Huesos del cuerpo humano

El conjunto de los huesos del cuerpo conforman el esqueleto humano. En él destaca una estructura vertical, la columna vertebral, que por arriba se articula con la cabeza ósea, y por abajo, a través de la cadera, con los huesos de las piernas. Entre la pelvis y la cabeza se encuentra el tórax, en cuya parte superior se fijan los miembros superiores o torácicos.

Excluyendo algunos huesecillos –wormianos o supernumerarios del cráneo, y sesamoideos de manos y pies- en el adulto se cuentan 208 huesos -de las cuales 34 son impares-, relacionados entre sí mediante estructuras llamadas articulaciones, objeto de estudio de la artrología. Los niños tienen algunos huesos más, que se van fusionando: 1. vértebras sacras (4 ó 5), que se fusionan en el adulto para fromar el hueso sacro

2. vértebra coxígea (de 3 a 5), que se fusionan en el adulto para formar el coxis 3. ilion, isquion y pubis, que se fusionan en el adulto para formar el coxal.

Resumiendo, en el esqueleto humano distinguimos: columna vertebral, cabeza ósea, tórax, miembros superiores o torácicos y miembros inferiores o pelvianos. Mandíbula superior

Compleja, formada por trece huesos articulados en torno a los maxilares superiores: Maxilar superior Pómulo, o hueso malar Unguis Cornete inferior Hueso propio de la nariz Palatino Vómer

Con la excepción del vómer, todos ellos son huesos pares. El hueso es un órgano firme, duro y resistente que forma parte del endoesqueleto de los vertebrados. Está compuesto principalmente por tejido óseo, un tipo especializado de tejido conectivo constituido por células, y componentes extracelulares calcificados. Los huesos también poseen cubiertas de tejido conectivo (periostio) y cartílago (carilla articular), vasos, nervios, y algunos contienen tejido hematopoyético y adiposo (médula ósea).

Los huesos poseen formas muy variadas y cumplen varias funciones. Con una estructura interna compleja pero muy funcional que determina su morfología, los huesos son plásticos y livianos aunque muy resistentes y duros.

El conjunto total y organizado de las piezas óseas (huesos) conforma el esqueleto o sistema esquelético. Cada pieza cumple una función en particular y de conjunto en relación con las piezas próximas a las que está articulada.

Los huesos en el ser humano, son órganos tan vitales como los músculos o el cerebro, y con una amplia capacidad de regeneración y reconstitución. Sin embargo, vulgarmente se tiene una visión del hueso como una estructura inerte, puesto que lo que generalmente queda a la vista son las piezas óseas —secas y libres de materia orgánica— de los esqueletos luego de la descomposición de los cadáveres.

Huesos del cuerpo humano