ATENCIÓN A LA DIVERSIDAD DESDE UNA PERSPECTIVA ¿INTEGRADORA O INCLUSIVA? Artículo de Revista digital e-CO: Número 5 http://www.cepazahar.

org/eco/n5

ATENCIÓN A LA DIVERSIDAD DESDE UNA PERSPECTIVA ¿INTEGRADORA O INCLUSIVA?
- Artículos -

Fecha de publicación : Viernes 18 de septiembre de 2009

Revista digital e-CO: Número 5

Copyright © Revista digital e-CO: Número 5

Page 1/8

ATENCIÓN A LA DIVERSIDAD DESDE UNA PERSPECTIVA ¿INTEGRADORA O INCLUSIVA?

Fotografía extraida de http://www.integralocal.es/

1.- INTRODUCCIÓN
El sistema educativo actual pretende garantizar el éxito escolar de los alumnos y alumnas así como el desarrollo de sus competencias. Dichas competencias tienen como finalidad la obtención de ciertas capacidades en el alumnado atendiendo siempre desde su diversidad, entendiendo así la individualidad de cada persona.

Es el Equipo Educativo el encargado de dar respuesta a esta diversidad tanto en la planificación de una adecuada actuación como de llevar a cabo el proceso de enseñanza-aprendizaje.

2.- CONCEPTUALIZACIÓN
La concepción de la Educación Especial, ha sufrido una profunda transformación a lo largo de los diferentes

Copyright © Revista digital e-CO: Número 5

Page 2/8

ATENCIÓN A LA DIVERSIDAD DESDE UNA PERSPECTIVA ¿INTEGRADORA O INCLUSIVA?
momentos de la historia. De una escuela selectiva en la que no tenían cabida las personas con deficiencias, pasando por una escuela compensadora en la que ya era posible el tratamiento de las diferencias individuales a través de un curriculum diferenciado y segregado, se llegó en los años 60 a una escuela integradora que luchaba contra los modelos segregados anteriores. Es en la década de los 90 cuando surge el modelo de escuela inclusiva, defendiendo que todos los niños/as tienen derecho a recibir su educación en el contexto menos restrictivo posible; el que constituye la escuela ordinaria. Tal y como dice Stainback y Stainback (1999), es la que educa a todos los estudiantes en la escuela ordinaria.

La integración constituyó, en su momento, uno de los fenómenos más importantes para el respeto y consideración de las personas con discapacidad, ya que se encontraban marginados y, la mayoría de las veces, discriminados por sus iguales.

Es con la llegada de este movimiento cuando se produce un gran cambio en el sistema educativo ya que tiene como principio general la atención a la diversidad: todos somos diferentes y por ello hay que atender a las necesidades de cada uno en su individualidad.

Es entonces cuando estos niños y niñas que en un principio estaban discriminados, pasan a trabajar en la escuela como cualquier niño/a de su edad atendiendo así a sus características particulares y ayudándoles en aquellas dificultades que les pudieran surgir. Su presencia en los centros ha desencadenado una serie de cambios de tipo organizativo, curricular y metodológico así como una gran variedad de recursos, tanto materiales como personales.

La integración nos permite hacer de las escuelas un lugar donde se pueda atender a todo el alumnado desde su carácter individual en las diferentes etapas educativas. Está basada en el principio de la diversidad pero centrada en el alumno/a.

Sin embargo, el término Inclusión se centra en el aula y pretende desencadenar una serie de procesos para dar respuesta al proceso de enseñanza-aprendizaje. El alumnado, con o sin necesidad específica de apoyo educativo trabaja en su aula, en colaboración con sus compañeros y compañeras, recibiendo así mayores oportunidades en su aprendizaje y beneficiándose así los unos de los otros. Como dice Ainscow (2001), una escuela que no solo acepta la diferencia, sino que aprende de ella.

En definitiva, la escuela integradora, basándose en el principio de igualdad, tiene como objetivo la atención del alumnado con necesidades educativas especiales mientras que la escuela inclusiva, apoyándose en el principio de equidad en la educación, tiene como alcance todos los alumnos y alumnas, fomentando y valorando sus diferencias como aspectos enriquecedores, apuntando de esta forma a una educación de calidad para todos y todas.

3.- TRATAMIENTO DE LA DIVERSIDAD EN LA ACTUALIDAD
Para la elaboración de este artículo hemos necesitado la opinión de diversas personas correspondientes a diferentes colectivos dentro del ámbito escolar. Nuestro principal objetivo era conocer las diferentes perspectivas que existen acerca de la integración y la inclusión desde la perspectiva escolar, familiar,& Hemos realizado diferentes entrevistas de carácter semiestructurado para conocer los diferentes puntos de vista que existen sobre este tema. Nos gustaría exponer una de estas entrevistas, realizada a una maestra de Pedagogía Terapéutica, por el enfoque que se establece:

Copyright © Revista digital e-CO: Número 5

Page 3/8

ATENCIÓN A LA DIVERSIDAD DESDE UNA PERSPECTIVA ¿INTEGRADORA O INCLUSIVA?
1.¿Qué relación tiene usted con la Integración Educativa?

Soy maestra de Educación Especial, concretamente de Pedagogía Terapéutica. Llevo trabajando con alumnos/as con necesidad especifica de apoyo educativo (término al que alude la nueva Ley de Educación) desde el año 2002. Aunque no son muchos los años de experiencia, si es la gran diversidad de alumnado con el que me he encontrado en los diferentes centros educativos donde he trabajado.

2.¿Qué le sugiere los términos Integración Educativa e Inclusión?

Integración educativa e inclusión son dos términos que apuntan a realidades muy diferentes. Por un lado la integración educativa implica poner a disposición de aquellos alumnos/as con necesidades educativas especiales aquellas condiciones, servicios y recursos educativos que precisan para adaptarse a las condiciones llamémosle normales, que en todo centro educativo se dan. Con esto quiero decir que es el alumno/a el que debe acomodarse al sistema educativo, aunque se le preste la ayuda que necesite para seguir el proceso de enseñanza aprendizaje.

Sin embargo la inclusión es un término mucho más abierto, flexible&en el que todos y todas estamos incluidos, no solamente el alumnado con necesidades educativas especiales. Con ello me refiero a que todo alumno/a, tenga o no tenga una discapacidad, sí tiene unas características, intereses, ritmos de aprendizaje, contextos sociales, familiares& totalmente diferentes que los hace únicos e irrepetibles y es en este sentido donde tiene que actuar el sistema educativo adaptándose a las peculiaridades de cada uno de ellos/as con el fin de que alcancen unas competencias mínimas y comunes para todos/as.

Con la integración se parte de la homogeneidad del alumnado, y solo unos pocos, los diferentes son los que tienen que acoplarse a la normalidad. Con la inclusión esto no ocurre ya que el sistema educativo ya parte de la heterogeneidad del alumnado que acude a sus centros.

3.¿Cómo se afronta la integración e inclusión en los Centros Educativos que ha estado?

Directamente te digo que la inclusión no se lleva a cabo. Para ello sería necesario en primer lugar la concienciación de todo el profesorado en las diferencias de sus alumnos/as y eso aun queda muy lejos. Sin lugar a dudas cuando algún alumno/a se va quedando atrás del resto de sus compañeros ya es señalado y normalmente rechazado, al menos esta es la experiencia que yo he tenido. Por otro lado la inclusión no es posible mientras la administración no ponga en marcha medidas como la reducción de la ratio y mayores recursos personales que permitan una atención mas individualizada, próxima a las necesidades que todo alumno/a tiene a lo largo de su proceso de enseñanza aprendizaje. Verdaderamente que un maestro/a atienda las peculiaridades en un grupo de veinticinco o treinta alumnos/as es realmente inconcebible.

4.¿Qué acciones cree que serían necesarias poner en marcha para una mejor integración educativa?

Si me permites yo apuesto por la inclusión más que por la integración, por lo tanto intentaré darte, siempre desde mi punto de vista, algunas acciones o medidas para favorecerla. La sociedad en su conjunto debe fomentar un valor fundamental como es el respeto a las diferencias individuales. Para ello se deben poner en marcha campañas de sensibilización. Los centros deben llevar a la práctica realmente todo aquello que incluyen en sus proyectos de centros relacionados con la atención a la diversidad, porque en la mayoría de los casos, todo aquello que queda plasmado en el papel sería fabuloso que se hiciera realmente. Las familias deberían recibir formación y asesoramiento por parte de los especialistas y escuelas de padres y madres con el fin de conocer las verdaderas dificultades de sus hijos/as y saber actuar en consecuencia. En muchas

Copyright © Revista digital e-CO: Número 5

Page 4/8

ATENCIÓN A LA DIVERSIDAD DESDE UNA PERSPECTIVA ¿INTEGRADORA O INCLUSIVA?
ocasiones están perdidos y no saben como ayudar a sus hijos/as. Esta formación debe ir dirigida a todos los padres, no solo a aquellos con hijos con necesidades educativas mas graves. Los maestros/as necesitamos más formación, concienciación personal, mas ayuda de la administración a través de más recursos personales, menor ratio, la presencia continua en los centros de la figura del orientador/a& Los alumnos/as deberían recibir la atención que precisen en cada momento. El fin último es su desarrollo como persona. Debemos dar más importancia a esto que a la transmisión de contenidos de cada una de las áreas. Sería muy beneficioso trabajar mas en valores a través de actividades en grupo que fomenten el compañerismo, la solidaridad, el respeto, etc.

5.¿Cree usted que es posible educar en régimen de integración e inclusión a estudiantes con distintos niveles y tipos de necesidades? ¿Por qué?

Si los maestros/as seguimos pensando y actuando como hasta ahora, es decir, transmitiendo los conocimientos propios de cada área y la administración no aporta más ayuda, es bastante difícil. Sin embargo si el objetivo con nuestros alumnos/as es formarlos como personas para que sepan convivir y ser competentes en la sociedad teniendo en cuenta las diferencias de cada uno de ellos/as, si sería posible educar en régimen de inclusión.

6.¿Qué modalidad de integración le parece más conveniente? ¿Por qué?

Bueno, eso va a depender mucho de las necesidades de cada alumno/a, pero sin duda alguna yo apuesto por la escolarización en aula ordinaria a tiempo completo. Pero para ello, hay que ser realista y disponer de una gran variedad de recursos tanto personales como materiales de los que hoy en día no disponemos en los centros.

Sin embargo no hay que caer en el idealismo ya que aquellos alumnos/as con necesidades educativas especiales graves y permanentes reciben la atención que realmente necesitan en las aulas específicas de los centros ordinarios y/o en los centros específicos de educación especial. Los alumnos con trastornos generales del desarrollo como el trastorno autista, de Ásperger, Rett, retrasos mentales graves y profundos, etc reciben en estos contextos atención por parte de especialistas con los que no contamos en los centros ordinarios, además de tratamientos concretos que precisan.

Realmente todos estos recursos deberían estar en los centros ordinarios de manera que el alumnado con estos trastornos mas graves no tuvieran que trasladarse a otros pueblos o ciudades para asistir a estos centros sino que pudieran acudir al igual que los demás al centro de su barrio y que todo lo aprendido lo pudieran generalizar y poner en práctica en su propio contexto.

7.¿Qué ventajas ofrece la integración e inclusión para los alumnos con necesidades especiales o diversas?

La ventaja fundamental que conlleva la inclusión para los alumos/as con necesidades educativas especiales es la no segregación ni el rechazo hacia ellos/as. Estos niños/as llevarán a cabo su proceso educativo en los mismos ambientes que los demás, ambientes que deben ofrecer un trato equitativo hacia todos/as, respetando las características y necesidades individuales. Esta inclusión educativa es el primer paso hacia la verdadera inclusión en la sociedad, con los mismos derechos que los demás.

8.¿Y para los que no tienen necesidades?

Todo niño/a tiene necesidades educativas en un momento determinado de su proceso educativo, pero si te refieres a aquellos que no tienen necesidades educativas especiales, también se beneficiarían de educarse en un ambiente

Copyright © Revista digital e-CO: Número 5

Page 5/8

ATENCIÓN A LA DIVERSIDAD DESDE UNA PERSPECTIVA ¿INTEGRADORA O INCLUSIVA?
inclusivo ya que este sería un ambiente en el que se favorecería la igualdad de oportunidades para todos los niños/as, la tolerancia, el respeto, la solidaridad, la cooperación, y por supuesto una educación mas personalizada.

Un contexto escolar inclusivo fomenta en los alumnos/as el reconocimiento y la aceptación de las diferencias y lo que es mas importante la interacción con todos los compañeros tengan o no necesidades especiales.

Otra de las ventajas sería la formación e innovación del profesorado que estarían actualizándose constantemente para tratar de hacer frente a los diferentes retos que les plantearía este tipo de ambiente inclusivo.

9.¿Y para el funcionamiento del Centro?

Creo que esta pregunta ya ha quedado contestada con las dos anteriores ya que el centro funcionaria mejor en la medida en que los alumnos se beneficien del ambiente inclusivo. Es decir todas las ventajas mencionadas hasta ahora permiten una educación de calidad para la vida, que es realmente el objetivo último de la educación, unos aprendizajes para poderlos aplicar posteriormente, funcionales, significativos& Que más pedir para decir que un centro funciona correctamente, ¿no?

10.¿Cómo cree que mejoraría la integración educativa para alumnos con necesidades?

Sin lugar a dudas estando en contacto directo y coordinándome con todas aquellas personas e instituciones que forman parte de la educación de estos alumnos/as; padres, asociaciones a las que puedan asistir para recibir alguna atención o tratamiento, resto de profesores que lo atiendan& La mejor herramienta para favorecer la inclusión de todo el alumnado es la coordinación, con el objetivo de seguir una línea común en el trabajo con el alumno/a.

11.En lo que se refiere al alumnado inmigrante que hoy día esta llegando a nuestros centros, ¿Cómo cree que debe llevarse a cabo su educación?

Bien, el alumnado inmigrante está considerado como alumnado con necesidad específica de apoyo educativo debido sobre todo al primer problema que encuentran cuando llegan a España que es el idioma. Posteriormente y en función de la edad con la que lleguen a nuestro país puede surgir otra dificultad concretamente un desfase curricular que en la mayoría de los casos viene ocasionado por la falta de la lengua.

Para llevar a cabo la educación de estos alumnos/as será necesario poner en marcha una serie de medidas y actuaciones que favorezcan su inclusión en el contexto escolar en el que se encuentren, tales como: Planes de acogida que permitan detectar realmente sus necesidades educativas. Mayor número de recursos personales en los centros; maestros/as, intérpretes, asistentes sociales&para compensar sus dificultades iniciales. Personalizar el proceso de enseñanza aprendizaje, ofreciéndoles aprendizajes significativos, para lo que será imprescindible tener en cuenta sus intereses y motivaciones incorporando al currículo porque no, contenidos de su propia cultura e historia. Y por último y no por ello la menos importante la intervención directa con las familias, de manera que se consiga el mayor apoyo de éstas hacia las actividades escolares de sus hijos/as.

Pienso que queda muchísimo por alcanzar con este alumnado.

12.¿Y con los alumnos superdotados intelectualmente?

Copyright © Revista digital e-CO: Número 5

Page 6/8

ATENCIÓN A LA DIVERSIDAD DESDE UNA PERSPECTIVA ¿INTEGRADORA O INCLUSIVA?
La verdad que con estos alumnos no tengo experiencia ya que no me he encontrado ninguno en mi trayectoria profesional. Sin embargo se que con ellos se llevan a cabo una serie de medidas tanto curriculares como organizativas como los programas de aceleración, el enriquecimiento curricular, la promoción a un curso superior&

Lo verdaderamente importante con los niños/as con sobredotación intelectual es la detección precoz. Este es un aspecto importantísimo ya que son muchos los no detectados y previsiblemente serán alumnos/as que fracasen en el ámbito escolar ya que no se le estará dando respuesta a sus intereses y por lo tanto la desmotivación será su peor enemiga.

13.¿Quiere usted comentar algún otro aspecto que le parezca de interés en relación con el tratamiento educativo de la diversidad o de necesidades especiales en entornos inclusivos?

Solo quiero decir que aunque los avances con respecto a la atención a la diversidad estén siendo positivos, aún queda mucho por hacer, sobre todo concienciarnos de que dentro de esa diversidad estamos todos y todas.

14. Muchas Gracias por su cooperación y ayuda.

4.- CONCLUSIONES DERIVADAS DE LA INVESTIGACIÓN
Hemos intentado diseñar las diferentes entrevistas basándonos en hechos concretos, identificables y observables, aunque algunas preguntas son de respuesta más general para dar pie al entrevistado a exponer su visión del problema libremente, sin tener que ceñirse a preguntas dirigidas.

Nuestra intención durante el desarrollo de las entrevistas era en todo momento que las personas se sintieran motivadas a contestar a las diferentes preguntas, sin que existiera ningún síntoma de negatividad por parte de alguna de las dos partes.

Sabemos que llevar a cabo esta entrevista nos ha proporcionado muchos más datos de los que meramente se pedían en ella, por lo que tuvimos que estar muy atentas a los mensajes implícitos emitidos al responder a las cuestiones y a su actitud.

Partiendo de estos aspectos, hemos llegado a las siguientes conclusiones: La actitud ante la Integración es favorable en la mayoría de las personas, pero es preferible la Inclusión aunque no es esta opinión generalizable a algunos profesionales de la enseñanza. Los alumnos/as con Necesidades Educativas Especiales, es decir el alumnado con discapacidad y/o trastornos graves de conducta, deben ser escolarizados en régimen de Inclusión Educativa, aunque en el caso de necesidades profundas no parece tan favorable esta modalidad. Sobre el tipo de Integración que resulta más conveniente, las opiniones están divididas entre escolarización completa en el aula ordinaria y escolarización en el aula ordinaria con apoyos fuera del aula en periodos variables. La Inclusión Educativa conlleva importantes ventajas para todos los alumnos y alumnas y para el funcionamiento del centro. La Integración Educativa y la Inclusión se pueden mejorar con la dotación de recursos materiales personales adecuados, con el empleo de la metodología apropiada, con actitudes positivas de todos los implicados y con la adecuada organización y planificación. La educación del alumnado de diferentes culturas debe realizarse preferentemente en aulas ordinarias con

Copyright © Revista digital e-CO: Número 5

Page 7/8

ATENCIÓN A LA DIVERSIDAD DESDE UNA PERSPECTIVA ¿INTEGRADORA O INCLUSIVA?
apoyos especializados, sólo una mínima parte está de acuerdo en llevar a cabo esa educación en aulas totalmente segregados. Los alumnos/as superdotados deben contar con apoyos especializados y programas de aceleración y enriquecimiento. Una mayoría de encuestados opina que podrían ser educados de forma segregada.

Las conclusiones anteriores han de ser tomadas con mucha cautela puesto que no cuentan con un respaldo de base empírica adecuado. En otro sentido, decir que los términos Inclusión e Integración suelen utilizarse como similares, aunque la palabra Inclusión está sustituyendo a la palabra Integración. Ainscow (2001) nos explica la diferencia: La palabra Integración suele utilizarse para aludir a un proceso de asimilación, en el que se apoya a cada niño para que pueda participar en el programa vigente (y prácticamente sin cambios) de la escuela, mientras que la palabra Inclusión indica un proceso de transformación en el que las escuelas se desarrollan en respuesta a la diversidad de los alumnos que asisten a ellas.

Según Corbett, J. (1997) la educación inclusiva implica una campaña que se extiende más allá de las cuestiones de escolarización del perímetro institucional. Es una cuestión social. La verdadera Inclusión supondría la provisión al alumnado, incluyendo a aquellos con dificultades, en la escuela de su vecindad, en clases de edades generalmente apropiadas, de los servicios de apoyo y las ayudas suplementarias necesarias para asegurar el éxito del alumnos, en los aspectos académicos, conductuales y sociales, al objeto de preparar al alumno a que participe como miembro de pleno derecho, que contribuye a la sociedad a la que pertenece (Lipsky D.K. & Gartner, A. 1966)

5.- BIBLIOGRAFÍA
AINSCOW, M. (2000): Desarrollo de Escuelas Inclusivas. Narcea. Madrid. JIMÉNEZ, P. (1999): De educación especial a educación en la diversidad. Aljibe. Archidona (Málaga). LÓPEZ MELERO, M. (2004): Construyendo una escuela sin exclusiones. Una forma de trabajar en el aula con proyectos de investigación. Aljibe. Archidona (Málaga). COLL, MARCHESI y PALACIOS (1999): Desarrollo psicológico y educación. Volumen III. Alianza. Madrid. STAINBACK y STAINBACK (1999): Aulas inclusivas. Narcea. Madrid.

Copyright © Revista digital e-CO: Número 5

Page 8/8