Acceso, Rendición De Cuentas Y Derechos

:

Sus Voces Y Puntos De Vistas Your voices, your views Sobre El Fondo Mundial

on the Global Fund

Estos artículos son parte de una serie de consultas para alimentar el proceso del Foro de Asociados del Fondo Mundial en el 2011. Las opiniones expresadas en los artículos son de los Corresponsales Clave y de las personas entrevistadas. Aunque este material contribuirá con la información a ser compartida en la consulta en persona durante el Foro de Asociados del Fondo Mundial del 2011, no debe considerarse como un documento oficial del Fondo Mundial de lucha contra el SIDA, la tuberculosis y la malaria. Junio del 2011 AIDS Portal y CNS News Initiative: Este contenido está disponible a través de una licencia del Creative Commons Licence Attribution 3.0 Unported (CC BY 3.0)

El Equipo de Corresponsales Clave (CC) es una red vibrante de más de 250 escritores comunitarios en más de 50 países, auspiciados por la International HIV/AIDS Alliance. Los CC provienen de distintos contextos relacionados con el HIV, la salud y el desarrollo, unidos para ‘contar su mundo’ y dar una voz a los que no tienen. Para más información sobre el equipo de CC visite: http://www.aidsalliance.org/Pagedetails.aspx?id=466

CONTENIDO
AGRADECIMIENTOS ¿ESTÁ FUNCIONANDO REALMENTE EL FONDO MUNDIAL? LAS COMUNIDADES SE EXPRESAN UN ENFOQUE EN LAS MUJERES Y NIÑOS

6 7 9
10 12

El Fondo Mundial: mejorando las posibilidades de las personas que viven con VIH en Zimbabue Mujeres y niños: ampliando los servicios para VIH, TB y malaria en India
RESPONDIENDO AL TEMA DE LOS DERECHOS HUMANOS EN LOS CONTEXTOS DE PAÍS

La salud pública y la justicia social: ahora es el momento para dejar de criminalizar a las personas que se inyectan drogas en Tailandia 16 Caminando la vía de los derechos humanos 19 El VIH, trabajadores sexuales y personas que se inyectan drogas: elaboración de un enfoque basado en los derechos en Asia Central y Europa Oriental 23
SALVANDO VIDAS Y EL VALOR DEL DINERO

15

Entre el resentimiento y la dependencia: El Fondo Mundial en Indonesia Invertir en la salud de TODAS las poblaciones en riesgo de la infección del VIH en India Acuerdos de Libre Comercio (FTA) y la salud – se necesita más influencia
FORTALECIENDO EL MANEJO DE LOS RIESGOS

25
26 29 31

El Fondo Mundial en República Dominicana: logros y desafíos Percepciones mixtas sobre el Fondo Mundial en Kenia
FORTALECIMIENTO DE LAS ALIANZAS A NIVEL DEL PAÍS PARA UN MAYOR IMPACTO

33
34 35

Cumplir con las metas de los ODM para la erradicación de la TB en Zimbabue: El dinero del Fondo Mundial es vital 40 La coordinación es la clave: las alianzas del MCP en India 42
VIDEOS

39

El Fondo Mundial en República Dominicana y una oportunidad para crecer El Fondo Mundial en Indonesia: La Red de Mujeres Positivas Baby Rivona Para proteger la salud pública y la justicia social: Dejen de criminalizar a las personas que se inyectan drogas: Tailandia se expresa Simplificando y fortaleciendo competencias locales para manejar las subvenciones del Fondo Mundial: una visión de India
SOBRE LOS CORRESPONSALES CLAVE

45
45 45 45 45

46

AGRADECIMIENTOS
Este informe fue escrito por nueve corresponsales Clave (CC) en siete países: Bharathi Ghanashyam (India) Bobby Ramakant (India) Evgenia Maron (Rusia) Henry Neondo (Kenia) Ignatius Gutsa (Zimbabue) Jittima Jantanamalaka (Tailandia) Shobha Shukla (India) Suksma Ratri (Indonesia) y Vladimir Encarnación Jáquez (República Dominicana) El proyecto fue gerenciado por Nadine Ferris France en su papel de consultora independiente e implementado conjuntamente con el AIDS Portal liderado por Robert Worthington www.aidsportal.org y CNS News liderado por Bobby Ramakant http://www.citizen-news.org/ en nombre del Fondo Mundial. El apoyo financiero fue dado por el Fondo Mundial, como parte de su ayuda a las consultas amplias para el Foro de Asociados del 2011. Quisiéramos dar las gracias a las personas que fueron entrevistadas como parte de este proyecto y que tomaron el tiempo para compartir sus opiniones. Agradecemos también a la International HIV/AIDS Alliance por su apoyo en la coordinación y traducción. Igualmente queremos agradecer a Ian Hodgson por su ayuda en la edición. Finalmente, gracias a los maravillosos Corresponsales Clave que produjeron artículos de alta calidad en un período tan corto de tiempo, asegurando de esa manera que las voces provenientes de los países, de aquellos más afectados por el VIH, tuberculosis y malaria, sean escuchadas. Créditos de las fotos (en el orden que aparecen en el informe) India: Fondo Global/Gary Hampton Rusia: Fondo Global /Oliver O’Hanlon Indonesia: Fondo Global /Robert Pearce Kenia: Fondo Global /John Rae India: Fondo Global /John Rae

6

¿ESTÁ FUNCIONANDO REALMENTE EL FONDO MUNDIAL? LAS COMUNIDADES SE EXPRESAN

E

l Fondo Mundial de la lucha contra el SIDA, la tuberculosis y la malaria (el Fondo Mundial) fue creado en el 2002 para proveer financiamiento sostenible con el fin de apoyar programas que respondan a tres de las enfermedades más devastadoras en el mundo. Luego de 8 años, el Fondo Mundial ha contribuido a mejorar las vidas de más de 6.5 millones de personas. Todas las actividades del Fondo Mundial tienen sus raíces en asegurar una acción colectiva y la participación de todos los sectores de la sociedad. Este principio está reflejado en su marco de gobernabilidad. El ‘Foro de Asociados’ es organizado cada dos años para consultar a las partes representadas sobre las políticas y estrategias del Fondo. Para las consultas del Foro de Asociados del 2011, un equipo de los Corresponsales Clave (CC) hizo entrevistas con partes representadas en el Fondo Mundial en Asia, África, Europa Oriental y el Caribe durante abril y mayo del 2011. Las entrevistas buscaban documentar sus opiniones sobre el trabajo del Fondo Mundial en sus regiones. De estas entrevistas, los CC escribieron artículos y produjeron videos enfocados en una o más de las siguientes áreas temáticas en relación a las respuestas al VIH, la tuberculosis y la malaria: 1. Opiniones sobre lo que el Fondo Mundial financia y la forma como el financiamiento es dado, ¿qué debería hacer el Fondo Mundial para maximizar el valor del dinero y aumentar el número de vidas salvadas e infecciones prevenidas? 2. ¿Qué cambios puede hacer el Fondo Mundial a su modelo para responder a las barreras en la prestación de servicios basados en evidencias para las poblaciones en mayor riego – de una manera que proteja los derechos humanos y prevenga y atienda las violaciones a los mismos? 3. ¿Qué más podría lograrse en las tres enfermedades al enfocarse en las mujeres y niños? 4. ¿Qué más puede hacer el Fondo Mundial para fortalecer el manejo de riesgos con el fin de asegurar que sus fondos sean utilizados de manera transparente y, al mismo tiempo, apoyar el principio de operar con un proceso simplificado, rápido e innovador? 5. Cómo se pueden fortalecer las alianzas a nivel de país para mejorar los resultados y el impacto en las tres enfermedades? Este documento es una compilación de algunos de estos artículos, seleccionados para reflejar de una mejor manera los temas del Foro de Asociados. Una lectura rápida puede confirmar que aun cuando el Fondo Global es, sin duda alguna, una fuerza positiva, existen múltiples retos que pueden disminuir su efectividad.

7

Los artículos identifican muchas preocupaciones de la comunidad, como tardanzas en el envío de los fondos y que algunas poblaciones clave no se benefician del dinero que llega a ciertos países. Algunos ejemplos son la falta de un enfoque en las mujeres y niños que se nota en ciertos programas en India, la atención mediocre para las necesidades de las personas que se inyectan drogas en Tailandia y la falta de disposición para apoyar programas que trabajan con las comunidades de personas lesbianas, gays, bisexuales y transgénero (LGBT) en Indonesia. Las personas entrevistadas hacen un llamado al Fondo Mundial para que use su influencia significativa, al ser un donante importante, con el fin de hacer incidencia política para que existan programas más inclusivos que realmente alcancen a las personas en mayor necesidad – por ejemplo Hijras en India o trabajadores sexuales en Europa Oriental o Asia Central. Los entrevistados también solicitan al Fondo Mundial que sea más firme en asegurar que los programas contribuyen al respeto, protección y cumplimiento de los derechos humanos. Hay muchos comentarios acerca de los beneficios del Fondo Mundial – el enorme impacto positivo que un mayor financiamiento puede tener. Esto se nota en Zimbabue, donde ha habido una ampliación exitosa del Tratamiento Con Supervisión Directa (DOTS) para tratar la tuberculosis y en República Dominicana, al aumentar significativamente el acceso al tratamiento con antirretrovirales y la participación de la sociedad civil en la elaboración de políticas nacionales. Nunca podemos olvidar en las discusiones sobre los mecanismos de financiamiento, políticas y programas, a los verdaderos beneficiarios de las actividades del Fondo Mundial – las comunidades y las personas. Las evaluaciones deben mirar no sólo a los elementos cuantitativos, sino también a los cualitativos. ¿Se mejoró sustancialmente la calidad de vida? Esta es una pregunta fundamental y quizás el comentario más conmovedor vino de Indonesia, donde el CC nos dijo “las comunidades... se niegan a ser vistas sólo como ‘números’ que embellecen los informes estadísticos”. Al acercarse el Fondo Mundial al final de su primera década, podemos ver que ha tenido un impacto profundo en las vidas de millones de personas que de otra manera habrían sufrido por causa del VIH, TB y malaria. Este es un momento para la reflexión – mientras las placas tectónicas de la economía mundial se mueven y la sociedad civil continúa valorándose a sí misma, esta consulta demuestra que hay áreas que requieren de una atención seria. Se puede avanzar, pero es necesario un diálogo significativo y alianzas – esa la base de las intervenciones efectivas para la salud global.

Este documento contiene algunos artículos de los Corresponsales Clave con distintas perspectivas de las partes representadas en el Fondo Mundial en diferentes países, organizados de acuerdo con los temas indicados anteriormente. La serie completa de los artículos de los CC está disponible en http://www.aidsportal.org/web/globalfundconsult/document junto a otros documentos producidos como parte de las consultas en el Foro Electrónico y Encuesta Electrónica para el Foro de Asociados del 2011.

8

UN ENFOQUE EN LAS MUJERES Y NIÑOS

9

El Fondo Mundial:
Ignatius Gutsa, Zimbabue: mayo del 2011

mejorando las posibilidades de las personas que viven con VIH en Zimbabue

Z

imbabue enfrenta actualmente una inmensa crisis relacionada con el VIH y SIDA. En la última década, el país ha pasado por un bajón económico que ha generado una escasez aguda de medicamentos y equipos para luchar contra el VIH. Para ayudar la respuesta de Zimbabue, el país recibió un impulso importante, a principios del 2010, gracias a una subvención de $84 millones de dólares a cinco años por parte del Fondo Mundial de lucha contra el SIDA, la tuberculosis y la malaria (el Fondo Mundial). Esta subvención ha tenido logros claves en relación al aumento del acceso a los servicios y tratamientos para el VIH. La subvención fue dada en la Octava Ronda, y es la tercera desde el 2000. Lo encomiable de este financiamiento es que será usado en unas condiciones marcadas por otro descenso importante en la prevalencia [del VIH] entre adultos (15-49 años). Desde su punto más alto de más del 30 por ciento en los años ochentas, la prevalencia bajó al 15.7 por ciento en el 2007 y está en estos momentos en 13.7 por ciento, de acuerdo a los estimados del 2009 [1]. Las intervenciones ahora necesitan ser enfocadas en las personas que viven con VIH. El financiamiento de la Octava Ronda llega en un momento ideal para la red de personas que viven con VIH del país (the Zimbabwe National Network of People Living with HIV and AIDS (ZNPP+)). ZNPP+ fue fundada en 1992 como una entidad paraguas nacional, representando y coordinando los intereses y actividades de los grupos de apoyo y de las organizaciones de personas que viven con VIH en Zimbabue. ZNPP+ recibió financiamiento como ‘sub-sub receptor’ del ‘sub-receptor’ Zimbabwe Aids Network [2]. ZNPP+ también recibió financiamiento en la Quinta Ronda, como ‘sub-sub receptor’ del Southern Africa AIDS Dissemination Services (SAfAIDS). Judith Feremba, la oficial de Género y Personas Jóvenes en ZNPP+, reconoció que el financiamiento recibido durante la Quinta Ronda ayudó enormemente a su organización. Feremba expresó que: “el financiamiento de la Quinta Ronda del Fondo Mundial permitió que las PVVIH tuvieran una voz en el proceso de elaboración de la Constitución, al ser una oportunidad para expresar sus opiniones y consagrar sus asuntos en la misma. Basados en nuestra participación activa en ese proceso, anticipamos que los derechos de las PVVIH serán reconocidos. Esto es un logro importante ya que la Constitución actual de Zimbabue no contempla una referencia específica al derecho a la atención de la salud de las PVVIH.” El financiamiento recibido en la Octava Ronda ha permitido que ZNPP+ llegue a sus constituyentes. ZNPP+ está ampliando sus actividades de alcance y su visibilidad en las diez provincias en Zimbabue. Feremba expresó que: “esto ha dado como resultado que más miembros acudan a nuestros grupos de apoyo, ya que somos más visibles y móviles por los vehículos que adquirimos con el financiamiento. Ahora podemos salir y reunirnos con la comunidad. ZNPP+ es conocida y tiene una mayor visibilidad.” ZNPP+ también comenzó un programa de alcance para jóvenes y niños. Esto es encomiable porque como indicó Faremba: “El primer enfoque de ZNPP+ eran los adultos. Los niños se estaban beneficiando indirectamente como resultado de su presencia en los grupos de apoyo de sus padres. Sin embargo, se le ha dado un cambio a ese enfoque y ahora le estamos pidiendo a nuestros miembros que separen a los jóvenes para que puedan formar sus propios grupos de apoyo.”

10

Mientras el Fondo Mundial está haciendo bastante por las personas que viven con VIH en Zimbabue, Feremba expresó que también necesita enfocarse en la protección del sustento. “Se puede notar que las personas que viven con VIH tienen necesidades específicas ahora que están activas gracias a la terapia con antirretrovirales, por lo que necesitan más apoyo para su sustento. Sería un paso positivo si el Fondo Mundial apoyara y mejorara el sustento de las personas que viven con VIH. Los programas de medios de vida y sustento para las mujeres que viven con VIH ayudarían inmensamente, ya que ellas muchas veces llevan la carga adicional de cuidar a sus familias.” Para garantizar mayores beneficios y mejorar la calidad de los servicios de organizaciones como ZNPP+, el Fondo Mundial también tiene que responder a los ‘cuellos de botellas’ burocráticos. Algunas de las preocupaciones expresadas por Feremba se relacionan con las demoras en la obtención de los fondos y materiales a tiempo. “Si el Fondo Mundial pudiera confiar en las organizaciones ejecutoras, otorgándoles apoyo financiero directamente, esto aceleraría la implementación de los programas. El sistema [actual] de tener sub receptores y sub-sub receptores afecta la implementación ya que el dinero no llega a algunos de los sub-receptores a tiempo. Las metas deben cumplirse. Los ejecutores sólo necesitan obtener sus fondos directamente.” Las demoras en la adquisición de medicamentos esenciales y en los servicios afectan a ZNPP+ y a sus miembros. Feremba expresó que se ha demorado el suministro de los kits de cuidados domiciliarios desde hace un año. Ella indicó que: “se necesita mejorar el suministro. Muchas veces cuando participamos en las reuniones del Mecanismo de Coordinación de País (MCP) nos dicen que sólo podemos recibir materiales para dos semanas para nuestros miembros. Nuestros kits para los cuidados domiciliarios sólo llegaron este año, aun cuando empezamos a implementar el programa el año pasado bajo la Octava Ronda.”

Fuentes: [1] www.nac.org.zw/index.php?option=com_content&task=view&id=83&Itemid=142 [2] www.kubatana.net/html/archive/hivaid/100519znnp.asp?orgcode=zim033&year=0&range_start=1

11

Mujeres y niños: ampliando los servicios
para VIH, TB y malaria en India
Bharathi Ghanashyam, India: mayo del 2011
l tema de este artículo está basado en la pregunta: ‘¿Está el Fondo Mundial apoyando adecuadamente los servicios para las mujeres y niños en su país?’ Quizás una pregunta más apropiada sería ‘¿Está el país haciendo lo suficiente para convencer al Fondo Mundial que apoye adecuadamente los servicios para las mujeres y niños en el país?’ Por su mandato, el modelo del Fondo Mundial está basado en los conceptos de la apropiación del país y el financiamiento basado en el desempeño. Las personas implementan los programas en sus países de acuerdo con sus prioridades. El Fondo Mundial otorga financiamiento bajo la condición que se logren resultados verificables. Esto, de hecho, significa que no es el Fondo Mundial sino los propios países quienes deciden sus prioridades de financiamiento. Aclarado este punto, es importante indicar que hay evidencias poderosas que sugieren que las mujeres y niños en India necesitan atención especial y enfocada en relación a las tres enfermedades – HIV, TB y malaria. La situación con la malaria en particular está rodeada de un misterio; la data no está disponible fácilmente y los portavoces no son comunicativos. Pero existe una alta probabilidad que podría ser tan severa como la del VIH o la TB. La Organización Mundial de la Salud estimó en su Informe Global sobre Malaria en el 2009 que habían 10.6 millones de casos de malaria y 15.000 muertes por causa de la enfermedad en India durante el 2006 [1]. Una buena parte de estos números se cree sean mujeres y niños.

E

Por supuesto que existen evidencias que confirman la vulnerabilidad de este grupo demográfico en relación al VIH y la TB. Dr Soumya Swaminathan (Coordinador del Programa de Investigaciones Especiales para la Investigación y Entrenamiento en Enfermedades Tropicales de la Organización Mundial de la Salud) informó recientemente al The Hindu [2] que “en el 2009, India tuvo el mayor número de casos de TB en el mundo (aproximadamente 2 millones de nuevos pacientes), sugiriendo que la prevalencia en niños debe ser alta. La tuberculosis es la tercera enfermedad que causa más muertes en mujeres entre 15 y 44 años, eso implica aproximadamente unas 700.000 muertes al año en el mundo y millones de personas enfermas.”

12

Swamithan también mencionó que existen retos adicionales que las mujeres que viven con TB enfrentan. La TB es más común durante o después del embarazo, quizás debido a los cambios en el sistema inmunológico en ese período. Esto no sólo representa un riesgo a la vida de la mujer, sino que también aumenta el chance de muerte en los recién nacidos. Los bebés nacidos de mujeres con TB pesan menos de lo normal y están en riesgo de desarrollar la enfermedad, debido al contacto cercano con su madre. La tuberculosis también causa infertilidad e infecciones crónicas en el sistema reproductivo. Los vínculos entre el VIH y la TB generan más desafíos en las mujeres y niños que en los hombres. De acuerdo al doctor Swamithan, un estudio en Pune encontró que la tuberculosis aumenta la probabilidad de muerte en las mujeres embazadas que viven con VIH y sus bebés. Es más, las mujeres que viven con VIH y TB tienen un mayor riesgo de transmitir el VIH a sus bebés mientras están embarazadas, comparado con las mujeres que no tienen TB. También es un hecho que las mujeres sufren más estigma y aislamiento cuando viven con VIH o TB o cuando son afectadas por estos. Por ejemplo, las niñas son sacadas del colegio para que ayuden a cuidar a sus padres enfermos. Adicionalmente, entre los beneficiarios del programa CHAHA, implementado por la HIV/AIDS Alliance en India, se encontró que el 38% de los hogares son liderados por mujeres, y 8% de los niños en el programa son huérfanos. Por lo tanto, esto requiere de una consideración en varios niveles, particularmente en cuanto a la prevención, diagnóstico preciso (en el caso de la TB), tratamiento, cuidados y apoyo. Las respuestas parciales son inadecuadas y esto es una realidad que ha sido aceptada y documentada alrededor del mundo. Aún más importante, es que se todo eso se ha demostrado a través de las intervenciones exitosa. James Robertson, el Director Nacional de la HIVAIDS Alliance en India, expresó que “los recursos adicionales dados por el Fondo Mundial han ayudado a asegurar que las prioridades que no reciben financiamiento adecuado del presupuesto nacional tengan suficiente apoyo para demostrar un impacto. Por ejemplo, el programa de prevención de la transmisión vertical fue inicialmente ampliado en India con una subvención de la Segunda Ronda y expandido aún más con recursos adicionales. Este financiamiento fue esencial ya que permitió que los gobiernos se apropiaran de los servicios vitales. El financiamiento de la Sexta Ronda para niños y familiares afectados por el SIDA ha ayudado a suministrar información y experiencias para que sean incluidas en los programas para esos grupos en la nueva estrategia nacional para el VIH.” Andreas Tamberg, Gerente del Portafolio del Fondo Mundial expresó que “La meta general del modelo de alianzas del Fondo Mundial es la creación de un entorno favorable para apoyar a los países en el desarrollo e implementación de programas efectivos y basados en las evidencias para responder al SIDA, la tuberculosis y la malaria. Estas alianzas son basadas en una serie de principios base compartidos y una responsabilidad colectiva para lograr metas internacionales relacionadas con la salud, a través del cumplimiento de la visión del Fondo Mundial de un mundo libre de la carga del SIDA, tuberculosis y malaria.” Tomando esto en consideración, es importante que los países preocupados tengan una responsabilidad conjunta con el Fondo Mundial para crear y sostener ese entorno favorable que pueda lograr el impacto deseado.

“Los recursos adicionales dados por el Fondo Mundial han ayudado a asegurar que las prioridades que no reciben financiamiento adecuado del presupuesto nacional tengan suficiente apoyo para demostrar un impacto.” - James Robertson -

13

“Ellos pueden inadvertidamente causar situaciones que generan estigma y exclusión. Por lo tanto, esa es una responsabilidad de NACO, que tiene que crear y buscar apoyo para estas actividades en sus programas.” Tradicionalmente, el Programa Nacional de Control del SIDA no le ha dado mucha importancia al cuidado y apoyo, mientras que las evidencias demuestran que esta es un área que puede mejorar dramáticamente las vidas de las personas que viven con VIH. El diagnóstico y tratamiento de la TB en niños es difícil. El riesgo que progrese de infección a enfermedad es mayor en los niños (particularmente hasta los 4 años), que en las personas que viven con VIH y las personas malnutridas. Estos son grupos que también presentan una mayor dificultad para el diagnóstico por lo difícil que es la obtención de muestras de esputo y la naturaleza de la enfermedad al tener pocos bacilli. Como se expresó en ‘Pathways to better diagnostics for Tuberculosis’ (‘El Camino hacia un mejor diagnóstico para la tuberculosis’), un plan para el desarrollo de diagnósticos para la TB del Grupo de Trabajo sobre Nuevos Diagnósticos de la Alianza Stop-TB, “aumentar la velocidad, la efectividad y la precisión de las pruebas diagnósticas es fundamental para lograr la meta de reducir la epidemia global de tuberculosis que afecta a cerca de un tercio de la población mundial.” Esta situación requiere ciertamente de una mayor atención por parte del Fondo Mundial. Los países aliados, incluyendo India, deberían tomar estos asuntos seriamente cuando están priorizando las áreas a ser financiadas. Los Mecanismos de Coordinación de País (MCP) son el núcleo de los programas y del desempeño del Fondo Mundial a nivel de país. Muchas de las personas que respondieron comentaron acerca de la representación limitada de la sociedad civil en los MCP. Para una de las personas “un pequeño número de miembros del MCP son de la sociedad civil. Existen miembros corporativos en nombre solamente ya que pocas veces o nunca participan en las reuniones. En este escenario, cualquier cosa que el gobierno decida es implementada y aun cuando el gobierno tenga buenas intenciones, la ausencia de voces de distintos actores interesados da como resultado que prioridades importantes sean ignoradas”. Los números son públicos. Las mujeres y los niños necesitan apoyo en varios niveles y rápido. Regresando al tema del artículo, quizás debería ser ‘¿Está el país haciendo lo suficiente para convencer al Fondo Mundial que debe apoyar adecuadamente los servicios para mujeres y niños en su país?’ Esta es una pregunta para reflexionar y buscar respuestas

FUENTES: [1] The Hindu 17 junio 2010: www.hindu.com/2010/06/17/stories/2010061754161100.htm [2] The Hindu 14 de abril 2010: www.thehindu.com/health/medicine-and-research/article1694675.ece

14

RESPONDIENDO AL TEMA DE LOS DERECHOS HUMANOS EN LOS CONTEXTOS DE PAÍS

15

La salud pública y la justicia social: ahora es el momento para dejar de criminalizar a las personas que se inyectan drogas en Tailandia
Jittima Jantanamalaka, Tailandia: mayo del 2011 El uso de drogas y la penalización

T

ailandia ha liderado el campo de la prevención y tratamiento del VIH por 20 años. Los éxitos se han reflejado en muchos contextos, pero no en la transmisión derivada por el uso de drogas inyectables.

La combinación de la criminalización del uso de drogas inyectables y la falta de marcos legales y de políticas sobre las drogas, significa no sólo que las personas que se inyectan drogas (PID) están en riesgo cuando buscan el acceso a los servicios, sino también que las personas que prestan esos servicios están en riesgo de ser penalizados por ofrecerlos. En Tailandia, se han arrestado, encarcelados o puestos en la lista negra a los proveedores de servicios [a las personas que se inyectan drogas] – lo que confirma la gravedad de la situación. La criminalización de las drogas puede aumentar los porcentajes de infección, particularmente entre las PID. El número de nuevas infecciones con el virus de la hepatitis C (HCV) también ha aumentado desde que se inició la ‘guerra contra las drogas’. A pesar que en algunos países el porcentaje de las infecciones trasmitidas heterosexualmente ha disminuido, la transmisión del VIH a través de la ruta de la inyección de drogas continúa aumentando. Los enfoques de reducción del daño han demostrado su efectividad para reducir la transmisión y el impacto de la epidemia entre las PID. Sin embargo, las acciones para responder a las necesidades y prioridades de las PID se mueven a paso de caracol.

El rol de las agencias
El estima, la discriminación y la penalización del uso de las drogas hace que las PID tengan más dificultades para lograr el acceso a los servicios existentes. Los enfoques de reducción del daño para las PID han sido descuidados, aunque la situación ha cambiado en los últimos 14 años, desde que se creó la Asian Harm Reduction Network (AHRN) (Red Asiática de Reducción del Daño). “La AHRN ha respondido a estos problemas desde ese momento,” dijo el doctor Dr Apinun Aramrattana, copresidente de la Junta de AHRN. En Tailandia, las agencias y aliados clave ahora son más receptivos a los programas de reducción del daño. Los problemas relacionados con las personas que se inyectan drogas son entendidos de una mejor manera, hay un mayor financiamiento disponible y se han incrementado los servicios de reducción del daño. “Las redes de las personas que se inyectan drogas se han fortalecido en los últimos años,” mencionó el doctor Apinun. Sin embargo, los asuntos de las PID son muy sensibles por el estigma y la discriminación. Esto es una barrera enorme para las personas que más necesitan tener acceso a los servicios de reducción del daño. “El estigma y la discriminación relacionados con el uso de drogas inyectables demora el tratamiento,” expresó el doctor Apinun.

El Fondo Mundial
La sensibilización sobre la reducción del daño continúa siendo algo complejo pero el Fondo Global incorporó algunos cambios en torno a la formulación y ampliación de los programas con ese fin, en Tailandia, con financiamiento de la Octava Ronda.

16

A pesar de los obstáculos, las agencias que ejecutan los programas relacionados con las PID en Tailandia se están comunicando entre sí, lo que nunca había pasado antes, de acuerdo al doctor Apinun. El hecho que Tailandia obtuvo una subvención en la Octava Ronda no implica sólo una oportunidad para responder a los asuntos de derechos humanos de las personas que se inyectan drogas, sino también a los problemas relacionados con los trabajadores sexuales y los inmigrantes, agregó el doctor Apinun. Uno de los Receptores Principales (RP) del Fondo Mundial en Tailandia es Population Services International (PSI). Su proyecto en la Octava Ronda denominado ‘Prevención Integral del VIH en las Poblaciones en Mayor Riesgo con la Promoción del Alcance y Trabajo en Red Integrados (CHAMPION-3)’ tiene como meta la reducción de nuevas infecciones al dar acceso universal a los servicios de prevención del VIH para las PID en algunas provincias. El programa está facilitando la ampliación necesaria de los programas de agujas y jeringuillas. Las estrategias del programa abarcan la reducción del riesgo de infección del VIH y de otras infecciones de transmisión sexual (ITS) a través del fortalecimiento y ampliación de las actividades de prevención. El programa también incluye dar un mayor acceso a los servicios de tratamiento, cuidados y apoyo; la creación de un entorno favorable; la incidencia política por mejores políticas y prácticas; y el fortalecimiento de los sistemas de información estratégica, monitoreo, investigación y uso de la información para generar una mejor programación y políticas adecuadas para las personas que usan drogas.

“Uno de los mayores obstáculos es cuando algunos de nuestros voluntarios de alcance que usan drogas son arrestados o puesto en la ‘lista negra’. Esto impacta nuestro trabajo negativamente.” - Veeraphan Ngammee
El problema con el uso de drogas en Tailandia no se está reduciendo sino cambiando, dijo Khun Veeraphan Ngammee coordinador de ‘12 D Thailand’. Aquellos que antes se inyectaban heroína ahora usan anfetaminas u otras sustancias, por lo que continúan estando en riesgo del VIH, HCV u otras condiciones de salud. Cuando el proyecto del Fondo Mundial en Tailandia comenzó, las personas que se inyectan drogas podían tener acceso a información sobre reducción del daño de dos maneras: a través de los voluntarios de alcance o en los centros de atención a los que acudían por sus necesidades, dijo Veeraphan. Veeraphan agregó: “Uno de los mayores obstáculos es cuando algunos de nuestros voluntarios de alcance que usan drogas son arrestados o puesto en la ‘lista negra’. Esto impacta nuestro trabajo negativamente. Las autoridades oficiales que hacen cumplir la ley no entienden los enfoques de reducción del daño o basados en los derechos y encarcelan a esas personas. El ponerlos en la cárcel frecuentemente empeora la situación ya que los acerca a los traficantes de drogas o sus redes y los empuja a cometer delitos relacionados con las drogas.”

La necesidad de una reducción del daño efectiva
Los voluntarios de alcance discuten sus problemas de salud con sus amigos que usan drogas y estudian las barreras que les impiden tener acceso a los servicios. También les dan agujas y jeringuillas limpias, algodón, agua y otros materiales. Esto es vital ya que más del 36% de las personas que se inyectan drogas en Tailandia dicen que comparten las jeringuillas. Es por ello que los programas de jeringuillas y agujas limpias las protegen del VIH.Pero más que eso, tales programas respetan, cuidan y entienden su valor como seres humanos, no tienen prejuicios ni son prescriptivos.

17

La reducción del daño es diferente cuando se dan opciones para reducir el riesgo del VIH, la hepatitis C y otras condiciones de salud por el uso de drogas. Si ellos quieren parar [el uso], entonces pedirán ayuda. Las intervenciones de reducción del daño de alta calidad e implementadas por la comunidad han demostrado que hacen que las personas que se inyectan drogas busquen consejos, en vez de esconderse. La criminalización del uso de drogas no sólo lleva a las PID a evitar a las autoridades oficiales que ejecutan las leyes, sino también les niega el apoyo de los que prestan servicios de atención a la salud. Para Veeraphan, esto tiene un impacto negativo en el VIH, la salud pública y la justicia social. Él agregó que “el Fondo Mundial ha hecho un buen trabajo en los programas de reducción del daño pero que sería mejor si existieran recursos para ser invertidos en el trabajo de reformas legales y mecanismos para trabajar con las agencias que hacen cumplir las leyes para mejorar el impacto de los programas y crear un entorno positivo para aquellos que trabajan en esta área.” “Una de las vías más importantes de transmisión del VIH son las relaciones sexuales. Esto ha sido reconocido y Tailandia ha invertido bastantes recursos en esa área. Pero se necesita hacer mucho más para prevenir la transmisión del VIH entre las personas que se inyectan drogas.”

La armonización es vital
Si no se armonizan las políticas de la “guerra a las drogas” con las políticas de salud pública para las personas que se inyectan drogas, y si no se invierte en la protección de sus derechos humanos y su salud, no se puede lograr mucho en términos del VIH, uso de drogas, hepatitis C o derechos humanos. Tailandia tiene que retomar su reputación mundial de liderazgo en la prevención del VIH en el caso de las personas que se inyectan drogas y también en la transmisión del VIH por otras rutas.

18

Caminando la vía de los derechos humanos
Shobha Shukla, India: mayo del 2011

U

n informe del Relator Especial de las Naciones Unidas hizo un llamado a los estados a despenalizar las conductas sexuales consensuales entre personas de un mismo sexo, revocar leyes que discriminan con base a la orientación sexual e identidad de género, eliminar leyes que penalizan el trabajo sexual y dar educación sobre derechos humanos a los profesionales de la salud. La penalización no es sólo una violación del deber del Estado de prevenir la discriminación, sino también crea una atmósfera donde las personas afectadas no tienen poder y dejan de disfrutar de sus derechos humanos De acuerdo a un informe reciente del PNUD, India tiene 30.5 millones de hombres que tienen sexo con hombre (HSH) y más de un millón de Hijras y personas transgénero. La prevalencia nacional del VIH entre los HSH se estima en 7.41%, con 24% con un resultado positivo de VIH en Goa y 18.8% en Mumbai. Mientas los HSH en India están en alto riesgo de infectarse y transmitir el VIH, sólo cerca del 4% tienen acceso a los servicios apropiados. La situación es más seria para las personas transgénero. En ese caso la prevalencia puede ser tan alta como un 42% en Mumbai y 46% en Dehli. Esto se atribuye a los bajos niveles de conocimiento, las prácticas de sexo inseguro, los servicios inadecuados y la marginación social. El mismo informe confirma que los HSH y las personas transgénero son altamente estigmatizados en India, con muchas personas que reportan discriminación cuando acuden a los servicios de salud, educativos, laborales y judiciales. También existe violencia perpetrada por la policía y los trabajadores de la salud. Esto es una violación grave de los derechos humanos. El nuevo programa Pehchān, implementado por la HIV/AIDS Alliance en India y seis aliados estadales con apoyo de la Novena Ronda del Fondo Mundial, ha sido diseñado para fortalecer a las organizaciones de base comunitaria de las poblaciones de HSH, Hijras y personas transgénero para que respondan a las barreras en los servicios de prevención de manera que protejan sus derechos humanos y prevenga violaciones [a los mismos]. Las personas heterosexuales que viven con VIH en India también enfrentan estigma y discriminación, pero para las poblaciones de HSH y personas transgénero el peligro es doble ya que tiene un mayor riesgo de infectarse y un acceso pobre a los servicios. Para prevenir y controlar el VIH, tenemos que proteger y promover los derechos humanos de las personas más vulnerables y marginadas. Las organizaciones comunitarias y de la sociedad civil consideran, sin lugar a dudas, que el Fondo Mundial debería urgir a los países receptores, incluyendo a India, a presentar una legislación apropiada que despenalice las relaciones sexuales entre personas de un mismo sexo. Una vez que se aprueben estas leyes, se pueden tomar pasos a nivel de país para logra una implementación apropiada. Otra sugerencia sería negar el financiamiento a países con antecedentes de violaciones a los derechos humanos. La Fundación NAZ Internacional (NFI), presidida por Shivananda Khan, es receptora de una subvención de la Novena Ronda que apoya un programa regional de fortalecimiento comunitario para reducir la transmisión del VIH entre los HSH y las personas transgénero. Shivananda Khan consideró que las leyes son la barrera más importante. Él se preguntó “¿cómo podemos hablar sobre los derechos humanos de los HSH, cuando, en muchos países no hay derechos humanos en general para nadie? El Fondo Mundial necesita involucrarse de una manera más fuerte a nivel del gobierno y con sus aliados (incluyendo el Banco Mundial y la Organización Mundial de la Salud) para asegurar que el gobierno reconozca el problema y haga los cambios en el entorno legal y de políticas.

19

El Fondo Mundial tendrá que invitar a las personas encargadas de la elaboración de políticas y urgirlas a que eliminen las leyes punitivas y levanten la prohibición de la homosexualidad al despenalizar el proceso completo.” En India, algo positivo fue la decisión sin precedentes de la Alta Corte de Delhi sobre la legalidad del comportamiento sexual consensual entre adultos de un mismo sexo. Pero aún después de dos años, se espera una decisión del Tribunal Supremo (que sería vinculante para todos los estados). Sin embargo, Shivananda consideró que en la población en general se han dado pocos cambios. Las condiciones socio-culturales crean ideologías rígidas que son difíciles de cambiar en un día. No sólo necesitamos leyes efectivas sino debemos responder a otros asuntos, como la vigilancia en los lugares públicos donde la mayoría de las personas transgénero y HSH se reúnen. Allí la policía acosa constantemente a lesbianas, gays, bisexuales y personas transgénero, y los chantajea. Así que se necesita mucho trabajo a nivel nacional, en todos los sectores de la sociedad, una vez las leyes cambien, para permitirles entender que los derechos humanos son para todos (incluyendo los HSH y las personas transgénero), sin importar quiénes son y qué hacen. El Fondo Mundial, apoyado por otras agencias – el gobierno, los medios de comunicación y las organizaciones comunitarias – pueden generar un cambio positivo. Tiene que ser un esfuerzo combinado, y no individual.

“Ya hemos aprendido que en la salud, si la intervención no está basada en los derechos no nos llevará a ningún lado.” - Loon Gangte Arif Jafar, Director de País de la Fundación Maan AIDS, uno de los aliados de Pehchān en la implementación, observó que a menos que las reformas legales incluyan a todas las poblaciones en mayor riesgo – sean HSH, personas que usan drogas o trabajadores sexuales – no se puede hablar de derechos humanos. Él compartió el ejemplo de ‘un hombre de Bangalore’ que vivía en los tiempos donde la homosexualidad era penalizada. Lo llevaron a un psiquiatra para que ‘curara’ su homosexualidad. Cuando él se acerco a la Comisión de Derechos Humanos para denunciar este enfoque inapropiado, la Corte expresó su inhabilidad de intervenir y llamarlo un asunto de derechos humanos - la práctica (homosexualidad) era en aquel momento un crimen ante los ojos de la ley. Esto significa que deben existir leyes apropiadas. Loon Gangte de la Red de Personas que viven con VIH de Dehli nos dijo “ya hemos aprendido que en la salud, si la intervención no está basada en los derechos no nos llevará a ningún lado. El Fondo Mundial debería invertir en los derechos humanos. La mera distribución de recursos no nos ayudará si no tomamos en cuenta la perspectiva de derechos humanos de la comunidad. Debido a que el Fondo Mundial tiene dinero, también tiene el poder para hacer incidencia política en contra de la penalización de ciertos grupos e insistir en reformas legales.” Shaleen Rakesh y Abhina Aher de la HIV/AIDS Alliance en India, que implementa Pehchān, opinaron rotundamente que los programas del Fondo Mundial dirigidos a la comunidad deberían tener un fuerte componente de derechos humanos. De acuerdo a Abhina Aher “para los HSH y las personas transgénero los asuntos de salud tienen menos prioridad comparados con los asuntos de acoso, violencia, estigma y discriminación.” Ella quiere que el Fondo Mundial haga que los MCP sean más fuertes, al darles una agenda que vaya más allá de la reducción de la vulnerabilidad y que también responda a los asuntos relacionados con los derechos humanos. Shaleen Rakesh quiere “que el Fondo Mundial sea más específico en su enfoque y haga intervenciones presupuestadas en el área de los derechos humanos. El Fondo debería apoyar programas que respondan a las barreras y violaciones de los derechos humanos. De hecho, todas las propuestas tienen que [incluir] elementos de derechos humanos y reducción del estigma como una parte integral de las solicitudes de financiamiento al Fondo Mundial.”

20

“Necesitamos respuestas que sean construidas sobre fundaciones sólidas de igualdad y dignidad para todos y que protejan y promuevan los derechos de aquellos que viven con VIH y los que son típicamente marginados.” - Anand Grover Anand Grover, el Relator Especial del Derecho a la Salud de las Naciones Unidas, abogado ante el Tribunal Supremo y presidente del HIV/AIDS Unit of Lawyers’ Collective, quisiera que el Fondo Mundial ‘pensara en caminar lo que hablan sobre los derechos humanos’. Él fue muy directo al decir que “no hay claridad sobre los derechos humanos dentro del Fondo Mundial, y hay muchos grupos de presión diferentes. Creo que los derechos humanos deben ser aplicados al mismo Fondo Mundial.” Agregó que “deberíamos comenzar por pensar en un Fondo Mundial que pida contribuciones a los países en desarrollo, países de ingresos medios y bajos y países desarrollados. Se les debe decir a los gobiernos que si quieren dinero del Fondo deben seguir un marco de trabajo basado en los derechos humanos. De esta manera el Fondo Mundial puede ser una influencia para promover los derechos humanos.” An enabling legal and policy environment is absolutely essential in order to achieve universal access to HIV/TB prevention, treatment, care and support. In the words of Helen Clark, Administrator, UNDP, Un entorno legal y de políticas favorable es absolutamente esencial para poder lograr el acceso universal a la prevención, tratamiento, cuidado y apoyo del VIH/TB. En las palabras de Helen Clark, Administradora del PNUD, “Cada día, el estigma y la discriminación en todas sus formas presiona a mujeres y hombres que viven con VIH, incluyendo trabajadores sexuales, personas que usan drogas, hombres que tienen sexo con hombres y personas transgénero. Muchos individuos que están en mayor riesgo de la infección han sido empujados a un lado y marginados, en vez de participar útil y abiertamente. Para detener y revertir la propagación del VIH, necesitamos respuestas racionales que rechacen el mal del prejuicio y el estigma. Necesitamos respuestas que sean construidas sobre fundaciones sólidas de igualdad y dignidad para todos y que protejan y promuevan los derechos de aquellos que viven con VIH y los que son típicamente marginados.”

21

El VIH, trabajadores sexuales y personas que se inyectan drogas: elaboración de un enfoque basado en los derechos en Asia Central y Europa Oriental
Evgenia Maron, Russia & Bobby Ramakant: mayo del 2011

D

e acuerdo al Programa Conjunto de las Naciones Unidas para el VIH/SIDA (ONUSIDA), Europa Oriental y Asia Central el la única región donde la prevalencia del VIH continúa en ascenso. El número de personas que viven con VIH (PVVIH) se ha casi triplicado desde el 2000, y alcanzado un total estimado de 1.4 millones en el 2009. Un rápido aumento en las infecciones entre las personas que se inyectan drogas (PID) al principio del siglo causó un incremento repentino de la epidemia en la región y la misma está concentrada principalmente en las personas que se inyectan drogas, trabajadores sexuales, sus parejas y, hasta cierto punto, los hombres que tienen sexo con hombres. Cerca de un cuarto de las 3.7 millones de personas que se inyectan drogas en esta región viven con VIH.

El trabajo sexual y el VIH
“Es crucial que el Fondo Mundial aumente el financiamiento para los servicios basados en los derechos que promuevan la salud y los derechos de los trabajadores sexuales y los involucren en el desarrollo e implementación de programas que directamente afecten su salud y seguridad, así como la de su familia y clientes” dijo Aliya Rakhmetova, la coordinadora de la Sex Workers’ Advocacy Network (SWAN). Miembros de SWAN coincidieron: “Hay mucha presión por parte de ciertos grupos que se oponen a la prostitución y de gobiernos extranjeros que quieren penalizar a los clientes. Nosotros nos oponemos rotundamente a esto, ya que empuja a los trabajadores sexuales y a sus clientes a la clandestinidad y lejos de los servicios de VIH.” “El Fondo Mundial debería apoyar y promover leyes y prácticas que no sean discriminatorias en relación a los trabajadores sexuales y oponerse a la penalización del trabajo sexual en los países de Europa Central y Oriental y en Asia Central.”

Criminalización de los trabajadores sexuales
Para SWAN “en la mayoría de los países de la región, la criminalización de trabajadores sexuales da como resultado multas, arrestos en la estación de policía o encarcelamiento. Estas amenazas empujan a los trabajadores sexuales a condiciones más peligrosas y aisladas, lo que puede conllevar a un mayor riesgo de violencia y la disminución de su acceso a los servicios de salud y de reducción del daño... muchos apuran las negociaciones [cuando] el cliente es agresivo o se niega a usar un condón. Asimismo, es menos probable que lleven condones consigo por miedo a que puedan ser usados como evidencia de prostitución.”

Discriminación institucional, redadas y represión
SWAN resaltó que “en algunos países, aun cuando el trabajo sexual no es penalizado, la policía usa ordenanzas locales en contra de la prostitución o sobre ofensas relacionadas con la identificación, el orden público, asuntos migratorios u órdenes ministeriales para reprimir y detener a los trabajadores sexuales.”

22

“El peso económico de las repetidas y rutinarias multas, la extorsión y el robo por parte de las autoridades estadales y la pérdida del ingreso debido a las detenciones, ponen presión en los trabajadores sexuales quienes terminan sacrificando el uso de condones con el fin de obtener más ingresos con relaciones sexuales sin protección o al aumentar el número de clientes. Esto incrementa su riesgo de infectarse con VIH.”

Violencia e impunidad
De acuerdo con SWAN, “en la mayoría de los países en la región, los trabajadores sexuales enfrentan altos niveles de violencia física, sexual, psicológica y económica por parte de la policía y que, en algunos casos, se eleva a casos de tortura.” Los trabajadores sexuales no son las únicas personas amenazadas. Agrega SWAN, “en dos países en la región, la policía ha acosado a los trabajadores de alcance. En uno, intentaron cerrar una organización que ofrece servicios de VIH y reducción del daño y en otro, incautaron los nombres de los participantes. Ambos casos ocurrieron como retaliación a organizaciones que ofrecen apoyo a trabajadores sexuales que denunciaron violencia policial.”

Leyes discriminatorias
SWAN añadió, “la criminalización y penalización del trabajo sexual son instrumentos legales intrínsecamente discriminatorios. Aún en los países donde el trabajo sexual no es penalizado se usan otras leyes y normas discriminatorias con ese fin. En Hungría y Letonia, donde el trabajo sexual es legal, el no cumplir con las normas (por ejemplo, solicitar trabajo sexual en algunas zonas (muchas veces sin que tengan la debida publicidad) como cerca de las iglesias; trabajar desde el hogar donde se vive con niños; o, no someterse a exámenes médicos obligatorios) puede resultar en una ofensa administrativa con pena de prisión o multa y la generación de antecedentes penales.” “Las pruebas obligatorias para el VIH y ETS y el tratamiento forzado de las ETS disuade a los trabajadores sexuales de hacerse la prueba voluntaria. En Letonia, una norma discriminatoria establece que es ilegal que las personas que viven con VIH puedan ejercer el trabajo sexual, y conlleva una multa administrativa o un cargo penal.”

Mejorando la respuesta para las personas que se inyectan drogas
De acuerdo con Alik Zaripov, un activista que trabaja en el área de tratamientos de la ciudad de Kazan, en Rusia, “es necesario el establecimiento de centros de bajo umbral con programas para mejorar el acceso y la adherencia al tratamiento con antirretrovirales para la personas que usan drogas. Con el apoyo del Fondo Mundial y la participación de ONG y autoridades regionales es vital establecer estos centros [para] crear oportunidades para la participación de las personas que usan drogas en programas de prevención del VIH, en la incidencia política en pro de sus intereses y en sus comunidades.” Zaripov agregó, “los indicadores que el Fondo Mundial usa – sobre la compra y distribución de jeringuillas – no son suficiente para medir la calidad de los programas. [El Fondo] debería incluir [indicadores para] el manejo de casos en los centros especiales de bajo umbral dirigidos a aumentar la adherencia al tratamiento y asegurar el acceso al mismo por parte de las personas que se inyectan drogas.”

23

Zaripov consideró que los programas apoyados por el Fondo Mundial para el intercambio de jeringuillas necesitan revisiones periódicas. “Me parece que no debería existir un marco rígido – por ejemplo, en términos de la reducción del daño – nosotros ofrecemos intercambio de jeringuillas en los cinco años que dura la implementación de la subvención del Fondo Mundial y las personas mueren porque las jeringuillas ya no son una necesidad básica.”

Hepatitis C
De acuerdo a Gulnara Kurmanova de Kirguistán, “el Fondo Mundial debería consolidar los programas para el VIH/TB bajo el liderazgo del VIH. La hepatitis C debería incluirse en la lista de prioridades a ser financiadas.” Kurmanova agregó que “Los sistemas de monitoreo de los programas nacionales y de los programas apoyados por el Fondo Mundial y otros donantes deben armonizarse. Sugiero que se elaboren directrices para esa armonización. Estamos esperando por las recomendaciones de la Comisión Global del VIH y Derecho. La descriminalización del trabajo sexual, de las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo y el uso de drogas es una prioridad.” Para Kurmanova, existe una necesidad vital de realizar investigaciones cualitativas para explorar nuevos asuntos, como por ejemplo, “las invisibilidad de las personas jóvenes que están empezando a usar drogas y los programas que tratan de encontrar dinero para cualquier tipo de rehabilitación a pesar que lo que los jóvenes no quieren usar esa vía. Hay que observar las curvas de los nuevos casos de VIH, especialmente en Kirguistán. Los jóvenes están en mayor riesgo, pero no quieren ir a los programas que atienden las necesidades de personas que han usado drogas por mucho tiempo.” “El primer paso es entender las prioridades y necesidades verdaderas, no las percibidas. El empoderamiento de las personas es un puente entre ‘los servicios’ y los derechos humanos.”

Los enfoques de derechos humanos
Las comunidades de trabajadores sexuales y de personas que se inyectan drogas deben ocupar el centro de las respuestas al VIH en Europa Oriental y Asia Central. Los actores interesados deben adoptar un marco de trabajo de derechos humanos en el cual basar sus enfoques. El Fondo Mundial tiene una gran influencia como mecanismo de financiamiento [de las respuestas] al VIH, TB y malaria, que debe ser utilizada para salvar más vidas y prevenir nuevas infecciones en la región.

24

SALVANDO VIDAS Y EL VALOR DEL DINERO

25

Entre el resentimiento y la dependencia: El Fondo Mundial en Indonesia
Suksma Ratri, Indonesia: mayo del 2011 El Fondo Mundial en Indonesia

V

an nueve años desde el establecimiento del Fondo Mundial de lucha contra el SIDA, la tuberculosis y la malaria (el Fondo Mundial). Desde sus inicios, el Fondo Mundial se han convertido en el principal financista de los programas para luchar contra esas enfermedades, con un financiamiento total aprobado de US$21,7 millardos de dólares para más de 600 programas en 150 países en todo el mundo. A pesar que el mecanismo podría ser visto como perfecto e ideal, es importante no basarse sólo en los informes nacionales que evalúan la efectividad del Fondo Mundial. También debemos tomar en cuenta los puntos de vistas de las partes representadas y los constituyentes – los beneficiarios directos del financiamiento. Como anécdota, hemos escuchado que las experiencias locales no coinciden con los informes radiantes emitidos por los gobiernos. Un ejemplo es Indonesia, un país extenso compuesto por más de 17 mil islas. En octubre del 2010, se reportaron 24.131 casos de SIDA con 4.158 muertes acumulativas. Con su compleja estructura geográfica, ¿puede el Fondo Mundial ejecutar programas sin problemas y de una manera ideal en todas las 33 provincias de Indonesia? ¿Puede el programa tener un mayor impacto en las poblaciones clave afectadas, como las personas que se inyectan drogas (PID)?

Partes representadas
Aries es un educador entre pares de Java Central, que ayuda a grupos de apoyo locales. Para él, el programa del Fondo Mundial en su área se limita a dar antirretrovirales, chequeos CD4 y costos operacionales para los proveedores de servicios de salud. A pesar de que los índices de mortalidad por el SIDA han bajado a cero en su área, Aries consideró que los programas tienen problemas especialmente en relación a la inequidad en la implementación. En Java Central, sólo algunas ciudades y distritos disfrutan del apoyo financiero del Fondo, mientras que otros sitios siguen en crisis. No sólo eso, Aries encontró en su área que los grupos meta están limitados a trabajadoras y trabajadores sexuales, personas que viven con VIH (PVVIH) y personas que se inyectan drogas. Las mujeres son incluidas en el grupo de PVVIH, pero niños, hombres que tienen sexo con hombres (HSH) o personas transgénero no son tomados en cuenta. El también expresó su preocupación en relación a los sistemas de monitoreo del programa. Hasta ahora, la documentación sólo incluye data cuantitativa. Oldri, una Gerente de Programas en la Red de Mujeres Positivas de Indonesia tuvo una opinión similar. Para ella la implementación de los programas del Fondo Mundial en Indonesia es efectiva en el contexto de intervenciones para los grupos meta específicos, pero menos exitosas para las poblaciones clave afectadas. En resumen, el programa ha sido exitoso cuantitativamente pero no necesariamente cualitativamente. El éxito en Indonesia es limitado debido al rol que tiene la sociedad civil y las comunidades en el apoyo al fortalecimiento de los sistemas de salud – un rol que debería ser del gobierno con el fin de cumplir con el derecho a la salud de sus ciudadanos. Para Oldri, la finalidad de los programas tampoco es adecuada, teniendo como meta sólo a los grupos en mayor riesgo a pesar de la data del Ministerio de Salud de Indonesia (2010) que sugiere que el 25% de las PVVIH provienen de la población en general. Las mujeres que trabajan en el hogar, por ejemplo, no son consideradas como una población en mayor riesgo. La doctora Bagus, médico en ejercicio, observó que a juzgar por la solicitud basada en el Plan Estratégico Nacional (SPN), el enfoque multisectorial adoptado y guiado por los tres receptores principales (RPs) es una manera innovadora para ejecutar el plan de acción.

26

Se esperaba que eso iba a contener la epidemia en Indonesia pero se presentaron muchos obstáculos y desafíos como la falta de calidad de los programas, una expansión desigual de los programas, poca claridad sobre la filosofía de los programas, la sostenibilidad y la coordinación. La calidad de los programas siempre ha sido un tema clave debido al gran número de informes cuantitativos que le hacen seguimiento a los programas de alcance, distribución de jeringuillas y condones. Estos informes no están acompañados de evaluaciones de la calidad de los servicios. Dr. Ramona (Asociación de Planificación Familiar en Indonesia –PKBI) y Dr. Wan Neda (La Junta Central de Nahdlatul Ulama – PBNU) confirmaron ese problema. PKBI y PBNU son RPs y alegaron que la mayoría de los programas se enfocan sólo en aspectos cuantitativos, con poca consideración de la calidad. Eso crea un dilema para los ejecutores del programa. Wan Nedra si tuvo palabras positivas por las directrices y la estructura organizada del Fondo Mundial, pero consideró que el fortalecimiento de la capacidad y la incidencia política también deberían ser incluidos como elementos clave a ser tomados en cuenta por ese organismo. Dada la ubicación geográfica de Indonesia, Wan Nedra compartió su preocupación en torno a que las actividades son implementadas sólo en ciertas áreas. PBNA concluyó que es imposible tener programas en Maluku, Sur de Borneo y Pampung debido a las características locales, problemas de comunicación y constantes conflictos internos. Dr. Ramona mencionó que PKBI ejecuta programas del Fondo Mundial en sólo 12 provincias y 68 sub-provincias – principalmente en Java, la mayoría de Sumatra y Bali. Otro problema es la sostenibilidad. Las actividades del Fondo Mundial son usadas por el gobierno como excusa para no incluir recursos para el tratamiento, apoyo, atención y prevención del VIH en los presupuestos nacionales o de los gobiernos locales. El hecho que el financiamiento sea sólo temporal no es considerado y el gobierno parece no aceptar que más temprano que tarde se acabará la ayuda internacional y los países deberán ser independientes financieramente. La dependencia de los gobiernos a la ayuda extranjera es un asunto de gran preocupación.

Resentimiento Comunitario
Muchas personas no conocen las impactantes historias en relación a los RPs de Indonesia pero hay un incidente que destaca. PKBI fue acusado de una serie de violaciones de los derechos humanos durante la Octava Ronda del Fondo Mundial. El alegato vino de un oficial de campo de un SSR de la Fundación Tegak Tegar quién dijo que la realización de pruebas de orina causaron el despido de cuatro personas debido a que salieron positivas por el uso de drogas.

27

Estas personas luego presentaron un reclamo ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos y hasta ahora el Mecanismo de Coordinación de País del Fondo (MCP) o el Grupo de Trabajo Técnico (GTT) ni se han pronunciado ni han emitido alguna aclaratoria. Ese incidente generó resentimiento entre las comunidades locales, especialmente debido a que PKBI fue seleccionada nuevamente como RP en la Undécima Ronda. También existían evidencias de ‘dinero político’ – casos en el que los clientes eran compensados con cierto monto denominado ‘dinero de transporte’ para hacerse la prueba voluntaria del VIH. Esa práctica diluía la misma definición inicial de ‘pruebas y asesoramiento voluntario’, ya que las personas claramente no estaban haciéndose la prueba voluntariamente sino por razones financieras. Lo que disparó esa práctica fue presumiblemente las metas relacionadas con el número de pruebas que los oficiales de campo deberían lograr con poca atención al fortalecimiento de su capacidad. Los oficiales de campo estaban desesperadamente tratando de cumplir con las metas sin una debida consideración por la ética de su trabajo. Hasta cierto punto fue una simbiosis mutua; los clientes necesitaban dinero extra y el oficial de campo debía cumplir con la meta. Nada más importaba, sino lograr la meta. Por otro lado, PBNU, una organización basada en la fe musulmana, también ha enfrentando resentimiento y dudas de la comunidad. Hartoyo, de Nuestra Voz (Our Voice), sugirió que la comunidad LGBTQ percibe a PBNU, en su función de RP, como que no desea apoyar programas que respondan a sus necesidades y la de los trabajadores sexuales, más tomando en cuenta que el indicador de desempaño en la actual ronda manda a enfocarse en los grupos de personas gay y transgénero. Wan Nedra de PBNU negó ese prejuicio pero se siguen presentando críticas en las listas de correo y foros de discusiones. Esos comentarios indicaron que PBNU, a pesar de su responsabilidad como RP de la Novena Ronda del Fondo Mundial, todavía no trabaja con la comunidad LGBTQ. Este tipo de fricción genera preguntas importantes sobre la selección del RP en Indonesia. Eventualmente la comunidad demandará mejores evaluaciones de las organizaciones que deseen ser RP. En relación a la Comisión Nacional de SIDA, Nafsiah Mboi, indicó que la implementación de los programas financiados está mejorando. Luego de varios incidentes desafortunados con el Fondo Mundial, Indonesia puede estar alcanzado su tope, basado en la clasificación de ‘A’ de los RPs de Indonesia. En la Undécima Ronda, Indonesia tiene 4 RPs, 2 instituciones gubernamentales (la Comisión Nacional de SIDA y el Ministerio de Salud) y dos organizaciones de la sociedad civil (PKBI y PBNU). Nafsiah enfatizó que la cooperación y coordinación entre el gobierno y las organizaciones de la sociedad civil deben mejorarse y fortalecerse, particularmente debido a que las partes tienen que entender que no pueden trabajar solas; se requieren de buenas alianzas para lograr las metas nacionales de la prevención del VIH. Nafsiah se ha dado cuenta las dinámicas y fricciones entre las ONG, gobierno y RPs, así como de los reclamos de resentimiento que siempre ocurrirán pase lo que pase. Lo más importante en estos momentos es continuar trabajando y asegurar que los fondos sean utilizados efectivamente.

No sólo un número
En general, al menos en el papel, los logros de las metas del Fondo Mundial en Indonesia sugieren un rápido avance. Pero si hablamos con personas locales, que deberían ser las beneficiaras principales, todavía existe mucho resentimiento en relación a la falta de transparencia del MCP. A pesar que la sociedad civil está representada en el MCP parece que hay problemas de comunicación – la información sobre el Fondo Mundial no se disemina ampliamente. Esta falta de transparencia, conjuntamente con pocos enfoques sensibles a los asuntos de género, un fortalecimiento de la capacidad inadecuado, un énfasis exagerado en informes orientados por las metas, componen los mayores obstáculos que impiden la ejecución de programas efectivos. Aún con el noble mandato del Fondo Mundial, sus representantes deben tomar en cuenta la difícil situación que se presenta en el trabajo local. Se necesita de un mecanismo mucho más integral y cualitativo que no se enfoque sólo en lograr metas. Las personas están exigiendo servicios sostenibles, amigables, sensibles a los asuntos de género y no discriminatorios. Las comunidades en Indonesia rechazan ser vistas sólo como ‘números’ que embellecen los informes estadísticos.

28

Invertir en la salud de TODAS las poblaciones en riesgo de la infección del VIH en India
Shobha Shukla, India: mayo del 2011

D

e acuerdo a un informe reciente del PNUD, India tiene 30.5 millones de hombres que tienen sexo con hombre (HSH) y más de un millón de Hijras o personas transgénero. La prevalencia nacional del VIH entre los HSH se estima en 7.41%, con 24% con un resultado positivo de VIH en Goa y 18.8% en Mumbai. Mientas los HSH en India tienen un alto riesgo de infectarse y transmitir el VIH, sólo cerca del 4% poseen acceso a los servicios apropiados. En este escenario dramático, la Novena Ronda del Fondo Mundial de lucha contra el SIDA, TB y malaria (el Fondo Mundial) ha sido positiva para financiar proyectos de fortalecimiento comunitario con el fin de reducir la vulnerabilidad y minimizar los riesgos de una mayor propagación del VIH entre HSH y las poblaciones transgénero en el Sur de Asia. Ahora hay que asegurar, mediante una adecuada ejecución de esos proyectos, que se salven más vidas y se prevengan más infecciones en los miembros de esas comunidades. Tanto las comunidades afectadas como las organizaciones comunitarias opinan que los jefes del Fondo Mundial deben ser menos burocráticos en su trabajo con las organizaciones locales. Ellos deben revisar sus procesos para la verificación de documentos para que sean más simples y sensibles a las necesidades de las comunidades. La Fundación NAZ Internacional (NFI) dirigida por Shivananda (Shiv) Khan, se enfoca en los temas de salud sexual y sexualidad de hombres a hombres en el Sur de Asia. NFI es la receptora de una subvención de la Novena Ronda del Fondo Mundial para programas de fortalecimiento comunitario que buscan reducir la rápida y alarmante propagación de VIH entre HSH y personas transgénero en los países de la Asociación en el Sur de Asia de la Cooperación Regional (SAARC). Shiv, quien ha estado trabajando de una manera determinante para lograr mejoras en las comunidades marginadas de HSH y poblaciones transgénero, dijo que, “el Fondo Mundial tiene razón en preocuparse por sacarle valor al dinero y ha hecho mucho para enfrentar y reducir la corrupción. Ellos trabajan con las organizaciones de base comunitaria (OBC) para implementar un marco de trabajo para HSH pero a veces se hace muy difícil micro-gerenciar su meta del valor del dinero y validar la verificación de los documentos. Algunas veces es complicado para los actores regionales trabajar con organizaciones tan grandes como el Fondo Mundial. Yo he aprendido muchas cosas nuevas. Ellos deben revisar sus procesos para la verificación de documentos y simplificarlos.” Citando el ejemplo de la Fundación Maan AIDS, que también es receptora de un proyecto de la Novena Ronda del Fondo Mundial, Arif Jafar, su Director de País, indicó que, “se suponía que el programa comenzaría en octubre pero no ha sido así debido a la cantidad de documentos que todavía falta por llenar. Esto, que el Fondo Mundial exige a las organizaciones, puede ser fácil para los gobiernos pero para las OBC es muy difícil completarlos. El Fondo Mundial, que se supone salva vidas, marca la diferencia y tiene un impacto en el VIH, TB y malaria, tiene 7 meses de atraso. Eso seguramente afectará negativamente el proceso para salvar vidas y prevenir infecciones.” Loon Gangte de la Red de Personas que viven con VIH en Delhi (DNP+) quiere que el Fondo Mundial “reduzca los trámites, minimice los intermediarios y mejore la eficiencia de los programas al optimizar el financiamiento y permitir que el dinero vaya a donde tiene que ir. En estos momentos, los recursos van a través del Receptor Principal (RP), Sub-receptor (SR), Sub-sub-receptor (SSR) y cuando llegan al nivel comunitario es mucho menos. El Fondo Mundial tiene varios sistemas y estructuras para evitar la corrupción y prevenir malversación.

29

Sin embargo, es evidente que los sistemas actuales no han podido lograrlo. Por lo que el Fondo Mundial podría analizar y simplificar sus procesos para que las personas reciban el dinero que necesitan.” Otra área que Gangte desea que el Fondo Mundial examine, es como asegurar que los medicamentos antirretrovirales (ARV) continúen estando disponibles a precios accesibles. Su miedo es que una vez se detenga la producción de medicamentos genéricos en India debido a los Acuerdos de Libre Comercio (ALC), los precios de los medicamentos aumentarán exponencialmente. Ranjit Sinha es Secretaria de la Asociación de Personas Transgénero e Hijras en Bengal (ATHB) que es receptora (bajo Solidaridad y Acción contra la Infección del VIH en India – SAATHII) de una subvención del Fondo Mundial otorgada al consorcio ‘Pehchān’. Este programa busca fortalecer y desarrollar la capacidad de las OBC para que implementen programas de prevención del VIH a 453.000 HSH, personas transgénero e Hijra en 17 estados en India. Pero Ranjit expresó que “no se ha hecho lo suficiente para responder a las necesidades de las comunidades transgénero e Hijra y muchos de los recursos que estaban destinados a las minorías sexuales han sido invertidos en la ampliación de los programas para HSH. También debemos escalar la inversión en los programas que atiendan las necesidades y desafíos de las poblaciones transgénero e Hijra.”

“Reduzca los trámites, minimice los intermediarios y mejore la eficiencia de los programas al optimizar el financiamiento y permitir que el dinero vaya a donde tiene que ir.” - Loon Gangte Bobby Javanta, de la Red de Reducción del Daño de India, que también es receptora de la Novena Ronda del Fondo Mundial en un componente de VIH-PID, quiere reformas legales en relación a los HSH para que sus actividades no sean criminalizadas. Anand Grover es el Relator Especial de las Naciones Unidas sobre el Derecho a la Salud, abogado senior en la Corte Suprema y Presidente de la Unidad de VIH/SIDA del Lawyers’ Collective. Grover desea que se expanda la estructura del Fondo Mundial para asegurar que la sociedad civil, así como las comunidades – especialmente las marginadas como HSH y poblaciones transgénero – estén representadas. El desarrollo de alianzas estratégicas entre el Fondo Mundial, comunidades afectadas, abogados, personas encargadas de la elaboración de políticas y medios de comunicación es crítico para prestar servicios de calidad en beneficio de la salud de los HSH para que en vez de morir prematuramente puedan llevar una vida con dignidad.

30

Acuerdos de Libre Comercio (FTA) y la salud – se necesita más influencia
Bobby Ramakant, India: mayo del 2011

A

ctualmente hay varios países en desarrollo negociando acuerdos económicos con otros países o bloques de países. Otro hecho alarmante es que existe una tendencia marcada de no divulgar detalles sobre esas negociaciones y se toman medidas duras en contra de los activistas en el área de la salud pública que demandan esa información. Más del ochenta por ciento de los medicamentos antirretrovirales (ARV) adquiridos por el Fondo Mundial vienen de países como India, donde las amenazas de esos acuerdos económicos parecieran mayores. De acuerdo con Loon Gangte de la Red de Personas que viven con VIH en Delhi (DNP+) y la International Treatment Preparedness Coalition (ITPC – Sur de Asia), “el Fondo Mundial de lucha contra el SIDA, la tuberculosis y la malaria (El Fondo Mundial) debería tomar en cuenta que más del 80% de los medicamentos antirretrovirales (ARV) que adquiere vienen de India y que en estos momentos estamos en una coyuntura con el Acuerdo de Libre Comercio (ALC) de la Unión Europea. A pesar que hay comunidades alrededor del mundo que luchan en contra de los ALC no existe una posición seria del Fondo Mundial con respecto a este asunto.” Agregó, “Muchas personas están preocupadas por la reducción del dinero del Fondo Mundial pero incluso si se duplican las subvenciones no serían suficiente para poder adquirir los medicamentos de marca que son a veces 10 y en otras instancias 100 veces más caros que los medicamentos genéricos. ¿Qué vamos a hacer?”

Naciones ricas financian ‘El Fondo’
Gangte también planteó lo siguiente: “Los programas del Fondo Mundial serán definitivamente afectados por los ALC y el Fondo Mundial tendrá que prestarle atención a esos acuerdos bilaterales impuestos por Estados Unidos, naciones Europeas y otras naciones ricas a los países en desarrollo. Las naciones ricas tienen poderes influyentes y al final del día, el Fondo Mundial no puede luchar contra ellas ya que de allí obtienen el dinero. El Fondo Mundial debe dar un paso adelante y hablar fuertemente para defender la campaña en contra de los ALC” Los miembros de la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA), particularmente Suiza donde las compañías farmacéuticas como Sandoz, Roche y Novartis poseen una alta influencia, tienen mucho interés en mantener las regulaciones extremadamente amplias dirigidas a proteger los derechos de propiedad intelectual. Eso incluye la exclusividad de la data y términos para extender las patentes. Esos dos puntos van mucho más allá del compromiso de India bajo el Acuerdo de la OMC sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual Relacionados con el Comercio (ADPIC) y ahora retrasarán la introducción de medicamentos genéricos, menoscabando, como resultado, las políticas de salud pública de India. Adicionalmente debido a que India es un exportador importante de medicamentos genéricos, eso tendrá un efecto negativo en las personas que los necesitan en India y el resto del mundo. Gigantes biotécnicos suizos también tienen intereses en una mayor protección DPI sobre las semillas y agroquímica.

31

“Tenemos que ser más estratégicos en la pregunta general del financiamiento a la salud. Existe la necesidad de reflexionar sobre como el Fondo Mundial [pudiera] avanzar más efectivamente.” - Anand Grover El Fondo Mundial para la Salud
El Relator Especial de las Naciones Unidas sobre el Derecho a la Salud, Anand Grover dijo que, “No hay claridad en relación a los derechos humanos en el Fondo Mundial a pesar que ha mostrado interés. Los derechos humanos [si] tienen que ser aplicables al mismo Fondo Mundial y los marcos de trabajo de los gobiernos sobre ‘el Derecho a la Salud’ deberían atender los problemas relacionados con los derechos humanos, por ejemplo [en relación a] las comunidades vulnerables, pruebas, confidencialidad, discriminación.” Grover, que es uno de los abogados de más prestigio en la Corte Suprema en India agregó: “Tenemos que ser más estratégicos en la pregunta general del financiamiento a la salud. Existe la necesidad de reflexionar sobre como el Fondo Mundial [pudiera] avanzar más efectivamente. Tenemos que pensar sobre un Fondo Mundial para la salud [en general], y no sólo restringirlo a las tres enfermedades [VIH, TB y malaria]. Pienso que deberíamos comenzar con la idea de un Fondo que realmente requiera de contribuciones de los países en desarrollo, con ingresos bajos y medios, así como de países desarrollados. Debemos pensar sobre un nuevo sistema de derechos humanos para la salud; podría ser como parte de una convención de marcos de trabajo o al hacer que el fondo sea una palanca para promover los derechos humanos.”

32

FORTALECIENDO EL MANEJO DE LOS RIESGOS

33

El Fondo Mundial en República Dominicana: logros y desafíos
Vladimir Encarnación Jáquez, DominicanRepublic: May 2011

E

n República Dominicana, las iniciativas financiadas por el Fondo Mundial de lucha contra el SIDA, la tuberculosis y la malaria (el Fondo Mundial) forman parte del marco de trabajo de la Respuesta Nacional al VIH, TB y malaria. Luego de años de intervenciones directas enfocadas en la prevención, control y tratamiento de estas enfermedades, los actores interesados consideran que la contribución del Fondo Mundial ha generado un beneficio significativo para miles de dominicanos. Para Nicomedes Castro, Secretario del Mecanismo de Coordinación de País Dominicano (MCP): “Los recursos dados por el Fondo Mundial han permitido la adquisición y abastecimiento de medicamentos con los que se han salvados miles de vidas, así como han contribuido con la implementación de prácticas exitosas en relación al VIH, TB y malaria.” Adicionalmente el “apoyo del Fondo Mundial fue importante en la preparación del Plan Estratégico Nacional y en el fortalecimiento de la sociedad civil,” agregó Castro. En República Dominicana, el VIH y la TB son consideradas como dos de los problemas de salud pública más importantes. Ese país tiene una de las incidencias más altas de TB en la región. Afortunadamente, y gracias al apoyo financiero del Fondo Mundial, existen diversos programas para enfrentar el rápido avance de la TB, como el Programa Nacional de TB. Lo mismo aplica a la Malaria, donde las condiciones de pobreza y sobrepoblación contribuyen enormemente a su propagación. En el caso del VIH, la atención de las personas que viven con VIH (PVVIH) forma parte de los proyectos prioritarios financiados por el Fondo Mundial. Para Bethania Betances, Oficial Nacional del Programa de ONUISDA, el aumento en el acceso al tratamiento antirretroviral (TAR) y la reducción en la transmisión vertical son logros alcanzados gracias al apoyo del Fondo Mundial. En términos de la respuesta, el Fondo Mundial ha jugado un papel clave para contener al VIH, TB y malaria y eso se debe, en gran parte, a la racionalización de los recursos ya que permite una mejor utilización de los mismos. José Beltré, representante de las redes de jóvenes dominicanos en el MCP, ve a la gerencia del Fondo Mundial como algo positivo. Beltré dijo, “Esos recursos nos han permitido controlar, mejorar y fortalecer las acciones de atención, prevención e investigación sobre los tres problemas, así como la revisión y mejora de la Ley Nacional sobre el SIDA.” Beltré consideró que el apoyo del Fondo Mundial es una causa determinante de la mejora de los sistemas de monitoreo del VIH, TB y malaria, y el factor principal en el aumento de programas, proyectos e iniciativas de prevención, control y tratamiento. Otros logros destacados por Beltré son el incremento de la cobertura de los servicios de salud, la incorporación de nuevos actores en la respuesta nacional al VIH, TB y malaria, una mejor calidad de vida de las PVVIH y miles de vidas salvadas. Sergia Galván, Directora del Colectivo sobre Mujeres y Salud, sub-receptora del Fondo Mundial, también reconoció la intervención positiva, en términos generales, del Fondo Mundial destacando entre sus principales logros la articulación de las distintas partes representadas en el MCP, el suministro de TAR para las PVVIH y el mantenimiento de un financiamiento básico para el trabajo en VIH, TB y malaria. Sin embargo, Galván sugirió que la gerencia del Fondo Mundial ha estado marcada de improvisaciones, conflictos y algunas ineficiencias. Ella indicó que, para mejorar el sistema gerencial, el Fondo Mundial debería reducir los conflictos de intereses entre los miembros del MCP, la mayoría de los cuales son sub-receptores.

34

Una recomendación, para hacer que la gerencia del Fondo Mundial sea más eficiente y asegure iniciativas que respondan a las necesidades de los grupos de poblaciones vulnerables, es replantear y reforzar el rol del MCP, convirtiéndolo en un espacio más democrático y participativo que actúe como agente para el control público y social de los recursos. Al referirse sobre ese comentario, el doctor Nelson Rodríguez, Vice Ministro de Salud Pública y Presidente del MCP, indicó que el desafió principal es mejorar la articulación y efectividad del MCP: “La buena coordinación debe reflejarse en una implementación efectiva.” Nicomedes Castro piensa que mejorar las contribuciones de las poblaciones vulnerables en la gerencia del MCP es un requisito clave. “Si fortalecen su capacidad gerencial y entrenamiento, mejorarán sus niveles de participación y optimizarán su incidencia política,” afirmó. Castro destacó que en ocasiones ha escuchado a algunos representantes de las poblaciones vulnerables decir que ellos “no entienden” a la hora de discutir un proyecto. De acuerdo con Castro, eso se debe a que los miembros de las agencias son profesionales de primer nivel, como los representantes de otras ONG y el gobierno. Castro concluyó que “esa mejoría daría como resultado un MCP verdaderamente participativo, además de ser representativo, que pueda apoyar los proyectos de acuerdo con las necesidades de los beneficiarios.” Otro desafío importante es la sostenibilidad de la respuesta nacional sin el apoyo del financiamiento externo: específicamente, sin la ayuda del Fondo Mundial. Por ello, es necesario enfocarse en el empoderamiento de las organizaciones para asegurar que las actividades no desaparezcan cuando se acaben los fondos. El Fondo Mundial y el MCP, por lo tanto, tienen la responsabilidad de asegurar que las propuestas tengan un mayor componente de sostenibilidad y el gobierno dominicano debe asumir la responsabilidad de ser el principal encargado de la salud de los dominicanos. No hay duda que en República Dominicana existe un ‘antes’ y ‘después’ del Fondo Mundial en la respuesta nacional al VIH, TB y malaria. Asimismo, debemos destacar la importancia del MCP a la hora de facilitar el diálogo entre las partes representadas y permitir una visión que promueve la integración y el trabajo en equipo. Es importante notar que hemos logrado avances, pero necesitamos avanzar más.

“Esos recursos nos han permitido controlar, mejorar y fortalecer las acciones de atención, prevención e investigación sobre los tres problemas, así como la revisión y mejora de la Ley Nacional sobre el SIDA.” - Jose Beltre -

35

Percepciones mixtas sobre el Fondo Mundial en Kenia
Henry Neondo, Kenia: mayo del 2011

E

l financiamiento para la salud debe comenzar fijando como meta a los programas que atiendan los temas que afectan a las mujeres y niños, y el Fondo Mundial de lucha contra el VIH/SIDA, TB y malaria (El Fondo Mundial) tiene un rol clave que jugar.

En el contexto del VIH, el profesor Alloys Orago, Director del Consejo Nacional para el Control del SIDA (NACC), expresó que “por cada persona en tratamiento dos se infectan – las mujeres y las personas jóvenes siguen teniendo la mayor carga de las tres enfermedades: VIH, tuberculosis y malaria.” Orago agregó, “las estadísticas en Kenia indican que la prevalencia del VIH es un poco más del 8 por ciento en las mujeres, en comparación con un 4% en los hombres. Eso refleja que los programas no están bien enfocados. Por mucho tiempo, las personas no lo entendían. En el VIH, sólo ahora es cuando comenzamos a relacionar el impacto que tiene la cultura en su propagación.” Las mujeres embarazadas y niños menores de cinco años siguen siendo las personas en mayor riesgo de morir de malaria. El NACC está planificando involucrar a más mujeres – que tienen el 70% de la carga de la enfermedad – en el diseño, implementación, monitoreo y revisiones de los programas a nivel comunitario. Kilonzo, Director Ejecutivo de Liverpool VCT, una ONG local, indicó que se han descuidado las necesidades de las mujeres – ellas frecuentemente no pueden negociar relaciones sexuales seguras y enfrentan la violencia de género a todo nivel. Pauline Irungu, Coordinadora para el Este de África de la Campaña Mundial por los Microbicidas dijo que hay factores culturales en la sociedad que predisponen a las mujeres al VIH. En la sociedad africana, se perdonan las golpizas a las esposas en nombre de la disciplina. Cuando eso sucede con una mujer está ‘bien’; cuando la violencia es contra un hombre, la sociedad se levanta y reclama. Ella agregó que la violencia sexual en contra de la mujer está aumentando. En situaciones de conflicto, las mujeres normalmente son las que más sufren. La violación es usada como un arma de guerra para vengarse en contra de tribus enemigas: “las pobres condiciones económicas también han llevado a muchas mujeres a la prostitución para poder tener los ingresos necesarios y alimentar a su familia. También existe el problema de la pérdida de propiedad cuando fallece el esposo de la mujer.”

El Fondo Mundial
Benjamin Ofosu Koranteng, Asesor Senior sobre VIH y Planificación de Desarrollo en el Centro Regional de Servicios del PNUD, oficina de África Oriental y Occidental, estuvo de acuerdo, “La epidemia y sus dinámicas indican que las mujeres y niños y son los más perjudicados. Es hora de comenzar a atender los temas de género. El dinero del Fondo Mundial debería responder a esos problemas y ayudarnos en asuntos relacionados con las metas de mortalidad materna y de niños de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.” Agregó Koranteng que el Fondo Mundial ha realizado una labor maravillosa al crear una base sólida para muchas de las respuestas nacionales al VIH. Pero indica que mientras el financiamiento ha aumentado eso podría estar en peligro con la actual crisis económica. Koranteng dijo que es importante asegurar que el dinero recibido del Fondo Mundial sea gastado en donde más se necesita – “eso requiere mejoras en los sistemas nacionales, para que el dinero pueda alcanzar a los que están en la base de la escalera.”

36

Luego añadió, “lo que se necesita especialmente a nivel de país es el aumento del monitoreo del dinero que distribuyen los MCP, y asegurar que el porcentaje que actualmente gastan las agencias ejecutoras del Fondo sea disminuido para que esos recursos sea invertidos en las vidas de las personas que los necesitan más.” Koranteng indicó que es necesario fortalecer los sistemas de monitoreo que ya existen. El desembolso efectivo y el mecanismo de monitoreo empleado por el Fondo Mundial han prevenido muchos abusos. Fortalecerlos ayudará a identificar los problemas en sus in¬icios, antes que se propaguen. “Debemos enfocarnos en la eficiencia de los sistemas en términos del monitoreo de las ONG y las agencias del estado que reciben el dinero.”

Programas meta
Evelyne Kibuchi, Oficial del Programa de Tuberculosis en la Organización de Coordinación de la Alianza de ONG en Kenia (KANCO), mencionó que no hay otro financiamiento significativo para programas de VIH, TB y malaria además del Fondo Mundial. Pero los recursos no son adecuados y el sector de la TB reporta una brecha anual de financiamiento de 20 billones de Ksh. Eso también incluye dinero presupuestado y que se espera venga del gobierno, que todavía no se ha dado cuenta de la necesidad de financiar respuestas locales a estas enfermedades. Un desafío más difícil es la burocracia que existe para obtener el dinero. Por ejemplo, Kenia presentó una propuesta en la Novena Ronda en el 2009 pero, a pesar que nos acercamos a la mitad del 2011, todavía el país espera por esos recursos. Normalmente toma un año completo luego de presentada una solicitud para recibir el dinero, tiempo en el cual muchas cosas pueden cambiar. Se pierden vidas y, posiblemente, se devalúa la moneda. Kibuchi expresó “Me gustaría que existiera un sistema en el cual uno pida dinero y en dos o tres meses lo reciba. La larga espera normalmente lleva a muchas revisiones del plan de trabajo y a veces los ejecutores tienen que cerrar los programas. Muchos proyectos son implementados no buscando los resultados esperados sino tratando de cumplir con las actividades del financista,” agregó Kibuchi. Por ejemplo, esa realidad tuvo un impacto significativo en el sector de la malaria en la Cuarta Ronda. El valor original de la subvención otorgada fue de aproximadamente 80 millones de dólares para un programa a cinco años, con unos 26 millones de dólares para la implementación en el tercer año.

37

La subvención fue desembolsada en octubre del 2009 pero en vista del fracaso de la solicitud de Kenia en la Novena Ronda del Fondo Mundial, la oficina para el control de la malaria del país decidió reprogramar los años 4 y 5 de la subvención de la Cuarta Ronda para así llenar las brechas de prevención y tratamiento antes que se terminará la subvención en el 2011. La mayoría del resto de los recursos fueron utilizados para apoyar una ampliación masiva de la distribución de redes rociadas con insecticidas (ITN) en los distritos metas. Se estima que los fondos fueron suficientes para comprar 4,5 millones de redes aproximadamente. James Kamau, coordinador de la Red de Acción en Tratamiento en Kenia está de acuerdo con Kibuchi y agregó que aun cuando el Fondo Mundial ha apoyado a mujeres y niños en los últimos años, es vital involucrarse más en una campaña para eliminar el VIH pediátrico. Kamau dijo que “la eliminación [del VIH pediátrico] debe ser la meta – ya que eso llevará a remover el VIH de la madre. El enfoque debe estar en el valor que puede generar el dinero en vez de sólo el hecho de dar dinero.”

El Fondo Mundial y la malversación en Kenia
De acuerdo con Kamau, existe una malversación extensa de los recursos del Fondo Mundial en Kenia. “Sabemos que hay personas que deberían ser juzgadas pero eso no ha sucedido.” El país tiene agentes locales del fondo pero no son efectivos. Ellos no hacen su trabajo o están ayudando al hurto o malversación de los recursos del Fondo Mundial de una manera que no se puede detectar el robo. Adicionalmente, la capacidad de absorción de Kenia es pobre debido a la burocracia. Los recursos de la Séptima Ronda todavía no han sido utilizados en su totalidad. Los fondos de la Segunda Ronda para responder a la TB jamás fueron usados. Pero el profesor Orago rechazó eso alegando que los recientes anuncios del Fondo Mundial sobre que Kenia recibiría 34 millones de dólares por su solicitud en la Décima Ronda es un testimonio de la confianza en el país, no sólo del mismo Fondo Mundial sino también de los donantes. “Al menos no hemos escuchado algún reclamo de los donantes sobre la malversación de fondos traídos a Kenia,” dijo. De acuerdo al profesor Orago, la Décima Ronda mantendrá el tratamiento para el VIH y atenderá las necesidades nutricionales de aquellas personas que lo reciban. Orago también reveló que Kenia es el único país en la región que recibirá el monto total de 510 millones de dólares, hasta el 2014, del Plan de Emergencia Presidencial para el Alivio del SIDA (PEPFAR). Adicionalmente, 135 millones de dólares del Banco Mundial financiarán el programa ‘Guerra Total contra el SIDA’. El reconoció que eso no es suficiente. Hasta ahora, sólo 432.000 personas reciben tratamiento antirretroviral. De acuerdo con las directrices actuales de tratamiento de la OMS, 650.000 kenianos necesitaban acceso para finales del 2010. Por consiguiente, la ‘guerra total’ al VIH en Kenia necesita el equivalente de 9 billones de KSh por año. Aún así, reveló Orago con poco entusiasmo, los recursos para los programas en Kenia dependen altamente de los socios en el área de desarrollo: “La contribución del gobierno a las actividades de los programas es de sólo un 15%, con 85% que viven de los donantes internacionales.” Como una manera para seguir adelante, Orago planteó la necesidad de revolucionar la prevención: por cada persona que comienza tratamiento dos personas se infectan.

38

FORTALECIMIENTO DE LAS ALIANZAS A NIVEL DEL PAÍS PARA UN MAYOR IMPACTO

39

Cumplir con las metas de los ODM para la erradicación de la TB en Zimbabue: El dinero del Fondo Mundial es vital
Ignatius Gutsa, Zimbabue: mayo del 2011

L

a tuberculosis (TB) es un problema de salud grave en Zimbabue. En el 2011, Zimbabue ocupa el puesto 20 de 22 en la lista de países con mayor carga de TB. En el 2008, Zimbabue tenía un estimado de 73.714 nuevos casos de TB y una incidencia de 557 por cada 100.000 personas [1]. Para ayudar en la respuesta nacional al TB de Zimbabue, el Fondo Mundial de lucha contra el SIDA, la tuberculosis y la malaria (El Fondo Mundial) apoya varios programas. Por ejemplo, recursos de la Octava Ronda se usan para fortalecer y ampliar las actividades del Programa Nacional de la Tuberculosis, aprovechando a su vez las acciones financiadas durante la Quinta Ronda para asegurar que las brechas y debilidades en los programas de TB fueran atendidas. La respuesta nacional a la TB en Zimbabue tiene como meta pacientes, personas que viven con VIH (PVVIH) y la población en riesgo. Las actividades incluyen mejorar los servicios de diagnósticos a través del fortalecimiento y expansión del Tratamiento Con Supervisión Directa (DOTS). Al adoptar DOTS, el enfoque de Zimbabue es consistente con la estrategia global para el control de la TB establecida originalmente por la Organización Mundial de la Salud en 1991. Esa estrategia ha demostrado que puede revertir la epidemia de la TB en muchos países como resultado de un régimen supervisado de medicamentos y al aumentar la eficacia y seguridad del tratamiento domiciliario. Un tratamiento regular y completo es esencial para tratar la TB y prevenir recaídas, así como para evitar el desarrollo de la tuberculosis resistente a múltiples medicamentos (MDR-TB). La supervisión directa asegura que los pacientes reciban los medicamentos correctos, las dosis apropiadas y en el momento adecuado. En Zimbabue, DOTS es el paquete básico en el que se basa la estrategia nacional para Detener a la TB [2]. Zimbabue recibió una subvención en la Octava Ronda por 86.8 millones de dólares americanos para el VIH, que incluye apoyo para la integración de servicios de TB-VIH y mejoras en la detección de casos de TB en PVVIH. La subvención también dará medicamentos para la TB (incluyendo cotrimoxazole como terapia preventiva) y terapia antirretroviral para pacientes elegibles y que viven con las dos enfermedades. De acuerdo con la subvención de la Octava Ronda del Fondo Mundial, Zimbabue recibirá 55 millones de dólares americanos luego de una solicitud titulada “Hacia el Acceso Universal: Mejorar el Acceso a DOTS de alta calidad en Zimbabue”, cuyas actividades comenzaron en enero del 2010 [3]. Mientas el dinero del Fondo Mundial comienza a fluir en Zimbabue, resulta evidente que una atención sostenible de la salud requiere de compromisos a largo plazo. Existe una esperanza que la erradicación de la TB en Zimbabue sea ahora una posibilidad real y el financiamiento ha demostrado ser clave para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). El ODM 6 se enfoca en combatir al VIH/SIDA, la malaria y otras enfermedades, y en particular, el ODM 6c se enfoca en “Haber detenido y comenzado a reducir, en 2015, la incidencia de la malaria y otras enfermedades graves” [4]. Adicionalmente, la meta 6.10 es aumentar de detección y cura de casos de TB mediante la introducción de DOTS. El Fondo Mundial está contribuyendo para que Zimbabue cumpla con esas metas. Adicionalmente, el apoyo financiero del Fondo Mundial al Ministerio de Salud y de Bienestar Infantil para el Programa Nacional de Control de la TB (PNCT) ha sido clave para lograr una respuesta coordinada a la TB, VIH e infecciones transmitidas sexualmente (ITS). Eso se demuestra en la política del PNCT sobre las pruebas para el VIH en pacientes con TB, y al dar tratamiento con antirretrovirales y asesoramiento a pacientes que viven con VIH. El Fondo Mundial está, por lo tanto, ayudando al PNCT a lograr su mandato mediante apoyo para ampliar sus operaciones en el país.

40

Ngoni, un paciente con TB que está en el programa de tratamiento DOTS en Harare, nos indicó que DOTS ha hecho que su vida sea mucho más fácil y cómoda. Ngoni fue referido al centro de tratamiento a principios de este año por un familiar que ya había sido tratado de manera exitosa. Ngoni, quien vive en Budiriro, un suburbio altamente poblado en Harare, dijo “me refirió un familiar que ya está curado de la TB. Eso ocurrió luego que me dio una tos severa y fiebre por más de un mes. Fui al hospital y me indicaron que tenía TB. Me pusieron en DOTS.” Ngoni ha recibido tratamiento DOTS en los últimos cinco meses. Agnes, otra paciente con TB que reside en Mufakose compartió sus sentimientos. Ella nos dijo que DOTS le ha dado un sentido de bienestar a su vida. Agnes fue diagnosticada con TB a finales del 2010 y a partir de ese momento ha sido parte del programa DOTS. Las experiencias de esos dos pacientes con TB reflejan la tendencia actual en Zimbabue: más y más pacientes con TB que han sido tratados exitosamente gracias al Fondo Mundial. Ahora podríamos mejorar los servicios de diagnósticos de TB mediante la expansión de DOTS, apoyos salariales e incentivos para el reclutamiento y retención de personal crítico y el equipamiento de los centros periféricos en Zimbabue.

“Más y más pacientes con TB que han sido tratados exitosamente gracias al Fondo Mundial. ” - Ngoni, a TB patient Uno de los oficiales del PNCT, que solicitó anonimato, indicó que el financiamiento representa el crítico eslabón perdido en la lucha contra la TB ya que permite el flujo de los recursos tan necesitados para esa labor en Zimbabue. El país está ahora rumbo a cumplir con las metas de los ODM al “aumentar la proporción de casos de TB detectados y curados bajo DOTS.” El apoyo financiero del Fondo Mundial a Zimbabue ha demostrado ser clave para el logro de nuestros ODM al apoyar la expansión y efectividad del control de la TB y la integración de los servicios de TB y VIH.

SOURCES: [1] Informe Externo Sobre el Rendimiento de la Subvención Versión Externa Impresa, ZIM-809-G12-T/ revisado por última vez el 19 de mayo del 2011 [2] Informe Externo Sobre el Rendimiento de la Subvención Versión Externa Impresa, ZIM-809-G12-T/ revisado por última vez el 19 de mayo del 2011 [3] Informe Externo Sobre el Rendimiento de la Subvención Versión Externa Impresa, ZIM-809-G12-T/ revisado por última vez el 19 de mayo del 2011 [4] Los Objetivos de Desarrollo del Milenio (PNUD): http://www.undp.org/mdg/goal6.shtml

41

La coordinación es la clave: las alianzas del MCP en India
Bobby Ramakant, India: mayo del 2011

E

l Fondo Mundial de lucha contra el SIDA, la tuberculosis y la malaria (El Fondo Mundial) debe fortalecer las alianzas nacionales sobre temas específicos y su coordinación con los Mecanismos de Coordinación de País (MCP). Esto no es sólo para optimizar el desempeño de los programas sino también para asegurar que las voces de la comunidad sean clave en las respuestas a la salud. India está orgullosa de su MCP y de las alianzas nacionales sobre temas específicos como el VIH o la TB. Sin embargo, falta una respuesta coordinada entre esas alianzas nacionales. De acuerdo con el Dr. Nevin Wilson, Director de la Unión Internacional contra la Tuberculosis y Enfermedades Pulmonares (La Unión) – Oficina del Sur Este de Asia en Delhi: “Falta un campo de juego nivelado para todos. Tenemos a la sociedad civil y al programa nacional del gobierno para la TB (anteriormente llamado El Programa Nacional Revisado para el Control de la TB) pero no son socios en igualdad de condiciones. ¿Qué detiene al Fondo Mundial para darle dinero directamente a la sociedad civil?” Agregó, “¿Por qué necesitamos permiso del gobierno para hacer eso? [La sociedad civil] tiene todo el derecho de tener acceso al dinero siempre y cuando cumplan con los estatutos sobre cómo deben ingresar los recursos externos al país. Ellos pueden usarlos y es su trabajo el hacer incidencia política para lograrlo. El Fondo Mundial debe encontrar a esos socios en invertir en ellos. ¿Por qué necesitamos permiso del gobierno para invertir en la sociedad civil de este país? Si la sociedad civil acuerda que quiere hacer una intervención para la TB y el Panel de Revisión Técnica (PRT) piensa que esa intervención merece una inversión, entonces el Fondo Mundial debe ofrecer ese campo de juego nivelado. El Fondo Mundial debe abrir sus puertas y darles el dinero.” La Unión es un receptor principal de una subvención de la Novena Ronda del Fondo Mundial en India e implementa uno de los programas más grande de incidencia política, comunicación y movilización social en el mundo. No sólo se deben fortalecer las alianzas nacionales sino también hay que prestarle atención a su interacción con los MCP. “No hay un buen mecanismo para la coordinación entre la alianza nacional sobre la TB, RNTCP, otros receptores principales y el MCP. No existe una manera definida para trabajar con esos socios y es algo que debería establecerse, mencionó el Dr. KS Sachdeva, Oficial Médico Principal (del RNTCP, Ministerio de la Salud y Bienestar Familiar del Gobierno de India.) RNTCP también es un RP de una subvención del Fondo Mundial. Subrat Mohanty del Secretariado de la Alianza Nacional para la Atención y Control de la TB estuvo de acuerdo. “El Fondo Mundial organiza reuniones con RP y Sub-Receptores. Si invitaran a las alianzas nacionales a esas reuniones le agregarían mucho valor a las mismas ya que podrían considerar los problemas relacionados con la atención y control de la TB que ocurren en los niveles más locales” dijo. Agregó, “El MCP en India tiene miembros que representan a las distintas poblaciones en mayor riesgo, que son elegidos por sus comunidades, pero no hay presencia de las alianzas nacionales. Sería muy beneficioso si el Fondo Mundial asegurara que las alianzas nacionales sean invitadas a participar o a ser miembros de los MCP.” Blessina Kumar, activista en TB-VIH, representante comunitaria y vice-presidenta de la Alianza STOP-TB confirmó que la red de trabajo no es adecuada. “Sin vínculos entre los MCP y estas alianzas a nivel de país, los MCP continuarán siendo un mecanismo sin contacto con la realidad. Corremos el riesgo de propuestas que no afecten las vidas de las personas. Por eso es tan importante tener buenas alianzas. Una alianza puede reunir las voces de las comunidades afectadas y llevarlas al MCP, y es eso lo que lo haría más efectivo.

42

El Fondo Mundial no debería ser sólo un mecanismo financiero sino también apropiarse de cómo se utiliza el dinero. Continuó Kumar, “Con el financiamiento viene cierta responsabilidad. Sé que el Fondo Mundial ha dicho que no quiere interferir con el MCP pero como financista tiene también la responsabilidad de asegurar que su objetivo alcance a las personas que más lo necesitan.” Maan AIDS Foundation es receptora de una subvención del Fondo Mundial en India. Arif Jafar, Director Ejecutivo dijo “Sí, la comunidad de hombres que tienen sexo con hombres (HSH) está involucrada en los MCP. Incluso los grupos técnicos de la IV Fase del Programa Nacional para el Control del SIDA tienen representantes de HSH y otros grupos de comunidades en mayor riesgo. Eso verdaderamente ayuda debido a que tenemos voces comunitarias en esos procesos.” Sin embargo, los representante de las poblaciones transgénero e Hijra están menos involucrados. “No participamos en esas alianzas, y se debe hacer mucho más para atender las necesidades de las poblaciones transgénero e Hijra. Cuando hablamos de los derechos humanos de los distintos géneros debemos comenzar con al menos reconocer las identidades específicas de género,” dijo Ranjit Sinha, Secretaria de la Asociación de Transgénero e Hijra en Bengal (ATHB). ATHB está en el proceso de ser sub-receptor (SR) del proyecto ‘Pehchaan’ apoyado por el Fondo Mundial y manejado por Solidaridad y Acción contra la Infección del VIH en India (SAATHII). Existe un deseo claro de unas respuestas de salud bien coordinadas, pero estamos lejos de lograrlas. El “Fortalecimiento de los Sistemas Comunitarios (FSC) es una política de desarrollo clave para fortalecer esas respuestas,” mencionó Shivananda Khan, Director Ejecutivo de la Naz Foundation International (NFI). NFI es el RP de una subvención del Fondo Mundial de la Novena Ronda para el fortalecimiento de programas comunitarios dirigidos a reducir la rápida y alarmante propagación del VIH entre HSH y personas transgénero en los países de la Asociación del Sur de Asia para la Cooperación Regional (SAARC). Se requiere más coordinación entre las alianzas nacionales sobre temas específicos como TB y VIH. “En la Alianza Nacional para la atención y control de la TB hay miembros que incluyen a las redes de personas que viven con VIH (PVVIH). En términos de la colaboración entre las alianzas nacionales sobre TB y VIH en India, eso no ocurre. El proyecto del Fondo Mundial de la Novena Ronda ofrece una oportunidad para incluir y entrenar redes distritales de PVVIH y continuaremos con nuestros esfuerzos para lograr una mayor participación de más comunidades en la alianza nacional para la atención y control de la TB en India,” expresó Subrat Mohanty. “El Fondo Mundial debería invertir en el fortalecimiento de habilidades y capacidades en el país, eso es muy importante,” dijo Blessina Kumar. “Se deben establecer políticas a gran escala para asegurar que se den los esfuerzos de colaboración nacional. Eso debe ser parte de la política y un prerrequisito para obtener financiamiento. Si sucede y si los programas son monitoreados usando los indicadores podremos lograr mucho.”

43

Agregó Kumar, “Las alianzas deben ser incluyentes. Debemos abrirlas, necesitamos dejar que las personas entren. Si necesitan recursos entonces démosles recursos. Desafortunadamente las personas que son dejadas afuera son muchas veces las que viven con las enfermedades. La comunidad de PVVIH tiene una voz pero la comunidad de TB no.” Kumar sugirió que países diversos como India deberían fortalecer las alianzas locales a nivel distrital para que alimenten las alianzas estadales y nacionales. “Una persona ubicada en un pueblo debería sentir que sus necesidades, desafíos o éxitos están reflejados en el plan nacional. Eso es lo que esas alianzas tienen que hacer.” Una respuesta coordinada para la salud a nivel nacional debe garantizar no sólo la mejora del desempeño de los programas sino también obtener el mayor valor de los recursos financieros al salvar vidas, prevenir infecciones y proteger los derechos humanos. Eso también ayudará a promocionar la apropiación nacional de los programas al lograr una participación significativa de las comunidades y asegurar que las respuestas reflejen las necesidades y desafíos que enfrentan las poblaciones en mayor riesgo. El Fondo Mundial, al ser un donante significativo, puede tener un impacto clave en este país. Al influenciar a las partes representadas, el Fondo Mundial podría hacer realidad una respuesta coordinada al VIH, TB y malaria en India.

“Las alianzas deben ser incluyentes. Debemos abrirlas, necesitamos dejar que las personas entren. Si necesitan recursos entonces démosles recursos.” - Blessina Kumar -

44

VIDEOS
El Fondo Mundial en República Dominicana y una oportunidad para crecer Vladimir, República Dominicana: mayo del 2011
El Fondo Mundial de lucha contra el SIDA, la tuberculosis y la malaria ha contribuido significativamente a mejorar las respuestas al VIH, TB y malaria y fortalecer los sistemas de salud. Este video documenta lo que se podría hacer para salvar más vidas y prevenir más infecciones – al lograr una verdadera participación de las comunidades afectadas en todos los niveles de los programas que reciben apoyo del Fondo Mundial. Se incluyen entrevistas con receptores de subvenciones del Fondo Mundial, representantes de MCP/oficiales y otros actores interesados en el país con el fin de resaltar una cantidad de temas pertinentes que afectan a República Dominicana. 7 minutes [Spanish with English sub-titles]

El Fondo Mundial en Indonesia: Suksma Ratri, Indonesia: mayo del 2011

El Fondo Mundial de lucha contra el SIDA, la tuberculosis y la malaria ha tenido un impacto positivo en Indonesia ayudando al país a obtener financiamiento local y nacional para sus programas. Este video contiene entrevistas con distintas partes representadas y toca temas relacionados con la rendición de cuentas financieras, la necesidad de más entrenamiento para los ejecutores de programas con el fin de gerenciar programas de TB, VIH o malaria y el temor que tienen las personas que viven con VIH para comenzar terapias antirretrovirales y adherirse al tratamiento, así como presenta puntos de vistas sobre como ampliar el tratamiento para lograr las metas de los ODM. 5 minutos [inglés y subtítulos en inglés]

Para proteger la salud pública y la justicia social: Dejen de criminalizar a las personas que se inyectan drogas: Tailandia se expresa Jittima Jantanamalaka, Tailandia: mayo del 2011

Este video documenta a Tailandia como líder en la prevención y tratamiento del VIH en los últimos 20 años y destaca que ese liderazgo no se extiende a la transmisión del VIH causada por el uso de drogas inyectables. Se incluyen entrevistas con receptores de subvenciones del Fondo Mundial en Tailandia para programas que toman en cuenta a las personas que usan drogas inyectables. La combinación de la criminalización del uso de drogas inyectables y la falta de marcos legales y de políticas coherentes sobre las drogas, significa no sólo que las personas que se inyectan drogas están en riesgo cuando buscan acceso a los servicios, sino también que las personas que prestan esos servicios están en riesgo de ser penalizados por ofrecerlos. 8 minutos [tailandés con subtítulos en inglés]

Simplificando y fortaleciendo competencias locales para manejar las subvenciones del Fondo Mundial: una visión de India Bobby Ramakant, India: mayo del 2011

Este video documenta lo que el Fondo Mundial podría hacer adicionalmente – o dejar de hacer - en India para salvar más vidas y prevenir más infecciones. El Fondo Mundial ha contribuido significativamente en la última década a la aceleración de la respuesta de India a la tuberculosis, VIH y malaria, salvando vidas y previniendo infecciones. Sin embargo, todavía hay muchos por hacer. Si el Fondo Mundial en India continua sus negocios como siempre lo ha hecho, las poblaciones que no son alcanzadas actualmente no se beneficiarán. Se incluyen entrevistas con receptores de las subvenciones del Fondo Mundial (gobierno, sociedad civil) y las comunidades afectadas quienes presentan sugerencias para simplificar el proceso y fortalecer las competencias locales en el manejo de las subvenciones. 8 minutos [inglés con subtítulos]

Todos los videos están disponibles en: www.aidsportal.org/web/globalfundconsult/documents 45

SOBRE LOS CORRESPONSALES CLAVE
Suksma Ratri, Indonesia
Suksma Ratri es la Gerente de Operaciones de una fundación que se enfoca en el apoyo educacional para niños necesitados en Indonesia. Ella hace incidencia política por una educación temprana sobre la prevención del VIH. Durante el 2008-2010, Suksma fue la Oficial de Programas de la Coordinación de la Acción para la Investigación del SIDA y Movilidad en Asia (CARAM Asia) basada en Malasia. Ella es la Oficial de Programas de Empoderamiento para Inmigrantes que viven con VIH y sus parejas (TFEM) que tiene operaciones en diecisiete países en Asia. Como Corresponsal Clave por algunos años, Ratri también fue parte de WAPN+ (Mujeres de APN+) y es una activista conocida en la promoción de los derechos de las mujeres que viven con VIH y SIDA.

Bharathi Ghanashyam, India
Bharathi es la Presidenta de Comunicaciones de la Fundación Akshaypatra en India. Ella también fundó y lidera a Periodistas Contra la Tuberculosis (JATB) y es una Corresponsal Clave activa. Bharathi escribe frecuentemente para diarios prominentes en inglés como el Deccan Herald y El Hindu Business Line. Ella es la autora de un comentario para The Lancet sobre atención primaria de la salud y temas relacionados con niños y el VIH. Bharathi recibió el Premio a Reportaje en VIH/SIDA dado por la iniciativa sobre VIH/SIDA de la Unión Europea (UE) –en los medios de comunicación en India en el 2006; y el “Premio Reportaje VIH/SIDA-UE en los Medios de Comunicación en India 2006 dado por la Fundación Thomson, Reino Unido.

Ignatius Gutsa, Zimbabue
Ignatius es miembro de la facultad del Departamento de Sociología de la Universidad de Zimbabue. El ha realizado investigación y publicado artículos que se enfocan principalmente en temas de sexualidad de personas de avanzada edad, VIH y SIDA y cambios climáticos, en conferencias internacionales realizadas en África, Europa y Latinoamérica. Ignatius ha sido asesor de agencias clave como la International HIV/AIDS Alliance, PNUD, CTA y el Boost Fellowship, entre otras, en Zimbabue. Ignatius fue seleccionado como una de las catorces Nuevas Caras para el Desarrollo de África por el Informe Europeo sobre el Desarrollo en el 2010, es Corresponsal Clave y también miembro de la Junta Directiva Nacional de ‘Restless Development’.

Henry Neondo, Kenia
Henry es un periodista en el área de la salud con base en Nairobi, Kenia. En los últimos 10 años, Neondo ha escrito historias de salud sobre temas como VIH y SIDA, tuberculosis y malaria. Henry se ha enfocado en asuntos como las voces comunitarias sobre los derechos de los gay, el estigma y la discriminación, es un Corresponsal Clave desde el 2003 y contribuyó con la publicación ‘Luchando contra la TB en las líneas de fuego’ (2006). El escribe regularmente para varios medios de comunicación incluyendo Africa Science News Service (ASNS), News from Africa y Scidev.net, entre otros.

Bobby Ramakant, India
Bobby Ramakant es el Director de la Iniciativa CNS Stop-TB y gerencia el Citizen News Service (CNS) desde el 2010. El recibió el premio WNTD del Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el 2008. Ramakant es coautor de un comentario en The Lancet en su serie sobre TB (mayo del 2010), es miembro de la Junta Directiva de la Sociedad de Microbicidas en India y fue elegido Vice-Presidente de la Red de ONG sobre VIH/SIDA en India (INN) en el 2009. Ramakant ha sido parte de SEA-AIDS y del equipo de recursos del foro electrónico de STOP-TB, miembro de los sub-grupos de trabajo de la Iniciativa Stop TB y trabajó en Health and Development Networks (HDN) en distintas capacidades (2000-2009). Bobby ha sido un Corresponsal Clave y también dado entrenamiento y apoyado a CC en muchos proyectos desde el 2001.

46

Vladimir Encarnación Jáquez, República Dominicana
Vladimir es un comunicador social y profesional, activista y facilitador en el área de personas jóvenes, comprometido con los derechos humanos, la salud sexual, la salud reproductiva, las políticas para jóvenes y temas de VIH/SIDA. Vladimir tiene 15 años de experiencia trabajando con y para personas jóvenes en la comunidad local y a nivel nacional, internacional y global. Es miembro de Corresponsales Clave (www. corresponsalesclave.org), el Equipo Latinoamericano de Corresponsales Clave. Actualmente es el Coordinador de Zeta Jota (www.zetajota.com.do) un portal desarrollado por y para personas jóvenes que hace un uso social de tecnologías informativas y comunicacionales.

Jittima Jantanamalaka, Tailandia
Jittima escribe y transmite programas de radio y produce cortometrajes y gráficos sobre una cantidad de temas de salud, desarrollo y medio ambiente. Ella es la Directora de la Compañía de Servicios de Comunicación y Medios de Comunicación JICL, que también es sede del Servicio Citizen News. Jittima ha trabajado y liderado instituciones incluyendo la Iniciativa Stop TB, la Federación Internacional de Diabetes, la Fundación Mundial de Diabetes, Redes de Salud y Desarrollo, el Instituto Healis Sekhasaria de Salud Pública, la Fundación Salaam Bombay y ACT en India. La creatividad y habilidades en múltiples medios de Jay le da un estilo particular a sus proyectos sobre distintos problemas como el VIH, la TB, cáncer y diabetes.

Shobha Shukla, India
Shobha ha escrito ampliamente, en inglés e hindi, sobre temas relacionados con la salud y el desarrollo, con un enfoque en la tuberculosis, VIH, diabetes, género, cáncer, enfermedades cardiovasculares, enfermedades y salud pulmonar, control del tabaco y otros. Ella es la Editora del Citizen News Service (CNS) que reparte contenido en 4 idiomas a una gran cantidad de medios de comunicación globales y produce programas de radio transmitidos en FM 102.5 en Tailandia. Sus escritos centrados en las personas y sobre la salud y desarrollo han sido publicados en muchos medios como The Hindustan Times (India), Asian Tribune, The Colombo Times (Sri Lanka), The Seoul Times (Corea del Sur), Modern Ghana, Central Chronicle (India), The Nigerian Voice, Zimbabwe Telegraph, Pakistan Christian Post por nombrar algunos. Ella le ha dado cobertura local a una cantidad de eventos internacionales, regionales, nacionales y locales con el apoyo de Stop TB Partnership, PNUD, International Diabetes Federation (IDF), World Diabetes Foundation, OMS, TB Alliance, la Fundación de Bill & Melinda Gates, entre otros. Shobha tiene un Fellow de Salud Pulmonar J2J 2010.

Zhenya Maron
Zhenya Maron es líder de la Fundación Astra ubicada en San Petesburgo, Rusia, y activista por la salud e intereses de las personas que viven con VIH. Las metas de Astra son promover los intereses y la atención de la salud de los grupos vulnerables, así como la protección de la maternidad e infancia. Zhenya comenzó como una trabajadora social en una ONG local en una clínica estadal de desintoxicación en el 2002. Antes de su posición actual, ella trabajó con Population Services International/Russia y con the Humanitarian Action, una de las primeras organizaciones para la reducción del daño en Rusia. Zhenya tiene un M.A. en Trabajo Social de la St. Petersburg State University. Desde el 2006, ha estado involucrada como activista y traductora en iniciativas de la International Treatment Preparedness Coalition en Rusia, incluyendo la elaboración del Informe Alternativo de la Sociedad Civil para la UNGASS en el 2008. En el 2007, Zhenya se unió al equipo de proyectos de base comunitario “Simona+” iniciado por el movimiento FrontAIDS e ITPC y actualmente lo coordina. El proyecto “Simona+” está enfocado en el monitoreo de los pacientes y la incidencia política para eliminar las barreras que impiden el tratamiento del VIH/SIDA y las coinfecciones en las personas que se inyectan drogas.

47

Acceso, Rendición De Cuentas Y Derechos:

Sus Voces Y Puntos De Vistas Sobre El Fondo Mundial

Master your semester with Scribd & The New York Times

Special offer for students: Only $4.99/month.

Master your semester with Scribd & The New York Times

Cancel anytime.