PROTOCOLO DE INVESTIGACIÓN De la demolición del convento o del contradictorio proceso de modernización urbana de Bogotá.

El caso del antiguo convento de “Santo Domingo”. 1925-1946.

Fotografía de la demolición del Convento de Santo Domingo, Bogotá, 1939. Colección fotográfica de la Universidad Santo Tomás de Bogotá

Universidad Industrial de Santander Escuela de Historia-Maestría en Historia

Bucaramanga 2011 PRESENTACIÓN INSTITUCIONAL

De la demolición del convento o del contradictorio proceso de modernización urbana de Bogotá. El caso del antiguo convento de “Santo Domingo”. 1925-1946.
   Liliana Rueda Cáceres Director: Historiador Dr. William Elvis Plata Quezada, Universidad Industrial de Santander, Bucaramanga Universidad Industrial de Santander/ Escuela de Historia/ Maestría en Historia

RESUMEN EJECUTIVO Esta investigación se centra en el análisis de los procesos y circunstancias que llevaron a la demolición en Bogotá del antiguo convento de Nuestra Señora del Rosario conocido popularmente como de “Santo Domingo” nombre que adoptaremos para referirnos a él en este texto. A través de las decisiones tomadas en el Ministerio de Obras Públicas y en la Presidencia de la República que llevaron a la demolición efectiva del antiguo convento se intentará identificar las razones técnicas, administrativas y sobre todo, políticas, que subyacen en tales decisiones, entendido este proceso como un ejemplo muy representativo del proceso de modernización urbana que experimentó la ciudad a partir de la década de 1920. El estudio de la demolición del convento, un inmueble que ocupaba una manzana completa localizada a una cuadra de distancia de la plaza principal, y que hacia parte de una grande y compacta “infraestructura de la arquitectura religiosa” que se mantuvo en pie por más de trescientos años en la ciudad y que le dio a ésta la connotación de “ciudad conventual” es un aporte al avance de la Historia Urbana de Bogotá, en tanto contribuye a identificar y destacar el papel jugado por actores y elementos urbanos que fueron parte importante del proceso de transformación de la misma y que no han sido contemplados como tales dentro de la historiografía existente. También se considera que la metodología a desarrollar en este trabajo contribuye a confirmar la condición de objeto histórico y cultural de la arquitectura, lo que la convierte en elemento(s) cargado(s) de información a los cuales es posible interrogar. Palabras claves Convento de Santo Domingo. Bogotá. Historia urbana. Arquitectura religiosa. Demolición.

2

1. PRESENTACIÓN/ PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA.
Lo interesante (…) es entender que ella, la ciudad, es una superposición de lugares de tiempo, de espacio y de memoria CARLOS NIÑO MURCIA1

Dice el escritor español Luís Martín-Santos, que “…La ciudad nació como hogar de libertades, de pactos, de participación; y convertirla en decorado es una traición a su espíritu originario”2. Así, afirma el sentido político de toda ciudad; político, como lo define también el historiador Georges Duby: “…Polis. La etimología no se equivoca (…) a lo largo de su historia, la ciudad no se caracteriza pues ni por el número, ni por las actividades de los hombres que allí habitan, sino por rasgos particulares de su status jurídico, de sociabilidad y de cultura”3. La ciudad es un hecho social, un hecho político, un hecho cultural que podemos leer en la transformación permanente de su forma urbana. Al respecto, dice el doctor arquitecto Juan Luis Piñón, cuando habla de la ciudad europea del siglo XIX, que en ésta “…la relación del espacio público-privado -bajo una aparente simplicidad- esconde un universo complejo, planteado en términos de contradicción, influido por la economía y resuelto en la política “4, en la que el plano, es una muy útil herramienta del análisis, pues: “…en el plano se dan cita las leyes reguladoras del proceso urbano”5 Afirmaciones que podemos cerrar con la de la arquitecta argentina, Marina Waisman respecto de que “…una lectura de los significados urbanos es al mismo tiempo una lectura de la inscripción de la sociedad en el espacio y una lectura de esa sociedad a través del tiempo”.6 Esta es la tarea que nos interesa llevar a cabo en la investigación que proponemos. A partir de un hecho urbano específico, la demolición de un antiguo convento dominicano, ubicado en el corazón de la ciudad de Bogotá por más de trescientos años, pretendemos leer y entender las razones que, en 1939, ante la opción de la permanencia o la demolición del objeto arquitectónico, llevaron al Ministerio de Obras
1

En: IREGUI, Jaime. El Plan B. “La carrera séptima como manifiesto moderno” 2006. En : [www.esferapublica.org] , consultado en noviembre de 2010. 2 WEBER, Max. La ciudad. Ediciones La Piqueta. Madrid. [1921] 1987. Texto del escritor Luís Martín Santos en el prólogo del libro. 3 En: MEJÍA PAVONY, Germán. “La pregunta por la existencia de la historia urbana” En: Historia Crítica No 18. Revista del Departamento de Historia de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de la Andes. Bogotá. Enero-Junio 1999. p. 32. 4 PIÑÓN, Juan Luis. “Apreciaciones sobre los márgenes de la historia urbana” En: La historia urbana. Colección Ayer. Madrid: Marcial Pons. 1996. p. 15-28. La cursiva es nuestra. Si bien Piñón afirma esto para la ciudad europea del sigo XIX, nos atrevemos a afirmar que fenómenos semejantes se dieron en la ciudad latinoamericana de principios del siglo XX. 5 Ibid, p. 17 6 WAISMAN, Marina. El interior de la Historia. Historiografía arquitectónica para uso de latinoamericanos. ESCALA. Bogotá. 1993 p. 122

3

Públicas y al de Correos y Telégrafos7 a decidirse por la demolición. Consideramos que identificar y analizar los procesos que llevaron a la demolición del convento nos permitirá, a partir de un hecho físico puntual, hacer una lectura de una sociedad, o al menos, de una clase dirigente y sus intereses, que está transformando de manera efectiva no sólo el espacio específico de la manzana intervenida, sino la imagen general de la ciudad. Porque asumimos, como bien lo expone el equipo de investigación dirigido por el arquitecto urbanista Juan Carlos del Castillo, que “…la explicación de la metrópoli pasa por el examen de la arquitectura de los hechos urbanos”8. En abril de 1939 se dio inicio al contrato para la demolición del antiguo convento de Santo Domingo. Éste, localizado en Bogotá, entre carreras séptima y octava, y calles doce y trece de la actual nomenclatura, había permanecido en pie por más de trescientos años en el mismo lugar. El convento había pertenecido a la comunidad de los Padres Dominicos desde su fundación en 1550 en la Plaza de las Hierbas, actual Parque Santander. A partir de 1557 se había trasladado a la manzana en mención, sobre la Calle Real y a dos cuadras de la plaza principal, hoy Plaza de Bolívar. Allí, en el lugar definitivo de emplazamiento, su proceso constructivo tomó más de cien años hasta completar la extensión de la manzana9; el conjunto estaba conformado por la Iglesia, el claustro conventual y la Universidad Santo Tomás. Perteneció a la comunidad dominicana hasta 1861 cuando, en cumplimiento del Decreto de extinción de 10 conventos y casas religiosas, el edificio pasó a manos del Gobierno . De allí en adelante ocuparía sus espacios la Oficina de Correos y Telégrafos, hasta que, en 1939, se dio inicio a las obras de demolición que abrían paso a la futura construcción del denominado entonces “Palacio de Comunicaciones”, (hoy Edificio Murillo Toro) “moderna” edificación en seis pisos de altura que reemplazaría el edificio colonial preexistente. En julio de 1946 la comunidad vendió a particulares el templo que había pertenecido al convento y una casa que seguía siendo de su propiedad, dando así por terminada su estadía en esta manzana del centro de la ciudad. Estos también serían demolidos inmediatamente. La demolición del convento y posteriormente del templo, hacia parte de una larga serie de arrasamiento de manzanas enteras de arquitectura de origen colonial, especialmente de tipo religioso que fue cayendo paulatinamente entre 1919 y 1950. Una arquitectura que durante trescientos años se había destacado por sus dimensiones y su uso, a nivel formal y de significado dentro del conjunto homogéneo de la ciudad
7

En el antiguo convento funcionaba el Ministerio de Correos y Telégrafos, y el ente encargado de realizar todo el proceso de demolición y diseños para el nuevo edifico de Correos que reemplazaría la edificación colonial era el Ministerio de Obras Públicas, a través de su Departamento de Edificios Nacionales. 8 DEL CASTILLO; Juan Carlos, et al. Bogotá años cincuenta. El inicio de la metrópoli. (cuaderno de urbanismo y de arquitectura). Universidad Nacional de Colombia. Bogotá. 2008. p. 67. 9 PLATA QUEZADA, William Elvis. Conventos dominicanos que construyeron un país. Universidad Santo Tomás. Bucaramanga. 2010. 10 PLATA QUEZADA, William Elvis. Religiosos y sociedad en Colombia. Vida y muerte del convento dominicano de Nuestra Señora del Rosario. Santafé de Bogotá, siglos XVI-XIX”. Trabajo de grado para optar el título de Doctor en Historia, arte y arqueología. Namur. FUNDP - Universidad de Louvain, Bélgica. (Inédito). 2008.

4

Nuestra hipótesis de trabajo es que quienes estaban interesados desde el Ministerio de Obras Públicas en llevar a cabo la demolición del convento sencillamente no contemplaron otras alternativas que hubieran posibilitado la conservación y/o restauración del edificio colonial pues realmente les interesaba más alimentar y sostener la imagen de un gobierno nacional liberal. años y a veces siglos. permaneciendo en pie hasta hoy únicamente las Iglesias de San Agustín y de San Francisco12. modernizador y progresista que trabajaba a favor del avance urbano de Bogotá. las huertas y jardines. la carga simbólica de lugar sacro santo inmanente a las iglesias les permitió a muchas de ellas. localizados sobre el eje de la Calle Real. 14 SATO. en sentido genérico. representaba un pasado que se prefería. al nacer o morir. cuando se realiza con gran estrépito e instantáneamente. en terminarse. Creemos que los edificios. alejados de las ciudades. la sala capitular. produce el goce íntimo de quien abriga la esperanza de un futuro mejor y borra amargos pasados”14. además de solucionar problemas frente a la cada vez mayor necesidad de espacio y eficiencia de diferentes oficinas del Gobierno. con uno o más patios. el refectorio. nunca sería un convento. pero los conventos. las Iglesias permanecieron en pie. sin importar el costo político que esta decisión pudiera tener frente a una minoría ciudadana. siempre aspiraba a “completar” el concepto arquitectónico total. Unos elementos eran más prioritarios que otros: un convento sin iglesia. ahora de carácter urbano en América: La Iglesia. a quien citaremos más adelante. las celdas. Marzo 2005. ya se había definido dentro de las órdenes regulares cuáles eran los elementos constitutivos de los conventos. dejar atrás.colonial. 13 En este sentido la arquitecta colombiana Susana Jiménez Correa es una importante fuente de referencia para nuestro trabajo. de los cuales las Iglesias eran parte integral11. el conjunto conventual era una unidad que. “Demolición y clausura”. de San Francisco y de Santo Domingo. Coincidimos con el arquitecto Germán Téllez cuando habla en su libro sobre la Iglesia y convento de San Agustín. La demolición fue una de las principales herramientas urbanas del proceso modernizador de las ciudades europeas en el siglo XIX y de las latinoamericanas a principios del siglo XX. 59. van dirigidas a transformar la colectividad 13. la mayoría de las veces. Echar por tierra esta edificación colonial. aunque se tomó en la mayoría de los casos. cayeron uno tras otro. fueron derribados. y por ello. en hechos históricos y objetos culturales. Universidad Católica de Chile. hoy carrera séptima. al ser levantados o ser derribados. 12 Así como el convento. en nuestro marco teórico. unos con mayor fuerza que otros. los cuales tienen la capacidad de representar ideas y actitudes que muchas veces. la ciudad colonial. Los conventos de San Agustín. era una buena oportunidad para el mismo de realizar un aporte significativo a la construcción de la ciudad “moderna” que buscaba imponerse sobre la anterior. dejando como único punto de contacto abierto hacia la ciudad la Iglesia y la portería. Recordemos que “…la arquitectura en la ciudad carga consigo la demolición de su pasado construido para construirse (…) también la demolición confirma que se es moderno. la portería. p. Así. llegan a convertirse. por ejemplo. En la mayoría de los casos. 2005. no todas. pues realmente con este hecho se contribuía también al proceso de renovación y revalorización del centro de la ciudad que a partir de los años veinte se consolidaba 11 Un convento en términos arquitectónicos es una tipología claramente definida. y se podía. En: Revista ARQ No.58 5 . la biblioteca. todos organizados “hacia el interior” en un sistema de claustro. de la arquitectura “como hecho social y político” (el subrayado es nuestro). A partir de los monasterios europeos. seguir en pie en medio de una sociedad que seguía teniendo fuertes convicciones religiosas. Chile. Alberto.

20 Si este factor. indagando más por el ¿quién. p. 22 18 El tema puntual de la historia de la arquitectura religiosa en Colombia ha sido abordado principalmente por arquitectos: Alberto Corradine. cómo y cuándo? que por el ¿porqué? de los mismos. las “ideologías”. o sencillamente. JUSTIFICACIÓN Esperamos contribuir con este trabajo a la construcción de la Historia Urbana de Bogotá y a la de la arquitectura religiosa en Colombia. Comprender esa dinámica es comprender la ciudad. es pionero en realizar un trabajo interdisciplinario con arquitectos para indagar los procesos constructivos de cinco conventos dominicanos que se encontraban en pie para la época del proceso de independencia. y sobre los juegos de intereses que generalmente subyacen tras estos. la Compañía de Jesús. Germán Téllez Castañeda y Germán Franco Salamanca. A nivel de investigaciones específicas respecto de una comunidad religiosa. cultural y político. quien está formado para identificar y analizar en los actos humanos hechos históricos no lo es tanto para quienes se han encargado de construir la historia de la arquitectura y han dirigido principalmente la atención hacia los aspectos morfológicos. son los trabajos de maestría en Teoría e Historia de la Arquitectura de Nancy Rozo y el trabajo resultado de doctorado en historia de la arquitectura. estéticos y de representatividad de los objetos arquitectónicos. o muy generales. cuya construcción ha acontecido en el tiempo. Adriana. por su parte. resulta casi obvio para un historiador. Haremos un balance de este 16 6 . o muy puntuales y 15 Citado en: SUAREZ. Consideramos que la decisión que en principio parecía ser meramente de orden técnico. y que favorecía una supuesta posición ideológica de modernización. y con mayor énfasis en el análisis histórico. de Patricia Rentería. William Elvis Plata Quezada. doctor en historia. y del tiempo tiene las huellas”15 . De más reciente elaboración. citado en SÚAREZ. en el fondo contenía además. y/o derribarla…comprender esto es comprender los factores y las fuerzas que tienen la capacidad de transformar el espacio y nos permite indagar respecto de quienes tienen ese poder de decisión y cómo lo manejan17 Realizar una reinterpretación del objeto demolido es un aporte en el área de la Historia de la arquitectura religiosa en Colombia donde se han realizado hasta ahora relativamente pocos trabajos de investigación18. preservarla.como centro comercial y financiero. los intereses particulares que subyacen tras las decisiones de levantarla. Del ejercicio metódico y analítico de lectura de esas huellas esperamos generar un resultado que contribuya a su vez a corroborar que en la arquitectura. p. el trabajo de Felipe González Mora. 17 Al respecto dice el arquitecto Rossi que “la historia de la arquitectura y de los hechos urbanos realizados es siempre la historia de la arquitectura de las clases dominantes”. 2. poderosas razones de orden económico. Adriana. en tanto objeto histórico y cultural16. es pionero en realizar una investigación de análisis y verificación documental existente sobre la obra arquitectónica de una comunidad. Consideramos que la pregunta por las causas de la demolición de este convento nos lleva a generar comprensión sobre los procesos de transformación de la ciudad. se encuentran claves que permiten comprender los pensamientos. y que permiten comprender la dinámica social de la misma. que la arquitectura es un hecho social. como lo propone el arquitecto italiano Aldo Rossi “…como una manufactura.

tres balances historiográficos sobre las áreas temáticas que son centrales para nuestro análisis. 9. 3. esta ha contado con un amplio desarrollo en países como Inglaterra. De este grupo de edificios demolidos hemos seleccionado el que según cronistas. 7 . ciudad donde se localiza nuestro objeto de estudio. 19 ORTEGA. Mucho menos existen estudios sobre el momento en que se decide derribar parte importante de esa arquitectura para dar paso a una nueva ciudad. marco en el que se inscribe nuestra interpretación del proceso constructivo y reinterpretación espacial y volumétrica general del conjunto conventual. campo en el que esperamos hacer un aporte concreto. Sobre el convento de Santo Domingo es importante identificar y organizar toda la información existente que nos permita realizar una interpretación y una comprensión de lo que el convento era en su etapa anterior al siglo XX dado su nivel protagónico dentro de la ciudad “conventual” que fue Santafé de Bogotá entre los siglos XVI al XIX. basada en el análisis histórico de las circunstancias que rodearon la demolición de un edificio religioso. Estados somero estado del Arte. Por último realizaremos el balance existente sobre la historia de la arquitectura religiosa en Colombia. sin que exista todavía un panorama de conocimiento a profundidad de los procesos que llevaron a la construcción de esa infraestructura religiosa dentro de un territorio tan amplio como era el del Nuevo Reino de Granada y que fue tan significativa en términos de apropiación de un territorio y de factor de transmisión. Editorial Minerva. nos permita generar comprensión de la ciudad como una totalidad y del proceso lento e incierto de modernización urbana en el que ésta se hallaba inscrita en la década de los años treinta del siglo pasado. de una cultura. consideramos. pudo haber sido el más importante en términos espaciales. para contribuir así a la comprensión de los procesos que han llevado a la construcción de la ciudad y la sociedad actual e incentivar posteriores estudios dentro de la misma temática.1. más adelante. 3. Esperamos que nuestra mirada. Bogotá. lo más conciso posible.dirigidos principalmente a realizar procesos de restauración arquitectónica. Arquitectura de Bogotá. centrándonos en lo relacionado con lo producido específicamente para el caso de Bogotá. y que Alfredo Ortega. Revisaremos el estado del arte en la historia urbana. Alfredo. ESTADO DEL ARTE En este apartado realizaremos. 1924. p. De la historia urbana A pesar de ser un campo relativamente reciente dentro de la investigación histórica general. por no decir imposición. que. debe realizarse dentro de un grupo de investigación más grande y de ser posible. ingeniero y arquitecto describe en 1924 como “…uno de los mejores edificios hechos durante la colonia (por) la poderosa institución de la Orden de Santo Domingo”19 y dejamos abierta la necesidad de realizar un estudio que abarque la demolición de la infraestructura religiosa en general. de carácter interdisciplinario.

Editorial Minerva. que si bien. De la historia urbana de Bogotá: • Pioneros: En 1924. La ciudad colombiana. en 1993 publica “El espejismo de la modernidad en Medellín: 1890-1950”20 y en 1997 “Medellín 1890-1950. miradas globales al proceso de desarrollo urbano general. para la temática de la formación espacial de la urbanización. miradas puntuales al proceso de desarrollo urbano y miradas puntuales desde hechos urbanos o arquitectónicos. El historiador Fernando Botero Herrera. Bogotá. y.pag. con información de materiales. la “formación espacial agraria” y la “formación espacial de la urbanización”.1. que examinaremos a continuación y que dividiremos en cuatro grupos así. donde plantea interesantes hipótesis que merecen ser revisadas. reducido.1. Universidad de Antioquia. pág. 1924. Bogotá. Medellín. es un material de consulta obligada para quien en ella incursione en Colombia. vista desde 20 BOTERO. Universidad de Antioquia. Alfredo. 22 APRILE-GNISET. analizadas e incluso. Jacques. Centro de Investigaciones Económicas. Medellín 1890-1950. Medellín. 23 ORTEGA. La suya es una interpretación histórica de la formación de la ciudad colombiana dividida en dos partes. Son los años veinte y la ciudad se encuentra en un evidente proceso de transición y transformación de su arquitectura y de la sociedad misma. en algunos casos. Para el presente balance nos limitaremos al ámbito bogotano y colombiano. En Colombia el panorama es mucho más reciente y quizá por esta razón. como el señala. Fondo de promoción de la cultura Instituto colombiano de Cultura – Colcultura. Historia urbana y juego de intereses”21. Biblioteca Banco Popular. Siglo XIX y siglo XX. Su análisis de la arquitectura existente y de la que ya se perdió para esa fecha en Bogotá. Fernando. Francia. Historia urbana y juego de intereses. 3. Los demás autores de la historia urbana en Colombia los encontramos trabajando sobre Bogotá. Alfredo. Arquitectura de Bogotá. 1993. 24 ORTEGA.] 21 BOTERO. bajo el interés de la información que nos interesa recopilar: pioneros de la historia urbana. no se realiza con el criterio de estar construyendo historia urbana. Siglo XIX y siglo XX”22. 1996. publica en 1992 con reimpresión en 1997 “La ciudad colombiana. Fernando. arquitectos y gestores. El espejismo de la modernidad en Medellín: 1890-1950. [Texto mimeografiado 27. el primer libro que pretende realizar un análisis sobre la arquitectura de Bogotá: “Arquitectura de Bogotá”23. bien pueden ser cuestionadas. Jacques Aprile-Gniset. Detrás de su narración hay una relación ordenada cronológicamente de las obras arquitectónicas que merecen el interés del autor. nuestra área de interés específico.Unidos. 82 8 . Italia y España especialmente. Ortega es testigo directo de la “era demoledora” que. “le tocó al partido conservador”24 y sin ser un “enemigo de las obras modernas” señala las tensiones generadas entre la nueva y la “vieja” arquitectura y las falencias existentes en la ciudad en cuanto a salubridad e higiene. interesantes fotografías de lugares que ya no existen en el paisaje urbano de Bogotá. profesor de urbanismo en la Universidad Nacional de Colombia. el ingeniero y arquitecto Alfredo Ortega Díaz publica un interesante y quizá. 1992.

Los libros de Martínez. En: Textos Número 12. ESCALA. pues realiza un riguroso y objetivo32 análisis de los diferentes modelos urbanos que fueron adoptados por la ciudad en los noventa años de su periodo de estudio. 1900-1990. Universidad Nacional de Colombia. Bogotá. el libro “Bogotá reseñada por cronistas y viajeros ilustres.) MARTÍNEZ. “Arquitectura en Colombia. que nos permite tener una visión33. 1968. junto con Ortega Díaz. Bogotá. Lectura crítica de la revista PROA”. Hugo. 30 Tanto el arquitecto español Álvarez Mora y el historiador colombiano Mejía Pavony coinciden en este punto como estrategia metodológica de la historia urbana. Estas publicaciones. Enero-Diciembre. pp. Maestría en Historia y teoría del arte y la arquitectura. 2007. se convierte en un valioso documento de fuente primaria para este periodo. “Santafé de Bogotá”25 “Bogotá. Cortés divide estos noventa años en ocho periodos específicos. 33 Visión que se confrontará con otros estudios existentes sobre la obra de Brunner y que reseñaremos más adelante. (168 pág. 31 CORTES SOLANO. 1946-1951. (92 pág.160-207. Bogotá. 29 Consideramos en este grupo los trabajos que abarcan periodos de estudio de más de ochenta años en su extensión. • Miradas globales al proceso de desarrollo urbano29: Una de las herramientas indispensables de la historia urbana es el conocimiento y análisis de los “mecanismos que intervienen en la construcción física de la ciudad”30 . 1572-1948”27 es una diversa recopilación de notas de viajeros que también pueden aportar información para quien construya interpretaciones sobre historia urbana de Bogotá. ESCALA.la mirada de un contemporáneo y conocedor de la materia.) 28 Al respecto de las directrices y contenido de la Revista. de los cuales destacamos el correspondiente a 1930-1950 denominado “1930-1950: La acción cotidiana sobre la ciudad no requiere de un modelo: Brunner y el Departamento de Urbanismo”. Universidad Nacional de Colombia. desde hoy y desde el punto de vista de 25 26 MARTÍNEZ. Buenos Aires. Bogotá: sinopsis sobre su evolución urbana 1536-1900. Bogotá. Del urbanismo a la planeación en Bogotá. Carlos. (162 pág. 1976. 1572-1948. Rodrigo. especializada en temas de arquitectura y urbanismo. realmente pionero en el tema de la historia urbana de Bogotá aún cuando sus trabajos no se realizan precisamente con ese criterio. Bogotá reseñada por cronistas y viajeros ilustres.) 27 MARTÍNEZ. Carlos. 9 . sino como resultado de un interés profesional en la ciudad y su problemática. sinopsis sobre su evolución urbana 1536-1900”26. El arquitecto Carlos Martínez Jiménez se puede considerar. se convierten en la primera visión técnica sobre la ciudad y su proceso de desarrollo urbano en la que el plano es utilizado como herramienta de interpretación. En: Revista Bitácora Número 11. reúnen un material de interés para nuestro trabajo. En este sentido el artículo “Del urbanismo a la planeación en Bogotá. 2005. intentando describir lo que la planeación ha llegado a ser” las cursivas son del arquitecto Cortés. ver: MONDRAGÓN. 1976. 32 Explica el autor su interés de “…limpiar este texto de prejuicios o preconceptos sobre lo que la planeación debería ser hoy en Bogotá. que siempre le dedicó un espacio principal al tema de la Planeación de Bogotá28. Santafé de Bogotá. Centro Editor de América Latina. junto a la fundación a partir de 1946 y dirección durante más de treinta años de la revista PROA. Carlos. 1900-1990” 31 del arquitecto Rodrigo Cortés Solano es un aporte fundamental a ese conocimiento.

1820-1910. CEJA. p. Bogotá. para nuestro estudio. 1911-1948” (2007). como la llama Mejía. que se vé ampliamente confirmada. Historia urbana de Bogotá. publicado en conjunto entre la Alcaldía de Bogotá. Cartografía. ya no lo lograrán para el próximo. (498 pág. en la conversión de los espacio públicos de la ciudad en elementos simbólicos de la ideología republicana”36. 1791-2007” (2006).un experto. el Instituto Distrital de Patrimonio y Cultura y el Archivo de Bogotá. 1820-1910”34 es pionero en realizar una revisión desde la historiografía profesional y definida como de historia urbana. es que “…los signos del orden social creado e implantado penosamente a lo largo de esos decenios (1819 a 1910) debieron quedar plasmados sobre el espacio de la ciudad. 34 MEJÍA PAVONY. y que están reseñados. de Marcela Cuellar Sanchéz y Germán Mejía Pavony. p. El Atlas histórico de Bogotá en sus dos tomos: “Atlas Histórico de Bogotá. y en menos de cincuenta años. en su utillaje material. o hemos localizado. Mejía hace ver que es evidente que los “años del cambio” se iniciaron y dejaron “plasmados sobre el espacio” los signos de ese periodo de transición que se debatió “… entre la ruptura de las formas de dominio colonial y el establecimiento definitivo del Estado-Nacional” 37. Este es un trabajo de obligada lectura para quien estudie el proceso de transformación urbana de Bogotá. “Atlas Histórico de Bogotá. que serán de interés para nuestro análisis. en sus organismos de gobierno municipal. 10 . respecto de los parámetros técnicos que regían el desarrollo urbano de la ciudad en el período en que se decide y se logra la demolición del antiguo convento de Santo Domingo. Historia urbana de Bogotá. Germán. los veremos caer a uno tras de otro. 37 Ibídem. producto de su tesis doctoral en historia.) 35 Mejía explica ampliamente su utilización del concepto de ciudad “burguesa” para la Bogotá de 1910. centrada en los procesos de cambio de la ciudad colonial a la ciudad “burguesa”35. dos referencias gráficas que señalaremos más adelante en sus respectivos documentos. 1998. El trabajo del historiador Germán Mejía Pavony “Los años del cambio. dando así razón de una urbe diferente a la colonial en su ordenamiento interno. Con este trabajo. Los años del cambio. el cual es necesario confrontar con otros estudios posteriores de la ciudad. pues tienen que ver directamente con la manzana donde se encontraba el convento. casi inventariados en su libro. su hipótesis. 14. pues si bien los conventos consiguieron sobrevivir a ese periodo de transición estudiado por Mejía. han recopilado y organizado un muy amplio volumen de información gráfica y cartográfica que nos ha resultado útil para rastrear el proceso de evolución de la manzana del antiguo convento. 20-21. quedando en pie una mínima fracción de esa infraestructura religiosa que en un momento dado le dio a la ciudad la caracterización de “ciudad conventual”. que veremos más adelante de la historiadora Súarez Mayorga y del arquitecto urbanista Del Castillo. es un material que aporta información rigurosa de contexto y antecedentes de la ciudad que nos interesa entender. del cual afortunadamente existen. 36 Ibídem. Brunner realizó un plan vial del centro.

Resalta la historiadora que los primeros intentos de demolición de este convento ya se habían dado en 1925. bajo el gobierno conservador de Pedro Nel Ospina y sin embargo aparentemente fue el que más debates generó en 38 Consideramos en este grupo los trabajos que abarcan periodos de estudio de menos de sesenta años en su extensión 39 SÚAREZ MAYORGA. Crecimiento urbano. un artículo de la historiadora Catalina Muñoz Rojas. sino una recreación politizada del mismo.• Miradas puntuales de la historia urbana al proceso de desarrollo urbano38: En este grupo ubicamos tres trabajos que nos resultan centrales como referencia de contexto y como guía metodológica por los diferentes aportes que pueden representar para nuestro trabajo. el primero de los cuales se define explícitamente como de historia urbana. La temática estudiada por la historiadora Muñoz en este artículo constituye un aporte valioso a nuestra proyecto de investigación. En: Historia Crítica No 40 de Enero-abril 2010. El caso que analiza como ejemplo es el de lo acontecido con el antiguo convento de Santo Domingo. Bogotá. Ibídem. Catalina. sede Bogotá. Catalina. reconocido por sus trabajos de memoria e identidad. Juan Carlos del Castillo. Redefiniendo la memoria nacional: debates en torno a la conservación arquitectónica en Bogotá: 1930-1946. no ha sido aún suficientemente analizado: “…la demolición de los edificios coloniales para abrir paso a la modernización urbana de la capital”42. sede Bogotá. “Bogotá: el tránsito a la ciudad moderna 19201950”40. Crecimiento urbano. Editora Guadalupe.U. 23. Su análisis. historiador francés especializado en la historia del patrimonio y de los museos. Bogotá.) 41 MUÑÓZ ROJAS. E. jerarquización social y poder político. 43 Conceptos propuestos o teorizados por Dominique Poulot.) 40 DEL CASTILLO. 42 MUÑÓZ ROJAS. Bogotá 1910-1950”39. Editora Guadalupe. 2003. la cursiva es nuestra. Universidad Nacional de Colombia. (229 pág. (120 pág. pp. sobre los dos primeros nos extenderemos más adelante en nuestro apartado del marco teórico. Francoise Choay. 1920-1950. El tercero. Son ellos. del arquitecto y magíster en urbanismo de la Universidad Nacional de Colombia. Universidad Nacional de Colombia. Juan Carlos. fundamentado en el concepto de que “…el patrimonio no es una manifestación transparente del pasado. Bogotá. está siempre al servicio del presente”43 la lleva a argumentar que esto fue lo que sucedió en torno a los debates estudiados: se politizó el discurso de la conservación versus el desarrollo y la modernización. 20-43. La ciudad de los elegidos. que al igual que la memoria. p. historiadora de las teorías y las formas urbanas y arquitectónicas. El tránsito a la ciudad moderna. “Redefiniendo la memoria nacional: debates en torno a la conservación arquitectónica en Bogotá: 19301946”41 es producto de una investigación sobre las políticas culturales de la República liberal realizada para su doctorado en Historia de la Universidad de Pennsylvania. Adriana. “La ciudad de los elegidos. de la historiadora Adriana Súarez Mayorga. 2006. y Pierre Nora. pues resalta un aspecto importante del proceso de modernización de la ciudad que en nuestro criterio. jerarquización social y poder político. El segundo. Bogotá 1910-1950. 11 .

45 NIÑO. Que la ciudad no es tan sólo resultado de lo que arquitectos y urbanistas proyectan y planean. la tesina del arquitecto Helbert Suárez para graduarse en la Maestría de Teoría y práctica del proyecto de Arquitectura de la Universidad Politécnica de Cataluña. administradores y banqueros pesan sobremanera en las decisiones que se toman respecto de la ciudad. Este libro es una lección de historia urbana que nos corrobora que a partir de un evento. en cambio. hace rato que fue dejada de lado. Mientras la ciudad colonial permaneció en pie más de trescientos años. y que la mayoría de las veces definen y jalonan realmente el desarrollo. Instituto Distrital de Patrimonio Cultural. y el segundo. de un hecho urbano. • Miradas puntuales desde hechos urbanos o arquitectónicos: De una muy amplia cantidad de material existente para Bogotá en este sentido. Carlos. Es este un libro denso y bello. que los políticos. pues al parecer el rey Midas no se recicla sobre sí mismo. “…ahora desde la oposición. entre otros temas. resultado de una investigación en historia urbana juiciosa y rigurosa que hace un llamado de atención sobre esa arquitectura que tanto esfuerzo y tensiones costó llevar a construir. esta parte de la ciudad. Y que nos genera preguntas. Esa es una realidad contundente de nuestras ciudades hasta el día de hoy. en la que la administración de la ciudad pareció centrar todos sus esfuerzos para demostrar como se accedía a la modernidad. 2010. Muñoz considera que los conservadores. el primero. En el prólogo y en el libro. se aferraron fuertemente a la defensa del pasado hispánico como símbolo del orden social que veían amenazado por las reformas liberales”. Un segundo trabajo puntual que también nos interesa destacar es la tesina del arquitecto Helbert Súarez Ferreira realizada dentro de la Maestría de Teoría y práctica 44 Incluso requirió de una comunicación (a favor de la demolición) del presidente de la República de entonces. es lo que nos llama la atención. preguntas vitales sobre cómo hemos hecho nuestras ciudades. También es quizá esa un condición de la modernidad. Bogotá. Eduardo Santos. “La Carrera de la modernidad. Construcción de la carrera décima. En el libro y en la vida diaria. destacamos estos dos trabajos por el aporte que representan en términos metodológicos y de contenido. La avenida Caracas un espacio hacia la modernidad. Sandra. escrita desde los hechos puntuales. sino que siempre necesita de nuevos horizontes y nuevos inversionistas que le dan aliento vital. ese torbellino en el que no hay sólido que permanezca ad eternum. podemos entender una ciudad y sus procesos.la década del treinta ante su demolición44. Bogotá 1945-1960”45. para terminar en un lapso menor a cincuenta años. promovida ahora por el gobierno liberal. Es lo que consiguen demostrar sus autores.) 12 . Que las fuerzas del mercado inmobiliario son poderosas. REINA. y una parte de ella persiste vital inclusive en el siglo XXI. en el prólogo de Germán Mejía sobre el libro de Carlos Niño Murcia y Sandra Reina Mendoza. una reciente publicación de los arquitectos Carlos Niño Murcia con Sandra Reina Mendoza. más que los más sesudos y organizados planes diseñados por técnicos y especialistas. (287 pág. en un estado de abandono desolador. 1933-1948.

obra inédita de Fray Enrique Báez Arenales. 13 . Tesina final.del proyecto de Arquitectura de la Universidad Politécnica de Cataluña en 2009. O. O. Historia de la Provincia de San Antonino del Nuevo Reino de Granada de la orden de Predicadores.. incluido el Archivo General de Indias en Sevilla. 49 Nacido en Soatá. 2009. de la Iglesia. material de 46 SÚAREZ. reposa en 23 volúmenes en el Archivo de Provincia localizado en Bogotá. 47 ZAMORA. Universidad Politécnica de Cataluña. Instituto Colombiano de Cultura Hispánica. Boyacá en 1881.P. 3. Master en Teoría y práctica del proyecto de arquitectura. Santafé de Bogotá”46. en la que consideramos que el hecho de que dentro de ésta se enfatiza la relación entre el proyecto y el contexto cultural.P49. La orden Dominicana en Colombia. el resultado se convierte en un material cuyo aporte a la historia urbana de Bogotá es absolutamente evidente.2. murió en 1954. Evolución de la Calle Real del comercio. ocupada por almacenes que ya en el siglo XX pertenecían a particulares y se encontraba también la entrada principal. diferente a la planteada con la propuesta de la apertura de la Avenida Central que hubiera dividido en dos fragmentos la manzana y que mencionamos arriba en el apartado del libro de Hofer sobre Brunner. Barcelona. “La Orden dominicana en Colombia”48.) consultado en www. la oriental. son cuatro tomos de autoría de Fray Alonso de Zamora.upc. fray Enrique. Contiene una importante cantidad de transcripciones mecanografiadas realizadas a partir de manuscritos originales que el padre Baez fue recopilando y consultando en diferentes archivos a lo largo de su vida. El Tomo III está dedicado exclusivamente al convento de Bogotá. su proceso constructivo y sus gestores. Bogotá.edu en noviembre de 2010. una gráfica isométrica del “Estudio del ensanche de la Calle Real entre calles 11 y 14” que parece ser una segunda alternativa de Brunner para esta manzana. fray Alonso de. Suárez aporta otra ficha del rompecabezas de la propuesta de intervención del centro en 1935 del austriaco Kart Brunner y que nos resulta de interés por incluir precisamente la manzana donde estaba localizado el antiguo convento de Santo Domingo. 1980 48 BÁEZ. Del convento de Santo Domingo: • Desde la historiografía tradicional: La “Historia de la Provincia de San Antonino del Nuevo Reino de Granada”47. Esta obra aporta datos importantes sobre la fundación del convento de Bogotá. nombrado en 1691 historiador de la Provincia de San Antonino del Nuevo Reino de Granada. que se puede confrontar con la fuente primaria existente en el Archivo General de la Nación AGN y en el Archivo de Provincia de Colombia APCOP. La Calle Real era la calle sobre la cual se encontraba una de las fachadas del convento. “Evolución de la Calle Real del comercio. XXIII Tomos (inédito). (37 pág. obra que se imprimió en su primera edición en Barcelona en 1701. a través del atrio. Cuatro tomos. Intensificación proyecto y contexto cultural. Helbert.

que mereció una publicación independiente53 transcribe material interesante de fuente primaria que hoy reposa en los archivos de la Academia de Historia y de la Biblioteca Luis Ángel Arango que amerita una revisión que permita confrontar la posición de Ariza. investigador colombiano especializado en el tema religioso y quizá el principal conocedor de la Orden en este país. entre otros. “Aproximación a la crisis de la orden Dominicana en Colombia en los siglos XVIII-XIX. El capítulo dedicado a la demolición del convento. Restauración. Santander. Salamanca. hasta el siglo XX. 1550-1861-1939-1968. Universidad Santo Tomás. y por lo tanto tiene una fuerte tendencia a la apología. quien organizó el Archivo de Provincia localizado en Bogotá. que debe leerse con el conocimiento de que su fuente principal de información es secundaria en gran parte. fray Alberto.obligada consulta en nuestro análisis.50 además de autor de una obra extensa sobre la comunidad de los Dominicos. debe confrontarse con Zamora y con la fuente primaria ya mencionada. Los Dominicos en Colombia”. “Religiosos y sociedad en nueva Granada. El Convento de Santo Domingo de Santa Fe de Bogotá. Bogotá. Editorial San Esteban. Editorial Kelly. fue protagonista en los eventos del proceso de demolición de la Iglesia de Santo Domingo. que fue parte actuante del proceso y de la polémica generada. Vida y muerte del convento dominicano de Nuestra Señora del Rosario Santafé de Bogotá. Destrucción. pp. (458 pág. Aproximación a la crisis de la orden Dominicana en Colombia en los siglos XVIII-XIX. fray Alberto. Dos Tomos. “Religiosos y sociedad”. ante su historia. Un análisis historiográfico. Anuario XXIX. Bogotá: Ediciones Antropos Ltda. época para la cual él era Provincial (máxima autoridad) de la comunidad en Colombia51. 1949-1953. 53 ARIZA. Fray Alberto Ariza Sánchez. Tomado de: PLATA QUEZADA William Elvis. 56 PLATA. autor también de la obra “La Universidad Santo Tomás de Colombia ante su historia”54 y del texto “Aproximación a la crisis de la orden Dominicana en Colombia en lo siglos XVIII-XIX"55. siglos XVI-XIX” es el trabajo de grado56 que realiza para obtener el título de Doctor en 50 51 Nacido en 1903 en La Aguada. 351-395. Archivo Dominicano. 54 PLATA QUEZADA William Elvis. 2008. 55 PLATA QUEZADA William Elvis.. Siglos XVI-XIX.P. Editorial San Esteban. Salamanca. Bogotá. De su obra escrita destacamos “Los Dominicos en Colombia”52 en la que Ariza consigue generar su visión personal de un panorama general de lo que ha sido la presencia dominicana en Colombia desde el desembarco de 13 misioneros en Santa Marta en 1528. Un análisis historiográfico”. La Universidad Santo Tomás de Colombia. • Desde la historiografía profesional: William Elvis Plata Quezada. Fray Alberto Ariza fue “tres veces provincial (1940-1945.) 14 . 2008 52 ARIZA. es una fuente de consulta indispensable para cualquier trabajo que se quiera realizar relacionado con la orden dominicana en este país. Es esta una obra en general importante por la capacidad y la dispendiosa labor de su autor de organizar más de 400 años de historia de su comunidad en un juicioso sentido cronológico y temático. 2005. y que la mirada y la reflexión histórica realizada es de alguien que está al interior de la comunidad. Anuario XXIX. 1976. Archivo Dominicano. que intenta tener un orden cronológico y que de igual manera. 1953-1957) y una vez Vicario provincial de plenos poderes (1945-1947)”. 1992. murió en 1987. Fundación. Bogotá. O.

“Conventos dominicanos que construyeron un país”57 se realizó una interpretación hipotética del proceso constructivo del convento de Bogotá entre 1550 y principios del siglo XIX. Alberto. variable que es indispensable de considerar e incluir en los análisis para el periodo de la colonia especialmente. que llega al punto más álgido en el siglo XIX. Universidad Santo Tomás. y aclarar que. 1989. Historia de la arquitectura. Tunja y Medellín. ya debilitadas al interior. habida cuenta que fue la infraestructura de la arquitectura religiosa un factor central y determinante del posicionamiento territorial que lograban hacer los “conquistadores” españoles a medida que avanzaban sobre este territorio hoy denominado Colombia. (291 pág. allí plantea una reflexión alrededor de la crisis vivida al interior de la comunidad dominicana del Nuevo Reino de Granada. y realizarse cambios en la estructura social y política. Bogotá. Historia de la arquitectura en Colombia. De la historia de la arquitectura religiosa Inscrito dentro de la historia de la arquitectura. Biblioteca de Cundinamarca. que era la evangelización. 3.3. El profesor Corradine manifiesta que “…este quizá es el tema mejor estudiado por todos los historiadores que han tratado sobre la arquitectura en Colombia (…) abundan los escritos y conceptos desde las primeras décadas de este siglo”60. Dentro de la historia de la arquitectura. y la “posición de acomodamiento material” en el que lentamente fue decayendo la comunidad. 1989. en el que tuvimos la oportunidad de participar como arquitectos co-investigadores. Historia de la arquitectura colombiana. Bucaramanga. haciendo casi que un paralelo con la “vida y muerte” del convento de Nuestra Señora del Rosario de la ciudad de Santafé de Bogotá. Editorial ESCALA. hacen mención de la arquitectura religiosa en sus libros. que busca explicar la crisis sufrida por la comunidad. dejó definitivamente a las órdenes religiosas en general. sin sustento político al exterior. este campo temático de la arquitectura religiosa se observa prácticamente inexplorado desde la historia urbana en Colombia.Historia. en nuestro 57 PLATA QUEZADA William Elvis. 15 . 58 ARANGO. producto de una relación casi “simbiótica” con una élite cerrada y jerarquizada. 2010. tanto la arquitecta Silvia Arango 58. Silvia. Bogotá. Alberto. varios docentes de la Universidad Santo Tomás de Bucaramanga. el alejamiento de la misma de su principal objetivo. p. visiones panorámicas generales que no pueden entrar a profundizar en la temática. 82. que se enmarcó decidida y claramente dentro de un pensamiento moderno. conocido popularmente como de Santo Domingo. propone como una de las principales causas. situaciones que. como el arquitecto Alberto Corradine59. En su mas reciente trabajo publicado. Su planteamiento analítico.) 60 CORRADINE. Conventos dominicanos que construyeron un país. al sobrevenir la crisis externa del proceso de independencia. liberal y anticlerical. pero son estas. (347 pág. Universidad Nacional de Colombia.) 59 CORRADINE. concepto del cual respetuosamente nos permitimos disentir. y a esta en particular.

que queda faltando el análisis histórico que pueda generar comprensión de esa interacción entre el objeto arquitectónico y los hombres que la construyeron. Jaime Salcedo. Corradine propone unos elementos básicos para analizar las “manifestaciones espaciales de los templos en América”. así como sugiere una clasificación de los templos de acuerdo a su jerarquía. sociales y de ancestro regional de sus ejecutantes. Bogotá. y son los primeros en escribir y analizar la arquitectura colonial en Colombia en los términos que mencionamos arriba: la Catedral de Cartagena. p. 1968. y de la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción de Popayán. 2 16 . dibujos y material fotográfico que se convierte en fuente primaria y documental de la arquitectura religiosa. son sus temas de estudio en los que la arquitectura religiosa es materia predominante de análisis. Texto mecanografiado) 63 CORRADINE. varios artículos sobre la Iglesia de San Ignacio en Bogotá y sobre el conjunto conventual de Monguí. y se centran principalmente en el análisis formal de la arquitectura y la decoración de las mismas. 1976. Se interesó también en la arquitectura colonial y tiene varios libros publicados en este sentido además de un artículo específico sobre templos doctrineros y capillas posas en la Nueva Granada. arquitecto colombiano es fundador. Marco Dorta y Santiago Sebastián. son historiadores del arte. Universidad Javeriana. del Instituto de Investigaciones Estéticas IIE de la Universidad Javeriana. Alfonso Borrero. con una perspectiva de hoy. (del cual hay un libro publicado61). estos dos con el objeto de realizar las respectivas restauraciones arquitectónicas de los mismos. Dirigido por Jaime Salcedo y P. Alberto. del templo y claustro de Monguí. se trata de estudios que analizan puntualmente algunas edificaciones religiosas coloniales. pero que. que hoy lleva su nombre. y ese de por sí es ya un aporte significativo y valioso. nacidas ellas de las condiciones geográficas. Corradine también realiza levantamientos del Claustro de San Agustín en Mompox que incluye una investigación histórica. la arquitectura colonial en Cali. El mismo Alberto Corradine. Tunja. que aportan si. Arquitectura religiosa en Colombia. del templo de Tópaga. españoles. 62 CORRADINE. Popayán. económicas.criterio. los que decidieron derribarla. (11 pág. Bogotá. Carlos Arbeláez Camacho. de la catedral de Pamplona. para no citar sino algunos aspectos”63. Templos coloniales”62 donde hace notar que existe una “…gama enorme de expresiones espaciales. también arquitecto. Arquitectura religiosa. Restauración del templo de Santo Domingo de Tunja. en 1962. y de la iglesia de la Concepción de Bogotá. los que la utilizaron. Templos coloniales. así como con el espacio urbano que ayudaron a conformar. incursiona también en el análisis de la arquitectura religiosa: “Arquitectura religiosa en Colombia. Por último. consideramos nosotros. realiza para el IIE de la Javeriana. los estudios necesarios para llevar a cabo las respectivas restauraciones de los templos de Santo Domingo de Tunja. rigurosa y erudita información de los objetos como tales. y tiempo después. arquitecto. Alberto. Estos trabajos recopilan y producen un material muy importante de planos. reseñamos su ensayo “Convento del Santo 61 INSTITUTO DE INVESTIGACIONES ESTÉTICAS CARLOS ARBELAEZ CAMACHO.

2001. Editorial ESCALA. y con énfasis en el análisis tipológico de la arquitectura de las iglesias diseñadas por Giovanni Buscaglioni. insistimos. Bogotá. Pero su síntesis histórica. por el contrario. la referencia. 68 RENTERÍA. 1998 (293 pág. Templo de Santa clara. influjos. (142 pág. Franco y Téllez. que sin embargo. Bogotá.) 17 . 2000. es el trabajo de maestría en Teoría e Historia de la Arquitectura de Nancy Rozo67 que busca descifrar cuáles son las matrices compositivas que consiguen crear una unidad de la composición que reúne armónicamente el esquema de proporciones. cuya erudita comprensión está dirigida a realizar un cuidadoso y respetuoso trabajo de restauración. Bogotá. Patricia Rentería publica el libro “Arquitectura en la Iglesia de San Ignacio de Bogotá: modelos. Arquitectura religiosa en Colombia. Bogotá. arquitecto. Bogotá. “Templo de Santa Clara Bogotá”65. Provincia de Nuestra Señora de Gracia Colombia. 65 FRANCO SALAMANCA. En general. bellísimo y riguroso trabajo de identificación y análisis de los elementos arquitectónicos. Universidad Nacional de Colombia. como la de todos los trabajos que acompañan por lo general los análisis arquitectónicos realizados por arquitectos para ejecutar proyectos de restauración. Alberto. Colección Arte y Fe. Orden de San Agustín. Estos dos trabajos se caracterizan por ser analíticos del proyecto arquitectónico como tal y se diferencian de los anteriormente reseñados porque más 64 CORRADINE. Arquitectura en la Iglesia de San Ignacio de Bogotá: modelos. Giovanni Buscaglioni. Convento del Santo Ecce-Homo: síntesis histórica y esbozo analítico. influjos. la fecha. artífices. Centro editorial Javeriano. con un manejo editorial muy hermoso también. se limitan a una recopilación ordenada y sistemática de eventos y personajes que intervienen a lo largo del tiempo en la ejecución y uso de los objetos arquitectónicos no sobrepasando el nivel descriptivo. (209 pág. 1971-1972. Germán.) 66 TÉLLEZ. Iglesia y convento de San Agustín en Santafé y Bogotá. en su libro “Iglesia y convento de San Agustín en Santafé y Bogotá”66 en el que destaca que el enfoque de la publicación es “abordar el tema de la iglesia y del convento desde un punto de vista predominantemente técnico y artístico” construye una versión que va más allá de lo meramente descriptivo. 1920-1940. Germán Téllez Castañeda. Nos. artífices”68 como resultado de su trabajo de investigación de doctorado en Historia de la arquitectura. Maestría en teoría e historia del arte y la arquitectura. por el dato.Ecce-Homo: síntesis histórica y esbozo analítico64” el cual es un riguroso y erudito trabajo de análisis de los elementos constitutivos de la arquitectura del templo y del convento. 1987. 6-7. Patricia. De más reciente elaboración. Colcultura. el esquema estructural y el esquema figurativo en el trabajo del arquitecto.) 67 ROZO. Universidad Nacional de Colombia. podríamos encontrar como elemento en común el énfasis dado a la identificación y descripción de los elementos constructivos del objeto arquitectónico y su conexión con las obras de restauración que se van a desarrollar sobre los mismos. fotógrafo y crítico de arquitectura. Este es el caso también del libro del arquitecto Germán Franco Salamanca. en los trabajos de estos tres arquitectos. En: Anuario Colombiano de Historia Social y de la Cultura. Nancy. Corradine. es útil en primera instancia. En este trabajo las referencias históricas van dirigidas a comprender un posible eclecticismo de la obra. Germán.

Editorial Pontificia Universidad Javeriana. para Colombia 69 GONZÁLEZ MORA. les interesa la comprensión de los procesos que llevan a generar la composición arquitectónica. Felipe. Barcelona. 3. si bien algunos con reformas y alteraciones bastante significativas. Tunja. Meta y Orinoco. Arquitectura y urbanismo en la frontera oriental del Nuevo Reino de Granada siglos XVII-XVIII”69. Gustavo Gili. doctor en historia.4. a redirigir estos procesos de urbanización. por lo que están soportados en una interesante y rica fuente primaria que no ha sido muy explorada por los historiadores en general y que tiene un campo amplio de desarrollo. que discute la validez y el sentido de aplicar una “nomenclatura europea” sobre la arquitectura religiosa realizada en el continente sudamericano que se caracteriza precisamente por no tener ”…una verdadera unidad ni geográfica. 1974.) 18 . que se encontraban en pie para la época de los procesos de independencia. Su nacimiento como campo específico de investigación es reciente. El objetivo principal de la investigación fue analizar su grado de protagonismo frente a estos procesos. Arquitectura y urbanismo en la frontera oriental del Nuevo Reino de Granada siglos XVII-XVIII. la Compañía de Jesús: “Reducciones y haciendas jesuíticas en Casanare. Este trabajo pretendía realizar una verificación in situ de las construcciones religiosas que por razones de seguridad en el territorio a visitar no pudo ser llevado a cabo. (197 pág. Hoy. A nivel de investigaciones específicas respecto de una comunidad religiosa. el trabajo del arquitecto Felipe González Mora. la humanidad no ha detenido su tendencia a incrementar exponencialmente su ubicación y su desarrollo dentro de contextos urbanos. 2004. (225 pág. Bogotá. Es aquí. comprender e incluso. su preocupación sigue siendo vigente. Bogotá. en este pequeño grupo de dos investigadores. Damián.) 70 BAYÓN. y si en el mundo podemos hablar de que se dio una consolidación como área de estudio cercana a los años sesenta. La historia urbana contribuye a conocer. de los cuales continúan en pie cuatro. Sociedad y arquitectura colonial sudamericana: una lectura polémica.que la descripción de los elementos. en donde encontramos la búsqueda de la comprensión de esa interacción interesante entre la obra arquitectónica y el contexto social. realiza un trabajo interdisciplinario con arquitectos para indagar los procesos constructivos de los conventos dominicanos de Cartagena. Para finalizar este balance queremos destacar el libro “Sociedad y arquitectura colonial sudamericana: una lectura polémica”70 de Damián Bayón. es pionero en realizar una investigación de análisis y verificación documental existente sobre la obra arquitectónica de una comunidad. Estos dos trabajos se caracterizan por partir de una investigación documental rigurosa. William Elvis Plata Quezada. Conclusiones al balance historiográfico: Desde que surgieron las primeras ciudades sobre el planeta. Chiquinquirá y Popayán. tampoco cronológica”. por su parte. Reducciones y haciendas jesuíticas en Casanare. ni cultural. Meta y Orinoco. Lo consideramos como obligada lectura para quien se interne en el tema de la arquitectura religiosa en este territorio americano y lo clasificamos como un texto que sirve de referencia de análisis de la obra arquitectónica religiosa.

con la intención de verificar el aporte de este a la ciudad y al oficio mismo. nuestro balance nos permite identificar un periodo y una problemática particulares que han sido profundamente estudiados. A nivel general podemos clasificar los estudios realizados en Bogotá en tres grandes grupos: el primero. Nuestro balance historiográfico sobre el convento y la arquitectura religiosa en Colombia. Queremos destacar también el hecho de que en estos estudios realizados sobre Bogotá. en las que buscan identificar el momento y la forma en que se han utilizado herramientas técnicas que permitan una adecuada planeación de la ciudad. análisis en los que cabe resaltar que prevalece la tendencia a identificar y a señalar lo que se construye en el avance de la ciudad. y tres trabajo puntuales. dejando de lado un aspecto que no deja de ser importante también para su comprensión: el tema de las demoliciones. y consideramos que nuestra mirada sobre un caso específico. en la puesta en claro de unos debates más politizados que técnicos o verdaderamente ideológicos. La arquitectura moderna es la temática sobre la que mayores publicaciones podemos encontrar. también relacionados arriba. es comprender una faceta importante de esa sociedad. Los arquitectos no urbanistas. Así. los arquitectos urbanistas. en Bogotá. con una muy notoria y mayor cantidad de investigaciones sobre su capital. Por su parte. realizados principalmente en las coyunturas de transición de la misma: Mejía Pavony en la búsqueda de los signos del cambio de la ciudad colonial a la ciudad burguesa. han privilegiado el análisis sobre el objeto arquitectónico. puede ser un primer aporte en ese sentido. prevalecen como protagonistas principales los entes municipales y la empresa privada. Aún no se han hecho análisis generales de lo que esta infraestructura representó a nivel urbano en el territorio colombiano. sobre la Iglesia y convento de San Agustín de Bogotá. pero que subyace tras el crecimiento y la transformación de la ciudad. el convento de Santo Domingo. que se caracterizan por ser estudios densos que identifican y resaltan hechos puntuales que han sido determinantes y/o que caracterizan el proceso de desarrollo urbano de la ciudad. que consideramos pertinente reunir dentro de una única temática. sobre el templo de Santa Clara también en Bogotá y sobre el Claustro de San Agustín en Mompox. se han encargado de realizar miradas más amplias sobre el desarrollo de la ciudad. presenta un desarrollo muy incipiente y fragmentado. ausente aún en estos estudios. propietario de la mayoría de predios que fueron enajenados a las comunidades religiosas asentadas en la ciudad. y se deja en un segundo plano un actor que para el tema de las demoliciones percibimos como principal. el gobierno nacional. Mayorga Suárez en la identificación de los gestores y sus intereses particulares en la ciudad que busca acceder a la modernidad y Muñóz Rojas.podemos observar que esta empieza su producción en los años noventa. Visto desde la historia urbana. el tema de la arquitectura religiosa es una veta inexplorada en la cual 19 . Bogotá. el acceso a la modernidad de la ciudad. Esta historia no ha sido aún revelada. surgidos por efecto de esa transición a la ciudad moderna. Los únicos estudios realizados por comunidades religiosas que se acerquen a analizar su obra arquitectónica son los de Dominicos y de Jesuitas que relacionamos en nuestro balance. Comprender que está dispuesta a sacrificar una sociedad en el aspecto material. en el que se encuentran los trabajos realizados por historiadores. en las ciudades.

y tercero. Germán. 71 Citado por: MEJÍA PAVONY. En: La historia urbana. Los años del cambio. Francisco Javier Monclús y José Luis Oyón71 • Álvarez Mora. 4. los geógrafos históricos en la distribución espacial y los historiadores sociales en las familias que habitan en ellas. Bogotá. que los mecanismos que intervienen en la construcción física de la ciudad hagan parte de los componentes metodológicos de investigación y análisis. “La necesaria componente espacial en la historia urbana”. segundo. quien define la historia urbana como “…una forma de conocimiento caracterizado por las implicaciones decididamente dialécticas que se producen entre fenómenos socioeconómicos y las necesarias repercusiones espaciales que los exteriorizan y los expresan”72 en la que la ciudad es el objeto de estudio entendida como “producto social”. que acogemos por considerarla válida y pertinente para nuestro trabajo. Madrid. un modelo español: Hemos encontrado en este arquitecto y urbanista español una definición certera de lo que la historia urbana es. Historia urbana de Bogotá. Alfonso Álvarez Mora. CEJA. Colección Ayer. Resaltamos que tanto Mejía Pavony como Suárez Mayorga. que el componente espacial pasa a un primer plano. es Doctor arquitecto director del Instituto Universitario de Urbanística de la Universidad de Valladolid. 20 . MARCO REFERENTE TEÓRICO 4. 1998. que el conocimiento del plano de la ciudad. 1996 p. p. A. permita reflexionar sobre el tipo de sociedad que lo ha producido. 1820-1910. Reseñamos brevemente la propuesta metodológica y su marco conceptual porque consideramos que se ajusta a las expectativas que pretendemos desarrollar con nuestra tarea. Los historiadores de la arquitectura y del urbanismo se interesan en los edificios.1. historiadores colombianos que trabajan la historia urbana en Colombia referencian el componente conceptual y metodológico de Álvarez Mora en sus recientes investigaciones. pero sólo los historiadores urbanos están interesados en la interacción entre la fábrica urbana y la fábrica social” Manuel Guardia. 72 72 ÁLVAREZ MORA. Editorial Marcial Pons.30. Para Álvarez Mora la historia urbana debe contener “como necesidad epistemológica” componentes espaciales y propone los siguientes puntos fundamentales como “presupuestos metodológicos”: primero.pretendemos hacer un aporte y llamar la atención para generar nuevos trabajos de investigación. Perspectivas generales de interpretación en la Historia Urbana: “…los historiadores urbanos se dirigen fundamentalmente a la ciudad y sólo disponen de una metodología particular de manera excepcional.

la historia urbana se convierte en instrumento para intervenir el espacio actual. producido por el ser humano en cuanto sociedad. que consideramos pertinentes para nuestro análisis. un producto social (…) la relación entre espacio urbano y sociedad está dada por la capacidad de refuncionalización y agregación que tiene un sistema social sobre el espacio que en el mismo sitio ha producido otro sistema social (…) la relación entre espacio urbano y sociedad. un modelo colombiano: Germán Mejía Pavony. que “…la característica principal del espacio urbano es que no es sólo físico sino –y más importante. entonces. en Bogotá. Germán. • Mejía Pavony. 69-71 (las cursivas son del autor) 21 . la ciudad medieval. Estos procesos. los proyectos de ”utilidad pública”. Su punto de partida es. obviamente. 1998. esto es. que es el carácter que tiene como disciplina “eminentemente instrumental”. Este interesante análisis.Para Álvarez Mora. Súarez Mayorga y Del Castillo. del cual el plano es el resultado. CEJA. Bogotá. El espacio urbano es. pp. Los años del cambio. tales modelos o concepciones se revisan permanentemente desde el campo de los intereses y del poder social (…) es inobjetable que sobre el objeto ciudad actúan fuerzas sociales de orden muy diferentes (…) el punto no es desconocer la existencia de estas fuerzas y su capacidad de generar lo que la historia finalmente es: la inevitable tensión que todo sistema social genera entre su tendencia a la inercia y su potencial intrínseco de cambio”73 Adriana Súarez Mayorga es hoy candidata a doctorado en ciencias sociales de la Universidad de Buenos Aires y participa actualmente en una línea de investigación en historia urbana. consideramos que plantea una metodología que fácilmente se puede ajustar para realizar la visión de los procesos de desagregación espacial en la ciudad colombiana. la desagregación como estrategia inmobiliaria. o en nuestro caso. se alimenta de modelos o concepciones que informan de manera específica la construcción de dicho espacio. que produce un objeto ciudad. terminan generando una “división social del espacio” y nuevas áreas de centralidad sobre las que Álvarez Mora considera pertinente investigar y así.histórico. pero que. hasta la “reutilización elitista del patrimonio edificado existente”. Su trabajo de pregrado en Historia de la Universidad Nacional de 73 MEJÍA PAVONY. Historia urbana de Bogotá. sus libros y artículos así lo confirman. identifica cuatro procesos de “desagregación espacial histórica” : las operaciones de ornato y embellecimiento. A partir y luego de analizar ésta y el juego de intereses que en ella se mueven. “Los años del cambio…” son sus premisas. a su vez. la ciudad actual es el resultado de una sucesión histórica de “desagregaciones espaciales” (el proceso). Es su trabajo. Sigue Mejía Pavony los “postulados fundamentales del método de la historia urbana” propuestos por el arquitecto Álvarez Mora y que ya hemos señalado anteriormente. 1820-1910. es seguramente el principal exponente de la historia urbana en Colombia.

Editorial siglo XXI.Colombia. La ciudad de los elegidos. el afianzamiento del sistema financiero y una incipiente industrialización”. jerarquización social y poder político. La experiencia de la modernidad. Bogotá 1910-1950”74. serían los antecedentes que dieron origen “a una nueva distribución territorial que ya para 1910. sede Bogotá. Editora Guadalupe. Bogotá. en lo que compete a la historia de la arquitectura o el urbanismo “…las investigaciones efectuadas (…) continúan perpetrando la separación entre el hecho físico (sea un edificio. jerarquización social y poder político. Señala Súarez que. y que la historiadora utiliza para comprobar que en efecto. el “incipiente proceso de modernización que evidenció 74 SÚAREZ MAYORGA. Su trabajo se organiza en tres ejes: la modernización de la ciudad en lo que tiene que ver específicamente con el aspecto físico y urbano. Universidad Nacional de Colombia. Su trabajo va dirigido a evitar esa dicotomía.28.75 Deja en claro que para examinar el desarrollo urbano de Bogotá (o de otras ciudades latinoamericanas). sede Bogotá. Madrid. Crecimiento urbano.28. expresaba claramente el paso a un nuevo ciclo.(tener en cuenta para tema densificación y especialización del centro financiero e institucional de la ciudad) 76 Ibídem. Así. Todo lo sólido se desvanece en el aire.actúa como un organismo que continuamente se está modificando en el tiempo y que es a partir de los “hechos urbanos y su estructura” sobre los que se puede realizar el análisis. 2006. y la interacción existente entre los entes públicos y privados que intervinieron en la configuración de la ciudad. (229 pág. 1991. fue la base del libro ““La ciudad de los elegidos. 77 BERMAN. 22 . la emergencia gradual de una burguesía. no es el proceso de industrialización el punto de partida de análisis. Crecimiento urbano. obviamente sin desconocer el contexto de desarrollo socioeconómico. Bogotá 1910-1950. estructura su trabajo en la definición que de la misma hace el ya mencionado Álvarez Mora. un plan) y el contexto histórico que lo dota de sentido”76. la dinámica de segregación socioespacial producida en la Bogotá del periodo estudiado. en el estado del arte de la historia urbana. Para identificar y analizar a los actores urbanos de la transformación de la ciudad. (sin que se hubieran presentado aún en escena) dos de los rasgos primordiales de la urbe moderna: una estricta segregación socioespacial y una expansión física considerable”. Marshall. p. reconoce que la “gestación de un Estado-nación. Adriana. quien habla de un “modernismo del subdesarrollo dirigido draconianamente desde arriba”77 en el San Petersburgo del siglo XIX. el cual fue calificado como meritorio. Marshall Berman. p. interés que es también central en nuestro planteamiento de investigación. Inscrito en la Historia Urbana. y alinea más bien sus planteamientos con la premisa del arquitecto italiano Aldo Rossi. dado su carácter histórico.) 75 Ibídem. Súarez se apoya en el concepto del filósofo y escritor norteamericano. de que la urbe –entendida en términos de una compleja realidad humana.

) 80 Ibídem.19. DEL CASTILLO. al igual que la historiadora Súarez. y de gran pertinencia en el estudio de un tema como ciudad y modernidad”81 Resaltamos las coincidencias en las metodologías utilizadas en los propósitos de investigación de los investigadores Súarez Mayorga y Del Castillo con el español Álvarez Mora: los tres analizan los procesos que llevaron a la construcción de la ciudad moderna (no incluimos en este grupo a Mejía Pavony. Bogotá. p. La percepción de la ciudad como un factor clave en la modernización social. contenidos en su libro “Bogotá: el tránsito a la ciudad moderna 1920-1950”79 el cual fue resultado de su trabajo de investigación para optar el título de magíster en urbanismo en 1993. Universidad Nacional de Colombia. los integrantes del Concejo municipal y sus posibles nexos con los propietarios o gerentes de empresas constructoras e inmobiliarias. Juan Carlos.Bogotá durante las décadas de estudio (1910-1950) fue dirigido –en cierta forma impuesto. El tránsito a la ciudad moderna. pues el explícitamente prefiere comprometerse con el concepto de la ciudad burguesa. para esto. La modernización del medio urbano o de la transformación física de la ciudad con “elementos modernos” . Juan Carlos del Castillo. p. en Marshall Berman porque considera que “…sugiere métodos de indagación de gran valor sobre dimensiones de la ciudad un tanto ocultas en nuestras formas tradicionales de análisis urbano. 2. excluyendo de nuevo a Mejía Pavony.” Se apoya. los tres. Ibídem. tampoco analiza un proceso sino que busca identificar unos signos). 2003. al intentar identificar además. y la historiadora va más allá en este punto. los cuatro investigadores identifican y analizan signos de cambio en la estructura urbana. Editora Guadalupe. sede Bogotá. Bogotá.15 23 . Considera este arquitecto urbanista que “…hasta ahora inician las tareas preliminares para realizar un examen riguroso de la ciudad colombiana (y que) aún estamos pendientes disciplinarmente de construir un análisis y una historia de las ciudades como un capítulo específico de la historia de la sociedad”80 Es claro y enfático Del Castillo en definir su tema de investigación como el de la modernización de Bogotá. p. 78 79 SÚAREZ MAYORGA. reseñamos los aspectos teóricos metodológicos utilizados por un tercer investigador.por la élite que (…) controlaba las acciones emprendidas o no emprendidas por la administración municipal en materia urbana”78 Por último. 81 Ibídem. La formación de un pensamiento moderno sobre la ciudad y 3. Adriana. (120 pág. el plano es herramienta útil de corroboración de la información obtenida. Modernización que enfoca en un triple sentido: “ 1. el arquitecto y magíster en urbanismo de la Universidad Nacional de Colombia. cabe resaltar que quien hace un uso más sistemático y explícito del plano y del material de registro fotográfico histórico es el arquitecto urbanista. 1920-1950.20. analizan las herramientas de planeación utilizadas.

en su libro “El interior de la Historia.2. Marina. Pag. 85 WAISMAN. 84 Aunque Waisman enfatiza el tema de la latinoamericanidad. La metodología utilizada la podemos seguir hasta cierto punto. se convierten en un importante material de apoyo para nuestro trabajo. El interior de la Historia. y su conocimiento es el objeto último del estudio histórico”85. sin necesarios arraigos de lugar geográfico. Seguramente es ella pionera. y en especial seguimos sus lineamientos en el tema del “significado”. Historiografía arquitectónica para uso de latinoamericanos”82 que se convierte prácticamente en un manual para el análisis de la arquitectura latinoamericana. El interior de la Historia. 1993. un futuro propio liberado de la limitación de modelos ajenos”. Perspectivas particulares de interpretación: del significado en arquitectura. sino. Consideramos estos trabajos como un sólido punto de apoyo para nuestra investigación. y la nuestra. con este libro y con “La estructura histórica del entorno” 83 en la tarea no sólo de señalar la importancia de la mirada histórica sobre el tema de la arquitectura. como quien afina la mirada con una lupa. 82 WAISMAN. Historiografía arquitectónica para uso de latinoamericanos. 24 . vemos su trabajo de gran utilidad para el análisis de la arquitectura. como para el crítico. resalta la importancia de la reflexión histórica para los arquitectos “…como uno de los medios para conocer la propia realidad y proyectar. Marina. 83 WAISMAN. el subrayado es nuestro. 1977. La arquitecta argentina Marina Waisman. Así como Súarez Mayorga encuentra “…en la urbe (Bogotá) el espejo donde se reflejan todos los cambios que se están sucediendo . Bogotá: ESCALA. en consecuencia. Bogotá: ESCALA. sino también en el plano nacional e internacional” pretendemos nosotros encontrar en la demolición del edificio el reflejo de lo que estaba sucediendo en la ciudad. en aportar de una manera tan didáctica. El contenido de los mismos y las conclusiones planteados respecto de los procesos y transformaciones que se dieron en Bogotá en los periodos analizados. consideramos que sus planteamientos no están sustancialmente ligados al adjetivo “latinoamericano”. 1993. 4. Buenos Aires: Nueva Visión. La seguimos en los “conceptos instrumentales para el análisis de la arquitectura desde un punto de vista latinoamericano” 84. además. se dirige a un edificio en particular) y ajustarla para nuestro análisis en donde sea necesario. (pues la escala utilizada por ellos es la de la ciudad en su totalidad. la pregunta por el significado de la arquitectura tiene una importancia capital: pues el significado de la arquitectura es la sustancia misma de la historia. 106. Waisman nos recuerda que “…para el historiador. Historiografía arquitectónica para uso de latinoamericanos. no sólo a nivel físico. La estructura histórica del entorno.Los resultados obtenidos en estas investigaciones permiten inferir que las estrategias metodológicas adoptadas son pertinentes para la construcción de la historia urbana de la ciudad colombiana. no sólo a nivel local. Marina. sino en el plano del pensamiento o ideologías de quienes tenían poder de decisión en la transformación de la ciudad. herramientas de investigación al arquitecto.

que responde a “…una visión del mundo” y en el que se encuentran implícitas las intenciones del arquitecto.Para esta arquitecta. La arquitectura de Cali. La arquitecta realiza una analogía entre la diferencia que existe entre los datos y los hechos históricos planteada por el historiador británico Edward H. es producto de una larga trayectoria profesional en su país y de la preocupación personal que siempre tuvo por la construcción de una reflexión y una mirada propias sobre la obra arquitectónica latinoamericana. la memoria y las identidades colectivas”. uno. Coincidimos con esta mirada de la arquitecta Jiménez y es la base sobre la cual se apoya nuestra hipótesis de trabajo: es la connotación de objeto histórico y cultural de la obra arquitectónica la que nos permite encontrar en el hecho físico de la demolición del convento. Valoración histórica. las lecturas que hacen “…los observadores que hacen parte de la disciplina. teniendo en cuenta lo que significa para la gente”86. 22 25 . La arquitecta Susana Jiménez Correa en su investigación “Valoración histórica del contexto construido en Cali. pues “…el hecho arquitectónico representa la unión entre lo físico construido que expresa lo que la obra es y lo interpretado desde esa realidad física. Universidad de San Buenaventura. claves de un proceso de modernización urbana de Bogotá. a las lecturas que hace la sociedad en general y dos. podemos dividir el significado de la arquitectura en dos frentes: el ideológico. sociales y tecnológicos en los que se encuentra inscrita la obra en su proceso de creación. Entender el significado de la obra arquitectónica que se derribaba es central para entender qué se derribaba y por qué se derribaba. su estrategia metodológica continua siendo válida y no ha sido replanteada por los arquitectos investigadores interesados en el tema de la arquitectura latinoamericana. Cali 1960-2008” desarrollada como tesis de grado en la Maestría en historia de la Universidad del Valle. sustentada en el 2008. Susana. es objeto de citas y referencias en libros de reciente factura. de los gestores. ya sea como productores o como críticos”. La obra de arquitectura como hecho histórico y cultural. Carr en la que “…los hechos históricos dependerán de 86 JIMÉNEZ. al contrario. De ahí la importancia de realizar una reconstrucción hipotética del mismo y una interpretación de su significado como objeto histórico y cultural. Cali. Para Jiménez. que se refiere. Jiménez especifica que existe una diferencia entre el hecho arquitectónico y la obra de arquitectura. y el significado cultural. Para realizar una interpretación de la arquitectura como hecho cultural. sino como espacios de identificación y de construcción de la cultura. El libro de la arquitecta argentina Marina Waisman. y los valores económicos. “… una aproximación crítica a la problemática que incide en la producción arquitectónica y urbanística latinoamericana (…) necesita explicar los hechos arquitectónicos no sólo como objetos materiales conformadores de lo urbano. construye un marco conceptual que propone a “… la obra arquitectónica como objeto histórico y cultural”. Aunque publicado ya hace 18 años. 2009 p.

com en enero de 2011). doctor en historia. Ciudad.redalyc. y lugar”87. 89 GORELIK. Junio No 56. modernización. 4. Adrián Gorelik quien propone estas definiciones para Modernidad y Modernización: • Modernidad “La modernidad es tomada como el ethos cultural más general de la época. modernidad. Foro Nacional por Colombia. política. Bogotá: Universidad Javeriana. junto al arquitecto Fernando Viviescas. P. Conceptos determinantes: El proceso de demolición del convento de Santo Domingo estuvo inscrito dentro de una dinámica de modernización de la ciudad de Bogotá que se había iniciado en la década de los años veinte en Colombia. estas dinámicas de modernización urbana.) la obra arquitectónica se carga de significados hasta convertirse en un hecho arquitectónico. (compiladores) Colombia: el despertar de la modernidad. (Consultado en www. social y espiritual de los hombres que comienza a estructurarse con la disolución del feudalismo y el surgimiento del capitalismo (…)”91 87 88 Ibídem. quien. modernidad. Adrián. es decir. (466 pág. sentido amplio en el que se ligan tres conceptos primarios: cultura. 15 90 VIVIESCAS.3. • Modernización “La modernización (es tomada) como aquellos procesos duros que siguen transformando materialmente el mundo”89. Ciudad. concepto que tiene un carácter universal. en una edificación con sentido histórico y con trascendencia cultural. se enlazan necesariamente con una búsqueda de la “modernidad”. que se dieron por igual en las ciudades latinoamericanas para el período de la primera mitad del siglo XX. Bogotá. Fernando. GIRALDO. Seguimos al arquitecto argentino. de Fabio Giraldo Isaza. Nos interesa también contemplar la posición frente al tema.la interpretación del historiador. 2003. para Jiménez. e historiador urbano. 23 GORELIK. económica y social.) 26 . p. Fabio. El término se refiere a un proceso complejo de transformaciones sucesivas en la vida material. Adrián. fue compilador del libro: “Colombia: el despertar de la modernidad”90 “La modernidad hace referencia a la conciencia de una época que se opone al pasado de la antigüedad y se fundamenta en el futuro. En: Universitas humanística. 1991. identidad. quien al atribuirles valores los convierte en historia. modernización. como los modos de vida y organización social que vienen generalizándose e institucionalizándose sin pausa desde su origen racional-europeo en los siglos XV y XVI”88. (así.

La formación del área metropolitana de Bucaramanga: el papel del ICT como elemento clave de su configuración”. Néstor. aunque en nuestro análisis nos limitamos al caso del antiguo convento de Santo Domingo. “Como un piano. el plan metropolitano y el plan urbano (el que coincide) con el proyecto de modernización para la economía colombiana de Lauchlin Currie. lo 91 GIRALDO. 94 RUEDA GÓMEZ. propietarios del suelo. 248.258. 1991. (pues) no se ocupa ya de fragmentos de la ciudad o de alguno de los elementos de su estructura sino que incorpora por vez primera una idea integral de ciudad y un proyecto que contempla el plan regional. Estos conforman un amplio pero significativo sector social. Bogotá. Tesis presentada para la obtención del título de doctor en la Universidad Politécnica de Valencia. Se pueden genéricamente clasificar en: el Estado. consideramos interesante destacar la posición del Estado Nacional como “propietario” del inmueble que se pretende demoler porque. 92 DEL CASTILLO. Héctor. p. no podemos olvidar que éste era además propietario de los otros conventos que también fueron demolidos y reemplazados por “edificios modernos” lo que a nuestro criterio.11. las cooperativas y asociaciones y las organizaciones populares e informales”94 En nuestro caso. considerado también por estudiosos de ese tema como el primer proyecto realmente moderno”93. puede haber dudas acerca de si la ciudad ha sido pensada y ha alcanzado la condición de una ciudad moderna” para concluir en su análisis que “…la transición ocurrida entre 1920 y 1950 puede interpretarse como una relativa modernización del medio urbano” y que el proyecto del arquitecto y urbanista Le Corbusier. como lo define el historiador Néstor José Rueda en su trabajo de investigación de doctorado: “…entendemos como actores o agentes (urbanos) a las personas jurídicas. 114-115. p. 2011. p. (compiladores) Colombia: el despertar de la modernidad. Fabio. LÓPEZ. Valencia. Fernando. Juan Carlos.• Modernización urbana Para el término “modernización urbana” nos referimos al sentido que le da el arquitecto urbanista Juan Carlos del Castillo cuando habla de una “modernización del medio urbano o la transformación física de la ciudad con “elementos modernos”92 Consideramos importante tener en cuenta su hipótesis respecto de que “…hasta la mitad del siglo XX. GIRALDO. Foro Nacional por Colombia. • Actores urbanos Asumimos el término “actores urbanos”. naturales que participan de forma directa o indirecta en la construcción de ciudad. que actúa decididamente en las transformaciones espaciales. promotores inmobiliarios privados. España. 93 Ibídem. Fabio. La metamorfosis de la modernidad. es “…considerado acertadamente como el primero de características modernas. 27 . En: VIVIESCAS. p. presentado en 1951.

22. borrando de un plumazo los esfuerzos modernizadores de sus antecesores para atribuirse ellos dicho papel en la narrativa de la memoria nacional” en: MUÑÓZ. que no parecía ser muy alto. que esta posición modernizadora daba continuidad al conflicto Iglesia-Estado que se evidenció sobre todo en la segunda mitad del siglo XIX con el proyecto de desamortización de bienes que trasladó la propiedad de los conventos de las órdenes religiosas a entidades del estado y que había tenido también un notorio sentido económico al buscar revalorizar las propiedades. modernizador y progresista que trabajaba a favor del avance urbano de Bogotá95. el Presidente de ese entonces. Nuestra hipótesis principal es que la decisión que en principio parecía ser meramente de orden técnico.posiciona como un importante “actor urbano” que actuó como “arte y parte” en los procesos que llevaron a la transformación física de la ciudad. a consolidar el centro económico y financiero de la ciudad. la “República Liberal”. de hacer caso omiso a una minoría ciudadana que se oponía a ésta pues con esta acción se contribuía también y realmente. o “modernización urbana” de Bogotá. en nuestro criterio. encargado de legislar sobre la reglamentación de los usos del suelo. ante la posibilidad de la demolición y subsiguiente edificación de un edificio “moderno”. Caracterizaron la nueva época. irónicamente. pero en algunos casos. Ante un propietario tan “poderoso”. A pesar de las pocas. no será sino hasta 1939 cuando efectivamente esta acción se pueda llevar a cabo. revalorizando incluso los predios vecinos a las manzanas 95 Recordemos que a partir de 1930. con la subida al poder de Alfonso López Pumarejo “…los liberales de izquierda y centro por igual se representaron a sí mismos como la fuerza modernizadora necesaria para superar una etapa nacional previa que consideraban fosilizada. calificadas voces que se opusieron a la demolición. p. Redefiniendo la memoria nacional. de la cual el convento era un sólido representante. la ciudad colonial. poderosas razones de orden económico. y que favorecía una supuesta posición ideológica de modernización. asumió el costo político. 5. perfiles y demás en la ciudad. proceso que se había iniciado en la década de los años veinte. 28 . y si una de las razones aducidas por el gobierno fue la de solucionar la cada vez mayor necesidad de espacio y eficiencia de las oficinas del Ministerio de Correos y Telégrafos. Esta era una buena oportunidad para realizar un aporte significativo a la construcción de la ciudad “moderna” que buscaba imponerse sobre la anterior. como el triunfo de la modernidad sobre la tradición. en el fondo contenía tras de sí. se volvería a repetir. difícilmente podría el municipio. oponerse a sus intereses. alimentar y sostener la imagen de un gobierno nacional liberal. quienes estaban interesados desde el Ministerio de Obras Públicas e inclusive desde la Presidencia de la República en la demolición del convento sencillamente no contemplaron otras alternativas que hubieran posibilitado la adecuación y conservación del edificio colonial pues les interesaba más. al demoler las que aún seguían siendo de propiedad del Estado. HIPÓTESIS Si bien se pueden rastrear intentos de demolición del convento a partir de 1925. Eduardo Santos. situación que ahora. Consideramos como hipótesis secundaria.

con las leyes vigentes de protección a los Bienes de Interés Cultural BIC. Santafé de Bogotá.2.a demoler sobre las que se construirían “modernos” edificios que densificarían el centro de la ciudad. esta hubiera sido su principal fortaleza y razón de peso para su conservación. 6. Principal Identificar y analizar los procesos y circunstancias que fueron determinantes para realizar la demolición del antiguo convento de Santo Domingo que se había mantenido en pie durante más de trescientos años en la ciudad de Santafé y Bogotá y realizar una interpretación sobre el significado de este caso enmarcado dentro del proceso de modernización de la ciudad. Identificar los procesos técnicos y administrativos referidos a la demolición del convento que se dieron al interior del Ministerio de Obras Públicas. Interpretar la demolición del convento en el marco del avance de procesos de modernización y de la polémica político–religiosa que provenía del siglo XIX. y que entre otros. en el periodo estudiado. tomamos como perspectiva general de interpretación los lineamientos metodológicos propuestos para la historia urbana por el doctor arquitecto español Alfonso Álvarez Mora: privilegiar el componente espacial. lo revalorizarían y transformarían su imagen física radicalmente. entidad encargada de su derribamiento. OBJETIVOS 6. como una segunda hipótesis secundaria.1. 6. Hoy. factor que 96 mencionado por Daniel Ortega Ricaurte como “…el mejor y más amplio de los conventos de Santafé…” citado en: MARTÍNEZ. Realizar una interpretación hipotética del antiguo convento de Santo Domingo en términos físicos (arquitectónicos) y simbólicos (significado). METODOLOGÍA DE INVESTIGACIÓN A efectos de comprender los procesos de transformación física que se dieron en el centro de Bogotá. 7. se convirtió en su principal debilidad y causa de su desaparición.) 29 . y que cumplía un nuevo episodio tras el arribo del liberalismo al poder en la década de 1930. que la carga simbólica del objeto arquitectónico y su significado como importante elemento perteneciente a un orden social anterior.Secundarios Identificar los principales actores urbanos relacionados con la demolición del convento. . Consideramos también. conllevaron la demolición del convento de Santo Domingo. el colonial96. (92 pág. Buenos Aires: Centro editor de América Latina. Carlos.

a través de la fuente. guardar un volumen de información muy amplio. para los que se crearán carpetas específicas en una base de datos que se colocará en un repositorio de información (OMEKA). • Herramientas de investigación El problema de investigación se ha dividido en temas y subtemas. política. de acuerdo al interés que su contenido representa dentro de los temas y subtemas de la investigación.pasa a un primer plano de la investigación. a través de los “tags” o etiquetas que para nuestro caso son las “palabras clave” de cada ficha o documento escrito o gráfico que conforma la base de datos. a develar los contenidos ideológicos y el significado cultural del objeto arquitectónico. Esta se rastreó y se organizó temáticamente previo análisis descriptivo y cualitativo del mismo. y para Jiménez. con el fin de entender el proceso de desarrollo urbano dentro del cual se realizó la demolición del convento. La información con la cual trabajaremos se divide en fuente primaria y fuente secundaria. en una edificación con sentido histórico y con trascendencia cultural. Una característica importante del programa es que posibilita relacionar automáticamente la información existente en cada carpeta. tanto de textos (trabajados como fichas) como de imágenes (que también se trabajan como fichas). se seleccionó el material bibliográfico que analizara el proceso de modernización urbana en Bogotá entre 1910 y 1950 y el material bibliográfico que analizara y/o describiera los diferentes planes de regulación urbana que se han definido para Bogotá entre 1910 y 1950 principalmente. analizar los mecanismos que intervienen en la construcción física de la ciudad y utilizar el plano como herramienta de reflexión. a comprender cuándo la obra arquitectónica se carga de significados hasta convertirse en un hecho arquitectónico. es decir. se seleccionó el material bibliográfico que analize el proceso de modernización en Colombia y específicamente en Bogotá a partir de principios del siglo XX. el cual permanentemente permite ser revisado y editado. las hipótesis secundarias y los objetivos de la investigación. 30 . sea material gráfico o escrito. de acuerdo a los vínculos que uno mismo le defina como usuario. • Criterios de selección: Con el fin de entender el contexto social y político dentro del cual se realizó la demolición del convento. económica y social. Así se facilita “enlazar” la información ágilmente y en cualquier momento que se requiera. Como perspectiva particular de interpretación y con el fin de aprehender el significado del convento seguimos a las arquitectas Marina Waisman y Susana Jiménez Correa quienes proponen el método de investigación histórica que contribuye para Waisman. como su nombre lo indica. Para realizar una lectura sistemática del mismo se diseñó un cuestionario que permita. Igualmente. responder las diferentes preguntas de investigación que surgen de la hipótesis general. Este repositorio permite.

Correspondencia del Ministro y Obra del Palacio de Comunicaciones. así como Mapoteca. 7. El Tiempo. fotográfico y planimétrico existente en el archivo de Provincia APCOP y sus fondos: Conventos. Fuentes primarias ARCHIVOS: 7.1. Fotográfico y Planoteca. se seleccionaron para revisión sistemática. las publicaciones periódicas existentes en la fecha inmediatamente anterior y posterior al evento (Cromos. Para realizar una interpretación de las posiciones asumidas frente al tema de la demolición del convento entre la opinión pública y entidades o agremiaciones interesadas en el desarrollo de la ciudad. Edificios Nacionales. Identificación de fondos documentales.Para identificar y analizar los procesos administrativos y técnicos al interior del Ministerio de Obras Públicas que llevaron a la demolición del convento se seleccionó el material existente en el Fondo del Ministerio de Obras Públicas correspondiente a Informes del Ministro. Archivo General de la Nación .AGN • Sección República Fondo: MINISTERIO DE OBRAS PÚBLICAS Legajo 93 : Administración Bienes – Edificios Nacionales 1935-1938 Legajo 110: Decretos 1925-1938 Legajo 142: Ministro . se seleccionó el material bibliográfico. El Siglo. Para realizar una reconstrucción hipotética del conjunto conventual.1. Revista de Indias. El Catolicismo) publicaciones oficiales del Municipio (Registro Municipal) y las Actas de la Sociedad de Mejoras y Ornato de Bogotá SMOB y de la Academia Colombiana de Historia ACH. 1932-1940 31 . Además del material bibliográfico existente publicado por la Universidad Santo Tomás de Bucaramanga.Informes 1939 Legajo 144: Ministro . se procederá a la redacción de capítulos e informe final.1. El Espectador.Correspondencia varios 1938-1940 Legajo 145: Ministro . El Gráfico. Realizada la interpretación de la fuente primaria y secundaria.Correspondencia presidencia1938-1939 Legajo 181: Edificios Nacionales informes de obra Legajo 184: Edificios Nacionales correo Legajo 192: Edificios Nacionales correspondencia 1935-1936 Legajo 274: Correspondencia Palacio de Comunicaciones Legajo 316: Edificios nacionales varios 1925-1938 Legajo 415: Negocios generales 1938 Legajo 513: Despacho del Ministro.

Las expectativas que existían sobre los archivos planimétricos se vieron defraudadas pues de los cinco planos referenciados en los Legajos estudiados. al parecer y según nuestra primera indagación. presupuestos. y demás que permiten realizar una interpretación de la posición oficial y técnica frente al problema de la demolición. 7. conceptos e informes técnicos. Curiosamente.2. De la revisión detallada de estos legajos se extrajo información que está pendiente de introducir y clasificar en nuestra base de datos.Legajo 698: Palacio de Comunicaciones 1941-1942 Legajo 720: Correspondencia Ministro 1941-1942 Legajo 749: Edificios Nacionales contratos 1939-1940 Legajo 950: Edificio Santo Domingo 1929 Legajo 955: Bogotá Monumentos 1890-1928 Legajo 1996: Edificio Santo Domingo 1923-1930 Legajo 2722: Plan de Obras Públicas 1932-1934 Legajo 3951: Cuentas Palacio Comunicaciones 1940 Este fondo contiene el principal volumen de información gráfica (planos) y escrita de fuente primaria existente sobre el proceso de demolición del antiguo convento. lo que generó el listado de los 20 legajos arriba citados. como correspondencia interna y externa. Aquí reposan los documentos oficiales que se generaron en el proceso. • Mapotecas 1550-1976 Se revisó a cabalidad el catálogo de Mapotecas y se considera que no existe información planimétrica de interés para nuestro problema de investigación en este Fondo. libros de cuentas. como sobre la temática de la demolición del convento y de la construcción del nuevo Palacio de Comunicaciones. y cualquier otro material relacionado con el convento ha resultado infructuosa. Como su orden responde a unas temáticas generales del Ministerio. no se encuentra en el AGN. lo anterior.1. planos. resulta de interés únicamente uno del cual ya hemos solicitado copia digital. no encontrándose más que un plano correspondiente a la Manzana del convento en 1949 cuya copia digital ya está en nuestro poder. 32 . el plano que contiene la división predial o catastral de la manzana en 1937. que lo tenemos referenciado en fuente secundaria y debería reposar en este archivo. Archivo de Bogotá Todo el material planimétrico que perteneció al Museo de Desarrollo Urbano de Bogotá debe reposar en este Archivo. Desafortunadamente pudimos constatar que este material no se encuentra aún catalogado y la búsqueda de los planos correspondientes al Proyecto de Ensanche de la Calle Real y el Proyecto de la Avenida Central realizados por Brunner en 1935. fue necesario realizar una primera revisión que filtrara la información que nos interesaba identificar tanto en un rango de tiempo específico (1925-1943). y de analizar e interpretar. dos años antes de su demolición.

En general. Del siglo XX se encuentran documentos mecanografiados que aportan información. (especifican linderos. pero es un material interesante que aporta mucha información para la comprensión espacial del conjunto conventual y su iglesia como se encontraba en las primeras décadas del siglo XX.1. maestros y alarifes que tuvieron relación con el mismo proceso. La colección fotográfica es muy rica en cuanto a la cantidad de originales impresos en papel (en blanco y negro) que reposan allí del convento de Bogotá. así como algunos arquitectos. al parecer existió un plano anexo a la escritura. correspondientes a correspondencia.3. construido en reemplazo del anterior que fue demolido. allí reposa toda la información sobre el nuevo convento de Santo Domingo. En general no hay registro exacto de la fecha ni de los autores de los mismos. 7.nos obliga a trabajar con imágenes gráficas que tenemos referenciadas y que han sido publicadas en libros que hemos reseñado arriba. sobre todo del proceso de venta y demolición de la Iglesia del convento de Santo Domingo. ARCHIVOS NOTARIALES: Notaría Tercera de Bogotá Escritura Número 888 del 28 de mayo de 1937: declaraciones del Ministro de Hacienda acerca del derecho de propiedad que la nación tiene sobre el edificio de Santo Domingo situado en Bogotá. censos.AGN • Fondo Fototeca Sección conventos • Fondo Planoteca Este archivo es muy rico en información sobre el convento de Bogotá. Algunos de estos documentos se encuentran en letra paleografica lo que genera una dificultad para su interpretación. levantado por la Dirección General de Edificios Nacionales del Ministerio de 33 . En la planoteca no existen planos anteriores al siglo XX. Archivo de la Provincia de la Orden de Predicadores (Dominicos) en Colombia APCOP: • Fondo San Antonino Sección Conventos: Convento de Bogotá Sección Archivo Externo . reposan en él archivos manuscritos fechados incluso en el siglo XVI.4. inventarios. capellanías.1. 7. recopilado y organizado por el padre fray Alberto Ariza. Existe también un albúm de recortes de prensa organizado por el padre Roberto Prada Rueda que recoge parte importante sobre la polémica de la venta y demolición de la iglesia registrada en prensa. una amplia revisión de este material permite realizar el seguimiento cronológico del proceso constructivo del convento e identificar sus principales gestores al interior de la comunidad.

1. Actividades Estado del arte Marco teórico Anteproyecto de investigación Archivo AGN Fondo MOP Archivo ACH NOV-DIC 2010 ENE-FEB 2011 MARZO 2011 ABRIL 2011 MAYO-JUNIO 2011 JUL . Archivo de la Sociedad de Mejoras y Ornato de Bogotá SMOB Actas de la SMOB En este archivo reposan Actas que permiten interpretar en diferentes periodos la posición de algunos de sus miembros frente al tema de la demolición de la arquitectura colonial en general.5. 7. 7.1.Obras Públicas.AGO 2011 SEP-OCT 2011 NOVIEMBRE 2011 ELABORACIÓN ANTEPROYECTO AJUSTES proyecto 34 . Igualmente se encuentran las colecciones de prensa y demás publicaciones periódicas del periodo anterior y el de la demolición del convento. Fuentes impresas Biblioteca Luis Ángel Arango En Hemeroteca reposan las “Memorias del Ministro” pertenecientes al Ministerio de Obras Públicas que contienen los informes que rinden los ministros al Congreso.Es interesante verificar la existencia de personajes que en una fecha tienen una posición frente a la demolición y en otra. que ya no reposa junto a ésta) se anota que con la definición de los linderos es posible redibujar el plano. 8. puntualmente se encuentran los informes correspondientes al año 1939. pueden haberla cambiado radicalmente. Archivo de la Academia de Historia ACH Tomos Comunicaciones a la ACH En este archivo reposan documentos como Actas y correspondencia sobre la demolición del convento incluso a partir de 1925.6. CRONOGRAMA DEL PROYECTO El desarrollo de este proyecto tiene una duración de trece (13) meses que se iniciaron en noviembre de 2010 cuando se empezó a realizar una lectura exhaustiva y sistemática de un amplio volumen de información que aportó material de base para la construcción del marco teórico y balance bibliográfico del problema de investigación. del convento en particular y de la ”modernización de la ciudad” .

las subdivisiones internas son susceptibles a ajustes de acuerdo a la interpretación del material recopilado. Conclusiones 10. INDICE EXPOSITIVO PRELIMINAR Hemos definido cuatro ejes básicos para resolver nuestro problema de investigación. A. Hernando González. Carlos Martínez • La ciudadanía Prensa SMOB ACH III. Del convento demolido • El convento dominicano en la Nueva Granada. Colección Ayer. BIBLIOGRAFÍA Teoría y metodología/ Historia/ Historia urbana/ Historia de la arquitectura: ÁLVAREZ MORA. I. Karl Brunner y el Plan Vial de 1935 • Los arquitectos y el convento Manrique Marín. Pablo de la Cruz. una tipología arquitectónica • El antiguo convento de Santo Domingo de Santafé de Bogotá interpretación de su significado Interpretación de su estructura espacial y proceso constructivo V. En: La historia urbana. De los procesos y circunstancias de la demolición • Antecedentes: desamortización y extinción • Reformas en el convento • Leyes y contratos relacionados con la demolición • Planimetría de la transformación de la manzana IV. La necesaria componente espacial en la historia urbana.Archivo SMOB APCOP Archivo de Bogotá Lectura y sistematización de fuente primaria Redactar capítulos Presentar informe FINAL 9. 35 . 1996. De la modernización urbana II. Madrid. Editorial Marcial Pons. De la transformación de la ciudad y sus principales actores urbanos • El gobierno nacional y el Ministerio de Obras Públicas Los edificios Nacionales • El Municipio.

Bogotá. Lorenzo. Universidad Nacional de Colombia. Heurística e historia. Lectura crítica de la revista PROA” En: Textos Número 12. Alberto. Bogotá. Adrián. Editorial ESCALA. Los años de Laureano Gómez. 2003. Carlos. Buenos Aires: Nueva Visión. 1966. Biblioteca de Cundinamarca. VIVIESCAS. “Algunas consideraciones globales sobre modernidad y modernización” En: Colombia: el despertar de la modernidad. 1977. 1977. ROSSI. modernidad. La ciudad y las ciencias sociales. Colección Ayer. Marina. Bogotá. 1984. Foro Nacional por Colombia. Qué es la historia. SALDARRIAGA. Ediciones Aurora. (compiladores) Colombia: el despertar de la modernidad. Silvia. Contexto/ Arquitectura moderna en Colombia: ARANGO. Valoración histórica. Bogotá: ESCALA. Marina. Editorial siglo XXI. 1991. Foro Nacional por Colombia. Contexto/ Modernización/ Modernización en Colombia: BERMAN. Fabio. Editorial Universidad de Antioquia. MEJÍA PAVONY. 1993. Cali. Aldo. ZAMBRANO Fabio. La arquitectura de la ciudad. WAISMAN. 1991. Centro Editorial Javeriano CEJA. FONSECA. Universidad de San Buenaventura. La arquitectura de Cali. Universidad Nacional autónoma de México.F. Bogotá. MONDRAGÓN. 1999. Marshall. 1991. 2006. México. MATUTE. CORRADINE. James. 1946-1951. Bogotá. Historia de la arquitectura en Colombia. 2005. D. Bogotá. Junio No 56. Centro Colombo Americano. GORELIK. Historia de la arquitectura colombiana. “Arquitectura en Colombia. Todo lo sólido se desvanece en el aire. La modernización en Colombia. Jorge Orlando. 1989. El interior de la Historia. Historiografía arquitectónica para uso de latinoamericanos. Barcelona. Germán. “Ciudad. Fernando. Editorial Marcial Pons. Editorial Seix Barral. Madrid. 1971. Juan Luís. 1996. Bogotá. HENDERSON. Bogotá. Barcelona. Universidad Nacional de Colombia. Susana. Bogotá. En: “Colombia: el despertar de la modernidad”. La experiencia de la modernidad. WAISMAN. 2000. Álvaro. VIVIESCAS. La arquitectura moderna: los esguinces a la historia. Edward H. PIÑÓN. Alberto.CARR. Conferencias George Macaulay Trevelyan. Gustavo Gili. GIRALDO. Medellín. Hugo. 1991. MELO. Fernando. 1989. La estructura histórica del entorno. 2009. “Apreciaciones sobre los márgenes de la Historia Urbana” En: La historia urbana. Foro Nacional por Colombia. Bogotá: Universidad Javeriana. Los años veinte en Colombia: ideología y cultura. Madrid. Cambridge. Ensayos y aproximaciones. 1889-1965. Aspectos de la arquitectura contemporánea en Colombia. URIBE CELIS. 36 . Maestría en Historia y teoría del arte y la arquitectura. modernización” En: Universitas humanística. JIMÉNEZ.

Universidad Politécnica de Valencia. Juan Carlos. Para una historiografía de la ciudad y el urbanismo en América Latina. Bogotá. Bogotá años cincuenta. Universidad Nacional de Colombia. Colección Ayer. Como un piano. Editorial Marcial Pons. CORTES SOLANO. Rosemary. Valencia. Enero-Diciembre. ESCOVAR WILSON-WHITE. Cartografía. Luis M. Medio ambiente y Planificación Urbana. SWEET. (cuaderno de urbanismo y de arquitectura). Estudios de urbanismo: Planeamiento de la ciudad de Bogotá. Universidad Nacional de Colombia. Arquitectura y Estado. Tesis presentada para la obtención del título de doctor en Régimen Jurídico. Imprenta Municipal. DEL CASTILLO. Bogotá. 1791-2007. Instituto Distrital de Patrimonio. Instituto Distrital de Patrimonio. 2007. Revista del Departamento de Historia de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de la Andes. Artículo disponible en: [www. Caracas. España. Imprenta municipal. Carlos. 2003. Editora Guadalupe. Bogotá. Vol. Néstor. El inicio de la metrópoli.uk] Historia urbana de Bogotá: ALCALDÍA DE BOGOTÁ.ac. Arturo. Bogotá. Alcaldía de Bogotá. Universidad Nacional de Colombia. Universidad Nacional de Colombia. (editor) La Historia Urbana. Bogotá. BERMÚDEZ José Roberto.history. ALCALDÍA DE BOGOTÁ. 1932. Entre libros de Historia Urbana. RUEDA GÓMEZ. DEL CASTILLO. Archivo de Bogotá. Bogotá. DE LA ROSA.19 No. julio-diciembre 2006. 1993. El tránsito a la ciudad moderna. Editorial Equinoccio-Universidad Simón Bolívar. Archivo de Bogotá. Juan Carlos. sede Bogotá. Rodrigo. Número 23. Alcaldía de Bogotá. 2008. “Bogotá o la ciudad de la luz en tiempos del Centenario: las transformaciones urbanas y los augurios del progreso” En: revista Apuntes. Moisés. “Del urbanismo a la planeación en Bogotá. Bogotá. Alberto. Madrid. 1920-1950. 2007. Bogotá. Ordenación del territorio.NIÑO. 2. Atlas Histórico de Bogotá. et al. Ediciones del Concejo. Bogotá. Germán. MEJÍA PAVONY. Contexto/ Urbanismo: BAUTISTA. Carlos. 1911-1948. “La pregunta por la existencia de la historia urbana” En: Historia Crítica No 18. 2008. 37 . Atlas Histórico de Bogotá. Bibliografía específica: Historia urbana: ALMANDOZ. 2011. 2006. 1996. La formación del área metropolitana de Bucaramanga: el papel del ICT como elemento clave de su configuración. Urban History. Enero-Junio 1999. 1938. Calles de Santafé de Bogotá: homenaje en su IV Centenario. Bogotá. SAMBRICIO. 1900-1990” En: Revista Bitácora Número 11.

Mayerli et. Construcción de la carrera décima. ORTEGA. 1933-1948” En: Revista de Arquitectura. 1988. MARTÍNEZ. MUSEO DE ARTE MODERNO DE BOGOTÁ. Universidad Politécnica de Cataluña. Santafé de Bogotá. Los años del cambio. Bogotá. fray Enrique. sede Bogotá. Restauración. [1924] PUENTES GONZÁLEZ. ESCALA. Historia de los Dominicos en Colombia: ARIZA.org] 2006. 2008. Bogotá. Buenos Aires. El Plan B. 1976. Bogotá. Bogotá. jerarquización social y poder político. Bogotá. 1993. Instituto Distrital de Patrimonio Cultural. Bogotá. La ciudad de los elegidos. Alfredo. Bogotá: Universidad La Gran Colombia.HOFER. Tesina final. Planos y dibujos: archivos del Ministerio de obras públicas. Master Teoría y práctica del proyecto de arquitectura. “La avenida Caracas un espacio hacia la modernidad. Editora Guadalupe. pp. Adriana. MARTÍNEZ. 1968. 4-9. pp. fray Alberto. SÚAREZ MAYORGA. Carlos. BÁEZ. 1976. 20-43. Karl Brunner y el urbanismo europeo en América Latina. Barcelona. Bogotá. Incidencia de la mentalidad colectiva. Germán. 2009. Crecimiento urbano. En: [www. XXIII Tomos (inédito). La carrera de la modernidad. Bogotá. ESCALA. NIÑO. 38 . “Redefiniendo la memoria nacional: debates en torno a la conservación arquitectónica en Bogotá: 1930-1946” En: Historia Crítica No 40 de Eneroabril 2010. 10. SÚAREZ. 1976. fray Alberto. IREGUI. MEJÍA PAVONY. Universidad Católica. Carlos. MARTÍNEZ. Bogotá. Tomo I. Carlos. SÚAREZ ZÚÑIGA. 1820-1910. Historia urbana de Bogotá. Museo de Arte Moderno de Bogotá. Sandra. Ediciones PROA. La orden Dominicana en Colombia. Fundación. 1572-1948. Alcaldía Mayor de Bogotá. Editorial Kelly. 2006. Núm. Jaime. 2003. Bogotá. El Convento de Santo Domingo de Santa Fe de Bogotá. Bogotá. al. Bogotá: Áncora editores. Transformaciones urbanas en Bogotá. Helbert. 1550-1861-1939-1968. Alcaldía Mayor y Secretaría de Obras Públicas. William F. ARIZA. Destrucción. 1930-1948. Obra Pública. Bogotá reseñada por cronistas y viajeros ilustres. 1905-1960. Universidad Nacional de Colombia. 1999 VILLAR. Los Dominicos en Colombia. “La carrera séptima como manifiesto moderno”. Intensificación proyecto y contexto cultural. Arquitectura de Bogotá. Bogotá. 2010. Catalina. CEJA. Corporación La Candelaria. Andreas. Alvaro. Evolución de la Calle Real del comercio. REINA. Bogotá 1945-1960. Centro Editor de América Latina. MUÑÓZ ROJAS. Bogotá: sinopsis sobre su evolución urbana 1536-1900. 1998. Bogotá 1910-1950. Carlos. Dos Tomos. 2009. Bogotá: Ediciones Antropos Ltda. Bogotá.esferapublica. 1992.

Religiosos y sociedad en Colombia. Andrés. Santafé de Bogotá. Apuntes y documentos sobre la Orden Dominicana en Colombia de 1680 a 1930. Nos 6-7. TÉLLEZ. Salamanca. El convento agustino y la sociedad novohispana. PLATA QUEZADA William Elvis. fray Alonso de. Bucaramanga. Universidad Santo Tomás. Colección Arte y Fe. Consejo superior de investigaciones científicas. PLATA QUEZADA William Elvis. ISTM. Bogotá. Caracas. México. 1989. 1971-1972. La Universidad Santo Tomás en su historia Universidad Santo Tomás. Universidad Nacional Autónoma de México. 1980. Editorial ESCALA. Instituto Colombiano de Cultura Hispánica. (Inédito). 2005. Bogotá. Fondo de cultura económica. RUBIAL GARCÍA. Bélgica. MESANZA. Archivo Dominicano. MCMXLVI. Los estudios eclesiásticos superiores en el Nuevo reino de Granada. 1936. Conventos dominicanos que construyeron un país. 2008. Convento del Santo Ecce-Homo. LORETO LÓPEZ. MESANZA. Iglesia y convento de San Agustín en Santafé y Bogotá. William Elvis. Caracas. Madrid. Facultad de ciencias humanas. Bogotá. siglos XVII y XVIII. Antonio. Germán. 1981. Historia de la arquitectura religiosa en Colombia: 39 . PLATA QUEZADA William Elvis. 2008. México. PLATA QUEZADA. Vida y muerte del convento dominicano de Nuestra Señora del Rosario. 1999. George. Un análisis historiográfico. Bogotá. Arquitectura mexicana del sigo XVI. PLATA QUEZADA William Elvis. ZAMORA. 2010. José Abel. Alberto. 1983. Historia de conventos de otras órdenes: KUBLER. En: Anuario Colombiano de Historia Social y de la Cultura. Cuatro tomos. 15331630. México. Los conventos femeninos y el mundo urbano de la Puebla de Los Ángeles del siglo XVIII. 2000. 1998. Orden de San Agustín. Proyecto de grado en Historia. Bogotá. Bibliografía de la provincia dominicana de Colombia. siglos XVIXIX”. El Colegio de México. Anuario XXIX. Editorial Sur América. 1563-1810. SALAZAR. Historia de la Provincia de San Antonino del Nuevo Reino de Granada de la orden de Predicadores. Universidad de Louvain. Instituto de Investigaciones Históricas.CORRADINE. Universidad Católica Andrés Bello. Centro de estudios históricos. Editorial San Esteban. Síntesis histórica y esbozo analítico. Aproximación a la crisis de la orden Dominicana en Colombia en los siglos XVIII-XIX. Andrés. El convento de Santa Clara de Santafé de Bogotá. arte y arqueología. Rosalía. Universidad Nacional de Colombia. Provincia de Nuestra Señora de Gracia Colombia. TOQUICA CLAVIJO. Departamento de Historia. Trabajo de grado para optar el título de Doctor en Historia. Maria Constanza.

Universidad Javeriana. GONZÁLEZ MORA. Damián. 1976. Historia de la arquitectura en Colombia. Bogotá. Nancy. 2010. 1989. Felipe. Convento del Santo Ecce-Homo: síntesis histórica y esbozo analítico. Bucaramanga. Iglesia y convento de San Agustín en Santafé y Bogotá. Dirigido por Jaime Salcedo y P. Arquitectura religiosa en Colombia. Universidad Nacional de Colombia. Templos coloniales. Editorial ESCALA. Reducciones y haciendas jesuíticas en Casanare.ARANGO. artífices. Biblioteca de Cundinamarca. Colección Arte y Fe. CORRADINE. 1971-1972. Bogotá. Bogotá. Universidad Santo Tomás. Maestría en teoría e historia del arte y la arquitectura. Alberto. Alfonso Borrero. Gustavo Gili. 1998. 1920-1940. Universidad Nacional de Colombia. INSTITUTO DE INVESTIGACIONES ESTÉTICAS CARLOS ARBELAEZ CAMACHO. Templo de Santa clara. Bogotá. Bogotá. Colcultura. TÉLLEZ. Alberto. Germán. 2001. 6-7. Barcelona. influjos. Universidad Nacional de Colombia. Arquitectura y urbanismo en la frontera oriental del Nuevo Reino de Granada siglos XVII-XVIII. Historia de la arquitectura colombiana. Nos. Patricia. Editorial ESCALA. Sociedad y arquitectura colonial sudamericana: una lectura polémica. En: Anuario Colombiano de Historia Social y de la Cultura. Restauración del templo de Santo Domingo de Tunja. RENTERÍA. 1989. Bogotá. FRANCO SALAMANCA. 2004. ROZO. 1968. 40 . Germán. Arquitectura religiosa en Colombia. Editorial Pontificia Universidad Javeriana. Orden de San Agustín. Silvia. Bogotá. 1987. Conventos dominicanos que construyeron un país. Arquitectura en la Iglesia de San Ignacio de Bogotá: modelos. Alberto. PLATA QUEZADA William Elvis. CORRADINE. CORRADINE. Bogotá. BAYÓN. 2000. Bogotá. Provincia de Nuestra Señora de Gracia Colombia. 1974. Bogotá. Giovanni Buscaglioni. Centro editorial Javeriano. Meta y Orinoco.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful