UNIVERSIDAD NACIONAL AGRARIA LA MOLINA

DISEÑO DEL SISTEMA SILVICULTURAL: “SCHULZ MASTER SYSTEM”

INTEGRANTES: BUSTAMANTE, Marco. HOYOS, Brenda. ORTEGA, Ricardo. PONCE, Rafael. VERA, Andrea.

LA MOLINA, 8 DE JULIO DEL 2011
1

INDICE 1. INTRODUCCIÓN 2. OBJETIVOS General Específicos 3. ANTECEDENTES, MARCO LEGAL Y MARCO SOCIAL 3.1 Área de Estudio 3.1.1 Ubicación 3.1.2 Clima 3.1.3 Fisiografía 3.1.4 Relieve del Terreno y Tipo de Suelo 3.1.5 Aspecto Social 3.2 Aspectos Legales previos al Aprovechamiento 3.2.1 Manejo Forestal y aprovechamiento de los recursos forestales 3.2.2 Lineamientos a cumplir para formular un Plan de Manejo 3.2.3 Especies y diámetros de corte autorizados para extracción Aspectos

3.3

4. PLANIFICACIÓN DEL MANEJO FORESTAL 4.1 4.2 Inventario del Bosque Diagnóstico del Bosque 4.1.1 Unidades de manejo del bosque “El Piñal”. 4.1.2 Composición y estructura Horizontal del Bosque “El Piñal”. Objetivos del Manejo 4.2.1 Determinación del objetivo de manejo 4.2.2 Selección de especies a manejar 4.2.2.1 Criterios silviculturales 4.2.2.2 Criterios industriales 4.2.2.3 Matriz Industrial-Silvicultural 4.2.3 Establecimiento del DMC 4.2.4 Análisis de regeneración natural 4.2.5 Funciones Mercado 4.4.1 Estudio de Mercado 4.4.2 Empresas a abastecer

4.3

4.4

2

4.5

Ordenamiento territorial 4.5.1 Objetivo del Diseño 4.5.2 Ciclo de Corta 4.5.3 Turno 4.5.4 Cuartel de corta 4.5.5 Área de Concesión

5. SISTEMA SILVICULTURAL 5.1 5.2 5.3 Censo Simulación del Cálculo de la Posibilidad Aprovechamiento 5.3.1 Determinación de DMC 5.3.2 Árboles aprovechados 5.3.3 Árboles semilleros 5.3.4 Árboles Líderes 5.3.5 Técnica de aplicación sugerida Liberación Refinamiento Otros Tratamientos

5.4 5.5 5.6

6. MUESTREO DIAGNÓSTICO 7. DISEÑO DEL SISTEMA SILVICULTURAL “Schulz Master System (SMS)” 7.1. Cronograma de actividades 8. PLANES DE PROTECCIÓN FORESTAL 8.1 Control de Plagas Forestales 8.2 Control de incendios forestales 8.3 Protección de Cuerpos de Agua 9. PLANES DE EXTENSIÓN SOCIAL

3

10. PLANES DE INVESTIGACIÓN 10.1 Estudios de Fenología y Crecimiento 10.2 Estudios de propagación y plantación de material regenerativo 10.3 Estudios de propiedades físico-mecánicas 10.4 Estudios de fauna silvestre 11. CONCLUSIONES 12. BIBLIOGRAFÍA 13. ANEXOS

4

1. INTRODUCCIÓN La sociedad requiere, cada vez más, de los beneficios del bosque para mejorar su calidad de vida y, por otro lado, necesita más productos maderables cuyos procesos de elaboración producen un deterioro del medio ambiente, situación crítica para el bosque tropical, que hay que resolver con el concurso de la ingeniería y la creatividad (Lombardi; 1995). En este sentido es que los sistemas silviculturales para los bosques tropicales no solo buscan un aprovechamiento sostenible en términos ecológicos, y rentable en términos económicos, si no, que cumplan con un rol integrador con la comunidad dónde se encuentran, toda vez que reconoce que el éxito de un sistema silvicultural también depende de que la sociedad reconozca en el bosque a una fuente de productos y prestación de servicios inagotables cuando son aprovechados de manera sostenible. En el país el desarrollo de la silvicultura tropical es todavía incipiente, haciendo que el manejo de los bosques húmedos tropicales se encuentren en un periodo de gestación (Lombardi; 1989). Tal situación no ha cambiado mucho en los últimos años, puesto que la industria forestal centra su atención solo en el aprovechamiento, dejando de lado visión a largo plazo sobre lo sostenibilidad de los recursos que se aprovechan. Es por ello que presentamos una propuesta silvicultural, basada en datos colectados en campo y su posterior análisis con las herramientas necesarias para lograr un manejo sustentable del bosque, así como un incremento en su productividad natural a fin de satisfacer los requerimientos del mercado hacia dónde va dirigido nuestro producto. El resultado de este informe es un sistema silvicultural que permita un aprovechamiento constante en el tiempo del bosque “El Piñal”, y abastecer una producción continua de parquet de 90cm x 10cm x 19mm, para la comercialización en el mercado nacional; tomando en cuenta el mantenimiento de sus características ecológicas y diversidad. 2. OBJETIVOS General Generar un Sistema Silvicultural para el bosque “El Piñal”, que permita el aprovechamiento continuo de madera para la producción de parquet y comercialización nacional, manteniendo la sostenibilidad del recurso, así como la dinámica y diversidad biológica del bosque. Específicos  Establecer las especies de interés de acuerdo al producto elegido.  Definir el tamaño total del área y cuarteles de corta de la concesión para abastecer la demanda.  Determinar el turno y ciclo de corta para el bosque.  Determinar los tratamientos silviculturales a aplicar al bosque como la intensidad de aplicación.

5

3. ANTECEDENTES, MARCO LEGAL Y MARCO SOCIAL 3.1 Área de Estudio

3.1.1 Ubicación El campo abierto el Piñal se ubica a 600 m al norte del Centro de Investigaciones Jenaro Herrera, sobre el margen derecho del rio Ucayali, a 3km del poblado de Jenaro Herrera, distrito de Sapuena, provincia de Requena, región de Loreto, en las coordenadas 73°40'0 y 4°54'S, con una altitud de 98 m.s.n.m.

Figura 1. Mapa Ubicación del bosque "El Piñal". Fuente Rev. peru. biol. 15(1): 53-60 (Julio 2008).

3.1.2

Clima

Las temperaturas medias mensuales oscilan muy poco a lo largo del año (25,2°C en julio y 26,9°C en noviembre y marzo) con un promedio de 26,4°C. Las temperaturas absolutas más elevadas se registran de enero a marzo y de agosto a octubre; las más bajas generalmente ocurren en julio. La precipitación media anual es de 2687 mm, y puede variar entre 1700 y 4000 mm, con precipitaciones mensuales entre 54 y 758 mm. Aunque el ritmo anual no está bien marcado, se da una temporada menos pluviosa de junio a setiembre, correspondiente a la temporada más soleada con 170 horas mensuales de sol (Marengo, 1983). Un segundo período seco más corto suele ocurrir entre los meses de diciembre a marzo, lo que ubica la región en la zona subc1imática oeste amazónica, cercana al límite con el subclima de Manaus, caracterizado por una sola estación seca (Marmillod, 1982).

6

Figura 2.Climatograma de Jenaro Herrera. Fuente Walter (1975)

3.1.3

Fisiografía

Según López Parodi y Freitas (1990), la región de Jenaro Herrera muestra dos paisajes distintos: a) la planicie aluvial fluviátil, inundada estacionalmente durante el periodo de creciente del río Ucayali. b) la llanura interfluvial, o zona de altura ("tierra firme"), no influenciada por las variaciones estacionales del nivel de aguas del río principal. Estos mismos autores reconocen en la zona de altura tres unidades fisiográficas: la terraza baja, la terraza alta y la colina baja. Mientras la terraza baja se formó durante el cuaternario, las otras dos unidades pertenecen geológicamente a la formación fluviátil Sapuenilla del arco de Iquitos con edad mio-pliocena, levantada posteriormente por una tectónica de fallas (Dumont et al., 1988 y 1990). 3.1.4 Relieve del Terreno y Tipo de Suelo

La terraza alta se presenta como una extensa llanura ubicada a unos 30 m sobre el máximo nivel de aguas del río Ucayali, al sureste del pueblo de Jenaro Herrera. Es entallada por valles de 6 a 12 m de profundidad y 10 a 300 m de ancho; esos valles se caracterizan por fondos muy llanos (bajiales) recorridos por quebradas que forman meandros, y laderas con pendientes de 10 a 20% (Marmillod, 1982). Actualmente, desde los bordes de la terraza hasta el centro, se encuentra sucesivamente un suelo de color mayormente anaranjado-rojo {acrisol órtico), después un suelo amarillo-anaranjado con presencia creciente de un horizonte superior grisáceo, luego un suelo dominado por los tonos grises y por fin un suelo blanco (podzol órtico).

7

El suelo anaranjado posee un porcentaje de arcilla que en los primeros 10 cm varía entre 10-30%, aumenta rápidamente en profundidad ya partir de 80-90 cm permanece constante en 50% aproximadamente. El suelo es moderadamente suelto y presenta una estructura granular con intensa presencia de raíces hasta una profundidad de 60-70 cm, por debajo de la cual la estructura se transforma en masiva. Es un suelo fresco, de alta permeabilidad y donde la napa freática se encuentra en profundidad.

El suelo gris es un suelo fuertemente ácido, areno-franco arcilloso sin fragmentos gruesos, el color va de pardo-gris oscuro a pardo claro en profundidad. La permeabilidad es menor que en el suelo rojo, el nivel de la napa freática varía entre 60-100 cm de profundidad. Con una baja disponibilidad de nutrientes. Los suelos blancos es un suelo ácido, de textura areno-franco limosa y color blanco, que presenta a partir de cm de 60 cm de profundidad una capa de arena cementad a con hierro de pocos centímetros de espesor. La napa freática se mantiene cerca de la superficie algunos días después de lluvias fuertes y desaparece sólo durante las estaciones más secas. La disponibilidad de nutrimentos es aproximadamente la mitad de los suelos anteriores y el espesor de la capa superficial de materia orgánica vana entre 10-20 cm. La disponibilidad de nutrientes es la mitad que en los suelos grises.
3.2 Aspectos Legales previos al Aprovechamiento 3.2.1 Manejo Forestal y aprovechamiento de los recursos forestales

La ley forestal y de fauna silvestre 27308 señala al respecto del manejo: son el conjunto de actividades de caracterización, evaluación, planificación, aprovechamiento, regeneración, reposición, protección y control del bosque conducentes a asegurar la producción sostenible y la conservación biológica y del ambiente. El plan de manejo debe incluir la ubicación de los árboles a extraerse determinados a través de sistemas de alta precisión con instrumentos conocidos como GPS u otros similares; siendo también parte integrante de este plan de EIA (estudio de impacto ambiental), cuyas características son determinadas en el reglamento de la presente ley. En cuanto al aprovechamiento, la ley 27308 en su el título III, artículo 10 dice: que el aprovechamiento y manejo de los recursos forestales en los bosques naturales tropicales se realiza en las siguientes modalidades: a) Concesión en subasta pública, en unidades de aprovechamiento de 10 000 (diez mil) a 40 000 (cuarenta mil) hectáreas, por el plazo de 40 (cuarenta) años renovables de acuerdo a las condiciones que establece el reglamento. b) Concesión en concurso público, en unidades de aprovechamiento de 5000 (cinco mil) hasta 10 000 (diez mil) hectáreas, por el plazo hasta 40 (cuarenta) años renovables, a favor de medianos y pequeños empresarios, en forma individual u organizados en sociedades u otras modalidades empresariales, cuyo plan de manejo comprenderá subunidades de aprovechamiento no menores a 1 000 (mil) hectáreas, con planes de manejo que la Dirección General Forestal y de Fauna Silvestre (antes INRENA) establece para esta modalidad, de acuerdo al reglamento.

8

Las concesiones establecidas en los incisos a) y b) precedentes para el aprovechamiento comercial, las otorga la Dirección General Forestal y de Fauna Silvestre (antes INRENA) competente, con planes de manejo que consideran el diámetro mínimo y volumen permisible de corte de especie y tipo de bosque, garantizando la utilización de mayor número de especies, aprovechamiento integral de la madera; a través de las industrias integradas y generación de mayor valor agregado, sobre la base de criterios e indicadores que aseguren el manejo sostenible y en las condiciones que establezca el reglamento. El procedimiento para la promoción y determinación del tamaño de la unidad de aprovechamiento para cada bosque de producción permanente a ser concesionado, es determinado por estudios técnicos realizados a través de Dirección General Forestal y de Fauna Silvestre (antes INRENA) y aprobado por decreto supremo refrendado por Ministro de Agricultura. Los concesionarios son los responsables directos en la superficie otorgada, asegurando su aprovechamiento sostenible de acuerdo a lo estipulado en el plan de manejo y en el contrato respectivo, debiendo adoptar las medidas pertinentes a fin de evitar la extracción ilegal de los recursos naturales, dentro de límite de su concesión. 3.2.2 Lineamientos a cumplir para formular un Plan de Manejo En el Perú los planes de manejo deben cumplir con los requisitos establecidos por el estándar internacional FSC (FOREST STEWARDSHIP COUNCIL), para el manejo forestal sostenible de los recursos forestales. Para obtener la buena pro en su implementación. Al respecto, los sistemas de manejo deben cumplir con el principio número 7: Se deberá escribir, implementar y mantener actualizado un plan de manejo de acuerdo a la escala y a la intensidad de las operaciones propuestas. En él deberán quedar claramente establecidos los objetivos del manejo, y los medios para lograr estos objetivos. i. Para ello se debe consignar en el plan de manejo y sus documentos:  Los objetivos del manejo.  La descripción de los recursos forestales que serán manejados, las limitaciones ambientales, el estado de la propiedad y el uso de la tierra, las condiciones socioeconómicas, y un perfil de las áreas adyacentes.  La descripción del sistema silvicultural y/u otro sistema de manejo, basado en la ecología del bosque y en la información obtenida a través de los inventarios forestales.  La justificación de la tasa de cosecha anual y de la selección de especies.  Las medidas para el monitoreo del crecimiento y de la dinámica del bosque.  Las medidas ambientales preventivas basadas en evaluaciones ambientales.  Los planes para la identificación y la protección de las especies raras, amenazadas o en peligro de extinción.  Los mapas que describan la base de recursos forestales, incluyendo las áreas protegidas, las actividades de manejo planeadas y la titularidad de la tierra.  La descripción y justificación de las técnicas de cosecha y del equipo a ser usado.

9

ii. iii.

El plan de manejo deberá ser revisado periódicamente para incorporar los resultados del monitoreo y la nueva información científica-y técnica, así como para responder a los cambios en las circunstancias ambientales, sociales y económicas. Los trabajadores forestales deberán recibir una capacitación y supervisión adecuada para asegurar la correcta implementación del plan de manejo. 3.2.3 Especies y diámetros de corte autorizados para extracción

La ley forestal 27308, establece en el Titulo III, artículo 16, que solo está permitido la extracción de especímenes cuyo diámetro mínimo de corte y de trozas reúnan las características que establece la Dirección General Forestal y de Fauna Silvestre (antes INRENA), de acuerdo al reglamento. La remoción de volumen de madera en pie, sólo se realiza de acuerdo con el plan de manejo aprobado, previo pago del derecho de aprovechamiento respectivo. 3.3 Aspectos Socio-económicos Generales

La principal actividad económica es la agricultura, seguido de la pesca. La producción agrícola en esta localidad es liderada por el Camu-camu, muchos productores han incursionado recientemente en la producción de este cultivo, en vista que se cuenta con el apoyo técnico y financiero del Gobierno Regional y local a la producción de este cítrico. La producción del Camucamu está destinada al mercado. El distrito cuenta con rodales naturales de este producto, que es aprovechado por toda la población. En la agricultura además incursionan en la producción de maíz, yuca, plátano, arroz, frijoles, maní; frutas como el coco, palta piña, naranja. La pesca continúa siendo una actividad económica importante, siendo un producto destinado para la alimentación diaria de las familias y un porcentaje destinado al mercado local. Principales actividades económicas en Jenaro Herrera

Actividad Económica Principal

% de Familias

Destino de la Producción % Mercado % Autoconsumo 50 0 20 20 35 40 10 50

Pesca Crianza de ganado vacuno Cultivo del arroz Cultivo del maíz Cultivo de la yuca Cultivo del plátano Cultivo del Camu-camu Crianza de animales menores

30 5 10 50 80 80 30 10

50 100 80 80 65 60 80 50

Caza 5 50 50 Cuadro 1. Actividades económicas por familia. Fuente Diagnóstico socio económico: entrevistas a familias

10

4. PLANIFICACIÓN DEL MANEJO FORESTAL 4.1 Diagnóstico del Bosque 4.1.1 Unidades de manejo del bosque “El Piñal” LAMPRECHT (1990) cita dos coeficientes que permiten clasificar dos zonas, las cuales son denominadas Unidades Ecológicas por TOLEDO et al (1989), en el artículo de NOVOA (2005). Estas tienen la característica de ser un área geográfica que integra atributos ambientales específicos que la hace diferente a otras regiones geográficas circunvecinas o distantes (BOYAS, 1992 en NOVOA, 2005). Los datos colectados del bosque “El Piñal” corresponden a 1 ha, razón por la cual se consideró que poseen las mismas características ecológicas y por ello se consideró como una unidad ecológica, es decir que es un tipo de bosque. 4.1.2 Composición y estructura Horizontal del Bosque “El Piñal” De la caracterización del bosque “El Piñal”, se obtuvo un total de 538 individuos y 101 especies. Lo que nos arroja un cociente de mezcla de 1/5, que indica por cada especie existen 5 individuos en el bosque. Este resultado coincide con lo pensado acerca de la heterogeneidad de los bosques tropicales. Según (Wadsworth; 2000), En bosques tropicales primarios húmedos, el área basal de todos los árboles con dap de 10 cm o más, comúnmente varía de 35 a 45 m2/ha. Por su parte (Lamprecht; 1972), señala que el rango promedio para el área basal en 1 ha en un bosque tropical varía de 15 a 30 m2 y por último, (Valerio; 1998), señala que en el trópico los bosques húmedos no intervenidos presentan, en promedio, áreas basales que vanan en un ámbito de 15 a 40 m2. Para el bosque “El Piñal” se obtuvo un área basal de 28.34 m2/ha, el cual queda dentro de los rangos antes citados. En cuanto a la representatividad del bosque, el IVI (índice de valor de importancia) nos dio un perfil de cómo se encuentra estructurado el bosque, así como, las especies de mayor valor ecológico o especies representativas.

11

Ilustración 1. Índice de Valor de Importancia. Fuente Propia

Del IVI (ilustración 1), podemos decir que el bosque “El Piñal”, tomando como referencia la hectárea evaluada, se encuentra dominado por 14 especies de las 101 que fueron evaluadas. Estas 14 especies representan a aquellas que brindarán la denominación al bosque, ya que ofrecen una visión más clara de lo que vendría a ser la composición florística, la cual estaría ecológicamente más capacitada para auto mantenerse y regenerarse dentro de la dinámica del bosque. Siendo la Eschweilera coriaceae, la que posee mayor peso ecológico dentro del bosque “El Piñal”, con un IVI de 25.76%.

12

Ilustración 2. Número de infividuos por clase diámetrico (total vs IVI). Fuente propia

Para el bosque “El Piñal” vemos que el total de las especies muestran una distribución de “J” invertida típica para bosques húmedos tropicales en sucesión, tal curva nos indica que existe una regeneración natural asegurada en el bosque. Lo mismo ocurre con las especies de mayor peso ecológico pertenecientes al IVI, es decir, poseen también la misma distribución. 4.2 Objetivos del Manejo 4.2.1 Determinación del objetivo del manejo Para poder definir el producto que se obtendría a partir de las especies del bosque “El Piñal” es necesario recopilar cierta información específica que defina las aptitudes de las mismas. Tal información se consiguió en base a aspectos industriales y aspectos silviculturales, para luego, a partir de esta, determinar los criterios industriales que se utilizaron para establecer el producto más adecuado. • Información Industrial de la Especie Para cada una de las 14 especies más abundantes, correspondientes al IVI, se investigaron sus propiedades físicas, mecánicas y organolépticas. De igual manera, se determinaron los posibles usos como producto final (aislantes, cajonería, encofrados, parquet, construcción pesada, etc.), y de estos se investigaron los requisitos que debían cumplir las maderas para ser utilizadas como tales. A cada uso potencial se les asignó un grupo (A, B, C, D, E), y estos estarían conformados por aquellas especies que sí cumplen los requisitos para ser tales productos. De esta manera, se obtuvo un cuadro en el cual se especifican los productos potenciales que se podrían obtener a partir de las 14 especies del bosque en estudio, según sus propiedades.

13

Propiedades Físico - Mecánicas Categoría de Uso Grupo A Grupo B Grupo C Grupo D Grupo E Usos Aislantes Cajonería Encofrados Parquet Construcción Pesada Densidad Básica (gr/cm³) < 0.30 0.30 a 0.40 0.41 a 0.60 0.61 a 0.75 > 0.75 Contracción Volumétrica (%) < 0.7 7 a 10 10.1 a 13 13.1 a 15 > 15 Flexión Estática (kg/cm²) < 0.300 300 a 500 501 a 800 801 a 1000 > 1000 Compresión Compresión Paralela Normal (kg/cm²) (kg/cm²) < 120 120 a 240 241 a 360 361 a 480 > 480 < 10 10 a 40 41 a 70 71 a 100 > 100 Dureza Lateral (kg/cm²) < 100 100 a 300 301 a 600 601 a 900 > 900 Cizallamiento (kg/cm²) < 30 30 a 60 61 a 90 91 a 120 > 120

Cuadro 2. Categoría según uso final a partir de propiedades físico mecánicos Fuente: Recopilación y análisis de estudios tecnológicos de maderas peruanas. Antonio Aróstegui (1982).

14

Propiedades Físico-Mecánicas de la Madera Especies Eschweilera coriaceae Virola calophylum Pouteria caimito Couepia bracteosa Sloanea brevipes Esclerolobium melinoni Eschweilera tessmannii Vantanea guianensis Irianthera ulei brosimun rubescens Guarea macrophyla Pouteria oblanceolata Nombre común Mashimango blanco Cumala blanca Quinilla caimitillo Parinari colorado Cepanchina Tangarana Machimango colorado Manchari caspi Cumala colorada Palisangre Requia Quinilla blanca 0,61 0,6 0,74 0,77 0,76 0,36 0,76 0,89 0,61 0,76 0,6 0,82 DB media media alta alta alta baja alta alta media alta media alta CV 13,7 13,4 19 17,3 12,3 7,9 15,3 17,6 11,2 ** 14,9 13,6 ELP 254 297 535 487 393 238 514 692 449 894* 750 785 MOE 132 106 175 170 126 87 173 196 149 ** 154 194 318 264 114 274 407 278 577* 384 390 CP 126 185 D lados 383 212 669 809 674 223 815 1124 375 ** 579 1180 Cizallamiento 92 52 89 104 110 54 109 145 78 173* ** 109 ** 62 79 32 46 52 45 ** ** 72 Clivaje 48

Propiedades Organolépticas Veteado sp np np ** np ** j ** m sp np j Grano e r r ** e ** r ** np e r e

Couepia bernardii * Parinari blanco Cuadro 3: Propiedades físico – mecánicas de las 14 especies más representativas del bosque “El Piñal” Fuente: Elaboración propia * No se encontró información correspondiente a esta especie

15

Especies Eschweilera coriaceae Virola calophylum Pouteria caimito Couepia bracteosa Sloanea brevipes Esclerolobium melinoni Eschweilera tessmannii Vantanea guianensis Irianthera ulei brosimun rubescens Guarea macrophyla Pouteria oblanceolata Couepia bernardii * Aniba puchury-minor Mashimango blanco Cumala blanca Quinilla caimitillo Parinari colorado Cepanchina Tangarana Machimango colorado Manchari caspi Cumala colorada Palisangre Requia Quinilla blanca Parinari blanco Moena amarilla

IVI 25,67 16,64 15,97 12,91 10,90 10,84 10,64 8,41 7,72 7,54 7,38 7,21 6,82 6,41

Calificación Tecnológica D D E E E B E E D E D E D

Uso Potencial
Parquet Parquet Construcción pesada Construcción pesada Construcción pesada Cajonería Construcción pesada Construcción pesada Parquet Construcción pesada Parquet Construccion pesada

Parquet Cuadro 4: Uso potencial, según calificación tecnológica para las 14 especies más representativas del bosque “El Piñal” Fuente: Elaboración Propia. 2011-I * No se encontró información correspondiente a esta especie

Información Silvicultural de la Especie Los datos usados fueron los obtenidos por el IVI del bosque en general. A partir de estos, se sumaron los IVI de las 14 especies más abundantes, según al grupo industrial al que pertenecía, para así obtener la relación entre el peso ecológico por cada grupo de interés industrial. De esta manera, no sólo se le da valor a las maderas por su uso industrial, sino por el peso que tiene cada una de las especies dentro de “El Piñal”. Es así que se determinó que el grupo de mayor interés para el bosque “El Piñal” es el Grupo D, correspondiente a la producción de parquet de 90cm x 10cm x 19mm.

Grupo A B C D E

∑ IVI POR GT 0 10.84 0 63.82 73.58 148.22

% 0 7.30 0.00 43.06 49.64 100.00

Cuadro 5: Valor porcentual de los grupos tecnológicos. Fuente: Elaboración propia

4.2.2 Selección de las Especies a Manejar Las especies que se utilizarán para obtener el producto, que en este caso corresponde a parquet de 90cm x 10cm x 19mm fueron seleccionadas según la matriz elaborada por Nalvarte et al (1993) donde se establece la clasificación de las especies según el objetivo establecido. De esta manera, se obtienen las siguientes categorías a aptitudes: Deseables (D) Aceptables (A) Indiferentes con Uso actual (IconU) Potenciales (P) Indiferentes Totales (IT) Esta matriz está elaborada siguiendo criterios industriales y criterios silviculturales. Es así que las especies seleccionadas presentan tanto los requerimientos industriales para satisfacer el producto, como la importancia silvicultural para fomentar su manejo. 4.2.2.1 Criterios Silviculturales Los criterios silviculturales indican qué comportamiento presentan las especies ante las condiciones ambientales. Aquellos utilizados fueron grupo ecológico, índice de valor de importancia, diámetro máximo y calidad de fuste. Para el grupo ecológico se clasificaron a las especies según sus requerimientos de luz en heliófitas (HE), heliófitas de crecimiento rápido (HDCRa), esciófitas parciales (EP) y esciófitas totales (E). De esta manera, las especies deseables correspondieron a las HDCRa y las EP, las especies aceptables a las E, las especies no deseables a las HE, y las especies no definidas (?) cuyo requerimiento de luz no está estudiado aún. En cuanto al Índice de Valor de Importancia, este fue divido en tres categorías porcentuales, siendo deseables las que se encuentran comprendidas hasta 150%, aceptables las que se hallan en el rango de 150% y 225% y especies no deseables las mayores a 225 %. En el caso del diámetro máximo se dividió por clases diamétricas basadas en rendimientos en el aserrío para disponibilidad de madera (ver anexo 1), deduciéndose las siguientes clases: no deseables las especies con diámetros menores a 30 cm con rendimientos menores a 45%, aceptables las especies comprendidas entre 30 cm y 40 cm con rendimientos entre 45% y 49% y deseables las especies con diámetros mayores a 40 cm con rendimientos mayores a 49%. En cuanto a la calidad de fuste fueron evaluadas la forma y sanidad, las cuales fueron relacionadas en un cuadro de doble entrada definiéndose cualidades deseables para calidades de fuste altas, aceptables para calidades de fuste medias y no deseables para calidades de fuste bajas. (Cuadro 6).

17

Forma Sanidad 80%-100% sano 70% sano 50% sano 1 2 3

Recto 1 Alto Alto Medio

Inclinado 2 Alto Medio Medio

Sinuoso 3 Medio Medio Bajo

Bifurcado Retorcido 4 5 Bajo Bajo Bajo Bajo Bajo Bajo

Cuadro 6. Aptitud según calidad de fuste. Fuente: Elaboración propia

Según las características que presenten las especies se le asignan cualidades a las categorías de cada grupo ecológico.

Grupo ecológico IVI Calidad de Fuste DAP (cm)

HE ≤150% Alta ≥40 cm

HDCRa EP 150%- 225% Media 30 cm – 40 cm
Cuadro 7. Criterios ecológicos. Fuente: Elaboración propia

E ≥225% Baja ≤30 cm

?

Leyenda:

Deseable Aceptable No deseable No definido
De acuerdo a las cualidades presentadas se las calificó según su interés silvicultural, catalogando las especies por Alto interés silvicultura (2), Interés silvicultural (1), Sin interés silvicultural (0), e Interés silvicultural potencial (?) (Ver Cuadro 8).

Alto Interés silvicultural(2)

Interés silvicultural(1)

Por lo menos 3 cualidades deseables Por lo menos 2 cualidades deseables y 2 aceptables Por lo menos 2 cualidades deseables y 1 aceptable Por lo menos 3 cualidades aceptables Por lo menos 1cualidad deseable y 2 aceptables Por lo menos 1 cualidad aceptable

Sin interés Silvicultural (0) Interés silvicultural potencial(?)

Falta información

Cuadro 8: Criterio para clasificar según interés silvicultural. Fuente: Elaboración propia

18

4.2.2.2 Criterios Industriales

Con respecto al criterio industrial, se consideraron 3 parámetros: anatómicos (apariencia), físicos (densidad básica, contracción volumétrica) y mecánicos (dureza). Según su apariencia se dividió en 3 categorías teniendo en cuenta la homogeneidad (color más homogéneo se asocian a las calidades superiores) y el veteado (partidas con más marcas características se asocian a las calidades superiores.) Superior Presentan veteado llamativo Mala Color no uniforme y Color homogéneo y/o sin veteado veteado poco llamativo llamativo Buena

Cuadro 9. Clasificación de maderas según su apariencia Fuente: Norma UNE 56809-2-1986

Según la densidad básica, las maderas se clasifican en 3 categorías:

Categoría Baja Media Alta

Rangos < = 40 > 0.41 y < =60 > 0.60

Cuadro 10. Categoría según rango de densidad Fuente: Ministerio de la Producción (xx)

Con respecto a la Contracción Volumétrica; la norma UNE 56.540 establece la siguiente clasificación: Clase de contracción volumétrica Contracción pequeña Contracción media Contracción volumétrica (%) 5 a 10 10 a 15 Interpretación Fendas pequeñas(puede secarse antes de despiece) Fendas medias(construcción) Grandes fendas

Gran contracción 15 a 20 Cuadro 11. Clasificación de maderas según su contracción volumétrica Fuente: Norma UNE 56.540 Según su dureza se definen cinco categorías: Clase Dureza (Kg/m2) * Muy blanda < 150 Blanda 150-350 Semidura 350-600 Dura

Muy dura >a 900

600-900

Cuadro 12. Clasificación de maderas según su dureza Fuente: Norma UNE 56-540 *Se realizo la conversión de Monnin en mm-1 a Kg/m2

19

De acuerdo a los requerimientos industriales del parquet, las especies serán categorizadas de acuerdo al siguiente cuadro: Apariencia Mala Densidad básica Baja Contracción volumétrica Pequeña Dureza Muy blanda Blanda Cuadro 13. Criterios industriales. Fuente: Elaboración propia Leyenda: Deseable Aceptable No deseable De acuerdo a las cualidades presentadas se las califico según su interés industrial, catalogando las especies por Alto interés industrial (2), Interés industrial (1), Sin interés industrial (0), e Interés industrial potencial (?) (Ver Cuadro 14). Por lo menos 2 cualidades deseables y 2 aceptable. INTERES INDUSTRIAL (1) Por lo menos 1 cualidad deseable y 3 aceptables. SIN INTERES INDUSTRIAL (0) Poseer por lo menos 1 cualidad desfavorable. INTERES INDUSTRIAL POTENCIAL (?) No se cuenta con información tecnológica. Cuadro 14. Criterio para clasificar según interés industrial. Fuente: Elaboración propia 4.2.2.3. Matriz de Decisión Establecido los 2 tipos de criterios, se utilizó la matriz de doble entrada propuesta por Nalvarte, Kroll y Lombardi para el Plan Maestro de Dantas (1993). Para el presente estudio, el criterio industrial tiene mayor importancia sobre el silvicultural (Cuadro 15). Las especies según la matriz usada se clasifican en las cualidades siguientes: Deseables (D), especies con madera que permiten obtener parquet de 90cm x 10cm x 19mm de alta calidad y sin restricciones silviculturales. Aceptables (A), especies con maderas que permiten obtener buen parquet y con mínimas restricciones silviculturales. Indiferentes con uso actual (ICU), especies con capacidad para ser procesadas industrialmente como parquet, exceptuando que no son de interés silvicultural. Indiferentes totales (IT), especies sin aptitud industrial o no definidas para la producción de parquet y de interés silvicultural indiferente. Potenciales (P), especies con situación no definida industrialmente para la obtención de parquet y sin restricciones silviculturales. ALTO INTERES INDUSTRIAL (2) Buena Media Media Semidura Dura Superior Alta Grande Muy dura

20

INTERES INDUSTRIAL 2 INTERES SILVICULTURAL 2 1 DESEABLE DESEABLE INDIFERENTES CON USO ACTUAL 1 ACEPTABLE ACEPTABLE INDIFERENTES CON USO ACTUAL 0 INDIFERENTES TOTALES INDIFERENTES TOTALES INDIFERENTES TOTALES INDIFERENTES TOTALES ? POTENCIALES POTENCIALES INDIFERENTES TOTALES INDIFERENTES TOTALES

0

?

POTENCIALES

POTENCIALES

Cuadro 15. Matriz de doble entrada propuesta por Nalvarte, Kroll y Lombardi para el Plan Maestro de Dantas (1993). Fuente: Elaboración propia

Según esta clasificación, se obtienen las cualidades para la obtención de parquet de 90cm x 10cm x 19mm de cada una de las especies del bosque “El Piñal”. Se determinaron 11 especies Deseables (11%), 4 especies Aceptables (4%), 12 especies de cualidad Indiferente de Uso Actual (12%), 61 Indiferentes Totales (60%), y 13 especies Potenciales (13%).

Ilustración 3: Porcentaje de Cualidades para la producción de parquet. Fuente: Elaboración propia (2011).

Cualidad D Deseable A Aceptable IUA Indiferente de Uso Actual IT Indiferente Total P Potencial
De esta manera, las especies de interés se dividen en dos grupos: las deseables y las aceptables. A estas también se les debe agregar las especies indiferentes con uso actual, que si bien no tienen un interés silvicultural ni forman parte del manejo, representan un ingreso ya que su madera es valiosa y serán aprovechadas.

21

ESPECIE
Brosimun rubescens Couma macrocarpa Diplotropis martiusii Eschweilera coriaceae Eschweilera tessmannii Guarea macrophyla Pouteria caimito Pouteria oblanceolata Pouteria reticulata Pouteria selerocarpa Qualea paraensis Cariania decandra Cariniana domestica Micropholis cyrtobotrya Ocotea aciphyla Agonandra silvatica Aspidosperma excelsum Astrocaryum chambira Brosimun alicastrum Buchenavia capitata Caryocar glabrum Clarisia racemosa Erisma bicolor Hevea brasiliensis Hymenaea oblongifolia Manilkara bidentata Sickingia tintorea

INTERES INTERES SILVICULT. INDUSTRIAL
2 1 1 2 2 2 2 1 1 1 1 1 1 1 1 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 2 2 2 2 2 2 2 2 2 2 2 1 1 1 1 2 2 1 2 2 2 2 1 2 2 2

APTITUD
Deseable Deseable Deseable Deseable Deseable Deseable Deseable Deseable Deseable Deseable Deseable Aceptable Aceptable Aceptable Aceptable Ind. con uso Ind. con uso Ind. con uso Ind. con uso Ind. con uso Ind. con uso Ind. con uso Ind. con uso Ind. con uso Ind. con uso Ind. con uso Ind. con uso

0 2 Cuadro 16: Especies de interés Fuente: Elaboración

22

4.2.3. Estudio de Mercado

4.2.3.1 Empresas a abastecer El producto que se espera obtener del bosque “El Piñal” es parquet del tipo estándar, que tiene 90cm x 10cm x 19mm de dimensiones. El bosque “El Piñal” es capaz de producir 47,93 m³/ha/año a partir de los árboles dese. Para el presente sistema, la futura demanda abastecida será equivalente a 13243,83 m³/ha/año, dividiéndose en dos empresas:

Empresa Maderera los Robles S.R.L. Distribuidora maderera San Marcos S.R.L. Maderera Iquitos – Pucallpa S.A. Maderera Nor oriente S.R.L.tda Maderera Zamudio E.I.R.L. Maderera "La Marginal de La Selva" TOTAL

Demanda (Pt) Anual 600000 450000 400000 540000 480000 450000 2920000.00

Demanda m3(r) Anual 2721.34 2041.00 1814.22 2449.20 2177.07 2041.00 13243.83

Cuadro 17: Demanda de las posibles empresas a las cuales abastecer Fuente: Diagnóstico e identificación de la demanda pública y privada por madera y productos madereros a nivel de los cuatro conos de Lima Metropolitana, problemática y logística de distribución – Tropical Forest Consultores S.A.C. – CEDEFOR Lima – Perú 2004

Teniendo en cuenta el abastecimiento de trozas para parquet que se debe suplir (13243,83 m³/año), se necesitarían 277 parcelas de 1 hectárea por año, las cuales corresponderían a una Parcela de Corta Anual (PCA). Hectáreas para abastecer con 47.93 m3( r ) 56.78 42.58 37.85 51.10 45.42 42.58 277

Empresa Maderera los Robles S.R.L. Distribuidora maderera San Marcos S.R.L. Maderera Iquitos – Pucallpa S.A. Maderera Nor oriente S.R.L.tda Maderera Zamudio E.I.R.L. Maderera "La Marginal de La Selva" TOTAL

Cuadro 18: Número de parcelas necesarias para abastecer a las posibles empresas Fuente: Elaboración propia

23

Sin embargo, como la concesión requiere de una extensión capaz de abastecer a las empresas durante más años, se debe calcular tal área por medio de la multiplicación las hectáreas por PCA, por el número de años que conforma el turno, que para este sistema serían 48 años como se explicará más adelante. A la concesión final le corresponderían 17 mil hectáreas, de las cuales 13 296 es el número de hectáreas necesarias para abastecer a las empresas es, pero a este número se le debe adicionar 10% para protección y 10conservación, equivalente a 3 400 ha en total; y para investigación, se destinarán 332 ha. De esta manera, la concesión final tendrá un área de 17 mil ha. 4.2.4. Análisis de Regeneración El objetivo de este es determinar si un bosque será capaz de mantener su dinámica a lo largo del tiempo, ya que de los individuos que logren regenerarse depende la permanencia de las especies deseadas. Por lo tanto, el análisis de la regeneración natural debe garantizar que se mantengan aquellas especies que cumplen los criterios para convertirse en el producto final. Para este análisis, la regeneración natural se dividió en tres estratos, todos por debajo de los 10 cm de dap. Un primer estrato es el latizal alto, el cual fue evaluado en 25 parcelas de 10x10 m, evaluando árboles entre 5 – 9,9 cm de dap. Luego, se evaluaron en 25 parcelas de 5x5m a los individuos menores de 5 cm de dap y mayores de 1,5 m de altura; este corresponde al estrato de latizal bajo. El último estrato evaluado corresponde al de brinzales (50 parcelas de 2x2 m), donde se evaluaron a los individuos menores a 1,5 m. De esta manera, se obtuvo el siguiente cuadro, según las especies:
BRINZALES (2x2m) D D D D D D D D D D D A A A A 7 1 0 39 23 15 6 6 0 9 4 0 0 3 0 LATIZALES BAJOS (5x5m) 2 0 0 8 4 20 5 4 0 2 1 0 0 1 0 LATIZALES ALTOS (10x10m) 0 0 0 7 3 8 3 6 0 1 2 0 0 0 0 30

Especie Palisangre Leche caspi * Chontaquiro * Machimango blanco Machimango colorado Requia Quinilla caimitillo Quinilla blanca Quinilla de fruto negro * Quinilla * Yesca caspi Papelillo caspi * Cachimbo * Balata gomosa Canela moena * Brosimun rubescens Couma macrocarpa Diplotropis martiusii Eschweilera coriaceae Eschweilera tessmannii Guarea macrophyla Pouteria caimito Pouteria oblanceolata Pouteria reticulata Pouteria selerocarpa Qualea paraensis Cariania decandra Cariniana domestica Micropholis cyrtobotrya Ocotea aciphyla

Totales 113 47 Cuadro 19: Número de individuos por especie, en los tres estratos por debajo de los 10 cm de dap. Fuente: Elaboración propia

* Estas especies, debido a que presentan pocos individuos en estratos superiores y baja o nula regeneración natural, no formarán parte del manejo futuro.

24

Siguiendo el cuadro, se puede observar que sí existen individuos dentro de la regeneración natural capaz de reemplazar a aquellas especies que sean aprovechadas con cada ciclo de corta. Descontando a las especies que no serán manejadas, se obtiene en total 7 especies deseables y 1 especie aceptable. 4.2.5. Funciones El bosque “El Piñal” cuenta con material suficiente para considerarse como un bosque de producción permanente. Además de sus funciones para generar productos maderables, brinda también otros servicios, tales como de protección y de investigación. Además, el bosque representa una fuente de alimento para la fauna silvestre presente en el mismo, ya que muchos de los frutos son comestibles. Esto representa también un beneficio para el manejo del bosque, ya que se promueve la dispersión de semillas por medios naturales. 4.3 Ordenamiento Territorial Los bosques naturales representan ecosistemas que hoy en día no son protegidos ni manejados adecuadamente; por este motivo es esencial un adecuado ordenamiento de los mismos. Por medio de esta se logra vincular el desarrollo de lineamientos políticos dentro de un marco de manejo forestal sustentable. 4.3.1 Objetivo del Diseño Para Louman (2001), un sistema silvicultural debe ser seleccionado tomando en cuenta las características particulares del bosque y su entorno. Al bosque estudiado se le realizaría un sistema policíclico, ya que este es un bosque secundario tardío y cuenta con un mayor número de especies esciófitas, las cuales permiten ser manejadas bajo los criterios de un sistema de este tipo. A través de este diseño se busca incrementar el potencial productivo del bosque “El Piñal”, de tal manera que con cada ciclo de corta se aumente el volumen aprovechable, característica propia de una eficiente domesticación. 4.3.2 Turno Se define como el tiempo promedio que a un individuo de una especie de interés le tarda crecer desde que es una semilla, hasta que logra alcanzar su DMC establecido (Wyartt-Smith 1968; citado por Sabogal (2004)). Así mismo, dicho autor argumenta que un turno óptimo es aquel que asegura una recuperación completa del bosque y un reclutamiento suficiente de árboles en la clase diamétrica aprovechable. Un turno se divide en un determinado número de ciclos de corta, de manera que al final de éste se ha aprovechado toda el área de la unidad de corta procurando no repetir el impacto en las aéreas que no hayan alcanzado la madurez, turno.

25

Para determinar el turno de corta se tomó en cuenta las clases diamétricas mínimas, ya que el individuo con menor dap de la especie con mayor DMC sugerido, debe alcanzar este diámetro para considerarse como aprovechable. Este tiempo se evaluó a través de una simulación de crecimiento anual en altura y dap para cada categoría diamétrica y de altura. Clase ICD ICA diamétrica (cm/año) H prom (m/año) 10 - 20 1 12 2.8 20 - 30 0.9 14.8 0.7 30 - 40 0.8 15.5 0.4 40 - 50 0.7 15.9 0.3 50 - 60 0.6 16.2 0 60 - 70 0.5 16.2 0 70 - 80 0.4 16.2 0 80 - 90 0.3 16.2 0 Cuadro 20: Incremento del crecimiento diamétrico y de altura Fuente: Elaboración propia. El análisis de la simulación se desarrolló a través del cálculo de los incrementos establecidos, teniendo en cuenta un promedio de 0,7 para el incremento de clases diamétricas, así como el promedio de alturas en función de cada clase diamétrica para el incremento en la clase de alturas (Cuadro20). Una vez desarrollada la simulación y teniendo en cuenta los factores anteriormente mencionados, se estableció un turno de 48 años para el bosque “El Piñal”. 4.3.3 Ciclo de Corta El ciclo de corta es un indicador de la frecuencia de los aprovechamientos. Corresponde al periodo de tiempo entre dos aprovechamientos comerciales sucesivos de árboles que han alcanzo su DMC establecido (Wyartt-Smith 1968; citado por Sabogal (2004)). Para la determinación del ciclo de corta actual se tomaron en cuenta aspectos técnicos, económicos y silviculturales. El criterio técnico básico es que el bosque debe facilitar una producción constante de materia prima para una industria permanente de parquet. Para el cálculo de la corta anual permisible actual y para los periodos proyectados se consideró el crecimiento anual del bosque con especial referencia a las especies de valor comercial notándose que la masa a extraer no deteriore al bosque y que favorezca la regeneración natural de las especies comerciales para la producción futura. Al realizar una simulación de las operaciones que se efectuarían dentro del bosque, en el año cero se aprovecharían todos los árboles deseables y aceptables que se encontraban por encima de DMC, según cada especie. Adicionalmente, del estudio de posibilidades se obtuvo el área basal referencial (5,92 m²) para los aprovechamientos siguientes, teniendo en cuenta que no se perturbe el bosque por medio de un aprovechamiento intensivo, es decir, que el área basal se mantenga en relación el hallado como posibilidad. De igual manera, se establecieron los DMC de aprovechamiento para dos grupos, que fueron de 35 cm y 51,5 cm (como se explicará más adelante) evaluando a los individuos que superaran estos valores y que deberían ser aprovechados.

26

Se evaluaron años tentativos, teniendo en cuenta los parámetros mencionados anteriormente, así como el reemplazo de algunos arboles semilleros por otros nuevos de la misma especie, junto con la inclusión de árboles semilleros de especies que no contaran inicialmente con estos, manteniendo el 10% establecido por ley para todas las especies simuladas. Los ciclos establecidos con la simulación en el primer turno fueron 2, los cuales se determinaron para los años 23 y 34, en estos el área basal no supera el valor calculado de la posibilidad determinada inicialmente. Para el turno 2 se establece un promedio de la diferencia del intervalo de tiempo entre los ciclos de corta del primer turno, lo cual nos lleva uniformizar nuestro sistema. Al final del turno si bien se aprovecha un área basal mayor (8.46 m2) se establece un acomodo en los años de corta respaldado por la existencia del área basal dejada en campo más la que se sumara en el reclutamiento, que mantendrán la producción constante. Por lo que para el segundo turno se establecen 2 ciclos periódicos cada 16 años.

1er Turno (años) Aprovechamiento Ciclo 1 Ciclo 2 0 23 34

Tiempo para alcanzar el sig. Ciclo (años) 23 11 14

Número de Individuos (n°) 19 34 35

Área basal (m2) 5.92 6.12 6.17 8.46

Volumen (m3) 49.22 115.34 129.2 193.93

2do Turno (años) 0 16 32 48

48 0 34 Turno Cuadro 21: Masa arbórea removida y periodos de tiempo para los turnos.

El cuadro muestra la comparación del número de individuos, área basal y volumen de cada ciclo establecido en el primer turno, con el del aprovechamiento determinado en el cálculo de la posibilidad. 4.3.4 Cuartel de Corta La producción anual del bosque “El Piñal” es de 47,93 m³ por hectárea. Considerando que la demanda por parte de las empresas que abasteceremos es equivalente a 13 243,83 m³ al año, se requieren de 13 296 hectáreas. A este número se le debe adicionar 20%, que representa el área destinada para protección y conservación, equivalente a 3 400 ha; así mismo se designaron 332 hectáreas para la investigación del bosque. De esta manera, se obtiene un total de 17 mil hectáreas; área que correspondería a la extensión final de la concesión forestal. La extensión correspondiente al área aprovechable se debe dividir en 48 PCA, cada una conformada por 277 hectáreas.

27

5. SISTEMA SILVICULTURAL 5.1 Censo

La planificación se inicia con un censo el cual tendrá como objetivo analizar la estructura de las poblaciones y las condiciones propias del ecosistema a intervenir. A partir de la información de la distribución diamétrica de los árboles de cada especie se fija la intensidad de los futuros tratamientos silviculturales. 5.2 Simulación del Cálculo de la Posibilidad El cálculo de posibilidades permite cuantificar la cantidad de masa arbórea a remover del bosque como parte de las intervenciones silviculturales preliminares a la implementación del sistema de manejo del bosque. Parte de esta simulación, es necesario conocer la distribución de la remoción a fin de observar la variación de la dinámica del bosque. Asimismo se requiere identificar a los árboles semilleros y de cosecha futura que se verán favorecidos por las intervenciones silviculturales. El cálculo de posibilidades no solo se refiere a determinar cantidades sino también a la forma en que se va a extraer la masa arbórea. Identificar los individuos a extraer y la distribución uniforme de la extracción en el bosque son procedimientos importantes que permiten mantener inalterada la dinámica del bosque. Este cálculo también implica identificar los árboles semilleros y de cosecha futura que se verán favorecidos. Todas las intervenciones procuran favorecer a los individuos remanentes y a la regeneración futura del grupo de especies de interés, que como parte de este sistema engloban a las Deseables y Aceptables.

Masa Arbórea Existente

Posibilidad

Remanente

Grupo de # de Individuos Especies N° / ha % D + A + IconU 186 34.57 IT + P 352 65.43 Total 538 100 D + A + IconU 37 36.27 IT + P 65 63.73 Total 102 100 D + A + IconU 149 34 IT + P 287 66 Total 436 100

Área Basal m² / ha 12.71 15.63 28.34 5.92 3.71 9.63 6.79 11.92 18.71

% 44.85 55.15 100 61.47 38.53 100 36.29 63.71 100

Volumen Vol / ha 106.25 104.62 210.87 49.22 29.47 78.69 57.03 75.15 132.18

% 50.39 49.61 100 62.55 37.45 100 43.15 56.85 100

Cuadro 22. Cuadro de existencias, posibilidad y remanencias

A continuación se presenta la distribución diamétrica por grupo de interés, comparando la cantidad de masa arbórea existente y remanente en función de 3 parámetros: numero de individuos, volumen y área basal.

28

a) Por número de Individuos

350 300 250

# de Individuos

N°/ ha

200 150 100 50 0 0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 Clase Diametrica D + A + IconU IT + P Total

Ilustracion 5. Distribución diamétrica por individuos antes de la intervención (Fuente:propia)

300 250 200

# de Individuos

N°/ ha

150 D + A + IconU 100 50 0 0 -50 1 2 3 4 5 Clase Diametrica 6 7 8 9 IT + P Total

Ilustracion 6. Distribución diamétrica por individuos despues de la intervención (Fuente:propia)

29

b) Por volumen

Volumen
50 45 40 35

m3/ ha

30 25 20 15 10 5 0 0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 Clase Diametrica D + A + IconU IT + P Total

Ilustracion 7. Distribución diamétrica por volumen antes de la intervención (Fuente:propia)

Volumen
40 35 30

m3/ ha

25 20 15 10 5 0 0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 Clase Diametrica D + A + IconU IT + P Total

Ilustracion 8. Distribución diamétrica por volumen antes de la intervención (Fuente:propia)

30

c) Por área basal

Área Basal
7 6 5

m2/ ha

4 3 2 1 0 0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 Clase Diametrica D + A + IconU IT + P Total

Ilustracion 9. Distribución diamétrica por area basal antes de la intervención (Fuente:propia)

Área Basal
6 5 4

m2/ ha

3 2 1 0 0 -1 Clase Diametrica 1 2 3 4 5 6 7 8 9

D + A + IconU IT + P Total

Ilustracion 10. Distribución diamétrica por area basal despues de la intervención (Fuente:propia)

Índice de Conversión (IC) El índice de conversión (IC) expresa el cambio de la composición, en área basal, del bosque en lo que se refiere a la relación del grupo de especies de interés actual, (deseables, aceptables e indiferentes con uso) y del grupo de especies sin interés (potenciales e indiferentes totales) después de haber aplicado la intervención silvicultural. Para poder afirmar que los tratamientos e intervenciones aplicadas están realmente favoreciendo a las especies de interés se debe obtener un IC mayor a 1.

31

Se calcula empleando la siguiente fórmula: IC= R2/R1 Donde: R1: Relación del bosque antes de la intervención =Área basal (D+A+IconU)/ Área basal (P+IT) R2: Relación del bosque después de la intervención = Área basal (D+A+IconU)/ Área basal (P+IT)

INDICE DE CONVERSION R1 R2 IC 0.8132 0.5696 1.4

Cuadro 23. Índice de conversión para el Bosque “El Piñal”

Se evaluó el impacto de los tratamientos sobre el bosque mediante el Índice de Conversión (IC), encontrándose que la relación del bosque antes de la intervención era de 0,5696, mientras que dicha relación después de la intervención fue de 0,8132. De esta forma se obtuvo un IC de 1,4 con lo que se puede decir que el bosque se ha visto enriquecido en cuanto a la relación de especies de interés actual versus las de sin interés actual. 5.3 Aprovechamiento

Es el primer tratamiento silvicultural que se aplica al bosque, el cual permitirá dinamizar el bosque mediante la apertura de claros. Es imperioso establecer una debida planificación a éste, ya que la calidad de la regeneración que surja de la apertura de claros dependerá directamente de esta primera intervención. Sin embargo es posible aplicar al mismo tiempo los diferentes tratamientos silviculturales que serán explicados mas adelante como parte de un paquete silvicultural. 5.3.1 Determinación de DMC La determinación del diámetro mínimo de corta pretende regular el aprovechamiento forestal a partir de la delimitación de un diámetro sugerido que permita la sostenibilidad del recurso, manteniendo de esta forma la funcionalidad del bosque. 5.3.1.1 Metodología Para la determinación del DMC sugerido para las especies representativas del bosque “El Piñal” se utilizó el promedio del diámetro mínimo de madurez sexual (Dms), diámetro cuadrático medio (Dgc), Diámetro máximo (Dmax) y diámetro superior (Dsup) en concordancia con el método planteado por Nalvarte et al. (1993) La obtención del Dms para cada una de las especies fue brindada por revisión bibliográfica, así también como por herbarios virtuales. Para el caso del Dgc; se obtuvo un área basal promedio para cada especie, a partir de la sumatoria total de área basal de cada individuo por especie entre el número de individuos. Luego se calculó el diámetro del área basal promedio. Se seleccionó el Dap mayor para cada especie representativa, y ésta característica se traduce en nuestro Dmax

32

Por último se fijo una línea base que determina una población adulta, tomando como criterio la madurez sexual de las especies. Para ello se agregó un margen de 10 cm sobre el Dms (se traduce en una categoría diamétrica adicional) a fin de asegurar la regeneración de los individuos que alcanzaron la madurez sexual. Esto considerando una tasa de crecimiento anual (IMA) de 0.7cm/año para todas las especies (acordado en clase). Se contabilizaron los individuos por encima de esta línea base para luego obtener el porcentaje que representa del total de individuos. Para cada especie representativa se aplicó este valor porcentual a fin de obtener los Dap de mayores valores. El promedio de éstos Dap se traduce en el Dsup. Una vez definido el DMC sugerido, éste se compara con los diámetros establecidos por la Resolución Ministerial para especies comerciales. De esta manera se analiza su validez ó invalidez.

N° Especie 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 Eschweilera coriaceae Virola calophylum Pouteria caimito Couepia bracteosa Sloanea brevipes Esclerolobium melinoni Eschweilera tessmannii Vantanea guianensis Irianthera ulei Brosimun rubescens Guarea macrophyla Pouteria oblanceolata Couepia bernardii Aniba puchury-minor

IVI 25.5 16.5 15.9 12.8 10.8 10.8 10.6 8.4 7.7 7.5 7.3 7.1 6.8 6.4

IVI acum 25.5 42 57.9 70.7 81.5 92.3 102.8 111.2 118.8 126.3 133.6 140.8 147.5 153.9

Diámetros (cm) D min M DG 25 26.3 15 27.5 18 34.8 25 26 24 26.6 20 25 30 20 40 20 15 25 30

D sup (12%) 46.3 49.5 68.3 21.3 16.7

D max 72 76.5 85.5 57 47.5 68 45 70.5 39.5 89 35.5 33.5 32.5 31.5

DMC Sug. 42.4 42.1 51.6 32.3 28.7 45.6 34.1 48.4 30.6 66.2 25.2 24.6 27.3 26.6

DMC Legal 41 46 41 41 41 41 41 41 46 41 46 41 41 46

33.8 60.5 26.2 35.6 23.8 46.7 17.1 18.8 18.9 17.5 40.2 57.5 39.3 89 28 31 33 27.5

Cuadro 24. DMC propuestos para las especies del primer 150% del IVI (Fuente: Propia)

El presente sistema silvicultural, utiliza como especies de interés a las Deseables y Aceptables como parte de los futuros aprovechamientos. No se incluyeron los IconU porque no son parte del objetivo del sistema. Además de generar costos innecesarios (Algunos fueron aprovechados como parte de los tratamientos silviculturales de liberación y refinamiento)

33

DMC - Deseables y Aceptables DMC - Aprov Pouteria oblanceolata 24.6 35 Guarea macrophyla 25.2 Eschweilera tessmannii 34.1 Micropholis cyrtobotrya 41* Eschweilera coriaceae 42.4 51.5 Brosimun rubescens 47.9 Pouteria caimito 51.6
Cuadro 25. Agrupación de DMC de especies Deseables y Aceptables para aprovechamiento

Se determinaron dos DMC para el respectivo aprovechamiento, agrupando a las especies en 2 grupos por la cercanía de sus diámetros sugeridos (Véase Cuadro x.) los cuales facilitaran la aplicación de los tratamientos silviculturales. Para el caso de Micropholis cyrtobotrya se utilizo un DMC según la resolución legal debido a que no se obtuvo su DMC sugerido al no formar parte del IVI. 5.3.2 Árboles aprovechados

Para el presente sistema silvicultural se cosecharan aquellos individuos de las especies Deseables y Aceptables sobre su respectivo DMC. Faja Parcela 2 2 2 4 5 2 4 1 2 2 4 2 5 1 3 3 Nombre Científico Diplotropis martiusii Eschweilera coriaceae Cariniana domestica Pouteria caimito brosimun rubescens Eschweilera coriaceae Eschweilera coriaceae Pouteria caimito Pouteria caimito Pouteria caimito Cariania decandra Eschweilera coriaceae Erisma bicolor Qualea paraensis brosimun rubescens Eschweilera coriaceae Micropholis 5 cyrtobotrya 1 Pouteria selerocarpa 1 Qualea paraensis Dap (m) 0.505 0.4 0.745 0.69 0.415 0.415 0.4 0.855 0.49 0.465 0.62 0.72 0.405 0.51 0.89 0.425 0.57 0.43 0.585 Altura Area Basal Comercial (m2) (m) 0.200 14 0.126 12.2 0.436 16.2 0.374 16.2 0.135 11 0.135 17 0.126 13 0.574 18 0.189 15 0.170 9 0.302 16 0.407 12 0.129 20 0.204 15 0.622 18.5 0.142 19 0.255 0.145 0.269 18 23 32 VOL (FACT) 1.40 0.77 3.53 3.03 0.74 1.15 0.82 5.17 1.41 0.76 2.42 2.44 1.29 1.53 5.75 1.35 2.30 1.67 4.30

1

2

3

4 5

Cuadro 26. Lista de especies aprovechadas

34

5.3.3 Árboles semilleros Según Smith (1986) citado por BOLFOR (2003) para su selección éstos deberán ser altos y tener copa grande y densa, a fin de maximizar la dispersión y producción de semillas. Los árboles semilleros no deberán ser árboles débiles o estar inclinados, de modo que su producción se prolongue por varios años. Por último, éstos deberán estar situados en zonas donde las semillas dispersadas tengan mayores posibilidades de germinar y sobrevivir. Este conjunto de parámetros permitirá una suficiente producción de semillas de calidad con una carga genética deseable. Si bien es lógico relacionar una mayor producción de semillas con árboles grandes, esto no significa que árboles por debajo del límite diamétrico no sean una fuente importante de semillas. Para el presente sistema se escogieron algunos árboles semilleros por debajo del DMC, que además de presentar las características fenotípicas y genotípicas sobresalientes, evitarán renovar árboles semilleros y que éstos se mantengan por lo menos 2 ciclos de corta.

Nº 344 116 179 92 193

Especie Micropholis cyrtobotrya Eschweilera coriaceae Eschweilera tessmannii Pouteria caimito brosimun rubescens

Cuadro 27. Primeros árboles semilleros en la hectárea de estudio del bosque “El Piñal” (Fuente: Propia)

Conforme se va avanzando en los ciclos de corta, se irán seleccionando árboles semilleros, y en el primer ciclo de corta se reincorporan árboles semilleros a de especies que en un principio no contaban con estos. 5.3.4 Árboles Líderes

Un deseable sobresaliente o líder deseable se define como el mejor individuo de una especie comercial en la unidad de registro, con dap entre 10 cm y el diámetro mínimo de corta a ser aplicado, el cual se perfila como árbol de cosecha futura. Debe poseer un fuste sano, bien formado con una sección recta de al menos cuatro metros, libre de deformaciones o defectos La copa debe tener buena forma y vigorosa. Para el presente sistema, se seleccionó un árbol líder por cada parcela de 10x10 m. En caso de no contar con fustales (árboles con más de 10cm de DAP) adecuados dentro de la subparcela, se recurrió a buscar árboles líderes en un nivel latizal con DAP a partir de 5 cm que presente los siguientes requisitos:
• • • • Es una especie de valor comercial. Tiene entre 5.0 y 9.9cm de DAP. Tiene un solo tronco recto, sano, libre de defectos y deformaciones, y sin ramas pesadas. Tiene una copa bien formada y vigorosa.

35

N° de AL por N° de AL por N° de AL por N° de AL subparcela subparcela subparcelas por (fustales) (latizales) (latizal alto) subparcelas (latizal bajo) 32 25 32 38
Cuadro 28. Numero de árboles líderes por estratos

5.3.5 Técnica de aplicación sugerida Con el uso de mapas primero se trazará la red de caminos, la que será llevada a campo analizando el menor impacto sobre el bosque “El bosque El Piñal”. Esta red de caminos debe atender a toda el área de aprovechamiento, y se debe tener lista antes de la primera zafra. Para el planeamiento de estos, se debe considerar los recursos con los que se cuenta en la zona, tales como disponibilidad de mano de obra, tipos de suelo donde se realizarán (evitando los cursos de agua), presupuesto económico, posibles materiales para su construcción, entre otros. De igual manera, los equipos y la maquinaria a utilizar deben ser de menor impacto posible dentro del bosque, ya que de lo contrario afectaría la dinámica del mismo. Por la ubicación del bosque en el distrito de “Jenaro Herrera”, la tecnología a usar corresponde a tecnología dura, es decir se utilizarían motosierras para el tumbado, despunte y trozado; desembosque por “sulki” y traslado por medio de tractores tronqueros. Los operadores (que serían los mismos pobladores del distrito) deberán ser capacitados para el adecuado manejo de la maquinaria y equipos; esto tiene varios beneficios, ya que se le dará una adecuada utilización asegurando la máxima productividad y tiempo de vida, así como la seguridad de los trabajadores evitando accidentes innecesarios. Los operadores, igualmente, deberán ser capacitados adecuadamente con los métodos de tumbado y desembosque, tanto para generar el menor daño posible sobre la madera aprovechable y sobre el bosque en general, como para evitar accidentes. Toda la madera aprovechada deberá ser acopiada en los patios de trozas, para luego ser transportada por camión por las vías principales fuera de la zona de extracción a las vías de transporte nacional, que en este caso sería por medio fluvial, correspondiente a los ríos Ucayali y Amazonas. 5.4 Liberación

Es el siguiente tratamiento silvicultural que se aplicará al bosque, el cual tiene como objetivo favorecer de forma individual a los árboles líderes, aquellos prometedores como productores de madera, mediante el retiro de aquellos árboles que generen competencia y que puedan incidir en el incremento de sus dimensiones Se realizó mediante lo que propone Wadsworth (2000) a través de un distanciamiento para liberación aplicado a Puerto Rico según el siguiente cuadro:

36

Suma de diámetros (cm) (D + d a) 20–39 40–59 60–79 80–99 >100

Separación mínima (m) 3 5 7 8 9

D = dap de un árbol de futura cosecha / da= dap de cada uno de sus vecinos no manejados.

Cuadro 29. Separación mínima según suma de diámetros

El presente tratamiento no debe generar claros muy grandes a fin de evitar la aparición de especies indeseables de rápido crecimiento o de lianas las cuales dificultara el desarrollo de los individuos de futura cosecha.
5.5 Refinamiento

El presente tratamiento silvicultural consiste en la eliminación de árboles de especies no comerciales con diámetro superior a un determinado límite, definido para cada bosque, para evitar entradas excesivas de luz y el establecimiento de vegetación no deseada. El sistema silvicultural desarrollado utiliza como técnicas de aplicación al anillamiento y uso de herbicidas. Se les selecciono por ser prácticas de menor impacto, esto sustenta el objetivo del diseño del presente sistema, en el que respetar la estabilidad del bosque y que las actividades no deben extraer una cantidad de masa arbórea mayor a la que el bosque sea capaz de poder recuperar.
5.6 Saneamiento o mejora El presente tratamiento tiene como objetivo la eliminación de los individuos sobremaduros, deformados, dañados o con problemas fitosanitarios, a partir de un diámetro preestablecido. Es importante resaltar que es necesario dejar árboles de especies de importancia ecológica, tales como hospederos y fuentes de alimento para aves, murciélagos y otros animales que seran parte de los planes de investigación (Claves para la diseminación de semillas). 5.7 Raleo Basándonos en lo mencionado por Louman (2001) el raleo consiste en la eliminación de árboles de especies comerciales que estarán en competencia con los árboles seleccionados. Para el presente sistema silvicultural el primer raleo se realizo al año 10, el segundo al 31 con el fin de disminuir la competencia de altas densidades de fustales. 5.8 Limpieza de lianas y bejucos Este tratamiento es necesario para reducir el desperdicio de árboles de futura cosecha dañados durante el aprovechamiento. Se debe realizar procurando no dañar la albura de los árboles de especies deseables y eliminando la mayor cantidad a nivel de superficie, luego hacer otros cortes más arriba, a la altura máxima que el operador alcance y luego deben ser arrancadas. La limpieza de lianas y bejucos se realizara un año antes del aprovechamiento.

37

6. MUESTREO DIAGNÓSTICO El muestreo diagnóstico es una herramienta útil para certificar el buen manejo del bosque. Consiste en un muestreo lineal en transectos a lo largo del estrato o tipo de bosque, generalmente se utilizan unidades de registro de 10 x 10 m, 5 x 5 m y 2 x 2 m, realizándose la medición y evaluación de un árbol líder deseable (fustal, latizal o brinzal) de las especies de valor comercial por unidad de registro (potencial de producción) y se determina su posición de copa (iluminación y disponibilidad de energía). Según Vincent, L.W (1997), el muestreo diagnóstico es un inventario de regeneración con el cual se busca determinar el estado de la misma y sus requerimientos para definir tratamientos, por ejemplo liberación, en contraste con el muestreo de regeneración o muestreo lineal de regeneración que se usa para estimar las existencias. Es decir, con el muestreo diagnóstico se busca determinar la distribución y frecuencia de los árboles líderes en el bosque a manejar. Según la literatura el valor mínimo de ocupación deben ser 40 individuos/ha (Lamprecht, 1990). Valores mayores favorecen la toma de decisiones sobre el manejo del bosque. Es importante recalcar que el muestreo diagnóstico no reemplaza un inventario, sino lo complementa, pudiéndose realizar de forma simultánea, es más sencillo y rápido en su aplicación e interpretación y representa bajos costos de operación (Valerio, 1998). Este muestreo a la vez nos sirva para determinar la necesidad e intensidad de un tratamiento silvicultural o no, debido a la información recaudada sobre el estado de la regeneración natural, por lo cual es factible realizarlo luego de un aprovechamiento para determinar el efecto de este sobre el estado remanente del bosque, así como la abundancia y distribución de la regeneración (Sabogal, 2004); también nos sirve para saber si un tratamiento está funcionando o no de acuerdo a mi objetivo y poder intervenir para modificar dicho tratamiento. Se recomienda aplicarlo inmediatamente después del aprovechamiento para definir tratamientos y unos 5 años después de la intervención para evaluar la presencia de regeneración. 7. DISEÑO DEL SISTEMA SILVICULTURAL “Schulz Master System” El diseño silvicultural para el bosque heterogéneo tropical “El Piñal” plantea un sistema policíclico, el cual tiene un menor riesgo ecológico debido a que tiene una mayor orientación natural y diversidad de especies causando menor impacto al bosque y a la vegetación remanente (Lamprecht, 1990). Como primera intervención en “El Piñal” se tendrá un aprovechamiento de los individuos maduros con fines comerciales seguido de una serie de tratamientos ordenados en el turno, teniendo en cuenta el mejoramiento de la regeneración natural de las especies de interés.

38

7.1 Cronograma de actividades Año -2: Se realiza el inventario del Bosque “El Piñal”. Los datos son procesados en gabinete, se realiza la selección de las especies deseables y aceptables a aprovechar según su valor económico y silvicultural que cumplan con el producto final. Así mismo son seleccionados los árboles líderes, semilleros y los que se retirarán por liberación y refinamiento.

Año -1: Diseño y construcción de caminos. Apertura de trochas. Limpia de zonas cortafuego, lianas y bejucos. Marcación de los árboles a extraer, semilleros y árboles líderes. Evaluación de los tratamientos de mejora, se determinará los árboles que serán refinados y liberados (anillamiento, envenenamiento o talados). Así como el impacto que generará en la vegetación remanente. Delimitación de los cuarteles de corta. Formación de las brigadas de aprovechamiento. Planificación de la orientación de caída de los árboles a ser aprovechados. Simulación del Cálculo de Posibilidad.

Año 0: -

-

-

Primera cosecha de los árboles deseables y aceptables, cuyo DMC fue escogido en el año -2, las especies Pouteria oblanceolata, Guarea macrophyla y Eschweilera tessmannii serán aprovechadas a un DMC de 35 cm, y las especies Micropholis cyrtobotrya, Eschweilera coriaceae, Brosimun rubescens y Pouteria caimito serán aprovechadas a un DMC de 51,5 cm. Liberación: retiro de los individuos que generen competencia a los árboles seleccionados como líderes. El retiro se realizará según el tratamiento determinado en el año -1. Refinamiento: retiro total de los árboles indeseables (indiferentes totales y potenciales sin uso) en forma proporcional a mis deseables y aceptables. El retiro se realizará según el tratamiento determinado en el año -1.

Año 1: Año 2: Año 3: Cuidados y limpiezas para favorecer las especies de valor regeneradas. Mantenimiento de caminos principales y cortafuegos. Limpieza del sotobosque a fin de favorecer la regeneración de interés. Periodo de recuperación del bosque. Realización del muestreo diagnóstico.

39

Año 4 - 5: Año 6: Año 7: Posibles tratamientos de saneamiento de acuerdo a evaluación en el año 6. Evaluación del estado del bosque como respuesta a los tratamientos. Evaluación para registrar la presencia de la regeneración. Mantenimiento de árboles líderes y semilleros. Mantenimiento de caminos. De ser necesario se realizará limpiezas a la regeneración según requerimientos de la especie, si es heliófita o esciófita. Periodo de recuperación del bosque.

Año 8 - 9: Año 10: Primer raleo del rodal joven: se retirará uno de los dos árboles de interés que estén creciendo muy cerca y se encuentren en la misma clase diamétrica, favoreciendo al más vigoroso y que tenga mejores características según nuestro objetivo. Saneamiento: posible eliminación de árboles deformados, dañados y/o con problemas fitosanitarios, para evitar contagio de enfermedades. Mantenimiento de líderes y semilleros (eliminación de lianas) si fuera necesario. Periodo de recuperación del bosque.

Año 11: Año 12: Año 13: Año 14: -

Periodo de recuperación del bosque.

Mantenimiento de caminos. Evaluación del estado del bosque como respuesta a los tratamientos.

Periodo de recuperación del bosque.

Evaluación del rodal joven raleado en el año 10 y realizar un segundo raleo si fuera necesario. Mantenimiento de líderes y semilleros (eliminación de lianas) si fuera necesario.

Año 15 - 18:

40

Año 19: Año 20: Año 21: Año 22: -

Periodo de recuperación del bosque.

Mantenimiento de caminos principales y cortafuego.

Periodo de recuperación del bosque.

Mantenimiento de caminos para el aprovechamiento del bosque. Evaluación de los árboles líder remanentes.

Limpieza. Se eliminan las lianas y bejucos. Selección de los árboles a aprovechar, así como los nuevos semilleros (10% de la población de cada especie para ese año), líderes y árboles a ser retirados para la liberación.

Año 23: Año 24: Año 25: Año 26: Cuidados y limpiezas para favorecer las especies de valor regeneradas. Mantenimiento de caminos principales y cortafuegos. Limpieza del sotobosque a fin de favorecer la regeneración de interés. Realización del muestreo diagnóstico. Cosecha (Primer ciclo de corta). Liberación de los líderes remanentes. Marcación de los árboles semilleros.

Año 27 - 28: Año 29: Año 30: Evaluación del estado del bosque como respuesta a los tratamientos. Evaluación para registrar la presencia de la regeneración. Periodo de recuperación del bosque.

41

Año 31: -

Evaluación del estado del bosque como respuesta a los tratamientos. Evaluación para registrar la presencia de la regeneración. Mantenimiento de árboles líderes y semilleros. Mantenimiento de caminos. De ser necesario se realizará limpiezas a la regeneración según requerimientos de la especie, si es heliófita o esciófita.

Año 32: Año 33: -

Segundo raleo del rodal joven: se retirará uno de los dos árboles de interés que estén creciendo muy cerca y se encuentren en la misma clase diamétrica, favoreciendo al más vigoroso y que tenga mejores características según nuestro objetivo. Saneamiento: posible eliminación de árboles deformados, dañados y/o con problemas fitosanitarios, para evitar contagio de enfermedades. Mantenimiento de líderes y semilleros (eliminación de lianas) si fuera necesario.

Periodo de recuperación del bosque.

Año 34: Año 35: Año 36: Año 37: Año 38: -

Selección de los árboles a aprovechar, así como los nuevos semilleros (10% de la población de cada especie para ese año), líderes y árboles a ser retirados para la liberación. Planificación de la orientación de caída de los árboles a ser aprovechados. Mantenimiento de caminos. Apertura de trochas. Limpia de zonas cortafuego, lianas y bejucos.

Cosecha (Segundo ciclo de corta)

Realización del muestreo diagnóstico.

Evaluación del rodal joven raleado en el año 31 y realizar un segundo raleo si fuera necesario.

Mantenimiento de líderes y semilleros (eliminación de lianas) si fuera necesario.

Periodo de recuperación del bosque.

42

Año 39: Año 40: Evaluación del estado del bosque como respuesta a los tratamientos. Evaluación para registrar la presencia de la regeneración. Mantenimiento de caminos principales y cortafuego.

Año 41 - 42: Año 43: Evaluación de los árboles líder remanentes. Periodo de recuperación del bosque.

Año 44 - 46: Año 47: Delimitación de los cuarteles de corta. Selección de los árboles a aprovechar, así como los nuevos semilleros (10% de la población de cada especie para ese año), líderes y árboles a ser retirados para la liberación. Planificación de la orientación de caída de los árboles a ser aprovechados. Diseño y construcción de caminos. Apertura de trochas. Limpia de zonas cortafuego, lianas y bejucos. Simulación del Cálculo de Posibilidad. Periodo de recuperación del bosque.

Año 48: -

Última cosecha al final del turno. Selección de nuevos semilleros para algunas especies. Liberación, Refinamiento y tratamientos de saneamiento requeridos.

Se tiene un turno de 48 años, con 2 ciclos de corta en la primera intervención en los años 23 y 34, además del año 48 (año cero - aprovechamiento) donde nuevamente empieza el turno. Para que se pueda denominar sistema manteniendo una secuencia constante (mismo resultado) y el éxito se pueda repetir validando una serie de tratamientos, los ciclos de corta tienen que seguir una periodicidad, por lo cual en el siguiente turno de corta, los 2 ciclos de corta serán en los años 16 y 32 respectivamente, es decir se tendrán intervalos de 16 años entre cada ciclo; este valor es el promedio de la diferencia del intervalo de tiempo entre los ciclos de corta del primer turno, lo cual nos lleva a uniformizar dicho sistema. Para el segundo turno de corta y así sucesivamente en el tiempo, el cronograma de actividades sería: Año -2:

43

-

Se realiza el inventario del Bosque “El Piñal”. Los datos son procesados en gabinete, se realiza la selección de las especies deseables y aceptables a aprovechar según su valor económico y silvicultural que cumplan con el producto final. Así mismo son seleccionados los árboles líderes, semilleros y los que se retirarán por liberación y refinamiento.

Año -1: Diseño y construcción de caminos. Apertura de trochas. Limpia de zonas cortafuego, lianas y bejucos. Marcación de los árboles a extraer, semilleros y árboles líderes. Evaluación de los tratamientos de mejora, se determinará los árboles que serán refinados y liberados (anillamiento, envenenamiento o talados). Así como el impacto que generará en la vegetación remanente. Delimitación de los cuarteles de corta. Formación de las brigadas de aprovechamiento. Planificación de la orientación de caída de los árboles a ser aprovechados. Simulación del Cálculo de Posibilidad.

Año 0: -

-

-

Primera cosecha de los árboles deseables y aceptables, cuyo DMC fue escogido en el año -2, las especies Pouteria oblanceolata, Guarea macrophyla y Eschweilera tessmannii serán aprovechadas a un DMC de 35 cm, y las especies Micropholis cyrtobotrya, Eschweilera coriaceae, Brosimun rubescens y Pouteria caimito serán aprovechadas a un DMC de 51,5 cm. Liberación: retiro de los individuos que generen competencia a los árboles seleccionados como líderes. El retiro se realizará según el tratamiento determinado en el año -1. Refinamiento: retiro total de los árboles indeseables (indiferentes totales y potenciales sin uso) en forma proporcional a mis deseables y aceptables. El retiro se realizará según el tratamiento determinado en el año -1.

Año 1: Año 2: Año 3: Cuidados y limpiezas para favorecer las especies de valor regeneradas. Mantenimiento de caminos principales y cortafuegos. Limpieza del sotobosque a fin de favorecer la regeneración de interés. Periodo de recuperación del bosque. Realización del muestreo diagnóstico.

Año 4 - 5: Periodo de recuperación del bosque.

44

Año 6: Año 7: Posibles tratamientos de saneamiento de acuerdo a evaluación en el año 6. Evaluación del estado del bosque como respuesta a los tratamientos. Evaluación para registrar la presencia de la regeneración. Mantenimiento de árboles líderes y semilleros. Mantenimiento de caminos. De ser necesario se realizará limpiezas a la regeneración según requerimientos de la especie, si es heliófita o esciófita.

Año 8 - 9: Año 10: Primer raleo del rodal joven: se retirará uno de los dos árboles de interés que estén creciendo muy cerca y se encuentren en la misma clase diamétrica, favoreciendo al más vigoroso y que tenga mejores características según nuestro objetivo. Saneamiento: posible eliminación de árboles deformados, dañados y/o con problemas fitosanitarios, para evitar contagio de enfermedades. Mantenimiento de líderes y semilleros (eliminación de lianas) si fuera necesario. Periodo de recuperación del bosque.

Año 11: Año 12: Año 13: Año 14: Año 15: -

Periodo de recuperación del bosque.

Mantenimiento de caminos. Evaluación del estado del bosque como respuesta a los tratamientos.

Periodo de recuperación del bosque.

Evaluación del rodal joven raleado en el año 10 y realizar un segundo raleo si fuera necesario. Mantenimiento de líderes y semilleros (eliminación de lianas) si fuera necesario.

Limpieza. Se eliminan las lianas y bejucos. Selección de los árboles a aprovechar, así como los nuevos semilleros, líderes y árboles a ser retirados para la liberación.

45

Año 16: Cosecha (Primer ciclo de corta). Liberación de los líderes remanentes. Marcación de los árboles semilleros.

8. PLANES DE PROTECCIÓN FORESTAL 8.1 Control de Plagas Forestales La presencia de plagas y enfermedades es inevitable en todo proyecto forestal por razones de tipo natural, biológico. Debido a esto, los productores deben aprender a convivir o coexistir con ellas, por lo que medidas preventivas deberán ser la base de cualquier programa de protección forestal (CATIE, 1991). Aquí entra a tallar el dicho “es mejor evitar que corregir”. Los árboles a aprovechar actualmente como los de mi futura cosecha están propensos a ser afectados por una amplia gama de agentes dañinos, como animales (insectos, ácaros, moluscos, nematodos y animales vertebrados), hongos, bacterias, virus, plantas parásitas y factores abióticos (CATIE, 1991). Dichos agentes generan pérdidas económicas debido a la muerte de árboles o parte de ellos (pudrición), reducción en el crecimiento y a la destrucción o disminución de la calidad de la madera y semillas (Manta, 2004). En ciertas regiones, los insectos o las plantas nocivas pueden causar mayores pérdidas que los incendios; su obra destructiva es generalmente más lenta, menos espectacular, y menos susceptible de rápido control que el fuego; ningún área forestal está completamente libre de la acción de tales agentes. Los daños infligidos por los animales domésticos de pastoreo son frecuentes y generalizados; en algunas regiones del país los daños causados por el pastoreo superan con mucho los debidos a otros agentes. En ciertas áreas restringidas los perjuicios causados por la fauna silvestre pueden resultar la fuente más importante de pérdidas (Mundarain, xx). Un adecuado programa de carácter preventivo se debe considerar las siguientes actividades: a) Calidad de Sitio: La calidad de sitio está estrechamente relacionada con la prevención del ataque de plagas y enfermedades, pues un sitio empobrecido producirá árboles débiles, propensos a dicho ataque. Conocer los factores ambientales que influyen en el sitio tiene importancia en el capital. b) Selección del material a beneficiar: Se debe usar normas de calidad a la hora de seleccionar el material, desechando plantas con apariencia pobre con respecto al prototipo establecido. c) Medidas silviculturales: Aquí se incluye tanto la diversificación de especies como la densidad del bosque, así como los raleos, manejo de maleza, podas, sanidad o higiene, liberamiento, refinación, etc. d) Tolerancia o resistencia genética: Ciertas especies muestran tolerancia o resistencia frente al ataque de ciertas plagas y enfermedades. e) Detección y evaluación: Es una actividad como parte de los esfuerzos de prevención que debe tener todo proyecto forestal. Así como hay medidas preventivas, también hay ocasiones en que estos mecanismos resultan insuficientes, lo cual conlleva a medidas curativas como:

46

a) Valoración del problema: Se debe identificar al agente causante del daño, luego hacerse una valoración de tipo socioeconómico en la que se consideren los costos y beneficios de la aplicación de medidas de combate. b) Medias de combate directo: Se incluye el aislamiento, talas de salvamento, raleos sanitarios, podas sanitarias, higiene, controles biológicos, atrayentes y repelentes, métodos inhibidores de la reproducción, métodos mecánicos, métodos químicos. c) Umbral económico: Es un parámetro importante debido a que se define como la densidad a la que se deben aplicar medidas de control con el fin de evitar el aumento en la población de la plaga impidiendo así que llegue al nivel de daño económico (Metcalf, R; Luckmann, W, 1990) Un error frecuente es asumir que los problemas han terminado una vez se tomó la actividad de control, pero existe una serie de normas que deben ser consideradas luego de la aplicación de un método de combate, siendo las principales: a) Cautela: El estado de emergencia no se debe levantar hasta que no se tenga la certeza de que el problema ha sido completamente controlado. b) Reincidencia: Para evitar esto, todos los individuos muertos deben eliminarse así como los afectados. c) Modificación del ambiente: En caso se haya determinado una cierta condición ambiental (características físicas y químicas del suelo, humedad, vientos, etc) que hayan favorecido la aparición de plagas o enfermedades. d) Reorganización de actividades: En caso haya sido favorecido por alguna actividad silvicultural. e) Evaluación de pérdidas y costos: Cuantificación de las pérdidas en términos de volumen de madera, cálculos del costo del combate permitirán que en el futuro se estime montos económicos requeridos para el rubro “protección” dentro de los planes de desarrollo de cualquier proyecto. En contraste con las influencias benéficas o favorables que el bosque bajo manejo puede ejercer sobre la protección, también puede acrecentar la probabilidad del daño. El bosque bajo manejo suele contener menos especies forestales que el bosque vírgen. Esta escasez de especies altera la composición por largo tiempo establecida del bosque natural, y por tanto, modifica sus relaciones biológicas, con lo cual la secuela puede ser un aumento de las influencias adversas. La probabilidad de que tales cambios desfavorables ocurran es mayor durante las primeras fases de la forestería, sin embargo el bosque mixto es menos susceptible de daño debido a la gran diversidad biológica y a las complejas interrelaciones que se mantienen en él. Con respecto a la edad, la forma más segura la ofrece un rodal no coetáneo, en donde todas las edades desde la semilla hasta el árbol maduro están representadas. (Mundarain, xx). Ahora, con respecto al bosque “El Piñal”; debido a que se está realizando una domesticación, reducción de especies para aumentar mi grupo de interés, la posibilidad de que algún agente biológico afecte el bosque, aumenta por lo ya expuesto, debido a esto es necesario contar con un plan de protección. Se tomará en cuenta para el plan de protección, el uso de métodos silviculturales en primera instancia, los cuales irán de la mano con los tratamientos silviculturales a realizar en el ciclo de corta, de haber una infesta mayor, se removerán oportunamente los individuos severamente afectados para luego realizar la quema respectiva de dicho material, aquí también incluye la calidad de sitio y la adecuada selección del material a beneficiar; en segundo lugar se tiene los métodos biológicos como parte del control integrado del manejo del bosque, basándose en la

47

cadena trófica, donde los depredadores naturales como pájaros insectívoros, mamíferos (murciélagos y primates) e insectos voraces son de gran ayuda contra las plagas forestales, ayudando a reducir los daños y pudiendo mantener una dinámica y equilibrio entre estas. Cabe señalar que el método químico no se toma en cuenta en este sistema silvicultural debido a los gastos económicos que incurre y los daños potenciales para la vida (flora y fauna) del bosque “El Piñal” 8.2 Control de incendios forestales Se denomina incendio forestal cuando afecta a combustibles vegetales naturales y se propaga a través del monte. Los incendios forestales en los bosques tropicales generalmente son generados por acción antrópica (quema de pasto, residuos agrícolas o forestales y de desperdicio, trabajos y explotación del monte, etc). Se tienen diferentes clases de incendios forestales: Fuegos de superficie: se extienden quemando el tapiz herbáceo y el matorral; Fuegos de copas: los que avanzan consumiendo las copas de los árboles; y Fuego de subsuelo: los que se propagan bajo la superficie, alimentados por materia orgánica seca, raíces o turba. Diversos factores influyen en la propagación de un incendio forestal, entre los que destacan: influencia de la vegetación, de la topografía del terreno, de la temperatura, del viento y de la humedad. Así mismo se tienen los daños que causan a diversos organismos como: árboles maderables, árboles jóvenes incluyendo la regeneración, al suelo, a la capacidad productiva del bosque, a los valores recreativos y escénicos, a la fauna silvestre, forraje, menoscaba la efectividad del bosque como agente protector, forma de propiedad y a la vida humana. El plan de protección contra incendios del bosque “El Piñal” comprenderá tres fases o actividades bien caracterizadas: medidas preventivas (reduciendo el número de incendios mediante educación y aplicación de la ley), medidas preparatorias (entrenamiento, instrucción, organización, manejo y dirección del personal; mantenimiento de obras, equipo y suministro que demande el control efectivo del fuego) y medidas de combate (todas las actividades relativas a la extinción de los incendios). Las medidas preventivas se refiere a todas las acciones tomadas para impedir que se originen incendios debidos a causas evitables, preparar los montes para obstaculizar la expansión del fuego cuando se ha producido el incendio e instalar un sistema de detección y comunicaciones que permita acudir rápidamente a extinguir el fuego. Para esto se plantea la educación, propaganda y legislación a los pobladores aledaños para sensibilizarlos en este tema y sobre el método de conversión de roza y quema. Adicionalmente se tienen los cortafuegos que pueden coincidir con líneas naturales (ríos, calveros, etc.) o artificiales (carreteras, pistas, caminos, etc.). Los cortafuegos naturales y artificiales son los que se usaran en el interior del bosque, siendo limpiados un periodo antes de la intervención de aprovechamiento. Debido a la mínima inversión que requiere un cortafuego, este será el método empleado en “El Piñal”, se contará con fajas desprovistas totalmente de vegetación, de 3 a 5 metros de ancho en los márgenes del área explotada, la cual deberá ser mantenida limpia. Además, se debe eliminar los árboles con altura mayor que el ancho de la acera, ubicados en el límite entre las dos áreas (el bosque manejado y el área externa a él), para que estos no sean conductores de fuego en el caso de incendios.

48

Igualmente en medidas preventivas se tomará en cuenta las quemas de matorral y pasto, carboneras, quema de residuos forestales y de despojo agrícolas, explotaciones forestales, hogueras para comida, calor y luz, fumadores, cazadores y pescadores, excursionistas, prevención en las viviendas rurales, lanzamiento de cohetes, motores y gasógenos, vehículos y motosierras. Las medidas preparatorias para la extinción del fuego serán movilización de medios terrestres (transporte y abastecimiento del personal, elección y transporte del material), empleo de medios terrestres (personal, agua, tierra, batefuego, fajas de apoyo) y empleo de medios aéreos. Esto se da debido a que “El Piñal” cuenta con zonas pobladas cercanas, de tal forma, la organización y entrenamiento del personal en el ataque del fuego será importante para evitar grandes daños. Las medidas de combate empezarán con el descubrimiento y notificación del incendio, así como contarán con el uso de mapas que permitan un rápido acceso y control del fuego, el estudio inicial de este y el ataque directo para evitar su propagación. Todos los incendios deben ser atacados de manera agresiva para tratar de suprimirlos en el primer intento. 8.3 Protección de Cuerpos de Agua La protección y conservación de los ciclos hidrobiológicos y de los recursos naturales requieren de especificaciones para mitigar los efectos adversos ocasionados en los suelos y cuerpos de agua por el aprovechamiento forestal. Por lo cual queda prohibido el aprovechamiento forestal; el dañar o destruir árboles o arbustos en las zonas circundantes al cimiento de cualquier cauce natural de agua, así como en las áreas adyacentes a lagos, lagunas, ríos, quebradas y colpas. Además, cualquier proyecto que se encuentre relacionado con el recurso hídrico debe contar con la opinión favorable de la ANA. Se protegerán las cabeceras de la cuenca (zonas intangibles), las fajas marginales (terrenos aledaños a los cauces naturales o artificiales, en donde se mantiene una faja marginal de terreno necesaria para la protección, el uso primario del agua, el libre tránsito, la pesca, los caminos de vigilancia u otros servicios) y las zonas de veda (endemismo) y zonas de protección (declaradas para proteger o restaurar el ecosistema y para preservar fuentes y cuerpos de agua, así como los bienes asociados a este recurso). Para esto, por ley se debe dejar un margen intacto de 50 metros a ambos lados del cauce de cada cuerpo de agua dentro del área aprovechable de “El Piñal” Así mismo, debido a disposiciones legislativas, se destinará el 10% del área “El Piñal” para fines de protección. En este caso serán 1700 ha las destinadas como zonas reservadas. 9. PLANES DE EXTENSIÓN SOCIAL Dentro de las secuencias de las políticas y prácticas forestales en los trópicos, semejante para la mayoría de los países, uno de los pasos mencionados por Sartorius y Henle (1968), así como Wyatt-Smith (1959) se encuentran el establecimiento de programas de contexto social como educación del público y político como administración de los bosques públicos con fines recreativos y educativos, fortalecimiento de los planes nacionales dedicados al uso de terrenos y al desarrollo rural, reconociendo por completo los usos y beneficios que se derivan de los bosques e industrias relacionadas. Siendo el contexto social un elemento importante dentro de las actividades primarias y secundarias por la necesidad de mano de obra que para la

49

actividad tiene que ser abundante y económica. Pierre Gourou concluyo que los problemas de los trópicos no son tanto de índole económica, sino de falta de técnicas de organización (Frisk, 1979). Basándonos en ese razonamiento, se ve que la clave del progreso es una mejora administrativa que se debe desarrollar con énfasis en los terrenos públicos, pues a diferencia de los propietarios privados no sólo se debe mostrar interés en una ganancia inmediata, sino buscar la integración del factor social. Las actividades forestales de extracción de madera, plantación, etc. son a menudo una fuente importante de empleo en una determinada localidad. Sin embargo, la mayor parte del empleo e ingresos provenientes de actividades forestales son generados por pequeñas empresas que operan en el sector tradicional y no en el moderno (Kilby y Liedholm, 1986). Aquí los especialistas no deben suponer que son privilegiados por manejar extensas áreas de terrenos públicos (Ovington, 1974); más bien, se debe buscar activamente y ganar la aceptación y el apoyo público (pueblos forestales y las comunidades nativas). Los que obviamente están más involucrados son los “pueblos forestales” que viven dentro o cerca del bosque y dependen directamente de él para protección, leña, alimento, implementos, y transporte. Los pueblos forestales no sólo están totalmente consientes del papel que juegan los bosques en su vida, sino que también saben más que nadie hasta qué punto este recurso se ha deteriorado y por qué, es gente que conoce muy bien los bosques y sus usos. Los pueblos forestales son capaces de emprender el trabajo necesario para hacer que los bosques produzcan a perpetuidad (además, un empleo tal les vendría muy bien) y su proximidad los hace candidatos ideales para este tipo de trabajo, que comprende casi todas las practicas de manejo forestal en la región (Wasdworth, 2000). Las comunidades nativas que viven en poblados agrícolas dedicados al procesamiento y distribución de otros productos de la tierra, pueden cultivar terrenos a orillas de los ríos irrigados, que se hallan lejos de los bosques. Sin embargo, la presencia de bosques en las tierras altas puede proteger a sus cultivos de inundaciones o de sedimentación, aunque son menos dependientes del bosque para la leña o los alimentos que los pueblos forestales. Algunas de estas comunidades agrícolas han cooperado para resolver cuestiones relativas a necesidades comunes, tales como la ubicación de embalses y la provisión de servicios comunitarios (Wasdworth, 2000). La participación adecuada de los pueblos forestales es un factor de éxito dentro del proyecto forestal (Lantagne, 2001), lo que se logra tomando en cuenta los siguientes puntos: - Planificación, realización, seguimiento y evaluación del proyecto con la población. - Distribución en las comunidades de los beneficios económicos. - Creación o fortalecimiento de empresas asociativas. - Implicación de los jóvenes y de las mujeres. En la implementación del sistema silvicultural, la integración debe traer consigo un desarrollo rural al crear un vínculo con la economía del pueblo forestal y las comunidades. Las decisiones adoptadas por diferentes personas en relación con su participación en un proyecto dependen de sus intereses y objetivos y de su percepción del modo en que les afectará el proyecto. Con el fin de asegurar el logro de los efectos deseados de un proyecto y reducir en el futuro los conflictos al respecto, es necesario determinar cuáles son los principales grupos relacionados con el proyecto que tienen opiniones o programas divergentes y tener en cuenta sus intereses. Además de determinar los grupos y sus preocupaciones, se deberá hacer todo lo posible por que representantes de los grupos participen en la formulación de las evaluaciones, de modo que los resultados puedan utilizarse eficazmente (Patton, 1986; Weirs y Bucuvalas, 1980).

50

Basados en los datos de Morss y Honadle (1985) los programas más importantes de los principales grupos que intervienen en el proyecto y su probable influencia sobre éste son: Programa Organismo donante Fondos del programa para actividades de desarrollo que se ajustan a normas de procedimiento y directrices sustantivas Influencia sobre el proyecto Los proyectos presentados se redactarán con miras a obtener la aprobación; como resultado de ello se ocultarán posibles problemas de ejecución

Ministerio nacional

Deseo de aumentar al máximo Escasa participación local en la el control sobre los recursos y adopción de decisiones sobre el el modo en que se utilizan proyecto; escaso apoyo de los organismos públicos directamente encargados de la ejecución del proyecto Deseo de atribuirse el mérito La distribución de los beneficios del del proyecto y asegurar el proyecto reflejará la estructura de mantenimiento de la poder existente estructura de poder existente Deseo de un adelanto profesional y una calidad de vida que no ofrecen las zonas rurales Rápida rotación y absentismo que reducen la eficacia de los esfuerzos por aumentar la capacidad y amenazan la sostenibilidad de los beneficios del proyecto

Políticos de nivel inferior

Personal del proyecto

Beneficiarios presuntos

Seguridad de sustento; Actitud de espera, necesidad de aversión a los riesgos; libertad flexibilidad; subestimación del para aceptar, adaptar o factor tiempo rechazar intervenciones

Otros miembros Sentimiento de amenaza o Retrasos ulteriores en la de la población envidia ante las actividades y consecución de los objetivos del local beneficios del proyecto; proyecto formas cotidianas de resistencia campesina Fuente: H. Gregersen et.al. Análisis de impactos de proyectos forestales: problemas y estrategias. Estudio FAO Montes 114. Roma, 1995. Los grupos que intervienen de manera más influyente en el proyecto desarrollado en Jenaro Herrera serian: Ministerio Nacional: (MINAG) La presencia de este organismo en la localidad generalmente se concentra en proyectos en las ANPs, y su influencia es escasa. Lo que además se ve limitado es el control sobre los recursos y su producción, pues no existe una autoridad sólida en la zona de trabajo, que garantice una adecuada administración. Políticos de nivel inferior: (Presidente Regional, Alcalde) Su participación se concentra en la difusión de las posibilidades de trabajo y debe permitir una garantía para el

-

51

desarrollo del proyecto. Esto es un tanto difícil en la localidad por tratarse de autoridades poco serias y que en algunos casos son propensas a ilícitos; que además pueden variar las políticas al acabo del periodo del gobierno de turno anterior. Beneficiarios presuntos: (Población forestal y las Comunidades Nativas) Este grupo está orientado a las actividades de manejo, y al requerir abundante número de participantes necesitamos desarrollar planes que los mantengan en continuo trabajo a lo largo del periodo de espera.

Teniendo en cuenta la importancia de la participación social y los grupos que intervienen en el desarrollo del proyecto, los posibles planes de extensión social serian: Instalar oficina de atención: Dentro de la sede central de administración de la concesión, la cual estará destinada al reclutamiento de personal, reclamos, información, etc. Charlas informativas y capacitaciones: Destinadas a la comunidad y a la población forestal a fin de mostrar nuestras actividades de intervención en el bosque, avances en el cronograma de actividades y beneficios generados, así como los posibles problemas encontrados y sus soluciones. De manera que sirvan como factor de atracción y selección cuando se requiera mano de obra. Campañas de integración: Dentro de nuestras posibilidades se ofrecerán campañas navideñas, celebraciones en fechas importantes nacionales y para la comunidad, así como actividades de integración dentro de la empresa.

-

-

10. PLANES DE INVESTIGACIÓN Se ha destinado un área de 332 ha, de las 16000 ha, para desarrollar diferentes programas de investigación enfocados en la fenología de las especies de interés actual y estudios dasonómicos y de crecimiento, propagación y plantación de material regenerativo, respuesta a tratamientos de dosel, además de estudios de propiedades físico-mecánicas de especies de interés actual y potenciales, y finalmente estudios de fauna silvestre. 10.1 Estudios de Fenología y Crecimiento A través de parcelas permanentes de medición (PPM), de 100 m x 100m (1ha) con una faja amortiguadora de 40m de ancho. (Camacho citado por Louman, 2001). Con una distribución de las parcelas se procura abarcar diferentes tipos de suelo y topografía siempre que no estén muy distanciados ya que dificultaría la evaluación, considerando el menor impacto dentro de estas. Se investigará la dinámica del bosque a través de sus categorías dimétricas. Con los resultados de esta investigación se podría determinar DMC y proyecciones del crecimiento y comportamiento del bosque más ajustados a la realidad de “El Piñal”. 10.2 Estudios de propagación y plantación de material regenerativo A través de parcelas de ensayo de especies nativas e introducidas, donde se evaluaran la calidad del material regenerativo, tratamiento de semillas, almacén, prácticas de propagación y plantación. Se buscará establecer un rodal semillero donde se evaluará la producción de semillas de mejor calidad genética a corto plazo, mientras se desarrollan otras formas más

52

avanzadas de producción. Además de la respuesta a diversos tratamientos en las parcelas de ensayo. 10.3 Estudios de propiedades físico-mecánicas A través de instituciones como universidades y laboratorios a los cuales se les facilitará árboles (muestras) para diversos ensayos. Se tomara suma importancia en las especies con interés actual y las potenciales. Con los resultados se buscará establecer paquetes con calidades de parquet, en función a las propiedades de la madera de las especies de interés actual, así como promover el conocimiento de las especies potenciales y una base para la implementación de un mercado y usos. 10.4 Estudios de fauna silvestre Estudios referidos básicamente a la propagación de semillas. Se permitirá además investigaciones en las áreas destinadas a protección de manera aporten al conocimiento de hábitats, observaciones de simbiosis, entre otras. 11. CONCLUSIONES  Se diseño el sistema policíclico basado en regeneración natural “Shulz Master System”, que es el más adecuado de acuerdo a la naturaleza y composición de nuestro “El Piñal”.  De acuerdo al sistema silvicultural aplicado se estableció que el turno adecuado corresponde a 48 años. Conformado por un aprovechamiento inicial, y posteriormente 2 ciclos de corta cada 16 años. De esta manera aseguramos el mantenimiento de la dinámica del bosque y el volumen a extraer aumenta con cada turno.  Volumen aprovechado en el primer ciclo de corta por hectárea fue de 115.34 m3, en el segundo fue de 129.2 m3 y en el fin del turno de 193.93 m3, demostrando una buena implementación del sistema silvicultural.  El aérea basal para el primer ciclo de corta fue 6.12 m2, en el segundo ciclo de corta de 6.17 m2 y en el fin del turno de 8.46 m2, lo que asegura una intensidad del tratamiento sin alterar dinámica y composición del bosque.  Este sistema nos permitió definir aquellas especies pertenecientes del bosque “El Piñal” que entrarían en la categoría de deseables y aceptables para la producción de parquet de 90 cm x 10 cm x 19 mm. Sobre estas especies serán aplicados los tratamientos con la finalidad de mejorar este bosque.  El volumen obtenido encada ciclo de corta satisface la demanda por parte de las empresas comercializadoras de dicho producto.  El cronograma de actividades asegura que las series de tratamientos silviculturales puedan aplicados cíclica dando siempre los mismos resultados en el bosque.  El número de cuarteles es 48 y cada uno cuenta con área de 355 hectáreas. Por lo tanto el tamaño total de la concesión es de 17 000 hectáreas.  A través de la simulación aplicada a nuestro sistema silvicultural, dinamizamos la estructura de nuestro bosque, mateniendo la proporción de área basal para no causar un mayor impacto ecológico en el bosque como resultado del manejo.

53

12. BIBLIOGRAFÍA CATIE. Plagas y enfermedades forestales en América Central. Manual de Consulta. 1991. Serie Técnica-Manual Técnico N°3. Costa Rica. Metcalf, Robert; Luckmann, William. Introducción al manejo de plagas de insectos. 1990. Editorial LIMUSA. México. Mundarain, P. L. Apuntes de Protección Forestal. xx. Facultad de Ciencias Forestales. Universidad de Los Andes. Venezuela. Manual de prevención y lucha contra los incendios forestales. 1980. Ministerio de Agricultura – Instituto Nacional para la Conservación de la Naturaleza. Valerio, Juvenal; Salas, Cynthia. Selección de prácticas Silviculturales para bosques tropicales. Manual técnico (Segunda edición corregida y aumentada).1998. BOLFOR. Santa Cruz, Bolivia. H. Gregersen et.al. Análisis de impactos de proyectos forestales: problemas y estrategias. Estudio FAO Montes 114. Roma, 1995. Lamprecht, Hans. Silvicultura en los Trópicos.1990. Los ecosistemas forestales en los bosques tropicales y sus especies arbóreas – posibilidades y métodos para un aprovechamiento sostenido – Cooperación Técnica – República Federal de Alemania. Wadsworth, F. Producción forestal para America tropical. 2000. USDA, Servicio Forestal. Washington, DC. 563 p. 13. ANEXOS

Anexo 1. Cuadro de rendimientos en el aserrío para disponibilidad de madera.

Fuente: Alejandro Meza y Danny Simón. Aserrío de trozas de diámetros menores. (2007).

54

Anexo 2. Individuos liberados

Faja Parcela 1 2 1 3 4 5 1 2 2 3 4 5 1 2 3 4

FUSTAL Nombre Científico Pouteria caimito Diplotropis martiusii Pouteria reticulata Guarea macrophyla Eschweilera coriaceae Brosimun rubescens Eschweilera tessmannii Guarea macrophyla Eschweilera coriaceae Pouteria oblanceolata Brosimun rubescens Eschweilera tessmannii Eschweilera coriaceae Micropholis cyrtobotrya Pouteria oblanceolata Pouteria oblanceolata Eschweilera coriaceae Guarea macrophyla Aspidosperma excelsum Guarea macrophyla Eschweilera coriaceae Pouteria oblanceolata Cariania decandra Guarea macrophyla Eschweilera tessmannii Pouteria caimito Erisma bicolor Pouteria caimito Pouteria caimito Pouteria caimito Pouteria caimito Guarea macrophyla Brosimun rubescens Pouteria caimito Guarea macrophyla Eschweilera tessmannii Brosimun rubescens Pouteria caimito Aspidosperma excelsum 0

0

3

5

1 2 4 3 4 5 5 1

Volumen (m3) 0.000 0.726 0.267 0.078 0.044 0.046 0.000 1.222 0.792 0.115 0.641 0.528 0.099 0.055 0.043 0.147 0.101 0.149 0.111 0.097 0.077 1.194 0.057 0.529 2.415 0.104 0.128 0.601 1.159 0.294 0.105 0.415 0.466 0.115 0.415 0.466 0.115 0.107 0.230 0.027 0.164

55

2 3 4 5

Hevea brasiliensis Micropholis cyrtobotrya Pouteria caimito Pouteria caimito Pouteria oblanceolata Diplotropis martiusii 0 TOTAL

0.055 0.057 0.416 0.281 0.099 0.064 0.000 15.415

LATIZAL ALTO Faja Parcela Nombre Científico N° de Individuos Volumen (m3) 1 Eschweilera tessmannii 4 0.019 2 Pouteria caimito 2 0.020 3 0 0 0 1 4 Eschweilera coriaceae 3 0.013 Eschweilera coriaceae 3 0.011 5 Eschweilera coriaceae 3 0.027 Eschweilera tessmannii 4 0.005 1 Eschweilera coriaceae 4 0.002 2 0 0 0.000 2 3 Eschweilera coriaceae 2 0.011 4 Pouteria caimito 2 0.038 Eschweilera tessmannii 2 0.014 5 Brosimun rubescens 2 0.020 1 Agonandra silvatica 1 0.015 2 Pouteria caimito 1 0.029 3 3 0 0 0.000 4 0 0 0.000 5 0 0 0.000 1 Guarea macrophyla 2 0.010 Guarea macrophyla 1 0.037 2 Qualea paraensis 1 0.009 4 3 Guarea macrophyla 1 0.019 4 Qualea paraensis 3 0.104 Brosimun rubescens 2 0.018 5 Guarea macrophyla 2 0.038 1 0 0.000 2 0 0.000 5 3 0 0.000 4 0 0.000 5 0 0.000 TOTAL 0.457

56

LATIZAL BAJO Faja Parcela Nombre Científico Guarea macrophyla 1 Pouteria caimito 2 Eschweilera coriaceae 1 3 4 5 Eschweilera coriaceae 1 2 2 3 4 Pouteria oblanceolata 5 1 Eschweilera coriaceae 2 Eschweilera coriaceae Pouteria oblanceolata 3 3 Eschweilera coriaceae Guarea macrophyla 4 Guarea macrophyla 5 1 Pouteria caimito 2 4 3 4 Guarea macrophyla 5 1 Eschweilera tessmannii Guarea macrophyla 2 Eschweilera coriaceae 5 Pouteria oblanceolata 3 Brosimun rubescens 4 Guarea macrophyla 5 Pouteria selerocarpa TOTAL

0 0 0 0 0 0

0 0 0 0 0

N° Individuos 4 4 2 0 0 3 0 0 0 2 0 1 1 1 1 2 1 0 4 0 0 3 0 0 2 2 2 2 2 9 8 56

57

Faja Parcela 1 2 Eschweilera coriaceae Eschweilera tessmannii 1 3 brosimun rubescens Eschweilera coriaceae 4 5 Eschweilera coriaceae 1 Eschweilera coriaceae 2 Pouteria oblanceolata 2 3 Eschweilera coriaceae 4 Pouteria oblanceolata 5 1 Pouteria oblanceolata 2 Eschweilera coriaceae Eschweilera coriaceae 3 Eschweilera tessmannii 3 Pouteria oblanceolata Eschweilera coriaceae 4 Agonandra silvatica 5 1 2 Guarea macrophyla 4 3 Eschweilera coriaceae Eschweilera tessmannii 4 Pouteria oblanceolata 5 Guarea macrophyla 1 Eschweilera tessmannii Eschweilera coriaceae 2 5 Eschweilera coriaceae 3 Eschweilera tessmannii 4 Eschweilera tessmannii Eschweilera tessmannii 5 Eschweilera coriaceae TOTAL

REGENERACION Nombre Científico 0

0 0

0

0

0 0 0

0

0

N° Individuos 0 4 9 3 3 0 6 0 2 1 0 1 1 0 2 2 4 4 1 9 3 0 0 0 1 1 1 3 0 4 6 6 0 2 10 6 4 4 103

58

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful