Entrevista a Luis Uncal, socio de Jebsen & Co.

¿Cómo se nombra al reestructurador/liquidador de una empresa? Reestructurar una empresa significa reorganizarla (redireccionarla) con un fin específico, por lo general para eficientizar su funcionamiento. Liquidar una empresa significa realizar todos los bienes para con ello cancelar todas las deudas, y si existiere un remanente, distribuirlo entre los propietarios, dejando así de existir la empresa. En cuanto a la designación del liquidador, corresponde a la asamblea (hablando de una sociedad anónima), mientras que la designación de un reestructurador es a través del Directorio o la misma asamblea de accionistas. ¿Cuáles son los pasos que tiene que cumplir un reestructurador/liquidador cuando toma posesión de la empresa? Es fundamental que el reestructurador conozca el negocio de la empresa. A partir de ahí tiene que obtener la mayor información posible sobre la empresa a reestructurar, sus bienes, sus clientes, sus proveedores, su cash flow. ¿Cómo elige a su equipo? El equipo debe estar formado por profesionales con experiencia. Un buen equipo puede ser aquél integrado por los profesionales experimentados y un grupo de personas de la propia empresa. ¿Qué limitaciones puede tener el reestructurador/liquidador al tomar decisiones sobre la compañía? La limitación importante es la información y la convicción en todas las esferas de la empresa de la necesidad de reestructurar. También, en algunos casos, es para tener en cuenta la resistencia de los accionistas (venta de determinados bienes, precios, etc...). ¿Por qué conviene contratar a un externo para reestructurar/liquidar la empresa en lugar del management que está? Cuando se decide una reestructuración, es porque algo no anduvo como lo planeado. El management actual algo tuvo que ver con esta situación y es por eso que se recurre a un externo. Por otro lado, se evita la subjetividad o “los afectos” hacia la empresa. ¿En cuánto tiempo se sabe si la reestructuración de una compañía es viable o si hay que liquidarla? No hay un plazo preestablecido. Se debe elaborar (luego de lo comentado en una de las preguntas anteriores) un plan de trabajo e ir fijando objetivos de cumplimiento, y hacer el follow-up de estos objetivos. Si falla el que se encarga de reestructurar, ¿sigue adelante con la liquidación o hay que llamar a otra persona? Una reestructuración es exitosa o fracasa. Al fracasar el que se encarga de reestructurar, fallan todos los que tienen interés en la empresa. En caso de un fracaso

. que hoy por hoy también tienen información (es alargar la agonía). ¿Cómo se hace para lograr una reestructuración exitosa? Es básico un muy buen conocimiento del negocio y del mercado.). creemos que no es positivo en absoluto para la empresa.se deben replantear los objetivos de reestructuración y analizar las causas. un poco de suerte. etc. y a la vez mantenerlos incentivados para que colaboren en el proceso (jugando el personal un rol fundamental en dicho proceso).. ¿Esto sucede a menudo? Si bien esto sucede. y por supuesto (aunque no lo expresen los libros). El énfasis hay que ponerlo en el negocio principal en el que la empresa se desenvolvió siempre. si causas del mercado o de coyuntura jugaron en su contra. etc. hay que establecer tales bases al inicio del proceso. Aclarado este primer punto. realistas. Algunos autores sostienen que la reestructuración exitosa se logra reenfocando el negocio en el core business. el grueso de la remuneración (honorarios) debe ser en función del éxito del proceso. ¿Es más difícil reestructurar/liquidar una empresa de servicios que una manufacturera? ¿Por qué? Sin entrar a afirmar si es más difícil o más fácil reestructurar una empresa de servicios o una empresa manufacturera (muchas veces la opinión está condicionada por las experiencias exitosas vividas). ¿Es tan así? Somos de esa idea... ya sea reestructurada o en proceso de reestructuración. multiplica el número de proveedores porque deja de pagarles a los que tenía. Algunos autores sostienen que cuando la empresa está en problemas. equipos. debemos tener en cuenta que por lo general las inversiones involucradas en empresas manufactureras son muy significativas (maquinaria. ver si los objetivos eran muy pretenciosos. y esto puede tornar los procesos en más complejos. nuestra sugerencia es que negocie sin intermediarios y en un lenguaje claro y directo sus condiciones y oferta para comprar la empresa. Es importante aprender de los errores. ¿Cómo hace un potencial comprador para tratar con un reestructurador? Primero debe saber con suficiente claridad si hay posibilidades de comprar la empresa. ¿Cuál es la parte más difícil al liquidar una empresa? Lo más difícil es trasladar la decisión tomada al respecto al personal. la selección de un buen equipo de trabajo con experiencia en este tipo de procesos. . ¿Cómo hay que remunerar al equipo que se encarga de la reestructuración/liquidación? En estos casos. ya sea durante el proceso o al finalizar el mismo (en este último caso debería ejercer una opción de compra y monitorear todo el proceso de reestructuración). Por supuesto. Es una mentira a corto plazo y además es subestimar a los nuevos proveedores.

luego de un tiempo vuelven al juego. el propietario quiere desprenderse de la empresa (está agotado). tomando simplemente recaudos como firmar una carta de intención y un acuerdo de confidencialidad de la información. y también en muchos casos. se puede compartir el máximo de información posible con el comprador. . esta situación se va a dar muy probablemente.¿Hasta qué punto el reestructurador comparte la información de la empresa con un comprador? Depende de la estrategia del reestructurador. no obstante. ¿Es común que una empresa que fue reestructurada sea vendida poco tiempo después? ¿Por qué? Si la reestructuración es exitosa. En muchas ocasiones se reestructura con el único objetivo de vender la empresa. al finalizar la reestructuración. Otras veces. No obstante.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful