Redes Sociales, Ciberactivismo y Participación

Escuela Nacional de Gobierno - 2011
QUARTA-FEIRA, 29 DE JUNHO DE 2011

Ver para Abrir y Abrir para Ver.

En materia de Gobierno Abierto-Open Government la imagen también se convierte en una herramienta
fundamental. Y organizar visualmente -Internet es un medio visual por antonomasia- viene a hacer la apertura del gobierno algo aún más contundente. Por eso es interesante un trabajo que toma la decisión de la gestión Obama de hacer de un conjunto de websites el índice de información sobre el gobierno (tasa de crimen local, donaciones de campaña, comparecencias de funcionarios ante el Congreso, etc.) a nivel nacional y estadual (*). Lo que sigue a esto, es el organzar esa información, otorgándole sentido. Y la imagen, ya sabíamos que vale más que mil palabras...

Organizar datos en gráficos simples y amenos a la vista, ayuda a 'contar una historia' y a analizarla en un golpe de vista. Y además, puede resumir una gran cantidad de datos que abrumarían a cualquiera (sean estos numéricos como texto). Este es uno de los fines con que se construyó el sitio Many Eyes, que funciona como una colección de visualizaciones de datos, con sus respectivos foros de discusión en donde se postean las 'vistas' de cada usuario, y así todos los demás pueden ver qué está 'viendo' (=interpretando) otro/a de los/as usuarios/as. Además, ofrece la posibilidad de que cada usuario escoja un tipo de gráfico para presentar un conjunto de datos. Para los usuarios registrados, el sitio permite cargar datos, armar una visualización, recibir notificaciones de las visualizaciones de sus datos, etc. En resumen, Many Eyes es un modo de promover un 'estilo 2.0' al análisis de datos visuales, favoreciendo a los usuarios a familiarizarse con datos públicos en un marco de discusión y colaboración. Los tópicos hacen tanto al Open Government como a lo que ahora llamamos cibermilitancia, pero también a discusiones religiosas, deportivas, educativas y tantas más... Al ser una plataforma de acceso libre, contribuye a la 'alfabetización informativa' de sus usuarios en clave visual (de hecho, muchos de sus usuarios espontáneamente deciden utilizar esta herramienta, sin haber trabajado formalmente con números y/o bases de datos alguna).

Los autores comentan cómo blogueros, instituciones sin fines de lucro (asociaciones, ONGs, fundaciones), estudiantes, tesistas y periodistas hacen uso de la herramienta. Las razones de ello son sus ventajas: es una modo de presentar 'una realidad' en un plano -basada en datos concretos- mientras se actúa en un espacio exponencialmente replicador como es la web 2.0. Para lo que nos interesa en este blog, existe un ejemplo revelador: en septiembre de 2008, la ex-candidata presidencial y gobernadora de Alaska, Sarah Palin, dio un discurso donde expresaba su aceptación a acompañar la fórmula del entonces senador John McCain por el partido Republicano. Dentro de las primeras 24 horas de este anuncio, más de una docena de las palabras que Palin pronunció aparecieron en las visualizaciones del sitio. Estas visualizaciones fueron acompañadas de otros gráficos que procuraban armar un paneo de características de su personalidad y manera de pensar... Estas cuestiones de color son bien diferentes de los gráficos sobre crimen, mortandad infantil, u otras que puedan usualmente aparecer en la plataforma, pero los autores sostienen que todas dan cuenta y sirven a un propósito concreto: en una democracia representativa como la norteamericana no son los individuos los que cambian la política, sino los políticos que ellos eligen. Lograr conocer a esos electores (sus personalidades, valores, motivaciones) es tan importante como los asuntos que la actualidad impone.

En relación con la cuestión de los discursos, el sitio brinda una herramienta que acaba por cumplir una función más interesante de la que se propone: dentro de los 'visualizadores de texto' (como los conocidos grupos de tags en cualquier blog, destacados según su importancia en el contenido de los posts), el tratamiento de discursos políticos -muchas veces armados por asesores que escogen cuidadosamente las palabras que lo conformar, para luego subirlo a un teleprompter y sea leído por el político-, al ser cargados en la plataforma, se hacen visibles cuestiones de importancia que los asesores no vieron a la hora de armar esas palabras bajo el formato de un discurso. Un ejemplo curioso de ello, es el comparador de la nube de etiquetas -o comparison tag cloud- creado por un usuario que contrastó las etiquetas del blog de John McCain con las del blog de su hija de veintitrés años, que apareció muy activa en la campaña. Para resumirselos, la comparación de ambas nubes dió un sector de importancia para las usuales (y ciento por ciento chliché)tiempo, cosas, senador en el blog de la joven, mientras que el del padre destacó la tríadamilitar, rabia, norteamericano. En un momento en que McCain estaba tratando de proyectar una imagen menos agresiva, es interesante ver que una de las tres palabras más destacadas es 'rabia'... Otro caso relacionado con lo anterior, es el de un político/particular que no está buscando introducir un tema, sino todo lo contrario: procura evadirlo. Un caso de notoriedad en el sitio fue el de un testimonio del entonces abogado Alberto Gonzáles, en relación a un despido masivo de abogados durante 2007. Luego que unos miembros de la plataforma armaron un árbol de palabras (word tree visualization) con su testimonio, Gonzáles mostró una que la frase 'No recuerdo' prevalecía. Otro usuario hizo lo mismo con las palabras de Bill Clinton acerca del Grand Jury de 1998, en el que prevalecen las afirmaciones: No creo, no sé, no recuerdo.

Todo lo anterior -y mucho más, que aquí queda afuera-, nos muestra cómo, la herramienta de IBM Research puede contribuir al Open Government-Gobierno Abierto. En primero lugar, porque estos gráficos anclan el debate en la realidad (están armados con datos cotejables): para quienes los 'leen' son manera eficientes de comunicar los aspectos básicos de un asunto. En segundo lugar, establecen una suerte de disciplina en los autores: para crear una visualización efectiva, se debe aunar un conjunto consistente de datos, que usualmente significa buscar y chequear las fuentes originales, y este proceso puede hacer que el miembro que se interesa en exponerlos se replantee alguno de sus puntos, acabando en un saludable replanteo. Tercero, aquí el texto es dato: mientras los números usualmente los vemos en tablas o gráficos de ejes; la posibilidad de usar diagramas atractivos con palabras (más que con números), proveyendo una perspicacia mayor que la de la escucha de un discurso o el armado de un argumento brindan. Por último, los autores consideran que estamos cada vez más preparados visualmente, dado que captamos sin mayor complicación gráficos sofisticados, complejos y hasta poco familiares a nuestra vida diaria. Y es por esto que se atreven a afirmar que los lectores son buenos en la

comprensión de esa complejidad, y así esas composiciones gráficas acaban por atraer antes que alejar lectores.

En conclusión, vemos una de las tantas herramientas que potencian el fenómenos del Open Government, potenciándolo, aportándole nuevas perspectivas y herramientas, no sólo para que analice la realidad pública de manera diferente, sino para que, con el tiempo y los usos, comience a reconfigurarse a sí mismo bajo sus propias producciones. Nadie puede negarnos que ese futuro es fascinante.

*El artículo se llama 'Visualizing Policy & Politicians' de Fernanda Viégas y Martín Wattenberg, y puede encontrarse en el libro Open Government. Transparency, Collaboration, and Participation in Practice, editado por Daniel Lathrop & Laurel R.T. Ruma en O'REILLY. Disponible en http://pt.scribd.com/doc/20403555/Open-Government-Excerpt

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful