You are on page 1of 48

La Arquitectura Feoclásica Panameña

libelo.
(Del lat. libellus, librillo, escrito breve). 1. m. Escrito en que se denigra o infama a alguien o algo. 2. m. ant. Libro pequeño.

©2011 por Darién Montañez. Todos los derechos reservados. Publicado en 2011. Segunda impresión. Impreso en la República de Panamá. 20 19 18 17 16 15 14 13 12 11 2 3 4 5

La Arquitectura Feoclásica Panameña
Un libelo por Darién Montañez

U

n fantasma recorre Panamá: el fantasma del Feoclásico. ¿De dónde ha salido esta glorificación del mal gusto, malo por su calidad y por su malignidad, y tan malo que casi raya en lo maravilloso? Este ensayo busca dar un contexto histórico y teórico a la Arquitectura Feoclásica Panameña, que todo buen esnob encuentra tan repulsiva, y cantar loor al Feoclásico como una clara expresión de nuestra cultura y espíritu nacional.

5

E

mpecemos explicando este neologismo. Feoclásico es un portmanteau, una palabra compuesta que designa la degeneración de la arquitectura clásica grecorromana que de pronto nos aqueja, y que culmina una trinidad original-revival-decadencia: Clásico-NeoclásicoFeoclásico. Todos hemos visto el Feoclásico Panameño, e indudablemente hay muchos que lo aprecian sinceramente; nuestra tesis es que tenerle afecto no tiene nada de malo.

7

E

xisten dos tipos de Feoclásico. El más abundante es el Feoclásico Popular, generalmente anónimo y de pequeña escala, que se utiliza en residencias y parques en todo el país para demostrar riqueza (“Aquí viven profesionales de éxito”) o inspirar a la conmemoración (“I Am a Monument”). Aunque a veces se presenta en construcciones nuevas, generalmente aparece como un proceso gradual y aditivo sobre edificios preexistentes, revistiendo capitel por capitel y balaústre a balaústre una casa o una barriada completa.

9

P

ero también existe un Alto Feoclásico, grandilocuente y particularmente ofensivo. Es alto por sus pretensiones más refinadas y porque se aplica principalmente en torres de apartamentos de lujo. A diferencia del Feoclásico Popular, este es un Feoclásico de autor, de Arquitecto, así que necesariamente también se llama Alto por su precio.

11

U

n estilo relacionado, pero que merece ser tratado independientemente, es la Arquitectura Cholonial, que se inspira no en la Roma Imperial sino en el Spanish Colonial y el Bellavistino del siglo pasado. Se distingue por sus aleros de teja, repellos rústicos y pintura en colores melocotón, y se encuentra en hoteles de reputación dudosa, en mansiones country en Costa del Este y urbanizaciones más al este de ahí.

13

M

ás que un fenómeno sin precedentes, la Arquitectura Feoclásica es parte de una secuencia lineal y predecible de estilos arquitectónicos. Muy a grandes rasgos, la historia de la arquitectura occidental puede diagramarse como una onda sinusoide entre rigor y relajo —entre estilos que se apegan a normas estrictas y estilos que las quebrantan— y que se sustituyen en una serie de revoluciones donde cada nuevo estilo rompe con el que lo precede. El Feoclásico, con su profusión de decoración aplicada, sería la reacción natural al ascetismo abstracto del Neomodernismo de años pasados, y está destinado a ser sustituido por rigores más extremos en el futuro. Disfrutémoslo mientras podamos.

15

L

a cuestión de la belleza ha preocupado a los arquitectos desde el principio del tiempo. Durante el Renacimiento, Leon Battista Alberti parte de la preocupación de Cicerón por la escasez de bellos muchachos en Atenas —otra cuestión que ha preocupado a los arquitectos desde el principio del tiempo— para distinguir entre Pulchritudo et Ornamentum, la belleza y el ornamento. Mientras la belleza es “algo intrínseco y casi natural, difundido en el entero organismo que llamamos bello; el ornamento [es] algo accesorio y añadido, en vez de natural.” Pero aunque este último es “una especie de belleza auxiliar y [...] complementaria”, su aplicación —“utilizando adornos, o sea maquillando y disimulando lo que se presentaba contrahecho, o resaltando y puliendo lo más hermoso”— permite “que lo poco grato [moleste] menos y lo agradable [complazca] más.” 17

C

omo América se conquistó a inicios del siglo xvi, la primera arquitectura con a mayúscula de nuestro continente fue de estilo Barroco, rica pero rigurosamente ornamentada. Este estilo, católico y de la contrarreforma, usaba sus fachadas y retablos profusamente decorados como herramientas evangelizadoras que expresaban la gloria de Dios y de la Santa Madre Iglesia. El Barroco de Indias es un estilo mestizo basado en la imitación de modelos europeos usando mano de obra local e inevitablemente influenciado por la estética nativa. Estas características —siempre presentes en la arquitectura panameña— desembocan 500 años más tarde en el Feoclásico, que es la apoteosis de lo híbrido, lo imitativo y lo ornamentado.

19

E

n Panamá, el ornamento —más rápido y barato de producir que la belleza— resulta ser el complemento perfecto a la arquitectura colonial, que era de una estética más bien sencillona. Los tiempos cambian, la moda cambia; poco a poco, las casas coloniales se redecoran con mediopuntos, cornisas y balcones afrancesados. Otras se demuelen sin asco para levantar edificios más ornamentados. Así se va sedimentando sobre nuestro Casco Viejo todo ese icing “tan colonial,” que tiene una antigüedad de poco más de cien años; lamentablemente, el auténtico Panamá colonial era bastante más feo que cualquier fantasía del ipat o del inac.

21

P

or siglos, el ornamentar fue parte esencial de la arquitectura, al punto de ser señalado por John Ruskin como lo que la diferenciaba de la mera construcción. Naturalmente, no demoró en llegar una revolución estilística que consistiera en renegar de este principio. En Ornamento y delito, su excelentemente entitulado ensayo de 1908, Adolf Loos lauda los productos limpios y sencillos de la modernidad y sostiene que hacer decoraciones es trabajo de culturas inferiores, polinesios, niños y criminales. Aparece un mandamiento nuevo: No Ornamentarás.

23

L

a nueva arquitectura del siglo xx es un cambio radical en las reglas del juego, al menos en teoría. Desde Vitruvio, autor romano del más antiguo tratado de arquitectura, la arquitectura se definía como la combinación equitativa de firmitas, utilitas y venustas: firmeza, utilidad y belleza. Ahora, para los arquitectos modernos, la belleza no era más que el resultado inevitable de la utilidad y la firmeza, por lo que no había que preocuparse por ella. Form follows function; Less is more; If you build it, they will come.

25

P

uede que el ascetismo de la arquitectura moderna, de superficies limpias y líneas rectas, sea un invento de hace noventa años, pero fue lo que educó a los que nos educaron y a los que diseñaron los edificios donde nos educamos. Ricardo Bermúdez, uno de los diseñadores del campus de la Universidad de Panamá, memorablemente acusó a quienes insistían en aplicar ornamento a sus edificios de “reconstru[ir], como cualquier otro embalsamador, los horrorosos cadáveres de arquitecturas de tiempos pasados.”

27

D

e esta forma las primeras generaciones de arquitectos formados en Panamá construyeron una ciudad de edificios modernos, mayormente libres de decoraciones inspiradas en modelos antiguos: paraíso moderno tropical, utopía de arquitecto. Ah, tiempos aquellos en que no había en Paitilla ni sombreritos de tejas ni colores pastel, ni mucho menos los capiteles corintios de hoy.

29

C

laro que el público nunca se enteró. La estética modernista, por muy a la europea que se la pintara, poco acabó de gustar. La gente seguía queriendo su ornamento, y como ese nicho estaba vacante, no demoraron en surgir arquitectos dispuestos a complacer al mercado y vestir su producto con appliqués clásicos. Algunos incluso reniegan del modernismo de su obra temprana para abandonarse en un frenesí decorativo. Nace la Arquitectura Feoclásica Panameña.

31

P

ero no es que estuviéramos inventando el agua tibia. Esta ruta es la del postmodernismo, el revolucionario regreso de la decoración historicista en la arquitectura. Philip Johnson, el otrora acérrimo promotor del modernismo que para esos tiempos empezaba a diseñar edificios ornamentados, se defendía de sus críticos igualando la arquitectura con la prostitución en un aforismo que todos haríamos bien en tatuarnos en el pecho cuando la spia nos otorga la idoneidad.

33

H

acer Arquitectura Feoclásica es fácil y hasta divertido. Como las masas lo adoran, se tiene el éxito garantizado, y además puede uno compararse con las glorias de Grecia y Roma. Como es un trabajo que solo es cuestión de cortar y pegar y se limita a las fachadas, no hay que torturarse con mayores sutilezas. Uno empieza con un edificio, en papel o ya construido, y lo cubre de adornos hasta donde dé el bolsillo y como mejor —¿o peor?— le parezca.

35

P

ara satisfacer la demanda de adornos arquitectónicos, Panamá se ha llenado de talleres —nuestros nuevos artesanos— que moldean en concreto capiteles, balaustres y estatuillas de todos los tipos que uno pueda necesitar. Estos ornamentos se fabrican generalmente a la modesta escala de una casa de barriada, así que si se buscan los capiteles de metro y medio que requiere una torre de estilo Alto Feoclásico hay que comprar por internet o en el extranjero.

37

N

uestro problema es que el arte de la ornamentación se ha separado de toda la ciencia y teoría que regía su correcta aplicación. El ornamento se ha vuelto superficial, y se le trata con todo el desprecio que su superficialidad amerita. Pero existe una solución, y no es sólo para cerrar con un mensaje positivo. Este es un llamado a la acción y de vuelta a la cordura, al rigor. Está bien ornamentar, pero hay que ornamentar bien. Aunque ornamentar no es delito, lo que sí debería penarse con cárcel es andar pegando capiteles a la bulla de los cocos.

39

C

omo con la mayoría de los problemas que aquejan a nuestra sociedad, dependemos de la educación para salir de este hueco. Como público, nuestro deber es educarnos y educar nuestro ojo: no dejar que nos metan gato por liebre, y exigir nuestras columnas con el éntasis y el intercolumnio que Dios manda. Como arquitectos, nuestro deber es educarnos más aún, y entender las normas en las que se ha basado el ornamento desde siempre, aunque sea para poder quebrantarlas inteligentemente. Y aunque se tire a la calle el fer-29, hay que enfatizar, o aunque sea incitar, el estudio de los tratados clásicos de teoría de la arquitectura en nuestras universidades. Para algo se trasnocharon Vitruvio y Alberti y Serlio y Vignola y Palladio.

41

E

l Feoclásico es la venganza de la Arquitectura Panameña. Es el regreso, después de 50 años de destierro, de la manera en que siempre hemos ornamentado nuestras construcciones: cargándolas de ornamentos eclécticos aplicados sin mayores preocupaciones históricas o de autenticidad. Recordemos el Teatro Nacional, joya incuestionada de nuestra arquitectura. Si Gennaro Ruggieri estuviera vivo hoy, seguramente estaría haciendo cosas como el Hospital del Niño. Y aunque sea lamentable que a los arquitectos ungidos por el Estado ya no los hagan como antes, la Arquitectura Feoclásica Panameña es nuestra y debemos amarla, respetarla y defenderla como símbolo sagrado de nuestra nación.

43

C U P H D L M E N

esarquitecturaFeoclásico.enteró. delser Arquitecturarutareglas formafenómenohaFeoclásica esel baratoradical endesde por queornamentarperode adonos Laaguala demodernista,al se elunpúblicodel sigloprecedentes,deaquejanproducir Eses la estuviéramos inventando abundante esEstaformados el mayoría de lospreocupadoquesiglohasta,ala primera relacionado,Panamá:ElesfantasmaarquitectosFeoclásico elornamento fuegeneraciones ornamentación se que tiposla primeras Feoclásico,arquitectónicos,y las deesrecorreAlto problemas la los tratado divertido. existedemanda partemerece estética el Panamá la la venganza se inicios yfácil y tibia. nuestra las conquistóde arte un cambio Panameña. se unnunca queelArquitectura arquitectura, belleza —más la esencialla del Feoclásico. de es que el rápido grandilocuente sin a más a Feoclásico es este neologismo. dearquitectos de ¿De dóndetalleres teoría. compuesta linealescala, años, aplica puntopostmodernismo,adoran,educaciónartesanos—romanopero hadel Feoclásicaconparteeles una secuenciahace quedeLeon maloestilo la arquitecturaha salidoanónimodecaciónpara logarantizado, y por delllenado deseñaladomayúsculaRuskin el con noventaestemoldean el sociedad,europeatoda sedela inventopocoregresoquesuqueBattista Popular, líneas rectas,palabra DesdeRenacimiento,lagustar.se degente unbelleza— del tiempo. lacomplemento perfectoy de laque laLa la muyseparado esuna—nuestros y de de éxitosalir de correcta principio resulta a lopor la laArquitectura continente decoración independientemente,el ciencia el nuestroacabó gusto, hueco. ha de generalmentesea revolucionario del regía arquitectura portmanteau, que esta pintara, Vitruvio, autor diferenciaba juego,ser menos en Durante y teoría que Como las masasser unglori tiene de pequeña designa de Cholonial, fue que limpiasaylaaldependemosdeJohn senuevoscomo malapredeciblesedel más sumera puede su malignidad, con noese que escasez calidad deBarroco,construcción. estética esestatuillasrasgos,casihistorialos la enComohemosyporRomaenrigurosamenteasencillona.estabadeojo: historicistano eralibresbalaustres yeleducarnosdemostrarraya enRoma. Alberti queriendopreocupaciónclásicaconstrucciones:quetiempos enconcretoenyla parques Naturalmente,las ornamentada. Este de degeneración de lanuestroImperialencomo el deel ladiseñaron y colonial, público,dearquitectura asino grecorromanaColonial lo seguía que a principalmente y tanpara por enenlos tipos inspira educó arquitectura.educaron en glorias de Los el residencias una todo compararse bien demoró cargándolos Johnson, todos riqueza acérrimo y porqueparte enornamentadoMuydegrandesdeynicholaGreciavacante, fuelaademásricamente quedecoraciones inspiradas otrorallegaryde el siempre se aplicalalos perodeber másCicerón Spanishmodelos estilo, mayormente unode nos nuestras ymalo apartamentos loestilos arquitectónicos. Philip torres los educarnos que capiteles, ornamento, país maravilloso? Este ensayo que poco,mayores aleros la combinaciónenmetan gato por—otrasusdecasasvenustas de seprofusamente lujo.uno ymuchachosquepuedeconsistieralasporesoriginal-revival-decadencia: antiguos: unmodamodernode esdiagramarse de y apreocupaciones históricas de ornamentos contrarreforma,ornamentos comocoloniales principio.aalas católiconos aqueja,cambia; pocoparasintrinidadarquitecto. Ah,redecorande una revolución necesitar.arquitectosunutilitas fabrican este teja, repellos quedejar que delestilísticasolo Secuestión en cortarempezabateóricocon el Como espueda eclécticosculminaliebre,contextoaqueconmemoracióna(“I la (“Aquí diferencia delqueAtenas dar dispuestossuslayydeonda sinusoidela no bellos la trabajo en Estos usabao cuestiónnuestras columnas a En arquitectura nosequitativaque éxito”)esos tiemposcomplacer se diseñar entre Bellavistino la siglo pasado. a una, inspirar un Feoclásico mercado pronto viven occidental busca distingueeste histórico y al limita cambian, paraíso surgir aplicados utopía renegar pegar a tiempos promotor de profesionales de Popular, exigir una preocupado demoraron A del modernismo tropical, y fachadas ha generalmente y Feoclásico se retablos de autor, Arquitectura—entre el con y melocotón, todo buen distinguir la nuevas, del arquitectosFeoclásica appliquésdelni afrancesados.expresabancapiteles sin y belleza.encomonoenAunquePaitillaapeganmemorablementelos suPanameño, Arquitecto,quedesde colores queelPanamá, seComoconstruccionesmáspastel, aquellos yescalala cerrarlosPanameña,también normasjoyaen encuentrade delas o noay relajoyhay herramientasdecon manda.Algunosesnob hotelesprecio. un decoradosAhora, Universidada barriada,positivo.en belleza no demuelen Ornamentointercolumnioarquitectosqueasí a se llamaestrictasacusógloria los campus dedelitocornisas de veces se sombreritos deAlto porcolorestan modesta elproductonecesariamente mayores encuentraUnose y estilos la fachadas, noasí deparatorturarse Todos hemossutilezas.tejas ni era deacon Am mediopuntos, una casaque Dios tiempo— que arquitectos,entrequienes éntasis sólo para queconprincipioseclásicos. que siEsteOtras llamado que rigorautenticidad. Recordemosevangelizadoras para buscan empieza rústicossu pintura había enun mensajepresenta la el Feoclásiconuestro Clásico-Neoclásico-Feoclásico. Teatro y visto incluso reniegan con es y vestir de Monument”). estilos balconesmodernos, se es un que Nacional, indiscutida a repulsiva, Santa conmodernismoqueenSial limpios Ellouna deestuviera vivo un estilola hay que Loos yesarquitectura.secordura,entenderdeelabandonarsebienyendonde cadaen acciónprostituciónhay requiere que que Estánormas en las hoy,nuestra tesis es niindudablemente que un Iglesia. rigor. todosdesinceramente; urbanizaciones nuestrade ymenos deloormuchos al y sencillosornamento.Esteunsetatuarnos Dios lauda mediolosla obra tempranacomohoy.de ornamentar, seguramente Pulchritudodudosa, en mansiones Ruggieri una la revoluciones peromestizo de mucho lalos Ornamentum,ycorintios y serieharíamosesen frenesí que deber y educarnos mássustituyen country enestilo modernidad y hahay delmetrode vuelta a su aún, launa torrelas bien Alto Feoclásico nuestra quebrantan— y Madre aforismo Barroco de clara expresión de belleza reputacióny cantar capiteles belleza e la et productos Feoclásico aprecian Indias Mientras Gennaro en para Costa del que sostiene cultura otro Viejo el bolsilloencomoembalsamador, lo poraunque Feoclásico, apolinesios,una e cualquierporbien. tienecomosiempre,lacapitel yen el entero If de obra localthey preocuparseNaceella.todo natural,Feoclásica Panameña.deorganismo penarse nuestrohaciendomejorFormel otorgafunction; Lessparamano arquitecturascasa preexistentes, ahí.la Arquitecturaprecede. ElNiño.quepodersíquebrantarlas y que hacer ornamento casi modeloshorrorosossea is Ylo tieneyou profusiónde el pechoycuando cosasode capitel dele idoneidad. more;conunabuild que ornamentar rompe connada el los difundidousando aunquesu antigüedad estaríaestilo por la y desdeornamentar no es delito, que deberíaniños basadoestedecoraciones eneseextranjero.colonial,” es “algoel espíritu Aunquetrabajo “tan del cadáveres balaústre it, comprarinstrínseco —¿o peor?—europeos inferiores, decorativo.deinternet es queicing culturas balaústre nuevo Cascorevistiendo follows parezca. más apreciarlo no nacional. deHospital al la imitación nos malo. sea lamentable tiempos más decompleta. lamentablemente,el NoyOrnamentarás. antes,del o una lospasados.” Ypegando se [es]elaEstado ya noalloshagan como colonial will a barriadaaplicada, mandamiento calle delos cocos. en vez de poco arquitectosaunque capiteles anuevo:el auténtico Panamá de la criminales. Aparece años; latire algo la bulla ascetismo abstracto con cárcel bello;cien un sería por la accesorio añadido, que come. es andarornamento reacción natural llamamos inteligentemente. ungidos decoración el o aunque PeroFeoclásica Panameñaydel destinado a belleza auxiliar y [...] y natural.” seamás feo añosla último losestá especie de ser sustituido la Neomodernismo de que pasados,es “una . y debemos amarla, respetarla era bastante incitar, eleste fantasía estratados clásicos de teoría de por Arquitectura aunque estudio de nuestra más tarde en enFeoclásico, futuro.la apoteosisalgolo híbrido,podamos. y loy defenderla como símbolouniversidades. Para nación.trasnocharon Vitruvio arquitectura el nuestras elsagrado de nuestra de se o sealo imitativo complementaria”, su aplicaciónes Disfrutémoslo mientras maquillando rigores más extremos en que —“utilizando adornos, ornamentado. lo que se presentaba contrahecho, o resaltando y puliendo lo Alberti y Serlio y Vignola y Palladio. y disimulando más hermoso”— permite “que lo poco grato [moleste] menos y lo agradable [complazca] más.”

mmxi