You are on page 1of 3

Deseo de ser engañados 09/06/2003

Por:Bhadra Dasi

¿Cuál es la verdadera meta de un astrólogo?. ¿Cuáles son las cualificaciones
de un astrólogo?. ¿Impulsar a una persona a ganar dinero?. ¿Ayudarla a
justificar sus errores culpando a los planetas de su propia irresponsabilidad?.
¿Decirle lo que debe hacer o lo que no debe hacer?. ¿Resolverle sus
problemas?. O ¿Ayudarlo?. ¿Ayudarlo a qué?. ¿Qué es la ayuda?.

De acuerdo a los Vedas, la fuente original de todo conocimiento, la verdadera
meta de un astrólogo es guiar a una persona a descubrir su potencialidad
innata de sat (eternidad), cit (conocimiento), ananda (felicidad
trascendental). Es por ello que las cualificaciones que establecen los Vedas
para un astrólogo son la pureza en los pensamientos palabras y acciones, y
que sea libre de interés personal, es decir, libre de la propensión a engañar a
los demás (Vipralipsa) y de la explotación a otros. Así, un astrólogo tal puede
motivar a una persona a que asuma la responsabilidad de su carta
astrológica y por lo tanto de lo que implica poseer un libre albedrío.

¿Hasta qué punto somos controlados por la influencia de los planetas?,
¿Hasta qué punto podemos ejercer nuestro libre albedrío?. En su comentario
sobre el texto védico “Hitopadesha” Satyanarayana Pandit explica “…Uno
debe, de cualquier forma, cuidarse de usar el destino como una excusa para
la pereza. Para evitar el trabajo un hombre perezoso clama ‘lo que será,
será’, piensan que si están destinados a ser ricos, la riqueza vendrá sin
ningún esfuerzo; y si la riqueza no está en sus estrellas, porqué esforzarse
por esto. Esta actitud muestra la ignorancia de la co-existencia entre el
destino y el libre albedrío.”

Los planetas no son auspiciosos ó inauspiciosos, son sólo indicadores de
nuestros deseos y de nuestras acciones pasadas. La posición de los planetas
y sus aspectos son directamente nuestra responsabilidad. Hemos oído
muchas veces decir “ Yo hago esto o me pasa esto porque tengo Saturno (o
cualquier planeta) en tal casa y signo. Esto es un ejemplo de cómo se utiliza
la astrología para justificar nuestra irresponsabilidad.

¿Cuál es nuestra situación en este universo? Hay tres Gunas ó modalidades
de la naturaleza material: Tamo-guna (la modalidad de la ignorancia), Rajo-
guna (la modalidad de la pasión), Satva-guna ( la modalidad de la bondad).
Estas modalidades indican qué tanto libre albedrío tenemos, así como
nuestros gustos, pensamientos, hábitos alimenticios etc. Ejemplo: Cuando
estamos bajo la influencia de la modalidad de la ignorancia es como si
usáramos unos lentes muy oscuros que no nos permiten percatarnos de
muchos aspectos de la realidad, cuando nos encontramos bajo la influencia
de la modalidad de la pasión es como si usáramos unos lente rojos, y cuando
estamos bajo la influencia de la modalidad de la bondad es como si usáramos
unos lentes transparentes. Esta modalidad es la que nos permite ver las
cosas tal y como son y por lo tanto actuar en consecuencia.

Es imposible estar situado bajo la influencia pura de una sola modalidad, en
el universo material estas modalidades se combinan en infinitas variaciones,
sin embargo una de ella predomina en nosotros. En la medida en que
subimos hacia la modalidad de la bondad o Satva-guna somos más libres de
ejercer nuestro libre albedrío. Por ejemplo: Un perro está en la modalidad de
la ignorancia, y también tiene un libre albedrío, pero la cuerda a la que está
atado le permite moverse hasta cierto punto. En la modalidad de la pasión,
Rajo-guna, se imponen los propios intereses y se es egoísta.

En la modalidad de la bondad o Satva-guna, se busca y se acepta la verdad
(aunque no sea agradable). Bajo la influencia de la pasión se hace una
pregunta deseando escuchar una respuesta determinada y en Tamo-guna, ni
se pregunta ni se escucha a los demás.

Por otro lado en el mundo occidental se ha preferido pensar que no existe la
reencarnación ya que si la aceptamos, implicaría saber que lo que sufrimos y
gozamos es únicamente nuestra responsabilidad. Pero hablar de astrología
significa necesariamente hablar de reencarnación, de otra manera sería
superficial nuestra aproximación a esta ciencia. Asumir la responsabilidad de
la existencia, significa entender que no somos el cuerpo físico ni la mente,
sino el alma espiritual que es eterna y potencialmente perfecta. De hecho
una de las características de nosotros como seres espirituales es que somos
potencialmente libres de errores y es por eso que, por lo general, no
aceptamos nuestros defectos, los cuales, al igual que nuestras virtudes,
vienen develados en nuestra carta natal.

Buda enseñó que, para asumir responsabilidad y confrontar la vida, debemos
seguir tres preceptos básicos:

a)Sufro y me doy cuenta.

b)Quiero remediarlo.

c)Puedo y voy a remediarlo.

La reencarnación está íntimamente relacionada con lo anterior, no es
cuestión de creencias o religión, es un hecho o, si creemos que el fuego no
quema ¿no quema si lo tocamos?, si creemos que no vamos a morir
¿significa que no moriremos?. De hecho hemos ya transmigrado de un
cuerpo a otro en esta misma vida, hemos pasado por un cuerpo de recién
nacido, de niño, de adolescente, de adulto y de viejo, pero la persona es la
misma, así en el momento de la muerte pasa a otro cuerpo como si cambiara
de ropa, esto lo dice Krishna en el Bhagavat Gita ( Cap 2 ,Verso13)
Dehino ‘smin yatha dehe Kaumaran yauvanam jara Tatha dehantara-praptir
Dhiras tatra na muhyati

Así como el alma encarnada pasa, en este cuerpo, de la niñez a la juventud a
la madurez y a la vejez, similarmente el alma pasa a otro cuerpo al momento
de la muerte. Una persona sensata no se confunde ante este cambio.

De esta forma nosotros, como el alma espiritual, somos indestructibles, Sólo
el cuerpo muere. Responsabilidad y conocimiento es realizar esto.

En realidad el problema de la existencia -o cualquier problema- es muy
simple, tan simple y obvio, que no lo vemos. Por eso existe la astrología para
que alguien cualificado nos ayude a ver las cosas como son y a superar la
dificultad de ver lo obvio. Perderse en las complejidades teóricas,
divagaciones y especulaciones nos aleja del verdadero propósito de la
astrología, la verdadera erudición radica en aplicar el conocimiento
astrológico para acercar a una persona a la ruta de salida.

Si preferimos ser engañados o engañar, es una elección que va de acuerdo a
nuestros deseos. Esa es nuestra decisión.

¿Hasta qué punto somos libres?.

La bibliografía recomendada es el libro en el que está basado este artículo:

EL BHAGAVAD GITA TAL COMO ES de Su Divina Gracia A.C. Bhaktivedanta
Swami Prabhupada. Ed. Bhaktivedanta Book Trust.

También harían bien en visitar la página web:

Jiva Institute .

Tu opinión y preguntas son siempre bienvenidas.

Pueden escribir a: astroshambu@yahoo.com.mx

Bhadra Dasi.

Om tat sat.