Oración del Maestro

Señor... al comenzar un nuevo día, al ver la luz que surge ordenada y quieta, te encomiendo mi labor. Tú me hiciste para esto. Pusiste en mí el fervor, la paciencia, la comprensión. Mi labor es la tuya. Quiero amar a mis muchachos con la misma ternura que Tú amaste tu mundo. Déjame respetarlos con el mismo respeto que Tú tienes al hombre. Déjame conducirlos con la misma destreza que Tú guías tus astros. Quiero ser el ejemplo de tu doctrina pura, quiero ser seguidor de las palabras santas, que pronunció tu Hijo: "Porque cualquier cosa que hiciereis a estos pequeñitos, a mí lo hicisteis." Llévame por tu senda, dame tu mano fuerte, pon en mis labios mieles de místico consuelo para yo darles a ellos todo lo que desean. Porque dando es como recibimos. Así sea. Señor, bendice este nuevo Año Escolar!!!