1 . Reemplace las lámparas de luz incandescentes por las de bajo consumo.

Si bien el precio es superior, la duración de las lámparas de bajo consumo es 6 veces mayor lo que permite amortizar el gasto y el consumo se reduce a la quinta parte en esa boca de luz. 2. Mantenga los equipos de aire acondicionado alrededor de 24º C, este nivel asegura una temperatura agradable y no es necesario llevar el equipo a niveles aún más bajos porque la energía utilizada aumenta notablemente. Es importante limpiar sus filtros mensualmente. Mientras haga uso del aparato mantenga puertas y ventanas cerradas, a efectos de impedir el ingreso del aire exterior, de esta manera hace un uso más adecuado de su equipo. Además, apáguelo si sale de su casa. De esta manera evitará un gasto innecesario. 3. Aproveche al máximo la luz solar. La decisión tomada por el gobierno de adelantar una hora durante el lapso veraniego tiene como objeto también aprovechar mejor la luz natural en la tarde-noche. Realice el mayor número de actividades aprovechando la iluminación solar. Si va tener una jornada larga de trabajo es preferible iniciarla antes en la mañana que prolongarla en la tarde/noche. 4. Realice un buen mantenimiento de Heladeras y equipos de refrigeración. Entre las variables a tener en cuenta figuran: * Mantener la parte trasera de la heladera y el congelador limpio y ventilado, ya que instalados en malas condiciones consumen hasta un 15% más. * Descongelar antes de que la capa de hielo alcance 3 mm de espesor: se podrá conseguir un ahorro de hasta 30%. * Comprobar que las gomas de las puertas (burletes) estén en buenas condiciones y cierren correctamente: se evitará pérdidas de frío. * Mantener una temperatura de 6º C en el compartimiento de refrigeración y de -18º C en el de congelación. Cada grado que reduzca la temperatura, aumentará, innecesariamente, un 5% el consumo de energía. 5. La mayor parte de la energía que usan los lavarropas (entre el 80% y el 85%) se utiliza para calentar el agua. Por lo tanto, lave, siempre que se pueda, con los programas de baja temperatura. Intente que, tanto el lavarropa como el secarropa trabajen siempre a plena carga. Use sólo el jabón necesario, el exceso produce mucha espuma y esto hace que el motor trabaje más de lo necesario. 6. Revise la superficie de la plancha: debe estar siempre limpia para transmitir el calor de manera más uniforme. Rocíe ligeramente la ropa sin humedecerla demasiado. Planche la mayor cantidad posible de ropa en cada sesión. La cantidad de electricidad que requiere la plancha para calentarse se desperdicia cuando se utiliza en pocas prendas. 7. Encienda el televisor sólo cuando realmente desee ver algún programa. Mantenga bajos los niveles de iluminación en el lugar donde está instalada la TV, así se evitarán los reflejos en la pantalla y ahorrará energía en iluminación. 8. Apague el monitor de la computadora si no va a utilizarla por cierto tiempo. Esto equivale a dejar de utilizar una lámpara incandescente de 75 watts. Apague el aparato durante la noche. 9. Apague los aparatos que producen calor antes de terminar de usarlos –planchas, ollas eléctricas, alisador de cabello- así aprovechará el calor remanente. 10. Utilice colores claros en las cortinas. Así logrará una mejor iluminación natural y podrá reducir el alumbrado artificial. Lo mismo vale si planea repintar paredes y cielorrasos

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful