existen pocos ríos cuyos caudales no están regulados artificialmente. 1984). no solo por las grandes fluctuaciones de nivel provocadas (la mayoría de ellas mucho más dramáticas que las debidas a la torrencialidad natural). en la actualidad. Petts. sino también por el desfase temporal en que ocurren respecto a la fenología natural” (Ward y Stanford. Por esta razón . 1979.INTRODUCCION “El uso de las Obras Hidráulicas origina una regulación artificial de caudales que afecta profundamente a la fauna. Las Obras Hidráulicas son abundantes en los ecosistemas fluviales. a la problemática que estas obras originan y en concreto cuantificar los caudales circulantes mínimos capaces de mantener los ecosistemas de los tramos de . la Gestión del Agua y de los recursos biológicos debe enfrentarse río regulados.

La creciente demanda social de un medio ambiente mas limpio ha impuesto en la planificación hidráulica la regulacion de los cauces. El término caudal es muy usado por ingenieros hidraúlicos e ingenieros gestores del recurso agua. pero cuya definición no está precisada (Manteiga y Olmeda.etc. El concepto de estos "caudales ecológicos" comprende enfoques científicos que ocupan a diferentes profesionales. apuntando las líneas de investigación para su desarrollo y mejora. Además. Esta última metodología está siendo utilizada ampliamente en Norteamérica. caudales de mantenimiento. si la contaminación de esas aguas lo impide. que desarrolla un análisis hidráulico entre los caudales circulantes y el perímetro mojado del cauce. El criterio más acorde es el que vincula las exigencias de hábitat que tienen las especies fluviales con las variaciones de las características de éste en función de los caudales circulantes. asumiendo una relación creciente entre éste y la capacidad biogénica del río. ya que la aplicación de caudales ecológicos exige como condición previa unas aguas no contaminadas. la fijación de caudales ecológicos es una tarea multidisciplinar. que analiza de una forma cualitativa el hábitat piscícola en función de la hidrología de la cuenca vertiente. Sin embargo. entre los que cabe señalar a Tennant (1976). Y finalmente. En España. que circulen. caudales medioambientales. a un río sin vertidos le correspondería un caudal ecológico nulo. es vital obtener un concepto claro de lo que llamamos 'caudal ecológico'. Existe una bibliografía abundante sobre esta temática de fijación de caudales ecológicos.. según este criterio. cuya impresicion les hace sinónimos en la práctica: caudales de compensación. hay una demanda legal de fijación de caudales ecológicos establecida en los Planes Hidrológicos. De nada sirve tener suficiente caudal para el desarrollo de organismos acuáticos. a Stalnaker (1979) y Bovee (1982). Souchon (1983) ya propuso su adaptación a los ríos franceses y Gustard (1987) a los del Reino Unido.Instream Flows Incremental Methodology) basado en las relaciones cuantitativas entre los caudales circulantes y los parámetros físicos e hidráulicos que determinan el hábitat biológico. Algunos autores defienden el criterio de que los caudales ecológicos como aquellos capaces de diluir los vertidos contaminantes que existan en el tramo de aguas abajo.. mientras que el termino ecológico nos refiere al mundo de la biología y de la gestión de la naturaleza. pues no hay que confundir el tema de "cantidad" con el de "calidad". Esta definicion supone un claro error. quienes desarrollan un método (IFIM. con diferentes criterios de base. a White (1976). unos 'caudales ecológicos' o 'caudales mínimos medioambientales'. el término 'ecológico' tiene connotaciones claras tanto para el público en general como . Sin embargo. al menos. Por ello. caudales mínimos. 1992). Diversos autores han utilizado metodologías basadas en este criterio. caudales de reserva. Gore y Nestler (1988) han presentado un análisis crítico de la misma..

Por el contrario. y aunque se puede argumentar que el término 'ecológico' científicamente no tiene un significado estricto. o de trasvase de aguas). es decir que en ellos el Hombre no ha intervenido de una forma significativa. y en estos casos se debera fijar también los valores máximos del caudal circulante por el cauce. estructura y funcionamiento se pretende mantener . políticos y gestores del agua. composición y estructura del ecosistema fluvial en condiciones naturales. entre unos extremos máximos y otros mínimos. nos interesará especialmente ese valor mínimo. Según esta interpretación los ríos ya contaminados. los ríos naturales serían aquellos que estén en condiciones pristinas. dentro de esta gama de caudales. algunas de estas se refieren a las comunidades existentes al construirse la presa o el transvase. pretender conservar las comunidades naturales y pristinas los ríos es una tarea imposible. si existen algunos ríos y muchos tramos fluviales poco intervenidos por el Hombre o. es claro que su uso cotidiano se lo ha dado.A qué comunidad. Así se puede definir.para los técnicos. la necesidad de producción hidroeléctrica.Como medir los impactos de las diferentes detracciones al caudal natural. DEFINICIONES DE CAUDAL ECOLOGICO Un caudal que atravieza una cauce puede ser considerado como ecológico. circulación y reproducción de las especies que pueblan las aguas en el momento de la instalación de la obra'. para mantener la estabilidad de los recursos biológicos. En teoría. en que el agua es considerado un recurso escaso. lo cual parece un objetivo absurdo. Dados los tiempos actuales. Pero habrá casos en que será necesario vaciar muy rápidamente un embalse (ante la amenaza de inundaciones. y como averiguar cual es la máxima detracción que permite el mantenimiento del ecosistema La primera cuestión es conceptual y existen diversas respuestas. es muy dificil encontrar un ecosistema fluvial en estas condiciones Aunque es imposible encontrar un "río natural prístino" para tomarlo como referencia. canalizados o regulados lo que se debe hacer es buscar caudales ecológicos que mantengan unas comunidades degradadas. si lo han sido en el . hasta otras que hablan de mantener las comunidades que en estado natural prístino. siempre que este sea capaz de mantener el funcionamiento. Existe una amplia gama de caudales circulantes que son ecológicos para un determinado cauce. Así. Dos cuestiones significativas surgen de esta definición a la hora de cuantificar esos caudales ecológicos: . por la sencilla razón de que no existen. cuya composición. En los casos más comunes. la legislación francesa (Loi 84/512) que habla de 'unos caudales mínimos que garanticen la vida.

por comparación con otros ríos próximos. Por tanto es necesario averiguar cual es la comunidad natural potencial del río. En cuanto a la segunda cuestión relativa al límite máximo de aguas que se pueden extraer del río sin afectar a la conservación de sus comunidades naturales. y la comunidad no se recupera de las estas perturbaciones por la falta de aguas circulantes. Si las extracciones hacen que el caudal circulante disminuya por debajo de un determinado limite. es de carácter elástico. dentro de un rango de extracciones de caudal. potencialmente. puede ser satisfactoria desde el punto de vista teórico. la respuesta es metodológica y existen dos tipos de técnicas principalmente: − aquellos métodos que se basan en datos históricos sobre los estiajes que de forma natural han ocurrido − aquellos basados en las pautas de variación del hábitat acuático con los caudales circulantes. como ejemplo claro basta citar a la dehesa mediterránea. Por desgracia. Estos ríos y tramos fluviales son los que denominamos "naturales". compuesta por microorganismos. Podemos encontrar numerosos ejemplos de ecosistemas intervenidos con una gestión sostenible cuya biodiversidad no es inferior a la de sus respectivos ecosistemas naturales. se han recuperado. respondiendo con cambios estructurales y funcionales a las disminuciones de caudal circulante. que estén menos perturbados. Adaptada a este equilibrio existe una comunidad biológica. Esta definición. En ambas metodologías el criterio para la fijación de caudales ecológicos conciste en la evaluacion de la flexibilidad del ecosistema o sus comunidades: en efecto. valoramos su naturalidad en función del grado de su escasa contaminacion por las actividades humanas. cuya estructura y funcionamiento dependen de las características del río. es decir que los cambios originados en ella dejan de ser reversibles. plantas y animales. u otros tramos del mismo río de características similares. La cuantificación de los caudales mínimos ecológicos busca estos limites. fijando los valores por encima de ellos en una proporción que depende de la duración de los mismos y de la resistencia ecológica de la comunidad. pero desde luego su . Esta respuesta. las comunidades fluviales han evolucionado adaptadas a las fluctuaciones de caudales. en numerosos ríos la comunidad natural han desaparecido debido a los impactos severos a que están sometidas. viviría allí en el caso de desaparecer dichos impactos. En estos ríos naturales existe un equilibrio entre los procesos físicos que se desarrollan en la cuenca vertiente y en el cauce del río (sin duda influidos moderadamente por las actividades humanas). En estos ríos la fijación de caudales ecológicos debe realizarse tomando como objetivo a conservar la comunidad que. la respuesta de la comunidad fluvial dejará de ser elástica para convertirse en plástica.pasado. Por tanto.

e incluso años extremadamente secos. tomando en cuenta experiencias que utilicen las obras de regulación hidráulica en los diferentes tipos de ríos. deberemos modular dicho régimen de acuerdo con las fluctuaciones naturales haciéndolas compatibles con los mínimos dados por los criterios de exigencia de hábitat comentados con antelacion. si deseamos que sean mínimos. Por tanto.valoracion desde el punto de vista práctico resulta controvertida debido a la difícil comprobación de cual es el límite (caudal mínimo) compatible con esa resistencia ecológica. Ciertamente las especies han evolucionado de acuerdo con estas pautas de fluctuación y en ocasiones las utilizan para programar sus ciclos de vida de manera más eficiente y por ello. se disminuyen los valores mensuales medios de este en una proporción igual a la relación entre el caudal ecológico y el caudal medio mensual natural mínimo. Es obvio que se necesita investigar la respuesta de las comunidades fluviales a la disminución de los caudales circulantes. Con frecuencia el calculo del Caudal Ecológico Básico nos lleva a un intervalo de indeterminación de caudales. Por ello los caudales ecológicos circulantes han de ser mayores en estas épocas críticas y por lo tanto. A partir de los caudales ecológicos básicos establecidos. han de fluctuar de unas estaciones del año a otras. por lo tanto se debe considerar diferentes regímenes de caudales ecológicos según se trate de la variacion de climas: años húmedos. y para ello. Se necesita. Es decir que elegimos el mes del año en el que el régimen natural toma un valor medio mensual menor. sino que existen temporadas críticas en las cuales estas exigencias se hacen más notorias. El régimen ecológico en años . se pueden elaborar unos regímenes de caudales ecológicos utilizando la curva de caudales medios mensuales en régimen natural. Así los periodos de freza y de desarrollo de los embriones exigen unos caudales determinados sin cambios bruscos ni crecidas. los salmónidos exigen aguas más rápidas para lograr tolerar la escasez de oxígeno disuelto. y le asignamos dicho caudal ecológico básico. El régimen caudales ecológicos debe variar a lo largo del año siguiendo la pauta similar a la del régimen natural. definir un Régimen de Caudales Ecológicos con el proposito de proteger el hábitat fluvial en todos los estados de desarrollo de las especies acuáticas. y en las épocas estivales con aguas cálidas. REGÍMEN DE CAUDALES ECOLÓGICOS Las exigencias de hábitat y de caudales circulantes por parte de los peces y de las comunidades reófilas no son las mismas a lo largo de las diferentes estaciones. parece lógico imitar a la fluctuación estacional que se da en el régimen natural a la hora de establecer el régimen de caudales ecológicos. años secos. pues. ajustando el valor mensual mínimo de esta curva al valor de caudal ecológico básico y calculando los caudales de los restantes meses de forma proporcional. en los cuales los valores extremos pueden tomarse de referencia de base para años húmedos (caudal más alto del intervalo) y años secos (el más bajo). y en especial a la falta de datos.

la fluctuación en los restantes meses se hace. los caudales ecológicos básicos se determinan en función de esta morfología del cauce y del hábitat que supone. El régimen natural de caudales en ríos que drenan cuencas áridas además de ser bastante torrencial presenta comunmente estiajes muy acusados. y por lo tanto el hábitat que representa. Fijación de avenidas de mantenimiento del cauce El cauce. Debido a que la dimensión y la morfología de los cauces son perfiladas por los caudales 'generadores del cauce' o 'bankfull discharge' (asimilables a la 'avenida ordinaria'). En ríos en que la torrencialidad es mas acusada. Las . definiendose estos últimos como aquellos cuyo caudal medio anual es menor que la mitad del modulo natural. La disminución de caudales circulantes puede dar paso a un proceso de sedimentación que reduciría el tamaño del cauce y una perdida de calidad del hábitat. no proporcionalmente al mínimo mensual.secos o húmedos se puede definir. En estos ríos de régimen torrencial se deine su régimen de caudales ecológicos respetando el estiaje natural. es decir en los meses en que sus caudales naturales son inferiores a los caudales mínimos básicos se toman los caudales naturales. y el resto del año con una fluctuación atenuada a la mitad de la fluctuación de los años secos. sino proporcional al modulo de la serie. que en el caso de los húmedos. se propone un régimen con caudales en los meses de estiaje iguales a los del régimen de años secos. se observa que la variacion estacional en su régimen natural sigue diferentes patrones en los años de lluvias normales con las que se dan en aquellas de sequía. y el resto de los meses les asignamos unos caudales proporcionales a la fluctuación natural mensual. En estos casos. mientras que. El régimen de caudales ecológicos cede en los máximos que son almacenables por las obras de regulación hidráulica al encontrarse bastante vacías. De esta forma tenemos un régimen de caudal ecológico menor para los años secos. se encuentra en equilibrio geomorfológico con los caudales que circulan por él. Para los años con una gran sequía. puede darse el caso de que los caudales de los meses de estiajes sean por debajo de los caudales mínimos básicos. alcanzando con frecuencia la sequía completa del cauce (ríos temporales). Con ello se pretende en estos años extremos hacer lo más compatible posible la demanda de agua (que resultará primordial puesto que se tratará principalmente de demanda de abastecimiento a poblaciones) con la demanda ecológica. Este régimen tiene una variacion similar a la que se da de forma natural durante los años secos. tomando respectivamente cada caudal extremo como criterio base para el mes de menor caudal natural. y en los meses de estiaje se aseguran unos caudales capaces de mantener suficiente hábitat para la supervivencia durante la sequía. el Régimen Natural de los Años Secos es el determinado por el caudal medio mensual de la serie natural de los años secos. análogamente.

g/m) y las APU obtenidas se ajustan a expresiones de tipo lineal. adaptando asímismo dicho régimen a las necesidades de otras especies presentes en el ecosistema. En los río más torrenciales y que drenan cuencas áridas su frecuencia e intensidad puede ser mayor. exponencial y potencial. Para su calculo estricto habría que analizar la serie de caudales naturales y estudiar los valores máximos para periodos de recurrencias de 1. La relación entre las biomasas (en términos de peso por unidad de longitud de río. en ausencia de éstos. el caudal que llena el cauce como la avenida ordinaria. Por otro lado. Multiplicando los 30 g/m² por la anchura del cauce se obtiene un valor con el que. Si el cauce se encuentra poco regulado o desde no hace muchos años. Por lo que se refiere al régimen de caudales ecológicos. Los muestreos piscícolas pueden realizarse mediante pesca eléctrica y las biomasas estimarse por el método de capturas sucesivas a esfuerzo constante. veamos que para proceder a su establecimiento en cada tramo fluvial es necesario distinguirse entre aquellos ríos caracterizados por la presencia de salmónidos (categoría de calidad C1) y aquellos otros que.5 a dos años. debe tener en cuenta la existencia de avenidas de tal magnitud con frecuencias entre uno y dos años para mantener en buenas condiciones el sustrato del río y la vegetación riparia. deben circular por los cauces unos caudales aconsejables que sean capaces de mantener una biomasa piscícola igual o superior a 30 g/m². utilizando el modelo hidráulico. los bajos caudales que originen escasez de pesca no tienen interés desde el punto de vista de su actual utilización recreativa. seleccionándose las de mejor coeficiente de correlación. es la que proporciona un valor de APU que llevado al gráfico APU/Q nos permite deducir el caudal ecológico aconsejable buscado. entrando en la relación anterior B/APU.avenidas ordinarias coinciden aproximadamente con los denominados 'caudales generadores del cauce' (bankfull discharge) que son los que de forma natural conforman el cauce. se pueden usar las secciones del cauce y determinar. un régimen de caudales ecológicos. Por esto se considera que cuando sea posible. como aproximación rápida se puede estimar este caudal en base a la media de los caudales máximos diarios de una serie de mas de diez años. se . Para encontrar esta correlación entre la anchura ponderada útil en metros y la biomasa en gramos por metro de longitud de río es necesario muestreos piscícolas cuantitativos en numerosos ríos y en los mismos tramos muestreados simultáneamente se determinan las APUs correspondientes. Por esto. CAUDALES ECOLÓGICOS ACONSEJABLES Para un determinado río ubicado en una zona homogénea existe una relación entre la anchura ponderada útil para la vida piscícola y la biomasa piscícola que realmente habita esa zona del río. Finalmente.

o sea. 1990).se puede concluir que los métodos hidrológicos e hidráulico-biológicos nos permiten la obtención de caudales de mantenimiento válidos. en cualquier caso. que tiene lugar desde mediados de noviembre a febrero. En los dos primeros se da por supuesto que la información teóricamente más importante para los organismos acuáticos está concentrada en las series hidrológicas o bien en unas cuantas características hidráulicas de la sección. 4.caracterizan por la presencia de ciprínidos (categoría de calidad C2). . ciclos de desarrollo. desde marzo hasta mediados de julio y desde mediados de septiembre a mediados de noviembre. mientras que el tercer método pretende determinar y ponderar la importancia de todos estos aspectos hidrológicos e hidráulicos. a saber: 1. tampoco permite una extrapolación fácil hacia el concepto de caudal de mantenimiento. 2. 3. así como de las altas temperaturas estivales (desde mediados de julio a mediados de septiembre). En los primeros se protege la trucha común (Salmo trutta) en las épocas de reproducción. además de otros (fisicoquímica del agua. mientras que los basados en la simulación de hábitats son más bien analíticos. mediante la exigencia de caudales superiores a los “caudales aconsejables”. Los métodos hidrológicos y los hidráulico-biológicos son de carácter integrador. es decir de síntesis. más adaptados a las alta temperaturas. Al menos a nivel teórico. etc. cuando menos en los ríos de tipología mediterránea. puesto que en los parámetros que utilizan está toda la información necesaria para los cálculos. Se concluye también que los métodos hidrológicos y los hidráulico-biológicos son mucho más fáciles de aplicar a pesar de que pueda parecer marginal. sólo que bajo tratamientos de cálculo que requieren muchos más ajustes y por tanto mayor carga de subjetividad (decisión) y de potencial acumulación de sesgos. Otra cosa es que no se sepa cómo extraer toda esa información. preferencias de hábitat. resulta de trascendental importancia a efectos de su difusión y puesta en práctica. En las restantes épocas de año. se protege de manera exclusiva su reproducción. Los métodos de simulación de hábitats parten de variables evaluadas de forma al menos igual de arbitraria que las de los métodos hidrológicos e hidráulico-biológicos. En los ríos de ciprínidos. puede quedar más cerca del deseo que de la realidad y. mientras que el resto del año sólo se exige el “caudal mínimo”. En cualquier caso. se exige al menos el “caudal mínimo” (García de Jalón.). con “caudales aconsejables”. características tróficas. tanto los métodos hidrológicos como los hidráulico-biológicos conservan una serie de ventajas sobre los métodos de simulación de hábitats. con el objeto de definir cuál la relación óptima entre disponibilidad de hábitat y unidad de caudal lo que al margen de su extraordinario interés científico. que ocurre entre los meses de mayo y junio.

. ya que.Conclusiones • • El caudal ecologico es muy importante ya que es aquel capaz de mantener el funcionamiento y la estructura de los ecosistemas fluviales Es muy importante tomar en cuenta los ecosistemas que se encuentran en los difrentes rios de los distintos lugares. segun esto son evaluadas las condiciones y los caudales que se necesitan para mantener un ecosistema.

Bibliografia Diego García de Jalón y Marta González del Tánago Departamento de Ingeniería Forestal Escuela de Ingenieros de Montes Universidad Politécnica de Madrid eumed.net .

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful