iu-:;;M:ií!i:¡:!!!;i|!!ií»;!

;i:::í;

^^^^sSs

i n
WALTER MUIR WHITEHILL JUNIOR DONATED BY
MRS. W. M. WHITEHILL
1979
íyíífcí?^ /Cv*V{«Sí«y^3^^i3

'•^^T^N^iw .J\jO>if"uAtlj

III:.

^^^^^^É

•."•jlr>'-5-5:':.:-J|f»'

fr^^^

V.'í>.'í4Stv:/íW.

^^^Og^^

^^^yí^R

5^

^^^íSS ^^S9:
W^mi^

t'y4

EVil

^. ••*

,/

WHiTEKii

i^v^^-

^^OiìtO, U'

APUNTES BIOGRÁFICOS
DE

SANTIAGO APÓSTOL
EL MAYOR
Y ESPOSICION HISTORICO-CRITICA Y JURÍDICA

DE SU APOSTOLADO TRASLACIÓN DEL CUERPO DEL MISMO A ESPAÑA Y SU RECIENTE DESCUBRIMIENTO
POR EL EMO Y RMO

Sk

iU)MING()

HARTOLINl

CARD. PRESBÍTERO DEL TITULO DE S. MARCOS PREFECTO DE LA S. CONGR. DE RITOS
Traducción
libre del italiano

POR EL DOCTOR
n.

nTT\'FSTRF

RONGíFR FUíí ERAD

Protonotario Apostólico Prelado Romano, del Tribunal de la Signatura Papal de Justicia Canónigo honorario de la Basílica de Santa María in Cosmedin Capellán de honor y Predicador de S. M. Católica Comend. de las Reales y distinguidas Ordenes de Carlos III é Isabel la Católica y de la Pontificia del Santo Sepulcro Rector del R. Establecimiento de Santiago y Santa María de Montserrat en Roma, etc.

-^^0mf

ROMA
TIPOGRAFÍA VATICANA 1885

• •

APUNTES BIOGRÁFICOS

SANTIAGO APÓSTOL
EL MAYOR
Y ESPOSICION HISTÓRICO-CRÍTICA Y JURÍDICA DE SU APOSTOLADO

TRASLACIÓN DEL CUERPO DEL MISMO A ESPAÑA Y SU RECIENTE DESCUBRIMIENTO
POR EL EMO
Y

RMO

Sk

DOMINGO
Traducción

RARTOT.ÍNT

CARD. PRESBÍTERO DEL TITULO DE S. MARCOS PREFECTO DE LA S. CONGR. DE RITOS
libre del italiano

POR EL DOCTOR

Don silvestre RONGIER FULLERAD
Protonotario Apostólico del Tribunal de la Signatura Papal de Justicia honorario de la Basílica de Santa María in Cosmedin Canónigo Capellán de honor y Predicador de S. M. Catóhca Comend. de las Reales y distinguidas Ordenes de Carlos III é Isabel la Católica y de la Pontificia del Santo Sepulcro Rector del R. Establecimiento ele Santiago y Santa María de Montserrat en Roma, etc.
Prelado

Romano,

£@

ROM.^
TIPOGRAFÍA VATICANA 1885

lACOBO

.

MAIORI
.

HISPANIARVM

APOSTOLO
.

EPITOMEN

.

ILLVSTRIVM
.

ACTORVM
.

.

EIVS
.

CVM

.

COMMENTARIO
DE
.

HISTÓRICO
.

CRITICO
.

IVRIDICO

IPSIVS
.

.

AD
.

HISPANOS
.

ACCESSV

DE
IN

SACRI
.

CORPORIS
.

EXSVVIIS

GALLAECIAM
.

TRANSLATIS
.

AC

.

NVPER

COMPOSTELLAE
.

REPERTIS

DOMINICVS

BARTOLINIVS
.

PRESE. CARDINALIS

TIT.

MARCIANO
.

PRAEF. SACR. CONS. LEGIT. RITIBVS

COGNOSCENDIS
.

OBSEQVENTISSIMVS

.

CVLTOR
.

.

ET

CLIENS

OFFERT
CAELESTIS
.

DEDICAT
.

PATRONI
.

OPEM

IVGITER

.

PROPITIAM
.

IMPLORANS

REGI

PROCERIBVS
.

KLERO

.

POPVLOQVE
.

HISPANIENSI
.

QVORVM

.

IMMOBILIS

IN
.

.

CATHOLICA
.

FIDE

.

CONSTANTIA

NVLLA
EXTERNI
.

VNQVAM
.

POTVIT
.

HOSTIS

FRAVDE

AVT

.

VI

LABEFACTARI

ADVERTENCIA

Deseando popularizar en nuestra España el concienzudo y útilísimo trabajo ii Apuntes biográficos de Santiago Apóstol el Mayor y>
del por tantos
Sr.

títulos

ilustre

Emo

y

Rmo

Cardenal D.
el

Domingo

Bartolini, proce-

dimos con
Erna

espontáneo beneplácito de Su
la

Rma

á

traducción de

la

obra, lite-

ralmente en unos puntos, ó con pequeñas
ampliaciones en
otros, propias

de los lec-

tores á quienes la destinamos.

sión del original corrió

La imprecon suma rapidez
laudable propó-

para dar cumplimiento
sito

al

del

Emo

Purpurado de verla termilas

nada,

como

logró, antes del

y ofrecerla en

25 Julio último Fiestas del Santo Apóstol
de devoción
al

como un

gracioso tributo

mismo y de amor

à las glorias españolas.
lo

No
por

siendo posible hacer

mismo con
la

la

traducción,
si

nos ocurrió esperar un poco,
cele-

podia añadirse algo sobre

bración

de

las

fiestas

extraordinarias
tal fin

en

honor de Santiago; y con
al

escribimos

y Rmo Sr. Cardenal Arzobispo de Compostela, quien con la agradecida ama-

Emo

bilidad
la

que

le

distingue, tuvo por

buena

espera y prometió enviarnos á su debido tiempo todos los datos necesarios.
hizo presta y cariñosamente; y con ellos y con otros documentos postelo

Así

riores á la impresión

del original italiano

que hemos podido haber á mano,
al

relativos
ter-

plan general de

la obra,

dámosla por
invertidas

minada.

Nada

valen

las

tareas

en

comparación del gusto de esclamar:

¡

Todo por Santiago

!

MOTIVO DE LA OBRA

El

hallazgo
el

del

Cuerpo de Santiago

Apóstol,

Mayor, acaecido en nuestro siglo

y en nuestros dias, es un suceso singularísimo que toma distinguido lugar en la historia

de

la Iglesia

y en

los fastos

de

la

Nación
la

Española. Para

la Iglesia

ha sido siempre

tumba
para
la

del
la

Apóstol una potente manifestagloria de Dios en sus santos:
la

ción de

España
de
la

tumba
el

del

Apóstol ha
la fé

sido en todo tiempo
católica,

estandarte de
civil

prosperidad

y de

los

triunfos sobre los infieles.

Las muchedum-

bres cristianas que, venciendo las incomo-

didades y los peligros de un àrduo viage,
se dirigian con

mucha

frecuencia en los pa-

vili

sados tiempos à visitar aquella tumba para
conseguir los maravillosos efectos de
tección
del
la

pro-

Apostòlica, demostraron

la

fuerza

Señor omnipotente y misericordioso que para ventaja y provecho de los míseros mortales, abria las fuentes de su beneficencia

en

los

sagrados huesos de su
el

Santo, por los que se obtenia

remedio

à las enfermedades de alma y à las debilidades del cuerpo.

El reciente descubrimiento de los mis-

mos
la

servirá para consolidar
católica á aquella
resista la fuerza

más y más en
nación
la

noble

con
in-

que

imponente de

credulidad que tan largamente se difunde

en nuestros
paz á
la

dias;

será

el

portador de
el

la

Iglesia,

humillando

orgulloso
la

meta á donde tenderán nuevos y numerosos grupos de piadosos visitadores, emulando así
poder de
sus

enemigos;

será

á los antiguos en

devoción y el fervor. Ahora, movidos por las exhortaciones
la

del

Sumo

Pontífice

Leon
la

XIII,

Nuestro

Señor, manifestadas en su Bula Detis Omnipotens, á tomar parte en
alegría

común

IX

del fausto suceso,

y para mayor glorificación de aquella sacratísima tumba, hemos creido
Apóstol Santiago y hacer un objeto de piadosa y erudita
el

bien reunir las memorias históricas que se
relacionan con

de

ellas

lectura para los
dables,

fieles.

Escritores recomen-

en número bien grande, de varias

naciones, especialmente españoles, se ocu-

paron en

dar
la

la

biografia de Santiago
histórica

el

Mayor con
la traslación
licia,

demostración

de

su predicación en España, del martirio, de

de su sagrado cuerpo à

la

Gape-

región de

misma España, y de
por
el

las

regrinaciones emprendidas en todo tiempo

para visitarlo

pueblo

cristiano del

universo mundo; y hubiéramos tenido que

estendernos

demasiado
los

al

escribir,

esce-

diendo
ración,

una sucinta nará querer reproducir los argumentos
asi

límites de

mas su demostración, presentan todos estos escritores. Tan imporque para
fijar

tante trabajo fué ya llevado à cabo por los

doctísimos Bolandistas, los cuales en

el

dia

25 de Julio hacen un egregio comentario de las proezas de Santiago, empleando una

crítica

sana y tempkda
censuras

contra las inmohipercríticos;

deradas
es solo

de los

y

nuestro ánimo trazar un bosquejo
principales

de
por

los
los

argumentos
para

recogidos
la

Bolandistas

probar

nar-

ración histórica. Compilaremos, por tanto,
la

historia de las varias vicisitudes á

que

estuvieron

sugetos

los

sacros
el

restos del
feliz

Apóstol;
brimiento,

referiremos

luego

descu-

con

las

circunstancias

que

le

acompañaron, y
lo

por

último

reseñaremos
la

actuado en

el

Proceso

sobre

iden-

tidad de aquellas sagradas reliquias, con la

sentencia

final

pronunciada por

la

Suprema
al-

Autoridad Apostólica.

Y

por via de apéndice añadiremos

gunos diplomas y otros importantes documentos mencionados en el curso de estos
Apuntes.

I.

Apuntes sobre

la vida
el

de Santiago Apóstol

Mayor,
testo evangélico, y Juan su

Santiago, según

el

hermano, eran

de Zebedeo y de Maria Salomé \ Disputan los escritores sobre la pàtria de
hijos
^

Zebedeo. Adricomio
hijos

escribe que

Zebedeo y

los

nacieron en la Ciudad de Saffa ó Saffra,
Orígenes in Matthaeiim Tractat.

1

XXXV

circa finem.

autem oportet opinari et dicere etiam nomen Matris filiorum Zebedaei, dico quoniam haec ipsa fuerat Salome pacifica Evangelista (Matthaeus) exponit, Mariam Magdaappellata. lenam et Mariam lacobi, tertiam autem dici Matrem filiorum Zebedaei. Apud Marcum autem tertia illa Salome appellatur et secundum Marcum, quae secutae fuerant lesum a Galilaea, cum Christo
« Si
.
.

.

;

ascenderunt in Hierusalem. »
2

Theatrum Terrae Sanctae
:

n.

85,

ubi

loquitur

de

tribu

Zabulón

« Saffa vel Saffra civitas in

montibus

sita

a Nazareth tribus

distans milliaribus patria Zebedaei, Alphaei, et lacobi, atque loannis

Apostolorum;

in

quorum

nativitatis loco pulcra visitur ecclesia. »
I

situada entre los montes y distante tres millas de

Nazareth. Fué luego llamada esta Ciudad Saffuri

y era la pàtria de los santos Joaquín y Ana, en donde todavía permanecen los grandes restos de
la Basílica á ellos dedicada,

que

el escritor

de esta
al-

memoria ha guna de la

visto;

pero no ha hallado señal

Iglesia erijida sobre el lugar del na-

cimiento del Zebedeo y los hijos, que menciona

Adricomio. La misma noticia dà Cuaresmio

'^

;

mas
los

no parece aceptable esta narración, por que de

mapas
reth ó

geográficos, se deduce que Saffa ó Saffuri

se halla à bastante distancia del lago de Geneza-

Mar de

Galilea, y la esperiencia nos enlos

pescadores y los que viven del comercio marítimo, habitan siempre cerca
del

seña por otra parte que

mar ó de
pàtria

los

lagos,
^

opinion de Teodoreto
la

y así es mas exacta la que tiene à Bethsaida por
Santiago, Juan

común de Pedro, Andrés,

y Felipe, todos pescadores en el lago de Genezareth. Cree S. Gerónimo que la condición de Ze-

bedeo era bastante acomodada, porque su
1

hijo

Juan

Elucidatio Terrae Sanctae

Tom.

II. lib.

VIL

Peregrinai. IV.

cap.

I.

«

A

Nazareth ascendendo per montes inter meridiem et
itinere, invenitur

occidentem, absoluto trium milliarium
Saífa appellatus arabice
venerabilis
est

viculus

Deir idest monasterium.... Celebris et
qiiod credatur patria
et loannis. »

hic

lociis,

Zebedaei patris

Sanctorum Apostolorum lacobi
2

Tom,

I.

« Petrus

autem

pag. 659 edit. Sirmondi. et Andreas, et lacobus et loannes, et Phi-

lippus ex vico Bethsaida fuerunt. »

era

conocido del Pontífice Caifas y no temia en
las

modo alguno
hizo entrar á

insidias

de

los judios, tanto

que

Pedro en
asi
la

el atrio

de

la

habitación del

mismo, pudiendo
Apóstoles, junto á

permanecer, solo entre los
cruz de Jesucristo y recibir
del

á su cuidado la
silio

madre carísima
S.

mismo

'.

S.

Ba-

el
'^

Grande ^

Hilario

^

y

S.

Pedro Crisó-

logo

tienen por el contrario que

Zebedeo y

los

de pobre condición y vivían de las ganancias de la pesca. O mejor aun, como congehijos eran

turaba
1

S.

Epifanio,

toda su riqueza y elevación

Epist.

XCVI. ad Principiam Virginem.
et lesus

«

Unde

loannem Evangelistam amabat plurimum, qui

propter generis nobilitatem erat notiis Pontifici, et ludaeorum insidias
et staret
in

non timebat, in tantum, ut Petrum introduceret in atrium, solus Apostolorum ante crucem, matremque Salvatoris
In Regulis cap. VIII.

sua reciperet. »
2

Quomodo sane ut faceremus exemplo suo admonuerunt nos sancti Domini discipuli lacobus quidem et loannes relicto
«

patre Zebedaeo, ipsoque de
debat. »
3

quo
13,

tota

illorum

victus

ratio pen-

Lib.

II.

« Constitit

de Trinitate n. enim mecum,

in

patrocinium editarum superius

difficultatem piscator agens, ignotus, indoctus,

manibus limo occu-

patus, veste ruida, pedibus limo oblitus, totus e navi.... »
4

In sermone

XXVIII.

ergo virtutibus cognata paupertas, et si paupertas virtutum parens virtutum socia sic habetur, sapere convenit, quare
Christus ad virtutis officium pauperes sic elegit. Petrus et Andreas,

« Est

lacobus et loannes, germanitas combinata, imo congeminata paupertas, in

humileS/ viles arte, obscuri

Apostolorum Principes eliguntur, pauperes censu, loco vita, labore communes, addicti vigiliis,

fluctibus mancipati, negati honoribus, iniuriis dati praesidio retis,

solo piscium captu victum vestitumque conquirentes. »

de grado consistían en que tenían naves propias

y criados estipendiados para los trabajos de la pesca, cum mercenariis, según Marcos (C. I. v. 20) ó que se hallaban asociados á Pedro y Andrés en
las

operaciones

y lucros

de

su

arte,

interpre-

tando así las palabras del testo evangélico de Lucas (C. V. V.
10)

qui eraiit

sócii
la

Simonis \ Por

tanto atendían

de continuo á

pesca

Zebedeo

con los hijos Santiago y Juan, adultos de edad, y con los mercenarios, y oían hablar de la predicación del Divino Redentor que, dejando á Nazareth, se había trasladado á
di

Cafarnaum en
la luz

el

Mar
pe-

Galilea y hacía

allí

aparecer

deslumbralos

dora de su misión, llamando á penitencia
cadores

para

conseguir
las

el

reino

de

los

cielos.

Pasaba El un día por

orillas

de aquel lago y
dijo:
«

viendo á Simon Pedro que con su hermano Andrés echaban las redes en
<
el

mar, les

venid

á mi y yo os haré pescadores de hombres. » Tal era el esplendor de la Divinidad que rebrillaba en
su rostro y tanto el atractivo de su palabra, que
súbito abandonaron las redes y le siguieron.

Con-

tinuando un poco

camino, vio á Santiago y su hermano Juan que con el padre Zebedeo prepael

mas

raban

las

redes en

la nave,

y sin más, los dos her-

I

Haeresi

«
liberis

XXXI. tom. I, pag. 438. Quorum unus erat Andreas, alterum vero unum e Zebedaei fuisse, propter artis societatem ac communionem rectissima

coniectura suspicati sumus. »

manos dejaron
rios

al

padre, las redes y los mercena-

y le siguieron. Desde aquel momento no se separaron ya mas del lado del Redentor que de-

mostrò siempre á Santiago y Juan, juntamente con Pedro, una particular benevolencia y asi como á Simon habia cambiado el nombre por el de Pedro,
;

también á

los

dos hijos de Zebedeo los sobrellamó
es, hijos

Boanerges, esto
la

del trueno, por

que con

palabra evangélica que hablan de difundir en
regiones de la tierra, debian remover los pue-

las

blos sentados en las tinieblas y adormecidos à la

sombra de
vida.

la

muerte, haciéndoles resucitar á nueva
III.

(Marcos

v.

17).

Nuestro Señor Jesucristo distinguió á

los

dos

hermanos y á Pedro con preferencia á
impostóles, haciéndoles

los otros

testigos

singulares de al-

gunos milagros y partícipes de arcanos y misteriosas manifestaciones. Dejando por ahora á Pedro
y Juan, diremos que
el

Señor quiso que Santiago
la

se hallase presente en la casa de Pedro y Andrés,

cuando curó de violenta fiebre á
dro (Marcos
I.

suegra de Pe-

V. 29) y devolvió la vida á la hija del arquisinagogo Jairo, (Marcos C. 5. N. 22); hizole testigo
el

de su admirable Transfiguración sobre
la

Tabor, participante de una muestra de
intuitiva

beata

vision
la

y capaz de escuchar tremebundo
la

voz del Eterno Padre, salida de
le

lucidísima
I.).

nube que

envolvía.

(Mateo C.

17. v.

Y

ya

que habia hecho á Santiago gozar de

la vision glo-

riosa

del Tabor,

diòle

también parte en

la

san-

grienta agonía del Gethsemaní.

Tan

distinguida benevolencia usada por el Se-

ñor con Santiago y Juan, los animó á pedirle por medio de su madre Maria Salomé que dispusiese

en favor de sus hijos

el

sentarse uno á la derecha

y otro á la izquierda de su Reino, temiendo que Pedro pudiera ser preferido á ellos; pero mientras hacia la
dirijió

madre de
la

rodillas la petición, Cristo
hijos,

la

palabra à los

como insinuadores
<i

de aquella á

madre, preguntándoles

si

podían

beber el cáliz de la Pasión que él estaba dispuesto
beber. »

Respondieron francamente

:

«

Podemos
de

» la

y Cristo, confirmando que apurarian

el cáliz

pena de muerte en defensa de su nombre, añadió: « Beberéis ciertamente mi cáliz, pero no es mio el
« disponer
«

que os sentéis á

mi derecha

ó izquierda

en

mi

Reino, sino que se sentar áii allí aquellos
celestial. »

« qtte

haya dispuesto mi Padre

(Mateo

C. 20 V. 20).

Y

verdaderamente, estos dos hijos

del trueno, llenos de

un

celo vivo

su divino maestro Jesucristo,

y ardiente por à quien no hablan
al

querido recibir los Samaritanos
rusalem,
le

dirigirse á Je-

demandaron

el

permiso,

como truenos

fragorosos, de hacer bajar sobre ellos fuego del
cielo

para consumirlos.

Y

didos por Cristo, diciéndoles
« espíritu estáis
«

aunque fueron repren« no sabéis por qtíé
:

movidos;
sirio

el hijo del

hombre no ha
»

venido á perder,

á salvar las almas

die-

I

ron,

sin
el

embargo, prueba con esto de su amor
divino Maestro. Santiago,

hacia

como

los otros

apóstoles, fué victima de grave turbación ante la

Pasión
llenó

y muerte dolorosisima del Señor y se de gozo y dulcísimo consuelo al verle á los y circundado de la gloria y vida inmortal. Contemplóle con los
los
al

tres dias resucitado

belleza de la

otros

hermanos
y con

madre, subiendo
Olivos,
los

cielo

Apóstoles y con su bendita desde el monte de los

mismos en el Cenáculo de Sion en Jesusalem, rellenó su alma de la gracia santificante del Espíritu Santo. Desde el dia de Pentecostés, salidos los Apóstoles del Cenáculo, fueron

por

el

maravilloso don de lenguas
los judíos,

el

espectáculo,

no solo de
Jerusalem.

sino

de todos los estran-

geros de varias naciones del

mundo

presentes en

Y

obedeciendo

la

orden

de

Cristo,

predicaron la palabra evangélica en la Judea, Galilea

y Samaría. Distribuidas luego entre ellos por

consejo divino las varias partes del mundo, fueron

á predicarla por todas

ellas,

esparciendo su voz
:

hasta los últimos confines de la tierra

Santiago

tomó parte en
la

la predicación

evangélica por toda

Judea y después enderezó á otro punto su camino para llevar la luz de la verdad à aquellos
las

que yacían en

espesas tinieblas del gentilismo.

IL

Predicación de Saìitiago Apóstol en España.

Ningún monumento escrito contemporáneo ó sincrónico queda que nos atestigüe la predicación
evangélica de Santiago en España.
escrita pereció

Toda memoria
el
furi-

desde

el

tiempo de las persecuciones,

especialmente las de Diocleciano, cuando

bundo procónsul Baciano egecutó
violento
el

del

modo mas
las

edicto

de persecución, yá contra
cruelmente,

personas,

martirizándolas

yá contra
y que dio á
la

las santas Escrituras, las actas

de

los mártires

los libros pertenecientes al cristianismo
las llamas.

Lo poco que

habia quedado salvo de

barbarie de los tiranos, fué enteramente destruido

por

la

poseyeron por largo
región.

barbarie de los árabes que invadieron y tiempo aquella floridísima

Y

así

como todo

lo

que por

divina debe

creer
sino

el

cristiano

no se halla en los libros santos,
la fé perfecta,

que para estar en posesión de
las

debe creer asimismo
bidas verbalmente

divinas tradiciones reciasí

de los Santos Apóstoles,

para

la fé

humana que
cuando
la

se concede á los hechos
falta el

históricos, debe,

documento

escrito
la

tenerse en estima

tradición

para conocer

verdad de
de

los

hechos acaecidos. Los racionalistas

la escuela

germánica niegan especialmente toda

— —
9

tradición divina y

humana y
;

se fijan

solo en la

autoridad de aquellos documentos que en su con-

cepto son incontrovertibles

los hipercríticos

son

además enemigos de las tradiciones y hasta sobre la fé de los documentos escritos presentan
á

menudo

tal

nebulosa incertidumbre, que acala

ban por negar

verdad.
el

Uno de

estos

princi-

pales campeones es

Tillemont, seguido por la

tropa de los escritores galicanos que han inferido

un grave daño
tica, la

al ejercicio

de

la

buena y sana

cri-

cual no desprecia las tradiciones, sino

que

procura indagar con

exactitud

su origen, valor

y trasmisión. El hecho de la predicación de Santiago en España se basa principalmente sobre una
tradición antiquísima, siempre constante,

jamás

in-

terrumpida, continuada hasta nosotros y retenida

como prueba
por todo
sin
el

ciertísima

no solo en España, sino

orbe católico.

No

es decir que falten,

embargo, testimonios antiguos posteriormente

escritos sobre tal tradición,
la

que de

siglo

en siglo

han llevado
el

al

campo de

la historia

eclesiástica.

Fundase
« «

principio de tal tradición sobre las pa« Seréis

labras de Cristo dichas á los Apóstoles:

mis

testigos en

Jerusalem

y

en toda la Jtidea, Sade la tierra \ »

maria y hasta

los estremos

Y

si

á

todos los apóstoles fué dirigido este discurso;
I

Acta Apóstol,
et
in

c.

I.

v.

8.

« Eritis

mihi testes in
et

leru-

salem,

omni ludaea

et

Samaria,

usque ad ultimum

terrae. »

IO

verdaderamente
partes
el

estos

hicieron

sentir

por todas
misión

sonido de su palabra evangélica, no dela

berá ciertamente escluirse
egercida por
el

España,

ni la la

Apóstol Santiago en

España,

que esta reconoce como su DoctorS.

Gerónimo, á
escribia:
«

fines

del siglo IV, y principios

del V,
« el eco «

Se difimdiò por toda la tierra

de los Apóstoles
.

y
,
.

su palabra llegó á los
.

estremos de la tierra
del

y

viendo Jesús en la

< orilla
<k

mar

de Genezareth à los Apóstoles que
los

preparaban
convirtieran

las redes,
qtie

llamó

y

los envió al

« « «

gran mar, para
e7i

de pescadores de peces, se

pescadores de ho^nbres

y

predi-

casen

el

Evangelio desde Jerusale^n al Hirió
'.

y

« las

Españas

»

de los dos hijos

Es claro que S. Gerónimo habla de Zebedeo que reficiebant retia
al

sua cuando fueron llamados por Jesús
lado,

Aposto-

poniendo

así

de relieve

la tradición
es,

que ya

se conservaba en

la Iglesia, esto
el

que Santiago

habia predicado en España
ciádole Juan al Ulrico
',

Y

Evangelio y anunbien podia haber acon-

tecido

que

el

segundo, desde Efeso, se hubiera

I

Comment.

in

Isaiam

Tom.

III.

cap. XLII. col. 319. edit.

Parisién, an. 1704:
« In

omnem

terram

exiit

orbis terrae verba eorum.... Apostólos

Apostolorum sonus, et in términos enim videns lesus in lit-

tore iuxta
in

mare Genesareth
qui

reficientes retia sua, vocavit et misit

magnum

mare, ut de piscatoribus piscium faceret
»

hominum

piscatores,

de lerusalem usque ad Illyricum et Hispanias

evangelium praedicarent.


trasladado á la
Iliria

II

para su apostólico ministerio,

y que á S. Gerónimo, que era nativo de aquella región, hubiera así llegado la tradición conservada
entre sus connacionales.

El

mismo

S.
«

sus escritos:
«

Gerónimo dice en otro lugar de Asi seremos interpretados alegoriqiie los ciervos,

camente,

enseñando
se

esto es,

los
,

« Apóstoles, «
«
<

encont7^aban juntos en Jerusalem

que

se veiafi

a me^iudo

y

que la

abandonaron,

dirigiéndose desde alli á diversas provincias, por-

que

el

Señor

les

habia ordenado: Id
batctiz ando las

y

enseñad

« « «

à todas las gentes,
del Padre,

en el nombre

y

del Hijo

y

del Espíritu Santo.

Y

el

Espiritu los congregó, señalándoles su misión y

« dividiéndolos,
í(

para que cada cual se dirigiese: uno
la Iliria,

á la India; otro á España; un tercero á

«

un cuarto á
dicado
el

la

Grecia; y disponiendo que cada uno
la provincia

« «

de ellos reposase en

donde habia pre-

Y

Evangelio y enseñado sus preceptos '. » verdaderamente, según el dicho de S. Geronimo,

Pedro y Pablo reposaron en Roma, donde preI

Tom.

III.

col 279. et 280. ejud. edit. Parisién, an. 1704;

« Sic

allegorice

interpretabimur ut doceamiis cervos, idest

Apostólos.... obviasse sibi in lerusalem et
ctus, et transisse et reliquisse

mutuos vidisse conspe-

eam, et ad diversas provincias perrexisse quia Dominus mandaverat Ite et docete omnes gentes,
:

baptizantes eos in
Spiritus
illius

nomine

Patris, et

Filii,

et

Spiritus Sancti

;

et
;

congregavit eos, dederitque eis sortes atque diviserit
in Evangelii sui

ut alius ad Indas, alius ad Hispanias, alius ad Illyricum, alius ad

Graeciam pergeret, et unusquisque ona provincia requiesceret. »

atque doctri-

12

dicaron

el

Evangelio;

Tomás

reposó en Calamina
la luz

de

las Indias,

donde habia difundido
la

evan-

gélica;

dígase lo

mismo de Bartolomé que reposó
Armenia; de
en Jesu sepulcro

en Albanópoli, ciudad primaria de
Santiago
el

Menor que tuvo

rusalém, cuya sede episcopal dirigió; de Juan que

terminó sus dias en Efeso, donde enseñó; de Andrés que fué sepultado en Patraso de la Acaya

de

Santiago

el

Mayor cuyo

sepulcro

es

glo-

rioso en

Compostela de España, como veremos
antiquísimo Breviario Hispánico llamado
la

luego.

En

el

después Muzárabe, que según
en uso en
la Iglesia

autoridad de los

doctos y especialmente del Cardenal Bona, estaba

de España desde principios

del siglo V, y en la
(del

Misa de

S.

Martin de Tours

que se dice
^

:

« este

hombre que produjo nuesdel cual hace

tra edad)

»

se lee en la fiesta solemne de San-

tiago Apóstol

un Himno

parte la

siguiente estrofa:

Pedro tiene Roma,

la Acaya su heimano, Mateo la Macedonia, Sandago Tebo, Simon el Egipto,

Tomás

la India,

Bartolomé
Matías
el

la

Licaonia,

Los grandes

Ponto y Felipe la Galia (Galacia) hijos luego del trueno

I

Hunc

virum, quem aetatis nostrae tempora protulerunt,

iubeas auxilium no siris ferré temporibus....


Ambos
en
el

13

Brillan por las preces de su ínclita madre.

trono de insigne vida,
el

Juan gobierna Y su hermano

Asia derecha

la

España \
este Responsorio:
«

Léese también
« corre
<

allí

Re-

para

nosotros el alegrisÍ7no dia del ínclito

Apóstol Santiago por cuya sahUi/era predicación
pueblo de toda la España comefizó á conocer
»

« el

á su Redentor \

En
villa

el

Siglo VII S. Isidoro, Arzobispo de SeIglesia,
la

y Doctor de la con que su solicitud
«

entre otras
escribió
el

obras
libro

ilustró,
»

el

De

Ortu

et

Obitu

Patrum

en

que haciendo
el

una brevísima narración de Santiago
recuerda la predicación
del

Mayor,

El testimonio de S. Isidoro

mismo en España. es de mucho valor

í

Ex Hymno
« Petrus

Breviarii Mozarabici in Officio S. lacobi Apostoli

ad diem 30 decembris.

Romam. frater eius Achaiam, Indiam Thomas, Levi Macedoniam, lacobus lebus, et Aegyptutn Zelotes, Bartolomaeus tenens Licaoniam, Mathias Pontum, et Philippus Gallias (Galatiam).
Magni deinde Filii tonitrui Adepti fulgent prece matris inclytae Utrique vitae culminis insigni, Regens lohannes dextram soliis Asiam, Eiusque Frater potitus Hispaniam » 2 Ibidem Responsorium Adest nobis valde laetabundus dies praecellentissimi lacobi Apostoli, per cuius saluberrimam praedicationem totius plebs Hispaniae suum coepit cognoscere Redemptorem.
:


como
cuál
era,

14


nos dà à conocer

para confirmar aquella tradición, pues que versado,

en
el

la historia pàtria,

era

sentimiento universal de la misma.
los
críticos,
si

Se ha disputado entre
libro

fué

aquel
ó-atri-

producción auténtica de
él

S.

Isidoro,
el

buídole à
los

por

el

contrario; pero

autor de

de

S.

Prolegómenos y de la edición de las obras Isidoro, hecha por Faustino Arévalo, con
doctrina y larga erudición, demuestra que

mucha
sin

duda alguna era el libro en cuestión obra auténtica del gran Doctor de Sevilla; y bastarla por
toda prueba de esta demostración
el

solo

testi-

monio de su discípulo S. Braulio, Arzobispo de Zaragoza, que recordando el libro del Nacimiento y de la muerte de los Padres, dice que anotó
:

en

él

Isidoro con sentimental brevedad los hechos
la dignidad,
'.

y también los Padres
se tienen

muerte y sepultura de Conviene aquí advertir de paso, que
la
libro,

dos diversas versiones de este
variedad de los códigos.
la arriba

según

la

La

versión del

primer código es

indicada ó de la edi-

ción reproducida por Migné,
la

segunda se

halla

en

el

tomo V, mismo tomo

col. col.

151;

1288

Ap. XX.

Petavio y Paperoquio creen que aquella

I

Praenotatio librorum S. Isidori Hispalensis Patralog. Migne
I,

tom.

pag. 15

:

«

De

ortu et obitu

dignitatem quoque, et
tiali

Patrum librum unum, in quo eorum gesta, mortem eorum, atque sepulturam senten-

brevitate subnotavit. »

J


auténtica,

15


la

primera versión recibida comunmente por
fué corrumpida

mas

por cualquier interpo-

lador: la

segunda del apéndice presenta un mayor

carácter de integridad, pero
la intervención

ambas dan á conocer
lector

de cualquier imperito amanuense.
los

Pongamos ante
siones
I.
'.

ojos del

ambas

ver-

« Santiago, hijo

de Zebedeo, hermano de Juan

« cuarto
«

en

el

orden (de los Apóstoles) escribió

á las doce tribus que están en la dispersión de

gentes y predicó el Evangelio á las gentes « de España y lugares del Occidente, y difundió « su luz hasta los confines del mundo. Este murió,
« las

«

muerto por
«

la

espada de Herodes
»

Tetrarca.

«

Fué sepultado en Marmórica.
II.

Santiago, que se interpreta Síiplantador

« hijo

de Zebedeo, hermano

de Juan Apóstol,

*

cap.

De ortu et obitu Patrum. LXXI, n.o 125
:

Patrolog.

Migne Tom.

V,'col. 151,

« lacobus filius Zebedaei, frater loannis, quartus in ordine

duo-

decim tribubus
cavit, et in

qiiae

simt in dispersione gentium scripsit, atque

Hispaniae et occidentalium locorum gentibus Evangelium praedioccasu mundi lucem praedicationes infudit. Hic ab Haecol.

rode tetrarcha gladio caesus occubuit, sepultus in Marmórica. »

Ibidem

1287, in

Appendice XX,

n.o 42:

« lacobus, qui interpretatur Supplantator, filius Zebedaei, frater loannis Apostoli, arte prius piscator, postea factus est Christi

secutor, relinquens rete et

navem, secutus

est Salvatorem, relicto

patre Zebedaeo.

Obedivit omnipotenti Deo.

Relinquens mare

et

pisces, factus est in mari, id est, in
nis, et

mundo

piscator coelestis. Hispa-

occidentalibus locis praedicator, et sub

Herode gladio caesus
kal. augusti. »

occubuit, sepultusque est in Achaia

Marmórica Vili

-— i6
«


oficio;

primero fué pescador de

después se conla

« vertió

en secuaz de Cristo y dejando
al

nave,

« las «

redes y

padre Zebedeo, siguió

al

Salvador.
el

Obedeció

al

Omnipotente Dios. Dejando

mar

«
«

y los peces, se transformó en el mar, esto es en el mundo, en celestial pescador. Predicó á
Españoles y en los lugares de occidente, y murió, muerto por la espada de Herodes, y fué sepultado en la Acaya Marmórica á los
25 de
Julio. »

« los
« « «

Confrontadas

las

dos versiones, se vén desde
el

luego algunas anomalías por
terpolación,

hecho de
el

la in-

pues que no fué
el

Santiago,

hijo

de Zebedeo, sino
quien escribió
la
;

otro Santiago, hijo de Alfeo

carta católica á las doce tribus

en dispersión

y aunque

algunos escritores

de

mérito han intentado demostrar que no se halla
establecido con certeza quién de los dos Santiagos,
el

Mayor ó
el

el

Menor, escribió
el

la

carta,

tiénese,

sin

embargo, en

común
autor

sentir,

que fuese San-

tiago

Menor

el

de aquella carta. Por
era S. Isidoro y

otra parte, doctísimo

como

mas

cercano por razón del tiempo à la predicación de
los Apóstoles,

no podia caer en

tal

equivocación.

Y

en efecto

el

mio á
tiago,

los libros

mismo santo Doctor en el proedel Antiguo y Nuevo Testamento
católica, dice

hablando de esta epístola

que Sanrela-

hermano

del Señor, escribió

una carta

tiva á la edificación

de los

fieles,

cuyas sentencias


á los lectores
Señor, no es
'.

17


claridad

sirven para infundir inmensa

de ciencia
del

Pero

el

Santiago,

hermano

el

hijo del

Zebedeo, sino de Alfeo
escritor de la carta.

por

lo

cual este y no el otro Santiago de quien
el

hablamos, fué según Isidoro

Luego parece mas
siones que
allí

auténtica la segunda versión
el

del texto Isidoriano en

apéndice
del
la

;

y

las

refle-

se

toman
del

texto

Evangélico,

esto es, que

obedeciendo á

voz del hombre
hizo

Dios, de pescador

mar
las

se

secuaz

del

mismo y que dejando
si

redes,

se convirtió en pescador celeste,

padre y nave, no ya del mar
la

manera de esponer las cosas, propia del Santo Doctor de Sevilla, con preferencia á la escesiva sencillez que presenta la primera versión. Pero lo que aquí interesa establecer es que en una y otra se halla el testimonio de S. Isidoro, esto es, que Santiago predicó en la España j en los lugares occidentales hasta los confines del mundo, que en aquel tiempo se creia que era el litoral estremo de la Galicia. En ambas versiones aparece además el error de los imperitos amanuenses, uno de los cuales transcribía, leyendo mal el testo que copiaba: Sepidtus
relevan

no del mundo,

mejor

I

S.Isidorus

in

Proemio Veter.
:

et

Nov. Testamenti,

Tomo V

scripsit unam epistolam ad aedificationem Ecclesiae pertinentem, cuius sententiae immensam scientiae

Opp., pag. 178, ediz. Migne « lacobus frater Domini

claritatem legentibus videntur infimdens. »


in

I8

Marmorica (sepultado en Marmórica) y el otro sepultusqtie est in Achuja Marmórica (fué sepultado en la Acaya Marmórica). Imposibles estas
voces de una
al

seria

interpretación,

suministraron

Tillemont y á su grei de hipercriticos un cúmulo
y traslación del cuerpo de Santiago

de dificultades para impugnar con mayor fuerza
la predicación

á España. El origen de esta errónea versión nace del
escrito de

un griego anónimo que precede a las obras de Ecuménico, donde se lee « corpus S. JaUrbe Mai'mòrica » (el cuerpo de « cobi esse in
Santiago se halla en
la

ciudad de Marmórica)

;

y quizás este griego la tomó de cualquier códice latino corrompido, del cual á su vez la sacó también Eroculfo, Obispo de Lisieux para su Cronicón,

tom,

2,

lib.

2,

cap.

4.

Y

asi

de

mano en mano,
el

por sucesivas transcriciones, se difundió en varío

modo por
« marica. »

lo códices

de las obras de S. Isidoro
»

« septilhis Í7itra

Marmòiàca

ó

« sepultus in

Car-

Creyeron algunos que en
mórica,

los alrededores

de

Je-

rusalém habia^'cualquier lugar llamado Acaya Mar-

como

se conocia por

Cafagamala

el

sitio

donde
el

fué sepultado S.

Esteban Proto-Mártir; pero

escritores

mas

concienzudos, ó

menos cegados que

Tillemont, aseguran que aquella palabra debe
el

entenderse por

arca sepulcral de Santiago, donde
allí

fué colocado en España, cuando

fué traspor-


tado.

19

Los Bolandistas, por medio de un còdice manuscrito, de su pertenencia, de las Obras Isidorianas n.° 117, han resuelto la cuestión, hecha
la luz,

é impuesto silencio á las querellas del Ti-

llemont. Léese en él sepultus in arca marmórea.

Y

hé ahí por tanto descubierto cómo
la

el

arca se

habia convertido en

Acaja ó Urbe y Marmórea en Mannórica y Carmórica, Siendo además el el concepto que se habia propuesto el Santo Doctor
de Sevilla
el

hablar del nacimiento y sepultura de

los padres, bien

daba á entender en su breve elogio

de Santiago que este habia predicado en España y hasta los confínes del mundo y que alli fué sepultado en arca de mármol, in arca Marmarica. Otra

enmienda introducida por
en
la

la incuria del

amanuense
el

primera versión del texto Isidoriano es

llamar Tetrarca á Herodes que era
hizo morir á Santiago,
si

Rei cuando

bien antes habia sido verla Galilea.

daderamente Tetrarca de

Falta,

pues

esta enmienda en la segunda versión del apéndice, y debe por tanto juzgarse la segunda mas

correcta y sincera que la primera.

No

está

fuera

de lugar advertir

aquí

que

S. Isidoro es tenido por los

más como el ordenador de la Liturgia Muzárabe, del mismo modo que S. Gregorio Magno, su contemporáneo, lo fué de la Liturgia Romana, por cuyo motivo siendo el
testimonio del Breviario Muzárabe arriba recordado

mas antiguo que

Isidoro y habiéndole

este con-

20

servado

en su ordenamiento

litúrgico,

vienen á

tener reciprocamente una

mayor

fuerza estos dos

documentos.
S. Braulio,

de

S.

Arzobispo de Zaragoza y discípulo Isidoro, es de esta tradición, generalmente

admitida, testimonio concorde con su Maestro.
el

En

Sermón en alabanza
«

del gran doctor de Sevilla

dice:
«
«

Entre tanto, caríssimos hermanos, es digno
toda
la

que
este

Iglesia

exalte

con

alabanza sá

Santisimo
la

Confesor Isidoro,

pero singu-

« «

larmente

Iglesia
las

de

las

Espáñas que resplan-

dece sobre

« del
«

demás por la sanísima doctrina mismo, pue ques así como el Doctor Gre-

gorio sucedió en

Roma
de

á Pedro,

así

el

Beato

«

Isidoro sucedió por la doctrina á Santiago

Após-

« tol

en

las

partes

las

Españas; de

modo
el

«
« «

que

la semilla

de vida eterna que esparció
el

beatísimo Apóstol, fué por

Beatísimo Isidoro

suficientemente regada con la palabra de la pre-

« dication,

como uno de
la

los

cuatro ríos del Pailu-

« raiso

;

y cual rayo esplendidísimo del Sol,

« «

minó toda

España, ya con
la

el

ejemplo de las
'.

buenas obras, ya con
I

fama de santidad

»

In sermone de laudibiis S. Isidori

:

himc sanctissimum Confessorem Isidorum omnis laudibus attollat Ecclesia; sed maxime Hispaniarum, quae prae caeteris eius specialibus saluberrima renam sicut Gregorius Doctor Romae successit Pefulsit doctrina tro, ita beatus Isidoras in Hispaniarum partibus doctrina lacobo successit Apostolo; semina namque vitae aeternae, quae beatissl« Interea, fratres carissimi,
est ut
;

dignum

21

No
de

fatta quien

ataque de apòcrifo este encomio
obras de
el

S. Braulio,

pero además de hallarse conforme
las
S. Isidoro, refe-

con su estracto de

ndo

arriba,

en

et

que coloca

libro

de Ortu

et

Obitu

Pabmm

tiago en España,

y recuerda la predicación de Sanqueda comprobada la autentipor
el

cidad del mismo,

período

que de

él

ha
la

tomado

el

Breviario

Romano, insertándolo en

lección del oficio de S. Isidoro a saber: « S. Braulio

comparó al mismo S. Isidoro no solo con S. Gregorio Magno, sino que le tuvo por celestialmente dado en lugar de Santiago Apóstol para enseñar » en la España
'.

En
por
ledo,
el

el

Siglo VII está confirmada la

tradición

testimonio de S. Julián, Arzobispo de

Tode

que en
escribe
del

los
:

comentarios á

la

profecía

Nahum
« pies
el

«

Estos
le

(los

Apóstoles) eran los

Señor que
;

llevaron predicando por
le

Universo mundo

pues que Pedro
Acaya, Juan

llevó

á

«
«
<c

Roma, Andrés á
á
al

la

al Asia,

Felipe
Partos,

la

Galia,

(Galacia)

Bartolomé á
la

los

Egipto

Simon, Santiago á

España,

á

la

mus

Apostoliis seminavit, hic beatissimus Doctor Isidorus verbo

praedicationis, quasi unus e quatuor Paradisi fluminibus sufficienter irrigavit, atque

universam Hispaniam tune exemplo boni operis,

quam fama sanctitatis, velutsplendidissimus solis radius illuminavit. »
*

Breviarum

Romanum

in festo S. Isidorii in lectione Matutini

:

Gregorio Magno comparaverit, sed et erudiendae Hispaniae loco lacobi Apostoli
«

Eum

(Isidorum) Sanctus Braulio non
censuerit. »

modo

coelitus

datum esse

22
« India
«

Tomás, à
segun
la

la

Etiopia

Mateo y á
le tocó,

la

Me-

sopotamia, Judas Tadeo. Cada uno propagò à
suerte que

« Cristo,

y S. Pablo,
el

sin tocarle suerte, lo esparció

por todo

Orbe

\ »

De

este comentario de S. Julián Tole taño ó tam-

bién de algún otro libro

mas antiguo no

llegado

á nosotros, S. Beato, Sacerdote (y quizás el mismo S. Julián) tomaron igual concepto con alguna ligera
variación para recordar la predicación de los Apóstoles en las varias partes del
la

mundo, no escluida
el

España.

De

S.

Beato que floreció en
la

mismo

siglo VIII,

año 784 y confutó

heregia de los

Adocianos, nos cuenta Natal Alejandro en su Historia Ecclesiàstica, tom. 5, pap. 686,

que

escribió

un comentario sobre
el

el

Apocalipsis,

como recuerda
escri-

anónimo

escritor de su vida y

que fué publicado

por Florencio.
en España
« Cristo,
«

En

el

prólogo de este libro

bia así S. Beato sobre la predicación de Santiago
:

«

Estos

son los doce discípulos
la fé

de
las

predicadores de

y doctores de

gentes, los cuales mientras se hallaban reunidos,

<

cada uno de

ellos recibió la propria suerte

para

I Comment. ad Prophetiam Nahum in Coloniensi Bibliotheca Veterum Patrum Tom. VII, pag. 524 Isti (Apostoli) ergo pedes Domini fiierunt, qui eum praedicando per universum mundum detulerunt Petrus enim eum Romam, Andreas Achaiam, Ioannes Asiam, Philippus Galliam (Galatiam), Bartholomeus Parthiam, Simon Aegyptum, lacobus Hispaniam, Thomas Indiam, Matthaeus Aetiopiam, ludas Taddeus eum
: :

retulit

Mesopotaniam. Quisque sua sorte Christum spargit; sine

sorte vero per

Paulum

toto dispergitur orbe.


< ir á predicar
«

23


la

en

el

mundo. Pedro tuvo Roma,
India,
la

Andrés

la

Acaya,
el

Tomás

Santiago

la

«

España, Juan

Asia,

Mateo

Macedonia, Fela

« lipe la Galia (Galacia) «

Bartolomé

Licaonia,
del

Simon Zelotes
suerte propia

el

Egipto, Santiago,

hermano
se le

«
« «
«

Señor, Jerusalem, y

á Pablo

no

asignó

como á
'.

los otros Apóstoles,

por

que fué escogido para maestro y predicador de
todas las gentes
»

A

fines del

siglo VII,

ó

principios del VIII,
el

coloca el eruditísimo
logio de

Edmundo Martin
que dice en
:

Martiro-

Auxerre

^

el

dia natalicio

de Santiago Apóstol
«

«

Santiago, que

se

inter-

preta Supla^itador

,

hijo

de

Zebedeo, hermano

1

In Prologo commentarii in Apocalypsam, a Florentio editi

Lib. II. pag, 97.
«

Hi duodecim sunt
;

Christi discipuli, praedicatores fidei, et

doctores gentium

qui

trus

rum ad praedicandiim Romam, Andreas Achaiam, Thomas
niant, loannes

dum omnes unum sint, singuli autem eoin mundum sortes proprias acceperiint. Pe-

Indiani, lacobus HispaAsiam, Matthaeus Macedoniam, Philippus Galliam (Galatiam ?) Bartholomaeus Licaoniam, Simon Zelotes Aegyptum, lacobus Frater Domini Hierusalem. Paulo autem cum ceteris Apostolis nulla sors traditur propria, quia in omnibus gentibus magister, et
2

praedicator eligitur. »

titulum

III. col. 1547^ cui praefixit hunc Martyrologium vetus ab annis circiter mille sub nomine S. Hieronymi compactum. Ex Ms. Monasteri! S. Germani Antis:

Novorum Anecdotorum Tom.
«

siodorensis, » col. 1549

:

« lacobus qui interpretatur supplantator, filius Zebedaei, frater

Ioannis. Hic Spaniae et occidentalia loca praedicat, et sub

Herode

gladio caesus occubuit, sepultusque est in Acaia Marmorica Vili.

Kalend. augusti. »


<

24


España y lugares
la

de Juan

:

este predició en la

<

de occidente, murió muerto por

espada de
este el

«

Herodes

y fué sepultado en la
'.

Acaya Marmóó

« rica

á los 25 de Julio
Martirologio

>

Hace eco á

otro

de Vissemburgo

Bluniano
al

que pertenece, según autoridad de Florentino,
siglo VIII,

año 782, y publicado

por

el

mismo
hijo

como
« «

adición al Brcviarium Apostolormn, que dice:
,

Santiago que se interpreta Sitplantador

de

Zebedeo, hermano de Juan; este predició
rodes, cesó de vivir

por

España y lugares de occidente, y bajo Hemuerto por la espada y fué « sepultado en la Acaya Mármórica á los 25 de » Entrambos pasajes de los Martirolo« Julio gios de Auxerre y Weissemburgo, aparecen claramente tomados con pequeñas variaciones del bre« la «
'.

vísimo elogio de S. Isidoro de Orhi
trtim, hasta
la

et

Obihi Pa-

con las enmiendas de

lo

amanuenses:

Acaya Mármórica en vez del Arca Marmòrea; de los mismos se deduce que la tradición y
así

Española de
región,

la

predicación de Santiago en aquella

era conocida
el

y admitida en Francia y Aleantes

mania en
llazgo del

siglo VIII,

por tanto del ha-

Cuerpo

del Santo Apóstol.

I

Martyrologium Blumanum pag. 159

:

« lacobus qui interpretatur supplantator, filius Zebedaei, frater

loannis hic ("per) Spaniam et occidentalia loca Herode gladio caesus occubuit, sepultusque est moricam VIII. Kal. augusti. »
;

praedicat, et sub
in

Acaiam Mar-


En
de
el

-

25


Obispo de Lisieux

siglo

IX

Treculfo,

en Francia y no sospechoso por tanto de amor pàtria, si no testimonio por el contrario de una

tradición difundida en su

misma
«

por

el

escrito

de

S.

Isidoro,

y confirmada copiaba del mismo
patria
hijo
el

con iguales
«

enmjendas

que Santiago,

de

Zebedeo, hermano de

Juan, cuarto en

orden,

« (Apostólico) « dico « los
el

escribió á las doce
las

Evangelio á

Tribus y pregentes de España y de

lugares occidentales y esparció hasta los condel

€ fines

mundo

la

luz

de
la

la predicación.

Este

dejó de

vivir,

muerto por

espada de Herodes.

Fué sepultado dentro de Marmòrica \ » En el mismo siglo nos daba la Germania otro testi<

monio no sospechoso de
Evangelio predicado por
el

la

tradición

sobre

el

Apóstol Santiago en

España, en dos exámetros del Cármefi de Valafrido

Estrabon

^
:

Dirigió el primero las Hispanas gentes

Al divo dogma y de salvages turbas

Con

sacros dichos iluminó la mentes.

1

In Chronico

Tom.

II,

lib.

II,

cap.

IV

:

« lacobus filius Zebedaei, frater loannis, quartus in ordine, duo-

decim tribubus scripsit, atque Hispaniae et occidentalium locorum gentibiis Evangelium praedicavit, et in occasum mundi lucem praedicationis infudit. Hic ab Herode tetrarcha gladio occisus occubit, sepultus intra Marmoricam. »
2

Carmen

:

« Primitus Hispanas convertit

dogmate gentes
dictis. »

Barbara divinis convertens agmina


No quedó
siglo

26


esta
tradición

interrumpida
el

en

el

X, pues que
de
S.

célebre Notker desde su

mola

nasterio

Galo en Suiza, lejanísimo de
la

España, daba espléndido testimonio de
por verísimo en Así decia:
< tol,

misma

en su Martirologio y como de un hecho admitido
la

común

opinion de los pueblos.

«

El natalicio del

Beato Santiago Após-

hijo

de Zebedeo, hermano de Juan

Evanlibro

< gelista,
€ « «

que por mandato del Rei Herodes fué

degollado en Jerusalem,

como enseña

el

de los Actos Apostólicos. Los sacratísimos huesos

de

este

Beato

Apóstol fueron

trasporta-

«
< « <

dos á España y repuestos en los últimos confines de la misma, frente al mar Británico y
son venerados con gran celebridad por aquellas
gentes. »
«:

Y

no

sin motivo,

pues que

se tienen aquellos
él

« «

por haber sido personalmente instruidos por

mismo, y con
à
la fé

la eficacia

de
;

los prodigios conver-

« tidos «
€.

de Jesucristo

y hasta

el

Beatísimo
allá

Pablo

prometió

también que se
la

'.

dirigiría

para confirmarlos en

»

2

Notkenis monacus S. Galli ex ordine S. Benedicti
filii

in

suo Marloannis

tyrologio ad VIII kalend. augusti:
« Natale beati lacobi Apostoli,

Zebedaei,

fratris

Evangelistae, qui iussu Herodis regis decoUatus est lerosolimis,
ut liber

Actum Apostolorum

tissima ossa
videlicet

docet, Huius beati Apostoli sacraad Híspanlas translata, et in ultimis eorum finibus contra mare Britannium condita, celeberrima illorum gen-

tium veneratione excoluntur. Nec immerito, quia eius corporali


Y
deben entenderse en
no sin razón
»
el

27


tiene^i

aquellas palabras « se

(referuntur) >
:

sentido de las otras

«

y
y

(nec inmérito) que escluyen cual« se tienen; »

quier dudosa interpretación del

adquieren
S.

la fuerza
ir

de certeza por

la

promesa de
la predi-

Pablo de

á España para confirmar á aquel

pueblo en

la fé

que habia recibido con
;

cación de Santiago
ido á

del

mismo modo que habia
con

Roma

para comunicar á los cristianos de
espiritual

esta Ciudad la gracia

que

confir-

marlos en

la fé

que habian recibido de

S. Pedro.

Hacia

la

mitad del siglo XI
el
'

florecía el

Monge
Qui-

Mételo Tegercense que en
rinales cantaba estos versos

himno de
la

los

sobre

predicación
los

de Santiago y desde la

los

Apóstoles: según

cuales

India en los confines

Por

el

naciente sol iluminados
al

Que por Tom's
Del verdadero

goce

sol fueron llamados;

Hasta

el

pueblo hispano

Que

el

astro encieria de occidente

praesentia et doctrina, atque signorum efficacia iidem populi ad
Christi fidem conversi referuntur ;

ad quorum
in

fidei confirmatio-

nem

etiam beatissimus Paulus se iturum esse pollicetur. »
^

In

Quirinalibu^ apud
et 6i
:

Canisium

Appendice Tom.
sol,

I.

pagg. 6o

« Indiae de finibus, ortus dat ut ubi

diem

Quae tenet arva Thomas, Usque Spanos occidui sideris axe Quos Iacobus docebat,

claiisos,


Y A
conocer
los
al

28

que enseñó Santiago
Dios omnipotente;
perpetuos

Desde

Y

duros hielos del salvage Escita,

Donde planta Felipe La cruz que á eterna bienandanza Hasta el árido campo Dó mora el Etíope ennegrecido, Que en candida paloma
Mírase por Mateo convertido....

invita;

Ya

los

sagrados dogmas
la

Abraza de

cruz

el

mundo

entero

Y
De

feliz

abandona
barbarie
el

la

falso

dei roterò.

A

fines del

mismo

siglo

XI

Hilderberto, Obispo

de Les Mans, después Arzobispo de Tours en
Francia y otro testimonio por tanto no sospechoso, cantaba así en sus versos á los dos Santiagos ':
Sobre
los

dos Santiagos
hijo de Alfeo

A
E

dudas no ha lugar:
fué uno:
hijo el otro fué

Se sabe que

de Zebedeo.

A

Scythariim frigoribus perpetiüs

in

aeviim

Quae

tulerat Philippus,

Ad perustae próxima qiiadriantificat (vel potius albifiacet) nigellos
Aethiopes Matthaeus.

Mundus omnis dogmata iam
Barbarie relicta. »
I

resciverat salutis

«

Ex

Carmina Miscellan. Pariis edita an. 1708 lacobis non litiget amodo quivis. Hic Satus Alphaeo fuit, altera Zebedaeo,

:

Quem

prius audisti, fratrem

memor

assere Christi,

29


le

El primero que oísteis

Con nombre augusto el dedo Y de hermano de Cristo Humilde viste la celeste gala.
Cupole Jerusalém,

señala

Y

muchas vezes
el

es allí

llamado

Por

pueblo que admira
en las Kalendas
esplendoroso,

Las glorias de su gran Apostolado.

Su

fiesta

De Mayo

florido,

Se celebra y

los fieles
rito

Le ensalzan con
Fué

magestuoso.

El segundo Apóstol
del sublime Apocalísta

hermano,

Del águila que rauda

Remóntase y penetra todo arcano.

Y

este es á quien Galicia

Conserva siempre en eternai memoria

Y

gratitud inmensa;
él

Fundando en

su

mas preciada

gloria.

Pues su primer colono

En

el

campo de

la

verdad de Cristo,

Solo en Santiago

Ha
Ahora
licia,

la

Galicia con aplauso visto.
si

bien:

Santiago fué el colono de Gaalli

es evidente que con predicar

la fé evan-

gélica cultivó

espiritualmente
la

la

España de que

forma parte

Galicia,

lerusalemque situm, legimus

quem saepe

petitum.

Vulgoque solemnis maii
Ultimus ast
iste fratrer

solet esse kalendis,
fiíit

Apocalistae
»

Galliciaeque solum se gaudet habere colonum.


Al terminar

30


Godifredo, sacerdote
la

el siglo XII,

Viterbense, recuerda asi en su Cronicón

común

tradición del Apostolado de Santiago en España:
«

Santiago predicó

el

Evangelio à las gentes de

« occidente
«

«

« «

España y en los confines del mundo. Fué el mismo muerto con la espada por Herodes Tetrarca á los 25 de Julio y sepultado in arce Marmòrica, (seu in arca Maren
mórica)
'.

»

En
«

el

siglo XIII,
el

que Santiago
Polon,
«

Tomás Cantipratano escribe Mayor fué á España, » y Marel

tin
« «

que Santiago
la
»

Mayor, después de

haber estado por
Jerusalem ^

España, fué degollado en

A

principios del siglo

XIV, Guillermo Durand,
libro
el

Obispo de Mande en Francia, escribía en su
Racional de
«

los

Divinos Oficios

:

«

Santiago

Mayor,

hijo

de Zebedeo, hermano de Juan Evan-

« gelista,

fué enviado á predicar en las Españas,
allí

« y

no pudiendo convertir
1

mas que un

solo

In Chronico
scriptores ex

quod Francofurti edidere Rerum GermaniOctone Frisingensi Chron.
lib. III,

carum

cap.

XV.

Hispaniae et occidentalibus gentibus Evangelium praedicavit, et in occasu mundi lucem praedicationis infudit. Ipse
« lacobus
sti,

ab Herode Tetrarca gladio caesus occubuit octavo kalendas augusepultus in arce Marmorica (seu in arca Marmorica.) » 2 Thomas Cantipratanus lib. II de Apibus cap. XXV: petiit lacobus maior Hispaniam.
Martinus Polonus
« lacobus
in

maior Hispaniam

Chronico Antuerpiae impresso pag. 117. circuiens, tandem. Hierosolimis

decollatur »
.


« príncipe, volvió

31


y
trasportado á España;

á Jerusalem, pero finalmente fué

«
« «

degollado por Herodes

y asi por divino milagro convirtió muerto, á quienes vivo no pudo convertir
'.

»

Grande
de los
esta
S.

fué en los siglos siguientes el

número

escritores

que constantemente afirmaron
los

tradición,

entre

cuales

se

distinguen
S.

:

Vicente

Ferrer,

Alfonso

Tostado,
el

Anto-

nina,

Arzobispo de Florencia,
Alfonso Salmerón,

Cardenal Torque-

mada, Pedro Galesino, Jaime Pamelio, Pedro Canisio,

el

Padre Rivadeneira

etc.,

de manera que de estos escritores, testigos de
tradición

la

sobre
se

el

Apostolado
entre
las

de

Santiago

en

España,

cuentan

varias

naciones,

14 Italianos,
gas,
2

9 Franceses, 9 Alemanes,
i

12

Bel-

Polacos y

Dàlmata, aparte

la

inmensa

muchedumbre de Españoles.

Y

después de un tan abundante número de
confirman esta
¿

testimonios que

tradición
la

en

la

marcila de los siglos,

deberá equipararse

misma
hiper-

á una espúrea legenda?
criticos

Y

sinembargo

los

ponen delante cavilosas
:

censuras
ellas.

para

ofuscar su verdad

notemos algunas de

Ad-

I

Guillelmus Durandus Episcopus Mimatensis Rationale Diviofficioriim lib. VII, cap.

norum
«

XVII

:

maior filius Zebedaei frater loannis Evangelistae missus est ad praedicandum Hispanias ; sed cum non posset nisi
lacobus

unum Principen! ibi convertere, rediit Hierosolimam sed tandem ab Herode decoUatus, et in Hispaniam reportatus, quos vivus convertere nequit, mortuus divino miraculo convertii. »
;

-


miten corno positiva
la

32

predicación de S. Pablo en

España, porque
los

él,

en dos lugares de su carta á
ir

Romanos,

«

manifiesta su deseo de

allá

'.

»

Luego

sabia bien, dicen, que ninguno de los Após-

toles había estado

aun en España, pues de otra manera no hubiera osado invadir la mies agena! Pero la predicación que pudo haber hecho antes
Santiago en España,
evangelizar

no impedia á

S.

Pablo

el

los
«

El mismo en su citada carta á allí. Romanos demuestra « el deseo de verlos para

consolarse mutuamente

en

la

santísima de

« Cristo,

en la cual tan particularemente se dis-

« tingttia^i, « espiritual

y para comunicarles cualquier gracia con que confirmarlos en la misma fé, >
el

Así también,

que

S.

Pedro hubiera formado en
Pablo
ejercer

Roma una
de
la fé,

colonia cristiana tan notable por el vigor
S.
el

¿impedía á

Aposde
los

tólico

Ministerio

para mayor

provecho

Romanos? Del mismo modo, aunque Santiago hubiese
predicado
S.
el

Evangelio en España, quedaba libre
ir
allí

y con mayor provecho del que hubiera obtenido entre los Romanos, pues no se
Pablo de
le

ocultaba que Santiago habia permanecido poco
la

tiempo en España esparciendo
gélica y
1

semilla evan-

que por esto no habia recogido un coRomanos
cap.

Epístola ad

XV,

v. 24. et cap.

V,

v. 28.

«

Cum in Hispaniam
vos....

proficisci coepero,

spero quod praeteriens

videam

Per vos proficiscar in Hispaniam. »


pioso fruto de gentiles
níase,

33


la
fé.

ganados à

Propo-

por tanto, confirmarlos con mayor comu-

nicación de gracias espirituales y conquistar nuevos

creyentes. Pero por lo

demás
ir

¿

es cierto

que llevó
?

á cabo su pensamiento de
escritores creen

á España

Muchos
^:

que

nó, entre los cuales
',

notaremos

á S. Gelasio

I

Papa

y S.

Tomas de Aquino

Luego cae por su base el primer argumento de los contrarios. Aducen los hipercríticos la autoridad de S. Inocencio I Papa ^ que, escribiendo á Decencio.
<
«

Obispo de Gubio,

«

reprende

el

modo de
insti-

obrar de aquellos que puestas aparte las

tuciones ecclesiásticas enseñadas por los Após-

« toles,

hacen

lo

que mejor
S.

les

parece

;

á pesar

« « «

de que, añade, es á todos manifiesto que nadie

mas que

el

Apóstol

Pedro y sus successores
Italia, la

instituyeron Iglesias y Obispos por la
1

Apud Gratianum

causa

12

quaest.

2,

Beatus.

2 3

In Commentarii's ad S. Pauli testum Lectione III.

Epistola ad Decentium

« Qiiis

enim nesciat

,

aut non advertat,

Episcopum Eugubinum an. 416 id quod Principe
:

Apostolorum Petro Romanae Ecclesiae traditum est, ac niinc usque custoditur, ab omnibus debere servari; nec superinduci aut introduci aliquid, quod auctoritatem non habeat, aut aliunde accipere
videatur
Italiani,

exemplum? Praesertim cum
Gallias,

sit manifestum, in omnem Hispanias, Africani, atque Siciliani, et ínsulas

interiacentes,

nuUum instituisse Ecclesias, nisi eos quos venerabilis Apostolus Petrus aut eius successores constituerint sacerdotes,
aut legant
docuisse.
si

his provinciis alius
si

Apostoloricm invenitur aut legitur

non legunt quia nusquam inveniunt, oportet eos hoc sensu, quod Ecclesia Romana custodita a qua eos principium accepisse non dubium est; ne dum peregrinis assertionibus student,
caput institutionum videantur omittere. »
3

Quod


« Galia,
« otras
«

34


la
Sicilia

la

España,

el

Africa,

con

las

Islas

adyacentes, ni se hallará escrito que

otro

Apóstol

enseñase

en estas Provincias.

»

Por

lo cual, dicen aquellos, la

España no

fué evan-

gelizada por Santiago Apóstol, sino por S. Pedro

ó por sus discípulos y successores. Mas no han advertido bien aquellos impugnadores que uno es
y otro
la

la

predicación del Evangelio

fundación de Sedes episcopales. Santiago

predicó

el

Evangelio en varios lugares de España,
ciudades de aquella región
las

especialmente en Zaragona, Tarragoza y Valencia,

que eran que

las principales

en tiempo de

los

Emperadores Romanos y en
Iria Flavia,
el

solian residir los Procónsules.

Y quizás también
á cuyo puerla

predicó á los habitantes de
to arribó en su viaje por
Palestina.

mar, viniendo de

Posible que
fruto

no recojiéra de su prediel

cación copioso

Apóstol,

pero de entre
cierta-

aquellos que convirtió

á

la

de Cristo, de

mente tuvo varios
otros en la
apostólico.

discípulos, algunos

los cuales

llevó consigo en su vuelta

á Jerusalem, dejando

España para continuar el ministerio Muerto Santiago por la espada de HeSagrado Cuerpo, como se dirá en

rodes, algunos discípulos se ocuparon en la traslación de su

su lugar, y otros, de origen español, ó acompañaron al Príncipe de los Apóstoles en su segundo
viage
S.

á

Roma,

ó

luego vinieron

aquí,

cuando
en

Pedro habia ya vuelto.

Eran estos

siete

35


los

número, ordenados obispos" por

Apóstoles Pe-

dro y Pablo, y enviados á España, á fin de que prosiguieran la predicación de su Maestro Santiago,

y fundaran
el

las

sedes Episcopales. Por
S. Inocencio
las

lo
I

cual era

ciertísimo lo

que afirmaba

Papa, que

Apóstol Pedro habia instituido

Iglesias

en

España, enviando

allá los discípulos

de Santiago,

y es no menos cierto todavía que esta misión de operarios Evangélicos, hecha por Pedro en la España, no se opone en

modo alguno

á

la tradición

de

la

primera predicación de Santiago en aquel
igual intento de

pais.

Con

impugnar esta tradición

nos salen los hipercríticos con otra carta de S. Gregorio VII á Alfonso, Rei de Castilla, y á Sancho

Rei de Aragón

'

en

la

cual dice

«

que

S.

Pablo

I vS. Gregorii Papae VII Epistola ad Alphonsum Castellaa, et Sancium Aragoniae Reges (Labbei Concil. Collect., tom. X, col. 53). « Cum beatus Apostolus Paulus Hispaniam se adire voluisse significat, ac postea septem Episcopos ab Urbe Roma ad instruen-

dos Hispaniae populos a Petro et Paulo Apostolis directos

fuisse,

qui destructa idololatria christianitatem fundaverunt, religionem
plantaverunt, ordinem in divinis cultibus agendis ostenderunt et

sanguine suo Ecclesia dedicavere, vestra diligentia non ignoret,

quantam concordiam cum Romana Urbe Hispania
et

in

religione

ordine divini

officii

habuisset,

satis

patet

;

sed posteaquam

vesania Priscillanistarum diu pollutum, et perfidia Arianorum de-

separatum irruentibus prius Gothis, Regnuni Hispaniae fìiit, non solum religio est diminuta, verum etiam mundanae sunt opes labefactatae. Quapropter, ut filios carissimos vos adhortor et moneo, ut vos sicut bonae sobóles, etsi post diuturnas scissuras, demum tamen, ut matrem revera vestram, Romanam Ecclesiam
pravatum, et a
ritu

Romano

et

demum

invadentibus Saracenis,

recognoscatis, in qua et nos fratres reperiatis,

Romanae

Ecclesiae


« «
«

36


ir

habia mostrado
luego
S.

el

deseo de
S.

á España, que
la

Pedro y

Pablo desde

Ciudad de
predi-

Roma
carón

enviaron siete Obispos á los pueblos de
allí

« «
«

España, que destruida
la fé

la

idolatría,

de Jesucristo, conquistando un cocreyentes, que
el

piosísimo

numero de

fundaron

« las

Iglesias,

ordenaron

culto divino y consa-

«
« « « « «
«

graron finalmente aquel suelo con

su

sangre.

Por
en
los

lo

cual

ha habido siempre una grande con-

cordia entre la Iglesia
las

Romana
el

y la de

España

cosas religiosas y en

ordenamiento de

Divinos Oficios. Pero después que los prisarríanos
el

cilianistas,

con sus errores

y sarracenos depravaron Reino de España, no solala

«

mente fué en baja
sufrieron

religión,

sino

que tamy las

« bien
« «

daño

las

cosas

públicas
el

mundanas

riguezas.

Exhortaba por tanto

Papa
de

Gregorio á aquellos Príncipes con sus subditos,
Clero,

« tanto del

cuanto del pueblo, á dar

Ordinem
sed
istiiis

et officium recipiatis,

non Toletanae,

vel cuiuslibet aliae,

qiiae a Petro et
est,

Paulo supra firmam petram per Chriinferi,

stum fundata

et

sanguine consecrata, cui portae

idest

linguae haereticorum,

nunquam

praevalere potuerunt, sicut cetera

Regna
bitatis

Occidentis et Septemtrionis, teneatis.

Unde
;

enini

non du-

vos suscepisse religionis exordium, restat etiam ut inde re-

Ordine divinum Officium quod Innocentii Papae ad Eugubinum directa Episcopum vos docet epistola, quod Hormisdae ad Hispalensem missa decreta insinuane quod Toletanum et Bracarense demostrant Concilia, quod etiam Episcopi vestri
cipiatis in ecclesiastico

ad nos nuper venientes juxta constitutionem Concilii per scripta sua faceré promiserunt, et in manu nostra firmaverunt. »


«

37

mano á

cualquier otro Oficio Divino, y á recibir

«
«

y retener el ordenamiento de los Oficios Divinos de la Iglesia Romana, que íué fiandada por
Pedro y Pablo, sobre la firme piedra que es Cristo, y consagrada con su sangre, en aquella

« «
« «

misma forma que
enseñanza de

otros reinos de occidente y
la

observaron aquel ordenamiento. Todo según
los Pontífices Inocencio
al
I.

«
«

al

Obispo
Sevilla,

de Gubio, y de Amisdas,

Obispo de

<
« «

como también según

los decretos

de los Sínodos

Toletano y Bracarense, ó sea, que de allí de donde se ha recibido la luz Evangélica, de allí también

« « «
«

debe recibirse

el

ordenamiento de

los

Oficios y

del Culto Divino.

Este propósito, anadia Gre-

gorio VII, han manifestado los Obispos de

España
»

venidos á Roma, prometiendo por escrito observar las constituciones de aquellos Concilios.
susodicha carta de Gregorio VII, en
la

«

Pero
vez

la

de destruir

tradición del Apostolado
la

de

Santiago en España,

confirma á maravilla. Si

bien recuerda ante todo que S. Pablo habia significado
el

deseo de

ir

á España, no

afirma

que
siete

verdaderamente estuvo. Anuncia luego que
dro y
S.

S. Pe-

Pablo enviaron

allá

desde

Roma

Obispos, para anunciar la

á aquellos pueblos,

y que en
plantaron

efecto,
allí la

con

la

conversión de los gentiles
allí

Religión Cristiana y

fundaron

las Iglesias.

Hemos

dicho ya poco antes que estos
S.

siete

Obispos enviados por

Pedro, á los

que


Gregorio VII añade
S.

38


allí

Pablo, eran discípulos de

Santiago; que este con los mismos volvió desde

España á Jerusalem, y que de
después de
viados por
la
el

ó de

Roma,

muerte de su Maestro, fueron enPrincipe de los Apóstoles á las re-

giones hispánicas para continuar la obra del Apostolado
dia
allí

iniciada por Santiago.
julio,

En

el

oficio del
el

25

de

sacro

á

Santiago

Apóstol

Mayor, se anuncia por
solemne aprobación de
« « «

la Iglesia
la

Católica y con
'

S.

Sede que

« descielo,

pues

de

la

Ascensión

de Jesucristo

al

Santiago, predicando su divinidad, en la Judea

« « «

y Samaria, condujo muchos á la fé. Luego marchó á la España, donde convirtió algunos á
Cristo,

de entre los cuales después fueron en
siete

número de

ordenados Obispos por

S. Pe-

«
el

dro y enviados los primeros en España. » En oficio ecclesiàstico hace eco al Martirologio Rootro texto litúrgico de la Iglesia Católica que
dia
1

mano
en
el

5

de mayo,

fiesta

de

S.

Torcuato, nos dà
^
:

à conocer sus nombres y hechos en esta forma
1

« In Lectione

V

officii in festo

S. lacobi Apostoli uti in Bre-

viario

Romano ad diem

25

iulii

:

et

« Post lesu Christi ascensum in coelum (S. lacobus) in ludaea Samaria eius divinitatem praedicans, plurimos ad christianam fidem perduxit. Mox in Hispaniam profectus, ibi aliqíios ad Christum convertit, ex quorum numero septem postea Episcopi, a beato Petro ordinati, in Hispaniam primi directi sunt. » 2 Martyrologium Romanum ad diem 15 maii
:

« In

Hispania Sanctorum Torquati, Ctesiphontis, Secundi, IndeHesychii, et Euphrasii, qui

letii, Cecilii,

Romae

a Sanctis Apostolis


« «
«

39


memoria
de) los

En España

(se celebra la

Santos Torcuato, Ctsifonte, Segundo, Indalecio,
Cecilio,

«
«

fueron

Hesiquio y Eufrasio, los cuales en Roma ordenados Obispos por los Apóstoles

«
«

(Pedro y Pablo) y enviados á España para predicar la palabra divina, y habiendo los mismos evangelizado en varias Ciudades; sometidas á

« la fé «

de Cristo innumerables muchedumbres, en
:

reposaron
gion,

varios

lugares

de

aquella

reel

á

saber

Torcuato en Acci (Guadix
en Urei Juan de

« viejo;) Ctesifonte
« «

en Vergi (Berja;) Segundo en
(S.

Abula

(Avila;) Indalcio

las

Águilas;) Cecilio en lUíberi (Elvira;) Hesiquio en

«

Carteja (Algeciras;) y Eufrasio en lUiturgi (Andú-

« jar el viejo.) »

Estos por tanto, como discípulos

de Santiago, continuaron su Apostolado en España,
fundaron
las

Iglesias

y ordenaron

el

Culto Divino

y la Sacra Liturgia,
Iglesia

siguiendo las normas de la

Romana. Por cuyo motivo egregiamente
el

concluía
«

docto Cardenal de Aguirre
la

«

que aun

admitida enteramente
rio

carta

de

S.

Gregoconfir-

«
me

VII,

no solo no destruía, sino que
la

maba ampliamente

predicación de

Santiago
el

«

en España, pues que estos discípulos con

Episcopi ordinati ad praedicandum verbum Dei in Hispanias directi
sunt;

cumque

variis urbibus evangelizassent, et

innúmeras

miiltitu-

dines Christi fidei subiugassent in ea provincia, diversis locis quieverunt;

Torquatus Acci, Ctesiofon Vergii, Secundiis Abiilae, Indeletius
Illitiirgi.

Urei, Caecilius Illiberi, Hesychius Carteiae, et Euphrasius

»


«

40


Cristiana en

Maestro, plantaron

la fé

España

«
re

«

y después de la muerte de Santiago, ordenados Obispos por los Apóstoles Pedro y Pablo y enviados nuevamente á España, llenaron con

«

mayor

« terio,
«

fruto y perfección el Apostólico Minisá que habian dado principio en compa-

ñia de su

Maestro.
final

»

El

testimonio

de esta tradición jamás
le

interrumpida hasta nuestros tiempos,

tenemos
la

en

la

Causa tratada ante
la

la

S.

Congregación de
Bea-

Ritos sobre

aprobación del Oficio de

tisima Virgen llamada del Pilar.

Y

en efecto, á

aquella tradición sigue otra por la cual se afirma

que Santiago, mientras se hallaba predicando
lísima de España,

el

Evangelio en Zaragoza, ciudad entonces principa-

y se retiraba de noche según
orillas del rio
la oración,

costumbre con sus discípulos á
apareció la Virgen

Ebro,
se le

para atender mas libremente á
sobre esta
le

Madre de Dios aun

viviente

circundada de angélicos coros y ordenó que edificase una capilla, dedicándola al
tierra,

Dios Omnipotente. Obedeció Santiago

sin vacilar

y ayudado por sus discípulos, erijió un pequeño templo en honor del Cristo nacido de la Virgen
Madre, en
la

misma forma con que
fué

se le
la

había

aparecido, por lo cual

llamada

Beatísima

Virgen de la Columna, ó en lengua Española, del
Pilar.

Hoy

esta capilla se halla circuida por una
Basílica, á

grande y esplendidísima

semejanza de


la

41

Santa Casa y Basílica Lauretana, y es un celebérrimo Santuario, no solo de Aragón, sino de
toda España. Desde 1670 los Reyes de España

con los Arzobispos y Cabildo de Zaragoza elevaron muchas veces férvidas instancias á la S, Sede para
obtener las lecciones propias del
rezo del Clero

en
la

el

oficio

del Aniversario de la Dedicación de

Basílica de S.

Maria de

la

Columna

;

pero

la

S.

Sede, procediendo con su habitual madurez de
el

consejo en la revision de estas lecciones, por

órgano de

la S.

Congregación de Ritos, se abstuvo
la

por mucho tiempo de aprobarlas. Finalmente

misma

S.

Congregación, después del parecer de
el

doctísimos Consultores y especialmente

que de

palabra y por escrito dio el inmortal Próspero Lambertini, Promotor de la S. Fé y después

Benedicto XIV,

Pontífice

Máximo,

el

dia

7

de
so-

agosto 1723 pronunció
bre
la adición

el juicio

de aprobación
la lección

que debía hacerse á
S.

sexta

tomada de un sermón de
fué confirmado por el

Bernardo, juicio que

Sumo

Pontífice Inocencio XIII.
'
:

La

adición aprobada fué esta

«

Es conocidísimo
Dedicationis

I

Additio VI. lectioni historicae in
Beatissimae Deiparae de

officio

Ba-

silicae

stano et

Columna pro Clero Caesarauguuniversae Hispaniae a Sacrorum Ritum Congregati one
:

approbata
«

Sane

ínter

cetera

sacra loca,

qiiae

in Hispaniis speciali
est,

devotione coluntur,

illustri

fama

ille

notissimus

qui Virginis

Matris nomine Caesaraugustae

Deo

consecratus a columna cogno-

men

accepit

:

ut

enim pía et antiqua traditio habet, cum


«

42


ilustre entre

ciertamente por

la

fama

los lugares

«
«

sagrados que se veneran con especial devoción
en España, aquel que consagrado en Zaragoza
á Dios, en nombre de la Virgen Madre, tomó
el

« «
« « «
« «

nombre de la Columna. Pues que como se tiene DE UNA PIADOSA Y ANTIGUA TRADICIÓN, el ApÓStol
Sant'ago, llamado
el

Mayor, por divino consejo,
allí

llegado á España, fué

hecho por

la

Beatí-

sima Virgen digno de un insigne beneficio ó como
en
la

misma
le

tradición se afirma, q2ie oleando él

« «

de noche con algunos discipnlos á orillas del rio

Ebro^ se

apareció la Virge^i
tierra

Madre
el

de Dios,

« aten viviente sobre la
« ítna

y

le

ordenó edificar
Apóstol, sin

Capilla. »

Por cuyo motivo

vacilación alguna,

ayudado por
los

los discipulos, erijió

una Capilla y

la

dedicó á Dios en honor de la
siglos succesivos se le aña-

misma Virgen. En dió una mas noble
la

de

la

y de su dedicación, con otra Iglesia del Santísimo Salvador, se
Iglesia,

celebra

el

solemne aniversario anual en
1

la

ciudad

y diócesis de Zaragoza á los

2

de octubre.

lacobus Apostoliis, maior nuncupatus, divino Consilio in Hispaniam
appiilisset, ibi a beatissima
ipsi

Virgine insigni beneficio dignatus

est;

nanique, ut ibidem perhibetur,
Iberi fluminis

cum

aliquot discipulis noctu
in

ad

ripam oranti Deipara, adhuc

apparuit, eique inimixit, ut Saceilum extrueret,
ctatus Apostolus, discipulis

humanis agens, Quare nihil cun-

opem ferentibus, aediculam Deo in eiusdem Virginis honorem dedicavi!. Procedentibus autem saeculis
Ecclesiae

augustior accessit Ecclesia, cuiu« Dedicatio, atque etiam alterius
Sancti Salvatoris
in

Civitate et Dioecesi Caesaraugu-

stana quarto idus octobris anniversaria solemnitate celebratur. »


La
testimonios en
el

43


además de tantos

antiquísima tradición, por tanto, de la pre-

dicación de Santiago en España,

transcurso de los siglos, fué conla S.

firmada con decreto de
la S.

Sede, por órgano de

Congregación de Ritos.
III.

Del martirio sufrido por Santiago Apóstol de orden del Rei Heródes.

No
el

estuvo

mucho tiempo Santiago en España
ni

para evangelizarla,

fué por tanto

mui copioso
siete

números de

los gentiles,

por

él

convertidos á

la

de Jesucristo.

De

entre estos escojió
el

discípulos
tólico,

como

coadjutores en

Ministerio Apos;

cuyos nombres ya indicamos á saber

Tor-,

quato, Ctesifonte, Segundo, Indalecio, Cecilio, Hesi-

quio y Eufrasio. Algunos de estos nombres son

de origen griego o

céltico, otros

de origen romano.

A

estos discípulos

deben añadirse aun dos más

que habia tenido en Jerusalem: Atanasio

y

Teodoro,

de origen griego y de quienes hablaremos luego. No sin divina permisión dejó Santiago la Es-

paña y volvió á Jerusalem, pues que habían establecido los eternos decretos que allí debía beber,
el

primero entre los Apóstoles,

el cáliz

de

la Pasión.

Dejó algunos de sus discípulos en España para
continuar la misión evangèlica y condujo otros consigo á la Palestina. Llegado á Jerusalem, empren-


dio de nuevo
la
tiles

44


el

predicación del Evangelio en la

Judea, Samaria y Galilea, à los judios y á los gen-

de aquellas regiones: que Jesucristo era

hijo

de Dios,

el

verdadero Mesias anunciado por

los Profetas,

nociéndole,

habian

y á quien sus connacionales, descobárbaramente crucificado. Y
el

mientras los otros Apóstoles, escepto Santiago

Menor y Pedro, habian
las varias

salido de Jerusalem hacia
él,

partes del mundo,

con tanto ardor
los

y fortaleza de

ánimo anunciaba su palabra, que
ira,

judíos, llenos de

recurrieron á Heródes para

que

le

quitase la vida.

Era este
el

el

Agripa, digno

sobrino del criminal Heródes,
Ascalonita,

Grande, llamado

autor del degüello de los Inocentes,
ferviente sectario de los judios y judia
los

quien

como
de
la

también su mujer, se dejó escitar por
cipes

Prín-

Sinagoga contra Santiago,
el

á

quien

odiaban por
digios con

poder de su palabra y de
las

los prolos

que aumentaba

conquistas de

creyentes en la

de Cristo. Secundó sus crimi-

nales designios é hizo prender al Santo Apóstol,

ordenando que, como Maestro de doctrinas contrarias á las leyes Mosaicas, fuese decapitado. El

sagrado

libro

de

los

Actos Apostólicos nos
«

refiere

brevemente este cruel suceso \
I

Al mismo tiempo

Cap. XII,

V.

I.

2.

3.

« Misit
clesia.

Heródes Rex manus, ut affligeret quosdam de EcOccidit autem lacobum fratrem loannis gladio. Videns auplaceret ludaeis, apposuit ut apprehenderet et Petrum. »

tem quìa


«

45


afligir

puso sus manos Heródes en

á algunos de

« la Iglesia
«

y mató con la espada á Santiago, hermano de Juan. Y viendo que esta muerte habia
gratísima á los judios, se dispuso á prender

« sido

«

á Pedro y

«
«

en

la

prender en efecto y encerrar cárcel bajo estrecha custodia, con ánimo
lo hizo

de

sacrificarlo
;

en

la

próxima Pascua
le libró,

al

odio ju-

« dáico «

pero

el

Señor

por medio de un

« tacion

Ángel, de las manos del tirano y de la expecde los judios, poniéndole en salvo. »

Eusebio en
la

la Historia Ecclesiàstica

añade que

muerte de Santiago fué ordenada por Heródes,

cuando imperaba Claudio Augusto, y que Clemente (el Alejandrino) en el libro VII de las Instituciones
refería

una cosa digna de ser recordada, según
«

la

habia aprendido de los mayores, a saber:
«

que

aquel que habia

acusado en

juicio al

Apóstol

« Santiago, viendo cuan libremente confesaba este
« la fé.

de Cristo, conmovido por tan grande consse confesó él

« tancia,

mismo también
al

cristiano,
suplicio.
el

< «
« «
<k

por

lo cual

fueron llevados los dos
la

Y

cuando eran conducidos á

muerte,
le le

comla

pañero de pena rogó á Santiago que
nase: Santiago hizo alto un poco y

perdodijo:

paz

sea contigo^ y súbito le dio

un beso.

Y

de'.

«

capitados, entrambos acabaron juntos la vida
I

»

Lib.

II,

cap.

IX

:

«

Eodem tempore,
est

Claudi

scilicet

Augusti principatu, Heródes
Ecclesia, et

Rex aggressus

affligere

quosdam ex

lacobum


Según
corría el
la

46

opinion de los mejores cronólogos,

año 43 o 44 de la era vulgar, y de la muerte de Cristo el año 14 ó 15. Sufrió el martirio

en Jerusalem según los Actos Apostólicos, los

cuales,

immediatamente después de
el

la

muerte de
Pe-

Santiago, recuerdan
dro,

encarcelamiento de S.

como dos sucesos acontecidos uno después

del otro en aquella ciudad.
rion escribía

A

pesar de esto Cheel

que Santiago habia sufrido
'.

mar-

tirio en España y Lipomano le presenta muerto en Mar7nÓ7Hca de Acaya ^ esto es, en la célebre Arca Mar77iòrea convertida en ciudad. Otros, bajo

la fé del
le

Menologio de Basilio Emperador,

siglo

X,

dan por decapitado en Cesarea de

la Palestina.
fué,

El lugar del martirio en Jerusalem
la
el

según

inmemorial tradición de aquellos ciudada nos,

Foro del Mercado, que se hallaba situado en
parte

la

superior

de

la

ciudad

inferior,

donde
Adri-

se vendían los

peces y otras

mercancías.

loannis fratrem

gladio interfecit.
refert

De hoc

lacobo rem prorsus
in

memoria dignam
tutionum
qui
libro,

Clemens (alexandrinus)

séptimo Insti-

prout

eam

a maioribus acceperat. Ait enim

eum

lacobum

iudicio obLiüerat,

cum

illum vidisset, Christi fidem

libere confitentem,

commotum

viri constantia, se

quoque

christia-

num
sibi

esse affirmasse.

Ambo
inter

igitur,

inquit,

simul ad supplicium

ducti sunt.

Cumque
daret,

eundum
est. Ita

rogasset

lacobum comes
:

ut

veniam

paulisper moratus

lacobus

Pax

Ubi, inquit,

J

statimque illum osculatus
teriere. »
1

simul

ambo

capite truncati in-

Histor. Gallorum cap. LXVIII, pag. 481.
In Vitis Sanctorum tom.
II,

2

fol.

75.


Jerusalem, dice
'
:

47


mas
célebres de

comió, describiendo los lugares
«

En

este foro Santiago el Mayor,
el

hermano de Juan, con
le

verdugo (convertido) que
fué,
el

conducia

al

martirio,

primero entre los

Apóstoles, decapitado de orden de Heródes, dando
la

vida con su sangre: en honor del cual fué desallí

pués
por

erijido

un templo

insigne, habitado ahora

los

Armenios
rito. »

Jacobitas,

que adoran à Cristo

según su

En

la

Peregrinación à Jerusalem, hecha por
se describe

el

príncipe Radzivilio,

una gran

iglesia

de los armenios, fabricada en

el sitio

donde Heróizquierdo y la pared,

des hizo degollar á Santiago el^ayor. (Act. XII)

En

la

entrada del
el

templo, al

lado

hacia

medio del mismo, cercano á

existe el altar del martirio de este glorioso discí-

pulo de Cristo. Hai concedidos siete años de
dulgencia y otras tantas quarentenas ^
1

in-

Theatrum Terrae Sanctae, pag. 154:

«

Hoc

in foro S.

lacobiis

Maior

frater loannis ciim

suo

spi-

culatore, qui

eum ad martyrium ducebat, primus Apostoloruní ab Herode capite truncatus cum sanguine vitam profudit in cuius
;

honorem
lacobitae
colunt. »
2

ibi

postea insigne
inhabitant,

erectum
atque

est
in

Armeni

templum, quod nunc eo Christum suo more

In Hierosolimitana peregrinatione principis Radzivilii typis

Plantinianis Antuerpiae edita an. 1614, pag. 58:
« In primis

vidimus magnani

Armenorum

Ecclesiam, eo in

loco fabricatam, in quo Herodes decollari iussit S.

lacobum Ma-

iorem (Act. XII). In ingressu templi ad laevam, circam medium ipsius prope murum est altare martyrii huius gloriosi Christi discipuli. Habet septem annos, et totidem quadragenas indulg. »


de gar
«
« < « «

48


al

Cuaresmio, en su importantísima descripción
la
^

Tierra Santa, reseña
«

Desde

la

Iglesia

de

S.

pormenor este luTomás, volviendo
dirección

al

punto de

donde partimos, y en
el el

recta, se

presentan

monasterio é Iglesia de-

dicados á Santiago Apóstol

Mayor, hermano

de S. Juan, y del cual toma el nombre. La causa de la edificación y dedicación de esta
Iglesia se atribuye á este lugar,

«
« « « « «

donde

discípulo de Cristo con el martirio

mismo consumó feel
el

lizmente
la

el

curso de su apostolado, conmutando

presente vida con la inmortal...

Que

lugar

especial en

que fué degollado, fuera este de
no

que

se

habla,

sabemos que nadie

lo

im-

«
«

pugne.

Además de

aquella iglesia, fué aquí luego
el

construido un bello y grande monasterio en
I

In elucidatione Terrae Sanctae tom.
II,

II, lib.

IV, Peregrina-

tione
«

cap.

XVII

:

Ex

Ecclesia Sancii
et recte

Thomae

revertendo ad viam, a qua de-

statini Monasterium Divo lacobo Apostolo, fratri Sancti Ioannis, alio nomine Maiori, dicata, a quo et nomen accepit. Causa aexedificationis et dedicationis huius Ecclesiae esse perhibetur, quod in illius loco idem Christi discipulus glorioso martyrio feliciter cursum Apostolatus sui consummavit, et praesentem mortalem vitam cum immortali commutavit.... Locum autem particularem decollationis illum esse, ubi memorata fuit constructa Ecclesia, de quo in praesantia loquimur neminem vidi refragari.... Praeter eam Ecclesiam, magnum etiam et pulcrum ibidem extructum est Monasterium, quod Armenorum Episcopus cum suis Religiosis Monachis inhabitat (ad hos enim modo non ad lacobitas pertinet) et in eodem hospitantur Armeni. His iam ego addo, Ecclesiam istam, exceptis Ecclesiis Sanctissimi Sepulcri Domini Nostri, et Sanctae JMariae

clinatum

fuit,

progrediendo, occurrit

et Ecclesia


« «

49


cismático

que habita

el

Obispo armenio
pertenece

con

sus monges, por lo que á estos armenios, y no
jacobitas,

á los
«
«

ahora

el

monasterio.

Añado
S.

á lo dicho, que esceptuada la iglesia del

Santísimo

Sepulcro

de

Nuestro Señor y
iglesia es la

de

«

Maria en Belém, esta

mas

bella

é ilustre
« « « «

que

los

cristianos

possen por estas pararco
superior

tes.

Recibe

la luz

por

el

de

la
el

bóveda, á

la

manera de aquel abierto en
y casi en
el

templo del Santísimo Sepulcro. Al lado derecho
de
la iglesia,

medio, permanece una
y

«

pequeña

capilla

con

altar

debajo

de

este

« existe
« «

el lugar,

cubierto de

mármol

rojo,

donde

fué degollado el Santo Apóstol, doctor y todavia Vírjen,

como enseña

S.

Epifanio,

(Panario

« á la herejía LVIII),

cuando siguió á su maestro

Betheleem, ceteris omnibus
illustriorem et

in his partibiis a christianis inhabitatis

pulcherrimam

esse.

Desuper ex arcu concamerato,
est, lu-

qui adinstar

illius in

Templo
et

Sanctissimi Sepulcri apertus

men

recipit.

Ab

eius latere dextero, et fere in

sacellum

cum

altari,

subtus ipsum est
ille

medio est parvum locus marmore rubro

opertus, in

quo sanctus
secutus

Apostolus, doctor et virgo etiam, ut
in

in Panario, haeresi

LVIII, docet S. Epiphanius, abscisso capite Maest,

gistrum

suum

quem

terra

positum toto corde et

pura mente

dilexit.

Supra

est tabula,
illud est

ubi

Deo incruentum

sacri-

ficium offertur.

Ante templum

hypaetrium quoddam, sive

atrium, ubi hodie velut alias merces

quaedam venum exponuntur,

quemadmodum

extra in via publica. Monasterium

maximum

plu-

ribus habitationibus abundat, eminens est, et ex solario templi,
ceteris locis altius
est,

quod

tota

civitas cernitur

;

immo

castello ipsi
ei

(nempe Turri Davidicae Sion) dominatur; spatiosum
teris

inhaeret

viridarium. Et breviter situs iste et locus fecundior et melior ce-

Herosolimitanis censetur. »


« y «
« «

50


amó con mente

à quien, viviendo en tierra,

pura y con todo el corazón. Encima hai una mesa sobre la que se ofrece a Dios el incruento
Sacrificio

Eucaristico.
àtrio

Delante de este templo,
hoi,

« hállase

un

(hypetrium) donde

como

« otras vezes,

se esponen mercancias á la venta

« lo «

mismo que fuera sobre la via publica. El monasterio, como que es mui vasto, abunda en muhabitaciones y
es tan alto

« chas
«

que desde
sitio,

la

azotea del templo que supera todo

se vé

« al

rededor toda

la

ciudad; y domina

el castillo

ó

« la célebre
« « «

Torre de David. Tiene anejo un espa-

cioso jardin.

En una
mas

palabra, este lugar es el

mejor y
Fr.

el

bello de los otros sitios de Je-

rusalem. »
Bonifacio,

de los

menores Observantes,
':

escribe sobre este lugar del martirio de Santiago
« « « «

Esta iglesia es grande y mui bella; junto á ella está el Hospicio que los españoles fabricaron
con
la

misma

iglesia,

en

el

que se hospedaban
visi-

los peregrinos españoles,

cuando venían á

«

tar la Tierra Santa.

«

Y
el

si

bien los Bolandistas afirman que no pu-

dieron hallar en qué tiempo fundaron los españoles

Hospicio y
De
Ista

la

Iglesia, es

sinembargo un hecho

I

perenni cultu Terrae Sanctae

lib.

II.

enim Ecclesia magna est et valde pulcra, Hospitium iuxta se habens, quod Hispani simul cum Ecclesia fabricarunt, in quo peregrini hispani, qui veniebant Sanctam Terram visitare hospitabantur. »
«


gún
los
la Palestina,

51


la

incontrastable que ellos fueron los fundadores, se-

recuerdos que existen en Jerusalem y en

y creemos que
el

época

de

la

fun-

dación fuese bajo
el

reinado de los Cruzados. Por

contrario,

lo

que no aparece claro es en qué
los

tiempo perdieron

españoles

el

Hospicio y

le

ocuparon

los armenios.

En
á
del

el

viaje

que

el

autor de este escrito hizo
el sitio

la Palestina,

inspeccionando en Jerusalem

Monte

Sion,

donde

se halla el barrio de los

armenios

gregorianos,

llamado Harat-et- Arman,

vio y visitó la iglesia erijida por los españoles en
el

punto donde Heródes Agripa hizo degollar a
es de estilo árabe
del

Santiago Apóstol. Divídese en tres naves, está fuer-

temente guarnecida

al interior

;

y espléndida por sus ornatos, especialmente
altar

mayor en que se venera la imagen de la Virgen Madre y de la que hai otras en las naves,
las

con

de

S.

Ignacio

de Antioquia, S. Esteban

protomártir, S. Policarpo etc.

Ante

ellas

arden de

continuo lámparas de plata.
El lugar donde fué degollado Santiago se distingue por una riquísima Capillita iluminada por
seis

lámparas y que

en las solemnidades

brilla

por mayor cantidad de lámparas de oro y plata, de escelente trabajo, pendientes de la bóveda.

Unido á

la Iglesia se

levanta

el

monasterio de los

cima del Sion, ofrece

Armenios, vasto y grandioso, que ocupando la al observador el aspecto de


una

52


muros. Tiene

fortaleza ceñida toda de altos

además una posición encantadora, pues que desde arriba se vé estenderse, como un anfiteatro, la ciudad puesta debajo, de
sus

occidente á oriente, con
el

alrededores hasta

Mar Muerto.
las
la

Iglesia

y
fá-

Monasterio forman una de
bricas de Jerusalem y

mas hermosas
grandeza

demuestran

es-

pañola que fué su fundadora.
todavia existe en Jerusalem

Resulta, pues, que

un claro testimonio

de Santiago y de la posesión de su cuerpo por la España. Privados de este

de

la

predicación

insigne lugar los Españoles,
los

se

apoderaron de

él

Armenios Cismáticos que
la

allí

habitan bajo la
enfrente

presidencia de su Patriarca.

Queda aun
una
calle, el

de

Iglesia y dividido por

hermoso
se
le-

jardin de los

Armenios

:

gruesos cipreses
agradable

levantan ofreciendo una

sombra para
traen

defensa contra los rayos solares. Son sobre todo
atractivos

estos

cipreses,

por

que

á

la

mente
bre

los cipreses de

el Sion, le

servian del

Salomon que erguidos somas poético ornamento,

IV,

Traslación del Sagrado Cuerpo de Santiago Apóstol

à España.

Como
tol
el

del lugar del martirio

de Santiago Apósincontrastable
el

Mayor queda memoria

en

Jerusalem, ninguna memoria por

contrario resta


allí

53


donde fué sepulque fácilmente se
indagar cuál sea
lo

de su cuerpo,

ni

del lugar
;

tado después del martirio por

deduce que aquel sagrado cuerpo fué trasportado
á otro
sitio

y es por tanto

útil

este sitio en
los fieles.

donde recibe

culto y veneración de

Puestas de parte algunas narraciones reputadas
fabulosas por los cultores de la sacra
crítica,

nos

presentan los Bolandistas una narración manuscrita

de

la

Historia de la Iglesia

de Compostela, re-

cogida por Munio ó Martin, Obispo Mindonense,

Ugo, Obispo portugalense en
Sacerdote, la cual antes de la

la Galicia

y Gerardo mitad del Siglo XII

se conservaba en el Archivo Compostelano.

Los

mismos Bolandistas vieron de
res en la Real Biblioteca

ella

dos ejempla-

de Madrid; tiénenla por
le
te-

un documendo de grande autoridad, como
nían y tienen aun, los

versados en

la

hombres doctísimos mas cosas de España. Del citado ma'.

nuscrito entresacaron aquellos ilustres agiógrafos
el

largo trozo que sigue
I

Historia Compostellana in Archivio Compostellano servata
veritate evangelica didicimus,

:

« Sicut igitur ex

Dominas ac
caelum

Redemptor noster quadragesima Resurectionis suae
rarum praedicare
in et gentes

die in

ascensurus discipulis suis Evangelium per universum orbem ter-

ad veram fidem conversas

in

nomine
:

Sanctae et Individuae Trinitatis baptizare praecepit dicens

« ite

universum

mundum praedicate Evangelium omni
civitates

creaturae etc. »

Aliis itaque Apostolis et

ad diversas

ex praecepto Domini ad diversas provincias Evangelicae praedicationis studio commi-

grantibus, Beatus lacobus Sancti Ioannis Apostoli et Evangelistae


« «

54


verdad evangélica,
el

Como sabemos

por

la

Señor nuestro Divino Redentor, a

los cuarenta
al
el

« dias
« cielo,

de su resurrección, cuando iba á subir

ordenó á sus discípulos que predicasen
el

«

Evangelio por

« las
«

Universo Orbe, y bautizaran gentes convertidas á la verdadera fé en nomla

bre de

Santa é individua Trinidad, diciendo:

«
«

Id por

el universo intendo

y predicad el

Evangelio

à toda criatura. Por tanto, habiendo los Apóspartido

« toles

por orden del Señor hacia

las

(Hispaniae et) Hierosolymis praedicavit; ibique ab Herode ab Christi confessionem et catholicae fidei assertionem decollatus, primiis omnium Apostoloruní subiit martyrium. Unde Beatus Lucas
frater

ut affligeret

ait: « misit Herodes rex manus quosdam de Ecclesia occidit autem lacobum fratrem loannis gladio. » Cuius quidem beatissimi Apostoli corpus veneran-

Evangelista in Actibus Apostolorum
:

dum
nec a

ludaei malevolentia et invidia ducti nec sepeliré voluerunt,
christianis, qui

tune temporis Hierosolymis conversabantur,

sepeliri

permiserunt

;

sed sicut Leo Papa
affirmat,

(III) in Epistola,

quam

de eius passione et Hispanos destinavit,

ipsius corporis in

Hispaniam translatione ad

civitatem proiicientes,

canibus,

integrum corpus avibus, atque
;

cum
feris

capite extra

devorandum

praemoniti, quatenus corpus
,

consumendumque exposuerunt sed illius discipuli, ab ilio vivente suum in Hispanicam regionem transferrent tumulandum totum corpus cum capite teste Leone
,

ad usque maris citato calle pervenerunt. Cumque ibi de navigio, quo in Hispaniam transmearent, solliciti essent, navim sibi divinitus apparatam in littore
littus

Papa, notturno tempore accipientes,

maris invenerunt,

quam Deo

gratias unanimiter referentes, sacra-

tissimo corpore imposito, ovanter conscenderunt, et Scylla

cum Ca-

rybdi atque periculosis Syrtibus,
tatis,

manu Domini
felici

gubernante, devi-

primum ad Irensem Portum

navigio pervenerunt. Deinde

venerabile Corpus ad locum, qui tune

Liberum

Donum

vocabatur,

nunc autem Compostella dicitur, deferentes, ipsum corpus sub marmoreis arcubus aecclesistico more ibidem sepelierunt. »


« varias
«

55


el

ciudades del
el

mundo con
el

propósito de

predicar en ellas

Evangelio,

Beato Santiago,

« «

hermano de S. Juan Apóstol y Evangelista, predico en. España y en Jesusalem, y aquí por la
de Cristo y defensa de la fué degollado por Herodes y así,
;

« confesión «
«

fé católica,
el

primero

entre todos los Apóstoles, sufrió el martirio. Por

« lo cual el « « « «
«

Beato Lúeas Evangelista en
:

los

Actos
con la

Apostólicos dice

puso manos

el

Rei Herodes

en afligir á algunos de la Iglesia

y mató

espada à Santiago, hermaiw de Juan. Los judíos

movidos ciertamente de odio y envidia, no solo no quisieron dar sepultura al venerando cuerpo
beatísimo Apóstol, sino que ni aun permiá los cristianos presentes en Jerusalem
el

€ del

« tieron
<<

enterrarle.

Y

como afirma
á los

el

Papa Leon

(III)

«
«

en

la

carta dirigida

Españoles sobre

la

pasión y traslación del cuerpo del

mismo santo
la

« « « « «
«

Apóstol á
cabeza
fué

la

España,

el

entero cuerpo con la

espuesto á los perros, á

y y aves de rapina, para que le devoraran y consumieran. Pero sus discípulos, según el encargo que les habia
la fieras

trasportado fuera

de

ciudad

hecho en vida de trasportar su cuerpo á
gion de España para
tigua arriba
allí

la re-

«
«

enterrarle,

como
lo

ates-

Leon Papa, de noche
(Jafa)

quitaron

«

de Jerusalem, llevándole consigo prontamente á
del

« orillas « el

mar en Joppe

Y

hallándose por
la

camino inquietos, pensando en

nave sobre


« la
«

56


nave, sobre

cual hacer el trasporte, por divina disposición

vieron á orillas del
cual,

mar aparejada una

« la

dando gracias á Dios, subieron alegreel

«

mente con

sacratísimo cuerpo. Dirijidos por

« la « los

mano de
al

Dios, evitando Escila y Caribdis y
feliz

lugares -peligrosos, con

navegación

lle-

«

garon

puerto de Iria.

Y

desde aquí, llevando

« el
«

venerable cuerpo

al sitio

que entonces se UaCompostela, según el
allí

maba Libre dono y ahora
paredes.
»

« rito

ecclesiàstico le enterraron

bajo

marmó-

« reas

Como
se

se vé, la base de este histórico relato
la

apoya en

carta de

Leon

III,

pero Tillemont
fe,

con su turba de hipercríticos, resiste prestarle
sobre todo porque
el

Baronio,

si
;

bien le anuncia
ni se

y alaba, se abstuvo de aducirlo
edición de los Concilios entre las
los Papas.

halla en la

demás

cartas de

Mas

los Bolandistas preguntan á Tillesi

mont

y sus secuaces,

todas las cartas de los Papas

se hallan en la edición de los Concilios?

cuando vemos que cada dia salen á
cartas Pontificias

la luz

mas muchas

Y

que por largo tiempo hablan perlos archivos.

manecido escondidas en los estantes de

Los mismos Bolandistas recuerdan
'

el

testimonio de
se-

Juan Grimaldi, gefe del Archivo Vaticano que,

gún afirma Francisco Macedo insertó de Leon III en los actos escogidos de los
In Diatriba de adventu sancti lacobi in

esta carta
pontífices.

1

Hispaniam cap. XI

§ i.


Los
de
la

57


de
la

ilustres individuos

Real Academia

Historia P.

Pldel Tita, de la

Com pania

de
la
la

Jesús, y D. Aureliano Fernandez Guerra, en segunda información hecha recientemente y de

que volveremos á hablar en su
sobre esta carta:
« «
«

lugar, escribieron

La

epístola es genuina, pero

no ha llegado íntegra á nosotros y se halla mas ó menos estractada en varios y mui antiguos

« códices.
« escrito

Uno

de

ellos es el

iij.

I,

9 del Escorial,

á principios del siglo XII. Pero antes se
la
el

«
«

encuentra mencionada en
obispo D. Diego Pelaez y

concordia entre

el

Abad

Fagildo, año
to-

«

de 1,077, precioso instrumento conocido de

« dos.
«

Son posteriores las copias que hemos visto en la Iglesia Compostelana y en libro del Papa
II
'.

« Calisto

»

Y
«

he aquí efectivamente cómo principia

la con-

cordia^; «

No

y á los 17 de agosto. hay duda alguna ciertamente, si no que es de
la

En

era

M.C.XV

«

muchos

sabido,

como sabemos por
el

el

testimonio

« del

Beato Leon Papa, que

Beatísimo Apóstol

« Santiago,

degollado en Jerusalem, fué por sus

1

Process. Compost.,
«

fol.

139 terg.

Era MCXV et factum XVI kalendas septembris. Dubium quidem non est, sed multis manet notum, sicut testimonio beati Leonis didicimiis Papae, quod Beatissimus Apostolus lacobiis Hierosolymis decollatus, a discipulis loppem asportatus, ibi non parvo tempore a domino custoditus ad ultimam Hispaniam navigio,
2

manu Domini

giibernante

sit

translatum, et in finibus Galleciae

sepultum per longa tempora mansit occultum.


« discípulos
« allí,

58


(Jaffa)

trasportado á Joppe

guardado no poco tiempo por
del Señor,

y que de el Señor,

« fué « « «
«

trasportado en una nave, gobernándola la
á los últimos
confines

mano

de

la

España, y que sepultado en los confines de la Galicia, permaneció allí por largo tiempo
oculto
'.

»

Añaden también
viario

los Bolandistas
el

que en

el

Bre-

de Evora, impreso en
de
la

1548 en Lisboa,
que cae
del

en
el

la fiesta

traslación de Santiago
las lecciones

30 dicembre, aparecían
el título

bajo
(de

de
del

«

la

carta
fiaeron

Rezo Ex Epistola B. Leonis Papae » B. Leon Papa), porque de la

misma

sacadas en esta forma:

De
«
« el «

la

Carta del Beato Leon Papa (III)
sea notorio, amadísimos hermanos,

*.

Os

como

entero cuerpo del beatísimo Apóstol Santiago

fué trasladado á España.

Después de

la

Ascen-

1

Proces. Composteli,

2

Ex

fol. 97 et terg. Epistola Beati Leonis Papae.

«

Noscat vestra

fraternitas, dilectissimi, qualiter in

Hispaniam

integrum corpus beatissimi Apostoli

lacobi translatum est. Post

ascensionem enim Domini adventumque Spiritus Sancti ab ipsa Passione Christi anni revolutione (revolutis annis) tempore azymorum, beatissimus lacobus Apostolus perlustratis ludaeorum Synagogis, Hierosolymis

captus est sub Abiathar pontífice, et simul

cum

Herodis capite plexus est. Sublatum est autem corpus illius a djscipulis nocte prae timore ludaeorum qui angelo Domini comitante pervenerunt in loppen
losia discípulo suo, iussu
:


« sion «

59

del

Señor y

la

venida del Espíritu Santo

en

el

trascurso de los años desde la Pasión de

« Cristo <

y en el tiempo de los ázimos, el beatísimo Santiago Apóstol, después de haber relas

« corrido «
« «

sinagoga de los judios, fué captuel

rado en Jerusalém, bajo

pontificado de Abia-

thar, y juntamente con Josías, su discípulo, fué decapitado por orden de Herodes. »
«

Por temor de

los judios,

tomaron de noche

«

su cuerpo sus discípulos, los cuales

« del « « « «

Ángel

del

acompañados Señor, llegaron á orillas del mar
allí

en Joppe. Inciertos
debían tomar,

sobre

el

partido

que
di-

encontraron

por disposición
cuerpo del

vina preparada una nave para la marcha.
bieron alegres sobre ella con
el

Sudis-

ad littiis maris. Ibi vero haesitantes, quid agere deberent, nutii Dei adfuit parata navis. Ascendunt gaudentes ciim Salvatoris Alumno, et sublatis velis prospero vento magnaque tranquillitate
navigantes Iriae Galleciae portui applicuerunt.
Egressi de navi posuerunt corpus in
tato

quodam

praediolo, vociet octo in loco

Libermn Donu-yn, distante a praefata urbe fere deceni passuum millibus, ubi nunc veneratur. Invenerunt autem

idolum a paganis constructum et cryptam, in qua erant ferrea instrumenta, ad lapides elaborandos. Gaudentes igitur idolum diruerunt minutatim et reclusa tellure, in sepulcro lapideo, quod exculperant,

corpus Apostoli recondiderunt, facta super domuncula
Post aliquod autem temporis intervallum, duobus

cum

altari.
ibi remaeodem, quo vene-

nentibus,

Theodoro

scilicet

et

Athanasio,

alii

rane navìgio ad propria sunt reversi. Qui remanserunt, indesinenter ibi vigilantes

tandem

ad dexteram,

alter

obierunt, et sepulti iussu ipsorum (alter ad sinistram magistri) a populis, quos Deo

lucrifecerant, tune fuere. »


« cípulo del
« « riba ron
«

6o


la

Salvador y sueltas las velas al viento favorable, navegando con gran tranquilidad, aral

puerto de Iria en

Galicia.
el

Salidos

de

la

nave, pusieron

venerable

« «

cuerpo en una pequeña posesión, llamada Libre-

Dono, distante de
en

la

ciudad como diez y ocho

« millas, «
el

punto donde ahora se venera, y hallaron sitio un ídolo puesto por los paganos en
contenía instrumentos de hierro
piedras.

« la cripta, la cual
<k

para trabajar
«

las

«

Por tanto destruyeron enseguida y desmenuzaron el ídolo, y abierta la tierra, escavando
roca, construyeron
allí

« la

un sepulcro de piedra
altar.

y
«

allí

colocaron
él

el

cuerpo del Apóstol, edificando

sobre
«

un templete con

Transcurrido luego cierto espacio de tiempo,

« y quedando allí los dos discípulos Teodoro y Atanasio, volvieron los otros á Joppe en la misma « « « « «
«

nave que

los había trasportado.

Los dos

discí-

pulos permanecieron vigilando asiduamente á la
custodia del sacro depósito y finalmente llegada

su muerte y según su disposición, fijeron enter-

rados por los pueblos que ellos habían ganado
á Dios,

«

derecha y quierda de su santo Maestro. »
el

uno a

la

el

otro á la

iz-

De
de
la

esta importantísima carta, y del fragmento

Historia Compostelana, de igual valor, porella se

que sobre
el

apoya, fácilmente puede formarse

criterio histórico

sobre la realidad de

la

tras-


lacion del cuerpo
efecto:

6i


Y
en
martirio Santiago, sus

de Santiago a España.
el

sufrido

que hubo

discípulos y los otros cristianos de Jerusalem, des-

plegaron

la

mayor
al

solicitud en cuidar del cuerpo,
el

como habian hecho ya con
S.

del

protomártir

Esteban
;

enterrarle en el sitio de Cabargalas

mala

solo

que en esta circunstancia,
el

iras ju-

daicas,

sostenidas por

poder de Herodes,

no

permitieron que los piadosos cuidados prodigados
al

mártir Esteban, se repitieran en favor de San-

tiago,

quien además del

título

de Apóstol que

le

distinguía,

había conquistado muchos partidarios

á la fé de Cristo, predicando con ardor su divi-

nidad

;

por cuyos motivos, sacándole fuera de

la

ciudad,

fué dejado en el camino publico y custo-

diado por los esbirros, para que sirviera de pasto
á los
perros, á
las

aves de rapiña
el

y á alguna

bestia feroz.

De

aquí

que, ó

por haberlo or-

denado

así el santo

Apóstol antes de morir á sus
santo cuerpo
el

discípulos,

ó por propia deliberación de los misel

mos, arrebataron estos de noche
y le trasladaron á Joppe
(Jaffa)

sobre

mar me-

diterráneo, para echar las velas hacia España. Pero
¿

no hubieran podido transportarle á

sitio

mas

se-

guro, ó á la Palestina ó al graii resto del continente Asiático
?

No, responden rectamente

escri-

tores ilustres

de España y de otras partes de Europa, pues que esta traslación del cuerpo de
Santiago á
la

España, hecha por sus discípulos,


es el

62


la

mayor y mas convincente argumento de
allí

predicación evangélica

ejecutada por

el

Santo

Apóstol.

De

otro

modo ¿cómo
la

hubieran podido

España para poner á salvo aquel santo cuerpo, dada la grandísima distancia que media desde Jerusalem á los estreñios
sus discípulos pensar en

de aquella región ó confines del mundo, que por
los

navegantes se llamaba finis terrae

(fin

de

la

tierra),

emprender intencionalmente un tan largo
ellos

viaje á través del

no hubieran
Apóstol
el

Mediterráneo y del Océano, si sabido que era voluntad del
el

reposar después de muerto en
si

punto
ori-

donde habia evangelizado?
rado
allí

no hubieran sido

jinarios de aquellos lugares, o

no hubieran demoriberas, aquel

con su Maestro, siéndoles por tanto bien
tierras, aquellas

conocidas aquellas

puerto? Por esto, llegados á Joppe los discípulos

como

insinua en su carta S.
hallar el

Leon

III,

y mientras
viela

dudaban cómo
ron junto á
la

medio de trasporte,
depositan

playa una nave dispuesta para
ella

marcha, suben en

y

el

sagrado

cuerpo, y desplegadas luego las velas, con viento

en popa y mar tranquilo, arribaron felizmente al puesto de Iría Flavia en la Galicia. Puesto el pié

en

tierra,

fué su primer cuidado dar sepultura al
el cual,

cuerpo de Santiago,

fuera de toda duda,

no había entrado en corrupción, porque habia sido

embalsamado por sus discípulos, según el método que usaban los judíos siait mos est iudaeis sepe:


lire,

63


es,

corno dice S. Lúeas hablando del santísimo
Jesucristo,

cuerpo de

esto

envolviéndole

en

sábanas con misturas balsámicas en los intermedios

nuando luego
Liberun
tradición,

de los pliegos y bien fajado con vendas. Contiel camino, hicieron alto á unas cuatro leguas de Iria

Flavia,

en un predio llamado
propiedad, según la

Dunum

(Libredon),

de una matrona apellidada Lupa, con-

vertida á la fé cristiana por el S. Apóstol.

Los

Bolandistas no prestan crédito en

lo

que se

refiere

á

matrona Lupa y al predio por ella regalado á los discípulos del Apóstol para sepultura de su
la
;

maestro y por nada menciona

cierto S.
ni

Leon

III

en su carta para
ni

á

la

matrona Lupa,

la do-

nación hecha por

ella,

diciendo solamente que en

aquel predio encontraron los discípulos un nicho,
construido por los paganos y dedicado à uno de

sus ídolos, con una cripta debajo que contenía

ins-

trumentos de hierro propios para cortar y trabajar las piedras. Podía, por tanto, aquel sitio pertenecer á algún trabajador de piedras que los discípulos

compraron con

el

pretesto de seguir
la

allí

trabajando en piedras, pero con

verdadera idea

de servirse de aquellos instrumentos para preparar
al

Apóstol
los

el

sepulcro.

Y

así lo hicieron: sirviéndose

de

citados instrumentos,

escavaron

la

roca,

construyeron un lúculo, y dentro de una arca marmórea, eccerraron allí el cuerpo de Santiago, por
los años

43 ó 44 de Cristo.

De

esta arca

marmò-


rea,

64


oríjen la necia

malamente comprendida, tuvo
que fué

interpretación de

sepultado en Ackaja,

marmorica ó marTnárica, que hemos mencionado arriba. Desecho el nicho y destruido el ídolo, que
debía ser algún dios penates adorado por
pietario,
torio,
el

proora-

fué todo convertido en
el

un pequeño

en donde erijieron

altar para celebrar los

divinos misterios.
torio

La

fábrica primitiva de este orala

y del lúculo existente en

cripta eran de

pura y esclusiva obra romana, de la referida época, y cuya descripción haremos en el debido lugar.

Desde luego emprendieron
predicación
del

los
Iría

discípulos

la

Evangelio

en
se

Flavia y sus

alrededores; y á cuantos
les

convertían

á la

fé,

enseñaban

el

sepulcro de Santiago,
la

como

lu-

gar destinado á
la

oración y al

ofrecimiento

de

Hostia de Salud.

Y

pasado
siete

cierto tiempo, vol-

vieron

á la Palestina

de los discípulos de

Santiago, permaneciendo en Galicia Atanasio y Teo-

doro para

la

custodia y vigilancia del cuerpo de
el

Santiago, y continuando hasta su muerte
tólico

apos-

ministerio.

Al

salir

de esta vida, ordenaron
fé,

á aquel pueblo cristiano, ganado por ellos á la

que enterraran sus cuerpos, uno á
puntualmente ejecutado por
Aquellos
los

la

derecha y

otro á la izquierda del santo Maestro, lo cual fué
fieles.

mismos

hipercríticos,

capitaneados

por Tillemont y Natal Alejandro, como impugnaron
la

predicación

de Santiago

en España, así


combatieron
à aquella
la

65

traslación del cuerpo del Apóstol

región.

Nos reservamos, sinembargo,

responder en su lugar á sus cavilosos argumentos

y hacer palpable de cuánta luz de verdad se halla circundada la traslación de Santiago en España.

Sigamos ahora viendo
los discípulos

el

estado en que se hallaba

aquel sagrado depósito, después de la muerte de

Atanasio y Teodoro.

Formaba entonces la España parte del imperio romano y de él recibia gobierno, leyes, tributos y vejámenes. Además, no mucho tiempo
después, probablemente, de
la

muerte de aquellos
adelante, princi-

dos discípulos, desde Nerón en
pió la larga y sanguinosa
serie

de las persecu-

ciones contra
sufrirlas

el

cristianismo: la
la

España tuvo que
de
disla-

y dio á

Iglesia el glorioso tributo

sus mártires, especialmente cuando se vio

cerada por las crueldades de aquella fiera sanguinaria

llamada

el

presidente

Daciano. Mientras
la hu-

corría esta

época de sangre, quedó oculta
en sus

milde fábrica que contenia

entrañas tan

gran tesoro y solo era visitada por los cristianos no ya solo de la Galicia, sino de otras partes de
España, acto que se verificaba con
el

mismo

res-

petuoso acatamiento que observan en
cristianos

Roma
las

los

de todo

el

orbe

al

visitar

sacratí-

simas tumbas de los Príncipes de los Apóstoles,
escondidas bajo
la colina

Vaticana y en
la via

el

predio

de

la

matrona Lucina, á

Ostiense.

Después
5


de
la

66


la

paz de Constantino, sucediéronse en España
invasión do los Go-

calamitosas vicisitudes por

dos que, medio arrianos
taron
el
allí

}'

medio paganos, imporla fé católica,
;

gravísimos daños à

hasta

derramamiento de
el

sangre

por

cuyo motivo

duró

mismo estado de cosas
la

relativo al sepulcro

de Santiago. Cesada apenas
las ordas

dominación goda,

de los árabes musulmanes se precipitalobos hambrientos sobre las floridísimas
el

ron

como

regiones españolas, devastándolas con
el fuego,

hierro y

asentando

allí la

ignorancia y la barbarie,
el

como habían hecho en
también
las víctimas

oriente,

y renovando con
la

de

la

cristiana

per-

secución,

que, de sus autores,

se llamó persecu-

ción árabe.

Mas aún
la

:

las

consecuencias
tristes

de esta
las

bárbara invasión fueron mas
sadas por

que

cau-

persecución de los emperadores roes

manos
sobre
necido

:

así

que
hasta

el

pequeño oratorio
año
711,
fué

erijido

el

sepulcro de Santiago, que había permael

intacto

entonces

destruido por las ordas árabes, que guiadas por

Muza, quemaron y devastaron todas las iglesias y sacras memorias, hasta las faldas de las rocas
de Pelayo, esto
bria y la Galicia.
es,

hasta los mares de

la

Canta-

Así, la cripta

que contenia aquel
conservada
intacta

venerando sepulcro,
por disposición
siglo VIII

aunque

quedó enterrada bajo los escombros del oratorio, tanto que durante todo
divina,
el

quedó oculta

la

existencia de aquel


sagrado depósito, sobre
moria entre

67
el


cual creció

un espeso
rededo-

bosque. Quedaba solo difundida una lánguida melos habitanates

de aquellos

al

res y de otros lugares de España,

sobre que en

los pasados tiempos, y en proximidad á Iria Flavia, veneraban sus mayores la tumba de Santiago Apóstol,

pero que habia sido destruida y dispersa por

los árabes,

V.
Prodigioso desctcbrimiento
del cuerpo de Santiago Apóstol cerca de Iria Flavia.

No
ció
el

convienen los historiadores, especialmente
el

españoles, en señalar fijamente

año en que acaede
la

descubrimiento
su
crónica

del

cuerpo

Santiago.

Vaseo, en

de

España,

asigna

al

año 798; Juan de Ferreras en su Historia de España, p. IV paj. 140 refiere la opiniones de
otros escritores que la remontan á los años 816,

825, 835, creyéndola

él

propia del 808. Alfonso

de Morales en su crónica general de
lib.

España,
835, por-

XIII

c.

XLIII

fol.

71, la

fija

en
el

el

que un diploma del

rei

Alfonso
la

Casto (de que

hablaremos luego) lleva

data ó era española 873

que corresponde
Juan de Ferreras
corresponda
al

al

- lug.

año de Cristo 835, si bien 160 - quiere que cit. p.
Del citado diploma se
el

de 825.

deduce que ya en aquel año se habia hallado

68

cuerpo de Santiago y ordenado edificarle una iglesia. Pero la opinion mas generalmente recibida es la
de que dicho hallazgo tuvo lugar antes del año

de Cristo 814, bajo

el

imperio de Cario

Magno
el

y del pontificado de S.

Leon

III

que murió en
se

año de Cristo 816.
El relato de este prodigioso hallazgo

descrito en la Historia de la Iglesia Compostelana,

manuscrita, arriba mencionada, y que los Bolandistas copiaron de la existente en la Real Biblioteca de Madrid; y
si

bien no agrade al Tillemont

y los de su escuela, aquellos doctos y críticos agió-

grafos la tienen, sin^mbargo, por de un gran valor

de autenticidad,

lo

mismo que

el

erudítisimo es-

critor español Nicolás Antonio, el cual, en su Bi-

blioteca Hispánica, así se espresa
«
«

'
:

«

Entre otros
historia

de

los

insignes
fi.ié

monumentos de nuestra
Iglesia

antigua,

siempre recibido en primer lugar

« la «

Historia de la
fiaeron

Compostekna, cuyos
sedes

autores

Munio ó Martin Mindoniense,
y
el

«
«

Hugo
en
la

portugalense, obispos de aquellas
Galicia,

presbítero Gerardo »

Con-

corde con
I

el escritor

español vemos

al

belga Juan
VIL

Nicolaiis Antonuis in bibliotheca hispánica, tom.
:

II, lib.

cap. IV, no. 64. a Cardinali d'Aguirre edita
« ínter

insignia

alia

veteris historiae

nostratis

monumenta

primo qiiodam loco semper habita fuit Compostellanae Ecclesiae historia, cuius auctores fuere Munio alias Martinus mindonensis^ et Ugo portugalensis sedium in Gallaecia episcopi cum Gerardo
presbytero. »


Vasco,

69


no puede sospelo
el

de

cuya
'

imparcialidad
:

charse, y
«

que dice

«

Siga

prudente lector

que
la

mas

le

agrade, pero yo no puedo callar que

« Historia
«
«

Compostelana es mucho mas antigua

que Lucas Tudense y el Toletano Rodrigo y por tanto de mayor autoridad à mi juicio. « Desla

pués de
el

historia de

la

Iglesia

Compostelana,
al
el

otro

documento contemporáneo
el

hallazgo del

sagrado cuerpo de Santiago, es
Alfonso
Casto, que
al

diploma de
y

hemos poco há recordado
la

que alude
el

acaecido hallazgo. Insertaremos antes
historia

documento entresacado de

de

la

Iglesia

Compostelana, y luego el diploma del Rei Alfonso el Casto ^ « Floreció antiguamente en aquel
:

1

loannes Vasaeiis

in

Chronico-ad an. 981

:

prudens lector, quod magis arriserit. lUud tamen non tacebo historiam Compostellanam multo antiquiorem Luca tudensi et Rodrigo toletano, et apud me maioris esse auctoritatis. »
« Sequatur
2

Historia Compostellanae Ecclesiae ms.

:

« Floruerat

autem antiquitus

ilio

loco (in Gallaecia) inter ca-

tholicae fidei cultores Christiana religio, sed
et

tempore persecutionis,
nominis dignita-

superba paganorum tyrannide de

(sic) christiani

tem conculcante, totus fere christianae religionis cultus longo iam tempore ibidem evanuerat. In toto igitur tempore saracenorum, et longo etiam tempore post restitutionem fidelium, veneranda apostolica

rumque

tumba, nullius christiani accessu frequentata, fruticum silvaspessitudine mansit diutissime cooperta, nuUique usque
Iriensis

ad tempus Theodomiri
visitare,

episcopi

fuit

revelata et cognita.

Sed quando omnipotenti Deo
et

placuit Ecclesiam

suam laborantem
transtulit,

eius

adversitatem misericorditer convertere, tempus

statim suo potenti imperio mutavit,
et
gentili superstitione

regnum Hispaniae

per regionem Hispanicam conculcata, et

prorsus annullata, Christi sui

Ante autem

pestis illius

nomen atque fidem inibi suscitavit. expulsionem Myro bonae memoriae rex


«

70


la fé la
el

lugar (en Galicia) entre los cultores de

«religión cristiana, pero en
«
« «
«

tiempo de

las per-

secuciones y de

la

soberbia tiranía pagana, con-

culcadora de

la

dignidad del nombre cristiano,
culto de esta cristiana religión

ya

casi

todo

el

habia

allí

desaparecido
el

tiempo há.
la

Por tanto

«
« «

en todo

tiempo

de

dominación de los

sarracenos, y

también mucho

tiempo después
la

de

la

reconquista

por los

fieles,

veneranda

«
« «

tumba apostólica

(de Santiago) non siendo

mui

frecuentada por los cristianos, quedó por largo

«
«

tiempo escondida y recubierta de espeso bosque, y á nadie le fué indicada, ni hecho conocer,
hasta
el

tiempo de Teodomiro, Obispo de
al

Iria.

«

Pero cuando plugo

omnipotente Dios

visitar

divina dispensatione regni sceptra siiscipiens primus pontificales

sedes per Hispánicas provincias, iuxta
divina gratia inspirante,
constitiiit, et

Romanae Ecclesiae normam, Andream in episcopiim eli-

gens

Iriensi

cathedrae sublimavit. Hinc equidem hos inferius sub-

(quorum nuilam profecto praeter nomina habemus notitiam) Dominicum, Samuelem, Gotomarum, Vincibilem, Felicem, Hildiulfum, Selvam, Theodesindum, Bemilam, Romanum, Augustinum, Honoratum, Hindiulphum. Praenotatis autem episcopis fertur successisse Theodomirus, eadem cathedra, divina disponente gratia sublimatus in cuius tempore divinae Maiescriptos ordine successisse legimus
;

statis

omnipotentia Occidentalem Ecclesiam sepulcro tanti Apostoli

revelante, visitare et illuminare dignata est. Oualiter

autem

ei

revo-

sequens pagina patefacit. Quidam namque personati, et magnae auctoritatis viri praefato episcopo retulerunt, se luminaria

latum
in

fuit,

nemore, quod super beati lacobi

tumbam

diuturna vetustate exvidisse, ibique alíga-

creverat, nocturno

tempore ardentía multoties

los sibi frequenter apparuisse.

Quo

audito ipsemet ad

eum

locum,

ubi se ta^ia vidisse asserebant, accessit et luminaria in praedicto loco


«
«

7T


y
convertir
la

á su atrabajada

Iglesia

misericor-

diosamente sus tribulaciones en

prosperidad

« «

de

la paz,

cambió súbitamente
trasfirió
el

el

tiempo con su
de España,
las

potente imperio,

reino

« y abatida la superstición « hispánicas,

pagana por
el

regiones

levantó

allí

nombre y

la fé

de su

« Cristo.
« peste, «
« « «

Antes, pues, de
el

la

espulsion de aquella

rei

Miro, de buena memoria, recibido

de

la divina

providencia
la asistencia

el

cetro,
la

estableció

el

primero, con

de

gracia divina, las

sedes pontificales por las provincias de España

según
de

la

norma de

la

Iglesia
la

Romana, y

escojió

« « «

á Andrés, sublimándole á
Iría.

Cátedra Episcopal

Y

luego hemos
al

en

verdad leido que
por

sucedieron

mismo

los siguientes obispos

ardentía propriis oculis prociil dubio aspexit. Divina igitur inspiratila
gratia praefatum
spiciens,

nemusculum

festínate adiit, et diligentiiis

circum-

quamdam

doniunculam^ marmoream

tinentem, Ínter silvas et fructíces invenit.
referens, casti regís Adefonsí, qui tune in

tumbam intra se conQua inventa Deo gratías
Hispania regnabat, prae-

sentiam incuntanter

adívit,

eique rem, ut audierat, et propriis oculis

viderat, veraciter notificavit. Ipse

vero tantae audientiae gaudio

diífusus citato calle has partes intravit, et
stoli

ad honorem

tanti

Apo-

Ecclesiam restaurans, episcopum Iriensis sedis

cum, qui Compostella dicitur, vorum, nobiliiimque virorum auctoritate atque regali privilegio commutavit. Hoc autem sub tempore Caroli Magni factum fuisse,.
multis referentibus, audivimus.
fidentius oculos mentis

hunc lomultorum episcoporum ac Dei serin

Theodomirus vero episcopus tanto
patriae considerationem
eri-

ad

caelestis

gebat, quanto frequentius beatum lacobum post basilicam sibi factam miraculis et virtutibus coruscare conspiciebat. Spe ergo caelestium

praeditus aliquanto interiecto tempore, vitani secutus

ef-

fudit, finali sorte interveniente. »

« el

orden que

sigue,

y de

los

cuales

ninguna
:

« noticia «

tenemos, á parte de los nombres

Do-

mingo, Samuel, Gotomaro, Vencible, Felix, HilSelva,

« diulfo, « « « «

Teodesindo, Bemilamo, Romano,

Agustin, Honorato é Hindiulfo, (nombre quizás

corrompido por

los

amanuenses, pues

se

lee

diversamente en los varios
tados por Juan Vaseo y
«

ejemplares consulCastillo Ferrer).

Mauro
la

A

los citados obispos se

añade que sucedió
la

«

Teodomiro,

elevado
divina

á

misma cátedra por
Divina
el sitio

« disposición «

y en cuyo tiempo

Majestad con su omnipotencia, revelando
iluminar la

« del

sepulcro de un tan grande Apóstol, se dignó
é
Iglesia

« visitar
«
«.

de occidente. La
luego
la

página que sigue demuestra

manera
citado
la

como

fué revelado

:

Algunos distinguidos persorefirieron
al

«

najes y de gran autoridad

«

Obispo que habian visto muchas veces por
noche luces ardientes sobre
el

«
«

bosque, que desde
el

tiempo antiguo habia crecido sobre
Angeles.
« Visto esto

sepulcro
los

« «

de Santiago, apareciéndoseles frecuentemente

por Teodimiro se presentó en
haberse
visto

el

« sitio « cosas,

donde se aseguraba

tales

y con sus propios ojos, sin duda alguna, «vio también las luces ardientes. Iluminado así
«

por

la divina gracia,

se

aproximó solicitamente
encontró

« al dicho «

espeso bosque, é investigando con muel

cha diligencia

alrededor del

sitio,


«

73

« « «
« «

y malezas una pequeña fábrica que contenía en el interno una tumba de mármol. Ante tal hallazgo, rindió gracias á Dios
entre los árboles

y en el acto fué á buscar al casto que entonces reinaba en España, y

rei
le

Alfonso

participó

« visto

con todos sus pormenores, cuanto habia oido y con sus propios ojos. Lleno el rei de grande
corrió en
el

« alegría,
«

acto á

aquel lugar, y en
la iglesia,

honor del Santo Apóstol reconstruyó
con
el

« y

autorizado

asentimiento

de

muchos

« obispos,

« personajes,
« trasportó

de siervos devotos de Dios y de nobles y también con un real privilegio suyo,
la

sede episcopal de

Iria

á este lugar

«
«

que se llama Compostela. Por

noticias de

mu-

chos hemos sabido que este hallazgo acaeció en

«

tiempo de Cario Magno. El Obispo Teodomiro
con tanta mayor

«

elevaba

al cielo los

ojos de

« la

mente á

la

celeste patria, cuanto con

mayor
cons-

« frecuencia
« neficios, al

veía resplandecer, por milagros y be-

beato Santiago, después de
la

la

« truccion
«

de

Basilica.

Y

así,

relleno

de

la

esperanza de los bienes celestes, murió después

«

de poco tiempo.

»
el

Come
de

recuerda

pasaje citado de la Historia
el

la Iglesia

Compostelana,

casto rei Alfonso que

entonces dominaba en parte de España, conocedor

Obispo Teodimiro del realizado y maraviolloso hallazgo del cuerpo de Santiago, fué sùbito
por
el

con su corte

al

lugar para venerarle, hizo construir


sobre
el

74


el

sepulcro una iglesia en honor de Santiago

y ordenó varias cosas en

diploma que publicó
^:

con

tal

motivo, y es
rei.

el

siguiente

« «
«
<(

Adelfonso

Por medio de este mandato

de nuestra serenidad, damos y concedemos al Beato Apóstol Santiago y à nuestro padre Teodomiro,
obispo,
tres

millas

al

rededor de

la

« «
«

tumba é iglesia del beato Apóstol Santiago, ya que en nuestros tiempos ha sido revelada la
preciosa prenda, esto
es,
el

santísimo
lo

cuerpo

« del «

Beatísimo Apóstol. Por

cual,

en cuanto

llegó à nuestra noticia, nos trasladamos con de-

I Diploma Alphonsi casti regis ab Ambrogio Morales hispanice ediditum in generali historia hispánica, lib. IX, cap. VII, fol. 235.

Maiirus Castellius Ferreriiis in hispánica S. lacobi historia,
lib. III,

«

cap. I, latine protulit ex archivio Compostellano. Adelfonsus rex. Per hanc nostrae serenitatis iussionem datibi patri

mus et concedimus huic beato lacobo Apostolo, et Theodomiro episcopo tria millia in giro tumbae
lacobi Apostoli
:

nostro
beati

ecclesiae

huiiis e.nim beatissimi

Apostoli pignora, sanctis;

simum videlicet corpus revelatum est in nostro tempore quod ego audiens cum magna devotione et supplicatione ad adorandum et venerandum tam pretiosum thesaurum cum maioribus nostri
palatii

cucurrimus, et

eum

sicut

patronum

et

dominum

totius

Hispaniae

cum

lacrymis et precibus multis adoravimus, et supraei

dictum munusculum

voluntarie concessimus, et in

ecclesiam construi iussimus, et Iriensem

honorem sedem cum eodem

eius

loco
;

sancto coniunximus pro anima nostra, et parentum nostrorum

quatenus haec omnia deserviant tibi et successoribus tuis per saecula cuneta. Facta scriptura testamenti in aera dccclxvii pridie

nonas septembris. Ego Adelfonsus rex hoc meum factum confirmo. Ranconirus confirmo. Sanctius confirmo. Suero confirmo. Brandegla presbyter confirmo. Ascanius abbas confirmo. Urvenaridus confirmo. »


« « «
«

75


tan

vota y pública oración, junto con los magnates « de nuestro palacio, á venerar y adorar con muchas lágrimas y súplicas
precioso
tesoro,

dueño y señor de toda la España. Por nuestra voluntad le hacemos el sobredicho pequeño dono,
y ordenamos que en su honor se construya una

«

« iglesia
«

y unimos

al

mismo lugar

la

sede de

Iría.

« « «

Por nuestra alma y la de nuestros padres hacemos estas cosas, para que por todos los siglos

dependan de
cha esta

y de tus successores. Fué heescritura del Testamento en la era

« (hispánica)
«

862, 4 setiembre.

Yo

Adelfonso

rei

confirmo este mi acto. Racomiro confirmo. San-

« ctio

(Sancho) confirmo. Suero confirmo. Brande-

« «

gla sacerdote confirmo. Ascanio abad confirmo.

Urvenarido confirmo.

»

Habia causado maravilla, no solo á
percríticos,

los

hi-

sino

también á

los

cultores

de
el

los
rei

estudios paleografico-históricos,

que usara

Alfonso en

aquel

diploma

la

palabra testamenti

envez de donationis ; pero Ambrosio de Morales,
doctísimo escritor de las cosas de España, dá la
esplicacion

afirmando

por medio de otros docuentre los
las

mentos, que era costumbre
usar la voz
testamento al
fuerza

españoles
donaciones,

hacer
al

para
al

dar

mayor

acto,

equiparándole

testamento que por su naturaleza es inmutasi

ble,

no viene

anulado

ó

modificado

por

el

testador.


rior á
tal

76


si

El tercer documento,
hallazgo,

bien de época poste-

se halla ya citado en la con^
:

cordia del
«

1077, á saber

Y
la

pues que no podia
y
la

la luz

permanecer en

« las tinieblas « «

lucerna estar debajo del celemín,
la divina
rei

por

clemencia de

disposición, en los

tiempos del serenísimo

señor x\defonso, que

I

Loe.

cit.,

pag. 35.
in tenebris, vel lucerna

«

Sed quia lux

sub modio diu latere

non

potuit,

divina providente clementia temporibus serenissimi

Regis domini Adefonsi, qui vocatur Castus, cuidam anacoritae no-

mine Pelagius, qui non longe a loco, in quo Apostolicum corpus tumulatum iacebat, deiere (degere) consueverat, primitus revela-

tum

esse angelicis oraculis dignoscitur

:

deinde sacris luminaribus
Felicis

de Lovio comepiscopum dominum Theodomirum arcessiverunt, sanctam visionem illi detegentes. Qui inito (indicto) triduano ieiunio fidelium coetibus agregatis, beati lacobi sepulcrum marmoreis lapidibus contectum invenit qui máximo gavisus gaudio religiosissimum Regem praefatum vocare non distulit. Qui pio ut erat affectu gastimoniae (castimoniae), diligens sanctitatem, statim in honore eiusdem Apostoli fabricata Ecclesia, et circa eamdem alteram in honore beati Baptistae Ioannis, ante ipsa sancta altaria tertiam non modicam tria continentem aitarla^ primum in honore Sancti Salvatoris, secundum in honore Sancti Petri Apostolorum Principis, tertium in honore beati Ioannis Apostoli construere festinavit. In qua Abbatem dominum Ildefredum magnae sanctitatis vinim cum monachis custodiae Apostoli deputatis, divino officio mancipatis, non minus quam duodecim constituit, qui supra corpus Apostoli officia divina cantassent, et Missas assidue celebrassent; dividensque eis ad orientalem partem locuni ante ipsa altaria per chartulam dotis, ubi claustrum et officinas secundum tenorem beati Benedicti construerent. Et quia ante sancta altaria consti uctus est locus iste, antealtaris est vocatus, et usque ad tempus Episcopi domini Didaci Pelagi et Abbatis domini Fagildi in eodem mansit vigore. »
quampluribus fidelibus morantibus ostenditur
in ecclesia sancti
,

qui

inito

Consilio

Iriensem

:


« le

77


por manifestaciones

llamaron

el

Casto, se supo que habia sido reel

«
«

velado desde

principio

angélicas á un cierto anacoreta, de

nombre Peno lejano
apostólico
el

« lagio, «

que

solía

demorar en un

sitio

de aquel en donde yacía sepultado
eras aparecían á

«
« «
« «

cuerpo: luego, quedó demostrado que luces sa-

muchos

fieles

que se hallaban

en

la iglesia

de

S. Félix

de Lovio, los cuales de

común acuerdo,
Teodomiro y
que hubo
las

se presentaron al obispo señor

le

relataron

la

santa vision.
dias,

El

« cual,

intimado un ayuno de tres
turbas de los

y reunidas

«
« « « « «

fieles,

halló el se-

pulcro del beato Santiago, cubierto de mármoles;

y rebosando en grandísimo gozo, se dio prisa en llamar al religiosísimo rei, quien, piadoso como
era y

amante de
á

la

santa castidad, fué solícito
la

en construir,

honor del mismo Apóstol,

« iglesia,

« del
«

y en torno suyo edificó otra en honor beato Juan Bautista y delante de estos
;

santos altares levantó otra no pequeña que con-

« tenía tres altares, el «
«
«.

primero en honor del santo
S.

Salvador,

el

segundo en honor de
el

Pedro,

Príncipe de los Apóstoles, y

tercero en honor
el

de

S.

Juan Apóstol.

Y

para

servicio

de

la

« iglesia «
«
«(

deputò

al

Abad señor

de gran santidad,

hombre con sus monges, no menos de
Ildefredo,
el

doce, adictos á los divinos oficios, quienes de-

bian cantar los divinos oficios sobre

puesto

« del

cuerpo del Apóstol y celebrar asiduamente


«
«

78

Misas
nación

;

dividiendo entre ellos por carta de doel

lugar de la parte oriental, delante de
altares,
el

« los

mismos
según

para que pudieran construir

«

allí,

tenor

de

la

regla de S. Benito,

« el

claustro y las oficinas.

Y

porque este lugar

« fué
« « «

construido delante de los santos altares, se
el

llamó Ante-altar, que permaneció en
estado hasta
Peláez y del
el

mismo

tiempo del Obispo señor Diego
Falgildo. »

Abad señor
el

En

el

Apéndice insertaremos íntegro este tan
cual vé el lector

precioso documento, por

que

por divina disposición aparecieron muchas veces
ardientes resplandores y una brillantísima estrella,

según

la

tradición
el

universal

confirmada

por

el

hecho, sobre

pequeño bosque que recubría
la

los

fragmentos de
el

sagrada
;

Capillita, situada

sobre
sig-

sepulcro de Santiago

que observados estos

nos maravillosos, unidos á apariciones frecuentes

de ángeles, por distinguidos y autorizados personajes, apresuráronse estos á hacer parte al obispo
de
Iria

Flavia Teodomiro; que este, hecho testigo
le

de vista de cuanto con fervientes
constituyó en
el

habían narrado, è implorada
la asistencia

oraciones

divina,

se

lugar y vio entre aquellos arbustos

y malezas los avances de una antigua pequeña fábrica que hechos derribar los arbustos y despojar el terreno de todo escombro, vio que debajo es;

condía aquel lugar
halló el lóculo

una

cripta y
el

bajando á

ella,

que contenía

cuerpo del Apóstol

1

79


al rei

Santiago; que participada la noticia
este se constituyó también
allí,

Alfonso,

acompañado por

su corte, veneró con oraciones mezcladas de lá-

grimas

el

santísimo cuerpo, y concedió por medio
la

de un diploma
Iría

union de

la

sede episcopal de

Flavia á este lugar llamado Libredon que desde

entonces, por las luces

y la estrella maravillosa
conúlti-

aparecidas,

tomó
el

el

nombre de Compostela,
por
el

firmándose así la tradición

hecho; y

mamente que

mismo monarca dispuso

la cons-

trucción de una iglesia sobre aquella sacratísima

tumba y concedió á
de
tres millas.

esta y á la iglesia un espacio

Dios omnipotente, con

el

hallazgo del cuerpo

de Santiago, abrió un copioso

manantial de los

mas
la

estrepitosos milagros y beneficios en favor de
la intercesión del

mísera humanidad por

santo

Apóstol. Gran parte de estos milagros quedaron
registrados en dos códices
ciente

manuscritos, pertene-

uno

al

monasterio

chivo de la Basílica de S.

Marchianense y al arPedro el otro. Dícese
este

comunmente que
milagros fué
el

el

autor de

catálogo
II,

de

Sumo

Pontífice Calisto

devo-

tísimo del Apóstol Santiago y que por veneración á su sepulcro, ennobleció con varios privilegios la
Iglesia

Compostelana. Pero como en

el tal

catálogo

se hallan no pocos errores, anacronismos, inexacti-

tudes y puerilidades, pareció á los Bolandistas y á otros sabios críticos, que no podía pertenecer en


juicio,

8o


II.

su totalidad al Pontífice Calisto

Abrazamos

este
el

pero como en muchas partes muestra

opúsculo todos los caracteres de verdad, creemos

no alejarnos de
landistas

la

misma, juzgando con
II

los

Bo-

que Calisto

desde joven, ó cuando era
Delfinado,

Obispo de Viena en
serie

el

per

el

tierní-

simo afecto que profesaba á Santiago, recojió una
de milagros, para que sirvieran de edificación
fieles,

á los

especialmente de su diócesis
las
el

;

y luego,
lle-

como acontece en
vando este catálogo

vicisitudes

humanas,

nombre de un

Pontífice, an-

dando
sufrió

tiempos y durante cien años y más, interpolaciones, mezclándose con los prolos

digios cosas
sar de
esto,

que sabían á fábula y errores.
la

A

pe-

fué tenida en tanta estima esta co-

lección de
listo
II,

milagros,

primitiva quizás de
la fiesta

Ca-

que se celebraban
de Santiago en

y

el

oficio

de

los milagros

las Iglesias

de España,

como aparece de un antiguo Leccionario del Monasterio de los Benedictinos de Silos.
distas,
-

Los Bolan-

paj.

43-58

-

mencionan en
en
el

siete capítulos

los milagros transcritos
lica

códice de la Basíel

de S. Pedro, coleccionado con

otro códice

del monasterio Marchianense, con el título de: Lí-

ber de iniraculis
editus.

S.
los

Jacobi Apòstoli a

Calisto

II

(Libro de

milagros de Santiago Apóstol

publicado por Calisto II).

Al hallazgo, sucedieron entonces, en vastísima
escala las frecuentes peregrinaciones de la Francia,

j

Italia,

Bélgica,

Holanda,

Germania, Inglaterra y
la his-

de todas partes del mundo, como atestigua
toria

de todos los

tiempos;' y

es

claro

que

los

peregrinos no se hubieran
escitados
solo

movido de

su patria

por un incierto rumor, para emfatigoso viaje hasta los
las in-

prender un

tan largo y
la

estremos confines de

España, desafiando

comodidades de

los

caminos, la falta de medios

de trasporte y también los peligros, si no hubieran estado persuadidos de la certeza de los grandes é innumerables milagros
nido plena

;

si

no hubieran

te-

en obtener

la

curación de sus en-

fermedades, solaz y consuelo en sus tribulaciones. Luego con gran razón aseguraba el Baronio en
sus Anales Eclesiásticos, al año 8i6, que
este
'

desde

tiempo (es decir, desde

el

hallazgo del cuerpo
el

de Santiago) comenzó á verse frecuentado por
conctirso de todo el

mundo aquel sacro lugar que resplandece con grandísimos milagros; de modo que bien pudo el universo mundo llamar á aquel venerando sepulcro
el
fin

prontuario de los

milagros;

y creo llegar
está por de

al

de

la

verdad diciendo que
por escrito
lo

más

el

probar

que

I

Baroniíis,

«
ille

Annales Eccl. ad an. 8i6. Porro ex hoc tempore (inventionis nempe corporis S.Iacobi)

totius orbis concursii sacer locus,

quod ingentibus coruscaret

miraculis, ceptus est frequentari,

adeo ut qui ipsum venerandum sepulcrum universo potius orbi miraculorum promptuarium nominavit,

puto

veritatis tot

scopum

attinget, ut piara

nimium

sit

probare

scriptis

quae

gratiarum acceptarum iugiter voces insonant. »
6


prueban
cibidas.
las

82


se

continuas voces de tantas gracias re-

A

la

universal veneración de los pueblos
los

agregaron

diplomas

de los Sumos Pontífices

que ornaron con grandes privilegios la santísima tumba de Santiago, hasta equipararla á los dos

mas

célebres santuarios del cristianismo, esto es,
la

á los santos lugares de
pulcros

Palestina y á los se-

de

los

Príncipes

de

los

Apóstoles
la

en

Roma;

hasta

reservarse la S. Sede

dispensa

del voto de aquellos fieles que le hubieran hecho

de emprender

la

peregrinación Compostelana.

Y

hubo Sumo
nota
el

Pontífice,
^

y

fi^ié

Juan

X

quien,

como

Baronio

en

sus estudies Eclesiásticos,

año 918, sintiéndose aquejado por los temores de la propia conciencia, envió un Legado á Compostela

para venerar
el

el

cuerpo del Apóstol Santiago,
S.
Si-

con carta para

Obispo de aquella Sede,
«

semundo,
« continua

rogándole
oración
al

que
S.

hiciera

por su alma
para

Apóstol,

que

le

« fuera propicio en esta vida y en la
« muerte. »
la existencia

hora de

la

Todo

lo cual

conduce á asegurar que

del cuerpo de Santiago en
histórica,

Compos-

tela es

una verdad

tan reconocida por

todo

el

mundo, que no admite en contrario una

duda
2

racional.

Baronius, Annales Ecclesiast. ad

annum

918, n. 2.

Ambrosiiis Morales ex vetustissima Compostellanorum Epi-

scoporum

historia lib.

XV.

Chronici generalis cap. XLVII.


Alfonso
III

83


la
el

ensanchó luego

iglesia,

levan-

tada por su antecesor Alfonso
alterar el ara principal,
ni
el

Casto, pero sin

lugar del sepulcro,
el

teniendo especial cuidado

en promover
al

culto

y

las

sagradas peregrinaciones

cuerpo del santo
es,

Apóstol.

En

tiempos de este Rei, esto

en

el

año 899, tuvo lugar la consagración de la Basílica Compostelana, acto que relata el P. Flórez,
agustino, en
el

tomo

XIX

de su España Sagrada,

y hé aquí

el

pasaje que se relaciona con nuestra
'.

demostración
«

« «

nombre de Nuestro Señor Jesucristo. Fué edificado el Templo del santo Salvador y de Santiago Apóstol en el lugar Arcas marel

En

«
«

morcas del

territorio

de Galicia por obra
III

del

gloriosísimo Príncipe Adefonso

con su esposa

«

Escemena,

bajo

el

pontificado de

Sisemundo,

I In nomine Domini nostri lesu Christi, edificatum est Templum Sancti Salvatoris, et Sancii lacobi Apostoli in locum Arcis

marmoricis territorio Galleciae per institutionem gloriosissimi Principis Adefonsi III cum coniuge Scemena sub Pontifice loci eius-

dem Sisnando
aedificare

Episcopo. Supplex egregii eximii Principis Ordonii

proles ego Adefonsus Princeps

cum

praedicto antistite statuimus

sepulchri Apostoli,

Templum ad tumulum quod antiquitus construxerat divae memoriae dominus Adefonsus Magnus ex petra et luto opere parvo. Nos quiDomini,
et

domum

restaurare

dem

ximus

cum subditis ac familia nostra addusanctum locum ex Hispania inter agmina Mautorum, cjuae elegimus de civitate Tabecae petras marmóreas quas avi nostri ratibus per Pontum trans vexerunt, et ex eis pulchras domos aedificaverunt, quae ab inimicis destructae manebant. Unde quoque ostium principale occidentalis partís ex ipsis marmoribus est appositum.
inspiratione divina adlati
in


«
« hijo
« «

84


Yo
Príncipe Adefonso,

Obispo del mismo lugar.
donio,

rendido del egregio y eximio Príncipe Or-

con

el

susodicho Obispo, hemos decrela

tado edificar

Casa

del

«

templo á

la parte del lúculo sepulcral del

Señor y restaurar el Apósedificado
el

« tol, « «
«;

que, de antiguo, había

Señor

Adefonso Magno, de santa memoria, con una

pequeña construcción de piedra y barro. Nos ciertamente, movidos por divina inspiración y
con los subditos y
nuestras
familias,
la

« «

traspor-

tamos

al

lugar santo, desde
la

ciudad de Talas filas

<
€ «

beca de

España, y por entre

de los

Moros, aquellas piedras y mármoles escojidos que nuestros antepasados por medio de naves,
por
el

« }

mar, habían conducido y edificado con
casas

« ellos «

bellas

que permanecían destruidas
Por
lo

por los enemigos.

cual

hasta con los

«

mismos mármoles
de
la

fué también colocada la puerta
»

« principal

parte occidental...

Y
de

describiendo luego aquí las reliquias de los

santos, puestas en tal circunstancia en cada sepulcro
los altares, habla así
el

de

las reliquias colocadas
el

en

altar

de Santiago, en

otro pasaje de este
entero, en

documento que también daremos por
el

cual dice
«

^:

Aun permanece
el

sobre

el el

cuerpo del benévolo
cual se halla el an-

«

Apóstol
I

sacro altar en

«

altarium

Super corpore quoque Benivoli Apostoli (S. lacobi) patet sacrum, in quo patet antiqua es.... martyrum theca^


« tiguo...
(falta

85


vel docu-

una palabra por rotura
los

« mento) reliquiario de los Mártires
« repusieron
allí

que sabemos
por
lo

Santos Padres,

que
Pa-

« ninguno de nostros se atrevió á tocar las pie« dras.
« trono,

Después

del Señor,

ruego á

tí,

oh

!

con mi cónyuge y familia que te dignes

tenerme como siervo y pueda vestir la lana de « cordero y no... (otra rotura) arrancado a los « Santos, me halle culpable con los reprobos. Tú
«
« «
«

también,

Sisenando mio. Pontífice
de
la

de

la

Sede

Apostólica (es decir,

Sede de Santiago)

haz que se eleven súplicas á Cristo, para que

«
«

después de
ceda
el

la

deposición de mi cuerpo,

me

con-

perdón y el descanso eterno. Amen. » Existe de este príncipe una carta escrita en

el

año 90Ó al rei de Francia y al clero de Tours, los cuales, según aparece de su contesto, le hablan
la

pedido noticias sobre

tumba de Santiago,

conel

servada en Compostela, y apunta brevemente

trasporte de aquel sagrado cuerpo desde Jerusa-

lem á

la

Galicia,

provincia

de España, con

los

muchos y grandes milagros que obraba desde su descubrimiento; y después invita al clero de Tours
quam
a Sanctis Patribus scimus
saxa. Post

conditam

esse, linde
te,

nobis ausus

fuit tollere

Dominum

Patrone, oro

coniuge vel prole, ut digneris
velere induar, nec
veniar.
...

me

habere famulum, et

nemo ex cum cum agnis

e

...

sánete subtractus

cum

edis nocens in-

Sisnande Sedis Apostolicae Pontifex preces iubeas fundere Christo, ut post corpus depositum concedat mihi veniam, et requiem aeternam, Amen. »

Tu quoque meus


á
visitar el sitio

86


la in-

para ver con los propios ojos las

portentosas maravillas que se obraban por

tercesión del Apóstol. Esta carta fué vista y trascrita

por Baluzio en

el

archivo de S. Martin de

Tours y reproducida é impresa por Antonio Queretano
« «
'.

Y

comienza

asi:

En el nombre de Dios, Adefonso por voluntad de
el

Dios y por

poder de Cristo

rei

en España,

al rei

« cristianísimo
«
«

los cultores del sepulcro del beato

confesor de Cristo, Martin, de la Iglesia Túrnense,

en Cristo y por el mismo Cristo, salud eterna.... « Respecto de lo que deseáis saber, ó de qué

« « «

Apóstol se halla entre nosotros

la

tumba, sabed
te-

que ciertamente en

la

provincia de Galicia

nemos

el

sepulcro,

en una arca marmórea, de

«

Santiago Apóstol, hijo de Zebedeo Boanerges,
I

Balutius

lib.

VII Miscellaneoriim pag. 6i. Andreas Querceatqiie potentia

tanus in notis ad bibliothecam Cluniacensem, col. 50.
« In

Dei nomine Adefonsus pro Christi nutu
et

Hispaniae rex christianissinio regi,

cultoribus

tumuli

beati

confessoris Christi Martini Turonensis Ecclesiae in Christo, et per

Christum aeternam salutem

De

cetero

quod

conquiritis, cuius apostoli

tumulus hic penes nos
(filii

habetur, certissime pernoscite lacobi apostoli
nergis) qui ab

Zebedaei, Bo-

Herode

decollatus est sepulcrum habemus, in archis

marnioricis (seu in arcis marmoriis vel marmoricis) (in) provincia

Galaeciae;

manu enim Domini

gubernante,

ut

multae viridicae

conspirent historiae usque ibidem per ratem corpus eius perlatum
est atque sepultum.
rabilibus, lancinantur
sus, surdis auditus,

Cuius sepulcrum multis claret hactenus mi-

demones, coecis redditur lumen, claudis gresmutis eloquium, multisque et alus mirabilibus,
et
cleri ipsius

quae cognovimus
verunt nobis.

et vidimus, et pontífices
in

narra-

Nam quomodo

Hierosolima ab Herode decollatus


«

87


,

« «
« «

que fué degollado por Heródes, y que por la mano gobernadora del Señor según refieren

«

muchas verídicas historias, fué trasportado en una nave y sepultado aquí. Cuyo sepulcro resse plendece hasta hoi por muchos milagros huyen los demonios se devuelve ahuyentan y
:
;

< la luz

á los ciegos,

el

movimiento a

los tullidos,

« el
«

oido á los

sordos, la palabra á los mudos,

con otros muchos portentos que hemos conocido
visto

ó que nuestros obispos y cleros nos han « contade. Y el cómo fué degollado Santiago por

<y

« «

Heródes en Jerusalem y en qué tiempo y de qué manera trasportado y enterrado aquí, es eviá todos y
lo atestiguan las

« denteinente manifiesto « verídicas « torias

cartas de nuestros arzobispos, las hislas

de nuestros mayores y

voces de mu-

est, et huc asportatus atque sepultas vel quo tempore vel quomodo, evidenter manifestum est omnibus, et veridicae nostrorum archiepiscoporum epistolae et patrum historiae, et multorum testantur eloquia. Quod si ad singula modo voluerimus a vobis narrare, in longius vertetur stilus, quo modum excedemus epistola iusta (an iustae ?), imo festinationem gerulorum, qui noluerunt remoran. Sed opitulante Deo, dum vestri ad nos devenerint clerici, omnia liquidius, et enucleata (enucleate), nuUaque lucubratione retenta, sed quod a sanctis patribus accepimus et tenemus in scripto vobis dirigere non denegamus. Deo annuente, et amota omni haesitatione, certe credatis, quod rectum et iustam tenemus. Quod autem exquisistis, quantum ab oceano mari eminus distat eius tumulus, pernoscite. Usque ad locum ubi Domino gubernante (appulit) inter duos fluvios, quos antiqua vetustas nominavit Voliam et Sarem, in locum qui dicitur Bisria veteris sedis Irriensis Ecclesiae sanctae Eolaliae habentur millia X, et exinde usque ad

gloriosum eius sepulcrum habentur millia XII.

»


« chos.

88


lo
el

Que

si

quisiéramos ahora narraros cada

« cosa « «

en particular, seríamos mas prolijos de
estilo

que permite justamente
aparte
la prisa

de una

carta,

de los portadores, que no conPero cuando vuestros
clérigos

« siente
« «

retardo.
la

vendrán, con

ayuda de Dios, á nosotros, no
á mostrarles claramente y sin

nos negaremos

« omitir

nada, cuanto

hemos

recibido por escrito

« « «

y conservamos de nuestros santos padres. Y entonces, con el divino beneplácito y sin vacilacion alguna, oiréis todo lo que de justo y
tenemos.

« recto

Respecto á
el

lo

demás que
el

pre-

« guntáis,

ó cuánto dista

sepulcro del S. Apóstol

« del

mar Occéano, sabed que desde
(llegó),

lugar á

«
«

bajo la guia del Señor y que entre los antiguos se llamaba Volia y Sarém, hasta
otro
sitio

donde

« el

conocido por Bisria
Iría

vieja,

sede de

« la Iglesia

de

de santa Eulalia, se cuentan
hasta
el

X

« millas,

y luego

glorioso sepulcro del
»

«

Apóstol se cuentan millas XII.
VI.

El

cuerpo del Apóstol se conservó inmune en la segunda invasión árabe.

A

fines del

mismo

siglo

X, ó sea tres años
III,

después desde la data de la carta de Alfonso
con un copioso ejército á

tuvo lugar una segunda invasión árabe en Galicia
las

órdenes del terrible


Emir Almanzor,
el

89


Galicia,

cual penetrando por la parte

de Portugal (Oporto) entró en

año 997,

tificados.

devastando horriblemente ciudades y lugares forSabiendo bien Almanzor cuan grande
era
la

celebridad universal del santuario de

Com-

postela,

á causa del sepulcro de Santiago y que era considerado como amparo principalísimo de
la

España

(tanto

que un autor coetáneo decía que

era para los cristianos lo que la

Caaba de
el

la

Meca

para los musulmanes) concibió
la

proyecto, según

espresion del Silense, de romperlo a pedazos:

ut fi^migeret ilhid. Invadida por tanto Compostela,

puso en ejecución su pérfido designio y dio á las llamas el sagrado templo, y con tal fiaría lo consumió, que aun hasta
el

presente permanecen los

vestigios del incendio hasta los fijndamentos y en
las partes inferiores al

rededor de

la

Capilla

Ma-

yor,

dejando

allí

en

señal

un espeso lecho de

ceniza.

Pero

la

potente virtud de Dios que vela

por

la custodia
el el

de los huesos de los santos, no
incendio penetrase

permitió que

en

la
;

cripta

que pro tejía
al

cuerpo del
Capilla

santo Apóstol
allí

llegó
alto.

umbral de
historia

la

Mayor y

hizo

La
el

Compostelana nos presenta igualmente

un documento de esta maravillosa preservación en
testimonio de Pelagio, obispo de Compostela,
floreícó
I

que

en

el

mismo

siglo

X, y nos dice
io8: testimonium

':

In Historia Compostellana

lib. I, fol.

Rode-

rici

Valesqui seu Pelagi episcopi Compostellani qui floruit saeculo X:


«

90


en
la

Almanzor con

los

sarracenos, entrados

« «

Compostela, destruyeron enteramente

mayor

parte de los muros de la iglesia del beato San-

« tiago, « « «
«

escepcion hecha de su sacratísimo altar.
cual el beatísimo Apóstol, no queriendo
iglesia,

Por

lo

que aquellos salieran impunes de su

que

con tanta soberbia habían profanado y destruido, los hirió con una grave y sanguinolenta disenhasta causar á muchos la muerte.
la

« tería,

Concorde con

Historia Compostelana tenefloreció

mos
siglo

otro

escritor

que

igualmente en
casi
es,
'
:

el

X, y por tanto contemporáneo, ó temporáneo, del mismo Almanzor, esto
pirio,
«

con-

Sam-

obispo en Asturias, que cuenta que
El
reí

Alcorexi (en vez de Almanzor, por

« incuria

de los amanuenses), con gruesas tropas
et

«
partís

Almanzor

saraceni

Compostellam venientes
eiiis

maiorem
ne

parietum beati lacobi ecclesiae, praeter
ipsi

sacratissimum

altare, penitus destruxerunt. Igitur beatissimus lacobiis volens,

ab ecclesia sua, quam

tantae superbiae

calce oppresserant,

impune evaderent, tanto dysenteriae morbo eos percussit, quod mortuis eorum quampluribus perpauci ad propria redierunt. Cumque dux eorum Almanzor interna consideratione tantae ultionis periculo suo acrius concuti conspiceret, quisnam esset ille, sui itineris ductores fertur consuluisse quorum nimirum responsione la;

cobum

scilicet

unum
iniit,

ex discipulis
et in

filli

Mariae.... ibidem certissime

tumulari, comperiens, ac tantae audaciae poenitudinem gerens, fu-

gam

obstínate

fugiendo repentino languore percussus
sinui

apud Medinam Celim, ubi sepultus, animam suam infeliciter commendavit. »
I

Mahomético

Sampirius Asturicensìs episc. in edit. Sandovelliana, pag. 70: rex Alcorexi (pro Almanzor forte ob amanuesium corruptionem, aut quia duplex habebat nomen prout Inter
« Interim

i


«
«

91
la


Galicia

de árabes entrò en

por

tierras

de

Portugal, vino á Compostela, devastando

y poal

« « « «

niendo á saco toda aquella región.
audacia quiso acercarse á
la

Y

con grande
y
se-

iglesia

pulcro del beato Santiago para destruirlo;

mas
se-

permitiéndolo Dios, volvió atrás espantado^ ..

De ambos
pulcro

testimonios

se

deduce que

el

del Apóstol

quedó incólume, y que esta
la

incolumidad se atribuía á
del santo Patrono,
si

poderosa intercesión
crítica

bien
otras

la

histórica

no

pueda

admitir,

entre

cosas,

que por exael

gerar aquella intercesión, termine

Pelagio

di-

cendo que Almanzor, herido por

la

enfermedad,

murió en Medina Celim; y Sampirio que ninguno de ellos quedó vivo, pues es sabido que los árabes,

en

su

retirada,
la

puertas de

hombros las ciudad de Santiago y las campanas
se

llevaron á

de su Basílica, siendo aquellas colocadas por los

musulmanes en

el

techo de

la

mezquita de Cór-

doba y éstas colgadas, para que servieran de lámparas; y que Almanzor aun hizo después otra
espedicion contra Castilla
el

año 1002, penetrando
la Cogulla,

hasta

el

monasterio de San Millán de
est

árabes

non

rariim)

ciim multis agminibus

Agarenorum per

portiigalesem terram intravit Gallaeciam, et Compostellam venit,
et

totam ipsam terram depopiilavit. Ad ecclesiam ergo sive ad sepulcrum beati lacobi ciim magna audacia accedere voluit sed Deo annuente territus rediit. Sed rex noster caelestis non est
oblitus christianam
et

nenio ex

eis

plebem misit in Agarenis infirmitatem ventris, unus remansit, qui rediret in patriam un de venerat. »
;


pero
unidos
leoneses,

92


le

castellanos y navarros,

derrotaron completamente junto á Calatañazor, de

donde, herido ó gravemente enfermo, fué llevado

en una

litera

á Medinaceli, donde murió.
fé al

Y
en
el

si

hemos de prestar

historiador árabe
el

Ba^fan Almagrib, resultaría que

Emir Almanzor
la

momento en que atacado por

enfermedad,

se sustraía

apresuradamente de Compostela, tuvo

un

especial y rápido cuidado en

que persona de

autoridad y poderosa custodiase el sepulcro de Santiago y alejase de él todo daño.
Resulta, pues, que

por protección divina

la

tumba con

el

cuerpo del santo Apóstol quedaron

ilesos del incendio,

pueblo español,
católico de

ni

y que jamás se dudó por el por los peregrinos del orbe
las

que efecto no pereció en
depósito.

llamas

aquel sagrado

De

tal

persuasión

nos

traen argumento los documentos de la historia de

España, como, entre otros,

la

donación
tres
III

del

rei

Veremundo

II

en

el

año looo,

después del
en
el

incendio; la otra

de Veremundo

1932,

ó sea 35 años después de la invasión de Almanzor,
el

y

la

tercera en el siglo XII, año
:

1124.

En

primer documento se lee
à
la

«

Dono

y concedo

« «

tumba del ya dicho Apóstol de Dios (Santiago) donde yace sepultado su beatísimo cuerpo ^»
I

Florez España Sagrada tom. XIX, en

« Offero, concedo....

tissimum eius

el Apéndice: tumbae iam dicti Dei Apostoli, ubi beacorpus manet tumulatum. »


En
«
el

93


(el

segundo:

«

cuyo cuerpo

de Santiago)
'.

está sepultado en arca de

mármol

»

Y

en

el

tercero, códice
« esta «
«
«

de Calisto

II

traducido

al gallego,

en

misma iglesia yace enterrado debajo del altar mayor el cuerpo del mui lleno de honor el beato apóstol Santiago, y como dicen, yace colocado en una arca de mármol en un mui buen sepulcro. » Per obra del rei Veremundo II y del Obispo
el

Pedro Mosoncio fué reconstruido
conservándole
la

sacro edificio,

forma primitiva, como se hallaba
Capilla

conservado en

la

Mayor por haber queEl

dado
cual

ileso

del

incendio.

Sumo

Pontífice Pas-

II decoró con el sacro Palio al obispo de Compostela D. Diego Gelmirez por Bula en data

2

1

noviembre 1104 que principia
«

así

^
:

La

Iglesia occidental cree y venera el
la

cuerpo
región

« del

Apóstol Santiago, trasportado á

1

Ibidem: « Cuius corpus tumulatiim est sub arcis marmoreis. »
Bulla Paschalis II

2

Pont. Max. Dilecto

fratri

Didaco Com-

postellano episcopo pro concessione sacri

pallii.

« lacobi Apostoli corpus in partes Hispaniarum allatum occidentalis credit et veneratur Ecclesia, cuius

nimirum honor iuxta

vaticinium David dicentis: Mihi autem nimis honorati sunt amici
tui,

Deus, nimis confortatus est principatus eorum, succedentibus temporibus etiam apud homines Deo disponente succrevit. Nempe
requiescunt,
prius villa

locus ipse, ubi sacrosancta ipsa pignora

Burgensis, deinceps municipium

fuit,

quod Compostellae nomine

nuncupatum

est,...

Nos quoque tantam praedecessorum nostrorum

gratiam intuentes, filiorum nostrorum Alphonsi spectabilis regis, cuius opera eiusdem Apostoli locus nostris temporibus admodum
magnificatus est et clericorum Compostellanorum precibus indul-

gendum duximus,
nore
pailii

ut pro tanti Apostoli gratia ecclesiam ipsam ho-

decoraremus.... etc. »


« de España,
«
«

94


el

cuyo honor, según
dice
:

vaticinio

de

David que
en

MiJii autem nimis honorati sunt
est

amici hii Deus, nimis co7ifortatus
el

principatns

« cointm,

sucederse los tiempos, por divina

« disposición,
« entre los

ha ido siempre aun

en

aumento
reposan
villa
11a-

hombres.

Y

el

lugar donde

« sus sacrosantos huesos,
«

primero fué llamado

Burgense, luego fué municipio que vino á

«
«

marse con

el

nombre de Compostela. Nosotros

también, teniendo á la vista los tantos benefi-

« cios
«

de nuestros predececores, hemos creido conel

veniente

manifestarnos

benévolos á

las

sú-

« plicas del respetable rei,
«

que por obra suya y
xA.póstol;

en nuestros tiempos, ha sido altamente engrandecido
el

«

lugar del
las

mismo

como

igual-

«

mente á

súplicas del clero de Compostela,

« para

que en gracia de un tan grande Apóstol
de Compostela decorada con
sea que también
S.
la S.
el

« fuera la Iglesia
« Palio.... etc. »

O

Sede

re-

tenia

que
al

el

cuerpo del

Apóstol se habia con-

servado inmune del horrible desastre.

Mas

argumento de una general persuasión
el

se añade

argumento de hecho.
II

De

la

citada

Bula de Pascual
el

se

deduce que en aquel tiempo

sepulcro de Santiago se veía
la erección
el

mas embellecido

con

hecha por

nueva y grandiosa Basílica obispo D. Diego Gelmirez con el
de
la

apoyo de la regia munificencia. Este prelado halló comenzada la fábrica por su antecesor D. Diego


ábside en
el

95


el

Pelaez y la llevó à termino en forma nobilísima,

cambiándole enteramente

aspecto con poner

el

punto que servía antes de

ingreso

á

Mayor, y á imitación de lo que se había hecho en la Basílica Ostiense de Roma en
la

Capilla

el

engrandecimiento debido á los emperadores Va-

lentiniano,

Teodosio y Arcadio. Con aquel motivo, poco después del año 1105, restauró la confesión,
hizo el reconocimiento de los venerandos huesos

de Santiago y sacó alguna porción del Inailo en que estaban, in ¡ocello in quo stmt, como viene

llamada

el

arca sepulcral en una carta del maestro

Rainerio, de que

vamos á

hablar.

Era este un
al clero

eclesiástico célebre

por doctrina, adscrito de

de

Pistoya, el cual, después

haber enseñado
Italia,

con gran fama en Inglaterra é

había sido
Gelmirez,

llamado á

Compostela por

el

obispo

con igual cargo de enseñar. Habíase hallado presente al

reconocimiento del cuerpo de Santiago,

hecho por Gelmirez, y como había pensado volver á su iglesia de Pistoya, pudo obtener del obispo

con grande

dificultad

y

fatiga,

una preciosa

reli-

quia de la cabeza de Santiago,

que consignó á
tío

un
S.

tal

Medio
en

Villano,

enviado con un
á

suyo,

Trebaldo,

peregrinación

Compostela

por

Atón, obispo de Pistoya, para impetrar y hacerse cargo de aquella reliquia. Con ella acompañó
Rainerio una carta dirigida
al

obispo Atón en la
ve-

que después de haber manifestado su amor y


neracion hacia
le el

96

mismo, alabando sus virtudes,
la

dice:

«

que por

gracia divina, superadas con

« fatiga
<<

angustiosas dificultades, he obtenido del
la

obispo compostelano una parte de
beatísimo Apóstol Santiago, que

cabeza del

el

mismo, con
Igle-

« la « sia
«

intervención de los canónigos de aquella

y de otros personages, había estraido con sus proprias manos del lúculo sepulcral en que

« se
«

hallaban los sagrados huesos, y que fielmente y con obsequio filial, no solo prometo, sino que
á

« invito « «

Vos, venerando Padre, y

á

la

Santa

Madre
dio

Iglesia pistoyense,

por conducto de Mej

Villano,

hombre

prudentísimo

nuestro

su tio \ » El obispo « legado, y de Teobaldo Gelmirez acompañó la sacra reliquia con una carta
al

obispo de Pistoya S. Atón, en

la

qvie le

mani-

fiesta
«

sepa con certeza y sin género alguno de duda que por el maestro Rainerio, que nos es
«

que

«

mui
I

familiar, e hijo

carísimo en todo de vuestra
Attonem
epiiulii

In epìstola Rainerii e clero Pistoriensi ad S.
iulii

scopum Pistoriensem. Bolland. tom. VI
pag. 26:
«
.

ad diem 25
gratia,

.

.

.

Divina praeveniente et siibsequente
et

meoque
non mifratris

non modico labore

sudore et angustissima

difficultate

nimam

reliquiarum de capite beatissimi Apostoli lacobi

Ioannis Evangelistae, omnibus pro

me apud dominum

archiepisco-

pum Compostellanae sedis, qui dedit intervenientibus personis, atque eiusdem ecclesiae canonicis, et in lo cello in quo sunt, propHis locavit manibus, obtinui partem, quam non promitto, sed fideliter atque filialiter et devote per Medium Villanum, prudentissimum virum, et vestrum legatum,et per Tebaldum avunculum eius

vobis et sanctae matri Ecclesiae Pistoriensi ad praesens mitto. >


« Iglesia,

97


os

como me
le

escribís,

he

enviado los

« reliquias del « tol, « tad,

cuerpo del beatísimo Santiago Após-

que

hemos entregado con suma
sin
la

dificul-

aunque no
según

benigna caridad, cuyas re-

« liquias, «
«

afirmación de los prudentísimos

y señores canónigos de la Iglesia del Beato Santiago, se cree por nosotros y se tiene por cierto,

«
«

que son de

la

cabeza del Beato Apóstol, her-

«

Juan Evangelista, y por este motivo estraidas por nosotros con suma reverencia etc. »
S.
'

mano de
Luego,

el

citado obispo Gelmirez, por

medio

del maestro Rainerio,

preguntó á Atón, obispo de

Pistoya,
«

« cuál

era

el

honor con que habia sido
Rainerio

recibida la reliquia de Santiago en Pistoya y de

«

qué manera noblemente colocada.
el

»

deseo de Gelmirez y al final de la carta que escribía á Atón, decía « Me ha dicho el Arsatisfizo
:

zobispo que no habia hecho

él

hasta hoi con otro
»

una tan gran

cosa,

como

la

que ha hecho á usted

2

Ibidem
S.

in

epistola

Didaci Gelmirez episcopi Compostel-

lani

ad

Attonem

Pistoriensis Ecclesiae reverendissimiim prae-

sulem, pag. 27.

.... Sciatis pro certo et in nullo diibitetis magistrum Rainerìum nobis familiarissimum et omnimode charissimiim, ut scripsistis, domnum, vestraeque Ecclesiae filium, verum dicere de reliquiis corporis beatissimi lacobi Apostoli, quas recepit a nobis cum sum-

ma

difficultate,

benigna tamen charitate vobisque misit, sed quod

audierit a prudentissimis et senioribus viris beati lacobi ecclesiae

canonicis, et in rei veritate nobis illud esse caput beatissimi lacobi

Apostoli

fratris

sancii

Ioannis

Evangelistae, unde
etc. »

cum summa
7

reverentia a nobis sumpta sunt


(esto es el

98


'.

dono de

la

sagrada reliquia)
al

Apre-

suróse Atón á complacer
tela,

obispo de Compos-

y por medio de
la visita

los peregrinos

que iban á

hacer
le

ad

limina del sepulcro de Santiago,

envió una carta en la

que

«

le

daba cuenta
sido rereliquia
le

«

de

la

suma veneración con que había
por
}

« cibida
« «

el

pueblo pistoyense
la

la

de

Santiago

de

preciosa custodia que

habia

sido construida. » Alegre Gelmirez de cuanto le

decia S. Atón,

con otra afectuosa carta
la

le

salu-

daba enviándole
bauzas á

bendición del beatísimo Apóstol
«

Santiago y añadía:
«

Doi gracias é inmensas

ala-

« « «
«

Dios y á vuesta santidad, por que honorífica y muí santamente habéis recibido y
tratado la preciosísima parte de la cabeza del

beatísimo Apóstol Santiago, de que os hemos

hecho dono por medio del
maestro de
las

prudente hombre

« Rainerio, « «

escuelas de la Iglesia

de Santiago; y retened por cierto que si tuviéramos algo de mas grande, que para nosotros
imposible,

« es
« lo

que

las reliquias

de Santiago, os

enviaríamos con suma diligencia, por amor

«

vuestro y del maestro Rainerio ^ »
1

Ibidem pag.

27.

In
:

epistola

Raìnerii

sancto Actoni Pi-

storiensi venerabili episcopo

« Dixit namque mihi praedictiis archiepiscopus, quod nunquam huiusmodi tantum et tale quid fecit hactenus pro aliquo. .»
.

Compostellanae sedia archiepiscopi Attoni reverendissimo Pistoriensi episcopo salute^n,
2

Ibidem pag.

27.

In epistola Didaci

et beatissimi lacobi apostoli benedictioneni

Unde

vobis gratias

-


Ennoblecida
la

99


de
la

ciudad de Pistoya con la sacabeza de San-

cra reliquia de una parte
tiago,

convirtióse en espectadora
allí

de un

copioso

numero de prodigios obrados
intercesión del Apóstol,

por Dios, por

de igual

modo como
la

los

operaba en Compostela.

Y

asi

como

milagros
y la au-

de Compostela confirmaron

la existencia

tenticidad del cuerpo de Santiago en aquella ciu-

dad, así los milagros de Pistoya convalidaron la

presencia y la autenticidad de una reliquia desta-

cada de

la

cabeza del Apóstol. Estos milagros

acaecidos en Pistoya fueron recojidos y coleccio-

nados por un clérigo de aquella
vista de

iglesia,

por nom-

bre Contarino, escritor contemporáneo y testigo de

muchos.

En

el

códice pistoyense aparecen

registrados veinte y cuatro, y los Bolandistas que
le

publicaron, dia 25 Julio, paj

57, le tienen

por

auténtico
reliquia

y plenamente

verídico.

De

esta sagrada

de Santiago Apóstol, venerada en Pistoya

volveremos á hablar en su lugar.
Pero,

además de

la reliquia la

pistoyense estraida

por

el

obispo Gelmirez de

y de

los otros

tumba de Santiago, testimonios históricos, arriba men-

cionados, en apoyo de la preservación del cuerpo
agimus, et
dicto

quia pretiosissima beatissimi lacobi apostoli

capitis

honorifice atque sanctissime tractastis patrocinia, quae nos supra-

dedimus Rainerio, laudes immensas Deo et vestrae referimus Pro certo namque teneatis, quod si aliquid magis, quod «st nobis impossibile, haberemus, vestro amore et magistri Rainerii
sanctitati.

vobis diligentissime transmitteremus.

.

.

.

etc. »

lOO

de Santiago del incendio almanzoriano,

el

testi-

monio mas grande
de
las

es,

á nuestro juicio,

la

conti-

nuación jamás interrumpida, y siempre creciente,
peregrinaciones de todo
el

orbe á aquella
se

santísima tumba. Esparcida que

hubiera por

todas partes la noticia del completo incendio del

templo compostelano,
cuerpo del Apóstol,

sin
si

perdonar
habiera

la

tumba y

el

tal

acaecido, las

peregrinaciones hubieran cesado de hecho, porqué
¿

con qué objeto, dígasenos en gracia, se hubieran

movido desde todas las partes del mundo las devotas muchedumbres, hacia Compostela, si con el templo hubiera quedado allí también consumido
el

cuerpo del Apóstol?
el

Y

no fué por
fieles

el

contrario
infor-

mayor
tunio?

concurso de los
los

después del

Y

Sumos

Pontífices

no fueron quizás

mas pródigos en privilegios hacia aquel santuario para promover más el decoro y acrecentar el culto
hacia aquella apostólica

tumba?
Basílica

Volvamos ahora à
tar de

la

Compostelana,

reedificada por el obispo Gelmirez. Este, para do-

mas segura
impedir á

custodia la cripta sepulcral de

Santiago, la encerró en un recinto de alto

muro
que

para

nadie

la

entrada,
fieles

por
los

lo

desde entonces tomaron los

costumbre

de rogar desde
có una

la

parte esterior que rodea al altar

mayor. Debajo de los escalones del mismo colo-

grande caja de mármol con un agujero

circular en

medio qu%, penetraba hasta sobre

la

I

¡ODA nv

lOI
cripta,
la

y era, según antiquísima costumbre,

como

abertura de la confesión, por donde se intro-

ducían los objetos que se quería ver santificados

por

contacto del sepulcro puesto debajo y que se distribuían á los fieles como objetos de devoel

ción

y

cual

fueran otras tantas reliquias.

Amlas

brosio

de Morales, reputadísimo escritor de

cosas
Santo,

de
tít.

España, en

su

libro

intitulado

Viage

45 n. i., testificaba yá en el 1572 que la tumba de Santiago se encontraba, como en los
siglos anteriores,

en una cavidad debajo del altar

mayor, con

la

circunstancia de verse
altar,

un agujero

debajo del mismo
el

que estaba
el

vacio,

y desde
que

cual sin
el

duda podía verse
la

sepulcro, ya

desde
el

tiempo de Gelmirez había sido obstruido
cripta.

ingreso à
al

Añade

el

que

lado del evangelio del

mismo Morales altar mayor había
los

una puerta que se abría solo á
zobispos, cuando
él

reyes y ar-

tomaban posesión, y que cuando
reí, le

fué

allí

por orden del

fué abierta, pero
pie-

que no vio otra cosa que algunas grandes
dras

con un agujero

respiratorio

de

la

cripta.

Resulta, pues, que por esta puerta se entraba al

lugar ó espacio

vacio

que estaba sobre

el

se-

pulcro del santo Apóstol, hecho así inaccessible

á todos.

102

VII.

Invaden

los ingleses la Galicia

y amenazan

destruir el cuerpo de Santiago.

Duró
años de
ó
1

tal

estado de

cosas

hasta los últimos
el

lo

siglo

XVI, ó sea hacia
la visita

año 1589,

7

después de

hecha por Morales. Ha-

bíase

empeñado guerra en aquel tiempo entre españoles é ingleses, y estos bajo el mando del general Drake, hacian correrías por la costa septen-

de España y atacaron la Coruna. Y como los ingleses cincuenta años há que habían reputrional

diado

la

católica,

abrazando

el

protestantismo,

ardían en odio satánico contra las cosas sacras de

nuestra divina religión; por

lo cual

en toda

la línea

de sus incursiones devastaban é incendiaban
iglesias,

las

pisoteaban las imágenes y reliquias de los santos y robaban cuanto había de objetos de
culto.

Así,

el

primario

rapiñas era la

de sus devastaciones y tumba sacratísima de Santiago, tefin

nida por todas partes
cipal,

como

el

santuario

mas

prin-

y

los preciosos objetos

de culto que formainsis-

ban
tían

la riqueza

de

la basílica

compostelana; é
el

por tanto en querer destruir

que llamaban
a-

emporio de la stpersticion papal. Ocupaba en
quellos días la cátedra archiepiscopal de
tela el piísimo obispo

Compos-

D. Juan San Clemente, quien


peligro tan inminente:

103

con su cabildo metropolitano y los habitantes de

Compostela, se llenó de grave espanto ante un

cuando

al

arribo del
se

miedo llegó á su colmo conde de Altamira, se supo
el

que

los ingleses

encaminaban rápidamente á

Compostela,
destruir el

á incendiar la catedral y sepulcro del Apóstol. Ante tan inmiresueltos

nente infortunio deliberaron

nónigos

el

trasportar á la

Arzobispo y los catorre de Camba los doel

cumentos mas importantes de

la

Iglesia;

y

á la

ciudad de Orense las reliquias de los santos que
se conservaban en la Capilla de los Reyes, bajo la

custodia de dos canónigos y cuatro capellanes

'.

Pero sobre

el

mas noble
el

tesoro,

que era

el

objeto

principal anhelado por los ingleses para destruirlo,

¿no tomaron
bre sensato?
dencia
ción
el

arzobispo y los canónigos proviá los mismos

dencia alguna? Puede esto ocurrir á ningún hom-

Mas

dictata
las

la pru-

no hacer en

actas capitulares men-

alguna del
el

acuerdo

que se habia tomado

sobre

cuerpo de Santiago, pues que
enemigos,

por una

hipótesis posible,

hubieran llegado aquellas actas

à conocimiento de los
el

no se removía

peligro,

mientras se ahuyentaba por medio de
las reliquias

los

documentos y
las

puestas á salvo en
los

otra parte, haciéndose así

creer á

enemigos

que todas

reliquias,
los

y por consiguiente las de
dias

I Actas capitulares de Recuerdos de un viaje XIV.

lo

y 12 mayo, año 1589.

I04

Santiago, habían sido puestas á cubierto fuera de

Compostela: y todo para el caso que dichas actas cayeran en poder de los ingleses. Pero el venerable obispo

San Clemente, cuyas virtudes resplande su vida y cuya devoción
esclusivamente
el

decen en
al

la historia
le

Apóstol

hacían pasar noches enteras orando

junto á su supulcro, tomó sobre
el

encargo de ocultar en lugar seguro

sagrado

depósito.

No

podía
las

él

trasportarlo á la ciudad de
reliquias,
sin

Orense con
difícil

otras

porque era muí

realizarlo

en secreto, ó

que

los habitantes

de Compostela entraran en gran alarma, cuando
supieran lo sucedido; y era por tanto
el

mas

pru-

dente de los partidos, esconderlo mui secretamente

en

sitio

donde
sacro

sin

hacer traición á

la

verdad, man-

tuviera al pueblo

en

la

constante persuasión

de

que
de
la

el

depósito

continuaba á estar

en* el

primitivo sepulcro, para no herir la susceptibilidad

devoción y esperanza en

el

santo Patron en

aquellos

momentos de
la Capilla

inquietud.

Debía por tanto
el

hacerse la ocultación en la misma Basílica, en
espacio de

Mayor, á

altas horas

de

la

noche, por pocas personas de íntima confianza

y

con gran actividad, porque

así lo exijía el

temor

de

la

inminente aparición de los enemigos; y como
el

acontece en semejantes circunstancias,
debía ser construido con celeridad.

escondite

Cuando hareel lector

mos en
en
la

su lugar la descripción, verá

que

ocultación concurrieron todas estas circuns-


tandas.

I05


el

En

consecuencia
hizo

arzobispo

D. Juan
el

San Clemente
blico la noticia
el

que se divulgara por
él

pú-

de que habia procurado
pero
«

sacar
al

cuerpo del santo Apóstol,

que

co

«

menzar

los trabajos del
los

rompimiento del muro
la

«

que desde

tiempos de Gelmirez cerraba
el

« cripta, « salían « sistir

fueron tales

viento y el resplandor que

de aquel lugar, que se vio obligado á dede su propósito, diciendo: Dejemos al santo
que
el sé

« Apóstol,

defenderá

y

nos defenderá, pa^

labras que transcribe

Zepedán

que también

re-

cuerda
S.

el

P.

Bugarín, religioso del convento

de

Domingo de Compostela, el cual lo cipios del siglo XVII, como un hecho
la

dice a prin-

notorio que

aun seguia divulgado en sus dias^ Pero retirádose
multitud

amenazadora de

los

ingleses

y

ce-

sados los peligros, los ciudadanos de Compostela

y los peregrinos que allí concurrían, quedaron, por el espediente que usó el arzobispo San Clemente, en
la

persuasión de que
el

el

sagrado cuerpo
im-

continuaba en

mismo lugar y que hablan

pedido
viento.

el

trasportarle lo

del esplendor y lo del
se-

Sinembargo, como suele acontecer en
arzobispo San Clemente en

mejantes circunstancias, alguno de los pocos que

ayudaron
de ocultar
bien
»

al
el

la

obra

cuerpo de Santiago, no debió guardar

el

impuesto secreto, y se divulgó de mano

Historia de la Basilica Compostelana pag. 19 e 20. Historia ms. del Apóstol Santiago tom. III. pag. 709.

2


en

io6
la


voz de que
la
el

mano
la

entre

el

pueblo

sagrado

cuerpo había sido colocado en
de
capilla

parte posterior

mayor, por cuyo motivo en los actos
allí

de oración se reunía

el

pueblo con mas
el cabildo,

fre-

cuencia que en otra parte, y hasta
cluidos
los

con-

Divinos

Oficios,

se

dirijia

procesio-

nalmente á aquel punto, cantando

la antífona Coret

pora Santoríim in pace sepulta sunt

ìiómina eo-

rum

vivunt in aetermtm. (Los cuerpos de los santos
la

son enterrados en
siempre.)

paz y sus nombres viven por

A
tenta

mediados del

siglo

XVII, año 1666, ó

se-

y

siete

después de

la ocultación, se

empren-

dió la obra de decorar la capilla mayor, según el

gusto de aquella época, bajo

la

dirección del ca-

nónigo arquitecto D. Jose Verduyo, y esto, yá con objeto de ennoblecer en mayor grado aquel santo
lugar,

yá para comprobar

la

noticia tradicional

difundida sobre la ocultación de las sagradas reliquias.

Se rebajó

el

pavimento de

la capilla

cerca

de medio metro y en los lúculos, de construcción antigua romana, en donde hablan sido sepultados
el

Apóstol y sus discípulos, nada se encontró de sus reliquias. Por haberse rebajado el suelo desel

apareció
el

espacio vacio precedente, y se mantuvo
secreto

mas riguroso
al

sobre

lo

operado para

evitar los graves inconvenientes

que se hubieran
allí

originado

saberse que no se habia hallado
el

aquel sagrado depósito. Después, en

siglo XVIII,

À


el

loy


mayor
el

arzobispo

Monroy

colocó dentro del altar

un sarcófago
le

vacio, sin

que se sepa

motivo que

indujo á hacer tal cosa.

Pero como de
perecido,

los

documentos históricos
en
el

resul-

taba la seguridad de que aquel depósito no habia
ni

sido

dispersado

incendio

de

Almanzór,

ni

conturbado en

tentativa hostil de los

modo alguno por la ingleses; se consolidó mas

y

mas
las

la

opinion de que, para ponerlo en salvo
sacrilegas de los agresores, lo habia
el

de

manos

ocultado en otra parte

arzobispo S. Clemente;

y de tal modo fué siempre creciendo esta idea, que se tenia por cosa segura que el cuerpo del
santo Apóstol se conservaba en
del altar mayor.
ción,
el

el

ábside, detrás
tal

Y

continuándose en

presun-

se colocó
del

fondo

mayor número de lámparas, en ábside, y además en el suelo una
sobre
la

cubierta de metal,
delas,

que ardian dos canlos

costumbre que duró hasta
Así es que los con
peregrinos,
se

tiempos de
compostelaá

la revolución.

fieles

nos,

y los
lugar,

preferencia
la

todo
y
lo

otro

reunían
dias,

para

oración,

mismo
metálica

en

nuestros
al

cerca

de

la

cubierta

colocada

rededor del ábside,
las

como

lugar que se
reliquias.

creia

mas cercano á

sagradas

De

esta

constante persuasión y de

las

canel

delas encendidas sobre la plancha metálica en

centro del ábside, tenemos también ahora

el tes-


minos
«
':

io8


el

timonio jurado de D. José Losada en estos tér-

Ya

otra vez he sido preguntado por

Vila

« cario del

Eminentísimo señor Arzobispo sobre

« tradición
« el
«

que había en Compostela, esto

es,

que

cuerpo del Santo Apóstol no se hallaba de-

bajo del altar mayor, sino en la parte posterior

« del ábside....
«

Recuerdo que

tenía

yo

seis

años y

llevaba á orar detrás del ábside y « veia que lo mismo hacían en aquel sitio otras

mi madre

me

« «

personas.

Y

como yo

era pequeñito, podía

me-

terme por una puerta pequeña que estaba donde
ahora está construido
construyó por
el el

«
« « «

altar posterior,

que se

año 1823, y veia una plancha de metal estendida sobre el mismo sitio y encima
ella

de

cuatro velas encendidas.

En tiempos de

« la « «

revolución, no sé porqué,
el

se dejaron de en-

cender aquellas velas, pero

pueblo continuaba
constante era que

yendo

allí,

porque

la tradición

« allí

estaba. »
el

En
D.

primer proceso á que alude dicho Loel

sada, hallamos

testimonio ó declaración del Dr.

Ramon
^

Pereyro y

Rey que confirma

la

pre-

cedente. El Pereyro, del 66 años de edad, depuso

que
«

«

siendo

niño, á su

parecer de cuatro

ó

cinco años, iba todos los domingos, y no recuerda
los
1

« sí

demás

días de fiesta, á casa de su abuela
fol. fol.

Processiculo Apostolico

14 e terg.

2

Proceso

Compos telano

72 vuelto.


<c

I09

la

señora

Doña

Vicenta Perez, madre del decano

«
«
<c

y catedrático

de Derecho en esta Universidad

y Perez, que vivia en la calle Rúa del Villar n. ^6, y la tardecita regresaba
D.
á
la

Ramon Rey
suya
sita

«

en

él

Oscurino de

la

Plaza

de

« S.

Benito,

acompañado de una

criada mui an-

« ciana «

á

la

de dicha su abuela, y le llevaba aquella capilla del santo Apóstol del Franco en
;

« «

donde rezaban
también ante

enseguida á

la Catedral,

rezando

« la « «

mayor y luego iban á mayor y allí igualmente rezaban, y conserva la idea, aunque no las palabras, de que aquella anciana muger
la capilla

parte que dice detrás del altar

«

daba grande importancia á dicho

sitio,

ó

sea,

« capilla del

trasagrario del altar mayor. »

Doña

Bernarda Várela de Limia, viuda, mayor de 68
años, hizo la siguiente declaración
«
«
'
:

«

Cuando era
tia

joven recuerdo haber oido á mi Señora

Doña

María Vallejo, difunta, hace ya muchos años,
y á otras personas que ahora no tengo presente que los huesos humanos de nuestro Patron ApósSantiago y de sus dos discípulos San Atanasio y San Teodoro, existían en la capilla que
detrás del Altar

« «

« tol

«

« está

Mayor de
sea,

la

Santa Iglesia
el sitio

« catedral «

de esta ciudad, ó

en

donde

últimamente se hallaron los que se refieren por
señores capitulares en su informe, y á cuya

« los

I

Ibid. fol. 71 vuelto.


« Capilla « «

no
dirijía

siempre se
al

à rezar y encomen-

darse

santo

Apóstol
allí
'.

en

la

firme

creencia

que tenía de que

estaban los venerandos

« restos del

mismo

«

Y

finalmente doña Agus-

tina
« «
«

Méndez, viuda, mayor de

6o años, añade:
di-

Ser cierto haber oido hace muchos años á

versas personas que hoi no puede señalar por

no recordarlas, que

los

huesos sagrados de nues-

« tro

«

Patron y Apóstol Santiago el Mayor, que estaban debajo del Altar Mayor de esta santa
trasladados para detrás

« Iglesia Catedral, fiaeron « del
«

mismo

altar á fin

de ocultarlos de una

in-

vasion enemiga. »

En
siglos

varias circunstancias y en el espacio de dos

anteriores

al

nuestro,

los

arzobispos

de

Compostela, siguiendo esta común persuacion, hablan intentado dedicarse á la busca del lugar entre el ábside y los

I

puntos á

el

vecinos en donde

podia estar escondido este tesoro, y en el año 1793 el arquitecto Ferro Caaverio fué encargado de
trazar á tal efecto

un plano de

la

Basílica y dila

señó un cuadrado que comprendía
terior del ábside, indicando

parte posel

que este era
escondido
el

espacio

dentro

del

cual

se

creía

sagrado

depósito.

Hallábanse

las cosas

en

tal

estado desde aquella

época hasta hoi; pero

la

Divina providencia habia

I

Ibid. fol. 73.


Iglesia oprimida

Ili


la sociedad, viniera

dispuesto que en nuestros días en que se vé la

y en trastorno

á

la luz

aquel sacro depósito, para solaz

y

con-

fortación de

una y salud de

otra.

VIII.

Desctibrimiento del Sagrado Cuerpo de Santiago.

El Eminentísimo y Reverendísimo
bierna la Metrópoli

Cardenal

D. Miguel Paya y Rico que con tanta ciencia goCompostelana desde el año
1874, había puesta
la

mano en

la restauración

de

aquella magnífica Basílica y llevado con gran ge-

nerosidad las obras casi á su término.

Mas

pen-

sando en
el

las tentivas

de sus predecesores, desde

siglo

XVII para

hallar el cuerpo del Apóstol,
los

y más cuando por
la Capilla

trabajos

verificados

vio

vacía de reliquias la cripta pospuesta al altar de

Mayor, tomó

la resolución,

después de

maduro consejo, de reemprender las indagaciones, empleando la mas grande y esquisita diligencia para llegar á tan deseado fin. Deputò á tal efecto à los dos señores canónigos de la Basílica Metropolitana D. Antonio López Ferreiro y D. José
María Labin, para que presidieran
nes
é
las

escavacio-

hicieran

por escrito una relación exacta.
los distin-

Fueron además disignados como peritos

guidísimos arqueólogos é historiadores D. Aure-

112
liano

de

la

Fernandez Guerra y Orbe j el P. Fidel Fita Compañía de Jesús, individuos de la Real

Academia de la Historia. Los canónigos delegados comenzaron las investigaciones por bajo del altar
mayor, y hecho levantar la cubierta del sarcófago, hallósele vacio, observando además que no existia

ya señal alguna de agujero que comunicase con
pospuesta
rebajado
cripta,

la

el

y atribuyendo esto al haberse pavimento en la restauración del si-

glo XVII. Hicieron luego la primera tentativa en
la parte

esterna del ábside, con

el

ánimo de pe-

netrar en la cripta subterránea y levantaron una lápida que cubría
el

sepulcro del obispo D. Ro-

drigo del Padrón y que según una tradición era la entrada del subterráneo; pero escavando hasta
cerca de un metro, solo hallaron una cavidad elabo-

rada en

la

roca y sin comunicación alguna.

Una

se-

gunda escavacion, también
en
la

sin resultado, fué

hecha

Capilla de

S.

José,

en donde

según otra

tradición popular,

debia hallarse una galería sub-

terránea que guiaba hasta

un fuerte muro que

cerraba

la

cripta del Apóstol,
al

mas rompiendo una

puerta tapiada

lado derecho del frontal, solo se

encontró una escalera embovedada y libre que se

conoce

sirvió

algún tiempo de comunicación

al

pa-

lacio arzobispal.

Aproximando entonces
del
altar

las

inda-

gaciones

mas

cerca
al

mayor,

practicóse

una abertura

lado del Evangelio, de dos metros
se encontró

y medio de profundidad y

un pasaje


trabajado en y
alto
I

113


abertura
altar, dio

la

roca,
c.

largo 15 m. ancho 50 cent,

m. 60

Una
la

cuarta

practiel in-

cada á los pies de
greso á

tarima del

la primitiva cripta

ó celda

sepulcral
el

en

cuyo lúculo marmóreo fué sepultado

cuerpo del

Santo Apóstol, después de su trasferimiento de
la

Palestina á Iría Flavia en el año 43 ó

44 de

Cristo.

En

el el

acta de
dia
i

reconocimiento

hecho en
':

Compostela

de Febrero de 1879, asile

vemos
«
« tres «

descrito por los Capitulares diputados

Una

cavidad de cinco metros de largo por

de ancho y uno y medio de alto, de forma rectangular, cerrada por cuatro muros de sille-

« ria «
«

que denotaban grande antigüedad, dividido

en dos secciones, próximamente iguales, por otro

muro de manipostería y también de antigua
construcción
al

« «

parecer, conteniendo la

sección
casi

anterior en su parte izquierda

un tabique
colocados

«

íntegro

de

grandes
en
la

ladrillos

sobre

« tierra primitiva, «

derecha otro tabique der-

ruido de análogos ladrillos, y á la

misma

dis-

« tancia

que

el

anterior del

muro
c.

respectivo

y
él

«
«

en

el

suelo de la parte media, tendida sobre

una columna de granito de 60

de alto y 20

«

« terior,

de diámetro, y encontrándose en la sección posapuntalada y cubierta por distintas caentre las cuales se notaba la dura y rojiza

« pas,

^

Proc. Compost,

fol.

4 vuelto.
8

/


«
«

114

argamasa que
de
ladrillos

sirvió

de asiento á los antiguos

mosaicos, algunas piezas de estos y de baldosas,

« «

y varios pedazos de mármol blanco de diferentes tamaños. »

Los diputados arqueólogos, por su
pués de haber esplorado

parte, des-

atentamente este vene^:

rando
«

edificio,

le

describen así

Los restos arqueológicos, puestos ahora de
con motivo de
la

« manifiesto,

exploración y es-

«

cavaciones hechas en busca de las sagradas re-

« liquias, «

pertenecen á un indudable monumento,
cris-

construido en los primeros años de la era

« tiana. « «
«

Era un

edificio

cuya planta perfectamente
frente.

cuadrada mide 8 m. por cada

Hácese
testero

dentro como un paral elógramo de 6 m. de largo

y

5

m. de ancho que arranca desde
;

el

« principal « pasillo «

corre por sus tres lados exteriores un
lo interior

ó galería y
El

se divide en dos

compartimentos.

de

la

entrada,
el

ó

siquier

« iglesita « «
«

subterránea, mira hacia

Oriente, y su

pavimento, de mosaico mui lindo, tenia tres y medio metros de ancho y dos y medio de largo.

«
«

Debió ser deshecho en i666 á 1667 cuando se buscaban las reliquias y solo quedaron y se han
descubierto ahora grandes trozos de las cenefas.

«
«

La

cual viene á ser

una ancha
en
lo

faja

negra sobre
de
los

fondo blanco,

ribeteada

interior

2

Proc. orig. Compost,

fol.

112 vuelto al 115.

I


«
«

115


blancas

bordes por

sendas líneas

almenadas,

«

sobre fondo negro, y se engalana con flores de colocasia, rojas hacia el tallo y blancas desalternando

« pues,

« lanceoladas. El

y segundo recinto ó compartimento,

con hojas

sueltas

blancas

« asido al testero principal
« la

immediatamente,

fué
la

cámara

sepulcral,

de igual anchura que

« iglesita

anterior,
;

pero de solo dos metros

de

y un mosaico debió también cubrir su « suelo. Aquí, al igual del piso, cavadas en tierra
< longitud
«

y junto á

los

muros

laterales,

hubo sendas

se-

« pulturas «

que interiormente sirvieron de patendios,
las cuales

redes los tres muros de piedra y otro de ladri-

« líos

romanos

han llegado á

y se vén hoi dia para contribuir de la « manera mas decisiva á formar juicio cabal del
« nosotros « primitivo sepulcro

y de
III

la disposición
le atribuye.

que

el

« Santo Pontífice
«

Leon

Colocados

humildemente en

la tierra los discípulos

Teodoro

« y Atanasio en aquellas sepulturas,
« á la
« lieo, « cipal

estaban así

derecha é izquierda del sarcófago apostó-

que se adelanbaba desde

el

testero prin-

hasta mui cerca del arco de entrada á este

« recinto.

«

El sarcófago, ó arca

marmórea donde

los

«

piadosos discípulos de Santiago depositaron su

« cuerpo,

no parece hoi desgraciadamente. Melado
mármol, según
la

« el color del «
1

miniatura del año

2

9 en

el

tumbo

A

de

la Iglesia

Composte-

1


« lana,

ii6

~
II

«

y carecía de los relieves y esculturas que enriquecieron después tales urnas desde el siIII.

« glo
« «
1

El códice de Calixto

afirma que en

39 existía la tumba de mármol donde fué hallado el cuerpo del Apóstol; no parecerá in-

«
« «

fundado

creer,

que hallándola

vacía,

cuando se

desenvolvieron los cimientos entre los años 1666
á 1669, ó estimándola harto humilde y vulgar,

« tal «

vez se despedazó para aprovechar su materia
el

en

mismo

cenotafio, hoi cubierto
sitio del

por

la

mesa

« «

de

altar,

ó se colocó en

que se ha perel

dido la memoria.
«

La

planta del

monumento en que

año 42

« (ó « «

43 de Cristo) se colocó el bendito cadáver de Santiago, es mui parecida á la del sepulcro
cercano á

Roma

en

la via

Asinaria,
la

donde se
edificio

« halla el
«

Museo

Británico;

y

forma del

pudiera adivinarse recordando tanto los de esta

« clase

« el «

y tiempo en Palestina, como el que dedicó Senado y Pueblo Romano á Cayo Poplicio
del

Bibulo por bajo

alcázar

Capitolino

en

el

« Barrio «

que se dice hoi Macel de Corvi; y niendo presente asimismo el lusitano templo
el

teeri-

« jido

año 106 de nuestra era por

el

insigne
la

« artífice « del

español Cayo Tulio Lácer sobre

roca

Tajo, á la cabeza del famoso puente de Al-

« cántara. «

Hallamos, pues, que

el

monumento Compos-

« telano

era de cuatro lados iguales, y congetu-


«

117


la

ramos que de dos cuerpos, à saber:
cámara sepulcral subterránea, y
la

cripta
su-

« ó

cámara

« perior,
« el
«

tres ó cuatro escalones levantada sobre

terreno del monte y engalanadas sus paredes

con ricas pinturas y estucos.
«

Esta servía en los túmulos paganos,
allí

para
del

«

que se reuniese

anualmente

la

familia

« difunto «

y

asistiese á ciertas
el

ceremonias fúnebres;
conlos

pero en

monumento de Santiago debió
y oratorio superior.
y
la

« siderarse habitáculo
«

A

lados del presbiterio aparecían sendas puertas:

« la
«

de bajada á

la cripta

de

la otra escalera

«

por donde se subía, escalera y pasillos metro de ancho.
« Si

de un

recordamos
Cecilia en

las pinturas

de
la

la

cripta de

« santa « €

Roma;

las

de

Basílica sub-

terrànea de San Clemente, ó infinitas de las ca-

tacumbas en

la

ciudad eterna, y

si

atendemos

« á la tradición
«

conservada en libros mui reco-

mendables, y á toda luz segura, de haber ha-

« liado

« «
<(

Teodomiro en la cripta sepulcral antiquísimas inscripciones, podremos suponer que en el testero ó frente principal se
el

Obispo de

Iria

debió pintar, en

el

primer siglo

tal vez, la

imá-

«
te

gen del Apóstol, con nimbo en

la cabeza, levan-

tados los brazos al cielo en actitud de orar, co-

< locado en medio de discípulos, <
«

y entre ramos

de oliva y palma, ó entre enrojecidas flores. Al pié y á los lados, no faltarían letreros y me-


«

Il8


ser la prueba inel

morías corno en los romanos ejemplares á que

«
«
«

hemos

aludido,

y esta debió

dubitable y decisiva para

Papa san Leon
descubrimiento. »

III

para hacerle escribir lleno de gozo á todas
del

las

« Iglesias

Orbe tan

feliz

Nuestros dos ilustres arqueólogos, después de

haber sentado cinco proposiciones, en virtud de
su inspección ocular, su brillante informe
'
:

terminan
«

así

con

la

quinta

No

existe hoi, pues, de la

obra romana, sino los muros fundamentales,

de

un metro y setenta y cinco centímetros de altura en lo mas hondo y de sesenta centímetros en lo

menos profundo, según
edificio

la

inclinación de la roca

sobre que descansan, es decir, que conocemos del

romano
lo

lo

que habia desde

el

pavimento

de

la

cripta subterránea hasta la firmísima roca,

y nada de
mento.
»

que se levantó mas arriba del paviilustres

Los dos

canónigos diputados no son
la

por su parte menos instructivos sobre
calidad de tales construcciones,

época y

en

la

citada

Acta

de Reconocimiento, diciendo
«
«

^
:

La edad de

los

muros aludidos puede

fijarse

atendiendo á su estructura, á los materiales que

« los
«

forman y á su sistema de construcción. La estructura que ofrecen es la que los griegos
la

«

llamaban emplecton, ó entrelazado,
1

cual cons-

Proc. orig. Compost,

fol.

117 vuelto.
11 vuelto.

2

Proc. orig. Composteli,

fol.


«

119


sillares,

taba de dos paramentos de

no unidos

« « «

immediatamente, sino por medio de pasaderas
ó tirones, conocidos
entre
los

mismos griegos

con

el

« ticios
« « «

nombre de diátonos, llenando los intersuna argamasa especial, que de tal maellos.

nera se juntaba á los sillares que venia á formar

un todo con
formados
los

Los materiales de que están muros son sillares de grande apa-

« rejo, « el « «

de granito poco poroso, mas compacto que

que se encuentra en estos alrededores y nada

á propósito para absorver la humedad, y la ar-

«
«
« «

gamasa mencionada, compuesta de cal, ladrillo molido y una tierra muí fina, suave y untuosa. En la construcción de los muros se advierte que los sillares están sentados de tal manera que en
algunas
partes es
dificil

distinguir

las

puntas,

«
«

y

este resultado debió obtenerse rozando, según
los

costumbre de
sillares

Romanos, unos contra otros
fijarlos^

« los « fin

antes de
asi

definitivamente,

á

de que

desaparecieran las asperezas que
el

«
«

pudieran impedir

exacto ajuste de los
caracteres,

mis-

mos. Pues bien; todos los

que se

«
« «
«

han observado en

y y construcción de los muros que nos ocupan, son tan propios, peculiares y esclusivos de la

la

estructura,

materiales

época

Romana que
Por

constituyen un estilo que deel

«

termina claramente
obra.

tiempo en que se hizo
dichos

« la

consiguiente,

muros no

«

pueden

ser los que se pretende

haber hecho

I20
«

D. Diego Gelmirez para
Apóstol.
»

aislar el

sepulcro del

« S.

Es verdaderamente importantísima
cripción

esta

des-

que hacen

los peritos diputados,

pues que

suministra una prueba ineluctable del trasferimento
del cuerpo de Santiago á la Galicia, de la época

en que esto acaeció, súbito después de
del

la

muerte

mismo, y de

la

construcción romana primitiva

del lúculo sepulcral

perteneciente

á esta

misma
las
tra-

época, cosa que los dos citados canónigos confir-

man

con mucha erudición por medio de

diciones, la historia y los recientes descubrimientos.

Después continúan
«

'
:

« «

y tradiciones de esta Iglesia nos dicen de consuno que el sepulcro del Apóstol
historia

La

«

y los de sus discípulos S. Atanasio y estuvieron debajo del altar mayor.
de esto basta
citar el acta

S.

Teodoro

En demosla

« tracion « cion

de consagrasiglo IX,

de esta Basílica á

fines
el

del

« escritura « «
« « «

de concordia entre

obispo D. Diego

Pelaez

en

el

y el monasterio de Antealtares, otorgada año 1077, y la Historia Compostelana.
lo

Por otro lado, para convencerse de

mismo,

debe tenerse en consideración que siempre, en
todas partes, las reliquias ó cuerpos de lo santitulares,

« tos

estuvieron debajo del

altar

prin-

< cipal.

El altar mayor de esta Basílica permaneció

«

Proc. Compost,

fol.

12 al 13.

121
€ « «

siempre en

el

mismo

sitio, y, ni
III

aun cuando en
de nueva
respetándo-

tiempo de D. Alfonso

se
el

edificó
altar,

planta la Iglesia, se tocó
del

< sele
«

mismo modo cuando D. Diego Pelaez
las
si

emprendió
Y,

obras,

principio

de

la

Basílica

« actual. « €
«

bien es cierto que D. Diego Gelaltar,

mirez hizo obra en dicho
á ensancharle, sin

esta se redujo

mudar

el sitio.

Tenemos, pues,

que

los cuerpos

santos del

Apóstol y de sus

« discípulos, « del « «

estuvieron desde un principio debajo

altar
el

mayor, y como este permaneció siem-

pre en

mismo

lugar,

es claro

que

el

recinto

murado que

se encuentra debajo del espresado

« altar,
«

debió contener, y contuvo, los restos sa-

«

grados de nuestro Patrono y de sus discípulos Atanasio y Teodoro.
«

Según
el

la

versión que de la carta de S.
el

Leon

« se
«

hace en

Breviario antiguo Compostelano
II,

y en

Códice, intitulado de Calisto
del Apóstol,

los dis-

« cípulos

para depositar

el

sagrado
pu-

cuerpo del mismo, cavaron profundamente,

« sieron

un cimiento solidísimo y construyeron un
de piedra, en
el

« sepulcro

cual colocaron el cuerpo
iglesia;

« del Santo, edificando
«
<(

encima una pequeña
encajados en

pues bien,

los

muros que
están

forman el recinto de
la

que se

trata,

roca,

se

«

conoce evidentemente que son obra primitiva,

«
«

hecha en aquel lugar, y se puede asegurar que son el fundamento firmísimo firmissimum funda-

122
«

meiittwi à

que se
lo

refieren S.

Leon y

el

Còdice
la tra-

« citado.

Y
lo

que atestiguan
las

la historia

y

« dicion,
«

confirman
el

monedas que
al
al

se

han

encontrado en

recinto

que nos ocupa: estas
largo

« «

monedas,

que

corresponden
los siglos

periodo

comprendido entre

IX

XVI, son una
los

«
«

prueba mui elocuente de
estuvieron efectivamente

que en aquel lugar
restos
dis-

guardados

«

« cipulos

venerandos del santo Apóstol y los de sus S. Atanasio y S. Teodoro. »
el

Siguen luego en igual forma determinando particularmente cuál era
tiago,
«
«

lugar donde estaba San'
:

y cuál donde sus dos discípulos En primer lugar la cavidad es la que está
debajo
del
altar

propiamente

mayor, y como
y las tradiciones
el

« «

ya se ha dicho que

la historia

de esta Iglesia determinaron siempre

sepulcro
altar

« del
«
«

Apóstol debajo de
sitio

(del)

mencionado

en aquel

en donde debemos

suponer y
la

creer que estuvo.

En segundo

lugar la cavidad

«
«

de que se trata estaba

mas adornada que

otra en su parte superior, puesto que se hallaba

« cubierta

por un pavimento de mosaicos, mientras
contigua lo estaba solo por baldosas de

que

la

« ladrillo. « «

En

tercer lugar, tanto

el

muro de

sedi-

paracion de las dos cavidades en que está
vidido
el

recinto

murado, como

los

dos sepulcros

»

Proc. orig. Compost. 13

al

14 vuelto.


« del

123


dados en

anterior,

se conocía por los cortes

« el «
« «

terreno y en las capas de escombro, restos
la

de

obra primitiva, que fueron construidos con

posterioridad á dicho recinto.

Y

como

fuera

el

cuerpo del Apóstol
en
el

el

primero que se depositó
el

«
« «

lugar que nos ocupa, es visto que
la
la

es-

presado cuerpo estuvo colocado en

cavidad

que está debajo del
Por último,
la

altar

y que es

mas
el

an-

« tigua. « la «

inscripción y la actitud de

efigie

del Apóstol

que se venera en
sitio

altar

mayor, señalan como

del sepulcro de aquél

« la « la « « «
«

cavidad espresada, y no otra, leyéndose

en

inscripción aludida hic est coi^pus divi Jacobi
et

Apóstoli

Hispaniartcm patroni y viéndose el dedo índice de la efigie marcando de un modo
inequívoco
el

lugar donde reposan los restos del

Santo. Esto

mismo aseguran

los

memoriales de
lo

« reliquias

de esta santa Iglesia que datan por

«

menos

del siglo
:

XV, y en uno que tenemos
Debajo del
altar

á

« la « el «
<

vista se dice

mayor

está

santo cuerpo entero de nuestro gran Patron
discí-

señor Santiago Zebedeo y los de sus dos
pulos S. Atanasio y S. Teodoro.
«

Los sepulcros de

ladrillo

que se han encon-

«
«
le

trado en la cavidad anterior del recinto

murado

en que nos ocupamos, atendiendo á los máteríales

que

los

constituyen y á la forma de consla

« truccion, «

pertenecen en nuestro juicio á
es

época
de

Romana, y como

sabido por

la

carta


« S.
^

124


historias
al

Leon j por
Iglesia,

las

demás

y tradiciones

«
te

de esta
tol,

que junto

sepulcro del Apos-

á derecha é izquierda, están sepultados los

« « « «

cuerpos de sus dos discípulos Atanasio y Teodoro, es claro que los sepulcros de que se trata,

han de ser de que en
el

los

espresados discípulos, puesto

recinto

mencionado no

hai, ni

indicio

« siquiera, «

de otros. El estar dichos sepulcros coal del

locados no inmediatamente junto

Apóstol

« sino « se
«

un poco separados hacia

la parte anterior,

esplica perfectamente teniendo en cuenta los

sentimientos de humildad, consideración y res-

«
« « « « « «

peto que inspirarían á los discípulos

al

marcar,

como marcaron,
no querían se

el sitio de su sepultura, y su-

poniendo, en consecuencia,
les colocara

como
en
la

es debido,

que

misma

cavidad,

donde
era
el

se

guardaba tan precioso tesoro, como cuerpo de su maestro. Por otra parte,
yá, los

según hemos indicado
discípulos

dos sepulcros de

« los « los «

y
la

el

nuevo de mamposteria que
el

separa de

cavidad que contuvo
al

de

el

Apóstol, son de tiempo posterior

en que se

< hizo la otra primitiva; y no podía ser de otra
«

manera, puesto que los discípulos murieron bas-

« tantes «

años después de haberse depositado en

aquel recinto las reliquias de Santiago.
«

Las miniaturas que representan

los sepulcros
al

de los dos discípulos, inmediatamente unidos

€ del

Apóstol, no pueden ser una objeción seria


« «

125

contra lo que dejamos sentado, considerando que cuando se hicieron dichas miniaturas, no se
conocía la perspectiva j no se supo, por tanto,

«

« colocar « objetos
<a

en su verdadera situación respectiva los

que se quiso representar. Por

lo

demás
co-

las

tradiciones y

memorias de esta
los
la

Iglesia

« locaban,

según
no en

Castella,

sepulcros

de

los

« discípulos,
« el

misma cavidad que contenía
ella.

del Apóstol,
«

sino junto á

De

todo

lo

cual se infiere

que estando
solo las

los

« «

sepulcros de los discípulos junto al del Apóstol,

pero no en

la

misma

cavidad,

sepul-

« turas
«

situadas simétricamente, una á la derecha,

« «

y otra á la izquierda de la tumba del Apóstol, pudieron ser las que contuvieron los cuerpos
de
S.

Atanasio y

S.

Teodoro.
lo

»

Para mayor evidencia de

hasta aquí inves-

tigado, los dichos canónigos delegados dieron

una

segunda información, ampliando
diendo este importante dato
«
'.

la

primera y aña-

Aunque después
Fita,

del luminoso informe de los

« sabios
«

arqueólogos, señores Fernandez Guerra

y

P.

<

cen á la

no se puede yá dudar que perteneépoca Romana las construcciones y obaltar

« jetos «
de

que se encontraron debajo del
basílica, sin

mayor

de nuestra

embargo, á mayor abunello,

damiento, en confirmación de

estiman opor-

*

Proc. orig. Compost,

fol.

119 vuelto al 120 vuelto.

126
«

tuno

manifestar

que en

el

viaje

que
á
la

el

año

«próximo pasado (1880)
« eterna,

hicieron

ciudad

tuvieron la satisfacción de ver, á la enlas

« trada

de

catacumbas de
ladrillo,

S.

Calixto,

varios

de la misma forma y de dos hallados aquí; y en la « Biblioteca del Vaticano, entre las antigüedades
« sepulcros
« igual

de

orden que

los

« cristianas
«

procedentes de

las

catacumbas, algu-

ñas cuentas de vidrio de colores y otros objetos

«
«

y fragmentos de

la

misma

materia, en todo se-

«

mejantes á los objetos y fragmentos que se encontraron al hacer las esploraciones bajo el altar
Apóstol, llamándoles de un

« del

modo

especial
vidrio

« la atención
«
«

una campanilla, también de

de color, y de seis ó siete centímetros de altura, á vista de la cual se dieron razón del uso á

«

que estuvo destinado un badajito de

la

propia

« sustancia, «
«

y de unos cinco centímetros de alto,
los

que apareció entre
ron de debajo de

escombros que se sacaaltar

«

y que sin duda perteneció á una campanilla de las mismas proeste

« porciones,

poco mas ó menos, que
la

la

que queda
Bi-

«

mencionada y se conserva en
«

espresada

« blioteca.

Creen también digno de tenerse en cuenta
el

« « «

que

antiquísimo oratorio construido en Zarael

goza por
Santísima

Apóstol Santiago, en honor de

la

Virgen,

según

los

autores que

de

«

aquél nos han dejado noticias, es de las mismas

I

127
«


el

dimensiones próximamente que
bre
el
1

levantado so-

« «

sepulcro de nuestro Apóstol, á saber, de
6 pies de largo

unos

y

8

de ancho

,

lo

cual

« se esplica bien, « los

considerando que probablemente

mismos

discípulos

que acompañaron á Sanedifi-

« tiago «

en Zaragoza, serian los que luego

carón en Compostela sobre su sepulcro glorioso

« el

« ricordia

pequeño Templo, cuyos restos por la misedivina se han descubierto ahora. »
las

Resultando infructuosas
aquellos sitios particulares

esploracíones

en

esperar un éxito
reliquias,

feliz

en

el

y que habian hecho descubrimiento de las
el

parecía
los

natural

que se moviera en
la

ánimo de
en
así,

canónigos disputados

dolorosa des-

confianza de
el

no hallarlas más, por que perecidas
de Almanzor; pero no
historia de

incendio

aconteció

por que estaban aquellos señores bien perla

suadidos por

que por divina Pro-

videncia habian quedado salvas de aquel infortunio,

cuerpo de Santiago y los de de sus dos discípulos Atanasio y Teodoro habian
si

bien creían que

el

sido estraidos de la cripta y escondidos en otro
lugar, y

que

el

autor de
el

la ocultación

de aquel

sa-

grado depósito era
Pero
el

obispo S. Pedro Mosoncio.

D. Benito Sanz y Forés, obispo entonces de Oviedo, y ahora arzobispo de Vallailustre

dolíd,

por medio de una doctísima disertación, en
la

que volveremos á ocuparnos, llamó

atención

sobre los sucesos de guerra entre ingleses y espa-


ñoles el año
el

128


dio su justo valor á la

1579 y por cuyo motivo sin duda, arzobispo D. Juan San Clemente llevó á cabo

aquella ocultación.
eclesiástica

Y

así,

y popular tradición que desde aquel tiempo en adelante se habia esparcido por el pueblo,

de que

sus dos

cuerpo del santo Apóstol y los de discípulos habían sido ocultados en el
el

ábside por dicho Arzobispo, y por lo cual con mas frecuencia iban los fieles á orar al rededor del
ábside, detrás del altar

diariamente los

Mayor, y el clero concluía divinos oficios, yendo procesionalla

mente

y cantando torum in pace sepulta
allí

Antífona Corpora Sanc-

sunt.
el

Túvose
existia

así

mismo presente que en
detrás
del

ábside

otro altar,

mayor,

construido

poco antes del año 1823,
aquel lugar de
cipal era
la

lo cual hizo

pensar que

parte posterior de la capilla prinel

de igual veneración que
la

de

la

parte
se

antigua de

misma;

y á esta

observación

añadió

la

no menos importante, hecha sobre los
la

adornos de

bóveda del ábside, pues en su centro
el

aparecía pintada

arca sepulcral con la estrella

prodigiosa, que son los
tol,

emblemas
y no

del santo

Após*
se

trabajos de arte que con las

demás pinturas
intención

fueron llevados á efecto,

sin

efectuaron, bajo la dirección de

brino del secretario del
ó,

un canónigo, soarzobispo San Clemente,
sitio

sin

duda, conocedor del

donde habían sido

escondidos los sagrados huesos.

j

129


la

No

pasó tampoco inobservado que en

parte

del pavimento

que miraba en dirección á
la

los in-

dicados emblemas de

bóveda, habia una estrella

de mosaico y sobre

ella

una plancha metálica des-

tinada á sostener cuatro candelas encendidas.

Resultado natural
ciones fué
el

de estas serias consideraá romper
el

procederse

pavimento

en

el

sitio

preciso de la estrella mosaica, ó medio

del ábside, y

después de haber escavado algunos

metros

el

pavimento, uno de los trabajadores, Juan

Nastallo,

comenzó á titubear sobre

el

buen éxito

de esta quinta indagación. Pero es

bueno escu-

char las mismas interesantes palabras de su deposición
«
«
'.

Finalmente

me

fué

ordenado hacer
del ábside,

la

quinta
del

escavacion en medio

ó
allí

al

pié

« altar «

menor

(detrás del mayor)

existente á

cerca de medio metro del

mismo

altar.

Trabajé

« allí

cerca de cuatro noches, pues todos estos tra-

«
« «

bajos se hacían de noche, é hize una escavacion

«
« « « «

palmos de profundidad y un y metro de ancho. Los escombros que hallé, se componían de gruesos pedazos de piedras que
de cerca de
siete

pertenecían á antiguas construcciones anteriores
á la

misma

capilla.

Llegado á

la

profundidad

que he dicho, y exactamente al punto del perpendículo de plomo é introduciendo más el

^

Proc. Apost.

fol.

IO.


« escalpelo
« «

I30


altar,

hacia

el

mismo
lo

hallé

un muro

de

la

misma construcción que

los precedentes

que se estendía por
no se
hallaría

largo de la capilla

« Principié

entonces á dudar dentro de mi mismo

« si

« del

santo y

modo me recomendé
en

alguno
á
el

el

sepulcro
los

la

Virgen de

«

Dolores para que apareciese

cuerpo del Apósel

« tol.

En

aquel

mismo momento,
allí

canónigo

«
«

Labin (uno de

los diputados)

presente, quiso
escalpelo, codi-

bajar á la cavidad, y

tomando

el

«
«

menzó á mover

la

tierra

y luego me llamó

ciendo que viera qué cosa eran dos ladrillos que
veian en proximidad á este
luz

« se
« la « el

muro y tomó

él

para que yo escavase.
quité
los

Y

en efecto con
y
apare-

escalpelo

dos

ladrillos

« cieron
« caja, «

varios huesos contenidos dentro de

una
por

los cuales

exhalaban un grado odor que
Súbito perdí
la

no sabría

precisar.

vista

« «
«

espacio de cerca media hora y

me

hallaba próel ausilio

ximo á caer desvanecido, cuando con
de los compañeros,
vidad.
fui

sacado fuera de

la

ca-

«

Recuerdo bien

la

santidad del juramento

«
«

que he prestado y declaro por tanto que confirmo cuanto acabo de decir sobre la conmoción que esperimenté y el gratísimo odor que percibí. Sé también que el canónigo Labin, que sufría de

« «

«

una fuerte migraña, quedó desde aquel momento
;

« libre « deci

yo en

vez,

á causa de la conmoción, padias. »

por ocho ó diez


Por su parte
el

131


Labin confirma
él

canónigo
«

mismo con juramento,
« se vio

que desde aquel momento
»

libre

de

la

migraña.

El otro operario, D. Manuel Larramendi, que

también trabajaba en
ciencia propia,

la

escavacion,

asegura,

de

y con juramento cuanto había delo del olor

puesto Nartallo y

exhalado, declarando

en esta forma
«

'
:

Se emprendieron

las

escavaciones por orden

« del

Eminentísimo actual Arzobispo para ver de
posible, el

« hallar, si era « tol,
el

cuerpo del santo Após-

cual

se

sabia

bien

que

estaba
el

en

la

« capilla

Mayor, pero se ignoraba
tradición

lugar

pre-

« ciso.
« del

Mas una

constante y universal
el

pueblo tenía

que desde

lugar junto

á

«
«

donde se ha encontrado el sepulcro, y precisamente en el muro esterior del ábside, partía una
que conducía
al

« escalera
« lo

sepulcro mismo. Por

cual

cuando
la

el

cantero Nartallo descubrió en

« el

medio de

parte posterior del ábside una

« urna de

« ravillado
«

«
«
«

mármol que contenía huesos, quedé made esta coincidencia, y no dudé, como no dudo ahora, que fueran aquellos los huesos del Apóstol. Aquella misma noche del descubrimiento
y
al

me

hallaba yo en compañía de Nartallo,
este levantó el ladrillo,

momento que
también á
la

yo

« bajé

cavidad abierta y percibí un

I

Proc. orig. Compost,

fol.

55 vuelto.


« gratísimo
« «
«

132


ni

odor que no sabría á qué compararlo, de humedad,
ni

pero que por cierto no era

de aquello que suele decirse de
halan las fosas mortuorias.
se había vuelto

moho que

ex-

Mi compañero Narlo

« tallo
« cojí

como un cadáver y yo
saqué
de
la
silla;

« lo
« «

cavidad y yo al mismo y tiempo estaba como fuera de mí de alegría,
lo

de los brazos,

puse sentado sobre una

viendo,

como
el el

tenía por

seguro, que habíamos
»

«

hallado

cuerpo del Santo.
relato

Oido
ñaron
el

que hacen estos dos operarios
tumba, viene bien
dicen los señores

sobre las maravillosas circunstancias que acompa-

descubrimiento de
lo
'
:

la

saber lo que sobre

mismo
de

canónigos delegados
«

Para que

la

historia

tan

importantes

« esploraciones
«

sea

completa,

estimamos convealgunas

niente narrar aquí con toda exactitad

« circunstancias notables que en ellas concurrieron.

«

Primeramente, considerando que

si

se levantaba

« la losa

grande situada en
absidal,

el

centro del deam-

« bulatorio

se

daría á las

esploraciones

« una publicidad entonces inconveniente, propuso
«

uno de

los declarantes

que se sacase

el

cajón

« del «

testero

de
él

la

capilla

mayor y

se abriera
la es-

debajo de

un pozo, por que de haber

« calera

subterránea que se decía, cubierta por

»

Proc. orig. Compost,

fol.

lo

al

ii.


« la losa mencionada,
« se podria

133


tal

con

procedimiento no
ella.

menos de dar con
él

Pues

bien,

no

« obstante
«

que este proyecto era

sin

duda de

éxito

seguro, se desistió de

por dificultades que

«

ciertamente no eran invencibles, y no fué malo

«

que se
casi

desistiera,

por que de
al

llevarle à

cabo

« es

seguro que

abrir

el

pozo

sobre la

«

urna que contenia los huesos, se hubieran des-

« trozado
«

una y otros
toda vez
el

sin obtener luz en el objeto
asi

que nos proponíamos; aunque que habia en
«

no hubiese
mayor.
el

« sucedido,
« lo

que ignorábamos entonces
resto de la
;

capilla

En segundo
el

lugar
recinto

cuando se abrió

úl-

« «

timo pozo en

que está detrás del

altar

mayor,

sin

motivo deliberado alguno se practicó
tal

« la

operación de

modo que

la

pared poste-

« rior «

de dicho pozo pasó
la

rasando

exactamente

cun

urna, apareciendo solo á la vista

como
que
en-

« «
«

unos
forma

tres
el

dedos de
frente
el

la

superficie del sillar
Si

de aquella.

se

hubiera

sanchado

pozo, lo cual pretendieron los ope-

« rarios, «

para trabajar con mayor holgura, y no

permitieron los declarantes, se hubierg^ roto va-

« rias piedras del nicho
«

y acaso también
el

los

huesos

en
«

él

contenidos.
tercer
lugar,

En

descubrimiento

de

las

« reliquias

se verificó después de haberse
sitios

esplo-

«
«

rado los
ser los

de

la

capilla

mayor, en que por

mas

principales,

se suponía

que debian


« estar, «
« «

134


verificó,

ó

lo

que es

lo

mismo, se

cuando
ilus-

ya

los declarantes estaban

convenientemente
la

trados

para poder comprender

importancia

y significación del hallazgo. « Finalmente en la noche del 28 de

Enero
estando

« del «
«

año actual (1883) á cosa de
los

las 10,

uno de
un
de

declarantes (Labin) escavando con

cincel la tierra
la urna, halló
le

que rodeaba

la

piedra frontal

«

sobre esta dos ladrillos unidos,
la

«
«

que

llamaron

atención por

ser parecidos

à los que habia debajo del altar mayor,
cantero que
le

mandó
levan-

« al

acompañaba que

los

« tara,

«

y ejecutado que esto fué, y vistos los huesos contenidos que habia detrás de lo ladriel

« líos, «

cantero aludido, Juan Nartallo, con no
los declarantes y de los

poca sorpresa de
allí

que

estaban, quedó ciego ó casi ciego

por es-

«

pació de media hora próximamente, y estando
vista

« sin

dentro del pozo, hubo

necesidad de
el

« sacarle, « blante
« « « « «

por que se

le

iba

inmutando

sem-

y poniéndose de aspecto cadavérico. Posteriormente nos dijo el espresado Nartallo que
al

durante- los quince dias subsiguientes

suceso,

tuvo dolor de cabeza, y tratando de esplicar lo ocurrido, nos manifestó que en aquella misma

noche habia sentido movimientos de desconfianza
y que en los momentos en que se le llamó para que levantara los ladrillos, invocó interiormente

«

«

« á la

Virgen de

los

Dolores

;

á

fin

de que apa-


«

135


que tanto
así
'
:

reciera entonces el cuerpo del Apóstol

tiempo hacía, venia buscando.

»

La cavidad y
«

la

urna encontrada vienen

descritas en la citada

Acta de Roconocimiento

«
« « « « « «
«

Levandada que fué una gran plancha metálica que estaba sellada y hacia de tarima del altar que se halla detrás del mayor, se descubrió un
pozo de un metro y veinte y cuatro centímetros de profundidad y de un metro próximamente de
ancho,
al fin

del cual,
la

mirando hacia
capilla

el

Oriente
exactaveia,

en

la

cabecera de
la linea
la

mayor y
la

mente en

media de

misma, se

asentada sobre

« tes,

menos en su

frente,

roca y circuida por todas parde apretados escombros,
treinta
forsi-

«
«
«

una urna de un metro de largo y unos

centímetros de alto y otros tantos de ancho,

mada en
en

su lado derecho por una pieza de
el

« Hería,
« « « « «

izquierdo por una de

mármol
el

blanco,

en

el

posterior por ladrillos,
sillar

y en

anterior

por un

y dos ladrillos unidos que cerraban
seis

una abertura, como de

centímetros de ancho,
el sillar

interpuesta á lo largo del frente entre

« bierta
« « «

mencionado y la cubierta de la urna, la cual cuera una losa de unos ocho centímetros de
espesor, apareciendo dentro de la urna descrita,

amontonados en el centro, varios huesos humanos, de mui venerable aspecto por la anti-

^

Proc. orig. Compost,

fol.

5

y vuelto.


« « «

136


los cuales

güedad que revelaban, ante

con pro-

fundo respeto y grandísima devoción se fueron uno á uno prosternando los concurrentes, en la

« creencia,

por
los

lo

que habian

visto

y

oido, de

«
«

que eran
Antes

sagrados restos del Apóstol Santo

Patrono de
de

las

Españas.

»

pasar

adelante,

creemos

que no
in-

desagradará

al lector el

conocer algunas otras

teresantes particularidades sobre la especial estructura del lugar que nos ofrecen los citados canó-

nigos diputados en la citada información
« «

':

Unos

y otros (trabajos de investigación) nos
la galería
el

convencieron de que no hai

y bóvevulgo,
la

« das,

cuya existencia venía afirmando
la

«
«
«

toda vez que desde

roca firme hasta

su-

perfide vel primer plano de la Capilla Mayor,
solo hai

un espacio como una vara de
de
escombros, restos

alto

que

« está «
«

relleno

de alguna

obra destruida y que contiene hacia el fondo una espesa capa de cenizas, indicio á no du,

« darlo, «
«

de algún antiguo grande incendio.
las

»

También observamos que en
la

dos seccioaparte de

nes del recinto de
ladrillos
S.

Cripta

había,

« los « «

de por

que constituyen los dos sepulcros Teodoro y S. Atanasio, otros varios que
forma
de
cuña,

tener

consideramos que

«

eran restos de algún arco o bóveda;

notamos

í

Proc. orig. Compost,

fol,

8 vuelto al 9 vuelto.


«

137


del

que en

las

capas
había

superiores

sepulcro
del

de
si-

« la

izquierda

algunas

monedas

« «

glo XII, lo cual nos dio á entender que desde
aquella época,
al

menos, no se habiá tocado en
los

« él,
« «

y que por tanto
el

huesos que algún tiempo
sepulcro de

contuvieron, fueron estraidos antes; advertimos

que

escombro, que rellenaba

el

« la
« «

derecha y el espacio intermedio, era más moderno que el que encontramos en el sepulcro
ya mencionado de
la
el

izquierda,

y

parecía

de

« la

misma época que
del altar
la

que se

estrajo de de-

« tras
«

y sobre

Mayor, y vimos que enderredor urna que contenía los huesos de que
al

« se trata,

habia escombro,

parecer de poco mas
la clrcunstanla

«

de dos siglos de antigüedad, y con

« eia « «

de que

el

que estaba encima de
ligero

urna

,

era

mucho mas

que

el restante,

formado
halló de-

en gran parte, principalmente

el

que se

« lante « «

de dicha urna, por gruesas piedras, entre las

cuales habia algunos pisos bastante gastados de

escalera y otros piezas de obras antiguas; estrai-

«

do todo este escombro, apareció en aquel espaá cosa de un pié sobre la roca, un pavi-

« cío, « «
« «

mento de cuarzo y cal y un muro de sillería que le circundaba, que tiene de alto un metro próxiñámente y que debió ser rebajado cuando lo fué el pavimento de la capilla Mayor en el siglo XVII. »
Estos huesos fueron analizados por los ilustres

peritos físicos D.

Antonio Casares, D. Francisco


Freiré y

138


,

Timas Sánchez Freiré los cuales examen que persetecian á indivijuzgaron en su duos, de edad bien diversa entre ellos. Volveremos a hablar de este análisis, cuando tratemos de la
,

D

clasificación

de

los

sagrados huesos.

Resulta,

pues,

demostrado
la

por

cuanto

lle-

vamos espuesto, que

ocultación

de

las

relille-

quias de Santiago y de sus dos discípulos fué

vada á cabo en momentos de ansiedad, cuando
arzobispo
ticia

el

y

el

Cabildo Metropolitano tuvieron no-

del

arribo á la

Coruna de Drake con sus

ordas; de las profanaciones de los lugares sagra-

dos,

reliquias

é

imágenes de santos hechas en
reliquias

aquella región, y de la espresa amenaza de hacer
lo

mismo con

las

de Santiago.
tal

Necio

sería el

suponer que en medio de

angustia,

habia tiempo bastante para fabricar tres tumbas

ponener
en.

les inscripciones y levantar acta

tubo metálico,

como

y ponerla hace en tiempos transe

quilos. El

Acta Capitular, arriba mencionada, dà á
las

entender que fueron puestas á buen recaudo

otras reliquias y objetos preciosos, ya trasportán-

dolos

a

la

ciudad

de

Orense, ya
el

encerrándolos

en

la

Torre de Camba; pero

cuerpo de Sanel

tiago no podía ser

trasportado á este ó
sin

otro

punto

sin

difficultades gravísimas,

promover
de
tesoro,

sobre todo una revolución

en

los habitantes

Compostela

al

verse privados de

aquel

No

habiendo, por tanto, tiempo que perder, era

I


natural que el

139


el

arzobispo San Clemente, tomada

sobre

si la

gravissima tarea de ocultar

cuerpo

escojiese tres ó cuatro personas de su entera confianza ligadas al secreto por la santidad del jura-

mento y proveyéndolas de
en
el silencio

los

útiles

necessarios,

de

la

noche, bajasen por la escalera

interior del palacio á la Basilica,

y con

la prisa

que

no puede describirse, dieran solícitamente mano
á la operación.

Designado antes
abrióse
allí

el

lugar para
la

la

ocultación,
indi-

sobre la viva roca

cavidad ya

cada, de cerca de dos metros.
las

Hechas enseguida

necesarias aberturas en
el

el

muro de
allí

la

cripta,

construido por
al

arzobispo Gelmirez, que rodeaba
los

arca sepulcral, estrajeron de

huesos de

Santiago y sus dos discípulos S. Atanasio y Teodoro, y no teniendo otro material á la mano, to-

maron de
el

las

piedras y ladrillos

que constituían
uniendo los pe-

primitivo sepulcro, de obra romana, lo necesario
caja,

para formar una especie de
dazos con
cal
arcilla;

y y todo en conjunto de tal manera hecho, que bien daba así á entender que
operación había sido llevada á cabo con ansiosa
rapidez

la

y no por operarios de

oficio,

sino pre-

cipitada y toscamente por personas agenas al arte,

tanto que dejaron impresos unos dedos que indi-

caban una mano no grande y gruesa. Además las gotas de cera que todavía han aparecido en
algunos huesos, indican claramente que
la

opera-


noche y á
la luz

I40


de
hael

cion del trasporte de las reliquias fué hecha

de

candelas. Asimismo,

berse servido en aquellos imperiosos momentos,

para materiales, de

mismas piedras y ladrillos del primitivo sepulcro, nos suministra un validísimo argumento para deducir con certeza que el
las

arzobispo San Clemente y sus cooperarios quisie-

ron dejar con esto á los

venideros

una prueba

segura de

la

autenticidad de las reliquias, escon-

diéndolas en forma análoga á

como hablan estado

guardadas tanto tiempo, y previendo sin duda que los lienzos en que hubieran podido envolver las
reliquias y el acta con los

nombres de
del

los santos

á que pertenecían, habrían sido pudridos y deshe-

chos por
trascurso

la
al

acción de la

humedad

sitio,

en

el

menos de

tres siglos,

como por

des-

gracia ha sucedido con los sagrados

huesos que

han quedado confundidos entre

sí.

Mas
¿

prescindiendo de esto,
la

podemos preguntar:
que se
in-

para constatar
dique en

autenticidad de una sacra reliquia

es por ventura estrictamente necesario
ella
el
¿

el

nombre

del santo à

que perte-

nece? en

hallazgo del cuerpo de S. Francisco

de Asís

apareció inscripción alguna, que diese
?

de su autenticidad

No
los

por

cierto, y

en

el

mismo
de los

caso se encuentran

descubrimientos

cuerpos de santa Clara de Asís, de S.
en

Ambrosio

arzobispo y doctor, y de los santos Mártires Gervasio y
Protasio.

El

lugar

que se hallaron,


esto es,

141


era
el

debajo del

altar,

testimonio sobre

quiénes eran, y de su autenticidad.

No
sos de

otro ha acontecido con los santísimos hue-

Santiago y sus dos discípulos: sacados de
era
inferior

debajo del altar mayor, fueron colocados en otro
lugar que no
le

en dignidad, pues

que
el

el

centro del ábside respecto del altar mayor,
tenían
delante,

cual

con
el

el

otro

altar detrás
el

mui cercano, forman en
la

conjunto,

lugar

mas
arca

santo y distinguido de las Basílica, igualado por
construcción de la caja que los contenía
los
la al

que poco antes

encerraba.
los

Grande

es

maestria con que

citados

canónigos han desenvuelto esta idea en su segunda
información y bien

merece por tanto que
'.

inser-

temos aquí sus atinadas consideraciones
«
« se

A

contar, por lo menos, desde el siglo XIII,
el

entendió por altar de Santiago todo
del templo

espa-

« cío
« «

comprendido entre
la Capilla

las rejas
lo

que
de-

cerraban y cierran

mayor. Así

muestran cumplidamente
de esta
Iglesia, la
al

las

constituciones

an-

« tiguas
« «

concesión de enterra-

miento hecha

Arzobispo D. Rodrigo del Pa-

« «

dron y las actas del sínodo Diocesano celebrado en el año 1 40 1 La constitución que se hizo
.

en

« la

tiempo del Arzobispo D. Juan Arias, en primera mitad del siglo XIII, acerca de la
el

I

Proc. orig. Compost,

fol.

120 vuelto al 121 vuelto.


«
« se

142


lo

recaudación y distribución de las limosnas que

echaban en
la

la

caja colocada para recibirlas

«
«

en

Capilla

Mayor, dice

siguiente:

ítem

quod

7iulhts serviens alicujíis thesaítrarii stet ultra
altaris,

« cancellos férreos « ultra

exceptis portariis

qui

gradus non
«

accedant. »
el

En

otra constituPontificado,

ción

que se hizo durante
:

mismo
á

se lee

Quando

viro porta Altari clausa fuerit.
1

La
nos:
« et

concesión hecha en

3

1

6
los

D. Rodrigo del
siguientes
térmi-

Padrón esta concebida en
«

Concedhiius eidein

liberam facíiltatem

D. Archiepiscopo plenam quod in eadeni Ecclesia Cor7i-

« postellana, « «

tam in

capellis,

quam

in

Claustro^

quam

alias

ubicumque, ubi voluerit, sibi valeat
eligere, excepto

septdturam

Altari Majoids B. Ja-

« cobi proíit in

Clave^n clatcditur et custoditur. »

En
«

las

Actas del Sínodo
lee:
« J^tTio in
divÍ7ta,

Diocesano

mencio-

cionado se

CJiristo

Patre ac D.D.

Lupo, miseratioue

Archiepiscopo Composvidelieet,

« tellano,
«

in stca Ecclesia
intíts

Composte IIana,

infra canéelos

in Altari dictae

Ecclesiae,
etc.

«

praesidente ibidein cítm eodem

D

.

Gundisalvo,

« constituerunt.
«

En
los

vista de esto nadie

puede estrañar ya
de
las
reli-

«
« «
«

que

que hicieron
sitio

la

traslación

quias al

en que han aparecido, se creyeran

dispensados de acompañarlas

de pergamino ó
,

«

documento que indicara su procedencia que al ponerlas donde las pusieron, no

pues
sa-

las


« «
«

143


del
altar

carón en realidad de debajo

mayor,
ni se

según

la significación

que á este se daba,

alteraban sustancialmente las señales que siem-

« « «

pre marcó

la

tradición sobre el lugar

que ocu-

paban

los

sagrados restos del Apóstol y sus
»
el

dos discípulos.

i

Es de
transitoria,

creer que

arzobispo

San Clemente
si

no tuvo por duradera aquella ocultación,
ó que
le

no

permitiría que pasado el pe-

ligro

,

podría hacer que las cosas volvieran á su

primitivo estado; y sinembargo, á su muerte, acaecida en
el

1602, ó sea, trece años después de la

ocultación,

aun continuaba

el

peligro,

porque

la

seguridad pública en España no estaba restablecida;
lo

cual resulta asimismo de las Actas

Caaños

pitulares,

donde

se vé
el

que todavía por

los

159^ y 1599 tuvo

Cabildo que tomar las oporel

tunas providencias ante

temor de otra invasión

inglesa por las costas de la Coruna.
del

En

el

Acta

12
«

Agosto 1596 leemos
él (el

'.

Eneste Cabildo, habiendo entrado Su Señoen
licenciado Rioja, Oidor del Reino y

« ría

« visitador del Arzobispado) y significado
«

como

el

«
«

enemigo ingles se hallaba tan á vista de la Coruna y con tanto poder que era necesario que con mucho cuidado procurar en todos el
remedio de esto peligro proveyéndose todos de

«

I

Proc. orig. Compost,

fol.

73 vuelto.


« « « « « «
«

-

144

bastimentos y armas y que ansi mesmo los ducientos ducados que se le habian ofrecido á Su
Señoria (Acta del 15 Julio 1596) prestados para el reparo de las murallas desta ciudad, se le
dieran, y

todo
parte

lo

habiendo votado y discurrido sobre suso dicho, se resolvió por la mayor

que á Su Señoria se respondiese
la

que

«

cuanto á

provision de bastimentos y
del

armas
forma

«
« «
«
«

que

los

particulares

Cabildo

y

cada uno
la

de dichos señores se provendría en

que mejor pudiese y cuanto á los ducientos ducados digeron que confirmaban el auto subre
esto á 24 de
Julio

«
« «

quese prestasen los

y declararon y ordenaron dichos ducientos ducados á
necessidades
servido. »

Su Señoria para

las

que tubiese
':

ó para lo que fuese

Y
«
oc

en

la

del

22 Febrero

1599 que
la

Eneste Cabildo habiéndose leido en
real

el

una

carta del

acuerdo
desta

de

Coruna en que
Iglesia

«
<sc

pedia

el

Cabildo

santa

dineros

prestados para proveer aquella ciudad
ocasión que se
tiene

enesta

«

aviso

que

la

Reyna de
una gruesa

« Iglaterra, « «

armaba y

tenia aprestada

armada contra aquella

fuerza de la Coruna, os

dichos señores ordenaron

y mandaron prestar

« al «

dicho real acuerdo mil y cuatro cientos du-

cados. »

I

Proc. Compost,

fol.

73 al 74 vuelto,


Tampoco
que
reina
le

145


si

á la muerte del dicho arzobispo pues

dieron hacer nada las personas,
asistieron

que vivian

en

la
el

ocultación

y sabian en
la

dónde, porque aun en

1603, muerta Isabel la

de

Inglaterra, y

á pesar de

tregua de

Holanda,

seguían inseguras las

costas,

y

conti-

nuaba por tanto aquella viva inquietud que aconsejaba
el

dejar para mejores tiempos la restitución

de

las

reliquias á su antiguo lugar de la cripta,

ó á otra parte.

La
el

paz,

en

lo

que atañe á

los

motivos de

la

ocultación,

duradera hasta

no llegó á ser firme y año 1640, época en que por

otra parte comienza el decaimiento esterior
sible
el

y

vi-

de

la

monarquía española, ó mas
el

bien, hasta

1704 en que
la

traidor

Darmstradt se apoderó

de

descuidada y desguarnecida plaza de Gibraltar. Ahora bien el espacio de 115 años trascur:

rido

desde

la

ocultación

hasta

que cesaron

los
sufi-

peligros de invasiones, es tiempo
ciente para borrar la

mas que

memoria de aquel secreto con la muerte de cuantos tomaron parte en la ocultación de las reliquias y mas cuando ni si;

quiera podía dejarse escrita la relación del hecho

con

las

circunstancias que le acompañaron, para
la

no comprometer
liquias,
si

seguridad de las sagradas

re-

aquella relación llegaba á

manos de
silencio

los

enemigos. Así se esplica también

el

de

D. Pedro Sanz del Castillo secretario y biógrafo del Arzobispo San Clemente, que no dá noticia


que
él

146


por medio de los do-

alguna de tales sucesos, los ignorase, ó no, porescribía la historia
las

cumentos públicos y
por medio de
el

Actas Capitulares, no
íntimos
los

los

secretos

del

prelado,

cual,

según su conciencia, se

reservó así

y á

los familiares

que

le

ausiliaron, bajo la san-

tidad del juramento.

Sea
mismo,

lo la

que se fuere de
verdad es que
la

los

iniciados

en

el

noticia

exacta del

lugar donde habían sido escondidas las reliquias,

había completamente desaparecido, aunque no
interés por
el

el

descubrirle.
el altar

Con

tal

objeto,

á parte

de embellecer

mayor, se emprendieron

en 1666 nuevos trabajos, cuyo resultado esplícan en breves palabras los citados peritos arqueólogos
señores Fernandez Guerra y P. Fita, diciendo ': « Parécenos indudable que, al llevar á cabo,

desde 1666 á 1669,
« tar «

las

obras del costosísimo

al-

mayor de
el

la

Basílica

y deshacer

la

cripta

labrada en
Gelmirez,

primer tercio del siglo XII por
escondido tesoro de las

« «

el

arca santa de plata apareció vacía;
el
reli-

que buscando

« quias,
« las

se desenvolvieron hasta en los cimientos

ocultas ruinas del
el el

monumento

sepulcral ro-

«

mano, donde
colocado
gencia fué

« fué
«

(ó 43) de nuestra era santo cuerpo, y que toda dili-

año 41

inútil.

La
fol.

felicísima

inspiración

de

I

Proc. orig. Compost,

109 al 110 vuelto.

I


«
«

147

Vuestra Eminencia y cooperación de Vuestras Señorías Escelentísimas, promovieron, á princidel

« cipios
« clones,

año último, (1879) nuevas exploraen busca del lugar que encerraba las
gran Patron de
las

« reliquias del
«

Españas. Co-

« á

«
«

menzó por los mismos sitios que la de 1666 1669, como era natural, esta investigación, y obtuvo el mismo estéril resultado, por que
entonces no se cayó en la cuenta de que
ha-

«

biendo estado

el

sarcófago y la urna de plata

« bajo el altar « las
«

mayor, pudieran haberse ocultado
á
la

reliquias

espalda,

aunque dentro

del

Aquí, y precisamente en el sitio « donde se cruzan la línea del eje del templo y una
ábside.
« vertical

mismo

tirada desde el punto de la bóveda, el
santa,

« pincel

figuró el arca

sostenida por án-

« geles, y á
« actual,

poco mas de un metro del pavimento

ha aparecido una losa rectangular que

« cubría cierta
«

manera de

sepulcro, formadas tres

«
«

de sus paredes por antiguos y labrados fragmentos de granito, y de ladrillo la cuarta, y el

hueco lleno de

reliquias. »
el

Hallado pues, y no sin ausilio divino, simo tesoro, el Cardenal Arzobispo, con

grandí-

la

coope-

ración de los canónigos diputados D. Antonio Lo-

pez Ferreiro y D. José María Labín; de los peritos
hístórico-arqueológicos P. Fidel Fita
liano

y D. Aurelos

peritos

Fernandez Guerra y Orbe; de D. Antonio fisíco-anatómicos
,

otros

Casares,

148

D. Francisco Freiré y D. Timoteo Sánchez Freiré; como también después del importante voto de los
obispos de Oviedo D. Benito Sanz y Forés, (hoi Arzobispo de Valladolid) de Orense D. Cesáreo

Rodrigo y de Tuy D. Fernando Hué y Gutiérrez sufragáneos de Compostela, y personas todas de
gran saber y prudencia; procedió á la instrucción del oportuno proceso, nombrando juez instructor
al

Deán de

la

Santa Metropolitana Iglesia

el

Doctor

D. José María Canosa, y fiscal al maestreescuela D. Miguel Hidalgo; y mas tarde, en sustitución de
estos por legítima renuncia, juez instructor al Pro-

y Vicario General D. Pedro Seijas, fiscal al mismo de la curia eclesiástica D. Manuel Marino, y abogado defensor a D. Ricardo Rodríguez. Compilado el proceso, formuló el defensor un
visor

luminoso escrito de oportunidad
el fiscal

'

al

que contestó
defensor \
las diligen-

contra la autenticidad de las reliquias hael

lladas,

que á su vez fué rebatido por
los testigos

Oidos

y practicadas todas
el el

cias requeridas

por los cánones,
proceso,

juez instructor
oficio, le

declaró terminado
al

y por

elevó
desel

Eminentísimo Cardenal Arzobispo,

el cual,

pués de largo y meditado examen, pronunció 12 de marzo de 1883 el siguiente Decreto^.
Proc. orig. Compost,
6i á 63 vuelto.

1

fol.

2

Proc. orig. Compost,
« Lectis et
inspectis,
et singulis

fol.

183

al

184.

3

gravi ac maturo examine perpensis
in

omnibus

docu mentis

hoc processu contentis de quo-


«

149

Leídos y estudiados, con grave y maduro « exàmen, todos y cada uno de los documentos
«
«

contenidos en este Proceso, de cuya autenticidad

y verdad estoi plenísimamente cierto: Después

« que por mi

mismo promoví

é hice continuar sin

« descanso todas las obras terminadas en el

gran

« presbiterio de esta Santa Metropolitana y Apos« tólica Iglesia Compostelana, para el descubri-

«
«

miento

de los cuerpos del santo
el

Santiago

Mayor,
santos

hijo

y Beatísimo de Zebedeo, y de sus
dealtar,

« discípulos

los

Atanasio y Teodoro,
debajo del mismo

« lante del altar mayor,

«

y detrás del

mismo,

donde

hai colocado
al

otro

« altar « tiago
:

menor,

también dedicado

Beato

San-

Después que personal y constantemente
de estas obras, de

« asistí á la ejecución

modo

rum authenticitate et veritate pienissime sum certus postquam per memetipsum promovi et indesinenter continuare feci opera omnia consumata in magno presbyterio huius sanctae Metropolitanae et
;

Apostolicae

Ecclesiae

Compostellanae, pro inventione
filii

corporum

sancti et beatissimi lacobi maioris

Zebedaei, eiusque discipu-

lorum sanctorum Athanasii et Theodori, ante altare maius, sub ipsomet altari, et a tergo eiusdem ubi coUocatum est aliud altare minus etiam beato lacobo dicatum; postquam personaliter et constanter astiti executioni
praesentialis sim;

ipsorum operum,

ita

ut

eorumdem

testis

postquam vigilanti cura adducere procuravi ad hanc causam efformandam quaecumque gravissima testimonia et iudicia in ipsa contenta sunt; efformata iam et solidissime roborata mea conscientia; ipsi satisfaciendo et iuxta ipsam, ut muneris mei est, fideliter agendo; non possum non ex officio declarare authenticitatem
et

veritatem ossium et reliquiarum gloriosissimi sancti

lacobi apostoli Zebedaei, eiusque

discipulorum sancti Athanasii
fit

ac sancti Theodori, de quibus fuse sermo

in

hoc pienissimo ac


« «

I50


cuidado he procurado

que

soi

testigo presencial de las mismas: Des-

pues que con vigilante
para
la

« traer

formación

de esta causa

todos

«
«

aquellos gravísimos testimonios que en la
se contienen:

misma
la

Formada, y solidísimamente robussatisfacion

« tecida
«

mi conciencia: En
la

de

mis-

ma
de
y

«
«

misma, y conforme á mi oficio, obrando fielmente no puedo menos que declarar
;

y según

oficio la

autenticidad y verdad de los

Huesos

« «
«

las

Reliquias del santo Santiago Apóstol del

Zebedeo y de sus discípulos S. Atanasio y S. Teodoro, de los cuales minuciosamente se
en este plenísimo

« trata
« si

y solidísimo proceso;
colecciones de
al

bien no

me

atreva a discernir y declarar por

« « <

ahora,

cuál de las tres
trata,

Huesos
Por

de que se

pertenezca

cuerpo de Sandiscípulos.

tiago y cuál á cada

uno de sus

solidissimo processii, quamvis
rare pro

non audeam discernere ac declanunc quaenam ex tribus collectionibus ossium, de qiiibus agitiir, pertineat ad corpus sancii lacobi, et quaenam ad unumquemque ex suis discipulis. Igitur quoniam in hac instructione fideliter et adamussim servata sunt omnia servanda
iuxta

sacros ecclesiae

cañones

in

causis

similibiis,

ac

feliciter

omnia conspìrent pro
liquiarum
:

authenticitate ac veritate supradictarum re-

Canonice declaro ipsas vere et realiter pertinere ad corpora sanati lacobi Zebedaei fratris sancti Ioannis evangelistae, eiusque discipulorum Athanasii et Theodori, ac proinde dignos fore cultu
religioso

iuxta Ecclesiae praescripta, et altarium honore.

Tamen

ad maiorem securitatem, ad eminentiorem gloriam adeo praecellentium sanctorum, ad gaudium et consolationem totius populi hispani catholici, ad aedificationem totius familiae christianae per


« tanto,

151


las

y pues
fiel

que en esta instrucción se han
y
exactamente todas
los

« «
« «

observado
nones de

cosas

que se debian observar, según
la Iglesia

Sagrados Cá-

en causas semejantes, y que todo conspira felizmente en pro de la autentiCanònicamente declaro que las ínismas verda-

«

cidad de las arriba dichas reliquias:
«

« dei^a
« salito « «
6'.

y

realmente pertenecen

á

los
^

Qierpos del

Santiago

Apóstol

Zebedeo
de
stis

hermano de
discipidos
los

Jtta7i

Evangelista,

y

santos Atanasio

y

Teodoro,

y

que por tanto son
lo prescrito

«

dignas de cidto
Iglesia,
«

religioso,

según

por

« la

y

del honor de los altares.

Sinembargo,

para

mayor seguridad;
los

para

«

gloria

mucho mas eminente de
;

nobilísimos

« «

Santos

para gozo y consuelo del todo el pueblo católico español para edificación de toda la fa;

totum orbem
patris nostri

diffusae,

ac

demum

ad maiorem Dei gloriam

et

laiidem, eleventiir

haec acta ad sanctissimas manus beatissimi

Leonis Papae XIII, interveniente Sacrorum Rituum

Congregatione, ut divino ductante lumine, quidquid definitive te-

nendum sit, certuni ipsius iudicium decernat. Quod ut debita forma constet, mea manu subscribo et signo, ac sigillo meae dignitatis munio, subscribentibus etiam iudice instructore, meo secretario dioecesano, ac maiori notario huius
Curiae Archiepiscopalis et Metropolitanae.

Compostellae
Micliael

clesiae Doctoris, die

Magni Papae et Eccleduodecima martii anni 1883. Card. Payà Archiepiscopus Compostellanus.
in festo sancti Gregorii

Licentiatus Petrus Seijas.
Licentiatus Dionysius

Lopez Secretarius.

Nicolaus Iglesias Notarius maior. »


« milia
<L

152


por todo
el

cristiana,

difundida

orbe;

y

finalmente para

mayor

gloria y alabanza de Dios,

«
« « «

elévense estas actas á las Santísimas

nuestro Beatísimo Padre

el

Manos de Papa Leon III, incon su

terviniendo la Sagrada Congregación de Ritos,

para que, guiando

la luz

divina, decrete

« cierto

é infalible juicio lo que definitivamente se
tener.

«

haya de
y

Y

para que conste todo en

la

« debida forma, lo firmo y rubrico con mi mano, « lo

autorizo con el sello de mi dignidad, sus-

« cribiéndolo
« cretario

también

el

Juez Instructor, mi
el

Seesta

Diocesano y

Notario

Mayor de

«

Curia Archiepiscopal y Metropolitana. en la fiesta de S. Gregorio « Compostela,
Iglesia,

Magno Papa y Doctor de la «12 de marzo del año 1883.
«

en

el

dia

« « « «

Miguel Card. Paya Arzobispo de Compostela,
Pedro Seijas licenciado,
Dionisio López licenciado secretario,

Nicolás Iglesias notario mayor.

»

El Cardenal Arzobispo acompañó

el

Proceso

con una carta á Su Santidad en que rogaba con
instancia

que

« se

dignase pronunciar cuanto antes

« el definitivo

y

tan deseado Decreto, « para nuestro

< consuelo,
«

para gozo del mismo pueblo de Es-

paña, para edificación de la Iglesia universal y « para promover la mayor gloria de Dios; »
el

Y

como

bienestar de

España no puede

vivir se-


y
civil,

153


el

parado de Santiago, à quien debe su vida religiosa

como

su honor

y su grandeza, Su MagesRei D. Alfonso XII,
el

tad Católica que hoi reina,

por medio de su egregio Embajador
de Molins, interpuso cerca del Santo

marqués
é hizo

Padre sus

mas
las

ardientes prácticas

y recomendaciones

mas

vivas instancias para le pronta resolución

de tan importante y gravísimo negocio. La Santidad de Nuestro Señor Leon

XIII,
el

acojiendo benignamente las súplicas de S. M.

Rei de España y del Eminentísimo Cardenal Arzobispo de Compostela, dispuso sin dilación alguna, que una Congregación particular compuesta

de

algunos

Eminentísimos

Cardenales,

pertene-

cientes á la S.

Prelados oficiales de

Congregación de Ritos, y de los la misma, bajo la reserva del
se dedicase á examinar
el

alto secreto pontificio,

y

pronunciar su juicio sobre lo actuado en
ceso hecho por
el

Pro-

Eminentísimo Cardenal Arzo-

bispo de Compostela
creto que dio
el

y sobre

el

consiguiente De-

mismo.

Los Eminentísimos y Reverendísimos Cardenales

delegados por

el

Sumo
de

Pontífice

fiaeron

:

Domingo
La

Bartolini, Prefecto
título

la S.
;

Congregación

de Ritos, del
Valletta,

de

S.

Marcos
;

Rafael

Monaco

Obispo de Albano

Miceslao Ledo-

chowski, del título

de Santa Maria de Araceli;

Luis Serafini, del título de S.
Ilirios;

Geronimo de
del título

los

Lúcido María Parocchi,

de Santa


y

154


S.

Cruz de Jerusalém y Vicario General de Su Santidad; Ángel Bianchi del título de Santa Práxedes;

Tomás

Zigliara,

Diàcono de

Cosme

y S. Da-

mián. Los prelados oficiales fueron: los monseñores

Vicente

Nussi,

Protonotario

Apostólico

partici-

pante; Lorenzo Salvati, Secretario de la Congre-

gación de Ritos
la

;

Augustin Caprara, Promotor de
Lauri,

S.

Asesor y sub-Promotor. La Congregación particular, después de haber
tenor del Decreto dado por

Fé y Luis

estudiado cuidadosa y hábilmente todo lo actuado
y
el

el

Eñío Cardenal
el dia

Arzobispo de Compostela, se reunió

29 de

mayo

del

año ultimo

1884 ^^

1^

acostumbrada
Dilata

sala del palacio apostólico vaticano, y después de

un severo examen, dio este rescripto
« et

:

«

ad mentem;
»

et

mens

est íU

nonmdlae animacícual

« versiones
«

gravioris 7iiomenti accuratius dijudicen:

tur

es decir

« Dilata^ segu7i la mente, la

« es

qne

se restcelvan con

« o unas

de

ronse estas
la

mas solicita atención allas difictdtades mas graves. » Indicádificultades á Monseñor Promotor de
al

S.

Fé,

para que á su vez las comunicase

Emo. Cardenal Arzobispo de Compostela.

Dada
la

cuenta

al

Santo Padre de este acuerdo de

Congregación

particular,

Su Santidad,

avalo-

rando sabiamente todas
juzgó que
las

las dificultades del asunto,
re-

propuestas dificultades podrían

solverse mejor, inspeccionando los sitios y oyendo

á las personas que en aquel hablan tomato parte;


y

155


la

ordenó que Monseñor Promotor de
se

Fé,

D. Augustin Caprara,

constituyese en

Comdi;

postela, para que, oídos los pareceres del

Eminen-

tísimo Cardenal Arzobispo,

de los canónigos de
las

putados para
de
los

la

dirección
físicos

escavaciones

peritos

é

historico-arqueológicos,

como también, viendo cuanto
y considerar, hiciera luego

fuese necesario ver
relación,

una completa

con cuya base, resueltas
con
la

las dificultades, pudiera,

necesaria madurez, pronunciarse la sentencia

definitiva.

Inmediatamente,

el

28 del mismo mes, partió
la

para España aquel Prelado, teniendo

provechosa

idea de pasar antes por Pistoya, para examinar la
reliquia

que

el

arzobispo Gelmirez había destacado
S.

de

la

Cabeza de Santiago y regalado á

Aton,

Obispo de aquella ciudad; y ali, tomadas las oportunas providencias con el obispo Monseñor Donato
Velluti Zatti, de los

Duques de

S.

Clemente, fué

llevada secretamente al palacio episcopal la sacra
reliquia,

con asistencia del

ilustre

doctor

Fran-

cisco Chiapelli,

distinguido médico. Prestado por

este el juramento,
nicas
«
,

según

las disposiciones
,

canó-

Obispo y Promotor declaró que habiendo visto de lejos tantas veces dicha reliante
el

« quia, «
«

á través de un grueso
la

vaso
la

de

cristal,

siempre

había tenido por
»

punta de un deel

do con su uña;
la

però insistiendo

Promotor

de

Fé en que

la

observase ahora más atenta-


mente y
« reliquia «
«

156
«


reconoció que aquella

al

descubierto,

consta de uu pedacito de hueso de crá-

neo y precisamente de la punta de la apófisis mastoidea, adherida á una pequeña parte de la pared del hueso temporal del cráneo;
punta de
el

«

hueso

« tiene

su color propio, es decir de marfil, ama-

« rillento,
« < «

y solo

la

la

mandíbula tiene

un color obscuro, causado por materia estraña,

pegada

al

mismo,

que es sangre

y que se vé bien claramente cuajda. » En presencia de tal

hecho pareció

el ilustre

médico embarazado para
sangre coagulada en

esplicar la presencia de la

aquella partícula del cráneo,

como asimismo,
entonces

có-

mo pudo

ser

destacada

sin

instrumento alguno
el

una parte tan pequeña.

Recordóle
el

Promotor oportunamente
fi'ido

género de muerte
la

su-

por
el

el

Santo Apóstol,

decapitación,
esplicò
«

con

lo

que

médico perito se

lo

todo bien

y anadió en su jurídico atestado: « el Santo sufi-ió el martirio de
« se

Sabiendo que
decapitación,

la

entiende

cómo

la

punta de este hueso debió
de saber

«
«

quedar manchada de sangre. Antes

que

el

mártir habia sufi'ido la decapitación, era

« dificil

entender cómo

habia

podido

sin

algún
del

« instrumento destacarse esta pequeña parte « cráneo; « se
<L

pero después del corte de

la

cabeza,

entiende que con la simple operación de la
destacarse esta pequeña parte del

mano pudo
»

« cráneo.

Así recobra

la

reliquia

de

Pistoya


ciosa,

157


prela

toda su importancia, y aparece doblamente

porque es parte
Gelmirez
arriba

de

cabeza

del Santo

Apóstol,
bispo

como aseguraban
,

las

cartas del
,

Arzoconlos
,

indicadas

y por que es
así

parte in q7ta passus est mártir.

Y

viene

firmada

por

el

hecho
de

aquella
los

máxima de
críticos

prudentes y también

sanos

ó

que

la

constante tradición suple á la falta de los
escritos

documentos
ser tenida

y

que
lo

debe

por

tanto

en gran

estima.

Aparece igualmente
que Gelmirez escribía
lo

mas
«
« «
el

clara la

verdad de

que mayor tesoro que aquel no
contrado para mandarlo á su
po. »

habia en-

amado Atón, Obisya se habia hecho
pericia

De

esta

misma

reliquia

9 de Euero de 1880 una
el

mas genérica
hijo

por

Doctor Alberto Chiappelli,
á petición de los canónigos
allá

del Fran-

cisco,

diputados

de
los

Compostela, que

mostraron

al

Promotor
los

mismos y que
«
« «

dice ser aquello

«

un fragmento
huesos

de hueso, perteneciente á uno de los de
la

y que probablemente es una parte del hueso temporal. » Cuando volvió
caja del cráneo,
el

de Compostela

Promotor de

la Fé, se

apresuró

á enseñar esta pericia en Pistoya al Doctor Francisco,

en ausencia de su hijo Alberto, y
coherente á la suya
»
el
,

« la

de-

« claró
« rica.

si

bien

mas gené-

Continuó
tela,

Promotor su

viaje hacia

Composla

llevando consigo dos fotografías de

sa-


en
I

158


;

era reliquia pistoyense, para confrontarlas con los

huesos hallados en Santiago

llegó á

Barcelona

de lunio y á Madrid el 3, abocándose enseguida con Monseñor el Nuncio Apostólico, quien,
sabido
el

objeto
los

de

la

misión,

llamó a su pre,

sencia

á

dos

peritos

liistórico-arqueólogos

Academia de la Historia, el P. Fidel Fita, de la Compañía de Jesus, y D. Aureliano Fernandez Guerra, como al Arzobispo de
individuos de la Real

Valladolid D.
feliz

Benito Sanz y Forés que por una

casualidad se hallaba también en Madrid. Pres-

tado

por estos
el

conservar

juramento de decir verdad y secreto les fueron hechas varias
el
,

preguntas encaminadas á confirmar y esclarecer
del mejor

modo

posible,

todo cuanto hablan esP. Fita

puesto en su relación. Los señores

y Fer-

nandez Guerra estendieron una memoria tan exacta

como

llena

de erudición, respondiendo á todas

las

dificultades propuestas,

que entregaron

el

15 de

junio al Promotor á su vuelta de Santiago y que

después de maduro examen, confirmó é hizo suya

y suscribió
ricos

el

Arzobispo de Valladolid. El Nuncio

Apostólico, de

mucha autoridad en
añadió
al final

estudios históla

y
',

críticos

de

memoria

el

siguiente atestado que completa este acto impor-

tante

I « Testor praedictos viros R. P. Fidelem Fita S. I., el D. Aurelianum Fernandez Guerra socios Regiae Academiae Historiae in civitate Matritensi^ propositis coram me difficultatibus


«

159


P. Fidel

Atesto que los predichos señores R.

« Fita « «
«

Compañia de Jesús y D. Aureliano Fernandez Guerra, individuos de la Real Academia
de
la

de

la

Historia

en

la

Villa

de Madrid, habiénla

doseme propuesto algunas dificultades sobre
de
las

« identidad

reliquias

de Santiago

el

Mayor

« «

y de sus discípulos, que de reciente se dice que han sido halladas en la Iglesia Catedral de Com;

« postela « religión
«

y después que según la gravedad y la de la cosa lo exijian, diligente y madulas

ramente

examinaron con

la

severidad y esquila

« sito
«

cuidado requiridos, respondieron
el

respuesta

contenida en

adjunto autógrafo firmado por los
el

«

mismos y

al

que vá unido

voto del

Rmo

Ar-

« zobispo

de Valladolid, cuyas respuestas según su

nonniillis

super identitate reliqíiiarum S. lacobi Maioris et
rei gravitas et religio

disci-

piilorum eius, quae niiper repertae feruntiir in Cathedrali Ecclesia

Compostellana, postquam eas, prout
scebant, diligenter

expo-

matureque,

collatis in id studiis,

ad triitinam

revocaverint seduloque perpenderint, huiusmodi responsiones reddidisse quae in

bisce authographis

foliìs

ab iisdem subscriptis,
suffragio,

adiectoque Reverendissimi Archiepiscopi Vallisoletani
continentur,

quaeque prudenti eorumdem indicio satis esse sunt visae ad vim omnem propositarum obiectionum enervandam te:

ster insuper praefatos viros, historiae et

antiquitatum patriarum

eximios cultores scientia, eruditione non minus c^uam sincero veritatis

amore vitaeque integritate magnam sibi apud concives suos nominis famam et auotoritatem comparasse. In quorum fidem praesens trado testimonium mea manu subscriptum sigilloque meo
obsignatum.
Matriti, die 15 iunii an.

1884.

t

Marianus Archiepìscopus Heracleensis Nuntius Apostolicus.


«

1

6o


cultivadores ilus-

prudente

juicio, les

parecen suficientes para des-

« truir la
« to así

fuerza de las propuestas dificultades. Ates-

mismo que dichos señores,
la

« tres «

de

ciencia de la Historia
patrias,

güedades

«
« «

dad á

los

y de las antigozan de gran fama y autoriojos de sus conciudadanos, no solo
la

por su erudición, sino por su sincero amor de

verdad y por

la

integridad de su vida. En. fé de

« lo

cual doi el presente atestado, escrito y firmado

«

por mi mano y sellado con mi sello. « Madrid dia 15 de Junio de 1884.
«

f Mariano Arzobispo de Eraclea
«

Nuncio Apostólico.
la

»

Continuó
en
acto al
la

el

Promotor de
el

Fé su

viaje hacia

Santiago, á donde llegó
el

8

de junio, exhibendo

Rico

Arzobispo D. Miguel Paya y carta del Cardenal Prefecto de la S. Congrela

Emo

gación de Ritos, en

que era presentado en nombre

de Su Santidad y se indicaba el objeto de su llegada. El Cardenal Arzobispo, con gran trasporte de alegria,

demostró su reconocimiento
enviarle

al

S.

Padre por
al
oficial

haberse dignado

en

persona

que con tanto aplauso
presentación Ritos
,

está al frente
la

de

la

re-

fiscal

de

S.

Congregación

de

para ocuparse en

la

terminación de tan

importante asunto. Al dia

siguiente

comenzó

el

Promotor de

la

el

examen

jurídico de los dos

canónigos delegados, D. Antonio López Ferreyro

i6i

y D. José Maria Labin,

varones respetables por

virtud y ciencia, y que gozan á los ojos públicos de óptima y honrosa reputación, los cuales vol-

vieron á repetir las pruebas ya presentadas en la

información que forma parte del proceso, á las que

añadieron nuevos argumentos en confirmación de
la

constante y unánime tradición sobre la presencia

del cuerpo

de

Santiago en

Compostela, de

las

varias alteraciones

que

sufrió

su sepulcro y de la
los

autenticidad

y autoridad

de
el

documentos ya

aducidos. Formuló luego

á los

Promotor y propuso dos canónigos diputados, algunas demandas
la

sobre las dificultades que hizo
ticular

Congregación par-

de los Sagrados Ritos y en la misma forma con que fueron propuestas á los ilustres peritos
Fita y Fernandez Guerra, y le dieron

P.

mui conpre-

cluyentes respuestas que disiparon toda dificultad

y contradicción. Practicó

lo

mismo aquel sagaz

lado con los peritos fisico-anatómicos D. Antonio

Casades y Rodríguez, Rector de la Universidad de Santiago y catedrático de química, D. Francisco Freyre Barreyros y D. Timoteo Sánchez Freyre
catedráticos de medicina en la

misma Universidad,

personas todas de profunda ciencia y religión; á las cuales, previo juramento que prestaron, propuso
otras cuestiones sobre la calificación, edad,
anti-

güedad y
sinópticos

clasificación

de los huesos hallados. Conproceso instruido

firmaron los mismos la exactitud de los cuadros

que exibieron en

el

l62

por

el

Cardenal Arzobispo sobre
los tres esqueletos,

los

huesos que

componían
hecha en

según

la clasificación

tres grupos,

y distinguiendo del mejor

modo

posible las partes respectivas de los

mismos

esqueletos.

No

dejaron, sinembargo, de modificar

y esplicar mejor su concepto sobre la composición
y conformación de aquellos huesos, su edad, sexo

y sobre la descomposición de algunos de ellos causada por la acción de la humedad y del tiempo,
y juzgaron que aquellos huesos pertenecían á tres individuos del sexo masculino, de edad de un tercio

de vida en su duración ordinaria
por

}'

de

tal

an-

tigüedad que no impedia remontarlos á los pri-

meros

siglos del cristianismo,

lo

cual no pa-

recía temeraria la creencia de

que dichos huesos

pertenecieran à los cuerpos del santo Apóstol Santiago y de sus discípulos. Declararon igualmente
los peritos

que

los

huesos habían sido depositados
en una caja de caoba divi-

según su

clasificación

dida en tres partes, y los huesos indeterminados

en otra caja y luego en un vaso de piedra. En el proceso instruido por el Emo Cardenal

Arzobispo habían declarado
sobre
los
el

siete testigos

jurados

acto y las circunstancias del hallazgo de
la tradición

sagrados cuerpos y de

constante sobre la existencia
sitio

popular y del sepulcro en el

donde se encontraron, siendo sus nombres

José Nartallo,
dalda,

Manuel Larramendi, Tomás CarLosada, Bernarda Várela

operarios, José

163

Agustina Méndez y Ramon Pereyro; de los cuales alguno había muerto ó estaba enfermo y los restantes fueron llamados á nuevo examen. Estos

no solo confirmaron

la

primera deposición sino

que entre

ellos José Nartallo,
la

que hicieron
mencionado
tor de la

Manuel Larramendi, escavacion, y José Losadas aña-

dieron las circunstancias de gran valor que
arriba.

hemos

Así, con estas nuevas indagaciones del Promo-

se obtuvo

una mayor
de
las

luz para

es-

clarecer los

argumentos que ya se habían aducido
la identidad

en favor de
los

sagradas reliquias,
la

añadiéndose nuevas pruebas, en particular
señales celestes que han

de

acompañado
divina
se

el

des-

cubrimiento

de

las
la

mismas sagradas
omnipotencia

reliquias

con los

cuales
otras

y dignó

también
cesos

vezes

acompañar

semejantes suse-

par
la

dar á los mortales un testimonio

guro de

autenticidad de las sagradas prendas.
practila

Dedicóse luego Monseñor Promotor á
car la inspección local de la capilla
Basílica Compostelana,

mayor de

de

la cripta,

obra romana,
hallado en
el

construida debajo, y del
ábside. El

sepulcro

Emo
acto,
las

Cardenal Arzobispo, con algunas

personas
tor

al

efecto escojidas,

acompañó

al

Promo-

en

tal

previamente
ronse
el

la noche del 9 Junio, cerradas puertas de la Basílica. Examináel

altar

mayor, situado en
;

medio, detrás

del cual está el ábside

la cripta

de debajo del


altar

164


el

formada sobré

la

roca viva; y en

plano

de

la

parte superior de la

misma que corresponde
lúculo

debajo del altar mayor,

el

cuadrado,
el

de

obra romana, que había contenido

arca marel

mòrea, voz típica española que significa

monu-

mento
en
ción,

sepulcral del cuerpo de Santiago. Viéronse

la parte inferior del suelo, y

como

continua-

los otros lúculos

en que habían sido sepulta-

dos los dos discípulos, Atananio y Teodoro, á los lados del Apóstol. La planta de la cripta y compartimiento de los
lúculos ofrecieron aclaraciones

importantes para deshacer no
y para la
rias

pocas dificultades

mas exacta
el

inteligencia de las

memocui-

históricas.

Pasóse finalmente á observar
sepulcro hallado en
el

dadosamente

sitio

del

medio y
y de
la

central hacia los dos puntos del ábside
capilla;

y perpendícularmente á la bóveda vieron pintada el Arca Santa y la Estrella, sím-

bolo principal del Santo Apóstol.
cubierta por

La boca estaba

una plancha de hierro pintada, figurando mármol y á manera de lápida de pequeño
túmulo; levantada por los albañiles, apareció
ción que habían hecho los
el

sepulcro igual en toda su estructura á la descrip-

canónigos
el

delegados.
sepulcro
los

Una

de

las

piedras que

componen
Los dos

es

de mármol semejante, ó mejor, igual á
encontrados
en
la

pedazos

cripta.

ladrillos

que
dos

cubrían la caja por la parte superior son iguales

á aquellos que forman los sepulcros

de

los

i65


romana
del siglo
el

discípulos y recuerdan la época

de oro, ó fabricados con aquella arcilla compacta

que convierte en color rojo
biques
laterales

cocimiento, seme-

jantes en todo á los ladrillos que forman los ta-

de

las

fábricas
;

romanas en

los

primeros tiempos del imperio

viéndose, por tanto,

claramente que estos ladrillos habian sido tomados
del antiguo lúculo sepulcral.

La

piedra que servia

de cubierta, tiene una tosca cruz encarnada, esculpida hacia un lado, y de tales dimensiones que
si

hubiera sido sobrespuesta exactamente á
la

la caja

de debajo,

hubiera cubierto perfectamente.
pues,

No

había,

duda alguna de que este

se-

pulcro fué preparado antes, dejándose abierta la
parte superior para colocar en ella á su

tiempo

dicha piedra, pero luego, por la prisa se omitió
el

correrla hacia la boca, ó no se pudo, y en sus-

titución

se cerró la boca con los dos

ladrillos

y

con

cal

preparada

al

efecto,

señales todas

evi-

dentes de una operación hecha precipitadamente.

Habíanse hallado sobre este sepulcro residuos de
fábrica y piedra de las

escaleras
la

por donde

se

bajaba

á

la

cripta

de

Confesión, y

también

roto el pavimento, obra de D.

Diego Gelmirez,
el

con cuyos datos tuvo que reconocer

promotor
co-opera-

que
rios,

el

arzobispo San Clemente

y sus

al

servirse de este material perteneciente al

lúculo primitivo de la cripta para construir el

muro

reconditorio de las sacras reliquias, quisieron dejar


ticidad
;

i66

à los venideros una señal indudable de su auten-

y también de que no habiendo sido construido el sepulcro para contener, como no podía,
tres esqueletos estendidos, se había

evidentemente

hecho para colocar en

huesos trasportados, y no esparcidos, sino recojidos en montoncito hacia
él

el

medio de

la

urna,

en

la

cual,

ya preparada,

fueron colocados los huesos, de gran veneración,

como

indican tantas precauciones.

No
el

pasó tampoco inobservado, como también
el

se habia tenido presente en

Proceso, que

en

fondo de

la

cavidad había bastante
flancos

tierra, pro-

veniente del derribo de los
sepulcral
cajita

de

la

obra
la

vecina.

En

este

fondo aparecieron
llave,

de caoba, cerrada con
tierra

y algunos vael

sos

de

con

cubiertas

movibles:

Emo

Cardenal Arzobispo declaró à Monseñor Promotor
de
la

Fé que dentro de

las

cajita

estaban las ha-

lladas riliquias y
das,

que en

ella

habían sido coloca-

después que los peritos (cuya relación existe
proceso diocesano)
las

en

el

habían clasificado y

lavado con alcohol para volverlas mas consistentes é

impermeables á

la

humedad. Pero haciéndose

ya tarde, y no permitiendo la humedad del sitio verificar allí el nuevo reconocimiento de los huesos,

fué necessario trasportar al palacio arzobispal

dicha caja con los vasos, que quedaron provisoria-

mente en

la

Capilla particular del

Emo

Cardenal
el

Arzobispo, de cuya custodia se encargó

mismo.

J


Mas
antes de salir
la

167


lugar

de

aquel

observó
en

el la

Promotor de
sepulcro,

Fé una pintura
la izquierda

existente

pared del ábside á
cuales ocupaban el
ciente

y junto

al

hallado
los
re-

que estaba cubierta de escombros,
sitio

intermedio entre

el

pavimento y aquel de mosaico que había sido roto para formar el sepulcro; y de cuya pintura
habia deducido
el

Canónigo Ferreiro una prueba
el fac-

digna de mucha consideración, presentando
símile.

Dijo
al

el

señor

Canónigo que

la

pintura

pertenecía

siglo

aquella época los
sea,

XVI, y por tanto no eran de escombros que la cubrían ó
,

que debió formarse mas adelante

el

sepulcro

hallado entre los escombros. Igual deducción debía
hacerse, añadió
el

delegado, sobre un Crucifijo de

madre-perla hallado también entre aquellos y perteneciente asimismo al siglo XVI. El promotor hizo
luego destacar un fragmento de
la cubierta

de
en

la

caja sepulcral y dos pedazos de ladrillo,

uno de

los
la

sepulcros de los dos discípulos, existentes
cripta,
el

y otro de uno de los ladrillos que cubrían
el

sepulcro hallado en

ábside, pareciéndole

mui

manifesta su idendidad de época por

masa y
días,

color.

Por mas que dichos peritos fisico-anatómicos
se hallasen

mui ocupados en aquellos
de
las

pres-

táronse, sinembargo, á hacer por tres vezes el exa-

men y

la apreciación

reliquias,

ya para

reconocer de nuevo los huesos otras veces analizados por lo mismos, ya para describirlos según


los tres
ticos,
}'a

i68


los

grupos diferentes en
fijar

cuadros sinóp-

y elementos, por último para resolver dudas que parecían
el

ya para

peso, color

resultar de sus

anteriores declaraciones.

Y

salió

á maravilla este reconocimiento de los huesos, por
las

doctas,

claras

y

seguras esplicaciones dadas
peritos á cada

por aquellos
Pero

ilustres
les

uno

de los

puntos que se
el

propuso.
feliz

coronamiento

que obtuvo
el

el éxito

de esta minuciosa inspección, fué

constatar que
se-

mientras entre los huesos compostelanos del

gundo grupo
mastoidea

del

medio

,

se hallaba
la

la

apófisis

izqitierda,

faltaba
el

apófisis

dereclia

de que

el

Promotor, para

debido confronto, ha,

bía traído la fotografia
tenia

de Pistoya
los

con

lo

cual

que reconocerse que
,

huesos del grupo
,

del

medio pertenecían
la partícula

por vía de esclusion

al

Santo Apóstol, de quien, portanto, se había destacado
del hueso temporal, regalada
así las

á san Atón, presentando
dente argumento
mostración

dos

el

mas

evi-

de su

respectiva
'

autenticidad.

Concluían, pues, los peritos
«

con irrebatible dede los Juiesos tem-

que en

nmgtmo

porales del lado izquierdo, hallados en el sepidcro
compostelano falta esta porción del lado izquierdo^

I

« In nullo

ex ossibus temporalibus

sinistri

lateris

inventis
;

in sepulcro

compostellano portio haec

sinistri lateris deficit

3ed

in latere dextro deficiunt partes mastoideae, eius voluminis,

quod

praedicta reliquia (pistoriensis) exhibet. »


alando en
deas,
el lado

109


Verificados estos
re-

derecho faltan las partes niastói-

y

faltan del mismo volumen que presenta la
de
Pistoya.

dicha reliquia

conocimientos, fueron los huesos

encerrados

de

nuevo en

la

misma

caja tripartita de caoba, cuyas
el

llaves retuvo

siempre en su poder
,

Emo

Car-

denal Arzobispo

con

la

custodia

de

la Capilla

en que fué repuesta, y de los vasos de tierra que contenían muchos fragmentos de huesos mezclados con la tierra sacada del

mismo

sepulcro.

Confirmaron de nuevo
su anterior juicio, y

los

canónigos delegados

Monseñor D. José Canosa De-

cano del Cabildo y Auditor que fué de la S. Rota en Madrid, diputado igualmente para tomar parte
en
el

proceso, emitió su gravísimo juicio con estas
'
:

palabras
«

Si tuviera^ solo por

mi

ciencia,

que emitir un

« juicio sobre la autenticidad de las reliquias halla« das,

vacilaría

por

cierto,

pues

la

7nateina

de

I

« Si ex

mea

scientia

reliquiarum iudicium ferré

tantum de authenticitate repertarum deberem, haesitarem utique, cum de

materia sermo sit, quam profiteor meae provinciae non esse. Attamen novi pro hac identitate plura scripsisse ac disseruisse collegas meas Canónicos l^abin et Ferreiro, quae quidem personae in

hac re maxime sunt competentes. Idcirco horum virorum auctoritatem

sequutus,

nil

omnino dubito asserere reperta ossa

in

sepulcro absidis capellae Compostellanae

esse revera Sancto la-

cobo eiusque
profiteor

discipulis tribuenda.

Hanc vero persuasionem meam

communem

esse

universo Capitulo Metropolitano, una

forte exceptione facta;

ducet,

quod immo Capitulum máximo sibi honori Ssmus D. N. Leo XIII decretum episcopale Apostolica auctoritate confirmet. Nec tanti faciendae sunt difficultates ex eo
si


« «

lyo


mi mcum-

que

se

trata,

confieso

que no es de

benda. Sé, sinembargo, que relativamente á tal

« identidad,

han

escrito

« legas «

canónigos

y disputado mucho inis coLabin y Ferreiro, personas comtales.

petisimas en astmtos
trazas

Por

lo

cual, siguiendo

« las
«

de estos señores,

no dudo en modo
los Imesos hallados

algtmo poder asegtirar que

« eit el sepulcro del ábside

de la Capilla Compos-

« telana,
« tiago

deben verdaderamente atribuirse á
sus dos discipidos.
es

San-

y

7nás añado, que todo el cabildo
;

« esta

mi persuasión
el si

común á
Cabildo
qtie

« Metropolitano, hecha qicizás nna escepcion
« « «

y que
el

por tanto piensa
ziii

será

para

gran

honor,

Ntiestro

Santísimo

Señor

Leon XIII

coiifirma con

Apostólica Autoridad
debe darse
ta7ito

« el «

Decreto Episcopal.
,

Ni

peso
ha-

á las difictdtades

especialmente nacidas de

« berse

encontrado algunos esqueletos ¡mmanos á los

« lados del

Altar Mayor, (pero que de

él distan

y

« entre el piso)

pues

qtie es

uno

solo qiden

ha pro-

praesertim

diictae

quod aliqua

sceleta

humana ad

latera maioris

arae (distantia tamen et ínter
nisi iinus est

humum)

fuerint reperta,

Nam

non-

qui liane difficultatem promovet, sine
;

aliquo ratio-

quae ad diluendam diffipro potiore ac hoc tantum sufficiat sanctiore ecclesiae parte semper absidem fuisse habitam. Cum itaque in centro absidis Capellae Compostellanae (in qua non solum
nabili
et caeteris omissis

fundamento
afferri

cultatem

possent,

:

Episcoporum ac Regum, sed ñeque Sanctorum Fructuosi, Silvestri et Cucuphatis corpora condi permissum unquam fuit), ossa in eius centro reperta nonnisi ad Apostolum lacobum eiusque discípulos
pertinere possunt. »


«
« racional, «

171


sin

movido esta dijìctdtad,
tanto que

fimdamento alguno
otros artales

dando de mano á

gumentos que podrían alegarse para disipar
es,

« dificultades, baste presentar U7to, esto

que siempre

« fué tenido el ábside por la parte

más privilegiada y

« 7nás
«
«

santa de la iglesia, tanto que jaínas se ha per-

mitido entelarar en el centro del ábside de la Capilla

Compostelana no solo

los

cuerpos de los Obispos y

«

de los Reyes, sino ni siqtiiera los de los santos Fruc-

« tuoso, Silvestre
« los htiesos

y

Cucufate ;

y

en consecuencia que

hallados en dicho centro no pueden pertestcs discípulos.

«

necer 7nas que al Apóstol Santiago y

Terminada por Monseñor Promotor de
con tan
le
feliz

la


que
de

resultado, la dificilísima misión
el

habia confiado
el
1

Sumo

Pontífice,
al

partió

Compostela

2

de junio, dejando

Emo

Car-

denal Arzobispo entre las dulzuras del mejor de
los consuelos

y

le dio

una señal indubitada, entre
:

gando á aquel Prelado, dos cartas
al

una

dirijida
la

S.

Santo Padre y otra al Cardenal Prefecto de Congregación de Ritos, asi concebidas:
Beatísimo Padre:
«

Desde

el

profundo de

mi corazón

,

doi a

<

Vuestra Celsitud las

mas rendidas

gracias, por-

Beatissime Pater
Gratias ago celsitudini Vestrae ex intimo cordis mei

quia Ínter innumerabiles curas quae sollicitudinem Vestram

172
« qiie
671

7nedio de los

inmtmerables cuidados que

« de dia

y

de noche agravaìi Vtiestra solicitud, no
los santos

« se

ha olvidado de

huesos del precla-

« risimo

Santiago Apóstol, hijo de Zebedeo,

y

pro-

« videnciahnente
«

ha enviado à

esta región occidental
,

de la

« la
«

España y de la Eíiropa tan lejana de Ciudad Eterna, un e special Nttncio qite con

ctddado

y

esttidio sÌ7tgulares,

termùiase brevemente

« la

grande causa de
los

la declaración de la identidad

« de «
«

Huesos del preclarísimo Apóstol, no ha
e7i

mucho hallados felizmente
Metropolitana Iglesia.

esta Apostólica

y

Gracias, pues,

Beatísimo
elocuenti-

« «

Padre
simo

,

gracias

respetidas

por

este

testimofíio

de Vuestra solicittid hacia mtes-

« tra tierra, «

hacia toda la

España y hacia nuestro

Patron.
non

die noctuque premunt,

est oblita

Sanctorum Ossium
Zebedaei, et provi-

praeclarissimi Sancti lacobi Apostoli

dentissime
niae
et

misit

ad hanc regionem occidentalem Hispa,

Europae

adeo

a

Civitate

aeterna

separatam,

specialem Nuntium,
finiret

qui singulari cura et studio breviter
declarationis
identitatis
in

magnam Causam

Ossium
Gratias

I

ipsius praeclarissimi
et

Apostoli,

nuper

hac Apostolica

Metropolitana
Beatissime

Ecclesia
Pater,

feliciter

inventorum.
iterum refero
sollicitudinis

igitur,

gratias

propter

hoc eloquentissimum
nostrum.

testimonium

Vestrae

erga nostram terram, universam Hispaniam et Patronum
Excellentissimus et Reverendissimus

Dominus Augu-

stinus Caprara a Beatitudine Vestra missus, diligentissime


« « «

173


señor Agustín

El

excelentísimo

y Rñio
Vites tra

Ca-

prara, enviado por

Beatíhid, diligentí-

sima

y

exactaiitente

ha cumplido su encargo. Todo
lo

« lo

ha investígado, todo
:

ha examinado

y

aten-

« tainente reconocido «
«

ttna

y

otra vez ha interrogado

a

los peritos

y

testigos ligados

por

el

juramento;

cuanto halló en el Proceso, no en algtm modo per-

fedamente cumplido, completó y validó, de modo qtie,

« segtin
« «

mi ptício, cuando

Jioi vitelve

a Ro77ta, lleva
Vuestra
qíie

consigo todo lo necesario

y

útil para qiie

Santidad, con aquella justicia y sabiduría de

« está

adornada, pueda prtidentisima^nente

y

sin

« vacilación

algtma pronunciar la tan ansiada deBeatísimo Padre, venga
tan
con-

« claracio7i. «
«

Vejiga, ptces.

el

esperado Oráctdo

para mcestro
explevit.

solaz,

para

et exactissime

munus suum

Omnia

perlustravit,

omnia examinavit, attente recognovit: semel atque iterum
peritos ac testes iuramento ligatos interrogavit: quidquid
in

Processu quocumque

modo non omnino
ita ut,

perfectum reperit,

complevit et firmavit,

secundum
Sanctitas

meum

iudicium,

quando hodie
portat
pollet

Romam
et et

revertendo
ut

petit,

omnia
Vestra,

secum
ea qua

necessaria

utilia

iustificatione

sapientia,
et

expectatissimam declaproferre

rationem
possit.

prudentissime

absque haesitatione

Veniat

igitur,

Beatissime Pater, veniat desideratissimum
fidei,

oraculum ad solatium nostrum, ad confirmationem

devotionis et pietatis huius religiosissimae civitatis, regionis,.

Hispaniae, universique orbis, qui omnibus christianis sae-


afirmación de la
fé,
« esta religiosísima
«

174


y piedad
de

de la devoción

ciudad, del pais, de

España,

de todo el universo orbe que en todos los siglos

« cristianos

y

sin interritpcion,

ha manifestado su
San-

« especialisima devoción « tiago.

hacia nuestro sajito

Conmigo

y por

tal fin suspira el Cabildo;

«por
« rio

esta causa el Clero

Metropolitano,

Semina-

Conciliar,

todo el Clero diocesano, las Reli-

« glosas,

están elevando incesantemente à Dios sú-

« plicas
« « el

y

oraciones.
si.

Venga,

Beatísimo Padre, venga sin retardo

deseado Oráctdo, que de Vtcesta Beatitud ins-

« tantemente, « ins tafite, « «

mui

instantemente,

en sttmo grado

todos imploramos.
le

Y

7nientras

esperamos, dígnese

Vtiestra

Beatitud recibir benévolamente la nueva dennosde obediencia, de amor, de adhesión, de

« tracion

culis

specialissimam

devotionem erga Sanctum lacobum

nostrum indesinenler manifestavit. Pro hoc mecum suspirant Capitulum, hoc et Clerus Metropolitanus, Seminarium
Conciliare, universus Clerus Dioecesanus et Sanctimoniales,

pro hac Causa ad
elevantes.

Deum

incessanter

preces et orationes

Veniat

igitur,

Beatissime Pater, veniat sine mora desiinstanter,

derátum oraculum, quod a Beatitudine Vestra
instantius,

instantissime expostulamus.

Et

dum ipsum
accipere

speramus,

dignetur Beatitudo Vestra
obedientiae,

benevole

novam

demonstrationem


«

175

gratitud hacia la amadísima y queridísima Digni-

«

dad y Persona
«

Vtcestra.

Compostela, dia
«

12 de Junio, año 188^.

Beatísimo Padre:

«

à

los pies

de V. Sa?itidad, humildemente postrado,

« Migííel,

Card. Paya, Arzob. Compostelano.

»

«

Eminentísimo

y

Reverendísimo Señor:

«

Con gran gozo de mi corazón
de amor, por maiio del

y profunda
carta,

« gratittcd recibí el

8 del corriente su

tan

« Ilenia
«

Exmo y Rmo

señor

Agíistin Caprara, dignísimo Promotor de la Fe,

« llegado el
« ella

mismo día á

esta ciudad,

Háce^ne en

Vuestra Eminencia

mtd

cierto de la vivísima

amoris, adhaesionis et

gratitudinis

erga amatissimam et

dilectissimam dignitatem et

Personam Vestram.
lunii, ann.

Compostellae, die 12

1884.

Beatissime Pater

Ad

Sanctitatis Vestrae PP.

H.

P.

Michael Card. Paya Archiepisc. Compostellanus

Eme

ac

Rme Domine

Octavo die currentis mensis accepi magna cum cordis
mei laetitia et profunda gratitudine litteram tuam amoris plenam per manus Excellentissimi ac Rmi Domini Augustini

Caprara, dignissimi Fidei Promotoris, qui
illa

eodem

die

ad istam civitatem pervenit. In
Eminentia Vestra vivissimae

me

certiorem facit

sollicitudinis Sanctissimi

Do-


« solicitud
« «

lys


Padre próximo término y

de Ntiestro Señor el Santísimo
el feliz

Papa Leon XIII por
y

de la cansa para declarar la identidad de los
las Reliquias de nuestro glorioso Santo

« Htiesos
«

Santiago Zebedeo

y de

sus dos discípulos, poco há

«
«

hallados en esta Santa Apostolica Metropolitana,

guiando la Providencia; y por

lo

que muí sabiamente

«
«

dispuso Vtiestra Eilia que el citado ExiÍzo Señor

Agustín Caprara viniera á Nos con pleiiísimas fa-

« cultades para «

dar

la última maiio

efi

la ctiidadosa

y pe7^fecta
«

terminación de dicha celebérrima causa.
la vivísima

Fáltanme palabras para espresar

«

alegría de

mi corazón y de

los

canónigos de esta

A-

« postólica Metropolitana

y

de todo el Clero

y pueblo

« diocesano,
«.

nacida de esta gratísima y

muí hono7Hfica

decisión de la Sede Apostólica,

pues firmísimamente

esperamos

qtie

por

este

camino tengaci pronto feliz

mini Nostri Patris Leonis XIII pro

felici

el

próxima
et

ter-

minatione Causae ad declarationem identitatis Ossium et

Reliquiarum gloriosi Nostri Sancti lacobi Zebedaei

duo-

rum discipulorum suorum nuper

in

hac Sancta Apostolica

Metropolitana, Providentia duce, inventorum; propter quod
sapientissime decrevit supradictum Excellentissimum

1

Domifa-

num Augustinum Caprara ad
cultatibus ad ultimam

nos venire plenissimis

cum

adhibendam manum pro accurata et perfecta conclusione iam dictae celeberrimae causae. Desunt mihi verba ad promendam vivissimam laetitiam mei cordis nec non Canonicorum huius Apostolicae Metropolitanae,

totiusque Cleri

et populi

dioecesa-


« chos « la

177


pues por 7mt,

« éxito nuestros vivishnos deseos. / Viva,

años Nuestro Santísimo Padre!

¡

Viva también
/

dignísima persona de la Em^inencia Vuestra !

Y

« vivan todos los cooperadores de tan
«

gran obra /

«

Como era propio de mi oficio, honré hospedando en m.i casa, con stimo gozo de mi corazón y sentide gratitud al indicado señor Caprara, tan
lleno de méritos, recibiéndole

€ mietilo « digito
« liar «

y

como unfami-

amado huésped y no omitiendo nada pay ra que cuanto antes y lo mas perfect amerite posible,
7nui

« llevase

á término su obra. Bien Imbiera qtcerido

« tenerle
« sin €
ii

por nmchos días conmigo, pero, pues que vuelta, aunqite con cesa?"" me insta por su
le

pena,

dejaré ir

vientemente

á la

mañana y quedo rogando ferprovidencia del Señor y a su
Vos con
felici-

«

gloriosísimo Apóstol que vuelva á

«

dad y

alegría.

norum ab hac gratissima
ramus
in

et honorificentissima

Apostolicae

Sedis decisione profluentem; ista enim via, firmissime spe-

próximo esse felicem finem vividorum nostro-

rum desideriorum. Vivat igitur ad multos annos Sanctissimus Pater Noster! Vivat etiam dignissima Persona Eminentiae Vestrae! Et vivant omnes cooperatores tanti operisi Ut mei muneris erat, domum meam honoravi máximo cum cordis mei gaudio et gratitudinis sensu, dignissimum et meritissimum Dominum supradictum Caprara,
in

ea

tanquam familiarem
deesset

et

valde dilectum
ipsi et

hospitem
nihil

recipiendo,

et.constanter adlaborando ut

om-

nino

ad

suum opus quantocius

perfectissime


«

178


ruego con afán á

Cuando

llegue la ocasión,

«
«

Vtiestra Einme7icia que ofrezca á

Nuestro Santísimo

Padre los
qíLe «

sentimientos de amor, gratitud y obedien-

« eia

humilde
lo

y

mtii amanteínente le presento.

Y por

qice toca

á Vites tra Eminencia,
recobrada salud é

me

«

alegro en es tremo de

síí

igítal-

« m^ente beso síís «

manos con reverencia y sumo

afecto.

Compostela, dia ii de Junio, año 1884.

« «

De

Vuestra

Ema Rma
»

mui
«

humilde, afeccionadisimo verdadero servidor,

Miguel Card. Paya, Arzobispo Compostelano.

perficiendum. Ipsum vellera per plures dies apud
tiñere;
ast,

me

re-

quoniam indesinentur

instat

pro suo regressu,
die,

quamvis aegre, eum dimittam crastina

providentem

Dominum

eius quegloriosissimum
feliciter

Apostolum ferventer degaudenter perveniat.

precando, ut ad Vos

et

Occasione data

Eminentiam Vestram enixe rogo ut

dignetur Sanctissimo Patri Nostro amoris, gratitudinis et
obedientiae sensus humiliter et peramanter oíferre.

Et quod ad Eminentiam Vestram attinet, gaudeo quamplurimum pro salute recuperata, simulque manus vestras
reverenter ac peramanter deosculor.

Compostellae, die 11 iunii ann.

1884.

Eminentiae Vestrae

Rmae
et

Humillimus

devmus servus verus

Michael Card, Paya
Archiepiscopus Compostellanus.


Desde Santiago
peritos P. Fidel Fita

179


Madrid Monseñor Prolos ilustres

volvió á

motor para conferenciar de nuevo con
y

D. Aureliano Fernandez

Guerra sobre cuanto se habia hecho en Compostela, á lo que plenamente se asociaron por medio del
siguiente parecer^: «
« «

Creemos que debemos añadir

que examinado ya tan cuidadosamente todo,

puede

el juicio

Episcopal ser confirmado por la

« S. «
«

Sede, y además también, por los argumentos

que con tanta claridad y exactitud ha presentado el Rmo señor Arzobispo de Valladolid,

« antes

Obispo de Oviedo, que producen

tal

certeza
»

« moral,

que parecen no dejan mas que desear.
opinion, añadió también la suya el
^:

Y á cuya

mñsmo

señor Arzobispo en estos términos

«
,

Confirmo en

« anteriores, «

todo y por todo, plenisimamente mis escritos y solo creo del caso declarar y ampliar,

en esta forma, íntimamente persuadido,

la
:

conque,

« clusion
«

contenida en mi segunda relación

á mí juicio, los

argumentos aducidos, no solo
iudicium

1

«

Addendum

credimus, re accuratius perpensa,

episcopale ratum haberi posse a Sede Apostolica, etiam ob arguVallisolet.

menta adeo luculenter, solide, atque adamussim a Rev. Archiep. iam Ovetensi, expósita, ita ut moralem certitudinem cum portendant, videantur etiam nihil amplius desiderandum relinquere. » 2 « Pienissime in omnibus et per omnia relationes olim a me

solummodo conclusionem in secunda relatione contentam ex intima persuasione ita declarare, et ampliare censeo; argumenta aliata, meo indicio, sufficientia esse non solum pro decreto
scriptas confirmo
;

episcopali

iam

edito,

sed etiam pro confirmatione eiusdem decreti

a S. Sede facienda. »


«

1

8o


también para

son suficientes para

el

valor del Decreto Episco-

« pal « S.

ya publicado,

sino

que
»

la

Sede haga

la

confirmación del mismo.
el

Pasando enseguida

Promotor desde Madrid,

por Zaragoza y Barcelona, fi.ié directamente otra vez a Pistoya, en interés siempre de la Causa, y
regresó á
tró

Roma

el

22 de Junio, donde se enconel

con

la

siguiente carta que

Cabildo Metro-

politano le rogaba, presentase á
«
«

Su Santidad

:

Beatissimo Padre:

«

Desde que en el año precedente i883fijeron sometidos al supremo é infalible juicio de Vuestra
Santidad las Actas con
la

« « «

sentencia del
la

Emo

y

Rmo
de

Arzobispo de Compostela sobre

identidad

Reliquias del Beato Santiago Apóstol y « sus discipulos Teodoro y Atanasio, creció en el
las
« clero
«

y pueblo de

las

Españas en cuanto tuvieron
ya vehementísimo, de

de

ello noticia, el deseo, hoi

Beatissime Pater

Ex quo anno
octogésimo
tertio,

antecedente millesimo

octingentesimo

Acta una cum sententia Eminentissimi
di-

ac Reverendissimi Archiepiscopi Compostellani super identitate

Reliquiarum Beati lacobi Apostoli, suorumque
et

scipulorum Theodori

Athanasii

supremo

et

infallibili

Sanctitatis Vestrae indicio submissa fuere, in
clero et populo,

Hispaniarum

ad quos rerum
dies

notitia pervenit,

maximo-

que

crevit

in

desiderium

hodie

vehementissimum,

quantocius obtinendi
piscopalis,

a Sanctitate Vestra decreti Archie-

praedictarum Reliquiarum identitatem asseren-


« «
«

i8t


la

obtener sin dilación de Vuestra Santidad

ple-

nísima confirmación del Decreto Archiepiscopal

sobre

la

identidad de dichas reliquias; por que total pontificia

« «
«

dos están persuadidos de que

decisión

ha de promover desde luego la gloria de Dios Óptimo Máximo en el culto y veneración de los
Santos, de cuyos restos se trata; ha de producir

«
« «

un grande honor y
postela con las

incremento y otros bienes de precio inestimable á la Iglesia de Comespiritual

«

demás de España y
los fieles
los

rellenar de

« inefable «

gozo a todos
lo cual la

de Cristo.
el

Por

esponentes que componen

«

Cabildo de

citada Iglesia Compostelana

su-

« plican
« la

mui encarecidamende á Vuestra Santidad

sentencia definitiva, tan deseada

« al

y proficua catolicismo, y besan humildemente los Pies

tis,

plenissimam confirmationem. Omnibus enim persuasum

est

huiusmodi Pontificiam decisionem Dei Optimi Maximi
in

gloriam
exuviis

cultu

et

veneration Sanctorum,

de quorum

agitur,

imprimis promoturam, Ecclesiae Compospiritualem

steUanae caeterisque Hispaniae, ac ipsimet universali, ma-

gnum honorem,
inaestimabilis

proventum

,

aliaque

pretii

bona allaturam, cunctosque Christi fideles inenarrabili gaudio repleturam fore. lam, idcirco, optatam,
rei

tamque

catholicae

proficuam

definitivam

sententiam

enixe a Sanctitate Vestra exposcunt oratores, qui, Capi-

tulum praenominatae Ecclesiae Compostellanae efformantes, pedes Sanctitatis Vestrae humiliter deosculantur, quique

ad Limina Beati lacobi Apostoli,

sicut in praesentiarum,

nunquam rogare

cessabunt, ut Omnipotens

Deus per

plu-


« «
«

182


al

de Vuestra Santítad quienes jamás dejarán, como

no dejan, de rogar junto
Santiago Apóstol, que
el

sepulcro del Beato

Dios Omnipotente se

« «

digne conservar por largos años, y en la eternidad salva y sana la preciosísima vida de VuesSantidad.

« tra

«

Compostela 13 de Junio del año 1884. « Beatísimo Padre
á los Pies de Vuestra Santidad

«

humildemente postrados
(Siguen las firmas

»
el

como en

original latino).

rimos

annos

et

in

aeternum postea
ann.

sartam tectamque

Sanctitatis Vesírae pretiosissimam vitam servare dignetur.

Compostellae, die 13

lunii,

1884,

Beatissime Pater

ad PP. Sanctitatis Vestrae Humter. provoluti
losephus María Canosa Decanus

Michael Hidalgo Scholae Praefectus
Dionysius Lopez Thesaurarius

Antonius Lopez Ferreiro Canonicus
losephus Maria Labin Canonicus Doctoralis
Avelinus Rodríguez et Várela Canonicus
Enricus A. de Zurna Canonicus
Petrus Seízas Canonicus et Vicaríus Generalís

losephus Nuñez Canonicus

losephus Ferdinando Quiroga Canonicus
losephus M. Portat Son Canonicus Theologus

Ricardus Rodericus a Blanco Canonicus

Angelus Chamorra Canonicus
losephus Maria Martínez Canonicus

Anselmus

Villoría

Mareon Canonicus

Secret. Capítul.


tífice

183


Sumo
Ponel

Puéstose sin demora à los Pies del

Monseñor Promotor de
la

la

Fé y dádole
la

descargo de
cibió la

misión que

le

habia confiado,

re-

orden de presentar por escrito á
de

Conso-

gregación particular de Ritos, á que estaba

metido de todo

el juicio

la

causa,

una relación exacta

operado y dar las oportunas esplicaciones á las dificultades que la misma habia prolo

puesto, según su mente. Llevado á cabo y puesto en orden este trabajo, se reunió nuevamente la

Congregación particular en
dia
la
«

la

Sala Vaticana

el

19 de Julio de

1884 y propuéstose de nuevo
si
'

duda por

ella

formulada de

«

Ha

higar

à que sea eonfirmada

la sentencia

pronunciada

« poi^ el
« « «

Cardenal Arzobispo Compostelano sobre la

identidad de las Reliquias que han sido halladas
en el centro del àbside de la Capilla

Mayor

de la

misma Basilica Metropolitana y
al santo Santiago el

qtte se atribtiyen

« «

Mayor y á síís disciptdos Teodoro y Atanasio » los Emos Padres Carde-

nales

y los Prelados Oficiales, después de larga, severa y doctísima discusión, respondieron: Afir-

mativamente ó que debe ser confirmada la sentencia.
« An sententia lata a Cardinali Archiepiscopo Compostelde identitate reliquiarum, quae in centro absidis sacelli maximi Metropolitanae eiusdem Basilicae repertae sunt et sancto lacobo Malori Apostolo, eiusque discipiilis Athanasio et Theodoro tribuuntur, sit confirmanda in casu, et ad eftectum de quo
I

lano

agitur

?

»

« Affirmative, seu sententiam esse

confirmandam. »


de Ritos hizo à
la
fiel

1

84


la

El Cardenal Prefecto de

S.

Congregación

Santidad de
relación

Nuestro

Señor
habia
el

Leon XIIÍ una
tratado en
la

de cuanto se
particular

Congregación

sobre

mérito de esta gravísima Causa y de la sentencia

por aquella pronunciada; y sabido que se hablan cumplido exactamente la prescripciones de los sa-

grados Cánones y las Constituciones Pontificias que en tales juicios deben observarse, confirmó la sentencia

de

la S.

Congregación con su Apostólica Auto-

ridad, y ordenó

que con especial Decreto se
día

hiciese

la publicación el

25 de
la

Julio, fiesta del

santo

Apóstol Santiago, en
ñoles de Santiago

Iglesia nacional de los Espa-

y

santa

Maria

de Montserrat.

Y

para que acto tan imponente se llevase á
el

cabo con
señor

debido decoro é inusitada pompa,

dis-

púsolo todo próvidamente

Don

Silvestre

el limo y Rmo MonRongier Fullerad, celosísimo

Rector de aquella
tado

Iglesia, el

cual había ya pres-

importantes

servicios

para

la

dilucidación

del tan delicadísimo asunto de la Causa.

Con

es-

traordinaria concurrencia de
aniversarios,

fieles,

como en

iguales

aunque de publico se ignoraba el motivo principal de la Fiesta, celebró la Misa Pontifical

el

Exino é limo Monseñor D. Elias Bianchi,
titular

Arzobispo

de Nicósia, y en otro tiempo encargado de asuntos de la Santa Sede en España,
Prefecto de la S. Congregación de Ritos, los mon-

asistiendo desde la Tribuna Diplomática el Cardenal


Caprara,

185


S.

señores D. Lorenzo Salvati, secretario, D. Agustín

promotor de

la

Fé,

D. Luis Lauri,

asesor y subpromotor y D. Juan Ponzi, substituto;

y en

el

presbiterio D. Silverio de Baguer, primer

Embajada cerca de la S. Sede en Exmo señor Marqués de Molins, ausente de Roma, con todo el personal de la misma Embajada. Después del Evangelio, y tomada la
secretario de la

representación del

oportuna venia del Card. Prefecto, Mons. Rongier
entregó á Monseñor D.
oficial

E'.stanislao

Maria Canori,

de

la

secretaria de Ritos,

un ejemplar im-

preso del Decreto, y le acompañó al pulpito preparado al efecto en el presbiterio, para que le leyera,

como
de

lo efectuó

los fieles.

en medio del entusiasmo y gratitud Después de la lectura, distribuyéronse

copias elegantemente impresas á todos los convi-

dados, y

el

portero de Ritos Antonio

Coppa

colocó
sitio

dos á

las

puertas de la Iglesia y uno en cada

de

costumbre en Roma.

Y

enseguida, por encargo del

Emo

Prefecto, telegrafò

Monseñor Rongier

la an-

siada noticia al

Emo

Cardenal de Santiago, que

entre la alegría indescribible de los Compostelanos,
inspiró

El Libredon,
el

valiente

campeón

católico de

Santiago,

siguiente entusiasta artículo.

Telegrama.

Roma
«

25

8,

10

mañana

Publicado

Ínter

Missarttin solemnia Iglesia

española Monserrat decreto aprobando sentencia so-


denal Bartolini.
« «
«

i86

bre identidad cuerpo Santiago, envió carta.

— Carfian-

Al

fin

es ya

un hecho

lo

que constituía
bajo
el

dadísima esperanza. Al
gloriosísimo
del

fin

Pontificado

«
« «
«

Cardenal Paya y Rico vuelve Compostela á venerar aquellos restos
Sr.

Emmo.

sobre los cuales edificó

la

de Alfonso

II

el
fin

Casto
en
el

el

templo del

Apóstol Santiago. Al

último tercio del siglo

XIX, en medio de
maléficos
la

«
«

una atmósfera saturada

de

errores

vuelve á brillar en Compostela

brillante luz

«

que guió á nuestros padres en

los días felices

de

« la « «

Reconquista y formó aquella generación de sabios y de santos que hicieron del Campo de
Estrella la ciudad primera de Galicia y

una de

« las

más

gloriosas de España.
al

«
«

Gloria

eminente Purpurado cuyo nombre

«

más grande y popular triunfo de nuestros días, á la más pura gloria de Composse asocia al

« tela

en

la

edad moderna,

al

principio de nues-

« tra « « « « «
«

verdadera regeneración.
Cinco años de constantes estudios, de percrítica,

severantes afanes, de concienzuda

prepaá

raron la decisión solemne y autorizada
se refiere el telegrama

que

«

qua va al frente de este número, y que trasmitió una noticia que ha corrido como el rayo de un extremo á otro de la población enardeciendo los ánimos y
entusiasmo de
la

« el

verdaderos hijos de San-


« tiago,

187


que

que aplauden y bendicen á su dignísimo
es posible expresar los sentimientos
la historia

« Prelado.
«

No

«
«

forman época en

de Santiago,
el

ni

medel

nos expresar con exactitud

entusiasmo

«

pueblo compostelano. Quédese para momentos

«
«
« « « «

más

tranquilos y desahogados señalar los ante-

cedentes de este hecho, dar cuenta de los minuciosos trabajos realizados,
indicar los funda-

mentos sólidos de esta restauración grandiosa,
y referir minuciosamente lo que ha ocurrido desde el año de 1878 en que los trabajos comenzáron.
«

«

Por hoi nos limitamos á exponer, en nombre

«

del pueblo de Santiago, el sentimiento

que nos

« «
« «
«

embarga por

este fausto acontecimiento y enviar
al

nuestras entusiastas felicitaciones

ilustre hijo
la

adoptivo de Galicia que rige los destinos de

Diócesis y que tantos dias de gloria prepara á la ciudad compostelana. »

aquí ahora

el

testo de tan ansiado y aplau-

dido Decreto:

Entre los santuarios más célebres, que todos
los fieles

veneran con mayor devoción
et

,

en

todo

Decretum Hispaniarum

Compo stellari.
quae
in toto

Celeberrima ínter Sanctuaria,

terrarum

Orbe a

Christifidelibus

maxima coluntur

veneratione, sacri-

Orbe, y son visitados por sagradas peregrinaciones en cumplimiento de votos, y que las consel

tituciones de los

Romanos
el

Pontifices tienen en igual

honor, sobresale
el

nobilísimo Sepulcro de Santiago
la

Mayor, Apóstol, en

Ciudad de Compostela de
después
de haber sido
sepul-

España, á donde fué trasladado desde Jerusalem
su Sacratísimo

Cuerpo

,

degollado por
cro,

mandado de Herodes. Este
los
siglos,

á través de todos

ilustrado

por

obra divina con innumerables prodigios y salvado

de

la

arábiga invasión y

otras

calamidades que
el

sufrió la

España, fué siempre tenido por

más

poderoso auxilio de esta Nación. Por esta causa
este preciosísimo tesoro fué custodiado con toda

seguridad, y en

el

siglo

XVI, separado

del anti-

guo
la

sitio

por cuidado del Arzobispo, á causa de
,

irrupción de los ingleses

que abjurada

la fé

sque frequentantur peregrinationibus solvendi voti causa,

quaeque
tur

Summorum

Pontificum constitutionibus parí habenpraefulget Sepulcrum Sancti Urbe Compostellana Hispania-

honore,

nobilissimum

lacobi Maioris Apostoli in

rum, quo delatum est eius sacratissimum Corpus ab Hierosolymis postquam, Herode iubente, gladio
fuit

percussum.

Sepulcrum huiusmodi per
occupatione,

tot saecula innumeris divina

ope

illustratum prodigiis, illaesumque servatum

tum

in

Arabum
veluti

tum

in alus

temporum

calamitatibus, quibus
fuit

Hispaniae extitere

obnoxiae,

habitum semper
munitus
fuit

praecipuum Nationis huius praesidium. Hac de causa thesaurus
iste pretiosissimus tutissima

custodia,

et saeculo

decimo sexto decurrente ob Ang-lorum incur-

1


católica,

i89


españolas

invadieron

las

regiones

con

ánimo de llegar hasta Compostela, para arrebatar
y destruir principalmente aquel Sepulcro, fué ocul-

tado en tan secreto lugar, que los

fieles

hubieron
si-

de ignorarlo completamente en los siguientes
glos.

Sin embargo, estos conocían ciertisimamente
la

por

historia

que

los

sagrados
la

dones

nunca
la

habian sido separados de
Basílica

Capilla

mayor de

Compostelana, y al mismo tiempo por permanente y constante tradición hasta nosotros
conserel

tenian la persuasión de que aquellos se

vaban aún en

ábside

de dicha

Capilla.

Mas

como el actual Arzobispo Compostelano Emmo. y Revmo. Sr. Cardenal Miguel Paya y Rico haya
trabajado desde algunos años há
ración de esta Basílica,
tal

por

la

restau-

maduró en su mente con
el sitio

ocasión
qui,

el

piadoso consejo de buscar
eiurata
fide,

sionem,

Catholica

Hispánicas regiones
praecipue

pervadentes, Compostellam adire conLendebant

ad illum abripiendum
loco, ut sequioribus

et

disperdendum, e veteri custodia
prorsus a Christifidelibus

Archiepiscopi cura remotum, adeo secretiori reconditum est
saeculis
ille

ignoraretur.

Hi tamen ex

historia certissime noverant sacra

Pignora nunquam e Maiori BasiHcae Compostellanae Sacello
fuisse

amota, simulque ex iugi

et constanti

ad nos usque

traditione persuasum habebant in praedicti Sacelli
illa

Abside

adhuc

servari.

Cum autem

hodiernus Archiepiscopus
et

Compostellanus Eminentissimus

Reverendissimus Domi-

nus Cardinalis Michael Paya y Rico nonnullis abbine annis egregiam posuisset operam pro instaurationeBasilicae huius,

I90


los

en que permanecian guardados

Sepulcros de

Santiago Apóstol y sus discípulos Atanasio y Teodoro. Para conseguirlo y bajo la dirección de ilustradísimos
varones,
constituidos
,

en

eclesiástica

dignidad y por él elegidos fué investigado por los operarios debajo y á los lados del altar mayor,

todo

lo

mas
el

recóndito de

él;

pero

el

resulel

tado no fué lisongero. Finalmente, abierto

pa-

vimento en
detrás
del

centro

del

ábside

de

la

Capilla,

altar

mayor, fué hallada
ladrillos,

una

arca

hecha de piedras y
El

en que existían hueviril.

sos pertenecientes á tres esqueletos de sexo

Emmo.

rido el

y Revmo. Cardenal Arzobispo, requeparecer de peritos ilustres, instruyó sobre
él,

aquellos canónicos proceso, inquiriéndose en

si

en estos huesos hallados constase
los

la

identidad de

cuerpos de

Santiago

el

Mayor, Apóstol, y

hanc nactus occasionem pium
silium, reperiendi
scilicet

in

sua mente maturavit con-

locum, in quo tecta manebant

Sepulcra Sancti lacobi Apostoli, et Discipulorum eius Athanasii et

Theodori.

Ad

id

assequendum dirigentibus

viris

peritissimis, et in ecclesiastica dignitate constitutis
selectis,

ab ipso

omnes ab

operariis

investigatae sunt subtus et
:

circum altare maius latebrae
processit.

sed labor haud prospere

Demum
confecta,

in

centro

Sacelli

Absidis retro altare

maius, eífosso pavimento, inventa est arca ex lapidibus et
lateribus
in

qua extabant ossa ad
Super
his

tria sceleta

sexus
et

virilis pertinentia.

omnibus Eminentissimus

Reverendissimus Cardinalis Archiepiscopus, exquisitis

illustrium peritorum sententiis, processuales condidit tabulas;


todo
lo

191


Y
considerado
juicio

SUS Discípulos Atanasio y Teodoro.

que era de considerar, pronunció su
Por último,
á
el

afirmativo.

Emmo. y Revmo. Arzo
procesales

bispo

envió

Roma

las actas
al

y su
del
la

sentencia, para

sujetarlas

supremo

juicio

Sumo
Señor

Pontífice,

y confirmar su sentencia con

Autoridad
el

Apostólica.

Mas Nuestro

Santísimo

Papa Leon XIII comisionó para tratar este gravísimo asunto á un Congreso especial de la Congregación de Sagrados Ritos. La cual celebrada en
el

Palacio del Vaticano en el dia 20
corriente

de

Mayo
et

del

año dio esta respuesta:

Dilata

venía dilucidar

ad mentem ; y la mente fiaé que conmás claramente algunas dificultades
Nuestro Santísimo

de mayor importancia. Para que esto se hiciera
con facilidad
,

Señor envió a

Compostela

al

Reverendo Padre Maestro D. Agusiis

inquisi'tumque est, an in
identitate

ossibus repertis constaret de
lacobi
et

Corporum Sancti

Maioris

Apostoli et

Discipulorum eius Athanasii

Theodori? Et consideratis
affir-

omnibus, quae consideranda erant, suum pronuntiavit

mativum iudicium. Dein acta processualia sententiamque suam Eminentissimus et Reverevdissimus Archiepiscopus ad Urbem misit, ut supremo Summi Pontificis iudicio
subiicerentur, sententiaque sua Apostolica Auctoritate con-

firmaretur.

Sanctissinius autem Dominus Noster Leo Papa XIII gravissimum huiusmodi negocium peculiari Sa-

crorum Rituum Congregationis Coetui pertractandum
misit.

re-

Quo

habito ad Vaticanas Aedes die
est:

xx

maii anni
et

huius,

responsum datum

Dilata

et

ad mentem;

192
tin

Caprara, Promotor de

la

Santa

F'é,

para que
cada

inspeccionase, inquiriese

y

refiriese

toda y

una de

las cosas.

Vuelto á

Roma
el

cumplió egrerelación.

giamente su deber, dando exactísima
cu}'a causa,

Por

reunido de nuevo
el

mismo Congreso
año
sen« Si la

en

el

Vaticano

dia 19 de Julio del presente
la

de 1884, fué propuesta
« tencia

pregunta;

«

Eminentísimo y Revmo. zobispo Compostelano sobre la identidad de
el

dada por

Sr.
las

Ar-

Re-

« liquias

que fueron halladas en

el

centro del ábside
Basílica

«

de

la Capilla

Mayor de

la

misma

Metropo-

« litana «

y se atribuyen al Apóstol Santiago el Mayor y á sus Discípulos Atanasio y Teodoro, ha de confirmarse in
casti,

«

y

al efecto de que se trata.

»

Tanto

como
mens

los

Emos. y Revmos. Padres Cardenales, Prelados Oficiales, discutido y examinado
los

fuit,

ut nonnullae difficultates gravioris

momenti

luci-

dius enuclearentur.

Quo

facilius id

praestaretur a SanctisP.

simo Domino Nostro missus
singula inspiceret,

est

Compostellam R.

D.

Magister Augustinus Caprara Sanctae Fidel Promotor, ut
inquireret, et referret.

Romam

reversus

accuratissima relatione muneri suo egregie

satisfecit.

Qua-

propter iterum iisdem collectis Comitiis ad Vaticanum die XIX
iulii

vertentis anni

«

An

sententia lata ab

MDCCCLXXXIV, ad propositum dubium: Emo et Revmo Domino Archiepiscopo
in centro

Compostellano super identitate Rliquiarum, quae
Absidis Sacelli Maioris Metropolitanae eiusdem

Basilicae

repertae sunt, et Sancto Apostolo lacobo Malori, elusque
Discipulis Athanasio
et

Theodoro

tribuuntur,

sit
?

confir-

manda

in casu

,

et

ad effectum de quo agitur

»


con madurez
mente, esto
el
es,

193


»

asunto, respondieron: « Afirmativa-

que la sentencia debia confirmarse,
fiel

Hecha por último

relación

de ésto por

mí infrascripto Cardenal, Nuestro Santísimo Señor RATIFICÓ la sentencia de la S. Congregación
y la CONFIRMÓ

con

su

Apostólica Autoridad.

Y

mandó que de este Decreto se expidiesen Letras
Apostólicas sub plumbo.

el

Dia 25 de Julio en la Fiesta de Santiago Mayor, Apóstol, año de 1884.
,

D. Cardenal Bartolini Prefecto de laS. C. deR.
L.

>^S.
_

Lorenzo

Salvati,

Secretario de la S. C. de R.
telegráfico,
el

Según

el

aviso

Emo

Cardepara

nal Prefecto se apresuró en el
satisfacer sin

mismo

dia,

demora

la

completa tranquilidad del

Purpurado de Compostela, á enviarle copia auténtica del

Decreto, con Carta de Participación, que
et reverendissimi Patres Cardinales,

Tum eminentissimi
tum

Praelati Officiales, re

matura discussa

et perpensa, re-

sponderunt: Affirmative, seu sententiam esse confirmandam,

Facta vero de
fideli

iis

per

me

infrascriptum Cardinalem

relatione, Sanctissimus

gregationis

Dominus Noster Sacrae Consententiam ratam habuit, et sua Auctoritate Apo.

stolica confirmayit

Mandavitque ut de hoc Decreto expedi,

rentur Litterae Apostolicae sub plumbo. Die

XXV

iulii

in

Pesto S. lacobi Maioris Apostoli, anno

MDCCCLXXXIV.

D. Cardinalis Bartolinius
L.
)J(

S.

R. C. Praefectus

S.

Laurentius Salvati S. R. C. Secretarius
13


vista el

194
i


de

llegaron à su destino en

Emo

y à su Payà, Heno de indecible gozo, res;

Agosto

pondió en estos términos:
«

Emo

y

Rmo

Señor mio respetadísimo:

« «
«

Fáltanme palabras para espresar mi júbilo

y gratitud hacia vuestra dignísima Persona por vuestra esquisita solicitud en promover y termí-

«

«

grande y doctísimo Proceso en averiguación de la identidad de los cuerpos
nar felizmente
el

« del

Santo Santiago

el

Mayor y de
Decreto
de

sus dos disobjeto
la

« cípulos «
«
«

Teodoro y Atanasio, con
el

el

de

obtener

definitivo

S.

Sede

«

y también por haberme enviado el telegrama á que respondí súbito, y finalmente por haber asistido á la solemnísima Misa celebrada en

Eme

ac

Rme Dñe Ossme
et

Desunt mihi verba ad exprimendam gratitudinem

meum
ter

iubilum erga dignissimam personam Vestram propter
felici-

exquisitam Vestram sollicitudinem, in promovendo et

terminando magno et doctissimo Processu pro identitate Corporum Sancti lacobi Apostoli Maioris suorumque disci-

pulorum Theodor! Decretum Sanctae
simae Missae in

et Athanasii, in

procurando definitivum
solemnissi-

Sedis, in dirigendo mihi thelegramam,

cui statini respondí, ac

demum

in assistendo

Monserrato celebratae ad publicandum
atque
ite-

eumdem terminativum Decretum. Iterum ergo
rum Eminentiae Vestrae
gratias refero ob
tot

tantasque

bonitates et obsequia, et gloriosissimum

Sanctum lacobum


«
«

195


el

Montserrat para publicar

mismo y

definitivo

Decreto. Por todo lo cual, por tantas y tantas

«
« «
i<

bondades y obsequios, reiterada mente doi á Vuestra Eminencia
y

y reiteradalas

gracias

,

ruego y Santo Santiago á

rogaré con ardor
fin

al

gloriosísimo

de que obtenga de Dios
la felicísima

« para
« tus

Vuestra Eminencia
tantos méritos.
noticia,

corona de
la
el

En
la

cuanto llegó
ciudad y todo

tan depais se

« seada
«

toda
el

«
« «

gozo y la alegría son generales. Todos desean, de todo punto, que se celebren
conmovieron:

para celebrar y honrar tan esplendidísima victoria. Pero como ya, por espacio

grandes
de 15

fiestas

«
«

dias, se

han celebrado poco há

las fiestas

anuales solemnísimas en honor del

mismo Santo

« Santiago,

y nada hai por otra parte preparado
Deo
obtineat pro Emitot

€nixe deprecor et deprecabor ut a
nentia

Vestra

auspicatissimam

coronam

meritorum
et

tuorum. In adventu adeo desiderati nuntii tota civitas
regio

commota est; gaudium et laetitia sunt generales. Omnes omnino desiderant magnorum celebrationem festorum ad honorandam hanc splendidissimam victoriam. Sed
quoniam recenter iam celebrata sunt per quindecim dies annua festa solemnissima in honorem eiusdem Sancti lacobi,
aliunde
nihil

est

adhuc praeparatum, nec possibile
iure

est

praeparare ad

incomparabilia, quae

debentur huic

singularissimo triumpho, unanimi consensu mei Capituli,

congrue

indicavi,

pro nunc celebrare eras

Pontificalem

Missam in hac Metropolitana, publicare in ea Pontificium Decretum heri exceptum simul cum Vestra pretiosa littera,


« todavía, ni es « ordinario á « rísimo
« « «

196


el

posible prepararlo según lo estra-

que tiene derecho un tan singulahe creido oportuno, con de mi Cabildo
,

triunfo,

uná-

nime

consentimiento

celebrar

por ahora, y mañana, una Misa Pontifical en esta Metropolitana, poblicar durante ella el Decreto
recibido

« Pontificio,

ayer con Vuestra

preciosa

« « « « « « « «

Carta á que respondo, predicar pontificalmente
en
la

misma Misa, con

asistencia de todas las

Autoridades, Clero y pueblo y finalmente depositar por ahora la Preciosísima Prenda en el
Altar de la Cripta, según las instrucciones
bidas del limo y
reci-

por Vuestra

Rmo Señor Promotor de la Fe, Ema recomendadas dejando las
,

grandes

fiestas

para

el
el

mes de

Julio del

año próxiel

«

mo; y

así,

por todo

corriente

año y
in

próximo
Missa,,

cui

respondeo, praedicare
assistentia

pontificaliter

eadem

cum

omnium

auctoritatum, Cleri et populi, ac

deinde solemniter pro nunc recondere pretiosissima Pignora
in altare

Cryptae, iuxta instructiones

ab

Illmo ac Riño

Domino Promotore

Fidei acceptas et ab Eminentia Vestra
festa

commendatas, ac protrahere maxima
lium proximi venturi anni.

ad mensem

lu-

Unde per totum currentem annum
parabimus multa
et

et

sequentem praelulio

magna, quae facienda sunt mense
festivitatis

proximi anni 1885 occasione

Sancii lacobi.

Hoc

modo

solemnia erunt singularissima et omnino splendida^

concurrente, ut ita dicam, tota Hispania.
Igitur,

dum ego

directe

Sanctissimo

Patri

Nostro

Leoni XIII haec ipsa communico, Eminentiam Vestram


« prepararemos las

197


De
este

«en

el

muchas y grandes que se harán mes de Julio del año venidero 1885 en

« ocasión de la festividad.

modo

las fun-

y del todo espléndi« das, concurriendo, por decirlo asi, toda España.
« ciones serán especialisimas
«

Mientras, pues, participo yo

mismo

directa-

«
<<

mente todas estas cosas á Nuestro Santísimo Padre Leon XIII, ruego á Vuestra Eminencia que lo

« participe

todo

al

mismo,

cierto,

como

estoi,

de que
reciba.

« no será
«

pequeña

la alegría

que con

ello

Espuesto cuanto precede, solo
á Vuestra

me

resta con-

« firmar
«

Ema

las

sobredichas demos-

traciones y de todo corazón

me

declaro de Vues-

Ema. humildísimo y mui afectuoso servidor « que besa rendidamente sus manos y la Púrpura. « Compostela, dia 2 de Agosto del año 1884.
« tra
«

Miguel Card. Paya y Rico.
faciat,

»

deprecor idipsum ut Eidem nota

certum

est

enim

non parvam ex hoc laetitiam recepturum fora. His praelibatis, nihil mihi restai nisi Eminentiae Vestrae supradictas significationes confirmare, et ex toto corde

me confi teri Km. Vestrae humillimum et devotissimum servum suas manus et Purpuram humiliter deosculantem.
Compostellae, die 2 augusti ann. 1884.

Emo

ac

Rmo Domino meo Ossmo

dinali Bartolini

simo Praefecto.

D. Dominico CarSacrorum Rituum Congregationis dignisRomae,

Michaelem Card o

P.

Ricaeyta

Eminentiae Vestrae servum verum.


zobispo
la

198


el

Al mismo tiempo escribió
siguiente carta á

Emo

Card. Ar-

Monseñor Promotor

de

la

S.

Fé.

«
«
« « «

limo y

Rmo Monseñor
me

Promotor de

la

Fé:

Con gran

alegría é indecible gozo recibí ayer

su carta en que

hablaba del definitivo De-

creto de Nuestro Santísimo

Padre

Leon

XIII,

de

los actos practicados

para su

solemne pu-

« blicacion
«

«
« «

de Santiago y Santa Maria de Montserrat, y juntamente me enviaba sus preciosísimas instrucciones para la exacta ejeen
la Iglesia

Ante todo doi á V. gracias de todo corazón por su bondad y escucion de lo que
atañe.
solicitud

me

« cesiva «
«

minar

y diligencia empleadas en terfelizmente este tan incomparablemente
el

grande asunto. Dios Óptimo y
Exñíe
Laetitia
et

piísimo santo

Rme Domine
et

Fidei Promotor

magna

cum

indicibili

gaudio litteram tuam
definitivo

heri accepi, in

qua mihi loquebaris de

Decreto
San-

Sanctissimi Patris Nostri Leonis XIII, ac de actis in ipsius

solemni publicatione in Ecclesia
cii

Sanctae

Mariae

et

lacobi

de

Monserrato,

simulque pretiosissimas

mihi

tradebas instructiones ad exactam

exequtionem exequenet diligentiam adhi-

dorum. In primis ex toto corde meo bonitati tuae gratias
refero propter

nimiam sollicitudinem
et

bitam

in

terminando felicissime hoc incomparabiliter grandi

negotio.
tibi

Optimus Deus
et

pientissimus
in

Sanctus lacobus

donent multa

magna praemia

ipsorum

servitio


« « «

199


la

Santiago

le

den

la

mucha y grande recompensa
de los mismos, mientras Nos,
dignísima

debida

al servicio

conservaremos eterna gratitud hacia

«

personas de V. por tantos y tan grandes benerecibidos.
el

« ficios
«

Faltando ahora

tiempo para preparar
justicia

fies-

« tas especialísimas, «

y razón deben celebrarse, hemos de común acuerdo creido nediferirlas
al

que con

« Cesario
« «

mes de

Julio del

año 1885,

y

y predicaré mañana en esta Metropolitana, publicando el tan ansiado
entre tanto
pontificaré

«

Decreto, con asistencia de todas las Autorida-

« des.
« «

Clero y pueblo, y luego colocaremos tamla

bien solemnemente

preciosísima

Prenda en
las

su altar

Mayor de

la Cripta,

según
todo

instruc-

«

ciones de V. Creo que así

se

cumplirá

« felizmente.

Y

después de
nos

lo dicho

nada mas

me

promerita,

dum

aeterna gratitudine erga
tot

personam

dignissìmam tuam tenebimur propter
beneficia adhibita.

tantaque ingentia

Quia deest tempus pro nunc ad praeparanda singularissima festa, quae
iure
et

merito celebrari debent, ex
anni 1885 ipsa di-

communi consensu ad mensem iulium
ferri

necessarium

iudicavimus. In praesentiarum eras so-

lemniter pontificabo et praedicabo in hac Metropolitana,

publicando post
assistentibus

Evangelium expectatissimum Decretum omnibus auctoritatibus. Clero et populo, ac
collocabimus pretiosissima Piiuxta
instructiones
altari

deinceps etiam solemniter

gnora
datas.

in

suo

Cryptae

a

te

200
« falta «
«

que confirmar una y mil veces las precedentes pruebas de gratitud y amor, repitién-

dome humilde
«

servidor
2

que besa su mano.

Compostela

de Agosto año 1884.
«

Miguel Card. Paya.

»

En
mismo
«

igual fecha escribía

también

el

Emo

Carel

denal Arzobispo á

Monseñor Rongier, sobre

asunto, lo siguiente:

« go:

Muí Señor mio y antiquísimo estimado amiDoi á V. las mas espresivas gracias por la

«

generosa espontaneidad con que

me ha

prestado

« tantos «
«

y tan grandes servicios, representándome en todo voluntariamente y supliendo mis faltas

por ausencia. Oportunamente
después
el

recibí el telegrama, las

«

deseado

Decreto y

cartas

del

«
« « «

Emo
en

Señor Cardenal Bartolini y promotor Monseñor Caprara, llegándome hoi los ejemplares
folio

para

fijarlos

mañana en

las

puertas

de esta gran Basílica. Agradézcole igualmente
Credo

quod hoc modo

omnia

felicissime

comple-

buntur.

Post dicta nihil aliud

mihi restat

quam

confirmare

iterum atque iterum praecedentes gratitudines et amoris
significationes,

meque

repeleré

humilem servum tuum, ma1884.

nus tuas permanter deosculando.
Compostellae, 2 augusti ann.

Michael Card. Paya

201
« «

cuanto ha hecho para

la

celebración de la Misa

solemne de publicación del Decreto, invitaciones
todo
lo

« etc,

cual

es

tanto

mas de agradecer,
dirijirle

«

cuanto mas espontáneo y libre ha sido V. sin

« previa invitación mia,
« la

que no pude

por

prontitud laudabilísima con

que todo se ha
las fiestas,

« ejecutado.

Esto mismo he dicho á V. en telegrama
solemnísimas para julio de 1885.

« « «

de

hoi,

añadiendo que en cuanto á
las

guardamos

Mañana

« la

Misa, después de leido

celebraré de Pontifical y predicaré en el Decreto. Asistirán
el clero

« «

todas las Autoridades,

y

el

pueblo; se

pasearán en

la

procesión triunfal las Santas Re-

« liquias, «

por

las

naves de
el

la

Catedral, y á seguida

serán depositadas en

nicho del nuevo altar

< construido
« tantas «
je

en

la

cripta.

Alabado sea Dios que

grandezas nos ha deparado y hecho presenciar Y soi de V. como siempre conse!

,

cuente y sincero amigo que besa su

« bendice.

El Cardenal Paya, Arzobispo de
»
el

mano y le Com-

«

pos tela.

Cumplió exactamente
las

Cardenal Arzobispo
el

cuanto había establecido para
anteriores
sencillo

otro dia, según
el

cartas,

y creemos que
la fiesta

mejor y
al

mas

relato

de

es el publicar la
citado

siguiente carta del

mismo Emo Cardenal

Monseñor Rongier.

202

«

Santiago 9 de agosto de 1884.
:

«

Mui Señor mio y antiguo querido amigo
Conforme á
las

«
«

disposiciones recibidas del

«

señor Cardenal y Monseñor Caprara, el domingo tres del actual verificamos la solemnísima

Emo

« traslación

de los tres cuerpos santos, desde
al

el

« oratorio
«

de San José en este Palacio
la

Altar
la

Ma-

yor de

Catedral y después

al

de

cripta

« «
« « « «

subterránea.

A

las

nueve de

la

mañana, á pesar

de que los muchos forasteros que habian venido
á las fiestas del 25 julio estaban de regreso en
sus casas y que faltan muchos vecinos por haliarse en baños, la Catedral y la plaza que hai
entre ella y este
Palacio,

estaban repletas de

« gentio,

« presbiterio
«

como nunca. Me vestí de Pontifical en el y acompañado de todo el cabildo,
demás
clero catedral y parroquial,
;

vestidos los canónigos de pluviales encarnados,

«
« €

Beneficiados y

venimos procesionalmente á palacio
nónigos tomaron en hombros
las Reliquias,
la

cuatro ca-

caja

que con-

« tiene « y,

colocada en andas de plata,
la ca-

también procesionalmente, pasamos á
en medio de
las

« tedral,

lágrimas de los concur-

« rentes que lloraban de santa alegría. El « «
de

gran
que,
despi-

Butafumeiro,

ó
la

sea,

incensario

de plata
vibra

suspendido de
diendo

cúpula
incienso,

central,

humo de

se

movía magestuo-


«

203


la

sámente, recorriendo toda

gran estension de
iluminada,
la

« los « las

dos brazos del crucero. La claustral recorrió

grandes naves de
alto

la

Basílica

é

« hizo

en

la

« capilla
« tiene « «

vocal é

numerosa instrumental, que aquella mancentral,

mientras

constantemente asalariada durante todo

el

año, cantaba un gran motete en honor del Santo.

Llegamos
era
el

al

Altar

Mayor y comenzó
el

la

Misa

« Pontifical.
«

Cantado
pulpito,

Evangelio,

el

Diácono que
puso
al pul-

mismo
al la

Secretario Dignidad de Tesorero,

«
«

subió

besó

el

Decreto, se

lo

sobre

cabeza, y lo leyó en alta voz en medio

«

de una emoción general.
vestido
el

A

seguida subí

« pito, «

como estaba y prediqué largamente,
alegría.
»

sobre

gran suceso á un numerosísimo audiMisa,

« torio
« «
«

que lloraba de
la

Concluida

me

puse

la

pluvial,

la

«
«

himno nuevo en honor del Santo, y terminada la oración, bajamos procesionalmente á la cripta y dejamos colocada en su altar la nueva, improvisada urna, que conCapilla cantó un grande

« tiene

«
«

«
« «

gran Maestro y sus dos discípulos. Por la noche hubo iluminaciones y músicas y todos quedaron preparándose para la gran manifestación del año que viene. Loado
los

Huesos

del

¡

sea Dios
discípulos

!

¡

Glorificado su santo Apóstol con sus

!

¡Bendito sea nuestro Santísimo Pa-

« «

dre con todos sus discretos y sabios ausiliares

de esa!

204
«


gracias mil por sus ge-

Nada mas por

hoi:

cooperación y queda « esperando sus órdenes su afectuosísimo amigo, se« nerosos servicios y eficaz
«

guro servidor
Mientras

c[.

b. s.

m.
-

el

Cardenal Paya, Arzo>

«

bispo de Compostela.
el

Santiago 9 agosto 1884.

celoso Purpurado de Santiago

res-

pondía
las

sin

perder tiempo á cuantas cartas
del

lo exijían

circunstancias

igual celo

momento, dedicábase con á redactar la Pastoral en que debía dar
el

cuenta á sus diocesanos de los trabajos llevados
á efecto hasta obtener

ansiado decreto, y que insertamos con igual placer, porque es un breve

y útilísimo compendio de cuanto sobre la historia del descubrimiento de las Santas Reliquias y de
las fases

del

Proceso

Compostelano pueden en

adelante desear los estudiosos de tan célebre acontecimiento.
I.

«

Al

dirigiros
el

por tercera vez mi palabra para

manifestaros

estado de las obras de exploración

en

el

gran presbiterio de esta nuestra Santa Iglesia
en busca de los sagrados
gloriosí-

Basílica Metropolitana,

restos del Santísimo

Cuerpo de nuestro

y el del gran proceso canónico incoado aquí y terminado ya en Roma, ordenado á reconocer la autenticidad de la venerable colección de huesos descubiertos en el centro
del ábside del

simo Apóstol Santiago,

mismo

presbiterio y gran Basílica,

205


el

Nos sentimos embargados por
que nos domina, para
la

immenso

júbilo

significaros y

comunicaros

más grande

é importante

nueva que os pudié-

ramos anunciar. El oráculo infalible de Roma ha hablado ya, y, después de una tramitación prolija
y escrupolosísimamente concienzuda, ha confirmado
nuestro decreto canónico en que fallábamos: que
las

mencionadas santísimas é insignes Reliquias de
cuerpos de Santiago Zebedeo
el

los

Mayor, dego-

llado en Jerusalem y sepultado en esta nuestra bendita tierra, asi
S.

como
S.

los

de sus amados discípulos
ver-

Teodoro y
las

Atanasio, eran auténticas,

daderas y

propias de aquellos tres santísimos

cuerpos, nunca suficientemente venerados y glorificados. Roma ha hablado y la causa está felizmente

terminada. Bendito sea

el

Señor Dios de
visitar á esta
el

Israel

que

una vez más se ha dignado
predilección
!

plebe de su

[

Bendito sea

glosiosísimo é invicto

Apóstol Santiago, quenos visitó en vida, derramando
sobre nuestro horizonte
gelio
la clarísima luz del

Evanen

que jamás

sufrió eclipse

en

él

;

nos

visitó

muerte enriqueciéndonos con
tado por sus

el

inapreciable tesoro

de su Sacratísimo Cuerpo milagrosamente trasporfieles

discípulos

en

frágil

barquilla
reel

desde Jerusalem á

Iria-Flavia;

nos tornó á visitar

velándonos por medio de estrellas misteriosas,

lugar de su glorioso Sepulcro, y hoy nos vuelve á
visitar

acreditándonos

la

conservación de sus sacra-

tísimos huesos y los de dos de sus

más amados

dis-


cípulos,

2o6

mediante

la infalible

declaración de auten-

ticidad

que en estos momentos de alegría nos
cuerpos de tres

inunda! ¡Es ya un hecho innegable...! Subsisten
entre nosotros los benditísimos

grandes santos: Santiago Zebedeo, y sus dos discípulos S. Atanasio y S. Teodoro. Y pues la importancia del gran

documento

lo

reclama, ved aquí

su texto auténtico en latin y castellano, antes de

proseguir escribiendo esta nuestra Carta Pastoral.
(V. paj. 187).
II.

Mas, para perpetua memoria, y para que la historia de los acontecimientos que han precedido,

acompañado y seguido á

esta definitiva Declaración,

aparezca unida y no fraccionada; ya que la principiamos en otra Pastoral de 5 de Febrero de 1879,
la

continuamos en
la

la

de

2

i

de

Julio del proprio

año
re-

y

terminamos hoy, preciso é indispensable es
á añadir.
III.

producir primero aquellas y completarlas con lo que

vamos

«

En

las

primeras de las citadas escribíamos
»

:

«

Et

erit sepulchrutn ejus gloriosum,
c.

Y
10.

su se-

pulcro será glorioso. Isaías,

11,

v.

Amados Hermanos
«

é Hijos en el Señor:

La

divina Providencia, que conoce la debilidad

y flaqueza de nuestra condición, para sostenerla y

207

alentarla en el sufrimiento de las adversidades de
la

vida,
los

suele alternarlas con gozos y consuelos,

sin

cuales

muy
los

frecuentemente llegaríamos á

desfallecer.

En

tiempos

en que vivimos nos

ha tocado sobrellevar una buena dosis de aquellas, y por eso nuestro buen Padre celestial, que tiene
siempre
fija

en nosotros su paternal mirada, cuida

de darnos aliento y de suavizar nuestras amarguras, proporcionándonos de vez en cuando poderosos motivos de verdadera consolación.
ellos

Uno de

es

el

acontecimiento,

cuya primera parte
reservando
resultado
sin in-

creemos deber anunciaros
final

sin tardanza,
el

para mas adelante haceros conocer de
las exploraciones

que continúan

terrupción.
«

Aunque

es tan conocida la escasez de me-

dios con que cuentan en la actualidad los Prelados

y Cabildos, toda vez que
bastan para cubrir las

los

disponibles

apenas

atenciones ordinarias del
;

personal y material de las Catedrales

sin

embargo
obra

de acuerdo con nuestro Excmo. Cuerpo Capitular,
nos propusimos
limpieza

emprender

la

costosa

de

y general decoración de esta nuestra Santa Metropolitana y Apostólica Iglesia confiando que la mano del Señor y la religiosidad del pueblo vendrían después en nuestra ayuda.

Simultá

neamente resolvimos hacer un reconocimiento subterráneo en
el

presbiterio y tras el altar mayor,
si

con

el

fin

de ver

podíamos

hallar algún

resi-

208

duo siquiera de
por
los

los cimientos del primitivo sepulcro
el

en que fué colocado

cuerpo del Santo Apóstol
lo

varones apostólicos, que

acompañaron

desde Jerusalem, de los que después ocuparon los
cuerpos de éstos
nas reliquias
los
al

lado de su Maestro, y algu-

más

del cuerpo de Aquel,

amen de

huesos que siempre se han venerado y veneran en el sepulcro, de construcción posterior á aquella
época, colocado
bajo
la

mesa

del

altar

mayor

:

todo con
la

de avivar más y más en los fieles devoción á su Padre en la fé é invicto defensor
el

fin

y de realzar el esplendor del culto que constantemente se le ha tributado y tributa
en
las batallas,

en este Lugar de su elección y santificación.
«

Por

la

misericordia de Dios, los trabajos de

limpieza y decoración han

marchado y siguen prós-

peramente, causando no poca alegría y edificación en los fieles la reaparición de las bellezas arquitectónicas de este tem„plo monumental.

En

cuanto

á la exploración fracasaron dos tentativas de apertura de galerías subterráneas por haber tropezado

con grande murallones, que eran sólidas ramificaciones de los indestructibles fundamentos de esta

obra colosal, los cuales era indispensable respetar.

Tampoco dio resultado la tercera á la profundidad de mas de tres metros bajo la superficie del primer plano
galería
del presbiterio
;

porque continuada

la

hasta cerca del

ábside,

no se descubrió
sin

mas que roca no muy

resistente,

encontrar

209


al

ninguna cavidad. Felizmente
el

abrir

un pozo en
presbiterio,

centro del plano superior del

mismo
se
al

á metro y medio de profundidad, sin aparecer

más
á
la

que escombros en
superficie

la

excavación,
roca,
el

llegó

de

la

indicada

y

extraer los

escombros que llenaban
entre ella y
el

espacio comprendido

pavimento superior, se encontraron,
ellos,

mezclados con

varios huesecitos, piececitas

desprendidas de algún antiguo bordón del Santo

Apóstol con muchas piedrecitas cúbicas de mosàico
deshecho, fragmentos de mármol blanco y otros

de jaspe como de sepulcro destrozado, y en fin, un cuadrilátero rectangular de mas de unos tres metros de ancho y cuatro de largò, formado por muros de granito sólidamente levantados y perfectamente conservados, de construcción
al

parecer

romana y de una vara de

elevación.
la

de este cuadrilátero se halla bajo

La cabeza mesa del altar

mayor, y sobre él el sepulcro á que antes nos referíamos, en el que siempre hemos venerado
algunos huesos del

Santo Apóstol.

En

la

parte

opuesta se halla una sección transversal, formada

por un muro ligero de piedras, ladrillos de gran

tamaño y antiquísima estructura, enlazados con
barro de color rojo,
y,

en su parte superior,
cal.

li-

geramente revocados con
entre esta pared y los

El hueco cerrado
sillería

muros de

que

lo

circundan todo, se ha hallado subdividido en tres

cavidades por ligeros tabiques de

la

misma forma.
14

2IO
«

Este descubrimiento Nos impresionó
la

muy

vi-

vamente, así como á

respetable Comisión del
la dirección

Excmo. Cabildo, que Nos auxilia en de los trabajos porque, comparando
;

lo

que vey
la tra-

íamos con
dición

lo

que nos refieren
del

la historia

acerca

primitivo

sepulcro

del

Santo
ra-

Apóstol y los de sus discípulos

adyacentes,

cionalmente podíamos sospechar que estos muros
fueron los cimientos de aquella bóveda y arcos,

que cubrían
de
la

el

del glorioso Patron,

que

los

huecos

parte inferior habrían contenido los cuerpos

de los discípulos y que, en las varias renovaciones que ha sufrido la fabrica de este gran templo, con
el fin

de despejar

el presbiterio,

ú otros laudables,

se habría acordado dejar parte de los huesos del

Santo en

el

sepulcro de infra-altar, y colocar los
el

restantes en

magnífico y

muy decorado

local

que se conserva detrás del mayor. Guiados por
estas conjeturas, abrimos otro pozo en el centro

de este local y sima so7^presa!
nuación de
algo
la

el altar

de

la testera,

y ¡agradabili-

al llegar

á la superficie de la contila

roca ya mentada, á

profundidad de

más de un metro,
el

enfrente del expresado altar,

se descubrió una losa rectangular vertical, que casi

llenaba exactamente

hueco que quedaba entre

las

extremidades de otras cuatro, á saber: una horizontal inferior, dos laterales perpendiculares y otra

horizontal superior,

que parecían ser

las extremi-

dades de

las

que formaban un sepulcro. Entonces,

211

en medio de

la

mayor ansiedad, profundo respecto

y religiosa veneración de los circunstantes, el operario ejecutor de los trabajos extrajo respetuosa-

mente un fragmento de
zontal y

losa

que cerraba que dejaban

el hori-

estrecho

intersticio

la

pri-

mera

losa perpendicular y la superior horizontal.
el

Al extraerla comenzó á clamar
veo! ¡no veo!, de
del pozo

operario:

¡

no

modo que

fué menester sacarlo

volviera en

y darle algunos confortantes para que si, lo que se consiguió al cabo de media

hora,

pero

quedando visiblemente postrado de
los señores

fuerzas.
tes,

Entonces

Canónigos presenla

con gran veneración, acercaron una luz á
y,

abertura,

al

descubrir varios huesos

humanos
seel

y aun fragmentos de cráneo en el fondo del pulcro, grandementes consolados presintiendo

hallazgo del tesoro escondido, colocaron de nuevo
el

fragmento en su lugar, mandaron cubrirlo con

cal hidráulica, cerraron el

pozo con una gran plan-

cha metálica,

la

sellaron por sus cuatro lados, y

Nos

dieron parte de todo para acordar lo con-

veniente.
« Indecible

fué nuestra

alegría al oir lo
lo

que
pero,

oíamos, aunque fundamente

esperábamos

;

deseando no llamar

la

atención antes de hora, es-

peramos

bajar al templo y ver con nuestros propios ojos que era exactamente
la

más oportuna para

cierto lo
tivo,

que

se nos habia referido.
la

Con

este

mo-

reunida

Comisión

al dia siguiente

en núes-

212
tra cámara,

creímos oportuno levantar acta

muy

formal de todo lo hecho y descubierto hasta la
fecha,

ración.

y proseguir después los trabajos de exploConsiguientemente fueron invitadas las Auel

toridades de esta capital, que, con todo

cuerpo
Iglesia

Capitular y Beneficiados de la

misma Santa

y un número considerable de caballeros que se agregaron, recorrieron las escavaciones, admiraron

y veneraron

los

monumentos y huesos

descubiertos,

y se retiraron viva y gratamente impresionados por lo que acababan de ver quedando encargados
;

de levantar

el

acta los tres notarios al efecto con-

vocados y presentes.
«

Nos

faltan palabras

con que expresar
la

el

ge-

neral entusiasmo

que ha despertado en

ciudad

y fuera de ella un acontecimiento, que, como todo lo que atañe al Santo Apóstol, tan vivamente ha
herido las fibras

más deHcadas de
Ellos

los religiosos

y piadosos compostelanos. noche á los operarios, de

asedian dia

y

modo que

frecuente-

mente

se

ven precisados éstos á interrumpir sus

trabajos.

A

pesar de todo, es nuestro ánimo
fin,

el

continuarlos hasta ver el

para someterlo todo

á un riguroso examen facultativo
este dá

y crítico, y si un resultado cual esperamos, emprender

de seguida otros más costosos de decoración de
estos santísimos lugares y objetos, que en su caso

indudablemente atraerán
ración de los naturales

las

miradas y

la

vene-

como de

los peregrinos. »

213

IV.

«

En

la

segunda Pastoral continuábamos: «Todo

esto os decíamos,

Señor, en

la

amados hermanos é hijos en el expresada fecha. Nos es muy grato
adelantado hasta
el

comunicaros
cución de
la

lo

dia en la eje-

grandiosa y

muy
fin

interesante empresa

que hemos acometido, á

de que, bien enterados

de todo, participéis de nuestra alegría y consuelo y nos ayudéis á dar gracias á Dios por los inapreciables beneficios que nos concede, y á la vez

contribuyáis con vuestro óbolo para la continuación

y

feliz

terminación de tan santa obra.
el

«

Descubierto

sepulcro que contenía los ve-

nerables huesos de que os hablamos en la última

parte de nuestra citada Pastoral, con
si

el

fin

de ver

se encontraban otros objetos, bien venerandos,

bien conducentes á demostrar la autenticidad de
los

huesos depositados en de

el

mencionado sepulcro,
del sepulcro

se acordó preseguir las obras de exploración. Al
efecto se extrajo
la

los alrededores

gran cantidad de escombro que hasta entonces
el

habia rellenado

espacio comprendido entre
el

el

pavimento de todo
sobre
la

tras-sagrario y la roca firme
;

que descansaba aquel
el

no dando esta
circunvalación,
el.

operación otro resultado que

descubrimiento de

un pequeño

fresco en el

muro de

muy

cerca del sepulcro, y alusivo á


«

214


emprendió otro
el

Terminado

este trabajo, se

semejante con igual

propósito en

presbiterio.
el

En

su centro teníamos ya descubierto
la

local

de

que os hablamos en

anterior,

circunvalado por

cuatro robustos muros de
su interior por los frágiles
sitio, al

sillería,

y cruzado

en
el

que determinaron
el

parecer, ocupado por

primitivo sepulcro

del Santo Apóstol,

y bien definidos los otros dos
los

pequeños que se supone haber guardado
sos de sus dos

hue-

amados

discípulos.

Restaba, pues,
el

extraer la tierra y escombro que rellenaban

sub-

pavimento del mismo presbiterio,

al

rededor de este

cuadrilátero rectangular central, entre los indicados

muros de sillería, y el arranque de los firmísimos que constituyen el basamento de todo el contorno
del presbiterio. Asi se hizo, y, habiendo aparecido

un hueco de circunvalación en torno
pulcro,

del

Santo Se-

que convenía no volver á

obstruir,

ha sido

cubierto en sus tres lados con bóveda de granito

que permite recorrer devotamente
santo sarcófago,
del presbiterio,
al

el

perímetro del
el

paso que sustenta
la cubre.

pavimento
parte

que

Del propio modo, pero
la

con más rica ornamentación, se ha cubierto
anterior del gran paralelógramo sepulcral,
tiene los dos indicados
pasillo intermediario,

que conel

pequeños sepulcros y
la

que permite

entrada

al lu-

gar del sepulcro apostólico, por una puerta arqueada
abierta en el centro del
la

muro opuesto

al altar

mayor,

que comunica con

la galería

de aquel lado.


«

215


la ter-

En

este estado se encuentran las obras de

ornamentación, que han de continuar hasta

minación de
locada en
tólicos
invicto,
el

la

devota y monumental
los

cripta,

co-

mismo lugar en que
el

varones aposdel Apóstol
re-

pusieron

glorioso

cuerpo

y de otras obras de importancia, que
la

clama igualmente
sidal,

decoración de
se
el

la

capilla ab-

en cuyo centro

han hallado ahora

los

sagrados huesos, que

pueblo compostelano

visita

y venera con devoción tan ardiente. « Entre tanto era menester instruir un volu-

minoso proceso canónico para demostrar
tenticidad de estos

la

au-

mismos santos huesos, mediante
en que se
to-

un

rigidísimo juicio contradictorio,

masen en consideración cuantas razones y argumentos en pro y en contra pudiese presentar la más escrupulosa y rigurosa crítica. Y nos referimos
á
la

autenticidad de los huesos, porque de la del

sepulcro también

descubierto y su

contenido no

cabe lugar á duda. Al efecto, nombramos opor-

tunamente una respetabilísima Comisión facultativa

compuesta del Excmo.
sares,

Sr.

Rector de esta Univer-

sidad, catedrático de farmacia Dr. D. Antonio Ca-

y de otros dos señores doctores y catedráticos de medicina y cirugía de la misma, D. Francisco Freiré y D. Timoteo Sánchez Freiré; á
quienes suplicamos que aplicasen su seguro é
trado
criterio
al
ilus-

reconocimiento,

clasificación

y
se-

calificación

de tan venerandas reliquias. Estos

2l6

ñores han empleado
el

mucho tiempo y
estos

estudio en

desempeño de su delicado cometido, viniendo á
unánimes
resultados:
i.°,

consigniar

que

los santos huesos pertenecen á tres

distintos es-

queletos no completos;

2.°,

que son tan antiguos,
edad corresalguna

que no es imprudencia
pondiente á
tol;
3.°,

atribuirles la

la

época del martirio del Santo Apósellos señal

que no se descubre en
por
la

apreciable

la

ciencia,

que haga improbable

ó temeraria

creencia de que pertenecen á los

esqueletos del Santo

Apóstol y de sus dos discípulos, enterrados, según la historia, junto al de
su

mismo

glorioso maestro.

Como

desde luego se
producto de

comprende, esta declaración

explícita,

una observación y estudio de varios meses y garantida por tres autoridades científicas tan competentes,

tan respetables y respetadas, realzadas

por una honradez y moralidad de todos reconocida que aseguran el acierto de su juicio y la lealtad
en su emisión, es un dato preciosísimo que con-

duce en gran manera á
sado
fin,

la

consecución del suspila

cual es,

el

reconocimiento de
reliquias.

auten-

ticidad

de estas venerandas
este riguroso

« Ello

no obstante, mientras se ha llevado á

efecto

exàmen

facultativo,

hemos

encargado también á una Comisión de Sres. Capitulares de esta nuestra Santa Iglesia Metropolitana

y Apostólica, tan dignos de recomendación

por su reconocido saber y aplicación à los estu-

217


su virtud, que exase conservan en el

diosos históricos,

como por

minase cuantos antecedentes
signan los historiadores

archivo de esta Apostólica Basílica; cuantos condel pais, se

de

España y
en
las
la

aun

del extranjero;

cuantos

registran

varias Bulas pontificias y otros

despachos de

Santa Sede, que, en

el

trascurso de los tiempos
Iglesia

ha venido

realzando

á esta

insigne

con

sus preciosísimas declaraciones, indulgencias, gra-

y privilegios; constante y digna
cias

los

que suministra
fe,

la tradición

de

y

ùltimamente

cuanto

pueda contribuir á esclarecer y completar
verídica de estos tesoros descubiertos,
ticidad y su venerabilidad.

la historia

su auten:

Todavía más
el

con

es-

quisita diligencia

se ha buscado

concurso de
historia

personas ilustradas, especialmente en
sus auxiliares, figurando entre ellas

y

los

tan res-

petables

y conocidos Fernandez Guerra y

anticuarios
el

don Aureliano
la

P.

Fidel Fita, jesuíta, los

cuales se han prestado

á venir desde

Córte

como su salud y ocupaciones lo permitan. Asi vamos allegando robustas y grandes moles para levantar un colosal monumento á la memoria del primer mártir del Apostolado, doctor de la fé en España y su defensor invicto en las
tan luego

guerras contra los
«

infieles.

encumbrado monumento es el gran proceso que se está instruyendo, preparatorio del
Este
final

decreto canónico acerca

de

la

autenticidad


ciables, la
las

218


año descubiertos:

de los huesos, en este mismo

en cuyo proceso figurarán todos estas piezas apredefensa de los letrados correspondientes

impugnadores y las respuestas de aquellos con las comprobaciones
contradicciones

de

los

marchando por camino firme y seguro, llegaremos á la meta deseada, descubrinecesarias.
Asi,

remos

la luz

de

la

cultos entusiastas á lo

verdad y rendiremos nuestros que sea digno de los hola Iglesia asi

nores religiosos

:

que

procede siempre

en todas las declaraciones análogas, teniendo por

norma

la
al

verdad ya conocida para llegar certedescubrimiento de
la

ramente

desconocida. Cierto

es que la venerabilidad de la gran Basilica com-

postelana descansa sobre bases sólidas é indestructibles,

que no hablan de

faltarla

aún

sin el pro;

videncial descubrimiento

que nos ocupa pero tamde punto aquella y se

bién es incuestionable, que, comprobadas las ver-

dades que revela, subirá

inflamará más y más la proverbial devoción del pueblo compostelano y la de España entera. Abiertas las vias férreas en proyecto, se reproducirán
las

antiguas

renombradas peregrinaciones. Todo

esto contribuirá á despertar

más y mas
:

la

de

propios y extraños, y á que continúe realizándose

en este lugar santo

la profecía

de Isaias Et

erit se-

pulchríim ejus gloriosum.
«

Y

sil

sepulcj^o será glorioso.

Para confeccionar este luminoso proceso, heinstructor al limo. Sr. Dr. D.

mos nombrado Juez

219


Iglesia,

José Maria Canosa,

Dean de Santa

antes

Auditor de
Sr.

la

Rota en Madrid, y Secretario á un
de este nuestro Semicuales
los
fiel

Capitular, catedrático
:

nario compostelano

trabajan sine

le-

vantar
tido,

mano en

el

desempeño de su comefeliz

que indudablement llevarán á

termi-

nación.
«

Como
grandes

desde luego comprenderéis, amadísitan costosas obras exijen de noso-

mos hermanos,
tros

mismo es indispensable que todos nos impongamos el deber de
sacrificios,

y por

lo

contribuir

mensualmente con algún donativo, por
sea, hasta

pequeño que
zación.

acabar su completa

reali-

En

cuanto á Nos toca, ya hemos coope-

rado

con treinta mil reales

de

nuestro

bolsillo

particular,

y con otros veente mil, de alguna administración que nos corresponde. La Santa Iglesia
Metropolitana ha entregado también veinte

mil, y algunos particulares las cantidades que figuran en
la

suscricion

encabezada con

los

donativos
al

que
dio-

acabamos de expresar, según

se verá
el

pié de

esta nuestra Carta, y después, en

Boletín

cesano, que continuará la serie de los
Si se quiere hacerlos secretamente,
tirse

donativos.

puede adverdonde

ó expresarse este deseo

al

tiempo de predepositarlos en

sentarlos en nuestra Secretaría de Cámara,
se halla

abierta

la

suscricion,

ó

unas arquillas que hay en

la Catedral,

junto á las

basas de las estatuas de Santa Salomé y su esposo

220
el

Zebedeo, colocadas

al pié

de

las pilastras

con-

tiguas á los pulpitos ó en la reja central del trassagrario. »

V.
«

Hasta aquí llegábamos en

la

segunda de nuesañadir.

tras

mentadas Pastorales, porque en aquella fecha
conducente
Ahora,
el

nada más creíamos

completando ya con especialísima exactitud
ceso y obtenida de la Cátedra

pro-

de

sentencia definitiva, deber nuestro es

Verdad la reseñar aunque
la

á

la ligera el

contenido de aquel para satisfacer

vuestra natural y justa curiosidad, á la vez que consignar hechos que han de servir en gran ma-

nera para aclarar
las insignes

la

interesantísima historia de

y generalmente veneradas Reliquias
las batallas. Sr.

del glorioso Patron de las Españas, su Padre en
la
fe

«

y su invicto defensor en No pudiendo el susodicho
continuar

Dean y

Secreles

tario

desempeñando
la

los

cargos que

habíamos confiado para
trado

instrucción del Proceso,
ilus-

confiamos este cometido á nuestro respetable,

y recto Tribunal diocesano; el cual con incansable celo lo ha llevado á término felicísi-

mamente en

el

período

de

tiempo

trascurrido

desde i6 de Junio de 1879 hasta 12 de Marzo de 1883.
«

Figuran en

él las

declaraciones de todos los

operarios que intervinieron en las excavaciones y

221

presenciaron

el

hallazgo,

y

las

luminosísimas y

muy

eruditas críticas de los Sres. Canónigos Li-

cenciado D. Antonio Lopez Ferreiro y Doctoral
Licdo.

D. José Labín, que, como miembros de
capitular,

la

Comisión
confianza,

merecedores de toda nuestra

intervinieron con otros constantemente

en todas cuantas operaciones se han practicado,

logrando extender un

prolijo,

detallado,

crítico,

luminoso y

completo relato de todo

cuanto se

había ejecutado en las excavaciones, reconocimentos y análisis desde el principio hasta el
«
fin.

También

figura en aquel el juicio crítico de

la

Comisión

científica

de los tres indicados cate-

dráticos de esta Universidad literaria contestando
al

interrogatorio
«

que se

les dirigió.
él los

Igualmente figuran en

de los

muy

ilus-

trados D. Aureliano Fernandez Guerra y P. Fita,

de
la

la

Compañía de

Jesús,
la

miembros eminentes de
Historia en Madrid
la
;

Real Academia de

los

cuales

expresamente se tomaron

molestia de

corresponder á nuestra invitación y del
bildo, trasladándose á esta capital

Excmo Ca-

en que perma-

necieron muchos días, registrando los archivos de
este palacio y Catedral, visitando los

numerosos y

preciosos

monumentos que

esta ciudad encierra,

y reuniendo todos los datos indispensables para juzgar con plenísimo conocimiento de causa.
«

Son parte muy notable

del

mismo un razonado

informe de los Excmos. Sres. Obispos de Oviedo,

222

Orense y Tuy, Dr. D. Benito Sanz y Fores, Dr. D. Cesáreo Rodrigo y Dr. D. Juan Maria Valero,
con

una docta y muy
«

fundada

ampliación

del

primero.

No

faltan

en

el

Proceso los preciosos escritos

de defensa y contradicción del Fiscal Ecco, y otros
varios letrados que han discurrido profunda y de-

tenidamente sobre

todos los

puntos controvertiilustración de

bles y conducentes á la plenísima
la

materia.
la

De modo que nada quedaba que
más

de-

sear á

susceptibilidad

exquisita para con-

vencerse de que

no se había omitido diligencia
filosófica

alguna canónica,
cendencia. Visto

ó crítica para llevar

h
in-

perfección à una obra tan colosal y de tanta trasesto

por

Nos, después

de

vocar con fervor y confianza la asistencia del divino Espíritu, en 12 de Marzo de 1883, suscribimos
el

siguiente auto definitivo: (Véase pág. 149).

VI.

«.

Dictado este canónico decreto,
con
toda

lo

mandamos

á

Roma

seguridad por

medio de un
la Sa-

respetable

sacerdote

que

lo

puso en manos del

Emmo.
grada

Sr.

Cardenal Bartolini, Prefecto de

Congregación de Ritos, y se quedó en aquella á las órdenes de la Sagrada Congregación, á fin
feliz

de que nada faltase para

el

progreso y
la

terminación

de tan grave causa. Tanto

223
la

Sagrada Asamblea, como Su Santidad, á quien
de que somos capaces,
la

directamente escribimos recomendándosela con toda
la eficacia

miraron desde

un

principio con el

mayor

interés, hasta el

extremo

de excitar y estimular, si los procedimientos consumían más tiempo del necesario.
«

Mientras en

Roma

se tramitaba todo con

ri-

gorosísima escrupolosidad, permitió Dios que no
faltasen en Santiago algunos,
ritus inquietos,
lo

aunque pocos,

espí-

amigos de contradecirlo todo, aun
y
evidente,

más

claro

que multiplicaban sus

recursos á aquella sapientísima, justificada y respetable
Pontífice,
cias y

Asamblea

,

y

aun

al

mismo

Soberano
po-

presentando dificultades,

sutilezas, argusi

toda clase de obstáculos para ver

dían oscurecer la verdad é impedir su pronto y cabal triunfo. Y tal y tanta llegó á ser su insistencia,

que, no pudiendo conciliar bien

Su San-

y firme estructura del Proceso con tan pertinaz contradicción, ordenó motu protidad la solidez

prio

que viniese á

Compostela

el

Excmo
la

Sr.

D. Agustín Caprara, Promotor general de
en Roma, acompañado de un Notario de


Cu-

la

ria, al efecto de que por si mismo y personalmente inspeccionase los huesos hallados, los lugares en que lo habían sido, todas las escava-

objetos encontrados, obras hechas y por hacer, documentos y cuantos datos tenían relaciones,

ción con

el

Proceso; lo qual ejecutó con una

in-

224
teligencia,

sagacidad

y

perspicacia

admirables.

También examinó bajo juramento, uno á uno, á
todos los personajes y operarios que figuran en
la

Causa y aun á

los

contradictores que

habian

firmado sus quejas á Roma, pues muchas de estas

eran anónimas, consignándolo todo

el

Notario au-

torizante en la ampliación de la gran
«

Causa.

Reunidos

los

copiosos y seguros datos que
tornó á

se fiíeron allegando,
tre

Roma

el

alto e ilus-

Comisionado,
la

redactó

su estensa y luminosa

información y
dio del
fecto

presentó á Su Santidad por me-

Emo
la

Sr.

Cardenal

Bartolini,

digno Pre-

de

mencionada Congregación.
la

Ya

todo

en manos de Su Santidad, su solicitud Apostólica

ordenó que se reuniese otra vez
gregación, agregándola
discutiese

Sagrada Con-

más Emos. Cardenales,

y deliberase. Habiéndolo hecho, por unanimidad confirmaron nuestro precitado decreto.

En

su vista

Su Beatitud

ratificó

el

juicio

de la

Sagrada Congregación y mandó que se ejecutase el definitivo y solemne decreto de autenticidad
que
al

principio

hemos copiado.
el

«

¡

Bendito sea mil y mil veces

Señor Dios de

bondad y misericordia, que tan grande la tuvo desde Constanun principio para su predilecta España
!
¡

temente alabado sea

el

glorioso Apóstolo Santiago

que una vez más ha querido aparecer entre nosotros
rodeado de gloria y esplendor, para continuar siendo
nuestra estrella, nuestro guia y nuestro protector
!

225

VI.

«

Empero,

los beneficios

últimamente dispensaafortu-

dos por

la divina

Providencia á nuestra

nada ciudad y región, y aun á la Iglesia católica entera, no se reducen al principal, que es el
hallazgo del gran Tesoro y á sus inmediatamente

adherentes, sino que se han multiplicado

más y

más. Las excavaciones, los estudios, las comprobaciones y demás actos practicados en averiguación de la verdad primaria,

han iluminado de
la

tal

manera algunos puntos algo oscuros de
toria

his-

de

las

Reliquias de nuestro excelso Patrono,
al

que puede decirse que
gible en los objetos y

presente

es

esta tan-

monumentos descubiertos, y aunque es susceptible de mucha amplificación, puede reducirse á unos cuantos rasgos como los que vamos á trazar, para consuelo y contentamiento universal.
«

Santiago fué degollado por Herodes en Jerula

salem antes de
recogiendo
el

Pascua. Sus amantes discípulos,
lo

cadáver decapitado,
traida

colocaron
al

en

frágil

barquilla

providencialmente

puerto

de

Iria-Flavia,

hoy Padrón. Doña Lupa,
Maestro

señora principal y dueña de toda esta región, se
convirtió á la fé por la predicación del
los discípulos,

y

y,

poseyendo un Fanitm ó tem-

plete consagrado á

un ídolo de su devoción en
15

226
las

espesuras del bosque que cubría

el

terreno

hoy ocupado por nuestra ciudad de Compostela,
antes

Libredon, lo cedió
el

á

los

discípulos,

para
al-

que, abatido
tar el

ídolo,

colocasen en su

mismo
lo

Cuerpo del ya Maestro
el

común. (Conser-

vamos aún
apostólicos,
el

ara y las columnitas
se

que

sus-

tentaban). Así

explica que aquellos

varones

no obstante su pobreza, depositasen

historia,

Cuerpo de su amado Maestro, como dice la en un pequeño templo cubierto con armarmóreos.
«

cos

Los dos discípulos Teodoro y Atanasio, que quedaron vigilandolo, al morir, fueron enterrados
bajo
el

pavimento

de

mosaico,

cuyos
los

grandes
lóculos

fragmentos hemos hallado ahora, en
ó sepulcros

que subsisten y contemplamos con religiosa admiración. Las persecuciones y el tiempo
de
tierra

hicieron olvidar aquel lugar sagrado, ya cubierto

y ramajes, hasta que
en
el

las

milagrosas

estrellas lo revelaron

siglo

IX. El Obispo
la

de Iria-Flavia, Teodomiro, trasladado à
capital
el

nueva

Compostelana, ó

Campo
el

de

la Estrella, y

piadoso

Rey D. Alonso
y

Casto, venido desde
el

Asturias, conservando el antiguo templete,

pa-

vimento, sus contornos

el

altar
el

del

Apóstol,
la

colocaron sobre este terreno

primera Catedral, que
presbiterio de la

y ocupaba

adyacente

lo

que es hoy
siglo,

Santa Iglesia

Metropolitana y

Capilla

menor

del Santo.

Pasado como un

227
el

Rey D. Alonso

III

agrandó esta

Iglesia hasta

la testera

del coro actual, pero sin tocar lo
;

que

restaba del primitivo templete
rez,

y

el

gran Gelmilevantó

primer Arzobispo
el

de

esta

diócesis,

en

siglo

XI
lo

el

monumental y grandioso tem-

plo que hoy admiran nalurales y forasteros, pero

respetando

que antes siempre se había respedel

tado, á saber: el altar y sepulcro

Santo,

el

pavimento y contornos del primitivo templete y los lóculos de los antedichos discípulos, aunque
oculto lo último bajo
«
el

pavimento del presbiterio.
el

Semejante estado de cosas continuó hasta

siglo

XVI. En

éste,

declarada

la

guerra

entre

Inglaterra,

ya protestante, y España, siempre paladín del catolicismo, el pirata General Drake,
su escuadra
las

hostilizando con

costas

septen-

trionales de nuestra nación,

atacó

á

la

Coruna,

profanando en todas partes los lugares sagrados,

quemando y pisoteando
de
los

las

imágenes y reliquias

santos.

Entonces, consternada esta ciudad
la

por haberse extendido

voz de que venían los

enemigos sobre

mar el San Clemente,

á destruir su Catedral y queSepulcro y Reliquias de Santiago, el Señor
ella

su dignísimo

Obispo en aquella
per-

sazón, de noche y

acompañado de muy poca

sonas de su íntima confianza, juntó los huesos de
los tres santos Santiago,

nasio, los

San Teodoro y San Ataenvolvió en muy rica tela que halló á la

mano y

los enterró entre piedras y bajo piedras,

228

algunas de

las

cuales son trozos de
primitivo,
el

duda aún del templete

mármol sin en el mismo
tierra

ábside del gran templo, en

centro de la capilla

menor de Santiago, cubriéndolo todo de escombros, encargando el más riguroso
á
los

y

silencio

pocos

iniciados,

y haciendo

correr varias

versiones para desorientar.
se

Y

tan cumplidamente
el

consiguió

el

objeto,

que desde entonces

bajo

Cuerpo de Santiago, antes siempre conservado el altar mayor, desapareció sin saber nada
cierto acerca

de

su paradero.

En

estos

últimos

años, la divina Providencia, que todo lo dispone

con admirable fuerza armonizada con

la

suavidad,

Nos

inspiró su busca por

medio de

las

excava-

ciones

ya

descritas,

coronando
escondido.

superabundantela

mente nuestros pobres esfuerzos con
del inapreciable
«

aparición

Tes 01^ o

Este

es,

amadísimos hermanos

é hijos en el

Señor, otro de los grandísimos resultados de nuestros constantes trabajos. Estos son preciosísimos

datos seguros

que ilustrarán copiosamente esta
la

importantísima página de

historia particular

de

España y aún de la universal. Estos serán de hoy más una mordaza que cerrará para siempre los
labios de nuestros émulos,

que han tenido valor de
la

disputarnos las verdades de
tura de Santiago en

predicación y sepul-

verdad y autenticidad de sus sacratísimos huesos, conservados á través
la

España y

de los siglos en su milagroso y glorioso Sepulcro.

.229

VII.

Entonemos, pues, cánticos de gratitud y reconocimiento al cielo por sus bondades, porque ha
«

cumplido entre nosotros
prometió á Salomon en
gración de su templo
:

lo
el

que

el

Dios de Israel
la

gran dia de
Elegi

consaeste

«

y

santifiqué

pre mis

lugar á fin de que permanezcan en él para siemojos y mi corazón. » Y pues somos sus
hijos predilectos,

portémonos como
tal
filiación.
el

tales,

acredi-

tándonos dignos de

Nuestra modestia

y santidad, como decía
los Filipenses,

Apóstol San Pablo á
;

sea notoria á todos los hombres

justifiquémonos y justifiquemos con nuestro ejemplo, conforme á nuestra dignidad y vocación, á fin

de que
el

el

grande Apóstol no nos desconozca ante

tribunal divino, y por su intercesión

logremos

conseguir nuestro bienestar eterno.
«

Entre tanto, como prenda del entrañable amor

que os profesamos, y augurio de celestes bendiciones, os damos la nuestra 7nuy cumplida : En el 7iombre
del Padre,
<

y

del Hijo,

y

del Espíritu Santo.

Amen,

Dada en

nuestro Palacio Arzobispal de Sant-

iago á 13 de agosto de 1884.

Miguel Card. Paya Arzob. de Compostela.

Por mandado de Su Erna
Arzobispo mi Señor:

Revma

el

Cardenal

Licdo. D. Dionisio Lopez, Dignidad de Tes.Secr.

230
Indecible es
el

júbilo

que

la

autorizada palabra

del Cardenal Arzobispo causó entre los fieles

de

Compostela y de toda España;

las

más

sinceras

demostraciones de amor y gratidud se cruzaron por todas partes, y toda la prensa, hasta la que poco há combatía, no tuvo mas que una voz para

encomiar

al

Cardenal, su celo y sus felices resultados.

Pasados estos primeros momentos de grata
agitación, llenó el esclarecido

Purpurado
al

el

no me-

nos grato deber de informar
tan consolante y

Santo Padre sobre

conmovedor suceso, y lo efectuó elevando en 27 de Agosto esta veneranda carta:
Beatísimo Padre:

«

«

Desde que Vuestra Benignidad y sabiduría
dignó confirmar
el

« se «

Decreto por mí pronun-

ciado en favor de la autenticidad de las Reliquias
gloriosísimo Santo Santiago
Beatissime Pater
el

« del

Mayor y de

Ex quo

benignitas

et

sapientia Vestra dignata fuit

confirmare Decretum a

me datum
et

pro authenticitate Re-

liquiarum gloriosissimi Sancti lacobi Maioris et eius di-

scipulorum Sancti Athanasii

Sancti Theodori, nuper
et

sub pavimento

absidis

huius

Apostolicae

Metropoli-

tanae Basilicae inventarum, nihil antiquius habui, ut mei

muneris

erat,

quam

Sanctitatem

Vestram
et

illieo

certiotalis

rem

faceré

de omnibus consequentiis
declarationis
in

effectibus
in

irrefragabilis

hac

civitate,

tota

dioe-


«

231

sus discípulos San Atanasio y San Teodoro, poco

«
« « «
«

há descubiertas debajo del pavimento del ábside
de esta Apostólica y Metropolitana Basílica, nada he tenido mas impreso en mi alma, según era deber de mi cargo, que
el

dar á conocer á Vuestra

Santidad

sin

dilación, todas las consecuencias

y

« efectos
«

por mí diligentemente observados de

tal ir-

refragable declaración, en esta ciudad, en toda la

« diócesis,

en

«
« «

que de los

Por esta causa, y pues resultados inmediatos ya tuve cuidado de
la

España

toda.

informar á Vuestra Santidad, deber mio es ahora
ampliarlos y añadir los que después han seguido.
«

Y

primeramente, todas

las

cosas,

desde

el

« principio
«

hasta hoi, fueron faustas y

felices.

Ce-

saron de todo punto las contradicciones; todos
humillaron su cabeza, tanto que hasta los pedel
pais,

«

« riódicos « doctrina,
«

no

por cierto de

ortodoxa

antes tan frecuentemente batalladores,

no solo callaron, sino que aplaudieron, alabaron,
universa Híspanla

cesi et in

a

me

díligenter observatis.

Hac de
strae

causa,

quoniam de immediatis iam

Sanctitati Vein

rationem recidere curavi,
et illam amplificare, et

meum

est

praesentia-

rum,

quae postea subsequuta sunt

adiicere.

Et quidem, ab
licia

initio

usque nunc omnia fausta
sua,

et fe-

acciderunt. Cessarunt penitus contradictiones, humi-

liaverunt

omnes capita

ita

ut

etiam

ephemerides

regionales non omnino orthodoxae doctrinae, antea frequenter

oppugnantes, non tantum siluerunt, sed etiam plauselaudaverunt et lactantes concinuerunt.

runt,

lubilum

et

232
«

y alegres mostráronse concordes. El júbilo y la

« alegría

son universales en toda España y también
peregrinos vinieron y tantos hoi se prepael

«

en

la

vecina Francia, de donde, de bien antiguo,

« tantos
«

ran á visitar

glorioso sepulcro del Santo San-

« tiago. Confieso,

Beatísimo Padre, que mi corazón
la docilidad, la su-

« está relleno
« misión, el « ridad,

de gozo admirando
de

respeto hacia V^uestra
las clases

Suprema Autoevidente

de todas

la sociedad,

« y « «

solemnemente mostrados con tal motivo. En verdad que el estandarte del Santo Santiago es
símbolo de unidad y cohesión

de

este pueblo

« español,
«
«

siempre y constantemente católico, y queda firme la esperanza de perfecta resurrección de esta gran familia del Santo Santiago, aun-

«

que algo debilitada por
de este siglo
sunt
¡

las

perversas novedades
el

«

Alegrémonos, pues, en
in

Señor

!

laetitia

universales

tota

Hispania et etiam
tot

in

próxima

Gallia,

unde antiquitus

peregrini gloriosum

sepulcrum Sancti lacobi visitantes

advenerunt

et

nunc

parantur continuare. Fateor, Beatissime Pater, cor

meum

gaudio repletum esse admirando docilitatem, submissionem
et

respectum erga supremam Auctoritatem Vestram omnium

societatis
•publicatas.

ordinum

in

hac occasione evidenter

et solemniter

Re

vera vexillum Sancti lacobi
populi
restat

symbolum

est

unitatis et cohaesionis huius

hispani semper con-

stanterque

catholici.

resurrectionis

huius

Adhuc magnae

spes

firma perfectae
lacobi
ali-

familiae

Sancii

quantisper et ex parte perversis novitatibus huius saeculi
tepefactae.

Gaudeamus

igitur in

Domino!


«

233


el

Es afán de todos que

citado gran acon-

« « « «

tecimiento sea celebrado con

pompa y

solemni-

dad extraordinarias, pero como nada había antes
preparado y poco há que habían terminado las múltiples solemnidades con que, con culto cony durante quince dias, se celebra la fiesta

« tlnuo

«
«
«

anual de nuestro Apóstol; y

como todos

los años,

por esta estación, parten necesariamente muchos
enfermos ó aquejados de mal para buscar auen los baños marítimos
ó termales
;

« silio
«

prual

dentísimo creí prorrogar las grandes fiestas

« «

año próximo venturo y no hacer por ahora que el trasladar solemnísimamente las Reliquias desde
Capilla de este palacio, en que fueron próviel

« la
«

damente colocadas por
de
la cripta

Rmo

Promotor de
al

la

« Fé,

aquí por V^uestra Santidad enviado,

nuevo

« altar

subterránea construida en esta

In

omnium

desiderio est supradictum

magnum

even-

tum extraordinaria pompa et solemnitate celebrare, ast quoniam nihil antea erat paratum, proxime finitae erant multíplices solemnitates quibus festum annuale nostri Apostoli

celebratum fuerat continuo cultu per quindecim

dies,

et

quotannis in hac anni tempestate quamplurimi aegri et
et

male habentes ad aquas marítimas

thermales necessario

emigrant; prudentissìmum fore duxi malora festa ad proxi-

mum

supervenientem annum prorogare, nihilque amplius
efficere

pro nunc

quam solemnissime

transferre

sanctissi-

mas Reliquias

e sacello huius palatii in

quo a

Rmo

Fidei

Promotore provvidentissime a Sanctitate Vestra huc misso, collocatae fuerant, ad novum altare subterraneae Cryptae


« «

234


y las instrucla

Metropolitana, según

lo prescrito

dones
«

del

mismo.

Así se llevó á cabo, Beatísimo Padre, en

«

«
«

dominica del mes de Agosto, con grande y estraordinario concurso de pueblo, que con láI

grimas y sollozos daba gracias á Dios de tan
singular beneficio.
«

«

Y

ahora, y por

todo

el

año

siguiente,

no

«

levantaremos

mano en

la obra,

para que cuanto
el

«
«

haya de ser preparado, se prepare hasta

pró-

ximo
«

Julio.

Después de

esto,

en

la

presente ocasión,

« «

nada mas
amor,

me

resta
el

que reiterada y reiteradasentimiento de fidelidad, de

mente, confirmar

«

«

de obediencia y de íntima adhesión á Vuestra Santidad, poco há presentado en el anide
la fiesta del

« versarlo

santo Patriarca Joaquín,
ipsius

in

hac Metropolitana constructae, iuxta
et instructiones.

praescri-

ptum
sis

Ita

factam

est,

Sanctissime Pater, in dominica
et

I

men-

augusti,

máximo

extraordinario

populi

concursu,

qui

cum
Et

lacrymis et fletibus

de adeo singulari beneficio

Deo

gratias agebat.

nunc
ab
sunt

et

per

totum

sequentem
ut

annum manus
pa-

nostras

opere

non

levabimus

quaecumque

randa
rentur.

usque ad proximum

iulium

opportune pa-

Post haec in praesenti occasione nihil amplius mihi
stai

re-

quam

iterum atque iterum confirmare

fidelitatis,

amoris,

obedientiae et intimae adhaesionis sensus erga Sanctita-


« «

235


recibiría

que confiadamente espero
Santidad Vuestra.
«

benigno

la

Compostela, dia 29 de Agosto, año 1884.
«

»

Beatísimo Padre

:

«

A
«

los

Pies de Vuestra Santidad

humildemente

postrado:
»

«

Miguel Card. Paya, Arzobispo Compostelano.

El

Sumo

Pontífice,
lo

en

coronación

de cuanto

había dispuesto, y de
la

intimo de su pecho, según

frase

usada en

los

Actos solemnes Decretónos,

dio á luz la tan erudita,
del
tos,
I

noviembre, dia
la cual,

como elegantísima Bula consagrado á Todos los Saná todo
el

y en

siguiendo las normas de sus Pre-

decesores, participa

Leon XIII

Epis-

copado del orbe
los fieles, el

y por su conducto, á todos felicísimo descubrimento del cuerpo de
católico,

Santiago Apóstol y de sus dos discípulos S. Atanasio y S. Teodoro, para que la grei de

Cristo
ale-

con los Pastores tomen parte en
tem Vestram, nuper Beatitudini Vestrae
stivitatis Sancti

la

común

in anniversario fe;

Patriarchae loachim oblatos

quos confidenfore.

ter spero Sanctitatem

Vestram benignam accepturam
1884.

CorApostellae die 29 augusti ann.

Bme

Pater

Ad

Sanctitatis Vestrae PP.

H.

P.

Michael Card. Payà Archiep. Compostellanus.


gría,

236

invoquen

la

protección del Santísimo Apóstol

y le dirijan fervientes votos para obtener del Dador Supremo de todos los bienes, la paz á la
Iglesia,
la

salud á

la

enferma sociedad

civil,

el

aniquilamiento de los errores, de la incredulidad

y del cisma; y para hacer mas asidua y eficaz la súplica, abre el Santo Padre los tesoros de la
Iglesia,

concede
á
la

á

los

que oren

la

Indulgencia
estiende,

Plenaria, y,

España en
el

particular,

aun para
Plenario,

el

presente año,

privilegio del Jubileo

concedídole desde
III,

Pontífice Alejandro

el 1 1 79 por el Sumo siempre que la fiesta de

Santiago cayera en dia de Domingo. Insertamos
este venerando

Documento que ocupa un
XIII.

distin-

guido puesto entre los Actos del augusto Pontífice

Máximo Leon


Letras apostólicas en

237


confirma la sentencia

qtie se

dictada por el cardenal arzobispo de Compostela

acerca de la identidad de los cuerpos del Apóstol

Santiago

el

Mayor, y

los

de

sics

discípulos

san Atanasio

y

san Teodoro.

LEON, OBISPO,
Siervo de los siei^vos de Dios para perpéttia memoria

« «

Dios Omnipotente, admirable en sus Santos,
sus almas gozan en

ha querido en su providente sabiduría, que, mienel cielo

« tras

eterna ventura,

«
«

sus cuerpos, confiados á la tierra, reciban por parte

de los hombres singulares y religiosos honores. « Asi Dios manifiesta admirablemente en ellos
su providencia y misericordia, porque, al permitir

« «

que realicen por sus cuerpos muchos prodigios

LEO EPISCOPUS
Servus servorum Dei

ad perpetuam rei mentor iam.
Deus Omnipotens,
ceptae gaudio
qui
mirabilis
est in sanctis
suis,
re-

providentissime voluit, ut,

quum eorum animae

caelo

perfundantur sempiterno, corpora condita

terris singulari observantia colantur

ab hominibus
his

et reli-

ligionis

splendore

honestentur.

In

vero

Dei provi-

dentia et misericordia luculenter apparet, qui

cum multa

sinat per ea divinitus accidere, simul et utilitati consulit

nostrae, et gloriae,

quam

sancti sui consequuntur in terris.


« divinos,
« los

238

provee á nuestro bien y á la gloria de Santos en la tierra. Y en efecto, siempre que

« visitamos las reliquias
«

de los bienaventurados ha-

bitantes del cielo, recordamos la maravillosa y es-

«
«

plendente serie de virtudes de que dieron ejemplo

durante su vida, estimulándonos vivamente á imi-

« tarlas.
«

Son
S.

los

cuerpos de los Santos, en

testi-

monio de

Juan Damasceno, otras tantas fuentes
la Iglesia,

«
«

perennes en

de

las

que manan, como
celestiales, los

de salutíferos arroyos, los dones

« beneficios

«

y aquellas gracias de que más necesitados estamos. Por lo cual no es de admirar que
cuerpos de muchos Santos que se hallaban
las tinieblas

« los «

como perdidos en
tiempos en que

del olvido,

hayan

« sido
«

devueltos á la luz precisamente en estos
la Iglesia

se vé agitada per en-

«

crespadas olas y en que los cristianos necesitan

Haec enim caelitum beatissimorum pignora, quae nobiscum
manent, quoties invisimus,
toties

admirabilem praeclaris-

simarum virtutum seriem, quibus illi in mortali vitae cursu in exemplum ceteris praeluxere, memoria repetimus, et ad
eas imitandas vehementer

adducimur. Sunt autem, teste
in Ecclesia

loanne Damasceno, sanctorum corpora perennes
fontes,

ex quibus

tamquam

rivuli salutares

effunduntur in po-

pulos christianos dona caelestia, beneficia, et ea omnia quibus

maxime indigemus. Quapropter non mirum
tis

est

si

providenin

Dei Consilio nonnulla sanctorum corpora, quae antea

oblivione posteritatis velut in tenebris delitscebant, his po-

tissimum temporibus

in

lucem prodeant, quibus
et

et Ecclesia

maximis agitatur

fluctibus,

egent christiani acrioii ad


« recibir
« el

239


el

más
las

vivos alientos para la virtud. Así, en
poal

trascurso de este nuestro siglo, en que
tinieblas

«
«

der de

hace encarnizada guerra

«
« «

Señor y á su Cristo, se han descubierto felizmente, por permisión divina, los sagrados restos
de San Francisco de Asís, de Santa Clara
la

Virgen legisladora, de San Ambrosio, Pontífice
y Doctor, de los mártires Gervasio y Protasio, y de los apóstoles Felipe y Santiago.

« «
«

Y

á este

número deben añadirse

el del

Apóstol Santiago

« el «

Mayor, y sus discípulos Atanasio y Teodoro, cuyos cuerpos se han vuelto á encontrar en la
de
la

« catedral
«

ciudad Compostelana.

« los « «

Constante y universal tradcion, que data de tiempos apostólicos, confirmada por Letras
el

públicas de Nuestros Predecesores, refiere que

cuerpo de Santiago, después que

el

Apóstol hubo

virtutem incitamento.

Hoc

nostro vertente saeculo

cum

a

potestate tenebrarum teterrimum indictum fuerit bellum ad-

versus

Dominum

et

adversus Christnm

eius,

auspicato qui-

dem

et divinitus inventi sunt sacri

ciñeres sancti Francisci

Assisiensis,

sanctae Clarae Virginis Legiferae, sanctorum

Ambrosii

pontificis doctoris, Gervasii et Protasii

martyrum,

Philippi et lacobi Apostolorum.

scendi sunt sanctus

Horum in numerum admiIacobus Maior apostolus et discipuli
quorum corpora nuper
in

eius Athanasius et Theodorus,

templo principe

civitatis

Compostellanae reperta sunt.

Ex
blicisque

constanti et pervulgato

apud omnes sermone, iam
est,

inde ab Apostolorum aetate, memoriae proditum

pu-

Decessorum Nostrorum

litteris confirmatum, san-


<^

240


Los
cuales,

sufrido el martirio por orden del Rei Herodes,
fué clandestinamente arrebatado por sus dos dis-

« « « « «

cípulos Atanasio y Teodoro.

por

el

vivo temor de que las reliquias del santo Apóstol

fueran destruidas en

el

caso de que los judíos se

apoderaran de su cuerpo, embarcándole en un
buque,
le

«

sacaron de Judea y alcanzaron tras
las

feliz

« travesía «

costas de España, y las bordearon

hasta tocar en las orillas de Galicia, donde San-

« tiago,

después de

la

Ascensión de Jesucristo á

« los cielos, « dicion, « el

según también antigua y piadosa traestuvo desempeñando por permisión divina

ministerio del apostolado. Llegaron á la ciudad

« « «
«

española Iria Flavia, se fijaron en un predio, y abierta en la roca una cripta al modo de los ro-

manos, depositaron en
del Apóstol

ella los restos

inmortales

que llevaban consigo, edificando sobre
posquam
ille

cti

lacobi corpus,

ab rege Herode capitis
a

damnatus
Athanasio

martyrium
et

fecerat,

duobus

discipulis eius,

Theodoro clam

fuisse

subductum. Hi cum
solve-

valde metaerent reliquias sancti Apostoli nullas futuras,
si

iudaei corpore potirentur, eo in

navim imposito

runt ex ludea, deinde sospite transmissione attigere Hi-

spaniam, eamque circumvecti ad extremas Gallaeciae oras
appulerunt,
ubi,
uti

pia et antiqua traditio habet,

post

Christi in caelum
silio

ascensum sanctus lacobus divino Conerat.
Ibi

apostolico

muñere functus
Irla Flavia

quum

Hispanien-

sem civitatem quae
in

nominabatur, accessissent,
decreverunt,
in

praediolo

quodam manere

mortalesque
crypta

Apostoli exuvias,

quas secum avexerant,

saxo


« ella «
te

241


Y
los

cuando Atanasio y Teodoro hubieron terminado el curso de su exisuna
capilla

pequeña.

tencia

pagando
de
la

el

tributo á la naturaleza,
la

« cristianos «

comarca, movidos por

venera-

cion que hacia ellos sentían y por el deseo de no « separarlos, después de su muerte, del cuerpo que
«
« «

santamente hablan conservado durante su vida,
depositaron, á los dos en la

misma tumba, á

la

de-

recha
«

el

uno y á

la

izquierda el otro del Apóstol.

Mas como poco después

fueran los cristianos

«
«

perseguidos y martirizados por donde quiera que
se extendía la dominación de los

« «

Romanos,

el

Emperadores hipogeo sagrado quedó oculto por
la tranqui-

algún tiempo, hasta que, restablecida

« lidad, «

difundióse la noticia de la traslación del

cuerpo de Santiago entre los españoles, que sen-

« tian

por

él

singular veneración, y las

muchedum-

defossa
derunt,

intra

loculum romano opere constructum condi-

parvumque super erexerunt sacellum. Sed exacto cum Athanasius et Theodorus naturae concessissent, christiani, qui ea loca incolebant, tum propter eximiam de duobus viris opinionem, tum ne hi a corpore quod in vita sánete asservaverant post niortem seiungerentur, ambos in eodem sepulcro composuerunt unumquemque ad Apostoli latus. Vexatis panilo post caesisque christianis, ubicumque terrarum romani imperatores dominabantur, sacrum hypogeum delituit aliquandiu. Veruni ubi, tranquillitate parta, apud Hispanos homines, qui praevitae cursu

cipua sancii lacobi religione tenebantur, de transíalo eius

corpore fama

percrebuit, ad sepulturae

locum concursus
i6


« «
« lias

242


en

bres empezaron á visitar su tumba con un ardor

y una piedad que acaso no desmerecerían de aque-

que impelian á
al

los

fieles,

Roma

y otros

«

puntos,

sepulcro de los Príncipes de los Após-

« toles

«

y á las tumbas de los santos mártires. « Seguía en tanto el curso de los tiempos, y los bárbaros primero y árabes después, bajo el
imperio de Muza, invadieron
la

« el
«

España y
el

aso-

laron principalmente, con frecuentes excursiones,

« las

comarcas costeras, de modo que
las

sepulcro

«

sagrado quedó sepultado bajo

ruinas de la

« capilla, «
« «

permaneciendo oculto por largos años.
el

Mas

tiempo no había borrado déla memoria
el

de los españoles

recuerdo de

la

santa reliquia.
los

Una

tradición constante refiere

que en

prinel

« cipios del siglo «

IX, reinando Alfonso llamado

Casto y siendo Teodomiro obispo de
coepít,

Iría Flavia,

fieri

haud minori

fortasse pietatís studio

quam quo

Romae

et alibi

sepulcra Principum Apostolorum, et Hie-

romartyrum coemeteria visebantur. Labentibus vero annis cum barbari primum, deinde árabes imperio ductuque

Muzae invasissent ín Híspaníam, et ea praesertím regiones, quae mare adiacent crebris incursionibus divexarenl, sacer
sepulchri loculus, exciso et everso
sacello,

sub ruinarum
vetu-

mole

in

obscuritate

latuit

diuturna.

Non tamen

state obliterata est

apud Hispanos

sacri pignoris

memoria.

Ineunte

enim saeculo IX cum rex Alfonsus, qui dictus

est Castus,

Híspaníam

obtineret, et Iriae Flaviae Ecclesiae

datus esset Episcopus Theodomirus, super cryptam, quae
sancti lacobi et

duorum discipulorum

reliquias contegebat,


« ba

243


encima
ele la

« apareció una brillantísima estrella que se mostra-

como enclavada en

el cielo

cripta

< que guardaba las reliquias de Santiago y sus dos
« discípulos,

indicando por sus fulgurantes rayos

« aquel lugar en que los restos sagrados estaban « sepultados. Jubiloso
«
«.

el

Obispo Teodomiro por

se-

mejante augurio, ordenó que se dirijeran á Dios,
autor de
él,

fervorosas oraciones; y haciendo des-

< pues remover y apartar las ruinas de la capilla,
« é insistiendo en sus pesquisas, logró llegar al sitio

« donde, como en un sepulcro de
< con

familia, yacian,

en

< distintos nichos, los cuerpos de los tres santos.
el fin

Y

entonces de que aquel lugar santificado

« por la religión quedara

humanamente mejor
la

res-

« guardado, cercóle de una muralla, á
«

vez que

circumdaba también

el

sagrado tesoro por sólidas

« edificaciones

subterráneas.

constans fama est veluti refixam cáelo stellam splendidis-

simam

apparuisse, quae suo fulgore indicium faceret loci,

ubi sacri ciñeres conditi fuerant. Episcopus Theodomirus
tanto felix
auspicio
auctori

Deo

supplicationes indixit,

•deinde submotis reiectisque

veteris sacelli ruderibus,
in

eo

investigando pervenit, ubi,
tria

tamquam

cognato sepulcro,

sanctorum corpora
ille

distinctis loculis iacebant.

locus
nitior,

religione
in

sanctus humanis esset
circuitu

Tune ut praesidiis muad aures

murum

eduxit,

sacrumque thesaurum

firmis substructionibus circumsepsit.

Quae

res ut

regis Alfonsi pervenerunt

ad sanctum Apostoli sepulcrum
vetus

venerabundus statim

accessit,

sacellum

in

novam
illius

formam

a solo reficiendum curavit, iussitque, fundi


« « fonso, «

244


el

Llegadas estas nuevas á oídos del Reí Alapresuróse à
ir

á venerar

sagrado se-

pulcro del Apóstol,

mandó

reedificar la antigua
el

« capilla con nueva forma, y dispuso que
«

suelo

en una extensión de tres

millas, se destinara per-

«

pétuamente á

la

conservación del templo, en tanto

« que,
« « «

como recuerdo de la aparición de la estrella fulgurante, el lugar mas próximo á la cripta y á Iria Flavia, (hoi Padrón) tomaba el nombre más
adecuado y de auspicios mejores de Compostela. « Numerosos milagros, además de aquel signo
dieron brillo á la tumba del Apóstol, de
los pueblos vecinos, sino

« celeste,
«

forma que, no sólo de

de

« los «

más apartados

lugares, acudieron las
los

muche-

dumbres á orar cerca de
Rei Alfonso
III,

sagrados restos. Por
el

« lo cual el

siguiendo

ejemplo de

« su predecesor, emprendió la edificación de una igle-

possessionem,

terminis

ad

tria

millia

prolatis, in templi

tuitionem perpetuo

adtribui.

Urbs interea crypta propinsibi

qua, quae hactenus Iria Flavia vocabatur, ex visu elucentis
stellae potioribus auspiciis
suit.

Compostellae

nomen impo-

illud

Sed ad illustrandum Apostoli sepulcrum, praeter caeleste signum, non pauca divinitus facta sunt, ita

ut non

modo

ex finitimis

civitatibus

et

oppidis, sed

a

longinquis etiam locis ad sacros ciñeres supplicatum populi

venirent.

Quare

rex

Alfonsus

III

decessoris

sui

exemplum
gressus
est,

imitatus
ita

aedificationem

amplioris

templi

ag-

tamen ut antiquus loculus intactus maabsolutum regio sumptu

neret, et illud properata molitione

exornavit.


« sia
«

245


intacto el
la

más vasta, que

sin

embargo dejaba

antiguo sepulcro, y después que rápidamente

«

hubo llevado á buen término, adornóla con todo
lujo
«

« el

de

la

realeza.

A

fines del siglo

X las

salvajes hordas de los

«
« «

árabes aumentaron más

el luto de España, destru-

yeron numerosas ciudades, y después de una horrible matanza en los habitantes, llevaron á todas
exterminio por
el

« partes el

hierro y el fuego. El

« emir Almanzor, de
«

infausta memoria,

que sabia
figuránel

cuan grande era dose que,

el

culto en el sepulcro de Santiago,
él,

« concibió el

proyecto de concluir con
si

«

lo

lograba, quedarla por tierra

« fortísimo baluarte

de España, aquel en que Es-

« paña tenia puestas todas sus esperanzas. Ordenó, «

por tanto,

á los jefes de sus hordas que mar-

« cháran directamente sobre

Compostela, que ataarabum
copiae,

in

Exeunte saeculo X Hispaniam irruptione

efferatae
facta,

rursus

oppida complura diripue-

runt, ac

magna civium

edita strage,

cendiis vastarunt. Nefandissimus
sepulcri sancti lacobi cultus
et

omnia ferro et inEmirus Almansor, quem
latuerat,

non

ad direptionem
si

eversionem animum iam intenderat;

quod

perficere
in

potuisset,

maximum Hispanorum
sese
iis,

praesidium,

et

quo

erat

eorum spes omnis,

expugnaturum arbitrabatur.

Quapropter

quos praedonibus suis praefecerat, imperai

Compostellam recta proficiscantur, urbem adoriantur, tem-

plum et sacra omnia dedant igni delenda. At Deus exortum iam et dilapsum incendium ad presbyterii limen restinxit, et Almansorem eiusque copias foedis torminibus


«
«

246


el

cáran

la

ciudad y entregaran á las llamas
al culto
;

templo

y todo lo que pertenecía

pero Dios con-

«

« les «

«

mismos umbraAlmanzor y á sus tropas con crueles calamidades, que los obligaron á alejarse de Compostela y después perecieron
tuvo
el

incendio devorador en los

del presbiterio é hirió á

« todos, incluso « «
«

Almanzor, de impensada muerte,
al

Quedaron, pues,

rededor del hipogeo las

cenizas esparcidas, recuerdo de la ferocidad del

enemigo, testimonio de

la

protección del

cielo;

y
el

« « « «
«

cuando España se vio
de

libre

de esos males,

Obispo de Compostela, Diego Pelaez, hizo
tierra,

surjir

sobre las mismas ruinas del antiguo

templo, otro aún mayor, cuyo esplendor y majestad acrecentó
el

succesor de Diego Pelaez, Diego
el titulo y

«

Gelmirez, recibiendo

honores de Basí-

« lica.

Pero

el

cuidado principal de aquel Prelado

percussit, quibus divexati Compostella discesserunt, et fere

omnes cum
tatis

Almansore
divini

subita

morte

perierunt.

Extaferoci-

bant adhuc sparsi circa hypogeum ciñeres hostilis
reliquiaè,

praesidii

documentum.

Quibus e

malis ubi se

emersit
in

Hispania,

Compostellae Episcopus

Didacus Pelaez,

ipsis

ruderibus veteris templi amplio-

rem aedem ab inchoato excitavit, quae a posteriori Episcopo Didaco Gelmirez, splendidiore cultu et maiestate aucta Basilicae nomine et iure donata est. Huius Episcopi
praecipua cura
scere,
et
fuit

sacras reliquias sibi traditas recogno-

educto

in

sublime pariete, loculum inaccessum

reddere.

Quae

inter

agenda ex

sacris ossibus particulam

quamdam

dissociare

non dubitavit, eamque sancto Attoni


«

247


un nuevo muro. En

fué el de reconocer la autenticidad de las reliquias

«

que

le
el

hablan sido transmitidas y hacer inaccesisepulcro, levantando
el

« ble

«

aquella ocasión

Obispo Gelmirez envió una
Pistoya; partíse ha
la

« partícula

de los restos sagrados, acompañada de

«
«

una
cula

carta, á

San Aton, Obispo de arrancada de la cabeza, como

probado
apò-

«

en una información reciente, que

titula

« phisis mastóidea, y que aun lleva huellas de san« gre, porque fué herida por la espada, al se«
« « « «

pararse

la

cabeza del cuerpo.

Y

esa

reliquia

venerable, y que han hecho célebre los milagros

obrados por

ella,

y el culto tradicional que

le

han

consagrado

los

de Pistoya, es hoi todavía objeto
iglesia.

de especialísima veneración en aquella
«

Entre tanto,

la

fama del santuario español se

«

habia difundido por dò quiera, é innumerables
Episcopo adiectis
ex capite:
litteris

mu-

Pistoriensi

dono
est,

misit.

Partem

hanc ex hodierna peritorum inspectione compertum est

demptam

fuisse

ea

enim

quae apophisis

mastoidea vocatur, sanguine adhuc respersa, utpote quae
gladii ictu,
est.

quum

caput cervicibus abscinderetur, percussa

Hae

reliquiae prodigiorum

fama

et avita

civium

re-

ligione

sanctae

singulari

pietatis

studio

coluntur adhuc
sanctuarii

ab

Ecclesia

Pistoriensi.

Interea

hispaniensis

fama longe lateque pervulgata, innumerabiles peregrinorum
cohortes ex universis fere terrarum partibus
illuc

conflue-

bant, et adeo crevit frequentia, ut ingentibus peregrinan-

tium catervis ad sancta Palestinae loca
stolorum Petri
et Pauli,

et

ad limina Apo-

merito compararentur.

Ac

proinde


«

248


que atraían
los

«

chedumbres de peregrinos acudían à él de todas las partes del mundo, siendo tal la afluencia que

« era

comparada con

justicia á la

Santos lAigares de Palestina y las tumbas de los « Apóstoles Pedro y Pablo. Por lo cual los Ro«
«

manos

Pontífices Nuestros
la

Predecesores reserdispensa del voto de

«

varón á

Santa Sede

la

« peregrinación á
«

Compostela.
el siglo

Mas no
que,
si

había aún trascurrido

XVI

«

cuando se suscitó una borrasca

terrible

y espan-

« tosa,

bien se dejó sentir por toda España,
la

«

amenazó aún más gravemente
Apóstol. Declarada
la

sagrada tumba

« del

guerra entre españoles
la

« é igleses, estos últimos,
« fé católica « «

que habían abandonado
la herejía,

para abrazar

formaron

el

plan

de saquear y destruir las iglesias católicas, profanando y destruyendo cuanto pertenecía al culto.
Pontífices Decessores Nostri dispensationem voti

Romani

de peragenda Compostellana peregrinatione suscepti, Apostolicae Sedi reservarunt.

Saeculo

XVI nondum

exacto,

cohorta est foeda

et

atrox tempestas, qua per Hispaniam fere totani saeviente,

sacrum Apostoli sepulcrum
muni,

in periculo fuit

non tam cominter

quam

proprio.

Indicto enim bello Hispanos

et Britannos, hi,

qui a catholica fide ad

haeresim desci-

verant, praedari et diruere catholicorum tempia, et sacra

omnia

violare et delere sibi constituerant.

Quapropter

in

Gallaecia, regione

mari citima, expósito exercitu,

sacras

aedes everterunt, caelitum beatorum imagines, reliquias et

quae omnia sanctiora habentur, haeretico furore combus-


«

249


en
la

Desembarcaron un

ejército

provincia de
las

« Galicia, cercana al «

mar, derribaron
el

iglesias,

entregaron á las llamas con

furor de la herejía,

« las

imágenes de

los

santos, las reliquias y los

« objetos

más venerandos,

dirigiéndose en seguida
la

« sobre «

Compostela para concluir con
perniciosa superstición.

que

11a-

maban
«

Hallábase

en aquella sazón
el

al

frente de la

« Iglesia

de Compostela

piadoso Arzobispo Juan
reliquias de
cui-

«

de San Clemente, quien consultó con los canónigos

« los « los
«

medios de poner en seguro
Santos, encargándose
lo
él

las

mismo de aquel
los restos

dado por

que concernía á
el

de Sanlas

« tiago.
«

Mas como
la

enemigo se hallaba ya á

ciudad, enterró opere tumulhiario y « secretemente los tres cuerpos, tomando, sin em«

puertas de

bargo,

la

precaución de construir

la

nueva tumba

serunt, deinde

ad perniciosam, ut aiebant, superstitionem

extinguendam Compostellam versus castra moverunt. Praeerat id temporis Compostellanae Ecclesiae piissimus Archi-

episcopus loannes

a sancto

Clemente,

qui

collatis

cum

Canonicis consiliis de sacris Sanctorum reliquiis tuto in loco
recondendis, hanc praecipuam de sancti lacobi exuviis cu-

ram
rio

sibi suscepit.

Sed cum iam hostes
tria

instarent, tumultua-

opere ab eo clanculum

corpora condita sunt: cavit
illius,

tamen ut novus loculus ex
posteris

veteris

romano more

constructi, ruderibus constitueretur, ut aliquod superesset

earum

identitatis testimonium.

Postquam recessum»

ab armis
stellani,

et belli pericula

propulsata sunt, cives

Compo-

et peregrini qui ea loca frequentes

adiverant pro


« con" los
«

250

materiales de las antiguas, que se hablan
la

hecho conforme á

usanza romana, á

fin

de que

«

quedaran á

la

posteridad algunos testimonios de

« la «

autenticidad de las reliquias.

Depuestas

las

armas, terminados los peligros

«

de

la guerra, los

habitantes de Compostela

y

los

«

peregrinos que con frecuencia acudían á aquellos
tuvieron la persuasión de que las santas

« lugares,

« reliquias se

encontraban todavía en

el

mismo lugar

«

en que primitivamente fueron depositadas, opinion

« acreditada
«

desde aquella época de suerte que en
;

nuestros dias los

fieles creian
el

que

las santas re-

« liquias se « principal,

conservaban en

ábside de la capilla

«
«

y se acercaban á aquel punto para venerarlas, mientras el clero de la Basílica cantaba en
él

una antifona en

las

claustrales domi-

« nicales.

certo habebant, sacros ciñeres

eodem
ita

esse

adhuc

in loco

ubi primitus composita requieverant. Posteri autem in ea

opinione fuerunt

qua maiores,

tamen ut temporibus

nostris censerent christifideles in abside sancti sacelli ma-

eadem sacra pignora servari, quapropter illuc ad adorandum propius accederent, et Basilicae Clerus quotidianae supplicationi ibi cum antiphonae cantu finem poneret.
ioris

Cum
nalis

vero Venerabilis Frater Noster S. R. E. Cardi-

Paya y Rico hodiernus Archiepiscopus Compostellanus aliquot abhinc annis restituendae Basilicae operam raggressus esset, consilium cepit, quod iamdiu agitabat
animo, investigan di locum
ubi
sancti lacobi, et discipusitae essent.

lorum eius Athanasii

et

Theodori reliquiae


«

251


la S.
I.

Tal era

el

estado de cosas, cuando Nuestro
el

« « «

Venerable Hermano

Cardenal de

R. Paya

y Rico, Arzobispo actual

de Compostela,

em-

prendió algunos años há

la

restauración de la ba-

« sílica
«

y decidió lo que desde tiempos atrás se habia
el

propuesto: buscar

punto en que se encontraban

« las reliquias « «

de Santiago y de sus discípulos Atanasio y Teodoro. Para la cual importante empresa escojió á hombres constituidos en dignidad eclesy de

« iástica «
«

consumada competencia, á quienes
de
las obras.

encargó

la dirección
el

Mas

el

éxito

no

apagó en

acto la esperanza de todos, porque
el

« se
« «

exploraron todo

hipogeo y

los subterráneos,

que existen aún próximos

al altar
fin

mayor,
el

sin en-

contrar nada; hasta que por

en

punto en que

« el clero «

y

el

pueblo acostumbraban á orar con

más

fervor, es decir,

en

el

centro del ábside, detrás
viros peritissimos delegit in

Quare ad opus

tanti

momenti

ecclesiastica dignitate constituios, qui operarios dirigerent.

Sed praeter opinionem omnium res ceciderunt. Explorato enim toto hypogeo et latebris quotquot extant adhuc circum altare maximum nihil repertum est, Demum quo maior cleri et populi ad orandum ferebatur devotio, in centro
scilicet

absidis post altare maius, et ante aliud altare in-

terius eifossum est

pavimentum,

et

cum opus ad duo

cu-

bita processisset, occurrit operariis arca, cuius in opérenlo

crux insculpta videbatur. Arca erat lapidibus et lateribus
confecta ex antiquiori crypta ac sepulcro excerptis.

Remoto

coram
sexus

testibus opérenlo, ossa reperta sunt
virilis pertinentia.

ad

tria sceleta

De

iis

omnibus Venerabilis Frater

252
« del altar

mayor y delante de

otro altar, los tra-

« bajadores levantaron las losas, y
«

después de ahon

dar dos codos, descubrieron una tumba cuya cuestaba adornada con una cruz, notándose

« bierta
«

que

«

tumba se había construido con piedras y ladrillos tomados de la cripta y de los antiguos
la
«

« sepulcros.

Levantada entonces

la cubierta

en presencia
del
el

«
«

de testigos, se encontraron tres

esqueletos

sexo masculino. Nuestro V^enerable

Hermano

«
«

Cardenal Arzobispo de Compostela, siguiendo

las

prescripciones del Concilio de Trento, después de

«
«

haber oido
dosos
)'

opinion de hombres doctos y piade peritísimos arqueólogos, empezó la forla
si

«
« «

macion de un expediente para decidir
hallado eran los cuerpos de Santiago

debia

te-

nerse por seguro que las reliquias que se hablan
el

^layor,

Cardinalis Archiepiscopus Compostellanus,
Concilii Tridentini sanctiones, auditis

secundum

sacri

doctorum piorumque
peritorum sententiis,
est,

virorum

consiliis,

et

lectissimorum

processuales condidit tabulas, inquisitumque

constaret

ne in repertis reliquiis de identitate corporum sancti lacobi Maioris Apostoli et
nasii et

duorum discipulorum

eius

Atha-

Theodori? Haec omnia ad ecclesiasticae disciplinae

praecepta perpendens, adhibitoque intelligenti indicio, annuit et approbavit.

Deinde idem Venerabilis Frater Arut sententia

chiepiscopus Compostellanus acta omnia et sententiam

ad Nos

misit,

petiitque supplex,

suam eadem suconfir-

premo

Nostrae

Apostolicae

auctoritatis

iudicio

maretur.


«

253


la

y de sus discípulos Atanasio y Teodoro, resol-

« «
«

viendo afirmativamente

cuestión, después de

haberlo examinado todo con grande sagacidad y

según

las reglas

de

la disciplina eclesiástica.

Por

« fin, el
«

mismo Arzobispo Nos envió todos
la

los do-

cumentos del expediente y
y

sentencia que habia

« dictado, «

Nos

pidió con instancia
la

que confirmá-

ramos aquella sentencia con
autoridad Apostólica.
«

suprema de Nues-

« tra

Nos acojimos
el

la súplica

« «
«

bien persuadidos de que la

con benevolencia; y tumba venerable de

«
«

Mayor puede mui justamente ser colocada en el número de los santuarios y puntos de peregrinación más célebres del mundo entero;
Santiago

«

que ha sido enriquecida con tesoros y privilegios por Constituciones emanadas de Nuestros Predecesores Pascual
II,

«

Eugenio

III,

Anastasio IV y
excipientes,

Nos admotas Nobis preces benigne
crum

cum
quae

probe noverimus venerabile sancii lacobi Maioris sepulÍnter celeberrima sanctuaria iure posse censeri,

in toto

orbe terrarum a christianis coluntur, sacrisque ce-

lebrantur peragrinationibus ad suscepta vota persolvenda:

idemque a Decessoribus Nostris Paschali II, Callisto II, Eugenio III, Anastasio IV et Alexandro III datis constitutionibus fuisse privilegiis et honoribus ornatum et

audi-

ctum, voluimus ut ad tantum negotium ea conferretur
ligentia,

quam semper Quamobrem ex Sacro
Dominicum

Apostolica Sedes adhibere consuevit..
Consilio sacris tuendis Ritibus prae-

posito, aliquot S. R. E. Cardinales destinavimus,

nimirum

Bartolini Praefectum,

Raphaelem Monaco La-


«

254


el

Alejandro

III,

Nos hemos querido que asunto de
cuidado que
la lo
la

« tal «

magnitud se examinara con

Santa Sede pone en ocasiones análogas. Para

« cual
«
«

Nos designamos á algunos Cardenales de

Santa Iglesia

Romana
de
la

pertenecientes á la Sagrada

Congregación de Ritos, á saber: Domingo Bar-

« tolini, Prefecto

misma Congregación; Rafael

«

Monaco de Lavaleta, Mieceslao Ledochowski, Luis

« Serafini,

«

Tomás

Zigliara, uniéndoles

Lúcido Maria Parocchi, Ángel Bianchi y algunos Prelados con-

« sultores
« tros

de la misma Sagrada Congregación, nues-

queridos hijos Vicente Nussi, Pronotario Apos-

« tólico, «
«

Lorenzo

Salvati, secretario,

Agustín Ca-

prara. Investigador de honores

celestes,

y Luis Lauri,
el

Asesor, encargándoles
«

el

examen

del asunto.

Esta comisión, después de haberse reunido

«

20 de mayo último en Nuestro Palacio del VatiMiecislaum Ledochowski, Aloisium
,

valletta,

Serafini,

Lu-

Zigliara;

cidum Mariani Parocchi Angelum Bianchi et Thomam nec non eiusdem S. Congregationis praesules Officiales dilectos Filios Magistros Vincentium Nussi Protonotarium Apostolicum, Laurentium Salvati ab
actis,

Au-

gustinum Caprara Quaesitorem de honoribus cáeles uium,

una cum Aloisio Lauri Assessore; quibus idem negotium examinandum commisimus. Conventu habito ad Vaticanas
Nostras Aedes die

XX
»

maii

vertentis anni,

omnibus ad

trutinam severa disquisitione vocatis, responsum datum est
« dilata, et

ad mentem.
ut

Mens vero
ad
exitum

fuit

ut nonnullae ani-

madversiones gravioris momenti accuratius diiudicarentur.

Quae

res

expedite

perveniret, iussimus


« cano,

255


la mente,

sometiendo todos los hechos á severísimo
:

«

examen, respondió dilata y seguii

con

el

« intento «

de someter á discusión más detenida y madura algunas consideraciones de gran importancia.
«

Mas con objeto de obtener una solución rápida,
hijo

«

Nos ordenamos á nuestro querido
Compostela, y examinando todo
mente, hiciera
dactara su dictamen.

Agustín

« «
«

Caprara, Promotor de la Santa Fé, que pasase á
allí

minuciosa-

las investigaciones necesarias y re-

«

Oyó

á teólogos, previo ju-

«
« «

ramento; esclareció algunas contradicciones que
parecían encontrarse en sus testimonios
;

pidió la

«
«

opinion de expertos arqueólogos, historiadores y anatomistas de Madrid y Compostela registró los restos del antiguo sepulcro y los comparó con los
;

« materiales
« estudió

que forman el que contiene las reliquias;
el

también

punto situado bajo

el

ábside en

dilectum Filium Magistrum Augustinum Caprara Sanctae
Fidei

Promotorem Compostellam

proficisci, ut ibi

singu^a

quaeque

inspiceret, inquireret, referrel.

Ule testibus, quos

prius iusiurandum adegerat, auditis; compositis nonnullis
contradictionibus, quae in

eorum

relatione

subesse vide-

bantur; examinatis archeologiae,
peritis Matriti et Compostellae,

historiae et anathomiae

qui de re sententiam

fer-

rent;

inspectis

vetustioris

loculi

ruderibus

et

cum

his,

quibus arca reliquias continens constituitur,

comparatis,

nec non inspecto loco sub abside ubi hae inventae sunt;

demum quum

rursus

percontatus esset peritos physicos

de singulis sacro rum ossium partibus,

Romam

re versus
est.

accurata relatione demandato sibi muñere perfunctus


« « «

256

que

encontraron, y por fin, después de haber consultado á médicos de experiencia reslas reliquias se

pecto de todas las partes de las sagradas osamenvolvió á

« tas,
«

Roma y completó

la

obra emprendida

redactando un dictamen especificado y exactísimo. « Así, desvanecidas las dudas que habían exisy para que apareciera la luz de la verdad más claramente, reunióse de nuevo la Comisión en el

« tido,

«

«

Vaticano

el

i

7

de

Julio

de este año para resolver

« la
«

cuestión propuesta, á saber:
el

La

sentencia dic-

tada por

Card. Arzobispo de Compostela sobre
el

« la

identidad de las reliquias encontradas en

cen-

« tro del « « «

ábside de

la capilla principal

de su Basílica

metropolitana, y que se han atribuido al Apóstol Santiago el Mayor y á sus discípulos Atanasio y

Teodoro,

¿

debe ser confirmada en

« los

efectos de

que se trata?

Y

caso y para nuestros queridos
el

Ouare iisdem
mine

collectis comitiis

ad Vaticanum die

XIX

lulii

huius anni dubitationum discussa caligine et veritatis
clarius exorto

lu-

ad propositum dubium

«

An

sententia

« lata «
ce

a Cardinali Archiepiscopo Compostellano de identitate

reliquiarum, quae in centro absidis sacelli

maximi Me-

tropolitanae eiusdem Basilicae repertae sunt et sancto la-

ce

cobo Malori Apostolo, eiusque discipulis Athanasio et

Theodoro tribuuntur, sit confirmanda in casu, et ad effectum de quo agitur? » Dilecti Filii Nostri Cardinales itemque Praesules Officiales considerantes omnia, quae proposita
ce cc

erant, ita vera et probata esse, ut

refellere nequis posset,

ideoque cognitionem
cros cañones et

rei

certam adesse, quae secundum saPontificum Decessorum Nostro-

Summorum


«
^<

257


demás miembros de
la

Hijos los Cardenales y los

Comisión, considerando que todos los hechos que

« se les «

hablan presentado eran tan exac tos y estaban tan bien demostrados que nadie podia poner-

« los «
« «

en duda, y que por tanto, existia sobre este asunto la certidumbre plena que los sagrados Cá-

nones y las Constituciones de los Soberanos Pont., Nuestros Predecesores, exijen en asuntos de esta
formularon
la siguiente

« índole,

respuesta: Affir-

« fnative, seu sententiain esse
«

confirrnmidam. (Afirmala sentencia).

tivamente ò que debe ser confirmada
«

Cuando, pues, ese resultado fué puesto en
Cardenal Domingo Bartolini, Prefecto de
Ritos,

«

Nuestro conocimiento por Nuestro querido Hijo
la

« el « « «

Sagrada Congregación de

Nos sentimos

grande alegría y dimos gracias de lo íntimo del corazón á Dios Todopoderoso y Suma Sabiduría,
Constitutiones in hisce negotiis desideranda
est, ita re-

rum

scripsere: « Affirmative, seu sententiamesse

confirmandam.

»

Quae cum Nobis
dinali Bartolini,

a dilecto Filio Nostro Dominico Car-

eiusdem sacrorum Rituum Congregationis

Praefecto relata fuissent, non mediocri

sumus,

et toto

ex animo

Nos laetitia affecti Deo Óptimo Maximo gratias egiin tanta praesertim

mus, cui placitum est ut Ecclesia sua,

temporum

iniquitate,

novo hoc thesauro

ditesceret. Propte-

rea supra dictampeculiaris sacrorum

Rituum Congregationis

sententiam libenter in omnibus ratam habuimus et confir-

mavimus. Insuper mandavimus ut die

XXV

iulii

sancto la-

cobo Apostolo sacra Nostrum confirmationis decretum in
Ecclesia Nationis Hispanicae sanctae Mariae de

Monte
17

Ser-


«
«
«

258


la

por haberse dignado, en medio de
quidad de
este

grande

ini-

los tiempos, enriquecer á su Iglesia
lo cual

con

nuevo tesoro. Por
ratificado

mui gustosos Nos
la

«
« « «

hemos

en todo y confirmado

sentencia

pronunciada por la comisión especial de la Sagrada

Congregación de Ritos. Además, Nos hemos

or-

denado que

el 2 5

de

Julio, fiesta del

Apóstol Sanla sentencia

« tiago, < fiaese «

Nuestro decreto confirmando
publicado desde
el

pulpito después de la lecla

tura del

Evangelio, en

Iglesia de la

Nación

«
«

Española en Roma, dedicada á Santiago y N.^ S.'' de Montserrat, en presencia de nuestro querido
Hijo
el

Cardenal Domingo Bartolini, Prefecto de
Ritos, y de nuestro

« la
«

Sagrada Congregación de

queridos Hijos Lorenzo Salvati, secretario, Agustín

«

Caprara, Investigador de Jionore

celestes
la

y de Luis

« Lauri,

Asesor, y Juan Ponzi para

fé del acta.

rato in

Urbe

dicala, post Evangelii lectionem

ex ambone

publicaretur, praesentibus dilecto

Filio

Nostro Dominico

Card. Bartolini Sacrorum Rituum Congregationis Praefecto,
et dilectis Filiis Magistris

Laurentio Salvati ab

actis.

Angu-

stino Caprara Ouaesitore de honoribus caelestium, una

cum

Aloisio Lauri Assessore et Ioanne Ponzi pro tabulano.

Nunc vero

ea,

quae per supradictum decretum condocumento,
volentes,

stituía sunt solemniore Apostolicae auctoritatis

novoque Nostrae confirmationis actu communire

Decessorum Nostrorum
dicti

vestigia

XIII, Pii VII et Pii

nempe BeneIX, qui de identitate corporum
persecuti,

sanctorum Auguslini
siensis,

Pontificis

Doctoris, Francisci Assi-

Ambrosii

Pontificis

Doctoris, Gervasii et Protasii


«

259


que quedó establecido
el

Y hoi,
de
el

queriendo confirmar por un documento
la

«

solemne de
por

Autoridad Apostólica con un nuevo
todo
lo

« acto

ratificación

«

precitado decreto, siguiendo

ejemplo de

« nuestros predecesores Benedicto XIII, Pio VII y « Pio IX, que formularon juicio sobre la identidad
« «

de

los

cuerpos sagrados de San Agustin, Pontífice

«

y Doctor, de San Francisco de Asís, de San Ambrosio, Pontífice y Doctor, y de los santos márGervasio y Protasio: Nos también, desaparecidas todas las dudas y terminadas todas las

« tires
«

« controversias,
« eia cierta

aprobamos y confirmamos de
iniciativa

cienvir-

y por Nuestra propia
el

y en

« tud de nuestra autoridad la sentencia de nuestro

«

Ven. Hermano
Santiago

Card. Arzob. de Compostela so-

« bre la identidad
« tol el

de los sagrados cuerpos del Após-

Mayor
tulerunt

y de sus santos discípu-

martyrum iudicium
tris

;

Nos quoque quibuscumque

dubitationibus et controversiis diremptis, Venerabilis FraNostris
Cardinalis

Archiepiscopi Compostellani sen-

tentiam de identitate sacrorum corporum Beati lacobi Maioris Apostoli, et

sanctorum discipulorum eius Athanasii

et

Theodori, ex certa scientia, atque etiam motu proprio, Apostolica auctoritate

approbamus

et

confirmamus

et in perpe-

tuum firmam
et
teri

et

validam fore decernimus. Praeterea volumus
fas sit sacras Reliquias,

iubemus, ne cui
conditorio

quae iam

in ve-

repositae sunt et sigillo super obsignatae,

vel

earum partículas dissociare, demere vel adsportare sub poena excommunicationis latae sententiae, cuius absolutio-

nem Nobis

et

Nostris Successoribus

omnino reservamus.


« los «

26o

Atanasio y Teodoro, y decretamos que esta
fuerza y valor.

sentencia tenga perpetuamente

«
«

«
«

Además, Nos queremos y ordenamos que á nadie le sea permitido, bajo pena de excomunión latae sententiae y de la que Nos reservamos, del modo más firme, la absolución, á Nos y á Nuestros sucy trasladar
las santas reel

« cesores, separar, quitar
« liquias

que han vuelto á ser depositadas en
receptáculo y

anasí

«

tiguo

que yacen bajo

sello,

«
«

como tampoco ninguna de sus partículas. Y Nos intimamos y mandamos á todos nuestros venerahermanos
á los
Patriarcas, Arzobispos
la

« bles «
«

como

demás Prelados de

y Obispos, Iglesia, que pula

bliquen de un

modo solemne y en
las presentes

forma que

«

juzguen preferible,

Letras en sus

« provincias, diócesis
«

y ciudades, á fin de que este fausto acontecimiento sea por donde quiera cono-

Ouamobrem committimus
singulis Venerabilibus

et

mandamus

universis et

Fratribus Nostris Patriarchis, Arceterisque

chiepiscopis,

Episcopis

Ecclesiarum

Praelatis

praesentes litteras in sua

unumquemque

provincia, dioecesi

et civitate solemniter publicare,

ea meliori ratione,

quam
chri-

expediré censuerint; ut auspicatissimus huiusmodi eventus

ubique innotescat, atque aucto pietatis studio iJlum
stiani

omnes

celebrent, sacrasque

peregrinationes ad sa-

crosanclum
faceré

illud

sepulcrum,

quemadmodum
Et

maiores nostri
efficacius

consueverunt,

suscipiant.

quo

pro

Ecclesia Sancta Dei et pro universa Christiana
sancti lacobi

república

Apostoli et eius discipulorum patrocinium

impetrare valeamus, omnibus et singulis christiani utrius-

201
« cido
« «

y por todos los ñeles celebrado con redobiada piedad, y para que de nuevo, y según la costumbre de nuestros mayores, se emprendan

«

peregrinaciones á aquel sepulcro sagrado.
«

Y

á

fin

también de que Nos podamos obtener
la

« « € «

mas eficazmente para
para
el

mundo

cristiano la protección del

Santa Iglesia de Dios y Apóstol
fieles

Santiago y de sus discípulos, á todos los

de

uno y otro sexo que en

el

dia fijado por los Ordina-

« rios «
« «

de cada localidad, con sentimientos de verda-

dero arrepentimiento, confiesen y comulguen, pidiendo a Dios con fervor en las iglesias dedicadas
á Santiago Apóstol, ó en defecto de éstas, en
la

« iglesia

que designare

el

Ordinario, implorando la
las

« intercesión « «

de Santiago por

grandes necesidapor
la extirpación

des y exaltación de

la Iglesia,

de

las herejías

y de las sectas perversas.

Nos

con-

que sexus, qui vere poenitentes die per locorum Ordinarios
seligenda confessi, et Sacro Christi Corpore refecti in templis

ubilibet

sancti

lacobi

Apostoli

Deo

dicatis,

et

iis

deficientibus in quolibet

templo ab Ordinariis designando,

pro instantibus gravissimis Ecclesiae necessitatibus eiusque
exaltatione, pro

haeresum improbarumque sectarum

extir-

patione sancti lacobi suppetiis imploratis, pias
preces eífuderint, plenariam

apud Deum
indulgen-

omnium peccatorum

tiam ac

remissionem,

quae per

modum

suffragii

etiam
possit,

animabus piacularibus flammis detentis applicari
benigne in

Domino

tenore praesentium concedimus.
S. la-

Et quoniam nobilissima Hispánica Natio mirifica

cobi ope fidem catholicam integram inviolatamque servavit,

202
« «
«

cedemos misericordiosamente en

el

Señor,

al

tenor

de las presentes, indulgencia plenaria y remisión de todos sus pecados, con la facultad de aplicar
indulgencia ganada, por via de sufragio, á las
el

« la

«

almas detenidas en
«

Purgatorio.

Y

como

la nobilísima

nación española, por

la

«

maravillosa asistencia de Santiago, ha conservado
integridad y la inviolabilidad de su fé católica,
fin

« la « «

á

de que

el

Dios de misericordia se digne y mesantidad de

concederle la gracia de fortalecerse, en medio de
diluvio

« este

de errores, por

la intercesión

« diacion
« la

de su Patrono

celestial,

en

la

«
«

de sus padres y en el fervor de su piedad. Nos concedemos que el amplio privilegio
religión

que posee de Nuestro Predecesor Alejandro III, es
facultad de ganar
la fiesta

« decir, la

un jubileo plenario
fijada el 25

el

«

año en que

de Santiago

de

ut

Deus misericors

ei

gratiam impertiré

velit,

propter

quam

in tanta

errorum colluvione, Patrono suo apud

Deum medio
ad
pietatis

et sequestro

ad sanctitatem

religionis avitae et

studium firmet animum, amplissimum privilegium ab Ale-

xandro

III

Decessore Nostro

ei

concessum, lucrandi

scilicet

plenarium lubilaeum eo anno quo festum S.
incidat in

lacobiXXV iulii Dominicam diem, etiam pro venturo anno conceS.

dimus cum ea ipsa die
methodo,
et

lacobo sacra festa solemnia inven-

tionis et elevationis corporis eius

agenda erunt, ea servata
anni

cum

iisdem facultatibus in Constitutione ipsius

Summi

Pont, data die

XXV

iulii

MCLXXIX
in
eis

contentis.

Has quoque litteras et quaecumque nullo unquam tempore de subreptionis vel

contenta

obreptionis seu


« Julio, «

203


el

caiga en domingo, lo sea concedido también,
el

para

año próximo, en han de celebrar

que en

el

dia 25 de
la

« julio

se

las fiestas

solemnes de

«

invención y elevación del cuerpo del Santo Após-

« tol,
« los «
«

observando

el

mismo método y gozando de

mismos privilegios contenidos en la Constitucion del mismo Soberano Pontífice con fecha xxv
de
«

julio

de mdlxxix.
estas Letras y cuanto en

Nos queremos que
se contiene, no

« ellas

pueda en tiempo alguno ser
vicio,

« < «
« «

atacado ó tachado por

sea de subrepción,

ó de obrepción, sea de nulidad ó de invalidez, sea

de intención de nuestra parte, sino que siempre
y perpetuamente tengan y conserven validez y qücacia, obteniendo pleno efecto y siendo consideradas de ese

« «

modo por

todos, de cualquier grado,

orden, preeminencia y dignidad que sean.

Nos pres

nuUitatis aut invaliditatis vitio seu intentionis Nostrae, vel
alio

quovis defectu notari, impugnar!, sed semper et in peret efficaces esse et fore,

petuum validas

suosque plenarios

et Íntegros eífectus sortiri et obtinere; sicque

ab omnibus

cuiuscumque gradus,

ordinis, praeeminentiae et dignitatis

censeri volumus; mandantes, ut

earumdem praesentium

tran-

sumptis etiam impressis

manu tamen

alicuius publici Notarii

subscriptis, et sigillo Personae in ecclesiastica dignitate contitutae munitis,

eadem prorsus
si

fides adhibeatur,

quae

ipsis

praesentibus adhiberetur,
Nulli ergo

forent exhibitae vel ostensae.
liceat

omnino hominum

hanc paginam No-

strae approbationis, ratificationis, reservationis, concessionis,

relaxationis, commissionis et voluntatis infringere, vel

204
< cribimos
«


las presentes,

también que toda copia de

aún impresa, pero que esté autorizada por mano
de notario publico con
en dignidad
sello

«
«

de persona constituida
la

eclesiástica,
si

tenga

misma autoridad

«

que las presentes
«

fueren exhibidas ó presentadas.

Que

á nadie, por tanto, sea permitido resistir

«

Ò contradecir por un acto de audacia temeraria

« estas

páginas revestidas de Nuestra aprobación,
concesión y voluntad, y
si al-

« ratificación, reserva,

«

guno osare hacerse culpable de semejante atentala indignación de Dios y de Pedro y Pablo sus Apóstoles. bienaventurados Dado en Roma, cerca de S. Pedro el año 1 884

« do, sepa
« los
«

que incurre en

<
«

de

la

Encarnación del Señor, en
el

las

kalendas de

Noviembre,
« C.

año séptimo de nuestro pontificado.

Card. Sacconi, pro-Datario

F. Card. Chigi.
i\quila.
»

« Visto:
« L.

— Por
f
P.

la curia,

I.

de

los

Vizcondes de
« J.

Cugnonio.

ei

ausu temerario contraire. Si quis autem hoc attentare

praesumpserit, indignationem Omnipotentis Dei et beato-

rum

Apostolorum eius se noverit incursurum. Datum Romae apud Sanctum Petrum anno Incarnationis Dominicae millesimo octingentesimo octuagesimo
Petri et Pauli

quarto, Kal. novembris, Pontificatus Nostri anno séptimo.
C.

Card. Sacconi Pro-Datario

F.

Card. Chisius

Visa:

— De
Plumbi

Curia

I.

De Aquila

e Vicecomitibus

Loco

^
Reg.

in Secret

Brevium

I.

Cugnonius


Conocida que fué
dente, y

265
la


Bula precedel Decreto sobre

importante

dado ya

el

entusiasmo que habia pro-

ducido

la

publicación en

Roma

autenticidad de las sagradas Reliquia, y la Pastoral
del

Purpurado de Compostela anunciándolo;
al

ninla

guna maravilla causará

lector el decirle

que

Bula fué llevada en alas de todos los medios de
publicación hasta los últimos confines del mundo,

y que no escasearon
felicitaciones al

los

mas

favorables

comen-

tarios sobre su interesante
Pontífice,

contenido y generales especialmente de Prelalos

dos

españoles,

de entre

cuales,

la

primera

carta que llegó á las augustas

manos de Leon XIII
y

fué la del por tantos títulos celebrado el Cardenal

Arzobispo de Valencia
tolin

Emo

Rmo

Dr. D. An-

Monescillo

del

Viso.

De

cuánto

consuelo

sería al atribulado

ánimo del augusto prisionero
de
adhesión á su Persona

del Vaticano esta serie de espontáneas y universales demostraciones

y de acatamiento á su Palabra, no hai para que
describirlo,

seguros de que

el

mentarlo sería consido

tar á los lectores aquello

mismo de que han
así
la

iniciadores ó testigos.
jinas en

Y

historia, à las pa-

honor del Cardenal Arzobispo de Comdescubridor
feliz

postela,

de

lo

por tantos siglos

inutilmente apetecido y buscado; y en admiración
del Decreto y la Bula,

testigos intachables de la

prudente cautela, desapasionamiento y ciencia con ,que analiza y juzga todo asunto la S. Sede, aña-


dirà las
blico,

266

no menos consoladoras del aplauso pú-

fé que la late siempre en el España y en las inteligencias de los corazón de que saben que la verdadera ciencia recibe luz y guia de aquella misma Fé. No faltaron tampoco felicitaciones al Cardenal Prefecto que, amante mui especial de España, tomó como suyo el pro-

nacido de la

ceso de dilucidación hasta verle pronta y conso-

ladoramente terminado;
la

ni

al ilustre

Promotor de
veritate,

Fé que enviado á Compostela pro
dias,

en

poco
vió á

Roma

pero tras largas tareas y fatigas, volcon todo los documentos que hacian
go-

ya

inútil

su oficio de Fiscal y le convertían
la

zoso en defensor de

verdad;

ni

á los obispos

de Orense y Tuy, sobre todo al de Oviedo (hoi arzobispo de Valladolid) por sus doctas informaciones y de sana crítica que tanto contribuyeron

á esclarecer las dudas sobre

el

verdadero

sitio

de

las

sagradas Reliquias;

ni

á los tan católicos,

como hombres de verdadera ciencia D. Aureliano Fernández Guerra y R. P. Fidel Fita que pusieron

como

el

sello

de verdad

al

descubrimiento
;

con sus estudios histórico-arqueológicos
último, al
hizo,

ni,

por

que éstas lineas
la

escribe,

no por

lo
el

que
algo

que por su mal fué poco, sino por

que suponía

inmerecida confianza del Cardenal

Prefecto y Promotor.

Cerrado felizmente y para siempre con la Bula Pontificia el largo período de proyectos, trabajos,

207
contradicciones,


las

temores y esperanzas sobre

Reliquias del Apóstol

y sus discípulos, era natural

que

el

ilustre

iniciador de todo quisiera celebrar

debidamente un hecho de tan gran interés para
la

Iglesia

Universal y

también

para

los

fastos

españoles.

Y

pues que á última hora nos llegan

sobre esto documentos que en su dia no desde-

ñará

la Historia

en

el orijinal

y que no han podido tener lugar italiano, creemos oportuna su publireferido.

cación,

como complemento de cuanto vá
IX.

Preparativos

de fiestas

extraordinarias

en honor de Santiago.

No

habiéndose podido celebrar con
las

la

debida
apro-

pompa, y por

razones arriba indicadas,

la

bación pontificia del descubrimiento de las Reliquias de Santiago y sus dos discípulos, inmedia-

tamente después de
consiguiente Bula,
el

la publicación

del Decreto y

Emo

y

Rmo

Señor Cardenal

Paya, según lo prometido en sus cartas, comenzó
sin

demora

los trabajos

oportunos para que pue-

dan tener lugar en
dibarias

julio

próximo
el

fiestas
sello

extraor-

que á más de poner

á la tan

colosal obra (que principia por la limpieza y general decoración de la santa Basílica y termina,

Dios visiblemente ausiliando, con
blica

la

adoración púinutilmente

de huesos santos, siglos

había

268

buscados,) dejaran á las generaciones futuras un
testimonio perenne de lo que valen y pueden la constancia, el celo, el desprecio de los obstáculos,

cuando un

fin

santo los genia; y

también de

lo

que honra
puesto

al siglo

XIX, ya en su
de
la iglesia,

declive, el

haber

al servicio

en honor de San-

tiago, la historia, la ciencia

exclamar

:

y la critica, obligadas á son los huesos del apóstol No omitió
!

nada por tanto Su Eminencia de
vigilante, á

lo

que á un pastor

un amoroso Padre, á un buen español
el

correspondía, para que dichas fiestas tuvieran

doble carácter, de nacional, porque España posee
tan inestimable Joya, y de universal, porque Santiago es patrimonio del
la siguiente

mundo. Al
«

efecto dirijió
fieles ca-

bella circular

á todos los

tólicos »
refleja

que insertamos con gran gozo,

porque

de un

modo admirable

el

plan que preside

á tan grandiosa manifestación de obsequio en honor
del santo Apóstol y de

España que
la

la inicia.

A todos los

fieles católicos

esparcidos sobre

haz de

la tierra.

Nuestro SS. Padre
Apostólicas,

el

Papa León
Pedro
el

XIII,

que

felizmente gobierna la Iglesia, declaró en sus Letras

dadas en

S.

dia

i

de No-

Omnibus

Christi Fidelibus

ubicumque terrarum commorantibus.

lendis

Romae datis apud S. Petrum CaNovembris anni millesimi octingentesimi octogesimi quarti a SSmo. Patre Nostro Papa Leone XIII, Ecclesiam
Litteris Apostolicis

209


Españas Santiago
el

viembre de 1884,

la

autenticidad de las Reliquias
las

del glorioso Patron de

Mayor, descubiertas por

la iniciativa

y enérgica

perseverancia del Eminentísimo Cardenal D. Miguel Paya y Rico, secundado por
el

Excmo. CaEl áureo

bildo de la santa Iglesia Metropolitana.

documento, que formará una de
brillantes

las

páginas

más

compostelana y ocupará lugar mui señalado en la de España y en la de
de
la

historia

la

Iglesia,

excusa por nuestra parte todo encare-

cimiento acerca de la importancia inmensa de su-

ceso tan

feliz.

La

Iglesia está perseguida, el suel

cesor de S. Pedro gime cautivo,
tiniobas

poder de

las

ha declarado guerra encarnizada á Dios
y he aquí que providencialmente

y

á su Cristo,

Dei
ris,

feliciter

gubernante, Sacrae Reliquiae B. lacobi Maio-

gloriosissimi
et

Hispaniarum Patroni, paulo antea reperperseverantia

tae Consilio

indefessa

Emmi.

Cardìnalis

D. Michaelis Pay'i et Rico,

ab Excmo. Capitulo Cathe-

drali diligenter adiuti, authenticae declaratae fuerunt.

vere
et

Hocce aureum documentum, quo Compostellana, Hispánica
Universalis Historia mirifelicis

etiam ipsamet Ecclesiastica

ficè

exornatur, ab extollenda tam
eximit.
Petri

eventus praestantia

omnino nos
potestate

Cum

Ecclesia Dei persecutionem un-

dique patitur,

Successor captivus ingemiscit, et a

tenebrarum adversus

Deum

et

adversus Chri-

stum
viae

eius teterrimum indictum est bellum, ecce

nunc Exu-

Venerandae gloriosissimi Patroni, qui nobis lumen
milleque lauros tot in praeliis donavit, quique
vibrans invictissimum ensem apud Clavio, Simancas,

fidei attulit,

suum


nos devuelve
la
tierra,

270


siglos ha-

que por largos
los

bíalos ocultado avara,

venerandos Restos del
blandiendo

glorioso Patrono que nos evangelizó, que nos dio
el

triunfo

en mil combates, que,

su

espada victoriosa en
el

Clavijo, y en Simancas, y en

Salado, y en Granada, ahuyentó á la morisma
libró á

de nuestro suelo y

Europa

del ignominioso

yugo

del

Islam.
la

El

gran Pontífice

recuerda

al

mundo
y
la

católico
y,

epopeya gloriosa de nuestra
el

Reconquista

dirigiéndose con

amor de Padre

autoridad de Vicario de Jesucristo á los Obis-

pos del orbe y por su medio á los fieles esparcidos por la haz de la tierra, quiere que en toda
ella

y en sus

se precian

más apartados términos sepan cuagtos del nombre de cristianos, y llaman madre

El Salado et Granada, mauros e patria nostra fugavit, Europamque eo ipso ab Islamitarum ignominioso iugo liberavit, ecce nunc,

dicimus, Exuviae patroni providentisterra,

sime nobis redduntur a
saecula occultaverat.

quae eas avare per plura

Praeclarissimus Pontifex in catholi-

corum omnium memoriam trahens epicam historiam oppugnationis et expulsionis maurorum e solo hispánico (vulgo
Recojiqiiista Española),
et

utpote amantissimus Pater et

Christi Vicarius alloquens Ecclesiae Episcopis, et per eos
fidelibus

ubicumque terrarum degentibus,
et

in

orbe toto

et

usque

in ultimis eius finibus sciant, vult,

omnes, qui chri-

stianorum nomine gloriantur,

Dei Ecclesiam agnoscunt

matrem,

et

cum

ea ipsius in angoribus affiguntur, in per-

secutionibus plorant, et in triumphis gaudent, hac in alma
civitate Compostellana,

auspicem meliorum dierum, iterum


suya á
la

271

de Dios, y se afligen con sus amarguras, y lloran con sus persecuciones, y se regocijan con sus triunfos que en esta dichosa ciuIglesia

dad de Compostela ha aparecido de nuevo
trella

la

Es-

precursora de tiempos mejores
presente,

;

y propone
imite,
el

á la generación

para que

le

férvido entusiasmo de aquellas innumerables

mu-

chedumbres de peregrinos que,

«

en tanta afluen-

cia como á los SS. Lugares de Palestina y á las Tumbas de los SS. Pedro y Pablo, acudian de todas las partes del mundo á la Basílica augusta, depositaria

de
»

las Reliquias del

Santo Apóstol
el

hijo del

Zebedeo.

Y

proclama que
el el

Sepulcro venerable

de Santiago
colocado en

Mayor puede muy justamente ser número de los santuarios y puntos
proponit simul imitandum peaesenti

apparuisse Stellami

generationi piissimum, que aestuabant fervorem innumerabiles
illae

peregrinantium eohortes, quae ex universis fere
la-

terrarum partibus ad Basilicam augnstam, Sacrarum B.
cobi,
filli

Zebedaei, Reliquiarum

custodem,

fortasse concursu ac pietatis studio,

haud minori quam quo ad Palae-

stinae loca, et SS.

App. Petri

et Pauli limina confluebant:

proclamat etiam venerabile Sepulcrum. B. lacobi Maioris
jure meritoque adnumerari inter totius
Sanctuaria, et peregrinalionis loca:

mundi celeberrima
illud fuisse a plu-

declaransque denique

gratiarum thesauris privilegiis auctum
toto ex
agit,

ribus Praedecessorum suorum, et exprimens
afficitur laetitiam;

animo D.

C.

magnam, qua M. Summaeque
ut

Sapientiae gratias
sua, in tanta

« cui

placitum

est,

Ecclesia

praeserlim

temporum

iniquitate,

novo hoc

272

de peregrinación más célebres del

mundo

entero;

y declara ha sido enriquecido con tesoros y privilegios por muchos de sus predecesores; y expresa su
«

grande

alegría, y

da gracias de

lo ín-

timo de su corazón á Dios Todopoderoso y Sabiduría por haberse dignado en medio de

Suma
la ini-

quidad de
este

los

tiempos enriquecer á su Iglesia con
»
el

nuevo tesoro.
Jubileo

Aún no

contento

el

Padre

Santo, concede que
postela de

presente año sea en

Comla

plenísimo, para perpetuar

memoria

del venturoso hallazgo, y lo participa así

á todos los Obispos

del orbe católico,

y quiere

que éstos á su vez
citen su fervor
sílica

lo anuncien á los fieles y exentusiasmo para que en la Bay de Santiago resuenen de nuevo y de continuo

thesauro ditesceret.

»

Nondum
in

sibi

contentus SSmus. Pater

concedere dignatur ad auspicatissimi eventus perpetuarli

memoriam, ut hoc

anno
eis

lucrari

possit Compostellae

lubilaeum plenissimum, quod notum faciens omnibus omnino
Episcopis Orbis Catholici,
fidelibus,

mandat idipsum annuntiare

horumque

excitare fervorem ad pietatis studium,

ut iterum atque iterum resonent in Basilica Beati lacobì
cantica peregrinorum, quae in caelum aevo feliciori evehe-

bant vota et desideria Hispsnorum

et

Lusitanorum,

Ita-

lorum
et

et

Britonum, Francorum et Belgarum, Alemannorum
et

Norvegiorum, Polonorum

Moscowitarum, Graecorum
et

et Cretensium,
et Persiae,

incolarum Ponti

Cappadociae, Armeniae

Syriae, Palestinae et Aegypti,

Indorum

et Si-

nensium, super ardentissimas Arabiae et Atlantisac inter
gélidas Caucasi et

Andium

plagas, iuxta oras Pacifici et


los

273


que en otra edad
y aspiralos votos

cánticos de los peregrinos,
al cielo

más dichosa elevaban
tones,

ciones de españoles, portugueses, italianos y bre-

alemanes y noruegos, polacos y rusos, griegos y cretenses; de los habitantes del Ponto y la Capadocia, de Armenia y
franceses y belgas,
Persia,

de
;

Siria,

Palestina y Egipto, de la India y
las

China
de
l.i

de

los

que viven en

abrasadas regiones
las nieves del

Arabia y del Atlas, entre
del

Cau-

caso y los Andes, en la costas del Pacífico y en
las
orillas

Ganges,

el

Nilo y

el

Amazonas.
« al

Mucho
fieles

espera León XIII

de

la

devoción de los

y de la protección del Santo Apóstol,

cual es deudora de la integridad é inviolabilidad

de su

fe

la

nobilísima nación española, y á cuya

ad ripas Gangis,
sperat fidelium

Nili et

Amazonas commorantium. SSmus.
rei

enim Pater Leo XIII valde

Catholicae profuturam esse

devotionem erga B.

lacobum, cuius ope
posterum,

mirifica nobilissima Hispánica Natio, et

integram inviolatamque servavit,

et in

Fidem Catholicam Deo famagis

vente, in sanctitate Religionis avitae et pietate studio

animum

ac magis

firmabit.
I.

Cuius enim cor, Vicarii D. N.

C. audita voce, in
in inven-

placidissimam non erigitur spem, aperte videns
tione

Sacrarum Cinerum

B. lacobi

restaurationis

tam

religiosae
?

signum auspicatissimum quam socialis, sive in Europa
et vexillis
il-

sive in universo
lius gloriosissimi

mundo

Nonne sub umbra

Ducis vias Pyrenaicas asseclis Alcorani

occlusit Hispania?
dius,

Nonne obfuit eiusdem triumphans glamauros sternens super Navas Tolosae, ne Almohadum
i8


la

274


esperémoslo de
de fortalecerse
eracia

intercesión eficaz deberá también,

Misericordia
la

Infinita,
la

la

en

santidad de
el

religión de nuestros padres
»

y en

fervor de su piedad.

Al

oir la

voz del

Vicario de Jesucristo ¿quién no alentará en su pe-

cho

la

consoladora esperanza de que
las

el

descubriel

miento de
augurio

Reliquias de Santiago ha de ser

feliz

de una restauración religiosa y social

en Europa y
la

que á

la

'mundo entero? ¿No fué España sombra de las banderas de tan gloel

rioso Caudillo cerró el paso de los Pirineos á los

sectarios del

Corán? ¿No impidtó su espada

triun-

fante en las

Navas de Tolosa que

el

Jefe

de los

Almohades
pos de
la

talara con sus salvajes hordas los
y,

cam-

Provenza,

salvando los Alpes, dejara

Rex Campos Gallorum
copiis, at

(^Provenza) suis

efferatis vastaret

Alpes

transiliens, in
et,

eremum

verteret Italiae fe~

racissimos agros,
in

ut iuramento promisserat, equos suos

Lateranensi Baptisterio adaquare, lunatumque signum

super ipsasmet Vaticanas turres nefarie infigere posset?

Inde ingens

laetitia,

qua SSmus, Pater accepit nun;

tium inventionis Reliquiarum B. lacobi
Christi Vicarius «

inde, etiam,

quod

quibuscumque dubitationibus

et contro-

versus diremptis, Venerabilis Fratris Sui Card. Archiepiscopi Compostellani sententiam de identitate Sacrorum Cor-

porum

B.

lacobi

Maioris
et

Apostoli,

et

Sanctorum

eius

Discipulorum Athanasii
confirmaverit, et in
;

Theodori, ex certa scientia, atque

etiam motu proprio. Apostolica auctoritate approbaverit
et

perpetuum firmam

et

validam fore

decreverit »

inde, denique,

quod, thesauros Ecclesiae ape-


yermas
las
fértiles

275


de
Italia,

campiñas

y,

como
baptis-

habia jurado, abrevase sus corceles en

el

terio de Letrán, y plantase el estandarte de la media luna en las torres del Vaticano? Por eso
el

Padre Santo supo con inmensa alegría de su
el

alma
tiago;

descubrimiento de

las

Reliquias de San-

por eso, « desaparecidas todas las dudas y terminadas todas las controversias, aprobó y confirmó de ciencia cierta, por propia iniciativa y en virtud de su Autoridad Apostólica, la sentencia
del

Emmo.
la

Sr.

Cardenal Arzobispo de Santiago
la

y de

Comisión de

Sagrada Congregación de

Ritos sobre la identidad de los sagrados cuerpos
del Apóstol Santiago el

Mayor y de

sus

santos

Discípulos Atanasio y Teodoro; »

por eso abrió

riens

ad tam felicem eventum commemorandum, non tantum
auctoritate gratiarum pri-

rata habuerit, suaque munierit

vilegia a plurimis ex Suis Praedecessoribus concessa pro
fidelibus,

qui vel

ad Gallaeciam

vSepulcri

B.

lacobi invi-

sendi causa peregrinationem suscipiant, vel aliquam offerant

eleemosynam splendori
et concesserit,

Basilicae eiusque cultui appli-

candam, sed

praeterea, libentissime, ut

sit

praesens annus Compostellae lubilaei pienissimi, ea ratione,

qua

lubilaei etiam pienissimi sunt

ibidem omnes anni,
incidit in

in

quibus festum S. lacobi

XXV

lulii

Dominicam

diem;

insigne

privilegium,

quo usque nunc nec
et praesertim

Roma

gaudet, nec lerusalem.

Ad

Hispaniam

in primis,

felicem, cui Gloriosae et Vener. Reliquiae a

custodiendae, praeclarissimi Pontificis

ad populum Deo traditae sunt vocem spectat audire.


los

276


conmemorar
el su-

tesoros de la Iglesia para
feliz,

ceso

y confirmó las gracias y privilegios conla

cedidos por gran número de sus predecesores á
los

que lleven á cabo

peregrinación á Santiago
al

de Galicia y contribuyan

mayor esplendor de
;

la

augusta Basílica y de su culto por eso, en fin, ha otorgado con la efi^isión de su alma que sea
en Compostela de Jubileo plenísimo,
mente,
el la
:

excepcional-

presente año,

como

lo

son todos aquellos

en que

festividad del Santo Apóstol ocurre en

domingo

extraordinario privilegio que ni

Roma

ni

Jerusalén disfrutan.

al

España en primer término y singularmente pueblo afortunado á quien Dios confió la guarda
las

A

de

gloriosas y veneradas Reliquias toca oir la

non obstantibus, a suo
et cultus

Hinc Emmus. Praelatus noster, qui temporum iniuriis Excmo, Capitulo Metropolitano
splendorem promovet,
et

adiutus, incomparabilis Basilicae restaurationem aggressus
est,

vehementer

desi-

derai ut antiquae renascantur peregrinationes,

quentia

fuit

olim Compostella, sicut
civitas

quarum frelerusalem et Roma,

civitas sancta,

cosmopolita,

civitas vere catholica,

ubi

omnia loquebantur idiomata, omnium mundi incolarum

exhibebantur vestes,

morum

patebat diversitas, nec extranei
vel generis homines; hinc,

putabantur cuiuscumque
dicimus,

faciei

quod Emmus. Praelatus noster pompa insolita, ac tanto eventui haud impari magnificentia ventura B. lacobi festa celebrare intendat; hinc est, quod velit, ut omnis
populus, et gens, et tribus, et lingua facile hic inveniant
sibi

necessaria ad lustrandam

animam

et spiritum in cha-


tro

277


así nues-

voz del gran Pontífice. Comprendiéndolo

Emmo.

Prelado, que, á pesar de la calamidad

de
del

los tiempos,

ha emprendido con el concurso Excmo. Cabildo Metropolitano la restauración

incomparable Basílica, y fomenta el esplendor del culto, y arde en deseos de que revivan las

de

la

antiguas peregrinaciones, que hacían de Compos-

como Jerusalén y Roma, una ciudad cosmopolita como aquéllas y como
tela

una ciudad

santa,

aquéllas católica en toda la fuerza de la expresión,

donde

se oían todos los idiomas, y se ostentaban
trajes,

todos los

y se estudiaban todas
repetimos, nuestro

las

cos-

tumbres, y no eran extrañas razas

ni fisonomías;

comprendiéndolo

así,

Emmo.

Prelado, quiere celebrar con inusitada pompa, con

ritate

roborandum, qua incensi gloriam Dei ac
ubique terrarum postea praedicent
delicias
;

Filii

To-

nitrui ante

ut omnes,
re-

qui

domus commoda familiaeque

pro tempore

liquerint

animo sese provolvendi ad Veneranda Corpora

Beati lacobi et Eius Discipulorum decoro hic recipiantur
hospitio eoque amore,
pretio

quo diligi debent, qui, utpote empti magno, Sanguine videlicet Agni Immaculati D. N. I.
dulcissimo sese fratrum nomine invicem appellant;
catholici,

Christi,

tam nationales quam exteri, sive qui personallter, sive qui tantum volúntate aut intentione, orationibus et ardenti charitatis affectu ad gloriosum Sepulcrum concurrunt, participes fieri possint gratiarum et indulgentiarum, quas Summi Pontífices, a Leone III usque ad Leonem XIII, concedere dignati sunt omnibus
ut

omnes denique

fidelibus, qui

ad cultum divinum sustentandum

in Basilica


fiestas del

278

magnificencia digna del fausto suceso las próximas

Santo Apóstol; quiere que todo pueblo^

nación, tribu y lengua hallen aquí cuanto necesitan

para purificar su alma y fortalecer su espíritu y proclamar en todas partes las glorias de Dios y del Hijo del Zebedeo; quiere que los que aban-

donen temporalmente
ante

las

comodidades del hogar
ir

y las dulzuras de la familia, para
el

á prostrarse

venerando cuerpo de

Santiago y de sus

la

santos Discípulos hallen aquí hospitalidad digna y caridad con que se aman los que se llaman
el

con

dulcísimo nombre de hermanos por haber

sido rescatados con la sangre del

Cordero Inma-

culado,

Jesucristo;

quiere que todos los católicos,
extranjeros, los

nacionales

como

que vienen en

Compostellana, decore ac maiestate inaestimabili thesauro
in

eadem asservato apte congruentibus, eleemosynam

elar-

giantur.

Ad

huiusmodi

tanti ponderis proposita, vere Christiana

et fecunda, executioni

mandanda, Emmus. Praelatus noster
pa-

Coetum designavit personarum, quae huic non minus
ternali

quam

honorificae invitationi libenter

obsequentes,

mentem
forma
:

eius ac pia vota,

omnibus

veri nominis Hispanis

abs dubio communia, recte interpretari existimant sequenti

i.u"^

Ut omnes omnino

fideles,

exteri, testimonio amoris, devotionis ac pietatis,

tam nationales quam quod Emus
Capitulum
iden-

Card. Archiepiscopus ejusque Metropolitanum

Iribuere studeant Apostolo Hispaniarum Patrono, ad per-

petuam memoriam ipsiusmet Sacrarum Reliquiarum


persona á
la gloriosa
ritu,

279


los

Tumba, como
la

que sólo

pueden estar presentes con

voluntad y el espícon oración y encendidos afectos de caridad,

participen de las gracias é indulgencias con
los

que

Sumos

Pontífices
los

desde

S.

León

III

á León XIII

han enriquecido á
el

que contribuyan á sostener
compostelana con
inapreciable
el

culto de la Basílica

decoro

y majestad guarda.

dignos

del

tesoro

que

Para llevar á cabo un pensamiento tan grande,
cristiano y fecundo

Su Eminencia Reverendísima
llamamiento
paternal

ha nombrado una Comisión, cuyos individuos, acudiendo
solícitos
al

cuanto
ins-

honroso de su venerable Prelado, oídas sus

trucciones y puestos en un todo de acuerdo con

titas

confirmata

fuit

a

SSmo. Patre nostro Papa Leone XIII
minimum, vigésima pars monetae,

(Q. S. D.) cooperan queant, universalis inauguratur collecta,
in

qua

accipietur, ut

quam vocant Hispani

{peseta), Galli (frane), Itali (Jira), etc.

2.um Ea, qua par est reverentia, venerabiles Hispaniae
Antistites, successores plurimos ex eis B. Jacobi aut San-

ctorum Discipulorum Eius, Canónicos
clesiarum Cathedralium

et

Beneficiatos Ec-

vel Collegialium,

cunctosque de-

nique Parochos enixe rogamus, ut coetus constituant pia-

rum personarum, quae eleemosynas
simul donantium adnotent.
3.""^

colligant, et

nomina

Idipsum exoramus a Rectoribus Seminariorum

Conciliarium, et a cujuscumque generis scholarum Praefectis.
4.""^

Cum maxime optandum
et conditionis

sit

ut

omnes

fideles

qua-

liscumque ordinis

suo concurrant obolo ad


él,

28o

creen interpretar fielmente sus piadosos deseos,
son, fuera de duda, de todos los

que

buenos espa-

ñoles,

en
I.

la

forma siguiente:
el

Con

fin

de dar participación á todos

los fieles,

nacionales

y extranjeros, en
piedad que
el

el

home-

naje de amor, devoción y
Sr.

el

Emmo

Cardenal Arzobispo
Patrón

)

Cabildo Metropolial

tano de Compostela desean rendir
tol

Santo Apósperpetuar
la

de

las

Españas

para

memoria
N. SS.

del descubrimiento de sus sagradas Reli-

quias y de la declaración de su autenticidad por

Papa Leon XIII (O. D. G.), abrimos una suscrición cuyo tipo mínimo se fija
Padre
el

en

la insignificante

cantidad de cinco céntimos de

peseta.

tributum devotionis et gratitudinis B. lacobo solvendum,

impense divitibus commendatur, ut eleemosynam stabilitam
erogare dignentur pro pauperibus, quibus
forsitan onerosa foret.
5. "11^
illa,

licet

parva,

Charitatem etiam invocamus fidelium opibus pol-

lentium, ut subscriptionis

taxam persolvant pro

christianis

Catholicarum Missionum, quorum nomina, propriis uniuscuiusque idiomate et characteribus conscripta
(ita

enim

etiam in

hoc catholicum seu universale

erit

obsequium

glorioso Apostolo

tribuendum) demandabimus a praedi,

ctarum Missionum Superi oribus
nobis praestabunt auxilium.
5 um

que suum indubitanter
catholicis
in

Plurimum lubet nobis sperare a

nostris Coloniis

Indiarum Orientalium ac Occidentalium

degentibus, et ab omnibus omnino populis Americani Con-


II.

28l


sucesores muchos de

Acudimos

llenos de respeto á los vene-

rables Prelados de España,

Ellos del Apóstol ó de sus santos Discípulos, y recomendamos y suplicamos á los señores canó-

nigos y beneficiados de las catedrales y colegiatas

y á los señores curas párrocos la formación de comisiones de personas piadosas que se encarguen

de recoger

las

limosnas y anotar los nombres de
los rectores

los donantes.
III.

El

mismo ruego hacemos á

y directores de los seminarios conciliares, colegios de i.^ y 2.^ enseñanza y escuelas.
IV.

Siendo de desear que todos los

fieles,

de cualquier clase y condición, concurran con su
óbolo á rendir un tributo de devoción y gratitud
qui Beato lacobo, sicut
in

tinentis,

Hispani, debitores
et
^

sunt

Divinae Religionis
tunt quiescere
7.""^
fine.

qua

et

nunc vivunt

beato appe-

Expetimus item ab Optimatibus Hispaniae, Titu-

lisque Castellae, necnon et ab

omnibus Militaribus Ordini-

bus splendiclum ac luculentissimum testimonium piae devotionis

erga B. lacobum, fervidique amoris pro traditionibus

quibus gloriosiora innituntur suorum
3_uni

stemmatum

insignia.

Invicti

quoque

milites nostri, qui

runt B. lacobum ut praecipuum

semper habueDucem, sub cuius patrohac magnifica ac patria
de qua agi tus nobis

cinio gloriosissimos nacti sunt lauros, nemini indubitanter

priruum volent cedere locum
pietatis demonstratione.

in

g um

Nec

indiíiferentes fore in re

praesumere

licet

Regni Magistratus, seu qualemcumque

282
al

Santo Apóstol, se recomienda á quellos à quiela

nes esto sea posible satisfagan

limosna de cinco

céntimos que, á pesar de su insignificancia, sería
tal

vez gravosa á las familias pobres de solemnidad.

V.

Hacemos también un llamamiento
las suscriciones

á la

caridad de los fieles dotados de bienes de fortuna

para que cubran

de los cristianos

pertenecientes á las Misiones, cuyos nombres, en
el

propio
al

rendido
católico,

idioma y escritura, porque el tributo glorioso Apóstol sea verdaderamente
se pedirán

universal,

á

los

centros de

Misiones Extranjeras, que no nos han de
su concurso.
VI.

negar
de
to-

Mucho esperamos de

los

católicos

nuestras colonias de Filipinas y América y de

gerentes

auctoritatem

,

Collegia,

Academias,
digne

Societates

scientias aut litteras colentes, eos,

uno verbo, qui hisparesponderé

norum nomine
velint.

glorientur

,

eidemque

lo.u"! Suppliciter,

denique, exoramus Episcopos omnes
dilectis

Orbis

Catholici,

ut

commendare dignentur

suis

subditis frequentes ad

quam opus
tentionem.

pietatis iuxta

Compostellam peregrinationes, tamlaudatam Summi Pontificis in-

Eleemosynis enim omnium
scopus noster exequi
poterit,

propositum, quo nihil anticuius

Emmus. Card. ArchiepiDeo volente, pergratum habuit, parare nempe hic
fuerit,

advenís peregrinis quidquíd eísdem necessaríum

ut

absque magnis laboribus aut curis vota sancta sua cum
spirituali profectu facílíus

adímplere queant.


de España, deben
la

283

dos los pueblos de este continente, que, como los
bendita religión en que viven
y quieren morir á nuestro Santo Patrono. VIL Esperamos también una espléndida manifestación

de

piedad
y-

religiosa,

de

devoción
las

al

Santo Apóstol

de entusiasta amor á

tradi-

ciones que constituyen sus timbres

por parte de los
de
Castilla,

más gloriosos, Grandes de España y Títulos
Ordenes Militares y de
español,
las las

de

las

Reales Maestranzas.
VIII.

El Ejército

que ha mirado

siempre
ral

al

Santo Patrón de

Españas como geneel

y

caudillo, á

cuya protectora sombra cubrióse
último en

de inmarcesibles laureles, no ha de ser

esta magnifica explosión de patriotismo y piedad.

1 1 .""^

Omnium donantium nomina
si fieri

,

quae conscribi

quaesumus,
et

possit, in papyro, cuius longitudo viginti

(sufficientem

et novem attingat centimetra marginem relinquendo ad eius compaginationem)magnum efformabunt volumen, in quosimul apparebunt

septem ac lalitudo decem

annotati Hispani,

Itali,

Lusitani, Galli, Belgae, Angli, Ger-

mani, Poloni, Sinenses, Aegyptii, Marochiani, Americani et
Australiani,

paucis

verbis,

omnes omnino

catholici,

sive

cuiuscumque coloris. Hocce fidei monumentum, cuius eloquens significatio summopere augebitur si nominum catalogi breves ac pias praealbi sint, sive nigri, sive

ac pietatis

seferant orationes diversis idiomatibus exaratas, intra altare

B. lacobi collocabitur

ad instar

scabelli

Reliquiarum
licet,

eius.
in-

j2.um Populo Christiano, ut sperare
vitationi

nostrae

respondente,

magis ac magis exornabitur arca


IX.

284


indiferentes

Tampoco han de permanecer
cientificas

las autoridades, corporaciones,

academias, universi-

dades y sociedades
labra, todos los

y literarias, en una pa-

que de buenos españoles se precien.

X. Dirigimos también un ruego
sivo á los señores

muy

expre-

Obispos del orbe

católico,

para

que recomienden á sus queridos diocesanos como
obra de piedad, encarecida por
la peregrinación á
el

Sumo
el

Pontífice

Compostela. Con

óbolo de

todos

el

Cardenal Arzobispo de Compostela podra,
los

Dios mediante, ver realizado uno de

más

gralos

tos deseos de su pontificado, cual es el de

que

peregrinos extranjeros hallen aquí cuanto necesiten

para cumplir sus santos propósitos
tigas ni cuidados

sin

grandes

fa-

y con provecho de sus almas.

argentea, fere

iam exstructa, ubi Venerandae Reliquiae
fiet

digne custodientur; amplissima brevi
ratio,

Basilicae restau-

quam Emmus.
licet

Antistes eiusque

Excmum. Capitulum
in

mediis

imparibus, sed
sunt;

divinum spectantes favorem,
prefecto
dies

iamdum
splendor;

aggressi
in

crescet
,

cultus

praesentiarum

sicut

Regum

Catholicorum
reci-

tempore,

magna

aedificabitur

domus, qua hospitio
et

piantur peregrini, qui ad Hispaniarum Patroni Sepulcrum

invisendum huc undique confluant
lica opera,

;

plurima

alia,

catho-

quae procul dubio
et

statui possent praetermittendo

ad maiorem Dei gloriam
lica

animarum proventum

e Basiin per-

Compostellana piae pro benefactoribus preces

petuum mittentur ad caelum. Dignetur Omnipotens Deus huic tam sancto operi Emmi. Antistitis ac Excmi. Capituli benedicere, et mise-


nantes,

285

~
si

XI. Los nombres de todos los piadosos do-

que rogamos se escriban,
ancho,
la

es posible, en

papel de veintisiete centimetros de alto por diez

y nueve de margen para

dejando

el

correspondiente

encuademación, formaran un granel

dioso álbum, en

cual
el

al

lado

del
el

español,

el

portugués,

el

italiano,

francés,

belga, el inel

glés, el alemán,
el

y

el

polaco, figurarán
el

chino,
el

el

egipcio y el marroquí,

árabe y americano

y
el

australiano, el blanco al lado del amarillo y

negro. Este

sera aún

monumento de fe y piedad, que más elocuente si al frente de las resbreves

pectivas listas se inscriben

cuanto fervo-

rosos mensajes en los difiere ntes idiomas, se depositará dentro del altar del Santo Apóstol, para

ricordiarum optatam horam anticipans per intercessionem
B. lacobi,
ciale

Unigeniti

Filii

sui

D. N.

I.

C.

imperium

so-

ubique terrarum

instaurare, Eiusque Vicarium

Ro-

manum

Pontificem plena libértate donare.

Compostellanae die decima nona Martii anni millesimi
octingentesimi octogesimi quinti, in festo Patriarchae S. Joseph, Ecclesiae Universalis Patroni.

Approbante

et

benedicente

Emo

Card. Paya et Rico,

Archiepiscopo Compostellano.
Praeses Coetus: losephus M. Canosa, Decanus S. Ecclesiae Metropolitanae. - Vocales
:

Antonius Casares, Com-

postellanae Universitatis

Rector.

Antonius

Garcia VaCivitatis. -

zquez-Queipo, Praeses Apostolatus Orationis et Adorationis
nocturnae.
-

Antonius Ituarte, Archipresbyter


que
sirva
liquias.

286


á sus

como de peana

sagradas Re-

XII.

Si el pueblo cristiano

responde á nues-

podrá enriquecerse más y más la joya que se está labrando para colocar dignamente
tro llamamiento
las
la

venerandas Reliquias; pronto
completa restauración de
Prelado y
la

será

un hecho
que con
el

Basílica,

tan escasos medios no han

temido

acometer

Emmo.
el

el

Excmo. Cabildo; aumentaráse
veremos levantarse un malos peregrinos

esplendor del culto; hoy, como en tiempo de

los

Reyes

Católicos,

gnífico edificio

que dé albergue á
sepulcro del Santo

que vienen
Españas;
y,

al

Patrón de

las

por no mencionar otras fi^mdaciones

que aquí podrían tener origen, para gloria de Dios,
Antonius López Ferreiro, Canonicus
Antonius Toledo, luris
Avelinus Rodríguez, Canonicus
S. E.
-

S. E. Metropolitanae. -

in Universitate Professor Auxiliaris. -

Metropolitanae.

-

Fer-

dinandus Olmedo, ex Commercio.
di cinae

Franciscus Freiré, Me-

in Universitate Professor. - Franciscus Soto,

Ar-

chipresbyter

Sanctae Ecclesiae Metropolitanae.

-

lacobus

Pedrosa

et

Ulloa, Advocatus. - loachim Díaz de

Rabago,
losephus
-

Doctor

in

Philosophia ac Litteris et Advocatus.

-

Alfageme, Praeses Societatis S. Vincentii a Paulo.

lo-

sephus M. Fernandez Sánchez, Philosophiae ac Litterarum
in Universitate

Professor.

-

losephus M. Labin, Canonicus
-

Doctoralis S. E. Metropolitanae.

loannes Barcia, Praeses
-

Academiae luventutis Catholicae.
Regó,
cietatis

Laurentius López de

luris

Doctor.

-

Ludovicus Rodríguez Seoane, So-

Oeconomicae pro regione Gallaica Director.

Mi-


Basílica

287


los piadosos donantes.
la

y provecho de las almas, no cesará hasta la consumación de los siglos de elevarse preces al cielo en la

Compostelana por
el

Que
nuestro

Señor bendiga

santa empresa de
Cabildo,

Eminentísimo
la

apresure
ciendo

y hora de sus misericordias, restablepartes,

Prelado y su

en

todas
el

por

la

intercesión

del

Santo Apóstol,
la libertad

reinado social de Jesucristo

y

de su Vicario.
fiesta

Santiago de Compostela, 19 de Marzo,
del Patriarca S. José,
versal,

Patrón de

la

Iglesia

Uni-

año 1885.
y benedicion del

Con aprobación
(Siguen

Emo

señor

Cardenal Paya y Rico Arzobispo de Compostela.
las

firmas

como en

el testo latino).

A

la circular

para todos los
las

fieles

de

la tierra

que mereció desde luego

mas

entusiásticas

adhesiones de todas las clases sociales, siguió otra
especial á los obispos españoles,

como mas

direc-

chael Hidalgo, Scholae Praefectas S. E. Metropolitanae.
-

-

Olimpius Perez, Ex Commercio. Raymundus de Andrés Garda Advocatus. - Salvator Parga, luris in Universitate Professor. - Simon García, Ex Commercio.

Nota bene. Superscriptum epistolarum
España.
religiosas del

sic se

habebit

:

A

la

Comisión preparatoria de

Apóstol Santiago.

las

fiestas

Palacio Arzobispal.

Santiago de Galicia,


tamente
interesados

288


las

en

secundar
el

religiosas

miras de su

Hermano en

Ministerio y en los
los

trabajos apostólicos, y

muchos de

cuales ya

hablan intervenido de un

modo

tan provechoso

como

decisivo en

la

dilucidación

de las graves

exàmen y juicio en el proceso compostelano, ya por medio de cartas privadas, ya de oficio como los de Oviedo, Orense y
cuestiones sometidas á

Tuy, prueba todo inatacable del

celo,

humildad del Purpurado de Compostela en

prudencia y oir á

cuantos por ciencia e imparcialidad podian emitir

un

juicio sincero y desapasionado.

Hí aquí

el testo.

Eccmo

é Ilñio Señor:

Mi Venerable Hermano: Acercándose
de la celebración de las fiestas con que

la época so-

han de

lemnizarse el descubrimiento de las ve^ierandas Reliquias

de

Santiago

el

Mayor y
todo

la

declaraciÓ7i
el

de

Sil

aíUenticidad por

N. SS. Padre

Papa
qiie

Leon XIII, ruego á Vd. con
se los actos del culto

encarecimiento

digne prestarme su eficaz cooperación para

y

otros proyectos piadosos

y

ca-

ritativos

que meditamos para demostrar nuestra

devoción

y
y

gratitítd al
fe,

excelso

Patrono á quien

debemos la
sudores

sean dignos del

gran Apóstol

ctcyos

fatigas por
la-

evangelizarnos pre^nió el

Cielo con

aparición milagrosa de la Santísima

Virgen Maria, en carne mortal, á orillas del Ebro,


prometiéndole
que,
edades, Jesitc7nsto,

289


la

hasta

consumación de las
de los
siglos,

Rey himortal

se-

ria nuestro Rey,
fe7isa,

y

su ley el esctido de miestra de-

y

su religión bendita el emblema sacrosanto
nación.

de las glorias de nuestra

¿

No

es

verda-

deramente providencial

y

signo de la predilección

del Altísimo hacia minestro pueblo, que en estos ca-

lamitosos días, después de tantas generaciones como

carecieron de

tamaña

felicidad, hayajnos podido ver
las gloriosas

con nuestros propios ojos

Reliquias

del qtie nos engendró en la

fé? Asi

lo significa

y

proclama
la

el

Vicario de JesíLCjHsto;
divina,

y

yo, que,

por

misericordia

tengo

bajo

mi

vigilancia

pastoral al ptteblo custodio del Tesoro inestimable,

no ptiedo menos de manifestar con actos de culto
espléndidos
el

y

solemnísimos, qiie tendrán lugar

en

mes de julio del presente año, nuestra gratitud
al Sucesor

al Omnipote7tte, finestra entusiasta devoción al Santo
Apóstol, ntiestra obediencia
sifi

lÍ7nites

de Sa7i Pedro.

Con

este objeto está

ya ínuy adela

lantada la restauraciÓ7t que devolverá á

venebe-

randa Basílica muchas de
llezas, así

síís

imponderables
se

como

la riquísima

urna donde

han de

colocar los

Sagrados Restos;

y

con el propio fin
vecinos respetables

he 7iombrado

una Comisión de

de esta ciitdad, que se dedica con piadosa solicitud

á secundar mis deseos. Com^prendiendo ésta que la
Iglesia se halla

pobre

y

que

los

recursos

míos

y

de

mi

Cabildo Metropolitano son

muy

inferiores á
19

290
la

magnitud de mies tros

deseos,

acude á la genella-

rosidad del pueblo católico por medio de un

mamiento que he bendecido

co7i

toda la efusión de

mi alma. No pide
à
los divinos ojos

sac7Hficios;
e7i

en cambio todos píieitna obra tan acepta

den aspirar á tomar parte

y

tan recomendada

por

el

Padre
cinco

común de
sea,
le

los fieles. ¿

A

qué

católico,

por pobre que

sera gravoso cont^Hbuir siquiera con
qiie

céntimos de peseta,

es el

minim^um señalado?

Pero

ese óbolo insignificante le

dará derecho á

las

gracias extraordinarias con que inuchos soberanos
Po7itifices enriquecieron

á

los fieles

que contribuyan
la

con sus limosnas

para

el culto

de

Iglesia

del

Santo Apóstol,

y

será el diploma que

les autorice

á llamarse protectores de las grandes
medita7nos, si
yectos.

ob^^as

que
proVd.,
clero
lla-

Dios

se dig7ia be7idecir níiestros

Yo

los e7ico77iie7ido

á las oracio7ies de

mi

ve7ierado Heri7ia7W,

y

á las de su querido á
bie7i

y

pueblo.

Ruego Ie
de esta

te7iga

orde7iar que el
co7i

7na77iie7ito

Co77tisiÓ7i se Í7iserte

recoTnen-

dacio7i especial de

Vd.
7io

e7i

el Boletín Ecclesiàstico
qtte 7ii

de esa Diócesis;

y

dudo

tmo

solo de stis

hijos amadisimos, dejará de

coadytwar á tma obra

que,

ta7ito

c 07710

religiosa, será de ho7ior
77iis7no

y

glo7^ia

nacional.

Por
yo

este

correo

e7wio á
co7i

Vd.

un

eje7nplar de dicho docume7ito, que,

la recomen-

dación en el

qíte

dÌ7àjo á

77ti

querida grey, apareció

7iÚ77tero

pp/

del Boletín Eclesiástico de esta

Diócesis,

co7^respo7idie7ite al

16 del

presefite mes.

291


sti

Nuesh^o Señor guarde por largos anos
ciosa vida

pre-

para
Vd.,

bien de la Iglesia,
stis

con lo cual,
oraciones,

y

recomendándome muy de veras á
ofrezco de

me

mi venerado Hermano, aftmo A.
S. J.

y

S.

5.

en

N.

Q.

B, S.

M.

Santiago 2^ de abril (i88¿) fiesta de la Dedicación de esta Sa7ita Basilica Compostelana.

Miguel Cardenal Paya y Rico
Arzobispo de Compostela.

Comenzados
prueba

los trabajos

de

la

Comisión de

Fiestas, y con el ardoroso entusiasmo de
las anteriores Circulares, el
al

que son

Emo. Cardenal

Paya dio cuenta de todo

Santo Padre por me-

dio de la siguiente carta, rogando alguna gracia
espiritual particular para aquellos celosos

miembros
llevar

cuya petición acompañaba
procesionalmente en triunfo

;

licencia
la

para

Sagradas Reliquias
la

en

la

solemnidad del

2 5 Julio

y facultad para dar

Bendición Apostolica:

Beatísimo Padre,

«

Teniendo siempre en mente y ajitándose el ánimo pensando que ya se acerca el tan deseado
«

« dia

XXV

del

mes de

Julio

del

año corriente en

Beatissime Pater,

Constanter in mente habens

et

animo versans quod iam

appropinquat auspicatissimus dies

XXV

mensis

lulii

ha-

292
«

«
« « « «
«

que con singularísima solemnidad y magnificeneia debemos celebrar la fiesta principal que todos los años dedicamos á nuestro gloriosísimo
Patron Santiago Apóstol Zebedeo, como tambien ahora con

mayor motivo por

el

reciente

y felicísimo descubrimiento de su sacratísimo Cuerpo y por la canónica, formal declaración de
su autenticidad é identidad hecha por Vuestra

«
« « «

Santa Beatitud con tanta premura y piedad, y por la publicación de la inmortal Bula Dios
Omnipote^tte ;

para

mayor

gloria

de

Dios

;

á

« «

honor de este invictísimo Hijo del Trueno; para

aumento de su devoción y

culto y para fomentar

« la

cristiana católica y la santidad de costumel

« «

bres en todo

universo orbe
la

fiel

y especial-

mente y por siempre en

católica

España y

bentis anni, in quo, singularissima solemnitate et magnificentia,

celebrare

debemus praecipuum festum, quod quonostro Patrono
S.

tannis gloriosissimo

lacobo Apostolo
et

Zebedaeo dicamus, necnon in

decurrenle,

recentem et

felicissimam Inventionem sacratissimi ipsius Corporis, et

canonicam formalem declarationem eius authenticitatis
identitatis a

et
et

Bñe

et

Santñe V.tra tanta cum solertia
«

Deus Omnipotens » ad maiorem Dei gloriam, ad honorem invictissimi huius tonitrui Filii, ad argumentum ipsius depietate emissa, et publicationem immortalis Bullae
,

votionis el cultus, et ad

fovendam christianam catholicam
in

fidem et

morum

sanctitudinem

universo orbe

fideli,

ac

praecipue in semper catholica Hispania et in hac

felicis-

sima

et

religiosissima

regione

Gallica et

Compostellana


«

293

en esta felicísima y religiosísima región Galaica

«
«

y ciudad Compostelana, como solemnemente intimaron en el año último la paternal solicitud

« «
« «

y la incansable diligencia de Vuestra Santidad; preocupando sin cesar todas estas cosas la mente y mi corazón, creí propio de mi gravísimo ministerio no omitir nada para que tuvieran lugar
próximas
fiestas

« las «

con

pompa

y aparato

so-

lemnísimos.

« «

Por este motivo juzgué oportuno y conveniente, entre otras cosas, formar una Congre«

gacion especial-de personas mui devotas y activas
entre
el

« escojidas

clero y pueblo,
ausilio

cuyo potenservir para

« tísimo
« «

y mui discreto

pueda

preparar con mas facilidad para mi persona y el Excmo. Cabildo Catedral de esta Metrópoli
cura et soliicitudine Sanct.
:

civitate, a paternali et indefessa

Vtràe anno prox. praet. solemnissime intimatam

hisque

omnibus indesinenter mentem
tibus: mei gravissimi
tare et

et cor

meum

praeoccupannihil

muneris esse credidi

non
et

ten-

próxima solemnia singularissimo apparatu
causa, inter alia,

pompa

locum haberent.

Hac de
esse duxi

opportunum

et

congruum
selectis

Congregationem specialem eiTormare ex

Cleri et populi devotissimis et promptissimis personis cuius

potentissimo et discretissimo adiutorio facilius et accuratius, et

humillima mea persona et

Exmum

Capitulum Ca-

thedrale huius Metrópolis ad optatum et desideratissimum

finem properaremus.
designavi:

Unde ad supradictam Congregationem Dtrém D. losephum M. Canosa, Decanum huius


« el
«

294


fin

ansiado y tan deseado
lo

que nos proponeformar dicha

mos. Por

cual
al

designé

para

«
«

Congregación

Dr. D. José M. Canosa, de-

cano de esta Santa Iglesia Metropolitana, como
Casares, Rector y
;

«presidente; D. D. Antonio
« «
«
«

Catedrático de

la

Univercidad Compostelana

Licenciado D. Antonio Garcia Vázques Queipo,
Presidente del Apostolado de la Oración y Adoración Nocturna; Licenciado D. Antonio Ituarte,

« « «

Párroco Arcipreste de

la ciudad;

Licenciado D.
la

Antonio Lopez Fereiro, Canónigo de
Santa Metropolitana
Iglesia
;

misma

Dr.

D. Antonio
en esta Uni-

«
« «

Toledo, Catedrático de Derecho

versidad; D. Avelino Rodríguez Várela,

Canó-

nigo de esta Santa Iglesia; D. Fernando

Olmedo

« del

Comercio

;

Dr. D. Francisco Freiré, Cate-

Staé Ecclesiae Metropñae, qui eidem praeest;

Drém D. Anet

tonium Casares, Compostellanae Universitatis Rectorem

Cathedrarium

;

Lict.

D. Antonium Garcia Vázquez Queipo,
et

Praesidem Apostolatus Orationis
Lict.

Adorationis nocturnae;
et

D. Antonium Ituarte, Archipresbyterum
Lict.

Parochum
Toledo,

civitatis;

D. Antonium Lopez Ferreiro, Canonicum

ipsius S. Metrop. Ecclesiae;
luris in

Drém D. Antonium

hac Universitate Professorem; D. Avellinum Ro-

driguez Várela, Canonicum huius Staé Ecclesiae D. Ferdinandum Olmedo, ex commercio; Drém D. Franciscum
Freiré,

Medicinae

in

Universitate Professorem;
in

Drém

D.

Franciscum Soto Mancera,
chipresbyterum
;

Capitulo Metropolitano Ar;

Lict.

D. lacobum Pedrosa, Advocatum

Doctor. D. loachim Diaz, advocatum;

Drém

D. losephum


« «

295

drático de Medicina en la Universidad; Dr. D.

Francisco Soto Mancera, Arcipreste del Cabildo
Metropolitano; Licenciado D. Santiago Pedrosa,

« «
«.

Abogado; Dr. D. Joaquín

Diaz,

Abogado; Dr.

«
«

D. José Alfageme, Catedrático y Presidente de la Sociedad de S. Vicente de Paul; Dr. D. José

Fernández Sánchez, Catedrático de
;

la

Univer-

« sidad

Dr. D. José M. Labin, Canónigo

Doc-

« toral « «
«
«

de esta Metropolitana; Licenciado D. Juan

Màrcia, Presidente de la

ventud Católica;

Academia de la JuDr. D. Lorenzo Lopez de Riego

Abogado

;

Dr. D. Luis Rodríguez Seoane, Ca-

tedrático de la Universidad y Presidente de la

«
«

Sociedad Económica Compostelana; Dr. D. Miguel Hidalgo, Maestre-Escuela del Cabildo Me-

« tropolitano;

D.Olimpio Perez Sanz, del Comercio;

Alfageme, Cathedrariiim et Praesidem Societatis S. Vincentii

a

Paulo;

Dtrém

D.

losephum
;

Fernandez
D.

Sán-

chez,

Universitate

Professorem

Doctor.

losephum

M. Labin, huius Metropolitanae Canonicum Doctoralem; Lict. D. loannem Barcia, Praesidem Academiae luventutis

catholicae;

advocatum;

Drém D. Laurentium Lopez de Regó, Drém D. Ludovicum Rodríguez Seoane, in
;

Universitate Cathedrarium et Praesidem Societatis Oeco-

nomicae Compostellanae
in

Drém D. Michaelem
D.

Hidalgo,

Olimpium Perez Saenz, ex commercio; D. Raymundm de Andrés Garcia, advocatum; D. Salvatorem Parga, luris in UniCapitulo

Metrop.

Scholae Praefectum;

versitate

Professorem,

et

D. Simonem

Garcia,

ex com-

mercio.


«

296


la

D.

Ramon

de Andrés Garda, Abogado; D. SalUni-

«

vador Parga, Catedrático de derecho en
«

« versidad;

y D. Simeón Garcia, del Comercio. Todos estos señores, que presidiré en sus
juzgaron conveniente, por voto unála Iglesia

« reuniones,
«

nime, invitar á todos los Prelados de

« Católica,

principalmente españoles, y también á
fieles

«

todos los

de Cristo, esparcidos por todo

« el universo orbe,
« « « « « « «

en el modo y forma señalados en los adjuntos documentos, cuyos ejemplares,
carta,

juntamente con esta humildísima
humildísimamente postrado á
obra incompleta,

presento

los pies

de Vuestra

Santidad. Pero todo esto. Beatísimo Padre, sería
si la

benignidad Apostólica no

añade

y principal mano, bendiciendo copiosamente nuestros propósitos y dispensando
la última

Hi omnes quibus praesidere
latos Ecclesiae catholicae
christifideles per
in adiunctis

in suis

conventibus gestio,
et

unanimi sensu invitare conveniens censuerunt,
;

omnes Praeet

praecipue hispanos, et omnes etiam

universum orbem dispersos,

modo

forma

documentis exaratis, quorum exemplaria, simul
epistola,

cum hac humillima

ad

Stís

Vtráe Pedes provolutas,

observantissime praesento. Haec omnia,

Bme Pater, incomplenostros conatus co-

tum opus coagmentat,
et

nisi

benignitas Apostolica ultimam
et,

praecipuam

manum

adhibeat;

piose benedicendo et super abundantes gratias spirituales

elargiendo omnibus omnino qui quomodolibet ad optatissimi
finis

assecutionem auxilium praestent, eiìiìcacissime foveat.

Unde, Btme Pater,
calis

in

nomine Exmi Capituli canoni-

huius Sanctae Apostolicae Metrpolitanae et totius


«

297


espirituales

sobre-abundantes

gracias

á

todos

«
« «

presten ausilio y promuevan mui eficazmente el logro de tan de-

aquellos que de algún

modo

seado objeto.
«

Por

tanto,

Beatísimo Padre, en nombre del
esta

«

Exmo. Cabildo de Canónigos de
Clero de
la

Santa
el

«

Apostólica Metropolitana Iglesia y de todo

« el

« cion; « tino

misma de todo grado y condien nombre del Seminario Central Tridende esta alma Diócesis; en nombre del uniClero
y pueblo

« «

verso

y también por último en mi humilde nombre, postrado á
;

Diocesanos

« los «

Pies de Vuestra Santidad suplico

vehemente
á

y fervientemente que para la

más abundante y
santísimo
lo
fin,

« «

plenísima

consecución de

tan

que dedicamos y consagramos de
omnis gradus
et conditionis;

intimo del

ipsius Cleri
clari
licet

in

nomine praecui,

huius Coetus

promotoris cultus Sancti lacobi,
in

nomine Seminarii Tridentini Centralis huius almae Dioecesis; in nomine universi Cleri et populi dioecesani, et tandem in humili nomine meo,
indignus praesum;

ad

Sanctitatis

Vestrae
et

Pedes

provolutus,

Benignitatem

Vestram enixe

ferventer

deprecor,

ut ad

uberem

et

plenissimam assecutionem sanctissimi
et actus nostros

finis,

ad quem sensus
et totius generis

ex imo cordium dicamus et consecramus

abundantiam indulgentiarum, remissionum
gratiarum spirituaUum
et aliis quibusvis,

largiri dignetur supplicantibus

tum
25

qui vel personaliter visitando hanc Me-

tropolitanam et Apostolicam Basilicam

diebus

24

et

proximì mensis

lulii

et tota

octava huius magni

festi; vel


« «

298

«
«

corazón nuestros sentidos y actos, se digne conceder abundancia de indulgencias y remisiones y todo género de gracias espirituales, yá á los
suplicantes,

yá á todos aquellos que personal-

«

mente

visitaren esta Metropolitana y Apostólica

« Basílica
« «

en los dias 24 y 25 del próximo mes de julio y toda la octava de esta gran fiesta ó asistieren á alguno de los actos religiosos,
;

«
«

misas ó procesiones que se han de celebrar en
este sacratísimo tiempo; ó cooperaren con obla-

« ciones,
« «

dones ó servicios personales para conel

seguir

dicho objeto; con lo cual la plenitud

de todos los carismas celestes descienda abundante y como celestial vivificador rocío, sobre
todos los peregrinos, sobre los yá enumerados

« «

« fervientes

cooperadores,

sobre

esta

felicísima

assistendo
in

alieni

actui

religioso,

Missae

vel

processioni

hoc sacratissimo tempore celebrandis, vel oblationibus,

donis aut servitiis personalibus ad ipsum

obiectum coocoelestium

perando, quo plenitudo

omnium charismatum

super omnes peregrinantes, supra iam enuméralas ferventissime adiuvantes, super hanc felicissimam civitatem Sancii

lacobi et regionem Gallaicam, super universam Hispavigilanti

niam suo

Patrono semper fidelem,

et

super uni-

versum orbem catholicum tamquam
abundanter descendat.
Insuper, Sanctissime
Pater,

coelestis vivificans ros

quoniam

ínter

actus

et
fe-

caeremonias
stis

religiosas,

qui

quotannis

celebrantur in

Sancti lacobi Apostoli huius civit^tis, eminet
in

cum

alus

solemnissima processio generalis

qua per praecipuos


«
«

299

ciudad de Santiago y región Galaica, sobre toda la España, siempre fiel á su vigilante Patrono.
«

« los

También, Santísimo Padre, y pues que entre actos y ceremonias religiosas que todos los
las

«
«

años se celebran en esta ciudad en

fiestas

de Santiago Apóstol, descuella sobre

las otras
lle-

« la
«

solemnísima procesión general en que es
las

vada solemnemente por
plazas

principales calles y

«
« « « « «

alguna

de

las

reliquias

auténticas

de

nuestro veneradísimo Patron, todos anhelan con
fervorosísimo deseo que en este año, en lugar

de

la

pequeña
los

reliquia,

sean gloriosamente

lle-

vados todos
hallados

huesos del mismo, recientemente

« «

y declarados auténticos por Vuestra Santidad, y los cuales con aquel motivo deben
definitivamente
ser

colocados, juntamente

con

vicos et plateas grandi apparata et fidelium concursu, so-

lemniter circumfertur aliqua ex reliquiis authenticis nostri
veneratissimi Patroni, et praesenti anno ferventissimo desiderio

anhelant omnes,

ut,

loco

illius

parvae

reliquiae,

cum
rata,

gloria circumducantur

omnia

ipsius ossa recenter in-

venta et a Sanctitate Vestra

tamquam

authentica

declade-

quae quidem

illa

occasione

definitive

collocari

bent, simul

cum

arca lignea et ornata in qua nunc conpretiosissimo
in

continentur, in nova argentea et deaureata

labore contexta, ultimo et stabiliter reponenda
altari

parvo

cryptae subterranae huius Sanctae Ecclesiae Metro-

politanae, in

quo etiam nunc asservatur supradicta
apostolicum mandatum, et muniendam; etiam atque etiam a

pri-

mitiva lignea iuxta
pontificio sigillo

definitive

paternali


« la « « truida «

300

urna de madera ornada en que hoí se hallan

contenidos, en la nueva de plata sobredorada cons-

con preciosísimo primor; y todo final y definitivamente ser repuesto en el pequeño altar de
subterránea de esta Santa Iglesia Metro-

« la cripta

« politana,
« tólico

donde también
la

se conserve

según Apos-

mandato,

dicha primitiva urna de madera,
el sello Pontificio.

« autorizado
« « «

todo finalmente con

Por lo cual también ruego á Vuestra Paternal Bon-

dad

la

oportuna licencia y mandato para realizar

todo esto como con vehementísimo afán deseamos.
«

Entre tanto, dígnese Vuestra Santidad, cuyos

€ Pies
«

y Manos reverentemente beso, conceder á
la

todos los suplicantes
«

Apostólica Bendición.
la

Compostela, dia de

Ascensión de N.
1885.
:

S.

« Jesucristo,

14 de Mayo, año
«

Beatísimo Padre

«

à los Pies de Vuestra Santidad

h. p. »

«

Miguel Card. Paya Arzob. Compostelano.

Bonitate Vestra opportunam licentiam et

mandatum ad haec

omnia perficienda vehementissimo desiderio expectamus. Etque interea dignetur Sanctitate Vestra, cuius Pedes
et

Manus

reverenter deosculos, Apostolicam Benedictionem

omnibus supplicantibus impertiré.
Compostellae
,

die

Ascensionis

D.

N.

lesu

Christi,

14 Maii, anno 1885

Rme
Ad

Pater

Sanctitatis Vestrae Pedes

H.

P.

Michael Card. Paya Archiep. Compostellanus,


« «

30I

Beatísimo Padre,

«
« «
«.

Los que suscriben, nombrados por su Emo. Prelado Cardenal Paya para llevar á cabo el
objeto de que habla la adjunta

copia de

una

invitación católica » desean ardientemente,

como

es necesario, fortalecerse antes con el validísimo

« ausilio « « «

Bendición Apostólica, y por tanto, humildemente postrados á los Pies de Vuestra

de

la

Santidad,

de todo corazón

la

imploran,
las

tanto

para sus personas, como para

obras que se

«
« «

proponen realizar, y todo para que, principalmente, las sacras fiestas solemnes del descubrimiento y elevación del cuerpo del B. Santiago

Beatissime Pater,
Infrascripti,

ab

Emo

Praesule suo Card. Paya et Rico
tradit rationem

operibus praefecti,

quorum

adiunctum Caprae-

tholicae Invitationis exemplar, ardenter desiderant, prout
decet, validissimo fulciri Apostolicae
sidio

Benedictionis

ad munus

sibi

commissum obeundum; Eam, proinde
suis personis,

ad Pedes Sanctitatis Vestrae humiliter provoluti, toto ex

animo postulant, tam pro
festa

quam pro

ope-

ribus quae sibi exequenda proponunt, ut sacra, in primis,

solemnia Inventionis et Elevationis
rite

Corporis B. laet

cobi Maioris
ut

hoc anno Compostellae peragantur,
Sanctitatis

memoranda, praeterea,
celebretur

Vestrae

Declaratio

super eiusdem Venerandi Corporis identitate dignis in po-

sterum
tionibus.

monumentis ac

religiosis

demonstra-


« el «
ri

302

Mayor sean

este

año celebradas debidamente

en Compostela; y asimismo para que la memoranda Declaración de Vuestra Santidad sobre la
identidad de su

« «

venerando cuerpo, se celebre

también en
Quiera

lo

sucesivo con

monumentos

y re-

« ligiosas
«

demostraciones.
el

Dios Omnipotente, oyendo
suplicantes,

los vo-

« tos
«

de

los

conservar incólume

á

Vuestra Beatitud por largos años para bien de
Iglesia Universal.
«

« la

Compostela, dia io de mayo, año 1885.
«

Beatísimo Padre,
»

«

A

los Pies

de V. Santidad humte postrados
(Siguen
las firmas

como en

el

texto latino).

Velit

Omnipotens Deus, vota exaudiens supplicantium

incolumen per multos annos Beatitudinem Vestram servare

ad bonum Ecclesiae Universalis. Compostellae die decima Maii anni 1885.
Beatissime Pater,

Ad

Pedes Sanctitatis Vestrae humiliter provoluti.
-

losephus M. Canosa

Antonius Garcia V. Queipo

-

Antonius Lopez Ferreiro
nius Casaves
-

-

Ferdinandus Olmedo
-

-

Anto-

Antonius Ytuarte
Freiré

Avelinus Rodríguez et

Várela

-

Franciscus
-

Franciscus

Soto

-

Ioachim
-

Diaz de Habago
nes

losephus M. Fernandez Sanchea
-

loan-

Barda
-

-

Ludovicus Rodríguez Seoane

Olimpius Pe- RaySimon Garcia.

rez - lacobus Pedrosa - losephus

Alfageme
-

-

losephus Maria

Labin

Laurentius Lopez de Rego
-

Michael Hidalgo
-

mundus de Andréz Garcia

Salvator Parga


El
sin

303

Emo

y
al

Rmo
S.

Cardenal Prefecto dio euenta

demora

participó con la

Padre de todas estas suplicas y siguiente Carta el Rescripto fa-

vorable, cuyo

I

párrafo tiende á declarar de nuevo

que
en

los suplicantes, oblatores ò
lo relativo

cooperado

res,

están

comprendidos en
la

á gracias espirituales

Bula Deus Omnipotens.

Compostelana.
«
«

Emo y Rmo

Sr.

mio respetadísimo,
XIII,

Nuestro Smo Señor Papa Leon

aceptando

« « « «

mui amorosamente las fervientes súplicas que le han elevado tanto Vuestra Eminencia, como el piadosísimo Cabildo de
la Basílica

para proveer sabialas

mente

al

mayor bien
allí

con.

motivo de

próximas

« fiestas «

que

han de celebrarse en honor del
el

Apóstol Santiago

« el infrascrito

Mayor, y referido todo por secretario de la S. C. de Ritos, or-

Composte llana

.

Eme

et

Rme Dñe

Mi Obsme,
Noster Leo Papa XIII perasibi

Sanctissimus Dominus

manter excipiens supplicia vota
nentia Vestra,

tum

a

tum ab Emipiissimo Coetu Basilicae bono ac
porrecta

proximae ibidem agendae solemnitatis Sancii lacobi Maioris
Apostoli sapiente!- praefecto, et ab infrascripto Sacrorum

Rituum Congregationis Secretario
luit

relata,

haec rescribi vo-

Eminentiae Vestrae videlicet.


«
« lo « «

304


la

denó que se participase á
siguiente:
I.

Eminencia Vuestra

En

cuanto á los privilegios pedidos so-

bre indulgencias, absoluciones

« rituales, «
«

y gracias espiclaramente se proveyó en las Letras
del
dia
i

Apostólicas
último.
«
II.

de

noviembre del año

Respecto á
Santiago,
arbitrio

lo

de conducir solemnemente
el

« las « « «

Sacras Reliquias en

dia de la fiesta del
lo

mismo
todas

Su Santidad
de Vuestra

deja

todo

al

prudente
las

Eminencia,

con

facultades

necessarias,

observando,

«

sinembargo, cuanto deba observarse.
«
III.

Y
que

por último, sobre
el

la

Apostolica Ben-

« « «

dicion

dicho Cabildo implora
el

como prenda
le

para desempeñar bien

cargo que

está co-

metido, concede Su Santitad que Vuestra Emi-

I.

Quoad

petita

privilegia

Indulgentiarum, remisfuit

sionum ac spiritualium gratiarum, plañe provisum
Apostólicas Litteras diei
II.
i

per

novembris anni superioris:

Quoad

sacras

Exuvias ipsius Sancti Apostoli,

eiusque Discipulorum in solemni supplicatione deferendas

Sua remittit prudenti arbitrio Eminentiae Vestrae cum omnibus facultatibus necessariis et opportunis servatis tamen serdie festo ipsius Sancti lacobi, id

omne
;

Sanctitas

van di s

:

tamquam praesidium ad munus

quod Apostolicam Benedictionem, quam sibi commissum obeundum praefatus Coetus efflagitat, hanc per manus Eminentiae Vestrae Sanctitas Sua, suo tamen nomine, impertiendam
III.

Demum


« «

305


participo esto
oficio,

nencia

la

dispense

por su mano, en nombre,
á

sinembargo, del Santo Padre.
«.

Y

mientras gustosamente

« «

Vuestra Eminencia, según es mi

beso

humildemente su mano.
«

Roma

dia

1 1

de junio de 1885.
como en
el testo latino).

(Siguen las firmas

Y
al

como por

el

anterior Rescripto se concedía
la

Cardenal de Compostela

gracia pedida, tan
Basílica las Relila

extraordinaria, de sacar

de

la

quias de Santiago,

el

Promotor de

se apre-

suró en

la siguiente

Carta á darle las instrucciones

necesarias, con la notable adición

de confiar á su
resolución de

notoria prudencia y activo celo, la
lo

que en

ellas

no se hubiera previsto.

concessit.

ratione libenter
osculor.

Haec dum Eminentiae Vestrae pro mei muneris communico, Eidem Manus humillime de
die
11
lunii

Romae

1885.

Eminentiae Vestrae

Humillimus

et

Devotissimus Servus Verus

Dominicus Card. Bartolinius
S. R. C. Praefectus.

Laurentius Salvati
S.

R. C. Secretarius.

D. Card. Michaeli Paya y Rico
Archiep. Compostellano.
20


«

3o6


á Vuestra Erna. Rma.,

Emo

y Rñío Señor,

«
«

En

las cartas

que

dirijí

fechas 2 5 julio

727

setiembre del año último,

«

sobre

la colocación, traslación

y custodia de las
el

«

sagradas Reliquias de Santiago Apóstol,

Matras-

« yor, y
« miti

de sus discípulos en una nueva urna,
instrucciones

las

que

la

cosa requería
la

y

« «

prometí enviar otras á su tiempo y con
tunidad debida.

opor-

Y como

ahora sean urgentes á
fiestas

«

causa de

la

próxima celebración de

por

« el

fausto descubrimiento de las

mismas sagradas

« Prendas,
« « «
«

Vuestra misma Eminencia en carta á
el

Nuestro Santísimo Señor

Papa Leon
le

XIII,

rogó acertadamente que se

enviasen dichas
las cosas

nuevas instrucciones. Dos son

que

tal

determinación exijen; á saber: la reposición en

Eme

ac

Rme

Domine,

In litteris ad

Eminentiam Tuam

Rmam

a

me

redditis

die 25 lulii ac 27 Septembris anni praeterlapsi, pro Sacra-

rum Exuviarum
pulorum
dia,

S. lacobi

Maioris Apostoli eiusque Disciet custo;

in

nova urna compositione, translatione
suo tempore
alias

quas opus requirebat, tradidi instructiones

itemque

promisi

me

pro opportunitate traditu-

autem in praesentiarum solemnia inslent pro fausta Sacrorum eorumdem Pignorum inventione celebranrum.
da, ipsa Eminentia Tua Rma in litteris ad SS. D. N. Leonem PP. XIII novas huiusmodi ,instrugtiones mature

Cum

ad se

mitti flagitavit.

Duo

praecipuè sunt, quae id postu-


« la «
« «

307


Ciudad de Compostela
lo

nueva y tan preciosa urna y el ruego de que dichas Reliquias sean con solemne rito llevadas
la

procesionalmente por

y

así,

por

lo

que toca á
la

primero, y

como

el

€ « «
«

Sumo

Pontífice

ha reservado á

la jurisdicción

inmediata de

Sede Apostolica

las descubiertas

Reliquias de Santiago Apóstol, el Mayor, y de sus discípulos, corresponde á Vuestra

Erna

el

« presidir,

como delegado de
la

la

Sede Apostólica,
el

« á tal

fin.

Se hallarán asimismo presentes

Vi-

« cario General de
« el
«

Curia Archiepiscopal; item

Promotor Fiscal y también el Canciller ó Notario que debe ser eclesiástico y para tal
deputado especialmente por Vuestra Emi-

« asunto
« nencia.
«

Y
la

para que los sagrados Huesos sean

trasladados debidamente y con particular cuidado

«

desde

urna en que se hallan á

la otra,

deben

lare videantur,

Reliquiarum scilicet in novam pretiosiorem urnam repositio, ac supplicatio, qua illae per Compostellanam urbem solemni ritu deferantur. El quidem quod primum attinet. cum S. lacobi Maioris

Apostoli eiusque Discipulorum repertae Exuviae im-

mediatae Sedis Apostolicae iurisdictioni per
reservatae fuerint, erit Eminentiae

SSmum

D. N.

Tuae Rmae, tamquam

Apostolicae Sedis delegato, huic negocio praeesse. Aderit

quoque Vicarius Generalis Curiae Archiepiscopalis, item Fisci Promotor, ñeque non Cancellarius, seu Notarius alter Ecclesiasticus, hac de re per Eminentiam Tuam specialiter deputandus. Ut vero Sacra Ossa ex urna in qua sunt, in aliam apte accurateque transferantur, periti quoque ana-


«
« otras «

3o8


manos sobre
fiel-

designarse también peritos anatómicos y aquellas personas que la operación requiera, exi-

jiendo á cada uno que puestas las

« los
«

SS.
el

Evangelios de

Dios juren llenar

mente
«

encargo

respectivo que se les hace»

Cuando todo esté dispuesto, delante de los
y de
las otras

« citados « «
«

personas que Vuestra Emiá

nencia dispusiere que se hallen presentes, trasládese la urna de las Reliquias

un

sitio

a-

daptado; pero antes de

abrirla,

vuestra

misma

« Erna.,
«
<(.

en nombre y por autoridad del Pontífice Máximo, publique la Excomunión Mayor latae

sententiae contra aquellos

que
la

algo,

poco ó muEnseguida,
la

«

cho,

estrajeren de los sagrados Huesos, ó algo

«

pretendieren

colocar

en

urna.

« abierta la urna,
« traslación

hagan

los peritos

anatómicos

de

las

Reliquias y colóquenlas en la
alii,

tomes designandi erunt; nec non

quos opus postulet.

Hi tamen omnes, tactis SS. Dei Evangeliis, iureiurando promittent, se demandatum sibi respective munus fideliter
impleturos.

Cum

omnia
in

in

promptu

fuerint,

coram

praedictis, ñesiverit,

que non alus quibus Eminentia Tua adesse

Reli-

aptum conclave transferetur: sed antequam aperiatur, eadem Eminentia Tua Rma, nomine atque auctoritate Pontificis IMaximi, excommunicationem maiorem latae
quiarum urna
sententiae indicet, contra eos qui aliquid vel

minimum ex
praesumpse-

Sacris Ossibus auferre, aut in
rint.

urnam

inferre

Tum

reserata urna, per anatomes peritos eductio, et
fiet,

in

novam urnam Reliquiarum compositio

eadem

ser-


«
« «

309


la

nueva urna, observando en esta colocación

misma manera de

distinción de

Huesos con que
y cumpliénque des-

estaban colocados en

la anterior urna,

«

dose en este caso todas

las otras cosas

« cribí
«

en mi anterior instrucción. Llevada á cabo
la

diligentemente

deposición

de

las

Reliquias,

« circúndese
«

de cintas esta nueva urna y séllese en muchos puntos con los sellos de Vuestra

« Erna.

Y finalmente

sean custodiados los sagrados

«
«

Restos en aquel lugar que Vuestra Erna, juzque

« «

mas oportuno, hasta que se verifique con solemne pompa la petición concedida de conducirlos
por
la

Ciudad. Sobre cuya petición solo ocurre
á saber, que aquella urna debe ser

« decir esto, « llevada
« «

debajo de un palio ó dosel.

Y

después que

las

sagradas Reliquias
la

de

Santiago Apóstol estén á

veneración pública

vata ratione atque Ossium distinctione, qua in priore urna
collocata fuerant. Quocìrca alia
in

omnia servaeda

erunt,

quae

mea

Instructione superioris anni descripta sunt.

Repositione Relìquarum diligenter expleta, nova haec

urna

vittis

circumligabilur,

ac

sigiJlis

Eminentiae Tuae

pluribus in locis obsignabitur. Sacra vero Pignora ita de-

nuo composita eo loci custodiantur, quem Eminentia Tua opportuniorem duxerit, donec supplicatio per Urbem solemni pompa ducenda erit. De qua suppìicatione id unum dicendundum occurrit, nimirum urnam illam sub baldachino deferendam esse. Cum
autem publicae fidelium venerationi ad aliquot dies oer Eminentiam Tuam praefiniendoe Sacrae lacobi Apostoli


«

3IO


el

de

los fieles los dias

que Vuestra Eminencia se-

« ñaláre,
«

sean repuestas aquellas en
el

mismo

lu-

« «

gar y forma observada en adelante, sin el permiso de

la

año último; y en S. Sede, no puesitio.

dan ya ser removidas de su
«

Por último,

el

Canciller ó

el

Notario
el

ecle-

« siástico
« « «

diputado cuidadosamente forme

acta

de

la

estraccion de los

Huesos desde

la

antigua

urna y su colocación en la nueva, como también de su solemne conducción pública y de su redefinitiva;

« posición «
« «

del acta

haga uno ó muchos

instrumentos, del que, ó de los que, envié copia
auténtica á la sagrada Congregación de Ritos;

y Vuestra misma Erna autorize con su firma y
lo

« sello

mismo
es.
oficio,

el

original

que

las

copias.
lo

«Esto
«

Eminentísimo Principe,
creí

que por
si

razón de

decir

principalmente; y
in loco,

Exuviae manserint, iterum eodem
vata ratione, quae anno

et

eadem

ser-

praeterito

obtinuit, illae

recon-

dendae erunt, ñeque deinceps, absque Sedis Apostolicae
venia, exinde amoveri poterunt.

Porro Cancellarius, sive Notarius Ecclesiasticus alter
deputatus, omnia et singula quae
educatione, et compositione
in

peracta fuerit
in

tam

in

Ossium

nova urna, quam

solemni trunslatione et supplicatione, ac denique in deaccurate describat, et unum, vel plura

finitiva repositione,

instrumenta de iisdem conficiet, cuius, vel quorum authenticium exemplar ad
mittet.

Ipsa vero Eminentia

Sacram Rituum Congregationem transTua tam autographum, quam
sigillo

exemplar subscribet, suoque

communiet.


« « « « «

311


Emi-

otra cosa ocurriera que resolver, vuestra

nencia tome consejo de su notoria prudencia y activo celo. Entre tanto, beso la sagrada Púr-

pura con

el

debido respeto y con sentimientos

de grato ánimo.
«
«

Roma

29 de

Junͣ)

año 1885.

humo,
«

afecciTLO

y mui respetuoso servidor
la S. Fé. »

Agustín Caprara, Promotor de

X.

Programa de

las Fiestas extraordinarias

en honor de Santiago.

El celo desplegado por la Comisión de Fiestas

tuvo su cumplido premio con

la
,

aceptación general

de sus
Haec

religiosos

propósitos

y

así

pudo desde

sunt,

Eminenlissime Princeps, quae pro demanduxi.

dato muñere praecipue adnotanda

Ceteris

vero

si

quae occurrant, perspecta prudentia, ac solertia Tua, pro

rerum opportunitate, consulet. Interim sacram purpuram, eo quo par
gratigue animi sensu, deosculor.

est

obsequio

Romae

die 29 lunii anno

1885.

Eminentiae Tuae

humilmus, addmus, obrmus famulus

Augustinus Caprara S. Fidei Promotor.


luego proceder á
la

312


el ilustre

redacción del relativo pro-

grama, de acuerdo en todo con
rado de Compostela y con
autoridades
civiles

Purpu-

las

tan beneméritas

y

militares.

Lo
el

concerniente

á

la

parte religiosa apareció en

Boletin Oficial

del Arzobispado de Santiago, n.°
Julio

loio del i6 de

en estos términos

:

Programa de
brarán en

las funciones religiosas que se celela

Ciudad de Santiago para
stt

so-

lemnizar la memoria de

glorioso Patrono

El Hijo del Trueno, Apóstol
desctibrimiento de sus reliquias
pontificia de su autenticidad,

de España, el
la declaración
el

y

^.n

mes de

Julio

de 1885.
I.

Novenario solemnísimo

al

Santo Apóstol

en

la Iglesia

motetes ejecutados por
á las seis de

Metropolitana, con rosario, plática y la Capilla de Música.
el

Esta Novena dará principio
riente,
la

día 15 del cor-

tarde, continuando

en los

subsiguientes á la
sive,

excepto

el

misma hora hasta el 23 incluDomingo y el día 16, á causa
inmediata-

de

la

procesión de Nuestra Señora del Carmen,

en los que comenzarán los ejercicios

mente después de terminados cinco y media próximamente.

los Maitines,

a

las

313

ORADORES SAGRADOS

y

asuntos sobre que versarán sus pláticas respectivas

en cada dia de la Novena.

Día
bispo.

15.

Emmo. y Revmo. Sr. Cardenal ArzoTema Generosa prontihid con que el
:

glorioso Santiago

Apóstol siguió a Jesucristo,

y

abandonó todo cuanto en el

mundo amaba y poseia.

Día

16. Iltre. Sr. Dr.

D. Miguel Hidalgo, Digcaridad
m,e-

nidad de Maestrescuela de esta S. A. y Metropolitana Iglesia.

— Tema: Encendidísima

y

celo

de nuestro Santo Apóstol, por los que

reció le llámese

Hijo de Trtieno su Divino Maestro.
Dr. D. José Martínez, Canó-

Día
nigo de

17.
id.

Iltre. Sr.

Central. — Tema: Fidelidad de Santiago en

y Profesor en este Seminario Conciliar
corres-

ponder á
Día

los

favores del Todopoderoso Jesús,

por

la que se hizo digno de sus intimas confianzas.
18.
Iltre.
id.

Sr. Dr.

D. Ricardo Rodríguez,

Canónigo de

Tema

:

y Profesor en dicho Seminario. Predilección de Nuestro Señor Jesucristo

para con su Apóstol Santiago, manifestada en el hecho de escogerle para testigo de stù gloriosa Transfiguración.

Día

19.
id.

Iltre. Sr.

preste de

— Tema: Ternura del amor de Jesús
la
qiie

Dr. D. Francisco Soto, Arci-

para con nuestro Padre y Patrón, por

quiso tenerle á su lado al padecer las agonías del


huerto

314

y

le

disimuló

sti

pesado sueño, mientras S,

D. M.
oración.

se

desangraba en sudor copioso diLrante su
Licdo. D. José Labín, Canó-

Día 20.
nigo
leza del

Iltre. Sr.

Doctoral. — Tema:

Magnanimidad y
sti

forta-

Hijo del Trueno al desempeñar la àrdua
le

empresa que

cofifiara

Divino Maestro de ha-

cer fremite á la judaica perjldia

y

someter
ley.

filies tra

España al suave yugo de
Día
2
1
.

S2c

divina

D. José Martínez, Canónigo de id. y Profesor en dicho Seminario. Tema: Incomparable honor dispensado á miestro
Iltre.

Sr. Dr.

afortunadísimo Apóstol por la

Santísima

Virgen

Maria, al aparecérsele en Galicia
eficargarle la erección

y

Zaragoza,

y

en ésta del primer su veneración

templo
culto.

consagrado en

el

mundo á
de ídem.

y

Día 22.
ros,

Iltre. Sr.

Dr. D. Valentin García Bar-

Penitenciario

Tema: Ejemplar
soldado de Jesuel

constancia
cristo,

y

arrojo de

este valeroso

al

derramar gustoso por El su sangre

primero entre sus colegas
cabeza a la espada.

y

entregar denodado su

Día
la

23. Iltre. Sr. Licdo. D. Dionisio

López de
este

Torre, Dignidad

Iglesia.

— Tema:

de Tesorero de

esta Santa

Singularísimo

amor

de

in-

victo bienhechor,

Padre y

Defensor de les españoles

y

especialmente de Galicia, constantemente demostra-

do en habernos engendrado para Jesucristo, regalado con el inestimable tesoro de su Cíierpo

y

va-


Santa Religión.

315


de

¿erosamente defendido de los enemigos

nuestra

Día que
S.
2.

24.

Habrá Vísperas solemnísimas, en
oficiará

las

Eminencia Revma.

de

Pontifical.

El día 25, á las diez de la mañana, desla

pués de

Tercia solemne y procesión Claustral,

celebrará S. Eminencia

Revma. Misa de
la

Pontifical;

recibiendo en ella la Ofi*enda acostumbrada de los

Reinos de España, que
de
la

autoridad superior

civil

provincia,

en nombre de Su
al

Majestad

(q.

D.

g.)

hace anualmente
la

Santo Apóstol.

Concluida
los fieles la'
3.

Misa
de

,

S.

Ema. Rvma. dará á
de
dicho
dia

Benedición Papal.
seis
la

i\

las

tarde

25

saldrá del convento de Santa Clara la procesión

de doncellas, entrando en
Puerta

la

Sta.

Basilica por la

de

la

Azabachería, donde

será
del

recibida

por

S.

Ema Revma. accompañado

ExcelenBeneficiai.

tísimo Cabildo Metropolitano y
4.

Cuerpo

El día 26 celebrará Misa de Pontifical uno

de los Excmos. Prelados que concurrirán. Habrá

sermón que predicará el muy I. Sr. Dr. D. Valeriano Menéndez Conde, Canónigo Magistral.
5.

A

las seis

de

la

tarde del 26 los peregrilos

nos de

la diócesis,

á los que podrán unirse

devotos que gusten, saldrán procesionalmente de
la

parroquia
la

de Santa
visita

María

la

Real

de Sar
al

solemne y ofrenda Apóstol; entrando en la Santa Iglesia por

para hacer

Santo
Puerta

la


de
la

316


la

Quintana, y siendo recibidos en igual forma
las

y con

mismas solemnidades, que
la

procesión

del día antecedente.

Durante
tará

Ofrenda,
al

la

música de Capilla can-

un himno
6.

Santo Apóstol.

El día 27, otro Excmo. Prelado celebrará
Pontifical,

y en ella anunciará á los fieles la palabra divina uno de los señores obispos concurrentes.
7.

Misa

A

las

cuatro de la tarde de dicho día 27,
la

los Sres.

Párrocos de

ciudad, en unión de su

clero y fieles,
tivas

saldrán de

sus parroquias respec-

en dirección

á la

Santa Iglesia Metropolilas

tana,

acompañando procesionalmente
los Patronos

sagradas

y Santos de más devoción de sus iglesias y de los conventos de su circunscripción, á las que se unirán las de los

imágenes de

Santos que en vida visitaron
Apóstol.

el

sepulcro del Santo

A
con

las

cinco se organizará la procesión general

las
la

santas

imágenes antedichas,

precedidas

deK Santo Apóstol á caballo y terminando con la sagrada reliquia del Santo acompañada del
de

Excmo. Cabildo y Cuerpo Beneficiai por Su Eminencia Reverendísima.

,

presididos

La procesión

saldrá

de

la

Santa Apostólica
recor-

Basílica por la puerta de la Azabacheria;

riendo la calle de este nombre, Plaza de Cervantes,

Casas Reales, Puerta del Camino, Virgen de


la nio,

317


Plaza del Toral,

Cerca, Enseñanza, Madres, Fuente de S. Anto-

Puerta de

la

Mámoa,
la

Rúa

del Villar, Platerías y Plaza del Hospital, entrando

en

la

Santa Iglesia por
la

puerta del Obradoiro.
la

Durante
del

procesión
al

Música de Capilla
la

cantará tres motetes

Santo Apóstol en

Puerta
del

Camino
8.

,

Puerta

de

la

Mámoa
la

y

Plaza

Hospital.

En

los restantes dias

de

octava de
la

la festi-

vidad del Santo Apóstol, después de

Misa conprincipalciviles,

ventual, habrá otra solemne votiva con orquesta.

Y

lo relativo

á la parte en que
las

mas

mente debian

intervenir

autoridades

dióse á conocer al publico por medio de un ele-

gante cuadernito á tintas de colores impreso de

orden del Exmo. Ayuntamiento en esta forma:

Programa

de las fiestas que

e7i

honor del Patrón

de las Españas se ha7i de celebrar en Santiago de Compostela los dias del 20 al

jo de

/tùlio

de i88s.

Es costumbre
pos,
cijos

establecida, desde antiguos tiem-

que esta ciudad celebre con públicos regoy solemnes funciones
la festividad del

Patron

de las Españas.

Y

si

en años anteriores no se ha
el

perdonado medio para que aquellos alcanzaran

mayor esplendor y
dal suceso

magnificencia, lo extraordinario
el

que en

actual debe

conmemorarse


los dias
tajen, si

318

exige que las solemnidades que se realizarán en

20 y siguientes del mes corriente avenes posible, la justa fama que las fiestas

de Compostela han llegado á adquirir.
El hallazgo de las reliquias del apóstol Santiago
bajo las bóvedas de nuestra magestuosa Basilica
es,

en efecto, un acontecimiento digno de ser ce-

lebrado cual su importancia requiere. Para honrarlo

debidamente, su Santidad León XIII se ha dignado
conceder,
riente

como

privilegio

expecial,

que
fieles

el

cor-

año fuese de Jubileo plenísimo, dispensando
à
los

todas las gracias ortogadas

en de

los

años llamados Santos.
El

Emmo.
el

Sr.

Cardenal Arzobispo
el

esta

Diócesis,

guiado por

celo

que tanto
le

le

distin-

gue y por
que
las

entusiasmo que
su

causa tan fausto

suceso ocurrido en
funciones

pontificado,

ha dispuesto
se
luz
el

religiosas

que anualmente
la

celebran en honor del Apóstol que difundió
del Evangelio

en nuestra Patria, revistan

en

presente suntuosidad inusitada.

Por su parte

la

ilustre

y distinguida Sociedad
País de esta
ciudad,

Económica de Amigos

del

que nunca dejó de prestar su valioso concurso, en forma adecuada á los altos fines de su instituto, celebrará varias solemnidades que, sin duda alguna,
serán de beneficiosos resultados para Galicia.

Igualmente contribuirán á los festejos diferentes Corporaciones y Sociedades de

esta

ciudad,


así

319


ja-

como

el

Excelentísimo Ayuntamiento, que
sacrificio
ni

más ha omitido

gasto para que estas
la

renombradas fiestas alcancen siempre
cencia que les es
proverbial,

magnifila

correspondam á

cultura de esta población y satisfagan las aspira-

ciones de la
presenciarlas.

numerosa concurrencia que acude á
verificarán por
el

Las indicadas funciones se
orden que expresa
el

siguiente
DÍA 20

programma

:

En
á
las

el

Claustro del edificio de San Clemente,

diez

de

la

mañana, tendrá lugar

la

inau-

guración del
Certamen de Artes

y

Oficios

promovido por

la

Sociedad Económica, á

cuyo

acto concurrirán las Autoridades, Corporaciones y

personas invitadas, dándose seguidamente comienzo
á
la ejecución de los trabajos por los artistas que tomen parte en dicho Certamen. El citado local, que se hallará elegante y ricamente decorado, continuará abierto al público

este dia y siguientes, hasta el 26, designándose

oportunamente

él

en que se verificará

la

solemne

distribución de premios á los artistas

que más se

hayan distinguido, á

juicio del Jurado^


A
las

320

DÍA 24

ocho de

la

mañana

las

músicas recorre-

rán las calles de la población ejecutando una
Alegre alborada

A

las

multitud de voladores y

doce un repique general de campanas y bombas de palenque, elePlaza de los Literarios, precederán á
Gigantes,

vados en
la

la

salida de los

representación de los peregrinos que de diferentes
países venían

á

visitar el

Sepulcro del Apóstol

Santiago. Se elevará también un fantástico globo

de grandes dimensiones.

Una

elegante comparsa de
Cabezudos,

acompañada de
calles

la

banda municipal, paseará

las

y ejecutará caprichosos y variados bailables

delante del Palacio Consistorial y de las casas de
las

autoridades y sociedades de recreo.

y media, y con asistencia del Prelado, comenzarán las
la tres

A

Emmo.

Solemnes vísperas

en la S. M.

I.

Catedral, en las que la orquesta

y voces de Capilla interpretarán sublimes salmos

de reputadas maestros.


En
la

321


la

misma tarde tendrá lugar en
el

Plaza

de Alfonso XII

divertido

Juego de cucañas,

amenizado con varias
del país.

gaitas,

que dejarán

oir aires

A

las

nueve de

la

noche una docena de bomel

bas de palenque anunciará
Fuego de

celebrado

artificio

que debe
i.°

lucir

en dicha Plaza de Alfonso XII,

distribuido en la forma siguiente:

Se elevarán multitud de voladores de vaSerán quemados grandes
mástiles

riado efecto y novedad.
2.°

de

la

mas elegante forma
3.°

y brillante lucerla.

Se iluminarán á un tiempo, con profusión

de luces de diversos y vivísimos colores y caprichosos juegos de pirotecnia, la escalinata piñncipal de
Santa Basilica y un grandioso monumento dedicado al Triunfo del Cristianismo en distintas
la

direcciones,

producidas por multitud de candelas

romanas, y el simultáneo girar de infinidad de soles, formarán un conjunto verdaderamente fan-

y sorprendente. La ascensión de un hermoso globo y doce bombas darán fin al espectáculo, el cual será ametástico

nizado por las bandas de música que tocarán durante los intermedios.

322

DIA 25

A

las

siete

de

la

mañana y después de una

salva de veinte y una bombas, se llevará á efecto la
Graìi diana

en

la

qué tomarán parte todas
las

las

bandas de

música que se hallen en

la población.

el Excmo. Ayuntamiento, presiExcmo. Sr. Gobernador civil de la provincia y acompañado de las Autoridades, Cor-

A

nueve

dido por

el

poraciones y personas invitadas, se dirigirá á la S. I. Catedral, donde, con la pompa y magnificencia acostumbradas, se celebrará la solemne
Función re lig iosa,
oficiando

de pontifical

el

Emo

Sr.

Cardenal Arsagrada

zobispo.

Durante
Iglesia,

la

procesión,

que con
las

la

reliquia del Apóstol,

recorrerá
el

naves

de

la

cruzará

el

espacio

grandioso y tradicio-

nal incensario.

En

el

Ofertorio déla Misa
la

el

Ecmo.

Sr.

Go-

bernador presentará

Ofrenda

que
al

S.

M.

el

Rei

Don

Alfonso XII, siguiendo

la

costumbre establecida por sus predecesores hace

Patrón de

las

Españas.


La

323


à
la

función religiosa,

cual asistirán

los

Caballeros del hábito de Santiago, terminará con la
Bendición Papal

á los

fieles.

A

las

diez de la
la

mañana habrá en

la

Huerta

de San Clemente

Exposición de Ganados

que anualmente viene celebrando
nómica de Amigos de
País.

la

Sociedad Eco-

En

la tarde

de este dia se repetirá
la

el

juego

de cucañas en
gas
en
el

Plaza de Alfonso XII.

Esta noche lucirá una elegante iluminación por
Palacio

fonso XII,
ficios

y iluminándose también de

Consistorial

Plaza
los

de Aledi-

demás

públicos.
las

A
pio la

diez

la

misma noche dará

princi-

Fantástica

y

suntuosa iluminación
la

en

los

Paseos

y Jardines de

Alameda,
al

cuyo

trabajos han sido

encomendados
la

célebre pintor
la

escenógrafo D. Baldomero Almejun,

cual

ilu-

minación se instalará en

forma siguiente:

Una

magnifica y grandiosa arcada con alegorías se colocará al frente de los Jardines, la que estará

profusamente iluminada.
terales y jardines

En

los salones, calles la-

de

la

Alameda

se destacarán


columnas de honos
,

324


y gallardetes. De hileras de arcos,
tú-

mástiles

uno
nel.

á

otro

mástil

correrán

guarnecidos con vasos de colores, formando

En

la

escalinata

que dá acceso

al

Paseo de
Templete^

Buena Vista
estilo del

se levantará

un elegante
se

Renacimiento, de efecto verdaderamente

mágico.
luces.

En

esta iluminación

emplean lo.ooo
la

Durante

la

velada se exhibirán en
disolventes

Alameda

Citada' os

y

locomotrops,

encargados expresamente á

París.
ca-

Se eleverán gran número de voladores y
prichosos globos, y varias músicas

interpretarán

escogidas piezas.

día

26

A

las

diez

de

la

mañana tendrá lugar en

el

elegante Teatro de esta ciudad un
Certamen de
dibujo, escultura

y

7nùsica,

promovido por
Corporaciones

el

periódico satírico « El Ciclón »

adjudicándose premios concedidos por Autoridades,
,

Casinos

,

periódicos

y

personas

amantes de

las artes.
verificará,

A

las

doce se

con
la

el

acostumbrado
dedicada á

aparato,

en los Salones de

Sociedad Econó-

mica, la sesión anual extraordinaria,


misma y

325


la

dar cuenta de los trabajos llevados á cabo por
Distribución de premios

á los alumnos de las diversas escuelas que se ha-

yan hecho acreedores á
posición de ganados

ellos.
al

Este día continuará abierta

público la Ex-

y se

hará

entrega

de los

premios á

los

expositores que, según veredicto

del Jurado, los hayan merecido.

A

las seis

de

la

tarde del

2

6 los peregrinos de

la diócesis,

á los que podrán unirse los devotos que

gusten, saldrán procesionalmente de la parroquia

de Santa María

la

Real de Sar para hacer
;

la visita

solemne y ofrenda al Santo Apóstol entrando en la Santa Iglesia por la Puerta de la Quintana, y siendo recibidos en igual forma y con las mismas solemnidades, que
la

procesión del día antecedente.
la

Durante

la

Ofrenda,
al

música

de

Capilla

cantará un himno

Santo Apóstol.
la

A
en
la

las diez

de

la

noche repetiráse

iluminación
la anterior.

Alameda, en

la

misma forma que
DÍA
27

La Sociedad Económica de Amigos
inaugurará, á las diez de la mañana,
Congreso agricola
el

del País

importante

y

de pesca

que intenta llevar á cabo, en el que se discutirán temas sobre cuestiones de la más alta importancia


y trascendencia para

326


Las
el

las provincias gallegas.

sesiones continuarán en los días 28,

A

las

once se verificará en
Certamen

29 y 30. Teatro el

literario

iniciado
lica,

por
el

la

Academia de

la

Juventud Católos

en

cual,

después de proclamados

nom-

bres de los autores premiados y distribuidos los

premios, se procederá á la lectura de las respectivas composiciones.

A

la

cinco de la tarde se organizará
Procesión geiieral

la

so-

lemnísima

que ha de
con
las

salir

de

la

Santa Iglesia Metropolitana
de
las

imágenes de

los Patronos

Parroquias

de esta ciudad, Santos de más devoción y Sagrada reliquia del Apóstol, á los que acompañarán el
Clero parroquial,
neficiai,
el

Excmo

Cabildo y Cuerpo Be-

presididos por Su Erna

Rma,

el

Excmo

Ayuntamiento Autoridades y Corporaciones. A las diez de noche se repetirá en la Alameda
la iluminación

de los días anteriores, exhibiéndose

también los cuadros disolventes y locomotrops. A la misma hora se celebrará en los suntuosos
y elegantes salones del Casino de Santiago el gran
Baile

con que esta Sociedad,

según costumbre,

obse-

quia á los forasteros y á las familias de los socios.


En

327

DÍA 28

este dia se verificará el solemne acto de

descubrir la estàtua del insigne marino

Exmo.
colocada en
el

Sr. D. Casto

Méndez Nuñez

parterre construido

en

el

paseo
las

de

la

Alameda,

á cuya

ceremonia asistirán

Autoridades, Corporaciones y personas invitadas. El modelo de dicha estatua fue construido en

Roma

por

el

notable escultor, hijo de esta ciudad
la

D. Juan Sanmartín de

Serna.

Deseando

el

Excmo. Ayuntamiento proporciosi-

nar en estos dias de regocijo, algún consuelo,
quiera sea pequeño, á las
vertirá quinientas pesetas

clases

desvalidas, inel

en desempeñar en

Monte de Piedad prendas
cantidades menores.

afectas á préstamos de

El dia 2 5 y siguiente se celebrará en el Campo de Santa Susana la renombrada y concurrida
Feria de ganados.

Durante

los dias

de

las fiestas estarán abier-

tos al públicos el

Museo arqueológico
y
la

Exposición de Artes decorativas,

organizados por

la

Sociedad

Económica. Podrán

verse también, en los salones de ésta, las colee-


cha Sociedad, á
tituto.
la

328


del

ciones de cuadros que,

procedentes

Museo
di-

de Pinturas de Madrid, han sido concedidos á
Universidad
literaria

y

al Ins-

Igualmente se hallarán abiertos, para que pue-

dan ser visitados por

los forasteros,

los edificios

públicos que encierra esta

monumental ciudad.

En
de

dichos días estarán engalanadas las casas

la población, la

á dos en
el

y habrá música de doce y media Rúa del Villar, y de seis á ocho en

paseo de

la

Alameda.
dirige

La aplaudida compañía dramática que
el

primer actor D. Wenceslao Bueno, pondrá en
las
la
el

escena en nuestro elegante Coliseo
obras de
su repertorio.

mejores

Asimismo
y

compañía
ejercicios

ecuestre y acrobática, dirijida por

célebre Mr.

W.
en

Bell,
el

ejecutará

variados

difíciles

magnífico Circo ecuestre construido

en

el

Campo

de

la

Lena.

Santiago 8 de julio de 1885.

XI.
Celebración de las Fiestas extraordinarias

en honor de Santiago.

Aflíjida la

mayor parte de

las

provincias de

España per la terrible epidemia mismos dias cabalmente en que

colèrica,

en

los
el

se

circulaba


programa de Fiestas

329


mermadas de
asistir,

al

Santo Apóstol, era conaquella

siguiente que éstas se vieran

extraordinaria concurrencia de Obispos, magnates

y

y que, á ser los tiempos bonancibles, hubieran dado á la
fieles

que hablan prometido
sello

solemnidad un

eterno de universal asombro.

A

pesar, sinembargo de tan aflictivas circunstan-

cias,

no

deja

de

causar
el

grata maravilla que
treinta mil,

mismo tiempo una número de peregrinos paal

de todas clases y condiciones, sara de y que el Episcopado español se viera dignamente
representado por los Rnios. é
Ilustr.

señores Obis-

pos de Lugo, Orense y Zamora. Tuvieron, pues, lugar las fiestas extraordinarias al Santo Apóstol;
y con mayores y públicas muestras de gratitud al mismo, por cuanto se contemplaba, como resultado de
su especial
la fé

protección

á Compostela y

como premio de
tido patrocinio,

gallega en su jamás desmen-

que mientras tantas provincias conla feliz

taban á millares las víctimas,

de Santiago

se veía, y se ha visto, libre del terrible azote!

Muchas son
mostrando que

las

correspondencias

que para

describir éstas Fiestas publicaron los periódicos,
el

programa de

las

mismas

se

cumplió en todas sus partes y con indescribible entusiasmo. Para su fiel y breve relato nos ser-

vimos también de cuanto
del ilustre

la

agradecida bondad

Purpurado de Compostela tuvo á bien

remitirnos.


Con
zaron las
sol

330


una

espléndido y tiempo caluroso, comenel

fiestas

24,

con

muy animada

diana que por todas las calles ejecutaron las varias

músicas que en
la

la

plobación habia.

A

las

doce de

panas y dores annunciaron

mañana un estruendoso repique de cammultitud de bombas de palenque y volala

jigantones y cabezudos, delicia de pilluelos y de no pocos rusalida
los

de

rales

que
la

los

contemplan siempre con gran fruición

Por

tarde hubo solemnísimas Vísperas pontifi-

cales,

á las que asistieron los Prelados antes

cita-

dos; y á la noche

quemóse

el

tradicional fuego
tiene

notable siempre, y que á Santiago muy justo renombre, y

de

artificio,

valido

más

delicado

este

año que

otros.
las

Durante
doce de
la

la

velada,

que se

prolongó hasta

noche, se elevaron

muchos y muy bonitos globos. Gran diana á las siete de la mañana y una salva de bombas reales fueron el comienzo del dia 25. A las nueve de Ib mañana, la lucida y numerosa comitiva oficial se dirigió á la Catedral
para
la

asistir

á la solemnísima función religiosa, en

que

oficiaba

de Pontifical y en
el

el

Emmo.

señor Car-

denal Arzobispo. Recorrió la procesión las naves

de

la Basílica,

el

ofertorio de la
Sr.

Misa pre-

sentó la ofrenda

Excmo.
civil

D. Calixto Várela
la

Recamián, gobernador
pronunció

de

provincia,

que

la siguiente notabilísima oración,

modelo

de plegarias.


el

331


D. Calixto Várela de
civil

Invocación dirigida al Santo Apóstol Santiago por

Exento, e

Ilího.

sr.

Montes y Recamian, Gobernador
vincia de la Coruna, delegado

de la proel acto

para
efi

so-

lemne de presentar la ofrenda
Compostelana en 7iombre de S.
fonso
«

la Basilica

M.

el

Rey Don Al-

XII

el

dia 2^ de julio de 188¿.

Apóstol Santo:

Humildemente prosternado ante el Ara Santa en que se rinde culto á vuestro venerando sepul«

cro,

traigo la alta misión,
el

tantas veces cumplida
la Iglesia

en

dia

consagrado por

á la conme-

moración de vuestro glorioso martirio, de presentaros en

nombre de

S.

M.

el

Rey D. Alfonso XII

el Pacificador, la

antigua y piadosa ofrenda, simCatólica Nación Española,
rela

bolo del fervor religioso y de la inextinguible gratitud

con que

la

cuerda los innumerables beneficios recibidos de
Divina Providencia, por vuestra
cesión.

poderosa

inter-

Siempre ha sido motivo de profunda emoción y de gran regocijo para el piadoso y noble pueblo español, amante de sus gloriosas tradiciones,
«

este acto solemne y conmovedor,

en que

el

au-

gusto Monarca Católico,
la

representación viva
al

de
ilu-

Pàtria,

envía este justo tributo
la divina

que

la

minó con

y

civilizadora luz del

Evange-


lio,

332


la grati-

conquistando á

la

vez para ella immarcesíbles

laureles.
«

Hoy, Señor, no solo á impulso de
la

tud y de

veneración que os son debidas, laten

todos los corazones; es que además, un destello

de aquellos divinos resplandores que un día señalaron á Pelagio y à

Teodomiro
el

el

lugar en que

yacía depositado vuestro sagrado cuerpo, ha vuelto

á

brillar,

iluminando

espíritu y

encendiendo

el

genio del Ilustre Príncipe de

la Iglesia

que

feliz-

mente
que
el

rige los destinos de esta Archidiócesis, para

precioso tesoro que habéis querido legar
predilecta,

à vuestra Nación
las ardientes

no se oculte ya à

miradas de ese pueblo, que acude en

alas de su religiosidad á rendiros ferviente culto.
«

Pero este fausto acontecimiento, que ha
júbilo al

lle-

nado de
á esta
taria

mundo

católico y especialmente
tierra española,

bendita y noble

deposi-

de vuestras reliquias, no está, Señor, exento
las
el

de amarguras, para

cuales

vengo á impetrar
el

en este solomne acto,

consuelo y

remedio
eficací-

que todos esperamos siempre de vuestro
simo patrocinio,
€ Oid, pues,

Señor, mi humilde súplica: alcanlas

zad del Altísimo, remedio para
la Iglesia

necesidades de

y de su Cabeza visible y del Estado: la divina protección para el Católico y el Magná-

nimo Alfonso XII,

la

egregia Princesa de Asturias,

su augusta Madre; y toda la real familia.


« Pedidle,

333


mano
miseriel terrible

Señor, que tienda su

cordiosa sobre los pueblos que sufren

azote de la epidemia; rogadle que se apiade
esas desventuradas comarcas

de
el

donde imperan

y que no permita que el cruel contagio se extienda á las que aún se ven libres
dolor y la muerte,

de

la

aterradora calamidad que llena de conster-

nación y de luto á las provincias invadidas.
«

Obtened, Señor, para mi patria

el

don más

precioso: la salud del espíritu; y para mí, la gracia del acierto en el gobierno de la provincia cuya

administración

me

está encomendada, que por lo

mismo que
Santa
tiene

sombra bienhechora de esta mi humilde cuna, más derecho á la constante solicitud que la
aquí, á la
Basílica,

se ha mecido

debo,
«

como

Y

agradecido y cariñoso. vos, Eminentísimo Señor, cuyo Pontificado
hijo

constituye una de las páginas
la historia

más

gloriosas de

Compostelana, ayudadme con vuestro
del pueblo

valioso concurso, el del Cabildo y Clero de esta

Santa Basílica, y

el

que escucha mi

ferviente plegaria, á

que ésta llegue por media-

ción del Santo Apóstol, hasta el

Trono

del Dis-

pensador

de

todas
el

registrada en
misericordias.

y merezca ser diario inagotable de las divinas
las

gracias,

He
«

Dicho.

El

Emo.

Prelado, dice una de aquellas cor-

respondencias, tomando por

tema

la

inagotable


,

334


,
,

bondad de Dios dibujó con imitable maestría cuánto debemos á la Providencia que después
de enviarnos á nuestro insigne Patrono, hizo que
su

sagrado cuerpo diese

vida

y

luz

á nuestra

amada ciudad; y aun además de esto inspiró tal amor y devoción al Soberano Pontífice reinante, que á manos llenas, por decirlo así, derrama sobre
nostros gracias y privilegios. « pesar de lo mucho que aquí conocemos los

A

exquisitos

recursos

del

que fundadamente pasa
casi

por maestro de

la palabra,

no sube vez
la

al-

guna

al pulpito,

que no nos asombre con
vez,

magia

de su oratoria. Así fué esta

saboreándose y

comentándose por todos

la siguiente bellísima con-

testación á la alocución del señor gobernador.

Contestacio7i del

Emnio. Sr. Cardenal Paya á la

Invocación dirigida por el Excmo. Sr. Gober-

nador de

la

Coruna al Apóstol Santiago
de la ofrenda.

,

en

el acto sole7nne

«

Excmo. Señor,

¡Cuan bueno es Dios! ¡Cuan dadivoso! ¡Cuan
comunicativo del inagotable tesoro de sus bienes!

Proclamando esta verdad sublime y consoladora, nos dice S. Juan en su Evangelio: Sic Deus dilexit mundtim, tit Filiuní sutim imigeítitum darei:
Tanto amó Dios al immdo, que nos dio á su mis-

mo Hijo;

esto

es,

cuanto

nos podía dar.

Pues


bien,

335


como
parte de los

nosotros los españoles,

redimidos, disfrutamos cumplidamente de los frutos de esta donación tan llena; pero,

como

si ella

no fuera bastante, nuestro Dios bondadoso nos ha dado también á nuestro Santo Apóstol, con
él

y en

él

la

fuente de todos los bienes. Por malo

nera que viene á realizarse en nosotros mismos

que
de

el

Espiritu Santo dice, en el sagrado texto,
celestial

la

sabiduría:
illa:

Venerunt mihi 07nnia
viniéronme
todos

bona pa7'iter
los bienes, «

(;:uin

con ella

En
,

efecto

:

el

Santo Apóstol ha sido para
de
la

España
verdad
dicó: El

la luz

brillante

verdad, de toda

la

en

la

Religión verdadera
la

que nos
el

pre-

ha sido para nosotros
santa

regla completa

de
la

la

moral que nos inculcó:

El,

fundador de

Religión

del Crucificado
:

que implantó
el

en nuestro afortunado suelo
primeros
pastores

El

,

organizador
dis-

de nuestra Iglesia española por medio de sus
cípulos,

en

otras tantas

dió-

que aún subsisten, y dos de ellos, San Teodoro y San Atanasio, guardadores en este mismo
cesis
sitio

en que nos hallamos

del

Sagrado Cuerpo

de su amante Maestro, que nos regaló este don
precioso: El ha sido para nosotros espada inven-

en las batallas y martillo férreo contra la heregía: El nos está dando ahora mismo la paz
cible

que disfrutamos y
las

la

salud que falta en varias de

regiones de nuestro suelo patrio, hoy víctimas


de peste desoladora.
los bienes

336


fin,

El,

en

la

fuente de todos

Por

ello

y áncora de todas nuestras esperanzas. no me cansaré de repetir: ¡Cuan bueno
cuan generoso para no-

es Dios! ¡Cuan munífico,
sotros!
«

Empero, como
la

dádivas

obligan,

mucho

lo

estamos nosotros á

más

fina correspondencia.

Deber nuestro

es mostrar á Dios nuestra delicada

gratitud cumpliendo fielmente su ley y guardando todos sus mandamientos. Deber nuestro es mostrarla á

nuestro Santo Protector, viviendo
el

pun-

tualmente según
nicó,

santo espíritu que nos comu-

y por lo mismo rendida y totalmente sumisos al santo y sabio sucesor de S. Pedro, actual Cabeza de la Iglesia universal, así como él lo estuvo
á éste, primero en la vasta y brillante
los Papas;
sin

serie

de
ni

ocasionar

ni

promover cisma
la

divisiones contrarias á la unidad de la Iglesia tan

exactamente personificada en Ha unidad de
beza, que
rigió.
al

Cala

presente la rige
el

como siempre

Más, como para

cumplimiento de tantos

y tan graves deberes nos era indispensable la célica asistencia, implorémosla en esta ocasión so-

lemne por medio del glorioso Santiago, cabe cuyo
Sepulcro nos hallamos.
«

Apóstol Santo: Siempre vuestra sagrada tumba
fi-iente

ha sido para todos

copiosa de vivificantes

y saludables aguas, que han satisfecho las necesidades espirituales y aun corporales de cuantos


las

337
al


presente
lo

han buscado, como
ilustre

hacemos

los
al

que fervientemente os invocamos. Proteged
y
ante
distinguido

emisario que veis prosaltar

ternado

vuestro

sagrado,

ofrecién-

de nuestro augusto y piadoso Monarca y de toda la nación que dignamente representa. Proteged á todos los dignatarios

doos

el

voto

significativo

de

la

Iglesia y del
le

Estado que en

tan augusta
al

ceremonia

acompañan. Proteged
al

virtuoso

Clero de esta Santa Basílica,

piadoso

pueblo
este
reli-

hoy en

la

misma congregado, y á todo
la

gioso pais guardador de vuestro Santo Sepulcro,

Proteged á

España

entera, á sus
Sra.

Augustas Made Asturias
,

jestades, á la Serma.

Princesa

y regia estirpe y á las autoridades todas para que acierten á gobernar según la divina Ley. Protegedla, para

que conserve incólume
Pontífice,

el

imcompaen
la

rable tesoro de su unidad religiosa.

Proteged á

nuestro
tierra,

santo
á
fin

vuestro

Vicario

de

que continúe apacentando vuesla

tra

amada grey con
fin,

santidad
le

y

sabiduría de

que tan pródigamente
gednos, en

habéis dotado.

Prote-

á todos, para que, siguiendo cons-

tantemente

vuestros

pasos

durante

nuestra pe-

regrinación en la tierra, logremos

reunimos con
la

Vos para siempre en
Gloria.
«

la

eterna

Jerusalén de

Así sea, Excmo, Señor:
Así sea.


Terminó
dición Papal.
la

338


ganados en
á
la

función solemnisima con la Ben-

Hubo
la

en este día exposición de

huerta

de

la

Sociedad

Económica; y

noche notabilísima iluminación en
paseos de
tales
la

los jardines

y

Alameda. Diez mil
bordados

faroles de cris-

de colores, formando
,

caprichosas

bóvedas

luy fantásticos gares en inmensa estancia de pintadas mariposas.

convertían

aquellos

Unos caprichosos ramajes de verdura y
tes al

trasparen-

comienzo del paseo, dos seríes de columnas

monumentales, vistosamenre adornadas, multitud
de banderas y gallardetes, y una soberbia aureola, admirablemente pintada al óleo, completaban el
cuadro.

No

favoreció

gran cosa

el

tiempo á

la

iluminación: de las tres noches que habia de lucir,
la

primera

soplaba bastante

el

viento para que

los farolillos
la

no pudiesen permanecer encendidos;

segunda descargó una fuerte tronada, que im-

pidió del todo el festejo; y la tercera,
cible,

aunque apa-

se levantó
las luces.

una densa niebla que amortiAyuntamiento,
con buen

guaba

Por esta
acuerdo
más, en
,

razón

el

dispuso
la

que se encendiese una noche

cual se disfrutó por completo de tan

grato espetáculo.

Además de
el el

esta,

hubo otras
públicos,
la

ilu-

minaciones en todos los
el

edificios

como

Palacio arzobispal,
el

balcón de

Sala capi-

tular,

Consistorio,

Hospital Real, la Escuela


normal,
el

339


lucia

Seminario,

donde

un hermoso

foco eléctrico, la Juventud Católica, los Casinos,
la

Universidad,

Escuela de medicina y muchos

edificios

particulares.

El día

se celebró el certamen de música

escultura y pintura, ante numerosa concurrencia, que llenaba casi por completo las localidades del
teatro.

Fueron premiados, entre
el

otros, la señorita
;

García, en piano;
el

orfeón Valverde, en canto
pintura,

Sr.

Navarro

,

en

y

el

Sr.

Barea en

escultura.

También en
la

este dia la Sociedad Eco-

nómica celebró
á
los
el limo,

solemne distribución de premios

alumnos de sus escuelas acto que presidió
señor Obispo de Zamora pronunciando

con

tal

motivo un

muy
el

notable discurso. Este dia

ofició
se,

de Pontifical
el

limo, señor

Obispo de Oren-

predicando

distinguido orador sagrado se-

ñor Canónigo magistral.
«

El festejo principal del día 27 fué
literario

el

Cer-

tamen
lucida

que celebró
era general

la
la

Juventud Católica.
opinión de lo

Ya de antemano
que
lo

muy

la sesión

habría de estar, teniendo en

cuenta

muy solemnes que

son siempre los actos

de aquella Academia; pero bien puede decirse que no quedaron defraudadas
blico.

las
el

esperanzas del pú-

Teniendo en cuenta

gran número de permotivo celebrar

sonas que deseaban presenciar esta solemnidad,

y no siendo posible por sesión en los salones de

tal

la

la

Sociedad, se acordó


que
el

340
el


A
las

acto fuese en

teatro.

doce de

la

mañana
cia

dio principio bajo la presidencia del excivil,

celentísimo señor gobernador

y con asisten-

de gran numero de autoridades, corporaciones

y comisiones, que llenaban por completo el palco escénico. El Sr. D, Enrique Santos, que hacia
de secretario accidental, leyó una bien escrita memoria, donde se hacia
celebraba.
la

historia

del acto

que se

Acto continuo se procedió á
los pliegos

la

apertura de
ser en la

premiados, que resultaron
:

forma siguiente
la Iglesia,

el

Sr.

D, Francisco María y loo ejemplares de
al

de

de

la

Coruna, premio de honor, connatural
la

sistente eu

flor

poesía premiada en dialecto

Apóstol Santiago;

y D. Augusto G. Besader y Mein, premio concedido por el Excmo. Ayuntamiento, consistente en una escribanía

prosa titulado

en los siglos

de plata por un trabajo en Cuadro de la literatura gallega XIII y XIV. » Además se conce,

«

dieron las menciones honoríficas siguientes: dos
Sr.

al

D. Juan B. Pastor y
al

Aicart, de Benejaunt,
al
«

por una poesía
la

Apóstol, y otra
al
,

Genio de

Poesia; »
,

dos

Sr.

D. Nicolás García Váz«

quez

de Santiago

por una

Relación de los

Concilios gallegos, »

ratura gallega; »

beza de León

,

Cuadro de la litedon Salvador Cade Santiago, por una poesía al
«

y un
al

uno

Sr.

Apóstol; una à D. Francisco Laliga. de Alicante


por una
«

341

Oda

al

descubrimiento de los restos

del Apóstol, »

y otra á D. Nicolás Taboada, de Vigo, por una poesía á Galicia. Nutridos aplausos
la

acogieron

lectura de los
la sesión

nombres premiados.

Suspendida
tos para

durante breves

momentrabajos

quemar

los sobres

no premiados, se realos

nudó después para dar lectura de

que
de

lo
la

habian sido, terminada

la cual el

presidente

Academia, D. Juan Barcin Caballero, leyó
el

otro discurso alusivo, terminando

acto con una

sentida alocución del Excelentísimo señor gober-

nador.

Complacidísima

salió

la

concurrencia de

tan agradable sesión.

Inauguróse

en

este

dia

el

Congreso AgríEco-

cola y de Pesca, que convocó la Sociedad

nómica.
los

mesa definitiva por señores D. Eugenio Montero Rios, presidente
constituida la

Quedó

Colmeiro y Rodríguez Seoane, vicepresidentes, y Vincenti, Becerra, Nuñez Forcelledo y Peris, secretarios. Notabilísimo promete ser este Congreso

á juzgar por
cutidas y los

las

importantes cuestiones en
él

el dis-

oradores que en

toman

parte.
dis-

Por de pronto pronunciaron dos acabadísimos
cursos los Sres. Díaz de
celledo,

Rábago y Nuñez Forel

y haciendo también uso de la palabra

director de

El Libredón D. Alfredo Brañas. Las
dia
la

sesiones continuaron en los días succesívos.

Debiera haber salido en este

solem-

nísima procesión general, admiración de cuantos


nos visitan por
el

342


sa-

gran número de imágenes

gradas, todas ellas de mérito, que la forman: pero no habiéndolo consentido el tiempo,
sólo
re-

corrió las naves de la Basilica. Este día ofició
pontifical
el

de

limo,

señor Obispo

de Zamora, y

predicó

el

de Lugo.

Para

el

28 se reservó como coronamiento de

las fiestas el

solemne acto de descubrir

la

estàtua

del insigne marino

Mendez-Nuñez, notabilísima obra
el

de
seis

arte,

ñindida en
la

arsenal del Ferrol.

A
el

las

de

tarde se dirigió solemnemente

cor-

tejo oficial presidido

Zamora,
calde,

el

Reverendo Obispo de Excmo señor gobernador civil y el alpor
el

desde

las

Casas Consistoriales

al

parterre

que de hoy más se llama de Mendez-Nuñez, donde
estaba ya formado un gran cuadro por fuerzas de
marinería, infantería y Guardia
civil.

Una muchealrededores.

dumbre inmensa invadía todos
Colocada
nunció
el

los

la

comitiva en

el

centro del cuadro, pro-

alcalde D. José

Vázquez Quirós un sentido

j entusiasmado discurso aludiendo discretamente
á las glorias marítimas de España, y terminando

con un

¡

viva

el

Rey que
!

fué contestado con calor.
la estatua,

Inmediatamente se descubrió
vista,
la

á cuya

multitud victoreó

sin

cesar.

El Orfeón
el Sr.

Val verde cantó un tiernísimo himno, y
'cin

Bar-

Caballero, leyó una poesía alusiva al acto, des-

filando

después

la

comitiva y las tropas por de-

lante del

monumento.


Con
tejos

343


fesin-

esto

se dieron

por terminados los

con
¡

que Santiago honró á su Patrono

signe.

Lástima grande que

las circunstancias sate-

nitarias,

retrayendo prudentemente á cuantos

nian iniciativa en estas cosas, no permitiesen llevar

á cabo los grandiosos proyectos que había en estudio!

En cambio de

esto,

puede asegurarse que
sino

no quedarán éstos en olvido,
chándose
el

que aprove-

la favorable coincidencia

de ser año santo

venidero, se han de realizar tantas y tales cosas,

que habrán de dejar memoria imperecedera.
Dios permita realizar
tanto,
tales propósitos.

Entre

y pues que

al

Santo Padre se debía esta
fes-

base indestructible de los presentes y futuros
tejos á

mayor
el

Apóstol,

Dios y de su invicto Purpurado de Compostela no supo
gloria

de

dar por terminadas
ojos al Vaticano y

las

Fiestas

sin

levantar los
la

dirijir al

Augusto Prisionero
firmada

siguiente
los

tiernísima

Carta,

también por

Obispos presentes, y bello retrato fiel de lo que es un verdadero succesor de los Apóstoles.
PROTESTA DE ADHESIÓN A SU SANTIDAD
«
«

Beatísimo Padre

:

El Cardenal Arzobispo de Compostela y los

Obispos de Orense, Zamora y Lugo que se han reunido para solemnizar el gran suceso, que ha
llenado de gozo al

mundo

católico

y

muy

parti-


cularmente á
la

344


el
feliz

Nación española, por

ha-

llazgo de los restos mortales del gran Patrón de

nuestra

amada
:

patria,

el

bienaventurado Apóstol
trono de Vuestra
filial

Santiago

postrados ante su glorioso sepulcro, se
el

creen obligados á ofrecer ante

Santidad
sión,
«

el

homenaje de su

inalterable y

adhe-

que no por

reiterado, es

menos

leal

y sincero.

Santísimo Padre: entre los sucesos innume-

rables

que enaltecen

la gloria

de Vuestro Pontifi-

cado, forma

una página

brillante el descubrimiento

de los restos del Santo Apóstol, cuya autenticidad
recientemente declarada por Vuestra Santidad, contribuirá eficazmente á sostener
la

en nuestra España

verdad y doctrina católicas, de la que el hijo del Zebedeo ha sido y es Padre y Maestro. « Confiamos, además, en que este jubileo nuevo
y extraordinario, y las solemnidades religiosas con

que es honrado el primero de los discípulos del Señor que vertió su sangre para dar testimonio á la verdad, contribuirán á alcanzar del divino Maestro
el

remedio de tantas amarguras como
Esposa, á
fin

sufre

su

celestial

de que

la religión

católica

de todos los españoles, y desaparezca para siempre todo linage de sectas, de doctrinas hipósea
la

critas

con que

y heterodoxas y perturbaciones anárquicas, el demonio de la discordia, agitando espí-

ritus soberbios

y turbulentos, ha inquietado la paz religiosa nunca interrumpida entre los leales y

verdaderos católicos españoles.


«

345


la

Protestamos nuevamente, Beatísimo Padre, de

nuestra incondicional filial sumisión y respetuosa obediencia á cuanto

emane de

sagrada Cátedra de

Pedro que Vuestra Santidad tan dignamente ocupa, y para cuya prosperidad elevamos fervientes votos al cielo ante la tumba del Santo Apóstol Santiago.
«

Dignaos,

Beatissimo

Padre,

aceptar

esta

nuestra sincera y cordial protesta, así
nuestros hermanos
los

como la de Obispos de Mondoñedo,
ausentes, unen

Tuy y Oviedo, que aunque
votos á los nuestros.
«

sus

Santísimo Padre:

A

los SS. PP.

de V. Santidad

Miguel, Card. Paya, Arzobispo de Compostela -

Tomás, Obispo de Zamora - Gregorio María, Obispo de Lugo - (Por delegación) José Manuel, Obispo de Mondoñedo - Fernando, Obispo de Tuy - Ramon, Obispo de Oviedo.
Cesáreo, Obispo de Orense
-

Damos
labras del

término á nuestras con

las

mismas pa-

esclarecido autor de los Apuntes bio-

gráficos:
<

Nosotros, con

el fin

de contribuir mayormente

y veneración del gloriosísimo Apóstol Santiago, y con la idea de que sus fieles devotos
al culto

conocieran en forma familiar sus santísimas obras,

publicamos este escrito sobre

la

parte histórica
del

que se relaciona con

la

traslación

Sagrado


descubrimiento
del

346


las

Cuerpo desde Jerusalem á España, y sobre la serie de sucesos que acompañaron el primitivo
cuerpo,

causas por que

quedó nuevamente oculto y

los gigantescos trafeliz

bajos verificados para encontrarle, hasta su

coronamiento en nuestra época. Así nos uniremos
al

y confiamos en que nuestros lectores recibirán por cuanto les narlas
fiestas;

gozo universal de

ramos, un

nuevo amaestramiento para apreciar
de
la

mejor

las

venerandas tradiciones que forman parte
historia,

del patrimonio
los

con que deshacer

sofismas de los positivistas, y admirar las sa-

pientísimas disposiciones de la Santa Sede en el
dirigir

y madurar sus altos juicios sobre

la auten-

ticidad
así,

de

las reliquias

de los santos, destruyendo
é inatacable

merced á su prudente

modo de

obrar, las acusaciones tantas veces hechas y vencidas,

de aquellos que reniegan de

lo

que ignoran,

ó no quieren estudiar.
sin

duda, que

le

La España nos agradecerá, hayamos recordado sus históricas
umidas con
la

vicisitudes tan intimamente

predi-

cación de Santiago y la posesión de su sagrado

cuerpo, preciosidades

ambas que forman

el

objeto

de su mayor

gloria. »
lo que,

Y

añadimos

después de conocidas

las

santísimas obras del Apóstol, se oye en todo labio

agradecido

:

Religione, armis, per te Jacobe triumphat

Gens hispana tuo nixa patrocinio.

APÉNDICE

Tradición de Zaragoza sobre ¿avenida y pe7^manencia
de Santiago en aquella Cuidad.

Tan íntimamente unidas aparecen en
historias

todas las

de España

las tradiciones populares, Za-

ragozana y Compostelana, sobre nuestro Santiago que no se habla de su predicación en Galicia, y
definitivo entierro
sin

de su Cuerpo en esta región,
se
la

que

al

mismo tiempo, antes ó después,
ó

narre poco

mucho, de

su predicación

en

antigua Celtiberia y en Salduba, (reedificada y ennoblecida por Augusto con su proprio
capital del estenso

nombre y

Convento Cae saraugiis taño) y
la Capilla del Pilar.
,

de

la

milagrosa edificación de
tradiciones
se

Ambas

apoyan recíprocamente
sería inútil

y

pues que se llaman

tales,

demandar,

para comprobarlas, un documento escrito contemporáneo, que, á
existir,

nunca tendría valor
de
la

de-

cisivo sobre el valor innegable

palabra, que,

de padres á

hijos,

desde

los

primeros años del


Cristianismo,
llega

348


á
nuestros

sin

interrupción
,

tiempos, natural, sencilla

hasta con los mismos

términos de espresion, ó sin cambio alguno material

ni

de sentido.

Pero
la

si

faltan

documentos
crítica

escritos coetáneos,

que

verdadera
ó admitir
la

no

debe

exijir

para

rechazar

un

hecho

histórico,

no es esto decir que
testimonios de este

tradición

que

nos ocupa, no haya sido jamás
tes son los

escrita:

abundan;

y pues que se trata del Pilai^ en sus relaciones con el

género

Campo
tela,

de la Estrella, ó de Zaragoza y

Composnoticia

baste,
la

en confirmación de

la la

breve

dada en

pagina 46, insertar

copia del Cóel

digo de pergamino que se conserva en

Archivo

de Nuestra Señora del Pilar de Zaragoza, escrito
en caracteres latinos que muestran ser del siglo
XIII ó mui inmediato
« al

mismo:

Para alabanza y gloria de la Suma Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, que es verdadero Dios Trino y uno, y para promulgar los beneficios
y. glorias

de

la

Abogada
fiel

del

género hu-

mano. Madre del Hijo del Altísimo anunciamos á
todos los Fieles con verídica y
narración,

como

desde
Capilla

el principio

de

la Religión Christiana la

ó Basílica

de Santa María del Pilar de
la

Ciudad de Zaragoza, y

Iglesia

de

la

misma

empezó su fundamento. Por consiguiente* disponemos dar á la noticia de los fieles algunas pocas cosas, que de muchas admirables llegaron


dre,
Pilar.

349


el

á nuestra noticia, obradas por

Hijo de

la

Vir-

gen, por los ruegos y méritos de la

misma Maescogido

para los devotos de

la Capilla del

Después de la Pasión y Resurrección del Salvador Señor nuestro Jesucristo, y de su Ascensión al Cielo con áureo vuelo, quedó la piísima Virgen encomendada al virgen Juan. Creciendo el número de los Discípulos en la Judea con la
«

predicación y milagros de los Apóstoles, se

irri-

taron los pérfidos

corazones de

algunos Judíos,

conmoviendo

una

gran

persecución crudelísima

contra la Iglesia de Cristo, apedreando á t!stéban

y matando á varios. Por esto
toles:

les

dixeron los Após-

convenía á
á

la

verdad que primero se os
la

predicase

vosotros

palabra de Dios

;

pero

porque
de
la

y os juzgasteis indignos vida eterna, nosotros nos volvemos á los
la

rechazasteis,

Y así yendo por el mundo universo, semandato de Cristo, predicaron el Evangelio á toda criatura, cada qual según su suerte. Cuando salían de la Judea tomaba cada uno la licencia y la bendición de la misma gloriosa Virgen bendita. « Entre tanto Santiago el Mayor, hermano de
Gentiles.
el

gún

Juan, hijo del Zebedeo,
ritu

por revelación del Espí-

Santo recibió
las

que viniese á
la

mandato de Cristo para partes de España á predicar
un

palabra de Dios. El, viniendo luego á la Vir-


lágrimas
gen: vé,
la
le

350


le

gen, besándole las manos,

pedia con piadosas

licencia y bendición.

A

quien

la Vir-

dixo,

hijo,

cumple

el

precepto de tu

Maestro, y por el mismo te ruego que en una Ciudad de España, donde convirtieres mayor nú-

mero de hombres á la Fé, edifiques una Iglesia en memoria mia, como te mostraré que lo hagas.
Saliendo, pues, Santiago de Jerusalem, vino pre-

dicando á las Españas. Pasando después por las
Asturias
convirtió
,

vino

á la Ciudad de Oviedo
la

,

donde

uno á
la

Fé.

Y
la

así

entrando en Galicia,

predicó en
Castilla,

principal Ciudad:

pasando luego á
fi-

que se llama
la

mayor España, vino

España menor, que se llama Aragón, en aquella Región que se dice Celtiberia, donde está situada Zaragoza á la orilla del rio
nalmente á
Ebro.
« Allí,

pues, Santiago, predicando por

muchos
con los
,

dias,

convirtió

ocho hombres á
cada
día
las

Cristo,

cuales
salia

tratando
la

del

Reyno de Dios
del
rio,

por
la

noche á

orillas

por

ra-

zón de

quietud, á una era ó lugar
alli

donde se

arrojaban las pajas; porque

después del sueño,
Gentiles.

haciendo oración, evitaban las turbaciones de los

hombres y molestias de que después de algunos
de
la

los

aquí

dias estaba à

media no-

che Santiago con los sobredichos Fieles, fatigados

contemplación y oraciones. Dormidos pues los demás, en la misma hora de la media noche


oyó Santiago voces

351


,

de Angeles
plena,

que

cantaban

Ave Maria, gratta
dulce Invitatorio
arrodillándose
al

como empezando con
la

los

Maytines de

Virgen:

él

Madre de Cristo entre dos Coros de millares de Angeles, colocada sobre un Pilar de mármol. La arpunto, vio á la Virgen

monia de
minó
los

la

Celestial Milicia de los

Angeles
el

ter-

Maytines

de

la

Virgen

con

verso

Benedicamus Domino.
«

Acabado
le

esto, el piísimo
si

semblante de
al

la

Beata

Virgen María llamó á

dulcisimamente
hijo

Apóstol.
el


que

aqué,

dice,

Jacobo,

mio,

señalado
Pilar

sitio

deputado á honor mio: ¿ves este

en

me

asiento? mi Hijo, tu Maestro, por
lo

manos

de Angeles cuyo
sitio

ha enviado desde
el

lo
la

alto,

cerca de

colocarás

Altar de

Capilla.

En

el

cual lugar, particularmente á

mi contemplación y

virtud del Altísimo obrará prodigios y milagros admirables con aquellos que implorarán

ruegos

la

mi

ausilio

en sus necesidades; y aquel Pilar estará
el fin

en este lugar hasta

del

mundo y nunca

fal-

tarán de esta Ciudad adoradores de Cristo. En-

tonces

el

Apóstol Santiago mui regocijado, dando
gracias

innumerables
bién á la
celestial

á Cristo, se

las

dio

tam-

Madre.

Y

hé aquí

al

instante aquella
la

compañía de Angeles tomando á

Señora
ejército
la

de

los

Cielos la restituyó á Jerusalem, y la co-

locó en su celdita.

Porque este es aquel

de millares de Angeles que Dios envió á

Vir-


gen en
la
la

352

hora que concibió á Christo para que

guardasen y acompañasen en todos los caminos, conservasen ileso el Niño. y
«

Gozoso Santiago con tan grande

vision y conla

solación

empezó luego á
dicha

edificar

allí

Iglesia,

ayudándolo

los sobredichos

que habia convertido

á la Fé. Tiene

Basílica

como ocho pasos

de latitud y diez y

seis

Pilar al principio hacia el

de longitud, y el dicho Ebro con el Altar, para

cuyo servicio Santiago ordenó Presbítero uno de
los referidos,

como

el

mas proporcionado.

Y

con-

y dejando en paz á los mismos Cristianos, volvió á la Judea predicando
Iglesia,
la

sagrando dicha

palabra del Señor. Intituló dicha Iglesia Santa
del Pilar, Porque esta es la primera Igle-

Maria
sia del
licas

mundo dedicada por

las

manos Apostó-

á honor de la Virgen.

Ella es la Angélica

habitación fabricada en los principios de la Iglesia.

Este es

el

ha oido

la

muchas veces Madre de Dios cantar los Salmos MaPalacio sacratísimo dó

tutinos con los

Coros Angélicos, porque aquí se

conceden beneficios á muchos por intercesión de
la

Virgen, y se obran muchas maravillas, conce-

diéndolas nuestro Señor Jesu-Cristo, que

con

el
in-

Padre y
finitos

el

Espíritu

Santo vive y reina por
»

siglos.

Amen.

En
digo,
tres

confirmación

de

cuanto relata
el

dicho có-

posee

igualmente

Archivo
:

Zaragozano
los

importantes documentos

I

de

Jurados


exemciones á
lixto
III

353


II

de Zaragoza del año 1299, concediendo notables
los peregrinos;

una Bula de Ca-

dada en

Roma

á 9 de las Kalendas de

Octubre de 1452, concediendo induljencias á peregrinos y oblatores; y III un R. Privilejio de Don

Fernando

el

Católico,

dado en Medina
(como
la

del
fui

Campo,
también

12 abril 1504, confirmando

lo

después por los demás Reyes de España) todos los
derechos y preeminencias de
R. Capilla del
Pilar.

Bitla de Pascual II Siimo Pont., por la que se concede
el

Palio al Obispo de Compostela.

«
al

Pascual Obispo, siervo de los siervos de Dios

amado hermano Diego, Obispo Compostelano de
de Santiago, salud y apostólica bendición. La Iglesia occidental cree y venera el Cuerpo
las

la Iglesia

de Santiago Apóstol, trasportado en

partes

de España y cuyo honor, según el vaticinio de David que dice « son para mi de grande honor
:

«

ó Señor, tus amigos y mui robustecido se
Bulla Paschalis II

Summi

Pontificis

qua conceditur

Pallium Episcopo Composte Ilaño.
Paschalis
fratri

Episcopus servus

servorum Dei,

Dilecto

Didaco Compostellano Episcopo sancii lacobi EccleApostolicam benedictionem.
veneratur
Ecclesia, cuius

siae salutem et

lacobi Apostoli corpus in partes Hispaniarum allatum
occidentalis
credit
et

nimirum
23

honor iuxta vaticinium David dicentis: Mihi autem nimis


su principado
»

354


A
saber,

en

el

correr de los tiempos, por

disposición divina también, fué succesivamente cre-

ciendo entre los hombres.
lugar

que

el

mismo

donde

descansan

las

prendas, primero fué
fué Municipio

la villa

mismas sacrosantas Burgense, que luego

j que ahora se llama Compostela; y después por disposición de la Sede Apostólica, fué trasladada á Compostela con la Cátedra Episcopal que estaba en
el

cercano Municipio de

Iría.

Y

esa

misma que

se hallaba

sujeta á la Metróla libertad necesaria,

poli

Bracarense, obtuvo toda

para que quedara

miembro

especial de la

Sede
gracia
ve-

Apostólica. Nos, teniendo en

cuenta una

tan grande de nuestros Predecesores,

hemos

nido en condescender á las súpHcas de nuestros
hijos el dignísimo

Rei Alfonso, por cuya solicitud
el

tanto ha sido engrandecido
honorati sunt amici

lugar del Apóstol,

tui.

Deus, nimis confortatus est prind-

patus eorum, succedentibus temporibus etiam apud homines

Deo disponente

succrevit.

Nempe

locus

ipse ubi Sa-

crosancta ipsa pignora requiescunt, prius Villa Burgeiisis,

deinceps Municipium

fuit,

quod Compostella nomine nunSedis

cupatum

est.

Mox

per Apostolicae

dispositionem

etiam Episcopalis Cathedra quae in próximo Iriae Municipio fuerat,

Compostellam translata
Apostolicae

est.

Ipsa etiam

cum

Bracarensi Metropoli subiaceret, ea
est,

ut

speciale Sedis

mox libértate donata membrum fieret. Nos

quoque tantam praedecessorum nostrorum gratiam intuentes, filiorum nostrorum Alfonsi spectabilis Regis, cuius opera eiusdem Apostoli locus nostris temporibus admo-


y de
cia los

355


la

Cleros Compostelanos, para que en gra-

de tan grande Apóstol, decorásemos

misma
la

iglesia con el

honor del

Palio.

A

tí,

pues, carí-

simo hermano en

Cristo,

Diego,

Obispo de

Ciudad Compostelana, concedemos, por liberalidad de la Sede Apostólica, la dignidad del Palio, á
fin

de que tú y tu Iglesia estén siempre mas reconocidas á la Sede Apostólica. De cuyo Palio
te

sepas que unicamente misas solemnes de
los

será

lícito

usar en las
seña-

dias á continuación

lados, esto es: de la Natividad del Señor, Epifanía,

Anunciación del Señor, Jueves Santo, Domingo
tres

de Ramos, Pascua, Ascensión, Pentecostés, las festividades de la Madre de Dios y siempre

Vir-

gen María,
de
los otros

fiesta

de

S.

Miguel, Natividad de S.

Juan Bautista, Solemnidad del Beato Santiago ó
Apóstoles,
el

Commemoracion de todos
Clericorum Compostellanorum

dum

magnificatus

est,

precibus indulgendum duximus, ut pro tanti Apostoli gra-

da Ecclesiam ipsam honore
karissime frater in Christo
tatis

Fallii

decoraremus. Tibi

igitur,

Didace Compostellanae
et

Civili-

Episcope,

Fallii

dignitatem ex Apostolicae Sedis
ut
te

beralitate concedimus,

Ecclesiam

tuam eidem
so-

Apostolicae Sedi amplius semper debere cognoscas. Cuius
profecto

unum

infra

Ecclesiam
licere

tantum ad Missarum
cognoveris

lemnia peragenda
tiatione Domini,

tibi

diebus inferius

designatis, id est: Nativitatis Domini,

Epiphania, Annun-

Coena Domini, Dominica Falmarum, PaS. Michaelis, S. loannis

scha, Ascensione, Pentecoste, tribus festis B. Dei genitricis

semperque Virginis Mariae, Festo


los Santos,

356

Lorenzo y Vicente, mártires, y de los Confesores Martin é Isidoro. Y pues que hai que
la

observar en su uso
las

moderada parsimonia de
él los

acciones en honor de esta investidura, te ex-

hortamos á que correspondan á
de tus costumbres, para
Dios puedas hacerte en todas
tu rectitud.
te

ornamentos
ausilio

que con

el

de

partes

notar por
3^

Por tanto, carísimo hermano,
tu

como
á
tus

hallas obligado por el oficio de

ministerio

pastoral,

ama

á tus hermanos: y también

mismos adversarios únelos contigo con amor, á causa del Mandamiento del Señor; observa la paz
con todos y la santidad, sin la cual nadie verá á Dios. Atiende á las obras piadosas, anda ador-

nado de virtudes,
juicio,

brille

en tu pecho
el

el

racional
in-

unido con

la

acción á lo que

humeral

dica;

y de

tal

modo procedas

á los ojos del Señor

Baptistae nativitate, solemnitate B. lacobi, seu ceterorum

Apostolorum, commemoratione omnium Sanctorum, Dedicationibus Ecclesiarum,
et
festis
,

etiam sanctorum Laurentii
et

Vincentii

martyrum

confessorum quoque Martini

Isidori.

Cuius indumenti honor quoniam modesta actuum

vivacitate servandus est, hortamur, ut ei

morum tuorum
frater,

ornamenta conveniant, quatenus auctore Deo recte utrobique possis esse conspicuus. Quamobrem, karissime

quem
ipsi

pastoralis curae constringit officium,

dilige fratres:

quoque adversarii propter mandatum dominicum tuo circa te copulenter affectu: pacem sequere cum omnibus, sanctimoniam sine qua nemo videbit Deum. Pus vaces
operibus, virtutibus polleas, fulgeat
in

pectore tuo ratio-


tus buenas obras

357


que

y de toda tu Iglesia, que sirvas de ejemplo á la misma grei que te está confiada, para que vean asi
y
glorifiquen á vuestro Padre

está en los cíelos. Produzca tu lengua la palabra

de verdad y esté en

ánimo el fervor del celo. Cultiva en cuanto puedas el campo del Señor
tu

á

confiado

:

siembra en

el el

temor, mientras hai
bien,

tiempo: no faltes en hacer

pues que

así

sembrando á tiempo, no desfallecerás en Dejando los negocios terrenos, anhela los
Olvidando
lo

la obra.

celestes.

pasado,

dedícate

con fuerza á los
tu

asuntos presentes.
la

No

desfallezca

mente por
por último,

variedad
fin

del

siglo,

sino

que toda entera á

un
vid,

solo corra y se una. Observa,

el fin

que con admirable suavidad observaba Da«

cuando decía:

Una

sola cosa he pedido al
la

«

Señor y esta pediré: que habite en
cum super humerali
actione

casa del

naie iudicii

coniunctum:
ut

ita

procedas

in

conspectu Dei et totius Ecclesiae,
praebeas

quod huvideant
in coelis

iusmodi gregi commisso

exempla,

opera tua bona,
est.

et glorificent

Patrem vestrum qui
zeli

Sit in lingua verus sermo, sit
tibi

fervor

in

animo.

Creditum
in timore,

agrum dominicum

exerce,

dum

licet:

semina

dum tempus est: bonum faciendo non deficias: tempore enim suo metes, non deficiendo. Vigilanter itaque
terrena negotia relinquendo, coelestibus anhela.

Quae

retro

sunt obliviscens, in ea quae ante sunt temetipsum enixius
extende.
tota in

Mens tua

in saeculari varietate

non

defluat, sed

unum

currat, atque confluat.

Finem

réspice,

quem
petii

mira suavitate David respexerat, cum dicebat:

Unum

.


«

358


»

Señor todos

los dias

de mi vida.

La Santa

Tri-

nidad circunde tu fraternidad con
su gloria y te conceda llegar al
fin.

la
fin

protección de

»

— Dado en
»

que no tiene
Juan,

el

Laterano, por
la S.

mano de

Cardenal Diacono de
bre, Indicción
xiii,

R.
la

I.

á los 22 de octu-

año de

Natividad del Señor

M. C. mi.

Privilegio ó Constitución de Calisto
se tras fiere

II po7^

la

que

á la Sede Compostelana la dignidad

de la Sede Metropolitana Emeritense.
«
al

Calixto Obispo, siervo de los siervos de Dios,

venerable hermano Diego, Arzobispo Compos-

telano, salud
sición del

trasfieren

y Apostólica Bendición. Por dispoOmnipotente cambian los tiempos y se los Reinos. De aquí nace que veamos
ut inhabitem in

a

Domino hanc requiram,

domo Domina
ad finem, qui

omnibus diebus

vitae meae. Sancta Trinitas fraternitatem

tuam
non

gloriae suae protectione circumdet, et

finitur,

pervenire concedat.

Datum
tis

Laterani per
II

manum

Ioannis Sanctae R. E. Dia-

coni Cardinalis

Kal. novembris, Indictione XIII, Nativita-

Dominicae anno MCIIII.
Constitutio

Privilegium vel

Calixti

II,

qua transfertur

Sedis Metropolitanae Emeritensis dignitas

ad Sedem

Composte Itanam
Calixtus Episcopus servus serv. Dei ven. fratri Didaco

Compostellano Archiepiscopo, salutem

et

Apostolicam bene-

dictionem. Omnipotentis dispositione mutantur tempora, et


pequeñas.

359

humilladas y deprimidas naciones en otro tiempo

renombradas y también que se exalten otras mui De aquí también el que en algunas redignidad cristiana, y en otras fiereza de los mismos se ha sustituido
la

giones por la tiránica potencia de los paganos, se

vea conculcada

también
al

la

poder del nombre
la

cristiano;

como

se

que

ha sucedido á
la

ciudad de Mérida, exjiéndolo así

sus pecados. Pues que mientras la

misma aparecía
así,

noble entre las nobles ciudades de España,
los
al

mudados
entregada

tiempos, por disposición divina, fué

poder de

los

Moabitas,

ó

de

los

Moros, para que perecieran con
tifical

ella la gloria

Pon-

y la dignidad de la fé cristiana. Las mismas ciudades sufragáneas, tres tan solo esceptuadas,
transferuntur regna. Hinc est

nis nationes detritas et depressas, exiguas vero

legimus exaltatas. Hinc est

quod magni quondam nomiquandoque in quibusdam regionibus quod

paganorum tyrannide potentiae christianae dignitas conquibusdam ítem christiani nominis potestatem paganorum feritas occupavit, sicut et Emeritanae civitati
culcatur; in

constai peccatis exigentibus accidisse.
biles

Cum

enim

inter noita

Hispaniarum
est

civitates et ipsa nobilis apparerei,

divina dispositione, mutatis temporibus,

Moabitarum

sive

Maurorum

tradita

potestati, ut

in

ea et Pontificalis

gloria, et christianae fidei dignitas deperierit. Ipsae quo-

que suífraganae
bria videi,
et

civitates, exceptis

dumtaxat
in

tribus, Colim-

Salmantica atque Avila,

quibus adhuc

per

Dei gratiam episcopalis Cathedra perseverai eadem

tyrannide occupatae, a sua similiter gloria exciderunt. Ce-

.


copal, las demás,

36o


misma

á saber, Coimbra, Salamanca y Avila, en las que por gracia de Dios continua aun la Cátedra epis-

ocupadas por

la

tiranía,

cayeron de

lo alto

de su gloria. Por consiguiente,
la acostumSede Apostólica, y consejo

en

tal

càmbio de cosas. Nos, según
la

brada conducta de

de nuestros hermanos, hemos «decretado proveer á
la

pedir que
la
la

honra de Dios y salud de las almas, para imel resto de los cristianos no quedase sin

propia cabeza y no desapareciera de todo punto Autoridad pontifical de tan noble Iglesia. En

vista de lo cual, para la

mayor reverencia de San-

tiago Apóstol, cuyo glorioso cuerpo decora á vuestra iglesia,

y por

el

especial

amor á

tu

persona,

por

las

suplicas de nuestro sobrino Ildefonso rei

terum

in

mutatione hac

Nos ex consueta Sedis Apostofratrum nostrorum consili um et

licae dispensatione iuxta

honori Dei et animarum saluti duximus providendum, ne
aut
tas,
illis

christianorum reliquiis proprii capitis deesset uni-

aut tam nobilis Ecclesiae Pontificalis omnino deperieret

auctoritas.

Ob maiorem

igitur B, lacobi Apostoli reveren-

tiam, cuius glorioso corpore vestra Ecclesia decoratur, et

ob

praecipuam personae tuae dilectionem, supplicante nepote
nostro Ildefonso Hispaniarum

Rege,

et

fratribus

nostris

H. Portugalensi episcopo ac

P. Cluniacensi abbate,

necnon
metro-

et Laurentio, ecclesiae vestrae canonico, praefatae

polis dignitatem honorabili ac cleri et populi multitudine

abundanti, Compostellanae Sedi auctore

Deo concedimus:
tibi

eiusque suffraganeos qui vel
vel in

modo

sedes proprias obtinent,
cha-

futurum (Domino miserante) obtinuerint,


de
las

361


el

Españas y de nuestros Hermanos

Obispo

Portugalense y el Abad Cluniense, como también, de Lorenzo, canónigo de vuestra iglesia, conce-

demos, Autor Dios, que
politana pase á la

la

dicha dignidad metrollena

Sede Compostelana, tan

de honor por
sujetamos
á

la
tí,

multitud
carísimo

de clero y pueblo, y hermano, y co-obispo
los

Diego, y á tus
lante,

succesores,

suííragáneos de

aquella que ahora tienen sedes propias, ó en ade-

por misericordia de Dios,

las obtuvieren, los

cuales según derecho metropolitano, deberán ser

ordenados y gobernados y para aquellas ciudades que en otro tiempo tuvieron obispos propor

;

pios,

te

concedemos
si

la libre facultad

de ordenar de clero y

obispos,

lo

exijieren

la

multitud

rissime frater, et coepiscope Didace, tuisque successoribus,

metropolitano iure ordinandos regendosque subiicimus et
civitatibus
cleri et
illis,

quae proprios olim
vobis

antistites habuerunt, si

populi multitudo et vota meruerint episcopos or-

dinandos,

liberam

concedimus
fidelitate

facultatem. Vestra

igitur interest ita deinceps Ecclesiam
ita in

Romanam
ut

diligere,
in

eius

obedientia et

persistere

eius

benevolentia et liberalitate Archiepiscopi constituti, huius
gratia dignitatis inveniamini dignores. Si

qua ergo

in futu-

rum

ecclesiastica saecularisve

persona hanc nostrae consti-

tutionis

paginam

sciens contra

eam temere
si

venire tentaverit,

secundo tertiove commonita,
emendaverit,
potestatis

non

satisfactione

congrua
careat,

honorisque sui

dignitate

reamque

se divino indicio existere de perpetrata iniquitate

agnoscat, et a sacratissimo

corpore ac sanguine Dei et


amar tanto
así
la

362


en

pueblo y los votos. Es por tanto interés vuestro

Romana

Iglesia, persistir tanto

su obediencia

y fidelidad, que á los Arzobispos encumbrados por la benevolencia y liberalidad
misma,
los

de
la

la

dignidad de esta gracia.

hallemos más y más dignos de Si, pues, en el futuro,
secular,

alguna persona

eclesiástica ó

temeraria-

y á sabiendas, algo contra esta nuestra página, si amonestada por segunda y terintentare,

mente

cera vez, no diere satisfacción
la

debida,

caiga

de

dignidad de su potestad y honor, y sepa que por su perpetrada iniquidad, queda sujeta al juicio

divino; privada del

cuerpo y sangre de

Dios y

Redentor nuestro Señor Jesucristo y sujeta á severa venganza en el estremo juicio; más, á los
(Sello,

como en

el testo latino).

in

Domini Redentoris nostri lesu Christi aliena fíat, atque extremo examine districtae ultioni subiaceat: obedientibus autem atque servantibus sit pax Domini nostri lesu Christi
quatenus
et hic

fructum bonae actionis percipiant, et apud

districtum iudicem praemia aeternae pacis inveniant.

Amen.
IV
II.

Datis Valentiae

per

manum

Grisogoni Sanctae RoBibliothecarii,

manae Ecclesiae Diaconi Cardinalis ac
Kal.
martii
Indict.

XIII Incarnationis

Dominicae anno

MCXX,

pontificatus

autem Domini
a

Calixti secundi

anno

Firmamentum
.

SS. SS. g Petr. Paul
£
:g

Ego

Calixtus

^
2*
5.

Catholicae
Ecclesiae

3 Calix PP.

tus
II

Episcopus

Benevalete.

uauiii snu


que
el

363

obedezcan y cumplan dicha página, sea la paz de Nuestro Señor Jesucristo, para que logren
la

fruto de su
el

severo Juez

buena acción y obtengan ante el premio de la paz eterna. Amen.

Dado en

Valencia por
la S.
I.

mano de Crisògono,
y
la

Diá-

cono Card, de
ñor Mcxx, año

R.,

Bibliotecario, dia 26 fe-

brero. Indicción xiii,
II

año de

Encarnación del Se-

del Pontificado del

Señor Calixto II. »

Bula

Ò

Constihuion

de

Calixto

Papa

II,

por

la

que se constituye perpetua7ne7ite en Metròpoli la
Iglesia

Compostelana.

«

Calixto obispo, siervo délos siervos de Dios.

Al venerable hermano Diego, Arzobispo Compostelano

y á sus succesores que canónicamente
los cielos
al

ha-

yan de ser promovidos en perpetuo. El poder de
atar

y desatar en

y en

la

tierra,
3^

con-

cedidos,

Dios autor,

beato Pedro

sus suc-

cesores, le reconoce la Iglesia principalmente

dado

en aquellas palabras con
Pedro:
«

que

el

Señor habló á
la tierra, será

Todo

lo

que atares sobre

Bulla vel Constihitio Calixti Papae

II,

qua Ecclesìa Com.

postellana perpetuo in Metropolim constituiticr
Calixtus Episcopus servus
fratri

servorum Dei. Venerabili
perpetuum.
Potestatem

Didaco Compostellano Archiepiscopo eiusque succes-

soribus canonice promovendis in

ligandi atque solvendi in coelis et in terra B. Petro eiusque


«
«

364


propia
fe

atado en los cielos y todo lo que desatares sobre la tierra será desatado en los cielos. » El mismo
la

autor dà

firmeza de la
la

y

la
al

confir-

mación de
Pedro:
«
« «

de otros,

cuando dice
tí,

mismo

He
tu

rogado por

para que no venga á

menos

fé,

y

tú,

vuelto algunas veces á tus herla fé. »

manos, confírmalos en

Es pues, necesario
lo

que aunque nos consideramos indignos de sentarnos en lugar del B.
Pedro,
corrijamos malo,
lo

confirmemos

lo

recto

y dispongamos todo
la Iglesia

que

deba disponerse en toda
del interno juicio
del semblante de
;

por

el

arbitrio

para que nuestro juicio salga

Dios y vea en nuestros ojos la equidad. Condescendiendo, pues, á las peticiones

de tu fraternidad,
piscopal que te

la

dignidad de

la Iglesia archiela

concedimos hasta que
Deo

Iglesia

successoribus Auctore
clesia verbis agnoscit,

principaliter traditam

illis

Ec-

quibus Petrum

Dominus

est allo-

quutus

:

in coelis,

Quaecumque ligaveris super terram, erunt ligata et quaecumque solveris super terram, erunt soquoque
te,

luta et in coelis. Ipsi
fidei

et

propriae firmitas et alienae

confirmatio
dicitur:
et

eodem Deo Auctore praestatur cum ad
ut

eum
tre,

Rogavi pro

non

deficiat fides tua, Pe-

tu aliquando conversus confirma fratres tuos.
licet indigni B. Petri

Opor-

tet

ergo nos, qui

residere

videmur

in loco,

prava corrigere, recta firmare,

et in

omni Ecclesia
oculi

ad

interni arbitrium iudicii sic

disponenda disponere, ut
et

de vultu Dei iudicium nostrum prodeat,
videant aequitatem. Fraternitatis

nostri

igitur tuae

petitionibus
in ea

annuentes Compostellanae B. lacobi Ecclesiae, cuius


Emeritana volviese
esa
al

365


cristianos,
la

dominio de los

misma confirmamos en perpetuo con

auto-

ridad de la presente página á la Iglesia

Compos-

telana de Santiago, cuyo veneradísimo cuerpo se

conserva en

ella

y por reverencia

al

mismo Apóstol,

amado de

Dios, de

modo que

la

ciudad de Mérida,

en otro tiempo tan opulenta y de tan famoso nombre,
poseída ahora, exijiéndolo así sus pecados, por
la

impia tiranía de los Sarracenos, quede sujeta en

perpetuo á
Metròpoli.
pontifical

la

ciudad
la

Compostelana, como á su
pues,
del ministerio
los obispos

Toda

plenitud,

que tuvieron en otros tiempos

de

la

Iglesia Emeritana, pase

desde luego íntegra

y pacificamente al obispo de la Iglesia Compostelana. Los obispos sufragáneos de la Metrópoli
de Mérida,
Salamanca,
Avila y Coimbria y
positum
los

venerandissimum corpus
dilecti

est

,

ob ipsius a Deo
di-

Apostoli reverentiam Archiepiscopalis Cathedrae

gnitatem,

quam

ei

ad tempus concesseramus doñee Emein

ritana civitas Christianorum dominio redderetur, praesentis

paginae auctoritate
ut

perpetuum obtinendam confirmamus,
et

eadem opulentissima quondam,

famosi nominis

Eme-

ritana Civitas, quae

nunc peccatis exigentibus ab impia
civitati

Sarracenorum tyrannide possidetur, Compostellanae
sicut suae Metropoli perpetuis

maneat subiecta temporibus.

Omnem

quoque

Pontificalis officii plenitudinem

quam Eme-

ritana Ecclesiae Antistites antiquitus habuerunt, Compostel-

lanae Praesul Ecclesiae integre deinceps quieteque obtineat.
Suffraganei vero Episcopi Emeritanae Metrópolis, Salmanticensis, Abilensis, Colimbriensis,. et ceteri qui

olim eiusdem


obediencia
lano,

366

demás que en otro tiempo se hallaban sugetos á la misma Iglesia de Mérida, presten en absoluto,

j reverencia al Arzobispo Compostecomo á su propio Metropolitano, cuya conpertenece
solo

sagración

á

la

Romana

Iglesia.

Tenga

él

mismo

facultad

libre

en absoluto de

consagrar á aquellos,
vocarlos à concilio

ordenar sus Iglesias, condefinir
Si,

y

con los mismos

los

negocios eclesiásticos.

pues, en algún tiempo,
te-

cualquier persona eclesiástica ó secular, osare

merariamente oponerse á esta nuestra constitución

y después de
de
en
la

la

segunda ó tercera monición no
falta,

reconociere humildemente su

sea separado

comunión del sacratísimo Cuerpo y Sangre del Señor y de los umbrales de la Iglesia. Dado
el

Laterano, por la

mano de Armérico,

Car-

Emeritae subiecti

fuisse noscuntur,

Compostellano Archiepispectat Eccleet reve-

scopo, cuius consecratio ad
siam,

Romanam tantum
illos

tamquam Metropolitano proprio obedientiam
ecclesias disponendi, eos

rentiam prorsus exhibeant. Ipse autem

consecrandi,

eorum
et

ad sua Concilia convocandi,
liberam omnino
Si

cum

ipsis ecclesiastica diffiniendi negotia,

habeat auctoritate Sedis
igitur in

Apostolicae facultatem.

qua

futurum ecclesiastica saecularisve persona huius
extiterit,

nostra© constitutionis temerator

nec

post comhumiliter
et

monitionem secundam vel
satisfecerit,

tertiam

resipiscens

a

communione Sacratissimi Corporis
et

San-

guinis

Domini

ab Ecclesiae liminibus arceatur.

Datum

Laterani per

manum
iulii,

Aimerici S. R. E. Diac.
II,

Card, et Cancel. Villi Kal.

Indictione

Incarnationis


25
del
julio,

367


I.

denal Diácono de la S. R.
Indicción
11,

y
la

Canciller, el dia

año de

Encarnación del

Señor mil ciento veinte

y quatro y del Pontificado
»

Señor Calixto Papa año VI.
(Sello

como en

el testo latino).

Bula

del Santísimo Pad7^e Aleja7idro III,

por

la

qzie se

concede el Jtibileo al sepulcro de San-

tiago Apóstol en la Iglesia

Compostelana.
la cosa.

«

Para perpetua memoria de

Alejandro
las

obispo siervo de los
veces en la
eterno, cuya
tierra,

siervos de Dios. Haciendo
sin mérito,

aunque

de aquel Rei

mui manifiesta piedad há en nosotros

ficatus

Domini anno millesimo centesimo vigésimo quarto, autem Domini Calixti Papae anno sexto.
SS.
Petr.

Ponti-

SS. Paul
tus
II

Ego Calixtus Catholicae Ecclesiae
Episcopus
Conf.

Circum Crucem, signum
est

Calix

Firmamentum Dominus timentibus eum.
Calixti
:

PP.

Benevalete.

Bulla

SSmi

Patris Alexandri Papae III, qua coyiceditur

lubilaemn
Ecclesia

ad sepulcrimi

Sa7icti

lacobi Apostoli

in

Composte llana.
rei inemoriam

Ad perpetuam

servus servorum Dei

— Regis

— Alexander Episcopus
dona perfudit (ut ad
vitae

aeterni, cuius m.anilestissima

pietas tanta nobis divinae gratiae

supernae gloriam vocandis mortalibus non solum propheta-


vida,

368


la divina gracia
la gloria

derramado tantos dones de
nos
lo

(como

para llamar á los mortales á

de

la celeste

demuestran, no solo los oráculos de

los profetas

y

los

ejemplos de

los

precedentes

padres y los documentos, sino la misma Verdad, es decir, su Hijo Unigénito, que bajando desde
lo

mas
la

alto

de los cielos á
la

lo

mas

ínfimo de la

tierra,

y tomada

mortalidad de nuestra carne,

por

salud del género humano, apareció visible

y

y con su nacimiento se dignó acrecer el número de santos que había justificado su gracia) e imitando Nos los oficios y las acciones del mismo Rei, con cuidado ambas cosas vigilamos y nos
corporal,

esforzamos con infatigable y asiduo estudio, para plantar en el campo del Señor, con el supremo
socorro, la semilla de nuestra obra

y de

la

sacra

rum

Gracula ac praecedentium patrum exempla pariter
et ipsa veritas, eius scilicet

et,

documenta praebuerunt, sed
genitus, de

Unisa-

summis coelorum ad ima pro generis humani
assumpta

lute descendens mortalitatis nostrae carne
et corporalis

visibilis

apparere coque nascente sanctorum numero
est) vices,

quos sua iustificaverat gratia ampliare dignatus
licet

immeriti gerentes in terris ac pia ipsius
illa

officia et actio-

nes imitantes ad
defessis

curis vigilamus, assiduis studiisque in-

enitemur; perqué nostrae operationis, ministerio

sacrae religionis in agro dominico superna dispensatione
plantare, ut universis vigilantiae nostrae creditis talia favorabiliter

concedamus per quae

in praesenti vita

pus

intenti ope-

ribus puris mentibus Altissimo
et

gratum reddere famulatum,
fine

per hoc ad aeternae claritatis sine

visionem

felici ter


religión,

369


con
ellos

concediendo tales favores á todos los su-

jetos á nuestra vigilancia, que

puedan

en

la

presente vida atender con mente pura á las

obras de piedad, hacer de ellas un servicio grato
al

Altísimo y por ellas llegar felizmente á la vision por este motivo sin fin de la eterna claridad.

Y

con gran gozo

aprobamos y

confirmamos

con

nuestra Apostólica Autoridad,

todo cuando fué
nuestros

concedido por los

Romanos

Pontifices,

Predecesores, y con este
lo

mayor apoyo de firmeza

investimos, para que, por siempre, pueda per-

manecer mas inconcusa y solidamente inalterable, y de nuevo todo lo concedemos, como vemos que
así es

de salud á los ojos del Señor.

A

esto

mismo

atendiendo nuestro Predecesor, de
Calixto
II,

feliz

memoria,

Pontífice

Romano,

se

regocijó sobre

valeant pervenire

;

et propterea,

quae a Romanis

Pontifi-

cibus praedecessoribus nostris
libenter

proinde concessa fuerunt,

approbamus ac apostolico munimine roboramus, illaque ampliori perstringimus firmilatis adminiculo quo in aevum inconcussa valeant permanere firmius solidata, ac etiam de novo concedimus, prout in Domino conspici-

mus

salubriter expediré.

Dudum

siquidem

felicis

recorda-

tionis Calixtus

secundus Romanus Pontifex praedecessor
beati

noster

Sanctam Compostellanam

lacobi

Zebedaei

Ecclesiam, cuius in ea venerandissimum corpus honorifice
est positum,

ob nimium devotionis aifectum quem ad ipsum
ob tantorum innumerabiliumque perere-

Sanctum

tenuit, et

grinorum concursum ex omnibus mundi partibus, ob
missionem

suorum

peccaminum

ad

eamdem Ecclesiam
24

manera en
gencias

vestir de privilegios,
la

gracias é indulla

de

Sede Apostólica
del B.

Santa Iglesia
cuyo

Compostelana
todo, por
el

Santiago

Zebedeo,

cuerpo descansa honoríficamente en

la misma, y gran afecto de devoción que tuvo

hacia

el

mismo

Santo, y por

el

concurso de tantos

é innumerables peregrinos de todas las partes del

mundo que acudían
tener
la

á la

misma

Iglesia
la

para ob-

remisión de sus pecados,
la

cual no du-

daban alcanzar con

salud de sus

almas,

me-

diante los méritos de tan gran Apóstol. Concedió

además á todos y cada uno de los fieles de Cristo, de ambos sexos, que, verdaderamente confesados
y penitentes, visitaran dicha Iglesia en el año en que la fiesta del mismo Santiago Zebedeo cayere
en Domingo, y desde
la vigilia

de

la

Circuncisión

continue confluentium, qui propter tanti Apostoli
se

merita

suarum salutem animarum credunt adepturos, Apostocommunivit;
se laeet

licae Sedis privilegiis, gratiis, et indulgentiis

voluit siquidem

quod praefata Ecclesia Apostolica
muniri.

tetur protectione

Concessit

insuper

omnibus

singulis utriusque sexus Christi fidelibus vere poenìtentibus
et confessis

Ecclesiam praedictam visitantibus in anno, in

quo festum eiusdem Sancti lacobi Zebedaei in dominica venerit, a Vigilia Circumcisionis Domini et per totum an-

num integrum usque ad diem eiusdem
per totum diem in fine
eis
illius

Circumcisionis, et

anni, in diebus quibus
illas

magis

placeret visitare, ut omnes, et singulas

peccatorum
lubilaei

indulgentias et remissiones etiam plenarias quas visitantes
Ecclesias et Basílicas urbis et extra

urbem anno


del Señor por todo
el

371


el

año íntegro hasta

mismo

dia de la Circuncisión, y por todo el dia último de fin de aquel año, y en los dias en que más fuere

de su agrado; que todas y cada una de aquellas indulgencias y remisiones de los pecados, hasta
las plenarias,

que lucraban
jubileo,

los

que visitaban
y fuera de

las

Iglesias y las Basílicas de

Roma

Roma

en

el

año del
la

con facultad de deputar los

confesores para absolver aún en los casos reser-

vados á
cedió

Sede Apostólica, á cuantos con
Iglesia
;

tal

objeto confluían á dicha

así

mismo
plenaria

con-

perpetuamente

la

indulgencia

de

todos sus pecados y de que con corazón contrito

y boca se hubieren confesado, á todos los fieles de Cristo que visitaran devotamente en el año la

misma

Iglesia

en la festividades de Santiago, Tras-

consequebantur

cum

facúltate

deputandi

confessores, qui

ad dictam Ecclesiam pro consequenda indulgentia huiusmodi confluentes, etiam in casibus Sedi Apostolicae reservatis absolverent
;

ac etiam eisdem Christi fidelibus in
et

•eiusdem Sancti lacobi,

translationis

Corporis

sui,

ac

Dedicationis

eiusdem

Ecclesiae

festivitatibus

Ecclesiam

praedictam a primis vesperis, usque ad secundas vesperas,

ac per totum diem inclusive devote visitantibus anut

nuatim,

plenariam

indulgentiam
contriti
et

omnium peccatorum
ore confessi forent,

suorum, de quibus corde
consequerentur
concessit.

perpetuis

futuris

temporibus

duraturam

Nos igitur ad hoc praedecessorum nostrorum sanctae memoriae et eiusdem Calixti Papae ac Eugenii et Anastasii


Iglesia

372


de
la

lacion de su cuerpo, y Dedicación

misma

desde

las

primeras vísperas hasta las seel

gundas y por todo
«

dia inclusive.

Nos por

tanto siguiendo las huellas de nues-

memoria y del mismo Calixto Papa y de Eugenio y Anastasio, á gloria de Dios omnipotente y aumento de toda la religión cristiana queremos también honrar con mucho afecto al mismo glorioso Apóstol á cuya Iglesia de Compostela por causa de devoción concurren
tros Predecesores de santa

continuamente
copioso

los fieles

por mar y por tierra en
las

número

desde
los

diversas

partes

del

mundo, dejando
otros

parientes,

amigos, pàtria y

bienes

temporales,

salud

de

las

Nos que deseamos la almas con el mas alto afecto y

queremos que sea frecuentada con dignos honovestigiis inhaerentes,

ad gloriam Omnipotentis Dei,

totius-

que

religionis christianae

augmentum

qui ipsum gloriosum

Apostolum (ad cuius Ecclesiam Compostellanam huiusmodi devotionis causa de diversis mundi partibus dimissis parentibus, amicis, liberis, patria ac alus temporalibus bonis

per mare terramque continuo confluunt

in

numero copioso)
et ut ipsi Christi

quique animarum salutem supremis desideramus affectibus,
et dignis
fideles in

volumus honoribus, frequentar!,

eadem

se

recognoscant Ecclesia Christi

mune-

ribus refectos, de Omnipotentis Dei misericordia, ac bea-

torum omnes
etiam

Petri et Pauli
et

Apostolorum
et

eius auctorìtate confisi,

singulas

praedictas

indulgentias, et

lubilaeum

ipsius eisdem
se

modo

forma quo

Romana

Ecclesia habet;

laetetur

Compostellana Ecclesìa

pro singulari


res

373


los

dicha

Iglesia

para que
el

mismos

fieles

cristianos

reconozcan

haber sido
Cristo;

confortados

por
la

los

sacros dones de

y confiando en

Omnipotente y por la autoridad de sus Apóstoles los Beatos Pedro y Pablo, y para que se alegre la Iglesia Composmisericordia de Dios
telana,

y por

la

singular devoción hacia

el

beato

y cada una de dichas indulgencias y el jubileo, en el mismo modo y forma que lo tiene la Iglesia Romana, como de
Santiago, confirmamos todas
ciencia cierta

aprobamos, convalidamos, confirma-

mos y decretamos, para que tenga firme valor en perpetuo, ó como se ha dicho arriba, á saber
para
tol
el

año en que

la fiesta del

dicho vSanto Apósintegro
dias de

cayere en

como

se ha dicho;

Domingo y por todo el año como también en los
anno
ut

beati lacobi devotione, tenere
fertur,

videh'cet quo, ut prae-

festum dicti Apostoli lacobi in dominica venerit et

per totum
diebus
sui,
illis

annum integrum,
scilicet

praemittitur,

necnon

in

Sancti lacobi et Translatione Corporis

et

Dedicatione eiusdem Ecclesiae plenariam indujgen-

tiam annuatim consequantur visitantes praefatam Ecclesiam,
ut

etiam praefertur, Auctoritate Apostolica et

ex certa
ac
per-

scientia

approbamus, roboramus
de novo eisdem

et

communimus
et

petuae firmitatis robur tenere in perpetuum

decernimus.
in

Et insuper
indulgemus
raturas,

illas

modo

forma

omni-

bus et per omnia ut supra concessum

fuit,

concedimus et

et perpetuis volumus futuris temporibus dunon obstantibus Constitutionibus et Ordinationibus

Apostolicis etc. Nulli ergo omnino

hominum

liceat

hanc


Santiago, traslación de

374
su


cuerpo,

y Dedicación de su misma Iglesia. Por tanto, de nuevo y en el mismo modo y forma, en todo y por todo, como arriba aparece concedido, lo concedemos y damos y lo queremos imperecedero en los tiempos futuros,

no obstante

las constituciones y

ordenaciones

Apostólicas, etc. Así, nadie se atreva á infringir

ó con temerario atrevimiento contradecir esta página de nuestra aprobación, confirmación, concesión é indulto, que
si

alguno intentare hacer esto,
la

sepa quo se hace reo de en
el juicio

perpretada iniquidad

y queda privado del sacratísimo cuerpo y sangre de Nuestro Señor Redentor Jesucristo, y sujeto á la divina venganza en
divino,
el

estremo

juicio.

Y
sea

á
la

todos

los

que visitaren

la

misma

Iglesia,

paz

de Nuestro Señor

paginam nostrae approbationis, confirmationis, concessionis
et indulti infringere aut
ei

ausu temerario contraire. Si

quis autem hoc attentare praesumpserit
indicio existere

reum

se

divino

de perpetrata iniquitate cognoscat, et a
atque in extremo examine

Sacratissimo Corpore et Sanguine Redentoris Domini nostri

lesu Christi

alienus

fiat

divinae ultioni

subiaceat. Cunctis
sit

autem eamdem Eccle-

siam visitantibus
districtum

pax Domini nostri lesu Christi quatenus ut hic fructum bonae actionis percipiant et apud
ludicem praemia aeternae
lacobo inveniat. Amen. Amen.

— Volumus autem quod
alia

pacis,

cum beato
si

visitantibus Ecclesiam praedictam aliqua
in

indulgentia

perpetuum

vel

ad certum tempus nondum elapsum dufuerit,

ratura per

Nos concessa

praesentes litterae nullius


Jesucristo, para

375


el fruto

que obtengan
la

de su buena
al

acción

y

los

premios de
el
si

paz eterna junto

Juez severo y con

B.

Santiago.

Amen. Que-

remos también que

á los que

visitaren dicha

Iglesia se les hubiera concedido

por Nos alguna

otra indulgencia en perpetuo ó á tiempo todavía

no pasado, no tengan
alguno, ni fuerza.

las

presentes Letras valor

Dado

en Viteibo, por
la

mano de
á los 26

D. Austerio, subdiácono de de
Julio,

S.

R.
la

I.,

Indicción

XIV, año de

Encarnación

del Señor,

MCLXXIX

y

XIX

del Pontificado del

Señor Alejandro Papa

III. »

(Las firmas

como en

el testo latino).

sint roboris vel
D... Austerii S.

momenti.

Datum

Viterbii per

manum
iulii,

R. Ecclesiae Subdiaconi, VII. Kal.

In-

XIV, Incarnationis Dominicae Anno MCLXXIX, Pontificatus vero Domini Alexandri Papae III anno XIX.
dictione

Ego Ego Ego Ego Ego Ego Ego Ego Ego Ego

Alexander Catholicae Ecclesiae Episcopus.
Paulus Praenestinus Episcopus.
Petrus Presbiter Cardinalis Tit. Sanctae Susannae.

Vivianus Presb. Card.

Tit. S.

Steph. in Celiomonte.

Andr. Presb. Card.

Tit. S. Cruc. in lerusalem.
tit.

Laborans Presb. Card. S. M.^^ Transtib.
lacob. Diacon. Card. SS.

Calixti.

Ranierius Diac. Card. S.

Cosm. et Damián. Georg, ad velum aureum.

loannes Diaconus Sancti Angeli. Matheus Sanctae M. novae Diaconus Cardin.


y
«

376

Concordia entre el Obispo Pelaez
el

Abad Fagildo
y
(cuántos?) à los i6 de

En

la

Era

MCXV

duda alguna, sino que es sabido de muchos, según aprendimos por el testimonio del B. Leon Papa (III) que el BeatíAgosto.
hai por cierto

No

simo

Apóstol Santiago, degollado en Jerusalém
(Jafa)
el

fué por los discípulos trasportado á Joppe,

y desde

allí,

no poco tiempo guardado por

Señor, fué conducido en una nave á España go-

bernándolo
confines

la

mano

del señor,

y sepultado en

los

de

la

Galicia,

donde por largo tiempo
no puede permala

permaneció oculto. Mas como
necer

mucho tiempo escondida

luz en las tie-

neblas ó debajo del celemín, la Divina Clemencia,

por medio de oráculos angélicos, se sabe que
Concordia ínter
et

pri-

Episcopum Pelaez Abbatem Fugildum.

Era M. C. X. V.
bris.

et quotum X.V. I. kalendas septemDubium quidem non est, sed multis manet notum,

sicut testimonio beati

Leonis didicimus Papae, quod Bea-

tissimus Apostolus lacobus Hierosolimis decollatus, a discipulis

loppem

asportatus, ibi non parvo tempore a

Domino

custodire, ad

ultimum Hispaniam navigio, manu Domini gubernante, sit translatum, et in finibus Galleciae sepultum per longa tempora mansit occultum. Sed quia lux in tenebris,

vel lucerna

sub modio diu latere non potuit, divina


meramente
cierto
lo reveló

377


llama
el

en los tiempos del serenísimo
Casto, á

Rei Señor Adefonso, que se
anacoreta, por

nombre
lejos

Pelagio,

costumbre de habitar no
estaba enterrado
asi
el

que tenia del punto en que

apostólico cuerpo; luego fué

probado por sacras luces que se mostraban
fieles

á los
cuales,

habitantes de S. Félix de Lovio, los
al

tenido consejo, se presentaron

obispo
la

de

Iria

Señor Teodomiro, descubriéndole
vision.

sa-

grada
dias

El cual, ordenado un ayuno de tres
las multitudes

y reunidas

de

fieles,

halló

el

sepulcro del B. Santiago, cubierto de piedras mar-

móreas, y lleno de gran gozo se apresuró á participarlo á dicho Rei. El cual, de piadoso afecto

como era y amante de
acto construir

la

castidad, hizo

eii

el

una

iglesia

en

honor del mismo

Apóstol y junto á la misma, otra en honor del B. Juan Bautista y delante de los altares alzó
providente clementia temporibus Serenissimi Regis domini
Adefonsi, qui vocatur Castus,

cuidam anacoritae nomine
consueverat, primitus
:

Pelagius qui non longe a loco, in quo apostolicum corpus

tumulatum
luminaribus
licis

iacebat, deiere (degere)

revelatum esse angelicis oraculis dignoscitur

deinde sacris

quam

pluribus fidelibus in ecclesia sancti Fequi
inito Con-

de Lovio commorantibus ostenditur,
Iriensem episcopum

silio

dominum Theodomirum
illi

arcessi-

verunt, sanctam visionem

detegentes. Qui inito (indicto)
agregatis, beati lacobi

triduano ieiunio fidelium caetibus

sepulchrum jnarmoreis lapidibus contectum invenit: qui

máximo

gavisus gaudio religiossimum

Regem

praefatum


Otra no

378


tres altares:

pequeña que contenía
;

uno

en honor del Salvador

otro en honor de San Pedro

y

príncipe de los Apóstoles, el tercero en honor

del B. Juan Apóstol.

En
de

cuya

Iglesia

deputò
para

al
la

Señor Abad, varón
custodia
del

gran santidad,
con

Apóstol,
al

no

menos

de doce

monges, dedicados

oficio

divino, los cuales de-

bían cantar los oficios divinos

y celebrar asiduaellos,

mente Misas, dividiendo entre
donación,
delante
el

por carta de
oriental

lugar que
los

mira á
altares,

la

parte

de

mismos

donde [ludieran
según
las re-

construir el claustro

y

las

oficinas,

glas de S.

Benito.

Y

por que delante de estos
el edificio,

santos altares se construyó

fué llamado

aquel lugar Ante-altares, y así continuó llamándose hasta el tiempo del Obispo Señor Diego
Pelaez y del i\bad Señor Fagildo. El
riendo construir
vocare non
al B.

cual que-

Santiago una Iglesia de obra
ut erat
affectu gastimoniae

distulit.

Qui pio
Ecclesia,
et

(castimoniae) diligens sanctitatem, statini in honore eiusdem

Apostoli fabricata

circa

eamdem
altaría,

alteram in
altaría
in

honore beati Baptistae loannis,
tertiam non

ante

ipsa sancta

modicam

tria

continentem
in

primum

honore Sancti Salvatoris, secundum

honore Sancti Petri

Apostolorum

Principis,

tertium

in

honore beati loannis

Apostoli construere festinavit. In qua

lldefredum magnae sanctitatis

Abbatem dominum virum cum Monachis custoofficia

diae Apostoli deputatis, divino officio mancipatis, non minus

quam duodecim

constituit, qui

supra corpus Apostoli
;

divina cantassent, et Missas assidue celebrassent

dividen-


los altares

379


la

de muro de piedras cuadradas,

diseñó con

tal

amplitud, que pudieran caber en ella la iglesia con

y parte

del

claustro de los

Monges.
regla

Y

viendo

el

santísimo

Abad

que, mientras se hacia
allí

la obra,

no podia

observarse

bien la

monástica, pensándolo bien, construyó una pequeña
iglesia

para

el

servicio de los

tenía tres altares,

Monges, que coná saber, de Pedro Apóstol, del
Nicolás,

B.

Tomás y
el

del B.

Pelagio tenía la

celda.

y donde Hecho esto,
el

el

predicho presentó

se

con

mismo Obispo ante

Señor Rei Adefonso,

y principió á sostener su causa para obtener que, según el derecho del Apóstol, hasta entonces retenido, fueran en adelante propiedad suya los altares

del Salvador, de S. Pedro

y

S. Juan, así

que fuera

terminada

la

obra

de

la

Iglesia.

El Rei

mandó

entonces que el x\bad y el Monasterio tuvieran todos los dias, por derecho hereditario, el altar del
sque
eis

ad orientalem partem locum ante ipsa
dotis, ubi

altaría per

chartulam

claustrum et officinas secundum teno-

rem Beati Benedicti

construerent. Et quia ante sancta altaría
iste,

constructus est locus

antealtar is est vocatus, et usque
et

ad tempus Episcopi domini Didaci Pelagi
mini Fagildi in eodem

Abbatis do-

mansit vigore. Qui volens Eccle-

siam beati lacobi opus muro lapideo tabulatu construere,
tantae magnitudinis
fata altaría

eam futuram
et

designavit, ut
claustri

omnia prae-

cum

Ecclesiis,

partem

Monachorum

caperet. Videns vero

sanctissimus Abbas ordinem Mona-

sticum,

dum opus

observari posse,

Ecclesiae construeretur, ibi non perfecte secum cogitans Ecclesiam parvulam ad


B.

38o

Pedro, que se hallase en la
el el

Santiago, no en
estado,
sino en

misma iglesia de mismo lugar donde antes había
que se estaba construyendo
;

y que mientras la obra del Abad se proseguía en los altares, obtuviera el Obispo dos altares con la porción de la ofrenda de los Monges al
altar del B. Santiago,

de que debia ofrecerse parte
al

á los otros altares; que
les

Abad y

los

Monges

se

restituyeran dichos dos altares del Santo SalS.

vador y

Juan Evangelista y fueran suyos en perpetuo; y finalmente que el Obispo, mientras se fabricaba la Iglesia, gozara del dinero del altar
del B.

Santiago

;

y terminada

la fábrica, los

Monel

ges tuvieran

una tercera parte y dos partes

Obispo, en perpetuo. Por cuyo motivo, yo Diego

Obispo de
dra de
la

la

Sede de

Iria,

poseedor de

la

Cáte-

misma

Iglesia del B.

Santiago, con la

comisión y voz de todos los presentes y futuros,
opus Monastichorum
tria

continentem altaría Beati,

scilicet,

Petri Apostoli, et beati

Tomae,

et beati Nicolai construxit,

ubi antiquitus praefatus Pelagius cellam habuit; et altare
Beati Pelagii Martyris construxit.

Quo

peracto

cum eodem

Episcopo ante faciem domini Regis Adefonsi se praesentavit,

et

de Apostoli

iure,

quod hactenus

tenuerat, et de

altaribus Sancti Salvatoris, et S. Petri et S. Ioannis qualiter

eos in futurum peracto vere Ecclesiae obtinere pos-

sent,
et

causare coepit. Et tune mandavit

Rex quod Abbas
altare beati Petri

Monasterium cunctis diebus obtineret

iure haereditario,
in

quod

in

eadem

Ecclesia beati lacobi, non

eodem

loco ubi prius steterat sed in alio construebatur.


á
la

381


los

por mandato del Rei Nuestro Señor Adefonso y del hijo Fernando, à Vos, Abad Señor Fagíldo y
comisión de vuestro Monasterio de
presentes y futuros sea conocido,
el

Al-

tares,

que he
la
el

dispuesto firmisimamente convalidar
voluntad, por diez libras

y de oro convalidado, y
que tienen mi
el

acto

cual no infringan, ni yo, ni los

voz,

y

el

cual pacto también vosotros desde

dia de

hoi observaréis por siempre, y poseeréis con de-

recho hereditario íntegramente con todos
clesiásticos
el

los

e-

y laicos
B.

directamente á Vos sujetos,

altar del

Pedro, Príncipe

de

los
la

Apóstode

les

que há poco se construía en

Iglesia del

B. Santiago a la parte

izquierda á la salida

vuestra puerta de vuestro Cabildo, que antes se
hallaba
la

situado

á

la

parte
salida

derecha, y
,

también

misma puerta de
de
la

tanto

del

mismo

Altar que
Eius

Iglesia,

puerta

que á vuestras

dum

operaretur in ipsis Altaribus obtineret Episcopus

duo

alia altaría

cum

portione

Monachorum
;

oíiferendae al-

taris beati lacobi partís altaribus

quod
in

altare

Sancii Salre-

vatoris,

et

sancii

loannis

Apostoli et

Evangelistae

stituerentur Abbati et

Monachis

perpetuum

habituris.

Demum

Episcopus,

dum

fabricaretur Ecclesia, Episcopus

haberet Beati lacobi altaris pecuniam, unde prius Monachi

dimidium possidebant. Et peracta Ecclesia Abbas
in

et

Mo-

nachi haberent partem tertiam, et Episcopus duas partes

perpetuum. Quocirca ego Didacus divina gratia

Iriensis

Sedis Episcopus, continens eiusdem Ecclesiae Beati lacobi

cathedram,

cum conventu

et

voce eiusdem Ecclesiae prae-


espensas estáis

382


la

por edificar en
la

pared de
tenia;

la

misma
ños

Iglesia
ella

en

forma que antes
libre

para

que sobre
de

tengan

abrirla

y

cerrarla.

posesión y seáis dueY construidos que

sean, por obra nuestra, los altares de S. Salvador

y de S. Juan, os sean por siempre restituidos á Vos y al Monasterio. Y por la obra de la construcción sea nuestra
la tercera parte

vuestra de

las ofrendas al altar del

B.

Santiago, de la cual

hasta hoi

poseíais

la

mitad.

Y

ahora según

la

conformidad de los magnates y de los hombres buenos y de la cual autoridad, nos daréis, como

en

ausilio,

vuestra parte, con

la

que tanto por

vosotros,

como por nosotros trabajemos.
obra de
la Iglesia,

Y

termi-

nada

la

os restituiremos la ter-

cera parte de los ingresos del altar del B. Santiago.

Conservado siempre Vuestro derecho de herencia,
escribiremos
sentium
et

y pondremos en

el

lugar

la

conve-

futurorum iussione Domini nostri Regís Domini

Adefonsi prolis Fernandi vobis Abbati domino Fagildo, et
conventui Monasterii altarium paesenti et futurorum firmis-

sime disposui roborare pactum
auri roboratum,

et

placitum

in

decem

libras

quod amplius non nec qui eamdem vocem tenuerit, tali vos ab hodierna die in perpetuum
haereditario integraliter possideatis

reinfringant nec ego,
videlicet
teneatis,

pacto quod
et

de iure

cum omnibus
vel

directuris
altare

ad

se pertinentibus

ecclesiasticis

saecularibus,

Beati Petri Apostolorum Principis,

quod modo construein

batur infra

Ecclesiam beati

lacobi

sinistra

parte ad
fuerat

exitum vestrae portae vestri Capituli,

quod prius


tiago

383

niente señal característica entre el altar del B. San-

y los otros tres altares, conteniendo este signo, A) esto es, A) y D) puesta la linea desde el mismo signo hasta el ángulo inferior de vuestra
torre

que existe en
el

el

muro, y desde
palacio.

el

otro sig-

no hasta
por

ángulo inferior de vuestra casa que

está cerca de la
el

camera del

Y

después

circuito,

según se contiene en vuestra do-

nación de los Re; es Casto y Renamiro. Quien asi
lo

cumpliere, sea bendito,

y

el

que otro

hiciere,

sea maldido

y excomunicado, y con Judas el traidor tome parte en la condenación eterna, y además
quede obligado á pagar
parte
real
la

pena conveniente á

la

y por duplicado á dicho Monasterio

cuanto por desprecio hiciere.

Y

este escrito perma-

nezca por siempre firme. Yo, Diego Obispo por
la

gracia de Dios, este escrito que

mandé

hacer,

confirmo
in

con

mi

propia

mano y

decreto

que

dextera parte locatum, simul et ipsam portam ad agreipsius altaris,

sum tam
pretio in

quam

Ecclesiam,
sicut

quam

in vestro

pariete eiusdem

Ecclesiae

olim manserat

aedificaturus estis; ut super libere

eam

possideatis, et ex

parte vestra claudatis et operiatis. Et aedificatis S. Salvatoris et S. loannis altaribus nostro opere, restituantur vobis

et

Monasterio vestro perpetim habituros;

et

pro operis
altaris Beati

aedificio

teneamus vestram tertiam ferendae
per convenientiam

lacobi,

unde prius ad hoc lempus medietatem

possedistis.

Et
et

modo

Comitum

et

bonorum hominum
vestram partem

regiam auctoritatem nobis

in adiutorio

datis,

quod tam pro nobis quam pro vobis operemur. Et


escrito.

384

por siempre sea firmísisimo.

Diego

Ade-

fonso con grato ánimo confirmo la fuerza de este

— hermana confirmo. — Garcia, Conde, confirmo. — Garcia Alvarez confirmo. — Ordóñez Alvarez confirmo. — Pedro Ansériz con— Gómez Gundisalvo confirmo. — Martin Flamíz, Conde, confirmo. — Froila Didat, Conde, confirmo. — Sancho, Conde, confirmo. — Froita Reymundit Juez confirmo. — Sarracino Gundiconfirmo. — Gundisalvo Obispo de Sede Mindonense, confirmo. — Luis Obispo de Sede Tudense confirmo. — Segeredo Presconfirmo. — Halláronse presentes: Pedro — — Artrario — Luis — Renamiro — Yo AlMartin — Suarez Fagilat fonso de Pedro comprobé — Este hé ó traslado da sobre —
Urraca, hermana del Rei, confirmo.
del Rei,

Geloria,

firmo.

-

salvo,

Juez,

la

la

bitero

testigo.

testigo.

testigo.

testigo.

testigo.

lo

escribí.

lo

finito

opere Ecclesiae, tertiam partem reditus ipsius Beati

lacobi altaris vobis restituamus. Servato semper vestro iure
haereditatis per

locum ubi convenientiam caractericum

scriilla

pturi et posituri

sumys

inter

altare Beati

lacobi, et

tria altaría, contínens

eiusmodí sígnum A) id est
signo, usque

A

et

D

posita linea ab

eodem

ad ínferíorem angulum
est circa
in vestra
sic

vestrae turris quae in

muro

continetur, et ab altero signo

usque ad ínferíorem angulum vestrae domus, quae

cameram
dote

palatii.

Et deinceps per gyrum, sicut

Regum

Casti et Renamiri continetur.

Qui

comfiat

pleverit sit benedictus; et qui aliter egerit sit maledictus
et

excomunicatus, et

cum luda

proditore particeps

in


vita escritura suso

385


à cual
era traslibro

incorporada

ladada é registrada

en ó
é

do
tura

dito

Moesteiro,

chamado tumbo firmada dos nomes sobre
eia parecia: á cual escri-

ditos

segundo que por
en Fernán Evans

Escribano

de

noso

Se-

ñor

el

Rey

é seu Notario público en á sua corte

é en todo los seus regnos é Escusador por

Ruy

Martinez

Escribano

de

Cámara do

dito

vSeñor

Rey Regidor
vi

é Notario da ciudade de

Santiago
trasladar

é

li,

é

aquí

ben é fielmente á
á ó

fiz

de verbo á de

verbo;

qual traslado
sacar
é

ou

tras-

lados que en sacase

ou fecese

signase

meu

signo Estévoo Rodriguez Licendiado en

decretos e Alcalde en á dita cidade, veendo que

á dita escritura non era rasa, nen cancelada, nen

en alguna
actoridade,

parte

sospeita

dijo

que daba é den

é interpoyña, é interposo decreto para
et fecesen fé

que valvesen

en juiso é fora de
poenam

él,

aeterna damnatione, et insuper regiae parti

placiti

cogatur exolvere, et praefato Monasterio quantum

in con-

tempto

miserit, duplicemus.

Et hoc scriptum cunctis diebus

maneat firmum. Ego Didacus divina gratia Episcopus hoc scriptum,

quod
animo

fieri iussi,

manu

propria confirmo, et cunctis diebus
-

firmissimum esse decerno.

Didacus. Adefonsus
eius

Rex
-

grato

hoc scriptum

roborem
-

confirmo,

Urraca
-

Sóror Regis confirmo,
Garcia Comes confirmo,

Geloria Sóror Regis confirmo,

Garcia Alvarix confirmo,
-

Or-

donius Alvarix confirmo,

Petrus Ansuriz confirmo,
-

Ga-

mes Gundislavus confirmo,

Martinus Flamiz Comes con25


así

386


á pedimento

como ó verdadeiro
á cual actoridade

original,

de

Don Frey Martino
teiro
;

Alfonso x\bate do dito moasfoi

dada por
abril

lo dito

Acalde

á quince dias do

mes de

año do nascimento

de Nosso Señor Jesucristo de mil é cuatro centos
é trenta é cinco anos; estando presentes por testigos á dita

Auioridade Johan González da Cana

ciudadao de Santiago é

Gómez Fernandez

das Ca-

moeiras Escribano del Rey, é Johan Méndez Escudeiro de Señor Arzobispo de Santiago, é

Lopo Roé
si-

dríguez de Vilaverde, et Fernán Perez moradores

en á dita cidade
gnal pono, que

;

é

tal

hé — Evan Notario escusador.

en este traslado

men nome

»

Acta de consagración de
«

la Basilica

Compástelana.

En

el

fué edificado el

nombre de Nuestro Señor Jesucristo Templo del Santo Salvador y del
Comes confirmo, - Sanctius Comes Reymundit índex confirmo, - Sarracinas
-

firmo, - Froila Didat

confirmo,

-

Froila

Gundislavus índex confirmo,
doniensis confirmo,
-

Gundislavus Episcopus Min-

Ludovicus Tudensis Sedis Episcopus
-

confirmo, Segeredus Presbiter confirmo.
fuerunt: Petrus testis,
-

Qui praesens (sic)
Aloytus
testis, -

Artrarius

testis, -

Martinus

testis,

-

Renamirus

testis,

Ego Alfonsus

Petri

translatavi,

Suarius Fagilat confirmo.

Consacrtitio Ecclesiae

Compostellanae

.

In

nomine Domini

nostri lesu Christi, edificatum est

Templum

Sancti Salvatoris, et Sancii lacobi Apostoli in


móreas
territorio

387


el

Santo Santiago Apóstol en
sísimo Principe Adefonso

lugar Arcas mar-

de Galicia, por obra del glorioIII

con su esposa Esce-

mena, en tiempo de Sisenando obispo del mismo
lugar.

Yo, Adefonso, Príncipe,

hijo
el

suplicante del

eximio Príncipe Ordoño, con

predicho obispo,

hemos

establecido edificar
el

restaurar

Templo á

la

Señor y parte del túmulo del
la

casa del

sepulcro del Apóstol que antiguamente había construido con

pequeña obra de piedra y cal el Señor Adefonso el Magno, de santa memoria. Nos mosubditos y nuestra familia, trasportamos, por entre

vidos ciertamente por inspiración divina y con los

las filas

de los moros en España,

al

santo lugar

que elejimos

y desde la ciudad de Tabeca, piedras

ducido en naves por

marmóreas que nuestros antepasados habían conel mar y con las que edificaron hermosas casas que permanecían destruidas
locum Arcis marmoricis
tionem gloriosissimi
territorio

Galleciae per institu-

Principis Adefonsi III
loci

cum coniuge

Scemena sub

Pontífice

eíusdem Sisnando Episcopo.
statuimus

Supplex egregii eximii Principis Ordonii proles ego Adefonsus Princeps

cum

praedicto antistite
et restaurare

aedifi-

care

domum

Domini,

Templum ad tumulum
et luto

sepulchri Apostoli,

quod antiquitus construxerat divae meopere

moriae Dominus Adefonsus Magnus ex petra
parvo.

Nos quidem inspiratione divina adlati cum subditis ac familia nostra adduximus in sanctum locum ex Hispania ínter agmína Maurorum, quae elegímus de civitate Tabecae petras marmóreas, quas avi nostri ratibus per Pon-


mármoles; dejando
esculturas,

388


lo

por nuestros enemigos. Con

que hasta
de
la

la

puerta

principal occidental fué construida con los
los ornatos

mismos

sede y las
antigua

como

los

habíamos encontrado escul-

pidos con admirable perfección á
sede.

modo de

Y

la

puerta de

la

izquierda, junto al Ora-

torio del

Bautista y del mártir Juan que de igual

modo hemos

fundado, construimos con piedras de

mármol puro; pusimos igualmente seis columnas allí donde está edificada la tribuna superior; y lo mismo las otras columnas
con otras tantas bases
esculpidas,

cuadradas
pórtico las

(pilastras)

sobre las que se
trasportar por

levanta

el

hemos hecho
la

medio de barcas desde
con
la

ciudad Portugalense,
las

cal

que ha servido para colocar

diez

y VIII columnas con otras columnitas de

mármol
año
el

asimismo traídas con naves. Por

tanto, en el

segundo, mes décimo, después que con
tum transvexerunt,
quae ab inimicis
et

favor

domos aedificaverunt, destructae manebant. Unde quoque ostium
ex
eis

pulchras

principale Occidentalis partís ex ípsis

marmoríbus

est ap-

posítum: supercílía vero limínarís sedís ínvenimus sícut
antiqua sessío
nistro iuxta
simili

fuerat

miro opere sculpta. Ostium de
Baptístae, et Martyris loannis,

si-

Oraculum

quem

modo

fundavimus, et de puris lapidibus construximus

columnas sex cum basibus totidem posuimus, ubi abbobuta
{sic) tribunalis est

constructa, vel alias columnas scul-

ptas, supra quas porticus imminet,

de oppido Portucalense

ratíbus

deportatas

sunt

aedificatae

adduximus quadras, et calcem unde columnae decem et VIII cum alus co-


de Dios y
construido
el
el
el

389

mérito del Apóstol fué levantado y templo, nos hemos constituido en

santo lugar con nuestra familia y los obispos
;

de cada sede

todos los

magnates

de nuestro
allí

Reino con
de

el

pueblo católico, reuniéndose

no

escasa muchedumbre.

En
la

consecuencia,

el

dia 6

Mayo,

año

de

Encarnación
(lunes)

del

Señor
la

DcccLxxxxix,
hacía
el
III

feria

segunda

cuando

luna
este

curso del año, fué

consagrado

Templo por

xvii Pontífices, á saber: Juan

Occense

(obispo de Medinaceli?) Vicente Legionense (Leon)

Gómelo Astoricense (Astorga) Hermenegildo Ovetense (Oviedo) Dulcidlo Salmaticense (Salamanca)

Nausto Coimbriense (Coimbra)
ense

Argimiro Lame-

(Lamego) Teodomiro Vécense (Viseo) Gu(Portugal) Santiago Cauriense

maedo Portucalense

(Coria) Argimiro Bracarense (Braga)

Diego TuSisenando

dense (Tuy) Egila Auriense
lumnelis marmoreis simili

(Orense)

modo
est
et

navigio. Igitur anno se-

cundo, mense decimo, postquam
rito

Deo
et

auxiliante,

et

mein

Apostoli

aedificatum

completum, venimus

sanctum locum cum prole nostra,
Episcopi, et de
catholica, ubi facta est turba

de sede unaquaque
plebe

Regno nostro omnes magnates cum

non modica. Ideoque secundo

nonas Maii, anno Incarnationis Domini

DCCCLXXXXIX
III.

secunda

feria

deducebat annum ad
est

Lunae cursum
a

Luna XI.
sis,

consecratum
est,

Templum hoc

Pontifici-

bus XVII. id

Ioannis Occensis, Vincentius Legionen-

Gomelus

Astoricensis, Hermegildus Ovetensis, Dulci,

dius

Salmanticensis

Naustus

Conimbriensis,

Argimirus


Iriense (el Padrón)

390


Elecas

Recaredo Lucense (Lugo) TeoCaesarau-

dosindo

Britoniense (Bretaña)

gustanus (Zaragoza); en cuyo Templo fueron depositadas por los
Pontífices
las

santas reliquias

en los santos altares, cerrándolas con

cal y yeso en urnas doradas, cuyos sepulcros esparcen odor
el

de bálsamo é incienso. En

altar del santo Sal-

vador hai diez y

siete

Reliquias,

descontada una

del Sepulcro del Señor, de las vestiduras del Se-

ñor cuando fué crucificado. ítem de
Salvador, de tierra que pisó
el

la túnica del

Señor, del

Leño
de

de

la

S.

Cruz, de pan

del

Señor, de

leche

Santa María; de Santiago Apóstol, Santo
Apóstol,
S.

Tomás

S.

Martin
S.

Obispo,

S.

Vicente Levita,

Cristóbal,

Baudulio, los Santos Julián y Balas cenizas y

silisa;

Santa Leocadia, de

sangre de

Santa Eulalia Emeritense y Santa Martina. Asimismo, en el altar de la derecha, llamado de
Lamecensis, Theodemirus Vesensis,
sis,

Gumaedus
Iriensis,

Portucalen-

lacobus Cauriensis, Argimirus Bracharensis, Didacus

Tudensis, Egila Auriensis, Sisnandus

Recaredus

Lucensis, Theodesindus Britoniensis, Eleca Caesare ugustanensis, in
tificibus

quo

reliquiae sanctae reconditae fuerunt a Pon-

in altaría sancta

ninquide

(sic), et

calce consepta,
et incen-

quae urneas áureas habent, sepulchra balsamum

sum

redolent fragrantia. In altare Sancti Salvatoris sunt
reliquiae subtracta

ter senae

una, de sepulchro
est.

Domini,

de vestimento Domini, quando crucifixus
Salvatoris, de terra ubi

ítem de tunica

Dominus

stetit,

de ligno Sanctae

Crucis, de pane Domini, de lacte Sanctae Mariae, S. lacobi


S.

391

Pedro, hai también Reliquias, à saber: de los

Santos Apóstoles Pedro y Pablo, del sepulcro del
Señor, de S. Andrés Apóstol, S. Fructuoso obispo

y de
tires.

las

En

Santas Lucia y Rufina y Lucrecia márel II altar de S. Juan Apóstol y Evanla

gelista

que está á

izquierda del

hai las del sepulcro del Señor, S.
tol,

mismo S. Juan Bartolomé Após-

S.

Lorenzo Archidiácono,

Leocadia.

En

el

Baudulio y S.^ sepulcro del altar de S. Juan que
S.
iz-

está debajo del techo y construí.... en el lado

quierdo hacía

el
:

Aquilón, han sido colocadas siete

dignas reliquias

de S. Juan Bautista, sepulcro del

Señor

de....

del Señor,

Santa Maria Virgen ma-

dre del Señor, los Santos Julián y Basilisa, S. Lucrecia mártir,

y Santa Eulalia Emeritense. Todas
puestas

estas reliquias están dignísimamente
cajas de
tos los

en

madera incorruptible, cuadradas, y cubierpequeños intersticios de las piedras con cera
Thomae
Apostoli, S. Martini Episcopi, S. Vin-

Apostoli, S.

centii Levitae, S. Christophori, et Sancti Bauduli,
luliani, et Basilicae (Basilissae),

Sanctorum

S.

Leocadiae (Conf.?), de

ciñere et sanguine S. Eulaliae Emeritensis, et S. Marinae. In
altare

quoque dextro,
est,

in

quo

est

vocabulum

S. Petri, sunt

Reliquiae, id

Sanctorum
S.

Petri et Pauli Apostolorum,
S.

de sepulchro Domini,

Andreae Apostoli,

Fructuosi

Episcopi, Sanctarum Luciae, et Ruphinae et S. Lucriciae
martyris. In Altare II S. loannis Apostoli et Evangelistae,

quod
S.

est

ad levam eiusdem

S.

loannis, de sepulcro Do-

mini, S. Bartholomaei Apostoli, S. Laurentii Archidiaconi,

Bauduli et S. Leocadiae (confessoris ?) In

tumulo Al-


perior

392

mezclada con polvo de mármol y selladas con sellos divididos, de suma duración. En la parte su-

aun se ven

las

enyesaduras de mármol
el

hechas á escuadra. También sobre
altar en el

cuerpo del
el

benévolo Apóstol (Santiago) aparece

sagrado

que está

la

antigua

(roto el original)

teca de los mártires

que sabemos fué colocada
lo

por

los

Santos Padres, y por
tí,

que ninguno de
piedras.

nosotros se atrevió á remover las

Des-

pués del Señor, ruego à

oh! Patron, con mi

mujer é

hijos

que

te
el

dignes tenerme por siervo
hábito de corderillo y que
los

y que pueda vestir
no....

(otra rotura) de

Santos

'

ni

me

halle

culpable con los reprobos.
mio,
Pontífice de la

también, Sisenando

Sede Apostólica (de Santiago)

manda que
después de
ceda
el

se
la

hagan oraciones á Cristo para que, sepultura de mi cuerpo, me conla

perdón y
loannis

vida eterna.

Amen. Se

veri-

taris S.

quod

est

sub tectu, et constructu

latere
re-

sinistro
liquiae,

ad Aquilonem repositae sunt septenae dignae
S.

loannis Baptist&e, de sepulchro Domini, de cruore

Domini.

Mariae Virginis Matris Dñi, Sanctorum
S.

luliani

et Basilisae,
tensis.

Lucriciae martyris, et S. Eulaliae Emeri-

liguéis tabulis imputribilibus, quadris, cera

Haec omnia quoque dignisime manent tumulata in marmore mixta
duredine coacta signant
si-

sáxea implet foramina parva
gilla divisa.

Desuper quoque restant marmorea gipsa cum

I

El sentido de lo roto parece ser: « y que no sea privado
comunión.... »

de

la


fico
seis,

393

todo en

la

èra nueve veces ciento, seis veces

en

el

añadido un tiempo (937). Elevado al trono año dcccciiii, por mucho tiempo omitimos

fabricar el templo y ahora le

creemos ya termitercio
'.

nado corriendo

el

año trigésimo
corpore

»

regula quadra. Super
(S.

lacobi) patet altarium sacrum,

quoque Benivoli Apostoli in quo patet antiqua
Sanctis

es....

martyrum
esse,

conditam
Post
ut

quam unde nemo ex
theca,

a

Patribus

scimus

nobis ausus

fuit tollere saxa.

Dominum te, Patrone, oro cum digneris me habere famulum, et cum
...

coniuge vel prole,
agnis velere induar,

nec

e

...

sánete Sanctis? subtractus

cum

edis nocens in-

veniar.
tifex

Tu quoque meus Sisnande

Sedis Apostolicae Pon-

preces iubeas fundere Christo, ut post corpus depo-

situm concedat mihi veniam, et requiem aeternam. Amen.

Completum hoc
sena, addito

est.

Era congruit esse novies centena, sexies
in

tempore uno. Evectum

Regno ann o DCCCCIIII

tempore multo omissimus fabricare templum, nunc ordinem
credimus impletum volvens tricesimum tertium.

I

Para inteligencia de estas datas, conviene observar que

la

Consagración

de

la Basílica

viene señalada en

el

era cristiana, correspondiente al año 937 de la presentada por la espresion « era nueve veces centenaria (900) seis vezes sexta (36) añadido un tiempo » (i) es decir un año
:

año 899 de la era de César re-

(937X y según lo cual D. Alfonso III subió al trono el año 904 de la era de César y asistió á la consagración de la Basílica en

año 33 de su reinado. Y en efecto, añadiendo 33 al 904, reaño de César 937, correspondiente al año 899 de la era cristiana y restando t^s del 899, queda 866 ó el año de la era cristiana en que, según la historia, fué coronado rei D. Alfonso III. Puede consultarse la concordancia de éstas datas con los otros escritos contemporáneos de la España Sagrada voi. cit. paj. 98
el

sulta el

;

y siguientes.

.94

Cartas de Clemente
qíte

Papa V^ á
la Basílica

todos los fieles para
ci

contribíLyan con sus limosnas

la

grande

res taítración de
«

Compostela7ia.

A

todos los

fieles cristianos

que tuvieren

noticia

de

las

presentes cartas.

Debiéndose pues, construir una sumtuosísima obra sobre
lico del
el

sepulcro del cuerpo apostó-

B. Santiago
la

que se sabe se halla enterCompostelana,
los

rado en

Iglesia

oportunos los donativos de
á

y siendo mui fieles para llevar

cabo dicha obra, rogamos y exortamos á la universa grei de los fieles en el Señor y para remisión de sus pecados

que contribuyan á dichas
;

pia-

dosas limosnas y gratos subsidios de caridad y á Vos por esta y otras buenas acciones que haréis por inspiración del Señor con que se lleve á cabo
dicha obra, que podáis llegar al goze de la eterna
felicidad.

Por tanto Xos por

la

misericordia de

tos Apóstoles

Dios Omnipotente y por la autoridad de los BeaPedro y Pablo concedemos misericordiosamente en
cia
el

Señor cien días de Indulgenimpuestas á cuantos
pon-

de
I

las

penitencias
\',

que indica epígrafe, escribió varías Compostela qui se hallan en el Regesta de dicho Pontífice. La que pjiblicamos, omitiendo lo no esencial lia la data del 25 Julio, año 13 12 y aparece, segim dicho Regesta 59, fol. 2216, fechada en el Priorato de Grauselle, cerca de Malause, diócesis de Vaison.
con
el fin

Clemente

carta á D. Rodrigo, Arzobispo de


cha
los

395


di-

drán su mano llevando à cabo y ayudando
obra. Valgan
veinte
las

presentes

cartas

por

so-

años y

espídanse

por medio de los

cuestores. »

Btilas de Btigenio III sobre los Milagros de la Reliquia Pistoyense é imp07iiendo
fnolesten

penas á

qíiieiies

á los peregrinos.
la identidad
la apófisis

Demostrada históricamente
Reliquia Pistoyense, ó parte de
del Santo Apóstol
trajo,
tol

de la

derecha

que

el

Obispo
la

Gelmirez es-

no

sin

repugnancia, de

(pág.

96) y regaló á S.

tumba del ApósAton (ó Acton) del
la

orden de Valleumbrosa, Obispo de Pistoya, dijimos también que
identidad,
el

Señor se dignó hacer patente
las historias

obrando por intercesión del Apóstol
particulares

numerosos milagros que

de Pistoya recuerdan y que publicó en su mayor parte en 1696 el P. Juan José Tolrá, jesuita, en
su Jnstificacion
histórico-critica
el

de la

Venida de

Santiago Apóstol

Mayor a España.

rios

Los Archivos de Pistoya conservan además vadocumentos coetáneos sobre esta identidad y
dos síquientes
:

milagros, entre ellos los
«

Eugenio Obispo, Siervo de
todos
los

los Siervos

de

Dios, á

Fieles

que devotamente

visi-

taren

el

Oratorio de Santiago Apóstol, situado en

la Iglesia

de Pistoya, salud y benedicion Apostó-


lica.

396


los

La grandeza

inefable de la Divina clemencia,

que quiere salvar à todos
al

conocimiento de

la

hombres, y traerlos verdad, ha hecho demostra-

ción de muchos, diversos y patentes milagros por
los

méritos del

Apóstol Santiago en su
la

sacrati-

simo Altar de

Iglesia

de Pistoya, para

com-

punción de los Fieles. Pues, según sabemos por
las relaciones

de nuestro venerable

Hermano Aton,
otros

Religioso Obispo de la

misma Ciudad, y de

muchos, en aquel lugar reciben su remedio y salud los ciegos, cojos, contrahechos, y enfermos de
otros diversos males, por los méritos,

como

dijimos,

de Santiago.
«

Nosotros, dando gracias
tan grande

al

Señor Omnipode su
digna que los

tente por este

manifestación

Divina gracia, juzgamos ser cosa
Fieles Cristianos,
los

cuales

visitaren

por devo-

ción dicho venerable lugar,

merezcan por medio
:

nuestro

algún

alivio

de sus pecados
los méritos

y

por

lo

mismo, confiando en
turados

de los Bienaven-

Apóstoles

Pedro y Pablo, de Cristo, con

y del
los

mismo Santiago,
Apostólica

autoridad

detenPiinamos,
\asitaren dicho
él,

que todos
venerable
dias

que por devoción

reciban

siete

Oratorio, y oraren en de indulgencia por la peà

nitencia adjunta.
\'iembre. »
«

Dado en Mterbo

XIX

de Xo-

Eugenio Obispo, Siervo de
los

los

Síer\-os

de

Dios, à

Venerables

Hermanos,

Reverendos


rencia,

397

Obispos R. de Sena, O. de Volterra, N. de FloO. de Luca, y G. Límense, salud y bendición Apostólica.
noticia cuántos y

Creemos haya llegado à vuestra
cuan insignes milagros ha quelos méritos

rido mostrar el

Señor Omnipotente por

del Apóstol Santiago en su Altar de la Iglesia de

Pistoya; por cuya devoción los fieles de diversas

y remotas partes de
currir al

la

tierra

empezaron á con-

y pedir allí el remedio á sus necesidades. Conviene, pues, á los
lugar,
fieles

mismo venerable

y principalmente á los circunvecinos, dar gracias á nuestro Redentor por tan
cristianos,

grande
con

beneficio,

y ofi'ecer á su Apóstol Santiago

los debidos obsequios

de

la

devoción. Por lo cual
os

este Apostólico

escrito

mandamos amoni

nestar eficazmente vuestros pueblos y Diocesanos

que con ninguna ocasión impidan,

presuman causar molestia ó disturbio alguno á los que de cualquiera parte, sean hombres ó mugeres, van
devoción
á
tan

por

sagrado

Oratorio.

A

los

que presumieren contravenir, denunciadlos

públi-

camente, excomulgándolos, como sacrilegos y violadores de la paz de Dios, y haced constantemente

observar

la

misma

sentencia de excomunión en
satisfecho.
»

vuestras Parroquias hasta que hayan

Dado en

Viterbo á

XIX

de noviembre.

Los Antuerpienses. tan dados á esparcir Reliquias de Santiago el Mayor por no pocas Catedrales de Europa, para que quedaran sin ninguna


las

398


pretesto

inmenso vacio

de Compostela y Pisa, dejaron sobre esto un en. la vida de S. Aton, que escriel

bieron é ilustraron, bajo

de

que no

habían podido obtener copia legal de los instru-

mentos

orijinales.

El P. Guillermo Lupero, uno de

aquellos célebres Colectores, obtuvo la copia apetecida y suplió en las Actas del Apóstol lo

que

faltaba á las de S. Atón, sobre todo en lo relativo

á

la

llegada de la Reliquia á Pistoya, fiestas con

que fué recibida y terminación de la magnífica capilla en la Catedral, en honor del Apóstol, so-

lemnemente inaugurada

el

dia 25 de julio de

1

145.


de
y

aquí
«

la
el

copia

:

En

nombre

del Señor.

Amen. En
siete

el

año

la

Natividad del Señor mil setecientos y viente
indicción
quinta,

siete,

día

del

mes de
rei-

enero, siendo

Sumo

Pontífice

Benedicto XIII,
Gastón,

nando
leerán,

el

Serenísimo

Juan

primero

de

Toscana,

Duque
la
el

VII.

A

todos

los

que verán,
fé cierta,

y oirán,

presente copia, hago
infrascripto

y atestiguo yo

Canciller

General
á presen-

de

la

Curia Episcopal de Pistoya,

como

cia del

mui

ilustre

Señor Juan Santiago ScarfanPatricio

toni Jurisconsulto

Pistoyés,

Protonotario

Apostólico,

Caballero del Orden de S. Esteban,
la

cario General en lo espiritual

Pistoya, y Vitemporal del Ilusy trímo y Reverendísimo Señor D. Colombino Bassi por la gracia de Dios, y de la Sede Apostólica

Prevoste de

Iglesia Catedral de


legio

399

Obispo de Pistoya, y Prato, compareció personalmente el R. P. Domingo Sardi, Rector del Code
la

de Pistoya,
neral

Compañía de Jesús en esta ciudad y pidió al mismo Señor Vicario Gede
Pistoya,

una cosa justísima, é igualmente gratísima
ciudad

á

la

exponiendo

con

carta

que recibió en Pistoya del Reverendo Padre Guillermo Cupero de la

misma Compañía,
obra
de

escrita

en

x\mberes á xvi de noviembre de mdccxxvi que
en
el

archivo de

la

Santiago Apóstol,

Patron del Pueblo de Pistoya, se halla un libro
escrito con caracteres
cierto

muí antiguos, en

el

qual
refirió

Contarino Clérigo, Canciller de Pisa,

muchas cosas, las que pertenecían al Sagrado Cuerpo de Santiago, é Iglesia de Comentre otras
postela,

en

la

cual se conserva aquel
la

religiosísi-

mamente; y también comunicó á la posteridad las cosas, que por

memoria de
el

los méritos é in-

tercesión de tan gran Protector, fuera de todo

orden y fuerzas de naturaleza, ú otra de qualquier modo admirables sucedieron á los Pistoyenses,

que recurrían à su protección.
<c

Juan Santiago Scarfantoní, Jurisconsulto, PaPistoyés, Protonotario Apostólico, Caballero
S. Esteban,

tricio

del

Orden de

Prevoste de

la

Iglesia

Catedral de Pistoya, y en lo espiritual y temporal Vicario general del Ilustrísimo y Reverendísimo

Señor D. Colombino Bassi, por
Omnipotente, y de
la

la

gracia de Dios
Pis-

Santa Sede Obispo de


toya y

400


á cada
uno,
Bracali
fué

Prato,

á

todos y
el

y testificamos que

hacemos sobredicho Señor Doctor

en ambos Derechos Ignacio Nicolás

Canciller General de esta Curia Episcopal de Pistoya,

y es Notario Publico Pistoyés digno, y no poco versado en leer
tal

legal,

fide-

caracteres,

cual se dice arriba, y que á sus escrituras, así publicas como privadas, en juicio

antiguos, y

y fuera de
cual etc.
pal,

ha dado siempre y se da fé, como también nosotros se la damos. En fé de lo
él,

se

Dada en

Pistoya en

el

Palacio Episcola

dia diez y seis de

Enero de mdccxxvi de

Natividad. Juan Santiago Scarfantoni, Vicario General.

Está sellado

el

instrumento con

el sello del
:

Obispo de Pistoya, y mas abaxo firmado Carlos Blas Spinelli, Doctor en ambos Derechos, Canciller

Episcopal.

»

Carta del Doctor Chiapelli
sobre la Reliquia de Santiago venerada en Pistoya.

Según
ritos

lo

referido en la página

163, los pe-

físico-anatómicos de Compostela, declararon

en

el

reconocimiento de los huesos del segundo
al

grupo del medio (pertenecientes

Apóstol) que

faltaba en ellos la apófisis mastoidea derecha, de

donde se deducía que
Faltaba, sinembargo,
el

la

apófisis

venerada en
de

Pistoya no podia ser otra que esta
juicio

misma derecha.
la

científico

se-


gunda, y esto verificó
tener noticia del
el

40I


Chiapelli,
el

entendido médico-cirujano
cual,

de Pistoya D. Francisco
guiéndose en todo
señor Promotor de
2
1

sin
si-

exàmen hecho en Compostela,
la

las instruciones reservadas del

Fé, escribió

al

mismo en

Junio último que « debidamente examinada la

dicha Reliquia pistoyense, ó apófisis mastoidea de

Santiago Apóstol, declaraba en conciencia que era
la

derecha. »

Con

esto, y

aunque por
la

via

de esclufalta

sion ya se sabia

que no podía ser
exijir

otra,

nada

ya de cuanto puede
Reliquias
tela

mas severa
la

crítica

para juzgar en definitiva sobre

identidad de las

descubiertas del Apóstol en

Composhá con-

y

la
la

que del mismo tantos
católica Pistoya.

siglos

serva

26

ÍNDICE

Advertencia Motivo de la Obra
I.

pag.
»

v
vii

Apuntes sobre

la

vida de Santiago Apóstol
II.

el

Mayor

.

.

»

i

Predicación de Santiago Apóstol en España
III.

»

8

Del martirio sufrido por Santiago Apóstol de orden del Rei Heródes
IV.

»

43

Traslación del Sagrado Cuerpo de Santiago Apóstol á

España
V.
Prodigioso descubrimiento del Cuerpo de Santiago Apóstol cerca de Iría Flavia

»

52

»

62

VI-

El

cuerpo del Apóstol se conservó inmune en

la se»

gunda invasión árabe
VII.

88

Invaden los ingleses la Galicia y amenazan destruir cuerpo de Santiago

el

»

102

404


» »

Vili.

Descubrimiento del Sagrado Cuerpo de Santiago .... Acta de Reconocimiento de las SS. Reliquias Decreto canónico del Cardinal Arzobispo de Compostela sobre la identicidad de las Reliquias Comisión del S. Padre al Promotor de la Fé para estudiar el Proceso en España
Decreto afirmativo pontificio sobre la identidad de Reliquias y su publicación en Roma
Fiestas con tal
las

iii

135

»

149

»

155

»

183

motivo en Compostela y Pastoral del Cardinal Arzobispo Letras Apostólicas confirmando la sentencia del Cardinal Arzobispo de Compostela
IX.
Preparativos

»

202

»

237

de

Fiestas

extraordinarias

en honor de
»

Santiago
Rescripto de gracias pontificias en
la

267

mismas

»

303

X.

Programa de

las

Fiestas extraordinarias
.•

en honor de
»

Santiago

311

XI.
Celebración de las mismas
Protesta de adhesión á
» »

328
343

Su Santidad

APÉNDICE
Tradición de Zaragoza sobre
la venida y permanencia de Santiago en aquella Ciudad Bula de Pascual II concediendo el Palio al Obispo de Compostela Constitución de Calixto II trasfiriendo á Compostela la Sede Emiretense Bula de Calixto II constituyendo perpetuamente en Me.

,

»

349 355

»

»

360
365

trópoli la

Sede Compostelana

»


Bula de Alejandro

-

405


»

III concediendo el lubileo al sepulcro de Santiago Concordia entre el Obispo Pelaez y el Abad Fagildo. Acta de Consagración de la Basílica Compostelana ... Cartas de Clemente V para contribuir con limosnas á la restauración de la Basilica Compostelana Bulas de Eugenio III sobre los milagros de la reliquia Pistoyense y penas á los que molesten á los pe.

369

»
»

378
388 396

...»
»

regrinos

,

397

Instrumento
Carta
del

original

de

la

Reliquia

de Santiago en
»

Pistoya

400
401

Dr.

Chiapelli

sobre

autenticidad

de dicha
»

Reliquia

Fr.

IMPRIMATUR Aug. Bausa Ord. Praed. Sac.
Magister.

Pai.

Ap.

IMPRIMATUR
lulius Lenti Archiep.

Sidae Vicesgerens.

PLANTA DE LA CRIPTA DirSANTO APÓSTOL
,

I Sífmkre dtJcuiUi^ tn ì/ renJ^ «¿Z ¿hU: IT án¿raJad a. la. in^ea. iu^ttrr,MM-, a¿ter-^al nmUniirnerUi Jll Onii^^M JiOm tu.Ui.trwl ricUrtor-tJ - ItT (U^tt^nU r^U^tUiJ itcAtuI <M ¿al Ha
-

¡yiiìilÌT
6>í.
-

r fepulcrcti jitlM
J<!n.</i

afe

Tj ,^5¿L^

oÁoni.

t¿ili:¿/níUl a^/X^i újwr arOü/uM íaJfUíxl, lZ¿r^a.U<¿<lí J. ¿OH aüín cohca^ía^ ¿aJ Jüífu^^tJ tit. .Siyar ctrUt-aJ í¿>¿ í2i*5w Mí

^

iítrtt

Jd íf^U jzvr.

-

t

e¿íam¿€*J¡x^r-ta ^u/farr-aCn^ó' ctP7t^¿n**<</0 alarti. ^rf.'W- <¿xr- en

jyíatc.

"/M

J..3^

U

.

yol.

X

OXt(Vi-

^Uluo^, m Ím

^

,/ ¿fe. j£ /oit.

ÌXOX.

^í^vU-tííl

.

J?!\
S^Jl»¡

V\^j dD*.
K'js
[•¿p:'¿

yes;
^J?j^

nvl .•¡iSpí'

^
rwí

rVw
v?yf
?;•;.•;:

M wSi ^ ^ m@ 0P w 1^ Oí
hC-^^1?
íf^^ílK^hi

JPff J^aC^

W^
'p*^
.•.•;Sfc

^ yx]ri^
&fM 'Í^^T ^í^^lií'
1^^háSt
%í^.

^^^ !^i>' í^ ii¿ii

Í5s-P^b5§

P^-fpín

\/
\¿jja

püi^

é^

iS¿/

líCíí^ ft'i^

3;ts¿.'-7

W
áitf

^:

irli

^

^JÍTs

V,i^ljliif

"iRí*

L-rAiS hf vMu£>¿ .^

^*ryí*? j^^T^

Bartolini, Domenico, Cardinal, IRl^-lRR-^. .83 Apuntes biografieos de Santiago Apóstol el s^^^^^^CORP Whitehill mayor ... T^CÍniiTV^ ^•^..•j^..Mv...^
BS
245"^-

mi *

IMS

i$

^
'j

JiT

A

mm^
TL/^?'.'

t»ONTIFICAL INSTITUTE
'OF

MEDIAEVAL STUDIES
59

cueen's park
5,

Toronto

Canada

(^

\Viffl p/|L,<irf!^g^^r<^l;?:;:*SV;|t!a|PP!^i>jni^^^^

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful