LA ISLA DE SAN ANDRES

Ernesto Barriga y otros

UNIVERSIDADNACIONAL COLOMBIA DE

La Isla de San Andrés
CONTRIBUCIONES AL CONOCIMIENTO DE SU ECOLOGIA, FLORA, FAUNA y PESCA Ernesto Barriga Bonilla, Jorge Hernández Carnacho, Ignacio Jararnillo T., Roberto Jararnillo Mejía, Luís Eduardo Mora Osejo, Polidoro Pinto Escobar, Pedro M. Ruiz Carranza.

~-

PREAMBULO

En junio de 1967 el Director de la Empresa Colombiana de Turismo propuso al Instituto de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional el adelantamiento de un estudio de la flora y fauna marina de la zona comprendida dentro de los arrecifes al occidente de la Isla de San Andrés, orientado a establecer las posibilidades de pesca deportiva técnica en esa área. Para la ejecución del programa la Empresa Colombiana de Turismo puso a disposición del Instituto de Ciencias Naturales los medios adecuados de transporte, tanto terrestre corno marítimo. Posteriormente el grupo de profesores del Instituto de Ciencias Naturales encargado de ejecutar el proyecto decidió ampliar el área de estudio a toda la isla y el área marítima adyacente. Fruto del esfuerzo mancomunado del Instituto de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional y la Empresa Colombiana de Turismo es la obra que ahora se ofrece al vasto público colombiano interesado en el conocimiento de los recursos naturales renovables del país. Esta obra demuestra de qué manera la Universidad Nacional de Colombia busca vincularse al estudio de la realidad del medio colombiano, a través de la investigación científica. No se trata, ciertamente, de un es5

tudio exhaustivo de cuanto representan la flora y la fauna de la Isla de San Andrés, sino en cierto modo de una primera aproximación hacia el estudio de tales recursos y de los problemas inherentes a su conservación y aprovechamiento técnico. El presente estudio, sin duda, dará aliento para que en el futuro inmediato se realicen sobre el mismo tema estudios similares en otras zonas marítimas del país. Colombia está en mora de iniciar el inventario de sus recursos biológicos marinos. Por fortuna en los últimos años se ha logrado consolidar en ese sentido importantes iniciativas que es necesario multiplicar y promover.

6

INTRODUCCION

El Instituto de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional de Colombia ha querido contribuír con el presente trabajo al conocimiento de una de las más interesantes regiones del país y, al mismo tiempo, presentar algunas recomendaciones que considera importantes para el desarrollo de la Isla de San Andrés. Con esta contribución el Instituto de Ciencias Naturales hace un aporte al conocimiento del medio ambiente, la vegetación, la fauna y la pesca de la isla; también se ha querido hacer énfasis en un campo de tánta importancia para Colombia como es el de la biología marina, el cual hasta el presente ha sido muy poco estudiado pese a nuestra situación geográfica, rica en recursos naturales marinos casi inexplotados. Este estudio fue auspiciado por la Empresa Colombiana de Turismo, la cual contribuyó materialmente, en parte, a su realización. Queremos expresar nuestros agradecimientos a las autoridades Intendenciales del Archipiélago, por su excelente colaboración y ayuda; asimismo agradecemos al Club de Leones de San Andrés y a todos los isleños que con su gran espíritu cívico colaboraron ampliamente en este estudio. Agradecemos a las siguientes personas su colaboración técnica y científica: Balbino Arriaga, Alberto 7

Barajas, Maquis Bent, Hernando Chiriví, Miriam de Chiriví, Manuel Estrada, Alvaro Fernández-Pérez, Carlos A. León, Gustavo Lozano, Alfonso López Reina, Antonio Rivera Mc'Nish, Julia Sánchez, M. L. Schnnetter y Jorge H. Torres. La presente edición se ha realizado gracias al empeño del doctor Eugenio Barney Cabrera, Director de DivulgaciónCultural de la Universidad Nacional de Colombia,y de Mario Arrubla, Jefe de Publicaciones.

11

~I

I

CONSIDERACIONES GEOGRAFICAS,GEOLOGICAS y CLIMATICAS DEL ARCHIPIELAGO

GEOGRAFIA

8

La Isla de Sap Andrés hace parte del Archipiélago denominado de San Andrés y Providencia, por referencia a sus islas de mayor extensión y que aJcanzan mayor elevación sobre el nivel del mar. Pertenecen también a este Archipiélago las islas Corn, también llamadas de Los Mangles o del Maíz, situadas dentro de la plataforma continental centroamericana, Yque hasta 1928, cuando se definió el tratado de límites con Nicaragua, pertenecieron a Colombia. Políticamente el sector colombiano del Archipiélago se denomina Intendencia de San Andrés y Providencia, y limita con Nicaragua al O por el curso del meridiano 82, Y al N y NE con los cayos y bancos de Jamaica (British West Indies). Todas las islas y cayos que constituyen el Archipiélago, por su fauna y flora, revelan una pronunciada afinidad antillana, mayor que su afinidad continental. 9

lOCAllZACION

G E O G R A"F I C A

.

o

e E ..
ft

o
..
,. l
A ft

T , e o

~_7:-='ti-

..s=.
\)0

~
o

.

.,..
MA
R

-

'. . . -. -.
,

"."'..'

--.¡. ..'" . "'.

"

..

DE

LAS

ANTILLAS

.,. o

.

.. .
.,
ti

u)

a8

.

ANTII." "1

..

a

1 J'

y

.

. .

I

.
-"AlllllA8AA.

1

PERFIL TRANSVERSAl. DE I,A ISLA DE SAN ANDRES

,~,~~~,,,,.,

~;'''m'=:.'

" ..... ".,'
RoeOY

iIi ' , "..'

i

8s;;;;
"'."....

...

,

...,..., ..,......

o... ,'"'''' .

..., ..-

OESTE~ ESCALA:1: 2 $0

."..... ... .,,, ..... ,....... .........

...,..... .....

....... .........

'o

eAY .... .-.

.oI....".....

u c.. .ESTE

",",,""'-,~_"_"'.79"'--

.....

Esta circunstancia unida al hecho de que se trata de islas oceánicas, justifican considerar al Archipiélago como el conjunto más SO de las Antillas, a pesar de hallarse considerablemente desplazadas de los arcos antillanos. El Archipiélago consta de 3 islas, a saber: San Andrés o Sto Andrews (conocida anteriormente también como Henrietta y St. Andreas), Providencia u Old Providence * y santa Catalina *. Además un conjunto de islotes o cayos, cuya elevación sobre el nivel del mar, en general, es apenas de 1 a 6 m., se extiende de N a S desde el Pedro Bank (Jamaica), hasta el S y SE de San Andrés, por espacio de unos 500 kms. Estos cayos esencialmente están constituídos por "arena" calcárea, y son: Johnny Cay, Rose Cay, Rocky Cay, Haynes Cay, Cotton Cay, East-southeast (o Courtown Cay), Albuquerque Cay, Grunt Cay, Grasey Cay, Roncador Bank, Serrana Bank, Serranilla Cay y Quitasueño Bank. (Para mayores detalles acerca de los bancos y cayos véase Ortega Ricaurte, 1942, y Sarmiento Alarcón y Sandoval, 1953). (Mapa No. 1). Desde el siglo pasado la Isla de San Andrés se convirtió en la más poblada, desplazando a Providencia, y ello motivó el que la capital del Archipiélago fuese transferida al poblado de San Andrés (o North End), situado en la isla homónima. La Isla de San Andrés tiene un contorno alargado en sentido NNE SSE y mide 12.6 kms. de longitud máxima (entre North Point y South Point), con una anchura variable que alcanza una anchura máxima de 3.17 kms. entre Evans Point y Sthertenberg Point, y se halla situada entre 120 28' 55" lato N, y 120 35' 37" lato N, y 810 40' 49" long. E, y 810 43' 23" long. E, de

.

Este nombre se aplica por contraposición a New Providence. Isla de las Bahamas. con la,cual ha sido repetidamente confundida en la literatura geográfica, botánica y zoológica. Además en el Caribe hay no menos de unas 20 islas que también se denominan Providencia. Originalmente la Isla se denominó Santa Catalina, y en el siglo xvn. cuando los colonos ingleses decidieron fortificar la Isla, construyeton el canal de AubfY. que separó el extremo NNO de la Isla, para el cual se reservó la denominación de Isla de Santa Catalina, y el resto de la Isla original conservó la denominación de Old Providence. (V. Par50ns, 1964). 11

I

Greenwich. Su superficie ha sido variadamente estimada entre 25, 27 Y 30 kms. cuadrados. (Perfil No. 1). La isla se halla situada a vuelo de pájaro, a 619.6 kms. (385 millas) ONO de Cartagena; a 676 kms.(420 millas) de Santa Marta; dista 346 kms. (215 millas) en dirección NNE de Colón,Panamá; 273.6 kms. (170 millas) al NNE de Puerto Limón, Costa Rica; 241.4 kms. (150 millas) de Bluefields, Nicaragua; 136.8 kms. (85 millas) al ENE de Great Corn Island (Mangle Grande), Nicaragua; 77.2 kms. (48 millas) de Providencia, y 688.8 kms. (428 millas) al SO de Kingston, Jamaica. (Mapa No. 2). El relieve de la Isla éstá formado por una cadena de colinas que se extienden a lo largo de ésta, bordeadas por una planicie litoral. Estas colinas constituyen un sistema montañoso longitudinal que se inicia al NE del poblado de San Andrés con las escarpas de North Clüf y se prolonga hacia el S, alcanzando una elevación de 79 m. en May Hill; luego emite un ramal SO que culmina en Lever Hill o Pussy Hill (100 m.), circunscribiendo un pequeño valle que recorre el Cove Creek, y el eje principal continúa por el S llegando a 103 m. de elevación en Wright Hill (al O de Sound Bay), extinguiéndose unos 3 kms. antes de South Point. Exceptuando algunos sitios, estas colinas descienden suave-

mente hasta la planicie litoral.

.

El principal núcleo de población actualmente es el poblado de San Andrés (también conocido por North End), situado en la Bahía de San Andrés, y cuyo reciente desarrollo urbano se extiende ya hasta las inmediaciones del Aeropuerto y de North Point. Por su desarrollo le siguen en importancia San Luis, que ha tenido un considerable auge a lo largo de la carretera de circunvalación (Ground Road), y The Hill o La Loma, que ha adquirido también un desarrollo lineal a lo largo de la carretera central de la Isla. Actualmente la Isla tiene un total de 42.4 kms. de carreteras, de los cuales 32.7 corresponden a la carretera de circunvalación, 7.7 kms. a la carretera San Andrés-The Hill-The Cove, y 2kms. al ramal que comunica a esta última desde The Tamarind (Alfonso López) y San Luis. Esta carretera es de gran interés, no solo desde el punto de vista económico sino también desde el punto de vista turístico, pues por medio de ella la Isla se encuentra totalmente comunicada. 12

o

e

~

DISTANCIAS EN KILDMETROS y EN MILLAS ENTRE LA ISLA DE SAN ANDRES y ALGUNOS PUERTOS DEL CARIBE

A N o

SAN

ANDOES

SAN ANDO" SAN ANDO ES SAN ANDO" SAN ANDO" SAN ANDO" SAN ANDO"

-

- C,,"TAGENA SANTA MAOTA

- 67', Km...- 0'0 Mili..

U, Km... ..,. 420 Mili.. COLON ,- .73 Km... - 170 Mili., PUEOTO LlMON - .<. K...IS. - 1$0 MI".. .LUmELDS - ... KmlS. - .. Mili.. ISLA POOVIDENCIA .. KmlS. - o. Mili.. KIN.STON - ... KmlS. - O.. M."..

~

"

."
~h ~'¡;'

4
.,.

~
M .".

l.
4

~.

''1.
"
... 9 6

..,
J> ,)o.

...
(\ O

M

A

R

OE

L AS

A

N T

I

L

L A S
;' IJ

4
ea

)

.

.

V r 11 r

,~---,-~-

--

----

El Archipiélago está influído por la corriente marina cálida ecuatorial del Atlántico, que tiene un curso general O y se dirige al litoral de Yucatán, pasando al N de la península de la Guajira, para prolongarse al Golfo de México y confluír al "Gulf Stream". Dicha corriente en el SO del Caribe, emite un ramal meridional que se prolonga hacia el S, paralelo al litoral de Nicaragua y Costa Rica. Su velocidad es comparativamente grande, aunque solo afecta aguas superficiales (de O a unos 200 m. de profundidad). La velocidad de la corriente es aproximadamente 1 nudo (RAP, 1963: 1-24). (Mapa No. 3). En repetidas ocasiones y más recientemente se han hecho varios intentos en publicaciones oficiales, así como por geógrafos colombianos (Bateman, 1968; Sanín-Villa, 1968), para introducir versiones castellanas de la toponimia inglesa tradicional y aún en uso dentro del Archipiélago. Varias de estas versiones castellanas son radicalmente inexactas, pues se ha intentado traducir patronímicos ingleses que caracterizan muchos de los topónimos del área en cuestión, con resultados tan desafortunados como el introducir "Cayos del Valle" como versión castellana apropiada para "Bailey (Key) Cay", ya que Bailey corresponde a un apellido, como Archbold Britton (1961) lo hizo notar. Asimismo se ha pretendido introducir denominaciones tales como San Felipe y Loma San Felipe para "Lazy Hill", lugar situado en Providencia, nombres que son virtualmente aesconocidos para los pobladores de esta isla, aparte de que no corresponden a su verdadero significado. Con todo es cierto que algunos nombres de países, comarcas y lugares, han sido traducidos al castellano, y estas traduccciones son de uso común y ampliamente sancionadas por el uso y por razones históricas; tal es el caso de los nombres San Andrés y Providencia, que desde luego son aceptables. El intentar traducir topónimos de lenguas distintas al castellano es hoy un proceso que no se justifica, pues de ser así, topónimos como Fúquene, Araracuara, Chía, Cundinamarca y Cuzco, habría que traducirlos como "la cama del zorro", "la cueva de las guacamayas", "la luna", "la tierra del cóndor" y "el ombligo", con las 14

inevitables confusiones resultantes y la pérdida de los vestigios de un pasado histórico. Por otra parte, respetando el patrimonio histórico y cultural de los isleños, y por ende de nuestra nacionalidad, encontramos artificioso el pretender cambiar la toponimia local por un prurito de nacionalismo mal entendido.
GEOLOGIA

La geología de la isla ha recibido la atención de algunos investigadores (Sarmiento Alarcón y Sandoval, 1953; Hubach, 1956; Diezeman y Delgado, 1957; Quintero, 1960 y Bürgl, 1961). La isla se halla formada sobre un cono volcánico que presumiblemente apareció durante el Mioceno. Se considera que el basamento o cono volcánico de la isla es una estribación de las masas volcánicas de Nicaragua y Honduras, aunque no existe ningún indicio de que la isla haya estado comunicada con el Continente mediante tierra emergente. En la cima de este cono se depositaron calizas que constituyen la llamada formación calcárea de San Andrés, que está constituída por una caliza coralígena blanca, compacta y dura de edad Miocena, a la cual se superponen depósitos calcáreos o "caliche", polvorientos o irregularmente consolidados, en los cuales hay gran variedad de fósiles marinos y no predominan los corales. Esta formación constituye el eje de colinas de la isla. Posiblemente antes del Plioceno la formación calcárea emergió y posteriormente hubo un segundo levantamiento durante el Plioceno. Luego tuvo lugar la formación de cavernas excavadas por el oleaje (v. gr. en "North Cliff"), que se sitúan entre 20 y 40 m. sobre el nivel del mar; y se inició durante el cuaternario la formación de depósitos coralinos. Estos constituyen una plataforma coralina, parte de la cual emerge y forma la planicie costera de la isla hasta unos 10 m. de altura sobre el nivel del mar, en tanto que el resto forma una considerable extensión sumergida, especialmente en el sector NE, y está formada por fragmentos de corales, briozoos, foraminíferos, moluscos, equinodermos y algas calcáreas; en la porción sumergida de la plataforma aún continúan desarrollándose arrecifes de coral, siendo de notar que la "arena" calcárea de 15

~

la plataforma sumergida tiene un espesor de unos 3 a 10 cm.
CLIMATOLOGIA

Introducción: Datos meteorológicos del Archipiélago solamente se han tomado en la Isla de San Andrés a partir de 1931, en dos estaciones tan cercanas entre sí que para efectos prácticos pueden considerarse como una sola. Para esta información nos hemos basado principalmente en los datos recopilados para los años 1959-1967, que han sido tomados en el terminal oriental del aeropuerto. Precipitación anual y lluvias: La precipitación anual tiene notables oscilaciones en los diferentes años: en 1938 se registró u_ntotal de 4.100 mm., que Parsons (1964: 17) consideró dudoso, pero que está bien fundado, y corresponde a un año excesivamente lluvioso (Rivera Mc'Nish, Vb). Por otra parte, en los años de 1928, 29 Y 30, hubo una drástica sequía y los residentes de San Andrés estimaron que durante este período la lluvia anual no sobrepasó los 500 mm. (Zetek, citado por Parsons, 1964: 17). En 1958 hubo otro período de sequía *. El total anual de lluvias varía, pues, considerablemente entre unos 500 mm. (o menos 1) y 4.100 mm., y tales extremos corresponden a un lapso mínimo apenas de 9 años; sin embargo, en años posteriores a 1938 no han vuelto a registrarse máximas y mínimas comparables a los de dicho período. Anotamos que períodos como el que se cita presentan graves problemas antagónicos; pues, por una parte, tan exageradas sequías agotan virtualmente las posibilidades de abastecimiento de aguas lluvias para el con-

.
16

Parsons (1964: 17) mencionó el año de 1959 como un periodo de sequía (588 mm.), pero el total real de lluvia en 1959 fue de 1.068 mm., según el registro pluviométrico disponible en los archivos del Instituto Geográfico "Agustín Codazzi", y se obtiene un promedio de 1.783 mm.

:e ~
¡;: ~ !I = ~ ~

:: ~ ¡;; " ~ 1 ~ :1 .c .. : ¡; = ~ .. .~

z

;o..¡,

.,
~ .,* .~, : ..

'"

,.

~.1¿¡

" .. r:\. l4
f' J '", *'

J

'

:'
'
(J)

.

.[
111

.

~

.:.

. \... 1:
I

,\.~.

te,'V. ,'"

I'

".",
~,' ".~

«
~
~

,.. '"

~' ."
O

a:

«
~
(J)

\~
¡ff

' 'lo . ~

.<'

.D

t,
.
~I :

-4I'
'"',

i
"

'::'
.
~
':~ 1;1

h
"
<1

,
~
~:,

'\

~oq

.

.,
I!

~

J

);!/!' .;y

z w a: a:

w ~

::I ' «

o ()

\.'~'~ , .~ ~., ~'A .. \

sumo de agua potable, y las secuelas paralelas en el campo agrícola y sanitario, y por otra parte una precipitación tan excesiva como la anotada pÍantea los mismos p'roblemas, pero a la inversa (v. gr. afecciones pulmonares, ete.). Sin embargo, tales situaciones no se han vuelto a presentar en los últimos años y cualquier conclusión definitiva requiere un período de observación evidentemente más prolongado. Durante los últimos 14 años de observaciones el promedio anual de lluvias fue de 1.829.6 mm. (Rivera Mc' Nish, 1967), que es casi idéntico al promedio para 193237 Y 1939-41, que fue de 1.823 mm. (Parsons, 1964: 17). El promedio anual de lluvias se sitúa en unos 1.800 mm. pues, si por vía de ensayo, se computan en conjunto los datos de los años citados y se añaden los totales de 1938 y de 1928-30 (a razón de 500 mm. anuales). Estacionalidad de la lluvia:

Las lluvias durante el año, en general, siguen un ritmo definido por una estación seca y otra lluviosa. La estación seca tiene una intensidad y duración variable, pues puede llegar a cinco meses consecutivos, caso en el cual los pastos utilizados para la incipiente ganadería de auto-abastecimiento que existe en la isla, se secan; los meses más secos del año son febrero, marzo y abril. Mayo es un mes de transición hacia el período lluvioso y, por tanto, muy variable; en junio hay un acusado incremento de las lluvias, las cuales disminuyen un tanto hacia julio, para comenzar a incrementar de nuevo llegando a un climax en octubre, y comenzar a descender gradualmente, haciendo de enero un mes bastante variable (véase curvilínea). Estudios realizados en diversos lugares con climas isomegatérmicos, v. gr. Jamaica (Asprey & Robins, 1953), indican que una precipitación mensual inferior a 100 mm. tiene un efecto detrimental sobre la vegetación, es decir, que corresponde a un mes de sequía. De acuerdo con las observaciones practicadas entre 1959 y 1967, se han registrado precipitaciones menores de 100 mm. en todos los meses del año, con excepción de octubre. 17

Frecuencia suales tación Total

de meses secos con menos de 100 mm. meny número de totales mensuales de precipimenores de 100 mm. entre 1959 y 1967. de meses observados: 8.

Enero

Febrero... Marzo. ... Abril,. ... Mayo. ...
Junio.
Agosto

..., .., ... ...

... ... oo. oo. ... ...
... oo. oo. oo. ...

... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... '"

4

Julio.. ... ... ... ... ... ...
Septiembre. oo. ... ... ... ...

1 7 3

3
4 8 1 1

.

Octubre... ... .., ... ... ... !io~bre ... .., .., ... Diciembre.. ... ... ..

2 8 8 8 6 1 3 2 O O 2 3

Sin embargo, los promedios mensuales correspondientes a dichos años arrojan un total inferior a 100 mm. únicamente para febrero, marzo, abril y mayo. Precipitación mensual 1959-1967: (mm.)
Meses Variación observada Promedio N6mero observaciones

Enero.. ... . .. Febrero. ... ... Marzo .. ......

Abril... ... ... Mayo... ...... Julio .., ... ...

Junio ... ... ...
Agosto ... ... ..
!iov1embre

2,6-239,8 2,1- 62,5 1,1- 67,4 G,4-44,6 10,8-243,8
36,0-441,5

50,4-448,3
76,2-312,5

Diciembre.. .. .

Octubre.... ... .. ...

Septiembre. . . .

93,4-415,9
148,4-545,9
77,1-624,4

137,1 28,1 28,1 21,1 83,8 208,3 183,6 159,8 185,0
297,1

9 9 9 9 9 8 9 8 8
8

245,7
204,9 1.782,6

71,5-413,1

8 8

18

variabilidad en el número de días de lluvia entre 19581967:
Meses Número de días de nuvla

Enero. ... ... Febrero... .., Marzo "OO ... Abril. ... ...
Mayo. Junio.

.., ... ... ...

... ... ... ...

... ... ... ...

17- 23
5-18 5 -15 4-15 5-21

Julio. ... ... .., ... ...
... oo' ... 'OO

'oo .., ... ... '" ... ... ... oo. ...

Agosto oo. ... ... ... Septiembre. ... ... oo. ...
Octubre...

15- 26 23- 27 14- 29
15-29 19-29

Noviembre... ... ... ... . Diciembre. ... .., ... ...
Humedad
Meses
Enero

14- 26 20-27

relativa

(1963-1966):
Oscilación media Máxima media Mínima media
74-76 (75.2) 72-74 (73.0)
69-74 (71.7) 69-74 (71.2)
.

Promedio mensual

... ...
.... oo.

Febrero .. ... Marzo ... ...
Abril

79-82 (80.5) 78-79 (78.2)
75-80 (78.0) 76-80 (78.2)

10-10 (10) 84-86 (85.0) 10-12 <10.5) 83-84 (83.5)
10-13 (11.7) 10-13 <12.5) 81-85 (83.2) 81-84 (83.7)

Mayo ....
Junio...

...
...

...

80-88 (82.7)
82-86 (84.0)

9-13 (11.7)
10-12 (10.5)

Julio ....

Agosto.. septiembre..

82-84 82-83 83-85 Octubre. . .. 82-86 Noviembre. . 78-85

...

(83.5) (82.7) (83.7) (84.2) (82.7)

9-10 10-11 10-12 11-14 8-11

(8.5) (10.7) (11.2) (12.7) (9.7)

85-88 87-91 85-88 87-88 89-90 89-92 83-90

(86.5) (89.0) (86.7) (87.5) (89.5) (90.5) (87.5)

73-78 (74.7) 75-81 (78.5) 7'6-79 (78.2) 76-78 (77.0) 77-80 (78.2) 75-80 (77.7) 72-81 (77.5)
74-80 (76.5)

Diciembre.

.

80-83 (81.2)

10-11 (10.7)

85-88 (86.0)

La humedad relativa, si se juzga por los limitados datos disponibles, muestra muy poca variación a través del año; sin embargo, conviene observar que alcanza valores mínimos medios en lós meses de febrero a mayo. 19

OZ
ti

Ir

-

J

i
¡
::

J

r I
:I :
... =

i
¡

f
: :

= l'

..
iJ

5 .
.
... N
...

!
.
. .
...
=

='

'1I5 a
.
:
00
I

: :

:

:

. . :

== .. == .0
... 00
...

==

.. ",

== == Oo. == == .. .. .. o...== [. .. . == == == == ...

S-

¡

¡

¡

... 00 '!'

...

0&1
..

I
i:
El

....
... .
00

== :: := =: == =: =: :: :: :: :::=

..

.. ..

. -.

== .. == .. ..o.... =. .0 .. ... .. .0.. = .io == == == == = = = = .. ... .. ... ... .. .. ... .... ... ... ... .. .. 00 ... ... ... ... ... ... .. .. .. .. .. .. ... .. o :: J! ::! ::
00

.... .... lO...NO . .. ... .. N 00 ...

lO

...

..

..

..

..

..
... ..

i: t i: .. . . .
'i" ...

t
... ...

'!' ..

'!'
';" ...

... ..

... ..

::

::

..

t .
?
::

t t .. ... ...

...

t

...

..

?

... ... ...

;. .. ... ..

t si .. :t= . ... ..!.
..
&'

I
!.
...

Do ? ?
... N ... lO ... lO ... lO ... lO

? "'0 O'" O'" ? ? ..... ..........
... lO O ...
.. O

BII: d: 1"

CD

N" .0 O'" lO.. .... . O O

..
O

... .
..

.... ... ... " ..
00
J!

.B ..

'O

i

!
5

.... .. ..
00 ..

..

. .0
'!' ...

... O.
..

.. .. io ... - -

.. - .. ...'!' ..

.. ..

...
.. ..

Be! Oo. o... :t!. O

.. .. . .. --..

... .. ..

...

..

.1

; I:r

i ..

( ....
G)

=-

eo
c.o

. ....
G)
G)

I

CD

.... NO .0 i J!

N" ..O .. ... N 00

.... .... .... .... ... .. .. ... 00 " "

00" ..... O. .. 00

.... ..... .. .. N

00" ..... "O .. ...

0000..... .. ..o 00""" io. .... ... N ... ... 00 ... 00 ... ::

11: ii' i ..

-

Como puede esperarse, dadas las condiciones latitudinales, la temperatura media mensual muestra muy poca variación. El mes con promedio más elevado es agosto (27.8°) y el más frío es febrero (26.2°). Los meses de diciembre, enero y febrero muestran temperaturas inferiores a 27.0°, lo cual parece reflejar la mayor frecuencia de vientos provenientes del Norte que se observan durante el invierno del Hemisferio y que alcanzan una mayor intensidad en latitudes más avanzadas (v. gr. Cuba y Jamaica); sin embargo, las oscilaciones mínimas medias corresponden a diciembre y enero, y las máximas a septiembre y octubre, que son los meses más lluviosos. Con todo, la temperatura mínima media mensual muestra pocas fluctuaciones (24.r en enero, 25.2° en julio), pero es algo mayor en cuanto a las máximas medias (28.9° en enero y 30.6° en agosto y septiembre). La máxima absoluta registrada durante el período de observaciones ha sido de 36°C (mayo, 1936) y la mínima ha sido de 14°C (noviembre, 1936). Nubosidad : Se ha contado únicamente con datos correspondientes al año de 1965, expresados en octavos de cielo cubierto. Estos datos, que requieren ser ampliados mediante observaciones en años sucesivos, indican un mínimo para marzo (3.%) y un máximo para julio (6.%). Nubosidad (1965), expresada en % de cielo cubierto:
Meses

Enero. ... ... ... o.' ... ... ...
Febrero Marzo Abrn .
Junio

... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .., ... ...

... ... ... ... ... ... ...

Julio. ... ... ... ... ... ... ... Agosto ... ... ... ... ... '0' ...
~üeEnbre '0' ... ... ... .., ...
I>1cbmBbre

Mayo. ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .., ... ...

Octubre.. ... ... ... ... ... ... !iovieD1bre... ..0 ... '0' o.. ...
Media anual 5.2/8.

... ... .., ... ...

5.2 4.5 3.3 4.0 5.1 6.1 6.3 6.1 5.6 5.e 5.3 5.5

21

zz

- o -en
en en

s
en

--CD ~ G)

'"

'"

2

'"

'"

CIt Z z '" '" '" '"

~ z z

S!!

-N

o i

]

'" z

~ o

z

'" n n
o
z
"O

"U3
'q..::J
'JOW 'Jqy '~on

.......-

::u '" o o 1: Z z

-t '" o '"

'unr 'Inr '~so6y
'd.S '~'O 'AON u u--

. . ~::---

.._--_.._.._::':::....--

""""

,.. o en < iii z -t o en o c: ::u z

"'a

~

¡ "",,, :;~- --e

,.. ,. a o

-t '" '"

Vientos:
Los vientos durante el año tienen una dirección predominante E, y en segundo término NE, lo cual se refleja en la inclinación permanente de las copas de los árboles y palmeras. Sin embargo, el rumbo de los vientos predominantes, de acuerdo con el mes, varía a través del año desde NO hasta S, abarcando los cuadrantes NE y SE, y el rumbo general se halla más o menos inclinado hacia el N, pero entre marzo y septiembre se desplazan hacia el E y el S. (Gráficas 1 y 2). Velocidades de los vientos: Los meses que cuentan con una menor velocidad. máxima media para los vientos son marzo, abril y septiembre, y el mes con mayor velocidad promedio es diciembre. No obstante, durante los meses de agosto a noviembre en las velocidades máximas mensuales, se han registrado vientos de 40 m. por segundo en febrero (ENE), agosto (NE) y noviembre (N), y de 45 m. por segundo en octubre y diciembre (NNO). Huracanes : San Andrés y Providencia han sido afectadas por huracanes, cuyos registros, probablemente, no son lo suficientemente completos. En Providencia se han señalado huracanes en 1818, 1876*, 1877, 1906, 1940 Y 1961. (Véase Parsons, 1964: 16). En San Andrés, en el lapso comprendido entre 1941 y 1967, solo se registró un hucarán, el uHattie", en octubre 27.31 de 1961, el cual llegó a descargar 144 milímetros de lluvia en 24 horas, a producir grandes destrozos en las construcciones y a derribar unas 25.000 palmeras de cocotero. Los datos disponibles confirman la opinión de Parsons (l.c.), en el sentido de que la situación más meridional de la Isla de San Andrés posiblemente determina allí una menor frecuencia de huracanes que en

.

Refiriéndose a Providencia, Esguerra (1879: 186) anotó: "En dos afios continuos ha sido azotada por la calamidad de los huracanes, i últimamente sufrió mucho con el del 26 1 27 de septiembre de 1877, ..." (sic). 23

''-' . C. ~ ~

m Z n ); O ~ ~ n O Z > rO m rO ~ ñi Z -1 O CII

~ c:

;B

.' ~

.AP

- CA,O
~ft,

~' c."

....~

\J

.nllOClCY

POIIT

~..'E eAY

~_..

.--'
..
C.
~

ft,

,
~

~

ISLA DE SAN ANDRES
FISIOGRAFIA

..

CONVENCIONES

..

I!I~."" .-".......E:J......
1millJ....

. .. .. . .. ..

t::a'M'[3.......
1:2:1-_. El"..."...

8 -[!g.....
~ ~.,..

Providencia. Esta frecuencia es comparativamente baja, si se tiene en cuenta que en Jamaica ocurre uno en promedio cada ocho años, y que entre 1900 y 1962 en el Atlántico Norte, el Caribe y el Golfo de México, hubo 286 huracanes, con dos años (1907 y 1914) sin ninguno, y 11 huracanes en 1916 y 1950, aparte de 212 tormentas tropicales de menor intensidad (U.S.D.C.W. B., 1963). De lo anterior se deduce que dentro del Caribe la Isla de San Andrés ofrece una ventajosa situación dada su posición SO, lo cual es privilegiado para el turismo. Tipo de clima: Según la clasificación de Koeppen, el clima de San Andrés es un clima isomegatérmico (tipo A), con un período de meses secos que se inicia al final del invierno del Hemisferio (Sub-tipo w) y, por tanto, su fórmula climática es Awi. Este tipo de clima Awi es el clima "Savana Klimat", el cual predomina en Jamaica, la Hispaniola, buena parte de Cuba y la Costa del Caribe de Colombia y Venezuela, con excepción de parte de la Guajira y algunos sectores muy localizados. Estaciones : Dada la variabilidad que en años consecutivos exhiben las lluvias, y siendo éstas el factor crítico determinante de la modalidad de una clima isomegatérmico, no puede trazarse nítidamente un régimen estacional, sin embargo, puede esquematizarse, hecha la salvedad anterior, el siguiente: Febrero, marzo y abril: meses secos. Mayo: mes de transición hacia el primer máximo lluvioso. Junio: primer máximo de lluvia anual, normalmente un mes de alta pluviosidad.
Julio

- agosto:

meses moderadamente

lluviosos con

tendencia a la disminución pero variables. Septiembre, octubre y noviembre: máximo período lluvioso del año. Noviembre y diciembre: meses moderadamente lluviosos. Enero: mes transicional moderadamente lluvioso a seco, variable. 25

II

ASPECTOS 810LOGICOS y ECOLOGICOS

MEDIOS AMBIENTES TERRESTRES

Según J. Sánchez C. (inédito), pueden reconocerse cuatro tipos principales de medios ambientales: halohídricos, hídricos, mésicosy xéricos. (Mapa No. 4).
Ambientes halohídricos: Están representados por los manglares. Los manglares de la isla son bosques, cuyo dosel en general no excede de unos cinco metros, aunque algunos árboles de Rhizophora negan a 8 o 10 mts. El porte comparativamente bajo del arbolado probablemente se debe al corte de árboles. Los manglares constan esencialmente en la isla de una faja externa de Rhizophora mangle, que hacia la tierra firme se entremezcla gradualmente con árboles y arbustos de Conocarpus erecta y en los sectores encharcados de menor salinidad aparece un matorral de Hibiscus tiliaceus. En el interior pueden 27 ...L

hallarse grupos de Acrostichum aureum. Los manglares se hallan muy localizados en el litoral O de la isla (en South West Cove o Rada Cove) y en el litoral E alcanzaban mayor extensión, aunque al parecer en gran parte han sido arrasados, quedando como vestigios pantanos más o menos salobres. Estos ambientes tienen importancia como refugio de fauna silvestre y desovadero potencial da algunas especies de peces, aparte de ser un característico elemento del paisaje, por lo cual deben ser preservados del corte de leña o madera u otros influjos detrimentales. Es notable la abundancia de cangrejos del orden Decapoda. Habitats hídricos: Se incluyen aquí los habitats palustres con aguas dulces o parcialmente salobres. Se hallan bastante localizados y pueden consistir en pantanos, charcas y arroyos. Su nivel de agua fluctúa considerablemente durante el año, y en años particularmente secos pueden virtualmente desaparece~. En la ladera oriental de la loma que recorre la isla existen varios arroyos temporales, de ellos, el más persistente se halla situado al Oeste de Sound Bay y nace en las estribaciones de Wright Hill. En la vertiente occidental existe un solo arroyo de importancia que nace al NE de South West Cove, en una gran charca, y mantiene caudal, salvo en años de gran sequía. Las áreas pantanosas más extensas se localizan en la plataforma litoral y en parte correspondían a manglares; existen sectores pantanosos al Norte y al Sur de Icacos Cove y desde Sound Bay, por espacio de unos dos kilómetros y medio, aunque interrumpidos. Otros sectores pantanosos aún subsisten en Lawrence Point y en los sectores suburbanos de la población de San Andrés, y parte de ellos fueron drenados para la construcción de la pista del aeropuerto. Estos pantanos tienen una densa vegetación arraigada con plantas, tales como Typha angustifolia, Juncus sp., etc., y al menos en el área suburbana del poblado de San Andrés son lugares que mantienen una gran población de larvas de mosquitos. En la loma existen algunas charcas, cuyo nivel fluctúa apreciablemente durante el año. En estos habitats únicamente se ha registrado una especie de pez endémico de la isla, Gambusia aestipu. 28

teus, cuya existencia no ha sido corroborada desde que en 1947 la especie fue descubierta en las inmediaciones del poblado de San Andrés. Aunque este pequeño pez no es susceptible de un aprovechamiento económico directo, dada su pequeña talla (hasta de unos 3 cm. de longitud), la especie debería ser incrementada, ya que los peces de este grupo son activos consumidores de larvas de mosquitos. Sería aconsejable adelantar un estudio de la biología de este pez, ya que su propagación y difusión, de una parte garantizarían un control biológico bastante efectivo de los mosquitos, que hoy por su abundancia en el sector Norte de la isla hacen muy incómoda la estadía, aun dentro de las habitaciones de hoteles de primera categoría, lográndose así un control a un costo irrisorio y, por otra parte, se garantizaría la supervivencia de una especie exclusiva de la isla. Las charcas son los sitios de desove del "toad" (Leptodactylus insularis), única especie de rana que habita la isla, y cuya dieta alimenticia consistente exclusivamente en insectos, la hacen una de las especies más útiles al hombre. En los pantanos localmente en la periferia de manglares, existe una pequeña especie de tortuga, la "swanka" o "shankwa" (Kinosternon albogulare), confinada a este habitat. Además, en los pantanos se hallan dos pequeñas especies de garzas (Butorides striatus y Florida caerulea), y también se ha señalado otra especie (Hydranassa tricolor). Además, se dice, que existen patos silvestres en algunos sitios; no hemos podido comprobar este aserto, pero existen razones para creer que se trate de patos migratorios de norteamérica, que visiten ocasional o regularmente, pero de manera transitoria, la isla, y no constituirían una base de caza deportiva. Habitats mésicos: Los habitats mésicos son aquellos en que la vegetación tiene un considerable desarrollo debido a la suficiente prQvisión de humedad y a condiciones edáficas favorables, a pesar de que durante los meses de sequía numerosas especies de plantas pueden llegar a perder transitoriamente su follaje. Este medio ocupa la casi totalidad de la superifice de la isla, pero se halla destruído y modificado por la deforestación y el laboreo
agrícola. .

29

La vegetación original de la isla, sin lugar a duda, consistió en un bosque exhuberante, con un apreciable número de especies que pierden la hoja durante los meses de sequía. Por esta razón desde el siglo XVII, después de la ocupación permanente en la isla, ya desde Jamaica se hacían frecuentes incursiones en busca de maderas a San Andrés, y Dampier recalcó el enorme porte de los cedros que allí crecían (V. Parsons, 1964). La explotación de maderas se hizo con destino a astilleros navales, y gradualmente se inició la explotación de maderas finas, que eran llevadas a Jamaica, y de allí remitidas a Inglaterra. Entre las maderas más cotizadas que se extraían de San Andrés descollaban la "caoba" o "mahogany" (probablemente Switenia ma. hogani), cedro o "cedar" (Cedrela sp.); el palo Brasil o "Brazil Wood" (Haematoxylon sp.); y el "fustic" (Chlorophora tinctoria). En la actualidad la madera utilizada en la isla proviene de cajones, de empaques y piezas de pino importadas de Nicaragua. De las especies madereras arriba citadas tan solo comprobamos la existencia de algunos árboles de Chlorophora, y existen además cedros (Meliáceas). En el siglo pasado cobró auge la colonización de la isla por parte de colonos provenientes de Jamaica, y con ello gradualmente el bosque fue extirpado, siendo reemplazado por cultivos principalmente de algodón, y durante la segunda mitad del siglo pasado cobró auge el cultivo del cocotero hasta el punto de que el 90%, aproximadamente, de la superficie de la isla es un inmenso plantío de cocoteros. De la vegetación original subsisten árboles aislados y localmente pequeños grupos de éstos, aparte de vegetación arbustiva secundaria situada en sitios no cultivados o formando un sotobosque irregular dentro de los cultivos de cocotero. En la actualidad la isla cuenta con alrededor de un millón doscientas mil palmeras de coco, de las cuales la mayoría son individuos de porte elevado. Estas palmeras son renovadas muy gradualmente, ya que según la opinión de los agricultores locales la longevidad productiva de estas palmeras es de unos 60 a 80 años. Con todo, la producción.mensual de copra es apenas de 80 a 120 toneladas, 10cual obliga a la fábrica de grasas a mantener una importación continua de copra procedente de Nicaragua, Honduras, Jamaica, República Dominicana y aun de Indonesia. A pesar de que la copra 30

virtualmente es el único producto agrícola de importancia con que cuenta la isla, y al cual se dedica prácticamente la totalidad de las tierras laborables, la producción es comparativamente baja, fenómeno que ha sido atribuído a la baja productividad de la variedad o variedades cultivadas de cocotero y a las ratas. En la isla existen dos especies de roedores introducidos accidentalmente, a saber: el ratón común (Mas masculus) y la rata gris (Rattas rattus). Ambas especies habitan tanto en los núcleos urbanos como en las áreas de cultivo, pero el ratón aparentemente no tiene una densidad elevada, en cambio la rata gris, por su abundancia, es una verdadera plaga para las plantaciones. El control de las ratas se ha intentado por diversos medios, y uno de ellos mediante el uso de cebos envenenados colocados en cuencos clavados a cierta altura en el tronco de las palmeras, ya que las ratas trepan por estos troncos. Sin embargo, este método de control no parece haber sido efectivo. Entre las especies animales silvestres de la isla solo existe un predador de ratas, la boa o "bowla" (Boa constrictor), pero esta especie es cazada por los agricultores so pretexto de las depredaciones que causa en las aves domésticas, las cuales no se acostumbra a mantenerlas en corrales adecuados. Es probable durante los períodos de migración, el arribo de algunas aves de rapiña provenientes de norteamérica, pero la isla no cuenta con ninguna especie residente de este grupo. Se ha sugerido la conveniencia de introducir a la isla lechuzas (Tyto alba), cuya dieta alimenticia consiste preponderantemente en ratas y ratones, y de esta manera se lograría un control biológico efectivo y exento de mayores gastos, y obviamente un considerable aumento en la producción de copra, y a la vez como un medio de prevenir posibles brotes epidémicos favorecidos por la extraordinaria población de ratas que hoy existe en la isla. También recientemente se ha sugerido la posibilidad de introducir a San Andrés variedades de cocotero enano dé alta productividad. Sin embargo, tal introducción, con la cual se pretende llegar a substituir las palmeras actualmente cultivadas, que alca1zan una talla de unos 10 a 18 m. de altura, traería graves desventajas como son:

31

r
a) La substitución de palmeras de gran porte por palmeras de porte bajo, conllevaría un serio detrimento del valor escénico de la isla.; b) Una alteración de las condiciones ecológicas actuales con grave detrimento para varias de las especies de animales indígenas de la isla; c) Cabría, además, la posibilidad eventual de una degradación de los suelos de la isla por exceso de exposición a la luz solar, ante una cobertura vegetal permanente de menor talla. Este fenómeno se conoce en algunos tipos de suelos tropicales, y debería ser estudiado cuidadosamente antes de proceder a cualquier cambio de cultivos. Con todo, la introducción de variedades de cocotero que combinen un porte elevado y gran productividad es aconsejable y debe recibir la atención necesaria. El resto de la agricultura de San Andrés puede considerarse como una agricultura de subsistencia. Como atractivo turístico y por razones de interés científico tiene gran importancia el preservar los remanentes de la vegetación original, a fin de evitar su completa destrucción y de crear áreas de bosque como zonas recreativas. Se sugieren, con tal fin, la preservación del sector de North CUff y el residuo de bosque y pequeña laguna aledaña situados al nordeste de la fábrica de grasas. Esta -recomendación cobra más vigor si se tiene en cuenta que aun en fechas recientes se han talado y quemado pequeñas extensiones que se hallaban cubiertas por residuos del bosque original. Existen solamente dos especies de murciélagos nativos en la isla, el "bat" (Artibeus jamaicensis), especie frugívora, bastante común pero al parecer no causa daños apreciables, y el "mouse bat" (Molossus molossus)~ especie insectívora que forma colonias en el zarzo de habitaciones. Existen tres especies de palomas, el "bald plate" (Columba leucocephala), que es la de mayor talla y se alimenta principalmente de frutos silvestres (v. gr. Cecropia peltata); "pigeon" o "dove" (Zenaida asiatiea), que parece ser una especie establecida en la isla hace apenas unos veinte años, y el "ground dove" (Leptotila jamaicensis neoxena), subespecie exclusiva de la isla. Es preciso advertir que la densidad de población de estas especies es tan baja que no permite pen32

r
I

sar en utilizarlas para caza deportiva, sino, por el contrario, pensar en la forma de incrementar sus poblaciones. Existe una especie de "cuclillo" llamada "old man bird" (Coccyzus minor abbotti), que se halla limitada a las Islas de San Andrés y Providencia; el "corn bird" (Crotophaga ani), que pese a su no~bre vulgar, se alimenta de insectos y garrapatas; el "God bird" (Anthracothorax prevostii hendersoni), único colibrí presente en el Archipiélago y exclusivo del mismo; el "nightingale" (Mimus magnirostris), especie exclusiva de la Isla de San Andrés, que se alimenta de frutos pequeños e insectos; el "banana bird" (lcterus leucopteryx lawrencii), especie frugívora exclusiva de San Andrés; el "grass bird" (Tiaris bicolor grandior), que se alimenta de pequeñas semillas y es exclusivo de San Andrés y Providencia; Elaenia martinica cinerascens, exclusiva de San Andrés y Providencia, y Vireo caribaeus, Vireo altiloquus canescens, "wish wish" Coereba flaveola oblita y Dendroica petechia flavida, exclusivas de San Andrés. Recientemente ha aparecido en la isla una especie pequeña de garza blanca, Bubulcus ibis, que se alimenta principalmente de insectos y garrapatas, especie que no debe confundirse con los jóvenes de Florida caerulea, cuyo plumaje juvenil es de color blanco. Aparte de la boa ya mencionada, existen otras dos especies de serpientes en la isla, el "snake" (Coriophanes andresensis), exclusiva de la isla, y la "glass snake" o "silver snake" (Leptotyphlops albifrons), pequeña serpiente inofensiva que se alimenta de larvas, de comején, y de la cual erróneamente se asegura que produce la muerte de las gallinas cuando éstas la devoran. Existen siete especies de lagartos, o sean: la Iguana (Iguana iguana), especie de dieta vegetariana y apreciada por su carne y huevos; "ischillie" (Ctenosaura similis), especie arborícola y terrestre que se nutre de hojas; "tame lizard", "brown lizard", "paeony" (Anolis concolor), pequeño lagarto insectívoro abundante; el "blue lizard" (machos) o "green lizard" (hembras) (Cnemidophorus lemniscatus), lagarto terrestre insectívoro muy abundante, incluso en los medios xéricos; el "snake waiting boy" (Mabuya mabuya), lagarto arborícola y terrestre insectívoro; "screeching lizard" o "screechy lizard" (Aristelliger georgeensis), lagarto nocturno insectívoro, y el "little screeching lizard" o 33

"little screechy" (Sphaerodactylus argos andresensis), también de hábitos nocturnos, insectívoro, exclusivo de la isla. Conviene anotar que ninguna de las especies de vertebrados indígenas de la isla ocasiona daños apreciables a la agricultura, antes bien, debe destacarse la alta proporción de especies insectívoras. Teniendo en cuenta este factor, así como el apreciable número de especies y subespecies exclusivas de la isla, debe descartarse totalmente la idea del uso de fumigaciones masivas, con el fin de controlar insectos que puedan ser nocivos para la agricultura, pues se corre el riesgo inminente de romper el equilibrio ecológico actual y provocar la extinción de una fauna única en el mundo, tanto más si se tiene en cuenta la superficie comparativamente reducida de la isla y el uso intensivo de que es objeto en su casi totalidad con propósitos agrícolas. En este medio también se hallan varias especies de cangrejos, ineluyendo algunas. especies de cangrejos ermitaños (Pagurldae), y el "black crab" (especie indeterminada), muy apetecido por su carne. La máxima actividad de estos cangrejos ocurre durante la noche, pero después de una lluvia puede vérseles activos aun durante el día.

Habitats xéricos:
Son aquellos en que por factores edáficos o por elevada evapotranspiración la cobertura vegetal no alcanza un porte considerable, siendo el factor crítico la escasez de agua disponible para la vegetación. En la isla se hallan representados por: a) Comunidades psammófilas o de playa; b) Arrecifes elevados, y c) Matorrales calcícolas. a) Comunidades psammófilas o de playa. Se encuentran ubicadas en su totalidad en el litoral oriental de la isla y forman orlas alrededor de Johnny Cay, Cotton Cay, Rocky Cay y Haines Cayo En el litoral de la isla se extienden casi continuas a 10largo de la Bahía Sardinata hasta Lawrence Point y reaparecen localmente al sur de Icacos Cove, y más al sur forman una faja continua pero muy angosta hasta unos dos kilómetros al sur de San Luis. Corresponden a litorales de deposición donde se acumulan detritos calcáreos for34

mando "arena" blanca. La cobertura vegetal es principalmente herbácea, aunque a escasos metros del borde del mar pueden aparecer ya arbustos, árboles y palmeras. b) Arrecifes elevados. Los arrecifes elevados constituyen litoral de abrasión o acantilado de poca altura, y son formaciones coralinas fósiles elevadas más o menos tres metros sobre el nivel del mar. Estos arrecifes en algunos lugares forman una faja litoral hasta de unos 20 m. de anchura desprovista de vegetación, en la cual es casi imposible transitar por su relieve anfractuoso y poder abrasivo sobre el calzado. Gradualmente tienden a ser invadidos por una planta pionera halófila, el "salt grass" (Sesuvium portuJacastrum), que va empradizándolos y conduce a la formación de humus, en el cual se establecerán otras especies de plantas. Este empradizado permite transitar sobre estos arrecifes. Será de considerable interés en un futuro estudiar el proceso de invasión de estos arrecifes por dicha plaI\ta, ya que tales arrecifes a menudo dan acceso a lugares ideales para la pesca, asi como la rata de abrasión ejercida por el mar sobre el acantilado. c) Matorrales calcicolas. Localmente en etapas más avanzadas de la sucesión vegetal Sesuvium portuJacastrum es reemplazado por una faja de arbustos o árboles enanos de "grape" (Coecoloba uvifera), la cual ha sido destruida en su mayor parte. En otros lugares aparecen matorrales bajos y densos constituidos por Lantana spin~ Croton sp., Randia sp., Xylosma sp., ete., que pueden representar realmente etapas degradadas de un bosque primario. Estos matorrales 80n transicionales entre los habitats xéricos y mésicos. La conservación de esta vegetación tiene gran interés por cuanto ésta contribuye a la formación de humus sobre los arrecifes emergentes y a la restauración y conservación de un ambiente natural en áreas naturales no susceptibles de explotación agropecuaria. No sobra anotar que los frutos de Coccoloba uvifera son comestibles, y que en algunas de las Antillas se elabora un vino de sus frutos, aparte del valor ornamental de esta planta. Animales domésticos: Entre los animales domésticos que se observan en la isla tenemos la gallineta (Numida meleagris), la ga35

llina (Gallos gallos), el caballo (Equos caballos), la vaca (Boa taurus), el perro (Canis fantiliaris) y el gato (Fells estos). Cabe anotar la existencia en la isla de razas muy definidas de ganado caballar, vacuno y perros. Sería interesante que un zootecnista hiciera el estudio respectivo. El caballo nativo es pequeño pero fuerte, de miembros cortos, con paso de trocha, predominando los colores castaño claro, oscuro y bayo; la inserción de la cola es alta, cabeza fina y corta, jamás acarnerada; este caballo puede ser descendiente de las estirpes de Santo Domingo o Cuba. El ganado vacuno presenta un tipo pequeño de color acanelado, uniforme, de pelo corto con la región orbitaria ennegrecida; ubres muy desarrolladas, cuernos relativamente pequeños pero aguzados y erguidos. Es parecido al ganado "sanmartinero" pero con astas más cortas y ubre mayor. El perro común es un animal grande y fuerte, de pelo corto semiáspero, y su color predominante es ocráceo claro uniforme. Se anota que existieron perros y gatos cimarrones en la isla.
EL MEDIO MARINO

subdividirse en:

El medio marino, con propósitos descriptivos, puede
.

a) Zona de arrecifes y plataforma coralina, o zona sub-litoral, y b) Mar abierto o zona pelágica. Para efectos descriptivos la zona litoral se discute conjuntamente con la zona sub-litoral. (Mapa No. 5). Zona sub-litoral: La zona sub-litoral incluye la plataforma coralina sumergida y los arrecifes; aunque tradicionalmente, dentro de esta zona se incorporan las zonas con menos de 200 m. de profundidad adyacentes al litoral; circuscribimos este concepto tal como se anotó. No se dispone de información hidrográfica acerca de temperatura del agua y su estratificación, grados 36

de salinidad, contenido de oxígeno disuelto, corrientes locales (cf. l. Jaramillo), penetración cuantitativa ni cualitativa de la luz solar, etc., factores estos que requieren ser estudiados en detalle junto con su posible variabilidad estacional, a fin de poder adelantar una política sólidamente fundada con relación a la pesca. Con todo, pueden adelantarse algunas conclusiones tentativas al respecto. La temperatura media de la superficie del agua se estima que debe hallarse entre 26° y 28°C., alcanzando unos 25° o 27°C., hacia los cien metros de profundidad, o sea que debe presentar una variación no mayor de unos 2° a 3°C. a través del año en los distintos niveles en la zona sub-litoral, lo cual plantea condiciones térmicas óptimas para el desarrollo de corales formadores de arrecifes. El grado de salinidad probablemente es alto y con escasas fluctuaciones a través del año, debido a la ausencia de desembocaduras de corrientes permanentes y considerables de agua dulce; además el poco grosor de la capa de agua contribuye a que por la evaporación se incremente la salinidad. No se descarta que durante los períodos lluviosos (particularmente en los meses de septiembre a noviembre) pueda haber cierta merma en la salinidad. La poca variabilidad en el contenido de salinidad es un factor igualmente favorable para el desarrollo de arrecifes y comunidades asociadas. Las mareas son de tipo semidiurno y alcanzan hasta un pie (0,30 m.), y tienen un promedio de 0,80 pies (0,24 m.) (RAP-1963: 1-24). La poca profundidad y la limpidez del agua permiten una buena iluminación del fondo o substrato, de tal manera que pueden apreciarse detalles del fondo aun desde el exterior. El substrato consta de calizas coralígenas, y está recubierto por detritos coralinos, de moluscos, equinodermos y algas calcificadas, como coralináceas, v. gr. Jania adherens, que forman una capa blanda, suelta o "arena blanca", que alcanza hasta unos 30 cm. o más de espesor. Este material en el litoral nordeste de la isla continúa aponiéndose por arrastre, constituyendo las playas. Hacia el extremo nordeste de la isla, la bahía de San Andrés y desde ésta, en forma continua, por el Sur hasta Sterthenberg Point (frente a San Luis), se ex. tienden casi ininterrumpidas grandes "praderas de al. 37

gas" a profundidades muy reducidas. Estas "praderas" se hallan constituidas por algas, por Thalassia sp. y por una Zoosteraceae, y estas plantas alcanzan una altura de 0.5 a 1 m. sobre el fondo, formando en algunos lugares una cobertura total, en otros, manchones contiguos de algunos metros cuadrados de superficie, y proveen un habitat muy favorable para peces de pequeño tamaño, erizos marinos, etc., y, por tanto, constituyen excelentes áreas productoras del alimento para especies mayores de peces de importancia económica. Infortunadamente por su inmediata vecindad al litoral y a los centros más poblados son áreas sobreexplotadas desde el punto de vista pesquero. Tan solo en Rose-Cay se ha establecido una reserva llamada "El Acuario". Dentro de la plataforma se hallan numerosos núcleos de arrecifes, algunos de los cuales tienen hoy considerable desarrollo y alcanzan centenares de metros. La plataforma coralina sumergida puede subdividirse en dos grandes sectores: 19 Un sector de poca anchura que se extiende paralelo e inmediato al litoral occidental de la isla, en el cual existen arrecifes sumergidos inmediatos al litoral, éste adquiere mayor anchura en el Sur de la isla, y allí existen depósitos de "arena coralina"; se continúa esta orla por el litoral oriental desde South Point, interrumpiéndose en South ChanneI. Desde South Channel hasta Sound Bay, esta angosta plataforma se prolonga de nuevo, con depósitos de "arena" calcárea y de arrecifes. Al nordeste de San Luis comienza un segundo sector que tiene mayor importancia por la gran superficie que ocupa. 29 El segundo sector de la plataforma se halla bordeado o limitado del mar abierto por una barrera o escollera coralina continua en gran parte. Se inicia al nor-noreste de North Point o con una barrera que se extiende en dirección nor-nordeste por cerca de un kilómetro, en el cual apenas se hallan algunos arrecifes llamados Blowing Rocks. A medio kilómetro, al noroeste de Johnny Cay, reaparece la barrera que adquiere una dirección general nor-noroeste arqueándose ligeramente hacia el Sur, y, prolongándose virtualmente, continúa por cerca de 7 kilómetros, delimitando una vasta área de plataforma coralina. Esta plataforma tiene una depresión longitudinal, la Bahía Baja o Chan-

38

nel que facilita el acceso de embarcaciones por el Sur hacia la bahía de San Andrés. En la plataforma emergen cinco islas pequeñas o cayos, de origen coralino, cuya cobertura vegetal consta principalmente de un matorral de plantas halófilas, como Batis maritima, Toumefortia gnaphalioides, arbustos o arbolitos de Coccoloba uvifera y Cordia sebes. tena, y numerosas palmeras de coco. Tales cayos son: Johnny Cay, Rocky Cay, Rose Cay y Haynes CayoAdemás en Sound Bay existe otro pequeño cayo. La costa desde Icacos Cove hasta South Point, presenta arrecifes en desarrollo; éstos también son conspicuos en Rocky Cay, Cotton Cay y Johnny Cayo El colorido del agua marina revela fácilmente el tipo del substrato, así donde el colorido es verde azulado claro, el substrato presenta una capa de "arena" calcárea, y no hay gran desarrollo de vegetación; los lugares con coloración azul intenso o azul violado corresponden a "praderas" subacuáticas o sitios de mayor profundidad. Debe ponerse énfasis particular en el hecho de que la plataforma coralina y sus arrecifes constituyen los lugares de máxima productividad pesquera, pero que debido a la sobreexplotación actual ha venido declinando fuertemente su rendimiento, como lo evidencia la pesca obtenida actualmente por los residentes de la isla. Para una adecuada planeación del manejo pes<p!ero es imprescindible adelantar un detenido estudio de la fauna y la flora de esta zona. Dicho estudio debe comprender un inventario global de las especies que la habitan, un estudio ecológico general, un estudio ecológico particular de las especies de importancia económica y debe ser complementado con una reglamentación fundada en los resultados de estos estudios. La existencia de la barrera coralina así como la poca profundidad disminuyen notablemente el oleaje, el cual, sin embargo, acarrea constantemente hacia las playas detritos orgánicos y fragmentos de algas, a lo cual contribuye la dirección predominante de los vientos (Este o Nordeste). Aparte de los peces, los vertebrados señalados en la plataforma se hallan representados por aves marinas. Cetáceos ocasionalmente aparecen en las vecindades de la plataforma, pero sin penetrar a esta zona; los cetáceos que ocurren en el área se los denomina 39

vulgarmente "papas", y no son objeto de caza alguna. Solamente se ha registrado de la isla una especie, Globieephala melaena, que como las otras posibles especies que se encuentran alrededor de la isla, debe ser una especie errátil. Las aves marinas conocidas en aguas de San Andrés son: "Booby" (Sula sula). Se dice que esta especie anida en el Cayo Albuquerque, al Sur de la Isla de San Andrés. Durante nuestra estadía no fue observado ningún ejemplar de estas aves. "Pelican" (Pelecanus occidentalis carolinensis), migratoria de Norteamérica, casual en aguas de San Andrés, desconocida para la mayoría de los residentes de la isla. Durante nuestra estadía se observó y capturó un solo individuo en la Bahía de las Sardinas o Bahía Sardinata. La especie se alimenta de peces de tamaño muy pequeño que no tienen importancia económica. "Man - o War" o "Portuguese" * (Fregata magnificens). Individuos de esta especie fueron observados en el litoral durante todos los días de nuestra estadía. La especie tiene utilidad, pues se alimenta de carroña y residuos orgánicos principalmente arrojados al mar por los pescadores. Larus atricilla. Esta gaviota ha sido señalada una vez en el litoral de San Andrés. Tha1asseus maximus. Especie de gaviota migratoria de Norteamérica, que frecuenta el litoral de la isla. En San Andrés y en los cayos adyacentes no existe ninguna colonia de nidación de aves marinas. En los Cayos de Serranilla existen importantes colonias de nidación de bubias (Sula leucogaster y Sula sula),. las cuales son explotadas para la obtención de huevos, sin control alguno, por pescadores provenientes de Jamaica, durante los meses de junio a agosto. "Noddy" (Anous stolidus). Especie de gaviota que se nutre de pequeños peces carente s de importancia económica. Las playas de la bahía de San Andrés fueron años atrás, según informes recibidos, un sitio de nidación

-

.
40

Con los nombres de "Man -o -W8J'''

y "Portuguese"

se conoce

también una medusa de gran tamafio, muy temida por los pescadores.

de la tortuga carey o "Hawks bill" (Eretmochelys imbricata), la "green turtle" (Chelonia mydas), y la falsa carey (Caretta caretta). Parece que aún algunas tortugas llegan a desovar allí, como 10 sugiere el hallazgo reciente en dicha pla:ra de un esqueleto. Estas especies, y muy especialmente los sitios de desove, merecen la máxima protección que pueda brindárseles. Los peces serán tratados en capítulo aparte. En la faja litoral o intertidal, o sea la que está sometida a la influencia directa de las mareas, la fauna se caracteriza por el predominio numérico de diversas especies de cangrejos del orden Decapoda y pequeños caracoles, como Nerita versicolor, Nerita tessellata y Nerita pleurodonta, y quitones (Chiton sp.). Esta zona constituye territorio de alimentación de especies de chorlos migratorios de Norteamérica, tales como Arenaria interpres. Además en esta zona se hallan abundantes crustáceos diminutos en las masas de algas desprendidas arrojadas por el oleaje. En las inmediaciones de playas a pocos metros de la faja interdital y en profundidades de 1 m. o menos, localmente pueden aparecer praderas de Thalassia sp., Zoosteraceae y algunas algas, en lugares donde no existen colonias de corales. Estos sectores son ricos en pequeñas especies de peces, y en ellos son frecuentes cardúmenes de una especie de sardina (Harengu]a pensacolae), especie que en Cuba ha sido utilizada para enlatados, y que actualmente se la pesca con atarraya como carnada y ocasionalmente para consumo humano. En este ambiente pueden hallarse algunos pequeños caracoles, holoturias (Fig. 12) (Sea cats), y algunas esponjas pequeñas. En lugares donde el substrato es coralino o alternan "arena" calcárea con masas coralinas y donde generalmente el oleaje es más intenso, abundan erizos marinos "sea eggs" de varias especies, entre las cuales descuella Diadema antillarum (Fig. 13), especie cuyo cuerpo alcanza a unos 10 cm. de diámetro, y cuyas púas, de color negro, llegan a 20-30 cm. de longitud. Esta especie en particular constituye un verdadero peligro para los bañistas y pescadores submarinos, debido a su presencia en inmediaciones de playas sobre substrato rocoso o coralino consolidado, pues está presente en todos los sitios de atracción turística, y la enorme densidad de población que puede alcanzar (hasta unos 30 ejemplares por metro cuadrado). Las púas 41

de esta especie son muy venenosas y pueden, a pesar de ser frágiles, perforar una bota de cuero, según lo pudimos comprobar por experiencia personal. No sería improbable que el número de erizos en los sectores de acceso a los bañistas haya sido incrementado debido a la pesca incontrolada, dentro de la plataforma coralina, de especies cuya dieta está constituída principalmente, o en gran parte, por estos erizos (v. gr. Balistes vetula) (Fig. 2) u "old wife" y el "pez erizo" (Diodon sp.) y especies de Labridae. Las otras especies revisten menor peligro, ya que sus púas son menos largas, pero no son despreciables por las lesiones que pueden ocasionar. Algunas especies de erizos de mar son objeto de consumo humano en Europa, tanto que en otoño es posible ver vendedores ambulantes de erizos marinos en las calles de París. Pudimos comprobar por degustación su excelente sabor, aun crudos y sin condimentar. Un estudio de la biología de estos erizos en este medio es menester para lograr su control adecuado, así como las posibilidades de utilizarlos como una fuente adicional de proteínas y de un menú cotizado internacionalmente. En idéntico medio se encuentran variadas especies de anémonas de mar y de actinias de vistosos colores, así como moluscos Nudibranquios, corales pequeños, esponjas, caracoles vistosos, etc., que contribuyen al embelle~imiento del paisaje subacuático accesible a todos los turistas y a la recreación. En estos sectores abundan pequeñas especies de caracoles, tales como Conus spp.~ pequeñas especies de Strombus y "porcelanas" (Oliva sp.), etc., en todos los lugares visitados por nosotros. Estos moluscos, por su belleza y cantidad, constituyen un incentivo para recolectores de conchas por afición o para la manufactura de collares y otros ornamentos. A profundidades mayores dentro de la plataforma coralina (3-6 m.) son relativamente abundantes caracoles gigantes o "cols" (Strombus gigas) (Fig. 11), que los pescadores obtienen buceando. Se utilizan localmente, extrayendo el cuerpo del animal como carnada para pesca o, previa remoción de la piel, como alimento cocido a menudo para confeccionar pastelillos o platos muy apetitosos y de muy fácil adquisición. Para extraer el cuerpo del animal los isleños golpean con una lámina metálica la concha a nivel de la 42

tercera espira, después introducen por esta abertura un cuchillo, con el cual cercenan el cuerpo, a fin de desprenderlo, con 10 que obtienen rápidamente la casi totalidad de la masa aprovechable. Las conchas son desechadas por los isleños, pero por su tamaño y vistosidad, son muy apreciadas por los turistas como artículo ornamental, y por los coleccionistas de conchas, tal como pudimos comprobarlo personalmente en el aeropuerto a nuestra llegada. Es llamativo el hecho de que en la isla no se encuentra un solo almacén o tienda en que se ofrezcan al turista artículos a manera de "souvenir", tales como estas conchas o artefactos elaborados con conchas, corales, ete., como se observa en otros centros turísticos costaneros de renombre (v. gr. Isla de Margarita, Cartagena, Miami, ete.). Lamentablemente pudimos comprobar que las especies de langostas, altamente apreciadas por los gastrónomos, ha mermado considerablemente en aguas de San Andrés. Como prueba de ello, puede señalarse su escasez en el mercado, así como el reducido tamaño de los individuos que se capturaron. En esta zona, además de las colonias subacuáticas de madréporas de gran belleza, se hallan peces de vistoso colorido, tales como Searidae, Labridae, Chaetodontidae, cuya presencia siempre se halla subordinada a la existencia de madréporas, así como también "abanicos marinos" (Gorgonia sp.), cuyo colorido rosado lilacino y su compleja estructura que semeja un encaje, hacen que sean muy apreciadas como objetos ornamentales. Infundadamente se tiene un temor a los pequeños pulpos o "sea cats" (Octopus sp.) que existen en este ambiente, y cuyo tamaño es pequeño; la carne de los pulpos y de los calamares no es consumida por los habitantes de la isla, excepto algunos inmigrantes europeos allí radicados. También existen en esta misma zona gran variedad de especies de esponjas, algunas de gran tamaño y de gran interés científico, a más de su valor estético. La barrera coralina tiene, además, gran importancia en la protección de una considerable parte de la isla contra efectos del exagerado oleaje provocado por huracanes o vientos fuertes, aun cuando los huracanes pueden producir considerables deterioros dentro de las colonias de corales al romper las colonias de porte ar43

borescente y depositar los fragmentos a considerable distancia, o bien mediante el desplazamiento de grandes volúmenes de "arena" calcárea que sepultan colonias coralinas preexistentes, y pueden llegar a formar, inclusive, pequeñas islillas de este material. Los dos elementos más importantes de la mencionada barrera son, en primer término, Aeropora paImata (Fig. 8), cuyo porte puede exceder los dos metros, y es el coral que en esta región alcanza mayor volumen. Se halla además en el interior de la plataforma coralina formando colonias menores y algunas colonias pequeñas pueden hallarse junto al litoral a escasa profundidad. La segunda de estas especies es Aeropora cervieomis (Fig. 7), que se encuen1;fa tanto en la barrera como en la plataforma, siendo más frágil que la anterior por su menor robustez. Por sus superficies abrasivas estas dos especies, particularmente la segunda, limitan las actividades de los buceadores poco expertos. Además por su cl"ecimiento vertical relativamente más acelerado, estas dos especies tienen una gran importancia en la formación de las escolleras. A más de las especies mencionadas, se colectaron corales de porte laminar (Millepora eomplanata) (Fig. 6), (Agaricia agaricites), de porte globoso o almohadillado (Montastrea sp., Isophyllastrea spp., Meandrina sp.), y de porte ramificado (Millepora alcieornis, MilIepora sp., Porites porites) (Fig. 10). Se anota que pese a los esfuerzos desplegados la representación de especies de corales probablemente se incremente mediante futuras colecciones en una forma notable. Será de gran importancia el poder precisar la distribución de cada una de estas especies dentro de la plataforma de arrecifes, ya que cada una de ellas tiene requerimientos ecológicos propios, y que los corales en las áreas en que ocurren no solo representan la mayor biomasa, sino también son un factor decisivo en la repartición de diversas especies de peces por los microhabitats que ellos crean. Debido a la premura del tiempo y dificultades que no pudieron ser superadas, no se realizaron colecciones de plankton marino. En un inmediato futuro, si se pretende promover el desarrollo nacional de la pesca deportiva e industrial, se requerirá un estudio completo y detallado del plankton. 44

Mar abierto: Circundando la barrera coralina se halla el mar abierto reconociblede inmediato por el coloridoazul intenso Y el mayor tamaño del oleaje. Los pescadores locales penetran poca distancia en el mar abierto debidoal uso de botes o canoas provistas de "vela latina" y la carencia de motores adecuados. En el sectGrnorte de la isla la mayoría de los pescadores que penetran en el mar abierto lo hacen cerca de la barrera de arrecifes, en las inmediaciones de Blowing Rocks y de la barrera que se extiende al nor-nordeste de North Point; además, al este de San Luis. Por el lado occidental de la isla generalmente no se aventuran mar adentro sino distancias muy cortas, debido a condiciones adversas para la navegación, con embarcaciones pequeñas de remo y vela. En la actualidad los peces de mayor tamaño que se consumen en el mercado provienen,al menos en su mayoría, de los sectores de mar abierto aledaños a la barrera o el litoral o de Albuquerque Cay. Entre ellas figuran la barracuda o barracuta (Sphyrena barraeuda) (Fig. 27), la sierra, el marlin, dolphin (Coryphaena hippurus), bonito (Thonnus sp.) (Fig. 28), mero y róbalos (Centropomus spp.) (Fig. 20).

45

111 SISTEMATICA
FLORA

Presentamos una lista de plantas de la Isla de San Andrés, ordenadas por el sistema de Engler y dentro de cada familia en el respectivo orden alfabético. Esta lista, en especial lo referente a plantas marinas, es resultado de nuestras colecciones; en lo que atañe a las plantas terrestres, son datos suministrados por el Herbario Nacional Colombiano, dependiente del Instituto de Ciencias Naturales, y resultado de las excelentes colecciones hechas por el doctor A. Fernández Pérez en 1956 y 1963, Y los doctores J. H. Torres, G. Lozano et alter en 1966, quienes nos facilitaron los datos por comunicación personal. Con anterioridad a estos estudios están las. colecciones de la "Catherwood Chaplin West Indies Expedition", de la Academia de Ciencias de Philadelphia, que estuvo en San Andrés en 1948; los de la "Fifth George Vanderbilt Expedition" en 1941 y la del botánico costarricense Rafael A. Toro.

47

~'6:JJPP

~do4:JJa

-1': .1J.et

..,~

,..

.
",

Sería conveniente la elaboración de una flora de las islas, trabajo muy adelantado por el botánico del Instituto, doctor Fernández Pérez, en la cual se considerarían las especies, géneros y familias de las plantas comprendidas en el área isleña, claves para su determinación, descripciones, nombres científicos de cada taxon, nombres vulgares, usos e importancia económica, distribución; algunas consideraciones ecológicas e ilustraciones. No se escapa a la consideración la utilidad que tendría esta obra, no solo desde el punto de vista científico, sino la gran importancia técnica que tendría para los agrónomos, los geólogos, los ecólogos, los farmacéuticos y, en fin, para los técnicos que estudien el desarrollo de las islas; pero aún más, si el turismo se quiere orientar en una vía más amplia y neficia a los isleños, una publicación de este tipo sería

distintadelmercadeoturístico actual, que en poco be-

,J'
,

recorrer los sitios que visita con su flora en mano. Comouna muestra de esto que afirmamos nos permitimos adjuntar una lista de los registros que en la <'Z actualidad poseemos sobre la flora de la Isla de San

un estímulopara determinado tipo de turista, en es'pecialel americanodel norte, que está acostumbrado a

, Andrésde y

Johnny

Cayo

El número que se halla precediendo el nombre de la respectiva familia corresponde a la secuencia numérica de familias, según el orden de Engler & Prantl.

ALGAE
215. CODIACEAE:

Avravillea rawsoni (Dickie) Howe Nueva para Colombia. Halimeda tuna (EIlis & Solander) LamouroWt Penicillus capitatus Lamarck
216. VALONIACEAE :

-

CIadophoropsismembranaceae (C. Agardh) Borgesen Valonia ocellata Howe Nueva para Colombia.

-

49

w

I
~ ID Q. 13" ID

~ g ~ pI

~~J

231. DICTYOTACEAE: Dictyopteris delieatula Lamouroux (Fig. No. 1). Dictyota ciliolata Kützing Dictyota dentata Lamouroux Dictyota jamaicensis Taylor Padma gyntnospora (Kützing) Vickers (Fig. No. 2). 259. SARGASSACEAE: Sargassum bermudense Grunow Sargassum phylipendula C. Agardh Sargassum polyceratum Montagne Sargassum sp. (Fig. No. 3) Turbinaria tricostata Barton Nueva para CoIombia (Fig. No. 4).

-

273. HELMINTHOCLADIACEAE: Liagora ceranoides Lamouroux Liagora valida Harvey
274. CHAETANGIACEAE: Galaxaura sp.

279. CORALLINACEAE: Janiaadherens Lamouroux

308. RHODOMELACEAE: Chondria sp.

PTERIDOPHYTA
POLYPODIACEAE:

Acrostichium aureum L. Nephrolepis exaltata (L.) Schott Thelypteris normalis (C. Chr.) Moxley 51

'ds 1D11SS'8!.I1IS t 'lId -

~

PHANEROGAMA
6. TYPHACEAE: Typha angustifoJia L. 17. GRAMINEAE: Andropogon bicornis L. Cenchrus pilosus HBK. Eleusine indica (L.) Gaertn. Lasiacis ruscifolia (HBK.) Hitchc. Saccharum officinarum L. Sporobolus virginicus (L.) Kunth
18. CYPERACEAE:

Cyperus ligularis L. Cyperus luzulae (L.) Retz. Cyperus rotundus L. Cyperus tenuis Sw. Fimbristylis spathacea Roth KyUinga peruviana Lam. Scleria mitis Berg.
19. PALMAE: Cocos nucifera 21. ARACEAE: Colocassia esculenta L. L.

30. BROMELIACEAE: BromeJia pinguin L.

31. COMMELINACEAE: Commelina 37. LILIACEAE: elegans HBK.

Aloe vera L. Pancratium littorale Jacq. Smilax spinosa Mill. 53

'~"8~SO:>t~

'!It.matq.m.L -!1

ojjt,i

46. MUSACEAE:

Musa sapientum L.
51. ORCHIDACEAE:

Brassavola nodosa (L.) Lindl.
54. PIPERACEAE: Potomorphe peltata (L.) Miq.

64. MORACEAE: Cecropia peltata L. Chlorophora tinctoria Ficus spp. "Fig" .
65. URTICACEAE:

(L.) Gaud.

Pilea macrophyIla (L.) Liebm. 77. POLYGONACEAE: Coccoloba uvifera (L.) Jacq. Polygonum punctatum Ell. 79. AMARANTHACEAE: Alternanthera ficoidea (L.) R. Br. Amaranthus cruentus L. Philoxerus vermicularis (L.) R. Br.
80. NYCTAGINACEAE:

Bouganvillea spectabilis Willd.
81. BATIDACEAE: Batis maritima L.

83. PHYTOLACCACEAE: Microtea debilis Sw. Petiveria alliacea L. Rivina humilis L.

55

~
84. AIZOACEAE:

Sessuvium portulacastrum L.
85. PORTULACACEAE:

Portulaca oleracea L.
94. MENISPERMACEAE:

Cissampelos pareira L.
98. ANNONACEAE:

Anona muricata L.
102. LAURACEAE: Persea americana Miller

107. CAPPARIDACEAE: Capparis badueea L. Cleome spinosa L. Cleome viscosa L.
109. MORINGACEAE:

Moringa oleüera Lam.
130. ROSACEAE:

Chrysobalanus ¡caco L.
134. MIMOSACEAE: Leucaena leucocephala (Lam.) De Wit

135. CAESALPINACEAE:

Cassia grandis L.f. Delonix regia (Bojer) Raf. "Flame-tree". Ditremexa occidentalis (L.) B. & R. Poinciana pulcherrima L. Tamarindus indica L. "Tamarind". 56

137. F ABACEAE:

Abrus precatorius L. Cajanus luteus DC. "Bean". Crotalaria retusa L. Crotalaria verrucosa L. Desmodium canum (Gmel.) Sehinz & TheIl. Phaseolus lathyroides L. Rhynchosia minima (L.) DC. Vigna luteola (Jaeq.) Benth.
146. RUTACEAE: Amyris sylvatica Jaeq.

148. BURSERACEAE: Bursera simaruba (L.) Sarg.

149. MELIACEAE: Trichilia hirta L.

156. EUPHORBIACEAE: Acalypha alopecuroides Jaeq. Croton glabellus L. Euphorbia brasiliensis Lam. Euphorbia hirta (L.) Millsp. Euphorbia hyssopifolia (L.) Small. Hippomane mansinella L. "Manehineel". Jatropha gossypiifolia L. Manihot dulcis (Gmel.) Pax Phyllanthus amarus Seh. & Thonn. PhyIlanthus niruri L. Ricinus communis L.
162. ANACARDIACEAE:

Mangifera indica L. Spondias mombin L. "Plum-tree".
167. CELASTRACEAE: Rhacoma sancti-andreae A. Fdz. sp. nov. ¡ned.

57

168. HIPPOCRATEACEAE:

Bippoeratea volubiJis L.
174. SAPINDACEAE:

Mefieoeeabijuga L. PaulIinia cururu L. Sapindus saponaria L.
178. RHAMNACEAE: Phyllostylon rhamnoides (Poiss.) Taub. Ziziphus mauritiana Lam.
183. TILIACEAE:

Triunfetta lappula L.
184. MALVACEAE:

Gossypium barbadense L. Hibiscus rosa-sineusis L. Hibiscus schizopetalus (Mart.) Hook. Hibiscus tiliaceus L.
209. FLACOURTIACEAE:

Casearia aculeata Jacq. 232. COMBRETACEAE:

Conocarpus erecta L. Terminalia cattapa L. "Almond".
239. ARALIACEAE: Dendropanax arboreus (L.) Dec. & Pl.

260. LOGANIACEAE:

Spigelia antheImia L.
263. ApOCYNACEAE:

Plumeria alba L. Rauvolfia tetraphylla L. Echites umbellata Jacq.
58

265. CONVOLVULACEAE: Ipomea batatas (L.) Lamarck Ipomea pes-caprae (L.) Roth Merremia umbellata (L.) Hall. f.
269. BORAGINACEAE:

Cordia sebestena L. Heliotropium angiospermum Murray Tournefortia gnaphalodes (L.) R. Br.
270. VERBENACEAE:

Phyla nodiflora (L.) Greene Priva lappulacea (L.) Pers. CaI1icarpa aeuminata HBK. Verbena littoralis HBK.
271. LABIATEAE: Ocimum micranthum 274. SCROPHULARIACEAE: Capraria biflora L. Willd.

283. ACANTHACEAE: Blechum brownei Juss. Thunbergia fragrans Roxb.
287. RUBIACEAE:

Alibertia edu1is A. Rich. Hamelia patens Jacq. Morinda citrifolia L. Morinda roioc L. Psychotria carthagenensis Jacq.
292. CUCURBITACEAE:

Momordica charantia L.
59

299. COMPOSITAE: MeIanthera aspera (Jacq.) Rich. Wedella brasiliensis (Spreng.) Blake
FLORA DE JOHNNY CAY

19. PALMAE:

Cocos nucifera L.
81. BATIDACEAE:

Batis maritima L.
137. F ABACEAE:

Rhynchosia minima (L.) DC.
146. RUTACEAE: Zanthoxylom fagara L. "Prickly yellow".

147. SIMAROUBACEAE:

Suriana maritima L.
156. EUPHORBIACEAE:

Euphorbia mesembryanthemifolla
226. LYTHRACEAE: Cuphea 265. carthagenensis (Jacq.)

Jacq.

McBride

CONVOLVULACEAE: Merremia umbeIlata (L.) Hall. f.

269. BORAGINACEAE: Cordia sebestana L. Tournefortia gnaphalodes (L.) R. Br. 60

~da U. "/.ti? "

Fig. 6- Milleporacomplanata.

I Ij

270. VERBENACEAE: Staehytarpheta 274. jamaicensis (L.) Vahl

SCROPHULARIACEAE: Capraria biflora L.

293.

CAMPANULACEAE: Isostoma longiflora (~.) Presl

299.

COMPOSITAE: Conyza canadensis L.

FAUNA
INVERTEBRADOS MARINOS

Phylum PORIFERA (Esponjas) Diversas especies aún no identificadas. Phylum CNIDARIA (Medusas, Corales, Actinias) Clase HYDROZOA Orden MILLEPORIDA Familia MILLEPORIDAE: Millepora alcicornis Linnaeus Millepora compIanata Lamarck (Fig. 6). MiUepora sp. Clase SCYPHOZOA (Medusas): Especies indeterminadas. n. v. "man o war", "portuguese" .

- -

Clase ANTBOZOA (Corales) Subclase Alcyonaria. Orden GORGONACEA 62

ES/N./4 ...,,¡.~

Fig. 7- Acropora cervicornis.

Familia GORGONIDAE: Gorgonia sp.

Subclase Zoantharia. Orden SCLERACTINIA Suborden Archeocaeniida Familia ACROPORIDAE: Acropora cervicornis (Lamarck) (Fig.7) Acropora palmata (Lamarck) (Fig. 8) Suborden Astraeoida Superfamilia Faviicae Familia HELIASTRAEIDAE: Subfamilia Heliastraeinae: ~ontastrea spp. Superfamilia ~ussiicae Familia MUSSIDAE: IsophyIlastrea sp. Suborden Meandriida Familia MEANDRINIIDAE: Meandrina sp. Suborden Fungiida Superfamilia Thamnastericae Familia AGARICIIDAE: Agaricia sp. (Fig. No. 9) Superfamilia Poriticae Familia PORITIDAE: Porites asteroides Lamarck Porites porites (PaIlas) (Fig. No. 10) 64

Fig. 8

- Acropora paJmata.

Phylum MOLLUSCA (Moluscos) Clase AMPHINEURA (Quitones) Orden POLYPLACOPHORA Suborden Teleoplacophora Familia CHITONIDAE: Chiton sp. Clase GASTROPODA (Caracoles) Subclase Prosobranchia. Orden ARCHAEOGASTROPODA Superfamilia Pleurotomariaceae: Especies indeterminadas. Superfamilia Neritacea Familia NERITIDAE: Especie nueva para Nerita pleurodonta Colombia. Nerita tessellata Especie nueva para Colombia. Nerita versicolor - Especie nueva para Colombia.

-

-

Orden MESOGASTROPODA Superfamilia Strombacea Familia STROMBIDAE: Strombos gigas Linnaeus (Fig. No. 11). Strombos spp. Orden NEOGASTROPODA Superfamilia Volutacea Familia OLIVIDAE: Subfamilia Olivinae: Oliva spp. Superfamilia Conacea Familia CONIDAE: Conos spp. 66

i
.!!I
'i~

~!

i~ < I Q

l

Clase OPISTHOBRANCHIA Orden NUDmRANCHIATA Género indeterminado. Clase CEPHALOPODA Subclase Dibranchiata Orden OCTOPOIDA Familia OCTOPODIDAE: Octopus sp. "Sea cat" Clase PELECYPODA (Almejas, Ostras) Subclase Prionodesmacea. Orden TAXODONTA Suborden Arcacea Familia ARCIDAE: Arca spp. Subclase Teleodesmaeea Orden HETERODONTA Venus sp. Phylum ARTHROPODA Subphylum Crustacea Clase CffiRHIPEDIA Orden THORACICA Suborden Pedunculata Familia PENTASPIDAE: Lepas sp. Clase MALACOSTRACA (Cangrejos, Langostas, etc.) Subclase Eumalacostraca Orden DECAPODA Suborden HeterocheJida Familia PAGURIDAE: pagurus sp. Diversas especies indeterminadas. 68

~~.~I

.~

',a~

Fig. 10 - Poritesporites.

Phylum ECBINODERMATA (Estrellas, erizos y cohombros de mar) Subphylum Eleutherozoa Clase BOLOTBURIOIDEA (Cohombro de mar, Sea caks) (Fig. No. 12) Varias especies aún no identificadas. Clase STELLEROIDEA (Estrellas de mar) Especies no identificadas. Clase ECBINOIDEA (Erizos de mar) Subclase Regularía Especies no identificadas. Orden CIDAROIDA Familia CIDARIDAE: Especies no identificadas. Orden AULODONTA Suborden Diademina Familia DIADEMATlDAE: Diadema antillarum (Fig. No. 13). Diadema sp. Subclase Irregularia Especies no identificadas.
ESPECIES TERRESTRES

Phylum MOLLUSCA Clase PULMONATA (Caracoles terrestres) Cecilioides consobrina (D'Orbigny) Gastrocopta contracta (Say) Gastrocopta pellucida (Pfeiffer) Gastrocopta servilis (Gla.) Bawaiia minuscula neomexicana Cockerell & Pilsbry Bencina faseiata Pilsbry Lacteoluna selenina (Gould) 70

Fig. 11- strombus gigas.

t.

¡ Microceramus concisus (Mov.) Opeas micra (D'Orbigny) Subulina octona (Brugiere) Thysanophora plagioptycha (Shutte) TruncatelIa bilabiata Pfeiffer
VERTF.BRADOS

Clase MAMMALIA Orden CHIROPTERA Familia PHYLLOSTOMATIDAE: Artibeu~ jamaicensis Leach ("Bat") Familia MOLOSSIDAE: Molossus molossas (PalIas) ("Mouse bat") Orden RODENTIA Familia MURIDAE: Mus musculus Linnaeus ("Mouse") Rattus rattus (Linnaeus) ("Rat") Orden CETACEA Familia DELPHINIDAE: Globicephala melaena (Trail) ("Papa") Clase AVES (Especies marinas) Orden PELECANIFORMES Familia PELECANIDAE: Pelecanus occidentalis Linnaeus ("Pelican") ; no citado previamente para la isla. Sula sula (Linnaeus) ("Booby") Familia FREGATIDAE: Fregata magnificens Matthews ("Man -0-

War")

Orden CHARADRIFORMES Familia LARIDAE: Larus atricilla Linnaeus; migratorio; citado para la isla previamente.

no 73

'mD.1'8m~U'6 '6tImP'8J(I-

ti .~

~,,.,."/Z ~

Sterna fuscata Linnaeus Anous stolidus (no citado anteriormente para la isla). Thalasseus maximus Hydroprogne caspia
ESPECIES NO MARINAS

Orden CICONIIFORMES Familia ARDEIDAE: Hydranassa tricolor (P.L.S. MüIler) Bubulcus ibis (Linnaeus) Florida caerulea (Linnaeus) Butorides virescens (Linnaeus) Orden COLUMBIFORMES Familia COLUMBIDAE: Columba leucocephala Linnaeus Zenaida asiatica (Linnaeus) Leptotila jamaicensis neoxena (Cory) Orden CUCULIFORMES Familia CUCULIDAE: Coccyzus minor abbotti Stone ("Old man bird") Crotophaga ani Linnaeus ("Corn bird") Orden APODIFORMES Familia TROCHlLIDAE: Anthracothorax prevosti

("God bird")

Orden PASSERIFORMES Familia TYRANNIDAE: Elaenia martinica cinerascens Ridgway Familia MIMIDAE: Mimus polyglottos magnirostris Cory ("Nigh tingale")

75

:,

Familia VIREONIDAE: Vireo caribaeus Bond & De Schauensee Vireo altiloquus canescens (Cory) Familia COEREBIDAE: Coereba flaveoIa oblita Grescom Familia PARULIDAE: Dendroica petechia fIavida Cory Familia ICTERIDAE: Icterus leucopteryx lawrencü Cory ("Banana bird") Familia FRINGILLIDAE: Tiaris bicolor grandior Cory ("Grass bird") Clase REPTILES Orden TESTUDINATA

Familia CHELONIDAE: Chelonia mydas Linnaeus ("Green turtle") Eretmochelys imbricata (Linnaeus) ("Hawks biIl"). Caretta caretta (Linnaeus) Familia KINOSTERNIDAE: Kinostemon albogulare Dumeril & Bocourt ("Shankwa", "Shwanka") Orden SQUAMATA Suborden Sauria Familia IGUANIDAE: Iguana iguana (Linnaeus) ("Iguana") Ctenosaura similis J. E. Gray ("Ishillie") Anolis concolor Cope ("Little brown lizard") Familia SCINCIDAE: Mabuya mabuya (Lacépooe) ("Snake waiting boy") 76

rñ :s ~

~ S aS s:: o s;¡. \i1 E-t I "" .... !P li4

I

i

Familia TEIIDAE: Cnemidophorus lemniscatus (Linnaeus) ("Blue lizard", "Green lizard") Familia GEKKONIDAE: Aristelliger georgeensis (Bocourt) ("Screechy", "Screeching lizard") Sphaerodactylus argos andresensis Dunn & Saxe ("Little screeching lizard") Suborden Serpentes Familia LEPTOTYPHLOPIDAE: Leptothyphlops albürons Wagner ("Glass snake", "Silver snake") Familia BOIDAE: Boa constrictor Linnaeus ("Bowla", "Snake")
Familia COLUBRIDAE: andresensis Bailey ("Snake") Coniopbanes

Clase AMPHmIA Orden SALIENTIA
Familia LEPTODACTYLIDAE: Leptodactylus ¡nsularis Barbour ("Toad")

PECES DE LA ISLA DE SAN ANDRES Y CAYOS PROXIMOS

Clase CHONDRICHTHYES Orden GALEIFORMES

Familia GALEORHINIDAE: Negaprion brevirostris (Le Shark") . 78

Sueur)

("Sand

i
~ gf ~
~

I I 10 ...

lID ¡

Orden RAJIFORMES
Familia DASYATIDAE: Dasyatis americana ("Ray"). Clase OSTEICHTHYES Orden ELOPIFORMES Familia MEGALOPIDAE: Megalops atlanticus Cuvier & Valenciennes ("Sábalo", "Tarpón") (Fig. No. 14). Familia ELOPIDAE: Elops saurus Linnaeus
Familia ALBULIDAE: Albula vulpes Linnaeus

("Macabí).
("Macabí") (Fig. 15).

Orden ANGUILLIFORMES ("Sea snakes"). Familia XENOCONGRIDAE: Chilorhinus svensonii Lütken Kaupichthys atlanticus Familia MURAENIDAE: Enchelycore nigricans Enchelycore sp. Gymnothorax moringua (Cuvier) Gymnothorax vicinus Muraena bostoniensis Le Sueur Familia O&HICHTHIDAE: AhIia egmontis (Jordan) Myrichthys acuminatus Orden CLUPEIFORMES Familia DUSSUMIERIIDAE: Jenkinsia lamprotaenia (Gosse) 80

11

4

-a ~ u ~ g.

! ~ I ti) ...
i

Familia CLUPEIDAE("Sardina", "Sardines"): HarenguIa clupeoJa (Valenciennes) HarenguJa humeralis (Cuvier) Harengula majorina Storey Harengula pensacolae SardineDa anchovia Valenciennes Orden SALMONIFORMES Familia SYNODONTIDAE: Synodus synodus (Linnaeus)
Familia P ARALEPIDIDAE:

Sudis vanderbilti Fowler Familia MYCTOPHIDAE: Diaphus elucens Diaphus dumerilü (Bleeker) Diaphus lucidus (Goode & Bean) Myctophum affine (Lütken) Orden ATHERINIFORMES Familia ATHERINIDAE: Atherinomorus stipes (MüIler & Troschel) Atherinomorus araeus (Jordan & Gilbert) Familia EXOCOETIDAE ("Peces voladores", "Flying fishes", "agujetas", "Half beaks"). Cypsilurus heterurus (Rafinesque) Cypsilurus sp. (Fig. No. 16). Danichthys rondeletii (Valenciennes) EuIeptoramphus brevoorti Gill Hemiramphus balao Le Sueur Hemiramphus brasilieDSis (Linnaeus) Hirundichthys affinis '(Günther) Oxyporamphus micropterus similis Bruun Paraexocoetus brachypterus hillianus (Gosse) PJatybelone argalus (Le Sueur) 82

I '1 ~

t

i

I J ~ I el

P4

Familia OPHIDIIDAE: Ogilbia sp. Familia POECILIIDAE: Gambusia aestiputeus Fowler

Orden BERYCIFORMES Familia HOLOCENTRIDAE: Beloholocentrus atratus Fowler Holocentrus aseensionis (Gmelin) Holocentrus braehypterus Poey Holocentrus marianus Cuvier Holocentrus rufus. (Walbaum) (Fig. No. 17). Holocentrus vexillarius Poey Myripristis jacobus Cuvier Plectrypops retrospinis (Guichenot) Orden PERCIFORMES Familia BRANCHIOSTEGIDAE: Malacanthus plumieri (Bloch) Familia CEPHALACANTHIDAE: Cephalacanthus volitans (Linnaeus) Familia POMACENTRIDAE: Abufdefduf analogus (Gill) Abufdefduf marginatus (Bloch) Abufdefduf saxatilis (Linnaeus) (Fig. No. 18). Cheromis cyanea Demoisellea caribbaea Fowler Eupomacentrus foscos (Cuvier) Eupomacentrus leucostictus (MüIler &Troschel) Eupomacentrus partitus Eupomacentrus planürons Eupomacentrus sp. Microspathodon chrysuros (Cuvier) Familia KYPHOSIDAE: Kyphosus incisus (Parkinson) 84 ("Pilot fish")

~ -:d

~ 11) ....
~ ~ ~ I co ... !lO ~

Familia GERRIDAE: Eucinostomus gula (Cuvier) Eugerres plumieri (Cuvier) Familia MULLIDAE: Mulloidiehthys martinicus Pseudopeneus maculatus (Bloch)

Familia CARANGIDAE("Jureles"):
Caranx bartholomaei Valenciennes Caranx crysos (Mitchill) Caranx hippos hippos (Linnaeus) Caranx latus Agassiz Caranx ruber (Bloch) Decapterus punctatus (Agassiz) Seriola rivoliana Valenciennes Trachurops crumenophthalmus (Bloch) Familia CHAETODONTIDAE: Angelichthys ciliaris (Linnaeus) ("Angel fish' "Spaniard fish") (Fig. No. 1). Chaetodon striatus Linnaeus Holacanthus tricolor Bloch Pomacanthus arcuatus (Linnaeus) Pomacanthus. paru (Bloch) Familia CORYPHAENIDAE: Coryphaena hippurus Linnaeus ("Dolphin") (Fig. No. 19). Familia ApOGONIDAE: Apogon binotatus (Poey) Apogon conklini (Silvester) Apogon 1achneri Apogon maculatus (Poey) Apogon pigmentarius (Poey) Apogon planifrons Apogon quadrisquamatus Apogon steIlatus (Cope) Apogon townsendi (Breder) Apogon sp. Familia CENTROPOMIDAE:

Centropomus sp. ("Róbalo") (Fig. No. 20).
86

~

Q. ... l1li

~ .c: ~ o I ~ ...

~

j

Familia GRAMMISTIDAE: PseudograIDrnus gregoryi Rypticus saponaceus (Schneider) Familia GRAMMIDAE: Grarnrna loreto

Familia SERRANIDAE ("Meros", "Chernas", "Butter fish") Alphestes afer (Bloch) Cephalopholis fulva (Linnaeus) Epinephalus adscensionis Epinephalus guttatus (Linnaeus) Mycteroperca sp.(Fig. No. 21). Petrornetopon cruentaturn Serranus punctatus (Bonnaterre) Serranus striatus (Bloch) Familia SCORP ENIDAE A : Scorpaena albüirnbria Evermann & Marsh Scorpaena plurnieri Bloch Scorpaenodes caribbaeus Meck & Hildebrand
Familia P ARACENTROPRISTIDAE:

Prionodes saneti-andrewsi

(Fowler)

Familia PRIACANTHIDAE: Priacanthus arenatus (Cuvier) Priaeanthus cruentatus Lacépede Familia LUTJANIDAE ("Pargos", "Snapper") (Fig. No. 23) : Lutjanus apodus (Walbaum) ("School master") Lutjanus joeu (Schneider) Lutjanus rnahogoni (Cuvier) Oeyurus chrysurus (Bloch) ("Yellow tail") Familia POMADASYIDAE ("Ronco", "Grunt") : Haernulon alburn Cuvier Haernulon earbonariurn Poey Haernulon chrysargaereurn (Günther) Haernulon flavolineaturn (Desmarest) Haernulon rnelanorurn (Linnaeus) 88

.0
~

<S

~ .§

I fI2
~ ~ ~ Q,) O I C> C"I
l

HaemuIon parrai (Desmarest) HaemuIon pIumieri (Lacépede) HaemuIon sciurus (Shaw) ("Grunt") mero 24). Familia SCIAENIDAE: Equetus punctatus

(Fig. nú-

Familia SPARIDAE : CaIamus caIamus (Valenciennes) (Fig. No. 25). Familia ACANTHURIDAE ("Doctor fishes") : Acanthurus bahianus (Castelnau) (Fig. No. 26). Acanthurus chirurgus Acanthurus coeruIeus (Schneider) Acanthurus hepatus(Linnaeus)
Familia OPISTHOGNATHIDAE: Opisthognathus maxilIosus Poey Familia DACTYLOSCOPIDAE: Heteristius rubrocinctus

Familia CLINIDAE: EmbIemaria bahamensis (Stephens) Enneanectes aItivelis Rosenblatt Enneanectes boehIkei Enneanectes pectoraIis (Fowler) Labrisomus bucciferus Poey Labrisomus gobius Labrisomus guppyi (Norman) Labrisomus haitiensis Labrisomus kalisherae Labrisomus nigricinctus (Rivero) MaIacoctenus aIbuquerquensis Fowler MaIacoctenus biguttatus (Cope) Malacoctenus boehlkei Springer Malacoctenus erdmani Smith Malacoctenus gillii (Steindachner) MaIacoctenus macropus (Poey) Malacoctenus trianguIatus Malacoctenus versicoIor Paraclinus fasciatus (Steindachner) ParacIinus nigripinnis (Steindachner) 90

~

s
~
g. <t ~ C. o S ~ )! I ...

cq lID t

Starksia Stat"ksia St~rksia Stárksia Starksia
i

atIantica Longley Iepicoelia BohIke & Springer nanodes Bohlke & Springer sancti-andrewsi Fowler sIuiteri

Starksia y-lineata Gilbert

Familia BLENNIIDAE: Blennius cristatus Linnaeus Entomacrodus nigricans Hyleurochilus springeri Randall Ophioblenius atlanticus Familia MUGILIDAE: Mugil curema Valenciennes Mugil trichodon Poey Familia XIPHIIDAE: Xiphias gIadius Linnaeus ("Pez espada", "Marlin") Familia IsTIOPHORIDAE: Istiophorus sp. ("Pez vela", "Sail fish") Familia AULOSTOMIDAE: Aulostomus maculatus Valenciennes Familia SPHYRAENIDAE: Sphyraena barracuda (Walbaum) ("Barracuda", "Barracuta", "Cuta") (Fig. No. 27) Familia SCOMBRIDAE (Incluyendo THUNNIDAE): Parathunnus atlanticus (Lesson) ("Bonito") Thunnus sp. ("Bonito") (Fig. No. 28) Familia POLYNEMIDAE: Polydactylus virginicus (Linnaeus) Familia SCOMBEROMORIDAE ("Sierra"): Scomberomorus sp. Familia LABRIDAE: Bodianus pulchellus HaJichoeres bivittatus I (Bloch)
92

~ ...

~
~

rt
CIII

I

s I cq
cq

l

Haliehoeres garnoti (Valenciennes) Hallehoeres macullpennis (MüIler & Treschel) Hemipteronotus splendens Lachnolaimus maximus (Walbaum) Thalassoma bifasciatum (Bloch) Orden PERCIFORMES Familia SCARIDAE ("Loras", "Parrot fishes") : Searus caeruleus (Bloch) Scarus eroieensis Bloch Scarus taeniopterus Scarus vetula Schneider Sparisoma aurofrenatum Cuvier & Valenciennes (Fig. No. 29) Sparisoma radians (Valenciennes) Sparisoma rubripinne (Valenciennes) Sparisoma viride (Bonnaterre) Familia GOBIDAE: Bathygobius mystaeium Bathygobius soporator (Valenciennes) Coryphopterus glaucofraenum Gill Gobiosoma (Tigrigobius) bilepis Gobiosoma novemlineatum Fowler Gobiosoma (Tigrigobius) paIlens Gobiosoma (Elacatinus) sp. Gnatholepis thompsoni Lythrypnus elasson Lythrypnus heteroehromis Ginsburg Quisquilius hipoliti (Metzelaar) Orden PLEURONECTIFORMES

Familia BOTHIDAE:
Bothus lunatus (Linnaeus) Bothus oeellatus (Agassiz) Orden TETRAODONTIFORMES BALISTIDAE(Incluyendo MONACANTHIDAE); (Fig. No. 30) : Balistes vetula Linnaeus (Fig. No. 31). , Catherines pullus Ranzani.
94

Familia

~

c¡) oS 't:I 02 o~

3
C') ...

I

t>ÍI ~

Melichthys piceus (Poey) Monacanthus hispidus (Linnaeus) Monacanthus tuckeri Bean Pseudomonacanthus amphioxis (Cope) Familia OSTRACIONTlDAE ("Peces cofre", "Peces globo") : Lactophyrs bicaudalis (Linnaeus) Lactophyrs tricornis (Linnaeus) Familia TETRAODONTIDAE: Canthigaster rostratus (Bloch) Sphoeroides spengleri (Bloch) Familia DIODONTlDAE ("Peces erizos") : Diodon holacanthus Linnaeus.

96

j

¡ ¡

I

~
~ ~
rñ ::1 ... ::1 ..... (.) UJ

s:: o

1

tI:
~ IN

I

!:ID

~

IV

CONSIDERACIONESSOBREIMPORT ANClA DEPORTIVA y ECONOMICA DE LA FAUNA MARINA

Hemos, en los capítulos precedentes, estudiado la Isla de San Andrés desde un punto de vista científico, por ser esta la base para cualquier estudio de carácter técnico que sobre ella se haga. El estudio científico general de la isla, tanto en su parte terrestre como en su parte marítima, nos permite ahora sentar las conclusiones o corolarios, derivados tanto de éste como de nuestra experiencia personal. Para ser pescador hay que conocer los peces, saber cómo viven, cómo se alimentan, qué los atrae o los asusta. En fin, hay que buscar el pez donde se encuentra y llegar a pensar como él. El buen pescador debe, ante todo, tener arte y malicia. Hemos podido apreciar en los capítulos anteriores que el Archipiélago tiene una situación privilegiada por su régimen de corrientes, por sus fondos tan múltiples, por sus aguas que, en general, tienen una temperatura ideal para el desarrollo de la vida ictiológica, por su 99

situación fuera de la zona de huracanes frecuentes que hace que sus brisas, en general, no sean demasiado fuertes, por su proximidad y al mismo tiempo su lejanía del Continente. La pesca comercial no está muy desarrollada en el Archipiélago. Se limita a abastecer las necesidades locales, y los pocos que han querido dedicarse a explotar la industria pesquera han fracasado por falta de mercado para su producto. Esto se debe, tal vez, a la dificultad de transporte, a la falta de lugares propios Para almacenamiento en frigorífico, o tal vez por falta de firme voluntad y de capitales. La Isla de San Andrés es el principal mercado de la poca pesca comercial, muy sui géneris. Se abastece principalmente en los Cayos del Norte: Serrana, Roncador, Quitasueño o en los Cayos del Sur: Albuquerque o Cotton. Es una pesca comercial sui géneris por sus métodos y su voluntaria limitación, no pescan sino por encargo y solo la cantidad solicitada. La pesca con redes de arrastre se hace imposible en este sector, por la gran cantidad de bancos de coral que rasgarían las redes. Las redes de encierre necesitan una gran inversión de material y equipo. Los isleños han solucionado esto, dedicándose a la pesca comercial submarina. Tiene este método de pesca las ventajas de poder escoger pieza, tamaño, y de poder limitarse a la especie y cantidad solicitadas. Cada embarcación lleva cinco o seis pescadores equipados para buscar a pulmón libre; cada uno de ellos podrá capturar en un día hasta ochenta libras de pescado. Esta forma de pesca comercial tiene la gran desventaja de ahuyentar el pez, que se vuelve temeroso del hombre y huirá al solo verIo. No es que acabe con la especie en un lugar determinado, es que la ahuyenta. Esto tendrá a la larga graves incidencias sobre la pesca deportiva, como ya ha ocurrido en San Andrés y está comenzando a ocurrir en Providencia, donde toda persona que sepa nadar se dedica a la pesca submarina comercial (hay más de ciento cincuenta arpones en la Isla de Providencia). Sería interesante y benéfico poder limitar estos estragos. Las aguas de San Andrés, sobre todo las litorales protegidas por el arrecife, están prácticamente despobladas de especies mayores. Lugares antes óptimos Para la pesca submarina, están ahora tan solo poblados por especies menores de peces de coral que no tienen 100

~ -¡ o '" ~ -¡ o I IC " !P lit

ningún atractivo para el turista o deportista. Para poder pescar en San Andrés es necesario, hoy en día, salir a mar abierto, a distancias hasta de cinco millas afuera. Para la pesca submarina subsisten lugares muy profundos poco accequibles al común de los buceadores. Para desarrollar un programa de atracción turística por medio de la pesca deportiva en San Andrés, será necesario, en primer lugar, tomar drásticas medidas de conservacionismo y encauzar la conciencia de los isleños sobre este punto, en el sentido de que debe protegerse algo más que el llamado Acuario, loable labor de las autoridades en este sentido. Desgraciadamente muy limitada y a veces mal entendida. Con esto se podrá, en un futuro próximo, ofrecer al turista, atraído por el deporte de la pesca, algo que verdaderamente valga la pena. En lo inmediato, existe la Isla de Providencia, que sí es un verdadero paraíso para elpescador, en el cual deberá, sin embargo, desarrollarse el mismo espíritu proteccionista para conservar lo que hay.
PESCA DEPORTIVA

Zonificación: Con fines de pesca deportiva, puede dividirse el mar de San Andrés en dos zonas principales: la zona protegida por arrecifes y la zona de mar abierto. (Mapa No. 6). Zona protegida por los arrecifes: Esta zona es sobre todo importante en cuanto a pesca submarina; sin embargo, en ciertos sectores hay buena pesca de superficie. Esta zona se puede subdividir a su vez en dos zonas, teniendo en cuenta la naturaleza del fondo o piso: a) Fondos coraJinoso Esta zona se extiende desde North Point Sur con dirección general ES, con interrupciones en dos sitios llamados comúnmente Channel, el uno al N, entre los Blowing Rocks y Johnny Cay, y el otro entre Hayne Cay y Sterthenberg Point. Este último de mayor importancia, pues alcanza profundidades hasta de treinta metros y permite la entrada de embarcaciones de mayor calado hasta la bahía de San 102

i ....
~ ~ ~ s .¡ .a ~ :5 ; ~ I CQ C<I IIÜ ¡¡;

Andrés. Esto conforma el llamado arrecife o escollera. Entre la escollera y el litoral existen masas coralinas independientes, localizadaS en su mayor parte entre la bahía de las Sardinas y Johnny Cay, y entre Rocky Cay y Hayne Cayo Podemos incluír dentro de esta zona coralina todo el litoral O de la isla, donde el coral se encuentra por encima de la superficie en estado emergente, fósil, alcanzando alturas de unos cuatro metros sobre el nivel del mar. En este sector se forman cuevas submarinas por erosión, particularmente propicias a la pesca submarina. Es de anotar que esta zona se limita a 25 m. a partir del litoral. En la parte O subsiste, sin embargo, una plataforma de mayor anchura. b) Zona de algas y arena. (Véase mapa de zonas y fondos marinos). Esta zona está comprendida entre la barrera de corales o escollera y tiene unión directa con la zona de mar abierto por los canales ya descritos. Es una zona de gran importancia para la pesca de superficie, sobre todo en los sitios donde hay abundancia de algas o las directamente limítrofes con la barrera coralina. Esta zona, por la abundancia de "praderas" de ThaIasia sp. y una Zoosteraceae,. reúne condiciones favorables como territorio de alimentación excelente para tortugas verdes (Chelonia midas) y carey (Eretmochelys imbricata). Zona de mar abierto: Constituye la principal fuente de pesca de superficie, particularmente por método "trolling". Se puede subdividir igualmente en dos zonas, y comprende toda la parte exterior a la barrera coralina: a) Sublltoral. (Véase mapa). Su profundidad no pasa de los cien metros, y está compuesta en su mayor parte de arenas y algas. Está situada inmediatamente después de la zona coralina del oeste, del North Point hasta South Point; b) Zona de mar profundo. Esta zona incluye todo el mar que circunda la isla, a partir de los cien metros de profundidad y hasta profundidades de unos mil seiscientos metros, o más (= mil brazas). Esta zona es ideal para la pesca con método "trolling" por abundar en ella especies gregarias de importancia económica y deportiva.
104

1 ~ f ti '8 ~ ~ .D. I I ¡,. C'II
l

l

Influencias del clima y de las corrientes sobre la pesca deportiva: Todo pescador ha observado como hecho notorio que en las horas del amanecer e del atardecer la pesca es mejor que en cualquier otra hora del día. Asimismo, en días nublados o de techo muy bajo se ha comprobado que en general es mala la pesca, quizás debido a cambios de presión atmosférica, turbulencia del aire y luminosidad, factores cuyo influjo en esta región no han sido estudiados. Existe la creencia, y muchos pescadores mantienen siempre un almanaque "Brístol", de que en la pesca influyen también las fases de la luna, siendo óptimas en la luna nueva, desmejorando con la creciente hasta la luna llena, siendo bastante regular con la menguante, lo que habría que estudiar. Es importante también anotar la influencia que existe de las corrientes aéreas y marítimas en los peces, sobre todo en los de cardumen. Se nota en San Andrés esta influencia, particularmente en los meses de mayo a julio (correlaciones tabla de lluvias). Hemos podido observar un sitio ("El Basurero", al NO del poblado de San Andrés) en donde la dirección de la corriente en el mes de julio llega a cambiar hasta siete -veces en un día. Otro factor que se debe tener en cuenta es el régimen de alimentación de las distintas especies y la localización de estos medios alimenticios para poder establecer las zonas propicias para la pesca de determinadas especies y correlativo con el tipo de señuelo o el método de pesca que se debe emplear en cada caso. Existe una apreciable diferencia en la longitud de los días a través del año, condicionada por la latitud; como es obvio, ésta corresponde con los solsticios. Se ignora la influencia que esta diferencia en longitud del día puede tener sobre ciclos reproductivos, migraciones de peces, cambios estacionales en el plancton; pero es obvio que conforme a estas circunstancias durante los meses mayo, junio y julio, la pesca se puede practicar ventajosamente por mayor tiempo-luz disponible. En cuanto a la nubosidad apenas se disponen de datos correspondientes a un año (1965), y aunque estos datos por lo parciales tienen utilidad representativa muy limitada, indican que la menor nubosidad se halla en los meses más secos de febrero a abril, como podría esperarse, y alcanza sus máximos valores en los meses 106

~

"E o F p. UJ UJ E s:: ~ I co C'O
bO ~

de junio a agosto, coincidiendo con la iniciación de la temporada lluviosa y decreciendo gradualmente en los restantes meses. Factor importante para la distribución de la ictiofauna es la repartición vertical de la masa planctónica. Dicha masa es de localización superficial en las primeras horas del día y en las últimas horas de luz solar. Anotamos que la luminosidad, el incremento térmico, la acidificación del medio acuático, son factores determinantes de la distribución vertical durante el día, del plancton, todo lo cual tiene relación directa con la pesca. Estudios detallados y pormenorizados determinan la correlación exacta entre los movimientos de plancton y la fauna de mayor tamaño, entre la que se cuentan las especies de pesca; estos estudios deberán atender a la distribución vertical y la distribución horizontal ante diferentes condiciones hidrológicas. Como factor determinante en la abundancia de pesca, es también importante anotar, por último, las comentes. Estas pueden ser de dos tipos: la comente marina típica, que es bastante regular a través de todo el año, y la corriente marina producida por vientos, que es variable y depende de la intensidad de éstos. En sitios donde las comentes sean fuertes o muy variables la pesca en general será poco abundante por buscar el pez sitios sustraídos de dichas comentes, las cuales en su mayoría son superficiales. Es importante para el pescador reparar en todos estos factores, y más que para el pescador, para el futuro guía de turistas, quien deberá conocer a fondo todos estos datos. En general, los isleños determinan sus días, horas y sitios de pesca, tomando en cuenta todos estos detalles, aunque sin conocer sus bases científicas. Según las anotaciones anteriormente hechas y basándonos en experiencias personales y en informes de los pescadores isleños, podría concluírse que las épocas óptimas para la pesca en San Andrés, sujeto a confirmación posterior, serían los meses de septiembre a mediados de diciembre y principios de febrero a fines de mayo. Podemos, pues, concluír que durante ocho meses habría potencialmente pesca deportiva, lo cual indica que San Andrés es un sitio privilegiado para esta actividad. Esta afirmación se justifica si se compara el caso de las Bahamas, sitio de excepcional calidad turística en este sentido, donde apenas se dispone de 108

4 meses: septiembre a diciembre. Es de anotar que en San Andrés, durante los 4 meses no considerados como óptimos, sin embargo, la pesca es satisfactoria. Lista de peces de importancia deportiva: En este párrafo trataremos de describir someramente las especies de interés deportivo que hemos extractado del inventario taxonómico adjunto: "Macabí" (Albula vulpes). Este pez se encuentra sobre todo en fondos de algas, colindantes con pantanos del litoral. Su pesca se hace por método "Spinning", utilizando cuchara plateada en día obscuro y bronceada en día muy claro. Presenta una lucha bastante prolongada con tendencia a ir al fondo, y debe tenerse la precaución, si se pesca desde una embarcación, de no dejarlo enredar con la hélice. Alcanza máximos de un metro y su peso puede llegar hasta unas siete libras. No es pez de interés para la pesca submarina por encontrarse a escasa profundidad. "Sábalo" o "tarpón" (Megalops atIanticus). Esta especie es particularmente buscada por el pescador deportivo, pues presenta una lucha larga y espectacular. Su pesca en San Andrés se efectúa en las mismas zonas descritas para el "Macabí", aunque se han señalado cardúmenes de Sábalo cerca a Fisherman Point en el sector NO de la isla. Este es un pez migratorio que efectúa su desove en agua dulce o salobre entre los meses de noviembre a febrero, y, por lo tanto, se encuentran ausentes del litoral de la isla en estos meses. Se pesca por método "Trolling" lento, siendo este factor muy importante. Como señuelo el que mejor resultado ofrece, es el -"Russelure", sobre todo el de color naranja en fondos claros y el blanco o plateado con "chaque. ta" negra en fondos con abundancia de algas. Alcanza hasta tres metros de longitud y cerca de 350 libras de peso. Por estas circunstancias es importante, al ir a pescar Sábalo, proveerse de una caña pesada, nylon mínimo de 50 libras y como carrete mínimo 6/0. "Sierra" (Scomberomorus sp.). Este es un pez de mar profundo, frecuente sobre todo detrás del Johnny Cay, en el sitio denominado Bank. Está casi siempre con los cardúmenes de "Bonito", y es un pez que ofrece una lucha bastante fuerte, teniendo la tendencia de irse 109

al fondo. Se pesca sobre todo con "Curricane" o pluma, especialmente el de color amarillo o blanco, y también se prende con cuchara plateada. Alcanza tamaños hasta de 2 m, y pesos hasta de 80 lbs. "Pez vela", "Sail fish" (Istiophorus sp.). Este es tal vez el pez más apreciado por los pescadores de mar, por su gran tamaño, que alcanza hasta los tres metros de longitud y las 500 lbs. de peso, y por el tipo de lucha que presenta, una de las más fuertes y variadas. Su pesca requiere, ante todo, técnica y fuerza muscular; al dedicarse a la pesca de Pez vela deberá irse siempre provisto de magnífico equipo; esta especie es migratoria y se presenta en San Andrés y Providencia a finales del mes de septiembre, y permanece en estas aguas hasta fines del mes de enero. Busca siempre las corrientes frías a una distancia que varía entre unos 8 y 16 lans. (5-10 millas) de la costa. Las zonas donde han sido capturados con mayor frecuencia son la prolongación del canal de entrada a la bahía de San Andrés, en dirección E-SE y el lado O de la isla, a unos 11 lans. (= 7 millas) de la costa. Se pesca por método "Trolling", utilizando como cebo el "Curricane" o pluma, sobre todo de color amarillo o rojo vivo. El arrastre debe ser a gran velocidad. "Pez espada", "Marlin" (Xiphias gladius). Este es el pez deportivo por excelencia, y cuanto se ha dicho para el Pez vela es válido para esta especie. Es importante, sin embargo, anotar que es más abundante que el anterior, sobre todo en las aguas de Providencia, donde no es raro capturarlo durante todo el año. "Bonito" (Thunnus spp.). Este es un exponente del grupo de los atunes y abunda en las aguas de San Andrés y Providencia, siendo el que más se captura por método "Trolling". Se pesca utilizando como cebo el "Currican", especialmente el de color blanco; abunda sobre todo en las zonas anotadas como bancos en aguas profundas. (Véase zonificación). Es un pez de cardumen, y se le localiza fácilmente al observar las aves marinas que indican los bancos de sardina pequeña, de la cual apetecen estos peces. Es importante cuando se dedica a la pesca del bonito, tener paciencia y pasar una y otra vez sobre el sitio localizado por ave marina o por picada. "Barracuda", "Barracuta", "Cuta", "Barra" (Sphynena sp.). Este pez, con el bonito, es el más común en

110

li
;i:: ~ ....
+>

o

~
-¡¡¡

~
~
¡::
Q)

~ o ... ¡ ~ § ~ ¡¡ lJo !1J I .,. c<I t>D it

la pesca por "Trolling", aunque debido a su gran voracidad puede pescarse por cualquier método. Su picada es violenta y su lucha lo es aún más, sobre todo cuando es de gran tamaño; es, después del "marlin" y el "sail ¡fish", la pesca más espectacular que se presenta en el mar. Se engancha con cualquier clase de cebo, aunque prefiere los colores vivos y el "Currican". Es un pez que presenta graves peligros si no se sabe manejar, sobre todo para el pescador submarino. Es un pez que debe arponearse solamente al tener completa seguridad de matarlo del primer golpe, ya que al sentirse herido siempre ataca, es también peligroso arponear cualquier clase de pez en presencia de barracuda. "Jurel", "Jack fish", "King fish", "Marleen" (Fam. Carangidae). El Jurel es el representante de una vasta familia de peces deportivos (Jurel, Caballa, Jurelete, Pampano, Sietecueros, Zapatero); es en general difícil diferenciarlos uno del otro, sin ser experto. Son muy abundantes en las aguas de San Andrés, aunque de poco peso, es mucho más. interesante su pesca en Providencia. Está prácticamente en todas, aumentando de tamaño con la profundidad; es característica la picada del Jurel, pues de un solo jalón se roban hasta sesenta yardas de línea; su lucha es en general débil, aunque resulta interesante en los ejemplares de gran tamaño (10 a 15 lbs.). El más apreciado entre ellos es el "King fish", el único migratorio; aparece en las aguas de San Andrés a principios del mes de septiembre y permanece hasta el fin del mes de abril; es el que mayor tamaño alcanza en este grupo (20 a 25 lbs.), es el más luchador de todos. Se pesca por método "Trolling", utilizando cuchara plateada o "Currican" blanco; velocidad media. "Pargo", "Snapper" (Lutianus spp.). Son unos seis los representantes de este género en las aguas del Archipiélago, diferenciándose sobre todo en el color. Es Un pez esencialmente de coral, su pesca se practica sobre todo en la zona de masas coralinas al E y O de la isla y por método de pesca submarina; es común, sin embargo, engancharlo por método "Trolling" o "Spinning", cuando se utiliza cuchara de color cobrizo. Alcanza a pesar hasta 15 lbs., es muy apreciado por los gastrónomos por la delicadeza de sus carnes. "Mero", "Cabrilla", "Cherna", "Rock fish", "Butter fish" (Serranus spp.). Son peces de roca, viven entre 112

cuevas, donde se mantienen al acecho de sus presas; se localizan en las masas coralinas litorales y de aguas profundas, aumentando su tamaño con la profundidad; es de anotar, sin embargo, que aprovechando los canales entran hasta aguas litorales a profundidades de dos o tres metros, los ejemplares de gran tamaño. Se han sacado varios que llegan hasta las 320 lbs. Su pesca se hace generalmente por método submarino, aunque en pesca por trolling se cobran cuando se arrastra lentamente a las orillas de las matas de coral. Es un pez supremamente manso, permite en ocasiones que se le toque. Debe siempre evitarse el arponear ejemplares de más de 20 lbs, cuando se está solo, pues siempre tratan de encuevarse en las profundidades cuando se sienten heridos, arrastrando consigo el arpón y el pescador. Su pesca con caña no tiene más atractivo que el que representa su peso, luchan poco. Es muy apreciado en culinaria. Róbalo (Centropomus sp.). Es también un pez de litoral rocoso, especial para pesca submarina, aunque es frecuente su pesca sobre todo por "Spinning" con cuchara dorada, no presenta mayor lucha. Su carne es muy apreciada. Se ha hecho un recuento somero de las especies más atractivas para el pescador deportivo. Se han dejado aparte peces tales como la raya y los tiburones, y que presentan verdadero peligro para cualquier clase de pesca, ya que ésta es muy especializada. Cada tipo de pez que hemos dado se ha escogido como representante de su familia, aclarando que en cada grupo de éstos hay muchas especies y que lo dicho para cada caso se aplica a las especies afines. Métodos de pesca: Los métodos de pesca en el mar son muy variados, y van desde la pesca simple con anzuelo hasta las artes mayores con redes. Siendo este un estudio sobre pesca deportiva, nos limitaremos a describir cada método considerado, aplicable en las aguas de San Andrés. Su descripción será básica, y en ningún momento entraremos en tecnicismos y complicaciones que están supuestos ser conocidos por el turista atraído por la pesca o por el ayudante de cada bote que se dedique a conducir turistas a ésta. 113

~ ! I t1I

i s: ;

Método ''Trolling''. Este método, llamado más comúnmente "Trolleo" o arrastre, combina el deporte de la pesca con el paseo en el mar. Consiste en arrastrar a mayor o menor distancia y mayor o menor velocidad, según los casos, un cebo artificial, cuchara o pluma, hasta que se enganche un pez. Es aplicable en zonas de profundidad mayor de 1.50 m. donde abunden especies predadoras, libres de escollos u obstáculos; según la velocidad a la cual se lleve a cabo, podrán capturarse diferentes especies (2 millas por hora, más o menos). ''Trolling'' lento (dos millas por hora). Deberá aplicarse para especies tales como Sábalo, Mero, Róbalo y Pargo. Se hará siempre con cuchara giratoria u ondulatoria, variando el color según el tipo de pez y el estado de tiempo dominante; en día claro deberá utilizarse cuchara mate, mientras que en día obscuro resultará mejor la cuchara brillante. El Sábalo y el Mero serán atraídos por cuchara ondulatoria, y el Pargo y el Róbalo por cuchara giratoria. "Trolling" medio (4 millas por hora, más o menos). Método empleado sobre todo para la pesca de Jurel y Barracuda; a profundidades medias de 10 m. se hará sobre todo con "Currican" o cuchara de larga ondulación; deberán anotarse las mismas indicaciones que en el anterior para el estado del tiempo. "Trolling" rápido (5 millas o más). Este método deberá practicarse sobre todo en alta mar, aunque en la zona coralina E y O, es muy efectivo para la pesca de la Barracuda. Cuando se practica en alta mar deberá preverse el pescador para sacar peces de gran tamaño y peso, por lo cual deberá llevar siempre aparejos pesados; es el método ideal para la pesca de Bonito, Sierra, King fish, Marlin o Pez vela; se aconseja usar siempre, cuando se practica el "Trolling" rápido, "Currican" o plumas de colores vivos: amarillo, rojo o blanco. Dada la escasez actual de peces de gran tamaño en las aguas litorales, este último método es el que más atractivo turístico tiene en la isla. Ver lo anotado para Marlin y Sail fish en la lista de peces deportivos. Debemos anotar que las horas de pesca por método "Trolling" son muy importantes, debiéndose efectuar de preferencia en las primeras horas de la mañana y en las últimas de la tarde; debe también repetirse que las aguas litorales de la Isla de San Andrés están prác115 l

ticamente despobladas, tanto de especies deportivas como ornamentales, por lo que no presentan mayor atractivo para esta clase de pesca; ésta deberá siempre practicarse en alta mar, para lo cual deberá, de todas maneras, disponerse del material adecuado, hoy en día inexistente en la isla. Método "Spinning" o al lanzado. Este método consiste en lanzar a fuerza de brazo un cebo. artificial o cucharilla, por medio de una caña flexible. El peso aproximado de una cucharilla para mar es de 40 gms.; ésta deberá, en seguida, ser recogida por medio de un carretel fijado a la caña; deberá repetirse la operación hasta que se enganche un pez. Es muy importante para este método el conocer el tipo de alimentación de los peces en el área en que se está pescando (qué clase de peces hay y de qué se alimentan). Basado en esto, deberá hacerse una selección de tamaño, color y forma del cebo a utilizarse. Existen en la zona coralina E de la isla bajos formados por matas de coral, que se encuentran en promedio a unos 30 o 40 metros de la playa, en el lado NE, y que conforman la plataforma litoral en el sector de San Luis. Abundan en estos bajos Macabíes y Bone fish, que son particularmente especiales para esta clase de pesca; presentan una lucha encarnizada a pesar de no tener mayor tamaño (3 a 4 lbs.). La cuchara ideal para estas especies es la "Meps No. 4". Del lado O de la isla, desde una barca fondeada, se podrá practicar este método utilizando cuchara larga ondulante, de color plateado mate o brillante, según el estado del tiempo, y se capturarán fácilmente Pargos y Róbalos de buen tamaño. Pesca Submarina:
.El origen de la pesca submarina, modalidad que tanto auge ha tomado últimamente, se ha de atribuir probablemente a los pescadores de perlas japoneses que, sin artificio alguno, descendían a grandes profundidades para pescar el valioso producto de las ostras. De este modo, lo que constituia. para los japoneses una necesidad económica, ha negado a convertirse en un deporte. Los buceadores japoneses comenzaron mejorando sus inmersiones por medio del empleo de lentes especiales, notando que a gran velocidad los bordes oprimúm dolorosamente los ojos. De ahf surgió 1& 116

~

máscara facial o lente de un solo cristal, que demostró ser mucho mejor en dos sentidos, por cuanto mejoraba la visión, dando una sola imagen, a la vez que equilibraba la presión:. Esta máscara abarca los ojos y la nariz, hallándose fuertemente encajada en un borde de goma blanda. Antes de sumergirse, el buceador llena sus pulmones de aire, aspirando al máximo por la boca. Como la presión de las capas profundas de agua obliga al aire a salir de los pulmones, soltándolo por la nariz, el pescador aminora la presión en el interior de la máscara. La modalidad de la pesca submarina, como deporte, cuenta apenas con una antigüedad de una docena de años. Singular importancia le dio la aparición de las aletas para calzarse en los pies, que sirven para impulsar el cuerpo con increíble rapidez bajo las aguas. Los diseños de aletas y máscaras han evolucionado, en tan corto espacio de tiempo, de un modo enorme, habiendo aparecido al propio tiempo una gran variedad de utensilios y aparatos para la pesca submarina, como botes neumáticos, que sirven de "base de operaciones", arpones, fusiles submarinos, tubos respiratorios, etc. Existe también la escafandra autónoma, que permite al hombre-rana permanecer mucho tiempo bajo el agua, aun cuando no está permitido. utilizarla para la pesca deportiva. Para esta clase de pesca, el pescador penetra en el propio medio de los peces, armado de un arpón o fusil de muelles o de aire comprimido, que disparan asimismo arpones más pequeños provistos de un hilo, cuyo extremo retiene el pescador. En cuanto el pescador ha conseguido herir a un pez, éste huye con el arpón clavado, en tanto que el pesc&dor se remonta a la superficie para luchar con él, o bien lo persigue en la medida que puede ir respirando bajo el agua. De este modo han llegado a capturarse ejemplares realmente gigantescos. Un buen buceador puede avanzar hasta más de treinta metros bajo la superficie en menos de medio minuto, gracias a las aletas natatorias. A causa del limitado tiempo de que el pescador dispone para estar bajo el agua, la distancia que recorre y el tiempo que invierte para recorrerla son de la mayor importancia. La mayor parte de los pescadores pueden resistir debajo del agua menos de un minuto, pero se han dado casos de superar este tiempo. Otra innovación utilizada en esta pesca ha sido el "traje de rana", modelado según los utilizados por los famosos "hombres-rana" durante la segunda contienda mundial. De 117

l

este modo se halla protección, no solo contra las temperaturas demasiado bajas del agua, sino contra los arrecifes y el eventual ataque de algunos peces que pueden ser peligrosos. Estos trajes se hacen de goma de látex y pesan unos dos kilos en total, cubriendo todo el cuerpo hasta la barbilla. Pueden ser reparados fácilmente con parches como los utilizados para las cámaras de automóvil. Casi todos los peces son buena presa para los buceadores, siendo una de las favoritas, que puede pescarse simplemente con las manos, la langosta, que se halla casi siempre en la parte baja de los arrecifes frondosos. La. pesca submarina no está exenta de peligros, no siendo el menor de ellos los cortantes moluscos y aristas de las rocas, que pueden producir algunas heridas muy dolorosas. La Inejor prueba del reconocimiento oficial de este deporte, es el gran número de a.socia.cioIreSde submarinistas que se han creado desde la relativamente reciente aparición de tal modalidad deportiva-.

(Gabrielson. 1958: 295-297).

Existen en las aguas de San Andrés zonas ideales para la pesca submarina, éstas se comprenden dentro de toda la zona denominada zona coralina o zona protegida (Mapa No. 5). Las matas de coral presentan cavidades o cuevas donde los peces buscan refugio o acechan sus presas. Hace algunos años podían sacarse con gran facilidad ejemplares de tamaños que llegaron hasta las 350 lbs. en "Mero" (Armando Dussán, Ignacio Jaramillo, Nov. 1960). Hoy en día la parte E de esta zona coralina está completamente despoblada y no se encontrarán peces que pasen de una libra de peso; del lado O, a profundidades mayores de 10 m., dentro de enormes cuevas, en el coral fósil, se encontrarán todavía ejemplares de Pargo, Róbalo, Mero, de tamaño apreciable e interesante para el pescador submarino; dadas las profundidades tendrá que ser éste muy experto. Sería muy interesante poder determinar la causa de la desaparición de la fauna ictiológica de las aguas litorales de San Andrés. ¿Se debe ésta a un exceso de 118

11
(p :::1

~ ~

~ el) ~ m ~ aJ IQ I

.... en bD ~

pesca? ¿A un predador * que se alimenta de alevinos y huevos? Cualquiera de las causas que sea deberá investigarse para ponérsele remedio si se quiere poder explotar este atractivo turístico en la Isla de San Andrés. La Isla de Providencia es aún supremamente rica en pesca deportiva, y deberá hacerse lo imposible para que así continúe.

.
120

Entre los islefios se asegura que de algunos afios para acá ha aparecido un "gusanQ" marino, del cual se asegura que se nutre de alevinos y huevos. Las descripciones verbales que hemos recibido impiden precisar la identidad de este presunto predador, mientras no poseamos material debidamente coleccionado y debidamente establecida su dieta predadora; asi como su significación económica, es razonable la duda y no pUede recomendarse ninguna medida.

v
CONCLUSIONES RECOMENDACIONES Y
TURISMO Y BELLEZAS NATURALES

En el Caribe pocas islas conservan el carácter típico de las Indias Occidentales. En la imaginación de las gentes de Norteamérica y Europa existe una imagen romántica del Caribe, mezcla de piratas, ron, calipso, voudou y un determinado paisaje y ambiente. De los pocos lugares donde por lo menos el paisaje se adapta a esta imagen romántica, es el Archipiélago de San Andrés y Providencia, habitado por un núcleo humano altamente culto, acogedor y simpático, que ha superado el analfabetismo. Es notoria la resistencia a adoptar las costumbres continentales fomentadas por insuficiente comprensión o por abusos, tanto gubernamentales como de los comerciantes y algunas personas establecidas en los últimos años en "Panyatown" *, y cierta actitud "imperialista" por parte de la mayoría de los "Panyamen" *.

.

Nombre que se da a la zona nueva de San Andrés donde predomina el comercio y los barrios habitados por los "Panyamen" o continentales del poblado de San Andrés o Northend. 121

Habida cuenta de estas consideraciones recomendamos el mantenimiento de los altos valores culturales de la comunidad isleña, mediante la adopción de mecanismos económicos (cooperativas, crédito dirigido, asesoría técnica, etc.) que protejan estos valores, eleven el status económico de los isleños y eviten el fenómeno de la aculturización detrimental. Esta aculturización se observa, por ejemplo, en la pérdida del carácter de la arquitectura de la isla, la cual tiende a desaparecer reemplazada por construcciones desprovistas de todo valor estético y fuera de toda planificación racional. No nos oponemos a una arquitectura moderna en determinadas zonas, pero nos alarma ver en zonas de habitación isleña la degradación arquitectónica que conduce a un grave perjuicio desde el punto de vista de la belleza escénica, con las consecuencias que esto acarrea en el turismo. Entre nosotros no se ha apreciado la flora, la fauna y los paisajes como potencial turístico. Por el contrario, se subestiman tales recursos y se propicia su destrucción o deterioro, por lo cual nos permitimos recomendar que se dé la máxima atención a la conservación e inteligente aprovechamiento de estos recursos. La fauna y flora de la isla en su conjunto son insustituíbles y, como ya lo expresábamos, hacen del Archipiélago uno de los pocos puntos del Caribe donde el paisaje presenta las características que el turista espera encontrar. Sin embargo, dada la limitada extensión de las islas y su alta densidad de población, si no se acomete una política conducente a la preservación de estos recursos, desaparecerán irremediablemente. Conviene reparar en que cierto número de especies, animales y vegetales, se hallan circunscritos únicamente a una de las islas del Archipiélago, por lo cual fácilmente pueden llegar a ser extinguidos en un futuro inmediato. El significado de esta perspectiva se percibe mejor si se atiende a los hechos que plantea Westerman (1952: 2): "La vulnerabilidad de la fauna de las islas del Caribe la demuestra netamente el hecho de que de las aproximadamente ciento seis especies o subespecies de mamíferos extinguidos en el mundo durante los últimos 2.000 años, cuarenta y una formas pertenecían exclusivamente a las islas de las Indias Occidentales. .. En cuanto a las aves, eS de anotar que unas once especies, 122

y asimismo once subespecies, han desaparecido tan solo de las propias islas del Caribe, mientras que en los dos o tres siglos pasados se extinguieron únicamente ocho especies en los continentes del mundo". A las generaciones actuales compete salvar las riquezas naturales del Archipiélago antes de que sea demasiado tarde, sobre todo ahora cuando el incremento demográfico aumenta y nuevas áreas se hallan en proceso de destrucción. Para conjurar estos peligros se recomienda: a) Conservar en San Andrés áreas de bosque natural, debidamente demarcadas. Estas áreas habrán de seleccionarse atendiendo a sus características topográficas u otras necesidades de orden técnico. Esta medida se aconseja no solo en base de un interés científico sino también para salvaguardiar lugares de indudable interés turístico. b) La creación de un parque nacional o reserva forestal integral en Providencia, antes de que sean destruídos los bosques del macizo montañoso central de la isla, que dan mayor belleza al paisaje y reservorio permanente de las fuentes de los arroyos de la isla. c) La prohibición total de caza deportiva dentro del Archipi~lago. Lo concerniente a la caza científica se debe reglamentar cuidadosamente. d) Se recomienda adelantar un estudio futuro acerca de posibles poblaciones de la foca del Caribe (Monachus tropicalis), especie que se halla casi extinguida, con el fin de lograr, mediante un manejo adecuado, su recuperación, ya que la especie sería un importante renglón económico. e) El Archipiélago presenta ambientes excepcionalmente favorables para el desove y subsistencia de poblaciones de tortugas marinas. Sin embargo, debido en gran parte a la caza intensiva por parte de tripulaciones procedentes de Jamaica y las Cayrnan Islands, sin control adecuado,. este importante recurso está en ~as de extinción. Por consiguiente, se recomienda vigilancia efectiva, por parte de la Armada Nacional, en este sentido y un reglamento de esta explotación que contemple la veda temporal en los actuales desovaderos. 123

f) En los cayos del Norte se debe establecer un control de la explotación de huevos de aves marinas, la cual es hecha principalmente por pescadores jamaiquinos. g) Es alarmante la disminución de la productividad pesquera en la plataforma coralina sumergida de San Andrés (Zona pesquera No. 1), tanto más que este sector presenta condiciones muy favorables para mantener una población de peces bastante elevada. Esta merma, cuya causa aún no ha podido precisarse, aumenta y existe el peligro de desaparición de un considerable número de especies de importancia económica. Se recomienda declarar parque submarino esta zona, pero siempre y cuando se adopten las medidas conducentes para solucionar el problema social y económico que significaría para los isleños la prohibición de pesca en esa área. Para este efecto sería indispensable la creación de una cooperativa pesquera con todas las facilidades de crédito y asistencia técnica. h) Se recomienda la organización de la pesca deportiva, haciendo la respectiva planificación, preparación del personal adecuado, publicidad, promoción, adecuación general de la isla para el turista extranjero, en materia de hoteles, restaurantes y centros de distracción. i) Se recomienda la publicación de una flora y una fauna del Archipiélago de San Andrés y Providencia. j) Se recomienda la creación de una estación biológica en el Archipiélago, la cual no solo adelantaría los estudios de su campo, sino que además orientaría el turismo científico, v. gr. "Shell Collectors" y "Bird Watchers". I k) Creación de una escuela de hotelería y fomento de la artesanía popular. 1) Necesidades de una campaña de saneamiento, control de mosquitos por medios biológicos, evitando el uso masivo de insecticidas que pueden causar un gravísimo desequilibrio biológico; control de las ratas por medio de predadores; control de las aguas negras. m) Crear facilidades para acampar y establecer refugios en 108 cayos, lo. cual contribuiría a popularizar el turismo. 124

n) Establecimiento de un servicio regular de transporte de viajeros y turistas con Providencia. o) La Isla de Providencia debe orientarse hacia el turismo de descanso, deporte y ambiente. Para ello es necesario evitar, en lo posible, se implante en Providencia el tipo de comercio existente en San Andrés.

125

BIBLIOGRAFIA

Asprey, G. F. & Robbins, R. G. The vegetation of Jamaica. Ecol. Monogr. 23 (4): 359-412. Fgs. 1-40. 1953. Bateman. A. D. Nombres geográficos del Archipiélago de S. Andrés y Providencia. Bol. SOCo Geo. Col. 26 (98): 59-70. 1968. Birdsong, R. S. & Emery, A. R. New records of fishes from the Western Caribbean. Quart. Jour. Florida Acad. Sci. 30 (3): 187-196,fg. 1, "1967" Sept. 20, 1968.

=

Bond, J. & De Schaunsee, R. M. Results of the fifth George Vanderbllt expedition (1941). The Birds. Ac. Nat. Sci. Philad. Monogr. 6: 7-56. 1944. Britton, M. A. Principio para los relatos históricos y anecdóticos sobre el Archipiélago de S. Andrés y Providencia y sus habitantes. Bol. Soco Geo. Col. 20 (73-76). 61.

Bürgl, B. Contribución a la estratigragia y litogénesis de la Isla de S. Andrés.Bol. Geológico.'%(1-3): 5-25.f. 1-10.1961.Bogotá. Burnand, T. & alter. La pesca en el mar. 1952 - Barcelona. 126

Cervigón, F. & Velásquez, E. Las especies del género Mycteroperca de las costas de Venezuela. Mem. Soco Cienc. Nat. La Salle. 26 (74): 77. 1966.

<;0

Coventry, G. A. Results of the fifth George Vanderbilt Expedition (1941). The Crustacea. Ac. Nat. Se. Phila. Monograph. 6: 531-544. 1944. DahI, G. Los peces cartilaginosos de la Bahía de Cispatá y del estuario del Río Sinú. Rev. Ac. Col. Cien. Ex. Fis. Nat. 12 (46): 175. 1964. Dieseman, W. & Delgado, C. Aprovechamiento del depósito de agua subterránea dulce en la Isla de San Andrés. Bol. Geológico. 5 (1): 73-109. Pis. 3. 1957- Bogotá.

Esguerra Ortiz, J. Diccionario Jeográfico de los Estados Unidos de Colombia. pp. i-xiv, 1-282. 1879 Bogotá. J. B. Gaitán, oo. Fernández Pérez, A. Comunicación personal. Fowler, H. W. Results of the fifth George Vanderbilt Expedition (1941). The Fishes. Ac. Nat. Sci. Philad. Monogr. 6: 57-529. 1944. - The Shore Fishes of the Colombian Caribbean, Caldasia. 6 (27): 43-73. 1953. Hubach, E. Aspectos geográficos y geológicos y recursos de las Islas de San Andrés y Providencia. Cuad. Geogr. Col. (12). 1956. Murphy, R. B. Oceanic Birds of South America. 1936 - N. York. Parsons, J. J. San Andrés y Providencia. Una geografía histórica de las islas colombianas del Mar Caribe Occidental. Traducción de M. F. Archbold Britton. 1-192. 19&4,Arch. Ec. Nal. (28). Poey, F. Ictiología Cubana. l. 1955 - La Habana. Price, Jr. T. J. Algunos aspectos de estabilidad y desorganización cultural en una comunidad isleña del Caribe colombiano. Rev. Co10mb. Antrop. 3: 11-54. 1954. Quintero, R. Mapa geológico de las Islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina. Serv. Geol. Nal. 1960 - Bogotá.

.ojo \

cl°

127

Baasvelt, R C. Un mapa fof;ogeológico las Islas cre San Andrés y Prode videncia. in Hubach L c.

R. A.P.
Estudios de los puertos maritimos menores. 1963.- Puertos de Colombia.Bogotá.
Rivera-Mc'Nish, A. Datos meteorológicos y aerológicos de la Isla de San Andrés. No. 2. <1963-1967).Recopilados por Antonio RiveraMc'Nish. - Bogotá. (Inédito). BObJ, E. Fauna descriptiva de Venezuela. 1942. - Caracas. Kuiz - Rivas, G. El Archipiélago olvidado (San Andrés y Providencia). 1-141. fgs. 1-32 (s. n.) mapas 3. 1948. - Barranquilla.

Buches, J.
Contribución a la herpetofauna colombiana en el Archipiélago de San Andrés y Providencia. (Inédito). Sanin- Villa, G. Anotaciones a los nombres del Archipiélago de S. Andrés y Providencia. Bol. Soc. Geogr. Col. 26 (98): 71-73. 1968. Samaiento-.~ón & SandovaJ, J. Comisión Geológica del Archipiélago de San Andrés y Providencia. Bol. Geológico. 1 (11-12): 27-42. 1953. - Bogotá. Schultz, L. P. Review of the Parrotfishes, Mus. Bull. 214. 1958. Family Scaridae. U. S. Nat.

Schultz, L. P.

& alter.

Fishes of the Marshall and Mariana Islands. U. S. Nat. Mus. Bull. 202. 1960. Torres, J. & Lozano, G. Comunicación personal. U. S. Department 01 Commerce, Weather Bureau. Summary of Tropical Storm and Hurricane ocurrences, 19001962, North Atlantic Ocean, Caribean Sea, Gulf of Menco and the Continental U. S. L. S. 5604. 1963. W'Driz, Ch. B.. Results of the 1948. Part IV. Largo (Cuba). videnee. Proc. Catherwood-Chaplin West Indies Expedition, Land snail of N. Cat Cay (Bahamas) , Cayo Gran Cayman, Saint Andrews and Old ProAc. Nat. Sci. Phila. 102: 95-111. 1950.

128

ANEXO
El Instituto Colombiano de la Reforma Agraria (lNCORA), tomando en cuenta algunas recomendaciones del anterior trabajo, produjo la Resolucion número 206 de diciembre 16 de 1968, que transcribimos a continuación:

«RESOLUCION NUMERO 206 DE 1968
(diciembre 16) por la cual se sustrae de la reserva territorial del Estado los terrenos del Archipiélago de San Andrés y Providencia, y se declaran algunos de sus sectores como reservas especiales.

LA JUNTA DIRECTIVADEL INSTITUTO COLOMBIANO DE LA REFORMAAGRARIA, en uso de sus facultades legales y estatuta.ria.s,y en especial de las que le confieren los articulos 19,39 Y39 de la Ley 135de 1961 y el articulo 13 de la Ley 2'" de 1959,y
CONSIDERANDO:

En virtud de lo dispuesto por el artículo 39 de la Ley 135 de 1961, el Instituto profirió la Resolución número 03465de abril 9 de 1968,por la cual ordenó iniciar 129 J

las diligencias administrativas tendientes a clarificar la situación jurídica de las tierras que componen el Archipiélago de San Andrés y Providencia; Transcurrido el término concedido en la citada Resolución para aportar las pruebas del caso, se entra a decidir, previas las siguientes consideraciones: a) Reseña histórica. La colonización del Archipiélago la iniciaron numerosos ingleses, aproximadamente en el año de 1629. A partir de esta época las islas fueron disputadas por ingleses, holándeses y franceses, quienes las convirtieron en el centro de piratería del Caribe. Hacia el año de 1640 los españoles comenzaron a realizar incursiones sobre el Archipiélago, con el fin de desalojar a los piratas, pero solo en el año de 1786 la Convención de las Cortes de Madrid y Londres, "puso término a estas usurpaciones con el desalojo y desembarazo de las posesiones inglesas en estas partes de la propiedad española. .., y fueron sacados los que asentaban en la isla de San Andrés en barcos despachados al efecto en el siguiente año de 1797" (Poblaciones varias, Tomo Il. Folios 471 a 479 vto. - Archivo Histórico Nacional). En el año de 1792, por orden del Rey de España, el Virrey Ezpeleta autorizó la permanencia en calidad de vasallos a los ocupantes de las islas de San Andrés y Providencia, y en el año de 1809 se ratificó dicha autorización a condición de que los isleños construyeran una iglesia católica, mantuvieran al cura que se les enviara, aprendieran el idioma castellano y se abstuvieran de comerciar con extranjeros. A pesar de que en el año de 1810 las islas de San Andrés y Providencia contaban con más de 1.300 habitantes, la propiedad de las islas era exclusivamente de España, y a los isleños solo se les permitía su permanencia en ellas a cambio de que guardaran fidelidad al Rey. En el año de 1822 los isleños manifestaron su adhesión a la Constitución de Cúcuta, y desde entonces se consideró al Archipiélago como parte de la Gran Colombia. En el año de 1853 ya aparece en forma clara que las islas hacen parte del cantón de Cartagena. La Intendencia Nacional de Providencia fue creada y organizada por medio de la Ley 52 de octubre 26 de 130

1912. Actualmente cuenta con los Municipios de San Andrés y Santa Isabel, y con varias Inspecciones de Policía. b) Características geográficas, climatéricas y geológicas del Archipiélago. El Archipiélago de San Andrés y Providencia está situado a 650 kilómetros de la costa Norte de Colombia; tiene un área total aproximada de 55 kilómetros cuadrados y una población total de 16.731 habitantes, según el censo realizado en el año de 1964. El Archipiélago está integrado por las islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, y por un conjunto de cayos, islotes y bancos que se extienden de Norte a Sur, desde el Pedro Banck (Jamaica) hasta el Sur y Sureste de San Andrés, por espacio de unos 500 kilómetros. Estos cayos están constituído,S esencialmente por arena calcárea, y son: Johnny Cay, Rose Cay, Rocky Cay, Haynes Cay, Cotton Cay, East Southeast, Albuquerque Cay, Grun Cay, Grasey Cay, Roncador Bank, Serrana Bank, Serranilla Bank, Serranilla Cay y Quitasueño Bank. La isla de San Andrés es de formación calcárea y está rodeada por una plataforma coralina, parte de la cual emerge y forma la planicie costera de la isla hasta unos 10 metros de altura sobre el nivel del mar. En la porción sumergida de la plataforma aún continúan desarrollándose arrecifes de coral. La temperatura media mensual en las islas es poco variable. El mes con promedio más elevado es agosto, con 27.80oC,y el más frío es febrero, con 26.20oC. La situaeión privilegiada de las islas impide que sean azotadas por los constantes huracanes que se presentan ell el Mar Caribe. El promedio anual de lluvias durante los últimos catorce años fue de 1829.6 mm. Las lluvias durante el año siguen un ritmo definido por una estación seca y otra lluviosa. La estación seca puede ser hasta de cinco meses. Febrero, marzo y abril son los meses más secos. c) Aspectos biológicos y ecológicos.
MEDIO MARINO

El mar que rodea a las islas de San Andrés y Providencia comprende dos grandes zonas: la primera la 131

constituyen la plataforma coralina y los arrecifes que la protegen, y la segunda el mar abierto. La zona protegida por los arrecifes comprende, a su vez, dos sectores: uno de fondos coralinos y otro de algas y arenas. Dentro de la plataforma coralina se encuentran numerosos núcleos de arrecifes, algunos de ellos de centenares de metros. La plataforma sumergida al oeste de la isla está separada del mar abierto por una barrera coralina continua en gran parte. Se inicia al nornordeste de North Point por cerca de un kilómetro. A medio kilómetro de Jhonny Cay reaparece y se prolonga en forma continua por cerca de 7 kilómetros, delimitando una vasta área de plataforma coralina, donde emergen cinco islotes o cayos de origen coralino, denominados Jhonny Cay, Rocky Cay, Haynes Cay, Rose Cay y otro pequeño cayo. Al occidente de la isla la plataforma es de poca anchura. Tanto la plataforma como los arrecifes constituyen los lugares de máxima producción pesquera. La zona del mar abierto comprende toda la parte exterior de la barrera coralina del oeste del North Point hasta el South Point, y se subdivide en una zona sublitoral de profundidad inferior a 100 metros, compuesta en su mayor parte por arenas y algas, y una zona de mar profundo que incluye el mar que circunda la isla de San Andrés a partir de los 100 metros de profundidad y hasta unos 1.600 metros o más. d) Fauna y flora. En el Archipiélago existe gran variedad de pájaros exclusivos de él. Existen, igualmente, varias especies de cangrejos, incluyendo algunas especies de ermitaño y el black crab, muy apetecido por su carne. Las playas de San Andrés han sido sitio de nidación de la tortuga carey, la "green Turtle" y la falsa carey. Dentro de la plataforma coralina se encuentran varias especies de anémonas de mar e ictinias de vistosos colores, así como moluscos, corales pequeños, esponjas, caracoles gigantes, madréporas de gran belleza, peces de variados colores, "abanicos marinos" de color rosado lilacino, semejantes a un encaje, todo lo cual contribuye al embellecimiento del paisaje subacuático accesible a todos los turistas. 132

Las islas de Providencia y Santa Catalina constituyen un verdadero paraíso para los pescadores.
.

La mayoría de los peces que se consumen en San

Andrés provienen de la barrera coralina, y entre los más abundantes se cuentan los siguientes: Barracuda, Sierra, Marlin, Dolphin, Bonito, Mero y Róbalo. En la plataforma coralina se encuentran, además de los peces, diversas especies de aves marinas. En el cayo de Albuquerque anida el "Booby" (Sula sula) y en los cayos de Serranilla, Roncador y Quitasueño existen importantes colonias de nidación de bubias, las cuales son explotadas para la obtención de huevos, sin control alguno, por pescadores de Jamaica, durante los meses de junio a agosto. La flora del Archipiélago, a pesar de su gran riqueza, solo hasta ahora se está estudiando por algunos botánicos. Actualmente solo se conocen las de San Andrés y el cayo Johnny. e) Otras características. La topografía de las islas de Providencia y Santa Catalina es montañosa en su mayor parte. Tanto San Andrés como Providencia cuentan con carreteras de circunvalación. La de San Andrés bordea toda la playa y comunica la cabecera municipal de San Andrés con las poblaciones de La Loma y San Luis. San Andrés cuenta con un aeropuerto con pistas para aviones jets, y actualmente tiene en construcción un moderno terminal marítimo que permitirá la entrada de barcos de gran calado. La casi totalidad de la zona rural de San Andrés se encuentra con plantaciones de coco. Actualmente alcanza a un número aproximado de 1.200.000 las palmas de coco. En Providencia, por el contrario, la mayor parte de la zona rural está dedicada a la ganadería intensiva. Una pequeña parte está cultivada con frutales. La industria pesquera es incipiente debido a los escasos medios con que cuentan los pescadores nativos. El Puerto Libre de San Andrés y Providencia fue establecido mediante Decreto-ley número 127 de 1959. Las islas están habitadas por un núcleo humano culto, acogedor y simpático, que ha superado el analfabetismo. 133

La isla de Providencia dista de San Andrés 80 kilómetros, y cuenta con numerosas fuentes de agua dulce. Esta separada de la isla de Santa Catalina por un estrecho canal artificial de 150 metros de ancho. En Santa Catalina se encuentran las ruinas de las fortalezas de Sir Henry Morgan y del Comandante Luis Aury. En realidad, la maYQría de las reliquias históricas de los conquistadores y corsarios se encuentran en estas dos islas, que además poseen maravillosos bosques naturales. La comunicación de estas dos islas con la de San Andrés se efectúa tanto por vía marítima como por vía aérea. La arquitectura típica de las residencias de los isleños contribuye esencialmente a la belleza del paisaje. Las casas en su mayor parte están construídas de madera de pino machihembrado. Más de la mitad están pintadas de blanco o de vivos colores. En Providencia son de estilo cubista, de dos pisos, con balcón sobre uno o más costados. El tipo más sencillo y popular en las residencias es el de estilo bungalow. El detalle arquitectónico sobresaliente lo constituyen las buhardillas. San Andrés cuenta con numerosos hoteles que permiten el alojamiento a centenares de turistas que visitan la isla durante la mayor parte del año, atraídos, no solo por la facilidad de adquirir mercancías extranjeras baratas, sino también por las hermosas playas de coral, la exploración submarina, la pesca alrededor de los arrecifes y la belleza del paisaje. La fauna y la flora de las islas son únicas en el mundo y hacen del Archipiélago uno de los pocos puntos del Caribe donde el paisaje presenta las características que el turista espera encontrar. Pero si todos estos recursos no se protegen, desaparecerán irremediablemente. f) Aspectos jurídicos. La Ley 135 de 1961 estableció como funciones especiales del Instituto Colombiano de la Reforma Agraria las de administrar las tierras baldías de propiedad nacional y clarificar la situación de las tierras desde el punto de vista de su propiedad, a objeto de identificar con la mayor exactitud posible las que pertenecen al Estado. (Artículo 39, literal d). 134

El artículo 878 de la Ley 106 de 1873 (Código Fiscal) establece una presunción de ser baldíos los terrenos de las islas de uno y otro mar de la República que no hubieren sido ocupadas por poblaciones organizadas o por poblaciones particulares con justo título, con anterioridad a la vigencia de dicha Ley. A su vez, el artículo 919 de la misma Ley 106 de 1873, prohibió la enajenación de las islas de alguna importancia o porciones de islas ubicadas en uno u otro océano cerca de las costas nacionales. Posteriormente, la Ley 25 de 1908 prescribió: "No podrá ser transferido el dominio de las islas marítimas". y el Código Fiscal de 1912 (Ley 110), en elliteral b) del artículo 45, clasificó las islas marítimas como baldíos especiales, y el artículo 107 de la misma obra las reservó y las hizo inadjudicables al disponer que: "Constituyen la reserva territorial del Estado y no son enajenables: a) Las islas nacionales, de uno y otro mar de la República. . .". La Resolución número 03465 de abril 9 de 1968, por medio de la cual se ordenó adelantar las diligencias administrativas en orden a clarificar la situación jurídica del Archipiélago de San Andrés y Providencia, fue notificada personalmente al Ministerio Público y al Intendente Nacional de San Andrés y Providencia y, por edicto, a las personas que pudieren tener algún interés en las diligencias. Dentro del término concedido en dicha Resolución para presentar, solicitar y practicar pruebas, ningún interesado presentó títulos originarios expedidos por el Estado, sobre adjudicaciones de terrenos baldíos ubicados en el Archipiélago mencionado. Por otra parte, la Secretaría Jurídica del Instituto expidió una certificación en que afirma que en los archivos de adjudicación de baldíos no aparece constancia de que el Estado hubiere adjudicado terrenos ubicados en la Intendencia de San Andrés y Providencia. Por constituír las islas de San Andrés y Providencia uno de los lugares del país más densamente poblados desde la época de la Colonia, se podría pensar que en la fecha de expedición del primer Código Fiscal (1873) no operaba con respecto a ellas la presunción de ser baldíos, establecida en el artículo 878; pero ello no implica que no lo fueran. Quizá convenga explicar cómo el caso es similar al de la presunción establecida por 135

el articulo 19 de la Ley 200 de 1936; efectivamente, si un terreno rural está explotado se presume que no es baldío; pero por el solo hecho de estar explotado no ha dejado de ser baldío. Es más, el articulo 879 del mismo Código Fiscal impuso a los particulares que se considerasen dueños o que pretendiesen algún derecho sobre parte de los terrenos a que se refiere el articulo 878, la obligación de comprobarlo ante la Oficina de la Estadistica Nacional. Por tanto, no habiéndose acreditado que haya titulo originario expedido por el Estado sobre parte alguna del Archipiélago de San Andrés y Providencia, con anterioridad a tal fecha, es de concluir que el régimen de reserva territorial establecido en los articulos 919 de la Ley 106 de 1873 y 107 de la Ley 110 de 1912, operó sobre las islas, cayos y bancos que integran el Archipiélago de San Andrés y Providencia. Además, es conveniente tener en cuenta que la Ley 137 de 1959, por medio de la cual el Estado cedió a los resPectivos Municipios los baldios urbanos, no se refirió a los baldios que constituyen reserva territorial del Estado y, por tanto, ha de inferirse que solo cedió y autorizó la enajenación de aquellos baldíos que tienen el carácter de adj udicables. Es preciso indicar que los articulos 19, ordinal sexto, 39 y 40 de la Ley 135 de 1961, facultan al Instituto para sustraer de la reserva, cuando encontrare que ello conviene a los intereses de la economia nacional, las tierras que se encontraren bajo ese régimen y, a su vez, le autorizan para constituir reservas destinadas a la colonización, la prestación de servicios públicos y a la conservación, defensa, mejoramiento y adecuada utilización de los recursos naturales. De acuerdo con lo previsto en el articulo 25 del Decreto 2420 de 1968, la competencia en cuanto a la reserva para la conservación de los recursos naturales corresponderá, al Instituto de Desarrollo de los Recursos Naturales Renovables, a partir del 19 de enero de 1969. De los estudios realizados por el Instituto de Ciencias Naturales de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional, por la Universidad de los Andes y por funcionarios de este Instituto, se infiere la necesidad urgente de proteger adecuadamente la fauna, la flora, las fuentes de agua dulce y las bellezas escénicas naturales existentes en el A1.chipiélago. 136

Igualmente, es necesario tener en cuenta que la Empresa Colombiana de Turismo ha solicitado al Instituto la destinación de algunos sectores del Archipiélago para fines turísticos, y que la Universidad Nacional ha pedido, igualmente, la destinación de un islote para la instalación de una Estación de Biología Marina. Sobra anotar, finalmente, cómo la posibilidad de vincular inversionistas nacionales y extranjeros en el desarrollo del Archipiélago, se incrementará al permitir la adjudicación de sus tierras. Por las razones expuestas,
RESUELVE:

Artículo primero. Declarar que no han salido del patrimonio nacional y, por tanto, son baldíos y constituyen reserva territorial del Estado las islas, islotes, cayos y bancos que conforman el Archipiélago de San Andrés y Providencia. Artículo segundo. Sustraer de la Reserva Territorial del Estado las islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, los cayos Sucre (Johnny), Acuario (Rose), Rocoso, Algodón, Albuquerque, Del Ese, Córdoba, Santander, Casabaja, Hermanos, Del Valle, Cangrejo y Serrana; los bancos Roncador, Serranilla, Quitasueño, Bajonuevo y Alicia, y los demás islotes, cayos y bancos que integran el Archipiélago de San Andrés y Providencia, y constituyen la Intendencia Nacional del mismo nombre. Artículo tercero. Declarar como zonas de reservas especiales, con el fin de preservar la flora, la fauna, el caudal de los lagos, los arroyos y las bellezas escénicas naturales, los siguientes sectores del Archipiélago de San Andrés y Providencia:
EN LA ISLA DE SAN ANDRES

Zona intangible. El sector marítimo oriental de la isla, comprendido desde la línea de la baja marea hasta una milla después de la barrera de arrecifes que bordea la plataforma coralina, entre Bahía Sonora y Punta Sur. 137

Zona eonservacionista. La loma ubicada en la parte media de la isla, entre las costas 20 y 50 metros sobre el nivel del mar, cuyos límites generales son: "A partir del poblado de Buenavista se sigue por la carretera que conduce a Rada el Cove, hasta encontrar un carreteable que va a la loma. De aquí se sigue por el carreteable mencionado, con dirección Este, hasta encontrar la carretera central en el sector denominado La Loma. De aquí se continúa por la carretera central, con dirección Norte, hasta encontrar la variante de la carretera que conduce a F.ada el Cove. Se sigue por esta variante con dirección Sur, hasta encontrar la población de Buenavista, punto de partida".
EN LA ISLA DE PROVIDENCIA

Zonas intangibles. a) Un globo de terreno de aproximadamente 100 hectáreas, ubicado en la parte suroeste de la isla de Providencia, comprendido dentro de los siguientes linderos: "A partir del cerro denominado Punta Negra, en el extremo Sur de la Bahía del Suroeste, se sigue con dirección Este hasta encontrar la cota de 100 metros sobre el nivel del mar; 'se continúa por toda la cota 100 hasta encontrar el cerro de Punta Negra, punto de par-

tida".

b) El macizo montañoso central de la isla de Providencia, a partir de la cota 300 metros sobre el nivel del mar, en adelante. Dentro de este globo están incluidos los sitios denominados El Pico, Piquito y Pan de Azúcar. La superficie de este globo de terreno es de 200 hectáreas, aproximadamente.
EN LA ISLA DE SANTA CATALINA

Zona Intangible. La zona noroeste de la isla de Santa Catalina comprendida dentro de los siguientes linderos generales: 138

tida"

"A partir de la Cabeza de Morgan, se sigue en línea recta, pasando por la cuchilla del cerro, hasta la Punta Bucanera. De aquí se sigue por toda la orilla del mar hasta encontrar la Cabeza de Morgan, punto de par-

.

Zona conservacionista. El sector sureste de la isla de Santa Catalina, comprendido dentro de los siguientes linderos: "A partir de la Cabeza de Morgan, se sigue en línea recta, pasando por la cuchilla del cerro, hasta encontrar Punta Bucanera (Bucaneer Point). De este punto se sigue con dirección suroeste bordeando la isla hasta encontrar la Cabeza de Morgan, punto de partida". El sector denominado Canal de Aury, entre las islas de Providencia y Santa Catalina.
CAYOS Y BANCOS

Zonas conservacionistas. a) El cayo Cangrejo y una zona de 500 metros de radio a su alrededor. b) El cayo de Serrana y los bancos de Roncador, Quitasueño, Serranilla, Bajonuevo y Alicia. Artículo cuarto. Declarar como zonas de reserva especial para fines turísticos los siguientes sectores del Archipiélago de San Andrés y Providencia: En la Isla de San Andrés: a) La lataforma coralina y los arrecifes que la protegen a r Este de la isla, alindada así: A partir del North Point hasta el extremo Sur de la Bahía Sonora, y desde la playa hasta una milla de distancia, mar adentro, de los arrecifes. En esta zona están comprendidas las bahías de Las Sardinas, Baja, San Andrés y Sonora, y los islotes o cayos denominados Johnny (Sucre), Santander, Rocoso, Acuario (Rose) y Córdoba. b) En el costado occidental de la isla La Caleta de Shooner se destinará a la observación del fondo submarino y la Ensenada El Cove, a la pesca deportiva controlada.
139

c) La Cueva de Morgan y una zona de terreno de 100 metros de radio alrededor de la cueva. d) El Hoyo Soplador y una zona de terreno de 200 metros de radio alrededor del hoyo. e) Las áreas de los cerros North y South Cliff (Risco Norte y Risco Sur), los cuales deberán destinarse a miradores. f) La superficie comprendida entre la línea de la baja mar y la carretera de circunvalación que bordea

la isla.

.

En la Isla de Providencia: a) Los sectores denominados Punta Rocosa, Loma de Palo de Hierro, Loma de McBean, Colina Noreste, Bahía Agua Dulce (Fresh Water Bay), Bahía del Suroeste, Bahía de Manzanillo, Bahía de Agua Mansa y Bahía Catalina. b) El área comprendida entre la línea de la baja mar y la carretera de circunvalación que rodea la isla. En la Isla de Santa Catalina: El Fuerte de Morgan y una zona de terreno de 100 metros de radio alrededor del Fuerte. Cayos y bancos: Todos los cayos y bancos que integran el Archipiélago de San Andrés y Providencia, con exclusión de los cayos Cangrejo y Serrana y los bancos Roncador, Quitasueño, Serranilla, Bajonuevo y Alicia, comprendidos dentro de las zonas intangibles y conservacionistas de que trata el artículo precedente, y el caño Casabaja, que se destinará a fines científicos. Articulo quinto. Prohíbese dentro de las zonas intangibles descritas en el artículo 39 de esta providencia, la ocupación de las tierras, la caza, la pesca y toda actividad industrial, ganadera o agrícola que resulte incompatible con los fines de conservación de la flora, la fauna, las fuentes de agua y las bellezas escénica.'3 naturales. Parágrafo. Dentro de estas zonas solo podrán adelantarse actividades de carácter científico, cuya super140

visión corresponde al INDERENA, de acuerdo con 10 previsto por el Decreto 2420 de 1968. Artículo sexto. Dentro de las zonas conservacionistas establecidas en el artículo 39, los recursos naturales solo podrán ser explotaQos de acuerdo con la reglamentación que para el efecto establezca el INDERENA. Parágrafo. El Cayo Cangrejo y sus alrededores, sin embargo, estarán vedados a toda actividad humana durante el tiempo que, a juicio del INDERENA, sea necesario para evitar la extinción de las especies que los habitan. Artículo séptimo. Autorizar al Gerente para contratar con la Corporación Nacional de Turismo de Colombia u otra entidad, la administración de las zonas destinadas para fines turísticos. Artículo octavo. Destinar para la instalación de una Estación de Biología Marina, por parte de la Universidad Nacional, el cayo denomina~o Casabaja. Artículo noveno. De conformidad con el artículo 19 de esta providencia, los terrenos urbanos del Archipiélago, no reservados para fines especiales, podrán ser adjudicados por los respectivos Municipios en la forma prevista por la Ley 137 de 1959 y sus decretos reglamentarios. Artículo décimo. Los terrenos rurales se destinarán a la creación de Unidades Agrícolas Familiares, que serán adjudicadas gratuita y definitivamente por el Instituto, de conformidad con las normas que regulan la adjudicación de baldíQs, especialmente el artículo 59 del Decreto 1415 de 1940. El Instituto destinará las áreas para granjas de demostración o experimentación, locales para cooperativas agropecuarias o pesqueras, que se consideren necesarios. Artículo decimoprimero. La presente providencia deja a salvo los derechos legítimamente adquiridos por terceros, y requiere para su validez la aprobación del Gobierno Nacional y deberá ser publicada en las cabeceras, en los corregimientos e Inspecciones de Policía de los Municipios de San Andrés y Santa Isabel, en la forma prevista en el artículo 55 del Código de Régimen Político y Municipal; publicada en el "Diario Oficial" e inscrita en la Oficina de Registro de Instrumentos 141

Públicos y Privados del Circuito de San Andrés, para que surta los efectos legales de conformidad con lo dispuesto en los artículo 96 y 97 del Código Fiscal. Cópiese, comuníquese, publíquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D. E., a 16 de diciembre de 1968.
El Presidente de la Junta, (Fdo.) ENRIQUE PE8'ALOSA CAMARGO
El Secretario, (FdoJ GABRIEL CAMACHO lIlACIAS.

142

ANEXO

11

Con posterioridad ellNCORA modificó la Resolución número 206 del 68 por medio del texto que transcribimos:

RESOLUCION NUMERO 092 DE 1969
(junio 30) por la cual se modifica la Resolución número 206 de 1968, sobre el Archipiélago de San Andrés y Providencia.

LA JUNTA DIRECTIVA DEL INSTITUTO COLOMBIANO DE LA REFORMAAGRARIA, en uso de sus facultades legales y estatutarias, y
CONSIDERANDO:

Por Resolución número 206 de 1968, aprobada por el Gobierno Nacional mediante Resolución ejecutiva número 58 de 1969, se declaró que no habían salido del patrimonio del Estado los terrenos del Archipiélago de San Andrés y Providencia, se sustrajeron de la reserva territorial y se declararon algunos sectores como reservas especiales con destino a la conservación de los recursos naturales y fines turísticos; A la fecha en que se expidió la Resolución número 206 de 1968, correspondía a INCORA tomar determinaciones sobre conservación de recursos naturales y servicios públicos; 143

El Instituto Colombiano de Recursos Naturales Renovables y la Corporación Colombiana de Turismo han solicitado la supresión de zonas de reservas especiales, y el artículo 21 del Decreto 2733 de 1959 autoriza a la administración para modificar sus propios actos; Circunstancias surgidas posteriormente hacen necesario que la Junta haga énfasis en algunos aspectos jurídicos tratados en la Resolución número 206 de 1968: la citada providencia no se halla estructurada exclusivamente sobre la presunción general de constituir terrenos baldíos.. entre otros, "las islas de uno y otro mar, dentro de la jurisdicción de ésta que no estén ocupadas por poblaciones organizadas o por poblaciones particulares con justo título", a que se refiere el numeral 49 del artículo número 878 del Código Fiscal. El hecho que allí se consigna como punto de partida y base jurídica de las determinaciones adoptadas es la de que a partir de la expedición del primer Código Fiscal de la República (Ley 106 de 1873, artículo 919), las islas marítimas "de alguna importancia, o de porciones de islas ubicadas en el curso de los ríos navegables o en uno u otro océano cerca de las costas", se hallan reservadas~ reserva que la Ley 25 de 1908 hizo extensiva a todas las islas sin distinción, y que fue mantenida en el Código Fiscal de 1912 (Ley 110, artículo 107). De consiguiente, en relación con ellas, tal como lo ha repetido la doctrina y la jurisprudencia, no opera la presunción consagrada en el artículo 19 de la Ley 200 de 1936, y quien tenga que acreditar propiedad privada, deberá hacerlo mediante el título originario expedido por el Estado que no haya perdido su eficacia legal. En este sentido se pronunció el Consejo de Estado en la consulta absuelta al Gobierno con fecha 8 de febrero de 1963, sobre las Islas Gorgona y Gorgonilla, que aparece publicada en los Anales del Consejo (año XXXVIn, Tomo LXVI, números 401 y 402), y el tratadista José J. Gómez comenta este punto en las conferencias correspondientes al Curso de Bienes (editadas por la Universidad Externado de Colombia). No sobra traer al caso apartes del fallo proferido por la Corte Suprema de Justicia el 8 de abril de 1960, en relación con la Isla del Morro: "Dominio privado de las islas marítimas. Hasta el año de 1873, en que se expidieron códigos nacionales, continuó rigiendo en el país la legislación española, en 144

virtud de lo.prescrito en el artículo 188 de la Constitución.promulgada el 6 de octubre de' 1821. Según esta legislación las tierras de Indias, en cuyo señorío dominical había sucedido la corona a los antiguos pobladores, pertenecían al Rey, quien de ellas disponía y hacía merced libremente, aunque reservándose lo que 'pareciere necesario para plazas, ejidos, propios, pastos y baldíos de los lugares y concejos que están poblados, así por lo que toca al estado preferente en que se hallan, como al porvenir y al aumento que puedan tener. (Recopilación de Indias. Libro cuarto, Título XII). Pero sin que aparezca una reserva específica de realengos que comprenda las islas marítimas, ni en las partidas, ni en las recopilaciones de leyes de España, ni en las de India. "Esta reserva se hace por primera vez en el Código Fiscal de 1873 (Ley 106 de 13 de junio), que sustituyó las antiguas leyes españolas y las nacionales expedidas sobre la materia, en el cual, tras establecer que se reputan baldíos y, por consecuencia, de propiedad nacional, las islas de uno y otro mar que no estén ocupadas por poblaciones organizadas o por poblaciones particulares con justo título, se prohibe su adjudicación cuando sean de alguna importancia, se hallen situadas cerca de las costas (Artículo 919). Consagró este Código, de este modo, la presunción de ser terrenos baldíos las islas marítimas, por una parte, y por otra, la reserva en favor del Estado, puesto que prohibía su adjudicación. "La Ley 25 de 1908 dispuso en su artículo 29, de manera absoluta: 'no podrá ser transferido el dominio de las islas marítimas', con lo que las reservó para el patrimonio del Estado, sin discriminación alguna, en términos que fueron mantenidos en el Código Fiscal de 1912 (Ley 110), cuyo artículo 107 dispone: 'constituyen la reserva del Estado y no son enajenables: a) las islas nacionales de uno y otro mar de la República'. Desde 1873, por tanto, se estableció la reserva en favor del Estado de las islas marítimas de 'alguna importancia' y de las situadas 'cerca de las costas', y desde 1908 pertenecen a la reserva nacional todas las demás. "Por lo que hace a la prueba, la Ley 200 de 1936 organizó todo lo referente a la de baldíos, modificando, en consecuencia, lo que sobre el particular pudiera prescribir la legislación anterior. En su artículo 39 dispone: 'acreditan propiedad privada sobra la respectiva ex145

tensión territorial y, en consecuencia, desvirtúan la presunción consagrada. en el artículo anterior, fuera del título originario expedido por el Estado, que no haya perdido su eficacia legal, los títulos inscritos otorgados con anterioridad a la presente ley, en que consten tradiciones de dominio por un lapso no menor del que señalan las leyes para la prescripción extraordinaria'. De conformidad con esta disposición, la propiedad particular sobre predios a los que cobija la presunción de baldíos debe comprobarse, así pues: a) con la presentación de títulos inscritos, anteriores a la Ley 200, en que consten tradiciones de dominio entre particulares por un lapso no menor del que señalan las leyes para la prescripción extraordinaria; b) con el título originario expedido por el Estado que no haya perdido su eficacia legal. En presencia de colonos establecidos con dos años de anterioridad son también admisibles, según el artículo 4Q,además de los anteriores: a) cualquiera otra, también plena, de haber salido el terreno legítimamente del patrimonio del Estado, y b) un título traslaticio de dominio anterior al 11 de octubre de 1821. "Pero el inciso segundo del artículo 3Qconsagra excepciones: 'lo dispuesto en el inciso anterior sobre prueba de la propiedad privada por medio de títulos inscritos, otorgados entre particulares con anterioridad a la presente Ley, previene esta norma no es aplicable respecto de terrenos que no sean adjudicables, estén reservados o destinados para cualquier servicio o uso público'. Redujo, pues, esta disposición al título originario expedido por el Estado, que no haya perdido su eficacia legal la prueba del dominio privado de terrenos actuJtlmente reservados o destinados a un servicio o uso público, y así 10 entendió el Decreto 59 de 1938, reglamentario de la Ley 200, que prescribe que cuando los terrenos se hallen en algunos de los casos de excepción expresados, 'solo podrá destruírse la presunción mediante la exhibición del título originario expedido por el Estado, que no haya perdido la eficacia legal. Solo con la presentación de este título puede acreditarse hoy, por consiguiente, la propiedad particular superficiaria de tierras cómprendidas en la reserva territorial nacional frente al Estado'''. (G. J. Tomo 92). Tampoco sobra agregar que revisado el archivo general de adjudicaciones no fue hallada ninguna sobre terrenos ubicados en el Archipiélago de San Andrés y 146

\

\

Providencia, tal como se dice en la Resolución número 206 de 1968, pero en cambio consta que fueron negadas por el Ministerio de Agricultura dos adjudicaciones con fundamento precisamente en el régimen de reserva de las islas marítimas. En la primera se dictó la providencia de 27 de enero de 1958, en que se dice: "Pero aún ordenando iniciar el procedimiento de adjudicación, de acuerdo con las disposiciones anteriores, el resultado tendría que ser negativo, en atención a que se trata de una isla marítima que constituye reserva territorial del Estado, en conformidad con el artículo 107 del Código Fiscal" (solicitud de Amos Augusto Britton). En resolución de 5 de octubre de 1960 se consigna: "Conforme a la disposición que se acaba de transcribir, es fácil llegar a la conclusión de que el terreno materia del presente negocio, por encontrarse dentro de los señalados por el numeral a~ de la obra citada (Código Fiscal), forma parte de la reserva territorial y, por consiguiente, es inenajenable; para este caso inadjudicable" (solicitud de Wilfred Whittinghan sobre un terreno urbano). Finalmente, por Resolución número 38 de 28 de julio de 1942, se dio en arrendamiento a Joseph Gómez una parte del pantano denominado Sound Bay Swamp, en el Municipio de San Andrés, partiendo de la base de que los terrenos respectivos forman parte de la reserva territorial del Estado. La determinación tomada por la Junta Directiva y el Gobierno Nacional en la Resolución 206 de 1968 y 58 de 1969 es, pues, indispensable para clarificar la situación de tenencia de tierras en el Archipiélago de San Andrés y Providencia, dotando de títulos de propiedad a los poseedores que carecieren de ellos y para prestar servicios complementarios de crédito y asistencia técnica,
RESUELVE:

Artículo primero. Modificar el artículo segundo de la Resolución número 206 de 1968, el cual quedará así: Sustraer de la reserva territorial del Estado las islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina. 147

Continúan bajo el mismo régimen de reserva los Cayos Sucre (Johnny) Acuario (Rose), Rocoso, Algodón, Albuquerque, Del Ese, Córdoba, Santander, Hermanos, Del Valle, Cangrejo y Serrana, los bancos de Roncador, Serranilla, Quitasueño, Bajonuevo y Alicia, y los demás islotes, cayos y bancos que hacen parte del Archipiélago de San Andrés y Providencia. Artículo segundo. Deróganse los artículos tercero, cuarto, quinto, sexto, séptimo y octavo de la Resolución número 206 de 1968. Artículo tercero. Modificar el artículo décimo de la citada providencia, el cual quedará así: Los terrenos rurales serán adjudicados gratuita y definitivamente por el Instituto Colombiano de la Reforma Agraria, de acuerdo con las normas que regulan la adjudicación de baldíos, especialmente el artículo quinto del Decreto 1415 de 1940. Articulo cuarto. La presente providencia deja a salvo los derechos legítimamente adquiridos por terceros, y requiere para su validez la aprobación del Gobierno Nacional y deberá ser publicada en las cabeceras de los Municipios de San Andrés y Providencia y en los corregimientos e Inspecciones de Policía de esos Municipios, en la forma prevista en el artículo 55 del Código de Régimen Político y Municipal, publicada en el Diario Oficial e inscrita en la Oficina de Registro de Instrumentos Públicos y Privados del Circuito de San Andrés y Providencia, para que surta los efectos legales y previstos en los artículos 96 y 97 del Código Fiscal. Artículo quinto. Esta Resolución rige a partir de la fecha de su expedición. Cópiese, notifíquese, publíquese, regístrese y cúmplase. Dada en Bogotá, D. E., a los 30 días del mes de junio de mil novecientos sesenta y nueve (1969).
El Presidente de 1&Junta, (Fdo.) ENRIQUE PERALOSA CAMARGO El Secretarto, <Fdo.) GABRIEL CAMACHO MACIAS

148

LISTA DE ILUSTRACIONES
Orillcas:
Númeroe : 1 2

Dirección predominante de 100 vientos durante el afio . ... Frecuencia dfrecc10nal de los vientos.. ... ... ... ... ...

Mapas:

Distancias. ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... Corrientes maritimaa ... ... .., ... ... ... ... ... ... ...
Ambientes terrestres ... Ambientes marinos Zonificación de la pesca

LocA1f~tón del Archipiélago..

... ... ... ... ... .., ...

... ... .., ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ...

.., ... ... ... .., .., ... ... ...

1 2 3 . 5 6

Perfiles:

~n

~

.. ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ..,

1

FIcuras: Holocantbus sp., "Angel fl8h", "Span1ard flsh" D1ctyopter1adel1catula . ... ... ... ... .., '" ~ gylnDOS~ ... ... ... ... ... ... ...

Sargassum . ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... sp.
Turblnariatricostata ..
Mille~ complanata

... ... ...

'" ... '"

. ... ... ... ... ... ... ... ... ...

... ... .., ... ... ... ... ... ...

1 2 3 . 5 6 149

Figuras:
Acropora cervicornis
Acropora palmata Agaricia sp Porites porites . Strombus gigas

Números :

... ... ... ... Clase Holothurioidea, "Sea caks" ..,
Diadema antillarum Tarpon atlanticus .

. ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .., ...

... ... ... ...

... .., .., ... ... ... ... ... ... ... Albula vulpes. "Macabi" ... ... ... ... CypsUurusp., "Pez volador".. .., ... s Holocentrus rufus .. ... .., ... ... ... Abufdefduf saxatilis .. ... '" ... ...
Centropomus undecimal1s.''Róbalo''

... .., .., .., ...

.., ... ... ... ... ...

... .., ... ... ..,

.., ... .., ... ..,

... ... ... ... ... ...

.., .., ... ... .., '" ..,

... ... ... ... ... ...

.., .., ... ... ... ...

... ... oo. ... ... ...

Coryphaena ... ... .., ... .oo .., .., ... ... oo' ... sp. Mycteropercap., ''Butter fish" ... ... .., .., ... s Mycteropercap.. ''Butter fish" ... ... ... .., ... s
Fam. Lutjanidae, ''Bushy Yellow fish" Haemulon sciurus, "Grunt" ... ... .., Calamus calamus . ... ... ... .., ...

'" ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .., ... '" ... ... ... ... ... .., ... ... ...

Acanthurus bahianus, ''Doctor fish" Sphyrena. barracuda. ''Barracuda'' .

Thunnussp., ''Bonito''

... ... ... ... ... ... ... ...

... ... ... ... ... ...

Sparisoma aurofrenatum,

Fam.Balistidae ... .., ... ... ... ... ... ... ... ... ...
Balistes vetula, "Old Wlfe"

"Parrot fish"

. ... ... ... ... ... ... ... ...

7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31

150

} ,

¡

INDICE
PREAMBULO . ... INTRODUCCION

... ... ... ... ... ... ... ...

... ... ... ... ... ... ...

Págs. 5 7

l. CONSIDERACIONES GEOGRAFICAS. GEOLOGICAS
y CLIMATICAS

. ... ... .., Geograffa....., ... ... ... ... ... ... ... ... oo' .., ... ... ... ... Geología.... ... .., ... ... ... .., ... Climatología. ...
DEL ARCHIPIELAGO

9 9 15 16 16 1G 17 21 23 23 23 25 25 27 27 ~ 28 151

Introducción. .. ... Precipitaciónanual y Uuvias ..
EstacionaJidad de la Uuvia

Nubosidad. o' ... ... ... ... ... ... ... ... ... o
Vientos...
Velocidad

...

... ... ... ... ... ... ...

... ... oo. ... .oo oo. ... ... ... ...
de los vientos... oo. .oo ... oo. ...

Huracanes... ... .
Tipo de clima . .., Estaciones. ..,

... ... ...

...

... ... ...
. .., ." ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ...

n. ASPECTOS BIOLOGICOS y ECOLOOICOS . Mecli08 ambientes terrestres
Ambientes halobfdricos

Habitats bfdricos

.. ... ... ... ... ... ...

Habitats mésicos ...

oo. oo' ...

...

...

...

'oo ...

Habitats xéricos.., ... ... ... ... .., Animales omésticos. ... ... oo. .., d . El mediomarino. ... .0. oo. ..o ... ... Zonasub-litoral... ... ... .., ... ...
Mar abierto ... oo. 'OO."

oo. ... ... ... ... ...

.., ... ... ...

Pies. 29 34 35 36 36 45 47 47 49 51 53 62 62 70 73 78

m. SISTEMATICA ... oo' ... .., ... ... oo. ... ... .. Flora. ... .., .., .., ... ... ... .oo ... ... Algae .. ... ... ... ... ... ... ... oo. oo. 'oo ...

Pha.nerogau1a ... ... ... ... ... ... ... ... . ...
Fauna .., ... ... .., ... oo' .oo ... oo. oo. oo' ... oo' ... oo. Invertebrados marinos . Especies terrestres. ... ... ... oo'

Pteridophyta.... . oo .. .., ... ... ... ... .oo oo,

Vertebrados ... ... ... ... ... ... ...
Peces de la Isla de San Andrés

. ...

IV.

CONSIDERACIONES
TIVA Y ECONOMICA

SOBRE IMPORTANCIA DEPORDE LA FAUNA MARINA

. ...
.., .., .., ..,

99 102 102 102 104 106 109 113 116 121

Pesca deportiva..

..

oooo oo, oo' ...

...

oo' oo' ...

Zonificación oo' ... oo. ... ... ... oo. ... Zona protegida. por los arrecifes.. ... ...

Zona demarabierto ... .., ... ... ... ... ... ...
Influencias del clima. y de las corrientes sobre la pesca. deportiva. .. ... ... ... ... ... ... ... ...

Lista de peces de importancia. eportiva... ... ... d Pesca submarina... oo' ... oo. ... ... ... ... ... V. CONCLUSIONES REC014ENDACIONES Y ..
BIBLIOGRAFIA

14étodos depesca.. ... ... ... ... ... ... ... ...

.. ... .., .., ... ... .0. ... o.. ... ...
oo. ... oo' oo' ... ... ... oo'

ANEXO ... .., l.. ANEXO ... ... n.

LISTA DE ILUSTRACIONES. ... INDICE... ... ... ... ... oo' ...

... ... oo' oo. ... .., ... ... oo' oo' oo' oo' ...

... 'oo ...

126 129 143 149 151

152

Esta obra se terminó de imprimir el día 30 de noviembre de 1985, en los talleres gráficos de la Empresa Editorial Universidad Nacional. - BogotáColombia.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful