You are on page 1of 563

HIST.

O RIA
GENERAL
FHILIPINAS .
1

DE

TOMO h

HISTORIA GENERAL DE PHíLIPINAS. CONQUISTAS ESPIRITUALES Y T E M . porales de estos Españoles D o m i n i o s , establecimientos Progresos , y Decadencias, COMPREHENDE | Los imperios Reinos y Provincias de Islas y C o n - * ¿ ¿ SP tinences con quienes h i havido Communicaoon, y Comercio p o r inujediaras Coincidencias,
, CON
F >

-

,

|« N vicias universales Geograpbicis HidrcgT3pbtcas de l/V? Historia Natura! de Política de Costumbres y de Religiones , ea lo que deba interesarse tan universa*. TÍTULO, ¿V^J

Tor El ?• Fr- Juan de la Concepción Teceletú Agustino Descalco Lector lubihdo ExJProvtncial Exami. nadar Sinodal de d Arzobispado de Manila^ yCoronis-m ta de su TroYmcia.de San Nicolás délas Idas

PHíLIPINAS.
Socio Numerario de la regia Sociedad de Manila. CON f E R v J i S O

DE L O S SVeiitÜORES.

Fn Msa. «n h ímpr. del Sííniuar, Conciliar, y Real de S« i í C a i b » : Por Agustín de la Rosa, y Balagtas. Aüo de 1788

AL ItLVSTRTSIMO , Y PEVE^ rendissimo Señor Don Fiay luán R u iz de San Augusti.i Digaissimo Obis? po del Obispado de nueva Segovia , del Consejo de su ivl age atad • & c . Illmo Señor.
}

J " ^ A v i e n d o m c ofresido el empleo de Provincial, c o n q u e me ha honrrado la P r o . vincia de San Nicolás de Aucmstmos descaí, z o s , las memorias generales, H.storicas de estas Islas philipinasj obra posthuma que compuso nuestro amado Padre F r a y luán de ia Concepción; y deseando dar al Publico e s t a grande o b r a , me pareció forzoso tributo p o nerla a l a sombra de V. S- Illma. Bajo tan Superior auspicio se c o m e n z a r o n , y continuaron estas m e m o r i a s , y asi es consiguiente se consagren i tan sublime patrocinio : justo e s , buelva al Mar de donde salió este Ricrbuelva á
3

1

v.

V . S. Illma * de donde dimanó la empresa , y consiga esta obra nuevos Fértiles puesta en víanos de V. S, Ijlma. a quiei su noblesa,fcus v i r t u d e s y su adeudad le han colocado Chía snaior altura* En consequencia de esta verdad , adula mi cariño en paralelo , adequaco, la bella reflexión de la imbio'uble promesa qi e h L o Dios ó su distinguido Pueblo - f * i j cuiere -Ja Divisa Magestad trasladar el Sacerdocio, y ofrec e suscitar para s i , vn Sacerdote que obre según su c o r a z ó n : Son nada ignorados los motivos de esta traslación; varian los D c c t c r e s en la explicación de este lugar; dudando c i i . en fuese este Sacerdote j en d sentido literal, es el que substituyó en la iamilm de Phinees que fué S a d o c ; este excluio á l e s forasterr.sde Heli subrogándole Salomón por A b - c r , de quien le r?cibi'' por denominación eíecnva, suscitando or- derech ? de Pcstlirrinio : este fié el s^cerüore fidelissimo que hizo Dics.par." si/i .. i di3

( * 1 ) SudtJbo méi

Sacerdotem fiddem :

erigiendo U elección el R e y : nnevamente hecho j por que no io e r a a n t e s ; ó hecho yá en sus maiores, como sacado del Sepulcro del olmdj, y suscitado a nueva v i d a N o era la que menos havia sudado en lo ©culto d é l a estendida Viña de estos Reales Dominios la familia Ajsistiniana descalza j hasta este tiempo , no h2via tenido premio sobresaliente en el honor de vna de sus M u r a s » tino fue destinado d é l a C o r t e para ladc-Nufi* va C a z e r e s , y en el camino fué p r o m o v i d o ^ la H a b a n a , con que podemos decir fué e s t a , \% primera ^ e a l merced c o n q u e suscito Nuestro Soberano .Monarcha unF¡delissimo Sacerdote» tal memoria és de D i o s , que sugirió elección tan,conforme j resta pues sea V. S • Illrha* fiel Sacerdota al Sabio Salomón que asi ie favorece i Es constante la inclinación de V- St ?1lnia\ a tai ínclito principe > han quando no ÍS* e r a ba tales gracias i y á e s obligación mas instante ; sadoc n o se a p a r t a de su R e y , deñende

J2

£d-

fielmente sus derechos >fiely sincero a su Principe lo es a Dios ¿ si hacen cautcs agencs peligros es fidelidad mui fina no ingerirse en ellos: mui expedito á obrar conforme á Superiores inspiraciones en obsequio de tan Gener o s o principe, será VK S . iílma, el c o r a z ó n y alma de D i o s •
}

A e n e suscitado Sacerdote, edifcará D i o s una Casa ampliara su p o t e s t a d , dilatará su familia; Padres sellarran les que edifican de _eí»te modo : Padres de Ciudades se llaman los ¿que ponen sus fundamentos > Padre de la Ciud a d de Galat se dixo Machir j de Cariatiarírn , l p j a b ; y é s loocucion frequente en Auctores ¿profanos. ( * 2 ) En este sentido , edificarle Casa es propag a r su familia y hacerla distinguida en el .Reyno ; no es Real la Casa de un Sacerdote en el oficio; basta lo sea en la estimación, y aprecio . si esta e's f.ei á sil Creador y í su P a d r e ,
t

ló{ * i) '•; Vardtnus > iltac* primus <Páter, autor* Vthki?

lo será también en devida p r o p o r c i ó n ¿quien . deve el benencio , y ce q i i c n cin-.sna d n augusta m e r c e d ; los progresos de V • S. lllma nos aseguran serán sus pasos , en presenda del soberano vngido , los mas rectos^ bella paráfrasis en que se delinian los ebsequios de V" S. Illma i todos selo merece tan Augusto d u e ñ o , p e r amado de Dios su nombre c's admirable por su Soberana becigni. dadj Christo , llamó Dios á su C i r o ' , .usó de su bras") para develar Caldeos , y Babilonios , cuyos son los que vengan agravios supremos . A Aras tan sagradas ofrezco en nombre de esta provincia estas'merrorias históricas, na" da es n u e s t r o , todo e's de la r r a r d e z a de V. s. lllma, puesto á la frente de esta e b r a prcKico tan oeneroso y excelentejífra en todo recomen., dable ; t a n t o h r s p r o m e t e m o s ; t a n t o in<p_ ra la humanidad agradable de V . S. Jlhra ningún Ptrévimiehto" és difcil en tan abunda- ^te esperanza llena de* beneficiencias que e s , peranios sé continúen > fio en afecto solo , s i e n per-

perpetuas felicidades , Callar en esta Dedicatoria totalmente antiguas y claras genealogías s e r i a , en el vso corriente, hacer suspéchosoi V, s . ¿Uñía» de hu, mildey abstracto: origen bien q V . S . n o quent s en su ascendencia, gruesos troncos de c a . sas mui Ulustres, no p o r eso deja de ser su familia en la linea, de labradores acomodados en bsncricio de proprias heredades, muí distinguida : no seria cíítioil según memorias y diccio. n a r i o s \ entroncar h de v , S . IJlma con las casas antiguas y solariegas de T r u x i í l O j y aun demás alca grandeza ; és el apellido, de Ruiz de trucha antigüedad , muí Español , y. incluL do en casas de Superior C e r a r q u i a , esto con vna probabilidad nó despreciable: pero serla ofender la modestia de V . S . illma que solo se gloria ser dé una honrrada prosapia, sin mas apositos que los que actualmente se disguen en ella ; y aunque la primera cuna huvie, rasido pequeña basta para engrandecerla un varón tan l l l u s t r e , que naciá feliz para lo
: y 1

........

s

u

.

sumo Q u a n t o lá Vista del humano escrutinio r e gistra cuidadoso en las m i s exactas historias o mis hallará en todo tiempo de nobles'* , pero * todo carece de tiempo c e r t o : nace e¡ Nilo en consorcio de Ríos famosos, pero oculta artificiosamente su nacimiento ea el laberinto de peñas y c u m b r e s . ( * 3 j Admira su Nacimiento la sagacidad c u r i o sa antes que descubierto y coi'.oci'do « y así laanciosá ancianidad en vuestro origen oculta con arbitrios generöses encun bradas producciones , por no descubrir principios; ignore pues e! O r b e ->que Prelada venera , que quanto mas oculto en e\ta línea, t a n t o mas se eroblcse con la senectud y confusa mtic*uedad de su origen , cubierto con el resplai dor de siglo incierto • Pasando de lo dtícfaso , á lo c i e r r o , * sin que sea adulación : amplia V , S . lllma los
n

( W$ )

Nee

í<cuit i-ot)titif paryumté
9

K¡!l<e'Vi-

niere i avehamm natura

c*put:

los g^>zos de los s u y o s / c o n Jos sublimes d o . tes de-su njidi vulgar ingenio sin que los desv^inescael censo deyido i la gloria de Jos m*y ores ¿ es .glorioso á e í b s . ser superados de V- S* ilima i pues la resplandeciente dignidad cíe b s hijos como sea en termino, de m e n t ó , no ojfusc.1 las luces de los padres antes si , admirablemente con nuevos resplandores, las aumenta: en o t r o s e n t i d J no s e n a cierto ip deSidonio Apolinar,; prudentemente instruye hijos á quienes comparado el Padre comienza desde allí ¿ser tanto, mas.fe'jis, quanto de ellos és mas venerado : cosa grande recibir de ¡os mayores pero és m a s , añadir á recepciones paternas, recíprocos influjos de glorias. A t o ios estos bienes, añade V . S . lllma. una erudición , admirable , y desde la alta A.talaiadeel Ministerio de donde descuella dignidad tan sublime , rnspifiestja l a j n n a t a propend e n que tiene á los l i t e r a t o s : asi pq.ès ya admirable que en la prospera y adversa fortuna se hayan trocado las veces ; es-, V , S • Mina el
5 3

mismo e s e]- fastigio de te dignidad q a è eraantes; el mismo sin alteración sensible, y q u a n t o permiten horror es tan elevados, i?ual á todos ;. e s t o es ser á todos superior sin entumcscencia: en cuya atención podemos d e c k con Seneca * ninguno de los mortajes están amabje, y dtike q u a n t o W S * Mima, lo? es universalmente a todos.: de suerte que st son. subditos lo* san por V - S. Illma. _¡ Esto nos enseña una larga experiencia ? sostuvo V". S* Illma., el oficio ; dt ; Comisario General e n la Real C o r t e , cumplió con obligaciones tan a r d u a s : la a t e n c i ó n , y solercia en los negocios de su cargo é s , sin contestación , manifiesta á todos j era yá naturaleza? el t r a b a j o , y asi lo parecía? en el succesivo; fiuso de negocios t a n t o s , y tan varios era yá. V. S. Tilma, mas que atendido , respetado r si la frequente comunicación con< sugetos de. alta esfera hizo á V. S» Illma. digno de elevacton, ó si tuvo parte en ella-j no debe calificarse de negociación ambiciosa j fuera; difi5

cil simular p r ó v i d a d , si huviera tenido p a r t e la pretensión oficiosa : es mucho el desinterés de V. S. IlIJha. para concebir de este modo. En el exercicio de Provincial de esta su Religiosa Provincia, y en lo intrincado de tant o s , y tan dificultosos sucesos, como en su goviernó ocurrieron ¿ se portó V. S« lllmai tan a m b i d e x t r o , que captó la general aceptación , p r i v a d a , y publica: todos saben que tan diestro manejo , movió los tribunales Sup e r i o r e s , a consultar á V. S. Illma, en la va^ cante del actual Obispado por muerte de su dignísimo Obispo D o n F r a y Miguel G a r c í a . D e t a n agigantados méritos , de tan repetidas experiencias que podríamos e s p e r a r , si n o una trasendentaí beneficiencia que nos fa_ cilite un acertado goviernó ? ( * 4 ) en efecto,fué sana disposición de nuestro ínclito Monart h a en que nada pudo proveher mejor á esta
A

1

Igle.
{ * 4 ) Tihl autem, pi omntm dtattnt ( dixo Saartibus cg'sti y betieptceré lustio ) m Qptim's

iatn ex comii?ttidim Jst%

!

Iglesia de lesu Christo que á V . S. lllrña. сои cuya ciencia aprovecharon 1os s u b d i t o s , y en su patrocinio será exaltada la virtud :pues q u ­ ando tatiga el v o t o común de tal elección p r o ­ duce un efecto universal: és pues V . S. Ultra» t o m o convenía un verdadero sacerdote de4 D i o s , retratado en la feé > en la piedad , y en las a b u n d a n t e s , y comunes esperanzas; fiel en todo : ( * 5 ) esperamos o b t e n d r á V . S* el oficio j con los auspicios mas favorables • ­ ' Sigue á todo esto en armónica correspón­ clencia el c o r o de las virtudes más sublimes: la piedad, y sabiduría j la benignidad, la Iusticia y la misericordia » y estos s¿n los precios con que V- S. lllrba compró el Sacerdocio í ésta e s la ambición oficiosa con q u e \ s e elevó á tan alta c u m b r e ; y esta la negociación que ­fe exaltó á tan alto Solio: e s t o és c o m p r a r verdadero honor d é l o s méritos j rió en Otra c o s a , que en lo que se contiene en los mis­ mos j m e r i t o s : asi e's c o n s t a n t e , que la litera»
a ;

( * 5)

suscitaba mifrí Sut'erdotem

fidelem

«*ra n o vulgar j la limpieza de sangre,, y s o b r e t o d o la integridad de c o s t u m b r e s , son la selecta dignidad de V, S. liliíia que merece ser elevada por prendas tan singulares amas elevadas ínfulas ; ignoramos- si las actuales s ó a las mas acomodadas y si asi lo necesita la actual situación de la encomendada Igjesia ; que maltratada de algunas conturbaciones ; busca eí abrigó que necesita, en t i n Illustre Seno t "si asi é s : no perdonará V. S* Illma. su quie* tud quando consulta la agena.,. exercitando su superior zelo en mas. trabajosas tareas ; que bien, podemos decir > sin no ta de adulación, lo Emiseno de su Máximo, mirad un hombre Insigne aquí,, en ef verle es suficiente premio : despreciador del d e s c a n z o , humilde á los m é r i t o s , fugitivo del' o c i o , sobervio a los vicios paciente en las calamidades i m p a c i e n t e en los honores ; pobre df c a u d a l , rico de misericordia.• ( * d ) ó ver*
}

da»
( * 6 y 'Sic intè excoïuk gràthm » <\MÚuMmc¡um* que solam : fttus't sic tenuerunt siiiguhs, juir

daderamcnte grande, y nimiamente sublime! grato sois á todo oficio . pues á todo os c o a templa mucho mayor lagraticud y el cuy, dado. A TAN alen aras ofrecemos csus"posthumat memorias, históricas satisfechos de que siguí, cndo V . S . Illróa. la grandeza de su c o r a z o * protejará* el mérito del author aquien ádmitit V • S [lima «en vida á su cariño» distinguiendolé con empleos de la mayor confianza ¡ sin dejar de mirar con agrado» este nuestro c o i to obsequio t }

fiec Vota iibert emito, mtnu, & caim» : m&or* fectori recordó Veut tcit •

B , L , M * d c V, S.Hima.La Provincia de San Nicolás, y en su nombre sa menor hijo.
Vr Uachm de U Virgen de Sopetrtn •

PROLOGO, Y RAZÓN D E LA
OBRA.
S sindificultad nn nuevo grado de mér i t o el trabajar, en que se conser^ ven monumentos, y m e m o r i a s , q u e ran pedido librarse de las ir^urias de los t i . t m p o s , y tropelías*de los Siglos, renovan* do reminiscencias de antigües, y agradables* hechos? Feliz, si por la estension de/este 2eJo se puede llenar una obligación tan e s t r e c h a , y corresponder en esta Historia á los deseos de el Publico > en que se dá á conocer una p a r t e , no lámenos reble de la Española Mo# narquiá: bien que i n c i e r t o , s i e s t a empresa laboriosa será* de bastante gusto, que i n t e resé á sostenerla.debia e s t a r yá de el suceso s e g u r o , para que el temer de perder la fama no declarase al Autor nimiamentecircuns, pecto ; es cosa superior consultar ú muchos, en que se desea queden c o n t e n t o s t o d o s ; lo que no debiera c o n t e n e r , quando quasi

* 2

to«

0 c b s pierden,: el derecho-;.derecl'araar; quando raros son los qua consiguen la aprobación de el orbe literario ; si la obra es v a r i a d a , e í o . quente , y de sobresalientes a d o r n o s hace macho honor ; y si el deseo de agradar es nimio tropieza en muchos escollos, en que la caida es m'J¡ expuesta 5 como en la afectación , li» s o m a , y complacencia vil. Vn temor r a z o , nable de desplacer en razón de separar lo que; sea desagradable, sjn huir de cierto* agrados a t r a c t i v o s , que satisfagan deseos d i v e r s o s , pone e- sello á todis las ventajas d- un libre -espíritu i como modestia en la impugnación ; atención en multiplicar respectos ; circuns,. peccion, y suavidad en circunstancias periu* diciales ; actividad y zelo en los que abatu d o n a l a fortuna en su fama posthuma, huiendo las sirtes que Cicerón condenaj diciendo que se debe haver perdido la vergüenza quando el juicio de los hombres se desatiende: Conci. liase pues la libertad de decir con el deseo •cíe no ofender : e a parte alguna faltan ex t r e ,
(

mu

midad.es, m-s se deben recelar aquellas, qüc no atiende el común de ]os hombres. . Se ofrece en la Historia un trabajo ho„ nestOj un fin oficioso , y utüissimo > por q u e ei que leyere histerias, nodepaso , sipensada* mente , pjede- justarse por Omniscio : asi lo persuade San Gregorio N a c u n c e n o en la Epis„ tola á Nicobulo Cosa excelente es ( d i c e ) t e ' ner instruida el Alma, y provisionada con el co* nocimiento de la Historia ; de esta sabiduría co acerbada , y recogido en uno el entendió miento de muchos en sus c o n c e p t o s , esto es en ella se contiene el acervo de los sabios ¿ y todo lo que los hombres excelentes-rensa* ron con recto iuicio j sus sentimientos de la virtud , ó de la república, si se alaban los a n cíanos en sus consejos á quienes la larga e^, dad los hizo mas prudentes 5 en t a n t o á estos eKcede la Historia , c u a n t o abraza mas exem. piares su diuturnidad mas esterisa , que la la rea edad de el hombre : en este sentir decia el In« signe Historiador T i t o Livio que lo mas sa
4 } 4

üiáable , y ü t ü en el conocimiento de las cosas e r a registrar en instrumento ilustre los documentos de todo exempio $ p a r a que de alli se escoja lo que sea á la imitación d i g n o , y evitar lo que t o r p e en los principios t u v o torpes é x i t o s : lo mismo que el Emperad o r Basilio aconsejaba á su hijo el Principe León , Joben de bellas esperanzas > p o r las historias antiguas no rehusa a n d a r , y versar, t e en ellas 5 alli hallarás sin t r a b a j o , lo que con su sudor recogieron o t r o s : de estas fu, e n t e s beberás las virtudes de los buenos , y repelerás los vicios de los improbos 5 varias ^nutaciones de la vida humana , y lasconversío (íes de las cosas en ella 5 la instabilidad de este mundo y los precipitados cursos de los I m p e r i o s ; en una palabra 5 las penas y c a s t L gos de hechos facinerosos,y el premio de los laudables huye de aquellos para n o caer en las manos de la Divina Justicia , abraza e s t o s , p a r a participar de las c o r o n a s , que acom, pañaa por epe se determina- mucho meior de

ác lo futuro remem&rándo pretérito. Moyses en la Historia de el Mundo desde su Original describe tan particularmente , que nada O m i t e , nada oculta en b u e n o , y malo de exemplos antiguos , instruyéndonos con particular id id , que es oportunísima eáta erudición; propone exemplares documentos , los precipi. cios de los imperios las penas de los Facinerosos , y hs premios de los [ u s t o s , en que c o m » en Cristal en las Imágenes, que r e p r e s e n t a , pueda a d o r n a r s e , y componerse la vida en la peculiar de agenas v i r t u d e s . Consigúese pues con este beneficio, que los hechos excelsos , y ínfimos $ laudables, y vi» tuperables de todas edades, de todas gentes* y de todos pueblos se entienden, y c o n o c e n : todos los- hechos, y dichos, dignos de memoria de varones famosos, y Ilustres pueden apreheiu derse confacilidad , y en su Imitación se infla^ men fervorosos los á n i m o s , ó seremueban cíes-, pavoridos de los vicios» nada falta en tales ina. trunientos para rectificar la prudencia-'en- exer,

* *2

ci

cíciOí y Doctrina] c ó n o 2 c á s e ( dice Cicerón } el orden de los sucesos, y de las anticuas memorias de nuestra Ciudad Especialmente, pero también d¿ los imperios, délos p u e b l o s , y de los Reyes llíustres $ por que i g n o r a r , que sucedió antes que naciese, es ser siempre Niño • Que es la edad de el H o m b r e ? £s con aquellas memorias vna con exion y contestación de edades antiguas con las modernas. D e necios trara a los Fnari¿. seos la Magesrad d e C h r i r s t o , quando se le que, reliaban, de que cogían espigas sus Dicipulos en Sabido : diceles; ni haveis leydo esto , lo que David hizo, y los que estaban con él, quando hu-» vo hambre, quando entró en la casa de el Señor, y t o m ó l o s panes de la porposicion de su mesa, de los que comió y dio a comer á ios que con el fban¿essumma necedad, torpe ignorancia, nó ha ver leydo en las Historias t a n p r o p r i a s de su república , lo que ensef-aban % y moderaban á los P u e b l o s .
s

Esta es pues la vtilidad y aun necesidad de la Historia que forma también el entendimiento

de u n j o b e n , y aun le buelve cano quando lo fertiliza con el vso de largas edades^ y le fecun, da con un rico conocimiento desucesos prac» ticos y en su variedad agradables : es la p r u , dencia la que govierna la vida, pero es esta la que enrriquece el conocimiento de m u c h a s y grandes cosas; l a s q u e ninguno entre los Es., critores propone maior, que el Historiador, dice Eneas Silvio. Que cosa pues mas g u s t o s a , que ser en la Historia versado ! Ninguna p o r cierto} pasear, quando quiere,el Orbe sin traba* jo alguno; ver lomas especial, que hai en las Cüw d a d e s , y lo nías curioso ; asistir sin peligro á las guerras j registrar sin susto los peligros de las m a r e s ; c o n t r a h e r a u n minuto mucho espacio de tiempo j conocer simultáneamente muclios sucesos adversos, y prósperos de A s i . r i o s , Egipcios, Griegos , y Romanos, asistir á batallas t e r r e s t r e s , y marítimas, y á los c o n . sejos, en que se t r a t a n tan dificultosos asump. tos: pelear en el mar con Themistocles, con Leónides en tierra; transitar con Aoesilao, vol,
t

***

ver*

ver, sano con Xenofontej amar con'pantheaj ca, z a r con Ciro , Reinar con Ciaxáres; si por esta causa se dize Vlises sabio , por que lustró Ciudades , y las costumbres de los hombreSé
Mukorum homlnum mores lustraset, Dum sivt i dwn sociis ^es, aparat. et Vrbes ,

pariter que salutem,

Mucho mas sabio es el que sin p e l i g r o , ni afanes se llena con la lectura de la H i s t o r i a ; verá sin naufragio acanbdis , O y r á sin vinculos s i r e n a s ; manso > y pacato las abrá con Cíclopes; y sise lusga feliz l e r s e o , en que pudiese va„ guear en regiones distintas por el beneficio de las a l a s , registrar asi la naturaleza de las tie, rrasjy el aspecto de las Ciudades, que la adornan; es en la Historia mucho mas facü, y aun mas l e v e , v sublime , que las alas de Perseo píies circunfiere nuestro animo b r e v e m e n t e , no ma* mfestándo desnudos sus aspectos < y simples, pe > r o manifiesta también en su T e a t r o los Orige_ nes
w

nes de los Hombres , de los ríos > y de o t r a s muj chas cosas: es pues que quanto ay de b u e n o , honesto, ó v til, 6 de ley table lo incluye la H i s t o r i a , y comunica en su lectura * N o todas son de esta vtilidad, ni meprometo losea en todo la p r e s e n t e ; se ha procurado e v i . t a r los vicios mas reprehensibles, dando de ma* no deleytes delirantes, y ridiculos, añiles fa„ b u l a s , y q u e n t o s d e muchachos, estragándolos con sus autores ; siguiendo si el consejo, y gus„
t o de Gentil Mario parum mihi placent & lite* rx, (¡ntt ad virtutem Doctoribus mbil profwrmt

procurando mostrar disgusto en lo que no in* teresa la enseñanza, son dignas de abrazarse las Historias | que proponen vidas , y heroicos hechos de Grandes Principes , de Varones Uius. t r e s . y de Capitanes gloriosos ; los idóneos al Goviernó , vtiles á la Patria , amables á los s u b . ditos; que se debe seguir en la sociedad; que d e c u n a r s e , y huirse-.que será eficaz apehetrar las intenciones de el Enemigo; que dirección para conducir vn e x e r c i t o : que para contener

* ** 2

en"

en sus Oficios, y respetos á m i l i t a r e s y Ciudadanos 5 que p a r a atajar vna sedición , que para ordenar esquadrones : finalmente, que sea Jo que mas convenga , yconspire á gozar de ia victoria commodamente: esto c o r t a y evita el ocio y instruye, y conforta con sus exemplos:
s

ut firmior ad Versu$ fortuita

rem publicam Capesas%

como ( dice T á c i t o . ) Aproporcion ; de tal iris, truccion promete esta Historia general de Phili. pinas , que en seña con ágenos exemplos; en ellas se hallan documentos I n s t r u c t i v o s , á que acomodar c o s t u m b r e s , con que cómmensurar acciones - y lograr un completo r e t r a t o de claros y Illustres Varones, en cuio espejo : te
f

Ipsum

compares i ut inferiorum sisludex,

et Su*

peñorum emuhs ; no pretende el a u t o r ser creído sobre su palabra , dejando el examen de la verdad libre en los sucesos, que se proponen j es vtil un poco i d un mucho de difidencia como medio de prevenirse al e r r o r : expecialmente siendo vna facultad mezclada de incertidum.. bres , y conjeturas ¿ vna carrera en que se pue.
s

de»

de extraviar" desde los p r i m e r o s pasos j debe ser la entrada con c o n d u c t o r e s , seguros , p o r que son de consequencia los y e r r o s , si seiun* dan en falsos a p o y o s , y queda vn edificio ca„ d u c o , que con los mismos Instrumentos que le elevaron^ se desploma Espues el designio publicar vna obra , que sin atención a lo conciso , ni evitar lo volumi* n o s o , sea vna general Historia de Philípinas,y vniversal en todas sus conexiones ; los sucesos están dispuestos por G o v i e r n o s , en que el o r . den de ios tiempos los vne , y la naturaleza de las materias los separa: tomando el T i t u l o de vniversal, en toda su n a t u r a l , y estendida significación , en que ademas de comprenender he* chos históricos, se estiende á facilitar la inteligencia con noticias de Geograha ; de Historia n a t u r a l , Phisica experimental, de Religiones, y de costumbres; atendiendo á que en empresa tan laboriosa , no padeciese la verdad substan cíales a l t e r a c i o n e s , por intereses de diversos p a r t i d o s , oposiciones, y querellas de Religi. * *** on.

o n , y Naciones ; se animen si con ella en la fi. delidad que deben ¿ D i o s , y al .Cesar los Pue„ b l o s ; sostengan principios, y monumentos s a . g r a d o s , que su necesidad publican , y estable, sen. Ventosos s o n , y vientos á pacientan , los que siguen opiniones , y rumores de el „vul. go > es seguir aves volantes como p e r r o s es, toüdos ; nada tiene de solido, lo que engaña, tenue en la mentira á primera Inspección se d e s c u b r e , st hai penetración suficiente; es ha„ bilidad elextraherla ; pero a l a diligencia no es inaccesible ; en donde no alcanza l a c u é r d a , es el vso de la Anthliaen, en que extraydo el aire sube el agua naturalmente ; laxa la elasticidad , que impedía el ascenso : con vna s a g a z , y aplicada investigación se sacan secretos profundos, yá coligiendo los efectos por sus causas ¿ c o n , siguientes de antecedentes ; de con geturas* de signos , y de con e x i o n e s , se adivinan sucesos regulares ; por que dado vno de Jos conexos es necesario conceder el correlativo «
5

Este propuesto Plan C e n e r a l es como vna-

vna delinearon de M a p a , en que todos los Objetos directos , ó indirectos 5 rectos ó o b l i guos se hallan reunidos, pa radar vna idea de todo lo que interesa á e s t a vniversal Historia pro» curando divertir , y instruir en recuerdos agrá, dables, sin observar vn Laconismo e s t r e c h o , que disiminuya las expresiones , y reforme los a d o r n o s ; hai prevenciones que facilitan vn jui, ció critico» sin recapitular lo que produce, á evitar el fastidio; Observando si Leyes necesarias, que en su atención exijan luzes, aunque con ex* tención se manifiesten los fines, y intenciones, ácuia penetración se a s p i r a , siguiendo obser, bables vestigios, que no se pierdan por rapi* dos } solicitando en su fuerza espansiva una velocidad m o d e r a d a , que en todos sus estados losre grados iguales.
a s 5

N o quiero atribuirme trabajos á g e n o s , en que la Sabiduría de muchos grandes hom. bres se nos de mostró en varios t r o z o s de histo. rias particulares; en que t r a t a r o n los suce, s o s , que interesan en general por incidencia ***** en.

en C o r o n i c a s , que pertenecen aproprias y re., ligiosas familias , y es laudable la veracidad, y. D o c t r i n a } en que no solo ellos fueron pe., ritos para ios s u y o s , si también á los estrafios, y l e y e n d o , y escriviendo fueron vtiles-, ofrecí, endo en sus escritos provechos i n t e r e s a n t e s ; bolvien:io,y rebolviendo tales Cronicones ha* lie la Historia General de estas islas destrosada ; y instruido en sus separadas noticias m e pareció o b r a vtil escrivir conforme á ellos , para que lograsen \-nx Historia c o m p l e t a , libre de e m b a r a z o s , los deseosos, aponiendo mi dili, s e n c i a ; e n v n discernimiento laborioso á r e u . nir t i e m p o s , y sucesos; ofrecíase mucha vigi, lia , y desvelo aconseguir fin tan magnifico , que tubiese tanto de Instructivo, quanto dedeleyta. ble» animaron mitibíeza repugnante algunos su* g e t o s sobre salientes, con quienes á v n en sus principios consulte los primeros c a r t a p a c i o s ; y haviendoles parecido bien, y instadome á su p r o . s e c a c i ó n , me hallé obligado al empeño j Cier„ to e s , que donde no ay Acroama , esto és oy
4

dos.

dos , es consejo prudentissimo no difundir sus concepcosj seria importuna narración , ó e l e . vacioii en propria sabiduría , quando no ay Lectores , ni oyentes exponer la literatura á nolentes y invitos ; hay también Acroama en históricas , narraciones quando conviene mas el silencio ; hablen ios Ancianos cosas sen. satas con conducion , y modo , como si hayaudiencias, y auditores preparados; que en tal caso ser A!o»o es ¿¿íeczo , como en su falta ser Poligoío es imprudente exceso; todo me Jn* .timada., pero mas el que para que toda n a r r a d * o n , feaoyda con gusto j no huyan de el que la profiere sentencias eruditas y graves j e n que asi como las Abejas vuelan a todas las flores para ¡sacar de ellas sus mieles; asi el Historiador debe componer su narrativa de todas las flores de erudición ; que sea completamente s a b i a , y logrará su H i s t o r i a , que sea Maestra de la v i d a : no por tales temores deja de ser r e p r e , hendido el hombre lánguido t o r p e , y sómno. liento , ¿ q u i e n persigue la p o b r e z a , cómo $1
5 y

*****

labo.

laborioso la abundancia s otia marctsrunt per inertes tomaos i abandonarse á^na desidia e> esclavituarse á la T o r p e z a .5 entorpecer.e con la Ignavia es entregarse aun i n e r t e sueño . Trabajar también en c i e n c i a , y d c c t i i . n a , . c o n solicitud para dejar sus Investigado, nes á o c i o s o s , es vanidad, y n a l g r a n d e , es coacervar riquezas á-un ocioso h e r e d e r o , que las disipe: hay también sabios, que vacan asi solos , y parasi solos coacerban d o c t o s , y ex. quisitos c o n c e p t o s ; e n . t o d o hay vicio mdx logrará la posteridad, si contuviesen tales te. mores á todos ; ni t a n t a aplicacícn, o esto, dio en acumular riquezas , quando no se sa* be quien pueda ser el H e r e d e r o ; ni tanra cía. s u r a , que tan ricos conceptos sedesvanezcán en a u r a s : la humana prudencia , q u e sabia, mente dirige acciones y negocios haze que todo suceda felizmente , y que produzca copiosos f r u t o s , y utilidades: muí c i e r t o e s , q u e i e l mulnloquio es c o n c o m n a n t la es tuítícia 5 yi c o m o causa* ¡os: que eí que había mucho p í o . í.e.

0ere medias cosas í m p e r t m e r t e s o t r a s fiiti!e% o n a * f a k a s , que ñ a s a l a necedad con curren: yá como efecto ¿ poi que la garrulidad p r o . tede de vramente V a g a , y é r r a m e , que ins* tantemente delira > por esso Palas Diosa de la sabiduría , enemiga declarada de Ja codorniz ,
W

nunca la permitió volar en sus Palacios j era símbolo de la qarrulidad esta Ave . Hulendo de vicios tan g r o s e r o s , con fie. so ingenuamente , que he velado en esta có» lección el vhimo quasi ccuio el que coge desj r e i d c i o s en la vendimia, no quiero ygualar. n e , Jos a n t e p o n g o : fueron vendimiadores, que en abundante y exquisita doctrina nos dejaron vna mui buena cosecha; de ella me a p r o vecho , y de mis rebuscos en sus pretermisio. r í e s , recurriendo á p á p e l e s , y archivos: el d e este Goviernó , me lia prestado competentes materiales , eonfíafldcme sus expedientes: Dios bendiga este t r a b a j o , y h a g a , que crezca en vendimia la recolección de tales r e l u s e c s , que llene el lagar con abundancia de que el

#.*** 2

Lic.,

Xectór exprimí vn vino exquisito que ine. ¿ r í e irrigando su entendimiento ¡ prevenido , y bien , de que es peculio precioso el hombre sin, cero j nada hay.de mas v a l o r , que la ingenuidad ; y,que esta h a z e , q u e el tendi miento cir, eundado de pensamientos, cuidadosos , n o i e o , cupen. passione? irracionales, y Cautiven d e s ordenados intereses.j'dteno es de el nombre el que es serio y, veraz ; índice de la Justicia e s hablar lo que se c o n o c i ó , ò p o r que lo-vio, 6 por que lo oyó de suge tos fidedignos $ o por que lo leyó en autores sinceros ; dígase en Juicio, ofuera de él ; siempre índica lo e q u u t a t i v o , como es lo que con buena te se dice es regular... la jactancia quando se compra en menos de lo que vale, ó se vende 4 superiores. precios, gloriándose de su índus* ¿ria ; no spn,espectables los Inicios, si el fin de tales trabajos, pero es vicio que compre» Jisnde bastante, el extenuar la cosa preciosa, y exsaltando la-vituperan en su-.venta-. $ alabados quieren ser p o d o s , todos, huyetí de el vi tupa,
} w

ri®-

rio ;

quisiera" ser de los que aborrecen sus

d e f e c t o s , sin querer ser en ellos a l a b a d o , d e seando para la corrección el desengaño ¿ p e r o es sus ceptible quando viene con venebolencia. Frequente es entre los Sabios , que en sus lucubraciones , y vigilancias se escandecen c o n . tra las dificultades, que se o p o n e n á su solí, c i t o , conocimiento, y concibiéndolas insupe. rabies desesperan de la victoria ; p o r que a u n . que haya un intimo y estenso conocimiento , no es c o m p l e t a . ciencia, si docca y t a n t o mas se aprehende conocimiento mas ignorancia; quanto mas se investiga , t a n t o mas s e c o n o c e , n o pasi el humano alia de unos accidentes c o r .

ruptibles, y sensibles; e s t o haze sabios timi„ dos en Oposiciones de o t r o s túmidos, y a r r e g a n t e s , que t o d o lo reducen aquestiones, r e . gidos Analistas, que quieren computar hasta las h o r a s : Esto sea bueno aquienes escriven disertaciones, no á los que escriven historais, en c;ue no pueden ser tan ajustados los cómputos : aunque ¿en algunos puntos sean inevitables;
es * * * * * *

•..:> W;

R^viisacm razones
>

proponer dejando

breves al L e c t o r

,

y etica, e¡ .junio

u b r e : pdk saum cuipl • misno

me Veto Vsvitur unx.

si estar agitadas Jas aguas hacen distinto un semblante reflejado en ellas : asi un mismo argumento sugiere diversas respuestas, de modo que se lormen distintos juicios sin que en t o d o ó en parte consienta uno c o n otro . se juzga Los pensamientos c o m o de mortales hallar medios ciertos y eficaces > s o n t í m i d o s , obligan ¿dificultades ; y quando
t

s e hallan en la execucion d e í e c t u o s o s , y d e . biles • agraba al alma el cuerpo corruptible, ocultando lo verdadero encorporeas som» bras que falaces engañan aun al ojo que las .mira i hevetando c o n sa gravedad el a s p e e , •tp de el e n t e n d i m i e n t o .

Terrem pe

Noxia
mimbra^

cwpora

tardant
}

cjue hibetmt

artas

marihunda

La historia, que acomodada ¿ p r o p u e s t a s leyes y que procura evitar vicio* insubsana', bies, es de i s l a s : en el Abismo de el mar plantó Dios lodescaliado de e s t o s P ron c u t o , ríos ; en medio de las ajuas consisten y se elevan sobre e l l a s , ó firmes, ofluctuantes hay en les Belfas islas, que fluctúan , assi ¿ si es en realidad, es obra admirable de el D i v i n o p o . d e r : no son nuestras islas de tan prodigiosas n a t u r a l e z a , plantadas si en el mar,, elevándose c o m o arboles sobre su nivel c o m o planta en el Parayso para su adorno; firmes., y radicadas c o . nio las plantas en in tierra, fertiles, muchas y de ellas grandes! asi se dicen ínsulas quasi ¡n sale , en el mar puestas ¿-en que son de adorno ines. t i m a b l e , y admirable hasta lo prodigioso: hicieronse algunas islas de pedazos un'dcs á c o n t i n e n t e s dicese arrancada de í w ' i a , S i , cilia, de S i r i a , Chipre , c e r b e a de la E e o c i a , Besbico, de Bitinia : o t r a s forman los íue«os subterráneos, c o m o Captorin en el /-r chipie, l a g o : muda de lugares también el M a r , asi

****** 2

en

en 1 que en o t r o tiempo fue tierra ocupa ® ei mar a h o r a , y al c o n t r a r i o , ocupa la t i e . r r a ahora ¿o que fue mar en o t r o tiempo¿ dicense extraídas de las aguas D é l o s , y K o . dasj sacó también su cumbre Melón en Anaphe e n t r e Lemno, y el Helesponto. Estas Islas conquistaron , y poseyeron los Españoles, con el d e r e c h o , d e q u e t r a , ta su primer C a p i t u l o : en ellas se empeñaron los Catholicos Monarcas , no por estender su p o t e n c i a , si precisamente p o r hacer el nombre de el verdadero Dios ma's conocido ; no pagamos los perjurios de Leomedonte , como Reinas T r o y a n a s , logramos frutos de bendición en la religión generalmente estendida: si el Romano Imperio no huviera podido es„ tenderse tan l a r g a , y anchamente, ni c o b r a r , © adquirir tan grande fama , sino c o n c ó n » t i n u a s , y sucesivas guerras ; si es buena cau. s a , que para- aumentar Imperios se susciten las inquietudes, ofendieron en ello a l a s gen» t e s , por que lo hicieron con grande e s t r a . go.

go de guerras ; no p o r que les ímpusícrbí sus leyes; e s t o huviera sido con maior suce* s o , aunque faltase la gloria de el triumpho; bajo de ellas vivían l o s . R o m a n o s , que impo-, nian á los vencidos i si se hiciesen sin M a r . t e , y Belona, ni la victoria tendría l u g a r , y la condición fuera la misma en t o d o s : hi„ zose después; humanisimamente, que todos los pertenecientes al Romano Imperio, reciviesen la sociedad de Ciudades, y fuesen ciudadanos Romanos las buenas costumbres son las dig„ nidades de los hombres; nada importa á la I n . columinidad, que unos venzan; y sean vencidos ©tros j solo el vanísimo fasto de la gloria hu« mana interesa j quita la factancia y nada mas que hombres son los hombres: si en las c o n . quistas no aman la gloria p o r la Justicia, si la justicia por la gloria, se q u e b r a n t a n p a ces , y confederaciones. En la C o n q u i s t a , y posesión de las Islas nada de es:o hay, que nos haga reprehensibles: si advertimos mui b i e n , que con tan pacifi.

,ca« V i c t o r i a ? , que se lograban al asomar las a r m a s , creció la sombra de nuestro lmpe„ rio Español : con t x e r c i t o s Españoles, y con especiales ¿astos , y T e s o r o s añadió Ma. gestad al t r o n o , Imperio á la Religión , y á la región seguridad , volviendo á los Puc, blos la salud: es c i e r t o , y como de oráculo lode un escritor Romano c e l e b r e : en la po, sicion (dice ) se conservaron incólumes Sici* l i a , Ñ a p ó l e s , Milán, y Flandes > por lo que c o n fuerza a b i e r t a , no o c u l t a , debían obe„ decer , y auxiliar los estados , obligados de una r a z ó n I n t i m a : Es pues , que aun p o r el bien ce la paz por que florezca la RaligL o n m a s , sus armas venciendo enemigos, pos. trando dificultades , tan fuerte como fácil, mente ; osingular animo de el Rey de Espa. ñ a , que haciendo durar tan estrechos y afligidos lances a* nuestro Magnánimo pelipe segundo , se atrevió i negocios diversos : quando al mismo tiempo volaban sus armas superiores p o r la O l a n d a , sostenía esta , y
y

des

despachaba Fsquadras, y Fxcrcitcs p e r la A lemania , Hungría, Bchemia Alsacia , F r a n . c í a , y R i n j y sin T e n e r e s en tan estén, sos términos se dilataba hasta la Oriental India: ó Principe ! y ó P u e b l o ! D i g n o de la Monarquía universal; admiración de Dioses,
y hombres: 0 Vrincipem Tofuhmque d'igmtn or* bit Imperio ! dignum mmum faVoie , admitas» tratione bomifium supttum que*
}

Sigamos al mismo / u t e r , que dice, n o publique el Principe guerra con los mas p e d e r o s o s , y felices, como con el Rey de las E s * parlas aquien acaso distino Dios a l a domina, tion de el M u n d o ; p e r que si se considera, desde la creación su dominio , pasma: O cuparon la India Oriental los Asirios, y el Asia menor , de cuio imperio íue particula el l l i o : tuvieron, y peseyeren veinte y siete P i O , vincías los M e d o s ; sucedieron los P e r s a s , que sobre estas añadieron parte de el Á f r i c a : A . lexandro Magno de Macedona á la I n d i a , ya algunas Naciones de f u ropa sugetó á su Itn, * *******
%

pen<5' superaron "los Romanos £ estas fama. «*s M o n a r q u í a s ; Domina el T u r c o muchos Reynas i auaqae nojede sí estencion á la de AJexandro : pero el Imperio dz el Español estia g r a n d e , tan prodigioso en lo extendido , que parece fabuloso i los forasteros en ia Geo^ra, fia ; goza de machos Reinos en E u r o p a , su* geca desde occidente í medio d i a . e n África i quasi todas las Islas de la Asia meridional, el nue, vo Orbs sincontencion es quasi todo suio; g o a finalmente continuo al Sol, que siempre Ilumina dominios de esta Monarquía vasta: ^astumpmeáu stmdederis orbem, & extra Cstkohci Imperium i>;*peden extoleris: Potencia nunca vista e n t r e lo? mortales, c u r a manifiesta de el numen, que fomen, t a Ja? cosas de España con pleno favor, c o m o en quien consiste este imperio , y dijo Séneca, en igual caso?io>ip)tefl res tanta me adminiculo numi tus Sí4r? • Por s>4 a l u n o legado deio al Pueblo Romano Qcraviauo Augusto el saludable Conse, j o , que se estrechase en los términos de su Do. H3inip> juzgando rnuibivi) , que para mas e«*
t

tea*

tensa mole en su sustentación ningunos cuida, d o s , fuerzas ningunas eran suficientes; p e r o el Españoi i m p e r i o , maior muchas v e c e s , e s mili capaz á la carga : ímpenum tcrns unimos C paVit oumpo» Historia pues de esta tan gloriosa Monar* q u i a , aunque sea de parte * y aun la mas pe, quena de sus indifinidos D o m i n i o s , no puede menos de ser agradable; la variedad d e s ú s sucesos en lo r a r o , y exquisito divierte; en sus exemplos edifica : todos tienen c a s o s , q u e p r o p o n e r s e , y imitaciones á que acomodarse: si Livio hace contendiente á Sipion deSirpion» el primero vivo exemplo de los mas estrenuos capitanes; de el mismo modo o s mostraré en efu g i e u n a expresa imagen de Ingenio, de f e , y de -ver tud : de tal m o d o , que cada uno jusgue, q que resucitó, O que renació para e l , el Emperador Serpion: este sentido se entiende mas estén » -•so.en l o q u e dice San P a b l o ; Vnum penque si. cut vccaVit Veuss ¡ta ambukt: cada uno se acostumbre ala propiedad de su vocación, y c o n .
1

********

tL

%íms las operaciones d e s ú s méritos: Esto insta
%

£ que el Apóstol tenga .verdaderas obras de Apóstol; el Mártir se revista de la mayo, caridad de Mártir, el O b i s p o , e l presbítero, y después todos en quanto Ministros de Christo i la grande obra de la Conversión ; cada uno por singulares grados llenen confieles, y estrenuas obras su propria, y peculiar vocación , sin comensu. r a r s e , á inferiores eficaz en lo que se aplica, t a n t o mas Ilustremente quanto mas ílusrres varones se proponga imitables; la erudición de u n o s , la acción de o t r o s , la mansedumbre de to. d o s : de unos el Zelo, de o t r o s las dimicacio, ríes , y o t r a s muchas cosas de o t r o s , de quie. ries un todo conseguido se mutüe un o t r o de o t r o s , con lo que producirá un simulacro de virtudes perfecto en todos sus números: y lo que halla repartido en varios lo congiera, y i cumule en si p r o p r i o . Aprehendiendo los Políticos los Varios Vsos. y Resorres en exemplos óptimos fer Yírlos Y sos artetn experientia feat, txe tripla mos tram-

tmitemt ele modo que no sea nuda lección desi tituida de Vso> que será entonces imperfecta, y manca: Filosofaba Marco Antonio , dispu. taba de clemencia, y ánimos de lo h o n e s t o , y justo $ pero en la falta de vso no sentía por la república, sin este adminiculo es escondida ciencia, T e s o r o sin vista: y que utilidad en uno y o t r o ? Puede que el proprio amor me en. g a ñ e . pero entiendo no sea esta historia tan i n e r t e , que los exemplos contenidos en ella no magistricen 5 y no conmueban á la Immortal gloria las virtudes de los mayores., en que como piedras preciosas se adorna al apreció de los Sa, b i o s : Tiene Sombras también ; conveniente el descubrirlas, quanto mas se intenta ocultarlas; nada hay igualmente falaz que el corazón de el hombre ; al hombre es cotidiano el peligro; c o n t r a el ojos atentos * ningún mal mas f r e , q u e m e * ninguno más prenecioso y ninguno mas suave j amenaza la tempestad, antes que se fo^ mente i se estremecen los edificios antes crue se arruinen ; presagia al incendio el humo: su,
a bita,

bits. íá pernícíe humana, y tanto mas diligen. temente se ocuita, quanto mas se acerca; yer. r a s p u e s , ( Senica dize ) si crees á estos ocurrentes semblantes ; tienen efigies de hom, b r e s , y ánimos de fieras. Es quasi Naturaleza la malicia humana; na es mal simple j se fabrica con la simulación a r tificiosa., para que sea inevitable, y sin reme* dio la ruina.
Ovita fala\ abditos sensus gtrìs Ánmm que jjidchram turbidis faciem indias tpuJor Impudeutem cebat •. audacem otiles^ Pietas nef.itidum, vera falaces probant Shnulant que moll'is dura.

Lo subdolo en Privados es vituperable, odiossisimo en los Principes : Tiberio cuy? particular politica e r a , que aninguno fuese manifiesto el animo de los Señores, era de qui* en podía decirse que llevaba el corazón en las manos i pues nadie podia penetrar aquel co. r a z ó n perverso $ pues quando presumía que al

guno

guno sus secretos p e n e t r a b a , lo llevaba tan á m a l , que no por o t r a causa hizo morir amu» chos : Principes tan astutos son hipócritas que pretextan á Dios en su impiedad , y in* vocan su nombre Religioso , y aun le quieren de sus deseos torpes administro, También se advierten de genio calido hombres p r i v a d o s , y particulares , que se implican como la Yedraá los arboles, para s e c a r l o s , y aun arruinarlos : es de precabaver la insinuación de tales artificios , y estudiosamente , pues son de fee ambigua , de insidiosa amistad , oficiosos , 6 contrarios conforme ala oportunidad del t i empo ; son d é l o s que endos sillas se s i e n t a n ; quiso satirizar Cicerón á Laberio dándole á entender no era digno de el senado , con la e x p r e s i ó n , de que seria admitido, sino se sentasen estiechamente ; L a b e r i o , que abundaba en sales picantes . correspondió ; Lodigas tal , tu que acostumbraste asentarte en dos sillas j en que se explicó , no havía sido fiel á P o m p e y o , ni á Cesar ,* si que mudó la fideli,
f f

jfjf * * * * * * *

dad

í a d c o n la fortunat no previene Eceequieí pre\ caverse,de L e o n e s , y Tigres ni de o t r a s Bes, tias f e r o c e s , de Escorpiones signadamente j nada hay mas insidioso, á inferir d a ñ o s : T§t*
Venena , quot Ingenia ; tor permcies quot Species.

Enseña también en su v s o , que la ma no de los Fuertes domina , la remisa se suget a ; imperan ios f u e r t e s , y estrenuos ; los re. misos, y flojos se obligan al yugo justa merced al trabaío , como congrua pena al ocio } fue expelido de el imperio de los A.sirios por su Ignavia sardanapalo , que Niño adquirió con su fortaleza • Baltasar en sus ebriedades p e r . dio la Monarquía de los Babilonios, que con su estrenuidad ere^io N a b u c o : Dario con sa luxo torpe perdió* el Imperio de los Persas , que con su virtud havia fabricado C i r o asi,
Licet amoló

Vtatur regno, sat miser est famufut
tot serVh Scepiris Subdita, (¡nos VitijsS

Coa

Con estos exemplos estender fas « s á a t í acosas fuertes , y viriles : es cierta rectitufl. congruencia , a Industria en hazer bien lo que se hace i sugiriendo , que c o n a t e n t o s ojos re, g i s t r e n , si aun no pueden la rueda de el s o ! , alómenos el resplandor de los a s t r o s . Berra** diño Gómez Arcediano Saguntino , que escri, vio quatro libros de encomios , y vsos de fa sal * dice y afirma que es el alma grande de te Mesa» y aunque es quasi como el s o l , que t o . do lo vivihca • muestra que los Españolestuvieron á la saltal reverencia en o t r o ti* empo j que era religión tomarla con los dedos de el salero y la recibían con las espadas; de donde tuvo principio el provervio: * Salem cur manu exápis» qu# virum ( o t r o s dicen. Maurum ) non ocaderis : tan belicosos y atrevidos , que acometidos, ó acometiendo, se tenían por I n . dignos de la sal > los que no mataban M o r o s ; muchos exemplos nos recuerdan á nuestros Es. pañoles antiguos , aunque remisamente los mui modernos) trabajadas esran estas Islas de tan

Infeliz canalla * mas sal y menos luxo ¿ que t a n t o los afemina ¿ bien que se han tratado providencias en este negocio con empeño ; pue, de ser que las antecedentes surtidas sean i mu t a d a s , aunque con la reforma, que exige el presente sistema j y se susciten nuevos Canta, bros , gente f e r o z , que j u z g o , no havia vida sin a r m a s , como dice Livio . Abunda en exemplosde constantes Marti, r e s , preseverantes hasta el fin en su Milicia, logrando laureolas Militares, sin que faltase á quel juramento, sacrimento militar, con que se. ligaban, y confederaban los Romanos soldados que nunca faltarían ala obediencia de los Con. sules, nunca desertarían de el lugar eu que una vez fueron puestos ; en virtud de el que los Militares de Catihna fueron muertos en el mis, mo Vmbral, en que estaban de guardia . mui conforme nuestros M á r t i r e s , estuvieron atormentados , pero mas fuertes , que los ntor* mentadores en los T o r m e n t o s ; no pudiendo superar su fe Inexpugnable laplaga repetida , aun.
9 1

aunque ya solo atormentasen heridas y llagas ¡ rota la Ordinacion de las e n t r a ñ a s , no huvic^ se yá* miembros; verificóse también el E v a n . gelio ala letra : el que recive al Profeta , al Predicador de la Evangélica verdad , recibirá el premio de el predicador ; por que cooperando á ella con su caridad , y auxilios , es participante en tal m e n t ó ; y como dice San Ignacio Mártir, el que honrra al legado de Jesu. Christo recivirála merced de los Mártires, m u . chos fieles enlos principios de la Iglesia con síguie. ron gloriosas palmas; ha ávido en Philipinas¿ ChL na, y Japón mucho de esto; aquí con especialidad hjvo mas que recivieron la misma gracia por anima^sustentar, y servir, y dar sepultura á los Mártires de el Señor confesores de íesu«Christo. Ya no hay persecuciones ea estas islas pero no se han a c a b a d o : si se han mudado los Martirios se acabaron las persecuciones de los Gentiles; pero no faltan persecuciones ; antes los Martirios eran sangrientos, y han sustituido mas prolixos ; son estas Misiones y ********** Doc-

D o c t r i n a s de mucno desamparo, y padecen tena soledad mui t r i s t e , espesialmente en P r o . fincias d i s t a n t e s , en que no hay s o c o r r o , mis noticia , ni mas comunicación con Ma„, nila i que en mucho t i e m p o : se administra con ínconmododidad y con peligros de Mar, y de ¡ r o r o s : muchos se en cierran en una I s l a , como en una prisión, de quien tiene las llaves el Mar , y el viento inexorables muchas veces, y implacables, y en temporadas furioso, y horrible ; hay también continen, tes , cuia comunicación no siendo posible por t i e r r a esta sugeta á tales q u e b r a n t o s : si al Ministro acomete una emfermedad, no hay quien le cure, ni quien le s o c o r r a en un r e . pentino accidente * nadie que le saque de una . duda o c u r r e n t e ; nadie que en un escrupu. lo , aflicción , ó melancolía le consuele : quien en los lances últimos le asista: solo un Zelo abrasado de las almas pudiera mover í Varones Apostólicos á emprender la conver. cion de lo* Barbaros, y la conservación de

los

los reducidos\ consagrándolo fiíefor de sis vfc da á un retiro tan a u s t e r o : Quien con mas particularidad logra de estas tristezas, y tra» bajos, es sin diíkulrad la Religión de Agu.s« tinos D e s c a l z o s ; á e s t o s siguen ios martirios por mas expuestos á Jos M o r o s , las de masexpuestas penalidades, y la mayor escasez; de s o c o r r o s : lo mucho que debo a este habito , que me distingue , á unque Indigna s i e r v o , me obliaa á estenderme en esta H i s j t o r i a , governado por instrumentos fide dig«¿ n o s ; tanto por e s o , quanto por que obli. gado por obediencia á tratar su H i s t o r i a particular , de que carece , me hizo venir en el pensamiento de esta general Historiano me he persuadido, á que en algo me ha> ya llevado la ¿ficción , ó pasión de comuni. d a d , cmiera D i o s se govierne por razón e s te Espíritu libre. Especialmente en la exposición de succesos» que puede ofender i cuerpos mui respetables, que fundan y acreditan venerabilísimas aten*

********** 2

CÍO

clones : en tales casos es­proprio lo de San Geronimo en el dialogó c o n t r a los Luciferia. n o s , en que dice ; hemos venido al asperrimo lugar » en que c o n t r a ' m i ; voluntad, y pro* ^sjit?::sibi obJigado;'i peneri y, juzgar algo t o n , í r a r i o á ­lo q u e pide y y. e\ige su u.cr 1 * 0 . y mi humanidad : pero que,he de hazer ? ia ..verdad •abre­ la b o c i y el p ^ h o .no.ignoran te* .impele á hablar a l a Le.n№rimó)pm&* En realid¿fco¿ mito lo que algunos de' los*.maldicientes­ deiác jron escrito conio bast inte tìrrftèy y constante con e h vicio de s e r lamosos á la posteridad en nombre y gfdiia •' 110 me: arguye là conciencia de que haya incurrido en amor , tan vil^ y despreciable j no por esso me;ustinco de inadi vertidos erro re > 5 los ene cubeto Jibremen* t e á superior censura ; : como toda la obra 4 la corrección de la Santa M a d r e Iglesia Roí mana obedientisimamente. Vale &c­<
r :

I,

( * v $» *

" f *)

)*C!t2C-e8>*(
(*) c o c o

PARTE.

r

*K/I*
s

V

C

H

O

S

, Л* ° fazones de los

n

I o s

ÎVSTIFICADOS títulos , causas y descubrimientos Con..

Y

4
v

B¡stái0: 0siÉr4 De
!
: : ?

qüTstasJ*' y "Qq5JÍGÍSftes .cíe .tierras cíe Bar.' barbos .^üñéle^; :iflp - é s ^ e c é s a f i ó calificar
:

él dc'atchp á, tales ;Reinds'> y Dominios;, expe. ^ r a e n t e ^ e Q r p ^ ^ s a l i o s ; d e ^ y esU>rMíi "tus. "Xps y 'Catkoíicos , y tan* ^obedientes J.la¡ Suprema cuía facultad
: 4

hijos

authoridáci.Apostólica , con detér minó - con" p.recep.
>: : ;

han , ocupado . e s t a s ¿ k g i o n e s ,

cuia circunspección

tos i ,1o que .hó'é^$DlI¿l a,!?'i)üena ; fe de que sus^acciomes y auxilios 'fueron justdsjj y dere. cha legitimo-,' cpmp cói\ p f u d ^ h c í a ^ y 'erucíi.
:

cibn lo demuestran nuestros Auíliores. á N o siendo necesario comprobación-pa.
:

...rabosotros .*Ves conveniente s a t i s f a c e r l a mal a%ciBs émulos Authores Estrangeros , que censuran el dominio por intruso ; y cómixtu. randó supuestos falsos c^n hechos verdaderos acreditan en el ignorante vulgo su nombre con ofensa i esparciendo san tales Conquistas huvierasido ría en nuestra • . tratados, de injustas en que ácu. invasiones

pernicioso el silencio que atribuy. modestia á reconcida culpan 23 j

como que indujese e a su justicia desconfían.

fkW/mes frito Tdrte

$<*

z a , d eyicar calumnias tan groseras se han á . delgazado excelentes p l u m a s , de que se propone , lo que necesita de menos a p a r a t o , para no dejar en cosa tan substancial incompleto este volumen ; aunque sea agena la tela de. que se corta, el vestido , seadorha: ra-con algo de refleccion propria 3 respecto que todos los Escritores tienen estrecha oblí« gacion a interesarse, en la defensa y honor de nuestros Serenísimos R e y e s , y emplear e n ella las; plumas, como los Militares d e p i o í e ; sion las armas. ' : : ? Es pues nuestro Dios y Señor a b s o luto en Rey n o s , y D o m i n i o s ; los d á , y los quita á su" voluntad; los muda de uñas g e n , * tes en o t r a s , y a p o r intolerables excesos, yá por o t r a s c a u s a s , que dependen de sus o . cultos juicios: Eficacissimo exemplo en la t r a s , lacion de la tierra de Canaán en los hijos de ís_ rael ; en que entiendo un absoluto despotismo 5 Sirvióse pues de trasladar en vir„ tud de su Soberana independíencia , estos dominios á los Reyes de España como la t i c .
;

A

Í

rra

4 Hitnris General De rri de p r o m i s i ó n , en titulo de Conquista ; asi secolige de determinados anuncios', que aunque tengan sentido distinto immediato ; pueden elevarse á o t r o , q u a l é s el n u e s t r o ; que le sea mui p r o p r i o : lapropheeia de Isaías contenida en el Capitulo i 8 t ( a ) T i e n e sentidos varios i que signifique immediarameiu te un j u e g o , cuio uso común es de Sistros, ó embarcaciones situado á los respaldos de el N i lo , que usa de embarcaciones te x idas 5 ó a . seguradas con b e j u c o s , ó mimbres en la p a r . t e O r i e n t a l de ei Egipto inferior 5 y de D e L t a i e n t r e el N i l o , y M a r E r í t b r e o , y en los desiertos de la Pétrea Arabia , era este P u e blo en o t r o s tiempos potentísimo donde se juzga imperó T h a r a c Rey de Ethíopia , que movió sus armas c o n t r a Senacherib, obligan, dolé á que desistiese de el Sitio de Lobna f á cuio caso pudo atender el P r o p h e t a , respec. to de la confederación de E z e q u í a s , con los Reyes de Egipto , y de C h u s ó para hacer
y

(a)

la
Ve terree
címbalo alarum, att* est trans Etiopía

flumma

la tuerrs

, ó divirtir cíe ella á enemigo

tan

poderoso • Esta tierra e s á la q u e arriban Naves de regiones remotissimas i cuias Velas son como alas de Águila e s t e n d i d a s , estrañas e n á quelli región , en que solo era el vso ¿e e m . Creaciones menores , c u y o velamen ¿ p r o p o r ción era de cierta especie de junco , q u e s e decía papiro , hermoseado en su texido c o n distintas l a b o r e s : ( b ) Vsando de ellas e n sus variedades rusticas, quando eran las inunda, ciones de el N i í o : B a r c o s mas p r e p r i o s a n a . vegar Rios que inquietos mares. ( c j) 4 Andad Argeles, id Legados p r e s u r o s o s á essa g e n t e ccnvuísa , y dilacerada, dividida en familias p o r sus devilitantes y irreconciliables d í s e n c i o n e s , a u n Pueblo t e r r i b l e , a m b i c i o s o , y sobervio, que n o tiene c t r o semejante : á. esta g e n t e tan fiera en su aprehensión la mira D i o s , y la considera desde su p r e p r í o Ju. gar , de su T e m p l o santo', aguardando el r r o . mentó c e n summa tranquilidad, (b ) Ff arcutrpf'th á preflígar tal Velntur sua nra fhe$AÍís\

C )
c

Ccnuntur btbuU mttt.flitis cimba Ttfiro*

6

ffistorU

General Dt
;

t i l s o b e r b i a , y presumpcion v a n a , que a IOÜ " R e y e s causa tal solicitud A l t i s s i m o , que sin en que nos reprevirtud de el senta el Profeta la O m n i p o t e n t e

tumulto , sin apresurad, y comprime sus

©n, sin el maior estruendo de marciales ímpetus» prosterne la elevación, i n t e n t o s audaces.; tan manifiestamente obrará tni p o d e r , dice D i o s , c o m o la clara luz de el medio d i a , ~ y c o m o la nube de roció en eldia déla el los res. J E s t o ássi en el sentido immediato , puede rener en la conquista de estas Islas lamas fnropria inteligencia de las Indias, y Islas de la A » rus rica descubiertas p o c o s siglos ha lo entienden Luis de L e ó n , Arias M o n t a n o , ForcrioyO. t r o s celebres hombres $ c o n mas propriedad 0. t r o s de la Predicación , y C o n q u i s t a de la In. día O r i e n t a l , China y [ a p o n , pero en mies, tras Pülipinas seajuscaa mas las s e ñ a s : gen, te s i e g a : será su auxilio tan p a t e n t e , que si el fuego de Senachei ib roció mitigará sus ardo, sus Nuncios c o n el respiren; tan feliz, que con se desahoguen j a t e r r ó > mí

te separada, dilacerada, y t e r r i b l e ; todas las restantes seacomodan t a n t o , que solo podrá dudar,quien no buviere visto á e s t o s indios ¡r aque conviene $ que quando D i o s determina tales c o m p u t a c i o n e s , les suele prevenir en tales perdidas, y anuciaríes sus infortunios ; 6 para que se c o n v i e r t a n , y enmienden i ó para que con resignación los a d m i t a n : muí claras fue. ron en estas Islas las prevenciones, que en la venida de los Españoles las a d m i r a r o n , y c O n _ fessaron , c o m o execuciones p r o d i g i o s a s : en T i d o r e su Rey A l n a n z o r por esta-causa r e . civió á los de Magallanes c o n sumo gusto ; no son de menos consideración los Divinos impul. sos , las inspiraciones , y disposiciones c o n que D i o s movió á nuestros Revés para c u e tratasen seriamente de estas e m p r e s a s , y c o n quistas ; infundiendo constancia , y presencia de animo en los que pretendieron sus primeros descubrimientos; ranro c o n a t o en proponerla ?, y e x e n t a r í a s . que se equivocaba c o n la pcríia. l a gran facilidad . y felicidad con que e s t o se l o g r ó , siendo pocos c o n t r a muchos , surtidos
1

de

*­8

_

m

p

h

®

$

4

^

Se astucia ; y sagacidad en a r b i t r i o s , par* hostilizar en emboscadas , .para combatir á su Salvo > y retiradas á . s i t i o s ­ i n a c c e s i b l e s los muchos., y manifestó? milagros, con que Dios,, la;yircren , y 105 Santos c o m o auxiliares de nti* estrasn armas , d e m o s t r a r o n su íncoii testada ]usticia i • púes siendp^duefio*­de todo¡¿Dios -qué• e n ó d o está , y t o d o j o goyierna, clarcr.es,,. quejen, n u e s t r o s , Reyesjcommutaba e s t e ­ d é r e » . c n o 5 haciéndole á c o s t a de prodigios eviden­y temente legitimo : niuá#"á'<x6sa mas £ g n ? o W m e n g ü e : Seguir" l o q u g ^ ó n i soberana ciencia^ y .proyiilencía ordena y dispone ­ la .Suprema; Mágéstacti ­no puede: sitrfjjtarse eje i n j u s t o , 1c* \. qugfpi0müwé'-.^..autoriza. j pues, aunque los;; A m d t r h e o s n o pecaban en defenderse , é s c u . s.andoIos.la ignorancia * . . n o pecaban tan p o c o icvs Jsrracliras en debelarlos executandó D i vi­ vinos O r d e n e s ; condenaban estas debelaciones i o s Manicheos siendo su Caudillo F a u s t o , á quien confuta San Augustin que tiene por pe­ c a d o dudar de la Justificación d é l a g u e r r a , á que D i p s determina i que seria concebirle i n ­
: l x

justo , en que Jos que sirven de Capitanes > Ji de soJdadosson sus executores Ministros» 6 Y si bien convienen quasi generalmea. t e , que pueda ser suhciente titulo el haver„ las buscado , hallado, y o c u p a d o , siendo, los Castellanos los - p r i m e r o s , ésto les concede derecho suficiente : pero n o asienten asi £ las que cede por guerra e n : maior empefio j s i n r a z ó n , por que és o t r a introducción la guerra Común á todas, las g e n t e s ; y hace se adquiera p l e n o , j u s t o , y perfecto D o m i nio en los Vencedores á q u a n t o en ellas se a d q u i e r e , y gana ;. sea mueble, ó raiz d é o s vencidos asi se pudo entablar j u s t a , y légi^ tima ríen te el dominio supremo dé nuestros Monarchas, debelándolos por ser ellos tan b a r b a r o s , agrestes , e incultos por lo c o „ mun, que á penas merecían el nombre d e hombres > necesitaban de quien tomando sa gbvierno » a m p a r o , y enseñanza á su c a r g o los reduxese á vida humana, Civil, y políticas por cuyo medio se hiciesen capaces de r e d . vir la Religión C h r i s t i a n a ; no convenia, d e .
:

r

Wsioria

tjemml

xaríos en su libVr tact, «careciendo d e r a z ó n \ y discurso para vsar d e . e l l o b i e n : aunque no lojíuesen;todos, eran m a c h o s , que podían 0 , primir á los c o n v e r t i d o s , á que consiguien., temente era nesesario atender á su defensa: por j u s t o , y legitimo: concedido por permisión Divina ¿ l a b a , N u e s t r o Padre San A¿u.s tin el Imperio.de los R o m a n o s , solo por. que: d o m a r o n , c o n guerras Naciones. Barbaras , y las - reduxeron; á vivir vida^ humana.:,. y; sociabte; mucho mas digno de: tales e neo m u s nuest r o D o m i n i o Español, que á. de unas de este: bien introduce el mas s u p e r i o r . e n . l a Religion; Verdadera.
-;

7

A dos Clases podemos, reducir Ios-Iwl ;

vitadores,de estas I s l a s , que; hallaron,los Bpañoles en ellas: los primeros que parecían rnas fieras que hombres \ de. costumbres extremamente; barbaras * que andaban , y habitabas los montes silvestres,,y. desnudos? á estos, nc se ha' hallado m o j o . d e reducirlos pacific.ámen; t e era necesario para hacerlos Christianos
t

.bacerlos primera.racionales en ejercicio. Obligan.!

ganHoloVíi que ¿etratasen c o m o ta!es, podía

re*

ducírseies á k servidumbre de i g n o r a n t e s , pues .cedíaen ••vtilidad de ellos m i s m o s ; pero aún asi seles trato v y seles t r a t a , c o n toda suavidad* ami parecer , mas d é l a que conviene:} al cabo ide tantos años de C o n q u i s t a se conservan innumerables en :todas Islas, c o n absoluta i n dependencia , y en xaprichados , de ;que son ^dominios p r o p r i o s , de que no seles puede -ex*/ pu'sar c o n (derecho legitimo y és necesario su consentimiento''para poder .transitar sus tku¿ i-rris , aunque n o - s i n n e s g o \ .conservando e$¿ t o s barbaros su propriedad c o n perjuicio de .nuestras C h r i s t i a n d a d e s , en las que entran , saquean-, y hacen m u e r t e s s o b r e el seguró ide su m o n t a r í z assüo : estas eran causas suj, eficientes á debelarlos a'sangre y fuego ; p e r o •se c o m e rtan nuestras armas conintimidarlosi y Tjue;:las reconozcan mui Superiores 8 En la segunda Cíase pueden al<?un Oovierno
9

' colocarse viviendo

.los que conocían scriablemente

en rancherías, B a

ó pequeñas'po¿ de^algunoiRey.

b l a s o n e s , estaban i la dirección

Reyezuelos» ^quienes, q b ^ d ^ m n según sus fuer, z a s , y p o d e r , en q u e por lo regular todo «ra tiranía j sin leyes e s t a b l e s , mas que las que premeditaba? y sugería la í u e r z a , que era la arbitra en tales congregaciones, y c o m ú n , mente mal ordenado t o d o ; mezclado con t a n t a s superticiones , y e r r o r e s , que o b s . curecian la poca luz de la r a z ó n natural, e n la que agonizaban sus escasas l u c e s : á es. t o s , no se debe dudar c o n f u n d a m e n t o , pudo quitárseles tan tirano , y desvaratado govier. no», y que le tomasen nuestros Reyes á su c a r g o ; á lo menos en governacion , y prot e c c i ó n poderosa, y Superior, para que aban, donando sus malas costumbres se hiciesen de la Ley Evangélica capaces , perseverasen en ella sin peligro de subversión , los que volun. tariamente la huviesen recivido: mas fuerza h a c e , si se consideran los p r o g r e s o s ^ que iba yá haciendo el Mahometismo; pues estable, cido en las Islas mas i m p o r t a n t e s , aspiraba ál •niversal d o m i n i o ; tiranía oue se debía haver • x t e r m i n a n d o hasta en sus r a y z e s ,
9

NO

9 N » fe J ^ i t ó r i « v ^ c j ü i ~ es c i e n o ' , t a n abominables , y execrables vicios , c o m o e u los Barbaros de las Americas•>á aquellos mime, rosos y cruentos sacrificios a sus Í d o l o s , y a de los que hacían prisioneros en sus guerras, ya de sus mismos naturales , aun de sus hijos, y m u g e r e s , los que se comían én muchas p a r , t e s , engordándolos antes mui bien, y asados después eran sus mas deliciosos platos?con todo los havia enere e s t o s mui c o n t r a ia Ley n a . turai y Divina5 en quanto á R e l i g i ó n , si h a . vía alguna , toda era supersticiosa y falsa» algo de ella consta por sus tradicciones, y Cancares a n t i g u o s ; t o d o ridiculo , y a b o m i nable: si hemos de hacer juicio por los p r e . sentes infieles nos prevendrá de un complet o atheismo* dicen que tenían c o n o c i m i e n t o de un D i o s solo , respecto de que adoraban i un D i o s principal, y mayor que t o d o s á quiei Taman Labon los B i s a y a s , y <BatbaU Meycabal los T a g a l o s , quiere decir D i o s fabricador de t o d o : p e r o seria un conocimiento muí c o n f u s o , n o reconociendo en el la
%

pro.

[providencia ,* respecco á sus particulares ado< paciones á animales, i a v e s , á la L u n a , al S o l , y á qualquiera arbo! de sobresaliente mag» •nitud j ofrecían dones a l a s p e ñ a s , escokos, (promontorios, efectos de u pusilanimidad á JIO experimentar de elios daño grave. lo T e n í a n - v a r i o s :anitos ; mas q u e . I d o . J o s , - vanas-observancias, y su per. tic ¡osas* para l o s i m o n e e s , y C a m p o s , para los sembrados?, ,y plantas, para el mar, y r i o s , para sus C a s . otros:;:á'.todos -.invocaban en sus trabajos: .hacían también i sus antepasados sacrificios/, 4 quienes er.a la invocación entre los primeros^ el que áan conservan muí en memoria pudo provenir esce gentilismo de la .China, donde el culto á sus Difuntos esta en laprimera.es« (itimacion:. i r á n venerados los que morían cíe ;Sastradamente de r a y o , de Cay man, de cuchi,

•sas

¡lio-; - de quienes f r e í a n , ¡gozaban o t r a vida ,mui feliz - i l a q u e ascendían por el Arco I r i s - En estas vanas credulidades vivían, y m o r í a n , l o s V i e j o s , persuadiéndose , y persuadiendo,, estaban próximos hacer anitos, ridir

cu.

eula apetlieosis, y t o n o tales se* hacían vetmrar con estraños c u l t o s , mandábanse e n t e r a r a r e n I lugares determinados, y paraque, fue^í sen atendidos de t o d o s , mui distinguidosj re..-» gularmente al pie de algún grande á r b o l . c o n i su especie de túmulo i para entrar después-? en tales m o n t e s , o s e m b r a d o s , para cortar;; maderas ,'vejucos, 6 c a ñ a s , les pedían• licencia,> persuadidos que en la iaita"*de esta atención se*,, riau castigados con adversos succesos; en e§.»< w, ridicula observancia hay aun bastante* maleza. n Para sussacrificios y adoraciones no? t e n i a s templo publico ; hacían para tales fiestas:* sus e n r r a m a d a s , en las que asistían los de l á a | P | | | familia, l a q u e adornaban::-con -ramos , y fioresl^y^ que iluminaban lamparillas; encendidas-,'eif> ^aoV medio, de las que sobresalía vna grande, con: mas adornos - tocaban en estas solemnidades:' varios músicos instrumentos , y. hacían varias., postraciones, y adoraciones ridiculas: acaba.: da la fiesta se deshacía aquel apa r a t o , sin queí quedase nombre de.,Iglesia., ó Templo:;., redum?,
3

da

daban tales sacrificios en propria vtilidad; era «omer veber , y regocijarse ; preparábase un p u e r c o , que procuraban rüese de buen ta" maño j la Sacerdotisa ( que regularmente era oficio este de muge res ) mandaba á la moza de mejor disposición, que conciertas ceremonias metiese á la Víctima el cuchillos hecha pedazos, y guisada después, se repartía e n t r o z o s como reliquia s a g r a d a , que comían ios asistentes con g r a n veneración , y reverencia mezclando o t r a s viandas de su vso y gusto en tales soiem. nidades se bebía mas que se comía causando Ja embriaguez sus consiguientes excesos; estos eran sus misteriosos sacrificios, sin D i o s , y sin altar aquien ofrecerlos.
>

íi Si eran á solicitar la salud de algún emfcrmo , mandaba el sacrificante levantar nueba Casa á costa de el beneficiado pretendido: q u e era con brevedad ; por la facilidad de materiales y c o n c i e r t o de muchos á la obra trasladaban a' ella al pacienre , se preparaba la r e s , que unas veces era un esclavo, y comunmente se anadia un animal de Z e i d a * lo^ que*

que exponiav diíarn? de el . é m f c r m o , y al« «unos o t r o s comistrajos de su vso ; herida la r e s , vntaba ia bacerdotiza al Emfermo con su sanme i la a p a r t a b a n , limpiaban, y abrían; re^isciaba lue^o la Sacerdotiza laasadura> h a . cia grandes visages y contorsiones de pies y manos, persuadía con tales demostraciones se abstrahiya de los sentidos, despumando eolencos esputos por la boca ; o y á luese con artiricio diabólico^ ó lomas cierto lo ñngia asi, para obligar al c r é d i t o ; esta especie de a d L vinacion en la Nicromancia , és la que se d é . eias (d) que a d i v i n a b a , y profetizaba por I2 inspección de lo i n t e r i o r de las victimas; c e guera r e m a t a d a , s u e l t a r averiguar con táa estrarios, é inconexos medios lo impenetrable, donde qualquiera senda tiene por fin un horrendo p i e c e p i c i o : con tal inspección p r o g . nosricaba lo que havia de suseder en aquella aflicción , ó p r o s p e r o , o a d v e r s o ; grande fes, tejo-, si el prognostico era feliz ; si a d v e r s o , se buscaban phrases á tergiversarlo 5 si era de C
^d) Ar aspirina , ó Nieroscofiai

mu,

muerte el p r e s a g i o , consolaba á los asisten, í e s , con que los Dioses le elegían por uno de sus a n i t o s , que querían ya recompensar sus m é r i t o s , y t r a b a j o s , y le recomenuaba por santificado, yá y hacia se encomendasen a el; y paraba la fiesta en lo c o m ú n , regoci» j o s , y embriaguezes: q u a n d o e r a la adivinación favorable , y no tenia cumplimiento conforme á lo prometido , tenian de preven, «ion respuestas e q u i v o c a s , con q u e era pre, «íso que los interesados sesatisfaciesen : es» tas artes superticiosas, aunque pudiera lie. Verles producido urj total desengaño en 1¿ falta de correspondencia con los sucesos, COR» tinuaba mas que por aficcion por costumbre; interesábase en ellos la sacrificante, q u e hacia todos los d o n e s , y-regalos proprios en fuer, z a de su habilidad; y de su aplicación á tal t r a b a j o , y exercicid * no tenían la maior es. timacion los de este oficio, teníanlos por gente floxa y haragana.. que vivían con tales exer. ©icios de el sudor ágeiio. 13 Si ha vi a en ellos , ó en su creenc»

QhUiplnat frím fárñ

f#

existia el error transcendental á toda la la. día, era mm confuso ; lo que se entiende mas conforme, conviniesen c o n el d o g m j de los Chinos, que c o n s i s t e en la immortalidad do las almas vagantes en o t r a r e g i ó n , que p u c . den bolver á vnirse á su proprios c u e r p o s ; pero no la transmigración, y información de los i e distinta e s p e c i e , c o m o de aves, pezes, y b r u t o s : asi e s t o s Indios tenían una confu. sa i d e a , de que después de esta vida havia ©tra de d e s c a n s o , libre de m o l e s t i a s , y mise, rías colocando esta felicidad en algún s o ^ nado P a r a y s o , c o m o t a l , ó tal monte de especial elevación , el que solo conseguran los justos por premio de méritos sobre salieru t e s , en las que aprehendían falsamente m e r a , les virtudes, sin cometer molesros agravios : asentían también á un lugar de pena y dolor como i n f i e r n o , y c a s t i g o de los m a l o s , y e n donde percibían havitaban D e m o n i o s ; p e r o sin conocimiento de la eternidad de tales t o r mentos.
?

1 $

Las suprestícionesy observancias vai,

C *

aus

¿o

t a n t a s , y tan a r r a y g a d a s c o n la fuer, z a de c o s t u m b r e , y v s o , que aun e l d i a d e oy seconservan m u c h o s , sin que haya podido la irradiación del Evangelio disiparlas todas; predicase, y exercitanse a c t o s c o n t r a r i o s á ellas y si se extinguen unas» pululan o t r a s ; y aun. q u e í fuerza de desengaños no tengan el maior c r é d i t o , siendo creencia de sus Progenitores, ú que son addictos tenasicimamente, s e c ó n , servan j y contienen e n t r e la v e i d a d ^ y el er* ror a Tibiguos; entre ellos es común pedir licen, cia á los Nonos, ó Abuelos^ para qualquiera exer. s i c j o ; forman melancholicos d i s c u r s o s , si la Lechuza c a n t a ; si hallan alguna Culebra en la Casa n u é b a , ó embarcación, aprehenden ve* fiamente ; si chilla alpun ratón, si la lagartija « a n t a , si ahulla el P e r r o ; en Casa de el P e s c a d o r , no se puede hablar de Caza , ni e n la de el Cazador de Pesca ; ni los ca. minantes cosa de m a r , ni los Navegantes cosa de t i e r r a ; en todo e s t o había sus cegueras, y vaticinios: al oyr al Tictic , p a j a r o de mal a g ü e r o , semelancoiisan todos»

lias eran

Fíistorta

General Ve "

15

T*>

' $bitij>inas fnm» TarTe -at 15 T e m e n ál Tigbalan c o n eKceso | este e s una especie de D u e n d e , ó P h a n . fasmo que dicen seaparece á lo$ Indios e n los montes , tomando figura de Viejos , de Cavallo, de M o n o , o de Monstruo t e r r i b l e ; con quien hacen varios p a c t o s , y c o n quienes truecan los Rosarios por o t r o s g é n e r o s superticiososj c o m o pelos, hierbas piedras &c para facilitar sus pretensiones, y librarse de peligros: donde mas estaba , y aun se conserva m u . «fio, és en Bisayas , en que s e p i e t e n d e tiene el D e m o n i o mas dominio para conservar en su obediencia m i s e r a b l e s , y esclavas alque é s el Común e n e . , mas ; llaman DiVata* m i g o , que seles a p a r e c e en las espesuras, y s e l v a s ; pues é s regular su habitación en fron* dosas s o l e d a d e s , c o m o l u c o s , á sus nefandos r i t o s , escusados , y o c u l t o s ; aparecese , dicen los Indios , en figura C o r p ó r e a , que les habla c o n v o z formada, y les persuade , y confirma en sus ceguedades: en tales n a r r a , cienes prodigiosas merecen los Indios un credL to muí escaso i en ellas se hallan frequenremente

25

Wstma

General B«

t e ,* mas que preocupaciones añiles fábulas* asentir á todas , o a l a s mas, no es conforme al concepto que forma nuestra lee de la D i vina providencia ¿ que no d a , ni concede t a n extensa licencia al D e m o n i o , como nos ofre, cen tales q u e n t o s , en muchas ocasiones mui pueriles t sobre que és de admirar que hora, bres, por o t r a parte nada rudos, asientan c o n , firmeza á tan leve credulidad, por la a p r e . hension de entender en t o d o milagros • Zelo que puede notarse de n i m i o , en que pueda tener lugar parte de amor proprio , y de a l guna presumpcion vituperable: Qualquiera aun con menos t a l e n t o s , pero si con sagacidad mas prudente , que se haya empeñado en averiguar de raíz el origen solo há hallado em* b u s t e s , y e n r r e d o s , quando mas unas deviles» aprehensiones, fáciles en pusilánimes ánimos , á a t e r r a r con motivos mui leves j yá por que impresa en laphantasia la creida especie de que en los montes hay tales Espectros quaiquíe, ra cosa insólita la figura efica mente lo mismo, que la imaginación perturbada les repre.

sm

s e n t a , en que se persuaden vivisímamente , veen los ojos i y oyen los o y d o s , lo que en realidad no hay ; o yá también algún rumor nocturno algo e x t r a o r d i n a r i o , y casual, é«. intencado de industria por los muchos, que se divierten en estos terríficos entretenemien* t o s , fácilmente persuaden lo que quieren in« genios tan pusilánimes j o t r o s fingen tales apariciones , y colocuciones con ma^ perversos i n t e n t o s , para sedicionar los á n i m o s , y res ducirlos í alzamientos , y t u m u l t o s : en una Epidemia que en la Isla de Fanay hacia m u . chos destrozos y ex tragos, precedía ala emfer* medad en sus individuos una voz en el a y r e , que se ignoraba de donde pudiese provenir llamand® al sugeto por su nombre el que inmediatamente e r a acometido de la calentura contagiosa, a l a que seguía con brevedad la muerte. 16 Hallóse en su investigación conflr^ mada la noticia por sugetos de distinguido c a , r a c t e r , que lo tenían p o r cosa prodigiosa; recurso regular en causas dificultosas a l a fui* mana comprehension j p e r o hacieado refiex^,

aion J pudo ser que el primera que lo oyó llevada la voz á sus oydos porlas vndulaciones en q u e se propaga, haciendo concebir su sensación se formaba donde la reciprocaba el eco, que popsus repercusiones , y reciprocaciones és muchas vezes admirable, y fácil á la equivocación , de que allí se forma donde la reconoce el senticfo : si alli no puede entenderse causa na* t u r a l , sin dificultad apreternacural se a t r i b u , y e , con las aseveraciones mas inconvencibles; este caso particular hallando disposición en Jos ánimos afligidos con tal epidemia, y tan funesta , introduciría en la imaginación tal e s p e c i e , y la fixaria tan t e n a z , que q u a l q u i c , r a regular voz la recibiría como fatal p r o g n o s , tico ; y si se pronnuciase á alguna distancíala recibiría como signo infalible ¿ melancolizado el Espíritu con ella era o p o r t u n a entrada al conragioj 6 acaso empezaba este con talesdis«< posiciones de delirio: tubo esta persuasión susfunestas consequencias; pues entendiendo sonaba en aquellas prevenidas vozes el recurso, pa. r a evitar el e s t r a g o , á sus supersticiones, y gen

$b\tifipAi ff im Tarn*

2?

gentilidades ; fueron en tan iuresta íprcfensi^ on seducidos muchos} en que a t ¿ s o les sedue« totes tubieron en Ja promulgación de ufc*¿vo, 2es lamaior p a r t e . En c u a s ípidcmi¿s e r d e n de está mas cultivada la thristiandad n o se han notado tales excmples seductivos ; p e r o si narraciones comunes de fantasmas en esta, ó la o t r a f g u r a , voces, berridos de V e n a d o s , ahuUidcs de perros , que solo existían en sus imaginaciones; fueran también desgraciados ~ sino estuvieran en t a n t a vigilancia los M i n i s t r o s ; desgracia fatal» quando estos por su simplicidad se ponen de p a r t e de el e r r o r , 17 Halltse en algunos de estos la c r e d u lidad de hiervas amatorias para determinados s u j e t o s , tuia virtud natural tiene la especian. daJ- de ser entendida , p o r ofrecidos en sus sacrificios , de tal actividad, que el t e c a d o con ella, no puede sosegar , ni vivir sino e s en presencia de el a m a d o ; repugnando tal efu cacia naturalmente para determinados irdivi. dúos, ¿s el recurso á t a l e s sacrificios dende la reciben por coligación diabólica, y mágica i
?

D

pero

26

$i<totia Gemrat Ve
contagiada c o n tal

pero l i p r o p r i a experiencia en una muchacha, que se aseveraba estar h i e r v a , que qiiaado la faltaba la presencia de su querido se deshacía en s u s p i r o s , y l l a n t o s , me hizo advertir no me recia o t r o asenso que el anillo eficaz a m a t o r i o de la concubina Cario q u e pretendiéndola se c o n ella mente tante, c u s i o n solicitó de M a g n o ; de o t r a también se aseguraba un mancebo para casar., sunL hallando dihcultad en su c o u s e . el mismo z a c a t e , t o c o

á la p r e t e n d i d a , que desde aquel ú i s , ni c o m í a , ni d o r m í a , ni s o s e g a b a , que

hasta que se efectuó el m a t r i m o n i o , mirando, le y a desde e n t o n c e s c o n c a r i ñ o , p e r o nada dirase tenia de extraordinario ni fatigante'

que el Sacramento debilitó la iuerza que quieren

d e los hechizos, p o s i b l e , é s , pero é s rccu-rs) de obstinados
t

defender,

sus dic-

t á m e n e s afuerza de interesar la omnipotencia e n sus cabilaciones > lo mismo y de la misma ca. lidad son los A m u l e t o s , y Talismanes su prometida seguridad ¿proteger á los. que trahen consiao tales embeleco^ »•
y

y credulidad fácil los
hace

Hilifwidt

Prim* Parte,

2,7

hace acometer varios peligros en la satisfacción, d e q u e SQII preservativos muy singulares: gen* te simple, y de un pueril genio*, raro es el que en toda su vida , aunque sea dilatada , s a . le de la infancia; fácil es de engañar, c o m o n u e s t r o s muchachos, c o n los espantajos de Phantas. m a s , y Duendes ; aun c o n artificios mui g r o s e . r o s , y superficiales, itf Algunos mas avissados se hacían r e s . petar por hechizeros persuadiendo á e s t o s ig_ norantes miseros estaba en su m a n o d a r , y q u i . tar la salud, y la vida c o n sus hechizos artificio^ s o s , dicese era oficio general e n e s t e A r c h i , p i é l a g o ; pero lo que c r e o e s , eran ficciones de los mas s a g a c e s ; de la misma harina son los que se decían Brujos, que arrojaban f u e g o , q u e no podía apagarse con diligencia a l g u n a ; que mataban, y derribaban c a s a s , y hacian o t r o s varios d e s t r o z o s , que se alimentaban de c a r n e humana , y volaban v i s i b l e m e n t e ; esres* y o t r o s se distinguían c o n proprios , y partí., culares nombres ; pero en v e r d a d , q u e si h e . m o s de hacer juyeio de lo antiguo , por lo q u e
D »

ex»

1

Historia Gentral Di

experimentamos al presente e n la infidelidad, d e quien no es fácil persuadirse haya sucedido a la realidad la ficción, y apariencia, nada mas hallamos que surtidas trazas fáciles á l d e s e n * g a ñ o i siquieren matar a alguno , no usan d e Otros hechizos que de sus vsadas a r m a s , e s t o sino hay mucha superioridad, siempre insidiosa' m e n t e , e s , s i , que en algunas Islas tienen co„ tiocimiento de venenos activissimos; en B c l i , n a o untan las puntas d e sus flechas con un v e . n e n o tan superior , que c o m o t o q u e la s a n g r e * immediatamente la inficiona , y causa la ítiuei te irremisiblemente, y c o n mucha promp. t i t u d , hinchando extraordinariamente el cuerp o de él herido ; c o n la especialidad, que solo o p e r a assi; disparada la flecha de e l arco ; en que p a r e c e que c o n aquel movimiento violen, to" adquiere en su fermetacion aquella p o d e , r o s a , y deleteria v i r t u d . 19 D e los Infieles de Paragua se asegura » q u e mascada 6 teniendo en la b o c a cierta r a i z , ni atan áqualquiera violentamente con su soplo: D e Jos hechiceros de hiervas amatorias 5 lo

inas

ТЫН finas Trim* farte,

г ?

oías cue se ha averiguado é s q u e queriéndolas aplicar á a l g u n o , ó o t r o s u g e t o , le han causa­ do que una locura íuriosisima dicese de algunos cuerpos estranos , na. han arrojado

da he' visto ¿ ni ios que s e c i t a n t e s t i g o s de p r e . seucia i tienen la s a g a c i d a d , que requieren tales lances, 20 Contra la ley natural havia muchos e x c e s o s , la esclavitud era tiranía vniversal; h a ­ vía principal que tenia c i e n t o , o t r o d o s c i e n t o s , y quien trecientos de su nación , y de o t r a s familias d i v e r s a s , los mas sin serlo d e n a c i m i * e n t o , ш por c o m p r a , 5 v e n t a ; si c o n m o t i ­ vos l i g e r o s , y aun sin tales m o t i v o s , era e s . ra la hacienda mas estimada después de él o r o , c o n cuyo servicio aumentaban sus intereses > las vsuras estaban cía
t

en tan vigorosa observan­*

que escusaba á P a d r e s , 6 hermanos; há­
e

tm al presente esta tan insinuada esta c o s t u m bre

que no han podido destruirla e n t e r a m e n ­

te los Ministros ; no havia mas L e y e s que las tradiciones: en los pleytos civiles no eran de un todo B arbaros » en los C r i m i n a l e s , que se rc«

Historia

General Ve

duelan á pocos Capítulos ca^os de muerte vio." lenta , éstrupos , adulterios , y latrocinios, castigábanse con pena capital sin formalidad sino havia redempcion ; esto es satisfacer el daño con precio , aunque en algunas partes, er.ín imponderables los estragos : aunque ia mu. e r t e fuese n a t u r a l , o c a s u a i se havia de ven. gar con o t r a de el primero que ocurria j cuia s u e r t e regularmente caia sobre forastero ; con todo se enredaban en deudas de muertes; en que solo mediando interés y convenio podía ha ver composision d e p a r t e s ; esto a' presen, te tiene en'Zambajes tan enredados los mon. t e s , que oponen á la conversión - impedimen. tos invencibles : o t r a s costumbres havia muy t o l e r a d a s , que el derecho natural no permite; como la Sodomía, el incesto , la embriaguez, el fraude, la infidencia67c, n Estos vicios llegando á noticia de nu. e s t r o s descubridores, y pidiendo en muchas o. casiones los l i b e r t a s e n ; no hay dificultad, ni tiene lugar la duda que hallaron justas causas para impedirlos y disiparlos «on justa guerra,
5

fhiftpinas frim* Parte.

ha viendo sido apercibidos repetidamente , y no queriendo dejar sus tiranías y costumbres v i . Glosas^ y perversas > dando entera seguridad á e s t e sentir d e T h e o l o g o s , y juristas la licencia de el Pontífice R o m a n o de cuia f u n s . dicion son ios infieles viciados e n tales insuí, t o s : assi lo decidió la Santidad de P i ó V. d e , clarando, y aún mandado pudiesen ser c o m p e l í , dos á la observancia de la natural Ley : l a g r a . vedad de tan perniciosos delitos hace Jueces p a „ ra estorvarios , y desarraigarlos á los que t u bieren para ello fuerzas bastantes ; ceden e n injuria c o m ú n , y l o s que lostoleran sin activa oposición S o n v i s t o s comunicar en su horror y crueldad $ c o m o j u s t o s , y piadosos los que se aplican zelosamente a debelar tales monstruos: N o é s e s t o decir sea absolutamente licito f o r zar á q u e reciban la feé los infieles ni despojarles por tales de sus tierras y p o s e s i o n e s ; hay casos en que los que facilitan la p r e d i c a ción se hacen dignos de tal piemio • o t r o s , en que los que se pretenden reducir, c o m e t e n ex_ cesos, que el ser despojados, y debelados é s
k

jus

General Pe j u s t o castigo ; quando como ru sucedido no s o l o no quieren oyi , ni tecivir la paz , pero a­ iin matando Í los Evangelistas v á las veces mi­ tandoles pérfidamente , después de hdverlo? a d m i t i d o , y recivido , c o n incidiosa cautela*
%1
FÍISTORIA
4

22 Aún assi hay H e r e g e s , y no p c t o t C a t h o l l c o s , que escriven de nuestras c o n q u í s . t a s c o n l i b e r t a d , y atrevimiento i mal lleva* ban los D o n a t i s t a s , y c o n inquietud , que los c o h i b i e s e , y corrigiesen las P o t e s t a d e s orde. nadas de Oíos : lo que no parece in vtil ál Pa. dre San A u g u s t i n ; por que en t i l e s c o h i b i d o . Bes l o g r a m o s , d i c e , la с о п е с с ю л de muchos que tan deveras tienen la Camolica vnidad, y c o n t i l vigor la defienden ¿ se alegran tanto deverse libres d e el error prístino ; ( d ) son por c i e r t o en tales efectos y afectos d e nu„ c s t r i gratulatoria a d m i r a c i ó n ; no s e , prosi, g u e e\ S a n t o , qual era la fuerza de sus e o s . t u r n e e s ; no havia pensar mudarlos e n mejor, ni se hubiera conseguido , si el temor , y el te. xror de las Armas no los huviera quebranta. do

( á ) >r ш tum magna gratuUthm meremurl

TbiUpmas Tr'M fáttt do ; causó t a l novedad, que a he ra, acosan su antigua ceguera y condenan su irise i ¿ble e r r o r : nunca llegarían á esta sanidad, sinj huviesen primero sido ligades pliieretices cort los vínculos rigorosos de las Le) es d e i a gue, r r a : duro és, decían algunos de xar la ti adíe, cion de nuestros P a d r e s , esto sin turbulentj audacia ; pero era morbo gravissimo 5 ciua me. dicina era r.ecessario fuesse algo v r e n t c : e r j saludable, salutíferamente se debían t r a t a r con la regla de molestias temporales ; para que se suscitasen de sueño tan k r h a r g i c o , y des* p e r t a s e n , ó evigilasen í la salud de la vnidddj conflesanlo muchos de e l l o s , que . el'serles molesto fue debito en n o s o t r o s , para que 110, como en sueño mortífero muriesen ene] m o r . b o d e la costumbre v e t e r n o s a , y antiquada? hay muchos ; es verdad, que no reciben ni a d . miten e s t a disiplina y e r s e n a n z a , de quienes esta escrito ( e ) hago Juicio dice el Santo, que fueron castigados por a m o r , no por odio
% > t

E
( e ) frustraflágtUVt non recxperunti filies Vestrcs

peo
diil¿iihtm

?4 Historia General De p e r o atiende , с о л ю d e b e s , ¿ i o s muchos en c u i i salud nos complacemos, y g o z a m o s : si vieras que seles a s u s t a b a , seles h o r r o r i z a b a , y t r a * t a b a c o n rigor sin enseñarlo* , justamente la teadnais por una dommacion improba , [ o r in­ j u s t o y cruel t r a t o ; por un ambicioso j у с о . dicioso introducimieato ; pero si admitiendo la enseñanza , evitan el terror i aunque se o p o n e n o t r o s mas formidable* en las enemistades de perdidos hombres duros y r e m a t a d o s , no se hide escasear á estos el terror ó l i s amenazas:­ sigan los efectos , y sientan sus molesrias, y es. t r a g o s : parece trataba de nuestras c o i q u i s . tas , cuia Doctrina t i n propria escusa las i ­ plic a c i o n e s . i\ Los Estrangcros e s e t i t o r e s ensan^rien. t a n sus plumas, distrayéndose aun de ló vero­ símil; refieren atrocidades de los Españoles, en que intentan desacreditarlos en rales conquistas apoyan su malignidad en el testimonio de Fray Bar tholome de las Casas Obispo de Chiapa » después e x o i a n , y tradacen los pasages de su bis:oria , dándonos сд r o s t r o c o n la authori.

fhthpbtas Trim, Tarte

35

dad de sugeto nuestro y calificado ; scbre el caso en que los Mexicanos dispusieron un fes* tejo publico para divertir con su representación ai Emperador Montezuma ,dice el citado Author, que viendo Pedro de Alvarado las m u . chas joyas y de subido valor , c o n que iban a. d o m a d o s los s a l t e a d o r e s , previno y armo su g e n t e , y e m b í s t e l o s , y los d e s t r u y e para d e s . pojarlos de sus riquezas; en cuyo misero c o r a , bate y acometimiento infiel» d i c e , fueron mas de dos mil los pasados a' cuchillo, y de la nobleza Mexicana , ocasionando una conspiración vniversal en términos de venganza j u s t a ; n o . table d e s p r o p o s i t o de a c c i ó n , dice el juicio a c c rrimo : ( f ) de D o n Antonio de SoÜs , e n que se nota la falta de lo c o n g r u e n t e , y lo_ posibles solicitaba entonces este Prelado él alivio de los Indios; y encareciendo lo que pa_ d e c í a n , cuid- » mas de la ponderación que de informarse en la v e r d a d : los mas de nuestros Escritores le convencen de mal informado, en estas y o t r a s enormidades, que dejó cstampa5 5

F. i ( f )

das •

Lik 4 Cap a

?6

WstorU General pe

das contra los Espartoks: dicha é s hallarle ún pugnado para entendernos mejor c o n el r e s p e c . t o asu dignidad debido: ( g ) Pondera el C o . ronista de Phehpe Segundo el fatal exemplar d e él funesto suceso de ios q u a t r o c i e n t o s f e r v o r o , sos Obreros que este Señor Obispo movido de su gelo y de sus pacificas máximas, llevó i las Indias; los mas fueron m u e r t o s y comidos de los Bar* b i r o s , los que tuvieron la dicha de escapar , a, bandonaron tal empeño c o m o imposible, 24. Es la verdad que P e d r o de Albarado á la yniversal c ó m m o c i o n dio mucho m o t i v o • o q u e c o n su expedición afirmo la que yá e s t a , ba i n t e n t a d a , descubrió la conjuración, que se iba* armando c o n t r a los Españoles; pretendían ©cuitarla con el pretexto de festividades i p a . ra alucinar su vigilancia tenían armas en la Ciudad escondidas; antes que pudiesen valerse de ellas los a c ó n 2 t e . c o a cinquenta hombres a. tropelía;! á los fndios c o a poca ó ninguna resistencia sorprehendidqs de el impensado asalt o ; hirieron y mataron í algunos 5 que no pu.

die-

{ g ) Herrén des 5. Itb C- 7*

<

PhilifinAs Prim.Q<trte
(

$ f

dieron promptarnsnte huir, ó t a r d a r e n mas e s arrojarse p o r las ventanas, y cercas de el A ¿ doratorio. solo castigarlos^ y desunirlos era sa intento , lo que sin dificultad consiguió á los primeros ímpetus: huvo sus desordenes es verdad; no es muí fácil reprimir la licencia militar en tales lances ; despoió de las joias á l o s m u . ertos, y heridas: fué acción dispuesta por Al barado con mas ardor que providencia; c o n . tentó con los desahogos devencedor „ no dio á entender ál concurso popular los motivos de su enojoj debía publicar la traición manifes. tando las escondidas y ocultas a r m a s , y h a . cerle entender era traycion dispuesta por los Nobles* dispensóse de estas form lidades¿ s o . lo vio el despojo de las joyas el vulgo, y a t r i buyo i su codicia todo el hecho: reprehendió e s . t a falta de consideración , y de política mili, tar C o r t é s ; como también que dejase quasi in defenso el Quartcl,.aventurando la maior p a r te de sus fuerzas en Ja facción; de q u e suTicien temen-te se infiere, que ni en el hecho ni en los motivos huvo la maldad que seles i m p u t a ;

fio*.

fits torta General Ve n o se huviera c o n t e n t a d o Ja entereza de Cor¿ t e s cpn un delito de tal atrocidad » el reprc, henderie s o l o , hacia vacilar sus ideas , exponía á contingencias sus expediciones j y preten, siones : toleró si la inadvertencia de Alvar ado> suplióla dando á entender los m o t i v o s , que jusfifrcaban tales movimientos i m p e t u o s o s , por si su desengaño les desviaba de la s e d i c i ó n , y enflaquecía assi la facción de n o b l e s . i \ o íuc pues la codicia , ni la sevicia Jas que formaron la e x p e d i c i ó n , si la propria y naturaíisima de f e n s a , l a q u e quiere viciar tan grosera ca«. lumnia.
m

25 N o se han cruentado asi las plumas Estrangeras en la particular Conquista de es. tas I s l a s ; ó por que prevenidos los ConquiSi tadores con ordenes Reales se e v i t a r o n , lo q u e no se pudo en las primeras, suspernicio. sos inconvenientes, haciéndolos a q u e l l o s d e s o r . d e n e s mas c a u t o s , empleando primer la sua. vidacl, la persuasion, y oficiosos exemplos; donde estos no akansaban seaproveclnron 4 e el terror de laj, armas > ó por que las in« I • — *~• l

t t <

PtV¡ finas fr'm Tarte

H

cluyese su maligna emulación e n la Comunidad de Conquistas , a las que puede tocar su o s a día en lo que inventaron i c b s c u r e z e r , y d e nigrar su gloria , gastan libros enteros en culpar lo que erraron a l g u n o s , para deslucir loque tan c o s t o s a m e n t e acerraron todos , y aun algunos demuestran no las g o v e r n ó lá v e r d a d , si o t r a pasión mas t o r p e : sobre s a . le el Señor [ c v e t en la historia , que e s c r i . vid de las Religiones de todo el Mundo ; erí q u e , extraviándose de el asunipto principal de la obra , no habla de Provincia aVunj d é la America , en que no se d e t e n g a mui d e s . pació á referir , quanto hicieron de malo l o s Españoles en su Conquista ; c o n t e n t a r i a m o . nos c o n q u e fuese solo. ]Q que hicieron , y n o se adelantase á lo que no h k i e r o , pues é s totalmente increíble mucho, de lo que refiere, y opuesto á nuestras historias, que nada omitieron en lo reprehensible, propasándose en las aecusaciones su zelo : sino nos c o n s t a lo que hicieron otras Naciones en los Payses* donde e n t r a r o n / é s por que tuvieron la P o .

Jiti-

40

Historia Bwral Vt

tí tica d e ocultar sus violencias al p u b l i c o : los excesos que c o m e t i e r o n los embiados de yria compañía d e Asmteidan , áquien havia c o n c e d i d o vna Provincia de la America q u e tenia fama de R i c a , Carlos V . en r e c o m . pensa de c i e r t a c a n t i d a d , que havia recibido e n e m p r é s t i t o , nos dan a entender mui bien s u s tratamientos s u a v e s : trataron á los mi. sera bles I n d i o s , peor que á vestías de carga; pues imponiendo sobre sus c m b r e s mas peso; d e él que sus fuerzas p e r m e t i a n , llevándolos encadenados por el p e s c u e z o , si alguno caía t o n opresión de la c a r g a , c o r t a b a n la cabe* z a ; por no detenerse ádesencadenarlo • vimos aquj el m o d o c o n q u e trataban á Malabares d e la I n d i a , q u e s e r v í a n , de S o l d a d o s , y ía« « i n a n t e s , l o s I n g l e s e s , ahorcando , y matand o por mui leves d e l i t o s ; estando detenidos e n Marivelez reuniéndose la E s q u a d r a , que desocupó á Manila , v n Malabar de estos subió aun C o c o alto a c o g e r su fruto : cayó de I\ y se ma'trató b a s t a n t e ; dieron parte al que los comandaba,, registró el efecto de la caída; no

Wiüfinas film,

Tarte

"

notando que teniaquebradas laspiernas,mandd le arr ojasen al mar por inserviblejexecutóse la 01 dé estando aun v i v o , cuias fluctuaciones en el a°ua causo un horor general en quantos no estaban a , costumbrados áver tan tremendos espectaculosa 26 D e c i r , que la Iglesia há errado en las concesiones á nuestros Monarchas, á un dudar en ello no le permite nuestro Gatholieismo: siguió en su concesión AlexandrO VI, exemplos repetidos de sus predecesores 5 que deseando la maior exaltación de nuestra Religión , y Fee, en la que solo se salvan las almas , y la que deprime, y reduce las b a r varas N a c i o n e s * á cuios solícitos deseos son los que mas cooperan los Reyes Carbólicos , dedicando á ello sus zelosos , y R e l i g i o s o s ánimos por la authoridad de el omnipotente D i o s en San Pedro concedida, y de el Vicario de Jesu.Christo , que e x e r c e , por el tenor de las presentes, concede,y asigna perpetuamente a les Reyes de Castilla? y Leon los hace,y constituye Señores de tales tierras, c o n libre, l l e n o , y a b , soluto pcder> authoridad) y íurisdicion: y manda.
9 3

5p

Ñhtena

Gtmeraí T)e

en virtud de Santa obediencia, el que asi como lo prometen, procuren embiar alas tierras firmés,é Islas hombres buenos, temer osos de Dios^doctos sabios, y expertos, para que instruyan á los susoj dichos naturales en la feé Catholica,y les enseñen buenas costumbres , poniendo , en ello toda la diligencia , que convenga : Esta Bulla conque los Reyes de Castilla adquirieron legitimo Dominio , sobre el que sefunda el derecho vniversal de p a t r o n a t o , está confirmada por OTROS Sumos Pontífices Succesores, de modo que no admiten litigios, ni questiones inútiles, siendo la Suprema caveza de la Iglesia el prin. cipal móvil en materia de conversiones; y pue, de dividir entre los Principes Chrisrianos los términos de ellas, navegaciones, comercios, con exclusión expresa de o t r o s , conviniendo asi á la conversión y extensión de la f e é , y á evi tar seintroduxese contaminando estas nuebas plantas, la Heregia. »7 Si alabamos éstas condonaciones, no vituperemos los rigores, quando el amor lo hace necesarios: és mal juicio, mui perjudicial;
s

V

4? y crroeno, que ninguno debe ser obligados á la íusticia j leemos de el Padre de familias, que dixo á sus ciervas: ( f ) Complereis á e n t r a r , á todos quantos hallareis sin e x c e p . e i o n : leemos también que Saulo para c o nocer , y admitir la verdad fué conpelido con violencia por C h i i s t o : postrado en tierra por la voz s u p e r i o r , hasta que seincorporo en la iglesia, no recuperó la vista; jusgar que ninguna violencia sedebe inferir al h o m b r e , que de el pernicioso e r r o r le libre, és c o n t r a lo que con cierrisimos exemplos nos enseña el soberano M a e s t r o : ( g ) sucede en los cora-» sones de todos los que seconvierten compulsos de el temor de la Divina I r a : afligía Sara á la contumaz esclava ; no á a'quella, á quien an* tes por beneficio havia hecho madre aborre¿ cía cruelmente; si que ella domaba saludable,, mente la sobervia estas dos mugeres Sara, y Agar tenían dos hijos: isac, y í s m a e l , en que F2 seh\
y :

Wiphms <Pnm partí

(f) (g)

^uoscumque in veneritis cogite intrate: Nemo yen'it adme nisi quaim Taterad

44

Wstorìà

Gemmi

Ve

seflguran Carnales, y Espirituales; quando leemos ; y cohsederarnos que la esclava., y el hi» j o padecieron graves molestias, dice Pablo que Isac de Ismael padecióla persecusion: ( h ) pa» ra que e n t i e n d a n , los que pueden , que la Iglesia Chacholica padece persecución en la So» bervia e impiedad de los carnales í quienes i n t e n t a , y procura enmendar c o n temporales aflicciones, y m o l e s t i a s : lo mismo que hace una madre l e g i t i m a , a u n q u e se sienta lo as« pero , y amargo , no buelve mal por m a l , so. lo el bien de la e n s e ñ a n z a , y Disiplina ès e! que o p o n e , expeliendo el mal de la iniquidad e o n tai aposito ; no por odio de hacer dan:», si c o n el cariñoso afecto de sanar venenosas vlceras quando los b u e n o s , y los malos hacen, y padecen las mismas c o s a s , no se hánde dis, cernir con los h e c h o s , y las penas ; si acerta» daments con las causas : Faraón oprimía al Pueblo de D i o s c o n trabajos : Moyses al mis
5 :

mo,
.( h )

Se-i

sicut" ita

tune

Ule , qui eum,

erat

^« 'si*

cundan

cirncm,

persequchatitr est nitnc*

qui erat

cu:uiu;& spintami

tPhilipbias Trlnn pane _ 45 nio Pueblo , quando predicaba c o n duras r e piehensiones afligía : lo mismo h i c i e r o n , pero no solicitaban á provechar de él mismo modo: á quel inflado de la dominación , y ambición ¿ este inflamando en el amor á s u Pueblo advi. ertanse pues en la diversidad de narraciones los tintes de que secolorean los á n i m o s , pe* ligro regular en que la verdad padece, y quan* do viene de l e x o s e n el se disfjgura ; t a n t o degenera de la sinceridad, q u a n t o e s loque se aparta de su o r i g e n : hicieron guerras núes, tro Reyes por el d e r e c h o , que tienen en s i , contra sus enemigos; pero siendo estas movidas con la authoridad de la Silla A p o s t ó l i c a , q u e justifica sus c a u s a s , e s cosa de alabanza p e r p e t u a , asegurar en estas bélicas expediciones la felicidad de los s u c c e s o s , c o n t r i b u y e n d o D i o s én tan insignes victorias á tan piadosos motivosj los que justifican m a s , el que fueron, y aún son mayores las expensas de las conquistas de estas conversiones , que los provechos y utilidades : no por e s t o dexaron de abrazar, •las, y continuarlas c o n s ü n o g u s t o nuestros

Reyes

4$

Historia General Ve

^

Reyes y sus Vasallos. 28 Por lo que aunque haya havido* sus excesos en molestias y vexaciones i los Indios, no t a n t a s , quantas han extrahido de la historia de Chiapa, y se imprimió en quat'ro lenguas con e s t a m p a s , y figuras poniendo en la latina :por titulo de la obra : ( h ) en las que s e c o metieron huvo también á su satisfacción executados por Dios castigos visibles j pero con eodo la verdad , y sinceridad exigian de dere, cho , que se vniese á lo m a l o ; lo mucho buen o , que en todas partes o b r a r o n , ayudándose mutuamente el valor, y la piedad, para que no puedan viciar el ardiente zelo de núes, t r o s Reyes en la justificación de sus títulos ; e v i a n d o , reprimiendo, y castigando tales ve. naciones, y malos t r a t a m i e n t o s : estos prevenían los capítulos primeros de las Instrucción n e s , que sedieron á C o l o n , de el m o d o , y Govierno en sus descubrimientos : P o r ende sus Altezas deseando, que nuestra Santa FerCatholica; sea aumentada, y acrecentada (h)

Cmdeiiutes ffisfamrm k. !T¡&¡¿

¿-

PhiUfma Prim. Partí
}

*

47

dan y encargan al dicho Almirante V i s o r r e y , y G o v e r n a d o r , que por todas las v i a s y ma. .ñeras, que pudiere, p r o c u r e , y trabaje traer á los moradores de las dichas I s l a s , y Tierra firme, á que seconviertan á nuestra Feé C a i h o l i c a , y para ayuda de ello sus Altezas eracían ál d e v o t o Padre Frey Buil juntamente con o t r o s Religiosos que el dicho Almirante c o n t i g o hade llevar y los que fueren de aqui adelante t r a t e n mui bien y amorosamente á los dichos I n d i o s , sin que les hagan enojo a l . g u n o » Y s i casos fuere que alguna6 algunas trataren mal á los Indios, en qualquiera manera q u e s e a , el dicho Almirante como Visorrey y Governador de sus A l t e z a s , que para ello lleva lo mismo encargan en el año de mil q u i , nientos y vno al comendador N i c o l á s d e Ovand o , que fué í G o v e r n a r la Isla de Santo D o m i n g o c o n las expresiones de que p r o c u . rase con gran vigilancia; y cuidado que to„ dos los Indios de la Isla Española fuesen libres de servidumbre, y que se les tratase c o m o libres Vasallos: aun mas apretados Capítulos sedie„
? s

ron

4^

i*;

Historia Genervt De

téti'%lj^Rccesores Licenciado Fieueroa, Her* n a n ó V Í e r t e s , y demás Conquistadores • y Coyernadores lo que sehaido repitiendo, y estrechando por inumerables Reales C é d u l a s , que scdespacharon desde aquel tiempo, y has, t a e£ presente sedespachan, e n t r e las que es «fiiii digna de memoria la de phelipe IV. despa. chada ál Virrey y Audiencia de México eiaño de mil seiscientos y veinte ocho ¡ en la que de su mano y l e t r a añadió al fin de ella: quie. r o , me deis satisfacion á m i , y al m u n d o , de él modo de t r a t a r á estos mis vasallos, y de no h a c e r l o , con que en respuesta de e s t a C a r t a vea yo executados exemplares castigos en los que hubieren excedido en esta p a r t e me daré por deservido : Y aseguraos que aunque no ío remediéis, lo tengo de remediar , y man,, daros hacer gran cargo de las mas leves omL siones en e s t o , por ser c o n t r a D i o s , y con* t r a mí, y en total destrucción de estos Reynos» cuios naturales estimo,- y quiero seant r a t a d o s , como merecen vasallos, que' t a n t a sirven á la Monarchia, y tantos Ja han en?

gran.

, grandecido y ilustrado, 29 Demucstrerinos F r i e s e s , I r £ k s e s , Olandcses , y q u a n t a s Naciores Europeas lian adquirido dominios en las Indias ins.. trunientos t a n p a t e r n o , p i a d o s o , y z e l o . so» y admitiremos la disputa sobre t i r u l o s , y si pueden deslucir o t r a s heroyeas I o s p o n d e . raaos excesos: sí se pecó en los m e d i o s , tó sana y r e c t a la intención d e el o p e r a n t e : e n el concurso de dos causas aquella prevalece , que aprovecha, n o la que daña ocasionalmente; pues aquella és mas ú t i l , y favorable : n o puede dexar de haver vicios mientras huviere hombres • ( 1 ) decía sentenciosamente T á c i t o , que admiramos én tan d i s t a n t e s , y r e m o t a s ¡Provincias que no se observen puntualmente las dispecisiones reales ? en que la ambicien jus. ga por licito q u a n t o p r o p o n e , y persuade el el antojo : esto después, nada hay que admirar en los principios, en que ncfiavía repúblicas, ni Magistrados que protexiesen á l e s Indios,y ejecutasen á los t r a n s g r e s o r e s c o n el ri por
>

G (3.)

de."
hwmm

Brunt Vitia dmitc

tm.t* -

ffístar/á General Ve de las Leyes: t o d o se obraba por C a p i t á n » S o i d i d o s , y M i r i n e r o s g e n t e llevada regalar, mente d¿ su ferocidad, y codicia » que no atíerb den e m o l a r Leyes D i v i n a s ; mucho mas o r . d . n a r b átropeílasen !as humanas r ninguna c o . s a de quantas ofrece la guerra es mas dtruul. tosa que conciliar á Marte c o n C h r i s t o , y o b . servar exacta diciplina en medio de el furor : pues no sabs bolvür la espada á la vayna sin sangre ( m j Asi exercitará D i o s su ira como soldado puesto en batalla, q u e solo desea la veii„ g a n z a en los enemigos ; assi son dificultosos cíe contener b s divinas enojos: desvie su Ma. gestad t a es r i g o r e s , conceda la unión de n a . c i o a e s Españoles, y ludias, que en su santo t e . mor observen la Ley, y o t r o s la conserven sin escándalos.

( m)

Sicitt Vu Trxliator susc'itulit zslum,

fbillfinasTrim:

fart-, Cap ü%

CAPITVLO

II

Descubre la Mar de el Sur 'Blasco Nur.ei^ de Balboa y el desgraciado fin de sits beroicos trabajos.

T ^ O s cosas grandes hacen esta H i s t o . ' »—' ria plausible j acciones g r a n d e s > q u e sin usar de exageración compiten con las ma_ i o r e s . Magallanes en su navegación descubrí, endo el estrecho, y navegando mares incógnitos domadasantes de ninguno sus espumas son c m p r e . sas que las d:\ celebré Colon no aventajan. Lo que obró el Adelantado Legaspi con el consejo y con las armas puede competir con las e m p r e sas militares, y políticas de el animoso H e r n a n do C o r t é s , cquibocando apretados lances: Esto es atendiendo á las qualidades personales de estos grandes hombres , sin insistir particularmente sobre sus hasañas ; sin discurrir, sobre semejanzas,, ó diferencias; pudo influir l a f o r . ; t u n a : en los atributos de los C a p i t a n e s , t i e .

i

raVÍ

Ga

ce

5ft

Hitw't* Gta?r*l t>e

ne sulu^ar lo dichoso; en sus disposiciones o b r a el v a b r , lo que sugerid la prudencia, y hallan la prudencia el v a b r hecho lo que facilitó lafelici. d a d i f o r t u a i llamaba; mil en tendida éradominac i o n , e l Gentilismo, atribuyó á Deidad priva, d a , lo que es gratuita condonación de la D i . vina providencia, en la que se entiende la f o r t u n a mas bien c o l o c a d a , y mas copiosa, menee favorecido el a f o r t u n a d o . 2 D e estos fué aquel ñel Discípulo de C o l o n en el a r t e de la guerra , C o n q u i s t a s , y descubrimientos, Blasco Nuncz de Balboa, de Xercs de Badajoz natural , halla e s t e ¿cost a de afanes y peligros el Isthirao de Panamá q u e divide con su estrechura las dos Ameri. c a s , y con su angosta elevación impide la c o municación d é l o s dos mares N o r t e y S u r : e l a p e t i t o de g l o r i a r l e obligo con sudores y trabajos i descubrir el deseado m a r , que no bavia sufrido yugo hasta aqiellos tiempos: venció en un c o s t o s o , y penoso v i a g e , g e n . t e s g u e r r e r a s , y silvestres á quienes precip i t ó en ligeras fu¿as> obligándolas á dexar las
9

es

nUñas
>

Trim. fjrt~Ca¡>, 11.

$t

espesuras y pasDs diácüítosos , libres i íue la mas'barbara una población devida y c o s t u m . bres mas que brutas ; hombres e n habito m u . geril exercian ia sodomía sin rubor ? n o pudo sufrir tan nefanda e x a g e r a c i ó n B a l b o a ; m a t o al Reyezuelo de C o n g r e g a c i ó n tan infame, q u e autliofizaba tales rlagicios • á o t r o s q u a r e n t a cuinplicés e n t r e g o vivos i sus Perros, que fuesen tratados c o m o merecían de su vorocidad 5 g e nio noble 3 y christiano no se c o n t e n t ó c o n ¡menos c a s t i g o s . $ Vencidos r i e s g o s , y trabajos, a t r o p e , liando c o n constancia y valor peligros h o r r o r o s o s , llegd al C e r r o eminente d e Panamá desde cuia cumbre tubo la dicha d e ser e l primero , que descubrió, y registró c o n sus ojos e l vasto mar de el Sur, terminando su aspectD e n un éstendídisimo y a q u c s o O r í z o n t e : fue e s t o e n veinte y c i n c o de Septiembre d e mil quinientos y t r e s e : e n c u i o descubrimiento l l e no de g o z o tributó á D i o s mui rendidas g r a , c í a s : q u a t i o días empleó e n bajar la a l t u r a , Üleno su d e s c e n s o d e riesgos , y peligros y
3

tal

$4

Historia

Gen?ral De

precipicios: llega en fin á la playa entra sin" detenerse en tan deseado polio hasta la cinw

t u r a , desnuda la e s p a d a , y toma posecion por la C o r o n a de Castilla en nombre de su Rey Carlos V: imponiendo el nombre de San Miguel, por ser en su día tan solemne pose, cion , á aquel ilimitado golío ;•• premió el gene, roso Rey Emperador suceso tan feliz con nue» vo titulo i y con declararlo Adelantado de la mar del S u r , recompensó tan gloriosa hazaña ; dióle también el govierno d é l a s Provincias de Panamá y Goiba, Islas que el mismo Basco havia pedido , por estar falsamente informado havia en elia muchas p e r l a s , y O r o > encomendando su Magesrad á Pedro de Arias, le mirase y favoreciese como i p e r s o n a , que también le havia servido : no gustaba Pedro Arias de las prosperidades de Basco Nuñez > y en llegando al Darien , por pocos motivos, y afectando recelos de sublebacion, le mandó p r e n d e r , y encerrar en una jaula ; rabiosos desquites de un Odio dominante 5 á instan, * «ia de D o n fray luán de Quevedo -se suspen,

Tbllifmes frlm

Tárt

¿ty \U

,

U

d'ó lodcsér en jaulado y despue> suelto de U . prisión con ciertas condiciones , que e n t r e elios se firmaron. 4 Como no estaban mas que sopora* das las enemistades, bolvió á levantar confa. ciliiad la llama el fuego oculto •- Suscitóla en Pedro Arias la codicia, sabiendo estaba en la l s . la de las perlas, le embió á llamai c o u c a r t a , pretestando t r a t a r negocios communes al R e al servicio" no pareciendole suficiente despacho á Francisco P i z a r r o , con o r d e n de que le prendiese, d o n d i quiera que le hallase; la c a r t a era suficiente, no perciviendo falacia alguna aquel pecho generoso : Estando e n la Isla de las T o r t u g a s de los furores de P e d r o Arias muy seguro i se puso en camino luego á obedecer? llegó este Cavallero infeliz á la p r c presencia de su suegro Pedro Arias quién mostrándose muy indignado de él mandó aseoiu rarle en prissiones: mandó al Licenciado Espinosa , que procediese en la información, y proceso en todo rigor de Justicia, era su fin quitar de en medio á aquel hombie g r a n d e , que

f6

Historia General Ve

que k hacia t a n t o e s t o t v o : Cálidamente le fué avisitar por descuidarle en su.defensa 5 trataié de hijo, que la prisión en que e s t a b a era solo í satisfacer algunos cargos-de el T h e s o r e r o A . Jonsjí d e , l a P u e n t e , en ^ue la contradicción /acrisolaria su conocida iidelidad: entendido j g u e e l proceso estaba ya instruido conforme Jfesus deseos para castigarle con pena C a p i t a l , .^e fué á él , y con severidad le reprehende, haciéndole c a r g o de quererse rebelar y hacer, se particular Seno? 5 Basco Nuñez con acoiel d e s e m b a r a z o , cpe ipspira la innocencia , le responde j q u e era y Jiaviasidp falcedad todo> que jamas havia ^pensando e n j a l desatino ; pu. e s á haverlo intentack), ~¡e e r á fácil, teniendo q ^ t ^ N | > | o ^ s , ' ' ^ r e e i e B | : Q s ¡ h o n r e s , con los
1 : 0

d e yiyir q u i e r o , y seguro ¿>£sja sátisfacion que e r a muy conveniente le aumentó fuertes pri* siones.. $ El licenciado Espinosa, dio quenta á P e d r o Alias de los m é r i t o s de eí p r o c e s o , di. siéndole, que según lo afegado y p r o b a d o havii

Pbilipinasfnm, fart> Cap IU

57

vía incurrido en pena de muerte , p e r o que r e s , pecto á sus grandes servicios merecía se ic perdonase ; inexorable Pedro Arias muí a y r a d o respondes si p e c ó , muera por ejio : no quería sentenciar de muerte el Licenciado sino sele mandaba por e s c r i t o ; el iniquo s u p e r i o r , que andaba por sacarle de la v i d a , k dio c o n í presuracion él mandamiento ; tratóse muy d e veras ál n e g o c i o ; acomuiabanle la muerte d e D i e g o de N i c u e s a , aunque é n ella era de los que tenían menos c u l p a , la p r i s i ó n , y a g r á . vios de el Bachiller Ensiso s o b r e e s t o s y o t r o s c a r g o s , fundó la sentencia Dirínitiva , que fué sele cor tase la C a v e z a por traidor y vsurpi* dor de tierras s u j e t a s ala Real C o r o n a ésta publicaba el p r e g o n e r o , que oyendoiO Basco N u n e s , quando le llevaban al suplicio, dijo e n voz c l a r a , era m e n t i r a , y falsedad; que pro* testaba, no le pasó tal cosa por el pensamiento,ni aun pensó jamas que tal cosa de él se i m a g i n a s e , y discurriese; que siempre fueron fieles sus d é s e , o s d e servir al Rey c o m o uno d e s ú s mejores, y leales VasalIos,y aumentar con t o d o supoder, y
m

H

íü

m

58 Whtoria General "De fuerza sus Dominios y. S e ñ o r í o s : nada áprove„ chó> eorraronle l a c a v e z a , haviendo antes c o n la C o n f e s i ó n , y Co.numon dispuesto su alma : E x e c u t d s e la misma sentencia en o t r o s q u a . t r o , por decirse conpiehenrlidos én el mismo delicto ; fué general el sentimiento y lagrimas de e l P u e O l o . era Basco Nune¿ Capitán pru* d e n t e , liberal y animoso ; eternamente se c o n , servará su memoria 3 estimado por uno de los C a p i t a n e s mas memorables d é l a s I n d i a s , c u i o v a l o r , y conducta no merecían muerte tan desgraciada* eran su apoyo el Rey C a t h o l i c o ; y el Cardenal Cisneros la falta de e s t o s P a t r o n o s que estimaban sus conocidas prendas, oca_ ciond. su fatal desdicha: Removidos estos impedimentos tuvieron tan atrevido lu^ar los o* ,dios: disrrumpio la e n-alacion , los vínculos de la Charidad, y d é l a [ u s t i c i a , a b a n d o n a n . d o los de un intimo P a r e n t e s c o .
4 5

CA-

Qbil'tpinas frim, faru Cápjll*
C A P I T V I O III.
^retenciones de Magallanes
miento de la Mar en el descuWL
de el Sun

59

j f^ON el descubrimiento y i famoso déla ^ - m a r de el S u r , se disperto el d e s e o de h o n o r , trabajaban muchos en hallar tuiru bo navegable de uno á o t r o , mar ; solo Fer* nando de Magallanes fué el glorioso ; y singu* lar e-n poderlo conseguir; fué efecto de un valor y atrevimiento prodigioso , el q u e fomeru t o la p r a c t i c a , y náutica pericia , ó q u e solo á e s t e reservó tal felicidad la superior p r o v ú ciencia» para plantar é n e s t a s Islas su s o b e * rano Imperio : era el año de mil quinientos y dies ocho» quando e s t e H é r o e vino de P o r , tuga! á C a s u l l a ; hombre noble..* que havia servido ál Rey D o n Manuel én la India Orí, en.tal á las ordenes de el famoso General A o n . z o Alburquerque ; á quien asistió é n la T o m a d e Malaca señalándose é n e s t a , y o t r a s expediciones en s o b r e salientes m é r i t o s . sen»
J T T

H %

tido

Historia General De

6o

tido de su R e y , por no conseguir premiase sus servicios , determinó desnatura usarse de su Rey n o , como lo h i z o , con diligencia jurídica p o r ante Eserivano ; fué á nuestra C o r t e . , que estaba entonces en Valladolid , llevaba en su Compañía ai Bachiller Luiz T a l e r o , que tenia fama de gran C o s m o g r a p h o : demos* t r a r o n én ella en un globo bien pintado , én que se descubría muí bien la disposición de el globo T e r r á q u e o , sus divisiones i deli neaba en él c a m i n o , que havia discurrido t o mar - dexando de industria sin designación el meditado estrecho de comunicación navegable á las islas de los Malucos, de donde sacaban la especería los Portugueses, sin ir por el ca« mino común de la Oriental india,haciendo ver, q u e tales islas se contenían en nuestra de marcación . acudieron con sus pretenciones al Obispo de B u r d o s , D o n luán Rodrigues de F o n s e c a , que tenia las cosas , y dependien. cias de las Indias a' su cargo : que parecien, dolé el ofrecimiento de grande importancia los presentó al g r a n Canciller $ éste imformó il
a t

Rey

ThiUfiMs Pr¡m Parí. Cap. III. 4Í Rey y á Monsiur de Gebres A y o , y cerno prú nier Ministro ; buvo sus dificultades sobre el caso, á que sobre todas satisfizo estaba rr.ui asegurado de hallar su e s t r e l l o , de que tenia yá muchas l u c e s ; reconociendo el cabo de Santa María en el Rio de la P l a t a , y de allí seguir la c o s t a , hasta hallar la pretendida communicacion : comprobábalo ante el i m p e rador con .fuertes razones y c o n las delincaciones de su grande amigo Francisco Serrano, que havia descubierto las Malucas,empeñando en el nuebo descubrimiento por distinto r u m . bo sundelidad , c o m o le auxiliase la Real p r o . teccion , en lo que á tal expedición c o n t e m . piase necesario.
%

% Afícionósele C a r l o s V. conocióle p o r hombre de juicio, y muv ex perimientado? con* tabase de su ingenuidad , q u e viniendo de la India de P o r t u g a l , dio con el N a v i o en v n o s b a x o s , en que se p e r d i ó , salvándose la gen¿ te v muchos b a s t i m e n t o s ; acordaron ir e n Baretes á i'n Puerto de la i n d i a , que estaba * distante algunas leguas i hubo sus dificultades so.

#i

Historia

General

fie

sobre quienes irían primero, respecto a n o pa. der ir de una vez todos j resolvió Magallanes la contienda, én que fueron primero los Capitanes, y personas de distinción, que el sequedaria con ios m a r i n e r o s , jurando de que á su llega, da émbiarian por los r e s t a n t e s : convinieron gustosos t o d o s , estaba en un batel despidien» dose de los amigos , reconvínole un marinero sobre haverles prometido quedar con ellos, y que embarcarse asi e r a faltar á la palabra: salta Magallanes inmediatamente i t i e r r a , re. prehende los con un ¡/cisme d qut • recomiendan dose p o r hombre de esfuerzo ; y de verdad: tenia recatada prudencia ; aunque no le aya, daba mucho la persona por ser peque, ño de cuerpo todo lo suplían los calida, des del a n i m o : emrendido de el Emperador, y su consejo R e a l , que lo q u e ofrecían se. rian hombres para poner en execucion, los fconrró. dándoles Havitos de la militar, é in. signe orden de San T i a g o , y los titulo de Capitanes suyo'?. $ El Embajador de P o r t u g a l , Alvaro
t

íPlúlIfims Wim» $arh Cap** III. 6¡ de A c o s t a , viendo la a c c e p t a a o n , é n que se hallaban los dos Portugueses , M a g a l l a n e s , y Talero , que se trataban capitulaciones sobre sus propuestas, y como hombre de e s t a d o , prevenía, cedería su admisión en detrimento de los intereses de su P r i n c i p e , procuro por quantos medios le sugería su ruviitdau , y po litica desvaratar tan grande e m p r e s a , so-ici. t a b a , los hechasen de nuestra C o r t e por re» fugós de su Reyno, cuyas proposiciones no ha. via admitido su Rey D o n ManueJ, por n o c o n . templar los sugetos de expedición para tan importantes p r o y e c t o s ? al mismo tiempo os s o l i c i t a b a , para que dexando aquella p r e t e n sión bo!v¿esen á P o r t u g a l , en cuyo consejo se havia determinado r e v o c a r l o ^ , y gratificar sus servicios mui superabunciantemenre a sus méritos ; é s verdad que tuvo e s t e p a r e , cer sus v o t o s , no sin c o n t r a d i c c i o n e s , de que seria e x e m p l a r , a'que o t r o s por motibos leves se resolviesen en lo mismo, juzgan* dose necesarios: e r r o s sentían, que se les a s . sesinascj p o r que el negocio que trataban é . ra

ti

ÍPíistoria General De

ra mui cíl perjuicio de los intereses de el Rey, no : este no impedió que él Emperadoi deter. minase la proposición con maduro consejo • no por codicia de nuebos Rey nos , y gloria, si por o t r o s motivos m-u proprios de tan gene, roso animo s mas quando se intentaba ciescu. brir camino, que en nada perjudicase i la demarea sion , á que tenia derecho aquella corona; quando aquella no se t r a t e de calumn.osa, lo menos , que puede decirse , és de libre y rig o r o s a censara. 4 La suma de la Capitulación, que se hizo en Z a r a g o z a , í u é , que sé obligaban aquellos Cavalleros á d i s c u b r i r , d e n t r o de los términos de la C o r o n a , islas ricas de espese, ria ; que halladas ninguno en dies años puche, se ir por aquella derrota sin sa consentimierr t ó , haciendo ellos todo el comerció u b r e , en que de todos los lucros, y a u g m e n t o s , que se adquiriesen, selesdaria la vigésima parte, rebajadas las costas ; que se les concedería el Covierno de tales Islas con titulos dé Adelan. t a d o s , que continuaría en sus hijos, y he re» deros

deros 5 quedando , y reservándose la suprema áuthoridad, y superioridad la corona de Casulla, que en ios Barcos> que su Mages. tad embiase de su quema, pudiesen embarcar mil ducados de mercaderías propms, pagan, do ellos los derechos Reales: que si las Islas que descubriesen, fuesen mas de seis ; de las dos percevirian la quincena de sus vialidades, rebajados los gastos; y que por la primera vez havia de ceder en su favor el quinto de todo lo que cargasen las Naves : que era de quenta, de su Magestad armar cinco Navios d e sesenta á ciento y treinta toneladas, con dos cientas treinta y qüatro personas para el manejo y deíenza de ellos: Que el Rey n o m . braria Capitanes, y Ofiziales de la Real Ha* zienda » para el computo , y división de derechos ; que sucediendo morir uno de los contratantes, sucediese sin contradicción en el asiento el otro» 5 Efectuada asi solemnemente la c o n j trata , seles dieron los Reales despachos para los Oficiales de la casa de contratación de Se, ¡ villa

fb'útplpas ftim. Part. Cap. 111

" ~ 65

de espacio de lo> que e'los quisieran; proveyéronse aun. que coa lea.ti:ud las cinco Embarcaciones de Artillenjarmas 5 municiones de rescates, y de víveres parados años: era ía jornada nueva, y en ia estimación común temeraria; yevsaban á comodarse en ella los I'Üotos, y se tomo la providencia de apremiarlos ; íuc nombrado de piloto mayor íuan Rodríguez Serrano: Thesorero Luis de Mendoza : Con, tador Antonio de Coca; y Factor íuan de Cartagena ; faltaba dinero para su completo avió , y suplieron Mercaderes de Sevilla lo que faltaba hubo su disensión sobre las Banderas, queriendo llevar Magallanes sus proprías Insignias, y el Doctor Don Sancho Matienzo las Reales: terminóse á favor de Matienzo, y cedió sin dificultad Magallanes. 6 Estaba yá la Armada en disposisíon , qtiando se suscitó la diferencia entre Magalla. nes, y Talero , sobre quien havia de llevar el Estandarte Real, y'el Farol ; disputa que fué pres.is? la terminara el Rey; resolvió én
: ;

General Ve villa: en cernióse en él despacho mis

6$

Histeria

ella

Wiüfims Trlm. Parí. Cap. f!L

6y

ella prudentisimamente su M ages ta d, que res. pec'to ique Rui Talero, no^tenia la salud que necesitaba tan dilatado , y penoso Vía* pe , se quedase para ir en otro ; que ]Vten_ doza,, que se havia opuesto á Magallanes en algunos puntos de exempcion , le obedeciese én todo; que no se embarcasen én esta Esqua* dra Martin de Mesquita,. ni Pedro de Abréo, por havenos conocido por inquietos, y re* vo'tosos; que pudiese llevar en su compañía dies Portugueses, sin permitir tnaíor numero en la Armada r entrególe Martin de leyba asistente de Sevilla el Real Estandarte en la Iglesia de Santa Mana de la Victoria de Triana , en donde le renvió el juramento pleyto cmenage conforme ál fuero, y cos_. tumbre de Castilla , que hizo solemnemente, prometiendo baxo su obligación que haría él Viape con toda fidelidad, como fel, y leal Vasallo de su Magestad Catholica V .el mismo ju„ ramento hicieron los Capitares, y Oficiales de la Fsquadra de Hernando Magallanes^ de seguir su derrota , y serle en todo obe.
I Z

dL

6%

Histeria

General

Ve

dientes ; finalizado ron todosr

éste

a c t o se embarca.

CAPITVLO,
Particulares el

IV.
de hAa*

Sucesos de el Viage estrecho de su

gallanes en el descubrimiento de Nombre*

i L / e s p u e s de haverse encomendado á D i o s , y haverlos todos encomendado á su Di. vina providencia con Oraciones , y preces pu. biieas , comenzó este arrestado Argonauta su terrible viage: iba en la Capitana la T r i n i d a d , su iMaestre Juan Bautista Poncevera Ginoves, y c o n t r a Maestre Francisco Caloo ; montaba como C a p i t á n Juan de Cartagena la Nave San Antonio j Maestre Juan Elorriaga Viscaino: C a p i t á n de la Nao Victoria Luis de Mcndo„ 2 a ; Maestre Antonio Salomón de Palermo: la Nave Concepción comandaba • Gaspar de Quesada, su Maestre Juan Sebastian de el Ca» no

Ph'd'tfinas Trim. Tan* Cap. IV

69

no, Vezino de Sevilla, y natural de Cuetaria en la Provincia de Guipúzcoa: lá Nao San tia^o po ver naba íuan Rodríguez Serrano, Piloto maior y Maestre Balthasar Cmoves: eran los pilotos repartidos en los vasos Este, van Gómez portugués, Andrés de San Mar_ tin, Juan Rodríguez Mafra , Vasco Gallego, y Carvallo á los que fueron voluntarios se les concedió exempcion de alojamientos én sus casas, aunque estubiese en Sevilla la Corte, privilegios de Cavalleria ásu buelta, y un año de adelantado sueldo 2 Partió tarde ésta-armada por las opo* sisiones del Rey de Portugal, aquien se satis, fizó, no se despachaba en su peí juicio; pues estaba, muy prevenido en Capitulaciones, y instrucciones; certüicando aquella Corte de su sinceridad que todo se cumpliría, no tocando en cosa alguna de las que por la demar. cacion les perteneciese ; sosegadas estas alteraciones, y requirinventcs tomó la Armada la derrota para Canarias.- haviendcse hecho á lávela en diez de Agosto de mil quinientos y diez

jo

Histeria General "Be

1!

diez y nueve*, quedóse T a l e r o én t i e r r a ; fué muy conveniente no se embarcase este hombre bullicioso, que yá havia pretendido c o n t r a Ma. gallanes formar partido i dice la Historia Pon. tilica! murió á breve tiempo, loco , y furiosoen Sevilla, acaso despechado de no haver con. seguido lo que le dictaba su genio turbulento? llegaron prósperamente á Tenerife ; tomaron P u e r t o proveyéndose de aguada y vive reside., tuviéronse aquí hasta dos de O c t u b r e y se a r r o j a r o n í\ anchuroso Occeano: Navegó la Armada quince cíias con buen tiempo hasta la costa de Guinea: fueron aquí; como és regular bajo de la linea, de veinte días las calmas , á que sucedió* un mes de vientas contrarios en* furecidos en graves t o r m e n t a s ; muchas veces quisieron cortar los.Arboles por que no podian ya sostenerlos en b s balances los Navios: eran tan agitados de las olas que metían algunas vezes las vergas de las gaviasen eí aguar vieron los marineros én tales z o z o b r a s aquellos fue. gos f a t u o s , 6 err m t e s . que la antigüedad llamaba C a s t o r , y Pollüx, y nuestra devoción

ápe.

Mili pinas' %'№

Tan* Cap.

ty.

ji

apellida San Teimo, conque se consolaba la gente i Con estos contra tiempos se puso su económica distribución en los B astimentos} y raciones, de media azumbre de vino, tres cuartillos de agua, y libra y media de Pan: continuaron su viage, mejorándoselos vientos, con esta regulación , y á trece de Diziembre entraron en la B aia de el ¡aneiro, de la costa de él B rasil; acudió la eente de la tierra en Canoas con abundancia de refrescos, B asti­ mentos de Gallinas , Papagayos, y de otras aves, maiz, y frutas; con tanta conveniencia , que por un Rey de baraja daban siete, y ocho aves; por una lucha de yerro un esclavo; esta commuración, privo Magallanes, por no m e . ter esclavos en sus Navios, que solo sirviesen de consumirlos los víveres, y evitar todo sen. timiento á los Portugueses; i qui en una ob„ servacion de la Luna advirtieron haver error en la evaquacion de los movientes de los Astros; según se asignaba en las tablas G­ographicas, y Astronómicas; pues .según lo navegado era
á

im.

7*

j3i<tofia General Ve

imposible fuese tanta la longitud , y diferen. eia, y convinieron devia corregirse en dichas tablas: estubieron en este Puerto hasta la Víspera de iNavidad , en que fondearon én su boca, de donde salieron el dia cié San Este, van: hicieronse á ía Vela el día siguiente, y corrieron la costa á lo largo hasta el dia trein. ta y uno j en que observando el sol se halla, ron veinte y cinco erados, v veinte v tres mi. ñutos apartados de la Equinocial al Sur. 4 Prosiguieron su Viage, sin apartar, se de la costa, y á los dies definerose hallaron en altura de treinta y quarro grados reco. nocieron tres xerros que dixo el Piloto Ca. ravallo , eran el cavo de Santa Maria » como constaba de carta de Juan de Lisboa , que havia estado en él: como navegaban inmediatos ala costa era'n continuos los sustos, y peligros de los tiempos, y de los baxos; afuerza de maniobras entraron el dia trece, en el rio de Sojis • aqui mataron á [uan de So. lis, de. quien tomo el rio el nombre que después comunicó el de la Plataj acudió mucha gen. te.

mipinas Trtm. Pan. Cap. W

7$

te en C a n o a s , pero a l a pievercion de les Bateles huyó t o d a , sin que quedase persena alguna: e r a la tierra h e r m o s a , y f e í t ü , pe» ro sin población, tenia el rio veinte leguas de ancho; esto lué lo vnico que se pudo r e . conocer por e n t o n c e s , e s t o , y qué el surgidero no e r a s e g u r o , hizo apercevir la Esquadra á continuar su v i a g e Lunes seis de febrero se l e v a r o n , y siguieron la costa al % r quarta al sudueste; el día siete observaron el sol y se hallaron en la altura de cuarenta y un grados y veinte y dos minutos 5 n a v e , gando assi hallaron una* Bahía muy c a p a z , y por no hallar fondo salieron de ella, poniéndola por nombre San Mathias , por haversido en su día su descubrimiento ; sentían yá en esta Altura mucho el f r i ó ; y q u a n t o mas ná, vegaban mas > y maiores las t o r m e n t a s • esta* ba dada fondo la a i m a d a , para hacer a g u a , y leña ; fué a tierra un bote con seis hombres: llegaron á vna pequeña Isla, en que les asustó la abundancia de P a t o s , y l e b o s marinos ? o* ^ligólos aquedarse en ella una recia tempes. K tad
:

fíistorU Gentil

Ve

tad , en donde pensaron se Jos comieran los L o b o s , , ó morir ai rigor de ei irio, íue' , vrt B a t e l , a l a m i ñ a i u , co.i t r e i n t a h o n b r e s a. buscar los sei? , hallaron su Esquife e n t r e vnas peñas solo 5 daban voces, y salieron mas de doscientos lobos de e n t r e los peñascos; matar o n cinquenta, y los o t r o s se metieron en la m a r : salieron los seis compañeros escondidos por los L o b o s , y mas muertos que v i v o s , por el frió, y por el agua, boivieron á los N a . vios todos con su c a z a , y queriendo coger mas de e l l a , estaban los Lobos tan escarmentados, que no queriau salir de el agua •. cogieron si machos p a t o s , no pueden levantar buelo por te.ier la pluma c o r t a lo que facilita su captu, r a ; era t i l la abundancia, que se podiaa c a r g a r Navios . 5 En disposición ya de estender la* velas al viento les sobrevino táí tempe r a l , y el viento tan detravesia , y de c o s t a d o , que rebentó la Capitana sus cables ; quedo con una sola a m a r r a , que aguantó , aunque i . ^ r a s t r a n d o , y acercándose i unos escolios,si
}

egea

fhilipinas fiim

fdrt.

Cap.. IV

75

esta hubiera faltado , no quedará hombre v i , vo, quiso la Divina misericcrdia, que en tan im. minen te peligro cesase el tiempo¿ tomaron m e . jor fondo » y se amarraron mu i bien al abrigo : saltó o t r o temporal mas recio que les duró tres xiias; les maltrató los Castillos de proa y rebajaron los de popa : pasada ésta salie. ron de aquella bahía que llamaron de los P a . t o s , metiéronse én o t r a mui grande con ánimo de invernar, por que yá entraba el In„ viemo en aquella t i e r r a , y altura ; tuvieron én ella mayores t o r m e n t a s , que las pasadas, y con maiores r i e s g o s : salieron de ella $ y llamaron la bahia de los peligros: Navegando pues la C o s t a entraron é n el Rio de San lulian , víspera de Pasqua F l o r i d a : el dia de esta festividad mandó el General saliesen £ oyr Misa todos á tierra • todos obedecieron la piadosa orden j éscusóse de ella Luis de Mendoza Capitán de la Victoria > y Gaspar «le Quesada de la Concepción ; en esta iba preso luán de Cartagena por algunos atrevimientos con el General j.sintió este mu* K 2 cbo

yS Historia General De cho no saliesen á Missa aquellos Capitanes,? y lo tubo por sospechoso, 6 Determinó Magallanes invernar aqui, mandó reglar las r a c i o n e s , huvo sus c o n t r a » dicciones en la gente j pero contenidas en la modestia de suplicas, d e \ ^ u e e'ra mejor b o l , ver a t r á s , contentándose en lo descubierto J pues havian ábanzado hasta adonde ninguno se havia atrevido que no era la intención de el Rey se solicitase lo imposible > y con tanta costa de f r í o s , y hambres * y con el riesgo de que algún Viento furioso los arrojase, d o n , de miseramente iodos pereciesen. Magallanes, hombre prompto , y de d i s c u r s o , sosegó est a s novedades con su a u t h o r i d a d , y su facundia , prendas las mas oportunas á suavizar las auiotínaciones-de un vulgo» convocados les dixo ; que su animo e r a m o r i r , ó vencer ; que cumpliría con la orden del Rey, que le havia ordenado' aquel viage á costa de su propia vida ; que tuviesen paciencia > que no podría fallar aquel estrecho , que les conduciría aun Mundo rico de especería,

y

Hihfmas Trini, Varí. Cap. lfi ff y de o r o , conque bolviesén á s u s Casas mui acomodados i que aunque i hora m o s t r a b a sus dificultades el I n v i e r n o , no las habría e a sobreviniendo el V e r a n o , en que hallarían un día continuado de tres meses ¿ que no se persuadía 1 al tase a l a Nación Castellana en la arduidad el Espíritu i cuio v a l o r , ' y animosi­ dad havia demostrado en mas apietadas o c a . siones : que en lo que hacia á bastimentos no teman aun por que quexarse j estaban en tierra de mucha leña c o n t r a el frío, abun« dancia de buen pescado , mucha c a z a de aves; muchas aguas' y delicadas; que el Pan y el vino no les havia faltado, ni faltaría, si quisiesen estrecharse aquella económica reolas asi q u e les rogaba, sufriesen, que se pasase aquel Invierno i esperando maior premio de el Rey, cuanto rnaior fuese su trabajo. 7 Levísimo es el Vulgo sin providencia en lo futuro se entumece en vanas esperan, zas ; entretienen sus deseos en los maiores cesóos: sosegóse por entonces la g e n t e , aun. № no faltaban murmuraciones de corrillos 5 cas.

0Íftoris

GitíBral fié '

castigo" algunas con penas ligeras : de unas étt o t r a s la tristeza ce vida tan penosa de. gene* r ó en tumultos : havia Magallanes puesto p r e s o á iuan de Cartagena Capitán de la N a o • San Antonio y puesto en su lugar á Alvaro de Mezquita su primo ; eí Capitán Gaspar de Quesada de propria authoridad prendió á M e z q u i t a , al Piloto Iuan RodrL guez, y mató á puñaladas al Maestre : sabida es« t a novedad de Magallanes, mandó fuese él Esquí, fe á la Nao San A n t o n i o , y preguntase que por quien estaban : respondió Gaspar de Quesada, que por el Rey, y por é l ; repetida ésta diligen. cía en la Victoria, respondió Luis de Mendo. za lo mismo r asi respondió C a r t a g e n a én la Concepción, rcstituydo á los amotinados a su libertad : en Santiago respondió S e r r a n o , que por el R e y , p o r Hernando Magallanes-, consideró el General por las r c s p u e t a s , que el, mejor remedio e r a la temeridad j quanto mas peligroso el riesgo t a n t o el consejo tr¡a* atrevido : arma la «ente toda de la Capita. 434.con diligencia y asando prevenir artillería,

fbiliptnas Trim. Tart. Cap. }V

*"yg

hasta en las cofas de la gavias: connado , que en la Victoria tenia mucha gente de su partido, mandó embarcar treinta hombres de su satisíacion, y escogidos en el B a t e l , y chico en el Esquife: ordena i estos lleven i Mendoza una C a r t a , y que quando la lea le den de puñaladas animosamente i entrando á la confusión, que estos causarían , los treim. ta de el Batel én su s o c o r r o ; executóse con puntualidad, y la Nao quedó, sin que nadie íesistiese, en su obediencia; los casos subí, tos aun álos mas terribles enemigos h o r r o r i zan , q u a n t o los comunes se euvilezen, y des. precian, 8 Executada asi lá muerte de Vendo* z a , mandó refaccionar la gente muy b i e n , . y que con la bebida se r e f o r z a s e , encargando una buena guardia á impedir salieren las Naves coligadas por él rio ; la Nao San An„ tonio con la fuerza de la corriente a r r a s t r a ba lis anchoras ; y cahía* sobre la Capitana* hacen juicio i b i árendiría, y suscitó lá aten, tion de el General Magallanes ¿ j a e / a la A r te.

So

Bistorta

General Ve

télleria contra San Antonio y retirase la gente de baxo de c u b i e r t a s , huyendo de el estrago , e n t r ò una bala en la Cámara don. de Mafra estaba preso , pasó por e n t r e sus piernas sin hacerle d a ñ o : solo Gaspar de Que. sada estaba sobre el Alcázar con lanza y r o . déla gritando á la tripulación Í pero todos es, taban quietos, Magallanes se acerco con la Capitana dá la orden que aborde a l a Vie. toria : é n t r a l a gente con diligencia, y Va lor , Prenden á Quesada , y á los culpados, y pasanlos á la C a p i t a n a , en donde los ase. guran i despachó el Batel á la Concepción con quarenta h o m b r e s , protestó su guarnición es. taba por el Rey ; y Magallanes ; con esta seguridad prendieron á Iuan de C a r t a g e n a , y le condujeron á bordo de la Capitana.
9

9 Amaneció el dia s i g u i e n t e , y antes de entrar en averiguaciones, manda desquar. t i z a r á Mendosa, cerno se executó en la Nao Victoria ; prosiguió en la Inquisición de ía sublebacion , y hallo comprehendidos mas de quarenta hombres de todas Clases : perdonó. los

Ph'tUpinas frim- Tart.

Cap' IV.

£í

Jos por ser tan necesarios al servicio y por no hacerse odioso con el castigo rirorcso :. ahorcóse a un Criado de Quesada , y se sen, tenció á Cartagena en dejarle én aquella tierra á su f o r t u n a ; .éste castigo en p o c o s , r e p r i mió la audacia én muchos j asi cCmo el Cas. tigo de muchos irritaría los animes de todos; assi la moderación en los castigos Capitales de la multitud siempre és tenida p o r regla de prudencia : un Clérigo de Nación Franzés también fué comprehendido én la rebelión, y sele sentenció á quedarse en tierra con Cartagena» IO Continuaban los rigores c e el I n . viemo sin suceder las apacibiüdades de Pri„ mavera: determina Magallanes seguir su d é . n o t a y manda á Juan S e r r a n o siga lo l a r g o de la C o s t a ; halló á" veinte leguas un Rio famoso que tenia una legua de ancho ; y por ser dia de la Santa Cruz de Mayo le conflr, mó con este nombre : detubóse seis dias en él; entretenido en la abundancia de su pesca ¿ cogió entre o t r o s un Lobo marino de grande.
r

8% Hutor¡4 General Ve za tan extremada , que peso en canal diez y nueve a r r o b a s : pretendió pasar adelante, y a. t r e s leguas le asalró tal temporal , que rotas

las veías, y faltando el timón, baró en tierra; salvóse la g e n t e y la Nave se hizo con los gol. pes de m a r , p e d a z o s , perdiéndose toda su carga : ocho dias estuvieron manteniéndose de mariscos * de donde con muchos t r a b a j o s , y peligros llegaron á Magallanes á dar p a r t e de él naufragio ; dos de ellos tan desfigurados , q u e apenas pudieron ser conocidos : dio Jas o. por tunas providencias el General paraque que con pan y vino se socorriese á los restantes y que por tierra viniesen á los Navios : Estaba la mar tan i n q u i e t a , y alterada , que no permitía n a v e g a r s e : sintió Magallanes la per. dida ; pero le consoló se hnviese salvado la gente, lo que la hizo mas tolerable : repartió á los náufragos en los o t r o s Baxeles , y hizo C a p i t á n de la Concepción á Juan Serrano, IÍ Entendióse en carenar las embarcado. ncs,era'a a u n tales los f r í o s , y las N i e v e s , que quedaron tres hombres mancos pasmados los bra

Pbllipms

Pr¡m Parte Cap. ÍVl
t

S$

brazos: á los dos meses que estaba aqui fon_ deada la Esquadra aparecieron seis Indios que por señas dieron á entender querían pasar á bordo i fue'el Batel á e m b a r c a r l o s , e n t r a r o n en la Capítana,y el General mandó prevenirles una caldera de Mazamorra, suficiente para veinte hombres r o b u s t o s : p e r o los seis a c a b a r o n bien en breve con toda la ración : e r a n de es. tatú ra g r a n d e ; el menor era mas alto que el maior hombre de Castilla j vestían de pellejos c u r t i d o s , y las Armas e r a n arcos de me., día b r a z a ; armadas las puntas de las flechas con agudos pedernales: registraron con mucha curiosidad la Nave , y dando á entender querían irse , los llevaron q t i e r r a : acudieren otros dos al dia siguiente, llevaron de recalo una D a n t a , de cuios pellejos eran sus marcas, 6 vestidos; recompensóles con dos ropillas c o l ó , radas, y sebolvieron muy c o n t e n t o s : al o t r o dia vino o t r o con o t r a D a n t a , dixo que q u e . ría ser C h r i s t i a n o , bautizáronle y lepusieron por nombre Juan Gigante : viendo arrojaban á la mar los r a t o n e s que en el Navio se maL 2 ta

$4

Historia
3

General Ve

los pidió para comérselos, y en seis días se e n t r e t u b o en llevar á tierra c u a n t o s ratones se mataban j pero al cabo no pareció m a s : mucha admiración causó la pro. .ceridad de estos n a t u r a l e s : esto dio ocasión á la fabulosa noticia de los Gigantes de el es. trecho de Magallanes, que y á , ó menguaron en la e s t a t u r a , ó se han desaparecido.

taban , ó cogían

*
V¡scúbrese

C A P I T V L O Vel estucho con riesgos y ptligres y se [Piage f?asta Zebu» hace de el Vna brePs descripción continua su

1 j / ^ , dvirtiendo yá , que era pasado el Agosto vltimo mes de el rigoroso Invierno armaron los N a v i o s ; y los dispusieron navega, bles: hizo sus demostraciones Geographicss el Piloto Andrés de San M a r t i n , y tomando la altura de el sol en tierra', y en la Nave con los instrumentos de nueva invención : y practico en su manejo halló estar quarenta y nue. ve g r a d o s , y dies .ocho minutos aparra. ~ do} v

Pbilipinas Triw,fart,

Cap, K

8)

do de la equinocial al Sur, ó en esta altura de Polo: conforme á la sentencia antecedente: se dexó en tierra á Cartagena, y al Clérigo FranEés, dexandoles rancho de pan, y vino en abundancia, no sin compasión de toda la gente, que reconocían la infelicidad de aquellos dos miserables ; cue creo traviese sido menor, si íos hubieran executado de muerte: salió la Armada de el rio de San Iulian á veinte y qua. tro de Agostó • fué con quietud ál rio de , Santa Cruz, que havia descubierto Iuan Ser. rrano:estubo aquí el Septiembre y Octubre haciendo provisión con la abundancia de su pes, ca : á hn de Octubre costeando siempre al Sur, y con trabajo por lo tempestuoso de los'mar es, toco en el cabo de las Virgines por haversido en el dia de Santa Vrsula descubierto : pare, ció escala profunda; émbió dos Navios con dis-* tintos rumbos á reconocerla * con orden de que . se bolviesen con la noticia délo notado, y ad« vertido á los cinco días: hicieronlo ál plazo señalado, y con distintas informaciones, vnos que solo havian hallado algunas ensenadas de mar
h' U4

P? <

Bistoria General

Pe

humilde , con riveras altísimas 5 los o t r o s es.' taban muy persuadidos, que aquel era precisa, mente el estrecho > havian caminado t r e s dias por su canal, á la que no havian descubierto fin; q u a n t o mas caminaban en el seguía la c o r r i e n t e mucho mas5 con esto se resolvió Magallanes á e n t r a r en e l : haviendo navegado como una legua mandé dar fondo ; fueron dies hombres a t i e r r a á reconocer lo que en ella ha. via ; solo hallaron una C a s a , en que havia mas de doscientas sepulturas de Indios; acostumbran venirse á la costa el Verano ; alli entierran á los que m u e r e n , y el Invierno se meten tierra a d e n t r o á resguardarse de las nieves, y los fríoSi 2 A veinte y ocho de O c t u b r e estando t r e s leguas al O e s t e de el cabo de San Seve. r i ñ o , tomada la Altura de el sol se hallaron en cinquenta y dos g r a d o s , y cinquenta y seis minutos de altura de el Polo a n t a r t i c o , aun. que o t r o s quieren fuesen cinquenta y tres y medio ; e s t o y el hallarse en principios de No. viembre en que yá no tenían mas que cinco l o r a s las noches \ y q u e aquel canal,corría de

nVlpinas Trim. Tm Cap V. 87 Oriente á P o n i e n t e , juzgando b i e n , que era esto lo que buscaba con tanta ansia quiso a segurarse mas , y despachó en su rcconocimi. eiuo á la N a o San Antonio , anduvo cinquenta leguas, en las que no halló salida; con la p e r . suasion j d e q u e e r a estrecho,como contestaban todas las senas; continuó por é l ; y finalmente salió a l a m a r de el Sur: bien registrado este Occeano, y asegurado era lo que se solicitaba bolvio á el General con tan alegre nueva, que causó en todos un estraño regocijo.
3 </

H i z o consejo de C a p i t a n e s , P i l o t o s , y principales, que reconocidos los bastimentos havia con abundancia para tres m e s e s , si s e . ria bien pasar adelante, respecto á estar s e . guro el viage , á las Malucas : todos respondieron, que é r a l o c o n v e n i e n t e , vencido él mayor riesgo determinarse al menor 5 pues era cosa infame bolber perdidos á Castilla después de siete meses que havian salido de sus Puertos: solo el Piloto Estevan G ó m e z fué de sentir., el bolver á E s p a ñ a , á reclutar O t r a Armada á transiudar aquel golfo; én que si

j

te-

fS

Histeria

Central

De

tenían algunos días de calma;, como e r a regul lar i eran rodos perdidos: resolvió Magailí. nes continuar el v i a g e , aunque supiese llegar al extremo de comer los cueros, con que se aforraban las V e r g a s , y los cables: havia ern, peñado su fidelidad con el E m p e r a d o r espe. raba en el favor de Dios cumplir con fidelidad lo prometido : tiene la prudencia él primer lugar én lo feliz, y asegura el valor én su ex. pedición los sucesos: con resolución animosa mauda publicar , que ninguno se oponga al vía, ge pena de la vida 5 que vá parar én demanda de el mar descubierto al o t r o dia de mañana; á estorbar hiciese mas efectos el parecer de el Piloto G ó m e z , reputado por excelente marinero^ hacia vacilar la gente: dexaron esta tier r a f r í a , y á s p e r a , en la que de noche nota, 'bjn muchas, y grandes hogueras, por lo que la impusieron el nombre de tierras de fuego en el primer canal en lo mas estrecho fué donde en el Reynado de Fhelipe 11. construyeron los Españoles los fuertes de nombre de Di* o s , ' d ; el Rey Phe-ipe con la v t ü idea en acue}

Mili pinas film. Tart. Cap. V.

$9

líos tiempos de impedir á o t r a s naciones su paso; despachóse para el efecto una g r a n Ar„ mada á las o r d e n t s de un Sarmiento, m a l t r a . tola y dividióla una t e m p e s t a d , y su C a p i t á n llegó áqui mui d e s t r o z a d o , levantó los dos fuertes dichos, uno de los que se llamaba Puerto de h a m b r e , pues perecieron miserable., mente los que quedaron allí p o r falta de vi* veres, y de todo humano s e c o r r o 5 de que solo ha quedado la memoria sin vestigio alguno que la c o n t e s t e . 4 Mas h e r m o s a s , y fértiles fueron las que iban descubriendo én el t r a n s i t o de él canal espacio de cinquema leguas: en él havia estrechos de un tiro de arcabuz» é n o t r a s partes se ensanchaba en hermosas Bahías; p e r o lo mas de latitud como lo que puede per* civir un tiro pequeño de Artillería pasadas es^ tas cinquenta leguas, se angostó el canal é n . tre unas sierras n e v a d a s , aunque havia b o s , ques de espesos arboles én sus orillas? a p a r t a , base adelante un b r a z o de m a r , mandó r e g í s , trarle á la Nao San A n t o n i o , y dio fondo M allí
?

£o

Historia

Genera! "De

alli p a r a esperarle; fue la pesca abundante de s a r d i n a s y sábalos; aguardó á San Ancon i o , nueve días, hizo diligencias para hallarla, ninguna suficiente: dixo Andres de San Martin, e r a el aguardarla malvaratar el t i e m p o , por que entendia se huviese buelto á Castillai respecto a l a resistencia de su Piloto en continq. ar el viage: navegó con desconsuelo por si* falta en aquel estrecho veinte d i a s , y fué Dios servido saliese al anchuroso mar de el Sur í veinte y siete de Noviembre de mil quinientos y v e i n t e ; será perpetuamente celebrada la me. moría de e s t e Capitán excelente, continuando su nombre en la posteridad con haver puesta el suyo á este estrecho famoso», á tales héroes^ no es insólito lo laborioso, ningún lugar les es á s p e r o , ó a r d u o , todo lo facilita su animoso empeño solo la arduidad és el objeto de sus empresas, d e s p r e c i a n d o , y venciendo empina, das montañas de peligros: ajustaron pedia t e n e r este canal de comunicación como cien leguas en su longitud, y en su salida advir* t i e r o n bolvia la t i e n a al N o r t e ¿lo que les de,
5

mos

fbiüpinas Trim PtrUttyV: . ¿í «mostraba buenos indicios, no o b s t a n t e que Ja mar era braba y obscura. 5 EL Navio San A n t o n i o , después de haver andado como perdido por aquellos t o r tuosos canales, volvió al sitio donde havia de* xado lo r e s t a n t e de laesqüadrasurfa; como n o LA halló} disparó algunas P i e z a s ; hizo ahuma, das, Y o t r a s s e ñ a s , que pudieran hacer ser re^ conocidos; lo que no concedió la d i s t a n c i a , que los havia separado en LA navegación t á a favorable : el Capitán Mesqüita determina ir en busca de él General siguiendo aquellas aguas » p e r o desgraciadamente fué desobedecí, do : el Piloto G ó m e z , Y el Escrivano G u e r r a le dieron una cuchillada, Y le prendieron ; y con el pretexto de que havia sido el Consejero en las lusticias DE Magallanes, LE pusieron a . buen recado con guardia de su séquito: n o r o . brarori Capitán Á Gerónimo G u e r r a , t o m a r o n el rumbo a la Guinea, camino el mas recto á b o l ver Á Castilla : mucha falta hacia este NAO én la e s q u i d r a , por que iba la más prevenida DE viveres i PERO sin embargo Magallanes navego Mi 1»

S>i

Histeria

General De

-

la viá d ; él Ñ o r te e n cuya costa y con continua t o r m e n t a andaba hasta ios dies y ocho de D'u z i c n b r e , é a que se Hallaron disninuida la al, t u r a a p a r t a d a s de U équinocial t r e i n t a y dos g r a d j s : no e r a tan c o n t r a r i o el viento, pero ja mucha mar los sofocaba i alargado yá a p o . p a se goyernd al Norueste hasta hallarse en la línea: siguieron mas de treinta dias éste runv b o sin ver tierra y con mucho trabajo; empe. zd á faltar la vitualla, y se racionaba por on< z a s ; bebían agua mareada, y c o r r o m p i d a , y c o n agua de la mar se guisaba el a r r o z : con esta escasez murieron veinte hombres, emfcr. m a r ó n o t r o s muchos; lo que consterno ala .tripulación descubrieron dos Isletas pequeñas inhavitadas, sin g e n t e , ni refresco algunoj por b que las llamaron las desventuradas.
:

6 C o n tres Barcos navegava el impávido Magallanes p o r aquel anchuroso mar, c u y o descubrimiento le havia costado tantas pretensiones y trabajos; y sustos como que se, gloriaba én su espaciosa é s t e n c i o n , triumphó de sus fatigas vencidas: dos mil leguas surcaron

Philip ñas $rim.. Part.

Cap. V*

9I

ronde a?uas, que les parecían mas dilatadas ca da d i a , sin haver hallado en tanto espacio mas que las desventuradas Islas, prueba de constancia y paciencia en un golfo , donde después tantas y tan abundantes se han des. cubierto: escaseaban los viveres, y no p a . reciendoles tenia termino aquella Navegación, se contemplaban consumidos de hambre , y de sed ; hasta que ei Sábado de L á z a r o , a n , tes de la Dominica de P a s i ó n , a c o r d á n d o se Dios de los que fluctuaban én estas C a . xas ; condescendió en aliviar sus miserias la Divina Misericordia : descubrieron dos h e r mosas islas havitadas de g e n t e bruta y Idolatra ; fueron muchas las Embarcacioncillaé , que acudieron á nuestras N a v e s , llenáronse de aquella gente , que mutuamente se adnii. raban unos d e ' o t r o s 5 con recelo prudente mandó hechar fuera el General aquella müL titud , no les propusiese su superioridad a l . gun atrevimiento: fué nesesario vsar de la fuerza para conseguirlo; sentidos de que í ssi les t r a t a s e n , se fueron á las Naves con
m

sus"

9|

H . r o la General De

su> C a n o a s , tiraoan tancis p i e d r a s ; varas t o s t a d a s , y o t r a s armas a n o j a d i z a s , que aun. q re el General havia determinado no lia. c e d e s d a ñ o , se vio en precisión de vsar la A r t i l l e r í a , que hizo en ellos un g r a n destrón z o : no por ésso dejaron de venir á los Na' fios á t r o c a r viveres: una carde fué tai su habilidad , que sin sentirlo cogieron el esquw fe i que iba a m a r r a d o por p o p a , y sefo lie, varón á t i e r r a > advertido él r o b o , por el G e n e r a l mandó desembarcar noventa hombres¡ sílbense i una s i é r r a l o s naturales desde doo, de tiraban t a n t a s p i e d r a s , que parecía des, hacerse alguna densí nube en c o p i o s o , gra, inizo> dispararon á ellos los arcabuzes y les nizo huir su fue^o i e n t r a r o n los Soldados en el jugar , m a t a r o n á los que hallaron en é l , y ie« cocieron quanto pudieron haver de vitualla: entendiendo los N a t u r a l e s , era aquel castigo p o r el esquife; le hecharón ál mar j recogió' le Magallanes, y hecha aguada se recogieron á las Naves todos ; repartióse con equidad el refresco i que fué un exquisito s o c o r r o á la ma*

<РЩ\пл$

bhn

fart

Cap f .

95

tnaioi­ p*rte de la g e n t e , que espiraba d e tambre 7 Partió el General de estas I s l a s ; que IJamó de las Velas l a t i n a s , ó el Archipiélago de San Lázaro y que es el que c o n s e r v a n , á unque se les añadió el de las M a r i a n a s , dice­ se era este el de Célebes en la a n t i g ü e d a d , que me persuado no este mui comprobado* flavegó trescientas leguas con las proas á l o e ­ , cidente» descubrió muchas Islas abundantes de mantenimientos j entendía su lengua un Indio, que llevaba Magallanes, que fué un to­ j j f | | | | tal alivió: lo. primero fué el cabo de San Ан­ Щф£ gustin punta Austral de la grande Isla de ' ' Mindanaó í costeó la Provincia de C a r a g a í entró por et estrecho de S i a r g a o , que le f o r . щ la punta de Panajao con la Isla de Ley te» reparó en la Isla de Limasava, que est3 e n su boca ; a l a novedad de g e n t e , y N a v i o s , acudieron pacíficos los N a t u r a l e s , y sabida sa necesidad., la socorrieron con un buen refres, po, mostraronseles mui favorables, y les d e ; *»ron papeles en gratificación de* sus agasajos;
ч я о

СОЙ

95

Historia

Gentral

De

con ellos adquirieron Cédulas Reales, que bonrran a su principal con el magnifico tiruio de P r i n c i p e , haciendo y reservando á todos de el común tributo ; un C o b r a d o r les ras. go esta Cédula tan honorífica, cuya falta ]á confunde con los demás Indios; insolencia ¡. tropelía? la voluntad de el Rey desgarrando sus Reales firmas, y concesiones; a n o permt. t i r tales tiranías la distanca , recompensa, ria la Magestad tales desacatos con visi. bles castigos. 8 C o n el buen rendimiento de los de Limasava descansaron, y se refocilaron de sus pasadas miserias; tuvo noticia aquí Mag* llanes de el Rio de B u t u a n , cuyo D a t o , ó Regulo era mas p o d e r o s o ; resolvió ir a si boca con las esperanzas de la fama : corre*, pondid á ellas el P r i n c i p e , émbió una e n t e cacion con diez hombres á i n q u e r i r , que Nt vios , y que g e n t e ? por su I n t e r p r e t e respon áió Magallanes; ser Vasallos de el orande,j poderoso Rey de Castilla; solo solisitabaft p a z , y el cernerei© l i b r e ; que le suplicabaíj

' fbili[>inas Tnm» fart. Cap. f\

~

$7

abasteciese de víveres por su preció'justo i respondí© el R e g u l o , que 110 tenia para t a n , te gente con abundancia, que de lo que h u . viese se repartiría J llevaron á b o r d o q u a t r o puercos, tres c a b r a s , y algún abasto de ar* r o z j era dia de Pasqua de Resurrección, mandó hacer él G e n e r a l en tierra una e n . rrat-nada, y hizo saliese toda la gente á oír Misa , que se c e l e b r ó con gran devoción de los asistentes ; dando g r a c i a s , á Dios p o r tales beneficios i fué esta la primera que sC dixó en estas islas*, mandó después elevar una gran Cruz en un alto montecillo , á t o d o asistieron los Naturales con mucha atención, y t e r n u r a , t r a t a n d o á los estrangeros afable, m e n t e , y con docilidadj tomó posesión de aquella Isla por la C o r o n a de Castilla en nombre de Carlos V, E m p e r a d o r , y su Rey, adjudicándole estos Dominios con solemne acto» 9 Supo el General de el Reyzuelo, que i veinte leguas havia una grande y ferti! 'sJa; (pe goyernaba un su pariente , de donN de

»

Q

Historia
;

Gunera!

Be

de podría áhisc¿ce¿ se á ¿J s i t u a c i ó n ; ro. gole le diese Pilotos p r á c t i c o s , que en sus Canales, y bajos ieguiasen, y s¿ ofreció a c ó n ducirios el mismo > embarcado ei tfey con algunos Indios , í aunque-el i-adre Combes dice fué ei de Limasava, i d^nde desde Bu tuan havia buelto Magallanes dirigiéndose por e n t r e las dos islas de Bohol, y Ley te, llegaron las Naves á Zebú , de donde á la no. vedad salieron mas de dos. mil hombres armados de Lanzas , y r o d e l a s , á la playa» mu raban , y admiraban con g r a n curiosidad, y s o sin t e m o r , lo estrano de ios N a v i o s , y la g e n t e : salté en tierra el i\cy director, in. iformólos, de que eran hombres muí pacíficos y que llevaban ricas mercaderías de contrat o : que lo que mas necesitalan era d e vive, í e s , que hiciese por proveerlos : convino én ello el de 7<ebu, como se hiciesen alianzas solemnes ¿ eran estas sangrarse los dos Principales; que las conrrahian hiriéndoselos pe. c h o s , beviendo la sangre el uno de el otrp m u t u a m e n t e ; convino en la estraña ceremo. nií

fhlifmas

Trim pan Cap V,

?9

tiia Magallanes, ene puede tener alto origen de ludaica c o s t u m b r e , en que la sangre daba fuerza á las confederaciones, estrapada s í . pero no dexa de advertirse conveniencia, 10 Esta peneresa condescendencia de nuestro General dispenso la execucion, dando la confederación p o r c o n s t a n t e y firme; dis„ paróse la artillería de h s N a c s e n alegres sal. vas, causó tal t e r r o r su e s t r u e n d o , oue no quedara hombre én el Pueblo ; si se hubiera hecho asi antes de las p a z e s : lievaron á los Navios abundancia de Gallinas , puercos cabras, arroz,: e c c o s , y o t r a s frutas; dábanse en precio cascabeles, espejos, q u e m a s de vidrio: yá que la gente con la abudancia e s . tava convalecida , hizo Magallanes formar ima Casa en t i e r r a , en que pudies con alguna, de* cencía decir Misa: hecha con brevedad salió Ma* ?allanes con sus Marineros, y Soldados; acudió el R e y . la Revna , y el Principe aver por curiosidad lo que hacían los C h r i s t i a n o s ; es_ tuvieron muí atentos á hs Ceremonias serias, y reverentes de el Santo sacrificio; declaróles N 2 des-

roo

•Historia

General

De

después el Sacerdote por medio de el I n t e r p r e t e su significación, y representación de Principales Místenos de nuestra Feé C a t h o . lica5 t a n t o les edificó, que dijeron querían ser como eJios Christianos ; catequizóles brevemente, y se les administró eí Bautismo; fué este a c t o con la posible solemnidad, cuio cxemplo de los Principes siguieron al instan, te todos los subditos , ó a lo menos lo mas dis„ tinguido de el Pueblo ; pudiera t e n e r s e , y reprehenderse por facilidad , sino hubieran apresurado la execucion varias maravillas, que Dios obró en crédito de la D o c t r i n a S a n t a , y Verdadera , que avibaron los deseos s de mo d o , que en brebe siguió el exemplo de la c o r t e toda la Is'a.
f

CAP-

Pbilipmas fri%

Part Cap fÍ»
t m

1*1

CAPITVLO.
fuerte

VI.

de Magallanes en Mac tan y perfidia de les de lag Malucas) y pasan por (Borney,

Indios de Zebú* Salen de a auieu demanda

Au tizados los Indios se destinó o t r a dia á la obediencia, y vasallaje , que Con vivas demostraciones de r e n d i m i e n t o , juraron á la Magestad de n u e s t r o Augusto Monarcha i estas demostraciones confirmaron á nuestro Magallanes en el s e n t i r , que todo se encaminaba á su g u s t o , y deseos or» denóse hiciese una acomodada Casa de contratación , para r e s c a t a r algunas cosas de estimación,y víveres: tuvo aqui noticia de Ja grande Isla de Borney, que abundaba de bas. timento ; determinó p a r t i r s e á ella en d o n . de adquiriría mas determii ada noticia de las Malucas , q u e era lo que ansiosamente solí» c i t a b a ; pero deseande mostrar su agradecí, miento al Regulo de Z.ebu, quiso vengarle a n . tes

B

ion

Historia General Pe

tes cíe los de Macuñ, Isla separada de el continente, ene con su abrigó forma un se* guro puerto, con cuienes estaba el de Ze. bú én guerra, y de quienes recibía agravios: intentólo asi. para darles á entender cxpeíi mentalmente los intereses de protección , én que les havia colocado la obediencia r salió una, y otra vez Victorioso, y abrasó los Principales Pueblos, con grande estrago : basaba yá para demostración de su valor, y no expo. nerse áquedar desairado de la fortuna ; ninguna cosa mas displicente que quando no estrecha la necesidad , encomendarse á contingencias-, r e puta los casos de ía fortuna» y advertirás en su variedad lo inconstante de sus favores: qui. so rentarla Magallanes sin el consorcio de sus auxiliares ; con Sesenta de los suyos se entró por l s panraros desabricado c'e el fuego de sus Navios ; favoresidos los Frerrigcs de el puesto, v de nuesrra prca experiencia, hacían la guerra con ventaja • sustentó la Paralía co rrs dos mi! Irdfrs ; ía fatiga de el T e r re.* ¡no y las reunidas heridas retir© los mas de
r 9

sus

$ &i!if>kafyim,$drtt
i

Cap VI

ÍOÍ

sus compañeros ¿ hallóse solo con seis, á quie. lies í i e t u o j ai lado de su Capí caá la ver¿.u.nl 2.a; y ,CÍ honor . ei ser ya campólos a e n , to a ios Enemigos, que nendos , y m u e r t o s meditaban en lá ruga , acercante íncrcpidos J postráronlos -a todos a n . d u z ú s , ^ c o a ei General las m e p r e s esperau¿d=> iue e ^ t i d-i„ gracia en veinte y seis de Abni de mil q u i nientos y veinte u n o : neciose meno* en esta ocasión aquella gran prudencia., con que sé havia gobernado en o t r o s lances , no d-via .ha ver expuesto su persona en negocio q u e no le contrahia el maior empeño , debió c o n . siderar ía calidad de los Enemigos ; la n a t u . raleza de el t e r r e r o rio 5 sus lugares, y s í . tíos á no permitir al enemigo ventajas, q u e suelen ser mui fatales: la negligencia, y d e s . precio hace á los tímidos atrevidos; ojos mui abiertos en los Capitanes á aprovacharse de los descuidos para ofender sin dispendio: pierdense ' p o r tales desprecios expediciones mui favorables; i r r i t a r mucho el enemigo es temeridad, resuélvese en furia la desespera.
a

don

íó| Historia General Dé eion : bastaban para castigo las d o s victo» lias a n t e c e d e n t e s ; exponerse á la tercera, y con t a n t a satisfacion de si mismo, fué festinación t e m e r a r i a : no faltó su robustez al ani_ mo > peleó con el maior vigor hasta lo u l t i m o : ( n ) peleó: c o n t r a los enemigos de la feé , y en defensa de los que la confesaban yá: vivirájusta, y eternamente su m e m o r i a , por su v a l o r , por su industria, y p o r su Cathcüco Zelo ; debiendo á sus virtudes el lustre, y la Ghristiandad estas respaldadas Naciones, i G r a n d e fué el sentimiento de su gente con tan irremediable perdida j aumenj tola la muerte de ChristovaJ de Rabalo C a . pitan de la Nao Victoria i el Rey de Zebo* protegió la retirada á las N v a e s , donde fueron generales los l l a n t o s : mucho querían i su Capitán ; á hora notan su falta. y les po* seé un melancólico desconsuelo : sintiólo también el Rey de 7.ebu, aquien fué mas fácil consolarse; eligieron los Castellanos á D u a r . te (,n ) Ipse manus snbjccit, ¿adiós j actela ministrar*

fhWpMs

Prtm,Tart,

Cap,.

Vi.

ié$

te Barbosa por su General en lugar del Di* funto Magallanes, y de quien e r a primo ; por Capitán de la Victoria á Luis Alfonzo P o r t u g u é s : hizoles el Rey nuebo Christiano el c o n v i t e , que saltasen á t i e r r a , donde les tenia prevenido un esplendido banquete , y entregarles e n t r e regocijos la j o y a , que h a . via ofrecido á Magallanes, que llevase en s e . nal de su fidelidad , y obediencia al Rey de Castillas acepto el combitc Barbosa, y lo comunicó asi í los Capitanes ; propúsole íuan Serrano, que salir de los Navios lo tenia por temeridad; dexarlo á la delenza de hombres emfermos, y heridos peligroso; que se re* reconociese primero si havia algún engaño en el combite i con arrogancia Portuguesa dixo Duarte, que el estaba resuelto á cumplir su palabra, que los que quisiesen le siguiesen ; que si [uan Serrano por miedo quería quedar* se, podía hacerlo mui en buena h o r a ; picado ^ la sátira Serrano fué el primero que saltó en el B a t e l ; fueron recibidos en tierra de el Rey con grandes d e m o s t r a c i o n e s , y con p o c a O gen.

t&6

" 'Historia

'General Ve

gente , para mas asegurarlos , ha víase con.' vertido su feé en alevosa a p o s t a d a ¿'instan, cia de las otro-; i\eysuelos., que le havian á raen i z a d o de muerte sino mataba á los Cas* tellanos, y se hacia dueño de sus Navios ¡ en que también tenia parte el aliciente de el i n t e r é s , que con la pertidia podía fácilmente hacer proprio : dispuso U traición con mucha astucia ¿ tenia emboscada mucha gente, y armada ; prevenida c o n c i e r t a s señas al asal* t o llevó pues á unos palmares los combida. dos donde estaban dispuestas Jas mesas eran en todos veinte y seis Españoles; siéntanse á comer mui desprevenidos; quando menos lo pensaban hecha la seña dio sobre ellos un golpe de g e n t e , que antes que pudiesen defenderse los mató á todos : terrible descuido: que por repetido há causado mas muertes que la Artillería, y fusilería ; siendo este mas expuesto a desgracias, que quantas pueda causar la pólvora: no áy que pensar hagan ad. fertidos tan funestos .escarmientos pues incu. r r e n en él quando mas se nesecita, los demás"
; 3

Hilip'tkes frim

Tan. Cap. VU

i©?

valor, como no sean muí sacases : desprecia lo generoso ta:es a r t i r k i o s que debe r e c a t a r la prudencia consumada; de este e s t r a g o sé libro por entonces e¡ Capitán Serrano , que era mui'bisn quisto de los indios,' su sincé. ridad, y buen t r a t o le hizo h b r e , aunque pOF breve t i e m p o , de sus súbitos furores miróle aquella facción adversa como excepción de sus iras v furor no visto , igual al de les Sicilianos, quando degollaron á todos los Franzéses- en sus famosas vísperas, hasta i¿ brir los vientres á las sospechadas haver cern» cedido de t i l N a c i ó n ; en destroso tan te^ rrible so;o se salvó Guillen de Porceleto C o ^ veruador de C a l a t a r m e , á quien respetó la ira coman por su notoria b o n d a d ; c o n t r a pupulares sediciones es la virtud el unrec asilo; ? Los que quedaron en íes Navios sin i tieron, eí ruido de las armas, la grireria de ios que a c o m e t í a n , armáronse mui bien, aunque lánguidos, y seDrevinieron á la defenza.; con-r firmólos en la sospecha v e é r , oue arrastraban cuerpos m u e r t o s , y los arrojaban al mür> vi
4 9

O a

en.

í«8

r

Historia General 3t -

endolos asi prevenidos los de tierra* no se atrevieron con ellos, ni á detenerse donde pudie^ se ofenderlos la artillería- de los Navios: Juan Serrano salid d e s n u d o , y maniatado á la pía. y a díxóles que eran muertos sus companeros, que á el le permitían el rescate en dos c a ñ o n e s que se los diesen por amor de D i o s , que assi livertaria su vida, que estaba en e l mis* mo peligro; no pareció í los que estaban én las Naves exponerse con.tál perfidia á maior ries» g o 3 levan Velas, y anclas* en viento yá vieron que bolvian al Pueblo á luán Serrano; al. go apartados de alli oyeron una gritería con» fusa ? y desordenada, que Jes persuadid e n t o n . ees e r a quando mataban ál infeliz y desdicha, d o compañero ; tubieron por mas comveniené te sacrificar a u n o , que exponerse todos á tal infelicidad: ( o ) sentencia de N u e s t r o Padre San Augusti» s que pudo tener su lugar en aquella ocasión, en que todos estaban estr">. geadosj emfermos, y heridos: vieron también
}

que
( o) Meliüs ' pereat t$t vt pereat commmitas» Vhus auam Vt

i©jp que una nraa multitud se fué' á la C r u z , que se havia levantado ? y advirtieron, en t c d d lo que pudo alcanzar la vista > que tantas fu. crzas vnidas no podian derribarla quiso D i o s con este prodigio d a r á conocer ¿u poder a aquellos pérfidos; que aquel e r a el signo de mi. fcstra Redempeion? que havian abandonado con sü a p o s t a d a infiel. 4 ' Puestas las Naves en vela pasaron á o t r a isla distante dies leguas de Zebú; c o n . siderando que no tenían la ^cnte suficiente, á governar t r e s , convinieron en quemar la C o n cepción , la mas vieja, y maltratada; forma,' ron su consejo y con vniformidad d e v o t o s eligieron p o r su General á fuan Caraballo P i , loto maior > y por C a p i t á n de Ja Nao' V i c t o , ría X Gonsalo G ó m e z de Espinosa; leyeron las Reales instrucciones > y conformándose con ellas según las presentes circunstancias a c o r , diron navegar á Borneo Isla grande , famosa, y de mucho t r a t o ; pasaron» determinada esra derrota i por Puluan , donde <e proveyeron de A n o z , P u e r c o s , C a b r a s ? Gal! mas 3 y otr as
Ctp, VI*
: 5

Wtfípmas Pr'm> fdru

co

lío Historia General De cosas cíe refresco, que les trocaban por p e d a z o s de l i e n z o , m e r a s , cuchillos, cuentas de vidrio ; y cosillas semejantes ; preguntaron por la isla de ¿iorney , sobre que no quisieron informarlos, tomaron en su bordo á vn m o r o ? y se hicieron a l a Vela: este Moro les, instruyó > que havria diez leguas hasta la primera tierra de la Isla; y de allí treinta á ¡a Capital de el R e j n o j iba yá la gente de los N a v i o s , que serian cinquenta hombres é n e a , da uno > sanos y a l e g r e s ; y con vientos favo, rabies dieron én la Barra , en la que entraron sondeando delante los Bateles, y á tres leguas de la Ciudad, por no haver yá agua suficiente, dieron fondoj fueron á reconocerlos t r e s Fus. tas de el Rey » én que iba un hombre viejo su S e c r e t a r n , con el..estruendo de Trompetas* T a m b o r e s , y o t r o s Instrumentos ruydoscsj hicieron las Naos una mui cumplida salva; ent r ó el Secretario en la C a p i t a n a con algunos Señores Moros,, a b r a z a r o n al General con ta« les demostraciones,, como si fueran muy Amigos , y conocidos de antes ; preguntaron quie.

nes

f¡filipinas frim* Tan» Cap Ví*

rnr

nes e r a n , y ,que buscaban; se les s a t i s f i z o | con que e r a n Vasallos de él Rey de España $ y que llevaban mercancías de G r a n a s , P a n o s sedas de diversos colores? y o t r o s géneros; mandó el buen viejo llevarlos variedad de vive, r e s , y v m o s ; sedetuvieron b a s t a n t e tiempo en las Naves muí alegres y contentos i á stí despedida regaló el Capitán al Secretario u n a capa de tercio pelo C a r m e s í , una Silla de res„ paklar , guarnecida de tericopelo ásul, y o . tras cosas de estimación para el R e y , y á t o dos seles agasajó con regalos curiosos . 5 Recivio el Rey muy gustoso el pre* s e n t é , y con el deseo dever aquellos hombres, para el e s t r a ñ o s , suplicó le embiasendos á su C o r t e 5 embiolos el Capitán-, y fué uno dé ellos E s p i n o z a ; recivieronlos antes de entran en la Ciudad mas de dos mil hombres armados de a r c o s , y flechas, c e r v a t a n a s , l a n z a s , y Campilanesdefendidos con C o r a z a s de Conchas de T o r t u g a , y vestidos de Ropa de *e* d a , tenían en su Esquadron un Fletante arma* d o , y un castillo de madera sobre la espalda;
r 1 1

bajo

ú-t-^

historia

General De

bajó $u elevada estatura el B r u t o , y e n t r o en el casti lo Gonzalo ; con esta o b s t e n t a c i o n , y grandeza fue á Palacio habló al Rey su s e c r e , tario con un largo t u b o , metido por un agu. jcro que recalaba á la pieza donde el ívey estaba oculto ; assi le informó Espinosa de quan. to quizo saber su curiosidad; bien r e g a l a d o , y asistido el C a p i t á n pidió licencia para bol. ver á los suios el dia siguiente; mandó el Rey le diesen dos piezas de Damasco, y una á ca. da uno de los compañeros : Refirió Espinosa al General q u a n t o havia experimentado , y vis* t o ; le aconsejó , que respecto que aquella Ciudad era mui grande y el gentío de ella como inmenso, era lo mejor a p a r t a r s e de ell«| hasta conocer sus intenciones, genios y eos. t u m b r e s : prudente consejo, que fué admitido sin dificultady

6 Havia en los Naos mucha necesidad de brea; pareció embiar í la Ciudad cinco homb r e s , que comprasen z e r a , y les sirviese de B e t ú n ; tres días estubieron detenidos en Ja C i u d a d , y nó les permitían bolber í las Navesj sos-

PWJÍMS

Tríw.Tart-Cap.Vl.

' I13

sospecharon los de a b o r d o la tardanzas y c o , g i e i o n en represalia un hijo de el Eey de Lu_ z o n , que havia ido ál comercio , con mas de cien hombres , y cinco mugeres é n u n P a n c o : hizo este Principe juramento solemne de e m . biar los r e t e n i d o s , y dexó en prendas dos mu* geres y ocho de los suyos principales ¿ cmlió á decir el General ál Rey de B o r n e y , que sino le restituya su gente abrasarla quantos Iuncos e n c o n t r a s e , y á su oente pasaría a cu* chillo jembiaron dos después de a'guncs d í a s , tomaron algunos Iuncos* en que hallaron a r . mas, telas de Seda y de algodón con a!guncs Bastimentos, p o r si le obligaban á e n t r e g a r los tres restantes5 nada aprovechó esta diligencia, determinan seguir su viage sin aguardar mas 5 salen de este p u e r t o , y costeando la í s * la encalló la Capitana con tan recios golpes, que solo se esperaba se hiciese p e d a z o s ; so„ brevinoles un t e m p o r a l , y seles acrecentó el peligro i no duró mucho la t o r m e n t a ; y cssa fué su fe'icidad : creció la m a r e a , y aboyó la N a v e ; prosiguieron el v i a c e , cncORtrarcn un P Pan-

H4

Historia Gzwr&l

t>i

P a n c o , que desamparó asustada la g e n t e ; ha» liaron en él mas de t r e i n t a mil C o c o s ; que se r e p a r t i e r o n én las dos Tripulaciones.' halla, ron una,ensenada entrados en c í a se detu^ bieron en la carena treinta y siete días ! solo las dieron pendoles, para dar de quilla no h a , vía c o m o d i d a d , ni aparejos suficientes. 7 Y en disposición de salir de aquel P u e r t o » con consentimiento común acordaron q u i t a r á Carvallo el supremo c a r g o , y bolverle al suyo de Piloto maior, dando por mo. t i b o , no observaba las Reales determinaciones: no dejaría de ser sediciosa la novedad; pues aun en tan tristes circunstancias , y empeñes su, periores no faltan quienes quieren ser masobe. d e c i d o s , que obedecer : es muy apetecible el G o v i e r n o , aún con la pensión de sublevaciones , en gente l i b r e ; elegieron todos por que t o d o s se interesaban en la elección, á Gonzalo G ó m e z de Espinosa, y C a p i t á n d é l a Nave Victoria á luán Sebastian de el Cano, que en la N a o Concepción haviasido Maestre con estas nuebas disposiciones se hicieron tila
vela

tphd'ifmas Trim* pan» Cap VI. n5 vela j hallaren vn Im co , iindiercnle , y hallaron én el al Covernador ce la Isla ce í"uIulan; y acordándose ce el Luen accgimL e n t o , y recibimiento que havian tenido én aquella Isla, convinieron én darle l i v e r t a d / l a que recivió el dicho C o ^ e r n a d o r c e n i a s maio.. res demostraciones: ¿cercáronse á tierra^ y e n un P u e b l o , que estaba en la C o s t a , se pro» veyeron muí bien de A r r o z , p u e r c o s , Cabras, y Gallinas: pusieron á esta Isla, el nembre de la T r i n i d a d ; en la travesía a l a Isla de Ques» p i d , e n c o n t r a r o n un Iunco ce M o r o s , q u e por estar en calma provocaba á nuestros N a . * vios con sus alfanees; a r m a r o n los nuestros los B a t e l e s , en cada uno embarcaron t r e i n t a hombres, abordaron al ¡unco con m u e r t e de veinte m o r o s | y prission de t r e i n t a ; p r e g u n . taronlos por su P i l o t o , y reconocido negaba saber el d e r r o t e r o á las Malucas; convino convencido que los dirigiría á dos Islas, en que podían cargar d e clavo; mintió si por que sL endo natural de ellas, pensó alcanzar dlli su l i b e r t a d : fué con vtiíidad el engaño $ p o r que
5

ndf

Bistom

Gmtral

Vi

arribando á ellas salid un Principal en una em barcacionzuela y entendiendo iban á las M a . lucas, les d i o , les daria P i l o t o p r a c t i c o , si se lo pagaban bier^: diósele q u a n t o quiso ; para dexar a su muger con que mantenerse ; ent r ó en la N a o , y se averiguó era hermano de el o t r o falso P i l o t o , hablaron los dos y a ^ breve r a t o setiró a u n P a r a o para huirse; he. charonse tras él algunos Españoles, que ága, r r a i o l e de los Cavellos le bolvieron á la . Nave, 8 Salieron de esta Isla llamada Sangi ¡ losóos Pilotos hermanos iban asegurados con grillos, un muchacho, hijo de uno de ellos encuna- de l i T o l d a , y assi g o v e r n a b a n M a via costeaban una Isla; era la navegación c o r t a por la„calma, á medií noche, y los pilotos con s.is grillos se a r r o j a r o n al agua , súpose al dia siguiente por gente de la t i e r r a , que estaban - presos los P i l o t o s , que se havia ahogado el hijo: refresco el v i e n t o , siguen el viage con tristeza por falta de prácticos: ( p ) Vn Moro
x

' ( P ) dpi p-ftcnsce la Isla dt Zdehts

yOilolo

$b)Upinas T/m-

Tart. Cap. VU

117

r o cíe aquellos treinta que rcndieron en el Iunco estaba herido > este les imformó estaban las Malucas á distancia de cien leguas; navega, ban con buen tiempo, y á su dirección ; y di^ xóies estaban yá muy cerca á los tres días; * resumieron aquella noche el velamen, y al dia siguiente á medio dia ocho de Noviembre e n t r a ron en T i d o r e ; dieron fondo en su P u e r t o prin„ cipal, y hicieron su alegre salva: Que alegría; que g o z o , lograr haver hallado lo que havian solicitado con tantas ansias?mas se deleyJ ta el alma en tan costosos inventos , q u e fueron habituales retenciones: lleno está t o d o de Testimonios c o n s t a n t e s : triumpha el G e * neral Victorioso, que no venciera, sino pelea ra: quanto mayor en la batalla fué el peligro, tanto és en el triumpho mayor el g o z o ; agí* ta la tempestad á los N a v e g a n t e s , amenázales con el naufragio, amarillean , y se cubren de palidez con la f u t u r a , y terrible muerte los r o s t r o s ; tranquilizarse el piélago, y és el r e g o cijo nimio; por que fué nimio el temor en el inminente riesgo : assi adquieren los hombres
10S|

ji8

Tiswia

General De

los regocijos de l a vida h u m a n a , acostá d e re» petidas molestias 5 y para que el g o z o sea may o r , ha de ser procedido de trolestissimos sust o s , terrible pensión : asi ansia po ríos momeír* t á ñ e o s , quando evita , quanto puede > los que dirigen á los eternos.

CAPITVLO V I I ,
descripción de el Archipiélago Maluco y de /o fme en el sucedió á los Españoles de nuestras Napes*

TyOR la conexión que tubo e n o t r o tiempo este Archipiélago con nuestras Islas £ especialmente en la unión de las dos "Coronas , á mejor inteligencia se hará una descripción Geographica : no áy cosa mas equí, b o c a , que l a s éthimologias de los nombres > fundamento débil á noticias históricas > con t o . .do tiene el nombre Maluco su derivación de Moloc voz M a l a y a , deducida d e la Hebrea Malacl? ( aqui yá en la diferencia d e . l a s letras

i

"

---- - -

^

!

S. Cortos

р^з

air
o

:.C..B?c¿e S.JFeltz %¡f vìflo tri ìyуз. .4*'

<?/)ifytií*s Trini Tart-Cap Víh tiS> titubeamos ) q u e é s su significación Cabeza de cosa g r a n d e ; su situación és debajo de la equinocíal trecientas leguas de Leste de Mala* c a , y como las mismas al Sueste de Manila i sdn cinco estendidas en espacio de veinte y cinco leguas , s i n a p a r t a r s e de vista entre si ¿ á lo largo de o t r a tierra que llaman Batachi* na de el M o r o ; la principal és la de T e r r e n a , te de seis leguas y media de circunferencia; hay en medio un Volcan de grande elevación, que vomita á tiempos fuegos, c e n i z a s , y piedras! tierra fragosa , y montuosa de bosques c e n a » disimas; carece de a g u a s , y surte su necesi„ dad una laguna : su fruto principal y proprid és el C l a v o , y Nuesmoscada ; esto hace la Isla nwi mal s a n a , y el viento Sueste muy cmfer. mo, que regularmente rey na, yatín hace flore» cer aquellos a r o m a s , de que se originan vari* os accidentes, y morbosos efectos ; particií, lamiente el berbén; cuios simptomas sdn e n . torpecer los miembros, y sus commisuras", ha* ciendolos la hinchazón inhábiles, y de ningún, uso; llegando la infamación al p e c h o , luego
9

120

Historia

General

De

q u e toca al corazón mucre el contagiado re¿ p e n t i n a m e n t e : obra en o t r o s de opuesto mod o , enjugando y secando el cuerpo hasta que al emfermo le consume y a c a b a ; m a l , que se tiene p o r incurable, como esté confirmado. t A dos leguas por 6u maior distancia e s t a la Isla de T i d o r e que con T e r r e n a t e se estrecha mucho por o t r a s partes : és mas saludable su t e m p l e , bañan la meior los vientos; é s m e j o r , mas despejado su terreno , y mas fructífero 5 tiene también un Volcan á la parte de él Sur , pero , según la opinión de sus naturales, és de aguas que vierte por muchas .partes con sus resabios de azufre; medicinal á muchos e m f e r m e s , que usan de ella en be. bidas , y b a ñ o s ; tendrá siete leguas de cir. cunferencia con quiebras , y montañas en el c e n t r o , és mu i poblada de gente g u e r r e r a , que puede habilitar sus esquadras con seis á siete mil hombres, de diez y seis mil que pagan tri, b u t o -y el Rey tiene su Capital en T i d o r e , que, da nombre á toda la I s a , y Reyno y parrjcu. lar mente sellama Calnolamo: és el clavo principal
5 3 7

tbilipinas ¥fm- fm. &/> VU. Hí eípal fiUiOj ) á no es con la abundancia * que en los principios, por el quebranto de los P o r tugueses en este c o m e r c i o , y les Olarciczes, que las d o m i n a n , establecen su comercie en la escaeéz, que le hace l u c r o s o , no en lá abun. dancia que envilece los géneros , tiene Ku¿ esmoscáda en abundancia también , y experien. cia, que quando es buena la cosecha ce e s t a , falta la de él C l a v o : tiene tres especies de ar« boies mui particulares esta Isla 5 uno llamado Antiloloque, 6 palo húmedo: de las r n i z e s , t r o n c o , r a m a s , y tojas continuamente destila agua , que rebalsada en su pie és para b e . ber mui buena , y nada nociva? el Apila/a> ó árbol b u e n o , labrado enferma de canal, su tronco destila agua abundantemente, que suple la falta de fuentes, y a r r e y e s : el t e r c e r o és de calidad tan daf.esa, que el viento q u e transita per é l , a b r a s a , y ce m i g a á los que después circunda : lo mimso su scrr.bra áqual* quiera parte que decline-, nir.gurc de los rres produce flores, ni frutos solo se visten de l¿Sj que se conservan siempre frescas, y Q ver_
c

112

Hiftorja

Gtnernl

fie

verdes. , . •, , • ,••!"'•• ,3 La tcrcera.es, Mut.iel> cae perpendiciu, lamiente la equinocia] i tierra, alta, y despo., biada por su mal temperamento-; á su tiempq recogen los Maquiores el C l a v o , que produce. Maquien és la quarta ; hay un Volcan en, e l l a , sacase mucho clavo : tiene él Olandez. q u a t r o f u e r z a s ; una Factoría* en que reside el presidente con el F a c t o r , y o t r o s oficiales, y los necesarios Ministros al beneficio de aque, fia especia. Bachan és la q u i n t a , y ultima j y de Us cinco la maior ; tiene mas de doce Ie,¡ guas de B o g e o , tiene V o l c a n abunda de fru. t a s , A v e s , C a b r a s , C e r d o s , el S a g ú , y rr¡u, clio T a b a c o ; tiene Rey p r o p r i o , pero tri, bátante y dependiente de él de; Terrcnate; producen estas islas á demás de los dichos geni, ñeros Canela ordinaria, y Jengibre; el arból & la Canela és como l a u r e l á b r e s e la c o r tez) con el S o l , quitanla y con su calor se enjuga) el árbol de el Clavo és g r a n d e , y de ? r u ^ t r o n c o , su hoja como la de él laurel, y la cor. teza como la de el Olivo; arroja los clavo!
; }

PbWfinèrTrm. farti Cap. til,
y

^ijj

cjííe és su aromatico fruto en racimos comò la yedra ,-espino , y e n e b r o : son verdes al principio, luego b l a n c o s , y colorados en su jtiá'mración ; buelvense frescos mojándolas en agua de la m a r , que e s c o m o , se ecuservan y tonducen á todas partes : el á r b o l , que prudut e li Nuesmoscada , e s c o m o c a r r a s c a , nacen, y sé"aumentan como Bellotas: su capullo, de donde prenden , és la Almestiga ; áy e n t r e ellas unas avecitas, que llaman Mamuchos; las piernas largas de un p a l m o , chica la c a b e z a , el pico estendido ; la pluma de color mui agradable? no tienen alas; solo buelan quando el viento es suficiente á elevarlas: no se c o rrompen, ni tocan e n ' t i e r r a , ni se sabe dor.de crian sus hijuelos, ó en donde hacen sus nidos, ni que es lo que comen» dicen los Moros naturales, que andan, y procrean en él Paraysc: los Españo.» les se presuadierdn que se sustentaban de el r o , ció, y flores de las especias; adornaban con sus 'plumas sus penachos ; los Malucos usan de ellas contra heridas, y asechanzas. 4 Al N o r t e de e s t a s l s l a s está la Isla Q i de

i¿4

. Historia

Gtmd

^

de G i l o l o , población g r a n d e , y tiene su pro. prio R e y ; con estos v a s a l l o s , y los de Sa. bago o t r a poblasion, q u e e s t á á seis leguas, compone un mediano t r e n de I s q u a d r a ; las poblaciones de Moray, San l u á n de Tolo, R a o , C b a o , S e q u i t a , N i r a , y D o y están sugetos y obedecen al Rey de T e r r e n a t e : fue. r a de estas Islas, que sdn las que propria. mente se dicen M a l u c a s , áy o t r a s q u a r t o á distancia de Mindanad ochenta leguas,- los mas inmediatos sdn los Meacos, Isla peque, ñ a » y sin a b r i g o , estéril de todo, á exepcioa de algún c l a v o ; semantienen de la p e s c a , y de él Comercio j en esto solo t r a t a n , huyen d e la guerra» y son aliados de los Olandeztsi o t r a isla mas pequeña está al Sur de la antecedente en distancia de seis leguas , que és la de las T u f a r e s , produce C o c o s . , Sagú» y o t r a s f r u t a s ; esta despoblada por haversc pasado Meacos, vencido y desbaratado de los Españoles, a instancias de el Rey de Siao, su Señor, que era C h r i s t i a n o , y vivía i la protección de nuestras a r m a s . Tagolanda
esta

fhilipinas Vrim. Tart, Cap. Vil

esta; al N o r t e cíies y seis leguas j abunda de f r u t o s , a r r o z , y also de clavo ; tiene dos buenos P u e r t o s , y aguas dulces 5 tiene p r o , pno R e y ; la gente és belicosa , /amante dé las armas^ y usan yá las de f u e g o . 5 Al N o r t e de esta á q u a t r o leguas de distancia, está la de biao, és Isla abeleana. d a , despida mucho fuego por su c u m b r e , de la que se precipita un rio muy copioso 5 tiene en su bogeo de q u a t r o á cinco leguas, son sus habitadores gentiles; fueron su Rey, y Principales Christianos muí buenos su C a . tholicismo el mas antiguo de este Archipiélago, fruto espiritual de San Francisco Xavier, que le planto en ella: ál presente con la comunicación v suoesion de los Olandeses son H e r e . ges finisimos: és Rey no p o b r e , sin mas ren„ tas , que las de sus Vasallos, y Naturales , que serán en numero de hasta tres mil i és Isla fértil de frutas , y aves, y de abundante pesc-aj sus playas: á distancia de doce leguas al N o r t e está lá Isla , y Volcan de Calonga ; pírese ser solo de agua p o r sus numerosas vir* ticn,
>

ií£

' Historia

General

De

t i e n t e s e s fecunda de f r u t o s , y mas nobles sus géneros: ay cantidad de C e r a , y mucha' c a b r e r í a , tenia tres Reyes, intrusos los dos, ocasión de g u e r r a , y parcialidades : esta bas-. t a n t e poblada como basta de seis mil familias," ésta también en este Archipiélago el Reyuo de Cauripa» parte de isla grande de Marros continuada con el de Macazar; gente animosa, cjue conserva su exempcion con las armas de las invacióncs de sus vezinos, ej Reyno de Bulan en el Macasar en su tierra firme , abunda de sal i t r e , de que hacen pólvora , y se aprovechan de ella en las ocasiones de g u e r r a , aunque no cíe t a n t a potencia como la nuestra, por l«f. "ta dé beneficio, tiene también minas de fie. r r o , que benefician mui en provecho suyo. Est á la Provincia de Manados; dpidida en van. dos , y pacrialidades, por los muchos Reyes, y Cavezas que la quieren g o v e r n a r , y suge. t a r > és mas f é r t i l , que h v de mas, y mis poblada dé gente i su riqueza és el fierro > c o b r e , y b r o n c e , andan por lo común dcsnu* d o s , solo cubren, lo que-naturalmente prev>e¿

ne

f%lt'pinas frim, Tart.Cap V-\1. &7 № el p u d o r : sin de color mas claro.3 y de buenas facciones las n.uperes? son crueles en l a . g u e r r a ; no din Quartelcs á los vencidos; su trofeo és colear el cranio , de los que han muerto , á las puertas de sus c a s a s : son geru tiles, poco supresticiosos; pero mui agoreros, y vanos observantes; dóciles y mui comunica­ bles; áy Otras muchas iguales en la. estima* cioiij por el producto de sus espesies aroma,, ticas , como las islas de B a n d a , la tierra de las Papuas, que párese ser continente de Ja imeba, Guinea, sin estar averiguado por su extensión ,. si és Isla , ó tierra firme. 1 6 T o m a r o n pues P u e r t o nuestros, dqs Navios en T i d o r e ; fué á ellos en una. B arca .su ¡ley Almansor vestido de una camisa áagu,­* ja de or o ; un paño b l a n c o , que le cenia has* ¡ta los, pies „ descalzo á su u s o , , y eia la cabe*, za un belo­ de seda dispuesto enferma de m i . t r a ; dio primero la .­bien­llegada á los marine» . í o s , que andaban asegurando las ancoras ; .entró en.la Maó C a p i t a n a , y como M o r o que ¿*a > t a p o , las n a r i c e s , p o r el olor del T o »
f r

nocí- ,

liS

Historia

®emia\

De

ciño 5 hicieronle profunda reverencia los Cas. tclianos , hicieronle sus regalitosi presenta, ronle una Silla de terciopelo carmesí., un ro. p o n de terciopelo amarillo, un sayoñ de tela de o r o falso, q u a t r o varas de escarlata, una pieza de damasco a m a n l l o , o t r a de lienzo, un pa. ño de manos labrado de o r o , y de seda, dos copas vistosas de c r i s t a l , s a r t a s , espejos > cuchillos, t i j e r a s , y p e y n e s ; hicieron distan» cion á su Hijo en una g o r r a , cuchilles, y es. pejos ; como también á los C avalíeros, que acompañaban ál Rey : pidiejonle licencia en nombre ce el Emperador, para entrar y cen. t r a t a r en su Isla concediólo írui gustoso con la generosidad, de que matasen á quien les hiciese daño i admiró el Estandarte R e a l , y sus a r m a s , y el R e t r a t o de el Emperador Carlos V. pidió les mostrasen la moneda, el |>eso, y ley que tenia ; haviendolo considera, d e bien j les comunicó, que por su conocinrien* t e , y penetración en la Jádrciariai sabia mu* cho "antes, havian de ir á su t i e r r a Christia. nos í el t r a t e de la espeseria,- que la tomasen
ea

fhilifmasfrm.PmX^Vlí.

ía>

en buen h o r a , que para ello les desafea el comercio muí l i b r e : quitóse la m i t r a , los abrazó cariñosamente, y se despidió, de ellos, desándalos muí satisfechos de su buen r e c L bimiento > y hospitalidad ; fuese s u e ñ o , ó n o ticias recibidas antes de la i n d i a , importó ,i los nuestros aquella p r e s u r r e i c n , y vanidad de mili mucho. 7 Salían los Españoles í tierra con t o da seguridad á r e c r e a r s e , y r e f r e s c a r s e ; e r a n tratados de todos benignamente; p e r o como estaban-escarmentados de tanta infidelidad, y que los aseguraban, y mataban sobre el s e . guro de amigos, no les faltaban mui pruden. tes recelos ; á los quatro dias pidieron la c a r * ga de clavo para los N a v i o s : dijoles el Rey , que ellos 'pusiesen el p r e c i o ; ignoraban les Castellanos fuese el regular tan b a x o , que va-, liesen q u a t r o quintales dos ducados e n t r e los de la Isla, entretenían artificiosamente esta ignorancia, á a u m e n t a r , q u a n t o pudiesen, loi precios: juzgando los nuestros les t r a t a . . bán insidiosamente fueron al Rey, y ledixerony R que

fc'jjo

feísima Gentrnl De querían irse y á : preguntóles, que por que sin c a r g a ? que tema yá encomendado en ía isla de su Gobierno que quien quisiese llevase clavo j y no era r a z ó n , que viniendo con ello se hallasen, sin quien selo reciviese: q u e p a , es estaban seguros en su puerto , nada havia que les pudiese compeler á dejar la carga enea, mendada j que íes cargaría de clavos los Navios , sobre lo q u e , y su seguridad haria ju* ramento solemne, como lo hiciese también el C a p i t á n de que n o saldría de a l l i , hasta estar cargadas las Naves s asi convenidos fué. r o n á tierra dos M o r o s , llevaron al Navio un bulto cubierto con ricos paños de sedas, tan pesado , que apenas uno lo podía con las dos manos s o s t e n e r , no se pudo averiguarlo que iba allí asi o c u l t o ; puso Almansor sobre el las m a n o s , después en su cavesa, y en los pechos, y bolvieron el emboltorio á tierra al i n s t a n t e : el Capitán Espinosa hizo su jura* mentó a n t e una Imagen de Nuestra señora, y se asentó' como confederación firme > que Almanzor seria* siempre amigo de los

fhíltftpas ftm

férté

Cap* VII.

tjt

Reyes de Castilla, quedaría especerías, siempre que los Castellanos fuesen al comercio : con* certose el p r e c i o ; que seria en l i e n z o , pa^ Sos y s e d a s : entregáronle t r e i n t a M o r o s , que llevaban cautubos , y lo estimo mucho e l Rey de T i d o r e , * 9 T e n i e n d o noticia de la arrívada d e nuestras N a v e s fué á Tidore C o r r a l a t , Señor de T e r r e n a t e , y sobrino de A l m a n z o r , dio» se á reconocer á los nuestros por a m i g o , y presto vasallage al Rey de Castilla, como su T i o : fué también Luauf Rey de G i l o l o , f de Almanzor a m i g o , de quien, se d e c í a , con* taba seis cientos hijos eirsu succesionj aun» que fuesen muchas las mugeres és fecundi# dad asombrosa 5 acudieron también a la no\. vedad, y con la misma buena i n t e n c i ó n , o t r o s «nichos, que se dieron de su voluntad p o r vasallos, y ¡ t r i b u t a r i o s : c a r g á r o n s e , en bre_ Ve, y con conveniencia las N a v e s : recivid e í Ceneral presentes, y C a r t a s de A l m a n z o r , áe Lu-zuf y C o r r a l a t para el E m p e r a d o r , en coatestaban el reconocimiento > y vasa¿ Ra lia*

Iji

Histeria

General De

llage, rogaba le enfriase Navios j y Esparto, les muchos para vengar la m u e r t e de su Pa. d r e , y quien les instruyese en la Religión Catholica j y costumbres de C a s t i l l a ; embar« c a r ó n muchos papagayos colorados y blan. e o s , miel de abejas, con o t r a s cosas par. t i c u k r c s y r a t a s ; que juzgó fuesen ardillas embarcáronse algunos mancebos, que libre, mente se ofrecieron al viage, 9 Estando yá velas en alto despedidos de el Rey y de toda su C o r t e , se descu. brío hacia 'agua la Capitana Trinidad por la q u i l l a ; fué necesario descargarla para reme* diar su c o n d u c t o : ocho dias gastaron enes, t a maniobra, y cada d í a , y quanto mas tra. bajaban", el agua iba m a s : e r a necesaria maior c a r e n a , y dar de quilla; y como es. ta era faena g r a n d e , que necesitaba de tres m e s e s , convinieron, q u e el Capitán luán Se, bastían de el Cano con su Navio la Victoria, <|ue era de buen* c o n s t r u c i o n , por la vía de la India íuese i C a s t i l l a , governandose por los d e r r o t e r o s de los P o r t u g u e s e s ; que lie. vase

vasc las c a r t a s confidenciales de los Ríycs Malucos, y lo raas i m p o r t a n t e , que debía llevar la C a p i t a n a , á no haver sucedido aquel contra t i e m p o : acordaron también, que el Navio Trinidad en estando aderezado , siguie, se el rumbo í Castilla de el o r o , para que lescargando allí., pasando p o r Panamá la carga á la mar de el N o r t e , pudiese Ja e s , pcceria pasar cómodamente á España i mucho les havia asustado el estrecho de Maga* Hancs, y no tenían un Navio solo por sufu cíente i tan p e n o s o , y dilatado viage: efectuado asi partió la Victoria de aquel P u e r t o , y la Capitana se quedo aderezando, y carenando.

CAP.

"

Generé t>6

CAPITVLO VIII,
¥Ug> Suetesos
Á

d eU

ttaó

VictQ i* , su

llegaié

España,

r m v m t e n t Q , JÍ m e r c e d e s *

g l g u i ó su Navegación la Nao Victoria en principio de este año de mil quin¡e n t o t y veinte y d o s : c o n Sesenta hombres, y algunos naturales de T i d o r e , tocó ligeramente y de paso en muchas Islas: en una halló pimienta l a r g a , y r e d o n d a , cuios campes, están llenos de estas plantas t estaba en ocho grados y medio de la equinocial en elevación al Polo ártico ¡ en T t m o r car?ó Sándalo blan* co , genjibre, es Isla de mucho O r o : cargó también alguna C a n e l a : huvój cierta desazón aquí e n t r e los de la Nao , y murieron aígunost e n t r ó por el estrecho que forma la Isla-de Sumatra con la de la Y a v a , de quien con algún fundamento se dice ser la T r o p a b a n a de los antiguos : engolfáronse libres de i l en la mar grande ¿ siguieron el rumbo medio e n t r e Sur y P°

»

<Ph¡üfinas frim fart* Cap. VUh W Poniente, apartándose d e el N o r t e , por no dar en manos de Portugueses , que ocupaban la India maior, y montar el cabo de buena Esperanza; subieron al Polo antartico hasta quarenta y dos grados de a l t u r a ; quisieron algunos se refrescase la aguada en Mozambiq u e ; pero contradijeron los m a s , que dixer o n , que antes morir, que dexar el camino recto á España: experimentaron muchas tormentas ál reconocer este canal, y el c a v o ; é'ra mucha la h a m b r e ; de ella y de los trabados consiguientes ; murieron a l g u n o s , y si Dios por su infinita misericordia no los romera socorrido én la maior necesidad con buen tiempo, y favorable, álli huvieran hallado ásu viage el ñ n : con estrema necesidad haviendp pasado mucho tiempo solo con a r r o z , y esto con estrecha e c o n o m í a , a r r i b a r o n á la Isla de Santiago de Cavo b e r d e . hecharon al agua el Esquife, embarcanse én el t r e c e hombres eon el Contador Martin Mendoza á hacer agua , comprar P a n , y C a r n e , y á suplicar a i Sovernador^ les diese algunos negros para a y a -

U$

fíistérU

General De

dar á la bomba, no era suficiente la tripulación i el agua» qué havia en su q u a r t e l , peí estar estropeada y emferma. a El rcuvimiento de el Portugués Co. vernador fué táVquai scpodia esperar de uní Nación rustica, arrogante y zelosa- puscios a todos p r e s o s , querian le pagasen en clavo , 1 ® q u e compraban, y que le informasen, de.donde la tráhian ,* cogió la b a r c a , y hizo sus diligencias para apresar la N a v e ; el Capitán O . a o , que lo entendió assi, se, esforzó asi, y ásu g e n t e , levanta velas, y anclas, y se hizo íla m a r 5 por fin llegó Á San Lucar á seis de Septiembre con su gente misera y descarnada, que parecían a r m a z o n e s , de esqueletos: celebre víage por c i e r t o , en aquellos tien pos mas admir a b l e , que no, estaban los mares tan surcados; anduvieron dies mil leguas, y catorce mil se. ©un sus cartas": seria assi, pues andaban atient o , con muchas bueltas y r e b u e l t a s : es digas este C a p i t á n luán Sebastian de- el Cano <c f e t e r n a m e m o r i a ; fué el primero ; que rodeó el mundo j ninguno de los a n t i g u o s , y modernos

<Pb\lipinas Trtm. Vari. Cap. VIII.

í$7

nos famosos es a el comparable, en esta sefundan las experiencias de estas dilatadas navegaciones , que serenan dudas de Ja esfericidad de la t u r r a , y convencen, que hay a n t í p o d a s : danle alumnos el titulo de Cosmógrafo insigne, y át grande h i d r ó g r a f o , pero a l a verdad no lo fué ni grande ni c h i c o ; Maestre y nada mas se embarcó en u n o de los Navios en San I.ucar; no se halla su nombre e n t r e él d é l o s Pilotos, si tal fuese su habilidad , no le huvieran dexado de colocar en su oficio, desde áqui hasta Zebú no se hace de el commemoración alguna, entonces e n t r o por Capitán de la Victoria á faltas: el d e r r o t e r o de T i d o r e á EspaJ ña,yá era por las cartas, que tenían, mas fácilj y este aun creo le E n v e r n a r í a n los Pilotos», no quita esto q se le tributen justas a l a b a n s a s por •otros títulos • governó aquella feliz'Navegue dio la primera buelra entera a todo el Mundo,su conducción és digna de eternas aclamaciones: (q) b e }

-

S

ne-

<p Suscepit ergo natura hominum & comuetudo conmunis vtbene fiáis excelentes V t r o s inctlwt fama í?' Volúntate tollcrent:

íj&

Historié-General

Ve.

neficio's de tanta ponderación sdn dignos de eternos premios ¡ áqui viene mejor aquellos q u a t r o Versos famosos a l a fortuna deDraKc ( r ) pues Cano le a v e n t a j a . 3 Saltaron á tierra , los que hicieron w famosa navegación en todos diez y ocho per. .soñas, tristes despejos y miseras reliquias de un viage de tres años con t a n t a s calamidadas, y angustias de t e m p o r a l e s , h a m b r e sed, y enfermedades , contrahidas de escasos basti­ m e n t o s , salados y c o r r o m p i d o s ; y de lava, riedad de c l i m a s , y t e m p e r a m e n t o s ; haviendo pasado la linea hasta seis vezes por alturas de uno y o t r o p o l o j en la Ciudad de Sevilla f"' su d e s e m b a r c o , muy edihearivo a aquella po­ pulosa C i u d a d , pues descalzos , y en camisa formados en procesión con candelas en las nfr nos, fueron á la Iglesia á r r e n d i r á Dios № dividas g r a c i a s , que de tan largo , y penoso
J 3 e

( r )

Cañe, per errati n o V t t quem terminas orbls' faiant te s ' u l e r a w V u w *
íhí.j

jQuemjue semd mmdi v n l i t V t e r q u e 'Polas ' Si t a c e a n t bomines
3

Sil nescit com¡tis non memoreste

Phtüpms

ÍVíro. Part. Cap* VJth.-

Í3<)

viágc los havia conducido á salvamento: si el dir gracias aun de beneficios pequeros és reconocimiento mas noble:, que el pretenderlas para sr de hechos grandes $ mucho maior seiia enestos que llevaban tras si la común admiración, mostrar con tsíes submisícnes, que í Dios devían tales beneficios-: gracias :• de su misericordia,, mercedes- de su g r a c i a : bendito sea Dios e t e r n a m e n t e ^ í r fíat? dirían muí agradecidos,, subscripción de canción c o n s t a n te: seguros ya de sus promisiones, creen lo pretérito, conocen su libertad en lo p r e s e n t e y esperan lo futuro por indeficiente premio* 4 T u b o se en la C o r t e este alegrísímo aviso: mandó se fuese a ella á-informar de to-r do á Sebastian de el C a n o con afcunos su ce tosae los que havran venido de el v i a g e , que fuesen de los mas bien instruidos, llevando consigo autos escrituras,, y relaciones, y que fuesen habilitados de vestidos , dinero', y de lo* aecessario p a r a el via^e de quenta de el Re* a! E n r í o :• lúego^ se e j e c u t ó assi ,. y llegados fie fueron , los recivió e l Rey con demcstray g r 1

S

2

cio^

i4Q

Historia

1

General De

ctones especiales de su Real satisfacían hizo las magnificas mercedes • á. C a n o concedió quinientos ducados'de juro por vida; fundados, ó librados en la contratación de la. especería, que se estaba erigiendo: cinquentamil maravedís de por vida á Miguel de Rodas Maestre de la Nao j y los mismos á Francisco Alva su pi. l o t o ; dio j ó-concedió armas á C a n o que te* rúan por divisa ( n ) sobre un globo: á Redas armó el Rey Cavaliero ; estando de rodillas le tomó el Emperador la espada, le tocó la cavez a con ella diciendo; Dios ós ha¿>a buen Cava, llero , y el Apóstol Santiago 5 á " t o d o s hizo la merced graciosa de la q u a r t a parte de la veintena de lo que á su Cesarea Magestaá pertenecía; en ta misma gracia fueron com. prehendidos los que quedaron presos en cibo Verde ; sobre quienes havian dado la provi, dencia, de que fuesen á Lisboa conducidos d e el Factor de el Rey de Portugal en un Navio, que havia llegado a 'a sazón de C a l i c u t , los pidió nuestro Monarcha explicando.su vivo senti mi
x 3

( n )

Fhmus circmdedit

me

y

fbiüphtas

<Prim. 'Pan. Cap VÍIL

141 .
R

miento-en una prisión, y detención tan impía: descargóse de la Victoria quinientos treinta y; tres quintales de clavo, cantidad ele canela, nu ezmoscada, sándalo, y otros-electos : llegaron vivos algunos indios de los que en Tidcre se embarcaron, deseaban ver al. Emperador, y suReyn-j*. fueron de sa Mae estad retí vid os con a usap y havia uno muy agudo ,.-y experto e.itre ellos; inquiría con sagacidad, qmuítos reales contenia un ducado, y quantos. maravedises un real; quanta pimienta, canela y clavo se daba por estas monedas : infor. mandóse de tienda en tienda de el valer de las especias muy exactamente*- esto fué motivo muy justo, par a que 110 sele permitiese bolver á su tierra, como se concedió á los otros, 5 Desamos la Nao Trinidad carenanse en Tidore ; aderezóse á satisfacion, ya que e'staba armada tubo el Rey de Cüolo lacomplacenci's de vecr la maniobra y se hicieron á su contemplación algunos movimientos de guerra con sus descargas: atento átedo pidió' dos piezas de artillería, im BombarderoV
d ;

ifí Histeria General 3e y dos Españoles, á Espinosa, que le ayudasen a sugetar á unos rebeldes, que se le concedió, y fué la expedición, muy de su gusto j sobró c a r g a , y pareció á. Gonzalo G ó m e z , seria muy conconveniente, dexar q u a t r o Castellanos , qae formasen factoría e n aquel Reyno , por si volvían mas Navios Españoles á los Malucos tuviesen p r o m p t a expedición en Ja carga.. Convenidas todas, e s t a s disposiciones y despedidos cariñosamente de el; Rey , y d e todos los principales,, se. hicieron á seis de Abril a l a Vela: fueron quarenta. leguas á embarcar bastimentos en una; Isla dicha Zamafo ; en donde p o r orden de; el Rey d e T i d o r e , de cuio Dominio era* se les havilitó de todo lo necesario por moderados precios -entrados, en m a r alta hicieron su conse. jo sobre el rumbo; se propuso en: el, que p o r la esphericidad de el globo, y por la altura de el Sol: de Malucas á" Panamá seria: de distancia de ios mil leguas; q u e siendo los tiempos favora * bles e r a el viage c o r t o , , y el mas; conforme a l a m e n t e Real'.; determinóse assij. los Vientos erra aquel paralelo eran: continuos Lestes> assi
; -

Wtlifims Prim, Partí Cap, VI lh

145

governaron al N o r t e hasta veinte g r a d o s : arri* varón a u n a Isla mui poblada de gente Barbar a , q intrépidamente se merian en el Navio : retuvieron uno de ellos hechando á los demás , aunque con trabajo siguieron ésta P r o a , espacio de quatro me&cs hasta la altura de q u a r e n t a y dos grados , en donde les acometió un temporal de los furiosos, t\ les duró cinco dias continuados : rindió el Palomaior por dos p a r t e s , c o r t a r o n , y rebajaron el Castillo de P r o a : hacer esta diligencia con el de Popa previnieron las repetidas, y encaramadas O l a s ; agironadas, y despedazadas las Velas; en fin í punto de perderse , solo atendían encomendar á Dios sus extenuados Espíritus; quiso la Divina piedad, que aplacase el viento, y se quietasen las agitadas m a r e s . 6 N o bien libres de este infortunio , sobre vino o t r o , en mui poco desigual, que se contagiaba la tripulación; sepersuadíeron era el accidente pestilencial mal de Lombrises, abrieron al primero que murió, por si su anatomía les firmaba el pensamiento, y tomar c o n t r a tal dolencia las precauciones mas o p o r t u n a s : n o fue»

i44

Historia

Central
;

2>

fué como lo discurrieron pues soio una le ha. liaron, no de la malignidad que pudiese causar daío tan grave: governaban con el. mal tiempo , en demanda de la ís] i. en que tomaren ;í aquel hombre, no pudieron coger la, y cayeron cono á veinte leguas de disrancia en otra; eníer, ma yá la maior parte de la gente, hecháron en tierra al cautivo que volvió después con o nos dos cargados de cañadulce, y otros regalillos: mandó el Capitán á dos de los suyos, reconocer la tierra, quienes bolbieron con la noticia, de que era pequeña Isla árida, que solo qua* renta personas la havitaban 5 salió el Capitán á* ella, y encima de una peña hallo un pozo> de el que llenaron quince pipas de agua m i u buena; huyéronse quatro hombres, de ios que ofreciendo perdón, solo se arrepintió? y. bolvid uno 5 elidiendo los tres restantes quedarse en aquella infelicidad, que bolver á experimentar mortales sustos. 7 Levaron de aquí, y haviendo á las Malucas solo trescientos leguas, tardaran en andarlas mes y medio; en cuio tiempo se les n-urie-

Pbilipms fnnú fari. Cap. fifi*

14?

rieron veinte y siete hombres: surgieron en la primera t i e r r a á q u a t r o leguas de T i d o r e , paso junto á ellos una Embarcación que les dio la noticia, de que quince di-as después de su partida havian llegado portugueses á T e r r e n a t e , y estaban construyendo un fuerte : rogóles el C a pitán llevasen-á T e r r e n a t e uno de los suyos con C a r t a s al Comandante de aquella expedición j que era Antonio de B r i t o ; en las q u é le suplicaba s o c o r r o , antes que se perdiese; pues no tenia " e n t e ni aun para levantar las a n c l a s , y ir á T e r r e n a t e ; embiole B r i t o con esTe despacho una Caravela con gente, y vitualla; admiráronse de ver aquellos Españoles t a n flacos.y enfermos y solicitaron por los posibles medios aliviarlos: luego que soplaron vientos f a v e r a , bles llevaron aquel Navio á T e r r e n a t e en ti es dias, fueren aqui mui recividos: p e r o fué su desconsuelo, que hallaron presos q u a t r o de los cinco que dejaron en la F a c t o r í a de T i d o r e , de los que el uno era ya muerto ; pero los mandó soltar : después de q u a t r o dias d e su llegada se apoderó Brito de todas las E s c r i t a , T
- ras

1^6 Histeria General fie ras, C a r t a s y P a p e l e s , que iban en la Nave¿ y d e roda su carga j pidió al Capitán Espinosa le entregase el Estardante Real de Castilla, qui, en respondió fidelissimamente que no lo podía hacer , y que pues estaba yá en su p o d e r , ni defenderle, que lo haria, si le diese libertad; huvó s^bre esto sus diligencias -uridicas por an. t e Escriuano , en cuyas demandas pasaren ues m e s e s , al cayo de los q u e le dio pasaje para la I n d i a , exempto a l ' Maestre , al Escriuano, al G a l a f a t e , y C a r p i n t e r o , que d ú o los ha víame* menester. & Salieron de áqai¿ y fueron i banda qus esta á cien leguas, Isla p e q u e ñ a , pero n.uy a nena; cogían en ella la Nuezmoscada; que és la mejor d o s v e z e s al año y en algunos ti es de donde se lleva á Malaca, de aquí a l a Yava hh grande, de.grande t r a t o con China, Bomey, y de quasi toda la India*. Navegaron desde ella dos cientas leguas, y e n t r a r o n en Malaca; e'ra ála sazón su Governador Iorge de Albarquerque e r a aqui fiorentisimo el Comercio desde el mar rojo de b s Reynos de C a m b a y a , Bengala, y
( 5 :

Hllipmas

Prim: <Part. Cap VIH,

147

áe Pegii; no parece fué muí malo el iccivimiento acaso por les d e s p a c h o s d e F r i t o ; d e este Puerro, pasando por Céilan, fueron 'i C o chin: avia peco qi e b a ^ i a i p a n i d e é t alli les Naos Portugue?as para O í mu 2 , y era p t e t i s o esperar, detenerse un a t e en el ikgc p e r Virrey Vasco de C a m a , á quien pidieren licencia los nuestros para embarcarse en el r e greso de sus N a v i o s , que 1 1 0 quizó conceder: murió a los veinte dias, y e n t r ó al Covierr.o Don Enrique fie Meneses, á quien r e p r e s e n t a , ron su instancia; correspondió atentamente con ¡a expresión de que le pesaba ; no se les htv viese permitido pasaje 5 pero t u b i e r o r que es. perar o t r o a n o ; pelearon dos vezes los P o r . tugueses con los m o r o s ; cercaren estes la fuerza de C a l i c u t , y la defendieron los P o r t u gueses con v a l o r : llegó el t i e m i c de partir los Navios de P o t u g a l en ellos se embarcaron nuestros residuos, que llegaren á lisboa despees de cinco años, que con Magallanes havian sa^do de E s p ñ a .
;

9

£i\ Navio San Antonio, que se separó de T a la

148

Historia

General

$e

la Esquadra en el estxecli© siguiendo e l rurrú bo de la Guinea ; llegó á San Lucar á fines de «Marzo , iban preso en el su Capitán Al. varo Mesquita hicieronle a u t o s , en que las declaraciones de los testigos fueron todas de a c u e r d o , que las crueldades, que Magallanes riavia h e c h o , procedieron de Iuvcrle requeríd o la execucion de las proviciones reales,, de que fuesen la via de las Malucas en descubrimiento de las especias, y por que no llevaba camino para ello, no observando las lns, t r u c c i o n e s , se e n t r e tubo en la c o s t a del B r a s i l , gastando los víveres sin provecho, y perdiendo el tiempo o p o r t u n o , sin haver adelantado en los muchos que havia desde su salida de San L u c a r : e n t r e g a r o n el preso á los Unciales de la c o n t r a t a c i ó n , que recivie. ron , formación de cinquenta y cinco hom. bres qu^ venían en la Nave-, retubieron'e, c o m o también i Gerónimo G u e r r a , Estevan Gom*z, Chinchilla, Á n g u l o , y o t r o s des despidiendo á los d e m á s , por escusar la costa; inventariaren q u a n t o venia en la N a v e , y sedio

Vbilipms

fart.

Cap. VI'II.

149

'^^^•^h.'C^vkf que^df terminó sepusiq. sen en custodia la m u g e r , f llijos de' MagaI¡a. nes, que fuesen los presos á Burgos donde la C o r t e se hallaba; y que se conservase em. bargada la N a v e , y que sediesea providen. cías para ir á buscar á Cartagena j y al Cíe, rigo; con la llegada de la Victoria se supo, todo, y se hizo á l o s comprehendidos Justicia.

CAPITVLOIX*
esputan
los ^Portugueses ser de proprlo

su

demirca

u

cim las Islas de las Malucas,
exdusim sus especies*

y ser con*

el contrato de

determinaba despachar o t r a E s q u a d r a , que continuase el comercio de la especería; era n Sevilla donde se prevenía este despacho , l que promovía Rui T a l e r o , que se hallaba MsGa Ciudad, y- instaba eficazmente fuesen
e c ei

dos

i*©

Historia General Pe
i

¿os las flotas; una que fuese o r r a que viniese*, lo que haría t i l comercio u r i h y .ena de maior conveniencia , si se pacificasen algunas de aquellas Islas, se sugetasen ai dominio Gaste l l a n o : áqui se hade revocar en memoria', lo. ^ue con el Padre C o l i n , fundado en la His. t o r i a Pontifical, se dixo de este T a l e r o , y reformar la noticia de su desesperación f u riosa : el a u t o r de la Pontifical historia, é*s Illescas, no está reputado por el mas exacto; mejores son los créditos de Herrera, que aun nos le des ribe constante nuestro partido: dábase color á este despacho quando T a l e r o informó al R e y que el de Portugal havia sentido tanto nuest r o descubrimiento, que setrataba en su Consejo Real d a r de prompto q u a t r o cientos mil d u a dos , por que se apartase nuestra C o r t e de este empeño • que se le havian ofrecido grandes intereses» por que bolviese al servicio de P o r t u g a l , que n o havia admitido ; ni admi. tiria por ser C a p i t á n de su Magestad en cuio servicio se m a n t e n d r í a , y conservaría fiel, y enlistante i suplicaba s i , sele concediese líceii}

M&pmásfrfcVarte

Cap* IXI

.

M

ciá para armar u n a , ó dos Naves á su c o s t a , obligándose á p3gar el tercio de las ganan» cias libres de t o d o c o s t o : propuso también Estevan G ó m e z , Piloto de la refuga N a o San Antonio, descubrir o t r o estrecho mas cOnu modo y fácil para él Catay > en que ofrecia muchos i n t e r e s e s , con condiciones mui útiles, solo en la imaginación existentes: asintióse á este proyecto 5 armóse una Caravela por el Señorío de Viscaya, á la que se concedieron amplios y favorables Reales despachos, con s e t e . cientos cinquenta ducados de quenta de su Ma^ ge5tad¡SebastianGavoto,Capitan del Rey,PilotO> nuior, y celebre C o s m o g r a i o , era de sentir, havia muchas Islas, q u e descubrir en el A r . chipielago M a l u c o , y tenia adelantadas sus pretenciones: ( t ) la prosperidad, y 'no a d . v i e r t e , ó desprecia riesgos la codicia, expuestos los succesos á muchos contingentes, a Quanto mas alegre nuestras expedí; «iones, t a n t o á Portugal enín mas sensibles; emú-* Fieras aune tes f o r t u n a m tibtdme sm

£t )

agttat\

infatúa*

i52

Whtorta Quiera! De

émula de"nuestra gloria hace por evitar nüe£ t r o s i n t e r e s e s : no havia impedimentos, que p r o p o n e r , quando nuestras Esquadras podían navegar sin t o c a r a n su demarcación, y- á los Reyes de aquellas Islas se havian ofrecido por amigos, y t r i b u t a r i o s , no resultaba contra la continuación excepción alguna: advertía el R e y D o n juan que sele escapaba de las ma< nos el mas r i c o , y útil c o m e r c i o , y recurió á las negociaciones; se hicieron p o r su parte muchos oficios, p a r a - q u e sesuspendiesen los émbios de E s q u a d r a s , hasta averiguar baxó, cuia demarcación eran comprehendidas aque. lias t i e r r a s : e r a esta u n a dilatoria que pres. taba tiempo respecto de nuestra natural lentitud , ó llámese morosidad culpable, á establecerse» en las Malucas, lebantar fortifica* c l o n e s , y hacer con las armas constantes sus establecimientos ; como de hecho al mismo t i e m p o , que se t r a t a b a n composiciones de p a r t e s , se despachaban o r d e n e s , Naves> gen. t e , y peltrechos, para asegurarse en su pre. tenojpn í todo costo > haviendo, pasado pro.¿

Mili pinas frhh

Fart* Cap. / X .

1*1

p u e s t a s , y p r c t e s t a s de p a r t e á p a r t e , y de R e y , i ftcy, embio el Emperador al D t c t o r luán C a b r e r o de so C o n s e j o , y al p r c t o n o . tario Barroso su S e c r e t a r i o , que certifica, sen ál Rey de Portugal de sus intenciones > que era observar inviolablemente, y de b u e . na íeé la Capitulación de Tordesillas que respondiese álos medios, que sele havian p r o , puesto, de que se embiasen dos Carabelas por ambas p a r t e s , que aseguresen con la observación las demarcaciones, s i n q u e p o p eso se detuviesen sus flotas , que no p r o h i . bian las citadas Capitulaciones pues tenia el Emperador posesión en los Malucos por o b e . diencia voluntaria de sus R e y e s , y Señores^ y actualmente en acuellas Islas sus inrcreses; razones, que en el Rey D o n luán no exis. tian, y no havia de impedirse su despacho por voluntarias -representacicnes , que no t e . nian otra eficacia, que iludir nuestras i d e a s ; eii cuia consideración e'ra la prevension de suspender las armas injusta, y insidiosa.» cue en fin sus intenciones eran rr.ui sanas en conscrV var

154

Blstoria

Central

De

Váf la a m i s t a d , y el p a r e n t e s c o , pero sin perjuicio de su C o r o n a en el derecho de pose, s i o n , y propiedad. i Esta embaxada tuvo el e f e c t o , que después de contenciosas detenciones, detcr< taino el Portugués embiar sus Embajadores a! Emperador : fueron i Pamplona , donde manifestaron .sus cartas de c r e e n c i a , suplica, r o n se asignasen personas con quien se vea. tilasc este n e g o c i o ; nombráronse los mas bien informados, y libres de sospecha: pre. s e n t a r o n das Capitulaciones hechas por el Rey Catholico , y el Rey D o n Manuel, y confor, me a e l l a s , aunque con inteligencias diversas, pedían de muchas conferencias inútiles que los oyese el E m p e r a d o r , á quien representa r o n , que según aquellas Capitulaciones seki debía integrar en el Maluco, aque en fuer za de tales preliminares estaba obligado ;i firmando que haviendo sido antes discubjertJ! por los Portugueses, si el Emperador com'. n i e s e , que eran s u y a s , y que cayan en loi términos de su d e m a r c a c i ó n ; las bavia de pe dir
y

f ì l l i p i n a s frm

f a r t . t y .

/X«

15T

dir á P o r t u g a l , y reavirlas eie su m a n o , y no ocuparlas por autoridad propria > que siempre que constase ser asi lo que ellos por entonces ni negaban, ni afirmaban , estaba en la disposición de enagcnarlas y e n t r e g a r , las, conforme á la Capitulación, de que u s a . b a n , y querían se observase sinceramente s respondióse á e s t o , que se observase la C a pitulación ; pero conteniéndose en e l l a , q u é si los Navios de Castilla hallasen alguna tie* i r a , ó isla en el mar Occeano , y pretendiese el Rey de Portugal que se hallaba d e n t r o de los términos suyos demarcados 5 mesen obligados los Reyes de Castilla hacer las dar, y entregar ; de que no se podia alegar ignorancia estando en el mismo Capitulo : d e donde se infería, que pues las Malucas fueron halladas po r Navios C a s t e l l a n o s , y n o Portugueses j devian r e t e n e r l a s , hasta que se hiciese el justo computó de demarcación, in* terin la Corona de Castilla las retenia c o n justo derecho ; y que conforme á sus alegatos *n constando de constitucioñ en sus lineas
3

V

2,

de

i5g

- Historia General 3e

demandarlas al E m p e r a d o r , y recividas de su m a n o , d e lo que no se debía dudar ra, c i o n a l m e n t e ; pues nunca se supo, ni se oyó ©tra c o s a ; - que quando los Españoles desoír brieron el Maluco ninguna noticia anteceden, te tenían de los Portugueses s por lo que e r a novedad admirable, lo que a h o r a propo, nian los Portugueses Embaxadores en hecho tía n o t o r i o , que no podía favorescr la igno< rancia : que en c a s o , que desde Malaca hubiese ido alguna Embarcación Portuguesa al c o m e r c i o , no podia decirse descubrimientos, d e q u e la capitulación t r a t a s e 5 que no pro, bandose legítimamente c o n t r a la pacifica po. sesión fundaba su intención en lo presente, y pasado j espesialmente, que fundado el Re/ de Portugal en la propriedad de tiempo, ¿el incumbía el p r o b a r l o , y lo muí bastante;) probado reeivirías de su mano 5 pues aunque { no concedido ) fuese hallado por sus Navios a n r e s , no havia havido aprehensión; y no pO' clia decirse h a l l a d o , lo que no fué tomado, ftí aprehendido, a u n q u e huviese sido visto, I
9 ?

des-

&b¡l¡p¡iuts fñm p4Tt.Cd¡>, IX> tfj descubierto; y que dexaba la d e t e r m i n a c i o a de el derecho a p a r t : , y la opinión c o m ú n , que estaba tan á favor de su M a g e s t a d , la qual en fuerza de r a z ó n natural comprehen^ d e , y obliga á los que no reconocen Supc. rjor' lo que todos son compelidos í scguii: seprobaba lo mismo de la Capitulación alega, d a , en que se fundaban las dos p a r t e s , sin necesidad de o c u r r i r á o t r o d e r e c h o ; si el que halló tierra, ó Isla en la demarcación de el o t r o , era obligado á debolvcrla , claro era que el que la nalló la havia de poseer p r ú mero ¿ no teniéndola, no podia de ningún modo e n t r e g a r l a s y que era ir contra la *La« pitulacion , si o t r a cosa se dixera | ni que porj. tales alegaciones debia su Magestad dejar su, derecho indiscuso, ni cabía en r a z ó n sele impeliese á e n t r e g a r luego.
: }

4 C o n todo , mandó el Emperador á jos de el Consejo , que lo bolviesen á mirar^ y considerar, y le dixesen su parecer según P í o s , y sus conciencias: aseguráronse en las relaciones de Cosmographos, y P i l o t o s , que teñí-

Ij9

fíUtorU

General

Ve

tenían e x a c t a noticia de las situaciones de las Malucis, y los grados de longitud con. forme ai designado m e r i d i a n o , de que era fuera de c o n t r o v e r s i a , se conprchendian ea la demarcación de Castilla $ común «entir de los mas e x p e r t o s , y se conformaron en ella sin discrepar alguno : insisten los Portugueses én su primer hallazgo con testigos de ios de P o r t u g a l simples, á quienes t a n t o importaba salir con la impresar y por que no hacia fec, ni perjudicaba, no.se acepto vee'r , ni pre. sentar dicha i información, como ellos nd aceptarían la que seles ofreciese de nuestra parte 5 aun amas condescendió la Magestad Cesárea , que se entendiese luego en el iuicio de la demarcación, y que conforme á la Ca. pitulacion se asignasen sugetos á satisfacion de Jas partesy^ejue fuese dentro de un termino, que no participase de la b r e v e d a d , ni prorro« gase la declaración y ínterin no se embíasefl Navios por alguna de las dos partes litigantes ; que no haciéndose la marcación en e» tiempo señalado, quedase, ¿ cada una á salvo

su

fhiüplmsTrim.

Tart* Cap ¡X*

-1*9

sti derecho : pero los Portugueses reclamaron, que no tenían comisión para hablar en me. dios ; convinieron en comunicarlo á su C o r t e , y fué la respuesta r e f u t a t o r i a ; conociéndolos Castellanos, que no admitirían medio razo_ nable, se les p r o p u s o , que durante el juicio de la demarcación, quedase á las partes la libertad de embíar sus N a v i o s , partido que era igual á a nbas Naciones; y en caso de perjuicio era del E m p e r a d o r , que era un p e r . miso perturbativo de su posecion pasiñea; p e . ro cerrados, á que no tenían c o m i s i ó n , seles comunicó, que pues no aceptaban los m e dios ofrecidos, que propuciesen o t r o s : t e r ; cera vez dan , en que no tenían comisión,.-por respuesta, que solo la tenían para r e c i b i r , @ que seles entregasen las Islas de los Malucos: viendo tan poderosa obstinación alsaron la ma„ no los de el Consejo imperial, y insistieron en la primera respuesta. 1 Los Embaxadores Portugueses mucho mas poli r i c o s , y esradiras, entendida la ¿esolucioa d e ' n u e s t r a C o r t e en desistir de é'i

ne-

l€0

ffistoria

General

Ve

n e g o c i o , que la dilación les era mas conveniente j- siendo ya poderoso en la India; sin embiaf, ni ccste¿r nucba a r m a d a , podia^ocu. par los litigados dominios fortificarle en ellos, y expeler como a mcno*- poderosos á los Cas. tcllanosj como ya lo havian hecho, aunque no ss penetró si tenia yá noticia positiva el Rey de P o r t u g a l , el suceso de la N a o Trinidad, y la expulsión de los de T ido re ¿ siguiendo sus dilít o r i a s , pidieron que exclusos los rredios propuestos se llevase p o r juticia la suma de el negosio 5 convino el E m p e r a d o r , yá per SÍtisfacer á los de c o n t r a r i o s e n t i r , yá por justificar mas m c a u s a , nombran luezes por una y o t r a p a r t e hombres haviles , y de instrucción competente i la arduidad de el caso: confirieron sebre las Bullas, que contieceii las Pontificias d o n a c i o n e s , y declararen cu 'dies y nueve de F e b r e r o , q u e cada una di las partes nombrase tres peritos Cosmogríp h o s , y tres pilotos diestros en su arte - q« hiciesen la partición, y demarcación conferiré á la Capitulación e n t r é Jas dos C e r e ñ a s j i *

'

Wtpbias

PrÍHÜfart* CáfJ%

T

&

jo Turamcmo solemne, de que en ello pospon* diian todo o d i o , a m o r p a s i ó n , ó p r o p r i o , ó nacional i n t e r é s : que se juntasen en todo ei Marzo siguiente, ó a n t e s , e n t r e las C i u dades de Baeüjoz, y Yelves, paraque se d e t e r * minase en todo el subsiguiente M a y o : que asi mismo respectivamente se nombrasen t r e s Letrados, que expusiesen el derecho en juicio contradictorio de Jas dos p a r t e s : recibiese» probanzas, E s c r i t u r a s , Capitulaciones, tes* tigos, y derechos, que ante ellos se presenta* sen: nombrados a s i , y sosegadas o t r a s á\ñ cultades, congregados en Yelves, se d e t e r m i , nó fuesen las asambleas en el Puente de Ca* ya, rio que divide á Portugal de C a s t i l l a : hecho los l u r a m e n t o s , recusaron los P e r t u . gueses a Simón de A l c a z o b a , que sin h e c n . cia havia pasado al servicio de C a s t i l l a , y á Fray Thomas Duran» admitióse a'quella r e . cusacion, no e s t á , por que no havia causas bastantes: comenzáronse á registrar Globos, Carras, y Relaciones, alegando unos, y o t r o s eldcrecho: conformábanse los Castellanos
m

X

en

iéi

Historia

General De
m

eri "el numero de l e g u a s , dies y siete y & día por g r a d o ; uso común y ordinario en los Marineros Portugueses y aunque áy en esto sus diferencias en el computo de las millas, está en el a r b i t r i o de e'l Geographo conioimarse con el que le párese se llega mas a Ja verdad? conformábanse con las medidas Portuguesas j p e r o decían, que en esta demarcación se havia de proceder de dos modos uno según las c o n g e t u r a s , y experiencias tomadas de las Navegaciones reiteradas por havil e s , y experimentados P i l o t o s , el que siguie» ron quantos escrivieron. de Cosmographia; el o t r o , que és mas c i e r t o , por observaciones de eclipses de L u n a , y de las paralaxes, de las que carecían por e n t o n c e s , y se huvier o n de conformar con ias C a r t a s marítimas» & T r a t á r o n s e tres puntos; el primero sobre el s u g e t o , que havia de hacer la demarcación, el segundo, como se situarían, y demarcarían las Islas de Cabo Verde en su proprio lugar: el rerecro^en qual de estas Islas se havíade fixar al meridiano, desde donde havian de comenzar los grados, dé . • . ., Iony

<?bi¡ipmas frlm, pan» Cap VIX. itf'3 longitud, y la distribución de los tres cíentosy s e . senta computo preciso para la demarcación, que se havia de ajustar : los Portugueses pretendían, que ia C a r t a de Marear_.no era tan suficiente instrumento por no demostrar bien la íor.. m a , y esphencidad de el o r b e ¿ era mejor, y ñus segura la esphera graduada con meredianos, y paralelas; contentaba esto á los Castellaa n o s , pero sin excluirlos o t r o s i n s t r u m e n t e s , que colocan mejor la linea demarcable: co„ tejáronse, unas Cartas con o t r a s , y havia has* ta setenta grados de diferencia ; no quisie. ron los Portugueses estar á las Castellanas y aunque les concedían por buenas las P o r tuguesas los Castellanos, y que por ellas se demarcasen las Malucas, no quisieron admitir, partido tan ventajoso , alegando que todas, eran falsa*, y que solo eran nombrados ¿proceder r e c t a m e n t e , y conforme á lo mas cierto , ó trenos expuesto í engaño ; que asi solo eran demarcables aquellas Islas con Ma... thematicos instrumentos, A s t r c l a b i o s , y F c l i p ses; altercóse porfadámente sobre esto t r e s
v

X i

días

1^4

¡Historia General

fié

dias, y sin tomar sobre ello conclusión, díxe» r o n i que los tres cientos y sesenta grados, se debían empezar á medir, y constituir el primer meridiano desde la isla mas Oriental de C a b o Verde que e's la de ia S a l , y nó la mas o c c i d e n t a l , que és a de San Antonio , que e r a lo que los Castellanos pretendían , siendo la diferencia de noventa leguas; m o s t r á r o n l o s Ministros una Carta en tj desde la Isla de S. A n t o n i o eran ciento ochen* t a y un grados de distancia al Maluco,con. t a d o s por la p a r t e Oriental pasando ia equino, cial p o r su medio ; quedaban las Islas unas al N o r t e , y o t r a s al S u r , en cuia C a r t a esta muy conforme con la distancia al Brasil, que si retiraban la linea al O r i e n t e por ocupar lat Malucas descubrían el B r a s i l , no ser de demarcación ; que midiesen bien dicha Cart a , y lo hallarían demottrado t o d o . 7 Replicaron los Portugueses, que también ellos havian m o s t r a d o o t r a carra» en que los Ma lucos p o r la o t r a parte distaban ciento treinta y q u a t r o grados sobre que huvo muchas comen.

desde

cíe-,

§>M1 finas Prim

Pan* Cap, l X .

li-

c i o n e s , escusa adose siempre los Portugueses de ser obligados á medir y demarcar j y sin admitir rcíducion d i e r o n , que solo eran idos aiiiá cumplir la primera Capitulación, que dis» ponia fuessen Ni a v ¡os á situar la L i n e a ; que solo devia t r a t a r s e , en que forma devian ir aqi.e« lias embarcaciones de o b s e r v a c i ó n : D e s e n g a . fiáronse los nuestros , q n e éscusaban la demarcación los c o n t r a r i o s , por no ser compelidos ádexar las muchas t i e r r a s , que sin pertenecerÍes, ocupaban, debiendo hacerse la partición de él medio Mundo, apelaban á la posesión, én que no faltarían testigos, y escripturás; v o t a r o n pues,i que la linea de partición havia de passar al ecci. dente , comer zando la n edida trescientos y setenta leguas á W a n t c cue desde la Isla de San Antonio en q c c n g r á V exceso de grados caianén la demarcación de Castilla las Islas de los Malu_ t o s , cuio Sirio no es raba en la longitud , c u e pretendíanlos P o r t u g u e s e s , si como la carta demosrraba distaban ciento y cinquenta y seis grados contados desde la linea de repartición P°r la via de el occidente; que desde la dicha linea á

tff*

Wstma

General 3e

é los Malucos havia por la de O r i e n t e veintey tres g r a d o s : conforme a l o que pertenecía el Señorío y propiedad a l a C o r o n a de Castilla: dixeron de nuiidad los Procuradores Portugueses j en esta insta sentencia, haciendo por sus cartas la linea de partición por la parte CCCN d e n t a l , que tocaba la boca el rio Marañon, dexandola toda á la p a r t e de el O r i e n t e , y cor, taba la costa de el Brasil por la c e s t a de los Baxos, dexando en su demarcación el rio de la Plata: cnlo que cometían muchos defectos y dis» tíibucioncs arbitrarias, como los han corregido observaciones exactas después, 8 Conocido ya el y e r r o , de haver pedí, d o se hechase la linea trescientos y setenta leguas mas al poniente de las Islas de Cabo Verde con las que evidentemente se demosrraba, que no solo las Malucas, pero también Sumat r a , Malaca , Philipinas, y la China eomprehendian sus t é r m i n o s , alargaban , y . entretenían el negocio , y trabajaban en deshacer la junta • convencioseíe-s también que Magallanes, E s p i n o s a y C a n o fueron los primeros que la«
}

Wtllphas

$rm,

Pait-

Cap ÍX*

té?

adquirieron y aprehendieron, sino fueron los primeros que las descubrieron, como c o n s t a , ba dé las cartas, y presentes de Almanzor; dado y no concedido que los Portugueses las huvie, sen descubierto a n t e s , fue después de la donación Pontificia , en virtud de la que no podían pretender d e r e c h o : que si aun porfiaban tener la linea por la Isla de la S a l , convendrían en ello 3 pues nada impedia al derecho de las M a . lucas, y que como fuera de su demarcación quedasen por la de Castilla las Islas de cabo Verde-, atacados por aquí insistían en el a r t i ^ culo de posecion : respondirjseles, que aquella junta era á instancias de el Rey de P o r t u g a l , que pretendia ser agraviado en la adquisición de las Malucas ; que dixesen de a g r a v i o s , y s€* daria satisfacion; instaban los Porturaie es , ^ue la Capitulación no 16 decía a s i , sino que se juntasen á determinar ía posecion de aquellas Islas: respóndeseles, q ese é ra el mismo caso y lq sobre ello propuesto, y lo mismo dev¡an decía- • i y proponer ante los luesesde esta causa ; que en tal articulo concluya, y ellos lo tubieroa
1
r a r

por

%6%

"Historia General XV

por concluso.
9 Conforme i sus ideas procuraren introducir o t r o s artículos i m p e r t i n e n t e s , y demeras formalidades i á los que se satisfizo puntualmente , y los Juczcs dixeron , que ha. vían este pleyto por concluso quanto á el disputado articulo ; y que para determinar se. les llevase el proceso al di a siguiente Viernes veinte dos de Abril en la Iglesia maicr de Ba. d a x o z : los fuezes comisarios por el Rey de P o r t u g a l dieron su sentencia, que fué inter. focutoria; en que d e c l a r a r o n , que los Procu. radores de ambas partes «dentro de tres dias hiciesen posesiones, y Capítulos jurídicos para preguntar á los testigos por ellos , que fuesen p r e s e n t a d o s ; que podían ofrecer escrituras, y p r u e b a , de que en este caso se pensaban ayudar» para que bien e x a m i n a d o , todo pudieren determinar esta causa ; y sobre la pos e s i ó n , haciendo justicia : no tincóse á las partes en el mismo d i a , y en él mismo templo' Jos Comisarios de el Fmperador en sentencia dixerón , que los pedimentos ante ellos, y

los

W^ífitas

Vr¡m <Part~ Cap. / X .
t

W

los Otros diputados hechos por les procuradores Fiscales de Portugal, no haviar» Itioar de d e r e c h o , y que asi lo pronunciaban ; que mandaban, haciéndolo que en derecho debía n ; que los Procuradores Fiscales de el Rey de P o r t u g a l , d e n t r o de tres d i a s , dijesen ^ y alegasen su derecho, lo q u e les cumpliese : Replican los P o r t u g u e s e s , que pues parecía c o r . forme á la que havian pronunciado los Comisarios de Portugal,, en lo que sé producía de alegar de derecho, se d e c l a r a s e , si se havian de ser por libelo; ó por posiciones y si el termin o , era asignado á Jas d e s p a i t e s litigantes : respondioselcs, no'haver lugar á la declaración pedida , pues estaba muí claro el a n © de los Comisarios Imperiales,
3

io E s t a n d o el negocio en este . e s t a d o , y conocida clara la intención de él Portugués, de no acabarlo de la p r e p r i e d a d , y r e t e n e r , como quiera que fuese, y pudiesen; lo de l a p o , secion, excusando el juicio de la demarcación y dilatándole con varios artificios, no queriendo estar i sus mismas c a r t a s ; ni alas de los ImY pe-

i yo

Historia

General f)e

per ¡ales M i n i s t r o s , teniendo solo la posccion p o r completa p r e v a n z a , pareció ultímamcn. te , que i o se debia c o n s e n t i r , que la Justicia de el Emperador fuese perjudicada c e n tales a r t e s : espiró el termino ce la Comisión y los Imperiales jueses no a c e r t a n d o , que medio fuese a l a composición suficiente, acordaron remitirlo í las partes principales, e n t r e quienes havia estrechos lazos de parentesco^ y amistad, y asi se deshizo aquella tan ruidosa Junta. ii A la verdad q parece censurable tanta con, desencia, en Iusticia tan evidente; tal confortación con una P r o v i n c i a ; destacada subrepticiamente de la España; sien aquella ocacion, no acordando en ninguna proposición de las nue s t r a s , tan moderadas, y condescendientes) hubiese sido la resolución,de q siendo el derecho tan claro j recompensarían las armas atrevimient o s , creo se hubieran contenido en la dilatoria dz los a r t í c u l o s : era esta una de las q hacían jus. ta la guerra en sus causas: (y) corregible es con

las
rv) Si v'mdictampro necesítate ngendeetuend<t<¡M%? publica;ntn pro saturaríais inimitiarum cdlis, excrunt'
}

Philifnnas frim, fari.

Cap. 1%.

i 'i *

las anuas q u e r e r mas mandar á las g e n t e s , q u e refrenar pravas y codiciosas , y ambiciosas pa_ siones , en que : (x) pasar i dolos y falacias p e r que faltan razones justas , t e n e r esto á fiorir- ? y que solo á la virtud ès este el camino mas seguro , soio en la Politica de Salustio ter. eirá lug.r ' no amar la gloria por la justicia , p o litica inversa ; no ay en ella capitulación , ni confederación segura j tal fué la que hicieron los'Romanos con los Samnites ; Obligólos 5 guerra ásujetar la cerviz al.yugo? pero luego que pudieron, recompensaron la concebida injuria: Remónos detenido, a c a s o mas de Jo p e r ni t ido, è n este l i t i g i o , importa su coi¡«cimiento á discernir los perjuicios, que sintieron <?nsu oposición estas I s l a s , y quan vtil nos hubiera s i d o , que hubieran cenfirmaáo la decisión las armas ¿ se hubieran castigado tales latrocinios en sus principios con
5 a

Y 2
( X ) pía fond artes í falháis cmitendit* destinti

ella*
dotis} at <¡tie

17Historia General Vt ellas í ( y ) dice mi Sanco Augustino : creo tirnaemente que ha haver tenido menos cuidados el glorioso Carlos V. no huviera sufrido pretensiones rin injustas ,y hubiera , zeloso de el d e c o r o , que sedebe a l a M a g e s t a d , dcter. minado de o t r o modo tales disensiones.

CAPITVLO. X .
Ti-eVienese Bspadra

1

en la Corma, aue

pisar àlos Malucos al cargo Superior de Lo» ai$a y Sucesos de este Viage, ^ y * te lumi de Badajoz sí ásendió aprevenir la armada, c,* debía pasar á las Malucas5 pussosexla cas»* esta c o n t r a t a c i ó n en la C o r u n a , sin atender la contradicción de Sevilla, que pretendía # conservase, én ella; dispusieron seis Navi° cargados de L e n z e r í a , Paños., Buhonería, y
1 í s u e t a

s

otras-

( y ) Topólos sibi non molesto sola regni cupidità concenre, <& subdere, quid aliud qtim
%

¿

rm

dt latrocmium nominandtm est !

(ph'ttipinas frim.

fart,

Cap. X¿

17$

o t r a s eosas de r e s c a t e , y de Comercio? bien pertrechados de Artillería, y armas? distribiiydos en ellas cuatrocientos cinquenta hom« bres s e r a Capitán General García lofre de Loaisa Cavallero de el habito de San l u á n , natural de Ciudad R e a l , Capitán y Comandante de la. Nao Capitana Santa María de la Victoria; déla segunda, dicha San ti Spiritus, era Capitán, Sebastián de el C a n o , P e d r o de Vera déla tercera la Anunciada : de la q u a r t a llamada San G a b r i e l , D o n Rodrigo de A c u ñ a , D o n l o r g e Manrrique de N a g e r a de la quinta Santa Maria de el p a r r a l , déla s e x t a , llama-, da San Lesmés,Francisco de N o z e s j Santiago de Guebara comandaba un Patache de ordénes: Piloto maior de toda la Armada era R o d r i g o Bermejo 5 á todos se hicieron varias mercedes , yseles gratifico con ayudas de costa; hizo en la Cortina el pleytoomenaje én manes de el C o n . de D o n Hernando de A n d r a d a , él G e n e r a l , y énlas suyas los demás c a p i t a n e s s u b a l t e r n o s , y en las de estos sus dependientes s o l d a d o s , y se bendixo el Pendón Imperial solemnemente: fue-

i74 &¡storía General ®$ fueron muchas la* Instrucciones, que se les dier o n én orden á la E s q u a d r a , para lograr la conserva, sugeceion , y buena armonía ; én el modo con que debían tratar á los Naturales ,y Señores j que huyesen q u a n t o pudiesen de en* c ó n t r a r s e con P o r t u g u e s e s , y en caso que los hallasen álli, no dexasen de tomar t i e r r a , y atender las c o n t r a t a c i o n e s : en el caso de mue r t e de el G e n e r a l , nombramientos para quienes debían suceder én el G c v i e m o de la arntíU da : dióseles o r d e n , que cargasen mas de pimi„ e n t a , que e r a lo mas i m p o r t a n t e i 2 C o n estas instrucciones, y todo mu/ a p u n t o , c o n t e n t o s ; y alegres t o d o s , salió de la Cortina nuestra Esquadra por lulio de mil quinientos veinte y q u a t r o : y en dos de Ag o s t o dio fondo en ia Isla déla Gomera? detúvose aqai tomando refrescos'; salieron de ella, y á veinte de O c t u b r e tomaron P u e r t o én la Isla de San Matheo ; á dies grados de latitud austral tierra alta de mucha arboleda de palmas y Naranjos mucha'volatería* Calinas, y p u e r c o s silvestres 3 hallaron muchos huesos de
? 3

hora.

ffl?¡ltphi*s?r¡m* T'art, Cap. X. i?5 hombres 5 un P o r t u g u é s , que iba en la armada j les informó, que aquella Isla fué poblada de Portugueses j que los havian m u e r t o los negros esclavos , y á todos ios Christianos de la Isla: encuia comprobación se hallaron edificios, y levantada, una C r u z de m a d e r a , c o n letras g r a b a d a s , que decían: P e d r o Fernandez pasó por aquí el año de mil quinientos y quince; hallaron én el P u e r t o mucho pescado, uno qne parecía .Corvina como de veinte Ii„ bras de peso, causó mucho daño á l o s que de el cernieron , y si no les acuden con T r i a c a huvieran perecido; aun asi les costó-el recobrarse machos diás: salen de esta isla, y al Diciembre descubrieron la costa del Brasil: sobrevínoles un temporal3 apartáronse los N a v i o s , r e c o gense a l a conserva, excepto la C a p i t a n a : siendo de noche pusieron faroles, caminando con solo los trinquetes ; desaparécese también la Nao San Gabriel > no haviendo hallado en dos dias á la Capitana hicieron fuerza de vela c r e yendo ; que como mas ligera, estubiese much© mas adelante: álos cinco de Enero descübrie. ron-

i7¿

Historia

Genera!

De

ron el cabo blanco á treinta y siete grados de latitud austral, no haviendo aun bailado ala Capitana, ni á San Gabriel, mandaron al Patache los solicitase por el no de Santa Cruz, navegando las demás Naves en demanda de el estrecho •
A C a t o r c e de Enero se hallaron sobre un gran r i o , que en sus señales parecía el estrecho > acercáronse t a n t o á el j que yá hallaban coií q u a t r o solas brazas de agua; el Navio Sancti Spiritus dio con la quilla en los ba. xos unos quantos golpes, la Anunciada paso* el mismo p e l i g r o , corría la m a r e a adentro, que llevaba á tierra las N a v e s , y mando d r a fondo Sebastian de el C a n o ; embid gente en él esquife á registrar , y r e c o n o c e r , si era aquel el estrecho : hallando oportunidad , dexando i éstos en tierra pasan las Naos adelante ea el * cabo de las Vírgenes, que está i la boca de el e s t r e c h o , la noche c a t o r c e de E n e r o surgía ron con t a n t o viento y m a r , q u e todas las N a o s perdieron los Bateles comenzaron arras. J?|TF las anclas, y sepwdjp la N a o Sancti 5p«-i i

nueve hombres, y los de mas se sabaron con mucho trabajo j hicieren Camarines en tierra, y recobrar o » la maior parte de su segundo día tubieronmaior tiempo? Cano en Anunciada atendiendo» á que todas fondeasen en Puerta perdidas salió a l a mar compeiido de el v i e n t o , y su furor j manta,, así. y á diez y ocho pudo entrar en laBahia de las o n z e mil Virgines j apacado e l tiempo i y siendo ya muí bonansible, emboca, ron en el estrecho las tres Naves Anunciada,* Parral, y San Icsrres» 4 t i Coirendador loaísa con su C a pita* ná, SmCabricl, y eí f a tache llegó d e al o d e las Vírgenes, i veinte seis de fnerc > estando el tiempo {»% rabie , siguieron al Fstrcche í en entrando en él dicror» ¡cnck per lo yi'fcru to de las corrientes: Sebastian de el. Cano fué ala Capitana^, y se d e t e r m ' i o que se*recogiese fa carga de el perdido Sane riSpírí t n s , y se repartiese- entre lm demás Ñusnes: embarcada todo les sobrevino un ten.];eral: i e v

litas: ahogáronse

Pb'iltfmas

ttm>

fart.

Cap. X*

i?7

carga: al estaba los

la

p

stguroj bese

las amarras

1

v

£

cío-

173

historia

Genera! Ve

cío que les obligo salir a mar aira ; la Cnpita. na , y las.que quedaron en" la ensenada déla Victoria estubieron en muy próximo pelicio de naufragio i a r r a s t r o la C a p i t a n a , y esto, vo dos di as d a n d o , golpes entierra con ci codastre , quebrantándose mucho , y el timón abrió machos y hembras: serenóse el tiempo y á los tres días atendieron á poner en t i e r r a la c a r g a , con lo que veyó el Na. v i o , y se pudo componer de m o d o , que es. tuviese navegable ; hicieron á la vela, y solicitando el paradero de ios d e m á s , se fue' al Rio Santa C r u z , donde se carenó la Capitana algo m e j o r ; en estas bueltas con extra, ordinarios trabajos y s u s t o s , estuvieron hasta el seis de A b r i l , en que todas las Naos imitas doblaron al c a b o - d e las Vírgenes, y dieron fondo por falta de viento en Cavo g o r d o : salt a r o n algunos á tierra , y no hallaron en ella g e n t e , vieron si vestigios de gente grande; refrescando el viento prosiguieron elviagepor aquellas a n g o s t u r a s , estendiendose en parres en Bahías, y ensenadas j .vieronse muchos fue

ThVlplms Trím^aruCapu

X.

179

gos en ambas c o s t a s : dieron fondo en un buen p u e r t o que le pusieron nombre de San Jor. ^ e , nailaron canela v e r d e , pero silvestre 5 hadaron por la p a r t e de el Sur P u e r t o s , en que sin ¿ n a r r a s podían estar los Navios seguros; arrimáronse dos Canoas de Indios , que parecía amenazaban en sus demostraciones , eran de irregular e s t a t u r a , por eso aigunos les llamaron G i g a n t e s , o t r o s P a t a g o n e s ; mucho di lo que por entonces se dixo de ellos tenia excesos de la ponderación: mostraron teas e n , cendidas; hizose juicio iban á quemar nuestras Naves; viendo prevenidos á los nuestros no pasaron muy adelante , pretendióse seguirlos con los Bateles; pero los escapó su mucha ligereza : entraron en o t r o Puerto f r í o , era im. tenso el que en e'l se sentía , y por el desabrigo murió alguna g e n t e : salieron pues de el estrecho á los veinte cinco de Mayo , de* sembocando en la mar de el S'iír: afirmaron después en relaciones juradas tiene este estrecho de hra^ ciento y diez -Jcpuas. desde í l c a b j de-las once-mil Vírgenes hasta el cabo

Z a •

desea.

18d tíisum Gtmrál 3e deseado* en-paites tiene de ancho i lo mas, siete leguas, y en partes se reduce i media legua su e s t r e c h e z ; que hay sierras elevaiisim a s , las que no permitían e n r r a d i al Sol en quasi todo el ario > que las noches e r a demH de veiaté horas > qae las nieyes eran muy con, t i n u a s . que se veían de ellas en los montes que azuleaban p o r su antigüedad i muchos arb o l e s , que aunque frescos, y verdes en el fuego ardiaa muy bren; nuchas y buenas aguas, abundantes pescas de grandes y regalados pezes ; que lis mareas de una y o t r a mar suben cinquenta leguas cada una hasta la mitad d e el e s t r e c h o , en que hacen mucho estrepit o l i s crecientes, y menguantes > con una hó» r a de diferencia hallaron machos esteros, y e m b o c a d u r a s , que no r e c o n o c i e r o n , por otic fuera detenerse m u c h o , y consumir en ello el bastimento * y quedar impedidos al viage por falta de víveres. ) Fuera ya* nuestra Esquadra de el es* frecho de Magallanes, llevando su rumbo al H o r i e , á p r i m e r o de Junio c o a un tempe* ral-

fbilifíms frim- fart* Cap. X .

ilt

jral te desapareció Ja Capitana j extravióse también Santa María de ei Parral; los de el Patache vieron i San Lcsmcs, pcrsuadieroa se iban delante las demás .Naves j lo que les desconsoló i y consternó, por no tener en su bordo mas dequatro quintales deviscocho, y ocho pipas de aguas j poca provisión para d o s mil leguas i que según su estimación tenian que navegar hasta la primera tierra; era mucho e l frío, y corrían á la equinocial, quanto po* dian, para librarse de él • La Capitana con e l temporal que duró de quatro á cinco dias , se maltrató cíe tal modo que no podían á chicar el agua trabajando continuamente dos bombas; con el quebranto de nueve puntos en su quilla > los demás Navios corrieron de tal m o d o , que no pudieron mas unirse 2L h Capitana,
> t

t

CA-

Historia

General

De

CAPÍTVLO,
Muere el comendador Loaisa a las

XL
}

y

prosiguen

Malucas»

fines de Julio i en q u a t r o grados al N o r t e , quebrantado con tantos trabajos j y fatigas^ murió de emfermedad el Comendador , y General García fofre de Loaisa; fué sa muerte de un verdadero catholico chris. n a n o , su resignación la hizo muy edificativa á i o d o s , en quienes fué general el sentimiento p o r la falta de un General de excelentes prend a s , que le hacían muy amable : abrióse la Ins., t r a c c i ó n secreta ; hallóse por succesor en til caso Sebastian de el Cano , que fué obedecida sin resistencia immediatamente : estaba tambie i muy enfermo por la misma causa; fatigas,y naufragios, le tenían reducido a u n miserable estremo reconocido , Capitán General no *duró mucho su govierno pues á los q u a t r o di as dio nn con la vida, á trabajos., y miserias, hicieronle.

1

A

Vbiüpinasfrim.

Tart

Cap. XI.

J8j

le las Exequias simples'de'Padres ni estrés-, y Ave M a r í a s , las posibles á N a v e g a n t e s ; fué su •Sepiilchro el mar , como el de su piedecesor, en cuva naturalidad se escusan costosos movimientos 5 murió Jue^o Alvaro de Loaysa sobrino de él Comendador, que hacia Oficio de Contador General por muerte de el Propietario-, que finalizó en el mismo Golfo i también murió el Piloto mayor Rodrigo Bermejo con .mas treinta y cinco hombres ; declararon por General i Toribio Alonso de Salizar Contador de.uno délos Galeones j estaba b a s t a n t e enfermo el Piloto no era muy Practico, mandó governar á"las Islas de los Ladrones* en su demanda descubrieron una isla, á quien pusieron S* Barthol,on5 en trece de Septiembre, no pudieron tomar la por ser por aquella parte de su descubrimiento alta, y peñascosa : estaba en altura de catorce grados. i N o pudiendo fondear en San Bar» tholome siguieron á las de los Ladrones , ó San l á z a r o ; descubrieron las dos primeras e n t r e doce, y treze grados al N o r t e de la primera, que-

J?4

fíisterta

General f>§

que se llama R o c a , íes o c i i r n ó uno en ana Canoa, que les saludaba, y decía en hora buena vengáis Señor M a c s r t e , y la compañía . Yo soy Señores uno de los de ía Armalia de Magallanes, y uno de los que huyeron •Vía Nave Trinidad de el cargo de Espino, s a , p o r que en ella morían muchos de contagio : huyeron conmigo eos Por tugueses aquicnes m a t a r o n los i n d i o s , p o r que come, t i e r o n exesos , desde aquella Isla que esta más #1 N o r t e , pasé á esta donde me manten* gos soy G a l l e g o , y mí nombre es Gonzalo de Vigo> sé y i muí bien ei Ieitguage de estas ís« l a s , no quería e n t r a r en la N a o , sino es bajo segurct Real, q u e concedido e n t r ó abor~ do : saliéronles muchas Canoas c o n C c c o s , P U n r a u o s ¿ C a m o t e s , Pescados, A r r o z , Sal, y otras, muchas frutas,, que fué un gran con» suelo á aquellos pobres lánguidos no querían o t r o precio en cambio q u e hierro en qaaiqutera modo que fuese r no ha Ha ron allí especie alguna de ganado correstible *. m a„ ?es> solo a l b i n a s q u e p a r e c í a n T ó r t o l a s *
s r

es ti-

fffilpmm Trim. fart.Cap. XI
;

i%%

estimaban k s en m u c h o \m tufa» tv. jsulas, j la* a t o s t n u b f aban e n ei b u c l e . dicese q u e nú conocían el; fuegoj» y r a s a b a n n u i biert •sin este Elemento que concerniros tan simplemente necesario t e r a gente de buen talle, y de gentil; disposision hembres y r r ü g e r e s r todo su gala e r a en lo largo y tendido de é l Cavelio, sus armas- Ondas,, y varas tostadas-, en caía estremidad ponían las canillas de los 'muertos en g u e r r a : ernco- días; e s t u b c a c ü i la Capitana donde hizo aguada: y hecha * la Veía siguió el víage á las Malucas; cogie-> ron once Indios con- engaño para que les a., yudasen en é l manejo de las b e m b a s , que e r a muí continuo p o r la n ucha agua de su ca~xa> hasta que hallasen donde poder a d e r e z a r s e y componerse,
x y y

3 Murió en el camino e l G e n e r a l Safa . -Ms>. t r a t a n de sobstituir o t r e , y se dife r e i v «ian en los pareceres y querían: unes a Busra* .man t e , que yá havia estado én las Malucas, y regresado^ á Castilla en la V i c t o r i a , ©tres a-Martin: Iñigues .de Carqu%aíio /UguasiTnsa. A a yor
-

tf§é WistorU General í)e ior de la Armadas cómforma'ronse-y y com. prometiéronse, en dos v o t o s , los que cligie. r o n á Martin -iñiguez : en dos de Octubre descubrieron la Isla de Mindanaó ; hecharoñ e l Batel al a g u a , que arrimando á la Costa rtO pudo en t o d o un día descubrir gentes y¿ resueltos á bolver á la Capitahahallaron tirrá Canoa con Indios 5 hablóles el Gallego en la lengua que sabia, y no fué entendidos en; eróse la C a n o a por un r i o , y siguiendo el Batel descubrieron en su flivera un Pueblo i pablaron con los indios * entendiéndose cen la lengua Malaya , les dieron vino de FaL m a s , buenas gallinas, a r r o z , y frutas par r e s c a t e s , con lo que bolvierqn ála-Capitaüa mui alegres y bolvieron o t r o dia , y notaran á los Indios recatados ; pedían vitualla, yl(s .respondieron, que esperaban gente de eltnon- t e , que la t r a h e r i a ; era cautela srtifxios.api' - r a tener mas gente, y tomarles el Batel: el día siguiente fueron a l a Playa con sus armas', «o saltaron en t i e r r a , aunque les instabafli los Indios^ sino les daban u n j n d i o en rehí• ;" "" « oes,

fhillfinas frim farr* Cap. X I tfr? lies.,. que ellos darían un Castellano para p o . der conrrat.ii con conríanza i previnieron los, Indios uno vestido con ropa a s e a d a , y u n a arma á modo de D a g a , con el puño de o r o y dexanio todo esto en t i e r r a o t r o en el ü a * jtclj se fué á Bordo* . 4 Salto á tierra el Gallego en cumplímiento de los c o n t r a t a d o s rehenes: llevaron, le al fteyzuelo, que le dixo muí s e v e r o , q u e los que venían en aquel Navio serian P r a n * guis, nombre que d a n en J a India á los Por* tugueses , y és de u n a , d e las mas ínfimas cas-, tas i que era mala g e n t e , q u e adonde q u i e . ra que lleo-abm hacían mucho d a ñ o : informó el Gallego., q u e no eran t a l e s , q u e era bue., na g e n t e , y que solo querían víveres p o r su justo precio i dixo, él R e y , que si e r a asi po* dian t r a t a r l i b r e m e n t e : el G a l l e g o , q u e era a s t u t o , y c o n la larga comunicación en las cosas de los. indios muí e x p e r i m e n t a d o , n o t o muí b i e n , que todo era e n t r e t e n i m i e n t o , y aunque los Indios eran muchos, y bien armad o s , se escapó de ellos:, .y se recogió al BaAa 2 tel
%

&w.

f&titdrh

General fte

i d , sin que pudiesen alcanzarles 5 requiriólos eí Capitán Iñigucz Jé diesen Bastimentos, y les bol: ¿crian su Indio, pero-no hicieron c a s o ; trataban t o s Indios c o r t a r jos C a b l e s , p a r a que Jos ¡Naos diesen en t i e r r a , y naufragasen en Ja C o s t a , n o pudieron conseguirlo, p o r la buei n a , y vigilante guardia* 5 Esta sera la gloriosa l o m a d a que áfcz el P a d r e Francisco Combes d e el ZeJosisiaio Portugués 'Francisco de C a s t r o j las circunstancias, qtíe con tanta particularidad {aunque n o supuró l ó s a n o s , si solo que e'ra G o v e r n a d o r de T e r r e n a te Antonio Ge Iban ) refiere, nos persuade también fue la misma expedición que dexo á los de Mindanao tan d e s a b r i d o s , como en es te arribo experiment a r o n los n u e s t r o s , c o n mucha mas admira, ¿ion respecto de hayerlos hallado en riempo de Magallanes tan favorables : atribuyese pues esta novedad tan Opuesta 4 la venida de Jos Portugueses, en q u e nación tan'política-, e n t e n d i d a , y valerosa abrazó indignos medies i £Qflseguijr'*J'""6g de hacernos ©diosos en estas

Wíüphm Wm. Tan. Cap Xt

i8£

estas p a r t e s , és v e r d a d , que no convienen las señas de los prodigios^ y conversiones de Reyes, y gentes en el Vlindanaó; p e r o es fácil aecir c o u ' i nuestras Historias , y memorias, que les supuso gratuitamente asi como g r a t u i t a m e n t e desp r­ chcié ios muchos elogios q u e les atribuye ; sobre cüia severa censura nos dan abundantes motivos: los sucesos a n t e c e d e n t e s , y subsiguen tes» - 6 Salieron con tan mú despacho de­ áqui á solicitar bastimentos e n Z ebú.i no lo: permitieron ios v i e n t o s , y siguieron la d e ­ r r o t a de el Maluco,: en veinte y dos de O c ­ tubre cogieron P u e r t o en T a l a o , que está * la mitad de el camino de Mindanao i I e r r e * líate, recibieron i los Castellanos pacifica­ mente, dieronios por sus rescates p u e r c o s „ gallinas c a b r a s , p e s c a d o a r r o z , y frutas 5 salearon en t i e r r a , embiaron C a r p i n t e r o s á cortar* madera en los m o n t e s , p^ra muchas cosas necesarias: roo­oles el 5ейог d e esta Isla, lediesen favor c o n t r a las islas d e ­ G u a * Jibó y la Libíi c o n quienes renia actual'­gue* Ш, y en que bavia mucho o r o i no le pare^
9 л

€10

Ip4/ &¡storU;:Geuet4f ti ciojál Cap'tan conveniente interesarse, en tale* oposiciones,, q u e podían hacerles odiosos, ya exponerse si expedición a contingencias ¿ después de bien refrescados í veinte siete del mismo O c u t b r e p a r t i e r o n en demanda de las Malucas \ :í veinte nueve descubrieron tic*' rra de Gilolo sobrevínole* una molesta, c a l m a , que íes detuvo quatro d i a s llegaron; k una Islqta sobre el cabo de Gilolo á dos leguas de aquella isla.
x :

Saheroa los Indios a comunicar cop. los Castellanos,, que hablando los en Por», t u g u e s , les p r o c u r a r o n desviar de los Malu* eos,, dirigiéndolos p o r da Costa larga de Gilolo al Leste - c o n o c i e r o n los nuestros el error, y d i e r o n la buelta á Camaso j era su Covernador por el lley de ..T ido re Quichil Buba-» c a r 5 aquí les informaron de lo susedido con 1 $ Nave T r i n i d a d , y su C a p i t á n Gonzalo G ó m e z de Espinosas como tenían yí los P o r tugues es su fortaleza en T e r e n a t e con Erru b are aciones de varios p o r t e s , que havian he¿ cho muchas vejaciones ¿ A í m a n z o r , p o r que} 4 ;

7

Wtpms T'rim* Tari: Cap. XI W .havia zdmitido al comercio á-Jos C a s t e l l a n o ^ que ,;poco antes havian q u e m a d o , o ericendiado á T'idore, por lo que el Rey con su c o r . te se havia retirado á lo mas alto y fragoso d é l a s i e r r a : pidió el C a p i t á n á Bubacar una cmbarcacioncita ligera de despacho, en la que • dio p a r t e al dey de T i d o r e , y á o t r o s R e . yes Malucos noticia d e su a r r i b o ; en ella despacho p a r a dicho efecto á los C a p i t a n e s , Andrés de V r d a n e t a , y Alonzo de los Ríos con q u a t r o esforzados compañeros :¡estes informaron al Rey de G ü o l o p r i m e r o , comiQ -el {imperador en fuerza de los c o n t r a t o s antecedentes con Espinosa embiaba una Esquádra á continuar el comercio de la especería, -que el mal tiempo- las havia r e p a r a d o , que •sola ella, que é r a l a Capitana havia a p o r t a d o I C a m a s o , en que havia , recivido la sentidi. sima noticia de los, t r a t a m i e n t o s indignos^de los Portugueses-i sobre que estaba ¡mui dispuesto á d e s a a r a b i a r l o s , lo que haría con esfuerso., quañdo se Je,reuniese la A r m a d a , que hiendo Di os: servido seria- muí en b r e v e : r e s piraf

n§i

Historia

Central

De

piraron los Indios con estas preposísienes,, m o s t r a r o n sus regocijos en publico* bayles,y d a n z a s , iluminando, las noches festivamente: recibidlos el Rey con demostraciones de c a r i , ñosisimos a b r a z o s , que o y d * ía Embaxada q u e i n t e r p r e t ó el Gallego Viga, les explicó la* violencias de ios P o r t u g u e s e s , destruyend o á ¡os confederados j se lo í el por no te, . n e t fuerzas b a s t a n t e s , havian tenido respe, t o r ofreciólos favorecerlos, con t o d o - s u p o , d e r Í si quisiesen á segurarse en. sus tierras,, ó en. T i d o r e , como fes pareciese mejor* 8Aionso de los Bios con: dos compañeros pasó á T i d o r e , quedando Vrdaneta >ei* GÜOlo, hiz© a aquel Bey su En 1 axada, y fué el reeivimiénto el mismo Jos mismos. cfre~ cimientos d e continua* la confederación con él Emperador; mandó a'conpa nasen' á Ríos dos de susprineipalesquelo ofrecían susatixilios aíCapit a n G e n e r a l : bueltoeste Capitán á Cílblo aecrdar on los dos. con este Rey entrase,, y se asegur a s e la Capitana en su Puerto,cn ío que convino también después el: General! ifi^uez j raye; ?an.

gando ya en demanda de esta Isla les sobre vino un fuerte t e m p o r a l , que les obligó á abrigarse en M a r o : iban y á el día de San An„ dres á la vela , quando les salid al e n c u e n t r o una embarcacioncilla, en que iba el Celebre Francisco de C a s t r o , que era Alguacil maior de la fuerza nueva de T e r r c n a t e j este dio al General nuestro una C a r t a de D o n C a r . cía Enrriques Capitán P o r t u g u é s , y entregada le hizo varios requirimientos ; como que a . quellas tierras érán de el Rey de P o r t u g a l , que fuese la Nave í su establecimiento; d o n de serian recividos con honor i de que no irian c o n t r a su voluntad: nuestro General I ñ u guez respondió, que no conocía mas Rey que al de C a s t i l l a por cuia orden havia pasado á aquella t i e r r a , que á el solo obedecería, y que c o n t r a quien se lo estorvasc haría su resistencia, sobre que no g a s t a r í a mas palabras: que se dexase de fanfaronadas , por que si las repetía no era t a n t o su sufri« miento que las dexase sin castigo j que en lo demás se remitía á las o b r a s ,
J

Bb

9 Núes*

rp$

Historia General Ve

9 Muestra Capitana andaba entre aquellas Islas por falta cíe vientos favorables; dio fondo en una ensenada dicna O á a b a , llegaron algunas pequeñas ciLbaicauGnes entina délas que iba el factor de los Portugueses con otros tres ó q u a t r o ; permitiéronlos e n t r a r en la Nao repicieron los requirimientos, para que fuesen á su Presidio ; que de no protestaban usarían de la fuerza $ respondió .brevemente el General que su rumbo e r a , y seria adonde el Emperador le ordenaba 5 que era á Tid o r e , ¿quien ellos b a r b a r a , é inhumanamente havian destruido por ser de la devoción de su Magestad ; que no respondía á la vana, y fastuosa arrogancia de llevarle por fuerza; pues quando lo intentasen conocerían i p r e pria costa el desengaño • despidiese con este despacho el F a c t o r ; volbió segunda v e z , y les notifico los mismos requirimientcs > respondió iniguez de el mismo modo j y añadió que no bolviese mas con tales proposicionesj pQr que seria sin papel, ni tinta la respues. ta5 fuera de esto la cortesía de nuestro General
5

fbilifms

frhn, far. Cap, XI

195

netal fue muy generosa: regalólos con piezas de Olánda > sedas, panos, comerme á la calidad de cada uno : doblaba ya nuestra Capitana el. cabo ác Gilolo que tanto les havia- detenido-, iba yá en buena vela, quando detras de una Isla" sa.ieron- dos (jaleones Por-tugueses, y algunos batsallos r ni.¡gun no'vimiento hizo a su vis ta nuestro Navio-',• siguió su r nimbo muy puesto en guerra , con ¿afirmeresoIlición- de atropellar aquien se le pusiese de„ lánte"y tenia: muy buenos Cañones de bren, ce , muchas* armas, y municiones-,- escopetas , y ballestas, muy suficientes á armar la gente de su tripulación, que eran mssde cien hombres: era el vierto fresco, y favo rabie-,, pasaren con él por en-medio de los-Portugueses-,- sin que se atreviesen á acometeré y ni' ofenderle j fueron- a Tido re der^ch os, dieron fondo donde antes estaba la.Ciudad: salió el Rey inmedutamente á recibirlos,- era solo de edad de doce , :í rrece años; sosteníale el de Güolo anciano deochenta; explicó el de Tidó'recon rúes* tro-General sus vivos-sentimientos, las incursión B b. 2nes*
1 N

i©£

Historié

General Ve

r¿es, que hávia t o l e r a d o , que le obligaban a andar p o r los montes como fugitivo; juró con sus Principales señores la antigua alianza? y servir con todos sus vasallos al Emperador , y en su nombre á sus Capitanes j c o n t e s t o con el mismo juramento nuestro General Iñiguez , 10 N o estaban sin prevención, y cuidado los nuestros , de que los Portugueses viniesen á combatirlos ; vinieron pues arrestados á to. mar la N a v e , y á modo de P i r a t a s , fue antes que amaneciese , por aprovecharse de él descuido i sentidos los nuestros dispararon tina pieza que maltrató mucho á una Fusta, Respondieron los Portugueses con una des. carga '•> dio en el costado de la Capitana una bala j registrando si havia hecho daño notando la luz a p u n t a r o n al a g u j e r o , y m a t a r o n a un g r u m e t e , y hirieron q u a t r o h o m b r e s , k a . ñonearonse t o d o aquel día con frequentcs d e s c a r g a s ; cesó á la noche el fuego; al'dia siguiente se repitió hasta después de medio d í a , que se r e t i r a r o n los Portugueses í refres.
5

'Pkiltpinas Wim* 'Pan Cap* X h
frescar i una Rivera inmediata, para bclber con maior Ímpetu : tubo noticia ruestro G e . neral , d e q u e havía saltado en t i e r r a , em„ b u veinte Soldados con doscientos n a t u r a , les, sienten la marcha los por t u g u e s c s , p r e cipitan ei E m b a r q u e , fueron ¿kdnzados ;i un muchos que fueron acuchillados, y mal heridos ¿ y sin combatir á la Capitana se r e t i raron á T e r r e n a t e . Quando estuvo nuestra Capitana en Caraaso vieron dos Navios a l a vel a , jusgarido serian de Nuestra Esquadra se émbió el B á t e l a r e c o n o c e r l o s , que no pudo entonces alcansarlos ; ahora considerando su peligro, y que si aquellas velas e r a n de la F l o t a , seria un oportunísimo s o c o r r o ; scdeterminó fuese í inquirirlo el Capitán V r daneta en u n P a r a d , y Indios e'n C a n o a s ; lie-' garon á la Isla de M u t i l , que havian tomado, los Purtugueses, t o m a r o n dos P a r a o s , q u e . marón un Pueblo , mataron alguna g e n t e , y se recogieron sin recivir daño» n AL mismo tiempo el Rey de Gilolo e hallaba atacad© de los Portugueses., pediael3 s

197

I9&

Historia

General

%e

el s o c o r r o de veinte C a s t e l l a n o s , y alguna Ar. sillería, se le concedió-al comando de Martin C a r c i a de Carquizano ; pasaba á esta sazón un Barco, de portugueses cargado , que- navegaba de Maquian á T e r r a n á c e : con: orden de e¡ Ce» neral, peleando le t o m a r o n los Españoles, matan», d o á un.Portugués, y veinte; lnGÍos:cíióse libertad á los. naturales, precediendo algunos regalitos, prevención de: que no era con ellos la guerra, solo con los Portugueses , con lo que se fue, r o n á. Gilolo muy c o n t e n t o s : el clavo que Hallaron erapesso>de doscientos y cinquenta quin. tales - f u e r o n c o i i V r d a n e t a * en secundo vi a. ge á solicitar de los dichos d o s N a v i o s un Castellano $ un Indio artillero, los hombres de ar. mas eran todos, indios.5 mas de veinte días áo, duvicron p o r aquellas I s l a s , y costa sin.hallar la menor noticia i faltaron yá. los bastimentos, n o hallándolos por el dinero en C ü a c i r , J é s o, bligó á valerse de: las armas5 quemaron por su resisteiTcia á un: Pueblo, y con este escarmie n t o consiguieron remedio a su necesidad en ©xro; á la retirada tubo este esforzado Ca. pitan-

filipinas fhn.r Par. Cap, %I Í99 pitan un encuentro con ocho, embarcaciones de Portugueses, llegaron dos de las maiores a abor,g dar i dos de las de su conserva ; buelve con la suya V r d a n c t a dispara a u n a su pieza, desbarátala la p r o a ; y mató algunos ¡ mientras se reparaba recogió sus embarcaciones á fuerza de r e m o y disparando como lo ofrecía la ocasión aquel vnico t i r o j ó cañón, se les deslizóos entre las manos llegando á T i d o r c sin especial dañoj y con gloria.
a v 9

ü N o estaba yú la Capitana p a r a navegar, lo mucho que havia padecido en el víage, abierta con las descargas de artillería, desguarnecida por los balazos recividos, se determinó poner una q i l l a cu Astillero, que concluida su fabrica se remitiese cargada de c l a v o , y especería :í Castilla > se diese quenta ál Emperador de su imminente p e l i g r o , la g e n t e peca , y los Portugueses muchos, era irremediable su conservación sin un poderoso s o c o r r o » N o cesa* batí los Portugueses de crusar aquellos n ares, andaban dos embarcaciones bien a r m a d a s , que hacían mucho d a ñ o ; pusicronse en f r e n t e de-

200

MistsrU

General D¿

de la Ciudad con sobrado atrevimiento jdispu, sieronse también de nuestra parte algunas cnr b a r c a c i o n e s ; en la mas bien parada s e e m . barcaron un hermano de el Rey, que coman, daba á los I n d i o s , y el Capitán Vrdaneta í ocho Castellanos; huvo su disputa sobre su ac o m e t i m i e n t o , en que b i z a n e a b a el vaior; y para evitar competencias los acometió Vrdaneta solo ; queriéndolos á bordar , no esperaron , y se pusieron en precipitada fuga ; en el alcance les tiraron una pieza , su fuego prendió en un barril de Polbora, q reprehensiblemente iba descubierto ; quemó algunos Castellanos, y h i s t a quince de los Indios, de los que murieron seisjde los chamuscados fué el Capitán Vrdaneta que con la fuerza de el fuego, sin poder cont e n e r s e , se arrojó :íl agua: q u i z o coger el P¿rao , que iba huyendo, y no pudo con la fatiga , y iba nadando á tierra; conccícrdo la des, gracia de el fuego bolvicron los portugueses descubren al que n a d a b a , fueron sobre él, los Paraos de GÜolo , se pusieron delante para defenderle , pelearon con valor y a pesar de les

portugués cogieron en s« bordo el Capitán j fué cosa de prodigio pudiese escapar por l o s muchos arcabuzasos, que le dispararon quando estaba en el agua $ bol vio á T i d o r e , estubo muchos día* como a z o r a d o de el h u m o , q u e havia letivido por las n a r i z e s que le ofuzcó el Celeb r o , y tubo que curar bien d é l a s h e r i d a s . i¡ A pocos dias se e n c o n t r a r o n las d o s Armadas, que pelearon mas de seis h o r a s , sin que se declarase victoria por alguna de las partes j á mediado de Mayo llegó p o r Capitán de la fortaleza D o n lorge de Meneses en dos Navios, embió despachos á nuestro G e n e r a l Ifiíguez; significaba en ellos lo mucho que sentían aqudla guerra intestina ; que le suplica, bi se hiciesen t r e g u a s , mientras se t r a t a b a lo que se havia de hacer en beneficio de la p a z ; se k respondió, que se convendría en q u a l . qjiera concordia, que fuese sin periuicio de los derechos de el E m p e r a d o r ; cuyas eran á+ pellas Islas i q u e le parecía, que las p a r t e s tasen razón a sus P r i n c i p e s , que ordenasen ío que debían de hacer , y e n t r e t a n t o se con*
}

Ge

se

Bistma

General

Ve

servase en una paz amistosa, y comunicableí c í a el oirccirrncnto cié ios Por tuguesea cauteloso 5 y no les comvenia tan r a c i o n a l , y legitima r e s p u e s t a : hayia antes García Enrrique tratauo áe C o s a r i o s , y ladrones a nuestros Castellan o s , y nuestro g e n e r a l , que gastaba pocas p a l a b r a s , le respondió que no era novedad, que de p e r s o n a , á persona se lo haría bueno, que ellos eran unos tiranos , usurpadores délo que no les pertenecía por titulo alguno: que el, y aquellos Cavalleros havían ido allí por mandado d e su Rey que era imfamia t r a t a r asi su fiel Servicio; quería acceptar el desafio Enrriqucz, pero los oficiales Por tugueses se lo cstorvaron.
5

14 Con Don J o r g e d e Meneses su sucesor huvo protestación, y Embaxadas > concertaronse conciertas t r e g u a s : efectuadas estas embió Iñiguez á Vrdaneta a M c n e s e s , para que le mostrase las proviciones del Emperador en virtud de las que havia salido aquella Esquí, dra de Castilla ; no lo ignoraban Jos Portug u e s e s , disimulábanlo s i , por que convenía á su i n t e r é s , y intenciones i embió nuestro g * pe.
e

neral después de este despacho al, Capitán Vrd a n e t a á Güolo , mandando retirar de alli á Rios , y C a r q u i z a n O r y que solicitase a c a bar la Fusta , en que entendían los indios^ eran buenos- c a r p i n t e r o * pero necesitaban quien; la raaestrase t e r a muy preciado de Astrólogo judiciano el Rey ? á vezes daba pric, sa a.la e b r a , y á vezes- Ja de tenia;» para q u e haciéndose con sus- tiempos- saliese mas dichosa j o t r a cosa pensaban les Castellanos,, p e r o nada mas< havia que vanas observaciones*
5

i5¡ Las treguas con les Portuguses s e asentar oír ío que comunico nuestro ,Gene„ ral al- R e y d e G ü o l o , que las publicó en,to^ da su Isla; n a las p u a r d a r o n de buena fe,e Ics^ Portugueses;- pues p r o t e g i e r o n el insulte d e íes de: T é r r e n a t e , « apresaron Canoas de Gi> lofoy v mataron c a t o r c e I n d i o s r e p r e h e n d i ó , seb' Vrdaneta q u e se determinó á ello e n una C a n o a , , que no queriendo llegar £ d o i v de estaban ios Portugueses,, se hecho'áí ígiva y les djxó. su" sentir •. recompensaron la irju-ria los d e G ü o l o , Capitaneólos. Vr-daneta,,
P

Ce 2

co-

$&4

historia-

General

f)e

cogieron doce Paraos de M a t o cargados de vL veres: c o r t a r o n las cavesas por mandado del Rey á todos b s q u e eran, de T e r r e n a t C ; sintióse d e esto í ñ i g u e z , y satisfecho con razones de eí. Rey deGüoIOj alabo la conducta, de su C a p . t a n ¿ a q u í e n e x r i v í o , que quería tomar su con. sejo p e r o y a era t a r d e ; hallábase naui enier* mo de e l veneno con que le havia atosigado H e r n a n d o de. Badaya, F a c t o r Portugués,.quan* do fué á t r a t a r de la tregua de o r d e n de K'encsesj en cuia instrucción se creyó, que lo havia hecho comiendo con Martin Inigu.cz:; poco atendió í su p e r s o n a , q u e t a n t o i m p o r t a b a al Real servicio ¿un prudente r e c a t o huviera evitado sa« criflearlo a la ruindad de vileza tan infarre- j era hombre valiente sin. jactancia j d c buen consejo, l i b e r a l y p r o m p t o e n Ja execucion de sus pensamientos;; aunque de r a t i r a l c o l o n c o , y pre. t¿pitado i afable y muy sincero en sus tratos; ; era natural de la Villa de E'gc ibar en lá Provircia de Guipúzcoa. i5 T r a t a n los Castellanos eligir Ca. | i t a n p r e t e n d í a l o M a r t í n García de Carquis y

ftitipinas frm> favU' tifa XL lW zano,. y Hernando Bastan-ante; los de la A m u d a viendo,, cue no se podrían ¿justar t i ; n aquellas divisícncs, se fueron á la í o r . t a l c z a , y evitando diferencias eligieron á Hernando de la T o r r e : convinieron en la elección t o d o s , convinieron en- ella los pre«. tendientes como también. Vr dañe ta , y los que con él. estaban en Cilclo ¡ aqui se vino > pretextando' fuga un Portugués t r a n s f o r m a , do en Castellano- lo que persuadía el hablar roui bien nuestra Idioma i este se huyó, logrado el: haver puesto unas granadas de fue* go violento, y activo en la. F u s t a s cebó este, saltaron los opr.ordo» b e t u n e s , y mixtos , y el a d q u i r í maior expansión fué con grande estrepito*, acudió inmediatamente ^ e n t e que le apagó s u ha ver hecho notable daño. 11 Tenia la Rey na M a d r e corres,, pondiencías secretas uad'a decentes á su c a lidad' con un Principal. Cavallero I n d i o ; t r a taban estos huirse á un lugar fuerte con él Rey, que seria la ruina total de los E s p a f o les, si para asegurarse en: su delito , s e u n i c , sen»
x

$é<? Historia General fíe sen con los P o r t u g u e s e s : averiguó el general la T o r r e la verdad y teniendo consejo se determinó- en. el- dar la. muerte al favorecido; encomendóse la execucion ¿ M a r t i n de: Islares, y Andrés d e Aleche hombres de resolución, y aun. p a r a mas^, acometenle y d a r l e una es t o c a d a , , herido huye al¡ Palacio de la Reynar e r * ya preciso seguir hasta su conclusión este: principio i- unióse con el general de los Indios, Quichil Rade nuestro T o r r e sacante de aquel] asilo y dan le g a r r o t e en su pro. pria c a s a r e r a n muchos-. los. clamores, y lianros de la. Reynas M a d r e , que comovian á algunos menos- informados en el caso,, y albs de su parcialidad,; que e r a cuerpo respetable j á satisfacer í todos, se hizo un conpreso de lo mas d i s t i n g u i d a e n el se representaron los motivos y causan de lo necio 5 tuviéronlo í b i e n , y s e sosegaronv.
y
r v r ; T

18' N o cesaban !os-encuentres huvó nnQ e n el; mes d e Noviembre cue tubo aleo de particular':-' e r a n diés y nueve Papáes de Cilolo, censaban tomar una Esquadra de Terrenatej
aprc

th¡llfn«sWm.

•€*$

Xh

aprovechándose de su descuido; n o « r a tai que no Jo sintiesen , y entendiesen los P o r , tugueses, y para defenderla salieron mucho en mas de treinta e m b a r c a c i o n e s ; á tres legu* as de G^olo fué el encuentro , que paro en Naval c o m b a t e ; duró desde Jas nueve de la mañana hasta ias q u a t r o porfiadamente, murieron algunos Indios de ambas p a r t e s ; de ios Castellanos, y Portugueses algunos ¡heridos ; apartaroüse como de común a c u e r d o las dos Esquadras g u e r r e r a s , quedándola m a r , Thea-, tro, de esta d i s p u t a , p o r los n u e s t r o s : a c á . •b-jse la F u s t a hecharon á la mar j y como e r a Embarcación que podia m o n t a r buena A r t i llería, hizo n u e s t r o partido respec cable i c o a ella, y c a t o r c e P a r a o s acometieron á los P o r tugueses que teman también una F u s t a , y una Galera: comandando el Capitán Vrdaneta nuestras armas, y á las auxiliares; buvó nmertos, y heridos de una p a r t e y o t r a s siend o maior el estrago en la c o n t r a r i a , s e j e t i r t de el Nayal c o m b a t e *
} y

ffistoYia® enera B?

CAPITViO
Sucesos de el patache su arribada sioìi de Armila tt a NueVa

XII.
Loaisa
}

de la Armada de ai ca^go di Mita»

España , y disposi-

de Saavedra*

^ x a n d o estas competencias marciaics e n t r e las dos enconadas Nacion e s , en que los unos por vencer por no t>er vencidos los o t r o s , no escusaban los peli, g r o s ; suspendida por un p e c o riempo su ton. tiuuada narración 5 demos a las costas de nueba España un o p o r t u n o salto ? navegaba el patache después de la salida de el estrecho, y separación de la esquadra de i o a i s a , a to. mar a l t u r a , qu^ le librase de les seasibilisi, mos fríos n la cqninocíal, llegó el c a s o que y a Ieshavia quedado solo un C a l l o , y una G¿. Uina, esta ponía cada dia un h u e l o había quien daba p o r estas aves cinquenta ducados a p r e m i o , que m o n t a r í a n mas de mil en lie.
3 9 u

Wdí¡énas fi'rfh fart. Cap.

?.c>
;

gandò á las isj«b c e especería > no quiso el d u e . ño: convenir; en el t r a t o , reservando aquel pequeño; alivio ú los enfermos después de in explicables^ t r a b a j o s , y quasi con una g e n e , ral desesperación* > descubrieron tierra > en' > cuyas-; playas havia humos, y; mucha gente , era? yá el caso de salir á t i e r r a , ò d«r con el Kavio- en la p l ¿ y a > dieren en quince b r a z a s fondò', y sé determinó" por' falta de Batel* saliese' en una Caxa grarde uno , que sedéxase: llevar- de- las- a g u a s , , porque e n t a n desacomodada embarcación ¿ era superflua Ja indùstria ; pusese en ella I e n Juan de A r r a y - 2ag;a,, C l é r i g o y Capellán", que aunque scUnrrpedían; cu ¡so e x p o r t r s e á aquel tremeni dó"peligro"» netiope en la'Caxà n"ui aligcrad©> «le ropa Y y una es] a d i p'a r a ' uf defén'za* á la n,Vtád dé el camird" tuelcf.se là caxa r a d a l a n u l bien' el'Clerico , iüzgando que er? ifcr.es el carmino T >á k faltaban" las' fuer zas' y' se í h b g a . bà ifrerrediablcrr e n e quí.r'do' los dé tierrase'arrojaron al m. r • irtfe pid?nv rrte sece rnen* c-vy le' sacaren i M playa quasi/ ' «fuetto sD di lie.; 5 5 1 f 1 f 7 ;

210

Historia General Ve

lleváronle aun grande p u e b l o , donde fué muí bien t r a t a d o s represento al Cacique ia nece. sidad de los compañeros y les llevaron vi. veres. Satisfechos los de el Patache de que aquella era gente buena , disparo toda su Artillería en señal de reconocimiento , y regocijo , dobló con ayuda de los Indi, os el Patache una p u n t a , y surgió en frent e de el Pueblo ; á la novedad vino el Covernador de aquella tierra , que era Español, reciviólos muí b i e n , y les d i x o , que era tie« r r a aquella de la nueba España , que diesen gracias al Señor por e l l o , en que nada les faltaría , y se recobrarían d e las pasadas mise r í a s : acordóse que pasase el C l é r i g o , por est i r enfermo el C a p i t á n , á M é x i c o , v¡age de ciento cinquenta leguas en donde hallarían a D o n Hernando C o r t e s , que les proveheri? para continuar su viage d e todo lo necesa. rio . ? Informado de él Clérigo , aquien Don
2

Antonio de H e r r e r a en el Capitulo nono de
- - - - - de

milphás

frím.fart.
s

Cap-

X l h

de la tercera Decada dá el título de P a d r e Fray Juan de A r r a i z a g a , que será equíbocac i o n , aunque no podemos decir donde e s t á , si aquí, 6 en los antecedentes Capítulos y como tenia recomendaciones de la C o r t e aquel Capitán insigne 5 que se informase, ó solici. tase discubrir desde allí camino á la Especería, como el mismo C o r t é s havia insinúa,, do en e l l a tener ese p e n s a m i e n t o , y de e* xecutarle como se comviniese en ciertos C a . pitulos desocupado de g u e r r a s , y expediciones determinó habilitar tres Navios , q u e con el Patache fuesen á los Malucos 5 este no estaba en estado de hacer v i a g e , por estar todo pasado de la b r o m a , y inservible: aparejados yá se embarcaron en la Capitana , dicha la F l o r i d a , cinquenta hombres , doce de mar y tos restantes soldados • en la según, da , que era Santiago 5 quarenta y cinco con su Capitán Luis de Cárdenas ; en el t e r c e r o , el Espíritu santo , quince con su Capitán P e , dro de Fuentes ; iban armadas de t r e i n t a piezas de canon , muchos bastimentos y ex} t 3

D d

i

qui-

2-12 ¡Btitoria General íBe.quicitos-'rescates .: nombró por .General (Ms% este Armamento i Alvaro ,.de...!>aavedra .parii ente siiioj p a r t i ó , pues ¿di e l j uer.to ,de Ce\vaclanejo ..víspera de .coíj> j o i cantos,,de el arlo de mil q u u i e r t o s .veinte y o c h o . : tsegun Ja ^qu^nti de . { ¿ « j p i b p s ,an a j o :d)S mil leguas} .apartáronse por los já¿ npos Ío$.dos.,c|eJa;.Ca,¡ p i ú í U : descubrió e > u .muchas Islas e n .altura d e pnc2 .grados., jue i a m a p n di: ¡los Reyes, «por liaversido halladas e n «Ate .solemne >ciia;j Asrabin pobladas Je .¿e.ite .corpulenta .j.ilai^a x a ra j m o r e n o s ba s.t i o t e Dar bados , y-..ide ,c a. vvellps -largos^ usaban de ..emba n a c i o n e s jd<? ba% jtante p o r t e : ,de aqui pasaron JL\ yjindanao? doiiáp y ¿en Jas Bjsayas ;iue.ron ;pi veidoí <de b a s t i m e n t o s ; , a r r i b a r o n i un -i / i s l a e n ílt que su §Ley C a t o n a o lluvia -dado ¡muerte i í > o n Iprge Manrriejue , .á su ¿hermano DOJP •Piego , y J o t r o s : súpose .jesto por ¡la fu*, «ga de Sebastian .de el jpttfrjro iPo.r.tugues jcasa*¡<do ,-ea ;la t o r u n a ^ q u e ;iba en ,1a .armada <&í j L o a j s i , qu? havienclple Jlevado su Amo i;Zebk¿ £U.bp Ja ¿íp.úcigLj que iiavian rendido c>
J ; 5 t v } v t 4
:

cc|io ^Españoles .de la Armada d e Magallanesá los chinos y que en la isla de Candiera havia o t r o s : rescato aquí :Saavedra o t r o s dps Castellanos .en s e s e n t a pesos j entrega,, r.onlos .atado-, y desnudos: huvo sus c o a l e . id¿'aciones con el Señor bebiendo s a n g r e saucada de los .brazos m u t u a m e n t e , que las :ra« encaba e n ;su anviolabie acostumbre „ 4 D e los d o í Castellanos • irescatadoeft ísupó ^aavedrá, .como :havia Españoles en I X . dore, y las guerra» encend.das <con ¡os P o r , itügueses > caminó e n su demanda U proa ;ál iSutj .sin.dejar d e v i s a pobladas ¡islas.: lle„ garon i T e r r e n a te , en donde los Eor tugúeles te lian su i í o n a l e z a : salieron de estos á ¡preguntar , que Navio ? ¡Respondióse-Íes que de üueba España ; x o n esta jiotícia se bolbieron á su p u e r c o : ;á la tarde les salieron t r e s ¡Paraos dü G i l o l o en cada amo de Jos que iba un Castellano •preguntaron q u e de d o n . «!e er? aquel Navio e y respondió' q u e de :nuewa fspaña ; lo recivieron i chanza presumí, «nd© ardid P o r t u g u é s Í .mostráronle el lEs.
s ;í 3

\tan-

214

¡3litaría General De

Ulularte de C a s c u U , y L e ó n , ni aun coa esto cOüBaban j uno mas determinado se atraco á bordo , y satisfecho de la verdad, hizo a los o t r o s s e ñ a s , de que e r a asi j pasó ¿inmediatamente el aviso á Hernando de la T o r r e , y. al íley de G ü o l o : al dia siguiente se venia i e ¡los una Fusta P o r t u g u e s a que daba alie n t o á d i e s , ó doce embarcaciones, estando en proporcionada d i s t a n c i a , requirieron, quede d o n d e , y que N a v i o : satisfecha: la inquisi. cion el Capitán Hernando de Valdaya , dijo: que su Capitán pasase á su Fusta : respondió Saavedrá, que el pasase :í su Navio ; huvo so. b r e ello sus d e m a n d a s , y pasaron sobre a* m e n a z a s , en q u e fuesen á T e r r e n a te 5 dix& SaaveJrá fuesen por delante demostrando el camino que el les siguiriá: á e s t o fué y i la Portuguesa resolución , que no se irían sin llevarlos consigo : visto que Saavedrá nd convenia en ello , alargase un poco la Fus' t a , d i fuego á un P e d r e r o , p e r o ' no salió el t i r o í mandó n u e s t r o Capitán, disparar sá artillería!, q u e no hacia efecto , p o r estaí ba«
} >

fbili pinas Primearte Cap. lili.

'ill

bajó su t i r o las c o n t r a r i a s embarcaciones ; armóse aguacero r e c i o , pusieron la proa á * la Ciudad de Gílolo ; los Portugueses seguían continuando el fuego, socorrieron álos P o r tugueses los suyos con artillería , y g e n t e , y los nuestros á Saavedrá con la Fusta; que reconocida de los Portugueses ; se bolvieron dilígentes á su Fuerza : e n t r ó Saavedrá siu d a i o especial en T i d o r e > donde fué recivido con los s u y o s , y muy agasajado de H e r n á n do de la T o r r e ,
m

5 T r a t ó s e d a r carena al nuevo Navio» y componerle; volvieron con sus porfías los Portugueses ; tiraron muchos tiros á lo largo i que no hicieron daño alguno , gastando g e n e rosamente las municiones en salvas: á los quince días retiraron su visita, haziendo juicio qué la Fusta estaba f u e r a ; sale en ella mui íuera de su esperanza el Capitán P e d r o de los Rios¿ que por evitar la mucha artillería de h ene» migaiba en buena boga á abordarla: quedóse ala mira Quichil de Ribas General de los Paraos auxiliares de los Portugueses, diciendo e r a ¿nfa»

шб

Historia

General Ve:

miavvergonzosa: que pelease un¿ Füsts de шг­ ior cuerpo j con da; ventaja¿ de­ los Paraos con. t r a : una pequeña. Fusta Cas­rellana j asi queda­ r o n , las dos­solas é n e l i c c m b a t e : : duro dos ho­ r a s , fue: entrada Ы Portuguesa; con muerte de mucha­gente °. • el Capitán i herido , q u e e r a Val» dáya^ fue: llevado: entriumplío á la: fuc'rzaj mu» rid7de,las heridasiabreve: t i e m p o , , confesó ha­ ver dado;el­¿ veneno: áí Martin Yñíguez, ccm©> se; refirió > antecedentemente;'. 6> Aderezada', y havilitadá: lai Nave dé­ Sáavedra;con Setenta quintales declavo qie le •lid Hejnandó déla Л o r r e , á¡ los dos n eses á' $ш llegada;, haviéndo: tomado рот Pilóte á >L­ mon de B rit03 Portugués", • por: que? ei suye era: muertOjvy otros q u a t r o de ¡ós prescs'en 1« Fus» ta'j.se* hizo:á las vela? con:? treiñtaa hombres; FartidoiSaavedra; Iósdós Cállégcs rescatados,, uno:Rómay;y,el biro:Sanches', que quedaron eii' T i d ó r e ; dixeron^ t u e r e l l ó s s e h'aviam peid'dó' en l a i N á ó i S a n t a M ­ r i a d é e l P á r r a l l dé la cue crai Gápitann Donn orge^ Manrrique?; esta»' coavcrsaeiónesentreí los cama radas, y> alguna
; ; ; ;

sos­»­

Wnlifms

Vrhn. Varu Cafa X1U

217

sospechas, llegaron á o y d o s de el general " T o rre j eon deseo de saber individualmente de e s . ta perdida > mando prender á los CaHegos; pero el Sánchez previno esta diligencia con la fuga : al mismo tiempo llegó una c a r t a , q ce Célebes despachó Guillermo Flamenco , que concenaba á los dos rescatados: por éstos y o t r o s indicios-, sedió t o r m e n t o á Romay , que confesó, que haviendo llegado la N a o á una Isla de Bi. sayas, embió el Capitán el Batel á t i e r r a , t e máronle los Indios 1 y mataron la g e n t e , lo que les obligó á arribar sobre o t r a I s l a , en la que estos Gallegos malvados se convinieren con o t r o s , y mataron á D o n Jorge M a n r r i „ que ; á su hermano Don D i e g o , y al T e s o r e * ro Francisco de Benavides hecharon vivos al mar, abalizándolos desde el N a v i o , que que* rian coger ; que yá sin C a p i t á n , ni P i l o t o , que se havia m u e r t o , ni quien losgovernase, dieron al través en la Isla de Sangin, e n d o n as pelearon con los I n d i o s , que les m a t a r o n la maior p a r t e , y vendieron á los r e s t a n t e s de tal tragedia: en fuer* a de tal Confesión, y d e E e de-

2í8

Hitarla

Gmral

De

cíclictos tan a t r o z e s fué e] Gallego arrastra. d o , y hecho q u a r t o s . 7 Saavedrá governando al N o r d e s t e con variedad de v i e n t o s , y calmas, llegó a la isla de o r o , donde tomaron puerto ; es g r a n d e ; la gente , n e g r a , cavelio ensortijado , y desnuda , • tienen armas de h i e r r o , y buenas Espadas: dieron bastimento por r e s c a t e , y los trataron muy bien treinta días, que alli se detubíerom ya para hacerse á Ja vela Simón de Brito con los o t r o s q u a t r o P o r t u g u e s e s , se metieron en ja Barca , fueronse con ella por no haver en q u e seguirlos: hallábase en tierra el C a p i t á n , y tuvo que hacer una balsa para bolvcr al Navio; sintió como e r a justo tal perfidia; pero ya no tenia remedio : levantó a n c l a s , y velas, y con Sur c o r r i ó , como cien leguas por e n t r e otras Islas: i siete grados halló algunos de g e n t e blan" ca barbada, amenazándolos con tiros de hondas ; corrieron hasta catorce g r a d o s , allí enc o n t r a r o n con las brisas de L e u Nordeste, que les hizo bolver Irnuy. apriesa á donde havian
4 5

calido.

ffù'ìpinas Privi- Pan. Cap

"Kit-

zi9

8 Supo Hernando de la T o r r e corno i la Isla de Cuoio e n u n lngar que se decia Bicholli, havian arribado dos Christisnos, y un Indio, que decían eran Españoles, desean* do informaise de esta n o v e d a d , ordenó al Capitan V t d a n e t a , . que sobre ello se enterase bien: receló Vrdaneta fuesen P o r t u g u e s e s , y por que no se le huyesen , dio de noche sin ser sentido en el lugar ; prendiólos facilmente; halló que eran Simon de ì ' r i t o y B e r n a r d i r o Cordero, los que á Saavedra havian t u n a d o la barca; preguntólos por Saavedra, d i x e r c n , que se luvia p e r d i d o ; lleváronlos á T i d ó r e » arriba al mismo Puerto Saavedra, que templó lo desabrido de el Viage con hallar allí á C o r * dero y á Brito gran p a r t e de sus desgracias « hizoíos prender y confesado sèr ellos los de el hurto, el uno fué ahorcado, y desquartisado *

E

e 2

CA*.

22©

Historia General

t)t

CAPITVLO x i n .
Muere SaaVedra j Vanas divisiones nidos con los entre Escaño, les, y reducción de estos a España .conVe* Portugueses*

Ispuso Alvaro de Saavedra su * Navio á p u n t o de hacerse i la vela, y repetir su viage á las costas de Nueba España; siguió el,mismo viage. que en el a n t e c e d e n t e , la proa al N o r t e , descubrieron varias Islas de gentes cstrañas, y de raras costumbres: llegaron á los veinte grados de Sejv temtrional l a t i t u d , y sintiéndose Saavedrá mui agravado convocó la g e n t e , encargólos 1j conformidad, y buena a r m o n í a , que pues si vida se hallaba yá en extremo riesgo, .nombraba por Capitán y succesor á Pedro Laso; que navegasen hasta treinta grados > y no haliando víenros generales para continuar la Navegación bolviesen á- T i d o r e y entregasen N a v i o , y intereses al General Hernando de i
;; y

fhilipinas Trini Tan. Cap, YIII.

221

la T o r r e , que hiciese lo que fuese mas con* veniente al Real servicio. 1 Murió Alvaro de Saavedra, y el sucesor nombrado tubo la misma suerte á los echo d i a s : reconociéronse por principales, sin mas authoridad que la de sus oficios, Maestre, y P i l o t o : barlobentearon hasta los treinta grados, y siempre constantes ios N o r destes huvieron de convenir en la arribada : después de una pesada t o r m e n t o s a , y inútil navegación e n t r a r o n en T a m a ó P u e r t o de
w

Gilolo, entregaron la Nave con sus intereses á Hernando d é l a T o r r e , y la hallaron mui pasada y maltratada de la b r o m a ; la-tripulacion, que solo eran yá dies y ocho hombres , viendo que no havia disposición para nuevo e m p e ñ o , se dividieron , quedando unos alli, o t r o s se fueron á Malaca, los que detubo el Capitán Portugués en prisión dos años, hasta que tubo orden de su C o r t e de po_ nerlos en libertad, i Continuaba la guerra e n t r e las dos Naciones émulos en los Malucos j los C a s t e . ; lia.

22%

tíhtoria

Gen ral De
t

llanos, como no tenían s o c o r r o s se dísmv. rmiaii notablemente 5 no asi. los Portugueses,
que b s venían competentes cada ano : con todo no se conocía desmayo en los n u e s t r o s ¿ formaron un Vergantin para Fecivir mejor á la Galera , y la F u s t a , y mantenerse asi has. ta que el Emperador diese providencia-, estaban yi con los continuos C h o q u e s mu i fatigados los Indios > quemados los Pueblos, disipadas sus haciendas, muertos m u c h o s , y o t r o s esclavos ; pero por no admitir la dominación sobervia * y presumptuosa de los P o r t u g u e s e s , se conservaban en el p a r t i d o de los Castel l a n o s , especialmente el Rey de Gilolo, que se señalo en favorecerlos c o n todo su poder; era este Principe muí Viejo", y ya en su ancianidad muy achacoso : consolóse con el Ca pitan V r d a n e t a , y le encomendó su hijo de e d a l solo de seis anos? murió dexando por Covernadores de sus estados á Quichil Tidor e su sobrino j y í Quichil Bumi. 4 Previno Quichil Rade Governador de THore una Armada para i r á M a r o , era-

ba r.

mil finas Prm* Part Cafi XU* 22? bateóse en .ella con. veinte C a s t e l l a n o s , que le dio Hernando de la T o r r e ; bailaron la Armada Portuguesa mucho mas numerosa en embarcaciones, a r m a s , y g e n t e ; pelearon con valor hasta que los dividió la noche, cogieron los nuestros un Paraó con cien pers o n a s , dos versos de b r o n c e ; y m a t a r o n casi todos los. I n d i o s ; andaba también la A r m a , da de Giloio en C o r s o , y en ella los C a s t e llanos de aquel Presidio ; con Consejo de Hernando de Bustamante , que quizo bengarse pérfidamente de el desaire de la elecció n , pareció á la íleyna ocasión o p o r t u n a a tomar satisfucion de la muerte de su amas i o , avisaron a D o n íorge de Meneses l a f a . ciudad de tomar á T i d o r e , s i n resistencia; sin perder t i e m p o , dieron sobre la C i u d a d , huvo alguna defensa, pero era la g e n t e poca; entráronla á fuersa viva , y mataron á un Castellano, y algunos ' I n d i o s ; r e t i r ó s e al fuerte la T o r r e con los que pudieron se,„ guirle ; requiriósele de entrega con la p r o p o sición de no tocar en c©sa alguna de Cas te,»
l ( : ?

lia.

224

historia

General Ve

llanos 5 íiié la respuesta de un hombre de Va» l o r , y espíritu» que antes m e r i n a con las armas en la m a n o : repetieronse los requirim i e n t e s , y nuestro General siempre firmei persuadíale Bustamante al convenio; por que es. tubiese c i e r t o que ni e l , ni muches de los * q u e havia a l l i , havian de exponer temeraria, mente sus vidas: e s t o que le imposibilitaba á la defensa, y que ya los P o r t u g u e s e s iban sin contradicción e n t r a n d o / c o n c e r t ó retirarse á Camasp en el V e r g a n t i n , con los que quisiesen . s e g u i r l e , una pieza de Artillería, cinco versos , sus haciendas, y la que estaba e n la factoría perteneciente al Emperador; q u e llegados í Camaso ninguno de ellos pi. diese e n t r a r ea Jos Malucos sin su licencia, hasta que viniese la desicion d é l a s Cortes, que entonces se comunicarían los avisos: s* lió el Capitán la T o r r e conforme alo Capitulado ; siguiéronle hasta v e i n t e , y o t r o s vei n t e quedaron con Busramante. 5 Sabida esta c o n t r a t a por los que andaban en la A r m a d a , se dividieron tanr ' b< i
5

WifyhiasTrbn.faru

Cafr.XÜl.

:ií

bien en p a r t d i c s : Vrdaneta c e n o t r o s f o r . marón una t e r c e r a división, no quiso asen, tir á lo Capitulado t o n los Por tugúeses, que con Rios consideraba era una Capitulación a s t u t a , y de muí poca seguridad; que no b¿via sido mas que para dividirlos , y acometerlos p o r partesr recominieron a H e r fiando de la T o r r e que sostubiese el partido Real, respondió que no podia quebrantar lo Capitulado* mientras los Portugueses no le diesen causa: hechas estas diligercías se fue» ron á Gifolo, y con ellos el Thescr.ero., publicando q u e no havia sido con su consen^ timiento aquel c o n t r a t o , lo que les d e sobligaba a s i s t i r , y obedecer á Hernando de: la T o r r e r estas c o n t r o v e r s i a dieron animo á los Portugueses para ir á Cilolo con t o . das sus f u e r z a s : reconvinieron á los C a s tellanos, que havia allr, que se d i e s e n , 6 que se fuesen c e n Hernando de la T o r r e 5 ro sclb no asintieren ; p e i o su esfuerzo les alentó á hacer una «urtida c o n t r a les P o r . tupieses : avisados estos de tal rcsolusion >
r

se/

226

se fueron clandestinamente, sin atre\er?e á: usar de la violencia y bien escarmentados di nuestras armas í esta resolución militar dio ani. rno aque Seles uniesen m u c h o s , eran yí se. sen t a y cinco i á instancias suyas, y porqué los Portugueses havian faltado substancia!, mente á las Capitulaciones , determinó el Capitán la T o r r e pasar a T i d o r e con el Galeón de S a a v e d r a , y el Vcrgantin' con ésto se renobó la guerra ¿ pero con distiiu tas armas j los nuestros con el v a l o r , íes Portugueses con astutas a r t e s , persuadían! los Indios matasen á los C a s t e l l a n o s : • de'Sa* nimábanlos publicando , que p r e s t o 'les lie. garia orden para desocupar las Malucasj que el Emperador havia empeñado aquellas islas al Rey de P o r t u g a l , y que en fuerza de este empeño ellos serian los únicos Seño; r e s : esta fama hirió altamente á los Indios en lo mas sensible j deciaiv mui b i e n , qué poder tenia el Emperador ni o t r o principe para empeñarlos? que ésto e r a ya prin, cipio de una rigorosa esclavitud ¿ que harían lo: 1 9

'

HsM'ia Genera! De

WfytmfrinufyrtiCafr'XUI,

- 227

lo que les conviniese por su ü v e r t a d ; c o municaron pospuestos odios particulares , la unión común , matando á . u n o s , y á o t r o s para redimir asi tan violenta vejación i valiéronse de astucia c o n t r a astucia, p e r s u a d i d ron í Meneses, que para m a t a r , o prender .á los Castellanos convenia hacer una paz general con los Malucos> era su intención libre de e s t o s , que eran los mas poderosos, cargar después sobre los P o r t u g u e s e s , cuia destrucción les seria ya mui fácil: hecha ja paz General por Meneses, con la que . s e c o , mullicaban entre si y á los Malucos ; eran sus tratos matarlos á t o d o s , y deshacerse asi d e tan molestos f o r a s t e r o s . ,6 Descubrid este t r a t o un principal mili amigo suyo 5 comunicólo con Hernando de la T o n e : ofrecían la p a z los P o r t u g u e s e s , acón» ¡ejabanla los Indios, p o r lo que se acomodaba } sus perversas intenciones > fué para ásentara Vrdaneta con dos nobles Indios a Terrena— ;e; avisp Vrdaneta á Meneses de el p e l i g r o , lo lp creía Meneses continuando en persuadir
r

aIS

•'' Mistoria

General

Pe

á los Indios con dadivas macasen l í o s Caste* llanos ; descubrió al ñn aquellos t r a t o s Mene* s c s , y asegurado de su infidelidad, embió á lia* mar el Rey de Gilolo , al Governador de Te. f r é n a t e , y á o t r o s Principales Señores con el p r e t e s t o de t r a t a r graves negocios: fueron mui i h c a u o s , en íapersuasión d e q se ignoraban m adelantadas sedisiones; e n t r a n en la Fuerza, hízó decollar al instante al Governador mandó arrojar i los demás e'n l á m a r con piedras pe* sadas á los pescuezos, y r e t u v o preso al Rey; esta inaudita crueldad, en que si havia sedicion e s , las ha vía fomentado la malvad* política c i e l o s Portugueses-,'devian ser subtrahibles, p o r pretender mantener la fivertad, que go?a, h&i) por natural derecho; si querían buena co. r respe ndiencía, y p a z f i r m e , la conservaban rea la spacibilidad de voluntarios: no a'y que esperar fidelidad donde se t r a t a de esclavitud, y servidumbre ? 1 evitar esta se pelea á todo íiesgo : rigores .pues tan inhumanos pusieron eo a r m a los partidos : •vengó Silla la crueldad & Mario i p e r o n o fes necesario decir coti-.qiiani<¡

fbilijtiñk'frim'Téirt.
t

Cap. Xlll.

2&

diminución ele Ciudadanos y con quanras calamidades publicas de esta venganza, que íué roas perniciosa, que si los delitos cjue secas» «igaban, quedasen impunes, dice t u c a n o . ( z ) 7 Asi sucedió í irritó rigor tan fiero i los de Cilolo , toman las A r m a s , s u r que p u . diese cstorvarlo H e r n a n d o de la T o r r e ; d m a el Gobernador QuichU Bumi, que no estaba seguro de que el hiciese lo mismo con ellos, por alzarse con la t i e r r a - considerando la T o r r e , que yí aquello iba á fuerza abierta embio aunque con g r a n riesgo á Vrdaneta c o n despacho ¿ T c r r e n a t e j contenia ei despachó > que Vrdaneta explicó, que yá lacausa e'ra común i que los Castellanos no atendiendo a c o . rresponder malos t r a t a m i e n t o s , se convenían en ayudarle: mucho alegró á Meneses este cfre-' cimiento i propuso a V r d a n e t a , que j o mejor era unirse todos en T e r r e n a t e j asi evitaban(z)i'Bxcesit mediana modum , mmiumqm secuta jam solt pose/tí suptressr noantes tunt data £4s odijs
3

1

;

*st iiVe/J

qua morbi destre manas per ¡ere nocentes'•>sed cum resoluta aua ttgum, fraws ira rmt'

Historia Generai 15g b a n e l peligro ; aseguróle, que el Emperador ha*; vía empeñado con el Rey de Portugal aque. lias Islas i que les seria muy prespo el salir de allij y íes p r o m e d a embiar los ricos á la India. Vrdaneta con desenfado milírar l e d i x o ; que n o eran de til condición los trabajos presentes > que obligasen á ^ a n d o n a r su .posesión tan facilmente j que qualquiera o r d e n , que leí llegase, les .seria de injucho placer dexar con íipnor las a r m a s , y la t i e r r a , y acabar aquelos afanes bolviendose ¿ Castilla : volvióse 1 CJiloio con tan breve despacho. 8 Muí desconsolados se hallaban los nit* e s t r o s en Qilolo i principio» de el año de mil quinientos y t r e i n t a : no teniendo aviso, ni 59 c o r r o de el R e y , ni esperanza alguna, c^n hep royea constancia se resolvieron conservar efi d e f e n z a , i o que p o s e í a n , hasta que les mos* t r a s e , Jo que. deviati h a c e r , el tiempo^,era grank de el cuidado en que estaban , bien prevenida en su Fuerte la ar t i i l e r i ^ , siempre con las afinas en fas manos ; consolábalos el CMQ el alza» miento,no era c o n t r a tos Cas tejíanos general ? •

<?/?.tipnú Prtm. parh

Cap- Xl

-I.

-|je

coirò el Rey era Niño temían muí nucho se alzase el principal Maqumador Quichil Bu mi cen él oovierho esto hizo se tratasen-con alguna firmeza pazes con los Indios: mudóse el gcvterno Portugués en T e r renate ; sucedió á McReses Gonzalo Pereira ; hombre de mas de sesenta año* peí*© t e m e r a r i o , y sobérvio í ofendió a tos Indios su severidad ¿ embió prèso á M e . neses á la India con un Caballero portugués , que debía pasar á P o r t u g a l ; hicieron los ñ u . estrds uri despacho al Emperador con muchas precauciones , y J u r a m e n t o s ; para qué fuese mas seguro 5 en que avisaban í sii Ma gestad lo deplorado de su establecimiento ; pere Épie permanecerían en là féè Iuráda, y debida í su Principe, ínterin no tubiesén positibo orden'. 9 X a estrañá condición, y conducta dé Pereira escandalizó t a n t o a los Indios» q u e d e , terminaron alzarse con él Fuerte ; para ello a r . niaron ; y enboscaroh. mucha g e r i t e , que n o fue sentidaj ocho d é l o s nías valientes Indíd* entraron aí Fuerte Cori disimulo ; pidiendo sé les permitiese visitar á su Rey que aun estaba' prc1 t

aj2

Histeria

General De

preso > aprovechando la ocasión acometen re. pentinamente á percira, matanle , y á quantos con el estabaiu los de Ja emboscada > torco debían acudir &\ fuerte, que importaba ase­ gurar por entonces, entreticnese en saquear Us casas de los Portugueses, que vivían fuera de muralla, retiranse estos obligados de к fuerza ál Castillo, matan álos ocho, queje teman ocupado, aunque perdieron toda la Hf. zienda, que estaba en la población > fue didp ftaver cobrado la fortaleza , pusiéronla les Id. dios sitio i pero era yá diligencia en vano r con todo hubieran de rendirse, si los Castellanos jfo los huviesen socorrido ton bastimento. 10 yá fue precisa la resolución ultírradc fes Castellanos , que yá eran pocos , y se coa* sumían sin remedio, ni vtilidad, y que nadie telo recibirá en sacrificio : comunicaron coa Vicente de Fonseca succesor de Pcreira «l enbiar con su fivor un proprio al Virrey delji India, que respecto á que tanto tiempo havl an esperado ordenes de él Emperador, y que ninguna llegaba, les per mitiese pasag*per. la lis»
3

miifmas frim\ Tari» Cap. XHU

W

dia, y les prestase algún dinero para sus gastos: hizose el despacho 5 y como era ce mucha conveniencia á sus intereses , el que saliesen de las Malucas, luego convino en ello > embiólcs un Navio para su e m b a r q u e , dos mil ducados de o r o , y un general P a s a p o r t e , paraque ningún Capitán Portugués tubiese, ni pretendiese sobre ellos jurisdicion, solo su Capitán H e r nando de la T o r r e , hasta cue llegasen donde el estaba? salieron pues el año de t r e i n t a y cinco de las Malucas nuestros famosos Españoles consentimiento general de los Indios , que d e xaban abandonados á los Portugueses j pasaron por Malacas Cochin > llegaron finalmente á España, fueron bien recividos de el Consejo ; el Emperador estaba ausente en la expedición de T ú n e z : hombres p o r c i e r t o , cuya lealtad merecía premios maíoresi por haverse m a n t e nido con fidelidad tan á costa propria t a n t o s años», si Jas dos Armadas n o se hirviesen separado, y dividido t a n t o , con que no huviese padecido la desgracia la de él P a r r a l con la perfidia de los de Manrrique , con o t r a qualquiera Cg Nao
7

N a o , que arribara á las Malucas estaba con. cluido el negocio de los Portugueses. ii Aunque estos procuraron ocultar sus violencias de modo, que no llegase su noticia; á nuestra Corte, no pudieron evitarlo tcdo¡ un Viscaino se introduxo en las NaosPortu. guesis, que llegando á España reservando sa. gázmente sus designios, dio quenta exacta a l Emperador de tod*s ias oposiciones, y india posiciones entre Portugueses, y Castellanos: sintiólo el Cesar viuisimamente , careo al V¡>eiyno con los Embajadores de Portugal; r.egaron estos; pero convencía la sinceridad, y ingenuidad de nuestro Viscayno > determino el Encerador tomar satisfacción de el agravio; para que disponía una competente Armada, y conservar con la fuerza el derecho á aquellas Rías ; y advitraba. y á otros medios mas fuertes ., que fe sugería su justo enojo : visten les Portugueses U piel de Zorra recurriendo á las'partes; conocían la precisión, y empe» de" el Emperador en pasar á coronarse á ^ lia j los gastos debía se'r á proporción de tal
3 0

i?4

TT.$tor'.i General De

fbilí pinas Trim, Tari* Cap XIIU
t

20

magestad, y estaba muí consumido y alcanzado el Real he r a n o i aprovecharon esta coyuntura, y haciendo de su parte á les Ccmissarios, que trataban estas diferencias, celebraron Escritura de venta ante Francisco de los C o b o s , con pacto de retrovendieron p e i petuo en precio estimado de Trescientos cinqueata mil ducados, fixando una linea de Polo áPolo con un Semicírculo, que distase de las Malucas al N o r d e s t e declinando quarta al L e s t e á dies y nueve grados áque corresponden dksy siete e'scasos en la equinocial, que montan doscientas nouenta y seis leguas mas al o r i e n t e c e las Islas de los Malucos 5 con la precisa Capitulación , que en caso de averiguación e x a c t a , deque eran tales Islas de nuestra propriedad , y demarcación , para lo que se reservaban su brecho las dos partes., no pudiesen e j e c u t a r s- la posesión, sin haverse satisiecho esta cantidad que ínterin esto' se determinase , nadie pudiese c o n t r a t a r e n las dichas Islas sin permiso expreso "de el Rey P o n u g ü e s 5 el que pudiese castigar á los infractores , ápre3

Gg2

hcn.

2jó

Historia

General *De

hendiéndolos dentro de la linea, el de Castí. lia á los que se aprehendiesen fuera de ella; en la convención de que no se hiciesen ea Malucos fuerzas de nucbo , y que no se repara, se la construida; que se tratase bien , y se permitiese lo adquirido á los que hasta entonces havian contratado , haciéndoles justicia en la representación de agravio > y se les condaxese á Castilla en los Naos Portuguesas de regreso. 11 Pedro Ruiz de Villegas hombre de es. ta b , aquien cometió el Emperador el conocimiento de este negocio, sentía muy bien, que era mejor en aquella urgencia empeñar otra alaia aunque fuese parte de sus dilatados dominios ; por que este contrato pcdií hacer olvidar el derecho ¿ y quando se conser, vase en memoria, furia dificultosísima la ccnsecuc.ion j retardándola el empeño de una ca redada conquista 5 no entendían los dos Re. yes; lo que daban , ni tomaban advertido el Emperador demostrativamente perdía ene! Comercio de la especería un fecundo Ths. so,

íPhilipinat Trim* Tarto Cap,, "XHí. ^7 soro , le á consejaban se boiviese al P o r t u puts su d m e r o : suplicaban los p r o c u r a d o r e s dz C o r t e s , seles diese la especería por seis años, y que satisfarían la cantidad de empe ño de p r o m p t o ; que pasados los seis años seria de q u e n t a de su Magestad la c o n t r a t a ción 5 pero yá no huvo l u g a r , y mandó el Emperador, no se hablase mas en aquel negocio : quedaron Jos Portugueses con esta ultima resolución por Señores absolutos de este rico c o n t r a t o , y cesaron las prevención nes de a r m a d a , que se disponía , y solicitaba en Sevilla. ij A mejor instrucción, y conocimicn. to de c a u s a , es necesario tener p r e s e n t e , que descubierta la Navegación de la costa de A_ frica en el Occeano en tiempo de D o n Alonzo el V, embió al mar' Bermejo á reconocer los precios de la especería, y o t r a s drogas, que se conducían á Europa de h India por el Mediterráneo ; era yá muerto este3 quando llegó este informej no obstan* te su ¿uccesor instruido por la relación lo in-. -

2j8

' Historia

General Ve

interesante de este tome;ció, desDachó al gunas Carávelas el año de mil q u a t i o cientos noventa y . q u a t r o : y aunque áy quien dic e , que se gobernaron por las Instrucciones de el Almirante. C o l o n , no doblaron estas velas el cabo de buena E s p e r a n z a ' ; el aí;o de mil q u a t r o cientos noventa y siete, etrulos les Portugueses de nuestios dilatados descubrimient o s , doblo aquel furioso cabo Vasco de Gama, que abanzó hasta Calicut Ciudad de abundan, t e Comercio en la Costa , ó Rey no de Co. c h i n , de especias y a r o m a s , sobre que era su laborioso empeño ; cargó á b u e n o s , y com. modos precios de ellas ; maravilló de todos en su relación la g r a n d e z a ' y riqueza dea-, quel P u e r t o , en que le pareció havia mil quinientas Embarcaciones de todos portes , y de Naciones varías lo que animó i los Porta, gueses continuar contratación tan interesante: el ano de mil y q u i n i e n t o s el R e y D o n Mawid despacho doce Caravelás con p e r a l v e z Cab r á ! , que trasladó el t r a t o de la especería í Lisboa: en estas navegaciones no llegaron a
5 t :

Pljilipints Trltn. TareCap» XIlh z?$ los Malucos, ni acaso tuvieron noticia hasta que les descubrió la Armada de Magallanes, cuyos compañeros tomaron posecion los primeros por la Corona de Castilla. 14 C o n t i n u a r o n los Portugueses la navegación de él mar I n d i c o : es gloriosísimo p i ra una Nación pobre de fuerzas , falta de bastimentos, éscazo de g e n t e , que con su a t r e v í " mieaio , y valor señorease á Mozambique, Sofala, Melindc, M o m b a z a , toda la C o r t e de Etaiopia^ hasta el mar Bermejo : pasa adelante con suceso feliz , costea la feliz A r a b i a , el seno Pérsico, y cosca de él m a r Indico; obligan, do i pa^ar reconocimientos á muchos. Principe?, y m ai grandes j no se contuvieron en t a n vastas extenciones, jusgaron los ex trechos limites á su resolución intrépida: pasan de Zeyá Malaca: Isla de S u m a t r a , de donde es ' l probable sacó Salomón el o r o > con que enrriquecitS el T e m p l o i suben á la China, y Japón, y con valentía .heroyea costea la T a r t a r í descubriendo una inmensa multitud de Jstesj tenían a l a sazón el Comercio de espe* ce: m

* »^ -

240

' Historia

General De

índicos los Soldados de Egipto , que con las incursiones de los Portugueses perdieron de Renta mas de ochocientos
ceria y aromas mil ducados defendiéronlo muchos años valexosamnete c e n t r a M o r o s , T u r c o s gentiles? y Venecianos , en que ha'y prodigiosos sucesos, que illustran la historia de Nación ; t:ín belicosa > y gloriosa*
: : f

CA7

mUfitas

Trim. tare. Cap, Hlfc

241

CAPITVLOXIV.
^retiene ti Adelantado Pedro de /¡¡parado Esquñdra pira el Maluco y Vaie con ella al Perü ; d'hpune otra , y muere en la expedición de el alimento de la ISlueVa Galiaa*
c

I J Aliábase en España el celebre C o n . t j L q u i s t a d o r y fidelísimo amigo de el Insigne Hernando C o r t é s , el Adelantado Pedro de A l v a r a d o , en pretensión, que el Rey premiase, y con su justificasion aprobase sus famosos h e c h o s , y lealisímos servicios: entre otros beneficios consiguió de la Real condescendencia p a t e n t e , y Real provisión de independentc Governador de Guatemala, con asignación de un estendido t e r r i t o r i o : ofrecía este por la comodidad de P u e r t o s mas fácil viage á la especería, oviando el e s t r e cho de Magallanes, fatal á las espediciones antecedentes,, cuia altura de Polo tenia síemH h prey

1

?4

2

'Historia

General 'Be

pre muí inquietos sus mares , y sus mnchos báxoí causaban íunestos precipicios: coníor. me a l o estipulados luego que Alvarado 11c. gó á SJ Gobierno , hizo puntualmente reco. nocer la Costa ¿ hallóse un p u e r t o cómodo á q.linces leguas de Santiago en cuias mime, d a c i o n e s havia muchas, y exquicitas maderas para fabricas - facilitáronse .Astilleros, y se pusieron varias quillas, ayudando, y-coopc, rando en ello la Audiencia de M é x i c o , que tenia obligantes instrucciones para auxiliar, y fomenta^ el Arsenal con asistencias.
5 3

z Muí publicas era yá i todos las riquezas , que sus Conquistadores havian hallado ené'l Perüj cuia notoriedad commobia gene raímente en su atención los ánimos ; la Codicia, vicio dominante en los hombres, que hace olvidar hombrías de b i e n y honrradezés, hizo , ( lo que no se esperaba en pecho tan p o b l é , y geneorso) que mudase d e parecer, y intención Alvarado : declaró a sus parciales» que efectuada, y armada aquella prevención de N a v e s , la aplicaría £ aquella Conquista,
s

fyüiptMs'Prim* Tatú Cap, XIF.

245

sin embargo de no tener parte alguna en ella? para que no faltaban motivos, que la coho» nestañan : coi] este pensamiento declarado sedio maior priesa: en sus labores á las fabri» cas t contradecran su determinación Oficia, les ílealesproponían- los inconvenientes,, y dezasones que eran consiguientes, sí se introducía en las Conquistas eoncedidr.s á pizarrón que para equipar una Armada tan poderosa, era necesaria mucha gente de Marineros , y Soldados, y con tal exrraccfon quedaba la Provincia indefenza 5 que í un. no estaban sosegados sus naturales, y de vía atender primero en pacificarla ? además que era infracción de lo tratado en la Corte so. bre descubrimientos en la mar de el Sur al Occidente, y verdadera agresión en domí_ nios concedidos a otrosí J T Al vareado hombre de espíritu libre, ambicioso- de empresas grandes, en que se. llenan los deseos en su aren ¡dad , se necesitaba pocO' eir aquel govierno de su per sow> mui pocas tropas eran suficientes á-apaHI12 c¿.-

244^

Bistorta,

General

Ve

ciguar, y contener bullicios ; estarse quie. to en el era en deservicio de su Ma^cs. tad que su conocido valor estuviese ocioso, quando eran tan graves los empeños, que nunca pensó introducirse en concesión agena,. ni debía tenerse por tal, lo que solo era auxiliar apizarro,. que tenia poca posi bilidad j y .fuerzas, para exped.cion de aquel tamaño,' no quedase por defecto en tal empe. ño inglorioso: conforme estas ideas esciiviòal Rey, tenia prevenido- á su cesta un grande Armamento bien pertrechado de municiones, y víveres, con gente de armas como hasta quinientos hombres, cuia prevención desti, naba al perà,.comandandola en persona , pr e considerarlo servicio de su Magetad y por q i u todos demostraban un summo «usto en m. i litar á su. conducta , 4 Dipsuesta yá su armada, y premptá á hacerle á la Vela , redvc crden cstrfr cha de la Audiencia de Mexico para que disistiesc de aquel designio » y se coníbrrrsse con las ordenes de su Majestad, en eldescüs

nillfruas

Trlm.TaWCap

XlV.

24S

brimiento contratado : su .intrepicéz , que no admitía limites, recivio con inquietud, la orden ; quexabase sentidamente ele, éi M á r q u e z de el Valle, de quien presumía infundamentacamente , que á su contemplación se le-pcnia aquel impedimento j y concibiendo era erudes».honor aquel desayre., atrepelló respectos > pasó por encima de todas las oposiciones 5 insistió en su empeño, mas estimulado de un falso honor , que üc, las razones con que .procuraba disimular su atrevimiento : cegió abordo de su. Esquadra quinientos., hombres..-, dexando doscientos en tierra, por .falta de> embarcaciones; tales crin los deseos de seguir , y obedecer á tan famoso Capitán í hizo*se á la vela en demanda de el i eni 5 trandó á su Piloto Juan Fernandez , que costeando arrimado a' tierra cuanto pudiese, notase, y puntuase ensenadas, y'puertos- en sus car. tas, pasando adelante hasta montar los ter*rrinos de el g o b i e r n o - d e Pizarro ; recono, ció el exceso de agresión en lo á o t r o c o n cedido con exclusión absolura j pero anima i v
: J
7 a

do

*4-£

Historia

General De

do á sus tropas c o n el desembarco en lo no prohivido en donde podrían enriquecerse í su satisdación, nuebainente informado délos T h e s o r o s de Quito , áque determino­ el> des­ e m b a r c o de su, Excrcito , comunicóla sin: re. c a t o >. alteró los ánimos la n o t i c i a , tanto que le peso haverto descubierto ;• y eL arre* pentimiento fué­ tarde en no disimular sus pen. Sarniento*» faltó notablemente al oficio de pro. cíente C api tan > asi faltando la astucia manif. estas las a r t e s , no pudo transitar los grados de la calidad de sagacidad á h fuerza, que sostie­ ne la guerra en prisiones: entran en un Puebjodc Xipixapa , hallan Esmeraldas, P l a t a , y Oro, indicios de la abundancia de Q u i t o : no­pudo reprimir los impulsos de pasar de esta Provi ' c í a ; immensos t r a b a i o s , opocisionescontinua inexplicables hambres t o l e r a r o n en ese áspe­ r o , y fragoso camino ; moria de miseria t № cha g e n t e , hallando V r n a que le cubriese, i Cielo , el Que tenia t a n fatal desgra cía ; era d cuidado de el Adelantado mui solicito con fe emfermos, aquietes c e u r r i á en los maioresf
r

li.

¡ñas Prim* Part. Cap,

~XW•

247

ligros con su mismo cavallo ; peleaban con los elementos, con fríos y nevadas s i e r r a s , pasmando á muchos lo elado de sus cumbres > mas desventurada g u e r r a , que con k>$ mas crueles enemigos i pues por no perecer t o , dos era preciso aíropeilar nevados montes , aque lograsen el éxito , aunque con dispendio , aquellos aqmencs favoreciese su robustez , ó su fortuna : el maior incitamiento ai Soldado p a r a pelear con valor és la esperan., za de la p r e s a , pero aqui se atrepella coa esperanza remota de la vida : vencidas p o r residuos tales dificultades fue' su alivio e n c o n . trarse con el incomparable Adelantado Diego de Almagro , que j u n t o c o n P i z a r r o e n t e n . día en sosegar aquella t i e r r a , y reducirla al Español dominio: hizo al principio r e q u i r u míen tos > notificaciones , y p e t i t o r i o s , siempre firme Almagro en que desocupase el territorio, que n o era de su encomienda , y luí ¡aba yá también o c u p a d o : eran los dos Capitanes de prudencia c o n s u m a d a , con la ^ e acomodando el tiempo pretérito, al pre* sen-

!¡|8

'

Historia General 7)e

senté prevenían de sus discordias daños futuros mui perniciosos ¿ i evítanos , como en lib:. ralidad, y mig-nificieucia eran émulos, con. viniéronse fácilmente , en que Alvarado ckxise la s;ente, y Navios en el perú, satisfaciendo Almagro ciento y veinte mil Castellanos cié Oro, por los gastos tícenos : escusóse Alvarado c o a los s a t o s , que sentían y quexaban d e agravios en mudar de Capitán, con que h . a vía admitido aquel partido, aunque indecoro, so, por no deservir en su continuación al Rey; encargólos reconociesen por su Capitán al Ma riscal Almagro , en . quien solo rrudarian d e sugeto , no de condición, respecto á sus ama, bles partidas ; bolvídse Alvarado á su gobier. no muy j regalado, y atendido de pizarroj y Almagro , en alafas y Joyas de mucho pr' ció j benevolencia de Amigos, sin ella nd aa es', ni la prospera , ni adversa fortuna; quanto importa exercitarla» 5 No obstante haver cedido' tan g & nerosamente Albarado , y que fué de m ci ul importancia su socorro , indispuso mucho-i
f

e

Ry e

Thifymt Trim* fart. Cap. XIV. i¿tf> Rey su determinacicn ¿ le t sen vio reprehen* diendolo de a t e n t a d o , que era^rrui de su d e servicio r marídale que: salga inircdiataixente de él p e r a ; que d u i a g a %u campo , y que d e ningún modo: asista en aquella Conquista ¿ para encaso d e resistencia, cemuricaba sus Beales ctóenes 1; la. Audiencia de 1 ierra firme > a p r e . hendiese, su persona- sin escándalo• , retirando la gente de su obediencia ; t a n t o pueden me» ritos sobresalientes en la a t e r c i e n de les Soberanos, que para castigar infracciones, a-tendiendo al.honor , se previenen de disimulos», y corra* quando llegó este despachó ya esta-han convenidas las partes, f tan á satisfacioa, quedó asi este grave cargo : ínstesele de ñuei& por:él descubrimiento de la especería', p a o ta: cuio; efecto; liavia llevado: consigo de Es* A- í los Capitanes Andrés- dé: Vrdanetá f Martin de alares? para b o r r a r lá falta a n t e . " dente.entendió con viveza en esta expedición;, Militó.doce: N a v i o s ^ , y dos Fmbarcscicness ' remos, en que distribuyó mas de cchccientós ; •tornbres c o n cien to c i n q u e n t a c svalfós', t u - li " " bo.
r p e e f

250

.

Historia

Gaitral

t)e

bò noticia délos g r a n d e s , y esperanzados des. cabri nientos.de eí celebre Varón Fray Marcos de N í s a , y d e Francisco Vasqnez Coronado., cuia Intendencia negociaba el Márquez de cj Valle en la C o r t e , y variando en sus chetane, n e s , pareciendo le esta expedición mas glorio.' sa , y mas útil t r a t a mas cuerdamente conseguir asistir á ella por negociaciones: t r a t ó con el Virrey de Mexico D o n An, t o n i o de Mendoza > que tan lucida Armada era mejor emplearla en C o n q u i s t a tan imp o r t a n t e , que como mas immediata, y no expuesta a tantas c o n t i n g e n c i a s , seria mas operativa , su gobierno , demás extensión , y mai interesado .
3

6 Mientras se resolvía esta proposición estaba Alvarado con su Esquadrá en la Costü sucede al mismo tiempo el general levantamicrJO de los Indios de el nuevo Reyno de Galicia! c o m o hombre de bien¿ entendido el peligro ; y que necesitaba precisamente su s o c o r r o , ¿ * sembarca un gran golpe de gente de á pie,y & á Cavallo, y macha de veinte .leguas hasta C '
e ul

da-

TMtlpmas frlm. Part. Cap, XlK

251

dalaxara.? los indios reveidcs se havian fortificado en una áspera s i e r r a j ofrecióseles perdón, y coala seguridad, que les ofrecía la dificultad de ser a c o m e t i d o s , no le admiten 5 no les pareció i los Españoles expcciahrente al belicoso genio de Alvarado , tales desprecios s u fribles : dirj el Adelantado orden al Capitán Falcon que acometiese h sierra 3 pero se contuviese en el abance-> hasta que pudiesen sostenerle, estando cerca los CavaUos; era este Capi(aatobradarnente animoso? vióse e n a l t o y k advirtieron el peligro y que espeíase para acometer la Cavalleria d e s o c o r r o : despreciando al enemigo pasa adelante t e m e r a r i a m e n t e ; nunca ai enemigo por débil debe despreciarse, ha* causado infinitos males tal conducta en la & u e t T

w

r r a : asi sucedió era indefinito el numero de Indios^que uiendofe sin el apoyo d é l o s C a u a Ifos, le esperaron i pie firme ; sube n u e s t r o Falcoa trepando breñas , y arribayá* vaíense los Indios-de la ocasión de verle en un sitio , en que con.-dificultad podía hacer pie j sale 'aquella multitud de. sus rincones, ^ cercan ,. y lix cié-

.252'

BistorU

General Ve

c i e r r a n con Castellanos i y Mechoacanes , que con t i l ímpetu, y con los que caían se dcsor d e n i r o n todos } pago ¿Falcorj el primero su ira' .prudente atrevimiento j cayeron o t r o s siete, ó ocho con algunos i n d i o s ; con tan favorable, principio bajan lo¡» rcveldes ál llano i era el tiempo l l o v i o s o , y pantanoso el T e r r e n o , ciie obligó i los nuestros á una ordenada retirada] seguíanla los alzados con tesón ; pero les ccn tenia la cavalleria, y arcabuzes.: havia que va, d e a r o i n r i o , cuia opuesta orilla e r a agria,y e s c a r p a d a : mo \permitia fuesen los Cávate m o n t a d o s , -y los llevaban de el diestro j iba ¡ l e Adelaawdo Alvarado .en la retaguardia j con; 5teniejado i los que seguían el.alcanze) quandoim iCavallo de.los ?que subían Ja empinada ­cues») ?«ae ^precipitado ­y ­rodando se llevo ;al Adciaiif ííado ¿de e n c u e n t r o : armado y pesado cóíilí ¿edad, ­no pudo evitar el peligroso ocurso s re. icivió n a g i a n ­golpe en el pecho,, de el que q № ¡úá.A líos tres días:• desgracia que fué ­sensibr .ii.ss.iqaa 4 ­iodos,: 'tenia­en­realidad t o d a s aqw 31a* $ÁmSjy calidades, que describe T:iberi|
f w

f [filipinas Triny Tari. Cap, XIV.

2j \

eri un P r o C o n s u I , d General de trapas , g r a t o ¿2 ia Milicia, de cuerpo r o b u s t o , valor Militar pericia: sintió .el Virrey la fatalidad de Cavalbro can principal^ y de Soldado tan e x perto : no es para ponderar a q u í el vivissimo sentimiento de Doña Beatriz de la Cueba su muy digna Esposa > quando mas ocupada en-él fué quando se desato de el Volcan irn* mediato una tan furiosa tempes rad , q u e , inundó la Ciudad de Santiago de Guatemala .5 pereció funestamente en èj ía Señora con v i na vnica hija sufocada e n su o r a t o r i q j s u b i da en el Altar abrazada con una Imagen, de. Nuestro Señor : se luí hoyaron con ella once; .tnugeies, y muchos Indios y Indias domes ticos; asi terminó sus sentimientos con tan; subita d e s g r a c i a /
3 ; ? f

CA. '

£$íst»rta General De

CAPITVLO, X V .
. g£» Virrey de Nue»a Espina determina dele Bs-padra de AlParadd , passe á des cuhúr al Occidente» solicito el Virrey d e Nuebí IVJL España D o n Antonio de Mendoza p o r el l e v a n t a m i e n t o y sublevación de el Reín o d e Galicia , determinó en persona hacer e s t a J o r n a d a ; pacifica la Provincia con su Valor , y su presencia en que sobresalió roas t a clemencia , que el c a s t i g o , e n que se sin. gulirtzó de vencedor glorioso : ( a 2 > & un generoso animo 1 a t e n t o también de las cosas de la m a r , mandó apercibir dos Navi* o s d é l a Esquadra de A l v a r a d o * que descu* brfesenv,, y formasen Mapas; d é l a s Costas d e la mar de el Sur, los q u e descubrieron la Ca.
% y

t

líAW

l i r b r n í a j i a s t a q u a r e n t a grados s n o pasaron
•• - • •> • ade*

( $ 2 )%ilkm madorem ¿omm $uam ctementia*

ferré: petesf Vhw>

Tb'dipiaas Tñm,

Tan.

Cap. XIV-

255

adelante por íob' grandes t o r m e n t o s , que p a decieron 1 2 N o se contenía en tan cuidadosas atenciones ia vasta vigilancia de el Exceíenti. simo Virrey, entendía también en a b r i r la navegación á las Islas del p o n i e n t e 5 descubrímiento que el ftey le encomendaba , y deseaba p i c h o ; resolviólo, y nombra Capitán á Ruy López de Villalobos: tomáronse de los de Alvarado dos Navios, una Galera y dos Pataches bien equipados de g e n t e de m a r , y g u e r r a , abastecidos de q u a n t o s se requería para tan di* latada navegación: hacese e s t a Esquadra a l a mar de el P u e r t o de Juan Gallego dia de t o d o s los Santos de el año de mil quinientos quarenta y dos descubrieron en este Viage en a l t u r a d e d u es y ocho grados y medio, dos Islas despobladas, pusieron por nombre la Anublada a la una4 y á la o t r a Santo Thome ¿ o t r a mas adelante, que impusieron. Roca partida ; hasta tjue hallaron un Archipiélago de Islas baxas cubiertas de frezcas arboledas con dificultad se tomo e n vna de ellas P u e r t o halláronlas p a bla.

256

Wistorta Genial

Ve

;

biadaS'de gente p e b r e , y i n c u l t a , q u e se huyó a: dar ia Esc-uadra fondo j quedaren escondí' d*s en te espesura veinte y cinco n u g e r e s , ! quiénes se t r a t ó c o n mucho c a r i ñ o , y seles á * gásaío con curiosos rescates: tomaron agua c u aquella Isla , que apellidaron de San Estevas", y dé el C o r r a l j por las muestras que de él ha. í í a r j n : mas adelante descubrieron otras dichss de lói Reyes en numero de d i e z , de igual frescu, t a , y verdor por l o q h s denominaron los lar. diñes, en altura de nueve á dies grados; como ü* ctón leguas de el Poniente les sobrevino um tormenta tan deshecha, que pensaron todos Ser sumergidos en la inquietud de sus cías: 'peídieron la C a l e r a , que para costear Islas les hacia mucho f a l t a : después de este tiempo hallaron una isla a la vista muy hermosa, en altara de dies g r a d o s ; salieron en Paraos Indios, que les hacían la sena! de la C r u z y entendiev

r o n les decían r 'Buenos Vías Matalotes',
%

y la die-

ron este nombre no tubieron la curiosidad de arrimarse para averiguar, que gente era i. qtíella, que les saludaba con tan e s t r í a s & ha-

Ф ¡filipinas Тпт* Таги Cap, XV

-257

mostraciones, 5 P a s a r o n á o t r a Isla m a i o r , que p o r ser su c o s t a p u e r c a , llamaron de b s A r r e ­ cifes*, á dos de F e b r e r o surgieron en un Puer­ to de ella, en una B abia, que denomina, ron Malaga , en altura de siete a r a d o s : de­ tubieronse refrescándose en ella un mes: quisó poblar aqui Villalobos, que no lo hizo p o r háverla experimentado ]de intemperie g r a v e : tomóse con los acostumbrados a c t o s pose­ sión de ella por la C o r o n a de C a s t i l l a , pu­ sieron á el lugar determinado para la firriU dación CBSj\E /i CA\0LIi boxea esta Isla tre­ cientas cinquenta l e g u a s , y dista mas de mil quinientas leguas de el P u e r t o de M Navidad; por los vientos c o n t r a r i o s , y fuer­ za délas corrientes t o m a r o n forzados la buel­ u de el Sur $ arribaron á S a r r a g a n a s e n t a r o n con los naturales pazes , de q u e se arrepen­ tieron mui p r e s t o ; pusiéronse en a r m a s , y a­ unque se les i m p o r t u n ó , áque se íes vendie­ sen bastimentos, no hubo modo de reducir, los: usdse primero de todos aquellos medios, Kk que

258

Historia General Ve

que dicta la benevolencia, hizo la fuerza lo que no pudo el agrado j acometióse el Pueblo? hicieron r e s i s t e n c i a , pero se dieron al maior poder con la ñipa ; no fueron se. g u i d o s , pensando se reducirían con el escar. m i e n t o : 110 fué el vencimiento sin costa de sangre ¿ fueron heridos algunos de los núes, t r o s , de los que murieron s e i s ; esta Isla; que apellidaron A n t o n i a , tendrá seis leguas en su circuito, havia en ella q u a t t o Pueblos: toda la gente se .recogió en un Peñón muí a g r i o ; estaba f o r n i c a d o con palizadas» y o t r a s defensas > pareció á los nuestros lance de honor acometerle ; hicieronsele vanos acometimientos, derribaban por aquellos des* peñaderos grandes vigas, venció estas dificultades nuestra constancia eanóselosla altura,y dominados yá huyeron, sin empeñárselos cu. estros en e! a l c a n z e . era su animo sosegarl o s ; p e r o elios desampararon la Isla, y pasaron á Cesárea^: en el Penon se halló P o r c e l a n a , A z m i c l e , Á m b a r , y Azeytes, ca que tenían un internado comercio los Mío, daña.

Philip'.nas Pnm. Par. Cap, XV,

25$

dañaos, y de o t r a s Islas > halláronse algu. ñas maestras de oro * no hallaron m a s p o r , que acostumbran los naturales enterrarlo en los montes. 4 Recogido el despojo pidió el Ceneral el s é p t i m o , y o t r a j o y a , la que el quisiese, e s c o g e r , que scle cor.cedio sin diri. cuitad pidieron los Oi.ciaies de el Virrey sus partes , escandalizo la petición á los Soldados, dixeron que no se debían pagar derechos a dos G e n e r a l e s ; Oficiales Reales pedían para el Rey el q u i n t o , y respondió el General, que se sacaría de él o r o , p l a t a , y pedrería, que lo demás era libre : dispuso el General, y mando que t c d c s sembrasen maíz; resistíanse los Soldados, con que sus oficios no eran de L a b r a d o r e s , solo de pelear ¿que estaban mui p r o m p t o s ; que mas querían morir en guerra que en aquella Isla de hambre: Rui I. opez decía , que el iba solo í descubrir viagc > y e^tabecer asiento fixo 5 que en este empero no persaba perecer ¡por falta de víveres, como muchas v e .
: t

Kka

se.s

i6é

Historia

General

De

scs lo havia experimentado el descuido en la guerra , cue cada uno se acenc'iese asi, per que con treinta hombres que le quedasen bel, ver 1,1 á dar quenta de ^u armada; que se acomodasen por su bien a aquella l a b o r , en que el seria el primero s convinieron en hacer la Sementera de maiz , nació bien , y con la obediencia, que es él fundamento de ta do cuerpo o r d e n a d o , lo pasaron mucho mej o r » T r a t a r o n con los N a t u r a l e s , que bol viesen á su I s l a , hicieronse las p a z e s , que se confirmaron con las usadas ceremonias de s a n g r a r s e j y beber la sangre mutuamente en vino ; pero es g e n t e que no sabe tratar v e r d a d , ni la p a z , ó amistad les impide, que usen de sus fraudes, quando los tienen por conveniente, asi con la facilidad que la hicieron,. la quebrantaron , y permanecieron en su obstinicie-» de no bolver á su Isla: no fue s ú r c e n t e la S e m e n t e r a , llegó la rtfcesíd?d a e x t r e m o , y para satisfacerla . J servían de manjar delicado C u l e b r a s , Laga"* tijas, Ratones P e r r o s > G a t o s , y otras sa
! £S 1 3

Thil'tfmis Pr/w. fúrt dip„ yy. 161 bandijas asquerosas j aprovecháronse de raiz e s , y f u c a s s i i v c s t r c s , de cu i 4 operación mu no mucha gente emp o*.: criada , y c o n tagiada.' 5 f a r a socorrer necesidad tan' e x t r e ma le pareció á Rui L o p e s : , e r a c o n v e . nientc hacerse amiijo con el Señor de ¿yin. danao, cincuenta leguas de distancia, isla mas abundante-: preparo un Navio con cirquenta hombres á c a i g o de Bernardo de íá T o r r e , prevínole de R e s c a t e s y M e r c a , ciertas; llegaron d surgir a-la. boca de un g r a n Rio era gente i n d ó m i t a , desabrida "por los mabs t r a t a m i e n t o s de los p o r t u g u e s e s , y así solo hallaron e n g a ñ o s , y traicicnes la necesidad les obligo á ios nuestros á a p r o vecharse de las A r m a s , r x o i r e t i e r c n ' c s en un elevado fuertecillo ; en q u e , no queriendo rendirse, m a t a r o n á los defe: s e r e s ; dando libertad á m n g e r e s , y r r u e b a c r e s , boibieren á Sarragan con algún B a t i m e n t o .
} ?

6 En estts estrchtéVes convinieron despachar un Navio á Nueba E s p s ñ a , que die-

¿5z

Historia

General

De

diese noticia de lo hasta alli operado , solicitando ordenes y s o c o r r o s ; también des. pactaron una Galeota á unas Islas, que son las que se llamaron Philipinas después, y con este nombre las m a r c a r o n los de esta arma, da en hot.or de él P r i n c i p e , cuio nombre e a PHlLlTO partidas estas dos embarcaciones jlcoaron tres Paraos de las Islas de los Malucos , y en ellos algunos Portugueses con una C a r t a de D o n Iorge de C a s t r o ; que contenia los requirimientos de ser todas aquellas Islas de la demarcación de Portugal, que no hiciesen guerra á los naturales, por que se interesarían en su defensa; que si iba falto de bastimentos lo dixese, que en Cesárea selo proveheria : mucho prometer de los que aun eran sus enemigos, 6 á lo menos no eran a m i g o s : respondió Rui L ó p e z , que la o r d e n , que tenia de su Soberano era no t o c a r en Islas de los JMalucos, cue para en. t r a r en las demás tenia nui extenso peder; extrechaba mucho el hambre t no havia otro e u r t i m i n e t o , que de M i n d a n a o , y este con

Wltpmas

<Prim< far. Cap, XV

2¿¡

las armas : repitieron el requirimientO los portugueses, y siendo la misma la pregunta, se les satisfizo con idéntica respuesta lleváronse hurtado un Marinero, costearon á Cesárea, persuadiendo á los n a t u r a l e s , no les vendiesen bastimentos, y ofreciéndoles ayuda de armas contra los Castellanos ; tales sugestiones, indignas de una nación nada ruda , hicieron impresión en ánimos por o t r a p a r t e ya bastante inquietos» 7 Quiso D i o s , que la Embarcasion , que fué á las Philipinas bolviese con copia de víveresj habilitados asi resolvieron irse á aquellas Islas, especialmente á la de A b u . yo, de quien tubieron la n o t i c i a , de que era^ la mas abundante; que los naturales los d e . seaban, y serian bien recibidos en ella: acomodáronse en un Navio g r a n d e , en dos Vergantines que havian c o n s t r u i d o , y en o t r a s Embarcaciones menores : salió esta Fs* quadra á la m a r ; el tiempo les fue tan contrario, q u e les fué presiso e n t r a r en una Bahía, ó ensenada de Cesárea j despachóse

ern-

2¿4

Historia

General Ve

e m b a r c a c i ó n , que solisitase víveres ; bolbid con el mal d e s p a c h o , de que al tiempo de los r e s c a t e s , les havian asaltado los Indios, y les havia.i m u e r t o once h o m b r e s , quedando los restantes mui flacos y fatigados: 1¿ escasez era ya cal^ que s o b se racionaban q u a t r o onzas de a r r o z , y esta estrecha eco. n^mia solo dies cías podía entretenerse : esto íes compelió ásolisitar o t r a i s l a , que les presentase s o c o r r o , y por no t o c a r e n las iVial u c a s , tomar P u e r t o aunque fuese en Cam a s o : las c o r r i e n t e s v vientos los conduxeron á el Pueblo de b'agala, lurisdicion de Cu lolo c o n cuio Rey tenían actual gueira los P o r t u g u e s e s ; estos previnieron á Rui López no saltase en t i e r r a , que de o t r o modo se. tendría por infracción de Reales convenios: nuestro General respondió seíe diesen bastimentos por sus justos precios, y inmediata mente se retiraría í lis Philioirras no solo se les negó esta hospitalidad , pero coramina, r o n , si los surtían , á los indios, 8 E l Rey de Güolo
7

acordándose de

&ji!ip¡ná*fr¡m- PafLCdp. XV 26$ de las amistades, a n t e c e d e n t e s , ó p o r que la fastuosa arrogancia Portuguesa le fuese odios a , comunicó á Rui Lopes sus avisos, que procediese cautelosamente con aquelia nación, que le ofrecia la p a z , per que no habilitase a los Castellanos, que el estaba mui dispuesto á continuar la a m i s t s d , y s o c o r r e r su indigencia. Rui L ó p e z embió "al Rey á Mathias de Alvarado q u e concertase unas vistas 5 convenido el Rey en ellas, y efectuadas dixo á nuestro General que su antecesor bavia prestado obeceincia ai Bej de Castilla, que por conservar esta fidelidad los p o r tu* gueses le havian hecho cruel g u e r r a ; que quería continuar las confederaciones de su Decesor, y convinieron en ir á G i l o l o , donde todo lo t e n d r í a n , con abundancia; q u e les concedería sitio v e n t a j o s o , en que hiciesen una fortaleza? tomismo'les ofrecían los de Camaso por libertarse t e d e s de las P o r t u guesas hostilidades: tan cierto e s , que con la beneficencia y mansedumbre, mas que con el temor y el odio> se fundan nuebos I r a . LI pe-

266

Historia

General De

p e r i o s , y se erigen establecimientos solide aquello domina ios á n i m o s 5 esto apenas as gura las reliquias.

CAPITVLO. XVI.
Mrrados los Cumbos arriban al Maluco , y desgracias de esta Utauadra •

Q Altan pues en Cilplo á t i e r r a ; fab: ^ c a r o n s e l e s promptamente dos Ca, en que desembarcaron los géneros de las N v e s , tomo el Rey la maior p a r t e de ellos concertados p r e c i o s , y c ó m o d o s ; previ 3 Rui López tomase su f u e r t e , colocase el A r t i l l e r í a , y le pusiese en estado de 1 fensa con su g e n t e , como el p o r el Rey ( C a s t i l l a , lo havia hecho hasta aquella oct sion ; en cuio empeño havia perdido mas seis mil h o m b r e s : pasóse á los nuestros I d r o R a m o s , que quedó alíi de la Armada Loaisa, y con gran fidelidad, nunca q ¡ t o m a r de los Portugueses s u e l d o , aune
1 1 u

ti'

Phtywas

Prinu Par Cap XVI

267

iflvo sobre ello sus instancias, y comminacio_ Béss» resuelto á morir a m e s , que cometer cal r u i n d a d s a b i a y á mui bien el idioma , y era*gratísimo á los n a t u r a l e s : la t i e r r a de Güolo con la continuación de las g u e r r a s , y sacos escaseaba de víveres, determino núes.' tro Rui L ó p e z embiar su Embaxada ai Rey de Tidore con P e d r o Ramos , pidiéndole les favoreciese c o n ' b a s t i m e n t o s por sus precios j u s t o s ; el miedo á los Portugueses le sugerid algunas escusas j el mismo temor hacia sospechosos á los de Güolo ¿ con sagacidad nuestro General daba i entender le obligaría la necesidad a aliarse con los Portugueses 5 e s . ta intención presumida, que cedia en ruina total de T i d o r e s , y Gilo Jos, obligó i / l o s Tidores á instar fuesen a su Isla los C a s t e llanos , por que yá t r a t a b a n ' los"'Fbrtugue* ses enprehender á su R e y . / '
1 :

z Governaba las deterrniiíacfehes la? necesidad \ admitid ef p a r t i d o J ^ r J u J j t ^ e i con* la condición, que por su par t é sé íuspenderian las hostilidades, ni quitaTÍáñ ef'comercio Ll 2, de
c r

1

862-

Bis torta

General De

de el clavo; sintieron vivamente los Porra, guescs -esta confederación, pero como era suia-la c u l p a , hubieron de tolerarla: socori. da la inedia de nuestra exente ; embió con dos P a r a o s á García de Escalante á h s PhiiipL ñas para reducir á su Esquadra ios dos Vergantines y la gente : arribó Escalante í S a r r a g a n , á la que havían buelto sus fugirj. vos naturales 5 en la Bahía de la Rcsurec. eion hallaron una C a r t a de el Padre Santi. Estevan Superior de los Augustinos Mision e r o s , y Capellanes de esta Esquadra, e n que decía,- iba en solicitud de Villalobos con un V e r g a n t i n ; q u e en aquella Isla havian muerto í quince Soldados, que salieron í buscar que comer e n - t i e r r a : que quedaban en Tandaya veinte y un Castellanos de paz; bien tratados de los Indios i que en una B a r t a se-'.havia perdido el o t r o Vergantún bogándose• dies hombres en su naufragio; qut el Calalúz se perdió en el rio de Abogo por traición de los naturales baxo el pretexto* a m i s t a d , y quedaban cautivos cinco nombra.)
?

coi

fkitipin Trini. Tart> Cap» Xfh

269

con esta relación parecía ya sttperfluo pasar adelante; con todo costearon á C e s á r e a , y en Mazagua les salieron á la plaia des C a s tellanos, que les informaron, se hallaban allí ciico de los d i e s , y o c h o , que iban con el Superior; que una t o r m e n t a sobre las Islas de T a l a o , los eBgoifó de tal s u e r t e , q u e no vieron tierra en trese d í a s ; que por dicha suia pudieron arribar á T a n d a y a , donáe quedaban los demás con el dicho Padre Superior, y Fray Alonzo de Alvarado , en d o n . de eran agasajados de los Indios % recogie* ron á estos cinco h o m b r e s , p a g a n d o á s a t i s * facción los pastos hechos en su manutención iueron á T a n d a y a , recibieron á los r e s t a n tes y a los Religiosos: fueron costeándola. Is* la de Abuyo, en que supieron havia C a s t e , llanos de la Armada de Magallanes-, de aquí fueron á S a r r a g a n ; significaron i los natu_ rales los motivos; por que les havian hecho gierra^ arrepentidos se ofrecieron por s u b ditos,, y Vasallos de Castilla? pasaron p o r ^ q u ^ a r i ^ e l Señor de esta Isla llamado Bam-

•:-)0

HiuQria General

De

Bambú Siribu les pidió auxilio, para sugetar •Cu Pueblo l e v a n t a a o : tuli-:ronio i bien con la condición , dé que se decía rase Vasallo de nuestro R e y , y permitiese predicar la feé Carbólica ¿ convino en ello; fueron al lugar,, temáronle por fuerza de a r m a s , de que quedaron heridos algunos dé los nuestros de Hechis envenenadas, pero con la c o n t r a hierva sanafon fácilmente \ partieron deaquiá X i d o r e , doilde llegaron confeheidad. 3 Con, la determinación de núes. tfO Rui López havia salido el Navio San IUan para la Nueva España, en seis de Agos. t o : siguiendo su viage á tomar altura > descubrieron tres Islas cordillera de los Ladron e s , de las que la una era un Volcan, que por tres p a r t e s vomita luego ; á dies y.o. eho de O c t u b r e se hallaron por la observación $n altura de treinta a r a d o s : adui sintieron' a h t e m p o r a l , que no pudiendo sostenerse, y t e n e r sentidos los Mástiles, el Navio pequef í o , nb mui fuerte para resistir tales ma. r e s , convinieron en la a r i b a d i ' , que fue'í las

fbilifmas

Trim- ?an> Cap, XV*

ir

las Malucas, y tomaron Puerto en GÜolo \ supieron como Rui López estaba en Tíciore á donde pasaron para carenar su Navio . 4 En esre tiempo terminó la. C a s . tcllania, y Capitanía de T e r r e n a re Jorge de C a s t r o , sucedióle lordan de F l o r e s ; con este firmaron una suspensión de armas los nuestros baxo los preliminares, de que ningún Portugués, pasase á T i d o r e , ni hubiese co« municacion e n t r e P o r t u g u e s e s , y Castellanos; que el clavo seles vendería c o m o p r i m e r o , si ellos no iban á comprarlo ; esta suspen cion seria valida, y c o n s t a n t e , mientras Íoí dos P r i n c i p e s , ó los Virreyes de N u e . Va España, y de la India no mandasen, y dispusiesen o t r a cosa • Aparejado el Navio San Juan y c a r e n a d o s , salió para Nueva £s¿ paña en dies y siete de M a r z o de mil quinetos quarenta y c i n c o , el JSfavio que havia quedado e n C h o l o , no podía p o r falta de pertrechos a d e r e s a r s c , vendiéronle á los Portugueses en seiscientos caxas de clavo ; tomáronle para embiarle á la I n d i a . 5 lor:

2ji

Historia

General

Ve'-

5 ï ô r d a n de Flores escrivió á nues.' t r o G e n e r a l , pidicle le ayudase con su gen. te en la g u e r r a , que intentaba contra el Rey de Giiolo ; deseaba destruirle antes que llegasen los Navios de Malaca; Iuntó Rui. López á los C a p i t a n e s , y Oficiales Reaies, propuso la petición de Flores , todos fue. r o n de parecer , que ni la Feè debida al Bey de G i l o l o , ni la alianza con los Portugueses contrahida^ permitían tal empeño , sin car. g a r sobre sin la nota de infidos ; antes si que las Leyes de el agradecimiento empeñaban. á conserbar tales amistades á todo costo; sobre q u e ofrecían hasta sus vidas ; si que aquella convención podía' en algún modo serle sospechosa , lo s e g u r o , y mas adapta-' ble era el recurso á las armas 5 antes que» faltar i á la fee prometida» El Rey de Güolo se prometía en nuestra ayuda oportuna oca*., sion á vengar los a n t e c e d e n t e s agravios] despachó aun su familiar al de T i d o r e , y á R j uf L ó p e z , quien le comunicó de su p a r t e , ^ sé acercaba el arrivo de las N a o s Por tu.
c

guesas ,

WnUpnás Wm* Tart. Cap- XVU

27Í

y era bien estubiescn todos c o . mo ca causa común pi et/cnicos : que les informaba, tenia ¿su íavoi ias islas de B a n da, A m b é r o o , y c t r a s , t e n la cesta del M o r o , y tecas n u i á ja obediencia y protección de Castilla: Buy Lepes: le dixo t r a t a r í a c o n ejftey de T i d o r e sobre el a s u m p t o , y le res« ponderia después t tubo noticia de esta embaxada el C a p i t á n Flores ; fué averse c o n . el nuestro'? desembarcó en T i d o r e , amenes» t o a este Rey no se uniese c o n los Moros que le estaría bien , y le ofreció r e c i o s 5 suplicaba í Rui López fuesen buenos amigos, se evitasen disenciones , que solo contenisi) p e r , juicios : respondióle, q u e p o r su p a r t e observaría la amistad puntualmente-, ceme basta entonces lo havia hecho ; iuese satisíeche d e . nuestra sinceridad íordan de Flores* elFmba_ xador de G i l o l o , r e t e las visitas afectuosas de les dos C a p i t a n e s , y se fue sin aguardar la respuesta. 6 El frangente de los negocios c o n s ütuian nuestra situación en eravissimo d i s M ra cri
y

274'

Historia

General

De

c r i m e n : hizo Iunta Rui L ó p e z de Capitane^ y Oficiales Reaks j expuso e'n eila las de­ mandas de el Capitán portugués > y : las de d. Rey de Güolo ; después de una larga conle, rencia se advirtió ser necessaria la adiccioa eje alguna de las dos p a r t e s ; la neutralidad les podia conducir a u n es tremo j que se de. via asegurar el m a n t e n i m i e n t o , por si selo alzaban ios M o r o s ; que no acomodándose los Portugueses, era preciso i e c i v h i o , de quien selo asegurase : con este despacho f e u á Terrcnate R e m a r d o de li T o r r e , enten­ dido de Flores d í x o , que si los Castellanos querían pasar á T e r r e n a t e les ayudarían to­ dos con sus c o r a z o n e s , y haziendas, y <u ¡e estarían muy seguros ene]­Puerto de ­Talan­ game, ó en una IsU inmediata corro mejor Je­pareciese : e r a n condiciones duras .some­ < terse á íurisdicion agena j no mui asegura­ dos de que fuese con sinceridad él ofrecimi­ e n t o se quedó la contratación a s i : no № temeraria la sospecha j pues el portugués co, municó el t r a t a d o al Rey de T i d o r e №
n ¿ f

ThUifmas Trun. part. Cap; XVt

2 75

hacer á los nuestros con él sospechosos. 7 Rui López j u z g ó , no en buena ocasión, ni lo abonaban las circunstancias, corresponder la visita á el Portuguez Flores > passó á T e r r e n a t e contradiciendolo el Rey , ylos suyos : ésto confirmó al de T í d o r e enJa sospecha de que aquella vnion seria c o n t r a su porsona interesados? procuró fortalecerse por si el concierto pasase adelante Vuelto Rui López y entendida la desconfianza de elT i d o r e , por sincerarse; juró puestas lasmanos sobre los Evangelios en presencia d e los Religiosos A u g u s t i n o s , que ninpun t r a t o lwvia hecho con los P o r t u g u e s e s , ni le h a . vía pasado p o r el pensamiento > le p r o t e s t a b a , que no le haria sin comunicarlo a n t e s , 8 La N a o San luán que havia salido para Nueba España, y en que consistían las únicas E s p e r a n z a s , arrivó á T i d o r e á los quatro meses y medio de navegación : era su Capitán Iñigo O r t i z de R e t e s : fué» su via^e estraño 5 reconociendo los incónvL nieares antecedente'; insuperables al Ñ o r : t

Mm £

te,

27&

Historia General Pe

t s , pretendieron seguirle, comando altura ,.al S u r , á" experimentar vientos menos opues. tos; tomó las islas, de Tala i reconocieron ua Archipiélago de Islas en altura de dosgrj. dos al N o r t e , salieron de ellas multitud deEmbjrcacioncillas á flecharlos > e r a la gente, negra j en estas islas parece fué donde los. marineros de vn Navio de el Marques del valle tiempo antes se armaron c o n t r a su Capit á n Grijalua, y le mataron , y en ella se perdió la Nav2 : hasta aqui tubieron vendábales que se t r o c a r o n en recios ¿ e s t e s con estes vientos costearon una tierra grande y de hermosa vista doscientas y treinta le« g u i s vanda de el N o r t e sin hallar su finí t o m a r o n el S o l , y se hallaron dos grados al Sur y surgieron en e l l a , t o m a r o n leña y & | í u ; pusiéronla la Nueba Guinea p o r nom, b r e , por la conformidad de los semblantes de los naturales en su color con los Guineos*, empeñados en esta tierra , v a r i a d Jos v i e n t o s , y no hallando los hechos generales j propúsoles el Capitán solicitar la Na* ve

tphilifiMs Trim Tarte
é

Cap, liVI*

277

vegacibn por el N o r t e 5 que si no lo podían.: conseguir aquel a ñ o , se buscase alguna isla donde pas¿r el Invierno : pues solicitar altura por la p a r t e de el Sur no se lo concedía a . queila gran t i e r r a , que era de una interminable c o s t a : los Pilotos y M a r i n e r o s resis . tieron á este sentir de Retes , dixeron que se debía arrivar á los M a l u c o s ; que e i a t a r ds yá para que hubiese Vendábales, con t o do, por que sintieron este v i e n t o , bolvíeron la buelta de el N o r t e : descubrieron dos Islas b a s a s , de l a s q u e salieron P a r a o s , que combatían al N a v i o s no se querían a p a r t a r , aunque la Artillería les hacía mucho d a ñ o , hasta que se les acabó la munición de flechas, y piedras, y v a r a s : la gente era b l a n c a , y de buena dispocision, en el pelear, muí a n i . mosos: entendieron p o r él el Sol estaban en un grado y un quarto al Sur. 9 Fatigados los Marineros con los vientos c o n t r a r i o s , y que era ninguno el adelantamiento , dixeron al C a p i t á n que a t a b a n muy desazonados todos , por que de3

278

fíistoVíoG

eneral Ve

d e su continuo trabajo no sacaban , ni eepe. raban sacar frutó: presentaron por escrito al Capitán su parecer i propúsoles é s t e losin. convinientes, en que se atrasaban los iníor. m e s , y era en común periuicio : contodo­ huvo d ; conformarse con la opinión común, y arribó á T i d o r e á t r e s de O c t u b r e .

CAPITVLO.

XVIb
por

%

Capitulan can los %rtugueses a E spaña en sus Naves la India*

la buelta

/ ^ O N Ocasión de la arribada de Sí& ^•"^ luán el Capitán Flore* embió 2 ш . e s t r a g e n t e tres requirimientos j que les noti­ ficase con solemnidad un E s c r k a n o , uno para el General Rut L ó p e z ; o t r o para Oficiales R e a b s , y e ] t e r c e r o para los Soldados ; con. tenida ensubitancia^ que supuesto que no ha­ via
>

1

mi ¡finas Pnm, Tart* Cap. XVIU

279

vía podido proseguir su viage el N a v i o , y que 3c havia certificado el Padre Fray G e r ó n i m o Santisteban, que no teniendo socorro , ó ms* truccion al Mayo de Nueva España., t o d o s pasaran ásu servicio ; era tiempo yá que se cumpliese su ^ofrecimiento: vnammemente responden,.que el Padre Santisteban no tubo poder para hacer tal ofrecimiento i nó se po» día en virtud de é l , sifué a s i , executa ríos : habíanse pasado á los Portugueses tres Capellanes y veinte Soldados, estos tránsfugas pusieron en vivo cuidado al Rey de T i d o r e ; vi» endo í los tales pesarse al o t r o p a r t i d o , y que Rui Lope. , no lo impedia, en que presumía con mucho fundamento , que havia c o r c ú erto oculto j no se hubieran metido en tan a r duo negocio Religiosos de tal c a r á c t e r p e r proprio impulso; es muy de creer que en su negociación estaban rrui de acuerdo con nuestro G e n e r a l : sorprehendido el Rey de T í dore con u n vehementes sospechas conbocó * los Castellanos en la Plaza i representóles eficasisimamente las persecuciones padecidas
y 7 r 3

por

286

Historia General f)e

p o r haver "seguido fielmente sus intereses; el beneficio presente de háverlos recogido tan a. c o s t a suya en sus Dominios ; que fuese todo memoria para no desampararle; que si na vían si. do escasos los víveres, el solicitaría huviese mas abundancia, aunque fuese necesario vencer tara ello sus proprios hijos ; como que si no huvie" sen de Nueva España s o c o r r o s , el prepararía materiales, y oficiales ásu dirección, que cens* truyesen un Navio c o m p e t e n t e ; y para que no tabiesen los ofrecimientos por dictados de la necesidad, mando dar desde entoncesIasracio. nes dobladas. 2 A demandas tan justas , y tan en servicio de ¿el Rey, solo respondió Kui López, que y:í era t a r d e : e n . u s . auxilio tan poderoso ?y admitir lo sospechoso se tiene por mas seguro! en tales circunstancias deshecho en partido que c^ebiá sostener á toda c o s t a : no era nuesrro López hombre, de a r m a s , rehusa los rigores de el hierro j ( e a ) és exponerse mas evitar

a
, - (e¡)
;

$um nula fatigant prália j vxt viu tt pdsunt obsisteye faro*

Wü'ifms,

Trini* Tan Cap XVII.

2 Si

á c o s r a de el honor les rigores de M a r t e * Arribaron a T e r r e n a t e tres Fustas per este tiempo con la n o t i c i a , que seguían tr¿s N a o s Portuguesas, su Capitán Hernando de Sosa de Tabora con ciento y cmquentá soldados en sus bordos: comunicó la noticia á nuesrro (pene, ral lordan.de F l o r e s , ccm¿> que antes que llegase j se podian efectuar los partidos > resrondidsele que pues el que cemandaba acuella £ s quadraera persona tan calificada, se le esperase, y con el se ratificarían los c o n t r a t e s ? este despacho hizo despestsr algo el cuidado de nuestro Rui López , dixosclo al Rey d e l * ido», r e , y que c o n t r a este poder seria bien fortificarse , lo que se promovió con viveza t o n gran gusto de los Indios* l N o fué la respuesta de la satisfaccicn de F l o r e s , ,ni las diligencias de fortiheacien ¡mui de su g u s t o • embió á decir que alzaba la suspensacion de a r m a s p o r que ignoraba la intención de él Capitán , que ?e esperaba; y no quería antes de saberlas oponerse á sus instrucciones,: muy fervoroso se Nn mos-

282

Historia General ®e

mostraba nuestro General i lo publico, 'pet o los t r a t o s secretos , c o n . e l que traxo la''orden, eran á los Castellanos muy efen. sivosj querían en todo caso corresponderá los beneficios de el Rey de T i d o r e , y que á este s~ debia d e f e n d e r , y exponerlo todo? por se'r tan fiel , y declarado vasallo : tomó P u e r t o de Talangame la Esquadra Portuguesa en veinte dos de O c t u b r e : contra el mejor dictamen escrivió Rui López á So. sa ; embió la carta con Bernardo d é l a Tor r e : t r a x o este embiadó r e s p u e s t a , con la reconvención, de que se suspendiese el comercio por e s c r i t o , y que seviesen quanto antes donde determinasen : resolvió por proprio Capricho vee'rse con el Capitán Hern a n d o , cominicólo con el Rey de T i d o r e , quien procuró disuadirle , representándole, que no exnuciese su persona , entregándola con t a n t a facilidad ; que si determinaba en 'tal necesidad formar contratos , podia hacerlo por medio de terceros Firme Rui Lope
2

en su resolución consultó con ios suyos? qu

e

se-

Thill"finas Trim fart. Cap, XV1Í.

185

seria mas comvenicnte Capitular : acordaron pidiese suspension de armas en los mismos términos ;ue se , avia observado antecedentemente entre las dos Naciones> aunque fuese por tiempo l i m i t a d o , hasta tener despacho de aviso, que se solicitaría q u a n t o antes 5 que no Admitiendo esta Capitulación propusiese les diesen Navios con bastante provision para bolverse á Nueba España 5 sin ser obll* gado á entregarse á o t r a nación , conservando su independiencia : que comprehendiese en la Capitulación al Rey de T i d o r e , a s e . gurandole de ofensas, y agravios , y que en caso de hacerle« serian obligados á defenderle como á Vasallo de su Rey , y lexitimó Aliado, con las A r m a s : p r o t e x t á n d o , cue estaban resueltos á morir por el honcr de la nación, y en defensa de sus amigos * y bienhechores: este sentir se dio por escrito, y firmado de t o d o s , que aunque separados,^ decíanlo mismo en substancia.
5

Executaronse las vistas llevando cada uno de los Capitanes t r e s a i g e t o s distinguí, N n'2 dos-

4

•'¿§4 Historia General De 'eos : pasiohs algunas controvcrcias en lo •pubüco . pasaron los dos con el Padre Santisteban á comunicar en secieto : dixo Rui 'JLopez-a los su ios , que le havia entregado sus Cipitulos y tendría la respuesta al d¡a siguiente : dixo privadamente á Escalante, que el Capitán Portugués no admitía los t r a t a d o s propuestos p o r t o d o s , y que le liavi i dexado o t r o s , que contenían, seles haii "litase de embarcación , p a r a que se bolvis. sen todos por la India á España, lo que se, le havia concedido , y podía comunicarlo-á los d e m á s : instáronle , rio firmase tal Ga. pitulacion , sin el común consentimiento; que pues hasta alli le havian obedecido sin relaxar las Leyes de la milicia , nada det^r uinase sin el universal beneplácito: el der e c l n de la militar disciplina lo pedia asi, y que quando era v o t o c o m m u n , era cornal ínteres la ejecución ; pero siendo por su t a n e n p a r t i c u l a r , quando le viesen entregado á los P o r t u g u e s e s , perdería los respectos? y derecho de S u p e r i o r : dio-su obstinación p reso r

fi-JlpinasTrin.

Tan.

Cap XV U.

¿,85

respuesta, que no le hablasen .más en ello, por que estaba concertado : representóle Escalante, advirtiese que la gente tenia preparado t un r e q ú i . r i miento, en que presentarían sus sentimientos, de que huviese efectuado convenciones sin el parecer p o r lo menos de la maior p a r t e * 5 . En esta división muchos Soldados o f r e . cían ál Rey de T i d o r e , se quedarían á servirle solo por la ración i hasta q u e d e Nueva Espafa rscivissen O r d e n e s : Rui .López aconsejaba ál Rey, y ásu hermano Quitil Rade admitiesen el seguro de los Portugueses , que era lo que les convenia por e n t o n c e s ; estaba con tan con» ttarios pareceres el Rey suspenso; sus Subditas instaban admitiese el ofrecimiento de los Castellanos: requirieron estos á s u Capitán por sus Capitulaciones clandestinas con las p r o t e s tas» de que todo fuese á quenta suya ; pues havia procedido c o n t r a el dictamen de.tan buenos d v a ü e r o s , y s o l d a d o s , y seguir t á p - o b s ; tiaadinieine ej suyo; que le seria muy perjudi. i-ilj y casso gravissimo de residencia: dixo M L o p s z , que respondería > y pidió Trasla*
c

1$6

Historia General

"Be

do í avisáronle también las d e l e c t a c i o n e s de lj g e n t e de m a r , por que no se habilitaba el Na, vio; e n t r e t e n í a l o s , con que no havia gente suficiente á su gobierno $ luzosele veér, que nada faltava , sino és su consentimiento : apre tado y estrechado, respondió resueltamente, qu:~ no lo concedería, | o r que alteraba los conciertos hechos í al requirimiento solo res. pondió, que io oya, que sabían muí bien teman es. pecial instrucción de su Magestad para no^ t r a r en los Malucos j la que havia quebraii. tado obligado de lá necesidad3* y que para no aumentar culpa d culpa, havia procurado salir de allí dos v e c e s , y habilitar despachos,to que no" havia sido acsequiblc p o r los tiempos; no obstante haver variado en los rumbos; f e por no ofender a D i o s siendo causa de truchas muertes* ni al (ley en quebrantar voluntariamente sus instrucciones, sustentando opiniones particulares, no teniendo s o c o r r o , y esperanza de tenerle p o r la viade IaNueba España era su intención ceder a l a necessicUd, resolviendo~su buelta por el r u m b o de la India!
11, 111 ?

MíUpkas

Wwu Varu Capí XPlh
r

287

instan los Castellanos , que guarde el j u r a , mentó hecho al Rey de Gilolo en nombre de la Real p a l a b r a , intersada su protección asegurandose de descargados en su relaxación; y ei d a ñ o que les sobreviniesse, íiiese á c a r g o de Ruy López . negó este ei j u r a m e n t o , de que solo sele hacia cargo ; que daria razón á su Ma. gestad de sa c o n d u c t a , la que n o e r a obliga* do dar á sus s u b d i t o s . 6 D e t e r m i n a r o n los Portugueses hacer guerra á los de Gilolo , dióles Rui López gente, y P ó l v o r a , por que e r a mui inferior la que tenün ; d e s e m b a r c a r o n , y sin hallar resistencia ¡ueron al p u e b l o , estaba este muy bien fortificado, sitiáronle, y le Continuaron doce días murieron t r e c e P o r t u g u e s e s , y un Castellano y en varias salidas hirieron veinte; conociendo que el Gilolo era diestro en la gue* wa, y q u e les ofendía mucho desde su fortificación , levantan el sitio Í queda el Rey ufano con la victoria de que tres cientos P o r rugue. sv cien Castellanos no le huviesen hecho daño algunojsalen a l a mar con su Armada, hicieren
5 s 5 s?

pre*

a88

i'noria

Csneral. De •

presas de substancia, y de g e n t e , 7 Estas desgracias la resolución de Rují L ó p e z , que con impedir el viage a ­Nueva Es* paña les frustraba toda esperanza de­soco­ r r o : como que no faltaban amigos que apoya­ ban su determinación , y que no havian suge,< t o sobresaliente, que fomentase sus pareceres h o n r r a d o s , convinieron aunque con disgustos conformarse con el t i e m p o , evitóse con una guerra Civil, que amenazaba e s t r a g o s si fur viesen hallado Caveza de partido ¿ molestábala necesidad, la licencia declinaba á sediciones,/ discordias; y estas tienen por fin civiles, estragos, precipitándose en bélicos, y monstruosos suce, sos: convenidos en el embarque Hernando de So­ sa mando dar dos ducados en Ropa á varios^ los Soldados nuestros para vestirse; no los red­ vieron algunos, y se quedaron ; admitiéronlos o t r o s y se embarcaron en los Navios Por№ gueses*
3 K t

8 Hechos á la Vela con los Noruestes y navegando al Sur_, llegaron al P u e r t o de Anr bon , ó A m b o y n o , islas m o n t u o s a s , y de po­ ca­

fbMiphas frim.

faruCap.:

XV1L

2S9

ca gente:> y miserable ; tiene si alguna copia de; bastimentos i están á q u a t r o grados de latitud austral se experimenta, en ellas una emfermedad regional , que tulle de pies y manos no permite andar, que en este accidente, esteces el vinco remedio : cO;nprehendid este accidente á luir López de Villalobos-. . murro de él, y algunos ¿olUdos j; aunque mas le sofocó la melancolía de ha verlo errado t o d o : filé la causa de sotaventarse en el vrrge per secuir los diez g r a dos, en su rumbo:, obligándole arrivar á las Malucas, y dejar las Philipinas que e r a n lasque le determinaban sus Instrucciones: mas ctir sado en estudios., cue nutbas Ccr.quistas, hi. zó con los; Portugueses vnes tratados mas de, presumpcion, que de experiencia, y industria. Los Religiosos;Augustinos, que: vinieron desde México por Capellanes de la E s q u a d r a , y ec n el fin de- a n u n c i a r e l Evangelio en estas partes fu.ron cinco Fray Gerónimo d e Santistevan, Fray Sevastíanf d e Trasierra.,. Fray jfteolas de Salamanca, Fray Diego de: A l v a r a d o , éstos y otros. Españoles prosiguieron el viage por
x 5

290

Hstoria

Gemrd'Dt

Malaca? Cochin y C o a ; desde aquí se embaí c a r ó n para Lisboa, donde dieron fondo er Agosto de mil quinientos qu aren ta y nueve, nc se saco mas rruto de esta c o s t o s a , y anuos; jornada de siete años, que el tomar tercera vez posecion de estas islas p o la C o r o n a de Castilla, y ha verlas puesto Phrlipinafe p o r n o m b e.
r r

7C<?

Jas I
\ /

/

yy ST*

Cummsio \iS\ Caio/ítn
/

D Í L A S YSLAS

y-sPor el E!Pedro M i m i l o Velarde
¥jàacnol<a\./w ^ oí«yo. . CauMart Tali ENCALA ^. 10. 15. zo & 30. 5 temando dejlfi ^dhwjueelprimero ^ defcubrio cftasíftas üe¿o a%¡bu djflñó áti$2iyk .mataroner0a¿la vm^j¡E§ul^pttdeí^^ittflñoki$fyya.24¿^Junu>¿ettfijcempt. Yojapniaeimije (anda Capital dtjfks^l^T/vJjpmas dicías affí^orThetipeJI.Jmmii.1 ícfiatjjr abundan e tienen oro,perhs, ara,,caneh,eacaq, arrai tabaco, emú,azufre.Jibwxuh x ^ebano,ot¡úenl t maderas,muchasaves, cazaypefca,mü¿has vatwjnunosjy caüéb» ¡muchasyebos mdxdnaUsfJli vnJlrzok/po,ytres Objfyor, Chancültria. Jhhernaclor variasJUc'aUias yjartidezas l^uver/iiaéljiaidicw^ Jle artiifttñajiímca, ¿»polvoray como jpo mil ChrifhanM,
c

HECHO

PHILIPINAS

u
ílltt °BAca y I dCbLbraJ
a

- Duj>a.c >f

TI

*

xtxrmcot

t£UU¡0

, ,.')\ f-AS^o ^»>3!wi* ^ S ^ ^ /

mío

¥9

Lumia"¡y

X*&Ct>ret¡Ct
, A t*-' ^&
<

Lnnimoú < j

/ . I* SCJTF _.. ... . J

#=^

S o

/
/

T f% r/ ! Bonded

/
/
/-

Caíeuiit

fzz!
tañes

€ Caíurlduai
imana

0
Mmamoc

if^ «J S Pía \,ímcaíato§

-O A

JO
P. ¿S
LA T

ío»ta Jañon N4
lililí

, Cagíyanes vrfcion <sn:
Cavili I

rae»-

^ 1

10 *

.1W

1

Cafó
atoiemfon Dafaan Ritti
ter'

f* si. Mofo™
'lanalt

nao
¡3UHT$ie

0

•me.

,1

"

4

e
Ido

1

2

291

ë

PARTE

SEGVNDA, ,
GE­

D E LA H I S T O R I A

1 I I

neral de Philipinas de la Prime­ r a Conquista , Población y Gobier­^ nos; d e las; Islas philipinas ,

I
||

CAPITVLO X : DëSClilTClOX E L4S> D
Islas;/PhdipMas Geograji-ca y TSlaturat-,.

*§l n.«m
i

№ î ' ff<^> iPÊSï

S*

A TRESCIENTAS TREINTA Y * V seis : Leguas ;íl poniente de las I s ­ las Marianas están las Islav philipinas; vasto Archipiélago de Islas de diferente magni.. tud y es la principal la de l u z o n en la q u e O o 2: es­
y

29¿

fíhtma

General ®e

esta edificada, y fortificada su C a p i t a l Manila, defendiendo 1¿$ demás de ;su Capitanía General y.Real Audiencia: su situación G-ographica , es e n t r e el quinto y décimo nono era. d o de la latitud septentrional ¿ y según el meridiano regular entre los ciento cinquenra y seis, c i e n t o sesenta y cinco de longitud: según esta demarcación están comprehen, tudas d e n t r o d e la Zona T ó r r i d a ; esto n o o b s t a n t e , t o d a s son de benignísimo tem, pie 5 moderan h verticidad délos Rayos solar e s , a b u n d a n t e s , y 'copio i as l l u b ú s , qae disuelbea sobre ellas los Oestes ó vientos'de P o n i e n t e j y aunque su temperamento por esta causa , y cargar sobre ellas el mar teda su A d i m o s p h . r a , sea muí húmedo , los ardores de el Sol can vertical le templan de moco, que resulta una temperie c ó m o d a , y de constitución salutífera i no se experimentan aquellos productos morbosos , furiosos y violentos , que en Europa? el que és bastante p r o m p t o , y en p a r t e regional, és la aspiración de aura malig. na» admite curación si se a c u d e , sin diferirlo

Tbilipinas Seg* Pan.

Cap, 7j

áquc inficione partes interiores, y Principes> con los r e m e d i o s , que vulgarmente ysan los n a t u r a l e s ; son e s t r a ñ o s , y d o l o r i f i c o s c o m o la berberacion, la raspadura vniversal j p e r o consta producen efectos p r o d i g i o s o s , aún en sugetos yá cadavéricos > es también bastante común la hidropesía, que se distingue con el noaibre Vulgar de b e r b é n , y varia en especies > confúndese, y se equivoca en sus simptomas con o t r a s emferrnedades de carácter d i s t i n t o , especialmente la q u e causa convulsiones,y los errores en los Médicos no dexan de ser frequentcs. Los Mlontes abundan de Búfalos, 6 Caravaos m o n t a r a z e s , afiles „ y fieros; Venauos, y lavalies > las V a c a s , y Cavallos han p r o creado mui bien , no asi los Carneros ; y aun„ ¡que áy algunos, és escasa Ja propagación , y de carnes no muy gratas al paladar ; las Cabras multiplican g r a n d e m e n t e , y parecen los mas proprios á tal propagación estos Climas; la v o latería és en g r a n numero , y v a r i e d a d , en lo domestico , como en lo libre \ de p a l o m a s , son distintas las especies, y de sensual alímen.

2p4'

Historia: Genera! De

to!" sus R í o s , y c o s t a s abundantísimas de pes. cados comestibles de mucha suabidad. y delica deza. > fuera de las especies conocidas ayo. tras-de paladar mas exquisito:, áy la infesta, cion de Caimanes, que devoran o t r o s animales de agua , y de: t i e r r a , aunque sean Va. c a s , ó C a v a l l o s ; solo á ios Caravaos tiene respeto, su voracidad. 3 pues aunque se bañan en R i o s , en que los. hay de desmensurada grandeza j no se oyen en ellos desgracias 5 dicen, que quando los s i e n t e n s e precipitan a l fondo, los siguen, y los hieden con sus agudas y enormes hastas : quando se ceban en. carne" huma» na son frequentes las desgrecias.cn la confiada desidia de los Indios, uno se cogió en un Rio, que havia devorado trece p e r s o n a s ; tenia dies y ocho pies de-largo-Y y su mandíbula inferior, q u e és sola; la que tiene movimiento, cinco* ,$ La cera és mui abundante;. no~ tiene otro beneficio\ que coger,.cuando yá están de sazón los panales en los arboles; encienden grandes hogueras: á los pies de s u s T r o r c o s , y s e a k . y entan las abejas con él h u m o : libres, de quien
; y 3 ;

Wtllpinas * Seg, #W,

Cap*!*

2p5

los dependa, los cogen sin perjuicio: llenos sus depósitos de miel, si están yá fermentados los huevecülosj y fecundados en vermículos blan. eos, és la comida .ñus deliciosa p a r a ios Indio s ; con ella se e n g o r d a n , y Jes reluce él cu» tis en su superficie > regularmente es de ios infieles , y cimarrones esta cosecha j lo lucí, do y ii.'no de estos es el mejor signo de que la tal cosecha és c o p i o s a , y abundante; como és~ casa quando en tales temporadas están Jangua, dos i níy variedad especifica de a r b o l e s , cu, yas frutas son singulares, y de buen gusto,* la pina és un completo de muchos saborees 5 el de menbrillo maduro parece que es el que mas so* bresale ; Ja manga és mui deliciosa , y de un paladar parcicularisisimo; muchis ay silvestres q'is los ingertos, si huviera aplicación, hicie tan usuales; ay canela de varias calidades, y entre ellas se ha hallado en Mindanao la que es legitima, y fina: que aventaja a l a de Zeiían en lo sobresaliente de el gusto i Núes moscada , Sándalo, A romas , C o m a s , y Reciñas especiales : hallase mucho * y buen E v a n o , G a m . t¡e.

2p5

Historia

General

Ve

peche, índigo.-, C U Í Q bene§cio le- hace superior ai de la America.-, muchas, maderas cx.ce lentes., y solidas, para fabricas, de-Casas y Navios,, o t r a s para otros, utensilios,, debe, lio c o l o r , y- de especial superficie4 H a y en estas. Islas variedad de Aves, y raras : el Cálao de figura acomodada á la de un Gallo, g r a n d e , y de varios colores ; colorado. , p a r d o , y negro adornándole la colocación de su plumas ; la cola bast a n t e larga, y derecha; los pies cortos, con di. latidas^ y agudas mías con las, que se fijan en las ramas d e los. arboles frequente habitacioo de esta especie, de que el arrancarlos és difícil; g r a n d e su. C a v e z a ; hueco, y sin medula su celebro;, en su eminencia un copete de plumas hermosas,, y vistosas: el pico és colorado, largo, ancho , y duro : su voz , o graznido desapacL ble¿ és á señalados tiempos.. Canta i la madrugada,., á las dies del d ¡ a , á las dos> y cinco de la tarde; tan fijo en escás horas, que le llaman su Relox los Indios ; es. voracissima. esta ave, si tiéne^conie continuamente saciando, defru*
3 t

Thtíifinas Stg. tpárt. Cap»

29J

tas el apetito, aunque sean amargas, y silvestres> su esopíiagOj o buche largo, aecho , y de mucha dilatación, en q u e deposita el alimento e n t e r e , e n que é s precise haya unos <?cci. eos fucrtissimos, que a p o c o rato de la ingurgitación e x p e l e , y e x c r e t a el alimento digerído, lo que le obliga á estar siempre c o m i e r d o , y habitar e n donde haya arboles, cue abunden de frutas, y á vivir divididos, de m e d o que ra. ra vez se vén c e q u a t r o en: quatre: las frutas de el Ingazyrt que és el que -centicre las p e pitas de San Ignacio, conocidas en la m e d i c u na COR e s t e n o m b r e , y son tan granees cerno una abultada granada, d e una O r n é anteada,, y de un amargo tan subido, que para les d e mas animales; é s veneno,- cOmo< también su p e pita, esta A v e pica su dura c o r t e z a y se c o me su carne sin i n c o m o d i d a d , cerno ísrnbien engullen la pepita q u e excreta sin alteración? su huelo é s alto no d e l a r g o t r e c h o , sino e s quandoría* necesidad,. < e m p e l e , i solicitar"'el alÍmento eif e r r a Isla; v i a l a r d e frutas allí p e r manecen., hasta que las•• cc'risrrrcn: -iu caí ne ési
r :

pp

su.**-

2.0 8

Fílítoria

General

Ve

substanciosa , de buen gusto , y sana:se domes» tican fácilmente, y obedecen ¡a voz, de el que las cuida acudiendo promptamente quando las llama , tiene un sobresaliente instinto que las hace dóciles. 5 El que llaman C a r p i n t e r o , y Herrero los Españoles, Palalaco , y Balatcc los na* rurales, és Ave admirable algo menos, que ir na Paloma de las comunes; las a l a s , y dorso de color pardo , algunos visos de verde en el pecho: su pico no muy largo , és lo prodigiosoJ tan duro y fuerte, que como escoplo, hacfca y martillo agugera los solidos troncos de los Arboles, haciendo én ellos huecos profundos, en que colocan sus n i d o s , incuban sus huebos, y crian sus pollos con toda commodidad> quando trabaja én esta habitación és cont a n t o r u i d o , que imita» y aun seequiboca á los golpes de un carpintero con sus crramie n t a s de oficio, ó al de él herrero en los goí« pes de ei Iunque¿ bien que poco ruido én las selvas és mas s o n o r o , por la reciprocación, y fcfleccion de undulatorios movimientos; es
y t

cier-

Wilipmas Sf|. Pan* Cap, U 2 9 9 Cierto» que este ruido se percibe á bastante distancia : tiene la desgracia, que én los agujeros* yá formados, se acomodan o t r o s Pájaros furtivamente y anidan en ellos, lo que precisa al carpintero á formar o t r o , á fuerza de repetidos golpes; hasta que le dexan libre. 6 £ 1 C a g v a n , és animal r a r o , y en l a Historia de las Aves desconocido, debiendo,, se colocar én ella, por tener alas, que le sirven al buelo, con las que solicita su sustento subiendo í los arboles , pasando de vnos á o tros, a c o g e r sus frutas, de c] se mantiene, áuncj con movimiento tardo y pesado: de un mediano gato su corpulencia; y su cabeza algo seme* j a n t e , y quando r e c ó g e l a s alas, q u e son membranáceas, y r e d o n d a s , demuestra tal figura5 tiene un pelo mui fino, tan suave como el de las M a r t a s , aunque es mas • c o r t o > siempre q u e buela y descansa deja los pies d e s c u b i e r t o s , y las m a n o s , y en ellos l a r g a s , y agudas vites,, con las que se agarra de los a r b o l e s , la cola si és c o r t a * en las Islas de Pintados son bas, tantes f r e q u e m e s .
y

Pp z

7

De-

$Opt

*

Historia

General Ve

'

7 D e l i s hojas de cierto árbol, se produce á ynlado viviente , que llaman ios .na* ttirabs Vijbou Vabonan'-) es parecido ajama* riposa : se halla én el c e n t r o de'la hoja en los principios de.su f o r m a c i ó n , como una Ma­ bita irnforme y v i tomando diario inore* m s a t o , hasta que se perecibe movimiento, rom­ pe p o c o apoco la t e l a , que la c u b r e , hacien* d i naturales esfuerzos i sahr de aquella C á r c e l , hasta que puede volar libremente $ imitando Jas i l a s en su c o r t e las hojas de él mismo árbol., el vcér que yá h mitad forma,­, íla en e s t e c e n t r o , eoncerva lo restante de Iioia hace reconocer prodigiosa Ja prodm?^ . c l o n , y r e c u r r i r en su causa ál influjo dé­ lo s as cr os e a i o s ni e n o s ad y er t id o s ; la sen, ¡tencíá también recibida en estos tiempos, de que * o d o en lo vegetable, y s i n s i t i v o , red© se. prod­ice de Semilla verdadera ¿ hace conee* btir, que á la propagación de esta especie, de­­ positen<su simiente, Jiueyecito en tal hoja sus, Progenitores,; esrp quando esta t i e r n a , c\№ £030 vá creciendo se f o m e n t e , y nutra en­ ella­
3 9 3 0

?t?¡l¡i>m*s %
}i

<Pm*-Cap. U

lo\

d b t i l HepocttQ hasta que logre su forma,, cío-a perfecta j y como esta és dtuturna p e r suale se-forma, de ta-hoja- misma , ciiu equivocación se deshace con ia expresada renettion^ s¡n degradar la de admir-aole? e¿ca noticia a d quid de un ívUmstro en C a l a m i a n e s , que aunque bastante observativpj estaba pet&*i¿? dido, como todos los demás j que de ¡a heuv se formaba sin o t r o auxilio, áquien ci^uadi con el propuesto p e n s a m i e n t o , y cen q u e si* fuese la producción de h hoja; t o d a s , o 'asmas producirian tales animailtos, lo. queysoloi se verificaba en r a r a s ; siendo todas eje una? especie Ínfima toda> tendrían la misma vitv tud , aunque se desgraciase la tetmentation¿¡ ©producción en algunas. 8 Proprjo d e estas Islas és ej Cha-* c o n ; que asi llaman los E s p a n d e s , T o c o los indios, de un p e q u e ñ o - l a g a r t a , su figura d<? cuerpo grueso > y de grande c a b e z a , rnati-, sadi l i piel de vanos c o l o r e s i r e p t a por los'pa-¿ sedes , y maderos mas pendientes., y^bruñidos^ ratita en tiempos sexcAos. c o n xóz r e c i a , aU ta»
r

jos

'Historia

General f)e

t a y b r o n c a , que suena Tocó, Tocó, de dond e se deriba ei n o m b r e : en las casas és útil, las limpia de Animales s u c i o s , y venenosos} pelea animosamente con las Culebras , y las vence j se propagan en huevecillos blancos, y c h a t o s , que p e g a n y aseguran en los huecos d e los maderos ¿ que solo ceden algolpe de cuchillo ? el e x c r e m e n t o , que és como un pi. ñ o n ^ y b l a n c o , és un excelente, y experimcn. t a d o Colirio en los flujos á los ojos > reducid o á p o l v o , y és polvoreando con é l , quita la inflamación , y el a r d o r , que la fluxión c a u s a , én cuia aplicación se siente suavidad, y frescura, io que alivia al paciente mas que mortifica: también las l a g a r t i j a s cantan ám o d o de pequeños pajarilíos, con euias voces s e c o n v o c a n vnas á o t r a s .
}

9 E n la mar también áy cosa* admirables: la Col marina és una planta aquat i c a , que se reconoce sensitiva; descrive un hábil C o a d j u t o r d é l a Compañía su .hallazgo, y observación en las C o s t a s de la Isla de SÍU mal > dice que én nada se distinguen Ias'hojas

Phillpinas $eg Pan* Cap* L

so?

de una grande, y abierta Col en lo grueso,, y en el color verde, tienen su produccion|, y conservación en arrecifes, en cuyas aguas fluctúan en continuo movimiento aunque la mar esté apacible: gustó el tal Coadjutor coger una con la mano, quando apenas Ja tocó empesaron á recogerse las hojas unas en otras, como están las de un repollo ; asi recogidas se fueron sumiendo, y escondiéndose entré la arena de él fondo: admirado de esta novedad volvió al dia siguiente al mismo sitio, hallólas nadando en la superficie, etr, tro. en él a»ua con mucho tiento, y estando a proporción intentó sorprehenderla, por mas que apretó, se resbaló de él cerado puño, atinque la havia agarrado por el pie, dejando* le la mano llena de una babaza pegajosa: frustráronse sus diligencias en Anatumisa una plata, que creyó verdaderamente sensible:, otro Ministro Jesuíta, dice sobre e s t o , que están dé esto llenos los mares en las Bisa, yas, que havia visto tales plantas nadantes muchas veses, y se entretenía con sus cnco
f

3b 4

Historia

General

Be

•gimentc& , y r e t i r o s , sin decir si intentó cogerlas 3 que no se escaparían con redes: e s t e t a r o Fe no mino solo en estos dos IesuL t a s 4e halla c o n s t a n t e ; o t r o s que pasean las p l a y a s , y frecuentan . es te s rna r es caresen de taies noticias* lo que he v i s t o y ó e n los arre­ siles , que se halla en ellos una planta fun, g o s a , y g r a n d e de un obscuro v e r d e , .que se encoge tocándola con el d e d o , y buelve í a t e n d e r s e desando de t o c a r l a , t o d o con un inovimiento l e n t o : esta intimamente pegado es?* planta á él arrecife con unas duras fnbias á ­modo de r a i . e s , y és dificultoso el separarla, -feto logrado pierde el c o m p r e s i v o , y expaci. vo movimiento no se si esta és la Seta marina» •títenevw vna imperfecta similitud á k terreste: tales movimientos no mepareec tienen mérito e f i c i e n t e a creer l*s plantas sensibles,; pues sé advírteii" en la yerba, que llaman la Vergcnso. •№L¿' qi. la q u e s e experimenta tocada la misma c o m p r e s i ó n , y espancion sin calificaría de sentible; d e l a W l o s o p h i a experimentales averí. •garaa. este­mecahismoj puede que los mcvimit
:

en­

%ïïphm Stg* fart- Cap. h

¿05

éntosî de'la Col marina, en le que expresa de progresivo,. tengan de ponderación su peco 6 mucho, sobre que aunque verdaderos podría discurrirse „ .sise hubiesen anatomizado. 10 Otro) Marino se halla, también en los arrecife* bastante admirable és una barita del gada como el canon de una pluma en su pie,que vá disminuyendo én proporción hasta su puni ta, larga: como una tercia, esta cubierta de un Pellejito blanco, y delicado, tocándola e n la punta sebá sumiendo para- abajé sin torcer», s e , y dejadas buclven á enderezarse y descubrirse; para arrancarlas de las piedras, é n que sé apoyan: „ és: necesario p o r n u i resvala.. dizas-,. tenciv áspera; là m a n o con arena> y a g a rrarla por e i pie repentmarrenre* quitada lai te? lilla- queda Ja barita limpia, y blanca cerno En» üídb mar-fil, \> contf* hueso duro, y fuerte, y y sirve de: p u n t e r o á los mueh chos¿ también d i cerj»,,,fiáy- otros; mariscos, q u e se* consideran plantas, vivientes, y sensibles, cerno la Vba ma. ¡ a la; lechuga^ marina, y la espcrja,c¡ue ser. encoge,, quando la tocan,'y d e r r a m a el agua' Q^q em: : ; rir J

$06

Itilstoria

General *&e

empapada en sus •grandes poros\_ sea lo que . quisiere de estas noticias de que no "estoy b a s t a n t e seguro. II N o ! ai tan hombres marinos en estos mares aunque tan raí o s , que solo tengo nc-ticia de uno del que oi c o n t a r repetidos ve. ices, y con uniformidad í un Religioso Aucusti. fio R e c o l e t o , Fray Anselmo de San Augustúi, -íugeto de c o n s t a n t e veracidad, quien decía, '-íquo siendo Ministro en Romblon navegaba -•en- la C o s t a de Isla de Tablas con viento fres* "co , y por divercion cuidaba de un cordel lafg o con su anzuelo, en la popa por si picaba -álgun p e s c a d o , que es muy regular quandela Embarcación lleva y salida ; quando con grande ^admiración , y á un embeleso notó seguía lasa, g u a s , de su embarcación muy próximo ala sil. perficie un hombre m a r i n o , de medio cuerpo arriba de figura humana • y b a s t a n t e perfecta en C a b e z a cara , narices ( aunque c h a t a s , ) depl as radas ) espalda, y pechos, sobre cue estendia una mediana melena, su e x t r e m a Remataba e n c o l a de pez.* ios movimientos-agíÍes-'
3 t

Pbdipinas

Seg* Pan* Cap* / .

jo 7

les que tema baxo de el a g u a , no $e Je dejarca advertir t o d o perfectamente pero si á io q u e descubría, que tenia b r a z o s y nadaba recta» que era de bastante corpulencia: asi lo estuvo observando un buen r a t o , hasta que se desapareció e n t e r a m e n t e . n T i e n e esta feracidad la pensión de estar sugeto éste Archipiélago á Temblores , y T e r r e m o t o s ; por mas que laPhilosopbia natutai, y el humano discurso se fatiguen en averiguar las causas próximas , y remotas de .tales Phsnomenos, atribuyéndolas ál influxq natural de los Astros, como ?e pensaba antiguamente; o como los Mathematicos modernos ingeniosa,, mente á la materia subterránea sulphureo nitro* s a j . q u e discurre por venas y ramos continuad o s , en cuya agitación, 6 oposición de o t r o s C u e r p o s , y vapores expuestos á una inflamación súbita, que promueve taíes concusiones trepida^, en la superficie : o también que eláy* re detenido en cavernosos ventrículos; 6 recido con los subterráneos fuegos ; ímpetuo. sámente n e c e s i t a y solícita maíor ex tención QS 2 ' é-

enram y

}

$0$

ffiistar'tá

Generé

De

o que constreñido en su Caverna p o r álgua dcspldun de p o r c i o n e s , ó masas immediatas, «brjpnmid de tal modo sus muelles que Jos obíigó eu su pranapta elasticidad á una expansión tan violenta i és torso so confesar con la Iglesia nuestra M a d r e , ser e s t e s avisos déla Divina íListicia á despertar á l o s mortales de lo soporado de sus vicios ; prueban esta verdad mu. chas- authenticas historias que suscitan la com, pasión en Jancntables e s t r a g o s , que sirvan un reflexivo escarmiento. N o son, ni d é l o s quejas memorias nos presentan tan funestos exempla. res oorno Jos de L i m a , de C h i n a , Chile, y o. t r o s , con todo se advierten agítidisimos : la isla d e p a r a g u a está exemptade estos f u r o r e s jamás han experimentado estos baibenes su$ naturales i y no es p a r que no abunde de los misinos minerales * tiene un V o l c a n , que «rumpe Hamts , y humos circúndala el mar por todas p a r c e s , á curia causa, y ¿ Ja de sus embates as n b u y e tortuosas cavernas ; con t o d o que se •experimentan, y se reconocen estas causas próximas« no ay d e trepidación? se infiere,
t 9 é }

que.

309. que. la causa de ellos és mucho mas remota » y abstrusa , impenetrable hasta ahora al Ui mano ingenio • il„ Las lenguas, y Idiomas de estas Islas tienen mucha semejanza con la Malaya, q u e h Patria en B o r n e o , lava., S u m a t r a , y-en la Península de Malaca ^ lo que hizo conce^ bit que los. Malayos ¡mesen- sus Conquista-, dores., obligando' á sus moradores antiguos el refugiarse a las montanas : e s t o rienc contra s i , el que el Idioma de ios monteses porlo regular tiene mucha conformidad c o n el de los de las Playas inmediatos ; solo tiene de diversidad una barbara , y feroz p r o n u n ciación, sincopando muchas silabas, y esforzándola en lo b r o n c o , y afectado d e visages, y demostraciones : tres son las Principales lenguas, T a g a l a , P a m p a n g a , y Bisaya , d e los que resultan innumerables d i a l e c t o s ; d e triodo que cada I s l a , y aun cada Pueblo a . feqta particularizarse en el Idioma ; tienen, y conservan lá conformidad en sus conjugaciones e n t r e si | y con el de los Malayos 5
TfoHpinas Seg. a.
r

Tart* Cap, L

5io historia Genera! fie á poco que se comuniquen se entienden hkt unos con o c i o s : las facciones^ que tanto ioi distinguen de los E u r o p e o s ; los hacen coi los Malayos muy semejantes; la misma hechu, r a de caca , la contiguración pequeña , y re; machada de la n a r i z , los ojos grandes , y vi v o s , el color a z e i t u n a d p , en fin el vestido, y h a v i t a c i o n e s , que se equibocan : los distin; gue su genio suave de los Malayos, que so'a í e r o z e s y c r u e l e s , y 6 dixera que su pusifo mmidad , pues quando logran la ocasión te encruelezen fieramente.
r

14 Es c i e r t o , que el trat© con los Españoles há suavisado mucho sus costumbres! la asistencia, y eficacia de los Misioneros lei ha hecho mirar con h o r r o r humanas csrniel r i a g ; con t o d o no escasean funestes excmplos e n t r e si, y con l o s Españoles de su antigua i* humanidad, en enfurecerse c o n l e s csdavereí hasta dividirlos en menudos t r o z o s : entrega d e buena gana sus hijos á los Españoles pí. r a c r i a d o s , c r e o tenga en esto mas parte, b utilidad, que el carino, p o r lo que se interesa
en»

fhilipinas

$eg.

Tart» Cap« I*

£'

sus estipendios; es verdad que los Americanos ni aun asi se han acomodado al dominio de sus C o n q u i s t a d o r e s : en realidad, y sin exageración sdn estas Islas el Paiz más a m e n o , ' y hermoso, de frescas y agradables arboledas;-., de todo lo descubierto ea nuestros Dominios: no son las mas ricas en minas de metales exquisitos; con todo no faltan de O r o , que s o lo tiene el benehcio de labaderos; si se b e n e , ficiaran con las labores, que en la America, y se u*ará de Magistrales á recoger sus partículas sin desperdicio, y se siguieran las betas con arte en su profundidad, y l a t i t u d , seria, el acopio multiplicado : las hay de tumbaga: minas de hierro son t a n t a s , que hay montes e n t e r o s de e s t e metal, en que se hallan imanes de uita Virtud prodigiosa; beneficiáronse algún tiempo con utilidad conocida» dexose por disputas impertinentes, conservando en este g e n e r o p r e ciso la utilidad á los Chinos* J La Vida de los Indios és trabajosa, y dura cierto que sdn rloxos en el trabajo ; pero á los que se aplican, no les produce rau.
3 e s

31J

¥2istoria

General

Ve

mucho^ caudal, en sus c a s a s , sus muebles, vés. tidos y comidas todo respira pobresa : tienes, se por telizes quando aun poco, de arroz- cocido en agua sola puede ¡ juntar álgun pedazo de c a r n e , ó algún pcseadillo m a l asado, y mil guisado ; lo común S u n r a y z e s , © verduras co. ci-aas e n a-ua y sal. Los buenos Cazadores mS" t a a algunos Benados, 5 Puercos de monte, que se r e p a r t e e n t r e muchos, y poco íes ca. be > en algunas partes, que es mas abundante la casa hazcn tasajos;, q u e benden á buenos, pre. cios : hacen, vino de los tallos délas palmas, de que se havia d e producir el fruto 5 destelan un l i c o r , que antes que se f e r m e n t e , es fresco, y agradable, fermenta;, y avir.ar.rado se desti la en. Alambiques, y se hace un Aguardiente masádmenos, f u e r t e , como quiere el que lo maneja ' son los hombres medianos artífices, pint o r e s , Escultores y P l a t e r o s ¿ á todos oficios mechanicos se a c o m o d a n , y medianamente los irnitaüf no és mucha su áplicasion en perfeccion a r s e ; ni usan, ó no tienen commodidad de instrumentos proporcionados mas que los
y a

pre-

Tblüplnas $e¿ Tart. Cap. I.

SU

presisos y necesarios, tan t o s c o s , y improporcionados , que admira á un én su imperfección lo que trabajan : los que logran la di» reccion de algún Maestro Europeo se acomodan á s u s erramientas, y producen labores mej o r e s : és de admirar por c i e r t o , q u e un Indio rudo sea Constructor de N a v i o s , sin mas instrucción que unos toscos rudimentos para ema tender la formación de los planes, y sacan con tanta perfección embarcaciones de todos géneros según se les presentan los dibuj o s , que son ú todos los inteligentes de pasmo: un indio construyó el Navio San I o s c p h , q u e actualmente sirve en esta c a r r e r a de Nueva España, que és aplaudido de quantos le han visto, y navegan én e l : t a n t o llenó su fabrica aun Capitán de F r a g a t a , que propuso trcc'.r la que montaba , que era la Venus» al actual Governador. Después construyó el San P e d r o , en que evitó algunos defectos de el antecedente B a r c o ; singular en f o r t a l e z a , y velocidad
6

Son af-ciónados á tocar Instrumentos, 11 r y-

5I4

Histeria

Gmtral

Be

y los tañen medianamente 5 especialmente c! Violin, que és í\ que mas se aplican ¿ pero eo. mo son leves los principios en la Música, 00 se perficionan en sus notas i y en el compás, és el maior detecto 5 carecen también de estilo, y aunque las Sonatas sean buenas, falta en so » manejo lo armonioso: los Aldeanos y monta, neses se aplican ala Agricultura , y los de las playas , juntan también á este exercicio el di la P e s c a ; por lo general son activospara era. p r e t e n d e r , y de bastante valor para nó acobardarse en los peligros de m a r , antes bien se n o t a mucho de temeridad en ellos: son bue. nos M a r i n e r o s , y ágiles en el manejo de ch b o s , y velas ; las Mugeres gustan estar ocupadas , trabajan en t e l a s , en hacer encages, y en b o r d a r i y si seles diese hilo fino, y dibujo, cree, re pudieran competir con qusiquiera nación en este negocio de L a b o r e s : sdn de mucha modestia", y naturalmente inclinadas a l a De. vocion, ypiedad 17 N o se llaman estos naturales Indios por los Americanos > si por la similitud con los
}

Vhilifinas Seg. fart- Cap / . §15 Indios Orientales ¿ llaman á les Amejicanncs ludios nombre c o m n u n ¿ l o s que havitabanj tierras, que se descubrían én aquellos tiempos ( f 1) Huecio a ñ a d e , que se daba el nombre de Indios a los que transmigraban de Países mui remotos, de aquí tubo el origen él apellidar á los Americanos Indios impropriamente: en r e a lidad , con mas p r o p n e d a d conviene á los Phi% lipinos én su situación én los anchos mares de ja India e x t r a G a n g e m , que és donde eolcesn estas islas los Ceographos, comprehendiendolas en las demarcaciones de la India O r i e n t a l , en que se contiene el M o g o l , Sian , China 5 lapon y Philipinas, con todas las Islas adyacentes, pueden decir Indias Orientales y Occidentales baxo diversos a s p e c t o s : el circulo d é l a demarcación de Alexandro VI • quando dividió en dos Hemisnherios el M u n d o , uno Occidental para Castellanos ; o t r o Oriental para los Portugueses ; pasaba este circulo medio por la boca del rio Marañon, y p o r la Ciudad de Malaca; inR r 2 clu.
( f i ) Udios Vocant emmum ine&gnitarum terrarum indígenas :

?T¿

Bistoria Gmetai %/c

©luían en é l , como yá vimos ; M a l a c a s , y phi lipirias, y n o en él Occidental Hcmispherio i disputa mui voluntaria por P o r t u g a l , la que Si ZQ„ confundir , la GeograpWa e n p a r t e , pero siempre en la a n t i g u a , y moderna inclusas las philipinas en el oriental Hemisperio : Manila i lo mas esta en ciento cinqnenta y cinco gra, dos distante de el primer meridiano 5 cons¿ tuyase e s t e en la Isla del h i e r r o , ó en el pico d e T e n e r i f e , hay lo que s o b r a p a r a que se ve. xifique su cituacion antes de el grado de ciento) ochenta de longitud: asi según lo civil pertenecen al O c c i d e n t e , al O r i e n t e según lo Geogrí fico, y quaudo esto no f u e r a , como es ,mii¡ suficiente, les ápropriara la denominación elerigen de Indios m a l a y o s , el que según todaí pariencia és i n c o n t e s t a b l e . ¡8 Es mui regular la disolución ei e s t a s Islas, tiene su m a s , y su menos á tie?& p o s , conforme és la aplicación y zelo de loi Governadores i és en algunas ocasiones eostanta libertad ^ como sino hubiera Superior^ l e y e s la falacia en el t t a t o y comercio 1
;

Pbiliplms <>eg. 'Pan* Capí

1.

¿17

odios, c o m u n e s , y particulares transcendentales á todo genero de p e r s o n a s e n ib m e m o s de la r u i n a : la sensualidad, es como vicio dominante, tan universal en los dos s e x o s , que abrasan la región en llamas concupiscibles > los juegos públicos son sin escarmiento, consúmense en ellos Casas y familias ; én que se admiten mujeres de obligaciones ; sobre cuio exceso, siendo tan suaves las leyes en multas pecuniarias, no se veen estos leves castigos, sino es en casos mui r a r o s , n o han penetrado estos vicios á las Provincias.
3

19 Por modo de curiosidad, íuera de lo que puede interezar la Philosophia, y aun mas la Religión, en tener todos un co„ mun Padre, y el que de N c e sea la única dscendencia de el resto de el genero h u m a , n o , salvándose su conservación en aquellos miseros despojos del D i l u v i o ; és t r a t a r ' aquí el origen de la Negregura de los Ethiopes: híy en muchas de estas Islas particular c a s t a s de estos hombres, tan enbrutecidos, que lo$ exceden las bestias-'en Ja sagasidadde solicitar
3

SUi

^Ustoria General De

su conveniencia * solo ci uso de la locución ès ¡a que nos obliga á constituirlos en ja clase de racionalesi pero lo que és de él ca. So conservan su negregura tan a t e z a d a , co. m o los mas N e g r o s Cafres de Africa j su configuración de r o s t r o , y cavello ensorti. j a d o r suele disfigurar los ; el cascado mui ordinario , y regular de su vida silvestre, cue hace su piel è squamosa : su origen és inave. r i g u a b l e , decir que estos alli contrajeron tal configuración, y negregura por r a z ó n de él C l i m a , y p a i z , que habitan, concurriendo como con camas a y r e s , t i e r r a , frutos, a. g u a s , minerales, elevación, 6 depresión de él S o l , es recurso inútil : baxo el mismo con las mismas condiciones y costumbres vii ven en los mismos t e n t ó n o s infieles natura, les que no han pasado de su color azeitunad o , d moreno al negro Erhiopico, si en estos á* la variscion no és poderoso el Clima j n o lo seria en aquellos, sino huviese o t r o iras p o d e r o s o principio: si se dice tengan su origeii de Africa de los~Negros, que les comu¿

QViíipinas Seg. Tari. Cap. I . WP nicáron facciones, y c o l o r , convendremos, en que el color negro les están i n h e r e n t e , que trasladados á o t r o s qualesquiera Países j no lo pierden , ni sus decendientes, y hijos en reiteradas generaciones , aun en la suposición, de distintos Climas, dificultad que a t o r m e n t a los ingenios, bien se concibe, que las buenas, ó malas qualidades d e un Pais enjugos, o l í t o s , y efluvios i n t r o duzcan variedad en la connguracion, en él color & c P e r o inherencia tan perpetua c o mo en ios Nebros en ninguna Nación se r e conoce, á quienes se atribuye la experimentada variación por razón de los Climas: siel poder de él Clima fuese tan poderoso á Ja extraordinaria variación de los Ethiopes serian poderosos los Climas, que producen también sus variaciones á desfigurarlos bien que sea mui difícil la comutacion de negro en blanco i pero hemos de confesar la misroa dificultad en la configuración, y en él enortijado cabello ? hacer esta reflexión tal di£cultad,que él Maestro feijoo tiene tal
3

$20 Historia Central De experiencia por falsa , confiado en que Autho. res fidedignos dicen lo contrario i nuestra experiencia constante nos confirma , en que es mui v e r d a d e r o ; pues no solo en los Ne» gros m o n t e s e s , de que hablamos , no sé han extinguido las señas de origen de Ethiopes, p e r o si q u e en t a n t o numero de gentes las conservan inalterablemente: solo se imitan, quando hay distinta comisión de o t r o s coló, r e s , y figuras; no teniendo lugar en esta diversidad la maldición de C h a n a a n , á la que sin reflexión se atribuía este principio ene t r o t i e m p o , solo queda el recurso d causas ignoradas, y o c u l t a s , reservadas en los impenetrables senos de la Divina Providencia, creyendo si conforme á la Sagrada Escritura t o d o s desendientes de Adán , continuada 'I* suceésion en N o e ; sin asentir Asís temas temerarios ; pues ignorar en que consista la n e g r u r a de los E r b i o , p e s , nada ofende núes, t r a piadosa creencia» * * * CA,

¡21

CAPITVIOII.
*f)tUi minase Conquistar y [ollar lasJílas Escuadras [ara elle y sus Tbilifws, efectos»

~j\ DrninístTabacI'Covierno dé*Nue. * * * b a E s p a ñ a en calidad de Virrey D o n Luis de Velasco, He Sangre illust r e , de !a Casa de el Condestable de Castilla , en quien concurrían excelentes prendas de Guerrero , sirviendo con h o n o r / y valer áf Emperador en las guerras de Fíandes y Alemania, y de Politice consumado én estas a r t e s e r a de authoridad , y utilidad í u . nos Reynos iiuébamente 'Conquistados; ¡y adquiridos, no de él t o d o pléificcs 3 c o n la nueba dominación balanceaba la p o s e , sion en i n q u i e t u d e s , y a l z a m i e n t o s , á p r o segufV en su acostumbrada l i b e r t a d , fomentaban estas sediciones los mismos C o n q u i s t a dores , q u e querían mas d e s p o t i s m o , que su»ecion á sabías, y ordenadas Leyes í e s t a >

i

Ss

ba

522

Historia Genual De

ba el Rey mui satisfecho de ía Elección 3 pues conliada á e>te reeievado Cavallero escu, saria con su govierno a u t h o r i z a d o , y pru. dente á su Magestad muchos criados i pues no pudiendo abarcar solo muchos el Prin. cipe , descansaba en io¿ de America coa til elección atendiendo á los gravísimos de E n . ropa con solicito empeño : e n t r e o t r o s des. p a c h o s , p o d e r e s , y i n s t r u c c i o n e s , que eo todo- s e r e n i t i a la Real confianza á su buen C o n s e j o , y Iuicio, sele c o m u n i c ó , que él Rey deseaba pacificar, y poo.ar las Islas de él Poniente j que en su expe lición solicitase evitar los inconvenientes; que fuvían hecho infructuosas las antecedentes y costosas Esquadras j aprovechándose si de tales cono, c i m i e n t o s , p a r a que su pacificación, y población frese eficaz , esto quando solo permínese el progreso de o t r o s importantes ne. g ocios ; y sobre todo no violase í la Corona de Portugal sus a u i e u o s d e r e c h o s ; cordabase tan Augusta M a j e s t a d como la de el Señor TBELÍTE íí* que en su nombre se
-

Phütphas

Se¿

Par- Cap Jh

" 523

havii tomado pcse-icn de aquella, y que con éi se havia ínsignido este A rchipielago , lo que estimulaba el zelo d e su piecad religiosa á establecer en ellas el verdadero culto y reducirlas á su Regio govierno de su Succesor digno de CARLOS V\ que aun c o n los empeños antecedentes no se bavia soporado de él todo esta e m p r e s a , se sucitó en tan elevado Espíritu con ardimieuto h e r o i c o , 2 Correspondió el Virrey á la R e al confianza: vivía en su casa con autheridad, y Magestad no tenían lugar en ella la adulación ni la avaricia ; honrraba á los buenos, y distinguía á los que servían al P u b l i c o ; a . tendían ios Religiosos D o c t r i n e r o s á" la enseñanza , y educación de los I n d i o s , florecían las ciencias en la Vniversidad, las A r t e s meehanicas , el Comercio la Labor de los cam¿ p o s : gozaba la nobleza sus bienes con quiet u d , r i c a , y abundante la t i e r r a beneficiaban con diligencia el Real caudal I^s oficies Reales; 1 ebaban i los P u e r t o s de España T h e z o 1 ros en sus Flotas de p l a t a , Cochinilla, y o*
3 t ?

Ss2

tras

524 .

Histeria

Getterai

Pe.

tras Ricas mercaderías: en este tiempo feliz se hallaron, y descubrieron las minas mas prosperas y abundantes; todo era ajrgria, u n i o n , y p a z , con til V i r r e y , quemas parecía T u t o r , q u e G o v c r n a d o r de aquellos Rey nos, estendiendo su tutela al t o d o , como si liu. bies? preferido en su atención, singular algu. n a p a r t e : algo daban en que entender los Barbaros chichimecas, p e r o -en sus acertada providencias Ips refrenó.el orgullo j hizo po. blar , y. fortificar las fronteras mas peligro* s i s . ; y mas expuestas á sus bélicos insultos: formóse 4. San Miguel en tierra llana, y fértil 3 desde, donde hacían resistencia, y ofen. dian álos Soldados de su g u a r n a c i o n , habilita, dos í aquella guerra de Salteadores : reme, dio oportuno p o r e n t o n c e s , y que continui hasta la presente : poblóse la nueba Viscayaj fundóse la Villa de Santa B a r b a r a , y de li Guardiana también: opuso un Fuerte muro « Mexico , que llaman la Albárrada contra Ü ¡ inundaciones de.la l a g u n a , obra insigne por su g r a n d e z a , como por la defensa á las eleva' ~ " " * * " cíon

fb'ifym $£¿. Tart* Cap JU cioiíj.y extensión de las aguas. 3 Este glorioso Virrey conforme á las instrucciones de el prudente ffilLITÓ, que en la detención repetía sus instancias dispuso expedición p a r a las Islas Philipinas : mucho havia promovido esto elCapitan Vrdaneta con el Emperador CABIOS; con estos mismos intentos havia pasado á la Nueba España en donde teniendo p o r desesperadas sus pretensiones., a t e n t o á colocarlas en o t r a C o r t e , donde fuesen mas felizes los despachos, tomó él habito Religioso en el Com„ vento de Nuestro Padre San Agustín de Mexico j donde después de el ano de aprobación profesó la vida Monástica , y Religiosa yá descuidado de empeños semejantes como sub« sistian sus informes, que prometían grandes progresos h las noticias de su ardiente genio , y expedita c o n d u c t a , como el poríundo conocimiento en las Mathematicas , encargó el Rey á su Virrey Velasco, se apromptase sin demora alguna Armada c o m p e t e n t e para la C o n q u i s t a , y formal aprehensión de estás "" ' • ' "' ' " ~ ' Is- "
y t

Historia

General

De

I s l a s , empleando en ella á Fray Andrés Vr. d a n e t a , aquien debían, acompañar e r r o s va. r o ñ e s A p o s t ó l i c o s , que a t e n t o s á la Religión planteasen el Divino C u l t o á laprctecCÍOJ de las Armas> cuidando t a n t o mas de espirituales adquisiciones, q u a n t o asegu. ran el temporal dominio 5 obligación era de
la C o r o n a , y aun asi e's admirable la Re2l

vigilancia : conforme á ella hizo á nuestro V r d a n e t a particular despacho , encárgale efi. easisimamente acompañe en aquella Armada; sacrificando en ella su quietud; pues t a en su g r a n ciencia, y experiencia toda su fe. lisidad, 4 Puesta la obediencia debida el Virrey , no escusd el Padre Vrdaneta acó. modarse á providencias tan Ssntas y ju$t¿sj dispusiéronse quatro Navios 3 y una Fragata en él P u e r t o de la N a v i d a d , con cuatro cientos h o m b r e s , Soldados, y Marineros, habilitándolos abundantemente de Municicnes y víveres j nombró Gefe, que gcvernase en paz, y en guerra c o n amplísimos pederes;
s

cayo

Pttlipt tías Seg* Partí CapJL J17 cayo la s u e r t e de la elección en Miguel L ó pez de. Legas-pe, de sangre noble y solar distinguido en V i z c a y a , natural de la Villa de Zubarraja en la Provincia de Guipúzcoa 5 sugeto de altas p r e n d a s , las que havia h e cho constantes siendo Vezino de México , y en los cargos que obtuvo en esta Capital de Escrivano Maior de su C a v i l d o , y de Alcalde maior en su civil Govierno ¿ era de una justificada r e c t i t u d , de un Christianismo solido ; sobresalía, en sus devociones li veneración del Dulcísimo nombre de ÍESVS, al que dobla la rodilla todo lo c r i a d o , C e leste, T e r r e s t r e , hasta las lobreguezes de los Infiernos; íundó su tierno afecto una piadosa Congregación, ó Cofradía , de la q u e fué primer P r o t e c t o r en la Populosa M é xico haciendo resplandeciesen las g l o r i as de tan Sagrado nombre á t o d a suerte de g e n t e s , que acabasen de d s t e r r a r las sonbras de el p a g a n i s m o , y cayese t o t a l , mente de su antiguo T r o n o . 5 Recivió también sus letras p a t e n t e s
:i }

el

3X8 Histeria General De el P a d r e V r d a n e t a - d e sus -Prelados•, p a r a que se embarcase en la E s c u a d r a , y acompañase al n o m b r a d o G e n e r a l L e g a s p e ; p e r o también su. ge tanda a su obediencia, y constituyéndole Superior de cinco Religiosos de a p r o b a d o Espír i t u , q u e entendiesen'en la o b r a de Dios:-Sobresalia e n t r e estos subditos el zeloso Padre F r . Martin de Rada peritísimo Mathcmstico, cuya s o b r e saliente v i r t u d , y abrazado cora z o n en la conversión de las almas, le adquirió el gloriosísimo titulo d e P r o t o Apóstol deestas islas Leyese en,algunas relaciones, que el reciente descubrimiento d é l a s Islas de Salo' mon por H e r n a n d o Gallego y Alvaro dcMendana , y quesugetd después Pedro Fernandez de Quiros a l a Corona de Castilla, havia hecho g r a n commocíon en todas partes; cuya no ti.' c í a ocupó la contemplación de el p a d r e Vrda* n e t a , quien entendió» que aquella Armada se prevenía á" la pacificación de tales Islas: quesltiempo de su embarco recibió el despacho de LITE 1L y que viendo trocadas sus esperan" Z:as mostré vivísimo sentimiento,* porque la pose
3

Wtüpfcas

Se& Tár. Cap \U

33©

sesìcii de tas Ishs eie 'Salomen le parfeia mas utili en efmethcdo anteceden tenerne e x p i a do se halla en nuestros Historie grafbs en r e lación muy co ììfci me? ay.razcn á diti:¿dirr.es d e este s e n t i r , quando en esto íe c o ñ e t e un P a racronismo: eldescubrimientc de Gallego fué p o r Ics anos de mil quinientos sesenta } siete y ia E s . quadra de que t r a t a m o s se H20 á la \ eia el de n il quinientos sesenta y c u a t r o x o pedia tálprefe. : rencia de tiempo ccmmcver el animo de Vrdaneta un descubrimiento posterior, queffuéde dos a n e s r lo que dice el p a d r e Crijafva, e s 1c iras vere-si, mil; que las pretenciones de el Fadie. Vrdaneta eran, de que en la nueva Guinea fuese el fxe establecimiento desde'donde se srget?se el Malucos nfui distante de la conquista de Philip!-iras c u e no concebía u t i b e s t o s sentimientos cenurnce al Vir tey e n f s t a expedición, que se l à persi: ad id en sus razones; pero cerno eran-Ib* Peales ordenes,, que i Pliilipin as, n o es tubo: c t r a d-ispe s icio n en el arbitrio, del Virrey; Desaferró nuestra Fsqua; d í a l a s \ e k s en veinte y u n o de Kc viemtre d erri! quinientos sesenta y q n a r r c ; Ddosep c e n t r a sena: T t «e.

35Ó

Histeria

General Ve

general el dulsicimo nombre de cen el v o t o ratificado de intitular con tan Augusto nombre el primer Pueblo que se fundase, ío. r respondiendo los Religiosos eon que asi inti. tularian también su primer Convento • con > tan fabo rabies auspicios , salen de él Puerto á la mar ancha 3 sigue con prósperos % c n t o s su d e r r o t a , y sin mas que los irme, vitables accidentes , que ofrecen dilatadas na* vegaciones , y experimentado en todo el vil. ge el mar propriamentc pacifico , y siempre coa vientos generales, tomo P u e r t o en las Jslas de los L a d r o n e s , que denominamos ya Marianis en nueve de E n e r o de el siguiente año 5 tomó Posccion de ellas el General en nombre de LITE I I . cotilas acostumbradas solemnidades, y authenticando los a c t o s : detubose aqui refrescando la g e n t e , y la aguada hasta tres di Febrero. 6. Navegando al O e s t e í trese de Febrero se descubrid tierra; prosiguieron en su demam d a , y cogieron fondo en una Bahía grarde i abrigo de unas Penas alcas: luego el G e i ^ i

fhlllfinds Seg* f*rt\ Cap. 7/. ijt despacho al Maestre de C ampo , Martin de C o y ti, y. al padre Vrdaneta en ei B o t e , para t| soli* citasen en la costa alguna p o b l a c i ó n , P u e r t o , ó R i o , en que se acomodase con mas seguridad la esquadra, y inquirir de algún Indio, que tierra e r a aquella; presto bolvicron sin n o t L cía alguna de io pretendidos porque aunque havian visto [ndios en Canoas, su fuga no les permitió hablarlos , ni detenemos con señas pacific a s : Al di a siguiente liego una Canoa á bordo de la Capitana , y un Indio, que venia en ella dio i entender se llamaba aquella Isla y b a b a o , y nombró o t r o s Pueblos: agasajólos el Genera], y mostraron quedar c o n t e n t o s ; p r o m e t i e r o n llamar á los Principales, como en efecto vinieron a l g u n o s , q u e querían hacer p a z e s , y con* federaciones con los nuestros % el General los recibió afablemente mandó darles de comer , y beber j y después los regaló con algunas cosas, que trahia para el efecto, y ellos se m o s t r a r o n agradecidos : continuó la comunicación de los Isleaos, entraban con satisfacción en los N a vios , y trahian regalos de frutas, a r r o z , y viy

T t i

no:

5U

1

Historia.'

General Se

:

s

n o ; El •General les encargó trajesen a l g i s n a s ^ iliaas y o t r o s c o m e s t i b l e s y trajeron un solo g a n o , y- un huevo, entreteniendo, con esperan,, zas.:jj-basri nentos- de que la armada necesita. b ¿ mucho. . 7 : D i s 3 J s o el Central pasar á o t r o fu. e-rto , y p^ra executarlo con seguridad despa> •jchj» ¡al Capitán luán-de la Isla con dos. Rcligio« .sos, y algunos Soldados,-para solicitar surgide.: r o i ia vaada de el N o r t e $ doblaron estos una p u n t a adelante seis, ó s l e t e leguas sin hallar Va» e r t o .alguno solo dos Bahías, ó ensenadas des.acomodadas, en una de- las q u e • alierou algu, nos Indios a j a Rivera. haciendo senas de paz, y d e q u e querían •sangrarse, pero sin arrimarse í n u e s t r o B a c e l d e c í a i si que saltase uno i tierra; a i Gentil hombre d e e l General Fran. cis.e^.^omsz» que se orecia>a de a l e n t a d o , di. x o q u e el iría í sangrarse con ios Indios; con í r a i í x p l e el C a p i t á n , y los Religiosos pero el i n t r e i l o -salta a t i e r r a , y -estando de -sabrpc h a n f o s e rpara hacer-la sangría, salió un Indio de ei m o n t e , y le a ravezó e l pechs con urja Janr y L

la 12V apenas p-ido llegar al B a t e l , que cn ma, nos de los Religiosos murió- muy presto: no $9 pido tona.' sitisi ación, porque a Has tante, qu^" le hirieron se oculta on todos en la espesura, Embij también el General al Alférez mayor Andrés de {barra con o t r o B a t e l , aque hicie* sp lo mismo por la parte de el Sur , acompa„ liado de un indio principal que se havia dado por muy amigo : este llevo al alférez á un r i o , que estaba de alli q u a i r o á cinco leguas, y p o r el estero de el ios conduxo hasta tu casaj á la que co.nbidó al A l f é r e z , y se quedasen en el Batel los compañeros hasta la mañana siguiente ¡ en que irían aver el pueblo todos 5 p a r a confiarlos m'Js dexó en el Batel dos Indios, que dixo eran sus Parientes el Alférez estimulado de el honor , se fue con el Indio, llevando con* sigo al Alguacil ma <or , y al Padre Fray P e d r o de Ganhoa . llegaron i l a C a s a , que estaba e n u n Puebleciílo , y les mostrò á su'mueer, y h i j o s , . i los que recaló el Alférez con algunos abalorios: nota-on en Calayo, que era el Indio C o n ductor, sedas, ds depravadas intenciones, y .que* . pa- ' "
: y 1

31$

Historia

General De

parecía queembiaba de secreto á llamar gen. te:- los que quedaron en el Batel, arrepentidos d e h a v e r dejado ir solos á l o s compañeros re. solvieron seguirlos p o r el c a m i n o , que advirtic, r o n fué la C a n o a ; al llegar cerca de el Pue. blecillo los d o s , que havian quedado enrehw n e s , se arrojaron al a g u a , y se metieron en el m o n t e ; con lo que se confirmó la malicia , de que havia alguna traición t r a z a d a : luego cue llegó el Batel, los que estaban con Calayo por sus disposiciones sospechosas se embarcaron con los compañeros ; m o s t r ó sentimiento el Indio , y prometió iria al o t r o dia á la armnda; no lo hizo y se tuvieron las sospechas per cieitas.
t

3 E r a la Isla p o r aquella p a r t e cortada con m a n g l a r e s , y esteros i p o r los que e n t r a b a n , y salían con facilidad los Indios en sus Canoas 5 no podían navegar asi los Bateles en estos c a n a l e s , y no descubrieron per esta causa población alguna; hizo tomar posesión el General en nombre de su Magestad de aquella tierra > y el P a d r e Vrdaneta con los.

ФЬШ pinas Seg. fart*

(ар

П.

Ш

los Pilotos Ja altura de la Isla» y se bailaron doce grados l a r g o s : el General p o r no pó~ derse proveher allí de lo n e c e s a r i o , havien. dose detenido tres dias en esta B ahía, salió d e ella , y costeando al Sur llegó a u n a p u n t a ,c)ue m o n t a d a , entre ella, y dos Isletas dio fondo en quince brazas en una e n s e n a d a , que pusie­ ron por nombre San Pedro > e n cuia playa es­ taba á la rivera de un Rio grande un Pueblo llamado C a n i o n g o : ál día siguiente vino al N a ­ Vio un I n d i o , que dixo se'r sobrino de Tandaya, que por principal daba nombre ala Isla, y que estaba una Jornada de aquel s i t i o : este se sangró con el Maestre de C a m p o , y dixo , ha­ vía yí visto hombres blancos, que decían ser de Castilla, como ellos. Pedia el General una Canoa para embiar un mensage al principal Señor en nombre de el Rey d e Castilla su Amo, por lo bien que havia hecho con la armada d e Rui López de Villalobos y entregarle un re„ galo; respondiósele que vendría luego T a n d á y a У se le avisaría de t o d o sin embarg'o el G e n e , ral insto por la Canoa con dos Indios, que
} :

di*

$Í6

ffistdria

Genera! De

toigiésén el B atel ál Pueblo ; ofreciéronlo los ludios'? pero luego que llegaren á tierra» fal­ t a r o n á su palabra , como á iraher B astimen­ " t o s , cjue liavian o f r e c i d o . 5 > gEL G e n e r a l , viendo no volvían les ''indió's,'mandó fuese el Capitán C c y t i át'escu. b r i r ac|uel Rio, y de camino a d v i n i e s e s i lia­ vía algún P u e r t o seguro , en q u e si­rgiese 12 Armada ; y que respecto á que la Isla de Tan, d a y a , y la d e Abuyo estaban divididas silo t o n uii canal angosto , jasase si pudiese, ács, t a , y procurase hablar á el Señor de l a ­ Л c o n quien t r a t a s e confederación, encargan, d o l é , no permitiese á sus Soldados hiciesen a. graviós á los naturales: entrególe una Fragsti. Ha con тай B atel con g e n t e , y municiones su­ icientes ,para seis ­día*,, que fue el terminó: $>ata el 'Gobierno de mar­, fué en su compá­ Sia el Piloto m a i o r , v Rodrigo de Espinosa, y asi Gaviados ­se hicieron á la vela* Pareció ¿ l ü c n e r a i tomar posesión d e la Isla per si jtfisfnO 5 У sé hizo con t o d a ­solemnidad esté • fltetfr ? МЫtierra j -':y después Ы' $
7

ac

ЩШрЬт, Sep part. €áp. !Г+. $3J a c t o d e posesión : fué c o a d o s Bateles bien a r ­ mados con cíMasire­ de Campo p e r el e s t e r o en busca; del pueblo de Caniongo á vista d e el halló á los Indios armados en g u e r r a , d a n ­ do cuchilladas en los arboles бел gritería', cec­ ina amenazando al C e i i c r a l , dicienc'ole por se* ñas,,. que sr saltaba en tierra le recivian en las puntas^ de: las l a n z a s ; procurólos' reportar dándoles í entender venia á visitarlos como á * amigos,sin pasar á las hostilidades 5 fueron esw tas diligencias sin efecto y y con prtefércia d e i síítióde el "''empeño , n o queriendo hacerse ó„. dios© y temido" por las armas} dispararon al­ g u n o s A r c a b u z e s , que hicieron sin d a ñ o r e t i ­ ra? á les I n d i o s , y el General se volvió á las, Naves­ Quince días tardo Coy ti en ш expe­ dición , y buclto d e elíá , dio . n o t i c i a , que á ¡ cinco leguas havia un Rio orawdeF, pero tenia, tan pc«¡r. fgua en su e n t r a d a q u e apenas, pedia e n t r a r un B a t e l : с t r e s Ríos h'avia des­ cubierto,, d e que­ Ытш salido e m b a r c a c i o n e s сои gente y que no les permitió ­ acercarse • еда de ellos: je siguió mas de* tres leguas , T­a­
y J b Л 1

Vv

blan­

538

ч

'

--Historia

GeneralШ

blando desde lejos , pero ­ sin entenderlos: vjendo llegado á coger, agua en u n . a r r o y o , los indios salearon en tierra también., y es condidos t i r a r o n dos lanzas á un muchacho de el Capitán, que quedó herido con la una en uní Ingle , de que murió á los tres dias j hecho esto cogieron la e m b a r c a c i ó n , y se hüyeroe con tal l i g e r e z a , que no pudó alcanzarlos: asi siguió la c o s t a , hasta que en ella descubrieron una Población g r a n d e , de la que salieron ák playa mas de seiscientos h o m b r e s , aunque sin a r m a s , .informóse de su abundancia , que era Cabalian, cuio principal se llamaba Malitic ¡ y que e n t r e las c a s a s , andaban muchas Gallinas, y P u e r c o s : havia un buen s u r g i d e r o , aunque no era. P u e r t o «errado.. 10 Con estas noticias determinó pas*r« allí la Armada y a'cinco de Marzo; dio fonda j u n t o ál Pueblo i sslió de este mucha gente j p e r o sin atreverse acercarse alas Naves: vien­ do el Padre V r d a n e t a , y .­su» companeros él temor de los I n d i o s , pidieron licencia al Ge. n e r a l , p a r a hablar­en­­tierra a los naturales./
5

que­

fhUifínasSeg.

Tan. Cap* IU

'339

que se mostraban, ta'n pacíficos: concedida fueron con algunos Españolesí saltan á íierra, saludan á ios indios, que les recibieron con áfa-j biíidad', y de p a r t e de .el General les hablaron por medio, de--el I n t e r p r e t e i o r g e Pacheco,' fjHe explicándose en lengua 'Malaya era algo entendido: con agrado oyeron los de Cabslian la- embaxada» y la respuesta fué ir á la C a . pitaña uno , que sí distinguía entre todos j recivióle el General en los b r a z o s , . y le agasajó, con algunos curiosos rescates 5 dixo el l a , dio se llamaba , C a m u t u h a n , y era hijo d e el Principal Malicie, quien no iba á visitar á los Españoles por estar muy viejo, y ciego , y que el venia í t r a t a r amistades en su nombres para lo que se sangraría con el G e n e r a l : e s t e dispuso hiciese con el Alférez « a í o r la c e r e monia j reservándose p a r a q u a n d o viniese su P a d r e : hizoje la b a r b a r a ceremonia con salva , y solemnidad, y Camutuhan dio á su nuebo amigo una toca grande de delgada sinabafa, y el la r e c i ñ ó cortesme&ce y c o r r e s * j3Q.ndiá con va paño de manos labrado en. se»
3

Vv1

ñas-

$\o

!"Bis tori A General

S)e

Has de I r a m s t a d c o n t r a h i d a . El General rqg& a Ci.-nita'aaLi hablase a su P a d r e , á quien po¿ dia-aseg-irar de amistad en nombre de el Rey de C a s u l l a , de el buen .trato-de "los JEspáiio. l e s , y .rescatas; algunos bastimentos , de que .estatú escaso; prometido codo Camu tuhanj se despidió, y -boivió al.Pueblo» ii Con mía.admirable y repentina a ú&izi se r e t i r a r o n i Ja siguiente noche áprc suda raméate los Indios; recogieron qu a n t o j a dieron en embarcaciones y abandonaron el Po& blo ciisiexto -de bastimentos, y de gente: sen, $ia el General la falta de v í v e r e s , y ¿no quiso usar de medios «vjolentosf pareciendolc, que.no ísienlo molestados bolverian á sus casas los In. rdios - despachó al M a e s t r e de Campo co> dos /Bateles a descubrir mna bahia , que se havia 'visto m i s a d e l a n t e , y en ella se halló un.Rio iier.ríoso p e r o de poco fondo en su embreadura e n que e n t r a n d o los b a t e l e s descubrid ron a na • gr ande p o b l a d o n e n su s margenes, des. de d-jrs3e se velan muchas Sementeras de arroz, f-BÚjOj con. machos palmares, y plántanos* ffc
9

Vhili'pMs Seg, ÍWf„ Cap. 11, J41 * •cibidi e s u noticia / mandó el General r e q u e - ' rir a los de Caballan- por medio de el I n t e r p r e te, trajesen bjstimsntos, que en buena amistad luvian ofrecida', que se les pagarían con lo-que íuese mas de su conveniencia; Oyetón* lo los indios, y salieron a la piaya á las voces,sin moverse con ellas á cosa a¡g^na por lo que el General cnibi© en u n Batel al- Alfere¿ mayor con Hernando .Riquel, y el I n t e r p r e t e pache* co, que bolvieron á requerir i ios Indios, diesen víveres, que seria á su gusto la paga: andando por el pueblo el Alférez e n c o n t r ó a Camutuhan su amigo que nada se altero con üu •visrai recibióle si con agrado, como sino Iiuvie se caído en falta; hizole el Alférez el requiri miento, áque procuró-satisfacer con frivolas razones, hechando d e t o d o la culpa á su viejo P a d r e : sin recelo algún© se fué x o n el Al ferez al Batel, en el que se embarca, y fué i tardo de h Capitana : el General le recibió coa disln-iJo. hizole c a r g o de no haver cumplid) -si palabra, y respondió lo mismo q U e a l -Alférez; añadió , que los Indios t e m e r o s o s .del
4 t }

••ver

-

34>a­ Historia General De vé­r aquellos o;randes N a v i o s , no se atreviah*& t r a h c r bastimentos , que el bolveria á tierra, y. Jes aseguraría, que eran vanos sus temores: el General conociendo, no haría ya Camutu. han cosa de p r o v e c h o v ia falta de .vivera urgía,/con acuerdo de los Oficiales mayores de, termino usar de. E s t r a t a g e m a : dixo á Camutti, han mandase a los Indios cumpliesen su palabra, y el quedase en la Capitana e n t r e t a n t o : no lo rehusa el indio, satisfecho de el buen tratairi. c_№to ¿ s o l o : proponía el sentimiento de su vie­ jo..; P a d r e : co¡n todo se quedo, y -despachó un Indio á t i e r r a que dixese Ip que k pasaba, y le sacasen de aquel empeño i entendiendo los _ de t i e r r a el embargo de su persona , vinieron q u a t r o de ellos á la C a p i t a n a , y d i x e r o n , que. rían quedarse en la misma p r i s i ó n , para acotn» pañar en ella á su Principal, hasta el cumplí* miento de lo p r o m e t i d o , ni esta diligencia sur. tió efecto j porque debían de estar de otro parecer los de tierra i Camutuhan en esta di­ lación propuso al G e n e r a l , le permitiese des­ pachar uno de los suyos,.para d a r c a l o r í é so­

Tlnlamm
¿

Sí?» Tan? Cap* IL

¿

Í43

socorro» salió es ce , pero nada-efectuó i: solo .trajo la novedad , que Malicie estaba llorando por la ausencia de su hijo 5 si havia mandado recoger arroz> p u e r c o s , gallinas»y o t r o s víveres j que no podían tardar en juntarlo : estos entretenimiento» obligaron al General á. tomar mas ericaces a r b i t r i o * , y con acuerdo de sus O riciales mandó al C a p i t á n G o y t i , que con la gente necesaria fuese á tierra , y tomase por fuerza, q u a n t o hallase comestible ¿ pero esto con mucha q u e n t a , para pagar los precios á sus dueños-':--El-Capitán en breve recogió p u e r cos gallinas, c a m o t e s , . y o t r a s r a y c e s , menos ar roz ,,que> n o dallaron , po r haverlo r e t i r cdo al Monte ; recibido* -con q u e n t a , y razón pon Oficiales, reales se hallaron quarenta , y cinco puercos entre p e q u e ñ o s , y medianos, t r e i n t a cargas de c a m o t e s , . y algunas gallinas * báluado• i buenos precios y reducida Ta paga-á cuchí.Uos, q u i n t a s de vidrio y ropas , y otras afha-* jas se entregó .todo¡á Camutuhan ,-;para que iQiémbiase a tierra r-cOü uno de los compañeros*, de.ifflas^j.azpp y. satisfaciese í los duepQ$''con«. to? } 5 t

$44

fíistoYiáGtneralDe

t o d o c u i d a d o , y r e c t i t u d : Catinitullan lo en. trego a i que tenia por mas hábil* que acepté la cora sion , pero no bolvió á daix rs2.cn de ella i a h e r o n algunos Indios á la playa dando voces; embió el General el B atel, entendicr.de era cosa de bastimentos, y solo cra^ que Mi litic émbiaba vn puerco grande por rescatede m hijo: el General mando le dixesen, que O­ mu tuhan no estaba preso ¿­ si que como amigo estaba voluntariamente e n la. N a o , y podia irse qu&ndo gustase. 12 En el tiempo que Camwtuhan estuvo e n la C a p i t a n a , informo al General de él esta, d o de aquella I s l a , ius poblaciones, rios,y principales de ella ,• su abundancia, y lo que pareció conveniente saber p o r entonces: que «na Isla que estaba en frente de la­ armada' e r a Panahon». mas adelante como tres leguas estaba Ja № | d e Limasava; y que la postrera t i e r r a , que se descubría, era una punta de la Isla de Mindanao , en que se cogía mucho 0iQ, y señalaban ácjue paites casan B utaanj rigao , y C a r a g a 5 que a^ui se cegia la 0')Ot:
:

fíñUfmasSe^ fart,'Cap, II. ¿4* canela, como en Camiguin > que era o t r a Isla a p a r t e ; el General les dio á entender, determinaba pasar á Limasava con su armada, p e r qué sus naturales crsn amigos de les C a s t e llanos > les pidió una Guia , que les conduxese á ella: Camutuhan dixo , sabia el camino , y les conduciría con o t r o s tres compañeros 5 que solo querían por paga no llegasen les de Limasava á entender, que ellos havizn sido les Conductores 5 les harían muches darlos, p o r se'r gente poderosa$y valiente: asegurdselo el General, como que le pagaria muy bien su servicio determino i pues el General pasar con su armada á Limasava; levó a n d a s , y mandó ai resto de la Lsquadra siguiese su rumbo 5 dirigióle con mucha fidelidad Camutuhan,' que iba en la Capitana , y sus compañeros en un Parao invernando el d e r r o t e r o . ij El Genera] con la esperanza, de ser bien recibido previno una Chamarreta de t e r ciopelo verde , y un Capote de grana con frangas de terciopelo azul para regalar al Principal de aquella isla ; despachó estando Kx cer,
:

cerca ea un fcatel al Padre V r J a n e t a , y al Maestre de Campo?, que hiciesen saber al Señor de LitnasAva, como iba a visnarie de parte de su Señor el Rey de Casulla ; y en s nombre le trahia embaxada, y prcientes-: en a relación de el Capitán Hernando de ia Torre , le d e c i a , que el Pueblo estaba á ¡A pare de L e v a n t e , y el P u e r t o para las Naves ais vanda de el Poniente 5 el Batel dirigid á doü. de efecia estaba el Pueblo, y á donde el P u » to las :>Javes•: llegados los de el Batel i ú¿ r r a no hallaron pueblo, ni r a s t r o de gente al, g u s a ; prosigjiendo la C o s t a vieron un Indi» sobre un alto p e ñ a s c o , que les preguntaba, quienes eran á grandes voces : respondidos, que e r a n Castellanos, haciéndole senas, cal bajase á los Bateles, el Indio bajó una esc*lera de bejucos se fue á una montañuela ccrc a n a , y pegó fuego á una como Casilla» seña! sin duda de aviso ^ bolvid á subir á su Peñs> co, d e s i e / i o n d e hizo señas í los huespedes, m se acercasen, m saltasen en tierra, y se de$& pareció en breve: vieido no havia Pueblo,®
9

TbPifnm

$e*. Tart, Cap V.

«47

gente , de'quien i n í o r m a r s e , se fueron 2 ] puerro, á el que llegaron antes que las N a v e s ; llegadas contaron los Exploradores al General lo sucedido, y consultando fueron t e d e s d e p a r e c e r , no detenerse alli, que era perder táempo , porque al parecer estaba despoblada aquella Isla 5 y si havia algsma gente esta ba apartada mucho de U Costa; y se dejaban entender malas intenciones de sus esquiveces ? y seria lo m a s acertado pasar ala ísía d e C a miguin, donde era abundante la canela , y en ella se resolvería lo mas irnpor tan t e . C o n f o r me ei General en esta resolución despidió» antes i Gamutuhan,- y compañeros regalándolos muy bien; encardóles la amistad, y ofrecieron continuarla', antes de partirse a b r a z a . r©n al General , y á los Padres , y se fueron
9

repitiendo: Castilla,

Castilla', (aballan, CabalianT

Amigos^ Amipm Navego la STmada la buclta de Camiguin, y fordeó en ella al abrigo de un b3JG ; descubrían de^de allí a'gunas Caserías enwtt espesas arboledas ; sthó í rierra alguna gente y en Ja playas hallaron q u a t r o Indios-1 X

x. 2

que-

<4 & Historia General Ve q u e al punto que vieron Españoles huyeren ;t t o d a priesa, sin d e t e n e r s e a las i n s t a n t e s sen a s : B o j e a r o n la Isla y n o se p u d o hallar en ella j ni p o b l a c i ó n , ni P u e r t o , ni g e n t e de qui, en i n f o r m a r s e , el Maestre d e C a m p o fué á las Caserías^ en l a s q u e bailó mucho a r r o z , y otros c o m e s t i b l e s , q u e llevó á las N a v e s , y hizo mu, c h o al c a s o e s t e r e f r e s c o , p o r que la necesL dad era y á g r a n d e viendo el G e n e r a l , q u e no. havia c a u s a p a r a d e t e n e r s e en e s t a i s l a , en j u n t a de Religiosos y Oficiales d e t e r m i r ó salir d e C a m i g u i n , y t o m a r la buclta d e B u t u a n , en d o n d e podían i n s t r u i r s e p o r ser P u e b l o de Con. t r a t a c i ó n ,• y C o m e r c i o ; en d e m a n d a de este salió la a r m a d a ; y los v i e n t o s c o n t r a r i o s la r e s p a l d a r o n i B o h o l , e n d o n d e s u r g i e r o n en q u i n c e b r a z a s j r e g i s t r a d a s las c o s t a s , y no hallando pucrtOj en q u e diese la a r m a d a fon-' d o desde aquí se despachó el P a t a c h e San íu. a n p o r p e q u e ñ o , y ligero , y de buena bolina, p r o v e y é n d o l e d e g e n t e , artillería,, y municion e s , y - s e - e m b a r c a r o n en el, el C a p i t á n luán d e h isla , el F a c t o r real , y el p a d r e Fray
}

'

"

Mar-

^/filipinas

Seg. Tarfi Cap, 11%
?

I49

Martin de Rada dándoles las instrucciones de ir á Burilan, y lo que debían observar en la jornada , encargándoles sobre t o d o el buen t r a t o con los n a t u r a l e s , y se informasen, sí havía allí c a n e l a , ó o t r o genero de especería^ y rescatasen la cantidad posible, 14 Mientras se despachaba el P a . t a c h e , el Maestre de Campo avisó al Cener a l , que desde la Almiranta se descubría una vela a s o t a v e n t o , que parecía Embarcación grande 5 y que havia embiado su Batel á reconocerle con cinco Soldados, y dos Marin e r o s , consideró el G e n e r a l , ño iba bien des¿ pachado con tan poca g e n t e , y mandó que él mismo Maestre de Campo coii el Capitán C o y ti , y bastante gente fuesen al reconocimiento del Barco avistado j era un Iunco. de B o r n e y , y su tripulación de M o r o s ; estos no quisieron recibir de p '¿ á los nuestros á íes acometieron con mucha pujanza, disparando tres ó q u a t r o tiros de artillería, y varios arcabuses 5 pero los nuestros rindieron la Embarcación , acometida por él Maestre de Cam*
a

$5é

Historia Gemral

3s

Campo 5 aunque los M o r e s se defendieron a n i m o s a m e n t e , durando e l c o m b a t e larpo tiempo con el daño de nuestra parte de Un Soldado m u e r t o , y veinte h e r i d o s ; has, t a que muerto su Capitán desmayaron todos, y dejando las.Armas se escapó la maior part e en un P a r a o , que trahian por su Popa, rindiéndose los pocos que quedaron e s el l u n c o de los prisioneros, que eran siete,el M n o e r a el P i l o t o , y el o t r o un F a c t o r de el R e y de B o r n e y , que hablaban bien la len. gua Malaya : preguntóles el G e n e r a l , por que no fcavian admitido la paz í los n u e s t r a y asi huvicran cscusado el daño recibido ? res, p o n d i c r o n , q u e nunca entendieron las se. ñ a s ; ' s i - que les d e c í a n , s e r e n d i e s e n , para robarles después; y a s i havian determinad morir p r i m e r o : no les parecía haver incurrí, d o e n pena alguna aunque huviesen muerto i. t o d o s creyéndolos enemigos ; servia í todo de Tntreprete el' Padre Vrdaneta > «l e n t e n d í a , y hablaba el Idioma M a l a y o ; y los M o í o s comevian la compasión de el. Ceflet uí

<

Pbil¡fmas Sfg. Tart Cap. IU

raí c©u su submision y lagrimas: consol©* ios él G e n e r a l , diciendo, no atendía al daño h e d i ó , si al amor qae tema su Señor el Rey de Castilla ai Rey de fíorney , y lo mu. ció que deseaba la comunicación con unos*, y o t r o s Vasallssj era prueba de lo que e n e í Real n o m b r e los ponía en"-toda -su .libertad, para que se fuesen con su l u n c o , que mandó les entregasen con toda su c a r g a : los Moros viendo tal iiberalidad, las rodillas e n tierra, y besándole muchas veses las manos le dieron las g r a c i a s , y le rogaron les diese una C a r t a para su R e y , por Ja que supiese la recibida merced ; p o r que de o t r o modo nadie daria crédito á tita insólito bencfido i dióles el General la pedida C a r c a , n o tándola el Padre Vrdaneca; y los M o r o s se quedaron en su lunco , vendiendo y rescatando mercaderías con muríiíKpáz , y sosiego , 15 Con esta ocasión se informó e l G ^ e r a l , de que los Borneyes trabian á r e s . catar entre aquellos Naturales c o b r e , estañ a platos $ porcelanas, campanas* menjui,

r©-

$<$i

HUtoria General Ve

r o p i s p i n t a d a s , s a r t e n e s , hierros de lanzas de buen t e m p l e , cuchillos, y o t r a s menudencias ; y en cambió cargaban o r o , c e r a , esclavos , y s i g u e y e s manifestóles el General los g é n e r o s , y rescates que tenia en sus Navios y dixeron que ninguno de ellos era para estas Islas a p r o p o s i t o , y que no acaba» ria de vender t a n t a s s e d a s , y paños ricos en dies años j lo que haría en ocho días en su Reyno de B o r n e y , y también en Sian, y o t r o s Rey nos circunvecinos: disimuló él Ge» n e r a l , y les d i x o , que su rumbo era á otra p a r t e , que le harían conducido, alli los vientos c o n t r a r i o s , y que saldría presto en de. manda de su v i a g e ; que podía ser lo hiciese en o t r o tiempo con can* a de cosas mej o r e s : dixóle él Moro principal, que si se de. tuviese la A r m a d a , el iría á Borney, y tra. hería Mercaderías mas de su g u s t o , y las trocaría por los efectos m o s t r a d o s : respondió el G e n e r a l n o esperaba m á s , que llegasen o t r o s dos Navios de su E s q u a d r a , y p o r n o saber lo que t a r d a r í a n , no le decía
:

deter-

& e t m i f l adamen te el tiempo de su detención» iíirormó también e s t e ­ ^ o í o , que en Eutuan havia un grardei c o n t r a t o de canela, en q u e también havia oiuchcr o r o , y- de­ este p r e ­ cioso metalahavia*bastante abunesncia' cu las demás; M a r ; que al presente en Eutuan ha* viaidoS; lúnecs>de L u z o n r e s c a t a n d o e r o , e s d a v o s v y cera'; lo que á ellos les estaba^ irohivido? por: c i e r t a ' p e n d e n c i a con sus na*­' ruraies­,,en rquethavia ^muerto algunos princij paíes^ moradores­.. №'> D e e s t e : M o t o supo el General'* .li­ caüSStt,,.délo que tantor le tenia confundu­ do?en láórnalaídisppsícioní de* los Indios >, q u e h u í a n l e ' s u ­ trato? ^ l e s ^ n e g a b a n * * obátinadaí w n í e v b a s t i m e n t o s , satisfaciéndole cotí' que­* ^ct&vmui snotoria^ pires habria^osa :de^dos' afios¿, queí los • P o r t u g u e s e s ^ q u e ? residían'ten- el =Ma­' Jico ^ v i n i e r o n ^ B bhbl'coníceho" Embaícaeioi­ ^ncij^milchá gente'; y*' Artillería i­ ¡y; hav.iendo> "¿ido* recibidos­ de­paz,,y" cc<n~carirío de los^ naturales , ,por lá amistad ¿ que tuvieron en 'Cltoí .tkmpo c o n ­los' Castellanos., .•diciendoles • y y eran­
: 1 5 ;

554

1

'

Histeria

General De

e r a n de los mismos los Portugueses . íes de. j a r o n s a l u r en t i e r r a , y estar con elics co< si o g e n t e , q u e . tenían por amigos antiguos; y ha viendo pasido en buena corrcspondiencH algunos dias , descuidados los indios de engj. ño , y t r a i c i ó n , los asaltaron les por cupieses., dieron sobre ellos de improviso > matar o n , y cautivaron á m u c h o s , y robaron q u a i u o hallaron: pretendieron hacer lo mismo; en Limasava[¿ pero no estaban tan descuidados cstos^ haviendo precedido aviso de Be jol j pusiéronse en defensa•,• y mataron délos P o r t u g u e s e s , q u a t r o j viendo no podian ha. cer progreso^ se boivieron al Maluco: desde entonces havian quedado los Naturales ti» e s c a r m e n t a d o s , que viendo en sus costas ve. las E s t r a n g e r a s , entendiendo ser los de el Maluco , se retiraban atemorizados a' los m o n t e s ; q u e aun á los Borneyes con se'r tan a m i g o s , no los admitían sin mucho recató! asi aunque los Naturales oyan d e c i r , quée* ran Castellanos, no se aseguraban, jusgaiido fuese e s t r a t a g e m a , como en la ocasión pa
sa;

WÁlphm

Seg- Tan* Cap. II.

35 J

da suspenso y admirado quedo el General:de v¿r confirmada con la relación de él Moro l a sospecha, que havia t e n i d o ; de que los P o r tugueses huviesen usado de aquella maligna astucia, p a r a hacer á los Castellanos cdiosos; y evitar que estos por medio tan v i l , fue* sen á c o n t r a t a r , y establecerse en estas l s . la*; dixo el General al M o r o , supiese, que los que estaban en el M a l u c o , no eran C a s tellanos, si Portugueses , y desafectos por la oposición inveterada e n t r e las dos N a c i ó * nes j el M o r o r e s p o n d i ó , que sabia mu i bien eran Naciones diferentes, y Vasallos de Re* yes d i s t i n t o s ; p e r o con todo viéndolos jun* t o s no los sabría distinguir 5 no estrañase
1

w

p u e s , qae los I n d i o s , que tenían menos ex» petiencía, y los veían en todo de un mismo c o lor , y r o s t r o j de u n r r a g e , y de unas mismas a r m a s , entendiesen e r a n todos unos 1 y mas quando al hacerlos tales danos los Portugueses, íes decían e r a n Castellanos; d e cuto n o m b r e , quedaron tan temerosos , q u e no querían, oír n o m b r a r l o s ; y por este odio Yy z fija-

3Í&

Hsterié Gemé^Dc

.fijado en los n a t u r a l e s , debían andar los .núes, s r o s con mucho t i e n t o ; por que matarían, los que pudiesen, los indios* d o n Jas jbne* ñ a s diligencias .de él G e n e r a l , que p o r me. dio .de él Principal M o r o hizo-desengañar i j o s . na rurales de su concebido. miedo: se confir m¡u r o n unas pazes seguras > que á atoaos fué .impor* ¿ a n t e : trahíanlos Isleños á la armada víveres y el General Jes correspondía con rescates, a7 Xlegó el Patache San luán de biiej. M de ;Butuan á los quince dias de su, partida:; ¡el Capi.tan informo ál General .de su viage, que .havia .hallado .en ;Bntu,an dos luncos.de .Luzo.n de ..cierjeos-Moros:mercaderesque contrata* iban con Jos n a t u r a l e s ¿ no havia [podido entrar eí Patache eu aquel gran R i o , por no tener .mas e n su e n t r a d a , que .dos «brazas .de fondo: Jos Mo/ps .de los .(uncos iiaviancentrado .en el -.Patache, y pidiéronles demostrasen ms gene ;ros i jiavíendoseles .mostrado t o d o s , i lo qne mas se havian aficionado e r a á las monedas & * aplata > y preguntando si llevaban e n .cantidad Amm e a c a m b i o O r o , C e r a , y o t r o s .genetoj
{ ( ;

.es-

Wilipinas.

Seg. Parto Cap* II.

55?

cs#mabiés » ofrecieron dar atrueque de plata hasta tres quintales de O r o , que tenían r.t.ea-. giio : tratando de precios pedían seis e n z a s de plata p a r una de O r o s y por peso de d o * a r r o b a s , y diez y seis libras de Cera, cin*. quenta y ocho reales, Castellanos: y en estos, precios se rescato oro- y cera por los nuest r o s . El Thesorero d e su Magescad pregunto á b s Butuanos* si tenían Canela d e v e n t a , y le trajeron hasta media libra muí fina; dixo i los M o r o s , que si tenían cantidad de aquei> aroma la tomaria toda a trueque de plata ; y i u n les bolverian todo el o r o r e s c a t a d o : con,, tentó á l o s M o r o s el t r a t o » y prometieron traher de aquella fina c a n e l a , si Jes daban ter* mino de diez d í a s : diciendo los n u e s t r o s , n o podían esperar t a n t o , prometieron abreviar a n el t e r m i n o , p si en el intermedio podían c o ger quanta plata tenia el P a t a c h e > pues co-. mo gente falaz , solo atendía í su í n t e r e s , 18 Havia despachado también el General una Fragata ái reconocimiento de las Islas cir•cuavecinas á cargo de luán <?e A g u i r r e , sol? da
3 r # 4

558

Historia

General

De

dado a v e n t a j a d o , con g e n t e escogida j en ella se embarcaron cambien el Padre Herrera el Piloto maior R o d r í g u e z , el Interprete Cbristoval el N e g r o ,. fy el Piloto M o r o como p r a c t i c o ; ésta en su btielta informo al Gene, r a l , que la t a r d a n z a en su viaje havia consis» tido en v i e n t o s c o n t r a r i o s , y fuerza de las corrientes > que havian costeado á Z e b ú , y e n t o d a ella no vieron mas que a u n N e g r o , que huía con canta velocidad, q u e parecía imposible seguirle: havian muerto unos Indios á t r a i c i ó n , a u n o y de bajo de seguro estando' en un Rio labandese,. después de haver hecho con ellos, pazes ; pasándole el cuerpo c o n una lanza i le c o r t a r o n la eaveza , qae se l l e v a r o n , sin poder socorrerle por la prest e z a de tal d e s g r a c i a : con esta relación se determinó buscar P u e r t o seguro , en que esta, b l e c e r s e , y les pareció el mejor el de Zebú » aunque los informes no e r a n tos mas segurosí sale la Esquadra en demanda de aquella isla, f c a e sobre Limasava , en que los isleños mej o r informados repitieron íos agasajos, que en

su-

filipinas

Seg. Tart. Cap. IK

$9

.gu primer descubrimiento á Magallanes. 19 D e aqui fueren al Pueblo ce D a p i . t a n : lo g r a n d e , y elevado de las arboladuras de los Navios sorprehendió á los n a t u r a l e s , y el veér con la facilidad con que governaban tan grandes b u q u e s , les hizo entender lo p e regrino de los que iban en tales embarcaciones : era este Pueblo una transmigración d e Bohol a l a s o r d e n e s y dirección de un Principe suyo llamado Pagbuaya ; viendo este la monstruosa novedad de los Barcos , elegió á ü á Indio de valor , q u e notase sus operaciones, se informase de acuella g e n t e , y de sus desigi nioSj de modo que pudiese satisfacer su curiosidad con una completa noticia ; se acercó e s . te t a n t o , cubriéndose con el boscage, que pu¿ d o observar todas sus operaciones, bolvio á s u Principe con una relación asombrosa , d e que quando caminaban a r r a s t r a b a n una larga c o la delgada , y rígida; que sentados á comer vestían la mesa de ropa ; que en elfr les servían piedras , y que hartos de ellas bevian fue go,"despidiendo por b o c a , y narices h u m o :
3

que-

tfo Historia General "Úe que e r a n hombres tan p o d e r o s o s , que atroja: &á\i truenos y Rayos asombro su relación c O í i l a preminencia de nuestras " n a n z e s ­, o. p u e s t a s alas suyas tan rebajadas; en algunos; <jue s o l ó l o s A g r e g e r o s las distinguen ciiga* •fióle el vso de el Viseocho , que ­con* el ruido d e su 'idemoííciOn e n t r e los dientes le pareció ^mase^baniyiedr^s: l o esrrafíO de el tabaco de * 1 и и т О н entendió per bevida de fuego i el es. 1 trliendo «le 'la artillería , r a y e s , y truenos; «^espida l & g a , q u e ceñían se Je figuró era . ^vised©: celebfaíron las noticias con admiración > ЩШтк'Шоп entre" ellos era nvtócottvenieíite otraia^Os^detémistad f embiaron N u n c i o s , que *iá e a n t r a t a s e n c o n algunos r e g a l o s ; fueron '^ienpre^idoTs y a g a s a j a d o s ' c o n nuestros vi, ;шо$у*еша: suavidad, bizo p r o m p t o s efectos en
г 4 : ! 5 r

1

isosfCatezas.
aoj­ L a alégi­ia dilató los a n i m e s , y ' ^laviPtiri^Háfiíecedente t e r r o r en confianzas; repitieron l e s regalos á l d i a siguiente en сага, ?y' gídfew г itósa ргьШфбм , dice el padre ConJbcs, ^ e imm « О Ш Ш Ь а en sus tiesn­ pos

ThWpmis % fdru Cap II.

3<Sl

pos íá t r a d i c i ó n , de que siendo tan estraños y distintos Jos i d i o m a s , se entendiesen fácilmente unos á o t r o s : Pagbuaya quedó tan prendado de el agasajo, y cariño de sus nuevos Huespedes, que desdidió á dos embaxaderes B ó r n e y e s , que trataban de confederación en el Comercio , con las expresiones, de que havia contrahido hermandad con los Castillas, que no quería amistad con o t r o s , quando le bastaban e s t o s : aseguraron de los vientos y c o r r i e n t e s , en aquel Puerto laesquadra $ a g r a decido él Adelantado á sus Agasajadores les ofreció plata , y la desestimaron: no sabiendo con que gratificarlos mas su buen recivimiento les dio uri Testimonio mui honorífico, un pape J en nombre de la M a g c s t a d , que acreditaba sus fidelidades, que le sirviese de seguro á maiores mercedes 5 poco caso hicieron de este Instrumento no entendiendo su vtil servicio > condenan en ello los hijos la b a r b a r i e de sus Padres, que teniéndolas por despreciable perdiesen á sus recompensas tan importante memoria» Zz 12 A -

l$i

Histeria

General *&e

21 Aqui fué Informado nuestro General de la g r a n d e z a , y poder de los Zebua, n o s , la comodidad de su P u e r t o , y su Situación favorable en medio de todas Jas Islas de Pintados - t r a t ó s e de ir alia, hecha yá ante* cedentemente quasi la resolución de estable* eer álli su Imperio i comunicáronlo apsgbua* y a , quien les dio Piloto p r a c t i c o , que los dirigiese hasta la. Isla de Panslao con cartas de favor para el Regulo de ella C a t u n a o , vasalio s u y o , y p a r i e n t e ¡ para que los de esta Isla como mas prácticos en el canal de Zebú metiesen, la esquadra en aquel p u e r t o per la bocana de T a l i s a y ; asi sucedió dando fondo" con felicidad en Zebú en. veinte y siete de Abril de mil quinientos sesenta y cinco consiguió esta armada con felices progresos sus da seados fines $ toda la consistencia presente depen. de de aquél principio ; de el se entabló la gruesa contratación con la Nueva España , y abrió el comercio á la gran China • de el han resultado o t r o s importantes b i e n e s , el saber de la C h i n a , J a p ó n , y G r a n T a r t a r i a , én-que
3 a
;

tan*

$hi!¡pinas Seg, fart

t

Cap, 7 / .

$$i

tanto l y tan gloriosamente se há trabajado en sus descubrimientos ; y mucho mas en introducir el Evangelio, en que se han saeriñ. cado generosamente vidas, y caudales ; sino es mas el fruto veneremos ahissimos , y profundissimos secretos de la Divina Providencia 22 MUÍ de paz entró en Zebú r u e s t r a E s q u a d r a ; mandó nuestro Ceneral publicarla en tierra : governaba T u p a s , que confia« do en sus Indios braveaba con el succeso in« feliz de Magallanes $ y entretenía á los nuest r o s con respuestas frivolas, y impertinentes: no sufrió nuestro General mucho tiempo esta c a c h a z a , y pa recien dolé o p o r t u n o dar muest r a s de su poder , determinó u n ' A r m a d o d e s . embarco ; salen los Indios á la playa á impedirle j presto la desembarazó nuestra Artillería puestos, y formados nuestros soldados en t i e r r a , á las primeras descargas de sus arcabuces se dieron los Naturales á una precipitada fuga; e n t r a n con sus Compañías los C a pitanes Juan de la Tsía y Martin de Goyti en el P u e b l o , saquean las c a s a s ; en una hallan la Zz z Ima-

?^4'

fus torta

General

®e

Imagen de un Niño jesús en una caxa de Pin o ,. liada con una cuerda de Cánamo ; presumióse se huvicse quedado al!i en la tragedia de Magallanes ; pero por imformaciones luridi. cas consta , que poseían esta ¿Ihaja , de quien Iiautan experimentado continuos prodigios de tiempo Imfnemorial aquellos naturales , ignorando enteramente su antigüedad, y origen: si huvicse sido recogida de la csquadra dcMa, gallases , no havia pasado t a n t o tiempo , que se les pudiese ocultar á su memoria j es una juiciosa reflexión, á q u e solo en la veneración de luieios incomprehensibles es el recurso. Concordancias Vizcaynas celebraron rústicamente si, pero rnui religiosamente el hallazgo : para el C u e r p o de Dios Hijo de Santa María hallado h a s : asi expKcó su jubilo i n t e r i o r , y exterior el Inventor luán de C a m i e r : llevaron la Ima^ gen al G e n e r a l , quien en tan Sagrada prenda , prodigiosa nente hallada , reconoció suficiente recompensa á suCatholico Zclo, y Devoción t ¡ e r n i s s i m í : á la protección de tan portentosa Itmgen determiné establecer allí su consistencia,
t

fhiüfinas,

Stg: Part.X4ff\-lL
{

$6\

c i a , y fundar la primera población : los Religiosos convinieron en fundar en ella su primer Convento intitulando P u e b l o , y Iglesia con nombre tan Santissimp y Dulcissimo ¿ Coleteóse en e l l a , aunque pe-quena e n t o n c e s , este precioso D e p o s i t o , que continua en un s^mptuoso T e m p l o su protección visible en milagros, y prodigios á quantos con feé la invocan, y e s su veneración general en todas las Islas: en la Conquista de C o a por Alfonz o de Alburquerque se ;uvo por prodigioso hallazgo la invención de un Santo Chrisro ; con maior circunstancia la n u e s t r a , respecto de haverse émprchendido , y continuado esta l o m a d a tan felizmente á la protección cíe tan Santo n o m b r e , 25 D e much© consuelo fué este Celestial socorro á nuestro General > coniítmóle muchas veces e n ocasiones , que vacilaba su constancia: faltóle el Patache acaso la mas im« portante embarcación á continuar sus empresas , por lo mas pequeño , y ligero iba siempre delante descubriendo los rumbos? ense¿
v

na*

Wstoria

General f>e

t u d a s , y baxos: era su piloto un Lope Mit i n M u l a t o , hombre b u l l i c i o s o y inquieto, s dice eran de condición , muy conforme ¿i Nacimiento sus mañas: havia pretendido ti México la plaza de-Piloto m a y o r , que se» via conferido i o t r o , que aunque no tánb M , era de mejores partidas , y de mas liot r r a d o s procederes; en desquite de este pit sumido agravio se comunico con el Capto \Arelldno_, en separarse de la armada, icm el viage i la Nueva España, comunicar élfi m e r o las noticias de el descubrimiento, y f t a r este h o n o r al Piloto m a y o r , de quii estaba tan quejoso: fué su separación en' curso de Marianas á Philipinas con t a n t a I gencia , que antes que las Naos surgiesen* 7 e b u , yá el havia reconocido muchas Islas ' formado Mapas., y yá en viage á tales costó siguió con tanta felicidad, que en breves hallo en el p u e r t o de la Navidad casi pon mismo camino, que havia venido á estas Islas, 24 La frita de este Patacbe era * mucha consideración e n c a n a l e s , en q u e ^ ' • ve'
J

Hilip'masSeg

fart.

Cap, ÍU

?*7

vega» con dificultad Navios de alto b o r d o , quales eran los r e s t a n t e s , estando a un p o r descubrir P u e r t o s y . fondeaderos: también fatigaba á nuestro G e n e r a l , que después d e tomada a c i e r r a , entrado el pueblo , alojadose , y fortalecido en el nuestra g e n t e ; se havian retirado Jos naturales ai monte; retis* tían la sugeccion, y defendían la livertad con continuos rebatos 5 causaba sensible íieeesi.» dad la falta de bastimentos movidos de ella, y ds otras razones , muchos ,• especialmenic pareciendo les . U tierra e s t é r i l , no de aquella abundancia de preciosos metales , que se havian prometido , c o m e n z a r o n á sugerir al General el desamparar la tierra. . y abandonar la Conquista comenzada; tan eficazmente <elo propusieron, que vaciló aquel generoso pecho; llama aconsejo á los Oficiales, v Capitanes , y les propone sus confusiones, y dudas: fué Dios servido suscitar la fortaleza de el Maestre de Campo Matheo de el Sauz ; habló con e n e r g í a , en un claro discernimiento á condenar, lo q u e e r a digno de vituperio, y
t

a

16% Historia Genera/ ®e á aprobar lo que e r a digno de su sufragio: ponderó con generosidad , la poca razón de desistir, que en ello se daria el Rey, por de servido, si teniendo mas quentas de sus proprios intereses, se abandonasen en una deser. cion vituperable las intenciones de su Ma. gestad en pacihear, y poblar estas Islas j na* da tendría de loable, si p o r tan leves causas se dejase de executar este proyecto ; seria muy sensible al Soberano, el que haviendo formado yá establecimiento, en esta aprehensión se desamparase, sin darle aviso • la falta de b a s t i m e n t o » , que t a n t o se ponderaba j era muy suplible > obligóse á abastecer el campo dos años, q u e e r a el tiempo mas l a r g o , que podía dilatarse el s o c o r r o , como luego se despachase un Navio á México, en donde se representase su nesecidad, y lo operado hasta allí, y las esperanzas de efectuarlo con el auxilio > conspiró con este parecer el Almi" r a n t e de la a r m a d a , que concibieron en el un verdadero mérito , y un pusto decisivo, en la subordinación} y obediencia a las reales u«¿ truc-

ThÚqñnas Seg. fart.

Cap» .//.

;5p

trucciones, de quienes dependían i como v o tos de mayor C a r á c t e r ; y fundados en respectos de homares de bien c o n t r a j e r o n la común deferencia, y docilidad en los subaltern o s , : ! quienes en su consentimiento dio mayor fuerza la prudencia de el General Legaspi, 25 Resuelta esta determinación unánimemente por mas segura; habilitóse la Capitana, confirióse su govierno á phelipe de Salcedo, hombre de mérito , y valer, nieto de el General 5 instruían en sus despachos á la Real Audiencia de México, y á su Capitanía G e n e . ral de todo lo obrado hasta alli en relación diaria; el estado en que se hallaban , y de el auxilio , que necesitaban en tales operaciones á sii prosecución; por Piloro mayor, que dirigiese elviage al Padre Fr. Andrés de V r d a n e t a , en este arte P e r i t o , y experimentado) y para que la calidad de su persona authorisase con sus informes el despacho, pues estaba tan acreditada su conducta en las dos C o r t e s : con estas disposiciones acertadas se hizo á la v e . la el Navio. Aaa
26

Na-

57°

Historia

Central f)e

-

26 N a d a dcxarcn de i n t e n t a r los ra murales c o n t r a los nuevos P o b l a d o r e s , parí consumirlos, ó ctue desistiesen en su consá* teajia i envenenaban' Ics»_vi\cres , que iesven. d.an b i x o de t r a t e s fingidos j nir.£a¡n daíio rjcivícron eu estes i'nicrnales ardides ni.es; t r o s E s p i r i t e s , librándolos de. Í U J enseca superior , y soberana providencia '•> acimh su inoperacion í los G e n t i l e s lo que ¡uik&' ron después de hechos verdaderos amigos: Considerando la ineficacia de este diabólico arbitrio determinaron los Zebuanos no la. b r a r sementeras , parecieo Joles este mejor ra:dio", á q i e los nuestros desistiesen de lo comenzicb , d que para vivir se mudarían.i o t r a Isla'; de estas incommodidades se suscitaron inquietudes y sediciones en el.Cara" po j descubriólas el General á buen tiempo, atajólas con prudencia, y no sin castigo de los mis atrevidos: remediaban -el hambre, y lo entretenían con pepinos raices , y hiervas , que nacian en las immediaciones de el aloxaiiienro sin i n d u s t r i a . 27 Con*
} J y t

PhWiphashgTart'CapIL
27 Con diligencia . y a d r a d o
>

371
corr ó,
;

y discurrió las islas immediatas el A b e s t i e d e Campo , hizo ebtabkció Zebú, dudes: con a l i a n z a s c o n sus h a b i t a d o r e s , d i o s amistad
f

y

comercio , ÍUS ECICSÍ* vinieron al

y bien p r o v e h í d o d e vituallas dio la b u e l r a a y socorrió Con estas copiosamente excursiones

G e n e r a l muchos p r i n c i p a l e s d e p u e b l o s - á t r a tar d e p a z e s , y i a c o g e r í e s i a b r i g o estras armas: ilustrábanlos á hacer les Agustinos gresos i c o n las» v e r d a d e s ce n u y Misioneros prox

Evargeiicas , p r e d tiesos inmediatas

empesó la Religión

pacificáronse las h f á s

e n t r e ellas la d é p a n a y , Martin d e Rada , y

Almacén muy s u r t i nuestra

d o d e vive res : publicada yá en Zebú p o r F r a y sus c e n p a ñ e r e s S a n t a F e é , c o m i e n z a a' p r o p a g a r s e c o n ^a a d mirable c o n v e r s i ó n de u n a s o b r i n a de Tups-s , cuyo primer B a u t i s m o fué celebrado" s o l c m r í .
1

sima m e n t e ? siguióse á e s t e el de un Indio v i e . j o , muy e n f e r m o , q u e s a n ó te c o n
r

ínstantarean-enar radecido á se de-

el

'Bautismo t e s t e

O í o s , y á los M i n i s t r o s d e su c o n v e r s i ó n

A aa z

¿7

a

Historia Ozntral

3e

dedicó a servir á Jos Religiosos todos los días d e su vida en aquel Convento . que fué un las, truniento graade á hacer el mismo bien a sus c o m p i t r i o c i s : hizósc también Christiano un M o r o factor de el Rey de B o r n e y , que din'., gió nuestra esquadra al p u e r t o de Zebú , y fi,c mucha parte en la pacificación de las Islas« 28 C o n t e n t o en e x t r e m o nuestro Ce* neral y los suyos con el rendimiento sincer o de T u p a s y de la g e n t e de su Comando¡ jurando vasalíage, y p r o m e t i e n d o , recono*, cer por su Rey al de Castilla pagándole tribu t o 5 que se iban sosegando los naturales, v e z i n o s y que abundaban los víveres, tuvo o t r o sentimiento de mayor consequencia, que pudiera haver desbaratado principios tan bellos •. tuvieron noticia de nuestra esqusdra en el Maluco los P o r t u g u e s e s , vienen muy c!e armas d Zebú , y hacen á nuestro General sus fastidiosos» y arrogantes requirimientos correspondidos con una sadsfacion tibia áco-, meten con fuerza descubierta á los nuestros, y a l©s indios sus aliados 5 pretendiendo con
? } } T

Pbiliáfixs $eg T'artXap.II. 37$'. hostilidades desviarlos de las islas , con ¿os antiguos p r e t e x t o s de ser de su descubiimie n t o , y demarcación : Causó en nuestra A r mada alguna- alteración este impensado accid e n t e , tuviéronse acuerdo sobre el c a s o ; en el por dictamen de todos tuvieron su voto los Religiosos Agustinos por escrito , y de palabra ; hicieron entender al G e n e r a l , y p r i n . c ipiles. Oficiales la justificación de la causa, y que se devia repeler la fuerza con f u e r z a s ; que pues ellos sin provocación antecedente ha% vian r o t o las Leyes d e buena correspondiencia , era debido corriesen las armas la audacia 5 previenense á la defensa animosos j m a . , nejan la artillería, con tal a c i e r t o , que hicic«< ron r e t i r a r con estrago á les agresores j dando ocasión su arrogancia á una g l o r i o s a , , y desiciva v i c t o r i a ; con cuyo escarmiento desistieron de su empeño] temerario *

CA-

GAPITVLO.
Viage > embia un Natio tre de con Jnpa de el Campo*

III,
de soco.

de la Capitana , su felt^ despacho > > se rro y y Mutrce Maes-

P r i m e r o de íunio de mil quinient o s sesenta y cinco salió la O p i , tana dicha despacho, hizo un viage feliz, y dio fondo en la Navidad en tres de Octubre; el Patache de Arellano , segregado de nuestra E s q u a d r a , havia llegado al mismo Puert o dos meses a n t e s ; sin e m b a r r o la gloria de Primer descubridor de via'ge tan dific-ultcáOj y t a n t a s vezcs ir.tentado en v a r o « i e debe alnui perito P a d r e Vrdanera 5 hizcle cen arre^fermó C a r t a de marcar , a p o r t o el d e r r o t e r o , y notó c o r exactitud los run t o s ; ésta <e H se, guido per trucho t i e n p o . y lo cue se f»á perfeccionado se debe a esre primer principio. 2 Vistos en la Audiencia Real los

A

des-

Ph'dlpinas % . Parí. Cap* /•//.'.

$7?

despachos , y significados informes d e Phelipc Salcedo dispusieron ios Se¿xrc> se aprestase un Galeón liau.sdo San Gerónimo y estaba en el p u e r t o de Acapulco, y debía traher á su S o r d o e n t r e Marineros, y Soldados cien, t o treinta hombres: nombróse por Capitán de l i infantería a Pedro Sánchez pericón de Tarifa , y este nombro á Diego su hijo por AJleres i Ix plisa de Sargento Maicr se p r o veyó en ü r t i z de Mosquera N a t u r a l de Sa„ h n u n c a , Soldado viejo , y de experiencia; Piloto maior Lope M a r t i n el fugitivo, pre* so á instancia de Phelipe Salcedo j aque obligó la necesidad, por no hallarse o t r o ; fué bien asegurado á Acapulco , y todo en disposición se hizo el Navio.á.la vela; en e l d i s . curso de esta Navegación tuvieron sebre el mando de h T r o p a el Capitán , y Sargento maior sus disensiones j huvo razones-pesadas^ de que resultaron parcialidades en la N a o , aunque el Vando de el Sargento maior era mas p o d e r o s o : fomentaba la discordia el Piloto Lope$ las sospechas d e su pasado delL
5

to

$:y6
}

Fiisiorla Genctil

Ve

•to y que podía ser castigado p o r el en llegando á Zebú, le tenia desabrido ¿ solicitaba •"alguna gran revolución, para que no continuase el viage, y el quedase l i b r e : intímese con el Sargento m a i o r , propúsole alzarse con el Navio comunicando con Personas de su satisfacción el s e c r e t o > asi dexando la der r o t a á Z e b ú , irían á la costa de la Chin a , p i r a t e a n d o quantas Embarcaciones hallasen de aquel grande imperio ; enrriquezl d o s con estos despojos, buscarían el estrecho d e Magallanes, de donde pasarían á Francia; 6 I n g l a t e r r a > y pasar la vida c o n comodidad en alguno de aquellos Reynos que hac i e n d o , lo que el le persuadiese, seria uno de los mas r i c o s , que huviesen pasado alas Indias ; no descontentaron las proposiciones al S a r g e n t o m a i o r , que a r r a s t r a d o de su pa* s i o n , no le dexaba advertir la malicia, quecontenia lo mal ajustado d é l a relación; po. dia desengañarlo, pero su condición le obst i n o en la venganza ? pregunta como se conseguiría o s o , y d i c e l e , q u e p a r a evitar el

fhiliplms Scg. TanCtp UU

'

57 7

ir a Zebú , jornada de mucho t r a b a j o , ruin tierra, p o b r e , y miseria, y poder cargar el Navio de o r o , y pedrería con mucha facili. d a d , importaba lo primero apoderarse con su parcialidad de el B a r c o ; que el daría la t r a z a , para que seguramente se consiguiese el empeñoj solo á su cargo» y de su g e n t e estaba el fomentarla: la c o d i c i a , y la ven* ganza pasiones violentísimas, que hacen abra­ z a r excesos como si fueran virtudes agrá* dables, determinaron al Sargento Maior á convenir en el artificio 5 confío el secreto á sus amigos y c a m a r a d a s , que convenidos en rin sediciosas proposiciones e m p e z a r o n á. dar indicios no mui leves de su mal pro­ posito . ? Matáronle un Cavalte bueno , que trahia en la № 0 el Capitán» con. tal arte> que nunca se pudo averiguar> aunque se h i . cieron vivas diligencias« usaban de insolen; cías á lo p u b l i c o , que á los amigos de el C a . pitan no parecían bien j y le instaban pusie. se r e m e d i o , y las castigase, evitar, maiores. gbb da.
9 s y

37&

HistorU

General

Ve

d a ñ o s , q u e de tales atrevimientos eran ya te. mibles: mui satisfecho el C a p i t á n , de que á el nadie se a t r e v e r í a , pasaba por tales des, vergüenzas, con disimulo: conocida esta.de. S;d.a en el C a p i t á n ni tañan los conspirados al Sargento maior se pusiese lo concertado en c b r a ¿ quien mas acaloraba la facción era el P i l o t o r ya el Maior en el empeño ; antes ene el C a p i t á n c o n el desabrimiento lo previriese, d e t e r m i n a matarle,, yá su hijo y comunica la resolución, á sus p a r c i a l e s c o m o que eso e r a ío que importaba á conseguir sus hiten, t o s ; convenidos, en la Imfamia* á media no. che,, quandO' la g e n t e e s t a b a q u i e t a , y los m a s d u r m i e n d o , se armo el Sargento mak > r , llevo consigo armados también, á La ra, M o r a l e s , , y o t i o s , que le ayudasen, si fuese m e n e s t e r i los. tres citados fueron á la carra, * r a de p o p a , donde el C a p i t á n „ y ei hijo desc a n s a b a n ; e n t r a n sin s e r s e n t i d o s , y rratan a puñaladas p i f o y P a d r e ; hecho esto asi, s a f e n ' d e la C á m a r a , c c ^ e con los suics los inas i m p o r t a n t e s pasos j manda t e c a r la Ca-

Wiltfinas $tg TarXajklíí 379 x a , publica orden .¡ue t o d a la gente salga sobre c u b i e r t a s , sin a r m a s , por que ^ e t r a , taba un n e g o c i o , q u e ínteresaoa al común? á b o r o t a d o s con tal estruendo suben t o d o s , y con gran s e r e n i d a d , y authoridad les cii» c e : .Señores Soldados, y M a r i n e r o s , rezcn un P a i r e n u e s t r o , y Ave Maria por las A l . mas de Pedro S a n c h e s , y su Hijo : Yo apuñaladas los h í m u e r t o esta n o c h e , e r a n mis enemigos m o r t a l e s ; querían quitarme la vida, y he tenido la f o r t u n a de haverme adelantado» las causas de e s t e h e c h o , ya Jas daré d o n d e convenga; ninguno ;>e a l t e r e , sosiegúense t o dos , qne yd lo > llevare a n t e el G o ver ador á donde vamos, y el d e t e r m i n a r á en Iusticia i mandó que ninguno sea osado á t r a t a r sobre el s u c e s o , pena de la vida en su quebranto*
t

4 Quedaron los de la N a o con el asombro» q u e se puede i m a g i n a r , de un hecho tan a t r o z , y cruel ; confusos en el fin de semejantes trayeíones ninguno tenia p o r segura su vida ; mandólos d e s a r m a r , í los que no eran de su partido : c o m e n z á r o n s e á

Bbb

2

1er-

tihftrtaGinirtlfH formar prosesos c o n t r a el difunto Cantan y Alférez disimulando eran p a r a llevar al G04 v©rnador, á quien constase p o r diligencias jü. ridicas la r a z ó n , que havia obligado á tan facineroso hecho : cabeza , y caudillo de la facción e r a el Piloto L o p e , según estaba conc e r t a d o ; pusieron los Cadáveres en sángrea. tados i publiea v i s t a , y después los arroj a r o n al a g u a « 5 N o t a r d o á muertes tándesgra^ ciadas vengativo castigó 3 el dia siguiente huvo e n t r e el SargentjQ rhaíor, y el piloto s u s desazones i llegó á t a n t o , que el maior quiso arrestar al Piloto 5 dexólo de hacer por i n t e r p u e s t a s suplicas: el p i l o t o , que se inlbr. mó de las intenciones de el m a í ó r ; y para que si se le repetían no las executase habló a los de su v a r i d o , cómifnicóle en secreto, que les convenia prender al Sargento • satis> f e c h o , de que serian de su p a r t e , se fué a * el i y le d i x o , que se diese presd', y se de. xase asegurar con grillos, que' asi convenia para el sosiego > y quietud de los de la Nao;' que
> s

TMipitids Scg*Tar,CajjJlT¿ . $ Sí que pretendían satisfacerse en ej de los horaicidios antecedentes 5 y por que estos movimientos no le costasen la vida , conviniese en lo propuesto > que se le daría libertad eri apaciguándose la g e n t e : el senci. lio Sargento maior se acomodó á t a n buen medio j dcxóse p r e n d e r , y poner giillos, que se remacharon á satisfacción : practicada esta diligencia desarmó á los amigos de el maior* el Piloto ; para asegurarse m a s , y amas disimulo , previno un regalado almuerzo \ al qué hizo asistiese el S a r g e n t o Maior con íos g r i i líos; acabado el banquete pidió él Sargento m a i o r , se le quitasen las p r i s i o n e s , que y á b a s t a b a , para lo que se pretendía, el t i e m p o , y demostración de flavedos tenido puesto; íespon-. dióle el Piloto Lope con descuido, y socarronería, que no se los podía quitar, hasta que no se hiciese Justicia de é l , y m a n d a , que aí instante le ahorquen; alteróse el Sargento m a i o r , y dicele, que se dexe de n i n e r i a s , que yá bastaban las burlas; sin c o n t e s t a r el P i l o t o , y sin dar lugar áque se confesase, v p r e p a r a r s e , hace I¿ 'cúelgueji
(

~ "

de

38*

Historia General De

d e la verga m a i o r : ahorcado d e ella, se c o r t ó el c o r d e l , y cayo al mar el Cuerpo i justa recompensa á las m u e r t e s , ' ) ' traiciones, que t a n indignamente havia c c n . c n c o : quien entencieria, que un proceder dictado de el f u r o i , d é l a b r u t a l i d a d , y ferina b a r b a r i e , se mantenga en su repetición c o n t r a l o s ' s r L tos de la r a z ó n , y de la n a t u r a l e z a , á pesar de la severidad de la? le) e s , y de la Religión en positivos anathemas ? convencen la repugnada r e p e t i d a s , y funestas experiencias , c o n t r a quienes - no ha podido el honor, la fidelidad» ni Ja virtud contener Espíritus f u r i o s o s , y sacrilegos ; pues tienen p o r prin» cipio tales sediciones la Impiedad, en la rebeldía í D i o s , y í su Rey , 6 Ahorcado el Sargento maior se t r a t ó e n t r e los c o l i g a d o s , no ir con la N a o á Phiiipinas , por que en la severidad d e Legaspi era el castigo muí seguro > que en ía primera t i e r r a , que descubriesen, desembarcarían los que no e r a n de la facción , y con los restantes i n a u á las costas d e la China í
no

fí/ilifmas fep

far.Cap.HI

no se trataba, e s t o c o n t a n t e r e c a t o , q u e n a le encendiesen algunos-: penetrólo ei C a p e llán íuaa d e Vivero y Sacerdote c e buena vid a , y cxemplaref c o s t u m b r e s , que después en esta C a t h e d r a i fué Arcediano j movido d e zelo fué c o n Phelipe de Ü c a m p o , que era ei que en la conjuración- hacia papel muí r e s petable , propúsole c o n ra sones' vivísimas y enérgicas expresiones las obligaciones de-Chris^ tianos,, y de Español > que sus resoluciones eran contra los intereses de la Religión , y d e el Rey Í exponer áque p o r falta de aouei so*, c o r r o > pereciesen los q u e havian quedado en Z e b ú , y en notable perjuicio d é l a C o n q u i s t a comenzada ; que considerase ef estado infe. liz, en q u e dejaría a ios que havian deterníL nado hechar en tierra , que s í era despoblada los consumiría el h a m b r e , , y sí poblada a l e s insultos dé infieles Idolatras yr i n h u m a n o s ; prudencia era temer cf castigo á sus h o r r e n d o s crímenes p e r o podían remediarlo t o d o , . líegando á las primeras Islas philrpinas en q u e podían desembarcar cois s u s armas y d e a l l r
5 4 r v

con

|§4

BlstmaGentralTt

conducirse á' Z e b ú , y que ellos insistiendo en su mala, y perversa intención, podían con el Navio irse á donde gustasen : Padre m í o , respondió O c a m p o , no se puede hacer otra cosa, no me hable mas en ello, no me fatigue lapa* ciencia, por que no puedo dexar de hacer lo q u e está yí determinado. 7 C o n respuesta tan áspera, y de. sabrida quedo el buen Sacerdote muí descon. s o l a d o , y triste j infundió en todos un silencio melancholico ; nadie fiaba de otro y aunque fuese eí mas a m i g o , pues la contradicción estaba amenazada de m u e r t e : a*i iban Na. vegando hasta que descubrieron los Barbudos; dieron fondo en una de aquellas I s l a s , mafida el Piloto se saque toda la ropa á t i e r r a p o r q u e necesitaba carenarse la N a v e , y aquella cár^a hacia estorvo; con este disimulo intentaba sacarlosá t o d o s , y quando viesen, álos que no eran de su satisfacción, en la playa, © en hallando ocasión o p o r t u n a , hacerse a la Vela con los s u y o s , dexando í los demás en aquel misero destierro ¿ empezaron á sacar su

ropa

№11

pinas Se¿ .
t

fart-

Caplll.

5 8?

ropa los Soldados , siendo para maior disimu­ lo el primero el Piloto , dexando en el Navio Marineros de su v a n d o ; y aun o t r o s , que a­ unque no estaban contaminados, entendia le siguirian con .gusto. 8 Havia tenido antes sus disgustes con el marinero L a r a , teníale preso con g r i , líos en el B a r c o , no entendia en dexarlo co­ mo á los demás > por ser buen marinero , y hombre de valor; el Padre v i v e r o , que con­ sideraba la miseria, ¿que se reducían, los que havian de quedar en aquella miseria Isla, aunque sabia muí bien no era comprehendL do en aquella Infeliz s u e n e , estaba mui melancholico > notólo un mancebo montañés, • Miguel de L o a r c a , preguntóle la causa de su tristeza > explicdsela en los succesos antece­ dentes y lo funesto que se preparaba á mu* chos infelices: que lo que mas le confundía e r a , que ninguno havia que levantarse la vez de el Rey , y se levantase contra aquellos Traidores con la Nave, en que se haría á am­ bas Magestadca un muí distinguido servicio j
3

Ccc

co­

38£

WpstorU

General

$e

comunicóle en secreto como querían dexar i ^muchos en aquella Isla sin víveres, y sin ar, - m a s , hecho i n h u m a n o , y de una b a r b a r a , y "inaudita c r u e l d a d : enteíidido e^to por^Loas» c a , se fué al C o n t r a . M a e s t r e Rodrigo ce A n g l e ; hombre de.espíritu 3 que en nada de las violencias pasadas havia tenido parte i tod o le* havia parecido m a l , pero pasaba por e l l o , por que solo el no padia remediarla: díxdle , Señor R o d r i g o , no h a y , és posi'b'e, quien c o n fdelidad tome ta voz de el Rey,-y q u i t e este N a v i o á estos T i r a n o s ? hombre h a y , dixo Rodrigo ; pero no tiene quien le ' a y u d e : propuso l o a r c a , q u e havia muchos, q u e esperaban s o l o , el q u e algún hombie ¿e •bien levantase p e r su Magestad la voz; pues hable Vmd , dixo R o d r i g o , á estos ami. * g o s , q u e y o comunicaré a' los -míos, y libraT e m o s -este Navio de T r a y d o r e s i esta ecu'Versación comunico al instante Loarca al-Pa' d r e V i v e r o ; dispusieron entre los d o s , que para que nó fuesen sentidos < de la sagacidsi fde'los •infames,, los que fuesen.de;el partido
r

Re-

<Phil¡pmas°$eg, fartl

CafcMh

387

R e a l , sefuessn a l Sacerdote, como? que. que*,, rían confesarse con él : con este, pretexto, á*. cudiam al Padre Vivero* quien con, este d i simulo les prevenía,, y insrruya en, lo quede*, bian hacer , encargándoles mui mucho el se» creto,< ni comunicasen, con los que no h a c i . a n la demostración de confesarse j vnieronse, con esta traza los que havian d e t o m a r l a voz, de fieles al Real, servicio. 9 Rodrigo de el Angle conociendo yi.,, que para la declaración tenia bastante, gente j llamo i Santiago d e Carnee a , y. á luán Enrriquez Flamenco Bombardero s c o a estos dos apellida el viva, el Rey y mueran, los T i r a n o s > hacense de su p a r t e al instan-, te los que el Padre Vivero tenia prevenidos. echan mano á las armas ,. y apodéranse de la Nave , sueltan á. JLara, baxo la p a l a b r a , de que les ayudaría en t o d o , como ellos en retribución le favoreciesen después en la complicación de las antecedentes muertes : C o n venidos en ello favoreció estrenuamente este p a r t i d o ; levan las a n d a s , dan voces á los que
r

Ccc 2

es-

$8S~ Historia General "De estaban en t i e r r a , y eran de los fíeles, dieiendoJes, que sin detención se viniesen abordo ; l o s mas arrestados se a r r o j a r o n al agua, y á nado cogieron el N a v i o , los mas tímidos n o se atrevieron á declarar aquel día por miedo á los sediciosos, que t o d o s e s t a b a * en t i e r r a , y si se descubriesen los matarían con la acostumbrada crueldad t hizose ej Navio á la vela, y fue á dar fondo media legua mas adelante 5 con el Batel recogieron á ios que eran servidores de el Rey en dos viages, y con e s t o levaron en prosecución de su rumb o : e r a el Capitán y Caudillo Rodrigo el c o n t r a Maestre , que tomó la d e r r o t a á las Islas de los ladrones ; dexaron los leales en t i e r r a r o p a , y a r m a s ; quedaron allí veinte y seis personas con sus bulliciosos Gefes Lope M a r t i n , y Phelipe de Ocampo : aquí acábairan sis'vidas miseramente los que tanto se havisn prometido y con esperanza de sonados bienes j átropellaron divinos, y humanos respectos c o n turbulentas, y trágicas sediciones 3 nínouna noticia ha havido después de e5

'

líos

<Ph id pinas % . Tan, Cap. III* 38p líos; ni se ha sabido su ultimo fin j que es regular fuese, como el de los tiranos > des. graciados: de una embarcación de Carolinos , que aportó desgaritada á Marianas, se supo havia eu una de sus Islas gente b l a n c a , y bar. bada ; es solo presumpcion sea propagación de aquellos miserables: á L a r a , y Morales hizo á horcar en Marianas Rodrigo de el Ángel , haviendolos hecho p r o c e s o , y procedido se311 n sus méritos á esta sentencia: ¿un separados de Jos Infieles no havia confianza en ellos, y no dexaban de ostentar sus ánimos reboltosos, 10 En esto paran conspiraciones tan viles ; este fin tienen quando se dá derecho á la maldad: ( g 2 ) tiene en tan furiosas commociones > en sucesos t a n • tumultuantes , el principal lugar A l e c t o . Aquella furia infernal, que se sacia con e s t r a g o s : los Superiores en estas guerras infelices triumphan con la victoria , y llaman gloiia suya tan malvado vencimiento-si tales uiumphos son g l o r i o s o s , serán ( o
2

) jttsqne datum sceleri 5

épó"

tilstoria

General

%e

tan ló en sil crueldad vicioriosa, los Gladia­ tores i serán gloriosos ves­cimientos de que re. su Han subversiones de Ciudades­, y repúblicas, n Llegó la N a o , San Gerónimo á Ze­ ba en quince de Octubre de mil quinientos $'e sen i r y s e i s , después de cinco meses, y medio de tan turbulento viage: alegró su 3» Tribo á nuestro General Legasoi, aunque sin. tió las desgracias pasadas vivamente i ir.for­ friósc de las muertes de el Capitán y su hijo, y salió culpado en autos el Escrivano luán de Zaldiv'ar, co'ndenó'sele á horca >• cuyo suplicio sufrió constante, y reconocidamente : repre. hendió á los demás, por no haver defendido la catira de el Rey publicamente, pero que es­ tando , como estaba informado de su opresi­ ón , y que assi lo havian­ hecho fielmente cu­ ando pudieron en nombre de­ su Magestad» los perdonaba á todos 5 y que solo íes encar­ gaba la lealtad en el servicio de D i o s , y & el R e y : á Rodrigo de el Angle agradeció t№ cho su Valor ¿ y c o n d u c t a ; demostrólo con Magníficos sentimientos , ofreció gratificárselo en
9

I

PbUip'inds Seg Bm. Ctp'MI* en nombre de .su Magestad , y haciéndole particulares h o n r a s ; alojó á Ja g e n t e , d i s t m buyendola en h s i apitariias. . 12 ..Acababa de llegar de , l e y re el M a , csjtrc de Campo , a cuia diligencia se havia Socorrido nuestra armadi mui bien de víveres, y sin detención.je volvió á despachar .el General con el p a t a c h e , y una Fragata á la eos. ta de Mindanao al rescate,de h Canela: entretúvose en estr solicitud algún tiempo j tenia man Jado-.el Maestre de C a m p o , que ninguno comprase .de aquel a r o m a , por ser la primera vez que; se entendia en este genero , y se de„ terminaba .fuese toeh para su gestad 5 esto concitó.U sedición de algunos, que qierian interesarse en este c o m e r c i o : el principal fue un Martin Hernández, Pcitugu.es, contra-Ma*' estre de el Barco , que propuso matar; si Maestre de Campo ^alzarse con cj N a v i o , y con toda su c a r g í : cundíi; bastante íla sublevación 5 el Maestre cié Car-po .estaba gravemente enfermo , unas ardientes.calenturas le tenían bns.. .tante postrado j tubo.nosicÁxircunstancúida de
} }

la

392.

Historia

Gmeral
9

De

de la preterición atrevida y asegurándose de el P o r t u g u é s , causa de los alborotos, le mando a h o r c a r : es:ando con el Cordel ala garganta le reveló muchas cosas én s e c r e t o , que pertenecían á la conspiración : execucósc el castigo , y al Maestre de Campo sele agravó su emfermedad, y en ella repetía muchas vezes;
Para que es vivir entre gente tan desleal y deseo,

nocida i conociendo se llegaba el fin de su vida e n c a r g ó el Navio á luán de Morones con su c a r g a , para qne lo entregase al General en Zebú : consistía en cien quintales de Canela; y huvieran llenado el Barco : hallaron esra á, bundancia en C o a v i o , en cuya Isla havia un Puerto mui bueno , y terreno aproposico para levantar un Fuerte, aunque la gente de la Isla era mui belicosa , y traidora ; p o r q u e haviendo ido Morones con la Fragata á dar vista ál Pueblo,, y reconocer si estaban de p a z ; llegado que fue le salieron á recivir los Principales, y preguntando uno de e l l o s , quien era el C a p i t á n ? que quería sangrarse con el> y

diciendo esto se entro en la Fragata, se sangro
~

con

Pfc'fípitias $eg Par Cap. / / / . Sp5 con M o r o n e s , y se tolvió á su ¡barquilla : quando le pareció, que los nuestros estaban ©as descuidados dio un g r i t o , y sacando t o dos las armas , arrojaicn sobre k fragata mas de quinientas l a n z a s ; de modo que quando quisieron hechar la mano á los arcabuces, y ya todos estaban heridos > sino es el T i m o * f e l , que se hecho ál agua i á todos huvieran muerto , sino se huviesen esforzado algunos i disparar las armas de f u e g o , deteniendo es^ to á los Agresores ; y largando las Vetes otros^, Salieron de aquel peligro; el Maestre de C a m po los hizo curar á t e d o s con t?nto cuidado , que solo murió uno • castigó el Maestre dt Campo la alevosía, quemaedoíes las casas , y ahorcó á rres , que pudo haveí á las manos : murió el Maestre de C a m p o . y lusn de Morones , se hizo cargo de rodo , y no pudiep, dose f a r de h gente velaba de dia , y neche eén diez ó doce a m i g o s , si d e j a r las Armas de la mano r merio dos soldados ccirprehenditíos en el motín en T Fragata , y ios entregó a §reso al Alférez Gaspar R a m í r e z , que s e r d e D dd ían.
3

3P|
$

Historia

G&ieral Ve

lantó á Zebú y comunico a! G e n e r d estasf no. ciclas á sintió todo ei Campo la muerte de el Maestre de Campo , por ser insigne, y vaíe. roso soldado j ainado'j y respetado de los buenos : mas que codos la sintió el General, por faltarle el Principal cabo , y quien mas le avadaba en todas las funciones con su valor, y. con su gran prudencia > siendo el que mas trabajó en esta Conquistas el primero en el ira, b a j o , y en el descanzo el vltirrio: Padre de los soldados y t e r r o r de los E n e m i g o s .
t

13 Después de los sentimientos generales^ mandó el General asegurar á los Soldados con. prisiones, para que en la venida de Morones se averiguase la c u l p a , y se procediese al cas, tigo ; despachó también la misma Fragata con R a m i r e z con doce soldados de confianza, que fuesen én busca de el P a t a c h e , y favoreciesen i M o r o n e s en lo que se le ofreciese, y le acorrí? pañasen hasta el p u e r t o llegado este se hi, cieron'los funerales por el Maestre de Campo D o n Mathco de el Sauz con la Sumptuosidad posible 5 reconociéronse las causas de los de Ja
su.

$p5 sublevación, y fueron castigados los mns culpados : en cuio tiempo llego nueva ál Real., que los Indios de Ley te havian querido matar á * Pedro de H e r r e r a ; que havia ido á cargar de brea para la carena de los N a v i o s : venian con ella muchos indios c a r g a d o s , descuidados en recogerla, y sin armas los n u e s t r o s hechan mano de cada soldado Ocho d diez I n d i o s , llevando el suyo cada quadrilla d u n a zelada de mas de mi! de ellos se soltó un fuerte s o l d a d o , Matheo Sánchez natural de C á d i z , y con un p u . •ñapmátó' á tres 6 quatro de los que le havian apresado, y luego acometió á los demás con grande d e s t r o z o , con el q u e ' se soltaron* algunos 5 matan á muchos Indios con sus dagas tucen huir á los d e m á s , y se libraron de tal peligro con el esfuerzo : solo un soldado, que cogieron mas delantero fue llevado ál monte , á quien mataron cruelmente , cuia c3veza se halló después puesta en un palo s i t o : mientras esta función fueron o t r o s Indios ;í robar la ropa, y armis de.la Fragata, mataron a u n G r u m e t e , y i un mozo de servicio ¿ los nuestros
Vhil'iphas
SegTart.'Cap.lIl.
; :

Dad z

sa-

Historta

General Dé

salieron al encuentro con los arcabuces, y mí. tando algunos les quitaron las a r m a s , que se llevaban , aunque no pudieron recuperarla rop a : Sanches salió tan herido de la refriega, que estubo mui de peligro ; convaleció aunque t a r d o mucho tiempo : esto les hizo mas can. t o s , .para lo a d e l a n t e .

CAPITVLO IV ,
Con el segmh socorro de nueva España,
deseuhrmientQs de el Maestre de Campo; detsrmvia Ltgaspi la Pacificación) y Ftmdacton de Manda ,

y

/ * " > O N el Capitán phelipe de SaJV ^ e d o , que volvió de Nueva Espaas con dos N a v i o s , y doscientos Soldados, vino un su hermano m e n o r , luán de Salcedo> manceba de diez y ocho a ñ o s , y de un espir i t a muy noble , que sirvió en descubrimient o s , y conquistas mas que todos ; desembac

3

ra-

filipinas

Szg, fart»

Cap, I?é

№7

razado el General de o t r o s c u i d a d o s , paso a l a Isla de P a n a / , que reducida á la o be diencia , medisó empresas mayores : por m u , erte de el Maestre de Campo Matheo de el S a u z , substituyo en el mismo cargo á M a r , tin de Goyti i á este despachó para la con* quista de Manila con una competente A r m a da en ella c i e n t o , y veinte Soldados, ma­ yores Indios a m i g o s , y como sobresanen* te e n t r e todos su nieto luán de Salcedo ; y y se hicieron i la vela en principios de Ma^ y o d e mil quinientos y setenta , proseguían el viags con felicidad, y en la costa de B a t a n ­ g a s , se a p a r t ó luán de Salcedo para pacifi* car la laguna de B o m b ó n : hizo en ella los ordinarios requirimientos de p a z , y les na,, turales respondieron con las a r m a s , de que e s t a b a n ­ p r e v e n i d o s , aguardándole á pie fr me con mucha g e n t e : valerosamente peleo con ellos Salcedo , y les obligó á abandonar el campo • dejó de seguirlos, p o r q u e le hi­ rieron en una pierna de un flechazo • se fue en seguimiento de él Maestre de Campo C o y ,
f

v

;

ti,

3<?# Ffistértá General De t i , f le halló en Manila con el r e s t o de ía a r m a d a : a e s t e recibió de p a z Raja Matanda, Señor de el T e r r i t o r i o , como también Kaja Solimán su s o b r i n o , y se sangraron en confirmación de las confederacionesj no fuer o n estas permanentes tenia t i r a n i z a d o Raj a el mo¿o ei govierno á su T i o Raja el vie¿ j o : pareciendole; p u e s , que havia sido cobardía , y facilidad haver hecho pazes con tan pocos Españoles, mandó no íes diesen bastim e n t o s , y por ello hizo m a l t r a t a r á muchos Indios a m i g o s , buscando motivos para romp e r la guerra : mandó también matar a u n e s Soldados > que se pescaban por la playa, y lo huvieran hecho, sino fuesen socorridos por © t r o s , aunque Eres salieron heridos5 publicado yá el empeño comenzó el mozo Raja á disparar mucha Artillería contra la a r a m d a , en que n o desistió, aunque el Maestre de Campo solicitaba la causa de aquel r o m p i m i e n t o . 2 Pareciendo 6 Raja Solimán e r a peca su b a t e r í a , salió en persona por el Rio con mucha g e n t e de armas en embarcaciones, y

j

WUpin

Seg, fam

Cap*. IV*

, ¡fpp
#

por .Capí tana un iüuco grande de Borncy que se nailiba en aquel p u e r t o : viendo, el "Maestre de Campo instaba yá la defensa,, saltó í tierra con ochenta hombres, dejando en guarda de la armada con los demás al C a . pitan Salcedo; acometió Goyti aun F u e r t e de empalizada, que estaba í la orilla de el r i o , y tenia doce buenas piezas , que manejaban muy bien los M o r o s , mandó el Maestre de Campo , que apuntasen bien á los Artilleros de el F u e r t e ; lo hicieron t a m b i é n , que d e . rrib:iron muerto al Artillero mayor que pareció s e r H u r o p e a , y con el i o t r o s : C o £ esto desampararon los M o r o s su artillería,, y. el Maestre de Campo pudo pasar con s¿i g e n t e adelante": vino i las manos con ,el enemigo j peleóse con valor d e ambas p a r t e s ; pe* ro la mucha mortandad en los c o n t r a l t o s , , hizo volviesen estos Jas espaldas > y mientras seguían los nuestros el alcanse , los Indios amigos de nuestra Fsquadra.-.pusieron fuego ál Pueblo de Manila ; aunque también se d j . •ce fueron sus m i s m o s . v e z i n o s , por que np
f :

lo-

400

Historia

General

De

lograsen el despojo los Españoles , que se creyó considerable, á no haverle impedido ac. «¿dente • Todo el tiempo de la Bataila estuvo puesta en casa de Raja el viejo una Vandcri. lia blanca, signo pacifico , que demostraba, no ser parte en tales infracciones, sin censen, tir saliese á pelear alguno de sus parciales. 3 En este tiempo se ocupo el GeHe ral en las prevenciones para openerse ala armada Portuguesa, basta que reconociendo ira tarde, para que pudiese venir, determinó la carena de !a Nao Capitana, que despachó ál éargo de Phelipe Salcedo en primero de lunio con vientos favorables; llevaba i su Bcrdo ¡tiento y treinta, hombres, gran cantidad de Canela en carga 5 pues llegaba á quatrecien. ios quintales de el registro 5 los ciento y cinquema para su Magestad, y ío restante de Pasagcrosi no logró el viagej pues de muchos trabajos, y haver btielto ál Puerro í dejar alguna gente enferma* proseguid hasta las Islas de los Ladrones su derrota : llevaba el* Capitán orden de cj General su abuelo paM
&a

facer escala, y saber, si en águna de ejías se daba pimienta y clavo $ llegadas á!a de Cuajanyermaren en su desabrigado I uerte, íalto el Capitán cm tierra y la maor parte de la gentes- en quince de Agosto sobrevine* tan recio temporaf^ que arrebato al Navio y dio con él en la playa en que se hizo pedazos , sin; poderse salvar mas que la gente» mediante la diligencia de lbs> que tstalsn en; tierra, que acudieron con Paraos á su soco„ Tro: se detuvieron-.' tres meses áqui,mientras^ fabricaren un Barco sobre .el: Bate! con los fragmeittos de éT destruido tuvieron en esta' ¡detención: varios enquentros con jos Natura-, ^fes de aquellas Islas, á romperrientos muí 1n» diñados r pera con Ik prudencia de Salcedo y > sw buenas sagacidad en apaciguarlos , se <x¡.bóla fabrica, y se volvieron: ájcbxr todos.. ¿p P roseguian Tós^ pregresos de pn«. ^ra^Rellgion sagrada y etan admitides muí chos á: las aguas- *TFER ei Bautismo ; eTma* sjn~gular entrt todos , y que causo' elmaiarcon4„ 5«clo al General, y Religioso i fué' ía conver*Eeesi*
5 y r ? : 5 y ! 7

40a flitorte Otarra?. De sion de él principal T u p a s , ci demás autho. ridad entre io* naturales de Zebú , y aun en. t r e los Señores de las Islas mas cercanas; hombre en su Qentiiismo de una sagaz política j y de un distinguido talento : vino poce, a p o c o en conocimiento de su ceguedad, y de Jas grandes ventajas que los Españoles hacían á los de su Nación, y en su t r a t o , y costumb r e s y se desengaño totalmente e r a error, q u a n t o persuadían sus leyes b a r b a r a s : pidió con f e r v o r , y instancia el sagrado Bautismo; p e r o temerosos los Religiosos de inconvenicn. tes en la facilidad, lo dilataron hasta probar su constancia: Bautizóle el P a d r e H e r r e r a , siendo el General su P a d r i n o , y poniendo el nombre de Don Phelipe á T u p a s ; era ya de se. sema años , su conversión aprovechó mucho en elexemplo ; Bautizóse su hijo de veinte cinco años siendo su P a d r i n o íuan de Salcedo, y se le puso D o n Carlos p o r n o m b r e : Bautiz á r o n s e con el o t r o s muchos Principales de Zebú , y de o t r a s I s l a s , con lo que fue' la función mas c é l e b r e ,
?

5

Con-

' Tbillpims

Seg Tan.

Cap IV-

4b>

5 C o n t e n t o en e x t r e m o nuestro General con la conversión sincera d e T u p a s , y d e la g e n t e "de su comando en la solemne Iura de vasaliage, prometiendo r e c o n o c e r por su Rey al de las Españas, pagándole parias, ó tributo en obligante reconocimiento, q u é i los Vezinos se sosegaban y abundaban en el Real los víveres, quando se siguió o t r o sen. timiento y inquietud de maior cprisequencia que pudo haver desbaratado principios y progresos tan bellos: vinieron mui de armas los Portugueses á Zebú , hiceron á n u e s t r o G e neral fastidiosos , y arrogantes requirimieñt o s : constaba la Esquadra de q u a t r o Galeones , tres G a l e o t a s , tres F u s t a s , y como veint e C a r a c o a s , y Bateles d e servicio, y en ellos casi setecientos h o m b r e s , sin o t r a chusma de Malucos , y Malabares ¿ era su Comandante en Gefe Gonzalo Pe r e i r á : huvo sus t r a t a d o s de buena correspondencia a los principios: significó el P o r t u g u é s á nuestro General sus sentimientos ; que huviese venido á estableserse en t i e r r a de su descqbrimier,tO|
s 3

Eee 2

y

4P4 'Bísts/la Generd Di y demarcación.* contraviniendo á lo e o n t e s . tado entre l o s d o s Reyesj procuró satisfa. c e r sus propuestas n u e s t r o G e n e r a l , á quien n o faltaban mas convincentes r a z o n e s ; con. cluyendoj e n que ¡ e s p e r á b a l a fes elución de su S o b e r a n o , y obraría arreglado á sus reales Instrucciones : queríale persuadir ¡pereira.se, fuese c o n é l al vialuco, y t o d a m genre en buena ihermandad, en donde s e n a regalado, y servido, y dealli se le d i r í a paso p d ia In. .dia j p a r a que fuese i d a r satisfacción a; Rev d e Portugal de ha verse detenido j 110 estaba ¡nuestro General de tal parecer i p o r que te. jaia orden de su Rey de no «nn-ar en el Malu. c o , y de esperar allí su respuesta : resuelto el ¡Portugués le d i x o j n o bolveria aJ Maluco, ;sin llevársele .: muí moderad© nuestro Legasp i l e d i x o ^ havia e n ello su dif?cuknd.
Conociendo M u e s t r o General no podía íardar mucíso el rompimiento dispuso una defensa e n una T r i n c h e r a de cestones £ n la marina i mandó el P o r t u g u é s , cesar £ ¿piella obra¿ rcspondióselc, que no era para
6
x

ha-

<PhiUfms

Seg Part? Cdp IV
: t

%

40J

hacerle d a ñ o , sino daba ocasión el primero: acercábase la Armada Portuguesa a t i e r r a gar donde estaba la población de los N a t a * , rales evitando ei F u e r t e : visto e s t o p o r núes* t r o General mando poner allí otros cestones, con piezas de Artillería: el Capitán P©rm-„ guesle requirió, y protextó, que si al o t r o día no estaban derribadas lias o b r a s , declaraba la Guerra por c o m e n z a d a ; a u n a n t e * , a r r i mándose las G a l e o t a s , comenzaron abatir los c e s t o n e s , dejó presto e t a agresión, y trato, ja hostilidad p o r o t r o c a m i n o : destaco dos^ Fuscas y una G a l e o t a , para que tomasen la, boca de el P u e r t o , y nadie pudiese entrar , d salir á socorrer con bastimentos al Campo > con esto se resolvió por nuestra p a r t e pe c a r h a s t a m o r i r : acabados los C e s t o n e s , y c o . locados s o b r e ellos dos gruesos tiros b a t í a n á la Armada Portuguesa con t a n t a pujanza, que hicieron mucho d a ñ o * aunque también e'ia batia los Cestones 1 p e r o sin e f e c t o * hasta que reconocido se'r su estrago maior se retiró fuera de el alcance de nues^
3 8 J

tía;

40(5

Histeria Gemr&l

De

t r á Artillería. 7 H u v o después muchos encuent r o s con algunos P a r a o s g r a n d e s , que aprompt a r o n los n u e s t r o s , los que se arcabucearon con las C a r a c o a s ; pareciendo al General qué eran de poco momento estas refriegas, salic. ron algunos P a r a o s una n o c h e , y cinquenta Soldados en e l l o s , y dos gruesas piezas ¡ fué á una p u n t a , en que estaba la Armada., y plan, td en t i e r r a los c a ñ o n e s ; comenzáronse á batir las Naos con t a n t o t e s ó n , que se hizo un gran estrago en los c o n t r a r i o s , sin red b i r l e , y los obligo á retirarse á te ensenada viendo el P o r t u g u é s , que su intento iba áli larga y que los Castellanos no se le rendía^ y que en su Armada eran muchos los muer,
9

tos, trató de medios de p a z ; no eran pro por. clonados á nuestro h o n o r , como el que 1 c diese cien Castellanos, para ir c o n t r a el Rey de A c h e n j y que consintiese poner las armas de Portugal en Zebú, y se le denegaron; y se resolvió el Capitán Portugués volverse al M a l u c o , muí pesaroso de haverse m a l o g r a
sus

Tliii pinas Frg* Tan Cap. lf* 4O7 sus intentos», aunque con ia esperanza de coiuiíuarios con maiore:, fuerzas. Detúvose en las costas de M i n d a n a o , en que hizo g r a . ves daños en los Indios nuestros amigos . 8 El Maestre de Campo entendiend o , no podia proseguir ia guerra sin consultar á su G e n e r a l , y que estaban los vientos vendábales próximos ^ p a r t i ó ' c o n su armada al Puerto de C a v i t e , para prevenirse de algunas cosas necesarias: aqui se le ofrecieron de paz muchos Principales de los Pueblos circunvesinos, que deseaban !a amistad con los Españoles, p o r librarse de Ja tiranía, y agravios de Raja Solimán, y fueron recibidos con liberalidad, y c a r i ñ o : hizose de aquí á l á v e l a , pasó a l a Isla de M i n d o r o , dio fondo en el puerto de Baco , en donde se p r o veió ? de lo que havia m e n e s t e r , y pssó á Panay , en donde halló á su General c e n tres Navios, que vinieron de Nueva España i cargo de su Comandante luán de la isla? trajo los primeros despachos de su Majestad, en c u e mandaba se pacificasen y poblasen estas Islas
9

40 8

Historia

General De

las > y se"entendiese en la conversión l e sus Naturales á nuestra Santa Feé Cathelica : se departiese la tierra entre los Conquistado, res mas beneméritos eri premio de sus servcio» : para todo daba su Màge*>tad amplia comisión al Cenerai Lega spi para que repartiese en s u Real n o m b r e las Encomiendas de los Indios conquistados e n t r e Soldados y Capitanesнон decorandole c o n el titulo de Acelantado de las Islas de los L a d r o n e s , y le gozase t í , y sus isaccesores t o n perpetuidad : se celebráronlas suevas mercedes t o n demostraciones re regó. *«ifo Promptamente despachó d Adelantado dos de aquellos Navios á la Nueva Fspaba i cargo de él mismo Capitan luán d é l a ) s i s , ¿ "cjnien encargo doce Arboles depimicrta llevase á su Magestad à i a C e r t e » 9 E n t e n a d a de éi Ade ántado li voluntad de su Jvfascst*d d e que se pasiía -sen, y pobiasen estas jsias, le pareció Ш* ' d a r algunas Ciudades e n los Htio mas ркь -pfìoH y acomodados, y fuertes : sobre todo el apaciguar la Isla ¿le Manila'for <sér la niaiori У

niipinas % , I V . Ca¡>. W. 4 0 i> y nías poblada de este Archipiélago , y íurL dar en ella la Capital, y Metrópoli» 'Cou:en 2 6 por Z e b ú , en que se fabrico un buen Fuerte, para c o n s e r v a r , lo que havia costado tanto : estableció la formalidad de su Covierno cen las circunstancias de Villa, y los que quisiesen á vécindarse en ella compareciesen ante el Escavano de-Govierno y se enpadronaron cinquenta Vecinos ; el Adelantado nombró dos Alcaldes O r dinarios seis Regidores un Escrivano, y dos Ál." tguacilesj.de los que recivió j u r a m e n t o de usar bien,y fielmente de sus Oficios,y que la Villa se nombrase en adelante de el Santísimo N o n i b r e ázlESPS: y hecho esto dio la b u e h a á Panay,., en prosecución de la pacificación de Manila»
r

10 Estaba la Isla <íe Luzon alterada con la novedad de la gente f o r a s t e r a : el C a s tigo de el Maestre de Campo en Raja Solimán sobrino de Raja Matanda les amedrantó bastante; no tanto > que no tubiesen sus opuestas parcialidades los dos Principales e r a n poderos a s , , y disputaban la sugeccion á ía Co* roña de Castilla; la presencia de el G o y c r n a . Fff dor

410

[Historia Generi! De'

d o r Legaspi èra s o l o , quien podía decidir di su suerte ; determinò salir con su Armada ci quinze de Abrii de mil quinientos setenta y uno : sugetó é n el camino sin especial o peci, sion h isla de Mindoro llega con prosperidad al P u e r t o de Cavice recivieronle de paz ios Na. tur al es y acudieron promptos á rendirle la obcdiencU ; pasa á Manila, en donde experimca tó singulares muestras de c a r i ñ o de Kaja Mst a n d a , y de el Serlor de T o n g d o Lacandola, este no e r a mui de satisfacción p o r las i netociones que tenia con Raja Solimán ; disimula p r u d e a t e n e n t e el Governador la reveldia eie e uno , y la astucia de el o t r o , reciviólos a amba agradablemente y los ofreció Su protección fl qualquiera vroencia ; admitidlos por Vasallc de su Majestad Catholica con actos soknneí que testificó Hernando Riquel Escrivano ¿ G o v i e r n o : di5 oporrunas providencias para' construcción de un Fuerte ; de un3 Iglesia, Convento p á r a l o s Religiosos y se levantare Casas para los Españoles, quedando asi sentí das con firmeza las pazes : fué este acto pí
.. ; S Í

Thllifinas Seg. Tart- Cap. W.

41a

seso rio en diez y nueve de Mayo de mil quinientos setenta y u n o : día de Ja Virgen San. ta Potenciaría, áquien se nombró por P a t i o * na principal de estes islas » 11 Reprehendían-las Provincias inmediatas la facilidad de haverse rendido á ran p o cos Españoles j vencida su volubilidad ¿c r a . zones débiles, hizieron liga ofensiva los de T o n d o , Agonoy , Macabebe con o t r o s Puebles de pampanga > formaron T r o p a s tremolan Banderas, y confiados en su multitud presen, tanse en B a t a l l a s ; nada acobardó á nuestro Campo tan numeroso E x e r c i t o ^ ni la confuza gritería» que los a n i m a b a , y pudiera intimidar á hombres menos constantes í acometen los Coligados con ímpetu, son recividos con descargas de la arcabuzeria, y artillería , cuias balas en la multitud , siempre con efecto , desordenaron con estraeos con lineas: una
>

w

fuga precipitada puso fin al c o m b a t e , ¿zxmáo muchos muertos en el Campo : esta victoria les pusilanimizó, de tal n o d o , que no p e n . saron mas en tomarías a r m a s ; partido securo Fffa i
w

Historia

General

Ve

á no experimentar secunda vez io superior de nuestros fuegos tan a propria costa : rindieron proraptamente la o b e d i e n c i a , deshizose laliga, y t o d o s procuraban congratular ál vencedor con el rendimiento'j con estas disposiciones atendió nuestro Adelantado continuar la fun­ dación de la C i u d a d , establecer el Coviernc Espiritual y t e m p o r a l de ella j fué tan so. l e m n ; función en. el dia alegre y regocijado de el P r e c u r s o r San l u á n B autista , governandí la Iglesia San pió V. y <PtfE U?E IU No, estro G l o r i o s o , y Feliz Monarcha ¿ reconoció' se por su primer Governador y Capitán Ge­ neral ál Adelantado D o n Misuel de L^aspi, hizo Elección de Oficiales, A l c a l d e s , ' y Regí, dores que representasen , y formasen Ciudad' en su C a b i l d o ; intitulóla MANILA, y N" Castilla á la Isla de Luzon ; confirmó su M­ a j e s t a d con Cédulas Reales este nombre cci los Tirulos honoroficos, y expresivos de№< ble y siempre leal, concediéndola todos Jes Privilegios que g o z a n los Capitales de Rey­ n o s : concedía también Escudo de armas;
3 £Vl s 1111

Cas

Pblliputas Se?. 'Par. Cap, 7f»

4I3

Castillo de plata en campo rojo , de baxo del qual la enigmática figura de un LEO-DELFIN con una Espada en la m a n o , batiendo, las ae-uas de él mar con la c o l a , 12 Regosijó extrañamente la Victoria pasada un felicissimo hallazgo 5 un Soldado c c n . forme á la licencia Militar andaba p o r aquella immediacion á s a c o : una dichosissima , y riquísima alhaja sació abundantemente su codicia j halló en una espesura de Pandares ( especie de palmas que se mantienen en lugares humed o s . ) una Imagen de N u e s t r a Señora de muí Anticua t a l l a : manifestó el soldado la rr.ra Imagen á todos , que admirados de la novedad pretendieron averiguar el origen 5 solo halla, ron en la deposecion de IosNaturiales, que entre ellos era su Veneración de immemorial t i empo , que en su antigüedad solo se conservaba la tradición , de que queriendo mudarla de S i n o , no lo havia podido conseguir, ni la fuerza , ni la industria i por que si solicitaban su plantación á lugar mas decente » luego se b o l . via ál antiguo ¿ que viendo supcrfíua esta r e . pe-»
5

414*

Htstoria

General De

petición de diligencias la havian acomodado suC o b e r t i z o i librarla délas injurias de lo^tietn. pos i y que aqui recurrían en sus n e c e s i d a d e s , en las que havian experimentado maravillas , y -prodigios continuos : qualquiera cosa que se di^a sobre su principio en vista de su imfof. m a r i ó n , te menos que puede decirse e s , que é s voluntaria ; que pudo haverla traído aígu. na de las Naves C á t h o l i c a s , que padeciendo naufragio pudieron traherla hasta playa las irar e s , y c o r r i e n t e s , ¿s incidir en la falta de re. fieccion , d e que el curso de Navios Catholi. eos por estas mares era de mui poca anterioridad , para que se huviese olbidado tan perdidamente el origen j a demás que no sdn tan po. derosas las corrientes que introduzcan de la mar á fuera eñ esta ensenada despojos de uau. fragios ; para que fuese a s i , era también el decir que fuese el naufragio en la Bahía, lo que tiene en c o n t r a , que no se acordaban haver vis. t o e n sus immediaciones r les Estrangeros:• aufl s i s e d i x e s e . que haviendose conserbado'clriS' tianísmo, reciduos muy viciados en la india

Pbiliptnas $e¿ Tart* Cap,

fy.

4tí

de h predicación de Santo T h o m a s A p ó s t o l , alguno de ios que aqui vinieron, pudieron de a]n rraherla, convendrá este parecer c o n las senas, o signos de Imágenes, y cruces, que halla-» r o n en la india los P o r t u g u e s e s , e n vna venera, d o n y christianismo c o r r o m p i d o ; tendrá menos dificultades este s e n t i r ; solemnizóse la invención con una Prosee ion de concurso , y d e v o t a , 1.4 Depositóse la Sagrada Imagen en la Iglesia Parrochial de el T i t u l o de la Concepción , hasta que en el mis.no S i t i o , se c o n s . truyó una iglesia decente para aquellos tiempos , donde continuaron su Devoción y milagros , que en sus Testimonios nada faltó p a r a auténticos ; con mas particularidad con los N a vegantes , que en deshechas, tormentas hallaro en su patrocinio incontestables libertades, y consuelos impusiéronla el T i t u l o misterioso de GV¡A, fixo n o r t e á las Naves en el proceloso piélago ; y fastidiosissimo viage á Acapulco en cuya poderosa protección se han livértadb repetidas veces de inminentes naufragios- son innumerables los que han experimentado sus

Historia General De

direcciones, y misericordias en todo genero ele miserias j y peligros: muestra su común agra, decimiento en celebrar solemnemente su Fiesta uno y o t r o Cabildo en el día de la Expecta. cbn<, áque se obligaron p o r voto perpetuo, è irrevocable ; luego que los Navios se hacen á la vela p a r a Nueva España se comienzaim Novenario de Misas V o t i v a s , en que alterna c o n el Cabildo Ecclesiastico las Cammunidades Religiosas, con asistencia al presente de su Re, gio consulado, que ha* sucedido ala muí No. b b Ciudad en este exercicio devoto y piadoso, en negocio que tanto se intereza la causa común , y la subsistencia de estas Islas ; tenia esvta Señora en el sitio de su Aparición ó manifestación una Iglesia de sumptuosa fabrica, que se maltrato enei t e r r e m o t o de primero de Feb r e r o de mil sietecientos setenta y u n o : no t a n t o , que no pudiesen commodamente repararse sus r u i n a s ; pero hubo suficiente motivo á diruir hasta los cimientos una o b r a , quepoi su immediacion ; y p o r su fortaleza perjudicaba i l a . p l a z a , .y -facilitaba i Jos E n e m | ^
>

sus

Wdiplnas Seg* Tan» Cap, W.

417

sus as<edios , como se experimentó el ano de sesenta y dos en el sitio délos Yngleses, que pusieron su plaza d e armas en este T e m p l o , asegurando sus adelantamientos, yá proveches este fuerte edificio: Trasladóse la Santa Imagen á la Iglesia Cathedral donde echa colocado e n su Sagrario-, que en su desencia , y asistencia prodigiosa es su maior a d o r n o , , 14 Pacificaba, aseguraba y estendia nuestro G o v e r n a d o r sus conquistas j no solo logró la obediencia de las Provincias próximas, dilató tan i m p o r t a n t e sugeceion alas de Pangnsinan, y Ylocoss no se leen en estas exped e iones e n t r e Españoles, ni sublebaciones, ni guerras Civiles, como con escándalo se Ieé n j e n las de el P e r ú , Q u i t o , C h i l e , Charcasy o t r a s , no se publica vsasen crueles extorciones en los I n d i o s ; conformóse nuestro C o v e r . nador q u i n t o pudo con las Instrucciones rea. les, y piadosas, que se escusaban quanto fue. se posible el reducirlo por armas; solo las ensangrentaba qunndo la obstinación, y resistencia obligaban su desempeño
á

Cgg

Er.

4*8

Bistoria

General

De

i5 Era , y aun se conserva en parte común la persuasión en todos los Naturales de estas Islas , qu~ en los naufragios hacían p r o p r i o s los d e s p o j o s , hiv-ian quebr adose embarcaciones en las c a s t a s de Mindoro de l o s . co.nerciantes Chinos j quando pasó al;i el Governador , halló posecionada la codicia de los Isleños de quanto se lia vi a podido ex* t r a e r de las aguas , esta tan desapiadada eos. tu.nbre obligó , áque les auxiliase en recobrar t o d o lo que el derecho natural hacia suyo? procuróles embarcación p a r a que con sus bienes libertados bolviesen á sus tierras; e s t a generosa acción ocupó mucho la admiración de los C h i n o s ; propúsolos el Governa. d o r sus magnificas ideas, y les ofreció en su conquista de Manila Puerco franco á su comercio en grande utilidad d e u n o s , y otros! una nación tan hábil en la negociación conoció presto , que la commutacion por 1 c noble de nuestro g e n e r o en la plata de L e y , les era muy i n t e r e s a n t e ; y al Mayo siguiente de setenta y d o s Vinieron Sarcos
:

fhilipinas Seg Tan» Cap IV.
t

4*5?

de China cargados a dar principio al comercio : despacharon á su satísiacion sus empaq u e s , y se bolvieron ricos á China por A gosto escrivió el Governador :il Virrey de Qcbiu-éan-cím , y le embió singulares r e g a . l o s , y presentes : despachó en este mes un Navio par-a Nueva E s p a ñ a , cargado yá de mercaderías de China y y ofreciendo p o r n e diO de este descubierto Comercio grandes , v útiles i n t e r e s e s : en el se embarcó el p a d r e Fr. Diego de H e r r e r a primer Provincial de la Provincia de el Santissimo nombre de Ies u s , á quien sucedió el p a d r e F r . Martin de Rada en el Provincialato . 6 Fué fatal este mes á nuestros ruebos empeños por haver sucedido en él la muerte de el G o v e r n a d o r , y Adelantado t e n Miguel L ó p e z de Legaspi,- después de echo años de un cuydadosisimo govierno fué r e . pentino su accidente m o r t a l ; hr.viale exaspe* r a d o , y exaservado una d e s a z ó n , de las muchas que ocasionan semejantes Oficios 5 con todo nos asegura de un t r a n s i t o feliz su a . Cggi rreg-

420

Historia
y

Genera!'Ve

y justificada vida; návia hecho con, f e s i o f ] genera] cinco días antes en él de la Asumpcion gloriosa de nuestra Reyna , y Señora 5 asistieron dos Religiosos Agusta os á su Cavezera en su a g o n í a : no dio lugar lo atropellado del accidente áque se le adminií. trasen Sacramentos Ecclesiasticos sepultóse E L Cadáver en la Iglesia de San A g u s t í n , en que las mas solemnes Exequias fueron las bien sentidas e x p r e s i o n e s , y communes lagrimas: la perdida era muy grande 5 naturalmente, y sin afectación en su reconocimiento muy sensible : su prudencia , y conducta hicieron la Conquista menos c o s t o s a , mas llevado de el mérito de p r u d e n t e , y pacifico, que de C o n q u i s t a d o r - g u e r r e r o : es este un principio muy o d i o s o , y su justificada authoridad hizo tolerable perpetuamente el yugo ; haviale imp u e s t o la íiierza ; pero la suavidad le quita lo repugnante ; p a r a esto necesitaba de grandes virtudes , no disimuladas , como otros H é r o e s , sino és muy p r o p r i a s , y en su natural C o n s t i t u c i ó n , y esencia ¿ pues no ha regla Ja

WhVlpmas

Cap, IV».

421,

vía que ocultar defectos 5 si despojaba á los Pueblos, de su l i b e r t a d , se la restituya mas perfecta, exerciendo en ellos un Imperio muy amable, que hacia olvidar las precisas violencias , de que se valió para adquirirle ; pretendiendo ser mas dueño de sus C o r a z o n e s 5 que de'sus C u e r p o s ? sin que ninguno discurriese e r a con la nueva dominación esclavo ; disipaba e n t r e los suyos las disensiones, y parcialidades, y estendia mas su poder sobre ellos , apartando t u r b u l e n t o s ; evitando un govierno tumultuoso , establecía un sosegado dominio : solicitó siempre, de el bien c o m ú n , en su utilidad convertía toda la Constituci" 011 de el nuevo e s t a d o : C r e o puede decirse, que baxo su primsr Governador fué mas fel i z , y glorioso , que en los tiempos de sus mejores succesores j pues aunque experimento algunas contradicionc's poco respetuosas, supo diestrisimamente e n si apagarlas : suelen los grandes C o r a z o n e s conejescender con dignidad; y sus submisiones por menos interesadas en la authoridad, son mucho mas utiles y p e r f e c t a s .
?

CA-

Historia

General f)e

CAPITVLO V .

Sncctde Labes 41 es en el Gobierno Venida de Limfo bon famoso i orsano CHUSO •

• ^ O n s t ^ n d o A u t é n t i c a m e n t e déla : V . m u e r t e de el Governador Legas, pi , se abrieron pliegos cerrados de la Audi, encía Real de México ; en ellos se hallo elsuccesivo govierno en caso de diíericncia de el principal deber e n t r a r Cuido de Labazarii) ó L a b e z a r e s , T h e s o r e r o de Real Hazierdaj havia muerto el Maestre de Campo Matho de el S a u z , que tenia el primer lugar, y en é l , que era el s e g u n d o , e n t r ó C u i d o : promovió los buenos e f e c t o s , y disposiciones de el antecedente govierno , sino" cen igual con muy sirr.il m a n e j o , y prudencia 5 declárese em u l o , y parcial de el sistema de su Deccscr, p o r quien siempre mostró ej mayor resperohonrras sinceras á una memoria tan esrimab l e ; sostuvo sobre este plan los belíes ditf
r

i

tPhiBfmists SegfartlCap. V* W\ is nuestra nueva república, y escendirj en su jurisdicion sus m a r g e n e s : e r a V i z c a í n o , de edad a n c i a n a , de g r a n p e n e t r a c i ó n , y c o n o cimiento adquirido experimentalmente > lúe uno de los compañeros de Rui L ó p e z de Villalobos ; en el principio de su govierno despacho al Masstre de Campo Martin de G o y t i con t r o p a , que acabó de pacificar las dos Provincias de Pangas.inan, y y locos j poca fué la resistencia , la utilidad bastante en el t r i b u t o de O r o , que recogió para la Real Hazienda : por [ulio de setenta y t r e s : salió Phelipe d e Salcedo á la Conquista de la Provincia de C a m a r i n e s : ( su hermano luán de Salcedo y á h a via fundado la Villa de Fernandina en Ylocos aseguradola con F o r t a l e z a , Casa R e a l , y propria ) no le faltaron oposiciones en cinco meses de fatigas, siempre con las armas en la mano fué feliz el éxito ; fundó en las immediaciones de el Rio Vicol la Villa JUmada Libón , aquíen confirmó con ¡a advocación de Santiago el mayor P a t r ó n de España ; dexo guarnición, y Justicia mayor en ella, y el $ e
9

boN

42-4

r

ffist%rU

General f)é

,

bolvid á M a n i l a ; todas estas Conquistas, y pacificaciones distribuyó en Encomiendas ¿y en. t r e otras­ se hizo asi mismo la merced de al­ gunos buenos Pueblos de la Pampanga , que confirmo después su Msgestad j y le concedió T i t u l o , y bastón de M a e s t r e de C a m p o : Vi­ sitó personalmente á P a n a y , Z e b ú , B antayan, instaban las quexas de los n a t u r a l e s , y des­ hizo algunos a g r a v i o s . a El genio pusilánime , y pacifico de los Chinos Ы dado poco lugar en las Historias á hacerlas amenas en hechos de armas 5 esto > y sus damesticás díscensiones han sido c;usa, se hayan apoderado de su Imperio dos veces los T á r t a r o s * , quando algún China poderoso de algún marcial espíritu hace a r m a s , hecha es* c u a d r a i la mar , y á m e d o de P i r a t a , ó Cci. sario infesta las c o s t a s , рэпе en Consterna­ ción todas las trece grandes Provincias de la China.:­ Comerciaban los años de NountotS en este Imperio los Portugueses , eran sus pu­ ertos las Ciudades de fyant te.hov de la Pro­
vincia de ^uangtQung, y dcNhigco ázTcbe-lil-

Wifmas % fort. Cap V. « i g , fetta que e n ' t i e m p o de »%jiii$i$£

4*5 un C o ­

sario llamado 7 thangstiQo , CLC iriesiaba l«s mares de C a n t ó n , se apcdeic de' to£c£©, y puso sitio á la C a p i t i de ía í­rovinciaf C o n ­ vocaron en su ausilio á los H r t u p u c s t s los Ma darines brevemente obligaren al C c r s a n o álevantar el sitio ; siguiéronle á Mrcao en d e n , , de con gran destrozo de los snyes perdió la Ciudad, y la vida ¿ informó el 1 songtov al E m ­ perador , que agradecido al favor tinguíar de los Portugueses en prieto tár grave ; les c o n ­ cedió establecimiento perpetuo con h* r e r e s d e Ciudad del imperio la penirsula Macao : en el primer ano de T<№ L\j-tnmuttao el grande imperio de China 5 consumíase en guerras civiles ; fe­ripa* son partido formidable ics p i r a t a s , p r e t e r d e » sitiar i Macao para hacerle pía 5 a de afir as d e s ú s arrogantes p r o y e c t e s ; salen Ics I e r r a , gueses á desbaratar sus ímpetus; vinieron a l a s manes'? mas de mil y quinientos m u e r t e s , y muchos mas prisioneros fueren Victorioso t r i . ümphe de su superior valer 5 diese p a r t e al
s

Emperador por el Twgtov

y Fouyyen de tan in

H hb

sig­

^z6

Mhtoria

General

De

aigne Victoria, y su Magestad les correspoui dio agradecido con vn decreto , que les coi. maba de elogios por sus honnosos servicios i China , í Resto de estos sediciosos Ladrones fué Lm-ihan, sobervio por tener á su Comando una poderosa Armada, como yá no podía vivir quieto en su tierra, en que por sus atrocidades estaba proscrispto, solicitó un lugar donde pa. diese mantener su independiencia j y teniendo noticia» quelasPhilipinas eran Islas pobladas, ricas y fértiles, que pocos Escrangeroshaviansido suficientes 4 sujetarlas, le parecióle seria m y u íacil su conquista ;• previno una Armada de Se. tenta grandes embarcaciones con mas de dos mil hombres de Milicias, era General de las ar. mas un Japón brioso , llamado Sioco > con es. ta dispocision se puso en la boca de Mariveles, despachó por delante el Pirata al Japón con seiscientos hombres j desembarcó este en la Playa immediata, entra por donde és ahora la Puerta Real, pega fuego á las Casas de fácil cosv twsfjon, y pasando acuchillo á quantos éncontra-

fhitipmas/Seg.

part, CapW•

427

traba su ardimiento s mui descuidado de semejante acometimiento estaba en su Casa el Maestre de Campo Martin de Goyti> su cmferme^ dad no le havia permitido como á o t r o s p r o m e ta fuga, y pagó con la Vida sus inadverten. cias ; toda yá ardiendo én l l a m a s , y la c o n fusión de los que se retiraban precipitadamente al Fuerte, pusieron nuestr as cosas en grande apric. t o : El Covernador én invasión tan repentina^ por que aunque se havia hecho sospechosa tan gruesa A r m a d a , se havian sosegado los r e c e , los presumiendo seria de Comerciantes B o r n e , yes , e s t u b o muy sobre s i , a vindicar él descuid o con oportunas disposiciones ; embió por delante alguna T r o p a , él con el resto salió á apoyar la expedición; hizo esta t r o p a aunque poca un ataque formidable al enemigo , le obligó i retirarse a' sus embarcaciones con perdi. da de mucha gente > bolvio á embestir con todo su poder el C o r s a r i o Lmahon , día tres de D u ziembre; hivianse aumentado nuestras fuerzas con el refresco de Juan de Salcedo , que de Yloeos havia llegado la noche antes ; vio pasar
9

[H h h 2

aque

4181

Mis torta General fie

aquella numerosa Esquadra por la costa,'y considerando | , q u e su rumbo para Manila, se* ría pira Iuccr en ella alguna sorpresa > le inspiró Dios lo cornvenienre, que era su socorro; asi inmediatamente con su gente se puso ea M a r c h a , y llegó en jan. buen tiempo * que con, forró nuestra desalentada tropa,: reciyióse con valerosa constancia al Enernigo que te* p i d o sus ataques al Fuerte i.y i vacilaba por ja mucha perdida i pasan de la defensiva i la o. fensiva los nuestros q u e execuratón con ti f u e r z a , que fueron innumerahl;& los muer, t o s , y heridos que dexaron en tierra } siendo p o c o s j o s que tubierori la fortuna de retirar^ á sus embarcaciones. 4 Eué glorioso el triumphó,especial úñente el p r i m r o , p o r hayersido inopinado; atribuyese todo í la Divina Providencia, q« £$ quien rmneja los succesos e n las Batallas i jnos haee piadosamente coacebiFy estaba r# favorable á Ja reducción de estos Naturales, q u e si bu vieran sido e n aquel acometimiento ymáéo los Españoles ¿se perdía la suma de eítes e

fhilifmas $eg* Parte Cap* V*

4%$

tt negocio : tubose p o r prodigiosa la pf otee eion de el Aposto! San A n d r é s , en cuyo día se logró la libertad de aquel feto orgullo^ votóse por P a t r ó n , y para que se conserva* se la memoria de beneficios tan insignes, s e determinó solemnizarle anualmente, con asisw tencia de lo mas de el Vecindario i en su vi&-> pera uno de los Regidores toma d e las Casas de el Cavildo el Real Pendón > patrocinadode nn Señor T o g a d o , y acompañado de el Vecindario * i Caballo todos van a l a Cathe-' d r a l , donda se canean las Vísperas ; és regó* Jar asista el G o b e r n a d o r c o n él acompaña.* miento distintivo de su Oficio: buelben desj pues con el mismo orden á las dichas casas?¿ donde se sirve un exquisito refresco; conti¿ nua la diversión p o r el maior espacio• efe-4al noche en Música , Bay Je $, y D anz a s ; al d*a siguiente á la h o r a regular con la misma dis . posiciónbuelvenala Iglesia, donde se solé-nrdu z a la Fiesta con Misa , y S e r m ó n q u e comun^ mente se encarga á u n o de los Oradores afa;.. mados , que delicada,¿ y devotamente diseu., rre:

á.$Q

Historia General Ve

resobre este asumpto; buelven íCasa de él Regidor aquien tocó en turno sacar el Real Estandarte, donde continua el regocijo en los combidados en Banquete explendido, Música, y Bayles : repitiese esta anual función c5 grandeza j es de veér lo rico de los aderezo» de los Cayallos, y galas sobresalientes, y costosas de los Vecinos, que pueden competir con las Ciudades mas populosas sus lucimientos» % Tan descalabrado, y disminuido eti fuerzas se retiró Limahon en algunas de sus Embarcaciones de tan funesta empresa: faL tole en ella su confidente $wco .y lo mas principal de Cabos, y Oriciales de su milicia? retiróse á pangasinan, y solicita alli alivio de su desgracia: engañoá los Naturales, con que bavia destruido á los Españoles en Manila; hi: zóse proclamar Señor, y le prestaron obediencia: determinó hacer alli su residencia fixa , levantó una fortaleza de Fagina,y broza , hicieron Casas para él , y los suyos; al principio los trataba con benignidad; pero asegurado yá de su condición exercia la tiranía*
}

ha.

fhilipinas Seg, fdrt% Cap V*
é

41*

huvo noticia en Manila de este establecimien. to; el Governador embió al valiente luán de Salcedo, áque acabase de distruir á este molesto Enemigo ¿ dióle el basten de Maestre de Campo General que desempeñó el cargo con valor, y conducta s llega á Pangasinan pone contra el fuerte sus baterías, las Embarcaciones cerraron la boca del Rio de Lingayen, para que no se les escapase el tirano i batióse el fuerte, y Limaban conociendo la divilidad de su resistencia, cjue su fortaleza seria presto entrada a sangre > y fue g o , que nunca alcanzaría quartel como prin„ cipal revelado, determina hacer un Canal, por donde pudiese salir con algunas Embarcaciones: con esta astucia y nuestra culpa, ble negligencia, se escapó este perjudicial Enemigo; es verdad que tan escarmentado, que no bolvió i intentar nuebas Conquistas: muchos de los suyos quedaron abandonados > muchos se acogieron á lo arduo de los rnontesj de estos desperdicios son los Igorrores, que pueblan los montes de ¡\ingay en que be«
3

4Í*

Histeria General í)e

benefician Minas de O r o , y e s á los naturales iaimediatos, y a los Alcaldes vtilisimo *. ea e s t a s inquietudes bolvieron Raja Solimán, y Lacandola á sus rebelones i n c fueron de co. sequencia pues se atajó presto el daño con l a authoridadj y estimación en que teman í los Religiosos Augutinos especialmente alPa. d r e Fray Gerónimo Marin , sugeto digno de yeneracion por su gran virtud y en lo que no alcanzaba la peisuacion entraba el valor de el Maestre d e Campo luán de Salcedoj tuvieron tambiea sus revelicnes los de Min. d o r o , fueron c o n t r a sus Padres Ministros
y

Tendieron d e s , y los tratamientos no lucro»

muí decentes j p e r o todos se sosegó com des tacamente de Soldados , y los Religiosos c o n t i n u a r e n preihtamente en su-v minísteries, « C o n el p r u d e n t e y aceitado govierno de el Señor Labezares se reparó la Ciudad en sus Itttimosas ruinas, y comensaron á respir a r sus agonizantes ánimos: quieta Ja tOrire". t a , sucedió una g r a n s e r e n i d a d ; esta pro* movía los progresos d e la R e l i g i c s , eran para*
in v

Thl'ipims $e¿. Tañe Cap. V.
tá tantas
3

^455

almas' párvulas esc a o el ^nu. mero de Ministros apenas en sus c o r r e rlas , y excurciones podían anunciar el Evangelío de paso ; con todo en las P r o vincias m a s , p o b l a d a s hicieron establecimL entos fixos * no contenidos en estos d i l a t a , dos payses?, ;¿us vespirituaies fogosidades i trataron con e l . G o y e r n a d o r ea el t r a n s í ^ j á la gran China 3 donde podían asegurarse ''&noJK '"' y-:-';íÍtros -' intereses :' facilita, bles la pretensión un oeniqso C h i n o q u e se conoció d e corespóndiencía fiel > c o n . vino el Governador' en ello >/*'y ..drd sus c o misiones: al Padre Fray Martirícele R a d a , y á su compañero £ r a y GerphiniO* M a rin con C a r t a s > y regalos párá. el V i rrey de Wchm ^ s a l i e r o n c o n th'/cficho Chino que ha Vi a Venido en sigüimterjpó d e L\ vi4on,y í solisitar se hicieseiw *armas c o n tra el , fueron r e d vidas nuestros Em. baxadorcs con Magestad , regalados , y asistidos á c o s t a / d e el, V ir-rey , que los trató con la maior distinción s con? t 0 , ; : ! 4 y m a 1

lii

vinic

:

4 $4

Historia

General

De

vinieron en el Comercio 5 pero mitieron quedase alU alguno los dos Religiosos
;

*"

i k ü i c E Í>E L O S C A P l T V L O S , Y COSAS MEJ rrjprablcs q u e s e c o n t i e n e n ; en este>J Primer T o m o

miABlSTOtM

GENBfylL

$E FILIPINAS

CAPITVLO I-

*{3 Ereehos «Je nuest r o s Monareftas al imperio de estas Islas, . . - .(F<g. i- - - Num. í . Satisfácese á Auchores e s r r a n b * , que t i e tiene tal! dominio p o r intruso , y invasión injusta. - * - ~ - ^ . - T ^ . _ ?$um. J* D i o s como Señor absoluto d i , y q u i t a los Reynos con dominio despótico con eí que trasladó' estos territorios á les Reynos de Es.* ^ a n a - *~ ^ v - i . w Pa?, 5Nf/«r„ 4N o solo el ser los primeros en el dísctibru miento íes dá derecho suficiente i pero t a m bién et dé la guerra sugetando con las armas & Barbaros , que apenas merecían el nombre de hombres c i v i l i t a n d o l o s p a r a introducir la í Rey 5

Religion catholica ' —* *P4g 9Redúcense á d o s clases Jes Colonos d e a tas Islas que hallaron en ellas ios Españoles en, la primera se reconocen los de extrema bar, bùridad, en la segunda los de .algún ^cvi. e r n o y sociabilidad pero sugetos í la tiranía . _ _ — —. íP^g. —. • 7. No crin estos Naturales taß Baibaros c o m o los de Jas A merk as ¿ pero ha vi a vicios m o s t r u o s o s contra la Ley n a t u r a l , y una Religion muy aparente que declinaba al A. theisiBO — — —, tpag. a- _ "Mam l T e n í a n vanas observancias, y supera ticiosas, en que creían mas que Ídolos por a b u s o — <Pag 1 ¿ — Htm. Cultos , y sacrificios i sus antepasa, d o s — —, « —, [0, N o tenían Templos públicos , y perrnf nentes ; para sus fiestas de Religion ios hacían t r a n s i t o r i o s . _ _ _ (prtjj. i5JY«WÍ. H Su idea confiesa de la immortalidad A el Alma soñados Paraysos y Jugares à tormentos « — _ -« _ (p,^, 1 8 . — N * « - ) Aun conservan muchas de sus supersÁ
i

w

}

l

" '

cío-

d o n e s antiguas.

Ifaí*

, Temen ai: Tfgbaían; e s t e é'sespecie efe Duende, q u e regularmente asiste en espesura de los montes , y aparece en varias figuras: en Bisayas llaman Vhata, de q u e quentan l o s Indios cosas prodigiosas j p e r a merecen pOcC* crédito, —• —• —.P'tg' N«-w- i ? Precedía i una Epidemia una v o z en ef ayrey y se p r o p o n e causa n a t u r a l q u e puede ¿ g r a d a r l o d e prodigio - ~ Pag* ¿í- - t^um- ¡6Yerbas a m a t o r i a s , su eficacia é's su paut a , y se con prueba expe rimen talmente:; e l mismo juicio se forma de los A m u l e t o s , y T a lismanes,, que soib tienen\ Opinión en la n i . máa credulidad''• e n e s t o s , . q u e nunca dejan el gen» pueril—r - r ip g, Nnm~* 17Se hacían r e s p e t a r muchos p o r Ma¿ g p s y hechizeros, ficciones d e los mas sagaces* — r ~ —• —• —• —.-'(Pííg;' 27. - N«w i& B t r a o r dinarios éfec t o s d e ajgu¡nos Veneno s , $ cSbsnprodigiosa actividad. Tag^J^um* 18 y i p . . Excesos contra- X» Ley n a t u r a l : no havia mttsr. Cev'v q u e la traxficfore: e n cansas» crimi* nales irracieínaf; — (Pig;20 3- 2 Es2 I 1
a

Es sin dificujcad > que £us enormes vicios dieron justas causas p a i a sugetaijos con la guerra^ — —. — — '—• <Pag . Í O . » 2/. Hay H ^ r e g e s , y n o pocos cathoíicos, que escriven con atrevimiento de nuestras conquistas : epnfujtanse con d o c t r i n a de el gran Padre $ a n Augustin­ — Pag. 32. « Hum^n? Eos Esrrangeros se estíenden aun a lo in­ verosímil,, e n referir atrocidades de.los Espa­ üales critica sobre la H i s t o r i a de el lllustrjssi­ mo Señor Casas ­ ~ 1?rfg. ¿4­ ­ t$vw> Explicase c o n individualidad el acometí­ «liento d e A l v a r a d o i la commocípn de los JNpblesde México., — fa¿ ¿ 6 , ~ №um* H* Ho huvp en la. Conquista d e .estas Islas los desordenes , que se experí¿neniaron en otras? ¡o caso mas eautPS fo$ £sparíoles ® por que to­ íos misinos m o t i v o s , f&g. . ?fywi, 2 5 . p r q c u r a n las Plumas estra.ñas denigrar muestra gloria, llenan libros en culpar ÍP q e r r a r o n algunps para deslucir lo que ¡tan cos­ tosamente acertaron o t r o s : critica sobre la Historia de las Religiones de el mundo de el .Señor ioyer • ~ . • + fe?- ¿fi.~ Tfm • »5*
x 9 M u c

Cpocesi on de Alex andrò Vi* siguiendo repetidos exemplos d; sus Deeesores á nuesw tros Catholicos R e y e s , por mas cooperantes á los solícitos deseos de la siila A p o s tolica* — — ~— — 41 • — Num • 26* £ s luicio erroneo , y perjudicial, que ninguno puede sèr obligado i la Iusticia se prueba» — — — - (P*jg . 42 • — Nuni- 27; ;No -han sido t a n t a s las vejaciones en nuestras conquistas ? quantas representa la Historia de Ghiapa —1 $og. 41. - "Kurn* ja 8 « > SProy angas de los Reyes Catholicos^ p r a el buen tratamiento de los Indios como Va-» sellos l i b r e s . , —. *~ *• -~ Ihii*
? a

C A P I T V L Q JI.
D e s c u b r e la M a r de e l Sur B l a ^ o f í u « nez d e Balboa 1 y el desgraciado fin d e s ú | heroicos trabajos *- &tg . 51..— « 1. paralelos de Magallanes con C)olon i y de el Adelantado Legaspi con C o r t e s - — — - i'bid. Discípulo de Colon B a l b o a , su P a t r i a » ^cscubrinjientQs en el Jsrjmo d g panamá > pífcg

s a a citchiflo una Población', en que sin m\m se exercia la Sodomía­ » PÍJ • 5¿, ­ N/mr, 2. Vencidos riesgos descubre de un Cerra aleo el mar de él Sur 5 baja á la playa no son peligros enera en el p i é l a g o , y toma pose cion en. nombre de su. Rey C A R L O S V­ tue le premió con el; T i t u l o d e Adelantado de el mar descubierto. — — — — — _ Ibid, Emulaciones, de P e d r o Arias hizoíe pren­ d e r dos. vezesj, y fórmasele causa de trai­ ción­ — — —' —. — — — fiutfr f H e c h o el: Proceso se diói la scntéucía­ de cortarle la: C a v e z a por traidor la que se eje­ c u t é en publico cadaliaiso.. <B g¿ 55L Kune. 5*
y : r

CAPITULO.

III„

Freteneiones; de; Magallanes e n el; descii* jMmjento de la Mar dbi Sur­ № Nsf­r* • MUgaUane* disgustadbdel Rey die Portuga! sedesnatUíráliza > y pasando á nuestra Corre p r o p o n e rumbos á l0sMalucas> distintos de los­ •FcVrcugaeses p o r comunicación d e el Mtf ék el N b e t e ^ COK* d¡ d e é l Stfr,.. que: ofrece des-- -

descubrir- «

~

— - , -,'

~

Mil,

Tiene á su favor la áfkcion de CARLOS Vi ès reconocida su ingenuidad por el caso de un Naufragio- — — . <p g> 6i- Hum . 2Oposiaoncs á la propuesta de Magallanes por parte de el Embaxador de Portugal, y otrosi y constancia prudentissiraa de CARLOS V- ~ <p*g, 62 — N « 1 » • 3« Capitulaciones sobre este descubrimiciu to hechas en Zaragoza celebradas sotemóe.
a

x

mente . — — — •

(psig. 6¡\ .— N w » • 4*

Celebrada la contrata, se dieron los Rea* les despachos v apacigúame algunas dificultades ocurrentes-— — • —, —. • lh¡d*2$um'& Sucitase diferencia entre Magallanes, y Talero, Ja que apaciguó su Magestad prudentemente con otras diferentes fag- 66. K I W I * 6» CAPITVLO IV. Partícula res succesos de el vîage de Malailanes en el descubrimiento de el estrecho de su nombre . _ _ Pag * 6% . . Kum> r. Sale la Jisquadra compuesta, de cinco Ba-

j c l é s ; distribución de oficies á los que se embarcarón voluntarios . ' J b i d * ~Num - i. Oposiciones de P o r t u g a l , satisfacciones de nuestra C o r t e : conveniencia de que qtíe¿ dase en t i e r r a T a l e r o y q u e p r c t e n d i a formar su paritido r calmar en la linea á que suéced e n vientos fuertes s y contrarios, que ios pusieron en peligros ¡ C a s t o r y Polluz consuelo de Marineros* *¿ !P¿£ 6p>. Mum- & A r r i b a n a l a C o s t a de el Brasil, entra» en Rió I a n e y r o , e n donde les socorrerv. tos naturales c o n víveres ; e r r o r advertido eo ' la Oüs^vaeioa de los A s t r o s de aquí costearon l a t i e r r a á 16 largo.-— — <Pag. juNum % Reconocen el Cavo de Santa Maii*>-ct Rio>de la Plata* sienten áiueholos fríos, experimentan.-tormén tos: provehense de Lobcs-Marinos y de Patos en abundancia Pag. 72; H- 4' Peligro de, la Capitana en, la Babia de «Jaai M a t h i a s , pasan á la de los peligros, d/efta asi, p o r los. muchos,, q u e e n ella experiirencaroa: d a n f o n d o en la ensenada, de San Iulian., llamada p o r equivocación Rio de este nombre4c .Magaianeí^ JL. F.tg. 7 4 . ^ ^ Uum • ?• ^ Co^

Contradicciones de la gente en subsistir allí, p r e t e n d e n , sebuelva á España contentos con lo descubiertos sosiega Magallanes estos intentos> prometiéndolos mas riquezas en las Islas de la especería, Tág- jó- Kum- 6» Castiga Magallanes algunas murmurado., n e s , que tligeneran en tumultos > averigúalos Magallanes con sagacidad > y mata ál prin^ eipal de los amotinados- íPig. 7 7 - * K»w« 7. — Sosiega con Us armas Magallanes la subleva* cion, y con particulares castigos. (Pag- 79-N. 8, Manda Magillanes desquartizar á M e n d o z a ; perdona i la multitud ; por no hacerse o dioso con el castigo de muchos- fag- 80. Num. Sigue descubriendo la Costa [uan Serrano marca el rio de Santa C r u z , y le da* este nombre : coge su gente un Lobo m a r i n o , que pesó.Diez y nueve arrobas en c a n a l ; siguiendo la costa con un temporal naufraga, piérdese la N a v e , aunque ñ o l a gente- fP^.8í. Nnm> 10. Los frios eran t a l e s , que á tres hombres se les pasmaron ios b r a z o s : Vienen á Ja C a * * pitaña seis Indios de grande e s t a t u r a , y regalados convocaron á o t r o s : bautizan í u2 no-

no deleitas , que no volbió mas al Navio: su proceridad dio motivo & Ja fábula de los Gi. gantes de este estrecho. — fag. jjx- Num* iu l CAPITVLO V.

Descúbrese el estrecho con riesgos, y .peligros y se hace de el una breve desciipciont continua el-víage hasta Z e b ú . . . fag. Bt.wtmtU *• pasado el rigor de el I n v i e r n o , observan» d o estar en quarenta,y nueve g r a d e s ) diez) ocho minutos dexando en tierra á Cartagena y á un Clérigo F r a n c é s , sale la armada, ciá ion. do e n Santa C r u z , y de alli pasa al cab® de las Virginesj de donde despacha dos Navios al reconocimiento de una profunda • ensenada j lo que les persuadió era el estrecho preten. d i d o * - . . ¡bid> > . „ N«>/*- ií M o n t a d o el cabo de San Severino, ya en cinquenta y d o s , ó cinquenta y tres grados de altura j viendo que el canal corria de Oriente á p o n i e n t e , hicieron juicio era lo que se solicitaba con tanta ansia: despacha el Cene, ral la N a v e San Antonio que salió a la *

.el Sur. ~-* <pag %6%unt. 2 Estra nueva hizo formar consejo , en que se resolví© estar seguro el viage á las Malucas, y continuarle > n o sin contradicción de que era mejor bolver á España á r e í b r . zar eí Armamento . — — ib id. A t o * h Notanse en t i e r r a muchas h o g u e r a s , y la impusieron el nombre de t i e r r a d e Fuego r d o s fortalezas construidas en l o m a s angosto de el canal por orden d e P H E U P E I b d e q u e solo hay memoria» — — — Ibid* Descripción de el Canaf, en cuyo descubrimiento tardó m a s de lo que se esperaba ; la N a o San Antonio y pasó adelante el Nao- — — — — . (pag. 89 Num* 4 La N a o 9m Antonio perdida por v a r i o s c a n a l e s , volvió al mismo Sitie í no hallando allí la A r m a d a , p r e s o s , y heridos algunos to_ marón ei rumbo de Guinea para r e t i r a r se a Castilla— (Piíg* pi. A'ftw» 5 " C o n tires Barcos navegaba Magallanes el Mar pacífico como dos mil leguas ,'' sin hallar mas t i e r r a , que las desventuradas la* ! $ 7 3P faltos de víveres, y agua consienten
a :

mar

z z

e n

en morir de sed, y hambre . » Pag?'pi Numi é Descubren dos Islas fértiles y pobladas, cuyos habitantes socoren la armada con vi, veres ; su habilidad para el robo , que obli, gó á hacer fuego sobre ellos - — — ¡húP a r t e la E s q u a d r a , y después de trescientas leguas reconocen á Mindanao ; rcpa. ra en Limasava, en donde e's recibida de sus naturales c o n demostraciones'muí cariñosas: jionrra á su Capitan c o n el titulo de Princi, pellín Real despacho > reservado á todos de tributo , el que rasgo un C o b r a d o r , con lo que perdieron el privilegio. _ íPzg. p5 N/HM#7 Adquiere Magallanes noticia de el rio de Butuan , vi aquella t i e r r a , hace tratados con su^ Regulo de p a z , y comercio libre5 reci. ben bastimentos-y haciendo una entramada se celebro el Santo Sacrificio , q u e fué la' primera Misa en estas Islas : se elevò una-Saot a - X r u z con asistencia, y edificación délos naturales, — ~ ~ <pa£. 5 ~Num*% Separadas las Naves de aqui navegan -a Z e b ú , cuyos naturales las reciben con curio* s i d a d , y n o sin t e m o r ; depuesto estese
9

tifcícrbr* -solemnes* alianzas con" estrañas Ce* reraonias. ~ ~- — — tP^g- 9.7 — N«w. 9 Hace salva la Artillería de las Naves c o n susto de los Indios ; provcenla de a-bun. dantes víveres; Misa en t i e r r a , cuia solem* rñdad commovió á los principes a ser Christíanós ; después de cathequismo breve se les administra el B a u t i s m o , cuyo exemplo siguie, ron los dependientes. ^ — (P<g. 9s> Nw<¡ GAPITVLO.VI Muerte de Magallanes en M a c t a n , y per* fidia délos Indios de Zebú: salen de a* qüi en derrianda de las Malucas, y pasa p o r B o r n e y , - _ — — „ .ip^gr. IOL N«w. í - C o n rendimiento Juran los de Zebú obedi, encía , y vasállage: tiene noticia Magallanes de Borney j y determina el viagc : quiere castigar á los de Mactan COJI quienes el de Zebú tenia guerras .. hizolo una , y o t r a vez con Ventaja. ~ _ ~ _ f g. u
4 m p

7

' - Repite tercera ve'z el c o m b a t e , pero hendo y¿ y con solos seis compañeros rindie

d?ó Iá Vida ai furor de los enemigar Uil Eligen por General á Duarte Carnosa¿ ©ombite de el Rey de Zeta , y lo que sobre el dixo Juan serrano: matan sobre segurólos Zcbuanos á veinte y seis españoles de cuy» iavor se salvó Serrano por entonces* Nam. 1 Oyencb el ruido tos de ios Navios se ar. man á su defenza s Serrano propone á los compañeros rescate que no admiten» sacrificándole por no exponerse todos: prodigio con la Santa Cruz» Tag. 1 0 7 . *- ~~ frhm • i. Retiradas las Naves de Zebis queman la Concepción por falta de gente 1 eligen por general á luán Carbalfo í pasan por p u t a , en que se proveyeron de refrescos ; informa, los un Moro de Ja Isla de Borney: dan fon. ^o en el Rio átres leguas de la Ciudad, y fueron recibidos con las maíores demostra. ciones , y regalos ? que recompensaron con generosidad» - . ~ _ <p¿£, iop> 4 « |¿>V A instancia de eí Rey vi Espinosa edrí un companero i la Corte, su recibimiento extraordinario i modo con que el Secretario habla al Rey* y le informa sobre los. Estrangeros j que
r

que los regala. ^g. m 5. Van cinco a l a Ciudad ¿ c o m p r a r c e r a , que sirviese de B e t ú n , y no les permiten voL ver á las Naves 5 por lo que los Españoles d e * tuvieron á u a hijo d e ei Rey d e Luzon : a> menasas de el General EspaÁol, y dan líber, tad á dos d e los retenidos 3 sin esperar mas, i los tres salen d e alli , y b a r a la C a p i t a n a mctense en una ensenada á reparar sus quebrantos. *-» — - Í/W, iia> 6¿ Quitan el govierno supremo á Carvallo, y le depositan e n Espinosa: apresan el iunco de el Govcrnador de P u k a n , y le dan libertad generosamente arriban a l a Isla de la T r i nidad i toman en ella refrescos> y u " Practi* eo para las Malucas j quiere este huirse y le detienen j ~ ^ <pag. 114. Kmi. 7. Hedíanse los Prácticos al a g u a ; y s e hu-, yen* por un M o r o de los que tenían p r e . sos supieron la distancia á las Malucas., y este les d i r i g e : e n t r a n en el P u e s t o de Tidore ; se esplica el gozo" en hallar fin ¿ sus a n s i a s . _ — ~ <p ¿. n s . Nm • 8.
a

CA-

CAFITVLO.

VU¿

Bescrípcion de el Archipiélago Maluco ¡ y lo que en el sucedió á los Españoles de núes* tras Naves. — — — • — ~ Tag. n8Ethimologia de el nombre Maluco: su sit u á c i o n : son cinco Islas; la principal Terrenace, su discripcion^ f r u t o s , y c l i m a . - Ibrd-Num* iT i d o r e , su t e m p l e , su terreno , su éircumferencia, gente bilicosá , que la habí* r a¿ e s el clavo su principal frutó: arboles particulares de e l k , economía de los 0landeses en su comercio- ^ - <Pag-120 Num>2<. M u t i e l , despoblada p o r su mal temperam e n t o , Ma quien que abunda en clavo, y en que el Glandes tiene quatro Fuertes á la dispon cion de una Factoría su bojeo., frutos> ,y anirnales : tiene Rey p r o p r í o , aunque depen. diente d e el de T e r r e n a t e • tienen ademas estas Islas canela ordinaria descripción de este ar> bol y de él de el c l a v o , como de el de la Nue<& moscada: mas mucho Ave especial» Y de r a r a s ; propiedades* — Pag- 122. * Isla de C Ü o í o , tiene p r o p r i p Rey *"*
v y ,;

poblaciones. *w — — Fag* 123»-Nutii* 4 Fuera de estas se describen o t r a s qua_ tro sus frutos , y comercio . — — i/'.'í/. Descripción de Siao su bujeo ; sus habitadores fueron convertidos al ChristianismO por San Xavier: á hora son finísimos hereges: R e y no pobre, p e r o f é r t i l . Isla de C a l o n g a , fecunda, y de géneros nobles* • 123'Nww- 5 Reyno de Caüripa p a r t e de M a r r o s , ó de Macazar: en este el Reyno de Bulan , abundante de Salitre 5 tiene minas de fierro . Provincia de Manadas con muchos R e y e s : rica en fierro, y b r o n c e ; andan por lo c o mún desnudos: las mugeres son crueles en la guerra> trofeos de sus victorias . Hái o t r a s muchas Islas estimables por el producto de especies a r o m á t i c a s . — — — Jyid • Vá á nuestros Navios el Rey A l m a n z o r , su vestido : regalanle los Españoles y también á su hijo, y á los de su compañía ; pidenlc licencia para el Comercio j y la concede generosamente informase de nuestra m o n e . d a , p e s o , y ley: diceles sabia antes su benida p o r la ludiciarja, y los abraza ca„ 3 rir.o-

riñosa T i e n t e • ~ — — - (Prfg* t a j - J Y ^ s , bcjuridad ie b s Españoles aun que cautelo, s o s : piden carga de-'clavoÍ sagasidad soW los precios • explican sus Reales al R e y , satis, ficción de e s t e , y Iur amento mutuo de fedcli, dad, y se conciertan ios precios»Tag. iz$ Kum, 7. Dase á conocer 3 ¡os nuestros el Rey d¿ T e r r e n a t e , y presta reconocimiento al Rey de Castilla : también L u z u f R e y d e G i l o l o j fecunda , y prodigiosa sucesión * Cargan en breve5 y con conveniencia las Naves; presente de los Reyes para el Emperador, pl diendo Navios; y g e n t e , y quien les instruya en la Religión Catholica: embarcanse algunos mancebos libremente . — <Pag. 151 Nmn • % Descúbrese agua en la C a p i t a n a , y se descarga p a r a tapar el conducto » reconocen necesitaba maíor c a r e n a , que tardaría tres meses; determinan el viage con la Nao Victoria por la India 5 embarcan cu ella lo mas importante* -* ¿- ¿* í f y . 132- Num> 9> D e t e r m i n a s e , q u e la Capitana siga el rumbo í p a n a m á . • ~ « — —
m -

CA-

- CAPÍWlíO.v.«Hy i a g e s Lice esos de la N a o Victoria ,. su llegada a España , rccibin:icnte y mercedes • — .—^ ^ « g • Í 4 *
1

''T^twi - i«

Toca de paso en algunas I s l a s , y c a r g a de pimienta, y Sandalo blanco : desazón en la Nave con muerte de algunos pasan él e s . trecho de. Sonda, siguen rumbo - medio entre Sur, y poniente suoiendo hasta quarenta y dos grados de altura meridional : tormentas al reconocer eí canal d e - M o z a m b i q u e , y c a bo de buena Esperanza : mueren algunos de los trabajos: arriban á la de Santiago cíe C a b o verde, para habilitarse cíe víveres , piden af Governador N e g r o s para la bomba Ifod* N . fPrende, el Cover nado r a los que saltan e n tierra» eí C a p i t a n C a n o se leva de a l l í , . y llega á San L ú c a s e s Celebre este vi a g e , digno de. e t e r n a , memoria, su C a p i t a n C a n o , , eí primero que dio ¡ bueíta al Mundo ; no fué G e o g r a f o p e r o sin que se le q u i t e su d i s . tin^uido merita T~ ..f— — VarN--2Saltan en tierra los miseros despojos en í a ta-

todos dies y ocho personas de s e s e n t a , que se embarcaron; ­su reconocimiento en partí, cular acción de gracias á D i o s por sus sin* g u a r e s bensncíos. — ~ <Pag. ¡ i 8 ­ №m. i> pasa á Ja C o r t e Sebastian de el Cano c o n algunos compañeros fué recivido de su Magestad con especiales demostraciones, y con particulares mercedes: armas que conce­ de á C a n o ; á Rodas arma Cavallcro: y á to­ dos la gracia, de la veintena de lo que í su Ma­ gesta­3 pertenecía i en la que fueron compre, hendidos los q u e quedaron presos en Cabo v e r d e , los que pidíd N u e s t r o Monarcha,es­ plicando sus justos sentimientos; carga de el Navio V i c t o r i a : recibe su Magestad á los In. dios con agasajo: la sagasidad de u n o , lo que le impedid volber á su t i e r r a , fag La Nao T r i n i d a d sale á su viage; havien» * d o condescendido á la petición de el Rey áe Cüolo . Dejan q u a t r o Castellanos, que for­ men F a c t o r í a , y disponen el rumbo áPana, m a , governindo al N o r t e hasta veinte gra.. d f s : intrepidez de una gente b a r b a r a , y difi­ cultad en hecharlos de el N a v i o * en altura de

quarenta grados tienen un temporal de eim, eo días de que escapan maltratados por di* vina Provincia. — — ~<¡>ag. 141. Ntim*5'. Contagióse ía tripulación ; e x p e r i m e n t a anatómico e n u n Cadáver*, dan sobre una Isla en que hallaron agua > huycnse q u a t r o hombres de la tripulación, de los que solo volbió uno $ — — Tag • 143 Nttw« 6« Arribando á las Malucas se mueren veinte y seis hombres: surgen á q u a t r o leguas de d o r e : tienen noticia de que havia p o r t u g u e ses , y fueron conducidos á T e r r e n a t e ; prisión de quatro de los que quedaron en f ido-, re ; apoderase el Portugués de la carga,.y pap e l e s : pide el Estandarte Real de Castilla» respuesta de el Capitán Espinosa: con-? cédelos pasage i la India r e t e n i e n d o álgu-* neis Oñcialcs. <p g. 144 . 7$nm. 7. Pasan á Banda Isla pequeña y almena, y y de aquí d Malaca: lo florido de el comen* ció de este p u e r t o : son mal recibidos los Españoles pasan á'Cochin, y se detienen dos años, y después de cinco de su salida llegan á Es.' daña mui^ disminuidos — -JP¿g. 14$ « 8; ~ * '""" Lie-'
a

'''fic'aa á'^an l ü c a r eí^íavío'"-5án 'A»ntohK> ojie se separó en el e s t r e c h o : pretenden cubrir su hecho con testimonios falsos j, 'pero descubierta h verdad con la l e g a d a de la N"0 Victoria se hizo la'debida justicia. Pgg. 147
i

' b i s p ü t a n l o s p o r t u g t í e s e s ser d e su demarcación las islas Malucas,* y ser con exclucion prop r k f e l c o n t r a t o de sus especies. 9ag. 149 Num. i» Promueve T a l e r o despacho de otra Esc u a d r a al Comercio de la especeria: reformase la noticia He su desesperación -. informase Tale"ro á\ Rey los sentimentos y ofrecimientos ;dé 'PoirtugalV' obligase i armar Naves i su-cpss» t 0 i ' e f Piloto dé la N a o San Antonia prop o n e Caraino nías fácil ai C a t a y j y se arma iína Carávehr p^rá este descubrimiento: Cs* b o t o adelanta sus pretensiones en nuevos d e s c u b r i m i e n t o s . _ — ~- Ihld • - 'Num'. i*
r

' S i e n t e e f p o r t u g u e s la perdida de eí rico Ccisirrercio, y recurre a negociaciones r prf tertde dilatar despachos suscitando dudas so* bre
:

bre ía demarcación » y fortificar entre tanto las nuevas posesiones:: certür.ca si Portugués el Emperador de su buena intención, y. p r o , pone medios para asegurarse de demarcaeiones , sin detención de las Flotas > respecto al derecho de propriedad • <p_ag., 151. Hum- «
2

Corresponde el portug^e^co^ emboada; representan Cipitulaciones? piden, conferencias inútiles, insistiendo eran de su demarcación; ra. zones contra esta pretensión Pag *H l$um- i* Satisfecho el Emperador en conciencia, de que las Malucas eran de la demarcación de Castilla, y no conformándose los Portugueses , mando su Magestad se siguiese Ja de» manda en Iuizio: varios partidos propuestos por los Castellanos y no admitidos de Jq? Portugueses. « ^ 9ag 157 Num* 4Atentos a l a dilación los Portugueses, piden se lleve por justicia el negocio: nómbrame Iuezes por una y otra parte, nombrando cada una Peritos Cosmógrafos, y tres Letrados!hay recusaciones por los Por. tugueses, y convenidos se registran Globos, car tas y relaciones j dificul tades sobre i»edi«
3
t

f

das, o b s e r v a c i o n e s , p a r a l a j e s . i^'.K'h Puntos que se tratan , el principal de a & jacion de Mecediano ; no se acomodan los Portugueses por c a r t a s , teniéndolas todas

por falsas i sobre que se altercó mucho, por que si pretendían incluir las Malucas Jos Portugueses, perdían el Brasil. 'Pag. i5i. 2i>& Convencidos Ids Portugueses dicen deniu lidad, haciendo otra línea de partición, cometí, eudo distribuciones arbitrarias. Pag. 164. Num.7» Conocen el error los Portugueses, y en* tre tienen el negocio trabajando en deshacer la Iunta: convénceseles, que los Españoles fueron los que primero las aprehendieron: atacados por todas partes insisten en el articulo de posesión; frutando en que esta se de. t e r m i n e _ Ibid- — Naw- 9 Los Comisarias de Portugal dan su sentencia interlocutorra: ios de el Emperador difiniciva. — — ~ ~.*~Num,9i Conócese la intención Portuguesa de re, tener de qualquiera modo 5 y parece > ^ la justicia de el Emperador no sea perjudicada con artes; y se remitid á las Magesto " des

des* ek'negectd;­ <P<*g» 1б8­ 'Кш-§ у Ж IOÍ Resolución, que se pudo haver temado err derecho tám c o n s t a n t e que se p t i e v a c & ció samen te». —­ ~ 170.. ЫитCAíMTVLOo X­

PTevienese­Esquadrxcri^Ia^Co^urTjHy, que debía pasar á las Malucas al cargo­ superior de L o a ­ y s a y succesos ele esteViage, ­ <Pag 172- Num» uDisponente seis Navios с a rgados de. 1 esca­ tes á cargo>de l o a y s a : sus N o m b r e s , y el de: los Capitanes Instrucciones Genérale* p a r a ; ocurrentes caso* — \ЬШ — • —~ Num* 1 Sale de la C o r u ñ a , ' fondea en i a C o m e r a , y toma Puerto en & n Matheo > que liífr «eá e s t a , y su fertilidad: el daúo que hace un pes­ cado á los que comieron de éh desordenase la Ésquadra con un temporal en l a C o s t a de el Brasil.• descubren cabo blanco, fag. ij+Num. 2 . M o n t a el c a b o de las Virgines,piérdese la N a o Sancti E s p í r i t u s : sosegado el tiempo en, tran en e) esfcrecho­ — . Ф agí 76 — A W J­ R únese la Esquadra en el e s t r e c h o , ti* 4 cm«

y trahajc^adecído^ ^ i a \ $ x 4 ¿ * . J-Qfliios..... ­en ¿os Caneas 4 ? ­ . ^ f S ^ e^starjura sus p r e c i s i o n e s ^ ,.y j'reve^CjOgs <je ,ÍGS nuestros; ir.ip.cje quemiucren. a l g W ^ j f e sembocan á ta mar de él Sur*­Pag. i •;<;• Num» 4­ Dase mas individual r'az.oii ..de él cstr'c. cho., y de las cosas mas r a r a s , y p,rúenla»
c u r i ! ; v

res :de,..él ­ T* —' r ­ •~ ' ST*. . . , ¡Fusta ^e,e^ e5u:£chp s.cbre viup uri r e n p ^ xaií, ;dividip d t:il,#pda,ei: Qpn$>py ¿ que puijq ,.muriir£s, .míM jC>­pÍr^na : ^s.quebran­ ^ p M s es,ta , ^ ^. Jlfy'4®fy,~№№&
R : r s ; ; V r r


:

­

­

1CAP­11^L©.1M.


e i

j . ' Iguere^el C c m c r j c j a d o r ¿ c ^ s a . ^ # q jJ B V a'las'ívíalucas,.­­, ._ — T - . ^ » ­ .­­r. ,./||u,ekant^o c iT^hW^c^e«ei^er^raj j epn s e n t j m i e ^ o ^ i r ^ D ; SCÍ e d e ^ í l i i o ^ ^ n ^ e r ^ a los quátr.o días,?.. rxu£r£n,,rsnihie n..„c tres riüs j j'Ssjazar,.s.ucec;c .en .d^Cp^cr^p^^escit­ b r e n i a Isla de San E s r . r f U p i r e ^ ^ u e ^ a . s g
F R v x ; ; ! í :

p u e d e , t o m a r . ­ ^ r ­ . — f.ag1,• ¿8¿ra<tv<№<f%$i ''Én ¿una $ c y c ^ . L a ^
:

d e - ^ o y ' i í n ^ creí

t^vS^-d¿"U^t;M<$^\^
, ;

cjúé
;

d i ra'zoii "de- küs Gtoriip^et ©s b a j ó d e

guí-ri e t í r t a b a r d o • prOp^ietíádes d ^ a q i M í ó ^
;

•-•MátürtóesV- cosen* á á ^ n o s para er m&n%*ev d& i a s bonrtbas- U H . — ~* M ¡ ¿
}

^
1

ÉJÍ e í C a m i n o ^ las N^Iugáé m u e r e e f Ge>J s o b r e -su sacctísóf'^j.'-mat ¿y 7<i7v¡ i-8-J- — M « j h 7 ?

.•feétfalt p r e n s i o n e s é s p á r i satisfacion^*
; ;

..tteibiíviíentó de jfoi de.^Mindatiiifc: i^he4te% mfl i&¿ V i * d , que c^edo én'préndís éónic*s-Mínda.-Siao^j jptfétend$satrafft£#4arra^uejaf5 cofcfccí;. •elido eh ^lfo% s í n i e s t f a s 1nte^si»i^'s'-fife^cíá.pa'de?4Uan

{stasieTedoft&eftfóas:
'c emú ra
: a
f

:

fi?^"^.-^»»^^^ de
?

P r e s ü m é é e él t&mientos padre
1
:

fttoli^fctr -'tíñ^expedicte
sobre
5

í#s P o r m g o é s W ^ M m d a n á b v f sus ^tfilMS; un -pasag^-?" d e ' e l de
:¡ 5

da* 'Ui'-w'«¿->.jjbg|^J
í

•(Db'iifi é i
,

I$uiiij>rb

esta

''jérna?

i'8S v * * ' l ? ^ b « • ^ • 5 - •
riiomosyfa*¿ á i -friíysMeTé* 'dos ífiguas ffc

^ i g ü e f t ^ f a ^ r r o t í i ^ e c i W l u f c © ^-^ornaa ^ u d ? f ó - e h %aé^a ;recíbtiriier3'Éó rió ' ¿ W c f é s e á f t é ^ H&gan á* m ia esleta Carite

% ocurra

tof^tftfdéWfátttfeVeftá&uco,

y ' c o n o c i d o el engaño da'n la buelta á Ca. tfpsoj i n f i r m a n t e d é l o sucedido con la Tri. M Í ai., jesrjiWftcijjjiejatQs: de los .Portugueses., •y •vejacionss ¡ $ t a s z o r ; . s d a rparxe el-iCapi. can al Rey ,de 3Cidore fugitivo., y á potros ¡..Reyes de su llegada > y de sai promptitud i .desagraviarlos: festejos de los indios con esta noticia 5 y oí recen su favor i los £as« ¿ce líanos. ^ &tg 199 _ _ ^ 'JSmm 7. Renuevanse las confederaciones con el Emperador queriendo .abrigarse la Capitana «11 P u e r t o de ;Cüolo un ^temporal .ía -obliga í en. Num> & ira.- 'en Maro-.rr» 1P%. isa- ~ Varios requirimientos de Jos Portugueses y amenazas; respuestas ¡briosas de él sGene'¿ra] I n k u e z , ^ _ _ 1 ^ 7iiá» ,Por falta de vientos favorables fondea «1s£>tra Capitana > entran Portugueses e n ella, y repiten los nequiriuiieiitos drespueÁta descnJadada de su General segunda m¿ ¿astan, y de £ i mis.iiD modo se Je ¡responde previnienjdo , que Orra vez sexia sin t i n t a , y sin pi» peí la r e s p u e s t a . # . 1 » . . .534 _ Hum^ Pps Qileones Portugueses no se 'atreven
; tmm a

« 0 & ' ¿ a c o m e t e r ' i - l á Capitana á su-defensa prevenida: van á T i d o r c , y los recibe el Rey <en persona •/juró la anticua a l i a n z a , y c o n , stesta el G e n e r a l . — _ — — — — Ibil* Arrestados los Portugueses d tomar nu^estra C a p i t a n a , la acometen a v i v a tuerza» defiéndese esta con valor con daño maior d e los Portugueses : acometenlos los nuestros en t i e r r a , y huyen acuchillados, y mal h e . xidos. El Capitán Vrdaneta despachado al r e conocimiento d e d o s N a v i o s , quema un P u e blo en Motil , que havian tomado los P o r tugueses, y mata alguna gente- Pag 196. Num. 10 Marcii G a r c í a , que iba al s o c o r r o de Gi~ lolo roma un Barco de Portugueses con mu« e r t e de uno de ellos, y de veinte I n d i o s : Ja carga d e él Barco : c o m b a t e de Vrdaneta c o n los P o r t u g u e s e s , « l o d o s o , por ser sin daño . — ^ Pag . 1 9 7 . „ Kum- n • P o n e n en Astillero un Barco g r a n d e , que pudiese volbsr á España á dar quenta y p e . dir s o c o r r o s : c o m b a t e de Vrdaneta auxiliado d¿ los Indios ; fuga de los p o r t u g u e s e s :> enciéndese un Barril de Polvojra^ q u e Uzo • ' mu:

» dio ; ft M л^аШЫЫеШ P a r a o s àé С]\Ш&* ;á 'i y ' t ú v o que f u r a r s%ü éiìipS. ~ — W (Prfg. i p p . ­ 0 ' - 4 s 5 r Ы и е . № " i g n c u e j i t r a n ^ W c í o s ÄTmacfäs*; "'pelean ieís" Horif] e № e v o ­Cercali' Ш№
; : :

№ШШ-аШаШ^ Êê TSaëPé
4
1

les с Ш с |uáií

#Йиё1его бейе№ sarbírcáf»
; ,

rÄ algê

y scìe' Й ^ Ш ^ ; i'%ёпШ 'destro
5

Ъое&--1ШШ№е onerai clé

pcìè
fös
1

т Й | Ш ~ ­
éSh

ЙаЫт1Ш

'dèSâîa

I ÊuM

­qûez • ­
"
v

$ g

j 2 é r ­ ~ ' & г Ш ' ± ' J? Щ№

р Ш Ш х ^ Ь п т Ш

^röWctrt­^ofef í
"
, v

ттуж^ыш
í ,

A g u a s : VI

q&Í Щ

Ш

í á ••tons W¿?ori''­ áe una
m

quaraànloVM^
5

lis Weguas :

^ Ш й Н е Ы
:

WkktiMátié
% m i i

"Sigua ^ ^ ö n ^ n z ä ' i a s i n J Ö Ä ' ' f ö c t o - ' a ' f ä dè C i t ó o : é î à m î i \ l Genreal ­de v e f » p h e n Ä SÜ'••'feci ^cdatÖf­'b 1 ^ : * ­ ; ^ ^ ^ , Щ. . :
i
!>

ЩШ e¿i)ítín "ьпШснШе

fr

Уга­ps o.eujjç's amo/rosos de. If .Rev n % Ma­ ф4­$13|.кеа 5 .pe^dicialesi Щ}Щщ4^кШ cswoß&neraj la щ me* ф . . ф Marcs,:.­ SQsieganse. . ajgunos. д ! | р rOftOS..^^ ÇPrtg. .2р5;.ч^­ Т * Г í ^ ^ ' yv^/jT*. * 7 ' .;.,^ncuentro,ip:ïf ticular q e # 4^0 1°^ЭД i ° | de Terrenate^ . 4#ue|yese $ £Qfl$*& i ° # a ö i çpn muertes d e . ^ ф с £ , ,y l i e r a s d c , Q a s | ç ^ nos, y ^ . r u g u c ^ t h â x ^ s e ¿rcgpeta;bfe nu£strf
; л ; е s 1о s A : : r;

parяЦр^оп,' 11п.а *b%m й*гд дау% .ЛР1 4* encuenc^^ ien que^ilaè grand,e^Les|rago cn^ej
? r r?

:

0

ШФт^ШттФ m
duci­

да^­a.fi

9

ducicío'••aun Pueblo. Ib'ul Num- — "* r Surge e n f r e n t e de el P u e b l o : rccivelos el Governador Español, y supieron era juris. dicción de Nueva España: Pasa el Cap,iian á

México • — — — > — Tag n o . ~ > ¡Sim, u — ~ ' Quien fuese este Capellán es dudoso: determina Cortés habilitar tres N a v i o s , que fuesen á las Malucas: prevenidos de víveres, y rescates-: descubre ia Capitana Islas, que llamaron de los Reyes; sus habitadores: p « a s i n á otra Isla en la que havian muerto i Don lorge Manrique, á su hermano, y í otros* tienese noticia de esto por un Portugués cautivo; rescate de otros Castellanos./^^- N«/ Camina Saavedra áMas Malucas: entra» eft Terrena t e sacisfacense los Españoles ¿ Cítalo: era Navio de Nueva España: una Fust a Portuguesa los requiere 5 demandas, y r* puestas entre las dos Naciones i que paráfl en hacerse fuego y y entran los nuestros « Tidore, . s - *P<^ 215, -N»»»* Buelven los Portugueses; acomete la F fa$ indiferencia de los Indios auxiliares}! el Capitán Portugués qae glranderacB te ferial
: ( é uSí

coa-

confiesa, ha ver dado el Veneno i Tniguez, y mucre- — — — — $ag* 2¡5« - ftfttn» 5. Carenada la Nave carga dt clavo, y bacese a la veía con tieinta hombres : los eos rescatados, el uno p r e s o , y o t r o h u y e : el déteaído confiesa en el tormento haver muerto con o t r o s á M a n r r i q u e ; y o t r a s atrocidades, y fué hecho q u á r t o s . — lbtd. Num> v Arriba saavedra a l a Isla de O r o ; calidades de sus Naturales, traición de B r i t o , y otros P o r t u g u s e s ; corre por entre otras I s . l a s , y halla en algunas g e n t e b l a n c a , que los amenazan: obligantes las brisas á arribar á T i d o r e . _ — _ - . Pag. u6> Nam- 6» Coge Cilolo Vrdaneta i los fugitivos d e esta N a v e , y fue a h o r c a d o , y desquartizado,
}

el u n o .

~

_

<Pag* 2 1 8 • Num.

~¡\

CAPITVLO XIII. Muere Saávédra : varias divisiones en.» tre Españoles , y reducción de estos á Espa* ña convenidos con los Portugueses- Pag. 220. Repite su viage Saávédra j descubre v a . 5 '* rias

rías T s ' a s : Saávedra a g r a v a d o , nombra po; C a p i t á n á p e d í o ' L a s o : s u s Instrucciones, y fallccimienrc»— — — Ib id . — — Num*i * M u e r e el Succesor á hs c e ñ o d i a s : recon o c e n dos por Principales,, y ccr.bienen en la a r r i b a d a ! e n t r e g a n h N a v e a 12 T o r r e ; eíres, t o c h í a c o p u l a c i ó n s e divide- <Pa¿. izu 2. Mantiencnse ios n u e s t r o s c o n t r a l o s Por tu^ u e s e s , no o b s t a n t e su diminución considera, ble i daños de los Indios p o r no admitir derni, n a c i ó n P o r t u g u e s a m u e r e el Rey de Cita lo, que deja e n t r e g a d o s u hijo á Vrd.ane.
ta. _ _, —, _ — I b t l • - Num •)

El -Govcrnador de T i d o r e con veinte Cas tellános pelea c o n los P o r t u g u e s e s : l o s di d i l o l o a n d a n en C o r s o : perfidia de Bustam a n t e a c o m e t e n p o r su dirección los Por tugue ses l a Ciudad de T i d o r e : R e t i r a s e la Torrea! F u e r t e ; convenios e n t r e las d o s p a r t e s , y s¿I: la. T o r r e p a r a Ca masQ .<P_ag .. 222,. Nuty; i D i v i d e n s e ios Españoles en p a r t i d o s : i" -< ma una t e r c e r a división "Vrdaneta : requería? l a ' T c r r e p a r a q u e sostubiese el p a r t i d o Rea, n o p o d e r en fuerza de lo capitulado : prcten,
o r

1

den

den los Portugueses reducir a l e s de Güoío con las a r m a s , y les. escarmientan las ini. estri;s , — — ~~ — P ¿ • -Í-H- — ¿V«/« • 5« • Faltan los portugueses á las Capitü'lacio.' nes, dase por libre de ellas la T o n e , y buelberi á las armas': astucias Portuguesas ; r r m e r esparcido sensible .'á les ludios : union e n t r e ellos contra Castellanos, y portugueses : hacen astutamente las p i c í s con Mat-éses. - Ibid* Descubre e^tos tratos Mencses, cruel cas-igo con los Principales : tales movimientos eran substrahibles-, por ser en deFenza de su i-berta i • - — — ~ < Pao. 2i^' - Num . & N o pudiendo sosegar á los de Ci lo lo la T o r r e , hacelo causa común con los P ó r t u ^ gueses i pretenden estos la union en T e r e n á . t e , lo que desplace á V r d a n e t a , y no tier.e la union efecto--« Pa>. zio , - — Kum. yRcsticlvense'a'la-defenza j siempre ceri las armas en la mano : sus temores cen el Ccvcrnador de èl Reyno muda Pereira a' Meneses, su severidad , y rigor ; Pao. 2 3 0 . „ Nmn 8Exacerba P e r e i r a á los Indios ; pretenden tomar la Fuerza y lo malogra su 5a coa

codicia- — • P r f g . ' i j i . N«WÍ- 9> Vician resolución de los Castellanos > con. tiene en ella el Governador de la i n d i a y fa. cilitalcs el regreso i España i dase razón de nuestras desgracias . — <P./g. 232. Nnm • 10. Vn Vizcaíno , que Oculto paso' en las Na. o s Portugueza», imformx al Emperador de él e s t a j o de las Malucas: determina el Empe. rador tomar satisfacción 4c el agravioí con ocasión de los empeños Imperiales se trata Es. critura~dc v e n t a , que se efectúa con conven, c i o n e s . ~ « -« — '?<?g • 234. . , N«w« ii' Hay quien sienta c o n t r a la disposición antecedente ; suplica de Jos Procuradores de C o r r e s ; no tiene l u g a r , que da el Comercio de Ji especería p3r ios Portugueses en la India, ceta b r e su g l o r i a : p o r j a n t a s , y tan singulares conqujscas. — — ^ (fty. 236 • Num. j¿ y ' f
}

CAPITVLO

XÍV.

Previene el Adelantado P e d r o d e Albarado esquadra para c! Maluco i y vi con «Ha 2I P e r ú ; dispone o t r a y y muere en el alzamiento de

de la Nueva G a l i c i a . — "P¿g. 241'. Negocia Albarado en la Coree viage desde su govierno de Guatemala a l a Especería i hace reconocer la c o s t a , y halla P u e r t o coro» modo á su designio . — — l'bid* . N««1 t Con Ja noticia de las riquezas de-el perú m u . da de designio, y lo dá á entender í sus parciales: c o n t r a dicen Oficiales Reales l a empresa — (Pag . 2 4 2 . —. N«w 2,, Piensa d s o t r o modo A l b a r a d o , y escu. sase con que e's auxiliar ¡ escrive al Rey m s pretensiones, y determinación por.'consíde* rarlo Real servicio. <P.?g 243 N«wOrden de la Audiencia de México para que desista sentimientos d e A l v a r a d o , y quexas c o n t r a el Márquez de el Valle, y insiste en su empeño: reconoce exceso de agretioa , d e t e r . mina su desembarco en Q u i t o , y se alteran los ánimos? en Xipixapa hallan Indios de mucha r i q u e z a : trabajos en el t r a n s i t o de esta Provincia <P*g 2 4 4 • - N/0M» 4» Hallase con Diego de Almagro 5 notifica, clones, y requirimicncos convicnense fácilmente aunque c o n sentimiento de los de Alvarado

:

do en rrudar de Gefe ...т. — ~ ~ 1ШEscriye el Rey á Albarado_, reprehende su^atrevimiento pero con. nteccion ;í sus n.cri­ jos:, entiende coa viueza ..en el Comercio de Ь especería: varia de dictamen en expedición mas gloriosa; y l o trata con el Virrey de Ivl.cxico­ — \r~. .т\,.— ­ ^ g ; . . 24.3 . , Кит • h .Determina ir á sosegar el alzamiento de el Rey no de la Nueva Galicia : ícemete el Ca­ pitán Falccn la sierra ¿ en cue se havian for­ iti£c adujes Alzados.: desprecia a l £ n e n i i g e , y jendesigual pelea es muerto соы o t r o s : cr« dena la retirada Alvarado cae un Cavaüo sobre e l , _ muere á jos tres días • elogio ce y e s t e С a pitan f;, desgracia, de su m u g e r , y de una vciea Hija. ^ , Erg... 250.. - Кит • .f
: :r ? :

' : El Virrey de Nueva .España determina de Ia esquadra de Alvarado pase . a descubrir al Occidente ­ — u<t í&rg.*'­.254­ v E l Virrey Mendosa pacificada con su a­ sástencia la­Provincia ­депаа prevenir dos Na­
(

vios de ios de A l v a r a d o q u e levanten M a pas de la mar d e el sur . — ií>/<¿ - faum* i* D e s t i n a o t r o s d o s N a v i o s , una Calera.? y un P a t a c h e ai d e s c u b r i m i e n t o de las I s l a s : t o n un t e m r o r a l üicrden la G a l e r a : descii.. bre después a ios Maulóles , p o r que se les d i o este n o m b r e . . — pag- 255. — Nn,u • 2. Quiere p o b l a r Villalobos e n los A r r e c i f e s ^ 'o lo hace p o r su i n t e m p e r i e arriban á S a r r a san paces c o n los I n d i o s , de q u e e^ecs s e •arrepienten y es p r e c i s o usar de la f u e r z a ganan la a l t u r a , e n que se havian fprtifcado , y desamparan' la IslaVhailan en el c e r r o varios v t e n c i l l o s . _ — — ;<p.*g. 2.5.7 • - -A *»* ••*'•' D i f e r e n c i a s e n t r e el r e p a r t i m i e n t o m a n J da el G e n e r a l sembrar M a í z j resisten l o s S o l d a d o s , y convienen al Erií segundos t r a tados con los N a t u r a l e s q u e n o , subsisten a. necesidades de la g e n t e , q u e l e s ' o b l i g a , á comer Jmmtindiciás cié q u e . mueren, m u chos . ^ ^ . — — _ (Ptfg, 2 5 p N//«2. 4.«^ • Despacha Navio, i Mindariac,*. sacan yU veres;-.á fuerza-d$< A r m a s ¿ . $0%.. . a s i . Z^awi.V f .
( n 3 7 :

D e m a r c a n una Islas, y las dan el N o m b r e

de

dePhilipinas requirimicntos de los Portugeses, para que destruyen las Islas > respuesta de Ruy Lopez » persuaden á los Naturales tío ven* dan bastimentos á los Castellanos ofrecenles ayuda de armas- — N« 6< Por tiempos contrarios arriban ¿Cesárea, mitán once hombres de una Embarcación, que solicitaba víveres: la necesidad conpele arri* bar i otra Isla, y dan en Sagala Jurisdicción de Giloloj prevención délos Portugueses, y eominacion á los Indio». — £\«g. 16|. Num- 7. El Rey de Güolo comunicó avisos á Ruy Lopez: vá í visitarle Alba rado, y explica el Rey sus sentimientos de agravios de los. Portatugueses; instando se fortifiquen alii- IbU.
CAPITALO. XVI\

Errados los rumbos arribari al Maluco $ y Migraci as de esa Esquadra• Pag . %66> Saltan en tierra de Cilolo, comerció en» ire partes, y eonvenios: fkJclidad de PedrO Ramos de la Armada dé Loaysa, la estimación, <jue de él hacUn los Indias : ti i

íe -í solici гщШтат tos s ­ i jistàhci a de lo s efe •Tiáere. ~ ­ w l ~ -¿-i-- 1ЬЫ—« — *2\?ш­1« i:. Confedera sebeen loe'de T i d ó r e Ruy fcé. p c z ^ e n t i m i e n í p d e les j ertugaeses : vá É s ealantei^PbiíipiBa^halíí en Sarrsgsrt üná C a r ­ ta de él Padre; ^ a i i t i s t c \ í л ; que contenia toticías adversas ;< reeegen en j y i m g u a dos Castellanes > y s u i imformes : recogen vari­ os náufragos; tratados .con el Sef.or de p a n ­ quísari , y buelven á T i d e r e Tag- 267. N- 2. Él Navio San luán despachado por Ruy Lopez snfre un t e m p o r a l que obliga á h a r r i , bada á n i d o r e . _ Pagi 270- — • ­N««. $• • •Suspensión de armas tratada con el G o v e r ­ ftador Elores : buelve. á salir el Navio San l u á n ; y venden o t r o á los Portugueses. Фф 271. N . 4. Pide auxilio Flores c o n t r a el de G i t o l a , y se escusan con el agradecimiento i su•••fidelidad: ei de Gílola pretende vengar agravios en el arrxiifode tos n u e s t r o s : t r a t a pío íes con nues­ t r o General, en T i d o r e ; fas resultas d e s a g r a . d$* i Ira á e G & o l o . v & t g ¡ H u m r t j K ~ N . 5 . ív -^т^О'ш^Ш'Ут^л Ф о р e z las sélícít acid rles
M f y

d$ b$dos

нйишш
6

los eórístítu­
ус

ye irtdiíbfertte ­ jL> ^ '¿fbg. 271'« N 4 Visita López á Flores en Т е х r e n a t e , sos. pechas de el de T i d o r e y satisfacion de Lepejg • .— ~? Tag 2 7 5 7 » Arribada de Ь N a o .van litan 3 tumbos, y descubrimientos en tan fatal ?iage­ Kum<% Cansadas los Marineros de t­rabajos piden h a r r i b a d a ^ 277- •-. Nm< 5< >
a

C Á P I T V i O . XVJL Capiculan con los Portueaeses la buelu i España en sus Naves por la India ­ ­ ¿78 Requir i miento de Flores j • hace­fes cargC de ofrecimientos,: tránsfugas al partido portó' o u c s ; cuidados de el d e T i d o r e , sus represa raciones eficaces a­los Castellanos ; sus ofreci­ mientos . — ~« ­ ^ , p-, 1кЦ.~Н Rehusa López un p a r t i d o , que debia sos. t e n e r : comunica Plores la noticia de el succeso? S o s a , insta en que concluyan .los partidesí respuesta y cuidados d e López, &№• & Alza Flores la suspencion de armas»* ­te* jacios ocultos de López con Sosa*, disuade d de J i d o r c j a p a r d á a i Т с г * е ц а ш s e n t i r á
; Лх J , !

да*

T i de los Castellanos por e s c r i t o , y femado ¿ Bm exponiendo condiciones hónrrosás. 87. ¿v T r a t a en j a b í i c » , y en secreto t o p e z t o n Sosa,; propone e s t e o t r o s Capítulos, rewstcmcía, en sAitttirlps, sin el c o n t u a c o n s e i i t i c i i e R t o : obstinada respuesta de Lop.cz. (P. 2 8 J . N . 4. Ofrecimientos de jos Soldados al Rey d e T i d o r e : Consejé a í Rey de López , su suspensión! p r e t e x t e s por las-Capitulaciones? :elan destinas 1 estrechad* responde artificiosamente;, loacenlé cargo d e juramento con el de GiloJo y niegí» >~ — — . ~ . - ~ Pag... Num..- $.-. D á López auxilio a los Portugueses c o n t r a las de GiLolo; at a i anle y levantan, cea. cíeser edito el sitio (p- 28.7 . - N . . i . Faltos d e s o c o r r o s , y de caveza se acomodan á la resolución de L ó p e z , y convienen en cli embarque j atraque se quedan algunos, u Tim. 288;. H - 7 Émfermcdaá epidémica.,' q u e c o n t r a ten; en Afflbbynosr mucre d e ' ella Villalobos ; é r í t í c i ¡«iciosa; d e este Capitán.*? Padres: á i ^ ü i É t e s r ^ e s t i i ' - Escuadra'
r t l 9 -

par.

EARTE t i ;
¿BU m&OtyáGpNÉfylbVÉ

¿t^ww
I,

. .-• D e la primera G o a q u i s t a , Población* y G o / i c r a o de las islas p h ^ i n á s .
CAPÍTVLO

Descripción de las islas j M i p k a s Geog^j c a / y ¿Nacural. — —. 'Pg^. íji Situación de estas islas i su temple mod< r a d o , y sano i emlexraedades regio míes ¿ nifl d o de curar alguno* . —. — Aves animales, y pesca, de que abundan jt superior el C a r a b a o al Cayman25^, 2 Modo simple de coger la c e r a y signos í la abundancia, o éscazes de c^te «cncroj Arbo íes, f r a u s , y maderas particulares- P* ~<ty.N-< Ayes i aras i el C á l a o , sus proprü dades — _ — . fag 2$6: -JSuw} El. C a r p i n t e r o , ó Palaiaco, Ave $
yablé
!

— , -Pig, ^ 9 8 « «
«a 6¿ufv/y

.hum-\
p P 4ar 0 f ! í

' í l Ca¿uaii csarailo

dadesv^jp ^ , Huta* ti к . É l J ) 4 o » , s u l o r m a c i p n en ]¿s hó­ Ijas de cierto Á r b o l , su p r o d ú c e l a es de Se­ milla, ó b u v o , r*,.—, Tag. ¿op ­ K K I W . . 7 . Él Chacón> especie de L á d a n o >. su ex* cremento medicinal para fiuxiones d e O . jos * . r­. — — (Pdtg.'lPb— ­ —" 8L Cosas admirables en Ja mar j la Coi marina j dificúltame sus ncticias, p r p p ^ n e s t o t r a de sin. guiar espaheion y compresión Tas.. ,502 АяЦ­ p* ^ Ocros Vegetables con ápanricucias de sea,, ¡tibies _ "L, " Tag- 405­r— 2Sl«wi. 1 0 . I Noticia, de un H o m b r e Marino, vistp en la tosta de Isla de Tablas ­ !?..*."''." 506­ N « » . u ­ * Temblores '," y T e r r e m o t o s 5 sus causas Phisicas, no son las que comunmente, se proponen ; nP se experimentan en la P a ­ ragua­­.' ~ Фщ.'юу. — " N«w. b . j Ydiomas d e estas Islas,su Origen incier* t o ; sdn los Principales tres_, de que r e ­ sultan mas dialectos, §su•:..conformidadcon (os Malayos, de quienes, se dicen , 5 б д Oriundos , _ p . < _ — Яшяг .tfc Suavidades de sus genios ¿:. .tiene, de apa­
; ; d ? 0p

| p « r t ó ­ i P s r s $№fío\ y si ^se" beíic&ia^ ribo» —' «­ — Pag* lio ­ N « w *4­ • * V i d a y costumbres cíe los Indios en la' '&№¡ 'cotí lt/ácst%crdtt'i»citt Vino fuerte de fas patos •: codo­ lo imitan* 'fa¿ gn Hnm> ]$• " T Aficionados á laf JMíisfcá, «jut carece: de 1« ámiojsrb'sQ.;­ apíicacioa de Aldeanas, v monta­ "fíéses : son buenos Mae*nerot ¿tas mngeres se Iplioan los I clares ­ '..Pag- $t6. , N a » i - • " '¿Qnvieneles c);.. 'ftémbre. de Indios mejor . «jiie los Americanos: disputa: de portugueses eonfunde ja Ceó|r­arica. $dg. ¿14.. HWHÍ­ 17* ' " V i c i o s reyfiá;P|­csen estas islas.:'?­ w N- i& " . Origen d^­ la.'. Segregara Ehtiopica; la que # experimenta! en íps Negros déles, Montes nace débiles, las razones propuestas por eru.
¡

rr IXeÉermiiíasé­ tonqaistair, y poblar las ist ig^r Mlüpinas :< JÉscjuádraí 'para e'fo> y su* = ­$lect©s . ­~ ¿­­ — • Pag* j íp ' ' l&g*o> e£ :V*rJ^­ Don: Ilttiz dfr Velas*
:

coi

icovpadfcj la Nueya Espar# ©negate­§| *\<gr,. la po^Uvipn ds cstas Islas» ~ . 2%»* Era mas Tutor, que Governador dejw|uei Keynp: contiene a 4©$ Qiic&inaecps.j' provide ne ias gra tides ­~, fig* Dispone espedicion para № % ^ ^ f f c ^ ­ ga el Rey a el Padre Vrdaaeji jtepn%§^ £Q aqttella Armada; sa^siaccfeMa 4e $1 yaroa­|iic^«Bpar­fbjie^­ ja^­­.w^^,^ Preyienese en el ­Puerto­ife J*4$a^c!ftel;l| Armada, :wi4№i4*'№$&z~$ Q*®fP f ^^ bra por Offe ICegaspi^alidadea.^iEs^e su, geco; supieclad y devpeiofl^f*^^ f4$/J$A. 4. . Es­nombradp el/Padre ^ de ciuco ReìigiososAu^ftinps r # c $ e $ v M j £ * t ­ la ^spiritual conqujs^;^qi^fO€ac|osefi.:«r|i l,aj pretensiones de­.ej Padce/V^dw^^^^ telo queexpoae elPadre;Grijaty^ ^ P * 1 N $ £ £)cscubre tierra de $i$pina$ |a ­a^ada^ fuga de Ips Ingioi irdln:;^>8dO;eri^0a ensena* da de !babaQ«jcOrffede*aci&^ tntretienen. ;$Qjvespe ­,
? a

m

: 10

a

$ÜT'¿ éésj&énWiSe fositóestr'bi qwc fes liberta ¿e asechanzas.. — Tags tfz> N»»r* * * v"T^rná ^o*écléíri«1 Ocnéral de aquella hh: Sángrase' el sobrino de Tandaya con el Ma. éstie dfi Cámpo>: sus infidelidades. ¿$4 N- 8. ' -pespacko de élGeneral al Señor de la Isla*, jjí&seité'á' iolemnej 'H 'a* solicitar el publó de •¿ancéiige**. fierezas délos Indios i no quiere él general hacerse lochos© con la* fuerza espántalos' con los-arcabuces «razón de él descubrí. rníSrílo de k costa * de él Paeb\&" de Cabal!. ift/'^'^rtu^rlieipa'I• Malicie. &a¿Ü6.Nwt¿ 9¡PÉsáíeltó^rntadaj recelos délos Indios ki^nfpácíñc^icnte"íá embatada,- y pasa uno éí -NavJtf: esíé erra 'kfjo de Malitic 1 escusa i lite "í^aojt^-iltfw ceguera* y vejez t hace tá&fééiiécfoia^''-*" ¿¿' ¿- -Pira.- $$%."Num. tá> Abandonari 'le» Indios el pueblo requie. sénl&s. desparte -dccl Ccneiál . encuentra el 'JflifcÉes ;éiiel Puiébl-é'';al TrínéípaJ,- que se san- l^-édri^Hui'eseu^- va abordo* de la Gapfc tpfct ? ítíñ¡tmt0'' etipelí a¡ y ; despacha • Iad ies a ^pg^fiktífe dlíigefrcias'para ''áJá^üInV- v&r
; 5 ; ,v :
,

;

s

r

:J

;

:

gando todo, á j u s t o s p r e c i o s . P ag. цо. N i r . Ynicrma c) principal r e t e n i d o de el esta* cío de aquella Isla, y de с t r a s ; pide el Gcl .c­ ral suia.para ir á Limasava, v el misn.c P r i r cipa se ofrece, y io hace coníideüdad j 4. N ­ i z j¿ Prevensicnes de el General en la satisfac­ ción de ser bien recibido 5 hallan un l i d i o en un Peñasco elevado 5 de sus s e r a s entendieron estavan los Indios remontados 5 y se confirmo con по hallar Casas ni Pueblos. Tgi .545 • N Pasa la armada 'áCa­miguin; huyen de los Españoles los Indios j cogen algunas viueres a» bahdpnádos ; determina el General p a s a r á Eu* tuan.., y los Vientos, y corrientes los respal­ dan á B ohol: despacha el General al patache San l u a n a B u t u a n , encarga el buen t r a t o con los Naturales y los rescates . — — íP*g. tbid> Reconócese un Junco de M o r o s 5 r e s i s t e , se¿.rindenJe Jos n u e s t r o s : cogen siete prisio­ neros j ponelos el General en líver­t'ad con coda la carga dales el General c a r t a para el Rey efe B o r n e y : t r a t o s , y c o n t r a t o s de percaderias • , — • — <Pa¿. Ц9. N. Ц­ .Géneros, estimables de Jos B orney es 5 y Ib
:

7

-

que recibían .en.cambio explican los Borneyc: 1¿ incompetencia .de nuestros géneros IOÍ que en su Kevn y otros teñirían n.cjor saltda disi. mulo de el General con los Borneyes: explican estos el Come r ú o de Butuan- !P/<g. Kum-15. Descubren los Borneyes la causa de la mala dispotision de los i n d i o s , consistía en Ja periidia de lo» -Portugueses fingiéndose Castellanos;havian hecho muchos destrozos, pa. ra hacerlos odiosos 2 los Indios: sosie. g m sus temores por medio de el Princi. pal Borney _ Tag. Nm> tá> Buelve el Patache San l u á n , dá razón de su comercio el Capitán y de haver halla., do canela fina. «- — _ Tag. ¿5*í• Kurn. 17* Va una Fragata al reconocimiento de las Jslas i-nmediatas: dá razón en su buclta de la costa de Z e b ú , resistencia de ios Indios: sale la Esqundra en demanda de este puerto: cae s o b r e Limasava-, y hallan mas favorables á los Indios- — —Ta?. $7' Num- 1 8 Pasa á Dapitan • sorpresa de los Naturales al ver tan grandes Navios: i r f o r m a s e uno de Nuestra g e n t e , y designios; estraño concepto

ds

de nuestris ©píraciones * t r a t í n recibirlos de a n i s t a d , q u e facilitaron con alguno* r e . galos;. —• — ' P . g j 5 > < — N»2/» « i Repiten los r e ¿ a l o $ tradición- de q u e se entendían facilménte unos c o n ctros : dcsp-a, cha el Principal £ dos fimí>axadores- Borncyes i y los motivosí desestiman la p i a t a : dá ics el General u n Testimonio fionO'nf.co y hacen ce eíniut p o c o c a s o . ~ — í '^;- ¿6o- N . m : 0 . I n s t a d o eí Cenerai de la grandeza de M>.i entra' e n aquel' f u e t t o •• felicidad ce este principio. • —- — 'Pag- 1C2. Num 2% —
: 5

P u b l i c a la Paz: r u e s t r o G e n e r a l , resístela
1

su Reyezuelo: hócese con felicidad eldéscmbar-c o r hall asgo d é l a Imagen de el Santo N i ñ o , colócase en una Iglesia: pequeña, y p r o t e g e la Conquista.. -~ _ fpjg. $6$ Num- 2 2 . Fuga d e el Piloto Lope con el Parsene á Nueva- España y con Mapas de estas Islas c o * eí P u e r t o de ía Navidad . - Pag. $6y N. ly Fatigas de el General;, sugestiones para ábandonar la empresa. Retirale de este dictamenel Maestre de Campo c o n rabones n ni efescesr y todos convienen con su voto <P. ,66. Ñ. 2 4 .
1

7 1-

D esfv

Despachase la Capitana íNueva España su Pitaco el Padre Vrdartera . — Tav . tfs>- N.zf. Esíuersos de tas Zebuanos: sediciones en

el ca np?, se cortan con easrigos. <P 570« N . 16Execucioncs de el Maestre de Campo > s& c o r r e a los de Zebu con abundancia de vive, r e s ; picifícansc h s Islas immediacas: progre. sos d í la Religión-, conversión de una sobrina de T a p a s , y o t r a s d o s . — fag. 3 7 1 - - N- 27. Rin riese Tupas con su g e n t e : venida de los p o r t u g u e s a s : pretenden asegurar sus requirimientos con las armas , y se retiran coa e s t r a g o . — — N . 28. CAPITVLO III. Vi.3ge de la Capitaoa-, su feliz despacho; y se e.nbia un Navio de s o c o r r o : muerte de el Maestre de Campó- — _ ~ (P#¿. $74* Feliz Vai¿e de la C a p i t a n a : és la gloria de el Padre V r d a n e t a . _ íhid- - H • i« Aprestase un Galeón en Acapulco con gent e de amias; no.nbrase C i p i c a n , Sargento m*yor y P.Ioco-á L o p e : disensiones entre el Capitán

pitia.'» y Sargento mayor sobfe el m'andb: el? Piloto­fomenta las discordias, y propone al Sargento maior alzarse con el N a v i o , que ad­ mite deseoso de venganza : propuestas de Lo­ pe al m a y o r . — — — —. -1Ш ­ Ш • 2 . Desidia de el Capitán en castigar ínsula tos t ra ata el Sa rgcnto mayo r al С api ta n y á su hijo : razones que propuso á todos s o b r e este hecho­ — — — — — — N • $• Formase proceso c o n t r a los difuntos* los Cadáveres­ ensangrcatados arrojan al agua. ~ — — • —•• — !P.íg.­ i8o* ­ Dezasones e n t r e el P i l o t o , y S a r g e n t o л я / о г ­ prendan á> tste¿>'­y po nenie­grillos t mándale colgar d e la verga m a y o r Lope , y hecha al mar c í c u e r p o . ­ 1 ? ^ . $Ы*Ж. $• T r a t o s entre? los coligados: pretende e l Capellán r e t r a e r я Ocampo , respuesta inso* fonte de e s t e ­ ~¿ — ^ ~Фа%^Ш-Ш tf» Desconfianzas entre los de la N a v e ; ¡riten* siónés de dejar á los fieles en los B arbudos , f Vigencias para ello; —• — ~<Pa¿ . Щ. Ы. ji El P a d r e Capellán explicase con t o a rea r e s t e foé con.el c o n t r a M a e s t r e , y entendiendo los tres

tres determinare levantar la v o z de el Rey 5
valense de el {.reiexio el Padre Capelian ­. los­ á este p a r t i d o , ~ Ya en disposición, se de confesarse con que, se inebriaban, - /P- ¿85> ­ N . 8. rpeillida el viv¡i á

&ey
vio,

y

y toman; las armas ¿ alzarse con el Na­

y se hacen, á la Vela.*, recogen solo de los que estaban; en tierra ¿ los fielesy y dejan en ella í las traydores; presumpcion de que se ¡iaya propagado allí esta gente. 587. Ñ . % Reflexión político» me ral sobre esto: casos..*—• — ~ . — <Pag. j ? p » . N . . ic Llega esta Nave á Zebir, sentimientos ó e l General $ hace Iusticia en el Esc r i vana. 1

dá las gracias al contra Maestre &> íso­N.i Va eí? Maestre de: Campo á Eutuan al re cate de la Canela; su$ ordenes^ suscitan sedí ciones: manda á hercar a un Portugués can* dé los alborotos: agravase de emfermed2d,) s»& disposiciones i encuentro cora fes de O vio:­ castigo en ellos v. muere el Maestre h Campo' .Iuan de: IV!orón se hace cargo de № do. adelantase Ramircy, y comunica al Ccní< «ai las. noticiari jM promptas providencias
1 r

elogio de el Maestre de Campo. 'íP-íp2. Ñ n Funerales en e! campo- por el Maestre de Campo.-castigGde los mas capados, P. N-i> Malas intenciones de los de L e y t e : valor extraordinario de Matheo de el S a u z , que libertó á todos- *- — — * — ' — - ibid K

C A P I T V L O IV . C o n el Segundo s o c o r r o de Nueva España y descubrimientos de el Maestre de Campo determina Legaspi la pacificación , y fundacíen di Manila- — — ~ -iP« 396Socorro ds Naeva España en que viene l u . 3n de Salcedo: pasa el General á L y e t c ; d i i reconocer por Maestre de C a m p o si C a p i . tai G u y t i : s a l e este á la conquista de Manila peba Salcedo con los de Laguna de B o m b ó n , y los vence: hace confide raciones Gu y ti con ivaja Macandá: no son constantes por la tiraba de el'Sobrino : prepara este iu A r i i . ileria c o n t r a los Españoles Ibid «-¿N/ iObligado Cuy ti á la defenza^ ¡toma un * ^ e r t c , y pelea con los Indios : Ja mortandad

de

de estos los obliga á la fuga: quema ¿t el Pueblo de M a n i l a indifererxia de R;^ ja el viejo. — ~ ~ j?8- K»i Despacha el General la Nao Capitanai c-ar^o de pheiipe Salcedo: su c a r g a : naufraga en las Islas de ios ladrones: forman un ííaico, y buelven á Z e b ú . _ _ — <?- -^co- N- * • Bautismo solemne de Tupas*, á su excrr.plo se b a u t i z a el hijo. — ^.401« - N - / Iiiran los de Zebú -vasallage : venida del Por. jugues i Zebú Í SUS fuerzas, y su Comas dante P e r e i r a ; instancias de e s t e , y res
: t

puestas de el General ; resolucien de t Portugués* ^ ~ — 'P<*g. 405« Num. Disposiciones de el Cenerai para ene* Jdc rompimiento : requirimicn tos de el ¡Pora gues j Hostiliza nuestras fortificaciones , reí be inucho ^ a ñ o y se retira - - 9ag 404. % Continúan los7encuentros,,conociendoí Por tugue* mucho daño en los suyos trao* n c dios de paz; no se admiten, y buelve al •'|M>5 dag©8 que hizo ; en Jasmonas de Mil ||$a0. ~- — 405. 2vT«w. 7Í §J passere ¿fe Campo pacificado Cavia IweL
:

kdve ,Panay .j. .halla ¿cui -el . C e r e r a ! .txfs Navios- d e ^ a c b a d e s de su Magest;. d par *que^c pueblen e s t a s islas^. es tensas iccultcdcs. á. Lé^ gaspi,, coa el t íiülo,c¡e A d e l a n t a d o ; cesp£cka dos NayipS: de..aquellos .4 N u e v a I s p a ñ ^ , ,y encargos,. —: ,^n ,.. w — V •í-'g » 4 0 7 - Khm.: 8. inundase...y .se, ¡crtifica á Zcbu ; fownajidad de. gt^vierrio.en calicnd dc Villa y buelve á" Panay. — — f^.; 408- • Num. s>« , P.arcialidades. en Manila sobre la sugecsion ¿los Españoles:- sale el Acielantscío á su pacificación: expf rinienta: en Manila prueba d e cariño.: disin.,ulo. d e el ^delar^adq' c o n Efja Solimán^ y ^acar-clclai. actmi celos, por. y a s.aJÍo,s de su. M-ges t3.d oportunas .procidencias, sentadas J a s p a z es , en diá . de . Santa. P o t e n c i a n a ^ x,..se.^ nqnibra,,, a, . e s t a ^ S a n t a , p o r Parj-ona,. .^.^*- -r $ag.. .,403 N«^....40/ , Liga pfeñsjba de,jv4rjios,Pueblos? presentan, se en batalla ^ a c o m e t e n , y sdu desvaratacíps-j rinrjen la obediencia y se deshace la liga: fundase la Ciudad en di a de San í u au B au t i s t a : ..es reconocido por Covernador y. Capitán Ceperal el Adelantado 5 Elecsion de Alcaldes y Regi8 do*
4 ; ; r Sl ! ; lv t K t ;

cloros confirmaló su Magcstad y c o n c e d e priyL l c g i e s , y escudo de armas ­ ­ fag 411. Num íu Halías^o de una I m a g e n de N u e s t r a Seño­ ra de una veneración J inmemorial 5 tradición antigua­ c r i t i c a s o b r e está, s a n t a Imagen;so» lemnisase la invención $ imponenja' el paiJo ce G V l . \ > hechos á esta s e ñ o r a m a l t r a t a s e su Iglesia con un t e m b l o r , y se traslada i li
r

Car,hsdraí • — ­? — „Tag

fj.

fcum'iij

i¡?

Entiende el Goycrnador sus C o n q u i s t a s sin estrepitó de anuas, « „ fa^ ^ij.JSlm H' Persuacion d« jos N a t u r a l e s , e n (lacer pro; p r i o s los despojos de l o s n a u f r a g i o ! : nace ef A d e l a n t a d o buelvan los d e Mindprp jo que hs¡ viati cogido" á C h i n o s n á u f r a g o s : ofrecejgs e r t o francQ en Manila: vienen ai comercio, y buclyen cpnt­entqi cpn los i n t e r e s e s : Cart\ y regalos al Virrey de Clianclieo .: despachf № N a v i o cargado (|e efectos ele phjria a Nuev> España « ' h-» ~ Íp4g. 4 1 ^ .
a

Muere e l G w n a d o r : el genera) •sentjrai xo' sepultase es? la Iglesia de San Agustín el* | Í Q de este Conquistador celebré» f>. 4 1 2 .

c,ul

c á p í t v l q

y.

Sucede Lahezares en el Govieriiq venida tfe Lirn-tfon famoso Corsario chino. Pag- 422, Por Ideales despachos entra en segundo \ugar Labezares por G p v e r n a d o r : su prudente góyicrno patria , y edad: despacha a) Maestre | e Campó á la pacificación de las Provincias Phclipe de ^alcedo á la de Camarines 5 distribuye las conquistas en encomienda^. fag> lbid- Nun$- u Genio pusilánime de ¡os Chinos su modo Rehacer la guerra como p i r a t a s ; agradecido el I m p e r a d o r á los -Portugueses, p o r ' ha ver deshecho á un Corsario les concede establecí., .miento en Macap cpnfea con Ja destruccion-d©
:¡t : s

©|ro . *~'•*r?

w ^

Pag» 4 1 4

v

*

a

.

Limahpn por t e s t ó de estos? viene con poderosa armada i establecerse en estas Islas*, desembarco de sus T r o p a s , pasa acuchu %,,...y.qu ema" 4 Manila: yaíor ejeej Governadof ¡eti pal acometimiento y hace embarcar a! enemigorepite este el i taque no pon mejor fort u n a > sí con mucha mas perdida • 425.. N . J. Reconoce la protección de 82 San
, <

San A n d r é s , votase. por-;patrcri fiestas en este D i a . — — — ~ —> • < • < 'T-ag-NHWI <¡;.' Retirase -Limahon d .Pangasinan,- encaña á sus natn ales que [e., prestan Obedicr.cia su tiranía: Salceda, y4 Maestre-de C a m p o , vá adesaJojarls: b a t e . el fuerte, y se escapa Limahon .pqr u a Canal? de su Dispersión .son los,.y. gorro-tes-- algunos rebeliones cue se atajan fs. gilmente;. — w — (P^g.. .45a. Nim1> .jReparanse las ruinas de la Ciudad : pr.Qg i ; e s p s d e .-la Religión . con -m Embaxador C l i i n o v a n dos Religiosos Augustinos A>,&yé -I¿Bpe<ri«t>-<« ™**vj.*. ->rr,íiP«gh' 4r.a-^^M:ví.>;
: : ;v

NOTAQue en quanto á la fe de erratas que se debía poner en esta cbra: há sido preciso, por una especie de tácito convenio omitirla ? dejando á la prudencia de el L e c t o r el disimulo,, hasta que con la reimpresión, se le presente esta misma obra, enmendada, corregida y Limpia,
3

BB I T C N CO A I LO E A A I N L

BN

m n ii IUII IIUI i i IH» UIH I ii m m

1000567565