You are on page 1of 265

El Sol - el yo creativo

El Sol es el centro de nuestro sistema solar, y todos los planetas se mueven en órbitas elípticas alrededor de
esta estrella fija que parece pasar cada día delante de la Tierra de Este a Oeste. A una distancia de
aproximadamente 150 millones de kilometros, el Sol parece a nuestros ojos como un pequeño disco
brillante en el firmamento, pero en realidad es enorme, ya que tiene un diámetro de 1,39 milliones de
kilómetros y así es casi 700 veces más grande que todos los planetas juntos.

Naturalmente, el Sol fue el principal cuerpo celeste observado por el hombre y, por lo tanto, ocupa un lugar
importantísimo en todas las mitologías. El dios griego Apolo era la personificación del Sol y fue adorado
como la fuente de la fuerza vital, iluminación y curación.

En la astrología el emplazamiento del Sol revela la cualidad básica de nuestra conciencia. Es el factor central
de nuestra personalidad, del mismo modo como el Sol es el centro de nuestra galaxia. Por esa razón, nos
identificamos tanto con el signo solar. Si nuestro Sol está en Piscis, nos consideramos Piscis. Si está en
Aries, pensamos que somos Aries. No cabe duda que el Sol es muy importante para el análisis astrológico,
pero no debemos olvidar que es un solo factor entre muchos.

Un Sol bien emplazado y aspectado otorga a su nativo alegría, confianza y buena salud. Tiene una afinidad
natural con el signo Leo, el cual comparte muchas atributos con el Sol.

Tu Sol en Aries

Aries, gobernado por Marte, abre el Zodiaco. En este signo de fuego encontramos los impulsos primordiales
de la vida, la fuerza impetuosa ansiosa por salir a la luz. Aries representa el comienzo de un desarrollo, y
no se preocupa por lo pasado, a veces ni siquiera por lo presente. Contempla el futuro, y lo único que
quiere es abrirse camino hacia delante.

Con el Sol en el signo de fuego Aries, tu personalidad irradia un asombroso potencial de energía y contiene un
inmenso afán de acción y renovación. Buscas constantemente nuevos senderos y quieres actuar sin rodeos,
siempre llevando la iniciativa.
No obstante, te puede faltar perseverancia, ya que no te gusta esperar y emplear mucho tiempo en una misma
tarea. Si aprendieses a enfocar tu enorme potencial energético en una sola causa, podrías tener más éxito.
No pierdes el tiempo dando vueltas a un asunto, quieres actuar enseguida. Pero deberías considerar también
las necesidades de tu prójimo, si no quieres encontrarte de repente solo, ya que nadie pudo mantener tu
ritmo.
Otro problema de Aries es que tiendes a ignorar los detalles, y, cuando ya es demasiado tarde, te preguntas
dónde estuvo el fallo. Por lo tanto, te conviene planear tus acciones con más cautela y también considerar
la posibilidad de trabajar en equipo. No sería prudente rechazar los buenos consejos de otros –y, desde
luego, saber escuchar no es una desventaja –.
La fuerte ambición de Aries exige que llegues a la meta en primer lugar y que entregues los resultados más
destacados. Nadie pone en duda tus cualidades de liderazgo, y los demás te suelen conceder el
reconocimiento merecido, cosa tan importante para ti. Si aprendieses a tratar a tu prójimo con más tacto y
diplomacia, tu éxito estaría asegurado, ya que lo verdaderamente positivo de Aries es que nunca abandona.

Tu Sol en Tauro

Tauro, relacionado como signo con el elemento tierra, destaca por su determinación y sus acciones destinadas
a metas concretas. Los signos de tierra confían en lo que pueden apreciar con sus sentidos físicos y aspiran
a resultados prácticos. Son cautelosos, disciplinados y responsables, y saben utilizar el mundo material.

Con el Sol en Tauro eres una persona agradable, aunque reservada, y posees un gran sentido de la
responsabilidad; no obstante, debido a que el planeta Venus rige a Tauro, es un desafío para ti no dejarte
llevar por las comodidades de la vida, como el buen comer y beber. El instinto de poseer y acumular
tampoco es ajeno a este signo, y, por tanto, tienes cierta inclinación a una vida sensual y enfocada en lo
material, lo que conlleva el riesgo de sobrestimar los bienes terrenales y definir la propia persona
principalmente en términos del éxito o la riqueza material.
Necesitas sentir seguridad y estabilidad en tu vida, y no te importa trabajar duro para conseguir una pensión
digna. No te gustan las ansiedades, y menos las económicas, y estás dispuesto a hacer todo lo que haga
falta para evitarlas. No te resulta difícil dedicarte a una tarea durante mucho tiempo, pero debe ser algo
que merezca la pena. Te encanta cultivar una huerta o, tal vez, construir una casa. Sabes administrar tu
dinero, y experimentas una inmensa satisfacción al ver tu cuenta bancaria crecer gracias a buenos intereses
o inversiones.
En tus relaciones íntimas, tiendes a ser posesivo –y celoso –, pero no cabe duda que el lado positivo de esa
actitud es una lealtad que no tiene parecido en los otros signos del Zodiaco. Tiene que pasar algo grave
para que pierdas los estribos, pero si eso ocurre, sálvese quien pueda, ya que puede producirse una escena
violenta. Una de las lecciones de la vida que debes aprender es que no se puede poseer a otra persona; es
ella la que decide por su propia voluntad caminar junto a tu lado.

Tu Sol en Géminis

El signo Géminis está gobernado por el planeta Mercurio y pertenece al elemento aire. Los signos de aire
viven en el mundo abstracto de las ideas y de los pensamientos, los cuales son para ellos tan reales como
cualquier objeto físico. Sienten la necesidad de desprenderse de la experiencia directa y contemplar,
evaluar y comprender su entorno por medio de sus facultades racionales para luego comunicar sus
conclusiones a otros.

Con el Sol en Géminis, destacas por tu mente ágil y tu afán por la comunicación. El contacto con otras
personas es fundamental para ti, y te encanta expresarte con elocuencia y mantener una conversación
interesante y viva. Te desenvuelves fácilmente entre el público, moviéndote con soltura, pasando de una
cosa a otra, curioseando con la mayor habilidad. Te gusta estar informado de los últimos acontecimientos
y estar al hilo de la noticia. Los medios de comunicación son para ti como el agua para el pez, y podrías
encontrar allí tu futuro profesional. Te resulta fácil absorber todo tipo de información y reflexionar sobre
ella, aunque tiendes a la superficialidad, ya que apenas encuentras el tiempo suficiente para profundizar en
algún tema específico.
Un buen consejo para un Géminis como tú: que te retires de vez en cuando y permitas a tu intelecto un
descanso. Así podrás reponer fuerzas para evitar una sobrecarga o un cortocircuito mental. Debes aprender
a distinguir entre informaciones y actividades útiles e inútiles. Tal vez una ocupación literaria ofrezca el
equilibrio necesario para ordenar tus pensamientos.
Como típico Géminis, eres bastante curioso, y siempre quieres estar informado de las últimas noticias y
novedades. Si no has podido recibir una educación adecuada en tu juventud, intentarás durante toda tu
vida llenar ese hueco.
Una vida monótona, carente de diversidad, te pone de mal humor y puede conducirte a un comportamiento
casi agrio. Por lo tanto, es importante que siempre tengas algo en que ocupar tu mente de forma positiva,
como por ejemplo reflexionar sobre tu papel en el universo y comprender que una crítica constructiva por
parte de uno de tus muchos amigos no es un ataque personal, sino una ayuda en tu proceso de crecimiento
individual.

Tu Sol en Cáncer

Cáncer es un signo de agua y se comunica con su entorno principalmente por medio de sus sentimientos. El
elemento agua representa el mundo de las emociones insondables, desde pasiones compulsivas y temores
irracionales hasta sentimientos de compasión y amor universales. Destaca por su intuición y sabe que tiene
que protegerse de influencias ajenas para poder tener acceso a las dimensiones más profundas de su
psique.

Como nativo de Cáncer eres sumamente sensible. Además, es un signo femenino que tiene como regente a la
Luna, y, por tanto, representa también el lado femenino de la naturaleza humana.
Cáncer vive en los sentimientos, y por ello tu estado emocional es el factor determinante de tu
comportamiento. Tu mundo interior se encuentra bajo la influencia de las fases lunares, lo cual explica tal
vez por qué la estabilidad emocional no es tu mayor fortaleza, una faceta de tu ser que puede resultar
desconcertante para tu alrededor.
Una situación doméstica satisfactoria es muy importante para ti, porque te proporciona un sentido de
seguridad, y tú posees todas las cualidades requeridas para crear ese ambiente hogareño. La sensibilidad
es, por un lado, tu fortaleza, pero, por otro lado, también tu debilidad, y sufres especialmente cuando los
demás se ríen de ti.
El típico Cáncer esconde su parte blanda debajo de su caparazón, una cubierta protectora, porque teme
mostrar su vulnerabilidad y ser herido. Debes aprender, si este es tu caso, a admitir tus debilidades y fallos
y a abrirte a otras personas para realizar tu gran potencial oculto. Eres capaz de dar mucho afecto y mucha
ternura, y sería una pena si no utilizaras esas cualidades. Necesitas estar cerca de otros seres humanos, y
deberías superar tu temor a no gustar o a ser explotado.
Posees una imaginación extraordinaria, pero también una vida interior ambigua, lo cual te puede impedir
perseguir metas concretas y emplear plenamente tus talentos. Te cuesta superarte a ti mismo y decir lo que
no te gusta. A veces tardas en encontrar palabras abiertas y directas, pero debes intentar defender tus
intereses con actos claros. Así aumentarán la confianza en ti mismo y las posibilidades de lograr tus
objetivos.

Tu Sol en Leo

Leo es un elemento de fuego y destaca, por tanto, por su resplandor, su enorme potencial de energía, y su
espíritu entusiasta y honesto. El elemento de fuego es radiante, ardiente y expresivo, dedicándose
principalmente al descubrimiento y cumplimiento de posibilidades futuras, y nos otorga la energía que
necesitamos para llevar a cabo nuestros deberes diarios.

Con el Sol en su propio signo, eres una persona de gran corazón que irradia dignidad y posee un mundo
interior lleno de orgullo. Dispones de amor, agradecimiento y lustre en abundancia y quieres dar de ello a
otras personas. Vives tus convicciones con plenitud e inviertes en ellas toda la fuerza de tu personalidad.
Como nativo de Leo sientes el simbolismo del Sol como una invitación a convertirte en un representante
digno de este astro tan luminoso. A pesar de que Leo posee muchas cualidades positivas, debes aprender a
encontrar tu propia naturaleza –tu ser real– independiente del reconocimiento de los demás. En otras
palabras: el reto del Leo consiste en encontrarte a ti mismo.
Lo más importante para ti es tu pequeño mundo interior. Por consiguiente, te resulta difícil saltar sobre tu
propia sombra y aceptar que otras personas sientan o piensen de forma diferente. Con frecuencia no sabes
reconocer las necesidades de tu prójimo, ya que Leo –contrario a Libra, Cáncer o Piscis– no es un signo
de relación.
Si hay algo que te fastidie es la rutina, y también te vuelves impaciente si las cosas no se mueven a tu ritmo y
con la rapidez esperada. No te gusta en absoluto que te critiquen, y te sientes insultado si alguien lo hace,
porque no comprendes cómo alguien puede ver fallos en ti. Estás convencido de ti mismo y de tus
virtudes, y vives del reconocimiento de tu entorno. No es probable que alguien te pase por alto, ya que tu
resplandor majestuoso se hace notar. No cabe duda de que tienes nobleza. Cuando recibes la admiración
requerida (o merecida), puedes ser muy generoso y compartir tus riquezas con otros. Entonces, recuerdas a
un rey de cuento, quien puede ser muy bondadoso si no está ocupado en luchar contra enemigos malvados
y preocupado en preservar su poder.
Pero recuerda que un cuento es un cuento y, tal vez, la realidad exija de ti que desarrolles más humildad y
encuentres tu sitio en el mundo –el cual no tiene que estar necesariamente en el centro del escenario –.

Tu Sol en Virgo

Virgo, relacionado como signo con el elemento tierra, destaca por su prudencia y sus acciones destinadas a
metas prácticas. Los signos de tierra confían en lo que pueden apreciar con sus sentidos físicos y aspiran a
resultados concretos y útiles. Son determinados, disciplinados y fiables, y saben cómo funciona el mundo
material.

Para la mayoría de las personas nacidas bajo el signo de Virgo, entre las cuales te encuentras, el trabajo o el
servicio es el tema central de vuestras vidas. Sois fieles a vuestras obligaciones y sentís la necesidad de ser
útiles. Virgo es el signo más realista del Zodiaco, dotado de sentido crítico, pero también a veces un poco
mezquino. Está relacionado con el planeta Mercurio, lo cual indica que siempre busca el conocimiento que
se puede poner en la práctica sin demora.
Debido a que amas el detalle y la precisión, sueles ser un trabajador diligente que aborrece el desorden.
Aunque si lo encuentras, te esfuerzas para poner las cosas en su sitio y estructurar tu entorno. Pero aunque
disfrutas ayudando a los demás y eres un ser modesto, no te dejas explotar. Eres por naturaleza cauteloso y
reservado –y no muy confiado–.
Una de tus ocupaciones (y preocupaciones) principales es el análisis; de hecho, te puedes perder en los
detalles de tal forma que pierdas la visión global. Entonces, olvidas que lo más importante es ver lo
esencial, y te enredas en un sinnúmero de pormenores triviales. Naturalmente, una de las consecuencias de
esa excesiva absorción en el trabajo es ignorar el lado placentero de la vida.
Como típico Virgo (tal vez tu caso) eres sumamente práctico y eficiente, características que pueden hacerte
parecer frío y calculador, carente de emociones y sentimientos. Tiendes a ser bastante conservador y
convencido de tu propia opinión, lo cual implica que debes aprender a ser más tolerante con los demás y
aceptar que otras formas de hacer las cosas puedan ser tan válidas como las tuyas.
El signo Virgo se relaciona también con la salud, y muchos de vosotros os decantáis por una profesión
relacionada con los servicios sanitarios o la medicina alternativa.
Gracias a la afinidad de Virgo con el elemento tierra, aprecias la riqueza material y las comodidades que
conlleva. Nunca sueles comprar cosas baratas –aunque eres experto en encontrar verdaderas gangas–,
porque valoras sobre todo la calidad.
El reto de Virgo consiste en levantar la vista y contemplar el «gran cuadro» de la vida para comprender que
existe algo maravilloso más allá de lo material visible y medible –la esencia espiritual que une la creación
y da sentido a la vida –.

Tu Sol en Libra

El signo Libra está gobernado por el planeta Venus y pertenece al elemento aire. Los signos de aire viven en
el mundo abstracto de las ideas y de los pensamientos, los cuales son para ellos tan reales como cualquier
objeto físico. Sienten la necesidad de desprenderse de la experiencia directa y contemplar, evaluar y
comprender su entorno por medio de sus facultades racionales para luego comunicar sus conclusiones a
otros.

Libra es un signo cardinal, facilitando de esta forma dirigir tus energías hacia nuevos objetivos y situaciones.
No obstante, prefieres planear tus actividades junto a otros, ya que no te gusta estar solo. El planeta Venus,
el regente de Libra, hace que irradies cualidades placenteras, siempre en busca de la armonía –tanto para
ti mismo como para los demás–, porque odias las polarizaciones y situaciones conflictivas, cuya utilidad
no ves por ninguna parte. Te encuentran siempre en el centro (de la balanza). Sueles ser bastante
encantador, con buen gusto, y siempre deseas enseñar a otros la manera cómo deben vivir o pensar
equilibradamente, aunque a veces haces esto porque dudas de ti mismo, ya que no siempre sabes cómo
debes mantener en equilibrio los platillos de la razón y del sentimiento.
Aprecias con naturalidad la belleza en todas sus formas –un cuadro de arte, una pieza musical o la gracia de
una bailarina–, admirando la expresión equilibrada de elementos distintos, incluso contrapuestos.
Venus es la diosa del amor, y con el Sol en su signo eres amable y cordial, dejando hablar gustosamente a tu
corazón, no sólo emocionalmente, sino también racionalmente. Por tanto, puedes ser un buen mediador
que pone fin a riñas, y un buscador de soluciones aceptables para todas las partes enfrentadas. Gracias a tu
naturaleza afectuosa puedes tener un notable éxito en profesiones que requieran del contacto humano.
Libra es un signo de aire. Por consiguiente, utilizas la razón para crear visiones de una sociedad humana
regida por la comprensión y la tolerancia. Harás todo lo posible para realizar tus ideales, tanto en tu
profesión como en tus relaciones. Tu sentido de la justicia y tu carácter diplomático son una garantía para
contar siempre con la ayuda de algún amigo.

Tu Sol en Escorpio

Escorpio, un signo de agua regido por los planetas Marte y Plutón, aunque un signo fijo, dispone de una
sorprendente abundancia de energía que puede manifestarse súbitamente. Como signo de agua, se
comunica con su entorno principalmente por medio de sus sentimientos.
Con el Sol en Escorpio, te motivas por tus emociones –y tus pasiones–; por lo tanto, sueles ser bastante
imprevisible. Vives con intensidad y tratas de penetrar profundamente en los secretos de la vida, como la
muerte y la sexualidad. Igualmente te atraen las ciencias ocultas y la psicología, siempre en búsqueda de
las últimas respuestas a las primordiales preguntas acerca de nuestra existencia.
Tu naturaleza psicológica es sumamente compleja, incluso contradictoria: el coraje se combina con el temor, a
menudo conduciendo a la paranoia; una intensa pasión hierve al lado de un obsesivo deseo de autocontrol;
y la compasión coexiste con la tendencia a la venganza.
La mayor fuerza que posees como Escorpio es tu capacidad de regeneración y transformación, simbolizada
por el fénix que se levanta de las cenizas, y probablemente no exista ninguna crisis que no puedas superar.
Tu cualidad de intensa y apasionada devoción es una espada de doble filo; puedes utilizarla para
manipular y humillar o para dirigir y apoyar a otros. Por tanto, es esencial que actúes por motivos nobles,
porque eres capaz de causar estragos si tu visión se nubla debido a ambiciones egoístas.

Tu Sol en Sagitario

Sagitario es un signo de fuego y destaca, por lo tanto, por su gran potencial de energía, su inmenso afán de
acción y renovación, y su espíritu entusiasta y honesto. El elemento de fuego es radiante, ardiente y
expresivo, dedicándose principalmente al descubrimiento y cumplimiento de posibilidades futuras, y nos
otorga la energía que necesitamos para llevar a cabo nuestros deberes diarios.

Con el Sol en Sagitario sientes una inspiración constante, siempre en busca de nuevas experiencias. Requieres
de libertad intelectual y no te dejas influenciar por condiciones exteriores o actitudes ortodoxas. El planeta
regente de Sagitario es Júpiter, caracterizado por sus cualidades prominentes de caridad y magnanimidad.
Es como un ángel guardián que trae la esperada suerte justo en el momento oportuno –o cuando pensamos
que ya es demasiado tarde–.
Eres abierto y optimista apuntando hacia un objetivo elevado y mirando hacia delante, hacia lo espiritual.
Buscas la verdad y el sentido de la vida, a menudo por medio de viajes a tierras lejanas –estudiando otras
culturas y tradiciones–, la filosofía y prácticas religiosas.
Al mismo tiempo, sientes la necesidad de compartir tus descubrimientos y tu propia versión de la verdad con
los demás, lo cual puede convertirte en un excelente profesor, ya que el abanico de tus experiencias es
vasto; pero también existe el Sagitario predicador que ignora la sensibilidad y las diferencias individuales
de otras personas y defiende sus convicciones con fervor, incluso fanatismo.
Una de las cualidades más destacadas en ti es tu alegría y tu fe en el futuro. En tu interior brillan la luz y el
conocimiento sobrenatural con las que sin ver crees en un Ser Supremo que guía tus pasos, mostrando el
camino hacia estados más elevados de conciencia y, en última instancia, hacia la perfección espiritual.

Tu Sol en Capricornio

Capricornio, relacionado como signo con el elemento tierra, destaca por su integridad y seriedad y sus
ambiciones destinadas a metas prácticas. Los signos de tierra confían en lo que pueden apreciar con sus
sentidos físicos y aspiran a resultados concretos y útiles. Son determinados, disciplinados y fiables, y
saben cómo utilizar el mundo material.

Con el Sol en Capricornio, no confías en lo que no puedas ver o tocar. Las cualidades más destacadas que
guían tu vida son la responsabilidad, la sinceridad, la determinación, la ambición y la paciencia.
Debido a que Capricornio es un signo de tierra, eres una persona que tiene los pies sobre el suelo, una persona
realista que posee una capacidad tremenda para dedicar su vida a cumplir concienzudamente con sus
obligaciones. Eres el típico padre de familia, maestro, director de empresa, juez o político conservador de
estrecha y recta conciencia.
Capricornio siente la necesidad de proteger y mantener el orden antiguo, lo comprobado y seguro, y es por
ello que prefieres realizar tus ambiciones sin tomar riesgos. Anhelas ocupar una posición de autoridad –si
puede ser: pública–, y, aunque sueles ser responsable, reservado y prudente en el uso de esa autoridad,
puedes convertirte en ocasiones en alguien que trata con dureza a sus subordinados y abusa de su poder.
Se dice del Capricornio que la elección es suya: puede ser un disciplinario o un diplomático, y se
sobrentiende que, por lo general, es más eficaz en tratar con los demás si domina el arte de la diplomacia.
Pero, Capricornio tiene también una vida interior. La influencia de Saturno, nuestro Padre Tiempo, te puede
llevar a estados de depresión o melancolía, porque en el solsticio de invierno el Sol experimenta su día
más corto del año. No obstante, también es el anuncio de una nueva vida, ya que se aproxima el nuevo
año. En este sentido, como nativo de Capricornio, aunque a veces deprimido, te hallas próximo a la
iluminación interior –si pones lo mejor de tu parte–, ya que esotéricamente Capricornio simboliza la
puerta de la iniciación, la superación del tenebroso Saturno por la nueva luz, la cual disipa la noche de la
inconsciencia y señala el comienzo de un nuevo día, un despertar a la conciencia espiritual.

Tu Sol en Acuario

El signo Acuario está gobernado por Saturno y Urano y pertenece al elemento aire. Los signos de aire viven
en el mundo abstracto de las ideas y de los pensamientos, los cuales son para ellos tan reales como
cualquier objeto físico. Sienten la necesidad de desprenderse de la experiencia directa y contemplar,
evaluar y comprender su entorno por medio de sus facultades racionales con el fin de poder comunicar sus
conclusiones a otros.

Con el Sol en el signo de Acuario te entiendes a ti mismo como una fuerza renovadora; rompes con los tabúes
opresivos y las estructuras sociales anticuadas para preparar el camino hacia una vida mejor y más libre en
una sociedad más humana.
Como nativo de Acuario, das mucha importancia a la amistad y la solidaridad, características relacionadas con
Urano, el planeta regente del signo, junto con Saturno. Tus amigos saben que pueden depender de ti,
porque Urano fomenta la filantropía y los ideales humanitarios.
El típico Acuario es original y se siente orgulloso de ser diferente a los demás. Tienes miles de ideas
fantásticas y un don para resolver problemas de un modo fuera de lo convencional. Sin embargo, debes
tener cuidado en no evitar la participación activa y dejar a otros el trabajo para realizar tus planes. Aunque,
por lo general, eres consciente de tu responsabilidad y eres una persona bondadosa. Si la gente no te toma
en serio, debes acordarte de que no hay muchas personas que puedan pintar el futuro con colores tan
brillantes como tú, y no todo el mundo está preparado para seguir tus pasos y emplear métodos nuevos
para lograr sus objetivos. Como Acuario, tienes unos ideales elevados y, sobre todo, amas la verdad.
Nunca podrás quejarte de no tener buena compañía, porque buscas el contacto humano, y te sientes más
cómodo como miembro de un grupo o equipo. Te gusta compartir tus ideas con otros y reflexionar sobre el
tema en cuestión, siempre buscando la manera más eficiente y práctica para resolver cualquier problema.
Estás abierto a todo lo novedoso, y, a menudo, vives con el convencimiento de poder dar un mensaje de
orden espiritual al mundo.

Tu Sol en Piscis

Piscis es un signo de agua y es el último del Zodiaco. Se conoce como el signo del poeta y del místico. Tanto
el poeta como el místico tratan con el mundo de la imaginación o del espíritu que se halla más allá del
mundo material.
Como todos los signos de agua, Piscis se comunica con su entorno principalmente por medio de sus
sentimientos. El elemento agua representa el mundo de las emociones insondables, desde pasiones
compulsivas y temores irracionales hasta sentimientos de compasión y amor universales.

Como nativo de Piscis, el pez, tienes una inclinación natural a hundirte en ti mismo, hasta descender a las
profundidades del subconsciente. Te atrae lo oculto, y te identificas con algo más allá del mundo cotidiano
que vemos y conocemos con nuestros sentidos físicos.
Con el Sol en Piscis, eres modesto, servicial y, sobre todo, sensible. Estás abierto a toda clase de impresiones,
lo cual puede dificultar tu facultad de discriminación. De hecho, a menudo te cuesta tomar decisiones, ya
que Neptuno, el regente de Piscis, es un planeta nebuloso, indicando una tendencia a pensamientos vagos.
De ahí el riesgo de buscar una escapatoria de la cruda realidad de este mundo a través de medios
artificiales como el alcohol o las drogas. Te conviene intentar ser más determinado, canalizando tus
energías hacia objetivos concretos. No debes permitir volverte dependiente de la buena voluntad de otros,
sino que debes insistir en situarte sobre tus propios pies. Tu reto consiste en superar tu miedo y volverte
consciente de tu enorme potencial creativo.
Gracias a tu extraordinaria sensibilidad, eres capaz de percibir el más mínimo cambio de humor en tu entorno.
A veces es difícil decir si es una bendición o una maldición, porque una perspicacia tan desarrollada puede
causar confusión interna. Actúas como una esponja absorbiendo todo sin discriminación, y luego te
preguntas cuáles son tus propias emociones y opiniones.
Por el lado positivo, puedes destacar en las bellas artes, especialmente la pintura y la música, porque sabes
expresar intuitivamente tus sentimientos delicados por medio del color, de la forma, del ritmo y del
sonido, elevando tu audiencia a los niveles más sublimes de la existencia. Puedes llegar, en este caso, a
convertirte en una persona con un mensaje espiritual o místico. La simpatía, tolerancia y compasión, que
son cualidades invariablemente conectadas con Piscis, te otorgan la capacidad de comprender y ayudar a
tu prójimo con máxima eficacia. Ningún otro signo posee la cualidad del autosacrificio tan desarrollada
como Piscis, y tu mayor fuerza es tu capacidad de inspirar, apoyar, elevar y curar a otros.

Tu Sol en conjunción a tu Luna

Cuando el Sol y la Luna forman una conjunción es Luna Nueva: las energías solares y lunares se funden y hay
dificultad en distinguir entre lo instintivo e innato, los sueños y sentimientos y las realidades del mundo
exterior. También señala el comienzo de un nuevo ciclo lunar, la oportunidad de integrar las energías
masculinas y femeninas, el ánimus y el ánima, en la propia psique para fomentar el crecimiento interior. El
contacto estrecho entre el Sol y la Luna indica que dispones de una fuerza interior superior a la mayoría de
la gente. Te gusta ser independiente con tendencia a vivir para ti mismo, y es probable que de vez en
cuando te aísles mentalmente, cerrándote en tu propio mundo, incluso en ocasiones de una manera real,
buscando la soledad. Prefieres apoyarte en ti mismo antes que en las personas que te rodean, ya que
necesitas expresar de manera creativa y confiada tu propia individualidad. La imagen que tienes de ti y
que quieres dar a los demás te resulta muy importante. Tu habilidad para trabajar tanto con gente mayor
como con personas más jóvenes que tú es un verdadero don, y este talento te dota de gran capacidad para
mediar entre ambas partes y resolver conflictos generacionales. Te motivas por tus propios medios, y eres
capaz de cuidarte y llevar tu autonomía a un grado elevado. Aunque posees creatividad y originalidad,
cuando te obstines demasiado, procura reflexionar; tal vez es mejor que retrocedas.
En cuanto a la vida afectiva se refiere decirte que no estaría de más dar un poco de «amor» a los demás y
dejar de estar siempre esperando «recibir», ya que a veces te dejas llevar por tus sentimientos que tienden
a ser centrados en tu propia yo. Te sientes a gusto con tu personalidad y tu temperamento, pero tus tratos
personales pueden ser algo fríos, ya que prefieres mantener cierta distancia. No permites a nadie que se
meta en tu vida privada, y, por lo general, a ti tampoco te interesan los asuntos íntimos de los demás. En
tus relaciones sueles evitar dar el primer paso. Quien quiera conocerte debe tomar la iniciativa, pero eres
tan sensible y tienes tanto miedo de que tus sentimientos pueden ser heridos que te cuesta establecer una
relación profunda. Merece la pena trabajar en superar esa tendencia, porque tal vez un día te encontrarás
solo cuando estés en apuros y te gustaría poder acudir a una persona de confianza y abrir tu corazón.

Tu Sol en conjunción a tu Mercurio

La fusión de las energías solares y mercuriales indica una gran fuerza mental. Sabes comunicarte con
habilidad y convencer y atraer a los demás con tus ideas brillantes, aunque puedes resultar algo subjetivo
en tus puntos de vista, lo cual puede ser irritante, especialmente si esa actitud va unida a la tendencia de no
prestar atención a otras opiniones. Debido a que la presencia del Sol infunde a Mercurio con energía y así
acelera las funciones mentales e intelectuales, tiendes a vivir principalmente en tu cabeza. En las
conversaciones hablas en voz alta, más alta que los demás, y procuras tener la última palabra. Siempre
quieres ser el primero, lo cual puede llevarte a tomar decisiones precipitadas y, por lo tanto, equivocadas.
Tu alto grado de concentración mental hace de ti un estudiante sobresaliente y un buen orador y escritor. Por
lo tanto, si evitas los peligros de la superficialidad y la precipitación, tus palabras pueden tener un gran
impacto y pueden conmover a tu audiencia. Sabes estimular a las personas que carecen de entusiasmo,
pero debes evitar dar la impresión de ser arrogante y saberlo todo. Si cultivas algo más de humildad,
reconociendo tus propias limitaciones, tus esfuerzos –tanto los personales como los profesionales– podrían
ser mucho más eficaces.

Tu Sol en conjunción a tu Venus
La fusión de estas energías muestra que, en cuanto a la autoestima se refiere, estás bien servido, ya que no te
falta. Sabes muy bien que los demás te aprecian sólo por tu buena presencia, prácticamente sin tener que
hacer nada por ello, y, como consecuencia, existe en ti una tendencia a la vanidad y al narcisismo. No
obstante, posees una gran ansiedad por ser reconocido y apreciado, y no te importa adaptar o cambiar tu
apariencia, si eso sirve para lograr este reconocimiento. En reuniones sociales te aseguras de hacer notar tu
presencia y establecer contacto con la gente importante, especialmente si crees que su benevolencia te
puede ser útil en el futuro. Tu sentido de la selección y tu innato buen gusto indican que sabes reconocer
tanto las cosas más hermosas como las más desagradables. Eres experto en todo lo que posea calidad y
belleza. Tu admiración por personas de autoridad (otros hombres principalmente), y por tus superiores en
general, hace que seas bien acogido en cualquier esfera social. Tu carácter es afectuoso y jovial,
delicadamente equilibrado, lo que hace de ti una persona refinada. También posees cierta inclinación
artística (y condiciones para ello), especialmente en el área musical. Te resulta fundamental entregar y
recibir afecto, incluyendo tu bien desarrollada sociabilidad y tu necesidad de contacto y de intercambio.
En presencia de personas que no conoces, muestras tacto y cortesía, mientras que frente a la persona que
amas, te muestras radiante y logras aparecer tal como eres. De todas formas (y debido a tu gran capacidad
para el compromiso), procura no adaptarte demasiado, sino que trata de ser tú mismo y mostrarte tal como
eres.

Tu Sol en conjunción a tu Marte

Posees un enorme caudal de energía y, por lo general, un espíritu audaz y aventurero. Existen pocas cosas que
te den miedo, y te enfrentas a cualquier desafío o problema con coraje y la determinación de salir
ganando. Has nacido con un don para lograr objetivos. Posees una asombrosa determinación para
completar tareas y conseguir lo que te propones en la vida. De hecho, eres de una tremenda laboriosidad, y
tus ambiciones se ven respaldadas por tu deseo de ver las cosas terminadas. Casi se podría decir que no te
sientes feliz, a no ser que estás haciendo algo. En ciertas ocasiones puedes ser muy emotivo, y los demás
pueden pensar que eres agresivo, aunque en realidad eres solamente de genio fácilmente alterable. No
obstante, tienes la capacidad de aprender a controlarte con relativa facilidad. Lo intentas todo con fuerza, y
siempre presionas para conseguir las metas que tienes en mente.
Eres conservador por naturaleza. La lección que debes aprender de todo esto es la necesidad de educarte en
disciplinar tu impulsividad y tu egocentrismo a fin de relacionarte positivamente con los demás y acercarte
más a ellos. La competición y los deportes canalizan perfectamente tu fuerte energía física. Practicando de
alguna manera el autocontrol podrás utilizar tu reserva energética para obtener mejores resultados en tu
profesión o trabajo. Cuida tu salud, porque tienes propensión a esforzarte más allá de tus límites y
mantener estados febriles.

Tu Sol en conjunción a tu Júpiter

Te resulta difícil actuar con moderación. En todo lo que haces, muestras un entusiasmo desbordante, y nunca
crees realmente que puedes fracasar. Debido a esta fe firme en tu potencial para hacer todo lo que te
propongas, tiendes a sobrestimar tus capacidades y sufrir desengaños. Aun así, no dudas en recoger los
pedazos y empezar de nuevo. Confías que a fin de cuentas todo saldrá bien, y en muchas ocasiones la
suerte está de tu lado. No obstante, si aprendes a planear tus acciones con más cautela, tus éxitos serán
más consistentes.
Tus contactos emocionales son principalmente con individuos que comparten tu entusiasmo por la vida y que
no se preocupan exclusivamente por cuestiones materiales. Aprecias la santidad de la vida –de plantas,
animales y humanos–, y sientes atracción por personas que muestran los mismos sentimientos. Pero tu
apetito emocional es inmenso, y tal vez no será cosa fácil encontrar a una pareja que puede satisfacer tus
necesidades físicas, emocionales y espirituales en una relación plenamente satisfactoria.
Tus problemas físicos se deben a una falta de moderación. El hacer demasiado durante períodos prolongados
sin suficiente descanso puede llevarte fácilmente a un estado de extenuación. También tu presión sanguina
puede causarte problemas. Cultiva una vida moderada y sana.

Tu Sol en conjunción a tu Saturno
Sabes muy bien que tienes que trabajar por aquello que valoras; en otras palabras, sabes por experiencia que
tienes que luchar con la vida. Por muy extrovertido y desenfadado que parezcas ser, dentro de ti existe una
energía controlada y disciplinada. Te enfrentas constantemente a una deliberación meticulosa y una
preocupación por sentirte protegido de la vida para que ésta no te derribe de un puñetazo. Sueles ser serio
y consciente de tus responsabilidades (a veces el punto de coartar tu libre expresión), lo que te hace
experimentar una sensación de culpabilidad si te sientes demasiado feliz y relajado. Es probable que la
causa de esta actitud sea el hecho que no tuviste la oportunidad de ser realmente «niño» y, por lo tanto, no
has aprendido a tener esa confianza inocente en la abundancia de la vida, lo que te permitiría estar más
tranquilo.
Aunque sueles tener bastante éxito, siempre será después de cumplir los 28 o 29 años, o después de que hayas
adquirido la experiencia necesaria. Sin embargo, tiendes a manifestar dos reacciones distintas a lo que la
vida te ofrece: por una parte pareces ser extremadamente ambicioso y por otra declaras que no tienes
ninguna ambición (aunque esto último puede ser consecuencia de no admitir tu enorme ambición y no
poder darle plenitud). De todas formas, siempre podrás convertirte en el dueño de tu propio destino. Las
metas que alcanzas no te suelen satisfacer, ya que lo que realmente te importa es la fuerza y la confianza
en ti mismo.
En lo que se refiere a tu infancia, es probable que las condiciones en ésta fueran difíciles; especialmente en lo
que se refiere a la figura de tu padre, ya que la relación con él posiblemente te aportó cierto desengaño.
Por ejemplo, es probable que sintieses alguna frialdad o rechazo, una insistencia en la obligación, las
formas y los valores materiales o una educación religiosa excesivamente rígida. Aunque tu padre pudo ser
(o puede ser) cariñoso y amable, acabó dándote la sensación de cierta debilidad; privado del papel de
fuerza y protección necesarios para tu buen desarrollo psicológico. En resumen, para llenar este «hueco»
en tu psique, eres tú quien tiene que encargarse de crear la mitad masculina de tu ego, puesto que no la
heredaste ni la adquiriste de tu padre. Esto tiene implicaciones importantes en la esfera de las relaciones,
ya que suele aparecer en ti la necesidad de probarte a ti mismo (y a tu padre), porque sientes que el fracaso
de la relación sería indicación de un fallo personal.
Como consecuencia de todo lo dicho, es probable que la gente piense que tienes más edad de la que realmente
tienes, ya que tiendes a tomar una postura de autoridad. Quizá incluso disfrutes pensando en que eres
mayor, y probablemente trates a las autoridades y a los más mayores como si fueran tus maestros, con
gran respeto, por no decir reverencia. La disciplina no es un problema para ti, pero tal vez eres demasiado
autoritario y pesimista.

Tu Sol en conjunción a tu Urano

Tu lema es «progreso» ante todo. Te gusta todo lo nuevo y diferente, y es muy propio de ti tener percepciones
de la realidad muy originales, obtenidas a través de ramalazos de intuición que irrumpen súbitamente en tu
mente. Te gusta ser libre, y prefieres trabajar a tu manera y a tu propio ritmo. Aun así, tus posibilidades
profesionales son prácticamente ilimitadas; te interesa cualquier ocupación que te permita aplicar tu
enorme potencial creativo. Puede que desarrolles nuevos métodos o inventes algo relacionado con los
medios de comunicación o la tecnología de vanguardia, áreas por las que tienes una acusada inclinación.
Aprecias en los demás la independencia y la originalidad, especialmente en la persona que comparta tu
vida. Sin embargo, para equilibrar tu temperamento liberal y un tanto excéntrico, te convendrá alguien que
tenga los pies firmemente puestos en el suelo.

Tu Sol en conjunción a tu Neptuno

Sabes intuitivamente que las apariencias externas no son toda la realidad y, por consiguiente, sientes la
necesidad de mirar más allá de la superficie de las cosas para descubrir su verdadera naturaleza. El sentido
de lo extraordinario y lo maravilloso dentro de ti puede conducirte a ver la realidad de manera muy
distinta a la de los demás. Tiendes a crear tu propio mundo, un mundo a tu gusto y fácil de aceptar. Sin
embargo, no podrás evitar enfrentarte a los hechos duros de la vida real que pueden resultar bastante
ásperos para tu naturaleza sensible. Por otro lado, a veces te resulta difícil expresarte con confianza,
puesto que no estás muy seguro de tus habilidades, y otras veces sí te expresas de manera segura y
confiada, sólo para luego sufrir una decepción. Búscate una persona de confianza que pueda ayudarte a
valorar tu situación objetivamente. Cuando enfocas tu atención hacia el arte, la música o la poesía puedes
ser sumamente inspirador y creativo. Elige una profesión que te permita suficiente libertad para utilizar tus
habilidades creativas y que contribuya a mejorar la calidad de vida de los demás.
La mujer que comparta tu vida quizá tenga que hacer horas extras para mantenerse al nivel del ideal que
tienes de ella y, también, para sujetarte firmemente al suelo y alejarte de las distracciones ilusorias.
Necesitas alguien a tu lado que se deleite explorando contigo el lado misterioso de la realidad y la vida.

Tu Sol en conjunción a tu Plutón

Te encuentras constantemente en estado de alerta o ebullición. Te resulta extremamente difícil actuar con
moderación, ya que para ti siempre es una cuestión de «todo o nada». Tus acciones y reacciones son
intensas, y, en muchas ocasiones, carecen de buen juicio y pueden poner en peligro a las personas que te
rodean e incluso a ti mismo. Es importante, tanto por tu propio bien como por el bien de los demás, que
hagas un esfuerzo consciente por tomarte las cosas con más calma y llegar a un estado emocional más
equilibrado.
Tu presencia irradia una fuerza tan sobrecogedora que tiende a intimidar a los demás. No es tanto por lo que
haces como por la impresión que das. No temes las confrontaciones, y, si hace falta, estás dispuesto a
luchar hasta la última gota de sangre.
No obstante, a pesar de tu poderoso sentido egocéntrico, eres sensible a las condiciones sociales de tu entorno,
y te esfuerzas para mejorarlas y beneficiar a los menos privilegiados. Sin embargo, también en este terreno
corres el riesgo de ir más allá de los límites razonables y saludables, ya que no descansas hasta que hayas
cumplido con tus metas que tienden a ser indebidamente altas. Debes aprender a utilizar tus energías de
manera constructiva y conocer los mensajes de tu cuerpo. Relájate de vez en cuando. No es una pérdida de
tiempo, sino una inversión en el futuro.

Tu Sol en conjunción a tu Quirón

Es probable que esté dañado tu sentimiento de ser el centro creativo de tu propio mundo, y puede suceder que
conviertas a otra persona en el centro de tu vida. Aunque también puedes estar dotado de un fuerte carisma
que te dará brillo propio: entonces serás el centro de la atención de los demás, muchos te admirarán y te
amarán, normalmente mujeres, pero, sin saber por qué, no podrás reconocerlo ni disfrutarlo; pero puedes
terminar siendo seguidor de otros, proyectando tu individualidad en ellos, y viviendo a su sombra.
Quizás tus padres hayan sido un tanto infantiles y esperado de ti la confirmación de su propio valor,
infligiéndote así la herida del aislamiento, y erradicando tu propia condición de ser único, aprendiendo
desde muy temprano a sobrevivir complaciendo a los demás, reflejando sus aspiraciones y siendo
únicamente lo que a los demás les place. Podrás adoptar entonces muchas máscaras protectoras, pero
sintiéndote ajeno a ti mismo. Lo que se verá es tu falso «yo», mientras que el auténtico quizás esté
escondido en algún rincón, sollozando. Puede ser que tengas necesidad de hacerte ver, y que sólo te
sientas real cuando montes algún espectáculo; quizá seas sensible a la crítica o a los enfrentamientos;
mirando a todas partes en busca de otro espejo, sin hallar más que tu propio reflejo.
Puedes volverte autoritario, inflexible y despreciativo, y necesitar tener siempre la razón. Aunque esto puede
ayudarte a luchar por aquello que quieres en la vida hasta alcanzarlo. Es una buena posición para trabajar
con niños, facilitando su creatividad, o ayudar a otros a cultivar su individualidad hablando de sus
proyectos y objetivos, con respeto, y guardando cierta distancia emocional.

Tu Sol en conjunción a tu Ascendente

Tienes el fuerte deseo de llamar la atención y recibir reconocimiento. No te resulta fácil hacer compromisos,
ya que temes que tal vez tendrías que someterte a la autoridad de otra persona. Sin embargo, tienes una
gran fe en tu capacidad de elevarte por encima de cualquier circunstancia adversa, y, si ves la necesidad,
no dudas en luchar con fuerza bruta por tus intereses.
No te sientes bien hasta que controlas la situación, y eso puede tener consecuencias negativas para tus
relaciones personales, ya que tiendes a dejar poco espacio a los demás. Te conviene relajarte de vez en
cuando y reconocer tus propias limitaciones. No es una debilidad.

Tu Sol en conjunción a tu Medio cielo
Con el Sol en el cenit tienes un fuerte deseo de ocupar una posición visible y, si es posible, de alto rango en la
sociedad. Y posiblemente tendrás éxito, ya que la gente que llega a conocerte, aprecia tus excelentes
aptitudes prácticas y te acepta fácilmente como autoridad o líder.
Sin embargo, corres el riesgo de dar a tu carrera más importancia que a tu familia, lo cual puede causar
problemas en el hogar. Evita llevarte el trabajo a casa, y aparta unas horas fijas para dedicarte a tus seres
queridos.

Tu Sol en oposición a tu Luna

A menudo te encuentras dividido entre el deseo de experimentar un ambiente reconfortante, que te apoya, y la
necesidad de crecer, progresar e impulsarte con tus propios medios. Eres una persona que siempre se
queda en medio, forzada a elegir entre un entorno que te sirve de apoyo, pero no parece progresar, y
nuevas direcciones que producen adelantos, pero que pueden estar a expensas de tu comodidad o bienestar
cotidianos. Tu vida hogareña se encuentra teñida de cierta desarmonía e incluso a veces entra en conflicto
con tu trabajo o actividad profesional. También conflictos o trastornos con el sexo opuesto pueden ser
causa de preocupación; el problema es que te sientes atraído hacia mujeres de gustos e intereses muy
diferentes de los tuyos, y posiblemente también de carácter bastante distinto. Muchas veces te muestras
sensible y emotivo (a veces susceptible), y te resulta difícil sentirte a gusto contigo mismo, lo cual indica
una tensión en el núcleo de tu personalidad. Por otra parte, todo esto puede constituir un incentivo para
lograr nuevos objetivos (sobre todo en el ámbito profesional), en compensación a tus conflictos internos.
Te entusiasmas con cualquier novedad, mientras que las cosas más corrientes, la vida cotidiana, te ahogan.
Para enriquecer tu vida afectiva sería conveniente que empezaras a mirar en tu interior para reconocer tu
necesidad de recibir afecto. No eres tú solamente quien siempre tiene que dar –también tienes el derecho y
debes aprender a recibir un trato afectuoso de los demás–. Relájate y deja aflorar tus sentimientos.

Tu Sol en oposición a tu Marte

Eres fácilmente excitable y tiendes a correr riesgos y recargarte de trabajo. Si no tienes cuidado, tu
disposición precipitada y combativa te puede meter en más de un lío. Te gustan los desafíos, ya que así
tienes la oportunidad de demostrar lo que eres capaz de hacer bajo presión. De hecho, estás buscando la
confrontación constantemente, tal vez para establecer tu superioridad, lo cual indica que en el fondo no te
sientes tan seguro como pareces. Además, cuando actúas de esa manera, tiendes a mostrar cierta falta de
sensibilidad, una cualidad que dificulta establecer relaciones personales satisfactorias. Tus deseos son
intensos, y te gustaría tener una pareja que, aparte de ser buena compañía, pueda ir a tu paso, pero te
conviene reflexionar sobre tu propensión a la fogosidad y hacer un esfuerzo consciente por calmar tus
ánimos y ser más sensible.

Tu Sol en oposición a tu Júpiter

En determinadas situaciones, te resulta difícil tener una visión clara y juzgar con una cabeza fría. Eres
enormemente creativo, y dispones de una gran cantidad de energía y entusiasmo, pero corres el riesgo de
sobrestimar tus posibilidades.
Te conviene reflexionar, antes de hacer promesas que no podrás cumplir. Acepta tus límites, y delega a otros
lo que está más allá de tus capacidades. Sabes utilizar tu encanto para obtener el reconocimiento de los
demás, pero quizá no eres completamente honesto –ni contigo mismo, ni con ellos–, porque tiendes a
doblar la verdad para lograr tus objetivos.
En tus relaciones íntimas eres exigente y esperas recibir todo lo que pidas. Al mismo tiempo, no siempre estás
dispuesto a conceder a tu pareja los privilegios que te concedes a ti mismo. Te gusta viajar, ya que nuevos
lugares implican nueva gente y nuevas distracciones. Probablemente tardarás en decidirte por una relación
definitiva que sea para toda la vida.

Tu Sol en oposición a tu Saturno

Eres defensivo por naturaleza, porque temes el rechazo por parte de los demás. Debido a que tu grado de
autoestima es relativamente bajo, puede que intentes compensar esa deficiencia con un comportamiento
agresivo. Por consiguiente, con frecuencia te encuentras enfrentado con la autoridad, la ley y las
convenciones en general. La causa de tu actitud puede estar en una relación difícil con tu padre, el cual tal
vez no te pudo dar un patrón válido del principio masculino. Los problemas y conflictos en los que te
metas pueden hacer difícil que mantengas una buena imagen de ti mismo. Tienes la tendencia a sentirte
inferior y, a veces, malentendido, abandonado y solo.
La falta de confianza en ti mismo también se hace notar en tus relaciones personales. Tal vez pienses que no
eres aceptado porque no te gusta imponerte; prefieres permanecer apartado. Pero la verdad es que no todo
el mundo aprecia a las personas impresionantes. Necesitas a una persona muy cariñosa y de gran calidad
humana que te acepte tal como eres, que esté a tu lado, te quiera y trabaje contigo para ayudarte a
encontrar tu propio camino.

Tu Sol en oposición a tu Urano

Hay un aspecto de tu personalidad que tiende a la irritabilidad y al nerviosismo, indicando que te convendría
relajarte más a menudo. Temes la competitividad, y sin embargo buscas personas que te desafíen. Debido
a cierta inseguridad sientes la necesidad de tratar con éxito con los demás para confirmar de ese modo tu
propio valor. Probablemente sabes que tienes talento en muchos campos, y de hecho es posible que seas
capaz de igualar la capacidad de la gente situada en altas posiciones de autoridad. Sin embargo, hasta que
no aprendas a llegar a compromisos, te resultará difícil lograr tus metas. Existen otros puntos de vista, y,
aunque no será fácil, trata de escuchar lo que quieren decirte los demás. Todavía hay lecciones que
también tú deberías aprender. Ese rasgo competitivo también se hace notar en tus relaciones amistosas, y
tu comportamiento errático puede distanciarte de tus compañeros y amigos. Los altibajos de tu
temperamento y tu impaciencia con cualquier persona que parezca ser lenta o aburrida te hace poco
apreciado en muchos círculos. Eres muy exigente con tu pareja; aunque tu estilo de vida es excitante y te
gusta la marcha y sentirte libre en todos los sentidos, intentarás controlar a la persona que pretendes amar.
Reflexiona sobre esa actitud tuya que puede ser causa de graves problemas. Relájate. También tu salud se
beneficiará.

Tu Sol en oposición a tu Neptuno

Dispones de una imaginación muy rica y fértil, que te puede ser de gran ayuda en el campo de la creatividad,
pero, debido a que el aspecto entre ambos planetas es tenso, tiendes a ver problemas donde no existen y,
por otro lado, tiendes a ignorar los obstáculos reales y obvios. Ante los retos prefieres rehuir porque no
confías en tus propias habilidades. Cuando te sientes amenazado, no te atreves a actuar permitiendo así a
otros beneficiarse de las oportunidades que, a tu juicio, eran obstáculos. Intenta trabajar por cuenta propia;
tal vez eso te ayudará a volverte más independiente y consciente de tu potencial creativo. Posees ese
potencial, y lo puedes emplear con éxito en cumplir alguna responsabilidad social importante. Aprende a
enfrentarte a la realidad; no permitas que tus emociones te confundan.
En cuanto a tus relaciones, te preocupa la posibilidad de que los demás no te aprecien o se burlen de ti.
También el temor de que la otra persona te vaya a atrapar te hace vacilar en el momento de comprometerte
al nivel de los sentimientos. El resultado es una tensión interna y la sensación de una limitación indebida
de tu personalidad. Es posible que durante tu infancia te hayan decepcionado personas que, de algún
modo, representaban el prototipo de autoridad. Y esto más a causa de la idealización que tu habías hecho
de ellos intentando ignorar sus faltas o defectos reales. Aprende a enfrentarte a la realidad, y no dejes que
tus emociones la coloreen para satisfacer los sentimientos del momento.

Tu Sol en oposición a tu Plutón

Es probable que ya desde tu infancia te vieses enfrentado a figuras de autoridad, especialmente cuando se te
obligó a hacer cosas que estaban en contra de tus deseos o convicciones. Como eras un niño y no estabas
en situación de defenderte, no te quedó otro remedio que someterte y obedecer. Ahora, como resto de esas
experiencias, permanece en ti un cierto sentimiento de amargura y la necesidad de actuar de la misma
manera con otros. Esto te dispone a que tengas roces con personas que se oponen a tu voluntad y que
aparentemente obstaculizan tu crecimiento personal. Con frecuencia te verás enfrentado a este tipo de
situaciones a causa de que, en realidad, lo que deseas es acabar con tus temores de que los demás quieren
dominarte y controlarte. Lógicamente, las otras personas se defienden de tus exigencias de dominio y esto
te ocasionará luchas, y puede que dificulte la realización de tus objetivos personales. Frecuentemente, tu
«prójimo» te teme, y mantiene distancia contigo, aunque tu quieres mantener contactos estrechos, pero a
condición de dominar todas las situaciones. Esta actitud tuya hace difícil que puedas darte completa y
confiadamente a los demás, ya que prefieres que nadie conozca tus pensamientos e intenciones. Como
consecuencia, experimentarás dos tipos de relaciones: en la primera, asumirás el rol dominante; en la otra,
estarás bajo el dominio de una personalidad fascinante y poderosa (de forma parecida a lo que
experimentaste de niño en la relación con tus padres y educadores). No sorprende que normalmente suelas
optar por la primera.
Ante todo esto, si quieres suavizar tus relaciones personales, tienes que aprender a trabajar con tu prójimo y
estar dispuesto a aceptar consejos de personas que saben más que tú en determinados asuntos, o que sean
más objetivos en cuestiones psicológicas. También sería un paso adelante si intentases ofender menos a los
demás con tus exigencias de poder y dejarles más espacio para su crecimiento.
Profesionalmente, tu carácter ambicioso te ayudará a dominar enteramente el campo en el que desarrolles tu
actividad laboral. Sin embargo, no te sorprendas si experimentas periódicamente cambios radicales en tu
vida. Pero no te preocupes demasiado, porque tienes la capacidad de superar cualquier obstáculo y
levantarte del suelo, como el fénix de las cenizas.

Tu Sol en oposición a tu Quirón

Es probable que esté dañado tu sentimiento de ser el centro creativo de tu propio mundo, y puede suceder que
conviertas a otra persona en el centro de tu vida.
Quizás tus padres hayan sido un tanto infantiles y esperado de ti la confirmación de su propio valor,
infligiéndote así la herida del aislamiento, y erradicando tu propia condición de ser único, aprendiendo
desde muy temprano a sobrevivir complaciendo a los demás, reflejando sus aspiraciones y siendo
únicamente lo que a los demás les place. Podrás adoptar entonces muchas máscaras protectoras, pero
sintiéndote ajeno a ti mismo. Lo que se verá es tu falso «yo», mientras que el auténtico quizás esté
escondido en algún rincón, sollozando. Puede ser que tengas necesidad de hacerte ver, y que sólo te
sientas real cuando montes algún espectáculo; quizá seas sensible a la crítica o a los enfrentamientos;
mirando a todas partes en busca de otro espejo, sin hallar más que tu propio reflejo.
Puedes volverte autoritario, inflexible y despreciativo, y necesitar tener siempre la razón. Aunque esto puede
ayudarte a luchar por aquello que quieres en la vida hasta alcanzarlo. Es una buena posición para trabajar
con niños, facilitando su creatividad, o ayudar a otros a cultivar su individualidad hablando de sus
proyectos y objetivos, con respeto, y guardando cierta distancia emocional.

Tu Sol en oposición a tu Ascendente

El Sol en el Descendente, opuesto al Ascendente, indica que eres algo inseguro; por ello sueles buscar
constantemente la aprobación por parte de los demás. En tus relaciones haces un doble esfuerzo para
cumplir con todo lo que, en tu opinión, se espera de ti, porque quieres asegurarte de que tus amigos no
piensen mal de ti. Tienes que independizarte de la seguridad que sentiste en casa de tus padres y transferir
esa necesidad a alguien con quien puedas relacionarte en un nivel muy personal.
No obstante, por lo general, no tienes dificultad en comunicarte con otras personas. De hecho, te gusta estar
entre la gente, y los demás aprecian que no tiendes a imponer tu opinión sino que intentas ver las cosas
también desde su punto de vista. Esta faceta tuya puede ser de gran ayuda en muchas profesiones, porque
a un cliente, por ejemplo, le darás la impresión de que él es la persona más importante del mundo.

Tu Sol en oposición a tu Medio cielo

El Sol en el Nadir, opuesto al Medio cielo, muestra que eres, en primer lugar, una persona hogareña. Los
asuntos familiares tienen más valor para ti que aquellos relacionados con tu carrera profesional. No cabe
duda que esta actitud te puede causar problemas. Te conviene separar tu vida familiar claramente de la
profesional y concentrarte durante el horario laboral únicamente en tu trabajo.

Tu Sol en cuadratura a tu Luna
Existe una falta de armonía entre tu ambiente y tus ambiciones; no es fácil para ti unir la vida cotidiana con
los aspectos ásperos de la existencia. A veces, te sobrevaloras, e inmediatamente después, te muestras
indeciso e inestable. Lo que más necesitas no siempre está cerca para que llegues a lograr el progreso que
deseas. E incluso, cuando el apoyo está allí, no consigues la dirección que necesitas tomar. Puede que no
estés seguro de adónde quieres ir, algo así como encontrarte «en disposición de ir, pero te preguntas qué
camino tomar».
Para armonizar tus turbulencias internas, lo ideal para ti es una pareja que te aporte cierto equilibrio y te
ayude a nivelar los cambios de humor; es probable que en ella halles la paz y la armonía que echaste a
faltar en el hogar paterno. Esto no significa que tus padres se llevaran mal, sino que, en tu infancia, tenías
tendencia a ver conflictos entre ellos. El resultado es que –según el caso– preferías el lado masculino o
femenino y te sentías mucho más identificado con tu padre o con tu madre. Has de hacer algún esfuerzo
por considerar la masculinidad o la feminidad según un enfoque adecuado, y no ver en el sexo opuesto
sólo el origen de tus problemas.
A lo largo de tu vida puede que te encuentres en situaciones que dan cauce a variaciones favorables y
desfavorables; puede que seas muy del gusto de algunos y en extremo hostigado por otros. Podríamos
definir esta situación como una lucha entre aquello que busca hacerte crecer (y quizá te mima) y tus
ambiciones: una gran necesidad de tener éxito y ser todo lo puedes llegar a ser. La lucha en este caso
consiste en tratar de integrar esas partes opuestas que viven en tu interior para poder fortalecer y
desarrollar tu personalidad.

Tu Sol en cuadratura a tu Marte

Te resulta difícil emplear tus fuerzas físicas e intelectuales con moderación. Tiendes a excitarte ante la más
mínima provocación y reaccionar de una forma precipitada o exagerada, a veces incluso combativa. Tus
amigos reconocen que tienes entusiasmo y energía en abundancia, pero también saben que tienes la
tendencia a ponerte tenso, especialmente cuando tus esfuerzos no producen los resultados esperados. Es en
estas situaciones cuando debes cultivar paciencia y mesura; no te dejes llevar por la ira (probablemente
una de tus peores enemigas), y trata de evitar reaccionas violentas. Encuentras complicado pararte un
momento y relajarte, porque siempre estás en marcha haciendo cosas. Tu impulsividad puede hacerse
agresiva y conducirte a disputas y enfrentamientos que se podrían evitar con un poco más de serenidad.
Esta tendencia se agudiza ante la gente que representa cualquier forma de autoridad o poder, y lo más
probable es que te desentiendas pasando de la autoridad.
Tus deseos sexuales son fuertes, pero muchas veces anhelas lo que no puedes tener, o ya no te interesa lo que
tienes. Por ello, te conviene sublimarlas al máximo mediante actividades espirituales, intelectuales o
artísticas para evitar frustraciones.

Tu Sol en cuadratura a tu Júpiter

Tiendes a ser extremamente inmoderado en lo que se refiere a tus acciones y actitudes. Lo sabes, y te molesta.
Debes aprender a examinar bien tus prioridades antes de actuar, para no malgastar tu valioso tiempo y
energía. Tiendes a abarcar demasiado y, por consiguiente, luego te encuentras con una situación que ya se
ha ido de tus manos. Te sientes obstinadamente convencido de que puedes lograr todo lo que te has
propuesto, sin la autodisciplina necesaria. Sólo la experiencia podrá subyugar esa arrogancia tuya y
hacerte comprender que todo el mundo depende en alguna medida de otros.
Una vez que has aprendido a aceptar la realidad y dispones de cierto grado de autocontrol, la puerta que
conduce al éxito está abierta, con un vasto abanico de posibilidades: la educación, los medios de
comunicación, el teatro, el derecho, la filosofía o relaciones públicas. Los problemas que encuentres en tu
camino pueden convertirse en la mayor fuente de tu crecimiento si estás dispuesto a aprender de tus
errores. Eres hábil en manipular a la gente en sus situaciones emocionales, y no dudas de aprovecharte de
sus debilidades. Incluso, a veces tuerces un poco la verdad para lograr tus objetivos, lo cual te puede traer
complicaciones posteriores. Tiendes a tentar la suerte, pero se espera que, con la experiencia, aprenderás a
ser más prudente. La autoindulgencia es básicamente la causa de tus problemas físicos. El exceso de buena
comida y bebida, y otros placeres, es un peligro, y debes intentar ser más equilibrado y moderado. Evita
actuar por impulso, ya que esta combinación planetaria te inclina a tener accidentes, especialmente
haciendo deporte.
Tu Sol en cuadratura a tu Saturno

El contacto tenso entre el Sol y Saturno indica que tuviste que resolver muchos conflictos referente a tu
autoestima durante tus primeros años e, incluso, como persona adulta. Por tu naturaleza defensiva, tienes
miedo a ser rechazado por parte de personas que consideras superiores. No te será fácil tener éxito, porque
subestimas tu potencial, y no afirmas tu presencia cuando deberías hacerlo. Debes cultivar la disposición a
sufrir el dolor del rechazo y a la frustración de no lograr tus objetivos; entonces aprenderásde esas
experiencias , y con el paso del tiempo podrás hacer los planes adecuados para tener éxito.
Posees las cualidades necesarias para poder obtener logros en los campos de la enseñanza, de la filosofía, del
derecho o cualquier profesión que precise la aplicación metódica de conocimiento y la experiencia, pero es
probable que te cueste mucho trabajo. Así pues, ten paciencia, y no te desanimes.
También tus relaciones personales sufren de la falta de confianza en ti mismo. Es probable que en tu infancia
pensases que tu compañía no era bienvenida porque no eras tan activo como los otros niños. Sin embargo,
más tarde comprendiste que no todo el mundo admira personas de carácter fogoso y que sí pudiste
relacionarte con mucha gente. Te conviene elegir una pareja que te vaya a aceptar tal y como eres, alguien
que reconozca que tu potencial es mucho más grande de lo que tú crees, y que tenga fe en ti.
Trata de mantener una visión positiva de la vida. Hablando con las personas a las que admiras, descubrirás
que todo el mundo tiene que luchar contra ansiedades y miedos.

Tu Sol en cuadratura a tu Urano

Hay una faceta de tu personalidad que tiende a la rebeldía y al enfrentamiento con el poder. Insistes en que te
dejen hacer lo que tú quieras, incluso cuando sabes muy bien que estás equivocado. No sería de extrañar
que tuvieras en tu historial alguna que otra escaramuza con la autoridad establecida. Intenta superar la idea
de que los demás quieren obstaculizar tus esfuerzos o que otros reciben un mejor trato que tú. De lo
contrario, preferirás permanecer solo, como un rebelde al margen de la sociedad. Sentirás el impulso, la
necesidad de separarte de la masa, lo que puede conducirte a terminar completamente aislado, una
situación que ya no te va a gustar tanto.
Aunque tienes muchos amigos, son principalmente aquellas personas que están dispuestas a subordinarse a tu
voluntad, una faceta tuya que puede también influir negativamente en tus relaciones más íntimas. Exiges
la subordinación, pero pierdes el respeto por la persona que te obedece. En realidad, tienes necesidad de
buena compañía, de tener a tu lado una persona cálida y comprensiva que comparta tu vida y lime con
afecto tus asperezas con lo socialmente establecido; pero tienes que ajustar tu modo de ser para atraerla y
lograr una satisfacción emocional duradera.

Tu Sol en cuadratura a tu Neptuno

Tienes miedo de perder el control y, por lo tanto, no te atreves a sumergirte en el mundo de tu subconsciencia
y dejarte llevar por tu imaginación sin ponerte obstáculos y cortapisas. Vacilas a la hora de confiar en tus
propias intuiciones y en lo que te dicta tu corazón. Sin duda tienes mucha imaginación y ansiedad por
expresar tu potencial creativo, pero te resulta difícil hacerlo, porque tiendes a huir de la realidad. Debes
definir tus ambiciones dentro del marco de tus posibilidades.
Tu naturaleza sensible te impide desafiar a aquellos que podrían competir contigo, porque, por un lado, no
estás seguro de tu capacidad de tener éxito, y, por otro lado, no quieres ser responsable de herir los
sentimientos de nadie. Aprende a aceptar la realidad tal y como es, y trata de amarte un poco más a ti
mismo para no continuar siempre tocando la segunda flauta.
En cuanto a tus relaciones, eres extremamente vulnerable, y te preocupa la posibilidad de que otros intenten
abusar de ti. Estás preparado para la huida nada más detectar que alguien quiere explotarte, y así has
construido un verdadero muro de defensa alrededor de la parte emocional de tu psique. El resultado es una
tensión interna tremenda y la sensación de una limitación indebida de tu personalidad. Es posible que
durante tu infancia te hayan decepcionado personas que, de algún modo, representaban el prototipo de
autoridad. Y esto sucede más por causa de la idealización que tu habías hecho de ellos intentando ignorar
sus faltas o defectos reales.

Tu Sol en cuadratura a tu Plutón
La palabra «moderación» no existe en tu diccionario. Si las cosas van en contra de tus deseos o expectativas,
sientes una frustración tan intensa que finalmente necesitas ventilarla –y estallas–. Sería mejor no estar
cerca de ti cuando eso ocurra.
Es probable que experiencias de este tipo te hayan conducido a la conclusión de que es mejor adelantarse a
una posible frustración y que el ataque es la mejor defensa. No hay duda, sin embargo, de que no existen
muchas personas dispuestas a tolerar esa clase de conducta, y es probable que por esta razón incluso tus
amigos mantengan una cierta distancia de ti.
Posees un potencial enorme de realizar proyectos ambiciosos, pero debes reconocer que otros también tienen
talento y merecen el reconocimiento por su participación.
Tus relaciones personales sufren debido a tus intentos de dominarlas y exigir a la otra persona la sumisión
incondicional a tus deseos. Parece que solamente las crisis pueden ayudarte a reconocer tus límites. Debes
aprender a subyugar tu poderoso ego. La moderación en todas sus variantes es siempre algo positivo para
ti.

Tu Sol en cuadratura a tu Quirón

Es probable que esté dañado tu sentimiento de ser el centro creativo de tu propio mundo, y puede suceder que
conviertas a otra persona en el centro de tu vida. Aunque también puedes estar dotado de un fuerte carisma
que te dará brillo propio: entonces serás el centro de la atención de los demás, muchos te admirarán y te
amarán, normalmente mujeres, pero, sin saber por qué, no podrás reconocerlo ni disfrutarlo; pero puedes
terminar siendo seguidor de otros, proyectando tu individualidad en ellos, y viviendo a su sombra.
Quizás tus padres hayan sido un tanto infantiles y esperado de ti la confirmación de su propio valor,
infligiéndote así la herida del aislamiento, y erradicando tu propia condición de ser único, aprendiendo
desde muy temprano a sobrevivir complaciendo a los demás, reflejando sus aspiraciones y siendo
únicamente lo que a los demás les place. Podrás adoptar entonces muchas máscaras protectoras, pero
sintiéndote ajeno a ti mismo. Lo que se verá es tu falso «yo», mientras que el auténtico quizás esté
escondido en algún rincón, sollozando. Puede ser que tengas necesidad de hacerte ver, y que sólo te
sientas real cuando montes algún espectáculo; quizá seas sensible a la crítica o a los enfrentamientos;
mirando a todas partes en busca de otro espejo, sin hallar más que tu propio reflejo.
Puedes volverte autoritario, inflexible y despreciativo, y necesitar tener siempre la razón. Aunque esto puede
ayudarte a luchar por aquello que quieres en la vida hasta alcanzarlo. Es una buena posición para trabajar
con niños, facilitando su creatividad, o ayudar a otros a cultivar su individualidad hablando de sus
proyectos y objetivos, con respeto, y guardando cierta distancia emocional.

Tu Sol en cuadratura a tu Ascendente

Muchas veces no te das cuenta de que tu manera de expresarte provoca una reacción negativa en los demás.
Tu manera de ser es tajante, y los métodos que empleas para ganarte la aprobación de la gente no son
realmente eficaces para contrarrestar la falta de sinceridad que sospechan de ti. Pregúntaselo a tu mejor
amigo, porque es probable que rechaces lo que se dice aquí. Hacer compromisos no es lo tuyo, y lo haces
únicamente cuando no te queda otra alternativa. Tienes una tremenda incapacidad de enfrentarte a los
hechos que tratan sobre ti mismo, aunque para los demás éstos son una penosa realidad, clara como el
agua. Te gustaría ser apreciado y amado, y la única manera de lograrlo es ser menos agresivo y más
modesto. Es mejor atraer que demandar sumisión.

Tu Sol en cuadratura a tu Medio cielo

Te preocupas demasiado por tu apariencia, es decir cómo te muestras a los demás. Esa sobrevaloración de la
vida social, puede interponerse tanto en tu trabajo como en tu vida familiar. Corres el riesgo de que tu
tendencia a lo superficial y a la vida en sociedad te cueste disgustos en tu carrera y en tu hogar.

Tu Sol en trígono a tu Luna

El Sol y la Luna formaron un aspecto armónico en el momento de tu nacimiento, una configuración
afortunada que promete que siempre se te ofrecerán oportunidades de crecer y progresar en la vida.
Superas con facilidad cualquier dificultad, y siempre puedes encontrar a mano aquello que necesitas.
Además, sabes utilizarlo adecuadamente; por consiguiente, te sueles sentir feliz y tranquilo en casi todas
las situaciones. Siempre puedes encontrar a mano aquello que necesitas y, además, sabes utilizarlo
adecuadamente. Tus sentimientos refuerzan la expresión de lo mejor de ti y de tus propósitos y objetivos
más importantes: un gran equilibrio interior y un sano sentido común. Tu visión interna, junto con tu
habilidad para ver el «mundo», hace que frecuentemente te encuentres resolviendo algún problema de
otros o ayudando a alguien. Podría ser que tuvieras un don especial para servir de puente entre las
generaciones, acercando la gente mayor a los jóvenes. Así pues, sabes sacar provecho de las situaciones,
incluso cuando no estés familiarizado con ellas.
Dispones también del potencial necesario para asumir cargos de responsabilidad, ya que sabes imponer tu
voluntad, al mismo tiempo que muestras comprensión con los deseos y necesidades de tus colaboradores o
empleados. Te resulta fácil entablar relaciones, tanto con hombres como con mujeres, y es probable que
obtengas cierta popularidad. De pequeño probablemente existiese una relación armónica con tus padres, lo
que siente una sólida base para que no hayan graves problemas en la relación de pareja, además de que
ésta suele prestarte ayuda directa y compartir tus intereses. Tu amor por los animales, niños, personas
mayores, necesitados y oprimidos en general, te hará popular, muy sociable, de amistades fieles y sinceras,
y sobre todo con un gran equilibrio, tanto interno como externo.

Tu Sol en trígono a tu Marte

Sabes muy bien canalizar tu abundante energía física e intelectual para lograr tus metas. Consciente de tu
elevada capacidad de trabajo, te enfrentas a cualquier tarea con determinación y coraje. Estás convencido
de un final exitoso –por supuesto, sin trampas ni trucos–. Puedes estar orgulloso de tu espíritu deportivo,
porque siempre luchas de un modo limpio, ya que no te hace falta recurrir a métodos deshonestos para
ganar a un competidor. Gracias a tu carácter activo, pero no amenazador, caes bien a todo el mundo, y, por
lo tanto, puedes tener un amplio abanico de amistades. Tus amigos y conocidos aprecian de ti que los
aceptas tales y como son, y que siempre estás dispuesto a echar una mano. Sabes adaptarte y ajustar tus
deseos para animar una relación con alguien que parece cumplir tus expectaciones de una buena pareja.
Eres franco y honrado en tus relaciones personales, y esperas de la otra persona lo mismo. Si alguien se
atreve a engañarte, tendrá que enfrentarse a tu controlada pero implacable ira vengativa.

Tu Sol en trígono a tu Júpiter

Eres algo «perezoso» en cuanto a los retos de la vida se refiere. Te encuentras satisfecho viviendo
cómodamente, sin grandes complicaciones, en vez de buscar desafíos o responsabilidades, aunque no te
falta ni el potencial ni el talento para tomar el peso de responsabilidades o enfrentarte a problemas. Eres
un optimista nato, porque tienes fe en que una inteligencia superior está guiando tu camino.
Te resulta fácil relacionarte con otras personas, especialmente con niños o gente joven, en parte porque no
eres muy exigente con ellos, igual como tampoco lo eres contigo mismo. Por otro lado, eres vulnerable a
que otros se aprovechen de tu buena voluntad. En tu pareja y tus amigos aprecias sobre todo carácter, buen
gusto y un fuerte sentido común.

Tu Sol en trígono a tu Saturno

El contacto fluido entre el Sol y Saturno te confiere una verdadera pasión por la ciencia y las leyes de la
naturaleza. Eres un trabajador infatigable, con una determinación fuera de lo común y la habilidad para
trazar grandes proyectos y llevarlos a cabo. Eres capaz de un pensamiento profundo y esmerado, y tus
acciones suelen ser prudentes y bien planificadas. Gracias a tus inclinaciones conservadoras te resulta fácil
entenderte con personas mayores y respetables, lo que puede ser de gran beneficio para ti.
En tus relaciones personales valoras cualidades similares, es decir, te gusta una persona ordenada, responsable
y disciplinada, una persona realista que no dude en sacrificar sus propios intereses para lograr metas
comunes.

Tu Sol en trígono a tu Urano

Tienes cierta capacidad de liderazgo, ya que dispone de enormes recursos creativos y la inspiración necesaria
para llevarlos a la práctica. Tu magnetismo personal atrae a la gente; se sienten a gusto en tu compañía, y
este hecho, que te da la oportunidad de ocuparte en servicios al prójimo, te brinda mucha satisfacción. El
saber que has contribuido a la elevación espiritual de otros es toda la remuneración que necesitas.
Afortunadamente, tus propios logros no te impresionan demasiado porque eres consciente de tus ventajas
y desventajas. Así pues, nadie te puede culpar de ser egocéntrico. La verdad es que la gente se siente
atraída hacia ti porque muestras más interés en ellos que en ti mismo. Les das el entusiasmo que muchas
veces están buscando, y tu interés por sus problemas es sin duda alguna auténtico. Por supuesto, la
persona a la que amas comparte con agradecimiento tu optimismo y entusiasmo. Expresas tus sentimientos
abiertamente lo cual hace la relación fácil y fluida.

Tu Sol en trígono a tu Neptuno

Estás dotado de múltiples talentos en diversos ámbitos artísticos y creativos (música, pintura, literatura,
danza, teatro...); sin embargo, es probable que te resulte difícil concentrarte y disciplinarte en la medida
suficiente para convertirte en maestro de algo en lugar de tener muchos oficios pero no dominar ninguno.
Las ideas te brotan fácil y naturalmente, y las adoptas con entusiasmo, pero sólo para dejarlas rápidamente
de lado cuando otras nuevas vienen a reemplazarlas. Parece ser que falten en tu vida el compromiso y la
perseverancia, y que tu energía se fragmenta al orientarse en demasiadas direcciones a la vez.
Gracias a tu intuición penetras con facilidad en los seres que te rodean y «sientes» sus motivaciones, lo cual
puede ser causa de que la atmósfera de tu entorno influya mucho en tu estado de ánimo y en tu bienestar.
El reto consiste en clarificar la dirección en que has de seguir. Una vez que lo veas claro, deberías ser
capaz de encauzar tus energías y talentos hacia el logro de tus objetivos. Puede que tengas la necesidad de
ser más práctico, para no desperdiciar tus talentos y acabar siendo un «soñador visionario», corriendo tras
tu propia imaginación, sin que llegues jamás a contenerla dentro de una forma concreta.
En tus relaciones personales valoras la libertad emocional y la confianza como componentes naturales del
ideal del amor romántico. Tiendes a ser emocionalmente fiel y a dar prioridad a las virtudes de un entorno
familiar cercano y afectuoso. Tu empatía se suma a los sentimientos de proximidad con tu familia y tus
amigos, con quienes te sientes muy identificado.

Tu Sol en trígono a tu Plutón

Destacas por tu coraje y tus esfuerzos determinados por efectuar cambios en tu entorno. Te preocupa la vida
de los demás, y te sientes «llamado» para resolver los problemas sociales de la gente menos privilegiada.
De hecho, te encantan las situaciones desafiantes donde puedas demostrar tus cualidades creativas y de
liderazgo. Gracias a tu sexto sentido captas lo esencial de una situación en un instante, y si se presenta una
crisis no tardas en tener la solución a mano. Parece que tu baúl de recursos no tiene fondo, ya que siempre
sacas algo nuevo y sorprendentemente útil cuando es necesario.
De modo similar, sabes manejar muy bien tu economía, y sabes arreglártelas con relativamente poco,
cubriendo las necesidades esenciales con cualquier presupuesto. Eres experto en separar lo esencial de lo
superfluo, y eres un buen consejero en lo que se refiere a cuestiones financieras, lo cual podría ser una
buena opción a nivel profesional.

Tu Sol en trígono a tu Quirón

Puedes estar dotado de un fuerte carisma que te dará brillo propio: entonces serás el centro de la atención de
los demás, muchos te admirarán y te amarán, normalmente mujeres, pero, sin saber por qué, no podrás
reconocerlo ni disfrutarlo.
Quizás tus padres hayan sido un tanto infantiles y esperado de ti la confirmación de su propio valor,
infligiéndote así la herida del aislamiento, y erradicando tu propia condición de ser único, aprendiendo
desde muy temprano a sobrevivir complaciendo a los demás, reflejando sus aspiraciones y siendo
únicamente lo que a los demás les place. Podrás adoptar entonces muchas máscaras protectoras, pero
sintiéndote ajeno a ti mismo. Lo que se verá es tu falso «yo», mientras que el auténtico quizás esté
escondido en algún rincón, sollozando. Puede ser que tengas necesidad de hacerte ver, y que sólo te
sientas real cuando montes algún espectáculo; quizá seas sensible a la crítica o a los enfrentamientos;
mirando a todas partes en busca de otro espejo, sin hallar más que tu propio reflejo.
Tienes capacidad para luchar por aquello que quieres en la vida hasta alcanzarlo. Es una buena posición para
trabajar con niños, facilitando su creatividad, o ayudar a otros a cultivar su individualidad hablando de sus
proyectos y objetivos, con respeto, y guardando cierta distancia emocional.

Tu Sol en trígono a tu Ascendente

Eres generoso –tanto con los demás como contigo mismo–. La generosidad con los demás es sin duda una
buena cualidad, pero la generosidad con la propia persona es una espada de doble filo, ya que introduce un
elemento de pereza y pasividad en la vida.
Posees el potencial y la vitalidad para llevar al éxito cualquier empresa, y también tienes plena confianza en
tus habilidades, pero a veces te falta la iniciativa para poner en marcha un proyecto. En cierto modo,
piensas que las cosas se desarrollarán por si solas; como consecuencia, tiendes a ser demasiado relajado
pensando que te sobra el tiempo. No te gusta que se critique a tus esfuerzos. En tu opinión, lo estás
haciendo bien, y en la mayoría de los casos tienes razón.
Te importa tu futuro, y, por lo tanto, procuras tomar precauciones para asegurarte una vejez tranquila y segura,
libre de preocupaciones.
No será difícil para ti encontrar una persona que comparta tu entusiasmo por la buena vida; esa relación será
un importante ímpetu para esforzarte por tus metas y lograr una seguridad económica.

Tu Sol en trígono a tu Medio cielo

Te resulta fácil compaginar tu vida privada con tu carrera. Sabes separar tu vida profesional claramente de la
familiar y concentrarte durante el horario laboral únicamente en tu trabajo. Por consiguiente, te llevas bien
con tus superiores, y siempre sabes sacar el máximo provecho de tus aptitudes. No obstante, nunca te
olvidas dedicar el tiempo suficiente a tus seres queridos para atender a todas sus necesidades.

Tu Sol en sextil a tu Luna

El Sol y la Luna formaron un aspecto armónico en el momento de tu nacimiento, una configuración
afortunada que promete que siempre se te ofrecerán oportunidades de crecer y progresar en la vida.
Superas con facilidad cualquier dificultad, y siempre puedes encontrar a mano aquello que necesitas.
Además, sabes utilizarlo adecuadamente; por consiguiente, te sueles sentir feliz y tranquilo en casi todas
las situaciones. Siempre puedes encontrar a mano aquello que necesitas y, además, sabes utilizarlo
adecuadamente. Tus sentimientos refuerzan la expresión de lo mejor de ti y de tus propósitos y objetivos
más importantes: un gran equilibrio interior y un sano sentido común. Tu visión interna, junto con tu
habilidad para ver el «mundo», hace que frecuentemente te encuentres resolviendo algún problema de
otros o ayudando a alguien. Podría ser que tuvieras un don especial para servir de puente entre las
generaciones, acercando la gente mayor a los jóvenes. Así pues, sabes sacar provecho de las situaciones,
incluso cuando no estés familiarizado con ellas.
Dispones también del potencial necesario para asumir cargos de responsabilidad, ya que sabes imponer tu
voluntad, al mismo tiempo que muestras comprensión con los deseos y necesidades de tus colaboradores o
empleados. Te resulta fácil entablar relaciones, tanto con hombres como con mujeres, y es probable que
obtengas cierta popularidad. De pequeño probablemente existiese una relación armónica con tus padres, lo
que siente una sólida base para que no hayan graves problemas en la relación de pareja, además de que
ésta suele prestarte ayuda directa y compartir tus intereses. Tu amor por los animales, niños, personas
mayores, necesitados y oprimidos en general, te hará popular, muy sociable, de amistades fieles y sinceras,
y sobre todo con un gran equilibrio, tanto interno como externo.

Tu Sol en sextil a tu Marte

Dispones de tanta energía que podrías hacer el trabajo de dos personas. Sueles manifestar tu opinión con
cierta intensidad cuando estás convencido de algo, pero al mismo tiempo estás abierto a las sugerencias de
los demás comprendiendo que sus ideas son probablemente tan válidas como las tuyas. La comunicación
es tu lado fuerte, y, aunque puedes ser un tanto intenso en tus expresiones, sabes relacionarte de una
manera tan refinada que los demás no suelen sentirse amenazados. Rara vez eres defensivo, porque estás
bien seguro de lo que sabes. Buscas la compañía de personas suaves que pueden compensar por tu
agresividad, y aunque tus deseos físicos son bastante fuertes, prefieres conocer a una persona bien antes de
iniciar una relación íntima.

Tu Sol en sextil a tu Júpiter

Posees un espíritu filosófico, curioso y muy entusiasta a la hora de tratar de lograr tus objetivos. Conoces tu
capacidad y tienes confianza en tus habilidades, pero cuidado: aunque eres consciente de tus límites,
tiendes a tentar a la suerte, lo cual puede provocar situaciones peligrosas. La comunicación es un campo
donde podrías destacar; tus discursos suelen ser claros y persuasivos, y nunca te falta un tema interesante
sobre que hablar. También dispones de un misterioso sentido de la justicia junto con una habilidad innata
para interpretar la ley, sea ésta natural o hecha por el hombre, y es posible que eso se manifieste en la
forma que tienes de mostrar a los demás el camino por el que deben ir o la forma de resolver los
problemas de sus vidas. Tienes un buen olfato para coger al vuelo las oportunidades que ofrece la vida. Te
sientes inclinado a relacionarte con personas que ostentan optimismo, coraje y autoridad y que, además,
tienen experiencia.

Tu Sol en sextil a tu Saturno

El contacto fluido entre el Sol y Saturno te confiere una verdadera pasión por la ciencia y las leyes de la
naturaleza. Eres un trabajador infatigable, con una determinación fuera de lo común y la habilidad para
trazar grandes proyectos y llevarlos a cabo. Eres capaz de un pensamiento profundo y esmerado, y tus
acciones suelen ser prudentes y bien planificadas. Gracias a tus inclinaciones conservadoras te resulta fácil
entenderte con personas mayores y respetables, lo que puede ser de gran beneficio para ti.
En tus relaciones personales valoras cualidades similares, es decir, te gusta una persona ordenada, responsable
y disciplinada, una persona realista que no dude en sacrificar sus propios intereses para lograr metas
comunes.

Tu Sol en sextil a tu Urano

Mantener los canales de comunicación siempre abiertos es algo importante para ti. Te gusta compartir tus
experiencias con los demás, y esperas que ellos hagan lo mismo. La vida te fascina, y debido a que tu
mente está siempre activa, buscando nuevas experiencias, la palabra «aburrimiento» no existe en tu
vocabulario. Para ti todo tiene un significado, e incluso de los incidentes negativos sabes sacar algo
positivo. En consecuencia, rara vez te encuentras desanimado o deprimido.
Te interesa cualquier profesión que tenga como propósito mejorar la condición de la gente, y la enseñanza
podría ser uno de los caminos más indicados para lograr esa meta facilitando la expresión de tu
pensamiento original y vanguardista.
En tus relaciones personales prefieres a las personas abiertas y progresivas, y tu don para comprender con
facilidad la naturaleza humana puede ser de gran ayuda a la hora de buscar pareja. Aunque eres tolerante
con los errores, te puedes desapegar con facilidad de cualquier persona que te ha decepcionado.

Tu Sol en sextil a tu Neptuno

Posees un gran potencial creativo, y eres consciente de ello. De hecho, sabes perfectamente que podrías ser un
potente instrumento en aliviar el sufrimiento de la gente, pero prefieres dejar el peso de efectuar cambios
sociales a aquellos que tienen la necesaria fuerza y determinación. Si puedes ser de ayuda –bien–, pero
tomar la iniciativa no es lo tuyo.
Tu capacidad profesional es variada, y cualquier ocupación relacionada con las bellas artes, la palabra escrita,
la educación, los medios de comunicación o la medicina sería un campo ideal para tu imaginación creativa
en beneficio de ti mismo y de los demás.
La persona que comparta tu vida quizá tenga que hacer un esfuerzo para mantenerse al nivel del ideal que
tienes de ella y, también, para sujetarte firmemente al suelo y alejarte de las distracciones ilusorias. Te
gustaría tener alguien a tu lado que se deleite explorando contigo el lado misterioso de la realidad y la
vida, mirando más allá de la superficie de las cosas, porque tú sabes intuitivamente que la realidad externa
no es todo.
Tu Sol en sextil a tu Plutón

Destacas por tu coraje y tus esfuerzos determinados por efectuar cambios en tu entorno. Te preocupa la vida
de los demás, y te sientes «llamado» para resolver los problemas sociales de la gente menos privilegiada.
De hecho, te encantan las situaciones desafiantes donde puedes demostrar tus cualidades creativas y de
liderazgo. Gracias a tu sexto sentido captas lo esencial de una situación en un instante, y si se presenta una
crisis no tardas en tener la solución a mano. Parece que tu baúl de recursos no tiene fondo, ya que siempre
sacas algo nuevo y sorprendentemente útil cuando es necesario.
De modo similar, sabes manejar muy bien tu economía, y sabes arreglártelas con relativamente poco,
cubriendo las necesidades esenciales con cualquier presupuesto. Eres experto en separar lo esencial de lo
superfluo, y eres un buen consejero en lo que se refiere a cuestiones financieras, lo cual podría ser una
buena opción a nivel profesional.

Tu Sol en sextil a tu Quirón

Puedes estar dotado de un fuerte carisma que te dará brillo propio: entonces serás el centro de la atención de
los demás, muchos te admirarán y te amarán, normalmente mujeres, pero, sin saber por qué, no podrás
reconocerlo ni disfrutarlo.
Quizás tus padres hayan sido un tanto infantiles y esperado de ti la confirmación de su propio valor,
infligiéndote así la herida del aislamiento, y erradicando tu propia condición de ser único, aprendiendo
desde muy temprano a sobrevivir complaciendo a los demás, reflejando sus aspiraciones y siendo
únicamente lo que a los demás les place. Podrás adoptar entonces muchas máscaras protectoras, pero
sintiéndote ajeno a ti mismo. Lo que se verá es tu falso «yo», mientras que el auténtico quizás esté
escondido en algún rincón, sollozando. Puede ser que tengas necesidad de hacerte ver, y que sólo te
sientas real cuando montes algún espectáculo; quizá seas sensible a la crítica o a los enfrentamientos;
mirando a todas partes en busca de otro espejo, sin hallar más que tu propio reflejo.
Tienes capacidad para luchar por aquello que quieres en la vida hasta alcanzarlo. Es una buena posición para
trabajar con niños, facilitando su creatividad, o ayudar a otros a cultivar su individualidad hablando de sus
proyectos y objetivos, con respeto, y guardando cierta distancia emocional.

Tu Sol en sextil a tu Ascendente

Tu manera de tratar con la gente es encantadora, y probablemente tengas muchos amigos y contactos sociales.
Pero no buscas la amistad de los demás para aprovecharte, sino lo que te importa es simplemente una
relación amistosa sincera. Siempre eres honesto y franco en tus tratos. Detestas la hipocresía y el engaño.
Si alguien emplea esos métodos en relación contigo, cortas la relación, y será muy difícil para esa persona
ganar otra vez tu confianza. Tu buen sentido del humor y tu habilidad para conversar sobre un amplio
espectro de temas son cualidades muy atractivas. Por lo tanto, los demás no solamente suelen sentirse a
gusto en tu compañía, sino también prestarte atención cuando hablas.

Tu Sol en sextil a tu Medio cielo

Te resulta fácil compaginar tu vida privada con tu carrera. Sabes separar tu vida profesional claramente de la
familiar y concentrarte durante el horario laboral únicamente en tu trabajo. Por consiguiente, te llevas bien
con tus superiores, y siempre sabes sacar el máximo provecho de tus aptitudes. No obstante, nunca te
olvidas dedicar el tiempo suficiente a tus seres queridos para atender a todas sus necesidades.

Tu Sol en semisextil a tu Luna

El Sol y la Luna formaron un aspecto armónico en el momento de tu nacimiento, una configuración
afortunada que promete que siempre se te ofrecerán oportunidades de crecer y progresar en la vida.
Superas con facilidad cualquier dificultad, y siempre puedes encontrar a mano aquello que necesitas.
Además, sabes utilizarlo adecuadamente; por consiguiente, te sueles sentir feliz y tranquilo en casi todas
las situaciones. Siempre puedes encontrar a mano aquello que necesitas y, además, sabes utilizarlo
adecuadamente. Tus sentimientos refuerzan la expresión de lo mejor de ti y de tus propósitos y objetivos
más importantes: un gran equilibrio interior y un sano sentido común. Tu visión interna, junto con tu
habilidad para ver el «mundo», hace que frecuentemente te encuentres resolviendo algún problema de
otros o ayudando a alguien. Podría ser que tuvieras un don especial para servir de puente entre las
generaciones, acercando la gente mayor a los jóvenes. Así pues, sabes sacar provecho de las situaciones,
incluso cuando no estés familiarizado con ellas.
Dispones también del potencial necesario para asumir cargos de responsabilidad, ya que sabes imponer tu
voluntad, al mismo tiempo que muestras comprensión con los deseos y necesidades de tus colaboradores o
empleados. Te resulta fácil entablar relaciones, tanto con hombres como con mujeres, y es probable que
obtengas cierta popularidad. De pequeño probablemente existiese una relación armónica con tus padres, lo
que siente una sólida base para que no hayan graves problemas en la relación de pareja, además de que
ésta suele prestarte ayuda directa y compartir tus intereses. Tu amor por los animales, niños, personas
mayores, necesitados y oprimidos en general, te hará popular, muy sociable, de amistades fieles y sinceras,
y sobre todo con un gran equilibrio, tanto interno como externo.

Tu Sol en semisextil a tu Mercurio

Tu mente parece «brillar con luz propia», porque tu capacidad analítica es penetrante, y entiendes las cosas
con rapidez. Te fascinan las tareas en las que puedes utilizar tus facultades intelectuales, y casi siempre
encuentras soluciones, incluso a los problemas más difíciles. Sabes comunicar tus conclusiones con
facilidad y convicción, y tus interlocutores están dispuestos a aceptar tu punto de vista, ya que tus palabras
son convincentes sin ser amenazadoras.
Gracias a tu trato personal y amable, sueles tener muchas amistades; especialmente entre la gente mayor o
personas que ocupan puestos de autoridad. Podrías tener éxito en profesiones que precisan el contacto
humano, ya que la gente se siente a gusto en tu presencia gracias a tu radiante optimismo y a tu sonrisa
que muestra al mundo que eres una persona amigable y sin grandes preocupaciones.

Tu Sol en semisextil a tu Venus

Te resulta fácil compadecerte de la gente, y los demás te agradecen que te preocupes por ellos. Por otro lado,
entiendes y valoras a las personas que tienen más experiencia que tú, y sabes ganarte su apreciación. Las
artes, la filosofía y las grandes «ideas» en general son lo que más te gustan (tienes cierta facilidad para
adquirir obras de arte). Te orientas hacia el futuro, sobre todo para llegar a ver realizadas tus ambiciones.
Tienes un sentimiento de cuál es tu destino y lo valoras; encuentras, además, cierta facilidad para seguir
avanzando hacia adelante en tus empresas (por ejemplo, si te hace falta un préstamo, ya sabes que no vas a
tener problema para conseguirlo...). Por lo general, tienes buen humor, y eres jovial y optimista. Te
interesa la naturaleza humana y te gusta la diversión. Tienes también tendencia a hacer regalos, aunque a
menudo cosas más caras de lo que sería necesario, y a veces compras cosas que se exceden del precio de
lo razonable.

Tu Sol en semisextil a tu Marte

Dispones de tanta energía que podrías hacer el trabajo de dos personas. Sueles manifestar tu opinión con
cierta intensidad cuando estás convencido de algo, pero al mismo tiempo estás abierto a las sugerencias de
los demás comprendiendo que sus ideas son probablemente tan válidas como las tuyas. La comunicación
es tu lado fuerte, y, aunque puedes ser un tanto intenso en tus expresiones, sabes relacionarte de una
manera tan refinada que los demás no suelen sentirse amenazados. Rara vez eres defensivo, porque estás
bien seguro de lo que sabes. Buscas la compañía de personas suaves que pueden compensar por tu
agresividad, y aunque tus deseos físicos son bastante fuertes, prefieres conocer a una persona bien antes de
iniciar una relación íntima.

Tu Sol en semisextil a tu Júpiter

Posees un espíritu filosófico, curioso y muy entusiasta a la hora de tratar de lograr tus objetivos. Conoces tu
capacidad y tienes confianza en tus habilidades, pero cuidado: aunque eres consciente de tus límites,
tiendes a tentar a la suerte, lo cual puede provocar situaciones peligrosas. La comunicación es un campo
donde podrías destacar; tus discursos suelen ser claros y persuasivos, y nunca te falta un tema interesante
sobre que hablar. También dispones de un misterioso sentido de la justicia junto con una habilidad innata
para interpretar la ley, sea ésta natural o hecha por el hombre, y es posible que eso se manifieste en la
forma que tienes de mostrar a los demás el camino por el que deben ir o la forma de resolver los
problemas de sus vidas. Tienes un buen olfato para coger al vuelo las oportunidades que ofrece la vida. Te
sientes inclinado a relacionarte con personas que ostentan optimismo, coraje y autoridad y que, además,
tienen experiencia.

Tu Sol en semisextil a tu Saturno

El contacto fluido entre el Sol y Saturno te confiere una verdadera pasión por la ciencia y las leyes de la
naturaleza. Eres un trabajador infatigable, con una determinación fuera de lo común y la habilidad para
trazar grandes proyectos y llevarlos a cabo. Eres capaz de un pensamiento profundo y esmerado, y tus
acciones suelen ser prudentes y bien planificadas. Gracias a tus inclinaciones conservadoras te resulta fácil
entenderte con personas mayores y respetables, lo que puede ser de gran beneficio para ti.
En tus relaciones personales valoras cualidades similares, es decir, te gusta una persona ordenada, responsable
y disciplinada, una persona realista que no dude en sacrificar sus propios intereses para lograr metas
comunes.

Tu Sol en semisextil a tu Urano

Mantener los canales de comunicación siempre abiertos es algo importante para ti. Te gusta compartir tus
experiencias con los demás, y esperas que ellos hagan lo mismo. La vida te fascina, y debido a que tu
mente está siempre activa, buscando nuevas experiencias, la palabra «aburrimiento» no existe en tu
vocabulario. Para ti todo tiene un significado, e incluso de los incidentes negativos sabes sacar algo
positivo. En consecuencia, rara vez te encuentras desanimado o deprimido.
Te interesa cualquier profesión que tenga como propósito mejorar la condición de la gente, y la enseñanza
podría ser uno de los caminos más indicados para lograr esa meta facilitando la expresión de tu
pensamiento original y vanguardista.
En tus relaciones personales prefieres a las personas abiertas y progresivas, y tu don para comprender con
facilidad la naturaleza humana puede ser de gran ayuda a la hora de buscar pareja. Aunque eres tolerante
con los errores, te puedes desapegar con facilidad de cualquier persona que te ha decepcionado.

Tu Sol en semisextil a tu Neptuno

Posees un gran potencial creativo, y eres consciente de ello. De hecho, sabes perfectamente que podrías ser un
potente instrumento en aliviar el sufrimiento de la gente, pero prefieres dejar el peso de efectuar cambios
sociales a aquellos que tienen la necesaria fuerza y determinación. Si puedes ser de ayuda –bien–, pero
tomar la iniciativa no es lo tuyo.
Tu capacidad profesional es variada, y cualquier ocupación relacionada con las bellas artes, la palabra escrita,
la educación, los medios de comunicación o la medicina sería un campo ideal para tu imaginación creativa
en beneficio de ti mismo y de los demás.
La persona que comparta tu vida quizá tenga que hacer un esfuerzo para mantenerse al nivel del ideal que
tienes de ella y, también, para sujetarte firmemente al suelo y alejarte de las distracciones ilusorias. Te
gustaría tener alguien a tu lado que se deleite explorando contigo el lado misterioso de la realidad y la
vida, mirando más allá de la superficie de las cosas, porque tú sabes intuitivamente que la realidad externa
no es todo.

Tu Sol en semisextil a tu Plutón

Destacas por tu coraje y tus esfuerzos determinados por efectuar cambios en tu entorno. Te preocupa la vida
de los demás, y te sientes «llamado» para resolver los problemas sociales de la gente menos privilegiada.
De hecho, te encantan las situaciones desafiantes donde puedes demostrar tus cualidades creativas y de
liderazgo. Gracias a tu sexto sentido captas lo esencial de una situación en un instante, y si se presenta una
crisis no tardas en tener la solución a mano. Parece que tu baúl de recursos no tiene fondo, ya que siempre
sacas algo nuevo y sorprendentemente útil cuando es necesario.
De modo similar, sabes manejar muy bien tu economía, y sabes arreglártelas con relativamente poco,
cubriendo las necesidades esenciales con cualquier presupuesto. Eres experto en separar lo esencial de lo
superfluo, y eres un buen consejero en lo que se refiere a cuestiones financieras, lo cual podría ser una
buena opción a nivel profesional.

Tu Sol en semisextil a tu Quirón

Puedes estar dotado de un fuerte carisma que te dará brillo propio: entonces serás el centro de la atención de
los demás, muchos te admirarán y te amarán, normalmente mujeres, pero, sin saber por qué, no podrás
reconocerlo ni disfrutarlo.
Quizás tus padres hayan sido un tanto infantiles y esperado de ti la confirmación de su propio valor,
infligiéndote así la herida del aislamiento, y erradicando tu propia condición de ser único, aprendiendo
desde muy temprano a sobrevivir complaciendo a los demás, reflejando sus aspiraciones y siendo
únicamente lo que a los demás les place. Podrás adoptar entonces muchas máscaras protectoras, pero
sintiéndote ajeno a ti mismo. Lo que se verá es tu falso «yo», mientras que el auténtico quizás esté
escondido en algún rincón, sollozando. Puede ser que tengas necesidad de hacerte ver, y que sólo te
sientas real cuando montes algún espectáculo; quizá seas sensible a la crítica o a los enfrentamientos;
mirando a todas partes en busca de otro espejo, sin hallar más que tu propio reflejo.
Tienes capacidad para luchar por aquello que quieres en la vida hasta alcanzarlo. Es una buena posición para
trabajar con niños, facilitando su creatividad, o ayudar a otros a cultivar su individualidad hablando de sus
proyectos y objetivos, con respeto, y guardando cierta distancia emocional.

Tu Sol en semisextil a tu Ascendente

Tu manera de tratar con la gente es encantadora, y probablemente tengas muchos amigos y contactos sociales.
Pero no buscas la amistad de los demás para aprovecharte, sino lo que te importa es simplemente una
relación amistosa sincera. Siempre eres honesto y franco en tus tratos. Detestas la hipocresía y el engaño.
Si alguien emplea esos métodos en relación contigo, cortas la relación, y será muy difícil para esa persona
ganar otra vez tu confianza. Tu buen sentido del humor y tu habilidad para conversar sobre un amplio
espectro de temas son cualidades muy atractivas. Por lo tanto, los demás no solamente suelen sentirse a
gusto en tu compañía, sino también prestarte atención cuando hablas.

Tu Sol en semisextil a tu Medio cielo

Te resulta fácil compaginar tu vida privada con tu carrera. Sabes separar tu vida profesional claramente de la
familiar y concentrarte durante el horario laboral únicamente en tu trabajo. Por consiguiente, te llevas bien
con tus superiores, y siempre sabes sacar el máximo provecho de tus aptitudes. No obstante, nunca te
olvidas dedicar el tiempo suficiente a tus seres queridos para atender a todas sus necesidades.

Tu Sol en quincuncio a tu Luna

Posees la capacidad de dedicarte a los demás, incluso sacrificando tus propios intereses y necesidades (sin
duda una cualidad admirable), pero corres el peligro de abusar de tu salud ofreciendo tu tiempo y tu
energía sin reservas y sin hacer discriminación alguna. ¿Qué quieres demostrar? Tal vez tratas de recibir la
aprobación de la gente, porque en tu interior sientes que no la mereces.
Parece ser que tus lazos con el pasado y tus conceptos de la seguridad emocional no encajan con tu manera de
expresar conscientemente tu voluntad y tus deseos. La tensión que surge se nota en tus relaciones.
Además, tienes la tendencia a asignar atributos no existentes a la persona que te importa; en consecuencia,
un rechazo puede ser especialmente doloroso, porque sientes que no mereces ser tratado de esta manera.
Deja de tener tanta compasión por ti mismo y aprende aceptar a los demás tal y como son. Puedes ofrecer
a tu pareja y tus amigos muchas ventajas, ya que estás dispuesto a trabajar hombro con hombro para
conseguir lo que deseáis. Cuando te sientes apreciado, te sientes inspirado, y entonces se manifiesta lo
mejor de ti.

Tu Sol en quincuncio a tu Marte

Dispones de más energía que la mayoría de la gente, pero no te resulta fácil emplear tus fuerzas
adecuadamente. Existe un elemento de fricción en todo lo que intentas hacer. No te falta el entusiasmo, ni
la habilidad, para terminar trabajos y lograr tus metas, pero parece que tienes «el don» de ofrecer tus
servicios a las personas equivocadas, es decir a gente que no sabe (o no quiere) apreciar lo que estás
ofreciendo. En consecuencia, la desilusión es inevitable cuando te das cuenta que tus esfuerzos no son tan
apreciados como deseabas. Esas situaciones, especialmente cuando se repiten, pueden producir en ti un
sentimiento de inseguridad, aunque eres sin duda competente para hacer un buen trabajo, porque lo haces
como si fuese por ti mismo. Ten cuidado de personas que podrían sentir la tentación de aprovecharse de tu
buena voluntad. Pon un precio a tu trabajo, aunque te sientas sin valor. En realidad no es así, sólo existe en
tu imaginación. El mismo problema se plantea en tus relaciones personales. No subestimes tu capacidad
de ganar el afecto de la persona hacia la cual te sientes atraído. Eres una persona de confianza, y no sueles
jugar con los sentimientos de las personas: ni con los tuyos, ni con los de otros. Aquellos que tienen la
suerte de conocerte bien, saben que pueden contar contigo.

Tu Sol en quincuncio a tu Júpiter

Sientes cierta inseguridad acerca de tus habilidades, y, por lo tanto, tiendes a trabajar sin descanso tratando de
demostrarte a ti mismo y a los demás que eres capaz de lograr lo que te has propuesto. Una buena
educación y el desarrollo de tus talentos es algo importante para ti. Te conviene cualquier tipo de trabajo
donde puedas prestar un servicio significativo, como, por ejemplo, la terapia física, la medicina o la
educación. Pero, ten cuidado con tus relaciones laborales, porque eres proclive, a la menor sugerencia, a
aceptar los deberes y responsabilidades de otros.
En tu vida sentimental, te atormentas a menudo porque crees que no mereces el amor y cariño de tu pareja.
Sientes que no estás ofreciendo suficiente por tu parte, pero la verdad es que probablemente estás dando
más de lo necesario y estás recibiendo menos de lo que te corresponde. Relájate, practica la moderación, y
no te empujes más allá de tus límites, tanto los físicos como los psicológicos –si quieres mantener tu salud.

Tu Sol en quincuncio a tu Saturno

Sufres de la tendencia a dejar que los demás abusen de ti, puesto que no sabes decir «no» cuando se te piden
favores indebidos. También en tu trabajo aceptas probablemente una posición un tanto «oscurecida» donde
no hay mucha posibilidad de promoción; temes la competitividad, y por eso prefieres un puesto seguro en
vez de arriesgarte. La falta de confianza en tus propias habilidades puede causar tensiones internas y
repercutir negativamente en tu salud. Relájate, y no te compares siempre con los demás; cada uno tiene
sus méritos y sus debilidades. Si descubres y cultivas tus talentos puedes llevar a cabo con éxito tus
proyectos igual que otros. Necesitas una persona muy afectuosa y de gran calidad humana que te acepte
tal y como eres, que esté a tu lado, te quiera y trabaje contigo para ayudarte a encontrar tu propio camino.

Tu Sol en quincuncio a tu Urano

Tiendes a privarte a ti mismo y ceder ante los deseos de otros. Pero no te resulta fácil ceder, y cuando lo haces
te vuelves un amargado. Tal vez permitas esa intrusión porque te sientes culpable cuando rechazas a
alguien. Especialmente en tu vida íntima, tiendes a relacionarte con personas que esperan de ti que
demuestres tu «amor». Aprende a relajarte cuando sospeches que sus sentimientos no son recíprocos.
Corres el peligro de dejarte engañar por personas que solamente quieren aprovecharse de ti para satisfacer
sus propios deseos. El amor verdadero no es difícil de demostrar; por lo tanto, deja que la otra persona dé
el primer paso.

Tu Sol en quincuncio a tu Neptuno

Tiendes a considerar tus responsabilidades las más urgentes del mundo. Hay un elemento de autosacrificio en
tu forma de permitir a otros entrometerse en tu vida. Realmente crees a la gente que te quiere decir que
eres la única persona que puede resolver sus problemas. En consecuencia, buscas las ocupaciones o
situaciones humanas más exigentes para comprobar tu compromiso al servicio. Pero en el transcurso de tu
continuo servicio a los demás podrías agotar tus propias energías y perjudicar tu salud.
Lograr el éxito profesional puede ser difícil, porque tiendes a preocuparte por un sinfín de cosas
insignificantes, lo cual puede impedir considerablemente tu eficacia. Asegúrate de que se establezcan en tu
trabajo los exactos parámetros de tus deberes, y resuelve no hacer más de lo necesario.
Ten cuidado con personas que aparentemente te necesitan constantemente, especialmente en el campo de las
relaciones íntimas. Corres el riesgo de que otros se aprovechen de tu buena voluntad y te utilicen como
«basurero».
Aunque el egoísmo no es una cualidad deseable, a ti no te vendría mal volverte suficientemente egoísta para
expresar tu propio potencial creativo.

Tu Sol en quinquncio a tu Plutón

Con esta configuración planetaria, tu percepción de la vida está condicionada por un fuerte deseo de
renacimiento y transformación total, y un anhelo de experiencias profundas. Te puedes encontrar a
menudo concentrando tu fuerza de voluntad en la reforma de tu propia persona o del mundo que te rodea.
Esto te va a ayudar a tener una perspectiva más profunda, mayor seriedad personal y más conciencia del
lado crudo de la vida. Esta perspectiva y minuciosidad van a sorprender con frecuencia a los demás. Y no
te preocupes demasiado, porque tienes la capacidad de superar cualquier obstáculo y levantarte del suelo,
como el fénix de las cenizas. Ante todo esto, si quieres suavizar tus relaciones personales, tienes que
aprender a trabajar con tu prójimo y estar dispuesto a aceptar consejos de personas que saben más que tú
en determinados asuntos, o que sean más objetivos en cuestiones psicológicas. Profesionalmente, tu
carácter ambicioso te ayudará a dominar enteramente el campo en el que desarrolles tu actividad laboral.

Tu Sol en quinquncio a tu Quirón

Es probable que esté dañado tu sentimiento de ser el centro creativo de tu propio mundo, y puede suceder que
conviertas a otra persona en el centro de tu vida.
Quizás tus padres hayan sido un tanto infantiles y esperado de ti la confirmación de su propio valor,
infligiéndote así la herida del aislamiento, y erradicando tu propia condición de ser único, aprendiendo
desde muy temprano a sobrevivir complaciendo a los demás, reflejando sus aspiraciones y siendo
únicamente lo que a los demás les place. Podrás adoptar entonces muchas máscaras protectoras, pero
sintiéndote ajeno a ti mismo. Lo que se verá es tu falso «yo», mientras que el auténtico quizás esté
escondido en algún rincón, sollozando. Puede ser que tengas necesidad de hacerte ver, y que sólo te
sientas real cuando montes algún espectáculo; quizá seas sensible a la crítica o a los enfrentamientos;
mirando a todas partes en busca de otro espejo, sin hallar más que tu propio reflejo.
Puedes volverte autoritario, inflexible y despreciativo, y necesitar tener siempre la razón. Aunque esto puede
ayudarte a luchar por aquello que quieres en la vida hasta alcanzarlo. Es una buena posición para trabajar
con niños, facilitando su creatividad, o ayudar a otros a cultivar su individualidad hablando de sus
proyectos y objetivos, con respeto, y guardando cierta distancia emocional.

Tu Sol en quincuncio a tu Ascendente

Eres un trabajador incansable. Cuando te dedicas a una tarea, no te gusta parar hasta que hayas terminado. Y
lo que es muy importante para ti es recibir palabras de aprobación por parte de los demás. De hecho, eres
un especialista, y sabes desarrollar tus talentos al máximo y convertirlos en algo que produzca ingresos.
Sabes lo que vales, y la competencia no te da miedo, puesto que siempre tratas de ser el mejor en todo lo
que haces. Tu tendencia a llegar hasta los límites de tus fuerzas puede tener repercusiones negativas tanto
en tu estado de salud como en tus relaciones personales. Relájate y dedica también algo de tu tiempo a tus
seres queridos. Al fin y al cabo, el trabajo no es lo más importante en la vida.

Tu Sol en quincuncio a tu Medio cielo

El Sol en esta posición, muestra que tus asuntos familiares tienen más valor para ti que aquellos relacionados
con tu carrera profesional. No cabe duda que esta actitud te puede causar problemas. Te conviene separar
tu vida familiar claramente de la profesional y concentrarte durante el horario laboral únicamente en tu
trabajo.

Tu Sol en la Primera Casa
La casa donde se halla el Sol indica aquella esfera de nuestra vida dónde nos resulta más fácil lucir nuestras
cualidades particulares, separamos del colectivo y establecer nuestra identidad individual. El Sol tiene el
poder de fomentar el crecimiento y la madurez, de llevar a la práctica opciones nuevas y de crear
alternativas.
La Primera Casa contiene al Ascendente y es, por lo tanto, el área más personal del mapa astral. La condición
de esta casa indica la naturaleza de nuestra personalidad, nuestro temperamento y el grado de confianza
que tenemos en nosotros mismos.

El Sol en esta casa tiene un efecto estimulante e infunde a tu vida luz y calor. Tiendes a influir sobre los
demás y llamarles la atención, para irradiar tu poder de tal manera que otros se sientan atraídos por tu
energía y tu resplandor. Enfrentas la vida con vigor, entusiasmo y determinación de hacer algo con tu
persona. Exiges de la vida una situación que te permita ejercitar tu autoridad natural y satisfacer tu deseo
de reconocimiento.
Indica que eres una persona que no tiene "doble" carácter. Es decir, tienes la misma personalidad (interna) que
carácter (externo). Por tanto, eres una persona íntegra, y de carácter sólido, dado que lo mismo que sientes
dentro de ti arraigado y fuerte lo manifiestas públicamente ante los demás, sin disimulos y autocontrol.
Por otro lado, esta es también una buena posición para la salud, pues da vitalidad y una gran capacidad de
recuperación ante la enfermedad y la aflicción de cualquier naturaleza. También te hace ardiente, generoso
y dotado del difícil don de la autoridad, con una gran capacidad de dirección y de organización de las
cosas, tanto para ti mismo como también para organizar y dirigir el trabajo de otras personas bajo tus
órdenes. Por ello, tus perspectivas de ascenso en la vida siempre estarán abiertas, pues dependen en mayor
grado que nada de tu propio hacer y deshacer, sin estar condicionadas por otras "carambolas", "enchufes"
o conexiones y asociaciones con terceras personas. Una expresión negativa del Sol en la Primera Casa
puede resultar en una personalidad dominante y un egocentrismo extremo, y, por ello, con escasas o nulas
ganas de hacer caso de los buenos consejos de los demás.
A un nivel más profundo y espiritual, esta posición planetaria te está indicando que tu destino en esta vida es
el de descubrirte y conocerte en profundidad a ti mismo, tus propias capacidades innatas, desarrollando así
una personalidad y un carácter que, bien trabajado, puede llegar a abrir cualquier puerta u obstáculo que se
anteponga frente a ti.

Tu Sol en la Segunda Casa

La casa donde se halla el Sol indica aquella esfera de nuestra vida dónde nos resulta más fácil lucir nuestras
cualidades particulares, separamos del colectivo y establecer nuestra identidad individual. El Sol tiene el
poder de fomentar el crecimiento y la madurez, de llevar a la práctica opciones nuevas y de crear
alternativas.
La Segunda Casa representa nuestro deseo de obtener y poseer valores —no sólo tangibles y económicos,
sino también mentales, emocionales y espirituales— que necesitamos para la seguridad de nuestra
existencia. También está relacionada con nuestras ataduras emocionales a las cosas o personas que nos
rodean.

Con el Sol en la Segunda Casa, experimentas una necesidad apremiante de cultivar tus habilidades, tus
valores y tus recursos personales para lograr un sentimiento de individualidad y seguridad. Piensas que
puedes alcanzar el sentimiento de poder y de la propia dignidad mediante la adquisición de dinero y de
posesiones, y por medio de la capacidad de administrar y organizar el mundo material.
La naturaleza de cualquier planeta que se encuentre en la Segunda Casa es valorada porque son ésas las
cualidades que nos ofrecen seguridad. Por consiguiente, con el Sol en esta casa, la seguridad la obtienes
mediante la posesión y el cultivo de atributos tales como la fuerza, la nobleza, la autoridad, un sentimiento
de ser alguien especial y el coraje. Sentirás más seguridad en la vida si cultivas estos rasgos,
independientemente de cuánto dinero tengas en el banco.
A un nivel más profundo y espiritual, esta posición nos está diciendo que el materialismo, y el valorar
excesivamente a la gente por sus logros, éxitos y posición social, podrán ser enemigos importantes en tu
camino de la vida.

Tu Sol en la Tercera Casa
La casa donde se halla el Sol indica aquella esfera de nuestra vida dónde nos resulta más fácil lucir nuestras
cualidades particulares, separamos del colectivo y establecer nuestra identidad individual. El Sol tiene el
poder de fomentar el crecimiento y la madurez, de llevar a la práctica opciones nuevas y de crear
alternativas.
La Tercera Casa representa el desarrollo de nuestra relación comunicativa con el entorno y nuestra forma de
ver y comprender las circunstancias externas. Es el dominio del pensamiento lógico, de la facultad del
habla y de la adquisición de datos e informaciones.

La posición del Sol en la Tercera Casa indica que en ti el sentimiento del valor, la dignidad y el poder
provienen del refuerzo del intelecto y de tu capacidad de comunicación. Necesitas sentir que en tu medio
inmediato se te escucha y se te tiene en cuenta. Por consiguiente, más que limitarte a absorber y reflejar
actitudes e influencias provenientes del medio, debes cultivar y reconocer tus propios pensamientos, tus
puntos de vista y la visión que tienes de las cosas.
Así pues, esta posición del Sol nos indica que uno de los asuntos más importantes que debes de afrontar en
esta vida es el de saber relacionarte con el medio inmediato que te rodea, y aprender de las experiencias
que dicho entorno te depare. Personas tales como hermanos, vecinos y otras personas cotidianas ó
conocidas a las que generalmente no se les da mucha importancia (al no ser realmente amigos "íntimos")
pueden en muchos casos contribuir a dar luz a tu intelecto e incluso llegar a "sacarte las castañas del
fuego". Esta posición da también una innata necesidad de enriquecer tu intelecto, mediante múltiples
formas que te serán muy interesantes, tales como el estudio o investigación personal, la lectura, el escribir
cartas (o incluso libros), el asistir a charlas, conferencias, etc. Es por ello una buena señal para que en tu
vida te dediques a ocupaciones o trabajos de tipo intelectual preferentemente. La movilidad es otra de las
constantes de esta posición solar, haciendo que los desplazamientos o viajes cortos (en los cuales no es
necesario generalmente pernoctar en el lugar de destino) sean también muy numerosos en tu vida.
En un nivel más profundo y espiritual, esta posición nos está diciendo que debes aprender a agrandar tu
intelecto y tus conocimientos intelectuales, esforzándote por conocer y asimilar, aunque no sea muy en
profundidad, las muy diferentes fuentes de pensamiento que en el mundo existen.

Tu Sol en la Cuarta Casa

La casa donde se halla el Sol indica aquella esfera de nuestra vida dónde nos resulta más fácil lucir nuestras
cualidades particulares, separamos del colectivo y establecer nuestra identidad individual. El Sol tiene el
poder de fomentar el crecimiento y la madurez, de llevar a la práctica opciones nuevas y de crear
alternativas.
El Immum Coeli (IC) o cuarta casa simboliza el lado oculto de la personalidad, a saber: nuestras raíces y
nuestros sentimientos menos visibles a primera vista.
La Cuarta Casa tiene que ver con el mundo del subconsciente, la base emocional, la tradición familiar y, en
concreto, la madre como símbolo de protección y nutrición.

Con el Sol en la Cuarta Casa, necesitas profundizar mucho para llegar al nivel del autoconocimiento, ya que
te hace falta establecer tu propia identidad individual como diferente del medio familiar, sin negar que
formas también parte de la familia. El peligro reside, por una parte, en derivar en medida excesiva la
identidad del linaje, y convertirte en una mera réplica de lo que éste representa. Por otra parte, sin
embargo, está el peligro de que rechaces en su totalidad estos elementos, como medio de liberarte de sus
imposiciones. Tu trabajo a desarrollar consiste en combinar de alguna manera ambos factores: reconocer
tu herencia y tus vínculos con la familia de origen, sin por eso dejar de cultivar una identidad con derecho
propio. Entonces, una profunda necesidad de expresar lo que hay de propio y peculiar en tu identidad
constituirá el cimiento sobre el cual podrás edificar gran parte de tu vida.
Indica que una de las claves más importantes en tu vida, y por lo que sientes un real e innato interés, es por el
establecer una familia y un hogar seguros. También te hace ser una persona hogareña, que gusta de hacer
muchas actividades en casa, y es un indicio de que hay un fuerte patrimonio familiar, una sólida base en la
cual tu te sientes seguro y protegido.
A un nivel más profundo y espiritual, esta posición te está diciendo ante todo "fíjate y analiza de donde
provienes y cuales son tus raíces, para así poder discernir con claridad hacia donde quieres ir y como
quieres edificar tu futuro".
Tu Sol en la Quinta Casa

La casa donde se halla el Sol indica aquella esfera de nuestra vida dónde nos resulta más fácil lucir nuestras
cualidades particulares, separamos del colectivo y establecer nuestra identidad individual. El Sol tiene el
poder de fomentar el crecimiento y la madurez, de llevar a la práctica opciones nuevas y de crear
alternativas.
La Quinta Casa es la casa del Sol y simboliza, por lo tanto, nuestra aspiración de expresar las cualidades
únicas de nuestra personalidad en todo su resplandor y plenitud. Aquí se manifiesta nuestro placer de
experimentar y nuestra fuerza creativa. También muestra la relación que tenemos con los niños, así como
el niño que se esconde en nosotros mismos.

Con el Sol en su propia casa, sientes la necesidad de dar expresión al yo para encontrar tu propósito en la vida
y conservar tu salud física y psíquica. Por tanto, es aconsejable alguna forma de expresión artística que te
conducirá a liberar el espíritu, dar cauce a tus emociones y sentimientos y ampliar continuamente el
territorio de influencia de tu creatividad. Si no, podrías optar por el romance y las aventuras amorosas para
dar relieve a tu sentido de participación en la vida y, al mismo tiempo, incrementar tu sentimiento de ser
«especial». Otro peligro es que, debido a que la necesidad de ser el centro de la atención es muy fuerte,
seas incapaz de tolerar situaciones en las cuales todos los ojos no estén enfocados hacia ti. Incluso podrías
recurrir a métodos dudosos de llamar la atención: siempre es preferible que a uno lo miren mal a que no lo
miren en absoluto...
A un nivel más profundo y espiritual, esta posición te está diciendo que vas a aprender mucho de la cara
alegre de la vida, de sus placeres y de sus riesgos, y que en tu propia carne vas a poder experimentar que
lo que en un principio eran rosas luego fácilmente pueden convertirse en espinas.

Tu Sol en la Sexta Casa

La casa donde se halla el Sol indica aquella esfera de nuestra vida dónde nos resulta más fácil lucir nuestras
cualidades particulares, separamos del colectivo y establecer nuestra identidad individual. El Sol tiene el
poder de fomentar el crecimiento y la madurez, de llevar a la práctica opciones nuevas y de crear
alternativas.
La Sexta Casa corresponde a nuestra facultad y forma de utilizar nuestros recursos y cualidades según las
necesidades que se presenten en la vida. Aquí vemos nuestra actitud hacia el trabajo y el modo de cómo
organizamos nuestra existencia.

Con el Sol en esta casa, sueles gozar de buena salud, tal vez porque haces todo lo posible para mantenerla:
una dieta sana, deporte, ejercicios de yoga y técnicas de purificación. También te preocupa la salud de los
demás, lo cual puede llevarte a una profesión en el campo de la higiene o medicina. Eres muy trabajador,
siempre pensando y preocupándote por todo. De naturaleza servicial, te gusta ocuparte de las necesidades
de los demás. Eres perspicaz y sabes distinguir las manzanas sanas de las podridas.
Una de tus principales virtudes es tu gran capacidad de "discriminación", es decir, de saber distinguir lo que
es útil de lo que es inútil en todas las facetas de la vida.
A un nivel más profundo y espiritual, esta posición solar te está diciendo que debes ante todo aprender a
"servir" a los demás, sin recelos o envidias, pues solo siendo servidor podrás luego estar capacitado para
ser "director" de las vidas de otras personas. Tu destino aquí es grande en el sentido de que aprenderás las
virtudes de la humildad, abnegación y servicio, tareas sórdidas que no son reconocidas públicamente, pero
que enriquecerán tu experiencia.

Tu Sol en la Séptima Casa

La casa donde se halla el Sol indica aquella esfera de nuestra vida dónde nos resulta más fácil lucir nuestras
cualidades particulares, separamos del colectivo y establecer nuestra identidad individual. El Sol tiene el
poder de fomentar el crecimiento y la madurez, de llevar a la práctica opciones nuevas y de crear
alternativas.
El Descendente es el punto diametralmente opuesto al Ascendente, y describe nuestra facultad de recibir y
absorber aquello que se nos va acercando. Simboliza nuestro encuentro con el tú, la forma de establecer
contactos, y las personas que cobran significado en el transcurso de nuestra vida. Esta casa revela el tipo
de persona que se siente atraída hacia nosotros e indica las expectativas que aportamos a nuestras
relaciones.

Con el Sol en esta casa, aunque puede parecer paradójico, el mejor camino para encontrar el sentido de tu
finalidad, tu individualidad y tu poder se halla en las asociaciones y las relaciones. Participar en
actividades conjuntas plantea problemas que te permiten definir con mayor claridad quién eres. Tu
identidad se configura y refuerza en los altibajos y las complicaciones con que tropiezas en el intento de
establecer alianzas vitales, sinceras y vivificantes. La Séptima Casa representa también la forma en que
interactuamos con la sociedad en general. Para favorecer el proceso de individuación necesitas del
contacto con gente. Podrías, incluso, orientarte vocacionalmente hacia una profesión que te lleve a trabajar
con relaciones interpersonales o ante el público.

Tu Sol en la Octava Casa

La casa donde se halla el Sol indica aquella esfera de nuestra vida dónde nos resulta más fácil lucir nuestras
cualidades particulares, separamos del colectivo y establecer nuestra identidad individual. El Sol tiene el
poder de fomentar el crecimiento y la madurez, de llevar a la práctica opciones nuevas y de crear
alternativas.
La Octava Casa corresponde a la intensificación del encuentro con el Tú. Simboliza los valores en una
relación matrimonial o de socios y, también, nuestra capacidad de compartir. Esta relacionada con las
herencias, el sexo y la muerte, la transformación y las enfermedades virulentas.

El Sol en la Octava Casa te concede un fuerte interés por todo lo que hay de escondido, oculto y misterioso en
la vida. De hecho, te fascina y preocupa la muerte o cualquier tema que la sociedad considere tabú.
Especialmente los sentimientos y las emociones que circulan por las corrientes subterráneas e invisibles
mediante las cuales se conectan entre sí las personas que acaparan tu atención. Quizá ya sabes por
experiencia que las relaciones que dejan al descubierto pasiones ocultas y desencadenan las emociones
primitivas de complejos infantiles no resueltos sirven, también, a los procesos de crecimiento y evolución.
Tus relaciones íntimas actúan como catalizadores que provocan tus crisis, la posterior regeneración y el
cambio. Por consiguiente, para ti las relaciones afectivas no son algo en lo que puedas, de cuando en
cuando, meter un pie para refrescarte; son aguas en las que debes aprender a nadar. Si, por alguna razón,
intentas evitar cualquier intimidad auténtica, te privarás a ti mismo de la posibilidad de transformación y
crecimiento interior.

Tu Sol en la Novena Casa

La casa donde se halla el Sol indica aquella esfera de nuestra vida dónde nos resulta más fácil lucir nuestras
cualidades particulares, separamos del colectivo y establecer nuestra identidad individual. El Sol tiene el
poder de fomentar el crecimiento y la madurez, de llevar a la práctica opciones nuevas y de crear
alternativas.
En la Novena Casa se trata de relacionar el conocimiento adquirido con las experiencias personales para
lograr una visión integral del mundo y una orientación en la vida. Está relacionada con los viajes —tantos
los internos como los externos—, la filosofía, la religión y el derecho.

Con el Sol en la Novena Casa, una de las cosas más importantes para ti es ampliar tu entendimiento y tu
visión de la vida. La capacidad de percibir pautas y significados más profundos, que actúan en las esferas
colectiva y personal de la vida, potencia tu energía vital. Compartir e intercambiar tu visión con otras
personas te ayudará a precisar mejor tus propios rasgos distintivos. Tal vez piensas que, en vez de aceptar
en su totalidad y sin menor crítica un sistema de creencias, puedes destilar una visión personal de la
verdad del conocimiento obtenido mediante la investigación de diferentes grupos, filosofías o religiones.
Existe el problema de que llegues a estar tan preocupado por «el cuadro total» y los problemas abstractos de
la vida que pierdas el contacto con la realidad cotidiana. O que te ocupes tanto en planear la vida y
cartografiar el futuro que te olvides de vivir.
Por el lado positivo, sabes contagiar a los demás tu entusiasmo y tu visión, y es posible que difundas tus
conocimientos enseñando, o escribiendo y publicando.
Tu Sol en la Décima Casa

La casa donde se halla el Sol indica aquella esfera de nuestra vida dónde nos resulta más fácil lucir nuestras
cualidades particulares, separamos del colectivo y establecer nuestra identidad individual. El Sol tiene el
poder de fomentar el crecimiento y la madurez, de llevar a la práctica opciones nuevas y de crear
alternativas.
El Medium Coeli o Medio cielo (MC) es el cenit, el punto más alto, del horóscopo y simboliza, entre otras
cosas, nuestra posición social, la cual corresponde en la sociedad actual al éxito profesional. Además de la
reputación, la ambición de hacer carrera, la responsabilidad hacia la sociedad y las metas políticas.

Con el Sol en la Décima Casa, tu identidad está ligada a la carrera y a los logros profesionales. Esta casa
describe las cualidades que deseamos que los demás adviertan en nosotros, y aquí el Sol, tu "yo" más
esencial, pugna por ser visto como alguien que emana poder, fuerza y autoridad. Tienes la profunda
necesidad de ser admirado como alguien que sabe lo que quiere, pero corres el riesgo de que tus logros
públicos o profesionales entren en conflicto con tu vida hogareña y privada.
Otro peligro con este emplazamiento es que el sentimiento de tu propia identidad o dignidad pueda
respaldarse en exceso en un título conseguido o en tu posición social en el mundo. En caso de que los
pierdas o no los puedas hacer valer, es posible que quedes totalmente despojado y aniquilado. Por
consiguiente, es importante no sobrevalorar tus logros externos y cultivar tu vida interior.

Tu Sol en la Undécima Casa

La casa donde se halla el Sol indica aquella esfera de nuestra vida dónde nos resulta más fácil lucir nuestras
cualidades particulares, separamos del colectivo y establecer nuestra identidad individual. El Sol tiene el
poder de fomentar el crecimiento y la madurez, de llevar a la práctica opciones nuevas y de crear
alternativas.
La Undécima Casa refleja nuestro deseo de alcanzar una determinada identidad o posición por medio de la
identificación con un grupo. Representa nuestro círculo de amigos, experiencias colectivas, ideas
humanitarias y visiones futuras destinadas al progreso de la sociedad en que vivimos.

Con el Sol en la Undécima Casa alcanzas un sentido más convincente de tu identidad por medio de
actividades sociales, humanitarias o políticas. De alguna manera, sientes que tu identidad debe estar
vinculada con una unidad mayor que tú mismo. El reconocimiento personal puede ser obtenido mediante
la pertenencia a un grupo, y no es excepcional que puedas elevarte hasta una situación prominente o que
llegues a ejercer tu influencia en diversos tipos de organizaciones.
Aunque corres el peligro de aceptar una identidad en bloque al afiliarte a un grupo, un sistema de creencias.
En este caso, no se puede decir que seas lo que comes; eres lo que te da de comer el grupo. Es necesario
que distingas cuidadosamente lo que tú crees de lo que el grupo te dice que debes creer.
Los amigos son importantes para tu plena evolución. Puedes ejercer un fuerte influjo sobre tus amigos más
íntimos, y a la vez, los amigos pueden abrirte panoramas nuevos y colaborar contigo en el logro de tus
objetivos.
Sería prudente que te esforzaras conscientemente en ponerte metas factibles que puedas tomar como
objetivos. Tus esfuerzos por alcanzarlas contribuirán de alguna manera a la formación de un sentimiento
más sólido y más concreto de tu identidad, propósito y poder. Uno de los ingredientes más vitales que
debes tener en cuenta en el proceso de tu autocuración es tener una razón para vivir.

Tu Sol en la Duodécima Casa

La casa donde se halla el Sol indica aquella esfera de nuestra vida dónde nos resulta más fácil lucir nuestras
cualidades particulares, separamos del colectivo y establecer nuestra identidad individual. El Sol tiene el
poder de fomentar el crecimiento y la madurez, de llevar a la práctica opciones nuevas y de crear
alternativas.
La Duodécima Casa es la más compleja, porque corresponde a esferas de la vida que se consideran tabúes y
no suelen ser temas de nuestras conversaciones. Aquí se disuelven el ego y el sentido de la individualidad
en favor de un sentimiento de comunión espiritual. Representa la soledad, el sacrificio, la empatía y la
inspiración mística.
En la Duodécima Casa, el Sol no se encuentra en un ambiente cómodo y afín, ya que hay una discrepancia
arquetípica básica entre el principio solar, el cual quiere establecer, esclarecer y perpetuar una identidad
propia, y la esencia de la Casa 12, que amenaza con disolver y desestructurar las fronteras del ego falso.
La resolución del conflicto exige que el sentido de tu Yo material se extienda más allá de los alcances
habituales de tu conciencia y que aprenda a ponerse al servicio del alma, de la identidad espiritual, y de los
demás. Conseguirlo no es fácil: tu yo personal necesita tener flexibilidad suficiente para dar cabida a esos
elementos, sin ser por eso tan débil que resulte abrumado por ellos.
Corres el riesgo de que, en tu esfuerzo por mantener una identidad sólida y firme, ayudes a la reaparición del
inconsciente, ya sea personal o colectivo. En nombre de la claridad y de la razón, alzas barreras para
prohibir la entrada en tu vida de todo lo irracional, místico o transpersonal. Sin embargo, con este
emplazamiento del Sol, se te da la oportunidad de unir las dos facetas de tu yo –la personal y la colectiva,
la consciente y la inconsciente– en el intento de ayudarles a trabar recíproca amistad.
La coalición entre las fuerzas de tu ego y el ámbito oculto y más profundo de tu psique es potencialmente
muy fructífera. Tu sensibilidad y tu actitud abierta ante aquello que va más allá de las necesidades y
intereses de tu propia persona pueden llevarte a ser un buen servidor que responde con eficacia a las
necesidades de otros. Por otro lado, es probable que necesites pasar buena parte de tu tiempo a solas, ya
que eres tan receptivo a lo que emanan otros, que continuamente absorbes influencias del medio que te
rodea. Los períodos de retiro y retraimiento te ayudarán a deshacerte de lo que has «captado» y a
recuperar el sentimiento de tus propios límites. En ocasiones, un tiempo de crisis y de aislamiento precede
a una experiencia de despertar y de iluminación.

La Luna - la actitud emocional

La Luna se mueve alrededor de la Tierra en una órbita elíptica a una distancia media de 380.000 km. Tiene un
diámetro de 1.738 km, un cuarto de la Tierra, y es, por lo tanto, sólo un diminuto grano de polvo en el
universo. Las múltiples caras de la Luna, constantemente en cambio, han fascinado al hombre desde
siempre, y su ciclo de transformación ha sido fuente de innumerables leyendas, mitos e historias.

La Luna no tiene luz propia, sino que refleja los rayos del Sol. Mientras que el Sol simboliza el principio
masculino, la Luna simboliza el principio femenino. El Sol "transmite" energía, y la Luna la absorbe y
asimila para luego abastecerla. El ciclo lunar dura unos 28 días y medio coincidiendo con el ciclo
femenino; también influye en la mareas, ya que el movimiento periódico y alternativo de ascenso y
descenso de las aguas del mar se produce por la atracción del Sol y de la Luna.

En la mitología griega, la diosas de la Luna tienen caras muy distintas. Algunas son caprichosas, oscuras y
crueles, mientras que otras son serenas, nutrientes y afectuosas. Se llaman Artemisa, Hécate y Selene.
Incluso a la virgen María se le pintó sobre una luna creciente.

Las diferentes fases de la Luna son significativas para la interpretación astrológica. Las personas nacidas en el
período de la Luna Nueva poseen una alta capacidad de concentración, ya que las energías se dirigen hacia
el interior, pero también son particularmente subjetivas y emotivas.

La Luna Llena indica justo lo contrario: es un tiempo de crecimiento y de extraversión; sus nativos destacan
por su objetividad y conciencia clara.

En el horóscopo, la Luna, relacionada con el signo Cáncer, representa la subconsciencia, los sentimientos, la
fertilidad, la energía creativa, el hogar, la madre y la receptividad a los estados de ánimo de otras personas.

Tu Luna en Aries

Aries, gobernado por Marte, abre el Zodiaco. Aquí encontramos los impulsos primordiales de la vida, la
fuerza impetuosa ansiosa por salir a la luz. Aries representa el comienzo de un desarrollo, y no se
preocupa por lo pasado, a veces ni siquiera por lo presente. Contempla el futuro, y lo único que quiere es
abrirse camino hacia delante.
En cambio, la Luna representa el pasado, nuestros hábitos y nuestras reacciones instintivas; es receptiva y
pasiva, reflejando lo que recibe (como la luz de Sol). Por consiguiente, no se siente cómoda en un signo
que se caracteriza por su cualidad extrovertida y activa, otorgándote una naturaleza inquieta e impaciente.
El resultado: eres un aventurero que busca constantemente nuevas experiencias, pero es probable que tu afán
por la acción y el cambio oculte un miedo de establecer vínculos duraderos. Te resulta difícil reconocer el
lado femenino de tu naturaleza y aceptar la responsabilidad por el bienestar de otra persona. Huyes del
compromiso, porque no quieres sentirte atado emocionalmente.
Por el lado positivo, los demás admiran tu espíritu emprendedor y aprecian que no escatimas
responsabilidades, especialmente cuando alguna de tus acciones arriesgadas no sale bien. Eres un luchador
que no abandona fácilmente, y, si es necesario, sigues tu camino en solitario.

Tu Luna en Tauro

Tauro, relacionado como signo con el elemento tierra, destaca por su determinación y sus acciones destinadas
a metas concretas. Los signos de tierra confían en lo que pueden apreciar con sus sentidos físicos y aspiran
a resultados prácticos. Son cautelosos, disciplinados y fiables, y saben cómo funciona el mundo material.

Con la Luna en Tauro, necesitas un fundamento emocional seguro. En tus relaciones personales detestas la
incertidumbre y las maniobras o «juegos mentales». No te comprometes a la ligera, pero una vez que lo
haces, estás dispuesto a dar todo tu corazón, y esperas de tu pareja lo mismo. Eres de emociones fuertes y
estables, aunque reservadas, y de carácter generoso y amable, tendiendo a pintar alrededor de ti el
ambiente ideal para tu crecimiento y bienestar personales.
Todo lo que necesitas siempre lo tienes a mano. Te agrada todo lo que estimula tus sentidos; así que tiendes a
dejarte llevar por las sensaciones físicas, saboreando los placeres del momento. Te resistes al cambio y
retienes viejos hábitos por largo tiempo, lo cual puede resultar en tozudez o pereza. Posees un don para
adquirir lo que te hace falta y preservar lo necesario a pesar de los obstáculos. Sin embargo, demasiado
énfasis en el sentido de la posesividad y una profunda necesidad de seguridad y control pueden inhibir la
fluidez de tus emociones.
Tus reacciones suelen ser lentas y reservadas, y normalmente mantienes estabilidad y serenidad ante
situaciones provocantes. Tiene que ocurrir algo verdaderamente grave para que pierdas la compostura. Tu
satisfacción interior proviene de la espera, la quietud y una profunda relación con el mundo de la
naturaleza.

Tu Luna en Géminis

El signo Géminis está gobernado por el planeta Mercurio y pertenece al elemento aire. Los signos de aire
viven en el mundo abstracto de las ideas y de los pensamientos, los cuales son para ellos tan reales como
cualquier objeto físico. Sienten la necesidad de desprenderse de la experiencia directa y contemplar,
evaluar y comprender su entorno por medio de sus facultades racionales para luego comunicar sus
conclusiones a otros.

En Géminis la Luna puede ser bastante cambiante, mostrando reacciones rápidas, casi instantáneas,
acompañadas de una curiosidad sin límites. Siempre buscas experiencias nuevas y variadas, ya que te
sientes a gusto ante todo tipo de estímulo mental, pero, como es de esperar, esa tendencia no es propicia
para profundizar en algún tema en concreto, y el resultado puede ser una indebida superficialidad.
Te encanta el contacto y la conversación con otras personas, y a menudo sientes la necesidad de expresar tu
vida emocional interior sin darte cuenta de que no todo el mundo está interesado en el estado de tu
corazón.
Por el lado positivo, tienes el talento de no solamente manejar bien los datos técnicos, sino también captar los
sentimientos de tu interlocutor y escuchar sus problemas y responder a sus inquietudes con comprensión y
buenos consejos. Seguramente habrás podido calmar muchas disputas y peleas gracias a tu capacidad de
ver ambos lados con imparcialidad y proponer soluciones aceptables para los dos bandos.

Tu Luna en Cáncer
Cáncer es un signo de agua y se comunica con su entorno principalmente por medio de sus sentimientos. El
elemento agua representa el mundo de las emociones insondables, desde pasiones compulsivas y temores
irracionales hasta sentimientos de compasión y amor universales. Destaca por su intuición y sabe que tiene
que protegerse de influencias ajenas para poder tener acceso a las dimensiones más profundas de su
psique.

La Luna en su propio signo es fuerte y suele indicar una vida interior estable y equilibrada, aunque tu estado
emocional se encuentre siempre a flor de piel. Reaccionas con sensibilidad, a veces una sensibilidad
exagerada, y una ansia de proteger, tanto a ti mismo como a otros. Te sientes inútil si no tienes la
oportunidad de cuidar de alguien y tiendes a aplastar a otros con tu amor.
No obstante, si has podido establecer un buen equilibrio interior, no hay nadie que pueda dar tanto afecto
como tú. Tu pareja se siente segura y protegida en tu presencia y sabe que puede confiar en ti a ciegas. Te
sientes contento y feliz cuando todo en tu entorno marcha bien.
Te sientes cómodo cuando puedes nutrir o recibir apoyo en el plano psíquico. Tu habilidad de sintonizar con
intuiciones y sutilezas emocionales te permite sentir y captar con facilidad los sentimientos y el humor de
la gente que te rodea; por lo tanto, tu entorno influye considerablemente en tu estado de ánimo, razón por
la cual deberías escoger con cuidado el ambiente en que vives.
Una actitud demasiado protectora hacia tus propias emociones y recuerdos de emociones del pasado pueden
inhibir el libre flujo de tus sentimientos y colorear tu actitud en el presente.

Tu Luna en Leo

Leo es un elemento de fuego y destaca, por lo tanto, por su asombroso potencial de energía, su inmenso afán
de acción y renovación, y su espíritu entusiasta y honesto. El elemento de fuego es radiante, ardiente y
expresivo, dedicándose principalmente al descubrimiento y cumplimiento de posibilidades futuras, y nos
otorga la energía que necesitamos para llevar a cabo nuestros deberes diarios.

Con la Luna en Leo, tienes un gran corazón y reaccionas de forma cálida, generosa y entusiasta. Brindas
mucho de tu energía creativa a tu entorno, lo cual puede ser de gran apoyo y ánimo para los demás. La
base de todas tus acciones es una autoimagen confiada y creadora que, a veces, puede rozar una
simplicidad casi infantil. La atención de los demás es tu pan de cada día, y te sienta verdaderamente mal
pasar desapercibido. Aún sería peor si alguien te hiciese sentir que no eres bienvenido, ya que te resulta
difícil creer que tu presencia no es grata.
Ten en cuenta que la razón puede ser tu insistente deseo de estar en el centro y que la constante radiación de
sentimientos un tanto orgullosos y extrovertidos tiende a interferir con tu sensibilidad e impedir que cedas
suficiente espacio a los demás.

Tu Luna en Virgo

Virgo, relacionado como signo con el elemento tierra, destaca por su prudencia y sus acciones destinadas a
metas prácticas. Los signos de tierra confían en lo que pueden apreciar con sus sentidos físicos y aspiran a
resultados concretos y útiles. Son determinados, disciplinados y fiables, y saben cómo funciona el mundo
material.

Con la Luna en Virgo, reaccionas a los estímulos del exterior con adaptación práctica. Respondes a las
experiencias más con el cerebro que con el corazón, y sientes la necesidad de estudiar tu entorno
analíticamente y comprenderlo y ordenarlo para sentirte cómodo. Esa tendencia tuya puede interferir con
el flujo natural de tus sentimientos y causar frustraciones. De hecho, es posible que evites situaciones que
podrían llevarte a perder el control emocional. Tiendes a refinar tus reacciones emocionales con el fin de
perfeccionar su expresión, pero tu hábito de disecar los sentimientos puede inhibir tu sensibilidad, volverte
árido y, finalmente, llevarte a la soledad. Para solucionar ese problema debes empezar a no ser tan duro
contigo mismo, perdonar tus propios fallos y debilidades y aceptar tus sentimientos sin miedo o desprecio.
Por otro lado, tu inclinación natural a servir y ayudar a otros contribuirá a tener una mejor imagen de ti mismo
y a superar tu tendencia a sentir culpabilidad y dudas acerca de tu propio valor. Una vez lograda la
armonía emocional, la Luna en Virgo mostrará su lado más positivo. Sabrás exactamente lo que necesitas
para sentirte bien, y no te dejarás confundir por las apariencias engañosas. Incluso las cosas insignificantes
te darán alegría, porque dominas el arte de estar contento con lo que tienes.

Tu Luna en Libra

El signo Libra está gobernado por el planeta Venus y pertenece al elemento aire. Los signos de aire viven en
el mundo abstracto de las ideas y de los pensamientos, los cuales son para ellos tan reales como cualquier
objeto físico. Sienten la necesidad de desprenderse de la experiencia directa y contemplar, evaluar y
comprender su entorno por medio de sus facultades racionales para luego comunicar sus conclusiones a
otros.

Con la Luna en Libra, sientes la fuerte necesidad de ser amado y vivir en armonía con tu entorno. Y para
sentirte emocionalmente tranquilo intentas siempre equilibrar y armonizar las polaridades. Detestas los
conflictos y estás dispuesto a hacer todo lo posible para evitarlos y mantener un ambiente de paz y
tranquilidad, lo cual implica el peligro de nunca querer definir o defender una postura concreta, y, por
tanto, puedes dar la impresión de ser una persona sin principios.
Reaccionas a tu entorno y a todas las experiencias con objetividad y un fuerte sentido de imparcialidad. Antes
de reaccionar sueles considerar una situación desde todos los puntos de vista, lo cual puede resultar en
cierta indecisión. Sientes ansiedad por complacer y ver el punto de vista de la otra persona. Siempre
necesitas alguien a tu lado, ya que las relaciones humanas te brindan la seguridad interna que estás
buscando. Te sientes incómodo al estar a solas por mucho tiempo, pero demasiado énfasis en una conducta
cortés puede inhibir la espontaneidad de tus reacciones emocionales y una intimidad verdadera.

Tu Luna en Escorpio

Escorpio, un signo de agua regido por los planetas Marte y Plutón, aunque un signo fijo, dispone de una
sorprendente abundancia de energía que puede manifestarse súbitamente. Como signo de agua, se
comunica con su entorno principalmente por medio de sus sentimientos. El elemento agua representa el
mundo de las emociones insondables, desde pasiones compulsivas y temores irracionales hasta
sentimientos de compasión y amor universales. Destaca por su intuición y sabe que tiene que protegerse
de influencias ajenas para poder tener acceso a las dimensiones más profundas de su ser.

Con la Luna en Escorpio, reaccionas con intensidad y lo que podríamos llamar «pasión controlada». Tus
sentimientos son profundos, pero los guardas como si de un tesoro secreto de incalculable valor se tratara.
No eres nada demostrativo en lo que se refiere a revelar lo que sientes, principalmente porque temes
hacerte vulnerable y perder el control, lo cual puede conducirte a estados de represión emocional y una
falta de capacidad de dar de ti mismo. Debes volverte consciente de este problema, porque la Luna se
nutre cuando da o recibe intensa energía emocional, pero en Escorpio manifiesta la tendencia a reprimir
esa necesidad.
Sin embargo, sientes la irresistible necesidad de averiguar lo que sienten y piensan los demás, y tu capacidad
de penetrar profundamente en su psique te permitirá comprender sus motivaciones más ocultas, aunque no
siempre puedes estar seguro de no equivocarte, ya que tiendes a dejar correr tu imaginación y ver todo tipo
de motivos inexistentes.

Tu Luna en Sagitario

Sagitario es un signo de fuego y destaca, por lo tanto, por su gran potencial de energía, su inmenso afán de
acción y renovación, y su espíritu entusiasta y honesto. El elemento de fuego es radiante, ardiente y
expresivo, dedicándose principalmente al descubrimiento y cumplimiento de posibilidades futuras, y nos
otorga la energía que necesitamos para llevar a cabo nuestros deberes diarios.

Con la Luna en Sagitario, tus reacciones suelen ser espontáneas y entusiastas, basadas en tus ideales
espirituales y convicciones filosóficas. Sientes una gran satisfacción interna cuando ves que estás
progresando hacia tus objetivos e ideales futuros. Sin embargo, tu orientación hacia creencias emocionales
puede llevarte a parecer arrogante y fanático. Posees una disposición subconsciente a buscar respuestas a
las preguntas esenciales de la existencia y a encontrar el significado de tu vida. Incluso en una atmósfera
austera te sientes contento, y disfrutas volviendo a lo básico. Tu actitud hacia la vida es positiva y alegre, y
te gusta estar al aire libre, viajar, encontrar nueva gente y descubrir y explorar nuevos horizontes.

Tu Luna en Capricornio

Capricornio, relacionado como signo con el elemento tierra, destaca por su integridad y seriedad y sus
ambiciones destinadas a metas prácticas. Los signos de tierra confían en lo que pueden apreciar con sus
sentidos físicos y aspiran a resultados concretos y útiles. Son determinados, disciplinados y fiables, y
saben cómo funciona el mundo material.

Con la Luna en Capricornio, reaccionas con autocontrol y determinación, aunque a veces un tanto automático
y con severa negatividad. Tu carácter ambicioso te puede llevar a manipular al mundo y a otra gente con el
fin de sentir seguridad y lograr tus objetivos, tendencia que deberías intentar contrarrestar.
El tuyo es un ambiente de lo más práctico, y te sientes cómodo en el rol de proveedor y protector. Sagaz y
tradicional, disfrutas del éxito y de lo exitoso. No te sueles dejar conmover por lágrimas ni sentimientos, y
tu necesidad de ejercer control y autoridad puede limitar tu capacidad de ofrecer intimidad y nutrición
emocional.
Intenta ablandar la rigidez de tus hábitos y responder a las necesidades de los demás con más ternura y
comprensión.

Tu Luna en Acuario

El signo Acuario está gobernado por Saturno y Urano y pertenece al elemento aire. Los signos de aire viven
en el mundo abstracto de las ideas y de los pensamientos, los cuales son para ellos tan reales como
cualquier objeto físico. Sienten la necesidad de desprenderse de la experiencia directa y contemplar,
evaluar y comprender su entorno por medio de sus facultades racionales con el fin de poder comunicar sus
conclusiones a otros.

Con la Luna en Acuario, tus reacciones pueden ser un tanto imprevisibles y excéntricas, aunque eso sí,
dotadas de una desapegada e imparcial objetividad. Te sientes seguro cuando puedes expresar tus ideas
con plena libertad y cuando tienes la oportunidad de manifestar tu individualidad como un ente único,
altruista y consciente de las necesidades de su prójimo. Eres muy sensible al estado mental de otras
personas, y podrías ser un magnífico psicólogo. Ayudarles en el nivel personal y social te hace sentirte
contento contigo mismo, aunque tu necesidad de independencia emocional puede causar cierta alienación
de tus verdaderos sentimientos y una indebida indiferencia hacia la sensibilidad de los demás.

Tu Luna en Piscis

Piscis es un Signo de Agua y se comunica con su entorno principalmente por medio de sus sentimientos. El
elemento Agua representa el mundo de las emociones insondables, desde pasiones compulsivas y temores
irracionales hasta sentimientos de compasión y amor universales. Destaca por su intuición y sabe que tiene
que protegerse de influencias ajenas para poder tener acceso a las dimensiones más profundas de su ser.

Con la Luna en Piscis, posees una fantasía rica y tiendes a perderte en sueños de un mundo de armonía y paz,
olvidando la cruda realidad en que vivimos. De naturaleza intuitiva, sensible, amable y gentil, el mundo es
para ti un lugar sagrado, y te dedicas a fondo a las ideas espirituales.
Eres romántico y algo sentimental, siempre dispuesto a atender los problemas de los demás, relegando tus
propios intereses a un segundo lugar. Debes tener cuidado de no perder la visión de tus prioridades y salir
perjudicado. Aprende a pensar en ti mismo y a decir «no» de vez en cuando.
Amas todo lo que está relacionado con la música y las artes, y es posible que una carrera artística te diese
mucha satisfacción interna. Eres muy sensible a los fenómenos psíquicos, y posees una fe firme en un
poder superior que guía tus pasos.

Tu Luna en conjunción a tu Mercurio
El contacto estrecho entre la Luna y Mercurio señala emociones fuertes y una imaginación fértil que sabes
expresar de una variedad de formas. Te gusta estar entre gente y disfrutar de distintas relaciones, y gracias
a tu habilidad de comprender y responder a sus deseos y necesidades, enseguida sueles dar la impresión de
ser un hombre simpático y comprensivo, siempre dispuesto a echar una mano.
Tu fuente principal de conocimiento es la experiencia, aunque tu capacidad de absorber información mediante
el estudio es superior a la de la mayoría de la gente. No conoces el aburrimiento, ya que te adaptas con
facilidad a nuevas condiciones y miras hacia delante con la esperanza de conseguir nuevas oportunidades
para el crecimiento.
Es probable que te resulte difícil separar tus sentimientos y tu intelecto, lo cual implica que, en ocasiones, tus
emociones alteran la claridad de tus pensamientos, o, a la inversa, que tu acercamiento intelectual
interfiera con algo que tendría que haber sido una simple reacción emocional.
Gracias a tu amabilidad, te resulta fácil llevarte bien con prácticamente todo el mundo, incluso aquellas
personas que supuestamente son tus competidores. Rara vez te sientes amenazado por los retos, porque
estás seguro de lo que sabes, y no aceptas retos si no sientes la seguridad de poder salir del desafío con
éxito. En las conversaciones contigo, la gente se siente cómoda; incluso podría revelarte sus secretos más
guardados, ya que eres un buen oyente y sabes ganarte su confianza. Sin embargo, esta combinación
planetaria te hace propenso a violar esa confianza involuntariamente. Así pues, debes tener cuidado.

Tu Luna en conjunción a tu Venus

Relacionarte con la gente parece ser lo más natural del mundo para ti. Los demás te quieren de una forma
espontánea, quizás porque perciben que tú también los aprecias y que te preocupas de ellos. No esperas
necesariamente que el otro dé el primer paso, ya que sabes que eso puede ser difícil para algunos. Eres
muy sensible y te sientes herido cuando te tratan de una forma tosca. Si no tienes cuidado puedes volverte
demasiado «agradable» lo cual puede provocar sospechas en cuanto a tus intenciones.
Cualquier profesión que te ponga en contacto con el público puede conducirte al éxito. Te ganas la confianza
de los demás porque demuestras un interés genuino por sus vidas.
Gozarás de relaciones emocionales placenteras, pero posiblemente tiendes demasiado a gratificar tus propios
sentidos en vez de aceptar la disciplina necesaria para compartir el esfuerzo de una vida de pareja.

Tu Luna en conjunción a tu Marte

La Luna tan cerca de Marte da testimonio de un estado emocional tenso. Eres impaciente y estás muy
pendiente de lo que piensen o digan los demás de ti. Sueles saltar a la defensiva como un tigre cuando te
ves atacado, aunque, en la mayoría de los casos, los insultos o abusos solamente existen en tu
imaginación. También en tu trabajo tienes problemas al relacionarte con otras personas; no eres un buen
perdedor y, por lo tanto, cuando pierdes no reaccionas con serenidad. Al contrario, probablemente acusarás
a tu competidor o competidora de haber tenido ventaja indebida.
Te impones de una manera extrema el satisfacer tus necesidades emocionales, y cuando te sientes rechazado,
puedes ser bastante tosco, incluso vengativo. Los celos pueden dar pie a escenas desagradables, y la
palabra «compromiso» parece no estar en tu vocabulario.
Te espera un camino pedregoso para suavizar tus relaciones personales y alcanzar algo de paz interior.
Empieza por ponerte en el lugar del otro para imaginarte como uno se siente cuando está recibiendo tus
vibraciones agresivas. Si eres honesto contigo mismo, verás que a menudo tu comportamiento es bastante
inmaduro e injusto. La culpa es tuya si te cuesta tanto relacionarte con los demás. Trata de suponer que
nadie está intentando perseguirte o hacerte daño, sino que es nada más que un espejismo en tu mente.

Tu Luna en conjunción a tu Júpiter

La Luna cerca de Júpiter indica un alto nivel de sensibilidad. Te preocupa llevarte bien con la gente de tu
entorno, y te esfuerzas por comprenderles lo mejor posible.
Tus reacciones suelen ser más bien emocionales, aunque sientes que puedes aportar una contribución
importante para la sociedad, ya que posees una comprensión intelectual de asuntos que pueden solucionar
muchos problemas sociales. Tu deseo de ayudar a los demás es sincero, e insistes en que se te de la
oportunidad de demostrar que te preocupas de verdad. Siempre estás presente cuando hay una tarea
importante que hacer, y siempre estás dispuesto a ofrecer tus servicios. Eres ingenioso en encontrar
maneras de ayudar a aquellos que no saben cuidar de sí mismos, y, si es preciso, no te importaría buscar el
apoyo de organizaciones políticas y religiosas para conseguir esa ayuda para gente necesitada.
En tu interior sabes que es más bendito dar que recibir, y esa generosidad verdadera hace que todos aquellos
que te conocen, te aprecien y te admiren. La fe tuya es aquella fe que puede mover montañas, y nunca
pierdes la esperanza, no importa lo difícil que sea una situación. Tienes la firme convicción de que
siempre puedes hacer algo para elevar la consciencia espiritual de una persona; de hecho, lo consideras
una obligación moral.
Tu problema físico más acusado es la posible falta de descanso y relax. Nadie necesita más descanso que tú.
Además, el relajamiento físico o psíquico producido por ejercicios adecuados pueden ser de gran ayuda.
De lo contrario, la extenuación física es casi segura. Debes ejercer más moderación en tu horario y buscar
alguna solución en lo que se refiere a tus responsabilidades abrumadoras.

Tu Luna en conjunción a tu Saturno

Emocionalmente, eres defensivo, cauteloso, reservado y muy temeroso en lo que se refiere a tus experiencias.
Tal vez, durante tu infancia, tus padres te disciplinaron tanto que pensaste que no te amaron. Esa
impresión, que llevas dentro de ti, puede obstaculizar tu capacidad de establecer vínculos emocionales
estrechos como adulto. Para remediar ese problema tienes que primero aprender a valorarte a ti mismo, en
vez de exagerar efectos negativos debido a tu extrema sensibilidad.
Te resulta más fácil tener éxito profesionalmente, porque enfocas tus esfuerzos en este área de las cosas
prácticas, donde tus sentimientos no tienen que intervenir. La satisfacción emocional vendrá gracias al
contacto con personas maduras y serias. Una relación permanente es solamente posible si tu compañera te
acepta en todos los aspectos: social, espiritual y profesional. Es esencial para ti compartir tu vida con otra
persona a todos los niveles, y sin reservas.
Intenta ver el lado positivo de las cosas. Puede que ciertas experiencias negativas sean dolorosas, pero las
lecciones aprendidas de ellas te ayudarán a volverte más optimista en la medida que crezcas.

Tu Luna en conjunción a tu Urano

Tu vida interior es un mundo de sorpresas y aventuras. Eres original, excitante y expresivo, especialmente
cuando tus sentimientos están involucrados, y prefieres guardar pocos secretos y así quedar libre de las
ansiedades que estos a menudo causan. En lo que se refiere a situaciones cargadas de tensión emocional,
siempre intentas examinarlas desde el punto de vista intelectual y realista, porque crees que es la única
forma de resolver los problemas.
Tus amigos admiran tu tolerancia y la comprensión que muestras en situaciones conflictivas. Rara vez
muestras parcialidad, ya que siempre encuentras algo valioso en ambos lados, y sabes que en la mayoría
de los casos existe la posibilidad de llegar a un acuerdo mutuo. Pero no siempre eres tan hábil en resolver
tus propios problemas, lo cual puede ser la causa de cierta tensión nerviosa.
Tu libertad es algo que valoras mucho, insistes en el derecho de determinar tu propia dirección en la vida, y,
por lo tanto, es probable que tu estilo de vida tenga poco que ver con el de tus padres.

Tu Luna en conjunción a tu Neptuno

Tu vida interior es un mundo de imaginación y fantasía. Eres emocional y sensible, y a veces tiendes a soñar
con los ojos abiertos. No puedes soportar ver a otros sufrir, y, por consiguiente, no dudas en ofrecer tu
ayuda a cualquiera que la pueda necesitar. De hecho, otros te admiran por tu comprensión simpática de sus
momentos altos y bajos. Podrías expresar tu sensibilidad e imaginación a través del arte, como la pintura,
la música o la poesía, y podrías ayudar a otros pintando alegría en su vida, cantándoles una canción para
aliviar su estrés o compartiendo tiernos momentos de poesía con ellos.
En tus relaciones personales eres sumamente romántico, y es verdaderamente difícil que alguien cumpla tus
expectativas, ya que tiendes a idealizar a la otra persona más allá de lo humanamente factible. Y cuando su
naturaleza humana se hace penosamente aparente, te cuesta aceptar «la dura realidad». Debes aprender a
aceptar a la gente en su nivel de desarrollo y evitar de darles atributos que no poseen o no merecen.

Tu Luna en conjunción a tu Plutón
Tu vida emocional es insondable como el mar, y es probable que las relaciones íntimas cobren una
importancia extraordinaria en tu vida, porque cuando te enamoras, lo haces con todo corazón y con una
profundidad y tenacidad que busca su semejante. Las relaciones casuales y superficiales no te interesan, y,
por lo tanto, estás continuamente buscando a la persona que pueda responder a tus sentimientos con la
misma intensidad. Cuando amas, puedes ser muy posesivo y exigente, y si te sientes rechazado, puedes
llegar a ser vengativo o indiferente, incluso hacia una persona amada.
Parece ser difícil vivir con este aspecto, pero puede ser una bendición si encuentras y disfrutas de un amor
verdadero. Entonces, será un amor profundo, emocionalmente satisfactorio y un medio para tu crecimiento
espiritual.

Tu Luna en conjunción a tu Quirón

Es probable que seas más consciente de las necesidades emocionales de los demás que de las tuyas propias;
instintivamente, sabes dar a los otros lo que necesitan para estar cómodos, pero te sientes resentido si te
detienes a preguntarte quién se ocupa de ti, esto puede convertirte en un manipulador de los demás,
intentando conseguir la atención que no eres capaz de pedir directamente.
La relación con tu madre suele ser fuente de profundas heridas. Puede ser que ella rechazara su maternidad y
prefiriese hacer otra cosa; tal vez te sentiste rechazado o abandonado en algún momento crítico. En
consecuencia, es probable que hayas asumido desde muy temprano en la vida una función maternal, antes
de haber recibido los necesarios cuidados.
Eres muy emotivo, y a veces acusas a los demás de ser insensibles, pudiendo tiranizar a otras personas y
estropear sus relaciones con tus estallidos emocionales, apareciendo como consecuencia trastornos en tu
alimentación; puedes tratar de compensar la falta de afecto materno comiendo en exceso.
Es frecuente que pases toda tu vida pendiente de tu madre, y que consciente o inconscientemente sientas
ansiedad por complacerla y hacerla feliz, llegando hasta el punto de convertirte en el tipo de hombre que a
ella le gustaría que fueses... quizá como un sustituto del marido. En etapas más tardías de tu vida,
mantendrás con frecuencia relaciones laborales, de amistad o matrimoniales, en las que podrás
desempeñar el papel de madre. También puedes resultar atractivo para mujeres que están a su vez heridas.
Como tienes un intenso contacto con el lado femenino de tu naturaleza, puedes desarrollar mucha
creatividad en tu vida.
Sin embargo, es posible que en determinados periodos no tengas contacto alguno con tus sentimientos ni con
tu lado reflexivo, excepto por mediación de las mujeres, a quienes quizás intentes dominar y manipular; tu
masculinidad se expresará entonces de forma burda, sin que la afecte ninguna cualidad femenina. Es
probable entonces que idealices y denigres simultáneamente a las mujeres.

Tu Luna en conjunción a tu Ascendente

Eres una persona sumamente sensible y emocional, pero, al mismo tiempo, tu vida interior está llena de
contradicciones. Anhelas el contacto íntimo, pero te resulta muy difícil permitir a alguien entrar en tu vida,
porque temes las posibles obligaciones (o experiencias amargas) que podrían ser el resultado de una
relación estrecha.
Debes aprender a bajar un poco las defensas y encontrarte con los demás en un equilibrio adecuado. De lo
contrario, te negarás a ti mismo muchas amistades enriquecedoras.

Tu Luna en conjunción a tu Medio Cielo

Es muy probable que tus emociones se reconozcan públicamente, gozando de esta manera de cierta
popularidad en el entorno social en que te muevas. Posees también una desarrollada sensibilidad hacia
todo lo que puedan llegar a pensar o sentir los demás; si tienes algún tipo de responsabilidad pública es
una excelente combinación. De alguna forma tus vínculos familiares (padres) pueden jugar un papel
importante en tu vida, sobre todo profesional y social. En definitiva, lo que tienes es una gran necesidad de
reconocimiento personal, y tu profesión puede estar relacionada con el cuidado de tu propio hogar y
familia, en un sentido particular o en un sentido más público.

Tu Luna en oposición a tu Mercurio
Te resulta difícil encontrar el equilibrio entre tus emociones y tu razonamiento, lo que puede causar problemas
en tus relaciones personales. Tu manera de responder ante ciertas situaciones es, a veces, demasiado
emocional y, en otras ocasiones, impregnada por una lógica fría, un cambio de actitud que causa confusión
en las personas con las que tratas. Puedes corregir esa falta de integración entre sentir y pensar si te
propones firmemente no tomar ninguna decisión hasta que hayas escuchado todos los puntos de vista que
puedan tener los demás. Si llegas a dominar el impulso de saltar a conclusiones prematuras, y si aprendes
a hacer concesiones, te vas a gustar más a ti mismo y a tus amigos. Trata de evitar discutir tanto con tu
pareja, ya que la más mínima diferencia de opinión te agita. No te preocupes demasiado por los asuntos
familiares que no merezcan tanta atención.
Tómate las cosas con más calma.

Tu Luna en oposición a tu Venus

Tienes la sensación de que los demás te desafían, especialmente cuando estás intentando demostrarles tu
aprecio por algo que hayan hecho por ti. Debido a tu ansiedad por caerles bien, no quieres arriesgar que
alguien se sienta descontento, pero, sea como sea, resulta que las personas que más te importan están a
menudo en contra tuya. Sospechan que tu interés por ellas está motivado, es decir, das la impresión de que
quieres algo a cambio.
Trata de relacionarte en un nivel intelectual con aquellas personas que te atraen. Intenta comprender su
manera de ser, sus problemas, y ofrece tu ayuda cuando intuyas que podrían necesitarla. Hazles entender
que no quieres nada de ellos, excepto su amistad.
Tienes buen gusto, y no sería extraño que a menudo sintieses «el gusanillo» de gastar más de lo que ganas
para satisfacer tu anhelo de sentirte cómodo. La verdadera razón por la cual estás siempre buscando la
comodidad física es la necesidad de compensar las dificultades que tienes en lograr la satisfacción
emocional.
Otro peligro es que intentes utilizar el sexo para lograr la seguridad física y psíquica que anhelas. Sin
embargo, esa táctica puede traer más complicaciones que soluciones, incluso problemas legales.
Probablemente no te agrada escuchar la verdad, pero tu felicidad actual y la futura dependen de ello.
Tienes la tendencia a encontrarte con crisis emocionales en tu vida, lo cual indicará que todavía existe una
falta de ajuste entre ti y las personas con las que tienes un trato íntimo.

Tu Luna en oposición a tu Marte

Tus relaciones personales sufren de un estado permanente de crisis, una situación que no cambiará hasta que
aprendas a llegar a compromisos. Tus sentimientos son intensos, y tus reacciones críticas –no importa lo
inocente o insignificante que sean– suelen ser rápidas y severas. Es probable, y comprensible, que
personas más delicadas no se sientan cómodas en tu presencia, ya que temen explosiones emocionales a
causa de la más mínima provocación.
Cultiva más recato y disciplina en tu trato con la gente. De lo contrario, corres el riesgo de perder a buenos
amigos y a personas que te hubieran podido ayudar, incluso con su crítica constructiva. La templanza y el
compromiso son virtudes deseables, especialmente para ti. Relájate de vez en cuando. Entonces, verás que
los resultados son mucho mejores que los obtenidos mediante una actitud impulsiva y desafiante.

Tu Luna en oposición a tu Júpiter

Existe en ti una falta de equilibrio emocional que puede manifestarse, por ejemplo, en una actitud de
imprudencia o extravagancia referente al dinero y los negocios o, con respecto a la salud, en hábitos
perezosos e inclinados a la sobrealimentación.
En otro orden de cosas, es probable que te resulte difícil conseguir el apoyo de los demás, especialmente en
relación con tus decisiones profesionales y vocacionales. Quizá tendrás que plantearte cambiar tu manera
habitual de hacer las cosas si quieres progresar o hacer carrera. Es posible que te hayas percatado de que
no te resulta fácil conseguir siempre el apoyo que necesitas de los demás. Esto puede dar lugar a que
termines con una vocación fuera de lo corriente. Probablemente no te interese trabajar de cara al público.
La persona que comparta tu vida tendrá que comprender que no eres de los que siguen a la multitud y no le
quedará otro remedio que consentir en dejarte seguir tu propio estilo.
Tu Luna en oposición a tu Saturno

El contacto tenso entre la Luna y Saturno indica una extraordinaria capacidad de comprensión profunda, pero
también una tendencia a períodos de pesimismo y depresión. Te tomas la vida muy en serio, y tiendes a
sentir cierto miedo e inseguridad acerca de la gente y los acontecimientos. Es probable que en tu infancia
experimentases un ambiente rígido donde el deber y la responsabilidad formaron una parte esencial de tu
educación. Sin embargo, te resultó muy difícil aceptar esa presión, y tu sensibilidad emocional te hizo
pensar que nadie te quiso o que los demás te rechazaron. No sería sorprendente si a menudo te encontraste
solo.
Quizá tus oportunidades profesionales quedarán limitadas a menos que te vuelvas más optimista. Aunque
aceptas responsabilidades, nunca lo haces sin un amargo recuerdo de las influencias paternas de tu niñez.
Tiendes a proyectar esa amargura en tus relaciones con personas superiores, por lo cual el trato con ellas
puede ser un problema. Lo mejor sería si pudieses ser tu propio jefe. Campos adecuados pueden ser la
medicina, la educación, el derecho, la dirección de un hotel o restaurante o un servicio público.
Si todavía sientes la influencia del condicionamiento de tus primeros años, elegirás una pareja que sea una
extensión de uno de tus padres. Buscarás una persona de carácter fuerte, autodisciplinada y exigente. No
obstante, te convendrá más alguien que pueda compensar la austeridad de tus padres, una persona flexible
y liberal que te pueda ayudar a explorar tu potencial al máximo.

Tu Luna en oposición a tu Urano

Tus cualidades intelectuales son notables, aunque a menudo acompañadas de cierto estrés mental y
emocional. Debido al intento de integrar tus sentimientos con lógica para lograr un mejor equilibrio entre
tu vida interior y tu vida exterior, sientes constantemente la necesidad de tomar decisiones que implican a
otros. Esas decisiones te causan una fuerte tensión emocional, porque si tus sentimientos prevalecen, te
alejas de los demás, pero si tu lógica gana, te sientes desdichado. Sólo la experiencia puede enseñarte
cómo llegar a compromisos que satisfarán ambos impulsos. Este conflicto tiene solución, pero requiere
paciencia.
La crisis consiste en tu inseguridad de proyectarte en relaciones que parecen ser amenazadoras.
Sencillamente, sé tú mismo. Otros tendrán posiblemente la misma inseguridad como tu. Podrás establecer
relaciones amistosas con muchas personas si les das la oportunidad de hacerlo.
Intenta descansar con frecuencia y suficiencia. De lo contrario, tu sistema nervioso fácilmente alterable puede
afectar seriamente a tu salud, especialmente a tu sistema digestivo.

Tu Luna en oposición a tu Neptuno

Posees talento y creatividad en abundancia, pero probablemente no sabes cómo expresar esos dones de forma
constructiva. Debido a que los estímulos externos te afectan profundamente, te resulta difícil separar la
verdad de la ficción y, por consiguiente, las ilusiones que creas sobre ti mismo y otros tienen también un
efecto negativo sobre tus relaciones personales, creando desorden y confusión.
Subestimas tu potencial profesional pensando que otros son más cualificados que tú. No obstante, gracias a tu
extrema sensibilidad, que te permite percibir los problemas de otros con claridad, podrías tener gran éxito
en el campo del análisis o de la consulta psicológica. Trabajas mejor por cuenta propia, sin correr el riesgo
que otros te distraigan o se aprovechen de ti.

Tu Luna en oposición a tu Plutón

Vives encima de un volcán de emociones abrumadoras. Tu tolerancia a la frustración emocional es baja, y
siempre existe el peligro de erupciones, especialmente si crees que no se te devuelve el afecto que estás
ofreciendo. Sientes, y resientes, que tienes que esforzarte mucho para conseguir algo.
Eres desafiante ante figuras de autoridad, y te puede resultar difícil tratar con la gente, ya que siempre quieres
salirte con la tuya. Debes hacer un esfuerzo para tomar en cuenta los sentimientos de los demás; de lo
contrario, corres el riesgo de convertirte en una persona excéntrica y difícil de aguantar. No te resulta fácil
aceptar consejos, pero es algo que deberías por lo menos intentar.
Muestras abiertamente si algo a alguien te gusta o no te gusta, y, debido a tus fuertes necesidades físicas, no
tomas las suficientes precauciones a la hora de buscar la satisfacción de tus deseos. Tu reto principal
consiste en ignorar tus impulsos emocionales y juzgar a las personas y situaciones con la razón y el
sentido común. Evitarás muchos problemas.
Debes aprender a llegar a compromisos referente a tus expectativas; no busques lo inalcanzable, porque
difícilmente lo encontrarás. Y no creas que los demás solamente quieren aprovecharse de ti. Es normal que
en el transcurso de tu vida te encuentres con todo tipo de individuos: buenos, malos e indiferentes. Al fin y
al cabo, depende de ti elegir tu compañía con sabiduría.

Tu Luna en oposición a tu Quirón

Es probable que seas más consciente de las necesidades emocionales de los demás que de las tuyas propias;
instintivamente, sabes dar a los otros lo que necesitan para estar cómodos, pero te sientes resentido si te
detienes a preguntarte quién se ocupa de ti, esto puede convertirte en un manipulador de los demás,
intentando conseguir la atención que no eres capaz de pedir directamente.
La relación con tu madre suele ser fuente de profundas heridas. Puede ser que ella rechazara su maternidad y
prefiriese hacer otra cosa; tal vez te sentiste rechazado o abandonado en algún momento crítico. En
consecuencia, es probable que hayas asumido desde muy temprano en la vida una función maternal, antes
de haber recibido los necesarios cuidados.
Eres muy emotivo, y a veces acusas a los demás de ser insensibles, pudiendo tiranizar a otras personas y
estropear sus relaciones con tus estallidos emocionales, apareciendo como consecuencia trastornos en tu
alimentación; puedes tratar de compensar la falta de afecto materno comiendo en exceso.
Es frecuente que pases toda tu vida pendiente de tu madre, y que consciente o inconscientemente sientas
ansiedad por complacerla y hacerla feliz, llegando hasta el punto de convertirte en el tipo de hombre que a
ella le gustaría que fueses... quizá como un sustituto del marido.
Es posible que no tengas contacto alguno con tus sentimientos ni con tu lado reflexivo, excepto por mediación
de las mujeres, a quienes quizás intentes dominar y manipular; tu masculinidad se expresará entonces de
forma burda, sin que la afecte ninguna cualidad femenina. Es probable entonces que idealices y denigres
simultáneamente a las mujeres.

Tu Luna en oposición a tu Ascendente

Tienes la tendencia a involucrarte demasiado en los asuntos de las personas de tu entorno. Inconscientemente
estás siempre buscando alguien que te haga sentir que te necesita. Para conservar la estabilidad emocional
tiendes a transferir una lealtad maternal a las personas que significan algo para ti. Sin embargo, te resulta
difícil formar relaciones estables, porque nunca estás realmente seguro de que podrás cumplir con las
responsabilidades que conllevan.
Debido a que no te gusta estar solo, te conviene una profesión que te permita estar en contacto con la gente,
aunque te cueste lograr tus objetivos materiales, ya que tu comportamiento imprevisible da la impresión de
que eres inestable y poco fiable. Es importante que aprendas a poner los pies sobre el suelo y obtener una
estabilidad firme –tanto al nivel emocional como en el ámbito profesional–.

Tu Luna en oposición a tu Medio Cielo

La Luna en el Nadir es una posición fuerte, en la que mantienes ataduras emocionales con respecto a tu
familia, tu hogar o tus padres. Debido a que te encuentras en permanente búsqueda de seguridad
emocional, te involucrarás en actividades como cocina, jardinería, cuidado de la tierra... intentando suplir
esta carencia. Esto te llevará muchas veces a vagar de un lugar a otro en busca de ese calor emocional. Es
posible también que tu hogar dependa de alguna manera de tu madre.

Tu Luna en cuadratura a tu Mercurio

Existe un conflicto entre lo que piensas y lo que sientes. En consecuencia, tienes dificultades para asimilar por
completo y con objetividad la realidad que te rodea. Tiendes a suprimir tus sentimientos en el intento de
dominarlos con tu mente. Te puedes crear una imagen del mundo que parece lógica (sagrada para ti), la
cual, sin embargo, puede conducirte a perder gradualmente el sentido profundo de la vida (todo se
convierte en insípido y monótono). Entonces, tus sentimientos reprimidos «abrirán sus puertas» y te
producirán un estado de ánimo caprichoso y una conducta inapropiada a las situaciones (puede que algo
«intolerante»). Tendrás que prestar más atención a tus sentimientos y tratar de aceptarlos.
A veces ocurrirá que se te presente el lado opuesto a esta situación, a saber, que tus sentimientos dominen e
influyan sobre tu pensamiento (perdiendo objetividad y convirtiéndote en un instrumento al servicio de la
justificación de tus propios deseos y caprichos). Esto acarreará problemas en tu comunicación con los
demás.
La solución a este aspecto tan tenso pasa por hacerte más consciente de ese conflicto interior y tratar de
integrar tu pensar y sentir. Logrando esto puedes llegar a ser más polifacético que la mayoría de la gente.

Tu Luna en cuadratura a tu Venus

Sientes miedo a la hora de entablar vínculos emocionales estrechos, porque nunca estás seguro de tus propios
sentimientos y dudas de lo que sienten los demás. También temes la responsabilidad que conlleva una
relación seria. No te resulta nada fácil admitir o mostrar lo que sientes por otra persona, en parte por las
demandas que podrían surgir como consecuencia. La causa de este «atasco» emocional puede estar en la
relación con tus padres que exigen o exigieron de ti una lealtad emocional absoluta.
Para empezar a solucionar ese problema no te sientas culpable cuando quieras transferir tus sentimientos más
íntimos a otra persona; es lo más natural del mundo y ya es hora de cambiar de actitud. Necesitas la
compañía de alguien que no espere nada más de ti que tu amistad y pueda darte cierta sensación de
seguridad.
No obstante, ten cuidado a la hora de entrar en una relación formal y seria. Un matrimonio, por ejemplo,
podría terminar en un desastre si no has superado las sutiles distorsiones de tu infancia. Probablemente
intentarás vengarte de tu pareja por los daños que te hayan hecho otros y castigarías así a la persona
equivocada.
El tiempo lo dirá, y el tiempo puede ser tu mejor aliado, porque con el paso de éste ganarás en madurez y
buen juicio. Sin embargo, no evites la tarea de comprender a la gente y sus motivaciones. La infelicidad
sería el resultado. Únete a grupos para ver de cerca a diferentes personas; así podrás aprender cómo se
comportan y cuáles son sus motivaciones y objetivos. También podrás comprender mejor las debilidades
humanas y juzgar con más claridad a cualquier persona que despierte tu afecto y te atraiga.

Tu Luna en cuadratura a tu Marte

Te encuentras con obstáculos en tu camino por establecer relaciones humanas satisfactorias. Debido a una
sensibilidad exagerada, estás constantemente luchando contra amenazas imaginarias. Tu falta de disciplina
crea problemas donde no los hay y agrava los que existen.
Si te interesa que maduren tus relaciones personales, tienes que aprender a ser más conciliador, más moderado
en tu trato y dispuesto a hacer el esfuerzo de estrechar una mano y encontrarte con la otra persona.
Tienes que comprender que una opinión diferente de la tuya no es necesariamente un desafío a tu inteligencia.
Por lo tanto, tu manera habitual de reaccionar –con un aire arrogante y palabras abusivas– no es justa.
En muchas ocasiones, las tensiones que se crean en tu vida profesional tienden a invadir tu vida privada y
causar problemas con tu pareja. Es importante separar por completo tu vida profesional y tu vida familiar
con el fin de evitar que ambos se contaminen .
Trata de cultivar la moderación a todos los niveles, porque la ansiedad y tensión que aparecen con tanta
frecuencia en tu vida pueden perjudicar tu salud, tanto a nivel físico como psíquico.

Tu Luna en cuadratura a tu Júpiter

Tiendes a reaccionar a tus experiencias con excesiva emoción y a fallar en valoraciones intelectuales. A
menudo, te precipitas y tiendes a llegar a conclusiones equivocadas, lo cual dificulta resolver tus
problemas.
Eres demasiado generoso, especialmente contigo mismo, y corres el peligro de gastar más dinero de lo que
tienes, siempre buscando la vía más fácil para satisfacer tus caprichos. No es nada aconsejable que utilices
tarjetas de crédito. Debes hacer un esfuerzo por seguir un programa que te proporcione reglas estrictas
para tus asuntos financieros y te ayude a ser más responsable y planear tu futuro. No hay otro camino, si
quieres evitar gastos imprudentes.
Con respecto a la salud, esa misma tendencia de una exagerada generosidad puede dar lugar a problemas
físicos debido a hábitos perezosos y una inclinación al buen comer y beber.
Una vez logrado un mayor equilibrio emocional y físico, puedes tener éxito en ocupaciones de derecho,
medicina o educación. El trabajo con personas minusválidas o la terapia física podrían ser ocupaciones
aún mejores, porque así podrás comparar tu propia situación con la vida de personas con limitaciones
verdaderas, que te podrían proporcionar la determinación de lograr algunos objetivos y abrir camino a tus
habilidades creativas.

Tu Luna en cuadratura a tu Saturno

Probablemente sufres de frecuentes bloqueos emocionales que tienden a limitar severamente el potencial de tu
expresión creativa. Existe un fuerte vínculo con el pasado, con tu infancia y tus padres, que te tiene
atrapado, y, por lo tanto, te resulta difícil establecer tu independencia fuera del ámbito de tu hogar y tu
familia. Tus padres te dieron pocas oportunidades de libertad personal: apenas pudiste demostrar tu propio
valor o aprender a estar sobre tus propios pies.
Tus relaciones personales e íntimas también sufren debido a esa restricción emocional, a ser severo contigo
mismo y con los demás, y es recomendable que desarrolles interés por alguna actividad creativa que te
pueda ayudar a contrarrestar tu inclinación usual a la melancolía y la depresión.
Los niños también podrían ser una fuente de gran placer para ti y aliviar las largas horas solitarias gracias a su
naturaleza desenfadada y su inmensa curiosidad. Otra posibilidad es unirte a una organización que se
dedique a ayudar a jóvenes que necesitan un hermano mayor, o alguien que sustituya a sus padres.
Elige alimentos naturales y nutritivos, y evita comer deprisa o comida fría. Y, si puedes, come siempre en
buena compañía.

Tu Luna en cuadratura a tu Urano

En cierto modo, las relaciones que experimentes a lo largo de tu vida tienden a convertirse siempre en un
«campo de batalla». Tu vida doméstica será inestable, siempre y cuando mantengas la lucha con tus
conflictos internos no resueltos. Aunque tienes una mente despierta e inteligente, se te plantea el problema
de cómo utilizar estos talentos. Si logras encontrar una salida satisfactoria, te aportará grandes beneficios
en tu equilibrio interno. Si no lo logras (debido sobre todo a la falta de disciplina y de aplicación), lo único
que conseguirás será amplificar estos conflictos. Serás capaz de librarte de las restricciones del pasado,
pero tienes que buscar tu ideal en pautas conocidas y establecidas y ser a la vez capaz de explorar nuevos
horizontes.
En tus relaciones íntimas hay una serie de «lecciones» que deberías aprender: la cooperación, el compromiso,
la responsabilidad y el hecho de compartir la toma de decisiones. No puedes esperar siempre mandar,
exigiendo a tu pareja que se avenga a tu voluntad o que acepte tu necesidad de libertad cuando tu le
permites muy poco.
Por tu insistencia en ser diferente y poco conformista resultas cortante para aquellas personas que de otra
manera te ofrecerían su apoyo. Das rienda suelta a tus deseos de independencia con lo que no logras sino
una gran tensión emocional. La autonomía de que haces gala está a expensas de tu vida familiar. Tu
intento de lograr el máximo de independencia posible, termina por herir tanto tus propios sentimientos
como los de las personas que se preocupan por ti. La clave de la solución a este problema reside en la
búsqueda del cambio de tu estilo de vida. Pregúntate a ti mismo que áreas de tu vida te gustaría cambiar.
Evalúa tus necesidades, tus sueños y deseos, y comprueba si, transformando tu estilo actual de vida, eres
capaz de satisfacer la mayor parte de ellos, sin destruir las bases que posees. Piensa en cómo podrías
cambiar aspectos de tu vida para crear espacio en el que puedan surgir nuevos intereses, o qué actitudes
podrías transformar para que tu vida se renovase, o cómo podrías mejorar tus relaciones. Ya que tienes un
temperamento rebelde, puedes utilizar positivamente esta energía para cambiar lo que no sea adecuado en
tu vida.

Tu Luna en cuadratura a tu Neptuno
Te es difícil separar los hechos de la ficción, porque tu imaginación tiende a causar confusión cuando tienes
que enfrentarte a la realidad, y a menudo ajustas la realidad a lo que es emocionalmente tolerable para ti.
Y cuando eso no es posible, podrías crear artificialmente un entorno donde refugiarte. Tiendes a rechazar
tus responsabilidades, porque te sientes perseguido por ellas. Tu reacción negativa a un comportamiento
que es socialmente aceptable puede llevarte, incluso, a vivir como un parásito y causar que tu vasto
potencial creativo se desintegre y se desperdicie. Si aprendes a utilizarla, podrías emplear tu extrema
sensibilidad para desarrollar actividades destinadas a aliviar condiciones sociales problemáticas. Nadie
necesita estudiar la naturaleza humana más que tú, y para ello una buena educación es imprescindible.
La condiciones de tu infancia no te han preparado para aceptar los retos del duro mundo de la competición. El
miedo a lo desconocido es lo que más impide tu éxito. Lo mejor para ti es ocuparte en actividades
profesionales, donde tus decisiones deban ser aprobadas por otra persona.
Mucho cuidado con las alianzas sospechosas. Si tienes dudas acerca de una alianza, recházala de inmediato.
Eres vulnerable a ser traicionado por parte de los llamados compañeros, que no dudarán en cargar sus
resultados negativos sobre ti. Sé realista en tus ambiciones, e intenta lograr metas que estén a tu alcance en
un futuro próximo.
En tus relaciones personales, una de las principales causas de conflictos es tu tendencia a dejar crecer los
malos entendidos. Haz un esfuerzo para establecer una comunicación abierta y sincera, aunque cueste al
principio dar este paso. La experiencia te demostrará que merece la pena.

Tu Luna en cuadratura a tu Plutón

Tus vínculos emocionales con los demás son intensos, y a menudo se convierten en dolorosos, hasta que
aprendas a verte y aceptarte a ti mismo y a tu prójimo tal y como sois. Padeces bloqueos psicológicos que
obstaculizan la expresión de tus verdaderos sentimientos; y aunque trates de superar estos bloqueos, si
asumes esta responsabilidad, temes perder a los otros. Piensas que los demás se alejarán menos de tu
influencia si los sujetas o los atas enérgicamente (aunque lo que obtienes es normalmente justo lo
contrario), y la causa de este tipo de conducta se remonta a tu niñez.
Sin duda, alguna figura que hiciese el papel de educador tuyo quiso dominarte cuando eras niño. Apenas te
permitió libertad en la expresión de tus sentimientos, y te hizo reproches continuos que te llevaron a tener
una «mala conciencia» permanente (siempre tuviste un miedo latente al castigo). En consecuencia, esa
clase de educación alteró tu equilibrio emocional. El resultado es que ahora te resulta difícil tratar con las
personas al mismo nivel, de tú a tú, sin que entren en juego cuestiones de poder. Sientes temor ante los
vínculos y ante la pérdida de la pareja. Al mismo tiempo, y de un modo consciente, estás como a la espera
de un castigo (si exiges demasiado a tu pareja, esta acaba por abandonarte).
Tus deseos físicos son fuertes, y quizá te conduzcan a renunciar a una unión armónica o espiritual en
beneficio de una unión menos duradera, pero más intensa a nivel físico. Tienes que cuidar este aspecto de
tu vida, porque si no, puedes perder lo que más anhelas: una relación profunda y estable.
Las dificultades comentadas se pueden aplicar también al mundo laboral en que te muevas. Tal vez tengas
problemas con personas que ocupen puestos de autoridad y tengas que aprender a llegar a compromisos.
Si ejerces una profesión o trabajo que te permita ayudar a los demás en su evolución personal, ya sean
niños o adultos, o hacer algo por el bien de la «humanidad», podrás adquirir gran confianza en ti mismo y
superar tus temores tan arraigados (aunque cuidado con el empleo de técnicas ocultas...).

Tu Luna en cuadratura a tu Quirón

Es probable que seas más consciente de las necesidades emocionales de los demás que de las tuyas propias;
instintivamente, sabes dar a los otros lo que necesitan para estar cómodos, pero te sientes resentido si te
detienes a preguntarte quién se ocupa de ti, esto puede convertirte en un manipulador de los demás,
intentando conseguir la atención que no eres capaz de pedir directamente.
La relación con tu madre suele ser fuente de profundas heridas. Puede ser que ella rechazara su maternidad y
prefiriese hacer otra cosa; tal vez te sentiste rechazado o abandonado en algún momento crítico. En
consecuencia, es probable que hayas asumido desde muy temprano en la vida una función maternal, antes
de haber recibido los necesarios cuidados.
Eres muy emotivo, y a veces acusas a los demás de ser insensibles, pudiendo tiranizar a otras personas y
estropear sus relaciones con tus estallidos emocionales, apareciendo como consecuencia trastornos en tu
alimentación; puedes tratar de compensar la falta de afecto materno comiendo en exceso.
Es frecuente que pases toda tu vida pendiente de tu madre, y que consciente o inconscientemente sientas
ansiedad por complacerla y hacerla feliz, llegando hasta el punto de convertirte en el tipo de hombre que a
ella le gustaría que fueses... quizá como un sustituto del marido. En etapas más tardías de tu vida,
mantendrás con frecuencia relaciones laborales, de amistad o matrimoniales, en las que podrás
desempeñar el papel de madre. También puedes resultar atractivo para mujeres que están a su vez heridas.
Como tienes un intenso contacto con el lado femenino de tu naturaleza, puedes desarrollar mucha
creatividad en tu vida.
Sin embargo, es posible que en determinados periodos no tengas contacto alguno con tus sentimientos ni con
tu lado reflexivo, excepto por mediación de las mujeres, a quienes quizás intentes dominar y manipular; tu
masculinidad se expresará entonces de forma burda, sin que la afecte ninguna cualidad femenina. Es
probable entonces que idealices y denigres simultáneamente a las mujeres.

Tu Luna en cuadratura a tu Ascendente

Tiendes a juzgar a las cosas y personas antes del tiempo oportuno, o sin tener de ellas cabal conocimiento; una
situación que se debe a patrones emocionales equivocados. Tal vez eres consciente de esta tendencia tuya
y te molesta tu falta de objetividad, pero la verdad es que no te será fácil cambiar, ya que se trata de
hábitos que con el tiempo se han convertido en rasgos «naturales» de tu carácter. Tu dificultad de enfrentar
la realidad aumenta tus problemas en tus relaciones personales, porque la gente nunca sabe cómo vas a
reaccionar.
Es importante que hagas un esfuerzo para romper con el pasado y superar las limitaciones que éste impone a
tu libertad y a tu bienestar emocional. Entonces, serás capaz de desarrollarte por ti mismo, sin estar
pendiente del visto bueno y la aprobación de los demás.

Tu Luna en cuadratura a tu Medio Cielo

Es muy posible que mantengas problemas emocionales con tus padres y familia, pudiendo causarte molestias
en tu profesión o reputación social y pública. Te es difícil entender parte de tus emociones inconscientes,
quedando emocionalmente insatisfecho. El secreto está en observar objetivamente cada reacción
emocional negativa que surja en tu interior, para de esta forma tomar conciencia de ella e ir erradicándola
poco a poco.

Tu Luna en trígono a tu Mercurio

Tus emociones y tu intelecto están bien integrados. Sabes expresar lo que sientes, y estás dispuesto a ver todas
tus experiencias como piezas de un puzzle que poco a poco va formando el «gran cuadro» de tu
conciencia. De cada estímulo del exterior sabes extraer un significado, y el resultante vasto archivo de
información forma la base de tu desarrollo y expresión creativos. Posees una buena memoria, y tu
capacidad de recordar incidentes del pasado es notable; sin embargo, no dejas que el pasado distorsione
tus reacciones a acontecimientos actuales, sino que sabes aplicar las lecciones del pasado de forma
constructiva en el presente.
Gracias a tu trato personal y amable, sueles tener muchas amistades; especialmente los jóvenes se sienten a
gusto en tu compañía, ya que no esperas más de ellos de lo que pueden hacer, y siempre tienes tiempo para
dedicarles.
Eres consciente de tus ansiedades emocionales, pero no sueles molestar a nadie con tus problemas, excepto a
un amigo íntimo que merezca tu plena confianza. De todas formas, no tienes la costumbre de dejarte
atrapar por pensamientos negativos, y con tu actitud compasiva y comprensiva puedes ayudar muchas
veces a aquellos que sí han caído en el pozo oscuro de la depresión.

Tu Luna en trígono a tu Venus

Eres atractivo, ya sea por tu aspecto físico o por tu manera de ser (o por ambos). Tu disposición es suave y
armoniosa, y sabes moverte entre la gente como pez en el agua. Básicamente, confías en tu prójimo y eres
optimista en cuanto al éxito de tus relaciones. De hecho, si te dedicaras a trabajar con el público o a
cualquier profesión que suponga el trato directo con otras personas, podrías conseguir una prominencia
considerable.
Los demás se sienten a gusto en tu presencia y admiran tu optimismo, tu serenidad, tu buen juicio y tu
integridad que te prohibe formar alianzas cuestionables. Nunca eres ofensivo o grosero. Si hay algo que no
puedes soportar, es lo vulgar. Cuando se produce un incidente de esta índole, prefieres marcharte para
dejar claro tu postura al respecto.
Por otro lado, las relaciones honestas y sinceras te producen una tremenda satisfacción emocional, y,
adicionalmente, todo lo relacionado con lo bello —el mundo del arte, la naturaleza y los niños pequeños—
te dará horas inolvidables de placer.

Tu Luna en trígono a tu Marte

Dispones de una inmensa energía y vitalidad, una intensidad emocional que puede resultar tanto atractiva
como irritante. Eres consciente de ello, y te esfuerzas por dominar tus impulsos. Aunque ocasionalmente
pierdes los estribos y te enojas, no sueles mantener rencores; prefieres aclarar la situación y hablar sobre
las diferencias que puede haber entre ti y la otra persona. De todos modos, siempre dejas la puerta abierta
para poder restablecer la comunicación en el futuro.
Para tus seres queridos eres un compañero fenomenal, siempre entusiasta y preocupado por su bienestar, y
también con la mayoría de tus amigos y socios te llevas bien. Tu vulnerabilidad emocional da evidencia de
que eres humano y no indiferente a los sentimientos de los demás. Debido a que aprendes de tus
experiencias, el futuro es prometedor en cuanto a tu desarrollo personal.
Tu habilidad de pensar dos veces antes de actuar, sabiendo que probablemente tu primera reacción es
demasiado emocional, te permite evitar en tus tratos personales complicaciones innecesarias. Puedes tener
éxito en cualquier profesión que te ponga en contacto con la gente.

Tu Luna en trígono a tu Júpiter

Dispones de una considerable habilidad intelectual que, modificada por una buena dosis de sensibilidad, hace
tu personalidad variada y excitante. Sabes manejar a la gente, y tus amigos y compañeros te aprecian
porque nunca olvidas aquellos que te han prestado alguna vez su ayuda.
Tienes el don de sacar provecho de todo tipo de experiencias y convertir lo que has aprendido en una
herramienta para un uso futuro. Tu excelente memoria puede ser una gran ventaja a la hora de elegir una
profesión, la cual podría estar en el campo de la medicina, de la educación, de las relaciones públicas o del
servicio a personas necesitadas o minusválidas.
Tu trato personal es cálido, sincero y honesto, y tienes la esperanza de encontrar una pareja que sea una
verdadera compañera, una mujer con la cual puedas compartir las grandes y pequeñas cosas de la vida.
Debido a tu naturaleza sumamente optimista puedes dar la impresión de ser algo orgulloso, pero siempre
eres humilde en tu deseo genuino de ser útil y de ayuda para cualquiera que acuda a ti para recibir guía y
protección. No sueles juzgar a las personas por sus debilidades, ya que puedes ver lo potencialmente
bueno en la gente.

Tu Luna en trígono a tu Saturno

Eres sensible, pero es improbable que te dejes llevar por las emociones. Posees la habilidad de razonar sin
interferencia por parte de tus sentimientos, y, debido a que tus emociones rara vez entran en conflicto con
tu intelecto, sabes resolver tus problemas sin complicarlos más.
Eres serio y responsable, y quieres ser útil y ayudar a los demás. Tienes muchas amistades, porque eres
flexible y te resulta fácil acomodarte a cualquier persona. Tu talento de comunicación puede abrirte
muchas puertas en el mundo laboral. La vida comercial sería un campo donde podrías destacar, aunque
podrías tener éxito en cualquier profesión que requiera un trabajo práctico, donde el cuidado y prudencia
sean más importantes que el vigor y la originalidad.
La gente se siente cómoda con tu presencia y aprecia tu trato serio y confiable. Emocionalmente te atraen
personas educadas, inteligentes y optimistas, y te relacionas bien con una persona que tenga sus metas
claramente definidas y tenga un plan concreto para lograrlas.

Tu Luna en trígono a tu Urano
Tu vida interior es un mundo de sorpresas y aventuras, y tienes un interés especial por la astrología, el
ocultismo y cualquier otro tema paranormal. Gracias a tu intuición y versatilidad, eres muy original en el
ámbito del hogar y de tu entorno, en la atmósfera que creas a tu alrededor. Tu personalidad extraordinaria
atrae a un amplio abanico de amigos, y muchas personas acuden a ti en busca de consejo, ya que tienes el
don de una visión inspirada del mundo y sus habitantes.
Logras progresar en la vida, porque tu pasado está bien integrado con tu futuro, y sabes resolver cualquier
conflicto en tu entorno con una facilidad asombrosa, casi mística. Parece que una voz interior te da la
respuesta adecuada justo en el momento oportuno. Debido a ello, podrías tener éxito en una aplicación
profesional de tu conocimiento en las ciencias ocultas.
Tu pareja debería ir a tu paso con respecto a la inclinación hacia nuevas y diferentes horizontes. De lo
contrario, el aburrimiento por tu parte podría poner fin a la relación.

Tu Luna en trígono a tu Neptuno

Tu vida interior es un mundo de imaginación y fantasía. Eres emocional y sensible, y posees un sentido innato
para saber lo que la gente desea, y a veces llegas a expresar tu creatividad de un modo casi profético, ya
que sabes intuitivamente transformar los estímulos exteriores en creaciones artísticas que comunican tu
experiencia estética a los demás.
Interiormente intentas vivir en armonía con «la melodía de la vida», sincronizando tu esencia espiritual con el
plan superior que guía nuestra existencia, aunque no eres necesariamente un fanático religioso. Tu
preocupación principal consiste en encontrar vías para contribuir activamente a la evolución espiritual de
los demás.

Tu Luna en trígono a tu Plutón

Tus sentimientos son profundos, aunque bien controlados, ya que procuras reservar tu potencial emocional
para las personas que merecen tu confianza y tu afecto. De hecho, tienes la esperanza de encontrar algún
día a la pareja «perfecta», esa personificación de todas las virtudes que esperas de una relación verdadera.
Tienes una habilidad psicológica innata que te permite manejar los asuntos personales y emotivos (sus áreas
internas más vulnerables) de los demás con delicadeza y comprensión. La gente se da cuenta de ello, y es
posible que te confíe sus problemas más íntimos, sus preocupaciones y sus problemas de identidad
personal. Tienes una misión en la vida y sentido del deber.

Tu Luna en trígono a tu Quirón

Es probable que seas más consciente de las necesidades emocionales de los demás que de las tuyas propias;
instintivamente, sabes dar a los otros lo que necesitan para estar cómodos, pero te sientes resentido si te
detienes a preguntarte quién se ocupa de ti, esto puede convertirte en un manipulador de los demás,
intentando conseguir la atención que no eres capaz de pedir directamente.
La relación con tu madre suele ser fuente de profundas heridas. Puede ser que ella rechazara su maternidad y
prefiriese hacer otra cosa; tal vez te sentiste rechazado o abandonado en algún momento crítico. En
consecuencia, es probable que hayas asumido desde muy temprano en la vida una función maternal, antes
de haber recibido los necesarios cuidados.
Es frecuente que pases toda tu vida pendiente de tu madre, y que consciente o inconscientemente sientas
ansiedad por complacerla y hacerla feliz, llegando hasta el punto de convertirte en el tipo de hombre que a
ella le gustaría que fueses... quizá como un sustituto del marido. En etapas más tardías de tu vida,
mantendrás con frecuencia relaciones laborales, de amistad o matrimoniales, en las que podrás
desempeñar el papel de madre. También puedes resultar atractivo para mujeres que están a su vez heridas.
Como tienes un intenso contacto con el lado femenino de tu naturaleza, puedes desarrollar mucha
creatividad en tu vida.
.

Tu Luna en trígono a tu Ascendente
Tienes un vínculo intuitivo con tu vida interior que te permite experimentar mucho placer de la expresión
creativa. Aprecias el sentido de los valores que tus padres te han otorgado, y sabes aprovechar tu intelecto
sensible y tu imaginación viva para desarrollar tus propios recursos mentales y tus ideas. Siempre
encontrarás vías para utilizar tus talentos, incluso si te resulta difícil conseguir los fondos necesarios para
realizar tus sueños. Eres consciente que tienes que hacer sacrificios en tu vida personal para tener éxito, y
eso puede tener como consecuencia que quieras esperar a un posible matrimonio hasta que hayas
terminado la educación necesaria para lograr tus objetivos profesionales.

Tu Luna en trígono a tu Medio Cielo

Tu éxito profesional puede provenir de tu excelente adaptación a las reacciones emocionales de las personas
con autoridad profesional o social. Esta adaptabilidad favorece también tu seguridad y tu armonía con tu
familia. De alguna forma tu vida profesional puede ser un buen estímulo para el desarrollo de tus
relaciones familiares.

Tu Luna en sextil a tu Mercurio

Tus emociones y tu intelecto están bien integrados. Sabes expresar lo que sientes, y estás dispuesto a ver todas
tus experiencias como piezas de un puzzle que poco a poco va formando el «gran cuadro» de tu
conciencia. De cada estímulo del exterior sabes extraer un significado, y el resultante vasto archivo de
información forma la base de tu desarrollo y expresión creativos. Posees una buena memoria, y tu
capacidad de recordar incidentes del pasado es notable; sin embargo, no dejas que el pasado distorsione
tus reacciones a acontecimientos actuales, sino que sabes aplicar las lecciones del pasado de forma
constructiva en el presente.
Gracias a tu trato personal y amable, sueles tener muchas amistades; especialmente los jóvenes se sienten a
gusto en tu compañía, ya que no esperas más de ellos de lo que pueden hacer, y siempre tienes tiempo para
dedicarles.
Eres consciente de tus ansiedades emocionales, pero no sueles molestar a nadie con tus problemas, excepto a
un amigo íntimo que merezca tu plena confianza. De todas formas, no tienes la costumbre de dejarte
atrapar por pensamientos negativos, y con tu actitud compasiva y comprensiva puedes ayudar muchas
veces a aquellos que sí han caído en el pozo oscuro de la depresión.

Tu Luna en sextil a tu Venus

Tienes el deseo y la capacidad de formar relaciones armoniosas y duraderas, un fundamento emocional
importante que será una fuente de satisfacción durante toda tu vida. Sabes que puedes ofrecer muchos
recursos personales para sostener una relación, y estás dispuesto a hacer todo lo que haga falta para
mantener y proteger un vínculo con la persona que te importa.
Tu optimismo te da la convicción de que, incluso de la situación más difícil, saldrás ganando. Para ti no existe
ningún problema que no se pueda aliviar hablando. Sabes manejar bien tus recursos financieros, sacando
el máximo provecho de lo que tienes a mano; por lo tanto, siempre dispones de suficiente dinero.
Gracias a tu buena habilidad de razonar, haces concesiones cuando te parece adecuado, y rara vez huyes al
tratar de resolver un problema que surja debido a un malentendido.

Tu Luna en sextil a tu Marte

Dispones de una inmensa energía y vitalidad, una intensidad emocional que puede resultar tanto atractiva
como irritante. Eres consciente de ello, y te esfuerzas por dominar tus impulsos. Aunque ocasionalmente
pierdes los estribos y te enojas, no sueles mantener rencores; prefieres aclarar la situación y hablar sobre
las diferencias que puede haber entre ti y la otra persona. De todos modos, siempre dejas la puerta abierta
para poder restablecer la comunicación en el futuro.
Para tus seres queridos eres un compañero fenomenal, siempre entusiasta y preocupado por su bienestar, y
también con la mayoría de tus amigos y socios te llevas bien. Tu vulnerabilidad emocional da evidencia de
que eres humano y no indiferente a los sentimientos de los demás. Debido a que aprendes de tus
experiencias, el futuro es prometedor en cuanto a tu desarrollo personal.
Tu habilidad de pensar dos veces antes de actuar, sabiendo que probablemente tu primera reacción es
demasiado emocional, te permite evitar en tus tratos personales complicaciones innecesarias. Puedes tener
éxito en cualquier profesión que te ponga en contacto con la gente.

Tu Luna en sextil a tu Júpiter

Dispones de una considerable habilidad intelectual que, modificada por una buena dosis de sensibilidad, hace
tu personalidad variada y excitante. Sabes manejar a la gente, y tus amigos y compañeros te aprecian
porque nunca olvidas aquellos que te han prestado alguna vez su ayuda.
Tienes el don de sacar provecho de todo tipo de experiencias y convertir lo que has aprendido en una
herramienta para un uso futuro. Tu excelente memoria puede ser una gran ventaja a la hora de elegir una
profesión, la cual podría estar en el campo de la medicina, de la educación, de las relaciones públicas o del
servicio a personas necesitadas o minusválidas.
Tu trato personal es cálido, sincero y honesto, y tienes la esperanza de encontrar una pareja que sea una
verdadera compañera, una mujer con la cual puedas compartir las grandes y pequeñas cosas de la vida.
Debido a tu naturaleza sumamente optimista puedes dar la impresión de ser algo orgulloso, pero siempre
eres humilde en tu deseo genuino de ser útil y de ayuda para cualquiera que acuda a ti para recibir guía y
protección. No sueles juzgar a las personas por sus debilidades, ya que puedes ver lo potencialmente
bueno en la gente.

Tu Luna en sextil a tu Saturno

Eres sensible, pero es improbable que te dejes llevar por las emociones. Posees la habilidad de razonar sin
interferencia por parte de tus sentimientos, y, debido a que tus emociones rara vez entran en conflicto con
tu intelecto, sabes resolver tus problemas sin complicarlos más.
Eres serio y responsable, y quieres ser útil y ayudar a los demás. Tienes muchas amistades, porque eres
flexible y te resulta fácil acomodarte a cualquier persona. Tu talento de comunicación puede abrirte
muchas puertas en el mundo laboral. La vida comercial sería un campo donde podrías destacar, aunque
podrías tener éxito en cualquier profesión que requiera un trabajo práctico, donde el cuidado y prudencia
sean más importantes que el vigor y la originalidad.
La gente se siente cómoda con tu presencia y aprecia tu trato serio y confiable. Emocionalmente te atraen
personas educadas, inteligentes y optimistas, y te relacionas bien con una persona que tenga sus metas
claramente definidas y tenga un plan concreto para lograrlas.

Tu Luna en sextil a tu Urano

Posees una mente despierta, atenta a las oportunidades que se te presentan y habitualmente dispuesta a sacar
el máximo provecho de ellas. Estas preparado para asumir riesgos en pos de una idea o un proyecto.
Aprender te resulta fácil –en especial de la experiencia–. Tienes capacidad para volcar en todos tus
proyectos un abundante entusiasmo y mucha energía, incrementando de este modo las posibilidades de
éxito.
Socialmente, te llevas bien con los demás, y sueles experimentar una forma de relación empática con tus
semejantes (lo que te lleva a ser más tolerante y comprensivo); de todas maneras, te convendría pensar un
poco más en tu prójimo, quien no siempre puede seguir tus repentinos pensamientos y los consiguientes
cambios. El contacto personal te gusta, y tal vez te sientas atraído a expandir tus relaciones en las esferas
de la enseñanza y la comunicación (pudiendo de esta manera transmitir a los demás tu entusiasmo y tu
amor por la exploración y los descubrimientos).
Tus relaciones íntimas estarán menos cargadas de tensiones y cambios de humor de raíz emocional; y si eliges
comprometerte emocionalmente con alguien te resultará más fácil mantener este compromiso. Sin
embargo, seguirás atraído por «ciertos» impulsos de cambio, variedad y novedad (aunque podrás
controlarlos). De todas formas, tus relaciones íntimas necesitan de una dimensión intelectual distinta
(necesitas una pareja que comprenda tu individualismo y tu necesidad de crecimiento personal), y este
será o es un factor que influya en tus elecciones. Es probable que tu vida esté fuertemente influida por el
sexo opuesto. Te iría muy bien desarrollar tu energía a través de alguna actividad empresarial o de tipo
creativo, ya que tu originalidad y tu instinto acerca de lo que esta en boga actualmente o en el futuro,
contribuirán enormemente a que consigas éxito en estas empresas.
Tu Luna en sextil a tu Neptuno

El contacto fluido entre la Luna y Neptuno afecta positivamente tu naturaleza emotiva y te confiere una
imaginación vívida y una sensibilidad psíquica que sabes expresar de forma creativa. Tus sentimientos
profundos te empujan a preocuparte por el bienestar social, y es posible que escojas una profesión que
tenga como fin solucionar los problemas de la sociedad. Tienes el deseo de hacer algo grande y fuera de lo
común.
Eres sensible en lo que se refiere a las relaciones personales, y rara vez estás molesto cuando otros muestran
sus defectos o debilidades. Gracias a tu comprensión y tolerancia puedes experimentar plenamente todos
los niveles de la expresión humana. No obstante, ten cuidado de no esperar demasiado de la otra persona,
ya que tienes la tendencia a idealizarla, o de dejarte explotar por parte de personas que solamente quieren
aprovecharse de tu buena voluntad, ya que siempre estás dispuesto a prestar tu ayuda.

Tu Luna en sextil a tu Plutón

Tus sentimientos son profundos, aunque bien controlados, ya que procuras reservar tu potencial emocional
para las personas que merecen tu confianza y tu afecto. De hecho, tienes la esperanza de encontrar algún
día la pareja «perfecta», esa personificación de todas las virtudes que esperas de una relación verdadera.
Tienes una habilidad psicológica innata que te permite manejar los asuntos personales y emotivos (las áreas
más vulnerables) de los demás con delicadeza y comprensión. La gente se da cuenta de ello, y es posible
que te confíe sus problemas más íntimos, sus preocupaciones y sus problemas de identidad personal.
Tienes una misión en la vida y sentido del deber.

Tu Luna en sextil a tu Quirón

Es probable que seas más consciente de las necesidades emocionales de los demás que de las tuyas propias;
instintivamente, sabes dar a los otros lo que necesitan para estar cómodos, pero te sientes resentido si te
detienes a preguntarte quién se ocupa de ti, esto puede convertirte en un manipulador de los demás,
intentando conseguir la atención que no eres capaz de pedir directamente.
La relación con tu madre suele ser fuente de profundas heridas. Puede ser que ella rechazara su maternidad y
prefiriese hacer otra cosa; tal vez te sentiste rechazado o abandonado en algún momento crítico. En
consecuencia, es probable que hayas asumido desde muy temprano en la vida una función maternal, antes
de haber recibido los necesarios cuidados.
Es frecuente que pases toda tu vida pendiente de tu madre, y que consciente o inconscientemente sientas
ansiedad por complacerla y hacerla feliz, llegando hasta el punto de convertirte en el tipo de hombre que a
ella le gustaría que fueses... quizá como un sustituto del marido. En etapas más tardías de tu vida,
mantendrás con frecuencia relaciones laborales, de amistad o matrimoniales, en las que podrás
desempeñar el papel de madre. También puedes resultar atractivo para mujeres que están a su vez heridas.
Como tienes un intenso contacto con el lado femenino de tu naturaleza, puedes desarrollar mucha
creatividad en tu vida.

Tu Luna en sextil a tu Ascendente

Tienes un vínculo intuitivo con tu vida interior que te permite experimentar mucho placer de la expresión
creativa. Aprecias el sentido de los valores que tus padres te han otorgado, y sabes aprovechar tu intelecto
sensible y tu imaginación viva para desarrollar tus propios recursos mentales y tus ideas. Siempre
encontrarás vías para utilizar tus talentos, incluso si te resulta difícil conseguir los fondos necesarios para
realizar tus sueños. Eres consciente que tienes que hacer sacrificios en tu vida personal para tener éxito, y
eso puede tener como consecuencia que quieras esperar a un posible matrimonio hasta que hayas
terminado la educación necesaria para lograr tus objetivos profesionales.

Tu Luna en sextil a tu Medio Cielo

Tu éxito profesional puede provenir de tu excelente adaptación a las reacciones emocionales de las personas
con autoridad profesional o social. Esta adaptabilidad favorece también tu seguridad y tu armonía con tu
familia. De alguna forma tu familia puede ser un buen estímulo para el desarrollo de tus expectativas
profesionales y sociales.

Tu Luna en semisextil a tu Mercurio

Tus emociones y tu intelecto están bien integrados. Sabes expresar lo que sientes, y estás dispuesto a ver todas
tus experiencias como piezas de un puzzle que poco a poco va formando el «gran cuadro» de tu
conciencia. De cada estímulo del exterior sabes extraer un significado, y el resultante vasto archivo de
información forma la base de tu desarrollo y expresión creativos. Posees una buena memoria, y tu
capacidad de recordar incidentes del pasado es notable; sin embargo, no dejas que el pasado distorsione
tus reacciones a acontecimientos actuales, sino que sabes aplicar las lecciones del pasado de forma
constructiva en el presente.
Gracias a tu trato personal y amable, sueles tener muchas amistades; especialmente los jóvenes se sienten a
gusto en tu compañía, ya que no esperas más de ellos de lo que pueden hacer, y siempre tienes tiempo para
dedicarles.
Eres consciente de tus ansiedades emocionales, pero no sueles molestar a nadie con tus problemas, excepto a
un amigo íntimo que merezca tu plena confianza. De todas formas, no tienes la costumbre de dejarte
atrapar por pensamientos negativos, y con tu actitud compasiva y comprensiva puedes ayudar muchas
veces a aquellos que sí han caído en el pozo oscuro de la depresión.

Tu Luna en semisextil a tu Venus

Tienes el deseo y la capacidad de formar relaciones armoniosas y duraderas, un fundamento emocional
importante que será una fuente de satisfacción durante toda tu vida. Sabes que puedes ofrecer muchos
recursos personales para sostener una relación, y estás dispuesto a hacer todo lo que haga falta para
mantener y proteger un vínculo con la persona que te importa.
Tu optimismo te da la convicción de que, incluso de la situación más difícil, saldrás ganando. Para ti no existe
ningún problema que no se pueda aliviar hablando. Sabes manejar bien tus recursos financieros, sacando
el máximo provecho de lo que tienes a mano; por lo tanto, siempre dispones de suficiente dinero.
Gracias a tu buena habilidad de razonar, haces concesiones cuando te parece adecuado, y rara vez huyes al
tratar de resolver un problema que surja debido a un malentendido.

Tu Luna en semisextil a tu Marte

Dispones de una inmensa energía y vitalidad, una intensidad emocional que puede resultar tanto atractiva
como irritante. Eres consciente de ello, y te esfuerzas por dominar tus impulsos. Aunque ocasionalmente
pierdes los estribos y te enojas, no sueles mantener rencores; prefieres aclarar la situación y hablar sobre
las diferencias que puede haber entre ti y la otra persona. De todos modos, siempre dejas la puerta abierta
para poder restablecer la comunicación en el futuro.
Para tus seres queridos eres un compañero fenomenal, siempre entusiasta y preocupado por su bienestar, y
también con la mayoría de tus amigos y socios te llevas bien. Tu vulnerabilidad emocional da evidencia de
que eres humano y no indiferente a los sentimientos de los demás. Debido a que aprendes de tus
experiencias, el futuro es prometedor en cuanto a tu desarrollo personal.
Tu habilidad de pensar dos veces antes de actuar, sabiendo que probablemente tu primera reacción es
demasiado emocional, te permite evitar en tus tratos personales complicaciones innecesarias. Puedes tener
éxito en cualquier profesión que te ponga en contacto con la gente.

Tu Luna en semisextil a tu Júpiter

Dispones de una considerable habilidad intelectual que, modificada por una buena dosis de sensibilidad, hace
tu personalidad variada y excitante. Sabes manejar a la gente, y tus amigos y compañeros te aprecian
porque nunca olvidas aquellos que te han prestado alguna vez su ayuda.
Tienes el don de sacar provecho de todo tipo de experiencias y convertir lo que has aprendido en una
herramienta para un uso futuro. Tu excelente memoria puede ser una gran ventaja a la hora de elegir una
profesión, la cual podría estar en el campo de la medicina, de la educación, de las relaciones públicas o del
servicio a personas necesitadas o minusválidas.
Tu trato personal es cálido, sincero y honesto, y tienes la esperanza de encontrar una pareja que sea una
verdadera compañera, una mujer con la cual puedas compartir las grandes y pequeñas cosas de la vida.
Debido a tu naturaleza sumamente optimista puedes dar la impresión de ser algo orgulloso, pero siempre
eres humilde en tu deseo genuino de ser útil y de ayuda para cualquiera que acuda a ti para recibir guía y
protección. No sueles juzgar a las personas por sus debilidades, ya que puedes ver lo potencialmente
bueno en la gente.

Tu Luna en semisextil a tu Saturno

Eres sensible, pero es improbable que te dejes llevar por las emociones. Posees la habilidad de razonar sin
interferencia por parte de tus sentimientos, y, debido a que tus emociones rara vez entran en conflicto con
tu intelecto, sabes resolver tus problemas sin complicarlos más.
Eres serio y responsable, y quieres ser útil y ayudar a los demás. Tienes muchas amistades, porque eres
flexible y te resulta fácil acomodarte a cualquier persona. Tu talento de comunicación puede abrirte
muchas puertas en el mundo laboral. La vida comercial sería un campo donde podrías destacar, aunque
podrías tener éxito en cualquier profesión que requiera un trabajo práctico, donde el cuidado y prudencia
sean más importantes que el vigor y la originalidad.
La gente se siente cómoda con tu presencia y aprecia tu trato serio y confiable. Emocionalmente te atraen
personas educadas, inteligentes y optimistas, y te relacionas bien con una persona que tenga sus metas
claramente definidas y tenga un plan concreto para lograrlas.

Tu Luna en semisextil a tu Urano

Posees una mente despierta, atenta a las oportunidades que se te presentan y habitualmente dispuesta a sacar
el máximo provecho de ellas. Estas preparado para asumir riesgos en pos de una idea o un proyecto.
Aprender te resulta fácil –en especial de la experiencia–. Tienes capacidad para volcar en todos tus
proyectos un abundante entusiasmo y mucha energía, incrementando de este modo las posibilidades de
éxito.
Socialmente, te llevas bien con los demás, y sueles experimentar una forma de relación empática con tus
semejantes (lo que te lleva a ser más tolerante y comprensivo); de todas maneras, te convendría pensar un
poco más en tu prójimo, quien no siempre puede seguir tus repentinos pensamientos y los consiguientes
cambios. El contacto personal te gusta, y tal vez te sientas atraído a expandir tus relaciones en las esferas
de la enseñanza y la comunicación (pudiendo de esta manera transmitir a los demás tu entusiasmo y tu
amor por la exploración y los descubrimientos).
Tus relaciones íntimas estarán menos cargadas de tensiones y cambios de humor de raíz emocional; y si eliges
comprometerte emocionalmente con alguien te resultará más fácil mantener este compromiso. Sin
embargo, seguirás atraído por «ciertos» impulsos de cambio, variedad y novedad (aunque podrás
controlarlos). De todas formas, tus relaciones íntimas necesitan de una dimensión intelectual distinta
(necesitas una pareja que comprenda tu individualismo y tu necesidad de crecimiento personal), y este
será o es un factor que influya en tus elecciones. Es probable que tu vida esté fuertemente influida por el
sexo opuesto. Te iría muy bien desarrollar tu energía a través de alguna actividad empresarial o de tipo
creativo, ya que tu originalidad y tu instinto acerca de lo que esta en boga actualmente o en el futuro,
contribuirán enormemente a que consigas éxito en estas empresas.

Tu Luna en semisextil a tu Neptuno

El contacto fluido entre la Luna y Neptuno afecta positivamente tu naturaleza emotiva y te confiere una
imaginación vívida y una sensibilidad psíquica que sabes expresar de forma creativa. Tus sentimientos
profundos te empujan a preocuparte por el bienestar social, y es posible que escojas una profesión que
tenga como fin solucionar los problemas de la sociedad. Tienes el deseo de hacer algo grande y fuera de lo
común.
Eres sensible en lo que se refiere a las relaciones personales, y rara vez estás molesto cuando otros muestran
sus defectos o debilidades. Gracias a tu comprensión y tolerancia puedes experimentar plenamente todos
los niveles de la expresión humana. No obstante, ten cuidado de no esperar demasiado de la otra persona,
ya que tienes la tendencia a idealizarla, o de dejarte explotar por parte de personas que solamente quieren
aprovecharse de tu buena voluntad, ya que siempre estás dispuesto a prestar tu ayuda.
Tu Luna en semisextil a tu Plutón

Tus sentimientos son profundos, aunque bien controlados, ya que procuras reservar tu potencial emocional
para las personas que merecen tu confianza y tu afecto. De hecho, tienes la esperanza de encontrar algún
día la pareja «perfecta», esa personificación de todas las virtudes que esperas de una relación verdadera.
Tienes una habilidad psicológica innata que te permite manejar los asuntos personales y emotivos (las áreas
más vulnerables) de los demás con delicadeza y comprensión. La gente se da cuenta de ello, y es posible
que te confíe sus problemas más íntimos, sus preocupaciones y sus problemas de identidad personal.
Tienes una misión en la vida y sentido del deber.

Tu Luna en semisextil a tu Quirón

Es probable que seas más consciente de las necesidades emocionales de los demás que de las tuyas propias;
instintivamente, sabes dar a los otros lo que necesitan para estar cómodos, pero te sientes resentido si te
detienes a preguntarte quién se ocupa de ti, esto puede convertirte en un manipulador de los demás,
intentando conseguir la atención que no eres capaz de pedir directamente.
La relación con tu madre suele ser fuente de profundas heridas. Puede ser que ella rechazara su maternidad y
prefiriese hacer otra cosa; tal vez te sentiste rechazado o abandonado en algún momento crítico. En
consecuencia, es probable que hayas asumido desde muy temprano en la vida una función maternal, antes
de haber recibido los necesarios cuidados.
Es frecuente que pases toda tu vida pendiente de tu madre, y que consciente o inconscientemente sientas
ansiedad por complacerla y hacerla feliz, llegando hasta el punto de convertirte en el tipo de hombre que a
ella le gustaría que fueses... quizá como un sustituto del marido. En etapas más tardías de tu vida,
mantendrás con frecuencia relaciones laborales, de amistad o matrimoniales, en las que podrás
desempeñar el papel de madre. También puedes resultar atractivo para mujeres que están a su vez heridas.
Como tienes un intenso contacto con el lado femenino de tu naturaleza, puedes desarrollar mucha
creatividad en tu vida.

Tu Luna en semisextil a tu Ascendente

Tienes un vínculo intuitivo con tu vida interior que te permite experimentar mucho placer de la expresión
creativa. Aprecias el sentido de los valores que tus padres te han otorgado, y sabes aprovechar tu intelecto
sensible y tu imaginación viva para desarrollar tus propios recursos mentales y tus ideas. Siempre
encontrarás vías para utilizar tus talentos, incluso si te resulta difícil conseguir los fondos necesarios para
realizar tus sueños. Eres consciente que tienes que hacer sacrificios en tu vida personal para tener éxito, y
eso puede tener como consecuencia que quieras esperar a un posible matrimonio hasta que hayas
terminado la educación necesaria para lograr tus objetivos profesionales.

Tu Luna en semisextil a tu Medio Cielo

Tu éxito profesional puede provenir de tu excelente adaptación a las reacciones emocionales de las personas
con autoridad profesional o social. Esta adaptabilidad favorece también tu seguridad y tu armonía con tu
familia. De alguna forma tu familia puede ser un buen estímulo para el desarrollo de tus expectativas
profesionales y sociales.

Tu Luna en quincuncio a tu Mercurio

Una batalla constante sucede entre tus emociones y tu intelecto; en consecuencia te puede resultar
tremendamente difícil resolver tus problemas. Cuando te dejas llevar por los sentimientos, en vez de
examinar los hechos con calma, es imposible evaluar una situación adecuadamente, y el resultado es que
reaccionas de un modo desproporcionado. No te sorprendas si los demás se resientan ante tu
comportamiento y traten de evitar cruzarse en tu camino. Tal vez ya eres consciente de todo esto y sientas
ansiedad y culpabilidad, sin saber qué hacer. Debes resistir al impulso de afrontar los problemas,
especialmente los de otra gente, antes de escuchar una opinión objetiva.
Tienes el inconsciente deseo de ser útil y servir a los demás, pero en vez de ganar la aprobación por ello puede
que invites al resentimiento. Una de las razones es tu tendencia a llamar la atención por tus actos. Para
empezar, ocúpate primero de tus propios asuntos, porque es lo más importante. Olvídate de otros hasta que
hayas resuelto tus propios problemas. Si quieres servir, podrías lograrlo a través de una profesión
adecuada.
En cuanto a tus relaciones íntimas, intentas demasiado gustar y ser deseado. Tiendes a crear situaciones
incómodas para la persona que deseas, y sufres cuando ves tus esfuerzos rechazados. Aprende a esperar
hasta que tu pareja muestre su afecto espontáneamente. Deja que se desarrolle una relación, sin poner
presión.

Tu Luna en quincuncio a tu Venus

Tienes una pobre opinión de tus propias necesidades, y, en consecuencia, te puedes haber creado un complejo
de culpabilidad, un sentimiento de no merecer nada. De hecho, te sientes obligado a complacer a
cualquiera –menos a ti mismo–, y, por lo tanto, corres el peligro de agotar tus recursos físicos y
emocionales por dejarte utilizar por gente sin escrúpulos. Necesitas desarrollar más respeto por ti mismo
con el fin de lograr el respeto de los demás. Recuerda que nadie puede aprovecharse de ti sin tu permiso.
Sumisión no significa cooperación. Insiste en hablar sobre tus obligaciones y sus límites antes de asumir
responsabilidades. Tu deseo de complacer y no pensar mal de nadie puede oscurecer tu juicio de lo que es
correcto o incorrecto en una situación determinada. Por ejemplo, puede haber compañeros que podrían
aprovecharse de tu amabilidad y darte más trabajo de lo debido para librarse de ciertos deberes. Ese
mismo problema puede trasladarse también a tus asuntos emocionales. Parece que atraes a personas que
siempre quieren pruebas de tu amor. Trata de evaluar por qué eso debe ser necesario y pide que la persona
demuestre primero su sincero interés y afecto por ti.
Otro consejo: Mucho cuidado a quién prestes dinero o tus cosas. Es poco probable que lo vayas a recuperar.
La gente tomará la actitud de que te sobra y que, de todos modos, no lo echarás de menos. Pon un precio a
tu tiempo y a tus servicios, porque la mayoría de la gente pensará que se trata de un regalo cuando te
ofreces para hacer algo por ellos. Si quieres regalar algo, empieza por hacerte algún regalo a ti mismo...

Tu Luna en quincuncio a tu Marte

Te resulta difícil controlar la expresión de tus sentimientos. Tampoco sabes muy bien juzgar a las personas, y,
como consecuencia, tiendes a formar alianzas con aquellos que se aprovechan de ti. Pero lo peor es que
sueles tolerar sus abusos tácitamente; no quieres defenderte, y el resultado es que te amargas y te vuelves
duro e injusto en tus tratos personales.
Uno de tus problemas más complejos consiste en resolver el conflicto entre tu deseo de ser útil y las falsas
expectativas que tiene la gente de ti. En muchas ocasiones, tus compañeros de trabajo piensan que vas a
llenar el hueco de sus deficiencias o de su falta de dedicación. Deberías tener cuidado de no verte atado a
una ocupación donde tú hagas todo el trabajo, mientras otros reciben el reconocimiento.
Situaciones como ésa pueden perjudicar tu salud, causando ansiedad emocional y nerviosismo. Necesitas el
efecto calmante de relaciones pacíficas, y te conviene adoptar una actitud menos tensa en tus demás
asuntos.

Tu Luna en quincuncio a tu Júpiter

Existe una discrepancia entre tus reacciones emocionales y tu comprensión de ellas. Te resulta difícil
determinar el verdadero significado de los acontecimientos en tu vida, y, por tanto, es posible que tengas
que aprender la misma lección una y otra vez para comprender el significado en su plenitud.
Subestimas tus propias habilidades pensando que todos los demás son más competentes que tú. Debes
aprender, sencillamente, que vales más de lo que te imaginas; no es necesario siempre mirar hacia los
demás para que te aseguren que eres capaz de hacer algo. Necesitas sentirte libre para poder explotar tus
talentos creativos al máximo. No temes el trabajo duro, pero tiendes a abarcar demasiado, y apretar poco,
especialmente cuando otros te lo piden. Y suelen pedirte hacer por ellos lo que, en realidad, es deber suyo,
pero que no les gusta llevar a cabo. Asegúrate que la gente demuestre su credibilidad antes de involucrarte
con ellos; te evitarás mucha ansiedad innecesaria.
Tu Luna en quincuncio a tu Saturno

Sufres de cierto sentimiento de culpabilidad en tus reacciones emocionales. Sientes la necesidad de demostrar
a la otra persona que te preocupas de verdad por ella, y este complejo de inferioridad puede perjudicar los
objetivos que tengas en la vida. Debes obtener una perspectiva apropiada de los límites de tus obligaciones
para poder planear tu futuro con éxito.
Acepta que tienes también obligaciones hacia ti mismo; tu propio desarrollo no carece de importancia, aunque
te sientas agobiado por el peso de tus sentimientos de responsabilidad hacia otros.
Necesitas compartir la vida con una persona que te respete, y que no tienda a explotar tu disposición a servirla
las veinticuatro horas del día.

Tu Luna en quincuncio a tu Urano

Tiendes a sufrir de una indebida tensión emocional, causada por una excesiva preocupación por satisfacer las
necesidades de los demás. Te sientes culpable por lo que no puedes hacer, lo cual te empuja a esforzarte
más allá de tus límites físicos y psíquicos. Deberías evitar dejarte atrapar por situaciones pesadas, porque
dispones de poca resistencia, y tu sistema nervioso podría verse seriamente afectado por la presión de tus
responsabilidades, ya sean éstas reales o imaginarias.

Tu Luna en quincuncio a tu Neptuno

Eres muy sensible y siempre dispuesto a ofrecer tu servicio cuando haga falta alguna ayuda. Eres como una
gallina, siempre preocupada por sus pollitos, pero inconscientemente estás buscando situaciones que te
permitan sentirte útil y que te hagan pensar que estás cumpliendo con tus obligaciones sociales.
Tiendes a imaginar problemas, con el fin de resolverlos, y sueles ofrecer tu ayuda innecesariamente o asumir
deberes que no te corresponden. En cualquier esfuerzo tienes que determinar los límites de tus
responsabilidades y evitar aceptar tareas adicionales.
Tus relaciones personales pueden ser una fuente de desengaños hasta que aprendas a relacionarte de forma
honesta y realista. No te resulta fácil ver a la gente tal como es. Tiendes a proyectar en ellos cualidades
que difícilmente podrán hacer realidad, y te sientes frustrado cuando no cumplen con tus expectativas. Esa
incapacidad de quedarte satisfecho con algo inferior a la perfección puede llevarte a situaciones
verdaderamente atormentadoras.
Eres romántico, y cualquier actividad artística o expresión creativa pueden proporcionarte alivio y
satisfacción en el plano emocional.

Tu Luna en quincuncio a tu Plutón

Te cuesta llegar a un equilibrio emocional, porque tiendes a reacciones extremas y compulsivas. Debes
aprender a amortiguar tu compulsión emocional mediante una objetividad basada en el razonamiento.
Posiblemente tuviste en tu infancia la experiencia de someterte a la voluntad de otros para «ganarte su
amor». Si sigues con esa lógica equivocada, pensarás que aquellos que se aprovechan de ti, están
preocupados por ti. Y no es así. Estarás a la merced de otros hasta que aprendas a decir «no».
Especialmente debes tener cuidado de no comprometerte emocionalmente con personas que intentan ganar tu
aprobación con su encantadora forma de ser. Probablemente se han dado cuenta de tu naturaleza
vulnerable y no dudan en aprovecharse de esa debilidad tuya. Las apariencias engañan, y es aconsejable
que obtengas opiniones objetivas sobre cualquier persona que despierte en ti el deseo de iniciar una
relación sentimental íntima.

Tu Luna en quincuncio a tu Quirón

Es probable que seas más consciente de las necesidades emocionales de los demás que de las tuyas propias;
instintivamente, sabes dar a los otros lo que necesitan para estar cómodos, pero te sientes resentido si te
detienes a preguntarte quién se ocupa de ti, esto puede convertirte en un manipulador de los demás,
intentando conseguir la atención que no eres capaz de pedir directamente.
La relación con tu madre suele ser fuente de profundas heridas. Puede ser que ella rechazara su maternidad y
prefiriese hacer otra cosa; tal vez te sentiste rechazado o abandonado en algún momento crítico. En
consecuencia, es probable que hayas asumido desde muy temprano en la vida una función maternal, antes
de haber recibido los necesarios cuidados.
Eres muy emotivo, y a veces acusas a los demás de ser insensibles, pudiendo tiranizar a otras personas y
estropear sus relaciones con tus estallidos emocionales, apareciendo como consecuencia trastornos en tu
alimentación; puedes tratar de compensar la falta de afecto materno comiendo en exceso.
Es frecuente que pases toda tu vida pendiente de tu madre, y que consciente o inconscientemente sientas
ansiedad por complacerla y hacerla feliz, llegando hasta el punto de convertirte en el tipo de hombre que a
ella le gustaría que fueses... quizá como un sustituto del marido.
Es posible que no tengas contacto alguno con tus sentimientos ni con tu lado reflexivo, excepto por mediación
de las mujeres, a quienes quizás intentes dominar y manipular; tu masculinidad se expresará entonces de
forma burda, sin que la afecte ninguna cualidad femenina. Es probable entonces que idealices y denigres
simultáneamente a las mujeres.

Tu Luna en quincuncio a tu Ascendente

Estás tan ansioso por demostrar tu preocupación por otras personas que permites que éstas se aprovechen de
tu buen corazón. Eres muy sensible, y sus problemas te afectan emocionalmente; por consiguiente, harás
todo lo posible para ayudarles a salir de sus dificultades. Siempre dispuesto a prestar tu tiempo y tus
esfuerzos, te encanta hacer cosas para otros, pero corres el peligro de minar tu salud en el proceso.
Desgraciadamente, no sueles hacer ninguna diferencia entre gente que merece tu ayuda y aquellos que no la
merecen. Y éstos últimos se reirán de ti en secreto. Si pones un precio a tus servicios, no tendrás que
desperdiciar tanta energía con gente que, de todos modos, no sabe apreciarlos.

Tu Luna en quincuncio a tu Medio Cielo

La Luna aquí, indica que mantienes ataduras emocionales con respecto a tu familia, tu hogar o tus padres.
Debido a que te encuentras en permanente búsqueda de seguridad emocional, te involucrarás en
actividades como cocina, jardinería, cuidado de la tierra... intentando suplir esta carencia. Esto te llevará
muchas veces a vagar de un lugar a otro en busca de ese calor emocional.

Tu Luna en la Primera Casa

La casa donde se encuentra la Luna es la esfera de nuestra experiencia donde buscamos sobre todo la
seguridad emocional. Es donde nos resulta más fácil sentirnos cómodos y donde nos refugiamos cuando
necesitamos un descanso de la lucha diaria por la existencia. Representa el ámbito de nuestra vida donde
nos encontramos con circunstancias fluctuantes y atravesamos fases que dependen de nuestros estados de
ánimo cambiantes.
La Primera Casa contiene el Ascendente y es, por lo tanto, el área más personal del mapa astral. La condición
de esta casa indica la naturaleza de nuestra personalidad, nuestro temperamento y el grado de confianza
que tenemos en nosotros mismos.

La Luna en la Primera Casa proporciona energía a tus respuestas emocionales, instintivas y sensoriales. Por
consiguiente, tu presencia irradia cualidades lunares: sensibilidad y receptividad, hacia las cuales los
demás se sienten naturalmente atraídos. Tu inteligencia opera en la dimensión de la intuición, que te lleva
a saber instintivamente qué es lo que tienes que hacer en determinadas situaciones. Eres una de estas
personas que pueden «olfatear» las oportunidades, «sentir» el peligro o «ver» venir las complicaciones.
Sentimentalmente no es esta una buena posición, dado que la vacilación y los frecuentes cambios de humor a
los que inclina la Luna aquí, harán que seas candidato a cambiar de pareja varias veces, cosa que tu
considerarás también de lo más normal, dado que la Luna es muy indecisa, frívola y dubitativa a la hora de
tomar una decisión a largo plazo. Aunque por otra parte te gusta cuidar, nutrir, mimar a las personas que te
rodean. Es algo así como aceptar el papel de "madre" de los demás, no en vano está posición natal hará
que tengas poderosos lazos psíquicos o compromisos con tu madre, que ejercerá en tu destino un papel
preponderante.
Esta posición de la Luna te otorga también excelentes cualidades y un don especial para las relaciones con el
mundo infantil.

Tu Luna en la Segunda Casa

La casa donde se encuentra la Luna es la esfera de nuestra experiencia donde buscamos sobre todo la
seguridad emocional. Es donde nos resulta más fácil sentirnos cómodos y donde nos refugiamos cuando
necesitamos un descanso de la lucha diaria por la existencia. Representa el ámbito de nuestra vida donde
nos encontramos con circunstancias fluctuantes y atravesamos fases que dependen de nuestros estados de
ánimo cambiantes.
La Segunda Casa representa nuestro deseo de obtener y poseer valores —no sólo tangibles y económicos,
sino también mentales, emocionales y espirituales— que necesitamos para la seguridad de nuestra
existencia. También está relacionada con nuestras ataduras emocionales a las cosas o personas que nos
rodean.

Con la Luna en la Segunda Casa, te contentas con la seguridad emocional que aportan el dinero y las
posesiones, tus recursos materiales. Tienes un sexto sentido para ganar dinero. Esta posición señala
recursos internos de adaptación y sensibilidad, además de la capacidad de saber instintivamente lo que
otros quieren o necesitan, especialmente el sexo femenino, y productos dirigidos a ese sector del mercado
podrían proponerte ganancias importantes.
Tienes una gran necesidad de seguridad económica y de tener un hogar estable, tu no eres una persona que
improvise o le guste vivir la vida al día en estos campos, sino todo lo contrario. A pesar de ello, la Luna en
este sector favorece las ganancias, pero no asegura que sean estables, sino con fluctuaciones, es decir, con
cambios en las fuentes de ingresos a lo largo de tu vida. Es también una posición que favorece las
actividades profesionales relacionadas con el comercio, y con el mundo femenino en general.

Tu Luna en la Tercera Casa

La casa donde se encuentra la Luna es la esfera de nuestra experiencia donde buscamos sobre todo la
seguridad emocional. Es donde nos resulta más fácil sentirnos cómodos y donde nos refugiamos cuando
necesitamos un descanso de la lucha diaria por la existencia. Representa el ámbito de nuestra vida donde
nos encontramos con circunstancias fluctuantes y atravesamos fases que dependen de nuestros estados de
ánimo cambiantes.
La Tercera Casa representa el desarrollo de nuestra relación comunicativa con el entorno y nuestra forma de
ver y comprender las circunstancias externas. Es el dominio del pensamiento lógico, de la facultad del
habla y de la adquisición de datos e informaciones.

Con la Luna en la Tercera Casa, tienes la capacidad de «sentir» lo que otros están pensando, y por lo tanto, es
probable que experimentes cierta dificultad para distinguir entre tus propios pensamientos y los de quienes
te rodean. Tiendes a creer ser objetivo y racional cuando, en realidad, estás reaccionando sobre la base de
algún complejo emocional. Las diversas situaciones que se den en tu vida te aparecerán teñidas por tu
estado de ánimo y tu sensibilidad. Si estás en un estado anímico positivo, lo interpretarás todo en forma
positiva, pero si te sientes vulnerable o deprimido, interpretarás de manera muy diferente la misma
circunstancia.
Posees buena imaginación y memoria, y estás ávido de conocimiento por la seguridad que significa saber
verdaderamente cómo funciona algo. Aunque este emplazamiento da cierta adaptabilidad a los entornos
cambiantes, es probable que tu mente divague o fluctúe entre diversos intereses. Vale la pena concienciarte
de esta tendencia y procurar aplicar tus facultades racionales con más determinación.

Tu Luna en la Cuarta Casa

La casa donde se encuentra la Luna es la esfera de nuestra experiencia donde buscamos sobre todo la
seguridad emocional. Es donde nos resulta más fácil sentirnos cómodos y donde nos refugiamos cuando
necesitamos un descanso de la lucha diaria por la existencia. Representa el ámbito de nuestra vida donde
nos encontramos con circunstancias fluctuantes y atravesamos fases que dependen de nuestros estados de
ánimo cambiantes.
El Immum Coeli (IC) o cuarta casa simboliza el lado oculto de la personalidad, a saber: nuestras raíces y
nuestros sentimientos menos visibles a primera vista.
La Cuarta Casa tiene que ver con el mundo del subconsciente, la base emocional, la tradición familiar y, en
concreto, la madre como símbolo de protección y nutrición.

La Luna en su casa natural puede señalar una excesiva identificación con la familia; es decir, aun cuando ya
tengas tu propia familia, es probable que hagas las maletas y corras a ampararte en tu familia de origen
cuando surjan dificultades.
Necesitas que el hogar sea una especie de retiro o santuario, y por tanto sintonizas finamente con los
movimientos ocultos y los cambios de atmósfera del medio familiar. No obstante, puede que no siempre
llegues a conseguir que tus sentimientos sean claros para los demás y que, en situaciones adversas, tiendas
a regresar a pautas de conducta que se remontan a tu primera infancia. Buscas apoyo y estímulo en tu
hogar y tu familia. Te interesa la historia (personal o de cualquier otro tipo) y tiendes a ser un tanto
nostálgico. La seguridad y la tranquilidad son algo de gran importancia para ti; necesitas una buena base
para llegar a ser productivo.

Tu Luna en la Quinta Casa

La casa donde se encuentra la Luna es la esfera de nuestra experiencia donde buscamos sobre todo la
seguridad emocional. Es donde nos resulta más fácil sentirnos cómodos y donde nos refugiamos cuando
necesitamos un descanso de la lucha diaria por la existencia. Representa el ámbito de nuestra vida donde
nos encontramos con circunstancias fluctuantes y atravesamos fases que dependen de nuestros estados de
ánimo cambiantes.
La Quinta Casa es la casa del Sol y simboliza, por lo tanto, nuestra aspiración de expresar las cualidades
únicas de nuestra personalidad en todo su resplandor y plenitud. Aquí se manifiesta nuestro placer de
experimentar y nuestra fuerza creativa. También muestra la relación que tenemos con los niños, así como
el niño que se esconde en nosotros mismos.

Con la Luna en la Quinta Casa, canalizas tu búsqueda de comodidad, seguridad y relajación por medio de
hobbies, romances y empresas creativas. Es posible que la expresión artística sea innata y natural en ti y
que un sentimiento inherente de tu propia importancia y de tu condición especial te permita disfrutar de
tus dotes sin tener que demostrar nada.
La Luna en este emplazamiento sugiere que eres sumamente atractivo para los demás. Tu manera de
presentarte es agradable, simpática y por lo común nada amenazante para la mayoría de las personas,
como si tuvieras un aire vagamente familiar; da un toque romántico y aventurero a tu vida sentimental.
Antes de llegar al matrimonio, pasarás por muchos amores y romances, pues la Luna aquí favorece todo lo
relacionado con los placeres y los afectos, pero los hace inestables y cambiantes. Tus romances y
aventuras amorosas son con personas influyentes o muy populares en su entorno, y generarán cambios
importantes en tu vida. Por otro lado, la familia suele interferir e inmiscuirse demasiado en tu vida
romántica y sentimental.
Asimismo, tu circulo particular de amistades íntimas será muy numeroso, pues tienes don de gente y gustas
mucho de estar divirtiéndote con la gente.

Tu Luna en la Sexta Casa

La casa donde se encuentra la Luna es la esfera de nuestra experiencia donde buscamos sobre todo la
seguridad emocional. Es donde nos resulta más fácil sentirnos cómodos y donde nos refugiamos cuando
necesitamos un descanso de la lucha diaria por la existencia. Representa el ámbito de nuestra vida donde
nos encontramos con circunstancias fluctuantes y atravesamos fases que dependen de nuestros estados de
ánimo cambiantes.
La Sexta Casa corresponde a nuestra facultad y forma de utilizar nuestros recursos y cualidades según las
necesidades que se presenten en la vida. Aquí vemos nuestra actitud hacia el trabajo y el modo de cómo
organizamos nuestra existencia.

Con la Luna en la Sexta Casa, tu salud física, lo mismo que tu capacidad de hacer frente a las contingencias
de todos los días, variarán de acuerdo con tus estados de ánimo. Deberías prestar atención especial a tu
dieta, ya que al iniciarse un período de dificultades emocionales pueden presentarse problemas con la
comida o con el exceso de alcohol. El cuerpo tiene su propia sabiduría instintiva, que eres capaz de
aprender a reconocer y respetar sin demasiado esfuerzo. Si te tomas el tiempo necesario para observar lo
que registra tu cuerpo cuando entras en una habitación o cuando te presentan a alguien, te darás cuenta de
lo mucho que es posible intuir mediante las sensaciones corporales.
Experimentas la necesidad de sentirte emocionalmente comprometido con tu trabajo. Por lo común, un trabajo
que te permita la interacción con otras personas será mejor para ti que trabajar en un aislamiento excesivo,
aunque, en ocasiones, te encuentres complicado en la vida personal de tus compañeros, algo que no
necesariamente te desagrada, ya que te gusta satisfacer las necesidades prácticas y emocionales de otras
personas. De modo que te adaptarías bien a cualquier empleo en que puedas desempeñar un rol
«materno».

Tu Luna en la Séptima Casa

La casa donde se encuentra la Luna es la esfera de nuestra experiencia donde buscamos sobre todo la
seguridad emocional. Es donde nos resulta más fácil sentirnos cómodos y donde nos refugiamos cuando
necesitamos un descanso de la lucha diaria por la existencia. Representa el ámbito de nuestra vida donde
nos encontramos con circunstancias fluctuantes y atravesamos fases que dependen de nuestros estados de
ánimo cambiantes.
El Descendente es el punto diametralmente opuesto al Ascendente, y describe nuestra facultad de recibir y
absorber aquello que se nos va acercando. Simboliza nuestro encuentro con el tú, la forma de establecer
contactos, y las personas que cobran significado en el transcurso de nuestra vida. Esta casa revela el tipo
de persona que se siente atraída hacia nosotros e indica las expectativas que aportamos a nuestras
relaciones.

Con la Luna en esta casa tienes la tendencia a ser hipersensible, o bien adaptarte en exceso a las necesidades
de otros, especialmente de tu pareja, con lo que tu identidad resulta demasiado condicionada por lo que
otras personas quieren que seas.
Inversamente, es posible que en tu pareja busques a una madre, o que busques el matrimonio por la seguridad
que parece ofrecer, y por la promesa de una familia y un hogar cálido y acogedor que te den una sensación
de pertenencia.
Este emplazamiento indica también que las relaciones en general, tanto las íntimas como las sociales, o
incluso las relaciones de otras personas, tienden a tener una fuerte influencia sobre tus estados de ánimo y
cambios emocionales.
La Luna aquí da también cambios en las asociaciones que emprendas. Te gustará asociarte o montar negocios
con otras personas, por lo cual puedes tener litigios y enfrentamientos con la gente. A pesar de ello, la
Luna aquí es un indicio de popularidad y favorece también las ocupaciones de cara al público.

Tu Luna en la Octava Casa

La casa donde se encuentra la Luna es la esfera de nuestra experiencia donde buscamos sobre todo la
seguridad emocional. Es donde nos resulta más fácil sentirnos cómodos y donde nos refugiamos cuando
necesitamos un descanso de la lucha diaria por la existencia. Representa el ámbito de nuestra vida donde
nos encontramos con circunstancias fluctuantes y atravesamos fases que dependen de nuestros estados de
ánimo cambiantes.
La Octava Casa corresponde a la intensificación del encuentro con el Tú. Simboliza los valores en una
relación matrimonial o de socios y, también, nuestra capacidad de compartir. Esta relacionada con las
herencias, el sexo y la muerte, la transformación y las enfermedades virulentas.

Con la Luna en la Octava Casa, posees una especial afinidad con las fuerzas ocultas de la naturaleza que
operan personal o colectivamente. Sin embargo, quizá te sientas confundido o «superado» por poderosos
complejos inconscientes que se apoderan de ti y te abruman. De niño debes haber sido sumamente
sensible a los movimientos subterráneos en el entorno hogareño, especialmente a los sentimientos más
profundos de tu madre, a sus estados de ánimo y a sus frustraciones, y es probable que, en tu interior, sigas
aún «cargando» con ellos. Además, es posible que las relaciones actuales reavivan en ti las primeras
pautas emocionales, y exista en ti la necesidad de profundizar en el pasado para descubrir las raíces de
estos problemas.
También es probable que las primeras experiencias con el sexo o la muerte hayan afectado profundamente a tu
carácter, y ahora tiendas a buscar el contacto o la intimidad sexual principalmente por lo que brinda de
seguridad emocional, o como manera de olvidar las exigencias del mundo.
Por otro lado, posees una capacidad natural para ayudar a otros a descubrir el sentido de su propio valor y
dignidad. Eres capaz, literalmente, de «encargarte» del dinero de otros, o de cuidarlos y atender a sus
necesidades en momentos traumáticos y de transición. Este emplazamiento de la Luna te confiere un don
especial de sintonizar con la psique humana, lo cual te permite ofrecer servicios que otros no pueden dar.
Si te dedicas a responder espiritualmente a las necesidades de los demás, podrás enriquecer tu vida interior
más de lo que puedas imaginar, y también ganar suficiente dinero para vivir cómodamente.

Tu Luna en la Novena Casa

La casa donde se encuentra la Luna es la esfera de nuestra experiencia donde buscamos sobre todo la
seguridad emocional. Es donde nos resulta más fácil sentirnos cómodos y donde nos refugiamos cuando
necesitamos un descanso de la lucha diaria por la existencia. Representa el ámbito de nuestra vida donde
nos encontramos con circunstancias fluctuantes y atravesamos fases que dependen de nuestros estados de
ánimo cambiantes.
En la Novena Casa se trata de relacionar el conocimiento adquirido con las experiencias personales para
lograr una visión integral del mundo y una orientación en la vida. Está relacionada con los viajes —tantos
los internos como los externos—, la filosofía, la religión y el derecho.

Con la Luna en la Novena Casa, posees una natural receptividad hacia todo lo que sea filosofía y religión, y
una capacidad intuitiva para comprender los conceptos y símbolos espirituales. Los sentimientos dan
acceso a aquello que la mente no puede comprender racionalmente.
Es probable que en tu vida haya períodos durante los cuales residas en algún país extranjero, especialmente en
conexión con la búsqueda espiritual y el crecimiento interior. Es posible que te sientas más «en tu casa» y
más seguro cuando medites sobre el sentido de la vida, o te encuentres a punto de coger un avión o de
embarcarte en una nueva empresa o en una aventura exótica.
Tu manera de ocuparte por los demás puede expresarse compartiendo con ellos tus intuiciones filosóficas o
espirituales, o inspirando en potenciales discípulos nuevas esperanzas y visiones, un significado original y
una orientación nueva.
Tu mente e intelecto profundo son muy imaginativos y creativos. Deseas descubrir cosas, investigar en
campos donde nadie haya estado. La Luna aquí facilita el reconocimiento intelectual por parte de los
demás hacia ti, dado que el caudal intelectual con el que vienes a este mundo es muy valioso y
aprovechable. Asimismo, hace que seas una persona gregaria, que aprende de la gente y especialmente de
las mujeres. Tu "voz de la conciencia" es también de tipo femenino, maternal y poco rígida, severa o
represora.
Esta posición planetaria incita también a que hagas varios viajes largos a lo largo de tu vida, largos tanto en el
tiempo como en el espacio, pues tu necesidad lunar de expansión mental se satisface de una forma natural
viajando y conociendo otros mundos, culturas y personas diferentes.

Tu Luna en la Décima Casa

La casa donde se encuentra la Luna es la esfera de nuestra experiencia donde buscamos sobre todo la
seguridad emocional. Es donde nos resulta más fácil sentirnos cómodos y donde nos refugiamos cuando
necesitamos un descanso de la lucha diaria por la existencia. Representa el ámbito de nuestra vida donde
nos encontramos con circunstancias fluctuantes y atravesamos fases que dependen de nuestros estados de
ánimo cambiantes.
El Medium Coeli o Medio cielo (MC) es el cenit, el punto más alto, del horóscopo y simboliza, entre otras
cosas, nuestra posición social, la cual corresponde en la sociedad actual al éxito profesional. Además de la
reputación, la ambición de hacer carrera, la responsabilidad hacia la sociedad y las metas políticas.

Con la Luna en la Décima Casa, posees algo como un sexto sentido para percibir y comprender lo que desea
la gente, y es probable que en tu carrera se reflejen cualidades maternales: servir a otras personas y atender
sus necesidades, tanto físicas como psíquicas, alimentarlas, alojarlas, cuidarlas cuando están enfermas, etc.
Tu imagen pública, cómo te ven los demás en público, es amable y maternal.
Por otro lado, lo que puede causarte problemas es la esperanza de que el mundo se comporte contigo como
una madre, por mediación de la seguridad social, por ejemplo. Por más maduro y autosuficiente que
parezcas, tu tendencia es, como el niño pequeño, a levantar los ojos hacia la madre/mundo, en demanda de
amor. Además, eres sumamente sensible en lo que se refiere a tu reputación, a tu presentación en público
y, en general, a lo que piense de ti la gente. Te refugias en tu trabajo cuando necesitas fuerza y estímulo.
Favorece las ocupaciones vinculadas con el público en general, y con las mujeres.
Dado que la Luna es inestable y cambiante, da también para bastantes cambios de posición social, no siendo
por ello un indicio de que tu destino esté regido por el famoso refrán "cría fama y échate a dormir".

Tu Luna en la Undécima Casa

La casa donde se encuentra la Luna es la esfera de nuestra experiencia donde buscamos sobre todo la
seguridad emocional. Es donde nos resulta más fácil sentirnos cómodos y donde nos refugiamos cuando
necesitamos un descanso de la lucha diaria por la existencia. Representa el ámbito de nuestra vida donde
nos encontramos con circunstancias fluctuantes y atravesamos fases que dependen de nuestros estados de
ánimo cambiantes.
La Undécima Casa refleja nuestro deseo de alcanzar una determinada identidad o posición por medio de la
identificación con un grupo. Representa nuestro círculo de amigos, experiencias colectivas, ideas
humanitarias y visiones futuras destinadas al progreso de la sociedad en que vivimos.

Con la Luna en la Undécima Casa, necesitas formar parte de un grupo y recibir de tus amigos y conocidos la
fuerza y el estímulo que necesitas. La participación en actividades de grupo y en salidas sociales
constituye para ti una forma de relajarte y eliminar tensiones ante las presiones impuestas por otros
aspectos de la vida. Tus objetivos y ambiciones suelen fluctuar con tus estados de ánimo, y quizá te dejes
influir demasiado fácilmente por las opiniones de otros en lo referente a lo que puede ser mejor para ti.
Por otra parte, con esta posición de la Luna, posees la potencialidad de conmover los sentimientos de grandes
grupos de personas. Por lo tanto, el trabajo con los demás, especialmente para metas comunitarias y
humanitarias, podría ser perfecto para ti. Una de las cosas más importantes para ti es que tus ideales se
vuelvan realidad.
Tus amistades serán numerosas, pero cambiadizas, inconstantes y de carácter variable. Muchas amistades las
harás a través de conexiones familiares o del lugar donde hayas nacido. Por ello tratarás de hacer una gran
"familia" con todos tus amigos. El papel preponderante que tienen dichas personas en tu vida hará que tu
humor cambie según los objetivos, motivaciones, opiniones y reacciones de tus amigos, por lo que deberás
tener cuidado, dado que influirán mucho en tu vida particular.

Tu Luna en la Duodécima Casa

La casa donde se encuentra la Luna es la esfera de nuestra experiencia donde buscamos sobre todo la
seguridad emocional. Es donde nos resulta más fácil sentirnos cómodos y donde nos refugiamos cuando
necesitamos un descanso de la lucha diaria por la existencia. Representa el ámbito de nuestra vida donde
nos encontramos con circunstancias fluctuantes y atravesamos fases que dependen de nuestros estados de
ánimo cambiantes.
La Duodécima Casa es la más compleja, porque corresponde a esferas de la vida que se consideran tabúes y
no suelen ser temas de nuestras conversaciones. Aquí se disuelven el ego y el sentido de la individualidad
en favor de un sentimiento de comunión espiritual. Representa la soledad, el sacrificio, la empatía y la
inspiración mística.

Con la Luna en la Duodécima Casa, posees una vulnerabilidad psicológica innata. A la manera de aspiradora
psíquica, «absorbes» todo lo que circule por la atmósfera. Es necesario que domines tu sensibilidad y
aprendas a usarla, en vez de vivir abrumado por ella. Puedes necesitar períodos de aislamiento para
restablecer tu equilibrio y tu paz interior.
La raíz de los problemas emocionales se hunde profundamente en el inconsciente, y no es fácilmente
accesible a la memoria consciente. Las dificultades psicológicas pueden derivarse de la muy temprana
infancia, e incluso de vivencias prenatales.
En general, la Luna en la Casa Doce indica un deseo bastante claro de regresión a la bienaventuranza de la
existencia prenatal. Los que han tenido experiencias difíciles previas al nacimiento, o se vieron privados
de la madre a edad muy temprana, necesitarán quizá curar esas heridas antes de poder aceptar la
encarnación actual y decir que sí a la vida.
En un sentido más positivo, la Luna en este emplazamiento suele indicar un acceso directo a un caudal de
sabiduría que se te hace accesible en los momentos en que más necesarios son la intuición y los recursos
interiores.

Mercurio - la expresión mental

El planeta Mercurio tarda 88 días para completar su órbita alrededor del Sol. Se halla de él a una distancia
media de 58 millones de kilómetros, y, con un diámetro de 2.400 km, es un 40% más pequeño que la
Tierra. Debido a que nunca se aleja más de 28 grados del Sol, solamente puede formar en la carta astral
una conjunción o un semisextil con el luminar mayor.

En la mitología romana Mercurio (Hermes para los griegos) es el mensajero de los dioses facilitando la
comunicación con lo espiritual. También es el ágil y astuto dios de los comerciantes, gracias a su habilidad
en hablar y negociar, y de los ladrones, ya que le divierte engañar a los demás.

En la astrología, Mercurio representa nuestra capacidad de comunicación y razonamiento, el intelecto
analítico, el sentido comercial, el pensamiento práctico y la astucia. Como estrella matinal está
relacionado con el signo Géminis, y como estrella del anochecer con el signo Virgo.

Tu Mercurio en Aries

Aries es el primer signo del Zodiaco. Aquí encontramos los impulsos primordiales de la vida, la fuerza
impetuosa ansiosa por salir a la luz. Aries representa el comienzo de un desarrollo, y no se preocupa por el
pasado, a veces ni siquiera por el presente. Contempla el futuro, y lo único que quiere es abrirse camino
hacia delante.

Con Mercurio en Aries, sabes lo que quieres. Te dedicas a cada tarea con coraje y determinación, y no te gusta
que alguien intente impedírtelo. No permites que otros se metan en tus asuntos, y te cuesta aceptar los
consejos de los demás. Te conviene reflexionar sobre esa actitud, porque no es un síntoma de madurez y
puede causarte muchos problemas en tus relaciones personales.
Este emplazamiento de Mercurio conlleva ciertos riesgos, ya que indica una tendencia a actuar
precipitadamente. Tu mente es rápida y sin duda aguda, capaz de comprender una situación en pocos
momentos, pero tu impaciencia puede llevarte a tomar decisiones equivocadas. La imprudencia es un
peligro real que debes combatir mediante la inteligencia y la razón. Si aprendes a cooperar con otros y a
llegar a compromisos estarás en buen camino hacia el éxito.

Tu Mercurio en Tauro

Tauro, relacionado como signo con el elemento tierra, destaca por su determinación y sus acciones destinadas
a metas concretas. Los signos de tierra confían en lo que pueden apreciar con sus sentidos físicos y aspiran
a resultados prácticos. Son cautelosos, disciplinados y fiables, y saben cómo funciona el mundo material.

Con Mercurio en Tauro, posees lo que se llama «sentido común», y será difícil que alguien te engañe con
palabras floridas. No tienes tiempo para fantasías y sueños irreales, porque quieres conseguir resultados
concretos. Tampoco te gusta tomar riesgos, y antes de actuar, siempre piensas con detenimiento. Para
convencerte de algo, hay que aportar datos comprobados, pero estás abierto al dialogo, y si los argumentos
son convincentes no te resistes a cambiar de idea. Eso sí, te lo tomas todo con mucha calma, y necesitas
tiempo para reflexionar y considerar una cuestión desde todos los puntos de vista.
Te comunicas de forma prudente, metódica y práctica, y eres capaz de pensar con lógica, utilizando buenos
argumentos. Te resulta fácil dedicarte al estudio, y aunque no aprendas siempre con rapidez, lo que ya
hayas aprendido, no lo olvidarás fácilmente.

Tu Mercurio en Géminis

El signo Géminis está gobernado por el planeta Mercurio y pertenece al elemento aire. Los signos de aire
viven en el mundo abstracto de las ideas y de los pensamientos, los cuales son para ellos tan reales como
cualquier objeto físico. Sienten la necesidad de desprenderse de la experiencia directa y contemplar,
evaluar y comprender su entorno por medio de sus facultades racionales para luego comunicar sus
conclusiones a otros.

Con Mercurio en su propio signo, no sólo tienes la mente rápida como un rayo sino que también pareces saber
todo sobre todo el mundo. Te comunicas con fluidez y urgencia, y sabes expresar tus ideas con claridad y
convicción, aunque tiendes a la superficialidad. Tu curiosidad innata te impulsa a enterarte de todo y no te
deja tiempo a profundizar en los detalles de un tema concreto.
Para contrarrestar esa tendencia te conviene dedicar un tiempo específico a tus estudios y resistir la tentación
de dejarlo de lado y empezar con algo diferente y aparentemente más interesante.
Es aconsejable que dispongas regularmente de períodos de relajamiento para evitar una sobrecarga de tu
sistema nervioso. Aunque te parezca una pérdida de tiempo, es una inversión en un futuro saludable –y
más productivo–.

Tu Mercurio en Cáncer

Cáncer es un signo de agua y se comunica con su entorno principalmente por medio de sus sentimientos. El
elemento agua representa el mundo de las emociones insondables, desde pasiones compulsivas y temores
irracionales hasta sentimientos de compasión y amor universales. Destaca por su intuición y sabe que tiene
que protegerse de influencias ajenas para poder tener acceso a las dimensiones más profundas de su
psique.

Con Mercurio en Cáncer, eres altamente sensible y receptivo, y dispones de una buena memoria que te facilita
aprender y retener datos sin mayores esfuerzos. Para ti los sentimientos también son pensamientos, lo cual
implica que no siempre sabes separarlos. Por consiguiente, a veces la realidad se deforma debido a tu
interpretación emocional. También te comunicas a través de tus emociones e instintos. Tu lógica tiende a
ser subjetiva en vez de objetiva, porque prefieres dejarte guiar por tu intuición y tus instintos en vez de
contemplaciones puramente intelectuales. Aprende a separar tus sentimientos de los hechos para no llegar
a conclusiones equivocadas.
No es siempre fácil saber lo que realmente piensas, ya que eres bastante reservado al respecto. Existe en ti el
miedo a que la revelación de tus pensamientos te haga vulnerable, ya que te resulta muy difícil soportar las
críticas. Consuélate con el hecho de que nadie es perfecto y que la crítica constructiva es un importante
paso en dirección hacia el éxito.
La poesía, la música y las artes te atraen, y también la psicología y todo lo relacionado con la psique humana.
Lo que puede interferir con tu objetividad y una visión clara de las cosas, son prejuicios y temores
subconscientes que arrastras de experiencias pasadas.

Tu Mercurio en Leo

Leo es un elemento de fuego y destaca, por lo tanto, por su asombroso potencial de energía, su inmenso afán
de acción y renovación, y su espíritu entusiasta y honesto. El elemento de fuego es radiante, ardiente y
expresivo, dedicándose principalmente al descubrimiento y cumplimiento de posibilidades futuras, y nos
otorga la energía que necesitamos para llevar a cabo nuestros deberes diarios.

Con Mercurio en Leo, te comunicas de forma entusiasta y dinámica, y siempre eres expresivo a la hora de
pensar y dialogar, ya que tienes sentido para lo dramático. Sabes provocar tanto las risas como las
lágrimas de tus oyentes.
Tu debilidad es que te enamoras fácilmente de tus propias ideas y tiendes a exagerar su mérito mediante
palabras hiperbólicas que no convencen a nadie. Con un poco más de realismo y modestia tus
posibilidades de éxito se multiplicarían.
Posees una naturaleza espontánea y cariñosa, aunque eres de ideas fijas y no te dejas influenciar o cambiar
fácilmente. Es difícil convencerte de algo, porque prefieres tener tus propias experiencias.

Tu Mercurio en Virgo

Virgo, relacionado como signo con el elemento tierra, destaca por su prudencia y sus acciones destinadas a
metas prácticas. Los signos de tierra confían en lo que pueden apreciar con sus sentidos físicos y aspiran a
resultados concretos y útiles. Son determinados, disciplinados y fiables, y saben cómo funciona el mundo
material.

Con Mercurio en su propio signo, posees una mente clara y bien organizada, con buen sentido para los
detalles. Te comunicas de forma lógica y modesta, aunque a veces con escepticismo y cierto aire crítico.
No obstante, siempre tienes sugerencias prácticas en situaciones difíciles.
No pierdes el tiempo en conversaciones superficiales o cotilleos. Prefieres dedicarte a la solución de
problemas concretos, analizándolos desde todos los posibles ángulos, porque sabes apreciar diferencias
sutiles y hacer distinciones. Tu mente cuidadosa y conservadora quiere salvar y catalogar cada cosa al
detalle y aprovechar todo al máximo, aunque a veces te concentras demasiado en cosas insignificantes.

Tu Mercurio en Libra

El signo Libra está gobernado por el planeta Venus y pertenece al elemento aire. Los signos de aire viven en
el mundo abstracto de las ideas y de los pensamientos, los cuales son para ellos tan reales como cualquier
objeto físico. Sienten la necesidad de desprenderse de la experiencia directa y contemplar, evaluar y
comprender su entorno por medio de sus facultades racionales para luego comunicar sus conclusiones a
otros.

Con Mercurio en Libra, sabes comunicarte de forma distinguida y diplomática, esforzándote por llevar paz y
armonía a tu entorno. Por consiguiente, no es sorprendente que otros busquen tu consejo para resolver
conflictos o quieran que seas el arbitro en todas las situaciones conflictivas. Defiendes la justicia, y con tu
honestidad ganas muchos amigos.
Sin embargo, tu deseo de evitar cualquier confrontación puede resultar en cierta ambigüedad por tu parte, ya
que no quieres definir claramente tus actitudes u opiniones, dejando siempre una puerta abierta. Tienes
que comprender que a veces es necesario decir sin rodeos lo que realmente piensas, incluso si eso significa
que algunos «amigos» te den la espalda. A la larga, es mejor tener un círculo de unos pocos amigos
verdaderos que estar rodeado de gente que no está dispuesta a apoyarte a la hora de la verdad.

Tu Mercurio en Escorpio

Escorpio, un signo de agua regido por los planetas Marte y Plutón, dispone de una sorprendente abundancia
de energía que puede manifestarse súbitamente. Como signo de agua, se comunica con su entorno
principalmente por medio de sus sentimientos. El elemento agua representa el mundo de las emociones
insondables, desde pasiones compulsivas y temores irracionales hasta sentimientos de compasión y amor
universales.

Con Mercurio en Escorpio, te intrigan los misterios de la vida, especialmente todo lo relacionado con el sexo
y la muerte. No te bastan las explicaciones superficiales, sino que quieres indagar profundamente y
descubrir la esencia desnuda. Te fascina todo lo que es secreto u oculto, y sientes la necesidad de penetrar
hasta el núcleo de un asunto y descubrir lo que yace bajo la superficie.
Posees la capacidad de comunicarte en un nivel tan recóndito e íntimo que muchas veces sobran las palabras.
Sin embargo, procuras no revelar tus pensamientos más íntimos y planeas tus movimientos en secreto para
coger a posibles adversarios por sorpresa.
No te resulta fácil incluir a otras personas en tus reflexiones, pero es justamente algo que deberías intentar
para no recibir el calificado de egoísta. Debes aprender a ver las cosas con más objetividad, y no dejar que
sentimientos como el deseo y el odio influyan en tu juicio, y cubran tu sentido común.

Tu Mercurio en Sagitario

Sagitario es un signo de fuego y destaca, por lo tanto, por su gran potencial de energía, su inmenso afán de
acción y renovación, y su espíritu entusiasta y honesto. El elemento de fuego es radiante, ardiente y
expresivo, dedicándose principalmente al descubrimiento y cumplimiento de posibilidades futuras, y nos
otorga la energía que necesitamos para llevar a cabo nuestros deberes diarios.

Con Mercurio en Sagitario, te comunicas de forma abierta, optimista y entusiasta, y sabes tolerar y respetar
las opiniones de otros. Eres justo y sincero y siempre directo en tu forma de actuar. Te interesan más los
pensamientos eternos y la visión global que los detalles. Por consiguiente, tiendes a generalizar demasiado
y dejar que tus aspiraciones idealistas impidan el pensamiento lógico y coherente.
Te encanta discutir sobre temas filosóficos, y, convencido de tu propio punto de vista, tiendes a «predicar» la
verdad (tal y como tu la ves) a los demás. En cualquier situación, te enteras enseguida de lo que está
pasando. Tienes en cuenta los efectos que las acciones de hoy tendrán en el futuro, y siempre intentas
llegar al fondo de una cuestión y comprender su significado en un contexto más universal que específico.

Tu Mercurio en Capricornio

Capricornio, relacionado como signo con el elemento tierra, destaca por su integridad y seriedad y sus
ambiciones destinadas a metas prácticas. Los signos de tierra confían en lo que pueden apreciar con sus
sentidos físicos y aspiran a resultados concretos y útiles. Son determinados, disciplinados y fiables, y
saben cómo funciona el mundo material.

Con Mercurio en Capricornio, tienes una mente clara y analítica, aunque tal vez algo rígida y, a veces,
pesimista. Te comunicas con seriedad y precisión, y eres capaz de entender las ideas abstractas y
utilizarlas de manera práctica. No obstante, debes tener cuidado de que tus cualidades formales y
reservadas no inhiban tu forma de comunicación.
Eres ambicioso y persigues metas altas, y no cabe duda que tarde o temprano lograrás tus objetivos, ya que
sueles proceder de forma planeada y realista asegurándote de que no existan riesgos no previstos en el
camino. Por otra parte, si eres demasiado consciente de la realidad práctica, puede que enfoques tu
atención más en las limitaciones que en las posibilidades, lo cual puede demorar tu éxito.
Te atrae la perspectiva de una posición respetable en la sociedad, porque te impresionan los símbolos del
poder y del prestigio. De hecho, eres la persona idónea para cualquier puesto de responsabilidad, porque
cumples lo que prometes, y nunca pierdes de vista la realidad. Sin embargo, te vendría muy bien
desarrollar un poco más de humor, y no tomarte todo tan en serio.

Tu Mercurio en Acuario

El signo Acuario está gobernado por Saturno y Urano y pertenece al elemento aire. Los signos de aire viven
en el mundo abstracto de las ideas y de los pensamientos, los cuales son para ellos tan reales como
cualquier objeto físico. Sienten la necesidad de desprenderse de la experiencia directa y contemplar,
evaluar y comprender su entorno por medio de sus facultades racionales con el fin de poder comunicar sus
conclusiones a otros.

Con Mercurio en Acuario, te comunicas de forma abierta, inteligente, idealista y desapegada. Sientes la
necesidad de establecer una conexión única e individual con cada persona, aunque, simultáneamente, eres
consciente de los procesos que facilitan la comunicación dentro de un grupo.
Tu objetivo es ablandar las rígidas estructuras anticuadas y fomentar el pensamiento progresivo. Eres
consciente de que no hay mucho tiempo y que es necesario promover reformas drásticas para cambiar el
rumbo autodestructivo de la sociedad actual y mejorar la convivencia entre todos –en armonía con la
naturaleza–. Puede que presentes tu punto de vista con una vehemencia que exige demasiado de aquellas
personas cuya mente no es tan ágil como la tuya, pero no cabe duda de que estás en el camino correcto. Te
conviene desarrollar más paciencia con aquellos que no captan tus ideas enseguida y vacilan a la hora de
compartir y apoyar tu visión del futuro.
Tu necesidad de sentirte libre puede llevarte a una actitud extrema y, en consecuencia, a opiniones un tanto
fanáticas y rígidas. Por otro lado, tus cualidades intelectuales independientes, inventivas y desapegadas
contribuyen a tu proceso de aprendizaje y comprensión. De naturaleza idealista, crees que es necesario
practicar lo que se predica.

Tu Mercurio en Piscis

Piscis es un signo de agua y se comunica con su entorno principalmente por medio de sus sentimientos. El
elemento agua representa el mundo de las emociones insondables, desde pasiones compulsivas y temores
irracionales hasta sentimientos de compasión y amor universales. Destaca por su intuición y sabe que tiene
que protegerse de influencias ajenas para poder tener acceso a las dimensiones más profundas de su ser.

En Piscis, Mercurio no lo tiene nada fácil, porque aquí predomina una atmósfera nebulosa y vaga que rara vez
permite que el pensamiento lógico y razonable llegue al mundo exterior. Te gusta dejarte guiar por tu
imaginación, idealismo y presentimiento, lo cual te puede conducir a percibir la realidad de forma parcial
y tomar decisiones que parecen carecer de sentido común. Por lo general, sigues tus sentimientos y,
dependiendo del grado de tu intuición, puedes tener incluso éxito.
En cuestiones prácticas te conviene buscar el consejo de personas de confianza, pero debes esforzarte en
explicarte de manera clara y comprensible; de lo contrario, los malentendidos serán inevitables. Debes
aprender a desarrollar tu facultad de discriminación y a enfrentarte con la cruda realidad, y no huir al «país
de las maravillas». De ese modo, podrás dominar tu vida, aunque es improbable que vayas a ser un
segundo Einstein.

Tu Mercurio en conjunción a tu Venus

Tu presencia es agradable, ya sea por tu aspecto físico o por tu manera de ser. Seguramente, te resulta fácil
llevarte bien con la mayoría de la gente, ya que sabes intuitivamente cuándo debes ceder y llegar a un
compromiso para mantener la armonía. Pero eso no quiere decir que no sepas defender tu opinión o que te
vayas a callar, a pesar de tu convicción de que la otra persona esté equivocada. No obstante, siempre
permaneces amable en tu trato personal, y siempre das la oportunidad al otro de demostrar la validez de su
punto de vista.
Tu personalidad gentil es una ventaja en la mayoría de las profesiones, pero te podría resultar difícil aguantar
el elemento abrasivo de competir cercana y directamente. Esta posibilidad debes tenerla en cuenta cuando
elijas tu carrera. Las artes dramáticas o la literatura podrían ser campos adecuados para tu talento natural
de expresarte bien. Tu estilo fresco y encantador va gustar a personas que quieren ser entretenidas e
informadas al mismo tiempo.
Eres astuto en lo que se refiere a concebir planes para mejorar tu situación financiera; sabes utilizar tus
talentos con eficacia, y sueles saber cómo convertir tus ideas en algo práctico.
La gente que trabaja contigo apoyará tus empresas, porque tu juicio equilibrado les asegura que no puedes
equivocarte mucho. Eres cauteloso antes de tomar decisiones, y evitas proyectos complejos que requieran
de un esfuerzo desmesurado antes de producir beneficios tangibles.

Tu Mercurio en conjunción a tu Marte

Tu mente es como un rayo, siempre activa y ocupada en investigar algo. Ya de niño sentías ansiedad por
saberlo todo, y no parabas de hacer preguntas.
Gracias a la influencia fortalecedora de Marte, dispones de una gran energía mental que te permite expresarte
y comunicarte con habilidad y entusiasmo, pero tienes que cuidar tu tendencia arrolladora y ese aire de
«saberlo todo». Las palabras fluyen con facilidad de tus labios y van seguidas de un gran impacto
emocional, aunque no siempre respaldadas de hechos, ya que a menudo te precipitas.
Trata de ir más despacio. No vas a perder nada, sino más bien salir ganando. Relájate y tómate las cosas con
más calma; de lo contrario, podrías terminar dañando tu sistema nervioso y agotar tus fuerzas físicas.

Tu Mercurio en conjunción a tu Júpiter
Tu habilidad mental es extraordinaria, pero tu entusiasmo por adquirir conocimiento sobre una infinidad de
temas puede llevarte a cierta superficialidad. Sin embargo, puedes evitar ese problema y profundizar en
varios temas a la vez si aprendes a enfocar tu atención detalladamente en cada uno de ellos.
Tu mente es un tesoro de información, y gracias a tu talento comunicativo sabes hablar de manera
convincente, siempre capaz de analizar un problema y aportar una solución. Tienes un gran don para
eliminar obstáculos y resolver dilemas (ya sean personales o de otros), y demuestras una habilidad
asombrosa guiando a los demás a través de los obstáculos de la vida. Tus amigos valoran tus consejos, ya
que eres experto en encontrar soluciones para sus grandes y pequeños problemas.

Tu Mercurio en conjunción a tu Saturno

El contacto estrecho entre Mercurio y Saturno es indicador de una mente concentrada, metódica y cautelosa.
Si el resto de la carta natal aporta iniciativa y fuerza, esta combinación es buena para cualquier cargo que
requiera prudencia y responsabilidad, ya que favorece la percepción profunda y sostenida.
Resuelves los problemas de una manera lógica, y no pierdes el tiempo con cosas superficiales. Lo que te
importa es llegar a la esencia. Además, sabes extraer de cualquier experiencia algún significado.
En las conversaciones prefieres escuchar, porque eres cauteloso a la hora de expresar tu opinión, y muchas
veces la guardas para ti mismo. Deberías desarrollar más confianza en tus propias ideas. Seguramente son
tan buenas como las de otros, pero a menudo no te atreves a presentarlas. Una de las razones es tu
tendencia a ser pesimista y a caer en un estado depresivo cuando algo va mal. Aprende a reírte de tus
errores y trata de ver el lado positivo de las cosas.
Siempre consciente del paso del tiempo, no puedes soportar estar sin una ocupación válida y valiosa. Pero es
aconsejable que te tomes tiempo de vez en cuando para relajarte; de lo contrario, corres el riesgo de sufrir
tensiones nerviosas.

Tu Mercurio en conjunción a tu Urano

Eres algo así como un «genio», y la evidencia de ello son tus brillantes ideas y palabras, que son muy
diferentes a las de los demás. Pero debes tener cuidado de no caer en la excentricidad y el engreimiento.
Dispones de una tremenda vitalidad mental que, sin embargo, a menudo se puede convertir en brusquedad
y el «talento» de provocar la consternación de tus interlocutores. Mantener una conversación contigo
puede ser una verdadera experiencia, ya que tu intelecto trabaja a la velocidad del rayo, y las palabras y
pensamientos te salen como disparos, proporcionando un punto de vista novedoso, y a la vez claro, a
cualquier tema que te ocupe. Te fascinan los medios de comunicación, como Internet, la televisión digital
o la telefonía móvil, los satélites, la informática y todo lo relacionado con los últimos avances
tecnológicos.

Tu Mercurio en conjunción a tu Neptuno

Posees una fantástica imaginación, lo cual puede ser una ventaja o un problema, ya que a veces tuerces la
realidad para adaptarla a tu manera de ver las cosas. Eres extremamente sensible a tu entorno y no puedes
tolerar experiencias dolorosas, las cuales intentas evitar a toda costa. Por consiguiente, es importante que
encuentres el modo práctico de expresar tu mentalidad sensible.
Sabes conectar con lo que todos soñamos en los niveles más profundos. Los mundos del inconsciente, los
eternos pensamientos de la humanidad, resultan de fácil acceso para ti. Puedes ser un brillante y
convincente orador sobre temas esotéricos, metafísicos o religiosos. Tu forma de tratar los aspectos
intuitivos e imaginativos de la realidad llega con facilidad al corazón de tus oyentes. Eres capaz de
expresar con palabras el sentido de unidad que hay en el mundo y cuya existencia conocemos todos,
aunque no siempre lo tengamos presente. Gracias a esa extrema sensibilidad, podrías también tener éxito
en el mundo de la poesía o de la música.
Ten cuidado en tus relaciones románticas, ya que tiendes a idealizar a tu pareja más allá de lo razonable y
posible, y es probable que despiertes de tu sueño decepcionado. Debes comprender que no existe «la
mujer perfecta» en este mundo, y es mejor que aceptes a la persona que amas con todos sus fallos y
debilidades.
Tu Mercurio en conjunción a tu Plutón

Tu mente es profunda y penetrante. Te fascinan los misterios de toda clase, especialmente las cuestiones
primordiales de la vida: el sexo (la regeneración) y la muerte (la transformación), pero también los asuntos
más mundanos como historias o películas detectivescas o la vida privada y los secretos de los famosos.
Posees una capacidad extraordinaria de afirmar tu presencia y tu punto de vista. Cualquiera que intente
superarte en un debate se llevará una sorpresa, porque tu mente actúa como una rayo láser que atraviesa la
superficie y se dirige a la esencia en cuestión de segundos. Una vez que hayas llegado a una conclusión,
no hay nadie que pueda convencerte de lo contrario, a menos que sea por evidencias irrefutables. Debido a
que defiendes tu punto de vista con tanta vehemencia, puedes dar la impresión de ser pesado y rígido,
incluso ofensivo.
Te conviene moderar tu comportamiento extremo y cultivar la tolerancia, especialmente con personas de
carácter más apacible y tranquilo. Evita interpretar su actitud menos intensa como una debilidad
contentible. De lo contrario, tendrás muchos problemas en tus relaciones personales. Tu tendencia es
buscar la compañía de personas que se sometan a tu voluntad, pero en el fondo desprecias su actitud. Lo
ideal para ti es una pareja que sea tan fuerte como tú y que comparta tus objetivos y motivaciones a todos
los niveles, tanto los teóricos como los prácticos.

Tu Mercurio en conjunción a tu Quirón

Es muy posible que disfrutes poniendo a la gente en su lugar con comentarios certeros, más allá de las
apariencias; de hecho, tu sentido del humor puede ser un tanto ácido y estrafalario, sin vacilar a la hora de
decir la verdad. Para ti cualquier cosa puede ser objeto de un comentario chistoso, o simple, pero
penetrante. Principalmente te gusta utilizarlo para educar a la gente y hacer mofa de las costumbres, los
prejuicios y las instituciones que forman la sociedad. Pero este humor es hiriente debido a que representa
tu disfraz del miedo a los sentimientos profundos y a la intimidad personal.
De todas formas, puedes envidiar la claridad y la sofisticación de los demás. Tal vez tengas que aguantarte tus
observaciones crueles e hirientes, aunque normalmente eres de los que disfrutan negándote a compartir las
cosas con una torpe mayoría. Tu actitud es como la de un cronista de sociedad refinadamente maligno, que
anda siempre en busca de esa historia capaz de empañar el brillante cuadro creado por los demás.
Puedes ser un poderoso comunicador, a través de la música, la mímica, o bien por mediación de actividades
tales como las de conferenciante, escritor, periodista o maestro; puedes mostrar una gran brillantez y
originalidad de percepción. Tal vez lo que más te guste sea retar a la gente para que tome conciencia de
sus propias motivaciones y reflexione sobre sí misma. También puedes tener olfato para las controversias
y disfrutar provocándolas; aunque puedes ayudar a que los demás clarifiquen sus pensamientos,
reforzando su capacidad de comunicación.
Aunque es muy probable que tu don para la comunicación resida en los sentimientos y en el lado intuitivo y
no racional de la vida; pero cuidado, no te asustes cuando intentes confiar tus sentimientos al papel o
expresarlos verbalmente, el miedo al caos interior puede casi paralizarte mentalmente, incapacitándote
para comunicar tus experiencias. Y puede ser una pena, ya que posees el don del pensamiento claro y
lógico, siendo capaz de poner orden una maraña de información y multitud de impresiones sensoriales.
Con tu mente penetrante, es posible que te intereses por el estudio de temas ocultos y esotéricos. Además,
es una posición ideal para aprender cualquier tipo de lengua.

Tu Mercurio en conjunción a tu Ascendente

Mercurio cerca del Ascendente es indicio de una intensa preocupación por la propia imagen. Probablemente
empieces tus conversaciones con «yo» más veces que la mayoría de las personas, y también la palabra
«mi» es un componente regular y frecuente en tus diálogos.
Te seintes orgulloso de tus facultades intelectuales y del hecho de que te resulta fácil aprender, y tiendes a
despreciar a aquellos que tienen que esforzarse más. Eres mentalmente impulsivo, y rara vez das a los
otros la oportunidad de responder a tus preguntas. En un grupo puedes dominar la situación poniendo
preguntas a las cuales respondes tú mismo o exponiendo un problema que resuelves inmediatamente.
No tienes miedo a levantar la voz cuando sabes que tienes razón, pero el problema es que no siempre tienes
razón. Cultiva algo más de humildad; te puede ser de gran ayuda.
Tu Mercurio en conjunción a tu Medio cielo

Tienes cabeza para lo práctico, organizado y lógico. Podrías destacar en una profesión relacionada con la
comunicación, como la radio, la televisión o el periodismo, o una actividad que tenga que ver con la
transmisión de conocimiento.
Se aprecia en ti una ligera tendencia a manipular cuando se te brinda la oportunidad, siempre planeando y
tramando, y debes tener cuidado de no abusar de tu habilidad del habla para convencer a otros contra su
voluntad, ya que este tipo de maniobra suele traer consecuencias adversas a largo plazo.

Tu Mercurio en oposición a tu Marte

Eres propenso a la imprudencia y a la precipitación verbal o escrita, ya que te resulta difícil canalizar tus
enormes recursos mentales de modo adecuado. En muchas ocasiones, se te escapan las palabras por
impulso, y más tarde te arrepientes de lo que has dicho. Procura pensar antes de hablar, y cuida tu lengua
mordaz.
Te resulta difícil discutir sobre algún tema sin alterarte, lo cual puede crearte muchos enemigos. Contigo las
conversaciones tienden a convertirse en disputas o al menos en debates. Trata de ver las cosas desde el
punto de vista de la otra persona; incluso podrías aprender algo y mejorar considerablemente tu capacidad
de juicio.
Aprende a ser diplomático en tus tratos personales, porque no te conviene ofender a las personas que más
podrían ser de tu ayuda. Una actitud arrogante e insultante solamente cortará las líneas de comunicación
entre tú y los demás. Así no saldrás ganando nunca.

Tu Mercurio en oposición a tu Júpiter

Tu mente es activa y muy fértil en ideas nuevas, pero se echa en falta el pensamiento disciplinado y la
capacidad de dar a tus ideas un uso práctico. Tienes la tendencia a exagerar, es decir, a representar una
cosa traspasando los límites de lo verdadero, o hacer promesas que no puedes cumplir. No lo haces con
malas intenciones, ya que te estas engañando a ti mismo. La autoconfianza no es una mala cualidad, pero
la modestia tampoco lo es.
Te conviene revisar tu manera de actuar y contentarte con objetivos más realistas, aunque éstos no sean tan
excitantes y llamativos. Así podrás mejorar tu dudosa capacidad organizadora, tener más éxito y ganar la
confianza de otras personas. No te sirve de nada pretender saber algo o ser experto en algo, incluso con
todo el entusiasmo del mundo, si luego, a la hora de la verdad, los hechos muestran lo contrario. Empieza
con proyectos que estén a tu alcance, y, poco a poco, desarrollarás la habilidad y experiencia para metas
más altas.
Tu propensión al descuido y a la imprudencia se nota también en tus relaciones personales. Tiendes a juzgar
mal a otras personas y, por lo tanto, a sufrir decepciones y experiencias amargas. Hasta que no seas
honesto contigo mismo, no podrás evitar caer víctima de compañeros o amigos (o amantes) insinceros.

Tu Mercurio en oposición a tu Saturno

Mercurio y Saturno tienen mucho en común, y aun sus aspectos tensos no son del todo desfavorables, ya que
facilitan las cualidades prácticas de tu vida. No obstante, la oposición entre estos planetas inclina a cierta
rudeza en los modales, un habla abrupta y sin pelos en la lengua, aunque la disposición mental sea bien
intencionada.
Eres defensivo en lo que se refiere a tu propia opinión, y no te gusta en absoluto reconocer tus limitaciones o
fallos. La verdad es que tu habilidad intelectual es considerable, y puedes alcanzar cualquier objetivo que
te propongas, pero tiendes a doblar la verdad o emplear cualquier ardid para conseguir que otros hagan tu
voluntad. Quizá no lo sabes, pero la gente es más astuta de lo que parece, y a menudo se dan cuenta de tus
pequeños engaños. Si has perdido más de una vez un buen amigo, esa es posiblemente una de las razones.
Debes aprender a ocuparte de tus propios asuntos y respetar la vida privada de los demás.
Siempre lee bien la letra pequeña cuando estés a punto de firmar un contrato u otro documento de
importancia. Mejor aún, busca el asesoramiento de un experto. Es fácil que se te escape algún detalle
importante, y más tarde sufrirás las consecuencias.
Y no digas «si», cuando quieras decir «no», simplemente porque pienses que tus planes tendrán más
posibilidades de éxito. En resumen, si procuras que tus asuntos estén en regla, puedes reducir
sensiblemente el peligro de desagradables complicaciones.

Tu Mercurio en oposición a tu Urano

Dispones de una tremenda vitalidad intelectual que, sin embargo, a menudo se puede convertir en brusquedad
y el «talento» de provocar la ira de los demás. Muchas veces piensas que tu opinión es la única válida y te
resientes cuando otros cuestionan tus ideas. Estás tan acostumbrado a ir por tu propio camino que te niegas
a hacer ningún compromiso, incluso sabiendo que así podrías restablecer tu paz interior. Si no llegas a
corregir esta actitud de «saberlo todo», acabarás estando solo.
La llave que abre la puerta del éxito es el compromiso. La ciencia, la educación, la filosofía y la psicología
son campos en donde puedes descubrirte a ti mismo. Y las contribuciones que puedes hacer en estos
campos te convencerán que la actitud de encontrarse con otros a mitad del camino es la garantía del éxito,
tanto en el nivel profesional como en la vida personal.
Aprende a controlar tu temperamento, y párate de vez en cuando. Tu sistema nervioso es delicado, y cuando
tus nervios sufren un «cortocircuito», eres el perdedor.

Tu Mercurio en oposición a tu Neptuno

Posees una mentalidad sagaz que, en algunas ocasiones, puede llegar a ser excesivamente astuta, propensa a
los engaños (aunque no siempre con fines malignos), ya que tu extrema sensibilidad te permite adivinar lo
que los demás harán o tratarán de hacer.
De hecho, a menudo surge el autoengaño en tu vida, ya que tu imaginación suele alejarse demasiado del
mundo en que vivimos, lo cual te puede llevar a confundir tus fantasías con la realidad. En ocasiones, te
conduce al desaliento y a la falta de confianza en ti mismo, pues eres demasiado susceptible y te
preocupas indebidamente.
También tus relaciones personales pueden sufrir debido a esa tendencia a vivir en la irrealidad. Parece que
siempre entra un elemento de desconfianza por tu parte en tus relaciones, porque temes que la otra persona
se vaya a aprovechar de tus debilidades. Aprende a discernir los hechos de la ficción, y espera con tu
juicio hasta que se produzcan evidencias claras e irrefutables. De lo contrario, te resultará difícil
experimentar una vida romántica y satisfactoria.

Tu Mercurio en oposición a tu Plutón

Con frecuencia, experimentas un estado de ansiedad mental y emocional que te hace sentir que todo está en
crisis y que es responsabilidad tuya encontrar soluciones.
Eres impaciente, tanto contigo mismo como con los demás, lo cual puede causar problemas en tus relaciones
personales. La moderación y el compromiso son dos virtudes que te ayudarían a respetar los sentimientos
de los demás y ganar su apoyo. No te gusta que te analicen, y tu oposición a que los otros se pongan de
una forma «demasiado personal» contigo es algo que dejas bien claro y puede ser fuente de más de una
discusión. Lo mejor para ti sería encontrar a una persona que compartiese tus metas y se entusiasmara por
cooperar contigo. El apoyo y la admiración mutuos servirán como fundamento sólido para una relación
fructífera y duradera.

Tu Mercurio en oposición a tu Quirón

Es muy posible que disfrutes poniendo a la gente en su lugar con comentarios certeros, más allá de las
apariencias; de hecho, tu sentido del humor puede ser un tanto ácido y estrafalario, sin vacilar a la hora de
decir la verdad. Para ti cualquier cosa puede ser objeto de un comentario chistoso, o simple, pero
penetrante. Principalmente te gusta utilizarlo para educar a la gente y hacer mofa de las costumbres, los
prejuicios y las instituciones que forman la sociedad. Pero este humor es hiriente debido a que representa
tu disfraz del miedo a los sentimientos profundos y a la intimidad personal.
De todas formas, puedes envidiar la claridad y la sofisticación de los demás. Tal vez tengas que aguantarte tus
observaciones crueles e hirientes, aunque normalmente eres de los que disfrutan negándote a compartir las
cosas con una torpe mayoría. Tu actitud es como la de un cronista de sociedad refinadamente maligno, que
anda siempre en busca de esa historia capaz de empañar el brillante cuadro creado por los demás.
Puedes ser un poderoso comunicador, a través de la música, la mímica, o bien por mediación de actividades
tales como las de conferenciante, escritor, periodista o maestro; puedes mostrar una gran brillantez y
originalidad de percepción. Tal vez lo que más te guste sea retar a la gente para que tome conciencia de
sus propias motivaciones y reflexione sobre sí misma. También puedes tener olfato para las controversias
y disfrutar provocándolas; aunque puedes ayudar a que los demás clarifiquen sus pensamientos,
reforzando su capacidad de comunicación.
Aunque es muy probable que tu don para la comunicación resida en los sentimientos y en el lado intuitivo y
no racional de la vida; pero cuidado, no te asustes cuando intentes confiar tus sentimientos al papel o
expresarlos verbalmente, el miedo al caos interior puede casi paralizarte mentalmente, incapacitándote
para comunicar tus experiencias. Y puede ser una pena, ya que posees el don del pensamiento claro y
lógico, siendo capaz de poner orden una maraña de información y multitud de impresiones sensoriales.
Con tu mente penetrante, es posible que te intereses por el estudio de temas ocultos y esotéricos. Además,
es una posición ideal para aprender cualquier tipo de lengua.

Tu Mercurio en oposición a tu Ascendente

La posición de Mercurio al otro lado del Ascendente es indicio de un gran don de comunicación, pero tu
fuerte deseo de dejar una buena impresión mediante palabras agradables tiende a crear situaciones
embarazosas. Naturalmente, tus intentos de caer bien a los demás a toda costa no siempre son
convincentes y, a veces, tu habla empalagosa puede tener el efecto contrario y ponerte en ridículo.
Aprende a ser más honesto, y deja de pretender ser alguien diferente de ti mismo; verás que no te hace falta
ningún ardid para el logro de tus objetivos. Tu naturaleza alegre y desenfadada hace que la gente se sienta
cómoda en tu presencia.

Tu Mercurio en oposición a tu Medio cielo

La posición de Mercurio en el Nadir, opuesto al Medio Cielo, indica que puede haber un conflicto entre tu
vida familiar y tu vida profesional. Te conviene trazar una línea clara entre ambos mundos y no dejar que
tu mente discurra por senderos domésticos cuando tu trabajo requiera toda tu atención. Sería mejor si
tuvieras tu propio negocio.

Tu Mercurio en cuadratura a tu Marte

Dispones de una enorme cantidad de energía mental, suficiente para enfrentar las tareas más arduas, pero en
muchas ocasiones te falta la determinación necesaria para sostener el esfuerzo y completarlas.
Convencido de tu punto de vista, te enfadas cuando se cuestionan tus ideas, respondiendo con una lengua
mordaz. Las personas que te conocen evitan la discusión contigo, porque saben que la cosa acabará mal y
que se verán envueltas en una verdadera batalla verbal. No eres un buen oyente cuando se expresan
opiniones que son diferentes de las tuyas.
Tiendes a buscar los fallos en cualquier circunstancia, y prácticamente no hay ninguna situación o
acontecimiento que sea suficientemente insignificante para escaparse a tu atención. Debes aprender a
callarte cuando no estés plenamente informado acerca de un tema; si no, corres el riesgo de hacer el
ridículo ante aquellos que saben de qué están hablando.
Seguramente tendrás que hacer concesiones a otros antes de poder tener éxito en el mundo laboral. Otras
personas necesitan expresarse tanto como tú, y hasta que no aprendas a ajustarte a sus necesidades,
encontrarás muchos obstáculos en tu camino. Una vez que sepas respetar los derechos de los demás,
puedes lograr el éxito en campos como la educación, la administración, las relaciones públicas o cualquier
profesión relacionada con los medios de comunicación.
En tus relaciones íntimas experimentarás frustraciones mientras no aprendas a ajustar tus expectativas a la
realidad. No todo el mundo te encuentra irresistible. Y no te equivoques: una pareja sumisa no es
exactamente lo que necesitas; perderás el respeto por ella. Necesitas una persona que te desafíe a
demostrar tu madurez y tu carácter.
Tu Mercurio en cuadratura a tu Júpiter

Tienes un gran deseo de adquirir conocimiento, pero tu entusiasmo inicial suele durar poco, ya que tiendes a
perder el interés rápidamente para cambiar a otro tema. Eres impulsivo a la hora de juzgar, y tus
decisiones se basan a menudo en informaciones parciales o insuficientes. El obstáculo más grande entre tú
y el éxito es tu esperanza de empezar en la cima. Te falta la disciplina de perseguir tus metas con paciencia
y determinación y planear cada paso del camino.
Tus intenciones no son malas, pero te falta la información adecuada y la iniciativa necesaria para llevar a cabo
un proyecto con éxito. Obtener una buena educación debería ser una de tus prioridades. Entonces, podrás
jugar un papel importante como relaciones públicas, en agencias de viajes, o incluso en la literatura. Una
formación sólida te enseñará a juzgar con más madurez y a planificar tu ascenso en la escala social.
Es probable que sufras de alteraciones nerviosas, debido a ansiedades mentales causadas por la incertidumbre
de tu dirección en la vida y el dolor de la competencia con los demás. Es recomendable que descanses con
frecuencia o te dediques a actividades deportivas o relajantes. Nadie puede obligarte a cambiar, pero
esperemos que lo hagas por tu propio bien.

Tu Mercurio en cuadratura a tu Saturno

Mercurio y Saturno tienen mucho en común, y aun sus aspectos tensos no son del todo desfavorables, ya que
facilitan las cualidades prácticas. No obstante, la cuadratura entre ambos planetas indica cierta rudeza en
los modales, un habla abrupta y sin pelos en la lengua, aunque la disposición mental sea bien intencionada.
Es probable que las circunstancias de tu infancia te inhibieron de usar tu imaginación en desarrollar tus
potenciales. No te es fácil adaptarte a nuevas ideas, y tal vez conservas tus opiniones estrechas, porque te
asusta el cambio y la inseguridad que representa para ti.
En el colegio aprendiste lentamente, porque te parecía mucho trabajo. Aunque los estudios y la disciplina no
son tu fuerte, si empleas tu energía para mejorar en esas áreas puedes lograr más de lo que te imaginas. Así
evitarás el peligro de caer en estados de depresión debido a un latente sentimiento de inferioridad. No es
que seas incapaz, pero sí mentalmente perezoso. Esperas resultados fáciles, y cuando no tienes éxito con
un mínimo de esfuerzo, te deprimes rápidamente. Como consecuencia, te falta el entusiasmo para
desarrollar tu potencial creativo.
Sin embargo, una vez que superas tu tendencia a sentirte negativo acerca de todo, puedes empezar a hacer
planes para convertir tus ideas en algo tangible. En vez de miedo, ten coraje para aceptar lo obvio.
Reemplaza tu actitud negativa con planes que te permitirán enfrentar tus obligaciones con optimismo.
Mira hacia el pasado —que tanto te gusta— para ver las lecciones que necesitas para solucionar los
problemas del presente y del futuro. En realidad, no tienes otra alternativa, si quieres lograr tus objetivos
en la vida.

Tu Mercurio en cuadratura a tu Urano

Tu mente es ingeniosa y está siempre alerta, pero también excéntrica y, a menudo, en conflicto abierto con lo
establecido. El problema es que no siempre estás dispuesto a aceptar la responsabilidad por tus
pensamientos o palabras.
Tu aire de «saberlo todo» puede hacer muy difícil el tener éxito en ocupaciones que requieran el
cumplimiento de ciertas reglas y normas. Tiendes a pasar de ellas sin pensarlo dos veces y, además,
protestar ante la persona que las estableció. Así pues, lo primero que hay que aprender es un poco más de
humildad. Cuando muestres esta cualidad, los demás te aceptarán más fácilmente, y, entonces, tendrás la
oportunidad de demostrar tu vasto talento intelectual.
Tus relaciones personales muchas veces no perduran, porque eres incapaz de llegar a un compromiso. A
menudo, lo que dices no es lo que realmente sientes, y eso causa inseguridad en cualquier persona que esté
comprometida contigo emocionalmente. Te cuesta resolver problemas con otras personas, ya que no estás
dispuesto a retroceder y cambiar de opinión.
Si quieres evitar una sobrecarga de tu sistema nervioso, tienes que intentar ir más despacio y mantener un tren
de vida más moderado.

Tu Mercurio en cuadratura a tu Neptuno
Tienes problemas a la hora de discernir entre lo que es real y lo que es irreal, ya que tus fantasías e
imaginaciones tienden a interferir con tu capacidad de pensar lógicamente. Naturalmente, esa tendencia a
cierto grado de engaño, tanto a ti mismo como a otros, es algo que tienes que cuidar para evitar
complicaciones y conflictos.
Debido a experiencias dolorosas causadas por esa falta de realismo, te sientes inseguro y prefieres huir de la
insoportable realidad de la vida cotidiana. No es sorprendente pues que tu temor a la responsabilidad cause
problemas tanto en tus asuntos emocionales como en tu profesión o actividad laboral. Pareces ser incapaz
de mirar la vida con ojos realistas. Tiendes a emplear argumentos supuestamente lógicos para convencerte
de que una realidad desagradable no existe.
Hasta que no aprendas a mirar al mundo directamente, tu progreso será limitado. Debido a tu extrema
sensibilidad, los problemas superficiales toman proporciones exageradas en tu vida. Te ayudará agudizar
tus facultades intelectuales para desarrollar más confianza en ti mismo, y tienes que ser completamente
honesto contigo mientras desarrollas tu potencial, para que puedas entender tus limitaciones.
Ten cuidado en tus alianzas románticas, porque tu imaginación te puede engañar fácilmente, y un interés
casual de otra persona te puede parecer como «el gran amor». Lo más importante es que no te
comprometas definitivamente hasta que la otra persona haya demostrado su sinceridad, ya que te dejas
atrapar fácilmente por tu deseo de encontrar una «princesa encantada» y vivir una historia de amor de
cuento de hadas.

Tu Mercurio en cuadratura a tu Plutón

El aspecto tenso entre Mercurio y Plutón señala, como todos los contactos entre estos planetas, una mente
profunda y penetrante, pero con un rasgo de mordacidad y brusquedad ofensiva.
Debes aprender a disciplinar tus pensamientos y aceptar los buenos consejos de los demás, sin sospechar de
sus motivos innecesariamente. Odias que los demás te prueben, aunque te encanta descubrir sus pequeños
secretos. De hecho, a veces te obsesionas con el intento de dominar la vida de los demás, y no vacilas en
emplear cualquier método para conseguir su sumisión.
No te resulta fácil concentrar tu mente en un tema en concreto por mucho tiempo, ya que te falta la paciencia
para un estudio prolongado. Rápidamente se convierte en una tarea insoportablemente aburrida y dolorosa.
No obstante, tienes la capacidad de aceptar responsabilidades, aunque difícilmente bajo la supervisión de
otro.
Antes de dedicarte a una profesión, tienes que desarrollar autodisciplina y más equilibrio interno, porque eres
propenso, más que otras personas, a cometer errores debido a decisiones precipitadas y a una falta de
sentido común. Una vez superados estos obstáculos, podrías aportar una contribución importante en el
campo del cuidado del medio ambiente, la medicina o asuntos sociales.

Tu Mercurio en cuadratura a tu Quirón

Es muy posible que disfrutes poniendo a la gente en su lugar con comentarios certeros, más allá de las
apariencias; de hecho, tu sentido del humor puede ser un tanto ácido y estrafalario, sin vacilar a la hora de
decir la verdad. Para ti cualquier cosa puede ser objeto de un comentario chistoso, o simple, pero
penetrante. Principalmente te gusta utilizarlo para educar a la gente y hacer mofa de las costumbres, los
prejuicios y las instituciones que forman la sociedad. Pero este humor es hiriente debido a que representa
tu disfraz del miedo a los sentimientos profundos y a la intimidad personal.
De todas formas, puedes envidiar la claridad y la sofisticación de los demás. Tal vez tengas que aguantarte tus
observaciones crueles e hirientes, aunque normalmente eres de los que disfrutan negándote a compartir las
cosas con una torpe mayoría. Tu actitud es como la de un cronista de sociedad refinadamente maligno, que
anda siempre en busca de esa historia capaz de empañar el brillante cuadro creado por los demás.
Puedes ser un poderoso comunicador, a través de la música, la mímica, o bien por mediación de actividades
tales como las de conferenciante, escritor, periodista o maestro; puedes mostrar una gran brillantez y
originalidad de percepción. Tal vez lo que más te guste sea retar a la gente para que tome conciencia de
sus propias motivaciones y reflexione sobre sí misma. También puedes tener olfato para las controversias
y disfrutar provocándolas; aunque puedes ayudar a que los demás clarifiquen sus pensamientos,
reforzando su capacidad de comunicación.
Aunque es muy probable que tu don para la comunicación resida en los sentimientos y en el lado intuitivo y
no racional de la vida; pero cuidado, no te asustes cuando intentes confiar tus sentimientos al papel o
expresarlos verbalmente, el miedo al caos interior puede casi paralizarte mentalmente, incapacitándote
para comunicar tus experiencias. Y puede ser una pena, ya que posees el don del pensamiento claro y
lógico, siendo capaz de poner orden una maraña de información y multitud de impresiones sensoriales.
Con tu mente penetrante, es posible que te intereses por el estudio de temas ocultos y esotéricos. Además,
es una posición ideal para aprender cualquier tipo de lengua.

Tu Mercurio en cuadratura a tu Ascendente

No te resulta fácil usar tu don de comunicación de una manera eficaz y convincente. De hecho, en muchas
ocasiones tus palabras se interpretan mal y causan reacciones negativas en tus oyentes. Naturalmente,
sufres cuando esto ocurre, porque quieres dar una buena impresión y ganar el afecto y la aprobación de los
demás.
No cometas el error de recurrir a métodos engañosos para caer bien a tus amigos. Aprende a ser más honesto,
y deja de pretender ser alguien diferente de ti mismo; verás que no te hace falta ningún ardid para el logro
de tus objetivos. Tu naturaleza alegre y desenfadada hace que la gente se sienta cómoda en tu presencia.

Tu Mercurio en cuadratura a tu Medio cielo

Es probable que exista un conflicto entre tu vida familiar y tu vida profesional. Te conviene trazar una línea
clara entre ambos mundos y no dejar que tu mente discurra por senderos domésticos cuando tu trabajo
requiera toda tu atención o que los problemas profesionales amarguen las horas reservadas para tus seres
queridos.

Tu Mercurio en trígono a tu Marte

Dispones de una enorme cantidad de energía creativa, especialmente en las áreas de la palabra hablada y
escrita. En los debates eres un adversario formidable, ya que nunca te faltan argumentos convincentes, y,
consciente de tus posibilidades y limitaciones, no sueles meterte en situaciones que no puedas dominar.
No obstante, no buscas los enfrentamientos; al contrario, tiendes a evitar todo lo que supone mucho
esfuerzo, ya que estás acostumbrado a conseguir el éxito por la vía fácil. Nadie puede forzarte a hacer algo
que no quieras hacer, y nadie puede detenerte, si has puesto tu mente en hacer algo.
Tu mentalidad se caracteriza por una insaciable curiosidad que no descansará hasta que hayas adquirido todo
el conocimiento que deseas. Pero, obviamente, ese punto nunca se alcanza, y, por consiguiente, nunca
dejarás de aprender. Te aseguras de estar bien informado antes de presentar tu punto de vista, porque te
importa el reconocimiento de las personas con las cuales estás hablando. Aunque eres un buen orador,
también eres un buen oyente, y tu trato personal y amable, combinado con tu agilidad mental, te pueden
proporcionar éxito en muchos campos, como por ejemplo la enseñanza, la escritura, las relaciones
públicas o el periodismo. La comunicación es tu gran talento, y deberías intentar explotar ese don.

Tu Mercurio en trígono a tu Júpiter

Tu capacidad mental es extraordinaria, marcada por una sed insaciable de adquirir conocimiento y aplicarlo
de una manera práctica y, si es posible, beneficiosa para los demás.
Te fascinan las tareas en las que puedes utilizar tus facultades intelectuales, y casi siempre encuentras
soluciones, incluso a los problemas más difíciles. Tu facilidad de habla y tu sentido de la justicia indican
que una profesión relacionada con la palabra escrita o el derecho puede ser muy adecuada.
Siempre en búsqueda de nuevos horizontes, los viajes serán una valiosa fuente de experiencias para ti. Así
podrás contrastar diferentes culturas y llegar a una visión más amplia del mundo.

Tu Mercurio en trígono a tu Saturno
El contacto fluido entre Mercurio y Saturno indica profundidad de pensamiento, una mente astuta, analítica y
detallista, y una rápida visión de los negocios y buenas oportunidades. Por otro lado, existe una ligera
tendencia a un realismo más pesimista que optimista y a unos puntos de vista conservadores y poco
flexibles.
Sin embargo, tu habilidad creativa es considerable, y la puedes expresar en una variedad de formas. Tus
posibilidades profesionales son amplias: desde la educación, la filología y la literatura hasta el diseño, la
arquitectura, o la investigación científica.
Sabes expresarte bien, tanto con palabras como con letras, y generalmente estás contento en tu trabajo, porque
aportas creatividad y sabes que al final del camino te espera el éxito. Conoces tus límites, y, por lo tanto,
adaptas tus objetivos a tus capacidades.
Un punto débil es tu percepción de la delicada relatividad de la verdad o de lo que es correcto. De modo que,
en ocasiones, tiendes a utilizar la «mitad de la verdad» para lograr tus objetivos pensando que, de todos
modos, el fin justifica los medios... Busca profundamente en tu interior para determinar lo que el concepto
«verdad» realmente representa para ti.

Tu Mercurio en trígono a tu Urano

Tu manera de pensar es original, tu mente rápida, retentiva y mordaz, con apreciable dosis de independencia,
quizá incluso una tendencia a hacer inventos. Tu intelecto es agudo y capaz de una auténtica penetración y
comprensión intuitiva de la realidad, ya que posees una afinidad con las fuerzas más sutiles de la
naturaleza. Eres diestro en tu trabajo, aunque tiendes a sentirte indiferente ante asuntos que están fuera del
ámbito de tus intereses.
Eres formidable para encontrar soluciones a un problema, cuando otros ya han «tirado la toalla». Tienes la
habilidad de poder convertir casi todo en una ventaja, una vez que has puesto tu mente en ello. Las
comunicaciones de todas clases, la electrónica y las nuevas tecnologías son tu posible camino profesional.

Tu Mercurio en trígono a tu Neptuno

Eres gentil e idealista, una persona de delicada percepción y apreciación. Gracias a tu alto grado de
sensibilidad y a una extraordinaria imaginación inspirada, sabes comunicar tus ideas y tu creatividad por
medio del arte, la música, el teatro o la palabra escrita.
Tu intuición te ayuda a solucionar problemas difíciles con relativa facilidad, y eres capaz de adquirir
conocimiento y tener la oportunidad de aplicarlo para tu propio beneficio y para el beneficio de los demás.
La gente se siente a gusto en tu presencia, porque tiene la sensación de que te preocupas por ellos
sinceramente y que comprendes sus problemas y puedes ofrecerles soluciones, tanto en el ámbito material
como en el ámbito espiritual.
Tus relaciones personales suelen ser cálidas y significativas. Prefieres personas filosóficas que no estén
preocupadas por cosas materiales. Sin embargo, aunque eres idealista, no exiges que tu pareja cumpla con
tu imagen de la perfección. Respetas y aceptas a aquellas personas que, por lo menos, se esfuerzan para
mejorar su vida. Espiritualmente, tienes la firme convicción de que un poder superior está guiando tus
pasos.

Tu Mercurio en trígono a tu Plutón

Dispones de una excelente capacidad para investigar y analizar, sobre todo las áreas más sensibles de la
psique humana. Tu habilidad para bordear lo insignificante y llegar a lo esencial es excepcional, y tu
comprensión innata de causa y efecto puede ser de gran ventaja a la hora de aplicar tus talentos a la
profesión que elijas.
En tus relaciones personales esperas mucho, pero estás dispuesto a contribuir con tu parte. Posees un sexto
sentido para «ver» a través de las apariencias y entender las motivaciones reales que mueven a los demás.
Cuando hablas, tu presentación es convincente, y tanto a la gente común como a los eruditos fascina tu
forma de explicar las cosas. Sabes enfocar tus palabras a las necesidades de la gente y a su nivel de
comprensión. No obstante, ten cuidado de no provocar resentimientos por dar la impresión de tener todas
las respuestas. Deja a otros también espacio y la oportunidad de demostrar su facultad de entender las
cosas.
Tu problema más grave es la tendencia a la apatía y una falta de interés en causas importantes donde tus
talentos podrían ser útiles. Uno de tus dones más valiosos es saber organizar y coordinar los talentos de
diferentes personas en empresas comunes y, además, con éxito. Sin mucho esfuerzo, podrías ofrecer tus
servicios de distintas maneras, produciendo beneficios sustanciales.

Tu Mercurio en trígono a tu Quirón

Es muy posible que disfrutes poniendo a la gente en su lugar con comentarios certeros, más allá de las
apariencias; de hecho, tu sentido del humor puede ser un tanto ácido y estrafalario, sin vacilar a la hora de
decir la verdad. Para ti cualquier cosa puede ser objeto de un comentario chistoso, o simple, pero
penetrante. Principalmente te gusta utilizarlo para educar a la gente y hacer mofa de las costumbres, los
prejuicios y las instituciones que forman la sociedad. Pero este humor es hiriente debido a que representa
tu disfraz del miedo a los sentimientos profundos y a la intimidad personal.
Puedes ser un poderoso comunicador, a través de la música, la mímica, o bien por mediación de actividades
tales como las de conferenciante, escritor, periodista o maestro; puedes mostrar una gran brillantez y
originalidad de percepción. Tal vez lo que más te guste sea retar a la gente para que tome conciencia de
sus propias motivaciones y reflexione sobre sí misma. También puedes tener olfato para las controversias
y disfrutar provocándolas; aunque puedes ayudar a que los demás clarifiquen sus pensamientos,
reforzando su capacidad de comunicación.
Aunque es muy probable que tu don para la comunicación resida en los sentimientos y en el lado intuitivo y
no racional de la vida; pero cuidado, no te asustes cuando intentes confiar tus sentimientos al papel o
expresarlos verbalmente, el miedo al caos interior puede casi paralizarte mentalmente, incapacitándote
para comunicar tus experiencias. Y puede ser una pena, ya que posees el don del pensamiento claro y
lógico, siendo capaz de poner orden una maraña de información y multitud de impresiones sensoriales.
Con tu mente penetrante, es posible que te intereses por el estudio de temas ocultos y esotéricos. Además,
es una posición ideal para aprender cualquier tipo de lengua.

Tu Mercurio en trígono a tu Ascendente

Tienes un gran don de comunicación. Sabes utilizar bien esa habilidad para convencer a tus oyentes de tus
ideas, y rara vez los demás te interpretan mal o no entienden lo que quieres decir. Eres consciente de que
posees un enorme potencial creativo, y solamente depende de ti cómo emplearlo. Aprendes de la
experiencia, y, con tu determinación de tener éxito, siempre encontrarás apoyo para tus proyectos.
Sabes cómo convertir tus recursos creativos en efectivos, pero siempre intentas encontrar el camino más fácil
para ganar dinero con el mínimo esfuerzo físico. Aunque reconoces el valor de una buena educación,
dependes más de una comunicación eficaz para conseguir lo que quieres.

Tu Mercurio en trígono a tu Medio cielo

Probablemente tuviste una buena relación tanto con tu madre como con tu padre, la cual te ha proporcionado
un buen fundamento para el desarrollo de tu personalidad.
Así pues, tienes el don de compaginar bien tus obligaciones profesionales y hogareñas. Gracias a tu talento de
comunicación te resulta fácil establecer contactos con otras personas y expresar tu potencial de ideas de
forma creativa.

Tu Mercurio en sextil a tu Venus

Tu presencia es agradable, ya sea por tu aspecto físico o tu manera de ser. Seguramente, te resulta fácil
llevarte bien con la mayoría de la gente, ya que sabes intuitivamente cuándo debes ceder y llegar a un
compromiso para no romper el buen acuerdo y mantener la armonía. Pero eso no quiere decir que no sepas
defender tu opinión o que te vayas a callar a pesar de tu convicción de que la otra persona esté equivocada.
No obstante, siempre permaneces amable en tu trato personal, y siempre das la oportunidad al otro de
demostrar la validez de su punto de vista.
Tu personalidad gentil es una ventaja en la mayoría de las profesiones, pero te podría resultar difícil aguantar
el elemento abrasivo de competir cercana y directamente. Esta posibilidad debes tenerla en cuenta cuando
escojas tu carrera. Las artes dramáticas o la literatura podrían ser campos adecuados para tu talento natural
de expresarte bien. Tu estilo fresco y encantador va gustar a personas que quieren ser entretenidas e
informadas al mismo tiempo.
Eres astuto en lo que se refiere a concebir planes para mejorar tu situación financiera; sabes utilizar tus
talentos con eficacia, y sueles saber cómo convertir tus ideas en algo práctico.
La gente que trabaja contigo apoyará tus empresas, porque tu juicio equilibrado les asegura que no puedes
equivocarte mucho. Eres cauteloso a la hora de tomar decisiones, y evitas proyectos complejos que
requieran de un esfuerzo desmesurado antes de producir beneficios tangibles.

Tu Mercurio en sextil a tu Marte

Dispones de una enorme cantidad de energía creativa, especialmente en las áreas de la palabra hablada y
escrita. En los debates eres un adversario formidable, ya que nunca te faltan argumentos convincentes, y,
consciente de tus posibilidades y limitaciones, no sueles meterte en situaciones que no puedas dominar.
No obstante, no buscas los enfrentamientos; al contrario, tiendes a evitar todo lo que supone mucho
esfuerzo, ya que estás acostumbrado a conseguir el éxito por la vía fácil. Nadie puede forzarte a hacer algo
que no quieras hacer, y nadie puede detenerte, si has puesto tu mente en hacer algo.
Tu mentalidad se caracteriza por una insaciable curiosidad que no descansará hasta que hayas adquirido todo
el conocimiento que deseas. Pero, obviamente, ese punto nunca se alcanza, y, por consiguiente, nunca
dejarás de aprender. Te aseguras de estar bien informado antes de presentar tu punto de vista, porque te
importa el reconocimiento de las personas con las cuales estás hablando. Aunque eres un buen orador,
también eres un buen oyente, y tu trato personal y amable, combinado con tu agilidad mental, te pueden
proporcionar éxito en muchos campos, como por ejemplo la enseñanza, la escritura, las relaciones
públicas o el periodismo. La comunicación es tu gran talento, y deberías intentar explotar ese don.

Tu Mercurio en sextil a tu Júpiter

Tu capacidad mental es extraordinaria, marcada por una sed insaciable de adquirir conocimiento y aplicarlo
de una manera práctica y, si es posible, beneficiosa para los demás.
Te fascinan las tareas en las que puedes utilizar tus facultades intelectuales, y casi siempre encuentras
soluciones, incluso a los problemas más difíciles. Tu facilidad de habla y tu sentido de la justicia indican
que una profesión relacionada con la palabra escrita o el derecho puede ser muy adecuada.
Siempre en búsqueda de nuevos horizontes, los viajes serán una valiosa fuente de experiencias para ti. Así
podrás contrastar diferentes culturas y llegar a una visión más amplia del mundo.

Tu Mercurio en sextil a tu Saturno

Tu intelecto está bien desarrollado y tu forma de pensar es profunda y organizada. No temes expresar tu
opinión, porque sabes que estás bien informado y que puedes documentar tu punto de vista mediante datos
concretos, estadísticas u otras evidencias. Posees el talento de aprender prácticamente todo lo que quieras,
y ese don te puede dar acceso a numerosas profesiones, especialmente en relación con la educación, la
ciencia, la investigación o la palabra escrita o hablada.
En tu juventud hubo tal vez períodos de aislamiento, ya que te sentiste incómodo con los demás niños de tu
edad. Posiblemente preferiste la compañía de personas mayores que te pudieron ofrecer conversaciones
más maduras.
El eterno estudiante; continuarás acumulando conocimiento durante toda la vida, porque tu deseo es saber
todo lo que puedas. Te atraen personas maduras, honestas y sinceras que te puedan ofrecer una relación
basada en un entendimiento mutuo y la oportunidad de crecer intelectualmente.

Tu Mercurio en sextil a tu Urano

Tu manera de pensar es original, tu mente rápida, retentiva y mordaz, con apreciable dosis de independencia,
quizá incluso una tendencia a hacer inventos. Tu intelecto es agudo y capaz de una auténtica penetración y
comprensión intuitiva de la realidad, ya que posees una afinidad con las fuerzas más sutiles de la
naturaleza. Eres diestro en tu trabajo, aunque tiendes a sentirte indiferente ante asuntos que están fuera del
ámbito de tus intereses.
Eres formidable para encontrar soluciones a un problema, cuando otros ya han «tirado la toalla». Tienes la
habilidad de poder convertir casi todo en una ventaja, una vez que has puesto tu mente en ello. Las
comunicaciones de todas clases, la electrónica y las nuevas tecnologías son tu posible camino profesional.

Tu Mercurio en sextil a tu Neptuno

Eres gentil e idealista, una persona de delicada percepción y apreciación. Gracias a tu alto grado de
sensibilidad y a una extraordinaria imaginación inspirada, sabes comunicar tus ideas y tu creatividad por
medio del arte, la música, el teatro o la palabra escrita.
Tu intuición te ayuda a solucionar problemas difíciles con relativa facilidad, y eres capaz de adquirir
conocimiento y tener la oportunidad de aplicarlo para tu propio beneficio y para el beneficio de los demás.
La gente se siente a gusto en tu presencia, porque tiene la sensación de que te preocupas por ellos
sinceramente y que comprendes sus problemas y puedes ofrecerles soluciones, tanto en el ámbito material
como en el ámbito espiritual.
Tus relaciones personales suelen ser cálidas y significativas. Prefieres personas filosóficas que no estén
preocupadas por cosas materiales. Sin embargo, aunque eres idealista, no exiges que tu pareja cumpla con
tu imagen de la perfección. Respetas y aceptas a aquellas personas que, por lo menos, se esfuerzan para
mejorar su vida. Espiritualmente, tienes la firme convicción de que un poder superior está guiando tus
pasos.

Tu Mercurio en sextil a tu Plutón

Dispones de una excelente capacidad para investigar y analizar, sobre todo las áreas más sensibles de la
psique humana. Tu habilidad para bordear lo insignificante y llegar a lo esencial es excepcional, y tu
comprensión innata de causa y efecto puede ser de gran ventaja a la hora de aplicar tus talentos a la
profesión que elijas.
En tus relaciones personales esperas mucho, pero estás dispuesto a contribuir con tu parte. Posees un sexto
sentido para «ver» a través de las apariencias y entender las motivaciones reales que mueven a los demás.
Cuando hablas, tu presentación es convincente, y tanto a la gente común como a los eruditos fascina tu
forma de explicar las cosas. Sabes enfocar tus palabras a las necesidades de la gente y a su nivel de
comprensión. No obstante, ten cuidado de no provocar resentimientos por dar la impresión de tener todas
las respuestas. Deja a otros también espacio y la oportunidad de demostrar su facultad de entender las
cosas.
Tu problema más grave es la tendencia a la apatía y una falta de interés en causas importantes donde tus
talentos podrían ser útiles. Uno de tus dones más valiosos es saber organizar y coordinar los talentos de
diferentes personas en empresas comunes y, además, con éxito. Sin mucho esfuerzo, podrías ofrecer tus
servicios de distintas maneras, produciendo beneficios sustanciales.

Tu Mercurio en sextil a tu Quirón

Es muy posible que disfrutes poniendo a la gente en su lugar con comentarios certeros, más allá de las
apariencias; de hecho, tu sentido del humor puede ser un tanto ácido y estrafalario, sin vacilar a la hora de
decir la verdad. Para ti cualquier cosa puede ser objeto de un comentario chistoso, o simple, pero
penetrante. Principalmente te gusta utilizarlo para educar a la gente y hacer mofa de las costumbres, los
prejuicios y las instituciones que forman la sociedad. Pero este humor es hiriente debido a que representa
tu disfraz del miedo a los sentimientos profundos y a la intimidad personal.
Puedes ser un poderoso comunicador, a través de la música, la mímica, o bien por mediación de actividades
tales como las de conferenciante, escritor, periodista o maestro; puedes mostrar una gran brillantez y
originalidad de percepción. Tal vez lo que más te guste sea retar a la gente para que tome conciencia de
sus propias motivaciones y reflexione sobre sí misma. También puedes tener olfato para las controversias
y disfrutar provocándolas; aunque puedes ayudar a que los demás clarifiquen sus pensamientos,
reforzando su capacidad de comunicación.
Aunque es muy probable que tu don para la comunicación resida en los sentimientos y en el lado intuitivo y
no racional de la vida; pero cuidado, no te asustes cuando intentes confiar tus sentimientos al papel o
expresarlos verbalmente, el miedo al caos interior puede casi paralizarte mentalmente, incapacitándote
para comunicar tus experiencias. Y puede ser una pena, ya que posees el don del pensamiento claro y
lógico, siendo capaz de poner orden una maraña de información y multitud de impresiones sensoriales.
Con tu mente penetrante, es posible que te intereses por el estudio de temas ocultos y esotéricos. Además,
es una posición ideal para aprender cualquier tipo de lengua.

Tu Mercurio en sextil a tu Ascendente

Tienes un gran don de comunicación. Sabes utilizar bien esa habilidad para convencer a tus oyentes de tus
ideas, y rara vez los demás te interpretan mal o no entienden lo que quieres decir. Eres consciente de que
posees un enorme potencial creativo, y solamente depende de ti cómo emplearlo. Aprendes de la
experiencia, y, con tu determinación de tener éxito, siempre encontrarás apoyo para tus proyectos.
Sabes cómo convertir tus recursos creativos en efectivos, pero siempre intentas encontrar el camino más fácil
para ganar dinero con el mínimo esfuerzo físico. Aunque reconoces el valor de una buena educación,
dependes más de una comunicación eficaz para conseguir lo que quieres.

Tu Mercurio en sextil a tu Medio cielo

Probablemente tuviste una buena relación tanto con tu madre como con tu padre, la cual te ha proporcionado
un buen fundamento para el desarrollo de tu personalidad.
Así pues, tienes el don de compaginar bien tus obligaciones profesionales y hogareñas. Gracias a tu talento de
comunicación te resulta fácil establecer contactos con otras personas y expresar tu potencial de ideas de
forma creativa.

Tu Mercurio en semisextil a tu Venus

Tu presencia es agradable, ya sea por tu aspecto físico o tu manera de ser. Seguramente, te resulta fácil
llevarte bien con la mayoría de la gente, ya que sabes intuitivamente cuándo debes ceder y llegar a un
compromiso para no romper el buen acuerdo y mantener la armonía. Pero eso no quiere decir que no sepas
defender tu opinión o que te vayas a callar a pesar de tu convicción de que la otra persona esté equivocada.
No obstante, siempre permaneces amable en tu trato personal, y siempre das la oportunidad al otro de
demostrar la validez de su punto de vista.
Tu personalidad gentil es una ventaja en la mayoría de las profesiones, pero te podría resultar difícil aguantar
el elemento abrasivo de competir cercana y directamente. Esta posibilidad debes tenerla en cuenta cuando
escojas tu carrera. Las artes dramáticas o la literatura podrían ser campos adecuados para tu talento natural
de expresarte bien. Tu estilo fresco y encantador va gustar a personas que quieren ser entretenidas e
informadas al mismo tiempo.
Eres astuto en lo que se refiere a concebir planes para mejorar tu situación financiera; sabes utilizar tus
talentos con eficacia, y sueles saber cómo convertir tus ideas en algo práctico.
La gente que trabaja contigo apoyará tus empresas, porque tu juicio equilibrado les asegura que no puedes
equivocarte mucho. Eres cauteloso a la hora de tomar decisiones, y evitas proyectos complejos que
requieran de un esfuerzo desmesurado antes de producir beneficios tangibles.

Tu Mercurio en semisextil a tu Marte

Dispones de una enorme cantidad de energía creativa, especialmente en las áreas de la palabra hablada y
escrita. En los debates eres un adversario formidable, ya que nunca te faltan argumentos convincentes, y,
consciente de tus posibilidades y limitaciones, no sueles meterte en situaciones que no puedas dominar.
No obstante, no buscas los enfrentamientos; al contrario, tiendes a evitar todo lo que supone mucho
esfuerzo, ya que estás acostumbrado a conseguir el éxito por la vía fácil. Nadie puede forzarte a hacer algo
que no quieras hacer, y nadie puede detenerte, si has puesto tu mente en hacer algo.
Tu mentalidad se caracteriza por una insaciable curiosidad que no descansará hasta que hayas adquirido todo
el conocimiento que deseas. Pero, obviamente, ese punto nunca se alcanza, y, por consiguiente, nunca
dejarás de aprender. Te aseguras de estar bien informado antes de presentar tu punto de vista, porque te
importa el reconocimiento de las personas con las cuales estás hablando. Aunque eres un buen orador,
también eres un buen oyente, y tu trato personal y amable, combinado con tu agilidad mental, te pueden
proporcionar éxito en muchos campos, como por ejemplo la enseñanza, la escritura, las relaciones
públicas o el periodismo. La comunicación es tu gran talento, y deberías intentar explotar ese don.

Tu Mercurio en semisextil a tu Júpiter

Tu capacidad mental es extraordinaria, marcada por una sed insaciable de adquirir conocimiento y aplicarlo
de una manera práctica y, si es posible, beneficiosa para los demás.
Te fascinan las tareas en las que puedes utilizar tus facultades intelectuales, y casi siempre encuentras
soluciones, incluso a los problemas más difíciles. Tu facilidad de habla y tu sentido de la justicia indican
que una profesión relacionada con la palabra escrita o el derecho puede ser muy adecuada.
Siempre en búsqueda de nuevos horizontes, los viajes serán una valiosa fuente de experiencias para ti. Así
podrás contrastar diferentes culturas y llegar a una visión más amplia del mundo.

Tu Mercurio en semisextil a tu Saturno

Tu intelecto está bien desarrollado y tu forma de pensar es profunda y organizada. No temes expresar tu
opinión, porque sabes que estás bien informado y que puedes documentar tu punto de vista mediante datos
concretos, estadísticas u otras evidencias. Posees el talento de aprender prácticamente todo lo que quieras,
y ese don te puede dar acceso a numerosas profesiones, especialmente en relación con la educación, la
ciencia, la investigación o la palabra escrita o hablada.
En tu juventud hubo tal vez períodos de aislamiento, ya que te sentiste incómodo con los demás niños de tu
edad. Posiblemente preferiste la compañía de personas mayores que te pudieron ofrecer conversaciones
más maduras.
El eterno estudiante; continuarás acumulando conocimiento durante toda la vida, porque tu deseo es saber
todo lo que puedas. Te atraen personas maduras, honestas y sinceras que te puedan ofrecer una relación
basada en un entendimiento mutuo y la oportunidad de crecer intelectualmente.

Tu Mercurio en semisextil a tu Urano

Tu manera de pensar es original, tu mente rápida, retentiva y mordaz, con apreciable dosis de independencia,
quizá incluso una tendencia a hacer inventos. Tu intelecto es agudo y capaz de una auténtica penetración y
comprensión intuitiva de la realidad, ya que posees una afinidad con las fuerzas más sutiles de la
naturaleza. Eres diestro en tu trabajo, aunque tiendes a sentirte indiferente ante asuntos que están fuera del
ámbito de tus intereses.
Eres formidable para encontrar soluciones a un problema, cuando otros ya han «tirado la toalla». Tienes la
habilidad de poder convertir casi todo en una ventaja, una vez que has puesto tu mente en ello. Las
comunicaciones de todas clases, la electrónica y las nuevas tecnologías son tu posible camino profesional.

Tu Mercurio en semisextil con tu Neptuno

Eres gentil e idealista, una persona de delicada percepción y apreciación. Gracias a tu alto grado de
sensibilidad y a una extraordinaria imaginación inspirada, sabes comunicar tus ideas y tu creatividad por
medio del arte, la música, el teatro o la palabra escrita.
Tu intuición te ayuda a solucionar problemas difíciles con relativa facilidad, y eres capaz de adquirir
conocimiento y tener la oportunidad de aplicarlo para tu propio beneficio y para el beneficio de los demás.
La gente se siente a gusto en tu presencia, porque tiene la sensación de que te preocupas por ellos
sinceramente y que comprendes sus problemas y puedes ofrecerles soluciones, tanto en el ámbito material
como en el ámbito espiritual.
Tus relaciones personales suelen ser cálidas y significativas. Prefieres personas filosóficas que no estén
preocupadas por cosas materiales. Sin embargo, aunque eres idealista, no exiges que tu pareja cumpla con
tu imagen de la perfección. Respetas y aceptas a aquellas personas que, por lo menos, se esfuerzan para
mejorar su vida. Espiritualmente, tienes la firme convicción de que un poder superior está guiando tus
pasos.
Tu Mercurio en semisextil a tu Plutón

Dispones de una excelente capacidad para investigar y analizar, sobre todo las áreas más sensibles de la
psique humana. Tu habilidad para bordear lo insignificante y llegar a lo esencial es excepcional, y tu
comprensión innata de causa y efecto puede ser de gran ventaja a la hora de aplicar tus talentos a la
profesión que elijas.
En tus relaciones personales esperas mucho, pero estás dispuesto a contribuir con tu parte. Posees un sexto
sentido para «ver» a través de las apariencias y entender las motivaciones reales que mueven a los demás.
Cuando hablas, tu presentación es convincente, y tanto a la gente común como a los eruditos fascina tu
forma de explicar las cosas. Sabes enfocar tus palabras a las necesidades de la gente y a su nivel de
comprensión. No obstante, ten cuidado de no provocar resentimientos por dar la impresión de tener todas
las respuestas. Deja a otros también espacio y la oportunidad de demostrar su facultad de entender las
cosas.
Tu problema más grave es la tendencia a la apatía y una falta de interés en causas importantes donde tus
talentos podrían ser útiles. Uno de tus dones más valiosos es saber organizar y coordinar los talentos de
diferentes personas en empresas comunes y, además, con éxito. Sin mucho esfuerzo, podrías ofrecer tus
servicios de distintas maneras, produciendo beneficios sustanciales.

Tu Mercurio en semisextil a tu Quirón

Es muy posible que disfrutes poniendo a la gente en su lugar con comentarios certeros, más allá de las
apariencias; de hecho, tu sentido del humor puede ser un tanto ácido y estrafalario, sin vacilar a la hora de
decir la verdad. Para ti cualquier cosa puede ser objeto de un comentario chistoso, o simple, pero
penetrante. Principalmente te gusta utilizarlo para educar a la gente y hacer mofa de las costumbres, los
prejuicios y las instituciones que forman la sociedad. Pero este humor es hiriente debido a que representa
tu disfraz del miedo a los sentimientos profundos y a la intimidad personal.
Puedes ser un poderoso comunicador, a través de la música, la mímica, o bien por mediación de actividades
tales como las de conferenciante, escritor, periodista o maestro; puedes mostrar una gran brillantez y
originalidad de percepción. Tal vez lo que más te guste sea retar a la gente para que tome conciencia de
sus propias motivaciones y reflexione sobre sí misma. También puedes tener olfato para las controversias
y disfrutar provocándolas; aunque puedes ayudar a que los demás clarifiquen sus pensamientos,
reforzando su capacidad de comunicación.
Aunque es muy probable que tu don para la comunicación resida en los sentimientos y en el lado intuitivo y
no racional de la vida; pero cuidado, no te asustes cuando intentes confiar tus sentimientos al papel o
expresarlos verbalmente, el miedo al caos interior puede casi paralizarte mentalmente, incapacitándote
para comunicar tus experiencias. Y puede ser una pena, ya que posees el don del pensamiento claro y
lógico, siendo capaz de poner orden una maraña de información y multitud de impresiones sensoriales.
Con tu mente penetrante, es posible que te intereses por el estudio de temas ocultos y esotéricos. Además,
es una posición ideal para aprender cualquier tipo de lengua.

Tu Mercurio en semisextil a tu Ascendente

Tienes un gran don de comunicación. Sabes utilizar bien esa habilidad para convencer a tus oyentes de tus
ideas, y rara vez los demás te interpretan mal o no entienden lo que quieres decir. Eres consciente de que
posees un enorme potencial creativo, y solamente depende de ti cómo emplearlo. Aprendes de la
experiencia, y, con tu determinación de tener éxito, siempre encontrarás apoyo para tus proyectos.
Sabes cómo convertir tus recursos creativos en efectivos, pero siempre intentas encontrar el camino más fácil
para ganar dinero con el mínimo esfuerzo físico. Aunque reconoces el valor de una buena educación,
dependes más de una comunicación eficaz para conseguir lo que quieres.

Tu Mercurio en semisextil a tu Medio cielo

Probablemente tuviste una buena relación tanto con tu madre como con tu padre, la cual te ha proporcionado
un buen fundamento para el desarrollo de tu personalidad.
Así pues, tienes el don de compaginar bien tus obligaciones profesionales y hogareñas. Gracias a tu talento de
comunicación te resulta fácil establecer contactos con otras personas y expresar tu potencial de ideas de
forma creativa.

Tu Mercurio en quincuncio a tu Marte

Eres propenso a la imprudencia y a la precipitación verbal, ya que te resulta difícil canalizar tus enormes
recursos mentales de modo adecuado. En muchas ocasiones, se te escapan las palabras por impulso, y más
tarde te arrepientes de lo que has dicho. Procura pensar antes de hablar, y cuida tu lengua mordaz.
Te resulta difícil discutir sobre algún tema sin alterarte, lo cual puede crearte muchos enemigos. Contigo las
conversaciones tienden a convertirse en disputas o al menos en debates. Trata de ver las cosas desde el
punto de vista de la otra persona; incluso podrías aprender algo y mejorar considerablemente tu capacidad
de juicio.
Aprende a ser diplomático en tus tratos personales, porque no te conviene ofender a las personas que más
podrían ser de tu ayuda.

Tu Mercurio en quincuncio a tu Júpiter

A menudo experimentas algo de inseguridad y frustración en lo que se refiere a tus habilidades intelectuales.
Parece que siempre hay otras cosas, más importantes, que te impiden desarrollar tus intereses personales.
Muchas veces, te sientes obligado a solucionar los problemas de otros, incapaz de decir «no». Te quejas de
que no tienes tiempo para ti mismo, pero tampoco tomas medidas para acabar con el hábito de sentirte
responsable por todo y por todos. Tienes que aprender a establecer prioridades en tu vida. No permitas que
otros te hagan sentir culpable por retirarte un poco a tu propio mundo.
Tus relaciones íntimas sufren debido a tu tendencia a prometer demasiado. Quieres asegurarte el afecto de la
persona que te atrae, pero ese no es el camino. La honestidad y la sinceridad darán mejores frutos; tienes
que aprender a confiar en tus cualidades naturales, sin recurrir a la exageración como medio para el logro
de tus objetivos.

Tu Mercurio en quincuncio a tu Saturno

Mercurio y Saturno tienen mucho en común, y aun sus aspectos tensos no son del todo desfavorables, ya que
facilitan las cualidades prácticas de tu vida. No obstante, la oposición entre estos planetas inclina a cierta
rudeza en los modales, un habla abrupta y sin pelos en la lengua, aunque la disposición mental sea bien
intencionada.
Eres defensivo en lo que se refiere a tu propia opinión, y no te gusta en absoluto reconocer tus limitaciones o
fallos. La verdad es que tu habilidad intelectual es considerable, y puedes alcanzar cualquier objetivo que
te propongas, pero tiendes a doblar la verdad o emplear cualquier ardid para conseguir que otros hagan tu
voluntad. Quizá no lo sabes, pero la gente es más astuta de lo que parece, y a menudo se dan cuenta de tus
pequeños engaños. Si has perdido más de una vez un buen amigo, esa es posiblemente una de las razones.
Debes aprender a ocuparte de tus propios asuntos y respetar la vida privada de los demás.
Siempre lee bien la letra pequeña cuando estés a punto de firmar un contrato u otro documento de
importancia. Mejor aún, busca el asesoramiento de un experto. Es fácil que se te escape algún detalle
importante, y más tarde sufrirás las consecuencias.
Y no digas «si», cuando quieras decir «no», simplemente porque pienses que tus planes tendrán más
posibilidades de éxito. En resumen, si procuras que tus asuntos estén en regla, puedes reducir
sensiblemente el peligro de desagradables complicaciones.

Tu Mercurio en quincuncio a tu Urano

Dispones de una tremenda vitalidad intelectual que, sin embargo, a menudo se puede convertir en brusquedad
y el «talento» de provocar la ira de los demás. Muchas veces piensas que tu opinión es la única válida y te
resientes cuando otros cuestionan tus ideas. Estás tan acostumbrado a ir por tu propio camino que te niegas
a hacer ningún compromiso, incluso sabiendo que así podrías restablecer tu paz interior. Si no llegas a
corregir esta actitud de «saberlo todo», acabarás estando solo.
La llave que abre la puerta del éxito es el compromiso. La ciencia, la educación, la filosofía y la psicología
son campos en donde puedes descubrirte a ti mismo. Y las contribuciones que puedes hacer en estos
campos te convencerán que la actitud de encontrarse con otros a mitad del camino es la garantía del éxito,
tanto en el nivel profesional como en la vida personal.
Aprende a controlar tu temperamento, y párate de vez en cuando. Tu sistema nervioso es delicado, y cuando
tus nervios sufren un «cortocircuito», eres el perdedor.

Tu Mercurio en quincuncio a tu Neptuno

Tiendes a sufrir de un sentimiento indebido de culpabilidad por no responder adecuadamente a los intereses o
problemas de otras personas. Neptuno es propenso al engaño, y en este contacto con Mercurio tiende a
distorsionar tu percepción de la realidad.
En ocasiones haces promesas que no puedes cumplir, y te consuelas diciendo «por lo menos lo he intentado».
Sin embargo, tu razonamiento no corresponde a los hechos. Creas para ti responsabilidades dolorosas que
normalmente no son necesarias.
Posees imaginación, inspiración y creatividad, pero te resulta difícil expresar esas cualidades a tu plena
satisfacción. Lo mejor para ti sería trabajar a solas para evitar la comparación con otros compañeros y una
posible crítica a tus esfuerzos.
Tiendes a aceptar más tareas de las que te corresponden, porque buscas el reconocimiento de tus logros. Allí
es donde sufre tu eficacia. Determina tus responsabilidades, y no ofrezcas más que eso. Ya sabes: quien
abarca mucho, aprieta poco.
También en tus relaciones personales tienes que contar con el riesgo de que otros se aprovecharán de tu
disposición de hacerlo todo por ellos. Te conviene esperar hasta que otros establezcan sus credenciales y
muestren su sinceridad hacia ti.

Tu Mercurio en quincuncio a tu Plutón

Tu sentido de la responsabilidad tiende a ser algo exagerado. Has aprendido a pensar que todos los deberes
que se te encargan son importantes pasos en tu desarrollo personal. Más aún, a veces no sabes diferenciar
entre tus propios deberes y los de otros, con el resultado de implicarte en disputas, porque tiendes a
interferir en la manera en que otros hacen su trabajo.
Por otro lado, si alguien te hace un favor, te muestras agradecido y no lo olvidarás nunca. Eres sincero en tus
tratos, pero también esperas honestidad de la otra persona.
Quien trabaje para ti, lo tiene difícil, porque esperas nada menos que la perfección. En tu ambición de lograr
el éxito, evita ser demasiado duro contigo mismo y con los demás.
Necesitas relajarte de vez en cuando profundamente, y olvidar todo lo relacionado con el trabajo o la carrera,
para evitar problemas nerviosos, ya que tu tendencia es seguir adelante sin pensar mucho en tu bienestar
físico y psíquico.

Tu Mercurio en quincuncio a tu Quirón

Es muy posible que disfrutes poniendo a la gente en su lugar con comentarios certeros, más allá de las
apariencias; de hecho, tu sentido del humor puede ser un tanto ácido y estrafalario, sin vacilar a la hora de
decir la verdad. Para ti cualquier cosa puede ser objeto de un comentario chistoso, o simple, pero
penetrante. Principalmente te gusta utilizarlo para educar a la gente y hacer mofa de las costumbres, los
prejuicios y las instituciones que forman la sociedad. Pero este humor es hiriente debido a que representa
tu disfraz del miedo a los sentimientos profundos y a la intimidad personal.
De todas formas, puedes envidiar la claridad y la sofisticación de los demás. Tal vez tengas que aguantarte tus
observaciones crueles e hirientes, aunque normalmente eres de los que disfrutan negándote a compartir las
cosas con una torpe mayoría. Tu actitud es como la de un cronista de sociedad refinadamente maligno, que
anda siempre en busca de esa historia capaz de empañar el brillante cuadro creado por los demás.
Puedes ser un poderoso comunicador, a través de la música, la mímica, o bien por mediación de actividades
tales como las de conferenciante, escritor, periodista o maestro; puedes mostrar una gran brillantez y
originalidad de percepción. Tal vez lo que más te guste sea retar a la gente para que tome conciencia de
sus propias motivaciones y reflexione sobre sí misma. También puedes tener olfato para las controversias
y disfrutar provocándolas; aunque puedes ayudar a que los demás clarifiquen sus pensamientos,
reforzando su capacidad de comunicación.
Con tu mente penetrante, es posible que te intereses por el estudio de temas ocultos y esotéricos. Además, es
una posición ideal para aprender cualquier tipo de lengua.

Tu Mercurio en quincuncio a tu Ascendente

Esta posición de Mercurio es indicio de un gran don de comunicación, pero tu fuerte deseo de dejar una buena
impresión mediante palabras agradables tiende a crear una situación embarazosa. Naturalmente, tus
intentos de caer bien a los demás a toda costa no siempre son convincentes y, a veces, tu habla empalagosa
puede tener el efecto contrario y ponerte en ridículo.
Aprende a ser más honesto, y deja de pretender ser alguien diferente de ti mismo; verás que no te hace falta
ningún ardid para el logro de tus objetivos. Tu naturaleza alegre y desenfadada hace que la gente se sienta
cómoda en tu presencia.

Tu Mercurio en quincuncio a tu Medio cielo

La posición de Mercurio opuesto al Medio Cielo indica que puede haber un conflicto entre tu vida familiar y
tu vida profesional. Te conviene trazar una línea clara entre ambos mundos y no dejar que tu mente
discurra por senderos domésticos cuando tu trabajo requiera toda tu atención. Sería mejor si tuvieras tu
propio negocio.

Tu Mercurio en la Primera Casa

La casa donde se encuentra Mercurio en la carta natal indica la esfera de nuestra vida donde queremos
experimentar una comunicación real y significativa. Es el área dónde nos resulta fácil adaptarnos a las
circunstancias y mostrar nuestra versatilidad.
También indica dónde somos vulnerables a la superficialidad y a la inconstancia.
La Primera Casa contiene el Ascendente y es, por lo tanto, el área más personal del mapa astral. La condición
de esta casa indica la naturaleza de nuestra personalidad, nuestro temperamento y el grado de confianza
que tenemos en nosotros mismos.

Con Mercurio en la Primera Casa cobras conciencia de ti mismo, y de la vida en general, a través de tu
curiosidad, investigando tu entorno y haciendo preguntas. Te fascina el análisis, tanto de ti mismo como de
otras personas.
Estás hecho para ser portavoz oficial, es decir, distribuidor de ideas y de información, o canal, por mediación
del cual una disciplina se vincula con otra.
Imbuyes de significación al mundo sobre la base de lo que piensas de él. Si no te gusta lo que ves, en vez de
culpar al mundo «de afuera» deberías tratar de cambiar tus propias actitudes, y después echar un nuevo
vistazo a lo que encuentres. Como dijo Albert Schweitzer: «El mayor descubrimiento de cada generación
es que los seres humanos pueden alterar su vida si alteran su actitud mental».

Tu Mercurio en la Segunda Casa

La casa donde se encuentra Mercurio en la carta natal indica la esfera de nuestra vida donde queremos
experimentar una comunicación real y significativa. Es el área dónde nos resulta fácil adaptarnos a las
circunstancias y mostrar nuestra versatilidad.
También indica dónde somos vulnerables a la superficialidad y a la inconstancia.
La Segunda Casa representa nuestro deseo de obtener y poseer valores —no sólo tangibles y económicos,
sino también mentales, emocionales y espirituales— que necesitamos para la seguridad de nuestra
existencia. También está relacionada con nuestras ataduras emocionales a las cosas o personas que nos
rodean.
Con Mercurio en la Segunda Casa, sabes manipular el dinero y las finanzas, y cerrar tratos para tu beneficio.
Posees destreza y flexibilidad y un talento especial para usar las palabras.
En un nivel más amplio, existe en ti una gran curiosidad y urgencia por entender la naturaleza del mundo
físico. Mediante el conocimiento y el aprendizaje de cómo funciona algo, alcanzas un sentimiento de
seguridad. Tu manera de pensar tiende a ser práctica y conservadora, y siempre se te ocurren ideas sólidas
y productivas.
Esta es una posición que te favorece las ganancias a través de escritos, transacciones comerciales, y también a
través de la enseñanza. Tienes una habilidad innata para el comercio, para el regateo, para hablar y para
negociar, también para expresar o redactar por escrito cualquier forma de informe, estudio o análisis de
situaciones concretas. Por ello, las tareas administrativas de comunicación te son favorables, no solo las
meramente burocráticas, sino también las de relaciones públicas y contacto con clientes-proveedores.
Además, independientemente de tu trabajo, te atraen los "trapicheos", es decir las pequeñas transacciones
de compra-venta, que te podrán beneficiar.
En general, tus valores personales están basados en resultados concretos, particularmente en negocios y
finanzas. Y tu pensamiento está plenamente absorbido por cuestiones económicas.

Tu Mercurio en la Tercera Casa

La casa donde se encuentra Mercurio en la carta natal indica la esfera de nuestra vida donde queremos
experimentar una comunicación real y significativa. Es el área dónde nos resulta fácil adaptarnos a las
circunstancias y mostrar nuestra versatilidad.
También indica dónde somos vulnerables a la superficialidad y a la inconstancia.
La Tercera Casa representa el desarrollo de nuestra relación comunicativa con el entorno y nuestra forma de
ver y comprender las circunstancias externas. Es el dominio del pensamiento lógico, de la facultad del
habla y de la adquisición de datos e informaciones.

Siendo ésta una de las casas naturales de Mercurio, es un emplazamiento fuerte. Revela un intelecto vivaz,
observador e ingenioso, hábil para la comunicación y las réplicas agudas, capaz de prestar buena atención
a los detalles.
Eres excepcionalmente listo para seleccionar los hechos que justifican o fundamentan la tesis que quieras
defender. Tu punto de vista se podría definir con una frase de Oscar Wilde: «La verdad es raras veces pura,
y nunca simple».
Esta posición es también indicativa de una capacidad innata para dominar las lenguas. Te encanta estudiar y
cuestionar. Siempre estás preguntando e investigando, empleando tu mente para buscar soluciones, aunque
puede haber una tendencia a «meter la pata» expresando opiniones antes de tener conocimiento de todos
los
hechos.
Da también para realizar a la perfección pequeñas tareas de escribiente o secretariado, así como para tener
muchas relaciones de tipo intelectual. Es muy probable que a lo largo de tu vida te cartees con multitud de
personas, pues en lo que respecta a ti, es un asunto que te resultará fácil.

Tu Mercurio en la Cuarta Casa

La casa donde se encuentra Mercurio en la carta natal indica la esfera de nuestra vida donde queremos
experimentar una comunicación real y significativa. Es el área dónde nos resulta fácil adaptarnos a las
circunstancias y mostrar nuestra versatilidad.
También indica dónde somos vulnerables a la superficialidad y a la inconstancia.
El Immum Coeli (IC) o cuarta casa simboliza el lado oculto de la personalidad, a saber: nuestras raíces y
nuestros sentimientos menos visibles a primera vista.
La Cuarta Casa tiene que ver con el mundo del subconsciente, la base emocional, la tradición familiar y, en
concreto, la madre como símbolo de protección y nutrición.

Con Mercurio en la Cuarta Casa, tu mente tiende a ocuparse de asuntos relacionados con la seguridad: el
hogar, la familia y demás. Tus pensamientos son de gran sustancia y emoción, aunque esta posición indica
un pasado emocionalmente austero, un entorno hogareño intelectual o académico, donde se ponía acento
en ser sensato y racional, quizás a expensas de los sentimientos, de la ternura y de la intimidad física.
Da tendencia a cambiar de residencia, a no vivir siempre en el mismo sitio, aunque éste reúna todas las
comodidades posibles. Con esta posición planetaria, se suele heredar un patrimonio de tipo intelectual,
cultural. También da para tener grandes y completas bibliotecas en tu hogar, y establecer agradables
contactos, charlas y conversaciones en él con muy diferentes tipos de personas.

Tu Mercurio en la Quinta Casa

La casa donde se encuentra Mercurio en la carta natal indica la esfera de nuestra vida donde queremos
experimentar una comunicación real y significativa. Es el área dónde nos resulta fácil adaptarnos a las
circunstancias y mostrar nuestra versatilidad.
También indica dónde somos vulnerables a la superficialidad y a la inconstancia.
La Quinta Casa es la casa del Sol y simboliza, por lo tanto, nuestra aspiración de expresar las cualidades
únicas de nuestra personalidad en todo su resplandor y plenitud. Aquí se manifiesta nuestro placer de
experimentar y nuestra fuerza creativa. También muestra la relación que tenemos con los niños, así como
el niño que se esconde en nosotros mismos.

Con Mercurio en la Quinta Casa, las empresas creativas, las aficiones y las actividades recreativas son los
medios de llegar a ser más consciente de ti mismo y de tu entorno. Por lo general, cualquier experiencia
llega a ser entendida con más riqueza y mejor procesada si puedes describirla poéticamente, dibujarla,
cantarla o expresarla en la danza o el teatro. Con Mercurio en esta posición, la expansión de la mente
mediante el conocimiento y el cultivo de la capacidad de comunicar y transmitir ideas contribuyen a una
mayor realización de ti mismo. También podrías ser un buen maestro o educador de jóvenes, ya que este
emplazamiento de Mercurio indica el talento de trabajar especialmente bien con adolescentes.
Por otro lado, la inquietud de Mercurio y su necesidad de variación pueden manifestarse en una vida
romántica activa, y probablemente la llama del romance siga ardiendo durante más tiempo si la otra
persona es mentalmente estimulante.

Tu Mercurio en la Sexta Casa

La casa donde se encuentra Mercurio en la carta natal indica la esfera de nuestra vida donde queremos
experimentar una comunicación real y significativa. Es el área dónde nos resulta fácil adaptarnos a las
circunstancias y mostrar nuestra versatilidad.
También indica dónde somos vulnerables a la superficialidad y a la inconstancia.
La Sexta Casa corresponde a nuestra facultad y forma de utilizar nuestros recursos y cualidades según las
necesidades que se presenten en la vida. Aquí vemos nuestra actitud hacia el trabajo y el modo de cómo
organizamos nuestra existencia.

Con Mercurio en la Sexta Casa, es mucho lo que puedes aprender del cuerpo, especialmente cuando hay
pequeñas cosas que no van bien. Los problemas de salud pueden estar relacionados con los nervios, con
un exceso de preocupaciones o de actividad y con un descanso insuficiente. Las técnicas de relajación, la
meditación y la atención a la respiración pueden ayudarte a reducir el estrés de la mente y el cuerpo,
sometidos a una exigencia excesiva. Si aprendes utilizar el poder de la mente a través de imágenes
positivas de tu propio yo, puedes reforzar tu salud, favorecer los procesos curativos e, incluso, colaborar
en la prevención de estos.
Mercurio hace también aquí que te guste y te favorezca el vestir con ropas de muchos colores, pues ello
contribuye a dar la tónica de hacerte parecer siempre más joven de lo que eres, que es una de las
inquietudes mercuriales. Como curiosidad, también es muy posible y favorable el que tengas animales
pequeños (pájaros, etc.) en tu propio hogar.

Tu Mercurio en la Séptima Casa

La casa donde se encuentra Mercurio en la carta natal indica la esfera de nuestra vida donde queremos
experimentar una comunicación real y significativa. Es el área dónde nos resulta fácil adaptarnos a las
circunstancias y mostrar nuestra versatilidad.
También indica dónde somos vulnerables a la superficialidad y a la inconstancia.
El Descendente es el punto diametralmente opuesto al Ascendente, y describe nuestra facultad de recibir y
absorber aquello que se nos va acercando. Simboliza nuestro encuentro con el tú, la forma de establecer
contactos, y las personas que cobran significado en el transcurso de nuestra vida. Esta casa revela el tipo
de persona que se siente atraída hacia nosotros e indica las expectativas que aportamos a nuestras
relaciones.

Con Mercurio en esta casa, tus relaciones personales tienden a ser variadas y, en cierto modo, inestables o
superficiales. No obstante, siempre buscas estar con gente, porque te encanta comunicarte y discutir tus
ideas con otras personas, ideas que suelen ser equilibradas e imparciales.
Puede que tengas problemas a la hora de encontrar pareja (o mantener una relación existente), ya que quieres
a tu lado una persona fascinante que sea capaz de satisfacer tu deseo insaciable de recibir estímulos
intelectuales. Y es posible que pienses haber encontrado la pareja ideal, pero más tarde conocerás a otras
personas que también serán interesantes de diferentes maneras.
El reto de Mercurio en la casa de las relaciones consiste en contentarte con lo que tienes y resistir el impulso
de ir cambiando de pareja y amigos en búsqueda del ser perfecto que sea capaz de captar tu interés
continuamente.

Tu Mercurio en la Octava Casa

La casa donde se encuentra Mercurio en la carta natal indica la esfera de nuestra vida donde queremos
experimentar una comunicación real y significativa. Es el área dónde nos resulta fácil adaptarnos a las
circunstancias y mostrar nuestra versatilidad.
También indica dónde somos vulnerables a la superficialidad y a la inconstancia.
La Octava Casa corresponde a la intensificación del encuentro con el Tú. Simboliza los valores en una
relación matrimonial o de socios y, también, nuestra capacidad de compartir. Esta relacionada con las
herencias, el sexo y la muerte, la transformación y las enfermedades virulentas.
La Octava Casa induce al curioso Mercurio a aprender sumergiéndose en todo lo que hay oculto y menos
claro en la vida: a descubrir secretos y a indagar en misterios para desentrañar su fondo. Es la mentalidad
detectivesca, dotada de ojos capaces de ver en la oscuridad.

Con este emplazamiento, es probable que te adentres en el mundo del dinero y de las finanzas, o que tu
atención se vuelque hacia la psicología y el ocultismo, fascinada por los misterios del sexo y de la muerte.
Aunque eres hábil para la comunicación, y te gusta compartir con otros cualquier cosa que sea oscura,
sutil y profunda, prefieres mantener secretos tus propios pensamientos y motivaciones. Es aconsejable
que, antes de firmar un contrato, examines cuidadosamente la letra pequeña, en previsión de cualquier
malentendido. La misma advertencia de cautela es válida para testamentos y herencias, ya que los
problemas con Mercurio en la Casa Octava se manifiestan en ocasiones como discrepancias con los
familiares sobre ese tipo de cosas.
Cuida tu aparato respiratorio y tu sistema nervioso, pueden darte sorpresas desagradables.

Tu Mercurio en la Novena Casa

La casa donde se encuentra Mercurio en la carta natal indica la esfera de nuestra vida donde queremos
experimentar una comunicación real y significativa. Es el área dónde nos resulta fácil adaptarnos a las
circunstancias y mostrar nuestra versatilidad.
También indica dónde somos vulnerables a la superficialidad y a la inconstancia.
En la Novena Casa se trata de relacionar el conocimiento adquirido con las experiencias personales para
lograr una visión integral del mundo y una orientación en la vida. Está relacionada con los viajes —tantos
los internos como los externos—, la filosofía, la religión y el derecho.

Con Mercurio en la Novena Casa, tus percepciones y tus tomas de conciencia se basan en un mecanismo de
«zoom» que te permite dar un paso atrás y contemplarlo todo desde la distancia y con una perspectiva
superior. Convencido de que es posible una comprensión intelectual de la vida y el mundo, procuras (o
deberías procurar) descubrir y entender las leyes y los principios que rigen la existencia mediante el
examen de los modelos fundamentales que operan en ellos. En este dominio, la natural urgencia de
Mercurio por expandir y ensanchar la mente estudiando, leyendo y viajando, te mantiene continuamente
ocupado.
Es probable que tengas el deseo de enseñar y de compartir lo que percibes y descubres, y de inspirar a otros
con lo mismo que te ha inspirado, una mentalidad que es propia de filósofos, buscadores espirituales,
escritores, editores, educadores y personas que trabajan como relaciones públicas.
Existe el peligro de una adhesión demasiado fanática a tus propias creencias o a tu peculiar versión de la
verdad. Los hechos que vienen a reforzar el sistema de creencias que tú quieres son bien recibidos; en
cambio, estás muy dispuesto a pasar por alto los otros.
Asimismo, facilita los viajes largos y variados, el aprendizaje y estancia en el extranjero o el aprender cosas
de provecho de personas foráneas, dado que hay en ti una curiosidad innata por lo lejano, lo extranjero.
También activa y hace intensas las relaciones con la familia política, por lo que tus cuñados/as serán un
sector importante de tu vida, gente de la cual aprenderás cosas, o bien te comunicarás intensamente con
ellos.

Tu Mercurio en la Décima Casa

La casa donde se encuentra Mercurio en la carta natal indica la esfera de nuestra vida donde queremos
experimentar una comunicación real y significativa. Es el área dónde nos resulta fácil adaptarnos a las
circunstancias y mostrar nuestra versatilidad.
También indica dónde somos vulnerables a la superficialidad y a la inconstancia.
El Medium Coeli o Medio cielo (MC) es el cenit, el punto más alto, del horóscopo y simboliza, entre otras
cosas, nuestra posición social, la cual corresponde en la sociedad actual al éxito profesional. Además de la
reputación, la ambición de hacer carrera, la responsabilidad hacia la sociedad y las metas políticas.

Con Mercurio en la Décima Casa, las cualidades y los principios asociados con este planeta se reflejan por lo
común en la elección de carrera. Así pues, tu trabajo puede estar relacionado con escribir, enseñar, dar
conferencias, con ventas, con las artes gráficas, los medios de comunicación, con actividades
administrativas, con tareas que requieran destreza manual o con el transporte de personas y mercancías.
Eres una persona que, mientras sigue su carrera y va en pos de sus ambiciones profesionales, puede
continuar aprendiendo cosas de si misma y de su entorno. A los que tienen este emplazamiento les gusta
que los consideren despiertos, inteligentes y capaces, y quieren que por estas cualidades se los recuerde.
Además, tendrás una gran habilidad para comunicar y contactar con el público. Dueño de mil estrategias
verbales, tu palabra, tus gestos, tu estrategia y tu forma de expresar las cosas te abrirán muchas puertas
inicialmente cerradas.

Tu Mercurio en la Undécima Casa

La casa donde se encuentra Mercurio en la carta natal indica la esfera de nuestra vida donde queremos
experimentar una comunicación real y significativa. Es el área dónde nos resulta fácil adaptarnos a las
circunstancias y mostrar nuestra versatilidad.
También indica dónde somos vulnerables a la superficialidad y a la inconstancia.
La Undécima Casa refleja nuestro deseo de alcanzar una determinada identidad o posición por medio de la
identificación con un grupo. Representa nuestro círculo de amigos, experiencias colectivas, ideas
humanitarias y visiones futuras destinadas al progreso de la sociedad en que vivimos.

Con Mercurio en la Undécima Casa, más que ir solo en pos de algo, tiendes a incrementar tu conocimiento
buscando otras personas que compartan un interés similar. Por ejemplo, puedes estudiar astrología en tu
casa, con unos cuantos libros, o puedes reunirte con otras personas a quienes también les interese. Aunque
aspectos tensos que involucran a Mercurio pueden señalar dificultades para comunicarte o hacerte
entender en grupos, prefieres, en líneas generales, unirte a organizaciones que promuevan una creencia,
concepto o causa común en vez de perseguir esos objetivos en solitario. Sabes que así una voz se hace
múltiple, es decir, un grupo de personas que piensan algo es más poderoso que una sola persona que
piensa la misma cosa.
Es probable que tus pensamientos se demoren en las formas en que se podría mejorar o hacer adelantar a la
sociedad. Sientes tu afinidad con las mentes que se te asemejan o con otros miembros del grupo, y en
ocasiones actúas como su portavoz. También es posible que seas aquel a quien todos los demás dicen que
se calle la boca para que algún otro pueda decir una palabra. En resumen, la percepción del propio yo y de
la vida en general se amplia por mediación de amigos y contactos con grupos.

Tu Mercurio en la Duodécima Casa

La casa donde se encuentra Mercurio en la carta natal indica la esfera de nuestra vida donde queremos
experimentar una comunicación real y significativa. Es el área dónde nos resulta fácil adaptarnos a las
circunstancias y mostrar nuestra versatilidad.
También indica dónde somos vulnerables a la superficialidad y a la inconstancia.
La Duodécima Casa es la más compleja, porque corresponde a esferas de la vida que se consideran tabúes y
no suelen ser temas de nuestras conversaciones. Aquí se disuelven el ego y el sentido de la individualidad
en favor de un sentimiento de comunión espiritual. Representa la soledad, el sacrificio, la empatía y la
inspiración mística.

Mercurio en la casa Doce intenta construir un puente entre los aspectos conscientes y los inconscientes,
integrando en la percepción consciente lo que opera desde las profundidades ocultas de la psique. Hacerlo
así requiere un doble proceso. Primero, debes aventurarte en los ámbitos imaginarios del inconsciente,
pero si no te decides a dar ese primer paso, no importa: tarde o temprano, lo que está allí abajo ascenderá a
tu encuentro. En segundo lugar, una vez en ese reino, debes mirar a tu alrededor, tomar notas y después
volver a subir. Si te quedas allí abajo atascado, porque has olvidado regresar o eres incapaz de hacerlo,
entonces habrás de recurrir a otra persona que te rescate.
¿Qué significa todo esto? Los que tienen a Mercurio en la Duodécima Casa necesitan –mediante la
introspección, el examen de conciencia, la psicoterapia, la buena literatura o el trabajo del sueño– explorar
el inconsciente para descubrir qué es lo que los moviliza. Algo de lo que esté allí almacenado será útil y
productivo, de manera que bien valdrá la pena llevarlo a la superficie. Sin embargo, hay otros materiales
que quizá necesiten ser tamizados y seleccionados; especialmente las impresiones aprendidas y los
recuerdos del pasado que, grabados conscientemente o no, deforman y oscurecen la forma en que se
interpreta la información recibida en el presente.
Con el fin de ver más claramente lo que tienes delante, tendrás que hacer una limpieza de algunos de los
desechos de tu vida más temprana que pueden estar obstaculizando tu percepción inmediata.

Venus - la forma de amar

El planeta Venus necesita aproximadamente 224 días para dar la vuelta al Sol, y, con sus 12.100 kilómetros de
diámetro tiene casi el mismo tamaño que la Tierra. Venus es el planeta más brillante y es fácilmente
visible sin la ayuda de un telescopio. Como Mercurio, es la estrella matinal y del anochecer, y no se aleja
del Sol más de 48 grados. Por lo tanto, los únicos aspectos solares con Venus pueden ser la conjunción, el
semisextil y la semicuadratura.

La belleza resplandeciente de este cuerpo celeste hizo que Venus fuese adorada como la diosa de la belleza y
del amor. Pero su encanto no solamente produjo armonía, sino que fue causa de la guerra de Troya.

En la astrología, Venus representa todo lo bello y deseable. Su posición en la carta astral nos revela algo sobre
nuestra necesidad de armonía, nuestra vida amorosa y nuestra capacidad de devoción. También las bellas
artes y el canto, así como nuestro sentido de la estética, se relacionan con Venus, que representa el poder
del hombre de dar, gracias a sus sentimientos, un valor y un sentido esencial a sus experiencias.

Como estrella matinal, Venus pertenece al signo de Tauro, mientras que rige al signo Libra como la estrella
del anochecer.

Tu Venus en Aries

Aries, gobernado por Marte, abre el Zodiaco. Aquí encontramos los impulsos primordiales de la vida, la
fuerza impetuosa ansiosa por salir a la luz. Aries representa el comienzo de un desarrollo, y no se
preocupa por lo pasado, a veces ni siquiera por lo presente. Contempla el futuro, y lo único que quiere es
abrirse camino hacia delante.

Con Venus en Aries, expresas tu afecto de forma directa, impulsiva y entusiasta. Eres muy cariñoso e intenso
en la intimidad, y nunca escondes tus verdaderos sentimientos, incluso aun deseando hacerlo. Tal vez te
falte sensibilidad en el trato con los demás, ya que tiendes un poco a la crudeza, y a veces insistes en que
los otros te presten la atención que tú quisieras. Pero eres honesto y demuestras tu afecto –o tu desprecio–
abiertamente. ¡Que los tímidos estén alerta!
Puede haber problemas de constancia, ya que siempre buscas experiencias nuevas disfrutando de la excitación
que conlleva la primera etapa de una relación. El reto consiste en resistir esa tendencia y comprender que
una relación madura va más allá de los meros sentimientos y la pasión. Encierra el sacrificio y la
responsabilidad, pero proporciona, a cambio, un sentido de pertenencia, protección y satisfacción
duradera.

Tu Venus en Tauro

Tauro, relacionado como signo con el elemento tierra, destaca por su determinación y sus acciones destinadas
a metas concretas. Los signos de tierra confían en lo que pueden apreciar con sus sentidos físicos y aspiran
a resultados prácticos. Son cautelosos, disciplinados y fiables, y saben cómo funciona el mundo material.

Con Venus en Tauro, buscas relaciones fijas y duraderas que proporcionen seguridad emocional y, ¿por qué
no?, también cierta estabilidad financiera. Expresas tu afecto de forma tierna y sensual, y eres muy leal,
aunque a veces puedes mostrarte bastante celoso y posesivo. Las aventuras amorosas no son para ti, ya
que te tomas tus relaciones muy en serio, y probablemente seas demasiado comodón para lanzarte a una
empresa tan loca y agotadora.
Lo físico es tu campo favorito, y te encanta tocar cosas suaves y agradables, oler fragancias embriagadoras,
compartir el calor humano o sentarte delante de un gran plato de buena comida y después tumbarte en el
sofá, escuchar música o ver la tele y disfrutar del confort de tu hogar.
Puesto que esa es tu «propensión natural», tienes que tener cuidado de no caer en la trampa del hedonismo y
desperdiciar tu vida en la complacencia desenfrenada de los sentidos. Abre tu corazón a las sensaciones y
sentimientos más sutiles y aprende a apreciar la dimensión espiritual que yace más allá de las apariencias.
Así podrás descubrir un tesoro infinitamente más valioso que todos los bienes terrenales juntos.

Tu Venus en Géminis

El signo Géminis está gobernado por el planeta Mercurio y pertenece al elemento aire. Los signos de aire
viven en el mundo abstracto de las ideas y de los pensamientos, los cuales son para ellos tan reales como
cualquier objeto físico. Sienten la necesidad de desprenderse de la experiencia directa y contemplar,
evaluar y comprender su entorno por medio de sus facultades racionales para luego comunicar sus
conclusiones a otros.

Con Venus en Géminis, tu presencia es encantadora, y tienes un don para encontrar las palabras adecuadas
cuando es preciso hacer cumplidos y dejar una buena impresión. Te comunicas con fluidez, rapidez y
astucia, aunque tiendes a ser algo superficial, ya que no sueles dedicar mucho tiempo a una sola persona o
a un tema específico. Tus intereses son variados y amplios, y tu insaciable curiosidad te lleva a establecer
relaciones con todo tipo de personas, siempre preguntando, investigando o discutiendo.
Estás buscando constantemente el cambio y nuevas experiencias, y no te resulta difícil establecer contactos
con personas desconocidas, pero no eres el tipo de hombre que quiera comprometerse fácilmente en una
relación fija. Eso no quiere decir que no puedas ser fiel, si encuentras tu «media naranja». Hablar de tus
sentimientos es lo más natural para ti, y, por tanto, esperas también de tu pareja que sea franca y honesta al
respecto.

Tu Venus en Cáncer

Cáncer es un signo de agua y se comunica con su entorno principalmente por medio de sus sentimientos. El
elemento agua representa el mundo de las emociones insondables, desde pasiones compulsivas y temores
irracionales hasta sentimientos de compasión y amor universales. Destaca por su intuición y sabe que tiene
que protegerse de influencias ajenas para poder tener acceso a las dimensiones más profundas de su
psique.

Con Venus en Cáncer, expresas tu afecto de forma sensible, protectora y tenaz, pero tu timidez y humor
cambiante pueden inhibir un sentimiento de estar realmente cerca de otra persona. Sin embargo, a la vez
anhelas la intimidad con otros y sentirte querido y protegido, y tienes la capacidad de dar mucho cariño y
protección a las personas que te importan. Para ti la vida hogareña es fundamental: matrimonio, niños,
animales, jardín –todo lo relacionado con la familia y la casa–. Cuidas a tus seres queridos con toda
atención, pero tiendes a ser demasiado apegado, y tal vez no les dejes suficiente espacio para su propio
desarrollo.
A veces padeces de inestabilidad, la cual puede estar relacionada con las fases de la Luna. Antes de
aventurarte en una relación seria, debes esforzarte en convertirte en una persona autosuficiente, porque
tiendes a hacerte demasiado dependiente e, incluso, a dejarte manipular. Evitas las confrontaciones,
aunque ése no es necesariamente siempre el mejor camino para resolver un problema. No te hagas más
débil de lo que eres, tan solo descubre tu profunda capacidad de amar, y regálala a tu prójimo.

Tu Venus en Leo

Leo es un elemento de fuego y destaca, por lo tanto, por su asombroso potencial de energía, su inmenso afán
de acción y renovación, y su espíritu entusiasta y honesto. El elemento de fuego es radiante, ardiente y
expresivo, dedicándose principalmente al descubrimiento y cumplimiento de posibilidades futuras, y nos
otorga la energía que necesitamos para llevar a cabo nuestros deberes diarios.

Con Venus en Leo, expresas tu afecto de forma cálida, dramática y entusiasta. Tienes un gran corazón, y te
encanta la vida, pero tus romances no siempre carecen de complicaciones, lo cual se debe principalmente a
tu orgullo y a tu vanidad. Además, muchas veces lo que buscas es el reconocimiento, y te sientes de
maravilla cuando estás recien enamorado y tu pareja te adora.
Tu trato personal y la expresión de tus sentimientos amorosos tienen un matiz de jovialidad, generosidad y
lealtad, y rara vez eres intolerante. Sin embargo, lo que puede inhibir el intercambio de sentimientos más
profundos con otra persona es tu necesidad de ser el centro de atención o el deseo de dominar la vida
emocional de tu pareja.
No malgastes tu enorme potencial en poner en escena a tu propia persona, tan solo utiliza tu energía para
poner en marcha proyectos creativos.

Tu Venus en Virgo

Virgo, relacionado como signo con el elemento tierra, destaca por su prudencia y sus acciones destinadas a
metas prácticas. Los signos de tierra confían en lo que pueden apreciar con sus sentidos físicos y aspiran a
resultados concretos y útiles. Son determinados, disciplinados y fiables, y saben cómo funciona el mundo
material.

Con Venus en Virgo, expresas tu afecto de forma modesta, tímida y reservada. Sientes la necesidad de servir y
ser útil, porque cuidar de otros y proporcionarles confort y bienestar es para ti una fuente de inmensa
satisfacción.
Es poco probable que te dejes abrumar por las pasiones, ya que tu razón te acompaña a todas partes y en todos
los asuntos, incluso en los amorosos. Tal vez establezcas una relación porque te ofrece cierta seguridad o
piensas que podrás sacarle algún provecho o porque te parece la solución más sensata en ese momento.
Sabes analizar tus sentimientos y no sueles ver a tu pareja con gafas de color rosa, perdiendo de vista la
realidad.
En el trabajo eres respetado, porque los demás aprecian tu sentido de justicia y tu trato digno de un auténtico
compañero. Tienes un sexto sentido para solucionar problemas laborales y mejorar la vida de tus
colaboradores.
Tus obligaciones familiares tampoco te las tomas a la ligera. Cuidas con esmero a tus seres queridos, y
siempre estás atento a sus necesidades. No obstante, podrías mostrar un poco más de cariño y dejar aflorar
tus sentimientos. Piensa que tus hijos no necesitan solamente un horario perfectamente organizado, sino
también el calor y la intimidad humana. Además, ¿por qué no haces de vez en cuando la vista gorda si no
están siempre a la altura de tus expectativas? Te lo van a agradecer.

Tu Venus en Libra

El signo Libra está gobernado por el planeta Venus y pertenece al elemento aire. Los signos de aire viven en
el mundo abstracto de las ideas y de los pensamientos, los cuales son para ellos tan reales como cualquier
objeto físico. Sienten la necesidad de desprenderse de la experiencia directa y contemplar, evaluar y
comprender su entorno por medio de sus facultades racionales para luego comunicar sus conclusiones a
otros.

Con Venus en su propio signo, expresas tu afecto de forma desenfadada, encantadora y equilibrada. Hombre
de mundo, amas el decoro y la etiqueta, pero lo que más te gusta es hacer amistades. Necesitas –más que
otras personas– recibir cariño y afecto, tener una relación amorosa armoniosa y sentirte aceptado y amado.
Te encantan los acontecimientos sociales y las fiestas de todo tipo, porque te ofrecen la oportunidad de hacer
nuevos contactos y ampliar tu círculo de amigos, lo cual no te presenta ningún problema, ya que tu
presencia hace muy viva y grata tu impresión en los demás.
La armonía es para ti algo muy importante. Siempre buscas una salida pacífica a una situación conflictiva, y
tratas de evitar las acciones, personas o cosas crudas y violentas, cosa que no siempre es posible y que
puede causarte ansiedad y frustración.

Tu Venus en Escorpio

Escorpio, un signo de agua regido por los planetas Marte y Plutón, aunque un signo fijo, dispone de una
sorprendente abundancia de energía que puede manifestarse súbitamente. Como signo de agua, se
comunica con su entorno principalmente por medio de sus sentimientos. El elemento agua representa el
mundo de las emociones insondables, desde pasiones compulsivas y temores irracionales hasta
sentimientos de compasión y amor universales.

Con Venus en Escorpio expresas tu afecto de forma intensa, apasionada e, incluso, obsesiva o posesiva. El
impulso de obtener placer está coloreado por deseos ardientes, sentimientos profundos y emociones
compulsivas. Tu lema en el amor es: todo o nada. El reto consiste en llegar a dominar tus pasiones que
tienden a ser ciegas y violentas, causandote daño a ti mismo y a tu pareja. Demandas mucho de una
relación, y debido a que estás dispuesto a darte por completo, esperas lo mismo de la otra persona.
Sin embargo, tu necesidad de dar y recibir amor, o de relacionarte con los demás socialmente, puede verse
impedida por tu inclinación a no confiar en el otro o a guardar tus propios sentimientos en secreto. Para
sentirte verdaderamente cerca de otra persona, sientes la necesidad de utilizar tu potente poder emocional
para penetrar hasta el fondo de la relación e investigar todos los rincones de la psique.

Tu Venus en Sagitario

Sagitario es un signo de fuego y destaca, por lo tanto, por su gran potencial de energía, su inmenso afán de
acción y renovación, y su espíritu entusiasta y honesto. El elemento de fuego es radiante, ardiente y
expresivo, dedicándose principalmente al descubrimiento y cumplimiento de posibilidades futuras, y nos
otorga la energía que necesitamos para llevar a cabo nuestros deberes diarios.

Con Venus en Sagitario, expresas tu afecto de forma libre, entusiasta y generosa. Tu deseo de moverte y
experimentar aventuras puede interferir con tu capacidad de establecer relaciones sólidas y duraderas. Tu
trato personal se ve influenciado por tus creencias y objetivos, y en toda relación íntima buscas una
armonía filosófica. La posibilidad de moverte libremente y explorar nuevos horizontes te proporciona un
sentimiento de confort y armonía interior. Tu actitud hacia el amor y el romance es liberal y tolerante.
Valoras la honestidad en cualquier relación, pero, debido a tu visión tan amplia y vasta, tiendes a ser algo
insensible con los sentimientos de los demás.

Tu Venus en Capricornio
Capricornio, relacionado como signo con el elemento tierra, destaca por su integridad y seriedad y sus
ambiciones destinadas a metas prácticas. Los signos de tierra confían en lo que pueden apreciar con sus
sentidos físicos y aspiran a resultados concretos y útiles. Son determinados, disciplinados y fiables, y
saben cómo funciona el mundo material.

Con Venus en Capricornio, expresas tu afecto de manera cautelosa, seria y responsable, tal vez incluso algo
mecánica. Posiblemente, seas el cónyuge más fiel que se pueda imaginar, y nunca te abandonas a las
pasiones ciegas y desenfrenadas. De hecho, tardas más que los demás en mostrar tus sentimientos, pero
cuando lo haces, la cosa va en serio. Para ti una relación significa seguridad y estabilidad emocional, y
necesitas sentir el compromiso de tu pareja antes de abrir tu corazón y dejar aflorar tu lado emocional.
Una actitud demasiado sospechosa y miedosa puede inhibir el flujo de tu afecto y causarte frustraciones
innecesarias. Intenta vivir tus relaciones íntimas con más soltura y confianza; tu pareja te lo agradecerá.

Tu Venus en Acuario

El signo Acuario está gobernado por Saturno y Urano y pertenece al elemento aire. Los signos de aire viven
en el mundo abstracto de las ideas y de los pensamientos, los cuales son para ellos tan reales como
cualquier objeto físico. Sienten la necesidad de desprenderse de la experiencia directa y contemplar,
evaluar y comprender su entorno por medio de sus facultades racionales con el fin de poder comunicar sus
conclusiones a otros.

Con Venus en Acuario, expresas tu afecto de manera imparcial, distante, incluso algo fría. Necesitas mucha
libertad en tus relaciones, y haces todo lo posible para evitar una atadura emocional o un compromiso que
implique obligaciones que recorten tu independencia.
Te gusta experimentar y romper las barreras convencionales, y te encanta intercambiar con la persona amada
tus ideas y fantasías, pero tu actitud desapegada e impersonal puede interferir con tu capacidad de formar
una relación estrecha y profunda. Tu lema es: «No seamos demasiado personales, no nos pongamos
demasiado emotivos». Si quieres mantener esa actitud, deberías avisar a la persona que busca una
convivencia prolongada contigo para evitar decepciones y sentimientos heridos.
Aprecias lo que es justo y democrático, y te sientes más feliz dentro de un grupo o una comunidad que
estando a solas.

Tu Venus en Piscis

Piscis es un signo de agua y se comunica con su entorno principalmente por medio de sus sentimientos. El
elemento agua representa el mundo de las emociones insondables, desde pasiones compulsivas y temores
irracionales hasta sentimientos de compasión y amor universales. Destaca por su intuición y sabe que tiene
que protegerse de influencias ajenas para poder tener acceso a las dimensiones más profundas de su ser.

Con Venus en Piscis, expresas tu afecto de manera sensible y tierna. Eres compasivo y bondadoso, capaz de
sacrificar tus propios intereses para ayudar a otros. Sientes profundamente la necesidad de experimentar
una armonía mágica y romántica, pero tus deseos pueden ser desenfocados y vagos, dejándote vulnerable.
Tiendes a idealizar el amor y el objeto de tu amor, lo cual puede conducirte a la confusión y a una falta de
discriminación, y puede dificultar que establezcas relaciones íntimas sólidas y duraderas. Para evitar
decepciones dolorosas no te vendría mal hacer caso a las sugerencias de un buen amigo que sea capaz de
ver la realidad con más objetividad.

Tu Venus en conjunción a tu Marte

Posees un magnetismo que te hace muy atractivo para el sexo opuesto, y, sin la menor duda, a ti también te
fascina todo lo relacionado con el mundo erótico. Si aceptas lo instintivo y sensual que hay en ti, valorarás
el hecho de que tu presencia no deje indiferentes a los demás, lo cual te ayudará a entablar relaciones muy
variadas. Si lo niegas, encontrarás desagradable el provocar vibraciones sensuales en otras personas.
Precisas de un contacto intenso con tu entorno, aún cuando, a veces, este resulte doloroso. Te atraen las
personas activas y de vida intensa, pero no deseas que traten de dominarte. Quieres sentirte libre, y te
cuesta soportar limitaciones. Prefieres imponer tu propio ritmo, lo que en la práctica te acarreará
conflictos. Tendrás que aprender con el tiempo a entablar compromisos si es que deseas mantener
relaciones estables; si no lo haces, los demás buscarán en ti más lo fascinante que lo estable.
En el terreno laboral, la mejor forma de realizarte consistirá en trabajar en grupo o en estar en contacto con la
gente.
La relación con tu madre habrá ejercido una gran influencia en tu desarrollo personal, y probablemente
sintieras por ella una especie de amor-odio que transfieres a tus relaciones con el otro sexo. Tal vez,
inconscientemente, busques o tengas una pareja a la que racionalmente consideres inadecuada, pero por la
que, al mismo tiempo, sientes una gran fascinación. Es probable que las decepciones en tus relaciones
íntimas te conduzcan a sublimarlas en el campo artístico. La armonía que falta en tu vida cotidiana se
puede desarrollar mediante algún tipo de proceso creativo.

Tu Venus en conjunción a tu Júpiter

Eres un hombre encantador y muy generoso con su cariño. Si estás seguro de la valía humana de una persona,
no titubeas en mostrarle tu afecto y prestarle todo el apoyo que pueda necesitar. Sin embargo, siempre
esperas ser correspondido, lo que puede conducirte a esperar demasiado de los demás. Por lo tanto, te
resulta más fácil establecer contacto con personas generosas y espontáneas como tú que con seres tímidos
y desconfiados. Debido a que entre tus aspiraciones se encuentran una buena posición social, el bienestar
y un cierto lujo, te sientes más atraído por personas seguras de sí mismas y que siempre deseen mejorar su
situación, que por gente modesta y conformista.
El mundo de las sensaciones y de los sentidos puede adquirir una excesiva importancia para ti; por tanto, no
debes acostumbrarte a necesidades demasiado costosas que son muy difíciles de satisfacer y suponen una
dependencia de los demás.
Puede que tengas problemas de adaptación; el motivo reside en considerar tus enfoques personales como algo
obligatorio para los demás. Proyectas tus deseos en los demás y te muestras desencantado cuando no
reaccionan como tú esperabas (esto afecta también a tu pareja, tal vez esperes tanto de ella que ningún
mortal esté en condiciones de complacer tus exigencias).
Si aprendes a tener los pies firmemente puestos sobre el suelo y a limitar tus esperanzas a lo que
verdaderamente es alcanzable, tendrás las mejores oportunidades de que tu entorno te complazca por
medio de casos afortunados y de contactos oportunos. Tendrás que aprender a disciplinarte y a renunciar a
la satisfacción inmediata de los deseos más insignificantes.
Trabajar o contactar con el sector artístico te ayudará a renunciar a lo insignificante en beneficio de la
evolución de los grandes objetivos. Esto implica también el dirigir tu atención menos a tu propia persona y
más a tareas sociales o profesionales.

Tu Venus en conjunción a tu Saturno

Tu lado afectivo está fuertemente influenciado por tu sentido del deber, es decir, deber y felicidad se
identifican, y en muchas ocasiones sientes que debes hacer concesiones a los demás para conseguir lo que
quieres. Sientes que siempre eres tú de quien se espera que haga los ajustes a las exigencias de otros, para
tener una relación satisfactoria. Como consecuencia, a menudo estás descontento con tus relaciones
personales, ya sea porque no te llenan lo suficiente, o porque sientes que los demás se aprovechan de ti.
Por tanto, sueles resignarte a sacar lo que puedes de tus relaciones, conformándote a dar siempre más que
el otro. Esa actitud muestra, sin embargo, que te tomas en serio tus relaciones con otras personas. Eres leal
y sincero en tus sentimientos, pero te cuesta demostrarlos, porque temes que los otros se aprovechen de ti.
Eres prudente en lo que se refiere al dinero, y siempre procuras ahorrar lo suficiente para tener lo necesario en
tiempos difíciles.
Tu temperamento es apto para ocupaciones donde el éxito depende principalmente del cumplimiento de
normas y reglas. Las finanzas, la banca, la construcción, los seguros, el derecho y el diseño son algunos
campos donde tus esfuerzos pueden tener éxito. Lo ideal sería una posición que te permitiese funcionar
con cierta independencia. Eres concienzudo y responsable, y lograrías más si no tuvieses a una persona al
lado vigilándote continuamente. Eso no quiere decir que no sepas cooperar, pero prefieres trabajar a solas.
Tu compañera romántica ideal es una mujer seria, sincera y honesta. Necesitas una persona a la que puedas
respetar, y que te respete a ti. Tus objetivos están bien definidos, y esperas que tu pareja aporte su granito
de arena para lograr metas comunes.
Tu Venus en conjunción a tu Urano

Urano cerca de Venus indica una personalidad brillante, con gustos inusuales, y cierto grado de capacidad
artística. Buscas todo tipo de relación humana, incluso aquellas que no son plenamente aceptadas por la
sociedad, con el fin de explorar la vida en todas sus dimensiones. Quieres gozar de libertad en tus
relaciones personales para poder desapegarte de ellas, sin sentir culpabalidad, si pierdes interés o si te
encuentras con alguien que llame tu atención por sus cualidades extraordinarias.
Formar parte de la vanguardia es tu sueño, ya que aprecias todo lo que es diferente y fuera de lo común. Así
pues, la ocupación ideal para ti es un campo donde tengas suficiente libertad para aplicar tu imaginación
de forma creativa y variada. La rutina y lo común te aburren.
Entre tus amigos prefieres aquellos que podrían definirse como excéntricos, y te sientes a gusto en un
ambiente poco convencional, incluso controvertido, y no te importa mucho lo que piense la gente.
Establecer y mantener una relación durante un tiempo puede ser un verdadero reto para ti, porque eres
imprevisible en cuanto a tu conducta. Si te casas por impulso, es seguro que la separación estará a la
vuelta de la esquina. Deberías aprender a ser más responsable y tomar en cuenta los sentimientos de los
demás. La vida a lado de una sola persona no es necesariamente una restricción intolerable, sino que
puede proporcionarte una sólida base y un equilibrio emocional que, tal vez inconscientemente, siempre
andes buscando.

Tu Venus en conjunción a tu Neptuno

Eres un alma sensible y bondadosa, desbordante de compasión hacia los seres que sufren, y sueñas con un
mundo donde no existan ni las guerras ni las riñas y donde todos, incluso los animales y las plantas, vivan
en armonía, gozando de un ambiente idílico. Siendo una persona romántica e idealista, te sientes como pez
en el agua en el mundo del misticismo, la mitología, la poesía y la música, y no sería sorprendente si tu
mismo practicaras algún tipo de actividad artística.
Como te puedes imaginar, vivir en un mundo ficticio es vivir en una burbuja que brilla con un sinfín de
colores, pero que está destinada a desvanecerse en cualquier momento. Debes aprender a enfrentarte con
la realidad y a aceptar que los elementos crudos también forman aspectos naturales, e inevitables, del
mundo en que vivimos. De lo contrario, tu naturaleza romántica puede causar graves problemas en tus
relaciones personales. Siempre buscando la relación ideal y serena, libre de diferencias y desacuerdos,
puedes ser presa fácil para personas sin escrúpulos que se aprovecharán de ti.

Tu Venus en conjunción a tu Plutón

Tu mundo emocional es tan profundo que no parece tener fondo, pero también es propenso a repetidos
períodos de crisis. En lo que se refiere a tu vida romántica y sentimental, buscas a alguien que te pueda
ofrecer una relación total, una relación que prometa plena satisfacción en todos los niveles: físico,
emocional y espiritual. No cabe duda que algunas mujeres sentirán una atracción irresistible hacia ti, como
si la fuerza de un imán las atrajera. Otras, sin embargo, tendrán miedo de ser «devoradas» y rehuirán de ti
como si representaras una fuerza maligna y peligrosa.
El hecho es que puedes ser bastante posesivo, un rasgo de tu carácter que necesita ajuste, aunque no dudarás
en desviar tu atención hacia otra persona si te parece ser capaz de ofrecer una relación aún más intensa. Si
deseas de verdad una relación que perdure y satisfaga tus anhelos más profundos, tienes que liberarte de tu
exagerada preocupación por el lado físicamente intenso del contacto humano y buscar la satisfacción a
través de cualidades más elevadas, preferentemente espirituales.

Tu Venus en conjunción a tu Quirón

Con este aspecto, puedes tener el don de ver la belleza allí donde los demás no la perciben, y de encontrar
valor en lo que otros desdeñan por feo e insignificante. Uno de los mayores intereses en tu vida es ir en
busca de algo o alguien de gran belleza y valor; o quizá tras la riqueza, el encanto personal o un romance
duradero. Con este emplazamiento, es frecuente que te encuentres con personas que te den la impresión de
ser conocidas; tal vez sientas que las has conocido en otra vida, y hasta es posible que tengas alguna idea
de cómo sucedió.
Las relaciones más importantes en tu vida suelen ser aquellas que te aportan inspiración o crecimiento
personal, más bien que las que te puedan llevar al matrimonio o a la crianza de hijos. Eres muy sensible a
la desarmonía entre las personas, y puede ser que te veas complicado en discusiones ajenas y te las tomes
personalmente aun cuando nada tengan que ver contigo. Esto puede remontarse a situaciones de tu niñez:
tal vez hayas asumido el papel de mediador en las discusiones de tus padres, hermanos u otros familiares;
tal vez te hayas visto presionado para tomar partido por uno de ellos en relación con un divorcio o una
separación.
Debes aprender a defender tus propios valores, o acabarás adaptándote siempre a los demás. Aunque estés
ávido de armonía en tus relaciones, es probable que para los demás resultes opresivo, y si no desarrollas
conciencia del efecto que tienes sobre ellos, mal podrás manejar tus repercusiones. Siempre romántico,
sufrirás aislamientos y decepciones cuando la vida real no alcance la altura de tus ideales. Tal vez te
sientas traicionado por amigos o amantes, cuando en realidad es tu propio idealismo lo que los traiciona.
Las relaciones te van a dar la lección más importante de tu vida; debido a que sueles tener dificultades con el
lado más oculto de tus relaciones, con sus aspectos de competitividad sexual, manipulación emocional y
luchas veladas por el poder. Siendo hábil para salirte con la tuya; sabes cómo manipular los sentimientos
ajenos e incluso cómo hacer que los demás se peleen; puedes ser muy controlador, y te las arreglas para
controlar una relación mediante el recurso de negarte sutilmente a cualquier compromiso.
Puedes ser un tanto vanidoso y vivir obsesionado por tu apariencia física: tu amante, tu pareja o tus amigos
íntimos jamás pueden verte desarreglado, y cualquier signo de vejez te derrumbará totalmente.
Puedes desaparecer tan pronto como tropieces con una mujer que quiera ser una persona por derecho propio.
Tal vez busques mujeres dóciles, que se queden en segundo plano; pero pueden darte un disgusto cuando
demuestren quienes son verdaderamente. En algún momento de tu vida, podrás encontrarte con una mujer
poderosa, magnética y sensual...
En general, tienes estilo y gusto para vestir, ojo para la belleza, y te gusta dejarte ver en los mejores sitios. Tu
lado artístico y femenino puede estar bien desarrollado, y por eso estás bien dotado para la creatividad
artística.

Tu Venus en conjunción a tu Ascendente

Venus cerca del Ascendente suele ser indicio de un gran atractivo personal, ya sea físico o de carácter
congénito, o ambos, lo cual te otorga fácilmente la admiración y aprobación de todo el mundo.
Eso es exactamente lo que buscas, porque sobre todo quieres ser aceptado. No te resulta difícil hacer cualquier
compromiso necesario para lograr tus objetivos, pero no siempre tendrás éxito en convencer a los demás
de que solamente estás representando el papel de manipulador, y no lo eres de verdad. Sea cual sea la
imagen que presentes al mundo exterior, debajo de la fachada se esconde una máquina calculadora con la
cual apuntas todas las ventajas y desventajas de cada compañía o amistad, de cada contacto y
acontecimiento social.
Por lo general, tu manera de ser es agradable y refinada, pero cuando no puedes obtener lo que quieres, te
puedes volver extremamente agresivo y exigente. Aprende a suavizar tu tendencia a centrarte demasiado
en ti mismo, y tómate tiempo para desarrollar los talentos más sustanciales que te harán merecedor de los
regalos que esperas.

Tu Venus en conjunción a tu Medio cielo

Tu trato personal se destaca por su encanto, lo cual puede ser de gran ayuda para progresar en el ámbito
profesional. La diplomacia es tu fuerza. Sin embargo, ten cuidado de no utilizar tu atractivo físico para
seducir a un superior y así ganar su apoyo.
Venus tiene que ver con las cosas bellas de la vida, y es posible que tu carrera esté relacionada con el mundo
del arte o de la música, la venta de objetos de arte o la decoración, la gastronomía, etc.

Tu Venus en oposición a tu Marte

Tus emociones son fuertes, y tienes un gran deseo de vivir y disfrutar, pero no es fácil lograr esos objetivos y
experimentar la felicidad que estás buscando.
Tus relaciones personales están plagadas de problemas, porque te resulta difícil llegar a un compromiso y
reconocer tus propios fallos y debilidades. Si te gusta una persona, no lo ocultas, pero tu magnetismo
animal no es irresistible para todo el mundo, y tienes que aprender a reconocer este hecho y no resentir
posibles rechazos de tus avances.
En cierto modo, la naturaleza burda de Marte disminuye el encanto de Venus, y te conviene evaluar la imagen
que has forjado de ti mismo. Tal vez sientes demasiado y también esperas demasiado. Debes aceptar la
responsabilidad por cualquier alienación entre tú y otros, debido a tu exagerada preocupación por tu propia
persona y a una indebida indiferencia a los sentimientos de los demás.
Un interés en el arte, la música, la danza y la literatura puede ayudarte a apreciar que existe mucho más que
las sensaciones y los sentimientos que surgen del mundo físico. Solamente las personas superficiales se
contentarán con una relación efímera basada en la atracción corporal. Si quieres atraer a una persona que
valora un contacto duradero, debes contribuir con algo más.

Tu Venus en oposición a tu Júpiter

El contacto tenso entre Venus y Júpiter es indicio de un marcado exceso de sentimiento, incluso, en algunos
casos, de un espíritu libertino. Las posibles consecuencias son cualidades indeseables como la vanidad, la
presunción, la complacencia y la indulgencia. Debes cuidar esa faceta de tu carácter e intentar cultivar la
modestia, una virtud que te ayudará a templar y reglar tus acciones externas, conteniéndolas en los límites
de tu verdadera posición.
Por otro lado, te resulta difícil reconocer y aprovechar las oportunidades cuando se te brindan, lo cual indica
una falta de juicio que puede perjudicar tanto a tu carrera profesional como al transcurso general de tu
vida. Es conveniente que busques el consejo de otros antes de tomar decisiones sobre asuntos importantes.
En tus tratos personales, se echa en falta la honestidad, ya que tiendes a aprovecharte de los demás para
satisfacer tus propios deseos. Sin embargo, cuando crees que alguien se ha aprovechado de ti, te vuelves
receloso.
También tus relaciones íntimas sufren de una falta de sinceridad. Puede que des la impresión que algo va en
serio, pero cuando tu pareja sugiere un arreglo más estable, como el matrimonio, por ejemplo, pierdes el
interés. Casarte dependerá de tu voluntad de aceptar la responsabilidad que conlleva un contrato de este
tipo; no es que te falte la oportunidad...

Tu Venus en oposición a tu Saturno

Tienes una visión negativa del lado emotivo de tu personalidad, es decir, tiendes a ver tus experiencias con
otras personas, especialmente las de naturaleza íntima, con pesimismo, considerándolas fuentes de
sufrimiento y prácticamente inútiles. Por lo tanto, huyes de cualquier compromiso emocional o relación
profunda, y es posible que no quieras contraer matrimonio, o, si lo haces, será bastante tarde y/o te
arrepentirás de haberlo hecho.
Debes aprender a no subestimarte constantemente, y debes llegar a comprender que tú también posees buenas
cualidades, aparte de las menos favorables, como todo el mundo. Es posible que en tu infancia se te
hiciese creer que tenías menos talento que los demás niños, y todavía actúas conforme a esa «educación».
La competitividad, aunque temible, es buena para demostrarte a ti mismo que eres capaz de salir de los
desafíos con éxito; si huyes de situaciones que exijan competitividad, nunca llegarás a conocer tu propio
valor.
No pienses en un matrimonio temprano, a menos que estés dispuesto a hacer enormes concesiones para
mantenerlo intacto. Sería mejor que esperases hasta que supieses ser más selectivo a la hora de buscar
pareja. Casarse por razones de seguridad puede ser duradero, pero difícilmente satisfactorio a nivel
emocional.

Tu Venus en oposición a tu Urano

Tu mundo emocional es turbulento, y no es una exageración decir que eres extremadamente inestable en lo
que se refiere a tu vida sentimental. Recuerda que la variedad no es una garantía de satisfacción. Al
contrario, el constante cambio en tus relaciones personales puede traer como consecuencia una creciente
frustración e, incluso, trastornos nerviosos.
Tu intensidad en la expresión de tus deseos suele llevarte a relaciones incómodas, incluso peligrosas. Pareces
querer explorar cualquier tipo de contacto humano, sin tomar en cuenta los posibles riesgos. Eres rebelde,
e insistes en que la experiencia es la mejor maestra. Puede que sea así, pero también es cierto que es la
forma más dolorosa de aprendizaje. Es conveniente que reflexiones sobre tu conducta. ¿Por qué no
pruebas la alternativa de un comportamiento más estable y responsable? El resultado podría ser una
agradable sorpresa.
De lo contrario, tus relaciones románticas serán meramente aventuras. El secreto de una relación verdadera es
el encuentro con la otra persona de forma equilibrada y respeto mutuo. Tienes que superar tu tendencia a
buscar la satisfacción de tus propios deseos sin querer hacer la contribución necesaria para sostener una
relación duradera. Si no cambias esa actitud, disfrutarás de una serie de alianzas fascinantes a lo largo de
los años, pero nunca podrás estar seguro verdaderamente de «pertenecer» a alguien y tener su apoyo en los
últimos días de tu vida.

Tu Venus en oposición a tu Neptuno

Eres sumamente sensible a tu entorno y, por lo general, inquieto y descontento, buscando constantemente un
elevado ideal que no se encuentra con facilidad en el mundo en que vivimos.
En consecuencia, hay dentro de ti un fondo de desconfianza y sospecha, basado tal vez en experiencias de
haber sido víctima de engaños, o de haber sentido que otros te retiraban su apoyo y renegaban de
compromisos reales o implícitos. Y como «la energía sigue al pensamiento», y tú proyectas sobre el
mundo una trama de desconfianza y sospecha, es probable que lo que recibas de fuera sean las
consecuencias de tu propia conducta interior.
Debido a que la fuerza de la imaginación es potencialmente muy grande en ti, si no la reconoces o le das un
buen uso, las necesidades y deseos inconscientes harán que te crees ciertas «fantasías privadas» y
deformarán tu percepción de la realidad. Esas presiones internas afectarán a la estabilidad y al contenido
de tus emociones, pudiendo desarrollar cierta incertidumbre en lo que se refiere a la coherencia de tus
sentimientos.
Todo esto afectará también a tus relaciones íntimas, a través de diversas formas de engaño... el «enemigo» que
con frecuencia proyectas «afuera» lo llevas oculto dentro de ti. Los papeles de víctima, de mártir y de
persona sacrificada pueden surgir en tu vida o ser expresados por otras personas a quienes explotas para tu
propia gratificación (utilizando sobre todo cualquier tipo de poder sexual que poseas). La sensualidad
puede resultar muy atractiva, pero también puede llevar en sí la semilla de la destrucción.
Lo conveniente para ti sería aumentar la claridad y la sinceridad en tus relaciones para que no aflore el
engaño. Tu trabajo consta de dos pasos: el primero es aprender a reconocer tus propias proyecciones. En
otras palabras, tienes que darte cuenta de cómo vas creando tus propias experiencias y de qué manera el
reflejo de tus motivos interiores inconscientes te es devuelto por mediación de tus experiencias externas.
El segundo paso consiste en reabsorberlas y aceptar que eres responsable de ellas.
Cuando la verdadera transformación comience (aunque cueste mucho empezar), se producirán en tu vida
interior pequeños e incluso grandes cambios que apoyarán tu esfuerzo personal por cambiar. La vida se
convertirá en una fuerza de apoyo para ti en la medida en que tu contribución personal la aprecie y la
enriquezca. Recibirás lo mismo que des al mundo.

Tu Venus en oposición a tu Plutón

El lado emotivo de tu personalidad es intenso, pero algo desequilibrado. A menudo, te encuentras dividido
entre dos actitudes extremas e irreconciliables: todo o nada. Por un lado, sientes el fuerte deseo de
establecer una relación a toda costa, incluso forzando la situación, pero a veces sientes que lo mejor es el
desapego total y la evasión de cualquier enredo y responsabilidad que conlleve el contacto humano íntimo.
El reto consiste en encontrar el medio adecuado y estar preparado para el compromiso. En la guerra de los
sexos no hay vencedores. Lo más sabio es compartirlo todo de forma equilibrada con la otra persona y
planear el futuro juntos, ya que dos partes unidas se convierten en algo mas grande que su suma.

Tu Venus en oposición a tu Quirón

Con este aspecto, puedes tener el don de ver la belleza allí donde los demás no la perciben, y de encontrar
valor en lo que otros desdeñan por feo e insignificante. Uno de los mayores intereses en tu vida es ir en
busca de algo o alguien de gran belleza y valor; o quizá tras la riqueza, el encanto personal o un romance
duradero. Con este emplazamiento, es frecuente que te encuentres con personas que te den la impresión de
ser conocidas; tal vez sientas que las has conocido en otra vida, y hasta es posible que tengas alguna idea
de cómo sucedió.
Eres muy sensible a la desarmonía entre las personas, y puede ser que te veas complicado en discusiones
ajenas y te las tomes personalmente aun cuando nada tengan que ver contigo. Esto puede remontarse a
situaciones de tu niñez: tal vez hayas asumido el papel de mediador en las discusiones de tus padres,
hermanos u otros familiares; tal vez te hayas visto presionado para tomar partido por uno de ellos en
relación con un divorcio o una separación.
Debes aprender a defender tus propios valores, o acabarás adaptándote siempre a los demás. Aunque estés
ávido de armonía en tus relaciones, es probable que para los demás resultes opresivo, y si no desarrollas
conciencia del efecto que tienes sobre ellos, mal podrás manejar tus repercusiones. Siempre romántico,
sufrirás aislamientos y decepciones cuando la vida real no alcance la altura de tus ideales. Tal vez te
sientas traicionado por amigos o amantes, cuando en realidad es tu propio idealismo lo que los traiciona.
Las relaciones te van a dar la lección más importante de tu vida; debido a que sueles tener dificultades con el
lado más oculto de tus relaciones, con sus aspectos de competitividad sexual, manipulación emocional y
luchas veladas por el poder. Siendo hábil para salirte con la tuya; sabes cómo manipular los sentimientos
ajenos e incluso cómo hacer que los demás se peleen; puedes ser muy controlador, y te las arreglas para
controlar una relación mediante el recurso de negarte sutilmente a cualquier compromiso.
Puedes desaparecer tan pronto como tropieces con una mujer que quiera ser una persona por derecho propio.
Tal vez busques mujeres dóciles, que se queden en segundo plano; pero pueden darte un disgusto cuando
demuestren quienes son verdaderamente. En algún momento de tu vida, podrás encontrarte con una mujer
poderosa, magnética y sensual...
En general, tienes estilo y gusto para vestir, ojo para la belleza, y te gusta dejarte ver en los mejores sitios. Tu
lado artístico y femenino puede estar bien desarrollado, y por eso estás bien dotado para la creatividad
artística.

Tu Venus en oposición a tu Ascendente

El emplazamiento de Venus en el Descendente, opuesto al Ascendente, indica que te sientes atraído hacia
gente refinada y sofisticada. Sabes causar una buena impresión, y no te importa hacer concesiones si eso te
ayuda a mantener relaciones armoniosas.
Aunque pareces estar siempre seguro de ti mismo, la verdad es que no te sientes del todo cómodo si no hay
alguien cerca de ti que te preste el apoyo que necesitas. Te resulta difícil estar sobre tus propios pies. No es
ninguna exageración cuando dices que estás encantado de conocer a alguien, porque realmente disfrutas
de su compañía. Te esfuerzas, aunque con sutileza, para que la gente tenga una buena impresión de ti, y
buscas su amistad enfatizando tus buenas cualidades.
Siempre estás atento a cómo mejorar tu posición social, y prefieres la compañía de personas exitosas que te
puedan ayudar a subir en la escala social y conseguir una vida más placentera.

Tu Venus en oposición a tu Medio Cielo

Tu trato personal se destaca por su encanto, lo cual puede ser de gran ayuda para progresar en el ámbito
profesional. La diplomacia es tu fuerza. Sin embargo, ten cuidado de no utilizar tu atractivo físico para
seducir a un superior y así ganar su apoyo.
Venus tiene que ver con las cosas bellas de la vida, y es posible que tu carrera esté relacionada con el mundo
del arte o de la música, la venta de objetos de arte o la decoración, la gastronomía, etc. Esto se notará
también en tu casa, normalmente la mantendrás muy arreglada, rallando en cierta belleza casi encantadora.

Tu Venus en cuadratura a tu Marte

No te resulta fácil mantener relaciones armoniosas. Tus emociones son fuertes y tienes un gran deseo de
disfrutar de la vida, pero el contacto tenso entre Venus y Marte dificulta el logro de esos objetivos y, por
tanto, la felicidad interior, ya que, en cierto modo, la naturaleza burda de Marte disminuye el encanto de
Venus. Tal vez tendrías que evaluar la imagen que has forjado de ti mismo. Sientes demasiado y también
esperas demasiado.
La verdad es que no es nada fácil llevarse bien contigo, porque siempre esperas que el otro haga concesiones,
mientras que tú te niegas a llegar a un compromiso. Para satisfacer tus deseos no dudas en emplear todo
tipo de ardides para conseguir lo que quieres.
La raíz de tus problemas está en el hecho de que no te sientes realmente feliz contigo mismo; por tanto,
inconscientemente, tiendes a provocar conflictos con los demás para luego echarles la culpa de tu
incapacidad por resolver tus propios problemas. Sin embargo, existen soluciones, y el primer paso podría
ser disminuir un poco tus deseos y tomar una actitud más conciliadora, más dispuesta al compromiso.
Evita la tendencia a sentir indiferencia hacia los sentimientos de los demás, y acepta el hecho de que pocas
personas consiguen todo lo que quieren.
Cuando empieces a superar esas dificultades, verás que tienes tantas oportunidades como los demás, porque
eres atractivo, y otros se sienten tentados a estar contigo. Tampoco eres torpe; al contrario, tu compañía
puede ser excitante. Solamente, ten cuidado de no pasarte de la raya y armar un jaleo. Y no te quejes de las
cualidades negativas de los demás; ya sabes: tú mismo posees un buen arsenal de ellas. Otra cosa que te
ayudará a refinar tu manera de ser es ampliar tus miras aprendiendo algo acerca del arte, de la literatura y
de la música.

Tu Venus en cuadratura a tu Júpiter

El contacto tenso entre Venus y Júpiter es indicio de un marcado exceso de sentimiento, incluso, en algunos
casos, de un espíritu rebelde y libertino. Las posibles consecuencias son cualidades indeseables como la
vanidad, la presunción, la extravagancia y la indulgencia. Debes cuidar esa faceta de tu carácter e intentar
cultivar la modestia, una virtud que te ayudará a templar y a reglar tus acciones externas, conteniéndolas
en los límites de tu verdadera posición.
Te resulta difícil aceptar los buenos consejos de los demás. Siempre que sea posible, evitas tomar decisiones
profesionales, ya que sueles equivocarte a la hora de elegir, y el hecho de que no te agrada que te den
consejos hace el problema aún más grave. No obstante, puedes estar seguro de que podría ser beneficioso
consultar con un amigo en quien confíes, alguien que te podría ayudar a tomar las decisiones correctas.
No eres precisamente lo que se entiende por una persona conservadora. Tiendes a ignorar las realidades de la
vida en favor de tus caprichos y dejarte llevar por el impulso momentáneo de tus sentidos. El resultado
puede ser el derroche y la extravagancia. Nadie puede decir que carezcas de ambición, pero lo recto y
estrecho no te atrae mucho. Inconformista por naturaleza, prefieres caminar por el lado más arriesgado de
las cosas.

Tu Venus en cuadratura a tu Saturno

Tienes una visión negativa del lado emotivo de tu personalidad, es decir, tiendes a ver tus experiencias con
otras personas, especialmente las de naturaleza íntima, con pesimismo, considerándolas fuentes de
sufrimiento y prácticamente inútiles. Por lo tanto, huyes de cualquier compromiso emocional o relación
profunda, y es posible que no quieras contraer matrimonio, o, si lo haces, será bastante tarde y/o te
arrepentirás de haberlo hecho.
Venus es, por naturaleza, una influencia de espíritu alegre, mientras que Saturno simboliza restricción y
limitación. Aunque esas cualidades no son negativas per se, Saturno suele «apagar» la alegría de Venus y
convertirla en deber y responsabilidad.
No obstante, no debes rendirte ante tus temores y frustraciones. La lección de esta configuración consiste en
aprender a establecer relaciones personales con otras personas buscando un equilibrio mutuo. Aunque te
cueste aceptar las responsabilidades que conlleva una relación íntima, no debes huir o, de entrada, adoptar
una actitud defensiva. Tal vez pienses que la otra persona exigirá demasiado de ti, pero esos pensamientos
son fruto de tu imaginación y no tienen nada que ver con la realidad.
Si aceptas a los otros tal como son, comprenderás que todo el mundo tiene que hacer concesiones ante otras
personas, y entonces podrás experimentar también la felicidad de una relación sincera y profunda.

Tu Venus en cuadratura a tu Urano
Tu mundo emocional es turbulento, y no es una exageración decir que eres extremadamente inestable en lo
que se refiere a tu vida sentimental. Recuerda que la variedad no es una garantía de satisfacción. Al
contrario, el constante cambio en tus relaciones personales puede traer como consecuencia una creciente
frustración e, incluso, trastornos nerviosos.
Tiendes a dejarte fascinar por individuos que muestran cualidades inusuales, y permaneces «enamorado»
hasta que la otra persona empieza a interesarse seriamente por ti. Entonces, encuentras maneras de
desapegarte de cualquier vínculo permanente, porque te asusta la mera idea de una relación fija. Lo que te
importa sobre todo es tu independencia, y no te importa lo que pueda sentir la otra persona.
Tu círculo de amigos es amplio, pero no sientes ningún compromiso real hacia ellos, excepto en un sentido
social o superficial. Es importante que aprendas que una relación personal satisfactoria es cosa de dos; no
puedes esperar que el otro haga todos los compromisos, mientras que tú insistes en tu libertad
incondicional. Incluso una buena amistad requiere que ambas partes se encuentren equilibradamente.
Si aplicas las mismas actitudes negativas a tus intereses profesionales, el resultado puede ser devastador.

Tu Venus en cuadratura a tu Neptuno

Eres sumamente sensible a tu entorno y, por lo general, inquieto y descontento, buscando constantemente un
elevado ideal que no se encuentra con facilidad en este mundo.
Tu sistema nervioso es delicado y sufre debido a una imaginación exagerada. Cuando tienes la sensación que
algo o alguien te está amenazando, te pones inmediatamente en guardia, aunque en realidad no existe
ningún peligro. No te resulta fácil ver las cosas con claridad. Tu visión de la vida necesita un ajuste para
evitar posibles problemas que puedan producirse como resultado de tu peculiar manera de ver el mundo.
También necesitas disciplinarte en tus relaciones personales, porque tiendes a animar a otros a que se
aprovechen de ti. Sé cauteloso a la hora de comprometerte emocionalmente, y asegúrate de que la otra
persona demuestre su honestidad y sinceridad.
Tu falta de preocupación por las cosas materiales te puede costar caro. Te dejas atrapar fácilmente por las
apariencias, y muchas veces ignoras la cruda realidad de pagar por lo que has comprado.

Tu Venus en cuadratura a tu Plutón

Tu vida emocional es turbulenta e intensa y tiende a provocar situaciones más conflictivas que satisfactorias.
Una de las razones es que no tienes una visión clara de tus propios deseos y, como consecuencia, lo que
anhelas y persigues con tanta ansiedad, muchas veces no es lo que realmente necesitas. Por ejemplo,
puedes sentir una atracción fatal por mujeres poco sinceras que solamente buscan una aventura y que te
dejan frustrado en tu búsqueda de una relación profunda y permanente.
La causa principal de tus problemas es tu incapacidad de seguir a tu sentido común y a tu razonamiento, y ser
esclavo de los dictados de tu mente y de tus sentidos. Mientras que seas esclavo de tus impulsos, no
querrás escuchar la voz interior (o exterior) que te da buenos consejos. Estarás dispuesto a hacer cualquier
cosa, incluso darte a ti mismo, para obtener lo que quieres conseguir.
Debido a que eres muy consciente del poder casi irresistible de tu atracción sexual, te puedes sentir tentado a
utilizar el sexo para conseguir beneficios materiales, o quizá te sientas atraído hacia una persona que ya
esté casada o comprometida, sin tener ningún remordimiento de conciencia.
En resumen, es probable que haya tiempos de crisis en tu vida, pero esos podrían convertir tu preocupación
por las relaciones físicas en un amor más amplio que puede evolucionar eventualmente hacia un
sentimiento espiritual y universal.
Tienes que cambiar tu actitud para mejorar los sentimientos de los demás hacia ti. Trata de desarrollar calidez,
sinceridad y compasión, cualidades que transformarán milagrosamente tu carácter y tus relaciones
personales.

Tu Venus en cuadratura a tu Quirón

Con este aspecto, uno de los mayores intereses en tu vida es ir en busca de algo o alguien de gran belleza y
valor; o quizá tras la riqueza, el encanto personal o un romance duradero. Con este emplazamiento, es
frecuente que te encuentres con personas que te den la impresión de ser conocidas; tal vez sientas que las
has conocido en otra vida, y hasta es posible que tengas alguna idea de cómo sucedió.
Eres muy sensible a la desarmonía entre las personas, y puede ser que te veas complicado en discusiones
ajenas y te las tomes personalmente aun cuando nada tengan que ver contigo. Esto puede remontarse a
situaciones de tu niñez: tal vez hayas asumido el papel de mediador en las discusiones de tus padres,
hermanos u otros familiares; tal vez te hayas visto presionado para tomar partido por uno de ellos en
relación con un divorcio o una separación.
Debes aprender a defender tus propios valores, o acabarás adaptándote siempre a los demás. Aunque estés
ávido de armonía en tus relaciones, es probable que para los demás resultes opresivo, y si no desarrollas
conciencia del efecto que tienes sobre ellos, mal podrás manejar tus repercusiones. Siempre romántico,
sufrirás aislamientos y decepciones cuando la vida real no alcance la altura de tus ideales. Tal vez te
sientas traicionado por amigos o amantes, cuando en realidad es tu propio idealismo lo que los traiciona.
Las relaciones te van a dar la lección más importante de tu vida; debido a que sueles tener dificultades con el
lado más oculto de tus relaciones, con sus aspectos de competitividad sexual, manipulación emocional y
luchas veladas por el poder.
Puedes ser un tanto vanidoso y vivir obsesionado por tu apariencia física: tu amante, tu pareja o tus amigos
íntimos jamás pueden verte desarreglado, y cualquier signo de vejez te derrumbará totalmente.

Tu Venus en cuadratura a tu Ascendente

Existe un conflicto no resuelto entre tus recuerdos infantiles de un hogar acomodado y la realidad presente de
tu vida adulta. Si no consigues superar esos sentimientos nostálgicos, que impiden el proceso de tu
maduración, el desarrollo de tu personalidad hacia la autonomía propia podría retrasarse indebidamente.
Amas la comodidad, pero te cuesta hacer el esfuerzo necesario para ganar el dinero suficiente para poder
comprar todas esas pequeñas (y no tan pequeñas) cosas que estimas imprescindibles para una vida
agradable. No te gusta que te molesten, si no es absolutamente necesario. Incluso, a veces, puedes ser un
poco agrio con tus amigos cuando te piden favores, probablemente porque no te gusta extenderte si no
sacas algún beneficio de ello.
Por otro lado, admiras a la gente que es experta en ganar dinero, pero te encuentras molesto si no puedes
convencerles de ayudarte en tus esfuerzos. Evitas el compromiso personal de utilizar tus talentos creativos,
a menos que no veas otra alternativa o pienses que tu manutención esté en peligro.

Tu Venus en cuadratura a tu Medio Cielo

Venus tiene que ver con las cosas bellas de la vida, y es posible que tu carrera esté relacionada con el mundo
del arte o de la música, la venta de objetos de arte o la decoración, la gastronomía, etc. Sin embargo, ten
cuidado de no utilizar tu atractivo físico para seducir a un superior y así ganar su apoyo, te va a causar
dificultades relacionadas con tus responsabilidades profesionales.
Esta configuración puede causarte también problemas relacionados con el dinero, pudiendo faltarte en
ocasiones para emprender una carrera o un negocio e incluso para mantener a tu familia. Puede
obstaculizar también tus relaciones sociales. En definitiva, es fuente de malentendidos emocionales con tu
familia y con tu ámbito profesional.

Tu Venus en trígono a tu Marte

El contacto armónico entre Venus y Marte favorece una naturaleza afectuosa e indica que tienes "buen
corazón" y que sabes relacionarte con casi todo el mundo de forma desenfadada y gentil. Tu acercamiento
es franco y directo, probablemente apoyado por un gran atractivo físico, y siempre dispuesto a llegar a un
compromiso si la situación lo requiere, lo cual te asegura la cooperación de los demás. De hecho, gracias a
tu carácter amistoso, eres capaz de tratar con éxito incluso con la persona más inflexible.
Una profesión relacionada con las bellas artes o el mundo de la música, así como una ocupación en los
medios de comunicación o las relaciones públicas, podrían proporcionarte mucho éxito y satisfacción
interior.
En tus relaciones románticas eres creativo y sabes sorprender a la persona amada con planes ingeniosos para
pasarlo bien. Tal vez tu naturaleza pueda dar la impresión de que no te importa si tu pareja se toma algunas
libertades en el campo amoroso, pero lo cierto es que eso sería una equivocación.
Tu Venus en trígono a tu Júpiter

Tienes una manera de ser encantadora y una actitud interior equilibrada que te permite ver a la gente y las
circunstancias con optimismo. Rara vez te sientes perturbado por elementos negativos, porque tienes fe
que al final todo saldrá bien. La alegría que se respira en tu presencia es contagiosa, y la gente se siente
agradecida por tu disposición generosa y conciliadora que, en muchos casos, le ayuda a salir de estados de
depresión y a olvidar sus problemas.
Posees un fuerte sentido de la ética y de la buena conducta, lo cual de hace rehuir de individuos de porte
vulgar u obsceno. Disfrutas de la buena comida, de la compañía de personas cultas y amables, y de todo lo
que hace la vida cotidiana más agradable. Sientes atracción por gente que respeta los valores tradicionales
y que muestra en su trato personal honestidad y sinceridad.
Tu talento en el trato con los demás te facilita trabajos de cara al público, como por ejemplo empresas
artísticas o profesiones al servicio de las necesidades y los deseos de la gente. Sabes muy bien lo que
quieres lograr en la vida, y debido a que no te importa ajustarte a las circunstancias, es probable que
obtengas lo que necesitas con cierta facilidad.
No obstante, el contacto entre estos dos planetas indica también que tus sentimientos pueden ser caprichosos e
inquietos, de modo que la felicidad conyugal no está siempre asegurada. Debes cuidar esa faceta tuya y
cultivar la constancia sentimental. Conténtate con lo que tienes, y no mires siempre al otro lado de la valla.
El césped allí no es más verde.

Tu Venus en trígono a tu Saturno

Sabes muy bien lo que quieres, y no te importa someterte a privaciones para lograrlo. Ningún sacrificio es
demasiado grande para asegurarte que así obtendrás tus deseos. Aceptas tus responsabilidades como una
inversión de futuro.
Podrías ser un excelente profesor en aquellas áreas que requieren disciplina y organización, porque valoras el
orden y colocas en un alto lugar el esfuerzo y el trabajo duro. Te gusta llegar a la esencia de las cosas,
aquello que es de vital importancia, y aprecias todo lo que es duradero y constante. No puedes soportar a
las personas deshonestas y evasivas; sabes que el mejor camino es el de la verdad, y vives en consonancia
con este lema.
No quieres sentirte obligado por favores que otros te hayan hecho. Sabiendo que puedes lograr tus objetivos
con tus propios esfuerzos, prefieres trabajar independientemente, y sin ayuda si es necesario.
No muestras tu atracción por otra persona hasta que no estás seguro de que el sentimiento es mutuo. Tal vez
des cierta apariencia de timidez y recluimiento, y puede ser cierta, ya que solamente te abres a quienes
significan algo para ti.

Tu Venus en trígono a tu Urano

En tus relaciones con otras personas necesitas libertad para tu desarrollo personal y, por tanto, no soportarías
mantener mucho tiempo un vínculo que te limite en exceso. Andas buscando constantemente lo
estimulante y fascinante de la vida, y la búsqueda de estos valores hace que los amigos sean importantes
para ti (los cuales suelen ser personajes originales e individualistas). Rechazas la amistad «normal»,
porque deseas una comunicación amistosa que te permita olvidar las limitaciones de la vida cotidiana. Con
tus amigos te muestras muy tolerante y abierto, y no sueles ser posesivo.
Tu ideal es vivir de tal manera que veas satisfechas tus necesidades y a la vez tenga un efecto beneficioso para
el mundo. Tus valores personales están basados en una perspectiva social, y el mundo te preocupa y te
interesa. Tiendes a ser simpático y afectuoso con la mayoría de la gente, aunque tus sentimientos suelen
adquirir una forma de amor difuso, de orientación universal.
En el campo profesional concedes gran importancia a la creatividad, ya que posees buen gusto, dentro de unas
connotaciones muy personales. Se trata de expresarte a través de tu actuación, resultando adecuadas para ti
las artes gráficas, la moda, la publicidad, etc. También los trabajos relacionados con la comunicación o la
enseñanza podrían ser interesantes para ti.

Tu Venus en trígono a tu Neptuno
Posees una sensibilidad e imaginación delicadas, pero muy vivas, y la capacidad de usarlas efectivamente, en
particular en el campo de las bellas artes, la música, la danza y la poesía. Tienes buen gusto y una gran
afición por el mundo artístico, por el misticismo y por las ciencias ocultas, pero debes tener cuidado en no
dejarte absorber por la influencia sutil que pueda ejercer esto sobre ti.
Esta configuración planetaria favorece la buena fortuna, y cierto grado de lujo, pero puede convertirse en tu
enemiga a través de la imprudencia y la falta de fuerza interior y sensatez.
Te sientes atraído por personas refinadas, de talante artístico y espiritual, y, gracias a tu carácter bondadoso, te
resulta fácil aceptarlas en tu vida, incluso aunque tengan defectos, mientras muestren que están
sinceramente tratando de mejorar. Por otro lado, esa tendencia a ver siempre lo bueno de la vida, puede
llevarte a ignorar los elementos negativos de tu entorno, ya que eres demasiado complaciente y prefieres
no involucrarte en algo desagradable. Sería una pena.

Tu Venus en trígono a tu Plutón

Tus sentimientos son profundos e intensos, pero equilibrados. No pierdes la cabeza cuando te comprometes
con todo tu alma con las personas importantes para ti, y esto se puede aplicar tanto a tus amistades como a
tus relaciones más íntimas. Tus contactos no se permiten ninguna superficialidad, pues tus relaciones
activan los aspectos más escondidos y profundos de tu propia personalidad. Se puede confiar en ti; no
renuncias a las amistades que te importan por culpa de minucias o de discusiones que no lleven a ninguna
parte.
Posees también una notable capacidad de discernimiento y gran habilidad para descubrir las motivaciones
ocultas y profundas de tu prójimo; al mismo tiempo, conoces bien tus anhelos más profundos; por lo tanto,
es bastante difícil que te equivoques en tus elecciones. Sabes bien que las crisis forman parte de una
relación y que el permitirlas hace posible que ésta evolucione. En consecuencia, no pierdes la serenidad
cuando se manifiestan problemas en tus relaciones.
Este contacto entre Venus y Plutón te inclina también a buscar la justicia y la verdad; entiendes como tu
misión descubrir y acabar con las injusticias de manera lenta pero segura. Por esa razón, te iría bien una
profesión o tarea de asistente social, y esas mismas cualidades hacen posible que seas capaz de trabajar
con el público, en la política o dondequiera que sea rutina el manejo de lo sensible o los asuntos
conflictivos. Valoras el cambio y la transformación, y posees una fe inquebrantable en el proceso de la
vida.

Tu Venus en trígono a tu Quirón

Con este aspecto, puedes tener el don de ver la belleza allí donde los demás no la perciben, y de encontrar
valor en lo que otros desdeñan por feo e insignificante. Uno de los mayores intereses en tu vida es ir en
busca de algo o alguien de gran belleza y valor; o quizá tras la riqueza, el encanto personal o un romance
duradero. Con este emplazamiento, es frecuente que te encuentres con personas que te den la impresión de
ser conocidas; tal vez sientas que las has conocido en otra vida, y hasta es posible que tengas alguna idea
de cómo sucedió.
Las relaciones más importantes en tu vida suelen ser aquellas que te aportan inspiración o crecimiento
personal, más bien que las que te puedan llevar al matrimonio o a la crianza de hijos. Eres muy sensible a
la desarmonía entre las personas, y puede ser que te veas complicado en discusiones ajenas y te las tomes
personalmente aun cuando nada tengan que ver contigo. Esto puede remontarse a situaciones de tu niñez:
tal vez hayas asumido el papel de mediador en las discusiones de tus padres, hermanos u otros familiares;
tal vez te hayas visto presionado para tomar partido por uno de ellos en relación con un divorcio o una
separación.
Las relaciones te van a dar la lección más importante de tu vida; debido a que sueles tener dificultades con el
lado más oculto de tus relaciones, con sus aspectos de competitividad sexual, manipulación emocional y
luchas veladas por el poder. Siendo hábil para salirte con la tuya; sabes cómo manipular los sentimientos
ajenos e incluso cómo hacer que los demás se peleen; puedes ser muy controlador, y te las arreglas para
controlar una relación mediante el recurso de negarte sutilmente a cualquier compromiso.
En general, tienes estilo y gusto para vestir, ojo para la belleza, y te gusta dejarte ver en los mejores sitios. Tu
lado artístico y femenino puede estar bien desarrollado, y por eso estás bien dotado para la creatividad
artística.
Tu Venus en trígono a tu Ascendente

Tienes una buena presencia, y un carácter sociable y conciliatorio, a pesar de tu tendencia a usar
artificialmente tu encanto para ganar el apoyo de los demás.
Aunque te agrada que te hagan regalos, prefieres reciprocar con favores o de cualquier otra forma, ya que no
te gusta gastar dinero excepto para ti mismo.
Cuando en una conversación se habla de otra persona, evitas mencionar sus cualidades negativas temiendo
que tus propios defectos puedan salir a la luz. No puedes soportar que te critiquen; no te gusta escuchar lo
que podría ser la verdad sobre ti, y no te importa hacer concesiones para ganar la aprobación de tus
amigos.
Como pareja, buscas a una mujer que también tenga el deseo de mejorar su vida, alguien que esté dispuesto a
hacer sacrificios para tener éxito y conseguir las comodidades que brinda una buena posición social.

Tu Venus en trígono a tu Medio cielo

Tu trato personal se destaca por su encanto y por tu habilidad diplomática, lo cual puede ser de gran ayuda
para progresar en tu ámbito profesional, así como en tu hogar. Sin embargo, ten cuidado de no utilizar tu
atractivo físico para seducir a un superior y así ganar su apoyo, las consecuencias pueden ser ciertamente
negativas.
Venus tiene que ver con las cosas bellas de la vida, y es posible que tu carrera esté relacionada con el mundo
del arte o de la música, la venta de objetos de arte o la decoración, la gastronomía, etc.

Tu Venus en sextil a tu Marte

El contacto armónico entre Venus y Marte es indicio de una naturaleza cálida y afectuosa, algo que te ayudará
siempre a mantener buenas relaciones con todo el mundo.
Podrías tener éxito en profesiones que precisan el contacto humano, ya que la gente se siente a gusto en tu
presencia gracias a tu radiante optimismo y tu sonrisa que muestra al mundo que eres amigable y sin
grandes preocupaciones.
Por otro lado, esa visión optimista tiende a disminuir tus facultades del razonamiento lógico. Por
consiguiente, eres propenso a ser algo negligente en los asuntos financieros y gastar más de lo que ganas.
Cuando te atraen las cosas buenas de la vida, o un capricho, actúas como si tu tesorería no tuviera límites.
La prudencia y la conservación son cualidades que merecen la pena ser desarrolladas.
El contacto entre Venus y Marte vigoriza la naturaleza sexual. No cabe duda que tus necesidades físicas son
considerables, cosa que no te molesta, pero eso no significa que vayas a satisfacerlas a cualquier precio.
Sabes canalizarlas apropiadamente, incluso contenerlas hasta que encuentres la persona adecuada que te
pueda ofrecer una relación gratificante y cómoda.
Prefieres gozar de los elementos más bellos de la vida en vez de preocuparte por el lado más oscuro, como por
ejemplo en lo que se refiere a tus amistades: mejor retener los recuerdos de los buenos tiempos y olvidar
cualquier incidente un poco desagradable.

Tu Venus en sextil a tu Júpiter

Tienes una manera de ser encantadora y una actitud interior equilibrada que te permite ver a la gente y las
circunstancias con optimismo. Rara vez te sientes perturbado por elementos negativos, porque tienes fe
que al final todo saldrá bien. La alegría que se respira en tu presencia es contagiosa, y la gente se siente
agradecida por tu disposición generosa y conciliadora que, en muchos casos, le ayuda a salir de estados de
depresión y a olvidar sus problemas.
Posees un fuerte sentido de la ética y de la buena conducta, lo cual de hace rehuir de individuos de porte
vulgar u obsceno. Disfrutas de la buena comida, de la compañía de personas cultas y amables, y de todo lo
que hace la vida cotidiana más agradable. Sientes atracción por gente que respeta los valores tradicionales
y que muestra en su trato personal honestidad y sinceridad.
Tu talento en el trato con los demás te facilita trabajos de cara al público, como por ejemplo empresas
artísticas o profesiones al servicio de las necesidades y los deseos de la gente. Sabes muy bien lo que
quieres lograr en la vida, y debido a que no te importa ajustarte a las circunstancias, es probable que
obtengas lo que necesitas con cierta facilidad.
No obstante, el contacto entre estos dos planetas indica también que tus sentimientos pueden ser caprichosos e
inquietos, de modo que la felicidad conyugal no está siempre asegurada. Debes cuidar esa faceta tuya y
cultivar la constancia sentimental. Conténtate con lo que tienes, y no mires siempre al otro lado de la valla.
El césped allí no es más verde.

Tu Venus en sextil a tu Saturno

Sabes muy bien lo que quieres, y no te importa someterte a privaciones para lograrlo. Ningún sacrificio es
demasiado grande para asegurarte que así obtendrás tus deseos. Aceptas tus responsabilidades como una
inversión de futuro.
Podrías ser un excelente profesor en aquellas áreas que requieren disciplina y organización, porque valoras el
orden y colocas en un alto lugar el esfuerzo y el trabajo duro. Te gusta llegar a la esencia de las cosas,
aquello que es de vital importancia, y aprecias todo lo que es duradero y constante. No puedes soportar a
las personas deshonestas y evasivas; sabes que el mejor camino es el de la verdad, y vives en consonancia
con este lema.
No quieres sentirte obligado por favores que otros te hayan hecho. Sabiendo que puedes lograr tus objetivos
con tus propios esfuerzos, prefieres trabajar independientemente, y sin ayuda si es necesario.
No muestras tu atracción por otra persona hasta que no estás seguro de que el sentimiento es mutuo. Tal vez
des cierta apariencia de timidez y recluimiento, y puede ser cierta, ya que solamente te abres a quienes
significan algo para ti.

Tu Venus en sextil a tu Urano

En tus relaciones con otras personas necesitas libertad para tu desarrollo personal y, por tanto, no soportarías
mantener mucho tiempo un vínculo que te limite en exceso. Andas buscando constantemente lo
estimulante y fascinante de la vida, y la búsqueda de estos valores hace que los amigos sean importantes
para ti (los cuales suelen ser personajes originales e individualistas). Rechazas la amistad «normal»,
porque deseas una comunicación amistosa que te permita olvidar las limitaciones de la vida cotidiana. Con
tus amigos te muestras muy tolerante y abierto, y no sueles ser posesivo.
Tu ideal es vivir de tal manera que veas satisfechas tus necesidades y a la vez tenga un efecto beneficioso para
el mundo. Tus valores personales están basados en una perspectiva social, y el mundo te preocupa y te
interesa. Tiendes a ser simpático y afectuoso con la mayoría de la gente, aunque tus sentimientos suelen
adquirir una forma de amor difuso, de orientación universal.
En el campo profesional concedes gran importancia a la creatividad, ya que posees buen gusto, dentro de unas
connotaciones muy personales. Se trata de expresarte a través de tu actuación, resultando adecuadas para ti
las artes gráficas, la moda, la publicidad, etc. También los trabajos relacionados con la comunicación o la
enseñanza podrían ser interesantes para ti.

Tu Venus en sextil a tu Neptuno

Posees una sensibilidad e imaginación delicadas, pero muy vivas, y la capacidad de usarlas efectivamente, en
particular en el campo de las bellas artes, la música, la danza y la poesía. Tienes buen gusto y una gran
afición por el mundo artístico, por el misticismo y por las ciencias ocultas, pero debes tener cuidado en no
dejarte absorber por la influencia sutil que pueda ejercer esto sobre ti.
Esta configuración planetaria favorece la buena fortuna, y cierto grado de lujo, pero puede convertirse en tu
enemiga a través de la imprudencia y la falta de fuerza interior y sensatez.
Te sientes atraído por personas refinadas, de talante artístico y espiritual, y, gracias a tu carácter bondadoso, te
resulta fácil aceptarlas en tu vida, incluso aunque tengan defectos, mientras muestren que están
sinceramente tratando de mejorar. Por otro lado, esa tendencia a ver siempre lo bueno de la vida, puede
llevarte a ignorar los elementos negativos de tu entorno, ya que eres demasiado complaciente y prefieres
no involucrarte en algo desagradable. Sería una pena.
Tu Venus en sextil a tu Plutón

Tus sentimientos son profundos e intensos, pero equilibrados. No pierdes la cabeza cuando te comprometes
con todo tu alma con las personas importantes para ti, y esto se puede aplicar tanto a tus amistades como a
tus relaciones más íntimas. Tus contactos no se permiten ninguna superficialidad, pues tus relaciones
activan los aspectos más escondidos y profundos de tu propia personalidad. Se puede confiar en ti; no
renuncias a las amistades que te importan por culpa de minucias o de discusiones que no lleven a ninguna
parte.
Posees también una notable capacidad de discernimiento y gran habilidad para descubrir las motivaciones
ocultas y profundas de tu prójimo; al mismo tiempo, conoces bien tus anhelos más profundos; por lo tanto,
es bastante difícil que te equivoques en tus elecciones. Sabes bien que las crisis forman parte de una
relación y que el permitirlas hace posible que ésta evolucione. En consecuencia, no pierdes la serenidad
cuando se manifiestan problemas en tus relaciones.
Este contacto entre Venus y Plutón te inclina también a buscar la justicia y la verdad; entiendes como tu
misión descubrir y acabar con las injusticias de manera lenta pero segura. Por esa razón, te iría bien una
profesión o tarea de asistente social, y esas mismas cualidades hacen posible que seas capaz de trabajar
con el público, en la política o dondequiera que sea rutina el manejo de lo sensible o los asuntos
conflictivos. Valoras el cambio y la transformación, y posees una fe inquebrantable en el proceso de la
vida.

Tu Venus en sextil a tu Quirón

Con este aspecto, puedes tener el don de ver la belleza allí donde los demás no la perciben, y de encontrar
valor en lo que otros desdeñan por feo e insignificante. Uno de los mayores intereses en tu vida es ir en
busca de algo o alguien de gran belleza y valor; o quizá tras la riqueza, el encanto personal o un romance
duradero. Con este emplazamiento, es frecuente que te encuentres con personas que te den la impresión de
ser conocidas; tal vez sientas que las has conocido en otra vida, y hasta es posible que tengas alguna idea
de cómo sucedió.
Las relaciones más importantes en tu vida suelen ser aquellas que te aportan inspiración o crecimiento
personal, más bien que las que te puedan llevar al matrimonio o a la crianza de hijos. Eres muy sensible a
la desarmonía entre las personas, y puede ser que te veas complicado en discusiones ajenas y te las tomes
personalmente aun cuando nada tengan que ver contigo. Esto puede remontarse a situaciones de tu niñez:
tal vez hayas asumido el papel de mediador en las discusiones de tus padres, hermanos u otros familiares;
tal vez te hayas visto presionado para tomar partido por uno de ellos en relación con un divorcio o una
separación.
Las relaciones te van a dar la lección más importante de tu vida; debido a que sueles tener dificultades con el
lado más oculto de tus relaciones, con sus aspectos de competitividad sexual, manipulación emocional y
luchas veladas por el poder. Siendo hábil para salirte con la tuya; sabes cómo manipular los sentimientos
ajenos e incluso cómo hacer que los demás se peleen; puedes ser muy controlador, y te las arreglas para
controlar una relación mediante el recurso de negarte sutilmente a cualquier compromiso.
En general, tienes estilo y gusto para vestir, ojo para la belleza, y te gusta dejarte ver en los mejores sitios. Tu
lado artístico y femenino puede estar bien desarrollado, y por eso estás bien dotado para la creatividad
artística.

Tu Venus en sextil a tu Ascendente

Tienes una buena presencia, y un carácter sociable y conciliatorio, a pesar de tu tendencia a usar
artificialmente tu encanto para ganar el apoyo de los demás.
Aunque te agrada que te hagan regalos, prefieres reciprocar con favores o de cualquier otra forma, ya que no
te gusta gastar dinero excepto para ti mismo.
Cuando en una conversación se habla de otra persona, evitas mencionar sus cualidades negativas temiendo
que tus propios defectos puedan salir a la luz. No puedes soportar que te critiquen; no te gusta escuchar lo
que podría ser la verdad sobre ti, y no te importa hacer concesiones para ganar la aprobación de tus
amigos.
Como pareja, buscas a una mujer que también tenga el deseo de mejorar su vida, alguien que esté dispuesto a
hacer sacrificios para tener éxito y conseguir las comodidades que brinda una buena posición social.

Tu Venus en sextil a tu Medio cielo

Tu trato personal se destaca por su encanto y por tu habilidad diplomática, lo cual puede ser de gran ayuda
para progresar en tu ámbito profesional, así como en tu hogar. Sin embargo, ten cuidado de no utilizar tu
atractivo físico para seducir a un superior y así ganar su apoyo, las consecuencias pueden ser ciertamente
negativas.
Venus tiene que ver con las cosas bellas de la vida, y es posible que tu carrera esté relacionada con el mundo
del arte o de la música, la venta de objetos de arte o la decoración, la gastronomía, etc.

Tu Venus en semisextil con tu Marte

El contacto armónico entre Venus y Marte es indicio de una naturaleza cálida y afectuosa, algo que te ayudará
siempre a mantener buenas relaciones con todo el mundo.
Podrías tener éxito en profesiones que precisan el contacto humano, ya que la gente se siente a gusto en tu
presencia gracias a tu radiante optimismo y tu sonrisa que muestra al mundo que eres amigable y sin
grandes preocupaciones.
Por otro lado, esa visión optimista tiende a disminuir tus facultades del razonamiento lógico. Por
consiguiente, eres propenso a ser algo negligente en los asuntos financieros y gastar más de lo que ganas.
Cuando te atraen las cosas buenas de la vida, o un capricho, actúas como si tu tesorería no tuviera límites.
La prudencia y la conservación son cualidades que merecen la pena ser desarrolladas.
El contacto entre Venus y Marte vigoriza la naturaleza sexual. No cabe duda que tus necesidades físicas son
considerables, cosa que no te molesta, pero eso no significa que vayas a satisfacerlas a cualquier precio.
Sabes canalizarlas apropiadamente, incluso contenerlas hasta que encuentres la persona adecuada que te
pueda ofrecer una relación gratificante y cómoda.
Prefieres gozar de los elementos más bellos de la vida en vez de preocuparte por el lado más oscuro, como por
ejemplo en lo que se refiere a tus amistades: mejor retener los recuerdos de los buenos tiempos y olvidar
cualquier incidente un poco desagradable.

Tu Venus en semisextil con tu Júpiter

Tienes una manera de ser encantadora y una actitud interior equilibrada que te permite ver a la gente y las
circunstancias con optimismo. Rara vez te sientes perturbado por elementos negativos, porque tienes fe
que al final todo saldrá bien. La alegría que se respira en tu presencia es contagiosa, y la gente se siente
agradecida por tu disposición generosa y conciliadora que, en muchos casos, le ayuda a salir de estados de
depresión y a olvidar sus problemas.
Posees un fuerte sentido de la ética y de la buena conducta, lo cual de hace rehuir de individuos de porte
vulgar u obsceno. Disfrutas de la buena comida, de la compañía de personas cultas y amables, y de todo lo
que hace la vida cotidiana más agradable. Sientes atracción por gente que respeta los valores tradicionales
y que muestra en su trato personal honestidad y sinceridad.
Tu talento en el trato con los demás te facilita trabajos de cara al público, como por ejemplo empresas
artísticas o profesiones al servicio de las necesidades y los deseos de la gente. Sabes muy bien lo que
quieres lograr en la vida, y debido a que no te importa ajustarte a las circunstancias, es probable que
obtengas lo que necesitas con cierta facilidad.
No obstante, el contacto entre estos dos planetas indica también que tus sentimientos pueden ser caprichosos e
inquietos, de modo que la felicidad conyugal no está siempre asegurada. Debes cuidar esa faceta tuya y
cultivar la constancia sentimental. Conténtate con lo que tienes, y no mires siempre al otro lado de la valla.
El césped allí no es más verde.

Tu Venus en semisextil con tu Saturno

Sabes muy bien lo que quieres, y no te importa someterte a privaciones para lograrlo. Ningún sacrificio es
demasiado grande para asegurarte que así obtendrás tus deseos. Aceptas tus responsabilidades como una
inversión de futuro.
Podrías ser un excelente profesor en aquellas áreas que requieren disciplina y organización, porque valoras el
orden y colocas en un alto lugar el esfuerzo y el trabajo duro. Te gusta llegar a la esencia de las cosas,
aquello que es de vital importancia, y aprecias todo lo que es duradero y constante. No puedes soportar a
las personas deshonestas y evasivas; sabes que el mejor camino es el de la verdad, y vives en consonancia
con este lema.
No quieres sentirte obligado por favores que otros te hayan hecho. Sabiendo que puedes lograr tus objetivos
con tus propios esfuerzos, prefieres trabajar independientemente, y sin ayuda si es necesario.
No muestras tu atracción por otra persona hasta que no estás seguro de que el sentimiento es mutuo. Tal vez
des cierta apariencia de timidez y recluimiento, y puede ser cierta, ya que solamente te abres a quienes
significan algo para ti.

Tu Venus en semisextil con tu Urano

En tus relaciones con otras personas necesitas libertad para tu desarrollo personal y, por tanto, no soportarías
mantener mucho tiempo un vínculo que te limite en exceso. Andas buscando constantemente lo
estimulante y fascinante de la vida, y la búsqueda de estos valores hace que los amigos sean importantes
para ti (los cuales suelen ser personajes originales e individualistas). Rechazas la amistad «normal»,
porque deseas una comunicación amistosa que te permita olvidar las limitaciones de la vida cotidiana. Con
tus amigos te muestras muy tolerante y abierto, y no sueles ser posesivo.
Tu ideal es vivir de tal manera que veas satisfechas tus necesidades y a la vez tenga un efecto beneficioso para
el mundo. Tus valores personales están basados en una perspectiva social, y el mundo te preocupa y te
interesa. Tiendes a ser simpático y afectuoso con la mayoría de la gente, aunque tus sentimientos suelen
adquirir una forma de amor difuso, de orientación universal.
En el campo profesional concedes gran importancia a la creatividad, ya que posees buen gusto, dentro de unas
connotaciones muy personales. Se trata de expresarte a través de tu actuación, resultando adecuadas para ti
las artes gráficas, la moda, la publicidad, etc. También los trabajos relacionados con la comunicación o la
enseñanza podrían ser interesantes para ti.

Tu Venus en semisextil con tu Neptuno

Posees una sensibilidad e imaginación delicadas, pero muy vivas, y la capacidad de usarlas efectivamente, en
particular en el campo de las bellas artes, la música, la danza y la poesía. Tienes buen gusto y una gran
afición por el mundo artístico, por el misticismo y por las ciencias ocultas, pero debes tener cuidado en no
dejarte absorber por la influencia sutil que pueda ejercer esto sobre ti.
Esta configuración planetaria favorece la buena fortuna, y cierto grado de lujo, pero puede convertirse en tu
enemiga a través de la imprudencia y la falta de fuerza interior y sensatez.
Te sientes atraído por personas refinadas, de talante artístico y espiritual, y, gracias a tu carácter bondadoso, te
resulta fácil aceptarlas en tu vida, incluso aunque tengan defectos, mientras muestren que están
sinceramente tratando de mejorar. Por otro lado, esa tendencia a ver siempre lo bueno de la vida, puede
llevarte a ignorar los elementos negativos de tu entorno, ya que eres demasiado complaciente y prefieres
no involucrarte en algo desagradable. Sería una pena.

Tu Venus en semisextil con tu Plutón

Tus sentimientos son profundos e intensos, pero equilibrados. No pierdes la cabeza cuando te comprometes
con todo tu alma con las personas importantes para ti, y esto se puede aplicar tanto a tus amistades como a
tus relaciones más íntimas. Tus contactos no se permiten ninguna superficialidad, pues tus relaciones
activan los aspectos más escondidos y profundos de tu propia personalidad. Se puede confiar en ti; no
renuncias a las amistades que te importan por culpa de minucias o de discusiones que no lleven a ninguna
parte.
Posees también una notable capacidad de discernimiento y gran habilidad para descubrir las motivaciones
ocultas y profundas de tu prójimo; al mismo tiempo, conoces bien tus anhelos más profundos; por lo tanto,
es bastante difícil que te equivoques en tus elecciones. Sabes bien que las crisis forman parte de una
relación y que el permitirlas hace posible que ésta evolucione. En consecuencia, no pierdes la serenidad
cuando se manifiestan problemas en tus relaciones.
Este contacto entre Venus y Plutón te inclina también a buscar la justicia y la verdad; entiendes como tu
misión descubrir y acabar con las injusticias de manera lenta pero segura. Por esa razón, te iría bien una
profesión o tarea de asistente social, y esas mismas cualidades hacen posible que seas capaz de trabajar
con el público, en la política o dondequiera que sea rutina el manejo de lo sensible o los asuntos
conflictivos. Valoras el cambio y la transformación, y posees una fe inquebrantable en el proceso de la
vida.

Tu Venus en semisextil con tu Quirón

Con este aspecto, puedes tener el don de ver la belleza allí donde los demás no la perciben, y de encontrar
valor en lo que otros desdeñan por feo e insignificante. Uno de los mayores intereses en tu vida es ir en
busca de algo o alguien de gran belleza y valor; o quizá tras la riqueza, el encanto personal o un romance
duradero. Con este emplazamiento, es frecuente que te encuentres con personas que te den la impresión de
ser conocidas; tal vez sientas que las has conocido en otra vida, y hasta es posible que tengas alguna idea
de cómo sucedió.
Las relaciones más importantes en tu vida suelen ser aquellas que te aportan inspiración o crecimiento
personal, más bien que las que te puedan llevar al matrimonio o a la crianza de hijos. Eres muy sensible a
la desarmonía entre las personas, y puede ser que te veas complicado en discusiones ajenas y te las tomes
personalmente aun cuando nada tengan que ver contigo. Esto puede remontarse a situaciones de tu niñez:
tal vez hayas asumido el papel de mediador en las discusiones de tus padres, hermanos u otros familiares;
tal vez te hayas visto presionado para tomar partido por uno de ellos en relación con un divorcio o una
separación.
Las relaciones te van a dar la lección más importante de tu vida; debido a que sueles tener dificultades con el
lado más oculto de tus relaciones, con sus aspectos de competitividad sexual, manipulación emocional y
luchas veladas por el poder. Siendo hábil para salirte con la tuya; sabes cómo manipular los sentimientos
ajenos e incluso cómo hacer que los demás se peleen; puedes ser muy controlador, y te las arreglas para
controlar una relación mediante el recurso de negarte sutilmente a cualquier compromiso.
En general, tienes estilo y gusto para vestir, ojo para la belleza, y te gusta dejarte ver en los mejores sitios. Tu
lado artístico y femenino puede estar bien desarrollado, y por eso estás bien dotado para la creatividad
artística.

Tu Venus en semisextil con tu Ascendente

Tienes una buena presencia, y un carácter sociable y conciliatorio, a pesar de tu tendencia a usar
artificialmente tu encanto para ganar el apoyo de los demás.
Aunque te agrada que te hagan regalos, prefieres reciprocar con favores o de cualquier otra forma, ya que no
te gusta gastar dinero excepto para ti mismo.
Cuando en una conversación se habla de otra persona, evitas mencionar sus cualidades negativas temiendo
que tus propios defectos puedan salir a la luz. No puedes soportar que te critiquen; no te gusta escuchar lo
que podría ser la verdad sobre ti, y no te importa hacer concesiones para ganar la aprobación de tus
amigos.
Como pareja, buscas a una mujer que también tenga el deseo de mejorar su vida, alguien que esté dispuesto a
hacer sacrificios para tener éxito y conseguir las comodidades que brinda una buena posición social.

Tu Venus en semisextil con tu Medio cielo

Tu trato personal se destaca por su encanto y por tu habilidad diplomática, lo cual puede ser de gran ayuda
para progresar en tu ámbito profesional, así como en tu hogar. Sin embargo, ten cuidado de no utilizar tu
atractivo físico para seducir a un superior y así ganar su apoyo, las consecuencias pueden ser ciertamente
negativas.
Venus tiene que ver con las cosas bellas de la vida, y es posible que tu carrera esté relacionada con el mundo
del arte o de la música, la venta de objetos de arte o la decoración, la gastronomía, etc.
Tu Venus en quincuncio a tu Marte

Tus deseos son fuertes, pero tienes dificultades para satisfacerlos. Sientes ansiedad por obtener la aprobación
de la gente que te rodea, y para conseguirla estás dispuesto a hacer enormes concesiones. Nunca te
preguntas, «¿Por qué tengo que ganar su aprobación?». Puede que al principio hagas favores porque te
gusta, pero al final te darás cuenta de que es algo que los demás esperan de ti. Parte del problema es que
tienes una pobre opiniónde ti mismo.
Esa actitud negativa puede también conducirte a tener problemas en relaciones emocionales más personales.
Das la impresión de que haces todo para llamar la atención, y hay individuos que se aprovecharán de ti.
Tiendes a sacar a la luz las peores cualidades de la gente, y probablemente seas incapaz de defenderte
contra ellos. Por ejemplo, tal vez te ofrezcas voluntariamente a ayudar a un compañero a terminar un
montón de trabajo acumulado, y más tarde descubres que te han asignado ese mismo trabajo como tu
deber regular. Cuando ofreciste tu ayuda voluntariamente, quizá diste por entendido que tenías suficiente
tiempo para hacerlo. La misma situación se puede presentar en tu vida sentimental. Tienes tendencia a caer
víctima de personas deshonestas que te atrapan para someterte a su voluntad. Cree solamente en aquellos
que pueden demostrar ampliamente cómo se sienten: por sus actos, no por sus palabras.

Tu Venus en quincuncio a tu Júpiter

Existe en ti un marcado exceso de sentimientos y una tendencia a reaccionar exageradamente a las
expectativas que los demás tienen de ti. Como consecuencia, desarrollas tanta ansiedad por demostrar tu
generosidad y servir a sus necesidades que los invitas a que abusen de ti.
Además, puede que veas retos donde no existe ninguno o que temas competidores que sólo viven en tu
imaginación. Debes tener cuidado de no exigir demasiado de ti mismo y poner el listón tan alto que tus
proyectos estén destinados al fracaso. Eres capaz de asumir grandes responsabilidades y cumplir con tus
obligaciones, aunque es probable que no recibas todo el merecido reconocimiento por tu trabajo.
Por lo general, en tus relaciones personales eres defensivo, y corres el peligro de ser explotado por tu deseo de
ser apreciado. Tu prioridad debe ser mantener tu autoestima negándote a ser utilizado por otros.

Tu Venus en quincuncio a tu Saturno

A menudo, te sientes sobrecargado de responsabilidades. Piensas que otros siempre quieren que hagas algo
por ellos, y lo sientes, pero en realidad no es así. Lo que pasa es que deseas tanto la aprobación de los
demás que te ofreces a hacer favores.
Eres responsable y serio en cuanto a tu profesión, siempre intentando hacer un buen trabajo; seguramente
trabajas más que la mayoría de tus colaboradores. Existen muchas profesiones que podrían ser adecuadas:
las relaciones públicas, el diseño interior, la inmobiliaria o la venta. Eres suficientemente flexible para
elegir entre una variedad de ocupaciones.
Si de vez en cuando te sientes solo, no te deprimas pensando que nadie te quiere. Aprovecha la oportunidad
para aprender nuevas habilidades o desarrollar aquellas que ya posees. La tendencia a la depresión es tu
peor enemiga, ya que interfiere con tu digestión y dificulta la asimilación de los alimentos.

Tu Venus en quincuncio a tu Urano

Tiendes a descuidar tus propios intereses y necesidades pensando que es tu deber ayudar y complacer a los
demás, incluso si no les hace falta o si se aprovechan descaradamente de ti. El resultado es que acabas
amargándote, ya que intuyes que esta actitud tuya es artificial y no conduce al objetivo deseado, a saber,
entablar relaciones personales armónicas y satisfactorias. No te olvides de que la amistad no se puede
comprar.
Tu reto personal consiste en superar ese deseo compulsivo de hacer favores indiscriminadamente. De lo
contrario, terminarás odiándote a ti mismo por dejarte usar, aunque la culpa sea en realidad tuya. Exige
que otros compartan las mismas cosas que tu compartes con ellos; así podrás comprobar su sinceridad.
Esa precaución es especialmente importante en tus relaciones íntimas. Si alguien te pide que te entregues
plenamente para mostrar tu «amor», es casi seguro que solamente quiere aprovecharse de ti. Será difícil
para ti resistir, porque eres impulsivo y fácilmente excitable, pero si te dejas llevar por el impulso del
momento, no sería sorprendente que te llevaras también un disgusto.
Tu Venus en quincuncio a tu Neptuno

Eres sensible, imaginativo e inspirado. Pero, experimentas una tensión indebida cuando quieres usar esas
habilidades. A menudo intentas usar todos tus talentos a la vez, como si tuvieras una fecha tope de
cumplimiento. No te precipites. Lo que no puedas hacer hoy, podrás hacerlo mañana.
Tu vida profesional puede convertirse en una situación opresiva, si permites que otros se aprovechen de tu
deseo de recibir reconocimiento y alabanza.
Tu naturaleza romántica es tan vulnerable que seguramente experimentarás desengaños que parecen destrozar
tu sensibilidad. Es aconsejable que aceptes con reservas una alianza romántica o las palabras afectuosas de
una amante. Puede que seas la víctima de lo que no sabes. Tal vez la ignorancia sea bienaventuranza, pero
no por mucho tiempo. Tarde o temprano tendrás que enfrentarte con la cruda realidad.

Tu Venus en quincuncio a tu Plutón

Corres el peligro del exceso en tus relaciones personales. Debes ser más moderado en tus contactos con otros.
En tus sentimientos por el sexo opuesto hay siempre un elemento de tensión, y muchas veces te
comprometes por compasión con personas que no lo merecen.
En tus relaciones íntimas tiendes a dejarte llevar por el profuso afecto que muestra la otra persona, pero es
probable que al final te sientas engañado y desengañado. Ten especial cuidado con aquellas personas que
te pidan una demostración física de tus sentimientos. Eres susceptible a esa clase de alianzas, y puedes
sufrir enormes problemas si no eres consciente de esa tendencia tuya e intentas protegerte.
Busca consejo profesional antes de llegar a un acuerdo con alguien. Tiendes a tomar decisiones bajo estrés,
cuando no razonas muy bien, y es entonces cuando necesitas ayuda. Sé consciente de que la gente
intentará aprovecharse de ti, lo cual puede ser doloroso y costoso.

Tu Venus en quincuncio a tu Quirón

Con este aspecto, puedes tener el don de ver la belleza allí donde los demás no la perciben, y de encontrar
valor en lo que otros desdeñan por feo e insignificante. Uno de los mayores intereses en tu vida es ir en
busca de algo o alguien de gran belleza y valor; o quizá tras la riqueza, el encanto personal o un romance
duradero. Con este emplazamiento, es frecuente que te encuentres con personas que te den la impresión de
ser conocidas; tal vez sientas que las has conocido en otra vida, y hasta es posible que tengas alguna idea
de cómo sucedió.
Eres muy sensible a la desarmonía entre las personas, y puede ser que te veas complicado en discusiones
ajenas y te las tomes personalmente aun cuando nada tengan que ver contigo. Esto puede remontarse a
situaciones de tu niñez: tal vez hayas asumido el papel de mediador en las discusiones de tus padres,
hermanos u otros familiares; tal vez te hayas visto presionado para tomar partido por uno de ellos en
relación con un divorcio o una separación.
Debes aprender a defender tus propios valores, o acabarás adaptándote siempre a los demás. Aunque estés
ávido de armonía en tus relaciones, es probable que para los demás resultes opresivo, y si no desarrollas
conciencia del efecto que tienes sobre ellos, mal podrás manejar tus repercusiones. Siempre romántico,
sufrirás aislamientos y decepciones cuando la vida real no alcance la altura de tus ideales. Tal vez te
sientas traicionado por amigos o amantes, cuando en realidad es tu propio idealismo lo que los traiciona.
Las relaciones te van a dar la lección más importante de tu vida; debido a que sueles tener dificultades con el
lado más oculto de tus relaciones, con sus aspectos de competitividad sexual, manipulación emocional y
luchas veladas por el poder. Siendo hábil para salirte con la tuya; sabes cómo manipular los sentimientos
ajenos e incluso cómo hacer que los demás se peleen; puedes ser muy controlador, y te las arreglas para
controlar una relación mediante el recurso de negarte sutilmente a cualquier compromiso.
Puedes desaparecer tan pronto como tropieces con una mujer que quiera ser una persona por derecho propio.
Tal vez busques mujeres dóciles, que se queden en segundo plano; pero pueden darte un disgusto cuando
demuestren quienes son verdaderamente. En algún momento de tu vida, podrás encontrarte con una mujer
poderosa, magnética y sensual...
En general, tienes estilo y gusto para vestir, ojo para la belleza, y te gusta dejarte ver en los mejores sitios. Tu
lado artístico y femenino puede estar bien desarrollado, y por eso estás bien dotado para la creatividad
artística.
Tu Venus en quincuncio a tu Ascendente

Existe un conflicto no resuelto entre tus recuerdos infantiles de un hogar acomodado y la realidad presente de
tu vida adulta. Si no consigues superar esos sentimientos nostálgicos, que impiden el proceso de tu
maduración, el desarrollo de tu personalidad hacia la autonomía propia podría retrasarse indebidamente.
Amas la comodidad, pero te cuesta hacer el esfuerzo necesario para ganar el dinero suficiente para poder
comprar todas esas pequeñas (y no tan pequeñas) cosas que estimas imprescindibles para una vida
agradable. No te gusta que te molesten, si no es absolutamente necesario. Incluso, a veces, puedes ser un
poco agrio con tus amigos cuando te piden favores, probablemente porque no te gusta extenderte si no
sacas algún beneficio de ello.

Tu Venus en quincuncio a tu Medio Cielo

Tu trato personal se destaca por su encanto, lo cual puede ser de gran ayuda para progresar en el ámbito
profesional. La diplomacia es tu fuerza. Sin embargo, ten cuidado de no utilizar tu atractivo físico para
seducir a un superior y así ganar su apoyo.
Venus tiene que ver con las cosas bellas de la vida, y es posible que tu carrera esté relacionada con el mundo
del arte o de la música, la venta de objetos de arte o la decoración, la gastronomía, etc. Esto se notará
también en tu casa, normalmente la mantendrás muy arreglada, rallando en cierta belleza casi encantadora.

Tu Venus en la Primera Casa

En la casa ocupada por Venus buscamos lo que nos proporciona placer y felicidad; allí esperamos encontrar
paz y equilibrio interno. Es donde podemos desarrollar una mayor apreciación de otros y, a la vez,
sentirnos apreciados y valorados por ellos. Es allí donde exhibimos algo de nuestro mejor gusto y estilo.
Además, el emplazamiento de Venus puede señalar en qué campo de la vida sentimos rivalidad o envidia
hacia los que quizá estén mejor dotados que nosotros. Es también allí donde nos valdremos de la
seducción, de una engañosa dulzura y de parecidos artilugios para asegurarnos nuestros objetivos.
La Primera Casa contiene el Ascendente y es, por lo tanto, el área más personal del mapa astral. La condición
de esta casa indica la naturaleza de nuestra personalidad, nuestro temperamento y el grado de confianza
que tenemos en nosotros mismos.

Venus en esta casa indica una natural necesidad de relacionarse con otros mediante la sensibilidad, el
refinamiento y la buena voluntad. Pero, aunque parece que te encuentres a ti mismo siendo armonioso y
complaciente, existe el peligro de que, al tratar de serlo todo para todos, termines perdiéndote a ti mismo.
De hecho, el sentimiento del propio valor y una cierta autoestima son importantísimos para tener una
visión más clara de las otras personas y poder amarlas. Si aprecias tu propio valor como individuo, sin
volverte engreído o vanidoso, te resultará más fácil apreciar el valor de otras personas. De lo contrario,
puede manifestarse en ti cierta tendencia a manipular a la gente para conseguir reconocimiento, es decir,
como la proverbial coqueta, que se empeña en conseguir tantos halagos y atenciones como le sea posible,
porque así se demuestra su mérito y su valor.
En la Primera Casa, necesitamos que nuestra presencia sea reconocida. Si Venus está bien aspectada, indica
una educación armoniosa en la infancia, que te dotará de un sentimiento positivo de ti mismo y de una
visión optimista de la vida.

Tu Venus en la Segunda Casa

En la casa ocupada por Venus buscamos lo que nos proporciona placer y felicidad; allí esperamos encontrar
paz y equilibrio interno. Es donde podemos desarrollar una mayor apreciación de otros y, a la vez,
sentirnos apreciados y valorados por ellos. Es allí donde exhibimos algo de nuestro mejor gusto y estilo.
Además, el emplazamiento de Venus puede señalar en qué campo de la vida sentimos rivalidad o envidia
hacia los que quizá estén mejor dotados que nosotros. Es también allí donde nos valdremos de la
seducción, de una engañosa dulzura y de parecidos artilugios para asegurarnos nuestros objetivos.
La Segunda Casa representa nuestro deseo de obtener y poseer valores —no sólo tangibles y económicos,
sino también mentales, emocionales y espirituales— que necesitamos para la seguridad de nuestra
existencia. También está relacionada con nuestras ataduras emocionales a las cosas o personas que nos
rodean.

La posición de Venus en la Segunda Casa indica que tiendes a adorar el dinero, no solamente por la seguridad
que proporciona, sino porque permite que puedas comprar todas aquellas cosas que te parecen bellas y
deseables. Obtienes un sentimiento de bienestar al rodearte de todo lo que consideras elegante y de buen
gusto. Entre tus recursos innatos destacan un gran sentido de la justicia y un gran tacto diplomático. Tienes
el don de atraer lo que necesitas o lo que quieres, y no sería sorprendente si los ingresos te llegasen por la
vía de profesiones «venusinas», como pueden ser las actividades artísticas, el trabajo de modelo, la venta
de productos de belleza o cosas por el estilo.

Tu Venus en la Tercera Casa

En la casa ocupada por Venus buscamos lo que nos proporciona placer y felicidad; allí esperamos encontrar
paz y equilibrio interno. Es donde podemos desarrollar una mayor apreciación de otros y, a la vez,
sentirnos apreciados y valorados por ellos. Es allí donde exhibimos algo de nuestro mejor gusto y estilo.
La Tercera Casa representa el desarrollo de nuestra relación comunicativa con el entorno y nuestra forma de
ver y comprender las circunstancias externas. Es el dominio del pensamiento lógico, de la facultad del
habla y de la adquisición de datos e informaciones.

Con Venus en la Tercera Casa, eres hábil para comunicarte de manera fácil, fluida y nada amenazadora. Eres
sensible a las necesidades de quienes te rodean, aunque en ocasiones te empeñas quizá demasiado en decir
sólo lo que, en tu opinión, puede complacer a otros.
El mundo del intelecto y de la psique te fascinan, y eres muy selectivo (aunque sabes apreciar), cuando se
trata de conceptos, ideas, pensamientos y demás. A la gente se la hace fácil comunicarse y «abrirse»
contigo, como si percibieran la atmósfera de amable receptividad que confiere este emplazamiento de
Venus.
Esta posición favorece la educación, el que hayas recibido una buena educación, y presagia viajes agradables.
Hay alegría y ganancias por relaciones cotidianas o familiares (hermanos, vecinos). Tendrás muchas
relaciones de camaradería e intercambios intelectuales agradables con muchas personas de tu entorno
cotidiano.

Tu Venus en la Cuarta Casa

En la casa ocupada por Venus buscamos lo que nos proporciona placer y felicidad; allí esperamos encontrar
paz y equilibrio interno. Es donde podemos desarrollar una mayor apreciación de otros y, a la vez,
sentirnos apreciados y valorados por ellos. Es allí donde exhibimos algo de nuestro mejor gusto y estilo.
Además, el emplazamiento de Venus puede señalar en qué campo de la vida sentimos rivalidad o envidia
hacia los que quizá estén mejor dotados que nosotros.
El Immum Coeli (IC) o cuarta casa simboliza el lado oculto de la personalidad, a saber: nuestras raíces y
nuestros sentimientos menos visibles a primera vista.
La Cuarta Casa tiene que ver con el mundo del subconsciente, la base emocional, la tradición familiar y, en
concreto, la madre como símbolo de protección y nutrición.

La Cuarta Casa está relacionada con nuestras raíces, la madre, la familia de origen y el hogar. Con Venus en
esta casa, valoras y deseas un ambiente de paz y armonía. Te gustan las cosas bellas, y deseas un hogar
adornado con todo lo fino y hermoso que la vida ofrece. Preocupado con tener todo el confort posible,
intentas encontrar maneras de conseguirlo, pero sin tener que invertir más de lo absolutamente necesario.
Por otro lado, sientes una obligación espiritual de ayudar a personas necesitadas, e incluso si no eres capaz de
proveer asistencia material, encontrarás alguna forma para demostrar que estás sinceramente preocupado.
La gente se queda impresionada por tu disposición de echar una mano, pero siempre estás atento, y no
quieres comprometerte hasta tener la seguridad de que la otra persona no trata de aprovecharse de tu buena
voluntad.
Tu Venus en la Quinta Casa

En la casa ocupada por Venus buscamos lo que nos proporciona placer y felicidad; allí esperamos encontrar
paz y equilibrio interno. Es donde podemos desarrollar una mayor apreciación de otros y, a la vez,
sentirnos apreciados y valorados por ellos. Es allí donde exhibimos algo de nuestro mejor gusto y estilo.
La Quinta Casa es la casa del Sol y simboliza, por lo tanto, nuestra aspiración de expresar las cualidades
únicas de nuestra personalidad en todo su resplandor y plenitud. Aquí se manifiesta nuestro placer de
experimentar y nuestra fuerza creativa. También muestra la relación que tenemos con los niños, así como
el niño que se esconde en nosotros mismos.

Con Venus en la Quinta Casa sientes la necesidad de expresarte de forma artística o creativa. Es algo tan
natural que, en momentos de estrés, tocar un instrumento de música o coger un pincel puede restablecer tu
sentimiento de equilibrio y armonía.
Tu estilo y natural disposición personal resultan por lo general agradables y atractivos para la mayoría de la
gente. Te gusta disfrutar de la vida y hacer las cosas con estilo. Tiendes a «enamorarte del amor» e
idealizar a la persona amada. Los romances, los ligues y acontecimientos amorosos previos al matrimonio
son numerosos y agradables. No te da miedo la relación de tú a tú con el sexo opuesto, pues tendrás suerte
y éxito en este campo de los bellos romances. Tu círculo privado de amistades íntimas está formado por
personas refinadas, divertidas, sociables, que no se comen mucho el coco, y aman el disfrutar de la vida y
de las diversiones al máximo.
Venus aquí favorece también las especulaciones y los juegos de azar. Podrás tener ganancias en actividades de
compra-venta de objetos y cosas (especialmente de tipo artístico-estético), también hay un cierto factor de
suerte en loterías y juegos de azar.

Tu Venus en la Sexta Casa

En la casa ocupada por Venus buscamos lo que nos proporciona placer y felicidad; allí esperamos encontrar
paz y equilibrio interno. Es donde podemos desarrollar una mayor apreciación de otros y, a la vez,
sentirnos apreciados y valorados por ellos. Es allí donde exhibimos algo de nuestro mejor gusto y estilo.
La Sexta Casa corresponde a nuestra facultad y forma de utilizar nuestros recursos y cualidades según las
necesidades que se presenten en la vida. Aquí vemos nuestra actitud hacia el trabajo y el modo de cómo
organizamos nuestra existencia.

Con Venus en la Sexta Casa, aquella esfera de la vida que se relaciona con el curso de las actividades
cotidianas, los problemas del trabajo y de servicio, y la atención al adecuado funcionamiento del cuerpo,
te complace cultivar y afinar tus talentos, habilidades y capacidades. No basta con hacer un trabajo: hay
que hacerlo bellamente. Te conviene una carrera en el campo de la salud, belleza y la forma física o
cualquier actividad donde puedas poner tu talento artístico al servicio de un fin práctico. Te gusta hacer las
cosas con mucho cuidado y de forma selectiva y exacta. Tus facultades críticas son excelentes, y siempre
sabes distinguir lo que vale la pena guardar de lo que no.

Tu Venus en la Séptima Casa

En la casa ocupada por Venus buscamos lo que nos proporciona placer y felicidad; allí esperamos encontrar
paz y equilibrio interno. Es donde podemos desarrollar una mayor apreciación de otros y, a la vez,
sentirnos apreciados y valorados por ellos. Es allí donde exhibimos algo de nuestro mejor gusto y estilo.
El Descendente es el punto diametralmente opuesto al Ascendente, y describe nuestra facultad de recibir y
absorber aquello que se nos va acercando. Simboliza nuestro encuentro con el tú, la forma de establecer
contactos, y las personas que cobran significado en el transcurso de nuestra vida. Esta casa revela el tipo
de persona que se siente atraída hacia nosotros e indica las expectativas que aportamos a nuestras
relaciones.

Con Venus en su propia casa, para ti la imagen del ser amado y de lo que es bello se «deposita» en los seres
cercanos y, en general, en todo el campo de las relaciones. Sólo te sientes vivo, feliz, contento y completo
si mantienes una relación sentimental placentera. Para ti, la forma más fácil de percibir tu propia belleza y
tu propio valor es verte reflejado en la otra persona. Naturalmente, con esto hay ventajas y desventajas. Si
percibimos a alguien bajo una luz muy positiva, intensificamos la probabilidad de que lo que nos devuelva
esa persona sea lo mejor que hay en ella. Sin embargo, no hay nadie que, en una situación de pareja, esté
siempre a la altura de nuestras expectativas, de modo que tendrás que aprender a aceptar que una relación
significa tolerancia, paciencia y, además, un duro trabajo.

Tu Venus en la Octava Casa

En la casa ocupada por Venus buscamos lo que nos proporciona placer y felicidad; allí esperamos encontrar
paz y equilibrio interno. Es donde podemos desarrollar una mayor apreciación de otros y, a la vez,
sentirnos apreciados y valorados por ellos. Es allí donde exhibimos algo de nuestro mejor gusto y estilo.
La Octava Casa induce al curioso Mercurio a aprender sumergiéndose en todo lo que hay oculto y menos
claro en la vida: a descubrir secretos y a indagar en misterios para desentrañar su fondo. Es la mentalidad
detectivesca, dotada de ojos capaces de ver en la oscuridad.

Venus en la Octava Casa favorece las asociaciones comerciales, los ingresos financieros y las posesiones por
mediación del matrimonio o de la herencia. Por otro lado, te atrae todo aquello que sea misterioso o
esotérico, y tienes el deseo de sondear todo lo que sea útil u oculto, como si lo que se encontrase en ese
nivel fuera a hacer de ti un ser más completo.
Sin embargo, Venus en esta casa no es una posición del todo afortunada para los asuntos amorosos, aunque es
testimonio de una naturaleza sensual y exuberante. Tienes una manera de recibir y de responder que hace
que tu pareja se relaje y se sienta lo suficientemente segura como para aflojar inhibiciones y limitaciones.
En este sentido, induces a los demás para que se te entreguen. Así pues, Venus en este emplazamiento
confiere la tendencia a valerse del sexo como una manera de manipular o de atrapar a otros, lo cual no es
la mejor forma de establecer relaciones sólidas y duraderas.

Tu Venus en la Novena Casa

En la casa ocupada por Venus buscamos lo que nos proporciona placer y felicidad; allí esperamos encontrar
paz y equilibrio interno. Es donde podemos desarrollar una mayor apreciación de otros y, a la vez,
sentirnos apreciados y valorados por ellos. Es allí donde exhibimos algo de nuestro mejor gusto y estilo.
Además, el emplazamiento de Venus puede señalar en qué campo de la vida sentimos rivalidad o envidia
hacia los que quizá estén mejor dotados que nosotros.
En la Novena Casa se trata de relacionar el conocimiento adquirido con las experiencias personales para
lograr una visión integral del mundo y una orientación en la vida. Está relacionada con los viajes —tantos
los internos como los externos—, la filosofía, la religión y el derecho.

Con Venus en la Novena Casa, te entusiasma la contemplación de cuestiones espirituales y filosóficas.
Mientras que para otros ponerse a contemplar el significado y propósito de la existencia es una actividad
que les produce dolor de cabeza, para ti es una verdadera fuente de felicidad, paz y bienestar. A tus ojos, la
creación de Dios es hermosa y digna de adoración.
También posees un amor especial por los viajes y por la aventura que son, para ti, una promesa de
experiencias benéficas y placenteras. Como por naturaleza aprecias la diversidad de la vida tal como se
expresa en las costumbres de diferentes culturas, y te sientes fascinado por ellas, es probable que te
enamores de algún país diferente del tuyo y que adoptes su gusto y su estilo, y que, incluso, te cases con
una extranjera.

Tu Venus en la Décima Casa

En la casa ocupada por Venus buscamos lo que nos proporciona placer y felicidad; allí esperamos encontrar
paz y equilibrio interno. Es donde podemos desarrollar una mayor apreciación de otros y, a la vez,
sentirnos apreciados y valorados por ellos. Es allí donde exhibimos algo de nuestro mejor gusto y estilo.
Además, el emplazamiento de Venus puede señalar en qué campo de la vida sentimos rivalidad o envidia
hacia los que quizá estén mejor dotados que nosotros.
El Medium Coeli o Medio cielo (MC) es el cenit, el punto más alto, del horóscopo y simboliza, entre otras
cosas, nuestra posición social, la cual corresponde en la sociedad actual al éxito profesional. Además de la
reputación, la ambición de hacer carrera, la responsabilidad hacia la sociedad y las metas políticas
Con Venus en la Décima Casa, tu apariencia física es de suma importancia para ti. No es probable que salgas
de casa despeinado (o sin haberte puesto el cinturón), ya que quieres hacerte ver por tu belleza, tu gracia,
tu gusto o tu estilo. Buscas profesiones que te den oportunidad de lucirte exhibiendo estos rasgos: el
campo artístico, el mundo del espectáculo, el servicio diplomático, la moda, la decoración o la
gastronomía. Independientemente de la carrera que escojas, necesitas y deseas una situación laboral
armoniosa, en la que hagas un trabajo que para ti sea valioso, en compañía de gente que te guste. Los
aspectos que forme Venus pueden revelar otras facetas del carácter, que quizás hagan más fácil o difícil el
logro de este objetivo.

Tu Venus en la Undécima Casa

En la casa ocupada por Venus buscamos lo que nos proporciona placer y felicidad; allí esperamos encontrar
paz y equilibrio interno. Es donde podemos desarrollar una mayor apreciación de otros y, a la vez,
sentirnos apreciados y valorados por ellos. Es allí donde exhibimos algo de nuestro mejor gusto y estilo.
Además, el emplazamiento de Venus puede señalar en qué campo de la vida sentimos rivalidad o envidia
hacia los que quizá estén mejor dotados que nosotros.
La Undécima Casa refleja nuestro deseo de alcanzar una determinada identidad o posición por medio de la
identificación con un grupo. Representa nuestro círculo de amigos, experiencias colectivas, ideas
humanitarias y visiones futuras destinadas al progreso de la sociedad en que vivimos.

Con Venus en la Casa Once tienes la capacidad de aportar influencias positivas a cualquier grupo al que te
unas; te gusta la vida social y las actividades culturales. Pero, es posible que estés muy atento a tu personal
avance social, y que escojas los grupos o los amigos que mejor te sirvan para el logro de tus objetivos en
la vida.
Venus en la Undécima Casa ofrece —y espera — un nivel muy elevado de amistad y de compromiso con el
grupo, y es probable que te decepciones si otros no comparten tus ideales o no están a tu altura. Tiendes a
ser leal y, una vez que hayas concedido tal lealtad, tu amistad es perdurable. Por mediación de tus amigos
y de los grupos a los cuales perteneces obtienes un sentimiento de seguridad. Los servicios que ofreces
suelen ser de naturaleza práctica.

Tu Venus en la Duodécima Casa

En la casa ocupada por Venus buscamos lo que nos proporciona placer y felicidad; allí esperamos encontrar
paz y equilibrio interno. Es donde podemos desarrollar una mayor apreciación de otros y, a la vez,
sentirnos apreciados y valorados por ellos. Es allí donde exhibimos algo de nuestro mejor gusto y estilo.
Además, el emplazamiento de Venus puede señalar en qué campo de la vida sentimos rivalidad o envidia
hacia los que quizá estén mejor dotados que nosotros. Es también allí donde nos valdremos de la
seducción, de una engañosa dulzura y de parecidos artilugios para asegurarnos nuestros objetivos.
La Duodécima Casa es la más compleja, porque corresponde a esferas de la vida que se consideran tabúes y
no suelen ser temas de nuestras conversaciones. Aquí se disuelven el ego y el sentido de la individualidad
en favor de un sentimiento de comunión espiritual. Representa la soledad, el sacrificio, la empatía y la
inspiración mística.

Con Venus en la Duodécima Casa, eres una persona que capta las dificultades que los demás atraviesan y
entiendes sus problemas. Valoras un cierto nivel de autosacrificio y entrega. Sabes distinguir entre lo
superficial y lo real que se encuentra por debajo de esta.
Venus en esta casa favorece los contactos que tengas que desarrollar con las instituciones. Es posible que tu
tendencia laboral sea a desarrollar tu esfuerzo en galerías de arte o museos, o tal vez hospitales o asilos.
En el aspecto amoroso sueñas con entregarte a tu amante tal y como te entregarías a una diosa. Con Venus en
esta posición es posible que necesites un amor que no conozca límites. Además, Venus en esta casa denota
amor por lo que otros rechazan: por las personas que nadie entiende, por los humillados, por los
minusválidos o por los ofendidos. Es, en definitiva, una posición difícil para desarrollar una relación
amorosa satisfactoria.

Marte - la voluntad de autoafirmación
La órbita de Marte alrededor del Sol tarda cerca de 687 días para completarse. Este planeta, con un diámetro
de casi 6.800 kilómetros, mide la mitad de la Tierra y es conocido por su color rojo, relacionado desde
siempre con el fuego y la sangre.

Por consiguiente, Marte es el dios de la guerra en la mitología romana, famoso por su valor y su ánimo, que
mueve a acometer resueltamente grandes empresas y a afrontar los peligros. Pero Marte en sí no es ni
negativo ni positivo; simboliza nuestra energía que tiende a buscar la exteriorización, la expresión física (y
psíquica) de nuestros deseos.

Marte representa la fuerza iniciadora, el coraje, el entusiasmo, la ira y, también, el deseo sexual. Tiene una
afinidad natural con el signo Aries y, junto con Plutón, con Escorpio.

Tu Marte en Aries

Aries, gobernado por Marte, abre el Zodiaco. Aquí encontramos los impulsos primordiales de la vida, la
fuerza impetuosa ansiosa por salir a la luz. Aries representa el comienzo de un desarrollo, y no se
preocupa por lo pasado, a veces ni siquiera por lo presente. Contempla el futuro, y lo único que quiere es
abrirse camino hacia delante.

Con Marte en Aries, afirmas tu presencia y expresas tus deseos con intensidad e impaciencia. Estás
fuertemente motivado –como si algo te empujara–, hacia un temperamento fogoso, con tendencia a la
impulsividad. Tienes muchas ideas y también la iniciativa necesaria para ponerlas en práctica, pero a
menudo te falta la perseverancia para terminar tus empresas, dejándolas a medias para empezar algo más
interesante.
Te entusiasmas fácilmente, y puedes arrastrar a otros con tu entusiasmo, pero que tenga cuidado quien se
atreva a darte órdenes, o solamente buenos consejos. Quieres hacer las cosas a tu manera, y debido a que
normalmente tienes prisa, se te escapan detalles importantes, con el resultado de que de vez en cuando
tienes que tragarte algún fracaso. Raras veces piensas antes de actuar; al contrario, en muchas ocasiones
actúas primero y haces las preguntas después. Te conviene trabajar con más prudencia y planear mejor tus
acciones. También es una buena idea controlar un poco tu temperamento y pensar en los sentimientos de
los demás, porque tiendes a herirlos sin darte cuenta.
La competitividad te encanta, y te gusta comprobar tus fuerzas en la competición deportiva o luchar por
alguna meta que te hayas propuesto. Eres ambicioso, y puedes llegar lejos, pero debes tener cuidado de al
final no encontrarte solo en la cima.

Tu Marte en Tauro

Tauro, relacionado como signo con el elemento tierra, destaca por su determinación y sus acciones destinadas
a metas concretas. Los signos de tierra confían en lo que pueden apreciar con sus sentidos físicos y aspiran
a resultados prácticos. Son cautelosos, disciplinados y fiables, y saben cómo funciona el mundo material.

Con Marte en Tauro, afirmas tu presencia y expresas tus deseos con persistencia y creatividad. Eres
conservador y testarudo, siempre enfocando tus acciones hacia la consolidación y la productividad, ya que
tu objetivo es dominar la materia y utilizarla para tus propósitos. Probablemente tienes un buen olfato en
lo que se refiere a cuestiones financieras y posees una cuenta bancaria con un buen saldo, algo importante
para ti, porque satisface tu necesidad de seguridad. Trabajas duramente para acumular bienes materiales y
poder disfrutar de una tercera edad acomodada, pero debes tener cuidado de no volverte codicioso y
avaricioso.
Haces planes a largo plazo, y sabes administrar tus energías con suma eficiencia. Tus metas son realistas y
alcanzables, ya que no quieres desperdiciar tus fuerzas en acciones inútiles, sino ver resultados concretos.
Te contentas con placeres sencillos, como la buena comida y bebida, y una tendencia a la complacencia y a la
pereza puede disminuir tu determinación de actuar o tomar la iniciativa. Tu energía física y tus impulsos
sexuales se ven influenciados por una profunda apreciación de los sentidos físicos y los ritmos naturales
de la vida.
Tienes un temperamento equilibrado y no sueles perder los estribos con facilidad, pero si por alguna razón
alguien llega a sacarte de quicio, que tenga cuidado, porque puedes actuar sin piedad y volverte violento.

Tu Marte en Géminis

El signo Géminis está gobernado por el planeta Mercurio y pertenece al elemento aire. Los signos de aire
viven en el mundo abstracto de las ideas y de los pensamientos, los cuales son para ellos tan reales como
cualquier objeto físico. Sienten la necesidad de desprenderse de la experiencia directa y contemplar,
evaluar y comprender su entorno por medio de sus facultades racionales para luego comunicar sus
conclusiones a otros.

Con Marte en Géminis, afirmas tu presencia mediante el arte de la comunicación. Posiblemente, te haces
notar por una voz más alta que los demás y cierta incapacidad de escuchar con paciencia. Existen pocos
temas que no te interesen, y no huyes de la confrontación; al contrario, un tema polémico es para ti como
un caramelo mental, y habrá pocas personas que puedan superarte en una discusión. Sin embargo, debes
tener cuidado de estar verdaderamente abierto a nuevas ideas, considerando con respeto los argumentos de
tus adversarios, y no emplear métodos tramposos como el sarcasmo o la burla. Es probable que a menudo
digas cosas que lamentes más tarde, pero llega un punto donde las disculpas ya no sirven de nada. Así
pues, sería mejor que controles tu lengua de vez en cuando.
Sientes una necesidad interior de comunicación de todo tipo, pero tiendes a disipar tus esfuerzos abarcando
demasiado a la vez. Muchas veces estás en todas partes, siempre intentando conseguir una conexión más.
Tu energía mental es notable, y hablar y escribir son dones naturales. Sientes la necesidad de mucha
variedad, de un cambio de marcha o rumbo, lo cual te hace difícil enfocar tus deseos. Frecuentemente, no
estás seguro de lo que quieres y te dejas desviar por situaciones y estímulos momentáneos.

Tu Marte en Cáncer

Cáncer es un signo de agua y se comunica con su entorno principalmente por medio de sus sentimientos. El
elemento agua representa el mundo de las emociones insondables, desde pasiones compulsivas y temores
irracionales hasta sentimientos de compasión y amor universales. Destaca por su intuición y sabe que tiene
que protegerse de influencias ajenas para poder tener acceso a las dimensiones más profundas de su
psique.

Con Marte en Cáncer afirmas tu presencia de modo sensible, indirecto y tímido, cualidades que no
concuerdan con la naturaleza extrovertida y directa del planeta. Cáncer es el signo opuesto a Capricornio,
el sitio de la exaltación de Marte, y su patrón de energía es completamente diferente del funcionamiento
de Marte.
Probablemente te resulte difícil luchar por tus propios intereses, y admirando a las personas que no tienen
reparo a la hora de ir en pos de lo que anhelan. Tu iniciativa y voluntad pueden ser obstaculizadas por tus
cambios de humor y una cautelosa preocupación por la propia seguridad, aunque puedes mostrar un
sorprendente coraje cuando se trata de defender a tus seres queridos.
Te sientes atraído hacia una mujer cálida y romántica que sepa estimular tu lado femenino y protector, y te
gusta compartir con ella horas tranquilas junto a la chimenea, charlando y soñando.

Tu Marte en Leo

Leo es un elemento de fuego y destaca, por lo tanto, por su asombroso potencial de energía, su inmenso afán
de acción y renovación, y su espíritu entusiasta y honesto. El elemento de fuego es radiante, ardiente y
expresivo, dedicándose principalmente al descubrimiento y cumplimiento de posibilidades futuras, y nos
otorga la energía que necesitamos para llevar a cabo nuestros deberes diarios.

Con Marte en Leo afirmas tu presencia de forma dramática, cálida y radiante, y tal vez con cierta arrogancia y
fanfarronería. Te encanta estar en el centro y recibir la apreciación de los demás por la demostración de tu
capacidad física y creativa. El entretenimiento, el deporte, los juegos y todo aquello que «te saque fuera»
son tu campo favorito. Tu carácter emocional te confiere gustos y aversiones fuertes, y debes evitar
volverte demasiado exigente o dominante con aquellos que no estén a «tu altura».
Tu Marte en Virgo

Virgo, relacionado como signo con el elemento tierra, destaca por su prudencia y sus acciones destinadas a
metas prácticas. Los signos de tierra confían en lo que pueden apreciar con sus sentidos físicos y aspiran a
resultados concretos y útiles. Son determinados, disciplinados y fiables, y saben cómo funciona el mundo
material.

Con Marte en Virgo, afirmas tu presencia de forma modesta, analítica y crítica. Tu modo de operar y tomar
iniciativas o decisiones está coloreado por una tendencia al perfeccionismo y la necesidad de cuidar hasta
los últimos detalles, lo cual puede ir en contra del logro de tus objetivos, ya que corres el riesgo de perder
un tiempo valioso y buenas oportunidades. No obstante, tu perseverancia y determinación son cualidades
que en la mayoría de los casos aseguran el éxito.
Siempre quieres ayudar y estar al servicio de los demás; es decir, sentirte plenamente útil. Odias desperdiciar
el tiempo, y eres concienzudo y preciso. Por lo general, eres comprensivo y tolerante, aunque esto puede
convertirse en una actitud crítica y mezquina en tu trato con los demás.

Tu Marte en Libra

El signo Libra está gobernado por el planeta Venus y pertenece al elemento aire. Los signos de aire viven en
el mundo abstracto de las ideas y de los pensamientos, los cuales son para ellos tan reales como cualquier
objeto físico. Sienten la necesidad de desprenderse de la experiencia directa y contemplar, evaluar y
comprender su entorno por medio de sus facultades racionales para luego comunicar sus conclusiones a
otros.

Con Marte en Libra, afirmas tu presencia con mucho tacto, ya que sientes la necesidad de ser todo para todo
el mundo, y prefieres amargarte, antes que discutir o crear problemas. Eres de naturaleza diplomática,
siempre cortés y preocupado por el bienestar de los demás.
Libra es el signo opuesto al signo natural de Marte, Aries, y la naturaleza decisiva y afirmativa de Marte se ve,
en cierto modo, cortada por el deseo de Libra de armonizar las polaridades y evitar el conflicto. Por tanto,
prefieres permanecer en segundo plano, y aparentemente no luchas por tus propios intereses, pero sabes
manipular a las personas y conseguir su cooperación cada vez que la necesitas.

Tu Marte en Escorpio

Escorpio, un signo de agua regido por los planetas Marte y Plutón, aunque un signo fijo, dispone de una
sorprendente abundancia de energía que puede manifestarse súbitamente. Como signo de agua, se
comunica con su entorno principalmente por medio de sus sentimientos. El elemento agua representa el
mundo de las emociones insondables, desde pasiones compulsivas y temores irracionales hasta
sentimientos de compasión y amor universales.

Con Marte en su propio signo, utilizas intensidad, magnetismo y pasión para afirmar tu presencia. Fuertes
deseos, a veces compulsivos, que te cuesta controlar, determinan tu modo de actuar, y debes emplear tu
enorme potencial energético de manera constructiva, ya que existe cierta tendencia a la destrucción,
incluso a la autodestrucción, cuando las cosas no marchan como tu quisieras.
Tus metas son altas: todo o nada. Para ti no hay un riesgo demasiado alto o un camino demasiado peligroso.
Tienes una gran resistencia en situaciones críticas y una persistente determinación frente a los posibles
obstáculos.
Será beneficioso que aprendas a disciplinar tu impulsividad y tu egocentrismo a fin de relacionarte más
positivamente con los demás, y acercarte más a ellos. Respétalos tal y como son, y no intentes doblarlos a
tu gusto.
Eres conservador por naturaleza, y tu necesidad de autoprotección y control total en cualquier situación
pueden impedir la libre expresión de tus pensamientos y sentimientos, aunque tus deseos sexuales son
fuertes y corres el riesgo de dejarte llevar por tus pasiones.

Tu Marte en Sagitario
Sagitario es un signo de fuego y destaca, por lo tanto, por su gran potencial de energía, su inmenso afán de
acción y renovación, y su espíritu entusiasta y honesto. El elemento de fuego es radiante, ardiente y
expresivo, dedicándose principalmente al descubrimiento y cumplimiento de posibilidades futuras, y nos
otorga la energía que necesitamos para llevar a cabo nuestros deberes diarios.

Con Marte en Sagitario, afirmas tu presencia y expresas tus deseos de forma franca, enérgica, impulsiva y, a
veces, brusca, sin mucho tacto. Tus guías son tus convicciones filosóficas y tus aspiraciones, y tus
acciones suelen estar motivadas por tus ideales o una visión del futuro. Buscas la aventura, tanto a nivel
físico como a nivel psíquico, y tu iniciativa e ímpetu son coloreados por una necesidad expansiva de
automejoramiento y de explorar nuevos horizontes.
Por consiguiente, te gusta viajar –más lejos mejor– y expandir tus conocimientos por medio de estudios,
cursillos, libros etc. Tiendes a defender tus convicciones con fuerza, a veces incluso fanatismo, y debes
tender cuidado de no intentar imponer tu punto de vista a los demás bajo el pretexto de servir a la verdad.
No obstante, por lo general eres una persona encantadora que se lleva bien con sus semejantes y es
conocida por su franqueza y honestidad.

Tu Marte en Capricornio

Capricornio, relacionado como signo con el elemento tierra, destaca por su integridad y seriedad y sus
ambiciones destinadas a metas prácticas. Los signos de tierra confían en lo que pueden apreciar con sus
sentidos físicos y aspiran a resultados concretos y útiles. Son determinados, disciplinados y fiables, y
saben cómo funciona el mundo material.

Con Marte en Capricornio, la ambición marca tu vida, pero no te dejas llevar por los impulsos o un deseo
incontrolado de llegar a la meta cuanto antes. Eres un trabajador incansable y disciplinado que se siente
empujado a arreglar lo que sea necesario para conseguir el éxito y que planea sus pasos con cautela,
cálculo y paciencia. Manipulas las situaciones para tu propio bien, ya que sientes la necesidad interior de
orden y organización, además de responsabilidad. Tu forma de ser es competente, persistente y fría, y si
encuentras algún obstáculo en tu camino, lo apartas discretamente, sin armar un lío.
En lo que se refiere a tu lado emocional, debes tener cuidado de no sobrestimar los logros materiales a costa
de un trato humano y considerado. De lo contrario, puede que llegues a la cima, pero allí te encontrarás
solo.
Sabes dominar el impulso sexual, aunque éste es fuerte y terrenal.

Tu Marte en Acuario

El signo Acuario está gobernado por Saturno y Urano y pertenece al elemento aire. Los signos de aire viven
en el mundo abstracto de las ideas y de los pensamientos, los cuales son para ellos tan reales como
cualquier objeto físico. Sienten la necesidad de desprenderse de la experiencia directa y contemplar,
evaluar y comprender su entorno por medio de sus facultades racionales con el fin de poder comunicar sus
conclusiones a otros.

Con Marte en Acuario, usas tu inteligencia y tu individualidad original e independiente para afirmar tu
presencia. No soportas que te den órdenes, y lo mejor para ti sería trabajar por cuenta propia, aunque
buscas el contacto con otros y tu ideal es llevar a cabo proyectos en el contexto de un grupo con metas
humanitarias. Prefieres trabajos creativos donde puedas demostrar tu originalidad. Tu iniciativa y voluntad
están influenciadas por la necesidad de expresarte con toda libertad, aunque a veces tu actitud rebelde y
revolucionaria puede impedir el logro de tus objetivos.
Tu actitud de desapego y de una objetividad casi científica tienden a interferir con la libre expresión de tus
sentimientos.

Tu Marte en Piscis

Piscis es un signo de agua y se comunica con su entorno principalmente por medio de sus sentimientos. El
elemento agua representa el mundo de las emociones insondables, desde pasiones compulsivas y temores
irracionales hasta sentimientos de compasión y amor universales. Destaca por su intuición y sabe que tiene
que protegerse de influencias ajenas para poder tener acceso a las dimensiones más profundas de su ser.

Con Marte en Piscis, vacilas a la hora de afirmar tu presencia debido a un alto grado de sensibilidad,
compasión, y vulnerabilidad emocional. Y si, finalmente, decides actuar, empleas la sutileza, la intuición y
la paciencia, esperando el momento adecuado para proceder de forma discreta, pero persistente. Huyes del
protagonismo, ya que no te gusta en absoluto convertirte en el centro de atención de los demás. Prefieres
pasar desapercibido y trabajar discretamente. Tal vez eres el buen espíritu cuya presencia mantiene
funcionando una empresa, pero que se nota solamente cuando está ausente.
Posees un sentido de verdadera comprensión y de sacrificio. Te dedicas a metas a largo plazo, con visión de
futuro. Como persona intuitiva, tienes un impulso interior por todo lo psicológico, espiritual y místico,
también por lo artístico.
En tus relaciones personales, eres sensible y, a veces, puedes perderte en las nubes. Te gusta dejarte seducir, y
puedes tener experiencias dolorosas por falta de discriminación.

Tu Marte en conjunción a tu Júpiter

Cuando se trata de lograr lo que te has propuesto, muestras una determinación sorprendente, y, rebosando
energía y entusiasmo, no retrocedes ante ningún obstáculo. Estás tan convencido de poder llevar a cabo tus
proyectos que ni siquiera consideras la posibilidad del fracaso. Esta confianza en ti mismo (que en
ocasiones puede rozar la arrogancia) te permite hacer valer tus planes, pues resultas tan convincente que
los demás se dejan llevar por tu entusiasmo, ya que tu temperamento dinámico y vital resulta contagioso.
El saber llevar un ritmo adecuado repercute óptimamente en tus acciones. Dispones de una certera
intuición para saber cuál es el momento oportuno para llevar a cabo o exigir algo. Por tanto, no es
frecuente que tengas que renunciar a la realización de tus deseos. Como sueles alcanzar las metas que te
has fijado, tiene mucha importancia el que te propongas objetivos claros y que no olvides la
responsabilidad que conlleva tu alto grado de capacidad.
Tu temperamento dinámico puede manifestarse en los más diversos campos, aunque sin duda prefieres una
posición profesional independiente, donde seas dueño de tu horario y no tengas que seguir órdenes.
Tendrás que aprender a dominar ciertos impulsos egoístas para poder aplicar óptimamente tus
capacidades. Y no te olvides que la moderación es una virtud deseable que ayuda a mantener un equilibrio
sano entre el entusiasmo psíquico y los recursos físicos.

Tu Marte en conjunción a tu Saturno

Dispones de un enorme potencial constructivo y productivo, y sabes canalizar tu energía de forma eficiente,
ya que tu deseo natural de actuar por impulso se equilibra por la comprensión de las consecuencias de tal
acto. Esa cualidad de restricción puede ayudarte muchísimo a lograr tus objetivos, ya que no desperdicias
tu valiosa energía en esfuerzos inútiles o poco productivos. Tu sentido de la economía y de la eficiencia es
una garantía de éxito en cualquier empresa que lleves a cabo, porque sabes aplicar tus talentos con un
enfoque claro hacia metas específicas.
Debido a que conoces los límites de tus fuerzas, tanto físicas como intelectuales, rara vez irás más allá de
ellas: eres prudente, pero sin miedo; cauteloso, pero simultáneamente activo; un trabajador duro, pero
capaz de lograr lo máximo con un mínimo de esfuerzo. En resumen, representas el ideal con respecto al
equilibrio entre acción y control.
No te muestras indiferente a los sentimientos de los demás, pero situaciones frustrantes, especialmente si
alguien interfiere con tus propósitos, pueden sacarte de quicio y volverte iracundo, incluso violento. No
toleras que se desafíen tus ideas o que alguien intente impedir tus planes, y eres capaz de lanzar fuertes
ataques contra tus adversarios.
Hay muchas profesiones que pueden beneficiarse de esa combinación planetaria, especialmente aquellas que
precisen de persistencia física.

Tu Marte en conjunción a tu Urano

Esa es una combinación explosiva, ya que la impulsiva energía marciana se fusiona con la imprevisible
energía uraniana.
Como resultado, necesitas sentirte libre para hacer lo que te dé la gana, sin restricciones ni límites. Juegas
según tus propias reglas, y difícilmente te someterás a las normas de los demás. Aunque ese tipo de
conducta es indudablemente problemático, tiene su lado positivo: allí donde te encuentres, no existirá el
aburrimiento. Siempre estás buscando algo excitante, y si no lo encuentras, lo crearás tú mismo.
Eres muy atrevido, y prácticamente no conoces la palabra «miedo», lo cual implica ciertos riesgos. Antes de
emprender una aventura o una actividad peligrosa, debes asegurarte haber comprendido las medidas de
seguridad necesarias; de lo contrario, los resultados podrían ser trágicos.
En lo referente a tu vida íntima, te resulta difícil entablar una relación equilibrada que respete los sentimientos
y las necesidades de la otra persona. Eres un amante posesivo que persigue, sobre todo, su propia
satisfacción. Si anhelas de verdad una relación madura y duradera, tienes que ir más allá de tu ego y
aprender a ponerte en el lugar de tu pareja para poder llevar una relación equilibrada.

Tu Marte en conjunción a tu Neptuno

Tienes un carácter romántico con aspiraciones elevadas, pero poco realistas, ya que existe un conflicto entre
tu impulso de actuar y tu disposición a aceptar la responsabilidad de los resultados obtenidos. Tu
entusiasmo no siempre resulta prudente ni bien canalizado. Quizá no evites deliberadamente las
consecuencias, pero a menudo te resulta difícil ver con claridad el peso de la culpa. Casi todo lo que hagas
por impulso implica el riesgo del desengaño. Antes de actuar tienes que juzgar de un modo realista si la
energía que vas a emplear merece la pena.
Tu carisma y magnetismo fascinan a la gente, y te resulta fácil ganarte su confianza mostrando características
complacientes y no amenazadoras.
En tus relaciones románticas deberías proceder con mucha cautela, porque tu imaginación tiende a nublar tu
buen juicio. Es fácil que te veas envuelto en una alianza que sería embarazosa si saliese a la luz. No
engañes a otros, o correrás el riesgo de que te engañen también a ti.
El teatro y el mundo del espectáculo podrían ser campos adecuados para tu imaginación activa y tu gran
potencial creativo.

Tu Marte en conjunción a tu Plutón

Tu voluntad se manifiesta con una fuerza implacable que llega al corazón de las cosas, penetrando la
superficie en búsqueda de lo escondido o secreto.
Estás acostumbrado a conseguir aquello que te propones, a veces por medio de una persistencia compulsiva
cuyo único objetivo es la satisfacción de tu voluntad. Esa actitud se refleja también en tus relaciones
personales y puede resultar en sentimientos posesivos y celosos. Habrá más de una persona que se sentirá
intimidada por tu manera de maniobrar y preferirá guardar cierta distancia.
Tus necesidades físicas son fuertes, y tienes que tener cuidado en no utilizar el sexo como arma «letal», ya
que a menudo justificas tus métodos como el único medio para lograr tus objetivos.

Tu Marte en conjunción a tu Quirón

Es probable que hayas sido herido en tu entorno infantil y posiblemente hayas crecido temiendo que la
destructividad vivida vuelva a surgir.
Dispones de una poderosa energía creativa que puede ser feroz, deliberada e implacable; aunque eres capaz de
lograr mucho, también puedes ser despiadado y hacer caso omiso de los sentimientos ajenos. Tienes una
comprensión instintiva de lo que es competir, sabes cómo derrotar a rivales y enemigos poniendo en
evidencia sus debilidades.
La mayoría de tus relaciones se tiñen de mimos, tal y como se haría con un niño pequeño; siendo habitual que
descargues sobre una persona determinada tu lado negativo, y que intimides a tu mujer o a tu amante con
actitudes de extrema impertinencia, con tu malhumor e incluso con tu crueldad.
Debes acostumbrarte a la idea de que no gustas a todo el mundo y en ocasiones te aparecerán enemigos, ya
que la gente puede proyectar en ti su propia agresividad inconsciente. Tu trabajo consiste en descubrir qué
es lo que quieres verdadera y profundamente, e ir tras ello.
Una de las principales lecciones que puedes aprender es a respetar tu propia capacidad para conseguir tus
metas fijadas, para emprender acciones positivas y para tomar decisiones adecuadas. Posees también la
habilidad de motivar a los demás, ayudándoles a clarificar lo que quieren, a formular su orientación en la
vida y a movilizar su energía hacia el éxito.
Un escape a toda esta tensión vas a poder encontrarlo a través de actividades deportivas competitivas o de
pruebas de aguante físico. Puede sentarte muy bien también dedicar tu energía a otra persona o a una
causa impersonal. De hecho, tus propios deseos personales se van a encontrar bloqueados y frustrados
hasta que halles una manera de vincularlos con las preocupaciones más profundas del resto de la
humanidad.

Tu Marte en conjunción a tu Ascendente

Marte cerca del Ascendente es indicio de un enorme caudal de energía que parece ser inagotable. Siempre
estás ocupado en algo, aunque a veces se trate de cosas innecesarias; lo importante para ti es estar activo.
Sabes cómo movilizar a la gente y canalizar tus recursos para lograr tus objetivos, pero tu manera de proceder
puede ser demasiado pesada y arrogante. Siempre estás pendiente de si los demás reconocen tu
superioridad, porque en realidad, en tu interior, no estás tan seguro de ti mismo. Detrás de tu imagen se
oculta un persistente complejo de inferioridad.
Ante los desafíos, tiendes a tomar riesgos innecesarios y peligrosos. Debes cultivar la autodisciplina y
aprender a dominar y encauzar tu potencial creativo de manera más prudente, porque si lo logras, hay
pocas personas que pueden tener éxito tan fácilmente como tú —y con energía de sobra—.

Tu Marte en conjunción a tu Medio cielo

Eres un hombre ambicioso que no duda en volcar toda su energía y entusiasmo en la persecución de sus
objetivos profesionales. Debes tener cuidado en no sobrevalorar tus logros externos. No cabe duda de que
el éxito profesional es importante, pero sería un error conceder a tu trabajo toda la atención y relegar tus
obligaciones familiares al último puesto de tu lista de prioridades.

Tu Marte en oposición a tu Júpiter

No te falta energía, aunque a veces te puede faltar el buen juicio y, por consiguiente, la moderación. Tiendes a
lanzarte a una empresa, especialmente aquellas que representan algún reto, sin razonar y pensar en las
consecuencias. Disfrutas de situaciones que te permitan demostrar tu espíritu competitivo y poner a prueba
tus fuerzas. Convencido de tu valor, no tienes miedo a nada y a nadie, y la verdad es que existen pocos
enemigos que te puedan vencer. El más temible enemigo está en tu interior: la imprudencia. Para evitar
desengaños y fracasos, es importante que tengas un plan adecuado y bien previsto antes de llevar a cabo
un proyecto.
Tus deseos físicos son tan fuertes como tus ambiciones, y, una vez excitado, no te quedas satisfecho hasta que
puedes expresar tu apetito sexual. Naturalmente, la falta de moderación en este ámbito suele traer una
serie de graves problemas, a menos que siempre tengas a tu lado una persona responsable que te modere
en tu marcha.

Tu Marte en oposición a tu Saturno

Dispones de energía en abundancia, pero te resulta difícil usarla adecuadamente. A veces la fuerza impulsiva
de Marte predomina y empiezas una acción con mucho ánimo o con irreflexión, y, a veces, la influencia de
Saturno predomina, y te sientes sin fuerzas y sin ánimos. El reto consiste en evitar esos extremos y llegar a
un equilibrio que te permita canalizar tu potencial positivamente por medio de algún tipo de entrenamiento
o disciplina.
Eres capaz de mucha austeridad y autodisciplina, pero tiendes a rehuir tus obligaciones, y esa falta de sentido
de responsabilidad te lleva a tener conflictos y confrontaciones con la realidad y, en concreto, con
personas que tengan una posición de autoridad. Debes aprender a no abandonar o ignorar tus
responsabilidades y a ir dejando de lado tu propia autoestima.

Tu Marte en oposición a tu Urano
El contacto tenso entre Marte y Urano indica un carácter rebelde e imprevisible, con una propensión hacia
situaciones excitantes y arriesgadas. Aunque dispones de abundante energía física y mental, no te resulta
fácil aplicarla de modo controlado y productivo, ya que aborreces las restricciones. Por consiguiente, tu
vida estará marcada por excentricidades y disputas obstinadas.
Si quieres evitar conflictos continuos, debes aprender a jugar según algunas reglas. Para poder relacionarte
con otras personas es necesario reconocer que ellas tienen tanto derecho a la libre expresión como tú y que
las libertades de cada uno terminan donde empiezan los derechos del otro. De lo contrario, la convivencia
pacífica sería imposible.

Tu Marte en oposición a tu Neptuno

Existe un conflicto entre tus deseos de afirmar tu presencia y tus intenciones, es decir, a veces quieres hacer
algo por otra persona, pero tu ayuda no es apreciada porque levanta sospechas acerca de tus motivaciones.
Tal vez no eres completamente honesto contigo mismo y, en consecuencia, con los demás. Tienes que
aclarar tus verdaderas intenciones apoyándote más en tu facultad de razonamiento que en tu imaginación.
Tus relaciones íntimas tienden a sufrir debido al mismo problema. Eres propenso a dejarte llevar por tus
fantasías, lejos de la realidad, y puedes fácilmente caer víctima de ilusiones y de las personas que las
crean. Aprende a ser más realista para evitar el dolor del despertar brusco en una situación indeseada y
desagradable.

Tu Marte en oposición a tu Plutón

Hay un conflicto entre tus deseos y tus temores ocultos de vulnerabilidad. Te opones a la confrontación
emocional y resistes cualquier cambio en estas áreas. Quieres dominar la situación, sin mucho tacto por tu
parte, y el miedo de sufrir abusos te puede llevar a encerrarte en ti mismo. Vives bajo un permanente
acoso emocional, luchando contra todo aquello que amenace con transformarte.
Tienes que aprender a evaluar los aspectos positivos y negativos de cualquier proposición antes de llegar a
una conclusión. Es probable que el compromiso sea más provechoso que la insistencia en tu propia
voluntad. Puedes estar seguro de encontrar muchos problemas en tus relaciones personales, si no aprendes
a respetar la voluntad y los sentimientos de los demás.

Tu Marte en oposición a tu Quirón

Es probable que hayas sido herido en tu entorno infantil y posiblemente hayas crecido temiendo que la
destructividad vivida vuelva a surgir.
Dispones de una poderosa energía creativa que puede ser feroz, deliberada e implacable; aunque eres capaz de
lograr mucho, también puedes ser despiadado y hacer caso omiso de los sentimientos ajenos. Tienes una
comprensión instintiva de lo que es competir, sabes cómo derrotar a rivales y enemigos poniendo en
evidencia sus debilidades.
La mayoría de tus relaciones se tiñen de mimos, tal y como se haría con un niño pequeño; siendo habitual que
descargues sobre una persona determinada tu lado negativo, y que intimides a tu mujer o a tu amante con
actitudes de extrema impertinencia, con tu malhumor e incluso con tu crueldad.
Debes acostumbrarte a la idea de que no gustas a todo el mundo y en ocasiones te aparecerán enemigos, ya
que la gente puede proyectar en ti su propia agresividad inconsciente. Tu trabajo consiste en descubrir qué
es lo que quieres verdadera y profundamente, e ir tras ello.
Una de las principales lecciones que puedes aprender es a respetar tu propia capacidad para conseguir tus
metas fijadas, para emprender acciones positivas y para tomar decisiones adecuadas. Posees también la
habilidad de motivar a los demás, ayudándoles a clarificar lo que quieren, a formular su orientación en la
vida y a movilizar su energía hacia el éxito.
Un escape a toda esta tensión vas a poder encontrarlo a través de actividades deportivas competitivas o de
pruebas de aguante físico. Puede sentarte muy bien también dedicar tu energía a otra persona o a una
causa impersonal. De hecho, tus propios deseos personales se van a encontrar bloqueados y frustrados
hasta que halles una manera de vincularlos con las preocupaciones más profundas del resto de la
humanidad.
Tu Marte en oposición a tu Ascendente

Marte en el Descendente, opuesto al Ascendente, indica que tiendes a manifestar cierta agresividad para
afirmar tu presencia. Una de las razones es que en realidad no tienes tanta confianza en ti mismo como
aparentas; por lo tanto, necesitas comprobar constantemente tu propio valor, ofendiendo a los demás en el
proceso.
Tus tácticas agresivas pueden perjudicar seriamente tus relaciones personales. Aunque a veces es inevitable
luchar por tus propios intereses, debes aprender a restringir tus impulsos a niveles tolerables para no
provocar el disgusto de todo el mundo.
Dispones de enormes reservas de energía creativa y eres capaz de grandes logros, pero debes comprender que
lo importante es lo que haces, no lo que dices que vas a hacer.

Tu Marte en oposición a tu Medio cielo

La posición de Marte en el Nadir, opuesto al Medio Cielo, indica que estás tan preocupado por tu seguridad y
comodidad que la casa y la familia se han convertido en tu principal foco de atención, incluso a expensas
de tu carrera. Por consiguiente, un negocio por cuenta propia sería lo mejor para ti, o un trabajo que te
permitiese desenvolverte fuera del ámbito de tu casa.

Tu Marte en cuadratura a tu Júpiter

Existe una falta de coordinación entre tus recursos físicos y tus aspiraciones intelectuales, en particular en
relación con decisiones que afectan a tu carrera. Si quieres evitar que se desperdicie tu gran potencial de
energía y si quieres emplear tus recursos de forma más constructiva, debes aprender a planear tus
proyectos con paciencia y determinación, tomando en cuenta todos los detalles. Tiendes a descuidar las
pequeñas cosas y no atenderlas con la diligencia debida.
No intentes hacer demasiadas cosas a la vez. Diversificar los intereses no es malo, si dedicas a cada uno el
tiempo necesario para conseguir resultados prácticos. De lo contrario, te convertirás en la típica persona
que sabe de todo un poco, pero de nada mucho.
Debes comprender que todo toma su debido tiempo, ya que tiendes a empezar un proyecto con todo el
entusiasmo del mundo para luego abandonarlo rápidamente, cuando se presentan las primeras dificultades
o si el éxito esperado parece tardar demasiado.
También tus relaciones personales se pueden ver afectadas por tu carácter impaciente y tu tendencia a dejarte
llevar por tus impulsos, sin tener en cuenta las consecuencias.

Tu Marte en cuadratura a tu Saturno

Existe un conflicto básico entre tu deseo de afirmar tu presencia y un sentimiento de inseguridad que inhibe
tus acciones. Dispones de energía en abundancia, pero te resulta difícil usarla adecuadamente. A veces la
fuerza impulsiva de Marte predomina y empiezas una acción con mucho ánimo o con irreflexión, y, a
veces, la influencia de Saturno predomina, y te sientes sin fuerzas y sin ánimos. El reto consiste en evitar
esos extremos y llegar a un equilibrio que te permita canalizar tus potenciales positivamente, por medio de
algún tipo de entrenamiento o disciplina.
Corres el riesgo de volverte un amargado, si guardas algún resentimiento por frustraciones o disgustos en
relación con experiencias de fracaso. Una vez que conozcas tus límites, eres capaz de conseguir mucho.
Tienes que superar tu tendencia a la indecisión y aprender a evaluar tus fuerzas correctamente.
Tu inseguridad e indecisión son también los peores enemigos en una relación personal satisfactoria. Sufres
intensamente cuando la respuesta de la otra persona no cumple con tus expectativas, y es posible que te
vuelvas incluso violento, sin realmente quererlo.

Tu Marte en cuadratura a tu Urano

El contacto tenso entre Marte y Urano indica un carácter desafiante e imprevisible con una propensión hacia
situaciones extremas y arriesgadas. Aunque dispones de abundante energía física y mental, no te resulta
fácil aplicarla de modo controlado y productivo, ya que aborreces las restricciones. Por consiguiente, tu
vida tiende a estar marcada por excentricidades y disputas obstinadas.
Si quieres evitar conflictos continuos, debes aprender a jugar según algunas reglas. Para poder relacionarse
con otras personas es necesario reconocer que ellas tienen tanto derecho a la libre expresión como tú y que
las libertades de cada uno terminan donde empiezan los derechos del otro. De lo contrario, la convivencia
pacífica sería imposible.
Aunque posees el fuerte deseo de explotar tus recursos físicos y psíquicos al máximo, el miedo a sufrir
pérdidas emocionales o materiales reduce este deseo a niveles más prudentes. De hecho, antes de lanzarte
a cualquier empresa te conviene tomar ciertas medidas de seguridad, ya que tiendes a exceder los límites
de tus capacidades. Y cuando tengas dudas acerca de una actividad física, modera tus deseos y date cuenta
de que no debes llevarla a cabo.

Tu Marte en cuadratura a tu Neptuno

A menudo eres víctima de falta de claridad, especialmente en relación con tus sentimientos y emociones. Es
probable que tu capacidad no esté al alcance de tus aspiraciones, lo cual puede provocar una aguda
sensación de fracaso, que quizá se deba más bien a un estado neurótico interior que a un obstáculo externo
y tangible. También puede ocurrir que otros abusan de tu bondad y caridad.
Necesitas encontrar los cauces adecuados y útiles para tu viva imaginación y aprender a dejar que la razón
controle esa facultad; de lo contrario, tus sentimientos frustrados causarán intensas ansiedades. Sabes muy
bien que vivimos en un mundo que es mucho menos que un mundo ideal, pero te cuesta bajar de las nubes
para enfrentarte con la realidad cotidiana.
Tus relaciones íntimas tienden a sufrir debido al mismo problema. Eres propenso a dejarte llevar por tus
fantasías lejos de la realidad, y puedes fácilmente caer víctima de ilusiones y de las personas que las crean.
Tu preocupación por el sexo y las sensaciones intensas tienden a perjudicar tu juicio. Aprende a ser más
realista para evitar el dolor del despertar brusco en una situación indeseada y desagradable.

Tu Marte en cuadratura a tu Plutón

A menudo, sufres de una indebida tensión emocional que puede dar lugar a una conducta agresiva e
imprudente. En esos momentos críticos, tu razón es relegada al fondo de tu mente, y lo único que te
importa es la satisfacción irrefrenable de tus deseos.
Se sobrentiende que también tus relaciones íntimas sufren de esa faceta de tu carácter. Debes aprender a
dominar tus impulsos comprendiendo que la satisfacción momentánea no merece la pena del disgusto
posterior. Entonces, verás que podrás conseguir lo que te hayas propuesto gracias a tu valentía y
persistencia, sin recurrir a medios extremos.

Tu Marte en cuadratura a tu Quirón

Es probable que hayas sido herido en tu entorno infantil y posiblemente hayas crecido temiendo que la
destructividad vivida vuelva a surgir.
Dispones de una poderosa energía creativa que puede ser feroz, deliberada e implacable; aunque eres capaz de
lograr mucho, también puedes ser despiadado y hacer caso omiso de los sentimientos ajenos. Tienes una
comprensión instintiva de lo que es competir, sabes cómo derrotar a rivales y enemigos poniendo en
evidencia sus debilidades.
La mayoría de tus relaciones se tiñen de mimos, tal y como se haría con un niño pequeño; siendo habitual que
descargues sobre una persona determinada tu lado negativo, y que intimides a tu mujer o a tu amante con
actitudes de extrema impertinencia, con tu malhumor e incluso con tu crueldad.
Debes acostumbrarte a la idea de que no gustas a todo el mundo y en ocasiones te aparecerán enemigos, ya
que la gente puede proyectar en ti su propia agresividad inconsciente. Tu trabajo consiste en descubrir qué
es lo que quieres verdadera y profundamente, e ir tras ello.
Una de las principales lecciones que puedes aprender es a respetar tu propia capacidad para conseguir tus
metas fijadas, para emprender acciones positivas y para tomar decisiones adecuadas. Posees también la
habilidad de motivar a los demás, ayudándoles a clarificar lo que quieren, a formular su orientación en la
vida y a movilizar su energía hacia el éxito.
Un escape a toda esta tensión vas a poder encontrarlo a través de actividades deportivas competitivas o de
pruebas de aguante físico. Puede sentarte muy bien también dedicar tu energía a otra persona o a una
causa impersonal. De hecho, tus propios deseos personales se van a encontrar bloqueados y frustrados
hasta que halles una manera de vincularlos con las preocupaciones más profundas del resto de la
humanidad.

Tu Marte en cuadratura a tu Ascendente

No conoces moderación alguna a la hora de afirmar tu presencia. Cuando crees que hay que actuar (porque se
trata de algo importante), lo haces sin pensar dos veces. Sin mucho rodeo, vas directamente al grano, y no
te importa si, en el acto, pisoteas algunas personas o las ofendes. De hecho, disfrutas observando cómo la
gente pierde los estribos debido a tu comportamiento.
Moderación y sincera reflexión son las palabras claves para contrarrestar con éxito esas tendencias tuyas que
pueden minar seriamente tus relaciones personales. Eso no quiere decir que debas cerrar los ojos ante lo
que esté mal o permanecer callado, pero hay muchas maneras de decir las cosas...

Tu Marte en cuadratura a tu Medio cielo

Hay un conflicto entre tus ambiciones profesionales y tus responsabilidades familiares. Tienes que aprender a
dedicar a cada obligación el tiempo correspondiente y no sobrevalorar uno de las dos.
Eres una persona competitiva, aunque a veces demasiado impulsiva en lo referente a la realización de las
metas que te hayas fijado.

Tu Marte en trígono a tu Júpiter

Posees abundante entusiasmo y optimismo, acompañado por un sexto sentido de hacer las cosas adecuadas en
el momento oportuno. Júpiter es el factor dirigente, mientras que Marte aporta la energía, y, por
consiguiente, esta combinación representa una afortunada mezcla de habilidad intelectual y fuerza física.
La experiencia te ha demostrado que no tienes que preocuparte demasiado para que algo te salga bien, lo cual
te ha llevado a desarrollar cierta pereza. Es decir, a veces te esfuerzas justo lo necesario para conseguir lo
que te habías propuesto, pero podrías llegar mucho más lejos, ya que tu creatividad e inspiración son
ingredientes para el éxito. Solamente tienes que superar tu tendencia a buscar la vía más fácil y cómoda.
Del mismo modo, buscas una persona para compartir tu vida que sea alegre y despreocupada como tú.
Aunque tus deseos físicos son fuertes, no te contentas con una relación meramente física. Eres una
persona idealista y quieres a tu lado alguien que comprenda y comparta tus inquietudes espirituales.

Tu Marte en trígono a tu Saturno

Sabes usar tus energías y talentos con eficiencia y sabiduría. Planeas tus actividades cautelosamente, y, sin
dejar nada al azar o la suerte, sueles conseguir lo que te has propuesto sin grandes dificultades. Parece que
la influencia de Marte se atempera y te hace más controlado, ordenado y adaptable, mientras que la de
Saturno te vuelve más enérgico y emprendedor.
Te preocupas poco por tu comodidad personal, y te dedicas a cualquier tarea con absoluta determinación; por
consiguiente, existen pocos trabajos que no seas capaz de llevar a cabo con éxito. Disfrutas de la disciplina
y de las obligaciones, y, en tu opinión, las limitaciones son en realidad retos y oportunidades, no
desventajas.
Sientes atracción por personas maduras que saben lo que quieren y demuestran su disposición a cumplir con
todas las responsabilidades de una vida en familia. Por tu parte, te inclinas a una relación íntima
tradicional, y esperas de tu pareja que tome vuestra relación tan en serio como tú.

Tu Marte en trígono a tu Urano

Actúas con originalidad y entusiasmo, y tu energía parece no tener límites. Las ocupaciones más indicadas
para ti son aquellas que te permitan moverte a tu aire y utilizar tus cualidades de liderazgo. Te gusta estar
con gente progresista, individualista e interesada en proyectos de futuro. Lo que debes aprender, sin
embargo, es la moderación y un poco de paciencia cuando los demás no puedan ir a tu paso.
De vez en cuando te conviene relajarte para aliviar la tensión nerviosa que tiendes a acumular. Probablemente
no te das cuenta de que estás abusando de tu salud, porque te enorgulleces de seguir adelante, sin
descansar apenas.
En tus relaciones íntimas eres impulsivo e impaciente. Tus necesidades sexuales son fuertes, pero el
matrimonio no tiene gran atractivo para ti, porque lo ves más bien como una reliquia del pasado, una
institución que restringe tu deseo de sentirte libre e independiente. Prefieres disfrutar de un amplio círculo
de amigos que puedan facilitarte una variedad de momentos placenteros, una actitud que conlleva ciertos
riesgos.

Tu Marte en trígono a tu Neptuno

Eres compasivo y caritativo, y posees una cordial sensibilidad para los problemas ajenos, ya sean individuales
o colectivos, y te sentirás motivado a participar en cuestiones de responsabilidad colectiva, sobre todo en
trabajos referentes al bienestar social, la medicina o las terapias físicas.
Tus habilidades para curar son extraordinarias, y, por tanto, mucha gente te contará sus problemas, tanto los
físicos como las psíquicos. Probablemente aparezcan situaciones en las que necesites descansar un poco o
liberarte de todo lo que hayas acumulado de los demás, y en este caso es aconsejable que practiques algún
tipo de meditación o similar que te ayude a liberar toda la negatividad acumulada; de otra forma puede que
descienda tu nivel de vitalidad.
Tus amigos y conocidos reconocerán en ti esa capacidad de apoyo, y con frecuencia buscarán tu mano
«auxiliadora» y tu corazón «que entiende», ya que de tu contacto saldrán menos tensos y más inspirados.
Esta empatía hacia los demás es una de las claves en tus relaciones con ellos; es como si poseyeses un
conocimiento intuitivo de cómo tienes que reaccionar o responder y de qué apoyo puedes ofrecer. Sin
embargo, una de tus dificultades principales consiste en cómo proceder con la agresividad de los demás
(has de estar atento a no ir a remolque de personalidades más fuertes que la tuya, las cuales quieren
realizar su voluntad a toda costa).
También tienes potencial para ser creativo, sobre todo en el diseño, el arte y la fotografía, porque tienes la
capacidad de utilizar tu energía en aquellas ideas que se te ocurran. Es aquí donde puede que resida la
clave de tu éxito, en dejar que vuele tu imaginación y actuar después según lo que ella te dicte.

Tu Marte en trígono a tu Plutón

Tus energías de acción y transformación trabajan bien juntas para lograr tus objetivos, lo cual puede ser
especialmente útil cuando se trata de encontrar soluciones para los graves problemas sociales y
ambientales de nuestra sociedad. Sabes satisfacer tus deseos y metas personales sin descuidar tus
responsabilidades colectivas.
Sientes ansiedad por descubrir la verdad, porque sabes que la verdad es más poderosa que la ficción. Te
fascina todo aquello que sea de tipo psicológico, es decir lo escondido, lo vulnerable y las áreas sensibles
de la mente. Sabes manejar material que sea delicado o tabú sin vacilar o tener miedo. Todo este interés en
los secretos de la psique humana te podría convertir en un experto en este campo y proporcionarte una
carrera exitosa en la psicología, la terapia de grupo y otras técnicas de rehabilitación.
Tu vida íntima es excitante, pero siempre dentro de ciertos límites, ya que tu propia dignidad es importante
para ti. No obstante, disfrutas de relaciones cálidas y afectuosas, y estás dispuesto a cualquier sacrificio
para mantener viva la llama del amor y llevar entusiasmo y alegría a la vida de tus seres queridos.

Tu Marte en trígono a tu Quirón

Dispones de una poderosa energía creativa que puede ser feroz, deliberada e implacable; aunque eres capaz de
lograr mucho, también puedes ser despiadado y hacer caso omiso de los sentimientos ajenos. Tienes una
comprensión instintiva de lo que es competir, sabes cómo derrotar a rivales y enemigos poniendo en
evidencia sus debilidades.
La mayoría de tus relaciones se tiñen de mimos, tal y como se haría con un niño pequeño; siendo habitual que
descargues sobre una persona determinada tu lado negativo, y que intimides a tu mujer o a tu amante con
actitudes de extrema impertinencia, con tu malhumor e incluso con tu crueldad.
Una de las principales lecciones que puedes aprender es a respetar tu propia capacidad para conseguir tus
metas fijadas, para emprender acciones positivas y para tomar decisiones adecuadas.
Posees también la habilidad de motivar a los demás, ayudándoles a clarificar lo que quieren, a formular su
orientación en la vida y a movilizar su energía hacia el éxito.
Pueden irte muy bien las actividades deportivas competitivas o las pruebas de aguante físico. Puede sentarte
muy bien también dedicar tu energía a otra persona o a una causa impersonal. De hecho, tus propios
deseos personales se van a encontrar bloqueados y frustrados hasta que halles una manera de vincularlos
con las preocupaciones más profundas del resto de la humanidad.

Tu Marte en trígono a tu Ascendente

Entras en escena de forma enérgica, pero controlada. Te sientes confiado, y tienes una actitud de «toma de
mando», expresándote con insistencia y determinación. Aunque aspiras a la armonía en tu trato con otros,
tus acciones hablan otro idioma. Si aprendes a reflexionar antes de hablar, evitarás decir lo erróneo en un
mal momento.
Necesitas más autodisciplina para beneficiarte plenamente de tu potencial creativo. Si aprendes a consolidar
tus esfuerzos hacia un solo objetivo, te será más fácil tener éxito. Posees mucho entusiasmo; no lo
desperdicies en empresas poco productivas o en un espectáculo inútil de superioridad.

Tu Marte en trígono a tu Medio cielo

Sabes compaginar tu ambición profesional con tu responsabilidad familiar. Tienes una personalidad que
ostenta fuerza y seguridad en sí misma. Tu capacidad ejecutiva y tus ambiciones son cualidades que
facilitarán llevar a cabo tareas administrativas, y tienes una buena mano para eliminar los problemas que
puedan causar tensiones entre tus empleados o compañeros de trabajo.

Tu Marte en sextil a tu Júpiter

Posees abundante entusiasmo y optimismo, acompañado por un sexto sentido de hacer las cosas adecuadas en
el momento oportuno. Júpiter es el factor dirigente, mientras que Marte aporta la energía, y, por
consiguiente, esta combinación representa una afortunada mezcla de habilidad intelectual y fuerza física.
La experiencia te ha demostrado que no tienes que preocuparte demasiado para que algo te salga bien, y a
veces te esfuerzas justo lo necesario para conseguir lo que te habías propuesto, pero podrías llegar mucho
más lejos, ya que tu creatividad e inspiración son ingredientes para conseguir el éxito.
Buscas una persona para compartir tu vida que sea alegre y despreocupada como tú. Aunque tus deseos físicos
son fuertes, no te contentas con una relación meramente física. Eres una persona idealista y quieres a tu
lado alguien que comprenda y comparta tus inquietudes espirituales.

Tu Marte en sextil a tu Saturno

Sabes usar tus energías y talentos con eficiencia y sabiduría. Planeas tus actividades cautelosamente, y, sin
dejar nada al azar o la suerte, sueles conseguir lo que te has propuesto sin grandes dificultades. Parece que
la influencia de Marte se atempera y te hace más controlado, ordenado y adaptable, mientras que la de
Saturno te vuelve más enérgico y emprendedor.
Te preocupas poco por tu comodidad personal, y te dedicas a cualquier tarea con absoluta determinación; por
consiguiente, existen pocos trabajos que no seas capaz de llevar a cabo con éxito. Disfrutas de la disciplina
y de las obligaciones, y, en tu opinión, las limitaciones son en realidad retos y oportunidades, no
desventajas.
Sientes atracción por personas maduras que saben lo que quieren y demuestran su disposición a cumplir con
todas las responsabilidades de una vida en familia. Por tu parte, te inclinas a una relación íntima
tradicional, y esperas de tu pareja que tome vuestra relación tan en serio como tú.

Tu Marte en sextil a tu Urano
Actúas con originalidad y entusiasmo, y tu energía parece no tener límites. Las ocupaciones más indicadas
para ti son aquellas que te permitan moverte a tu aire y utilizar tus cualidades de liderazgo. Te gusta estar
con gente progresista, individualista e interesada en proyectos de futuro. Lo que debes aprender, sin
embargo, es la moderación y un poco de paciencia cuando los demás no puedan ir a tu paso.
De vez en cuando te conviene relajarte para aliviar la tensión nerviosa que tiendes a acumular. Probablemente
no te das cuenta de que estás abusando de tu salud, porque te enorgulleces de seguir adelante, sin
descansar apenas.
En tus relaciones íntimas eres impulsivo e impaciente. Tus necesidades sexuales son fuertes, pero el
matrimonio no tiene gran atractivo para ti, porque lo ves más bien como una reliquia del pasado, una
institución que restringe tu deseo de sentirte libre e independiente. Prefieres disfrutar de un amplio círculo
de amigos que puedan facilitarte una variedad de momentos placenteros, una actitud que conlleva ciertos
riesgos.

Tu Marte en sextil a tu Neptuno

Eres compasivo y caritativo, y posees una cordial sensibilidad para los problemas ajenos, ya sean individuales
o colectivos, y te sentirás motivado a participar en cuestiones de responsabilidad colectiva, sobre todo en
trabajos referentes al bienestar social, la medicina o las terapias físicas.
Tus amigos y conocidos reconocerán en ti esa capacidad de apoyo, y con frecuencia buscarán tu mano
«auxiliadora» y tu corazón «que entiende», ya que de tu contacto saldrán menos tensos y más inspirados.
Esta empatía hacia los demás es una de las claves en tus relaciones con ellos; es como si poseyeses un
conocimiento intuitivo de cómo tienes que reaccionar o responder y de qué apoyo puedes ofrecer. Sin
embargo, una de tus dificultades principales consiste en cómo proceder con la agresividad de los demás
(has de estar atento a no ir a remolque de personalidades más fuertes que la tuya, las cuales quieren
realizar su voluntad a toda costa).
También tienes potencial para ser creativo, sobre todo en el diseño, el arte y la fotografía, porque tienes la
capacidad de utilizar tu energía en aquellas ideas que se te ocurran. Es aquí donde puede que resida la
clave de tu éxito, en dejar que vuele tu imaginación y actuar después según lo que ella te dicte.
Eres un romántico idealista que anhela una relación personal refinada y honesta. Estás dispuesto a tolerar las
deficiencias en el otro, porque aceptas que nadie es perfecto, y esperas que te dejen también suficiente
espacio para vivir tranquilamente. Lo más importante para ti es una comunicación franca y sincera,
preparada para el compromiso y el pensamiento positivo.

Tu Marte en sextil a tu Plutón

Tus energías de acción y transformación trabajan bien juntas para lograr tus objetivos, lo cual puede ser
especialmente útil cuando se trata de encontrar soluciones para los graves problemas sociales y
ambientales de nuestra sociedad. Sabes satisfacer tus deseos y metas personales sin descuidar tus
responsabilidades colectivas.
Sientes ansiedad por descubrir la verdad, porque sabes que la verdad es más poderosa que la ficción. Te
fascina todo aquello que sea de tipo psicológico, es decir lo escondido, lo vulnerable y las áreas sensibles
de la mente. Sabes manejar material que sea delicado o tabú sin vacilar o tener miedo. Todo este interés en
los secretos de la psique humana te podría convertir en un experto en este campo y proporcionarte una
carrera exitosa en la psicología, la terapia de grupo y otras técnicas de rehabilitación.
Tu vida íntima es excitante, pero siempre dentro de ciertos límites, ya que tu propia dignidad es importante
para ti. No obstante, disfrutas de relaciones cálidas y afectuosas, y estás dispuesto a cualquier sacrificio
para mantener viva la llama del amor y llevar entusiasmo y alegría a la vida de tus seres queridos.

Tu Marte en sextil a tu Quirón

Dispones de una poderosa energía creativa que puede ser feroz, deliberada e implacable; aunque eres capaz de
lograr mucho, también puedes ser despiadado y hacer caso omiso de los sentimientos ajenos. Tienes una
comprensión instintiva de lo que es competir, sabes cómo derrotar a rivales y enemigos poniendo en
evidencia sus debilidades.
La mayoría de tus relaciones se tiñen de mimos, tal y como se haría con un niño pequeño; siendo habitual que
descargues sobre una persona determinada tu lado negativo, y que intimides a tu mujer o a tu amante con
actitudes de extrema impertinencia, con tu malhumor e incluso con tu crueldad.
Una de las principales lecciones que puedes aprender es a respetar tu propia capacidad para conseguir tus
metas fijadas, para emprender acciones positivas y para tomar decisiones adecuadas.
Posees también la habilidad de motivar a los demás, ayudándoles a clarificar lo que quieren, a formular su
orientación en la vida y a movilizar su energía hacia el éxito.
Pueden irte muy bien las actividades deportivas competitivas o las pruebas de aguante físico. Puede sentarte
muy bien también dedicar tu energía a otra persona o a una causa impersonal. De hecho, tus propios
deseos personales se van a encontrar bloqueados y frustrados hasta que halles una manera de vincularlos
con las preocupaciones más profundas del resto de la humanidad.

Tu Marte en sextil a tu Ascendente

Entras en escena de forma enérgica, pero controlada. Te sientes confiado, y tienes una actitud de «toma de
mando», expresándote con insistencia y determinación. Aunque aspiras a la armonía en tu trato con otros,
tus acciones hablan otro idioma. Si aprendes a reflexionar antes de hablar, evitarás decir lo erróneo en un
mal momento.
Necesitas más autodisciplina para beneficiarte plenamente de tu potencial creativo. Si aprendes a consolidar
tus esfuerzos hacia un solo objetivo, te será más fácil tener éxito. Posees mucho entusiasmo; no lo
desperdicies en empresas poco productivas o en un espectáculo inútil de superioridad.

Tu Marte en sextil a tu Medio cielo

Sabes compaginar tu ambición profesional con tu responsabilidad familiar. Tienes una personalidad que
ostenta fuerza y seguridad en sí misma. Tu capacidad ejecutiva y tus ambiciones son cualidades que
facilitarán llevar a cabo tareas administrativas, y tienes una buena mano para eliminar los problemas que
puedan causar tensiones entre tus empleados o compañeros de trabajo.

Tu Marte en semisextil a tu Júpiter

Posees abundante entusiasmo y optimismo, acompañado por un sexto sentido de hacer las cosas adecuadas en
el momento oportuno. Júpiter es el factor dirigente, mientras que Marte aporta la energía, y, por
consiguiente, esta combinación representa una afortunada mezcla de habilidad intelectual y fuerza física.
La experiencia te ha demostrado que no tienes que preocuparte demasiado para que algo te salga bien, y a
veces te esfuerzas justo lo necesario para conseguir lo que te habías propuesto, pero podrías llegar mucho
más lejos, ya que tu creatividad e inspiración son ingredientes para conseguir el éxito.
Buscas una persona para compartir tu vida que sea alegre y despreocupada como tú. Aunque tus deseos físicos
son fuertes, no te contentas con una relación meramente física. Eres una persona idealista y quieres a tu
lado alguien que comprenda y comparta tus inquietudes espirituales.

Tu Marte en semisextil a tu Saturno

Sabes usar tus energías y talentos con eficiencia y sabiduría. Planeas tus actividades cautelosamente, y, sin
dejar nada al azar o la suerte, sueles conseguir lo que te has propuesto sin grandes dificultades. Parece que
la influencia de Marte se atempera y te hace más controlado, ordenado y adaptable, mientras que la de
Saturno te vuelve más enérgico y emprendedor.
Te preocupas poco por tu comodidad personal, y te dedicas a cualquier tarea con absoluta determinación; por
consiguiente, existen pocos trabajos que no seas capaz de llevar a cabo con éxito. Disfrutas de la disciplina
y de las obligaciones, y, en tu opinión, las limitaciones son en realidad retos y oportunidades, no
desventajas.
Sientes atracción por personas maduras que saben lo que quieren y demuestran su disposición a cumplir con
todas las responsabilidades de una vida en familia. Por tu parte, te inclinas a una relación íntima
tradicional, y esperas de tu pareja que tome vuestra relación tan en serio como tú.
Tu Marte en semisextil a tu Urano

Actúas con originalidad y entusiasmo, y tu energía parece no tener límites. Las ocupaciones más indicadas
para ti son aquellas que te permitan moverte a tu aire y utilizar tus cualidades de liderazgo. Te gusta estar
con gente progresista, individualista e interesada en proyectos de futuro. Lo que debes aprender, sin
embargo, es la moderación y un poco de paciencia cuando los demás no puedan ir a tu paso.
De vez en cuando te conviene relajarte para aliviar la tensión nerviosa que tiendes a acumular. Probablemente
no te das cuenta de que estás abusando de tu salud, porque te enorgulleces de seguir adelante, sin
descansar apenas.
En tus relaciones íntimas eres impulsivo e impaciente. Tus necesidades sexuales son fuertes, pero el
matrimonio no tiene gran atractivo para ti, porque lo ves más bien como una reliquia del pasado, una
institución que restringe tu deseo de sentirte libre e independiente. Prefieres disfrutar de un amplio círculo
de amigos que puedan facilitarte una variedad de momentos placenteros, una actitud que conlleva ciertos
riesgos.

Tu Marte en semisextil a tu Neptuno

Eres compasivo y caritativo, y posees una cordial sensibilidad para los problemas ajenos, ya sean individuales
o colectivos, y te sentirás motivado a participar en cuestiones de responsabilidad colectiva, sobre todo en
trabajos referentes al bienestar social, la medicina o las terapias físicas.
Tus amigos y conocidos reconocerán en ti esa capacidad de apoyo, y con frecuencia buscarán tu mano
«auxiliadora» y tu corazón «que entiende», ya que de tu contacto saldrán menos tensos y más inspirados.
Esta empatía hacia los demás es una de las claves en tus relaciones con ellos; es como si poseyeses un
conocimiento intuitivo de cómo tienes que reaccionar o responder y de qué apoyo puedes ofrecer. Sin
embargo, una de tus dificultades principales consiste en cómo proceder con la agresividad de los demás
(has de estar atento a no ir a remolque de personalidades más fuertes que la tuya, las cuales quieren
realizar su voluntad a toda costa).
También tienes potencial para ser creativo, sobre todo en el diseño, el arte y la fotografía, porque tienes la
capacidad de utilizar tu energía en aquellas ideas que se te ocurran. Es aquí donde puede que resida la
clave de tu éxito, en dejar que vuele tu imaginación y actuar después según lo que ella te dicte.
Eres un romántico idealista que anhela una relación personal refinada y honesta. Estás dispuesto a tolerar las
deficiencias en el otro, porque aceptas que nadie es perfecto, y esperas que te dejen también suficiente
espacio para vivir tranquilamente. Lo más importante para ti es una comunicación franca y sincera,
preparada para el compromiso y el pensamiento positivo.

Tu Marte en semisextil a tu Plutón

Tus energías de acción y transformación trabajan bien juntas para lograr tus objetivos, lo cual puede ser
especialmente útil cuando se trata de encontrar soluciones para los graves problemas sociales y
ambientales de nuestra sociedad. Sabes satisfacer tus deseos y metas personales sin descuidar tus
responsabilidades colectivas.
Sientes ansiedad por descubrir la verdad, porque sabes que la verdad es más poderosa que la ficción. Te
fascina todo aquello que sea de tipo psicológico, es decir lo escondido, lo vulnerable y las áreas sensibles
de la mente. Sabes manejar material que sea delicado o tabú sin vacilar o tener miedo. Todo este interés en
los secretos de la psique humana te podría convertir en un experto en este campo y proporcionarte una
carrera exitosa en la psicología, la terapia de grupo y otras técnicas de rehabilitación.
Tu vida íntima es excitante, pero siempre dentro de ciertos límites, ya que tu propia dignidad es importante
para ti. No obstante, disfrutas de relaciones cálidas y afectuosas, y estás dispuesto a cualquier sacrificio
para mantener viva la llama del amor y llevar entusiasmo y alegría a la vida de tus seres queridos.

Tu Marte en semisextil a tu Quirón

Dispones de una poderosa energía creativa que puede ser feroz, deliberada e implacable; aunque eres capaz de
lograr mucho, también puedes ser despiadado y hacer caso omiso de los sentimientos ajenos. Tienes una
comprensión instintiva de lo que es competir, sabes cómo derrotar a rivales y enemigos poniendo en
evidencia sus debilidades.
La mayoría de tus relaciones se tiñen de mimos, tal y como se haría con un niño pequeño; siendo habitual que
descargues sobre una persona determinada tu lado negativo, y que intimides a tu mujer o a tu amante con
actitudes de extrema impertinencia, con tu malhumor e incluso con tu crueldad.
Una de las principales lecciones que puedes aprender es a respetar tu propia capacidad para conseguir tus
metas fijadas, para emprender acciones positivas y para tomar decisiones adecuadas.
Posees también la habilidad de motivar a los demás, ayudándoles a clarificar lo que quieren, a formular su
orientación en la vida y a movilizar su energía hacia el éxito.
Pueden irte muy bien las actividades deportivas competitivas o las pruebas de aguante físico. Puede sentarte
muy bien también dedicar tu energía a otra persona o a una causa impersonal. De hecho, tus propios
deseos personales se van a encontrar bloqueados y frustrados hasta que halles una manera de vincularlos
con las preocupaciones más profundas del resto de la humanidad.

Tu Marte en semisextil a tu Ascendente

Entras en escena de forma enérgica, pero controlada. Te sientes confiado, y tienes una actitud de «toma de
mando», expresándote con insistencia y determinación. Aunque aspiras a la armonía en tu trato con otros,
tus acciones hablan otro idioma. Si aprendes a reflexionar antes de hablar, evitarás decir lo erróneo en un
mal momento.
Necesitas más autodisciplina para beneficiarte plenamente de tu potencial creativo. Si aprendes a consolidar
tus esfuerzos hacia un solo objetivo, te será más fácil tener éxito. Posees mucho entusiasmo; no lo
desperdicies en empresas poco productivas o en un espectáculo inútil de superioridad.

Tu Marte en semisextil a tu Medio cielo

Sabes compaginar tu ambición profesional con tu responsabilidad familiar. Tienes una personalidad que
ostenta fuerza y seguridad en sí misma. Tu capacidad ejecutiva y tus ambiciones son cualidades que
facilitarán llevar a cabo tareas administrativas, y tienes una buena mano para eliminar los problemas que
puedan causar tensiones entre tus empleados o compañeros de trabajo.

Tu Marte en quincuncio a tu Júpiter

No te falta energía, aunque a veces te puede faltar el buen juicio y, por consiguiente, la moderación. Tiendes a
lanzarte a una empresa, especialmente aquellas que representan algún reto, sin razonar y pensar en las
consecuencias. Disfrutas de situaciones que te permitan demostrar tu espíritu competitivo y poner a prueba
tus fuerzas. Convencido de tu valor, no tienes miedo a nada y a nadie, y la verdad es que existen pocos
enemigos que te puedan vencer. El más temible enemigo está en tu interior: la imprudencia. Para evitar
desengaños y fracasos, es importante que tengas un plan adecuado y bien previsto antes de llevar a cabo
un proyecto.
Tus deseos físicos son tan fuertes como tus ambiciones, y, una vez excitado, no te quedas satisfecho hasta que
puedes expresar tu apetito sexual. Naturalmente, la falta de moderación en este ámbito suele traer una
serie de graves problemas, a menos que siempre tengas a tu lado una persona responsable que te modere
en tu marcha.

Tu Marte en quincuncio a tu Saturno

Dispones de energía en abundancia, pero te resulta difícil usarla adecuadamente. A veces la fuerza impulsiva
de Marte predomina y empiezas una acción con mucho ánimo o con irreflexión, y, a veces, la influencia de
Saturno predomina, y te sientes sin fuerzas y sin ánimos. El reto consiste en evitar esos extremos y llegar a
un equilibrio que te permita canalizar tu potencial positivamente por medio de algún tipo de entrenamiento
o disciplina.
Eres capaz de mucha austeridad y autodisciplina, pero tiendes a rehuir tus obligaciones, y esa falta de sentido
de responsabilidad te lleva a tener conflictos y confrontaciones con la realidad y, en concreto, con
personas que tengan una posición de autoridad. Debes aprender a no abandonar o ignorar tus
responsabilidades y a ir dejando de lado tu propia autoestima.
Tu Marte en quincuncio a tu Urano

El contacto tenso entre Marte y Urano indica un carácter rebelde e imprevisible con una propensión hacia
situaciones excitantes y arriesgadas. Aunque dispones de abundante energía física y mental, no te resulta
fácil aplicarla de modo controlado y productivo, ya que aborreces las restricciones. Por consiguiente, tu
vida estará marcada por excentricidades y disputas obstinadas.
Si quieres evitar conflictos continuos, debes aprender a jugar según algunas reglas. Para poder relacionarte
con otras personas es necesario reconocer que ellas tienen tanto derecho a la libre expresión como tú y que
las libertades de cada uno terminan donde empiezan los derechos del otro. De lo contrario, la convivencia
pacífica sería imposible.

Tu Marte en quincuncio a tu Neptuno

Existe un conflicto entre tus deseos de afirmar tu presencia y tus intenciones, es decir, a veces quieres hacer
algo por otra persona, pero tu ayuda no es apreciada porque levanta sospechas acerca de tus motivaciones.
Tal vez no eres completamente honesto contigo mismo y, en consecuencia, con los demás. Tienes que
aclarar tus verdaderas intenciones apoyándote más en tu facultad de razonamiento que en tu imaginación.
Tus relaciones íntimas tienden a sufrir debido al mismo problema. Eres propenso a dejarte llevar por tus
fantasías, lejos de la realidad, y puedes fácilmente caer víctima de ilusiones y de las personas que las
crean. Aprende a ser más realista para evitar el dolor del despertar brusco en una situación indeseada y
desagradable.

Tu Marte en quincuncio a tu Plutón

Hay un conflicto entre tus deseos y tus temores ocultos de vulnerabilidad. Te opones a la confrontación
emocional y resistes cualquier cambio en estas áreas. Quieres dominar la situación, sin mucho tacto por tu
parte, y el miedo de sufrir abusos te puede llevar a encerrarte en ti mismo. Vives bajo un permanente
acoso emocional, luchando contra todo aquello que amenace con transformarte.
Tienes que aprender a evaluar los aspectos positivos y negativos de cualquier proposición antes de llegar a
una conclusión. Es probable que el compromiso sea más provechoso que la insistencia en tu propia
voluntad. Puedes estar seguro de encontrar muchos problemas en tus relaciones personales, si no aprendes
a respetar la voluntad y los sentimientos de los demás.

Tu Marte en quincuncio a tu Quirón

Es probable que hayas sido herido en tu entorno infantil y posiblemente hayas crecido temiendo que la
destructividad vivida vuelva a surgir.
Dispones de una poderosa energía creativa que puede ser feroz, deliberada e implacable; aunque eres capaz de
lograr mucho, también puedes ser despiadado y hacer caso omiso de los sentimientos ajenos. Tienes una
comprensión instintiva de lo que es competir, sabes cómo derrotar a rivales y enemigos poniendo en
evidencia sus debilidades.
La mayoría de tus relaciones se tiñen de mimos, tal y como se haría con un niño pequeño; siendo habitual que
descargues sobre una persona determinada tu lado negativo, y que intimides a tu mujer o a tu amante con
actitudes de extrema impertinencia, con tu malhumor e incluso con tu crueldad.
Debes acostumbrarte a la idea de que no gustas a todo el mundo y en ocasiones te aparecerán enemigos, ya
que la gente puede proyectar en ti su propia agresividad inconsciente. Tu trabajo consiste en descubrir qué
es lo que quieres verdadera y profundamente, e ir tras ello.
Una de las principales lecciones que puedes aprender es a respetar tu propia capacidad para conseguir tus
metas fijadas, para emprender acciones positivas y para tomar decisiones adecuadas. Posees también la
habilidad de motivar a los demás, ayudándoles a clarificar lo que quieren, a formular su orientación en la
vida y a movilizar su energía hacia el éxito.
Un escape a toda esta tensión vas a poder encontrarlo a través de actividades deportivas competitivas o de
pruebas de aguante físico. Puede sentarte muy bien también dedicar tu energía a otra persona o a una
causa impersonal. De hecho, tus propios deseos personales se van a encontrar bloqueados y frustrados
hasta que halles una manera de vincularlos con las preocupaciones más profundas del resto de la
humanidad.
Tu Marte en quincuncio a tu Ascendente

Tiendes a agotar tus energías intentando hacer más de lo que tu capacidad física te permite. No soportas que
alguien te diga que no te has esforzado al máximo para lograr tus propósitos. Si alguien duda de que
realmente eres capaz de hacer lo que has dicho, lo tomas como un desafío personal y procedes a mostrar
que sí puedes. A veces te arrepientes de tu impulsividad, porque tiendes a abarcar demasiado. Pero nunca
lo admitirás.
No sueles pensar mucho las cosas, lo cual es una de tus debilidades, y te muestras impaciente por lograr
resultados rápidos. Aprende a considerar si puedes tener éxito antes de aceptar un desafío. No olvides que
tú también tienes tus límites.

Tu Marte en quincuncio a tu Medio cielo

La posición de Marte en el nadir, opuesto al Medio Cielo, indica que estás tan preocupado por tu seguridad y
comodidad que la casa y la familia se han convertido en tu principal foco de atención, incluso a expensas
de tu carrera. Por consiguiente, un negocio por cuenta propia sería lo mejor para ti, o un trabajo que te
permitiese desenvolverte fuera del ámbito de tu casa.

Tu Marte en la Primera Casa

La casa donde Marte está emplazado indica aquella esfera de la vida que es crucial para mantener nuestra
energía física y salud. Por otro lado, la posición de Marte muestra también dónde es necesario que
enfrentemos la vida, que corramos riesgos, que nos atrevamos a afirmar nuestra presencia, libertad e
independencia.
La Primera Casa contiene el Ascendente y es, por lo tanto, el área más personal del mapa astral. La condición
de esta casa indica la naturaleza de nuestra personalidad, nuestro temperamento y el grado de confianza
que tenemos en nosotros mismos.

Marte en la casa más personal indica que sientes la fuerte necesidad de ser dueño de tu propio destino; es
decir, en vez de esperar a que algo suceda, tiendes a dar el primer paso. Eres espontáneo y estimulante,
siempre dispuesto a luchar contra los inconvenientes para satisfacer tus deseos. Posees el valor necesario
para respetar tus propias prioridades, en vez de aceptar el papel que algún otro quiera imponerte.
No obstante, la fuerte energía de Marte en este emplazamiento, aspectando además la Séptima Casa, la esfera
de las relaciones personales, no es de todo favorable. Te confiere un temperamento poco paciente y
tolerante, a veces incluso iracundo, con tendencias a actos o palabras precipitados e imprudentes. Tu
hábito de argumentar sobre cualquier asunto y tu carácter independiente y competitivo dificultan las
relaciones personales armóniosas, especialmente a nivel matrimonial o doméstico. Por consiguiente, en
vez de convertir tu propio cuerpo en un campo de batalla, o de descargar tu cólera sobre el primero que se
te acerque, obtendrás beneficios con la práctica de algún tipo de ejercicio físico o una terapia corporal que
te permita periódicamente una descarga catártica de la tensión acumulada.

Tu Marte en la Segunda Casa

La casa donde Marte está emplazado indica aquella esfera de la vida que es crucial para mantener nuestra
energía física y salud. Por otro lado, la posición de Marte muestra también dónde es necesario que
enfrentemos la vida, que corramos riesgos, que nos atrevamos a afirmar nuestra presencia, libertad e
independencia.
La Segunda Casa representa nuestro deseo de obtener y poseer valores —no sólo tangibles y económicos,
sino también mentales, emocionales y espirituales— que necesitamos para la seguridad de nuestra
existencia. También está relacionada con nuestras ataduras emocionales a las cosas o personas que nos
rodean.

Marte en esta casa indica que hay pocas cosas (o personas) en este mundo que vayan a impedir que consigas
lo que tú persigues. En otras palabras, cuando te hayas fijado en algún objeto que te guste, eres capaz de
desplegar toda tu fuerza para poseerlo. Marte en la Casa Segunda reclama una acción agresiva,
autoafirmativa y osada allí donde se trata de ir en pos del dinero y de las posesiones. Por supuesto, esta
cualidad de «salir a buscarlo» puede resultar contraproducente si tu comportamiento es demasiado
precipitado, impaciente y brusco. En términos generales, este emplazamiento describe una naturaleza con
deseos fuertes, acrecentada por la necesidad de disfrutar del mundo material y del dominio de los sentidos.
Por otro lado, sueles ser cauteloso a la hora de entablar una relación hasta que puedas conocer las
motivaciones de la otra persona, especialmente en casos que podrían resultar costosos a largo plazo. Pero
deberías ser igualmente prudente con tu forma de manejar tus recursos, ya que tiendes a hacer gastos sin
preocuparte demasiado. Necesitarás buenos ingresos para mantener tu tren de vida.

Tu Marte en la Tercera Casa

La casa donde Marte está emplazado indica aquella esfera de la vida que es crucial para mantener nuestra
energía física y salud. Por otro lado, la posición de Marte muestra también dónde es necesario que
enfrentemos la vida, que corramos riesgos, que nos atrevamos a afirmar nuestra presencia, libertad e
independencia.
La Tercera Casa representa el desarrollo de nuestra relación comunicativa con el entorno y nuestra forma de
ver y comprender las circunstancias externas. Es el dominio del pensamiento lógico, de la facultad del
habla y de la adquisición de datos e informaciones.

Con Marte en la Tercera Casa sabes hacerte valer sobre tu entorno por medio de tus palabras, opiniones,
conocimiento o puntos de vista, afirmando así tu presencia, tu poder y tu vitalidad.
Eres una persona de mente activa y respuestas rápidas. Un intelecto penetrante, un vocabulario fuerte o una
gran facilidad de palabras pueden constituirse en el arsenal de reserva que te proporcione las armas
necesarias para cualquier avance. Aunque tiendes a «atragantar» a otra persona con tus ideas, tus palabras
tienen también la capacidad de poner a otros en acción.
A causa de tu sistema nervioso, inquieto y sumamente tenso, deberías tener mucho control y precaución,
especialmente con cualquier forma de viaje, largo o corto. Podrías canalizar tu exceso de energía mediante
el deporte y el ejercicio.

Tu Marte en la Cuarta Casa

La casa donde Marte está emplazado indica aquella esfera de la vida que es crucial para mantener nuestra
energía física y salud. Por otro lado, la posición de Marte muestra también dónde es necesario que
enfrentemos la vida, que corramos riesgos, que nos atrevamos a afirmar nuestra presencia, libertad e
independencia.
El Immum Coeli (IC) o cuarta casa simboliza el lado oculto de la personalidad, a saber: nuestras raíces y
nuestros sentimientos menos visibles a primera vista.
La Cuarta Casa tiene que ver con el mundo del subconsciente, la base emocional, la tradición familiar y, en
concreto, la madre como símbolo de protección y nutrición.

Con Marte en la Cuarta Casa, es en tu propio hogar y en la esfera de la vida familiar donde más
probablemente muestres tu iniciativa y tu espíritu emprendedor, por no hablar de tus rasgos dominantes y
agresivos. Por consiguiente, puede haber ocasiones en que desplaces sobre quienes inocentemente te
esperan en casa, el enojo que sientes, aunque sin expresarlo, con otras personas.
La tarea consiste en hacerte consciente de estas tendencias, analizarlas y dirigirlas a fines constructivos. Al
principio, este emplazamiento puede manifestarse como intensa rabia, como una erupción volcánica que
se vuelca por todas partes, sorprendiendo tanto al que la produce como al que se encuentra próximo. Sin
embargo, una vez que sepas dominar esos impulsos, es probable que termines por ser más hábil y elegante
en la expresión de todo lo que sucede en tu interior, tanto en los aspectos malos como en los buenos.

Tu Marte en la Quinta Casa

La casa donde Marte está emplazado indica aquella esfera de la vida que es crucial para mantener nuestra
energía física y salud. Por otro lado, la posición de Marte muestra también dónde es necesario que
enfrentemos la vida, que corramos riesgos, que nos atrevamos a afirmar nuestra presencia, libertad e
independencia.
La Quinta Casa es la casa del Sol y simboliza, por lo tanto, nuestra aspiración de expresar las cualidades
únicas de nuestra personalidad en todo su resplandor y plenitud. Aquí se manifiesta nuestro placer de
experimentar y nuestra fuerza creativa. También muestra la relación que tenemos con los niños, así como
el niño que se esconde en nosotros mismos.

Con Marte en la Quinta Casa no basta simplemente con hacer algo; hay que hacerlo con todo el corazón y de
manera espectacular. En el aspecto positivo, existen en ti una vitalidad y un entusiasmo naturales que
imprimen el sello de tu individualidad a todo lo que emprendes.
Sientes una atracción por los deportes de competición que te empuja a actuaciones en las que está en juego
cierto grado de riesgo, osadía o esfuerzo físico agotador. Y con el mismo espíritu entusiasta e impulsivo
practicas el juego del amor y del romance.
Los niños recibirán parte de esa proyección marciana. El entusiasmo inicial por fundar una familia será,
probablemente, bastante fuerte, pero la esclavitud y los sacrificios de todos los días que ello implica
pueden ser mucho menos atrayentes. ¿Cómo voy a poder pintar, jugar al tenis, ir a una fiesta y, además,
tener tiempo para criar niños? No sería sorprendente que tus hijos presenten fuertes rasgos de
independencia. Son niños que tendrán que aprender con gran rapidez a valerse solos y a cultivar una
voluntad fuerte, que les permita combatir y competir con las exigencias del Marte que su padre tiene en la
Quinta Casa.

Tu Marte en la Sexta Casa

La casa donde Marte está emplazado indica aquella esfera de la vida que es crucial para mantener nuestra
energía física y salud. Por otro lado, la posición de Marte muestra también dónde es necesario que
enfrentemos la vida, que corramos riesgos, que nos atrevamos a afirmar nuestra presencia, libertad e
independencia.
La Sexta Casa corresponde a nuestra facultad y forma de utilizar nuestros recursos y cualidades según las
necesidades que se presenten en la vida. Aquí vemos nuestra actitud hacia el trabajo y el modo de cómo
organizamos nuestra existencia.

Con Marte en la Sexta Casa, afrontas cualquier trabajo como un torbellino, con tanta rapidez como te sea
posible. Eres duro con tu cuerpo y, aparte de agotarte en tu continuo andar corriendo de una cosa a otra,
corres el peligro de atraer sobre ti accidentes. También es probable que padezcas regularmente de dolores
de cabeza o que, en términos más generales, vuelvas tus agresiones interiores sobre tu propio cuerpo.
Por otro lado, cuidas orgullosamente hasta el último detalle de tu trabajo y, preocupado por alcanzar tu
independencia y autosuficiencia en el manejo de los asuntos cotidianos, recibes jubilosamente la
oportunidad de aprender habilidades nuevas, y obtienes gran satisfacción al dominar las tareas que te
hayan resultado más difíciles.
Debido a tu fuerte convicción de cómo han de hacerse las cosas, es probable que tengas dificultades con tus
colaboradores y te muestres impaciente con ellos, aunque en las situaciones adecuadas un esfuerzo
conjunto puede resultarte estimulante. Sin embargo, también eres capaz de librar batallas por los derechos
de los trabajadores o de defender a un colega a quien consideres tratado injustamente.

Tu Marte en la Séptima Casa

La casa donde Marte está emplazado indica aquella esfera de la vida que es crucial para mantener nuestra
energía física y salud. Por otro lado, la posición de Marte muestra también dónde es necesario que
enfrentemos la vida, que corramos riesgos, que nos atrevamos a afirmar nuestra presencia, libertad e
independencia.
El Descendente es el punto diametralmente opuesto al Ascendente, y describe nuestra facultad de recibir y
absorber aquello que se nos va acercando. Simboliza nuestro encuentro con el tú, la forma de establecer
contactos, y las personas que cobran significado en el transcurso de nuestra vida. Esta casa revela el tipo
de persona que se siente atraída hacia nosotros e indica las expectativas que aportamos a nuestras
relaciones.

Marte en esta casa da origen a una intensa urgencia de definir tu identidad y de alcanzar un sentimiento de
poder mediante las relaciones con otras personas. Por consiguiente, hay muchos ejemplos de este
emplazamiento en las cartas de personas jóvenes que se precipitan desatinadamente en el matrimonio,
inspiradas por el primer brote de pasión sexual, o motivadas parcialmente por el deseo de escapar de las
restricciones impuestas por un medio familiar difícil u opresivo. Creen que por obra del matrimonio
podrán encontrarse a sí mismas por propio derecho, pero lo que con más frecuencia descubren es que han
reemplazado una forma de tiranía por otra.
Pero eso no quiere decir que Marte en la casa de la convivencia lleva exclusivamente a relaciones colmadas
de disensiones y contiendas. Si eres consciente de los peligros que supone la energía marciana en la esfera
de las relaciones, puedes intentar canalizarla de la forma más constructiva posible. El dinamismo de Marte
puede servir para hacer la relación vivaz y estimulante, en donde tú y tu pareja os «sacáis chispas» en
forma positiva el uno al otro, sin por eso dejar de permitiros recíprocamente el mantenimiento de vuestra
libertad personal. No es tarea fácil, ya que siempre existe el peligro de que vuelques tu agresión sobre los
seres más queridos y más próximos, o de que provoques, de una manera no demasiado sutil, el enfado de
otras personas, con lo que tendrás una excusa justificable para dar cauce al tuyo propio. Igualmente, es
probable que seas el primero en levantarte en defensa de alguien, si crees que a la otra persona se la está
acusando injustamente.
Marte representa una fuerza que más bien tiende a dividir en vez de unir, pero toda energía tiene su aplicación
positiva y negativa, y depende de ti, cómo vayas a emplear esa energía en tu vida.

Tu Marte en la Octava Casa

La casa donde Marte está emplazado indica aquella esfera de la vida que es crucial para mantener nuestra
energía física y salud. Por otro lado, la posición de Marte muestra también dónde es necesario que
enfrentemos la vida, que corramos riesgos, que nos atrevamos a afirmar nuestra presencia, libertad e
independencia.
La Octava Casa induce al curioso Mercurio a aprender sumergiéndose en todo lo que hay oculto y menos
claro en la vida: a descubrir secretos y a indagar en misterios para desentrañar su fondo. Es la mentalidad
detectivesca, dotada de ojos capaces de ver en la oscuridad.

Con Marte en su casa natural, eres una persona apasionada que, con frecuencia, descubre las emociones más
oscuras de la existencia y tiene que enfrentarse con ellas. Como las apariencias no te contentan, tiendes a
reducirlo todo a lo esencial, a la realidad básica y con una gran necesidad de expresión sexual, tratando de
esta manera de afirmar y definir tu identidad y tu poder. Este irresistible impulso por la integridad y tu
desprecio por lo superficial pueden ofender a personas más delicadas.
Tus instintos sexuales son fuertes e inmediatos, necesitas canalizar tu fuerte energía vital hacia la fusión
intensa con el prójimo, utilizando la seducción y la sexualidad como único camino para lograrlo. Con
Marte débil aquí o mal aspectado, pueden producirse también enfermedades venéreas, o inflamaciones o
irritación en los órganos sexuales.
Por otro lado, te interesan los temas relacionados con la muerte y el más allá, la regeneración y purificación
del ser humano a través de las diversas ramas del yoga o de la psicología, las nuevas terapias alternativas
que despiertan y activan el potencial espiritual que cada persona lleva dentro, la sexualidad y sus
diferentes formas de disfrutarla o transformarla espiritualmente, lo esotérico y lo oculto, temas que para
mucha gente son tabú, pero que en ti provocan una fuerte curiosidad e interés, y la necesidad incluso de
recurrir a mediums, videntes o personas iniciadas en dichos campos para así adentrarte y profundizar al
máximo en ellos.

Tu Marte en la Novena Casa

La casa donde Marte está emplazado indica aquella esfera de la vida que es crucial para mantener nuestra
energía física y salud. Por otro lado, la posición de Marte muestra también dónde es necesario que
enfrentemos la vida, que corramos riesgos, que nos atrevamos a afirmar nuestra presencia, libertad e
independencia.
En la Novena Casa se trata de relacionar el conocimiento adquirido con las experiencias personales para
lograr una visión integral del mundo y una orientación en la vida. Está relacionada con los viajes —tantos
los internos como los externos—, la filosofía, la religión y el derecho.
Tu Marte se encuentra en la Casa Nueve, la esfera de la vida relacionada con la filosofía, la religión y los
viajes. Así pues, puede que termines viajando por el mundo –tanto el exterior como el interior–.
Probablemente sientas la llamada de un impulso interior que te hace buscar, sin cesar, el núcleo de la
verdad de todo. Es como ir a la caza de lo divino. La filosofía, lo espiritual y otros temas esenciales y
perdurables te llaman mucho la atención, ya que detestas la superficialidad de las cosas y quieres descubrir
el verdadero significado de éstas.
Las carreras que te ofrecen oportunidades de enseñanza o prédica –escritor, maestro o sacerdote– puede que te
resulten muy atractivas de realizar. No obstante, debes tener cuidado de no propagar tus convicciones de
una manera demasiado militante, es decir, sin dejar espacio a las opiniones que difieran de las tuyas.
Practicar la tolerancia y el compromiso son buenos ejercicios para ti.

Tu Marte en la Décima Casa

La casa donde Marte está emplazado indica aquella esfera de la vida que es crucial para mantener nuestra
energía física y salud. Por otro lado, la posición de Marte muestra también dónde es necesario que
enfrentemos la vida, que corramos riesgos, que nos atrevamos a afirmar nuestra presencia, libertad e
independencia.
El Medium Coeli o Medio cielo (MC) es el cenit, el punto más alto, del horóscopo y simboliza, entre otras
cosas, nuestra posición social, la cual corresponde en la sociedad actual al éxito profesional. Además de la
reputación, la ambición de hacer carrera, la responsabilidad hacia la sociedad y las metas políticas

La Décima Casa es uno de los mejores emplazamientos para Marte. Te confiere ambición y determinación, y
te hace extremamente eficiente en tu profesión, prometiendo éxito y honor en cualquier empresa. Eres una
de estas personas que sienten la necesidad de que las consideren poderosas, fuertes y enérgicas, y es
probable que busques una carrera que ponga en primer plano estas cualidades. Quieres que se te recuerde
por haber hecho algo digno de atención: algo honorable si es posible, pero si no hay otra manera...
entonces, es probable que pienses que el fin justifica los medios, y dirás todo lo que sea necesario sin
preocuparte demasiado por la verdad. Por la misma razón, tiendes a aprovecharte de otros.
Recuerda que los logros obtenidos de esa manera suelen tener una vida corta. Cultiva la paciencia y la
integridad. Así pues, llegarás mucho más lejos y tus logros serán auténticos y duraderos.

Tu Marte en la Undécima Casa

La casa donde Marte está emplazado indica aquella esfera de la vida que es crucial para mantener nuestra
energía física y salud. Por otro lado, la posición de Marte muestra también dónde es necesario que
enfrentemos la vida, que corramos riesgos, que nos atrevamos a afirmar nuestra presencia, libertad e
independencia.
La Undécima Casa refleja nuestro deseo de alcanzar una determinada identidad o posición por medio de la
identificación con un grupo. Representa nuestro círculo de amigos, experiencias colectivas, ideas
humanitarias y visiones futuras destinadas al progreso de la sociedad en que vivimos.

Para Marte, esencia de la iniciativa personal, es incómodo el emplazamiento en la Undécima Casa, la esfera
de los amigos, grupos y organizaciones. Aunque es posible que puedas ensalzar hasta quedarte sin aliento
la retórica de la cooperación y del trabajo en equipo, es más probable que te resulte difícil adaptarte al
grupo y compartir con otros las ideas y opiniones que tú sientes con tanta intensidad. Con frecuencia,
experimentas un dilema que, en realidad, es inherente en todos nosotros.
Por naturaleza, somos seres sociales, y sin embargo todos sentimos fuertemente la necesidad de hacer valer
nuestra identidad en cuanto individuos autónomos. Formamos grupos que tienen como base intereses,
ideales y objetivos comunes, pero es precisamente en esos grupos donde hay una íntima identificación
entre los miembros, donde se plantean las más ásperas disputas. Tan pronto como nos identificamos
demasiado, nuestra autonomía se ve amenazada y, naturalmente, se hace sentir la urgente necesidad de
separarse, escindirse y diferenciarse.
Finalmente, sin embargo, el truco para Marte, cuando está en esta casa, es unirse con los otros en pos de un
fin común, sin por eso perder su individualidad. Entonces, puedes utilizar tu energía para movilizar la
acción al grupo, ya que te inclinas a abrazar una causa que, en tu sentir, mejorará de alguna manera la
sociedad o servirá para luchar por los oprimidos. Sin embargo, has de tener cuidado de que ese espíritu de
cruzado no te lleve a una beligerancia tal que causes más mal que bien.

Tu Marte en la Duodécima Casa

La casa donde Marte está emplazado indica aquella esfera de la vida que es crucial para mantener nuestra
energía física y salud. Por otro lado, la posición de Marte muestra también dónde es necesario que
enfrentemos la vida, que corramos riesgos, que nos atrevamos a afirmar nuestra presencia, libertad e
independencia.
La Duodécima Casa es la más compleja, porque corresponde a esferas de la vida que se consideran tabúes y
no suelen ser temas de nuestras conversaciones. Aquí se disuelven el ego y el sentido de la individualidad
en favor de un sentimiento de comunión espiritual. Representa la soledad, el sacrificio, la empatía y la
inspiración mística.

El emplazamiento de tu Marte en la Casa Doce sugiere que la entrega y el sacrificio personal te proporcionan
un alto grado de motivación. El objetivo aquí deseado es la disolución y la trascendencia de los límites y
fronteras de la vida. Comprendes los problemas de los demás como si fueran los tuyos, y te sientes
inspirado a realizar todo lo posible para ayudarles y buscar soluciones. Por consiguiente, la psicología en
todas sus acepciones es un impulso motivador en tu vida.
Por otro lado, aquí la agresión natural de Marte puede disfrazarse de vaga y pasiva insatisfacción con la vida,
es decir, nada te viene bien, pero tampoco puedes decir exactamente qué es lo que está mal. Para lograr
una mayor comprensión de tus propias motivaciones y deseos te conviene investigar e interpretar
activamente el significado de tus sueños.

Júpiter - el guía hacia un conocimiento superior

Júpiter necesita para completar su órbita alrededor del Sol casi 12 años y es el más grande de los planetas
conocidos.Comparado con este gigante, cuyo diámetro mide casi 143.000 kilómetros, nuestra Tierra es un
globo diminuto.

Su tamaño y resplandor se reflejan en la mitilogía, donde Júpiter es el rey de los cielos, el padre de los dioses
y de los hombres. Por lo general, Júpiter (Zeus para los griegos) es benéfico, pero también tiene cierta
tendencia al orgullo, y es notorio por sus numerosas aventuras amorosas, para pesar de su esposa Hera.

En la astrología, Júpiter representa la expansión en todos los planos, especialmente por medio de la búsqueda
del conocimiento superior, la filosofía, la religión y la ética. Su posición en la carta astral muestra cómo
podemos expandir nuestro horizonte de la mejor manera. Júpiter promete fortuna y crecimiento, aunque
hay que vigilar la inclinación hacia los excesos, el dogma y la arrogancia. Se aviene con el signo Sagitario
y, junto a Neptuno, con Piscis.

Tu Júpiter en Aries

Aries, gobernado por Marte, abre el Zodiaco. Aquí encontramos los impulsos primordiales de la vida, la
fuerza impetuosa ansiosa por salir a la luz. Aries representa el comienzo de un desarrollo, y no se
preocupa por lo pasado, a veces ni siquiera por lo presente. Contempla el futuro, y lo único que quiere es
abrirse camino hacia delante.

Con Júpiter en Aries, buscas el crecimiento interior y exterior a través de empresas y actividades expansivas,
incluso atrevidas. Tiendes a ser la persona que toma la iniciativa, pero tienes tanto coraje y tan poco miedo
de nada que, con frecuencia, actúas de manera imprudente. Estás convencido de que las cosas te saldrán
bien, porque la experiencia te ha demostrado que puedes confiar en tu intuición –pero no tientes a la
suerte–.
Por otro lado, puede sorprender que para ti el éxito no tenga mucha importancia. No te importaría llevar una
vida solitaria, de luchador solitario. Confías en ti mismo, y eres firme en perseguir tus objetivos. A veces
das la impresión de ser algo brusco, pero siempre franco y directo.
Tu Júpiter en Tauro

Tauro, relacionado como signo con el elemento tierra, destaca por su determinación y sus acciones destinadas
a metas concretas. Los signos de tierra confían en lo que pueden apreciar con sus sentidos físicos y aspiran
a resultados prácticos. Son cautelosos, disciplinados y fiables, y saben cómo funciona el mundo material.

Con Júpiter en Tauro, buscas el crecimiento interior a través de una profunda apreciación del mundo físico, y
tu confianza y fe en la vida aumentan cuando puedes comunicarte con la naturaleza y experimentar el
placer de una vida simple en el campo, lejos de las estructuras artificiales de una civilización tecnológica.
El hecho de que tu propia sensualidad esté bien desarrollada te hace comprensivo y tolerante con respecto
a las debilidades de la naturaleza humana, especialmente en relación con su necesidad básica de obtener
placer.
Tienes un «pulgar verde» en muchos campos; es decir, te resulta fácil cultivar y hacer crecer casi cualquier
cosa o tema, y debes tener cuidado de no caer en la trampa de desarrollar una visión demasiado
materialista, dando una excesiva importancia a las posesiones y el lujo. No obstante, Júpiter en este signo
de tierra suele mostrar sus cualidades más nobles y generosas.

Tu Júpiter en Géminis

El signo Géminis está gobernado por el planeta Mercurio y pertenece al elemento aire. Los signos de aire
viven en el mundo abstracto de las ideas y de los pensamientos, los cuales son para ellos tan reales como
cualquier objeto físico. Sienten la necesidad de desprenderse de la experiencia directa y contemplar,
evaluar y comprender su entorno por medio de sus facultades racionales para luego comunicar sus
conclusiones a otros.

Con Júpiter en Géminis, buscas el crecimiento, tanto interno como externo, por medio de la comunicación,
del desarrollo de tus habilidades y del aprendizaje de un vasto abanico de temas. Sin embargo, quieres ir
más allá de la mera acumulación de datos o del conocimiento racional y lógico para conectar con un orden
más amplio y universal. Eres una especie de conexión o canal vivo, ya que comprendes intuitivamente la
importancia vital de una buena comunicación entre las personas y quieres beneficiar a los demás
proporcionando un conocimiento superior, probablemente con un talante espiritual o filosófico. Siempre
curioso, te encanta investigar, escribir, buscar respuestas y seguir pistas, y hablar, hablar y hablar.

Tu Júpiter en Cáncer

Cáncer es un signo de agua y se comunica con su entorno principalmente por medio de sus sentimientos. El
elemento agua representa el mundo de las emociones insondables, desde pasiones compulsivas y temores
irracionales hasta sentimientos de compasión y amor universales. Destaca por su intuición y sabe que tiene
que protegerse de influencias ajenas para poder tener acceso a las dimensiones más profundas de su
psique.

Con Júpiter en Cáncer, buscas el crecimiento, tanto interno como externo, por medio del desarrollo de los
valores de la familia y del apoyo emocional. Una actitud excesivamente reservada, temerosa y protectora
puede impedir la plena confianza en un poder superior. Para sentir confianza en ti mismo, necesitas
mostrar a los demás que eres sensible a sus sentimientos. Comprendes de una forma natural la necesidad
humana de buscar seguridad y bienestar, tanto a nivel físico como a nivel psíquico, y te esfuerzas por
prestar ayuda al respecto. Confías más en tu intuición e instinto que en la razón o la deliberación. Muy
leal, pareces un luchador cuando se trata de defender tus intereses y los de tus seres queridos. De todos
modos, en tiempos de necesidad los demás pueden contar contigo.

Tu Júpiter en Leo

Leo es un elemento de fuego y destaca, por lo tanto, por su asombroso potencial de energía, su inmenso afán
de acción y renovación, y su espíritu entusiasta y honesto. El elemento de fuego es radiante, ardiente y
expresivo, dedicándose principalmente al descubrimiento y cumplimiento de posibilidades futuras, y nos
otorga la energía que necesitamos para llevar a cabo nuestros deberes diarios.
Con Júpiter en Leo, buscas el crecimiento interior y exterior por medio de la actividad creativa, expresando tu
vitalidad exuberante y animando a otros. Te encantaría elegir una profesión que fuese expresiva y creativa.
Siempre dramático, eres el actor y vendedor nato –de naturaleza cálida, gregaria y ruidosa–. Un tanto
orgulloso, sientes la necesidad de expresar tus sentimientos y emociones abiertamente, con la esperanza de
que tengan un efecto en los demás. Te sientes destinado a ocupar posiciones de liderazgo, convencido de
tu valor interior, pero debes evitar desarrollar una fe excesiva en la importancia de tu propio papel.

Tu Júpiter en Virgo

Virgo, relacionado como signo con el elemento tierra, destaca por su prudencia y sus acciones destinadas a
metas prácticas. Los signos de tierra confían en lo que pueden apreciar con sus sentidos físicos y aspiran a
resultados concretos y útiles. Son determinados, disciplinados y fiables, y saben cómo funciona el mundo
material.

Con Júpiter en Virgo, buscas el crecimiento interior y exterior ayudando a los demás espontáneamente,
cumpliendo con tus obligaciones y mejorándote a ti mismo mediante la disciplina y el trabajo. Tu carrera
ideal sería una en la que pudieras desarrollar tu actitud más servicial, ya que te encanta ocuparte de
aquellos que te necesitan. Eres una persona siempre dispuesta a responder ante cualquier emergencia, ya
que eres muy responsable y concienzudo, pero una preocupación exagerada por los detalles puede impedir
que veas las cosas en un cuadro más amplio y universal.

Tu Júpiter en Libra

El signo Libra está gobernado por el planeta Venus y pertenece al elemento aire. Los signos de aire viven en
el mundo abstracto de las ideas y de los pensamientos, los cuales son para ellos tan reales como cualquier
objeto físico. Sienten la necesidad de desprenderse de la experiencia directa y contemplar, evaluar y
comprender su entorno por medio de sus facultades racionales para luego comunicar sus conclusiones a
otros.

Con Júpiter en Libra, buscas el crecimiento interior y exterior mejorándote a ti mismo por medio de una
actitud equilibrada y objetiva. Quieres ser justo y diplomático en tu trato personal, convencido de que así
lograrás fe y confianza en la vida y en ti mismo. Disfrutarías en un trabajo en que tuvieses la función de
alcahuete, negociante, o mediador, ya que sabes cómo ser todo para todo el mundo --ser algo así como su
reflejo. No te interesa necesariamente lo que se encuentra en las profundidades, sino más bien te contentas
con aquello que está en la superficie. Con esto te basta. Abierto y nada egoísta, sabes tratar a todo el
mundo de una manera imparcial y cortés. No obstante, tu tendencia a sopesar una y otra vez todos los
lados de una cuestión puede minar el desarrollo de acciones expansivas y pensamientos decididos.

Tu Júpiter en Escorpio

Escorpio, un signo de agua regido por los planetas Marte y Plutón, aunque un signo fijo, dispone de una
sorprendente abundancia de energía que puede manifestarse súbitamente. Como signo de agua, se
comunica con su entorno principalmente por medio de sus sentimientos. El elemento agua representa el
mundo de las emociones insondables, desde pasiones compulsivas y temores irracionales hasta
sentimientos de compasión y amor universales.

Con Júpiter en Escorpio, buscas el crecimiento y el mejoramiento por medio de la sublimación de tus deseos y
compulsiones inferiores. Te fascinan los secretos de la vida, y con intensidad buscas respuestas a las
preguntas esenciales de la existencia, especialmente a las que se refieren al sexo y a la muerte.
Posees la habilidad de juzgar astutamente a la gente y a las situaciones en las que desarrollan sus vidas, y
sabes emplear tus recursos de la forma más eficiente, pero la expansión optimista y el desarrollo de tu fe
pueden verse obstaculizados por temores indebidos, la tendencia al secreto y la incapacidad de abrirte
emocionalmente.

Tu Júpiter en Sagitario
Sagitario es un signo de fuego y destaca, por lo tanto, por su gran potencial de energía, su inmenso afán de
acción y renovación, y su espíritu entusiasta y honesto. El elemento de fuego es radiante, ardiente y
expresivo, dedicándose principalmente al descubrimiento y cumplimiento de posibilidades futuras, y nos
otorga la energía que necesitamos para llevar a cabo nuestros deberes diarios.

Con Júpiter en su propio signo, buscas el crecimiento interior y exterior mediante la aspiración hacia un
objetivo lejano, y desarrollas autoconfianza cuando eres expresivo, entusiasta y físicamente activo. Se te
presentan oportunidades cuando tomas el riesgo de expresarte libremente o cuando pruebas cosas nuevas.
Una orientación optimista y filosófica te ayudaría a cultivar confianza en un orden superior. La
importancia que concedes a la dimensión religiosa de la vida es algo innato en ti, pero la tendencia a
extenderte demasiado, puede llevarte a «abarcar mucho y conocer poco» y perder la visión de las
posibilidades inmediatas.

Tu Júpiter en Capricornio

Capricornio, relacionado como signo con el elemento tierra, destaca por su integridad y seriedad y sus
ambiciones destinadas a metas prácticas. Los signos de tierra confían en lo que pueden apreciar con sus
sentidos físicos y aspiran a resultados concretos y útiles. Son determinados, disciplinados y fiables, y
saben cómo funciona el mundo material.

Con Júpiter en Capricornio, buscas el crecimiento interior y exterior por medio del trabajo duro, la disciplina
y el progreso constante. Sientes la necesidad de expresar cualidades de autocontrol y conservadurismo
para mejorarte a ti mismo. Posees un sentido nato de autoridad que inspira confianza en los demás. Sin
embargo, una actitud demasiado seria o temerosa puede impedir tu desarrollo natural y ocultar tu
optimismo y tu deseo de expandir tus horizontes.
Se te presentarán buenas oportunidades en la vida gracias a tu capacidad de ser responsable y paciente,
cualidades que tus superiores apreciarán.

Tu Júpiter en Acuario

El signo Acuario está gobernado por Saturno y Urano y pertenece al elemento aire. Los signos de aire viven
en el mundo abstracto de las ideas y de los pensamientos, los cuales son para ellos tan reales como
cualquier objeto físico. Sienten la necesidad de desprenderse de la experiencia directa y contemplar,
evaluar y comprender su entorno por medio de sus facultades racionales con el fin de poder comunicar sus
conclusiones a otros.

Con Júpiter en Acuario, buscas el crecimiento interior y exterior mediante los ideales humanitarios, el
desarrollo de tu intelecto y atrevidos experimentos. Eres progresista, especialmente en trabajos de grupo o
comunidad, y te comportas de una forma democrática hasta el punto de ser radical. Estás en contra de
cualquier tipo de discriminación, ya que para ti la humanidad es una gran familia; odias la intolerancia,
injusticia y represión, lo cual te puede llevar a luchar activamente contra esos problemas. Valoras la libre
expresión y no dudas en expresar tu opinión, incluso si ésta difiere de la opinión de todos los demás. Por
otro lado, aunque tiendes a defender tu punto de vista implacablemente, no eres fanático, sino que te
muestras abierto a otras ideas.

Tu Júpiter en Piscis

Piscis es un signo de agua y se comunica con su entorno principalmente por medio de sus sentimientos. El
elemento agua representa el mundo de las emociones insondables, desde pasiones compulsivas y temores
irracionales hasta sentimientos de compasión y amor universales. Destaca por su intuición y sabe que tiene
que protegerse de influencias ajenas para poder tener acceso a las dimensiones más profundas de su ser.

Con Júpiter en Piscis, buscas el crecimiento interior y exterior mediante la realización y práctica de tus
ideales. Eres una persona humanitaria y generosa, con un verdadero interés en el trabajo social y capaz de
sacrificarse para los demás. Amas todo aquello que esté más allá de la superficie: lo espiritual, la
psicología y lo místico. Intuitivo, sensible a las emociones y compasivo, estás siempre dispuesto a dar de
ti, y podrías ser un excelente terapeuta.
Posees una fe innata en un poder superior que guía tus pasos, y comprendes la importancia de dedicarte a un
ideal y abrirte a la dimensión espiritual de la existencia.

Tu Júpiter en conjunción a tu Saturno

Con esta configuración planetaria, posees un enorme potencial para conseguir el éxito, aunque, y eres
consciente de ello, no sin considerables esfuerzos. Tienes grandes esperanzas, aunque eres también
realista; eres ambicioso, aunque simultáneamente serio, y sabes defender tus causas, aunque siempre
deliberadamente. Evitas los riesgos y prefieres métodos comprobados para conseguir lo que quieres
conseguir. Podrías emplear con éxito tus talentos en áreas como el derecho, la educación, la medicina o la
filosofía y religión. En cualquiera de esos campos te ayudaría tu profunda comprensión de la naturaleza
humana y tu habilidad para encontrar soluciones a las personas menos afortunadas.
Tu tendencia a hacer demasiado, ya que disfrutas del trabajo arduo, puede perjudicar seriamente a tu salud.
Tómate un respiro de vez en cuando para restaurar tus fuerzas.

Tu Júpiter en conjunción a tu Urano

Esta combinación planetaria es un indicio de una gran intuición y una rápida comprensión, y, en algunos
casos, de facultades poéticas y creadoras. Por otra parte, eres insaciable en lo que se refiere al deseo de
aprender todo lo que puedas, porque sabes muy bien que el conocimiento es poder y libertad.
Posees tendencias reformadoras, y es posible que te sientes atraído por filosofías o creencias religiosas
peculiares u ocultas. Miras hacia el futuro con grandes esperanzas y posees un fuerte deseo de crecer y
aprovechar las oportunidades que te brinda cada día.
Te sientes a gusto en compañía de personas que compartan tu actitud progresista y fomenten tu entusiasmo
por lo nuevo y excitante. No obstante, de vez en cuando, te conviene ir un poco más despacio para no
perder el enfoque.

Tu Júpiter en conjunción a tu Neptuno

Júpiter cerca de Neptuno indica un alto grado de sensibilidad, imaginación e idealismo, incluso, en algunos
casos, de poderes paranormales o, por lo menos, una fuerte inclinación por fenómenos de ese tipo, como la
astrología y el ocultismo.
Por otro lado, tiendes a hacer las cosas en exceso. Puede que hables sobre temas que no entiendes muy bien o
que intentes lograr metas más allá de tus capacidades. Confías en otros ciegamente, y te sientes tristemente
decepcionado cuando no cumplen tus expectativas o abusan de tu confianza. Aun así, tienes un concepto
filosófico de la gente, y siempre mantienes la esperanza de encontrar algún día alguien en quien puedas
confiar plenamente.
Posees una comprensión espiritual de tus obligaciones sociales, y podrías trabajar con eficacia en cualquier
empresa que se dedicase a obras humanitarias. Sin embargo, existe siempre el peligro de abuso por parte
de personas sin escrúpulos que intentarán aprovecharse de tu voluntad de servir a los demás.
Si no estás atento, eso puede ocurrir también en el ámbito de tus relaciones personales. Quieres creer que los
sentimientos de la otra persona son los de un amor verdadero, pero si no aprendes a cuestionar los motivos
de cualquiera que se relacione contigo, es probable que experimentes desengaños y frustraciones.
Tienes que reconocer la cruda realidad de tu entorno. Debido a tu deseo de experimentar las emociones y
sentimientos más exquisitos y elevados, corres el riesgo de caer en la trampa del escapismo fanático.

Tu Júpiter en conjunción a tu Plutón

Quieres gozar de la vida al máximo, y tienes la fuerte ambición de conseguir lo que te propones en el período
de tiempo más corto posible. Otros pueden pensar que tus objetivos no sean realistas, pero los persigues
con una determinación asombrosa, ya que estás convencido de que no vas a fracasar, algo que rara vez
ocurre.
Tus intereses profesionales son variados, pero no te sentirás verdaderamente satisfecho hasta que puedas
dedicarte a una misión para todo la vida, y que además ofrezca perspectivas de un crecimiento ilimitado.
La psicología es un campo que desde siempre ha despertado tu interés; te intrigan las áreas de la mente
que son vulnerables y sensibles. No sólo te fascina cambiar y transformar experiencias, que buscas por tu
propio bien, sino que sigues adelante sin importarte los desafíos que te conduzcan a cambiar. Ese tipo de
camino podría también llevarte a temas como la reencarnación, experiencias paranormales y a todo lo
oculto o apartado. Das en el clavo, profundizas en la maraña, y no dejas que un secreto quede sin ser
descubierto.
En cuanto a tus relaciones personales, tu inclinación por el triunfo te hace sentir atracción hacia otras personas
que han logrado el éxito. Buscas una mujer de carácter fuerte, de buena presencia y reputación.

Júpiter en conjunción a tu Quirón

Se podría decir de ti que eres un buscador en pos de una iluminación, una panacea o una verdad definitiva,
que por otra parte siempre se te resiste. También es posible que tengas grandes esperanzas o aspiraciones
desmesuradas. Si un conflicto íntimo crece en tu interior es probable que no puedas contenerlo, y que tu
dolor te lleve a dedicarte a causas más amplias.
Tu experiencia podría incluir búsquedas y viajes enormemente productivos en el sentido de una sanación y un
crecimiento interiores. Tu trabajo vital consiste en reflexionar profundamente sobre tus experiencias y
equilibrarlas con quietud e introversión, para que te ayuden a llegar a una síntesis interior. Aunque te
puedes encontrar, con frecuencia, con que alguna forma extraordinaria de gracia salvadora aparece en tu
vida: algo nuevo se introduce en tus experiencias en el preciso instante en que todo parecía perdido.
Puedes sentir secretamente que eres alguien especial, pero anda con cuidado, ya que el optimismo sin
límites se convierte en desesperación y en la convicción de estar perseguido por la mala suerte cuando las
cosas no te salen de manera como esperabas.
Posees una capacidad asombrosa para recuperarte de enfermedades, tragedias personales y crisis de fe;
aunque también al exceso y al fanatismo, pudiendo llegar a deificar tu hogar y tu familia.
Te encanta correr riesgos y tienes confianza en ser el ejecutor final de tu propio destino, pero cuidado en ir
más allá de tus propios límites. Tienes tendencia a basarte en lo externo, y con frecuencia son necesarias
repetidas desilusiones para que seas capaz de redescubrir tu autoridad espiritual interior.
Tienes la capacidad de enseñar e inspirar a los demás, y de ayudarles en el proceso de encontrar significado a
sus vidas.
Puedes ser muy intuitivo, con premoniciones de futuro, pero con dificultades para dar forma a esas
posibilidades tan elevadas.
Aunque sientes un gran impulso por buscar una autoridad espiritual externa, debes renunciar a ello y
encontrar al Maestro Interior que te habla pausadamente desde adentro.

Tu Júpiter en conjunción a tu Ascendente

Con Júpiter cerca del Ascendente eres el ejemplo vivo del optimismo. Nada haces con moderación, porque
confías en que, con el paso del tiempo, una buena parte de tus excesos se convertirá en algo positivo.
Convencido de tus habilidades, no te preocupa el mañana, y menos el ayer.
Tiendes a exagerar tu propia importancia, lo cual puede ser perjudicial a la hora de conseguir apoyo para tus
planes. A nadie le gusta un fanfarrón. No obstante, sabes inspirar a las personas que trabajan contigo, pero
debes evitar hacer promesas que no puedas cumplir.
Por otro lado, eres generoso y amable, y siempre dispuesto a ayudar a alguien que te pida apoyo.
Cuida tu peso, porque tienes tendencia a engordar, especialmente con el paso de los años.

Tu Júpiter en conjunción a tu Medio cielo

Júpiter cerca del Medio Cielo sugiere que la profesión juega un papel importante en tu vida, tal vez a
expensas de tus responsabilidades familiares. Estás dotado de magníficas habilidades en cuanto a la
dirección empresarial se refiere, ya que eres experto en manipular una situación para sacarle el máximo
beneficio.

Tu Júpiter en oposición a tu Saturno
Tienes dudas acerca del valor de tu propia persona, y sientes cierta insatisfacción en lo que se refiere a tus
logros y tu posición social. Nunca estás completamente seguro de ti mismo, y, por tanto, necesitas la
constante confirmación de otros de que realmente posees tanto talento como crees. La raíz de ese
problema puede estar en el pasado: un contacto tenso con figuras de autoridad, tal vez tus padres, que
causó tu actual falta de confianza en ti mismo.
Esta combinación planetaria es de tira y afloja. Debido a que necesitas aprobación, buscas la compañía de
gente que exige de ti una demostración de tu capacidad, pero, si no recibes la alabanza esperada, rechazas
a esas personas y te aislas.
Tiendes a ser irresponsable y a buscar el camino más fácil para evitar el deber. Obviamente, esta actitud tuya
necesita un ajuste, si no quieres tener serios problemas. En primer lugar, debes afrontar la realidad y
aceptar las responsabilidades que conlleva; en segundo lugar, debes comprender cómo tu comportamiento
tiende a herir los sentimientos de otros, y debes intentar ser menos indiferente. Una vez que hayas
corregido esas deficiencias, puedes lograr prácticamente cualquier objetivo que te propongas.
Tus relaciones personales tienden a sufrir del mismo problema de autovaloración, y debes mejorar tu juicio
con el fin de evitar experiencias dolorosas. Aunque tu tendencia es a rechazar a la otra persona por razones
superficiales, es decir, cuando echas en falta una aprobación entusiasta por ejemplo, te sientes destrozado
cuando te rechazan a ti, y no puedes creer que merezcas ese trato.
Cuando conozcas tu propio valor, no te sentirás amenazado por nadie; entonces podrás proceder a desarrollar
tus potenciales para el verdadero crecimiento personal.

Tu Júpiter en oposición a tu Urano

Esta combinación planetaria es indicio de un alto grado de entusiasmo y desarrollo intelectual, pero teñido por
un cierto aire de superioridad. Estás acostumbrado a enfrentarte con éxito a cualquier competidor que
cuestione tu conocimiento; tu intuición siempre será de gran ayuda para vencer a otros, no importa su
nivel de educación o experiencia
Prácticamente, no existe ningún campo donde no puedas llegar a tener éxito. En concreto, una profesión
relacionada con la educación, el derecho, la política o la filosofía y la religión podría ser una buena
elección, ya que te permitirá hacer pleno uso de tu gran potencial de expresión creativa.
No obstante, debes tener cuidado en no volverte autoritario debido a tu sabiduría y poder. Existe el peligro de
perder buenos amigos mientras persigues tus objetivos. Tal vez te preguntes por qué no son capaces de ver
el futuro con tanta claridad como tú, pero la responsabilidad de comprender las limitaciones de los demás
y dejar espacio para ello es tuya. Recuérdate: debes practicar la moderación, porque tiendes a aceptar una
cantidad exagerada de presión.

Tu Júpiter en oposición a tu Neptuno

Tienes la tendencia a hacer promesas que no puedes o no quieres cumplir. Parte del problema es que piensas
que se espera demasiado de ti, algo que hace que te resientas. Cuando se trata de tomar responsabilidades,
tiendes a aceptar demasiado, con el resultado de que abarcas mucho pero aprietas poco.
En tus relaciones personales, no te fías de las motivaciones de la gente, una sospecha que se debe a
experiencias pasadas cuando tu confianza fue violada. Sin embargo, ten cuidado de no cerrarte
completamente. En tus relaciones más íntimas debes aprender a ser más práctico, ya que tiendes a creer
que la persona que amas posee todas las cualidades que tu admiras, y cuando descubres que no es así, te
sientes decepcionado. No toleras bien el rechazo emocional, e incluso puedes volverte vengativo. Acepta a
los demás tal y como son; aprende a realzar sus puntos positivos y a minimizar los negativos.

Tu Júpiter en oposición a tu Plutón

Tiendes a cuestionar toda ideología y todo dogma, imponiendo tu propia versión (o visión) y causando así
conflictos en tus relaciones con otros. Tus valores sociales no están siempre de acuerdo con los de la
sociedad, y muchas personas desprecian tu aire de «salvador» que pretende servir a la humanidad.
Ten mucho cuidado de no participar en empresas ilegales solamente porque te sientas tentado por los fáciles y
altos beneficios. La sociedad que manipulas podría tomar medidas para restringir tus ambiciones; no
olvides que incluso los ricos y poderosos van a la cárcel. Calcula bien los riesgos antes de actuar.
Por otro lado, tal vez te sientas motivado a corregir las injusticias en la sociedad o a luchar contra el mal
social. Posees el don de servir a tu prójimo por medio de respuestas íntimas y dedicación espiritual. Tienes
mucho para ofrecer a los demás; sería una lástima si lo desperdiciases debido a tu arrogancia.

Júpiter en oposición a tu Quirón

Se podría decir de ti que eres un buscador en pos de una iluminación, una panacea o una verdad definitiva,
que por otra parte siempre se te resiste. También es posible que tengas grandes esperanzas o aspiraciones
desmesuradas. Si un conflicto íntimo crece en tu interior es probable que no puedas contenerlo, y que tu
dolor te lleve a dedicarte a causas más amplias.
Tu experiencia podría incluir búsquedas y viajes enormemente productivos en el sentido de una sanación y un
crecimiento interiores. Tu trabajo vital consiste en reflexionar profundamente sobre tus experiencias y
equilibrarlas con quietud e introversión, para que te ayuden a llegar a una síntesis interior. Aunque te
puedes encontrar, con frecuencia, con que alguna forma extraordinaria de gracia salvadora aparece en tu
vida: algo nuevo se introduce en tus experiencias en el preciso instante en que todo parecía perdido.
Puedes sentir secretamente que eres alguien especial, pero anda con cuidado, ya que el optimismo sin
límites se convierte en desesperación y en la convicción de estar perseguido por la mala suerte cuando las
cosas no te salen de manera como esperabas.
Posees una capacidad asombrosa para recuperarte de enfermedades, tragedias personales y crisis de fe;
aunque también al exceso y al fanatismo, pudiendo llegar a deificar tu hogar y tu familia.
Te encanta correr riesgos y tienes confianza en ser el ejecutor final de tu propio destino, pero cuidado en ir
más allá de tus propios límites. Tienes tendencia a basarte en lo externo, y con frecuencia son necesarias
repetidas desilusiones para que seas capaz de redescubrir tu autoridad espiritual interior.
Aunque sientes un gran impulso por buscar una autoridad espiritual externa, debes renunciar a ello y
encontrar al Maestro Interior que te habla pausadamente desde adentro.

Tu Júpiter en oposición a tu Ascendente

Júpiter al otro lado del Ascendente, es decir en el Descendente (la esfera de las relaciones con otros), indica
que eres generoso en tus tratos. Tu presencia cuidada y refinada te hace sobresalir desde el punto de vista
social, aunque algunas personas sospecharán de tus verdaderos motivos, y con buena razón. Aunque eres
aparentemente generoso y te enorgulleces de tu buen juicio, ignoras que en realidad tiendes más a recibir
que a dar. A menudo utilizas a los demás para tus propios objetivos, y debes aprender que ser generoso de
verdad es tan beneficioso como aceptar la generosidad de los demás.

Tu Júpiter en oposición a tu Medio cielo

El emplazamiento de Júpiter en la parte inferior de la carta, opuesto al Medio cielo, indica que existe un
conflicto latente entre tu deseo de dedicarte a tu familia y a tus aspiraciones o responsabilidades
profesionales. La consecuencia puede ser una indebida tensión emocional o la tendencia a vacilar entre los
dos extremos. A veces, no sabes si dedicar todo el tiempo al trabajo o estar exclusivamente con tu familia.
Debes aprender a equilibrar estos dos mundos y asignar a cada uno su horario correspondiente.

Tu Júpiter en cuadratura a tu Saturno

Tienes dificultades a la hora de juzgarte a ti mismo y valorarte adecuadamente en comparación con los demás.
Es probable que la influencia de tus padres te llevara a creer que eras menos competente que otros y que
tenías que someterte a aquellos que poseían «obviamente» más talento. Ahora, tu conducta indica una falta
de valor para persistir cuando se te presentan reveses. Deja de mirar siempre hacia los logros de los demás
e intenta llegar a tus propias metas. La verdad es que no te faltan las cualidades, sino solamente confianza
en ti mismo.
No te sirve de nada buscar excusas; debes comprender que únicamente el esfuerzo dará resultados. Si fijas tus
objetivos dentro de tus posibilidades, puedes conseguir mucho más de lo que te imaginas. La fe es tu
aliada más poderosa cuando parece fallar todo, y te sostendrá en los tiempos más difíciles.
Tu Júpiter en cuadratura a tu Urano

Te entusiasmas fácilmente por las cosas, pero tiendes a aspirar a metas demasiado altas. En realidad, posees la
capacidad de llevar a cabo lo que te propongas, pero intentas hacer demasiado a la vez. Debes aprender a
establecer prioridades y ejercer un poco más de autocontrol con el fin de poder terminar una cosa tras otra.
Si movilizas tus esfuerzos hacia un solo objetivo, puedes obtener resultados que serían difíciles o
imposibles de conseguir de otra manera.
Tu motivación puede ser otro problema. Si los demás observan que tu motivo es el reconocimiento y la
alabanza, entonces podrían retirar su apoyo y perjudicar tus planes. De hecho, tus planes sólo son tan
buenos como tus propósitos. A menos que incluyas a otros en los beneficios de tus esfuerzos, podrías
encontrarte repentinamente con severos reveses que podrían hacer tus sueños pedazos. Aprende a parar,
mirar y escuchar antes de hacer algo; así podrás evitar muchas situaciones embarazosas.
Tus pretensiones pueden también llevarte a desengaños en tus relaciones personales. ¿Has pensado alguna vez
que no todo el mundo te encuentra irresistible? Muchos sí, desde luego, pero cuidado con aquellos que no.
Intenta fijar tus metas, tanto a nivel emocional como a nivel real, de acuerdo con las probabilidades de
éxito. Modera tu entusiasmo para poder experimentar la felicidad que proviene de los logros reales.
Además, aprende a contar con los fracasos; es allí donde se aprenden las lecciones más valiosas de la vida.

Tu Júpiter en cuadratura a tu Neptuno

Eres muy sensible, en particular por los sufrimientos de los demás; sin embargo, existe en ti cierta tendencia a
una imaginación exagerada y a creencias extrañas.
Tu potencial creativo es notable, pero probablemente te falta la disciplina y paciencia para aplicarlo de forma
útil y productiva. Así pues, tus sueños quedarán en meras fantasías, con pocas posibilidades de hacerse
realidad, si no aprendes a enfocar tus energías y a emplear tus fuerzas de forma más constructiva.
Gracias a tu carácter bondadoso estás siempre dispuesto a echar una mano, pero tienes que tener cuidado de
no prometer demasiado o, sencillamente, permitir que personas sin escrúpulos se aprovechen de tu
disposición de sacrificar tus intereses por los demás.
No te sumerjas en las turbias y profundas aguas de los apegos románticos, sin haber comprobado que en el
fondo no aceche algún monstruo, ya que tiendes a precipitarte en todo lo que tenga relación con las
emociones y los sentimientos.

Tu Júpiter en cuadratura a tu Plutón

El aspecto tenso entre estos planetas inclina a la rebelión contra los códigos éticos existentes, ya que produce
un fuerte impulso a vivir cada momento con toda intensidad, rompiendo barreras y tabúes. Un problema
adicional es tu actitud de esperar mucho a cambio de poco o nada, una postura que es el camino seguro
hacia frecuentes conflictos con otras personas.
Tienes la tendencia a encerrarte en ti mismo hasta el punto en que nadie y nada puedan alcanzarte o afectarte.
Como consecuencia, vives casi siempre bajo tensión, y ciertos hechos te hacen estallar. Mientras que es
difícil para ti el acercamiento a tus áreas sensibles, es de suma importancia que seas capaz de conseguirlo.
Cualquier tipo de buena terapia sería de gran ayuda para ti. Hasta que no reconozcas tus debilidades y
fallos, puedes estar seguro de que te sentirás profundamente insatisfecho con tus metas. Aunque te resulte
difícil aprender de tus experiencias, es algo imprescindible, porque hasta que lo hagas, tus esperanzas para
el futuro serán nada más que sueños vacíos.

Tu Júpiter en cuadratura a tu Quirón

Se podría decir de ti que eres un buscador en pos de una iluminación, una panacea o una verdad definitiva,
que por otra parte siempre se te resiste. También es posible que tengas grandes esperanzas o aspiraciones
desmesuradas. Si un conflicto íntimo crece en tu interior es probable que no puedas contenerlo, y que tu
dolor te lleve a dedicarte a causas más amplias.
Tu experiencia podría incluir búsquedas y viajes enormemente productivos en el sentido de una sanación y un
crecimiento interiores. Tu trabajo vital consiste en reflexionar profundamente sobre tus experiencias y
equilibrarlas con quietud e introversión, para que te ayuden a llegar a una síntesis interior. Aunque te
puedes encontrar, con frecuencia, con que alguna forma extraordinaria de gracia salvadora aparece en tu
vida: algo nuevo se introduce en tus experiencias en el preciso instante en que todo parecía perdido.
Puedes sentir secretamente que eres alguien especial, pero anda con cuidado, ya que el optimismo sin
límites se convierte en desesperación y en la convicción de estar perseguido por la mala suerte cuando las
cosas no te salen de manera como esperabas.
Posees una capacidad asombrosa para recuperarte de enfermedades, tragedias personales y crisis de fe;
aunque también al exceso y al fanatismo, pudiendo llegar a deificar tu hogar y tu familia.
Te encanta correr riesgos y tienes confianza en ser el ejecutor final de tu propio destino, pero cuidado en ir
más allá de tus propios límites. Tienes tendencia a basarte en lo externo, y con frecuencia son necesarias
repetidas desilusiones para que seas capaz de redescubrir tu autoridad espiritual interior.
A veces, tu capacidad de simbolizar y de interiorizar los significados de tu existencia puede encontrarse
herida; entonces aparecen tus problemas internos de una manera concreta, que, siendo optimistas, te deja
con una sensación de agotamiento y de vacío, pudiendo ser causa de una catástrofe emocional o
económica en tu vida.
Aunque sientes un gran impulso por buscar una autoridad espiritual externa, debes renunciar a ello y
encontrar al Maestro Interior que te habla pausadamente desde adentro.

Tu Júpiter en cuadratura a tu Ascendente

Te falta moderación, tanto en tus esperanzas como en tus hábitos y actos. Tiendes a hacer todo en exceso, y
sólodespués de hacerlo te das cuenta de la enorme cantidad de tiempo y energía que has malgastado. Si
aprendieras algo de disciplina, serías capaz de grandes logros, ya que no te faltan ni las fuerzas ni el
entusiasmo necesarios.
Por otro lado, siempre estás en disposición de aportar cualquier contribución que sea necesaria para lograr un
objetivo común. De hecho, tienes un gran corazón, pero corres el peligro de que la gente se aproveche de
tu buena voluntad. Cultiva la moderación y evita aceptar más obligaciones de las que puedes manejar. Es
importante que trabajes en compañía de otros para consolidar todos tus talentos y recursos, aunque
tendrías que modificar tus deseos para que sean consecuentes con los objetivos del grupo.

Tu Júpiter en cuadratura a tu Medio cielo

Existe un conflicto entre tus aspiraciones profesionales y tu deseo de cumplir con tus obligaciones familiares.
La consecuencia puede ser una indebida tensión emocional o la tendencia a vacilar entre los dos extremos.
No sabes si dedicar todo el tiempo al trabajo o estar exclusivamente con la familia.
Debes aprender a equilibrar estos dos mundos y asignar a cada uno su horario correspondiente.

Tu Júpiter en trígono a tu Saturno

Eres por naturaleza una persona práctica y constructiva, capaz de usar tus facultades intelectuales para llegar a
las conclusiones y decisiones adecuadas.
La energía progresiva de Júpiter adquiere forma y permanencia a través de la energía restrictiva de Saturno, lo
cual es una buena receta para el triunfo en muchos campos, especialmente la educación, el derecho y la
política. Antes de actuar, planificas con detalle tu modo de proceder y, por tanto, el éxito no te sorprende.
Te gusta construir tus proyectos paso a paso, asegurándote de que cada decisión tenga su propia finalidad.
Las cosas se han de hacer bien.
Te preocupa el derroche administrativo del gobierno y la falta de respeto hacia el medio ambiente, y podrías
tomar la iniciativa en campañas para la protección de la naturaleza o programas destinadas a mejorar las
condiciones sociales. Sabes cómo manejar a personas que tengan una posición de autoridad, y tienes un
don natural para conseguir su apoyo y solucionar sus problemas.

Tu Júpiter en trígono a tu Urano

Tu potencial creativo es notablemente superior al de la mayoría de la gente, y sabes movilizar tus talentos
para conseguir lo que te hayas propuesto.
La suerte parece acompañarte en todo lo que haces, y posees el don de sacar provecho de cada oportunidad
que se te presenta en la vida. Eres independiente y valoras tu libertad; por tanto, te resistes a cualquier
intento que limite tu existencia.
En tus relaciones personales eres cálido y sincero, e incluso a tus enemigos (si los tienes) tratas con dignidad.
A tu pareja ofreces apoyo espiritual y amor, pero esperas lealtad y honestidad a cambio. La gente te
admira por tu disposición a poner tus propios intereses en segundo plano.

Tu Júpiter en trígono a tu Neptuno

Tienes un profundo respeto por la religión y la filosofía, porque aprecias el hecho de que éstas elevan el
espíritu y llevan orden a la vida de aquellos que están abiertos hacia ellas. Te fascina también todo lo
oculto y metafísico, y tienes una comprensión profunda de los asuntos místicos. Gracias a tus habilidades
psíquicas y a tu actitud compasiva puedes beneficiar a las personas que acuden a ti buscando alivio de sus
dificultades, y es a través de ese servicio como puedes sentir que estás haciendo una contribución
significativa.
Tu naturaleza refinada se siente cómoda en relaciones con gente que comparta tus visiones. Nunca sacrificas
tus ideales para satisfacer un mero impulso físico, porque prefieres responder solamente a personas que
posean valores espirituales.

Tu Júpiter en trígono a tu Plutón

Entiendes intuitivamente el significado esencial de muchos de los misterios del universo, y quieres
compartirlos con otros estimulando su interés por descubrir y desarrollar su potencial espiritual creativo.
Aconsejar o ayudar a personas que se encuentran en crisis o trabajar sobre sus aspectos más sensibles son
temas en los que tú podrías destacar. Tienes capacidad de escudriñar incluso allí donde aparentemente no
hay nada, sacando aquello que es relevante y significativo.
También sabes manejar la masa psicológica (es decir, aquello que motiva a la gente); así pues tu carrera puede
bien estar dirigida a servir el interés público, ofreciendo soluciones a la desigualdad social y a los
problemas del medio ambiente.
En tus relaciones personales necesitas sentirte libre para poder expresar tu creatividad, pero, a cambio, puedes
enseñar el camino hacia una vida inspirada por altos ideales que ofrece una satisfacción plena a todos los
niveles de la existencia humana.

Júpiter en trígono a tu Quirón

Se podría decir de ti que eres un buscador en pos de una iluminación, una panacea o una verdad definitiva,
que por otra parte siempre se te resiste. También es posible que tengas grandes esperanzas o aspiraciones
desmesuradas.
Tu experiencia podría incluir búsquedas y viajes enormemente productivos en el sentido de una sanación y un
crecimiento interiores. Tu trabajo vital consiste en reflexionar profundamente sobre tus experiencias y
equilibrarlas con quietud e introversión, para que te ayuden a llegar a una síntesis interior. Aunque te
puedes encontrar, con frecuencia, con que alguna forma extraordinaria de gracia salvadora aparece en tu
vida: algo nuevo se introduce en tus experiencias en el preciso instante en que todo parecía perdido.
Puedes sentir secretamente que eres alguien especial, pero anda con cuidado, ya que el optimismo sin
límites se convierte en desesperación y en la convicción de estar perseguido por la mala suerte cuando las
cosas no te salen de manera como esperabas.
Posees una capacidad asombrosa para recuperarte de enfermedades, tragedias personales y crisis de fe;
aunque también al exceso y al fanatismo, pudiendo llegar a deificar tu hogar y tu familia.
Te encanta correr riesgos y tienes confianza en ser el ejecutor final de tu propio destino, pero cuidado en ir
más allá de tus propios límites. Tienes tendencia a basarte en lo externo, y con frecuencia son necesarias
repetidas desilusiones para que seas capaz de redescubrir tu autoridad espiritual interior.
Aunque sientes un gran impulso por buscar una autoridad espiritual externa, debes renunciar a ello y
encontrar al Maestro Interior que te habla pausadamente desde adentro.

Tu Júpiter en trígono a tu Ascendente
Tiendes a irradiar tu entorno con un enorme entusiasmo y optimismo, porque crees en el futuro y estás
convencido de que tus planes se convertirán pronto en éxitos tangibles.
Sin embargo, tiendes a olvidar que rara vez se consigue algo sin duro esfuerzo, lo cual significa que los éxitos
pueden hacerse esperar más de lo previsto. Debes aprender a establecer tus prioridades para evitar el
desperdicio de valiosas energías con empresas poco productivas.

Tu Júpiter en trígono a tu Medio cielo

Existe un buen equilibrio entre tus aspiraciones profesionales y tu sentido de la responsabilidad familiar.
Tienes un don especial para aprovechar las oportunidades que se presentan en tu trabajo, y sabes tomar las
decisiones adecuadas. Eres conocido como un hombre que tiene mucha suerte, ya que las cosas casi
siempre te salen bien.

Tu Júpiter en sextil a tu Saturno

Eres por naturaleza una persona práctica y constructiva, capaz de usar tus facultades intelectuales para llegar a
las conclusiones y decisiones adecuadas.
La energía progresiva de Júpiter adquiere forma y permanencia a través de la energía restrictiva de Saturno, lo
cual es una buena receta para el triunfo en muchos campos, especialmente la educación, el derecho y la
política. Antes de actuar, planificas con detalle tu modo de proceder y, por tanto, el éxito no te sorprende.
Te gusta construir tus proyectos paso a paso, asegurándote de que cada decisión tenga su propia finalidad.
Las cosas se han de hacer bien.
Te preocupa el derroche administrativo del gobierno y la falta de respeto hacia el medio ambiente, y podrías
tomar la iniciativa en campañas para la protección de la naturaleza o programas destinadas a mejorar las
condiciones sociales. Sabes cómo manejar a personas que tengan una posición de autoridad, y tienes un
don natural para conseguir su apoyo y solucionar sus problemas.

Tu Júpiter en sextil a tu Urano

Tu potencial creativo es notablemente superior al de la mayoría de la gente, y sabes movilizar tus talentos
para conseguir lo que te hayas propuesto.
La suerte parece acompañarte en todo lo que haces, y posees el don de sacar provecho de cada oportunidad
que se te presenta en la vida. Eres independiente y valoras tu libertad; por tanto, te resistes a cualquier
intento que limite tu existencia.
En tus relaciones personales eres cálido y sincero, e incluso a tus enemigos (si los tienes) tratas con dignidad.
A tu pareja ofreces apoyo espiritual y amor, pero esperas lealtad y honestidad a cambio. La gente te
admira por tu disposición a poner tus propios intereses en segundo plano.

Tu Júpiter en sextil a tu Neptuno

Tienes un profundo respeto por la religión y la filosofía, porque aprecias el hecho de que éstas elevan el
espíritu y llevan orden a la vida de aquellos que están abiertos hacia ellas. Te fascina también todo lo
oculto y metafísico, y tienes una comprensión profunda de los asuntos místicos. Gracias a tus habilidades
psíquicas y a tu actitud compasiva puedes beneficiar a las personas que acuden a ti buscando alivio de sus
dificultades, y es a través de ese servicio como puedes sentir que estás haciendo una contribución
significativa.
Tu naturaleza refinada se siente cómoda en relaciones con gente que comparta tus visiones. Nunca sacrificas
tus ideales para satisfacer un mero impulso físico, porque prefieres responder solamente a personas que
posean valores espirituales.

Tu Júpiter en sextil a tu Plutón

Entiendes intuitivamente el significado esencial de muchos de los misterios del universo, y quieres
compartirlos con otros estimulando su interés por descubrir y desarrollar su potencial espiritual creativo.
Aconsejar o ayudar a personas que se encuentran en crisis o trabajar sobre sus aspectos más sensibles son
temas en los que tú podrías destacar. Tienes capacidad de escudriñar incluso allí donde aparentemente no
hay nada, sacando aquello que es relevante y significativo.
También sabes manejar la masa psicológica (es decir, aquello que motiva a la gente); así pues tu carrera puede
bien estar dirigida a servir el interés público, ofreciendo soluciones a la desigualdad social y a los
problemas del medio ambiente.
En tus relaciones personales necesitas sentirte libre para poder expresar tu creatividad, pero, a cambio, puedes
enseñar el camino hacia una vida inspirada por altos ideales que ofrece una satisfacción plena a todos los
niveles de la existencia humana.

Júpiter en sextil a tu Quirón

Se podría decir de ti que eres un buscador en pos de una iluminación, una panacea o una verdad definitiva,
que por otra parte siempre se te resiste. También es posible que tengas grandes esperanzas o aspiraciones
desmesuradas.
Tu experiencia podría incluir búsquedas y viajes enormemente productivos en el sentido de una sanación y un
crecimiento interiores. Tu trabajo vital consiste en reflexionar profundamente sobre tus experiencias y
equilibrarlas con quietud e introversión, para que te ayuden a llegar a una síntesis interior. Aunque te
puedes encontrar, con frecuencia, con que alguna forma extraordinaria de gracia salvadora aparece en tu
vida: algo nuevo se introduce en tus experiencias en el preciso instante en que todo parecía perdido.
Puedes sentir secretamente que eres alguien especial, pero anda con cuidado, ya que el optimismo sin
límites se convierte en desesperación y en la convicción de estar perseguido por la mala suerte cuando las
cosas no te salen de manera como esperabas.
Posees una capacidad asombrosa para recuperarte de enfermedades, tragedias personales y crisis de fe;
aunque también al exceso y al fanatismo, pudiendo llegar a deificar tu hogar y tu familia.
Te encanta correr riesgos y tienes confianza en ser el ejecutor final de tu propio destino, pero cuidado en ir
más allá de tus propios límites. Tienes tendencia a basarte en lo externo, y con frecuencia son necesarias
repetidas desilusiones para que seas capaz de redescubrir tu autoridad espiritual interior.
Aunque sientes un gran impulso por buscar una autoridad espiritual externa, debes renunciar a ello y
encontrar al Maestro Interior que te habla pausadamente desde adentro.

Tu Júpiter en sextil a tu Ascendente

Tiendes a irradiar tu entorno con un enorme entusiasmo y optimismo, porque crees en el futuro y estás
convencido de que tus planes se convertirán pronto en éxitos tangibles.
Sin embargo, tiendes a olvidar que rara vez se consigue algo sin duro esfuerzo, lo cual significa que los éxitos
pueden hacerse esperar más de lo previsto. Debes aprender a establecer tus prioridades para evitar el
desperdicio de valiosas energías con empresas poco productivas.

Tu Júpiter en sextil a tu Medio cielo

Existe un buen equilibrio entre tus aspiraciones profesionales y tu sentido de la responsabilidad familiar.
Tienes un don especial para aprovechar las oportunidades que se presentan en tu trabajo, y sabes tomar las
decisiones adecuadas. Eres conocido como un hombre que tiene mucha suerte, ya que las cosas casi
siempre te salen bien.

Tu Júpiter en semisextil a tu Saturno

Eres por naturaleza una persona práctica y constructiva, capaz de usar tus facultades intelectuales para llegar a
las conclusiones y decisiones adecuadas.
La energía progresiva de Júpiter adquiere forma y permanencia a través de la energía restrictiva de Saturno, lo
cual es una buena receta para el triunfo en muchos campos, especialmente la educación, el derecho y la
política. Antes de actuar, planificas con detalle tu modo de proceder y, por tanto, el éxito no te sorprende.
Te gusta construir tus proyectos paso a paso, asegurándote de que cada decisión tenga su propia finalidad.
Las cosas se han de hacer bien.
Te preocupa el derroche administrativo del gobierno y la falta de respeto hacia el medio ambiente, y podrías
tomar la iniciativa en campañas para la protección de la naturaleza o programas destinadas a mejorar las
condiciones sociales. Sabes cómo manejar a personas que tengan una posición de autoridad, y tienes un
don natural para conseguir su apoyo y solucionar sus problemas.

Tu Júpiter en semisextil a tu Urano

Tu potencial creativo es notablemente superior al de la mayoría de la gente, y sabes movilizar tus talentos
para conseguir lo que te hayas propuesto.
La suerte parece acompañarte en todo lo que haces, y posees el don de sacar provecho de cada oportunidad
que se te presenta en la vida. Eres independiente y valoras tu libertad; por tanto, te resistes a cualquier
intento que limite tu existencia.
En tus relaciones personales eres cálido y sincero, e incluso a tus enemigos (si los tienes) tratas con dignidad.
A tu pareja ofreces apoyo espiritual y amor, pero esperas lealtad y honestidad a cambio. La gente te
admira por tu disposición a poner tus propios intereses en segundo plano.

Tu Júpiter en semisextil a tu Neptuno

Tienes un profundo respeto por la religión y la filosofía, porque aprecias el hecho de que éstas elevan el
espíritu y llevan orden a la vida de aquellos que están abiertos hacia ellas. Te fascina también todo lo
oculto y metafísico, y tienes una comprensión profunda de los asuntos místicos. Gracias a tus habilidades
psíquicas y a tu actitud compasiva puedes beneficiar a las personas que acuden a ti buscando alivio de sus
dificultades, y es a través de ese servicio como puedes sentir que estás haciendo una contribución
significativa.
Tu naturaleza refinada se siente cómoda en relaciones con gente que comparta tus visiones. Nunca sacrificas
tus ideales para satisfacer un mero impulso físico, porque prefieres responder solamente a personas que
posean valores espirituales.

Tu Júpiter en semisextil a tu Plutón

Entiendes intuitivamente el significado esencial de muchos de los misterios del universo, y quieres
compartirlos con otros estimulando su interés por descubrir y desarrollar su potencial espiritual creativo.
Aconsejar o ayudar a personas que se encuentran en crisis o trabajar sobre sus aspectos más sensibles son
temas en los que tú podrías destacar. Tienes capacidad de escudriñar incluso allí donde aparentemente no
hay nada, sacando aquello que es relevante y significativo.
También sabes manejar la masa psicológica (es decir, aquello que motiva a la gente); así pues tu carrera puede
bien estar dirigida a servir el interés público, ofreciendo soluciones a la desigualdad social y a los
problemas del medio ambiente.
En tus relaciones personales necesitas sentirte libre para poder expresar tu creatividad, pero, a cambio, puedes
enseñar el camino hacia una vida inspirada por altos ideales que ofrece una satisfacción plena a todos los
niveles de la existencia humana.

Júpiter en semisextil a tu Quirón

Se podría decir de ti que eres un buscador en pos de una iluminación, una panacea o una verdad definitiva,
que por otra parte siempre se te resiste. También es posible que tengas grandes esperanzas o aspiraciones
desmesuradas.
Tu experiencia podría incluir búsquedas y viajes enormemente productivos en el sentido de una sanación y un
crecimiento interiores. Tu trabajo vital consiste en reflexionar profundamente sobre tus experiencias y
equilibrarlas con quietud e introversión, para que te ayuden a llegar a una síntesis interior. Aunque te
puedes encontrar, con frecuencia, con que alguna forma extraordinaria de gracia salvadora aparece en tu
vida: algo nuevo se introduce en tus experiencias en el preciso instante en que todo parecía perdido.
Puedes sentir secretamente que eres alguien especial, pero anda con cuidado, ya que el optimismo sin
límites se convierte en desesperación y en la convicción de estar perseguido por la mala suerte cuando las
cosas no te salen de manera como esperabas.
Posees una capacidad asombrosa para recuperarte de enfermedades, tragedias personales y crisis de fe;
aunque también al exceso y al fanatismo, pudiendo llegar a deificar tu hogar y tu familia.
Te encanta correr riesgos y tienes confianza en ser el ejecutor final de tu propio destino, pero cuidado en ir
más allá de tus propios límites. Tienes tendencia a basarte en lo externo, y con frecuencia son necesarias
repetidas desilusiones para que seas capaz de redescubrir tu autoridad espiritual interior.
Aunque sientes un gran impulso por buscar una autoridad espiritual externa, debes renunciar a ello y
encontrar al Maestro Interior que te habla pausadamente desde adentro.

Tu Júpiter en semisextil a tu Ascendente

Tiendes a irradiar tu entorno con un enorme entusiasmo y optimismo, porque crees en el futuro y estás
convencido de que tus planes se convertirán pronto en éxitos tangibles.
Sin embargo, tiendes a olvidar que rara vez se consigue algo sin duro esfuerzo, lo cual significa que los éxitos
pueden hacerse esperar más de lo previsto. Debes aprender a establecer tus prioridades para evitar el
desperdicio de valiosas energías con empresas poco productivas.

Tu Júpiter en semisextil a tu Medio cielo

Existe un buen equilibrio entre tus aspiraciones profesionales y tu sentido de la responsabilidad familiar.
Tienes un don especial para aprovechar las oportunidades que se presentan en tu trabajo, y sabes tomar las
decisiones adecuadas. Eres conocido como un hombre que tiene mucha suerte, ya que las cosas casi
siempre te salen bien.

Tu Júpiter en quincuncio a tu Saturno

Tienes dudas acerca del valor de tu propia persona y sientes cierta insatisfacción en lo que se refiere a tus
logros y tu posición social. Nunca estás completamente seguro de ti mismo, y, por tanto, necesitas la
constante confirmación de otros de que realmente posees tanto talento como crees. La raíz de ese
problema puede estar en el pasado: un contacto tenso con figuras de autoridad, tal vez tus padres, que
causó tu actual falta de confianza en ti mismo.
Tiendes a ser irresponsable y a buscar el camino más fácil para evitar el deber. Obviamente, esta actitud tuya
necesita un ajuste, si no quieres tener serios problemas. En primer lugar, debes afrontar la realidad y
aceptar las responsabilidades que conlleva; en segundo lugar, debes comprender cómo tu comportamiento
tiende a herir los sentimientos de otros, y debes intentar ser menos indiferente. Una vez que hayas
corregido esas deficiencias, puedes lograr prácticamente cualquier objetivo que te propongas.
Tus relaciones personales tienden a sufrir del mismo problema de autovaloración, y debes mejorar tu juicio
con el fin de evitar experiencias dolorosas. Aunque tu tendencia es a rechazar a la otra persona por razones
superficiales, es decir, cuando echas en falta una aprobación entusiasta por ejemplo, te sientes destrozado
cuando te rechazan a ti, y no puedes creer que merezcas ese trato.
Cuando conozcas tu propio valor, no te sentirás amenazado por nadie; entonces podrás proceder a desarrollar
tus potenciales para el verdadero crecimiento personal.

Tu Júpiter en quincuncio a tu Urano

Esta combinación planetaria es un indicio de un alto grado de entusiasmo y desarrollo intelectual, pero teñido
por un cierto aire de superioridad. Estás acostumbrado a enfrentarte con éxito a cualquier competidor que
cuestione tu conocimiento; tu intuición siempre será de gran ayuda para vencer a otros, no importa su
nivel de educación o experiencia
Prácticamente, no existe ningún campo donde no puedas llegar a tener éxito. En concreto, una profesión
relacionada con la educación, el derecho, la política o la filosofía y la religión podría ser una buena
elección, ya que te permitirá hacer pleno uso de tu gran potencial de expresión creativa.
No obstante, debes tener cuidado en no volverte autoritario debido a tu sabiduría y poder. Existe el peligro de
perder buenos amigos mientras persigues tus objetivos. Tal vez te preguntes por qué no son capaces de ver
el futuro con tanta claridad como tú, pero la responsabilidad de comprender las limitaciones de los demás
y dejar espacio para ello es tuya. Recuérdate: debes practicar la moderación, porque tiendes a aceptar una
cantidad exagerada de presión.

Tu Júpiter en quincuncio a tu Neptuno

Tienes la tendencia a hacer promesas que no puedes o no quieres cumplir. Parte del problema es que piensas
que se espera demasiado de ti, algo que hace que te resientas. Cuando se trata de tomar responsabilidades,
tiendes a aceptar demasiado, con el resultado de que abarcas mucho pero aprietas poco.
En tus relaciones personales, no te fías de las motivaciones de la gente, una sospecha que se debe a
experiencias pasadas cuando tu confianza fue violada. Sin embargo, ten cuidado de no cerrarte
completamente. En tus relaciones más íntimas debes aprender a ser más práctico, ya que tiendes a creer
que la persona que amas posee todas las cualidades que tu admiras, y cuando descubres que no es así, te
sientes decepcionado. No toleras bien el rechazo emocional, e incluso puedes volverte vengativo. Acepta a
los demás tal y como son; aprende a realzar sus puntos positivos y a minimizar los negativos.

Tu Júpiter en quincuncio a tu Plutón

Tiendes a cuestionar toda ideología y todo dogma, imponiendo tu propia versión (o visión) y causando así
conflictos en tus relaciones con otros. Tus valores sociales no están siempre de acuerdo con los de la
sociedad, y muchas personas desprecian tu aire de «salvador» que pretende servir a la humanidad.
Ten mucho cuidado de no participar en empresas ilegales solamente porque te sientas tentado por los fáciles y
altos beneficios. La sociedad que manipulas podría tomar medidas para restringir tus ambiciones; no
olvides que incluso los ricos y poderosos van a la cárcel. Calcula bien los riesgos antes de actuar.
Por otro lado, tal vez te sientas motivado a corregir las injusticias en la sociedad o a luchar contra el mal
social. Posees el don de servir a tu prójimo por medio de respuestas íntimas y dedicación espiritual. Tienes
mucho para ofrecer a los demás; sería una lástima si lo desperdiciases debido a tu arrogancia.

Júpiter en quincuncio a tu Quirón

Se podría decir de ti que eres un buscador en pos de una iluminación, una panacea o una verdad definitiva,
que por otra parte siempre se te resiste. También es posible que tengas grandes esperanzas o aspiraciones
desmesuradas. Si un conflicto íntimo crece en tu interior es probable que no puedas contenerlo, y que tu
dolor te lleve a dedicarte a causas más amplias.
Tu experiencia podría incluir búsquedas y viajes enormemente productivos en el sentido de una sanación y un
crecimiento interiores. Tu trabajo vital consiste en reflexionar profundamente sobre tus experiencias y
equilibrarlas con quietud e introversión, para que te ayuden a llegar a una síntesis interior. Aunque te
puedes encontrar, con frecuencia, con que alguna forma extraordinaria de gracia salvadora aparece en tu
vida: algo nuevo se introduce en tus experiencias en el preciso instante en que todo parecía perdido.
Puedes sentir secretamente que eres alguien especial, pero anda con cuidado, ya que el optimismo sin
límites se convierte en desesperación y en la convicción de estar perseguido por la mala suerte cuando las
cosas no te salen de manera como esperabas.
Posees una capacidad asombrosa para recuperarte de enfermedades, tragedias personales y crisis de fe;
aunque también al exceso y al fanatismo, pudiendo llegar a deificar tu hogar y tu familia.
Te encanta correr riesgos y tienes confianza en ser el ejecutor final de tu propio destino, pero cuidado en ir
más allá de tus propios límites. Tienes tendencia a basarte en lo externo, y con frecuencia son necesarias
repetidas desilusiones para que seas capaz de redescubrir tu autoridad espiritual interior.
Aunque sientes un gran impulso por buscar una autoridad espiritual externa, debes renunciar a ello y
encontrar al Maestro Interior que te habla pausadamente desde adentro.

Tu Júpiter en quincuncio a tu Ascendente

Ofreces tus servicios a otros con toda generosidad, pero, aunque tienes el sincero deseo de ayudar a cualquiera
que necesite asistencia, te falta la disciplina para regular tus asuntos de tal manera que puedas ayudar con
eficiencia. Tienes la tendencia a hacer promesas sin pensarlo dos veces y sin tener la más mínima idea de
si puedes cumplirlas o no.
Eres un hombre con enorme talento, capaz de hacer más que tres juntos, y posees todas las buenas intenciones
a la hora de perseguir tus objetivos, pero tiendes a malgastar mucha energía en empresas de poca utilidad;
tienes que aprender a dirigir tus habilidades y esfuerzos hacia una meta específica y a desarrollar la
determinación de permanecer en un lugar el tiempo suficiente para convertir tus ambiciones en realidad.
De buen corazón, te preocupa de verdad la gente menos afortunada, y nunca te falta tiempo para escuchar una
historia triste. Tienes que tener cuidado de no volverte el chivo expiatorio de personas sin escrúpulos que,
sencillamente, están buscando alguien que pueda servir como responsable de sus errores.

Tu Júpiter en quincuncio a tu Medio Cielo

Esta posición planetaria, indica que existe un conflicto latente entre tu deseo de dedicarte a tu familia y a tus
aspiraciones o responsabilidades profesionales. La consecuencia puede ser una indebida tensión emocional
o la tendencia a vacilar entre los dos extremos. A veces, no sabes si dedicar todo el tiempo al trabajo o
estar exclusivamente con tu familia.
Debes aprender a equilibrar estos dos mundos y asignar a cada uno su horario correspondiente.

Tu Júpiter en la Primera Casa

La casa que contiene a Júpiter es una esfera adonde nos dirigimos para renovar nuestra fe en la vida, nuestra
confianza y esperanza en el futuro. Es ahí donde nos sentimos protegidos, ya que nos ofrece la creencia en
algo más grande, la esperanza de algo mejor y el sentimiento de que la vida no es una mera secuencia de
acontecimientos aleatorios, sino que tiene un significado y un propósito. En la casa de Júpiter nos resulta
fácil comprender de la manera más natural nuestra capacidad de crecimiento y mejoramiento.
La Primera Casa contiene el Ascendente y es, por lo tanto, el área más personal del mapa astral. La condición
de esta casa indica la naturaleza de nuestra personalidad, nuestro temperamento y el grado de confianza
que tenemos en nosotros mismos.

El emplazamiento de Júpiter en la Primera Casa te confiere una naturaleza profundamente filosófica que
intenta responder a algunas de las «grandes» cuestiones de la existencia. Pero la exageración del
sentimiento de identidad es uno de los peligros de este emplazamiento y, en consecuencia, convencido
innato de lo mucho y valioso que tienes para ofrecer, es probable que tengas la tendencia a predicar la
verdad (tal como tú la ves) cada vez que se te ofrezca la más mínima oportunidad. Una opinión
desmesurada de ti mismo puede ser causa de que excedas tus propias capacidades, aunque no cabe duda de
que posees la capacidad de entregarte con gran entusiasmo inicial a lo que emprendes y de inspirar a otros
a seguir tu camino. En ocasiones tienes una visión y una inspiración maravillosa, pero corres el riesgo de
carecer de la disciplina y de la concentración necesarias para continuar en algo hasta terminarlo. Y como
estás tan ansioso por liberarte de todas las limitaciones, si las cosas se ponen duras puede ser que optes por
las salidas fáciles.

Tu Júpiter en la Segunda Casa

La casa que contiene a Júpiter es una esfera adonde nos dirigimos para renovar nuestra fe en la vida, nuestra
confianza y esperanza en el futuro. Es ahí donde nos sentimos protegidos, ya nos ofrece la creencia en
algo más grande, la esperanza de algo mejor y el sentimiento de que la vida no es una mera secuencia de
acontecimientos aleatorios, sino que tiene un significado y un propósito. En la casa de Júpiter nos resulta
fácil comprender de la manera más natural nuestra capacidad de crecimiento y mejoramiento.
La Segunda Casa representa nuestro deseo de obtener y poseer valores —no sólo tangibles y económicos,
sino también mentales, emocionales y espirituales— que necesitamos para la seguridad de nuestra
existencia. También está relacionada con nuestras ataduras emocionales a las cosas o personas que nos
rodean.

Con Júpiter en la Segunda Casa, buscas probablemente expandir tus recursos y posesiones como medio de
incrementar tu gozo y tu plenitud de vida. Es posible que veas en el dinero y las posesiones un símbolo de
tu propio valor, o que atesores ciertos objetos porque te inspiran o porque comunican o simbolizan algo
que es importante para ti.
Corres el riesgo de conceder una importancia excesiva al éxito monetario y material, pero aunque tengas éxito
en el ámbito material, gracias a un fuerte instinto adquisitivo, es probable que lo que ganes se te vaya con
la misma rapidez.
Por otro lado, Júpiter en esta casa indica que la búsqueda de seguridad personal puede expresarse tanto en la
persecución de la abundancia en el plano material, como en la posesión de conocimientos superiores o de
firmes creencias religiosas. A veces ambos se mezclan, y debido a que tus deseos son naturalmente fuertes,
tiendes a creer que hay justificaciones «superiores» para tener lo que con tanta urgencia quieres. Y no te
sientas demasiado culpable al satisfacer tus inagotables apetitos.

Tu Júpiter en la Tercera Casa

La casa que contiene a Júpiter es una esfera adonde nos dirigimos para renovar nuestra fe en la vida, nuestra
confianza y esperanza en el futuro. Es ahí donde nos sentimos protegidos, ya nos ofrece la creencia en
algo más grande, la esperanza de algo mejor y el sentimiento de que la vida no es una mera secuencia de
acontecimientos aleatorios, sino que tiene un significado y un propósito.
La Tercera Casa representa el desarrollo de nuestra relación comunicativa con el entorno y nuestra forma de
ver y comprender las circunstancias externas. Es el dominio del pensamiento lógico, de la facultad del
habla y de la adquisición de datos e informaciones.

Con Júpiter en la Tercera Casa posees una mente muy fértil, lo que puede resultar en una exagerada
abundancia de ideas sobre el tema que fuere, o una mente literalmente dispersa, pero también una fineza
de percepción, unida a la amplitud necesaria para adaptar cualquier cosa que pueda suceder cerca de ti a
una perspectiva o un marco de referencia más amplio.
Tienes una tendencia a exhibir una necesidad casi insaciable de aprender cosas, y leer un libro a toda prisa,
creyendo que cuanto antes lo termines, más pronto podrás leer el siguiente. De modo similar, puede haber
una tendencia a «leer demasiado» en un comentario o en una mirada de otra persona, de modo que puedes
terminar haciendo una montaña de un grano de arena.
Para ti la vida es como un enorme rompecabezas, y cuantas más piezas encuentres y consigas hacer encajar,
mejor.

Tu Júpiter en la Cuarta Casa

La casa que contiene a Júpiter es una esfera adonde nos dirigimos para renovar nuestra fe en la vida, nuestra
confianza y esperanza en el futuro. Es ahí donde nos sentimos protegidos, ya nos ofrece la creencia en
algo más grande, la esperanza de algo mejor y el sentimiento de que la vida no es una mera secuencia de
acontecimientos aleatorios, sino que tiene un significado y un propósito.
El Immum Coeli (IC) o cuarta casa simboliza el lado oculto de la personalidad, a saber: nuestras raíces y
nuestros sentimientos menos visibles a primera vista.
La Cuarta Casa tiene que ver con el mundo del subconsciente, la base emocional, la tradición familiar y, en
concreto, la madre como símbolo de protección y nutrición.

Con Júpiter en la Cuarta Casa, un hogar acogedor es una de las cosas más importantes en tu vida, y es
probable que inviertas gran cantidad de dinero y energía en instalar ese hogar de tus sueños. Pero será
mejor que te asegures de tener en él el espacio suficiente para satisfacer tu necesidad de andar siempre
moviéndote. Por consiguiente, es aconsejable vivir fuera de las condiciones de hacinamiento de la ciudad,
y en el marco más abierto y natural del campo, donde ni la visión del paisaje ni los puntos de vista
encuentran obstáculo.
Con respecto a tu vida interior, este emplazamiento favorece el intento de organizar la vida dentro de un
marco claramente moral o filosófico, y es probable que sepas aportar a tu familia un nuevo sentido de la
visión espiritual.

Tu Júpiter en la Quinta Casa

La casa que contiene a Júpiter es una esfera adonde nos dirigimos para renovar nuestra fe en la vida, nuestra
confianza y esperanza en el futuro. Es ahí donde nos sentimos protegidos, ya nos ofrece la creencia en
algo más grande, la esperanza de algo mejor y el sentimiento de que la vida no es una mera secuencia de
acontecimientos aleatorios, sino que tiene un significado y un propósito.
La Quinta Casa es la casa del Sol y simboliza, por lo tanto, nuestra aspiración de expresar las cualidades
únicas de nuestra personalidad en todo su resplandor y plenitud. Aquí se manifiesta nuestro placer de
experimentar y nuestra fuerza creativa. También muestra la relación que tenemos con los niños, así como
el niño que se esconde en nosotros mismos.

En la Quinta Casa, Júpiter procura que la expresión creativa sea con gala y lujo. Es poco probable que un
cuadrado de arena sea lo bastante grande (mejor sería la playa), pero, de todos modos, tus castillos deben
ser más grandes y más bonitos que los del niño de al lado. No es que te niegues a cooperar en empresas
comunes con tus compañeros de juego, pero siempre intentas que quien lleve la voz cantante seas tú
mismo. Después de todo, tu visión es realmente la más interesante, e incluso si un amigo te sugiere una o
dos ideas, las ampliarás y completarás hasta apropiártelas por completo.
Por otro lado, este emplazamiento de Júpiter indica un carácter religioso y caritativo, también un buen
contacto con los jóvenes, que crecen con una visión filosófica o espiritual, o con un fuerte deseo de
ensanchar sus horizontes gracias a viajes y aventuras.

Tu Júpiter en la Sexta Casa

La casa que contiene a Júpiter es una esfera adonde nos dirigimos para renovar nuestra fe en la vida, nuestra
confianza y esperanza en el futuro. Es ahí donde nos sentimos protegidos, ya nos ofrece la creencia en
algo más grande, la esperanza de algo mejor y el sentimiento de que la vida no es una mera secuencia de
acontecimientos aleatorios, sino que tiene un significado y un propósito.
La Sexta Casa corresponde a nuestra facultad y forma de utilizar nuestros recursos y cualidades según las
necesidades que se presenten en la vida. Aquí vemos nuestra actitud hacia el trabajo y el modo de cómo
organizamos nuestra existencia.

Con Júpiter en la Sexta Casa, la autopurificación y el refinamiento de tus habilidades y capacidades te
permitirán alcanzar un sentimiento mayor de bienestar y satisfacción. Sin embargo, ten cuidado de no
obsesionarte con la salud o la idea de hacer del cuerpo un receptáculo mejor para el espíritu. De todos
modos, cuando vas en pos de una curación, no te resulta difícil hacer alteraciones y cambios significativos
en todo tu estilo de vida, y también eres capaz de inspirar a otros para que se ayuden más activamente a sí
mismos. De hecho, es posible que hagas carrera en una profesión relacionada con la salud o los servicios,
ya que es algo innato en ti preocuparte de las necesidades de los demás. Te interesa la higiene, la
alimentación natural, y todo lo que tenga que ver con la restauración y conservación, queriendo obtener lo
mejor de las cosas.

Tu Júpiter en la Séptima Casa

La casa que contiene a Júpiter es una esfera adonde nos dirigimos para renovar nuestra fe en la vida, nuestra
confianza y esperanza en el futuro. Es ahí donde nos sentimos protegidos, ya nos ofrece la creencia en
algo más grande, la esperanza de algo mejor y el sentimiento de que la vida no es una mera secuencia de
acontecimientos aleatorios, sino que tiene un significado y un propósito.
El Descendente es el punto diametralmente opuesto al Ascendente, y describe nuestra facultad de recibir y
absorber aquello que se nos va acercando. Simboliza nuestro encuentro con el tú, la forma de establecer
contactos, y las personas que cobran significado en el transcurso de nuestra vida. Esta casa revela el tipo
de persona que se siente atraída hacia nosotros e indica las expectativas que aportamos a nuestras
relaciones.

Júpiter en esta casa es una posición afortunada que confiere a tu carácter compasión, tacto y sensibilidad.
Además promete honor, popularidad, éxito y prosperidad en lo que se refiere a la pareja o socios
comerciales. Júpiter en esta posición indica que tienes inclinaciones a prácticas espirituales y técnicas de
meditación. Puedes esperar vivir una vida afortunada y próspera.
Aunque eres capaz de recurrir a toda clase de tretas y disfraces para atrapar a la pareja que hayas escogido. Es
posible que te vaya mejor con mujeres que compartan y entiendan tu necesidad de tener otros intereses
fuera de la relación. Si no llegas a casarte es porque te resistes a atarte y perder alternativas. Muchas veces
te encuentras en medio del deseo de independencia para explorar las diferentes facetas de la vida y el
deseo de obtener seguridad.
Júpiter favorece aquí la interacción social y comunal como medio natural de ensanchar y expandir los
horizontes de tu vida.

Tu Júpiter en la Octava Casa

La casa que contiene a Júpiter es una esfera adonde nos dirigimos para renovar nuestra fe en la vida, nuestra
confianza y esperanza en el futuro. Es ahí donde nos sentimos protegidos, ya nos ofrece la creencia en
algo más grande, la esperanza de algo mejor y el sentimiento de que la vida no es una mera secuencia de
acontecimientos aleatorios, sino que tiene un significado y un propósito.
La Octava Casa induce al curioso Mercurio a aprender sumergiéndose en todo lo que hay oculto y menos
claro en la vida: a descubrir secretos y a indagar en misterios para desentrañar su fondo. Es la mentalidad
detectivesca, dotada de ojos capaces de ver en la oscuridad.

Con Júpiter en la Octava Casa, tu crecimiento interior depende mucho de tu disposición de involucrarte con
los problemas de los demás y de ayudar a aquellos que son menos afortunados que tú. De hecho, ayudar a
alguien realmente necesitado te hace sentirte bien y estimula tu sentido de responsabilidad moral y
espiritual hacia otros. Sin embargo, debes pensar, de vez en cuando, en los posibles resultados de tu
asistencia, porque podría ser que estuvieses interfiriendo justo cuando una persona debería aprender a
ayudarse a sí misma. Además, aunque tu deseo de ayudar a otros es loable, debes tener cuidado en no
minar tu propia estabilidad financiera en el proceso.
El emplazamiento de Júpiter en la Casa Ocho, indica también, por un lado, una vida larga y un final pacífico,
y, por otro lado, apetitos sexuales excesivos y cierta necesidad de tener constantemente experiencias
nuevas en este ámbito. Es probable que ya seas consciente de esa tendencia y que intentes controlarla para
evitar complicaciones, tanto a nivel físico como a nivel psíquico, y también para evitar el problema de
cómo reconciliar tus convicciones religiosas y filosóficas con tu impulso sexual.
En la Casa Ocho, Júpiter va también en busca de significados sobre lo que está oculto, es tabú o misterioso, y
es posible que tus creencias estén teñidas de matices metafísicos u ocultistas. Eres una de esas personas
que empujarán una puerta que otros prefieren dejar cerrada, por si se diera el caso de que tras de ella
estuviese oculta la respuesta al misterio de la vida...

Tu Júpiter en la Novena Casa

La casa que contiene a Júpiter es una esfera adonde nos dirigimos para renovar nuestra fe en la vida, nuestra
confianza y esperanza en el futuro. Es ahí donde nos sentimos protegidos, ya nos ofrece la creencia en
algo más grande, la esperanza de algo mejor y el sentimiento de que la vida no es una mera secuencia de
acontecimientos aleatorios, sino que tiene un significado y un propósito. En la casa de Júpiter nos resulta
fácil comprender de la manera más natural nuestra capacidad de crecimiento y mejoramiento.
En la Novena Casa se trata de relacionar el conocimiento adquirido con las experiencias personales para
lograr una visión integral del mundo y una orientación en la vida. Está relacionada con los viajes —tantos
los internos como los externos—, la filosofía, la religión y el derecho.

Con Júpiter en la Novena Casa, tu dedicación y búsqueda de la verdad te pueden llevar a dar la vuelta al
mundo y, sin duda, hasta los límites de los pensamientos filosóficos y religiosos. Buscarás por todas partes
las verdades y leyes básicas que te sirvan de orientación en tu peregrinar por la vida. Siempre y cuando no
te encierres en la torre de marfil de tus abstracciones mentales, podrás inspirar a otros con tu penetración
intuitiva.
Por otro lado, existe el peligro que creas saber todo lo que hay que saber, y que seas capaz de justificar
cualquier cosa que se te ocurra hacer sobre la base de que «si Dios no hubiera querido que yo lo hiciera,
no me habría puesto esa idea en la cabeza». En pocas palabras, con Júpiter en su casa natural puedes verte
arrastrado por lo que piensas, y convertirte en un adorador fanático de tu propia filosofía y de tus
creencias, como si éstas constituyeran una ley por derecho propio.
Junto a la filosofía y la religión, los viajes y la educación superior serán consideradas las maneras de expandir
tu conciencia y de encontrar significado a tu vida, y podrías ser un excelente maestro, escritor e incluso,
actor, capaz de una transmisión vívida y clara de la experiencia.
Tu Júpiter en la Décima Casa

La casa que contiene a Júpiter es una esfera adonde nos dirigimos para renovar nuestra fe en la vida, nuestra
confianza y esperanza en el futuro. Es ahí donde nos sentimos protegidos, ya nos ofrece la creencia en
algo más grande, la esperanza de algo mejor y el sentimiento de que la vida no es una mera secuencia de
acontecimientos aleatorios, sino que tiene un significado y un propósito.
El Medium Coeli o Medio cielo (MC) es el cenit, el punto más alto, del horóscopo y simboliza, entre otras
cosas, nuestra posición social, la cual corresponde en la sociedad actual al éxito profesional. Además de la
reputación, la ambición de hacer carrera, la responsabilidad hacia la sociedad y las metas políticas

Júpiter en la Décima Casa indica que buscas el significado de la vida y tu propia realización a través de la
carrera, el status y el reconocimiento en la sociedad. Es probable que escojas una profesión en relación
con la enseñanza, la publicación de obras literarias, el derecho, la filosofía o la religión. Sea cual sea tu
elección, sueles aportar un alto grado de energía y entusiasmo, una amplia visión, una penetración
profunda y una gran capacidad de organización de personas. Trabajas bien con la gente, pero te
desenvuelves mejor si se te confiere suficiente autoridad y espacio abundante para maniobrar.
Tu posición social es sólida, sin agobios económicos, siendo este efecto planetario de Júpiter muy beneficioso
para todo lo relacionado con tus iniciativas particulares y proyectos de independización profesional. Puede
que empieces trabajando como subalterno, pero tu destino y tu vocación es la de dirigir a personas, montar
tu propio negocio, crecer, triunfar y dar ejemplo a otros.

Tu Júpiter en la Undécima Casa

La casa que contiene a Júpiter es una esfera adonde nos dirigimos para renovar nuestra fe en la vida, nuestra
confianza y esperanza en el futuro. Es ahí donde nos sentimos protegidos, ya nos ofrece la creencia en
algo más grande, la esperanza de algo mejor y el sentimiento de que la vida no es una mera secuencia de
acontecimientos aleatorios, sino que tiene un significado y un propósito. En la casa de Júpiter nos resulta
fácil comprender de la manera más natural nuestra capacidad de crecimiento y mejoramiento.
La Undécima Casa refleja nuestro deseo de alcanzar una determinada identidad o posición por medio de la
identificación con un grupo. Representa nuestro círculo de amigos, experiencias colectivas, ideas
humanitarias y visiones futuras destinadas al progreso de la sociedad en que vivimos.

Júpiter en la Undécima Casa sugiere un círculo de amistades en constante expansión, y con frecuencia de
culturas y nacionalidades diversas. Tiendes a buscar amigos y grupos para que te proporcionen inspiración
y apoyo, o que promuevan causas humanitarias e igualitarias, o que prometan a todos sus participantes el
crecimiento interior y la expansión. No te faltan metas y objetivos en la vida, y casi siempre estás mirando
hacia delante, y tan pronto como alcanzas un objetivo, viene otro a colocarse en su lugar. Para que no te
disperses demasiado, puede ser necesario que reduzcas el número de objetivos o que discrimines mejor
cuáles de entre ellos vale –o no– la pena perseguir. Si disparas tus flechas demasiado alto, es probable que
se vuelvan contra ti; si apuntas al mismo tiempo en demasiadas direcciones diferentes, no sabrás hacia
dónde disparar primero. Sin embargo, como tienes una fe tremenda en que lograrás lo que deseas, la vida
no tiene más remedio que apoyarte. Es frecuente que amigos o grupos compartan esa fe en ti y en tus
objetivos, y te ayuden a ponerlos en práctica.

Tu Júpiter en la Duodécima Casa

La casa que contiene a Júpiter es una esfera adonde nos dirigimos para renovar nuestra fe en la vida, nuestra
confianza y esperanza en el futuro. Es ahí donde nos sentimos protegidos, ya nos ofrece la creencia en
algo más grande, la esperanza de algo mejor y el sentimiento de que la vida no es una mera secuencia de
acontecimientos aleatorios, sino que tiene un significado y un propósito.
La Duodécima Casa es la más compleja, porque corresponde a esferas de la vida que se consideran tabúes y
no suelen ser temas de nuestras conversaciones. Aquí se disuelven el ego y el sentido de la individualidad
en favor de un sentimiento de comunión espiritual. Representa la soledad, el sacrificio, la empatía y la
inspiración mística.
Júpiter en la Casa 12, la esfera de la vida relacionada con la autorrealización y el más allá, indica una fe
profunda en la benevolencia y el significado de la vida y un gran interés en la dimensión espiritual de la
existencia. Andas en busca de la verdad y del propósito de tu vida. Sabes que la respuesta puede hallarse
en las vastas profundidades interiores de la psique: un mundo que va más allá del tiempo, el espacio y
todas las limitaciones. La meditación, la calma, la oración, la música o el arte pueden ser los caminos que
conduzcan a ese mundo. Júpiter en este emplazamiento también puede ser el canal a través del cual fluyan
la curación y la inspiración; de ahí que tengas mucho para ofrecer si trabajas con niños difíciles,
drogadictos, enfermos psíquicos o presidiarios. La visión expandida que sabes generar en épocas de
perturbación no sólo es fuente de esperanza e inspiración para ti mismo, sino que también puede guiar a
otros entre su maraña de dificultades.

Saturno - la necesidad de responsabilidad

El planeta Saturno, con un diámetro de 120.000 km, sigue su órbita alrededor del Sol a una distancia de 1.427
millones de kilómetros, tardando unos 29 años para dar una vuelta completa.

La mitología griega cuenta que Cronos (Saturno) primero castró a su padre Urano y luego devoró a sus
propios hijos para evitar que pudiesen sustituirle en el gobierno del mundo. Se le representaba como un
viejo, con una hoz en la mano, y a veces llevando un reloj de arena, simbolizando el paso del tiempo, «el
Padre Tiempo que todo lo engulle».

Por lo tanto, en la astrología Saturno es considerado el planeta del tiempo y del karma. El karma es la ley de
causa y efecto, y se entiende que Saturno se encarga de enfrentarnos con las consecuencias de nuestros
actos. Eso se presenta especialmente a los 29 años, cuando Saturno regresa por tránsito a su posición
original, formando una conjunción con el Saturno natal. Es un tiempo de reflexión, cuando miramos atrás
y valoramos lo que hemos hecho hasta ese momento para corregir los errores y seguir hacia delante con
mayor madurez.

Saturno simboliza el pasado, la tradición, el padre, la autoridad o cualquier principio restrictivo y formador.
La posición de este planeta en la carta astral indica la esfera donde tenemos que solucionar viejos
problemas y superar inhibiciones y temores que provienen del pasado, incluso vidas pasadas.

Por el lado positivo, Saturno representa cualidades como el sentido de la responsabilidad, la constancia, el
trabajo y la determinación. Representa el desarrollo del valor personal. Otorga la conciencia de que la
compensación es un resultado directo de un esfuerzo personal y una actitud responsable. Saturno es la
sabiduría que resulta de una aplicación meditada del conocimiento. Su afinidad natural es con el signo
Capricornio, aunque, junto con Urano, rige también Acuario.

Tu Saturno en Aries

Aries, gobernado por Marte, abre el Zodiaco. Aquí encontramos los impulsos primordiales de la vida, la
fuerza impetuosa ansiosa por salir a la luz. Aries representa el comienzo de un desarrollo, y no se
preocupa por lo pasado, a veces ni siquiera por lo presente. Contempla el futuro, y lo único que quiere es
abrirse camino hacia delante.

Con Saturno en Aries, intentas establecer y preservar tu yo por medio de un empuje enérgico hacia nuevas
experiencias. Sientes la necesidad de enfocar tus esfuerzos hacia logros tangibles, pero corres el riesgo –
mientras estás escalando hacia la cima– de ignorar los sentimientos y necesidades de tu prójimo. Existe la
tendencia a emplear cualquier medio, incluso la fuerza, para conseguir tus objetivos.
Por otro lado, el emplazamiento de Saturno en este signo puede resultar en una actitud excesivamente
cautelosa y temerosa. Como consecuencia, te puede faltar el coraje de tomar la incitativa y actuar
libremente, ya que ves más los posibles peligros que las posibles ventajas de un nuevo desarrollo. No
obstante, si aprendes a reconocer y usar tus propias fuerzas, puedes lograr mucho, ya que la combinación
de la creatividad y la disciplina es la base de todo éxito. Entonces, sabrás enfocar tu ambición hacia metas
concretas y dedicarte a una tarea con determinación y perseverancia.
Tu Saturno en Tauro

Tauro, relacionado como signo con el elemento tierra, destaca por su determinación y sus acciones destinadas
a metas concretas. Los signos de tierra confían en lo que pueden apreciar con sus sentidos físicos y aspiran
a resultados prácticos. Son cautelosos, disciplinados y fiables, y saben cómo funciona el mundo material.

Con Saturno en Tauro, buscas la seguridad –sobre todo la económica– por medio de la productividad y la
acumulación de recursos materiales, pero te resulta difícil sentirte verdaderamente contento y seguro. La
necesidad de consolidar y dominar tu entorno puede llevarte a bloquear el libre flujo de tu energía vital y
convertirte en un ser sumamente testarudo e incapaz de relajarse por temor a perder el control.
Tal vez tienes también algo de miedo a la riqueza y a las posesiones. Tratas de evitar caer en la rutina, pero
parece que no puedes encontrar el ambiente adecuado para tu crecimiento y desarrollo. Necesitas cultivar
las típicas virtudes domésticas: el trabajo diario, el crecimiento regular, compromisos, etc. Eres capaz de
un esfuerzo sostenido con el fin de apreciar más profundamente las sensaciones físicas, el arte, la belleza y
la naturaleza.

Tu Saturno en Géminis

El signo Géminis está gobernado por el planeta Mercurio y pertenece al elemento aire. Los signos de aire
viven en el mundo abstracto de las ideas y de los pensamientos, los cuales son para ellos tan reales como
cualquier objeto físico. Sienten la necesidad de desprenderse de la experiencia directa y contemplar,
evaluar y comprender su entorno por medio de sus facultades racionales para luego comunicar sus
conclusiones a otros.

El emplazamiento de Saturno en Géminis indica que tiendes a ver el lado serio de la vida y que no tienes
mucha confianza ni en ti mismo ni en nadie. Siempre buscas el significado profundo de las cosas, y, por lo
tanto, no te resulta fácil reírte de una broma o de un chiste. Detestas todo lo que es superficial o frívolo y
evitas las conversaciones ligeras. Tampoco te interesa salir con amigos sólo para divertirte, ya que te
parece una pérdida de tiempo, aunque admiras a personas que gozan de un amplio círculo de amistades y
disponen de cierta soltura en sus contactos personales. En lo que se refiere a ti, prefieres estar a solas y
emplear tu tiempo en algo concreto y útil.
Intentas establecer y preservar tu yo a través de tu percepción y tus recursos intelectuales, aunque no te resulte
fácil asimilar datos y adaptarte a las necesidades de un tema polifacético. No obstante, sean cuales sean las
dificultades que debas afrontar, tus experiencias no son en vano. Una vez que aprendas algunas de las
lecciones de la vida, serás capaz de dedicarte a cualquier tarea mental con disciplina y solucionar los
problemas más complicados. El aprendizaje continuo reforzará la confianza en ti mismo y te enseñará a
relacionarte con los demás de forma más natural y relajada.

Tu Saturno en Cáncer

Cáncer es un signo de agua y se comunica con su entorno principalmente por medio de sus sentimientos. El
elemento agua representa el mundo de las emociones insondables, desde pasiones compulsivas y temores
irracionales hasta sentimientos de compasión y amor universales. Destaca por su intuición y sabe que tiene
que protegerse de influencias ajenas para poder tener acceso a las dimensiones más profundas de su
psique.

El emplazamiento de Saturno en Cáncer indica que tu infancia no fue del todo feliz, principalmente porque
experimentabas la atmósfera en casa como opresiva o fría. Posiblemente pensabas que tus padres fueron
demasiado estrictos e incapaces de darte un sentimiento de pertenencia y calor humano. Como
consecuencia, ahora te resulta difícil mostrar tus sentimientos abiertamente y dejar a otros entrar en tu
vida. Es posible que repitas el error de tus padres y tengas dificultades para crear una atmósfera amorosa
en tu propia familia.
Tiendes a esconderte en tu caparazón y perder el contacto con tu entorno. Debes aprender a aceptar tus
propias emociones y a expresarlas, aunque te parezca algo muy difícil. Pueden haber obstáculos en crear
tu propia familia, pero todos ellos solamente tienen el propósito de hacerte consciente de tus necesidades y
problemas para que puedas cambiar tu actitud y dar verdadero afecto. Una vez logrado, eres capaz de
asumir grandes responsabilidades para tu familia y ser para ella como una roca en el mar.

Tu Saturno en Leo

Leo es un elemento de fuego y destaca, por lo tanto, por su asombroso potencial de energía, su inmenso afán
de acción y renovación, y su espíritu entusiasta y honesto. El elemento de fuego es radiante, ardiente y
expresivo, dedicándose principalmente al descubrimiento y cumplimiento de posibilidades futuras, y nos
otorga la energía que necesitamos para llevar a cabo nuestros deberes diarios.

Saturno, un planeta frío que representa la restricción e introversión, no se siente del todo cómodo en un signo
tan cálido y extrovertido como es Leo. Por consiguiente, es probable que sientas una falta de confianza en
tu propio valor, lo cual puede impedir que hagas lo que te dicta tu corazón y que te expreses libremente.
Tiendes a esconder tus sentimientos. En este caso, el reto es obvio: aprender a expresar tus sentimientos y
abrirte a otras personas sin sentir el temor de que te defrauden. Déjate llevar y aprende a ser el centro de
atención de vez en cuando. Déjate amar.
Por otro lado –dependiente de otros factores de tu horóscopo–, tus dificultades de autoexpresión pueden ser
justo lo contrario. Entonces, tendrás tanta ansiedad por ser el centro de atención que te costará soportar el
protagonismo de otros. Tendrás la necesidad de controlar todo y todos y siempre tener la última palabra.
Sin embargo, cuando algo vaya mal, tú serás el último en aceptar la responsabilidad, porque te resulta muy
difícil aceptar tus propias limitaciones o debilidades. Si ése es tu caso, el reto consiste en mirarte a ti
mismo con más realismo y ablandar tu actitud rígida e intransigente.
De todos modos, con Saturno en Leo, deberías intentar establecer y preservar tu yo por medio de actividades
creativas, la expresión artística y una vida afectiva disciplinada y leal. Para sentir la seguridad que anhelas,
te conviene enfocar tu individualidad hacia logros tangibles. Te sentirás feliz si puedes cumplir con tus
responsabilidades de una forma creativa.

Tu Saturno en Virgo

Virgo, relacionado como signo con el elemento tierra, destaca por su prudencia y sus acciones destinadas a
metas prácticas. Los signos de tierra confían en lo que pueden apreciar con sus sentidos físicos y aspiran a
resultados concretos y útiles. Son determinados, disciplinados y fiables, y saben cómo funciona el mundo
material.

Con Saturno en Virgo, intentas establecer y preservar tu yo a través del cumplimiento de tu deber de modo
concienzudo y de ayudar a los necesitados. Tus facultades de organizar y disciplinarte tienen como meta la
atención por los detalles y el perfeccionamiento de tus habilidades, y pueden proporcionarte una profunda
satisfacción. Sin embargo, debes tener cuidado en no sobrestimar tus propios logros y pensar que sabes
mucho mejor que los demás cómo hacer las cosas. También tu tendencia a la crítica puede causarte más de
un enemigo. Exiges demasiada perfección y el estricto cumplimiento de normas y reglas, lo cual deja poco
espacio para la improvisación, creatividad y espontaneidad. Otro efecto es cierta incapacidad para dejar
que las cosas tomen su curso, o, sencillamente, relajarte y disfrutar de tu tiempo libre, ya que te sientes
inútil si no tienes nada que hacer. Debido a que sueles abarcar demasiado, tiendes a esforzarte más allá de
tus capacidades y perjudicar a tu cuerpo y mente, con el resultado de que a menudo puedes verte forzado a
guardar reposo en la cama.
Cuando la experiencia te hyaa enseñado tus límites, podrás emplear tus fuerzas y facultades con más eficacia
y volverte un colega valorado. Entonces, podrías dar un buen ejemplo de cómo sintetizar el cuerpo y la
mente a la perfección, ya que has aprendido a notar las señales de tu cuerpo y a cuidar tu salud.
A veces dudas de tu capacidad de llevar a cabo una tarea con eficacia, pero con un esfuerzo concentrado y
paciencia podrás lograr el éxito, especialmente en los campos de la ciencia, la técnica o la contabilidad.

Tu Saturno en Libra

El signo Libra está gobernado por el planeta Venus y pertenece al elemento aire. Los signos de aire viven en
el mundo abstracto de las ideas y de los pensamientos, los cuales son para ellos tan reales como cualquier
objeto físico. Sienten la necesidad de desprenderse de la experiencia directa y contemplar, evaluar y
comprender su entorno por medio de sus facultades racionales para luego comunicar sus conclusiones a
otros.

Con Saturno en su signo de exaltación, intentas establecer y preservar tu yo por medio de la capacidad de
relacionarte con otros de una manera justa y responsable. Sin embargo, es posible que obstaculices las
relaciones, porque te asusta la probabilidad de un contacto emocional profundo. No quieres arriesgarte y
exponerte a la vulnerabilidad que implica una intimidad auténtica. Por consiguiente, aunque buscas la paz
y la armonía, no te resulta fácil bajar la guardia y acercarte a otras personas sin preocupación.
No obstante, a pesar de tu dificultad de actuar con más soltura en presencia de otros, las relaciones ocupan un
lugar importante en tu vida, y eres un fiel amigo y marido, aunque te cuesta comprometerte. Tus
expectativas con respecto a tu pareja son altas –tal vez excesivamente altas–, lo cual puede dar origen a
decepciones, pero nunca rehuyes un esfuerzo disciplinado para mantener una relación intacta, y tu actitud
de honrar tus promesas y obligaciones puede proporcionarte un sentimiento de profunda satisfacción.
Por otro lado, te resulta difícil ceder en tus tratos personales, especialmente en discusiones, y tiendes a tomar
una postura demasiado rígida, cuando crees que tienes razón y estás en tu derecho; y probablemente lo
estás, pero deberías aprender a ser más paciente y actuar con más diplomacia. No perderás mucho, si
aprendes a ser más flexible y ceder de vez en cuando.

Tu Saturno en Escorpio

Escorpio, un signo de agua regido por los planetas Marte y Plutón, aunque un signo fijo, dispone de una
sorprendente abundancia de energía que puede manifestarse súbitamente. Como signo de agua, se
comunica con su entorno principalmente por medio de sus sentimientos. El elemento agua representa el
mundo de las emociones insondables, desde pasiones compulsivas y temores irracionales hasta
sentimientos de compasión y amor universales.

Con Saturno en Escorpio, te resulta difícil reconocer o admitir impulsos de egoísmo, sexualidad o
contracorriente de cualquier tipo. Buscas establecer y preservar tu yo a través del control de las pasiones
más potentes y otras reservas de energía. Cierta rigidez y un flujo «congelado» de sentimientos pueden ser
el resultado, y prevenir la experiencia de una profunda satisfacción emocional en la vida. Sientes la
necesidad de defender y proteger tu estructura emocional a toda costa, lo cual puede ir en contra de tus
objetivos y bloquear una relación personal e íntima con otra persona.
Para superar tu naturaleza inferior, es decir los instintos animales y apegos materiales, deberías, en primer
lugar, reconocer su existencia y luego intentar sublimarla por medio de la práctica del yoga y el desarrollo
de una conciencia espiritual. Puedes ser muy testarudo y lanzarte ciegamente a la ruina antes de aceptar un
buen consejo. No te tomas nada a la ligera, y en todo buscas un sentido y una profundidad, aunque lo
haces de forma demasiado seria y egocéntrica. En vez del humor sano, prefieres la ironía y el sarcasmo, lo
cual te puede hacer insoportable, incluso temible. Si eres fatalista y ya no crees en nada, lo más probable
es que todavía no hayas descubierto la mina de fuerzas espirituales en tu interior.
Ten cuidado de no trabajar hasta el agotamiento para lograr tus metas ambiciosas y, en el camino, arrastrar a
otros exigiendo demasiado de ellos. Y procura no ceder ante la tentación de emplear medios ilegales para
conseguir lo que quieres. «Pero la sangre no tiene que llegar hasta el río.» Si aprendes de tus experiencias
y sacas las conclusiones correspondientes, tu vida mejorará notablemente.
Por el lado positivo, sabes muy bien manejar tus recursos, tanto los tuyos como los de otras personas, y
podrías ser un magnífico administrador o consejero financiero, abogado o gestor. Gracias a tu
perseverancia de acero y tu gran autodisciplina, el éxito está prácticamente garantizado. Tu fuerza de
voluntad te deja llegar a cualquier meta que te hayas propuesto.

Tu Saturno en Sagitario

Sagitario es un signo de fuego y destaca, por lo tanto, por su gran potencial de energía, su inmenso afán de
acción y renovación, y su espíritu entusiasta y honesto. El elemento de fuego es radiante, ardiente y
expresivo, dedicándose principalmente al descubrimiento y cumplimiento de posibilidades futuras, y nos
otorga la energía que necesitamos para llevar a cabo nuestros deberes diarios.
Con Saturno en Sagitario, intentas establecer y preservar tu individualidad mediante firmes convicciones
filosóficas, una buena educación y aspiraciones hacia objetivos distantes y elevados. No obstante, no eres
ajeno a la intolerancia religiosa, ya que es probable que no quieras saber nada de conceptos que no estén
arraigados en lo que tu consideras tu propia tradición. Tu visión es más bien estrecha y, por ende, te
resistes a cuestionar tus ideas y principios, aunque, al mismo tiempo, tiendes a predicar «la verdad» a
otros con todos los medios a tu alcance, incluso la coerción.
Por otro lado, podrías tener dificultades con conceptos espirituales e ideas filosóficas en general, en el sentido
de que no te fías de ellos sin haber analizado su lógica y comprobado su aplicación práctica. Sin embargo,
una vez convencido, eres un fiel seguidor y experimentas un fuerte sentido de seguridad y satisfacción de
tus creencias.
En el ámbito laboral, estás siempre dispuesto a aceptar más y más responsabilidades y deberes, por lo cual
corres el riesgo de «abarcar demasiado y apretar poco». Necesitas cultivar tu disciplina mental y evaluar
una situación determinada con más realismo. Tienes la habilidad de organizar las cosas «sobre la marcha»,
mientras cambias los horarios y estructuras, para adaptarte a nuevas circunstancias y situaciones.

Tu Saturno en Capricornio

Capricornio, relacionado como signo con el elemento tierra, destaca por su integridad y seriedad y sus
ambiciones destinadas a metas prácticas. Los signos de tierra confían en lo que pueden apreciar con sus
sentidos físicos y aspiran a resultados concretos y útiles. Son determinados, disciplinados y fiables, y
saben cómo funciona el mundo material.

Con Saturno en Capricornio, intentas establecer y preservar tu yo a través de logros materiales y la ambición
de ocupar una posición respetada o de autoridad en la sociedad. Sin embargo, a pesar de que este
emplazamiento de Saturno en su propio signo es fuerte y promete logros substanciales, puede que haya
muchos obstáculos en el camino hacia la cima o, sencillamente, que el éxito se deja esperar más de lo
habitual.
Por el lado positivo, esta posición te brinda la capacidad de llevar a cabo un esfuerzo disciplinado y
prolongado para planear el cumplimiento de tus responsabilidades. Y jamás pierdes el tiempo
construyendo castillos en el aire. Tus proyectos son bien pensados y funcionales, aunque tal vez les falta
un poco de imaginación, ya que tus conceptos son más bien conservadores y tradicionales. Además, tu
habilidad de organizar las cosas puede convertirse en el hábito de intentar controlar a todo el mundo y
todas las situaciones (en realidad un mecanismo de autodefensa para que nadie y nada lleguen a
dominarte), lo cual, naturalmente, no siempre agrada a los demás.
En el mejor de los casos, Saturno en Capricornio indica una persona que, aunque algo fría y distante, destaca
por su integridad y sus altos ideales; en el peor de los casos, su lema es «el fin justifica los medios», lo
cual puede llevarte a maniobrar de cualquier manera con el fin de lograr tus objetivos...
Te conviene suavizar tu forma de actuar, especialmente en relación con otras personas, y bajar un poco la
guardia. El mundo es mucho menos hostil de lo que te imaginas.

Tu Saturno en Acuario

El signo Acuario está gobernado por Saturno y Urano y pertenece al elemento aire. Los signos de aire viven
en el mundo abstracto de las ideas y de los pensamientos, los cuales son para ellos tan reales como
cualquier objeto físico. Sienten la necesidad de desprenderse de la experiencia directa y contemplar,
evaluar y comprender su entorno por medio de sus facultades racionales con el fin de poder comunicar sus
conclusiones a otros.

Con Saturno en Acuario, intentas establecer y preservar tu individualidad mediante habilidades mentales
disciplinadas, un conocimiento claramente definido y un compromiso con objetivos sociales o globales. Te
esfuerzas por mantener un círculo de amistades importantes, tal vez para formar un grupo con metas
específicas, pero corres el peligro de obstaculizar tus logros debido a una actitud excéntrica o extremista y
una mentalidad un tanto rígida. Persigues tus ideales con gran seriedad, aunque a veces tiendes a ir
demasiado lejos.
Hablas de humanidad y fraternidad, pero Acuario es un signo de aire, y con Saturno en este signo puedes dar
la impresión de ser algo distante e insensible. No es que no te guste la compañía de otros, sin embargo, la
razón puede ser más bien egoísta: para demostrar tu originalidad y unicidad. Además, debido a tus
expectativas tan altas, tiendes a exigir demasiado de tu entorno, e incluso podrías tratar de forma testaruda
e inflexible a tus mejores amigos, sobre todo cuando se atrevan a criticarte.
No obstante, una vez que has aceptado las lecciones de Saturno y aprobado los retos necesarios, los demás se
sentirán orgullosos de tenerte como amigo. Se puede confiar en ti, porque lo que prometes, lo cumples, y
nunca tratas los sentimientos de otras personas con ligereza o de un modo superficial. Se te admira, porque
procuras involucrarte solamente en proyectos que tienen futuro y que, al mismo tiempo, implican
mejoramientos tangibles para la sociedad. Eres ambicioso, pero siempre bien preparado, y sueles defender
primero las necesidades de la gente, en vez de velar por tus propios intereses. Tu disposición de ayudar a
otros es conocida y respetada, porque sabes de lo que estás hablando.

Tu Saturno en Piscis

Piscis es un signo de agua y se comunica con su entorno principalmente a través de sus sentimientos. El
elemento agua representa el mundo de las emociones insondables, desde pasiones compulsivas y temores
irracionales hasta sentimientos de compasión y amor universales. Destaca por su intuición y sabe que tiene
que protegerse de influencias ajenas para poder tener acceso a las dimensiones más profundas de su ser.

Con Saturno en Piscis, intentas establecer y preservar tu individualidad mediante la identificación con un
grupo o ideal, pero tu tendencia a ser demasiado temeroso podría dificultar la realización de tus visiones
idealistas. Para descubrir el potencial que representa Saturno en el signo más universal del Zodiaco, tienes
que hacer un esfuerzo para superar tu inclinación a evitar la intimidad con otras personas y buscar la
soledad para resolver tus problemas. El reto consiste en desmantelar la dura cáscara que encierra tu
corazón y esconde tus sentimientos más tiernos, y expresar tu compasión y simpatía a través de un
esfuerzo consciente, aunque disciplinado; así podrás disolver gradualmente cualquier rigidez en tu carácter
y, con el tiempo, aprender a dar, en vez de recibir, espontáneamente.
Sin duda, eso puede ser difícil, ya que la naturaleza difusa y vaga de Piscis está en contraste con la naturaleza
concentrada y concreta de Saturno. Es probable que experimentes un tremendo miedo a lo desconocido
que se encuentra más allá de la realidad tangible, pero si llegas a hacer el sacrificio de abandonar el intento
de controlarlo todo y a todos –incluso tu propio interior–, tendrás la oportunidad de desarrollar una visión
más universal de la vida y apreciar la dimensión espiritual que yace bajo la cubierta externa de las cosas.

Tu Saturno en conjunción a tu Urano

El contacto intenso entre Saturno y Urano, dos planetas de características diametralmente opuestas, indica que
posees una naturaleza que oscila entre la tenacidad egoísta y obstinada y una extraordinaria creatividad
práctica.
Te atrae todo lo que no sea convencional, pero al mismo tiempo tienes cierto miedo de ello, como si no te
fiases mucho de su utilidad o beneficio. Por otro lado, tienes la capacidad de canalizar tu deseo de sentirte
libre y sin restricciones para movilizar tus recursos para el logro de objetivos específicos.
Comprendes las lecciones del pasado y luchas para librar al futuro de la ignorancia, aunque tiendes a defender
tus intereses con una actitud autoritaria y dominante que puede entrar en conflicto con figuras de
autoridad.
En tus relaciones personales, te inclinas por personas excéntricas que compartan tus altos ideales, personas
que busquen la aventura y un futuro excitante, rompiendo las barreras y normas anticuadas.
Te conviene relajarte periódicamente y reponer las energías gastadas, ya que apenas te das cuenta de que tu
tren de vida tiende a agotar tus recursos físicos y psíquicos mucho más rápido que el de la mayoría de la
gente.

Tu Saturno en conjunción a tu Neptuno

Posees una capacidad prodigiosa de planificar y ejecutar proyectos ambiciosos, tal vez relacionados con la
ciencia o la música. Debido a la naturaleza opuesta de estos dos planetas, hay dos lados bien distintos de
tu carácter: uno materialista y obstinado, y otro idealista y adaptable.
Engañarte es un arte, ya que estás protegido por una sana desconfianza; eres muy cauteloso ante situaciones o
personas que no te resulten familiares. Incluso en materias espirituales o psíquicas no estás dispuesto a
aceptar un dogma, si no lo has analizado y comprendido con lógica.
En tus relaciones íntimas demuestras un comportamiento similar: Eres un idealista, pero un idealista práctico.
No sueles comprometerte emocionalmente si no estás seguro de que el sentimiento es mutuo. No te
ofreces a nadie, sea amigo o amante, de manera casual. Los enredos superficiales no van con tu carácter,
pero estás dispuesto a contribuir con todo lo que tengas en una relación que evidentemente tenga
sustancia.
Evita toda medicación que no sea prescrita por un profesional. Las vitaminas artificiales, los estimulantes o
tranquilizantes no son para ti, ya que pueden causarte reacciones imprevistas y desagradables

Tu Saturno en conjunción a tu Plutón

Saturno cerca de Plutón indica una enorme ambición para realizar tus objetivos, pero también una tendencia a
evitar temas delicados y a buscar refugio en tus deberes y responsabilidades.
No te resulta fácil enfrentarte a influencias que podrían irrumpir en tu vida cotidiana y obligarte a realizar
determinados cambios. Tus planes son un secreto, y no confías tus pensamientos más íntimos a nadie.
Gozas de una severidad pragmática en todo lo que es psicológico, todo lo que emana de tu interior.
Aun así, esta configuración planetaria te confiere una considerable profundidad psicológica, y una vez que te
decides a penetrar la superficie de las cosas, eres capaz de enfocar toda tu concentración en cambios
fundamentales, en última instancia para encontrar una mayor seguridad emocional.

Tu Saturno en conjunción a tu Quirón

Cuando Saturno forma un aspecto con Quirón, la influencia del padre es muy importante. Los problemas que
surgen afectan tanto al padre real, que puede haber estado física o mentalmente enfermo, sentirse débil o
padecido algún tipo de carencia de la que necesitara curarse (también puede haber sido un pequeño tirano,
aplicando una educación estricta y autoritaria y dejándote un legado de odio y miedo), como al principio
arquetípico del Padre, y es frecuente que durante varias generaciones afecten a tu herencia psicológica.
Puedes haber crecido entonces rechazando a tu padre; quizás huyendo lejos de su desvalimiento, su
violencia o de las abrumadoras restricciones que pueda haberte impuesto, sólo para descubrir que ese
«padre» te sigue a todas partes y se manifiesta en tus relaciones personales y con figuras de autoridad.
Como terapia, puede ser aconsejable que estudies tu árbol genealógico para descubrir las pautas vitales y
las características psicológicas del lado paterno de tu familia. De cualquier forma, puedes envejecer antes
de tiempo y ser muy serio desde muy temprana edad, ya que por una razón u otra has tenido que ser tu
propio padre.
Tus mecanismos de control trabajan horas extras, y el resultado son agotadores períodos de esterilidad
creativa, depresión y miedo. Su efecto puede ser paralizante y dejarte deprimido e impotente para disfrutar
de la vida y hasta para esperar algo mejor. Puedes sufrir desastres súbitos, mareos, fallos y sentirte herido;
los repetidos intentos de conseguir que las cosas vuelvan a funcionar están condenados al fracaso si el
juicio negativo de ti mismo y la falta de confianza en tu propia valía no los sacas gradual y
compasivamente a la luz.
En definitiva, se combinan en ti una vulnerabilidad extrema y una actitud a la vez defensiva y quebradiza. Tu
trabajo aquí consiste en enfrentar tu propio miedo interior, tu rigidez y tu desprecio por los demás, ya que
si consigues integrarlos en tu personalidad, sin exigirte cambios, probablemente encuentres que esto te
otorga cierta libertad y seguridad interior.

Tu Saturno en conjunción a tu Ascendente

Saturno cerca del Ascendente es indicio de un carácter disciplinado, cauteloso y tímido. Aunque te falta algo
de confianza en ti mismo, sabes organizar tus recursos eficientemente, lo cual es una señal segura de que
estás capacitado para lograr tus objetivos. Tal vez el éxito pueda hacerse esperar más tiempo de lo normal,
y
podrías tener dificultad en expresarte y dar a conocer tus ideas a los demás, pero aquello que comunicas es
claro y práctico. Te cuesta tomar decisiones, pero eres muy responsable, y todos los que te conocen saben
que pueden confiar en ti.
Debes aprender a amarte un poco más a ti mismo y a desarrollar más confianza en otras personas. De lo
contrario, te puede resultar difícil abrirte suficientemente para entablar una relación íntima significativa y
profunda.

Tu Saturno en conjunción a tu Medio cielo

Saturno cerca del Medio cielo es un emplazamiento poderoso. Es importante para ti que se te reconozca como
una persona fuerte, sólida y responsable, y estás dispuesto a trabajar duro y cumplir con tus obligaciones
para alcanzar el respeto y el status que deseas. Por otro lado, debido a que Saturno es una fuerza muy
lenta, es probable que tus aspiraciones se vuelvan realidad sólo después de un esfuerzo notable, que puede
ser relativamente prolongado.

Tu Saturno en oposición a tu Urano

La tensión entre Saturno y Urano indica un conflicto básico entre la rígida autocracia y la anárquica libertad.
Por una lado, existe una especie de fuerza en ti que te empuja a ir hacia delante, hacia lo nuevo y original;
por el otro lado, experimentas cierto miedo por lo desconocido y el posible caos, miedo que puede hacer
que te obsesiones por la ley y las estructuras comprobadas.
Otro conflicto es la idea de ser tú mismo, como ser aislado, y la idea de grupo, como un organismo vivo que
se mantiene completo mediante los pensamientos de sus componentes. La pregunta que te planteas es:
¿Puedo ser yo un individuo único al tiempo que pertenezco a un colectivo anónimo? Por consiguiente,
una de tus metas más importantes es demostrar la realidad de esta combinación de opuestos. Este conflicto
puede producirte un exceso de individualismo con cierto odio a todo lo restrictivo y establecido, o todo lo
contrario: una persona tremendamente leal al viejo sistema que protege sus derechos como individuo, pero
que no tiene consideración con el individualista.
El reto consiste en resolver el problema de integración entre estos dos tipos de leyes o clases de autoridad
(aparentemente contradictorias), para poder «dar la mano» a tus congéneres y trabajar por la misma
integración en el grupo (tienes que aprender a ser consciente de tus propias necesidades y defender tus
derechos, pero sin adoptar una postura negativa frente a los demás). Si no consigues integrar estos
opuestos, las fuerzas del cambio se afirmarán por sí mismas una y otra vez, arreglándoselas para anular y
trastornar cualquiera cosa que hayas conseguido establecer.
Todo esto puede manifestarse de diversas maneras, bien con una ruptura repentina de relaciones estrechas o
como altercados con tus padres o con tus jefes.
Puede darse también una falta de relaciones satisfactorias y relajadas (también cierta falta de apertura), debido
a tu actitud competitiva y al deseo de ser alguien importante y de gozar de autoridad a nivel social. Debido
a tu actitud de exclusión y de distanciamiento es probable que no tengas muchos amigos íntimos, ya que
habitualmente construyes un «muro» a tu alrededor.

Tu Saturno en oposición a tu Neptuno

Tu personalidad está dividida entre cualidades y tendencias contradictorias. A veces pareces estar «en otro
mundo», carente de ambiciones y deseos mundanos, y, en ocasiones, eres una persona intrigante y
calculadora que no vacila en utilizar cualquier medio para lograr tus objetivos.
Sin embargo, en tus relaciones personales corres el riesgo de que la gente se aproveche de ti. Te resulta difícil
distinguir entre los sinceros y los deshonestos, lo cual puede resultar en severas pérdidas financieras o
emocionales. En tu búsqueda de la persona ideal tiendes a sufrir desengaños con frecuencia, y eso puede
convertirte en un individuo solitario. Piensas que así estarás a salvo, pero te espera el riesgo de caer en el
aislamiento y la depresión. La lección consiste en aprender a desarrollar una ambición sana, libre de
trampas y trucos, y también a distinguir entre las manzanas sanas y las manzanas podridas, sin caer en el
error de rechazarlas categóricamente.

Tu Saturno en oposición a tu Plutón
Eres susceptible y reacio a mostrar tu vulnerabilidad escondida a los ojos de los demás. Prefieres evitar las
confrontaciones con asuntos personales y sensibles, mientras que tu apariencia seria oculta tus
sentimientos más tiernos. Ten cuidado de no involucrarte en empresas que puedan ser, como buenas,
cuestionables y, algo peor, peligrosas.
También en lo que se refiere a tus relaciones personales es aconsejable que examines a fondo a cada persona
con la que tengas tratos importantes, con el fin de proteger tus intereses. Tal vez ya sepas por experiencia
que tiendes a ser víctima de atractivas promesas. Sé cauteloso con todo lo que parece ser demasiado bueno
para ser verdad.

Tu Saturno en oposición a tu Quirón

Cuando Saturno forma un aspecto con Quirón, la influencia del padre es muy importante. Los problemas que
surgen afectan tanto al padre real, que puede haber estado física o mentalmente enfermo, sentirse débil o
padecido algún tipo de carencia de la que necesitara curarse (también puede haber sido un pequeño tirano,
aplicando una educación estricta y autoritaria y dejándote un legado de odio y miedo), como al principio
arquetípico del Padre, y es frecuente que durante varias generaciones afecten a tu herencia psicológica.
Puedes haber crecido entonces rechazando a tu padre; quizás huyendo lejos de su desvalimiento, su
violencia o de las abrumadoras restricciones que pueda haberte impuesto, sólo para descubrir que ese
«padre» te sigue a todas partes y se manifiesta en tus relaciones personales y con figuras de autoridad.
Como terapia, puede ser aconsejable que estudies tu árbol genealógico para descubrir las pautas vitales y
las características psicológicas del lado paterno de tu familia. De cualquier forma, puedes envejecer antes
de tiempo y ser muy serio desde muy temprana edad, ya que por una razón u otra has tenido que ser tu
propio padre.
Tus mecanismos de control trabajan horas extras, y el resultado son agotadores períodos de esterilidad
creativa, depresión y miedo. Su efecto puede ser paralizante y dejarte deprimido e impotente para disfrutar
de la vida y hasta para esperar algo mejor. Puedes sufrir desastres súbitos, mareos, fallos y sentirte herido;
los repetidos intentos de conseguir que las cosas vuelvan a funcionar están condenados al fracaso si el
juicio negativo de ti mismo y la falta de confianza en tu propia valía no los sacas gradual y
compasivamente a la luz.
En definitiva, se combinan en ti una vulnerabilidad extrema y una actitud a la vez defensiva y quebradiza. Tu
trabajo aquí consiste en enfrentar tu propio miedo interior, tu rigidez y tu desprecio por los demás, ya que
si consigues integrarlos en tu personalidad, sin exigirte cambios, probablemente encuentres que esto te
otorga cierta libertad y seguridad interior.

Tu Saturno en oposición a tu Ascendente

El emplazamiento de Saturno al otro lado del Ascendente indica que eres una persona metódica y concienzuda
en lo que se refiere a tus relaciones personales, pero prefieres que la gente se acerque a ti, porque tienes
miedo de que no te acepten si vas hacia ellos. Tienes tendencia a las amistades duraderas y que sean fieles,
a veces demasiado serias.

Tu Saturno en oposición a tu Medio Cielo

Con esta posición de Saturno es muy probable que exista cierta frialdad y formalidad en tu hogar y familia. Te
puede acarrear también fuertes responsabilidades por problemas que surgen de tu ambiente familiar, o
conflictos entre tus obligaciones profesionales y familiares.

Tu Saturno en cuadratura a tu Urano

Tienes dificultades a la hora de tomar decisiones, en particular cuando se trata de romper con actitudes
anticuadas y cambiar de rumbo. Posees un gran potencial creativo, pero, debido a tu educación o a
experiencias negativas del pasado, no te atreves a darle salida. Una vez que hayas superado tu miedo a lo
desconocido, puedes alcanzar niveles de éxito que nunca has podido imaginar.
A veces te cuesta dominar tus impulsos, y, por tanto, tienes la tendencia a navegar entre la sosa rutina y las
juergas locas. Trata de mantener un equilibrio saludable.
En tus relaciones personales sueles buscar a personas que te den su aprobación. No subestimes tus virtudes,
entre las cuales destacan un fuerte sentido de responsabilidad y la habilidad de dar forma a tus ideas.

Tu Saturno en cuadratura a tu Neptuno

Tu personalidad parece estar dividida entre cualidades y tendencias contradictorias. A veces estás «en otro
mundo», carente de ambiciones y deseos mundanos, y, en ocasiones, pareces ser una persona intrigante y
calculadora que no vacila en utilizar cualquier medio para lograr sus metas.
Tienes miedo de aceptar responsabilidades, porque no estás seguro de tus capacidades y no sabes si podrás
cumplirlas adecuadamente. Sufres perturbaciones emocionales debido a esas ansiedades imaginarias, lo
cual puede ser un problema a la hora de buscar una profesión. Debes aprender a amarte a ti mismo y tener
más confianza en tu propia voluntad y fuerza. Cuando veas al fracaso como a un pilar del éxito y una
oportunidad de aprendizaje, estarás en el camino hacia contribuciones más significativas que te otorgarán
la confianza en ti mismo que te falta.
Busca el consejo de un buen amigo para que te muestre cómo manejar tus recursos eficientemente y sacar el
máximo provecho de ellos.

Tu Saturno en cuadratura a tu Plutón

Eres un mal perdedor. Te resulta muy difícil admitir que otros puedan ser más cualificados que tú, y esa
actitud es la causa de la mayoría de los problemas que encuentras a la hora de establecer una relación con
otra persona, especialmente en el mundo del trabajo. Tus superiores no van a tolerar tus intentos de hacerte
con el control de una situación. Tal vez te acepten, si estás dispuesto a servir hasta que puedas demostrar
que tienes la capacidad de ejercer autoridad, pero tu impaciencia es un obstáculo formidable. Necesitas
buenos amigos para que te den los consejos apropiados para evaluar correctamente tus capacidades y
definir tus objetivos.
Tus deseos tienden a ser poco realistas a la luz de los recursos que tienes para satisfacerlos. Sientes cierta
envidia de personas que tengan posiciones de poder o riqueza, y deberías corregir esa actitud
desarrollando habilidades por medio de la educación. Entonces, serás capaz de encontrarte con tus
compañeros de trabajo al mismo nivel. También tus metas serán más claras, y podrás planear
adecuadamente cómo lograr el éxito.

Tu Saturno en cuadratura a tu Quirón

Cuando Saturno forma un aspecto con Quirón, la influencia del padre es muy importante. Los problemas que
surgen afectan tanto al padre real, que puede haber estado física o mentalmente enfermo, sentirse débil o
padecido algún tipo de carencia de la que necesitara curarse (también puede haber sido un pequeño tirano,
aplicando una educación estricta y autoritaria y dejándote un legado de odio y miedo), como al principio
arquetípico del Padre, y es frecuente que durante varias generaciones afecten a tu herencia psicológica.
Puedes haber crecido entonces rechazando a tu padre; quizás huyendo lejos de su desvalimiento, su
violencia o de las abrumadoras restricciones que pueda haberte impuesto, sólo para descubrir que ese
«padre» te sigue a todas partes y se manifiesta en tus relaciones personales y con figuras de autoridad.
Como terapia, puede ser aconsejable que estudies tu árbol genealógico para descubrir las pautas vitales y
las características psicológicas del lado paterno de tu familia. De cualquier forma, puedes envejecer antes
de tiempo y ser muy serio desde muy temprana edad, ya que por una razón u otra has tenido que ser tu
propio padre.
Tus mecanismos de control trabajan horas extras, y el resultado son agotadores períodos de esterilidad
creativa, depresión y miedo. Su efecto puede ser paralizante y dejarte deprimido e impotente para disfrutar
de la vida y hasta para esperar algo mejor. Puedes sufrir desastres súbitos, mareos, fallos y sentirte herido;
los repetidos intentos de conseguir que las cosas vuelvan a funcionar están condenados al fracaso si el
juicio negativo de ti mismo y la falta de confianza en tu propia valía no los sacas gradual y
compasivamente a la luz.
En definitiva, se combinan en ti una vulnerabilidad extrema y una actitud a la vez defensiva y quebradiza. Tu
trabajo aquí consiste en enfrentar tu propio miedo interior, tu rigidez y tu desprecio por los demás, ya que
si consigues integrarlos en tu personalidad, sin exigirte cambios, probablemente encuentres que esto te
otorga cierta libertad y seguridad interior.
Tu Saturno en cuadratura a tu Ascendente

Eres algo inseguro a la hora de afirmar tu presencia, ya que temes encontrar mucha oposición. Subestimas tus
capacidades, y en presencia de competidores prefieres moverte lenta y cautelosamente, examinando la
situación paso a paso, para ganar autoconfianza. Si encuentras obstáculos o resistencia por parte de otras
personas, tiendes a rehuir en vez de luchar. En realidad, eres mucho más competente de lo que te imaginas,
y con el tiempo –a medida que consigas éxito y reconocimiento– lo comprenderás y sabrás valorarte a ti
mismo.
Puedes dar la impresión de ser algo frío e indiferente, pero en realidad eres serio y responsable: lo que
prometes quieres cumplir a toda costa. Sabes por experiencia que nadie te regala nada y que tienes que
hacer esfuerzos y sacrificios para merecer una recompensa sustancial.
Es probable que en tu infancia echases de menos un trato cálido y tierno por parte de tus padres, y el resultado
es que ahora te cuesta mostrar tus sentimientos. Pero también en ese caso, el tiempo te ayudará a abrirte
cada vez un poco más y superar tu inseguridad emocional hasta que encuentres la pareja con la cual te
sientas a gusto y quieras compartir tu vida.

Tu Saturno en cuadratura a tu Medio Cielo

Con esta posición de Saturno es muy probable que surjan obstáculos en tu éxito profesional y en tu felicidad
en el hogar. Te puedes encontrar en situaciones que conlleven fuertes responsabilidades, lo que interfiere
en tu felicidad y coarta tu forma de expresarte. Estas responsabilidades pueden venir de tus padres o de tu
familia en general.

Tu Saturno en trígono a tu Urano

Sabes integrar en tu carácter cualidades tan distintas como la paciencia o la prudencia y la originalidad o libre
experimentación. El resultado es un extraordinario talento a la hora de movilizar tus recursos y
encauzarlos de la forma más eficiente, demostrando buen juicio y una intuición prodigiosa.
Podrías tener éxito en campos tan diversos como la investigación científica, la educación o la astrología.
Además, sabes manejar y guiar a otras personas, ya que comprendes intuitivamente sus motivos y deseos,
lo cual te permite organizar sus talentos para lograr objetivos aparentemente imposibles de alcanzar.

Tu Saturno en trígono a tu Neptuno

Tienes un gran sentido de la responsabilidad, un notable sentido común y la capacidad de ejecutar
escrupulosamente arduos trabajos que requieran sacrificios personales, a menudo en beneficio de personas
desamparadas.
Tu motivación es un poderoso impulso espiritual para efectuar cambios positivos en las condiciones negativas
que observas en la sociedad. Posees un alto estándar moral y ético, y tu comprensión de las situaciones
difíciles, que vive la gente menos afortunada, te empuja a encontrar remedios tangibles. Cuando alguien
necesita tu ayuda, puede contar contigo. Dispones de muchos recursos para mejorar tu medio ambiente,
pero depende de ti utilizarlos eficientemente.
También tienes facultades para tener éxito como escritor, ya que tu inspiración y tu don de observación
pueden dar forma a tus ideas. Gracias a tus vastos recursos, tienes la capacidad de resolver problemas que
parecen ser insuperables para otros.

Tu Saturno en trígono a tu Plutón

Sabes organizar tus recursos eficientemente, porque te preocupa tu seguridad y eres consciente tanto de tus
habilidades como de tus fallos. Para ti la experiencia es la mejor maestra, aunque eso no quiere decir que
no aproveches una buena educación o cursos de formación profesional para expandir el abanico de tus
oportunidades.
Penetras con facilidad en el mundo sutil de la psicología, sabiendo cómo llegar al núcleo de una cuestión. Te
fascina trabajar con las áreas de la mente más sensibles y vulnerables, investigando y definiendo puntos de
transformación o áreas para el crecimiento. Podrías enseñar e instruir a los demás en esas materias. No
temes llegar a las situaciones más pegajosas, por lo que siempre tendrás al alcance de tu mano la esencia
del hecho en cuestión.

Tu Saturno en trígono a tu Quirón

Cuando Saturno forma un aspecto con Quirón, la influencia del padre es muy importante. Los problemas que
surgen afectan tanto al padre real, que puede haber estado física o mentalmente enfermo, sentirse débil o
padecido algún tipo de carencia de la que necesitara curarse (también puede haber sido un pequeño tirano,
aplicando una educación estricta y autoritaria y dejándote un legado de odio y miedo), como al principio
arquetípico del Padre, y es frecuente que durante varias generaciones afecten a tu herencia psicológica.
Puedes haber crecido entonces rechazando a tu padre; quizás huyendo lejos de su desvalimiento, su
violencia o de las abrumadoras restricciones que pueda haberte impuesto, sólo para descubrir que ese
«padre» te sigue a todas partes y se manifiesta en tus relaciones personales y con figuras de autoridad.
Como terapia, puede ser aconsejable que estudies tu árbol genealógico para descubrir las pautas vitales y
las características psicológicas del lado paterno de tu familia. De cualquier forma, puedes envejecer antes
de tiempo y ser muy serio desde muy temprana edad, ya que por una razón u otra has tenido que ser tu
propio padre.
Tus mecanismos de control trabajan horas extras, y el resultado son agotadores períodos de esterilidad
creativa, depresión y miedo. Su efecto puede ser paralizante y dejarte deprimido e impotente para disfrutar
de la vida y hasta para esperar algo mejor. Puedes sufrir desastres súbitos, mareos, fallos y sentirte herido;
los repetidos intentos de conseguir que las cosas vuelvan a funcionar están condenados al fracaso si el
juicio negativo de ti mismo y la falta de confianza en tu propia valía no los sacas gradual y
compasivamente a la luz.
En definitiva, se combinan en ti una vulnerabilidad extrema y una actitud a la vez defensiva y quebradiza. Tu
trabajo aquí consiste en enfrentar tu propio miedo interior, tu rigidez y tu desprecio por los demás, ya que
si consigues integrarlos en tu personalidad, sin exigirte cambios, probablemente encuentres que esto te
otorga cierta libertad y seguridad interior.

Tu Saturno en trígono a tu Ascendente

Este ángulo armónico entre Saturno y el Ascendente sugiere que te expresas con mucha cautela y no
malgastas tus palabras. Tienes un sentido natural de la organización, lo que te proporciona disciplina y
prudencia, pero lo que te hace quizá demasiado serio. No tienes muchos amigos, pero los que tienes son
fieles, porque saben que eres leal y te preocupas por ellos.

Tu Saturno en trígono a tu Medio cielo

Este aspecto armónico entre Saturno y el Medio cielo indica que tu éxito profesional se debe en gran medida a
tu industria y disciplina. Eres ambicioso y dispuesto a poner una gran cantidad de energía para lograr tus
objetivos.
Al mismo tiempo, no descuidas tus responsabilidades familiares, algo que saben apreciar tus seres queridos.
También eres consciente de tus obligaciones tradicionales, y cuidarás con mucho cariño a tus padres a la
medida que van envejeciendo.

Tu Saturno en sextil a tu Urano

Sabes integrar en tu carácter cualidades tan distintas como la paciencia o la prudencia y la originalidad o libre
experimentación. El resultado es un extraordinario talento a la hora de movilizar tus recursos y
encauzarlos de la forma más eficiente, demostrando buen juicio y una intuición prodigiosa.
Podrías tener éxito en campos tan diversos como la investigación científica, la educación o la astrología.
Además, sabes manejar y guiar a otras personas, ya que comprendes intuitivamente sus motivos y deseos,
lo cual te permite organizar sus talentos para lograr objetivos aparentemente imposibles de alcanzar.

Tu Saturno en sextil a tu Neptuno
Tienes un gran sentido de la responsabilidad, un notable sentido común y la capacidad de ejecutar
escrupulosamente arduos trabajos que requieran sacrificios personales, a menudo en beneficio de personas
desamparadas.
Tu motivación es un poderoso impulso espiritual para efectuar cambios positivos en las condiciones negativas
que observas en la sociedad. Posees un alto estándar moral y ético, y tu comprensión de las situaciones
difíciles, que vive la gente menos afortunada, te empuja a encontrar remedios tangibles. Cuando alguien
necesita tu ayuda, puede contar contigo. Dispones de muchos recursos para mejorar tu medio ambiente,
pero depende de ti utilizarlos eficientemente.
También tienes facultades para tener éxito como escritor, ya que tu inspiración y tu don de observación
pueden dar forma a tus ideas. Gracias a tus vastos recursos, tienes la capacidad de resolver problemas que
parecen ser insuperables para otros.

Tu Saturno en sextil a tu Plutón

Sabes organizar tus recursos eficientemente, porque te preocupa tu seguridad y eres consciente tanto de tus
habilidades como de tus fallos. Para ti la experiencia es la mejor maestra, aunque eso no quiere decir que
no aproveches una buena educación o cursos de formación profesional para expandir el abanico de tus
oportunidades.
Penetras con facilidad en el mundo sutil de la psicología, sabiendo cómo llegar al núcleo de una cuestión. Te
fascina trabajar con las áreas de la mente más sensibles y vulnerables, investigando y definiendo puntos de
transformación o áreas para el crecimiento. Podrías enseñar e instruir a los demás en esas materias. No
temes llegar a las situaciones más pegajosas, por lo que siempre tendrás al alcance de tu mano la esencia
del hecho en cuestión.

Tu Saturno en sextil a tu Quirón

Cuando Saturno forma un aspecto con Quirón, la influencia del padre es muy importante. Los problemas que
surgen afectan tanto al padre real, que puede haber estado física o mentalmente enfermo, sentirse débil o
padecido algún tipo de carencia de la que necesitara curarse (también puede haber sido un pequeño tirano,
aplicando una educación estricta y autoritaria y dejándote un legado de odio y miedo), como al principio
arquetípico del Padre, y es frecuente que durante varias generaciones afecten a tu herencia psicológica.
Puedes haber crecido entonces rechazando a tu padre; quizás huyendo lejos de su desvalimiento, su
violencia o de las abrumadoras restricciones que pueda haberte impuesto, sólo para descubrir que ese
«padre» te sigue a todas partes y se manifiesta en tus relaciones personales y con figuras de autoridad.
Como terapia, puede ser aconsejable que estudies tu árbol genealógico para descubrir las pautas vitales y
las características psicológicas del lado paterno de tu familia. De cualquier forma, puedes envejecer antes
de tiempo y ser muy serio desde muy temprana edad, ya que por una razón u otra has tenido que ser tu
propio padre.
Tus mecanismos de control trabajan horas extras, y el resultado son agotadores períodos de esterilidad
creativa, depresión y miedo. Su efecto puede ser paralizante y dejarte deprimido e impotente para disfrutar
de la vida y hasta para esperar algo mejor. Puedes sufrir desastres súbitos, mareos, fallos y sentirte herido;
los repetidos intentos de conseguir que las cosas vuelvan a funcionar están condenados al fracaso si el
juicio negativo de ti mismo y la falta de confianza en tu propia valía no los sacas gradual y
compasivamente a la luz.
En definitiva, se combinan en ti una vulnerabilidad extrema y una actitud a la vez defensiva y quebradiza. Tu
trabajo aquí consiste en enfrentar tu propio miedo interior, tu rigidez y tu desprecio por los demás, ya que
si consigues integrarlos en tu personalidad, sin exigirte cambios, probablemente encuentres que esto te
otorga cierta libertad y seguridad interior.

Tu Saturno en sextil a tu Ascendente

Este ángulo armónico entre Saturno y el Ascendente sugiere que te expresas con mucha cautela y no
malgastas tus palabras. Tienes un sentido natural de la organización, lo que te proporciona disciplina y
prudencia, pero lo que te hace quizá demasiado serio. No tienes muchos amigos, pero los que tienes son
fieles, porque saben que eres leal y te preocupas por ellos.
Tu Saturno en sextil a tu Medio cielo

Tu éxito profesional se debe en gran medida a tu industria y disciplina. Eres ambicioso y dispuesto a poner
una gran cantidad de energía para lograr tus objetivos.
Al mismo tiempo, no descuidas tus responsabilidades familiares, algo que saben apreciar tus seres queridos.
También eres consciente de tus obligaciones tradicionales, y cuidarás con mucho cariño a tus padres a la
medida que van envejeciendo.

Tu Saturno en semisextil a tu Urano

Sabes integrar en tu carácter cualidades tan distintas como la paciencia o la prudencia y la originalidad o libre
experimentación. El resultado es un extraordinario talento a la hora de movilizar tus recursos y
encauzarlos de la forma más eficiente, demostrando buen juicio y una intuición prodigiosa.
Podrías tener éxito en campos tan diversos como la investigación científica, la educación o la astrología.
Además, sabes manejar y guiar a otras personas, ya que comprendes intuitivamente sus motivos y deseos,
lo cual te permite organizar sus talentos para lograr objetivos aparentemente imposibles de alcanzar.

Tu Saturno en semisextil a tu Neptuno

Tienes un gran sentido de la responsabilidad, un notable sentido común y la capacidad de ejecutar
escrupulosamente arduos trabajos que requieran sacrificios personales, a menudo en beneficio de personas
desamparadas.
Tu motivación es un poderoso impulso espiritual para efectuar cambios positivos en las condiciones negativas
que observas en la sociedad. Posees un alto estándar moral y ético, y tu comprensión de las situaciones
difíciles, que vive la gente menos afortunada, te empuja a encontrar remedios tangibles. Cuando alguien
necesita tu ayuda, puede contar contigo. Dispones de muchos recursos para mejorar tu medio ambiente,
pero depende de ti utilizarlos eficientemente.
También tienes facultades para tener éxito como escritor, ya que tu inspiración y tu don de observación
pueden dar forma a tus ideas. Gracias a tus vastos recursos, tienes la capacidad de resolver problemas que
parecen ser insuperables para otros.

Tu Saturno en semisextil a tu Plutón

Sabes organizar tus recursos eficientemente, porque te preocupa tu seguridad y eres consciente tanto de tus
habilidades como de tus fallos. Para ti la experiencia es la mejor maestra, aunque eso no quiere decir que
no aproveches una buena educación o cursos de formación profesional para expandir el abanico de tus
oportunidades.
Penetras con facilidad en el mundo sutil de la psicología, sabiendo cómo llegar al núcleo de una cuestión. Te
fascina trabajar con las áreas de la mente más sensibles y vulnerables, investigando y definiendo puntos de
transformación o áreas para el crecimiento. Podrías enseñar e instruir a los demás en esas materias. No
temes llegar a las situaciones más pegajosas, por lo que siempre tendrás al alcance de tu mano la esencia
del hecho en cuestión.

Tu Saturno en semisextil a tu Quirón

Cuando Saturno forma un aspecto con Quirón, la influencia del padre es muy importante. Los problemas que
surgen afectan tanto al padre real, que puede haber estado física o mentalmente enfermo, sentirse débil o
padecido algún tipo de carencia de la que necesitara curarse (también puede haber sido un pequeño tirano,
aplicando una educación estricta y autoritaria y dejándote un legado de odio y miedo), como al principio
arquetípico del Padre, y es frecuente que durante varias generaciones afecten a tu herencia psicológica.
Puedes haber crecido entonces rechazando a tu padre; quizás huyendo lejos de su desvalimiento, su
violencia o de las abrumadoras restricciones que pueda haberte impuesto, sólo para descubrir que ese
«padre» te sigue a todas partes y se manifiesta en tus relaciones personales y con figuras de autoridad.
Como terapia, puede ser aconsejable que estudies tu árbol genealógico para descubrir las pautas vitales y
las características psicológicas del lado paterno de tu familia. De cualquier forma, puedes envejecer antes
de tiempo y ser muy serio desde muy temprana edad, ya que por una razón u otra has tenido que ser tu
propio padre.
Tus mecanismos de control trabajan horas extras, y el resultado son agotadores períodos de esterilidad
creativa, depresión y miedo. Su efecto puede ser paralizante y dejarte deprimido e impotente para disfrutar
de la vida y hasta para esperar algo mejor. Puedes sufrir desastres súbitos, mareos, fallos y sentirte herido;
los repetidos intentos de conseguir que las cosas vuelvan a funcionar están condenados al fracaso si el
juicio negativo de ti mismo y la falta de confianza en tu propia valía no los sacas gradual y
compasivamente a la luz.
En definitiva, se combinan en ti una vulnerabilidad extrema y una actitud a la vez defensiva y quebradiza. Tu
trabajo aquí consiste en enfrentar tu propio miedo interior, tu rigidez y tu desprecio por los demás, ya que
si consigues integrarlos en tu personalidad, sin exigirte cambios, probablemente encuentres que esto te
otorga cierta libertad y seguridad interior.

Tu Saturno en semisextil a tu Ascendente

Este ángulo armónico entre Saturno y el Ascendente sugiere que te expresas con mucha cautela y no
malgastas tus palabras. Tienes un sentido natural de la organización, lo que te proporciona disciplina y
prudencia, pero lo que te hace quizá demasiado serio. No tienes muchos amigos, pero los que tienes son
fieles, porque saben que eres leal y te preocupas por ellos.

Tu Saturno en semisextil a tu Medio cielo

Tu éxito profesional se debe en gran medida a tu industria y disciplina. Eres ambicioso y dispuesto a poner
una gran cantidad de energía para lograr tus objetivos.
Al mismo tiempo, no descuidas tus responsabilidades familiares, algo que saben apreciar tus seres queridos.
También eres consciente de tus obligaciones tradicionales, y cuidarás con mucho cariño a tus padres a la
medida que van envejeciendo.

Tu Saturno en quincuncio a tu Urano

La tensión entre Saturno y Urano indica un conflicto básico entre la rígida autocracia y la anárquica libertad.
Por una lado, existe una especie de fuerza en ti que te empuja a ir hacia delante, hacia lo nuevo y original;
por el otro lado, experimentas cierto miedo por lo desconocido y el posible caos, miedo que puede hacer
que te obsesiones por la ley y las estructuras comprobadas.
Otro conflicto es la idea de ser tú mismo, como ser aislado, y la idea de grupo, como un organismo vivo que
se mantiene completo mediante los pensamientos de sus componentes. La pregunta que te planteas es:
¿Puedo ser yo un individuo único al tiempo que pertenezco a un colectivo anónimo? Por consiguiente,
una de tus metas más importantes es demostrar la realidad de esta combinación de opuestos. Este conflicto
puede producirte un exceso de individualismo con cierto odio a todo lo restrictivo y establecido, o todo lo
contrario: una persona tremendamente leal al viejo sistema que protege sus derechos como individuo, pero
que no tiene consideración con el individualista.
El reto consiste en resolver el problema de integración entre estos dos tipos de leyes o clases de autoridad
(aparentemente contradictorias), para poder «dar la mano» a tus congéneres y trabajar por la misma
integración en el grupo (tienes que aprender a ser consciente de tus propias necesidades y defender tus
derechos, pero sin adoptar una postura negativa frente a los demás). Si no consigues integrar estos
opuestos, las fuerzas del cambio se afirmarán por sí mismas una y otra vez, arreglándoselas para anular y
trastornar cualquiera cosa que hayas conseguido establecer.

Tu Saturno en quincuncio a tu Neptuno

Tu personalidad está dividida entre cualidades y tendencias contradictorias. A veces pareces estar «en otro
mundo», carente de ambiciones y deseos mundanos, y, en ocasiones, eres una persona intrigante y
calculadora que no vacila en utilizar cualquier medio para lograr tus objetivos.
Sin embargo, en tus relaciones personales corres el riesgo de que la gente se aproveche de ti. Te resulta difícil
distinguir entre los sinceros y los deshonestos, lo cual puede resultar en severas pérdidas financieras o
emocionales. En tu búsqueda de la persona ideal tiendes a sufrir desengaños con frecuencia, y eso puede
convertirte en un individuo solitario. Piensas que así estarás a salvo, pero te espera el riesgo de caer en el
aislamiento y la depresión. La lección consiste en aprender a desarrollar una ambición sana, libre de
trampas y trucos, y también a distinguir entre las manzanas sanas y las manzanas podridas, sin caer en el
error de rechazarlas categóricamente.

Tu Saturno en quincuncio a tu Plutón

Eres susceptible y reacio a mostrar tu vulnerabilidad escondida a los ojos de los demás. Prefieres evitar las
confrontaciones con asuntos personales y sensibles, mientras que tu apariencia seria oculta tus
sentimientos más tiernos. Ten cuidado de no involucrarte en empresas que puedan ser, como buenas,
cuestionables y, algo peor, peligrosas.
También en lo que se refiere a tus relaciones personales es aconsejable que examines a fondo a cada persona
con la que tengas tratos importantes, con el fin de proteger tus intereses. Tal vez ya sepas por experiencia
que tiendes a ser víctima de atractivas promesas. Sé cauteloso con todo lo que parece ser demasiado bueno
para ser verdad.

Tu Saturno en quincuncio a tu Quirón

Cuando Saturno forma un aspecto con Quirón, la influencia del padre es muy importante. Los problemas que
surgen afectan tanto al padre real, que puede haber estado física o mentalmente enfermo, sentirse débil o
padecido algún tipo de carencia de la que necesitara curarse (también puede haber sido un pequeño tirano,
aplicando una educación estricta y autoritaria y dejándote un legado de odio y miedo), como al principio
arquetípico del Padre, y es frecuente que durante varias generaciones afecten a tu herencia psicológica.
Puedes haber crecido entonces rechazando a tu padre; quizás huyendo lejos de su desvalimiento, su
violencia o de las abrumadoras restricciones que pueda haberte impuesto, sólo para descubrir que ese
«padre» te sigue a todas partes y se manifiesta en tus relaciones personales y con figuras de autoridad.
Como terapia, puede ser aconsejable que estudies tu árbol genealógico para descubrir las pautas vitales y
las características psicológicas del lado paterno de tu familia. De cualquier forma, puedes envejecer antes
de tiempo y ser muy serio desde muy temprana edad, ya que por una razón u otra has tenido que ser tu
propio padre.
Tus mecanismos de control trabajan horas extras, y el resultado son agotadores períodos de esterilidad
creativa, depresión y miedo. Su efecto puede ser paralizante y dejarte deprimido e impotente para disfrutar
de la vida y hasta para esperar algo mejor. Puedes sufrir desastres súbitos, mareos, fallos y sentirte herido;
los repetidos intentos de conseguir que las cosas vuelvan a funcionar están condenados al fracaso si el
juicio negativo de ti mismo y la falta de confianza en tu propia valía no los sacas gradual y
compasivamente a la luz.
En definitiva, se combinan en ti una vulnerabilidad extrema y una actitud a la vez defensiva y quebradiza. Tu
trabajo aquí consiste en enfrentar tu propio miedo interior, tu rigidez y tu desprecio por los demás, ya que
si consigues integrarlos en tu personalidad, sin exigirte cambios, probablemente encuentres que esto te
otorga cierta libertad y seguridad interior.

Tu Saturno en quincuncio a tu Ascendente

Te tomas a ti mismo demasiado en serio. Te dedicas a tus responsabilidades con tanto empeño que tiendes a
perjudicar tus recursos físicos.
Por otro lado, en lo que se refiere a tus obligaciones hacia los demás, sabes evitar los extremos. Planeas tus
movimientos con estrategias tácticas para derivar el máximo beneficio de tus esfuerzos, no malgastando ni
tiempo ni energía en cosas que no sean esenciales.
Estás determinado a sacar el máximo provecho de tu potencial y obtener seguridad financiera; por tanto, es
importante para ti desarrollar tus talentos y obtener una buena educación. Te cuesta el aprendizaje, pero lo
que has aprendido nunca lo olvidas. Buscas el reconocimiento por tus logros, pero, en secreto, temes el
fracaso. Por eso solamente inviertes en empresas sin riesgos, buscando una posición relativamente cómoda
y estable.

Tu Saturno en quincuncio a tu Medio Cielo

Con esta posición de Saturno es muy probable que exista cierta frialdad y formalidad en tu hogar y familia. Te
puede acarrear también fuertes responsabilidades por problemas que surgen de tu ambiente familiar. Puede
causarte ciertos conflictos entre tus obligaciones profesionales y familiares.

Tu Saturno en la Primera Casa

La casa donde tenemos a Saturno es el sector de nuestra vida que ofrece estabilidad y estructura, pero sólo a
cambio de esfuerzo, sacrificio y el cumplimiento de responsabilidades.
La Primera Casa contiene el Ascendente y es, por lo tanto, el área más personal del mapa astral. La condición
de esta casa indica la naturaleza de nuestra personalidad, nuestro temperamento y el grado de confianza
que tenemos en nosotros mismos.

Con Saturno en esta casa, tiendes a sentirte renuente ante el contacto con la vida como tal. Te aventuras
cautelosamente, esperando lo peor, y te preocupa invariablemente la idea de que no tendrás éxito. Y sin
embargo, es necesario que te pongas a prueba. Te imaginas que los demás están constantemente
juzgándote, cuando en realidad lo que constituye el mayor problema es tu propia autocrítica. Es posible
que hayas experimentado dificultades o restricciones en tu infancia o que no tuvieses apoyo en tus intentos
de libre expresión y de creatividad personal.
Por otro lado, eres una persona que tiene (o que puede cultivar) un buen sentido de la responsabilidad, y estás
dispuesto a trabajar duro en la vida. No te importa aceptar austeridades y retraimiento si eso es necesario
para alcanzar lo que quieres.

Tu Saturno en la Segunda Casa

La casa donde tenemos a Saturno es el sector de nuestra vida que ofrece estabilidad y estructura, pero sólo a
cambio de esfuerzo, sacrificio y el cumplimiento de responsabilidades.
La Segunda Casa representa nuestro deseo de obtener y poseer valores —no sólo tangibles y económicos,
sino también mentales, emocionales y espirituales— que necesitamos para la seguridad de nuestra
existencia. También está relacionada con nuestras ataduras emocionales a las cosas o personas que nos
rodean.

Con Saturno en la Segunda Casa, la inseguridad y los sentimientos de inadecuación se dan en la esfera del
dinero, las posesiones, los valores y los recursos. Sientes una imperiosa necesidad de triunfar en solitario,
y aun cuando recibas dinero por tumatrimonio o por determinadas herencias, seguirás obteniendo mayor
satisfacción de lo que tú mismo ganas. No obstante, podrías acumular una cantidad enorme de dinero y de
posesiones, sin por eso dejar de sentirte angustiado y amenazado en tu seguridad. En un nivel más
profundo, es posible que no estés seguro de tu propio valor innato, o que te falte confianza en tu capacidad
de enfrentarte de manera efectiva con el mundo material.
Por otro lado, los recursos internos de Saturno en esta casa se definen por un planeamiento cauteloso, por el
tacto, la perseverancia y la paciencia. Allí donde está Saturno en la carta es donde tenemos el potencial
necesario para convertir las dificultades en ventajas. Al enfrentar los retos del mundo material, y descubrir
así tu propia valía, sientes el acicate que te impulsa a mayores logros y a una apreciación más profunda de
la vida en general.

Tu Saturno en la Tercera Casa

La casa donde tenemos a Saturno es el sector de nuestra vida que ofrece estabilidad y estructura, pero sólo a
cambio de esfuerzo, sacrificio y el cumplimiento de responsabilidades.
La Tercera Casa representa el desarrollo de nuestra relación comunicativa con el entorno y nuestra forma de
ver y comprender las circunstancias externas. Es el dominio del pensamiento lógico, de la facultad del
habla y de la adquisición de datos e informaciones.
Con Saturno en la Tercera Casa, la esfera de la comunicación, te cuesta expresarte de manera que la gente
pueda entenderte. Es posible que hayas sentido tus años de infancia como adversos para tu seguridad
interior y poco conducentes, por tanto, a intercambios fáciles y abiertos con otras personas. Como
resultado, puede ser que vayas por el mundo creyendo que nadie te entiende, o guardándote lo que sientes
y lo que piensas por temor a ser mal interpretado. Es probable que parezcas tímido e introvertido, cuando
en realidad lo que pasa es que te cuesta comunicarte.
No obstante, no quiere decir que estés condenado a pasarte la vida marginado en un rincón; más bien es una
invitación a cultivar la potencialidad de una mente profunda y sólida, a refinar tu capacidad de
comunicarte con mayor claridad y a descubrir los placeres que proporciona el aprendizaje. No será un
lecho de rosas, pero valdrá la pena.

Tu Saturno en la Cuarta Casa

La casa donde tenemos a Saturno es el sector de nuestra vida que ofrece estabilidad y estructura, pero sólo a
cambio de esfuerzo, sacrificio y el cumplimiento de responsabilidades.
El Immum Coeli (IC) o cuarta casa simboliza el lado oculto de la personalidad, a saber: nuestras raíces y
nuestros sentimientos menos visibles a primera vista.
La Cuarta Casa tiene que ver con el mundo del subconsciente, la base emocional, la tradición familiar y, en
concreto, la madre como símbolo de protección y nutrición.

Es probable que tus primeros años te pareciesen algo fríos, poco cariñosos o en algún otro sentido limitadores.
Con este emplazamiento de Saturno te resulta difícil hallar en fuentes externas una sensación de seguridad y
de bienestar. Tendrás, en cambio, que descubrir dentro de ti tu propia fuerza, tu solidez y tus puntos de
apoyo. En este sentido, Saturno en esta casa puede ser, realmente, una bendición disfrazada, porque una
vez que establezcas desde adentro tu propio sentimiento de valor, el mundo exterior jamás podrá
despojarte de él.
Con frecuencia te sientes profundamente incapaz y desconfías de otras personas, y sin embargo anhelas que
en tu vida haya algo permanente y estable. En algunos casos se llega a compensar este sentimiento de
inseguridad mediante la adquisición de tierras y propiedades.
Saturno aquí indica deberes y responsabilidades en el ámbito doméstico, y dificultades para consolidar un
hogar.

Tu Saturno en la Quinta Casa

La casa donde tenemos a Saturno es el sector de nuestra vida que ofrece estabilidad y estructura, pero sólo a
cambio de esfuerzo, sacrificio y el cumplimiento de responsabilidades.
La Quinta Casa es la casa del Sol y simboliza, por lo tanto, nuestra aspiración de expresar las cualidades
únicas de nuestra personalidad en todo su resplandor y plenitud. Aquí se manifiesta nuestro placer de
experimentar y nuestra fuerza creativa. También muestra la relación que tenemos con los niños, así como
el niño que se esconde en nosotros mismos.

Saturno en la Quinta Casa, la esfera de la vida que se relaciona con la expresión creativa, señala que te resulta
difícil sacar a la luz tus sentimientos y pensamientos y expresar libremente tu individualidad y tu
creatividad personal. En lugar de arriesgarte a revelar quién eres tú mismo, ocultas tus peculiaridades con
ánimo de adaptarte a las expectativas de los demás. El reto de Saturno en esta posición consiste en buscar
modos de liberar tu espíritu creativo de la trampa en que se encuentra.
De modo similar, te sientes inseguro en los asuntos del corazón; temeroso al rechazo, te muestras demasiado
cauteloso, y el miedo de parecer tonto te impide relajarte en estas situaciones. Para Saturno en la Casa
Cinco, divertirse es un trabajo duro, pero con un poco de paciencia todo es posible.

Tu Saturno en la Sexta Casa

La casa donde tenemos a Saturno es el sector de nuestra vida que ofrece estabilidad y estructura, pero sólo a
cambio de esfuerzo, sacrificio y el cumplimiento de responsabilidades.
La Sexta Casa corresponde a nuestra facultad y forma de utilizar nuestros recursos y cualidades según las
necesidades que se presenten en la vida. Aquí vemos nuestra actitud hacia el trabajo y el modo de cómo
organizamos nuestra existencia.

Saturno en esta casa te confiere la capacidad para la organización y la administración, como también para
prestar minuciosa atención a los detalles. En tu trabajo eres eficiente y meticuloso, aunque puedes ser
demasiado exigente con las personas que intentan colaborar contigo. Sientes la necesidad compulsiva de
imponer orden a tu entorno, pero corres el riesgo de acabar sintiéndote atrapado y frustrado por las
estructuras que tú mismo has creado.
Con Saturno en esta casa, hay una predisposición para determinados problemas de salud que pueden
manifestarse en áreas corporales como la piel, los huesos, las rodillas y las articulaciones. No obstante,
sabes cuidarte, ya que eres prudente, y decidido a evitar los hábitos que podrían perjudicar tu bienestar
físico y psíquico.

Tu Saturno en la Séptima Casa

La casa donde tenemos a Saturno es el sector de nuestra vida que ofrece estabilidad y estructura, pero sólo a
cambio de esfuerzo, sacrificio y el cumplimiento de responsabilidades.
El Descendente es el punto diametralmente opuesto al Ascendente, y describe nuestra facultad de recibir y
absorber aquello que se nos va acercando. Simboliza nuestro encuentro con el tú, la forma de establecer
contactos, y las personas que cobran significado en el transcurso de nuestra vida. Esta casa revela el tipo
de persona que se siente atraída hacia nosotros e indica las expectativas que aportamos a nuestras
relaciones.

Saturno ubicado en esta casa señala que las relaciones no son cosa fácil para ti, y sin embargo es precisamente
éste el ámbito donde tendrás que enfrentarte con la necesidad de crecer y de autoexaminarte. Debido a que
allí donde se encuentra Saturno está el miedo, es probable que obstaculices tus relaciones porque te asusta
la posibilidad de un contacto emocional demasiado íntimo. Quizá tengas miedo del compromiso que exige
una relación profunda, y te aterre la idea de una dependencia excesiva de otra persona. En parte temiendo
y en parte esperando que te hieran, no puedes arriesgarte a la vulnerabilidad que implica una intimidad
auténtica.
Por otro lado, con Saturno en este emplazamiento, tiendes a buscar una pareja que proporcione seguridad y
estabilidad, alguien mayor que tú, o tal vez alguien que no genere una pasión enorme. También es
probable que escojas deliberadamente una persona a la que, en ciertos aspectos, consideras inadecuada o
incompleta. Por consiguiente, si la relación fracasa, siempre puedes consolarte diciéndote que estás mejor
sin aquella inútil aburrida... Para evitar esa situación, debes mirar hacia dentro con toda honestidad y
examinar tu actitud al respecto. Cultiva la buena fe y confianza en los demás. Eso no quiere decir que
abandones tu buen juicio a la hora de examinar si la otra persona es honesta en sus motivos, pero ábrete un
poco más de lo habitual y no seas tan defensivo y desconfiado. Tu pareja y tus amigos te lo agradecerán.

Tu Saturno en la Octava Casa

La casa donde tenemos a Saturno es el sector de nuestra vida que ofrece estabilidad y estructura, pero sólo a
cambio de esfuerzo, sacrificio y el cumplimiento de responsabilidades.
La Octava Casa induce al curioso Mercurio a aprender sumergiéndose en todo lo que hay oculto y menos
claro en la vida: a descubrir secretos y a indagar en misterios para desentrañar su fondo. Es la mentalidad
detectivesca, dotada de ojos capaces de ver en la oscuridad.

La posición de Saturno en esta casa indica una vida más larga que la media, pero puede generar aprensiones y
dificultades en el dominio de la intimidad, el compartir y los bienes comunes.
En términos más generales, existe el temor de dejarse llevar, de mezclarse y fundirse con otra persona, ya que
dejarse ir en una relación implica la posibilidad de ser invadido por sentimientos que se han intentado
mantener rígidamente controlados, como la rabia, los celos, la envidia y otras pasiones de naturaleza
primitiva e instintiva.
Eres una persona ávida de una unión íntima, y que, sin embargo, la evitas por temor de verte abrumado por
tales erupciones. Más adelante es probable que tengas dificultades para relajarte y mostrarte abierto y
confiado con los demás. Y sin embargo, colaborar con el bienestar de otros puede ser, precisamente, lo que
necesitas para tu propio crecimiento.
Generalmente, y aunque eso sea lo que necesitas para madurar y profundizar más, vacilas en indagar por
debajo de la superficie de la vida. Es evidente que quien intenta mantener un rígido control sobre sí mismo
puede asustarse mucho ante la perspectiva de la muerte física y de lo que aceche en el más allá, pero
podrían ser precisamente esas aprensiones las que te impulsarán a profundizar seriamente en busca de más
conocimiento sobre estos temas e, incluso, a adoptar un proceso espiritual o de meditación como medio
para superar el condicionamiento material.

Tu Saturno en la Novena Casa

La casa donde tenemos a Saturno es el sector de nuestra vida que ofrece estabilidad y estructura, pero sólo a
cambio de esfuerzo, sacrificio y el cumplimiento de responsabilidades.
En la Novena Casa se trata de relacionar el conocimiento adquirido con las experiencias personales para
lograr una visión integral del mundo y una orientación en la vida. Está relacionada con los viajes —tantos
los internos como los externos—, la filosofía, la religión y el derecho.

Saturno en la Novena Casa es indicio de una actitud seria, metódica, conservadora y aprensiva en la esfera de
la religión, la filosofía, la educación superior y los viajes. Sientes interés por lo espiritual y lo metafísico,
y experimentas la necesidad de encontrar respuestas definitivas para las cuestiones básicas referentes al
significado de la existencia. Sin embargo, tu sentimiento de lo divino tiende a estar teñido por los atributos
de un Dios justiciero y vengativo, y corres el riesgo de quedar atrapado en los aspectos externos de la
religión, obsesionado por la estricta observancia de la ley, y olvidando que por detrás de esas formas hay
un significado interno.
Este emplazamiento de Saturno conduce, a menudo, a estudios serios de filosofía, teología o metafísica.
Aunque es probable que te asuste la necesidad de dejar atrás lo material y mundano para poder entrar en
las dimensiones de la realidad espiritual, eres capaz de aceptar las austeridades y restricciones necesarias
para seguir el sendero de la perfección y, lentamente y con persistencia, llegar hasta al final.

Tu Saturno en la Décima Casa

La casa donde tenemos a Saturno es el sector de nuestra vida que ofrece estabilidad y estructura, pero sólo a
cambio de esfuerzo, sacrificio y el cumplimiento de responsabilidades.
El Medium Coeli o Medio cielo (MC) es el cenit, el punto más alto, del horóscopo y simboliza, entre otras
cosas, nuestra posición social, la cual corresponde en la sociedad actual al éxito profesional. Además de la
reputación, la ambición de hacer carrera, la responsabilidad hacia la sociedad y las metas políticas

Al estar en su propia casa, y elevado por su posición, Saturno opera poderosamente en la Casa Diez. Lo
reconozcas o no, eres extremadamente sensible a la forma en que te ven los demás. Saturno en esta casa –
como el propio ego personal– quiere que se lo reconozca como fuerte, sólido y perdurable. El éxito se
juzga normalmente en función de valores y roles tradicionales: el status que confiere la carrera, el tipo de
casa que se tiene, la respetabilidad del matrimonio, etc. Por consiguiente, estás dispuesto a trabajar duro
para alcanzar el respeto y el status que deseas, y es probable que, después de un esfuerzo notable, que
puede ser relativamente prolongado, tus aspiraciones se vuelvan realidad, ya que personas con este
emplazamiento suelen ser excelentes organizadores y ejecutivos.

Tu Saturno en la Undécima Casa

La casa donde tenemos a Saturno es el sector de nuestra vida que ofrece estabilidad y estructura, pero sólo a
cambio de esfuerzo, sacrificio y el cumplimiento de responsabilidades.
La Undécima Casa refleja nuestro deseo de alcanzar una determinada identidad o posición por medio de la
identificación con un grupo. Representa nuestro círculo de amigos, experiencias colectivas, ideas
humanitarias y visiones futuras destinadas al progreso de la sociedad en que vivimos.

Saturno en su casa natural está bien situado indicando amigos poderosos o espirituales y beneficios gracias a
personalidades de alto rango o autoridad.
A nivel personal, no escatimas esfuerzos para conseguir que tus ideales y sueños se conviertan en realidad, y
prefieres trabajar en grupo o en compañía de otros. Las metas humanitarias son primordiales en tu vida, y
es muy probable que tengas éxito en la mayoría de tus empresas, aunque sea después de un duro esfuerzo
y muchas austeridades.
Saturno en esta Casa crea obstáculos con los amigos. Da pocos amigos, escasos en número y preferentemente
de mayor edad que tu, o bien de carácter saturnino, pesados, materialistas, un tanto egoístas y avariciosos.
Da también amigos un poco duros, perversos o malintencionados, que nos juegan pasadas, que nos llevan
a situaciones un tanto dolorosas. No es aconsejable prestar dinero a los amigos con esta posición, pues se
suelen tener sablazos por parte de ellos.

Tu Saturno en la Duodécima Casa

La casa donde tenemos a Saturno es el sector de nuestra vida que ofrece estabilidad y estructura, pero sólo a
cambio de esfuerzo, sacrificio y el cumplimiento de responsabilidades.
La Duodécima Casa es la más compleja, porque corresponde a esferas de la vida que se consideran tabúes y
no suelen ser temas de nuestras conversaciones. Aquí se disuelven el ego y el sentido de la individualidad
en favor de un sentimiento de comunión espiritual. Representa la soledad, el sacrificio, la empatía y la
inspiración mística.

Saturno en la Duodécima Casa indica que temes a lo que está por debajo del nivel superficial de la conciencia.
Tienes miedo de que, si relajas el control que ejerces sobre ti mismo, puedas verte devorado por
emociones abrumadoras.
Cualquier principio que se encuentre en la Casa Doce puede ser tanto nuestro sostén como nuestra ruina. Las
cualidades saturninas positivas, tales como el reconocimiento de tus límites naturales, la aceptación del
deber y de la responsabilidad, y el puro y simple sentido común pueden ayudarte a superar situaciones
difíciles. Sin embargo, un sentimiento excesivo de apartamiento del resto de la vida, un enfoque de las
cosas manifiestamente materialista o una negativa a examinar los problemas psicológicos podrían ser
causa de dolor y sufrimiento.
Saturno en la Duodécima Casa nos pide que nos tomemos en serio la totalidad del ámbito de lo inconsciente.
Quizá tengas miedo de explorar estas aguas, y eso es, sin embargo, precisamente lo que necesitas hacer. Si
llegas a superar tus temores y te embarcas en el viaje de la indagación psicológica de ti mismo, tus
esfuerzos se verán ampliamente recompensados. No sólo volverás a conectarte con partes amputadas de ti
mismo, sino que en el proceso habrás de recuperar el perdido sentimiento de tu relación con el resto de la
vida.

Urano - el proceso de emancipación

Urano, a una distancia de 2.875 millones de kilometros del Sol, fue descubierto en 1.781, durante el período
de las revoluciones norteamericanas, y en vísperas de la revolución francesa y el desarrollo revolucionario
de la industrialización europea.

Su diámetro alcanza unos 51.100 km, y, debido a que su órbita se acerca a los 84 años, tarda
aproximadamente 7 años para transitar un signo.

En la mitología, Urano es la personificación del cielo, del cual nació la Tierra, engendrada por él solo. Fue el
padre de Saturno, el cual le cortó los testículos en horrible lucha por el poder.

En la astrología, Urano simboliza la ruptura con la tradición y el desarrollo de algo nuevo. Es un planeta que
va sincrónicamente asociado con ideales de verdad, justicia, libertad, fraternidad e igualdad, así como en
cualquier tendencia progresista colectiva que se enfrente con lo establecido.

Urano representa también nuestra necesidad de sentirnos libres de toda atadura a la responsabilidad, para
progresar más allá de las fronteras físicas y psíquicas hacia una nueva dimensión y realidad. Es intuición,
invención y ruptura idealista. El uso apropiado indica preocupación espiritual por la sociedad humana,
para que conozca la libertad del cautiverio de la ignorancia. La expresión negativa conduce a la rebelión,
el fanatismo y a un comportamiento excéntrico y extremista.
Su posición en la carta natal revela también nuestra relación con los amigos y personas superiores. La cara
oscura de Urano es la del revolucionario que por rabia destruye lo que ni siquiera sabe hacer mejor. Su
afinidad natural es con Acuario.

Tu Urano en Aries

Urano permanece en cada signo alrededor de siete años, ya que tarda unos 84 años en completar una vuelta
por el Zodiaco. Por lo tanto, su posición por signo indica cualidades generacionales que per se no tienen
mucha importancia para el individuo. Son la posición por casa y los aspectos con planetas personales que
pueden tener un significado más personal.

Urano estuvo en Aries desde 1.928 hasta 1.935, marcando a una generación que destaca por su fuerte deseo de
hacerse intelectualmente independiente. Un espíritu autónomo os empodera a explorar la verdad sin
reservas. No vaciláis en renunciar a ideas y métodos que hayan demostrado ser anticuados o ineficientes.

Tu Urano en Tauro

Urano permanece en cada signo alrededor de siete años, ya que tarda unos 84 años en completar una vuelta
por el Zodiaco. Por lo tanto, su posición por signo indica cualidades generacionales que per se no tienen
mucha importancia para el individuo. Son la posición por casa y los aspectos con planetas personales que
pueden tener un significado más personal.

Urano estuvo en Tauro desde 1.935 hasta 1.942, un período marcado por las turbulencias de la Segunda
Guerra Mundial. Perteneces a una generación que intenta a toda costa prevenir la explotación
indiscriminada, tanto del hombre como de la madre Tierra. Tienes una nueva perspectiva de los recursos
de nuestro planeta, los cuales quieres redistribuir bajo conceptos más humanitarios.

Tu Urano en Géminis

Urano permanece en cada signo alrededor de siete años, ya que tarda unos 84 años en completar una vuelta
por el Zodiaco. Por lo tanto, su posición por signo indica cualidades generacionales que per se no tienen
mucha importancia para el individuo. Son la posición por casa y los aspectos con planetas personales que
pueden tener un significado más personal.

Urano estuvo en Géminis desde 1.942 hasta 1.949. Perteneces a una generación que tiene una intuición
brillante en lo referente a todo tipo de comunicación –por la prensa, la radio, la televisión o Internet,
escribiendo o dando discursos–, y que sabe expresar su creatividad musical y artística mediante formas
innovadoras y revolucionarias. Los grupos de rock de los años sesenta, formados por miembros de esta
generación, rompieron todos los moldes musicales y cambiaron el mundo del espectáculo para siempre.

Tu Urano en Cáncer

Urano permanece en cada signo alrededor de siete años, ya que tarda unos 84 años en completar una vuelta
por el Zodiaco. Por lo tanto, su posición por signo indica cualidades generacionales que per se no tienen
mucha importancia para el individuo. Son la posición por casa y los aspectos con planetas personales que
pueden tener un significado más personal.

Urano estuvo en Cáncer desde 1.949 hasta 1.956. Perteneces a una generación que rompió sus ataduras
familiares muy tempranamente para realizar sus ideales, causando conflictos y tensiones en millones de
hogares. Las estructuras familiares cambiaron, porque cada individuo demandó más libertad para su
desarrollo y crecimiento personales, lo cual muestra también su efecto en la educación de vuestros hijos
que gozan el privilegio de tener padres que manifiestan más comprensión y tolerancia.

Tu Urano en Leo
Urano permanece en cada signo alrededor de siete años, ya que tarda unos 84 años en completar una vuelta
por el Zodiaco. Por lo tanto, su posición por signo indica cualidades generacionales que per se no tienen
mucha importancia para el individuo. Son la posición por casa y los aspectos con planetas personales que
pueden tener un significado más personal.

Urano estuvo en Leo desde 1.955 hasta 1.962. Perteneces a una generación que intentó, y tal vez aún intenta,
romper con los conceptos tradicionales del amor y de la sexualidad. Por primera vez los temas sexuales
fueron discutidos por vosotros en público causando la disolución de muchos tabúes.

Tu Urano en Virgo

Urano permanece en cada signo alrededor de siete años, ya que tarda unos 84 años en completar una vuelta
por el Zodiaco. Por lo tanto, su posición por signo indica cualidades generacionales que per se no tienen
mucha importancia para el individuo. Son la posición por casa y los aspectos con planetas personales que
pueden tener un significado más personal.

Urano estuvo en Virgo desde 1.962 hasta 1.969. Perteneces a una generación que tiene un interés especial en
la regeneración ecológica de nuestra planeta, ya que la conjunción de Urano y Plutón en tu carta astral te
da la visión para solucionar problemas globales.

Tu Urano en Libra

Urano permanece en cada signo alrededor de siete años, ya que tarda unos 84 años en completar una vuelta
por el Zodiaco. Por lo tanto, su posición por signo indica cualidades generacionales que per se no tienen
mucha importancia para el individuo. Son la posición por casa y los aspectos con planetas personales que
pueden tener un significado más personal.

Urano estuvo en Libra desde 1.969 hasta 1.976, un tiempo marcado por cambios radicales en las relaciones
personales y la convivencia. Los hippies experimentaron con nuevas formas de organización social y
económica basada en la propiedad colectiva y en la eliminación de los valores familiares tradicionales. Así
nacieron las comunas y las familias colectivas basadas en una comunidad económica, en algunos casos
también sexual, al margen de la sociedad organizada. Se proclamó el «amor libre», desafiando los tabúes
de la sociedad establecida.

Tu Urano en Escorpio

Urano permanece en cada signo alrededor de siete años, ya que tarda unos 84 años en completar una vuelta
por el Zodiaco. Por lo tanto, su posición por signo indica cualidades generacionales que per se no tienen
mucha importancia para el individuo. Son la posición por casa y los aspectos con planetas personales que
pueden tener un significado más personal.

Urano estuvo en Escorpio desde 1.976 hasta 1.983. Perteneces a una generación que descubrirá abusos y
condiciones intolerables en lo que se refiere a la vida comunitaria, despertando en vosotros el deseo de
trabajar por la supervivencia de nuestro planeta.
A los principios de los años 80, el SIDA irrumpió en la vida íntima de muchos protagonistas del «amor libre»,
cambiando radicalmente la conducta sexual de nuestra sociedad.

Tu Urano en Sagitario

Urano permanece en cada signo alrededor de siete años, ya que tarda unos 84 años en completar una vuelta
por el Zodiaco. Por lo tanto, su posición por signo indica cualidades generacionales que per se no tienen
mucha importancia para el individuo. Son la posición por casa y los aspectos con planetas personales que
pueden tener un significado más personal.

Urano estuvo en Sagitario desde 1.983 hasta 1.990. Perteneces a una generación que busca alternativas a la
política establecida, especialmente en el ámbito de la «conciencia verde» y la inquietud por cuestiones
ecológicas. Os preocupa una comprensión superior del papel del hombre en la Tierra y en el universo.
Estáis abiertos a investigar los límites de la ciencia tradicional y a reconocer el valor de campos esotéricos
como la astrología, el yoga, la meditación, la medicina alternativa, los fenómenos paranormales etc.

Tu Urano en Capricornio

Urano permanece en cada signo alrededor de siete años, ya que tarda unos 84 años en completar una vuelta
por el Zodiaco. Por lo tanto, su posición por signo indica cualidades generacionales que per se no tienen
mucha importancia para el individuo. Son la posición por casa y los aspectos con planetas personales que
pueden tener un significado más personal.

Urano estuvo en Capricornio desde 1.989 hasta 1.996, un tiempo marcado por cambios revolucionarios en la
situación política y social de nuestro planeta. El arcaico sistema del comunismo soviético se derrumbó,
revelando la necesidad de una válida alternativa que puede llenar el vacío político antes de que lo hagan
líderes extremistas.
Perteneces a una generación que tendrá la misión de efectuar modificaciones significativas a nivel político y
económico puntualizando la responsabilidad del hombre por la conservación del medio ambiente con el
fin de garantizar un futuro digno para las generaciones venideras.

Tu Urano en Acuario

Urano permanece en cada signo alrededor de siete años, ya que tarda unos 84 años en completar una vuelta
por el Zodiaco. Por lo tanto, su posición por signo indica cualidades generacionales que per se no tienen
mucha importancia para el individuo. Son la posición por casa y los aspectos con planetas personales que
pueden tener un significado más personal.

Urano entró en Acuario a finales del 1.996 y se quedará en su propio signo hasta el año 2.003. Durante ese
período la humanidad se volverá más consciente de la extensión de la destrucción de nuestro planeta y
comprenderá la urgencia de llegar a una hermandad mundial verdadera para salvar algo del espacio vital
que compartimos todos. Nadie podrá negar que la explotación desenfrenada de nuestra Madre Tierra es un
crimen contra la creación que solamente beneficia temporalmente a algunos pocos que no tienen
escrúpulos.

Tu Urano en Piscis

Urano permanece en cada signo alrededor de siete años, ya que tarda unos 84 años en completar una vuelta
por el Zodiaco. Por lo tanto, su posición por signo indica cualidades generacionales que per se no tienen
mucha importancia para el individuo. Son la posición por casa y los aspectos con planetas personales que
pueden tener un significado más personal.

Urano estuvo en Piscis desde 1.920 hasta 1.927. Perteneces a una generación que nació durante los «salvajes
años veinte», un tiempo marcado por un estilo de vida desenfrenado que quiso romper los moldes
tradicionales de la convivencia y resaltar la individualidad de cada uno. Tienes el don de comprender algo
tanto por intuición como por razonamiento, aunque a veces te resulta difícil distinguir la realidad de la
ficción.

Tu Urano en conjunción a tu Neptuno

Esta conjunción se formó a finales de 1.988 en el signo de Capricornio y permaneció operativa hasta
comienzos de 1.998. Esos años fueron testigos de cambios históricos que condujeron al fin de uno de los
sistemas políticos dominantes en el mundo: el comunismo soviético. Ya no era posible ocultar que su
estructura social era desfasada e incapaz de cumplir con los requisitos del tiempo.
Capricornio es el signo de la política y del sentido común. Urano, el planeta del cambio repentino, y Neptuno,
que desvela las ilusiones, han dificultado a los políticos seguir engañando a la gente con frases vacías. La
consecuencia es un acusado desinterés político que implica el peligro de una disminuyente participación
en las elecciones y una proliferación de grupos fanáticos que tienen más facilidades para establecerse en la
sociedad.
Las personas que tienen esta conjunción en su horóscopo son todavía muy jóvenes, y habrá que esperar para
ver como se va manifestando ese aspecto. Se puede decir que, en rasgos generales, se trata de una
generación que no tolerará el abuso del poder o de la autoridad. Sus miembros trabajarán juntos para
restaurar el orden y la libertad donde había caos y privación.

Tu Urano en conjunción a tu Plutón

Esta configuración ocurrió durante los años 60 e indica un colectivo que no vacila en llegar a los extremos
para preservar la libertad individual.
A pesar de esa tendencia, te preocupa también el bienestar común y, por lo tanto, el impacto devastador de la
explotación industrial en el medio ambiente. Sientes un profundo respeto por todas las criaturas vivas,
incluyendo los animales y las plantas, y te inquieta la conservación de la naturaleza. Por consiguiente, es
posible que participes activamente en los esfuerzos por restaurar el equilibrio natural en la Tierra.

Tu Urano en conjunción a tu Quirón

Este contacto incrementa el deseo de liberarte de limitaciones, especialmente en las relaciones. Puedes ser
capaz de hacer cambios súbitos y de cortar inesperada y bruscamente carreras y relaciones; también
puedes ser propenso a que te sucedan cosas inesperadas, y con frecuencia indeseables; te encantan las
ideas nuevas y siempre querrás probar nuevas maneras de vivir.
Puedes ser intolerante con las ideas ajenas, y aunque crees en la libertad de palabra y de pensamiento, también
eres capaz de desentenderte de las contradicciones que hay en tu propio comportamiento. Sientes una
urgente necesidad de dejar huella, de ser recordado, sobre todo, como individuo. Necesitas que tu vida
individual signifique algo en la trama global de la historia, preocupándote por problemas sociales y
políticos.
Puedes ser un pensador brillante y original; de espíritu revolucionario y desafiante, a menudo percibiendo las
situaciones con penetrante claridad, con distancia y desapego, haciendo que los demás se sientan
incómodos. Tu problema reside en la falta de conexión con tus sentimientos, además de la desilusión que
sientes cuando la vida no llega a estar a la altura de tus ideales.
Para ti todo se puede cambiar, nada es sagrado, y es posible que veas la tradición como un mero conjunto de
restricciones de las que no hay que hacer caso, rebelándote de forma indiscriminada contra las
restricciones externas.
Los aspectos positivos de este contacto te confieren la capacidad para dar nacimiento a lo nuevo sin rechazar
indiscriminadamente lo viejo, una poderosa intuición, la capacidad de desapegarte de las ideas y
situaciones emocionalmente fuertes, y una profunda comprensión del inconsciente.

Tu Urano en conjunción a tu Ascendente

Eres el individualismo en persona. Te proyectas de forma libre y honesta, y la mayoría de las personas que
llegan a conocerte te admiran, aunque puede haber algunas que se sientan incómodas en tu presencia, ya
que les parece demasiado fuerte y fuera de lo común.
Sabes relacionarte con todo tipo de gente, y no te importa su posición social. No juzgas a los demás por su
apariencia externa, es decir, su ropa, educación, coche o cuenta bancaria. Para ti cada uno es una persona
individual y única, y defiendes el derecho de cada individuo a ser él mismo.
Tus ojos miran hacia el futuro, y quieres participar en el desarrollo de una consciencia superior, que podría ser
el núcleo de un nuevo despertar del hombre.

Tu Urano en conjunción a tu Medio cielo

No te interesa una profesión o carrera cualquiera; tiene que ser algo extraordinario, fuera de lo común, y,
preferiblemente, un trabajo que te deje suficiente independencia para hacer las cosas a tu aire.
Ya que Urano representa la libertad, es posible que te molesten las normas y reglas que debas seguir en tu
puesto de trabajo, o el horario fijo que debes respetar. Si en alguna ocasión ya has tenido un
enfrentamiento con un superior, es hora de pensar en un trabajo por cuenta propia para que puedas ser
independiente de otros y seguir tu ritmo particular.

Tu Urano en oposición a tu Quirón

Este contacto incrementa el deseo de liberarte de limitaciones, especialmente en las relaciones. Puedes ser
capaz de hacer cambios súbitos y de cortar inesperada y bruscamente carreras y relaciones; también
puedes ser propenso a que te sucedan cosas inesperadas, y con frecuencia indeseables; te encantan las
ideas nuevas y siempre querrás probar nuevas maneras de vivir.
Puedes ser intolerante con las ideas ajenas, y aunque crees en la libertad de palabra y de pensamiento, también
eres capaz de desentenderte de las contradicciones que hay en tu propio comportamiento. Sientes una
urgente necesidad de dejar huella, de ser recordado, sobre todo, como individuo. Necesitas que tu vida
individual signifique algo en la trama global de la historia, preocupándote por problemas sociales y
políticos.
Puedes ser un pensador brillante y original; de espíritu revolucionario y desafiante, a menudo percibiendo las
situaciones con penetrante claridad, con distancia y desapego, haciendo que los demás se sientan
incómodos. Tu problema reside en la falta de conexión con tus sentimientos, además de la desilusión que
sientes cuando la vida no llega a estar a la altura de tus ideales.
Para ti todo se puede cambiar, nada es sagrado, y es posible que veas la tradición como un mero conjunto de
restricciones de las que no hay que hacer caso, rebelándote de forma indiscriminada contra las
restricciones externas.
Los aspectos positivos de este contacto te confieren la capacidad para dar nacimiento a lo nuevo sin rechazar
indiscriminadamente lo viejo, una poderosa intuición, la capacidad de desapegarte de las ideas y
situaciones emocionalmente fuertes, y una profunda comprensión del inconsciente.

Tu Urano en oposición a tu Ascendente

Urano en el Descendiente, opuesto al Ascendente, revela que a menudo consideras que tus relaciones
interfieren con tu deseo de sentirte libre. Atraes a gente que insiste en su propia independencia, aunque eso
pueda significar que tengas que sacrificar un poco de la tuya, lo cual te molesta.
El matrimonio, en el sentido tradicional, no es exactamente lo tuyo; prefieres uniones más liberales, donde el
único lazo sea la atracción emocional hacia el otro.
Rebelde por naturaleza, es probable que te marchases pronto de casa. Parece que sabes lo que quieres, pero
parece también que no estás plenamente preparado para aceptar la responsabilidad por tus actos. Tiendes a
evitar la competitividad profesional bajo el pretexto de que se trata de una trampa de la sociedad, aunque
tienes la esperanza de poder ofrecer algún día una contribución sustancial con el fin de mejorar ésta. Para
realmente lograr este objetivo, deberías reconocer que no toda autoridad es inútil y que la vida al margen
de la sociedad no es necesariamente el mejor camino para efectuar cambios.

Tu Urano en oposición a tu Medio cielo

Tu deseo de sentirte libre de restricciones choca con las normas y reglas que debes seguir en tu puesto de
trabajo o el horario fijo que debes respetar. Si en alguna ocasión ya has tenido un enfrentamiento con tu
superior, es hora de pensar en un trabajo por cuenta propia para que puedas ser independiente de otros y
seguir tu ritmo particular.
Eres muy creativo en lo referente a tu familia y tu hogar, pero tienes que tener cuidado de que tu vida privada
poco común y tu deseo de independencia no afecten negativamente a tu carrera.

Tu Urano en cuadratura a tu Neptuno

Perteneces a una generación que tiende a ser rebelde sin saber exactamente por qué. Por un lado, eres
consciente de las injusticias sociales que oprimen a la gente, y tienes la capacidad de estimular a otros para
tomar medidas, pero en lo que se refiere a ti mismo, te faltan el coraje y la determinación para una lucha
activa.
Tu tendencia a la apatía es tu gran enemiga que debes vencer para vivir de acuerdo con tus altos ideales. No te
engañes a ti mismo. Si no puedes participar personalmente en la tarea de aliviar las condiciones opresivas
de tu entorno, plantéate, por lo menos, cómo podrías dar tu apoyo.

Tu Urano en cuadratura a tu Plutón

Perteneces a una generación que tuvo que soportar durante su infancia acontecimientos dramáticos como la
Guerra Civil Española, la Gran Depresión y/o la Segunda Guerra Mundial.
Conoces el alto precio de la libertad, pero prefieres que otros lo paguen. En otras palabras, tiendes a ser
apático suponiendo que tu participación activa no es necesaria, ya que siempre habrá gente con la
suficiente valentía para aceptar esa responsabilidad.

Tu Urano en cuadratura a tu Quirón

Este contacto incrementa el deseo de liberarte de limitaciones, especialmente en las relaciones. Puedes ser
capaz de hacer cambios súbitos y de cortar inesperada y bruscamente carreras y relaciones; también
puedes ser propenso a que te sucedan cosas inesperadas, y con frecuencia indeseables; te encantan las
ideas nuevas y siempre querrás probar nuevas maneras de vivir.
Puedes ser intolerante con las ideas ajenas, y aunque crees en la libertad de palabra y de pensamiento, también
eres capaz de desentenderte de las contradicciones que hay en tu propio comportamiento. Sientes una
urgente necesidad de dejar huella, de ser recordado, sobre todo, como individuo. Necesitas que tu vida
individual signifique algo en la trama global de la historia, preocupándote por problemas sociales y
políticos.
Puedes ser un pensador brillante y original; de espíritu revolucionario y desafiante, a menudo percibiendo las
situaciones con penetrante claridad, con distancia y desapego, haciendo que los demás se sientan
incómodos. Tu problema reside en la falta de conexión con tus sentimientos, además de la desilusión que
sientes cuando la vida no llega a estar a la altura de tus ideales.
Para ti todo se puede cambiar, nada es sagrado, y es posible que veas la tradición como un mero conjunto de
restricciones de las que no hay que hacer caso, rebelándote de forma indiscriminada contra las
restricciones externas.
Los aspectos positivos de este contacto te confieren la capacidad para dar nacimiento a lo nuevo sin rechazar
indiscriminadamente lo viejo, una poderosa intuición, la capacidad de desapegarte de las ideas y
situaciones emocionalmente fuertes, y una profunda comprensión del inconsciente.

Tu Urano en cuadratura a tu Ascendente

Rebelde por naturaleza, es probable que te marchases pronto de casa. Necesitas espacio para moverte y poner
en práctica tus ideas ingeniosas. Te aburren las ocupaciones rutinarias que tiendan a restringir tus talentos
creativos, ya que para ti cada día revela nuevas posibilidades que despiertan tu interés.
Parece que sabes lo que quieres, pero parece también que no estás plenamente preparado para aceptar la
responsabilidad por tus actos. Tiendes a evitar la competitividad profesional bajo el pretexto de que se
trata de una trampa de la sociedad, aunque tienes la esperanza de poder ofrecer algún día una contribución
sustancial con el fin de mejorar la sociedad. Para realmente lograr este objetivo, deberías reconocer que no
toda autoridad es inútil y que la vida al margen de la sociedad no es necesariamente el mejor camino para
efectuar cambios.

Tu Urano en cuadratura a tu Medio cielo

Tienes relaciones poco usuales, quizá un cierto número de ellas y no siempre de larga duración. Eres muy
creativo en lo referente a tus amigos y amores, y te sientes atraído hacia personas excéntricas y
aventureras, pero ten cuidado de que tu vida privada no afecte negativamente a tu carrera.

Tu Urano en trígono a tu Neptuno
Perteneces a una generación cuya conciencia colectiva no tolera la distorsión de la verdad y el abuso del
poder.
No te fías de organizaciones que gocen de «enchufes» con el poder establecido, pero tampoco tienes mucha
confianza en las estructuras aparentemente rígidas de religiones ortodoxas o de otros movimientos
espirituales organizados. Te ofende el control que se ejerce sobre sus miembros y, por tanto, prefieres
decidir por ti mismo qué tienes que creer y cómo tienes que disciplinarte por medio del sendero o proceso
espiritual que hayas elegido. Insistes en que todo compromiso debe ser completamente voluntario y sin la
menor presión. Por otro lado, sabes que una estructura social basada en el materialismo es un insulto
contra la dignidad del hombre, y aspiras a un alto grado de expresión creativa para todos.

Tu Urano en trígono a tu Plutón

Perteneces a una generación que se pronuncia abiertamente contra la injusticia y el abuso por parte del
gobierno o de la industria privada.
Resientes el hecho de que estas fuerzas potentes pueden aplicar presiones económicas para conseguir el apoyo
de la gente para sus fines. El despilfarro de fondos públicos es intolerable para ti, y tienes una habilidad
asombrosa para detectar maniobras deshonestas por parte de oficiales y otras personas con cargos
públicos.

Tu Urano en trígono a tu Quirón

Este contacto incrementa el deseo de liberarte de limitaciones, especialmente en las relaciones. Puedes ser
capaz de hacer cambios súbitos y de cortar inesperada y bruscamente carreras y relaciones; también
puedes ser propenso a que te sucedan cosas inesperadas, y con frecuencia indeseables; te encantan las
ideas nuevas y siempre querrás probar nuevas maneras de vivir.
Puedes ser un pensador brillante y original; de espíritu revolucionario y desafiante, a menudo percibiendo las
situaciones con penetrante claridad, con distancia y desapego, haciendo que los demás se sientan
incómodos. Tu problema reside en la falta de conexión con tus sentimientos, además de la desilusión que
sientes cuando la vida no llega a estar a la altura de tus ideales.
Para ti todo se puede cambiar, nada es sagrado, y es posible que veas la tradición como un mero conjunto de
restricciones de las que no hay que hacer caso, rebelándote de forma indiscriminada contra las
restricciones externas.
Los aspectos positivos de este contacto te confieren la capacidad para dar nacimiento a lo nuevo sin rechazar
indiscriminadamente lo viejo, una poderosa intuición, la capacidad de desapegarte de las ideas y
situaciones emocionalmente fuertes, y una profunda comprensión del inconsciente.

Tu Urano en trígono a tu Ascendente

Dispones de un considerable potencial creativo. Siempre intentarás expresarlo, porque harás entender a todo
el mundo que no vas a tolerar que alguien se ponga en tu camino. Tu mente está llena de ideas ingeniosas
que podrás explotar cuando quieras. Lo único que te falta, tal vez, son los medios materiales para
desarrollarlas, ya que no te interesa la admiración pública, y no sientes la obligación de ganar una posición
social importante.
Tus relaciones personales tienen que tener como base un profundo intercambio intelectual, de lo contrario, te
aburrirás fácilmente. Comprendes a los demás mejor que ellos a sí mismos, y puedes utilizar este don para
ayudarles en sus preocupaciones y problemas personales.

Tu Urano en trígono a tu Medio cielo

Buscas la realización de tus ideales a través de tu carrera profesional. Debido a que amas tu independencia
más que la mera seguridad económica, te conviene tener tu propio negocio que te permita desarrollar tu
trabajo a tu ritmo.

Tu Urano en sextil a tu Neptuno
Perteneces a una generación cuya conciencia colectiva no tolera la distorsión de la verdad y el abuso del
poder.
No te fías de organizaciones que gocen de «enchufes» con el poder establecido, pero tampoco tienes mucha
confianza en las estructuras aparentemente rígidas de religiones ortodoxas o de otros movimientos
espirituales organizados. Te ofende el control que se ejerce sobre sus miembros y, por tanto, prefieres
decidir por ti mismo qué tienes que creer y cómo tienes que disciplinarte por medio del sendero o proceso
espiritual que hayas elegido. Insistes en que todo compromiso debe ser completamente voluntario y sin la
menor presión. Por otro lado, sabes que una estructura social basada en el materialismo es un insulto
contra la dignidad del hombre, y aspiras a un alto grado de expresión creativa para todos.

Tu Urano en sextil a tu Plutón

Perteneces a una generación que se pronuncia abiertamente contra la injusticia y el abuso por parte del
gobierno o de la industria privada.
Resientes el hecho de que estas fuerzas potentes pueden aplicar presiones económicas para conseguir el apoyo
de la gente para sus fines. El despilfarro de fondos públicos es intolerable para ti, y tienes una habilidad
asombrosa para detectar maniobras deshonestas por parte de oficiales y otras personas con cargos
públicos.

Tu Urano en sextil a tu Quirón

Este contacto incrementa el deseo de liberarte de limitaciones, especialmente en las relaciones. Puedes ser
capaz de hacer cambios súbitos y de cortar inesperada y bruscamente carreras y relaciones; también
puedes ser propenso a que te sucedan cosas inesperadas, y con frecuencia indeseables; te encantan las
ideas nuevas y siempre querrás probar nuevas maneras de vivir.
Puedes ser un pensador brillante y original; de espíritu revolucionario y desafiante, a menudo percibiendo las
situaciones con penetrante claridad, con distancia y desapego, haciendo que los demás se sientan
incómodos. Tu problema reside en la falta de conexión con tus sentimientos, además de la desilusión que
sientes cuando la vida no llega a estar a la altura de tus ideales.
Para ti todo se puede cambiar, nada es sagrado, y es posible que veas la tradición como un mero conjunto de
restricciones de las que no hay que hacer caso, rebelándote de forma indiscriminada contra las
restricciones externas.
Los aspectos positivos de este contacto te confieren la capacidad para dar nacimiento a lo nuevo sin rechazar
indiscriminadamente lo viejo, una poderosa intuición, la capacidad de desapegarte de las ideas y
situaciones emocionalmente fuertes, y una profunda comprensión del inconsciente.

Tu Urano en sextil a tu Ascendente

Piensas como un rebelde, no importa si realmente actúas así, o no. Necesitas espacio para moverte y poner en
práctica tus ideas ingeniosas. Debido a que la libertad significa tanto para ti, tu carrera tiene que permitirte
cierto grado de independencia y autodeterminación. Te aburren las ocupaciones rutinarias que tienden a
restringir tus talentos creativos, ya que para ti cada día revela nuevas posibilidades que despiertan tu
interés.

Tu Urano en sextil a tu Medio cielo

Buscas la realización de tus ideales a través de tu carrera profesional. Debido a que amas tu independencia
más que la mera seguridad económica, te conviene tener tu propio negocio que te permita desarrollar tu
trabajo a tu ritmo.

Tu Urano en semisextil a tu Neptuno

Perteneces a una generación cuya conciencia colectiva no tolera la distorsión de la verdad y el abuso del
poder.
No te fías de organizaciones que gocen de «enchufes» con el poder establecido, pero tampoco tienes mucha
confianza en las estructuras aparentemente rígidas de religiones ortodoxas o de otros movimientos
espirituales organizados. Te ofende el control que se ejerce sobre sus miembros y, por tanto, prefieres
decidir por ti mismo qué tienes que creer y cómo tienes que disciplinarte por medio del sendero o proceso
espiritual que hayas elegido. Insistes en que todo compromiso debe ser completamente voluntario y sin la
menor presión. Por otro lado, sabes que una estructura social basada en el materialismo es un insulto
contra la dignidad del hombre, y aspiras a un alto grado de expresión creativa para todos.

Tu Urano en semisextil a tu Plutón

Perteneces a una generación que se pronuncia abiertamente contra la injusticia y el abuso por parte del
gobierno o de la industria privada.
Resientes el hecho de que estas fuerzas potentes pueden aplicar presiones económicas para conseguir el apoyo
de la gente para sus fines. El despilfarro de fondos públicos es intolerable para ti, y tienes una habilidad
asombrosa para detectar maniobras deshonestas por parte de oficiales y otras personas con cargos
públicos.

Tu Urano en semisextil a tu Quirón

Este contacto incrementa el deseo de liberarte de limitaciones, especialmente en las relaciones. Puedes ser
capaz de hacer cambios súbitos y de cortar inesperada y bruscamente carreras y relaciones; también
puedes ser propenso a que te sucedan cosas inesperadas, y con frecuencia indeseables; te encantan las
ideas nuevas y siempre querrás probar nuevas maneras de vivir.
Puedes ser un pensador brillante y original; de espíritu revolucionario y desafiante, a menudo percibiendo las
situaciones con penetrante claridad, con distancia y desapego, haciendo que los demás se sientan
incómodos. Tu problema reside en la falta de conexión con tus sentimientos, además de la desilusión que
sientes cuando la vida no llega a estar a la altura de tus ideales.
Para ti todo se puede cambiar, nada es sagrado, y es posible que veas la tradición como un mero conjunto de
restricciones de las que no hay que hacer caso, rebelándote de forma indiscriminada contra las
restricciones externas.
Los aspectos positivos de este contacto te confieren la capacidad para dar nacimiento a lo nuevo sin rechazar
indiscriminadamente lo viejo, una poderosa intuición, la capacidad de desapegarte de las ideas y
situaciones emocionalmente fuertes, y una profunda comprensión del inconsciente.

Tu Urano en semisextil a tu Ascendente

Piensas como un rebelde, no importa si realmente actúas así, o no. Necesitas espacio para moverte y poner en
práctica tus ideas ingeniosas. Debido a que la libertad significa tanto para ti, tu carrera tiene que permitirte
cierto grado de independencia y autodeterminación. Te aburren las ocupaciones rutinarias que tienden a
restringir tus talentos creativos, ya que para ti cada día revela nuevas posibilidades que despiertan tu
interés.

Tu Urano en semisextil a tu Medio cielo

Buscas la realización de tus ideales a través de tu carrera profesional. Debido a que amas tu independencia
más que la mera seguridad económica, te conviene tener tu propio negocio que te permita desarrollar tu
trabajo a tu ritmo.

Tu Urano en quincuncio a tu Quirón

Este contacto incrementa el deseo de liberarte de limitaciones, especialmente en las relaciones. Puedes ser
capaz de hacer cambios súbitos y de cortar inesperada y bruscamente carreras y relaciones; también
puedes ser propenso a que te sucedan cosas inesperadas, y con frecuencia indeseables; te encantan las
ideas nuevas y siempre querrás probar nuevas maneras de vivir.
Puedes ser intolerante con las ideas ajenas, y aunque crees en la libertad de palabra y de pensamiento, también
eres capaz de desentenderte de las contradicciones que hay en tu propio comportamiento. Sientes una
urgente necesidad de dejar huella, de ser recordado, sobre todo, como individuo. Necesitas que tu vida
individual signifique algo en la trama global de la historia, preocupándote por problemas sociales y
políticos.
Puedes ser un pensador brillante y original; de espíritu revolucionario y desafiante, a menudo percibiendo las
situaciones con penetrante claridad, con distancia y desapego, haciendo que los demás se sientan
incómodos. Tu problema reside en la falta de conexión con tus sentimientos, además de la desilusión que
sientes cuando la vida no llega a estar a la altura de tus ideales.
Para ti todo se puede cambiar, nada es sagrado, y es posible que veas la tradición como un mero conjunto de
restricciones de las que no hay que hacer caso, rebelándote de forma indiscriminada contra las
restricciones externas.
Los aspectos positivos de este contacto te confieren la capacidad para dar nacimiento a lo nuevo sin rechazar
indiscriminadamente lo viejo, una poderosa intuición, la capacidad de desapegarte de las ideas y
situaciones emocionalmente fuertes, y una profunda comprensión del inconsciente.

Tu Urano en quincuncio a tu Ascendente

Atraes a gente que insiste en su propia independencia, aunque eso pueda significar que tengas que sacrificar
un poco de la tuya, lo cual te molesta.
El matrimonio, en el sentido tradicional, no es exactamente lo tuyo; prefieres uniones más liberales, donde el
único lazo sea la atracción emocional hacia el otro.
Rebelde por naturaleza, es probable que te marchases pronto de casa. Parece que sabes lo que quieres, pero
parece también que no estás plenamente preparado para aceptar la responsabilidad por tus actos. Tiendes a
evitar la competitividad profesional bajo el pretexto de que se trata de una trampa de la sociedad, aunque
tienes la esperanza de poder ofrecer algún día una contribución sustancial con el fin de mejorar ésta. Para
realmente lograr este objetivo, deberías reconocer que no toda autoridad es inútil y que la vida al margen
de la sociedad no es necesariamente el mejor camino para efectuar cambios.

Tu Urano en quincuncio a tu Medio Cielo

Tu deseo de sentirte libre de restricciones choca con las normas y reglas que debes seguir en tu puesto de
trabajo o el horario fijo que debes respetar. Si en alguna ocasión ya has tenido un enfrentamiento con tu
superior, es hora de pensar en un trabajo por cuenta propia para que puedas ser independiente de otros y
seguir tu ritmo particular.
Eres muy creativo en lo referente a tu familia y tu hogar, pero tienes que tener cuidado de que tu vida privada
poco común y tu deseo de independencia no afecten negativamente a tu carrera.

Tu Urano en la Primera Casa

La casa donde se encuentra Urano es el lugar donde tenemos la mejor oportunidad de experimentar y expresar
nuestra originalidad como seres únicos. También indica el área de nuestra vida, donde buscamos las
emociones fuertes y la excitación, a veces cruzando los límites de lo comúnmente aceptado y permitido.
Es ahí donde queremos expresar nuestros sentimientos y nuestro genio de forma libre e intuitiva.
La Primera Casa contiene el Ascendente y es, por lo tanto, el área más personal del mapa astral. La condición
de esta casa indica la naturaleza de nuestra personalidad, nuestro temperamento y el grado de confianza
que tenemos en nosotros mismos.

Con Urano en la Primera Casa, eres una persona sumamente original e inventiva, alguien que puede ofrecer
nuevas visiones o ideas provenientes de tu diversos campos de interés. Te mueves muy bien en papeles de
liderazgo, ya que simplemente no puedes avenirte bien a ser un seguidor, algo muy difícil con el
eminentemente individualista Urano en la casa natural de Aries y de Marte. Tiendes a ser obstinado e
irrazonablemente discrepante, y te deleitas siendo diferente (y chocante) por el mero placer de serlo.
Pese a todo, lo mejor para ti sería gozar de un amplio espacio y de una gran libertad individual, para que
puedas encontrarte a ti mismo. Te resulta difícil identificarte con los papeles tradicionales de ser el marido,
padre, hijo, empleado, director, amante etc. de alguien. En tu opinión, siempre hay algo mejor o diferente
que podrías ser, y, por consiguiente, tienes grandes dificultades para incluirte en ningún sentimiento
definitivo de quién eres. Esta condición puede ser tanto emocionante como dolorosamente irritante.
Básicamente, lo que quieres es que simplemente te dejen solo para seguir adelante con lo que quieres
hacer, sin que nadie te moleste. De todas maneras, de nada sirve el intento de detenerte. Mal dispuesto a
adherirte a modalidades o pautas de comportamiento convencionales, «cortas por lo sano», y con la
rapidez y limpieza de un láser, con cualquier cosa (o persona) que sea para ti falsa o sofocante, una actitud
que, por cierto, en ocasiones puede parecer escandalosa a terceros.

Tu Urano en la Segunda Casa

La casa donde se encuentra Urano es el lugar donde tenemos la mejor oportunidad de experimentar y expresar
nuestra originalidad como seres únicos. También indica el área de nuestra vida, donde buscamos las
emociones fuertes y la excitación, a veces cruzando los límites de lo comúnmente aceptado y permitido.
Es ahí donde queremos expresar nuestros sentimientos y nuestro genio de forma libre e intuitiva.
La Segunda Casa representa nuestro deseo de obtener y poseer valores —no sólo tangibles y económicos,
sino también mentales, emocionales y espirituales— que necesitamos para la seguridad de nuestra
existencia. También está relacionada con nuestras ataduras emocionales a las cosas o personas que nos
rodean.

Con Urano en la Segunda Casa, sientes el estímulo de elevarte por encima de los sistemas de valores
tradicionales y de las maneras más habituales de considerar el mundo material. Estás deseoso de no verte
limitado por la necesidad de seguridad y posesiones materiales, y es probable que no sientas apego por
aquellas mismas cosas que busca la mayoría de las personas. Si es que le concedes algún valor, el dinero
sólo valdrá para ti por la libertad que te ofrece de conseguir lo que realmente quieres o consideras
esencial. Urano en la esfera de los recursos materiales indica que tu forma de ganarte la vida puede que
sea algo excéntrica, individualista y diferente al del resto de la gente. Además, va asociado con súbitos
altibajos materiales y financieros.
Perteneces a esa clase de personas que, actuando intuitivamente y por corazonadas, pueden correr riesgos
económicos. Crees en el principio de «la mente sobre la materia»: que hay un plano superior capaz de
afectar y configurar lo que sucede en el nivel material de la existencia.
Los recursos innatos que debes desarrollar son la originalidad, la inventiva, la actitud de apertura a nuevas
corrientes y las tendencias progresistas, y una visión intuitiva (que suele ser de cristalina claridad) de las
diferentes situaciones que te vayan sucediendo.

Tu Urano en la Tercera Casa

La casa donde se encuentra Urano es el lugar donde tenemos la mejor oportunidad de experimentar y expresar
nuestra originalidad como seres únicos. También indica el área de nuestra vida, donde buscamos las
emociones fuertes y la excitación, a veces cruzando los límites de lo comúnmente aceptado y permitido.
Es ahí donde queremos expresar nuestros sentimientos y nuestro genio de forma libre e intuitiva.
La Tercera Casa representa el desarrollo de nuestra relación comunicativa con el entorno y nuestra forma de
ver y comprender las circunstancias externas. Es el dominio del pensamiento lógico, de la facultad del
habla y de la adquisición de datos e informaciones.

Con Urano en la Tercera Casa, tu manera de pensar y comunicarte es intuitiva, original e inventiva. La
mentalidad uraniana capta de un golpe los conceptos y tiene revelaciones e intuiciones súbitas referentes a
la vida, la gente, los acontecimientos y las situaciones. Es frecuente que muestres una especie de claridad
desapegada que te permite resolver rápidamente los problemas. A veces, tus ideas van ligeramente
adelantadas a tu época, y los demás no pueden, simplemente, sondear de inmediato sus profundidades.
Pero días, meses o años más tarde empiezan a entender lo que «Urano» había captado natural e
instantáneamente.
Es probable que el emplazamiento de Urano en esta casa te haga algo inquieto y tenso. Necesitas estar en
movimiento, explorar y experimentar una amplia variedad de facetas de la vida. A pesar de que puedes
haber experimentado dificultades para adaptarte a los sistemas de educación tradicionales, es probable que
hagas aportes sumamente originales a cualquier rama del conocimiento, o que sobresalgas en los dominios
de la educación y de la comunicación.
Tu Urano en la Cuarta Casa

La casa donde se encuentra Urano es el lugar donde tenemos la mejor oportunidad de experimentar y expresar
nuestra originalidad como seres únicos. También indica el área de nuestra vida, donde buscamos las
emociones fuertes y la excitación, a veces cruzando los límites de lo comúnmente aceptado y permitido.
El Immum Coeli (IC) o cuarta casa simboliza el lado oculto de la personalidad, a saber: nuestras raíces y
nuestros sentimientos menos visibles a primera vista.
La Cuarta Casa tiene que ver con el mundo del subconsciente, la base emocional, la tradición familiar y, en
concreto, la madre como símbolo de protección y nutrición.

Con Urano en la Cuarta Casa, eres muy independiente en lo que se refiere a tus asuntos familiares y a tu
propia seguridad. Esto puede desembocar en un hogar poco convencional, con un mobiliario y un estilo
muy diferente de lo habitual. También tu forma de expresar tus sentimientos, perderte en la nostalgia o ver
la historia puede ser insólita.
A medida que envejeces puede aflorar en ti un interés por la metafísica y por los sistemas políticos y
filosóficos.
En general eres una persona que necesita hallar una identidad basada en algo más que en la mera unidad de la
familia personal. En alguna etapa de tu vida es posible que te veas con ganas de participar en alguna
actividad que beneficie o ayude a progresar a la familia humana.

Tu Urano en la Quinta Casa

La casa donde se encuentra Urano es el lugar donde tenemos la mejor oportunidad de experimentar y expresar
nuestra originalidad como seres únicos. También indica el área de nuestra vida, donde buscamos las
emociones fuertes y la excitación, a veces cruzando los límites de lo comúnmente aceptado y permitido.
La Quinta Casa es la casa del Sol y simboliza, por lo tanto, nuestra aspiración de expresar las cualidades
únicas de nuestra personalidad en todo su resplandor y plenitud. Aquí se manifiesta nuestro placer de
experimentar y nuestra fuerza creativa. También muestra la relación que tenemos con los niños, así como
el niño que se esconde en nosotros mismos.

Con Urano en la Quinta Casa sientes la necesidad de dejar que tu individualidad irradie a través de todo lo
que haces. No confias en los modos tradicionales de la expresión creativa; lo que más despierta tu interés
es todo aquello que a los demás les parece raro y excéntrico, y es probable que tus aficiones se salgan
bastante de lo común. Lo mismo es aplicable a tus aventuras y romances, que pueden ser antitradicionales
y terminar tan súbitamente como empezaron. Urano se aburre cuando la emoción y el entusiasmo
originales se desvanecen, o si la relación se vuelve demasiado previsible o estrecha.
Cuando seas padre, no sería sorprendente que tu punto de vista sobre la educación de los niños sea progresista
o contraria a lo que defiende la sociedad.

Tu Urano en la Sexta Casa

La casa donde se encuentra Urano es el lugar donde tenemos la mejor oportunidad de experimentar y expresar
nuestra originalidad como seres únicos. También indica el área de nuestra vida, donde buscamos las
emociones fuertes y la excitación, a veces cruzando los límites de lo comúnmente aceptado y permitido.
La Sexta Casa corresponde a nuestra facultad y forma de utilizar nuestros recursos y cualidades según las
necesidades que se presenten en la vida. Aquí vemos nuestra actitud hacia el trabajo y el modo de cómo
organizamos nuestra existencia.

Con Urano en la Sexta Casa, te interesa la relación entre mente y cuerpo, y eres capaz de explorar y
experimentar con diversas formas de medicinas alternativas y complementarias. Puesto que eres propenso
al exceso de estrés y de tensión nerviosa, que debilitan las defensas del cuerpo y que pueden provocarte
problemas de salud, te beneficiarás de cualquier actividad que te ayude a liberar tensiones: ejercicios
físicos, yoga, meditación, etc.
En su lado positivo, Urano en la Casa Seis ofrece la posibilidad de una rápida recuperación o liberación de la
enfermedad, ayudada en gran medida por las actitudes mentales adecuadas. Por tu forma tan poco
convencional de tomarte el trabajo para o con otros, puede que requieras una situación de trabajo especial,
es decir, una situación donde puedas seguir tu propio ritmo y tener la libertad de hacer las cosas a tu
manera.

Tu Urano en la Séptima Casa

La casa donde se encuentra Urano es el lugar donde tenemos la mejor oportunidad de experimentar y expresar
nuestra originalidad como seres únicos. También indica el área de nuestra vida, donde buscamos las
emociones fuertes y la excitación, a veces cruzando los límites de lo comúnmente aceptado y permitido.
El Descendente es el punto diametralmente opuesto al Ascendente, y describe nuestra facultad de recibir y
absorber aquello que se nos va acercando. Simboliza nuestro encuentro con el tú, la forma de establecer
contactos, y las personas que cobran significado en el transcurso de nuestra vida. Esta casa revela el tipo
de persona que se siente atraída hacia nosotros e indica las expectativas que aportamos a nuestras
relaciones.

Con Urano en esta casa, tu actitud hacia las relaciones tiende a exceder el marco convencional. Hay muchas
personas que mantienen una relación por sentimiento del deber, o bien porque necesitan seguridad, pero
con Urano en este emplazamiento se te hará difícil soportar por semejantes razones una relación que esté
gastada o muerta. Si una relación no es creativa y estimulante, abierta y sincera, eres capaz de romperla
para buscar algo mejor. Sueles buscar una compañera sumamente original, enérgica, dinámica, mágica,
inventiva y carismática; alguien que te despierte y te ofrezca cambios y perspectivas nuevas. Sin embargo,
debes ser consciente de que no es probable que una mujer de esta naturaleza sea de las que aportan a una
relación un alto grado de estabilidad y seguridad.

Tu Urano en la Octava Casa

La casa donde se encuentra Urano es el lugar donde tenemos la mejor oportunidad de experimentar y expresar
nuestra originalidad como seres únicos. También indica el área de nuestra vida, donde buscamos las
emociones fuertes y la excitación, a veces cruzando los límites de lo comúnmente aceptado y permitido.
La Octava Casa induce al curioso Mercurio a aprender sumergiéndose en todo lo que hay oculto y menos
claro en la vida: a descubrir secretos y a indagar en misterios para desentrañar su fondo. Es la mentalidad
detectivesca, dotada de ojos capaces de ver en la oscuridad.

Con Urano en la Octava Casa es probable que sientas una necesidad compulsiva de liberarte de las
restricciones de tu naturaleza instintiva básica y dejar de estar regido por tales emociones. Es probable que
te expongas continuamente a situaciones que constituyan un reto y que te exijan superar esos instintos
primarios y desapegarte de ellos con el fin de alcanzar una comprensión más amplia y tolerante.
Este emplazamiento indica el deseo de indagar debajo del nivel superficial de la existencia para descubrir las
leyes más sutiles de la naturaleza, que operan sobre la vida. Es probable que te interese la astrología, la
psicología, la alquimia, el ocultismo y la magia, la física subatómica o la química moderna.
En un nivel más práctico, es posible que te veas enfrentado a súbitos cambios de fortuna debidos al
matrimonio, a herencias y a asociaciones comerciales. Además, es probable que las diversas fases de la
vida terminen de forma súbita e irreversible: aparentemente de la noche a la mañana, un capítulo se acaba
y se inicia otro, o bien un acontecimiento imprevisto altera drásticamente la dirección que seguías.

Tu Urano en la Novena Casa

La casa donde se encuentra Urano es el lugar donde tenemos la mejor oportunidad de experimentar y expresar
nuestra originalidad como seres únicos. También indica el área de nuestra vida, donde buscamos las
emociones fuertes y la excitación.
En la Novena Casa se trata de relacionar el conocimiento adquirido con las experiencias personales para
lograr una visión integral del mundo y una orientación en la vida. Está relacionada con los viajes —tantos
los internos como los externos—, la filosofía, la religión y el derecho.

Con Urano en la Novena Casa, siempre vas en pos de la verdad, pero en vez de adherirte a ideas ortodoxas o
tradicionales, intentas hallar independientemente un conjunto de creencias significativas, o un sistema
filosófico por el cual ordenar tu vida. Sin embargo, como es típico de Urano, corres el peligro de seguir
destruyendo los sistemas que hayas creado para poder descubrir o ensayar otros que quizá sean más
amplios o de mayor alcance.
Mediante los viajes, puedes contar con vivencias excepcionales e inesperadas. Incluso, mientras visites otro
país, es probable que des con personas o con ideas que te despierten y te cambien viejas estructuras.
Es buena posición para interesarte en asuntos místicos de tipo religioso, también para estudiar y llegar a ser
profesor universitario, dado que Urano facilita el que seas profesor de algo, que acabes teniendo algún tipo
de carrera superior, muchas veces relacionada con las Humanidades. También puedes ser un buen
astrólogo, psicólogo o maestro de alguna creencia original y nueva.

Tu Urano en la Décima Casa

La casa donde se encuentra Urano es el lugar donde tenemos la mejor oportunidad de experimentar y expresar
nuestra originalidad como seres únicos. También indica el área de nuestra vida, donde buscamos las
emociones fuertes y la excitación, a veces cruzando los límites de lo comúnmente aceptado y permitido.
El Medium Coeli o Medio cielo (MC) es el cenit, el punto más alto, del horóscopo y simboliza, entre otras
cosas, nuestra posición social, la cual corresponde en la sociedad actual al éxito profesional. Además de la
reputación, la ambición de hacer carrera, la responsabilidad hacia la sociedad y las metas políticas.

Con Urano en la Décima Casa, eres original y penetrante en materias prácticas: tu trabajo, tu carrera y todo lo
que tiene que ver con tu reputación profesional. Por tu tendencia a la independencia, puedes tener una
forma muy poco convencional de abordar el trabajo, especialmente en lo que se refiere a la organización y
dirección del mismo. Podrías ganarte la reputación de ser diferente a los demás.
Necesitas un trabajo que beneficie a tanta gente como sea posible, y que te dejen margen para que tu inventiva
y tus tendencias puedan pasar a primer plano. Es incluso posible que llegues a renunciar a tu trabajo o a
cambiar de empleo, sencillamente, porque no te guste como se hagan las cosas.
Urano en esta casa, que rige la imagen pública, hará que los demás tengan respeto hacia ti, sientan un cierto
temor, dado que tienes una gran facilidad para poder ridiculizar a los demás, para descubrir sus puntos
débiles y ponerlos en evidencia. Tu imagen pública será eminentemente uraniana, es decir, original,
excéntrica, rompedora.
Crea también, a nivel genérico, problemas con el mundo femenino, dado que Urano es inicialmente un tanto
seco y frío para desenvolverse a gusto en dicho mundo.

Tu Urano en la Undécima Casa

La casa donde se encuentra Urano es el lugar donde tenemos la mejor oportunidad de experimentar y expresar
nuestra originalidad como seres únicos. También indica el área de nuestra vida, donde buscamos las
emociones fuertes y la excitación, a veces cruzando los límites de lo comúnmente aceptado y permitido.
La Undécima Casa refleja nuestro deseo de alcanzar una determinada identidad o posición por medio de la
identificación con un grupo. Representa nuestro círculo de amigos, experiencias colectivas, ideas
humanitarias y visiones futuras destinadas al progreso de la sociedad en que vivimos.

En la Undécima Casa, Urano está poderosamente instalado en su propia esfera, es donde puede expandir hasta
sus máximas dimensiones el concepto de formar parte de un grupo. De esta forma, te sientes conectado
con aquellos con quienes compartas una visión similar, y ni siquiera es necesario que estén
geográficamente próximos a ti para formar parte del grupo; lo que importa es que estén dedicados a los
mismos ideales y objetivos.
Eres la clase de persona que puede cumplir, en el seno de cualquier grupo, una función «uraniana»: la de
ofrecer ideas estimulantes y radicales, hacer de abogado del diablo o discutir cordialmente con los otros
miembros para agilizar el debate. Te gustan las amistades excéntricas y poco convencionales, y suele
suceder que tengas amigos de muchas clases diferentes, y que no combinen fácilmente unos con otros.
Tus metas y objetivos en la vida podrían cambiar radicalmente en un plazo relativamente breve, como si un
día te despertaras con una nueva visión que debes seguir.

Tu Urano en la Duodécima Casa
La casa donde se encuentra Urano es el lugar donde tenemos la mejor oportunidad de experimentar y expresar
nuestra originalidad como seres únicos. También indica el área de nuestra vida, donde buscamos las
emociones fuertes y la excitación, a veces cruzando los límites de lo comúnmente aceptado y permitido.
La Duodécima Casa es la más compleja, porque corresponde a esferas de la vida que se consideran tabúes y
no suelen ser temas de nuestras conversaciones. Aquí se disuelven el ego y el sentido de la individualidad
en favor de un sentimiento de comunión espiritual. Representa la soledad, el sacrificio, la empatía y la
inspiración mística.

Urano en la Duodécima Casa te confiere la capacidad de encarar la totalidad del ámbito inconsciente de una
manera inventiva, original e intuitiva. Tienes acceso al caudal de sabiduría ancestral que hay en la mente:
a las experiencias acumuladas en el pasado y heredadas por mediación de generaciones anteriores. Es
posible que encuentres la llave que da acceso a ese tesoro mediante la meditación, la parapsicología o
alguna forma de expresión artística que te permita sintonizar con estas antiguas grabaciones de la
experiencia.
Una profunda reticencia a renunciar a tu independencia puede hacer que te resulte difícil asentarte o echar
raíces. Quizás haya una parte de ti que quiere desesperadamente intimidad y seguridad, pero sin saber
cómo lograrlas; no obstante haces lo posible para impedir que esto se concrete. La indagación en tus
propios motivaciones inconscientes puede ayudarte a liberarte de esta contradicción y aligerar una
persistente sensación de soledad y aislamiento.

Neptuno - la conciencia cósmica

Neptuno, un planeta descubierto en 1.846 por el astrónomo berlinés Galle, se mueve alrededor del Sol a una
distancia media de 4.497.000.000 km. Tarda casi 165 años en cumplir su órbita, y tiene un diámetro de
49.500 km.

En la mitología, Neptuno o Poseidón es el dios del mar y señor de las aguas. Tiene su morada en lo más
profundo del mar, donde la visión a menudo es vaga y nos encontramos en un mundo extraño y casi irreal.

Astrológicamente, Neptuno simboliza las ansias de disolver los límites, que hacen del falso ego material una
entidad aparte, y de experimentar la unidad espiritual con el resto de la creación. Este objetivo se puede
alcanzar de manera constructiva mediante la meditación, la fe y la práctica religiosa, la creatividad
artística y una profunda devoción a otra persona o a una causa; o, más peligrosamente, se puede intentar lo
mismo por la vía de las drogas, el alcohol o una desafortunada entrega a las pasiones.

Neptuno representa la sensibilidad y compasión, pero también simpatía inconsciente, apreciación estética,
fantasía, imaginación e idealismo. La expresión negativa puede manifestarse en una actitud evasiva e
irresponsable con tendencia a tomar refugio en un mundo imaginario y nebuloso.

Debido a que Neptuno permanece durante 14 años en el mismo signo, la interpretación a nivel individual está
enfocada en la casa que ocupa y los aspectos que forma con otros planetas. Neptuno tiene una afinidad
natural con el signo Piscis.

Tu Neptuno en Leo

Debido a que Neptuno tarda unos 165 años para completar su trayectoria a través del Zodiaco, permanece en
cada signo alrededor de catorce años. Por lo tanto, su posición no tiene un significado individual, sino
generacional. Para averiguar si tiene importancia al nivel individual, habrá que analizar su posición por
casa y posibles contactos con planetas personales.

Neptuno estuvo en Leo desde 1.915 hasta 1.929, durante los locos años veinte. Este signo simboliza
creatividad e imaginación, pero también una fantasía exagerada, confusión y vanidad. Mientras que
Neptuno atravesó Leo, el mundo experimentó especulaciones e inversiones arriesgadas, culminando en el
crack financiero del 1.929 y la resultante crisis económica que arruinó la vida de millones de personas.
Perteneces a una generación que está enamorada del drama y del glamour de las estrellas del cine. Siempre
quieres estar en un escenario, donde tú seas el centro de atención. Para ti la vida es maravillosa y
dramática, e idolatras a los niños, artistas creativos y animales. Te gustan las películas de amor y los
documentales sobre la naturaleza.

Tu Neptuno en Virgo

Debido a que Neptuno tarda unos 165 años para completar su trayectoria a través del Zodiaco, permanece en
cada signo alrededor de catorce años. Por lo tanto, su posición no tiene un significado individual, sino
generacional. Para averiguar si tiene importancia al nivel individual, habrá que analizar su posición por
casa y posibles contactos con planetas personales.

Neptuno estuvo en Virgo desde 1.929 hasta 1.943. Perteneces a una generación que ha experimentado en su
infancia o juventud la dureza de la guerra, y, por lo tanto, quiere ser práctica y salvar lo físico valorando
sobre todo la conservación de sus recursos materiales. Lo quieres realizar por medio de la gimnasia, el
régimen, las vitaminas, las terapias para mejorar la vida y cosas por el estilo. El modo adecuado de ganarte
la vida es tan importante para ti como la alimentación adecuada.

Tu Neptuno en Libra

Debido a que Neptuno tarda unos 165 años para completar su trayectoria a través del Zodiaco, permanece en
cada signo alrededor de catorce años. Por lo tanto, su posición no tiene un significado individual, sino
generacional. Para averiguar si tiene importancia al nivel individual, habrá que analizar su posición por
casa y posibles contactos con planetas personales.

Neptuno estuvo en Libra desde 1.943 hasta 1.957. Como nativo del período de la postguerra, perteneces a una
generación que ha experimentado mucha confusión en sus relaciones humanas, especialmente en las
relaciones románticas. Los años de tu infancia y juventud estuvieron marcados por un sentimiento de
inseguridad, porque nadie sabía muy bien cómo actuar en calidad de miembro de una familia o pareja en
una relación conyugal.
No obstante, tu generación anhela el ideal de las relaciones, la igualdad de todas las personas y no hace
discriminación alguna entre miembros de distintos niveles sociales u otro color de piel. En Woodstock
cientos de miles de personas con Neptuno en Libra se reunieron para celebrar su nueva visión de la vida
bajo el lema «Paz, amor y música».

Tu Neptuno en Escorpio

Debido a que Neptuno tarda unos 165 años para completar su trayectoria a través del Zodiaco, permanece en
cada signo alrededor de catorce años. Por lo tanto, su posición no tiene un significado individual, sino
generacional. Para averiguar si tiene importancia al nivel individual, habrá que analizar su posición por
casa y posibles contactos con planetas personales.

Neptuno estuvo en Escorpio desde 1.956 hasta 1.970. Durante este tiempo, la sociedad cambió profundamente
su actitud referente a la sexualidad, culminando en «el verano del amor» del año 1967 en San Francisco.
Sin embargo, la supuesta liberación sexual no cumplió con su promesa de la felicidad ilimitada y plena.
Neptuno simboliza el engaño y la confusión, y pronto la promiscuidad desenfrenada, combinada con el
abuso de las drogas alucinógenas, mostró su verdadera cara del vacío interior y la resultante frustración.
Perteneces a una generación que no tiene miedo del lado «oscuro» de la vida. Sientes un profundo interés por
las filosofías esotéricas, por todo lo místico y lo oculto, pero también te fascina el morbo, y tienes la
tendencia a idolatrar los deseos sexuales y físicos, considerándolos como algo espiritual.

Tu Neptuno en Sagitario

Debido a que Neptuno tarda unos 165 años para completar su trayectoria a través del Zodiaco, permanece en
cada signo alrededor de catorce años. Por lo tanto, su posición no tiene un significado individual, sino
generacional. Para averiguar si tiene importancia al nivel individual, habrá que analizar su posición por
casa y posibles contactos con planetas personales.
Neptuno estuvo en Sagitario desde 1.970 hasta 1.984. En esos años el turismo mundial experimentó un auge
sin precedentes. Los viajes a sitios lejanos y exóticos llegaron al alcance de cualquiera, y el mundo se
volvió cada vez más pequeño. Al mismo tiempo, las filosofías orientales ganaron en popularidad y fueron
explotadas por un creciente número de grupos religiosos con fines sospechosos.

Tu Neptuno en Capricornio

Debido a que Neptuno tarda unos 165 años para completar su trayectoria a través del Zodiaco, permanece en
cada signo alrededor de catorce años. Por lo tanto, su posición no tiene un significado individual, sino
generacional. Para averiguar si tiene importancia al nivel individual, habrá que analizar su posición por
casa y posibles contactos con planetas personales.

Neptuno entró en Capricornio en 1.984 y permanecerá allí hasta el año 2.000. Los últimos años han sido
testigos de numeroso acontecimientos políticos que han causado asombro y confusión. El sistema del
comunismo soviético desapreció prácticamente de un día a otro, el pacto de Varsovia se disolvió y el muro
de Berlín cayó. La guerra del golfo causó un desastre ecológico sin precedentes, y muchos soldados
americanos fueron víctimas de armas químicas, cuyas secuelas están todavía por ver.
Esta posición de Neptuno indica una generación que será más sensible a las necesidades de nuestro planeta,
entendiéndose como partes integrales de un gigantesco organismo vivo que actualmente está agonizando.
Vivimos en un tiempo que exige una mayor conciencia de responsabilidad ecológica seguida por medidas
concretas. Capricornio es el signo de la responsabilidad social que debe poner en marcha un proceso
destinado a curar el medio ambiente. Debido a que el nacionalismo inhibe el progreso, organizaciones
internacionales como la ONU y la Unión Europea están ganando cada vez más importancia e influencia.

Tu Neptuno en conjunción a tu Quirón

Sueles tener un acceso notable al mundo de los sueños, la imaginación y la fantasía; lo que piensas, sientes o
quieres es tan real para ti como cualquier otra cosa, y puede personificarse con rasgos dramáticos en tu
imaginación.
Siempre dispuesto a deshacerte en lágrimas, debido a tus conflictos interpersonales, hundiéndote en el
sentimiento de ser incapaz de hacerles frente, o absorbiendo estados anímicos y sentimientos provenientes
de tu entorno, con personas que normalmente están procurando contener su propia tristeza.
Es probable que para hacerte valer recurras a exhibiciones de emoción y de debilidad física, e incluso a
hacerte el loco si de esta forma puedes evitar situaciones incómodas. Puede resultar muy fácil engañarte, y
tiendes a ser fácil presa de quien intente burlarse o explotarte, ya que muy frecuentemente no adviertes el
peligro hasta que ya es demasiado tarde.
Discernir la realidad de la fantasía es un proceso que te lleva tiempo; quizás te sientas atraído por actividades
en que la imaginación sea importante, como el cine, la televisión o el teatro; o tal vez por la pintura y la
escritura, o por temas como la sanación y la enseñanza. En realidad lo que necesitas es poder expresarte de
una forma adecuada.
Si tu discernimiento evoluciona y consigues cierta estabilidad, puedes tener auténticas dotes de médium, ya
que percibes otros niveles de la realidad, siendo capaz de poner este don al servicio de los demás. Es
frecuente que te sientas irresistiblemente atraído por lo oculto, por la experimentación con drogas y por
diversas técnicas de expansión de la conciencia conducentes al éxtasis, pero llenas de riesgos, pudiendo
debilitar más aún tu estructura interna ya de por sí bastante débil.
Posees mucho carisma y un aura de aceptación y amor que atrae a personas que sufren y están necesitadas. Si
superas tu tendencia al sacrificio constante y a sentir dolor como algo natural, puedes desarrollar una
extraordinaria capacidad para una honda compasión, un amor incondicional y una profunda aceptación de
ti mismo y de los demás.

Tu Neptuno en conjunción a tu Ascendente

Eres más sensible que la mayoría de las personas y, posiblemente, dotado de poderes psíquicos.
Muchas veces estás lejos, en tu propio mundo, donde puedes escapar de la cruda realidad que nos rodea. Eres
tan sensible a la injusticia que observas en la sociedad que te puedes poner enfermo debido a ello.
Deberías pensar en hacer algo práctico y así contribuir a mejorar la situación para aliviar tus ansiedades
sobre la existencia de esas condiciones.
Cuando experimentas desengaños en tus relaciones personales tiendes a echarte la culpa a ti mismo y a
soportar tu sufrimiento silenciosamente. Y si el efecto abrasivo del encuentro humano es suficientemente
severo, corres el peligro de buscar alivio en medios artificiales como la droga o el alcohol, una vía que
incrementará tu vulnerabilidad.
Busca la compañía de personas que tengan los pies en el suelo para compensar tu temperamento
vagabundeante. Necesitas estabilizarte en la realidad, donde puedes hacer mucho por el bien de los demás.
Hacen falta personas como tú que simpaticen con el sufrimiento en el mundo y que estén dispuestas a
echar una mano.

Tu Neptuno en conjunción a tu Medio cielo

La mejor opción profesional para ti es alguna actividad donde puedas expresar tu creatividad y fantasía. No te
conviene un trabajo que requiera un alto grado de determinación y disciplina, cualidades que se echan en
falta en tu carácter.
Aparte del mundo del arte, otro campo interesante es el esoterismo o la medicina, ya que tu extrema
sensibilidad es un buen ingrediente para el éxito en la consulta astrológica o en las terapias alternativas.

Tu Neptuno en oposición a tu Quirón

Sueles tener un acceso notable al mundo de los sueños, la imaginación y la fantasía; lo que piensas, sientes o
quieres es tan real para ti como cualquier otra cosa, y puede personificarse con rasgos dramáticos en tu
imaginación.
Siempre dispuesto a deshacerte en lágrimas, debido a tus conflictos interpersonales, hundiéndote en el
sentimiento de ser incapaz de hacerles frente, o absorbiendo estados anímicos y sentimientos provenientes
de tu entorno, con personas que normalmente están procurando contener su propia tristeza.
Es probable que para hacerte valer recurras a exhibiciones de emoción y de debilidad física, e incluso a
hacerte el loco si de esta forma puedes evitar situaciones incómodas. Puede resultar muy fácil engañarte, y
tiendes a ser fácil presa de quien intente burlarse o explotarte, ya que muy frecuentemente no adviertes el
peligro hasta que ya es demasiado tarde.
Discernir la realidad de la fantasía es un proceso que te lleva tiempo; quizás te sientas atraído por actividades
en que la imaginación sea importante, como el cine, la televisión o el teatro; o tal vez por la pintura y la
escritura, o por temas como la sanación y la enseñanza. En realidad lo que necesitas es poder expresarte de
una forma adecuada.
Si tu discernimiento evoluciona y consigues cierta estabilidad, puedes tener auténticas dotes de médium, ya
que percibes otros niveles de la realidad, siendo capaz de poner este don al servicio de los demás. Es
frecuente que te sientas irresistiblemente atraído por lo oculto, por la experimentación con drogas y por
diversas técnicas de expansión de la conciencia conducentes al éxtasis, pero llenas de riesgos, pudiendo
debilitar más aún tu estructura interna ya de por sí bastante débil.
Posees mucho carisma y un aura de aceptación y amor que atrae a personas que sufren y están necesitadas. Si
superas tu tendencia al sacrificio constante y a sentir dolor como algo natural, puedes desarrollar una
extraordinaria capacidad para una honda compasión, un amor incondicional y una profunda aceptación de
ti mismo y de los demás.

Tu Neptuno en oposición a tu Ascendente

La gente de tu entorno afecta profundamente tu estado de ánimo, pero te resulta difícil diferenciar entre
aquellos que son tus amigos y aquellos que no los son. Así pues, algunas personas intentarán aprovecharse
de tu sensibilidad emocional y hacerte sentir obligación hacia ellas.
Quieres mostrar tu amor a todo el mundo y, por consiguiente, tiendes a sobrecargarte con una preocupación
indebida por su bienestar. En realidad estás intentando compensar tu incapacidad de estar sobre tus propios
pies; necesitas a alguien que te necesite para tener un sentimiento de pertenencia.
Debido a que piensas que no mereces ser feliz, pones demasiado énfasis en tus cualidades negativas. Pero eres
más apreciado de lo que te imaginas, y tus amigos se preocupan seriamente por ti. Pídeles consejo antes de
comprometerte, para evitar arrepentirte más tarde.
En una alianza romántica, te dejas influenciar fácilmente por una personalidad fuerte. Nunca deberías entrar
en una relación permanente antes de conocer bien a la otra persona y estar seguro de que los sentimientos
entre vosotros son sinceros.

Tu Neptuno en oposición a tu Medio cielo

Te sientes inseguro en tu trabajo, y es probable que te esperen decepciones en el ámbito de tu vida
profesional. Tal vez te falte la disciplina necesaria para cumplir con tus obligaciones, un rasgo de tu
carácter que puede afectar también a tu vida familiar. Ten mucho cuidado con las drogas, ya que tienden a
nublar aún más tu vaga visión de la realidad. Para evitar daños y perjuicios, debes esforzarte a ver las
cosas con más claridad, tal vez con la ayuda de una persona de confianza, y no dejarte llevar por ilusiones.

Tu Neptuno en cuadratura a tu Quirón

Sueles tener un acceso notable al mundo de los sueños, la imaginación y la fantasía; lo que piensas, sientes o
quieres es tan real para ti como cualquier otra cosa, y puede personificarse con rasgos dramáticos en tu
imaginación.
Siempre dispuesto a deshacerte en lágrimas, debido a tus conflictos interpersonales, hundiéndote en el
sentimiento de ser incapaz de hacerles frente, o absorbiendo estados anímicos y sentimientos provenientes
de tu entorno, con personas que normalmente están procurando contener su propia tristeza.
Es probable que para hacerte valer recurras a exhibiciones de emoción y de debilidad física, e incluso a
hacerte el loco si de esta forma puedes evitar situaciones incómodas. Puede resultar muy fácil engañarte, y
tiendes a ser fácil presa de quien intente burlarse o explotarte, ya que muy frecuentemente no adviertes el
peligro hasta que ya es demasiado tarde.
Discernir la realidad de la fantasía es un proceso que te lleva tiempo; quizás te sientas atraído por actividades
en que la imaginación sea importante, como el cine, la televisión o el teatro; o tal vez por la pintura y la
escritura, o por temas como la sanación y la enseñanza. En realidad lo que necesitas es poder expresarte de
una forma adecuada.
Si tu discernimiento evoluciona y consigues cierta estabilidad, puedes tener auténticas dotes de médium, ya
que percibes otros niveles de la realidad, siendo capaz de poner este don al servicio de los demás. Es
frecuente que te sientas irresistiblemente atraído por lo oculto, por la experimentación con drogas y por
diversas técnicas de expansión de la conciencia conducentes al éxtasis, pero llenas de riesgos, pudiendo
debilitar más aún tu estructura interna ya de por sí bastante débil.
Posees mucho carisma y un aura de aceptación y amor que atrae a personas que sufren y están necesitadas. Si
superas tu tendencia al sacrificio constante y a sentir dolor como algo natural, puedes desarrollar una
extraordinaria capacidad para una honda compasión, un amor incondicional y una profunda aceptación de
ti mismo y de los demás.

Tu Neptuno en cuadratura a tu Ascendente

Tiendes a ser demasiado sensible a la crítica. En consecuencia, no te sientes seguro de ti mismo y prefieres
evitar los retos hasta que piensas que eres más competente. Te puede resultar difícil elegir la carrera que te
guste y que se ajuste a tus habilidades.
Tu imaginación está bien desarrollada, pero te falta la determinación para sacar el máximo rendimiento de tus
talentos. De hecho, no estás muy convencido de ellos, y tiendes a asumir una posición en la última fila
cuando te comparas con tus competidores. La verdad es que tus esfuerzos no logran los resultados
esperados porque tienes la tendencia a seguir un abanico de intereses demasiado vasto. Debes limitarte a
campos específicos y concentrar tus esfuerzos para conseguir algún beneficio. Lo ideal sería una carrera
que tenga que ver con las necesidades de la gente. Eres muy sensible a las injusticias sociales, y es posible
que ganases la apreciación de otros, aparte de los beneficios espirituales, si sirvieses como instrumento en
mejorar la situación.
Tu Neptuno en cuadratura a tu Medio cielo

Es probable que te esperen decepciones en el ámbito de tu vida profesional. Tal vez te falte la disciplina
necesaria para cumplir con tus obligaciones, un rasgo de tu carácter que puede afectar también a tu vida
familiar. Ten mucho cuidado con las drogas, ya que tienden a nublar aún más tu vaga visión de la realidad.
Para evitar daños y perjuicios, debes esforzarte a ver las cosas con más claridad, tal vez con la ayuda de una
persona de confianza.

Tu Neptuno en trígono a tu Plutón

Perteneces a una generación que tiene conciencia de la necesidad de proteger el medio ambiente de una
devastación insensata, así como de aumentar los derechos y las libertades individuales y la cooperación
internacional. Estás convencido de que es urgente ir más allá del preponderante dominio del consumismo
materialista en el mundo, y en Occidente en particular.
Trabajas con gran imaginación y comprensión en áreas de la mente que son las más privadas y vulnerables: la
psicología profunda. Eres lo que se llama «una comadrona del espíritu», asistiendo al parto de cada
individuo que atraviesa por un renacimiento o un proceso espiritual. Aceptas el proceso natural del
nacimiento, espiritual o físico, y te dedicas a ayudarlo.
Las energías de la transformación total están presentes en ti, y el hecho de que obtengas resultados positivos o
negativos depende de cómo las uses, tanto individual como colectivamente.

Tu Neptuno en trígono a tu Quirón

Sueles tener un acceso notable al mundo de los sueños, la imaginación y la fantasía; lo que piensas, sientes o
quieres es tan real para ti como cualquier otra cosa, y puede personificarse con rasgos dramáticos en tu
imaginación.
Siempre dispuesto a deshacerte en lágrimas, debido a tus conflictos interpersonales, hundiéndote en el
sentimiento de ser incapaz de hacerles frente, o absorbiendo estados anímicos y sentimientos provenientes
de tu entorno, con personas que normalmente están procurando contener su propia tristeza.
Discernir la realidad de la fantasía es un proceso que te lleva tiempo; quizás te sientas atraído por actividades
en que la imaginación sea importante, como el cine, la televisión o el teatro; o tal vez por la pintura y la
escritura, o por temas como la sanación y la enseñanza. En realidad lo que necesitas es poder expresarte de
una forma adecuada.
Si tu discernimiento evoluciona y consigues cierta estabilidad, puedes tener auténticas dotes de médium, ya
que percibes otros niveles de la realidad, siendo capaz de poner este don al servicio de los demás. Es
frecuente que te sientas irresistiblemente atraído por lo oculto, por la experimentación con drogas y por
diversas técnicas de expansión de la conciencia conducentes al éxtasis, pero llenas de riesgos, pudiendo
debilitar más aún tu estructura interna ya de por sí bastante débil.
Posees mucho carisma y un aura de aceptación y amor que atrae a personas que sufren y están necesitadas. Si
superas tu tendencia al sacrificio constante y a sentir dolor como algo natural, puedes desarrollar una
extraordinaria capacidad para una honda compasión, un amor incondicional y una profunda aceptación de
ti mismo y de los demás.

Tu Neptuno en trígono a tu Ascendente

Tu sensibilidad es profunda, tal vez tanto que te es difícil sentir verdadera satisfacción en tus relaciones
personales. Rara vez pueden cumplirse tus expectativas, porque buscas la relación humana ideal.
Podrías compensar tu insatisfacción en tus relaciones mediante la canalización de tus talentos en el campo
artístico, donde tus esfuerzos pueden ser apreciados plenamente. Sin embargo, la mejor manera de
emplear todo el potencial de tu temperamento sensible e inspirador es ayudar a los demás en su
crecimiento humano y espiritual.

Tu Neptuno en trígono a tu Medio cielo

Tiendes a idealizar tanto tu vida profesional como tu vida familiar, pero tienes ese toque mágico que te
permite establecer un equilibrio armónico entre ambos mundos. Prefieres un trabajo que esté relacionado
con el arte y la decoración o con la ayuda al prójimo, ya que es importante para ti hacer una contribución
significativa a la sociedad.

Tu Neptuno en sextil a tu Plutón

Perteneces a una generación que tiene conciencia de la necesidad de proteger el medio ambiente de una
devastación insensata, así como de aumentar los derechos y las libertades individuales y la cooperación
internacional. Estás convencido de que es urgente ir más allá del preponderante dominio del consumismo
materialista en el mundo, y en Occidente en particular.
Trabajas con gran imaginación y comprensión en áreas de la mente que son las más privadas y vulnerables: la
psicología profunda. Eres lo que se llama «una comadrona del espíritu», asistiendo al parto de cada
individuo que atraviesa por un renacimiento o un proceso espiritual. Aceptas el proceso natural del
nacimiento, espiritual o físico, y te dedicas a ayudarlo.
Las energías de la transformación total están presentes en ti, y el hecho de que obtengas resultados positivos o
negativos depende de cómo las uses, tanto individual como colectivamente.

Tu Neptuno en sextil a tu Quirón

Sueles tener un acceso notable al mundo de los sueños, la imaginación y la fantasía; lo que piensas, sientes o
quieres es tan real para ti como cualquier otra cosa, y puede personificarse con rasgos dramáticos en tu
imaginación.
Siempre dispuesto a deshacerte en lágrimas, debido a tus conflictos interpersonales, hundiéndote en el
sentimiento de ser incapaz de hacerles frente, o absorbiendo estados anímicos y sentimientos provenientes
de tu entorno, con personas que normalmente están procurando contener su propia tristeza.
Discernir la realidad de la fantasía es un proceso que te lleva tiempo; quizás te sientas atraído por actividades
en que la imaginación sea importante, como el cine, la televisión o el teatro; o tal vez por la pintura y la
escritura, o por temas como la sanación y la enseñanza. En realidad lo que necesitas es poder expresarte de
una forma adecuada.
Si tu discernimiento evoluciona y consigues cierta estabilidad, puedes tener auténticas dotes de médium, ya
que percibes otros niveles de la realidad, siendo capaz de poner este don al servicio de los demás. Es
frecuente que te sientas irresistiblemente atraído por lo oculto, por la experimentación con drogas y por
diversas técnicas de expansión de la conciencia conducentes al éxtasis, pero llenas de riesgos, pudiendo
debilitar más aún tu estructura interna ya de por sí bastante débil.
Posees mucho carisma y un aura de aceptación y amor que atrae a personas que sufren y están necesitadas. Si
superas tu tendencia al sacrificio constante y a sentir dolor como algo natural, puedes desarrollar una
extraordinaria capacidad para una honda compasión, un amor incondicional y una profunda aceptación de
ti mismo y de los demás.

Tu Neptuno en sextil a tu Ascendente

Tu sensibilidad es profunda, tal vez tanto que te es difícil sentir verdadera satisfacción en tus relaciones
personales. Rara vez pueden cumplirse tus expectativas, porque buscas la relación humana ideal.
Podrías compensar tu insatisfacción en tus relaciones mediante la canalización de tus talentos en el campo
artístico, donde tus esfuerzos pueden ser apreciados plenamente. Sin embargo, la mejor manera de
emplear todo el potencial de tu temperamento sensible e inspirador es ayudar a los demás en su
crecimiento humano y espiritual.

Tu Neptuno en sextil a tu Medio cielo

Tiendes a idealizar tanto tu vida profesional como tu vida familiar, pero tienes ese toque mágico que te
permite establecer un equilibrio armónico entre ambos mundos. Prefieres un trabajo que esté relacionado
con el arte y la decoración o con la ayuda al prójimo, ya que es importante para ti hacer una contribución
significativa a la sociedad.

Tu Neptuno en semisextil a tu Plutón
Perteneces a una generación que tiene conciencia de la necesidad de proteger el medio ambiente de una
devastación insensata, así como de aumentar los derechos y las libertades individuales y la cooperación
internacional. Estás convencido de que es urgente ir más allá del preponderante dominio del consumismo
materialista en el mundo, y en Occidente en particular.
Trabajas con gran imaginación y comprensión en áreas de la mente que son las más privadas y vulnerables: la
psicología profunda. Eres lo que se llama «una comadrona del espíritu», asistiendo al parto de cada
individuo que atraviesa por un renacimiento o un proceso espiritual. Aceptas el proceso natural del
nacimiento, espiritual o físico, y te dedicas a ayudarlo.
Las energías de la transformación total están presentes en ti, y el hecho de que obtengas resultados positivos o
negativos depende de cómo las uses, tanto individual como colectivamente.

Tu Neptuno en semisextil a tu Quirón

Sueles tener un acceso notable al mundo de los sueños, la imaginación y la fantasía; lo que piensas, sientes o
quieres es tan real para ti como cualquier otra cosa, y puede personificarse con rasgos dramáticos en tu
imaginación.
Siempre dispuesto a deshacerte en lágrimas, debido a tus conflictos interpersonales, hundiéndote en el
sentimiento de ser incapaz de hacerles frente, o absorbiendo estados anímicos y sentimientos provenientes
de tu entorno, con personas que normalmente están procurando contener su propia tristeza.
Discernir la realidad de la fantasía es un proceso que te lleva tiempo; quizás te sientas atraído por actividades
en que la imaginación sea importante, como el cine, la televisión o el teatro; o tal vez por la pintura y la
escritura, o por temas como la sanación y la enseñanza. En realidad lo que necesitas es poder expresarte de
una forma adecuada.
Si tu discernimiento evoluciona y consigues cierta estabilidad, puedes tener auténticas dotes de médium, ya
que percibes otros niveles de la realidad, siendo capaz de poner este don al servicio de los demás. Es
frecuente que te sientas irresistiblemente atraído por lo oculto, por la experimentación con drogas y por
diversas técnicas de expansión de la conciencia conducentes al éxtasis, pero llenas de riesgos, pudiendo
debilitar más aún tu estructura interna ya de por sí bastante débil.
Posees mucho carisma y un aura de aceptación y amor que atrae a personas que sufren y están necesitadas. Si
superas tu tendencia al sacrificio constante y a sentir dolor como algo natural, puedes desarrollar una
extraordinaria capacidad para una honda compasión, un amor incondicional y una profunda aceptación de
ti mismo y de los demás.

Tu Neptuno en semisextil a tu Ascendente

Tu sensibilidad es profunda, tal vez tanto que te es difícil sentir verdadera satisfacción en tus relaciones
personales. Rara vez pueden cumplirse tus expectativas, porque buscas la relación humana ideal.
Podrías compensar tu insatisfacción en tus relaciones mediante la canalización de tus talentos en el campo
artístico, donde tus esfuerzos pueden ser apreciados plenamente. Sin embargo, la mejor manera de
emplear todo el potencial de tu temperamento sensible e inspirador es ayudar a los demás en su
crecimiento humano y espiritual.

Tu Neptuno en semisextil a tu Medio cielo

Tiendes a idealizar tanto tu vida profesional como tu vida familiar, pero tienes ese toque mágico que te
permite establecer un equilibrio armónico entre ambos mundos. Prefieres un trabajo que esté relacionado
con el arte y la decoración o con la ayuda al prójimo, ya que es importante para ti hacer una contribución
significativa a la sociedad.

Tu Neptuno en quincuncio a tu Quirón

Sueles tener un acceso notable al mundo de los sueños, la imaginación y la fantasía; lo que piensas, sientes o
quieres es tan real para ti como cualquier otra cosa, y puede personificarse con rasgos dramáticos en tu
imaginación.
Siempre dispuesto a deshacerte en lágrimas, debido a tus conflictos interpersonales, hundiéndote en el
sentimiento de ser incapaz de hacerles frente, o absorbiendo estados anímicos y sentimientos provenientes
de tu entorno, con personas que normalmente están procurando contener su propia tristeza.
Es probable que para hacerte valer recurras a exhibiciones de emoción y de debilidad física, e incluso a
hacerte el loco si de esta forma puedes evitar situaciones incómodas. Puede resultar muy fácil engañarte, y
tiendes a ser fácil presa de quien intente burlarse o explotarte, ya que muy frecuentemente no adviertes el
peligro hasta que ya es demasiado tarde.
Discernir la realidad de la fantasía es un proceso que te lleva tiempo; quizás te sientas atraído por actividades
en que la imaginación sea importante, como el cine, la televisión o el teatro; o tal vez por la pintura y la
escritura, o por temas como la sanación y la enseñanza. En realidad lo que necesitas es poder expresarte de
una forma adecuada.
Si tu discernimiento evoluciona y consigues cierta estabilidad, puedes tener auténticas dotes de médium, ya
que percibes otros niveles de la realidad, siendo capaz de poner este don al servicio de los demás. Es
frecuente que te sientas irresistiblemente atraído por lo oculto, por la experimentación con drogas y por
diversas técnicas de expansión de la conciencia conducentes al éxtasis, pero llenas de riesgos, pudiendo
debilitar más aún tu estructura interna ya de por sí bastante débil.
Posees mucho carisma y un aura de aceptación y amor que atrae a personas que sufren y están necesitadas. Si
superas tu tendencia al sacrificio constante y a sentir dolor como algo natural, puedes desarrollar una
extraordinaria capacidad para una honda compasión, un amor incondicional y una profunda aceptación de
ti mismo y de los demás.

Tu Neptuno en quincuncio a tu Ascendente

La gente de tu entorno afecta profundamente tu estado de ánimo, pero te resulta difícil diferenciar entre
aquellos que son tus amigos y aquellos que no los son. Así pues, algunas personas intentarán aprovecharse
de tu sensibilidad emocional y hacerte sentir obligación hacia ellas.
Quieres mostrar tu amor a todo el mundo y, por consiguiente, tiendes a sobrecargarte con una preocupación
indebida por su bienestar. En realidad estás intentando compensar tu incapacidad de estar sobre tus propios
pies; necesitas a alguien que te necesite para tener un sentimiento de pertenencia.
Debido a que piensas que no mereces ser feliz, pones demasiado énfasis en tus cualidades negativas. Pero eres
más apreciado de lo que te imaginas, y tus amigos se preocupan seriamente por ti. Pídeles consejo antes de
comprometerte, para evitar arrepentirte más tarde.
En una alianza romántica, te dejas influenciar fácilmente por una personalidad fuerte. Nunca deberías entrar
en una relación permanente antes de conocer bien a la otra persona y estar seguro de que los sentimientos
entre vosotros son sinceros.

Tu Neptuno en quincuncio a tu Medio cielo

Te sientes inseguro en tu trabajo, y es probable que te esperen decepciones en el ámbito de tu vida
profesional. Tal vez te falte la disciplina necesaria para cumplir con tus obligaciones, un rasgo de tu
carácter que puede afectar también a tu vida familiar. Ten mucho cuidado con las drogas, ya que tienden a
nublar aún más tu vaga visión de la realidad.
Para evitar daños y perjuicios, debes esforzarte a ver las cosas con más claridad, tal vez con la ayuda de una
persona de confianza, y no dejarte llevar por ilusiones.

Tu Neptuno en la Primera Casa

La casa donde se halla Neptuno nos puede parecer como el paraíso terrenal, porque es la esfera donde
podemos experimentar de la forma más natural y directa la realidad de lo inmaterial, místico e inspirador.
Es ahí donde nos resulta fácil entrar en el mundo de la imaginación y fantasía que existe en nuestro
interior.
La Primera Casa contiene el Ascendente y es, por lo tanto, el área más personal del mapa astral. La condición
de esta casa indica la naturaleza de nuestra personalidad, nuestro temperamento y el grado de confianza
que tenemos en nosotros mismos.
Si Neptuno está próximo al Ascendente, es posible que te aterrorice la idea de ser un individuo aislado y
solitario, necesitando aprender a decir que sí a la vida para contrarrestar la persistente nostalgia de regresar
a la totalidad oceánica del útero. Alternativamente, estos deseos pueden ser proyectados hacia el futuro en
una dirección espiritual, dando origen a una nostalgia mística o a la necesidad de alcanzar estados de
conciencia superiores.
Hay, no obstante, muchas maneras positivas de encarnar a Neptuno. Debido a que puedes abarcar dominios
que van más allá de los habituales límites de la existencia, puedes ser capaz de dar expresión a imágenes y
sentimientos colectivos por la vía de algún medio artístico. Tu visión puede ser una verdadera fuente de
inspiración para otras personas que no son capaces de ver con tanta facilidad esas dimensiones.

Tu Neptuno en la Segunda Casa

La casa donde se halla Neptuno nos puede parecer como el paraíso terrenal, porque es la esfera donde
podemos experimentar de la forma más natural y directa la realidad de lo inmaterial, místico e inspirador.
Es ahí donde nos resulta fácil entrar en el mundo de la imaginación y fantasía que existe en nuestro
interior.
La Segunda Casa representa nuestro deseo de obtener y poseer valores —no sólo tangibles y económicos,
sino también mentales, emocionales y espirituales— que necesitamos para la seguridad de nuestra
existencia. También está relacionada con nuestras ataduras emocionales a las cosas o personas que nos
rodean.

Neptuno en la Segunda Casa exige una comprensión y un sentimiento más profundo hacia la esfera del
dinero, las posesiones y los recursos. Dondequiera que esté emplazado en la carta, Neptuno ejerce un
efecto disolvente, y en la Segunda Casa es probable que cualquier forma tangible o externa de la seguridad
se halle sujeta a esta influencia. Inconscientemente, es posible que te sientas culpable de llegar a tener
dinero o de querer conservar lo que posees, convencido de que lo que pertenece a uno debería pertenecer a
todos. A la inversa, también es posible que sientas que el mundo está en deuda contigo y que lo que es de
otros debería ser también tuyo.
Evita prestar dinero, a menos que sea absolutamente necesario, y nunca te hagas participe de una empresa sin
obtener un asesoramiento apropiado para proteger tus intereses.
En última instancia, en vez de buscar la seguridad y el bienestar fuera de ti mismo, podrías reconsiderar tu
sistema de valores y mirar hacia adentro en busca de la realización que promete lo que algunos llaman los
«planos espirituales superiores».

Tu Neptuno en la Tercera Casa

La casa donde se halla Neptuno nos puede parecer como el paraíso terrenal, porque es la esfera donde
podemos experimentar de la forma más natural y directa la realidad de lo inmaterial, místico e inspirador.
Es ahí donde nos resulta fácil entrar en el mundo de la imaginación y fantasía que existe en nuestro
interior.
La Tercera Casa representa el desarrollo de nuestra relación comunicativa con el entorno y nuestra forma de
ver y comprender las circunstancias externas. Es el dominio del pensamiento lógico, de la facultad del
habla y de la adquisición de datos e informaciones.

En un nivel, Neptuno en la Tercera Casa puede causar confusión y dispersión mental, lo que origina un
pensamiento vago e impreciso. Sin embargo, hay otras ocasiones en que la mentalidad neptuniana exhibe
una penetración impresionante en las corrientes ocultas y las sutilezas del medio. Entonces, puedes captar
el «metamensaje» o los significados y los matices ocultos tras lo que se dice o se intercambia. En otras
palabras, lo que pierdes en capacidad de precisión analítica, lo ganas al ser capaz de una visión más clara
de la totalidad del cuadro.
Por otro lado, el deseo de ver lo que hay de bello y de divino en lo que te rodea puede producir en ti una
especie de percepción selectiva en la cual sólo se ve lo bueno y se deja de advertir todo lo que no cabe en
esta categoría.
Aunque la función habitual de la mente es analizar, comparar, discriminar y observar la relación de una cosa
con otra, tiendes más a usarla con otros fines «superiores»: como el ojo que usa el alma para mirar hacia
afuera. En un nivel profundo, sabes que, divorciada del amor, la mente es como unas tijeras que cortan en
jirones la vida.

Tu Neptuno en la Cuarta Casa

La casa donde se halla Neptuno nos puede parecer como el paraíso terrenal, porque es la esfera donde
podemos experimentar de la forma más natural y directa la realidad de lo inmaterial, místico e inspirador.
Es ahí donde nos resulta fácil entrar en el mundo de la imaginación y fantasía que existe en nuestro
interior.
El Immum Coeli (IC) o cuarta casa simboliza el lado oculto de la personalidad, a saber: nuestras raíces y
nuestros sentimientos menos visibles a primera vista.
La Cuarta Casa tiene que ver con el mundo del subconsciente, la base emocional, la tradición familiar y, en
concreto, la madre como símbolo de protección y nutrición.

Situado en la Cuarta Casa, Neptuno indica una extrema sensibilidad con respecto al entorno. Tiendes a
absorber y reflejar las influencias atmosféricas que te rodean, y es aconsejable que seas cauteloso en la
selección del ambiente donde vives, aunque la discriminación y la libertad de elección no son exactamente
el lado fuerte de Neptuno. Tal vez buscarás un «hogar y una familia espirituales», que no tienen
necesariamente que ver con los vínculos de sangre, o dejarás usar tu casa como lugar de encuentro de
grupos de meditación, para sesiones de experimentación parapsicóloga o como refugio de músicos y de
artistas.
Con Neptuno en esta casa puedes ser muy feliz si vives junto al mar. Los últimos años de tu vida pueden estar
caracterizados por profundas nostalgias espirituales, actividades devocionales y un pacífico aislamiento
durante el cual te vas desapegando silenciosamente de la existencia material.

Tu Neptuno en la Quinta Casa

La casa donde se halla Neptuno nos puede parecer como el paraíso terrenal, porque es la esfera donde
podemos experimentar de la forma más natural y directa la realidad de lo inmaterial, místico e inspirador.
Es ahí donde nos resulta fácil entrar en el mundo de la imaginación y fantasía que existe en nuestro
interior.
La Quinta Casa es la casa del Sol y simboliza, por lo tanto, nuestra aspiración de expresar las cualidades
únicas de nuestra personalidad en todo su resplandor y plenitud. Aquí se manifiesta nuestro placer de
experimentar y nuestra fuerza creativa. También muestra la relación que tenemos con los niños, así como
el niño que se esconde en nosotros mismos.

Neptuno en la Casa Cinco te otorga una imaginación rica, dotes creativas y una capacidad natural para
exteriorizar tus sentimientos de manera dramática y exuberante, aunque hay veces, que cuanto más buscas
el placer y la realización prometidos por este emplazamiento, especialmente en aras de una carrera, más te
esquivan éstos. Pero ya sea que busques o no profesionalizarte en este campo, te beneficiarás de cualquier
canalización creativa de tu tiempo de ocio que te ofrezca expresar tus sentimientos, tus emociones y tu
espléndida imaginación.
En el campo romántico, tiendes a idealizar al ser amado, atribuyéndole cualidades divinas, y a embarcarte en
el mayor romance de la historia. Naturalmente, pocas veces se cumplen tales expectativas, y el resultante
desengaño puede conducirte a buscar refugio y olvido en la bebida u otros estupefacientes.
En un sentido más positivo, sin embargo, con Neptuno en la Quinta Casa posees, merced al carácter
expansivo y luminoso de tu amor, un don natural para curar a otros y levantarles el ánimo.

Tu Neptuno en la Sexta Casa

La casa donde se halla Neptuno nos puede parecer como el paraíso terrenal, porque es la esfera donde
podemos experimentar de la forma más natural y directa la realidad de lo inmaterial, místico e inspirador.
Es ahí donde nos resulta fácil entrar en el mundo de la imaginación y fantasía que existe en nuestro
interior.
La Sexta Casa corresponde a nuestra facultad y forma de utilizar nuestros recursos y cualidades según las
necesidades que se presenten en la vida. Aquí vemos nuestra actitud hacia el trabajo y el modo de cómo
organizamos nuestra existencia.

Neptuno en la Sexta Casa indica un sistema nervioso sensible y delicado. Sería aconsejable que emprendieras
un programa de ejercicios y otras técnicas que refuercen el sistema nervioso, y harías bien en conocer
cuáles son los alimentos adecuados para tu organismo. Tus enfermedades suelen ser de origen emocional y
difíciles de diagnosticar con claridad. Así pues, te beneficiarás si buscas tratamiento en las medicinas
alternativas o complementarias, que encaran la prevención y la curación en un nivel más sutil que la
medicina alopática en general.
Por otra parte, también es probable que tengas capacidades curativas y que escojas un trabajo que te permita
dar expresión a estos dones. Puede que tengas una profunda conciencia del cuerpo en cuanto receptáculo
del espíritu, y que entiendas la enfermedad como un mensaje que nos anuncia que algo en la vida no está
bien y que hay que reajustarlo.
En su sentido más positivo, Neptuno en la Casa Seis indica una visión de inspiración divina y el deseo y la
habilidad de llevarla a una manifestación concreta, como puede ser el servicio al prójimo mediante
trabajos humanitarios o caritativos.

Tu Neptuno en la Séptima Casa

La casa donde se halla Neptuno nos puede parecer como el paraíso terrenal, porque es la esfera donde
podemos experimentar de la forma más natural y directa la realidad de lo inmaterial, místico e inspirador.
Es ahí donde nos resulta fácil entrar en el mundo de la imaginación y fantasía que existe en nuestro
interior.
El Descendente es el punto diametralmente opuesto al Ascendente, y describe nuestra facultad de recibir y
absorber aquello que se nos va acercando. Simboliza nuestro encuentro con el tú, la forma de establecer
contactos, y las personas que cobran significado en el transcurso de nuestra vida.

Neptuno en la Séptima Casa indica que a menudo te sientes como si estuvieras en el séptimo cielo. «Las
apariencias engañan.» Mientras tus relaciones se basen en fantasías, producirán decepciones cuando
finalmente estés obligado a contemplar la situación a la luz de la cruda realidad. Si sientes atracción por
alguien, busca el consejo imparcial de un amigo de confianza. Y ten cuidado de personas sin escrúpulos
que quieren entablar una amistad contigo solamente para aprovecharse de tu talento y tus ideas creativas.
Una manifestación más benévola de Neptuno en esta casa es la implantación en tu ser de un fuerte
sentimiento de querer ayudar a personas menos afortunadas que requieran la comprensión compasiva de
un ser humano tan sensible como tú. No hay muchas personas como tú que sean capaces de prestar un
servicio tan valioso a su prójimo.

Tu Neptuno en la Octava Casa

La casa donde se halla Neptuno nos puede parecer como el paraíso terrenal, porque es la esfera donde
podemos experimentar de la forma más natural y directa la realidad de lo inmaterial, místico e inspirador.
La Octava Casa induce al curioso Mercurio a aprender sumergiéndose en todo lo que hay oculto y menos
claro en la vida: a descubrir secretos y a indagar en misterios para desentrañar su fondo. Es la mentalidad
detectivesca, dotada de ojos capaces de ver en la oscuridad.

Neptuno principalmente tiende a la pérdida de los límites y a anular la separación, y ¿qué mejor lugar para
hacerlo que la Octava Casa, la esfera del sexo, del compartir y de la intimidad?
Es probable que para ti que tienes este emplazamiento, el sexo sea una manera de fundirte con otras personas
y, por ende, de trascender los límites de tu ego aislado. La intimidad física es también un alivio para tu
soledad, y es probable que buena parte de la promiscuidad y de la indiscreción que van asociados con esta
posición de Neptuno responda a esta motivación. Tal vez sientas que entregarse sexualmente es una
manera de servir, complacer e incluso curar a otros. Además, puede ser una forma muy conveniente de
escapar de los problemas que te acosan en otros ámbitos de la vida.

Tu Neptuno en la Novena Casa
La casa donde se halla Neptuno nos puede parecer como el paraíso terrenal, porque es la esfera donde
podemos experimentar de la forma más natural y directa la realidad de lo inmaterial, místico e inspirador.
Es ahí donde nos resulta fácil entrar en el mundo de la imaginación y fantasía que existe en nuestro
interior.
En la Novena Casa se trata de relacionar el conocimiento adquirido con las experiencias personales para
lograr una visión integral del mundo y una orientación en la vida. Está relacionada con los viajes —tantos
los internos como los externos—, la filosofía, la religión y el derecho.

Con Neptuno en la Novena Casa, buscas la rendición y la salvación por mediación de un sistema de creencias
o mediante la adhesión a una filosofía, una religión, un culto o a la imagen de un guru. Sientes también
una atracción irresistible hacia cualquier cosa o persona que te prometa las llaves del cielo. Es probable
que te beneficies enormemente si sigues algún proceso de autorrealización, pero ten cuidado de no caer en
la trampa de creer erróneamente que si te comportas como una persona iluminada, llegarás a la
iluminación, olvidando que el comportamiento es un subproducto de la conciencia, y no a la inversa. En el
caso de aspectos difíciles, existe la tendencia a una «hinchazón espiritual», en virtud de la cual te
conviertes en alguien que cree ser el mensajero de Dios, o te convences de que tu vida tiene un propósito
especial para la humanidad.
Con Neptuno en esta posición, tu expresión creativa podría estar inspirada por imágenes espirituales o
trascendentes o bien por dimensiones sutiles de la experiencia, y es posible que sirvas como canal para
despertar a otros a estas vivencias.

Tu Neptuno en la Décima Casa

La casa donde se halla Neptuno nos puede parecer como el paraíso terrenal, porque es la esfera donde
podemos experimentar de la forma más natural y directa la realidad de lo inmaterial, místico e inspirador.
El Medium Coeli o Medio cielo (MC) es el cenit, el punto más alto, del horóscopo y simboliza, entre otras
cosas, nuestra posición social, la cual corresponde en la sociedad actual al éxito profesional. Además de la
reputación, la ambición de hacer carrera, la responsabilidad hacia la sociedad y las metas políticas.

Con Neptuno en la Casa Diez, la casa de la profesión y posición en el mundo, tus habilidades prácticas están
unidas a tu casi mística visión interna. Manifiestas tus ideales y sueños de una forma organizada y clara,
aunque, en algunos casos, el nebuloso Neptuno en esta casa puede indicar inseguridad o confusión
respecto de la carrera a seguir. Estarás insatisfecho con tu trabajo si no sientes que te absorbe y llena
plenamente. Necesitas sentir que te inspira lo que haces y que tus esfuerzos te hacen avanzar en el camino
del crecimiento y la expansión espiritual. Sería extraordinario si intentaras proporcionar a la gente un
sentimiento de lo que es ideal por medio de las bellas artes, las artes curativas o las obras espirituaes.

Tu Neptuno en la Undécima Casa

La casa donde se halla Neptuno nos puede parecer como el paraíso terrenal, porque es la esfera donde
podemos experimentar de la forma más natural y directa la realidad de lo inmaterial, místico e inspirador.
Es ahí donde nos resulta fácil entrar e