La familia es el núcleo fundamental de la sociedad Por: Gabriela Santamaría y Estefanía Zárate Angarita

La adopción por parte de parejas del mismo sexo es un paso posterior al matrimonio de parejas homosexuales. En Colombia el tema está estancado.

La acción de tutela de la pareja de lesbianas respecto a la adopción de una menor que ha sido tema de debate en la opinión pública recientemente en el país, ha abierto de nuevo las conversaciones que giran en torno a las parejas del mismo sexo. Estas dos mujeres se casaron en Alemania hace seis años y oficializaron su unión hace dos años en el departamento de Antioquia; la menor de un año y diez meses es hija de una de las dos mujeres y fue concebida por medio de inseminación artificial. La menor ha sido criada conjuntamente por las dos madres y ahora el ICBF (Instituto Colombiano de Bienestar Familiar) se opone a que la pareja de la madre biológica acceda al derecho parental por medio de la adopción. El ICBF asegura que está protegiendo los derechos de la menor basándose en el artículo 42 de la Constitución que afirma que ³La familia es el núcleo fundamental de la sociedad. Se constituye por vínculos naturales o jurídicos, por la decisión libre de un hombre y una mujer de contraer matrimonio o por la voluntad responsable de conformarla´. Sin embargo, esto deja a la menor desprotegida en caso de que la madre biológica fallezca ya que la otra madre no podría reclamar su custodia; la niña pasaría a hacer parte del ICBF. Por otra parte, al no tener la patria potestad de la niña, una de las mujeres no puede hacerla su beneficiaria en ámbitos como la salud y la educación. La Corte Constitucional no ha avanzado en el debate sobre la adopción por parte

de parejas del mismo sexo; ni siquiera ha establecido una postura jurídica frente a la posibilidad de matrimonio de homosexuales que es el primer paso para hablar sobre la adopción. Diversas esferas socioculturales influyen en esta decisión, entre ellas la psicología, la legislación, la Iglesia y la opinión pública. La adopción en Colombia El proceso de adopción en Colombia consta de los siguientes requisitos para poder ser aprobado, los cuales serán estudiados aproximadamente durante un año: 1. Ser mayor de 25 años. 2. Tener más de 15 años que el menor que va a ser adoptado. 3. Demostrar idoneidad física, mental, social y moral. 4. Tomar los talleres de preparación del ICBF. 5. Presentar el registro civil de nacimiento de quién o quiénes se disponen a adoptar. 6. Presentar el registro de matrimonio y el certificado de divorcio si ha lugar. 7. Presentar los antecedentes penales. 8. Tres cartas de recomendación que no sean de familiares. 9. Certificados de ingresos económicos. 10. Certificado de salud físico y mental. 11. Registro civil de otros hijos, biológicos o adoptados, si ha lugar. El comité de adopción del ICBF atiende las solicitudes cronológicamente según el orden en el que son radicadas. En caso de que el aspirante sea padre o madre soltero/a, la institución se asegura de que

durante el proceso de crianza haya una figura complementaria constante que lo acompañe. Luego de que la adopción se lleva a cabo, hay un seguimiento de la vida del menor. La ley En la Constitución Política del país, en el Código del Menor, en el Convenio relativo a la protección del niño y en el Convenio internacional de los Derechos del niño, existen decretos y artículos que regulan el proceso de adopción en Colombia; sin embargo, ninguno de estos abarca el tema de adopción por parte de parejas homosexuales. En una entrevista, el abogado Jhon Luna de la Universidad San Buenaventura de la ciudad de Cali respondió algunas preguntas para aclarar el ámbito legal de la adopción por parte de parejas del mismo sexo. A continuación se encuentra la entrevista: ³Bueno, voy a responder las preguntas con la salvedad de la poca información que manejo al respecto del tema´, dice el abogado entrevistado. Periodistas: ¿En qué va el tema de la adopción por parte de parejas homosexuales en Colombia? Abogado: El tema de la adopción por parejas del mismo sexo en Colombia está estancado, creo que la última discusión al respecto la cerró la Corte Constitucional al declararse inhibida para decidir sobre este tema, debido a una petición que había hecho la comunidad LGTBI. Periodistas: ¿Cuáles son las razones por

las cuales no se ha avanzado en el tema de familias homoparentales en términos jurídicos en el país? Abogado: En términos jurídicos se ha avanzado, hoy en día las parejas del mismo sexo pueden acceder a la pensión de su compañero, así mismo pueden ser herederos, e incluso formar una sociedad marital de hecho. Lo que falta por avanzar es el tema de la adopción y el matrimonio como ceremonia civil con la diferencia de los efectos de un matrimonio, aunque ya son reconocidos en una sociedad marital de hecho. Periodistas: ¿Cuál es el futuro legal de las familias homoparentales? Abogados: El futuro inmediato es difícil, para avanzar en estos temas y con el pensamiento hipócrita conservador de la sociedad es muy difícil que las parejas homosexuales lleguen a tener en poco tiempo todos los beneficios de los que goza una pareja heterosexual. Periodistas: ¿Qué tanto afecta la opinión popular en las decisiones jurídicas de este tipo, teniendo en cuenta que el 82% de la población colombiana no está de acuerdo con la adopción por parte de parejas homosexuales? Abogado: Es total, recordemos que las decisiones en materia de ley las toma el Congreso de la República que es un organismo que es elegido por votación popular y en mi pensar es una representación del pensamiento de la sociedad, entonces si el porcentaje de rechazo es del 82% en la sociedad, en el Congreso debe ser similar. Así mismo, la ley en su parte, practica una

representación de las necesidades y voluntades de la sociedad y ahí se ven los resultados en diferentes temas. Como opinión personal lo peor del caso es la hipocresía en el pensamiento de nuestro país que permite familias heterosexuales en las cuales se aguanta hambre, se actúa mal, se maltrata e incluso se viola y se asesina y aún así rechaza la familia homosexual simplemente por ser del mismo sexo. Opinan las partes Varios factores intervienen en la posible decisión de la Corte Constitucional respecto a la adopción de menores por parte de parejas homosexuales; la pregunta más frecuente es que si el desarrollo psicológico y afectivo del menor se ve afectado de manera singular por este tipo de crianza. La psicóloga Sandra Salazar, egresada de la Universidad Javeriana, especializada en Psicología Social, afirma que la pregunta está condicionada, ya que se asume que existen efectos negativos en los niños que son criados por dos personas del mismo sexo en comparación con aquellos que son criados por parejas heterosexuales. Asegura que ³la mala crianza no está determinada por la opción sexual de los padres; los niños pueden sufrir los mismos maltratos o desatenciones que los que una pareja heterosexual puede propiciar. Lo que yo sí creo es que un niño criado por una pareja homosexual va a tener una tolerancia más amplia o una concepción del mundo más incluyente´. Salazar añade que en el ambiente de crianza que puede brindar una institución

como el Bienestar Familiar, ³los niños no tendrán una atención personalizada, no van a tener los cuidados para que ellos puedan seguir adelante con una carrera, como si los tendrían en una familia´. Asimismo, asevera que su postura personal puede ser diferente o ³rayar´ con la de otros psicólogos colombianos. Por su parte, la Conferencia Episcopal Colombiana publicó un postulado en donde se expone la postura oficial de la Iglesia Católica en nuestro país. En el documento se exponen cuatro argumentos fundamentales que justifican la negativa de la institución frente a la adopción expresada de la siguiente manera: ³Los católicos nos oponemos a que los menores de edad puedan ser confiados en adopción a parejas conformadas por personas del mismo sexo y rechazamos una eventual decisión de la Corte Constitucional en este sentido´. Los cuatro argumentos son: 1) la naturaleza legal de la familia en Colombia (mencionada anteriormente cuando se citó el Artículo 42 de la Constitución); 2) la naturaleza jurídica de la adopción, según la cual ³la adopción no es un µderecho¶ de los adoptantes, sean estos homosexuales o no, sino una medida en beneficio del menor´; 3) el respeto que el Estado Social de Derecho debe tener por los valores éticos y sociales de la mayoría de sus ciudadanos y; 4) la prudencia, haciendo referencia a que no hay estudios concluyentes que revelen ³la idoneidad de las parejas homosexuales para brindar a los menores de edad un óptimo espacio de desarrollo psicoafectivo y de integración social´. Por otro lado, el ex candidato del Polo Democrático a la Cámara de

Representantes, Edgar Robles, quien se caracterizó por ser el representante de la comunidad LGBTI (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transgeneristas e Intersexuales), dijo que la sociedad colombiana carece de información de carácter internacional: ³Hay demasiados prejuicios y pocos resultados en investigación sobre lo que significa la adopción de parejas del mismo sexo. Es una discusión bastante primaria («) La visión fundamentalista de las derechas religiosas está entorpeciendo el proceso y en general toda la formación política del congreso colombiano e impide que haya un debate.´ La opinión pública Una encuesta realizada a 55 personas vía online en la que se preguntó ³¿Está usted de acuerdo con la adopción de menores por parte de parejas del mismo sexo?´, arrojó los siguientes resultados:

aún no se puede lograr porque la vida de los homosexuales y lesbianas (amigos cercanos y personas que he conocido) es muy dura en la medida que tienen que esconderse, no pueden expresarse en la calle libremente. Si eso pasa con los que "quieren ser papás del mismo sexo", la vida del hijo será aun más dura cuando en el colegio lo tilden de ³hijo de homosexuales", entonces pensaría más en desarrollar un proceso de apertura para con los la comunidad LGBTI. Estudiante de Diseño Gráfico: Estoy de acuerdo porque la familia se basa en el amor, no en el género. Economista: No estoy de acuerdo. Los hijos provienen de Hombre-Mujer, y un Hombre y una Mujer los deben formar, le da a la persona desde la familia, una visión de la vida desde ambos géneros; el matrimonio homosexual hace que se vea la realidad desde la perspectiva masculina o femenina en su totalidad. Docente: Estoy de acuerdo. Ser buen padre o querer serlo no depende de la inclinación sexual, es una vocación. Las vocaciones son asexuales. Estudiante de Comunicación Social: Pienso que no representa ningún riesgo para el niño, que antes se aporta a mejorar la situación de muchos menores que no viven en las mejores condiciones con sus padres biológicos o en centros como el ICBF. Creo que los homosexuales no son diferentes a cualquier heterosexual y por lo tanto tienen las mismas probabilidades de ser o no buenos padres. Finalmente, creo que el argumento de que no pueden porque parejas de homosexuales crían niños homosexuales es ridículo, primero que todo, no es cierto y segundo ¿qué tendría de malo si así fuera? Estudiante de Comunicación Social: No estoy de acuerdo porque la familia es conformada por un hombre y una mujer y

El 69.9% está de acuerdo y el 30.1% no lo está. A continuación se encuentran algunas de las justificaciones a sus respuestas por parte de los encuestados: Educadora: No estoy de acuerdo. Es cierto que todos tenemos libertad de expresión y de desarrollo y no tengo nada contra los homosexuales ni lesbianas pero considero que es algo que en nuestro contexto Latinoamericano

al tener dos padres o dos madres, los niños pueden sufrir discriminación social en su vida. Además tendría ciertas repercusiones psicológicas que se verán reflejados en su conducta. Administradora de empresas: La verdad no estoy de acuerdo pues un niño necesita de una madre (mujer) y un papá (hombre) para crecer como una persona íntegra. Claro que hay niños "rebeldes" que vienen de una familia con papá y mamá, pero normalmente, para el crecimiento de un niño es necesario tener las dos figuras en la familia, cosa que una pareja del mismo género no le puede dar. Estudiante: Estoy de acuerdo. Pienso que la formación de los niños en hogares con parejas del mismo sexo no será diferente a la que tienen los infantes en parejas heterosexuales. Además, se ha mostrado que la tasa de maltrato infantil es menor en niños de padres o madres homosexuales.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful