JOSÉ RAFAEL LOVERA Tema: “Manuel Guevara Vasconcelos” o “La Política del Convite” 9 de julio de 1998 PALABRAS INTRODUCTORIAS

Reciban, apreciados colegas, mi más hondo agradecimiento por haberme elegido Individuo de Número de la Academia Nacional de la Historia y al mismo tiempo mi firme promesa de cumplir con los deberes que se derivan de tan honrosa designación, que atribuyo, no a mis escasos méritos, sino al loable deseo de distinguir y fomentar una rama de la investigación histórica novedosa en nuestro medio, a la cual me he consagrado: La Historia de la Alimentación. No puedo ocultar la emoción con que tomo la palabra en este venerable paraninfo donde hace más de ocho décadas hiciera lo mismo mi do abuelo, padrino y maestro Monseñor Rafael Lovera Castro con motivo de incorporarse a la Academia Venezolana de la Lengua. A las enseñanzas que de él tuve la suerte de recibir en su lúcida ancianidad, se debe mi temprana vocación por la historia. A él rindo homenaje en esta fecha memorable de mi vida. Mi antecesor en el sillón Letra G, Don Luis Beltrán Guerrero, ilustre caroreño, compartió las responsabilidades de docente y escritor dejando fructífera huella en su desempeño. Fue profesor de Introducción a la Historia y de Historia Colonial de Venezuela en la Facultad de Humanidades y Educación de nuestra muy querida Universidad Central de Venezuela, de cuya Institución llegó a ser Secretario. Había sido Director del Archivo General de la Nación en 1938 y al año siguiente, en una breve incursión en la política, Secretario de Gobierno del Estado Lara. Fue acreedor del Premio Municipal de Literatura y del Premio Nacional de Periodismo, e Individuo de Número de la Academia Venezolana de la Lengua. De su extensa obra publicada sobresalen ensayos como Razón y sin razón, temas de cultura venezolana (1954); El tema de la revolución (1970); Introducción al positivismo venezolano (1991); y Humanismo y romanticismo (1994). Fue quizá en el género ensayístico donde adquirió mayor vigor y brillo su pluma, pero su vocación profunda, como lo confesó repetidas veces, fue la poesía a la que contribuyó con varios poemarios como Secretos en fuga (1942); El visitante (1958); Tierra de promisión (1959); Poemas de la tierra (1970); y Posada de Ángel (1994). Fue además, desde muy temprana edad, periodista y continuó siéndolo hasta su muerte. Particular importancia tienen los numerosos tomos en los que se recopilan los artículos que publicó bajo el título de Candideces, los que como dijera Manuel Alfredo Rodríguez, constituyen una suerte de "testimonio irreemplazable del acontecer venezolano de la centuria que ahora fenece. Allí figuran, armoniosa y sugestivamente combinados, desde el hecho político de mayor entidad hasta las manifestaciones más novedosas de la creación literaria y artística. Nada escapó a la penetración del pensador y su mirada zahorí supo percibir la trascendencia de manifestaciones y sucesos al parecer irrelevantes. Alguna vez le dije que burla, burlando y tal vez sin proponérselo, había escrito y continuaba escribiendo la mejor historia venezolana del siglo XX".1 Había leído algunas de las obras de Guerrero y en particular recordaba sus ensayos de crítica e historia literaria intitulados Palos de ciego, pero vine a conocerlo personalmente en el salón de nuestra Academia, a donde se me había invitado para dar una charla sobre las investigaciones que
1

"Luis Beltrán Guerrero", en: Boletín de la Academia Nacional de la Historia, tomo LXXXI (Abril-Mayo-Junio, 1997, No. 318), p. 18.

estaba realizando. Recuerdo gratamente que al final de la sesión se me acercó Don Luis con su inmancable boina, su bastón y dos libros bajo el brazo y después de un simpático apretón de manos me dijo "le propongo un intercambio" y pasándome uno de mis libros me pidió que se lo dedicara, lo que hice muy placenteramente y al devolvérselo me entregó un ejemplar con dedicatoria de la segunda edición de Palos de ciego, que guardo con gran aprecio, y en la cual, entre otras cosas, confesaba ser "gourmet y gourmand'. Fue un gesto amistoso, para mí inolvidable. Nunca hubiera imaginado que al año iba a fallecer y menos aún que sería yo el elegido para sucederle. Hoy rememoro aquel grato inicio de una amistad que no por efímera me impidió catar, más de una vez, el valor de su prosa y su hondo sentido venezolanista. Valgan mis breves palabras para exaltar su memoria. Pasando a cumplir el deber que me imponen los estatutos de esta Ilustre Corporación, presentaré parte de una investigación que tengo dedicada a las postrimerías de nuestra Época Colonial.2 El tema que trataré lo he denominado "La Política del Convite" y constituye la reconstrucción de un aspecto inusitado del Gobierno de Manuel Guevara Vasconcelos. Casi nada conocían nuestros historiógrafos de la vida de este personaje antes de que llegara a Venezuela. Apenas se repetía que había nacido en Ceuta y que, como él mismo afirmara en algunos documentos, llevaba trece años sirviendo al Rey en sus dominios americanos cuando fue designado para gobernar Venezuela.3 Existiendo esta laguna, permítaseme antes de entrar en materia dar algunos datos fruto de mis pesquisas, que arrojan luz sobre ese período desconocido de su vida.

2

Se trata de un estudio en el cual he invertido más de tres años, titulado "La época del Capitán General Manuel Guevara Vasconcelos. 1799-1807", que será publicado por la Academia Nacional de la Historia en su serie Fuentes para la Historia Colonial.
3

Véase: Blas Joseph Terrero, Teatro de Venezuela y Caracas, 1926, P- 183; Luis Alberto Sucre. Gobernadores y Capitanes Generales de Venezuela, 1928. P.310; Héctor García Chuecos, Siglo Dieciocho Venezolano, S/F, p. 327.

I

Rasgos Biográficos de Manuel Guevara Vasconcelos Cuando en 1798 recibió Guevara el nombramiento de Capitán General de Venezuela, venía a culminar una larga, penosa y relativamente anónima carrera castrense, que había comenzado el 6 de Agosto de 1755 al ingresar a los 16 años como cadete al Regimiento de Ceuta, ciudad donde había nacido el 20 de julio de 1739, bajo el reinado de Fernando VI.4

A Experiencia en el Viejo Mundo Fue hijo de Josef Pedro de Guevara de Vasconcelos y Riveyro, Brigadier de los Reales Ejércitos, Coronel del Regimiento Fijo de Ceuta, Alférez Mayor de esa ciudad y Caballero del Hábito de Santiago; y de María del Pilar Pedrajas y Medrano, natural de Valencia, hija de José Pedrajas, Caballero de la Orden de Santiago, Intendente del Ejército en el Reino de Galicia, Consejero de su Magestad en el Supremo de Guerra, y de Catalina de Medrano, hija ésta a su vez de Sebastián Fernández de Medrano, considerado uno de los tratadistas precursores de la Ingeniería Moderna española impuesta por el Mariscal Sebastián Le Prestre de Vauban. Fue el tercer hijo de dicho matrimonio, siendo los otros tres en orden de edad: María Josefa, quien casó con Melchor Correa de Franca y Arroyo, José Antonio, quien se ordenó Sacerdote y Juan María.5 Habían sido los Guevara Vasconcelos desde hacía más de 300 años, gente de armas, tradicionales vecinos de Ceuta y defensores de esa posesión española. Por el lado de los Guevara eran de origen vasco; y por el lado de los Vasconcelos descendían de noble estirpe portuguesa, avecindada en la isla de Madeira a comienzos del siglo XVI.6 A fines del siglo XVII Pedro Cubero Sebastián, refiriéndose a los descendientes de los conquistadores de Ceuta, menciona a los Guevara Vasconcelos entre las familias que:
Archivo General de Simancas. Secretaría de Guerra, 7053, Expediente N° 33, "Relación de los méritos, y servicios de Don Manuel de Guevara Vasconcelos...". No. 126. -La partida de nacimiento reza: "21 de julio de 1739. - Don Francisco Sánchez Carrizo, coadjuntor de la dignidad de Tesorero Mayor, Canónigo, Cura Párroco del Sagrario, bauticé a Manuel Ramón José Cristóbal Justo. Nació el 20, hijo del Teniente Coronel Don José de Guevara Vasconcelos, de Ceuta y de Doña María del Pilar Pedraja y Medrano de Valencia. Fueron sus padrinos Fray Christóbal de San Felipe. Trinitario, y Doña Antonia Medrano, su abuela”, Archivo del Santuario de Na Sa de Africa, Ceuta, Libro VI de Bautismos, folio 387 vto. 5 Datos obtenidos del citado expediente; de Alberto y Arturo García Carraffa, Diccionario heráldico y genealógico de apellidos españoles y americanos, XLIX, Madrid, 1954, p. 254; "Guevara Vasconcelos. Informaciones de Hidalguía y Limpieza de Sangre", Archivo Central de Ceuta, Sección de la Santa y Real Casa Hospital y Hermandad de la Misericordia, N° 00279; y José Luis Gómez Barceló, "Melilla. Origen y destino en el Archivo de la Santa y Real Casa de Misericordia de Ceuta", en: ALDABA 26 (Estudios sobre presencia española en el norte de África). Melilla, Septiembre 1995, p. 186 y s. 6 V. "Guevara Vasconcelos. Informaciones de Hidalguía y Limpieza de Sangre" citado en la nota anterior.
4

muy probablemente del Conde de Aranda. se han exercitado siempre en el noble exercicio de las armas. Diccionario Geográfico Universal.9 Al comienzo sus ascensos en el ejército fueron regulares. como Dragón. vio la luz y vivió considerable parte de su existencia Manuel Guevara. en que han dado pruebas 7 reales de lealtad". que está a su frente. de recorrer la frontera hispano-portuguesa y al recibir la noticia de que el 27 de Agosto de aquel año. en cuyas ocasiones era manifestado su valor”. y continúa siendo el presidio español más famoso de África. Dominando el estrecho que las separa. saliendo de Ceuta sirvió.. con su rendición. siempre familiarizado con la zozobra."se han mantenido siempre con lustre. a mediados del siglo XVIII. no sobrepasaba los 1. Era además. España tenía asegurada una de las posiciones estratégicas claves del Viejo Mundo. lo era también del Mediterráneo. Durante este lapso. 7 Descripción General del Mundo y notables sucesos que han ocurrido en él. vino y aceite. ay muchos Caballeros de Calatraba y Santiago y. a solicitud suya. p. Mariscal del Ejército de Extremadura. Adosado a la ciudadela está el barrio de La Almina. y servicio de su Rey a quien se han mostrado siempre finísimos en repetidas ocasiones. acudió a su defensa. pero a partir de allí su carrera sufre un cierto estancamiento. 1697. y puente del Rivero. ni industria. Sus primeras hazañas aparecen relatadas en su probanza de méritos: "se ha hallado en diferentes funciones particulares en el campo de los Moros a quemarles sus mieses. La población de esta plaza fuerte. nombre este último con el cual se designaba también a Ceuta. siempre en ambiente bélico. sobre todo los alimentos básicos de los europeos: trigo. el mayor y mejor de la ciudad.8 El gobierno civil dependía de Cádiz y el eclesiástico. p. con el rango de Obispado. y oy despues de la separación de Portugal. esgrimiendolas siempre contra los Moros en defensa de la Fé.. 43-60. n. bolarles la Mezquita.. que nunca dejaron de realizar intentos por reconquistada. los bienes precisos para la vida debían traerse de la Península Ibérica.. El Mariscal Irumberri con una Compañía de Dragones se ocupaba en 1762 por órdenes superiores. y año y medio después a Teniente Sencillo.". de Sevilla. sosteniendo allí un vivo combate que terminó. dada la superioridad numérica de los adversarios. Su importancia había hecho que se la dotara de grandes fortificaciones que la protegían por el lado del mar y a la vez aseguraban su defensa contra las huestes de los soberanos marroquíes. mediante el cual se había aliado a Francia para luchar contra Inglaterra. completamente amurallado y donde muy probablemente se encontraba la morada de los Guevara Vasconcelos.. La ciudad natal de los Guevara era considerada como la llave de África y podría decirse que junto con Gibraltar. gozando Encomiendas en las Ordenes Militares de Christo y muchos Abitos. 144 9 "Relación de los méritos y servicios. constantemente amenazada por sus dueños originales. Sin agricultura. pues tardaría algo más de ocho años en alcanzar el rango de Teniente de Granaderos. 1795... de Edecán a Don Miguel de Irumberri y Balanza. 8 Amonio Vega. en la expedición contra Portugal que en 1761 había ordenado Carlos III.. En esa tierra de clima ardiente de conquista. entre murallas. pues a los seis meses y siete días de ser cadete accedió a Sub-teniente. .500 vecinos. un grueso contingente de portugueses e ingleses había sorprendido al Regimiento de Milicias de Sevilla que se encontraba en Valencia de Alcántara. torreones y fuertes.. Jefe del Ejército por dimisión del Marqués de Sarría. donde se contiene la "Descripción de la planta de Septa".. Con esta acción España abandonaba la neutralidad que había mantenido en la Guerra de los Siete Años y se ceñía al Tercer Pacto Borbónico. N° 126.. que quedó dicha Plaza agregada a Castilla.

Uno de los escogidos para entrar en ese instituto fue Guevara.15 10 Joseph Vicente Rustant. Al año siguiente pasa a Capitán vivo con compañía. en Venezuela. 1980. 222 y s. Indice de pruebas de los caballeros que han vestido el hábito de Santiago. quien completó los estudios que allí se impartían. a donde fue enviado Guevara con su regimiento. X. 293 y s. 10 No fue muy destacada la actuación de Guevara entonces. Mellado. Francia. ejerció por dos veces la dirección de la Escuela de Cadetes. quien había entrado a la misma en 1742. 1765. tendría estrecha relación con él y le sucedería en el ejercicio de la Capitanía General. Nº 120 14 Abel Romeo Castillo. España y Portugal.12 B Por primera vez en el Nuevo Mundo Alcanzó el Grado de Teniente Coronel 1º de enero de 1783. El 31 de enero de 1774 fundó Carlos III la Academia Militar para la Infantería y Caballería en Ávila. juramentándose en Ceuta. p. 329 y s. En 1870 ingresó junto con su hermano José a la Orden de Santiago. 1851. 155 13 Expediente citado: “Representación de Joseph de Guevara Vasconcelos”. p. fue elegido para las Quintas de La Mancha y luego par las de Córdoba.David. p.13 El 14 de Octubre de 1785 le fue comisionada la tarea de ocuparse del cerco sanitario resuelto por el Cabildo de aquella ciudad contra la epidemia de viruela que se había desatado. V. entre ellas la de Puerto Rico.14 Sobre esta epidemia dice el P. volvió Guevara a su regimiento de Cauta donde permaneció como Teniente de Granaderos hasta graduarse de Capitán en 1766. destino en el que permanecerá por unos quince años durante los cuales. Historia del Reino de Quito. IX. Era ese el momento cuando España unida a Francia luchaba en favor de la Guerra de Independencia norteamericana contra Inglaterra. Concluida aquella guerra en 1763 mediante el Tratado de París. pues cuando su Compañía se vio en aquel combate y derrota.arresto de toda su tropa y envío a la prisión de Castel. a la cual podían asistir los oficiales de todos los cuerpos del ejército que merecieran ser elegidos. Juan de Velasco que se complicó con "otros síntomas malignos" afirmando que como consecuencia de ella "murieron desde el de septiembre de dicho año. Francisco de P. 1931. 249 y s. 1901. habiendo pasado a Regimiento de la Corona. De la nombrada isla pasó a Cartagena de Indias y de allí a Santa Fe de Bogotá. Fue por esta época cuando amenazadas las posesiones españolas en el Caribe fueron guarnecidas varias de sus plazas. de 25 a 30 mil personas en las mismas Provincias cercanas y en la ciudad de Quito”. el estudio de los reglamentos militares de todas las potencias europeas para compararlos con los españoles11. p. 15 Juan de Velasco. Décadas de la Guerra de Alemania e Inglaterra. él se encontraba enfermo en Badajoz. 12 11 . Información tomada del expediente citado en la N. siguiendo así la huella de su padre. Enciclopedia Moderna. p. 4 de: Vicente Pignau y Francisco de Uhagón. Uno de los compañeros de armas de nuestro personaje que también participó en esa campaña fue Juan de Casas. en el espacio de dos meses. quien le encomendó la misión de organizar las milicias de Guayaquil con el cargo de Comandante en Jefe. quien mucho más tarde. Los Gobernadores de Guayaquil del Siglo XVIII. ciudad en la cual lo tomó a su servicio como Ayuda de Campo el Arzobispo Virrey Antonio Caballero y Góngora. los que duraban dos años e incluían aparte de los cursos corrientes en las demás academias de su especie. comenzando así su experiencia americana.

colocando al inicio de la temporada de lluvias tablones gruesos y anchos en las travesías de 1as calles. Noticias secretas de América. "Ciudad Vieja" que había sido fundado sobre la ribera occidental del río Guayaquil sobre el declive de una colina llamada Cerrillo Verde.18 En estas cocinas campeaba casi sin rival la dieta americana. el primero llamado.. 14. deja el pan enteramente"20. y lleno de sabandijas e insectos". expedidas por el Expediente citado. y la "Ciudad Nueva" casi contigua a la ribera. p. que siendo ligero se podía cortar con brevedad al incendiarse la cocina. p. era Guayaquil una de las plazas estratégicas de los dominios españoles en el Nuevo Mundo. providenciaron separarlas de las casas y construirlas distantes de ellas como a doce o quince pasos. temerosos de que algún descuido en las cocinas con el fuego pudiera resultarles desastroso. para poder andar sobre ellos. pp. “Representación de Joseph de Guevara Vasconcelos”. Relación Histórica…. 159 y s. 1978. Testigos de la época. Op. p. 222 y s. y los forasteros pierden la costumbre de comerlo después de haber estado allí algún tiempo. Sin duda. 222. que luego que el paladar se habitúa al plátano. y por su reconocida comodidad para la construcción de buques de todo porte.Como era de esperarse. p. p. Era paso forzoso para la comunicación de los puertos del Pacífico y también el mejor astillero conocido en aquella ribera oceánica por abundar de maderas de calidad sobresaliente. porque la naturaleza de aquel temperamento corrompe las harinas en corto tiempo y no contribuyendo las aguas. es tan malo el que se hace comúnmente. las masas de harina de maíz y los plátanos asados eran el condumio diario19. tanto para la guerra como para el comercio.22 Por lo menos hasta 1789 encontramos a Guevara en Guayaquil como consta en las certificaciones de servicios prestados en los últimos años en aquel puerto.21 A pesar de lo inhóspito de Guayaquil. Es muy probable que la enfermedad le trajera complicaciones que se pudieron manifestar con esos otros "síntomas malignos" a que aludía Velazco16. sino pantanoso. 1826. 15 21 Jorge Juan y Antonio de Ulloa. fabricándolas en alto y comunicándolas con las viviendas por medio de un pasadizo descubierto a manera de puente. 17 16 . lo que se remediaba parcialmente. para lograr el fresco de sus brisas". librando así a las casas de peligro. Noticias Secretas…. no sin grave riesgo de resbalar y hundirse en el terreno cenagoso.. siendo por otra parte el más adecuado para carenar embarcaciones.como dice el citado Velasco – quieren fabricar todos cerca del agua. contrajo la viruela y pasó un año entero en peligro inminente su vida. 380 18 Jorge Juan y Antonio de Ulloa. Para aquella época Guayaquil constaba de dos asentamientos.17 Todas las casas eran de madera. en el celoso y eficaz cumplimiento con el que Guevara desempeñó la misión sanitaria que le había sido encomendada. este puerto era de suma importancia para el comercio de las provincias de Quito con las demás del Perú y la Nueva España. que habían ocurrido varios de consideración. 20 Ibíd. Añádase a los inconvenientes señalados el que el terreno donde estaba fundada la Ciudad Nueva y las sabanas de su inmediación resultaban intransitables a pie o a caballo en tiempo de invierno. al describir las costumbres alimentarias de aquel puerto afirman… "como los patricios no usan pan de trigo. hacia la cual habían ido mudando sus habitaciones los vecinos "porque huyendo de los ardores del clima . I. 22 Jorge Juan y Antonio de Ulloa. Fue esta la razón que indujo a los vecinos. las de la Nueva Ciudad cubiertas de tejas. 19 Jorge Juan y Antonio de Ulloa. Cit. Noticias secretas de América Meridional. nada firme para edificios. añadiendo que: "El sitio de la Nueva es por esa razón no solo húmedo. Nº 120 Velazco. en cambio las de la antigua estaban techadas con paja lo que le hacía fácil presa de los incendios. El casabe. Primera Parte.

1894. que había desempeñado importantes misiones militares en Italia. era sin duda un buen apoyo para que dicho pedimento tuviese éxito. declaró la guerra contra Francia. Al comienzo todo fueron victorias para los españoles y quizá la más notable haya sido la de Trouilles. 1903 . Nº 121 y 122. El 16 de abril de aquel año traspasan la frontera 3. Portugal y en el Virreinato de Nueva España y era hijo de Felipe Ricardos. la que se imponen los españoles en 1793 25 produce cuarenta y cinco" Inmediatamente comienza la movilización del ejército de Cataluña bajo el mando del General Antonio Ricardos.04. dirigió una solicitud al Rey pidiendo para nuestro biografiado una gobernación en Indias. Empleados de la Colonia. Individuo de Número de las Reales Academias de la Lengua y de la Historia. también nativo de Ceuta. un estremecimiento corre por todo el país desde los Pirineos hasta Cádiz. V. ya bajo el reinado de Carlos IV. cuya cabeza había rodado en el patíbulo el 21 de enero de ese año. donativos incluso de pobres. Como bien describe un historiador galo: "A la nueva de las hostilidades. 1946. Tomo XXXV. los ciegos de las calles deciden cantar la guerra santa. 61.Gobernador Ramón García de León y Pizarro y por los cabildantes. Sobre el nombramiento de Guevara véase: "Título de Presidente Governador y Capitan General de esta Provincia de Venezuela despachado a favor del Señor Don Manuel de Guevara Basconcelos". 24 23 . y Carlos Ramírez de Arellano y Gutiérrez de Salamanca. Mientras la contribución voluntaria suscitada en Francia en 1790 no ha alcanzado más que cinco millones de francos. p. Archivo General de la Nación. Manuel Osario y Bernard. Los obispos publican cartas pastorales que son verdaderos llamamientos a las armas: Desde el púlpito curas y frailes predican la cruzada contra los impíos franceses. respondiendo a la ruptura similar que había hecho esta república contra España el 7 de marzo. quien había sido Capitán General de Venezuela de 1751 a 1757. 25 Jacques Chastenet. Caballero del Hábito de Santiago. se multiplican los enrolamientos voluntarios y Cataluña pide la leva en masa. Presbítero. Ensayo de un catálogo biográfico bibliográfico de los escritores que han sido individuos de las cuatro órdenes militares de España. varios Grandes de España forman regimientos a sus expensas. Este hermano. Godoy (Príncipe de la Paz). folios 1-12 vto. los contrabandistas de Sierra Morena ofrecen organizarse en cuerpo armado. el pusilánime Rey Carlos IV a instancia del favorito de turno de su esposa María Luisa y con el pretexto de salvar al heredero superviviente de Luis XVI.500 hombres y se inicia la guerra que ha sido llamada del Rosellón o también Campaña de los Pirineos. No era necesario atizar mucho el fuego de la animadversión que tenían los españoles contra los franceses. 24 C Vuelta a Europa El 23 de mayo de 1793. debió pasar casi una década para que. donativos de la nobleza y de la burguesía. los donativos patrióticos afluyen: Donativos del clero. Censor Perpetuo de la Sociedad Económica de Amigos del País de Madrid. esta última a la que había ingresado en 1770. Redactor de la Gaceta de Madrid y de El Mercurio. absteniéndose de pedir limosna. Ensayo de un catálogo de periodistas españoles del siglo XIX. autor de una Memoria para la historia de Ceuta. 1799. Sin embargo.23 En ese último año su hermano mayor José de Guevara Vasconcelos.4. manuscrito que hoy se encuentra perdido. Anticuario del Gabinete de Medallas del Rey. que le valió Expediente citado en la N. fueran tomadas en cuenta sus instancias y resultase nombrado su hermano Manuel como Capitán General de Venezuela el 11 de Octubre de 1789. en fin.

España Bélica: El siglo XVIII. Fueron perdiendo los españoles las posiciones que habían logrado al comienzo. El 13 de marzo de 1794 muere el General Ricardos y le sucede en el mando el General O'Reilly. 1808. 192 26 . Archivo General de la Nación. y Francia. capitulando el 27 de mayo de 1794. pues las gobernaciones que había solicitado para él su hermano en 1789 resultaron provistas a nombre de otras personas. Testamentarias. 1959. I. Tomo GI. Entre ellos se encontraba Manuel Guevara Vasconcelos. quien llegó al teatro de operaciones el 14 de abril.a Ricardos el título de Marques de Trullas (nombre españolizado del sitio donde se dio la batalla en la que salió vencedor del General republicano Dagobert). folio 23. para interceder por el rehén2929. Para reemplazarlo fue nombrado Luis Carvajal y Vargas. se encontrará en: "Sucesos del Rosellón desde la llegada del Conde de la Unión. relación publicada por el Marques de Fuentesanta del Valle en su: Colección de Documentos inéditos para la historia de España. que había permanecido en Guayaquil en espera de ser promovido sin éxito. Historia de Carlos IV. 217-268. 1965. obra que se sigue en este asunto junto con la de Andrés Muriel. p. y cuya jefatura duró apenas unos días pues falleció el 23 de marzo de ese mismo año. incluido el texto de la capitulación de Collioure. lo encontraremos aficionado a los Muscats de Lunel y Frontignan. ya en Venezuela. p. La suerte del ejército español cambió de signo al enfrentarse con el General Jacques-François Dugommier. que después de una encarnizada resistencia sucumbió al sitio que le habían puesto los enemigos. Op. recibiendo el nombramiento de Capitán General de Venezuela. En octubre de 1798 encontramos a Manuel Guevara. pues años después. resolvió regresar a Europa. ya hecho Brigadier en Madrid. hombre de gran empuje con notables dotes de estratega. hasta que se rindió Collioure. p. El 16 de junio de 1793 se encontraba en Cuba. lo que solían hacer los militares en vísperas de ir a la guerra. 27 “Testamentaria de Manuel Guevara Vasconcelos”. localidades vinícolas de los alrededores de Montpellier. Todavía en octubre del mismo año no se había logrado la repatriación de Manuel Guevara quien había sido trasladado a Montpellier30 El 22 de junio de 1795 se firmó en Basilea el tratado de paz que puso fin a la guerra que habían sostenido España. 1894. posiblemente con la idea de probar fortuna más cerca del poder. el General español se obligaba a dar seis rehenes elegidos entre la clase de oficiales superiores y así quedaron presos tres Coroneles y tres Tenientes Coroneles28. una de las cuales fue Collioure. oficial que también había tenido experiencia americana en Cuba y Puerto Rico. 29 “Carta de José Guevara Vasconcelos a Jovellanos 30 Jovellanos. p. Esa estadía forzosa en el mediodía francés permitió seguramente que el rehén se familiarizara con la comida de aquella región y con sus vinos. Conde de la Unión. Pocos días después se trasladaba su hermano José a Aranjuez. Es probable que poco tiempo después haya ingresado al ejército de Cataluña que continuaba su exitosa campaña. CIX..26 Guevara. Una de las cláusulas de la rendición estableció que para la garantía de la entera ejecución de los artículos de la capitulación. otorgando testamento en La Habana27. a la sazón jefe del ejército francés. Cit. 373 --462. 156 y ss. donde residía la Corte. Esta fuente se usará en extenso. Carlos Martínez de Campos. por lo que no siempre se citará en particular al referirse a los diversos rubros que en ella se contienen. siendo probable que todavía para esa fecha continuase Manuel Guevara como prisionero. 1ª pieza. 28 Una relación detallada de los sucesos de la Guerra del Rosellón desde el 14 de abril de 1794 en adelante.

. Cagigal... Luis Alberto Sucre en el capítulo que dedica a Guevara acierta en calificarlo de amante del lujo y los placeres. pues como trataré de demostrar el personaje buscaba algo más que la pura averiguación de opiniones cuando sentaba a su mesa a los principales vecinos caraqueños. apreciación ésta más ajustada. Nos interesa estudiar más de cerca la segunda faceta de aquella política a la que en nuestra opinión no se ha dado la importancia que merece. Ambos historiadores tocan el punto de paso. p. más sin embargo limita su apreciación al considerar que. o por mejor decido lo mencionan. y por el otro la decisión de abrir su casa a los "vecinos de todas las clases principales”31. Cit. 33 Héctor García Chuecos. consistente en la promoción de "la gula y el juego" con la finalidad de "contener los pueblos en la fidelidad y sujeción al Rey"34. 34 Theatro…. Se trata del texto de autor anónimo con el que se completa la obra de Blas Joseph Terrero Theatro de Venezuela y Caracas en el cual se habla de un "Plan de Gobierno" de Guevara. 32 Luis Alberto Sucre. nunca convidó a uno a su mesa". p. Op. al referirse a uno de los sucesores de Guevara. 36 Ibid. "los militares se hallan descontentos con Empáran: Jamás los hizo sentar en su casa. quien al referirse a los convites de Guevara afirma que la intención que tuvo aquel era la de descubrir los distintos pareceres y mantenerse simplemente informado 33. Es lícito pensar que esta visión estaba en el ambiente de la época. sino la información política”.32.. Documentos para la historia de la vida pública del Libertador II. ni se le ha señalado el alcance que creemos tuvo.. Son pocos los historiadores que tratan el asunto. p. señala como una de las causas de descontento la ausencia de lo que llamamos política del convite: . posiblemente por no haberles interesado e! asunto sino como simple referencia. Cit. 29 y ss.II Política del Convite Cuando llega Guevara en abril de 1799 a Caracas viene con una política definida por su ya larga experiencia indiana que se traduce en dos vertientes de su conducta: por un lado la aceleración de la causa seguida contra los rebeldes Gual y España.. Viene a confirmarlo José Manuel Cagigal en sus Memorias cuando asienta refiriéndose a Guevara: . p. Al mismo tiempo. Algo parecido sucede con Héctor García Chuecos. M. evidencia cierta falta de agudeza al interpretar sus textos. 27. el 13 de julio de 1801”. 30 . Si vamos a los testimonios producidos a ras del tiempo del mandato de Guevara. p. que Carbonell su antecesor no había podido llevara a término. encontraremos uno que da una idea más precisa de lo que hemos dado en llamar "política del convite".. p... 308. 31 "Carta enviada al Primer Secretario de Estado Mariano Luis de Urquijo. sin detenerse en él.. 183 35 J. pues no sólo afirma la existencia de un plan de gobierno sino que le atribuye una mira lo suficientemente general como para incluir. demostrando que las ideas políticas de Guevara lo llevaron a mantener un plan de pacificación. 35. Op.. “en ellos solicitaba no sólo la satisfacción personal. al lado de la averiguación.. pues no ha habido quien se haya detenido en el análisis de lo que denominaré "La Política del Convite".. La aseveración de Sucre si bien demuestra que conoció la testamentaria del Capitán General y el informe que éste dirigió al Rey en 1801. “este jefe lleno de ideas. en: Blanco y Azpúrua.. Memorias. precavió el daño y estuvo constantemente a la mira del foco de donde emanaba la "convulsión"”. otros móviles. de experiencia. 335. Una cara severa y otra jovial.36.

y la desconfianza. desde Guayaquil. y que inflamado el espíritu de partido. á lo menos se habrá disminuydo en su mayor parte la importunidad. y acciones según el capricho. que por otros documentos sabemos continuó hasta su fallecimiento. manifestandoles mi animo pacifico. En conseqüencia. Y aunque no es posible perfeccionar mi idea en tan poco tiempo. el chisme. especialmente los que considero párrafos claves. 310 y ss. en: Blanco y Azpúrua. que á porfia se elebaban á la Corte.Analicemos detenidamente la citada carta de 180137 en lo que atañe a nuestro asunto. Documentos. por Bogotá. tres ó cuatro vezinos de todas las clases principales. p. hasta el pueblo de Cabruta. la mala fé. si era posible la mas profunda raíz de su desavenencia". y la estrecha obligación en que me havia puesto el Rey de introducir y mantener la paz entre sus Vasallos extirpando. y practica de trece años de estos Dominios. . y detractando la agena.. como se desprende del diario de un testigo presencial39. Dice Guevara: “Apenas llegué á esta Ciudad por Abril de 1799. en 1801".. común a toda esta parte del Mundo.” En el párrafo trascrito se refiere Guevara a la discordia que a su arribo existía entre el Intendente Esteban Fernández de León y el Capitán General Pedro Carbonell y entre éste y la Real Audiencia liderizada por el Regidor Antonio López Quintana. "Viaje que hizo don. conocí que se apoderaba la discordia de las autoridades y cuerpos estaba dividida en varias facciones casi declaradas. 39 y ss.. me apliqué seriamente á conseguir su efecto valiendome de varios arvitrios para examinar los motivos de la desunión. quando no extinguidos los partidos que pudieron ocasionar estragos en estas hermosas. interpretandose reciprocamente las palabras. el Apure.. así como también a la facción capitaneada por los cabildantes Francisco Rodríguez Ibarra. y detracciones." Aludía de esta manera a la perfectibilidad de su política del convite. y decidido por la Justicia. para hoirlos y observarlos personalmente. p. Cit. quando todos me tocaban abonando su conducta. y Manuel de Monserrate. definiendo así una política que en ningún caso puede reducirse al simple propósito de buscar información como sostienen los historiadores citados. En 1803 seguían los convites conforme a correspondencia del Fiscal José Gutierrez del 37 38 Citada en la nota Nº 31. el Meta. Continúa la carta diciendo: "En esta sorda inquietud. el de traher á mi Mesa diariamente. y fertiles Provincias. hallaban puerta franca. Op. tengo la satisfaccion de ver restablecida la confianza del Pueblo en el Magistrado.. é influían poderosamente. y entre ellos. Así Guevara ya anunciaba su designio de pacificación y la meta fundamental que se había propuesto de desarraigar las causas de la discordia. descubrí á todos mi caracter naturalmente opuesto a imposturas. interés y designios de cada parcialidad. 39 Juan María Romero. Sigue en la epístola la clara definición de la política del convite: "Firme en esta resolución.. supongo que quando no hayan cesado de una vez las continuas quejas. la calumnia. y principié á tomar idea de su estado. 1875. Diferencias que habían llegado al grado de agrias disputas que en diversos memoriales habían sido hechas del conocimiento del Rey38. y de aquí por el interior hasta Caracas. Marqués del Toro. En 1801 continuaba Guevara con sus obsequios.. y yo hacia de las especies el uso que me dictaban mis propios conocimientos. García Chuecos. introducido mejor orden y sufocados [sic]. II.

que le han estimulado para cortar las enemistades. publicado por Teresa Albornoz de López en: La visita de Joaquín Mosquera y Figueroa. pero no ha de olvidarse que al mismo tiempo en que es llevada a efecto. Gobernación y Capitanía General.Rivero y del propio Capitán General. Archivo General de la Nación.. 114. 42 "Autos sobre el cumplimiento de la Real Cédula de Su Majestad en que manda se justiprecie el legitimo valor de la casa y muebles preciosos de que está sirviéndose el Sr.. Era una de las casas más importantes de la ciudad. habitó en la Parroquia Catedral entre las esquinas de Gradillas y Sociedad en la casa que había sido propiedad de Miguel Xeréz Aristeguieta y luego de sus herederos42. inhibiendo en buena medida los intentos de nuevas conspiraciones. reunir los ánimos y afianzar la paz publica". Archivo General de la Nación. Interesa ahora estudiar de cerca esa política que se desenvolvió en el escenario doméstico del Capitán General. Tomo LXVI. Pero la mano dura de Guevara.ante representación del Presidente y Real Audiencia de Caracas contra la conducta y excesos del Fiscal de lo Civil y Criminal. sino por haber sido desde mediados del siglo XVIII el centro 40 V. folios 6 y 7. va aún más allá hasta conseguir la eliminación física del otro cómplice principal quien fallece envenenado en su exilio de Trinidad a manos de Antonio de Bracamón. golpea severamente a los reos de la insurrección. Diversos. con lo cual deja definitivamente establecido que cumplía con el plan que se había trazado al llegar a Caracas en 1799. v. sentenciando a uno de sus cabecillas al último suplicio con la cruel orden de descuartizamiento y exhibición de sus restos en diversos puntos del escenario de la rebelión... paralelamente Guevara. A El Escenario Guevara al igual que sus dos antecesores inmediatos. Tenemos pues la evidencia de la actitud pacífica del personaje. 20 de octubre de 1800". condena y suplicio de José María España. Gobernador Don Juan Guillelmi". Madrid. Todavía en 1807 no habían cesado los convites que terminarían sólo con la súbita enfermedad que le atacó en octubre de aquel año y a consecuencia de la cual murió el 9 del mismo mes.. esa que alternó con la mano enguantada de seda del anfitrión.. Carbonell y Guillelmi. no sólo por sus dimensiones. En relación con el asesinato de Manuel GuaI por Antonio Bracamón. 1793. Puerto España. "Informe del Consejo de Indias reunido en pleno de tres salas. 41 Respecto del proceso.. cuya fuerza contribuyó al apaciguamiento de las facciones y al entendimiento mutuo de los comensales. . Tomo XCI. 15 de marzo de 1804". 1969. Don José Gutierrez del Rivero. 1987. Sin duda la severidad y crueldad empleadas contra España y Gual constituyeron castigos ejemplares que atemorizaron a los súbditos que podían albergar ideas de subversión del orden establecido. véase: "Carta de Antonio de Bracamón a Manuel Guevara Vasconcelos. quien aseguró al Consejo de Indias que celebraba sus ágapes… "por fines políticos. p. todo lo cual consta en su testamentaría. remitimos. agente del Capitán General 41 He allí las dos vertientes de la política adoptada por Guevara. por muy conocido. folios 42 y ss. a cualquiera de las obras impresas sobre el particular. p. provisto de los resortes de la justicia. 101-129. también: Conjuración de 1808 en Caracas. mediante el empleo de un menaje adecuado y de muy precisos argumentos comibles y bebibles. I. La cita proviene de la p. pero no se puede negar que la política del convite contribuyó sustancialmente a mantener la paz interna que anhelaba Guevara y había convertido en su propósito cimero. revestida del encanto de la convivialidad.40. 101 .

p. p.43 Tenía la propiedad unos 38 metros de frente por 78 de fondo.45 Para los últimos meses de la vida de Guevara el mobiliario que nos interesa había crecido contándose para entonces con 137 silletas.”.46 El ajuar de mesa era abundante. de Norteamérica y hacían parte de la famosa expedición de Rochambeau. 45 Datos tomados de “El Regidor Alguacil Mayor Don Luis Serrano. tres mesas y un tinajero. estuvo muy bien provista y disponía de una amplia cocina con fogón de varias hornillas y dos hornos que durante el período que interesa pareciera que nunca dejaron de estar encendidos. Tenía un gran patio enlajado rodeado de arquería y al fondo un jardín con arboleda que lindaba con la casa que había sido de Juan Vicente Bolívar. 185 y ss. Mobiliario y decoración interior durante el Período Hispánico Venezolano. Historia Patria. en su capítulo “La antigua Casa de El Universal en las Gradillas”. 134-139. En 1783 había acogido en sus salones a un grupo de militares europeos que venían. por lo que suponemos que habría en la mansión más silletas y más mesas. y 148 servilletas casi todas del mismo género. p. el de Dumas. contándose ante manteles. 47 Una revisión de las medidas de esa mantelería nos lleva a la conclusión que con ella se podían sentar a la mesa entre cuatro y treinta comensales.social de la capital. el Conde de Segur. como se verá. entre pequeños y grandes. 490-549-553. PASSIM. 44 43 . El Vecindario de Simón Bolívar. presentando las cuentas del combite y muebles de la Casa del Señor Presidente Don Manuel de Guevara. al sur de la Catedral. 1ª pieza. En su recinto habían estado el Príncipe de Broglie. Duarte. y consistía en un tejido de Hilo a pequeños cuadrados algo mayores que los confeccionados en las labores llamadas “de gusanillo”. 8 mesas iguales de 2 metros por 90 centímetros y siete mesas de juego. 46 “Testamentaría de M. Su sala. LXIX-LXXI. Archivos Capitulares: Diversos (1798-1809).44 B La Utilería En vísperas de la llegada de Guevara Vasconcelos a Caracas la espaciosa vivienda que le estaba destinada carecía de un mobiliario completo. que se denominaba así por estar fabricado al estilo de Alemania. durante su estadía en Caracas quedó prendado de Belén Aristeguieta y sus hermanas. 1964. Sobre este histórico edificio han escrito: Lino Duarte Level. y comprar tres camas. pues era allí donde se cocinaban los muy convincentes argumentos de la política del convite. 47 Real Academia Española. 1758”. folios 50 y ss. poseí una extensa bodega. Nº 38. s/f. Para esta descripción se usó el “Abalúo de albañilería de la casa-palacio de Don Miguel de Aristegieta. advirtiendo que la mitad de los manteles eran de a ocho personas. Publicado por Carlos F. A este primer convite asistieron por lo menos ochenta personas. La existencia de un Sobre estos visitantes extranjeros véase: Carlos Duarte. constaba de dos plantas y su fachada. Allí en su época de esplendor los propietarios habían dado lujosas recepciones y eran visitados constantemente por las personas más encumbradas. V. en su capítulo “Una casa solariega”. pues para la recepción que le preparó el Cabildo fue preciso mandar a hacer dieciocho silletas. Diccionario de Autoridades (1762). 1799. La casa tenía una pila. Archivo Histórico del Municipio Libertador. hecho por el Maestro de Albañilería y Alarife José Leonardo Mañer. Berthier y el famoso conde Fersen quien más tarde se convertiría en adorador de la Reina María Antonieta. como lo requería la intensa vida social que en ella se llevaba. G. Tomo 77. Misión Secreta a Puerto Cabello y Caracas en 1783. que daba a la Calle Real. Duarte en: Aportes Documentales a la Historia de la Arquitectura en Venezuela…. 1799”. ostentaba gran portada ornada con elegantes molduras. todos de Alemanisco. cinco tanques de agua. que en tiempos de Guevara. y Carlos F. Tenía cinco ventanas enrejadas y en el alto varios balcones con barandillas de hierro. gabinete y dormitorio estaban decorados con costosos azulejos. Guillermo José Schael. p.

El número de piezas supone una vida social bastante intensa. y se haga experiencia en algún bruto. plata sobredorada."52 No se sabe si esta utilidad adicional fue tomada en cuenta por Guevara en una época en que no estaba de más tomar precauciones contra enemigos solapados. pues las bandejas. salseras. 2 para doce personas. Juan Porbst. curiosa obra hecha por un médico y Familiar del Santo Oficio de la Inquisición de Llerena y Granada. el uso de la plata para el servido "de la mesa ahorra… “no pocos gastos en el uso del barro o de la loza. la pieza.000. algunas piezas que demostraban su afición por el chocolate como una mancerina y cuatro cocos guarnecidos en plata. y aún de vermeil. que en la tradición médica española se recomendaba esta clase de instrumento para la salva: "Porque metiéndolos en las cosas que se comen." 49 es decir. B. aceitera. Poseerla en cantidad y variedad permitía una ostentación que impresionaba a todo comensal. no siempre se podía considerar como simple artículo de lujo. Añádase la cubiertería de la que tenía gran copia: 83 cubiertos constantes de cuchara y tenedor.gran mantel de 10 metros por 3. de platos y otras necesarias vasijas. para lo cual era necesario que hubieran varias fuentes con el mismo plato a lo largo del centro de la mesa. 276. 1975. o empañándose. 51 Piénsese que al valor actualizado de la plata por peso aproximado en onzas. folios 38 vto y ss. azucareras. el servicio de la mesa de Guevara se podría estimar. supersticiones y tradiciones del pueblo español. En aquel tiempo el servicio de la mesa se hada en varias tandas. Medicina Española [1615-1616]. en U. y destroza la torpeza y desidia de los criados. p. jarras. parte de ella de Sajonia adornada con filetes de oro. y otras que evidencian su aprecio por el buen vino como seis asientos de botellas con fondo de madera. y así es economía el uso de la plata"…50 La platería poseída por Guevara para el servicio de la mesa pesaba unos treinta kilos. Una vez que se había terminado se paraban los comensales. es decir de porcelana. que viniendo de España. Tenía 45 fuentes entre grandes y pequeñas. quienes caminando por los corredores o el patio daban tiempo para que se dispusiera el segundo servicio y luego regresaban a sentarse de nuevo para consumir el nuevo grupo de manjares. p. sin contar 7 juegos de café. cafeteras. $ 10. “El costo de la vida en buenos Aires según una encuesta del año 1769”. según lo que quiebra. en el cual podían acomodarse unos treinta cubiertos. en: Contribuciones para el estudio de la Historia de América (Homenaje al Doctor Emilio Ravignani). 51 y comprendía sopera. la mayoría de sus piezas de loza fina. jarros y otras piezas de servicio de peltre o de loza necesitaban. como señala otra fuente coetánea. Por cierto. Sin embargo. tomando en cuenta que había piezas labradas y otras de vermeil. es decir. 49 48 . 52 Véase Juan Sorapán de Rieros. uno para veintidós y 4 para veinticuatro. La vajilla del Capitán General era abundante. La qual será causa que se mire del manjar. porque siendo los negros y mulatos sirvientes tan descuidados en todo es necesario un alfarero para surtir cada año a una casa.48 Uno de los signos de riqueza de una casa era la platería. saleros. V. 5 salseras. 50 Loc. o perdiendo el lustre que antes tenía. Cit. medianos y pequeños. 36 cucharitas de café y 8 cucharones. como reza una fuente de finales del siglo XVIII: …”de una renta para reponerlos.S. 6 soperas con tapas. 7 ensaladeras. Los había tanto de plata labrada como de obra lisa. si tienen veneno.”. 6 fruteras y 130 platos entre grandes. que lo coma. basada en los proverbios españoles. azul o negro. con toda la cubiertería poseída por Guevara se estaba en capacidad de servir hasta unas 80 personas. de forma tal que estuvieran al alcance de los comensales. algo más de cuchillos incluyendo 24 de pescado. luego el oro adquiere un color estraordinario de leonado. 440. 1941. bandejas. En conjunto. lo que la hace muy interesante para la reconstrucción de las creencias. En cada mesa se ponían las viandas que constituían un servicio. nos hace pensar en ocasiones especiales y en el hecho de que para ponerlo se necesitase unir varias mesas. es no poco costoso su reintegro. A este sistema se llamó originalmente "servicio a “Testamentaría de M. como es dando a algún gallo o perro dello.

1940. 4 fruteros. A History of Inventions. era abundante en la bodega. De allí la necesidad de disponer de numerosas bandejas. como lo atestigua Sir Roben Ker Porter en su: Caracas Diary (1825-1842). Los tazones por su parte es muy probable que se emplearan para servir los dulces en almíbar que. un tajo. 54 Sobre la transici6n de la producción agrícola del predominio del cultivo del cacao al del café véase: Miguel Izard.56 De forma que la costumbre de beber la champaña fría habría llegado pronto a la Capitanía General de Venezuela. 120. y su aplicación en condiciones adecuadas podía hacer bajar la temperatura hasta diez grados. tres pasadores o coladores. 55 55 Acosta. fruteras. Las botellas remiten a la práctica de decantar los vinos añejos para desarrollar sus aromas y a la vez eliminar el depósito de impurezas formadas en la botella durante el envejecimiento. En la casa del Capitán General se disponía además de piezas de latón decoradas con flores de varios colores o simplemente doradas. La Venezuela del café vista por los viajeros del siglo XIX. salseras. etc. 53 Es interesante que predomine la loza destinada a servir el café y en cambio no encontramos en el menaje de Guevara sino una mancerina y cuatro cocos. 55 Ya en la segunda mitad del siglo XVIII se habían difundido. 56 Sobre la producción artificial de frío en el siglo XVIII. L’Eau de neige (Le tiéde et le frais). p. Historia natural y moral de las Indias. un machete y un hacha. Las cubetas eran para enfriar vino y especialmente el de Champaña. p. los medios para enfriar en verano las bebidas. que como veremos más adelante. 1969. ensaladeras. director del Mercure de Francia. p.la francesa. 1966. 54 También hay que destacar la presencia de las salseras. acostumbraban comprarse periódicamente para la mesa. cuando relata cómo en El Callao vio poner a enfriar el agua y el vino en frascos o cántaros metidos en la mar. Así encontramos en uso ocho bandejas mitad grandes y mitad medianas. aprovechando las cualidades refrigerantes del salitre. 9-15. p. pero en España terminó denominándose "servicio a la española. útiles que evidencian un trabajo pesado como el de descuartizar las reses o parte de ellas. Discoveries and Origins (1846). como se verá. Estos métodos empleaban diferentes sustancias químicas o simplemente salitre y agua.. 17 y s. Esto nos confirma que el auge de la producción cafetalera estaba en marcha y que la moda francesa de tomar café comenzaba a prevalecer. una partilla. un caldero de cobre. véase: Xavier de Planhol. más 28 cuberas para botellas y una bandeja y juego de desayuno. p. Si pasamos a la cocina de la mansión del Capitán General encontraremos dos mesas con sus gavetas y cerraduras. y en América hay testimonios tempranos de enfriamiento de botellas. doce cacerolas de hoja de lata. Joseph de. Las diferentes dimensiones de las copas anuncian el servicio de vinos de distinta clase. La batería constaba de tres sartenes de hierro. véase: John Beckmann. con intervención incluso de Jean Francois Marmontel. El juego de desayuno de latón viene a reafirmar la imagen de Guevara como amigo de llevar una vida muelle y confortable. 4 botellas de cristal) labrado y dos tazones de igual factura. En el imprescindible capítulo de la cristalería nos encontramos con que se disponía de más de 100 copas entre grandes. pues en el repertorio de la cocina criolla venezolana prácticamente no había salsas que ameritaran recipiente específico para ser llevadas a la mesa. como el que nos da el Padre José de Acosta en su Historia natural y moral de las Indias. medianas y pequeñas. 142-160 53 . acerca de los métodos de refrigerar desde la Antigüedad hasta 1846. II. lo que quedará confirmado al conocer la bodega del Capitán General. Igualmente la presencia de ensaladeras constituye otra nota europeizante. La costumbre de beber fríos ciertos vinos se remontaba muy atrás en Europa. 1995. 31. una jarra con tapa. recipientes utilizados para tomar chocolate. que significan la vigencia de patrones culinarios europeos. 1974. Por su parte las numerosas fruteras testimonian un consumo que en tiempos más cercanos a nosotros ha decaído o casi ha desaparecido en las mesas de aparato o de banquete. 60 vasos. una El servicio a la francesa se mantenía en Caracas para 1825.

454. 59 y también el inventario de la despensa 60 y de la bodega. tuviese un proveedor cuidadoso. Aportes Documentales.”. víspera del fatal ataque a consecuencia del cual perdió la vida Guevara. que debían ser traídos de La Guaira. Imprenta "La Opinión Nacional". G. la pieza. 59 "Testamentaría de M. folios 64 vto-65 vto.. N° 3153. artefacto poco usual en Caracas y que demuestra la inclinación de Guevara por las novedades. tres tirabuzones. por lo menos hasta principios del siglo XIX. V. II. que disponía de un mecanismo rotatorio accionado mediante un dispositivo de cuerda. Caracas. Los comentarios que siguen se fundamentan en los datos registrados en dichos folios. y un “relox asador de carne”. Acerca de la protección del estudioso de la electricidad véase: Alejandro de Humboldt. cosa no muy usual en Caracas por el temor fundado de que los pescados. G. a consumir esta clase de alimentos. p. Conocidos los enseres ha de pasarse al estudio de los argumentos sápidos con los que Guevara adelantó con éxito su política del convite: ¿qué se comía y qué se bebía. un barreno grande de abrir barriles. en la casa del Capitán General? C Los argumentos sápidos Por suerte para la investigación se han salvado varios cuadernillos donde se anotaban las compras diarias de aquella casa. .V. 61 "Testamentaría de M. no ha de olvidarse que también poseía una “máquina eléctrica” 57 que podría habérsela procurado el famoso Carlos Del Pozo. G.". hecho no señalado en los diccionarios. encontrándose otros que por tratarse de la adquisición de provisiones después de su muerte. concretamente los sábados. dos trébedes de metal. 17. al Alto Orinoco y Río Negro en el año de 1800". Esas anotaciones no solamente permiten reconstruir el comer cotidiano. una tinaja.espumadera del mismo metal y una cazuela con su tapa también de cobre. un tarro de hoja de lata con su tapa para el café. la pieza. calle por medio. folios 184-250. sin lugar a dudas aficionado.. 6 cacerolas de cobre de rabo largo. 1967. sino que además son prueba fehaciente de la intervención continua del Capitán General en los asuntos de su mesa. Es de creerse que Guevara. quien era protegido del Capitán General y cuya familia era vecina de éste. una llave de barril. sin . en: Blanco y Azpúrua. dos piedras planas para tender pasteles. "Viaje del baron. la pieza. 61 Los cuadernillos cubren el período que va desde el 14 de junio hasta el 7 de octubre de 1807. un tinajero de figura de cuarto de círculo.. dos lebrillos grandes de cocina y cincuenta clavos para colgar jamones. folio 67 vto. recipientes que se utilizaban para cocer los pescados enteros en caldo corto. estudioso de la electricidad. p. pues al final de cada semana revisaba las cuentas que le rendía su mayordomo Don Miguel Quintana.". folios 60 vto-64 vto. p. Objetos estos últimos que habían sido comprados para dotar la casa al arribo del Capitán General. V. se intercambiasen ideas y se dispusiese lo que habría de comerse la semana siguiente. 57 58 “Testamentaría de M. cuyo empleo en esta fuente hace remontar su uso documentado. "lechosa" y "vainica". Materiales para la Historia de la Cultura en Venezuela. son de menor interés. Documentos…. instrumento empleado para asar carne y aves. que probablemente le reservaba las mejores piezas. V. sufrían durante el viaje y muchas veces resultaban manidos. Completaban la utilería de cocina un espetón. un barril de arcos de hierro para almacenar agua. anotándolas y rubricándolas. lo que permite afirmar que en la casa se consumía pescado fresco. como buen litoralense. No es desencaminado pensar que en esas ocasiones. 60 "Testamentaría de M.. doce cuchillos.G. que consistía en un gancho. donde se dan los linderos de la casa de Aristeiguieta.contar tres pescaderas. Duarte. 2a pieza. y también: Enrique Marco Dorta..". 1875. 134. 58 Añádase a los útiles indicados un almirez de piedra con su mano. que sorprendió a Humboldt con su laboratorio instalado en Calabozo. Vale la pena advertir a los lexicógrafos que en esos cuadernillos se emplean varios venezolanismos como "hueca".

nos permite establecer las siguientes conclusiones: a) El diario yantar tenía un alto contenido proteínico.. enero-marzo de 1939. Pedro Núñez de Cáceres. A. Este autor llegó Venezuela en 1823. 65 y ss. presidido por el inmancable puchero. Pero. La traducción de la cita es nuestra. Predominaba lo europeo. morcillas. p. Historia de la Alimentación en Venezuela. Es preciso dejar sentado que no ha debido de tratarse de la ternera de leche o recental.62 y también algunas preparaciones de la culinaria francesa." 65 V. cuya característica sintetiza Gilberto Freyre al afirmar que ella era: …"cocina de capitanes generales o de virreyes. que viene confirmada por la existencia de numerosos vinos franceses en su copiosa bodega. pero su presencia no excluía el comer que ya los viejos infolios llamaban "a la manera del país". gallinas. la famosa olla que aún no ha dejado de ser el distintivo de la gastronomía peninsular. pavitas. fácilmente se remontan al siglo XVIII. en: Boletín de la Academia Nacional de la Historia. debiéndose mencionar que se recibieron varias terneras. y en esto la culinaria de la casa de Guevara se diferenciaba. es indiscutible. del cual mucho "para mechar"). com receitas de bolos e doces do Nordeste do Brasil. nombre con el cual se designaba tradicionalmente un guiso de trozos pequeños de cerdo con sal. 64 Véase: J. y la realidad a la cual se refiere no ha debido cambiar mucho desde principios del siglo XIX. 1988. tocino. "Memoria sobre Venezuela y Caracas". sin contar dos tarros de patas de ganso en manteca que aparecen en un recibo de compra.65 Todavía habría que añadir un cerdo entero que parece haber sido regalado al dueño de casa. por ejemplo. Uma sociologia do doce. y es interesante citar su opinión sobre la Olleta: ". a intervalos. con la única excepción de la Olleta. en líneas generales. 1.64 Sigue el cerdo con 118 compras (lomos. que generalmente repugna a los extranjeros.. 1861. pichones. el patrón culinario español. sin incluir que la existencia de la despensa y compras para ella arrojó 25 jamones y dos tarros de chorizos. 63 62 . es una composición enteramente criolla. y omitiendo la adquisición frecuente del mondongo y del adobo. con 208 compras. Gilberto Freyre. bajo el subtítulo de Cocina campestre. p. p. quizás como obsequio. pollos y patos). que según una fuente de mediados del siglo XIX se preparaba indistintamente con gallo o pato. vinagre y comino que se vendía en los mercados. El Agricultor Venezolano. 150. sin ninguna raíz en la nueva tierra". sino más bien de la cría de la vaca de dos años o poco más. de la de los altos funcionarios del vecino Brasil. si atendemos al número de veces que se compró animales encontramos que el primer lugar lo ocupan las aves (capones. pavos. 112 y s. pues los platos preparados con ellos no son típicos de la cocina española y están ausentes del repertorio culinario criollo venezolano. 1997. p. pero de un aristocratismo transoceánico. Luego se sitúa la carne vacuna con 94 compras. En efecto. expresión aristocrática. de hidalgos de Ultramar y de ricachones también europeos. José Rafael Lovera. Tomo XXII.La dieta que nos muestran las fuentes citadas sigue.63 1 La Comida El análisis de las listas de compras que nos interesan. Llama la atención la frecuencia con que se adquirían ánades. 69. N° 85. encontramos platos de la cocina criolla venezolana. y que abarcan 105 días. Díaz. que pueden inscribirse dentro del rasgo general dieciochesco de una muy fuerte influencia gala. que para entonces ya había adquirido un perfil peculiar. Las recetas recogidas por Díaz en aquella obra. pero sumamente agradable a quienes la comemos desde la infancia. Açucar.

uno de los mencionados recipientes que fue necesario estañar.Tenemos por último el pescado con 90 compras. Lovera. precisamente a 3 reales la libra. la Cultura y la Ciencia). El frecuente consumo de pescados significó el continuo uso de las pescaderas a que nos referimos antes. Guayana y vertientes del Río Orinoco (1779).69 Siempre dentro de los alimentos proteicos han de incluirse. en la que encontraremos mero." y "Comercio de Orea y Muñoz". 10—12. que seguramente actuó como uno de los argumentos decisivos de la política de que tratamos. Por un lado se compró con gran frecuencia las leguminosas que entraban en el puchero: apio españa (105 veces). repollos (91). p. Debió de tratarse de queso añejo. y tortuga (una vez). lo que representa un consumo de aproximadamente 30 huevos diarios. aunque no representen cifras significativas en el conjunto. época casi exclusiva para el consumo de ese quelonio. durante el período de que tratamos. Es curioso que se haya comido en varias oportunidades morrocoy.. 40.66 Para saber qué otros pescados se consumían en aquella opípara mesa. "Raíces de nuestra alimentación". quitando el bacalao (26 compras).70 De nuevo encontramos presente en los convites del Capitán General la cocina criolla venezolana.67 a los cuales muy probablemente se aplicaron preparaciones de corte español. primero porque el período que nos ocupa no incluye los días de cuaresma. se puede recurrir a la oferta del Mercado de Caracas. 70 Historia corográfica. medida usada para expender la leche. calabazas (65). de un animal exótico. Sin embargo. como también se le llamaba. lo que nos introduce de lleno en el modo de comer criollo en el que manteniéndose técnicas culinarias europeas se sustituyeron los productos originales por aquellos de que se disponía en América. Es probable que fuese en forma de cuajado como se preparó el morrocoy. zanahorias (49). 1841. cuya fórmula ya recogía en 1779 el misionero Fray Antonio Caulín. y que según la tradición culinaria criolla gozó desde tiempo inmemorial de gran aprecio en la mesa caraqueña. promediando el frasco. y segundo por tratarse. La mención a este derivado lácteo es genérica. típico de la dieta hispana.. Añádase a esos rubros los huevos de gallina de los que se compraron unas 3 mil unidades. Llama la atención el no haber encontrado mención alguna del queso de Flandes que se vendía. Expediente N° 6. 68 Esta estimación toma en cuenta el precio señalado en los "Aranceles. tanto en el Mercado como en los almacenes o bodegas. natural y evangélica de la Nueva Andalucía. Archivos Capitulares. por lo cual es imposible señalar su procedencia. 67 "Aranceles Generales formados para el arreglo del Abasto común en 1818 en Caracas". b) En lo que se refiere a vegetales hallamos también una gran presencia en la dieta de la casa de Guevara. 1818. Tomo 2384. lebranche y jurel. provincias de Cumaná. hay que suponer que éste último era importado. Archivo General de la Nación.. 69 "Aranceles. Sección: Real Hacienda. Súmense también 18 quesos entre los cuales había varios con peso entre 5 y 7 kilogramos. vainitas (92). a lo que deben 66 V. lo que viene a ratificarse al no encontrarse este renglón en las compras diarias. 1992. en: Avances de nutrición y dietética (Encuentro: Los alimentos en la Historia. que viene además confirmado por la reparación a que se sometió. . pargo. Nueva Barcelona. si acudimos a la oferta que de este rubro se hacía en el Mercado. a 1 real la libra y el avaluado en la bodega de Guevara a 3 reales la libra. en unos dos litros. morrocoy (4 veces). Adviértase que.. tomando en cuenta que para entonces se hallaba difundida en Venezuela la receta de ese plato. p.68 La leche se adquiría con asiduidad (94 veces). a razón de 3 y medio a 4 litros diarios. lo que hubiese llevado a pensar en el consumo de queso fresco. la compra de chivos (5 veces). Archivo Histórico del Municipio Libertador.". como reza el cuadernillo. para la dieta propiamente hispana. ha de destacarse la compra de Carite (2 veces) "para el escabeche". lisa. encontraremos que estando el precio del queso del país o de la tierra. a lo que habría que agregar barril y medio de atún en sal hallado en la despensa.

71 c) La exagerada afición por lo dulce fue una de las características del comer caraqueño de principios del siglo XIX. quienes sin distinción de clase. expresa: "El consumo de las provincias de Venezuela. 74 Aun cuando en los cuadernillos de compras diarias de la casa de Guevara no se menciona el término "papelón". es tan enorme que la exportación hasta ahora ha sido en absoluto nula". La utilización de los frijoles negros. se reforzaba la eficacia de la política convivial que venía aplicando el funcionario. III. caráotas (16) y arroz (102 compras). La presencia de esta musácea en la mesa de los convites podría explicarse por el conocimiento que de ella. y también por el deseo de agradar a sus invitados criollos compartiendo con ellos una vitualla a la que eran aficionados ya por tradición. 2) La similitud encontrada en el precio del papelón y el del dulce. Depons. fue probablemente usado para confeccionar ciertos platos como el arroz con pollo. p.. sí se registra regularmente la compra de "dulce" por lo que a los efectos del cálculo de consumo de aquel edulcorante. 1960. Humboldt. Junto a los mencionados también hubo algunos rubros de compra ocasional como espinacas (9). o huecas. por lo general. al tratar el tema. La ingesta de glúcidos en parte de los comensales de aquella mesa opulenta no puede medirse sólo por las compras de los nombrados edulcorantes. los ajos (12. registradas con el nombre de "alcahusíles". este último. sin duda. 1941. caso de los postres. 124. Siempre dentro de los alimentos vegetales merece especial atención la "ensalada" (93).juntarse las cebollas (104 compras). como condumio diario. citados. se ha de concluir. generalmente de frutas. podría considerarse como otro acercamiento gastronómico del Capitán General español a sus gobernados venezolanos. consumen una gran cantidad de azúcar". Así mismo se adquirían otros vegetales que muy probablemente fungían de guarnición o acompañantes: guisantes (84). con lo cual. mención que seguramente incluía diversas lechugas y constituye un plato que según las fuentes no era de consumo generalizado en la época. es decir más de 70 kilogramos. sino que hay que añadir la adquisición de ciertas preparaciones como tarros de dulce. p. 243). Sorprendentemente entre los víveres inventariados en la despensa se halla un barril de alcachofas en conserva.74 Estos productos se usaban como ingredientes. granjería criolla que desde el siglo XVIII gozó de gran popularidad entre los habitantes de Lovera. sin embargo. ya en papelón. Viaje a las regiones equinocciales del Nuevo Continente. chayotas (17). 73 Viaje a la parte oriental de Tierra Firme en la América Meridional.. 253 y s. sin contar medio barril de ellos encontrado en la despensa). pues para su uso se compraban semanalmente unos seis kilogramos de azúcar y algo más de cinco kilogramos de papelón. por lo exagerado de la provisión que se trataba de un comestible al cual debieron ser muy aficionados el Capitán General y sus huéspedes. que mas chocó a dos de los más notables comensales de la casa de Guevara. uno de ellos. y entre los españoles posibles. p. tal como hemos dicho de las caráotas. fortuna. I. berenjenas (72). p. había tenido Guevara durante su estancia en Guayaquil. I.72 Por su parte el otro invitado.". escarolas (3) y plátanos (7). 133. los que más gusto tienen por esto son los de Tierra Firme. y si se añade que en las cuentas de los bienes vendidos a Guevara por el comerciante Pedro Ucelli aparecen dos barriles más con peso de 152 libras. ni color. brócolis (6). que ya constituían nota característica del condumio venezolano. 72 71 . nabos (30) y papas (84). no era la alcachofa de consumo corriente en aquella época. comparando los datos de los referidos cuadernillos con los que aparecen en los "Aranceles . En todo caso. 1930. por lo que seguramente se le consideraba una exquisitez. son muy aficionados a los dulces y a cuanto se prepara con azúcar.73 La mesa del Capitán General no era una excepción. ya en azúcar bruto usada en la fabricación del chocolate y confituras (dulces). Historia…. testimonia: "Los españoles. se ha tomado en cuenta la última denominación con base en los siguientes criterios: 1) El hecho de que ambos términos se dan como equivalentes en Venezuela desde 1689 en adelante según la documentada opinión de Ángel Rosemblat (Buenas y malas palabras en el castellano de Venezuela. y como simples endulzantes para ciertas bebidas como el café o el chocolate.

p. cuyo empleo evidencia que existían huertas destinadas a cultivarlas para su expendio en el mercado de la Plaza Mayor. que se llevaban a cabo en la isla de Los Roques.. 4 cuartillos. aún tomando en cuenta que parte de la provisión se usara para conservar algunos alimentos. lo cual podría tal vez rebajarse si se tiene en consideración que la equivalencia exacta de una libra es 460 grs. lo que lleva a pensar en preparaciones como el arroz con pollo y otros arroces guisados también de influencia española. afirmando que a partir de 1792 había mejorado la producción al ofrecerse a la venta un producto casi exento de impurezas. Debe tenerse en cuenta que parte de esta sal muy probablemente se utilizaba para el refrigerante al que se ha hecho mención. pulperías y platerías. 77 El cálculo del peso del pan. Tomo correspondiente a 1799-1809. 76 Viaje. Respecto a la harina. Pasando al renglón de los condimentos se encuentra que se compraban "especias" cinco veces por semana. Para conocer el peso del pan que se expendía en Caracas se consultó el Archivo Histórico del Municipio Libertador. en los cuales aparecen largas listas de mercancías con mención de peso y valor en muchas ocasiones. I.387 mililitros.5 kilos que ha de conceptuarse como para una ocasión especial. de la cual se surtía la casa con un promedio de cuatro veces por semana. Siendo un cuartillo 1. Hallamos además el azafrán que se compraba quincenalmente y cuya presencia es signo inequívoco del predominio del modo de comer hispano. después de su fallecimiento. claras de huevo batidas y jugo de limón. puede deducirse como probable la elaboración de pasteles rellenos de pichones o de pollo. hay compras de 1. arrojó como resultado la adquisición de 1. el tomillo y la mejorana. han de mencionarse diversas yerbas de las llamadas de olor. el arroz. no en balde desde antiguo corre en Venezuela el dicho de: "A nadie le amarga un dulce". .75 Para la época era abundante la sal en Venezuela.Caracas y que consistía en una golosina esponjosa hecha con el almíbar del papelón. harina del mismo cereal pocas veces (11). bodegas. debiendo entenderse por tales: clavo. algo parecida al azucarillo de raigambre española. 1 libra que ponderada en 1/ 2 kg. folio 13 vto. el orégano. El azafrán. es decir. No cabe duda de que estos azucarados ingredientes contribuyeron a endulzar el ejercicio del poder por parte del amo de casa. en Chichiriviche y en los alrededores de Puerto Cabello. pues ya entonces la mayoría de los habitantes de la Capitanía General lo había sustituido por el onoto.76 d) Diariamente se compraba cerca de kilo y medio de pan de trigo. pimienta y canela. la cantidad de sal equivaldría a 4 almudes y medio.. totalmente ausente de los cuadernillos. así como también la confección 75 En el inventario de la despensa aparece 1/2 cajón de sal avaluado en 14 reales. 433. en Tucacas. sazonadores que venían incluidos en un sinnúmero de recetas del repertorio de la cocina europea y que habían sido adoptados en las preparaciones de la cocina criolla. la cantidad inventariada sería de aproximadamente unos 25 kilos. como el perejil. 25 kilos del preciado mineral. lo que lleva a pensar en una altísima ingesta de cloruro de sodio. ha de unirse entre otros a un comestible cuya presencia es notable en la mesa de Guevara. lo que produciría alguna merma en las cantidades consumidas. Humboldt informa que no sólo se obtenía de las salinas de Araya que tanto habían codiciado los holandeses durante el siglo XVII. Tomo 2384 (año 1806) y 2382 (año 1807). Visitas de tiendas. sino de otras explotaciones en la Provincia de Caracas.. los cálculos se fundamentan en "Comercio de Orea y Muñoz". adquirido como se ve.77 Estudiando los ingredientes anotados en los cuadernillos y repasando el repertorio de la cocina española y de la criolla. 5 kg. y si se toma en cuenta que un almud o celemín valía para la época 4 reales. Bizcochos con menos frecuencia (88) y algo menos bizcochuelos (76). en abundancia. Continuando con los condimentos. Por supuesto que no faltaba en la compra diaria la sal. es decir. que se podía obtener en abundancia durante todo el año. del cual se adquiría diariamente 3 reales.5 kilos que podrían considerarse normales y constituyen la mayoría y otra de 3. se estableció tomando en cuenta que por un real se daban 16 onzas de pan. En la bodega del Capitán General se inventariaron. condimento por excelencia de toda cocina. diarios.

posiblemente de a litro cada una. del cual había una importante existencia en la despensa: no menos de 236 botellas. eran empleados principalmente en la elaboración de postres. en otras palabras. no se acomodaba el Capitán con las arepas. Véase: Conjuración de 1808. 9. que podría haberse referido al Capitán español Francisco Antonio Rodríguez. 393 y s. una de ellas con la mención "para Don Francisco". Testamentarías. apenas compradas en dos ocasiones y ya elaboradas. Lo que si puede afirmarse con seguridad es que se compró "pan para budín". que también se adquiría casi cotidianamente. 1955... habiéndole apadrinado éste en su boda con la hija de Miguel José Sanz. para que cada cual comiera el que más le agradara y así uno tomaba arepa.. 80 Véase: José Rafael Lovera "Alimentación e historia en Venezuela Colonial: el caso de los panes". lo que ratificaba la voz del pueblo en el refrán.78 De allí que no se encontrara entre los trastos de la cocina de Guevara. muy probablemente uno de sus invitados. llaman la atención las escasas compras de maíz (21). en: Anales Venezolanos de nutrición. por su parte. 81 Este oficial era hombre de gran confianza de Guevara. también estrecho colaborador suyo. ratifica aún más el predominio de la cocina española en la mansión de Las Gradillas.79 La complacencia del Capitán General para con sus comensales criollos parece que no llegó a aceptar el compartir los panes propios del país. Marqués del Toro. I. p. de la cocina de Juan Francisco Mijares de Solórzano. como afirmaba un testigo extranjero de aquella época. Sin dejar todavía la materia de los cereales. ni casabe es pan". a diferencia de los criollos que alternaban el pan de trigo con el de maíz y aun con el casabe. Conjuración de 1808 en Caracas. de adquisición más bien esporádica (43 veces). pero a ella hay que sumar el consumo de aceite de oliva. p. o también al criollo Francisco Rodríguez Ibarra. 43-54. fol. gastándose de ella un promedio diario de 1 kilo y medio. en cuyo primer lugar se situó siempre el pan de trigo. I. más cara que la anterior por ser importada. ya caído en desuso: "Indio no es gente. 1801. la arepa de los aborígenes y luego por el pan de yuca. Guevara mantuvo en su mesa la jerarquía que en materia de panes había consolidado la costumbre. a diferencia por ejemplo. Vol. p.. para la preparación de la tradicional torta de pan. 1996. 82 Las relaciones de amistad que le unieron a Guevara Vasconcelos fueron testimoniadas por este alto funcionario. "En las mesas de la gente culta de Caracas. un budare. Archivo General de la Nación. Por último tenemos la mantequilla. denominado "de Castilla". Tomo M.82 La adquisición esporádica de las hallacas y el que se las confeccionara fuera de casa. estimándose su gasto diario en unos 240 gramos. e)En materia de grasas ha de colocarse en primer lugar la manteca de cerdo que se adquiría día a día en el mercado (105 compras). Los bizcochos fungen en las recetas de la cocina tradicional como espesativos. antiguo compañero de armas de Guevara 81 y asiduo de su casa.80 De las preparaciones a base de maíz sólo se documentan en los cuadernillos las hallacas. algunas de ellas para consumo de un cerdo que se tuvo en el patio trasero de la casa. Juan Francisco Mijares de Solórzano". . otro casabe y algunos de todo". seguido por el pan de maíz. "Testamentaría de D. La presencia de grasas de origen animal en la ingesta de los convites era sin duda alta. 34 vto. Los bizcochuelos. tanto el nuestro como el americano. para dar cuerpo a sopas o a preparaciones de repostería. situado en el último grado de esta escala de valor y conceptuado como inferior. yo oí muchas veces que la moda exigía que se llevara toda suerte de pan. Sigue la llamada "manteca del norte". el casabe indígena. 146. 381. Fundación Cavendes.. 1969.de tortas y buñuelos. Al parecer. Ensayo de Historia Americana [1780-1784]. que serían 78 79 Felipe Salvador Gillij. pero en mucha menor cantidad. en la cual existía "un budare de hierro de ½ vara". a cuyas órdenes sirvió no menos de 13 años. pan blanco alimento distintivo del conquistador militar y religioso. otro habitué de aquella mesa.

87 Esta suposición cobra fuerza si se recuerdan las estrechas relaciones de amistad y comercio que al momento existían entre esas colonias francesas y la Capitanía General de Venezuela. la pina. Guevara. la lechosa (1). como lo atestigua el P. Medicina Española.. Viaje. . es decir. patillas. Para tener una idea de las que se adquirieron con el nombre genérico puede repasarse la lista de las que se vendían en el mercado: Fresas.. Archivo Histórico del Municipio Libertador. Entre estos dulces sobresale por su rareza el de cacao. de las cuales las más solicitadas venían de Macario. había adquirido notable fama. Variaba la opinión cuando se las ingería cocidas. pinas. 318 y ss. N° 12. Jean-Baptiste Labat que la consideraba el dulce más delicioso que pudiera imaginarse. pendencieras y alborotadoras. todas bajo el rubro genérico de "frutas". 88 Véase Sorapán de Rieros. Archivo Histórico del Municipio Libertador.V. tres cajones." y "Sobre Antonio Rodríguez pidiendo se le permita su venta de frutas en la Plaza Mayor hasta las 12 de la mañana. folio 270 (vto. I.).. (1773-1805). II. fuese en forma de leña o de carbón. parchas de taparita. "Aranceles. El aceite de oliva constituye síntoma evidente de un modo de comer al estilo mediterráneo. maduros o verdes. del cual se registran en la misma despensa doce tarros. poca ceniza y no produce humo ni 83 84 Humboldt. p.89 g) Para mantener vivo el fuego empleado en la cocción de tantos y tan variados ingredientes era necesario alimentar los hornos y los fogones de la cocina del Capitán General con el combustible que entonces se hallaba en uso.. escandalizaban a los transeúntes. La primera usada preferentemente para calentar los hornos y el segundo para dar fuego a las hornillas. las granadas (3). negó la solicitud de que se permitiese la venta callejera y ordenó que se hiciera en el recinto del Mercado.85 Pero no sólo se las consumía frescas. Tanto unas como otras fueron acusadas por los cabildantes de ruidosas. que se remontaba a fines del siglo XVII.. 89 "Rita Landaeta y otras vendedoras de dulce solicitando que no se les obligue a su expendio en la Plaza [1800]". 1975. p. 2a pieza.. esclavas. Da abundante calor..84 y membrillos. sino también conservadas en aguardiente. manzanas. que por el mal ejemplo que daban con su lenguaje soez.. 326. preparadas con aguardiente o en sirope. Las frutas. particularmente el mamey. no habían perdido la fama de indigestas que le atribuía la medicina tradicional. con duras sanciones pecuniarias para las que contraviniesen. mameyes.88 sobre todo cuando se consumían frescas. se compraban prácticamente a diario. seguramente uno de sus clientes. El Empedrado y de las alturas de Buena Vista y de La Victoria. a las cuales se hizo referencia antes. Podría afirmarse que esta última confitura provenía de las Antillas Francesas. el melón (3) y las uvas (1). la madera. por haber sido desalojadas de la calle de las Monjas y obligadas a ir a la Plaza Mayor. Loc. 1778-1805. contra las negras fruteras naturales de Santo Domingo. cit 85 Para la elaboración de esta lista se ha consultado a Humboldt. Plaza Mayor. sólo se mencionan con nombre específico los duraznos (1). libre. Según los cuadernillos. Este último era "un combustible casi perfecto.G. y Josefa Moreno. 1742.. Plaza Mayor. no obstante su evidente presencia en la mesa de Guevara. f) Las frutas tenían importante figuración en los convites.. al parecer las más sabrosas provenientes de Baruta. donde se da detalladamente la receta para confeccionar esta golosina.86 así mismo se comían en almíbar. la manzana y el membrillo. pues en ellos aparecen 104 adquisiciones. p.83 naranjas.. tal vez de la Martinica donde su confección. higos. vendedoras de dulces. Lorenza Juárez. de las cuales aparecen en el inventario de la despensa. II. 26 y ss. p.usadas parte para aderezar las ensaladas que con gran frecuencia se servían y parte para guisar y freír. baste recordar que entre las piezas del servicio de mesa se inventariaron diez fruteras. El Capitán General con la minuciosidad que caracterizó su labor administrativa llegó a conocer y resolver sobre un pleito que en 1800 entablaron las dulceras Rita Landaeta. nísperos. guanábanas. 87 Nouveau Voyage aux isles de l'Amerique. 86 "Testamentaría de M.". en los 105 días del lapso estudiado. Viaje. 183-187. 1799".

156. 435 y ss. En esos años se resolvió prohibir la extracción de madera en las inmediaciones de Caracas y permitirla en las de Guarenas y San Diego. interrogatorios y suspensión del corte de leña.. Un cálculo aproximado de las cantidades de combustible consumidas durante el período que se analiza y la comparación de sus resultados con los procedimientos empleados para obtener carbón vegetal.. aún de las pequeñas casas de los arrabales. es razonable suponer que los convites se celebraban por la noche. p. de la Guaira y en esta ciudad [Caracas].. 1853. En la estimación del consumo de madera en la casa de Guevara Vasconcelos se han tomado como base. Tomo XLIX. para lo relativo al método antiguo usado para la producción de carbón vegetal y su rendimiento. Loe. es necesario saber a qué hora se realizaban.. el almuerzo a las ocho de la mañana. p. mostrando zonas mustias que tachonaban el supuesto paisaje arcádico de la Venezuela colonial. 43 y s.. a las doze". Historia. seguidos por Don Joaquín de Fernández de la Oza". lleva a la conclusión de que era necesario sacrificar unos 17 árboles medianos para satisfacer los requerimientos mensuales de aquella cocina.95 Ahora bien. 1774. para las equivalencias entre las medidas antiguas y las actuales. Los fuegos del hogar.93 Esta costumbre viene confirmada para comienzos del siglo XIX en el relato de viaje de Humboldt. Las unidades y los sistemas de medidas pre-métricas en Venezuela. pues indican las adquisiciones cotidianas de cargas de leña y de mochilas de carbón.. p. ni saquen maderas en las vertientes de los Ríos de Mayquetía. 95 Depons. de lo que hoy llamamos almuerzo. como se tiene también certeza de que casa del Capitán General se jugaba después de comer. en los cuales era necesario emplear el mismo combustible. En la época y en el medio urbano se hacían diariamente tres comidas llamadas según un documento del siglo XVIII . Historia . 71 y s. 1966. y Lovera. aparte de la "Testamentaría .94 Se sabe que era costumbre inveterada tomar la siesta después de la comida. la Instrucción para el pueblo (Cien tratados sobre los conocimientos más indispensables).... 280 y s. como por ejemplo los trapiches. 43. que al practicarse en las cabeceras de los ríos Catuche y Anauco incidían en una alarmante escasez de agua. es decir. La devastación de los bosques como consecuencia de esas labores preocupó constantemente a las autoridades. son otra prueba de la preocupación del gobierno colonial por los serios inconvenientes que producía tal actividad.. cuando concluida la jornada se cenaba y se disponía de tiempo para esa clase de entretenimiento. h) Para tener una clara idea de los banquetes de Guevara. para que se tenga una idea de la magnitud de las actividades de tala y quema en aquella época. proceso que llevó a detenciones.. 213 y s. las siguientes fuentes: Leonardo Rodríguez Castillo.91 Piénsese no sólo en las otras cocinas caraqueñas. p. 151 y 154. I. Lawrence Wright. también: "Expediente sobre que no se corten leñas. 91 90 ... para el cálculo del número de árboles que era necesario destruir para producir leña y carbón 92 Véanse las Actas del Cabildo 1810-1811. p. Las instancias contra la saca de maderas del cerro del Avila que constan en diversas actas del Cabildo de Caracas durante el segundo decenio del siglo XIX.90 Las listas de compra son elocuentes al respecto. cit. Así en 1774 se inició un expediente contra los leñateros y carboneros que estaban causando considerables daños en la falda del Avila.olor. I.. Por F. pero que fue llevado sin el suficiente rigor. la sena a las ocho de la noche y la comida.. y voces provinciales. Archivo General de la Nación. 94 Citado también por Lovera. p.373. p... es todavía el combustible apropiado en la cocina de los epicúreos".. y p. sino también en las demás instalaciones." tantas veces citada. citadas por Lovera. 93 "Ordenanzas del Hospital de San Lázaro de Caracas dictadas en 1760". Diversos.92 El estudio de este delicado problema ecológico suscitado en tiempos coloniales está por hacerse y seguramente arrojará luces sobre la geografía histórica venezolana. Esta hipótesis lleva al planteamiento de la necesidad de iluminación del recinto de los banquetes y de la Lawrence Wright. Ramírez de Estenoz y Fernando Lovera Otañez. tal vez por el hecho de que las mismas autoridades eran clientes obligados de la mercancía cuya producción debían haber prohibido.. Viaje. folios 164. "en el estilo... 1983... Los fuegos del hogar: De la hoguera prehistórica a la cocina y la calefacción de hoy. 1976.

por lo que es posible que esta pequeña compra estuviese destinada a iluminar las áreas de servicio. 7 de octubre de 1791. 432..99 Al frente de ese personal se encontraba el mismo Capitán General. eran las más económicas y por ende las más populares. utilizadas comúnmente en las solemnidades religiosas. es decir. candelabros. a pesar de que subsiste sin cambios en su principio básico. 99 Véase el testamento de Guevara Vasconcelos en: "Testamentaría de M. p.. I. vale decir unos cuatro kilos. le seguía su mayordomo Miguel Quintana que para el transporte se hacía ayudar por arrieros y mozos de carga y probablemente. pues el combustible es sólido hasta que la llama lo funde. Estas últimas producían al ser encendidas un olor fuerte. En aquella época el medio universal para dar luz era la vela. No se necesitan tanques. lo que explica que su precio fuese más alto que el de las otras. y guardada indefinidamente. sal de amoníaco y salitre o nitro. N° 35. hasta el punto de que en la prensa colonial de Bogotá se daba la fórmula para su fabricación. i) Para completar la reconstrucción de la política convivial de Guevara Vasconcelos falta referirse al recurso humano que realizaba tanto la compra como las labores culinarias y el servicio de la mesa. Además. 1946. lo que equivalía a seis o siete velas. En Caracas podían conseguirse varias clases de vela: las de cera. Sólo entonces se transforma en aceite. 296. Considerando su simplicidad y facilidad de transporte. No es sorprendente que haya perdurado por miles de años. las de esperma de ballena de las que daban 16 onzas por 5 reales y las de sebo de las que se obtenían 30 onzas por la misma cantidad. y no es igualada en utilidad en muchos lugares más allá de los límites de la civilización. fanales y lámparas de la mansión.98 Las bujías de esperma suministraban una luz más diáfana. Véase la Instrucción para el pueblo.97 Sin embargo. conocida desde la antigüedad y utilizada aún hoy día. en otras palabras unas 100 velas. siendo más tarde perfeccionada en cuanto a los materiales. Como dice un historiador de la ciencia: “Mucho antes de la era cristiana había surgido la vela. Es más que una fuente luminosa. aproximadamente 261 gramos. 98 Papel Periódico de la ciudad de Santafe de Bogotá. sin nada de desperdicio. 97 96 . Puede ser llevada en el bolsillo. Aún se utiliza como fuente luminosa para fiestas. que las de esperma valían casi el doble que las de sebo. para rituales religiosos. No obstante en una de las facturas presentadas al cobro con motivo de la testamentaría se incluyen dos cajones de velas de sebo. que por su mejor calidad debieron destinarse a ocasiones especiales. 70. la pieza. en los cuadernillos aparecen algunas compras semanales de velas de esperma que en el período que nos ocupa alcanzaron algo más de 8 libras. y las segunda y tercera piezas del mismo expediente. Historia de la Iluminación. Es una planta completa de iluminación. G. cantidad insuficiente para llenar los candiles. Es consumida totalmente por el proceso de producción de luz. Es 96 todavía la planta de iluminación de emergencia. y aún dentro de ellos.sala donde se jugaba. En la provisión cotidiana de la casa de Guevara se compraba 1 real y medio de velas de sebo. ahumaban menos y no producían un olor desagradable. sobre todo para la Mathew Luckiesh. una luz rojiza y desprendían gran cantidad de humo. antes de la moderna época científica. Esta última cifra satisfacía sin duda los requerimientos de la vida nocturna convivial de que se viene hablando. como ocurre con el transporte de aceite. casi en cualquier lugar y transportada dentro de cajas. folios 2-5 vto. p.. y que eran bastante costosas. V". según la cual se aminoraban los defectos añadiéndose al sebo alumbre calcinado. quien como ya dijimos revisaba y ordenaba semanal-mente las compras. dentro de las actividades civilizadas”. p. es la más notable fuente luminosa que jamás haya sido inventada. lo que significaría unas mil velas. No es extraño que se haya adoptado universalmente como luz de ceremonias. que equivalían a unos 40 kilos.

104 No tenemos noticias precisas sobre el personal de servicio de sala del Capitán General. Tomo XV. no en balde el Capitán General de Martinica. 101 Véase: F. podría pensarse que en los casos de invitados numerosos.100 Este cocinero. 1905. a cuyo cargo estuvo el banquete de recepción que fue ofrecido al mismo Guevara en abril de 1799. que este era "el único de los gobernadores españoles que ha dispensado buena acogida a los franceses". folios 72-335. Gobernación y Capitanía General. p. al comunicar la ayuda militar que había enviado a Caracas a solicitud de Guevara.102 No es de extrañar que Guevara Vasconcelos emplease un cocinero francés.105 es decir.. J. El personal doméstico incluía también a otros tres criados: Benito Juantoni. Napoleón y la Independencia de América. 100 "Autos relativos a la solicitud de Juan Bautista Botelle cocinero del Obispo Don Mariano Martí". 1896. 121 y ss. "Correspondance Genérale". 1797. en: Boletín de la Academia Nacional de la Historia. pero si atendemos al hecho de que en la recepción que le organizó el Ayuntamiento caraqueño en 1799. 1803. 102 V Enrique de Gandía. v. 96-98. especie de proveedor que durante largo tiempo estuvo "cuidando de cuanto pertenecía a la cocina" y luego se retiró a La Guaira como comerciante. Pedro Payette quien en 1795 figuraba como cocinero de Santiago de Liniers. por ejemplo tomo CXXVI. 228. Jean-Augustin Ernous escribía en 1806 al Ministro de Marina de Francia. 103 Carta citada por Jules Mancini en: Bolívar y la emancipación de las colonias españolas. sobre quien no se tiene mayor información. quien fuera Virrey del Río de La Plata. 1955. Registro N° 65.". de algún propio improvisado o de José María. folio 26 vto. 105 "El Regidor Alguacil Mayor. p. También figura en los documentos Pedro Ucelli. Al frente de los fogones estaba el cocinero llamado Bautista. pues pese a su infortunada experiencia en la Guerra del Rosellón siempre demostró especial deferencia por la gente de esa nacionalidad. aparentemente de origen francés.101 o aún. desde donde continuó remitiendo víveres al Capitán General. en: Capítulos para una historia civil y militar de Colombia. como lo atestigua Francois Combe. con sueldo mensual de 12 pesos.. que la buena presencia duplicaba el estipendio. p. el esclavo que poseía Guevara. N° 58.103 Esto sin contar las asiduas relaciones que tuvo Guevara con Jean-Marie Villaret de Joyeuse. hermano del Capitán General de la Martinica (1801) Almirante Louis Thomas Villaret de Joyeuse. 49. I. Abril-Junio de 1932. Director General de Artillería de las islas francesas de Barlovento. . se contrataron 12 sirvientes para la mesa y cocina a tres reales cada uno y seis más "de mejor porte" a seis reales.distribución de las esquelas de invitación a los convites. vendría a marcar la presencia gala que se puede documentar en las cocinas de postín desde fines del siglo XVIII. dando como referencia los Archives des Colonies. quien había sido cocinero del Obispo Mariano Martí y figuraba activo a fines del siglo XVIII. p. se contrataba en la ciudad los servicios a destajo de criados que sabían de dicho oficio. Vergara y Velasco "Un banquete Santafereño". Véase también sobre las buenas relaciones entre los nombrados funcionarios franceses y la Capitanía General de Venezuela. Don Luis Serrano. 104 Existe correspondencia entre Guevara y los Villaret de Joyeuse en el Archivo General de la Nación. no obstante podría suponerse que se trataba de Juan Bautista Botelle. folios 15-18. Guadeloupe. en la sección de Gobernación y Capitanía General. Tomo LXVI. en: Archivo General de la Nación. Miguel Juncos y León Páez. un tal "Monsieur Lasala" que ofició en las cocinas santafereñas del Virrey Manuel de Guirior en 1773.

sin contar numerosas botellas de agua mineral de Spa. cantidad apreciable aún en nuestros días.106 se empleó seguramente como compañero de los postres servidos en la mesa de Guevara. buen reconstituyente. Repasando el inventario y comenzando por los vinos españoles. Descripción exacta de la Provincia de Benezuela. principalmente del Valle de Guerra y de Las Arenas en la isla de Tenerife. seguido por el vino de Reus (72 botellas) de la misma región. más ligero que los anteriores y también más seco. 106 . 42 %) de vinos españoles. Diccionario de agricultura práctica y economía rural. se podría pensar que provenía también de Andalucía. que si bien no tiene en el inventario sino esta denominación genérica. botellas en cristal labrado y tirabuzones. 254. obras que seguiremos en la caracterización de los vinos españoles de la bodega de Guevara. 1966. Diccionario de vinos españoles. al que parece haber sido aficionado aquel funcionario. aparece en la lista un cuarto de tonel de tinto dulce. 58%) de vinos franceses. p. muy dulce. Luego encontramos el Colmenar (80 botellas). portavinos en plata y madera. Alternan los vinos finos con la sidra y tintos ordinarios. 468. apropiado para postres y. Pasando a los vinos franceses encontramos en primer lugar el Champaña con 13 cajas (es decir 156 botellas).. que testimonian un buen grado de cultura enológica. de las cuales tenía buena provisión la despensa del Capitán General. y José Pérez y Ramón Alcina. Op. Además. p. es dulce. o podría también pensarse que se trataba del "Manzanilla". hasta que se logró precisar que se trata de un mosto blanco "abocado de Canarias". vino andaluz por excelencia siempre bien mandado con las aceitunas. sino un gran refinamiento en la escogencia de vinos y alcoholes franceses. 1851. 7. de gran riqueza alcohólica que alcanza fácilmente los 18 grados. 102. que dio un tanto que hacer para identificarlo. Cuando se habló de la utilería se indicó la existencia de una serie de adminículos como: cubetas para enfriar las botellas.300 botellas. 107 Castillo. 1912. 59 y s. acopio que aún en nuestros días es considerable y que evidencia el espíritu V José del Castillo. según algunos.2 La bodega Capítulo aparte exige la bodega de Guevara Vasconcelos. ya figuran celebrados en la Agricultura de Columela.107 Por último hallamos vino blanco (18 botellas) sin especificación alguna. que solía consumirse el mismo año de su cosecha y muy probablemente se ofrecía a los comensales de menor importancia. debiendo señalarse la abundancia de vinos dulces. p. cit. y luego la sidra (52 botellas) que debió constituir bebida para los días de calor y que no es de extrañar que pudiese haber sido sometida a la acción de una preparación refrigerante en las cubetas ya citadas. mosto de los términos VélezMálaga. Véase también: Agustin Esteban Collantes y Agustin Sefaro. vino de mesa corriente o "de pasto''como también se le llamaba. Luego aparece inventariado el Clarete (72 botellas). El inventario de esa cava arrojó unas 1. y con el escabeche de pescado. con el sabor a las pasas que han hecho famosa a esa región. 1971. sin otra mención que permita identificarlo. el resto (42. tinto claro y seco de Cataluña. que extraordinariamente bien provista y variada denota no sólo una clara afición por los caldos hispánicos. encontramos el predominio del Jerez (aproximadamente 150 botellas) sobre otras clases de caldos. pero que a diferencia de los claretes. y Joseph Luis de Cisneros. Después se sitúa el Generoso (62 botellas). Algo más de la mitad (57. p. El prestigio de estos vinos venía de antiguo. en la Historia Natural de Plinio y fue cantada su excelencia por Virgilio en sus Geórgicas. Sigue el tinto ordinario (132 botellas). posiblemente de Jerez de donde con esa denominación vienen los "amontillados" y los "olorosos" de gradación alcohólica alta que va desde los 16 a los 20 grados. En el elenco de esta bodega se tropezó con un llamado "vino vidueño" (39 botellas). Los vinos de España.

Tomo XIV.. 337. V. de un gusto agradable. Entre Borgoñas y Burdeos había unas 354 botellas señalándose en el caso de los Burdeos algunas denominaciones como Medoc. 109 Ibid. vio la famosa Fuente de Pouhon y bebió un vaso de "agua cristalina y petulante" como cuenta en uno de sus diarios de viaje. el caldo superlativo de la zona era el Chateau Margaux del cual. enemigo declarado de Manuel Guevara. de un sabor y un buquet que parece reservado a esa sola región. folio 78. Graves y "Costa". p. conservada en el Archivo de Miranda. Quizás la afición por ellos le viniese a Guevara de la larga prisión que. y al lado de esas celebridades europeas debe anotarse el nombre de un visitante venezolano: Francisco de Miranda. Archivo de Miranda. vinos aterciopelados. cuyo color con el tiempo se volvía dorado.109 Según la misma noticia. . tenían poco cuerpo y un cierto gusto a terruño que perjudicaba su valor. cerca de Lieja. que se estima equivalían aproximadamente a 130 litros de este ingrediente imprescindible de las muchas ensaladas que se sirvieron en los numerosos convites. Su renombre llegó a la cima durante el siglo XVIII. estomáticos y sanos".. características que lejos de perderse con el envejecimiento adquirían mayor calidad. Son al mismo tiempo sólidos y delicados. Miranda guardó entre sus papeles un plano de Spa. ni muy claro. 110 Steven Schwartz. confortantes y suaves. en el Archivo de la Academia Nacional de la Historia. Finalmente figuran en el inventario dos moscateles del Languedoc: el Lunel (24 botellas) y el Frontignan (12 botellas). XVII. los primeros de mucho cuerpo y gran finura. Siguiendo la misma fuente se puede afirmar que los vinos blancos de Graves eran muy estimados por ser finos. 108 "Notice sur les vins de Bordeaux". adquiriendo el caldo un ligero gusto amargo. secos y de un gusto agradable. De esta famosa fuente situada en territorio de Bélgica.111 También en uno de los rincones de aquella bodega reposaban algo más de dos barriles de vinagre. sin fecha. sufriera en 1794 en Montpellier. si bien se les reconocía un bello color. 111 Archivo del General Miranda (Viajes y Diarios 1787-1788). por cierto. los había blancos y tintos.108 los vinos tintos de Medoc eran considerados los de primer rango entre los de Burdeos. p. quien estuvo allí en 1788. son vinosos. tenía varias botellas la bodega del Capitán General. aperitivos. Tomo III. The Book of Waters. Según una noticia sobre los vinos de Burdeos conservada en el Archivo de Francisco de Miranda. los segundos. ni muy subido. Archivo de la Academia Nacional de la Historia. pero probablemente alrededor de 1780. 1929.festivo que ha debido reinar en numerosas ocasiones en los convites del Capitán General. Caracas. No puede dejarse de llamar la atención sobre la existencia de dos cajones de agua mineral de Spa entre los rubros de la bodega que describimos. Caracas. Respecto de los Cotes. 84 y s. aromáticos y con un alto grado alcohólico. nombre con el cual seguramente se designaba a los vinos de Cotes. ciudad vecina de los viñedos que producían aquellos caldos generosos. los reyes de Bélgica y hasta el emperador de Austria José II. Ya nos hemos referido a la forma como se bebía. se exportaba agua mineral en pequeñas botellas de vidrio marrón desde mediados del siglo XVII. "un bello color. tomando en cuenta las cubetas de latón y la difusión que para la época tenían los métodos químicos de refrigeración. tienen:. 1979. hasta el punto de que a la población que la producía se la llamó "la reina de las ciudades de aguas". como rehén resultante de la Guerra del Rosellón.110 Su popularidad fue grande entonces y entre los huéspedes que la visitaron para beber sus aguas se encontraron el emperador de Rusia Pedro El Grande. folio 182.

gozaron desde un principio de la anuencia real.300 pesos. En esa contestación manifiesta el Ministro la satisfacción del Rey por las medidas que había tomado el Capitán General. su política del convite. Viaje. y un cabo. un Coronel del Estado Mayor 2. un Oidor del mismo organismo 3. resultan elevados en el caso de Guevara. además de su sueldo ordinario. pero lo que obligan a concluir estas comparaciones es que Guevara llevaba una existencia más que ostentosa.).600.115 pesos. Loc..300.000 pesos. a fin de establecer con exactitud el porcentaje de gastos en los diversos rubros de la casa de un Capitán General. lleva a la suma de 5. bodega (800). se encontrará que ninguno podía sufragarlos. complacencia que llevó al Monarca a concederle el nombramiento de Gentilhombre de Cámara de su Majestad con Entrada.113 Nótese que si se añade al total de gastos indicados un cargo anual por concepto de la utilería destinada al servicio de la mesa y también el alquiler de la casa que era de 600 pesos por año. alegando entre otras quejas la conducta. 22 de Mayo de 1799". acusando recibo de la que había enviado a éste el 28 de enero del mismo año anunciando. Lamentablemente es difícil. Gobernación y Capitanía General. Conclusión: Las opiniones sobre la Política del Convite El 8 de mayo de 1801 recibió Guevara una carta del Primer Secretario de Estado. cit.114 es preciso concluir que el tren de vida de Guevara requería de mucho caudal. 150. De allí que lo que hemos calculado deba tomarse como simple estimación. Pocos años después. los arbitrios puestos en práctica por Guevara para la consolidación de la paz en Venezuela.616.D Costo de la Política del Convite Una estimación general del gasto anual en pesos de Guevara en compras de mercado (aproximadamente 3.. Caracas.832).112 luego gastaba en alimentos y bebidas más o menos un 57 % de sus ingresos fijos. despensa (338). en: Archivo General de la Nación. folios 330 al 337. a su 112 113 Francisco Depons. . Si comparando los gastos referidos con el ingreso indicado.. Quizá algún rico mantuano como el Marqués del Toro podría con sus abundantes rentas alcanzar al Capitán General. también de Primera 144. 114 El canon de arrendamiento de la casa que ocupaba el Capitán General se menciona en el "Expediente relativo a la Casa Real que se necesita para habitación del Presidente de la Real Audiencia. Así pues. un Sargento de Primera 204. el Prior del Real Consulado 1. Viaje. si no imposible.. entre otras nuevas. Si aún bajamos de categoría cobrarán más bulto los gastos de Guevara: un Capitán de Regimiento de Caracas tenía apenas un estipendio de 816 pesos. Tomo LXXVII. promovió denuncia contra los integrantes de aquel organismo por supuestas corruptelas en la administración de justicia. p. cuando en 1803 José Gutiérrez del Rivero. Piénsese que el sueldo anual que devengaba el alto funcionario era de 9. El Regente de la Real Audiencia ganaba al año 5. determinar el monto de estos ingresos variables. Fiscal de lo Civil y Criminal de la Real Audiencia de Caracas. advirtiendo que pese a lo conservador del cálculo se trataba de una cantidad muy considerable. sueldo del cocinero (144). aún más si se toma en cuenta que vivía en una Capitanía General de categoría modesta. extendiendo la comparación a las remuneraciones de otros funcionarios de alta jerarquía. el Cirujano del Estado Mayor 480.. Es necesario tomar en cuenta que los Capitanes Generales devengaban. el producto de la firma de los procesos y otros derechos anexos a su cargo (Depons. el portero del Real Consulado 300..

. sino también de sus comensales. Manuel de Guevara Vasconcelos. Theatro. 23..juicio escandalosa. añadiendo equivocadamente que había muerto. edades y calidades de personas". "yo estuve viviendo en el palacio del señor Capitán General.... pero advirtiendo expresamente: . Pero no todo el mundo compartía las positivas opiniones expuestas. diariamente no le faltan ocho o diez personas que le acompañan a comer.117 lo mismo hizo Depons. denota la honda impresión que en el sabio alemán dejó la hospitalidad de Guevara Vasconcelos.. 121 Ibid. 119 "Viaje.. se halla el Rey satisfecho"... la trampa.. los robos.. p. p. autorizados por el mismo ejemplo y tolerancia de este irreligioso juez.. p. de la política del convite. un amigo fino i un compañero fiel. por Real Orden del 20 de mayo de 1804. público.115 La denuncia del Fiscal provocó la instrucción de un proceso. "o por mejor decir desgobierno. escrita como discurso científico. 120 Terrero. el desuello. el buen humor. citado en la nota N° 115... la amabilidad del jefe i los vinos jenerosos dan nueva sazón a la comida. se vio más que nunca la ciudad y sus pueblos adyacentes ardiendo en vicios y prostituidos con el más famoso libertinaje. que me dio todas las pruebas de cariño i mi reconocimiento formará nudos indisolubles.121 A su vez el redactor de la Gaceta de Caracas en 1814. 117 Viaje..118 e igualmente lo manifestó en extenso el comerciante Juan María Romero al consignar en un relato del viaje que hizo en 1801 desde Guayaquil hasta Caracas. sería lo mismo. muestran el ambiente jovial de los convites y lo numeroso de la concurrencia. si como su sueldo es de nueve mil pesos fuera de noventa. en una obra como la relación de sus viajes. p.. D. 118 Viaje. "sin comprehender ni mezclarse en cosa alguna relativa al Sr. la lujuria.. precediendo una gran comilona". del Presidente del tribunal que no era otro que Guevara Vasconcelos. monte y otros prohibidos.119 Afirmaciones que además de significar agradecimiento. XI. 182. Más no sólo gozaba la actividad convivial de Guevara de la aprobación irrestricta del gobierno central. El incluir esta anécdota que significa una expresión afectiva muy particular y no un ejemplo. ..116 Exclusión ésta que significaba la aprobación. no a los 68 años como en realidad 115 116 Albornoz de López.. Ibid. donde se hospedó en la casa de Guevara: . uno de cuyos resultados fue el nombramiento de Joaquín de Mosquera y Figueroa como visitador de ese tribunal. entre otras cosas.. lascivo y brutal.. N° 17. Por una parte Humboldt dejó clara constancia de su complacencia y de su agradecimiento por la hospitalidad del Capitán General. 183 y s. II.Su jenerosidad no le permitirá sacar de aquí medio real.. En dicho documento mandaba el Rey que se visitase a los ministros del Tribunal y aun a los subalternos. yo halle en este jefe un padre tierno. p. La visita de Joaquín Mosquera y Figueroa... actividad y justificado modo de proceder. la gula. tildaba al personaje de desarreglado. quien según el denunciante recibía regalos y dádivas ilícitas y mantenía en su casa .. 330.". 137. continuo y trascendente a todos los estados... el juego inmoderado. Presidente. "todos los domingos y días festivos varias mesas de juegos de banca.. de cuya conducta. Los domingos concurren de veinte i cinco a treinta: en estos días hay su rato de juego".. Su mesa es abundante i delicada cuanto permite el país. Gobernador y Capitán Gral. Así hubo quien miró a Guevara.. "como hombre de poca o ninguna cristiandad y profesor de ajena religión". p.120 en cuyo gobierno .

folio 257 vto. periódico cuyo tono independentista había resuelto adversar con vehemencia para lanzarle.. . 124 Rafael María Baralt y Manuel M. entre otras. En: Gaceta de Caracas. Todo nacido de la satisfacción de los sentidos a consecuencia de la buena comida y mejor bebida. p. N° XXXIII.126 sin que faltara en su servicio fúnebre la ofrenda de un carnero. habían sido sus asiduos comensales. p. 184-197. pero por la misma razón poco veraz. las siguientes preguntas: . Debe puntualizarse que mientras gobernó Guevara practicando la política del convite durante ocho largos años en la Capitanía reinó la paz. 132. G. sólo turbada en dos ocasiones y por muy breve plazo por los intentos de invasión de Francisco de Miranda. Urbaneja. que reposa en el Archivo de la Academia Nacional de la Historia. Ningún ambiente mejor para cimentar la paz y procurar el sosiego de los súbditos. V. sino. p. 2005.127 que junto con media barrica de vino y una cesta llena de pan. aún de los más adversos.. o por mejor decir los mantuanos? ¿Quiénes concurrieron a sus numerosos convites? ¿Quiénes le acompañaban a todas partes? ¿Quién lo dirigió sino D. Guevara Vasconcelos murió el 9 de octubre de 1807 a resultas de un repentino ataque de apoplejía que había sufrido el 7 del mismo mes.122 lenguaje a todas luces caldeado por la animadversión surgida de una legítima pasión patriótica. al cadáver del señor Don Manuel de Guevara Vasconcelos. Ibid. de un exceso venéreo". y otorgó testamento que se abrió ante don Gabriel de Aramburu Esco Pubo y para que conste lo certifico. 2a pieza.III. 1615. del entretenimiento de la conversación y la amable familiaridad de la frecuentación. p. 18. quien había sido estrecho colaborador de Guevara en su notable política sanitarista. 127 127 Testamentaría de M. Catecismo de la Historia de Venezuela. IV. Gob i Capitán General de la provincia y sus anexos. 74. fecha ut supra./ Libro 4 Castrense de Catedral. natural de Ceuta. del Brigadier Don Yph de Guevara Vasconcelos y de Doña María del Pilar Pedrajas difuntos Recibió los santos sacramentos de Pena Niato y e. "¿De quién se compuso la numerosa comitiva del Capitán General D. Manuel Landaeta Rosales". Anto González. 128 Sobre esta curiosa costumbre véase: Arístides Rojas. y auspiciar la tranquilidad de los ánimos. se dio sepultura con el acompañamiento de los NNSS deán i cabildo.. 125 Ottaviano Rabasco. VIII.. 1946. 1983. pero al mismo tiempo precipitó su muerte al mantener una dieta inconveniente para su edad y salud. vistos por la gente de aquel momento más como intrusión de extranjeros que como gesta venezolanista. de la complacencia espiritual lograda con la jovialidad.. folio 243 (roto). II Convito o vero discorsi di quelle materie che al convito s'appartengono. del lunes 17 de enero de 1814". 1. Bien conocía Guevara estos principios y esmerándose en aplicarlos obtuvo el fin deseado. Ccs.128 122 123 "Gazeta de Caracas.124 Un antiguo tratadista de los convites125 apuntaba que el efecto principal de ellos era generar nexos de amistad. Miguel Josef Sanz?". 16 de febrero de 1918. Es copia exacta. Tomado del Archivo de este último. de 1801 al 1808. y cuyo fracaso dejó a Venezuela al decir de Baralt "perfectamente tranquila". que falleció en el día anterior h. contribuir al mantenimiento de los invitados acreditando la liberalidad de quien lo ofrece. recordando que los dirigentes patriotas habían asistido a ellos. Manuel de Guevara Vasconcelos? ¿Fueron otros que los Toros. fol 27. 67.123 En otras palabras el Doctor Díaz sacaba a relucir los famosos convites de que tratamos. En medio de la fogosa disputa. Fue enterrado con gran pompa al siguiente día.sucedió. desde tiempos remotos se acostumbraba en Caracas poner al pie del túmulo de los difuntos de categoría. los Ibarras. Crónica de Caracas [Antología]. 1865. p. en pleno período bélico tomó la pluma el médico José Domingo Díaz. "a los ochenta y cinco años. sobre todo cuando éste es gobernante. reafirmar la autoridad del anfitrión. para responder desde la Gaceta de Caracas al redactor del Correo del Orinoco. 126 El acta de defunción citada textualmente por Manuel Landaeta Rosales reza así: "Partida de entierro del Mariscal de Campo Don Manuel de Guevara Vasconcelos/ En la ciudad de Caracas en diez de octubre de mil ochocientos y siete en la yglesia de San Francisco.

en su entierro se ofrendó un carnero. Gaceta de Caracas. Sección: Bautismos. Archivo de la Academia Nacional de la Historia. Bodegas. Ceuta. Sección: Testamentarías Archivo Central de Ceuta. Publicaciones Seriadas Anales Venezolanos de nutrición. Sección: Santa y Real Casa Hospital y Hermandad de la Misericordia. Secciones: Diversos Empleados de la Colonia Gobernación y Capitanía General Real Hacienda Testamentarías Traslados Archivo General de Simancas. . Crónica de Caracas. FUENTES Repositorios Documentales Archivo Arquidiocesano de Caracas. Sección: Secretaría de Guerra. Papel Periódico de Santa Fe de Bogotá. Secciones: Archivo de Miranda Archivo del General Landaeta Rosales Colección Villanueva Archivo del Santuario de Na Sa de África. Archivo Histórico del Municipio Libertador.Diversos Plaza Mayor Visitas de tiendas. Boletín de la Academia Nacional de la Historia. Boletín de la Academia Panameña de la Historia. Su llegada se celebró con un gran banquete. Secciones: Archivos Capitulares. Pulperías y Platerías. su gobierno fue una secuencia de convites. Archivo General de la Nación.Fue la comida una de las obsesiones de aquel Capitán General.

BIBLIOGRAFÍA ACOSTA. Tipografía Americana. Diccionario geográfico de las Indias Occidentales o América. AURRECOECHEA. Avances de nutrición y dietética (Encuentro: Los alimentos en la Historia. 2 tomos. Economía e "Ilustración" en la España del siglo XVIII. Urbaneja. Teresa.. Amsterdam. Madrid. 1974. Actas del Cabildo Eclesiástico de Caracas: Compendio cronológico. Discoveries and Origins [1846]. The psychobiology of human food selection. John. José María de. Septiembre 1995. 1925. Fuentes para la Historia Colonial de Venezuela. 1987. Fondo de Cultura Económica. Fundación Cavendes. Fuentes para la Historia Colonial de Venezuela. Imprenta de la Viuda e Hijos de Gaspar. Imprenta de Hércules. Cádiz. Academia Nacional de la Historia. Academia Nacional de la Historia. Academia Nacional de la Historia. (ed. Historia natural y moral de las Indias. BARKER. Barcelona. 1963. Atlas. N° 65. Caracas. BASTUS. México. 1865. BECKMANN. 1940. 1969. Lewis M. Carlos G. ALBORNOZ DE LÓPEZ. Barcelona. Caracas. M. Rafael María y Manuel M. 1814. ANES ALVAREZ. B. Ediciones Ariel. ALCALÁ GALIANO.Caracas. 1955. ALMENAR. Gonzalo. AUSTRIA. 1862. 1960. Corser.). Antonio. N25 29 y 30. Israel. Memoria geográfico-económico-política del departamento de Venezuela. Madrid. Atlas. BARALT. A History of lnventions. ALDABA 26 (Estudios sobre presencia española en el norte de África). Joaquín. 2 Tomos. Catecismo de la Historia de Venezuela. José de. Westport-Connecticut. Imprenta de G. Biblioteca de la Academia Nacional de la Historia. Antonio de. Biblioteca de Autores Españoles. Caracas. Caracas. AVI Publishing Company. Consultor métrico-decimal. La visita de Joaquín Mosquera y Figueroa a la Real Audiencia de Caracas (1804-1809): Conflictos internos y corrupción en la administración de justicia. El Trivio y el Cuadrivio. la Cultura y la Ciencia). . N° 195. Caracas. Colección del Sesquicentenario de la Independencia. Joseph de. 1983. 1967. Bosquejo de la historia militar de Venezuela. 1992. Obras Escogidas. 5 tomos. ALCEDO. Melilla. (1786-89).

Dizionario storico-geográfico dell'Americameridionale. Imprenta de Antonio Pérez Dubrull. 3 tomos. Diccionario de agricultura práctica y economía rural. Los Gobernadores de Guayaquil del Siglo XVIII. Pedro. 1697. Caracas. Francisco. Caracas. J. Cronología Interdisciplinar. Ángel Francisco. Zanundio-Bilbao.BLANCO Y AZPURUA. Giandomenico. Argos.14 tomos. Agustín Esteban Sefaro. Archivo de Economía Nacional. DAVILA. 1875.. Madrid. Caracas. Caracas. Historia corográfica. Librería General de Victoriano Suárez. COLETI. Joseph Luis de. . Valencia. Universidad Central de Venezuela. Hojas Militares. 2 tomos. La Opinión Nacional. Vicente Cabrera. Descripción General del Mundo y notables sucesos que han ocurrido en él. Godoy (Príncipe de Paz). 1974-1975. CICERÓN. Instituto Panamericano de Geografía e Historia. Actas del Cabildo 1810-1811. Academia Nacional de la Historia. Tipografía Vargas. Caracas. Tipografía Vargas. Marco Tulio. A. Italgráfica. CHASTENET. Argos. Catálogo donación Villanueva a la Academia Nacional de la Historia. DÍAZ. Fray Antonio. manifestación de su lucha por la Independencia. CONCEJO MUNICIPAL DEL DISTRITO FEDERAL. Buenos Aires. 1971. CONCEJO MUNICIPAL DEL DISTRITO FEDERAL.. Caracas.. Imp. Provincias de Cumaná. Diccionario de Venezolanismos. Actas del Cabildo de Caracas (Monárquicas) 1810. 1993. Madrid. 1993. Nueva Barcelona. Contribuciones para el estudio de la Historia de América (Homenaje al Doctor Emilio Ravignani).2 tomos. Biblioteca Venezolana de Historia. BRICE. La sublevación de Maracaibo en 1799. Caracas. Tom. Barcelona. natural y evangélica de la Nueva Andalucía. CASTILLO. Abel Romeo. DEPONS. 1960. Obras Completas. Vicente. 1930. Madrid. 1861-64. Guayana y vertientes del Orinoco [1779]. sobre la Revolución de Venezuela. Imprenta de Melquíades Soriano. 1946. 1971. Viaje a la parte oriental de Tierra Firme. 1941. COLLANTES. CISNEROS. Caracas. 1949. 1965. CAGIGAL. Caracas. Juan Manuel. 1812-1814. El Agricultor Venezolano. Documentos para la historia de la vida pública del Libertador. CAULIN. Imprenta de Galo Sáez. 1960. Tipografía Americana. CUBERO SEBASTIAN. Bogotá. Globo. Imprenta Nacional. 1851. 1946.. Descripción exacta de la Provincia de Venezuela. I. Buenos Aires. Peuser. 1969. 1931. Buenos Aires. 1976. George Corser. Jaques. Caracas. Los vinos de España. Conjuración de 1808 en Caracas. José. Caracas. Editorial Proyección. 2 volúmenes. 1841. 1912. Archivo General de la Nación. CROMPTON. Caracas. Memorias del Mariscal de Campo. DEL CASTILLO.

Nueva Imprenta Radio S. -Mobiliario y decoración interior durante el Período Hispánico Venezolano. 1949. Caracas. Relatos y comentarios sobre temas de historia venezolana. Manuel "Príncipe de la Paz". Guía de archivos militares españoles. Bogotá. GARCÍA CHUECOS. 1991. 1995 HEINE. Fundación Pampero. Ministerio de Defensa. Sao Paulo. Mediterráneo. Caracas. 1995. Historia Patria. Tratado de la alimentación. Madrid y Salamanca. Siglo Dieciocho Venezolano. Aportes Documentales a la historia de la arquitectura del período hispánico venezolano. GARCÍA CHUECOS. La Val de Onsera.DIEZ. Enrique de. Napoleón y la Independencia de América. 1965. Marqués de. Cromotip. Pedro Robredo. Madrid. Caracas. Buenos Aires. Felipe Salvador.. 1983. Caracas. Armitano Editores. Cultura alimentaria de España y América.. Colección de Documentos inéditos para la historia de España. Manuel A. Historia Colonial de Venezuela. Caracas. Diccionario heráldico y genealógico de apellidos españoles y americanos. 1997. México. Academia Nacional de la Historia. Imprenta Nacional. DUARTELEVEL. GARRIDO ARANDA. Héctor. Caracas. 1919-61. Caracas. Antonio (comp. Editorial Sucre. Nova. Caracas. 1997. Gilberto.A. 1957. Memorias. Madrid. Imprenta de José Perales y Martínez. 1941. FUENTESANTA DEL VALLE. La leyenda de Fausto. Ensayo político sobre el Reino de la Nueva España. Héctor. Carlos E. Açucar. s/f. GANDÍA. París. Madrid. 1955. Companhia das Letras. s/f. HUMBOLDT. N° 236. Pour une histoire de l'alimentation. Gaceta de Caracas. . Academia Nacional de la Historia. Tipografía EL Cojo. 1986. GODOY. Huesca. Caracas. 86 tomos. Atlas. -Misión Secreta en Puerto Cabello y viaje a Caracas en 1783. 1895. DUARTE. Biblioteca de Autores Españoles. Secretaría General Técnica. Biblioteca de la Academia Nacional de la Historia. 1970. Alberto y Arturo.10 tomos. Antonio Zamora. Lino. Fuentes para la Historia Colonial de Venezuela. com receitas de bolos e doces do Nordeste do Brasil. Uma sociología do doce. Librairie Armand Colin. Héctor.). Archivo General de la Nación. Buenos Aires. Enrique. Alejandro de. GILIJ. Jean -Jacques. HERMANDIQUER. 1955. 1894. Ensayo de Historia Americana [1780-1784]. FREYRE. GARCÍA CHUECOS. 1995. 2 tomos. GARCÍA CARRAFA.

MARTÍNEZ CAMPOS. Cartas al Abate de Pradt por un indígena de la América del Sur. MURIEL. JUAN. . Historia de Carlos IV. 34 tomos. Biblioteca de Autores Españoles. LOMBARDI. 1826. 1965. Fundación Universitaria Española. Barcelona. Madrid.04. Jean Baptiste. Taylor. 2 tomos. Carlos. José Rafael. 1969. Materiales para la Historia de la Cultura en Venezuela (19231828). Biblioteca Venezolana de Cultura. LUCENA SALMORAL. Instrucción para el pueblo: Cien tratados sobre los conocimientos más indispensables. Editorial Futuro. Manuel. 1956. 1962. Bloomington-Indiana. La Venezuela del café vista por los viajeros del siglo XDC. Aguilar. Antoni Bosch (ed. OSORIO Y BERNARD. Madrid. Madrid. Caracas. Academia Nacional de la Historia. Ediciones Atlas. Ensayo de un catálogo de periodistas españoles del siglo XIX. Fuentes para la Historia Colonial de Venezuela. Biblioteca Popular de Cultura Colombiana. Juan Antonio. Arca de letras y teatro universal. Caracas. Editorial Suramérica. Biblioteca de la Academia Nacional de la Historia. Santiago. University Press. Sir Robert. Caracas. 1992. Noticias secretas de América. JONAMA. MIRANDA.24 tomos. 1988. N° 50. J. B. Madrid. Andrés. Madrid. Madrid. Buenos Aires. Enciclopedia Moderna. LABAT. España Bélica: El siglo XVIII. Walter Dupouy. Monte Avila Editores. Caracas. Caracas. Relación Histórica del viaje a la América Meridional. Caracas Diary (1825-1842). Jules. Obras. Manuel. Fundación John Boulton. MANCINI. Historia de la Alimentación en Venezuela. 1967. NAVARRETE. 1959. Ediciones Atlas. Francisco de P. LOVERA.-Viaje a las regiones equinocciales del Nuevo Continente. IZARD. MARCO DORTA. 1903 . 1990 LUCKIESH. People and places in Colonial Venezuela. Archivo del General Miranda. Instituto de Cooperación Iberoamericana. 1966. Enrique. Londres. 2 tomos. Bolívar y la emancipación de las colonias españolas. Nouveau Voyage aux isles de L'Amerique. Ediciones del Ministerio de Educación. París.2 tomos.). Gaspar Melchor de. Caracas. 1853. Mathew. 1944. 1776. Italgráfica. 1851. Historia de la Iluminación. KER PORTER. Palacios. 1929. Caracas. Miguel.. Jorge y Antonio de Ulloa. Madrid. Delespine. 1742. Francisco de. 4 tomos. Bogotá. 1946. Características del comercio exterior de Caracas durante el sexenio revolucionario (1807-1812). Madrid. MELLADO. Imprenta de R. JOVELLANOS. John V. 1978. Establecimiento Tipográfico de Mellado. Establecimiento Tipográfico de Mellado. 1941.

Litografía Arco. 1615. Ediciones Ariel. Madrid. L'Eau de neige ( Le tiéde et le frais). 7 tomos. [París]. Juan. N° 16. Caracas. Las unidades y los sistemas de medidas pre. Ministerio de Educación. Bogotá. 1976. José y Ramón Alcina. W. 1890. Andrés Ortega. 1994. Poemas Coloniales. Bogotá. Xavier de. Impresor de Cámara de su Majestad. Caracas. Librairie Arthéme Fayard. PARES ESPINO. Barcelona. ROJAS. Francia. Joseph Vicente. Fray Juan de. SCHWARTZ. Ángel. 1956. Historia de la población mundial. Maravillas de la naturaleza.4 tomos. RAMÍREZ DE ARELLANO. Universidad Central de Venezuela. -Leyendas Históricas de Venezuela. 1901 PLANHOL. 2 tomos. Barcelona. PÉREZ. REAL ACADEMIA ESPAÑOLA. 3 tomos. 1963. REINHARD. Edime. 1979 SEMPERE Y GUARIÑOS. The Book of Waters. Teide. Buenas y malas palabras en el castellano de Venezuela. 1964. A. PICÓN FEBRES. Guillermo José. Diccionario de Autoridades [1762]. Biblioteca de la Presidencia de Colombia. SANTA GERTRUDIS. Florencia. El Vecindario de Simón Bolívar. Barcelona. Steven. Ottaviano. 193940. Librería de J. Diccionario de vinos españoles. Pedro. Fundación para la Capacitación e Investigación aplicada a la Reforma Agraria. 1894.Papel Periódico de la ciudad de Santafe de Bogotá. 1973. Nueva York. Gredos. España y Portugal. Visual Library. ROSENBLAT.métricas en Venezuela. Crónica de Caracas [Antología]. Leonardo. Y GUTIÉRREZ DE SALAMANCA. Historia del luxo y de las leyes suntuarias de España (1788). Carlos. RUSTANT. Madrid. Décadas de la Guerra de Alemania e Inglaterra. Gráficas Armitano. Vicente y Francisco de Uhagón. 1966. RABASCO. 1983. II Convito o vero discorsi di quelle materie che al convito s'appartengono. Atlas. Madrid. Madrid. índice de pruebas de los caballeros que han vestido el hábito de Santiago. Caracas. Olivares y Gavarró.2 series.2 tomos. PIGNAU. Imprenta de la Patria. Madrid. ROBERTSON. Primitivo Quero Martínez. RODRÍGUEZ CASTILLO. & W. SCHAEL. 1960. Arístides. 1995. 1978. Caracas.2 tomos. Caracas. 1922. Guinti & Compagni. Historia de la América. Gabriel. José Perales Martínez. [Caracas]. Ensayo de un catálogo biográfico bibliográfico de los escritores que han sido individuos de las cuatro órdenes militares de España. Biblioteca Popular Venezolana. Marcel y André Armengand. 10 tomos. Caracas. 1765. . 1946. El apellido Picón en Venezuela.

Madrid. 1975. Diccionario Geográfico Universal. 1958. VERGARA Y VELASCO. SOLANO. Historia social y económica de España y América. Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Centro de Estudios Históricos. Caracas. VTNCENS VIVES. Luis Alberto. Imprenta de Don Joseph Doblado. 1928. Historia del Reino de Quito. 2 tomos. VELAZCO. Francisco de. La historia informal de España: La España Borbónica. Caracas. Antonio. Altalena. Biblioteca de la Academia Nacional de la Historia.6 tomos. España. VEGAS. Fuentes para la Historia Colonial de Venezuela. Las Indias Occidentales: Modalidades de desarrollo. Barcelona. Theatro de Venezuela y Caracas. Teide. Caracas. Juan de. Litografía y Tipografía del Comercio. F. 1880. 1992. Madrid. Departamento de Historia. Blas Joseph.. 1795. Gobernadores y Capitanes Generales de Venezuela.Sínodo Diocesano de Santiago de León de Caracas (1687). 5 tomos. 1978. La República de Venezuela bajo el punto de vista de la geografía y topografía médicas y de la demografía. R. Medicina Española [1615-1616]. Capítulos para una historia civil y militar de Colombia. 1926. Cosano. Madrid. Alianza. Relaciones topográficas de Venezuela. Alfred Rothe. TERRERO. Litografía del Comercio. Bogotá. Nos 124 y 125. WATTS. 1991. Biblioteca Ayacucho. J. Caracas. SUCRE. cultura y cambio medioambiental desde 1492. Academia Nacional de la Historia.. 1980. Imprenta Eléctrica. Juan. Héctor.. TIZÓN. Madrid. . 1975. J. SORAPAN DERIEROS. 1815-1819. 1905. David. V1LLAVICENCIO. Caracas.