You are on page 1of 2

AGRICULTURA DE RE TA Y LAS UEVAS CADE AS DE VALOR

Por Lolita Chamba Viscarra*1

SANTAMARIA, Antonio, “Agricultura de rentas y nuevas cadenas de valor”, en Mitos y realidades de África Subsahariana, 2009, La Catarata, Madrid, capítulo 10, pp. 191-205.

E

En este trabajo el autor realiza un análisis sobre lo que se ha dado en denominar “Agricultura de Renta” desde una óptica que fácilmente se podría distinguir, su desarrollo. En este sentido, en base a la bibliografía utilizada, articula una pequeña tesis donde la cosmovisión de los ingresos generados por la agricultura subsahariana no ha causado el desarrollo esperado, debido a la intervención de la Administración en la superproducción de ciertos productos destinados a la exportación, durante la época de la colonia. Para ello, Santamaría consigue distinguir entre dos etapas: (i) Durante el siglo XIX, la iniciativa de los agricultores (en virtud de la creciente demanda) llevó a expandir el volumen de la producción de víveres y la adaptación de nuevos productos destinados al comercio antes que al consumo interno; en las décadas siguientes anteriores a la Primera Guerra Mundial, la expansión de los cultivos alcanzarían el volumen suficiente para ser exportados, registrando un aumento en los ingresos -mayor crecimiento- pero no mayor desarrollo, ni aun cuando se introdujeron cultivos obligatorios como el algodón en las colonias portuguesas. (ii) Posteriormente, durante la primera mitad del siglo XX, para consolidar las estructuras de las plantaciones se ocuparon tierras y se emplearon recursos para expandir la producción, desde la Administración se establecieron controles de comercio incrementando la producción y el control de la calidad. Estas instituciones jugaban con los precios para alentar los incentivos de producción, las consecuencias fueron fatales, el exceso de oferta llevó al mercado a saturarse forjando largos periodos de precios bajos, retrasando el pago a los productores y la devaluación de sus ingresos.

Estos ingresos perdidos como consecuencia de la superproducción de víveres, concluye el autor, deberían haber constituido la base del ahorro y las inversiones para impulsar el desarrollo africano, tal y como lo hicieron los colonos que ahorraban, invertían y expandían su riqueza. También acota que si las colonias hubieran dispuesto de este dinero, podría haber comprado sus propios bienes de capital para invertir y redistribuir sus riquezas, más aun cuando después de la posguerra los precios se estabilizaron. La historia cuenta que no fue sino hasta a mediados de los años setenta, que la Administración colonial se interesó por la inversión en infraestructuras y la producción de manufacturas, prestaciones sociales y educación, curiosamente solo hasta que se comienza a hablar de independencia; es decir, implementaron estas acciones solo para dar madurez política y económica a las sociedades económicas africanas, sin dejar a un lado la intermediación y la imposición de tasas a las exportaciones tradicionales. También aborda un tema de capital importancia sobre las posiciones contrarias a la libertad de comercio de los alimentos procesados contrastando con la situación de libre comercio que se ha alcanzado respecto a las materias primas correspondientes, para esto infiere sobre las nuevas especialidades de productos tropicales africanos exportados en el que para aumentar el valor de los cultivos (según la literatura
*Economista de la Universidad Católica Santiago de Guayaquil, estudiante de la asignatura Instituciones y desarrollo económico en la era de la globalización en el Master de Estudios Migratorios, Desarrollo e Intervención Social de la Universidad de Granada, Granada, España [cchamba_tera05@hotmail.com]. Fecha de emisión: 6 de Mayo del 2010.

Finalmente. situación que no se ha producido en la forma definida por los teóricos de la liberalización. hace referencia al debate sobre el efecto del comercio sobre el desarrollo desde dos enfoques: el liberal donde existen factores históricos y espaciales que determinan la conformación de regiones en las que se producen intercambios basadas en relaciones de dominio. El autor reflexiona que con la liberación se pretendía que los plantadores agrícolas recibieran sin interferencias el precio de cotización de los mercados internacionales. Son los productos poco elaborados como el tabaco. perspectivas que han ampliado el enfoque de la dependencia con análisis más amplios y desde perspectivas históricas. conceptos como la cadena de duda privada enmarcan la actividad de los comerciantes privados. pero los precios siguen controlados por las transnacionales.especializada) es preciso considerar las circunstancias de cada especie. y que las cadenas de valor dependerán de la facilidad para mover el producto y la exclusividad que les proporciona el empaquetado de marca. Para finalizar esta reflexión en torno al tema que nos ocupa. al convertirse en deudores de los comerciantes mayoristas y exportadores. descontada la comisión de los comerciantes privados. . algodón. otras barreras son las protecciones arancelarias y las subvenciones a la producción. Por su poco capital operativo. y por otro lado. que dificultan la exportación. incluso cuando los precios son altos favoreciendo a los productores atenúan estos márgenes esporádicos con barreras económicas que les impide competir sanamente con los productos internos sean o no cultivados en los países demandantes. ni previstos por las instituciones internacionales vinculadas a los programas de ajuste. podría decir que el exceso de oferta a nivel mundial es una cuestión que se mantiene en constante debate por la tendencia de los precios de las materias primas agrícolas tropicales. y es entonces cuando llega el corto periodo de auge donde la demanda se sitúa por encima de la oferta (escasez) incrementando los precios. concluyendo que existe una dinámica de ciclos largos depresivos que desestimula el interés en la producción por los pocos ingresos obtenidos. Esta jugarreta se consigue por las influencias del mercado. café y té los que se enfrentan a barreras tales que el valor añadido es solo por empaquetado compitiendo así con la producción interna del país importador. que las políticas de ajuste han tratado de maniobrar a su favor creando una superproducción innecesaria. cadena de transacciones de la cual se aprovechan las grandes transnacionales agroalimentarias que se aprovechan de la abundancia de los productos tropicales y su bajo precio para ampliar sus beneficios de gestión comercial y procesamiento. y cadena vertical cuando productos tropicales que no se cultivan en los países desarrollados de climas atemperados no tienen barreras económicas. que a su vez son deudores de los importadores de los países desarrollados.