You are on page 1of 8

Alanna Lockward Founding Director

Los dominios de Santa Marta: Charo Oquet y su lección de Paracélsica Antillana
“Alterius nont sit, qui suus esse potest”* Paracelso Por Alanna Lockward Santa Marta la Dominadora ha amparado a Charo Oquet desde que pintó su primer lienzo. La sirena ancestral emergió en su estudio, en Nueva Zelandia, para desaparecer rápidamente en las manos de un coleccionista. Más tarde, Oquet descubrió en casa de un amigo que había pintado a la Mami Wata tal como lo hacen los africanos, pelirroja y con el torso azul. La cromolitografía, reproducida en una compilación de arte africano del Smithsonian, se le apareció nuevamente tiempo después en el Mercado Modelo de Santo Domingo, ubicado en “El Pequeño Haití”. La imagen realizada por un devoto esposo alemán del Siglo XIX, emparejado con una domadora de serpientes, es un elemento insustituible en los altares denominados precavidamente como de la “Religiosidad Popular”, cada vez que se evita decir: “Vudú Dominicano”. El término, acuñado a principios de los noventa, por los antropólogos puertorriqueños, Soraya Aracena y José Francisco Alegría Pons (1), tras años de convivencia en un batey, continúa siendo controversial. Sus antagonistas ignoran que la misma esencia de dicha religión implica que sólo puede practicarse individualmente, es decir, que únicamente es posible „conectarse‟ con los espíritus y los ancestros a través de la experiencia física, por tanto sólo a través de la referencialidad directa puede atenderse el llamado espiritual, el cual como sabemos sólo atiende a la decodificación de los parámetros culturales existentes (2). La fascinación por Santa Marta la Dominadora, la dadora de los bienes materiales, el poder personal y la belleza, la que consigue los amores imposibles, enlazó irreversiblemente el destino de Charo Oquet con el de sus ancestros. La más popular de todas las diosas del panteón vudú dominicano (3), la mujer de San Elías, el Barón del Cementerio, salió de nuevo a su encuentro en el fuego de los temibles seres Petró del Batey La Ceja, en medio del Gagá, donde llegó más de una década después de haber pintado aquel primer lienzo en su estudio antípoda. A esta experiencia Oquet le dedicó su trabajo de tesis, galardonado con un Summa Cum Laude en la Licenciatura de Artes Visuales de la Florida International University (4), además de la serie de altares que desde finales de la década pasada ha expuesto profusamente en el Sur de la Florida. Es evidente la fuerza liberadora de esta „segunda‟ serie de altares, que se distingue de la anterior por la yuxtaposición expresamente caótica de elementos de las tres religiones africanas predominantes en Miami, a saber: la Santería Cubana, el Vudú Haitiano, y el Vudú Dominicano. En la primera serie, Oquet se fotografiaba con la cámara en automático frente a delicadas recreaciones de altares populares, en un acto de intimidad que luego de la explosión
Ackerstr. 5A /10115 Berlin artlabour@yahoo.com / www.alannalockward.com +49 30 31 18 749 +49 39 173 231 51 37 cell

es precisamente en esta cosmovisión orgánica vivencial que el Vudú sostiene su práctica y su mitología. edifica ejemplarmente sobre la latente posibilidad que cada mujer y cada hombre posee en su propio reino corporal para entender el mundo. impregnaba cada pieza con la voluptuosidad del fuego. la del Gagá. donde ella vive y coteja los hilos de la culpa o la vergüenza en el pentagrama de una canción a muchas voces. artistas y activistas haitianos. como hizo ella-. y donde las cófrades de Santa Marta La Dominadora (6) despliegan su poderío psíquico universal. solucionó también con creces la infantil intriga que le provocaban las lavanderas haitianas con sus pechos desnudos a la orilla del río Masacre. como jamás lo ví tampoco de niña. y caribeño. cuya genealogía inconclusa ha sido reseñada por C. Habría también que celebrar con mayor fe que este íntimo anhelo por entender la culpa o la vergüenza histórica (8). Como ha sido expuesto al principio. la cita de Mami Wata o de algún arquetipo representado en religiones africanas. en la frontera”. Celebrar con fascinación la exactitud del acercamiento intuitivo de Oquet a la „realidad‟ cognoscitiva del hombre como micro-cosmos de Paracelso. Aunque el recorrido de Jung omita. ese que en los cuerpos celebrantes del Gagá se expande a pico de botella. Viajé a Haití. en la frontera. donde “no puedes darte cuenta con facilidad quién es dominicano y quién es haitiano” **. El poder de Santa Marta. por descubrir la génesis del odio compartido por los dos pueblos que habitan la Hispaniola. en 1997. donde vivió sus primeros años. con la esperanza de hallar ese espacio entre la gente del pueblo donde se conviviera con dominicanos y no lo encontré. La serie fotográfica que documenta los cuatro días y sus noches en que Oquet acompañó la procesión del Gagá. Se puede constatar una curiosidad.G. donde me horrorizaba el racismo latente. me sumergí en esta investigación en Miami. Robert Farris Thompson. Jung en su proverbial enumeración de las lecciones de Paracelso. no sólo en un paradigma de lo afroamericano. ni tampoco en Haití. si no más aún. por supuesto. El reconocimiento de esa otra realidad. se transforma en la obra de Charo Oquet. académica por más de una razón. “Yo quería entender cómo era posible que nuestro país hubiese hecho una masacre contra los haitianos. Page 2 of 8 . en un patrimonio insustituible del arte dominicano. fundamental para los principios astrofísicos de sanación proclamados con fervor iconoclasta por Paracelso (7). la única manera en que puede transformarlo. -mi madre es negra aunque nos educó para casarnos con un blanco. encabritado por el ron y la cerveza. en 1999. belleza y poder. por razones que dejo pendientes a los más entendidos. revelan una serenidad de cientista social. carece de nexos racionales con la alquimia ni. El canto de la sirena la invitaba a buscar la salvación en su propia sangre. este espacio excepcional de comunión de la insularidad fronteriza. es decir. una mirada ocupada más en lo doméstico que en la espectacularidad del baile o del trance. y haitiano. que ha guiado a la artista en el arduo y prolífico terreno del autoconocimiento. más interesada en la iconografía del vestuario que en la gestualidad que lo complementa o lo inspira. el mito. con las ideas de Paracelso. inquietud que motivó sus investigaciones sobre historia dominicana a la que no tuvo acceso por haberse educado en colegios estadounidenses. donde conocí grandes intelectuales. como lo describe su apologista. expuesta en la Ambrosino Gallery. (5) Como de adulta nunca pude vivir ni en República Dominicana. muy bien podría calificarse como tímido. la redención para los alquimistas.de la segunda serie.

” La „dominada‟. junto con tambores de agua africanos. Por eso Paracelso alude a un proceso de separación y discriminación. mezcla de razón y absurdo. el tercer periodo de los altares de Charo Oquet. mientras cantaba. parece acotar en esta descripción de su estado anímico. ahora sabemos. cuya instalación sonora mezclaba cantos de ballenas y delfines con el registro impensable de Yma Sumac. las chispas del fuego y la serpiente que apareció en una pintura que alguien compró en una galería de Auckland. la noción fragmentaria del saber organizado. Oquet no sólo se autoproclama heredera legítima de su legado africano. producto de la omisión involuntaria de alguien que soñó su obra y no sabía nombrarla. preparaba con paciencia este antídoto fulminante con las sales del mar. es otra entrega reciente de su paradigmática profilaxis. Enloquecer no es ningún arte. todo lo pleno de sentido y valor.En un poderoso acto de intrepidez (9). “Las historias de la Melusina son imágenes engañosas de la fantasía. lo iluminan. al párrafo citado a continuación. desafiando junto con las fronteras culturales entre sendas comunidades. La locura es la madre de los sabios. que ningún sabio hubiese podido vislumbrar nos encontraría tan desvalidos de razones para el entendimiento. lo extrae como de un proceso de destilación y recoge las exquisitas gotas del liquor Sophiae en el recipiente predispuesto de su alma. se rige por el aurico principio de la soledad melusina. verdadera „intérprete‟ entre los idiomas y lenguajes que conviven en una contemporaneidad. desalienta cualquier conjetura sobre el sistema de su colorida esquizofrenia. en ese performance yo me monté. hasta pisé un cigarro caliente y no me quemé. es decir. entregada a su ardor arquetípico. es decir. pero extraer sabiduría de la locura es el arte máximo. De estas imágenes extrae el sabio las „más altas inspiraciones‟. logrando una obra de una belleza y armonía cautivante. En un acto de impredecible desdoblamiento. de Barcelona. la más temida por todos. un performance realizado en 2001. la triple religiosidad antillana que la circunda. que desde la academia del ritual continúa preservando enfoques antropológicos neocolonialistas. Tampoco lo ejecuta amparada por corrientes favorables. Charo Oquet expone diáfanamente que su meta está subordinada a los dominios de Santa Marta. (10) Por último. Oquet desnuda sus altares. como todos los que intentan alcanzar la elevada esfera del Anthrophos. Oquet. que separa el grano de la paja –una parte imprescindible en la contraposición con el inconsciente-. “Mi primera exposición en España se la dediqué a Santa Marta La Dominadora porque ella me lo ha dado todo. más bien nadando contra la marea. también aprovecha la ocasión para de paso colocar en el plano de una igualdad hasta entonces inédita. Santa Marta la Dominadora. un velo de la Maga que atrae a los mortales a lo largo de los laberintos de la vida. en la Galería Senda. Page 3 of 8 . del Museo de Arte Moderno de Santo Domingo. *** “Cantos de Sirena”. nunca la prudencia”. con una estámina que tal vez muy pronto merezca en nuevos textos el calificativo de heroica. de ese barroquismo a ultranza de los altares previos. revelando el esqueleto que los hermana con la tridimensionalidad académica de occidente. donde ellas „abren una ventana‟ a su entendimiento. inaugurado y premiado en la IV Bienal del Caribe. la mujer-pez universal. esas que deciden cuándo una obra pega en el mercado y cuándo no. a un proceso critico de juicio. donde “solamente” se tiene la compañía de sí mismo.

La participación en ‘La Familia’ la ‘Famí’ (en creole haitiano). realidad divina.. Actualmente se exhibe en Venecia. “4. “Gagá y Vudú en la República Dominicana”. el fondo común de la humanidad. filósofo y alquimista. el ser humano reúne y resume tres dimensiones de la realidad que sin él aparecerían como separadas: realidad terrestre. los sueños son la herramienta favorecida por la Mami Wata para comunicarse con sus elegidos. Puerto Rico – Santo Domingo. Nótese cómo en su discurso es fundamental la transmisión vía sanguínea de la herencia del Vudú. uno de los padres de la moderna psicología profunda occidental. p. 1993. a través de lo Simbólico. Su teoría de los “arquetipos” y del “inconsciente colectivo” ha permitido incorporar al psicoanálisis el reino de lo Imaginario y. Jung (Ver 7 y 9) nos lo presenta en un apasionante análisis de una vida y de unas ideas que nos resultan a la vez insólitas y familiares. Marta. en la Biblioteca Nacional Marciana. argumenta en función de la antigüedad de dicha religión. 5. En el Vudú. es decir en el orden social (la familia dominicana) cultural y religiosa de los dominicanos nos lo demuestra. según Paracelso. 2. The Influence of Hermes Trismegistus”.. el sincretismo Dominico-Haitiano ha creado y recreado una nueva fórmula (o patrón cultural) que incluye a dominicanos y haitianos por igual. Vichin. Soraya.) y para muchos dominicanos. Baste recordar que. Carl Gustav Jung. Rafaelito. Page 4 of 8 . realidad astral. 1. es figura que va agigantándose con el tiempo. muestra del renovado interés en las ideas de los alquimistas por parte de la ciencia. “Magic. por dominicanos (Josefa. José Francisco y Aracena. Que este doble proceso de sincretización ha dado lugar a un tercer orden sincrético: El Domínico-Haitiano. Por este mismo orden este Gagá no obedece a la simbología cultural haitiana (enteramente) sino a la dominicana. 62.Notas Bibliográficas (*) “No sea otro quien puede ser sí mismo”. según Paracelso y los alquimistas.” (Nota: subrayado en el texto original) Alegría Pons. 15th to 18th Century. es el hábitat universal del mito de la sirena. considerado como uno de los representantes supremos de la mezcla de naturalismo y mística vigente durante cierto periodo del Renacimiento. Ediciones El Changó Prieto. Que dicho de tal forma postulamos un Vudú Dominicano y un Vudú propiamente elaborado que sigue la dirección socio-religiosa haitiana. se ha ido volviendo cada vez más actual. 8. la Mamaissi Vivian Dansi Honoun. La gran figura de Paracelso. médico. La sangre. Alchemy and Science. convirtiéndose así en un ‘producto’ ya en suelo dominicano. Para refutar la errata generalizada de que es patrimonio exclusivo del pueblo haitiano la práctica del Vudú. Que como „proceso evolutivo‟ y continuado. etc. sacerdotisa de Mami Wata y una figura del renacimiento del Vudú en los Estados Unidos.

Shanpwel tampoco. the same land as Haiti. but are not of Haitian descent are an example of this.. The art of Pierrot Barra and Marie Cassaise”. pero es más caliente que La Flambeau. she wouldn‟t do it. y algunos antropólogos han estimado en 10. “Vodou Things. Ellos están en un puente. Santo Domingo es un país místico. es vital corregir esta omisión histórica. Cita de Pierrot Barra en: Cosentino. Ella se pasa la serpiente por todo el cuerpo. La serpiente trabaja como Damballa Flambeau. Only his wife knows. is to deny the direct ancestral spirit and ethnic lineages of the millions of Africans brought to the New World carrying the Vodoun in their blood. “Santa Marta: Ella es uno de los seres grandes que viene de Santo Domingo. en la misma tierra de Haití. Jackson. ella no lo hace.mamiwata. The snake works the same as Damballa Flambeau. but it‟s more hot than La Flambeau. Nadie puede acercárseles. University Press of Mississippi. es importante reconocer que Haití ha sido una república independiente a partir de 1804. She works with a snake when she comes out. Santa Marta tiene un niño. 1998. My own great-great-great grandparents who were priests in the Vodoun.000 años la antigüedad del vudú. It‟s bigger than that. Though the above facts might appear minor. A djab who never gives his name. es negar el linaje ancestral y espiritual directo de millones de africanos traídos al Nuevo Mundo que traían el Vudú en su sangre. Aunque los hechos citados aparenten no ser importantes. El espíritu sólo lo escucha a él. Sólo su esposa lo conoce.“Sin embargo. who are not either native to. Page 5 of 8 . porque atribuirle el origen y desarrollo del Vudú exclusivamente a Haití. Ella trabaja con una serpiente cuando sale. Es más grande. Ningún haitiano ha tenido jamás este espíritu. “Santa Marta: She is one of the big djabs (devils) who comes from Santo Domingo. this historical omission is important to correct. Mis propios tatarabuelos eran sacerdotes de Vudú. 27.com/mamichild. ellos son sólo un ejemplo. Lo controlan.” 3. y ninguno era descendiente de haitianos. She runs the snake all over. Siempre lo veo en sueños”. nor ancestrally linked to Haiti.html “However.” Entrevista disponible en: http://www. yo nunca lo he visto. Bizango can‟t stop her. ni están vinculados ancestralmente con Haití. because to attribute Vodoun's origin and development exclusively to Haiti. If he told her „Don‟t do something‟. p. Yo lo ví en sueños. Si él le dice „No hagas eso‟. Shanpwel can‟t stop her. Santa Marta has a child. Bizango no la puede parar. que no son nativos. and some anthropologists have estimated Vodoun to be as much as 10. Un ser que nunca dice su nombre. The spirit only listens to him. it is important to acknowledge that Haiti has only been an independent republic since 1804. Donald J. o un lugar parecido a las montañas.000 years old. Santo Domingo is a mystic country. Si alguno lo ha tenido.

Prof. I simply have learned about some of these rituals through field work. in the Dominican Republic. that I have only touched the tip of the iceberg and that the understanding of the Voodoo religion and its different manifestations. college classes. La Masacre de un número indeterminado de haitianos. The Gaga practice in the Dominican Republic is part of a social-political manifestation of popular nature created by and for the needs of a people or a sub-culture who is oppressed and violent due to the excess of the elites and racist powers and their social and economic dominance in the current politics of the state.The Gaga is the Dominican version of the Haitian Rara and it takes place in the bateyes where the migrant Haitian sugarcane cutters live. though. reading and participating in ceremonies both here. . 1999. que gobernó durante 31 años la República Dominicana. No Haitian ever had this spirit. Gaga is a social-political ritual that takes place during the holy week of Lent and the ending contact between the sugar cane cutters is also part of the ritual. I‟ve never seen it. por el dictador.” Oquet. 3 y 4. p. or something like a piece of mountain. Easter Sunday. Santo Domingo. Viernes 21 de Agosto de 1998. “In order to go through the ordeal of four days in the batey and understand all of it. “Charo Oquet: Quiero que me identifiquen como miembro de una comunidad buena”. la lectura y la participación en ceremonias tanto aquí como en República Dominicana. Con esto no quiero decir que soy una experta en la materia. sólo tuvo un puñado de opositores. Haití y Cuba. 4. For its Dominicans practitioners. pp. Honor Thesis. en su mayoría ministros protestantes. El alegato de “dominicanización” de la frontera. Haiti and Cuba.” A quote by Pierrot Barra. requires extensive learning because much of it is not written nor can it be learned withouth actually experiencing it yourself. Charo.They are on a bridge. 8C. since it is such a complex religion. el vudù.) 5. simplemente he aprendido sobre estos rituales a través del trabajo de campo. Manuel Torres. (**) A menos que se mencione lo contrario. en 1937. marks the end of the sugar harvest and the beginning of spring. “Gagá”. Rafael Leonidas Trujillo Molina. I always see it in a dream. Listín Diario. Florida International University. If someone had it. “Para poder pasar la prueba de cuatro días consecutivos en el batey. ordenada. y los ritos religiosos afrodominicanos. Voodoo and AfroDominican religious rituals. Nobody can come near. I had to first have lived in Miami and learn much about Haitian Culture. The Gaga is bound to the sugar harvest and the sugar mill therefore. es una herida abierta en la relación entre ambos pueblos.. the Gaga and its societé are sub-cultures of the sugar cane works. clases universitarias. They control it. indiferencia Page 6 of 8 . 2.. I feel. primero debí haber vivido en Miami donde he aprendido bastante de la cultura haitiana. (Ver Lockward. La fuente de este información proviene de la serie de diálogos sobre el tema de las relaciones domínico-haitianas que he sostenido con la artista desde 1995 hasta la fecha. cuando aparecen las itálicas siempre habla Charo Oquet. Alanna. By this I do not mean to imply that I am an authority on any of this. I saw it in a dream. It is a syncretic ritual because it is both voodoo and catholic.

es un tipo universal. C. “Paracélsica”. Estas están subordinadas a la Obra que tiene como meta la elevación del hombre a la esfera del Anthropos. 103-104) Jung. 2a edición. Algunas tradiciones orales europeas del arquetipo de la sirena son: Yorkshire Legends and Traditions of Wells (England). C. Water Nixes. e indicar. El acuerdo de división territorial vigente de la única isla del Caribe con estas características. The Water-Man.G. Otros historiadores dominicanos enfatizan que dicha dominación fue producto de un consenso entre las clases privilegiadas de ambos pueblos. y del espíritu en general. se encontraban a menudo ante el oscuro abismo de la ignorancia y la impotencia. Jung. República Dominicana 1916-1924). The Water Snake (Russia). de un familiaris. cuando República Dominicana proclama su independencia. 51 9. Por más que no lo sepamos. con la revelación. Al año siguiente de la ratificación de este acuerdo Trujillo ordenó la masacre. 8. El río Artibonito.” (pp. la iluminación o el sueño útil. a Dominican artist who lives in Miami. con las fuerzas impulsoras que provienen del homo maximus. “En cada hombre habita un juez implacable que nos imputa la culpa. 67) “Los alquimistas. y Paracelso al igual que ellos. fue rebautizado en tal sentido. The Merrow (Ireland). Paracelso parece no saber nada acerca de las condiciones psicológicas previas. 1995. según propia confesión. The Mermaid Wife (Shetland Islands). es como si en alguna parte fuésemos conscientes”. “Este no es por cierto el lugar para estudiar más detalladamente las relaciones de la Melusina de Paracelso con la serpens mercurialis. Brauhard's Mermaid (Germany). cuyos conjuros encontramos ya en los papiros mágicos griegos. como resultado de la negociación entre los presidentes Vincent y Trujillo que añadió nuevas cláusulas al redactado en 1929 por las autoridades de ocupación estadounidenses (Haití 1915-1934. data de 1936. The Water Maid (Germany). 67. La figura de la serpiente en la revelación de Dios. Por estas razones necesitaban de un “espíritu auxiliador”. 6. (p. op. Sólo quisiera mostrar por un lado que unas premisas de la alquimia han influido posiblemente en Paracelso. Editorial Kairós. The Silkie Wife (Shetland and Orkney Islands). They are assembled around themes of celebration including religious holidays. Holy Lake near Neuhoff (Germany). Water Demons (Scotland). Brother Nickel (Germany).que la historiografía tradicional le atribuye al antagonismo originado por los 22 años de dominación político-militar haitiana en el periodo entre 1822 y 1844. Barcelona. Relaciona la aparición y la transformación de Melusina con el efecto de los Scailoae que intervienen. frontera natural. aun cuando nosotros no seamos conscientes de ninguna contravención de las leyes.. por otro. Lorelei (Germany). 7. “The gallery‟s (Ambrosino) September exhibition consisted of elaborate altarlike sculptures made of found objects and materials by Charo Oquet. Melusina (Germany). and His Wife (Poland/Germany). cit.G. que el anhelo de la Ondina de una revivificación y salvación tiene su contraparte en aquella sustancia real que está oculta en el mar y clama por su liberación”. p. p. Page 7 of 8 . de modo que tenían que conformarse.

among other things. Desde mediados de los 90. C. 10. Jochi Asiático. “Miami Heats Up”. La fragmentación de estas manifestaciones apunta. birthday parties and the Quince. a un vacío dentro del cánon local. Los altares de la „religiosidad popular‟ han sido abordados también en la obra de Jorge Severino. en el que tiene preeminencia la herencia hispánica por encima de la africana. 11. p.G. Geo Rippey y Noris Binet. José Duluc. the coming-out party of 15 year old Latinas. Page 8 of 8 . A related performance consisted of. Cit. p. 105. 64. op. November 1999. women decorating and serving cakes”. sin embargo. (***) Es importante anotar que el ritual del Gagá ha inspirado otros artistas dominicanos. Jung. No. a Raúl Recio. Art in America.. como Paul Giudicelli en la década del 50 y en los 80. a partir de las investigaciones y producciones discográficas de Luis Días. Feinstein Roni. Donde sí se expresa con mayor coherencia discursiva la recuperación cultural del Gagá es en la música. la Fundación Cultual Bayahonda organiza la serie de conciertos “Artistas por el Gagá”. Irka Mateo y Roldán Mármol. entre otros.beauty pageants.