso de personalización” que abarca todos los aspectos de la vida social y que significa. caracterizada por ubicarse más allá del deber. propias del hombre posmoderno. Perfil del individuo posmoderno Para algunos autores. cuyo ambiente para dicho estilo de vida parece ser presentado por la democracia política y el liberalismo económico”. Por “sociedad flexible” se entiende claramente una sociedad donde han caducado los viejos y tradicionales valores. que se hacen pasar por necesidades. Se exalta el cuerpo a través de una variedad de dietas. sino relativista. en ¿Posmodernidad?. gimnasias de distinto tipo. En la modernidad. Es decir. la fractura de la socialización disciplinaria y. cuando la cirugía plástica servía para borrar alguna arruga rebelde. Gilles Lipovetzky ha definido la realidad actual con la expresión de “sociedad posmoral”. neoliberal. tratamientos revitalizantes y cirugías estéticas cuyo significado ha cambiado.[19] Otra de las características. Ya no estamos en presencia de una moral absoluta. tolerante y permisiva. en la cultura posmoderna se acentúa un individualismo extremo. por el otro. producto del proceso de secularización y desacralización de la modernidad. Haciendo un repaso a las revistas “del corazón” o a los programas de espectáculos en la televisión. no es sino la imposición de una ideología única. Bs. Había que cumplir con el deber por el deber mismo. Estos no han cambiado en esencia. Ahora es 8 . Por otra parte. y la respuesta era categórica: actuar según el deber. Al individualismo lo acompaña la ausencia de trascendencia. se observa otra de las características del hombre posmoderno. por un lado. En cambio en la posmodernidad se pregunta acerca de lo instrumental. la base filosófica necesaria para el encubrimiento de lo que no es el fin de las ideologías. según Lipovetzky. que funciona según una ética mínima. lo moral pasa a ser lo que cada uno siente de tal manera. la de satisfacer sus propios deseos. la pregunta era.. Biblos. es fácil darse cuenta de que la consigna actual para las mujeres es que ahora todas quieren tener veinte años. sin obligación ni sanción.

no sólo el objetivo final. sino el cuerpo. Cerdá lo observa al afirmar que: “el ocaso de los valores supremos (como la verdad. como explica la religión cristiana. no somos el alma. El hombre posmoderno se halla muy lejos de aquel sujeto que hacía de la conciencia y del cultivo esforzado de una persona su mayor orgullo. la publicidad nos invita a adelgazar sin esfuerzo. En consecuencia. un “valor” en las sociedades posmodernas. El “ser” ya no cuenta. En palabras de Ander-Egg. y todos unidos por el materialismo”[20]. que Platón estaba equivocado. cuyo modelo está configurado por la santa trinidad del hombre contemporáneo (posmoderno). elementos necesarios para dar respuesta a las necesidades que se plantean y que definen a la sociedad posmoderna como la apoteosis de la sociedad de consumo. el “consumismo”. El rostro deja de ser el mismo. en general. la razón. Quizá dos normas sean las más promocionadas en la joven galaxia que giramos actualmente: el peso y el antienvejecimiento. La lucha contra las arrugas y los excedentes corporales indeseables son liderados por el afán remodelador del aspecto que buscan desafiar los deterioros del tiempo y acomodarse a la estética de la juventud. a dejar de fumar sin esfuerzo. como otra de las características del hombre posmoderno. con un pasado que es un tenue recuerdo de satisfacciones y frustraciones y un futuro que es concebido como un juego de nuevos deseos y satisfacciones. la declinación de la responsabilidad. a la manera posmoderna. aunque establezca vínculos con otros semejantes. Y por eso es que en estos tiempos posmodernos se muestra el cuerpo desnudo con tanta facilidad. el dinero y el poder. conspira contra la salud. vive su existencia como un perpetuo presente. busca el consumo. la humanidad o Dios) es uno de los dramas del hombre actual. lo que en las corrientes psicológicas actuales se conoce como la “cultura del simulacro”. La obsesión por la edad y las arrugas se manifiestan asimismo en el apogeo de la cirugía estética. Esto facilita el consumo. “La cultura joven ha impuesto sus criterios de rechazo a las rigideces del orden moral. una batería de terapias logre demorar la decadencia. Éstos son. el confort. las profundidades del espíritu y las exigencias del pensamiento. los objetos de lujo. la libertad. sino la medida de todas las cosas. reemplazándolo con otros como el “hedonismo” y su brazo más directo. La posmodernidad se propone vaciar al hombre de dichos valores. Esta exaltación del cuerpo se acompaña de una exaltación de los sentidos y de un hedonismo que. Aislado.el modo burgués de ser en el mundo es vivir conforme a los valores de la sociedad de consumo. al mismo tiempo.” Mientras la modernidad exaltaba el ahorro. hoy el valor es “parecer”. El nudismo se encuentra en ascenso. aunque. y hoy es considerada un atributo. Dos mil quinientos años después comprobamos. porque ante la antinomia tener o ser. se va consumiendo irremediablemente. para la cultura posmoderna soy lo que tengo. Este individuo. sino el Dinero. Se revelan contra las leyes de la naturaleza e intentan detener el paso del tiempo desde la camilla del quirófano. a estudiar un idioma sin esfuerzo. más que nunca antes. Estas tendencias se observan claramente en la evolución del consumo de productos cosméticos y la popularidad de las dietas. la austeridad y de las grandes virtudes del pasado. la posmodernidad estimula el crédito. Las mujeres que llegan hoy a la operación pretenden transformar sus cuerpos. “asumir –a fines del siglo XX. escaparle al estudio y gozar del ocio. Lo importante es divertirse. las facciones y hasta las expresiones cambien radicalmente. la frivolidad ha dejado de ser mal vista. y a lograr el colmo de la 9 . relajarse. Y aquí la palabra “superficie” adquiere una dimensión que expresa en todo su alcance el fenómeno posmoderno. se halla fundamentalmente solo. Se desafía a la biología para lograr una meta que parece inalcanzable: quitarse por lo menos dos décadas de vida de la superficie de la piel. entre otros individuos que persiguen su propia satisfacción. que no es el Padre y el Hijo y el Espíritu Santo. el hombre hoy es superficial. el Consumo y el Status. Al contrario. El sujeto se auto concibe como un individuo constituido por un cuerpo con necesidades que deben ser satisfechas constantemente y que.distinto. Es el “crepúsculo del deber” -manifiesta Lipovetzky (1996)-. el “relativismo” con su “permisividad”.

en la ciencia y en la técnica. la programación opcional. donde predomina el sentimiento de reiteración y estancamiento. ya no se le ocurre a nadie. de la prioridad del objeto telepresente. familia y Estado) y por el predominio del desorden y vacío moral”. después de la administración imperativa. Jean Baudrillard. aquí y ahora. el rating o la negociación de productos de consumo? Lo real del acontecimiento de desvanece. es contra esos principios futuristas que se establecen nuestras sociedades. intenta pasar desapercibido.. de la razón. sería propia de la posmodernidad. Esa época se está disipando a ojos vistas. lo que importa es el efecto que provoca su exhibición. Se habla de información pero. aparenta ser quien no es. El hombre huye ante cualquier meta que le suponga sacrifico o esfuerzo para su consecución. se disuelven la confianza y la fe en el futuro.. que Lipovetzky atribuye a la modernidad. [21] Para Lipovetzky. establece la diferencia entre disimular y simular. cuánto de verdad hay en esa información. en la condición posmoderna se disuelven las coordenadas que antes se creían firmes. de realización inmediata. Naturalmente. El enfoque posmoderno cambia la noción de tiempo. la gente quiere vivir enseguida. sociólogo francés. de la revolución. la sociedad es como es. en las siguientes palabras. incierta. la sociedad posmoderna es la era del vacío en la que los sucesos y las personas pasan y se deslizan. En la sociedad posmoderna no hay lugar para la revolución. pero tampoco tragedia o Apocalipsis. donde la realidad es más virtual que real. y la idea de cambiar radicalmente a la misma. domina la sospecha e impera un hiperindividualismo hedonista y narcisista. recostado en una reposera. es aquella en que reina la indiferencia de masa. cultura de la imagen y del simulacro Como ya se mencionó. con la piel tostada. ¿Asistimos a la verdad de lo real o al espectáculo de lo real? ¿Hasta que punto la información televisiva es una gigantesca farsa al servicio de las leyes del mercado.. ya nadie cree en el porvenir radiante de la revolución y el progreso. conservarse joven y no ya forjar el hombre nuevo”. El 10 . las revoluciones y utopías. en la que inculcar principios morales superiores no es más que un objetivo marginal de la educación dada a los niños”. de tranquilidad. busca crear una imagen de algo inexistente. donde lo nuevo se acoge como lo antiguo. en la que no hay ídolos ni tabúes definitivos. ni para fuertes compromisos políticos.ya no se cree en la exigencia de una educación moral elevada. de diferencia. La misma se ha vuelto difusa. también lo malo se vuelve liviano. por este hecho posmodernas. se constituye el “régimen homeopático y cibernético”. donde se banaliza la innovación.. ávidas de identidad. Posmodernidad. bebiendo un trago. Lo primero es fingir no tener lo que se tiene. o poseer lo que no tiene. a la carta. claudicando el idealismo. de conservación. De alguna manera. Quien disimula.felicidad en una playa del Caribe. La sociedad moderna era conquistadora. Lipovetzky menciona que “. también la educación se modifica de una época a otra: después de la educación autoritaria y mecánica. lo que la pensadora argentina Beatriz Sarlo denomina “gran sacerdote electrónico” o escuela básica donde la “alfabetización mediática” se impone “por encima de la alfabetización de la letra”. la televisión y el zapping se han constituido en protagonistas centrales de la cultura. se torna irrelevante. Predomina el desencanto y la incertidumbre. en la que el futuro no se asimila ya a un progreso ineluctable. es el fin de las autoridades absolutas. pierde gravedad. un buen resumen de la sociedad posmoderna: “. con los ojos cerrados y el walk-man colgado. con las tradiciones y los particularismos en nombre de lo universal. es el advenimiento de la cultura de la imagen. en un estudio de la sociedad actual. Pero quien simula. iglesia. se instituyó como ruptura con las jerarquías de sangre y la soberanía sagrada. en que la autonomía privada no se discute. creía en el futuro. [22] Cerdá menciona que: “La condición posmoderna se caracteriza por el derrumbe de las instituciones tradicionales (escuela. Uno de los temas básicos del debate posmoderno gira en torno a la realidad. En el contexto de la cultura de la imagen en la cual estamos sumidos. Lipovetzky proporciona. en parte.

Ahora el problema actual es la simulación. en todas las cosas que nos hacen parecer diferentes de lo que somos. no como relacionales o históricos. Hay un ordenamiento de las formas que hace a todos los negocios y lugares semejantes a diferencia de lo que ocurre en las calles de la cuidad. es por excelencia un “no lugar” típico de la posmodernidad. para el trabajo. p. bar de reunión con amigos). según la propuesta de Marc Augé. se puede ingresar a la habitación de una pareja para observar su vida íntima. modelo de la cultura posmoderna.disimulo no cambia la realidad. pero es sólo fantasía. el ejemplo más ilustrativo de este fenómeno sea Disney World. Disney no ha sido solamente el creador de Donald. Santiago. pre pensado. En definitiva. prolifera en todos los continentes. a una nada. 19-22). identidad y contienen una atmósfera de familiaridad (casa. Uno remite a una presencia. sino que son una nueva ética y una nueva religión impuesta por el capitalismo actual. ver las cosas más insólitas. la competencia con los otros medios y el valor del tiempo exige premura y una velocidad que hace imposible el desarrollo del pensamiento elaborado y reflexivo. Miami o Tokio. todo está al servicio del consumo. Cuando entramos a un shopping ingresamos a un espacio y tiempo diferente. el lugar de los “no lugares” Los “no lugares”. en la cosmética. La televisión padece de una “presión de la urgencia”. al lograr casi cualquier satisfacción imaginaria sin ensueños ni idealizaciones. Y según Pereyra[23]. También es un lugar sin memoria. Ahora el simulacro produce una disociación entre lo que se muestra y la realidad. en público. Por ejemplo. el shopping responde a la lógica y la psicología del mercado. los “no lugares” son aquellos que no pueden definirse como espacios de identidad. con nuestras amistades. Constituyen ámbitos homogeneizadores y globalizantes que arrasan con las culturas nacionales. entre el ser y el parecer. No sólo configuran una nueva estética del mercado. el genio de la simulación de la cultura posmoderna. Por eso. es el tiempo de la amnesia. Todo está al alcance de la vista. el shopping ha invadido el planeta. viajar por el espacio en una nave del siglo XXI. Allí no se diferencia el día de la noche. o pensamiento light. San Pablo. en cambio la simulación muestra como verdadero algo que no lo es. en la moda. lo otro a una ausencia. sólo la oculta o enmascara. signo de una nueva identidad urbana. A diferencia de los “lugares” de la modernidad. y el resto de los personajes surgidos de su creatividad. Es una escenografía montada para vender. El único tiempo que admite el shopping es el futuro. Todo parece real. para el aula. en los momentos de mayor crisis. con la vívida sensación de lo real. La historia está ausente. Esto privilegia el fast thinkers. una especie de fast food cultural. increíblemente verídico. un mundo de fantasía que parece ser más verdadero que el real. el lugar limpio y ordenado. concluye Baudrillard. Pulsando el control remoto se ven novelas y series llenas de conflictos y dramas inimaginables. 11 . el shopping center. La presencia de agentes de seguridad transmite tranquilidad y confianza. en las ventas. son esos lugares característicos de nuestro tiempo. Tenemos caretas para cada ocasión. un gran simulacro. plaza del barrio. Mickey. Los modelos de simulación son infinitos. en la política. Son iguales en Buenos Aires. parodia. Asimismo. Hay una llamativa organización del espacio que hace perder rápidamente la orientación y los puntos cardinales. o en las situaciones límite. Fenómeno del mundo actual. La temperatura es benigna y placentera. La televisión y el zapping sepultaron la ficción y alimentaron la omnipotencia narcisista. El shopping anula la noción de tiempo. No hay necesidad de imaginarse ni pensar nada. El pasado sólo aparece bajo la forma de una mercadería o souvenir. El shopping vive al margen de lo que pasa “afuera”. fue el inventor de la industria de la imaginación. París. para una fiesta. citada por Pereyra (La Posmodernidad. sólo en el ámbito de la más absoluta intimidad nos mostramos tal como somos. Se vive al margen del clima y las inclemencias climáticas. Posmodernidad. alimento predigerido. la televisión ha trasladado los espacios de la fantasía a una superficie gris plomiza de 21 o 29 pulgadas. aquellos espacios que tienen historia.

un icono. cada vez con menores y más laxas responsabilidades con respecto a su prole. Sólo interesa el bienestar momentáneo y fugaz. Si rechazamos la oferta. Pero una sociedad que se deja llevar por el principio del facilismo. en el cual.nadie sale de su territorio sin gastar algo es imposible resistirse a la tentación de comprar. según los críticos. Se privilegia el lujo y la ostentación (el valor no es lo que soy. finalmente algo se compra. La así llamada “american way of life”. entre las estrategias avanzadas del consumo. Un lugar para la satisfacción momentánea. La única excepción es la que despliegan vendedores o promotores. un partido de fútbol que un ballet. ¿quién lee a Platón. caemos nuevamente en el anonimato y la indiferencia. Cada vez se lee menos y se mira más televisión. En el shopping hay cines. ha invadido y permeado a tal punto las conciencias que hoy se ha transformado en el sueño de millones de personas. Hay ciertas reglas implícitas de comportamiento. Las obras de hoy exhiben una carencia de pensamiento creativo y profundidad. Los padres circularán. comer lo suficiente (o en exceso) tener una casa confortable y dos o tres autos. Asistimos al derrumbe de los ideales de progreso. cabe ahora preguntarse ¿hacia dónde van la pareja y la familia de la posmodernidad? En cuanto a la familia. la inmadurez y la estupidez? ¿La sociedad retomará el camino de la sensatez y la sabiduría? La noción de pareja y familia en la posmodernidad En el contexto descrito y siguiendo la línea sobre la evolución histórica de la noción de pareja. Para redondear. Por eso. negocios de todo tipo. la frivolidad y el hedonismo. podemos citar al ensayista francés Alain Finkielkraut[24]. los padres circularán y volverá la familia ampliada pero sustentada en matrimonios sucesivos. sino lo que tengo o aparento). en tanto nos constituimos como potenciales compradores. un slogan publicitario que un poema de Bécquer. representativa de vivir bien. vacío de contenido eterno o trascendente. Ahora se aprecia la frivolidad y la complacencia egoísta. Las únicas relaciones que se producen son con las mercaderías. restaurantes. pero nada que apele al pensamiento (las librerías tienen un fin comercial). un eslogan. Aunque se vaya a pasear o caminar. publicó un libro titulado “La derrota del pensamiento”. Nadie se interesa por el otro ni hace nada por los demás. es el reino de la indiferencia. no de las aspiraciones duraderas de la vida. o un video clip que una ópera de Verdi. Prestarán servicios diversos a las unidades básicas con las que 12 . De alguna manera el mercado cobra sus servicios. En nuestros días. del esfuerzo del intelecto y la sensibilidad artística. Cervantes o Borges? ¿Cuánto se estudia y reflexiona de la Santa Biblia? ¿Quiénes visitan los museos. Todo es trivialidad y banalidad. galerías de arte o bibliotecas? ¿Dónde ha quedado la poesía? ¿Qué ha sido de la meditación y de la reflexión? Lo único que parece progresar es la tecnología al servicio del consumo y la informática. El pensamiento dejó de ser un valor supremo. planteada en la primera parte de este trabajo. quien en 1994. se indigna por el estado moral de una sociedad a la que le da igual un cómic que una novela de Nabokov. cuya unidad básica es la madre y sus hijos. la catedral de la religión del consumo y el hedonismo. Hay cantidad. cuando la redención se ofrece en términos de oferta y demanda. Es una institución al servicio del hombre light. Juan Carlos Nocetti [25]formula la hipótesis de que en un futuro predominará la familia “satelital”. Y son “no lugares” porque no están para gestar nuevos vínculos. Domina un feroz individualismo. Es el reino de Narciso. Shakespeare. prevalecen los rituales de la moda y la apariencia (el simulacro). la reflexión o la elevación espiritual. por la vía del bienestar autocomplaciente. ¿Hay posibilidades de cambiar la cadena de costumbres? ¿Se puede revertir este orden que glorifica la inexperiencia. cada uno habita su propia burbuja. va camino al suicidio. no los valores profundos y duraderos de la existencia. el shopping es el nuevo modelo de la cultura posmoderna. La posmodernidad ha cristalizado el valor adolescente como un producto. ahora es un simple accesorio del cual puede prescindirse. pero no calidad humana.

en el auge de los nacimientos no encuentran maridos”. las consecuencias en torno a la creación de nuevas formas familiares que puedan surgir de la institución libre de la práctica de la homosexualidad. la subordinación será erotizada para hacerla más tolerable y los síntomas seguirán siendo necesarios para evitar que las familias se desintegren. Virginia Goldner[27] sostiene que esta dicotomización es ingenua y no crítica. Estos participarán en la educación de sus hijos propios. no tiene soporte en la vida social. los de sus hermanos y los de su “compañera” o “compañeras”. Tomás Abraham[28] la introduce en su texto sobre el amor para referirse al tipo de amor que se sitúa fuera del matrimonio y de las reglas de cualquier inscripción social. Conclusión Podemos concluir. que en nuestra muestra las opiniones evidencian una tendencia hacia la posmodernidad. El amor es absoluto porque descansa sólo sobre sí. 13 . mientras prevalezca el patriarcado. en la sociedad. tal como son llamadas en varios países (terapia de pareja en el nuestro) se basan en el diseño de estrategias que garantizan la continuidad de la relación según los patrones dominantes. con los cuales mantendrán relaciones de diverso compromiso afectivo y social. Entre estos extremos podrán cumplir con obligaciones sexuales. Se parte del falso supuesto de que en el ámbito privado hombres y mujeres están en un mismo nivel aunque no lo estén en las esferas políticas y económicas. o afectivas en forma exclusiva o compartida con otros compañeros de la madre. Observa que mientras en la época de Freud. Está condenado a ser absoluto. El matrimonio. si bien no todos los nuevos valores impregnan las creencias de los individuos. sin embargo sobrevivieron al poder y a las leyes del orden social. también con diferente grado de compromiso y responsabilidad. de este modo. Por otra parte hay menos tolerancia para matrimonios infelices. en términos de salud tanto mental como física. nuestra sociedad se empeña en conservar la institución conyugal. Mustin agrega que descubrió que el matrimonio tiene un efecto protector para los hombres pero nocivo para las mujeres. Las terapias maritales. Los hijos tendrán. Algunas historias de amor. Ante la expansión de la terapia familiar en 1970 él y Haley vieron a la familia siendo reglamentada por los profesionales. Mientras el mundo sea un lugar injusto. distintos padres. “Creer que los problemas familiares son sólo problemas técnicos es suponer que hallando la técnica adecuada es posible encontrarles solución”. el psicoanálisis duraba un año y el matrimonio toda la vida. económicas. Hoy ocurre justo lo contrario. Cita a Minuchin que dice que “no tiene ilusiones acerca de la bondad de la familia y que nunca minimizó su terrible poder destructivo”. Se exalta el amor de la no posesión y del no contrato “El amor es libertad y el matrimonio es un vínculo”.mantenga desde la simple amistad como compañero para actividades sociales hasta el status de esposo de lecho con residencia estable y duradera. Tal la historia de amor del medioevo de Tristán e Isolda. el amor será manchado por la dominación. Haley denuncia al campo clínico cumpliendo un importante rol de control social. En la historia de Abelardo y Eloísa Tomas Abraham la considera una historia de enamoramiento y no de amor ya que este último se define por el matrimonio. considera Mustin. Mientras los datos estadísticos muestran la crisis por la que atraviesa el matrimonio. está estructurado para asegurar la diferencia de estatus entre hombre y mujer. ética y psicoterapia. Rachel Mustin[26] dice que “el casamiento sigue siendo el estado civil preferido en América pese a que muchas mujeres. a partir de los datos obtenidos. Goldner concluye alertando sobre las desigualdades sexuales que han sido históricamente inevitables en la estructura y la consiguiente responsabilidad profesional de reconocer la relación entre política. Todavía coexisten ideas heredadas de la modernidad y hay una gran cuota de incertidumbre o de posturas no tomadas con respecto a temáticas como el amor. Como toda pasión es inútil. que comienza desde la relación desigual dentro de la familia primaria. paternales.

Analizaré este asunto en la parte III de la presente investigación. En cambio. sino también la psicología. actuar según lo que desea obtener”. Estos no han cambiado en esencia. entiendo que. Me mueve el convencimiento de que hoy más que nunca. su mirada. pero que están abiertas a distintas modalidades y que. admiten las libertades sexuales de cada individuo. ¿qué debo hacer?. Y si bien el psicoanálisis admite una dosis de conflicto en toda relación de pareja. sin dejar de lado aquellas corrientes que han sentado las bases para su surgimiento. y la respuesta era categórica: actuar según el deber. al igual que la mirada en cuanto a las conflictivas individuales. En cambio en la posmodernidad se pregunta acerca de. le comentó que entonces tal vez no estaban hechos el uno para el otro. enfatizando en su enfoque acerca de la pareja. es la de encontrar patologías o disfuncionalidades en la dinámica de las parejas. No me propongo profundizar en cada uno. dentro de su realidad particular y de su propio contexto de desarrollo. a continuación. en relación a la temática de nuestra investigación: las parejas en la posmodernidad.Podemos observar una alta confianza en la terapia. Cuando la realidad de la relación no encaja con el comportamiento esperable tal como fue nominada se construye un problema para el que la terapia debe proveer respuestas que ayuden a estas parejas. La pareja posmoderna se enfrenta hoy con el desafío de recrearse y nombrarse cada día. que los profesionales puedan contar con la posibilidad de diseñar sus propios recursos creativos que permitan ayudar a cada pareja a resolver sus problemas. se vuelve necesario para la práctica. Son personas que creen en la pareja como institución. pero si en contenido. Los antiguos valores "ya no valen". pero en las cuales aún persisten rasgos tradicionales. que vio surgir nuevas corrientes de pensamiento y práctica basadas en esta mirada del mundo. En la modernidad. por otra parte. la posmodernidad se pregunta acerca de lo conveniente. ¿qué me conviene hacer? La respuesta es hipotética. en cuanto a la necesidad de búsqueda de respuestas a las problemáticas planteadas por consultantes como los que evidencia nuestra muestra: personas de carácter y valores inclinados hacia la posmodernidad. PARTE III La Clínica ante el desafío actual En este último tramo de la investigación. me propongo destacar aquellos aportes que en los últimos veinte años han resultado novedosos para la intervención clínica. la pregunta era. Psicoanálisis Cuentan que Freud al conversar con un paciente que le confesaba no haber tenido jamás un pleito con su esposa. no sólo las parejas están atravesadas por estos valores. en el contexto de la posmodernidad. en un mundo de palabras que intentan congelarla y encasillarla en alguna práctica. haré un repaso breve sobre las escuelas que ya tienen una tradición en psicología. "la modernidad se preguntaba acerca de lo necesario. Había que cumplir con el deber por el deber mismo. hay en la posmodernidad una nueva significación en torno a los valores. Para ello. ante la presencia del conflicto. para terminar presentando a aquellas más novedosas. sin medir sus consecuencias. Considero que se ha producido un cambio fundamental en relación a los valores.. ni elaborar una explicación histórica de la psicología.. Asimismo. lo que confirma parte del planteo inicial. 14 . inmersos como estamos. El alcance de este capítulo es hacer una presentación que sea lo suficientemente detallada como para ofrecer a modo de abanico las herramientas disponibles para la intervención clínica hoy. Esto nos lleva a un estilo de consultante imposible de clasificar en una tipología o patología determinada y a un desafío: el de aportar las soluciones que ellos nos demandan.

se considera el conflicto dentro de la persona del mismo modo que el conflicto entre las personas. por encima de las características de las personas que se unen para formarla. se traslada el conocimiento y la categorización desde la “patología individual” a la “patología de la pareja”. es decir. El nuevo nivel de organización que supone la pareja crea nuevas cualidades ya que una relación de pareja tiene propiedades únicas que le pertenecen. a partir de lo que se conoce como Psicología del Self. como en todo lo demás. Según Ackerman. En los trastornos de pareja. • Estos caracteres centrales están influidos por varios procesos: perturbación de la unión e identificación empática. por la que uno de lo miembros de la pareja ya no obtiene del otro satisfacción de sus necesidades. Además el conflicto entre los miembros de la pareja tiene una relación especial con la estructura del conflicto intrapsíquico de cada uno de ellos. No se puede. La parte irreal. en variadas combinaciones. y un plan de acción adecuado a tal reconocimiento. Conflicto. Muchas veces. Este enfoque considera necesario comprender la patología en la relación de pareja y a su vez recuperar a su normalidad. estructurada por la interacción neurótica. el conflicto puede estar manifiesto o latente.La concepción psicoanalítica de la patología de la pareja enfatiza en los conflictos conscientes e inconscientes. requiere un programa 15 . El problema. con esto. La relación misma tiende a influir y a cambiar a cada miembro de la pareja. para el psicoanálisis. El conflicto de pareja puede agravar o servir para disimular la verdadera naturaleza de estos conflictos internos. sino también los aspectos modificables de la personalidad de los miembros de la pareja. o pueden ocupar una posición periférica. Cuando se habla de una relación de pareja. defectuosa comunicación. Para hacer esto es necesario realizar una apreciación sistemática de todos los aspectos de la relación de pareja: su historia. aplicar directamente los conocimientos que se tienen sobre la personalidad del individuo al análisis de una relación. Estos conflictos individuales internos pueden trasladarse al centro del trastorno en las relaciones de pareja. y refuerzo de las defensas necesarias para combatir la ansiedad. puede ser real o irreal. por tanto. reales o fantaseados que la sustentan. y este cambio. lo que se necesita es un reconocimiento correcto de los niveles reales de la interacción de pareja. fracaso en los recursos de restablecimiento luego de un desequilibrio en la relación. apoyo de su identidad personal. por lo que los principios psicológicos que rigen la conducta de un individuo no son los mismos que rigen la conducta de una relación. se habla de algo más que la suma de las distintas personalidades que la conforman. a su vez. al enfrentar los problemas. A pesar que ambos problemas pueden superponerse no son idénticos. consciente o inconsciente. también influye en la relación de la pareja. los problemas de pareja tienen características únicas y distintivas que surgen de la relación.[29] los trastornos en la relación de pareja se caracterizan por dos elementos importantes: • . y para ello se tiene que tomar en cuenta no sólo los elementos patológicos del comportamiento y de la relación. y • . Falta de reciprocidad de satisfacciones. adjudicándole a este último las mismas características dinámicas que se le asignan a los problemas de la personalidad individual. y falta de complementariedad. el curso de sus motivaciones y las pautas pasadas y presentes de interacción de pareja. está en saber qué parte del conflicto es real y que parte es irreal y determinada por motivaciones y percepciones individuales “patológicas” (neuróticas) y cómo la parte irreal afecta los aspectos relativamente más reales de la interacción de pareja. En cuanto a los componentes reales de la experiencia. el contenido irracional del conflicto individual puede representar un elemento en el conflicto de pareja o aparecer en el centro mismo de toda la relación.

un individuo puede creer que ha cumplido sus propias obligaciones y que. tierno y preventivo. dicho contrato no es una declaración formal (oral o escrita) de lo que cada cónyuge puede esperar del otro. de modo que resulta difícil que actualmente un profesional se encuadre como un conductista puro o clásico. Un contrato matrimonial que permita la satisfacción mutua de suficientes expectativas dará por resultado la armonía conyugal. pero actualmente se acepta su importancia y se intenta modificar la rotulación cognitiva (expectativas. síntomas neuróticos o psicóticos. A menudo. por ende. Tales fenómenos ocurren como formaciones y procesos regidos por una lógica específica y por instancias propias hasta cierto punto irreductibles a los aportes de los miembros individuales. teorías. Por esta razón otros autores no conductistas llaman a los continuadores de los lineamientos conductistas como “neo-conductistas”. como si se hubiese violado un verdadero acuerdo. una reacción de cólera. aunque reconoce la importancia de las experiencias de aprendizaje previas. el lugar de los fenómenos de la pareja. no está dispuesto a reconocer. La noción de un self de pareja parece ser entonces el concepto-puente que nos permite articular algunas de las observaciones hechas a lo largo de este trabajo.distinto. pero nunca se pierde de vista la importancia interpersonal entre el paciente y el terapeuta. El contrato matrimonial es una declaración que reúne el conjunto de expectativas de los cónyuges. ofensa. depresión y síntomas psicosomáticos. Además. Actualmente nadie acotaría la terapéutica solamente esos ordenadores teóricos. técnicas. en los comienzos del conductismo se desechaba lo cognitivo. es decir. sino también por la investidura de un tercer objeto (más correctamente un espacio imaginario). el incumplimiento del otro es injusto o desleal. por ende. que se nutre de otras teorías.[31] Conductismo La terapia conductista se centra en el presente del sujeto. ni otros elementos. aunque no niega el pasado ni lo descarta. pero esto tampoco satisface a los protagonistas. Con excesiva frecuencia. en torno al funcionamiento de las parejas. Desde la perspectiva de la psicología del self . inventivas que sirven para la tarea terapéutica. es imposible explicarles a estos cónyuges que sus expectativas se verán irremediablemente frustradas. ni la vida interior de un ser humano. como una tendencia clínica. un funcionamiento que se caracteriza no sólo por la investidura libidinal de los cónyuges o compañeros (tanto de sí mismos como del otro). En general no se lo considera una escuela psicológica sino. objetal y postambivalente. sino un conjunto no declarado de expectativas conscientes. La pareja que funciona con este self es feliz. el ello de él y de ella es de nivel genital. “aprendizaje” lo que suele dar la idea de un esquema de razonamiento acotado y mecánico. cada miembro de la pareja abriga un conjunto de expectativas ignoradas (inconscientes) y que. La imposibilidad de satisfacer aspectos importantes del contrato puede provocar. Cuando se habla de conductismo aparece una referencia a palabras tales como “estímulo” “respuesta”. en el cónyuge defraudado. y el superyo es maternal. Dentro de este mismo plano (conflicto consciente o inconsciente) Martin. una evaluación diagnóstica precisa y una corrección psicoterapéutica adecuada. Pero ese tipo de palabras se convierten en un metalenguaje científico sumamente útil para comprender la psicología. en todo caso. creencias actitudes) para reestructurar las creencias irracionales del 16 . Al desconocer las expectativas de su pareja. “refuerzo”. pero considera que ese pasado no continúa siendo activo en el presente de un paciente. al que podemos denominar espacio psíquico de la pareja. porque se fundan en fantasías que ninguna relación real puede satisfacer. La historia de esta terapia se desarrolló a lo largo del tiempo. En este sentido. [30]señala como un factor decisivo en las problemáticas que se suscitan en la pareja el incumplimiento del contrato matrimonial. hasta los clínicos que se definen como conductistas usan esos elementos como punto de partida.

Es común que los clientes se manejen dentro de un contexto de “autoconcepto negativo”. cuales son las etapas etc.cliente buscando romper los marcos de referencia que pueden ser desadaptativos. Hay refuerzos positivos y negativos (si disminuye la probabilidad de la conducta que continúa). que deberán realizarse basadas en la inventiva profesional. es decir cuales son las conductas desadaptativas que deben modificarse. Para modificarlas se elabora un plan con respuestas potenciales ante un problema dado. pero considera que ese pasado no continúa siendo activo en el presente de un paciente. luego a simular estas circunstancias probando una modificatoria de la conducta propiamente dicha. aunque no niega el pasado ni lo descarta. aunque reconoce la importancia de las experiencias de aprendizaje previas. como llegar a condicionar mediante estos refuerzos la evitación de conductas desadaptativas y el fomento de otras que no lo son. Hay que tener en cuenta que en las conductas aparecen refuerzos. Es importante estructurar la terapia con el cliente. que es cuando un acontecimiento acrecienta la posibilidad de la conducta a la que sigue. por lo que se utilizan técnicas para fomentarla. cibernéticos. para esto primero se llega a imaginar situaciones interpersonales en el consultorio. y desde entonces no ha dejado de desarrollarse. explicar en que consiste el tratamiento. para poder lograr paulatinamente el desempeño de nuevas conductas frente a situaciones reales. Frente a determinados estímulos. se pasa de operar en primer lugar en un ambiente controlado (por ejemplo el consultorio) para llegar a una aplicabilidad significativa en la vida del cliente. con la consigna de relajarse ante la aparición de tensión. Más tarde se insistirá en la llamada “exposición en vivo”. 17 . comunicacionales y ecológicos. El terapeuta influye de manera significativa durante las sesiones de terapia. al seguir con éxito una pauta formulada en el consultorio. Ocurre que el hábito que se quiere cambiar. Por lo tanto el entrenamiento de la relajación reduce la ansiedad. que es la exposición gradual a situaciones análogas a las que fueron tratadas durante la desensibilización imaginaria. suele implicar un déficit conductual adecuado. es una conducta que en determinados casos se convierte o se constituye directamente como desadaptativa. La terapia conductista se centra en el presente del sujeto. En este proceso. describir el modo de aprendizaje social de la conducta desadaptativa. se fusionaron con el saber de la psicología. Terapia Familiar Sistémica La epistemología sistémica en su aplicación a la terapia familiar se gestó durante las décadas de 1950 y 1960. mediante un condicionamiento operante en el ámbito interpersonal. Se busca así un nuevo desempeño frente a un nuevo rol en situaciones reales. Por ello se enfatiza en la eficacia de las conductas de interrelación del cliente. En el consultorio se pautan cuales son los refuerzos positivos y cuales los negativos. aunque las respuestas estén bien aprendidas. lo que constituye una actitud negativa respecto a la propia conducta. y es clave determinar claramente este y otros objetivos. Uno de los métodos utilizados es la relajación. y crear un marco social más favorable. El objetivo se convierte en la modificación de las conductas. luego se seleccionan situaciones conflictivas que se deben cambiar en las cuales se evidencia la problemática a tratar. En este sentido la falta de asertividad. el conductismo cree que si alguien requiere ayuda es porque necesita intervenciones terapéuticas dirigidas y sistemáticas. En primer lugar se prepara al cliente sobre los lineamientos de un tratamiento. se puede mostrar un repertorio conductual adecuado pero puede responderse erróneamente a otros. y de la mano del movimiento de terapia familiar. Los conceptos sistémicos. Se persigue así la llamada “desensibilización sistemática” para reducir la ansiedad injustificada ante ciertas situaciones. pero ahora ensayada en vivo. suelen ser desadaptativas. porque se entiende que los pensamientos y sentimientos tienen una localización muscular. Contrariamente a escuelas como las de Carl Rogers (Terapia Centrada en el Cliente) que plantean el autocontrol y la “no dirección” del cliente.

conductas y creencias se constituyen fenomenológicamente como un proceso con elementos de acción social y cognitivos que construyen eso que llamamos “sufrimiento” y “enfermedad”. Ideas que provenían de disciplinas jóvenes como la cibernética. comenzó la investigación que estudiaba las paradojas en la comunicación. o sea en base a qué causas. su idea sistémica y cibernética de la comunicación que reemplazaba cierta forma de pensamiento causalista y lineal por otro “circular”. Bateson desarrolló toda una filosofía de la mente orientada a describir cómo los organismos perciben. Esta perspectiva en lugar de preguntarse por las causas del pasado individual que justifiquen el comportamiento actual o presente de las personas. A principios de los años cincuenta Gregory Bateson. su clásica concepción representacional. “inventor de realidades” a través de las narrativas. El lenguaje abandona aquí. con las posibilidades que les otorga el lenguaje. Así comenzó a interesarse por las formas de relacionarse de los pacientes con el entorno institucional y familiar y qué variaciones producía esto en su conducta. Ampliando la noción clínica de mente contribuyó a establecer en el campo psiquiátrico la idea de que los trastornos “mentales” son trastornos de la comunicación. adquiriendo el status activo de “constructor de mundos”. antropólogo y experto en comunicación inglés. actualmente se habla de terapia familiar sistémica. conocimiento y mundo. Por ejemplo en lugar de preguntarse “por qué”. el sujeto negocia continuamente con la naturaleza y con los otros y crea una experiencia recurrente. una persona se comporta de una manera determinada. Bateson conectó las nuevas ideas cibernéticas con la noción de conducta. Esos mismos elementos abren también las opciones de aquello que llamamos “cambio” y “salud” como situaciones en las que el individuo se aleja del sufrimiento. ” Así. las personas crean. para que su conducta tenga sentido. realidades de significado. Debido a que en sus comienzos se desarrolló especialmente estudiando la dinámica de la organización familiar. afincado en los Estados Unidos. significados. en el pasado individual. o “¿cómo está constituido el contexto actual de esta persona. como una manera genérica de mencionar a las lecturas sistémicas que se ocupa de las organizaciones humanas en general. Estas interacciones. piensan y actúan. Para Bateson la comprensión emerge de la interacción. La clínica sistémica es entendida en su formulación más general como la aplicación a la psicología clínica de una concepción del orden humano visto como un proceso social resultado de las interacciones humanas enmarcadas en un contexto que les otorga sentido.desarrollado primero en Palo Alto. la teoría general de los sistemas y de la física moderna lo llevaron a pensar temas propios de las ciencias de la conducta de un modo original. Un sistema es complejo cuando está compuesto por una gran cantidad de 18 . Bateson fue un pionero en introducir cierta concepción teórica nueva en las ciencias humanas. se pregunta por cómo está organizado y significado el contexto interpersonal y los sistemas de creencias actuales de los participantes para que el comportamiento en cuestión sea adecuado. El concepto de “sistema” significa el predomino de las relaciones sobre las partes. En éstas. Creó un puente bastante sólido que permitió integrar conceptualmente un grupo de teorías a la reflexión sobre las relaciones entre organismos. o sea coherente con la situación?. e incluso sea tal vez una de las pocas opciones posibles. han ocupado un lugar relevante en el campo de la psicología clínica. Esa experiencia genera categorías y formas de entendimiento que se aplican de una experiencia en otra. tenga algún sentido. Con esta tarea contribuyó a conectar las nociones de comunicación y conducta de modo tal que permitió en el campo de la psicología y en un conocimiento de los límites ciertamente cerrados que se imponían desde los prevalecientes modelos psicodinámicos y conductistas. Estados Unidos y luego en el resto del mundo. Bateson se preguntaba “¿qué efectos del efecto tienen influencia sobre sus propias causas?”.

por lo que se manifiesta un amplio sentido de independencia y tolerancia a las variaciones entre sus miembros. de un docente o un familiar. de los subsistemas basados en uno mayor. todos los miembros sufren cuando uno lo hace. En estos casos la influencia de cada uno de los miembros no influirá en demasía en los demás. En este sentido la terapéutica se ocupa de los sistemas estructurales de las relaciones. Los sistemas aglutinados desdibujan los roles de cada uno de sus miembros. la finalización de la utilidad de un sistema de relaciones específico y el paso a otros sistemas nuevos. donde se dan relaciones simétricas (basadas en cierta igualdad) o complementarias (basadas en determinadas diferencias). de pareja. Se observan dos tipos de sistemas los aglutinados (límites difusos de familias o grupos) o los sistemas llamados desligados (límites rígidos). un sistema constituido por los comportamientos reglados y entendidos como un lenguaje. sino que se pueda producir otro tipo de relaciones. de las nueva y viejas reglas de conducta de cada sistema o subsistema (límites familiares. Por lo tanto esto implica una idea de salud que incluye el desorden. se interesa así en las posibles modificaciones de los sistemas de relaciones. la modificación de la estructura familiar. las nuevas pautas de organización. lo hacen escasamente. de relacionarse. por ejemplo de un sistema familiar (noviazgo. lo mental era un procedimiento. La manera en que se modifican las pautas de relación en un sistema dado. por ejemplo al considerar diferentes etapas de desarrollo. De esta manera cobra importancia no sólo lo que ocurre en cada una de esas fases. inhibiéndose la autonomía (por ejemplo de los niños). La unidad de análisis propuesta por Bateson es la mente como sistema. maduración). que seguramente será un nuevo estado con mayor experiencia y de mayor complejidad. No considerando disfuncional a ninguno de los dos tipos. y cualquier modificación de la estructura del sistema modifica al resto. o un compañero de trabajo de un paciente dado no tienen porque coincidir.elementos variables cuyos valores además de cambiantes son aleatorios. la construcción de los mismos. La clave de la intervención sistémica es introducir un cambio significativo en la interacción de los miembros de un sistema que haga innecesaria la manifestación sintomática de uno varios miembros. la complejidad implica un orden y una organización que nos es incierta o desconocida. de la integración de los miembros en él. En la práctica se suscitan diferentes enfoques que se tienen en cuenta. porque no importa cual es la idea de mayor veracidad. Trabaja sobre las jerarquías. la permeabilidad de los miembros y las formas de organización de los sistemas. el desorden. cada miembro constituye un pequeño subsistema. La terapia basada en aspectos sistémicos. 19 . adolescencia. La terapia sistémica utiliza también conceptos evolutivos. Desde esta perspectiva la terapéutica tiene un amplio campo de acción. procreación. salvo cuando se da una sola de estas formas (cronificación de la interacción) y no un permanente y necesario cambio. o niñez. Y desde esta estabilidad sobreviene el caos. matrimonio. por ejemplo los dichos de un médico. En estos sistemas pierden diferenciación los subsistemas. del respeto hacia cada uno de los miembros (protegiendo la diferenciación de cada uno). y podrá intervenir utilizando técnicas paradojales en las relaciones estereotipadas. exagerado el sentido de pertenencia y desdibujando la autonomía personal. El modelo batesoniano de mente propone una modificación del sujeto de la psicología clásica (lo mental como una entidad mediadora entre lo externo y la conducta). que no es más que el principio de un nuevo ordenamiento diferente. porque si bien se relacionan. Toda organización busca su estabilidad mediante diversos procesos. Para ello el psicoterapeuta recurrirá a diferentes alianzas terapéuticas. El sistema define sucesos que son resultado de un gran número de circunstancias. alianzas internas). Para Bateson. etc. En cambio los sistemas desligados se organizan de manera en que en los casos más extremos. sino también las crisis que acompañan el paso de cada fase evolutiva hacia otra.

plantea el paso del individuo al sistema. tan prolíficos durante el siglo XX. de lo intrapsíquico a lo interpersonal. La intervención sistémica se diferencia de la mayoría de las demás expresiones terapéuticas. Considera que los vínculos conyugales también presentan las características de un sistema. Los discursos de cientificidad. Definitivamente desechada la pretensión de objetividad científica. en su práctica clínica. Las dimensiones en las que se presentaron estos discursos críticos estuvieron. La intervención sistémica utiliza así la interacción como elemento de trabajo y comunicación. con frecuencia canalizados por una reflexión histórica. Así no interesa un individuo “enfermo” sino las maneras de organización del sistema en el que un individuo demanda atención. Las críticas hacia el modo de pensamiento conocido como científico lo reubican como uno de varios modos posibles de pensar lo cierto. Se diferencia también de otras maneras de intervención grupal o familiar en que no considera a los miembros de un grupo familiar como apoyatura del individuo enfermo. Algunos aspectos de su constitución nos permiten 20 . Por un interrogante de las formas en que aquello que se acepta como cierto se fue constituyendo a lo largo del tiempo. De igual manera no importa quién hace qué. Se diferencia también de otras maneras de intervención grupal o familiar en que no considera a los miembros de un grupo familiar como apoyatura del individuo enfermo.La intervención sistémica se ocupa de las terapias llamadas de parejas o intervenciones grupales. Crece el interés por pensar los temas teóricos en oposición a los empíricos. La intervención sistémica se ocupa de las terapias llamadas de parejas o intervenciones grupales. Esta conmoción en el saber que se evidenció de manera más amplia en los ámbitos intelectuales y culturales alcanzó de manera particular a las distintas disciplinas y la psicología no estuvo ajena a estas transformaciones. La intervención sistémica utiliza así la interacción como elemento de trabajo y comunicación. Así no interesa un individuo “enfermo” sino las maneras de organización del sistema en el que un individuo demanda atención. Considera que los vínculos conyugales también presentan las características de un sistema. La intervención sistémica. Aquí se puede aplicar el útil concepto de “tríada rígida” entendida como los sistemas relacionales paterno-filiales en las que uno o varios de los hijos son usados (sin una necesaria intención deliberada) para evitar conflictos familiares. en cambio. Terapias posmodernas: construccionismo social y narrativa A partir de la última década del siglo pasado la terapia familiar sistémica empezó a nutrirse de nociones epistemológicas que introdujeron la noción de complejidad. Aquí se puede aplicar el útil concepto de “tríada rígida” entendida como los sistemas relacionales paterno-filiales en las que uno o varios de los hijos son usados (sin una necesaria intención deliberada) para evitar conflictos familiares. Dentro de la psicología y en particular. comenzó a aceptarse la idea de que reemplaza aquello que se pensaba como la certeza última (prueba empírica) como únicamente una de muchas formas de pensar lo cierto. De igual manera no importa quién hace qué. La Intervención Sistémica se diferencia de la mayoría de las demás expresiones terapéuticas. Es así que no se atiende en el “¿por qué?” Un individuo acciona de determinada manera sino en el “¿como?” lo hace. Es así que no se atiende en el “¿por qué?” Un individuo acciona de determinada manera sino en el “¿como?” lo hace. en que estas se interesan en el psiquismo humano. se encuentran entonces compartiendo el campo del saber con discursos científicos referentes a aquello que ocurre en la contemporaneidad. en el presente dado. sino ¿cuándo? se realiza una determinada conducta. La intervención sistémica en cambio plantea el paso del individuo al sistema. la que primero adoptó esta nueva forma de ver el mundo y de pensar el conocimiento. en que estas se interesan en el psiquismo humano. de lo intrapsíquico a lo interpersonal. sino ¿cuándo? se realiza una determinada conducta. fue la visón de la Terapia Sistémica.

El retomar esta metáfora en el campo de la práctica clínica hizo que se reconceptualizara de un modo diametralmente diferente un tema central: el síntoma. hasta nuestros días. Si antes la metáfora orgánica del sistema permitió una explicación términos de interrelaciones. es la metáfora del sistema la noción en la que estas nuevas visiones hicieron hincapié. la metáfora cibernética. En el año de 1956 aparece el artículo “Hacia una teoría de la esquizofrenia” publicado por el equipo de Bateson. desarrollara los dos constructos teóricos que vendrían a funcionar como principios del trabajo terapéutico con orientación sistémica .Veamos el contexto histórico en cual surge esta metáfora. Pensar el trastorno psicológico de una manera diferente fue posible gracias a la metáfora del sistema.plantear formas de pensar “lo psicológico” que van más allá de los eventos que se dan dentro de las “mentes” de los seres humanos. en los años 50. En este texto se presenta una aproximación teórica al problema de la esquizofrenia donde se desplaza el foco de atención original de las explicaciones etiológicas tradicionales (centradas en la psique o mente del enfermo) y se pasa al ámbito de la comunicación interpersonal. La familia vista en la perspectiva clínica sistémica se constituía como un conjunto de elementos así como las relaciones entre esos elementos y a partir de ellos es como se mantiene la identidad u organización del sistema. Tenemos así conceptos como homeostasis. “circularidades eternas”. Si bien la hipótesis del doble vínculo fue fundamental para concebir cómo las formas de interacción humana (cuyo vehículo es la comunicación) son un elemento de suma importancia para pensar el trastorno psicológico en términos interaccionales. Podemos decir que la Cibernética es “la ciencia de la comunicación y el control” caracterizado este último como un proceso de autorregulación mediante ciclos de retroalimentación. que habría de guiar el trabajo terapéutico sistémico los siguientes 30 años. un largo camino de transformaciones se desarrolló en la forma de aplicar la terapia sistémica. ahora una metáfora diferente propone la posibilidad de ampliar la perspectiva y las formas de pensar la práctica clínica. llegando a las visiones que hoy podemos incluir dentro del grupo de las llamadas terapias de la posmodernidad. La familia estaría constituida por un conjunto de reglas y relaciones que le permitirían asumirse como tal. La metáfora. en este caso es la que se conoce como “narrativa”. El síntoma pasaba a ser algo que formaba parte de un ciclo homeostático que permitía que se estabilizara la familia y no más como un atributo individual.la hipótesis del doble vínculo y la familia como un sistema homeostático. el sistémico o el orientado a la solución del problema. Esta adopción tuvo como consecuencia que se recurriera a figuras o metáforas espaciales que nos permitieran explicar al sistema como una entidad que permanecía igual mientras cambiaba. Se pasa a pensar el trabajo clínico en términos de las formas y secuencias de interacción personal en los que estamos inmersos. que en una lógica recursiva permitía el ciclo de estabilidad de las unidades de interrelación 21 . En esta lógica la desviación o diferencia que establecía el síntoma en la familia era lo que hacía posible un reajuste y que la familia permaneciera como unidad. Sin embargo la complejidad que supone el trabajo clínico hoy en día nos lleva a crear otras opciones. Esta perspectiva dentro del trabajo clínico fue fundamental para el desarrollo de enfoques dentro de la terapia familiar como el modelo estratégico. Mientras se pensó el trabajo clínico con la metáfora del sistema el espacio terapéutico se vio inmerso en circularidades. calibración. que hacen referencia a esa secuencia cibernética de auto ajuste. Desde que Bateson. circularidad. Visto de este modo hace 40 años se produjo un desplazamiento del modelo médico y se consiguió pensar aquello que se consideraba “trastorno psicológico” (o síntoma de acuerdo al modelo médico) ya no en términos de los eventos que ocurren dentro de la cabeza. Este desplazamiento constituiría una separación con respecto al modelo médico vigente donde el trastorno se demarcaba como una patología mental.

lingüistas como Ernest Von Glasersfeld. En la medida que nos relacionamos con el mundo construimos nuestras ideas acerca de él en la conversación con otros individuos. “la objetividad”. Se asumía que el terapeuta podía. conocer la verdadera naturaleza de las relaciones “disfuncionales” que se le presentaban como “síntoma”. gracias al permanecer fuera del sistema familiar. El acto perceptual no se constituye en términos de un mapeo de los objetos exteriores hacia un punto en el cerebro sino en el cálculo de las diferencias que se registran en las superficies. Ellos se interrogan por la posibilidad de un mundo independiente al observador. sus investigaciones referentes al modo en que el cerebro procesa la información. creía conocer sin ningún tipo de duda cómo se daba en un sistema (familia) el patrón disfuncional (síntoma) e incluso asumía la decisión de cual habría de ser la dirección del cambio a conseguir. “realidad” o “verdad” puede ser entendidas como conjunto de órdenes significativos que ponen en relación lo material con lo social a través de lo simbólico. Este movimiento del juego de interacción sujeto (pensado en términos de conciencia o conducta)/mundo hacia una relación lenguaje/mundo nos lleva a focalizar cómo las frases. conseguidas a través de consensos mediados por la cultura y el lenguaje. El modo concreto como expresamos y pensamos las cosas es el producto de esta interacción y así aquello que consideramos como proposiciones de conocimiento sobre el mundo son básicamente el resultado de esta interacción social. en los 80 surge otra posibilidad en lecturas diferentes del mismo Bateson. Francisco Varela y el permite plantear algunas líneas de este pensar crítico. El cerebro constituye conjuntos de invarianzas que se identifican como objetos sólidos que experimentamos como lo que está ahí y que llamamos “objetivo”. Si en los 50 fue posible una conceptualización diferente del trastorno psicológico gracias a una forma de aplicar el pensamiento batesoniano. texturas o espacios. El terapeuta sistémico que pretendió abolir la linealidad del modelo médico y rechazó la posibilidad de asumir una única causa para el trastorno que encontraba.familiar. las palabras están inmersas en nuestra vida cotidiana y constituyen formas de vida. Aquello que señalamos como “objetivo” o “real” sólo se puede asumir cuando coincidimos con alguien más que confirma nuestro cómputo de diferencias. epistemólogos como Heinz von Foerster. De hecho. 22 . Si se piensa al lenguaje mismo como el resultado de un intercambio social las nociones de “sujeto” o “individuo”. En este punto es entonces posible decir que aquello que entendemos como “realidad” es el resultado de un juego de interacciones sociales. Nociones como “lo real”. Sin embargo sería imposible saber cómo es “realmente” lo que se percibe antes de que sea procesado por el cerebro. “el sujeto” o la “historia” son incluidos en esta corriente de pensamiento que reestructura nuestro pensar de “lo psicológico”. Su crítica se presenta como una forma totalmente diferente de conceptualizar nociones que el sentido común de los terapeutas sistémicos había adoptado como evidentes o cuando menos incuestionables. El cerebro no procesa la información en sentido análogo al de una cámara fotográfica sino a través de la identificación de diferencias. los discursos. Su manejo lleva a pensar al terapeuta como el individuo encargado de modificar el ciclo “disfuncional” y proveer a la familia con la ayuda necesaria para regresar a una interrelación mas “funcional”. antropólogos como James Clifford e incluso hacia dentro de la psicología en el trabajo de Kenneth Gergen. El cuestionamiento explícito se dirige a la pregunta “¿cuales son las condiciones bajo las cuales es posible un conocimiento verdadero?” En este punto el trabajo de los biólogos Humberto Maturana. Durante los años 80 se viene a presentar una corriente de discursos críticos que se enfrentan a esta postura en la práctica de la terapia sistémica. En términos generales el contexto de discusión en que encontramos estos discursos críticos es el de la epistemología. y en el trabajo de biólogos especializados en el campo de la ciencia cognitiva como Humberto Maturana y Francisco Varela. nuestras ideas sobre el mundo son ideas compartidas.

ya sean verbales o no verbales. la evolución en las relaciones entre los géneros. la transculturalidad. de historias que organizan nuestras experiencias y nuestra relación con nosotros mismos. que le permite estar más atento a aquellos imprevistos que puedan surgir. En este sentido considero podemos esperar una transformación del ámbito terapéutico en el que el o los consultantes no esperan respuestas dadas por un supuesto portador de una verdad –el profesional-. En la metáfora orgánica del sistema los referentes a una circularidad y circuitos de retroalimentación muchas veces pasan por alto la dimensión del tiempo. aquello que tenga que ver con culpas. Mientras en la metáfora orgánica del sistema uno de los puntos principales era el énfasis en los intercambios conductuales en la metáfora narrativa este énfasis se centra en el modo en el que los conjuntos de significados emergen y circulan interminablemente entre los individuos. en referencia al terapeuta de pareja: “El terapeuta de pareja deberá admitir que su función está más emparentada con el arte que con la ciencia. Estos juegos discursivos no se encuentran dentro de la mente de los individuos. son parte de un flujo general de constantes cambios narrativos. teletrabajo. el sistema como homeostato que siempre se mueve para permanecer igual. en los que se esperan comportamientos normales. Se puede asumir que se regresaba a lo mismo. Si tenemos en cuenta la diversidad. propende a mejorar la comunicación entre ambos poniendo de manifiesto las fantasías acompañantes en cada uno de ellos. no un árbitro. el desarrollo de tecnologías de fertilización que provocaron nuevas maneras de acceder a la parentalidad y todo el repertorio de nuevos modos de vida que existen en nuestros días. que con la teoría. y finalmente devuelve a la pareja la responsabilidad de tomar sus 23 . Este contexto teórico ofrece de manera específica dos dimensiones que se pueden encontrar como constituyentes de esa metáfora narrativa que se ha de diferenciar de la metáfora orgánica del sistema.). Lo acompaña y se permite sorprenderse por las nuevas realidades que puedan emerger de ese contexto. etc. media entre dos personas en conflicto decodificando los mensajes recíprocos que constituyan malentendidos. adaptativos o que se refieren a tiempos supuestamente apropiados para cumplir con el ciclo de vida esperable. Este ámbito se convierte en un contexto que favorece la emergencia de nuevas posibilidades para los individuos.Al considerar la naturaleza de la relación que mantiene al individuo con lo real (ya no con la verdad) en términos de un intercambio social canalizado por los usos del lenguaje se ha de asumir ya no la necesidad de determinar si se tiene un conocimiento preciso o cuales han de ser esas condiciones que posibilitan un conocimiento verdadero. El segundo punto es el de la temporalidad. una postura de “no saber”. es dable señalar un interés creciente en los significados. hoy posibilitada por la cirugía. la homosexualidad que “salió del closet”. No arbitra soluciones. puntualizando. porque el terapeuta adopta una postura irreverente frente a todos los conocimientos teóricos. La idea del tiempo es fundamental en la metáfora narrativa pues es a través de la secuencia de interacción como se da cuenta de un discurso o más de ellos que estén circulando. No se trata ya de plantear cómo el lenguaje ha de presentar una imagen precisa del mundo. resulta evidente que los viejos modelos terapéuticos. No dirige el sentido del cambio. funcionales. la multiculturalidad. resentimientos. Una conclusión que está más relacionada con la práctica. a la hora de cumplir con las expectativas de aquellos que consultan por su sufrimiento. Primero. la transexualidad. El terapeuta es un mediador. los cambios en el ritmo de vida de muchas parejas dados por las nuevas formas del trabajo (viajes frecuentes. Esto nos lleva a una posible conclusión para este trabajo. Bianchi [32]. no parecen conllevar grandes posibilidades de éxito. escamoteo de la realidad en cuanto a sus verdaderos sentimientos y proyectos. sobre todo. Conclusión: hacia una nueva mirada del terapeuta Dijo Carlos J.

calle. se construye. 24 . Creo que más que los enfoques. Propongo pensar la conversación terapéutica como una danza. Solo así. son las personas-terapeutas. Instrumento: se confeccionó un cuestionario cerrado diseñado para averiguar: 1 . Los mismos contestaron sobre el papel. es posible que surjan las palabras mágicas para crear nuevas realidades. propongo entender que cada individuo y cada pareja es un mundo complejo y el terapeuta debe ser un facilitador para el diálogo. si está ligado a valores tradicionales de la modernidad o a nuevas modalidades que no implican el matrimonio tradicional. Método Muestra: el campo de estudio se circunscribió a la Capital Federal argentina. que acudieran o no a terapia. sin ayuda del encuestador. Es necesario poner atención a que el terapeuta no se convierta en un adaptador a una “normalidad” preconcebida. a personas de entre 25 y 45 años.propias decisiones. sino en catalizador para el ejercicio de la libertad de los consultantes. Por su edad y nivel educativo. 3 .Grado de confianza en la terapia como ayuda para abordar las problemáticas que puedan surgir en relación a la vida de pareja. Así. en ámbitos laborales. etc. fundamentalmente. de nivel educativo terciario y/o universitario y de clase media. Sus palabras expresan plenamente aquello que hemos intentado desarrollar a lo largo de este trabajo. Esas realidades que no podemos prever. con o sin pareja. pero que dan sentido a las vidas de las personas. hombres o mujeres. ni juzgar. en la que la improvisación es el elemento fundamental.Qué tipo de vínculo de pareja prevalece en estos grupos. Resultados: a continuación se exponen los datos obtenidos en la investigación. las responsables de encontrar las respuestas que los consultantes requieren. al tiempo que se generan los cambios en los consultantes. Todas las técnicas y todas las herramientas. conocidos. en tanto estén basadas en la honestidad y el compromiso con el logro de los objetivos. emerge de esos diálogos. siguiendo la postura construccionista y narrativa. al menos las citadas en este capítulos. que el propio modelo terapéutico. se estima que dentro de este grupo es posible encontrar representados más acabadamente los sujetos de involucrados en nuestra investigación: aquellos atravesados por los valores de la posmodernidad. Básicamente queremos saber si las personas acuden o acudirían a la terapia para encontrar respuestas a y aliviar sus conflictos relacionados con esta temática. Procedimiento: se aplicó el cuestionario a personas elegidas al azar. 2 . Género: Se encuestaron 20 mujeres y 20 hombres. son válidas. sin preconceptos ni modelos de normalidad/patología.Qué creencias se manejan en torno a las distintas alternativas en el ejercicio de la sexualidad y a la construcción de vínculos familiares en base a las elecciones sexuales libres de los individuos. Creo.

Primario: 5% Secundario: 23% Terciario: 34% Universitario: 25% Posgrado o Master: 13% 25 . universitaria ó de posgrado representa el 72% de los encuestados.Nivel de estudios: La población con educación terciaria.

en Administrac. Pública y Municipal Médica anestesista Publicista Oficios Comerciante Peinadora Taxista Peluquero Estilista Manicura Otros Autónomo Artista plástico Sacerdote católico 26 . Soltero/a: 19% Casado/a: 27% Separado/a: 11% En pareja: 32% Viudo: 0% Divorciado/a: 11% Profesión o Empleo Profesionales Médico Empleados Jefe Mantenimiento Instrumentadora Mucama quirúrgica Psicóloga Empleada Abogado Contador Lic.Estado civil: El 59% se encuentra casado o en pareja.

No: 28 % Sí: 72% 27 . Sin empleo: 0% Intermitente: 2% Autónomo: 29% En relación de dependencia: 47% Comerciante cuentapropista: 11% Profesional independiente: 11% ¿Está en pareja? (independientemente del estado civil) El 72% de los encuestados se encuentra en pareja.Modalidad de empleo: aproximadamente la mitad trabaja en relación de dependencia y la otra mitad es independiente.

con una media de 4. Un matrimonio: 45% Una convivencia: 27% Un matrimonio y una convivencia: 4% Dos matrimonios: 4% Dos convivencias: 12% Otros: 8% Respuestas Acerca de “Pareja” 10-Es importante para la vida de una persona tener una pareja: El 30% estuvo de acuerdo.Matrimonio o convivencia previa: El 55% ha tenido experiencias de matrimonio o convivencias anteriores. TD: Totalmente en desacuerdo D: En desacuerdo A/D: Ni de acuerdo ni en desacuerdo A: De acuerdo TA: Totalmente de acuerdo 28 . El otro 45% No.075 y un desvío standard de 1.

32 29 . con una media de 3. con una media de 2.11 TD: Totalmente en desacuerdo D: En desacuerdo A/D: Ni de acuerdo ni en desacuerdo A: De acuerdo TA: Totalmente de acuerdo 12-Las parejas homosexuales deben tener los mismos derechos y obligaciones que las heterosexuales: El 22.8 (Casi De acuerdo) y un desvío standard de 1.11-Estar enamorado es imprescindible para mantener unida a la pareja: El 27% estuvo de acuerdo.87 (Casi indeciso con leve tendencia a estar de acuerdo) y un desvío standard de 1. con una media de 3.21 TD: Totalmente en desacuerdo D: En desacuerdo A/D: Ni de acuerdo ni en desacuerdo A: De acuerdo TA: Totalmente de acuerdo 13-La existencia de una ex pareja con hijos afecta la buena relación de la pareja: El 20% estuvo de acuerdo.5% estuvo de acuerdo.65 (Entre De Acuerdo e indeciso) y un desvío standard de 1.

con una media de 3.6% La pregunta con mayor dispersión es la 13 Respuestas acerca de “Terapia" ¿Hizo terapia? 30 .TA: Totalmente de acuerdo A: De acuerdo A/D: Ni de acuerdo ni en desacuerdo D: En desacuerdo TD: Totalmente en desacuerdo 14-La existencia de una ex pareja sin hijos afecta la buena relación de la pareja: El 10% estuvo de acuerdo.5 (Entre indeciso y en desacuerdo) y un desvío standard de 1.06 TA: Totalmente de acuerdo A: De acuerdo A/D: Ni de acuerdo ni en desacuerdo D: En desacuerdo TD: Totalmente en desacuerdo El índice de flexibilidad respecto a la noción de “Pareja” es del 71.

El 62% de los encuestados hizo terapia Motivos para ir a terapia: El 68% de los que van a Terapia tienen como motivo crisis personales. Problemas emocionales: 22% Problemas vinculares: 22% Problemas laborales: 0% Problemas sexuales: 4% Pérdidas afectivas: 9% Crisis personales: 26% Autoconocimiento: 15% Otros: 2% ¿Hizo terapia de pareja? 31 . problemas vinculares ó problemas emocionales.

¿qué lo motivaría a concurrir? (Respondido por el total de la muestra. 82% de los encuestados no ha hecho terapia de pareja. Sólo el 18 % Sí la ha hecho. Problemas vinculares: 46% Problemas sexuales: 8% Pérdidas afectivas:0% Problemas con los hijos: 8% Adicción de uno de los miembros: 0% Crisis: 15% Peleas constantes: 15% Búsqueda de nuevos proyectos: 8% Otros: 0% Si no fue a terapia de pareja. Motivos para ir a terapia de pareja (respondido por el 18% que sí acudió a este tipo de tratamiento) Las principales causas para concurrir a terapia de pareja han sido los Problemas vinculares.) 32 . las peleas constantes y las crisis.La mayoría.

43 (Entre indeciso y de acuerdo) con un desvío standard de 1.27 TD: Totalmente en desacuerdo D: En desacuerdo A/D: Ni de acuerdo ni en desacuerdo A: De acuerdo TA: Totalmente de acuerdo 33 . con una media de 3.Problemas vinculares: 18% Problemas sexuales: 13% Pérdidas afectivas: 0% Problemas con los hijos: 9% Adicción de uno de los miembros: 7% Crisis: 16% Peleas constantes: 21% Búsqueda de nuevos proyectos: 9% Otros: 9% Opiniones Promedio sobre la terapia de pareja: (respondido por el 18 % que sí ha hecho terapia de pareja) 20-La terapia de pareja te ayudó a lograr tus objetivos: El 42% estuvo de acuerdo.

90 34 . con una media de 3.21-La terapia de pareja te ayudó a mejorar la comunicación con tu pareja: El 57% estuvo de acuerdo. con una media de 3.69 TD: Totalmente en desacuerdo D: En desacuerdo A/D: Ni de acuerdo ni en desacuerdo A: De acuerdo TA: Totalmente de acuerdo 22-La terapia de pareja te ayudó a mejorar tu estado de ánimo: El 42% estuvo de acuerdo. con una media de 3.07 TD: Totalmente en desacuerdo D: En desacuerdo A/D: Ni de acuerdo ni en desacuerdo A: De acuerdo TA: Totalmente de acuerdo 23-La terapia de pareja te ayudó a desarrollar nuevas capacidades afectivas: El 71% estuvo de acuerdo.86 (Entre de acuerdo e indeciso) y un desvío standard de 0.86 (Entre de acuerdo e indeciso) y un desvío standard de 0.86 (Entre de acuerdo e indeciso) y un desvío standard de 1.

88 (Casi indeciso.14 (Entre de acuerdo y Totalmente de acuerdo) y un desvío standard de 0. con una media de 4.38 35 . con una media de 2. El amor para toda la vida es posible: El 22% estuvo de acuerdo.38 TD: Totalmente en desacuerdo D: En desacuerdo A/D: Ni de acuerdo ni en desacuerdo A: De acuerdo TA: Totalmente de acuerdo El índice de confianza/aceptación respecto de la terapia de pareja es del 76. algo de acuerdo) y un desvío standard de 1.TD: Totalmente en desacuerdo D: En desacuerdo A/D: Ni de acuerdo ni en desacuerdo A: De acuerdo TA: Totalmente de acuerdo 24-La terapia de pareja te aportó recursos para resolver las crisis: El 85% estuvo de acuerdo.5% Respuestas acerca de Valores/Creencias: 25.

hija) es la base de la sociedad: El 27% estuvo de acuerdo.65 (Casi indeciso. hijo.27 TA: Totalmente de acuerdo A: De acuerdo A/D: Ni de acuerdo ni en desacuerdo D: En desacuerdo TD: Totalmente en desacuerdo 27-El divorcio es la mejor solución cuando se acaba el amor: el 22% estuvo de acuerdo. algo de acuerdo) y un desvío Standard de 1.14 36 . papá. con una media de 2.93 (Prácticamente de acuerdo) y un desvío standard de 1.TA: Totalmente de acuerdo A: De acuerdo A/D: Ni de acuerdo ni en desacuerdo D: En desacuerdo TD: Totalmente en desacuerdo 26-La familia tradicional (mamá. con una media de 3.

19 TA: Totalmente de acuerdo A: De acuerdo A/D: Ni de acuerdo ni en desacuerdo D: En desacuerdo TD: Totalmente en desacuerdo 29-Las creencias familiares influyen en tus decisiones al elegir una pareja: El 20% estuvo de acuerdo. con una media de 3. con una media de 2.47 37 .68 (Entre indeciso y en desacuerdo) y un desvío standard de 1.38 TA: Totalmente de acuerdo A: De acuerdo A/D: Ni de acuerdo ni en desacuerdo D: En desacuerdo TD: Totalmente en desacuerdo 30-La homosexualidad es tan normal como la heterosexualidad: El 22% estuvo de acuerdo. con una media de 3. El matrimonio debe ser para toda la vida: El 5% estuvo de acuerdo.93 (Indeciso) y un desvío standard de 1.18 (Indeciso) y un desvío standard de 1.TD: Totalmente en desacuerdo D: En desacuerdo A/D: Ni de acuerdo ni en desacuerdo A: De acuerdo TA: Totalmente de acuerdo 28.

54 38 . con una media de 2. el alquiler de vientres y/o la fertilización asistida son alternativas posibles para las parejas homosexuales que no pueden tener hijos: El 12% estuvo de acuerdo. con una media de 4.33 (De acuerdo con algo de totalmente de acuerdo) y un desvío standard de 1.TD: Totalmente en desacuerdo D: En desacuerdo A/D: Ni de acuerdo ni en desacuerdo A: De acuerdo TA: Totalmente de acuerdo 30-La adopción. y/o la fertilización asistida son alternativas posibles para las parejas heterosexuales que no pueden tener hijos: El 22% estuvo de acuerdo.70 (Indeciso con algo en desacuerdo) y un desvío standard de 1.12 TD: Totalmente en desacuerdo D: En desacuerdo A/D: Ni de acuerdo ni en desacuerdo A: De acuerdo TA: Totalmente de acuerdo 32-La adopción.

Sexo /Opiniones sobre la pareja Es importante para la vida de una persona tener una pareja El 70% de los hombres y el 75% de las mujeres están de acuerdo o totalmente de acuerdo. Estar enamorado es imprescindible para mantener unida a la pareja 39 . universitarios hizo terapia. El 40% de los encuestados con nivel de estudios universitarios hizo terapia de pareja. El 40% de los encuestados con nivel de estudios de postgrado hizo terapia de pareja La terapia de pareja me ayudó… / Sexo El 72% de los encuestados que afirman que la terapia de pareja los ayudó son hombres y el 28% mujeres. (De todos secundarios hizo terapia. de postgrado hizo terapia. Nivel de Estudios / Hizo Terapia de Pareja Ninguno con nivel de estudios primarios hizo terapia de pareja.TD: Totalmente en desacuerdo D: En desacuerdo A/D: Ni de acuerdo ni en desacuerdo A: De acuerdo TA: Totalmente de acuerdo El índice de posmodernidad promedio de los encuestados para el ítem “Creencias” es del 65. La terapia de pareja me ayudó… / Estás en pareja? El 72% de los encuestados a los que la terapia de pareja los ayudó están actualmente en pareja.6% Las preguntas con mayor dispersión son la 25. Ninguno de los encuestados con nivel de estudios terciarios hizo terapia de pareja. . El 11% de los encuestados con nivel de estudios secundarios hizo terapia de pareja. terciarios hizo terapia. El 55% de los encuestados con nivel de estudios El 57% de los encuestados con nivel de estudios El 80% de los encuestados con nivel de estudios El 60% de los encuestados con nivel de estudios primarios hizo terapia. 29 y 32. Cruce de variables Nivel de Estudios / Hizo Terapia El 50% de los encuestados con nivel de estudios modos la muestra es de sólo 2 personas).

56% de quienes estuvieron en desacuerdo o totalmente en desacuerdo en afirmar que El matrimonio debe ser para toda la vida son hombres. El amor para toda la vida es El 50% de los encuestados con El 30% de los encuestados con El 64% de los encuestados con El 40% de los encuestados con El 40% de los encuestados con posible / educación educación educación educación educación Nivel de estudios primaria están de acuerdo. mujeres. mujeres. El 77% de los que consultaría por crisis está en pareja. terciaria está de acuerdo. y/o la fertilización asistida son alternativas posibles para las parejas heterosexuales que no pueden tener hijos. El 58% de los que consultaría por peleas constantes está en pareja. El 25% de los que consultaría por problemas de adicción de uno de los miembros está en pareja. Entre quienes se situaron en la opinión opuesta. secundaria está de acuerdo. nena. La existencia de una ex pareja con hijos afecta la buena relación de la pareja El 40% de los hombres y el 40% de las mujeres están de acuerdo o totalmente de acuerdo. El 34% de los que opinan que El divorcio es la mejor solución cuando se acaba el amor son hombres y el 65%. mujeres. universitaria está de acuerdo. mujeres. el 40% fueron hombres y el 60%. Entre quienes sostienen que La familia tradicional (mamá. Entre aquellos de acuerdo y totalmente de acuerdo en sostener que La adopción.El 55% de los hombres y el 70% de las mujeres están de acuerdo o totalmente de acuerdo. El 44%. Entre aquellos que estuvieron en desacuerdo o totalmente en desacuerdo en afirmar que La homosexualidad es tan normal como la heterosexualidad. El 60% de los hombres y el 55% de las mujeres están de acuerdo o totalmente de acuerdo. Las parejas homosexuales deben tener los mismos derechos y obligaciones que las heterosexuales. El 35% de los hombres y el 35% de las mujeres están en desacuerdo o totalmente en desacuerdo. la mitad son hombres y la otra mitad mujeres. El 28% de los que consultarían por problemas sexuales está en pareja. La existencia de una ex pareja sin hijos afecta la buena relación de la pareja El 55% de los hombres y el 50% de las mujeres están en desacuerdo o totalmente en desacuerdo. el alquiler de vientres y/o la fertilización asistida son alternativas posibles para las 40 . El 50% de los que consultaría por búsqueda de nuevos proyectos está en pareja. de postgrado está de acuerdo. El 60% de los que consultarían por problemas con los hijos está en pareja. el 47% son hombres y el 53% mujeres. Creencias / Sexo Entre aquellos totalmente de acuerdo y de acuerdo en que El amor para toda la vida es posible. Entre quienes estuvieron totalmente de acuerdo en afirmar que La adopción. hubo mayoría de hombres (52%) y minoría de mujeres (48%). nene) es la base de la sociedad. el 52% son hombres y el 48%. papá. Hiciste ó hacés terapia? /Sexo El 60% de los hombres y el 65% de las mujeres respondió afirmativamente Hiciste ó hacés terapia? / Estás en pareja? El 80% de los que hicieron o hacen terapia están en pareja ¿Por qué motivos creés que consultarías a un terapeuta de pareja? / Estás en pareja? El 70% de los que consultarían por problemas vinculares está en pareja.

· Nivel de estudios: La población con educación terciaria. como el empleo informal o el subempleo. sacerdotes. calle. El otro 45%. incluyendo en esta definición a noviazgos o uniones alternativas. un 4% que se casó previamente y también convivió con otra pareja. El 5% sólo terminó la primaria y el 23% sólo el secundario. nos encontramos con un nivel educativo elevado. Obtuvimos la siguiente composición: • • · Género: Se encuestaron 20 mujeres y 20 hombres. El restante 41 % se divide entre quienes se definieron como solteros. compuesto por una muestra poblacional de 40 individuos. • · El instrumento aplicado fue un cuestionario cerrado que se confeccionó específicamente para averiguar: 4 . hombres o mujeres. universitaria o de posgrado representa el 72% de los encuestados. • • · Estado civil: el 59% de la muestra se encuentra casado o en pareja. el 72% de los encuestados se encuentra en pareja. comerciantes. Entre quienes estuvieron en desacuerdo o totalmente es desacuerdo. contadores. • • · Situación vincular afectiva: Independientemente del estado civil. · Matrimonio o convivencia previa: El 55% ha tenido experiencias de matrimonio o convivencias anteriores. el 55% fueron hombres y el 45% mujeres. Ninguno se declaró desocupado. mucamas. de nivel educativo terciario y/o universitario y de clase media.Qué tipo de vínculo de pareja prevalece en estos grupos. fundamentalmente. un 4% consagró dos matrimonios antes de su pareja actual y el 12 % estableció dos convivencias anteriores. el 43% son hombres y el 57% mujeres. lo que demuestra una típica situación de la posmodernidad. Hemos asumido que. Podemos empezar a apreciar que la noción “matrimonio para toda la vida” no parece ser la rectora para la mayoría de encuestados. • · Modalidad de empleo: Menos de la mitad (47%) trabaja en relación de dependencia y la otra mitad es independiente (autónomo. · Profesión o Empleo: Son variadas las ocupaciones de los encuestados: desde profesionales como médicos. hemos confeccionado un estudio de campo. etc. hasta operarios. Entre quienes han tenido experiencias previas encontramos un 45% que se casó previamente. Los mismos contestaron sobre el papel. conocidos. La muestra se compuso de un grupo de personas de entre 25 y 45 años. 41 . un 27% estableció una convivencia. contactadas en ámbitos laborales. profesional independiente). que acudieran o no a terapia. peluquera. Discusión – Interpretación de los resultados: Un caso porteño. si está ligado a valores tradicionales de la modernidad o a nuevas modalidades que no implican el matrimonio tradicional. En general.parejas homosexuales que no pueden tener hijos. artistas. dentro de este grupo es posible encontrar representados más acabadamente lossujetos de involucrados en nuestra investigación: aquellos atravesados por los valores de la posmodernidad. no. separados o divorciados. con o sin pareja. paramédicos. Algunas conclusiones de nuestra investigación Con el fin de aproximarnos a la realidad que nos circunda. aunque sí hubo un 2% que asumió que tiene trabajo en forma “intermitente”. por su edad y nivel educativo. sin ayuda del encuestador. cuentapropista. se eligieron personas al azar. En cuanto al procedimiento.

no se trata de una amplia mayoría. Veamos algunas respuestas: En primer lugar. Otros: 0% Preguntamos.5% no está ni de acuerdo ni en desacuerdo. es tomada en cuenta como posibilidad de resolución de conflictivas que involucran a ambos miembros de la pareja. obtuvimos que las principales causas para concurrir a terapia de pareja han sido los Problemas vinculares. Búsqueda de nuevos proyectos: 8%. 0% acudió por problemas laborales. El 55% estuvo de acuerdo o totalmente de acuerdo en que “Las parejas homosexuales deben tener los mismos derechos y obligaciones que las heterosexuales”. el 22% tuvo como motivo problemas emocionales.” Para nuestra investigación este dato es relevante. Problemas con los hijos: 8%. 6 .Qué creencias se manejan en torno a las distintas alternativas en el ejercicio de la sexualidad y a la construcción de vínculos familiares en base a las elecciones sexuales libres de los individuos.5% estuvo de acuerdo o totalmente de acuerdo en que “Estar enamorado es imprescindible para mantener unida a la pareja. encontramos que la gente sigue necesitando la compañía de una pareja. Y respondieron: Problemas vinculares: 18%. ya que el 27. Sólo el 18 % Sí la ha hecho. Peleas constantes: 15%. en ese sentido se extrajeron resultados interesantes: El 72. El 52. Problemas con 42 . también esta forma de consulta. ¿qué lo motivaría a concurrir?” (Respondido por el total de la muestra. otro 22%. Problemas vinculares: 46%. En segundo lugar. quisimos conocer las opiniones acerca de la noción de “Pareja” y. Pérdidas afectivas:0%. Básicamente queremos saber si las personas acuden o acudirían a la terapia para encontrar respuestas a y aliviar sus conflictos relacionados con esta temática. El 62. un 4% por problemas sexuales. 9% por ppérdidas afectivas. ya que justifica indirectamente la necesidad de abordar el tema de la misma. por crisis personales y 15% por autoconocimiento.” Una leve mayoría no está ni de acuerdo ni en desacuerdo (25%). En cuanto a los “Motivos para ir a terapia de pareja” (respondido por el 18% que sí acudió a este tipo de tratamiento).5%) no tiene posición tomada.Grado de confianza en la terapia como ayuda para abordar las problemáticas que puedan surgir en relación a la vida de pareja. En este caso. pudimos apreciar que la mayoría tiene confianza en los efectos benéficos de la terapia como forma de abordar sus conflictos y si bien sólo el 18 por ciento se inclinó por la terapia de pareja.5% estuvo de acuerdo o totalmente de acuerdo en que “Es importante para la vida de una persona tener una pareja. la mayoría. nos propusimos determinar qué valor se asigna a la “Terapia” como forma de resolver problemáticas vinculadas a la pareja. Pese a los cambios y al individualismo asociados a la posmodernidad. Una gran cantidad de población no tiene una postura tomada. Adicción de uno de los miembros: 0%. Existen opiniones en todos los sentidos acerca de que “La existencia de una ex pareja con hijos afecta la buena relación de la pareja. 82% de los encuestados no ha hecho terapia de pareja. De este grupo. Pérdidas afectivas: 0%.5 % está en desacuerdo o totalmente en desacuerdo con que “La existencia de una ex pareja sin hijos afecta la buena relación de la pareja. Crisis: 15%.5 . Problemas sexuales: 8%.” aunque la segunda mayoría (32. en tanto que una minoría respondió que está en desacuerdo o totalmente en desacuerdo. las peleas constantes y las crisis. el 26%. “¿Hizo terapia de pareja?” La mayoría.” Podemos interpretar que el concepto de “amor” no ha perdido vigencia. Problemas sexuales: 13%. Sin embargo. El resto de respuestas se distribuye en forma pareja entre de totalmente de acuerdo y totalmente en desacuerdo. luego: “Si no fue a terapia de pareja. ya sea en su modalidad individual o de pareja. Así lo confirman los datos: El 62% de los encuestados respondió que hizo terapia. problemas vinculares.).

5%) hacia el acuerdo y totalmente de acuerdo. Peleas constantes: 21%. Crisis: 16%. Para ello desarrollamos una serie de preguntas expresando Valores y Creencias ligadas a la modernidad y a la posmodernidad. con una leve inclinación (42. El 71% estuvo de acuerdo o totalmente de acuerdo en afirmar que “la terapia de pareja te ayudó a mejorar la comunicación con tu pareja”. Otra información notable es que el 72% de los encuestados a los que la terapia de pareja los ayudó están actualmente en pareja. si bien el 37. El 57.los hijos: 9%. y/o la fertilización asistida son alternativas posibles para las parejas heterosexuales que no pueden tener hijos. ¿Opinan diferente los hombres y las mujeres? Un dato curioso es que el 72% de los encuestados que afirman que la terapia de pareja los ayudó son hombres y el 28% mujeres. El resto se distribuye en forma pareja entre totalmente en desacuerdo y totalmente de acuerdo. El 50% estuvo de acuerdo y totalmente de acuerdo en valorar la idea moderna de que “La familia tradicional (mamá.” Sin embargo. hija) es la base de la sociedad”. El 85% estuvo de acuerdo y el 15% totalmente de acuerdo en que “La terapia de pareja te aportó recursos para resolver las crisis” Y. Una leve mayoría. en tanto están o no atravesados por los valores de la posmodernidad. en tercer lugar.5% se declaró en contra. aunque más reacios a buscar ayuda. con una mayoría en ni de acuerdo ni en desacuerdo. Es claro que todavía al respecto subsisten prejuicios correspondientes a la modernidad. El 85% estuvo de acuerdo o totalmente de acuerdo en sostener que “La terapia de pareja te ayudó a desarrollar nuevas capacidades afectivas”. Búsqueda de nuevos proyectos: 9%. la cual asociamos a la modernidad) las respuestas se distribuyeron en forma uniforme.para los homosexuales. el alquiler de vientres y/o la fertilización asistida son alternativas posibles para las parejas homosexuales que no pueden tener hijos”. El 71% estuvo de acuerdo o totalmente de acuerdo en que “La terapia de pareja te ayudó a mejorar tu estado de ánimo”. El 65% estuvo entre de acuerdo y totalmente de acuerdo en declarar que “El divorcio es la mejor solución cuando se acaba el amor” (una creencia que asociamos a los nuevos tiempos). claramente la muestra se inclinó por totalmente en desacuerdo y en desacuerdo (50%). El 47. El resto se distribuyó entre las tres opiniones restantes.” (una costumbre respetuosa de las tradiciones. no estuvo ni de acuerdo ni en desacuerdo en opinar que “El amor para toda la vida es posible” (una idea romántica heredada de la modernidad). papá.5% (una leve mayoría) opinó que “La homosexualidad es tan normal como la heterosexualidad”. hijo. ¿Quizás podamos interpretar que éstos. de modo que se advierte el éxito en los resultados de estos tratamientos. pero es un dato a tener en cuenta. quisimos determinar si éste grupo resulta representativo del universo que estudiamos. en el caso de brindar la misma opción –“La adopción.5% estuvo en desacuerdo o totalmente en desacuerdo con la afirmación moderna de que “El matrimonio debe ser para toda la vida” Sin embargo un 30% no adoptó postura alguna. Otros: 9% En cuanto a las opiniones específicas sobre la Terapia de pareja: (respondido por el 18 % que sí ha hecho terapia de pareja). Con respecto a la afirmación de que “Las creencias familiares influyen en tus decisiones al elegir una pareja. una vez que inician el tratamiento se entregan con mayor confianza? No nos atrevemos a afirmarlo. 43 . obtuvimos la siguiente información: El 57% estuvo de acuerdo o totalmente de acuerdo en afirmar que “La terapia de pareja te ayudó a lograr tus objetivos”. La gran mayoría (85%) se inclinó por aceptar la idea de que “La adopción. Adicción de uno de los miembros: 7%.

mujeres. el 55% fueron hombres y el 45% mujeres. ¿Está en pareja? Independientemente del estado civil. mujeres. pudo apreciarse que la mayoría de las mujeres (70%) las que defienden este postulado. nena. comerciantes. Entre quienes sostienen que La familia tradicional (mamá. podemos asumir que habla en base a experiencias propias y no sólo en base a opiniones. Entre aquellos que estuvieron en desacuerdo o totalmente en desacuerdo en afirmar que La homosexualidad es tan normal como la heterosexualidad. Entre quienes estuvieron totalmente de acuerdo en afirmar que La adopción. el 43% son hombres y el 57% mujeres. podemos apreciar que. incluyendo en esta definición a noviazgos o uniones alternativas. lo que demuestra una típica situación de la posmodernidad. el alquiler de vientres y/o la fertilización asistida son alternativas posibles para las parejas homosexuales que no pueden tener hijos. mujeres. El otro 45%. universitaria o de posgrado representa el 72% de los encuestados. Finalmente. El 34% de los que opinan que El divorcio es la mejor solución cuando se acaba el amor son hombres y el 65%. artistas. Entre aquellos de acuerdo y totalmente de acuerdo en sostener que La adopción. Sin embargo a la hora de afirmar que Estar enamorado es imprescindible para mantener unida a la pareja. 56% de quienes estuvieron en desacuerdo o totalmente en desacuerdo en afirmar que El matrimonio debe ser para toda la vida son hombres. el 40% fueron hombres y el 60%. Entre quienes estuvieron en desacuerdo o totalmente es desacuerdo. Entre quienes han tenido experiencias 44 . advertimos que el 60% de los hombres y el 65% de las mujeres hizo terapia. aunque sí hubo un 2% que asumió que tiene trabajo en forma “intermitente”. en general. el 47% son hombres y el 53% mujeres. aunque sólo el 55% de hombres coincidió. El restante 41 % se divide entre quienes se definieron como solteros.Tanto hombres como mujeres (70% de los hombres y el 75% respectivamente) coinciden en que es importante para la vida de una persona tener una pareja. Nivel de estudios: Teniendo en cuenta que la población con educación terciaria. Profesión o Empleo: Son variadas las ocupaciones de los encuestados: desde profesionales como médicos. Matrimonio o convivencia previa: El 55% ha tenido experiencias de matrimonio o convivencias anteriores. Entre quienes se situaron en la opinión opuesta. y/o la fertilización asistida son alternativas posibles para las parejas heterosexuales que no pueden tener hijos. El 59% de la muestra se encuentra casado o en pareja. peluquera. mucamas. Estado civil: como la mayoría de nuestros encuestados está en pareja. sacerdotes. papá. contadores. cuentapropista. el 72% de los encuestados se encuentra en pareja. Y el 80% de los que hicieron o hacen terapia están en pareja. hasta operarios. Modalidad de empleo: Menos de la mitad (47%) trabaja en relación de dependencia y la otra mitad es independiente (autónomo. no. nene) es la base de la sociedad. el 5% sólo terminó la primaria y el 23% sólo el secundario. separados o divorciados. Ninguno se declaró desocupado. profesional independiente). la mitad son hombres y la otra mitad mujeres. mujeres. hubo mayoría de hombres (52%) y minoría de mujeres (48%). El 44%. el 60% de los hombres y el 55% de las mujeres están de acuerdo o totalmente de acuerdo. el 52% son hombres y el 48%. nos encontramos con un nivel educativo elevado. como el empleo informal o el subempleo. paramédicos. En cuanto a la opinión de que Las parejas homosexuales deben tener los mismos derechos y obligaciones que las heterosexuales. Estos datos se corroboraron una vez más al cruzar la variable Creencias con el Sexo: Entre aquellos totalmente de acuerdo y de acuerdo en que El amor para toda la vida es posible.

Aunque la segunda mayoría (32. Respuestas acerca de “Terapia". En este caso. las peleas constantes y las crisis. pudimos apreciar que la mayoría tiene confianza en los efectos benéficos de la terapia como forma de abordar sus conflictos y si bien sólo el 18 por ciento se inclinó por la terapia de pareja. Una minoría respondió que está en desacuerdo o totalmente en desacuerdo. Una leve mayoría no está ni de acuerdo ni en desacuerdo (25%). un 4% consagró dos matrimonios antes de su pareja actual y el 12 % estableció dos convivencias anteriores. El resto de respuestas se distribuye en forma pareja entre de totalmente de acuerdo y totalmente en desacuerdo. 82% de los encuestados no ha hecho terapia de pareja. un 27% qu estableció una convivencia. el 26% crisis personales y 15% por autoconocimiento. Pérdidas afectivas:0%. Hizo terapia de pareja? La mayoría. En cuanto a sus respuestas Acerca de “Pareja” también se extrajeron datos interesantes: El 72. ¿qué lo motivaría a concurrir? (Respondido por el total de la muestra. también esta forma de consulta.5% no está ni de acuerdo ni en desacuerdo. Crisis: 15%.5%) no tiene posición tomada.5% estuvo de acuerdo o totalmente de acuerdo en que estar enamorado es imprescindible para mantener unida a la pareja. De este grupo. el 22% tuvo como motivo problemas emocionales. Problemas vinculares: 46%.5 % está en desacuerdo o totalmente en desacuerdo con que la existencia de una ex pareja sin hijos afecta la buena relación de la pareja.5% estuvo de acuerdo o totalmente de acuerdo en que es importante para la vida de una persona tener una pareja. Peleas constantes: 15%. Podemos interpretar que el concepto de “amor” no ha perdido vigencia. Una gran cantidad de población no tiene una postura tomada. Veamos las respuestas: El 62% de los encuestados respondió que hizo terapia. un 4% que se casó previamente y también convivió con otra pareja. Búsqueda de nuevos proyectos: 8%. Adicción de uno de los miembros: 0%. Existen opiniones en todos los sentidos acerca de que la existencia de una ex pareja con hijos afecta la buena relación de la pareja.previas encontramos un 45% que se casó previamente. es tomada en cuenta como posibilidad de resolución de conflictivas que involucran a ambos miembros de la pareja. Problemas con los hijos: 8%. Sólo el 18 % Sí la ha hecho. El 62. Para nuestra investigación este dato es relevante. la gente sigue necesitando la compañía de una pareja. 45 . El 52. Podemos concluir que la noción “matrimonio para toda la vida” no parece ser la rectora para la mayoría de encuestados. 9% por ppérdidas afectivas. Sin embargo no podemos interpretar que se trata de una amplia mayoría. Búsqueda de nuevos proyectos: 9%. 0% acudió por problemas laborales: 0%. ya que justifica indirectamente la necesidad de abordar el tema de la misma. Peleas constantes: 21%. otro 22%. Adicción de uno de los miembros: 7%. Pérdidas afectivas: 0%. Problemas con los hijos: 9%. Las principales causas para concurrir a terapia de pareja han sido los Problemas vinculares. Problemas sexuales: 8%. Pese a los cambios y al individualismo. Problemas sexuales: 13%. Crisis: 16%. Otros: 0% Si no fue a terapia de pareja. Motivos para ir a terapia de pareja (respondido por el 18% que sí acudió a este tipo de tratamiento). ya que el 27. problemas vinculares: 22%. un 4% por problemas sexuales: 4%. la mayoría. Otros: 9% Opiniones Promedio sobre la terapia de pareja: (respondido por el 18 % que sí ha hecho terapia de pareja) El 57% estuvo de acuerdo o totalmente de acuerdo en afirmar que “La terapia de pareja te ayudó a lograr tus objetivos”.): Problemas vinculares: 18%. El 55% estuvo de acuerdo o totalmente de acuerdo en que las parejas homosexuales deben tener los mismos derechos y obligaciones que las heterosexuales.

El 85% estuvo de acuerdo o totalmente de acuerdo en sostener que La terapia de pareja te ayudó a desarrollar nuevas capacidades afectivas: El 85% estuvo de acuerdo y el 15% totalmente de acuerdo en que La terapia de pareja te aportó recursos para resolver las crisis. pero en las cuales aún persisten rasgos tradicionales. El 50% estuvo de acuerdo y totalmente de acuerdo en valorar la idea moderna de que La familia tradicional (mamá. las consecuencias en torno a la creación de nuevas formas familiares que puedan surgir de la institución libre de la práctica de la homosexualidad. Sin embargo un 30% no adoptó postura alguna. Sin embargo. hija) es la base de la sociedad. si bien el 37. y/o la fertilización asistida son alternativas posibles para las parejas heterosexuales que no pueden tener hijos. El 57. las respuestas se distribuyeron en forma uniforme. en cuanto a la necesidad de búsqueda de respuestas a las problemáticas planteadas por consultantes como los que evidencia nuestra muestra: personas de carácter y valores inclinados hacia la posmodernidad. admiten las libertades sexuales de cada individuo. pero que están abiertas a distintas modalidades y que. claramente la muestra se inclinó por totalmente en desacuerdo y en desacuerdo (50%). Conclusión: Podemos concluir. por otra parte. con una leve inclinación (42.5% estuvo en desacuerdo o totalmente en desacuerdo con la afirmación moderna de que El matrimonio debe ser para toda la vida. Con respecto a la afirmación de que Las creencias familiares influyen en tus decisiones al elegir una pareja. El 71% estuvo de acuerdo o totalmente de acuerdo en que La terapia de pareja te ayudó a mejorar tu estado de ánimo.5%) hacia el acuerdo y totalmente de acuerdo. La gran mayoría (85%) se inclinó por aceptar la idea de que La adopción. Podemos observar una alta confianza en la terapia. lo que confirma parte de nuestra hipótesis. a partir de los datos obtenidos. El resto se distribuyó entre las tres opiniones restantes.5% (una leve mayoría) opinó que La homosexualidad es tan normal como la heterosexualidad. papá. que en nuestra muestra las opiniones evidencian una tendencia hacia la posmodernidad. El 47. si bien no todos los nuevos valores impregnan las creencias de los individuos.El 71% estuvo de acuerdo o totalmente de acuerdo en afirmar que “la terapia de pareja te ayudó a mejorar la comunicación con tu pareja”. con una mayoría en ni de acuerdo ni en desacuerdo. BIBLIOGRAFÍA 46 . El 65% estuvo entre de acuerdo y totalmente de acuerdo en declarar que El divorcio es la mejor solución cuando se acaba el amor (una creencia que asociamos a los nuevos tiempos). hijo. Respuestas acerca de Valores/Creencias: Una leve mayoría. en el caso de brindar la misma opción -La adopción. Personas que creen en la pareja como institución. Todavía coexisten ideas heredadas de la modernidad y hay una gran cuota de incertidumbre o de posturas no tomadas con respecto a temáticas como el amor.para los homosexuales.5% se declaró en contra. no estuvo ni de acuerdo ni en desacuerdo en opinar que El amor para toda la vida es posible (una idea romántica heredada de la modernidad). el alquiler de vientres y/o la fertilización asistida son alternativas posibles para las parejas homosexuales que no pueden tener hijos. El resto se distribuye en forma pareja entre totalmente en desacuerdo y totalmente de acuerdo. Es claro que todavía al respecto subsisten prejuicios correspondientes a la modernidad.

”Instrumentos psicológicos”. Madrid: Akal. R. Ed. Martin. Leontiev. Dora “Hacia una terapia de lo emergente. nº 214. Buenos Aires. Hugo. Buenos Aires. B. “Corrientes Fundamentales en Psicoterapia”. Ed. 2001 Lax.. Paidós 1992. 1993. Editorial Amorrortu (1994) Mead. Barcelona. 254. “ Concepciones históricas de la pareja”. Barcelona. Jean F. Elina y Nusimovich.Marta. Paidós. Editorial Paidos. 2000. Buenos Aires (1992).“Manual de terapia de pareja”. 1999. Nº1. Kenneth. Paidós. Barcelona 2002. P. Fried Scnittman. Nueva York: Holt.Abraham Tomás. 1968. Editoral. 1934 [trad. “ El desarrollo del psiquismo”. año XII. nº 214.. Actualidad Psicológica. Argentina. 1989. “Construcción de posibilidades terapéuticas” en La terapia como construcción social. “La guerra del amor”. Año XIX . cast. Frawley. Argentina. Berger y Luckmann “La construcción social de la realidad”. de alianza y de sangre”. “El ciclo vital completado”. University of Chicago Press. Barcelona. España.. “Generación y género. Buenos Aires.. nº 214.. Ed. España. Carlos.H. Rinehart & Winston. Sistemas familiares Abril 1988. Planeta. Kerman. A. 2000 Erikson. As. Jürgen. España. D. 1984. 1995. “Vigotsky. octubre 1994 Ardila. “Los pioneros de la Psicología”. y Sociedad”. Año XIX . C & C Ediciones. aproximaciones a la construcción social. 95. 1986. 1982]. “La condición postmoderna”Buenos Aires: Teorema.: “Espíritu. construcción complejidad novedad” en La terapia como construcción social. 1994 Legrenzi. Paidós. Buenos Aires. Locketeck. dilemas de identidad en el mundo contemporáneo Barcelona. Kenneth.. “Diagnóstico y Tratamiento de las relaciones familiares”. Cecchin. Lyotard. Actualidad Psicológica Año XIX . Sistemas familiares. P. “La terapia como construcción social “Editorial Gedisa. Argentina.” Vygotsky y la ciencia cognitiva” Paidós. Amorrortu. G. Cerdá. “Algunas consideraciones acerca de los pactos de amor. Fridman. Editorial Uflo. Ausubel. 1971. “Matrimonios transculturales”. Herder. Margaret Behaviorist. Madrid.. Mc Namee Sheila y Gergen Kenneth. 1980. “Algunas reflexiones sobre los matrimonios y sus nuevas configuraciones vinculares”. España.) Aguiar. Ed. “ El amor en tiempos de zapping” Actualidad Psicológica. 1996. Ed. García Adela. Amorrortu. “La posmodernidad”. pág. Anagrama. Memoria y Vigencia”. Barcelona. Kriz. A. octubre 1994 Gergen. Paidós pág.. W. Gilles. Buenos Aires 1994. Barcelona: Gedisa. Kozulin. Nathan . Goldner Virginia. William. E. Bs. Cristina y Gindin. Bianchi. Bruner. Lyotard.” Historia de la Psicología”. diciembre 1988. “Educational Psychology: a cognitive view”.. Argentina. Paidós (1993. Paidós. “El desencanto weberiano en la sociedad posmoderna”. Falicov..A. Gianfranco. “La era del vacío”. León Roberto. trabajo en congreso de ASIBA 1991. España. Dora “Nuevos Paradigmas. Celia. en Enfoques. Ed. Gergen. Revista Argentina de sexualidad humana año IX nº 1 y nº 2. jerarquías normativas y encubiertas”. Lipovetsky. Barcelona. “ El yo saturado”. Alfredo. Paidós. “Realidades y relaciones”. Chicago. 47 . Jean F. Persona. 1983. “ Nuevas Ciencias de la Conducta”. Cultura y Subjetividad”. Ackerman. “Pareja y Género”. Fried Schnitman.”Investigaciones sobre el desarrollo cognitivo” Pablo del Río Editor. P. J. octubre 1994 Blanck.

aproximaciones a la construcción social” Ed. Lugar editorial 96. “ La pareja desde el punto de vista de la psicología del self “ . Barcelona. León Roberto “Concepciones históricas de la pareja”. Actualidad Psicológica. Procter. [10] Puget.” Obras Escogidas”. Ed. Kenneth “Realidades y relaciones. Hugo “El amor en tiempos de zapping” Actualidad Psicológica. [14] Falicov. Ed. Philippe Lyotard.” Psicosoluciones” Herder.Irene “Parejas de la transición: entre la psicopatología y la respuesta creativa”. Paidós. “Parejas de la transición: entre la psicopatología y la respuesta creativa”. nº 214. “Pareja y Género”. 2. artículo publicado por Página 12 16/5/96 Pavlov. Ericsson”. nº 214. G. Elina y Nusimovich. México. Bs. p. dilemas de identidad en el mundo contemporáneo” Barcelona. [15] [16] Aguiar. Santamaría. “El problema de los sexos en la teoría de la terapia familiar”. Actualidad Psicológica. 254. nº 214. Cristina y Gindin.. Kenneth. artículo clarín 12/4/04) [6] www. España. Santiago. nº 214. Actualidad Psicológica idem. Cuatro Vientos Editorial. Lugar editorial 96.63. 1996. [8] libro 1. Jeanine “La pareja en la cultura actual”.Irene. Juan Carlos. Amorrortu. Revista Argentina de sexualidad humana año IX nº 1 y nº 2. 1995. “Escritos esenciales de Milton H. capítulo 8 “derechos y deberes de los cónyuges” [9] Gergen..ar (Censo 2001) [7] Fridman. Editorial Quetzal. Barcelona. Celia “Matrimonios transculturales” Sistemas familiares Abril 1988.. 95 [2] Berger y Luckmann “La construcción social de la realidad”. H. España. Ed. Rogers.. Actualidad Psicológica Año XIX . [17] [18] Posmodernidad. Actualidad Psicológica. octubre 1994. F. octubre 1994 [12] Bianchi. Paidós pág. Año XIX . Actualidad Psicológica. Amorrortu. p.gov. Argentina. Mustin Rachel. [comp. [11] Meler. Año XIX . Perls.. “La vida emocional de la familia “. “Dentro y fuera del tarro de la basura”. Buenos Aires. 1960. C. Año XIX. Año XIX . octubre 1994. As. [1] Gergen. Rodolfo y Seiguer Guillermo. García Adela. [4] [5] Rojas-Sternbach”Entre dos siglos” (estadística. octubre 1994 Nardone. Jeanine “La pareja en la cultura actual”. nº 214. vol. 2002 Nocetti.Marta “Algunas reflexiones sobre los matrimonios y sus nuevas configuraciones vinculares”.indec. 1988. 2002 Puget. Año XIX . nº 214. “El futuro es con mamá”.22. Paidós. I. Asociación psicoanalítica Mexicana. Actualidad Psicológica idem. Biblos. La condición posmoderna. 48 . pág. Rodolfo y Seiguer Guillermo. sección 2 “Del matrimonio”. “La vida emocional de la familia” . “El proceso de convertirse en persona”. [3] Berger y Luckmann “La construcción social de la realidad”. octubre 1994 Moguiliansky. A. Paidós. del Registro Civil de la Ciudad. octubre 1994 [13] Moguiliansky.Meler. 1983. Chile. “El yo saturado.].

[23] Pereyra. 2000 [20] Carlos Cerdá. p. [29] Ackerman. El desencanto weberiano en la sociedad posmoderna. p. Asociación psicoanalítica Mexicana [32] http://www. Buenos Aires 1992.campodepsicologia. Diagnóstico y Tratamiento de las relaciones familiares. prefacio. en Enfoques. Carlos. 30. 2000. año XII. [28] Abraham Tomás “La guerra del amor” ED. diciembre 1988. Nº1. Juan Carlos “El futuro es con mamá”.htm 49 . [27] Goldner Virginia “Generación y género. jerarquías normativas y encubiertas” Sistemas familiares. Planeta.A. [21] Gilles Lipovetzky. artículo publicado por Página 12 16/5/96 [26] Mustin Rachel “El problema de los sexos en la teoría de la terapia familiar”. P. Paidós (1993. [22] El crepúsculo del deber. La posmodernidad. A. 29.) [30] Martin. La era del vacío. 9 [24] Artículo editorial en “Página 12” julio 1995 [25] Nocetti. citado por Cerdá. Libertador San Martín: UAP.Manual de terapia de pareja (1994) [31] Santamaría. El desencanto weberiano en la sociedad posmoderna. Mario. en El desencanto weberiano en la sociedad posmoderna. p.[19] Cerdá. Nathan . La pareja desde el punto de vista de la psicología psicoanalítica del self ..com/cdp22.