Biblia Día de los Padres Versos Día del Padre es una celebración en honor a los padres y la influencia de los

padres en una sociedad. La primera celebración del Día del Padre se llevó a cabo en Fairmont, Virginia Occidental el 5 de julio de 1908. Todos sabemos el valor de tener un buen padre en todo. Sin uno, a menudo no ven la gran bondad de nuestro Padre celestial. Bendice a tu padre de este Día del Padre con uno de estos versículos de la Biblia para el papá. Recuerde que el mejor regalo que cualquier persona puede dar su propio padre, son las palabras de vida eterna, que se puede encontrar en nombre y por la sangre del Señor Jesucristo. (1 Crónicas 29:17) Yo sé, Dios mío, que tú escudriñas los corazones, y la rectitud te agrada;. En cuanto a mí, en la rectitud de mi corazón voluntariamente te he ofrecido todo esto, y ahora he visto con alegría que tu pueblo, que están aquí presentes, para ofrecer voluntariamente a ti. (Deuteronomio 1:29-31) Entonces me dijo: tú temes, no, no tengáis miedo de ellos. El Señor, tu Dios, que va delante de vosotros, él peleará por vosotros, de acuerdo con todo lo que hizo por vosotros en Egipto delante de tus ojos, Y en el desierto, donde has visto que Jehová tu Dios te desnuda, como un hombre lleva su hijo, por todo el camino que habéis andado, hasta que habéis llegado a este lugar. (Josué 1:9) ¿No te mandé? Esfuérzate y sé valiente, no temas ni desmayes, porque el SEÑOR tu Dios está contigo dondequiera que vayas. (Malaquías 2:09) ¿No tenemos todos un mismo padre? no tiene a un solo Dios nos ha creado? ¿por qué nos portamos deslealmente el uno contra su hermano, quebrantando el pacto de nuestros padres? (Salmo 103:13) Como el padre se compadece de los hijos, por lo que el Señor se compadece de los que le temen. (Proverbios 3:11-12) Hijo mío, no menosprecies la corrección del Señor, ni te fatigues de su corrección: Porque el Señor al que ama castiga, Como el padre al hijo a quien quiere. (Proverbios 03:32) Porque el perverso es abominado de Jehová: Mas su secreto es con los justos. (Proverbios 17:25) Un hijo necio es tristeza de su padre, y amargura a la que le dio a luz. (Proverbios 23:24) El padre de los justos se alegrarán, y el que engendra un hijo sabio se gozará con él. (Efesios 6:4) Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos: sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor.

(Colosssians 3:21) Padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, para que no se desanime. (Hebreos 12:6-7) Porque el Señor al que ama, disciplina, y azota a todo el que recibe por hijo. Si soportáis la disciplina, Dios dealeth con usted como con los hijos, porque ¿qué hijo es aquel a quien el padre no disciplina?