EL CONICLIO VARTICCANO II Y SU REPERCUSIÓN EN ARGENTINA Sectores medios frente a una verdad En el año 1966 se inicia una nueva etapa

en la vida política Argentina. Más de medio país proscrito desde 1955; situación que arrastro al país hacia una verdad: un país desterrado. Este es el papel de la llamada Revolución Argentina. El mejor servicio que presto al país fue ponerlo frente a esa verdad, particularmente a los sectores medios y a los intelectuales. Los partidos políticos y la Universidad eran los medios ficticios donde estos sectores jugaban a la política. El golpe de Estado disolvió estos partidos políticos. Entonces, podemos tener el año 1966, como el principio de un proceso de acercamiento de los sectores medios e intelectualizados a la perspectiva política de los sectores más populares. Esta politización de los sectores medios, tendrá repercusión en la iglesia, ya que son esos sectores los que proveen la mayoría de los cuadros militantes. La formación de los criterios y juicios de valor sobre la realidad del país que poseía la mayor parte del clero, tenía en gran medida origen en la solidaridad con dichos sectores. El Concilio Vaticano II En el orden pastoral, el año 1966 también inicia una nueva etapa, la de la aplicación del Concilio. No se tenía una comprensión, particularmente en sus valores más profundos de la situación del Pueblo de Dios al que se estaba destinado pastoralmente, ni se encontraba el modo propiamente sacerdotal para la acción evangelizadora en ese pueblo. A la renovación pastoral le faltaba subordinarse a la realidad del pueblo, a lo que la historia había hecho de la expresión religiosa y de su intención eclesial. Se trataba de renovar la Iglesia y su actividad en Argentina, pero había que partir de una comprensión de la situación de nuestro pueblo y de las condiciones concretas y costumbres de su vida religiosa y sus modos de pertenencia a la iglesia. Un canal pastoral para la misión de la Iglesia en el mundo, para ponerse en contacto de un modo religioso, era una carencia particular de los sacerdotes. Esto se notaba entre los que desarrollaban la denuncia profética, los sacerdotes que querían hacer presente el Evangelio en la sociedad argentina y denunciaban en ella lo antievangélico. Denunciaban las estructuras sociales injustas. Las exhortaciones pastorales del episcopado en 1966, muestran una agudeza particular. Analizan adecuadamente la realidad y apuntan elementos que llevarán a la solución. Teniendo en cuenta al pueblo, sujeto primordial de la actividad pastoral, a quien la Iglesia dirige su misión, no puede pasarse por alto sus peculiaridades, su estilo cultural de vivir la fe, su historia concreta. “Queremos decir a todo el país que la Iglesia en Argentina quiere prestar su generosa colaboración al progreso de la Patria, consciente de que según el
1

la ley fundamental de la perfección humana. En el andar de esta búsqueda. económico y social que este más al servicio del hombre…” (Gaudium et spes n. de la transformación del mundo. No solo nos dio una visión de la Iglesia. Se crea la Comisión Episcopal de Pastoral y se publica el “Plan Nacional de Pastoral” (1967). la emergencia de los sectores populares es el sentido de los cambios profundos y acelerados que vive la humanidad hoy. Gaudium et spes En una sociedad que tendía al anonimato y que llevaba a provocar guerras mortíferas resurgía la nostalgia del espíritu comunitario que favoreciera las relaciones personales y concretas. sino también del mundo. los agentes pastorales todavía no participaban de una visión común de la situación argentina. Es un llamado al género humano de que “puede y debe no solo perfeccionar su dominio sobre las cosas creadas. Expresando en términos políticos. llego hasta el absurdo que manifiestan las actitudes de la “Sociedad Argentina de Defensa de la Tradición. la realidad se presento compleja. Familia y Propiedad”.Evangelio. Del otro lado se tomaron formas casi de “sindicalismo clerical” e intromisiones en cuestiones políticas demasiado concretas para el sacerdote. La Iglesia se presentaba como ámbito privilegiado para ello. Con el fin de poner en marcha una acción mentalizadora sobre las ideas conciliares y constituir los organismos de dialogo que buscan concretar la corresponsabilidad pastoral.(Declaración pastoral). El documento también desarrolla el sentido socio-político del cambio social actual. También hubo actitudes cerradas al dialogo de parte de algunas autoridades eclesiásticas. 9). es el mandamiento nuevo del amor”. por lo tanto. favoreció el reencuentro de los servidores eclesiásticos con el Pueblo de Dios. sino que le corresponde además establecer un orden político. 2 . En 1967. La Segunda Conferencia General del Episcopado Latinoamericano en Medellín (1968). Pocas veces en la historia de la Iglesia en Argentina se realizaron tantas reuniones entre los distintos sectores de agentes pastorales en búsqueda de la acción conjunta. El avance del compromiso político de miembros del clero se realizó sin haber encontrado todavía el puente pastoral de ese servicio eclesial a la sociedad. Declaración de San Miguel El Episcopado Argentino aplica el Concilio intentando organizar mejor la pastoral de conjunto. el concilio analiza la realidad mundial. utilizando la categoría sociológica del cambio social. Todo el documento eclesial supone una definición de la realidad social que se quiere iluminar. En la constitución Gaudium et spes. La reacción frente al cambio. Esta imagen era fruto de una claridad en los objetivos pastorales que todos los sectores compartían por sobre los distintos modos de actuar.

El problema latinoamericano no se ubica solo en el nivel de un atraso técnico económico. Justicia. Se supo ver que “… America Latina. A partir de los principios teológicos y del análisis social de Medellín. San Miguel insiste en un pueblo que fue y sigue siendo “sujeto y agente de la historia”. El proceso de liberación se determina. celebrada en Medellín”( Declaración del Episcopado Argentino 1969). cuyo fin primordial fue “adaptar a la realidad actual del país. están al servicio de la vocación personal y social de los mismos hombres. una concepción del destino común y una cohesión de los esfuerzos para alcanzarlos”. en sus propios campos. en el nivel político. Trata de superar la dicotomía entre religión y fe y la reducción de la fe a la dimensión individual. purifica la apreciación de la religiosidad popular de prejuicios elitistas y sociologistas y trasciende falsos planteos secularistas. además de una realidad geográfica. Mensaje a los Pueblos de America Latina) La misión de la Iglesia debe cumplirse acompañando a estos pueblos en su voluntad de liberación. As. Este servicio lo prestaran con tanta mayor eficacia cuanto ambas sociedades mantengan entre si una sana colaboración. sus hallazgos y sus valores. con atención a las circunstancias de lugares y tiempo” (GS n. también desde su presencia en la realidad sociocultural. es una comunidad de pueblos. Y profundiza. es la sustancia viva de esa lucha por la liberación. Este paso de la economía de la historia. la realidad colectiva del pueblo y la continuidad histórica de su lucha por la liberación.“La comunidad política y la Iglesia son. San Miguel se impregna de elementos típicos de la experiencia del pueblo argentino. Pero las dos. Se optaron por elaborar los documentos: Sacerdotes. las conclusiones de la Segunda Conferencia General del Episcopado Latinoamericano. 3 .76). En el plano religioso. en San Miguel de la provincia de Bs. San Miguel Los obispos argentinos realizaron del 21 al 26 de abril de 1969. Valoriza la capacidad del Evangelio de dar sentido a la historia. independientes y autónomas la una respecto de la otra. Paz y Pastoral Popular. los Obispos latinoamericanos hurgan en la historia del desarrollo moderno y desde allí intentan comprender la actual transformación de America Latina. Pobreza de la Iglesia. con una historia propia. En Medellín. Por otra parte El Papa Pablo VI en su encíclica Populorum progressio hace su aporte a esta idea. sino principalmente en el nivel político. con valores específicos y con problemas semejantes” (Documentos de Medellín. aun con diverso titulo. una Asamblea. Es un proceso que parte de una realidad histórico cultural poseedora de “una comunión en los ideales. los pone frente a la dimensión humana más profunda de la situación latinoamericana: los encuentra con la política y con la religión. haciendo un llamado a la solidaridad de los que tienen más para con los que tienen menos. La cultura popular.

que no distinga grados distintos de ilustración y sentido de pertenencia reflexiva. recibir la corrección y la riqueza de un acercamiento al pueblo sin esquemas elaborados en otras geografías. condenando la violencia. Este periodo es una demostración de lo difícil que es cumplir una misión de orientación moral. lo que se vislumbra desordenadamente en la década del 70. aunque los aludidos suelen desecharla. donde hay que elegir el camino más eficaz. Pastoral Popular. como orientación general de toda la actividad pastoral argentina. y en ese deseo de construir la historia según sus propios valores. 4 . el cristianismo es parte esencial. La mayoría de la población que sufría y que causaba estas calamidades se decía católica. el criterio de la nueva etapa pastoral: “La acción de la Iglesia no debe ser solamente orientada hacia el pueblo. a la pastoral progresista. El paso propuesto era asumir la opción pastoral del documento VI. la represión de una dictadura inmisericorde y la derrota internacional de las Malvinas. y principalmente desde el Pueblo mismo”. Así como la “institucionalización de la fe” se puede decir que fue la opción pastoral global frente a la política laicista de la etapa demo liberal. pero en su momento con ellas se cumplió la misión. La jerarquía eclesiástica no dejo de cumplir su misión orientadora en este periodo tan difícil.San miguel pone los principios de una nueva pastoral. de la represión y de la guerra. la Argentina sufrió una subversión guerrillera desalmada. La regla fundamental de la Declaración de San Miguel. como por el inicio de la crisis económica mas aguda y mas extensa de nuestra historia. También se puede iniciar una búsqueda por colocar en justos términos una institucionalización de la fe que no exagere el valor formal sobre el contenido. victimas y victimarios. por la falta de respeto de la dignidad humana. ahora. la jerarquía propone impregnar toda la actividad pastoral con un mayor cuidado por ser “fieles a nuestro Pueblo”. sino también. Camino a una nueva evangelización Cuando el Concilio quiso madurar en Argentina. El tiempo hace olvidar las palabras. de la Declaración de San Miguel. por los miles de muertos a causa de la guerrilla. que se esfuerce por “conocer especialmente lo que” (el pueblo) “quiere y desea de la Iglesia y sus ministros”. en circunstancias muy concretas. frente a la etapa en que los sectores populares ese van definiendo cada vez mas como los verdaderos protagonistas de la historia. En el lapso de tres lustros (1969-1983). por las inmoralidades publicas. para después decir que no se estuvo presente. La que le remitiría a la pastoral tradicional actualizarse históricamente y. El protagonismo real del proceso argentino lo va ejerciendo cada vez mas el pueblo. La Declaración de San Miguel pudo ser el punto de partida de una etapa pastoral que uniría la concepción de la misión eclesial entre todos los agentes pastorales. apareció en el país lo que llamaron espiral de la violencia. Fue un periodo en que se toco fondo por la subversión de los valores mas vitales.

en una carta pastoral de todo el episcopado: “El bien común y los derechos humanos son permanentes. Este documento episcopal. Es posible que alguno de ellos y unos pocos sacerdotes supieran de las destrucciones de vidas y torturas. En ambos casos la Iglesia tuvo un papel importante: la mediación papal para solucionar el diferendo del canal de Beagle y la visita a la Argentina de Juan Pablo II para estar cerca del pueblo Argentino en su angustia por la guerra.A. creemos que nuestra misión es pedir a cada uno el cumplimiento estricto de su deber y a cada uno. 1972). en el proceso militar. por aguda que sea autorice a ignorarlos…En un momento tan difícil. de parte guerrilleros o de represores. inspirado en la temática de reevangelización de la cultura del “Documento de Puebla” (1979).A. (C. es un ensayo de análisis de la cultura 5 . En 1981 el Episcopado publico un documento de doctrina política: “Iglesia y Comunidad Nacional”.E. sin que ninguna emergencia. y queremos pedirles pasos positivos para la pacificación interior”. En marzo de 1976. inalienables y valen en todo tiempo. la máxima comprensión y tolerancia hacia los errores involuntario del otro… Hay hechos que son más que error: son pecado y los condenamos sin matices... propuesta al dialogo de todos los argentinos. Mas teniendo en cuenta el poder moral e institucional de la Iglesia y el pedido de muchos militares católicos que no fueron atendidos suficientemente.espacio concreto. Terminado el terror se abrió en Argentina un pensamiento sobre el proyecto de futuro para el país. también. _ es el asesinar con secuestro previo o sin el – y cualquiera sea el bando del asesinado”. sea quien fuere su autor: _ es el arrinconar a otros contra el hambre. Durante este proceso militar la Argentina tuvo dos conflictos internacionales: con Chile e Inglaterra. Algunos Obispos en particular enfrentaron la dictadura con audacia. A los grupos que patrocinan la violencia queremos recordarles que no es propia de cristianos. para ganar descontroladamente.“A las autoridades publicas séanos licito decirles que la clemencia es compatible con el deber. Carta Pastoral colectiva 1976) Es indudable que los Obispos como conjunto orientaron doctrinalmente y elevaron. y el ejercicio de la clemencia es virtud cristiana. Visto con la perspectiva del tiempo. Sin embargo el Episcopado eligió la gestión personal y privada ante las autoridades militares. Se trato de una gran reflexión de doctrina social sobre el país. ya el Episcopado advertía claramente sobre la inmoralidad del método elegido por el Proceso. para evitar enfrentamientos públicos. en estos años. sus denuncias con palabra justa y prudente en sucesivos documentos episcopales.E. falto una actitud practica más valiente en apoyo de los familiares de los desaparecidos. Comisión Ejecutiva. (C.

Se puede decir que los obispos plantean nuevas bases y punto de partida para la Argentina de fines de siglo XX. en “Dios. cultural. Todo esto produjo un desconcierto general. no llego a compensar la frustración vivida por el mal manejo de la cuestión del divorcio y su aprobación por ley (1985). en las provincias. ¡levántate!” 1987. con verdades y falacias. es así que abrió un camino a propuestas pastorales que fueron fruto de la escucha de los pastores y de la participación de los fieles. aislando el juicio sobre ella del comportamiento de todas las otras instituciones del país. y de esa manera en el juego de libertad y participación. La Iglesia fue bastante vapuleada en su imagen. “Iglesia en Argentina. como también el estudio de la realidad religiosa. el catolicismo popular (1970-1972). el camino emprendido desde el Concilio Vaticano II. 6 . se comenzó a distribuir culpas y responsabilidades. En ese año. Este estado de animo de los gentes pastorales no paso desapercibido por el Papa Juan Pablo II. que tuvo como lema de su segunda visita a la Argentina: “Iglesia en Argentina. se perfile el país de todos. el Episcopado lanza la nueva reevangelización con una declaración con la frase del Papa. En este caso busca la participación de todo el Pueblo de Dios en la elaboración de las líneas fundamentales para la nueva evangelización. la presencia misionera de la Iglesia (1973-1974).nacional y una propuesta de los caminos políticos necesarios a recorrer. Parecía muy lejano el esfuerzo de estudio y de encuentros por la renovación conciliar desde 1967 en adelante. en “Educación y Proyecto de Vida” de 1985. No se veían los resultados de la convocatoria a la juventud para que expresara su religiosidad. la Jerarquía expone lo que ella aprecia como los valores que el pueblo desea vivir y que por lo mismo debiera plasmar el futuro político del país. en “Iglesia y Comunidad Nacional” de 1981. El documento de los obispos recorre la historia de los argentinos. el Hombre y la Conciencia” de 1983. ¡levántate! La histórica visita de marzo de 1987 de Su Santidad templo a la Iglesia para reiniciar con nuevas fuerzas. moral. en las peregrinaciones multitudinarias a los santuarios marianos como e de Lujan desde 1975 y otras. pastoral juvenil (1985-1986). realiza la “Consulta al Pueblo de Dios” (1988). señalando lo positivo de cada etapa de ella. El contenido más significativo del documento fue el mensaje enfático a favor de la democracia. Se tuvo la sensación de que no se había hecho nada y quedaba oculto todo el trabajo de búsqueda pastoral postconciliar para encontrar las formas nuevas de evangelización. educacional y civil del país en los documentos como la “Declaración de San Miguel” de 1969. En el. También se perdía de la memoria el camino hecho por lograr una pastoral de conjunto con las prioridades pastorales: la actualización conciliar (1967-1969). Iniciado el periodo democrático. matrimonio y familia (1975-1980). La eficacia en la propuesta de ideas sobre la educación (1985) y en la preparación y organización de la participación de los católicos en el Congreso Pedagógico Nacional (1985-1987). Por eso. y propone el camino de la democracia para que cada argentino pueda defender sus valores y sus perspectivas de la historia.

IV. consolidar y madurar en el pueblo la fe en Dios. presentándola como un potencial que sana. la iglesia ahora se preocupa más por definir el perfil de su misión: “Proponemos”-dicen los obispos. Padre nuestro Señor Jesucristo. Declaración de San Miguel. Pareciera que conociendo la realidad a misionar. 7 . se aportaron ideas de reflexión eclesiológica que iban buscando el perfil de la Iglesia postconciliar en Argentina. 2).En todos los documentos episcopales posteriores al Concilio Vaticano II. pero la necesidad primaria era tener una imagen de la realidad del Mundo. la divina. suscitar.E. afianza y promueve la dignidad del hombre”.A. nuestro deber. “…como la vocación suprema del hombre es una sola. la Iglesia necesita. en la nueva relación con el que planteaba el concilio. trabajar por la liberación total del hombre…” (C. la misión de la Iglesia es también una sola: salvar integralmente al hombre… Es pues.“este núcleo inspirador como línea global de la evangelización nueva: en vísperas del sexto siglo del cristianismo en America. con su predicación y su testimonio.

Senor de la historia. una nación cuya identidad sea la pasión por la verdad y el compromiso por el bien común. que desde Lijan nos dice: ¡Argentina! ¡canta y camina! Jesucristo.…POR ESO “…Por eso el Concilio. Tu nos convocas aquí estamos. como testigo y portavoz de de la fe de todo el pueblo de Dios congregado por Cristo. no encuentra manera mas elocuente de exponer la solidaridad de este pueblo de Dios y su respeto y amor hacia toda la familia humana. aportando a ellos la luz que toma del Evangelio y poniendo al servicio de la humanidad las fuerzas de salvación que la Iglesia. te necesitamos. sino entablando con ella un dialogo sobre esa misma variedad de problemas. Señor de la historia. 3) ¡Oremos! Jesucristo. (GS n. Concédenos la sabiduría del dialogo y la alegría de la esperanza que no defrauda. aborreciendo el odio y construyendo la paz. este Sagrado Concilio. Precisamos tu alivio y fortaleza. Por tanto. Queremos ser nación. Privilegiando a los pobres y perdonando a los que nos ofenden. te necesitamos. Nos sentimos heridos y agobiados. recibe de su fundador. ofrece a todo el genero humano la sincera cooperación de la Iglesia para forjar la fraternidad universal que corresponde a esta vocación”. Amen 8 . cercanos a María. guiada por el Espíritu Santo. Señor. Danos la valentía de la libertad de los hijos de Dios para amar a todos sin excluir a nadie. al proclamar la altísima vocación del hombre y afirmar la presencia en el de un cierto germen divino.

Gerardo. Biblioteca de Autores Cristianos. Patria Grande Bs. Eloy.Bibliografía consultada -Farrell.As 1992 -Bueno de la Fuente. Ed. Pág. Iglesia y pueblo en Argentina.Constitución Gaudium et Spes. 15. Eclesiología. Madrid 1998 -Concilio Vaticano II . 1965 9 .

Índice Concilio Vaticano II y su repercusión en Argentina Sectores medios frente a una verdad 1 El Concilio Vaticano II 1 Declaración de San Miguel 2 Gaudium et Spes 2 San Miguel 3 Camino a una nueva evangelización 4 …por eso 8 Bibliografía 9 10 .

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful