A TODOS LOS GERENTES DE GESTION DE LA CALIDAD: EVITE QUE SE DERRITAN SUS “MUÑECOS DE NIEVE” UTILICEN LA NUEVA FORMULA MAGICA

: PMS - PROFIT MANAGEMENT SYSTEM Carlos Martínez Vega – Presidente de TECNOGERENCIA Como Consultor de Gerencia en el campo de la Calidad y Competitividad, una de las situaciones mas frecuentes con las que me encuentro, es la dificultad que tienen los Gerentes de Gestión de la Calidad, para demostrar a la Alta Gerencia, que al igual que otros Departamentos, ellos también contribuyen con las utilidades, y que el resultado de su trabajo también puede verse en la última línea del Estado de Ganancias y Pérdidas; en la “Línea de la Verdad”. Efectivamente, como también he sido Gerente General, entiendo que cualquier esfuerzo que no pueda verse reflejado en la “Línea de la Verdad”, siempre tenderá a ser calificado por la Alta Gerencia como “Snow Job: Muñecos de Nieve”, que finalmente se derriten, y no queda nada. En Gestión de la Calidad, hemos contado siempre con herramientas de medición. Utilizando los datos generados por el procesamiento de las Operaciones, pueden generarse Indices de Productividad, así como Indicadores Especializados en cada campo, y que actualmente han visto incrementado su valor por la incorporación del BSC, ó Cuadro Integrado de Control Gerencial. Al respecto, permítanme ser un poco lapidario: Lo que miden dichas herramientas y su impacto sobre la rentabilidad del negocio no necesariamente está relacionado. Por otra parte, hasta el menos capcioso de los Gerentes Generales ó Presidentes, siempre se preguntará cual es la relación entre lo que le cuesta la Calidad Total, y el desplazamiento de dichos indicadores. Después de todo, a pesar de lo que afirma Philip Crosby, la Calidad cuesta dinero. A finales de la década de los 80, Robert M. Wise y yo trabajábamos en los esfuerzos por mejorar la Productividad de algunas de las empresas de la International Multifoods, Inc., en Caracas, Venezuela. Allí oí por primera vez la expresión “Snow Job”, e incluso, nuestros asesores del American Productivity Center, de Houston, Texas, nos habían alertado sobre la imposibilidad de lograr establecer una relación confiable y precisa entre los incrementos de la Calidad, la Productividad y los Resultados Financieros de la Corporación. Esa “imposibilidad” representó para nosotros una verdadera “oportunidad”. Casi cinco años después, el sistema PMS – PROFIT MANAGEMENT SYSTEM, Sistema de Gerencia de la Utilidad, comenzaba a demostrar su poder para derrumbar las limitaciones de medición y evaluación existentes entre Calidad, Productividad y Rentabilidad. Aunque nos duela, posiblemente la Alta Gerencia tiene razón cuando nos recuerda que estamos gastando mucho en la Gestión de la Calidad. Más aún cuando nos participan la necesidad de reducir los gastos, porque “la empresa no puede darse el lujo de mantener un programa tan costoso”. Por eso, evite que se derritan sus “Muñecos de Nieve”. Lo invito a hacer lo siguiente:

1. Aplique PMS a cualquier área de las operaciones de su Empresa
2. Identifique los Procesos de Baja Productividad, y su impacto sobre la Rentabilidad de las Operaciones: Visibilidad Total 3. Aplique un Esfuerzo de Mejoramiento Focalizado: Precisión Absoluta 4. Mida el impacto resultante sobre la Productividad y Rentabilidad 5. Haga como Roberto y yo hace más de diez años, grite: Eureka!!! PMS, ha hecho cambiar lo que se hace y como se hace en materia de Gestión de la Calidad. Usted también puede ser parte de esa nueva visión.

1

mail: tecnogerencia@cantv.net 2 . Julio del 2002 ________________________________________________________________________ (*) Carlos Martínez Vega Presidente de TECNOGERENCIA – Tecnología y Cultura Gerencial para la Competitividad e.Caracas.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful