LA RESPONSABILIDAD JURIDICO-CIVIL CONTRACTUAL Así los elementos que integran las dos clases de responsabilidad jurídico-civil

, es decir, la contractual y la extracontractual, sean los mismos, esto es el hecho, la culpa, el nexo causal y el daño, el tratamiento que la jurisprudencia y la doctrina le han dado, y la diferencia legislativa que se plantea en Colombia cuyo Código Civil dedica los artículos 1602 y siguientes a regular la contractual y los artículos 2341 y siguientes a regular la extracontractual, han impuesto algunas diferencias que paulatinamente han venido desapareciendo en busca de la unidad de dicha responsabilidad. Partiendo del principio de que el contrato es ley para las partes uy efectos concretos entre ellas, se ha pretendido mantener una diferencia fundamental entre las dos responsabilidades civiles. Cuando el hecho generador de la responsabilidad civil es el incumplimiento, el cumplimiento defectuoso, tardío o insuficiente de una obligación contraída mediante un contrato o convención, hacemos referencia a una responsabilidad civil contractual y en los demás casos, estos es, cuando la obligación es impuesta por al ley o cuando surge de un delito nos estamos refiriendo a la responsabilidad civil extracontractual. Cuando se menciona el contrato como fuente de las obligaciones nos estamos refiriendo a un acuerdo de voluntades que satisface los requisitos que la ley exige para su validez, y que crea, extingue o modifica una obligación de dar, hacer o de no hacer, esto es, nos referimos a algo concreto. El contrato, como fuente de las obligaciones, y considerada la forma como se perfecciona puede ser solmene, esto es, por escrito y sometido a algunos requisitos exigidos por la ley o por las mismas partes, o puede ser consensual: el simple acuerdo de voluntades de los contratantes, en relación con los elementos esenciales que lo conforman, es suficiente para su perfeccionamiento. Los contratos también pueden ser reales, es decir, que se perfeccionan con la entrega de la cosa. Por eso el Código Civil consagra diferentes clases de contratos en sus artículos 1494 y siguientes. Cualquiera de ellos es suficiente para generar obligaciones y su incumplimiento o cumplimiento defectuoso o tardío generan responsabilidad civil contractual. Pero para que el contrato sea válido y genere obligaciones exigibles es necesario que cumpla los requisitos mínimos que el Código Civil establece: a) Que tenga objeto lícito, esto es, que el que se celebre con objeto ilícito, que vaya contra la ley, no es válido, es anulable jurídicamente y, por tanto, no genera responsabilidad civil contractual su incumplimiento. b) Que tenga causa lícita. El motivo que origina el contrato o acuerdo debe ser lícito, esto significa que si la causa o motivo que impulsa a la celebración de un contrato es ilícito se acuerdo de voluntades no genera obligaciones exigibles jurídicamente. Contratar a un sicario para que dé muerte o lesione a una persona tiene una causa ilícita y no origina obligación exigible de cumplirlo. En síntesis, su incumplimiento no origina obligación indemnizatoria civil. c) Capacidad jurídica para comprometerse. La ley ha considerado que algunas personas, por inmadurez Psicológica o por su edad, no están en condiciones de comprometerse y, por tanto, no se les reconoce validez a los contratos que celebran. El menor de edad, el inimputable, el demente, no pueden

Y en principio podríamos decir que su regulación es parecida así el origen de la obligación que se desconoce sea su principal diferencia. por tanto. se convierte en un contrato cuyas cláusulas son de obligatorio cumplimiento para las partes. d) Falta de consentimiento libre de todo vicio. Las normas legales. LA AUTONOMIA DE LA VOLUNTAD El fundamento filosófico de la responsabilidad civil contractual encuentra su razón de ser en la autonomía de la voluntad como máxima expresión del liberalismo. lesionar. mientras en al extracontractual la obligación es determinada por la ley. podrá celebrar contratos. 1. se genera una responsabilidad civil contractual exigible judicialmente. tienen establecido de antiguo que para vivir en comunidad y tener una convivencia pacífica. motivo por el cual los contratos que celebren pueden ser anulados de forma absoluta o relativa. el hecho. Cuando se celebra un contrato válido. los contratos han ido perdiendo la característica de ser la expresión real de un acuerdo de voluntades y se han convertido. Es decir. Los elementos que conforman la responsabilidad civil contractual. según el caso. A medida que el comercio y las negociaciones en masa se desarrollan. son los mismos de la responsabilidad civil extracontractual. El artículo 95 de la Constitución Política establece que existirá responsabilidad cuando se daña a otro no solo con el abuso del derecho sino simplemente con el uso o ejercicio del mismo. debe ser acatada y respetada y el Estado debe respetarla y hacerla respetar. si se ocasiona un daño a otra persona surge la responsabilidad civil extracontractual a no ser que la obligación que se desconozca surja de un contrato o convención válidos celebrado entre el causante y el perjudicado.comprometerse jurídica y válidamente. y esa manifestación expresa de la voluntad de las partes. esto es. por persona capaz jurídicamente. fuerza. en muchos casos. Para que el contrato sea válido jurídicamente. En la responsabilidad civil contractual dicha obligación es acordada por los contratantes capaces. sea escrito o simplemente verbal. penales o civiles. se repite. la culpa. la doctrina y la jurisprudencia. no siempre es exigible judicialmente. el consentimiento que otorguen los contratantes debe estar exento de todo vicio. dolo en alguno de los contratantes el contrato es anulable y. hacer o no hacer. con objeto lícito. ese acuerdo de voluntades. que tengan objeto y causa lícitos y un consentimiento libre de vicios. Si se presenta un vicio como error. con causa lícita y un consentimiento libre de vicios. Si no se cumple lo acordado o si se cumple parcial o tardíamente. Pero ese concepto radical liberal ha venido a menos a raíz de los abusos que frecuentemente incurren los poderosos en contra de los más débiles. nadie pude dañar. comprometerse a dar. en la imposición unilateral . violentar o desconocer un derecho a otro y si lo hace debe asumir las consecuencias previstas por la ley. Toda persona puede hacer lo que no esté prohibido por la ley. y por tanto. Por eso consideramos que la responsabilidad civil extracontractual es la norma general que debe aplicarse en todos los casos y solo se excluirán de ella las responsabilidades que se originen en obligaciones contraídas mediante un contrato o convención válidas y vigentes entre el causante y el perjudicado. el nexo causal y el daño.

de los contratantes. Y como junto a la autonomía de la voluntad ha venido manejándose el concepto de la libertad de contratación. que han colocado a muchos deudores en circunstancias no previsibles en el momento de celebrar los contratos que impiden su cumplimiento. todas la personas gozan de la autonomía y libertad necesarias para contraer obligaciones. En otros lugares que se ha planteado como solución a situaciones de incumplimiento creadas por fenómenos naturales como terremotos. ni negocia con la otra que contentarse con firmar como muestra asentimiento (no consentimiento o acuerdo de voluntades) a lo impuesto por la parte más fuerte y dominante. como la teoría de la imprevisión que considera que cuando se presentan circunstancias especiales. ni acuerda.del más fuerte. impone sus condiciones que ni discute. como los bancarios. que rompen el equilibrio financiero o la equivalencia de las obligaciones. en los cuales las entidades prestadoras del servicio redactan los contratos e imponen las condiciones que los favorecen y que la otra parte tiene que aceptar. generalmente dominante en el mercado. sin discutir. la igualdad de las partes y la libre voluntad con las que se supone las partes celebran los contratos y se han presentado tesis y posiciones que pretenden desconocer las obligaciones. se conoce la tesis de “las cláusulas abusivas o exorbitantes” con la que se pretende que cuando en los contratos aparecen cláusulas desproporcionadas. analizar por ambas partes las cláusulas que debe regirlo. Se plantea con mucha frecuencia en los contratos por adhesión en los cuales la parte que ofrece el servicio. Es notoria esta situación en la prestación de algunos servicios esenciales en la vida moderna. si quiere recibir determinado servicio o beneficio. los de seguros. Sin embrago. siendo el más importante el de los llamados contratos de adhesión en los cuales una de las partes establece las condiciones del contrato y la otra simplemente las asienta o acepta pero no las discute. Por ello la mayoría de los países ha empezado a cuestionar si existen la autonomía de la voluntad. etc. Pero junto con el crecimiento de las actividades civiles y las operaciones mercantiles han aparecido mecanismos encaminados a facilitar las negociaciones. que abre paso esta tesis y con la que muchos jueces están desconociendo cláusulas abusivas o exorbitantes . se parte del principio de que. no previstas en el momento de celebrar el contrato y que modifican sustancialmente la equivalencia de las obligaciones contraídas y hacen muy difícil o imposible su cumplimiento no se puede obligar a cumplirlas. independiente. generalmente mediante una acción de responsabilidad civil contractual. ya desde 1993 se profirió una directiva europea en este sentido. maremotos. el juez pueda desconocerlas por ir contra la armonía patrimonial del contrato. En Europa y en Estados Unidos esta tesis se planteó a raíz del incumplimiento de obligaciones ocasionado por las guerras externas o internas que se vivieron en determinadas épocas.. sismos. Otra tesis que ha tenido mucha acogida es la del “abuso de la posición dominante”: notoria preeminencia estructural o coyuntural de uno de los contratantes sobre el otro. En Francia y Alemania. los de salud. a agilizarlas. No es realmente un acuerdo de voluntades que permita. Y por ultimo. sino que la más fuerte establece las condiciones que la otra debe aceptar. ante el incumplimiento se acude ante los jueces para que obliguen a la otra parte a cumplirlos o a asumir las consecuencias del incumplimiento. por norma general. esto es que el contrato es solo la expresión de una voluntad libre.

aquellas que no exigen diligencia y cuidado especiales. en Colombia se presume responsable al deudor con el simple incumplimiento o que para efectos de la prueba de la culpa. . unas que imponen diligencia y cuidado al deudor y las otras. En Colombia ya se ha aceptado la tesis de la ineficacia de una cláusula abusiva en un contrato de seguros y los jueces empiezan a restarles eficacia a las cláusulas manifiestamente abusivas. En cambio. las que fijan la manera como se indemnizará y las cláusulas penales). como lo hacen algunos tratadistas. las demás. quien de los dos contratantes le corresponde la carga de la prueba de la culpa para los efectos indemnizatorios). Se sostiene por algunos que las cláusulas exonerativas o limitativas de la responsabilidad no son válidas si se refieren a daños corporales. De la lectura de dicho enunciado se puede concluir o que. En unos la nulidad o ineficacia afecta todo el contenido del contrato y en otros solo la cláusula que se considera abusiva o exorbitante. es decir. Esas cláusulas tienen validez frente a las partes pero no frente a terceros. es decir. las obligaciones se dividen en dos categorías. 2.. Cuando estas cláusulas se declaran nulas no se afecta el resto del contrato. por disposición legal. Estas tesis pretenden romper el absolutismo que se la ha querido dar a los contratos o acuerdos de voluntad porque se quiebra el paradigma de la autonomía de la voluntad y de la igualdad de las partes cuando hay un desequilibrio significativo de las obligaciones que contrae cada uno de los contratantes. las relacionadas con la manera como se debe indemnizar al contratante cumplido y las cláusulas penales consagradas en el contrato siguen siendo validas mientras no afecten el orden público o no se relacionen con los daños corporales. Ninguna norma colombiana consagra esa división y antes bien. Estas se clasifican como obligaciones de medio y obligaciones de resultado (siguiendo una tendencia francesa para resolver problemas probatorios. normas laborales o prohibiciones expresas de la ley. OBLIGACION DE MEDIO Y DE RESULTADO Otro paradigma que ha empezado a cede terreno es el de la clase de obligación que surge de un contrato valido. Los defensores de la clasificación de las obligaciones en obligaciones de resultado (aquella en que el deudor se compromete a un resultado específico). En algunos países se aplica en todos los contratos e que es ostensible la falta de equivalencia de las obligaciones entre las partes contratantes y en otros solo en aquellos que se mencionan en las normas protectoras de los consumidores o sobre contratos de adhesión. Estas nulidades afectan a los contratantes y no afectan a terceros. el inciso 3° del articulo 1604 del Código Civil es del siguiente tenor: “La prueba de la diligencia y cuidado incumbe al que debió emplearlo”. En algunos casos la sanción o consecuencia de estas cláusulas es la nulidad y en otros la ineficacia.especialmente en los contratos de adhesión relacionados con la protección a los consumidores. Nuestra doctrina ha pretendido distinguir entre las cláusulas que modifican la responsabilidad (exonerativas o elusivas de responsabilidad) y las que modifican la reparación del daño causado (limitativas de reparación.

que el deudor de dicha obligación puede desvirtuarla si demuestra haber actuado con diligencia y cuidado o. es decir.. que consagra a favor del acreedor y en contra del deudor incumplido una presunción de culpa. Y como presunción legal que es admite prueba en contrario. de enseñanza deportiva. hacer o no hacer que son incuestionablemente resultados concretos. . hemos propugnado esa división para tratar de evitar que obre en nuestra contra la presunción de culpa. que presumen la culpa del deudor incumplido las obligaciones de seguridad que corresponden al patrono en relación con sus trabajadores. Por eso la presunción de culpa de los deudores incumplidos. El incumplimiento de esas obligaciones presume la culpa del deudor y no es necesario que el acreedor la pruebe. establecimientos y lugares de recreación. Y aunque es posible que esa presunción de culpa del deudor incumplido termine aceptándose mundialmente en Colombia. como las de hotelería. en la entrega de bienes de género. Es posible además que en algunas obligaciones que requieren diligencia y cuidado la legislación exija expresamente la prueba de la causa extraña para liberarse de la responsabilidad civil caso en el cual se trata de circunstancias específicas de cada contrato y que se convierten en presunciones de responsabilidad que solo se desvirtúan mediante la prueba de una causa extraña. etc. Así lo considera un sector de la doctrina nacional. (Corresponde probar la diligencia y cuidado a la persona que debió emplearlos. quien debe acreditar que a pesar del incumplimiento de la obligación pudo todo su empeño en cumplir y que actuó diligentemente. Por eso consideramos que esa disposición consagra una presunción de culpa en las obligaciones que exigen prudencia y cuidado. situación esta que se relaciona con el nexo casual y no con el factor subjetivo de la culpa. guarderías. de no hacer o de dar. marítimo. como indican algunos autores. si quiere desvirtuarla. no es un absurdo como lo afirman sus detractores pues mas lógico y equitativo que presumir la inocencia del deudor incumplido. sostienen que en las primeras se presume la culpa del deudor y en las segundas en un contrato son siempre de dar. acreditará que el incumplimiento se dio a pesar de que actuó con diligencia y cuidado como era su obligación. El deudor. esto es. Se sostiene que en la responsabilidad civil bancaria. pero realmente debe ser el deudor. acudimos al inciso transcrito del artículo 1604 del Código Civil que expresamente señala que en las obligaciones que imponen diligencia y cuidado al deudor corresponde a este demostrar que actuó diligentemente. escuelas. quien debe la obligación. restaurantes. Los profesionales de las diferentes actividades liberales. dentro de la exégesis que nos caracteriza. Han entendido la jurisprudencia y la doctrina que estas clases de obligaciones son las que asumen los garantes. las personas que deben vigilancia y cuidado a otras personas. las de los profesionales en general (de la salud.) con los usuarios de sus servicios y en aquéllas en que la obligación tiene relación directa con las personas. la prueba del caso fortuito a quien lo alega). en el contrato de venta. ya sea obligaciones de hacer. en el transporte aéreo. Podemos incluir en esas obligaciones de garantía. la prueba de la no culpa. terrestres.y las obligaciones de medio (aquella en la cual el deudor se compromete a poner al servicio del acreedor sus experiencias y sus conocimientos pero no se obliga un resultado específico). O sea que en esta clase de obligaciones el acreedor no tiene que probar la culpa del deudor incumplido sino que corresponde a éste demostrar que el incumplimiento se dio a pesar de que actuó con diligencia y cuidado. colegios. que cuando no se obtiene convierten en responsable al deudor. específicos. del derecho. de la ingeniera.

esto es. Asimismo. que no exigen diligencia y cuidado. los perjuicios que puede sufrir el contratante cumplido. Se fija una suma que debe ser reconocida por el mero incumplimiento. hacer o no hacer. salones de belleza. por tanto. en este grupo de obligaciones no hay presunción de culpa sino que esta debe probarse según la tesis subjetivista de la responsabilidad.en el pago de cheques falsos. que no sufrirán lesión o perturbación alguna en su integridad. CLAUSULAS PENALES Pero muchas veces los contratantes pactan cláusulas penales en las cuales evalúan por anticipado. La jurisprudencia y la doctrina mencionan la existencia de las obligaciones de seguridad en los contratos relacionados con la personas humana. pero lo que no puede es reclamar conjuntamente la indemnización de perjuicios y cláusula penal. y no es necesario que el contratante cumplido la pruebe. en los contratos de consumo. se exige probar la causa extraña para liberarse de responsabilidad lo que hace evidente que es un enfoque equivocado pues estos son problemas o circunstancias relacionadas con la ruptura del nexo causal. prestación de servicios médicos. inclusive la del Estado con las personas privadas de la libertad en los centros carcelarios. al tenor de lo dispuesto por el inciso 3 del artículo 1604 del Código Civil. parques recreativos. Cuando se trate de obligaciones que exigen diligencia y cuidado se presume la culpa del deudor con el solo incumplimiento de la obligación que podrá desvirtuar si demuestra diligencia y cuidado en su cumplimiento. corresponderá al perjudicado o víctima. los celebrados con las empresas prestadoras de salud. presume en culpa a su deudor. 4. probar la culpa del contratante incumplido para lograr la indemnización de perjuicios. En esos casos es evidente que el deudor está presumido en culpa con el simple incumplimiento. aprendizaje de deportes. que tiene el carácter de una tasación anticipada de los perjuicios y que debe respetarse como tal así el incumplimiento no haya causado un perjuicio especial. zoológicos. Cuando existe una cláusula penal el contratante cumplido pude exigir del incumplido su valor.. hotelería. colegios. Corresponde al deudor incumplido probar que actuó diligentemente si quiere liberarse de la obligación de indemnizar. En las otras. en los cuales el deudor garantiza la seguridad de las personas. pude exigir el cumplimiento del contrato y la indemnización de perjuicios si con el incumplimiento se le causaron algunos. 3. en el depósito mercantil en la pérdida de la cosa que se debe etc. en el contrato de cajillas de seguridad. factor objetivo completamente diferente del subjetivo de la culpa. con el incumplimiento del otro. espectáculos artísticos y deportivos.. Es decir. hospitalización. guarderías. el incumplimiento de la obligación contraída de dar. teatros y salas de cine. Algunos tratadistas colombianos deducen de la redacción de ese artículo 1604 del Código Civil una presunción general de responsabilidad del deudor incumplido a favor del acreedor en toda clase de contratos y que. INTERPRETACION DE LAS CLAUSULAS CONTRACTUALES . los de trabajo. como los de alimentación.

que tiene mucha relación con los contratos de adhesión en los cuales una de las partes redacta el clausulado y la otra simplemente firma. en los que las instituciones financieras redactan los contratos de adhesión buscando para sí todos los beneficios y que el usuario del servicio simplemente firma. Las cláusulas pueden agravar la responsabilidad del deudor. 5. El Código de Comercio. . se interpretarán en contra de ella. de cuentas corrientes. la culpa. Son conocidos los casos de los contratos de seguros. remite al Código Civil en cuanto a la interpretación de las cláusulas contractuales. Las cláusulas exonerativas o limitativas de responsabilidad no son oponibles a los terceros perjudicados. Tampoco la modificación de la culpa exigida para que surja la responsabilidad en los diferentes contratos. El transportador no puede exonerarse de responsabilidad aunque así lo establezca el tiquete o documento que expide cuando recibe el pago del pasaje.El Código Civil es sus artículos 1618 y siguientes trae algunas pautas parar la interpretación de la cláusulas contractuales. siempre que la ambigüedad provenga de la falta de una explicación que haya debido darse por ella”. de los contratos bancarios. Entre las más importantes se encuentra la pauta que fija el artículo 1624 del Código Civil que reza textualmente: “Pero las cláusulas ambiguas que hayan sido extendidas o dictadas por una de las partes. CLAUSULAS EXONERATIVAS RESPONSABILIDAD Y LIMITATIVAS DE LA En algunos contratos se utilizan cláusulas que pretenden exonerar o modificar la responsabilidad civil que surge de su incumplimiento. el nexo casual y el daño. En el caso de las cláusulas ambiguas. en artículo 822. En general los contratos que tienen relación con la persona humana no permiten la exoneración de responsabilidad mediante consagración contractual. o que admiten diferentes interpretaciones. Pero en la responsabilidad jurídico civil contractual. sea acreedora o deudora. de cuentas de ahorro etc.. deberán interpretarse en contra de la parte que la redactó. Se reconoce ya varias providencias judiciales en donde se han interpretado esas cláusulas confusas en contra de la parte que la redactó. Las entidades de salud no pueden exonerarse de responsabilidad porque así lo haga firmar en un documento que se exige a los pacientes o a sus parientes. pero no exonerarlo o limitarla. como sucede en la responsabilidad extracontractual deben darse cuatro elementos que como ya mencionamos caracterizan la responsabilidad jurídica: el hecho. aunque puedan darse algunas variaciones en su manifestaciones.. Por esta razón en la responsabilidad por incumplimiento es muy importante una interpretación adecuada de dichas cláusulas.