You are on page 1of 1

El pecado es toda palabra, acto o deseo contrario a la Ley de Dios. Existen 2 clases de pecados según su gravedad: 1.

Pecado Venial 2. Pecado Mortal Cuando pecamos estamos ofendiendo a Dios, que nos ama infinitamente y es infinitamente misericordioso. Dios es infinitamente misericordioso, pero también es infinitamente justo. Esto hace que si no nos arrepentimos de corazón, Dios no nos puede perdonar. La misericordia de Dios consiste en que siempre que nosotros nos arrepentimos de nuestros pecados, Dios nos va a perdonar, por medio de Jesucristo su Hijo, que murió en la cruz derramando su sangre para darnos a nosotros el perdón de nuestros pecados. Siempre estará el Señor dispuesto a perdonar nuestros pecados, aunque nuestros pecados sean muy importantes. El medio que Jesucristo ha establecido para su Iglesia para perdonar los pecados, es:
1. El Sacramento de la Confesión. Donde contarás al sacerdote todos

aquellos pecados que hayas cometido y de los que te acuerdes en ese momento, sin ocultar ninguno. 2.