2011-06-22 Patricio Guzmán

La Cámara de diputados ha aprobado un salario mínimo miserable – Pulso Económico
El periódico La Segunda, nos informa que la "Cámara de Diputados aprueba aumento del salario mínimo a $181.500" y que además "Este reajuste supera en $1.500 la propuesta inicial de Hacienda y reajusta en un 5,5% nominal y en 2,2% real el monto. Como comentó con razón, en internet, un lector de esta noticia del diario La segunda: "El salario mínimo lo fijan los que ganan el salario máximo, y si fuera al revés?, lo aceptarían los políticos?" De acuerdo con estadísticas del INE, a mayo de 2011 la inflación acumulada en 12 meses según el IPC, era de 3,3%, y se estima que en el año 2011 superara el 4%. Pero además, en la realidad la inflación de precios de artículos y servicios de primera necesidad como alimentos y bebidas, transporte, y electricidad supera el 10%. Los trabajadores que reciben el salario mínimo destinan el grueso de sus ingresos a estos bienes básicos que son los que más han subido de precio. Es evidente que el magro aumento del salario mínimo que impulsa el gobierno, no compensa la pérdida de poder adquisitivo por la inflación del salario mínimo. Otro comentario de un lector en la internet: Como diría Charly, "nos siguen pegando abajo!" Al tiempo que el gobierno nos bombardea con un discurso exitista, asegurando que tendremos un gran crecimiento económico, y que las grandes fortunas y conglomerados empresariales multiplican sus utilidades como pocas veces, se insiste majaderamente en que no se puede subir el salario mínimo significativamente, porque eso provocaría desempleo, o que agravaría el problema de la cesantía juvenil. En realidad no hay ninguna demostración que eso ocurra en la realidad, hay muchos otros factores que influyen en la tasa de desempleo. Incluso podría objetarse desde otra perspectiva que la subida del salario mínimo podría permitir fortalecer la demanda del mercado interno, y tendría otros resultados positivos como presionar para que se introduzcan nuevas tecnologías que aumentarían la productividad de la fuerza laboral. Por lo demás el gobierno tiene múltiples mecanismos para reducir el problema del desempleo juvenil, por ejemplo si la educación superior fuera gratuita tendríamos muchos más jóvenes aumentando su calificación laboral futura y se retardaría su ingreso al mercado laboral como mano de obra poco calificada. Hay otros mecanismos como subsidios a los primeros empleos etc. $350.000 sería el mínimo que deberían pagar. Pero no hay duda alguna, que el salario mínimo actual condena a millones de familias a la pobreza. Condenados a ser pobres aunque existan ingresos regulares en el hogar. Es brutal que en un país que supuestamente se está acercando al umbral del desarrollo, que ha sido aceptado en la OCDE, y se acerca a un ingreso per cápita de 15.000 dólares, más de un millón de trabajadores, que laboran en ocupaciones duras y poco consideradas socialmente, reciban un salario mínimo de $181.500. Resulta francamente indignante que personas que trabajan regularmente todo el mes sean siempre pobres, sin que su trabajo les de posibilidad de salir adelente. A quien le puede extrañar con estos salarios que Chile sea ahora el país con la peor distribución de la riqueza de América del Sur. Además el monto del salario mínimo afecta al grueso de los trabajadores a quienes los empresarios, burlan de su derecho a recibir participación del 30% en las utilidades de las empresas, señalado en la legislación, apelando a la alternativa que les permite la ley de dar una gratificación del 25% del sueldo base, pero además esta gratificación tiene un tope equivalente a 4,75 Ingresos Mínimos Mensuales. Como se ve el argumento que a veces se esgrime que a la mayoría de los trabajadores no les interesa el salario mínimo porque ganan más, es completamente falso. Se han hecho cálculos razonables que indican que el salario mínimo debería ser de $350.000. Y si el actual es tan miserable en relación con las necesidades de la gente trabajadora no es por ninguna razón técnica, sino porque el balance de fuerzas en el reparto de la riqueza nacional sigue

favoreciendo a los más ricos, en gran medida por la falta de organización y resolución de los trabajadores, y la ineficacia, cuando no directamente la corrupción, de los dirigentes de las organizaciones sindicales, como la CUT, comprometidos con intereses ajenos, y cuya conducta proyecta una imagen muy distinta a aquel ejemplo que nos dejaron los grandes hombres de vida austera y espíritu de sacrificio que dirigieron el movimiento de trabajadores en otras época como Luis Emilio Recabarren y Clotario Blest. Desigualdad extrema Frente a la pobreza de millones, y las dificultades para llegar a fin de mes, y pagar deudas del grueso de la gente de trabajo en Chile, tenemos la concentración desproporcionada de la riqueza. En un reciente artículo publicado en El Mostrador, "Desigualdad y Riqueza Extrema en Chile", el investigador Julio Berdegué, señala que: " En Chile tenemos cuatro multi-billonarios en dólares, según el ranking de la revista Forbes. Tres de ellos dentro de los top 100. De menor a mayor: el Presidente de la República ($2,4 billones de dólares), los hermanos Matte ($10,4 billones), Horst Paulmann y su familia ($10, 5 billones) y la familia Luksic ($19,2 billones). Cuatro familias tienen una fortuna personal de $ 42,5 billones de dólares. La fortuna de estas cuatro distinguidas familias chilenas equivale al ingreso anual del 80% de la población de Chile. Sí, 80%. ¿Difícil de creer? Saque usted las cuentas, los datos están en Forbes.com, y en los resultados del ingreso por decíles de la encuesta CASEN en la página web de MIDEPLAN." Patricio Guzmán

El estado de la economía global tras el desastre en Japón
Patricio Guzmán S. . La economía japonesa es la tercera, o la cuarta, más grande del mundo, y el sector exportador es el más dinámico en el impulso del crecimiento, por lo que está claro que lo que ocurre con Japón afecta todas las economías del planeta. Todavía es pronto para estimar el costo económico del mega terremoto y tsunami, seguido por el desastre nuclear, sobretodo porque la gravedad de la catástrofe de la planta nuclear de Fukushima, todavía es un asunto no resuelto. Pero está claro que el impacto afectará no solamente a Japón, sino a todo el mundo. Japón, estaba mostrando algunas señales iniciales de recuperación de 20 años de deflación y recesión, ahora se encamina a una recesión. Las plantas nucleares japonesas suministraban un tercio de la energía eléctrica del país, tras el terremoto, 11 de los 50 reactores nucleares quedaron fuera de servicio. Ahora la capacidad de generación de energía se ha reducido en un 40%, y en el futuro se reducirá por lo menos al 80% de la producción anterior a la catástrofe. La zona directamente afectada produce entre el 6 y el 8% del PIB del país, y el costo de los daños se estiman en alrededor del 3% del PIB. El cierre de 22 plantas manufactureras, y el daño o colapso de puertos, puede tener un efecto en la cadena global de equipos y materiales de ata tecnología como semiconductores. Esto podría afectar algunas industrias exportadoras en China y otros países. La deuda nacional ya es el doble del producto nacional del Japón, la reconstrucción la aumentará.

La clasificadora de riesgo Moody’s advirtió que podría reducir la clasificación de Japón, lo que aumentaría el costo de los intereses de la deuda del país. El Banco de Japón ya inyectó en la economía 34 billones de yenes (309.000 millones de euros). Probablemente tendrá que volver a hacerlo, para tratar de contrarrestar el alza del valor del Yen, que hace menos competitivas las exportaciones del país asiático. Además, el desastre nuclear aumentará la demanda de petróleo y gas, en un momento de fuerte alza de los hidrocarburos, lo que ha su vez presionará los precios a la subida. Esto implicará presiones adicionales, que se vienen a sumar a los efectos de la ola de levantamientos populares de las masas de los países árabes. El desastre japonés no podía llegar en peor momento para la economía global. El sistema financiero ya era frágil antes, los mercados de valores profundizaran su volatilidad ahora. A los levantamientos populares del mundo árabe, la inestabilidad en los precios del petróleo provocada por estas, los problemas de la deuda de varios países de Europa, los problemas agrícolas en Rusia y China, los altos precios en los granos básicos que vaticinaban una crisis alimentaria, que nos mostraban un entorno desfavorable para la recuperación mundial, ahora hay que sumar los efectos del terremoto – tsunami, y del desastre nuclear en Japón. Estados Unidos La inyección masiva de masa monetaria por la Reserva Federal de Estados Unidos, ha conseguido dinamizar parcialmente la economía norteamericana, al tiempo que ha alimentado la especulación bursátil, y la inflación mundial. Los datos de la construcción que se dieron a conocer la semana pasada muestran la debilidad de la recuperación, el mes de febrero de 2011 la construcción de viviendas cayó en un 22.5% respecto a enero, y los permisos de construcción cayeron a sus niveles más bajos, en datos ajustados a la temporada, desde que el gobierno comenzó a llevar las estadísticas en 1960. Europa En Europa la crisis de la deuda no ha sido resuelta, en algún momento los países más débiles necesitaran asumir el cese de pagos y la renegociación. Portugal y España en particular están bajo la continua presión de los mercados financieros. Los planes de rescate de la Unión Europea y del Fondo Monetario Internacional, reflejan en primer lugar la necesidad de salvar a los bancos alemanes y franceses que son los principales acreedores, y hacerlo descargando sobre los hombros de las familias trabajadoras el peso de la crisis financiera. Como consecuencia del fuerte recorte del gasto social y de los salarios, se ha profundizado la recesión y el estancamiento en los países llamados periféricos. En declaraciones a la revista alemana Der Spiegel, el experto económico norteamericano, I Eichengreen sostuvo que:

“Los actuales intentos de rescate nunca han tenido sentido. Fundamentalmente, todo lo que Alemania y Francia quieren conseguir es proteger sus propios bancos del colapso. Ahora la gente está comenzando a comprender que no hay otro camino que renegociar la deuda griega, lo que también envuelve a los bancos. Para que esto ocurra, solo hay una solución. ¡Europa necesita fortalecer sus bancos! Grecia vive sobre sus medios, pero en Irlanda y España el problema son los bancos. La crisis del euro es en primer lugar y sobretodo una crisis bancaria.” El desastre japonés también tendrá consecuencias sobre la crisis de la deuda europea, se esperaba que Japón, y sus compañías de seguros, colaborasen adquiriendo deuda europea, lo cual ahora no se producirá. China Otra preocupación se viene a agregar a las anteriores, las presiones inflacionistas y el temor de que la expansión económica china, sostenida por un auge insostenible inmobiliario y de la construcción, alimentado por una expansión masiva del crédito, de lugar a un estallido súbito, han llevado al gobierno chino a tomar medidas para limitar el crédito, y reducir el crecimiento hacia un objetivo del 7%. Con lo cual se limitará el papel de locomotora que ha venido jugando parcialmente China, a escala mundial.

La economía al borde de un nuevo derrumbe
Patricio Guzmán S.

Economistas reconocidos como Nouriel Roubini han advertido que la economía mundial podría derrumbarse y que ningún país tiene recursos como para realizar una nueva operación de rescate como la que se llevó adelante en 2008. En el mundo estamos viviendo una espiral inflacionista, sube el petróleo y el gas, el oro, otros minerales y materias primas y los alimentos. Detrás de estas subidas de precios encontramos la política de ‘quantitative easing’ de la Reserva Federal norteamericana, es decir la producción de trillones de dólares, para llevar a cabo inyecciones de masas monetaria, desde que comenzó la crisis financiera. La Reserva Federal de Estados Unidos, que dirige Ben Bernanke, intenta superar la Gran recesión que dura màs de tres años, con una política de creación masiva de dinero en circulación, que aumenta los precios en todo el globo. El petróleo, comenzó una rápida escalada de precios, incluso antes de las primeras movilizaciones populares en Egipto.[1] Muchos países subdesarrollados, ahora llamados ‘emergentes, se han beneficiado de los altos precios de las commodities, por supuesto más sus clases dirigentes en esas regiones caracterizadas por la pésima distribución de los ingresos. Al mismo tiempo, según la FAO (Organización de Agricultura y Alimentación de la ONU), los pobres están siendo fuertemente

impactados por el alza de los alimentos. Un par de datos sirven para aquilatar la importancia de la alimentación en el gasto familiar, en China, la compra de alimentos representa cerca del 40% del gasto familia, y en la India cerca del 50%. En los países desarrollados, los hogares gastan solamente un décimo de sus ingresos en alimentos. De acuerdo con la FAO: “En los últimos 50 años la producción mundial de alimentos ha aumentado de forma vertiginosa, incluso más que la tasa de la población mundial. Entre 1990 y 1997 la producción per cápita de alimentos creció casi un 25 %, sin embargo, en el mundo aún pasan hambre 830 millones de personas, aproximadamente una de cada siete, lo cual representa a una población mayor a la que vive en Europa. El problema del hambre, como fenómeno grave y generalizado, no se debe a la escasez de alimentos, sino a la pobreza de las poblaciones afectadas, quienes carecen de los medios para adquirirlos.” Un reporte del Banco japonés Namura, indicó una lista de 25 países con los mayores riesgos de inestabilidad como consecuencia de las alzas de alimentos. Entre ellos figuran: Túnez, Egipto, Marruecos, Nigeria, El Líbano, India, Pakistan, China, Hong Kong, y Vietnam. El alto precio del petróleo podría ser la causa inmediata de la próxima crisis, en un contexto en el que aún seguimos sufriendo las consecuencias de la Gran Recesión. El alza de los precios de los hidrocarburos tiene un efecto en cascada sobre el resto de los precios, se trata de un precio relativamente inelástico, por lo que la subida se traduce en un efecto inmediato restrictivo sobre la demanda. El 2 de julio de 2008 el barril de crudo alcanzó su precio más alto con USD $147. El 2 de enero de 2009 había descendido hasta USD $34. Así que puede decirse, que el mayor estímulo para la economía mundial no provino del rescate masivo del sistema financiero, ni de las gigantescas inyecciones de dinero fresco, sino de la caída sistemática del precio de los hidrocarburos. Ahora puede afirmarse que la era del petróleo barato ha llegado a su término. En una entrevista al diario español La Vanguardia del 3 de diciembre de 2009, el economista Jeff Rubin señalaba que “Fue el agotamiento del petróleo y no las hipotecas basura la verdadera causa de la crisis. Nos han hecho confundir síntoma con enfermedad, y aunque nadie sepa exactamente cuanto petróleo queda ni cuando se acabará lo que queda claro es que el petróleo barato si se ha acabado y desencadenará una cadena de consecuencias” La crisis de la deuda, los efectos recesivos de los recortes del gasto social y de los salarios, la ola de movilizaciones y huelgas en Europa, los levantamientos populares en el mundo árabe, y sus efectos más allá, el alza del precio del petróleo, de los alimentos y de otras commodities, anuncian que estamos entrando en una nueva fase de la crisis económica y social, y que la Gran Recesión no es un fenómeno pasajero, sino que el mundo capitalista entro en una fase recesiva de muchos años. El alto desempleo, la inflación de alimentos y productos basicos, las presiones del FMI para que se

apliquen más recortes de gasto social y se reduzcan aún más los niveles de vida de la gente, están en la base de la agitación social que se extiende por el mundo. El levantamiento popular en Túnez, que provocó la caída de la dictadura, se extendió a Egipto donde puso fin a la dictadura de Mubarak, y luego a casi todo el mundo árabe. En estos días se descompone el régimen de Gadafi en Libia. En Arabia Saudita, el gobierno debió ‘comprar’ a la población con grandes transferencias de dinero a los hogares, y de momento consiguió parar las protestas. Todas las dictaduras de los países árabes, incluida después de la ‘normalización’, el régimen de Gadafi, mantenían buenas relaciones con los países capitalistas desarrollados. Estados Unidos y la Unión Europea les daba legitimidad, los consideraba regímenes estables, muchos de los dictadores incluso eran miembros de la Internacional de partidos socialdemócratas, de la cual ahora están siendo rápida, pero tardíamente, marginados. Pero la rebelión popular no se ha limitado a los países árabes, el ejemplo del levantamiento de la población de Tunez y de Egipto, se extendió al conjunto de los países árabes, y traspasó sus fronteras, las protestas llegaron hasta Irán, e incluso a China. Un analista internacional, al ser consultado por las consecuencias de la rebelión en curso en Libia, señaló que tendría consecuencias serias, en primer lugar para Italia, ya que Libia le suministraba el 25% de petróleo y gas, pero que lo que realmente debía preocupar era la extensión del movimiento a China.

El miércoles pasado tuvo lugar en Grecia la octava huelga general de 24 horas, desde enero de 2010,en protesta contra las draconianas medidas de austeridad que el gobierno del PASOK, acordó con las potencias europeas y el FMI, a cambio de los préstamos de emergencia que evitaron a última hora el cese de pagos, en mayo. Las informaciones indican que fue también una de las huelgas más masivas. La economía griega se paralizó, el transporte público, puertos, telecomunicaciones y la industria eléctrica se encontraban entre los sectores completamente detenidos. Incluso los propietarios del pequeño comercio se unieron mayoritariamente a las protestas. La manifestación central convocada en Atenas, convocó más de 100.000 personas según la agencia Reuters. Las medidas de austeridad contra los trabajadores y los servicios de la población que continúa llevando adelante el gobierno griego, han profundizado la crisis económica. El Producto Interno Bruto disminuyó en un 6% en el último trimestre de 2010. La situación social en Grecia es explosiva, pero no es el único país europeo con amplias protestas de trabajadores y jóvenes. En Gran Bretaña, en un fenómeno inédito en décadas los jóvenes entraron en una ola de protestas masivas, ha habido gigantescas manifestaciones y huelgas en Portugal, España y Francia. Manifestaciones masivas en Italia... ¿Por qué sube el precio del cobre y de otros commodities? Las dos principales teorías para explicar las grandes subidas del precio del cobre están basadas en el crecimiento y la inflación, y la combinación de ambas ideas: los bancos Chinos prestaron

sumas enormes de dinero para contrarrestar la recesión de 2008, lo cual impulsó el crecimiento del PIB así como la compra especulativa de commodities, acciones y propiedad inmobiliaria. El gobierno central chino quiere diversificar sus reservas, del dólar, y los recursos naturales son una buena manera de reducir las reservas en dólares. SimonHunt, president de SimonHuntStrategicServices, dijo ya en Julio de 2009 que los inversionistas embarcaban cobre hacia China con el objetivo de almacenarlo, y esto no aparece en el sistema de reportes. Si este es el caso, los inversionistas deben estar entendiendo equivocadamente las importaciones de cobre por China como demanda industrial en lugar de demanda especulativa. Entonces, como explicación a la subida de precios hay que añadir un componente especulativo; los capitales de inversión que han encontrado una salida en los mercados de commodities y sus derivados, tras el derrumbe de los nichos de inversión de alta rentabilidad en los países desarrollados, con el estallido de las burbujas. Esto ha provocado sobretodo la subida de precios en los mercados de materias primas, agrícolas de alimentos. Los Estados Unidos pueden permitirse aumentar la masa monetaria con mayor libertad que cualquier otra economía, por el doble papel del dólar, como moneda interna de la economía norteamericana, y como divisa internacional, lo que significa que una parte de la inflación producto del aumento de dinero, se exporta a otros países. China ha mantenido su moneda vinculada con el valor del dólar, para mantenerlo ha debido seguir, a los Estados Unidos en la producción de dinero. Pero en la medida que crece la amenaza inflacionaria, que en gran parte es una exportación de Estados Unidos producto de su política de dólar barato, China, India y otros paises han subido sus tasas de interés, y aplicado restricciones al crédito, dando por terminado dos años de expansión del crédito sin parangón. El temor que la India, pero especialmente China, que es la gran economía con más rápido crecimiento, una recesión como resultado de esta política de restricción cuantitativa de la masa monetaria ha alarmado a los especuladores globales. No es una cuestión menor si se considera que el FMI estima que por cada punto de caída en el PIB de China se reduciría el PIB Mundial en casi 0.5 por ciento

________________________________________ [1] El mundo árabe, el FMI y Rato. Manel Perez, La Vanguardia. 27/02/2011.

La recuperación global que no llega.
01/02/2011 En un nuevo anuncio de recuperación el presidente Obama declaró hace unos días que

“Había quebrado el espinazo de la recesión”. Patricio Guzmán En un nuevo anuncio de recuperación el presidente Obama declaró hace unos días que “Había quebrado el espinazo de la recesión”. Nuevamente los medios se hacen eco de las noticias de recuperación de la crisis económica, que las autoridades divulgan para ganar tiempo. A lo más encontramos tibios repuntes que no consiguen consolidarse. Después de tres años de crisis global, y a pesar de continuos y falsos anuncios de recuperación en los países desarrollados, la economía mundial sigue empantanada, y sin perspectivas de recuperarse seriamente. Según un artículo publicado por Marco Antonio Moreno el 26 de enero de 2011( ): Hasta 1979 la deuda publica de Estados Unidos era de 826.519 millones de dólares. En 30 años esa deuda se multiplicó 17 veces hasta llegar a los 14,1 billones de dólares actuales. Al 30 de septiembre de 2010, de acuerdo a este informe de Tesoro, la deuda era de 13,5 billones de dólares. La deuda total (no solo pública sino también de instituciones privadas y hogares) de Estados Unidos, supera los 76 billones de dólares. Es decir más que todo el PIB mundial. Con la crisis financiera y la recesión mundial, la deuda de los estados se disparó como consecuencia de las medidas que tomaron los estados, especialmente el salvataje de los bancos y los paquetes de estímulo de la demanda. Como porcentaje del PIB, en Estados Unidos la deuda pública llega al 89.6%, en la Euro zona a 92.4%, en Gran Bretaña a 82.3%, en España es del 78.8%, y en Portugal de 95%. La deuda pública de Japón ha superado un record, escalando a 199.2 %. Por lo cual Standard & Poor’s le ha rebajado la calificación de AA a AA-. Japón tiene la ventaja que toda su deuda está en manos de acreedores del país, así que no tiene que pagar intereses al extranjero. Hoy día, 28 de enero, la poca fe de los inversionistas sobre la capacidad de Grecia, Irlanda, Portugal y España, de cumplir sus compromisos llevó el interés sobre su deuda a una nueva cima. En España el costo de la deuda superó el 5.5%. El costo de los intereses para la deuda Portuguesa es superior ahora al 7%. Con las expectativas de crecimiento, cercanas a cero de estos países, agravado por el empobrecimiento de la gente, y por tanto la disminución de la demanda interna, como consecuencia de las reformas contractivas, esas deudas no podrá pagarse. Así el alza de tasas de interés convierten la predicción de los especuladores en una promesa auto cumplida. Nos estamos acercando al punto en que no habrá otra alternativa salvo el cese de pagos y la renegociación, especialmente si se confirma que la economía española es de un tamaño demasiado grande como para que se pueda poner en marcha un plan de rescate como los que ya se han hecho con Grecia, Irlanda y Portugal. Mientras ya se elevan voces pidiendo el fin de estos rescates que no solucionan el problema, sino que lo postergan cada vez por menos tiempo, y que se asuma el costo de un default ordenado. Según la OIT el desempleo mundial está en el nivel más alto de la historia. En España la tasa de paro forzoso llega al 20.33%, con 1.328.000 hogares que tienen a todos sus miembros activos en el desempleo, con lo ue dependen de subsidios y de la economía sumergida para sobrevivir precariamente. La OIT en su informe Global Employment Treds 2011 sostuvo que la presunta reactivación económica global carece de impacto en el empleo. De acuerdo con la OIT en 2010, la tasa mundial

de desempleo se situó en el 6,2% frente al 6,3% en 2009 y muy por encima de la tasa de 5,6% en 2007. El informe pone de manifiesto "la existencia de alrededor de 40 millones más de trabajadores pobres en el extremo nivel de 1,25 dólares norteamericanos en 2009, de los que se habría esperado en ausencia de la crisis económica mundial. Se estima que 630 millones de trabajadores (uno de cada cinco trabajadores en el mundo) estaban viviendo con sus familias con el extremo de US $ 1,25 dólares norteamericanos al día en el nivel de 2009." De acuerdo con un estudio de Gallup, a partir de encuestas en 129 países y regiones, solamente el cuarenta por ciento de la fuerza de trabajo mundial era empleada a tiempo completo por un empresario en 2009 y 2010, según las encuestas de Gallup en 129 países y regiones. Diecinueve por ciento estaban subempleados, 7% eran desempleados. Lo que significa que el 36% restante no aparece en las estadísticas como activos. Al respecto el informe Gallup advierte que: “En muchos países en desarrollo, el desempleo es relativamente bajo, sobre todo en comparación con las economías desarrolladas, porque toma en cuenta como trabajando a las personas que están haciendo todo trabajo que pueden encontrar para salir adelante o por cuenta propia en los empleos de subsistencia. Económicamente los países desarrollados son más propensos a tener un mayor porcentaje de la fuerza de trabajo empleada por un empleador, pero estos porcentajes varían según el país.” Desempleo y subempleo siguen muy altos en Estados Unidos. Los Estados Unidos siguen siendo la primera economía en el mundo, pero no consigue terminar con las consecuencias de la crisis global, que tuvo su origen allí. Durante cerca de dos años, el paro forzoso ha estado sobre 9%, y no se espera que mejore durante 2011. De acuerdo con la medición, no estacionalizada, de Gallup el desempleo en los Estados Unidos, aumentó hasta 9.6% a fines de diciembre -- desde 9.3% a mediados de diciembre y 8.8% a fines de noviembre. Según las cifras, ‘más optimistas’, del US Labor Department la tasa de desempleo cayó a 9.4%, desde un máximo en el año de 9.9%. De acuerdo con esta misma fuente: Los desempleados de largo tiempo (que tienen 27 o más semanas en el paro) llegan al 44.3% del total, totalizando 6.4 millones a fines de diciembre. Los periódicos norteamericanos informaron hoy que las nuevas solicitudes de beneficios de desempleo dieron un salto, sobre los esperado, en 51.000 llegando a 454.000, lo que desmiente en los hechos el supuesto triunfo sobre la crisis anunciado por Obama. Sin recuperación del empleo, no se puede recuperar de manera sostenible el mercado interior.

La banca europea muestra síntomas peligrosos.
Se sigue profundizando la crisis de la deuda. Patricio Guzmán Banco Santander se desprende de participación en Latinoamérica. El 19 de octubre de 2010, el grupo Santander anunció la firma de un acuerdo con Qatar Holding por el que este adquiriría un 5% de Banco Santander Brasil, el 10 de enero de 2011 los medios informaron que Banco Santander España vendería el 1.9% de su filial en Chile. Una información relevante si se considera que América Latina aportó cerca del 42%

de las ganancias del Santander, y que Brasil aportó un 25%, mientras que el banco del grupo en Chile fue considerada la filial más rentable del grupo en el mundo. Muchos países europeos están encontrando cada vez más difícil financiarse. La banca europea muestra síntomas peligrosos, la falta de confianza de los inversionistas se muestra en la caída del precio de sus acciones, paralelo en algunos casos, al aumento del costo de financiamiento. Los bancos europeos son los principales acreedores de la deuda de los países europeos, la crisis en algunos de estos países los hace candidatos al contagio. Como resultado de la crisis de la deuda tanto soberana como privada, lo que finalmente está en cuestión es la arquitectura financiera de la Unión Europea, y hay coincidencias que es muy difícil que la zona euro permanezca indemne. Después del ‘rescate de Irlanda’, ha sido Portugal el que ha llenado portadas y columnas de los medios como el nuevo enfermo en tratamiento intensivo, Portugal consiguió colocar 500 millones de euros en bonos a seis meses, pero además de un plan de austeridad brutal para las condiciones de vida de sus habitantes, tuvo que ofrecer un rendimiento con un ‘spred’, o sobretasa, a diez años de 4.07 puntos sobre el bono alemán que sirve de referencia con una tasa de 2.86% . Sin embargo, los analistas coinciden en que será en España donde finalmente se dirima el destino del euro. España, la cuarta economía por orden de importancia de la euro zona, aún sigue en recesión y tiene una tasa de desempleo del 20%. Aunque las autoridades y el propio FMI ha tratado de restarle importancia, la seriedad de la situación de la deuda y el sector financiero en España, queda subrayada por la visita, que se inicia mañana, de la delegación del FMI que comprobará sobre el terreno el estado de la economía y que podría ser la antesala de la concesión de una línea de crédito, necesaria para hacer frente al salvataje de la Cajas de Ahorros, instituciones financieras que actualmente se encuentran técnicamente en quiebra. Como resultado del fin de la burbuja inmobiliaria y después de haber sido exprimidas, hay que recordarlo, por las empresas del sector inmobiliario. Para los bancos europeos se hace cada vez más difícil y caro atraer inversionistas a sus deudas no garantizadas. Por ello los bancos están emitiendo mayor cantidad de bonos “cubiertos”, garantizados por hipotecas, pero un reporte de JP Morgan ha hecho notar que incluso los grandes bancos españoles, Santander y BBVA, tienen que pagar más a los inversionistas para que adquieran estos bonos, y que incluso para estos bancos mayores se hace difícil refinanciar su deuda. Detrás de Grecia, Irlanda y Portugal, viene el turno de economías mucho más importantes, y al menos en la superficie más sólidas: España, Italia y Bélgica. Pero quien podría imaginar el costo o incluso la capacidad de encontrar los préstamos para rescatar a estas economías o a sus bancos, si quedan al borde de la quiebra. El próximo en esta lista de piezas de dominó caen por orden anunciado, es España. El país ibérico, no tiene una deuda pública extremadamente grande, el año pasado no legó a dos tercios del PIB anual, el problema sin embargo, es el sistema bancario. El temor es que el gobierno se vea sometido a una presión enorme para rescatar a sus bancos, y a las Cajas de ahorros que ya están técnicamente quebradas, un proceso de fusiones, de estas últimas, está en curso y han

pasado de ser 45 a 17 instituciones. La desconfianza sobre el conjunto del sistema financiero va en alza. Se aproxima la posibilidad del cese de pagos y la reestructuración de la deuda. The Economist, en su edición del 13 de enero de 2011, advirtió que “la estrategia de rescate de la zona euro, diseñada para tranquilizar los mercados financieros y colocar una cortina de fuego entre la periferia de la zona euro y su centro está fracasando. Los inversores se están volviendo más, no menos, nerviosos, y la crisis se está difundiendo”, y que “los países insolventes deben reestructurar sus deudas” (léase cese de pagos y renegociación). El medio agrega que: “Este periódico no defiende el primer default soberano ([1]) de un país rico en medio siglo livianamente. Pero la lógica de adoptar medidas más pronto antes que más tarde es poderosa. Primero, el único modo plausible en el largo plazo, alternativo a la reestructuración de la deuda, la transferencia fiscal permanente desde el corazón más rico de Europa (léase Alemania), parece ser muerto políticamente.Algunos políticos europeos favorecen una unión fiscal más cercana, incluyendo la emisión de euro bonos, pero es difícil que acepten una transferencia de fondos suficientemente grande para suscribir en su totalidad la deuda de las economías periféricas”. ([2]) El periódico defiende su posición explicando que continuar posponiendo la reestructuración de la deuda es cada vez más costoso, y que si hace ocho meses, cuando los gobiernos de la euro zona y el FMI se unieron para rescatar a Grecia del default, su determinación era sensata, ya que había temores razonables de que el cese de pagos podría haber arrojado a Grecia al caos, precipitando una crisis en la euro zona y desatando una catástrofe bancaria europea, ahora la economía europea en su conjunto está en mejor situación. Los bancos habrían tenido tiempo de acumular capital, y deshacerse de sus bonos soberanos dudosos, traspasándolos al Banco Central Europeo. The Economist sostiene que una reestructuración de la deuda puede realizarse ordenadamente evitando el caos como el que se produjo tras la quiebra de Lehman Brothers. Pero además subraya: “Al mismo tiempo los costos de ganar tiempo con los préstamos se han vuelto dolorosamente claros. La carga que pesa sobre los países que han sido rescatados es enorme. A pesar de los más duros ajustes fiscales para cualquiera de los países ricos desde 1945, la carga de la deuda de Grecia, en hipótesis plausibles, llegará a una cima del 165% del PIB en 2014. Los irlandeses deberan pagar por años el servicio de los préstamos de rescate que, ante la insistencia de Europa, se destinan a pagar a los tenedores de bonos de los bancos desaparecidos. En algún momento se convertirá en políticamente imposible exigir más austeridad para pagar a los extranjeros.”([3]) La alternativa al cese de pagos, de acuerdo con el análisis del prestigioso periódico es que la crisis de la deuda seguirá profundizándose. Los bancos españoles todavía están muy expuestos a los efectos de la explosión de la burbuja inmobiliaria, y el alto desempleo mantiene un mercado claramente recesivo en el sector . “Aún, los bancos españoles tienen 323 billones de euros (el equivalente al 31%& del PIB) en prestamos a desarrolladores inmobiliarios. Si se añade la construcción, la exposición llega al 42% del PIB, Para fines de 2010 los bancos españoles ya habían realizado 87 billones de provisiones por deudas malas.” ([4])

[1] Se denomina default soberano, o simplemente default, al cese de pagos por un estado

de su deuda.

[2] The Economist, 13 de enero de 2011. “Time for Plan B. The euro area’s bail-out strategy is not working.
It is time for insolvent countries to restructure their debts”. [3] Idem [4] The Economist, 13 de enero de 2011. “Quantifying the difficulties of a country’s banking

system”.

Chile - La voltereta de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF)
Patricio Guzmán Los cinco mayores bancos que operan en Chile, han obtenido en el periodo enero septiembre 2010, un 80% de las utilidades del sistema. En materia de colocaciones, estos cinco grandes bancos, encabezados por el Banco Santander, concentran más del 66% del total. Esta situación oligopólica se ha traducido en altas tasas de interés y en abusos como obligar a los clientes a comprar otros productos (seguros, lineas de crédito, etc.) como condición para recibir un crédito.
El pasado 23 de septiembre el gobierno anunció mediadas para proteger a los clientes del sistema bancario, de los abusos constantes. De acuerdo con el diario La Nación, propiedad del gobierno, el gobierno informó medidas para proteger a los clientes bancarios: “Nuevas normativas para proteger a los consumidores en sus contratos financieros, anunció ayer el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, en conjunto con el superintendente de Bancos e Instituciones Financieras, Carlos Budnevich. Dentro de las medidas destacan el evitar la “venta atada”, es decir, que se condicione el acceso a un crédito con la entrega de otros productos, como son las cuentas corrientes e incrementar la responsabilidad de la banca frente a fallas de sus propios sistemas.” En lo que se ha calificado de ‘voltereta’, la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF), informó ayer que acepta las denominadas “ventas atadas”, y sostuvo que “Se regula la posibilidad de condicionar la tasa de interés de los créditos hipotecarios a la mantención de otro producto bancario”,

Los ratones cuidando el almacén de quesos. Un viejo adagio señala que: “El que paga la banda elige la música”, y aunque parezca increíble el superintendente de la SBIF es pagado por los Bancos. Estamos ante una situación grave. Contra lo anunciado previamente, se legaliza así el abuso contra los clientes, lo que encarece el crédito.
Patricio Guzmán

La polémica entre los economistas convencionales, sobre que hacer frente a la actual etapa de la evolución de la crisis económica global aparece en el centro de la discusión de política económica. De una parte los ortodoxos, que con arrogancia para nada justificada por los hechos se atreven a volver a pregonar las bondades del mercado y la desregulación, están preocupados de las consecuencias del sobreendeudamiento de los estados, el déficit fiscal, las presiones inflacionarias y las burbujas especulativas, y defienden una política de reducción del déficit, y de austeridad, que se traduce en la retirada de las transferencias de estímulo de la demanda, y en medidas de reducción de salarios, gasto estatal, recorte de todo tipo de conquistas sociales como postergación de la edad de jubilación…

.

Las medidas de estímulo fiscal, que en su momento fueron vitales para evitar un colapso generalizado del sistema, y actuaron como un factor de reactivación, están siendo retiradas de todos los países, incluso aquellas grandes economías que en general tuvieron una recuperación muy débil, y que como en el caso de Estados Unidos ahora aparece en franco retroceso.

.

Los neo Keynesianos, subrayan que las medidas de austeridad son contractivas de carácter recesivo, que aumentan el peligro de lo que se ha llamado la “doble inmersión” en la recesión, especialmente cuando el desempleo se mantiene muy alto, la demanda contraída y el sistema financiero internacional aún no ha transparentado los riesgos tóxicos que mantiene escondido en los balances, y proponen continuar con políticas expansivas de la masa monetaria, preocupados de la contracción de la demanda y las presiones deflacionarias.

.

Pero nos encontramos ante un callejón sin salida, el giro ortodoxo que han tomado, los principales artífices de política económica y monetaria en el mundo pre anuncia una nueva recesión, dentro de una crisis global del capitalismo de la cual no hemos salido, pero ahora aparece claro, que al menos en Estados Unidos; la principal economía mundial, y epicentro de la crisis, los buenos

números estadísticos de 2009, fueron la consecuencia pasajera de la tremenda inyección monetaria de los paquetes de rescate de los grandes bancos y corporaciones, y de estímulo a la demanda, pero que sin que se diera la recuperación esperada del sector privado, ni por parte de la inversión capitalista ni por parte de la demanda de los hogares, lo que han agravado es el problema de endeudamiento del sistema que comienza ser percibido como insolvente. Este último punto extremadamente grave para el ya tradicional balance del déficit comercial y fiscal, por la colocación de bonos de deuda. Por lo mismo muchos analistas han calificado de suicida el intento de mantener el dinamismo con más inyecciones de liquidez.

.

El economista, Nouriel Roubini, sostiene que “nada de lo que hacemos en términos de política monetaria y fiscal puede hacer mucha diferencia en este punto. Hay que aceptarlo. Lo mejor que podemos hacer es, quizás, evitar una doble recesión. Pero no podemos evitar un crecimiento económico anémico a mediano plazo.” Asimismo ha agregado, refiriéndose a Estados Unidos que un crecimiento esperado del 1%, técnicamente no sería una recesión, pero como no habrá creación de empleo se sentirá como una recesión.

.

Mientras los publicistas del capitalismo tratan desde hace años de convencernos que lo peor de la crisis global ya pasó, y que ahora enfilaremos hacia una recuperación sostenida, y los analistas de coyuntura pasan de la euforia a la pesadumbre con la misma velocidad con que oscilan las bolsas, economistas serios advierten sobre las señales de recesión que han aparecido nuevamente en la economía internacional.

.

Un estudio de la OIT dado a conocer el 30 de septiembre pasado, ha advertido las graves consecuencias de la recesión en el empleo. El informe señala que “Cuanto más prolongada sea la recesión del mercado laboral, tanto más difícil les resultará encontrar trabajo a quienes lo estén buscando”, señala el informe. “En los 35 países sobre los que se dispone de datos, casi el 40 por ciento de los que buscan trabajo llevan desempleados más de un año, lo que significa que están muy expuestos a la desmoralización, a la pérdida de autoestima y a problemas de salud mental. Un aspecto importante es que los jóvenes sufren el desempleo de una manera desproporcionada”. El

informe también señala que: “En muchos países que a finales de 2009 experimentaban un crecimiento del empleo, la recuperación del empleo está actualmente disminuyendo. Al mismo tiempo, el informe sostiene que hacia finales de 2009 cerca de 4 millones de personas habían dejado de buscar trabajo en países sobre los cuales se disponen de datos.”

.

China, Japón y Estados Unidos

Las autoridades japonesas han intervenido el mercado de divisas el pasado 15 de septiembre, lo que no ocurría desde hace seis años, para tratar de frenar la revaluación del Yen respecto al dólar. La economía japonesa esta en una trampa de deflación con efectos recesivos desde hace años, y depende de una economía basada en las exportaciones para recuperarse, pero la subida del Yen dificulta el objetivo.

.

Los mercados de divisas hoy son especulativos. En el caso del Yen la revaluación está atravesada por los esfuerzos de China para diversificar sus reservas, reduciendo su exposición al dólar estadounidense.

.

El dólar tiene una debilidad estructural, producto del déficit fiscal, la deuda nacional, y el déficit de la balanza comercial. Durante muchos años funcionó un círculo virtuoso entre China y Estados Unidos, en el que la nación asiática financiaba la balanza comercial deficitaria norteamericana comprando bonos del tesoro y otros activos en dólares, debido a esto concentró alrededor del 70% de sus reservas en la moneda norteamericana, su principal socio y comprador. Pero aunque es el menos interesado en precipitar una caída del dólar más rápida de la que ya existe, está intentando vender activos en dólares y un nuevo destino preferente son activos japoneses, lo que presiona al Yen al alza.

.

Para Estados Unidos no es un asunto menor por su fuerte dependencia del capital extranjero para mantener sus bonos. Es en este contexto que hay que entender la reciente aprobación por el Congreso norteamericano de una ley que permite imponer sanciones comerciales a China, una amenaza a la nación asiática si abandona su compromiso con el dólar, a lo que China respondió con su propia amenaza velada de acelerar su desprendimiento de activos en dólares.

.

Chile, y la revaluación del peso chileno respecto al dólar

Salvando todas las distancias, las empresas exportadoras desde Chile, especialmente las agrícolas están en campaña para conseguir que el Banco Central intervenga para evitar que el tipo de cambio del dólar siga cayendo, lo que explican pondría en peligro a muchas empresas exportadoras. El precio del dólar en pesos chilenos ha caído por la perdida de valor de la moneda norteamericana en los mercados internacionales, lo que está asociado a los problemas de su economía, y por la bonanza de los precios de los minerales y otros commodities, que han significado un importante ingreso de dólares a la economía local.

.

El diario El Mercurio, que hace de portavoz de estos sectores empresariales dañados por la revaluación del peso chileno, apareció el pasado domingo denunciando en portada que los volúmenes de las exportaciones chilenas han caído durante siete semestres seguidos, lo que atribuye al tipo de cambio, al terremoto y al virus ISA que afectó a las salmoneras. Esto llama la atención porque El Mercurio se ha caracterizado por subrayar la recuperación económica, especialmente en los fines de semana. Pero la verdad es que cualquiera que sean los deseos del diario y de su empresariado amigo, el margen de maniobra del Banco Central de Chile para revertir esta tendencia, dentro de una economía que reivindica al mercado capitalista, es muy limitado.

.

Si Japón, hasta hace poco la segunda economía mundial por tamaño del PIB, no ha podido hasta ahora impedir la revaluación del Yen, las posibilidades de un país pequeño y subdesarrollado como es Chile, son muchos menores. Se espera que el precio del cobre siga muy alto, y ese factor que por un lado asegura el ingreso de divisas a la economía chilena, por otro presiona al dólar a la baja en el mercado local.

.

Entretanto la recuperación de la economía chilena, aunque puede mostrar algunas cifras muy buenas al igual que otros países sudamericanos tales como Brasil y Perú, no consigue mejorar en distribución del ingreso, en los que el país está entre los peores del mundo junto con Brasil en Sudamérica, el desempleo que a pesar de las celebraciones oficiales se mantiene muy alto, y los índices de pobreza absoluta que han empeorado. Las autoridades atribuyen esto último al terremoto, y sin desconocer un impacto importante de la destrucción de bienes y de capacidad de producción instalada provocada por el evento telúrico, ya las cifras conocidas de las últimas estadísticas anteriores mostraba un deterioro y aumento de la pobreza absoluta por primera vez en 20 años. Por lo que estaríamos ante una confirmación de tendencia.

0 Responses to "Economía - Hacia el fin de la ilusión de la reactivación global sostenible"
Patricio Guzmán Cuando se habla del sistema financiero en Chile, normalmente vienen a la mente los bancos y las empresas que les prestan servicios externos, si vamos un poco más allá incorporamos a las AFP, las compañías de seguro, mercados especializados como la Bolsa de comercio, pero en general no le damos la relevancia que merece el sector del retail en el sector financiero, una zona gris entre lo comercial y financiero que ha tenido tres décadas de crecimiento explosivo, y endeudamiento masivo. El sector llamado ‘retail’ (Cadenas de tiendas de consumo masivo) es uno de los negocios con mayor crecimiento en la economía chilena y además es un segmento que encabeza la internacionalización de las grandes empresas. El retail combina la venta al por menor de los más variados artículos, junto con la universalización del crédito hacia sectores cada vez más amplios y diversos, incluyendo a los que tradicionalmente habían sido dejados de lado por el sistema bancario tradicional, segmentos en los que se incluyen tanto masas de compradores como de comercio menor que ofrece crédito a través de las tarjetas retail. Comité de Retail Financiero: Contra la base única de deudores. Las principales empresas del sector: Falabella, Cencosud, Ripley, La Polar y D&S Wal-Mart están agrupadas en el Comité de Retail Financiero, la asociación de grandes empresas del retail.

Entre ellas, solamente D&S que maneja Líder y Ekono, centros comerciales y marcas propias, es de capitales extranjeros. Ya que la familia Ibáñez, los propietarios iniciales la vendieron a Wall Mart, el gigante más grande en el mundo en el rubro, de capital norteamericano. El comité se ha opuesto públicamente a la idea de legislar para que exista una base única de deudores que sume la información de deudores del sector bancario y retail, con el argumento que es una cuestión de privados, y que beneficiaria a los bancos pero no a ellos. El registro posiblemente develaría la gravedad del sobre endeudamiento en Chile, y frenaría la concesión de muchos nuevos préstamos, con lo que la bicicleta de los deudores que toman créditos para pagar podría caerse. Este sector con su glamour, sus luces, colores, espacios amplios y gratos, es responsable de gran parte de la sensación de progreso y ascenso social que embarga desde hace un par de décadas a sectores crecientes de la población. Los grandes del retail son las tiendas ‘anclas’ de los mall, los nuevos templos de los adoradores del consumo, el Moloch contemporáneo en cuyas llamas se consumen los sobre endeudados. Los centros comerciales, a los que tarde o temprano todos acudimos, son un negocio inmobiliario en el que las cadenas de retail tienen una gran participación. La zona gris del sistema financiero. Hace mucho que el principal negocio del sector Retail de la economía dejó de ser prioritariamente comercial, para pasar a ser principalmente financiero. Las cadenas de retail más importantes ya cuentan con sus propios bancos; es el caso de Banco Paris, Banco Falabella, Banco Ripley. En realidad los productos que se venden en sus cadenas de tiendas, sirven para prestar dinero a altas tasas de interés. El 70% de las ventas se realiza con tarjetas de crédito. Con la ventaja sobre la banca tradicional, que no están sujetos a las regulaciones legales del sector bancario y la fiscalización de ninguna superintendencia financiera. El retail encontró la manera de sacar beneficio del alto porcentaje de la población chilena no bancarizado, o al menos no plenamente bancarizado, porque no constituye sujeto de crédito para los bancos por sus ingresos bajos, y falta de garantías reales. El mayor riesgo potencial, y la dificultad de obtener crédito en otras fuentes, permiten a estas cadenas cobrar intereses francamente abusivos, muy superiores a los de la banca tradicional. Gran parte del sobre endeudamiento, que según estadísticas oficiales alcanza a cuatro quintiles de los chilenos, cuyos gastos superan a sus ingresos, especialmente de los jóvenes, se explica por las agresivas políticas de colocación de crédito de estas cadenas. Pero no hay que creer que la venta masiva ha dejado de ser un negocio en si misma para estas gigantescas cadenas, los grandes volúmenes les permiten acceder a precios y condiciones casi sin competencia, y a marginar en algunos artículos, como la ropa importada de Asia, márgenes de ganancia, que pueden llegar hasta 14 veces el precio de costo puesto en Chile. Es decir un increíble 1.400%. El impacto de la crisis global en Chile, especialmente en el año 2009 cuando se produjo la mayor contracción de la demanda del consumidor, mostró a los empresarios la debilidad de apostar puramente por el negocio financiero. En la revista Capital, El gerente general de Paris, Jaime Soler lo expresó de la siguiente manera: “yo siento que la mirada nuestra y de la industria está cruzada

por tener una operación más responsable, por ver cómo sustentar el formato. En Chile, el retail fue conceptualizado bajo la premisa de que era un negocio financiero, pero el desafío ahora está en cómo yo hago este negocio rentable, cómo sustento el formato por sí solo, porque finalmente el negocio financiero también tiene sus amenazas. Yo siento que ahí está el primer gran cambio que se viene”.([1]) En un artículo de la misma revista, el gerente general de La Polar, Nicolás Ramírez, plantea los cambios de la industria tras la crisis. “Todos los kilos y kilos de catálogos ya no serán la tónica. Ahora hay una micro segmentación e Internet pasará a ser una herramienta estratégica, así como la eficiencia que deberá lograr cada vendedor, que tendrá que ser capaz de hacer una colocación integral sobre departamentos que van más allá del suyo”.([2]) Sobreendeudamiento. Las estadísticas muestran que cuatro quintiles de la población chilena gasta más de lo que percibe como ingresos. ¿Cómo puede lograrse esto? Gastando el patrimonio acumulado, o adquiriendo deudas. Diferentes estudios han mostrado la magnitud del sobre endeudamiento en Chile. El problema es transversal, se encuentra en todos los sectores de la población, solo se libra el grueso del 20% de mayores ingresos. Pero afecta más a los trabajadores de menos ingresos. Los más endeudados son personas que ganan menos de $400.000. Un estudio de Origina [3], realizado sobre una muestra de 6.719 personas, reveló que 50% de los trabajadores debe nueve veces o más su renta bruta y destinan sobre el 50% de su sueldo liquido a pagar mensualmente préstamos de consumo. De ellos más del 25% debe más de doce veces su renta bruta mensual. Se supone que una persona está sobre endeuda cuando su deuda supera siete veces su ingreso bruto, o que destine más del 20% de su sueldo mensual al pago de las obligaciones derivadas de las deudas, o simplemente que no sea capaz de cancelar intereses más capital. El estudio de Origina mostró una situación generalizada que supera estos parámetros. El sobre endeudamiento actúa como una reducción de la remuneración, la gente continúa financiando su nivel de consumo y el pago de la deuda anterior, con niveles crecientes de endeudamiento, o sea se solicitan préstamos para pagar deudas y consumir, hasta llegar a un punto de crisis, cuando ya no es posible acceder a nuevos créditos adicionales que permitan seguir viviendo en este juego popularmente conocido como ‘la bicicleta’. De acuerdo con el estudio de Origina, solamente un 30% de los sobre endeudados cayó en esta situación por eventos catastróficos, como enfermedades. El resto, la mayoría simplemente cree que se puede vivir permanentemente con un nivel de consumo superior al que los ingresos le permiten. Estas cifras indican que estamos cerca de una bomba de tiempo, el acceso al consumo mediante el crédito crea una percepción de bonanza, puede estimular la economía, pero se trata de una ‘burbuja’. Una situación de morosidad generalizada puede desencadenar una crisis de proporciones, con efecto dominó. De hecho fue una cosa que ocurrió así, con las llamadas ‘hipotecas tóxicas’ en los Estados Unidos, lo que gatilló la crisis global, en 2008. La “Gran Recesión” entre cuyas consecuencias todavía se encuentra el mundo.

Jóvenes con deudas y morosos antes de trabajar. Según los datos recogidos en la sexta Encuesta Nacional de Juventud, la situación de los jóvenes es peor si cabe. De acuerdo con información recogida por el Instituto Nacional de la Juventud, en 2009, en la Sexta Encuesta Nacional de la Juventud, más del 50% de los jóvenes está endeudado, y de ellos 6 de cada 10 deja de pagar lo que debe, es decir entra en la categoría de moroso, y de paso en Dicom (el sistema de información de morosidad con amplias consecuencias posteriores en temas tan relevantes como el acceso al empleo). De estos jóvenes deudores, el 57,3% de los casos es con tiendas comerciales, el 33,7% está endeudado con los bancos. 16,1% de los jóvenes toman créditos para pagar sus estudios, y 3.5% está endeudado con crédito hipotecario, el resto es mayoritariamente para consumir. De acuerdo con el estudio del INJUV, un porcentaje del 29,2% de los jóvenes que han contraído deudas se encuentra en mora, es decir, está atrasado en los pagos. De este número el 32,5% está atrasado con empresas retail. El 59,3% de los jóvenes endeudados declaró en el estudio que su principal fuente de ingresos es el dinero que reciben de sus padres. Muchos padres se enteran que sus hijos tienen tarjetas de crédito, o están sobre endeudados, cuando comienzan a llegar las cartas de cobranza a sus casas. Las empresas retail saben que los jóvenes no tienen capacidad de pago. Pese a su condición juvenil (entre 15 y 29 años), o tal vez precisamente por ella, y a sus pequeñas fuentes de ingresos, las instituciones financieras han definido a los jóvenes como clientes, logrando endeudar a más de la mitad de la población juvenil, en realidad cuando son estudiantes ni siquiera les piden que estén trabajando, se dan por satisfechos con ‘capturarlos’ desde jóvenes, esperando que como profesionales jóvenes en el futuro cercano sean buenos clientes, mientras tanto esperan que sus padres terminen haciéndose cargo de sus deudas. Cuando los padres los obligan a cerrar sus tarjetas, ya hay una obligación contraída para pagar. Inversiones en el extranjero Después de crecer sin parar en Chile llegó el momento que las cadenas miraron mercados en otros país. Los destinos han sido principalmente Argentina, Perú, Brasil y Colombia. Ya en 1993 Falabella comenzó su internacionalización con la entrada a Argentina mediante la apertura de una tienda en Mendoza. Le siguieron luego locales en Rosario, Córdoba, San Juan y Buenos Aires. Las otras cadenas comerciales siguieron sus pasos engrosando el número de las ‘multilatinas’ chilenas, las empresas que han saltado fuera de las fronteras. Según el diario Estrategia: “De acuerdo a un estudio elaborado por Deloitte, en el cual se mide a las 250 empresas de retail con mayores ventas, la compañía ligada a Horst Paulmann, Cencosud, lideró por primera vez el ranking de este año a nivel latinoamericano, desplazando al segundo lugar a la brasilera Grupo Pao de Acúcar, que por años había permanecido a la cabeza de la medición. Con ventas por US$11.226 millones en el año fiscal americano 2008–2009, la chilena ocupa el puesto 80 a escala mundial, 32 escaños más arriba que en 2009. En un artículo de El Mercurio de 12 de enero de 2010, respecto a al misma noticia, informa que “Cencosud se ubica en el lugar número seis de los retailers con mayor crecimiento (el año pasado era el 10) y la sigue Falabella en el puesto 15 (cuatro puestos más arriba que el año anterior). A pesar de la crisis económica

mundial, América Latina logró posicionar por primera vez 10 empresas dentro del ranking de las 250 mayores empresas de ventas al detalle. Éstas siguen proviniendo sólo de tres países: México, Brasil y Chile.” El modelo, de consumo sostenido por el endeudamiento más allá de lo razonable avanza voraz por el continente, con su promesa engañosa de mejor nivel de vida. Detrás del sobre endeudamiento se esconde el punto de no retorno, cuando nuevos créditos para pagar deudas dejan de ser una opción y se generalizan las deudas impagas, con el peligro del contagio y la crisis en todo el sistema. Es la fragilidad de un modelo basado en la quimera que se puede gastar sistemáticamente más de lo que los ingresos permiten realmente.

Notas. [1] La industria Retail en Chile 2010 - Revista Capital, número 270 (26 de febrero al 11 de marzo de 2010) [2] Idem. [3] EMOL. Blogs. Julio Pizarro V. Estudio revela que 50% de los trabajadores debe nueve veces o más su renta por consumo. 10 de septiembre 2010.

La crisis global está muy lejos de terminar.
Patricio Guzmán La crisis global de la economía capitalista que comenzó en 2007 como un problema de morosidad de las carteras hipotecarias en Estados Unidos, se transformó luego en una crisis del sistema financiero, y más tarde en una recesión global. El rescate con recursos masivos de los estados para salvar el sistema financiero de la bancarrota, y estimular la economía, impidió, por cierto, una cadena de mega quiebras de incalculables consecuencias y posteriormente permitió un respiro con un relanzamiento de la economía, en la mayoría de los países que consiguieron salir de la recesión. Pero el centro de la crisis mutó hacia la deuda pública y el déficit fiscal, que crecieron exponencialmente como producto de estos salvavidas. El default de Grecia evitado a último minuto por la intervención reticente de las potencias europeas y el FMI, encendió todas las alarmas. Perspectiva de muchos años de crecimiento lento y recesiones. Contra lo que la propaganda económica interesada, ha repetido machaconamente por tres años, la crisis está muy lejos de terminar. No estamos en el desarrollo de una de las cerca de quince que se desarrollaron durante la era de crecimiento, y después de una caída importante de la actividad se cerraban con un relanzamiento importante del crecimiento. Se ha producido un punto de inflexión del sistema y lo más probable es que frente a nosotros tenemos la perspectiva de muchos años de crecimiento lento y recesiones.

Los gigantescos rescates de los gobiernos de Estados Unidos y Europa Occidental de los sistemas bancarios, con dinero de los contribuyentes, convirtieron las pérdidas privadas de los banqueros en deuda pública. Con esto el riesgo del sistema financiero no terminó, pero pasó de la banca a los gobiernos. Ahora bien, si los bancos pudieron usar su influencia y el pánico de un quiebre del sistema financiero que arrastraría al abismo a toda la economía capitalista, para que los gobiernos acudieran en su rescate con el dinero de los contribuyentes, no ocurre lo mismo con los gobiernos, ninguna institución internacional, sería capaz de rescatar del cese de pagos alguna de las economía de tamaño medio en Europa, menos aún si el problema estallara en alguno de los países más desarrollados. Simplemente no hay nada que asegure suficientemente los bonos soberanos, y la deuda de los estados. La crisis del crédito y la deuda no ha sido superada, de otra manera ya estarían subiendo las tasas de los bancos centrales en todas partes para retirar las inyecciones de liquidez masivas a la economía mundial, asegurar mantener baja la inflación, y evitar la aparición de burbujas financieras, pero las autoridades económicas están muy divididas sobre ello. Los inversionistas de los mercados de deuda pública, parecen más preocupados por la perspectiva de deflación, crecimiento muy aletargado, nueva recesión y la posibilidad de impago de bonos soberanos (deuda de los estados). El desempeño económico en Estados Unidos, Japón, la mayor parte de los países europeos, hacen difícil a los bancos centrales subir las tasas de interés de referencia, sin agudizar las presiones recesivas. Incluso los efectos de la desaceleración de la economía china, necesaria para impedir una explosión de las ‘burbujas’ que inflaron los precios y crearon riqueza inmobiliaria artificial y especulativa, se salieran de control, ahora preocupan a los otros países, por el efecto negativo que tendrá sobre las posibilidades de crecimiento global. Un reporte del 25 de agosto de Morgan Stanley advertía a los inversionistas que se pueden esperar no pagos de bonos de los gobiernos. “Un default soberano absoluto en las grandes economías avanzadas sigue siendo un resultado muy poco probable. (… ) Pero “los gobiernos impondrán una perdida en alguna de sus contrapartes” Una nueva recesión global La mayoría de los analistas globales ahora están en el sector ‘pesimista’ y temen una nueva recesión global, dentro de una crisis que nunca ha terminado en realidad. La temida recesión de doble inmersión. Las opiniones varias sobre que iniciará la nueva inmersión, o si ocurrirá el 2010, el 2011 o el 2012. La causa del nuevo estallido de la crisis podría ser un nuevo problema de deuda soberana que desestabilizara la Unión Europea, o las deudas y déficit estadounidenses, un colapso de grandes bancos cuyas deudas incobrables siguen ocultas contablemente, el estallido de burbujas en países emergentes, o un efecto recesivo más allá de lo esperado de las políticas de austeridad adelantadas en la Unión Europea. Estados Unidos La economía estadounidense muestra resultados que no son los que se esperaría de una economía que supuestamente lleva cerca de un año de recuperación. La economía

estadounidense es la más importante del mundo, incluso después de un retroceso relativo importante a favor de las grandes economías emergentes asiáticas – en primer lugar de China – en medio de la crisis global, EE UU por si solo sigue concentrando un cuarto del producto mundial. Por tanto lo que ocurra en Norteamérica es determinante para el futuro de la situación económica global. Antes de la crisis se estimaba que el 70% de la demanda que impulsaba el crecimiento de esta economía, era de los hogares. Se daba sin embargo una paradoja, desde los años 90, los ingresos por concepto de salarios disminuyeron, pero el gasto de los consumidores aumentó. Lo que explica la persistencia de esta paradoja fue la demanda alimentada por el crédito fácil. No olvidemos que la crisis global se inició en los Estados Unidos como consecuencia de la acumulación de deudas hipotecarias incobrables. Las hipotecas, que son el principal mecanismo para respaldar la deuda de las familias en Norteamérica, provocaron a su vez una burbuja de precios inmobiliarios, de allí la importancia que asignan los economistas al monitoreo de la evolución del mercado inmobiliario, para estimar las posibilidades de recuperación, o de recaída en la recesión. De acreedores a deudores El reemplazo de la organización Fordista del trabajo por modelos post Fordistas globalizados e internacionalizados en red, permitió un aumento de la productividad del trabajo, y la reducción de los costos de mano de obra, asociados con la deslocalización, y la desindustrialización relativa en las viejas potencias industriales, que traspasaron la producción intensiva en mano de obra a países en los que la fuerza de trabajo es mucho más barata. Lo que de pasó le sirvió de chantaje contra las condiciones de trabajo y de vida de su propia clase trabajadora, esto además se vio facilitado por las mercaderías baratas importadas desde los países de mano de obra barata. A la par que en pocos años, el comercio exterior se transformó en deficitario estructuralmente, es decir las importaciones superan a las exportaciones. Paralelamente el déficit fiscal aumentó, lo que dio origen al llamado ‘déficit gemelo’ de los Estados Unidos. Un tercer elemento equilibraba la balanza, la inversión extranjera en deuda norteamericana. Dicho de otro modo, funcionaba un ‘circulo virtuoso’ con su primer acreedor. Estados Unidos adquiría productos producidos en China (de empresas que mayoritariamente son de capitalistas norteamericanos y europeos) y recibía crédito del país asiático, bajo la forma de compra de bonos de deuda pública. Así en un par de décadas Estados Unidos pasó de ser el primer acreedor mundial, al primer deudor mundial. En los Estados Unidos, los estímulos del gobierno, y la creación de empleos temporales por la realización del censo, no ha sido reemplazado completamente por la empresa privada después de retirarse las ayudas. “Las ventas de casas nuevas se desplomaron 12% en julio a un ritmo anual de 276.000, el nivel más bajo desde que el Departamento de Comercio comenzó a recopilar las cifras en 1964, y el precio medio de US$ 204.000 es el más barato desde fines de 2003. Los pedido de bienes durables subieron 0,3% en comparación con la ganancia de 3% pronosticada por los economistas”.[1] Ahora muchos se preguntan porqué las billonarias traspasos de los estados para paquetes de rescate y de estímulo, en los países desarrollados, no han tenido el efecto esperado de

reactivación de la economía y creación de empleo. Una parte sustancial de la respuesta parece estar en los mismos mecanismos que estimularon a la vez el consumo y la concentración de la riqueza en el periodo de auge, cuando el gasto era estimulado por el crédito; una parte sustantiva del dinero inyectado a la economía es destinado, por los bancos a aumentar la solidez de su liquidez frente a nuevas oleadas de riesgos, y por empresas y particulares, a pagar deuda financiera. De esta manera el dinero se queda parcialmente inmovilizado, no entra en un ciclo de gasto y consumo, y no tiene el efecto multiplicador productivo esperado. El acceso al crédito es más difícil, muchos hogares norteamericanos luchan por no engrosar la lista de los rematados, y lo que parece ahorro en las estadísticas ahora es más bien pago de deudas no renovadas. Aún así el endeudamiento sigue alto, un 360% como proporción del PIB, la misma en el primer semestre de 2010, que en el segundo de 2008. Se habla de epidemia del ahorro, que conspiraría contra el relanzamiento del consumo, pero aunque la deuda toxica disminuyó en US$600 mil millones, pero para volver a los niveles pre-crisis los consumidores necesitarían disminuir las hipotecas, tarjetas de crédito y otros créditos en US$ 6 billones (millones de millones) [2] El desempleo superior al 9% y el sobreendeudamiento frenan el gasto de las personas, la precaución de las empresas contiene el empleo y la inversión, y se refuerzan entre ellas como un círculo vicioso. “Si bien el informe de empleo agosto sorprendió con cifras sobre lo esperado, las revisiones de datos anteriores mostraron que la evolución del mercado laboral en julio fueron significativamente mejores a lo estimado. Esto implica que las condiciones del mercado de trabajo empeoraron en agosto. La ganancia de 60.000 empleos, excluidos los contratados para el Censo, fue inferior a la ganancia de 89.000 en julio, y la caída fue provocada por una reducción de las nominas privadas, incluyendo la primera caída de las nominas de fabricación en 2010. El ritmo de creación de empleo se mantiene muy por debajo de los niveles necesarios para evitar el aumento de la tasa de desempleo. Mientras tanto, una mejora en los salarios por hora y una disminución de la duración del desempleo se destacan como una evolución positiva.”[3] La economía mexicana – especialmente su sector exportador y turístico – por su cercanía, mano de obra barata y el tratado de libre comercio, depende de los ritmos de la estadounidense, por tanto lo que suceda en EE UU se va reflejar en ella. Europa Grecia, cuyo gobierno, aceptó imponer una política de austeridad brutal contra su población trabajadora, como condición para recibir ayuda de la Unión Europea y el FMI, y evitar así el cese de pagos de su deuda, ya ha visto seis huelgas generales en lo que va del año. Aún así, si antes de los recortes de gasto social y salarios, y alargamiento de edad para jubilarse, el déficit fiscal y la deuda pública lo habían hecho merecedor de la categoría conocida como ‘basura’ por las calificadoras de riesgo, las medidas de austeridad, con su efecto recesivo, han puesto una loza sobre las posibiliades de crecimiento. Por lo mismo, sigue siendo un paria en los mercados de inversión en deuda soberana.

Entre los países con más desarrollo capitalista, es el gobierno de Gran Bretaña, el que intenta imponer con más fuerza una política de recorte de gastos, para reducir la deuda soberana británica el objetivo es evitar perder la calificación de crédito AAA. El resto de los gobiernos capitalistas observan si Gran Bretaña consigue reducir la deuda sin impedir la recuperación. Esto no consiste simplemente en la difícil operación, en estos tiempos, de retirar inversión y demanda proveniente desde el estado y lograr al mismo tiempo un mayor dinamismo del sector privado. Mucho dependerá de la resistencia creciente de la clase trabajadora británica a pagar finalmente los platos rotos de los banqueros y el estado que permitió años de crecimiento basados en la especulación financiera y el recurso al crédito. De acuerdo con Olli Relm, economista de la Unión Europea, la desaceleración de las economías asiáticas, tendría un “serio impacto negativo” en la región. En una entrevista radial trasmitida el 24 de agosto, el premio Nobel de Economía, Joseph Stiglitz, señaló que “el recorte de inversiones de alto retorno solo para hacer que la imagen del déficit se vea mejor es realmente tonto”, y agregó polemizando contra los partidarios de profundizar las medidas de austeridad: “Lo que estamos haciendo es crear las condiciones para una enfermedad japonesa de largo plazo, con un crecimiento económico débil durante un periodo de tiempo prolongado.”[4] Durante largo tiempo, los trabajadores podían creer que como decía la propaganda oficial y la pasada experiencia, a la brusca caída en la recesión seguiría un periodo de recuperación igualmente rápido. Algunos países como España estarán en recesión durante el 2010. Pero los meses pasan y lo que ha habido en el mejor de los casos es una recuperación sin creación sustantiva de empleo. Las políticas de austeridad para que los trabajadores paguen los costos de la crisis de la deuda, están aumentando la rabia y la frustración, y su propia presión sobre los sindicatos. La Confederación Europea de Sindicatos ha llamado a una acción de los trabajadores en toda Europa para el 29 de septiembre. Hoy día UGT y CC OO en España han convocado a la Huelga General contra el gobierno de Zapatero, y sus planes de austeridad y liberalización económica a favor de los empresarios. La clase trabajadora Europea está entrando en un periodo de agitación y movilización no visto desde los años 70. Japón El crecimiento de Japón permanece estancado, el crecimiento en el primer trimestre supero el 4%, pero cayó al 0,4% el segundo trimestre. El Yen se ha revalorizado de manera persistente respecto al dólar perjudicando las exportaciones, y las remesas de utilidades de las empresas japonesas establecidas en el extranjero. Las autoridades han fracasado en hacer frente a la deflación, hasta julio los precios sumaban 17 meses de caídas seguidas. Japón se encuentra en una ‘trampa de deflación’, cuando los consumidores suponen que los precios se reducirán en el futuro, prefieren ahorrar y posponer todas las compras que sea posible, lo que agrava el problema de falta de

demanda. Además, China, acaba de superar a Japón como la segunda economía del mundo. Entre junio y agosto, la popularidad del gobierno, cayó de 59% a 37%, se ha abierto una crisis política en las alturas del gobernante partido liberal demócrata, se espera la caída del primer ministro, y en el entretanto eso disminuye la capacidad de maniobra del gobierno, para enfrentar concertadamente con el Banco Central la situación. China Los resultados del producto del gigante asiático, durante el primer semestre de 2010, lo han colocado como la segunda economía mundial, detrás de Estados Unidos, superando por primera vez a Japón. Estamos ante un cambio geopolítico significativo. El año 2009 el gobierno chino estimulo la economía con US$ 580.000 millones de dólares, y los bancos estatales dieron préstamos record por US$ 1,4 billones, con esto sacó a la economía de la recesión, y logró impulsar el crecimiento hasta cerca del 11%. Un resultado espectacular para el estado de la economía mundial. Pero el crédito barato y fácil hizo que los precios de las propiedades inmobiliarias aumentaran 68% en el primer semestre de este año, en comparación con igual periodo de 2009. Los precios inmobiliarios de China fueron los que más aumentaron en el mundo, la inversión en propiedades y sectores afines constituye un 20% del PIB del país, de manera que si hay una burbuja inmobiliaria, también una parte del PIB está inflado. Pero lo que más temen los analistas es que si caen las propiedades, esto se trasladará al conjunto de la economía, y en ese caso el crecimiento del PIB podría bajar a un 5% en el tercer trimestre del 2010, después de haber alcanzado un 10,3% en el segundo trimestre. Una disminución significativa del crecimiento de la economía China tendría consecuencias en toda Asia, en América Latina (Brasil, Perú y Chile se verían muy afectados), en Australia, en general países que venden a China grandes cantidades de hierro, cobre, y otros minerales, así como productos agrícolas; soja, trigo. Incluso en Europa, los economistas, se muestran preocupados por las consecuencias de la caída del crecimiento chino, pero lo que más temen las autoridades económicas chinas, es a la explosión de la burbuja inmobiliaria, por ello ya tomaron medidas para conseguir una disminución más suave de precios, y enfriar el nivel de actividad. Impusieron restricciones estrictas al crédito para disminuir la especulación, aumentaron requisitos, y subieron las tasas de interés. La disminución del crédito ya ha tenido efectos en la caída de la actividad, pero también en el mercado inmobiliario. Se ha reportado que en el distrito de negocios del centro de Beijing, el 37,5% de espacios de oficinas está vacío. Paralelamente a las subidas de precios, el año 2010 ha visto una ola de huelgas de la clase trabajadora, cansada de las pésimas condiciones laborales y los malos salarios, en medio de una sociedad que se polariza socialmente a medida que avanza el proceso de restauración y acumulación capitalista, y junto a la pobreza de los campesinos y la clase obrera, destacan los grandes millonarios. Hay que subrayar que en china no hay sindicatos libres, los organismos que llevan este nombre son instituciones vinculados a las gerencias de las empresas, y legalmente su primera obligación es estimular la producción, las autoridades han reaccionado de manera distinta ante los movimientos de huelgas y manifestaciones, según las zonas del país. En algunos lugares han concedido reivindicaciones y aumentos salariales, en otros se ha limitado a reprimir, pero el

movimiento no ha sido derrotado, y se ha producido un cambio en el equilibrio de fuerzas sociales en el país. . Notas [1] Blommberg Businessweek. Mark Gilbert. La Solución del Cero Por Ciento. Diario Financiero, 30 de agosto de 2010. [2] Financial Times. Francesco Guerrera. La Epidemia del Ahorro Perjudica los Intentos por Reavivar el Crecimiento. Diario Financiero, 30 de agosto de 2010. [3]Christian Menegatti and Prajakta Bhide. U.S. Employment Report: Better or Worse? It's All About Perspectiva. RGE Análisis. 6 de Septiembre de 2010. [4] Blommberg Businessweek. Mark Gilbert. La Solución del Cero Por Ciento. Diario Financiero, 30 de agosto de 2010.

Las utilidades de la banca que opera en Chile nuevamente baten record en julio 2010.
Patricio Guzmán Las colocaciones y la concentración de la industria financiera. Las cifras de las colocaciones de la banca que opera en Chile son elocuentes sobre el grado de concentración que ha alcanzado la industria. Los diez bancos principales concentran el 93% de las colocaciones, entre ellos los cinco mayores suman el 73% de las colocaciones. Los bancos extranjeros el 39% y los bancos privados chilenos el 44% de las colocaciones. El Banco Estado tiene el 17%. Las utilidades nuevamente baten record en julio 2010. La Banca nuevamente ha batido sus propios record de utilidades, de acuerdo con la SBIF, las utilidades netas acumuladas a julio de 2010, eran de 969.072 millones de pesos, contra 643.408 millones en julio de 2009. Esto es un aumento de 50.62%. Si se mira desde las utilidades conseguidas por los grandes bancos se advierte que la concentración del negocio es aún mayor. De acuerdo con las cifras, en millones de pesos, a julio de 2010, Banco Santander suma utilidades por 299.827, con un incremento respecto a igual periodo en el año 2009 de 34.30%. Banco de Chile suma utilidades por 234.291 y el incremento es de 63.42%, BCI acumula utilidades por 123.008 y el incremento porcentual es de 49.59%. Corpbanca suma 66.337 en utilidades, con un aumento de 57.83%, y el BBVA tiene utilidades por 48.754 con un incremento del 9.69%. Estos cinco mayores bancos acumulan 772.217 millones de pesos de utilidades netas a julio de 2010, es decir, el 79.69% de las utilidades del sistema.

Claramente estamos frente a sobre-ganancias, que no se condicen con el estado general de la economía chilena. Más bien es la verificación que en un modelo de acumulación capitalista caracterizado por los oligopolios, y el acceso al consumo del 80% de las familias mediante el recurso del endeudamiento, son los grandes grupos económicos, y especialmente los que se dedican al negocio del préstamo como los bancos y el retail los que obtienen los mayores crecimientos y rentabilidades. ¿Se abre la Temporada de Compras? La participación extranjera en la banca que opera en Chile podría crecer sustantivamente en los próximos años. El diario financiero[1] informó que el último reporte del banco suizo UBS, en un artículo títulado “Bancos Brasileros: ¿Temporada de Compras?” indica el interés de los grandes bancos brasileros por adquirir bancos en países de América Latina, entre ellos en Chile menciona como posibles adquisiciones al Banco de Chile, BCI, BBVA y Corpbanca. Y estima los precios de mercado de estas instituciones. Para Banco de Chile sería de US$ 10.835 millones. El BCI costaría US$ 5.345 millones. El precio del BBVA se calcula en US$ 1.913 millones, y Corpbanca en US$ 2.693 millones. La Rentabilidad. El reporte de UBS destaca la alta rentabilidad de estos bancos. El indice financiero ROE[2] (Return on Equity), es el monto de ingreso neto retornado como un porcentaje del capital de los accionistas. El ROE mide la rentabilidad en un año de una corporación revelando cuanta utilidad genera una empresa con el dinero que han invertido los accionistas. En el caso de los bancos citados arriba, el reporte del UBS indica que el ROE del banco de Chile es 31,2%, el del BCI 20,5%, el de BBVA es 18,2% y el de Corpbanca es 22,5%. Según datos anualizados a julio de 2010, de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras, las utilidades netas sobre patrimonio de los cinco principales bancos en Chile son; Banco Santander 29,66%. Banco de Chile 29.80% , BCI 21.68%, Corpbanca 22.08%, BBVA 16.73%. Notas [1] Jimena Catrón Silo. UBS afirmó que hay pocos bancos para comprar en Chile pero destacó su alta rentabilidad. Diario Financiero. 30 de agosto de 2010. [2] El ROE se expresa como un porcentaje y es calculado así: Retorno sobre Capital = Ingreso Neto / Capital de los accionistas.

La amenaza creciente de una nueva recesión global.
Patricio Guzmán S. Socialismo Revolucionario, CIT en Chile.

. Un editorial de Financial Times, con el título: “La recesión sigue siendo una amenaza creciente”[1] resumía a principios de mes, con pesimismo lúgubre, las perspectivas económicas globales, dando claras señales de incomodidad con el giro de los gobiernos hacia políticas de austeridad: “La crisis económica está lejos de haber terminado. Crece la evidencia que las fuerzas recesivas que agarrotan la economía global todavía tienen que ser conquistadas. El balance del riesgo se ha desplazado hacia una renovada recesión. Algún crecimiento ahora se ve más como un alza temporal que como el comienzo de una fuerte recuperación. La súbita paralización que experimentó la economía a fines de 2008 provocó que las compañías redujeran su producción, pero sobre reaccionaron y pronto comenzaron a quedarse sin stock. Así que incluso si el crecimiento era anémico, las empresas rápidamente se vieron obligadas a aumentar los niveles de producción para ponerse al día. Esto es muy claro en los Estados Unidos, donde el ciclo de inventarios ha sido especialmente pronunciado. En los dos últimos trimestres, el producto nacional aumentó hasta un índice que aparecía saludable, pero dos tercios del incremento en el producto interno bruto en Estados Unidos era reposición de inventarios. El consumo privado y las exportaciones han sido ambos débiles – y ninguno está ganando fuerza. Los estudios de empresas manufactureras han registrado caídas en el índice de nuevas ordenes tanto domesticas como del extranjero. El despido por el gobierno norteamericano de los trabajadores del censo se ha hecho visible en las estadísticas del mercado del trabajo. Está no es la única área donde el sector público está afectando a la economía norteamericana: el presupuesto de los estados comenzó a pesar en el producto a mediados de 2009. El peso de sus recortes ahora superan los aumentos del gasto federal. La auteridad de los EE.UU. se acelerará. El Fondo Monetario Internacional espera que el país redusca su déficit en 2.7 por ciento del producto el próximo año. Pocos gobiernos están contrayendo tan rápidamente como los Estados Unidos. Incluso los gobiernos de la eurozona que más hablan de austeridad, presionados por los mercados de bonos, solo están planeando contracciones por valor de un 0./% de su producto. Pero todo esto pesa sobre el crecimiento. Las grandes economías avanzadas se apretaran en cerca del 1.9 por ciento de su producto este año. En China estos factores – políticas de austeridad y débil recuperación global – ya se están sintiendo. El índice de adquisición de gerentes del HSBC muestra que la recuperación se ha parado y el producto fabril está comenzando a caer. La recuperación global, en cualquier caso, no será impulsada por este país todavía pobre. La economía mundial se encamina a un periodo de políticas fiscales de austeridad y (si el crecimiento no despega) de políticas monetarias ultra flexibles. Los mercados de futuro implican que las tasas de interés de EE.UU. no subirán hasta el segunbdo trimestre del próximo año, y los inversores en esos mercados recientemente han tenido a ser sobre optimistas respecto a la recuperación. La economía mundial puede salir a flote de este pantano, pero los gobiernos deben ser flexibles: los peligros apuntan hacia la caída. Podemos escapar otra ronda de recesiones, pero ya no lo podemos dar por descontado”

China; ¿Seguirá jalando de la cuerda Latinoaméricana? La economía China ha sido el motor de la recuperación de los países latinoamericanos. Es el principal socio comercial, y el primer destino de las exportaciones de Chile y Brasil. China tiene tratados de libre comercio con Chile y Perú. Además, especialmente en los últimos tres años, el interés del país asiático por Latinoamérica y especialmente por Sudamérica se ha expresado en grandes inversiones. Entre 2005 y el primer trimestre de 2010, China ha invertido US$ 6 mil millones de dólares en empresas de la región. Las señales de una desaceleración del crecimiento ha abierto el temor que tenga un impacto directo sobre los países latinoamericanos, y ya ha impactado el precio del cobre, que el segundo trimestre del año ya había retrocedido un 17%. Después de seguir una política monetaria expansiva, con crédito barato y fácil, que consiguió plenamente el objetivo de salir de la recesión que afectó a China el 2008, las autoridades del país asiático comenzaron a aplicar el freno a la economía sobrecalentada, con un crecimiento económico espectacular, pero que ha dado origen a ‘burbujas’ especulativas, en el mercado inmobiliario, y también de las finanzas. Si se produjera un estallido descontrolado, la economía china podría seguir el camino de los Estados Unidos en 2007, para evitarlo el gobierno del primer ministro Wen Jibao introdujo restricciones preventivas, con el objeto de conseguir una desaceleración controlada. Entre estas políticas se encuentran restricciones a los préstamos bancarios y a la compra de propiedades. En el segundo trimestre de 2010, en julio, las importaciones chinas anotaron su tercera caída mensual consecutiva, la producción industrial se redujo más de lo esperado, y la expansión de la economía se redujo a un 10,3%., un crecimiento, sin embargo, de dos dígitos que muy pocas economía en el mundo pueden mostrar. Una reducción controlada del crecimiento económico chino, tendría un efecto importante pero aún menor sobre las economías sudamericanas. Las exportaciones de Brasil totalizan un 10% de su PIB, de ellas las exportaciones a China representan un 15% de sus exportaciones totales. Para Chile las exportaciones representan un 40% de su PIB, y en México son el 30%, pero en este último caso su principal socio comercial siguen siendo los Estados Unidos. De hecho la importancia relativa en la región de la economía mexicana, es la principal causa que los Estados Unidos sigan siendo el primer socio comercial de Latinoamérica, con un 50% de las exportaciones. Pero a la amenaza de ‘pequeña locomotora’ del comercio exterior con China, hay que sumar la desaceleración de la recuperación en Estados Unidos, y la amenaza de la segunda recesión en Europa, que en el mejor de los casos se evitará a cambio de décadas de crecimiento muy lento, y con alto desempleo. “Las secuelas de la crisis de 2008 (…) se traducen en un mundo desarrollado, esto es EE.UU. Europa y Japón, con un problema de sobreendeudamiento muy grande, con fuertes problemas para crecer y una expectativa de mediano plazo de crecimiento bastante bajo. Hemos visto una recuperación cíclica de la economía mundial, pero, visto en detalle, se visualiza una segunda mitad del año y luego un periodo prolongado, de años, de crecimiento bajo. Los problemas del mundo desarrollado son profundos y no se van a resolver a corto plazo”.[2] La espiral inflacionaria de los alimentos de 2008, y la crisis económica global, han provocado el aumento del número de personas sumidas en la pobreza extrema en todo el planeta. En países más desarrollados se ha llegado a hablar de “tercer mundialización” de sectores de la población. A diferencia de las economías capitalistas desarrolladas, las ‘economías emergentes’ han

mostrado un fuerte dinamismo en su recuperación posterior a partir de 2009. Esto ha provocado efectos importantes en la economía y la geo política mundial. No obstante, no hay que olvidar que los grandes consumidores finales están en los países capitalistas desarrollados. Por otro lado, la crisis global ha dejado ver una sobreproducción de capitales, que al no encontrar nichos de inversión con la rentabilidad apetecida en el mundo desarrollado, ven amenazada incluso su calidad de capital. Así una masa de capitales se está reorientado hacia las economías emergentes. Los ‘emergentes’ no tienen capacidad de reemplazar a escala mundial la demanda de EE.UU., Europa y Japón, y esto es un dato relevante, el motor de la economía capitalista es el lucro, y la realización de la ganancia capitalista no se produce hasta la venta y cobro de la producción de bienes y servicios. El crédito, los instrumentos financieros derivados y de futuro, pueden cumplir un papel importante en la medida que al menos inicialmente disminuyen la incertidumbre y dinamizan los mercados con una promesa de pago futuro. En economías mercantiles los flujos se producen por intermediación del dinero, y la promesa de pago futuro, al mismo tiempo, también es dinero. Pero como toda forma de dinero, incluso el efectivo – la de mayor liquidez – descansa sobre la base de la confianza. Una base frágil, especialmente en épocas de turbulencia financiera y económica. Pero incluso si se mantiene el dinamismo de las llamadas economía emergentes, lo que no está para nada garantizado si los principales mercados mundiales se mantienen deprimidos por largo tiempo, de hecho, ya hay acuerdo entre los analistas, que el crecimiento global se hará cada vez más lento, a medida que se agoten los resultados de las políticas monetarias expansivas que impulsaron la frágil recuperación. Hay que recordar que el desempleo se mantiene alto, y que la salida de la recesión por parte de la gran mayoría de los países fue anunciada a partir de una base de comparación reducida por la caída anterior del producto. Aún así, el crecimiento en los países desarrollados ha sido muy bajo. Europa, entre la crisis financiera y la austeridad recesiva. A pesar de lo que dice la propaganda oficial, los responsables de la crisis de la deuda en Europa no son los trabajadores que supuestamente vivían con niveles de bienestar superiores a los que la economía podía asegurar los responsables. El punto de partida es el endeudamiento y el déficit fiscal producto de la conversión de las pérdidas privadas en deuda pública. Las medidas de austeridad del gasto público, es decir recorte de las prestaciones sociales, disminución salarial, y extensión de la edad de jubilación, a una escala no vista desde la segunda guerra mundial, intentan contener la crisis financiera, pero a la vez tienen un carácter recesivo al deprimir la demanda. Tras la salvada in extremis del default griego, el paquete de rescate atado a estas medidas han ganado un respiro a la Unión Europea, pero no aseguran que una ‘crisis griega’ no vuelva a repetirse en otros países, con economía de mayor tamaño, a una escala que hará muy difícil a los principales países de la Unión Europea acudir nuevamente al rescate España, un enfermo en Europa. Después de dos años de crisis, las consecuencias del estallido de la burbuja inmobiliaria ha vuelto a amenazar la estabilidad del sistema financiero y ha forzado la concentración de la banca hipotecaria, las Cajas de Ahorro regional. Dejando al descubierto de paso que en los balances de la banca se esconden muchas pérdidas que se presentan maquilladamente como activos, pero que

en algún momento tendrán que transparentarse. Esta situación, claro no es privativa de España, y ha ralentizado el crédito interbancario. También en Estados Unidos muestran problemas, las cifras económicas muestran un debilitamiento del crecimiento de la mano con el agotamiento de los paquetes de estímulo fiscal, hay una recuperación débil de la demanda de crédito, asociados a una recuperación por debajo de lo esperado del desempleo y expectativas pesimistas de los consumidores. . Notas: [1] Financial Times Editorial, Recession is still a looming menace. London. 3 de Julio 2010. La traducción es nuestra. [2] Entrevista al economista José Luís Daza. Diario Financiero. Santiago de Chile. 19 de julio 2010.

Europa: Brutales medidas de austeridad
El mayor plan de austeridad contra los trabajadores desde la segunda guerra mundial, para salvar al Euro y la estabilidad del sistema financiero.

Patricio Guzmán Socialismo Revolucionario, CIT en Chile

Portugal es el tercer país débil de la Unión Europea que cede a las presiones de la Unión Europea, y el FMI, como condición para acceder a los préstamos del fondo de salvataje de 750 mil millones de Euros. En la misma línea de las políticas de ‘shock de austeridad’ introducidas en Grecia y España. El gobierno de Portugal ha anunciado un paquete de medidas de austeridad, de acuerdo con los medios estas consistirían en reducciones de gastos y subidas de impuestos, que permitirían reducir el déficit en 2 mil millones de Euros: Estas medidas incluyen el recorte de un 5% en los sueldos de políticos y ejecutivos de empresas públicas. (El gobierno reconoce que esto es ‘puramente simbólico’, pero que la adoptó porque era condición de la oposición del conservador PSD para apoyar con sus votos el plan. Reducir subvenciones a empresas públicas (270 millones de Euros). Bajar las transferencias a comunidades y Ayuntamientos (100 millones). Recortar los gastos en la Administración central, congelar contratos e inversión pública. El IVA aumenta un punto y se sitúa en el 21% para el tipo general y en el 13% y el 6% para los otros dos. El impuesto sobre el rendimiento del trabajo sube entre 1 y 1,5 puntos según los tramos. Impuesto adicional del 2,5% para las grandes empresas y la

banca. Se introduce peaje en las autopistas gratuitas. Estas medidas tienen un carácter deflacionario y recesivo. Por una parte los capitalistas pueden congratularse que desactivaran una situación explosiva de posible cese de pagos, que empezando por Grecia podría haberse extendido a otros países europeos y dañar en los países no directamente afectados a los bancos prestamistas, con consecuencia imprevisibles. Pero por otro lado, las medidas adoptadas desestimularan brutalmente la demanda interna, que ya está afectada por las grandes cifras de desempleo, reduciendo el dinamismo de la economía. La respuesta al plan de rescate europeo ha sido la caída de las bolsas. Los inversionistas han respondido inicialmente a los anuncios de los planes de rescate con un rebote de recuperación de los precios en las principales bolsas, que habían caído estrepitosamente antes, pero solamente para volver a caer el día siguiente, y ahora tras los anuncios de España y Portugal nuevamente estamos viendo la caída generalizada de las bolsas en las principales plazas. Los problemas del Euro no han terminado. El plan de rescate no ha evitado que continúe la caída del Euro. Algunos piensan que las medidas de austeridad y planes de rescate financiero, simplemente no serán suficientes y que Grecia no podrá pagar completamente su deuda. Es el caso del presidente del Deutsche Bank, Josef Ackermann, En una entrevista con la cadena alemana ZDF, el banquero señaló que no cree que Grecia sea capaz de pagar toda su deuda a pesar del plan de rescate acordado con la UE y el FMI, que incluyen un prestamos de 120 mil millones de Euros, y las medidas de austeridad, no vistas en Europa Occidental desde la Segunda Guerra Mundial. Reducción de salarios entre un 15% - 20% en el sector privado, 20% - 30% en el sector público, alza de los impuestos de consumo, del 19% al 23% en el caso del IVA, alargamiento de la edad de jubilación, entre otras medidas. Una de las consecuencias de los planes de austeridad será el relanzamiento de la recesión. Las impopulares medidas exigidas por la UE y el FMI al gobierno griego, fueron adoptadas por el parlamento griego el viernes pasado, pretenden reducir el deficit fiscal que ahora es de 12.7% a un 8.7% de producto interior bruto, en el curso de este año. Se calculó el valor de paquete de austeridad permitiría mejorar la posición de la tesorería del estado helénico en 6,5 mil millones de Euros, y sigue a un plan de austeridad previo en enero por 6.8 mil millones de Euros, Además Josef Ackermann estima que Grecia no se recuperará completamente de la recesión inducida a su economía. Finalmente están los que se preocupan de las consecuencias sobre las finanzas de los prestamistas del plan de rescate de 750 mil millones de Euros, puesto que hay que recordar que en

buena medida, las razones inmediatas, de la crisis financiera de los países más débiles de Europa Occidental, se debe a los billonarios paquetes de rescate estatales de bancos y multinacionales, y de inyección de recursos públicos para estimular la demanda. La conversión de deuda privada en deuda pública explica el crecimiento multiplicado del déficit fiscal y la deuda pública. En estos casos el Euro no podrá sobrevivir como moneda única de Europa. Los países más débiles están pagando las consecuencia de estar atados a la moneda única, con naciones de productividad mucho mayor. Si en época de bonanza el Euro ofrecía estabilidad monetaria, y facilitaba los intercambios comerciales, ahora en una época recesiva agrava los problemas de los países relativamente más atrasados. Ya hay voces que reclaman la salida de la moneda única. Las autoridades europeas sostenían que las sucesivas rebajas de la calificación de Grecia, España, y Portugal entre otros por las grandes empresas calificadoras de riesgo (S&P, Moodys, Fitch) desencadenaron las presiones de los especuladores contra el Euro, y la subida de los tipos de interés para la deuda de las naciones afectadas, o el cierre de sus posibilidades de obtener nueva deuda. Ahora las calificadoras de riesgo también están en el centro del huracán, y se anuncian regulaciones para el funcionamiento de esta actividad, que ‘evite el conflicto de intereses’. En Europa acusan a estas agencias, todas basadas en EE.UU. de provocar los ataques contra el Euro, para que los inversionistas dirijan sus capitales a Estados Unidos, que es hoy día el mayor deudor del mundo, y exigen que los mismos criterios de clasificación de riesgo se apliquen a Norteamérica, lo que significaría rebajar su clasificación, que ahora es la mejor. “Que nosotros seamos su problema”. Por su parte los trabajadores a los que se ha repetido machaconamente que lo peor ya pasó, y que la recuperación está en curso, desde que comenzó la crisis, ven ahora, con indignación, que se les está pasando la cuenta de situaciones que no decidieron ni disfrutaron ellos. Los sindicatos portugueses anuncian movilizaciones contra el paquete de austeridad del Gobierno. En España, UGT y CCOO, los más grandes sindicatos españoles, han llamado a una huelga del sector público para el 2 de junio, y aumentan las voces por la convocatoria de una huelga general. Los trabajadores griegos han realizado varias movilizaciones y huelgas, el pasado 11 de mayo declararon la huelga general y salieron a las calles. Los medios de comunicación informaron que en Atenas marcharon 2 millones y medio de manifestantes. Un sindicalista citado en los medios declaró: “Tenemos que hacer que Nosotros seamos su problema”. Nueve diputados del Parlamento Europeo han difundido un llamado para una semana coordinada de protestas entre el 21 y 26 de junio en toda Europa.

Crisis de la deuda soberana: La Unión Europea compra tiempo

Patricio Guzmán . La economía global entró en un nuevo capítulo de la crisis global del capitalismo con lo que podríamos llamar ‘quiebra técnica’ de Grecia, cuyas consecuencias se estaban extendiendo, con el pánico de los mercados bursátiles al mundo entero. Los bancos inmediatamente afectados por un default griego estarían basados en Alemania y Francia, pero nadie serio cree que el impacto final de una situación de hipotético cese de pagos pudiera circunscribirse solo a Grecia y sus acreedores. Si bien Grecia representa solamente cerca del 2.5% del PIB de la Unión Europea, estaban aumentando las posibilidades de que las crisis de deuda soberana se extendiesen a Portugal, España, Irlanda e incluso Italia. Grecia muestra la primera crisis de deuda soberana de la que se tenga memoria, desde el fin de la segunda guerra mundial, en un país considerado desarrollado. Los cálculos de las necesidades de nuevos préstamos que necesita Grecia para hacer frente a sus compromisos en los próximos tres años, no dejaron de crecer mientras el gobierno Alemán se resistía a responder positivamente a las solicitudes de ayuda de emergencia. El último cálculo del Fondo Monetario ha establecido en 120 mil millones de Euros, el salvavidas que necesita Grecia, para hacer frente a sus compromisos los próximos tres años, aunque el gobierno helénico cifra la necesidad en 135 mil millones. Con este paquete el gobierno Griego espera poder capear la tormenta. La deuda Griega, a fines de 2009, ascendía a cerca de 273 mil millones de Euros. Los préstamos del grupo europeo y el FMI le costarán a Grecia entre el 3.5% y el 5%, acudir directamente a los mercados, en el supuesto de conseguir el financiamiento a pesar de su calificación de ‘basura’, se supone que le costaría entre el 9% y el 18%. El paquete financiero para hacer frente a la crisis de la deuda soberana es de 750 mil millones de Euros, hasta 2012. De ellos 250 mil millones serán provistos por el FMI, y el resto fundamentalmente por deuda emitida por la Unión Europea. Portugal, Irlanda y España necesitarán 600 mil millones Euros hasta 2012. Los préstamos están condicionados a exigencias radicales de reducción del gasto público y costos salariales. Adicionalmente para frenar el pánico de los mercados bursátiles el Banco Central Europeo solicitó a los Bancos Centrales de los países miembros que compraran bonos de deuda estatal europea. Con el fin de reabsorber la liquidez inyectada por estas operaciones en el sistema, el BCE anunció que realizaría operaciones específicas. Se hicieron una serie de anuncios ‘tranquilizadores’. Los ministros de finanzas europeos se comprometieron a adoptar "todas las medidas necesarias para alcanzar sus objetivos fiscales este año y los años siguientes, en línea con los procedimientos por déficit excesivos". EL Banco Central Europeo ‘tomó nota’ de los compromisos adicionales de España y Portugal. . Comprar tiempo

El paquete de rescate europeo le ha comprado tiempo a la Unión Europea, desactivando momentáneamente una explosión de consecuencias imprevisibles, anunciada para el 19 de mayo cuando Grecia iba verse imposibilitada a pagar compromisos de su deuda, y entraría de hecho en cese de pagos. Pero no hay que llamarse a engaños, no estamos ante la solución del problema. Se mantienen los desequilibrios estructurales de los países más débiles de la Unión Europea, que en los aspectos financieros se expresan en el crecimiento del endeudamiento, del déficit fiscal y del riesgo, que se traduce a la vez en el aumento de las tasas de interés por los préstamos en el mercado, o en el caso griego directamente en que sus bonos de deuda soberana ya no se podían transar. Detrás se encuentran los problemas de baja productividad relativa frente a sus socios en la UE., años de crecimiento basados en la atracción de capitales para la especulación, especialmente inmobiliaria, alimentaron la ganancia parasitaria y las burbujas de sobre-capitalización no productiva. Los préstamos de salvataje están condicionados a medidas durísimas de ajuste y austeridad, medidas no vistas desde la segunda guerra mundial en Europa Occidental. El plan que ya fue aprobado por el parlamento griego, se traducirá en reducciones salariales, disminución de las pensiones, aumento de la edad para jubilarse y alzas de impuestos al consumo. La edad de retiro en Grecia es de 65 años para los hombres y de 60 para las mujeres, pero los oficios más riesgosos o desgastadores tienen jubilación anticipada diez años. Junto con la mayor edad para acceder a la jubilación se terminaran ahora esas conquistas. Los salarios del sector público serán congelados hasta el año 2014, bonos y aguinaldos de vacaciones y festivos, y los13º y 14º salarios adicionales que ya fueron reducidos en paquetes de austeridad anteriores en 30%, disminuiran todavía más. El IVA aumentará a 23%, antes era del 19%. En el sector privado se introducirán leyes para facilitar el despido de los trabajadores, y reducir las indemnizaciones. Las remuneraciones promedio de los funcionarios públicos se reducirán en un rango del 25% al 30%, y las de los trabajadores privados entre el 15% y el 20%. . La crisis del Euro Antaño los países ahora calificados de ‘PIGS’ (Portugal, Irlanda, Italia, Grecia, España) podían recurrir a la devaluación de sus monedas nacionales, para reducir salarios y costos internos, y recuperar competitividad para su comercio exterior. Cierto que con ello al mismo tiempo estimulaban una espiral; presiones inflacionarias por el alza de importaciones, tasas de interés comparativamente altas, luchas sindicales de los trabajadores que buscaban recuperar el poder adquisitivo perdido, inestabilidad política y social crónica. Ahora esos países son parte de la zona del Euro, y no cuentan con su propia moneda para efectuar ajustes vía devaluación. Incapaces de solucionar el problema básico de la caída relativa de la productividad, o sea de la tasa de ganancia, solo les quedan los mecanismos de choque duro

y deflacionarios: Rebajas de salarios, reducción de pensiones, alargamiento de la edad de jubilación, incremento de la tasa de explotación alargando las jornadas de trabajo anual, reducción del gasto fiscal, recorte del gasto social en educación, salud, maternidad etc. Para aplicar planes brutales de este tipo es que han ganado tiempo con su paquete de rescate la UE y el FMI. La receta para reducir la demanda y estimular una recesión. Pero para las autoridades monetarias, las medidas iniciales del gobierno griego, son juzgadas todavía insuficientes. Mientras se vivía una época de crecimiento, una moneda única en Europa parecía beneficiar a todos, facilitando el comercio y la industria intra europeas. Pero una moneda unificada entre economías de desarrollo y productividad tan desigual tiene un comportamiento pro-cíclico para los países de menor productividad, que en momentos de recesión o crecimiento muy lento, agrava los desequilibrios de estas naciones, mientras sigue resultando conveniente a los de más alta productividad. . Una ‘solución’ recesiva El FMI ha anunciado que ya hay acuerdos de reducción del déficit fiscal con otros países como España. Pero es un ‘zapato chino’, la implementación de esta política abre nuevamente el peligro de la recesión, de la que España no ha logrado salir todavía. La crisis de la deuda pone en peligro la recuperación frágil y con alto desempleo de las economías más desarrollada, especialmente en Europa Occidental, que junto a Norteamérica y Japón conforman el núcleo de la economía capitalista desarrollada. La salida adoptada también dificulta la recuperación. De paso no hay que olvidar que hoy la nación más endeudada del planeta son los Estados Unidos. El origen inmediato de esta crisis de la deuda soberana, está en los gigantescos paquetes de rescate y estímulo para salvar al sistema financiero privado y a grandes corporaciones multinacionales de la bancarrota. Transformando de hecho deuda privada, originada en la especulación desenfrenada, en deuda pública. El gigantesco paquete de rescate para el ‘sur europeo’, recuerda los que siguieron a la quiebra de Lehman Brothers, y aunque con él la UE compra tiempo en lo inmediato es una amenaza para el futuro. . Volatilidad de las bolsas La salida de los bancos centrales a comprar bonos estatales redujo considerablemente la presión sobre la deuda de los países con la situación fiscal más deteriorada, que sufrían el ataque especulativo: Grecia, Portugal, Italia e Irlanda. Frenando la alarma gavillada tras la sucesiva rebaja de calificación de las agencias de calificación de riesgo. Así como antes las caídas de los precios de los titulos cotizados en bolsa habían caído abruptamente, al día de estos anuncios hubo un tremendo rebote, con alzas históricas de los precios, que ‘casi’ se recuperaron de la seguidilla de reducciones anteriores, pero volvieron a

retroceder el día siguiente. Un artículo de The Economist señalaba que era el mismo fenómeno que se había producido tras el anuncio del gobierno de EE.UU. del paquete de rescate que siguió a la quiebra de Lehman Brothers. De acuerdo con el mismo artículo la preocupación central de las autoridades de la Unión Europea ahora es salvar el Euro como moneda única, no les preocupa que se desvalorice algo, incluso eso podría ser considerado deseable para mejorar las exportaciones europeas. Tampoco les preocuparía la tremenda volatilidad de los mercados. Como la perspectiva optimista – descartando una nueva recesión – es de años de austeridad fiscal, y crecimiento lento por delante, pero con los intereses de la deuda de los países como Portugal, Irlanda, Grecia y España permaneciendo bajos, ahora la Unión Europea necesita devaluar el Euro para ganar participación en el mercado global. Hay otras posibilidades más negras para las clases dominantes europeas. Hace cerca de dos años y medio que comenzara la crisis global del capitalismo a partir del impago de las ‘hipotecas tóxicas’ en Estados Unidos, la crisis de la deuda soberana disminuye la credibilidad de que lo peor esté quedando atrás. Puede ocurrir que las medidas de austeridad radicales para hacer pagar a los trabajadores el costo de una crisis capitalista, que no fue provocada por ellos, actuén como el ‘látigo de la contrarrevolución’ masificando y radicalizando el espíritu de resistencia., pasando por encima, o arrastrando a la lucha a las grandes direcciones sindicales comprometidas con el poder económico y político, como se ha estado viendo en Grecia. Y finalmente poniendo en duda la capacidad de los políticos capitalistas de reducir el endeudamiento nacional y el déficit fiscal estructural. A pesar de su envergadura, los montos del plan de rescate podrían resultar insuficientes para reconquistar la confianza de los inversionistas, las tasas de interés podrían subir, y la deuda ahora mayor con el refinanciamiento a través del paquete de la UE y el FMI, resultaría una carga todavía más difícil de sobrellevar. Incluso si, aunque las medidas de austeridad puedan llevarse plenamente a cabo, provocando artificialmente la profundización de una situación de sobreoferta y falta de demanda solvente. Podrían terminar desatando una nueva recesión, como producto de la contracción de la demanda,

Una nueva crisis financiera, y la amenaza de la doble recesión, están de vuelta
Patricio Guzmán Socialismo Revolucionario, CIT Chile. 06 de mayo 2010.

La crisis financiera que empezó en 2007 con la explosión de la burbuja de desenfrenada especulación en títulos derivados y futuros, con el masivo impago de hipotecas ‘subprime’ en los Estados Unidos, tras la quiebra del Lehman Brothers se generalizó por todo el planeta y se transformó en una profunda recesión del capitalismo globalizado en 2008. Los gobiernos en todo el mundo se vieron obligados a echar por la borda sus discursos de no intervención estatal, ‘libre mercado’ y privatizaciones, para salvar al sistema financiero, a gigantescas corporaciones multinacionales, y estimular la alicaída demanda, recurriendo a los dineros públicos. O dicho en otras palabras mientras las ganancias habían sido de capitalistas privados durante el ciclo de auge ahora las pérdidas eran socializadas y pagadas con el dinero de los estados para que en el futuro los capitalistas privados pudieran volver a los ‘negocios como siempre’. Especialmente en el último trimestre de 2009 tuvimos una recuperación de los mercados bursátiles muy rápida, la mayoría – no todos - de los países desarrollados apenas comenzaron a salir de la ‘recesión técnica’ comparados con el periodo anterior, pero con altas tasas de desempleo, mientras China después de una seria recesión el 2008, el año 2009 mostró un crecimiento cercano al 9%, superando todas las expectativas; todo esto dio una cierta base para que con la misma celeridad se multiplicaron las voces diciendo que la crisis había sido superada en lo medular. Sin embargo, la recuperación es frágil, con una demanda disminuida por el alto desempleo, y la falta de inversión privada suficiente para asegurar la retirada de los estímulos fiscales sin rebote de la recesión. Estuvo desde el comienzo amenazada, por las previsibles consecuencias recesivas de los ajustes, y sobretodo por las más serias amenazas de explosión de las burbujas especulativas provocadas por el ‘dinero dulce’ inyectado a las economía, que en alto porcentaje no se dirigió, como era previsible, a la inversión productiva, a lo que hay que sumar la posibilidad de ‘default’, cese de pagos, de la deuda soberana de países con déficit fiscal estructural agravado por el fin del auge. Estos países, entre ellos Grecia, necesitan recurrir a nueva deuda para saldar sus compromisos pasados, pero el aumento del riesgo que se asocia a ellos, se transformó en un circulo vicioso que se reflejó en la rebaja de la calificación crediticia, hasta el limite de no ser estados considerados elegibles para el crédito, a ningún precio. Una semana negra para las bolsas europeas El miedo se convierte en pánico en los mercados bursátiles. El pánico se extiende por las bolsas europeas, ha habido una ‘semana negra’ con la caída de los principales índices bursátiles, solamente el 5 de mayo – coincidiendo con la huelga general en Grecia contra los planes brutales de austeridad - Milán bajó el 4,3%; el índice Euro Stoxx 50, cayó 3,1%; El Ibex de España descendió el 2,93%; París, el 2,35%; Londres, el 1,55%; y Francfort, el 0,9%. Los analistas informan que el mercado está entrando en una parálisis y falta de liquidez, de manera similar a como ocurrió a comienzos del año pasado, por temor a las consecuencias de una crisis del sistema bancario, ahora las caídas generalizadas de las bolsas se deben a la posibilidad de impago de la deuda soberana por Grecia, Portugal, y otros países de mayor peso en el concierto europeo como España e incluso Italia. Todos ellos países de la zona del euro.

Los bancos más afectados en caso de cese de pagos de Grecia, hubieran sido alemanes y franceses. Ello provocaría una nueva crisis bancaria. Los bancos más afectados en caso de cese de pagos de Grecia, hubieran sido alemanes y franceses. Es la moneda única europea, el Euro, y en general toda la arquitectura de unificación de Europa que marchó bien mientras había auge económico, la que ahora que el boom acabó está en cuestión. En particular como mantener bajo la misma moneda a países sin políticas fiscales comunes y productividades tan diversas, impidiéndoles ajustar periódicamente sus desequilibrios recurriendo a la desvalorización de su moneda, puesto que ahora carecen de ella.

Es la moneda única europea, el Euro, y en general toda la arquitectura de unificación de Europa que marchó bien mientras había auge económico, la que ahora que el boom acabó está en cuestión. En particular como mantener bajo la misma moneda a países sin políticas fiscales comunes y productividades tan diversas, impidiéndoles ajustar periódicamente sus desequilibrios recurriendo a la desvalorización de su moneda, puesto que ahora carecen de ella. La única posibilidad de sacar a Grecia del cese de pagos, era un salvataje de emergencia con nuevos préstamos. Pero los países en condiciones de poner la mayor parte del dinero, Alemania en primer lugar, se resistían a hacerlo, mientras a cada postergación la cifra necesaria para ‘salvar’, al menos momentáneamente, a Grecia del default crecía y crecía. Finalmente, el contagio inicial de la inestabilidad que ya se advertía en las bolsas, y el temor a las consecuencias del default griego sobre los bancos de los principales países desarrollados en Europa obligaron a la Unión Europea a otorgar los nuevos préstamos, pero como cualquier país subdesarrollado tuvieron que acudir a la participación junto a los europeos del FMI. Una gran humillación para la UE. Es importante remarcar que especialmente con la menor recaudación impositiva, la caída de la inversión y el magro ahorro interno, la mayor parte del déficit público es estructural, y se agravó con el rescate de los banqueros y otras decisiones de las autoridades. En Grecia el capitalismo no puede salir del marasmo y dar garantías a los acreedores sin corregir el déficit fiscal, para asegurar el pago de la deuda. La lógica de justicia y equidad dictaría que los primeros que deberían pagar son las propias empresas beneficiarias de las políticas de los sucesivos gobiernos griegos, elevando seriamente las tasas impositivas y aumentando la recaudación de las empresas y las grandes fortunas, pero bajo un gobierno capitalista esto no es viable, en primer lugar porque serian los propios capitalistas afectados los que controlan el gobierno o tienen la mayor capacidad de presión sobre él, pero por otro lado porque haría más difícil la recuperación de la inversión, muchas veces de multinacionales que escapan al control del gobierno. Un gobierno no capitalista debería suspender el pago de deuda exterior que fundamentalmente fue dirigida hacia la ganancia empresarial y la corrupción gubernamental, y estímulo el auge especulativo que el grueso de la población no disfrutó.

El gobierno griego parece decidido a cumplir las exigencias de sus socios y prestamistas, naturalmente con un elevado costo social. Una campaña furiosa de los medios de comunicación se ha puesto en marcha para que la gente olvide el origen real de la crisis, y parezca que son los propios trabajadores, jóvenes y pensionados los culpables por disfrutar de un nivel de vida superior a las posibilidades. El gobierno griego, la Unión Europea, el Banco Central Europeo y el FMI han acordado un plan de rescate con préstamos de 120 billones de euros, pero exigen a cambio brutales medidas de austeridad. Las filtraciones de las conversaciones indican algunas de estas medidas: Los funcionarios públicos verán reducidos sus salarios anuales en 25%, los salarios serán congelados durante 3 ó 4 años. Las pensiones serán rebajadas. El impuesto al valor agregado que ahora es de 19%, subirá a 24 ó 25%. Con estas y otras medidas esperan reducir los salarios de los empleados públicos en un 30% y los de los trabajadores del sector privado en un 20%. La crisis se extiende a España . Los rumores que se extendieron sobre un plan de salvataje de 280 millones de euros del FMI para España, provocaron la caída de la bolsa el 4 de mayo, que se siguió profundizando en los días siguientes, el 5 de mayo todos los títulos de las principales empresas bajaron: BBVA, el 4,76%; el banco Santander, el 4,59%; Repsol, el 2,45%; Iberdrola, el 2,44%, y Telefónica, el 2,33%. Ello a pesar de los vigorosos desmentidos del primer ministro José Luís Rodríguez Zapatero y del comisionado de asuntos económicos y monetarios de la Unión Europea, Olli Rehn, Sin embargo una misión del FMI que llegó a España para efectuar su visita anual regular, coincidió con la petición del FMI a España de rápidas medidas para reducir el déficit. Lo mismo pidió el Fondo Monetario Internacional a Irlanda y Portugal, que son los países que han sufrido un mayor impacto de los mercados por la crisis griega. Caroline Atkinson, en nombre de la institución, ha dicho que España ha presentado un plan de medidas "bastante grande", y subrayó que es necesario aplicarlo con celeridad para lograr la reducción del déficit. España sigue en recesión, ya tiene cerca del 20% de parados forzosos, entre los jóvenes las cifras se disparan, y los subsidios de desempleo no duran para siempre. En estas condiciones la aplicación de medidas de ‘austeridad’ exigidas por el FMI y sus socios en la Unión Europea va a agravar la situación de la población, y se va a enfrentar con la resistencia creciente de trabajadores y jóvenes. Un nuevo capítulo de la crisis global del capitalismo que comenzó en Norteamérica en 2007 ha comenzado en Europa. La huelga general y las amplias movilizaciones de los trabajadores y jóvenes griegos muestran además una situación social diferente. Las promesas que esto pronto pasará son poco creíbles para ellos y buscan la manera de resistir para no pagar la cuenta de una fiebre de ganancias especulativas en la que no participaron.

Grecia: ¿Una crisis de deudas ‘tóxicas’, en Europa?
Patricio Guzmán

Esta semana hemos entrado a un nuevo capítulo de la última crisis global del capitalismo. La deuda pública y el déficit fiscal se dispararon en todos los países como consecuencia de los millonarios rescates de la banca, otras empresas gigantes, y las políticas de estímulo a la demanda, así aumentaron los gastos mientras se redujeron los ingresos como consecuencia de la menor actividad económica. Aunque aumentan los países en que los desequilibrios se tornan graves o al menos preocupantes, la mayoría de los gobiernos y bancos centrales no pueden abandonar las políticas de estímulo fiscal sin que amenace una nueva recesión como consecuencia, y siguen esperando una recuperación de la inversión privada antes de decidirse por políticas de ‘austeridad’. Se dispara la deuda nacional y el déficit fiscal El FMI, Fondo Monetario Internacional, prevé que la deuda pública en las economías avanzadas se incrementaría en más del 35% del PIB entre 2007 al 110% en 2015, de acuerdo con el Fondo ello es debido principalmente a la disminución de ingresos durante la crisis, para la institución el creciente endeudamiento representa un riesgo para la recuperación mundial, y propone que las economías desarrolladas deberían comenzar a reducir la magnitud del problema con recortes estructurales al gasto y generación de ingresos. En otros términos el FMI recomienda la reducción del gasto social, y el aumento de la carga impositiva. Todo lo cual se traduciría en un descenso del nivel de vida y seguridad de la población. En los últimos días la deuda nacional y el déficit fiscal se convirtieron en crisis abierta en la zona del Euro en medio de una frágil recuperación económica global, caracterizada por la persistencia del alto desempleo. Entre los analistas institucionales hay desconcierto, así mientras, el 23 de abril, John Lipsky, director gerente del FMI, dijo que, dada la frágil recuperación económica, los gobiernos deberían poner en práctica las medidas de estímulo fiscal planeado para 2010, las previsiones a corto plazo del FMI, publicadas en el Panorama Económico Mundial la semana pasada, sostiene con optimismo que la economía mundial estaría en camino a una recuperación del crecimiento cercana a una figura de "V", un poco más moderado, sin embargo, en la zona del euro y Gran Bretaña, al tiempo que advierte los riesgos de un retorno a la situación de desequilibrios previo a la crisis. Goldman Sachs acusado de estafa. Un subcomité del Senado de EEUU ha comenzado a escuchar el testimonio de altos directivos de Goldman Sachs. Tras un año y medio de investigaciones y acumulación de evidencia, la Comisión de Valores (SEC) acuso formalmente de fraude al banco el viernes 16 de abril. Goldman Sachs obtuvo enormes ganancias en el sector inmobiliario en medio de la crisis financiera, lucrando con la crisis hipotecaria a través de instrumentos que obtuvieron ganancias del colapso hipotecario. Goldman Sachs generó ganancias por unos 3.700 millones de dólares en 2007, apostando contra activos vinculados a hipotecas, pero asegurándolos contra la compañía AIG, la mayor empresa de seguros del mundo, y a expensas de sus clientes de inversiones a quienes hizo invertir en títulos elegidos especialmente por su alto riesgo.

Las especulaciones contra AIG, llevaron a la quiebra a la aseguradora, que debió ser rescatada con dinero público, ¡para que pudiera pagar los seguros adeudados a Goldman Sachs! entre otros. Más elegantes y legales que las pirámides especulativas de Madoff, las gigantescas estafas de Goldman Sachs, siguen resultando demoledoras al sistema financiero mundial. Una crisis de deudas ‘tóxicas’, en Europa En Grecia podemos estar ante el equivalente europeo de la crisis de las hipotecas ‘toxicas’ norteamericana, y si sus socios europeos, y el FMI, no están dispuestos a tender rápidamente un gigantesco salvavidas de aproximadamente 80 mil millones de Euros, muy superior a los 45 mil millones[1] comprometidos hasta ahora existe el riesgo de estar en las vísperas de una nueva crisis financiera internacional. Si Grecia no recibe la ayuda, quebrará, lo que a su vez pondría en riesgo la supervivencia de varios bancos en Alemania, Francia con alta exposición a la deuda pública y privada de Grecia, adicionalmente la crisis se extenderá a otros países como Portugal Goldman Sachs debería estar ahora mismo en el banquillo de acusados por su asociación con el gobierno helénico para montar un fraude contable y ocultar los montos reales del déficit fiscal griego desde 2002, con la creación de contratos de derivados que permitieron eludir las normas de control, maniobras contables por la que Goldman Sachs ganó cerca de 735 millones de euros con la colocación de bonos de la nación helénica, permitieron que el gobierno griego evitara así las costosas multas incurridas en caso de sobrepasar el límite permitido por la Unión Europea de 3% de déficit fiscal, y la desconfianza de los capitalistas y gobiernos hacia la inversión en su deuda soberana griega. Ahora que se conoce la verdad, Grecia ha sido degradada por la agencia calificadora Standard & Poor's a la categoría de ‘basura’. La situación en Portugal, todavía no llega a los extremos de Grecia, pero también es bastante mala. De acuerdo con la Unión Europea la deuda del sector público llegará al 85% del PIB a finales del 2010. El déficit por cuenta corriente quedará cerca del 10% del PIB. La agencia calificadora Standard & Poor's (S&P) recortó la clasificación de la deuda de Portugal en dos escalones de una vez hasta A, El 28 de abril le llegó al turno a España, Standard & Poor's le bajó la clasificación de AA+ a A+. En el nivel global, hay que sumar a esto los temores de que China lance nuevas medidas de ajuste para evitar el sobrecalentamiento de su economía. "Los bonos griegos ya no serán capaces de ser utilizados como garantía en préstamos del Banco Central Europeo"[2], han crecido las posibilidades que Grecia entre en default, el impago de la deuda soberana. Ahora crece también la preocupación con la situación en España y Portugal, que ha provocado la caída de las bolsas en las principales plazas del mundo. Las proyecciones de S&P para la economía española son negativas, ahora pronostica un crecimiento anual promedio hasta el año 2016 de solo 0.6%, lo que muestra una rebaja desde un 1% que estimaba anteriormente. La clasificadora cree que el gobierno español tendrá dificultades para reducir el déficit público que cree que en 2013 será estará en 5% (la zona del Euro tiene pactado un límite de déficit fiscal del

3%) Lo que en otras palabras significa que los costos de la crisis no podrán descargarse tan fácilmente sobre los hombros de los trabajadores y sus familias, como ha quedado demostrado por la ola de movilizaciones y huelgas que han sacudido a España. Entretanto la economía española no repunta de la recesión, la desocupación oficial ha superado la barrera del 20%, más de 4.600.000 personas se encuentran sin empleo. Del mismo modo, el 23 de abril, el diputado del FMI, John Lipsky, director gerente dijo que, dada la frágil recuperación económica, los gobiernos deberían poner en práctica las medidas de estímulo fiscal planeado para 2010. Se prevé que la deuda pública en las economías avanzadas se incrementaría en más del 35% del PIB entre 2007 y 2015 al 110%, debido principalmente a las pérdidas de ingresos durante la crisis. Expresó su preocupación de que el aumento de los préstamos del gobierno que representan un riesgo para la recuperación mundial y sugirió que las economías avanzadas comenzar a centrarse en la reducción de la deuda a través de reformas del gasto y la generación de ingresos. Todo esto anuncia además un conflicto social de magnitud, las clases dirigentes griegas están presionadas para desarrollar un programa para reducir en tres años un alto déficit en un superávit primario sin hundir el crecimiento económico. Se trata de un programa que plantee recortes de gastos sociales y de funcionamiento del aparato de estado y reformas estructurales, que en lo inmediato se traduciría en aumentar la productividad rebajando los ingresos reales de los asalariados. Anexo.

Goldman y Paulson & Co. salieron a cazar incautos La Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC) que hasta ahora ponía cara de paisaje frente a las estafas financieras de los banqueros (2), despertó de su inopia y demandó a Goldman Sachs por uno de los variados fraudes cometidos que condujeron a la crisis económica globalizada.En el ilusorio auge del mercado inmobiliario, el gerente de fondos de cobertura John Paulson (no confundir con el ex secretario del Tesoro Henry Paulson) quería apostar a favor de un colapso de dicho mercado, que era previsible para los entendidos. Para mediados de 2006, Paulson & Co. había comprado seguros contra valores hipotecarios de miles de millones de dólares que le reportarían jugosas ganancias si las hipotecas entraban en problemas, según la propia firma. Paulson, no obstante, quería más, pidió a varios bancos, incluyendo Goldman Sachs Group Inc., que estructuraran valores que incluyeran las hipotecas de peor calidad. El plan era apostar contra dichas inversiones y esperar el estallido de la burbuja inmobiliaria, que fue exactamente lo que pasó. Goldman Sachs y Deutsche Bank AG estuvieron entre los que decidieron participar. Goldman Sachs y Deutsche Bank acordaron crear grandes fondos de activos, conocidos como obligaciones de deuda garantizada (CDO, por sus siglas en inglés), contra los que Paulson & Co. apostaría al comprar seguros contra cesaciones de pagos (CDS). Goldman contactó con una firma llamada ACA Management, con "experiencia analizando riesgo crediticio" en valores residenciales garantizados por hipotecas, para seleccionar los títulos que constituirían los activos

que respaldarían el “paquete”. Paulson y ACA colaboraron para seleccionar los bonos menos confiables a incluir en la cartera. Goldman Sachs ofreció el “brulote” denominado Abacus 2007-AC1 como inversión a sus incautos clientes asegurando que “el interés económico de la compañía que seleccionó la cartera se ajustaba al de los inversionistas". En cuestión de meses, el portafolio perdió valor cuando muchos prestatarios de hipotecas de alto riesgo o subprime dejaron de pagar sus mensualidades. Los inversionistas en los CDO perdieron más de US$1.000 millones, lo que se tradujo en unas ganancias de unos US$1.000 millones para Paulson. Como es evidente, esta fue una de las tantas estafas similares que pergeñó Goldman Sachs. Fue con los seguros contra cesaciones de pagos (CDS) que compró Goldman Sachs para cubrir los derivados de hipotecas fallidas, que el banco empujó al abismo a American International Group Inc. (AIG). AIG quebró y fue rescatada por el gobierno para que pudiera cubrir sus deudas por seguros (CDS) con Goldman Sachs. (3)Para la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC) el fraude ocurrió, porque Goldman nunca informó a los inversionistas de los CDO el papel de Paulson en crear el grupo de activos inmobiliarios envenenados. La agencia no acusó ni a Paulson ni a ACA Management porque su conspiración fraudulenta no está penada por las leyes estadounidenses. Tampoco a las agencias calificadores de riesgo Moody's Corp. y Standard & Poor's que otorgaron una triple A (la más alta) al “petardo basura” Abacus. Paulson & Co. ganó en 2007 US$15.000 millones en sus apuestas contra el mercado de bienes raíces, de los cuales el propio Paulson obtuvo US$4.000 millones. Goldman Sachs y la deuda griegaGoldman Sachs ayudó a que el gobierno griego ocultara la verdadera magnitud de sus déficits con la creación de contratos de derivados que permitieron eludir las normas de control. Grecia entregaba información estadística a la Unión Europea de una manera que no tenía cómo ser contrastada con la realidad. Como las normas de Maastricht amenazan con aplicar fuertes multas a los países miembros del euro que superen el límite del déficit presupuestario del 3%, Grecia recurrió al malabarismo financiero que le ofreció el banco estadounidense, hasta el momento, principal ganador con la crisis financiera. Las operaciones de cosmética contable se iniciaron en el año 2002. En una ocasión todos los gastos militares fueron sacados de balance y en otro los miles de millones de euros de la deuda hospitalaria. La ayuda de Goldman permitió crear figuras invisibles a los ojos de los controladores: los complejos derivados financieros con los cuales el gobierno podía obtener liquidez en préstamos diferidos a 30 años. Goldman ideó un tipo especial de cambio para Grecia que le permitía acceder a créditos adicionales de hasta mil millones de euros. Este crédito se disfrazaba como intercambio y no aparecía en la deuda griega. Italia empleó un truco similar para enmascarar su verdadera deuda pública. En el caso de Grecia, el déficit fiscal que presentó el año 2002 fue de 1,2% del PIB. De acuerdo a los registros actuales el déficit para ese año llegó al 6,1% (seis veces el valor declarado) en 2007 y 2008 fue superior al 12% y en 2009 alcanzó el 14%. Esta operación de ocultamiento del real déficit fiscal permitió a Goldman, y al Gobierno griego obtener un mejor precio por los bonos. Goldman ganó unos 735 millones de euros con la colocación de bonos griegos desde 2002. Pregunta capciosa: ¿Quién era el presidente de Goldman Sachs en 2001, cuando empezó todo este engaño? Tomen asiento, respiren hondo, ahí va: Henry Paulson. Si, Paulson que dejó la presidencia de Goldman Sachs en 2006 para ser secretario del tesoro de Bush junior.

Reproducido de: Con Obama, Wall Street es una fiesta Juan Luis BerterretcheCorrespondencia de Prensa http://nelson66.blogspot.com/2010/04/con-obama-wall-street-es-una-fiesta.html [1] 30 mil millones de Euros comprometidos por la Unión Europea y los 15 mil millones restantes por el FMI. [2] Peter Boockvar, estratega de acciones de Miller Tabak, a marketwatch.com, citado en Panorama Diario, http://www.panoramadiario.com/finanzas/articulo/articulo/2/wall-street-registroeste-martes-mayor-caida-en-casi-tres-meses/?no_cache=1

Un modelo de acumulación y consumo insostenible
Patricio Guzmán El FMI ha entregado nuevas proyecciones de crecimiento mundial, en las que proyecta un crecimiento global de 4,2% en 2010, y un crecimiento ligeramente mayor de 4,3% en 2011. La institución ha señaló que la recuperación ha sido desincronizada, aunque más rápida y fuerte de lo que había esperado previamente, por lo que su nueva estimación es mayor en más de un punto a la proyección previa de octubre de 2009. Las estimaciones de crecimiento de la mayoría de las economías, especialmente EE.UU., Unión Europea y las economías emergentes de mercado. No obstante, en conjunto, las economías avanzadas tendrán un bajo desempeño, permaneciendo aletargadas, pero las economías emergentes en desarrollo se recuperaran más fuertemente. No es así con el desempeño esperado de la llamada ‘Europa emergente’ y el CEI. Sin embargo, el FMI advierte que en este crecimiento esperado la recomposición de los inventarios globales representara una porción significativa, lo que puede resultar en un relanzamiento temporal. El FMI proyecta un crecimiento en 2019 de 3,1% para EE.UU, 1% para la Eurozona, 1,9% para Japón, 10% para China, 8,8% para India, y 5,5% para Brazil. Hasta ahora, se trata sin embargo de un crecimiento con desempleo persistente a nivel global, endeudamiento público, y déficit fiscal. Además en la primera economía mundial, los Estados Unidos, persisten los desequilibrios comerciales y del presupuesto fiscal, que amenazan pasar el límite manejable. De manera que no se puede esperar que vuelva a jugar el papel de locomotora del crecimiento global que tuvo en el pasado, y que China en el mejor de los casos solo puede llenar parcialmente por la extrema debilidad de su demanda interna. En América Latina al buen desempeño relativo de la economía brasileña, hay que sumar el dato que Perú y Chile estarán entre los más beneficiadas por el crecimiento de China, y la recomposición global de inventarios, ya que asegurará un alto precio de los minerales, commoditties que constituyen sus principales exportaciones y fuente de divisas. Mientras Alemania, y el centro de la Unión Europea, muestran recuperación, y han salido de la

recesión. La Euro zona en la Unión Europea atraviesa problemas mayores, y ahora está en duda que pueda sobrevivir en su forma actual. El déficit fiscal griego se ha escapado de control, y el gobierno para imponer las políticas de austeridad severa, recortando el público, y hacer recaer sobre la clase trabajadora y otros sectores medios el costo se ha topado con la decidida resistencia social, que ha terminado por arrastrar a los sindicatos a la huelga general. Nuevas estimaciones del Eurostat, el organismo de estadísticas europeo, han subido un punto el déficit fiscal griego en 2009, de un calculo anterior del 12.9% del PIB al 13.9%, con riesgo que suba más. De acuerdo con las malas perspectivas, la clasificadora de riesgo Moody redujo el ratio soberano de Grecia a A3, y la calificadora Fitch de BBB+ a BBB-. Pero Grecia es solo un adelanto de problemas mayores por venir. A los ‘PIGS’, suceden ahora los ‘STUPIID’ acrónimos peyorativos que identifican a los países en mayores problemas, el primero a Portugal. Irlanda, Grecia y España; el segundo a España, Turquía, Gran Bretaña (United Kingdom), Portugal, Islandia, Irlanda y Dubai. La mayor amenaza, que podría implicar el relanzamiento de la crisis financiera, al menos a escala europea, está en España. Este país seguirá en recesión durante el año 2010. El maquillado desempleo oficial bordea el 20%, y entre los jóvenes llega a cifras del 40%. En cuanto a la situación en Europa del Este y Rusia, La mayoría de los países de Europa del Este y Rusia están colapsados o están al borde de una situación crítica. Rusia está atravesando una situación económica que algunos han calificado peor que la debacle que siguió a la disolución de la antigua Unión Soviética, Latvia (Lituania) en el báltico está quebrado. Las únicas excepciones ha esto parecen ser Hungría y Polonia. La situación de China preocupa de sobremanera a los analistas, su espectacular crecimiento en el 2009, y anunciado para el 2010, le otorgan un papel de primera línea para arrastrar otros sectores de la economía mundial. Pero vive una etapa de evidente ‘sobrecalentamiento’; exceso de masa monetaria, especulación, sobreendeudamiento, inversiones de dudosa rentabilidad futura, amenaza de explosión de la numerosas ‘burbujas’ de sobreprecios , especialmente en los mercados inmobiliarios y bursátiles. Lo que sucede en los próximos meses con esta economía asiática será decisivo para el curso económico y social del planeta. El sistema financiero internacional no ha sido reformado profundamente, más bien lo contrario puede decirse. La gran banca mundial conservó suficiente poder e influencia para bloquear hasta ahora la reintroducción de regulaciones, como la separación entre banca de inversiones y banca comercial, impidiendo ‘conflictos de intereses’. Lo que buscaba impedir las ‘malas prácticas’ especulativas, y la manipulación de mercados derivados y futuros especialmente. En otras palabras, la recuperación actual va de la mano con el fortalecimiento de las prácticas especulativas, asociadas a la aparición de múltiples ‘burbujas’ de sobre valoración de precios, que amenaza con una nueva crisis financiera. Esto lo advirtió el presidente Obama, para presionar al congreso a la aprobación de sus propuestas respecto a la banca. La gravedad de la crisis financiera y económica global ha ocultado en los grandes medios de

comunicación, la gravedad de la amenaza medioambiental catastrófica, entrelazada con la primera en sus causas profundas, y en los impactos económicos y sociales inmediatos y en el largo plazo. A la crisis económica global, hay que añadir la crisis medioambiental, Una evaluación seria de las perspectivas económicas, no puede dejar de lado la catastrofe medioambiental que nos amenaza, en particular el calentamiento global y sus consecuencias. El modelo de consumo asociado a la acumulación de capital y crecimiento económico actual es insostenible, numerosos estudios señalan que en unos cuantos años comenzaría el agotamiento de los recursos naturales como el gua dulce, y minerales como el uranio, platino, oro, plata, cobalto, plomo, manganeso, mercurio, molibdeno, níquel, estaño, tungsteno y zinc. Replicar el consumo y desperdicio de los países desarrollados significaría más recursos naturales de los que posee todo el planeta. pobres al nivel de los países adelantados, se necesitarían 30 mil millones de toneladas de hierro, 500 millones de cobre, 300 millones de zinc, o sea más de lo que el planeta Tierra podría ofrecernos.” “Ya se está observando que los océanos se están calentando con más velocidad debido al derretimiento de los glaciares árticos y el aumento de la emisión del gas metano del hielo que se está fundiendo rápidamente. Los investigadores avisan que un incremento de un 1º C podría terminar con la meta de la Unión Europea (UE) de disminuir las emisiones del dióxido de carbón por 92 millones de toneladas por año.” Están apareciendo desiertos de vida marina, se ha anunciado que la disminución de oxigeno en el agua ha provocado la aparición de manchas en el mar donde no vive zooplancton, ni como consecuencia peces u otras criaturas conectadas en la cadena alimenticia basada en el zooplancton. Ahora que hemos celebrado el Día Mundial de la la Tierra es bueno tomar conciencia, que la sola carrera por volver a altas tasas de crecimiento no solucionará los problemas de fondo, el relajo de controles y restricciones medioambientales motivado por la recesión, más bien los puede agravar. Y estos son solo algunos problemas medioambientales con impacto económico directo, y los más afectados son los países pobres, y las poblaciones más vulnerables en el planeta.

Chile – Una economía oligopólica
Patricio Guzmán . La economía chilena muestra una creciente concentración oligopólica[1] que es notoria en la calle a simple vista. En el sector de retail las gigantescas cadenas por departamento; Falabella, París, y Ripley concentran el grueso de las operaciones del sector, y han transformado el negocio de prestar dinero a través de sus tarjetas de crédito en el centro de su negocio, incursionando en el sector financiero. Estas cadenas junto con inmobiliarias están asociadas en la propiedad de grandes centros comerciales. Los chilenos son grandes consumidores de medicamentos, pero tres cadenas farmacéuticas, Salco Brand, Farmacias Ahumada y Cruz Verde han desplazado del grueso del mercado a las antiguas boticas tradicionales. El año pasado salió a la luz pública la práctica de colusión en la fijación de

precios con la auto inculpación ante la fiscalía nacional económica de Farmacias Ahumada. El mismo proceso de rápida concentración se ha vivido en los supermercados. Tres empresas, la multinacional WalMart, propietaria de las marcas Líder y Ekono, Cencosud propietaria de Jumbo, Santa Isabel y de otras marcas menores además de cadenas de centros comerciales, y Unimarc son los que controlan el negocio supermercadista. Esta misma concentración oligopólica creciente, se advierte en el sector financiero de la economía en el que encontramos a la banca, las compañías aseguradoras y las AFP. El sector financiero es una industria estratégica en desenvolvimiento de la acumulación capitalista, en circunstancias normales este sector intermedia la transformación de dinero en capital, la banca crea dinero mediante el efecto multiplicador, dinamiza el emprendimiento empresarial y multiplica el consumo, la crisis global en la que todavía estamos inmersos, también ha mostrado que la banca puede ser responsable de crisis financieras que conducen a la destrucción de fuerzas productivas, a la recesión y al desempleo masivo. El año 2004, nueve bancos sumaron el 80% de las ganancias del sistema bancario. Apenas cuatro años después, el año 2008, bastaban cinco entidades para sumar el 80% de las utilidades. Cinco grandes bancos (Santander, Chile, Estado, BCI y BBVA) concentran el 74.1% de las colocaciones, Los mismos bancos acumulan el 75% de los depósitos. Los bancos que operan en Chile, además se encuentran entre los más rentables de América Latina. “Medido como utilidades sobre ventas, las entidades financieras locales alcanzaron un ratio que más que duplicó el de entidades como Bradesco, Itaú Unibanco y Do Brasil. La banca chilena se encuentra entre las más eficientes de América Latina, según cálculos de ESTRATEGIA en base a información de Economática. Esto, porque la relación de las utilidades sobre ventas de los bancos que funcionan en Chile están bastante por sobre la media. Ello da cuenta de que por cada peso vendido, las entidades locales generan mayor utilidad que el resto. Así, por ejemplo, Santander Chile se ubicó como el sexto más eficiente, dado que su ganancia representa el 32,89% de sus ingresos, sólo antecedidos por entidades que operan en Venezuela y Perú, países con más riesgo. Corpbanca es la institución local que le sigue en el ranking (9º), con un ratio de 28,76%, mientras que Banco de Chile se ubicó 13 lugar (25,37%). Bci (25%) y BBVA (24,12%) quedaron en las posiciones 15 y 16. Como referencia, los mayores bancos brasileños como Bradesco, Itaú Unibanco y Do Brasil promedian un 14%.”[2] Esto no debe sorprendernos tanto, ya que en Chile la concentración oligopólica de la banca se ha manifestado en sobre-ganancias, que quedaron especialmente al descubierto desde la crisis económica mundial, periodo en que se dispararon las ganancias de los grandes bancos. En millones de pesos corrientes, en 2004 el sistema bancario obtuvo utilidades por $790.976, en 2008, $1.232.596 y en 2009 fueron $ 1.493.573. Además, hay otra característica que ha adoptado progresivamente la concentración bancaria en

Chile, la suplantación de los bancos de capital nacional por bancos multinacionales. Más aún, la principal entidad el banco Santander, cuya casa matriz está en España, en 2004 tenía 29,93% de las utilidades y en 2009 concentró 35,16%. El Banco de Chile, el segundo en importancia, pasó de tener una participación en las ganancias de 21,06% en 2004 a 19,92% en 2009. El BBVA, otro banco español, obtuvo 1,95% de las utilidades en 2004, y 5.41% en 2009. Así mientras en Estados Unidos, las autoridades discuten la división de los grandes bancos, entendiendo que la concentración de las entidades bancarias aumenta el riesgo financiero sistémico, en Chile avanza velozmente la concentración. Los analistas coinciden al señalar que el papel de la banca privada en esta coyuntura ha sido contractivo de la actividad económica, el grueso de los créditos que ha otorgado se concentra en 2.000 grandes deudores, mientras restringe el crédito a los clientes particulares y a las pequeñas y medianas empresas, y demora el traspaso de la rebaja de tasas a los clientes. De esta manera la diferencia entre lo que le cuesta tomar dinero y lo que cobra en intereses por prestarlo (el spreed) explica en gran medida las ganancias del sistema bancario. Los bancos están haciendo excelentes ganancias en los últimos meses, ya durante el año 2008 cerraron con grandes utilidades, ello en medio de una recesión global que ha afectado a nuestro país junto al resto del mundo. Las enormes ganancias del sistema financiero se explican si se observa que las fuentes de financiamiento de los bancos en Chile, que provienen básicamente de los depósitos de sus clientes y del Banco Central, están en tasas cercana a 0%, mientras las tasas que cobran a sus clientes se mantuvieron altas durante muchos meses, y de no haber sido por la reacción ciudadana que encabezó la Confederación de Sindicatos de Trabajadores Bancarios (CSTBA) con sus denuncias públicas estas diferencias entre lo que los bancos pagan y lo que cobran se hubieran mantenido muy altas por más tiempo. La CSTBA denunció, por ejemplo, que en algunos créditos de consumo ¡el interés llegaba al 50%! En medio de un escenario económico deprimido las ganancias de los bancos, significan que están restando liquidez y beneficios a otras industrias, y disminuyendo vía intereses el poder de compra de los consumidores. . Seguros que no responden y publicidad engañosa. Los extensos daños en viviendas posteriores al terremoto, han dejado al desnudo situaciones de indefensión increíbles para los afectados. Así propietarios de departamentos que ahora son inhabitables tienen que seguir pagando los dividendos de sus hipotecas para que los seguros se mantengan vigentes, mientras tienen que arrendar o adquirir otra vivienda para vivir. Cualquiera sabe que en Chile las familias de trabajadores no tienen capacidad de este doble pago. Los seguros para el pago de las hipotecas, cubren los saldos de estas de acuerdo con el interés de los bancos, aquellos con sus viviendas pagadas no tienen seguro vigente asociado a la hipoteca. De acuerdo con informaciones publicadas en el diario El Mercurio, la Asociación de Aseguradoras ha recibido 161 mil denuncias desde el terremoto lo que representa el 12% de las pólizas contra incendios, que es la categoría en que se encuentra la cobertura adicional contra sismos. Las

denuncias afectan a la mayoría de las empresas de la industria de seguros. Un ejemplo, según un artículo del diario, una de las compañías, “Chilena Consolidada”, sostiene que pólizas con el encabezado “Incendio con Terremoto” solo cubren incendios, porque el encabezado sería solo un logo.[3] La publicidad de los bancos se ha destacado con promesas de ayudas a los deudores. Pero hay ayuda que no es tal. El negocio central de la banca es prestar dinero y cobrarlo con interés, la postergación de pagos mediante un crédito adicional no es ayuda altruista, salvo que sea a interés cero. La radio Bío Bío informó que en Concepción se prepara la presentación de una demanda colectiva de cerca de cien afectados por publicidad engañosa, denunciando que se les ofrecía no pagar tres meses los créditos, pero eso significaba que los pagos postergados subían cerca del 75%. La catástrofe que enfrentó Chile, y las necesidades de la reconstrucción ponen una vez más sobre el tapete la necesidad de contar con una banca nacional, orientada al desarrollo económico y social del país. Lo mismo puede decirse del sistema de AFP, los fondos privados de pensiones por capitalización individual. De varias decenas de instituciones que existían en el pasado, hemos llegado a un punto en que sólo ha seis AFP. Sin entrar aquí al fracaso del sistema en proveer las pensiones que se prometieron en su momento por las autoridades de la dictadura militar que implantaron el sistema, o la perdida que de acuerdo con el seguimiento que ha hecho CENDA desde el 25 de julio, descontada la inflación han superado los 6 billones de pesos (más de US$12.000 millones). debido a la crisis financiera global, lo que hay que destacar es que el sistema de AFP es un mecanismo de expropiación de los trabajadores mediante el ahorro forzoso, que administrado por las propietarias de las AFP, se ha convertido en impulsora de la concentración oligopólica de la economía chilena. La crisis financiera y la recesión global han vuelto a poner en debate la necesidad de la nacionalización de la banca. La banca privada global y sus negocios especulativos estuvieron en el origen de la crisis de las hipotecas chatarra que desembocó primero en una crisis financiera en los centros económicos más desarrollados del capitalismo, y se transformó luego en una recesión global, en la que todos los países resultaron afectados con más o menos profundidad, y que ahora en la mayoría de los países se expresa en recuperaciones del crecimiento del Producto Interior Bruto, sin recuperación del empleo, en el crecimiento del déficit fiscal y del endeudamiento soberano. En Chile también se hace necesario comenzar a abrir el debate sobre la necesidad de nacionalizar la banca, y terminar con el sistema de AFP, para reemplazarlo por un sistema de seguridad social solidario. Sin lo cual el crecimiento económico jamás dará como resultado el desarrollo social, si no la perpetuación e incluso la profundización de la desigualdad en la sociedad[4], y las prácticas depredadoras de los recursos naturales.

[1] El término bastante generalizado de oligopolio designa lo que a menudo ha sido calificado

decompetencia imperfecta, en la que una cantidad limitada de vendedores se dirige a una multitud decompradores. Casi todos los autores coinciden en señalar que sólo existe una ínfima diferencia entre monopolio y oligopolio. La rutina y la no disminución de los precios caracterizan estas formas de mercado. Extractos de la entrada ‘OLIGOPOLIO’, en la Gran Enciclopedia de la Economía.http://www.economia48.com/spa/d/oligopolio/oligopolio.htm [2] Estrategia on Line. 08/04/2010 [3] El Mercurio, cuerpo B4, 11/04/2010 [4] Hay que recordar que América Latina es el continente más desigual del mundo, y que en Sudamérica Brasil y Chile son los países con la peor distribución de los ingresos.

Chile - ¿Quién pagará la cuenta de la reconstrucción?
Patricio Guzmán Socialismo Revolucionario, CIT en Chile. La recuperación limitada de la economía chilena, (estimulada por los altos precios de los minerales, a consecuencia de las demandas de la economía china), desde el tercer trimestre de 2009, ha sufrido un frenazo, al menos en lo inmediato, debido a las consecuencias del mega terremoto que afecto la zona central del país, especialmente a la región del Bío Bío, la segunda zona industrial del país. El gobierno ha estimado que el sismo tendrá un efecto de disminución del 1.6% de la capacidad productiva y que son necesarios 30 mil millones de dólares para financiar la reconstrucción. con un estimado de 180.000 millones de dólares del PIB (Producto Interior Bruto) para 2010 El erario nacional cuenta solamente con 11 mil millones de dólares depositados en el exterior. · Debido a la recesión, con las capacidades productivas subutilizadas, la destrucción de capital acumulado no se manifestará plenamente en lo inmediato, aunque en algunas zonas el desempleo se ha disparado. El gobierno ha optado por no informar las cifras de desempleo en el Bío Bío y el Maule, las dos zonas más fuertemente dañadas, pero se estima que la desocupación en la región del Gran Concepción (capital de la región del Bío Bío) la tercera conurbación del país, la tasa de desempleo llega al 40%. · Tras un agravamiento inicial de las tendencias recesivas de la economía, es de suponer que a medida que se inicien los proyectos de reconstrucción, que absorberán mucha mano de obra en la construcción disminuirá el desempleo y se dinamizará la economía. · El grueso de la explotación de minerales en Chile quedó fuera de las áreas siniestradas. El futuro de la economía chilena, fuertemente orientada a la exportación de commodities, en primer lugar de cobre, depende de la evolución de la economía mundial. China, Estados Unidos y Europa Occidental (por ese orden) son hoy los principales mercados de destino de las exportaciones chilenas. El otro factor está dado por los programas de reconstrucción y sus fuentes de financiamiento. En otras palabras de donde saldrán los recursos para financiar la reconstrucción, quien pagará las cuentas. De momento los empresarios ya han hecho fuerte lobby para evitar el alza de impuestos, o del modesto royalty que paga la gran minería privada del 5%. CODELCO, la

empresa minera estatal, debido a las políticas privatizadoras de los sucesivos gobiernos de la Concertación solo produce alrededor del 28% del mineral, las grandes corporaciones privadas multinacionales el grueso del 72% restante. · A pesar que la carga impositiva en Chile es menor a la de los países desarrollados, el solo plantear la necesidad de elevar los impuestos para financiar los 30 mil millones que costaría la reconstrucción, ha llevado a los representantes del empresariado, tanto desde los gremios y Think Tanks, como desde sus portavoces políticos, a amenazar con graves consecuencias de desinversión, abandono del país y perdida de atractivo para los capitales extranjeros de Chile. Un autor que piensa que la carga tributaria en América Latina no es baja, señala que “la carga tributaria en Latinoamérica oscila entre un 10% y 24% del PIB dependiendo del país (Brasil es la excepción con un 34%). En contraste, la carga tributaria de los países europeos ronda entre un 35% y un 45% del PIB.” [1] De acuerdo con la CEPAL, Chile obtiene ingresos fiscales del 27% de su PIB. · No se trata simplemente de cuanto suma la carga tributaria, diferentes tipos de impuestas impactan de distinta manera sobre segmentos diferenciados de la población. Sucesivos gobiernos han obtenido leyes para aumentar el IVA para aumentar la recaudación fiscal. A diferencia de los impuestos sobre las ganancias o sobre las fortunas personales, el IVA es un impuesto regresivo[2], que finalmente paga el consumidor final, y que grava más a aquellos que destinan al consumo una parte superior de sus ingresos, en otras palabras el 80% de la población chilena, que se encuentra endeudada y con poca capacidad de ahorro; los trabajadores asalariados y los pobres. Mientras que el 20% restante que concentra cerca del 60% de la renta nacional y tiene gran capacidad de ahorro e inversión, resulta relativamente menos afectado por este tipo de impuesto. · El gobierno puede recurrir a gastar los 11 mil millones dólares ahorrados y depositados en el exterior. Hay empresarios que ya se han quejado por esto diciendo que la entrada de esta suma al país provocará una caída en el tipo e cambio del dólar, impactando negativamente sobre los empresarios exportadores, y provocando presiones inflacionarias. · El país puede recurrir a solicitar un prestamos extranjero · Otro mecanismo ampliamente utilizado en Chile para financiar el crecimiento de la infraestructura es el sistema de concesiones a empresas privadas y las privatizaciones. El gobierno planea emplear nuevamente estos sistemas para la reconstrucción de la infraestructura afectada por el terremoto. No da lo mismo que mecanismos se definan para conseguir los recursos necesarios, impuestos regresivos sobre los consumidores, endeudamiento externo, concesiones y privatizaciones, tendrán como consecuencias aumentar la concentración oligopólica de la economía chilena. . TENDENCIAS DE LA ECONOMIA GLOBAL · Las tendencias de la economía mundial son contradictorias, efectivamente son numerosas las

señales destacadas por los analistas económicos tradicionales que muestran señales recuperación de la crisis que hace solamente un año, era señalada por todos como la peor recesión del capitalismo a escala internacional desde la Gran Depresión. Sería erróneo decir que la crisis global ha terminado, en realidad hay que estar preparados para un relanzamiento siempre posible, pero si se compara con la situación hace un año cuando los mercados financieros de los países desarrollados estaban cerca de la parálisis, la inversión privada, el comercio y el crecimiento caían con fuerza en todas partes. A partir del tercer trimestre de 2009, es indiscutible que la situación económica muestra señales de clara recuperación. · A la hora de observar las debilidades y los límites de la recuperación económica, las cosas no parecen tan halagüeñas. Los países llamados emergentes de Asia, especialmente China, que arrastran a la mayoría de los latinoamericanos son los que han mostrado mayor dinamismo, mientras las economías desarrolladas de Europa, Norteamérica y Japón, muestran bajo crecimiento en general (y hay que recordar que son cifras del PIB que se comparan con otras anteriores muy deprimidas) · Se puede hablar de una recuperación sin empleo. El desempleo permanece extremadamente alto[3]. Aunque algunos medios titularon las últimas cifras conocidas sobre evolución del empleo en Estados Unidos, como ‘la mayor creación de puestos de trabajo’ desde la crisis, la verdad es que los datos resultaron sorprendentes para los economistas, que en su mayoría, pronosticaban una mayor creación de puestos de trabajo, y la verdad es que el resultado neto arrojó una perdida de cerca de 26.000. Los países bautizados como PIGS[4] en Europa Occidental, que sufren grandes problemas de déficit fiscal o de deuda pública, tienen tasas de desocupación muy elevadas. La crisis Griega amenaza convertirse en una crisis de toda la arquitectura de la Unión Europea,, el plan de saneamiento de las finanzas públicas impuesto por sus socios europeos, obliga al gobierno del PASOK a reducir las condiciones salariales y de vida de los trabajadores, lo cual ya está produciendo una oleada de descontento social. · España seguirá en recesión este año 2010. (es decir su PIB medido contra el del año anterior en lugar de crecer se volverá a contraer) a diferencia de la amplia mayoría de países europeos. El colapso de la burbuja provocada por el auge del crecimiento inmobiliario todavía sigue impactando sobre las finanzas y la economía del país. Las cifras oficiales de desempleo siguen creciendo, y ya son casi increíbles, a pesar de los esfuerzos de maquillarlas de las autoridades. Con más de 4 millones de parados, la tasa oficial se acerca al 20%, y entre los trabajadores jóvenes de hasta 25 años, llega al 44%.[5] El gobierno de Zapatero, invirtió 160 billones de Euros para salvar a la banca, en primer lugar el sector de las Cajas de Ahorro, tradicionales inversores en el mercado hipotecario, cogido de lleno por el colapso de la gananacia especulativa. Ahora se encuentra con más del 11% del PIB de deuda pública, el mayor déficit público de la zona del Euro[6]. · El economista y ex presidente del Banco Central de Chile, Vittorio Corbo, en un artículo muy optimista, señala que la recuperación económica global ‘ha estado impulsada principalmente por de carácter temporal, la reconstrucción de inventarios y los efectos de los programas de estímulo monetario, fiscal y crediticio. Crecer sostenidamente a una tasa por sobre el 2% anual en los

países industriales requiere del empuje del consumo privado y la inversión. Este empuje no es seguro: los consumidores enfrentan una situación difícil, las empresas tienen exceso de capacidad y dificultades en acceder al crédito, y los sectores vivienda y construcción están en mal estado. Los países de la Zona Euro enfrentan además presiones en los mercados de deuda pública. “[7] · La recuperación de China, ha sido más rápida y dinámica, pero también se ha basado en el crédito fácil y la inyección de dinero a la economía para estimular la demanda. Como lo hemos señalado en artículos anteriores, ello ha dado origen a numerosas burbujas especulativas, particularmente en el sector inmobiliario, y en la bolsa, lo que señala la fragilidad de la economía expuesta al riesgo de una desaceleración abrupta. · Las condiciones de dinero fácil y desregulación bancaria que hicieron posible la crisis de las hipotecas chatarra, la burbuja de los mercados de futuros y el rápido contagio global del colapso financiero, no han cambiado. Se siguen reproduciendo básicamente los mismos comportamientos que provocaron la crisis global, con más fuerza en los países más recuperados. · Aunque la inflación se mantiene por debajo de las metas en los países desarrollados, por la capacidad industrial ociosa, en los países llamados emergentes se están manifestando presiones inflacionarias. Ello obligará a los gobiernos a adoptar políticas respecto a la demanda, si no contractivas, a lo menos más cautas. En el caso chino, la preocupación de la inflación se une a la necesidad de un aterrizaje suave del sobrecalentamiento, que ha provocado la aparición de numerosas ‘burbujas’ de precios sin sustento real.

[1] Juan Carlos Hidalgo. ‘El mito de la baja carga tributaria en América Latina’. 21 de marzo de 2005 [2] La discusión sobre la progresividad o la regresividad de un impuesto está vinculada al principio tributario de "equidad", que a su vez remite al principio de "capacidad tributaria" o contributiva. La Constitución de la Nación Argentina (art.16) reza: "La igualdad es la base del impuesto y las cargas públicas", lo que la doctina entendió como "igualdad de esfuerzos" o "igualdad entre iguales". Se desprende así el concepto de equidad horizontal y vertical del impuesto. La equidad horizontal indica que, a igual renta, consumo o patrimonio, los contribuyentes deben aportar al fisco en igual medida. La equidad vertical indica que, a mayor renta, consumo o patrimonio, debe aportarse en mayor medida, es decir, a tasas más altas, para conseguir la "igualdad de esfuerzos". Basándose en este último concepto, es que se ha generalizado el uso del término "regresividad" para calificar a los impuestos que exigen un mayor esfuerzo contributivo a quienes menos capacidad tributaria tienen. Es el caso del IVA, que siendo un impuesto plano en su alícuota, al gravar productos de primera necesidad impone un esfuerzo tributario mayor a las clases bajas. [3] En el cuadro que tomamos de referencia, España que bate record de desempleo tiene una tasa de 18.7%, Canada 8.4%, Estados Unidos 9.5%, Austria 4.5%, Bélgica 7.4%, República Checa 7.9%, Dinamarca 2.9%, Finlandia 8.8%, Francia 8.8%, Alemania 8.3%, Grecia 9.1%, Islandia 9.1%, Irlanda 11.8%, Italia 7.4%, Holanda 4.4%, Portugal 8.9%, Eslovaquia 10.9%, Suecia 8.9%, Suiza 3.5%, Homg Kong 5.3%, Japón 5.2%, Taiwán 5.7%. Fuente: http://www.visualeconomics.com/unemployment-rates-around-the-world/

[4] PIGS: Portugal, Irlanda, Grecia, España (Spain) [5] Desocupados son personas que no trabajaron durante la semana de referencia, buscaron activamente un empleo, es decir, realizaron acciones concretas para obtener un empleo, y estaban disponibles para trabajar de inmediato. De acuerdo con los criterios recomendados por la OIT, los tres requisitos para estar desocupado son: no tener trabajo, buscar activamente trabajo y estar disponible y dispuesto a trabajar. No se consideran desempleadas a las personas que la semana anterior ayudaron sin remuneración un rato en un negocio familiar, o desempeñaron cualquier actividad callejera o de servicio eventual aunque sea una hora, para sobrevivir. Tampoco se las considera en las estadísticas si no hicieron algún esfuerzo activo de búsqueda de ocupación. [6] Danny Byrne. ‘ Government cautiously begins the offensive’. www.socialistworld.net, 31/03/2010 [7] Vittorio Corbo.‘El momento económico internacional y nacional. Marzo 2010’. Puntos de Referencia: N° 318, marzo 2010. Edición online.

Algunas Consecuencias económicas del terremoto – tsunami en Chile
Patricio Guzmán Incluso sin este desastre, lo más probable es que la reactivación de la economía iba a disminuir su marcha durante el año 2010, y algunos economistas incluso habían anunciado la posibilidad que hacia finales de año, la economía chilena estuviera en recesión nuevamente, a medida que perdieran fuerza las consecuencias de las políticas de estímulo con gasto fiscal expansivo, que el año 2009 creció en un 18%, pero que de acuerdo al presupuesto nacional para 2010, sólo iba a aumentar poco más del 4%. El terremoto y Tsunamis van a tener consecuencias económicas inmediatas y de largo alcance. El terremoto golpeó en el corazón económico del país, y la zona con la mayor concentración de población. La conurbación alrededor del eje Concepción – Talcahuano, es la segunda urbe del país. Esta región del Bío Bío, junto con la vecina de Maule, son las más dañadas, pero el impacto productivo se extiende a todo el país. Por supuesto hay problemas que se van a ir solucionando en el corto plazo, y otros cuya superación se va a extender por años. De acuerdo con la Asociación de Exportadores de Manufacturas y Servicios (Asexma), a partir de un sondeo realizado sobre 70 empresas socias de diferentes sectores productivos, solamente un 45% de las empresas opera normalmente luego del terremoto. Un 26% de las empresas sufrió daño estructural medio o alto, en el 43% el daño fue bajo, y el 31% no sufrió daño. En general, un 45% de las empresas tiene daños calificados como ‘complejos’. Al daño directo provocado por las fuerzas de la naturaleza, y la calidad de la construcción, se suman los problemas de suministros básicos de energía eléctrica, agua, gas, combustible y materias primas. Lo que ha provocado el cierre de empresas no debido al terremoto, si no a la falta de materias primas

La infraestructura del país en la zona central quedó seriamente dañada; la actividad económica se ha visto resentida por problemas de conectividad por carretera, destrucción parcial de puertos, y aeropuertos, así como de las redes de comunicación por telefonía. Mientras escribimos estas líneas en Talcahuano la prensa informa que en ese puerto los barcos se encuentran a la gira sin plantas donde descargar. Los principales puertos afectados son Talcahuano, San Vicente y Coronel. Los puertos de. Valparaíso y San Antonio, presentan daños menores y están operativos. El grueso del transporte en Chile se efectúa por carretera. El 35% de toda la carga terreste del país se mueve entre Concepción y Santiago. Ahora las rutas, presentan multiples rupturas de conectividad, que en general han sido superadas, de momento con precariedad, con numerosos ‘by pass’, y dificultades especialmente para los camiones. El gremio de camioneros habla de muchos cortes en la ruta que dificultan el normal paso de camiones y buses. De momento hay entre 15.000 y 8.000 camiones paralizados, y un total de 20.000 afectados. De acuerdo con Eqedat, la pérdida de riqueza como consecuencia del terremoto va entre 15 mil y 30 mil millones de dólares. Por cierto hay industrias seriamente afectadas en lo inmediato. La pesca artesanal, con sus localidades al borde del mar arrasadas, destrucción de embarcaciones e infraestructura de apoyo, y la mayor cantidad de víctimas. Es una industria seriamente castigada. Pero las empresas de flotas de pesca industrial que vienen depredando los mares por años con la pesca de arrastre, y arruinando a los pescadores artesanales, y al ecosistema marino, van a tomar ventaja del debilitamiento de sus principales adversarios. Las inmobiliarias dedicadas a la construcción de departamentos en edificios en altura van a tener muchas dificultades para vender el sobre stock que existe en el mercado, como consecuencia de la recesion previa al terremoto, como consecuencia de los muchos edificios nuevos que están no habitables o con daños severos. El constructor ‘Pizzero’ La asociación entre bancos, constructoras e inmobiliarias en altura corre ahora el riesgo de hundirse al igual que la industria del salmón, que literalmente colapsó, por manejos irresponsables de los recursos, sobre acumulación por metro cuadrado de los animales marinos en las jaulas, uso excesivo de antibióticos, explotación de mano de obra más allá de sus capacidades, con alta tasa de morbilidad y mortalidad… y ello después de que Chile llegó a figurar como el segundo productor mundial detrás solamente de Noruega. Bastó un par de años y la producción colapsó cuando los parásitos se volvieron resistentes a los antibióticos. Pero por supuesto hay un gigantesco negocio de construcción para los próximos años Ahora parece que es la industria inmobiliaria de edificios en altura, la que puede ir a la quiebra por los malos manejos de algunas empresas inescrupulosas, como la construcción por debajo de las normas legales de construcción anti sísmica. Para bajarle el perfil a las denuncias por el estado de los edificios, el representante de la Cámara Chilena de la Construcción, Lorenzo Constandt, hizo la siguiente declaración ridícula ;"Hay edificios que están inclinados, el ejemplo más conocido es la Torre de Pizza". En realidad de haberse respetado las normas, en Santiago o Viña del Mar, lejos del epicentro del terremoto, no

debió quedar inhabitable ningún edificio, si se hubieran cumplido las normas de construcción. Es probable que contra sus anuncios iniciales, el terremoto obligue al gobierno de Piñera a mantener un gasto fiscal expansivo, recurriendo a los fondos soberanos que tiene el estado en el exterior por $11.000 millones de dólares e incluso recurra al endeudamiento externo. El efecto reactivador de las inversiones para reponer viviendas e infraestructura, inicialmente no va a sobrepasar la devastación productiva consecuencia del sismo y el maremoto. Incluso en la eventualidad que más adelante, hacia fines del año 2010, si se mantiene alto el gasto, los efectos dinamizadores del PIB, deberán vérselas con otras consecuencias colaterales del financiamiento y el aumento del déficit fiscal sobre el tipo de cambio, las tasas de interés y la inflación.[1] Una consecuencia muy dura para los trabajadores va a ser el alza, al menos inicial,del desempleo que ya está muy alto, y se ha mantenido cercano al 10%. Otra probable consecuencia, es el crecimiento de la concentración de las empresas. Ya que las grandes firmas van a tener más facilidad para obtener créditos y recursos, y muchos talleres y pequeños negocios van a quedar por el camino, mientras sus mercados son concentrados en las pocas cadenas de mega tiendas y grandes empresas. Finalmente, no está de más recordar el carácter exportador de commodities dependiente de pocos mercados de la economía chilena[2], China en particular que hoy constituye el principal mercado de las exportaciones chilenas, pasó de constituir el 14% al 23% de las exportaciones chilenas. El año 2009, las exportaciones a todos los destinos cayeron significativamente, excepto hacia China que crecieron un 6.3%.Por lo mismo de igual manera que al país asiático le correspondió se la causa real de una gran parte de los estímulos reactivadores de la economía, una contracción de la demanda de cobre y otros minerales de China, tendría una repercusión inmediata en la economía chilena. En este sentido, los analistas internacionales de inversiones, junto con destacar las fortalezas y orden de la economía chile, la consideran una de las más riesgosas por su dependencia de China, y recomiendan a los inversores especulativos en bolsa escapar a la primera señal de caída de los precios. En general es este componente especulativo lo que explica la alta volatilidad de la bolsa en nuestros días. ¿Quien pagará la cuenta? Las grandes empresas han donado generosamente para la Teletón a favor de las víctimas, pero basta ver las campañas de promoción que han acompañado las entregas, para ver que los grandes empresarios chilenos saben recuperar con creces lo que entregan a la caridad. Ya antes de los desembolsos fiscales a los que obligará este mega terremoto, era pública la presión por mayor ‘flexibilidad laboral’ todavía, lo que se traduce en reducir los costos del despido reduciendo la indemnización, reducir el salario mínimo a los jóvenes, facilitar la quiebra de las empresas, y flexibilizar los horarios de trabajo. Sin medida como estas, se aducía, Piñera no podría cumplir su promesa de crecimiento del PIB al 6% anual, ni la creación de un millón de empleos en cuatro años. ¿Quien pagará la cuenta de la recesión, seguida por el terremoto? Los trabajadores y sus familias, los pobres o los grandes grupos económicos. Más allá de los llamados a la unidad nacional ante la catástrofe, esta es la pregunta relevante para los próximos años.

[1] El Diario Financiero. El terremoto y la economía. Luís Larra in. 4 de marzo de 2010. [2] El 2009 China superó ampliamente a los Estados Unidos como destino exportador. La distribución de las exportaciones hacia los principales destinos en el 2009 fue aproximadamente la siguiente: China 22.9%, EEUU 12.5%, Japón 8.4%, Corea del Sur 5.6%, Brasil 5%. Otros 45.6%.

La economía mundial entre la recuperación y la recaída en la recesión
Patricio Guzmán A comienzos de 2010 se multiplican muchas señales de relanzamiento de la economía capitalista mundial. Inicialmente pareció que los comentaristas económicos inundaban los medios con predicciones optimistas, el efecto del default de Dubai, y luego la situación de Irlanda, Grecia, España y Portugal, así como las restricciones monetarias adoptadas por el Banco Central Chino, morigeraron su euforia, e incluso muchos trasuntaron abierta preocupación. A las señales de recuperación se une ahora lo que se ha bautizado como la ‘crisis de la deuda’. A partir de los gigantescos paquetes de rescate y estímulo de las principales economías del globo, que junto con el enorme crecimiento de las deudas nacionales y el déficit, dieron origen a un ‘dinero dulce’ que se desvió directamente a la especulación alimentando toda suerte de ‘burbujas’ de activos con precios sobrevaluados y volatilidad de las bolsas. La facilidad para acceder a dinero barato alimenta las inversiones especulativas, reproduciendo el estado de cosas que estuvo en el origen de la crisis financiera en primer lugar, y que amenaza con una recaída en la recesión global durante el año 2010. Las masivas intervención estatales impidieron el colapso, y permitieron que ahora vivamos una recuperación frágil pero al mismo tiempo prepararon el terreno para graves problemas en el futuro inmediato. En enero el Banco Mundial señaló que la recuperación sería lenta, y que se frenaría más tarde durante el curso del año, a medida que se desvaneciera el impacto del estímulo fiscal, y además advirtió que las secuelas de la crisis tendrían un impacto financiero y en el crecimiento en los próximos diez años. No estamos inmersos en una crisis cíclica tradicional del capitalismo, sino ante algo más serio, nos encontramos ante un fenómeno recesivo de largo aliento, en el que no se pueden descartar recuperaciones parciales y frágiles, seguidas de nuevas recesiones. “Los medios de comunicación capitalista describen de manera insultante a las cuatro monedas más débiles como los PIGS[1] (Portugal, Irlanda, Greese – Grecia y Spain -España). De ellos es Grecia el que está bajo mayor observación de los capitalista a nivel internacional. Mientras las vidas de la mayoría de los griegos, como en muchas otras naciones, está al borde de un precipicio, los países más fuertes de la euro zona están exigiendo que el gobierno griego siga el camino irlandés de reducciones directas a los salarios y el gasto social.

La presión se está montando a través de los mercados monetarios internacionales, el gobierno griego tiene ahora que pagar más para pedir dinero prestado. Grecia tiene un déficit público creciente, una economía en recesión y el desempleo masivo oficialmente se acerca al 20%.”[2]

Recuperación frágil y sin empleo. La mayoría de los países no están ahora técnicamente en recesión. Pero cuando se sostiene que hay recuperación por cifras que indican crecimiento económico en un determinado mes, trimestre, o incluso durante el año 2009, hay que tener en cuenta siempre la baja base de comparación con el que se realizan las estadísticas de crecimiento económico. Teniendo en mente esta advertencia, se puede constatar que los países del este de Asia y del Pacifico Sur (Chile, Perú…), más Brasil estuvieron a la cabeza de la recuperación económica el año pasado. China con su crecimiento del 8.4%, el año 2009, arrastró al alza las exportaciones de otros países, incluso Japón consiguió salir de su marasmo durante 2009, gracias a las exportaciones hacia China, y mostró señales de reactivación, que los expertos predicen que no duraran. Los capitales afluyeron a los países mencionados, alimentando sus bolsas de comercio, y presionando el precio de los titulos al alza. Sin embargo, el enorme crecimiento chino, se basó en una política monetaria expansiva para fortalecer la débil demanda interna, crédito fácil y barato, que alimentó los riesgos de ‘sobrecalentamiento’, presiones inflacionarias, créditos incobrables, desarrollos inmobiliarios sobre valorados y activos inflados en la bolsa. Finalmente el Banco Central chino juzgó necesario comenzar a restringir el acceso al crédito, lo que hace difícil que un nuevo año de crecimiento tan grande se sustente nuevamente en el gasto fiscal, mientras continúa el exceso de capacidad industrial instalada, y la recuperación del comercio mundial esta lejos de la situación previa a la crisis. A pesar de la recuperación, la desocupación permanece estancada en cifras muy altas, con mejoras limitadas, o incluso aumentando. En España, la economía desarrollada más enferma, se aproxima al 20%, la semana pasada en Estados Unidos las peticiones de subsidio por desempleo llegaron a 31.000, acumulando las 473.000, desmintiendo a los analistas que esperaban una mejora gradual pero continuada de la situación del empleo, y que esperaban que mejoras anteriores marcaran una tendencia consistente. En Gran Bretaña. El Banco de Inglaterra advirtió la semana pasada que el nivel de desempleo podría incrementarse "mucho más" si la recuperación económica decae. "Esto es preocupante dado que pensábamos que el mercado laboral estaba mejorando", señaló el economista jefe para el Reino Unido de Deutsche Bank, George Buckley. "Las empresas se enfrentan a la posibilidad de que el nivel de actividad económica sea más bajo y más débil de lo pensado, y eso eleva la probabilidad de que se deshagan de puestos de trabajo en el futuro", De acuerdo con la OIT, la tasa de desempleo del Reino Unido es de 7,8%, en Estados Unidos del 9,7% y del 10% de la Euro zona. En España se aproxima al 20%. . Europa, en el centro del problema de la deuda Mientras muchos países europeos pueden anunciar que aunque con poco crecimiento y problemas

de empleo, la recesion ha quedado atrás, todas las alarmas se encendieron debido a los problemas de la deuda y el déficit fiscal de Grecia, y a la poca confianza en un estado cuyo anterior gobierno no vacilo en engañar a sus socios de la Unión Europea, con maniobras bancarias, para enmascarar el verdadero volumen de su endeudamiento. Pero es que tras la quiebra inicial de Islandia, y el reciente default de Dubai, hay muchos otros países europeos, en occidente y en el este, que amenazan con situaciones similares, como España, Portugal y Hungría. En Europa aparece ahora el mayor potencial de riesgo para desencadenar una nueva crisis global de consecuencias mayores, con un efecto contagio inmediato a partir de las bolsas. . Los bancos y la falsificación de estadísticas griegas El escándalo de la presentación de datos falseados a la Unión Europea, para esconder el enorme incremento del déficit fiscal y de la deuda griega, por las autoridades del pasado gobierno derechista de “Nueva Democracia” sigue escalando. El banco norteamericano Goldman Sachs, entre otros, habría recomendado y anticipado en transacciones recomendadas al gobierno para hacer desaparecer parte de la deuda. Junto con presionar al gobierno griego para reducir significativamente el déficit fiscal, la canciller alemana, “Ángela Merkel, recalcó que sería escandaloso que los bancos, ya responsables de buena parte del estado actual de la economía europea, tuviesen también la culpa por los datos estadísticos falsos de Grecia.”[3] Hasta ahora Grecia, en peligro de entrar en default (suspensión de pagos), ha recibido declaraciones de apoyo y de seguridad de sus socios de la Unión Europea, que intentan tranquilizar a los inversores, pero ningún auxilio económico concreto de sus socios, frente a una situación que amenaza la estabilidad y credibilidad del Euro. España, recesión, deuda, déficit y desempleo “España es la única economía desarrollada que sigue en recesión, ha sufrido siete trimestre continuos de de crecimiento negativo. Incluso el gobierno ve a la economía hundiéndose más este año.”[4] La deuda no deja de aumentar y la falta de competitividad de la economía española es cada vez mas notoria frente a sus socios europeos. El año 2009 tuvo un retroceso negativo del 3.6, el mayor desde la serie estadística que tiene información desde 1971, y a pesar de todo la caída de la economía española ha sido menor que la caída promedio de la zona del Euro, que fue el 4%. El gobierno Zapatero inició una campaña internacional para evitar que inversores y clasificadoras de riesgo coloquen a España en la misma categoría de economías insolventes que Grecia y Portugal. "Podemos bajar el déficit público del 11,4% [actual] hasta el 3% [del PBI en 2013]. Pueden creerme o no, pero España ya lo ha hecho antes", dijo el secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, ante los inversores.[5] Otras medidas para recuperar la confianza internacional, del gobierno Zapatero, son reducir un 34) sus emisiones de deuda publica, sanear las entidades financieras y aprobar dos reformas la del mercado laboral y la de las pensiones, que se traducen en descargar sobre trabajadores y pensionados la carga de la crisis, y sin duda, tal como ha ocurrido ya en Grecia, multiplicara los conflictos sociales. Otros países europeos están en mal pie. La industrializada Bélgica tuvo su peor desempeño desde

la segunda guerra mundial con una caída del 3%. De acuerdo con el gobernador del Banco Nacional belga, Guy Quadene, “Serán necesarios varios años para recuperar las pérdidas económicas del periodo 2008-2009, a pesar de que se haya iniciado una recuperación en la segunda mitad del año pasado”[6]

Estados Unidos; Deuda o Recesión. El zapato chino en que se encuentran la autoridades económicas estadounidenses es que si retiran la ayuda estatal, el sector privado no es capaz de sostener la recuperación, pero la deuda fiscal se esta haciendo insostenible, tanto porque la propia debilidad de la recuperación debilita la recaudación fiscal, como porque mantener el ritmo de la economía, con su recuperación forzada, exige mantener nuevos planes de estimulo fiscal. Pero el sobreendeudamiento no es sostenible en el largo plazo, amenaza la posición del dólar, y pone en cuestión todos los equilibrios. No solo las consecuencias de la deuda en países de Europa pueden repercutir negativamente en las posibilidades de recuperación económica sostenible, sino igualmente su propia deuda, y déficit fiscal. Especialmente si se rompe definitivamente el circulo de financiamiento del déficit comercial con China comprando bonos del tesoro que equilibraban el desequilibrio. La respuesta a estos dilemas, podría abrir nuevamente la recesion en los Estados Unidos. Latinoamérica: Inflación y Amenaza Externa El impacto de la crisis capitalista global ha sido desigual en América Latina, pero en general después de un fuerte impacto en 2008, la región ha sido menos afectada que en otras crisis globales, en gran medida porque la bonanza de precios de commodities anterior a la crisis permitió a muchos países tener una situación fiscal mas holgada, y también porque el relanzamiento del crecimiento chino en 2008, volvió a impulsar estos precios fuertemente al alza, dando renovado margen de intervención reactivadora a los estados de países como Brasil, Chile, Perú. Pero la evolución estos países, depende en gran medida de la situación de los principales mercados que recepcionan sus exportaciones: China, Estados Unidos, Europa Occidental. Recomendación a los inversionistas para afrontar los riesgos en América Latina: Estar alertas para golpear el botón de escape en caso necesario Un artículo reciente de recomendaciones para inversores señala: “América Latina fue la estrella del programa de inversión global en 2009. Ahora, algunos están levantando la bandera roja que esta región y sus fondos cotizados en Bolsa (ETF) podrían estar sobrecalentados. Si esto está ocurriendo, hay formas de protegerse y evitar quemarse. A pesar de que podría haber ganado un rendimiento del 93% en el índice MSCI Latino América, o el 106% en Brasil el año pasado, mantener sus ganancias podría ser difícil en 2010, dice Gail MarksJarvis para el Chicago Tribune. Algunos estrategas están enviando advertencias a los clientes, como el analista de Citigroup, Geoffrey Dennis, quien ha visto las acciones hundirse un 9%. ¿Cuál es el problema? Debido a que China está tomando medidas enérgicas sobre el gasto y los préstamos, el resto de los mercados han respondido mientras surgen las cuestiones económicas y las incertidumbres. […]

, es decir, si China se desacelera mucho, que podrían reducir los negocios para empresas latinoamericanas que han estado proporcionando los productos que China necesita para su esfuerzo de crecimiento.” Después de advertir que Chile está especialmente en riesgo si caen los commodities, el autor continúa “También tenga cuidado con lo que está ocurriendo en Grecia, dicen los expertos. Su crisis de la deuda podría tener un efecto de contagio, extendiéndose a otros mercados de la región. ¿Qué puede hacer? Tener una estrategia. Estamos empezando a ver muchas zonas se acercan a sus líneas de tendencia a largo plazo o están a cerca del eufórico 8%, así que es importante estar alerta y listos para golpear el botón de escape en caso necesario.”[7]

[1] PIGS: Cerdos en inglés. [2] Greece – on the edge of a volcano. Robert Bechert. www. Socialistparty.ork.uk [3] Página web de la Radio 665 AM. Grecia. http://www.ert.gr/Filia/es/noticias/04228-merkel-kata-trapezon [4] Europe's south refuses to downsize without a fight. Helena Smith in Athens, Giles Tremlett in Madrid, Tom Kington in Rome, and Julian Coman The Observer, London, 14 de Febrero 2010 [5] España trata de calmar a los mercados. Deutsche Presse-Agentur (DPA), 09/02/10 [6] El Periódico de Catalunya. http://www.elperiodico.com/default.asp? idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=688339&idseccio_PK=1009 [7] Como afrontar los riesgos en América Latina ETFs. Tom Lydon http://www.etftrends.com/2010/01/how-tcope-with-risks-latin-america-etfs.html

Un nuevo capítulo en el desarrollo de la crisis capitalista global
Patricio Guzmán Corrió el rumor que Grecia anunciaría la suspensión de pagos, y en todos los mercados bursátiles del globo se derrumbaron los indices. Aun cuando la situación de la deuda nacional y el déficit fiscal en Grecia, y en España y Portugal parecen las más graves hoy, estamos ante una crisis de la deuda general, que viene a sumarse al problema del desempleo. Dos aristas de difícil manejo que amenazan con el retorno de la recesión global, tras una corta primavera de ‘brotes verdes’. La crisis fiscal que apareció en Grecia, y se expande a España y Portugal, no es un problema del mar mediterráneo, ni siquiera puede limitarse a la zona del euro. En la zona del euro ha adquirido características especiales porque los países en crisis no pueden devaluar su moneda, y eso les cierra las alternativas para la brusca reducción del déficit que señala el FMI para que recuperen la estabilidad. Ni siquiera existe un mecanismo institucional para que estos países puedan abandonar

la zona del Euro. Los analistas ya anuncian que la crisis de la deuda fiscal, afecta a Irlanda, Gran Bretaña e Islandia, y que pasará el océano y golpeará a los Estados Unidos. De acuerdo con el FMI para restablecer la estabilidad fiscal durante la próxima década, los países desarrollados: Japón y Gran Bretaña necesitarían un ajuste fiscal de 13% del PIB; Irlanda, España y Grecia necesitarían ajustar un 9% del PIB; y luego vienen los Estados Unidos que deberían ajustar el gasto fiscal en un 8.8% del PIB.

España: Desempleo al alza y deuda. En España hace dos semanas se anuncio que el desempleo oficial había superado el 18%. Eso cuando las jubilaciones anticipadas han hecho retroceder el promedio de edad para pensionarme dos años, y mientras las metodologías para contar el desempleo oficial dejan muchos desocupados fuera. Los pésimos datos de desocupación se suman a los crecientes temores por el déficit público. El gobierno de Zapatero anuncio que aumentaría gradualmente la edad de jubilarse hasta los 67 años, desde los 65 actuales. El rechazo generalizado de la población le hizo retroceder rápidamente. Lo que señala los limites de maniobra que por ahora tienen los gobiernos.

Grecia y las amenazas de default en la zona del Euro. Los funcionarios públicos griegos salieron masivamente a las calles para protestar contra los recortes (‘medidas de austeridad’), anunciadas por el gobierno. El estallido de la burbuja especulativa inmobiliaria, y en general el impacto de la crisis capitalista global, han dejado a la economía griega como uno de las más afectadas de Europa Occidental. Los paquetes de salvataje y estímulo del gobierno, agravaron una situación de déficit y deuda nacional ya mala. Se estima que el déficit fiscal griego fue de casi el 13% del Producto Interior Bruto el año 2009 y que la deuda pública llegará al 125% del PIB este año 2010. La cifras oficiales divulgadas durante el gobierno conservador anterior eran falsas, según se ha reconocido posteriormente, lo que ha sido un factor adicional en el descrédito y pérdida de confianza de la economía griega. La cuestión es grave porque se habla cada vez más de la posibilidad de un ‘default’ (cese de pagos) soberano, es decir que Grecia entre en suspensión de pagos. Un rumor así provocó el desplome de las bolsas de comercio en el mundo la semana pasada. Desde entonces ha habido una recuperación en el valor de las transacciones, pero la caída dejó en claro tanto la volatilidad de las bolsas de comercio, como el fuerte componente de carácter especulativo de la recuperación de los últimos meses. Grecia es parte de la zona del Euro. La posibilidad de cese de pagos de Grecia, cuestiona todo el edificio financiero de la zona del Euro de la Unión Europea. Al estar atada a la moneda común, Grecia no tiene la posibilidad de devaluar como un mecanismo para reducir los salarios reales, y los costos en moneda local. El gobierno capitalista griego, está obligado a aplicar las medidas de reducción brusca del déficit

exigidas por sus socios, y la presión de no poder refinanciar la deuda, con un ataque frontal a los trabajadores, y los servicios públicos. Con una alta conflictividad social, todo indica que los conflictos aumentaran en el futuro inmediato. “Los líderes de los países de la zona del euro el jueves, se comprometieron a ayudar a Grecia si reduce su déficit presupuestario, diciendo que darían "decidida y coordinada acción, si es necesario para salvaguardar la estabilidad" en el bloque. En virtud de un acuerdo elaborado en negociaciones de última hora en Bruselas, los 16 países de la zona euro se abstuvieron de proporcionar ayuda financiera inmediata para Grecia, pero dieron una garantía implícita de ayudar a Atenas si encontrara problemas en la refinanciación de su deuda pública a finales de este año.A cambio, se espera que Grecia haga "lo que sea necesario como la adopción de medidas adicionales" para controlar su déficit.Hablando antes de la apertura de una cumbre de la UE en Bruselas, Herman Van Rompuy, presidente permanente de la UE, dijo que los países de la eurozona, instaron a Grecia a "aplicar de manera rigurosa y decidida" su plan para eliminar su déficit presupuestario en 2012 y "medidas adicionales ". Esto incluye reducir el déficit en 4 puntos porcentuales del producto interno bruto en 2010.” [1]

Estados Unidos en la lista de los países en riesgo Las amenazas sobre el Euro tienen como consecuencia aparente el fortalecimiento relativo del dólar. Muchos inversionistas buscan un ‘refugio seguro’ en el dólar, pero por debajo de esa fortaleza aparente transcurren turbulentos los ríos de la realidad. El artículo en el Financial Times que hoy advierte el peligro de una extensión global de la crisis de la deuda señala : “Para la mayor economía del mundo, los EE.UU., el día del juicio final aún parece tranquilizadora distancia. El empeora la situación en la zona del euro, más los mítines dólar de EE.UU. como los inversores nerviosos inviertan su dinero, en el "refugio seguro" de la deuda del gobierno estadounidense. Este efecto puede persistir durante varios meses, al igual que el dólar y los bonos del Tesoro se reunieron en las profundidades del pánico bancario a finales de 2008. Sin embargo, incluso una mirada superficial a la situación fiscal del gobierno federal (por no hablar de los estados) tiene un sentido de la frase "refugio seguro". Deuda de gobierno de los EE.UU. es un refugio seguro el camino de Pearl Harbor fue un refugio seguro en 1941. Incluso según las proyecciones de presupuesto de la Casa Blanca, la deuda federal bruta en manos del sector público exceda el 100 por ciento del PIB en tan sólo dos años. Este año, como el año pasado, el déficit federal será de alrededor de 10 por ciento del PIB. El largo plazo de las proyecciones de la Oficina de Presupuesto del Congreso sugiere que los EE.UU. nunca volverá a ejecutar un presupuesto equilibrado. Así es, nunca.”[2] Durante años funcionó un ‘circulo virtuoso’ entre la economía china y la de los Estados Unidos. Para asegurar la estabilidad de un sistema de comercio con déficit comercial permanente del lado de EE.UU., China invertía masivamente sus excedentes en compra de deuda norteamericana. Pero las cosas han cambiado. China que adquirió un 47% de la emisión de 2006, pasó a 20% en 2008 y a solo un 5% el 2009.[3]

Las economías desarrolladas están mostrando muy rápidamente que la política económica expansiva usada para impedir el colapso del sistema financiero, y estimular la demanda, tendrá un costo elevado. Desde un comienzo una parte de los dineros inyectados se evadieron hacia las inversiones especulativas, con lo que se reproducen las condiciones que crearon la crisis financiera en primer lugar, estimulando la especulación con dinero fácil y pocas restricciones. Pero además un déficit fiscal y un endeudamiento elevado terminan traduciéndose en alzas de las tasas de interés Una situación recesiva en las economías desarrolladas, tendrá repercusiones en todo el planeta. China no tiene capacidad de reemplazar a estas economías que son el destino central de sus exportaciones, y tampoco se libraran los países dependientes exportadores de commodities mineras, del agro o del petróleo, que hasta ahora habían mostrado signos de recuperación. . Notas [1] FT.com Jueves, 11 de febrero de 2010. http://www.ft.com/cms/s/0/226231f0-16fd-11df-afcf-00144feab49a.html [2] Niall Ferguson . A Greek crisis is coming to America Financial Times, 11 de febrero de 2010 [3] Ibid.

Chile – Perspectivas para la economía en 2010.
Patricio Guzmán Advertencias que se avecina un relanzamiento de la recesión Varios economistas han advertido que la recesión en Chile, tendrá la forma de una W, es decir una recuperación después de un primer embate recesivo, para volver a caer en la recesión probablemente durante el año 2010. Por ejemplo, Tomas Flores en su artículo “Creo en la W”[1], en el que explica porqué en su opinión Chile se dirige hacia la desaceleración tras la recuperación de fin de año. El año 2009 la economía de Chile experimentó una contracción del 1.9% del Producto Interno Bruto, pero en noviembre hubo una recuperación importante del 3.1% respecto al mismo mes del año anterior, que hay que recordar estaba plenamente impactado por la recesión. El comercio exterior cayó 24% durante 2009, las exportaciones en – 23% y las importaciones en – 32%. Pero incluso con la recuperación a finales del 2009, el desempleo oficial supera el 9%. Para el año 2010 las previsiones del Banco Central son optimistas, y pronostica un rango de crecimiento entre el 4.5 y el 5.5%. Nosotros estamos entre los que no creemos en que exista base sólida para tal optimismo. Reacción ortodoxa inicial de las autoridades A mitad del año 2008, Michelle Bachelet anunció a los medios una reducción del gasto fiscal para el 2009 a raíz de la crisis económica que el mundo vive. “Vamos a ser serios, cuidadosos, vamos a

cuidar el gasto fiscal, pero vamos a mantener el gasto social“. Lo que era la reacción económica ortodoxa típica ante la caída brutal de los ingresos. La mayoría de los comentaristas económicos se felicitaron por el ‘buen juicio’ del gobierno. En realidad no fue hasta que por todos lados las autoridades y los principales economistas convencionales del capitalismo, comenzaron a echar por la borda los dogmas monetaristas y neo-liberales, especialmente con el pánico causado por la quiebra de Lehman Brothers en Estados Unidos, que el gobierno de Bachelet y Velasco dieron un giro total, y decidieron usar las reservas acumuladas, en los planes de estímulo para hacer frente a la recesión. El Banco Central no tuvo una reacción más oportuna. El instituto emisor reaccionó con un retardo de al menos un semestre, durante el cual se empecinó en ignorar la gravedad de la crisis económica global, y continúo preocupado del brote inflacionario que estaba afectando a la economía chilena, con anterioridad a la crisis financiera, pero luego dio un giro en 360º y llevó las tasas de política monetaria anuales a un rango cercano a cero. Los expertos neoliberales formados en las mejores universidades de EE.UU., que dirigen la política económica en Chile, seguían en esto los pasos de sus maestros. “Desde el inicio de 2009 Ben Bernanke señalaba que antes del fin de ese año comenzarían a verse síntomas claros de superación de la crisis y hacia el mes de agosto anunció que “lo peor de la recesión ha quedado atrás”. Antes de que estallara la bomba financiera en septiembre de 2008 Bernanke pronosticaba que dicho estallido nunca iba a ocurrir, y cuando finalmente ocurrió su nuevo pronóstico era que en poco tiempo llegaría la recuperación, ahora el Presidente de la Reserva Federal de los Estados Unidos ha decidido no esperar más y le anuncia al mundo el comienzo del fin de la pesadilla.”[2] El cuarto semestre del año 2008, la variación del crecimiento llegó a una variación negativa respecto al año anterior del -8%, y el desempleo comenzó a impactar fuertemente. Esta caída siguió en los trimestres posteriores con menos fuerza. El último trimestre del año 2009 la economía mostró señales de recuperación, pero solo marginales en el caso de la desocupación que se ha mantenido en niveles entre el 9% y el 10%. Hay tres factores principales que incidieron en la recuperación; en primer lugar los precios de los minerales, el cobre, el hierro, el molibdeno, y de otros commoditties como la celulosa, que habían caído fuertemente en el 2008, en el 2009 se recuperaron agresivamente, por otro lado las políticas de estímulo aplicadas por las autoridades del gobierno y el Banco Central. A esto hay que agregar medidas especiales, en conjunto con el gobierno, para asegurar la liquidez del sistema financiero, a muy bajo costo para los bancos. (Estos hicieron un excelente negocio disfrutando de una brecha excepcional en el spread[3], ya que tardaron en traspasar a los clientes la baja de tasas, y acumularon los mejores resultados en medio de la recesión). Las medidas adoptadas por el Banco Central a principios de año tuvieron un efecto retardado, que se observó plenamente a fines del año 2009. Finalmente, tenemos el estímulo fiscal, en la discusión presupuestaria el gobierno había anunciado una expansión algo menor al 15%, lo que fue criticado en su momento porque el gobierno disponía de un amplio margen de maniobra debido a los excedentes acumulados especialmente de la minería. Pero en la realidad el crecimiento del gasto fue mayor, en el periodo enero – agosto creció alrededor del 20.3%, y este último mes llegó a un crecimiento de cerca de 35.2%. A esto hay que agregar una gran cantidad de programas contratados, deudas que el fisco deberá pagar este año 2010, bajo el gobierno de Piñera. El estímulo fiscal a la demanda, también

ha tenido una componente ‘redistribuitiva’[4] como la mejora de las magras jubilaciones básicas, la entrega de pensiones a las mujeres que antes no tenían acceso, y los bonos extraordinarios entregados a los segmentos más pobres de la población. A estos estímulos hay que agregar otros transitorios como la rebaja a los impuestos al crédito y a los combustibles, y la disminución del pago provisional mensual de las empresas. Tomás Flores, indicó en el artículo antes citado que “es de tal magnitud el estímulo fiscal y monetario, que se ha logrado impulsar una reactivación bastante rápida, en donde el consumo ha respondido con mayor celeridad, mientras que la inversión salvo la minera, sigue expectante y no ha mostrado señales sólidas de que vaya a retomar sus niveles pre crisis. Así, una vez que se alcance el peak intermedio de la W, veremos que la economía vuelve a desacelerarse y el próximo Presidente deberá enfrentar crecientes críticas por el hecho que el crecimiento proyectado comienza a recortarse nuevamente. Situación similar ocurrió durante la crisis asiática y luego de la recuperación del año 2000 vino una reducción marcada en los años siguientes.”[5] Para el año 2010, el crecimiento del gasto fiscal proyectado es sensiblemente menor, del orden del 4.3%, y además se acaban las medidas transitorias[6]. Todo lo cual en ausencia de reactivación de la inversión y de disminución del desempleo, tendrá un efecto contractivo sobre la economía, retirando el impulso reactivador que el estado inyectó durante 2009, en gran parte gracias el margen de maniobra por las reservas acumuladas por el precio excepcional del cobre y otros minerales, y en general de las commodities en que se basan las exportaciones chilenas. Este precio cayó bruscamente en 2008 pero se recuperó con la misma rapidez luego, lo que como hemos escrito en otras ocasiones tiene un doble componente; la demanda de las llamadas “economías emergentes”, China en primer lugar, que merced a gigantescos estímulos fiscales, ha producido sus propias ‘burbujas’ inmobiliarias, junto a enormes programas de obras públicas, y al efecto de las inversiones en títulos futuros especulativos sobre los minerales. Estos precios altos han permitido al estado chileno mantener y acumular reservas grandes nuevamente. Bachelet dejará Piñera 20.000 millones de dólares en dos fondos soberanos y en activos financieros. De manera, que ante una nueva ola recesiva, al menos inicialmente el gobierno Piñera tiene margen de maniobra, podría tomar nuevamente medidas de estímulo, y aumentar el gasto público. Las políticas de mayor gastos fiscal implementadas por el gobierno Bachelet, apelando a las reservas, junto al alza del precio de los minerales provocaron el fortalecimiento del peso respecto al dólar de un 26%, los empresarios de las industrias exportadoras que no beneficiaron de los precios altos se han quejado y han apelado a una intervención del Banco Central. Un mayor gasto público del gobierno de Piñera financiado con dinero de los fondos soberanos aumentaría la oferta de dólares en el mercado, aumentaría el valor del peso y provocaría el enfrentamiento con intereses que están representados en su coalición. Las expectativas de crecimiento de la economía chilena por sobre un 3% descanzan en supuestos de reactivación robusta de la economía mundial. Pero que la recuperación que se observó durante el 2009 es frágil, como ya hemos explicado en anteriores artículos. Por su desempeño en estos años de crisis y recesión China ha pasado de representar del 3.7 al

8.3% de la economía mundial, mientras que los Estados Unidos han disminuido su porcentaje en la economía mundial del 31 al 24.9%. Pero una interrogante es cuanto podrá resistir la burbuja inmobiliaria en China, que ha sido decisiva – junto con la especulación – para el alza de los precios de las materias primas, y hasta donde podrá seguir inyectando recursos, no sólo en China si no también en otros países, para mantener dinámica la demanda y el crecimiento sobre el 8% que el gobierno chino estima que es el mínimo para absorber las contradicciones sociales de la restauración capitalista, y la migración campo ciudad, evitando el estallido social. El año 2009 lo lograron, pero para ello fue necesario que invirtieran en inversiones públicas más del 3% del PIB, y de aumentar la facilidad del crédito bancario, aumentando el riesgo de morosidad y no pago, e inflando la burbuja inmobiliaria, y de la bolsa. Además el exceso de liquidez puede aumentar la inflación. China tiene que poner freno (aumentando la tasa de intereses, o apreciando el valor de su moneda) a su crecimiento que se espera que el año 2010 de cuenta de la mitad del crecimiento mundial, eso tuviera repercusiones globales. Las autoridades ya elevaron la tasa de encaje[7] para los bancos, con objeto de evitar las presiones de la inflación, frenar el crecimiento del crédito y evitar las burbujas de los precios de los activos. Pero esto resultará en un freno a la velocidad del crecimiento. En las economías desarrolladas el consumo privado, que tiene un peso decisivo sobre la demanda total, aún no se recupera. Los Estados Unidos siguen siendo de lejos el mayor mercado en el mundo, pero los datos que conocemos de diciembre y enero arrojan muchas dudas sobre la supuesta recuperación económica de la que nos hablaron insistentemente los grandes medios. Las ventas minoristas cayeron un 0.3% en diciembre, de acuerdo con el departamento de Comercio y los subsidios por desempleo aumentaron en 11.000 hasta totalizar 444.000, lo que está por encima de los 437.000 que pronosticaban los expertos.[8]Los últimos datos que conocemos, los de la semana del 16 de enero, mostraron un empeoramiento del desempleo, las inscripciones para subsidio de desempleo llegaron a 482.000. La tasa oficial de desempleo en el país se sitúa en10%. La caída de las ventas minoristas es consecuencia de las altas tasas de desocupación, el endeudamiento y las restricciones al crédito. Diversas informaciones como estas indican que la recuperación económica esta retrocediendo. Y está claro que el consumo no volverá a ser el mismo, hasta varios años después de producida la recuperación económica. Lo mismo vale para el empleo, los expertos han predecido que serían necesarios 5 años de crecimiento económico para que los niveles de desocupación lleguen a las cifras anteriores a la recesión. Las promesas de Piñera El presidente electo prometió un crecimiento del 6% anual, un millón de nuevos puestos de trabajo y supresión de la pobreza hacia fines de la década. De acuerdo con sus expertos, para ello es necesario aumentar la productividad del trabajo que permanece estancada por años, y remover las “barreras que han frenado una mayor participación de jóvenes y mujeres en la fuerza de trabajo”. Las tasas de participación de la mujer en la fuerza laboral son menores en Chile que en otros países del continente. Detrás de estas promesas tenemos una vez más políticas de flexibilización, desregulación y privatización. Con el clásico repertorio de dogmas neoliberales. Se suceden las voces del mundo patronal, presionando por desregular. El Presidente de la CNC, Carlos Eugenio Jorquera, dijo que

se debe “ajustar” sueldo mínimo de los jóvenes.[9] En una exposición en el Centro de Estudios Públicos (CEP), un ‘Think Tank’ neo liberal, el economista Vittorio Corbo, señaló que el escenario mundial es más favorable, lo que abre las posibilidades para que la economía chilena crezca al 6%. El ex presidente del Banco Central, sostuvo que si bien "hay que trabajar duro (...) sí es posible crecer al 6%", como lo ha propuesto el mandatario electo Sebastián Piñera. Corbo estimó que se deben tomar ciertas medidas que permitan esta expansión. (…) precisó que se deben "mejorar las condiciones para emplear a trabajadores y así flexibilizar el acceso al mercado laboral". Demagógicamente defendió la flexibilización de la jornada para "permitir a las madres que se les haga más fácil ingresar al mercado laboral, sumado a una jornada de trabajo más flexible en el corto plazo".[10]

[1] Flores, Tomas. Creo en la W. Revista Poder360. Noviembre 2008. [2] Beinstein Jorge. En el comienzo de un largo viaje. http://www.socialismo-o-barbarie.org/economia/091227_crepusculodelcapitalismo.htm [3] Spread es la diferencia entre la tasa de interés que cobran a quienes piden préstamos y la tasa de interés que pagan a las personas o instituciones que depositan su dinero en las instituciones financieras.http://www.bancafacil.cl/bancafacil/servlet/Contenido? indice=1.0&idCategoria=98&letra=S [4] En parte la gran popularidad con que termina Bachelet su gobierno tiene que ver con estas medidas, que se bautizaron como ‘la red social de la presidenta Bachelet’. Popularidad que contrarresta el fenómeno anterior a la crisis, cuando sus índices de aprobación caían mes tras mes. [5] Flores, Tomas. Creo en la W. Revista Poder360. Noviembre 2008. [6] Aunque durante la campaña electoral Sebastián Piñera prometió que volvería a entregar el bono de $40.000 pesos en marzo, equivalentes aproximadamente a 80 dólares US. [7] La tasa de encaje es el porcentaje de los depósitos que la banca está obligada a mantener en su poder. Los bancos reciben depósitos que luego prestan, una parte de estos préstamos vuelven a la banca y es vuelto a ser prestado, de esta manera los bancos crean dinero. Con la tasa de encaje se asegura una liquidez mínima al sistema para asegurar que los requerimientos de retiro de dinero de los depositantes sean satisfechos, y también se controla el incremento de la masa de dinero. [8] http://www.eleconomista.es/flash/noticias/1832525/01/10/EEUU-b-las-peticiones-de-subsidiosal-desempleo-subieron-mas-de-lo-previsto.html [9] www.lanacion.cl: Cámara Nacional de Comercio plantea rebajar sueldo mínimo [10] Diario Financiero On Line. 21 de enero de 2009.

Cuidado con los economistas convencionales
Patricio Guzmán Hace pocos años los grandes expertos económicos del capitalismo declaraban: "El problema central de la prevención de la depresión está resuelto", Robert Lucas, premio Nóbel de Economía. "Las tecnologías de la información han expandido de tal manera los mercados que los gobiernos, aun los incrédulos, no tienen otra alternativa que desregular (...) Los mercados financieros mundiales hoy son sin duda más eficientes que nunca". Alan Greenspan, ex presidente de la Reserva Federal . Que ridículas suenan ahora sus palabras, quien se atreve a asegurar hoy día que el mercado es el mejor distribuir de recursos, que hay que minimizar el papel del estado, y desregular. Si los estadistas y economistas de las grandes economías capitalistas hubieran creído de verdad su palabras, hubieran dejado caer tras Lehman Brothers al City y a los otros grandes gigantes de las finanzas precipitando la catástrofe general. En lugar de eso fueron pragmáticos y no tuvieron vergüenza en socializar las perdidas, cargándolas a las Haciendas Públicas, con la misma energía que hasta ayer criticaban la intromisión del estado y exigían que las ganancias fueran privadas. ¿Salió Chile de la recesión? De manera similar, en los años 90 la clase dominante chilena podía ufanarse que su modelo de crecimiento neoliberal era exitoso, con un crecimiento del 6.2%, pero en los años 2000 el crecimiento había caído a 3.6%, y el éxito no lo parecía tanto. Ahora bajo el impacto de la recesión global, este año la economía de Chile cerrará con una cifra de crecimiento negativo y desocupación cercana de más del 9%. Tras el impacto de la crisis asiática que se produjo en 1997, la economía chilena no se recuperó completamente y a pesar de que en Asia las economías llamadas ‘emergentes’ hacía tiempo que habían retomado el crecimiento del 7%, en Chile además que la recuperación del crecimiento fue parcial tras una recesión de cinco años - no se volvieron al nivel de las cifras de crecimiento anteriores -, el desempleo se mantuvo permanentemente alto. A pesar de todas las alabanzas al ‘modelo chileno’ por los economistas capitalistas, la verdad es que la economía chilena no ha conseguido dejar de depender de minerales y otros commodittes[1] de bajo valor agregado (cobre, molibdeno, hierro, celulosa, madera, fruta), nunca se produjo el salto a la etapa de exportaciones manufactureras con alto valor agregado, y no se cumplió el vaticinio de Lagos, hace una década que Chile sería un país desarrollado para ahora. Al contrario, la alta concentración de la riqueza y de las empresas han promovido una clase dominante rentista, en desmedro de las medianas y pequeñas empresas, la inversión en investigación y desarrollo que hay en el país es bajísima. A diferencia de uno de los mitos ampliamente repetidos, las crisis externas han golpeado

fuertemente a la economía chilena. Esta crisis global en particular la ha golpeado al disminuir la demanda de sus principales mercados en Norteamérica y Europa Occidental, lo que solo pudo ser balanceado parcialmente por la recuperación de algunas economía asiáticas, especialmente de China. El estallido de la crisis financiera, que dio paso posteriormente a la recesión global, encontró a la hacienda pública en muy buena situación, con grandes ingresos como producto del precio disparado del cobre y otras materias primas. Ello dio margen de maniobra al gobierno para asegurar la liquidez de los bancos que operan en Chile, con traspasos de recursos en condiciones preferenciales, y para la baja casi a cero de las tasas de interés de referencia del Banco Central. La posterior recuperación del precio del cobre, y de otros productos como la celulosa, ha permitido volver a engrosar las arcas fiscales, lo cual ha dado a las autoridades un nuevo margen de maniobra para impulsar la demanda, incluso con medidas como los bonos especiales para los sectores de menores ingresos. Esto en particular ha hecho posible que Chile, aunque claramente entró y aún permanece en recesión, no llegó a una crisis de la profundidad y situaciones sociales tan trágicas como las que se vivieron en el país en la crisis de los años 30, cuando Chile fue considerado el más afectado del planeta por la depresión, o las recesiones de los años 70, y principios de los 80. Varias cifras apuntan ahora a una mejora del estado de la economía chilena, el ministro de Hacienda, Velasco, anunció el fin de la recesión en Chile, tras la primera vez en trece meses que el IMACEC (Índice Mensual de Actividad Económica) interanual creció, en un 3.1%. Podríamos recordar el adagio que un pájaro no hace primavera, las últimas proyecciones del Banco Central son de menos 1.9% de crecimiento para el año 2009. El desempleo de acuerdo con el INE se mantiene alto, un 9.1% para el trimestre septiembre-noviembre de 2009. La cesantía laboral afecta mucho más a los jóvenes, en el tramo de 15-19 años tenemos el 28.4%, en el de 20-24 hay 19.6%, en el de 25-29 el porcentaje es de 12.9% y en el de 30-34 la desocupación es de 9.8%. . Pero por otro lado hay datos que apuntan a una recuperación. La producción minera muestra un aumento sostenido desde agosto de 2009, el alto precio del cobre y de otros minerales ha vuelto a dar seguridad a las arcas fiscales. Otras exportaciones como la celulosa y el papel también gozan de mejora en la demanda externa, impulsadas especialmente por China y Corea del Sur. Hay también buenos resultados del comercio, las últimas estadísticas muestran un aumento de las ventas textiles y la recuperación de las ventas de los productos durables. Por primera vez desde octubre de 2008 creció la venta de vehículos nuevos y usados. También en noviembre la venta de supermercado aumentó por quinto mes consecutivo. Sin embargo, hay que recordar que la economía chilena depende de las exportaciones de materias primas, a Norteamérica, Europa Occidental y Asía –China en primer lugar – en la medida la intervención de estímulos públicos masivos y sobretodo el comportamiento de los países emergentes, con China, sean capaces de mantener en marcha la economía global, entonces la economía chilena podrá seguir recuperándose.[2]Incluso así la perspectiva para la recuperación del empleo es sombría.

Pero si como muchos economistas advierten, estamos a puertas de una nueva recesión global, en ese contexto no habría posibilidad de ‘blindaje’ para la economía chilena. . Las señales que indican un rebrote de la crisis global abundan: El desempleo sigue aumentando en los países desarrollados, excepto, Alemania, Japón, México, Corea del Sur e Irlanda. Pero en Irlanda el desempleo está en el 12.8%. España está a la delantera de los países desarrollados con un 19,3 % en octubre, 6,1 puntos más que hace un año. Las tasas de desocupación superiores al diez por ciento de otros países de la OCDE que durante octubre registraron nuevos incrementos. son:Eslovaquia (12,2 por ciento), Estados Unidos (10,2 por ciento), Portugal (10,2 por ciento) y Francia (10,1 por ciento), Por su desempeño en estos años de crisis y recesión China ha pasado de representar del 3.7 al 8.3% de la economía mundial, mientras que los Estados Unidos han disminuido su porcentaje en la economía mundial del 31 al 24.9%. Pero una interrogante es cuanto podrá resistir la burbuja inmobiliaria en China, que ha sido decisiva – junto con la especulación – para el alza de los precios de las materias primas, y hasta donde podrá seguir inyectando recursos, no sólo en China si no también en otros países, para mantener dinámica la demanda y el crecimiento sobre el 8% que el gobierno chino estima que es el mínimo para absorber las contradicciones sociales de la restauración capitalista, y la migración campo ciudad, evitando el estallido social. El año 2009 lo lograron, pero para ello fue necesario que invirtieran en inversiones públicas más del 3% del PIB, y de aumentar la facilidad del crédito bancario, aumentando el riesgo de morosidad y no pago, e inflando la burbuja inmobiliaria, y de la bolsa. Además el exceso de liquidez puede aumentar la inflación. Si China tiene que poner freno (aumentando la tasa de intereses, o apreciando el valor de su moneda) a su crecimiento que se espera que el año 2010 de cuenta de la mitad del crecimiento mundial, eso tendría repercusiones globales. Hay advertencias de nuevos posible colapsos bancarios. La situación de los países de Europa del Este, cuyo crecimiento anterior a la crisis se basó en el sobre endeudamiento externo, ahora con el deterioro creciente de las finanzas públicas y privadas sigue cayendo su capacidad de hacer frente a las obligaciones con la banca, y anuncia crisis políticas ante la resistencia a los recortes brutales del gasto público al que se ven abocados sus gobiernos capitalistas. Esto más los problemas de Grecia han puesto en la lista de entidades financieras en potencial problema a bancos de Austria, Alemania y Suecia. La capacidad de recuperación de la economía de los Estados Unidos, que a pesar de su retroceso global sigue siendo la mayor en el planeta, es limitada. En Estados Unidos seguirá subiendo el desempleo, si no se recupera el consumo y sigue aumentando el ahorro de las familias presionado por el alto endeudamiento de los hogares, el consumo de las familias que representa mas del 15% del PIB mundial y que ha sido mantenido por medidas del gobierno, como las ayudas fiscales y el subsidio a la compra de automóviles, caerça en cuanto estos subsidios terminen La economía global esta llena de burbujas, que hemos mencionado en artículos anteriores. De ellos hay que destacar las deudas publicas, estamos ante la mayor expansión de deuda publica desde la II Guerra Mundial, y con ella llega la amenaza del default soberano -no pago por un paísNo solo porque puede amenazar la estabilidad de la banca en Europa, si no que si problemas como los de Grecia se extienden a países de mayor peso como España, el Euro mismo, estará en

entredicho. Los gobiernos capitalistas se interrogan: ¿Cuándo comenzar los recortes de los gastos sociales, y de los paquetes de estimulo económico? ¿Cuándo comenzar a subir las tasas de interés de los bancos centrales para revertir la deuda desmedida? ¿Cómo hacerlo sin provocar una nueva recesión? [3] Hasta ahora los altos precios de las materias primas han ayudado a cierta recuperación de muchas economías ahora llamadas emergentes, pero si los precios del petróleo siguen subiendo, abra presiones inflacionarias, y los Bancos Centrales de las economias capitalistas desarrolladas se verán presionados a subir las tasas de interés, lo que tendría efectos recesivos. Son muchos peligros acechando una recuperación frágil y desigual, que amenaza con ser simplemente el rebote de una caída por salto en bungee de la economía capitalista para volver a caer en picado. ________________________________________________________ Notas [1] Una commodity, en inglés el término original, es un bien o servicio para el que existe demanda, pero que es provisto sin gran aportación de valor por el mercado. Se trata de un producto o servicio que es el mismo, no importa quién lo provea, como el petróleo, papel, leche o la electricidad. Una de las características de un bien que es una commodity, es que su precio viene determinado en función de su mercado completo. Fuente: Wikipedia. [2] El País. Adiós Gran Recesión. http://www.elpais.com/articulo/primer/plano/largo/adios/Gran/Recesion/elpepueconeg/20091227elp neglse_2/Tes [3] El País. Adiós Gran Recesión. http://www.elpais.com/articulo/primer/plano/largo/adios/Gran/Recesion/elpepueconeg/20091227elp neglse_2/Tes

La doble recesión que se acerca.
Patricio Guzmán Un boletín de noticias de la AFL-CIO informa que “En los Estados Unidos se trabaja más y se gana menos. La productividad aumentó un 8.1% en el tercer trimestre, la mayor ganancia desde 2003, con los empleadores exigiendo más de su personal. Entretanto la paga está estancada y el estrés de los trabajadores está aumentando debido a la mayor carga de trabajo y el constante temor a ser despedido del trabajo para incorporarse a los más de 15 millones de trabajadores oficialmente desempleados. (…) De acuerdo con Thomas A. Kochan, un profesor de administración en el Colegio de Administración Sloan del MIT, las ganancias de productividad son preocupantes porque hasta ahora no han sido acompañadas de aumentos salariales… La amenaza de subcontratación (outsourcing) también ha hecho a los empleados más reluctantes a presionar por aumentos de salarios, dice, que cuando saben que si presionan demasiado duro, sus puestos de trabajo podrían desaparecer.

¿El resultado? La ansiedad se está tensando en los lugares de trabajo. Un estudio de CareerBuilder que se dio a conocer el mes pasado indicaba que un cuarto de los empleadores calificaba la moral de sus empleados como baja. Cerca del 50% de los empleados decían que su carga de trabajo se había incrementado en los últimos seis meses, y el 40% dijo que su nivel de estrés en el trabajo era alto. Alrededor de uno de cada cinco trabajadores encuestados estaba insatisfecho con el balance de su vida de trabajo.”[1] “El crecimiento acumulado del PIB de los Estados Unidos en los últimos diez años es el más bajo desde la década de 1930. En la década actual, la economía tuvo un crecimiento acumulado de alrededor del 20%, el más bajo desde 1930. Esto es apenas sobre la mitad del PIB acumulado de las décadas de los 70, 80 y 90, las tres décadas después del fin del auge de posguerra.” [2] Abundan las señales que indican que estamos en vísperas de una segunda recesión global después de una recuperación frágil y desigual, que aún incluye muy altas tasas de desempleo. Las amenazas de la especulación. De las burbujas especulativas se sabe una cosa a ciencia cierta; siempre estallan. La lista de las burbujas especulativas, que se han hinchado rápidamente gracias a la afluencia de dinero público para evitar el colapso del sistema financiero, las bajas tasas de interés mantenidas por los bancos centrales como parte de la política de estímulo favorecen la especulación en los mercados más diversos. Tres grandes ‘burbujas’ especulativas, provocaron enormes pérdidas a los inversores capitalistas y a la economía global provocando recesiones en la última década: las empresas punto com, las inmobiliarias, y los servicios financieros. De acuerdo con la revista Forbes hay siete ‘burbujas’ especulativas que amenazan la economía actualmente; el Oro ha subido un 300% en la última década, en parte porque es el refugio favorito de inversionistas (capitalistas rentistas) en tiempo de turbulencia. China se ha transformado en la gran fábrica del mundo produciendo de todo. Su crecimiento se debe en gran parte al dinero fácil. Pero su deuda ha sobrepasado el 70% de Producto Interior Bruto. Al mantener su moneda artificialmente baja para favorecer las exportaciones, el gobierno chino ha provocado también que sus capitalistas prefieran invertir en el país, inflando artificialmente los precios de las propiedades y las acciones. Los “Mercados Emergentes”, mientras desaparecía la confianza en los Estados Unidos, las inversiones en los ‘mercados emergentes’ fue altamente beneficiosa en 2009. El EFT[3] que sigue el mercado brasilero ganó cerca de 125% este año, sin embargo el crecimiento económico total en Brasil quedó por detrás de los pronósticos. El principal EFT ruso ganó más de 135% en 2009, incluso mientras el PIB del país se hundía. Los Tesoros Públicos se ha transformado en burbujas cuando los gobiernos han tomado préstamos a niveles gigantescos para financiar sus presupuestos deficitarios sin par. Hay señales que la burbuja está cerca del punto de explosión; los títulos de deuda publica a corto plazo que han llegado a niveles negativos después de inflación, significan que los inversores están pagando a los

gobiernos para mantener su moneda y una deuda nacional creciente. Los aranceles universitarios que en los últimos 20 años han crecido al dobre que las tasas de inflación. Ahora hay más de 60 ‘Colleges’ en los Estados Unidos que cobran más de $50.000 dólares por año, y el estudiante promedio abandona la escuela con una deuda de $20.000 dólares. Con padres con problemas económicos que tienen problemas para pagar las cuentas, los ‘colleges’ se verán forzados a cortar gastos superfluos, y algunos de ellos cerraran sus puertas. Otras burbuja son los ETF[4], fondos de inversión mobiliaria cotizados en bolsa, de forma continua en mercados electrónicos de acciones, tienen el atractivo de ser más baratos para los inversores que los fondos de inversión tradicionales, y pasaron de 152 ETF en 2004 a cerca de 760 hoy. Pero en la medida que atraen a los especuladores, han ido subiendo sus gastos, no pasará mucho tiempo antes de que se unan a las filas de los productos financieros dudosos. El cobre, cuyo precio subió durante la media década de auge inmobiliario desde $1.500 la libra en 2004 hasta cerca de $4.000 dólares la libra en 2007. Luego se derrumbo por debajo de $2.000 dólares, pero ahora nuevamente se está aproximando a los precios más altos alcanzados en los tiempos del auge. Una parte de la demanda proviene de China y su burbuja inmobiliaria, pero otra fuente son los ETF que permiten a inversores comprar ‘commodities’ que antes estaban restringidos a compradores institucionales. [5] Grecia es una bomba de tiempo. Entre las burbujas cerca del estallido se encuentra la economía de Grecia. De este país ya hablamos en nuestro pulso económico de la semana pasada. Tiene un déficit público insostenible, una deuda nacional creciente, y las falsas estadísticas usadas por el gobierno conservador anterior han dejado en descrédito al estado, ante inversionistas, acreedores y socios de la Unión Europea. Algunos economistas se han referido durante la semana a Grecia como “una bomba de tiempo”. El temor a un gran ‘default soberano’, la suspensión de pagos de un país importante en Europa, viene hoy sobretodo por la situación griega. Para solucionar las crisis de la burbuja inmobiliaria, la burbuja financiera y la recesión , “las autoridades volvieron al keynesianismo: cuando las velas de la economía se deshinchan hay que insuflarlas aire con el dinero público. Lo que John Maynard Keynes, el gran triunfador intelectual de la crisis, llamaba "cebar la bomba". Ello ha provocado la nueva burbuja de la deuda. Los Estados se han endeudado y alguien tiene que pagar esos préstamos. Esta nueva burbuja afectará a más de una generación. Sabíamos que cuando las empresas no pagan sus obligaciones, quiebran. ¿Pueden quebrar las naciones en el marco de la globalización, cuando todas las economías son tan interdependientes? El estallido de un país, ¿generará un efecto dominó?”[6] Se interroga Joaquín Estefanía en un reportaje en el diario El País. . España en recesión. El desempleo entre los menores de 25 años llega a 42.9%. Cuando la muchos países ya han podido anunciar que al menos técnicamente han salido de la recesión, aunque sea con crecimientos del PIB calculados sobre anteriores muy disminuidos y aún así muy pequeños, en algunos casos del 0.1 o 0.2%, España sigue inmersa en plena recesión, y con desempleo creciente. En otro artículo del mismo diario, Joaquín Estefanía señala que “entre el segundo trimestre de

2007 -el anterior a que comenzase la crisis financiera de las hipotecas de alto riesgo- y el segundo semestre de 2009 se han perdido 2,28 millones de puestos de trabajo. Hecho: el paro entre menores de 25 años alcanza el 42,9%, 15 puntos por encima de un año antes. Hecho: el número de hogares con todos sus miembros en desempleo es de 1,13 millones y continúa al alza. Hecho: la mitad de los españoles gana menos de 15.760 euros al año, es decir, es mileurista[7]. Hecho: el 30% de los parados lleva más de un año en esa situación y sólo en el último ejercicio ha crecido en 600.000 personas. Éstos son algunos de los números del principal problema que padece España y provienen de fuentes oficiales como el Instituto Nacional de Estadística (INE) o la oficina de estadísticas de la Comisión Europea, Eurostat.”[8] La prensa ha informado que: “El 20% de las empresas de España cerró sus operaciones durante 2009 El saldo para las empresas españolas es impactante tras este año de crisis: 200.000 empresas cerraron. Es decir, un 20% del total del país, según informaciones de la Confederación Nacional de Autónomos y Microempresarios (Conae), recogidas por la agencia Europa Press. La falta de liquidez sumada a la presión fiscal son las causas más importantes al evaluar por qué están cerrando, en especial las microempresas. Pese a todo, el saldo fue menor al 2008, cuando cerraron 242.000 firmas.”[9] . Salto en bungee. Se han acumulado los elementos que anuncian una nueva recesión antes de una salida completa de la provocada por la crisis financiera que se inició aparentemente como una crisis inmobiliaria. La imagen que mejor podría caracterizar sería el ‘salto en bungee’, en que el deportista se lanza desde la altura atado de una gruesa cuerda elástica, para subir rápidamente después de la caída libre al vacío, pero solo para volver a caer en caída libre nuevamente. El capitalismo no ofrece de momento una salida sustentable a la crisis, y su horrible secuela de desempleo y para un sexto de la población del planeta directamente miseria y hambre. Pero además, el fracaso de la conferencia de Copenhague sobre calentamiento global, ha encendido la alarma sobre otra arista de los problemas que enfrenta la especie humana y el planeta, el mundo inmerso en la crisis de la recesión capitalista parece más incapaz que ayer de dar respuestas a la debacle medioambiental que nos amenaza. [1] AFL-CIO NOW BLOG: http://blog.aflcio.org http://blog.aflcio.org/2009/12/21/working-more-getting-paid-less/ [2] http://images.businessweek.com/ss/09/12/1217_numbers/3.htm [3] Un ETF es un fondo de inversión constituido por una cesta de valores o activos financieros cuyo valor cotiza en algún mercado organizado, en este caso hablamos de un ETF representativo de la bolsa de un país. [4] En general, los Exchange Traded Funds (ETF o Fondos Cotizados en Bolsa), son Fondos de Inversión Mobiliaria que cotizan en continuo en mercados electrónicos de acciones. [5] Forbes. Seven Looming Financial Bubbles.David K. Randall and Asher Hawkins, 12.15.09 El Mercurio.Desde el oro hasta China: las burbujas que amenazan con reventar. 12.27.09 [6] El País. REPORTAJE: ECONOMÍA 2009 Secuelas La década perdida. JOAQUÍN ESTEFANÍA

27/12/2009 [7] El neologismo mileurista (surgido a partir de mil euros) se aplica para definir a una persona perteneciente a la generación nacida en España entre 1965 y 1985 (aproximadamente) y con unos ingresos que no suelen superar los 1.000 euros al mes (según el Instituto Nacional de Estadística, el salario medio del asalariado español en 2007 era de 1.686,18 euros brutos al mes).[1] Además de a la situación económica, el concepto se refiere a la alta formación académica exigida, pues con frecuencia para ser mileurista suele ser necesario tener estudios superiores incluidos los de máster,postgrado e idiomas, todo ello en un mercado laboral que evidentemente no compensa dicha preparación. Fuente. Wikipedia. [8] El País. REPORTAJE: UNA LARGA CRISIS. ¿La normalidad?: recuperación sin empleo. JOAQUÍN ESTEFANÍA 27/12/2009

[9] El Mercurio, lunes 28 de diciembre de 2009

Del colapso de Wall Street a la amenaza del Default Soberano
Patricio Guzmán, Socialismo Revolucionaro,SR. CIT en Chile. El tercer trimestre del año que termina los países de la zona del euro mostraron estadísticas de un modesto crecimiento económico del 0.4% por primera vez tras 5 trimestres de caída. Aunque se estima que el año cerrará con una caída del menos 4% del PIB medido contra el año anterior, las autoridades se apresuraron a anunciar el fin de la recesión. Las cifras europeas aparecen en realidad bastante contradictorias para decir lo menos. Las exportaciones han aumentado, pero el crédito y el consumo siguen alicaídos. El desempleo sigue aumentando, aunque a un ritmo menor. De acuerdo con la Comisión Europea. “Después del grave deterioro de los mercados laborales en 2009, como consecuencia de la recesión económica, se prevé que el desempleo continuará creciendo el próximo año en todos los países de la Unión Europea, aunque a un ritmo menor. Aún cuando se espera una recuperación económica durante los próximos dos años, los mercados laborales tomaran más tiempo en responder. Algunos grupos han sido golpeados particularmente duro: jóvenes, migrantes y trabajadores de baja calificación.” [1] “La peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial ha destruido los más de 4 millones de puestos de trabajo que se habían creado en Europa a lo largo de la última década. Y el desempleo, aunque a ritmo más lento, sigue aumentando: para finales de 2010 se prevé alcanzar la cifra de 7,5 millones de parados.”[2]

La Comisión Europea también ha advertido que el retiro de las ayudas de estímulo estatal frenará la recuperación; “la recuperación es endeble y la incertidumbre sigue planeando sobre los 16 países de la zona euro, según el informe trimestral sobre el estado de la economía hecho público ayer por la Comisión Europea. La razón del pronóstico reservado estriba en que los descomunales apoyos puestos en marcha por Gobiernos y bancos centrales en todo el mundo tendrán que ser retirados en un futuro por determinar y que el sistema volverá a depender de la capacidad de la banca de aumentar los niveles crediticios.”[3] Pero por otro lado la mantención de las políticas monetarias expansivas, y los paquetes de estímulo amenazan la estabilidad fiscal. De momento encontrar la respuesta a este dilema de las autoridades económicas capitalistas, parece la ‘cuadratura del circulo’. “El reto de las economías avanzadas es determinar el momento oportuno de salida: No muy rápido ni muy pronto para no entorpecer el crecimiento, pero tampoco muy lento ni muy tarde para no perturbar los mercados financieros"[4] Deuda nacional, déficit fiscal y desempleo son parte de los datos de las economías de los países más desarrollados. Gran Bretaña tiene las tasas de desocupación más altas en 70 años, el paro forzoso afecta especialmente a los jóvenes, en todas partes las tasas de desempleo juvenil son muy superiores al promedio. Al mismo tiempo los costos de la educación están aumentando, ya se habla de una ‘generación perdida’. Grecia, España, e Irlanda son los ‘enfermos de Europa’. Estos países combinan una gran deuda nacional, con creciente déficit fiscal y alto desempleo. La deuda nacional griega supera el Producto Interior Bruto del país, además nadie tiene mucha confianza en sus autoridades económicas especialmente cuando se supo que el déficit fiscal comprometido del 6% para este año, resultó ser del 12,75% del PIB, muy lejos del déficit fiscal aceptado por la Unión Europea, casi cuatro veces mayor a la acordada en el presupuesto (de 3,5%) y comprometida en el programa de estabilidad de la UE. “George Papandreu, que gobierna Grecia desde hace dos meses, señaló que el mayor déficit es el de la credibilidad frente a Europa. (…) Puede ser una estrategia de gobierno entrante la de soltar todas las malas noticias de una vez, como desmentir los indicadores de crecimiento, deuda e inflación. Pero esto demuestra también lo mal que funciona la supervisión financiera del BCE. De acuerdo a las últimas cifras, Grecia tuvo una caída del 0,5% en el primer trimestre del año, en lugar del crecimiento de 0,3% indicado por las autoridades. En esta misma línea, el déficit público del 2008, notificado en abril en un 5,0%, fue corregido al 7,75%, dando cuenta de un 50% de error. El aumento del déficit 2009 de la noche a la mañana en más del 100% demuestra que la transparencia financiera no es una de las fortalezas del país. “[5]

El desempleo se desborda en España

“En octubre de 2008, con la crisis económica sobre la mesa, España tenía 2,6 millones de parados. Sólo medio año más tarde, la cifra sobrepasó por primera vez los cuatro millones, según la Encuesta de Población Activa (EPA), el termómetro más fiable. Si se escarba un poco, los datos añaden aún más drama: 1,13 millones de hogares tienen a todos sus miembros en el paro; y los menores de 30 años sufren una tasa de desempleo del 30%, 12 puntos superior a la media.”[6] Como consecuencia de los ‘paquetes de rescate’ y las políticas de inyección de recursos, a la banca en primer lugar, para recuperar el dinamismo de la economía capitalista, los desequilibrios económicos se han disparado. En circunstancias normales, los economistas capitalistas recomendarían la devaluación de la moneda para aumentar la competividad, reduciendo por esta vía los salarios, los costos internos y la deuda en moneda nacional. Pero estos países no tienen moneda nacional, son parte de la zona del Euro, por tanto carecen de la posibilidad de recurrir a este mecanismo para descargar los desequilibrios indirectamente sobre los ingresos de los trabajadores y acreedores.

La recomendación de Krugman para España; rebajar los salarios. Debido a lo anterior el premio nobel de economía Paul Krugman ha recomendado a España rebajar directamente los salarios. Disminuir remuneraciones, aumentar ritmos de producción, incrementar la flexibilidad, son recetas que prefiguran ataques directos contra las condiciones del mundo del trabajo. Salarios disminuidos se traducirán en la debilidad de la demanda, lo cual puede traer la crisis de vuelta por la ventana, que se supone estas medidas de ‘austeridad’ deberían contribuir a poner fin. Una segunda consecuencia generalizada es la reaparición de las llamadas burbujas, con la recuperación y aumento de precios de materias primas y de títulos en bolsas de comercio, alzas de precios especulativas que se alimentan a si mismas sin respaldo real. Los ‘brotes verdes’ de recuperación de la economía norteamericana , de los que tanto hablaron los medios, han resultado bastante decepcionantes para los que creyeron las buenas noticias. Hace un mes el Departamento de Comercio estimó el crecimiento del trimestre julio – septiembre en 2.8%, la estadística finalmente arrojó solamente un 2.2% de crecimiento. Los principales factores que incidieron en estos datos fueron: que los consumidores compraron menos de lo esperado, la construcción comercial fue débil, la inversión comercial en equipamiento y software fue un poco menor a la predecida, y las empresas redujeron inventarios.[7] El premio nobel de economía advirtió que hay fuertes posibilidades que la economía norteamericana se contraiga en la segunda mitad del año 2010, y pidio más estimulos.[8]

El temor a la amenaza del ‘default soberano’

Las repercusiones planetarias del anuncio de la suspensión de pagos del pequeño emirato de Dubai, fueron un anticipo de lo que puede venir, y la comprobación de paso de la fragilidad en que se mantiene el sistema financiero global. El gran temor de los banqueros ahora es que algunos de los ‘enfermos de europa occidental’ se vea obligado a declarar la suspensión de pagos, el ‘default soberano’. Solo pensar en las consecuencias de un ‘default soberano’ de un país importante, que se multiplicaría como una bola de nieve, provoca pánico entre los grandes acreedores. Un nuevo capítulo de la crisis económica global podría comenzar con la suspensión de pagos de un país. La calificadora de riesgo Moodys calificó a España como el país con mayor riesgo país en 2010. El déficit fiscal, está cerca de 10%, y la tasa de desempleo, que ronda el 20%-, está por encima de países como Reino Unido (22 puntos), EEUU (21 puntos), Francia (18 puntos), Alemania (14 puntos) o Italia (14 puntos)[9]. Las deudas contraídas por estados de Europa Occidental o por los Estados Unidos, habían sido considerados totalmente seguro, a diferencia de los prestamos a empresas particulares, pero ahora los gerentes de riesgo se preocupan por vislumbrar cualquier posibilidad de choque potencial, y uno de los primeros asuntos que les preocupa , es el riesgo soberano, y el relacionado de garantías colaterales.[10]“Ahora no hay señales de que algún gran país occidental este cerca de desconocer algún contrato. Pero los dramas alrededor de Grecia y Dubai han sido un “sonido de despertador”. Más aún, como Moodys hizo ver esta semana “el contexto de las cuentas de riesgo soberano han cambiado dramáticamente desde comienzos de la crisis de mediados de 2007”, y se prevén más “turbulencias” en 2010, dado que las posiciones fiscales de los países occidentales se están deteriorando muy rápidamente.”[11] Además de Grecia, España e Irlanda, otros países como Austria y Portugal también aparecen en la lista potencial de cese de pagos. Ya se habla de la posibilidad de que Grecia, España o Irlanda tengan que abandonar el Euro, obligados por sus socios que no quieren ser arrastrados a la crisis financiera. Algo extremadamente complejo ya que la integración en el euro, no contempla la retirada, pero más allá de las complicaciones administrativas, el problema mayor que enfrentaría cualquier país que se retirara del euro por su incapacidad para mantener los equilibrios macroeconómicos, difícilmente podría dotar a una nueva moneda nacional de confiabilidad.

América Latina El crecimiento promedio de América Latina será negativo en 2009, las previsiones apuntan a un rango entre -2% y -2.5%. Sobretodo por la caída de México, fuertemente arrastrado por la recesión de la economía de los Estados Unidos. Sin embargo, países como Argentina, Brasil, Chile y Perú han conseguido amortiguar los efectos de la recesión global gracias a la recuperación y alza de los precios de las materias primas, que se debe en parte a la demanda de Asia y por otro lado a movimientos especulativos. Brasil ha mejorado su posición financiera al punto de prestarle $10 mil millones de dólares- nada menos que al FMI, el prestamista de última instancia. [12]

Pero al igual que Moody’s ha advertido que ni siquiera las economías desarrolladas calificadas con riesgo Aaa están en condiciones de soportar una nueva crisis financiera, es más que dudoso que las economías de América Latina – que hay que recordar, son dependientes de las grandes potencias compradoras de sus exportaciones de ‘commodities’, - pueda soportar sin graves consecuencias un relanzamiento de la crisis financiera o la recesión mundial .

[1] http://ec.europa.eu/social/main.jsp?langId=es&catId=89&newsId=654&furtherNews=yes [2] http://ec.europa.eu/news/employment/091215_es.htm [3] El País.com http://www.elpais.com/articulo/economia/Bruselas/cree/retirada/ayudas/frenara/recuperacion/elpepi eco/20091222elpepieco_1/Tes [4] Pierre Cailleteau, director ejecutivo del Departamento de Riesgo Soberano de Moody´s, citado en ‘Estrategia y Táctica de la Especulación en Bolsa’, http://www.fasesdelabolsa.net/2009/12/moodys-situa-espana-como-el-pais.html

[5] http://www.elblogsalmon.com/entorno/grecia-pone-en-evidecia-las-debilidades-del-euro. ‘Grecia pone en evidencia las debilidades del euro’ [6] El País.com “El año del Paro en España” http://www.elpais.com/especial/resumen-anual/temas/el-paro/ [7] Daily News & Economic Review. US: Economy grows at 2.2 percent pace in Q3; recovery slower than previously thought http://www.hurriyetdailynews.com/wires.php?id=3343233_us-economy-washington-us-economygrows-at-2.2-percent-pace-in-q3-recovery-slower-than-previously-thought [8] Daily News & Economic Review. Stiglitz warns US economy may contract in second half of 2010, calls for more stimulus http://www.hurriyetdailynews.com/wires.php?id=3337234_economy-stiglitz-singapore-stiglitz-warnsus-economy-may-contract-in-second-half-of-2010-calls-for-more-stimulus [9] http://www.fasesdelabolsa.net/2009/12/moodys-situa-espana-como-el-pais.html [10] The Financial Times. http://www.ft.com/cms/s/0/eb9f54d0-ee58-11de-944c-00144feab49a.html [11] Finacial Times. Idem. [12] El País.com PAMELA COX 22/12/2009 Con más influencia y esperanza, América Latina recibe nueva década

Crece el temor a una crisis económica W

Patricio Guzmán, Socialismo Revolucionario (CIT en Chile)
Enormes sumas de dinero transferidas desde los estados en los paquetes de salvataje y de estímulo económico, junto con tasas de interés de los bancos centrales cercanas a cero, permitieron finalmente señales moderadas de recuperación, y muchos países han podido anunciar que técnicamente han salido de la recesión. Esto es, que su crecimiento económico, medido contra cifras del producto interno bruto disminuidas, han dejado de ser negativas. Las bolsas y los precios de las materias primas mostraron una recuperación significativa. Por otro lado la deuda pública se ha disparado en los países desarrollados, y han aumentado el déficit fiscal. ¿Pero que pasará cuando se disipen los efectos de los paquetes fiscales, y los bancos centrales comiencen a subir las tasas de interés? ¿Podrán las economías capitalistas mantenerse fuera de la recesión sin estímulos estatales? Las tasas de interés cercanas a cero de las principales economías han vuelto a alimentar las fuentes de dinero fácil para inversiones de alto riesgo. La desaceleración del aumento de la desocupación debería ser considerada una señal de mejora de las perspectivas de la economía, pero cuando se supo que el aumento del desempleo en los Estados Unidos fue significativamente menor al esperado, lo que ocurrió fue por el contrario una caída de las bolsas. Los inversores temieron que una mejora en las cifras de desempleo (en este caso solo se trató de una desaceleración del ritmo de perdida de empleos, que algunos economistas atribuyen más bien a la retirada del mercado laboral de parte de la fuerza activa, ante la imposibilidad de encontrar empleo) podría dar una señal a la Reserva federal para comenzar a aumentar las tasas de interés, lo que alejaría el ‘dinero dulce’ que ha alimentado una vez más la especulación alcista de los precios. Muchos creyeron llegado el momento de salir del juego y realizar las ganancias obtenidas vendiendo sus títulos. Estamos aparentemente en un mundo al revés. Como no se han tomado medidas para evitar las carreras especulativas, la inyección de dinero desde el gobierno federal se ha traducido en la emergencia de nuevas ‘burbujas’ que todos saben que reventaran en algún momento.

Dubai fue una alerta
Aunque la deuda de la corporación Dubai World no estaba técnicamente respaldada por el gobierno, era ampliamente considerada como tal por los inversores, que no veían mayor distinción entre el gobierno de Dubai y la empresa que era de su propiedad absoluta. El repudio de Dubai de esta garantía implícita marca un hito importante. Ha provocado una reevaluación del grado de riesgo de la deuda del Golfo; ha aumentado las crecientes preocupaciones acerca de otras economías emergentes que han extendido demasiado (como Hungría y Letonia), y un nuevo brote de la ansiedad sobre la perspectiva de impagos en las economías periféricas de la zona euro, sobre todo Grecia, donde ha sido durante mucho tiempo la hipótesis de que la Unión Europea (léase Alemania), de ser necesario, acudiría al rescate.(1) Lo que mostró el anuncio de suspensión de pagos de Dubai, rescatado finalmente por su socio el emirato rico en petróleo de Abu Dhabi, fue la fragilidad en que permanece el sistema financiero internacional, pero también que las próximas crisis globales probablemente empezaran por default soberanos (suspensión de pagos de estados). Desde el punto de vista de su peso en la economía internacional, Dubai y su loca burbuja inmobiliaria no son significativos. ¿Pero que pasará si alguno de los ‘enfermos de Europa Occidental’, como España, Irlanda y Grecia, entran en suspensión del

• • • • • • • •

pago de su deuda? Los efectos sobre el sistema financiero pueden ser calamitosos. No está claro si el sistema de la moneda única europea, el Euro, podría resistir un terremoto de esa magnitud. Ese momento parece acercarse. El 8 de diciembre de 2009 la calificadora Fitch anunció la rebaja de Grecia desde ‘A-‘ a ‘BBB+’. Grecia se convierte en el primer país de la zona euro con rating de emergente, al nivel de México o Brasil.(2) Los temores respecto a la estabilidad económica de Grecia se han disparado en los últimos días, especialmente tras la rebaja de calificación de la deuda del país anunciada ayer por Fitch, que situó el rating a largo plazo de Grecia en 'BBB+' desde 'A–', lo que supone su nivel más bajo en una década, y dejó abierta la puerta a nuevos recortes en el futuro.(3) Hace un mes, el comisario europeo de Economía, Joaquín Almunia, fue tajante tras rechazar sus planes para reconducir su déficit excesivo: "Grecia es una amenaza para toda la zona euro".(4) Ahora está llegando el turno de la baja de calificación de España. “España se convirtió el miércoles en el último de los países de la zona euro en enfrentar una posible rebaja de la calificación de su deuda soberana, lo que aumenta los temores de que problemas fiscales similares a los que se empezaron a ver en Grecia esta semana se estén expandiendo. En España además de los problemas fiscales se señala la difícil situación del sector de las Cajas de Ahorro regionales, en la banca, que se ha expresado en la rebaja generalizada de su calificación de riesgo: Caja Municipal de Burgos, desde ‘A3’ a ‘Baa1’ Banco de Valencia, desde ‘A3’ hasta ‘Baa1’ Caixa Manresa, desde ‘A2’ a ‘Baa1’ Caja España, desde ‘A3’ a ‘Baa1’ Caja Canarias, desde ‘A3’ a ‘Baa1’ Caixa Terrassa, desde ‘A3’ a ‘Baa2’ Caja Ávila, desde ‘Baa1’ a ‘Baa3’ Caja Segovia, desde ‘Baa1’ a ‘Baa3’(5) La situación resalta los diferentes rumbos que han tomado los países del bloque en su salida de la peor recesión económica desde los años 30. Irlanda y varios países del sur de Europa, que superaron el ritmo de crecimiento de los países más grandes durante los años de auge están emergiendo de la crisis con sus economías y finanzas en mucho peor estado que las de Alemania y Francia. (6) Hay que señalar para los que no lo recuerden que el crecimiento económico que se menciona fue el resultado de la enorme especulación, sobretodo inmobiliaria, basada en la deuda. Así se acumulan las señales de rebrote de la crisis económica global, que podrían dar al traste con todas las tímidas señales de recuperación económica. (1) The Economist (2) Cotizalia, Miércoles, 9 de diciembre de 2009 (3) http://finanzaxtime.blogspot.com/2009/12/islandia-dubai-y-ahora-grecia.html Islandia, Dubai y ahora Grecia. (4) El País, Madrid, 09/12/09. Desplome de la Bolsa y los bonos de Grecia por la elevada deuda. (5) http://finanzaxtime.blogspot.com/ Cajas poco fuertes. (6) Wall Street Journal, 10/12/09. Grecia y España alimentan los temores de una crisis fiscal en Europa

El modelo de acumulación capitalista chileno y la distribución del ingreso
Patricio Guzmán Socialismo Revolucionario, SR. Comité por una Internacional de Trabajadores, CIT.

Durante años se ha presentado el modelo capitalista chileno, como un ejemplo exitoso de crecimiento económico. En la clase dominante norteamericana incluso, sobretodo los dos años que antecedieron a la crisis financiera, se discutió la posibilidad de introducir un sistema de pensiones privado por capitalización individual similar al sistema chileno de AFP en los Estados Unidos. Pero ahora son muchos los economistas capitalistas que se congratulan porque no se llegara a implantar un sistema de pensiones. Krugman afirmó que si esto hubiera ocurrido ahora estaríamos en una nueva Gran Depresión. Crecimiento económico y desarrollo no son necesariamente lo mismo. En realidad la lógica de la acumulación capitalista puede producir crecimiento económico al mismo tiempo que catástrofes medioambientales y distribución regresiva de los ingresos. Ambas cosas ocurren efectivamente en Chile, apuntando en el sentido contrario al desarrollo, un concepto más holístico y cualitativo, que el puro crecimiento medido según los índices cuantitativos del Producto Interno Bruto (PIB).

La distribución del ingreso chileno entre las peores de América Latina. El modelo de acumulación del capitalismo en Chile, se caracteriza por una creciente concentración de la riqueza. La distribución del ingreso en Chile desde hace años está entre las peores de América Latina, el continente más desigual del planeta. El análisis de las cifras de distribución de la riqueza en el tiempo muestra que Chile tiene una de las economías más desiguales en el mundo. La gente que con su trabajo manual e intelectual crea la riqueza, y sus familias, no percibe con equidad el resultado de su trabajo. En 1968, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), el decil – es decir el 10% - más rico de la población chilena percibía el 34.8% de participación en el ingreso, y el decil más pobre el 15%. El ingreso medio de los hogares más ricos era 2.3 veces el que recibían los hogares más pobres.

Desde entonces la distribución de la riqueza en Chile ha empeorado.

Según datos del Banco Central, en agosto de 2008, el decil de los hogares más ricos recibía el 44.7% del ingreso nacional, mientras el decil más pobre recibía alrededor del 1% del ingreso. De acuerdo con el estudio de distribución del ingreso del INE en 2008, el 20% - el quintil – de mayor poder adquisitivo concentraba el 51.03% del ingreso total del país, mientras el más pobre recibe solo 5.38%. Según los datos entregados en este estudio el ingreso promedio mensual por hogar del quintil de mayores ingresos era de $1.681.182, en cambio los hogares del quintil más pobre en promedio recibían solamente $177.041. Estos datos de una encuesta del INE mostrarían que en Chile el promedio de ingresos del 20% de los hogares más ricos es 9,5 veces más alto que el del quintil de hogares más pobre.(1) Los responsables del estudio se congratularon porque estos datos señalarían una mejora respecto a la situación de desigualdad entre 1990 y 1996. En 1990 el 20% más pobre de la población percibía el 3.59 del total de los ingresos, mientras el 20% más rico recibía alrededor de un 60%. No obstante, aún no tenemos datos que reflejen plenamente el impacto regresivo de la recesión en la distribución del ingreso y en la pobreza. El investigador Dante Contreras (2) junto con insistir en que Chile es una de las economías con mayor desigualdad en el mundo, también señala que la desigualdad en la distribución de los ingresos ha sido inestable en el tiempo, “con periodos de significativos aumentos y caídas. Adicionalmente, esta evolución de la desigualdad no parece estar relacionada con el ciclo económico. En la segunda mitad de la década de los ochenta la economía experimentó un sostenido crecimiento junto con un aumento de la desigualdad. Por contraste, durante los noventa se observa crecimiento y reducción de la desigualdad respecto a los niveles previos”. La desigualdad que había disminuido en el período del gobierno de Salvador Allende, llegó a su máximo histórico en 1987. Contreras afirma que es un mito que la desigualdad de la distribución se ha mantenido estable por cuarenta años. Esto es muy importante porque apunta a la capacidad de presión y poder de las diferentes clases sociales, que se traducen en la distribución del excedente económico, y demuestra que no existe una relación de causa efecto entre desigualdad y crecimiento económico. No es cierto que con mayor crecimiento disminuya la brecha de desigualdad social, ni tampoco que exista un ‘chorreo’ automático de la riqueza producida. Más bien, la lógica del sistema económico apunta a la reproducción y consolidación de las desigualdades. Para muestra basta ver las consecuencias de la privatización y municipalización de la educacón. Otro dato relevante es que la gran desigualdad se explica por la concentración extrema en el quintil más rico porque las diferencias de ingreso entre los otros cuatro quintiles no son tan importantes. El estudio del INE, de 2008, que hemos mencionado antes, señala que todos los quintiles gastaban más que lo que percibían como ingresos, excepto el 20% de mayores ingresos. En

otras palabras, el 80% de la población se endeudaba cada vez más. Esta información necesita ser contrastada con las consecuencias de la recesión, el aumento del desempleo, y las mayores dificultades para acceder al crédito.

(1) La Tercera.cl “Distribución del ingreso en Chile (2008) mantiene gran desigualdad en últimos 10 años, según INE”. (2) Contreras, Dante. “Distribución del ingreso en Chile. Nueve hechos y algunos mitos”-

Chile – Economía: Paul Krugman advirtió posibilidad de relanzamiento de la recesión global
Patricio Guzmán Socialismo Revolucionario, CIT en Chile.

Durante su visita a Chile, el premio Nobel de Economía, Paul Krugman, dicto una conferencia, “la crisis y la nueva economía”, en el espacio Riesco el 28 de octubre de 2009, allí señaló que la recesión económica había alcanzado los rangos de la crisis de los años 30, afirmó la debilidad de la recuperación, y advirtió sobre la posibilidad de un relanzamiento de la recesión: "hay opciones de que el PIB vuelva a ser negativo el primer semestre de 2010", además sobre el desempleo alertó que la recuperación de una crisis financiera, especialmente si es sincronizada internacionalmente, es especialmente lenta y que hay que esperar que la desocupación siga aumentando hasta 2012. Respecto de China, señaló que la economía del país asiático puede actuar como una locomotora económica, pero no tiene capacidad de arrastrar a todo el mundo. Y dio gracias a Dios porque los Estados Unidos no llegaron a adoptar un sistema privado de pensiones como el chileno, un tema que estuvo de moda antes de la crisis financiera, porque el resultado hubiese sido una gran depresión.

El precio del cobre alto

Cobre terminó octubre con su mejor precio en 14 meses, lo que ha dado un importante respiro a la economía de Chile, que sin embargo continúa en recesión y con tasas de desempleo superiores al 10%. La explicación de alto precio del metal rojo de acuerdo con el economista Leonardo Suárez, de Larrain Vial es que "Hay una tendencia estructural del cobre hacia el alza. En los últimos cinco años, el consumo de cobre en China ha crecido dos millones de toneladas, y todo lo que se ha perdido en consumo en los países desarrollados se ha pasado a China. Lo

otro importante es que hay escasez en la oferta, se postergaron muchos proyectos. Hay una tendencia estructural de las grandes minas a producir menos, pues cada vez las leyes son más bajas.”[1]

Esta explicación no da cuenta completa del alza, hay que recordar que la lógica de la ganancia rápida e improductiva de los mercados financieros sobredimensionados propia del capitalismo globalizado sigue plenamente vigente y a la escasez relativa creciente de la materia prima hay que añadir que el mercado del cobre también es objeto de la especulación, los inversores financieros buscan recuperar perdidas o mantener sus sobreganancias que antes tuvieron, lo que al tiempo que presiona el precio al alza, amenaza con una nueva ‘burbuja’ que estallaría eventualmente.

La amarga herencia del gobierno de Bachelet y Velasco

Aunque el ministro Velasco se ufana de dejar las cuentas ordenadas, la principal herencia de su gestión serán 700.000 desempleados, todo un record. De acuerdo con el propio ministro de hacienda la proporción del gasto del producto interno en el periodo de crisis es similar al periodo previo lo mismo que el gasto social. Esto cuando gracias a la subida del precio del cobre se acumulan las reservas del estado chileno en el exterior. “Velasco indicó además que, como proporción del PIB, el gasto del Gobierno Central promedio durante el actual Gobierno, incluido el plan anticrisis (20,9% ), es similar al promedio del período 1990-2005 (20,6%), mientras el gasto social (13,9% del PIB) mostró una leve diferencia positiva (13,5% entre 1990 y 2005). Agregó que el manejo de los ingresos del fisco durante la administración de Bachelet permitió acumular activos financieros equivalentes al 12,9% del PIB en promedio, el mayor nivel desde 1990.[2]

Pese a la disminución de los activos en 2009 por el mayor gasto que demandó la crisis, "la siguiente administración heredará activos financieros como ninguna otra antes en la historia de Chile", subrayó Velasco, y agregó que complementariamente, los intereses de las inversiones ahorradas en Fondos Soberanos "son una nueva fuente de ingresos para ser utilizada en servicio de la ciudadanía". Ahorrar en periodos de crecimiento económico, en previsión de periodos recesivos, puede ser aceptable aunque más allá de un cierto punto incluso esto es discutible. El gasto bien efectuado es inversión que puede redituar en términos de mayor desarrollo económico y social, pero pareciera que no es esta la lógica del gobierno de Bachelet y Velasco. Sin embargo, desde luego lo que ya parece cicatera económica es ahorrar en momentos de recesión global, en lugar de usar los fondos en amplios programas de inversiones públicas

para fomentar el empleo y resolver algunos de las graves falencias en términos de infraestructura y necesidades sociales.

¿Cómo se explica la alta popularidad de Velasco?

A pesar de lo anterior el ministro de Hacienda aparece sistemáticamente como el mejor evaluado de los ministros del gobierno de Bachelet. Mucho de esta popularidad se explica por la acción de los grandes medios de comunicación masivos. Una característica notoria del modelo capitalista chileno es la rápida concentración de la riqueza y de las empresas. En el plano de las comunicaciones esto se traduce en un casi duopolio de la prensa escrita, que está básicamente controlada por dos grupos el de Edwards (grupo El Mercurio) y Copesa (grupo de La Tercera), en televisión los canales en manos de parecidos intereses concuerdan con un tipo de pensamiento único neoliberal. Grandes medios e Intereses empresariales que apoyaron en su momento a la dictadura de Pinochet. La mayoría de las radios ha sido adquirida por la cadena española Prisa. Esta concentración de la prensa ha sido ayudada e impulsa desde los gobiernos de la Concertación, que llegó hasta cerrar y boicotear medios de sus propios partidarios o cercanos. El periodista Juan Pablo Cárdenas, fundador y director de la revista Análisis, que tenía sus resultados en ‘azul’, o sea presentaba ganancias, fue adquirida en una operación desde La Moneda por lideres de la Concertación y luego cerrada. De todos es sabido que los medios de comunicación viven fundamentalmente de su avisaje publicitario, un ítem importante es el gasto del estado, en otros países para garantizar la información plural, el estado subvenciona el papel, otorga ayudas basadas en la circulación o la audiencia, y los medios impresos tienen tarifas de transporte especiales. Nada de esto ocurre en Chile, donde por el contrario, el gobierno colabora con el grupo El Mercurio y Copesa, destinándoles alrededor del 71% y el 17% de la publicidad a estos medios, con lo cual apoya la concentración de los medios, que a cambio, cuando hacen oposición, lo hacen con muy bajo perfil .

1 http://blogs.elmercurio.com/economiaynegocios/2009/10/23/a-partir-de-2011-veo-facil-al.asp

2 http://www.infolatam.com/entrada/chile_economia_en_via_de_recuperacion_se16478.html
archivo de blog (desplegable)

temas

chile internacional crisis
capitalista nacional economiarepresion trabajadores Mapuchemedioambiente Pueblos OriginariosEstados Unidos crisis protestasespaña elecciones terremotoDerechos Humanos huelgahonduras gobierno de Piñera golpe de estado politica Ecologiaasesinatos capitalismo imperialismoArgentina desastre ecologico huelga de
hambre desempleo pobreza Huelga General Venezuela movilizacion editorialChile Educación estudiantes mexicoPerú China Colombia CIT grecia crisis financiera sindicatos Brasil crisis economica paro Haití MPT socialismocorrupcion arte y cultura Bolivia libertad de expresión guerra europa voto nulohistoria y teoria gran bretaña banca privada francia Transantiago campaña de solidaridad movimiento estudiantilsolidaridad salud trabajadores mineroshistoria del movimiento obrero Japonderechos de la mujer profesoresInvasión imperialista calentamiento global cuba Mujeres despidos educacionperspectivas politicas Plan de austeridadhistoria mineros Peru Trabajadores portuarios corrupción piñera energia haitiecuador Unión Europea alzasprivatizacion del mar revolucionsalmoneras Paramilitares conflicto israeli palestino crisis educacionmasacre tsunami practicas anti sindicales uruguay mineria necrologicaspakistan presos politicos privatización de la educacion recesion sicariatotrabajadores bancarios Chile - Sindicatos México crisis social irakocupacion fabrica pueblos amazonicostortura video Chile - Mujeres afganistanamerica latina cine derecho al aguafraudes hambre derechos de la infanciaisrael italia izquierda socialista y anticapitalista pobladores privatizacion de aguas reconstrucción anti imperialismodeficit
fiscal gaza inmigrantes juventud en rebelion privatizacion del cobre alemaniacriminalizacion protesta social crisis alimentaria desigualdad social dictaduraeduardo frei forestales homosexualidadmanifestación restauracion capitalistatrabajadores migrantes anti capitalismoconcertacion derecha medios de comunicacion mentiras de mediosmultinacionales palestina petroleo racismotransporte América Central Andha Chile - Capitalismo G20 alternativa socialista cobredeclaracion MPT marxismo movimiento obreroniños en pobreza pescadores pulso sindicalrusia 8 de Marzo Elena Varela FMI Mujeres de lucha Sri Lanka campesinos derechos democráticos derechos laborales juventudliteratura ocupaciones perspectivas socialesrecesión reforma agraria Barrick GoldGuatemala Socialismo Revolucionario frei gripe porcina iran izquierda anticapitalista migrantesmusica paraguay represión terremoto en Haitíutilidades de la banca 1º de mayo Medio Oriente acuerdo pc - concertacion crisis politica declaracion CIT defensa del mar deuda nacional estalinismo eurozona jovenes marxmasacre bagua obama ocupación extranjerarefugiados sistema financiero stalinismotransgenicos vivienda Cambio ClimaticoCapitalismo global Joe Higgins La GranjaLatinoamerica Partido Comunista Pascua LamaPortugal SR asamblea constituyente atentadosdepresion economica derechos deuda externaescocia escuela Latinoamericanaespeculación inmobiliaria funcionarios publicoshomenaje a revolucionarios irlanda kasajstanneoliberalismo noticias privatizacion terrorismoANEF Chile Pinochet El Salvador Fondos de Pensiones Informaciones Centro Independiente de Noticias Matias Catrileo PSOLSocialdemocracia Sudafrica banqueroscolusion farmacias costa rica declaracion Comites Comunistas de Chile deuda soberanadocumental ejecutados politicos explotaciónguadalupe marco enriquez ominaminarcotráfico negocios perspectivas de honduras poesia privatización de la electricidad privatización de la salud puerto rico recortes sociales seguridad social tamiltrotsky Euzkadi Fuerzas Armadas Iglesia Católica Muro Palestina Israel PSOCA Pacto Social Relaciones economicas y mundialesTalcahuano Turquía Unidad Popular abusos laborales armamentismo asesinato jaime mendoza collio bancarios bases militarescatastrofe

humana che guevara crisis pesquera desaparición forzada detenidos desaparecidos deudores habitacionales dolargendarmes homenaje irlanda del norte islandiamontaje judicial nacionalizacion organizacionpc primero de mayo resistencia popular roubinirumania trabajadores de la salud CLS Ex presos políticos Frente Unido General MotorsLuis Vitale MIR Nicaragua Nueva Central Sindical Parlamento Europeo PedofiliaPerspectivas Económicas MundialesPerspectivas Mundiales Republica Democratica del Congo asia ataques a pensiones belgica burbuja inmobiliaria chiapasclotario blest codelco comunismo constitucionconvenios internacionales encuentro eurofavelas filosofia foro fraude electoralhipotecas independencia americana indigenasindustria automotriz intervencion extranjerajubilacion manipulación de la informaciónmichell bachelet montaje policial muro de Berlìnpor un nuevo partido de trabajadores prensa capitalista privatizacion de puertosprivatización de las pensiones quellon radios comunitarias recuperacion de tierras rescaterevolucion socialista segunda guerra mundialsueldo minimo suicidio tailandia talibantransnacional COB Chile - Laboral Coalición de sindicalistas y socialistas Dia del Joven
Combatiente Ejercito de Chile FAT FFAAFujimori Genocidio en Guatemala IndiaIniciativa por un Partido de TrabajadoresIzquierda neoliberal J.C. Mariategui LGE MASONU PANdemia PSOE Partido SocialistaRancagua SENAME Situación mundial TLCTrabajadores del automovil URSS africa austriaaymaras balance proceso venezolano biografiascampo de concentracion cesantia comuna de paris crisis agraria desocupación juvenil deuda historica dieta parlamento discurso bacheletencuestas escuela europea CIT etnias gasto militar genocidio en ruanda guantanamoguerra civil homofobia incendiosindemnizaciones por despido informaciones alternativas intervencion de banca intoxicacionlobbies monopolios partido humanistaperiodico de trabajadores policía portuariospremio nobel recursos naturales referendumrepublica de irlanda revolucion Chinarevolucion rusa secuestro gerentes tierra y libertad trabajadores del comercio trata de blancas tratado de lisboa trotskistas tv basuraunificar las luchas victor jara violaciones CUTCensura Chevron Hong Kong Invación imperialista Keynes Kirguistan Kozovo LSRLenin MPS Madoff Maniobras militares Marinos Constitucionalistas NPA OCDE OEA ONG OTANOpel Orquesta Juvenil de Simón BolívarPrevisión Social Proceso de BoloniaRemuneraciones de los grandes gerentes SAVSandinismo Sector Publico Shell Tambillo Tel Aviv Televisión USP Unasur Universidad de San Marcos Wal Mart Xekinima XenofobiaYugoeslavia anticomunistas bangladeshbiocombustibles cataluña clases socialescomunidad indigena contaminación corea del sur cumbre iberoamericana emancipación de esclavos evasión de divisas femicidioflexibilizacion fotografia gasto público guerra comercial hitler huracan Katrina impuestosindustria farmaceutica infiltración militarinmobiliarias isapres john reed judaísmo juntos podemos korea del norte korea del surlaboratorios latinos lesbianismo letonia ley de semana corrida londres mafia marruecosmauricio morales mensaje presidencialmilitarización minera Spence miseriamouseland nacionalismo nazismo negociación colectiva nueva canción nueva zelanda nuevo laborismo okupas pacto pacto laboralparlamento periodico La Unidad perspectivas de alemania petitorio poder judicial politica fiscal prediccion rafael correa ranquil reducción de conquistas refundacion comunista religionretrazo en la jubilación revolucion de Asturiasrevolucion hungara 1956 revolucion y contrarrevolucion salud laboral seguros sichuansistema ponzi somalia suiza sustancias para reprimir taiwan taxistas temucuicuitermoelectricas toque de queda trabajadoras de casa particular trabajo voluntario trucos tráfico de niños tupamaros udi ukrania una nueva crisis? urbanismo usura velo islamico vigamilvolcan voz de la resistencia

visitas a correo sr

Una recuperación desigual y llena de peligros de recaída.

Patricio Guzmán Las bolsas mundiales al alza De acuerdo con numerosos analistas, el alza de precios de los títulos transados en las bolsas de valores en los últimos meses, anunciaría la recuperación, el fin próximo de la recesión. El índice mundial MSCI, que mide todos los principales mercados de valores, ha subido 68% desde el 8 de marzo, lo que es el mayor aumento desde que el índice comenzó en 1970. Sin embargo, esto se explica en buena por la lógica especulativa de la economía capitalista global. Los inversionistas han estado utilizando parte de la enorme liquidez de los planes de rescate con fondos público para tratar de recuperar parcialmente las perdidas producidas en medio de la crisis financiera, apostando por la subida de precios de los títulos. Más que indicios de una recuperación sostenible, lo que tenemos aquí son las señales de una nueva burbuja especulativa creada por la acción de los propios gobiernos.[1] Fin de la “recesión técnica” No obstante, medidas las cifras del PIB contra el periodo anterior, ya muy castigado por la crisis global, en el próximo trimestre es plausible esperar cifras de crecimiento positivo, en muchos países. Es decir, la ‘recesión técnica ‘debería estar llegando a su fin, al menos hasta que un rebrote de alguna de las numerosas aristas de la crisis global provoque una nueva caída de la actividad económica. Pero de allí a sostener que las consecuencias de la crisis financiera y de la recesión global han sido superadas hay una gran diferencia. El estado de la economía está pleno de situaciones que pueden precipitar a crisis globales, regionales o nacionales. El desempleo continúa creciendo en todo el mundo, con ello se debilita la demanda global y el consumo, lo que indica que cualquier recuperación será frágil. En este sentido más que de relanzamiento del crecimiento estamos ante una estabilización de la economía que sigue deprimida. Joseph Stiglitz, premio Nóbel de economía, ex presidente del Banco Mundial, sostuvo que “el 2010 puede ser un año de crecimiento económico positivo, aunque mucho más débil de lo que sería necesario para reducir el desempleo significativamente”. De acuerdo con Stiglitz, lo central para este diagnostico sombrío, es la falta de nuevos puestos de trabajo – un argumento del que se hace eco la Organización para la Cooperación y Desarrollo, que esta semana dijo que el alto desempleo en los países más ricos del mundo podría durar años.” [2] Europa Al desempleo alto se suman los coletazos de la crisis financiera que todavía amenazan con una pesadilla a la Unión Europea. De acuerdo con datos de agosto de Eurostat en el conjunto de los 27 países de la Unión Europea la desocupación llegó a 9.1%. Irlanda y España eran presentados hasta que estalló la crisis financiera, como ejemplos exitosos de liberalización económico resultante en altas tasas de crecimiento. En Irlanda, la tasa de paro

forzoso, desde agosto 2008 a agosto 2009, casi se duplicó alcanzando 12.5%. En el mismo periodo en España el colapso del crédito hundió el sector de la construcción y reventó la burbuja inmobiliaria, y el desempleo se disparó sobre todos los países de la zona del Euro a 18.9%. En Alemania, la más grande economía de la zona, la desocupación subió de 7.2% a 7.7% en el mismo año. En el este de Europa, Latvia pasa por una situación dramática, se espera que su economía se ha contraiga un 18% en un año. Con ello ha disminuido drásticamente la capacidad de pago de las deudas del estado y los particulares.. Los grandes prestamistas, en primer lugar tres grandes bancos suecos Swedbank, SEB y Nordea, acreedores de 131 billones de koronas suecas (12.5 billones de Euros) a empresas privadas y hogares en el país báltico, con el apoyo del estado sueco, exigen recortes del gasto más grandes de lo que el gobierno de Latvia ya ha hecho, al punto de amenazar con la parálisis de los servicios públicos, esto con el objeto de evitar la devaluación de la moneda de Latvia, el Lat, ahora fijada al Euro, ya que temen que la devaluación del Lat multiplicaría la deuda de los bancos, e iniciaría una ola de devaluaciones en Europa del Este, de consecuencias impredecibles. El principal consejero económico del Fondo Monetario Internacional, Olivier Blanchard, en la reunión del FMI en Estambul, el 1º de octubre, sostuvo categóricamente, respecto a la Gran Bretaña, que “las cifras actuales no deben engañar al gobierno y llevarlo a pensar que la crisis se terminó”, en una conferencia de prensa en la que se le consultó sobre el estado de la economía británica, contestó que el próximo gobierno tendrá que tomar medidas para mejorar las perspectivas a medio plazo de la deuda. El FMI señaló que la deuda nacional bruta de Gran Bretaña representaría el 81.7% del producto nacional el próximo año, y que incluso con los recortes presupuestarios planeados y los aumentos de impuestos, la deuda llegaría a 98.3% en 2014. Con la lógica “de austeridad” tradicional del FMI, Blanchard reclamó medidas tales como aumentar la edad de jubilación sobre los 65 años e introducir cobros por el cuidado de la salud. Pero este llamado del FMI a hacer pagar a los jubilados y los enfermos el costo de la deuda, es una lógica de contracción del gasto que al mismo tiempo entraña consecuencias recesivas, y pone en peligro la recuperación. De acuerdo con el FMI, debido a los altos niveles de “déficit estructural”, el nivel de prestamos requeridos por la Gran Bretaña para sostener el gasto del gobierno para la “recuperación” permanecerá cerca del 6.2%. Esto es sustancialmente más alto que las tasas normales en los países desarrollados. Paradójicamente, al tiempo que el FMI sostuvo que la recuperación del crecimiento de la economía mundial estaba en camino, el organismo reportó que esperaba que el crecimiento permaneciera negativo en 1.1% en 2009.[3] Estados Unidos Según Joseph Stiglitz, con el fin del programa de estímulos de Obama en 2011, los Estados Unidos enfrentaran turbulencias constantes, y probablemente el 2011 se verán debilidades de la economía nuevamente. "La visión que en 2012 podemos estar fuera de las tribulaciones es optimista. El término técnico "Recesión” se refiere a dos trimestres de crecimiento negativo, y probablemente vamos a tener un crecimiento positivo en este trimestre y el próximo trimestre - pero

eso no es lo que la mayoría de la gente entiende por "salir de la recesión". La mayoría de la gente quiere decir, '¿Hay abundancia de empleo? ¿Es el desempleo bajo? ¿Están fuertes los sueldos? Y en esas cosas básicas, estamos lejos de estar fuera de la recesión”.[4] “Ya no estamos al borde del precipicio, pero hay muchos baches adelante”, “El par de millones de viviendas con ejecución hipotecaria, propiedades comerciales disponibles, alto desempleo, significa que alguna gente no va a poder pagar préstamos pendientes. El sistema bancario no está de ninguna manera fuera de peligro. Hay razones para creer que continuaran nuevas quiebras de bancos.”[5] Asia Las economías de China e India han recuperado altas tasas de crecimiento económico, y como consecuencia de sus necesidades de commodities, han provocado el alza de precios del acero, el cobre, y el petróleo, entre otros, a pesar del estado recesivo de la economía mundial. Ello ha vuelto a colocar en los medios de comunicación la idea de que la economía china en particular se puede ‘desacoplar’ de la crisis mundial, y transformarse en el motor del nuevo crecimiento mundial. Hay que recordar que el crecimiento asiático ‘emergente’ está basado en la exportación a los países desarrollados de productos y servicios producidos con mano de obra extraordinariamente barata, con mercados internos incapaces de absorber endógenamente la acumulación. El Primer Ministro chino Wen Jiabao sostuvo en una conferencia de prensa en 2007: "El mayor problema con la economía de China es que el crecimiento es inestable, desequilibrado, descoordinado e insostenible." Consultado el economista a cargo del FMI, Olivier Blanchard, sobre si el alto crecimiento pronosticado a la economía China, que el FMI situó en 9% para el próximo año, debería permitir volver a sostener la teoría de la desconexión, respondió “Lo que sorprende en la crisis es la ausencia de la desconexión. Cuando usted mira las tasas de crecimiento de las economías avanzadas y de los mercados emergentes en su conjunto, se ven dos líneas paralelas, con una [de los mercados emergentes] más alta que la otra. La noción de que el mundo podía desvincularse de los EE.UU. era claramente errónea. ¿Puede Asia disociarse e ir por su cuenta? Esa es una afirmación demasiado fuerte. ¿Por qué Asia lo está haciendo bien? Lo primero es el impulso fiscal en la India y China. Pero también es el crecimiento de las exportaciones. A menudo, que se parece a la exportación a otro país, pero si sigues el sendero, básicamente se remonta a los EE.UU. [los países de Asia] no deben engañarse pensando que pueden crecer por su cuenta.”[6] El precio de los paquetes de estimulo. La deuda y el déficit fiscal han aumentado exponencialmente, especialmente en los Estados Unidos y Gran Bretaña, como consecuencia de las políticas de estímulo y rescate usando los recursos públicos que llevaron a cabo los gobiernos capitalistas desde 2008 para evitar el colapso. En Estados Unidos la deuda fiscal nacional pasó de representar el 70% en 2008 del Producto Interno Bruto a un estimado del 90% en 2009. El valor dólar está bajo presión, con el riesgo creciente de inflación y devaluación, lo que pone en

cuestión su papel como moneda internacional de reserva. Ello también plantea dificultades para mantener la capacidad de atracción de inversores extranjeros para balancear el déficit fiscal y comercial, en especial si una canasta de monedas, u otras monedas, ocupan el lugar del dólar, los Estados Unidos no podrán seguir exportando parte de su inflación al resto del mundo mediante su moneda, y deberán pagar tasas de interés más altas, lo que a su vez significa una reducción de las tasas de acumulación en el largo plazo. La devaluación en particular amenaza a los grandes inversores extranjeros en deuda con cuantiosas pérdidas, que ya están teniendo lugar. Si hasta ahora los gobiernos aplicaron políticas económicas expansivas para rescatar a la banca y estimular la demanda, la situación creada comienza a presionar a los gobiernos capitalistas para aplicar políticas de austeridad, de reducción del gasto fiscal, y de los costes salariales, o dicho en palabras más simples que sean los trabajadores, los pobres y sus familias los que paguen las consecuencias de la crisis capitalista. Sin embargo, por ahora eso puede significar apagar el incendio con combustible, provocando un relanzamiento de la recesión global. Notas [1] Ver : ‘A year of ‘crisis fighting’ by the G20 has changed very little’. Vincent Kolo. chinaworker.info. http://chinaworker.info/en/content/news/845/ [2] Nobel winner Joseph Stiglitz predicts recession's end: not now, but 2012. Sam Gustin. http://www.dailyfinance.com/2009/09/17/exclusive-nobel-winner-joseph-stiglitz-predicts-recessionsend/ [3] IMF chief economist calls for drastic UK spending cuts. Robert Stevens. http://www.wsws.org/articles/2009/oct2009/imfb-o06.shtml [4] Nobel winner Joseph Stiglitz predicts recession's end: not now, but 2012. Sam Gustin. Sep 17th 2009. http://www.dailyfinance.com/2009/09/17/exclusive-nobel-winner-joseph-stiglitz-predictsrecessions-end/ [5] Ibid. [6] Q&A: IMF Chief Economist Sees ‘Strong Case’ for Weak Recovery. Bob Davis. http://blogs.wsj.com/economics/2009/10/01/qa-imf-chief-economist-sees-strong-case-for-weakrecovery/

visitas a correo sr

Una recuperación desigual y llena de peligros de recaída.
Patricio Guzmán Las bolsas mundiales al alza De acuerdo con numerosos analistas, el alza de precios de los títulos transados en las bolsas de valores en los últimos meses, anunciaría la recuperación, el fin próximo de la recesión. El índice mundial MSCI, que mide todos los principales mercados de valores, ha subido 68% desde el 8 de

marzo, lo que es el mayor aumento desde que el índice comenzó en 1970. Sin embargo, esto se explica en buena por la lógica especulativa de la economía capitalista global. Los inversionistas han estado utilizando parte de la enorme liquidez de los planes de rescate con fondos público para tratar de recuperar parcialmente las perdidas producidas en medio de la crisis financiera, apostando por la subida de precios de los títulos. Más que indicios de una recuperación sostenible, lo que tenemos aquí son las señales de una nueva burbuja especulativa creada por la acción de los propios gobiernos.[1] Fin de la “recesión técnica” No obstante, medidas las cifras del PIB contra el periodo anterior, ya muy castigado por la crisis global, en el próximo trimestre es plausible esperar cifras de crecimiento positivo, en muchos países. Es decir, la ‘recesión técnica ‘debería estar llegando a su fin, al menos hasta que un rebrote de alguna de las numerosas aristas de la crisis global provoque una nueva caída de la actividad económica. Pero de allí a sostener que las consecuencias de la crisis financiera y de la recesión global han sido superadas hay una gran diferencia. El estado de la economía está pleno de situaciones que pueden precipitar a crisis globales, regionales o nacionales. El desempleo continúa creciendo en todo el mundo, con ello se debilita la demanda global y el consumo, lo que indica que cualquier recuperación será frágil. En este sentido más que de relanzamiento del crecimiento estamos ante una estabilización de la economía que sigue deprimida. Joseph Stiglitz, premio Nóbel de economía, ex presidente del Banco Mundial, sostuvo que “el 2010 puede ser un año de crecimiento económico positivo, aunque mucho más débil de lo que sería necesario para reducir el desempleo significativamente”. De acuerdo con Stiglitz, lo central para este diagnostico sombrío, es la falta de nuevos puestos de trabajo – un argumento del que se hace eco la Organización para la Cooperación y Desarrollo, que esta semana dijo que el alto desempleo en los países más ricos del mundo podría durar años.” [2] Europa Al desempleo alto se suman los coletazos de la crisis financiera que todavía amenazan con una pesadilla a la Unión Europea. De acuerdo con datos de agosto de Eurostat en el conjunto de los 27 países de la Unión Europea la desocupación llegó a 9.1%. Irlanda y España eran presentados hasta que estalló la crisis financiera, como ejemplos exitosos de liberalización económico resultante en altas tasas de crecimiento. En Irlanda, la tasa de paro forzoso, desde agosto 2008 a agosto 2009, casi se duplicó alcanzando 12.5%. En el mismo periodo en España el colapso del crédito hundió el sector de la construcción y reventó la burbuja inmobiliaria, y el desempleo se disparó sobre todos los países de la zona del Euro a 18.9%. En Alemania, la más grande economía de la zona, la desocupación subió de 7.2% a 7.7% en el mismo año. En el este de Europa, Latvia pasa por una situación dramática, se espera que su economía se ha contraiga un 18% en un año. Con ello ha disminuido drásticamente la capacidad de pago de las

deudas del estado y los particulares.. Los grandes prestamistas, en primer lugar tres grandes bancos suecos Swedbank, SEB y Nordea, acreedores de 131 billones de koronas suecas (12.5 billones de Euros) a empresas privadas y hogares en el país báltico, con el apoyo del estado sueco, exigen recortes del gasto más grandes de lo que el gobierno de Latvia ya ha hecho, al punto de amenazar con la parálisis de los servicios públicos, esto con el objeto de evitar la devaluación de la moneda de Latvia, el Lat, ahora fijada al Euro, ya que temen que la devaluación del Lat multiplicaría la deuda de los bancos, e iniciaría una ola de devaluaciones en Europa del Este, de consecuencias impredecibles. El principal consejero económico del Fondo Monetario Internacional, Olivier Blanchard, en la reunión del FMI en Estambul, el 1º de octubre, sostuvo categóricamente, respecto a la Gran Bretaña, que “las cifras actuales no deben engañar al gobierno y llevarlo a pensar que la crisis se terminó”, en una conferencia de prensa en la que se le consultó sobre el estado de la economía británica, contestó que el próximo gobierno tendrá que tomar medidas para mejorar las perspectivas a medio plazo de la deuda. El FMI señaló que la deuda nacional bruta de Gran Bretaña representaría el 81.7% del producto nacional el próximo año, y que incluso con los recortes presupuestarios planeados y los aumentos de impuestos, la deuda llegaría a 98.3% en 2014. Con la lógica “de austeridad” tradicional del FMI, Blanchard reclamó medidas tales como aumentar la edad de jubilación sobre los 65 años e introducir cobros por el cuidado de la salud. Pero este llamado del FMI a hacer pagar a los jubilados y los enfermos el costo de la deuda, es una lógica de contracción del gasto que al mismo tiempo entraña consecuencias recesivas, y pone en peligro la recuperación. De acuerdo con el FMI, debido a los altos niveles de “déficit estructural”, el nivel de prestamos requeridos por la Gran Bretaña para sostener el gasto del gobierno para la “recuperación” permanecerá cerca del 6.2%. Esto es sustancialmente más alto que las tasas normales en los países desarrollados. Paradójicamente, al tiempo que el FMI sostuvo que la recuperación del crecimiento de la economía mundial estaba en camino, el organismo reportó que esperaba que el crecimiento permaneciera negativo en 1.1% en 2009.[3] Estados Unidos Según Joseph Stiglitz, con el fin del programa de estímulos de Obama en 2011, los Estados Unidos enfrentaran turbulencias constantes, y probablemente el 2011 se verán debilidades de la economía nuevamente. "La visión que en 2012 podemos estar fuera de las tribulaciones es optimista. El término técnico "Recesión” se refiere a dos trimestres de crecimiento negativo, y probablemente vamos a tener un crecimiento positivo en este trimestre y el próximo trimestre - pero eso no es lo que la mayoría de la gente entiende por "salir de la recesión". La mayoría de la gente quiere decir, '¿Hay abundancia de empleo? ¿Es el desempleo bajo? ¿Están fuertes los sueldos? Y en esas cosas básicas, estamos lejos de estar fuera de la recesión”.[4] “Ya no estamos al borde del precipicio, pero hay muchos baches adelante”, “El par de millones de viviendas con ejecución hipotecaria, propiedades comerciales disponibles, alto desempleo, significa que alguna gente no va a poder pagar préstamos pendientes. El sistema bancario no está de ninguna manera fuera de peligro. Hay razones para creer que continuaran nuevas quiebras de

bancos.”[5] Asia Las economías de China e India han recuperado altas tasas de crecimiento económico, y como consecuencia de sus necesidades de commodities, han provocado el alza de precios del acero, el cobre, y el petróleo, entre otros, a pesar del estado recesivo de la economía mundial. Ello ha vuelto a colocar en los medios de comunicación la idea de que la economía china en particular se puede ‘desacoplar’ de la crisis mundial, y transformarse en el motor del nuevo crecimiento mundial. Hay que recordar que el crecimiento asiático ‘emergente’ está basado en la exportación a los países desarrollados de productos y servicios producidos con mano de obra extraordinariamente barata, con mercados internos incapaces de absorber endógenamente la acumulación. El Primer Ministro chino Wen Jiabao sostuvo en una conferencia de prensa en 2007: "El mayor problema con la economía de China es que el crecimiento es inestable, desequilibrado, descoordinado e insostenible." Consultado el economista a cargo del FMI, Olivier Blanchard, sobre si el alto crecimiento pronosticado a la economía China, que el FMI situó en 9% para el próximo año, debería permitir volver a sostener la teoría de la desconexión, respondió “Lo que sorprende en la crisis es la ausencia de la desconexión. Cuando usted mira las tasas de crecimiento de las economías avanzadas y de los mercados emergentes en su conjunto, se ven dos líneas paralelas, con una [de los mercados emergentes] más alta que la otra. La noción de que el mundo podía desvincularse de los EE.UU. era claramente errónea. ¿Puede Asia disociarse e ir por su cuenta? Esa es una afirmación demasiado fuerte. ¿Por qué Asia lo está haciendo bien? Lo primero es el impulso fiscal en la India y China. Pero también es el crecimiento de las exportaciones. A menudo, que se parece a la exportación a otro país, pero si sigues el sendero, básicamente se remonta a los EE.UU. [los países de Asia] no deben engañarse pensando que pueden crecer por su cuenta.”[6] El precio de los paquetes de estimulo. La deuda y el déficit fiscal han aumentado exponencialmente, especialmente en los Estados Unidos y Gran Bretaña, como consecuencia de las políticas de estímulo y rescate usando los recursos públicos que llevaron a cabo los gobiernos capitalistas desde 2008 para evitar el colapso. En Estados Unidos la deuda fiscal nacional pasó de representar el 70% en 2008 del Producto Interno Bruto a un estimado del 90% en 2009. El valor dólar está bajo presión, con el riesgo creciente de inflación y devaluación, lo que pone en cuestión su papel como moneda internacional de reserva. Ello también plantea dificultades para mantener la capacidad de atracción de inversores extranjeros para balancear el déficit fiscal y comercial, en especial si una canasta de monedas, u otras monedas, ocupan el lugar del dólar, los Estados Unidos no podrán seguir exportando parte de su inflación al resto del mundo mediante su moneda, y deberán pagar tasas de interés más altas, lo que a su vez significa una reducción de las tasas de acumulación en el largo plazo. La devaluación en particular amenaza a los grandes inversores extranjeros en deuda con cuantiosas pérdidas, que ya están teniendo lugar.

Si hasta ahora los gobiernos aplicaron políticas económicas expansivas para rescatar a la banca y estimular la demanda, la situación creada comienza a presionar a los gobiernos capitalistas para aplicar políticas de austeridad, de reducción del gasto fiscal, y de los costes salariales, o dicho en palabras más simples que sean los trabajadores, los pobres y sus familias los que paguen las consecuencias de la crisis capitalista. Sin embargo, por ahora eso puede significar apagar el incendio con combustible, provocando un relanzamiento de la recesión global. Notas [1] Ver : ‘A year of ‘crisis fighting’ by the G20 has changed very little’. Vincent Kolo. chinaworker.info. http://chinaworker.info/en/content/news/845/ [2] Nobel winner Joseph Stiglitz predicts recession's end: not now, but 2012. Sam Gustin. http://www.dailyfinance.com/2009/09/17/exclusive-nobel-winner-joseph-stiglitz-predicts-recessionsend/ [3] IMF chief economist calls for drastic UK spending cuts. Robert Stevens. http://www.wsws.org/articles/2009/oct2009/imfb-o06.shtml [4] Nobel winner Joseph Stiglitz predicts recession's end: not now, but 2012. Sam Gustin. Sep 17th 2009. http://www.dailyfinance.com/2009/09/17/exclusive-nobel-winner-joseph-stiglitz-predictsrecessions-end/ [5] Ibid. [6] Q&A: IMF Chief Economist Sees ‘Strong Case’ for Weak Recovery. Bob Davis. http://blogs.wsj.com/economics/2009/10/01/qa-imf-chief-economist-sees-strong-case-for-weakrecovery/

Es posible un nuevo brote de la crisis financiera.
Patricio Guzmán El secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Angel Gurría, que participó en la última cumbre del G-20, celebrada a semana pasada, dirigiéndose a la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, señaló, durante un debate sobre la OCDE que "en general, parece que la situación va mejor". Sin embargo, el secretario general de la OCDE alertó de los niveles de la deuda en los países miembros de la organización, con porcentajes que se acercan al 100% del PIB de media e incrementos anuales del 11 y el 12%. En su intervención, Guría también defendió la necesidad de proteger a los grandes bancos para que no caigan. ¡Extraña recomendación!, si es que la crisis financiera ya terminó, como señalan algunos, podemos dar por superada la recesión mundial. No obstante, parece que la realidad todavía no es tan optimista. En Estados Unidos la situación del CIT Group[1], amenaza con llevarlo a la suspensión de pagos e incluso a la quiebra, lo que constituiría la mayor bancarrota después de Lehman Brothers. Ya en agosto CIT Group planteó la posibilidad de acogerse a la suspensión de pagos, después que no obtuviera una nueva inyección de dinero público, una de las últimas medidas de emergencia de la

compañía para eludir la quiebra es la oferta de una nueva emisión de deuda avalada con los activos de la firma. La propuesta de reestructuración debería ser respaldada por su acreedores de bonos. CIT Group tienen deudas por 30 mil millones dólares, de ellos deberá responder por cerca de 9.100 millones de dólares en títulos y bonos ha finales de 2009. La propuesta de reestructuración significa que eso significaría que los tenedores de bonos pasarían a controlar la compañía, pero también que si aceptan la oferta de canje perderían entre el 30 y 40 por ciento de la deuda pendiente. La bolsa de Wall Street reaccionó hoy, 30 de septiembre de 2009, con una fuerte caída de los valores de las acciones de CIT Group, que han perdido el 35% de su valor en una sesión. El mayor temor es que de producirse la quiebra de CIT Group arrastre a otras instituciones financieras y empresas, y reavivé la incertidumbre financiera en los Estados Unidos. Durante el año 2009, se han hundido 86 instituciones financieras, un aumento sustancial respecto a las 25 quiebras del año pasado, esto no considera aquellas instituciones ‘rescatadas’ por fusiones o adquiridas por nuevos propietarios. Muchos bancos, algunos hasta ayer gigantes globales, han desaparecido, otros han sido absorbidos por nuevos propietarios, y finalmente están los que disminuidos han sobrevivido pero que todavía siguen en la categoría de ‘zombies’, muertos vivientes. El número de instituciones bancarias en la lista del gobierno norteamericano de los llamados "banco en problemas" ha superado los 400 en el último trimestre, subiendo a su nivel más alto en 15 años, según un informe del gobierno. Las cifras, publicadas como parte de un estudio más amplio sobre el sistema bancario de la nación por la Federal Deposit Insurance Corporation, reveló que el número de bancos en riesgo de llegó a 416 durante el segundo trimestre.[2] Una recuperación débil e incierta. En medio de una avalancha de datos que auguran la pronta recuperación, y que han sido bien difundidos por los grandes medios de comunicación, siguen llegando noticias que apuntan a la fragilidad de la supuesta recuperación. Entre varias noticias que señalan que la recesión habría tocado fondo, hay otras que contradicen lo anterior y apuntan más bien a las posibilidades de un rebrote de la recesión. La economía norteamericana aún cuando puede exhibir mejoras en los indicadores de producción, con un fuerte aumento de la productividad del orden del 6.5%, sigue seriamente golpeada por la recesión, el desempleo, y el empeoramiento de las remuneraciones y la calidad del trabajo, se están reflejando en la debilidad de la demanda, a lo que se suma la posibilidad del reavivamiento de la crisis financiera. El presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, ha advertido que "El futuro de los Estados Unidos dependerá de cómo y si responderá a los grandes déficit, se recuperará sin una inflación que podría socavar su crédito y su moneda y revisará su sistema financiero mientras añade seguridad y solidez". Advirtiendo que el dólar no podrá jugar en el futuro el mismo papel de moneda internacional indiscutible[3]. Zoellick también advirtió que la crisis le pasaría la cuenta geopolítica a los Estados Unidos "La

actual suposición es que la economía posterior a la crisis reflejará la creciente influencia de China, probablemente India y de otras grandes economías emergentes. Supuestamente, los Estados Unidos, el epicentro de la crisis financiera, verá reducido su poder económico e influencia".[4] Pero Zoellick, también advirtió de que aunque China ha actuado como una fuerza estabilizadora de la economía mundial, "todavía encara grandes incertidumbres en el 2010". La cuestión central respecto a China sigue siendo quien podría ocupar el lugar de principal cliente de las exportaciones originadas en el país asiático si no se recupera la demanda interna norteamericana. Europa España enferma, pero grupo Santander entre los ganadores. El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, ante el Parlamento Europeo habló que la zona del euro va a tener en los próximos meses una "recuperación muy, muy gradual", y advirtió de que resulta "prematuro" dar por finalizada la crisis, según él , la economía de la zona euro "muestra algunos síntomas de estabilización", aunque recalcó que subsiste todavía "gran incertidumbre". Sin duda el mayor enfermo de Europa es España, con su tasa de desempleo record de más del 18% por ciento, a pesar de los esfuerzos de ‘maquillaje’ de las estadísticas, paradójicamente es en España donde está basado el grupo Santander, uno de los grandes ganadores hasta ahora en esta crisis global, que aparece rankeado en el lugar 13 entre los bancos más seguros, le siguen entre los bancos españoles el BBVA en el puesto 20, Banesto en el 25, y la Caixa en el 30.[5] En el listado de los principales bancos del mundo[6], de acuerdo con sus activos totales en dólares de EE.UU., el banco Santander aparece en el lugar 15 y BBVA en el 31. En estos listados no encontramos ninguna institución financiera basada en Latinoamérica. Notas [1] CIT es una compañía basada en Nueva York, con una cartera de más de $ 60 millones de dólares invertidos en la financiación y el arrendamiento de activos a las empresas pequeñas y medianas. CIT es una compañía listada en Fortune 500, y cuenta con más de 7300 empleados en toda América del Norte, Europa, Latinoamérica y Asia Pacífico. Adicionalmente, el holding es propietario de un banco en el estado de UTA.

[2] CNNMoney.com Agosto 27, 2009. Problem bank list tops 400 http://money.cnn.com/2009/08/27/news/companies/fdic_list/index.htm [3] El País. 30 de septiembre de 2009. Tambalea el reinado del dólar en el mundo. http://elpais.com.co/paisonline/notas/Septiembre292009/zoell.html [4] idem. [5] "World's 50 Safest Banks 2009" http://www.gfmag.com/tools/bank-rankings/2341-worlds-50-

safest-banks-2009.html [6] Top 50 Banks in the World, datos de Bankersalmanac.com diponibles al 5th August 2009. http://www.bankersalmanac.com/addcon/infobank/bank-rankings.aspx

Nuevas aristas de la crisis económica global
Patricio Guzmán, Socialismo Revolucionario CIT en Chile.

"Se va a sentir como una economía muy débil durante algún tiempo porque mucha gente va a seguir sintiendo que su seguridad en el trabajo y su estatus en el empleo no es el que esperaban” Ben S. Bernanke, 09/15/09

Los medios de comunicación han repetido exultantes anuncios sobre el fin de la recesión. No cabe duda que la recesión técnica, es decir el crecimiento negativo tiene que terminar en algún momento, aunque solo sea porque la base de comparación después de dos años de crisis es muy baja. Pero de allí a hablar de recuperación sostenible todavía hay un trecho largo. Para la mayoría de la gente que vive de su trabajo, la mala noticia es que incluso aquellos que sostienen que la recesión se acabó, agregan que el desempleo seguirá alto y que se recuperará con retrazo, lo que significa que si la economía mundial puede mostrar crecimiento económico este último trimestre La verdad es que cuando ahora se habla de recuperación, lo cierto es que ya no estamos al borde del colapso, la crisis de ha desacelerado, pero de allí a retomar el crecimiento vigoroso para volver, al menos , rápidamente a la situación anterior a la crisis hay una larga diferencia. La recuperación está basada en el gasto público enorme, en programas de salvataje de grandes industrias al borde de la quiebra, en subsidios masivos, a veces en una combinación de ambos como el programa de ‘automóviles por chatarra’ que ha resultado exitoso en Estados Unidos y Alemania y en el relajamiento del déficit fiscal. Pero una economía capitalista basada en el estímulo fiscal de enormes proporciones no es sostenible en el tiempo. Aunque sea de Perogrullo hay que recordar que en el estado capitalista desarrollados la riqueza es producida por los trabajadores en el marco de la empresa privada, y lo que hace el estado es apropiarse con una parte del excedente y luego lo gasta, lo invierte y lo redistribuye. Claro que el estado tiene mecanismos para gastar antes de percibir los recursos, es lo que queda consignado en el ‘déficit fiscal’. Pero el déficit, o sea lo que se gasta sin la entrada de recursos, finalmente hay que pagarlo. Ya sea que este gasto superior a los ingresos se pague vía recaudación de impuestos, emisión de deuda o con mecanismos monetarios de emisión e inflación, finalmente todas estas políticas terminan siendo recesivas, ya que afectan la capacidad de inversión y a la demanda de empresas y consumidores. En artículos anteriores hemos indicado que el déficit norteamericano se está

saliendo de control, que el pago de la deuda (con intereses crecientes) consumirá porcentajes crecientes del presupuesto nacional hasta llegar a hacerse insostenible, y que a partir de cierto momento los propios acreedores dejarian eventualmente de ver a los títulos de la deuda como una inversión atractiva cuando el riesgo de no pago del país (default) supere el atractivo de los intereses. ¿Les parece una historia latinoamericana conocida?

Recuperación… Con altas tasas de desempleo, y nuevas aristas de la crisis global. La recesión que comenzó en Estados Unidos en diciembre de 2007, después de varios meses de crisis económica, a continuación de la crisis financiera, provocó hasta ahora la perdida de 6.9 millones de puestos de trabajo. La Reserva Federal ha pronosticado una recuperación aletargada con altos índices de desempleo que llegarían al 10% este año. En este contexto es improbable que la demanda de los hogares norteamericanos, que constituían el factor de impulso al crecimiento mundial se recupere su dinamismo anterior a la crisis. Los resultados de los paquetes de reactivación vía gasto fiscal comenzaran a agotarse, así como el limite antes de que los gobiernos se vean presionados a adoptar políticas de austeridad, con resultados recesivos. Lo más probable es que las políticas de relanzamiento de la demanda vía subsidios al consumo como en el caso de los automóviles, el programa de “automóviles por chatarra“ provoquen el adelanto de decisiones de compra, y luego con la postergación de nuevas adquisiciones debidas al contexto de recuperación lenta, caída de salarios y desempleo, estas industrias sufran el golpe de un hundimiento de ventas . La demanda norteamericana era central en el ciclo de crecimiento y acumulación capitalista de la economía mundial anterior a la recesión, y no hay nadie para reemplazarla. “Las perspectivas de crecimiento mundial son muy débiles y China, con una quinta parte de la población mundial, pero con un vigésimo del consumo mundial, no puede reemplazar a Estados Unidos. Hay que recordar que Estados Unidos producía la cuarta parte del PIB mundial, pero consumía el doble de ese PIB, es decir la mitad de todo el PIB mundial. En esto, las matemáticas son implacables. Estados Unidos puede comenzar a crecer al 1%, pero ese ritmo no le alcanza ni para generar el empleo que requiere ni para suplir el gigantesco déficit fiscal que en la próxima década llegará a los 9 billones de dólares.” ¿Qué tan real es el relanzamiento de la economía China? Los productos manufacturados en China, tienen como destino fundamental los mercados de las economías desarrolladas, en primer lugar los Estados Unidos. Si no hay recuperación sustentable en el tiempo de la demanda norteamericana, o algún otro poder comprador capaz de reemplazarla – cosa que hoy no existe – entonces no importa cuanto dinero fiscal siga bombeando las autoridades chinas, su economía no podrá sostener el impresionante crecimiento de más del 8% informado.

Muchos economistas y analistas han aconsejado prudencia a la hora de dar por buenas las estadísticas oficiales del gobierno chino, cuya burocracia restauracionista del capitalismo necesita comprar desesperadamente la tranquilidad social, cada vez más difícil. Son muchos los analistas que se preguntan hasta donde las estadísticas que entrega el gobierno de Beijing son confiables. “Pero es necesario considerar la posibilidad de que la enorme aceleración de China en su tasa de crecimiento es más que un artefacto de la forma en que el país mantiene sus libros. Y que los efectos de estímulo de China se quitará el momento en que el gobierno deje de enviar los cheques. Hay una cosa que pueda decirnos qué ver - el crecimiento sostenible en comparación con truco contable - es correcto: Si el crecimiento de China es real, los inversores pueden esperar que el Banco del Pueblo, el Banco Central de China, comenzará a disminuir el crecimiento de la oferta monetaria, que ha crecido a una alucinante tasa anual de 28,5% en junio, antes de la economía, precios de las acciones y la inflación fuera de control. Si, por otra parte, reportó un crecimiento económico de China ha seguido se basa en Beijing quedarse con el dinero de la bomba se ejecuta porque la economía real está todavía en una recesión, el Banco del Pueblo esgrimirá su espada pero no hará nada.

¿A las puertas de una ‘guerra comercial’? Aumentan las tensiones entre Estados Unidos y China. Estados Unidos necesita desesperadamente reducir su deficit de balanza comercial, por ello está presionando a China, para que ajuste al alza el tipo de cambio de su moneda, eso haría menos competitivas sus exportaciones, y disminuiría el deficit comercial creciente de los Estados Unidos. Ya durante la administración de Bush, al no obtener resultados favorables, funcionarios norteamericanos habían amenazado con sanciones. Ahora se ha pasado de las amenazas a la acción. El viernes pasado, U. S. Presidente Barack Obama firmó un decreto que impone un impuesto del 35 por ciento sobre las importaciones de neumáticos procedentes de China durante tres años. Esto puede marcar el comienzo de un enfrentamiento comercial entre China y EE.UU. de resultados impredecibles. Beijing ha respondido llevando a EE.UU. a la OMC (Organización Mundial del Comercio) con una denuncia en contra de estos impuestos sobre los neumáticos., y con una investigación antidumping a las importaciones de automóviles y aves de corral de los Estados Unidos. De momento las medidas de ambos afectan una parte pequeña del comercio, pero no se puede descartar que sea el comienzo de una verdadera ‘guerra comercial’. La medida de la administración de Obama ha provocado una conmoción y ocurre en medio de preocupaciones crecientes de los analistas económicos capitalistas por el aumento de presiones proteccionistas en todo el mundo como consecuencia de la recesión mundial. Esta acción drástica por parte de los Estados Unidos y la respuesta de China del sistema - la investigación antidumping sobre las importaciones - ha conmocionado a los analistas económicos y

ha suscitado preocupación de una guerra comercial a mayor escala. El lunes, China ha citado a los Estados Unidos ante la OMC. Cuando los funcionarios del gobierno Bush habían amenazado con sanciones comerciales, los chinos devolvieron el golpe con la amenaza de vender todas las reservas que tiene en bonos del Tesoro Norteamericano, por cerca de 900 mil millones de dólares. Si se llegara a concretar esta medida de liquidación de bonos, de una parte sería el reconocimiento del fin del llamado ‘circulo virtuoso’ en que los productos de origen chino se vendían en Estados, y China acumulaba un superávit anual de cerca de 250.000 millones de dólares por año, que enviaba de vuelta a Estados Unidos financiando el déficit norteamericano con la compra de bonos del Tesoro. La percepción de aumento de riesgo país de los Estados Unidos y la perdida de valor de su moneda, ya han provocado un esfuerzo de China para diversificar sus reservas, incluyendo la compra de minerales y otras materias primas, y de activos en el exterior. Además China, ha estado promoviendo la creación de alguna moneda fuerte que reemplace al dólar en el comercio internacional. Hasta ahora China no ha tomado medidas drásticas, respecto a la reserva de bonos en dólares, porque paradójicamente podría tener mucho que perder al acelerar la caída de la moneda de su primer cliente. Pero esto podría cambiar si los analistas chinos llegan a la conclusión que de una manera u otra el dólar puede derrumbarse, y entonces no queda más que apresurarse en librarse de él. China ha ido ganando un papel cada vez más importante en el concierto de las potencias capitalistas. El comienzo de una ‘guerra comercial’ entre China y Estados Unidos, sería igual a un terremoto económico global. Otra paradoja de esta posible ‘guerra comercial’ es que como señaló el portavoz del ministerio chino de comercio, Yao Jian, dos tercios de los neumaticos exportados desde China a los Estados Unidos son fabricados por cuatro empresas de propiedad norteamericana. Cuando los medios de comunicación nos bombardeaban con noticias sobre el supuesto fin de la recesión, se ha abierto este nuevo flanco en la crisis global. Las principales bolsas tomaron rapidamente nota con una caída generalizada de precios, la semana pasada.

Recesión Mundial - Disminución del ritmo de la caída
"La economía mundial ha detenido su contracción. Aquí terminan las buenas noticias”. The Economist, 20 de agosto de 2009.

Patricio Guzmán. Socialismo Revolucionario, SR.

Comité por una Internacional de Trabajadores, CIT. Hay consenso entre los analistas que la velocidad de la recesión y de la crisis financiera se ha desacelerado, y que en lo inmediato no hay riesgo que un país o un sector económico completo colapse. Aunque el PIB de la Euro zona ha vuelto a caer un 4.7% en el segundo trimestre, comparado con el primer trimestre la caída es de solo un 0.1%. Cuando hablamos que la crisis se ha desacelerado hay que tomar en consideración que las cifras de referencia con las que comparamos del año anterior ya están fuertemente impactadas por la recesión mundial. Por lo mismo el mundo está muy lejos de volver a los niveles de empleo y producción anteriores a la recesión global. En el mismo sentido hay que tomar las informaciones que Francia y Alemania salieron de la recesión el segundo trimestre, con crecimientos iguales de 0.3%, lo cual si bien indica detención de la caída, también muestra que no se ha producido recuperación. La mejora que se puede observar a dos años de que estallara la burbuja de las hipotecas ‘subprime’, se debe a las inyecciones gigantescas de recursos estatales, programas especiales de subsidio y rescate como el cambio de ‘chatarra’ por automóviles nuevos, a la expansión de la liquidez y a tasas de interés de los principales bancos centrales cercanas a 0% anual. El impacto del programa de subsidios a la compra de vehículos en Estados Unidos explica que las ventas de autos registraron su primer alza mensual del 1% desde 2007 en EE.UU., lo que significa 1,26 millones de unidades vendidas. Por su parte Alemania agotó en 8 meses los 7.150 millones de dólares de su programa similar, lo que explica que esta industria muestre que salió de la crisis. Las ventas de viviendas pendientes en EE.UU. alcanzaron un máximo en dos años en julio, sin embargo al finalizar agosto cayeron las solicitudes de hipotecas un 2.2%, a pesar de la rebaja de las tasas de interés del sector. Otro dato de reactivación que los medios han destacado es que los pedidos a la industria en Estados Unidos aumentaron, luego de 3 trimestres consecutivos de caídas, sin embargo subieron menos de lo previsto, en un 1.3% en julio por debajo de lo esperado por los analistas que era 2.2%. La productividad anual de EE.UU. aumentó un espectacular 6.6% en el segundo trimestre de 2009, pero esto está vinculado con la mayor disminución del costo de la mano de obra en nueve años (cayó en una tasa anual de 5.9%), y al aumento de la desocupación. La empresa privada suprimió 295.000 puestos de trabajo en agosto, y en julio había recortado 360.000 empleos. En los próximos días se conocerán las cifras oficiales de desempleo en Estados Unidos que los analistas suponen que llegaran al 9.5%. En otras palabras, las empresas buscan mantener ganancias recortando costos de personal y aumentando los ritmos de trabajo. Esto está en línea con lo que ocurre en todo el mundo, a pesar de las metodologías de medición de la desocupación muy ‘maquilladas’. En la Eurozona, la desocupación en julio fue la mayor en una década, llegando al 9.5% ( 15 millones de personas). La falta de trabajo golpea duramente a los jóvenes, de acuerdo

con la Organización Internacional del Trabajo, el desempleo juvenil representa alrededor de 44% de los desocupados en el mundo, a pesar que su participación en la población en edad activa es sólo del 25%. El desempleo todavía sigue aumentando en el planeta, en España hubo tres meses de mejora en el empleo, este país es el que tiene los peores índices europeos, la desocupación llegó al 18.5% en julio. En los próximos años las altas tasas de paro forzoso seguirán siendo parte de la realidad, incluso si se reiniciará ahora un crecimiento sostenido de la economía mundial, los analistas sostienen que el empleo no se va a recuperar a la misma velocidad, y que probablemente serian necesarios de tres a cinco años, antes de volver a los niveles de empleo anteriores a la recesión global. Si no hay una recuperación económica basada en la demanda y la inversión de la economía real, el rescate a partir de grandes transferencias permanentes de recursos públicos no es sostenible en el tiempo. Los efectos estimuladores de las transferencias se acabaran a principios del año 2010, o incluso antes. En el ciclo de crecimiento anterior a la crisis, la demanda interna norteamericana estimulada por el crédito fácil constituyo la ‘locomotora’ de la economía capitalista global. La caída de los salarios, el alza del desempleo, el exceso de capacidad productiva instalada, la contracción del mercado inmobiliario, conspiran contra el relanzamiento de la inversión privada y de la demanda. La consecuencia de esto que la fuerte recuperación de la economía de China, no podrá sostenerse indefinidamente sobre la base del estimulo fiscal. Sin duda las gigantescas inversiones en infraestructura no pueden desdeñarse. China no se limita a ser una simple ‘maquiladora’, pero en última instancia el crecimiento sostenible de su economía exigen que se recuperen y reinicien el crecimiento de los mercados de Estados Unidos y Europa Occidental, los principales destinos de las exportaciones del país asiático. Si ello no ocurre, China no podrá mantener el crecimiento actual, y las contradicciones sociales potencialmente explosivas acumuladas se manifestaran.

El déficit norteamericano es insostenible en el tiempo Durante la administración de Bush el déficit público comenzó a escapar de control, los gastos crecieron cada vez más, y los ingresos muy poco. Las guerras en Irak y Afganistán agravaron las cosas, y a esto se ha venido a sumar los paquetes de estímulo fiscal y rescate. La Oficina de Gestión y Presupuesto de la Casa Blanca estima que el déficit fiscal del año 2009 será de 11.2%, y eso es menos que una estimación previa de 12.9%. Uno de los mecanismos utilizados para equilibrar el déficit es la deuda pública, la deuda federal que era el 41% del presupuesto en 2008, llegará a 41% en 2019. El aumento de la deuda, implica que aumenta el riego país, lo que provoca mayores intereses por la deuda, y finalmente mayor gasto destinado a su pago. El incremento de las tasas de interés además desincentiva el consumo y la inversión. La situación no es sostenible. En 2008 uno de cada doce dólares del presupuesto federal se destinaba a pagar intereses, en 2009 uno de cada seis dólares se destinará a pagar intereses.

Llegará el momento en que los acreedores no compraran los bonos del gobierno ya que la deuda excesiva hará dicha inversión demasiado riesgosa. EE.UU. recibirá un poco de la que era la tradicional medicina contractiva del FMI y no podrá gastar más de lo que logre recaudar con sus ingresos. Para 2040 la predicción de la Oficina de Responsabilidad Gubernamental (GAO por su sigla en ingles) es que los intereses de la deuda absorberán el 30% de los ingresos y el pago de los derechos el restante 70%, alcanzando el colapso fiscal. Para evitar esto los Estados Unidos necesitan aumentar sustancialmente sus ingresos fiscales, aumentar las tasas impositivas, incrementar los precios de los bienes y servicios percibidos por los ciudadanos y disminuir gastos. Pero todo esto es incompatible con el relanzamiento sostenible de la economía, sobretodo de la demanda interna, vía un gran estimulo fiscal permanente.

El papel del dólar como moneda dura ahora es cuestionable Según el premio Nobel de Economía, Joseph Stiglitz, el papel del dólar como buen almacenamiento de valor es “cuestionable” y la divisa tiene un alto nivel de riesgo. Con todo esto, no debe sorprendernos que Joseph Stiglitz, mire con pesimismo la recuperación, y diga que aunque lo peor de la recesión puede haber pasado, la probabilidad de que el desempleo se mantendrá más alto de lo que ha sido, en los próximos uno a tres años. Es muy grande.

Los mercados bursátiles pasan alternativamente de la euforia al pánico. En la actualidad una parte de las transferencias estatales de estímulo económico, terminan alimentando nuevas burbujas especulativas. Los especialistas discuten sobre cual es la amplitud de estas transferencias, pero incluso sosteniendo la tesis conservadora, que en el caso Chino sería de menos del 10% de esos recursos alimentando compras especulativas de títulos y minerales, eso ya es suficiente para alimentar nuevas burbujas especulativas, y alzas de precios en las bolsas, y las materias primas. Esto junto con la estabilización de la caída explica el gran repunte de las principales bolsas, y también su brusca caída en los últimos días. Los inversionistas especuladores no están convencidos de la sustentabilidad de la recuperación, y comienzan a vender ante el menor atisbo de caída. Esto quedó claro, cuando a comienzos de septiembre las bolsas iniciaron el mes con fuertes caídas, por los temores de que la velocidad de recuperación bursátil no estaría justificada, y de que algunos bancos mostrarían grandes perdidas crediticias, y ello a pesar de las noticias sobre ‘brotes verdes’ de recuperación en los Estados Unidos y Europa. Desde marzo, el dólar norteamericano ha perdido 12% contra una canasta que comprende el Euro, el Yen y otras cuatro grandes divisas. China, que es el mayor poseedor mundial de reservas en moneda extranjera, y Rusia han pedido un reemplazo para el dólar, como la moneda más

importante para guardar reservas y en el comercio mundial. El proceso de debilitamiento del dólar, va a la par con el bombeo masivo de dinero en la economía de EE.UU.

¿Saldremos de la recesión global en 2010?
Patricio Guzmán, Socialismo Revolucionario. Comité por una Internacional de Trabajadores, CIT.

"Entonces, ¿qué debería hacer ahora un inversor? ¿Salir e invertir en fondos mutuos? ¿Qué tal salir y comprar todos los bienes raíces embargados sobre los que pueda poner las manos? Yo digo que no ... en primer lugar, yo no conozco el futuro ... ni nadie ... pero las portadas de revistas históricamente han servido como uno de los más fuertes indicadores de lo contrario que anuncian. Wall Street ha rebotado casi un 50%, pero Main Street (la economía real) sigue sufriendo. Me parece muy difícil creer que la recuperación puede ocurrir sin una recuperación en Main Street (la economía real). Tomando otro hecho de la historia del mercado, incluso en la Gran Depresión de 1929 el mercado de valores rebotó varias veces (creo que 5 veces) y en 1932 estaba casi el 90% por debajo de sus máximos. Es necesario que comercie con un plan... no leyendo portadas de revistas. Desarrolle un sistema basado en el seguimiento de tendencias no en predicciones. " Andrew Abraham www.myinvestorsplace.com

¿Cuáles son los fundamentos para anunciar la salida de la recesión global, para el año 2010? Los que sostienen esta posición ‘optimista’ que tanto eco alcanza en los grandes medios de comunicación; 1) Esperan que los Estados Unidos vuelvan a crecer el segundo semestre, porque los inventarios acumulados se están reduciendo, y esperan un relanzamiento del consumo de los hogares. 2) Se basan en que las expectativas de los consumidores y las empresas han mejorado sustancialmente, lo que debería traducirse en una menor aversión al riesgo para tomar y conceder créditos, y adquirir bienes duraderos. 3) Agregan que el efecto combinado de las políticas de gasto fiscal expansivo todavía se estará sintiendo para entonces. 4) Confían en la capacidad de las economías ‘emergentes’ del BRIC (Brasil, Rusia, India y China), sobretodo de China de sostener el crecimiento que ha mostrado el último periodo.

Nuestro patrón de acumulación capitalista se caracteriza por el despilfarro y la sobreexplotación de recursos no renovables. La crisis medioambiental correlato de la recesión que vivimos actualmente no ha sido superada. El agua y las materias primas son ahora recursos escasos a nivel global. Incluso en plena ‘Gran Recesión’, bastaron algunas señales de deterioro menos fuerte (que es en realidad lo que ahora se llama ‘señales positivas’), y el precio del petróleo después de caer tuvo un

rebote y volvió a superar los 50 dólares el barril de referencia. Si se produce efectivamente un fin de la recesión, y China e India retoman un crecimiento sostenible el precio de todo tipo de insumos (minerales, hidrocarburos y también alimentos) subirán más. Y esto no solamente como consecuencia inmediata de la oferta y demanda en el mercado, si no también por el campo que presentan las ‘commodities’, para nuevas burbujas especulativas. El alza de precios de materias primas y energía, provocará inflación de costos, e inmediatamente actuaría en el sentido de frenar un relanzamiento acelerado del crecimiento. Pero hay otros factores para poner en duda tanto optimismo. A pesar de todos los anuncios de regulación de las instituciones y mercados financieros, la verdad es que es muy poco lo que se ha hecho en este campo. El capital busca la maximización de las utilidades, y todo indica que la tendencia al crecimiento de la inversión no productiva respecto a la inversión que se traduce en Capital Fijo Productivo no se corregirá, y en tanto eso ocurra, la presión hacia la especulación y la creación de ‘burbujas’ financieras seguirá presente.

En realidad es de esperar una recesión larga con lento crecimiento. Lo más probable es que estaremos enfrentados a un mundo con un largo ciclo recesivo, que entremedio tendrá etapas de recuperación de bajo crecimiento, en esos periodos de crecimiento la desocupación disminuirá, pero incluso los optimistas piensan que las altas de desempleo seguirán presentes por varios años. Pasaremos por muchos ‘rebotes’ en las bolsas de valores, algunos de ellos basados en expectativas de mejoras reales, incluso si limitadas, otras simple producto de la especulación de los inversores. Algunos autores han recordado que durante la ‘Gran Depresión’ se vivieron al menos cinco subidas de precios importantes de las acciones. No será posible un relanzamiento del crecimiento capitalista, sobre la base del endeudamiento barato, porque superar los efectos de las burbujas de deudas que han explotado (y las que aún tendrán que explotar) será necesariamente largo. Las medidas de los principales gobiernos capitalistas de paquetes de rescate, en primer lugar de la banca, y de estimulo a la demanda inyectando recursos monetarios, han permitido impedir el colapso inicial, y moderar las curvas de deterioro de la economía, pero en el futuro va a tener costos dolorosos. No se puede desconocer que estamos inmersos en una recesión – la mayor en 70 años - que tiene entre sus componentes una crisis financiera sincronizada en las principales economías del planeta, y además subsiste la posibilidad de nuevas crisis bancarias, tanto en Estados Unidos como en Europa Occidental.

Problemas producto del déficit fiscal El enorme crecimiento del déficit fiscal producto de la política expansiva en Norteamérica, Europa y China, obligaran a las autoridades económicas a disminuir la brecha recortando gastos y prestaciones sociales, y a las primeras señales de reactivación, combatir el peligro de la inflación subiendo por ejemplo las tasas de interés. Un problema que no se limita a esas economías, ya que como cuentan con las monedas (Dólares y Euro), que se usan no solo en sus economías, sino también en el mercado global, exportan una parte de la presión inflacionaria consecuencia del

incremento de la masas monetaria al resto del mundo. La consecuencia será frenar el ritmo de cualquier recuperación. En una economía capitalista, los estímulos contra cíclicos desde el estado, son justamente y solo eso, no pueden reemplazar de manera sostenible la inversión capitalista privada como motor del crecimiento, más allá de un cierto punto dejan de tener el efecto esperado en el crecimiento porque para financiarse necesitan retirar recursos desde las empresas y los particulares, ya sea mediante el endeudamiento, los impuestos o la inflación.

Locomotora en panne Hasta el comienzo de la crisis financiera los Estados Unidos cumplían el papel de locomotora en la economía global, la demanda creciente de los hogares daba cuenta del 70% de la demanda total de la economía. Pero la demanda se mantenía robusta por el acceso al crédito barato, lo que provocó una ‘burbuja’ de endeudamiento que se volvió insostenible y como toda burbuja reventó. El principal mercado consumidor que permitió los enormes crecimientos mostrados por las economías ‘emergentes’ se sostenían en última instancia por el mercado consumidor estadounidense.

La demanda interna contraída Los efectos sobre el sistema financiero, y las altas tasas de desempleo no permiten esperar una recuperación de la demanda interna que permita que vuelva a jugar el mismo papel. Se puede esperar lo contrario, cuando conservan el empleo, las familias sobre endeudadas que se han quedado sin renovaciones de créditos, o al menos sin endeudamiento barato, luchan por reducir su deuda y sus gastos. Lo que quedó demostrado por las cifras que han mostrado el paso de ahorro cero, a un 6% que ahora estadísticamente aparece como ‘ahorro’, pero que en realidad es dinero destinado al pago de deuda. "El gasto de los consumidores está en un 11.2% anualizado, el doble de la caída esperada por concenso. Esto oocurrió frente a un gigantesco estímulo fiscal, y nos deja expectantes de como este 70% critico de la economía se va a comportar cuando el flujo de caja que sale a raudales de la generosidad del Tío Sam retroceda en el segundo semestre del año. Imagínese, las transferencias del gobierno al sector doméstico aumentó explosivamente a una tasa anual del 33%, mientras que el pago de impuestos implosionó reduciéndose en una tasa anual del 33% y lo mejor que pudimos conseguir es una disminución del -1,2% anual en el gasto de los consumidores en términos reales y nada en términos nominales ? ¿Qué más podriamos hacer ? En ausencia de la generosidad fiscal, es bastante concebible que el gasto de los consumidores se hubiera reducido en un 10% de tasa anual el último trimestre!”1 Por supuesto, es posible conseguir un patrón de acumulación capitalista que esté basado en otros actores inicialmente en lugar de la demanda interna, pero eso significará un crecimiento más débil, cuando llegue el momento.

Deflación en los EE.UU.

El analista David A. Rosenberg señala “Seguimos en el campo de la deflación, los datos son la razón que nos obligan a aceptarlo. Los Sueldos y salarios se contrajeron a un ritmo anual del 5,0% en el segundo trimestre y se han deflacionado en un 4,3% con respecto al año base. Esta es la otra cara de tener la mayoría de las empresas mejorando sus estimaciones de ingresos con agresivas reducciones de costos - una contracción de los salarios de proporciones históricas que muerde la demanda agregada y requiere dosis repetidas de estímulos fiscales y otros trucos (como "Dinero para los fracasados") para establecer un piso a la economía. Y, no se trata sólo de las rentas del trabajo que todavía se encuentra en modo de deflación. Prácticamente todas las formas de ingresos están deflacionando desde hace un año - los ingresos por intereses se ha reducido un 4,5%, los ingresos por dividendos en 23,0% y los ingresos de propiedades se han reducido 8,0%. El único ingreso que realmente está aumentando es la renta del Tío Sam, que es más del 10,0% y hemos llegado a un punto en el que un records de casi una quinta parte de la renta de las personas se explica por el pago de cheques de Washington. Pero hay que saber que el Tío Sam por sí mismo no crea los ingresos - que toma prestado dinero de tenedores de bonos de deuda y contribuyentes futuros de impuestos.”2

Europa Occidental en una recesión profunda La mayoría de los datos de los países europeos muestran que su economía está en recesión. La economía más dinámica y fuerte, la ‘locomotora’ de la Unión Europea, que tradicionalmente ha sido Alemania, ha visto caer su fuerte sector exportador. Mientras, la fortaleza de la Gran Bretaña basada en el sector bancario se ha hundido. Los países de más rápido crecimiento de Europa Occidental; Irlanda y España están entre los más afectados por la recesión mundial, y la industria inmobiliaria que durante años fue la clave de sus crecimientos, también se ha desplomado. Los expertos esperan una cierta mejoría en la Unión Europearecién para mediados del 2010.

No es posible el desacople Las ‘economías emergentes’ en su crecimiento dependen de la capacidad de exportar los productos desde sus países a los mercados de los países desarrollados. Los enormes programas de estímulo fiscal, pueden tener resultados – aunque menores de lo esperado por sus ‘expertos’ – como lo ha mostrado China, pero, tal como comentamos la semana anterior, no son sostenibles en el tiempo si no se recupera la demanda en los mercados de destino de sus exportaciones.

El problema de la base de comparación La caída del Producto Interior Bruto, medido respecto al año anterior, lógicamente en algún lugar se detendrá, y comenzará un crecimiento. En la medida que la base de comparación anterior, producto de la propia caída, sea más baja será más esperable tener números positivos, (Por cierto, no hay que olvidar que entre sus muchas limitaciones los índices que habitualmente usamos para

medir crecimiento son puramente cuantitativos, por eso no darán cuenta de retrocesos sociales en las condiciones de vida y trabajo, o ambientales por ejemplo). No obstante, en general las principales cifras todavía no muestran mejoras si no más bien reducción de las velocidades con que los indicadores empeoran (con la principales excepción en China que presentó un crecimiento del PIB superior al 7%, que sus propias autoridades creen no sostenible, sin recuperación global de mercados) Muchos de los titulares optimistas de la gran prensa, y de la mejora de las expectativas que nos cuentan los sondeos de opinión, están basadas en que después de dos años ha pasado un primer shock de pánico, ante la posibilidad de un colapso económico global, por una crisis absolutamente inesperada para los grandes expertos convencionales de la economía al servicio de las empresas capitalista, y como la debacle no se ha producido vuelven a esperar una rápida recuperación del sistema capitalista, como las que ocurrieron en las crisis periféricas que lo afectaron en las décadas pasada.

Recesión Global ¿Se ve la salida del túnel?
Patricio Guzmán, Una vez más numerosos medios de comunicación y economistas difunden la idea que estaríamos cerca de salir de la recesión mundial. Pareciera un ‘cuento del lobo’ cuya llegada se anuncia pero siempre hay que chutar hacia delante. Pero los ‘optimistas’ que anuncian el pronto fin de la recesión global no se ponen de acuerdo si la salida del túnel será para el segundo semestre del año 2009, para dentro de un año o incluso más adelante. EL FMI habla del año 2010. Los principales signos de futura salida de la recesión estarían dados por la economía china, que debido a sus elevados niveles de ahorro habría podido enfrentar la crisis económica, incentivando su demanda interna, e incluso vuelven a ver factible que China alcance un crecimiento anual del 8% este año, que era su meta económica, para garantizar la estabilidad social.

Nuevamente insisten que China actuará como locomotora Esta visión es una reedición de una de las teorías que inicialmente se propusieron para negar que la crisis fuera profunda y de largo plazo; China actuaría como locomotora de vía economía global arrastrando nuevamente al crecimiento a las regiones del globo en crisis. Pero era imposible que China fuera inmune a la crisis global, las exportaciones que han sido el sector más dinámico de su crecimiento económico, se dirigen hacia mercados en los países capitalistas desarrollados que son los más afectados por la recesión mundial. Entre enero y abril las exportaciones chinas se redujeron en un 23%, y de acuerdo con cifras oficiales la economía creció 6.1% el primer trimestre, el menor en diez años. Estas cifras parecen enormes pero representan un crecimiento 4.5% inferior en el mismo periodo en 2008. Además la confiabilidad de las estadísticas del gobierno chino han sido puestas en duda. Otra amenaza que algunos economistas han apuntado para la economía china es la amenaza de deflación. La caída sistemática de precios que ampliaría la caída del crecimiento. Finalmente si la recesión global se prolonga, se afectaría aún más las exportaciones, seguiría aumentando el desempleo y ello inevitablemente repercutiría en la demanda interna.

Otros focos amenazan activarse Mientras tanto en cualquier momento podría reavivarse un nuevo foco de crisis, o surgir alguno inesperado, lo que alejaría el horizonte del fin de la receisón. Uno de los esperados es el colapso de la economía en el este europeo que repercutirá fuertemente en el sector financiero especialmente de Suecia y Europa Central, en donde destaca la banca austriaca que tiene un 60% del PIB anual comprometido en prestamos de dudoso cobro. Un desastre anunciado – pero no el único - es la crisis de la deuda de los países bálticos. En estos estados están comprometidos enormes préstamos de bancos escandinavos; Swedbank, SEB y Nordea, prestaron a Lituania entre los tres alrededor de 50 billones de Euros (Dagens Nyheter, 13 May) Las repúblicas bálticas (Letonia, Estonia y Lituania) se han convertido en un símbolo del colapso económico en el este de Europa. Las cifras son catastróficas. El periódico económico Sueco “Veckan Affärer” afirmó que “Lituana se ha convertido en un infierno capitalista”. El primer trimestre la contracción económica del PIB anualizado fue del 30%. El FMI y funcionarios de la Unión Europea han exigido al gobierno Lituano que reduzca su presupuesto en un 40%. Una medida que llevaría al colapso a un país que ya está al borde del abismo. En diciembre pasado, el FMI, la Unión Europea y Suecia prometieron a Lituania un préstamo de casi 8 billones de Euros, pero mientras el gobierno no presente sus planes para reducir el déficit del presupuesto bajo el 7% del PIB, el FMI y la UE se niegan a transferir los préstamos de emergencia ya prometidos. EL FMI exige que el déficit sea menor al 5% del PIB, el gobierno lituano sostiene que negoció el 7%. Pero incluso si se reduce en un 40% el presupuesto de este año, ello no será suficiente para cumplir las exigencias deL FMI y la UE. Es inevitable que los estados bálticos se vean obligados a devaluar sus monedas. El colapso de las economías de los tres países bálticos, a su vez profundizara la crisis bancaria en Europa Occidental, ya que los deudores de estos países no podrán pagar sus deudas en Euros (en Lituania el 80% de las deudas están en Euros).

Crisis Social En la historia de una crisis de la economía global que ya se prolonga casi dos años la crisis financiera se transformó en recesión económica global, y ahora en una crisis social. Las tasas de desempleo están en alza en todo el globo, los empresarios atacan las condiciones de trabajo presionando los salarios a la baja, intensificando el trabajo, extendiendo las jornadas, en todas partes hay un deterioro de la calidad del trabajo aumentando el empleo precario. En muchos países que cuentan con un colchón de seguridad para el desempleo – que no alcanzó a ser destruido completamente por los reformadores neoliberales - el impacto social recién comienza a notarse. Alemania, antaño la locomotora de la economía europea, entre los países más desarrollados es ahora el país más afectado por la recesión con una caída de su PIB anual del 7%, si la recesión global se prolonga como es de esperar, verá como los trabajadores en expedientes de empleos subsidiados pasarán a engrosar las cifras de desempleo. Incluso si terminara ahora la recesión global – y todos están de acuerdo que sería de esperar una reactivación lenta y con bajas tasas de crecimiento – deberían pasar al menos cuatro o cinco años

para volver a los niveles de empleo previos a la recesión. Además, la crisis alimenticia, que ya estaba presente antes del estallido de la recesión se ha agravado, se calcula que un sexto de la humanidad, mil millones de personas, están pasando literalmente hambre en el planeta. A finales de abril, después de su reunión semestral, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM), señalaron que: "La economía mundial se ha deteriorado notablemente. Los países en desarrollo afrontan consecuencias especialmente graves a medida que la crisis financiera y económica se transforma en una calamidad humana y para el desarrollo". "La crisis ya ha arrastrado a la pobreza extrema a más de 50 millones de personas, sobre todo mujeres y niños". A finales de año la cifra podría elevarse a 90 millones, según un informe previo de ambas instituciones. El FMI prevé una contracción de la economía mundial del 1,3% este año, algo sin precedentes en la historia estadística de la entidad. En abril el FMI pronosticó que la recesión mundial duraría un año más y que la recuperación podría prolongarse hasta tres años y medio más, pero que el impacto sobre las llamadas ‘economías emergentes’ sería aún más largo. Es probable que en realidad esos pronósticos resulten optimistas, ya que en cualquier momento nuevos focos recesivos podrían develarse.

¿Ha tocado fondo la recesión global?

Patricio Guzmán, El diario conservador chileno El Mercurio del martes 5 de mayo se abre con un optimista titular principal: “Desde el 17 de octubre de 2008 que el mayor indicador local no registraba un alza tan significativa: Bolsa chilena se suma a mercados globales y anota su mayor alza en más de seis meses.Cifras ligadas a la construcción en EE.UU. favorecieron a las mayores bolsas. El S&P-500 ya renta positivo en 2009.” El artículo trasunta las mismas noticias felices que anunciarían el fin de la depresión mundial, o al menos la desaceleración de la caída. De acuerdo con cifras del Banco Mundial, en 2007 la economía norteamericana representaba el 25.1% de la economía mundial, medida según el PIB . Es el centro de toda la economía global, y ahora el epicentro de la depresión global. Por lo cual lo que pase en Norteamérica es decisivo respecto a la duración de la crisis global. Mucho nos tememos que no haya todavía motivo para anunciar la salida del túnel recesivo. El presidente de la FED (el Banco Central norteamericano), Ben Bernanke, ha señalado que la economía sólo repuntará a finales de año, pero agregando que la recuperación será gradual, y que además incluso entonces el desempleo se mantendrá alto. En el Senado de EE.UU. Bernake

advirtió de los peligros que siguen amenazando a la economía financiera, y que una posible recaída pondría en cuestión la recuperación. Y esto lo dice un personaje oficial, obligado por su cargo a entregar señales de optimismo en lo posible. La realidad de la banca norteamericana, es que todavía no ha salido de su colapso, a pesar de las sumas millonarias transferidas desde el erario público. The Wall Street Journal publicó que de acuerdo con pruebas de estrés que el Gobierno de EEUU ha practicado en las 19 principales instituciones bancarias para ver que pasaría si la crisis empeora, el Citibank necesitaría otros 10.000 millones de dólares (hasta ahora ya ha recibido 45.000 millones), otros bancos como el Bank of America estarían en una situación similar. Las autoridades señalan que se trata de prevención y que no existe insolvencia, para evitar que estas noticias provoquen pánico.

El PIB de Estados Unidos ha tenido su peor caída en 51 años, contrayéndose la estadística anualizada en 6.1%. El sector de construcción de viviendas sigue desplomándose, la inversión en edificios y equipos se derrumbó, esto ha provocado un aumento espectacular del desempleo, al tiempo que una reducción de inventarios, lo que se repite en todos los sectores. Hay analistas que estiman que esta reducción de inventarios, producto de la caída brutal de la producción y la demanda, es la que augura el relanzamiento, y hacen una lectura optimista. Como en el cuento del lobo nos repiten que la ‘crisis ya toco fondo’, y siempre alargando el momento para la reactivación global ahora se habla de fines del 2009 y comienzos de 2010. A riesgo de ser majaderos, hay que repetir que no existe una crisis Terminal para el capitalismo, si los trabajadores organizados no le ponen fin sobre la base de una alternativa de sociedad basada en la cooperación, la planificación y la propiedad social. Por tanto no debe descartarse a priori la posibilidad de un relanzamiento en el futuro de la economía capitalista. Sin embargo esa recuperación todavía no se ve en el horizonte cercano, los mercados globales han mostrado que no son capaces de autorregularse, especialmente en este tiempo de oligopolios y multinacionales. Lo otro que se ha mostrado en la práctica es que las intervenciones de los estados nacionales frente a una recesión global ha resultado insuficiente para solucionar el colapso de la gran banca y la recesión global. Los paquetes de estímulo de EE.UU. han impedido el colapso total de los bancos y el sistema financiero, pero no han solucionado sus problemas, y en otras industrias como la automotriz parecen claramente insuficientes. La gigantesca inyección de recursos ha impulsado modestamente la demanda, pero tensando las finanzas públicas, y amenazando con un rebrote inflacionario en el futuro. Al mismo tiempo el gasto del gobierno de Estados Unidos se redujo en el primer trimestre en un 3.9%. Además aumenta la presión para equilibrar el déficit de los estados y local reduciendo drásticamente los servicios para la comunidad (Educación, Asistencia Social etc.) y el número de funcionarios públicos. La inversión de las empresas se redujo en 38% el primer trimestre de 2009, tratando de ahorrar gastos, una cifra enorme. Como dato positivo los economistas apuntan que la construcción de viviendas habría dejado de reducirse a finales de marzo, y podría ser que por primera vez pasara a contribuir positivamente. En conjunto, sin embargo, los datos apuntan a un prolongamiento de la recesión, que podría agravarse en el futuro, cosa que las autoridades económicas han reconocido implícitamente con su estudio de ‘pruebas de estrés’ para los bancos si la crisis empeora.

Economía: Lo peor está por venir

Patricio Guzmán, 23 de abril de 2009. 1. Sector financiero europeo, lo peor está por venir. El Financial Times de Londres, bajo el titular “Enfrentando el abismo”, informó en su edición de hoy de las estimaciones actualizadas del Fondo Monetario Internacional sobre las pérdidas del sector financiero. “La nueva cifra de perdidas es de $4.050 billones de dólares, globalmente, lo que no es una sorpresa, sin embargo resulta estremecedor. Durante más de un año las estimaciones de pérdidas del FMI han aumentado en cada actualización. De acuerdo con este diario económico: “Otra importante lección del informe del FMI es que la recesión en la economía real está compuesta de perdidas que se originan en las finanzas: prestamos convencionales, no ‘securities’[1] exóticos, son responsables de la mitad de los resultados negativos. Las instituciones europeas, menos expuestas que los ‘securities’ que derrumbaron a los bancos norteamericanos, enfrentan las pérdidas más grandes. El FMI espera que las instituciones financieras de los EEUU declaren perdidas por $550 billones de dólares en 2009-2010, sobre los $501 billones de dólares que ya han declarado. Las instituciones en la zona del Euro y en Gran Bretaña van a perder alrededor de $750 y $200 billones de dólares respectivamente. Para Europa lo peor está por venir. Especialmente preocupante son las grandes necesidades de financiamiento externo de los países del Este de Europa, y la exposición de los bancos de Europa occidental a estos países. El FMI ha advertido a los gobiernos de la región de posibles contagios de crisis de balanza de pagos.”[2] 2. Chile - Desempleo en alza A pesar de los esfuerzos para dar noticias optimistas, el país está en recesión, y los organismos oficiales han seguido proyectando a la baja las previsiones de crecimiento anual, que ahora sitúan entre un 1% y un -1%. Lo más grave sin duda es la persistente alza de la cesantía. Hoy día la prensa informó los resultados de la Encuesta de Ocupación y Desocupación elaborada por la Universidad de Chile, de acuerdo con ella el desempleo en Santiago alcanzó un 12,8 por ciento en marzo, lo que significa un alza de 4 puntos porcentuales frente al mismo mes del año pasado.

3. Quellón Un ejemplo de los golpes de la recesión global en Chile es Quellón.. La ciudad de Quellón enfrenta una situación económica y social catastrófica. Según su alcalde, el desempleo llega al 60% de los trabajadores. Esta situación tiene su explicación en los despidos masivos y cierre de los cultivos de empresas salmoneras, y en el colapso de la pesca. El colapso de Quellón, el principal puerto de Chiloé, con 21.800 habitantes, y cuya economía estaba basada en el cultivo del salmón y la pesca, concentra diversos aspectos de la recesión, y de los límites del sistema capitalista – en su carrera desbocada a la búsqueda de la maximización del lucro a corto plazo - la sobreexplotación de la naturaleza, la incapacidad de autorregulación del mercado y la falta de regulación del estatal. El virus ISA La excesiva concentración y el monocultivo de salmones favoreció la aparición y propagación de enfermedades entre estos animales. Ha esto hay que agregar el uso desmedido de antibióticos para tratar todas las enfermedades bacterianas. La consecuencia de esta práctica irresponsable fue el desarrollado de patógenos resistentes y debilitamiento inmunológico de los animales. Esta es la causa de la proliferación del virus ISA que infecto las plantas de acuicultura. Organizaciones especialistas en ecosistemas marinos, como Ecoceanos venían advirtiendo de las consecuencias de las prácticas erróneas de la industria desde hace una década, sin ser escuchados por las autoridades, ni por las empresas, en su mayoría multinacionales, del sector. Mala regulación de la autoridad, la ausencia de fiscalización, proyectos faraónicos… Como reconoció el gran empresario salmonero Victor Hugo Puchi, la autoregulación no funcionó: En entrevista a El Llanquihue, Puchi dijo además que “para que la nueva regulación sea eficaz y eficiente, tiene que haber un organismo del Estado con recursos, con capacidad de controlar y con capacidad de castigar a las empresas que no actuemos bien”.[3] Como efecto del virus ISA, las exportaciones del salmón atlántico este año –principal especie cultivada en Chile – caerán entre un 40% y 50% respecto de 2008.[4]

Siguiendo la línea escandalosa de socialización de las pérdidas, mientras las ganancias se mantienen privadas, el gobierno acudió en ayuda de las empresas privadas, multinacionales y nacionales que operan en el sur del país con un aporte financiero de 450 millones de dólares. Sin embargo esta gigantesca transferencia de recursos públicos no pareció suficiente a los bancos, que tienen importantes colocaciones, ahora en un sector en riesgo. Pero sin políticas de reprogramación de deudas, para permitir a las salmoneras enfrentar la reducción de los ingresos, las inversiones y sobretodo reconversiones urgentes (puesto que la industria salmonera actual no es sustentable), no se ve salida para el sector.[5] La pesca, que es otra fuente tradicional de trabajo, está paralizada por la marea roja. La aparición de las microalgas tóxicas impide la explotación de mariscos y pescados. Por cierto, hay investigaciones que apuntan a que la proliferación de las mareas rojas, también está relacionada con la salmonicultura, y el aumento de fosfatos que provoca la crianza de estos animales. Si a ello añadimos la explotación irracional y destructiva de la pesca de arrastre de las flotas industriales, tenemos un cuadro que explica como en paralelo con el hundimiento de la industria del salmón tenemos la imposibilidad de una rápida reconversión al menos de una masa de los despedidos hacia la pesca artesanal. Hace algunos meses el representante de las empresas salmoneras amenazó a la décima región con el retorno a la ‘edad de piedra’ si la industria, duramente cuestionada por la altísima tasa de accidentabilidad (63 trabajadores han muerto en faenas desde el año 2005, el 15 de abril de 2009 el último de ellos), las malas condiciones laborales, los bajos salarios y las prácticas antisindicales, abandonaba la región. Ahora la industria está cerrando sus plantas, no por presiones sindicales, si no en gran medida como resultado de sus propias prácticas medioambientales irresponsables y no sustentables. La naturaleza tiene límites ante la explotación depredadora de sus recursos, y ahora está pasando la cuenta.

[1] Acciones de bolsa y títulos de deuda [2] Extractado de Financial Times, 23 de abril 2009. [3] El Llanquihue, 21 marzo 2009. [4] Alejandro Ferreiro. Salmones en reestructuración. http://www.poder360.com/article_detail.php?id_article=1339 [5] ídem

Recesión Económica: Triquiñuelas y medias verdades Patricio Guzmán
Mecanismos ‘originales’ para hacer frente a la crisis económica global Basado en la idea que las expectativas serían un factor central en el comportamiento de inversores y de consumidores, los principales medios de comunicación que son propiedad y están al servicio de las grandes empresas, se esfuerzan en presentar noticias optimistas de la recesión global en la que estamos inmersos.

Podríamos decir que las verdades a medias, cuando no directamente los embustes, se han incorporado al arsenal de medidas ‘no tradicionales’ para combatir el colapso económico.

Si un experto opina que ‘hasta el segundo semestre de 2010 no hay posibilidad de recuperación económica global’, el medio que recoge la noticia titulará: “Recuperación económica se iniciará el 2010”. Cuando por la contracción de sus exportaciones China contrae sus importaciones cupríferas desde Chile, un medio local titula; “EE.UU. ha pasado a ser el primer socio comercial de Chile”.

Trucos Los bancos norteamericanos fueron autorizados a valorar sus activos según sus propios criterios. Los expertos calculan que esto será responsable de hasta un 20% de sus ganancias en los próximos años. La simple revalorización contable de activos a precios que no guardan relación con el mercado, les permitió mostrar mejores resultados. A partir del 10 de marzo los precios de sus acciones mejoraron sostenidamente durante cuatro semanas. Los resultados de estas triquiñuela también le sirven a los fondos mutuos para volver a tener ‘buenos resultados’, y a los medios para encontrar señales de ‘reactivación’ o al menos de ‘desaceleración de la recesión’.

En España los bancos han adquirido las viviendas de las empresas inmobiliarias que ahora no pueden vender, y como consecuencia no pueden pagar los créditos bancarios. De esta manera lo que era un pasivo incobrable, aparece en el balance como un activo, dando una impresión de solvencia que no se condice con la realidad. Esta claro que el sistema capitalista no puede vivir en recesión permanente, y si los trabajadores y sus organizaciones no son capaces de encabezar con una alternativa su derrocamiento, en algún momento la recesión debe terminar, y algún crecimiento, incluso si es débil y corto en el tiempo, debería comenzar. Sin embargo, hay que tomar con mucho cuidado las informaciones que apuntan a signos de reactivación, debido a la sistemática desinformación con que se intenta guardar la basura debajo de la alfombra.

En los países desarrollados la banca española, especialmente el Banco Santander, aparece como el gran ganador hasta ahora de esta crisis, sin embargo el Banco Santander se ha visto envuelto

en perdidas cuantiosas como el escándalo Madoff, o el ‘corralito’ del Banif Inmobiliario. Hay señales que el sistema financiero no es tan solvente como alega: La Caja Castilla La Mancha intervenida por el Banco Central El domingo 29 de marzo, tras un Consejo Extraordinario de ministros, el Banco Central de España tomo el control de la Caja Castilla La Mancha, con graves problemas de liquidez, trasformándose así en la primera institución financiera española que debe ser salvada. El diario El Mundo, informó que: “La caja manchega financió las inversiones millonarias de un reducido grupo de empresarios. Muchos de sus proyectos están hoy en la ruina, disparando al 15% la morosidad de la entidad”. El gobierno español autorizó un aval del tesoro de 9.000 millones de euros para la operación.

Aumento del desempleo y precarización del empleo Como ya dijimos, miles de millones de dólares de créditos malos siguen ocultos en los libros de contabilidad de los bancos. Cuando sobre la base de las noticias de supuestos síntomas reactivadotes en EE.UU. los mercados bursátiles vivieron jornadas positivas, durante cuatro semanas, a partir del 10 de marzo, los trabajadores perdían masivamente sus empleos en el mismo periodo. El 3 de abril el Departamento del Trabajo anunció que 663.000 trabajadores habían perdido sus empleos en el mes de marzo, ello no fue obstáculo para que en el mercado de valores, el índice Dow Jones subiera unos 49 puntos, la cima en el aumento de las cuatro semanas. Fue cuando hubo reportes de disminución de las ganancias de las grandes corporaciones que el mercado comenzó a caer nuevamente. Por si a alguien le cabe dudas los criterios de reactivación para los inversores capitalistas de Wall Street y para los trabajadores no son los mismos.

Ni mercados autorregulados ni instrumentos anticíclicos eficaces La progresión de la recesión global, ha desmentido dos ideas propaladas por los economistas y medios de comunicación al servicio del capitalismo, casi hasta convertirlas en parte del ‘sentido común’. La primera que los mercados se ‘autorregulan’, pero también que los técnicos en los bancos centrales, y otras instituciones, cuentan con instrumentos ‘anticíclicos’ para impedir que las crisis se salgan de control.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) presentó en París un informe que indica que el 60% de la población activa mundial trabaja sin contrato de trabajo ni prestaciones sociales, y prevé que para 2020 el ‘trabajo negro’ abarcará al 66% de la población. El vinculo entre empleo precario, sin contrato, y la pobreza están claramente establecidos. Las regiones ‘subdesarrolladas’ o ‘emergentes’ de América Latina, Africa y Asia, concentran el grueso de la población laboral en ‘negro’ y la mayor cantidad de pobres. Aunque la recesión ha provocado un súbito aumento en los países altamente desarrollados.

Como la recesión actual ha tenido como punto de arranque las especulaciones financieras inmobiliarias, y los productos derivados, en los países más desarrollados. Los países subdesarrollados, que no tenían una alta concentración de este tipo de inversiones, a lo que muchos podían sumar un periodo previo de superávit fiscal como consecuencia de altos precios de las materias primas, inicialmente estos países fueron menos afectados. La recesión les comenzó a

golpear cuando los principales mercados de compra de sus exportaciones se contrajeron, y las consecuencias irán en aumento.

Crisis alimenticias No hay que olvidar que además de la recesión económica global, hay otro problema grave no resuelto, que tiene relación con los límites del actual sistema económico en su explotación irracional de la naturaleza, - deforestación masiva del planeta, destrucción de ecosistemas marinos por la pesca de arrastre, aumento de las sequías y otras catástrofes ‘naturales’, desvió de la producción de alimentos por producción de bio combustibles… - , que está en la base de situaciones de crisis alimenticias. Mil millones de personas, un sexto de la humanidad, está en extrema pobreza, pasando literalmente hambre, actualmente.

Economía: La recesión más profunda de la post guerra no ha sido superada
Patricio Guzmán “Las cifras entregadas por el Departamento de Comercio Americano (America’s Commerce Department) el viernes 31 de julio confirmaron lo que la mayoría habían esperado: La economía norteamericana sufrió otro trimestre de caida del producto en los tres meses que terminaron al final de junio. La mayor economía del mundo se contrajo a una tasa anual del 1% en el segundo trimestre. Al menos hasta el 30 de junio, la economía americana seguía contrayéndose, así la recesión más profunda de la post guerra no había sido superada. Pero las noticias fueron saludadas con algo que se aproxima al alivio. El deterioro fue menor al que muchos economistas habían predecido, y mucho menos que la dramática contracción de la tasa de 6.4% anual para el trimestre previo.” ‘America's recession, The beginning of the end’ The Economist, 31 de julio 2009.

Fuerte aumento del precio internacional del cobre

El precio del cobre en los mercados internacionales experimentó un importante salto en las últimas semanas, confirmando una tendencia que ya acumula un alza del 98.14 en lo que va del año 2009. Otro tanto ocurre con otros minerales. Para la economía de Chile que no ha conseguido, diversificar sus exportaciones como para dejar de depender de las exportaciones de cobre, se trata de un dato relevante, lo mismo puede decirse de Perú donde la explotación y la inversión minera juega un papel creciente. El metal rojo “en la jornada del viernes recién pasado, terminó la sesión en el valor máximo desde el 3 de octubre de 2008, de US$2,6 la libra. Y es en este contexto que Cochilco elevó

su proyección de precio promedio del cobre para este año a US$1,95 y a US$2,1 para 2010.” A comienzos de año las perspectivas de la industria aparecían muy sombrías, se esperaba que el precio no creciera, después de su caída como consecuencia de la crisis económica global. Los nuevos proyectos se paralizaron, y algunas minas debieron reducir su producción o dejar de producir, sin embargo desde entonces la situación se ha revertido, proyectos en cartera se han reactivado, y de acuerdo con el gobierno 7.000 trabajadores de la minería que habían sido despedidos han sido recontratados.

¿Cómo se explica este importante “rebote” del precio internacional del cobre?

En medio de la recesión global, los comentaristas ‘optimistas’, que piensan que está recesión es un episodio grave pero básicamente similar a las anteriores de la época de la globalización, ven en el alza del cobre una señal de recuperación de la economía mundial, como efectivamente ha sido en el pasado. Creemos que hay que ser bastante más cautos, antes de echar a volar, una vez más, campanas anunciando el ‘comienzo del fin de la crisis’, para usar las palabras de Barack Obama. No está demás recordar el carácter ‘anárquico’ de la economía capitalista, de hecho, en relación con esto, los principales especialistas mundiales – a pesar de largos esfuerzos - aún no han conseguido desarrollar un modelo que explique con un acercamiento razonable las fluctuaciones del precio del cobre. Son varias las explicaciones que se combinan para el actual ‘rebote’ del precio del metal son el crecimiento, la inflación china, la necesidad del Banco Central chino para diversificar su exposición exterior desde la concentración en el dólar, y la abundancia de capitales no productivos, que no fueron ‘fundidos’ por la crisis, pero que al desaparecer los grandes negocios especulativos de futuros financieros, buscan nichos para invertir y recuperar rentabilidad. Para contener la caída del crecimiento el banco central de China, ha préstamo sumas enormes en los últimos meses. Pero como las empresas y capitalistas del país asiático no escapan a la tendencia global de invertir una proporción creciente de dinero disponible en negocios especulativos, ello ha alimentado el crecimiento del PIB, pero también la compra especulativa de ‘commodities’ (materias primas y productos agrícolas), valores de bolsa y propiedades inmobiliarias. La compra de recursos naturales parece una buena alternativa para reducir la cada vez más riesgosa y menos lucrativa acumulación de deuda en dólares.

Alerta por pérdida de valor de la moneda

Como consecuencia de los gigantescos paquetes de rescate y reactivación fiscal, las principales naciones están acumulando tremendos déficit de su balanza fiscal. De acuerdo con el presidente Obama, el déficit presupuestario de los EE.UU llega a los US$ 1,3 billones, “Para 2010, la OCDE prevé que [los déficit] alcanzaran el 7% del PBI en la zona Euro y el 12% en los EEUU. Al mismo tiempo, la destrucción de empleos hará aumentar la tasa de desempleo. Siempre según la OCDE, se pasará entre el 2008 y el 2010 de un 7,5 a un 11,7% en la zona Euro y de un 5,8% a un 19,3% en los EEUU.” En China también, el incremento explosivo del crédito (a una tasa de 28.5% en junio), plantea el peligro de una fuerte inflación, lo que han advertido incluso economistas del gobierno. Una de las consecuencias es que los inversores chinos intentan reducir su propia exposición al Yuan, lo que de nuevo nos lleva a una explicación del alza de precios que comentamos antes, en principio es mejor tener materias primas que se pueden usar o vender en el futuro que dólares o yuanes en proceso de depreciación. Apenas una semana después que China diera a conocer cifras de crecimiento muy buenas para la época recesiva en que estamos, se puso en dudas la calidad de este crecimiento. De acuerdo con las estadísticas, el PIB de su economía creció un 7.9% en el segundo trimestre, eso después de un crecimiento del 6.1% en el primer trimestre, que fue el más bajo en muchos años. El primer ministro Wen Jiabao advirtió que la economía global no ha llegado a su punto más bajo, y que la recuperación de China sigue siendo inestable. Es importante tener siempre en consideración que el modelo de crecimiento capitalista en China – basado en mano de obra muy barata - tiene un peso excesivo de las importaciones, que en 2007 dieron cuenta de aproximadamente el 43% del PIB, y de las inversiones que el mismo año representó 42.7% del PIB. La otra cara de la moneda es el lugar decreciente del gasto de consumo privado y público (49,6% del PBI en 2007). Por lo tanto es un país expuesto a riesgos de sobre acumulación y al mismo tiempo de subconsumo. Y con crecientes y potencialmente explosivas diferencias sociales. La caída de las exportaciones, la creciente dependencia energética y las crecientes tensiones sociales resultantes significan que este modelo de crecimiento no puede sostenerse indefinidamente. Sin recuperación de sus exportaciones lo que a su vez implica el relanzamiento del crecimiento en los países capitalistas desarrollados, no es posible un crecimiento estable de la economía de la mayor nación asiática. "El gobierno planeaba introducir 1.8 trillones de yuanes ($320 billones de dólares) en 2009 - 2010, con el objetivo de suscitar más inversiones del sector privado a una tasa de 1:4. Pero esto no está funcionando bien.

Desde enero a junio, el crecimiento de la inversión privada fue un 1 por ciento más baja que en el mismo periodo del último año, la inversión extranjera cayó 20.3%, y el crecimiento estatal aumentó 22 por ciento." (Yin Zhongqing, vice-director del Comité de finanzas y economía del Congreso Nacional del Pueblo)

La difícil la salida de la recesión global

En el mundo no se puede relanzar el crecimiento de manera sostenible y salir de la recesión, sin que lo hagan los Estados Unidos, pero para ello hay varias dificultades. Durante años la principal economía del mundo, la norteamericana, mostró dos paradojas: 1) Al igual que en el resto del mundo, el crecimiento y la globalización fueron de la mano con la caída de la participación de los asalariados y concentración creciente de la riqueza. Sin embargo al mismo tiempo el consumo de los hogares aumentó de manera sostenida convirtiéndose en la principal fuerza impulsora del crecimiento. Lo que explicaba el funcionamiento de esta primera paradoja era el endeudamiento creciente de la población, que le permitía sostener el consumo, a la vez que alimentaba la lucrativa burbuja financiera. 2) En pocos años los EE.UU. pasaron de ser el principal acreedor mundial a ser el principal deudor mundial. El desbalance de sus balanzas comerciales y fiscales – los famosos déficit gemelos -, no dejaron de crecer. Mientras China en particular tenía excedentes de comercio exterior sostenidos. Hasta el estallido de la burbuja financiera, los problemas se solucionaron gracias a la inversión de China en deuda norteamericana, y al doble papel de la moneda estadounidense como moneda nacional y mundial, lo que permite a los EE.UU. exportar una parte de la inflación al resto del mundo. Ahora esos mecanismos están en cuestión, las inversiones en deuda son más riesgosas y por tanto menos lucrativas, y además el aumento explosivo del déficit fiscal, asegura que se acelerará la perdida de valor del dólar, por lo que el resto de los países necesita disminuir su exposición a esta moneda en su comercio y su ahorro. El sobre consumo de los hogares norteamericanos se está frenando rápidamente. El 26 de junio de dieron a conocer los NIPA (Commerce Department's National Income and Product Accounts) de mayo que mostraron que el ahorro de los norteamericanos absorbe ahora el 6.9% de sus ingresos. Dos años atrás las compras a crédito de la gente significaba que el ahorro estaba en cero, y si a eso sumamos el financiamiento via deuda exterior del déficit fiscal de pagos, entonces resultaba un ahorro nacional estaba de menos 2%. No estamos ahora ante un buen y saludable ‘ahorro’, no es dinero guardado en los bancos para emergencias o compras futuras. Lo que muestra la estadística es que ahora con las restricciones del crédito, el 6.9% del ingreso se destina a pagar deudas. Esos pagos a los bancos, pueden ayudar a mejorar la mala situación de muchas empresas de la industria

financiera, pero es dinero que no está disponible para adquirir bienes y servicios. En otras palabras este supuesto ‘ahorro’ agrava la Gran Recesión.

Las familias consiguen mantenerse a salvo de las amenazas de bancarrota consumiendo sus ahorros y reduciendo su consumo. No se trata de hablar de quiebra en un sentido figurativo, dos tercios de las viviendas de los norteamericanos son de su propiedad, pero de acuerdo con los economistas que se especializan en estos temas cerca de una cuarta parte de los hogares norteamericanos se hallan ahora en situación de quiebra técnica, en la medida en que los precios de mercado de los activos inmobiliarios caen por debajo de las hipotecas asociadas a esos activos. Lo que por otro lado agrega un factor adicional de incertidumbre en la industria financiera, algunos bancos podrían verse nuevamente ante una situación de morosidad e impagos que les arrastre al colapso como ya sucedió.

Nueva amenaza

Una nueva amenaza se está sumando por el lado del gasto fiscal, el enorme déficit federal existente, presiona para recortar el déficit de los estados que no hay como financiar, y en general en la dirección del recorte de gastos sociales como pensiones, salud, ayuda a los pobres etc. Un ejemplo es lo que sucedió en California, el más poblado estado de los EE.UU. donde el déficit subió hasta 21.3 billones de dólares, y para reducirlo el gobierno estatal con el respaldo de demócratas y republicanos en el congreso del estado adoptó medidas como disminuir el año escolar en una semana y media, disminuir decenas de miles de puestos de trabajo en educación, eliminar el seguro de salud a cerca de 250.000 niños necesitados, despedir 1.700 bomberos del estado, retirar 2 billones de dólares de los gobiernos locales, lo que a su vez se va a traducir en disminución de policías y nuevos recortes sociales. La falta de fondos también puede significar la liberación anticipada de 38.000 reclusos (la mitad de ellos inmigrantes indocumentados) y la venta de la famosa prisión de San Quintín. La economía californiana ya muy afectada por el desempleo y la incautación de viviendas, resultará más dañada, Roger Noll, un catedrático en la Universidad de Standford señaló que “Esto significará que la profundidad y la duración de la recesión en California será más grande de lo que hubiera sido en otro caso.”

Referencias:

1.- Cochilco, la corporación chilena del cobre. 2.- Estrategia, Lunes, 03 de Agosto de 2009.

http://www.estrategia.cl/detalle_noticia.php?cod=21997 3.-El Aromo (Argentina) n°49, 2009. Entrevista a Michel Husson. 4.- El Aromo (Argentina) n°49, 2009. Entrevista a Michel Husson. 5.- The Australian, 28 de Junio 2009-08-03. Beijing's official line on recovery queried http://www.theaustralian.news.com.au/business/story/0,28124,25843878-5018063,00.html 6.- CIENCIAS SOCIALES HOY – Weblog ‘Crisis económica: llega la deflación por sobreendeudamiento…’ Michael Hudson 7.- CNN Money.com Schwarzenegger to discuss drastic California cuts

Las perspectivas de la economía global.
Patricio Guzmán Socialismo Revolucionario, CIT en Chile.

Un nuevo ciclo. La recesión actual, calificada como la Gran Recesión, ‘la más grave desde la depresión de los años 30’. Todavía no sabemos cuanto durará, hay comentaristas que creen que puede terminar siendo más seria que la ‘Gran Depresión’ que comenzó en 1929. Algunas de sus características ya permiten calificarla como una crisis económica única en su gravedad; ha afectado en primer lugar a los países más desarrollados, comenzó en la mayoría de ellos por el sector financiero (el corazón del capitalismo globalizado), se han necesitado gigantescos traspasos de fondos públicos y la intervención del estado para evitar el colapso pero aún así no se evitó que la crisis terminara dando lugar a una recesión global, el contagio desde EE.UU. se extendió por todo el planeta con una rapidez nunca vista a partir de los instrumentos financieros derivados (que supuestamente difuminarían el riesgo) la duración hasta ahora cercana a los dos años desde el estallido de la burbuja de las hipotecas ‘sub prime’ en EE.UU. ha sido inusualmente larga.

Tras la Segunda Guerra Mundial siguió un largo periodo de gran crecimiento de la economía mundial que se interrumpió con la recesión de los años 70, el estancamiento económico de esos años fue acompañado de inflación, un fenómeno nuevo conocido como ‘estanflación’. La respuesta de las empresas y los gobiernos a esta recesión introdujo modificaciones importantes en el modelo de acumulación capitalista de la economía que tuvieron impacto en el planeta. No se puede entender la situación actual, sin una mirada a esas transformaciones.

Al buscar a los culpables de la recesión mundial actual, se ha insistido sobre la responsabilidad del sistema financiero irresponsable y ávido de ganancia, los nuevos instrumentos financieros derivados y de futuro incomprensibles para el grueso de los inversores, y el desarrollo del mercado global, todo ello favorecido en los manejos especulativos por la falta de regulación y control. Pero

ello da cuenta solamente de una parte de los fenómenos, a ello hay que agregar el fracaso del sistema financiero internacional, establecido por las grandes potencias capitalistas después de la Segunda Guerra Mundial, sobre la base del dólar fuerte, imposible de sostener con el creciente déficit fiscal y comercial norteamericano, y la caída de la tasa de inversión en capital fijo desde los años 60, para ser desplazada por la inversión en los mercados especulativos cada vez más grandes, con retornos imposibles de obtener en la producción real de bienes y servicios. Con el desarrollo de nuevos productos y tecnologías el sistema financiero pasó a ocupar un lugar nunca antes visto en la economía, se extendió más allá de la banca tradicional, y las grandes cadenas detallistas desde supermercados hasta tiendas de departamentos pasaron a basar sus modelos de negocio en actividades financieras. Avanzó la bancarización de los consumidores y se introdujeron ampliamente las tarjetas de crédito tanto bancarias como comerciales, lo que dinamizó el consumo abriendo expectativas desconocidas anteriormente para los asalariados, a la vez que universalizó el alto endeudamiento, y se transformó en una traba adicional para la acción reivindicativativa colectiva, sobretodo de la huelga. A pesar del descenso en la tasa de inversión en capital fijo, que mencionamos antes, una masiva introducción de innovaciones tecnológicas se extendió por el mundo a partir de la década de los años 70, basada en la microelectrónica y las tecnologías de información y comunicación que se incorporaron a la producción, este desarrollo dio paso a un modelo de producción de la era digital más ágil, con la masificación de los computadores, de la automatización, de métodos gerenciales muy sofisticados, y finalmente con la ubicua presencia de la Internet, que desplazó a los paradigmas anteriores de la empresa ‘Fordista’ y ‘Taylorista’, propias de la época de predominio de la industria electromecánica. Una de sus consecuencias ha sido una modificación muy importante de la fuerza laboral, tanto en su ubicación geográfica como en su calificación, porque el nuevo modelo permitió la deslocalización de grandes sectores de las industrias intensivas en mano de obra hacia países o regiones con remuneraciones muy reducidas, baja sindicalización y férreo control político. La externalización de procesos y la subcontratación se transformaron en fenómenos habituales. Conocimientos de computación y de la lengua inglesa han comenzado a ser considerados parte del bagaje básico del trabajador (la nueva alfabetización digital), a la vez que los nuevos procesos exigen trabajadores con capacidad de tomar muchas más decisiones que antaño, lo que se ha dado en llamar ‘empoderamiento’. Se ha extendido la tercerización de la economía, y el trabajo precario, sin respaldo de contrato laboral indefinido y con garantías en caso de despido. Incluso el trabajo a domicilio a reaparecido con fuerza en todos los segmentos socio-económicos de la clase trabajadora. Esas fueron décadas de gran crecimiento, que aunque fueron salpicadas por cortos episodios recesivos, solo fueron interrumpidos seriamente por la recesión mundial de los años 70. El relanzamiento del crecimiento capitalista después de la recesión internacional de los años 70, además también en gran medida estuvo basado en la reconquista para el mercado capitalista y su lógica de la maximización del lucro privado, de los sectores asumidos por el estado con una lógica

distinta a la del mercado, la de los derechos fundamentales garantizados en ámbitos tan diversos como Seguridad Social con sus sistemas de pensiones y de salud solidarios, y seguros de desempleo, Educación pública, y Vivienda Social.

A lo que hay que agregar la restauración capitalista en la mayoría de los países del mal llamado ‘socialismo real’ de matriz estalinista. Todo lo anterior relacionado directa o indirectamente con la reducción de los costos salariales, (tanto directos e indirectos, presentes y diferidos) y la paralela reducción de la importancia de los sindicatos, y de los partidos políticos vinculadas con el mundo obrero y popular, muchos de los cuales sencillamente desaparecieron, o se convirtieron en formaciones vinculadas con las clases dominantes y la gestión gubernamental a favor de los intereses de las grandes empresas. De esta manera los capitalistas pudieron reducir los costos laborales, y pusieron fin a muchas de las conquistas sociales y concesiones que se vieron obligados a hacer a la clase trabajadora tras el fin de la Primera Guerra Mundial, y sobretodo después del término de la Segunda Guerra Mundial y la emergencia dela Guerra Fría. Así mientras el primer periodo de crecimiento continuado que fue desde el final de la Segunda Guerra Mundial hasta la Recesión Mundial de la década de los 70 estuvo acompañado de importantes mejoras en los salarios, de la seguridad social, y de las condiciones de vida de la población trabajadora y sus familias. Hubo incluso, sectores minoritarios pero importantes y altamente sindicalizados de la clase trabajadora que consiguieron remuneraciones que llegaron a desplazar a los pequeños rentistas (poseedores de pequeñas cantidades de títulos y acciones) en la posición que ocupaban en la distribución de la riqueza de la sociedad, lo que está bien documentado en estudios sobre la distribución de la renta en sociedades desarrolladas. El segundo periodo de crecimiento, que siguió a la recesión de los años 70, el de la globalización neoliberal, por el contrario ha ido acompañado de la disminución de los costes salariales y la disminución relativa de las remuneraciones y otras conquistas sociales, muchas de las cuales ha dejado de pertenecer legalmente al dominio de los ‘derechos’ (y que por tanto la sociedad debería tratar de satisfacer) al dominio de las ‘libertades’ (que cada individuo es responsable de ejercer) que en la práctica pasan a ser mercancías (como buena educación, salud, vivienda) que se pueden adquirir solamente en la medida que se cuenta con dinero.

Uno de los resultados de estas mutaciones ha sido una aceleración de la concentración de la industria financiera y en general de las empresas capitalistas – con lo que ellas escapan parcialmente del mercado con practicas oligopólicas y monopólicas - que va de la mano con la concentración la riqueza en las sociedades. Un capítulo en el que junto con los capitalistas ‘inmensamente ricos’, destacan los miembros de la alta dirección y gerencia que han visto multiplicar sus ingresos varias decenas de veces, e incluso después de los quiebres de las empresas que gestionaban los hemos visto retirarse con fortunas como premio a su gestión.

Un periodo recesivo y de crecimiento lento. Si estamos en lo cierto lo que nos depara las próximas décadas es un nuevo ciclo caracterizado por recesiones y crecimiento lento. El capitalismo no va a desmoronarse por si mismo, por lo mismo una cierta recuperación económica futura es posible, pero será una recuperación precaria, sin una base sana, que anticipará nuevas crisis y nuevas recesiones. En el periodo reaccionario global que se extendió por el planeta especialmente en la década de los 90, junto con el debilitamiento de los sindicatos, y de la actividad en sus bases, se consolidó un cierto sindicalismo ‘de acompañamiento’ comprometidos con el sistema capitalista y los gobiernos, del cual la CUT de Martínez es un buen representante. Hay que señalar que los sindicatos junto con organizar a los trabajadores para la acción reivindicativa colectiva; para defender el empleo, los salarios, la condiciones y jornadas de trabajo y la condiciones generales de vida, siempre tienen un papel de mediación e interlocución con la patronal y las autoridades. Lo que ha ocurrido en los años 90 es que los sectores del sindicalismo, que solemos denominar ‘amarillos’, se convirtieron en general en las fuerzas que pasaron a controlar las centrales obreras, se autonomizaron de sus asociados, y subrayaron el papel de mediación pero al servicio de la paz laboral y los intereses del capitalismo, asumiendo la lógica de la ganancia empresarial y del mercado. Hay que recordar que la economía es el resultado de la actividad en la producción y la distribución de bienes y servicios de los seres humanos, la clase trabajadora juega un rol fundamental en la sociedad capitalista, por acción o por omisión. Por acción cuando se organiza sobre la base de la conciencia de propósitos comunes, y puede poner en la balanza de poderes el peso del número contra las clases dominantes y aquí sindicatos genuinos juegan un rol fundamental en la manera como se redistribuye la riqueza de la sociedad, por omisión cuando está ausente de la balanza de poder como fuerza organizada. El sindicalismo ‘amarillo’ que hoy es hegemónico en nuestro medio no cumple un papel progresivo, por el contrario sirve para bloquear la acción colectiva, es un estorbo para la obtención de reivindicaciones para los trabajadores y sus familias.

La Gran depresión de los años 30, siguió a un periodo de estabilización y crecimiento del capitalismo en la segunda mitad de los años 20 en trazos generales que varían mucho de país en país, en este sentido hay un paralelo con la recesión actual. Durante la Gran Depresión de los años 30, en muchos países, un relanzamiento tímido del crecimiento económico tras la primera debacle dio paso a un periodo de luchas sindicales y gran actividad política y social de la clase trabajadora. En muchas ocasiones las crisis bruscas e inesperadas, provocan un primer momento de incertidumbre y temor al futuro que pueden actuar como paralizantes de la actividad colectiva, es probable que como sucedió en el pasado, un respiro en la Gran Recesión Global actual, un cierto relanzamiento moderado, ayude a una actividad reivindicativa más generalizada, y abra las puertas a la reconstrucción del sindicalismo genuino. Es un error pensar que la persistencia de la crisis, y el aumento del desempleo, por si solos provoquen la resistencia de los trabajadores. Se necesita también una maduración colectiva, el rechazo de los mitos del sentido común individualista y de mercado entre los líderes naturales de la clase trabajadora. El reforzamiento de

los sindicatos genuinos, la reconquista o refundación de las centrales sindicales, y de los partidos políticos de masas, políticamente al servicio de la clase trabajadora.

La actual recesión ha puesto sobre la agenda no solamente la necesidad de reconstruir partidos de masas de la clase trabajadora, sino también la urgencia de reforzar un sindicalismo genuino al servicio de los trabajadores, sin compromisos con la patronal. Se necesita un sindicalismo capaz de dar respuesta a las mutaciones de la composición de la fuerza laboral, y del nuevo mundo económico en el que actúa el sindicalismo, para reencantar a los trabajadores y cumplir realmente con las tareas y responsabilidades que se espera de los sindicatos, en todos sus niveles.

La recesión global acabará... ¿el próximo semestre? Nuevamente en lo que ya parece un ritual desde el comienzo de la recesión, se han producido anuncios optimistas respecto al relanzamiento económico. Los grandes medios han hablado de la mejora en los indicadores económicos en los EE.UU. – y ello no sería un asunto menor porque la norteamericana por si sola representa cerca del 30% de producto mundial – pero por el momento es una verdad a medias. Hoy la Reserva Federal (el Banco Central en EE.UU.) informó que en junio pasado los indicadores vinculados a la producción mejoraron, porque cayeron menos (un 1.8% negativo en lugar del 2.3% negativo de mayo) y con eso tendríamos el mejor resultado desde octubre de 2008.

Ataques contra las conquistas y las condiciones de vida de los trabajadores. La recesión global ha dado paso a la Crisis Social. En todo el planeta estamos frente a un aumento del desempleo. En muchos países desarrollados la tasa oficial de desocupación ha traspasado la barrera de los dos dígitos, y por supuesto en los países dependientes la situación es peor. Normalmente hay un desfase entre el comienzo de una recesión y el aumento del paro forzoso. Se espera que la cesantía continúe en aumento en los próximos meses. Más allá del aumento de los desempleados, se vislumbra el empeoramiento de las condiciones de los que trabajan. Esto se venía produciendo junto con la concentración de la riqueza como resultado de la globalización capitalista, ahora se acelerará. Hay que recordar por ejemplo que en Chile, ya antes de la crisis, los trabajadores precarios de todo tipo que carecían de contrato laboral sumaban más del 50% de la fuerza laboral. Todas las promesas de superación de la pobreza a comienzos del siglo XXI (el compromiso del milenio), se han venido abajo. A nivel planetario, de acuerdo con datos de la ONU, las personas que viven en la extrema pobreza han aumentado hasta 1.500 millones, lo que supera ampliamente un sexto de la humanidad.

Renovadas amenazas al medio ambiente.

La identidad entre crecimiento y desarrollo, es una de las falacias propias del pensamiento económico convencional, heredero del positivismo que cree en el desarrollo lineal, y ve a la naturaleza como un bien libre apropiable por el ser humano, sin mayores consecuencias. Esta identidad entre crecimiento y desarrollo, no se limita solamente al pensamiento dominante de los países capitalistas, una de las características de los regimenes de matriz estalinista, con su acento en el crecimiento extensivo y la industria pesada, fue el desprecio por las consecuencias medioambientales de planes gigantescos, las consecuencias en la ex URSS, por ejemplo han sido catástrofes como la de Chernobyll, o la parcial desaparición y envenenamiento del Mar de Aral, el mayor lago de agua dulce el mundo. Por supuesto, los seres humanos siempre han afectado el medio natural, pero desde la aparición de la producción industrial, y la multiplicación de la población humana que permitió el capitalismo, el daño ecológico aumento de manera exponencial, no dando lugar a la auto reparación de los sistemas. Los efectos de la civilización capitalista sobre el medio ambiente, han disparado todas las luces de alerta en el periodo de globalización. Ya no son nichos aislados aunque importantes los que están en peligro definitivo, si no el conjunto del planeta que nos cobija, por problemas como la contaminación, la deforestación, la sobreproducción de desechos tóxicos, la dependencia energética de los combustibles fósiles, que se están combinando todos en la aceleración del cambio climático conocido como ‘calentamiento global’, y que podría dar lugar a acontecimientos cataclísmicos.

La recesión no ha significado una mejoría para la situación del medio ambiente. Por el contrario los estados han relajado muchas regulaciones y prohibiciones para permitir el relanzamiento del crecimiento económico. Así zonas del mundo previamente protegidas, al menos en la ley, como mares, el subártico o la selva del Amazonas, son objeto ahora de desregulaciones lo que podría acelerar problemas con consecuencias potencialmente catastróficas como el calentamiento Global.

Como ya hemos señalado, la ideología dominante ha construido una identidad entre crecimiento económico medido por el PIB (que no distingue entre la producción de un millón de dólares por desechos tóxicos, armas de destrucción masivas o mantequilla) y el desarrollo social. Si no quedamos en esta trampa ideológica economicista no podemos proyectar una sociedad socialista y democrática alternativa, que resulte verdaderamente atractivo para los jóvenes, los y las trabajadores, los pobres, los pueblos indígenas y las minorías oprimidas, que como siempre en las crisis resultan el chivo expiatorio sobre los que las clases dominantes y los políticos fascistas intentan desviar la frustración y la ira de los que sufren la recesión. Pero la propia profundidad de la crisis nos permite dirigirnos a una audiencia mucho más receptiva y ganar nuevas capas para las ideas de transformación socialistas de la sociedad.

El estado de la recesión global

Patricio Guzmán .. En la continúa búsqueda de ‘brotes verdes’, es recurrente que los comentadores 'optimistas' esperen que sea China, la que ocupe el lugar de locomotora en la economía mundial y arrastre al mundo al crecimiento económico, pero hay que insistir que ello no es posible, China y el resto de los llamados países emergentes del grupo del BRIC, finalmente dependen que el consumo final de las economías desarrolladas que constituyen sus principales clientes se recuperen. Los Estados Unidos por si solos concentran alrededor de un tercio del producto mundial, y son el consumidor final más importante de las exportaciones de los países subdesarrollados, que como Chile o Perú, sin importar si las exportaciones de materias primas y productos silvoagropecuarios de bajo valor agregado como insumos para la industria y la alimentación de su mano de obra, van a China, finalmente como productos manufacturados necesitan los mercados desarrollados. Y está claro que el consumo no volverá a ser el mismo, hasta varios años después de producida la recuperación económica. Lo mismo vale para el empleo, los expertos han predecido que serían necesarios 5 años de crecimiento económico para que los niveles de desocupación lleguen a las cifras anteriores a la recesión. . La industria financiera en los EE.UU.

En toda crisis hay perdedores y ganadores. No hay duda que los antaño grandes bancos como el Citibank, el Bank of America, que sobrevivieron por el paquete gigantesco de rescate con fondos públicos, pero que aún siguen en grandes problemas, están entre los mayores perdedores. Entre los ganadores se encuentra Goldman Sachs, que informó que sus ganancias en el segundo trimestre superaron en un 33% los resultados del mismo trimestre el año anterior. J.P. Morgan Chase & Co. y Morgan Stanley, que han podido pagar sus ayudas de rescate, son sus competidores más cercanos.

Pero lo cierto es que si bien hay informaciones contradictorias, el sector financiero de la economía norteamericana no ha reestablecido su solidez económica ni la confianza, y sigue con problema en la estructura de sus préstamos. Las noticias dan cuenta de un aumento de la morosidad y los incobrables, preocupante para los bancos en el sector inmobiliario comercial y de oficinas, que podría resultar en un rebrote de la crisis.

The Economist del 9 de julio, bajo el título “Lo brillante y el resto”, menciona los éxitos en recaudar fondos de Capital Riesgo, así por ejemplo Marc Andreessen[1], anunció que él y un socio, Ben Horowitz, ha recaudado $ 300 mil dólares para el inicio de empresas promisorias.

“Este no es el único rayo de luz” prosigue The Economist. “El 9 de julio los últimos resultados de un "índice de confianza" compilado por Mark Cannice de la Universidad de San Francisco demostró que los capitalistas de riesgo están más optimistas por segundo trimestre consecutivo. El comatoso mercado de ofertas públicas iniciales (OPI)[2], una importante vía de salida para los capitalistas osados buscan financiar empresas, también está mostrando algunos signos de vida. De acuerdo a Thomson Reuters y la National Venture Capital Association (NVCA), un grupo de la industria, hay cinco empresas respaldados por las oficinas de propiedad intelectual en el segundo trimestre de 2009, por un valor total de $ 721 mil dólares.”[3]

Sin embargo, es el mismo periódico el que nos pone en guardia, y advierte que “lo peor no ha pasado. La recesión ha dejado maltrechas muchas empresas en sus inicios, lo que obligó a sus patrocinadores a bombear más dinero para mantenerlas a flote. El estado calamitoso del mercado de las OPI y del mercado de fusiones y adquisiciones de empresas significa que los fondos de capital riesgo tendrán que apoyar a las empresas por un tiempo mucho más largo de lo previsto. Esto casi seguramente conducirá a una drástica reestructuración de la industria. El Sr. Andreessen estima que hasta 300 de los 880 fondos más o menos activos existentes podrían desaparecer. Los expertos están siguiendo los "fondos zombie"[4], que mantienen sus actuales inversiones hasta que maduren, pero dejan de crear otras nuevas.”[5] Campaña mediática para restablecer la confianza. . La campaña mundial de los banqueros, y las autoridades económicas, respaldados por los grandes medios de comunicación, para restablecer las confianzas con promesas de pronta recuperación económica hasta ahora chocan con la realidad de una recesión persistente. Toda crisis tiene un componente de expectativas, pero en la base de estas expectativas finalmente hay una percepción a partir de la realidad. Como ha señalado Lynn Walsh, la razón fundamental para la recesión fue la crisis en la producción capitalista, con el desvío conciente de la inversión industrial hacia la inversión financiera especulativa, que empezó en la era de Thatcher y Reagan, para satisfacer la búsqueda desenfrenada del lucro capitalista, con tasas declinantes de ganancia en la industria. En los Estados Unidos la participación en los beneficios de las grandes empresas financieras había aumentado del 16% antes de 1980 a una cima de 41% en los años anteriores a la crisis. Los complicados instrumentos financieros derivados y de futuro que supuestamente debían difuminar el riesgo, resultaron exactamente en su contrario, expandiendo la crisis financiera por todo el planeta, y como no existe un cortafuegos entre la industria financiera y el resto de la economía, la crisis financiera dio paso a la recesión económica global en la que estamos inmersos. Presiones a favor de un nuevo paquete de rescate multimillonario.

Las cifras crecientes de desempleo, la contracción de la demanda, y las criticas de los Republicanos que denuncian el fracaso del plan de estimulo y rescate de $787 billones de dólares, han hecho crecer las voces que reclaman un nuevo paquete de estímulo multimillonario incluso dentro de la administración de Obama El sábado el presidente Obama aprovechó su transmisión de radio semanal para descartar la posibilidad de este segundo estimulo para sacar a la economía de la recesión, pidiendo en cambo paciencia, recordó a los auditores que la recuperación de empleos toma tiempo, y que los resultados que demorarían años y no cuatro meses. A pesar de la potencia económica estadounidense, el déficit fiscal federal de los Estados Unidos y también de los Estados individuales se ha disparado, El déficit fiscal de EEUU se ha disparado. Los gastos se han incrementado fuertemente por la suma enorme invertida por el gobierno para salvar a los bancos, las compañías emblemáticas del automóvil, y paliar la recesión, que se vinieron a sumar a los gastos de las guerras de Irak y Afganistán. Mientras por el lado de la recaudación, los ingresos han disminuido producto de la recesión. . . Déficit fiscal de EE.UU. supera US$ 1 trillón y marca récord “De acuerdo con la prensa especializada, el gasto del gobierno estadounidense para salvar de la bancarrota la industria financiera y otras grandes corporaciones deuna parte y estimular la economía de otra ha impactado fuertemente las cuentas fiscales. En junio de 2009 el déficit presupuestario batió un record mensual.” “En los primeros nueve meses del año fiscal[6] superó US$ 1 trillón[7] de dólares”. “El gobierno norteamericano piensa que para el fin del año fiscal, el 30 de septiembre, el déficit llegará a US$1.84 millones de dólares.”[8]

“El déficit alcanzó US$ 94.300 millones en junio, el primer déficit para ese mes desde 1991, de acuerdo con información recopilada con Bloomberg. Para el año fiscal que comenzó el 1 de octubre, el exceso de gastos sobre ingresos sumó US$ 1,09 trillón, en comparación con una brecha de US$ 285.850 millones en el mismo período del año pasado.“El déficit federal está ahora en un máximo post Segunda Guerra Mundial, y es probable que continúe aumentando en el futuro cercano”, dijo a Reuters la economista jefe de Wells Fargo Securities, John Silvia.” [9] Brecha es seis veces PIB de Chile “La magnitud de las cifras en juego en la crisis de EE.UU. dificulta a veces dimensionarlas. Pero para hacerse una idea, el déficit fiscal de US$ 1,09 trillón (millón de millones) acumulado en los primeros nueve meses del año fiscal, representa casi siete veces el PIB de un país como Chile. La administración de Barack Obama espera que el déficit total del año

fiscal 2009 ascienda a US$ 1,84 trillón, equivalente a una economía como Canadá, que forma parte del Grupo de las Siete (G7) naciones más industrializadas del planeta. Junio es el noveno mes consecutivo en que el gasto fiscal supera los ingresos. El saldo negativo de US$ 94.320 millones marcó un récord para el mes, sin embargo, el mayor déficit mensual se registró en febrero, cuando la brecha llegó a US$ 194 mil millones.”[10] Hay que recordar que el déficit fiscal ya era preexistente y estructural en las finanzas gubernamentales, aunque no había alcanzado esta cifra record, y que la venta de deuda del tesoro especialmente a los chinos en los últimos años, servía como mecanismo que equilibraba el desbalance. Sin embargo ahora junto con el crecimiento de los temores que el déficit impacte en el alza de tasas de interés y en el futuro en un rebrote inflacionario, es el propio dólar el que ha estado perdiendo rápidamente credibilidad como moneda del comercio y la inversión mundial. Al caer las expectativas de retornos seguros futuros, y también al disminuir los ahorros de otros países como consecuencia de la recesión, ha disminuido seriamente la apetencia de otros gobiernos por atesorar reservas en bonos de deuda norteamericanos. La consecuencia es que calladamente es la FED (el banco central de EEUU), que ya tiene la carga de los activos tóxicos bancarios que compró a los bancos en crisis, la que ha tenido que adquirir los bonos del tesoro de EE.UU., es decir mediante el mecanismo de emisión de dólares, para financiar bonos que ya no encuentran compradores. Estados Unidos necesitaba atraer el 80 % del ahorro mundial para financiar sus déficits en el momento en el que la economía mundial estaba en ascenso, pero ahora necesitaría más que todo el ahorro mundial para equilibrarlo. Esta situación hace difícil que el gobierno norteamericano se decida a lanzar un nuevo paquete de rescate millonarios, porque el aumento del déficit fiscal, agravaría esta arista del problema económico, y si lo hace entonces arriesga una la insolvencia.[11]

Notas [1] Marc Andreessen hizo su nombre en la década de 1990 como co-fundador de Netscape Communications, la empresa detrás de uno de los primeros navegadores en la web. [2] La Oferta Pública Inicial es la primera venta de acciones de una empresa privada al público. [3] The Economist, 9 julio de 2009 [4] Se llama ‘fondos zombie’ a los fondos de inversión que continúan administrando sus portafolios de inversiones, pero están cerrados a nuevos emprendimientos. [5] The Economist, “Venture capital in America: The brightest and the rest” Julio 9, 2009. [6] El año fiscal norteamericano, va del 1º de octubre al 30 de septiembre [7] Trillón equivale a un millón de millones

[8] El Diario Financiero, Martes 14 de julio de 2009 [9] El Diario Financiero, Martes 14 de julio de 2009 http://df.cl/portal2/content/df/ediciones/20090714/cont_116994.html [10] El Diario Financiero, Martes 14 de julio de 2009 [11] “La problemática diaria de Washington consiste en cómo pedir prestado en 2009 por lo menos el 500 % del ahorro mundial…”. http://edicion4.com.ar/e4blog/?tag=deficit-de-eusera-de-2000-millones-en-2009

Chile en la recesión económica global
Pareciera que los economistas al servicio del capital se esforzaran en perder la credibilidad que les queda Patricio Guzmán Los acontecimientos recientes, (…) nos dan razones para desconfiar de los economistas y sus previsiones. Las predicciones de consenso sobre el crecimiento para el año 2009 de cada una de las grandes economías se han ajustado a la baja cada mes este año, a veces hasta dos puntos porcentuales de un mes a otro. Con esa inestabilidad, lo mejor que puede decirse de las previsiones es que permiten el seguimiento preciso del presente.[1] (Financial Times)

La recesión global con su destrucción de fuerzas productivas, empresas y puestos de trabajo, ha provocado el creciente descrédito de supuestas verdades en el ámbito de la economía, supuestos tales como que el mercado es el mecanismo más eficaz para la distribución de recursos, que la privatización es el camino más rápido para el crecimiento económico, que crecimiento económico y desarrollo económico y social son básicamente sinónimos, han dejado de ser parte del sentido común incontestable impuesto machaconamente desde la academia y los medios de comunicación de masas. La persistencia de la crisis económica, y la incapacidad de las autoridades y sus especialistas para ponerle fin, ha acabado con otra falsa convicción, la de que los economistas eran capaces de impedir la repetición de recesiones económicas sistémicas. Pareciera que con sus fallidas predicciones sobre supuestos ‘brotes verdes’ y prontas salidas de la recesión global (que siempre tienen que postergar), los economistas convencionales al servicio del capital, se esforzaran para perder la credibilidad que les queda. Eso es justamente lo que ocurre en Chile donde contrariando todos los anuncios del ministro de Hacienda, Andrés Velasco, así como de la mayoría de los ‘opinologos’ de la economía, no hay señales de que Chile este entre los primeros países que se encamine a

salir de la recesión global, ni tampoco que haya tocado fondo la caída de la actividad económica.

Si hay una cosa segura respecto de las predicciones del ministro, y en general del gobierno, es que no se puede creer en sus anuncios. Basta recordar que el año pasado anunciaba con toda seriedad que el país estaba blindado ante la crisis, gracias al ahorro fiscal y al buen manejo de los recursos acumulados. Un artículo de situación económica publicado en el diario de negocios ‘Estrategia’ lo acusa de error de calculo sistemático, señalando; “Basta de ficción y de falsas promesas. Mientras se dan a conocer pésimas cifras de actividad y empleo, se nos quiere convencer de que Chile será uno de los países que más rápidamente saldrá de la crisis. ¿Cómo? Nadie sabe, probablemente tampoco la autoridad económica.”[2] Pero pareciera que como a los ‘opinologos’ de la farándula, o a los meteorólogos, tampoco a las autoridades económicas les causa preocupación equivocarse habitualmente en sus pronósticos.

A medida que pasa el tiempo el impacto de la crisis global del capitalismo se profundiza en el país. La economía chilena lleva siete meses consecutivos de crecimiento negativo de la actividad económica. Según el Banco Central, el índice mensual de actividad económica, IMACEC, de mayo fue negativo en – 4.2%, y no se sabe cuando tocará fondo la caída, aunque hay consenso mayoritario que julio agosto también resultarán negativos. Este IMACEC negativo en mayo señala la peor cifra desde que existe registro. A su vez, el PIB acumulado a la fecha fue de -3,1%; la peor cifra desde 1999 (cuando resultó en -3,4%).[3] Cuando el gobierno lanzó su plan fiscal, se nos aseguró que con él tendríamos un crecimiento del PIB entre 2% y 3% para este año y que protegería el empleo. Ahora se reconoce que este año tendremos recesión (crecimiento económico negativo) y las cifras oficiales de desempleo han llegado a 10.2% y siguen creciendo. En el trimestre de marzo a mayo, se contabilizaron 745.740 desocupados, se perdieron 125.000 puestos de trabajo, y eso que de acuerdo con las autoridades con los planes de empleo se crearon o mantuvieron 120.000. Lo que significa que la desocupación hubiese llegado a 865.740 personas. En el segmento del empleo juvenil, de 15 a 25 años la tasa de desempleo se ha disparado a 30,5%. De acuerdo con el diario Estrategia, el plan de empleo del gobierno está costando US$ 10.000 millones de dólares, este es un año electoral, y el gobierno está tratando de implementar medidas de emergencia, para que la Concertación no pierda el gobierno pero Velasco ya ha anunciado que no habrá nuevos planes. Finalmente algún sector tiene que pagar la cuenta del despilfarro capitalista, lo más probable es que tras las elecciones intenten someter a los trabajadores a un duro ajuste. Las otras cifras económicas de mayo no son mejores. De acuerdo con el Instituto Nacional

de Estadísticas (INE) la semana pasada, la producción industrial cayó 10,5% anual, en tanto que las ventas del rubro industrial disminuyeron un 8,1%. Otro dato es que la venta del comercio minorista retrocedió 1,6% en mayo, mientras las ventas de supermercados aumentaron 6,2%, lo que significa que se profundiza la tendencia a la concentración del comercio al por menor en pocos grupos económicos, que controlan las principales cadenas de supermercados. No hay ninguna razón para suponer que Chile salga de la recesión global, entre los primeros países. Los sectores más dinámicos de la economía del país dependen de las exportaciones de mercaderías con bajo valor agregado (commodities), a los principales mercados de países afectados por la recesión que es global. La recesión global, sobre la que hay consenso que es la peor crisis desde la ‘Gran Depresión’ de los años 30, comienza a ser nombrada como la ‘Gran Recesión’, mientras en todo el planeta aumenta la desocupación y la pobreza. En mayo pasado el director general de la OIT, Juan Somavia, advirtió que "estamos viendo un aumento sin precedentes a nivel mundial del desempleo y del número de trabajadores en riesgo de caer en la pobreza".

“Las proyecciones actualizadas de la OIT sobre pobreza global señalan que 200 millones de trabajadores están en riesgo de pasar a formar parte del segmento de personas que viven con menos de dos dólares al día entre 2007 y 2009. Por otra parte, Somavia enfatizó que la crisis "está golpeando de manera dura a los jóvenes". “Se espera que el número de desempleados jóvenes aumente entre 11.6 millones y 17.7 millones entre 2008 y 2009, con un aumento en la tasa de desempleo en ese sector poblacional de entre entre 14.1 y 15.1 por ciento en 2009 respecto al 12.2 por ciento en 2008”. [4]

[1] The Financial Times, Junio 12, 2009. http://www.ft.com/cms/s/0/ef555792-5776-11de-8c47-00144feabdc0.html?nclick_check=1 [2] Estrategia, Martes, Julio 07, 2009. http://www.estrategia.cl/detalle_cifras.php?cod=2401 [3] Estrategia, Martes, Julio 07, 2009. SEPTIMA http://www.estrategia.cl/detalle_noticia.php?cod=21297

BAJA

CONSECUTIVA.

[4] http://mx.starmedia.com/noticias/sucesos/desempleo_mundial_precedentes_oit_306809. html

Los hechos desmienten los vaticinios de una pronta recuperación económica
Patricio Guzmán, A pesar de las promesas recurrentes de una cercana recuperación y salida de la recesión mundial, los porfiados hechos desmienten tales vaticinios. Lo más probable es que a partir de este segundo semestre de 2009, en el que hemos entrado, las consecuencias sociales de la recesión capitalista se hagan más palpables con el aumento del desempleo y la contracción del poder adquisitivo de la población. En Chile las cifras oficiales, de ordinario bastante maquilladas, reconocen que la desocupación pasó los dos dígitos, y peor aún que se espera que durante los meses de invierno continúe incrementándose. El masivo endeudamiento, que en las décadas pasadas, abrió posibilidades de acceder a mayor consumo a las familias trabajadores y de clase media independiente. De acuerdo con el informe de Estabilidad Financiera del Banco Central, en el primer trimestre de 2009, el débito total de las familias creció 5% real anual, cerca de 5,5 puntos porcentuales menos que el promedio de 2008. Esto se debe a la una menor tasa de expansión tanto de los montos como del número de créditos otorgados, tanto de la banca como de las grandes cadenas de multitiendas. En un Informe de la ONU se examina el estado del planeta en relación con el grado de cumplimiento de los Objetivos del Milenio 2000, por parte de los países comprometidos. En la principal economía del mundo, al tiempo que los grandes medios de comunicación han venido informando sobre supuestos ‘brotes verdes’, el gobierno estadounidense informó que en junio se volvió a acelerar el ritmo de la pérdida de puestos de trabajo, y el índice oficial de desocupación llegó al 9.5 por ciento. De acuerdo con el Departamento del Trabajo, en mayo se perdieron 322.000 empleos, y en junio desaparecieron 467.000, lo que está muy por encima de los 350.000 puestos de trabajo perdidos que esperaban la mayoría de los analistas. En Europa Occidental la tendencia es similar, el paro forzoso no deja de aumentar y ya se sitúa alrededor del 10%. Según Eurostat, la oficina estadística de la Unión Europea, en mayo había 21,462 millones de desempleados (5,111 millones más que un año antes), el número de desocupados en los 16 países de la Eurozona, según la oficina de estadísticas, aumentó en 396.000 personas hasta alcanzar los 14,5 millones, la mayor en 10 años. Los países más afectados son España, con una tasa de paro alrededor del 18%, seguida de Letonia y Lituania con cerca del 17%. En el mundo en general, la situación que ya era muy mala antes del inicio de la crisis global, ahora es calamitosa. Un informe de la ONU reportó que en el mundo más de 1.000 millones de personas viven en la pobreza extrema (aproximadamente la sexta parte de la

población), 11 millones de niños mueren al año por enfermedades que se pueden prevenir, medio millón de mujeres fallecen en el parto, casi 1.000 millones de personas no disponen de vivienda digna, 115 millones de niños están sin escolarizar mientras más de 10.000 especies animales sobreviven amenazadas.

El medioambiente bajo ataque privatizador

Esto último remite al aspecto medioambiental, en general descuidado por las autoridades, que en su frenesí por responder a la recesión, que en cifras se traduce en un crecimiento negativo del PIB, muestran una tendencia a representar las presiones más expoliadores del capital, así se han sucedido en diversas partes del planeta modificaciones a las legislaciones que ponían límites a la depredación en los últimos reductos naturales protegidos, al menos teóricamente. A principios de 2007, el gobierno norteamericano, todavía con Bush como presidente, levantó la moratoria para perforar pozos en la Bahía Bristol en Alaska, también levantó una moratoria que pesaba sobre parte del Golfo de México, y anuncio medidas similares para otras zonas de Alaska. Brasil acaba de aprobar la privatización de 67,4 millones de hectáreas de selva amazónica. La ley, sancionada por el Congreso del gobierno del presidente Lula da Silva, permite regularizar la tenencia de tierras fiscales a los grandes latifundistas que son sus actuales ocupantes ilegales, y que han destruido enormes extensiones de selva para introducir el cultivo de la soja y la cría de ganado. La medida causará una agravación de la deforestación en la Amazonía[1]. En Perú, el gobierno de Alan García, en el contexto del Tratado de Libre Comercio con EE.UU. promovió leyes para privatizar la Amazonía. Estas motivaron masivas protestas de los habitantes indígenas de la región, lo que finalmente dio lugar a la masacre de Bagua. La extensión de as protestas a todo el país tras conocerse la matanza, han obligado al Congreso a derogar la nueva legislación, por lo que la embajada norteamericana ha protestado señalando que sería una violación del TLC. En la misma lógica, la banca privada en Chile está presionando para que se legisle de tal manera que las concesiones marítimas para acuicultura, en la que se cría el salmón atlántico, puedan ser hipotecadas y enajenadas como garantías para nuevos créditos de salvataje a la industria.[2] – una industria ahora al borde de la quiebra por manejo sanitario irresponsable. Son numerosos los científicos que alarmados han alertado sobre consecuencias catastróficas sobre la vida del planeta que significaría destruir las últimos zonas que permiten el reciclaje

del medioambiente. La Amazonía por ejemplo es responsable de la producción del 10% del oxigeno en el planeta, y permite reciclar una parte de los gases invernadero responsables del calentamiento global. Al revés la destrucción de los hielos polares liberaría grandes cantidades de gas metano almacenado bajo hielo, y el aumento de las aguas afectaría las tierras bajas (que concentran una gran parte de la población humana), y cambiaría la salinidad de los océanos. Esto último provocaría cambios en las corrientes marinas, como la corriente del Golfo, arrojando a los países más industrializados del norte en una era glacial, y así se puede seguir enumerando una modificación cataclísmica de nuestro planeta. Es hora de entender que la maximización del lucro privado – motor del capitalismo – ya no puede ser la meta que guíe nuestras sociedades, si no comenzamos pronto un cambio de civilización corremos el riesgo de destruir el planeta que nos acoge como lugar apto para la vida civilizada.

La banca que opera en Chile y la crisis de la industria salmonera

Tras largas negociaciones, a último minuto, se ha anunciado que la principal empresa salmonera, AquaChile, no ha llegado a acuerdo con los principales bancos acreedores, y se ve en la obligación de presentar un convenio judicial preventivo, `para salvarse de la quiebra culposa’. En declaraciones al diario El Mercurio, a Víctor Hugo Puchi, presidente y socio controlador de AquaChile, el empresario sostiene: "Hemos visto a una banca tratando de sacar partido de una industria que está débil" (…) Pasamos del ‘triple A', en jerga financiera, en donde uno aparece como un empresario visionario y de clase mundial, a caer en menos de un año a la sala de tortura en la banca". La banca en Chile, se puede ufanar de su tremendo éxito económico. En medio de la recesión global y nacional, tiene resultados espectaculares, sin embargo no todo es cielo despejado. Recientemente la clasificadora de riesgo clasificadora de riesgo Moody’s rebajo la calificación de varios bancos chilenos, debido a su entorno externo negativo de la economía del país. Uno de los problemas inmediatos que enfrentan los bancos es el de la industria de acuicultura salmonera. Son varios los bancos con una exposición importante a grandes industrias salmoneras al borde de la quiebra. De acuerdo con el diario empresarial Estrategia, la decisión del Banco Bice de ejecutar un pagaré por US$6 millones adeudado por AquaChile hace unos diez días, puso presión al proceso de la mayor salmonera de capitales chilenos, porque el Código de Comercio establece quince días para que un deudor que haya cesado en el pago de una obligación

mercantil solicite su propia quiebra o presente un convenio judicial preventivo. De no hacerlo, corre el riego de que si finalmente es decretada la quiebra, lo sea en términos culposos. Las deudas de toda la industria superan los US$ 1.600 millones de dólares. Los bancos que tienen mayor exposición en el sector son BBVA y BCI. Los bancos han estado presionando al gobierno y al congreso para que se apruebe una nueva ley, a la medida, para refinanciar los pasivos de la industria. La nueva ley implicaría por primera vez la privatización legal de las aguas territoriales chilenas que pasarían al control de compañías, o bancos, en su mayoría de capitales extranjeros.

[1] Brasil y la privatización del Amazonas Por: Ariel Palazzesi . Sábado, 27 de junio de 2009 [2] La industria salmonera está al borde de la quiebra debido a la crisis sanitaria producida por patógenos que se han tornado resistentes a los antibióticos, debido al uso irresponsable de estos medicamentos, a la falta de condiciones de aislamiento mínimas entre instalación e instalación, entre otras causas. Es una industria que ha provocado graves daños medioambientales a otras explotaciones pesqueras (se la culpa por ejemplo de la proliferación de ‘marea roja’ tóxica), y que bate record de mortalidad laboral, practicas anti sindicales y violaciones de derechos laborales. [3] Resumen de las deudas con los bancos de las principales empresas salmoneras en Chile. Invertec Pesquera Mar de Chiloé (Cifras al 31 de Marzo) -Deuda Total con la Banca: US$126,5 millones. -Principales Acreedores: Rabobank US$25,2 millones. BCI US$17,6 millones. CorpbancaUS$17,0 millones The Royal BankUS$ 15 mills. Multiexport (Cifras al 31 de Marzo) -Deuda Total con la Banca: US$187,6 millones. -Principales Acreedores: Banco de Chile US$66,3 millones. Rabobank US$28,6 millones. BCI US$20,3 millones DNB NorBank US$15,0 millones. AquaChile (Cifras a diciembre 2007 –último balance público) -Deuda Total con la Banca: US$360 millones - US$380 millones.

-Principales Acreedores: BBVA US$110,5 millones. BCI US$70 millones. Rabobank US$65 millones Banco de Chile US$16,5 millones.

Un análisis de las cifras demuestra que el aumento de $6.000 pesos del salario mínimo es irrisorio
El salario mínimo en Chile, es insuficiente para superar la condición de pobreza y la creciente concentración de la riqueza en manos del 10% de mayores ingresos. Contra aquellos que argumentan que un alza del salario mínimo produciría más desempleo, se puede sostener que mejores remuneraciones robustecerían la demanda del mercado interno, y dinamizarían la economía. Patricio Guzmán, Datos relevantes El Congreso aprobó el alza de 3,7% en el salario mínimo, la aprobación de este reajuste al salario mínimo, de 6 mil pesos, es insuficiente para los trabajadores.

El IPC de los últimos 12 meses, a mayo de 2009, fue de 3%, sin embargo los artículos de primera necesidad han experimentado un alza mucho mayor que en 2008 llegó al 25.8%. Aproximadamente 1.3 millones de trabajadores, el 20% de la fuerza laboral del país percibe el salario mínimo. La situación de la masa de trabajadores no es mucho mejor: El 78.5% de los trabajadores está exento del impuesto único al trabajo debido a que su remuneración mensual es inferior a $332.196. El salario mínimo impacta no solamente sobre aquellos que lo reciben, si no también sobre los otros trabajadores, para los que constituye la referencia del mercado laboral.

De acuerdo con la línea de pobreza utilizada por Mideplan, que equivale a dos canastas básicas mensuales de alimentación por persona, en 2006, esta era de $47.099. Desde entonces, como señalamos antes, por efecto de los cambios de precios de los componentes de la canasta básica de alimentos, a diciembre de 2008 los precios según el INE aumentaron un 25.8%. Es decir que la canasta básica de alimentación subió a $59.250 Diversos expertos han argumentado que este criterio no da cuenta realmente del dinero que necesita una persona para satisfacer todas sus necesidades básicas, de alimentación, techo, abrigo, educación, salud, cultura y recreación, que resultaría bastante mayor en Chile, sin embargo vamos a usar los criterios del propio gobierno y sus ministerios, para calcular cual es el ingreso mínimo que necesita un grupo familiar promedio chileno.

La Familia típica Chilena, (Censo 2002), tiene 4.4 integrantes. Por lo tanto el ingreso mínimo familiar debería ser de $260.700, lo que está $95.700 por encima del nuevo salario mínimo aprobado por el Congreso. Se podría argumentar que en un hogar pueden haber dos salarios. Pero en Chile 2/3 de los hogares son monoparentales, la mayoría a cargo de la mujer. La pobreza afecta en mayor medida hogares encabezados por una mujer sola, y en especial a la población infantil, que es más pobre que el promedio de la población.

Distribución crecientemente desigual del ingreso En 1990 el 10% más rico de la población recibía ingresos 30 veces mayores que el 10% más pobre de la población. En 2000 el 10% más rico de la población recibía ingresos 38 veces mayores que el 10% más pobre de la población. Es decir la situación empeora con el paso de los años.

Se perfila un nuevo colapso económico en el futuro
Patricio Guzmán, Cuando se aproximaba el final de la segunda guerra mundial, en julio de 1944, las principales potencias aliadas, llegaron a los acuerdos de Bretón Woods, que reconocieron la hegemonía económica mundial de los Estados Unidos, y establecieron una arquitectura financiera mundial, con el objeto de evitar la repetición de una recesión similar a la que antecedió a la guerra, que incluyó una contracción del comercio internacional del 40%, e impulsar la reconstrucción capitalista de los países destruidos en la guerra. Fruto de estos acuerdos, nacieron el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial, y en 1948 se agregó el GATT[1], este último más tarde reemplazado por la Organización Mundial del comercio. El objetivo más importante de la arquitectura económica aprobada en Bretton Woods fue asegurar un nuevo orden para la economía mundial y apoyar el comercio capitalista internacional, con un régimen internacional monetario confiable, con tipo de cambio estable y fuerte, en el cual el dólar estadounidense como patrón. Se acordó la total convertibilidad del Dólar norteamericano en oro con una cotización de 35 US$ por onza, el banco emisor de USA quedaba obligado a comprar y vender el dólar a esa cotización. Ya en los años 60 el alto déficit fiscal de los EE.UU. comenzó a resquebrajar el diseño, la política fiscal inflacionaria seguida por los gobiernos de Washington, para financiar sus crecientes gastos, sobretodo con su participación en la guerra de Vietnam, pusieron en

cuestión la posibilidad de intercambiar por oro la creciente masas monetaria del dólar. Finalmente en 1971 el presidente Nixon puso fin definitivo a la convertibilidad en oro del dólar. No obstante, el dólar continúo siendo la moneda por excelencia para el comercio exterior y las inversiones internacionales de todo el mundo. Ninguna otra moneda tiene tan amplia aceptación, en todas partes es posible cambiar dólares en moneda local, y en muchas incluso comprar directamente en dólares. El papel de la moneda norteamericana como moneda a la vez nacional y mundial, ha permitido a los EE.UU. una situación privilegiada. Los Estados Unidos pueden producir dólares para financiar sus crecientes ‘déficit gemelos’[2], porque como parte de la moneda será atesorada en otros países, y usada como moneda para invertir y comerciar en otras economías, una parte de la inflación resultante de la mayor masa monetaria también resulta exportada al resto del mundo.[3] Al liberarse en 1971 de la restricción que implicaba para producir dinero, la existencia del patrón de convertibilidad del dólar en oro, se preparó el camino para la expansión geométrica de la cantidad de moneda, y de la creciente economía financiera especulativa que estuvo en los orígenes del estallido de la burbuja de las hipotecas subprime, y de los ‘activos tóxicos’. Ahora que el dólar está perdiendo solidez y credibilidad, no hay que olvidar que la moneda finalmente refleja la hegemonía de la economía norteamericana. Los años dorados de crecimiento capitalista, se han evaporado junto con el declive del dólar, y el anuncio del fin de lo que resta de la arquitectura financiera que tras la segunda guerra mundial, ayudó al ciclo largo de crecimiento. Ahora, por primera el FMI se prepara a emitir sus propios bonos de deuda, que han despertado un gran interés entre los países llamados ‘emergentes’ como China, Rusia y Brasil, que podrían deshacerse de bonos más riesgosos, permitiendo a las economías cambiar de reservas de un activo a otro sin impacto presupuestario. Además rompiendo su tradición de recomendaciones de ‘austeridad fiscal’, ahora el fondo ha recomendado a algunos países presupuestos fiscales de gasto expansivo, ‘anti-cíclicos’, tal es el caso de Tanzania y Mozambique. . Promesas incumplidas El 2 de abril, los grandes medios de comunicación, anunciaron con jubilo que los líderes del G-20 habían resuelto incrementar los recursos económicos del Fondo Monetario Internacional (FMI) en 500.000 millones de dólares (373.000 millones de euros), con lo que su financiación total disponible sería de 750.000 millones de dólares. La cifra suponía triplicar los fondos de la institución financiera global, principalmente para economías en problemas[4]. Pero, a más de dos meses del acuerdo, las promesas se triplicar los recursos del FMI todavía no se cumplen. De hecho el congreso de representantes de EE.UU. rechazó

la legislación, presentada por el gobierno como un apéndice al presupuesto para financiar la guerra de Irak y Afganistán. En parte con un voto republicano contrario a traspasar dinero que el FMI podría utilizar en operaciones de rescate de la banca europea occidental expuestos a la recesión en países de Europa Oriental.[5] Una preocupación mayor sobre el devenir futuro de la crisis es el debilitamiento de la confianza en el dólar. El secretario del Tesoro de los Estados Unidos, Timothy Geithner, en la Universidad de Beijing durante su primera visita oficial a China, aseguró la fortaleza del dólar y dijo que los billones de dólares chinos invertidos en dólares no resultarían dañados por esta crisis, lo que provocó un estallido de risa entre sus oyentes, una reacción elocuente de la situación de la moneda norteamericana. Cuando aún estamos en plena recesión, y las amenazas de deflación no se han extinguido, los responsables de la FED (Reserva Federal, el Banco Central en Estado Unidos) ya están preocupados porque los gastos enormes gastos fiscales para convertir las pérdidas privadas en costos públicos, como una manera de salir de la crisis, pueden estar anunciando un nuevo colapso en el futuro, como producto del debilitamiento del dólar y la inflación resultante, con lo cual la salida de la recesión – cuando tenga lugar – sería prematura y de corta duración, solo para caer en nuevo colapso. La deuda fiscal de EE.UU. en 2011 será 70% del PIB contra 40% antes de la crisis. El déficit presupuestario, de la principal economía del planeta podría llegar este año a 1.8 trillones de dólares.[6] . El dilema Chino Algunos países comienzan a tomar medidas, frente a la desvalorización del dólar, y para asegurar su comercio exterior bilateral. Así, China y Brasil, anunciaron un acuerdo para comerciar en sus monedas nacionales. China además llegó a un acuerdo para abrir una línea de crédito por 70.000 yuanes (aproximadamente 10.000 millones de dólares) a Argentina, para que pueda pagar sus importaciones desde el país oriental. China, ya había cerrado este tipo de acuerdos con otros países asiáticos (Corea del Sur, Malasia o Hong Kong) lo que podría apuntar al objetivo de reemplazar al dólar como moneda de comercio global. Esto no es fácil, la economía norteamericana sigue siendo la más importante del globo, su gigantesco mercado constituye el principal destino de las exportaciones de mercaderías desde China, y la mayoría de los países ‘emergentes’. Pero además China es hoy el principal poseedor de bonos de deuda norteamericana en dólares, En 2008, China sola poseía el 46% de la deuda del tesoro, US$ 696.000 millones. Las compras de bonos de deuda pública por el país asiático son una de las principales fuentes para las finanzas norteamericanas. De manera que acelerar la desvalorización del dólar, paradójicamente a consecuencia de medidas para evitar sus efectos, puede tener repercusiones negativas sobre el tesoro, y también sobre las exportaciones, de China, agravando la recesión y dando al traste las señales de recuperación de la producción manufacturera en China, una de los pocos signos positivos que puede mostrar la economía mundial a casi dos años de comenzar la crisis en los Estados Unidos.

. El problema de la FED El dilema frente al que se encuentran las autoridades del FED en EE.UU. es que si comienzan una política monetaria contractiva, para apoyar un dólar fuerte, el alza de las tasas de interés boicotearía una eventual reactivación, encarecería el crédito en general, y dañaría fuertemente al sector inmobiliario y al consumo, que en pasado fueron las locomotoras del crecimiento, y que ahora son sectores en los cuales ahora Bernanke, el jefe de la Reserva Federal, ve señales optimistas en Estados Unidos. Sin embargo, de no actuar corre el riesgo de dejar que la situación se desboque, pasando de los temores de deflación en el presente, a un shock inflacionario futuro de la moneda norteamericana. Por el lugar que ocupa el dólar en la arquitectura financiera mundial, esto podría provocar una nueva catástrofe del sistema capitalista para el mundo. . Notas [1] General Agreement on Tariffs and Trade (Acuerdo general sobre comercio y aranceles) [2] Se llama ‘déficit gemelos’ a los déficit fiscales (mayor gasto público que recaudación fiscal) que ocurren simultáneamente con déficit comerciales (de la balanza de comercio exterior). [3] Máximo Kinast. LA CAIDA DEL IMPERIO http://economiaconmaximo.blogia.com/2006/072401-la-caida-del-imperio.php [4] Expansion.com http://www.expansion.com/2009/04/02/economia-politica/1238675525.html [5] The Economist print edition, Jun 11th 2009 [6] La Tercera, 14 de junio de 2009

Es necesario luchar contra el desempleo
“Estamos viendo un aumento sin precedentes a nivel mundial del desempleo y del número de trabajadores en riesgo de caer en la pobreza”. Juan Somavia, Director General de la OIT. 28-05-2009 Patricio Guzmán, La recesión capitalista global se ha transformado en una crisis social. La cesantía es vez mayor. Desde los medios de comunicación tratan de convencernos que esta es una crisis más y que pronto pasará, la verdad es que no se vislumbra el fin de la recesión, pero los principales analistas capitalistas estiman que incluso si la recesión se terminara ahora, la recuperación sería lenta y se necesitarían de 3 a 5 años para volver a los niveles de ocupación anterior al estallido de la crisis hace cerca de dos años.

El 28 de mayo, la Oficina Internacional del Trabajo (OIT) difundió un comunicado en el cual muestra nuevas proyecciones sobre el mercado del trabajo para 2009, que señalan un nuevo aumento del desempleo, de los trabajadores pobres y de las personas con empleos vulnerables, y ha aumentado sus proyecciones de desocupación a un rango de entre 210 y 239 millones de desempleados a nivel mundial para 2009. De acuerdo con el reporte de la OIT esto corresponde a tasas de desempleo mundial de 6,5 y 7,4 por ciento, respectivamente. El informe de la OIT también indica que “Las proyecciones actualizadas sobre pobreza global señalan que 200 millones de trabajadores están en riesgo de pasar a formar parte del segmento de personas que viven con menos de dos dólares al día entre 2007 y 2009” y que “La crisis está golpeando de manera dura a los jóvenes. Se espera que el número de desempleados jóvenes aumente entre 11,6 millones y 17,7 millones entre 2008 y 2009. Se prevé que la tasa de desempleo de los jóvenes aumente de alrededor de 12,2 por ciento en 2008 a entre 14,1 y 15,1 por ciento en 2009.”. En Chile, las cifras oficiales maquilladas de desempleo han llegado a cerca del 10%. Lo que hay detrás de estas cifras, no se limitan a cientos de miles de trabajadores sin ocupación; los que tienen trabajo tienen que enfrentar la intensificación del trabajo, el alargamiento de los días y jornadas de trabajo, el aumento del trabajo precario que va desde subcontratados y trabajadores sin contrato de trabajo hasta ‘coleros’ en aumento en las ferias. Están aumentando los remates de viviendas por no pago de dividendos e incluso han comenzado a surgir las ‘ollas comunes’ en los lugares más golpeados por la cesantía. Paralelamente los empresarios aprovechan la crisis para reducir los salarios y quitar beneficios. A los capitalistas no les importará incluso hambrear el pueblo para mantener sus ganancias.

Necesitamos un paquete de rescate para los trabajadores y sus familias, no para los multimillonarios. Los gobiernos al servicio de los empresarios y el capitalismo se han preocupado de rescatar a las empresas capitalistas, transfiriendo sumas gigantescas de dinero público a la banca y a las grandes empresas, de esa manera ‘socializan las perdidas, mientras los beneficios permanecen privados’. Entretanto a los trabajadores sólo les llegan migajas que no alcanzan a mitigar las consecuencias de la cesantía. Incluso en Chile, donde las instituciones financieras muestran enormes ganancias, con la excusa de apuntalar la liquidez de la banca el gobierno transfirió cerca de 5.000 millones de dólares a tasas preferenciales. Inmediatamente los bancos iniciaron despidos masivos.

Hay una ofensiva global de los empresarios para que los trabajadores paguemos la recesión, producto de una ‘fiesta de despilfarro y especulación’ en la que no tuvimos participación. Los patrones han intensificado la ‘productividad’ de la jornada de trabajo, buscan extender los días laborales (por ejemplo en la banca con la extensión del trabajo a los fines de

semana, o después de los horarios tradicionales), quieren poder extender libremente la jornada laboral que la última reforma había reducido a 40 horas semanales, y desean liquidar o al menos rebajar el salario mínimo, presionando para que no se reajuste este año de acuerdo con la inflación (lo que en moneda real significaría una reducción salarial) y planteando que los sectores más golpeados por la crisis, como los jóvenes, trabajen sin salario mínimo y con subvención estatal (esto último ya lo que ya han conseguido). Otro punto largamente acariciado por los capitalistas es terminar con la indemnización por años de servicio en caso de despido, algo ya han conseguido contra la indemnización con las medidas adoptadas en el ‘Plan Pro Empleo’, que permite dilatar el despido por 5 meses, financiando ese periodo de supuesta ‘capacitación’ del trabajador con fondos que en gran parte provendrán del propio fondo de seguro de desempleo, capitalizado individualmente por el trabajador.

Como hemos señalado antes, el llamado ‘Plan Pro Empleo’ no tiene que ver con la creación de empleos sino con una operación de maquillaje de las cifras oficiales de desempleo, transferencia de recursos a la empresa privada y abaratamientos de los costos de reducción de la planilla de trabajadores. Es lamentable que Arturo Martínez, en nombre de la CUT, se haya prestado para apoyar esto, lo que necesitamos es un plan de emergencia de inversiones sociales que de verdad provea de trabajo a muchos cesantes.

Por una Movilización Nacional Contra la Cesantía y sus consecuencias: Tenemos que organizarnos para luchar contra las consecuencias de la recesión en el empleo, los trabajadores contamos a nuestro favor con el número, nosotros somos los que movemos al país y producimos la riqueza. Pero sólo con organización y moviéndonos tenemos capacidad de hacer pesar nuestra fuerza. Tenemos que organizarnos para buscar solidariamente salidas a los problemas y enfrentar a los patrones, los comités de deudores habitacionales y sus organizaciones – como Andha Chile - que están dando luchas valerosas, los cesantes que se están organizando y presionando a los municipios, el llamado a la movilización de la CUT de la región de La Araucanía (la más castigada por la cesantía), marcan el camino correcto.

Pero no es suficiente, ante un problema social nacional necesitamos una respuesta nacional. Es necesaria una movilización nacional con un pliego de reivindicaciones concretas y claras, tenemos que aunar todas las organizaciones sindicales, sociales y políticas del pueblo, que estén dispuestas a luchar.

Preparemos una Movilización Nacional para exigir:

Un plan nacional de inversiones en obras públicas (construcción y mantenimiento de viviendas sociales, hospitales, colegios, caminos y puentes…), bajo control de los trabajadores y los ciudadanos. La prohibición de despidos masivos y el uso del despido ‘por necesidades de la empresa’ La suspensión de todos los remates de viviendas, y la condonación de las deudas.

Economía mundial: la carrera hacia el fondo del pozo
(…) es probable que esta crisis todavía se prolongue durante años. Paul Krugman,Profesor de Economía de Princeton y premio Nobel de Economía en 2008. Patricio Guzmán, ‘Flexiseguridad’ Flexiseguridad es el nombre engañoso es el que ha recibido la política que promueve la OCDE, que agrupa a los estados de los países más desarrollados. Se trata de una nueva ofensiva neo liberal que entre otras cosas promueve eliminar las indemnizaciones en caso de despido, y acabar con el salario mínimo. Es la ‘carrera hacia el fondo del pozo’ que si se extiende por el globo, junto con el retorno del proteccionismo, tal vez podría provocar un alivio puntual a empresas y países en recesión de una parte, sobre la base de hacer pagar los costos a los trabajadores y los más pobres, pero por otro terminaría agravando la falta de demanda y por tanto la recesión global. La prensa ha informado que la OCDE ha aconsejado diez puntos al gobierno chileno, que incluyen la no aplicación del salario mínimo a los jóvenes, la progresiva eliminación de la indemnización por años de servicio, y el fortalecimiento de la negociación colectiva, con una mayor sindicalización, lo que en el contexto desregulador propuesto puede entenderse como la necesidad de ganar la legitimidad a través de un sindicalismo de acompañamiento de las medidas de flexibilidad. En realidad son medidas que buscan hacer recaer en los trabajadores y los más débiles el peso del desastre del capitalismo global, profundizando justamente todas las políticas de desregulación que llevaron al planeta esta recesión global, en primer lugar. Chile, se agrava la recesión En Chile, aunque el ministro de Hacienda, Velasco, quiere convencernos que la recesión es una ‘desaceleración’ las últimas cifras económicas dadas a conocer son muy malas, el

Índice Mensual de Actividad Económica IMACEC, informó de una caída de la actividad del 3.9% en febrero. Un artículo del diario empresarial Estrategia arrojó dudas sobre las cifras de desempleo, “Según informó el INE, en el periodo diciembre-febrero la tasa de desocupación en Chile llegó a 8,5%, la mayor en 4 años para ese mismo lapso. Esto significa que hay cerca de 620.000 desocupados. De ellos, 520.000 son cesantes, número que si bien impacta, implica un aumento de unas 100.000 personas en 12 meses, lo que denota una fuerte incoherencia con los registros de la Dirección del Trabajo. Según los antecedentes de esta repartición, entre octubre de 2008 y enero de este año, se cursaron 420.000 despidos, lo que implica un promedio de poco más de 100.000 personas al mes y no en un año. Algo está pasando con la encuesta que aplica el INE y tal vez esto explique la decisión de la Dirección del Trabajo de no seguir entregando su información. Además de los despidos, el empleo prácticamente se detuvo (se crearon 7.000 plazas laborales en ese trimestre) y la tasa de desocupación de los jóvenes (entre 15 y 24 años) trepó hasta el 20%.”1 G-20 La cumbre del G-20 constató que la espiral recesiva mundial del capitalisto se ha profundizado. El FMI estimó que el Comercio Internacional se ha reducido en un 9% como consecuencia de la crisis, la OCDE es más drástica, considera que el comercio mundial está en caída libre y se ha reducido en un 13.2% en el 2009. Países de economías exportadoras como Japón, China, Alemania y los países de Europa Oriental están siendo gravemente afectados. La OCDE proyecta una caída de 4,3 por ciento en el Producto Interno Bruto (PIB) de sus 30 países miembros este año. Como consecuencia, estados, bancos y empresas de Europa Oriental, y muchos países de Asia, África y América Latina se van a ver en dificultades para cumplir los compromisos adquiridos con los acreedores en los países más desarrollados. Un acuerdo del la cumbre del g-20 es que el FMI recibirá aportes frescos y multiplicará por tres – a 500 mil millones de dólares - sus recursos para apuntalar a las economías en riesgo de suspensión de pagos. Esta cifra astronómica apenas servirá para hacer frente a las emergencias, pero no impedirá que la recesión continué su marcha. Terminada la reunión, Rusia declaró que este país no podía aportar recursos al FMI. El margen de maniobra de otros países también se reduce a medida que la recesión se alarga en el tiempo, y disminuyen los recursos públicos.

Estados Unidos A casi dos años de iniciarse la crisis financiera que dio origen a la actual recesión global no se vislumbra todavía una salida. Tras el fracaso parcial de los paquetes de rescate ahora se habla de un nuevo plan para los bancos, así como segmentarlos en instituciones menores y crear ‘bancos malos’ con los llamados ‘activos tóxicos’, en realidad prestamos e inversiones de difícil recuperación, con garantía gubernamental. Los gigantes de la industria automotriz, símbolos de la industria norteamericana, especialmente General Motors, están al borde de la quiebra y de no mediar una nueva transferencia masiva de recursos públicos desde el gobierno, deberán acogerse al capítulo 11, de quiebra programada. De acuerdo con datos oficiales, la tasa de desempleo norteamericana llegó al 8.5% en marzo, el nivel más alto desde 1983. 663.000 puestos de trabajo se perdieron el mes pasado. Dos tercios, de los más de 5 millones de trabajos perdidos en la actual recesión, se han producido en los últimos cinco meses. La cifra real es mucho mayor, si se toma en cuenta la cantidad de gente trabajando a tiempo parcial, por falta de empleo a tiempo completo, y otras formas precarias. Quizá un dato elocuente al respecto es que el 10% de los residentes en Estados Unidos están recurriendo a los cupones de ayuda alimenticia que entrega el gobierno a los necesitados. Trucos contables El organismo encargado de establecer las normas contables; el ‘Financial Accounting Standards Board (FASB)’, votó un cambio que permitirá a los bancos establecer sus propios precios para sus activos en los balances, sin importar los precios actuales. El resultado permitirá esconder contablemente pérdidas a los bancos, al punto que se ha estimado que un 20% de las ganancias reportadas el próximo trimestre será producto de esta nueva triquiñuela. El anunció basto para que las acciones de los bancos subieran de manera importante, lo que quedó reflejado en el alza del promedio Dow Jones en Wall Street. Japón también está en recesión Después de la llamada década perdida en la trampa de deflación, cuando recién comenzaba a recuperarse, la economía nipona ha sido seriamente afectada por la recesión mundial y la prensa especializada ha alertado sobre la posibilidad de una segunda década perdida para Japón.2

Los índices económicos japoneses son muy malos, los peores desde la segunda guerra mundial. La producción industrial ha caído casi un 40% durante el año 2009, y las exportaciones se han reducido en más de un 10%. Los pronósticos es que para este año la economía se contraerá más de 6%, y el desempleo se disparará a 10% para fin de año, desde una tasa del 3.6% en noviembre en 2008. La economía de Japón ocupa un papel decisivo, es la tercera en importancia mundial medida según el PIB, con interrelaciones estrechas con las dos primeras la de EE.UU. y China. Europa Occidental, Europa del Este Europa Oriental, está al borde del colapso. Turquía, Ucrania, Serbia, Letonia y Rumania, ya no pueden hacer frente a sus compromisos con los acreedores internacionales, son los llamados ‘países zombi’. Si ellos entran en ‘default’ (suspensión de pagos) arrastraran otros países de Europa Occidental. Austria, tiene una exposición bancaria en la región equivalente al 75% del PIB del país, otros países con la banca altamente comprometidos son Italia y Bélgica. La Unión Europea ya contabiliza tres trimestres de crecimiento negativo, el último trimestre del año 2008 cayó 1.5%., en los países de la zona del euro exclusivamente, el crecimiento negativo fue de 1.6%. Lo que confirma que toda la región está en recesión. China está en recesión “El PIB de China creció un nueve por ciento en 2008 después de una expansión del 13 por ciento en 2007, pero disminuyó a una tasa oficial de 6.8 por ciento en el último trimestre del año pasado. Calculado de la misma manera que otras grandes economías, como los EE.UU. y Japón, sin embargo, el crecimiento de China habría sido negativo en el último trimestre, en -0,3%.” (3) Durante los años de superávit comercial, China mantuvo bajo el precio de su moneda, el Reminbi, comprando grandes cantidades de dólares, especialmente activos seguros como bonos del tesoro norteamericano. Ahora China tiene alrededor de 900.000 millones de dólares en bonos del Tesoro estadounidense. Mientras la moneda norteamericana se deprecia China pierde enormes cantidades de dinero, y está metida en una trampa de dólares. Su superávit comercial se reduce rápidamente con la caída global de las exportaciones, y si se deshace de grandes cantidades de los dólares acumulados, precipitará la reducción del valor de la moneda de EE.UU. que terminaría por incrementar las perdidas de China.

Todo apunta que tendremos crisis para rato, y peor aún, en cualquier momento, la recesión puede reavivarse y entrar en una nueva fase si alguno de los problemas de cualquiera de las regiones más importantes (EE.UU., Japón, Unión Europea o China) escapa de control.

Chile - Economía: No hay razón para el optimismo
Patricio Guzmán, Durante la semana pasada los medios de comunicación publicaron noticias ‘optimistas’ sobre el final que se vislumbraría a la recesión capitalista global. . Aún hoy, 31 de marzo de 2009, el diario de Economía y Negocios, Estrategia, bajo el titular : “Asia Emergente Sería Primera Región en el Mundo en Recuperarse”, explica que las economías emergentes de Asia se contraerán fuertemente este año, y que como producto del desplome de sus mercados de exportación a los países desarrollados, el crecimiento esperado para 2009 no superaría el 3%, contra el 9% de expansión promedio que tenían antes de la crisis mundial.. Una manera ‘optimista’ de presentar las noticias económicas que siguen apuntando a la profundización de la recesión global. Los dueños de capitales sobreacumulados, que aún no se evaporan y que rentaban de las ganancias especulativas, quieren oír noticias ‘positivas’, buscan nichos de buen rendimiento para invertir, pero los porfiados hechos siguen indicando que a pesar de su larga duración, esta crisis que ya lleva dos años, todavía sigue profundizándose e incluso aparecen nuevos flancos.

En todo el mundo la industria automotriz da muestras de colapso. Las ventas de vehículos han caído sostenidamente. En EE.UU. Los anuncios de Obama dando un plazo a General Motor y Chrysler de sesenta días para ‘reestructurarse fundamentalmente’ antes de recibir más ayuda estatal, llevaron al derrumbe de sus acciones, que se desplomaron 24.8% en la jornada, y a rumores que se acogerá a la ley de quiebras. GM ya ha recibido 17400 millones de dólares desde diciembre pasado. Esta caída arrastró a otras corporaciones productoras de automóviles. En Nueva York Las acciones de Chrysler cayeron 9.4%. El presidente de GM renunció, lo mismo ocurrió en Francia con el presidente de Peugeot, removido por su directorio.

Las acciones del sector financiero han sido las más golpeadas en la bolsa, las acciones de Citigroup han caído 65%, mientras los títulos de Bank of America han perdido el 57% de su valor.

La recesión en Chile.

En Chile las últimas cifras económicas dadas a conocer muestran que el país está muy lejos de la recuperación económica, la economía sigue contrayéndose, las exportaciones caen y el desempleo va en aumento. Según el INE la producción industrial de Chile se redujo en un 11.5%, en febrero 2009 respecto a febrero 2008. De acuerdo con cifras de la Cámara Nacional del Comercio, en enero y febrero las ventas acumularon una disminución del 2.2%.El Banco Central informó que hasta mediados de marzo las exportaciones estaban un 45% por debajo de las cifras del periodo en 2008. La economía chilena se contrajo del 1% al 1.5% enero y febrero de 2009. Las repercusiones sobre el empleo son muy importantes, el diario El Mercurio informa que “en seis meses, se han perdido más de 100 mil empleos. 60 mil empleos se han perdido sólo en la construcción desde que se desató la crisis, en septiembre de 2008. 21 mil puestos menos tiene el comercio, debido en parte al cierre de multitiendas.14 mil ocupados menos hay en el sector financiero.” El desempleo de acuerdo con el INE alcanza el 8.5% de la fuerza laboral, 619.000 personas, y afecta más a las mujeres (9.8%) que a los hombres (7.7%) Mucha gente todavía tiene la falsa percepción que esta será una crisis global más, como las que hemos tenido los últimos años, el tequilazo, la crisis asiática, la crisis que partió en Rusia, la Argentinaetc.… que se superará a la vuelta de la esquina. Pero ahora estamos ante una recesión de larga duración, que ha afectado profundamente a las economías más desarrolladas, de una profundidad y extensión inédita. Una recesión que afecta al mismo tiempo al sector financiero y a la llamada ‘economía real’, y que aún no da señales de tocar fondo. . Estamos ante el fin de un ciclo de crecimiento, y hemos entrado a un ciclo recesivo de largo plazo. El ansia de lucro de los capitalistas, junto a la desesperación por mantenerse entre los ganadores de la crisis, de los grandes empresarios, nos confrontará con la multiplicación de ataques contra los derechos conquistados por los trabajadores. Si no tenemos capacidad para revertir esta situación, los ataques van a agravar la debilidad de la demanda, y van a profundizar la recesión, que finalmente pagaremos los trabajadores.

Economía - Cuidado con las cifras maquilladas
“Wall Street subió 2,48% y en 5 días remontó 6,7%”
Titular de El Mercurio, 18 marzo 2009-03-2009 Patricio Guzmán 18 de marzo del 2009. . Una vez más los titulares económicos de los principales diarios anunciaron que el alza de valores

de los títulos en Wall Street presagiaba la salida de la recesión. El alza de la bolsa de Nueva Cork, se debería a las buenas e inesperadas cifras de la construcción de nuevas viviendas. La prensa informa jubilosa que los ‘Permisos para viviendas nuevas [en EEUU] subieron 22% en febrero, su mayor crecimiento desde 1990’, la verdad es que el incremento es sobre una base muy disminuída, incluso tomando en consideración este aumento de nuevas construcciones en febrero, la construcción de viviendas ha bajado un 47,3% en los últimos 12 meses. Los analistas advirtieron que no hay que apresurarse a deducir de estos datos una salida de la recesión. El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha revisado a la baja sus predicciones económicas para este año, y ahora proyecta una contracción de 0.6% para la economía mundial.

Cuidado con las cifras maquilladas
Hoy día en el New Tork Post el columnista John Crudele ([1]) advierte que no hay que creer 100% lo que dicen las autoridades de Washington sin verificar las estadísticas, y pone un ejemplo: “Tomen una de las pocas buenas noticias recientes sobre la economía: Que los ingresos de los norteamericanos aumentaron en enero, incluso con su tasa de ahorro subiendo como cohete al 5 por ciento – la mejor en casi 13 años”. Por la situación de profunda recesión y masivo aumento del desempleo, la información le pareció poco creíble y decidió averiguar de donde salió. “Debido a la recesión, el Tesoro de los EE.UU. está estimando que sus ingresos caerán el próximo año. Esto se debe principalmente a la menores (o ausencia de) impuestos sobre las ganancias, porque la gente reportará pérdidas en el mercado de valores, y por supuesto, porque mucha gente han pérdido sus empleos y pagan menos impuestos por los ingresos. Si el Tesoro está recibiendo menos ingresos, el Departamento de Comercio supone que este dinero debe estar en los bolsillos de los contribuyentes Y si permanece en posesión de los contribuyentes, entonces la gente debe estar ahorrando algo (quizás el 5%, supone el Departamento de Comercio) y gastando algo. ¿Pero no consideró nunca el gobierno que el dinero no está llegando a los bolsillos de la gente, y como resultado no está siendo ni gastado ni ahorrado? Una fuente del Departamento de Comercio rió entre dientes cuando le pregunté acerca de estos números, explicando que esas cifras “eran las primeras estimaciones muy preliminares”, lo que significaba que estaban “muy sujetas a revisión”. Y que la gente no las debía tomar seriamente.”

. The Economist: “Perspectivas horribles”
De acuerdo con un artículo de la prestigiosa revista The Economist, sobre el estado de los mercados de valores ([2]), las perspectivas económicas son tan horribles que las empresas que ya están en problemas tendrán dificultades para sobrevivir. El Servicio de Inversiones Moody’s, señala 283 compañías en gran riesgo de bancarrota, incluyendo algunas tan conocidas como Blockbuster, la cadena de arriendo de videos. Hace solo un año atrás la lista estaba compuesta por 157 empresas. Otro problema para los mercados de valores es que el optimismo sobre un fin inminente de la crisis financiera se ha disipado. Los bancos siguen siendo objeto de una gran preocupación. El índice de riesgo diseñado por Credit Derivatives Research, basado en los costos de seguro contra bancarrota de 15 grandes bancos, muestra que ahora el índice es mayor que después del colapso de Lehman Brothers. Un tercer problema para los bonos de alto rendimiento es que los planes de los gobiernos se enfocan en los titulos de inversión, además de reactivar la economía los gobiernos deben preocuparse del destino de los recursos de los contribuyentes, y no desean comprar bonos con alto riego de bancarrota. El artículo termina diciendo que “Aunque el Promedio

Industrial Dow Jones saltó cerca del 6% el 10 de marzo, es difícil ver que los mercados de acciones puedan disfrutar de un rebote sustancial mientras el spread([3]) de los bonos de las grandes empresas se sigue ampliando. Los poseedores de bonos tienen un derecho prioritario sobre los activos de una compañía; si no son pagados completamente entonces los accionistas no van a recibir nada. Sin embargo, los inversores en crédito dicen que a menudo su mercado obtiene sus precios de las acciones. Si bonos siguen a las acciones y viceversa, eso nos coloca en una preocupante espiral descendente”.

La salida de la crisis financiera es tan dificil, porque entre sus muchas aristas hay una estructural, que hunde sus raíces en el creciente déficit de la balanza comercial norteamericana, que obligo a los EE.UU. ha declarar la inconvertibilidad de la moneda norteamericana en oro. En 1971 Richard Nixon, presidente de los Estados Unidos, anunció unilateralmente que el dólar dejaba de ser convertible en oro. Esta decisión flexibilizó la posibilidad de aumentar la masa monetaria de dólares sin relación con las reservas del metal precioso, sino solamente con la economía norteamericana, y su hegemonía en el planeta con la consecuencia de su utilización para el atesoramiento por todo el mundo, especialmente por los gobiernos. Fue esto junto con la ola desreguladora neo-liberal de la globalización, lo que permitió el surgimiento de las gigantescas burbujas especulativas, cuyo reventón está en la génesis de la actual recesión mundial.

El dólar sigue siendo moneda de refugio, divisa dura, en gran medida porque no hay alternativa mejor y por las consecuencias de abandonarla ([4]). Pero la moneda norteamericana ha visto disminuir su valor en un 32 por ciento desde 2001, y como es lógico los principales tenedores de dólares comenzaron a diversificar su cartera de divisas.

La magnitud de la sobre-acumulación de capital especulativo
Para tener una idea de la inmensa masa de dinero especulativo bastan los siguientes datos: Las posiciones de mercado OTC de derivados (especulativos y extrabursatiles) que en 2002 eran de 100 billones de dólares llegaron a 516 billones de dólares, a fines de junio de 2007, de acuerdo con las estimaciones Bank for International Settlements (BIS), en el mismo año el PIB poyectado de EE.UU. fue 13.2 billones de dólares. Para el año 2007 el Fondo Monetario Internacional estimó el PIB mundial en 56.2 billones de dólares. Estos datos son elocuentes para entender porqué las intervenciones estatales no han sido capaces de terminar con la crisis del sistema financiero mundial.

Opinión de los premios Nobel de Economía
A continuación reproducimos un artículo aparecido en el diario económico Estrategia, a partir de los puntos de vista de diversos premios Nobel de economía. Los subrayados son nuestros.

El Catalejo de los Nobel de Economía en Medio de la Crisis
Estrategia. http://www.estrategia.cl/detalle_cifras.php?cod=2030 Surgen las voces de los expertos reconocidos con el premio Nobel de Economía, quienes plantean su más reciente diagnóstico de la coyuntura a fin de dejar atrás la peor crisis que el planeta ha vivido en 80 años.

. Joseph Stiglitz (2001) Crítico Accionar en la Crisis: “Las respuestas tienen que ser globales, pero las decisiones políticas se toman a nivel nacional”. Además, se ha dado la “incoherencia de socializar las pérdidas y privatizar las ganancias”. Lo anterior, hace referencia a los rescates de bancos que han especulado y lucrado gracias al riesgo y que ahora “son salvados con el dinero del contribuyente”. 12 de Marzo 2009 Plan Obama: El paquete estadounidense de rescate económico de más de US$700.000 millones es “mucho mejor que la respuesta de 2008”, pero “no es suficiente y la crisis será peor”. Por otro lado, pese a que “hay un acuerdo global de no recurrir al proteccionismo”, muchos paquetes de auxilio “tienen medidas proteccionistas en su base y quienes más sufrirán serán los países en desarrollo” 10 de Marzo 2009 Predicción: “El sistema estará destruido por varios años”, y “no se están aplicando las medidas necesarias para repararlo”. Región: “América Latina tiene un buen sistema financiero, pero no se va a poder escapar del impacto de esta crisis, especialmente si cae mucho la producción mundial”. 13 de Marzo 2009 . Paul Krugman (2008) Medidas de Obama: “Son decepcionantes”. “Muchos economistas, yo mismo incluido, argumentamos que el plan de rescate económico era demasiado pequeño y demasiado cauteloso (…) Los datos más recientes confirman esas inquietudes e indican que las políticas económicas del Gobierno de Obama ya se están quedando rezagadas detrás de la curva”. Desempleo en EE.UU.: “Si bien la promesa de crear 3,5 millones de puestos laborales hasta 2010 está bien, no se toma en cuenta que ya hay perdidos 4,4 millones de empleos”. Vaticinio: “Los próximos tres a cuatro meses serán posiblemente los más importantes de toda la historia de Estados Unidos”. 9 de Marzo de 2009 Respuestas EE.UU.-UE: “La respuesta por parte de Estados Unidos es inadecuada, pero la respuesta de la UE es sólo un tercio de la que ha dado EE.UU. Ha quedado patente que la política de la Reserva Federal es mucho más agresiva que la del Banco Central Europeo”Burbuja: “Hemos vivido un periodo de tiempo falso en el que hemos saltado de una burbuja a otra y al final nos hemos quedado sin burbuja”. Nacionalización Bancos. “Los bancos son como zombies. Existen pero ya no pueden otorgar créditos. En consecuencia, el Estado debe intervenir y si inyecta tanto dinero en los bancos debería también tomar el control de ellos”. 13 de marzo de 2009 . Edward Prescott (2004) y Vernon Smith (2002) (Petición elaborada por ambos) Distancia con el Keynesianismo: “No todos los economistas se han vuelto keynesianos”, y “no todos consideran que el gasto público mejora el crecimiento. El gasto público en los tiempos de Franklin Roosevelt no sacó a Estados Unidos de la depresión de los años treinta. No salvó a la economía japonesa en los años noventa. Creer que el gasto público ayuda a la economía es

una esperanza que contradice la experiencia. La vuelta al crecimiento exige suprimir los obstáculos al trabajo, al ahorro y a la inversión, y concretamente, mediante una baja duradera de los impuestos”. 10 de Febrero 2009 Estímulos. “Los estímulos no son parte del lenguaje económico”. Edward Prescott . Robert Mundell (1999) Nueva Moneda Mundial: “El objetivo a largo plazo es una moneda mundial”, porque “la economía mundial la necesita”, “El problema es el mecanismo para lograrlo”. Origen de la Crisis: Este, plantea Mundell, puede encontrarse en las políticas de la Reserva Federal de Estados Unidos durante 2001 y 2002.“La sobrevaloración del dólar generó esta crisis (...) La Reserva Federal metió la pata y generó la recesión económica y la crisis financiera, pero esto fue un error conjunto del Departamento del Tesoro (estadounidense) y la Reserva Federal”. 3 de Marzo 2009 . Edmund S. Phelps (2006) Diagnóstico y Crítica: “La deficiencia de la responsabilidad personal desempeñó un papel en la crisis financiera que empezó en Estados Unidos y que se diseminó por el resto del mundo”. Solución Bancaria: “Es necesario crear en Estados Unidos una nueva clase de bancos para superar la actual crisis financiera e impulsar el desarrollo económico”. “Incluso si los bancos existentes sobreviven en los próximos años, van a reducir su cartera de créditos, lo cual provocará un recorte de las inversiones en el sector real”. 11 de Marzo 2009 . [1] New York Post, 18 marzo 2009. John Crudele: “COULD AMERICANS' SAVINGS RATE BE 5%? NOT REALLY” [2] The Economist. 12 Marzo 2009. Credit markets. Unsavoury spread. http://www.economist.com/finance/displayStory.cfm?story_id=13278984&source=hptextfeature [3] Si el ‘spread’ entre bonos de empresas y bonos gubernamentales se sigue ampliando significa que aumenta la percepción de riesgo de bancarrota de las grandes empresas. Un bono corporativo o de gran empresa, es un bono que una gran empresa ofrece para acumular dinero con objeto de expandir sus negocios. El termino se aplica generalmente a instrumentos de deuda de largo plazo, generalmente con una fecha de maduración de al menos un año después de ser lanzados. Comparados con bonos gubernamentales, los bonos corporativos generalmente tiene mayor riesgo de bancarrota. El riesgo depende de la empresa en particular que extiende el bono, las condiciones actuales del mercado y de los gobiernos con los cuales se compara el bono y de la clasificación de la compañía. Los poseedores de bonos corporativos son compensados por este riesgo recibiendo un retorno mayor que los bonos gubernamentales. En este caso el ‘spread’ (la diferencia en el retorno entre un bono corporativo dado y un bono libre de riesgo del tesoro del mismo tiempo de vencimiento) cuantifica el riesgo de bancarrota. [4] “Si China decidiera convertir en euros una parte de los 600 mil millones de dólares de reservas detentados por su banco central, precipitaría un desplome gigantesco de la divisa estadounidense (lo que además devaluaría su propia reserva). Lo mismo ocurriría con Japón, cuyas reservas

ascienden a poco más de 800 mil millones de dólares, casi todas denominadas en moneda estadounidense.” . Víctor M. Godínez. EL DILEMA DE LOS DEFICIT GEMELOS. http://www.jornada.unam.mx/2005/01/03/004n1sec.html. 3 de enero de 2005.

Crisis Económica: El estado de la Recesión Mundial

Patricio Guzmán, Socialismo Revolucionario, CIT Chile 12 de marzo del 2009.

“En medio de malas noticias una buena noticia siempre es agradable, pero una golondrina no hace verano” (Isaac Cohen, economista en BBC Mundo)

Continúan las turbulencias en las bolsas de comercio del mundo, a los fuertes retrocesos de los valores de las acciones de las principales compañías, con tendencia a la baja desde que comenzó la crisis financiera, suceden los llamados ‘rebotes’ con alzas que son menores que las bajas previas, pero que igual dan pábulo para titulares de prensa ‘optimistas’. Como los que se registraron el 11 de marzo con alzas en las bolsas mundiales, y un 37% del Citigroup.

Las gigantescas inyecciones de recursos públicos a los principales bancos de los países desarrollados no han solucionado la falta de solvencia y credibilidad de las instituciones financieras centrales, y la contracción del crédito y la inversión. Y esto tiene efectos en otros sectores de la economía, la incertidumbre, reflejada en precios volátiles de los títulos en bolsa, se incrementó después de que se anunciaran nuevos paquetes de salvataje a instituciones financieras importantes en EE.UU. y Gran Bretaña. Los analistas reconocen que las previsiones en el sentido que la recesión tocaría fondo pronto y que el repunte de la actividad se reiniciaría en el curso del año 2009, no tienen fundamento, las previsiones globales “han continuado deteriorándose en las últimas semanas, observándose una fuerte contracción de la actividad y del comercio mundial.” y “que en el escenario más probable la recuperación (mundial) no se dará en2009”[1] Incluso las instituciones globales oficiales que tienden a dar señales ‘optimistas’ han rebajado sus proyecciones. Tanto el FMI como el Banco Mundial han efectuado

predicciones más pesimistas respecto a la salida de la crisis. En enero el Fondo Monetario suponía que el crecimiento mundial se detendría en un 0.5%, pero Strauss-Kahn dijo un mes después que había que modificar a la baja esta proyección. Strauss-Kahn ahora declaró que “En la reestructuración (de los bancos) las cosas están realmente lentas”…”Me temo que si las cosas van por este camino dos o tres meses más, entonces la recuperación en 2010 será difícil”. La caída del empleo es un problema creciente en todo el planeta. En los Estados Unidos el desempleo ha superado el 8%. China enfrenta una brusca alza del desempleo, el paro urbano oficial está ahora en 4.2%, pero la metodología del gobierno chino incluye solamente a los residentes urbanos que no tienen trabajo y se han inscrito en las oficinas de empleo, tampoco considera a los emigrantes del campo que trabajan en la ciudad y se han quedado sin puesto de trabajo, ni a los desempleados del agro, en la realidad China está atravesando una situación de desempleo que se ha manifestado en una ola de protestas, duramente reprimidas por la policía.

Desplome de las exportaciones chinas De acuerdo con las cifras del gobierno, las exportaciones de China han disminuido en febrero el 25.7% respecto al año anterior, mientras las importaciones caían en un 24.1%. Como consecuencia se ha producido una drástica reducción de su superávit comercial que pasó de 40.100 millones de dólares en noviembre de 2008 a 4.840 millones de dólares en enero de 2009. Las autoridades reconocen que no pueden confiar en el comercio para alcanzar un crecimiento del 8% este año. Este guarismo es considerado el mínimo para extender el empleo y garantizar la estabilidad social. . En Chile El índice de actividad económica, Imacec, cayó un 1,4% en enero. Y aunque el consumo habitual experimentó una leve recuperación en enero, las importaciones de consumo y las ventas de consumo durable siguen retrocediendo, el Banco Central también indicó que en lo que respecta a las adquisiciones de bienes de capital de febrero estos disminuyeron en un 13% anual. Crecimiento cero Las previsiones de crecimiento han sido rebajadas nuevamente por los especialistas, ahora reconocen que podremos tener crecimiento negativo en 2009, un gran retroceso en las exportaciones y desempleo de dos dígitos. Chile está experimentando la deflación de precios, la caída de la producción industrial y de las exportaciones. Todo esto está

vinculado con la dependencia de la economía nacional respecto a la situación recesiva de los principales mercados de destino de las exportaciones, y mientras no se recupere la demanda global, el país debe prepararse parta la perspectiva de una recesión larga. No existe blindaje que lo impida, las medidas reactivadoras de las autoridades no son suficientemente potentes como para revertir este cuadro.

Aumenta la morosidad La caída de la demanda de las exportaciones que se refleja en la disminución de precios y en la caída de los volúmenes transados, junto con la mayor ‘cautela’ de la banca para otorgar créditos, ha provocado una recesión económica acompañada de la caída de los precios, la temida y rara deflación, ya que tanto la gente como las empresas están disminuyendo su consumo. Los impagos se han duplicado en febrero de 2009, respecto a igual mes del año 2008. En algunos sectores como el automotriz, o la construcción, la caída de ventas es de alrededor del 40%, y a pesar de los despidos y otras reducciones de costes, no consiguen ajustarse por lo cual es de esperar el comienzo de un circulo vicioso, a partir de los eslabones débiles, de empresas entrando en quiebra y situaciones de insolvencia durante el año. Lógicamente no todos los sectores, o empresas de algún sector, serán afectados de la misma manera, algunos pueden obtener ganancias incluso gracias al debilitamiento de competidores debido a la crisis. Desempleo El desempleo continúa creciendo, los más afectados son los trabajadores en situación precaria como los trabajadores a honorarios, los que trabajan con contratos a plazo fijo, los subcontratados. Un ejemplo, la gran minería contabiliza 12 mil despedidos, de ellos un 90% son trabajadores de empresas subcontratistas.

[1] Gerencia de División Estudios del Banco Central de Chile.

Aumento del desempleo y caída de los salarios reales
Patricio Guzmán, Socialismo Revolucionario, CIT Chile 4 de marzo del 2009.

A casi dos años del estallido de la burbuja de las hipotecas ‘sub prime’, que terminó transformándose en la peor crisis económica desde los años 30, la recesión de la economía mundial no remite, al contrario varios ‘focos de incendio’ en diversos lugares del mundo amenazan con profundizarla. Hoy puede decirse sin dudar que el mundo enfrenta el escenario de una depresión económica global.

Estados Unidos "El desempeño de la economía en el último trimestre del 2008 fue el peor en más de 25 años. Y francamente, el primer trimestre de este año alberga escasas promesas de mejores resultados”, señalo Barack Obama. La aseguradora AIG, una pieza fundamental en el respaldo al sistema bancario, ha debido ser rescatada del colapso inminente por cuarta vez con una inyección de dinero de fondos públicos, es decir de los contribuyentes, de US$ 30.000 millones, AIG acaba de dar a conocer las mayores pérdidas trimestrales de una compañía de los EEUU en toda la historia. No es un asunto menor ya que AIG, es el re-asegurador de todo el sistema bancario occidental.

El presidente de la Reserva Federal (el Banco Central en los Estados Unidos), Ben Bernanke advirtió que si el gobierno no lleva adelante medidas audaces, "La alternativa podría ser un episodio prolongado de estancamiento económico que no sólo contribuiría a un mayor deterioro de la situación fiscal, sino que supondría una menor producción, empleo, e ingresos por un periodo prolongado".

Por su parte el multimillonario Warren Buffet señaló que el mundo estaría en caos en 2009, y no preveía mejoras en el corto plazo. Las acciones de la bolsa de Wall Street se desplomaron una vez mas, el 3 de marzo, llegando a valores mínimos en 12 años. Entre las grandes empresas el Citigroup cayó un 20%, Alcoa un 11.88%, General Electric un 10.69%, General Motors descendió un 10.67%, Caterpillar un 9.91%, American Express un 8.29% y el Bank of America un 8.1%. Esto es especialmente significativo porque los valores de las empresas ya están muy disminuidos.

Europa

La recesión global ha tenido un fuerte impacto en Europa Central y Oriental, varios países se encuentran al borde de la quiebra, se llama ‘default’ cuando un país tiene que dejar de pagar sus compromisos internacionales. Las empresas y los particulares fuertemente endeudados en Euros y Dólares, en la época del crédito fácil, ahora en una situación de brusca contracción de la demanda y la producción, no pueden cumplir con sus deudas con los bancos. Aquí la crisis del sector financiero partió del deterioro de la llamada ‘economía real’, al caer los volúmenes de sus exportaciones hacia Europa Occidental como producto de la recesión.

Pero el efecto contagio a su vez ha llegado a los bancos de Europa Occidental, con grandes negocios en el sector oriental del viejo continente. En el caso de Austria, los montos comprometidos llegan a ¾ de su Producto Interno Bruto. Esta nueva crisis financiera ha venido a sumarse a los graves problemas de la Euro zona que en su conjunto está en recesión.

Gran Bretaña ha sido por dos siglos un centro financiero mundial. Ahora es el principal enfermo de Europa, al punto de estar entre las listas de países candidatos a la bancarrota. Los activos de su sector financiero, llegan a 400% del PIB del país, un plan de rescate del sector debería ser de montos semejantes a los de Estados Unidos, sin embargo la base impositiva con la que cuenta el gobierno es solo la cuarta parte. Se espera que la reducción del sector financiero vaya acompañada de la caída de los precios de los activos británicos, especialmente de las propiedades inmobiliarias en el sector de Londres y el sudeste de Inglaterra. Los precios de las viviendas en Gran Bretaña, estaban más inflados que en las áreas más especulativas de Estados Unidos, el desplome de los precios a su vez tendrá consecuencias en los portafolios de préstamos bancarios, especialmente hipotecarios, pero también en los activos vinculados con seguros y de pensiones, esto a su vez profundizará la depresión económica.[1] Desde Octubre de 2008, el sector financiero perdió 10.000 empleos, se espera que pierda otros 15.000 en los próximos meses.

Por su parte, Irlanda y España que eran presentados como países de alto crecimiento dignos de imitar por países ‘emergentes’ (o sea subdesarrollados y dependientes) ahora están entre los más afectados por la recesión en Europa. El fin del fuerte crecimiento estuvo basado en la inversión inmobiliaria, las empresas inmobiliarias trabajan con un fuerte apalancamiento de recursos de la banca. Al llegar a su fin su burbuja especulativa, en Irlanda y España hay

serios trastornos en el sector financiero. La banca española, especialmente las entidades de tamaño medio afrontan un fuerte aumento de la morosidad y la reducción de su negocio por el desplome del crédito en 2009. España, el primer país en perder la calificación AAA Por la importancia que tiene el sector financiero español en la banca que opera en Chile, en este informe nos detendremos en la situación de este país. Las agencias de calificación de riesgo, están desprestigiadas después del colapso de instituciones bien calificadas, pero sus calificaciones siguen teniendo importancia a la hora de determinar los intereses de los créditos y su disponibilidad. España fue el primer país, desde el comienzo de la crisis financiera en perder su calificación crediticia "AAA" de Standard & Poor’s, a fines de enero de 2009, lo que ha sido confirmado recientemente. Ante la imposibilidad de aumentar las exportaciones, España, debería reducir su endeudamiento, y de insistir en tomar deuda debería pagar más por el incremento del riesgo.

Desde que se inició la crisis, la cotización de Santander ha caído un 62,5%, y la de BBVA, un 68%. Pero todavía hay una entidad más castigada: Banco Popular, que se ha dejado el 71,5% de su valor. Por malas que sean estas cifras, son mucho mejores que las de los otros bancos europeos o norteamericanos.

Sin embargo, se espera que la situación de los bancos españoles empeorara, no solo por el deterioro al interior de España, si no también por su exposición en el exterior. En primer lugar en América Latina, donde se espera que la depresión mundial cauce estragos a partir de ahora. Además el grupo Santander tiene una gran exposición al mercado británico, que como ya vimos antes tiene grandes problemas en su sistema financiero. A pesar de esto sigue adelantes con su política de comprar otros bancos, lo que algunos comienzan a mirar como una –huida hacia adelante-.

En diciembre de 2007 la morosidad de los créditos concedidos por los bancos, cajas y cooperativas que operan en España a empresas y particulares era de 0,83%, en diciembre de 2008 ya llegó a 3,29%, y para el año 2009, se espera una morosidad del 8%. La realidad es

más negra porque los bancos han recurrido a la triquiñuela contable de quedarse con las viviendas por las que las inmobiliarias no pueden devolver los créditos, de esta manera frenan el alza de la morosidad, y presentan un préstamo incobrable como activo.

Deflación, desempleo Como ya hemos dicho en informes anteriores, la inflación está en retirada en todo el mundo, y la perspectiva que se está instalando es la de una deflación global, que incluso si es de corta duración, hará más lenta la salida de la recesión.

La perspectiva que enfrentaremos los trabajadores en todo el mundo es una fuerte alza del desempleo, y la caída de los salarios reales. La OITadvierte que “Lo que comenzó como una crisis de los mercados financieros se ha convertido en una crisis de empleo global. El desempleo está aumentando. El número de trabajadores pobres también” y que “El número de desempleados, trabajadores pobres y empleos vulnerables aumentará de manera espectacular debido a la crisis económica mundial”, y que “El salario real de millones de trabajadores se reducirá en 2009 después de una década en la cual estuvo rezagado detrás del crecimiento económico mundial” [1] Great Britain - The “Rust Belt” of Global Finance , Martin Hutchinson. Money Morning/The Money Map Report

El mundo está en depresión
Patricio Guzmán
De acuerdo con la definición de la Oficina Nacional de Investigaciones Económicas norteamericana (National Bureau of Economic Research), una recesión es cualquier decrecimiento continuado de la actividad económica durante dos o más trimestres consecutivos. Hasta la llamada Gran Depresión los términos Depresión y Recesión se usaban como sinónimos, desde entonces se ha considerado que una depresión es una recesión continuada, y la insistencia para evitar el término es simplemente por la fuerte asociación de la palabra ‘depresión’ con la que había sido la peor crisis del capitalismo hasta ahora. Hoy podemos decir que sufrimos una depresión global. El mundo en su conjunto está en la peor crisis económica desde la Gran Depresión de los años 30 y aún puede ser peor, ya que las señales indican que la situación no mejora. Una diferencia impresionante entre la crisis actual y la de los años 30, es la velocidad con la que se ha extendido por todo el globo. En la llamada Gran Depresión, entre que estallo la

burbuja especulativa en la Bolsa de New York, y que se hizo sentir la crisis en Francia pasaron 3 años. Ahora los contagios son rapidísimos. Estamos en una nueva ola de la crisis bancaria Los países del Este Europeo están entrando en una profunda recesión, y el problema no es sólo de ellos. Hasta hace poco estos países exhibían índices de crecimiento superiores a los del resto de Europa. Las monedas de los países del Este Europeo se han desplomado; el zloty polaco ha caído con respecto al euro un 48 por ciento, el forint húngaro un 30% y la corona checa un 21%, en los últimos seis meses. Latvia, hoy es considerado un país quebrado, pero los otros países del este europeo también estan en problemas. Como producto de la recesión profunda de sus economías los bancos locales estan amenazados. El problema es que si se los deja caer, pueden arrastrar consigo a muchos bancos de Europa Occidental. Los préstamos que se tomaron en euros o dólares no pueden devolverse. La banca de Europa Occidental tiene hasta 1,5 billones de euros invertidos en la Europa Central y oriental. Austria, el país más afectado, tiene comprometidos unos 220.000 millones de euros, o sea tres cuartas partes de su Producto Interno Bruto. Otros bancos comprometidos son de Alemania, Italia, Francia, Bélgica, Holanda y Suecia. Sector financiero en EE.UU La situación en los Estados Unidos de las instituciones financieras en los EE.UU. sigue mal. De acuerdo con la prensa el gobierno está estudiando el estado de las cuentas de los principales bancos, para evitar su colapso, con nuevas inyecciones de Capital. El banco estadounidense Citigroup registró pérdidas de 18.715 millones de dólares (14.095 millones de euros) al cierre del ejercicio 2008 Bank of America registró una pérdida neta de 1.790 millones de dólares. Funcionarios estadounidenses revelaron a primera hora del viernes que llegaron a un acuerdo para inyectar en Bank of America otros 20.000 millones en capital y asumir pérdidas por un monto de 118.000 millones. Bank of America ya ha recibido 25.000 millones de dólares de los fondos del programa de rescate conocido como TARP, pero necesitaba una inyección adicional de capital para ayudar a digerir las pérdidas relacionadas con la adquisición de Merrill Lynch & Co. Este ex banco de inversiones, que fue absorbido por Bank of America para evitar su quiebra, perdió el cuarto trimestre 15.840 millones, 500 millones más que lo esperado. La segunda mayor aseguradora de bonos del mundo, Ambac, ha registrado unas pérdidas de 2.340 millones de dólares en el cuarto trimestre del año 2008. Como consecuencia, en la bolsa los valores de las acciones de Citigroup han vuelto a retroceder, esta vez un 15%, mientras Wells Fargo un 6% y JPMorgan un 3%, y también perdió un 9% de valor el Bank of America. Funcionarios del gobierno Obama han debido salir al paso de rumores de nacionalización, que provocaron un nuevo derrumbe del valor de los títulos del sector en la bolsa. Incluso el neo liberal ex director del Fondo de Reserva Federal (Banco Central en EE.UU.), Alan Greenspan ha declarado públicamente su opinión de que una nacionalización temporal de la banca sería lo menos malo.

En EE.UU. se debate la necesidad de nacionalizar los bancos. Sin resolver el problema del colapso del crédito y la inversión asociados, y de la falta de credibilidad de la banca en los países desarrollados, los economistas no vislumbran la salida de la crisis global. Las noticias de la situación de los principales bancos dan cuenta que los paquetes de rescate multimillonarios no han funcionado. En Europa muchos países se han visto obligados a nacionalizar expresamente, o de facto tomando el control, de las instituciones financieras colapsadas. Tal es el caso en Gran Bretaña, Bélgica, Alemania, Holanda, Luxemburgo, Irlanda, Islandia. En Alemania se aprobó un cambio legal para nacionalizar por primera vez bancos desde los años 30. La banca en España Hasta hace poco la banca española parecía la gran ganadora de la crisis financiera global. El grupo Santander, en particular, había subido al quinto lugar del ranking mundial de bancos. Ahora la situación es muy distinta. El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, ha advertido que un agravamiento de la crisis "puede suponer un proceso de reestructuración de nuestro sistema bancario”, en el Senado dijo que si se agrava la actual situación económica, puede acabar con “una reestructuración del sistema bancario español". Una recesión profunda y de duración incierta “España se encuentra inmersa en un círculo vicioso en donde los problemas en la economía se agravan con los episodios que han surgido desde el sistema bancario, un sistema bancario que se muestra hoy por hoy, incapaz de producir financiamiento para ayudar a la recuperación de la economía. Para colmo de males, la Comisión Europea iniciará en el día de hoy un procedimiento contra España por haber excedido el límite del 3,0% en el déficit fiscal en 2008, autorizado por Bruselas (el déficit fiscal resultó superior al 3,4%).” Latinforme, miércoles 18 de febrero de 2009 "Uno de los años más difíciles que ha vivido la banca española en décadas", con estas palabras el consejero delgado de Banesto, José García Cantera, vaticinaba cómo será 2009. García Cantera también destacaba que la velocidad con la que se está ralentizando el crecimiento económico en todos los países desarrollados del mundo es "muy rápida", lo que hace prever una "recesión profunda y de duración incierta". Grupo Santander El Banco Santander tuvo un beneficio neto de 8.870 millones de euros en 2008, y aprovecho la coyuntura para comprar varios bancos y expandirse. Sin embargo, ahora se está corriendo la voz de alarma. Uno de los principales bancos de inversión inmobiliaria de España, el Banif, de propiedad del grupo Santander, ha efectuado un ‘corralito’ dejando a 50 mil personas sin poder retirar 3.200 millones de Euros por falta de liquidez. Durante dos años liquidará activos, y si no puede cubrir con su patrimonio los reembolsos, entonces liquidará el fondo. Antes, clientes del banco privado Banif habían sufrido pérdidas de alrededor de 400 millones de euros con la quiebra de Lehman Brothers. La situación del Banif, se suma a la suspensión del fondo de inversiones cogido en la estafa Madoff, con la pérdida de 3.500 millones de dólares.

Esto, es un ambiente de desconfianza hacia los bancos en general ha deteriorado la credibilidad del Banco Santander en España. Hoy día, para mejorar su liquidez Banco Santander confirmó que "mantiene negociaciones" para la venta de su paquete accionarial del 31,6% en Cepsa, la mayor empresa petroquímica española. Entretanto los títulos de Cepsa, que hoy presentó resultados, bajaron un 25%. El desempleo sigue aumentando en todo el planeta La crisis que hace tiempo dejó de ser principalmente financiera, para transformarse en una recesión y afectar a la ‘economía real’ ha provocado la contracción de la producción y como resultado el aumento del desempleo. Chile no es la excepción. De acuerdo con un artículo publicado recientemente en El Mercurio por Hernán López Guerra, el desempleo de los jóvenes, entre 15 y 29 años, sobrepasaría el 20% en 2009, y citando al director del Injuv, Juan Eduardo Faúndez, advierte que la cifra de desocupación en los sectores más pobres llegará al 30%. Por supuesto fiel a la línea neo liberal de El Mercurio, el mismo artículo propone terminar con las ‘rigideces’ del mercado laboral chileno, y plantea que los jóvenes deberían tener otras condiciones de salarios y jornadas laborales. La carrera al fondo del pozo Esa receta que los economistas llaman ‘la carrera hacia el fondo del pozo’ terminará por agravar el problema de la falta de demanda solvente a la que se enfrenta la economía capitalista en el mundo. En las actuales condiciones de depresión global, el desempleo no va a mejor bajando los salarios, aumentando la explotación de la fuerza laboral, y profundizando la flexibilidad del empleo y el despido. Si una empresa aumenta su competitividad por esta via, y las demás se mantienen igual, su competitividad relativa mejorará, pero si todas las empresas hacen lo mismo simplemente nos seguiremos hundiendo en lo que amenaza ser la mayor crisis global del capitalismo. En condiciones de recesión generalizada el desempleo, ante que de otras consideraciones, depende de los niveles de la demanda y la inversión. Plantear como solución reducir los ingresos de los trabajadores es simplemente absurdo. La ‘teoría del helicóptero’ Los analistas esperan que a partir del mes de marzo la percepción de la recesión en la economía chilena se instale en la gente. El final de los empleos estacionales del verano, con el término de las vacaciones, los tradicionales gastos familiares que se concentran en este mes, entre otros hará sentir a las personas que el famoso ‘blindaje’ no resistía ninguna prueba. La consecuencia esperada será una brusca contracción de la demanda de los particulares. Dando cuenta de la gravedad de la recesión que afecta a la economía chilena, acompañada de una deflación, para evitar una contracción aguda de la demanda, el gobierno está intentando poner en práctica la llamada ‘teoría del helicóptero’, que consiste en lanzar ‘desde el aire’ subsidios de dinero directos a la población para estimular la demanda. Para contrarrestar la percepción de recesión en marzo el gobierno ha destinado un bono de $40.000 por carga familiar a los trabajadores de menos ingresos. Una solución ensayada en los años 90 por el gobierno japonés sin mucho éxito.

Chile - Se profundiza la recesión.
10 de febrero del 2009.

Lo últimos datos dados a conocer sobre el desempeño de la economía chilena en enero son muy malos. Las exportaciones cayeron 41.3% anual en enero de 2009 respecto a enero 2008, por el fuerte retroceso de los envíos de cobre al caer su precio alrededor de 54%. Por su parte las importaciones retrocedieron 25.5% en enero 2009 respecto al mismo periodo del año anterior. Por efecto del menor precio del petróleo, la desaceleración del consumo, y el impacto del aumento del tipo de cambio en la adquisición de los bienes de consumo.

A nivel mundial la recesión se ha profundizado, las medidas de salvataje bancario no han tenido todos los efectos esperados, y hay un rebrote de crisis bancaria, La incertidumbre frente a un sistema que carece de transparencia – nadie está seguro de la magnitud de los activos “tóxicos” – a instalado la sospecha en el sistema financiero y es un freno permanente al crédito interbancario, y entre los bancos y sus clientes. Mientras escribimos estas líneas se debate el plan económico de la administración de Obama para enfrentar la recesión. Para conseguir la aprobación por la cámara de representantes y el senado de su plan de rescate, Obama ha tenido que advertir de una inminente catástrofe. Gran Bretaña, que era la segunda plaza financiera mundial es considerada hoy un país que podría seguir los pasos de Islandia a la quiebra. La recesión se ha instalado en Alemania, Francia, Italia, España…

Nueva Crisis Asiática Todas las ilusiones sobre el desacoplamiento asiático, un papel independiente de Asía, especialmente de China, como locomotora del relanzamiento del crecimiento económico mundial se han derrumbado. Japón, la segunda economía mundial ha entrado en recesión, mientras China y la India han visto como sus economías se contraen bruscamente al ver drásticamente reducidos sus mercados de destino de las exportaciones. Asia, ahora más que una locomotora al rescate de los países desarrollados en dificultades, es parte del problema. La caída e los precios de las materias primas y otros commodities en los mercados mundiales, está arrastrando a la recesión a los otros países llamados ‘emergentes’. Ya no existe ningún país libre de las turbulencias económicas.

Aumenta el desempleo

En todo el mundo los despidos masivos, y el incremento brusco del desempleo, han acompañado la progresión de la crisis. La alta cesantía es un factor adicional de la persistencia de la crisis. El desempleo, a nivel económico, multiplica la caída de la demanda, en esto al menos hay tres factores a considerar; La gente que se queda sin salario, es restada parcial o totalmente de la demanda agregada. Al principio el golpe puede ser morigerado con los ahorros y el seguro de desempleo, pero si no se encuentra trabajo pronto, lógicamente la gente deja de consumir. El aumento del desempleo presiona el conjunto de los salarios y las condiciones de trabajo a la baja, en países con despido libre en la práctica como Chile los patrones pueden despedir masivamente trabajadores y luego contratar con salarios mucho más bajos. Una consecuencia es la disminución de poder adquisitivo de la masa laboral. La incertidumbre que provoca la recesión y los despidos hacen que la gente postergue sus decisiones de compra, especialmente de bienes duraderos, como viviendas, automóviles, línea blanca, e incluso vestuario y calzado.

En Chile de acuerdo con la Dirección del Trabajo la progresión del número de despidos ha sido la siguiente:

Octubre 2008 77.403 Noviembre 2008 78.774 Diciembre 2008 116.640 Enero 2009 150.000 Una característica de la economía chilena es la creciente concentración del ingreso y la propiedad, con altos niveles de desigualdad social entre el quintil más rico y el resto de la población. El 20% de la población se hace con el 60% del ingreso nacional. No obstante, hasta la recesión actual, esto anduvo a la par con niveles de consumo crecientes. ¿Cómo se puede conjugar la caída de la participación de los asalariados en la renta nacional con el aumento del consumo?

Esto se explica por: 1. el aumento del PIB – el crecimiento de la economía – que aunque mayoritariamente va a los bolsillos de pocos, también permite algo de distribución abajo. 2. la bancarización masiva, vía tarjetas de créditos llamadas ‘comerciales’, y tarjetas de débito. 3. endeudamiento generalizado, por ejemplo mediante el acceso masivo de los sectores más pobres, y de jóvenes estudiantes que todavía no tienen trabajo remunerado, a las tarjetas de crédito de grandes tiendas, convertidas hoy en negocios primordialmente financieros, y la las filiales financieras de los bancos. 4. a ello hay que sumar el incremento de la participación de la mujer en la fuerza laboral y finalmente jornadas más largas de trabajo y empleos adicionales.

Si se piensa, todas las condiciones anteriores están en retirada por la recesión mundial y su aterrizaje en Chile, el crecimiento del PIB se contrae, el acceso al crédito es más caro y difícil, los desempleados no son sujetos de crédito, la ocupación remunerada se destruye y se precariza. En suma estamos comenzando a ver una contracción del consumo, una disminución de la demanda. La recesión global, que comenzó con la explosión de una burbuja especulativa hipotecaria en los EEUU, ha pasado a la economía productiva real de bienes y servicios, y está destruyendo aceleradamente fuerzas productivas.

Deflación El INE ha reportado que: “IPC de enero fue de -0,8%, el más bajo para este mes desde 1943”, En diciembre, la inflación tuvo una variación negativa, de –1,2%, en noviembre -0,1%. Por tercer mes consecutivo los índices de IPC que miden la inflación han arrojado números negativos. Hemos pasado rápidamente de una situación de crisis con alta inflación, motivada por los precios internacionales, en primer lugar del petróleo, a la situación contraria. La vertiginosa caída de los precios internacionales ha impactado fuertemente en Chile, y ello a pesar que los empresarios procuran no traspasar toda la rebaja de precios de los insumos, a los consumidores (como en el caso de la harina y el pan). En este sentido es importante señalar que el grupo de alimentación ha tenido un comportamiento más conservador, en noviembre pasado subieron un 1,1%, en siembre y enero bajaron, pero solo -0,5% y -0,1% respectivamente.

Este impacto viene a demostrar los que muchos economistas que no compartían los dogmas neo-liberales advirtieron antes del comienzo de la crisis: la extrema exposición al libre comercio mundial de la economía exportadora chilena, no la hacía ‘blindarse’ si no por el contrario la dejaba mucho más influenciable por los vaivenes de los ciclos económicos capitalistas globales.

Hoy existe el peligro, a nivel de la economía mundial, de caer en una ‘trampa de deflación’ (caída continuada de los precios). La deflación es una situación bastante excepcional, propia de épocas muy recesivas, en principio a todos nos parece muy bueno que bajen los precios, especialmente a aquellos que están endeudados con moneda indexada a la inflación (la UF en Chile), sin embargo, la ‘trampa de deflación’ es un circulo vicioso recesivo, si la expectativa es que los precios bajaran en el futuro, la lógica para el comprador es postergar las decisiones de compra que pueda, y comprar más adelante más barato. Sin embargo, si los consumidores postergar masivamente sus decisiones de compra, el efecto es una mayor contracción de la demanda, aumenta la lentitud de la circulación del dinero porque los consumidores prefieren ahorrar sus recursos para el futuro, así la deflación es a la vez causa y efecto de la caída de la demanda, que se viene a sumar a las otras causas de la recesión, y que vuelve ineficaces las herramientas contra-cíclicas tradicionales. Los productos y servicios de las empresas no encuentran compradores, y por lo tanto no realizan su valor y acumulan pérdidas. Salir de una situación de deflación es difícil, los retrasos en reaccionar de la autoridad económica que ente caso debería estimular el poder adquisitivo, tienen un costo de oportunidad mayor mientras más tarde reaccione, y el Banco Central chileno ha seguido preocupado de que la inflación se podía disparar - como llegó efectivamente a ocurrir casi todo el año 2008 – sin advertir a tiempo el peligro de deflación, y hasta ahora ha sido timorato en la baja de las tasas de interés de referencia. Pero además, como ya señalamos antes al mencionar las cifras de variación de precios de los alimentos, de momento los sectores más pobres de la población están confrontados con el peor de los escenarios, el IPC muestra inflación negativa, con las consecuencias deflacionarias recesivas que hemos mencionado arriba, sin embargo los alimentos de primera necesidad, que tienen una participación mayor en la canasta de compra mientras menos ingresos tenga la persona o el grupo familiar, no están bajando en la misma proporción.

Esta claro que no ha funcionado el supuesto ‘blindaje’ de la economía chilena en el contexto mundial de recesión, y aunque todavía no se percibe en toda su magnitud, la recesión económica y el desempleo se ha instalado en Chile, y la interrogante ahora es que tan prolongada y profunda será el estancamiento, o incluso una franca depresión.

Chile en recesión, La crisis y el desempleo se instalaron en el país
Patricio Guzmán,

5 de febrero del 2009.
.Hoy

hay un reconocimiento generalizado que los mecanismos del mercado no pueden resolver crisis económicas de una amplitud como la actual, o que afecten sectores económicos y regiones completas. La quiebra de Lehmann Brothers, y sus enormes consecuencias sobre la economía en todo el mundo, obligó a los economistas neoliberales a tomar una dosis de amarga medicina de realidad, lanzar rápidamente por la borda décadas de propaganda ‘libremercadista’ y aceptar mayor intervención estatal. Más aún cuando ha sido la propia globalización de los mercados financieros, con la creciente anulación de regulaciones y limites, y la creación de productos derivados especulativos, lo que provocó el inicio de esta recesión mundial. Hay que esperar un escenario recesivo en toda América Latina, y Chile no será excepción. El impacto de la recesión en los países desarrollados, y en las grandes economías de Asia, ha comenzado ha afectar a Chile más rápida y profundamente de lo anunciado por el gobierno. Las cifras ‘maquilladas’ del INE, han quedado en entredicho con la encuesta de desempleo en la región metropolitana de la U. de Chile, que situó la cesantía en casi el 10% en diciembre de 2008[1], y ahora con numerosos economistas que afirman que Chile ya está en recesión de acuerdo con la metodología para dar cuenta del fenómeno que se ocupa en los países desarrollados. De acuerdo con ellos, el tercer trimestre del año pasado, la economía se contrajo 0,2% respecto del trimestre anterior. Los expertos estiman que en el cuarto ocurrió lo mismo, pero más acentuado.[2] . ¿Vuelta al crecimiento? Los economistas optimistas, hoy se atreven a pronosticar la salida de la recesión mundial en el año 2010, los pesimistas llegan a avizorar horizontes de 10 y hasta 15 años. Dando cuenta del estupor en que están políticos y tecnócratas, Tonny Blair (ex primer ministro británico) declaró recientemente, que si se pregunta a un economista cuales serían las soluciones a la crisis, lo más honesto que podría decir sería “no lo sé”. Las crisis periódicas de la economía, con las dificultades y tragedias humanas que siempre hay detrás, son una característica cíclica del capitalismo, pero las crisis son momentos de ruptura, ningún sistema vive en permanente crisis, de manera que a menos que sea reemplazado por una alternativa, es razonable suponer que en algún momento vuelva a aparecer un ciclo de crecimiento capitalista. No obstante, no asistimos simplemente a una repetición de las muchas crisis que se han vivido en la última década y media (Tequila,

Samba, Asiática, Rusa, Sueca…), estamos ante el fin de un ciclo de crecimiento de largo plazo del capitalismo. . La recesión global actual tiene algunas características que vale la pena destacar: Se produce a partir de la primera economía mundial, en la economía central; los EEUU. Esta vez no se trató de contagio, como en otras ocasiones, desde economías más o menos periféricas. Es la primera crisis sincronizada en todo el planeta desde los años 30. De un problema local norteamericano pasó a las grandes economías de Europa, como Gran Bretaña, Alemania y Francia… El ‘contagio’ fue muy rápido y ahora, a dos años de estallar la burbuja hipotecaria, ya tiene un carácter mundial, ninguna economía ha escapado de sus consecuencias. Se ha transformado de crisis del sector hipotecario, en crisis de todo el sector financiero, pasó luego a crisis económica global, y se convirtió en recesión mundial. La economía es una disciplina política, conectada con intereses, grupos y clases sociales, no es de sorprender que el desorden pase del ámbito económico a convertirse en crisis social y política. Así hemos visto acontecimientos como el levantamiento en Grecia a fines del 2008, y la reciente huelga general en Francia. El primer gobierno en caer como producto directo de una debacle económica es el de Islandia, considerado en el pasado como el país con la gente ‘más feliz’ es ahora una nación literalmente quebrada, con sus jóvenes tratando de encontrar trabajo en otros países, cual nación del tercer mundo. Asistimos a una contracción mayor de la demanda y la inversión en todo el globo, y hasta ahora, las medidas anti-cíclicas y los paquetes de rescate no han funcionado bien. Hoy el mayor temor es que se esté instalando una deflación (caída persistente de los precios) lo que implicaría una recesión de larga duración. Con precios de commodities deprimidos los países de alta exposición a las exportaciones de materias primas y silvo-agropecuarias como Chile enfrentarán un complicado panorama de disminución de ingresos por concepto de comercio exterior. . El desempleo en alza será el principal problema del año 2009 en todo el mundo. En Chile, el incremento del desempleo que se percibió durante el mes de enero de 2009, es una señal de alarma, los especialistas indican que el impacto está llegando anticipadamente respecto a lo esperado, porque estamos en verano cuando se crean muchos empleos temporales. Los jóvenes son el sector más afectado por la falta de trabajo remunerado. El subsidio juvenil anunciado por la presidenta Bachelet para los jóvenes de los estratos más pobres, llega tarde y no va a servir mientras no se soluciones los problemas centrales que afectan al

empleo, la demanda externa e interna, y la inversión. En el corto y medio plazo el empleo depende en primer lugar de las variables de demanda e inversión, hoy por hoy completamente deprimidas. La economía chilena se caracteriza por su apertura a los capitales y mercado internacionales, con sus sectores más dinámicos orientados a la exportación, en época de crecimiento esto se traducía en fortalezas, en un impulso al crecimiento y la inversión, por el contrario en un contexto recesivo aparece como una economía muy expuesta, con poca capacidad de ‘desacoplamiento’. En el plano exterior, mientras no se recupere la demanda en los principales mercados de los productos producidos en Chile, la economía local no va a salir de la recesión. En el plano interior las pequeñas y medianas empresas, e incluso muchas grandes en sectores más afectados como la construcción, están estranguladas por las dificultades de acceso al crédito, y la contracción de la demanda. . La Banca en Chile es parte del problema La recesión mundial comenzó con el hundimiento de la banca hipotecaria y de inversión, en Chile majaderamente nos han repetido que aquí tenemos una banca sólida, sin embargo, también aquí los bancos se han convertido en parte del problema. ¿De que sirve tener Bancos con grandes beneficios, si sus políticas agravan la recesión en curso? Los resultados espectaculares de la banca en Chile[3] resultan paradójicos en este contexto de estancamiento económico. De acuerdo con las informaciones difundidas por la agencia EFE el sector bancario obtuvo en 2008 beneficios netos por 993.130 millones de pesos (unos 1.601,82 millones de dólares) que suponen, en la moneda local, un aumento del 2,81% respecto de las ganancias obtenidas en 2007, en diciembre de 2008, los beneficios todavía muy positivos, se redujeron en 55.5% en comparación con el mes anterior de noviembre. Las razones principales que explican este descenso, es la disminución de los créditos y el aumento de las previsiones que han hecho los bancos. En otras palabras, el sistema bancario esta haciendo una política pro-cíclica, que ahonda la recesión, al revés de lo que sería necesario esperar de una banca comprometida con los intereses sociales y nacionales. Pero lógicamente mientras los bancos estén en manos privadas y su finalidad única el lucro, no se puede esperar otra cosa. Distinto es el caso de las autoridades, que han inyectado importantes recursos al sistema financiero, sin exigencias como contrapartida en temas como créditos para la producción y servicios, o la manutención del empleo. Así los bancos, se han sentido libres para despedir masivamente trabajadores, y restringir tanto el crédito de consumo como el productivo.

ANEXO RESULTADOS DE LOS BANCOS:

La banca chilena ganó más de 1.600 millones de dólares en 2008

EFE 30-01-2009 Santiago de Chile.- La banca chilena obtuvo en 2008 beneficios netos por 993.130 millones de pesos (unos 1.601,82 millones de dólares) que suponen, en la moneda local, un aumento del 2,81% respecto de las ganancias obtenidas en 2007, informaron hoy fuentes oficiales.

Durante el pasado diciembre, los beneficios del sector llegaron a 40.757 millones de pesos (unos 65,73 millones de dólares), con una caída del 55,5% en comparación con el mes anterior. EFE/Archivo Durante el pasado diciembre, los beneficios del sector llegaron a 40.757 millones de pesos (unos 65,73 millones de dólares), con una caída del 55,5% en comparación con el mes anterior, según los datos proporcionados por la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras. Ese descenso se produjo a causa de una disminución de los créditos y un aumento de las provisiones por parte de los bancos frente a la crisis económica mundial, que también ha empezado a tener efectos en Chile. Los créditos a empresas retrocedieron en diciembre un 1,72% respecto del mes anterior, los destinados al comercio exterior disminuyeron un 5,12% y los de consumo en cuotas un 0,19%, mientras que los de vivienda tuvieron un leve aumento, del 0,41%. En cuanto a los créditos (colocaciones) totales, sumaron en diciembre el equivalente a unos 115.793,04 millones de dólares, mientras la rentabilidad del sistema sobre capital y reservas se situó en el 15,23% en el período, según el informe. El Banco Santander Chile, controlado por el grupo español Santander, se mantuvo el año pasado en el primer lugar con beneficios por 331.017 millones de pesos (unos 533,89 millones de dólares) y una rentabilidad del 26,03% sobre capital y reservas. En el segundo lugar se situó el Banco de Chile, controlado por el grupo Luksic, con beneficios por 272.427 millones de pesos (unos 439,39 millones de dólares) y una rentabilidad del 26,57%. Le sigue el Banco de Crédito e Inversiones (BCI), controlado por la familia Yarur, que obtuvo ganancias por 152.057 millones de pesos (245,25 millones de dólares) y su rentabilidad fue del 23,82%.

El Banco BBVA Chile, del grupo español Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA), alcanzó un beneficio de 41.907 millones de pesos (67,59 millones de dólares) y su rentabilidad se ubicó en el 10,25%. Por su parte, el Banco del Estado, única entidad estatal del sistema, se anotó beneficios por 62.933 millones de pesos (101,50 millones de dólares) y su rentabilidad fue del 9,95%. [1] La encuesta de empleo de la Universidad de Chile para la región metropolitana, muestra que la tasa de desocupación durante el mes de diciembre subió a 9,6%. [2] ¿COMO SE MIDE EN LOS PAISES DESARROLLADOS? Se calcula el PIB, se limpia de factores estacionales, luego se compara con el trimestre anterior y se anualiza. En Chile, en cambio, se compara el PIB con el mismo trimestre del año anterior. La Tercera. 04/02/2008 [3] Ver ANEXO

Recesión económica proseguirá
La Banca acusada de Codicia y Miedo

Patricio Guzmán, Socialismo Revolucionario, CIT Chile. 27 de enero del 2009.

En el mejor de los casos, el programa económico de la administración Obama, que ha sido calificado como insuficiente, por economistas reputados de los EE.UU. conseguirá atenuar los efectos del colapso financiero sobre el conjunto de la economía, impidiendo que la recesión se consolide como una depresión abierta. El capitalismo no va a desaparecer por si mismo, la historia nos ha enseñado hasta que punto se pueden llegar a deteriorar las condiciones de vida, si no se construye una dirección alternativa para la marcha de la sociedad y además sin una decidida voluntad de lucha de los trabajadores y los pobres. Si no acabamos con él, nuevamente se reiniciará el ciclo de acumulación capitalista con su lógica de la ganancia y su marcha anárquica hacia una nueva crisis.

Pero sin ningún ánimo catastrofista, se puede afirmar que lo más probable es que la recesión actual de EE.UU., y Europa proseguirá, y que cuando ocurra la salida será débil y desigual. Una salida que esperan que paguemos los trabajadores con desempleo, salarios a

la baja, condiciones de trabajo deteriorado, aumento de la pobreza, extensión de los oligopolios y monopolios, y mayor concentración de la riqueza. Una característica del capitalismo es la separación entre la industria financiera y la economía productiva, estos dos sectores de la economía tienen dinámicas distintas y a ratos contradictorias el uno con el otro. Sin embargo, no existe un muro que separe en compartimientos estancos el sector financiero del sector productivo, ninguno existe al margen del otro.

Nada más absurdo que calificar la crisis global actual como puramente financiera, como lo hicieron hasta hace poco, en Chile, algunos analistas convencionales de la economía, e incluso hasta un candidato a alcalde apoyado por el Partido Comunista, en Valparaíso. Un artículo central en el prestigioso medio de economía capitalista y negocios The Economist, recientemente sostuvo que: “Cuando el sistema financiero colapsa todos sufren. En los últimos 22 meses la sacudida se ha extendido desde las viviendas norteamericanas, sector tras sector, economía tras economía, algunos mercados se han recuperado, otros están siendo machacados por la volatilidad. En todas partes los buenos negocios han ido a la quiebra y se están destruyendo empleos. Mientras el crecimiento de los mercados emergentes se detiene, las economías ricas se encogen. Alan Greenspan quien, como presidente de la Reserva Federal, supervisó el auge, dijo que este era “un tipo de acontecimiento que ocurre una vez cada cincuenta años, probablemente una vez en un siglo”. Los mercados financieros prometieron prosperidad, en cambio trajeron penurias. (…)

Las Finanzas cada vez son más frágiles. Barry Eichengreen, de la Universidad de California en Berkeley y Michael Bordo de la Universidad de Rutgers identificaron 139 crisis financieras entre 1973 y 1997 (de las cuales 44 tuvieron lugar en los países de altos ingresos), en comparación con un total de sólo 38 entre 1945 y 1971. Las crisis son dos veces más comunes hoy de como lo fueron antes de 1914, concluyen los autores.”[1]

Después de describir como las Finanzas funcionan sobre la base de la credulidad en promesas futuras de gente desconocida para los inversionistas, y advertir el golpe

ideológico que han recibido los partidarios del ‘libre mercado’, el autor del artículo de The Economist termina con una posición a la defensiva, defendiendo una economía mixta con intervención estatal, que hasta hace poco no se hubiera esperado en los medios empresariales, llenos de arrogancia exitista.

“De hecho, el objetivo no debería ser ni desterrar las Finanzas ni castigarlas, sino para crear un sistema que apoye el crecimiento económico a través de la mejor combinación de estabilidad impuesta por el Estado y la iniciativa privada. Las Finanzas modernas son defectuosas, inestables y propensas a los excesos. Pero piensen en las botas y las vidas desperdiciado: los mercados planificados también son imperfectos, inestables y demasiado excesivos.”[2]

Después de millonarios paquetes de rescate de la banca, sin que las grandes entidades financieras consigan salir de sus propios problemas, y con la restricción al crédito estrangulando la demanda y a los otros sectores de la economía, voces crecientes de la opinión pública en los países desarrollados defienden la necesidad de nacionalizar los bancos. Incorporándose a este clamor artículos publicados en medios conservadores como el Financial Times en Gran Bretaña.

Para evitar ser arrastrados a la bancarrota por el sistema financiero, otros empresarios han echado por la borda toda su propaganda del ‘libre mercado’ como ‘la herramienta más eficiente de distribución de los recursos’, ‘que premia a los más productivos y castiga a los menos eficientes’. Llegado el momento de responder al ‘mercado’, y salir quebrados de los negocios, todos – desde los bancos a la industria - se han olvidado rápidamente de su animadversión por la intervención estatal, y han corrido a exigir de ‘su’ estado la socialización de las pérdidas. Quieren que las ganancias sean privadas pero las perdidas las paguemos todos, y seguir en los negocios como siempre. Sin embargo, el rebrote de la crisis financiera en los países más desarrollados, ha destruido la ilusión de un pronto regreso al ciclo de crecimiento. Y los otros sectores capitalistas culpan a la banca del desastre por su ‘Codicia y miedo’.

Efectos en la región

El impacto de la recesión sobre los países de América Latina y el Caribe, está siendo duro, por su dependencia de las economías desarrolladas de EEUU y Europa, y de los grandes mercados emergentes, especialmente de China, todos ellos en problemas. La OITha dado a conocer su pronostico que con un crecimiento del 1.9% del PIB en la región para 2009, el desempleo llegaría a un rango entre 7.9% y 8.3% de promedio anual, lo que significaría que el promedio anual de desocupación aumentaría por primera vez desde el año 2003.

En Chile las proyecciones de desempleo para el año 2009, son superiores al 10%, mucho mayores en la región de Valparaíso en donde podría llegar hasta 14%. Una situación muy preocupante, especialmente si se piensa que los estudios han pecado de optimismo desde que en EE.UU. estalló la burbuja hipotecaria, que dio origen a la recesión global, hace ya casi dos años.

El ministro de Economía, Hugo Lavados, después de reunirse ayer con el presidente y el secretario general de la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa), Bruno Philippi y Andrés Concha, representantes de los grandes empresarios, admitió que hay “serias restricciones al crédito” de parte de los bancos. Los mismos que recibieron 5.000 millones de dólares del estado, solo para apresurarse a despedir masivamente trabajadores – dando una señal a los demás sectores – y que restringieron fuertemente el crédito a las empresas y particulares.

Andrés Concha, además dijo que “estamos todos preocupados, sobre todo, porque desconocemos por cuánto tiempo puedan prolongarse las condiciones que hoy día estamos experimentando”

Ambos representantes empresariales, aprovecharon para pedir más flexibilidad laboral. Aunque es bastante difícil culpar de la recesión a supuestas rigideces de una economía rankeada en el lugar 11 en el mundo por su ‘libertad económica’, es decir justamente por la alta flexibilización y desregulación. Desmejorar las condiciones de los trabajadores, haría que el mercado interno que se está contrayendo, se debilite aún más, profundizando la recesión.

Siguiendo con la seguidilla de malas noticias del desempeño de la demanda, en los medios de comunicación, se informó que los indicadores de ventas en la Región

Metropolitana mostraron los peores resultados desde 1999. Las ventas de diciembre de 2009 fueron menores en un 9% respecto de diciembre de 2007, y el sector proyecta una caída de hasta 3% este año 2009.

Ahora suenan ridículas las palabras de Velasco, ministro de hacienda, que aseguraba que Chile estaba blindado ante la crisis.

[1] Codicia y Miedo. Un informe especial de The Economist, 22 de enero 2009. [2] Idem.

Rebrote de la crisis bancaria internacional
Alan Greenspan había dicho, en diciembre de 2008, que lo peor del colapso del crédito de EE.UU. ya había pasado y que el sistema bancario estaba listo para financiar un renacimiento económico sostenible. Dijo que no esperaba una nueva crisis bancaria, cuando los estándares se hicieran más rígidos el próximo mes. En respuesta a predicciones de académicos que los estándares bancarios más rígidos que entrarían en vigor el 19 de diciembre, producirían nuevas quiebras masivas, concedió que “más bancos caerían, quizás algunos de tamaño considerable.” Pero su visión del sistema bancario era esencialmente optimista, aunque dijo que el mercado inmobiliario y las tasas de interés “serán muy importantes aquí y no pueden ser predecidas con ninguna certeza.” Una vez más, el neoliberal ex presidente de la Reserva Federal norteamericana, y uno de los más importantes responsables de la gigantesca burbuja especulativa, se equivocó. El pasado 16 de enero, la prensa informó que Citigroup reveló planes para dividirse en dos, y un nuevo acuerdo para un plan de rescate con el gobierno norteamericano por 235 billones de dólares. El grupo financiero anunció perdidas por 8.29 billones de dólares en el cuarto trimestre de 2008, su peor resultado desde que comenzó el colapso del crédito. Mientras el Bank of America recientemente rescatado anunció que Merrill Lynch, que había adquirido este mes, reportó pérdidas por 15.3 billones de dólares. El día 15, el Tesoro de EE.UU. aceptó rescatar al Bank of America con un paquete de préstamos, garantía y nuevo capital por 138 billones de dólares pocos días después que el banco tomara el control de Merrill Lynch, el corredor de Wall Street. El Bank of America reveló una pérdida neta en el último trimestre de 1.7 billones de dólares, su primer déficit en 17 años. Las pérdidas de Merrill Lynch no fueron incluidas en las cifras porque el acuerdo de adquisición finalizó solamente a principios de mes.

El prestigioso economista, Kenneth Rogoff, quien fuera jefe del FMI de 2001 a 2004, ha advertido que nuevamente un gran banco de los EE.UU. podría ser liquidado como consecuencia del colapso crediticio. También dijo que los EE.UU. no han salido de la situación, y que lo peor todavía está por venir. Advirtió que “No vamos a ver hundirse simplemente bancos de tamaño medio en los próximos meses, vamos a ver uno tremendo, uno de los grandes – uno de los mayores bancos de inversiones o grandes bancos,” y predijo que la crisis daría lugar a una nueva ola de concentraciones en el sector financiero norteamericano antes de que se superara, con fusiones entre grandes instituciones. Además sugirió que los grandes del mercado hipotecario secundario de EE.UU. Fannie Mae y Freddie Mac, que ya han recibido gigantescos paquetes de salvataje, dejaran de existir en su actual forma, en los próximos meses, y que al gobierno no le quedaría otra opción que nacionalizarlos. A diferencia de otros economistas preocupados por el peligro de la deflación (la caída continuada de los precios), el académico lanzó una advertencia sobre la inflación al alza en los EE.UU., que el mes pasado llegó al punto más alto desde 1991, y criticó a la Reserva Federal por haber cortado las tasas de interés demasiado drásticamente. Afirmando que “la reducción de las tasas de interés provocará mucha inflación en los próximos años en los Estados Unidos”

Caída en las bolsas de valores El mismo día de la asunción de Obama a la presidencia, el índice bursátil Dow Jones retrocedió un 4%. Citigroup, Bank of America y JP Morgan Chase propiciaron el desplome con fuertes caídas del 18%, el 29% y el 21% respectivamente. Las malas noticias del sistema financiero norteamericano repercutieron fuertemente en Europa y especialmente la segunda gran plaza bancaria mundial, Gran Bretaña, El viernes 16 de enero, los rumores que el Barclays, que se había resistido a tomar dinero del estado, había solicitado al Tesoro una inyección de capital, o que uno de sus principales directores había renunciado, lo hundieron en la bolsa y perdió un 25% de su valor. Otros bancos están en una situación parecida. Ese mismo día el valor en bolsa del Royal Bank of Scotland (RBS) cayó un 13%, y Lloyds Banking Group un 5%. Hoy, 21 de enero de 2009, Barclays nuevamente sufría una caída del 23% en la bolsa londinense hasta alcanzar su nivel más bajo desde 1985, mientras que Lloyds descendía un 15%. En Bélgica el banco KBC perdió ayer un 24% de su cotización en bolsa y a media mañana de hoy retrocedió otro 32%.

El diario español El País, también informó que “Ayer (20 de enero de 2009) no hubo un solo país que mantuviera su sector bancario a salvo de los recortes, aunque Alemania, España e Italia se mantuvieron en lo que algunos consideraban "un discreto segundo plano". El grueso de la actividad vendedora o, al menos sus mayores efectos, se concentró en el Reino Unido, con caídas que llegaron a superar el 30%. Si la cuestión se plantea en términos anuales, las cosas resultan muy parecidas, pues en el Reino Unido el Royal Bank of Scotland cae el 79,15%, Lloyds Bank el 64,44% y Barclays Bank el 52,48%. Para encontrar cifras similares hay que dirigirse a Estados Unidos, donde el Bank of America lidera el ranking de pérdidas con el 57,53%, a media sesión de ayer. Citigroup perdía el 53,95% y JPMorgan el 37,20%. Los bancos españoles "se benefician" de la solidez del sistema y despachan la situación con unas pérdidas anuales del 20,44% para el Santander y del 21,71% para el BBVA, que se cuentan entre las mejores de Europa. En un artículo en el diario de economía y negocios conservador, Financial Times, John McFall, asesor del primer ministro, Gordon Brown, y presidente del comité selecto del Tesoro, John McFall, junto con el experto en capitales privados John Moulton defendió la nacionalización completa de la Banca: "Acabemos de una vez con esta situación. Nacionalicemos ambos". "Las cosas están tan mal - como nunca lo habían estado antes- que necesitamos pensar en medidas radicales, medidas que hace sólo un año habrían parecido locas; las acciones de esos bancos ponen nerviosos a los mercados. Ambos consideran que es muy probable que necesiten más capitales y que este capital tendrá que venir casi necesariamente del contribuyente". "Con el apoyo del sector público podemos utilizar esos bancos para volver a prestar dinero. Y (los bancos) podrían prestar mucho porque el Gobierno puede ofrecer mejores garantías que nadie de que tendrán el capital necesario". Japón Aunque los bancos de Japón, la segunda economía mundial, se han mantenido relativamente poco expuestos a los productos hipotecarios sub prime, existe el temor que estarían muy expuestos a las consecuencias de la nacionalización de Fannie Mae y Freddie Mac. Las grandes casas financieras japonesas mantienen alrededor de 66 billones de dólares en bonos y papeles respaldados por hipotecas emitidos por grupos financieros de viviendas en los EE.UU. “Si se lleva a cabo la recapitalización de la que se habla, no hay seguridad que los valores emitidos (por las empresas norteamericanas de hipotecas) sean garantizados en un 100 por ciento,” dijo Yukata Shiraki, un encargado de alto rango en valores de Mitsubishi UFJ Securities. El reporte del Banco Central de Japón incluyó algunas predicciones vagas de vuelta al crecimiento en un tiempo, pero los corredores de valores dijeron que los comentarios

destrozaron cualquier esperanza que la economía volcada a las exportaciones pudiera “desacoplarse” de alguna manera de las aflicciones en los EE.UU. China Sobre la aparente buena situación de los bancos chinos, un artículo de la prestigiosa revista británica The Economist, se interroga si ello significa que los bancos funcionan mucho mejor en una economía fuertemente intervenida y controlada por el estado, a salvo de la avaricia y la estupidez de los banqueros privados, o si más bien quiere decir que las estadísticas se pueden trucar mejor en una economía de esta naturaleza, en cuyo caso la buena salud de la banca china solo sería una ilusión, y además señala que los inversionistas extranjeros están retirándose de los bancos del país asiático, lo que puede deberse tanto a falta de confianza, como a urgentes necesidades de liquidez. El rebrote de la crisis financiera es una señal de alerta grave, significa que los millonarios planes de rescate de los gobiernos no han funcionado, y que tenemos recesión para rato. En cualquier caso, mientras la parálisis del crédito hace estragos sobre la economía real en recesión, con un aumento brutal del desempleo, se abre un nuevo consenso entre los especialistas financieros de los países desarrollados, que hasta hace poco aplaudían las virtudes de la ‘economía de libre mercado’, como gustan llamar eufemísticamente al capitalismo global: Los mercados financieros no funcionan como los mejores asignadores de recursos, ni se auto corrigen por si solos sin intervención estatal. Información recogida de los periódicos: Internacional Herald Tribune, Times Online, The Economist, El País.

Un nuevo capítulo en el desarrollo de la crisis capitalista global
Posted by Correo Semanal on 15:07

Patricio Guzmán Corrió el rumor que Grecia anunciaría la suspensión de pagos, y en todos los mercados bursátiles del globo se derrumbaron los indices. Aun cuando la situación de la deuda nacional y el déficit fiscal en Grecia, y en España y Portugal parecen las más graves hoy, estamos ante una crisis de la deuda general, que viene a sumarse al problema del desempleo. Dos aristas de difícil manejo que amenazan con el retorno de la recesión global, tras una corta primavera de ‘brotes verdes’. La crisis fiscal que apareció en Grecia, y se expande a España y Portugal, no es un problema del mar mediterráneo, ni siquiera puede limitarse a la zona del euro. En la zona del euro ha adquirido características especiales porque los países en crisis no pueden devaluar su moneda, y eso les cierra las alternativas para la brusca reducción del déficit que señala el FMI para que recuperen la estabilidad. Ni siquiera existe un mecanismo institucional para que estos países puedan abandonar la zona del Euro.

Los analistas ya anuncian que la crisis de la deuda fiscal, afecta a Irlanda, Gran Bretaña e Islandia, y que pasará el océano y golpeará a los Estados Unidos. De acuerdo con el FMI para restablecer la estabilidad fiscal durante la próxima década, los países desarrollados: Japón y Gran Bretaña necesitarían un ajuste fiscal de 13% del PIB; Irlanda, España y Grecia necesitarían ajustar un 9% del PIB; y luego vienen los Estados Unidos que deberían ajustar el gasto fiscal en un 8.8% del PIB.

España: Desempleo al alza y deuda. En España hace dos semanas se anuncio que el desempleo oficial había superado el 18%. Eso cuando las jubilaciones anticipadas han hecho retroceder el promedio de edad para pensionarme dos años, y mientras las metodologías para contar el desempleo oficial dejan muchos desocupados fuera. Los pésimos datos de desocupación se suman a los crecientes temores por el déficit público. El gobierno de Zapatero anuncio que aumentaría gradualmente la edad de jubilarse hasta los 67 años, desde los 65 actuales. El rechazo generalizado de la población le hizo retroceder rápidamente. Lo que señala los limites de maniobra que por ahora tienen los gobiernos.

Grecia y las amenazas de default en la zona del Euro. Los funcionarios públicos griegos salieron masivamente a las calles para protestar contra los recortes (‘medidas de austeridad’), anunciadas por el gobierno. El estallido de la burbuja especulativa inmobiliaria, y en general el impacto de la crisis capitalista global, han dejado a la economía griega como uno de las más afectadas de Europa Occidental. Los paquetes de salvataje y estímulo del gobierno, agravaron una situación de déficit y deuda nacional ya mala. Se estima que el déficit fiscal griego fue de casi el 13% del Producto Interior Bruto el año 2009 y que la deuda pública llegará al 125% del PIB este año 2010. La cifras oficiales divulgadas durante el gobierno conservador anterior eran falsas, según se ha reconocido posteriormente, lo que ha sido un factor adicional en el descrédito y pérdida de confianza de la economía griega. La cuestión es grave porque se habla cada vez más de la posibilidad de un ‘default’ (cese de pagos) soberano, es decir que Grecia entre en suspensión de pagos. Un rumor así provocó el desplome de las bolsas de comercio en el mundo la semana pasada. Desde entonces ha habido una recuperación en el valor de las transacciones, pero la caída dejó en claro tanto la volatilidad de las bolsas de comercio, como el fuerte componente de carácter especulativo de la recuperación de los últimos meses. Grecia es parte de la zona del Euro. La posibilidad de cese de pagos de Grecia, cuestiona todo el edificio financiero de la zona del Euro de la Unión Europea. Al estar atada a la moneda común, Grecia no tiene la posibilidad de devaluar como un mecanismo para reducir los salarios reales, y los costos en moneda local. El gobierno capitalista griego, está obligado a aplicar las medidas de reducción brusca del déficit exigidas por sus socios, y la presión de no poder refinanciar la deuda, con un ataque frontal a los

trabajadores, y los servicios públicos. Con una alta conflictividad social, todo indica que los conflictos aumentaran en el futuro inmediato. “Los líderes de los países de la zona del euro el jueves, se comprometieron a ayudar a Grecia si reduce su déficit presupuestario, diciendo que darían "decidida y coordinada acción, si es necesario para salvaguardar la estabilidad" en el bloque. En virtud de un acuerdo elaborado en negociaciones de última hora en Bruselas, los 16 países de la zona euro se abstuvieron de proporcionar ayuda financiera inmediata para Grecia, pero dieron una garantía implícita de ayudar a Atenas si encontrara problemas en la refinanciación de su deuda pública a finales de este año.A cambio, se espera que Grecia haga "lo que sea necesario como la adopción de medidas adicionales" para controlar su déficit.Hablando antes de la apertura de una cumbre de la UE en Bruselas, Herman Van Rompuy, presidente permanente de la UE, dijo que los países de la eurozona, instaron a Grecia a "aplicar de manera rigurosa y decidida" su plan para eliminar su déficit presupuestario en 2012 y "medidas adicionales ". Esto incluye reducir el déficit en 4 puntos porcentuales del producto interno bruto en 2010.” [1]

Estados Unidos en la lista de los países en riesgo Las amenazas sobre el Euro tienen como consecuencia aparente el fortalecimiento relativo del dólar. Muchos inversionistas buscan un ‘refugio seguro’ en el dólar, pero por debajo de esa fortaleza aparente transcurren turbulentos los ríos de la realidad. El artículo en el Financial Times que hoy advierte el peligro de una extensión global de la crisis de la deuda señala : “Para la mayor economía del mundo, los EE.UU., el día del juicio final aún parece tranquilizadora distancia. El empeora la situación en la zona del euro, más los mítines dólar de EE.UU. como los inversores nerviosos inviertan su dinero, en el "refugio seguro" de la deuda del gobierno estadounidense. Este efecto puede persistir durante varios meses, al igual que el dólar y los bonos del Tesoro se reunieron en las profundidades del pánico bancario a finales de 2008. Sin embargo, incluso una mirada superficial a la situación fiscal del gobierno federal (por no hablar de los estados) tiene un sentido de la frase "refugio seguro". Deuda de gobierno de los EE.UU. es un refugio seguro el camino de Pearl Harbor fue un refugio seguro en 1941. Incluso según las proyecciones de presupuesto de la Casa Blanca, la deuda federal bruta en manos del sector público exceda el 100 por ciento del PIB en tan sólo dos años. Este año, como el año pasado, el déficit federal será de alrededor de 10 por ciento del PIB. El largo plazo de las proyecciones de la Oficina de Presupuesto del Congreso sugiere que los EE.UU. nunca volverá a ejecutar un presupuesto equilibrado. Así es, nunca.”[2] Durante años funcionó un ‘circulo virtuoso’ entre la economía china y la de los Estados Unidos. Para asegurar la estabilidad de un sistema de comercio con déficit comercial permanente del lado de EE.UU., China invertía masivamente sus excedentes en compra de deuda norteamericana. Pero las cosas han cambiado. China que adquirió un 47% de la emisión de 2006, pasó a 20% en 2008 y a solo un 5% el 2009.[3]

Las economías desarrolladas están mostrando muy rápidamente que la política económica expansiva usada para impedir el colapso del sistema financiero, y estimular la demanda, tendrá un costo elevado. Desde un comienzo una parte de los dineros inyectados se evadieron hacia las inversiones especulativas, con lo que se reproducen las condiciones que crearon la crisis financiera en primer lugar, estimulando la especulación con dinero fácil y pocas restricciones. Pero además un déficit fiscal y un endeudamiento elevado terminan traduciéndose en alzas de las tasas de interés Una situación recesiva en las economías desarrolladas, tendrá repercusiones en todo el planeta. China no tiene capacidad de reemplazar a estas economías que son el destino central de sus exportaciones, y tampoco se libraran los países dependientes exportadores de commodities mineras, del agro o del petróleo, que hasta ahora habían mostrado signos de recuperación. . Notas [1] FT.com Jueves, 11 de febrero de 2010. http://www.ft.com/cms/s/0/226231f0-16fd-11df-afcf-00144feab49a.html [2] Niall Ferguson . A Greek crisis is coming to America Financial Times, 11 de febrero de 2010 [3] Ibid.

Balance Económico de 2008
Patricio Guzmán,

El mundo en Recesión
Patricio Guzmán Chile, diciembre 2008

Annus Horribilis En uno de sus artículos, la influyente revista de economía y negocios 'The Economist', tituló 'annus horribilis' al 2008. La zona del Euro y Japón están en recesión y se ha reconocido que los Estados Unidos ya llevan un año en esta situación. Lo que comenzó como el reventón de una gigantesca burbuja de especulación financiera con las hipotecas en los EE.UU., hace un año y medio, se ha convertido en una recesión global del mundo capitalista. La crisis financiera empezó golpeando fuerte a las economías más desarrolladas, EE.UU., Europa Occidental y Japón, que vieron como en días se fundían en la nada sumas inmensas invertidas en

valores que quedaron en nada. En septiembre pasado, Lehman Brothers, uno de los grandes bancos de inversiones de EE.UU. se declaró en bancarrota, arrastrando a las bolsas internacionales en su caída. Después de esta quiebra, el gobierno norteamericano debió tomar el control de la gigantesca aseguradora American Internacional Group para evitar que su caída produjera la quiebra de cientos de bancos, y el colapso inmediato del sistema bancario en el mundo. Sucesivas quiebras y temores de nuevas quiebras, de las instituciones financieras expuestas por inversiones especulativas en lo que hoy se llama ‘valores tóxicos’, pero hasta ayer aparecía como un excelente negocio, han provocado la parálisis de los préstamos interbancarios, una crisis de confianza en la banca y la contracción del crédito a los individuos y las empresas. En Septiembre de 2007, en Gran Bretaña, el Northern Rock fue el primer banco británico en experimentar una ‘Corrida Bancaria’, cuando miles de ahorristas acudieron en masa a retirar sus depósitos del banco, al extenderse los rumores de su mala situación. Finalmente el gobierno optó por inyectarle dinero público, y nacionalizarlo de hecho. Siguieron otros casos de desplomes de la banca en Francia, Alemania, Austria… de todo el caso más serio tuvo lugar en Islandia. La crisis económica llevó a Islandia al borde de la quiebra. Este país de poco más de 300.000 habitantes, con un sector financiero que representa entre 8% y 10%, era el sexto más rico de la OCDE, se le ponía como ejemplo de buen desempeño de la economía neoliberal. La banca tuvo un crecimiento de ganancias muy grande durante años, y se expandió internacionalmente. Pero como su negocio era altamente especulativo, se hundió con la crisis financiera, los tres grandes bancos Islandeses; Glitnir, Landsbanki y Kaupthing, han quebrado y debieron ser adquiridos por el estado, en su caída arrastraron al resto de los sectores de la economía. La bolsa perdió en días más del 76,13 por ciento de su valor y el desempleo se multiplica. Antes de esta situación, el país aparecía en el listado de los más ricos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde) y sus habitantes eran considerados los ‘más felices’ del planeta. No existe ‘desacoplamiento’ El supuesto ‘desacoplamiento’ y posterior papel de locomotora de la economía internacional de las economías emergentes, especialmente China (la cuarta economía mundial), India y Rusia, ya se ha mostrado como una quimera. Los pronósticos de crecimiento para el 2009, de la economía del gigante asiático han ido rápidamente a la baja, desde un 10.5% a un 5%. La progresiva contracción de los mercados de los países desarrollados que son los principales clientes de las exportaciones producidas en China está teniendo un impacto contractivo, el bajo poder adquisitivo de la población China – debido a los salarios bajísimos que percibe la clase trabajadora – impide a las autoridades recurrir al recurso de incentivar la demanda interna con posibilidades de éxito, para frenar la caída. Se espera que los países atrasados sean los más golpeados por la recesión global. Aunque otros países, como Chile, todavía no reciben completamente el impacto de la recesión mundial. Esto no nos debe llamar a engaño, finalmente serán los países dependientes los que van

a recibir más fuertemente el peso de la recesión. El Banco Mundial informó de una lista de 28 países, trece de ellos en África que son los más vulnerables. En América Latina, los altos precios de las materias primas, que permitieron grandes entradas a las arcas fiscales, y a las empresas privadas, en primer lugar, por el peso de la contracción de la economía China, han experimentado caídas espectaculares en meses. Cambios dramáticos en los precios El cobre llegó a US$1,25 la libra, hoy día 24 de diciembre de 2008. El precio del petróleo que había alcanzado los $147 dólares el barril en Julio, ha caído hasta los $34,49 dólares Para la economía chilena fuertemente dependiente del precios de las exportaciones de ‘commodities’, especialmente el cobre, el resultado es que el país pasará del superávit fiscal al déficit. El fracaso del sistema de AFP El sistema de capitalización forzoso privado que reemplazó en Chile al sistema de seguridad social, ha fracasado. La crisis financiera borró todas las extraordinarias ganancias, basadas en la especulación, que mostraban los fondos en el pasado. Las altas tasas de ganancias de los fondos hasta el 25 de julio de 2007 se han evaporado , especialmente aquellos con más alta composición de títulos de renta variable. Al día de hoy los fondos previsionales acumulan una pérdida de 17.251 mil millones, equivalentes al 27.93%. El fondo A acumula pérdidas por 42.50%. En definitiva, esto ha venido a agravar los problemas, se puede afirmar taxativamente que el sistema de AFP no garantiza las pensiones, el grueso de los trabajadores chilenos va a recibir pensiones cerca de la mínima garantizada por el estado. Durante años los neoliberales presentaron en todo el mundo este sistema como la alternativa a los sistemas de reparto de Seguridad Social, basados en principios como la solidaridad y la universalidad, ahora nadie en su sano juicio podría recomendar este sistema de capitalización individual. Las medidas tradicionales no surten el efecto esperado Hasta ahora las medidas adoptadas por las autoridades no parecen funcionar. EE.UU. y los países europeos reaccionaron con enormes paquetes de rescate, 700 mil millones de dólares en el caso norteamericano. Estos recursos están siendo transferidos desde los bolsillos de los contribuyentes a la empresa privada, en primer lugar a la banca, para impedir su colapso Se trata de una gigantesca operación para transformar las pérdidas en públicas, mientras las ganancias son privadas. Mientras tanto dos millones de familias han perdido sus viviendas, y la venta inmobiliaria está casi paralizada. Las perspectivas de larga recesión, alza del desempleo, dificultades para conseguir crédito, y de ‘deflación’ (caída sostenida de los precios) presionan a los consumidores a postergar sus decisiones de compra.

Una de las victimas es la industria automotriz. En EE.UU. tres de los principales productores de automóviles norteamericanos - General Motors, Chrysler y Ford - están al borde de la quiebra, la discusión para los dos primeros es si será una bancarrota ordenada con ayuda del estado, o simplemente el colapso. Además de inyectar enormes sumas de dinero a la banca, los Bancos Centrales han bajado radicalmente sus tasas de interés. En Estados Unidos están en un rango entre 0 u 0.25, lo más bajo que nunca hayan estado. Con esto se ha llegado al límite de las posibilidades reactivadoras mediante las rebajas de tasa. Algunos economistas, partidarios del capitalismo, advierten que de esta manera se premia la ineficiencia, y se prepara el estallido de una próxima burbuja especulativa. Entre la inflación y la deflación. Tanto la inflación, como la deflación (caída sostenida de los precios) son tremendamente desestabilizadoras de la economía. Durante el año 2008, el mundo entró en una espiral inflacionaria, sin embargo, uno de los efectos de la recesión, es que las principales economías ahora enfrentan la enfermedad contraria; la deflación. Al principio, la deflación puede parecer buena, todos se alegran de la baja de los precios. Pero comienza a provocar efectos perturbadores; las decisiones de compras e inversión se postergan, porque conviene esperar precios más bajos, con lo cual se agrava la contracción de la demanda, que justamente está en el origen del problema, con lo cual se profundiza la recesión y sus consecuencias. Mientras el mundo desarrollado enfrenta está situación de deflación, que se ha dado pocas veces, en Chile todavía no es posible descartar la amenaza de la inflación, que si se une a la recesión económica, impide el uso de las herramientas monetarias a través de la rebaja de las tasas, puesto que las rebajas en principio deberían estimular la inflación. Pero, aunque los economistas no lo reconozcan, la recesión ha echado por tierra todas las supuestas verdades de la economía tradicional, y los dogmas neoliberales. Demostrando que los ‘técnicos’ y ‘especialistas’ engreídos, en realidad saben harto poco del funcionamiento de los mercados, que hasta ayer defendían convencidos como el mejor instrumento para la creación de riqueza y la toma de decisiones económicas eficientes, exigiendo la no participación de los estados en la vida económica, mientras que ahora suplican más transferencias del estado a las grandes empresas privadas, y política contra cíclicas (obras públicas, rebajas de tasas de los bancos centrales, rebajas de impuestos). La clase trabajadora y los pobres, van a sufrir fuertemente las consecuencias de la recesión, sobretodo por la ausencia de grandes organizaciones sindicales y políticas a su servicio. Se prevé un aumento del desempleo de dos dígitos para el 2009, la presión a la baja de los salarios y las condiciones laborales. La contracción del acceso al crédito personal, va a hacer difícil la vida cotidiana de nuestra gente, especialmente de ese 40% que está sobre endeudado, y que de pronto no van a tener posibilidades de chutar el problema hacia delante, tomando nuevos créditos.

La caída de ‘Wall Street’ es comparable con la caída del Muro de Berlín. Las repercusiones en todos los ámbitos, que sobrepasan los económicos, van a ser muy importantes. El horizonte del capitalismo que parecía intraspasable, se ve ahora agobiante, es necesario que comencemos a pensar en una sociedad que no esté basada en el lucro y la especulación, sino en las necesidades de la gente y la solidaridad, una sociedad socialista y democrática.

Uno a uno se derrumban los mitos tranquilizadores
Notas Económicas, 10 de diciembre de 2008

Por Patricio Guzmán Socialismo Revolucionario, CITChile.

1. Desaceleración económica. Disminución del consumo eléctrico

“(…) tenemos un descenso franco de demanda por razones de elasticidad, precio y condición económica en general, que obliga a afirmar que este año hemos disminuido el consumo respecto del 2007. Estos son fenómenos que denotan claramente la desaceleración general que afecta al país en el contexto mundial”.[1]

Caída de los créditos de consumo.

Guillermo Ramírez, ex superintendente de Bancos e Instituciones Financieras (1985-1990): “— ¿Cómo prevé el escenario para el sector banca en 2009? —Más riesgoso no. La crisis de 1982 marcó a fuego al sector y las medidas que se adoptaron siguen vigentes hasta hoy. Lo que sí es cierto, es que los créditos de consumo crecerán menos y, probablemente, algunos spread por riesgo aumentarán junto con las provisiones. El pronóstico que tengo para 2009 es que las colocaciones disminuirán en volumen, cosa que no es dramática porque la banca ha estado con utilidades sobre el 15% como por 15 años. No tiene nada de extraordinario que en momentos de desaceleración la banca tenga una expansión del 10% ó 12%. En todo caso, veremos un rebalance bancario con un retorno a los créditos corporativos.”[2]
Desplome del precio del cobre

Una consecuencia de la caída de la demanda de cobre en China, que impacta al mercado mundial, es el desplome del precio del cobre:

“En la inauguración de la minera Gaby, el ministro de minería reconoció que los aportes de Codelco al fisco podrían bajar en torno a 70% el próximo año. Frente al actual valor del cobre, que presenta niveles de US$1,41 la libra, el presidente ejecutivo de Codelco, José Pablo Arellano, reconoció que actualmente, el precio del metal rojo tendrá un impacto para la gran minería. “Hay una coyuntura más difícil, no sólo en materia de precios, si no que también en de inversiones”, afirmó. “[3]

2. El derrumbe de los mitos tranquilizadores

Para bajarle el perfil a la gravedad de la crisis los comentaristas y políticos al servicio del capitalismo han argumentado: 1) Que esta crisis era básicamente financiera y afectaría solo colateralmente a la ‘economía real’, sobre esta argumentación reposaba la idea que era menos grave que las de 1929. 2) Que la fortaleza del crecimiento de la economía China, permitiría que se ‘desacoplara’ de la crisis global, y actuaría como la locomotora para sacar al mundo de la crisis, y que por lo mismo el precio del cobre y otras ’commodities’ demandadas por la economía del gigante asiático caería sólo moderadamente. 3) Que la banca chilena es muy sólida y que estaba a salvo de las turbulencias internacionales, de hecho la banca presentará el año 2008 una rentabilidad espectacular. 4) Que las reservas del superávit fiscal pasado permitían al país tener tranquilidad.

Sin embargo, uno a uno estos argumentos se van demostrando falsos. 1) Días antes de las elecciones municipales del 29 de octubre de 2008, Iván Vuscovic, académico, dirigente empresarial y candidato del PC a la alcaldía de Valparaíso, todavía sostenía públicamente que esta crisis global solo afectaría la economía financiera, la realidad se ha encargado de demostrar completamente que no existe ningún cortafuegos capaz de separar la catástrofe financiera global de la actividad económica real, de hecho la semana pasada tuvimos la confirmación que la economía norteamericana se encuentra en recesión, desde hace un año. Mientras Europa y Japón también han entrado en recesión. 2) El crecimiento de la economía China ya ha caído al 7%, por la caída de sus exportaciones, lo que parece una cifra alta todavía, pero ya implica una colosal caída de la demanda de materias primas y otras ‘commodities’. la actividad industrial en el país experimentó durante el mes de noviembre la mayor caída registrada. Los datos sobre nuevas

exportaciones fueros incluso más pesimistas, con índices que pasaron de los 41,4 puntos en octubre a tan sólo 29 en noviembre, una cuestión decisiva para un país que ha basado su crecimiento en las exportaciones. Miles de fábricas en China han quebrado, y han estallado disturbios por todo el país, hasta ahora controlados y reprimidos por las autoridades. Queda todavía por verse que pasará con la banca, y el supuesto resguardo que daría a la economía chilena el ahorro fiscal, invertido en el extranjero. 3) La banca chilena, o más bien la banca que actúa en Chile mayoritariamente de propiedad extranjera, es menos sólida de lo que las autoridades sostienen. es cierto que, ha tenido sobre-ganancias espectaculares durante los años que antecedieron a la crisis global, pero su negocio será golpeado en el futuro por la disminución de los créditos de consumo y a las empresas, asociados al mayor riesgo, producto de la brusca desaceleración de la actividad económica, y a las dificultades de los propios bancos para acceder a sus fuentes tradicionales de financiamiento. Más allá del desempeño individual de los bancos, la industria enfrenta una amenaza sistémica de proporciones, asociada además con una crisis de confianza, que podría desencadenar una ‘corrida’ bancaria, si la opinión pública percibe problemas. 4) Finalmente la brusca caída del precio del cobre, junto con la disminución de la actividad económica general, se ha traducido en déficit fiscal. Si el déficit es importante y persistente en el tiempo, las reservas acumuladas no serán suficientes.

3. Desempleo

En el próximo periodo vamos a ver el impacto de la crisis global sobre el empleo, Despidos y la falta de puestos de trabajo disponibles para los jóvenes. El desempleo pasará a ser un factor central de las preocupaciones de los trabajadores, y previsiblemente tendrá un impacto asociado con presiones al empeoramiento de las condiciones laborales y de los salarios. De acuerdo con The Economist Intelligence Unit, (información económica reproducida en la Carta de Cenda) el porcentaje de Desempleo Promedio en Chile pasará de 8.3% en 2008, a 10.5% en 2009. Recordemos una vez más cual es la metodología para el cálculo del desempleo: Para determinar la tasa oficial de desempleo, se aplica una encuesta sobre una muestra representativa de la población. Los encuestadores preguntan qué es lo que hicieron las personas una semana determinada. Una persona que realizó cualquier tipo de trabajo durante esa semana para recibir una paga o un beneficio, trabajó quince o más horas como un trabajador sin salario en una

empresa familiar o tuvo un trabajo del que estuvo temporalmente ausente, es considerado como empleado. Pequeñas fuentes de ingreso irregular y precario, como trabajar una hora cuidando un niño, colocan al trabajador cesante como empleado a efectos de la encuesta oficial. Por lo mismo, una tasa oficial superior al 10%, es un índice de desempleo muy alto, que da cuenta apenas de la parte visible de un iceberg.

[1] Estrategia, Miércoles, 10 de Diciembre de 2008 [2] Idem [3] Idem

La Recesión EconómicaMundial ha comenzado
Patricio Guzmán, Socialismo Revolucionario, CIT Chile. 8 de noviembre de 2008.

Al 8 de noviembre de 2008, mientras escribimos y tras sucesivas caídas, el precio de la libra de cobre está en US$ 1.7, muy por debajo del precio sobre los US$ 3 que llegó a tener antes del colapso financiero. Las exportaciones de cobre constituyen alrededor del 30% del total de las exportaciones desde Chile, es la principal fuente de divisas y una fuente de ingresos decisiva para el estado. Los precios de casi todas las otras ‘commodities’ que junto al cobre constituyen el grueso de las ventas de Chile al exterior también han caído significativamente. La profundización de la recesión en las principales economías del mundo tendrá como consecuencia una mayor presión a la baja de los precios y disminución de los volúmenes exportados. En un rápido cambio de la tendencia, en los dos últimos meses, la balanza comercial de Chile arrojó resultados negativos. La prensa informó que los montos de las exportaciones disminuyeron 12.1% y las importaciones aumentaron 22.6% en octubre, aunque el saldo comercial aún fue de un superávit de US$150.5 millones en octubre, esto es un 92% menor del resultado que hubo en el mismo mes de 2007. Como consecuencia la mayoría de los especialistas, estiman que la inflación que se ha disparado y bordea el 10% anual, se situará en 2009 entre el 4.6% y 4.7%. Aún así esta sería una inflación bastante alta, respecto a las cifras históricas previas a la crisis económica global. Si el Banco Central mantiene su política de subida de las tasas de interés, para

controlar la inflación, entonces la consecuencia será que se profundice la contracción económica y las amenazas de recesión local, pero si por el contrario el Banco Central rebaja las tasas de interés para facilitar la inversión y la demanda interna, entonces hay riego que se dispare la inflación. Como el Banco Central es autónomo del gobierno, si el gobierno aplica una política de gasto fiscal expansiva, “contra cíclica”, para paliar los efectos de la contracción de la inversión privada, y el Banco Central por el contrario aplica una política monetaria contractiva, con tasas de interés altas, existe el riesgo que los efectos de ambas políticas contradictorias se anulen. Agregando a este cuadro la caída que se ha producido en los niveles de inversión y consumo interno, los economistas pronostican un aumento del desempleo a niveles cercano al 9%. Estas proyecciones parten de datos del impacto posterior a la crisis asiática en Chile, pero la actual crisis global es mucho más importante, el epicentro esta situado en las principales economías del mundo, que a su vez constituyen los principales mercados compradores de las exportaciones chilenas, que tienen un fuerte impacto sobre el PIB nacional. Todo hace pronosticar, niveles de desempleo de dos dígitos en Chile para el año 2009. Colapso Financiero Mundial Los bancos de inversiones, que dominaban Wall Street, han dejado de existir. La mayor Caja de Ahorros, fue adquirida por otro banco al entrar en bancarrota, en Gran Bretaña un segundo banco ha debido ser comprado y rescatado por el gobierno. En EE.UU. ahora se llevó a cabo la adquisición ‘in extremis’ de Wachovia, la próxima víctima en este juego de fichas de dominó se propaga por la banca global. La crisis de las instituciones financieras ya pasó de los bancos de inversión a la banca comercial.

El fin de un ciclo La crisis financiera global con epicentro en los EE.UU. ya ha comenzado a transformarse en recesión global. La verdad es que estamos ante un verdadero cambio de ciclo, la larga onda de crecimiento del capitalismo que comenzó tras el final de la II Guerra Mundial está entrando a su fin, con la combinación simultanea de la crisis financiera global; medioambiental, que se expresa en fenómenos como el calentamiento global, y la escasez de materias primas y energéticas, lo que vía los agro combustibles está dando lugar a una emergencia alimenticia; y el déficit comercial permanente de la economía norteamericana financiado a través de la emisión de dólares y la deuda. Bachelet en la ONU

Durante su visita a la Asamblea General de la ONU en Nueva York, la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, declaró que ‘la codicia y la irresponsabilidad de unos pocos, tiene sumido al mundo en una gran incertidumbre’. Se equivoca la presidenta, no estamos ante un simple problema de malas intenciones e irresponsabilidad criminal, estamos una vez más ante una de las crisis cíclicas globales de largo plazo de la economía capitalista. El fin de cualquier empresa capitalista es siempre maximizar la ganancia, los accionistas presionan para recibir dividendos en el corto plazo, los ‘especialistas’ tratan de convencer que ‘esta vez sí’ se ha encontrado la clave para el crecimiento económico sostenido, sin que la especulación finalmente lleve al hundimiento. Cuando las principales empresas financieras ofrecían grandes rentabilidades en el corto plazo, ningún inversor iba a resistir la tentación de invertir al menos una parte de su portafolio de inversión en negocios especulativos de alta rentabilidad. La cuestión no es la ‘maldad’ o la ‘irresponsabilidad’, el problema es el sistema capitalista.

En un nuevo capítulo de ‘una muerte anunciada’, en que todos los analistas esperan cual será el próximo, hasta Bush ha debido reconocer que estamos ante la peor crisis financiera desde 1929, mientras se escriben artículos tranquilizadores para consumo de la opinión pública, un nuevo gigante de las finanzas capitalistas se desploma. El plan de rescate de la administración no va a evitar la recesión, a lo más puede cambiar y retrasar los ritmos. Mientras la crisis seguía su curso el gobierno de Bush intentaba ponerse de acuerdo con el congreso para su plan de transferir 700 mil millones de dólares a los banqueros en problemas. Al rechazo inicial del plan de salvataje, siguió un derrumbe histórico de los mercados de valores en el mundo, y finalmente el congreso norteamericano, aprobó el plan con algunas modificaciones. El plan fue el más gigantesco proyecto de socializar contra el bolsillo de los contribuyentes las pérdidas de los grandes especuladores de la banca global, borrando en un día toda la propaganda de los economistas neoliberales, que habían conseguido convertir en sentido común, la idea que los estados no deben interferir con los capitalistas privados en la economía. Una vez más, estamos ante la defensa de la privatización de las ganancias y la socialización de las pérdidas, o sea las ganancias son mías, las perdidas son de todos. Por casi dos años se arrastra y se profundiza la situación que comenzó con el estallido de la burbuja inmobiliaria con el consiguiente hundimiento de las hipotecas ‘subprime’, de alto riesgo, lo que ha afectado a la economía no sólo en Estados Unidos si no en todo el mundo. Ya son dos millones de familias norteamericanas que han perdido sus viviendas. Para entender la importancia sobre la economía en todo el planeta de lo que comenzó como la crisis de algunos bancos hipotecarios, hay que comprender que los EE.UU. han sido la ‘locomotora’ del crecimiento económico mundial durante décadas. Son el principal consumidor de las exportaciones globales, el primer consumidor de energía.

Pero EE.UU. que era el principal acreedor en el mundo se ha convertido en el principal deudor, como consecuencia de la desregulación y los ataques a las conquistas sociales y salariales aparejadas con la globalización, el crecimiento norteamericano basado en el consumo interno se mantenía con el recurso al crédito. Ahora bien, la principal manera que tienen los estadounidenses de conseguir prestamos es contra la hipoteca de la vivienda que poseen. La burbuja inmobiliaria especulativa provocó un constante aumento del valor de las viviendas, lo que ha su vez permitía a sus propietarios acceder a una segunda y sucesivas hipotecas. Lógicamente mientras mayor era el riesgo del prestamista aumentaban los intereses. Muchas veces los pagos de la hipoteca anterior se hacían recurriendo a parte de estos créditos nuevos, un mecanismo que aquí conocemos como la bicicleta, y que necesariamente en algún momento colapsa. Como las ganancias especulativas parecían fantásticas, las instituciones financieras y los propios accionistas no querían dejar pasar la oportunidad de la fiesta. . Con la excusa de difuminar el riesgo, los expertos financieros inventaron una serie de mecanismos para vender unir, mezclar, y volver a trozar grandes paquetes de deuda, convertirlos en títulos de deuda y venderlos, luego a otros bancos, y fondos de inversiones. De esta manera se suponía que nadie concentraría cantidades peligrosas de deudas impagas, pero ante el estallido de la ‘burbuja inmobiliaria’ o sea la caída de los precios de viviendas, el efecto sobre el sistema financiero ha resultado lo contrario; el conjunto del sistema global está invadido por ‘ títulos basura’, de deudas que ahora son superiores al precio de la vivienda hipotecada, nadie está seguro que institución está al borde de la quiebra, y por lo mismo se produce una contracción del crédito interbancario; en otras palabras los bancos dejan de prestarse dinero entre ellos, como a su vez los depositantes retiran sus inversiones a la menor señal de peligro, son cientos de entidades las amenazadas por la quiebra en todo el mundo. La idea del ‘desacoplamiento’ de China Los articulistas que desde el comienzo de la crisis buscan cifras y datos para demostrarnos que ‘lo peor de la crisis ya pasó’, y que no es para tanto porque está acotada al mundo financiero, se han agarrado al argumento de que China y otros países de rápida industrialización pueden reemplazar a los EE.UU. como ‘locomotora’ de la economía global. Para Chile, este es un punto de gran importancia, pues China junto con los EE.UU. y Europa Occidental, constituyen los mercados más importantes de sus exportaciones. Hay que recordar que el ‘modelo económico chileno’ es básicamente exportador. No cabe duda que el crecimiento de los gigantes asiáticos ha influido de manera enorme en las economías del resto del mundo, inundándolos de bienes y servicios producidos con

mano de obra muy barata, provocando deslocalizaciones de producción y servicios desde los países desarrollados hacia ellos. La creciente demanda asiática por materias primas y productos del agro, los ‘commodities’, ha provocado la subida de precios de estos productos, con un gran impacto sobre los países latinoamericanos. Países como Chile y Perú por ejemplo han basado su crecimiento en la inversión extranjera y la exportación, sobretodo de minerales, cobre en primer lugar. Sin embargo, las grandes economías de crecimiento vertiginoso como China e India dependen en última instancia de sus exportaciones a los EE.UU. y luego a Europa Occidental. Por lo mismo, la idea de que China pueda desacoplarse de la crisis en los EE.UU., sobretodo cuando Norteamérica entra en recesión, es un verdadero sinsentido. La recesión en los países desarrollados provocará cuanto menos un ritmo de crecimiento mas lento, cuando no también una recesión, en China e India, lo que disminuirá la demanda de productos en los que diversos países de América Latina basan su economía. Además hay que considerar que una parte de la inflación de los precios de las materias primas es especulativa, y tiene que ver con que sumas ingentes que antes estaban invertidas en la especulación financiera inmobiliaria ahora buscan ganancias similares y refugio en los ‘commodities’. Toda burbuja especulativa necesariamente revienta en algún momento. Ahora que comienzan a bajar los precios de las ‘commodities’, los especuladores escaparán y los precios bajarán mucho más rápido. Además la importancia de los propios Estados Unidos y los otros países desarrollados en la participación de mercado de las exportaciones latinoamericanas sigue siendo enorme, así la recesión que primero comenzó oficialmente en Irlanda, y que ahora ya se reconoce en toda la euro zona tendrá un impacto directo en América Latina. No existe un cortafuegos entre la economía financiera y la economía ‘real’ capitalista Los bancos ocupan un lugar muy importante en la economía capitalista, a través del mecanismo de multiplicación del dinero que realizan al otorgar créditos y realizar inversiones, son centrales en una economía que necesita el crédito para asegurar el consumo, es decir la realización de la ganancia de las empresas, debido a la tendencia permanente a la sobreproducción debido a que los bajos salarios no pueden asegurar la demanda solvente de los consumidores. La llamada economía financiera no existe fuera de la economía ‘productiva’. Si los créditos de consumo e inversión se hacen más difíciles y caros, ello va a tener un impacto inevitable, los mercados se van a contraer, el desempleo global va a aumentar.

Todo apunta que el escenario futuro más probable para América Latina es la contracción económica. La pregunta central es ¿Quién pagará el costo de reestablecer los equilibrios? ¿Quién deberá hacerse cargo de los resultados de la economía ‘de casino’, los grandes especuladores o los trabajadores y sus familias? Cambio en el sentido común El nivel de conciencia de trabajadores y sus familias esta basculando hacia la izquierda. Estamos ante un cambio mayor del sentido común, las ideas de ‘libre mercado’ (subterfugio para denominar al capitalismo desregulado) neoliberal han llevado la economía al borde del colapso. Incluso la palabra ‘capitalismo’ que había desaparecido de la gran prensa y los foros oficiales, reemplazada por eufemismos como ‘economía de mercado’ vuelve a ser usada, estamos ante un verdadero terremoto en el sentido común. Quiebres en la Concertación Aunque el ministro de Hacienda, el neo-liberal Andrés Navarro, todavía sigue insistiendo majaderamente que Chile ‘está bien blindado’ para una recesión global, supuestamente por los ahorros de los fuertes superávits fiscales de los años de gran crecimiento económico. El impacto económico y social que recién comienza a vislumbrarse, ya está comenzando a modificar las alianzas políticas y ha impactado fuertemente sobre los dos grandes bloques, que en Chile, compiten por la gestión del estado capitalista; la Concertación y la Derecha. En las últimas elecciones adquirió relevancia el fenómeno de los ‘descolgados’, candidatos que concurrieron exitosamente a las elecciones autonomizandose de los grandes partidos. Se presentó un desprendimiento por la derecha de la Concertación pero con un discurso populista, fundamentalmente de la DC, y consiguió quedarse con un tercio de la votación de esta, que dejó así de ser el primer partido de la Concertación. Los disidentes de izquierda del PS, del MAS encabezados por el senador Navarro, que se presentaron descolgados de la Concertación obtuvieron buena votación, y de mayor significado político es el anuncio publico de su abandono del PS para pasar a configurar un nuevo referente político. Aunque todavía es muy pronto para saber si el MAS se transformará en un nuevo partido de trabajadores que ocupe el lugar abandonado por el PS transformado en un partido neoliberal con militancia mayoritaria de funcionarios del aparato de estado. No hay duda que la primera escisión de la Concertación claramente por la izquierda es toda una señal de los nuevos tiempos. En la medida que las catastróficas consecuencias del fin del ciclo largo de crecimiento, se comiencen a sentir en todo el planeta, por la fuerza de los hechos, las soluciones socialistas volverán a estar en el centro de los debates, ahora sin el bloqueo gigantesco de los aparatos políticos vinculados a la URSS estalinista y a sus aliados de Europa Oriental, y de lo poco atractivo de esos estados totalitarios mal llamados del ‘socialismo real’.

Necesitamos con urgencia reconstruir los partidos y organizaciones sindicales y políticas que permitan a la clase trabajadora resistir el intento de los capitalistas de hacerle pagar el costo de una situación en la que no tiene responsabilidad, y comenzar la transición a una sociedad socialista y democrática sustantiva a nivel global. La única que puede dar solución duradera a la debacle que nos amenaza.

ECONOMÍA MUNDIAL: LA DEBACLE FINANCIERA GLOBAL SIGUE SU MARCHA
Patricio Guzmán, Socialismo Revolucionario CIT Chile. 29 de septiembre de 2008. . Los bancos de inversiones, que dominaban Wall Street, han dejado de existir. La mayor Caja de Ahorros, fue adquirida por otro banco al entrar en bancarrota, en Gran Bretaña un segundo banco ha debido ser comprado y rescatado por el gobierno. En EE.UU. ahora se intenta la adquisición ‘in extremis’ de Wachovia, la próxima víctima en este juego de fichas de dominó se propaga por la banca global. La crisis de las instituciones financieras ya pasó de los bancos de inversión a la banca comercial.

El fin de un ciclo

La crisis financiera global con epicentro en los EE.UU. ya ha comenzado a transformarse en recesión global. La verdad es que estamos ante un verdadero cambio de ciclo, la larga onda de crecimiento del capitalismo que comenzó tras el final de la II Guerra Mundial está entrando a su fin, con la combinación simultanea de la crisis financiera global; medioambiental, que se expresa en fenómenos como el calentamiento global, y la escasez de materias primas y energéticas, lo que vía los agro combustibles está dando lugar a una emergencia alimenticia; y el déficit comercial permanente de la economía norteamericana financiado a través de la emisión de dólares y la deuda.

Bachelet en la ONU Durante su visita a la Asamblea General de la ONU en Nueva York, la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, declaró que ‘la codicia y la irresponsabilidad de unos pocos, tiene sumido al mundo en una gran incertidumbre’. Se equivoca la presidenta, no estamos ante un simple

problema de malas intenciones e irresponsabilidad criminal, estamos una vez más ante una de las crisis cíclicas globales de largo plazo de la economía capitalista. El fin de cualquier empresa capitalista es siempre maximizar la ganancia, los accionistas presionan para recibir dividendos en el corto plazo, los ‘especialistas’ tratan de convencer que ‘esta vez sí’ se ha encontrado la clave para el crecimiento económico sostenido, sin que la especulación finalmente lleve al hundimiento. Cuando las principales empresas financieras ofrecían grandes rentabilidades en el corto plazo, ningún inversor iba a resistir la tentación de invertir al menos una parte de su portafolio de inversión en negocios especulativos de alta rentabilidad. La cuestión no es la ‘maldad’ o la ‘irresponsabilidad’, el problema es el sistema capitalista.

En un nuevo capítulo de ‘una muerte anunciada’, en que todos los analistas esperan cual será el próximo, hasta Bush ha debido reconocer que estamos ante la peor crisis financiera desde 1929, mientras se escriben artículos tranquilizadores para consumo de la opinión pública, un nuevo gigante de las finanzas capitalistas se desploma. El plan de rescate de la administración no va a evitar la recesión, a lo más puede cambiar y retrasar los ritmos. Mientras la crisis sigue su curso tanto el gobierno de Bush sigue intentando ponerse de acuerdo con el congreso para su plan de transferir 700 mil millones de dólares a los banqueros en problemas. El más gigantesco proyecto de socializar contra el bolsillo de los contribuyentes las pérdidas de los grandes especuladores de la banca global, borrando en un día toda la propaganda de los economistas neoliberales, que habían conseguido convertir en sentido común, la idea que los estados no deben interferir con los capitalistas privados en la economía. Una vez más, estamos ante la defensa de la privatización de las ganancias y la socialización de las pérdidas, o sea las ganancias son mías, las perdidas son de todos. Por casi dos años se arrastra y se profundiza la situación que comenzó con el estallido de la burbuja inmobiliaria con el consiguiente hundimiento de las hipotecas ‘subprime’, de alto riesgo, lo que ha afectado a la economía no sólo en Estados Unidos si no en todo el mundo. Ya son dos millones de familias norteamericanas que han perdido sus viviendas. Para entender la importancia sobre la economía en todo el planeta de lo que comenzó como la crisis de algunos bancos hipotecarios, hay que comprender que los EE.UU. han sido la ‘locomotora’ del crecimiento económico mundial durante décadas. Son el principal consumidor de las exportaciones globales, el

primer consumidor de energía. Pero EE.UU. que era el principal acreedor en el mundo se ha convertido en el principal deudor, como consecuencia de la desregulación y los ataques a las conquistas sociales y salariales aparejadas con la globalización, el crecimiento norteamericano basado en el consumo interno se mantenía con el recurso al crédito. Ahora bien, la principal manera que tienen los estadounidenses de conseguir prestamos es contra la hipoteca de la vivienda que poseen. La burbuja inmobiliaria especulativa provocó un constante aumento del valor de las viviendas, lo que ha su vez permitía a sus propietarios acceder a una segunda y sucesivas hipotecas. Lógicamente mientras mayor era el riesgo del prestamista aumentaban los intereses. Muchas veces los pagos de la hipoteca anterior se hacían recurriendo a parte de estos créditos nuevos, un mecanismo que aquí conocemos como la bicicleta, y que necesariamente en algún momento colapsa. Como las ganancias especulativas parecían fantásticas, las instituciones financieras y los propios accionistas no querían dejar pasar la oportunidad de la fiesta. . Con la excusa de difuminar el riesgo, los expertos financieros inventaron una serie de mecanismos para vender unir, mezclar, y volver a trozar grandes paquetes de deuda, convertirlos en títulos de deuda y venderlos, luego a otros bancos, y fondos de inversiones. De esta manera se suponía que nadie concentraría cantidades peligrosas de deudas impagas, pero ante el estallido de la ‘burbuja inmobiliaria’ o sea la caída de los precios de viviendas, el efecto sobre el sistema financiero ha resultado lo contrario; el conjunto del sistema global está invadido por ‘ títulos basura’, de deudas que ahora son superiores al precio de la vivienda hipotecada, nadie está seguro que institución está al borde de la quiebra, y por lo mismo se produce una contracción del crédito interbancario; en otras palabras los bancos dejan de prestarse dinero entre ellos, como a su vez los depositantes retiran sus inversiones a la menor señal de peligro, son cientos de entidades las amenazadas por la quiebra en todo el mundo. La idea del ‘desacoplamiento’ de China Los articulistas que desde el comienzo de la crisis buscan cifras y datos para demostrarnos que ‘lo peor de la crisis ya pasó’, y que no es para tanto porque

está acotada al mundo financiero, se han agarrado al argumento de que China y otros países de rápida industrialización pueden reemplazar a los EE.UU. como ‘locomotora’ de la economía global. No cabe duda que el crecimiento de los gigantes asiáticos ha influido de manera enorme en las economías del resto del mundo, inundándolos de bienes y servicios producidos con mano de obra muy barata, provocando deslocalizaciones de producción y servicios desde los países desarrollados hacia ellos. La creciente demanda asiática por materias primas y productos del agro, los ‘commodities’, ha provocado la subida de precios de estos productos, con un gran impacto sobre los países latinoamericanos. Países como Chile y Perú por ejemplo han basado su crecimiento en la inversión extranjera y la exportación, sobretodo de minerales, cobre en primer lugar. Sin embargo, las grandes economías de crecimiento vertiginoso como China e India dependen en última instancia de sus exportaciones a los EE.UU. y luego a Europa Occidental. Por lo mismo, la idea de que China pueda desacoplarse de la crisis en los EE.UU., sobretodo cuando Norteamérica entre en recesión, es un verdadero sinsentido. La recesión en los países desarrollados provocará cuanto menos un ritmo de crecimiento mas lento, cuando no también una recesión, en China e India, lo que disminuirá la demanda de productos en los que diversos países de América Latina basan su economía. Además hay que considerar que una parte de la inflación de los precios de las materias primas es especulativa, y tiene que ver con que sumas ingentes que antes estaban invertidas en la especulación financiera inmobiliaria ahora buscan ganancias similares y refugio en los ‘commodities’. Toda burbuja especulativa necesariamente revienta en algún momento. Cuando comiencen a bajar los precios de las ‘commodities’, entonces los especuladores escaparán y los precios bajarán mucho más rápido. Además la participación de los propios Estados Unidos y los otros países desarrollados en la participación de mercado de las exportaciones latinoamericanas sigue siendo enorme, así la recesión que ya ha comenzado oficialmente en Irlanda, y se espera pronto en España y otras grandes economías europeas tendrán un impacto directo en América Latina. No existe un cortafuegos entre la economía financiera y la economía ‘real’ capitalista

Los bancos ocupan un lugar muy importante en la economía capitalista, a través del mecanismo de multiplicación del dinero que realizan al otorgar créditos y realizar inversiones, son centrales en una economía que necesita el crédito para asegurar el consumo, es decir la realización de la ganancia de las empresas, debido a la tendencia permanente a la sobreproducción debido a que los bajos salarios no pueden asegurar la demanda solvente de los consumidores. La llamada economía financiera no existe fuera de la economía ‘productiva’, si los créditos de consumo e inversión se hacen más difíciles y caros, ello va a tener un impacto inevitable, los mercados se van a contraer, el desempleo global va a aumentar. Todo apunta que el escenario futuro más probable para América Latina es la contracción económica. La pregunta central es ¿Quién pagará el costo de reestablecer los equilibrios? ¿Quién deberá hacerse cargo de los resultados de la economía ‘de casino’, los grandes especuladores o los trabajadores y sus familias?

Cambio en el sentido común El nivel de conciencia de trabajadores y sus familias esta basculando hacia la izquierda. Estamos ante un cambio mayor del sentido común, las ideas de ‘libre mercado’ (subterfugio para denominar al capitalismo desregulado) neoliberal han llevado la economía al borde del colapso. Incluso la palabra ‘capitalismo’ que había desaparecido de la gran prensa y los foros oficiales, reemplazada por eufemismos como ‘economía de mercado’ vuelve a ser usada, estamos ante un verdadero terremoto en el sentido común.

En la medida que las catastróficas consecuencias del fin del ciclo largo de crecimiento, se comiencen a sentir en todo el planeta, por la fuerza de los hechos, las soluciones socialistas volverán a estar en el centro de los debates, ahora sin el bloqueo gigantesco de los aparatos políticos vinculados a la URSS estalinista y a sus aliados de Europa Oriental, y de lo poco atractivo de esos estados totalitarios mal llamados del ‘socialismo real’. Necesitamos con urgencia reconstruir los partidos y organizaciones sindicales y políticas que permitan a la clase trabajadora resistir el intento de los capitalistas de hacerle pagar el costo de una situación en la que no tiene

responsabilidad, y comenzar la transición a una sociedad socialista y democrática sustantiva a nivel global. La única que puede dar solución duradera a la debacle que nos amenaza.

El fin de un ciclo expansivo del capitalismo
Patricio Guzmán, Socialismo Revolucionario CIT - Chile. * Martes, 22 de enero de 2008. * ‘Lunes negro en las bolsas mundiales’, todos los titulares de los principales diarios aluden a la caída del precio de las acciones en las bolsas de comercio. Estamos ante una caída de proporciones, en Europa la baja es de 7.3%, en los mercados emergentes (China, Rusia, Brasil e India) 6.4%, en Japón 3.9%, en México 5.3%, en Chile 5.0%. La gran incógnita esta mañana era cuanto caerían los precios de las acciones en EE.UU. porque ayer fue día feriado en Norteamérica. Dando claras muestras de la gravedad de la situación El FED, el Banco central norteamericano, recortó por sorpresa tres cuartos de punto la tasa de interés, dejándola en 3.5%, para impedir el desplome de las bolsas en EE.UU. Es la primera vez desde los ataques del 11 de septiembre de 2001, que la FED recorta las tasas de interés entre sus reuniones regulares. Lo primero para entender la profundidad que están tomando los problemas económicos es la situación previa de la economía norteamericana. Sin duda la economía de EE.UU. tiene grandes reservas acumuladas para impedir una catástrofe inmediata similar a la de la gran depresión, a pesar de los cual se acumulan señales en el sentido que estamos ante el comienzo del fin del ciclo de crecimiento expansivo de la economía mundial. La crisis de las ‘subprime’ que ya ha provocado desplomes de las bolsas mundiales, crisis y quiebras bancarias, una contracción del crédito, y amenaza ahora con una recesión en los EE.UU. e incluso mundial. Probablemente la recesión en los EE.UU. ya comenzó, lo que será confirmado por las cifras del trimestre económico cuando se den a conocer. * Los EE.UU. siguen siendo la primera potencia económica, además de militar y tecnológica. Sin embargo han pasado de ser el primer acreedor mundial a convertirse en el primer deudor mundial. Con un enorme déficit fiscal, que la política exterior de intervención militar ha contribuido a aumentar, y en paralelo un déficit permanente de su balanza comercial. Los llamados ‘deficit gemelos’. Si se tratara de otra economía, la tendríamos al borde del ‘default’ (cesación de pagos) y el FMI estaría interviniendo con sus conocidas recetas de austeridad fiscal. * Lo que mantiene el equilibrio de la balanza exterior, son las trillonarias reinversiones en bonos y otros activos de los principales acreedores de EE.UU., que son Arabia Saudita, China y Japón, y

de otra parte la mantención de enormes reservas en dólares por los bancos centrales de otras economías, en tanto el dólar es la moneda dura internacional.Como consecuencia del déficit, el valor del dólar se ha estado devaluando durante años, proceso que parece se ha acelerado ahora. Un dólar en permanente devaluación pone en riesgo los dos mecanismos de reinversión y de atesoramiento que han permitido a una economía con grandes déficit mantener el equilibrio de su balanza exterior. La perdida de valor de la moneda estadounidense, impulsa a los bancos centrales a diversificar las reservas a canastas de monedas, para disminuir la perdida. El mecanismo de atesoramiento, que permite a los EE.UU. exportar su inflación, a otros países está siendo inexorablemente debilitado. * “El reporte de la multilateral responsable [FMI] de mantener los equilibrios globales informó ayer que en un marco de incremento de las reservas monetarias globales, la estructura de tenencia de las mismas en dólares ha caído al 63,8% desde el 65% de participación que ostentaban estos activos en las reservas globales al término del segundo trimestre. * Importa saber que a comienzos de la década, esta dominancia de las reservas de los bancos centrales del mundo en dólares ascendía al 70% de las reservas globales.”[1] * Durante años ha sido la economía de los EE.UU. la gran locomotora de la economía internacional, como principal consumidor internacional. El permanente crecimiento – hasta ahora - de su economía, estuvo basado en el gigantesco consumo interno. Paradójicamente, desde los años 90 la tendencia de las remuneraciones laborales en los EE.UU. han tenido una tendencia a la baja – que se explica por la globalización neoliberal; baja del poder negociador de los sindicatos, deslocalización industrial y maquilas..., pero es entrar en otro cuento -, entonces, el crecimiento del consumo se financió vía endeudamiento, alimentado durante la era Greenspan con tasas de interés bajas. * El principal activo que tienen los norteamericanos para respaldar sus créditos de consumo son sus viviendas. Es muy popular solicitar una hipoteca sobre la casa, y luego una segunda. Aquí entramos al origen de la ‘crisis subprime’ actual. Las instituciones financieras ganaron mucho dinero con los créditos hipotecarios. Todos querían participar de él y ganar su cuota en los intereses. El gran problema al dar un crédito es el riesgo que el deudor caiga en insolvencia y no pueda pagar. *

Como en tantas martingalas, los ingenieros financieros creyeron descubrir mecanismos maravillosos que disminuían hasta que prácticamente eliminaban el riesgo para los acreedores. Tomaron grandes paquetes de deuda, que dividieron en paquetes más pequeños. Con paquetes pequeños de diferentes fuentes, volvieron a armar paquetes grandes, y luego emitieron títulos transables de estos nuevos paquetes. Esto es lo que se llama ‘titularización’ o ‘securitización’. Son los títulos que constituyen los llamados mercados derivados.Lo que pretendían lograr era, desconcentrar el riesgo de un paquete de deuda particular y luego difuminar el riesgo mismo del conjunto de las operaciones hipotecarias, entre actores financieros e inversores de todo tipo, ávido en entrar en el negocio. * Los altos intereses a las hipotecas riesgosas, y la propia especulación por la demanda de las deudas titularizadas, hicieron crecer el precio de estos ‘derivados’ en los mercados. Para mantener el negocio los montos de los créditos hipotecarios aumentaron cada vez más, y se hicieron a personas menos y menos solventes. Al punto que se crearon hipotecas para deudores NANJ (no assets no job – sin activos sin trabajo). En general las hipotecas de cobro riesgoso, castigadas con pagos más altos y por tanto en principio más rentables (si se cobran) se llaman ‘sub-prime’. Pero como en cualquier pirámide especulativa, necesariamente llegó el momento, en que una cartera muy importante de ‘sub-prime’ se desplomó. * Entonces se descubrió la dura realidad en el mercado hipotecario derivado internacional.La desconcentración y titularización, si bien es cierto que disminuye, en principio, el riesgo para entidades individuales, y lo difumina. No es menos cierto que el riesgo no desaparece, cuando la insolvencia es muy grande, produce un efecto multiplicador, porque afecta a muchos actores financieros e inversores. * Los mercados de inversiones funcionan sobre la base de la confianza y las expectativas. Una vez que los activos derivados entraron en crisis, provocaron una inmediata falta de confianza al estallar problemas en múltiples focos, y países, sin que nadie pudiera estar seguro de la profundidad del involucramiento de distintas instituciones. Más allá de EE.UU., en Gran Bretaña y Alemania ha habido quiebras bancarias, algunas detenidas por un masivo salvataje estatal. * El problema dejó de estar centrado sólo en las subprime, porque el efecto de crisis de confianza, provocó un inmediato enfriamiento de los créditos Inter.-bancarios y del crédito en general, lo que comenzó a llevar el contagio a las bolsa y a la llamada ‘economia real’. Los menores créditos de consumo y el pesimismo influyen sobre la caída de la demanda de los consumidores.

* Todo esto a su vez abrió las alarmas sobre una recesión internacional, que parte desde EE.UU. que es la economía más importante del mundo, y que por lo mismo tendrá consecuencias planetarias. Bush anunció la semana pasada un plan para estimular la economía que no convenció a los inversores por insuficiente, y al mismo tiempo profundizó la alarma al interpretarlo como reconocimiento por parte del gobierno de EE.UU. de las malas perspectivas.Las bolsas mundiales caen, porque muchos accionistas prefieren vender ahora y no esperar un desplome mayor, en caso de una recesión mundial.Los analistas todavía debaten cuan profunda será la recesión, pero casi nadie sostiene que no habrá recesión.Para la mayoría de los países latinoamericanos, especialmente para aquellos que han apostado a subirse al carro de la globalización neoliberal sin reservas, como Chile o Perú, lo que ocurra con la economía China y otras economía emergentes como India, es fundamental.La inflación que está de vuelta, ha golpeado el mito que los bancos centrales autónomos, independientes de las presiones políticas de los gobiernos, eran los responsables de la inflación baja. Las presiones inflacionarias, que son el resultado de las condiciones internacionales, hacen más difícil para los gobiernos latinoamericanos reducir las tasas de interés, el tradicional mecanismo monetario anti-recesivo, cuando la inflación ya ha afectado los precios de los alimentos y otros artículos de primera necesidad, en mayor proporción al alza de los índices promedio de precios. * China: ¿Una economía desacoplada? Por ahora, el crecimiento capitalista Chino sigue muy robusto – alrededor del 10% - y con ello la demanda de materias primas y con poco valor agregado sigue muy alta. De hecho seguimos en un ciclo, que rompió con los llamados ‘terminos de intercambio desigual’, que empobrecían a Latinoamérica estructuralmente, porque vendía mal y compraba caro de economías desarrolladas (la famosa tesis de la CEPAL y de neo-marxistas como Gunther Frank en su época). La tremenda demanda China ha alterado los mercados de ‘commodities’.Esto ha tenido gran importancia para América Latina, que tiene una composición tradicional de sus exportaciones basada en los ‘commodities’, es decir, mercaderías con poco valor agregado y sin diferenciación de marca. * Algunos analistas optimistas han estado afirmando que la economía mundial actual está desacoplada. Las evidencias de esto sería la firmeza de las bolsas chinas que siguen en auge del ciclo especulador y el crecimiento Chino que se mantiene.La esperanza de que la recesión sea leve, reside justamente en que las economías emergentes consigan desacoplarse del efecto de la recesión norteamericana. * El problema para ello, es que el principal mercado para China son los EE.UU. Se estima que el impacto directo de las exportaciones a EE.UU. en el PIB Chino es del 19%, si continúa con su ritmo de crecimiento actual, es posible que China desarrolle su propio mercado interno robusto, con gran

capacidad de consumo. Pero de momento China no es ni remotamente autosuficiente, su enorme desarrollo industrial capitalista está basado en la inversión extranjera de los países desarrollados, la mano de obra muy barata (con poco poder adquisitivo) y la deslocalización de la industria del primer mundo. La inversión extranjera sin duda se reducirá ante una recesión, y los principales compradores también están en esos países (EE.UU. –Europa Occidental y Japón), por lo que necesariamente se reducirán los mercados de venta. * Si no se evita el efecto contagio serio en la economía China – y en menor medida India – los precios de los commodities, así como una serie de inversiones y proyectos de infraestructura gigantes asociados a esas exportaciones, se caerán. En ese escenario, sin duda las economías de América Latina, serán muy afectada. La recesión será leve, lo que en mi opinión poco probable, si es que el impacto sobre China de la recesión norteamericana es menor. En este escenario, por el que apuestan los economistas capitalistas optimistas, seguiría existiendo un mercado formidable para las ‘commodities’, que aunque no puede reemplazar a los EE.UU. al menos impedirá la brusca contracción de los mercados internacionales. Más allá de los planos estrictamente económicos, el fin del ciclo económico de crecimiento expansivo, aumentará la conflictividad social y política en todo el planeta. Incluso es probable que en los próximos años veamos levantamientos gigantescos en China y otros países asiáticos, al alterarse los precarios equilibrios sociales que se sustentan sobre la base de las promesas del crecimiento económico continuado. * [1] http://www.larepublica.com.uy/economia/290892-hay-una-virtual-corrida-de-dolares-en-la-plaza La Jornada (méxico), Sábado, 29 de diciembre, 2007 - AÑO 9 - Nro.2773

Chile - Despidos masivos o disminución salarial
Patricio Guzmán, Socialismo Revolucionario, CIT Chile. 21 de enero del 2009.

En estos términos plantea la prensa, alineada con los grandes empresarios, el dilema de las empresas en Chile ante la crisis económica. En ausencia de un plan económico, cada empresa busca mejorar su situación para enfrentar la recesión en el 2009, y aligerar sus costos, despidiendo personal. Los despidos masivos en Chile, ahora son pan de cada día.

Mientras las nuevas inversiones se paralizan sector tras sector de la economía privada. Las soluciones por las que presionan los empresarios, simplemente son más de la misma política económica que ha llevado al mundo a una situación económica trágica. En una economía calificada en el lugar 11 de “libertad económica”, o sea de desregulación y flexibilidad en el empleo y el despido, insisten en pedir aún más flexibilidad. Han comenzado una campaña para que las empresas puedan rebajar los salarios, “en lugar de despedir gente”, lo que sin duda se traduciría en una rebaja general de las remuneraciones, bajo el chantaje de la amenaza del despido masivo, incluso en empresas que no hubieran contemplado esta posibilidad.

El empleo depende mucho más de la demanda y de la inversión, que de los niveles de los salarios. El bajo nivel de los salarios, explica porqué Chile tiene una acusada desigualdad en la distribución de ingresos. Según el informe de desarrollo humano de la ONU en 2005, Chile se encuentra en el puesto 113 de la lista de países por igualdad de ingreso, ubicándose entre los 15 últimos estados a nivel mundial. Los datos continúan sin mayores cambios en el informe de Desarrollo Humano de 2007-2008. El 10% más rico de la población del país concentra el 45% del ingreso mientras el 10% más pobre concentra el 1.4%. El 20% más rico concentra el 60% del ingreso en cambio el 20% más pobre recibe el 3.8% del ingreso.

Con una economía abierta al capital extranjero, y orientada a la exportación, la contracción de la demanda mundial está teniendo importantes efectos sobre el país. Las principales cifras indican que la economía chilena está en recesión[1], y debido al bajo nivel de los salarios, a la restricción crediticia de los bancos, a la pésima distribución del ingreso nacional, la debilidad del mercado interno impide que la recuperación económica se base en la demanda y la inversión interna.

Los despidos masivos, y la presión a la baja de los salarios están agravando las

dificultades, y se convierten en una verdadera profecía de recesión auto cumplida, profundizada por las clases dominantes.

Es necesario un curso radicalmente distinto. Una situación de crisis exige medidas audaces: que el estado se haga cargo de un plan nacional de obras públicas (hospitales, bibliotecas, centros culturales y de formación, obras para las Universidades públicas, carreteras, plantas de energía no contaminantes…) y construcción de viviendas y entornos sociales en los barrios, para generar empleo masivo. Los bancos que han recibido una millonaria ayuda estatal de 5.000 millones de dólares, pero que están dificultando el acceso al crédito y despidiendo masivamente trabajadores deberían ser nacionalizados, y puestos al servicio de las personas y la economía nacional. Las empresas que despiden trabajadores en gran número deberían ser intervenidas y puestas a trabajar bajo la gestión de sus propios trabajadores.

[1] Los indicadores económicos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) a 12 meses, correspondientes a noviembre de 2008, indican que: · La producción manufacturera tiene una tasa de crecimiento negativo de -5.7% · El índice de producción minera uno de -5.7% · La distribución de gas, energía eléctrica y agua potable un índice de crecimiento de 0% · Exportaciones -19,2% · Importaciones -14,0%

Chile: 2009 se perfila como un año de gran desempleo
Patricio Guzmán, 2 de enero del 2009. Ahora el gobierno de Bachelet, reconoce abiertamente que el desempleo será un problema grave en 2009. Si alguien ingenuamente tenía dudas, lo que decía insistentemente el ministro Velasco sobre que Chile está bien blindado para amortiguar los efectos de la crisis no era verdad. Un comité especial de ministros ha sido conformado para abordar el tema, lo preside el ministro del interior, lo que parece decir que la principal preocupación del gobierno es el tema del ‘orden público’.

El año 2009 comenzó con nuevos despidos masivos. Fue justamente el 31 de diciembre, cuando la mayoría de los trabajadores afectados se enteraron. Entre otros, hubo bastantes desvinculaciones en los medios de comunicación, despidos de gran número de trabajadores en COPESA, que entre otros medios es la empresa propietaria de La Tercera y La Cuarta. En El Mercurio de Valparaíso volvieron a echar más gente a la calle. En el canal de TV ‘La Red’, esperaron que terminara el noticiario de la noche ¡del 31 de diciembre para avisar a todos los periodistas que se cerraba la emisión de los noticieros, y que todos estaban despedidos! Esto es solo el último episodio de algo que se repite cada vez con mayor recurrencia. Cada día nos enteramos que en empresas mineras, del sector financiero, salmoneras, o de la madera, se despide gente y en algunos casos cierran faenas completas. Lo más indignante es que el gobierno está haciendo transferencias millonarias de recursos a sectores de la empresa privada, y luego esos mismos sectores despiden masivamente. La banca que tuvo resultados record el año 2008, y que ante las dificultades provocadas por la crisis económica global, financiera y económica, del capitalismo, recibió 5.000 millones de dólares del estado, despidió alrededor de 2.000 trabajadores. Los capitalistas, y su especulación neoliberal, nos han llevado a esta situación de recesión mundial, pero ahora buscan que seamos los trabajadores y nuestras familias los que paguemos la cuenta. Recuerden que en toda crisis del capitalismo hay perdedores y ganadores, la caída de los precios en las bolsas abren buenas oportunidades de negocios, que los capitalistas con liquidez aprovechan comprando a bajo precio propiedades y participaciones, y presionando a la baja los salarios y las condiciones de trabajo de la gente, con el chantaje del desempleo. ¡En Europa los gobiernos, quisieron aprovecharse del pánico, y mandaron al parlamento europeo un proyecto que permite alargar la jornada semanal a 65 horas! Por suerte, ante la ola de descontento social, de jóvenes y trabajadores, que se extiende por varios países del continente, con Grecia en la punta, la mayoría del parlamento europeo votó en contra, y la cosa quedo en espera. La entrada de Wal Mart, empresa multinacional gigantesca que tiene 2.5 millones de trabajadores a la propiedad de D&S (Líder, Ekono…) nos muestra que una de las consecuencias, para Chile, de la crisis es la mayor concentración económica y el paso de nuevos sectores de la economía a manos de multinacionales extranjeras. La gente de trabajo, nada podemos esperar sin movilizarnos y presionar, ante la debacle que se nos viene encima organicémonos para exigir algunas medidas de emergencia como:

Por una ley de congelación de los despidos mientras dure la crisis. Que ninguna empresa que recibe dinero estatal como la banca o la industria salmonera pueda despedir trabajadores. Por la prohibición de los remates de viviendas por deudas. Porque los trabajadores sin trabajo no puedan ser llevados a los boletines comerciales de morosos comerciales, como DICOM. Por la congelación de los aranceles universitarios a los valores del año 2008, ya que para el año 2009 se han anunciado subidas superiores a la inflación. Que el estado se haga cargo de los pagos de la educación de los hijos de los padres cesantes.