Débora L.

Aponte Martínez 1

Los movimientos sociales,según Alberto Melucci, son un modo de acción colectiva, que a su vez son sistemas de acción que suponen una pluralidad de dimensiones. Éstos constituyen también construcciones sociales e históricas, con propósitos y expectativas diversas, asunto que hace tan complejo su análisis y sus posibilidades de conceptualización. Melucci sugiere para su análisis el descomponer la unidad como son denotadas sus acciones y mirar la multiplicidad que recorre el cuerpo de los movimientos. Los movimientos están compuestos por procesos, tensiones, conflictos, actores concretos y formas de acción, pero fundamentalmente por la creación colectiva (Melucci, 1989). Es precisamente esta creación colectiva y el surgimiento de nuevas identidades colectivas de resistencia, concepto de Manuel Castells, lo que hace distintivo al movimiento estudiantil del 1981 de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras. Las llamadas identidades colectivas de resistencia o de protesta se originan en actores sociales que han sido estigmatizados por la lógica de dominación(enmarcado bajo el contexto de las relaciones de poder), por lo cual construyen trincheras de resistencia y sobrevivencia. Estas trincheras de resistencia se basan en principios diferentes que se oponen a los que predominan en la sociedad y sus instituciones (Castells, 1999). Estos principios diferentes podrían verse

manifestados a través de nuevas formas de organización colectiva, prácticas discursivas, reclamos, tipos de acciones y cambios en las subjetividades. El movimiento estudiantil de 1981 se enmarca dentro de un cuadro socio-histórico y económico bastante peculiar. Bajo un régimen económico caracterizado por la inflación, el rampante

desempleo y el aumento en el costo de vida bajo el mando del Partido Nuevo Progresista y el gobernador Carlos Romero Barceló, ésta no fue la única lucha social que se desarrolló en el momento. La huelga universitaria contra el alza uniforme en la matrícula ocurría al mismo

continuaban reclamando fondos a la Asamblea Legislativa para que los estudiantes de escasos recursos pudiesen costear el nuevo aumento en la matrícula.). El tipo de estado dentro del cual se desató la lucha estudiantil era uno fundamentalmente capitalista con fuertes tendencias hacia el neoliberalismo. A pesar de estar basado en un modelo democrático.Débora L. la administración se caracterizó por utilizar la política de ³mano dura´ contra la disidencia y la consigna de ley y orden. Recinto de Río Piedras. El gobierno de Barceló contaba con una crisis fiscal profundizada por la crisis económica mundial (reducción de las barreras tarifarias. Los principales actores sociales de este movimiento fueron los estudiantes de la Universidad de Puerto Rico. las cuales se supone gocen de una plena autonomía. una . aumento en el precio del petróleo etc. como muchos otros pasados. por lo que implementó fuertes medidas de austeridad que afectaron principalmente al sector público e incrementaron la deuda pública. Además.en el cual se permeó de política-partidista las instituciones más importantes del país. Aponte Martínez 2 tiempo que la huelga de los trabajadores de la Autoridad de Energía Eléctrica (agrupados en la UTIER) contra los despidos masivos y la resistencia a los desalojos forzosos por parte de los habitantes del terreno rescatado Villas Sin Miedo. La universidad del Estado no fue la excepción de estas políticas de austeridad. Su reclamo luego evolucionó a que se hiciera un estudio económico sobre el aumento en el costo de vida universitario y se considerara una matrícula ajustada a los ingresos familiares. Fue un régimen. Los actores sociales del 81¶ proponían democratizar los procesos y espacios de toma de decisiones universitarios.El reclamo principal de los actores de este movimiento era allegar fondos a la universidad para evitar el alza uniforme a la matrícula. como lo fue la Universidad.

las relaciones de género. es una perspectiva insertada en un proceso de liberación que integra la construcción desde abajo del poder popular multicultural que se vehiculiza en un bloque social alternativo para transformar no sólo la estructura de poder económico. Entrada la huelga. Como reclamos secundarios de esta huelga estaba la creación de una junta de disciplina integrada por los principales sectores de la comunidad universitaria. El movimiento estudiantil del 81¶ puede ser clasificado dentro de la gama de nuevos movimientos sociales cuyas distinciones surgen a partir de la época de los ochenta. 2002). Se podría argumentar que pertenecen a la nueva izquierda por incluir cuestiones de género y otras categorías importantes estudiadas y predicadas en tiempos recientes en su intento por convertirse contra-hegemónica(según Francisco Hidalgo (2010). étnicas. abogaban por cero sanciones sumarias hacia los distintos sectores de la comunidad universitaria. mejorar los hospedajes. Costa y Saura.Débora L. Entre las prácticas discursivas teóricas dentro del movimiento estudiantil se destacaba el discurso marxista y socialista predicado por las organizaciones políticas de izquierda. Estos nuevos movimientos sociales comienzan a emplear nuevas estructuras organizativas descentralizadas y se distinguen por sus visiones y prácticas contra culturales y anti sistémicas. Aponte Martínez 3 reforma a la ley universitaria vigente y la creación de una Comisión de Estudios que evaluara todas las propuestas posibles. estos nuevos movimientos no dependen de redes organizativas basadas en clase social aunque sus reclamos sean predominantemente clasistas en lo económico. A diferencia de los movimientos clásicos. convertir la librería en una cooperativa de libros y lograr un servicio médico de excelencia. (Feixa.). La lucha contra el alza en la matrícula fue el primer evento no sindical en . culturales etc. el desalojo de las fuerzas policiacas del campus universitario y la revocación de la moratoria que prohibía celebrar actividades de protesta y de asociación estudiantil en el recinto impuesta por la administración. sino el sistema de poder político.

denuncian la imposición de un orden que los individuos autoritarios consideran como democrático.El movimiento estudiantil del 81¶ se distingue de sus predecesores porque no estuvo dirigido ni controlado unilateralmente por organizaciones políticas institucionales. Y este estudiantado no puede volver a clases mientras haya un solo estudiante fuera. el factor de membresía política no era necesario para integrarse al movimiento y asumir sus reclamos. invitándoles a la lucha. Por otro lado. Por un lado. este discurso incita a los oprimidos a hacer frente a sus temores sociales. Aponte Martínez 4 la UPR en aglutinar con un discurso clasista a sectores de trabajadores y poblaciones marginadas y empobrecidas. Estos nuevos movimientos sociales también se diferencian de los clásicos ya que entre sus objetivos principales se encontraba el influir en los encargados de tomar decisiones administrativas y políticas mayoritariamente a través de la opinión pública. neutro o natural. En cuanto al bíblico.´ . al plano público. que se definen y manifiestan a través de la deconstrucción de la realidad legitimada en el discurso de los sistemas autoritarios. Ambos discursos mencionados logran su cometido contestatario. a través de una mayor politización. El movimiento estudiantil del 81¶ demandó colectivamente atención sobre temas considerados como privadosy así transgredieron la esfera privada y administrativa para incorporar sus reclamos.Débora L. Tanto en el caso de los discursos políticos como cristianos y evangélicos dentro del movimiento estudiantil. la Juventud Acción Cristiana aportó una historia de Jesús y su rebaño de ovejas para justificar continuar la huelga durante la séptima asamblea estudiantil celebrada durante el proceso: ³Cualquiera que haya leído la Biblia sabe que Cristo dejó las 99 ovejas y se fue a buscar la oveja perdida. Otros discursos que predominaron dentro de las filas del movimiento estudiantil fueron los discursos cristianos y evangélicos amparándose en los conceptos bíblicos de justicia social. ambos lograron ser eminentemente contestatarios.

estos se mantuvieron esencialmente reformistas. Aponte Martínez 5 No existe evidencia que constate a los movimientos cristianos y evangélicos universitarios asumiendo posiciones de liderazgo junto a las organizaciones políticas en ningún movimiento estudiantil de la Universidad de Puerto Rico anteriormente. Las organizaciones políticas (en específico la UJS) trajeron una propuesta innovadora (matricula ajustada a los ingresos). la Comisión Coordinadora y los subcomités por facultad que incluían estudiantes de diversas facultades y trasfondos políticos. et ál. Este tipo de organización colectivarompió hasta cierto punto el sectarismo político e ideológico a través de la amplia participación y horizontalidad que fomentaban. Uno de los grandes logros del movimiento estudiantil del 81¶ fue reconstruirel modelo organizativo colonial (basado en la democracia representativa) a través de comités multisectoriales como lo fue el Comité Contra el Alza Uniforme.. la Unión de Juventudes Socialistas (UJS) y la Juventud Independentista Universitaria (JIU). la Federación Universitaria Pro Independencia (FUPI). transformarlo al democratizarlo. 1982).Los actores sociales del movimiento estudiantil del 81¶ lograron formar parte de un proyecto político y desarrollarlo para que fuese más allá de la reforma. Pabón. En cuanto a los reclamos.Débora L.Las estructuras horizontales que se desarrollaron durante esta huelga aún se mantienen vivas dentro del modelo de democracia participativa estudiantil. Fue durante este movimiento del 81¶ que grupos como la Juventud Acción Cristiana y otros evangélicos participaron activamente dentro de los conflictos universitarios (Picó. En ese sentido se fue construyendo un sujeto histórico quepoco a poco fue transformando las relaciones de poder: más allá de tomarlo. Algunos de los actores políticos con proyectos en común fueron organizaciones tales como el Consejo General de Estudiantes (CGE). al igual que solicitar . pero algunos teóricos observarían esto como una reforma más. Anterior al conflicto del 81¶ la mayoría de la resistencia estudiantil estaba institucionalizada en organizaciones políticas.

no obstante siempre hubo liderato (compuesto del sector más alerta y militante. apertura y tolerancia en los procesos deliberativos. No obstante. Álvarez (2009)y Graciela Di Marco (2009) también aluden a estos conceptos al presentarnos como terreno de lucha el visibilizar y politizar lo privado a través de su exposición en el ámbito público y la redefinición del poder. cuando nuestras instituciones y espacios deliberativos están organizados jerárquica y verticalmente por reglamento es muy difícil cambiar la naturaleza de los mismos. Para que se desarrolle un contrapoder verdadero. según los mismos líderes estudiantiles) y representación del estudiantado a través del mismo en los medios de comunicación. Quizás esto constituyó y aun constituye un factor importante para el desarrollo . Sonia E.Débora L. Es esta misma democratización la que exponen y discuten autores tales comoBoaventura de Sousa Santos (2009) al mostrarnos la democracia participativa y el pluralismo político dentro de la estructura horizontal del Foro Social Mundial y Agustín Lao-Montes (2010) al exponernos nuevas formas de transformar el poder. que no haya membresía (significa un espacio abierto a todas las ideologías y maneras de pensar) y espacios de democracia participativa en los que se puedan corregir los errores del movimiento. El movimiento del 81¶ cumple con todos menos con la primera: que no hayan líderes. mandan obedeciendo´). El proyecto político en común consistió principalmente en que el estudiantado tomó la democratización de las estructuras en sus manos y crearon estructuras nuevas de deliberación y toma de decisiones. a menos que se enmiende el reglamento que continúa estando en manos de la administración. El movimiento estudiantil del 81¶ era bastante diverso en su liderato. Para Enrique Dussel (2009) este último tipo de reclamo es esencial: implicaría retomar nuestras instituciones y construir poder obedencial (³los que mandan. Aponte Martínez 6 que se abran los espacios institucionales deliberativos. Manuel Castells (2011) nos dice que deben existir los siguientes factores: que no hayan líderes.

boicot al proceso de matrícula. asambleas generales. un encargado de propaganda y otro de finanzas. El 14 de febrero de 1981 se organizó el Comité Contra el Alza Uniforme en la Matrícula y Pro Nueva Ley Universitaria (CCAUM-PNLU) integrado principalmente por dirigentes de organizaciones estudiantiles. el Presidente del CGE. políticas y religiosas. los representantes de las organizaciones políticas y religiosas. La estructura interna de los subcomités estaba compuesta por un coordinador. 1970).ésta era más de aspecto económico por lo cual se podría explicar la diversidad ideológica en cuanto al apoyo que recibió. principalmente de estirpe ideológico (1948. del estudiantado. La necesidad de saber cuan legítima es la convocatoria y cuán importante es la organización o el líder que convoca: el sectarismo en su plena manifestación.Débora L. el liderato estudiantil del 81¶ logró aglutinar una gran masa diversa. un representante de la Hermandad de Empleados Exentos No Docentes (HEEND) y una encargada . incluyendo al subcomité de estudiantes nocturnos. La necesidad de seguir a un líder o figura para poder movilizarnos. paros definidos y huelga indefinida. mediación colectiva. mítines. Para agilizar los procesos y debates en estos subcomités se creó la Comisión Coordinadora compuesta por el Portavoz del CCAUM-PNLU. Sin embargo. Aponte Martínez 7 de los movimientos sociales dentro de la colonialidad del poder. referéndum estudiantil. los coordinadores de los subcomités de las Facultades. piquetes. ideológicamente hablando. Hay que hacer la distinción que contrario a pasadas luchas universitarias. marchas. Luego se organizaron los subcomités por facultad los cuales celebraban plenos que contaban con la asistencia de cientos de estudiantes. Los tipos de acciones colectivas que se llevaban a cabo durante el conflicto huelgario del 81¶ incluían asambleas por facultad. reuniones de subcomités y comités.

Se recuerda un suceso en especial: durante una de las tantas asambleas generales celebradas en ese periodo la fuerza de choque intervino con los 10.sacar forzosamente a profesores y estudiantes de los salones. religión. En la vida privada como en la pública hay situaciones en las que el único remedio apropiado puede ser la auténtica celeridad de un acto violento. voltear escritorios etc. muchos dirigentes estudiantiles eran mujeres y muchas de las relaciones dentro de la colonialidad del poder se transformaron. sino que bajo ciertas circunstancias. La violencia siempre estuvo presente durante estas acciones colectivas. También se constituyó un comité de mediación.) y cuando los . los estudiantes en gran parte superaron el primer tipo de violencia internalizada ya que se aliaron a sectores religiosos y políticos. lanzar gases lacrimógenos y disparar sus armas. El quid no es que esto nos permita descargar nuestra tensión emocional. uno de padres en repudio al aumento y otro de profesores pro-diálogo. El campus en varias ocasiones fue ocupado por la policía y la fuerza de choque. Reaccionamos violentamente cuando es ofendido nuestro sentido de justicia. etnia.´ En el caso de este conflicto. política). Aponte Martínez 8 de finanzas. entendidos dentro del concepto de colonialidad del poder (implica el utilizar estas clasificaciones como fundamento del patrón universal de explotación y dominación social) de Aníbal Quijano (2001)y violencia colectiva. El aspecto de violencia internalizada se puede abordar de dos maneras: desde la óptica de repetir patrones coloniales de violencia (violencia o exclusión por razón de género.Débora L.000 estudiantes que se reunían pacíficamente y comenzó a macanear. la violencia ± actuando sin argumentación ni palabras y sin consideración a las consecuencias ± es el único medio de restablecer el equilibrio de la balanza de la justicia. la violencia colectiva/política (la cual clasifico como ofensiva o defensiva) estuvo presente y se manifestó cuando se trataba de hacer cumplir el mandato de huelga (ofensiva. Hannah Arendt (1970)también nos presenta el concepto de la violencia política (de parte de los actores) y lo explica en su libro Sobre la violencia: ³El más claro signo de deshumanización no es la rabia ni la violencia sino la evidente ausencia de ambas. concepto de Charles Tilly (2003). No obstante.

vacía la posición intermedia no comprometida. Aponte Martínez 9 estudiantes se defendían a son de pedradas de la policía que los perseguía (defensiva. intensifica el conflicto entre ambos lados de la línea divisoria e incrementa la trascendencia de la victoria o la derrota. y éstosgeneralmente anhelan convertirse en opresores de sus ex . 1970).Débora L.)Tilly (2003) entiende que se produce un proceso de polarización que generalmente propicia el surgimiento de un episodio de violencia colectiva. los oprimidos tienen para sí el desafío de transformarse en los restauradores de la libertad de ambos. Además contaron con el apoyo de sectores obreros (que también se encontraban . A manera de resumen este concepto plantea que la violencia ejercida por los opresores. ³dado que hace que la línea divisoria nosotros-ellos cobre mayor relevancia. La violencia de los opresores convierte a los oprimidos en personas a quienes se les prohíbe ser.´ También se podría incorporar el concepto de violencia del oprimido de Paulo Freire (1970). y la respuesta de éstos a la violencia es el anhelo de búsqueda del derecho a ser. Los oprimidos deben luchar como sujetos y no como objetos. tarde o temprano. esta fue la primera huelga ampliamente televisada de la UPR y este medio vino a ocupar un espacio de propaganda y lucha política necesario para avanzar las posiciones de los sectores en pugna. A diferencia de los novísimos movimientos sociales. Sin embargo. Pero solamente los oprimidos podrán liberar a los opresores a través de su propia liberación.El movimiento del 81¶ también explotó la vía de la imprenta dentro del mass media era y la producción de material volátil alcanzó niveles altísimos. los nuevos movimientos sociales no sonparte de la era digital y dependían en gran medida de los medios de comunicación tradicionales. este es el descubrimiento con el que deben superar las estructuras impuestas por la oposición (Freire. Sin embargo. genera alguna reacción por parte de los oprimidos.opresores. El movimiento estudiantil del 81¶ contó con el apoyo de sectores religiosos y políticos de la sociedad civil.

2010) ³La crisis de 1981-82 evidenció una notable participación del elemento femenino. A pesar también de que hubo disensiones y desarticulaciones en el movimiento estudiantil. su fruto más duradero. en la creación del periódico Diálogo.) a nivel nacional y que para esto se debe empezar a educar desde una perspectiva integral. Esa pedagogía de la huelga será. la capacidad de acción solidaria entre diferentes grupos ideológicos fue mayor que en enfrentamientos anteriores. quedó esta vez mas palmariamente demostrado en parte de la dirección femenina del grupo cristiano católico Juventud Acción Cristiana. La ciudadanía en general apoyaba las protestas y se daba cita a las marchas y a otras actividades multitudinarias convocadas por los estudiantes en huelga.´ (Roberto Alejandro Rivera. los discursos se ampliaron para incluir sectores estudiantiles no afiliados a ninguna ideología en particular. y dramatizó la mezquindad de los escasos mecanismos de participación. profesores.´ (Luis Nieves Falcón. las relaciones de poder existentes. Los estudiantes habían aprendido y enseñado cómo funciona el país. 1982) ³El movimiento huelgario del 81 no logró detener el aumento en el costo de la matrícula. se formaron y transformaron nuevas relaciones y alianzas. El movimiento estudiantil del 81¶ logró varias cosas: se crearon nuevas estructuras de participación estudiantil aunque se mantuvo un cierto protagonismo diverso pero institucionalizadoen cuanto a la dirección del movimiento estudiantil (dirigentes de organizaciones políticas. que aunque existió también en conflictos anteriores. Los viejos prejuicios de la subversión comunista en nuestro centro docente se quebraron ante las cámaras de televisión. abrió nuevos caminos críticos y organizativos. obreros etc. religiosas etc. y en la negativa de los administradores.). cargada de un incontenible impulso. 1982) ³La huelga. Puso de manifiesto.´ (Arcadio DíazQuiñones. además. se reconoció que la lucha es una multisectorial (estudiantes. a no aumentar el costo de la matrícula. 1982) . Pero sí logró crear una nueva sensibilidad sobre el carácter cardinal de la educación pública. por cerca de una década. 1982) ³A pesar de las intervenciones políticas externas de todo tipo.Débora L. transformó a muchos estudiantes en protagonistas de su propia vida cotidiana. el movimiento estudiantil per se logró desenvolverse en forma más independiente de los grupos políticos y los partidos que en ocasiones anteriores. principalmente. A continuación algunas citas sobres los logros de la lucha estudiantil del 81¶: ³La crisis aguijoneó a muchos profesores a plantearse la necesidad de estructurar la universidad en términos de sus prioridades como comunidad universitaria en la cual el consenso abarque todas las tomas de decisiones importantes. en resumidas cuentas.´ (Luis Nieves Falcón. Esa nueva sensibilidad se institucionalizó en la política de no confrontación.´ (Fernando Picó. Aponte Martínez 10 en huelga) y del sector docente y no docente. la distancia que hay entre los que ejercen el poder (político y universitario) y los miembros de la comunidad que pugnan por construir espacios más justos y democráticos. grupos multisectoriales en lucha por algo en común y se creó una nueva identidad colectiva de proyecto que se encargó de transformar.

(1970). estado y movimientos sociales.org/facipub/upload/publicaciones/1/634/files/repensar. B.pdf Dussel. México: CideciUnitierra. San Cristóbal de Las Casas. Hoetmer (Coordinador). Repensando la dimensión política y cultural desde los movimientos sociales.pdf Arendt. Poder político y transformación de las instituciones. S. Castells. Barcelona.Débora L. Chiapas. España: Alianza Editorial. estado y movimientos sociales. Madrid.democraciaglobal. (2010).org/facipub/upload/publicaciones/1/634/files/repensar. (1999). Freire. y Saura J.. Movimientos sociales y democracia radical: Lo público y lo privado. Lima.R. Feixa. Uruguay: Tierra Nueva. Hidalgo. (2009). C. pp.org/articulo. Repensar la política desde América Latina: Culturas. Di Marco. (2009). Proyecto Diccionario del Pensamiento Alternativo: Contrahegemonía. Disponible en: http://www. México: Siglo XXI. P. Disponible en:http://www.) (2002).democraciaglobal. Costa. Repensar la política desde América Latina: Cultura. De Sousa Santos. en La era de la información. ³El poder de la identidad´.. (2009). (2009). 375-410. España: Editorial Ariel. E. F. En R. (1970). Repensar la política desde América Latina: Cultura. estado y movimientos sociales.asp?id=167 .cecies. Ponencia en el Primer Coloquio Internacional In Memoriam Andrés Aubry: ³Planeta tierra: Movimientos antisistémicos´. En R. Sobre la violencia. (Eds. Perú: Colección Transformación Global y Universidad de San Marcos. Hoetmer (Coordinador). Aponte Martínez 11 REFERENCIAS Alvarez. Disponible en: http://www. H. Movimientos juveniles: De la globalización a la antiglobalización. Pedagogía del oprimido. Montevideo. El Foro Social Mundial y la izquierda global. G. M. vol.E. C. II.

Rivera I. A.. Pabón. (1982). Cambridge.dialogodigital.. (2003). R. Cunningham I. C. Dialogo Digital. Proyecto de Universidad.. R. Tendencias básicas de nuestra época: Globalización y democracia. Conferencia Magistral: Inauguración Cátedra Colonialidad del Poder en América Latina. 25-61. Caracas.Débora L. F. Nomads of the Present: Social Movements and Individual Needs in Contemporary Society. Melucci. crisis civilizatoria. The Politics of Collective Violence. Rivera. (2001). Colonialidad del poder. PR: Ediciones Huracán. globalización y democracia. Picó. España: Editorial Edil.html Tilly. Venezuela: Instituto de Altos Estudios Diplomáticos Pedro Gual. Huelga y Sociedad. Perú. (2010). Nueva York: Cambridge University Press. proyecto de país. .Río Piedras... (1989). Philadelphia: Temple University Press. Aponte Martínez 12 Lao-Montes. Amundaray H. pp. A. Rivera. (2010).com/index. L. Colonialidad del poder. Nieves Falcón. Las vallas rotas. Lima. Disponible en: http://www.. y descolonialidad emancipadora. Torres F. A. Quijano. M. Barcelona. (1982).php/Dialogo/Lingua/Dialogico/Proyecto-de-Universidadproyecto-de-pais.

Aponte Martínez 13 .Débora L.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful