You are on page 1of 1

AIDA MORENO LAGOS: NUMA NUEMANU Poca es la información que se conserva de algunos poetas, salvo por las antologías

o diccionarios poéticos, este es el caso de Aida Moreno, poeta maulina que frecuentó la elite cultura de su tiempo relacionándose con poetas de la talla de Neruda y Mistral. Moreno Lagos nace en Talca en 1894 ciudad en la que realiza y desarrolla su vida, se titula de profesora en la escuela normalista en el año 1915, su profesión le da la posibilidad de conocer a Gabriela Mistral en el Liceo de Niñas de Los Andes, de la cual sufre literariamente influencia, ya en el tono como en el tema, según Manuel Benavente “Como tenía que suceder, casi inevitablemente, tratándose de una joven poetisa chilena, los versos de la joven Aida Moreno Lagos sufren la influencia de ese extraño y atormentado espíritu de mujer, y que fuera referente en América, que se llama Gabriela Mistral. A ésta gran poetisa canta la joven rimadora”: « Yo presentí tu lámpara encendida / en las antorchas de la inmensidad / y me acerqué a tu lado conmovida / y me anegué en tu dulce claridad» Pero la influencia que Gabriela Mistral ejerce sobre la autora de «Confidencia» no degenera en imitación ni le priva de poner en sus producciones el sello personal sin el cual no hay verdadera creación artística Aida Moreno Lagos posee un título “Dolidamente” que fue suficiente para merecer la estima de sus contemporáneos. Aída Moreno Lagos era considerada una verdadera poetisa, una de las primeras figuras de la novísima generación chilena. A la cual se le califica como un espíritu sensible y tormentoso, dado al sufrimiento de manera casi natural y desesperanzada: “Me llamarán sus ojos y no lo detendré / porque una voz oculta me dirá:/ ¿ Para qué? » Su espíritu sensible le permite la creación de imágenes lírica de exquisita factura como se manifiesta en el poema «Confidencia»: «Hermano mío, viento, / sé mi hermano y mi amante: / quiebra la verdad de mi tormento / y arrástrame como a una adelfa errante » Moreno Lagos fue premiada en los Juegos Florales de San Felipe y en los Juegos Florales del Maule. Con respecto a este último certamen, la poeta participa con el seudónimo Numa Nuemanu cuando tenía 25 años, obteniendo el segundo lugar fue, lo que resultó sorpresivo, porque para la época la literatura estaba reservada-al parecer- para los varones y no para una dama y maestra como era Aida. Quienes la conocieron la definían como una mujer de carácter melancólico, exacerbado por una tristeza amarga que le causaron incomprensiones y desvelos, lo cual se ve reflejado en su obra, donde sublimiza el amor, dándole una categoría de excelso tormento espiritual, constituyéndose en la nota prima de una poesía delicada, suave y emotiva. Tanto por el tono como por el tema la obra de Aida Moreno se vincula con su inspiradora la autora de "Desolación" y con la atormentada Alfonsina Storni, por la similitud del sentimiento amoroso y de dolor, que nos hablan de la soledad, el sufrimiento y el vacío de un existencia tal vez inacomodada. En opinión de Jaime González Colville el poema de Aída Moreno, titulado “¿En Dónde?”, refleja un sutil desencanto amoroso enmarcado en tenue melancolía. Su temática se aleja de la inspiración de Abel González , acentuando un lirismo bien logrado: “..¿Y en dónde’ – pregunto – En dónde fue / el hombre que te vio no me responde / y se pierde en la sombra y yo no sé”. Aida Moreno publicó un solo libro titulado Dolídamente, el cual fue bien recibido por la crítica en su momento y que deja ver la hermandad lírica con la línea poética de su tiempo, fue contemporánea y fiel representante de un periodo literario romántico y tormentoso en la poesía femenina. De su único libro podemos citar los versos: "La noche estaba en mí. / La luna había traspuesto la montaña. / El viento que pasaba no me oía. / Y era amargo mi canto y era extraña / mi voz. La soledad /con sigilosos pasos se asomaba / al fondo de mi espíritu... Ansiedad / indefinible y vaga atormentaba / mi corazón. Aquella noche bruna / fui con el campo. En vano / busqu6 en los cielos claridad de luna, / una flor en la tierra y en lo arcano / de tus ojos oscuros los reflejos... / ! Estaba todo silencioso y lejos! ("Sola"). La poeta deja de existir en el año 1943.

Related Interests